P. 1
Los signos de puntuación

Los signos de puntuación

|Views: 3|Likes:
Publicado porOrlando456

More info:

Published by: Orlando456 on Apr 23, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/28/2015

pdf

text

original

Los signos de puntuación ¿Qué son los signos de puntuación?

Los signos de puntuación son herramientas específicamente creadas para ayudar a los lectores a comprender el significado de los textos. En los inicios de la escritura alfabética los textos eran muy diferentes de los actuales; estaban compuestos por letras que formaban una aglomeración consecutiva y compacta, en la cual no había ninguna puntuación. Esto hacía tan difícil su lectura que era indispensable leerlos en voz alta, para ir demarcando con el tono de la voz las palabras y las frases. Fueron necesarios por lo menos quince siglos para que se produjera la separación gradual de las letras de los textos en palabras y frases. En los comienzos de la Edad Media se adoptó la costumbre de poner las frases en líneas separadas; luego aparecieron la coma y el punto; posteriormente se adoptaron las mayúsculas iníciales, los paréntesis, la separación entre párrafos, hasta llegar a la diversidad de signos que tenemos hoy. Este desarrollo de la puntuación hizo posible la aparición de la lectura silenciosa a la que ahora estamos habituados. La historia de la escritura en Occidente subraya un hecho clave: el lector es quien se beneficia del buen uso de los signos de puntuación. Cuando un autor, al escribir un texto, cuida la puntuación, no lo hace por un vano alarde de erudición sino porque tiene interés en que sus lectores entiendan lo que dice. El mal uso de la puntuación indica, por contraste, que posiblemente el autor no tiene claro lo que quiere decir. ¿Qué función cumplen los signos de puntuación? La escritura es una forma de comunicación que implica una construcción lineal; dado que es imposible escribirlo todo al mismo tiempo, es necesario separar las ideas, jerarquizarlas y ponerlas en orden. En esta labor, los signos de puntuación sirven para: Estructurar el texto Delimitar las frases y los párrafos Hacer énfasis en las ideas principales Ordenar las ideas secundarias Eliminar ambigüedades Una buena puntuación asegura la adecuada articulación de las unidades de significado que integran una frase o un párrafo. Por eso los signos de puntuación requieren un empleo muy preciso; si se ponen en el lugar equivocado, las palabras y las frases dejan de decir lo que el autor quería decir. Cuanto más resalten los signos la estructuración del contenido (tema central, subtema, idea, detalle), tanto más coherente y preciso se hace el texto. La puntuación varía según el estilo de escritura; sin embargo, las diferencias de estilo que se puedan presentar no eximen a nadie de cumplir con ciertas normas mínimas y

de evitar errores generalmente considerados como inaceptables. De ahí la importancia de conocer y aplicar las normas básicas de la puntuación. Los signos de puntuación son: Coma (,), punto y coma (; ), punto final (.), puntos suspensivos (...), exclamación (¡!), interrogación (¿?), diéresis o crema (¨), comillas ("), guión (-), raya (–), dos rayas (=). Las comas, los puntos y los paréntesis indican pausas, más o menos breves, que sirven en la lectura para entender el sentido de las frases. La interrogación y la admiración denotan lo que se expresa en sus nombres. La admiración puede expresar también una queja o énfasis, insistencia o empeño. La diéresis sirve en algunos casos para señalar que la u tiene sonido. También en la poesía, se puede usar para deshacer el diptongo, poniéndola sobre la primera vocal y dando así la palabra una sílaba más. Las comillas llamadas inglesas, se emplean al principio y al final de una palabra, frase o párrafo, como cita para darle énfasis. El guión sirve para unir o separar elementos, sílabas, palabras compuestas circunstancialmente o para indicar una palabra terminada en el renglón siguiente. Reglas para el uso de la coma:

1.- Se debe emplear coma cuando se trata de enumeraciones, para separar elementos análogos: ya sean sustantivos, adjetivos, pronombres, etc. Ayer repartieron juguetes, golosinas y refrescos (Sustantivos) Aquel joven es trabajador, honrado y valiente (Adjetivos) Él, tú y nosotros somos señalados (pronombres) 2.- Cuando el nombre están en vocablo, o sea cuando indica llamada, aviso o invocación, llevará una coma detrás de sí, en caso de ir al comienzo de la oración Padre, escúchame por favor. Si el vocablo va en medio irá entre dos comas. Te recomiendo, María, que no salgar con esta lluvia.

