P. 1
Generalidades Sistema Nervioso

Generalidades Sistema Nervioso

4.5

|Views: 2.841|Likes:
Publicado porehtoledoc2127

More info:

Published by: ehtoledoc2127 on Mar 29, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/11/2013

pdf

text

original

SISTEMA NERVIOSO

Hernando Toledo Cáceres MV Universidad Nacional Profesor Morfofisiología Veterinaria Universidad Cooperativa de Colombia 2009

Función General Recibir estímulos del medio externo y del medio interno para transportarlos por medio de excitaciones nerviosas que son llevadas a centros nerviosos donde son reorganizadas para hacer salir respuestas apropiadas Neuronas Neurona es el nombre que se da a la célula nerviosa y a todas sus prolongaciones. Son células excitables especializadas para la recepción de estímulos y la conducción del impulso nervioso. Su tamaño y forman varían considerablemente. Cada una posee un cuerpo celular desde cuya superficie se proyectan una o más prolongaciones denominadas neuritas. Las neuritas responsables de recibir información y conducirla hacia el cuerpo celular se denominan dendritas. La neurita larga única que conduce impulsos desde el cuerpo celular; se denomina axón. Las dendritas y axones a menudo se denominan fibras nerviosas. Las neuronas se hallan en el encéfalo, médula espinal y ganglios. Al contrario de las otras células del organismo, las neuronas normales en el individuo maduro no se dividen ni reproducen. Células de Glia Las neuronas no son los componentes mayoritarios de nuestro cerebro; decuplican su número las células de la glía. De acuerdo con la doctrina tradicional, las gliales desempeñan funciones de soporte y asistencia a las neuronas. Durante el desarrollo, proporcionan el armazón de guía para las células nerviosas migratorias y las prolongaciones celulares expansivas y, cuando el sistema nervioso ha alcanzado la madurez, aíslan eléctricamente a las neuronas del medio. Además, cumplen una misión capital en las defensas inmunitarias del cerebro y regulan el equilibrio iónico neuronal. La investigación reciente nos obliga a modificar el cuadro. Es más que probable que las células de la glía aporten su grano de arena al procesamiento general de la información por el sistema nervioso. E intervendrían en la epilepsia 1. Astrocitos: Tienen cuerpos celulares pequeños con prolongaciones que se ramifican y extienden en todas direcciones. Existen dos tipos de astrocitos, los fibrosos y los protoplasmáticos. Los astrocitos fibrosos se encuentran principalmente en la sustancia blanca. Sus prolongaciones pasan entre las fibras nerviosas. Tienen prolongaciones largas, delgadas, lisas y no muy ramificadas. Contienen muchos filamentos en su citoplasma. Los astrocitos protoplasmáticos se encuentran en las sustancia gris, sus prolongaciones pasan también entre los cuerpos de las células nerviosas. Tienen prolongaciones más cortas, más gruesas y ramificadas. 2. Oligodendrocitos: Tienen cuerpos celulares pequeños y algunas prolongaciones delicadas, no hay filamentos en sus citoplasma. Se encuentran con frecuencia en hileras a lo largo de las fibras nerviosas o circundando los cuerpos de las células nerviosas. Las micrografías muestran que prolongaciones de un solo oligodendrocito se unen a las vainas de mielina de varias fibras. Sin embargo, sólo una prolongación se une a la mielina entre dos nodos de Ranvier adyacentes. Los oligodendrocitos son los

