Está en la página 1de 1

Diferencias entre la Grapa Italiana, el Pisco peruano y el Aguardiente Chileno La Grappa u orujo, es un destilado de la re-fermentación de azúcares residuales en ollejos

y escobajos de uvas ya prensadas, es decir, un nueva fermentación luego de la primaria realizada para la obtención del vino. Estos hollejos fueron oportunamente colocados en agua para fermentar. El Pisco y el Aguardiente chileno son destilados del vino, tales como el Brandy y el cognac, pero sin la prolongada crianza en barricas de Roble. La Grappa Italiana u Orujo gallego, derivan de la necesidad ancestral de los antiguos europeos por obtener el máximo provecho de las uvas cosechadas durante el año, incluyendo los residuos. Son los destilados típicos de las zonas donde se vivieron altas tasas de inmigración europea. Mientras que el pisco y el aguardiente chileno, nacen de la necesidad de concentrar volúmenes (4:1), en forma estable y duradera en los vinos para su transporte y carga en sitios incómodos y remotos. Son característicos de la costa de los Andes. El pisco peruano y el aguardiente chileno son bebidas hermanas de origen, cuya diferencia se encuentra sobre todo en las características del producto final. Ambos son “Aguardientes de Vid”, obtenidos de la destilación de los vinos blancos o rosados de cepas de Vitis vinífera aprobados por sus leyes locales como “Uvas pisqueras”. En el Perú, las variedades pisqueras aprobadas por ley se clasifican como aromáticas (Italia, Moscatel, Albilla y Torontel) y no aromáticas (Quebranta, Negra Corriente y Mollar). En cambio, en Chile solo son aceptadas ciertas cepas de Moscatel, Pedro Gímenez y Torontel. En Perú existen tres clases de piscos: Puro (de variedades no aromáticas), Mosto Verde (de mosto no completamente fermentado), y Acholado, (mezcla de variedades aromáticas y no aromáticas). Normalmente el Pisco posee un tenor alcohólico entre 38 y 48% de grados alcohólicos, normalmente quedando en 42. Sin embargo, el aguardiente chileno tiene un tenor de 30 a 43%. Una de las diferencias más saltantes es que el Pisco suele destilarse en su graduación alcohólica final, sin ningún tipo de alteración, mientras que el Aguardiente chileno es rebajado de sus grados alcohólicos con agua, ya que sus grados alcohólicos en la destilación, llegan a aproximadamente 70. Esta característica del aguardiente chileno también puede observarse en la grapa. Las producciones de pisco en el Perú son de aproximadamente 2,5 millones de litros anuales, mientras que Chile actualmente supera ya los 20 millones.

-

-

-

-

-

-

-

Bibliografía VARIOS AUTORES, “Viñas, bodegas y vinos de América del Sur”, 2005, Primera Edición, Editorial Austral Spectator, Argentina.