3.- Se usará coma para separar diversas partes de una cláusula, independientes entre sí aunque algún caso deba preceder a una conjunción. Si haces lo que te digo, te sentirás mejor de salud, y no necesitarás consultar al médico.

4.-La coma se usará también detrás de las expresiones: Por supuesto, de antemano, no obstante, por consiguiente, sin embargo y otras semejantes. Ejemplo: No obstante, si no lo quieres decir, estás en tu derecho.[/b]

5.- En frases que se intercalan con un fin aclaratorio, o como aplicación de lo explicado. Elena, como era muy intrépida, no se amedrentó ante el peligro.

6.-Cuando se interviene el orden normal de las oraciones de la cláusula, debe ponerse una coma al final de la parte que se anticipa. No hay problema en trabajar, si son buenas las condiciones y retribución.

7.-Cuando se emplea la conjunción "pues" en función de continuidad. Vayamos, pues, al meollo de la cuestión.

8.- El empleo de la coma es muy importante para desvirtuar el sentido de las frases. No es lo mismo decir: Quien se duerme, poco aprovecha... Que: Quien se duerme poco, aprovecha.

Reglas para el uso del punto y coma:

Este signo indica una pausa más prolongada que la coma. 1.- Se pondrá punto y coma para señalar el final de oraciones que vayan seguidas de otras, y que entre ambas haya un enlace perfecto. Así como lo he explicado; terminé ese día, los viajeros se fueron a dormir. 2.-El punto y coma también se usará para separar oraciones de los periodos muy largos que ya contienen comas. A pesar de haber tratado extensamente este asunto, no tengo ningún inconveniente en volver a insistir sobre el mismo tema; por consiguiente, retiraré mis razonamientos anteriores. 3.-En todo período extenso se puede poner punto y coma antes de las conjunciones adversativas más, pero, aunque, etc. Él estudio bastante todas sus lecciones, las repasó con detención; pero no obtuvo el éxito deseado en el examen. O para marcar un mayor contraste o separación de ellas.

Estuve en su casa; aunque me habían dicho que no encontraría a nadie. 4.-También se separan con punto y coma los elementos compuestos de una serie: Puede mirar hacia el pasado sin sentir miedo; sin verme acosado por los errores cometidos; con cierta nostalgia y melancolía. 5.-Las oraciones yuxtapuestas se separan con punto y coma: Yo venía hacia la casa; él partía hacia su trabajo. Nosotros mirábamos el campo; ellos descansaban. Es importante fijar la atención en la diferencia de la extensión de la pausa de la coma y del punto y coma; porque eso nos dará la tónica e la correcta puntuación. Ellos decidieron su destino; nosotros, no. Reglas para el uso de los dos puntos:

Los dos puntos son el signo que indica una pausa y procede, por lo general, a enumeraciones y aclaraciones. 1.- Al citar frases precisas que han pronunciado una persona, la primera palabra debe empezar con mayúscula, y además de ir precedida por dos puntos. Entonces su madre le dijo: Llora como mujer la pérdida de lo que no has sabido defender como hombre. 2.-Se emplean los dos puntos después de la fórmula de saludo inicial de una carta. Muy querida amiga: te ruego... 3.-Van precedidas de los dos puntos todas las oraciones que sirven de explicación a una proposición general. Es de gran valor de Pedro: ni las amenazas de sus amigos, ni la inminencia del peligro son capaces de influir en su esforzado ánimo. 4.- Las expresiones, a saber, como sigue, por ejemplo, etc. Deberán ir seguidas por dos puntos. 5.- En los decretos y sentencias, bandos y edicto se ponen dos puntos al final de las expresiones como: Certifica: Hago saber:, Expone:, Considerando:, etc.