responsables de la formación de la vaina de mielina de las fibras nerviosas del SNC. Se cree que influyen en el medio bioquímico de las neuronas. 3. Microglia: Son las células más pequeñas y se hallan dispersas en todo el SNC. En sus pequeños cuerpos celulares se originan prolongaciones ondulantes ramificadas que tienen numerosas proyecciones como espinas. Son inactivas en el SNC normal, proliferan en la enfermedad y son activamente fagocíticas (su citoplasma se llena con lípidos y restos celulares). Son acompañados por los monocitos de los vasos sanguíneos vecinos. 4. Epéndimo: Las células ependimales revisten las cavidades del encéfalo y el conducto central de la médula espinal. Forman una capa única de células cúbicas o cilíndricas que poseen microvellosidades y cilias. Las cilias son móviles y contribuyen al flujo de líquido cefalorraquídeo Cerebro. La sustancia gris del cerebro se divide en varias porciones o áreas cuyas neuronas ejecutan funciones específicas, de manera que cada función cerebral se localiza en un área determinada. Es su parte más voluminosa y ocupa casi todo el cráneo. Lo constituyen dos mitades o hemisferios, separados por la cisura interhemisférica, y divididos ambos lateralmente por la cisura de Rolando y por la cisura de Silvio. De esta manera, en el cerebro se distinguen cuatro partes o lóbulos: frontal, parietal, temporal y occipital. La sustancia gris está formada por cuerpos de neuronas y la sustancia blanca constituye el resto del tejido cerebral y se compone de dendritas o prolongaciones de las células. El cuerpo calloso, ubicado en la parte interna, entre los dos hemisferios, lo forman numerosas vías nerviosas. Finalmente, los ventrículos cerebrales son cuatro cavidades intercomunicadas por las que circula líquido cefalorraquídeo. El cerebro es el centro del pensamiento, la Sensibilidad, el movimiento, la voluntad, el instinto, la inteligencia, la memoria, el razonamiento, el lenguaje escrito y hablado, la visión y la audición hasta el momento. Corteza cerebral. Capa externa de unos 3 mm de espesor. Es el centro de interpretación de la información sensorial, la conciencia, la memoria y el aprendizaje, y los movimientos planificados. Lóbulo prefrontal. Centro de la personalidad y elaboración del pensamiento. Lóbulo frontal. Centro del movimiento complejo. Corteza motora. Centro del movimiento. Planifica el movimiento del cuerpo. Corteza somatosensorial. Bandas de corteza responsables del análisis y la percepción del sentido del tacto. Cada lado del cerebro se encarga de los sentidos del lado opuesto del cuerpo. Lóbulo parietal. Centro de interpretación general. Lóbulo temporal. Centro de la asociación de la audición. Lóbulo occipital. Centro de asociación visual. Procesa la información visual. Cerebelo. Coordina y organiza las acciones musculares y los reflejos, y recibe algunas señales sensoriales. El cerebelo es, después del cerebro, la porción más grande del encéfalo. Ocupa la fosa craneal posterior y se localiza debajo de los lóbulos occipitales del cerebro, del que está separado por una estructura denominada tienda del cerebelo. Consta de dos hemisferios cerebelosos y una parte intermedia denominada vermis. Se une al tallo cerebral mediante tres pares de pedúnculos cerebelosos;

Un corte sagital del cerebelo muestra que en el exterior del cerebelo (en la corteza cerebelosa) se encuentra la sustancia gris, y en el interior la sustancia blanca. En la parte más profunda del cerebelo se encuentran los núcleos dentados. El cuarto ventrículo ocupa una localización inmediatamente anterior al cerebelo. El cerebelo desempeña un papel regulador en la coordinación de la actividad muscular, el mantenimiento del tono muscular y la conservación del equilibrio. El cerebelo precisa estar informado constantemente de lo que se debe hacer para coordinar la actividad muscular de manera satisfactoria. A tal fin recibe información procedente de las diferentes partes del organismo. Por un lado, la corteza cerebral le envía una serie de fibras que posibilitan la cooperación entre ambas estructuras. Por otro lado, recibe información procedente de los músculos y articulaciones, que le señalan de modo continuo su posición. Finalmente, recibe impulsos procedentes del oído interno que le mantienen informado acerca de la posición y movimientos de la cabeza. El cerebelo precisa, pues, toda esta información para poder llevar a cabo las funciones que le son propias. Cuerpo calloso. Puente de neuronas que conecta las mitades de la corteza de manera que, literalmente, la mano derecha sabe lo que hace la izquierda. Tálamo. Región conectora que actúa a modo de estación retransmisora entre la corteza y el resto del cerebro. Los talamos ópticos son dos grandes formaciones ovoides de sustancia gris (no cubiertas de mielina) situadas es el encéfalo. El Tálamo es el principal centro de relación entre la medula y el cerebro, en el terminan todas las vías sensitivas importantes y con su mediacion se produce la respuesta emocional a las sensaciones. Está ubicado superior al mesencéfalo el cual contiene núcleos que funcionan como áreas de relevo para todos los impulsos sensoriales excepto el olfato, hacia la corteza cerebral. Esta parte del diencéfalo consiste en dos masas esféricas de tejido gris, situadas dentro de la zona media del cerebro, entre los dos hemisferios cerebrales. Es un centro de integración de gran importancia que recibe las señales sensoriales y donde las señales motoras de salida pasan hacia y desde la corteza cerebral. Sus funciones están ubicadas en: Núcleo geniculado medial: audición. Núcleo geniculado lateral: visión. Núcleo geniculado posterior: sensaciones en general y gusto. Además hay otros núcleos para estímulos motores como: Núcleo ventral lateral y anterior: movimientos voluntarios Hipotálamo. Ayuda a regular el hambre, la sed, los latidos del corazón, la respiración, la presión sanguínea, la temperatura corporal y la actividad sexual. El hipotálamo está situado debajo del tálamo en la línea media en la base del cerebro. Está formado por distintas áreas y núcleos. El hipotálamo regula o está relacionado de forma directa con el control de muchas de las actividades vitales del organismo y dirige otras necesarias para sobrevivir: comer, beber, regulación de la temperatura, dormir, comportamiento afectivo y actividad sexual. También tiene una destacada función endocrina, al nivelar hormonas y controlar la fisiología de la hipófisis o glándula pituitaria. La glándula pineal o epifisis es un organelo pequeño y de forma cíclica que secreta hormonas de actividades endocrinas y reproductoras de las gónadas. Controla e integra el SNA, recibe e integra impulsos sensoriales de la vísceras, intermediario principal entre el sistema nervioso y endocrino, centro que regula fenómenos mente-cuerpo, sensaciones de furia y agresión, regula el hambre y sed. Sistema Límbico. También llamado cerebro medio, es la porción del cerebro situada inmediatamente debajo de la corteza cerebral, y que comprende centros importantes

