Está en la página 1de 143
Enrique Vila-Matas Exploradores del abismo m EDITORIAL ANAGRAMA Dit de csi Ji Vie Tamrac: Marnie de enero de 1972, fo © And Kerr Prine ed: eine 2007 (© Fovique Vide Mas, 2007 (© EDITORIAL ANAGRAMA, S.A, 2007 Pade de Creu, 38 (0094 Berl Primed Spa dips $1, Um. BV 220, Am 74 leno Tonetondo A Paula de Parma, molto vivace (CAFE KUBISTA ‘Voy pensando que un libro nace de una insatisfac- cién, nace de un vacto, cuyos perfmetros van revelandose cen el transcurso y final del trabajo. Seguramence eseribi lo es llenar ese vacfo. En el libro que terminé ayer, todos los personajes acaban siendo exploradores del abismo 0, mejor dicho, del contenido de ese abismo, Investigan en Ia nada y no cesan hasta dar con uno de sus posibles con- tenidos, pues sin duda les disgustarfa ser confundidos con nihilistas. Todos ellos han elegido, como actitud ante el mundo, asomarse al vacfo. Y no hay duda de que conec- tan con una frase de Kafka: «Fuera de aqu{, tal es mi Voy andando por Praga pensando en todo esto, voy con paso veloz, mi cuerpo levemente doblado, la cabeza un poco inclinada, ondeando como si réfagas de viento me arrastrasen a uno y otto lado de Ia acera. Llevo las manos, ceruzadas 2 la espalda, y mi zancada es larga. Me alcanza una ansiedad indefinida que va acompafiada de un abismo mortal y del sereno tedio de los limos meses, aunque es un vacfo muy optimista. Después de todo, no puedo olvi- dat que voy hacia el Café Kubista.