Uso del punto:

El punto se usará en los siguientes casos: 1.-El punto y seguido, se usará para separar oraciones que tengan ralación entre sí, por referirse a un mismo asunto. En este caso el escrito continuará en la misma línea. 2.- El punto y aparte se empleará para tratar el asunto en cuestión desde otro ángulo, o para tratar otro tema. El párrafo siguiente comenzará en línea. 3.- El punto final denota que se da por terminado el asunto que se estaba tratado. Por lo general en toda clase de escritos se da la separación por párrafos. Cada uno de estos debe de comenzar en un renglón distinto de aquel en que acabe el anterior, y más a la derecha del margen izquierdo que las otras líneas de la hoja, o sea con la [u]sangría.[/u 4.- Después de las abreviaturas. Reglas para el uso de los puntos suspensivos:

1.- Cuanto el escritor quiera señalar un silencio o interrupción que puede indicar duda, temor, incertidumbre, podrá puntos suspensivos (Nunca más de tres)[u] Sería bueno que yo fuera, pero... -Tú crees que tal vez... 2.- Dentro de la cláusula con sentido completo, se pueden colocar puntos suspensivos. Te diré, fue tan terrible noticia... no tuvo valor para comunicársela. 3.- Se usarán también dichos puntos suspensivos cuando se copie algún texto y no sea necesario incluirlo completo. De la misma forma les comunico (...) y de ninguna manera quiero que me retracte. En este caso, se señala la parte omitida con los puntos suspensivos entre paréntesis.

Reglas para el empleo de los signos de interrogación y admiración:

1.- Los signos de interrogación y admiración se colocan al comienzo y al final de la oración que deba llevarlos. ¿A qué vendría? ¡Cuánta gente! 2.- Si las oraciones con interrogación o admiración son varias, cortas o continuas, no es necesario que, salvo la primera comience con mayúscula. ¿Dónde estuviste? ¿qué hiciste en ese tiempo? ¡cuánta miseria! 3.- Cuando continúe, después de la interrogación o admiración, un complemento de la pregunta o frase admirativa, no empezará dicho complemento con mayúscula. ¿Volverás pronto?, inquirió su hermana. ¡Ha muerto!, exclamaron todos. 4.- El signo de comienzo de interrogación o admiración se de poner donde comienza la pregunta o el sentido de admiración, aunque allí no empiece la cláusula. Si no le crees así, ¿por qué sigues insistiendo en mantener tu opinión? Si la envida fuera tiña ¡cuántos tiñosos habría! El signo que va al comienzo de la interrogación o admiración señala el curso que debe tomar la entonación (inflexión de voz) al leer dicha frase, dándole la expresión adecuada. 5.- Hay también cláusulas que al mismo tiempo poseen el carácter de interrogativas y admirativas. En este caso usaremos ambos signos. ¡ ¿ Fue ella? ! ¡ ¿ Se irá para siempre? ! En este caso los signos de admiración enmarcan a los de interrogación. 6.- En español los signos de admiración y de interrogación se colocan siempre al principio y al final Hay casos en los que puede ir sólo uno al final y entre paréntesis, por el caso en que señalan una duda: Cristóbal Colón descubrió América en 1492 (?) O en el caso en que quieren apuntar sorpresa o admiración al lector, por lo que se dice: En América Latina la mitad de la población infantil padece desnutrición. (!).

Uso del paréntesis:

1.- Se debe escribir en paréntesis curvo la oración aclaratorio que, incidentalmente, interrumpe la continuidad de un escrito. Ejemplo: No debes rehuir el trato con tus amigos (todos los aquí presentes somos tus amigos), ya que puedes necesitar su ayuda alguna vez. Es más frecuente escribir entre rayas estas oraciones incidentales: La casa —la de la esquina, la bonita—se había vendido hacía meses. Si el inciso es de escritura simple, tal y como sucede en casi todas las oraciones explicativas de carácter adjetivo, va entre comas: El padre, que todo lo ignoraba, siguió con su trabajo habitual. 2.-En las obras teatrales se suele poner entre paréntesis lo que los interlocutores dicen en parte. Cuando la oración u oraciones son larga y surge algún otro inciso dentro del mismo paréntesis, se acostumbra escribir ese nuevo inciso (palabra o frase), entre paréntesis rectangulares []llamados corchetes (le había dicho que no viniera [él no iba a venir] pero dio la casualidad, etcétera). Uso de diéresis o crema:

1.- Se emplea para señalar que la u ha de pronunciarse en las combinaciones: gue, gui. Ejemplo: Pingüino, vergüenza, antigüedad, yegüita. Etcétera. 2.- Se usa a veces en poesía, sobre la primera vocal de un diptongo, para deshacer éste y dar una sílaba más a la palabra. Ejemplo: rüido, süave. Aunque, actualmente, ya no se utiliza. Uso de las comillas:

1.- Se emplean cuando se cita una frase copiada textualmente de otro texto. Ejemplo: Pues, según Homero en la Odisea "Tan pronto como el Cíclope hubo llenado su enorme vientre comiendo carne humana..." Cuando la cita es extensa y comprende varios párrafos, después del primero hay que colocar las comillas al comienzo de cada párrafo, o bien al principio de cada renglón. No cerrará las comillas hasta el final de la cita.

El uso del guión:

El guión se utiliza para unir elementos de vocablos compuestos circunstancialmente: Literatura greco-romana. O para separar sílabas: An-da-ba O al final del renglón, para indicar que una palabra termina en el siguiente: Andaba Tiene el mismo valor de un paréntesis y sirve para encerrar frases u oraciones intercaladas dentro de otra: La casa -abandonada hacía tiempo por sus habitantes- mostraba un aspecto tétrico. A veces la frase u oración entre guiones puede estar también entre comas, o entre paréntesis. En este último caso el sentido es totalmente independiente de lo relatado: Ejemplos: El discurso, como te venían diciendo, fue muy bueno. El discurso (Aquel que dijo en aquella oportunidad) fue bueno. Hay que tener en claro que cuando se suprime una frase, palabra u oración que va entre comas, guiones o paréntesis, la oración original no altera para nada su sentido. Estos elementos entre signos de puntación son generalmente explicativos o aclaratorios. De esta manera, queda lo fundamental intacto. Ejemplos: El discurso, fue muy bueno. La casa -- mostraba aspecto tétrico. El discurso () fue bueno.

Uso de la raya:

Este signo se usa en los diálogos. Ejemplo: — ¿Cuál es tu nombre? — Pablo Rosales — ¿De dónde eres? — De Jalisco

Se emplea también al comienzo y al final de las oraciones intercalares, que estén totalmente desligadas, por el sentido del período en que van. Ejemplo: Los niños —no siempre iban a ser amonestados por sus padres— dieron una lección a sus mayores. En realidad no hay diferencia en estos casos entre el guión y raya. La diferencia se marca, generalmente y no siempre en la tipografía de los textos impresos. También se usa raya o el guión para señalar los enunciados de un programa. Ejemplo: "Y bregaremos por mejores condiciones de trabajo —por buenas viviendas que aseguran bienestar a las familias (...). Para evitar la repetición de una palabra o concepto al principio de línea, también se usará raya o guión: Pueden ser asociaciones: —Culturales —De beneficencia.

Para utilizar bien los signos... Además de consultar con cuidado las guías sobre normas de puntuación, hay algunas recomendaciones generales que vale la pena tener en cuenta a la hora de escribir: Absténgase de tomar la entonación como referencia para la puntuación. La escritura es una comunicación muda y comúnmente leemos los textos en silencio. No es lo mismo escribir que hablar y tampoco es lo mismo leer un texto que escuchar una charla. La puntuación, por lo tanto, obedece a las reglas de construcción del discurso escrito, que son independientes de la comunicación oral. Tenga en cuenta que los textos literarios no siempre son un buen modelo para el uso de los signos de puntuación. El arte literario concede a los escritores un margen de libertad expresiva que les permite transgredir en ocasiones las normas convencionales del idioma. Esta libertad viene muy bien a la hora de escribir un poema o una narración, pero resulta fuera de lugar en la escritura académica. Revise la puntuación de sus textos antes de imprimirlos o publicarlos. A través de la revisión Ud. se convierte en el primer lector de su propio escrito; eso le da una oportunidad de verificar si se ha expresado con claridad. Sea cortés con su potencial lector: no lo abrume con un exceso de signos ni lo confunda con su escasez. Recuerde que la función esencial de la puntuación es facilitarle al lector una adecuada comprensión de los textos.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->