como el tálamo, hipotálamo, el hipocampo, la amígdala cerebral (no debemos confundirlas con las de la garganta). Estos centros ya funcionan en los mamíferos, siendo el asiento de movimientos emocionales como el temor o la agresión. En el ser humano, estos son los centros de la afectividad, es aquí donde se procesan las distintas emociones y el hombre experimenta penas, angustias y alegrías intensas. El papel de la amígdala como centro de procesamiento de las emociones es hoy incuestionable. Pacientes con la amígdala lesionada ya no son capaces de reconocer la expresión de un rostro o si una persona está contenta o triste. Los monos a las que fue extirpada la amígdala manifestaron un comportamiento social en extremo alterado: perdieron la sensibilidad para las complejas reglas de comportamiento social en su manada. El comportamiento maternal y las reacciones afectivas frente a los otros animales se vieron claramente perjudicadas. Ganglio Basales. Se encuentran fuera y alrededor del sistema límbico. Sus principales neurotransmisores son el Glutamato y el Gaba. Conforman núcleos de sustancia gris. El grupo más grande de estos núcleos son llamados el cuerpo estriado, compuesto del núcleo caudado, el putamen, el globo pálido, y el núcleo acumbens. Son dobles en cada animal. El núcleo caudado comienza justo debajo del lóbulo frontal y se curva hacia el lóbulo occipital. Envía sus mensajes al lóbulo frontal (especialmente al cortex orbital, justo por encima de los ojos), y parece ser el responsable de informarnos de que algo no va bien y que debemos hacer algo al respecto: ¡Lávate las manos! ¡Cierra la puerta! Como estos ejemplos muestran, el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) parece implicar un núcleo caudado sobreactivado. Por otra parte, un núcleo caudado hipoactivo puede estar implicado en varios desordenes, como el déficit de atención (TDA), depresión, ciertos aspectos de la esquizofrenia y la simple apatía. También está implicado en el síndrome PAP, una dramática perdida de motivación que se ha descubierto recientemente. El putamen descansa justo debajo y detrás del núcleo caudado. Parece estar implicado en coordinar los comportamientos automáticos como montar en bicicleta, conducir un coche, o trabajar en una línea de montaje. Los problemas con el putamen pueden explicar los síntomas del síndrome de Tourette. El globo pálido está localizado dentro del putamen, con una parte exterior y otra interior. Recibe información desde el núcleo caudado y el putamen, y envía información a la sustancia negra. El núcleo acumbens es un núcleo que se encuentra justo debajo del núcleo anterior. Recibe señales del cortex prefrontal (por vía del área tegmental ventral) y envía otras señales de vuelta allí por vía del globo pálido. Las entradas de señal usan dopamina, y se conocen muchas drogas que incrementan mucho estos mensajes al núcleo acumbens. Otro núcleo de los ganglios basales es la sustancia negra. Está localizada en las porciones superiores del cerebro medio, bajo el tálamo, y toma su color de la neuromelanina, un pariente cercano del pigmento de la piel. Una parte (sustancia negra compacta) usa neuronas dopaminérgicas para enviar señales hacia el cuerpo estriado. La función exacta se desconoce, pero se cree que implica circuitos de recompensa. La enfermedad de Parkinson también se debe a la muerte de neuronas dopaminérgicas aquí. La otra parte de la sustancia negra (sustancia negra reticulada) es en su mayor parte neuronas GABA. Su función más conocida es controlar los movimientos de los ojos. Está también implicada en la enfermedad de Parkinson así como en la epilepsia. Protuberancia anular. La protuberancia es una masa nerviosa situada anteriormente, encima del bulbo, del cual está separada por el surco Bulboprotuberancial. Se llama "puente" de Varolio porque sus fibras superficiales parecen unir simplemente los dos

hemisferios cerebelosos. Tiene la forma de un cubo. A los lados se desprenden los nervios trigéminos. Su cara posterior forma la mitad superior del piso del cuarto ventrículo. En las caras laterales se ven los pedúnculos cerebelosos medios que relacionan la protuberancia en el cerebelo. La cara superior está en relación con los pedúnculos cerebrales, y la inferior se continúa con el bulbo. En un corte de la protuberancia se ven fibras longitudinales, que son la continuación de las pirámides anteriores, es decir, del haz piramidal motor y de la cinta de Riel sensitiva, fibras bilaterales, que van de un hemisferio a otro del cerebelo y fibras unilaterales, que van de un hemisferio cerebeloso a la sustancia gris del puente para seguir después por los pedúnculos cerebrales. La protuberancia es un órgano de conducción y un centro funcional. · Órgano de conducción: Por la protuberancia pasan las vías sensitivas que van de la médula al cerebro y viceversa. Como todas las fibras han cruzado, sea en la médula sea en el bulbo, todas las fibras de la protuberancia se relacionan con el lado opuesto del cuerpo. La protuberancia es el centro de la estación; sin este órgano, el animal no puede quedarse sobre cuatro patas y cae inmediatamente. Además, es un centro de asociación que interviene en las emociones y determina los fenómenos fisiológicos que las acompañan como la aceleración del pulso, de la respiración, etc Bulbo raquídeo o medula oblonga El bulbo raquídeo es la porción del neuroeje comprendido entre la médula y la protuberancia. Tiene la forma de un tronco o cono que por su base menor se continúa con la médula y por su base mayor a la protuberancia. Se halla situado, en parte, en el conducto raquídeo, y el resto en la cavidad craneana sobre el canal basilar del occipital. Por detrás está recubierto en gran parte por el cerebelo. El diámetro ántero-posterior es de 12 mm. Y el diámetro transversal aumenta de abajo hacia arriba y pasa de 16 a 24 mm. Dos cosas fundamentales encontramos en el bulbo: la decusación o entrecruzamiento de las pirámides, y la abertura del conducto del epéndimo. Médula. La médula espinal se encuentra dentro de la columna vertebral y es parte del sistema nervioso central. Es un cordón nervioso que da origen al sistema nervioso periférico (nervios) y lo comunica con el encéfalo. Podríamos decir que es como un haz de cables que comunican cada parte del cuerpo con el cerebro, cerebelo y demás órganos del encéfalo. Todos los nervios (excepto 12 pares que son llamados nervios craneales) surgen de la médula espinal. Además la médula contiene los "arcos reflejos" que originan los "actos reflejos simples", como el levantar la pierna cuando te dan un golpecito en la rodilla, en ese caso, un nervio lleva el impulso hasta la médula, ahí una(s) neurona(s) llevan el impulso hasta otro nervio que se encarga de activar al músculo cuadriceps, que es el que extiende la pierna. Coordina actividades como los latidos del corazón, la respiración y la masticación sin que tengamos que pensar en ellas. Contiene muchas neuronas que se conectan con la médula espinal y por lo tanto con el resto del cuerpo.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->