P. 1
DESENMASCARADO - RITA CABEZAS

DESENMASCARADO - RITA CABEZAS

4.0

|Views: 9.808|Likes:
Publicado pornetvista01

More info:

Published by: netvista01 on Mar 27, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/23/2014

pdf

text

original

[[$Ilr1||[$r

Una Lrchd que pocos hdnosddo JvolL-rcrdrsq en d€s.ubrad verdad€ro enemgo.

iln[fifftfl$

I NDI CE

PublicadoDo¡ De&cho Resc¡vados @I98g ISBN 0_945?92-04_2 !"oduclo No. 4m239

fd::ij"J.i*'-

#f":Hiffi iÍ;"??d,s,i'i]iíiitr '#"fi

iii'* F'tfll]il"';fÍrilrrfi i"fi':q"lH
v,you iocrc(tjdcsB¡.hli(.rs U||i(LN. r¡\.rdr pcrmño. con

MdiN iüT3#tiLfrÍii^ric¡r
lsDN 0-945792-l14_2 rftxtrch) No.49r)239

P ró lo 8 o , . . . . . . . . . . . . . P re f a c io. . . . . . . . . --. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -. . . . . . . 1.5. . . . 1 . E u g e n ia . . -. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ,2l . -. ,, 2. El pastorcon el ministerio liberación 28 de 3 . Din o ra h ........... 33 4 . A h o rale t o c aa u s t e dRit a . . . . . -. . . . . . . . . .41 , 5 . E l e mp u jó n € Dio s . . . . . . . . . . . . . -. . -. . . . . . . . d 44 6 . I n ic iod e mi min is t e rio . . , . . . . . . . . . . . . . . . . 48 .. . 7 . Ma ru ja . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , . . , . . . . . . . . . . .5 4 .. . 8. Afejandro: Obsesivo compulsivo .......... 57 9. Celil¡a:unaniñade nueve años.-..-..... 62 10. La oferta .......... 69 I l Conversación: Psicólogo/demon¡o -....... 80 1 2 . G e a n rlo. . . . , , . . .-. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .8 7 Ca -. . 13. Sandy: Personalidad mútiple .............. 109 y 14. Ps¡cología demonios ...-..-..-..-.... ... 1l8 ,. prácticos parael que ministra 15. Consejos lib e ra o ió . . . . . , . . , . . . . . . . . . . . , . . . . . . . . -. . -.1.52 n . .. 1 6 . Cd s t ia n oe n d e mo n ia d.o s. . . . . . -. . . . . . . 1.59 s .. . 17. Opinióncon fundamento. .. . .. .. . .. . .. . .. . 167 .

Dedicatoria
y A mi esporo,Frar¡cisco, a mis hijos,Santiago a y David,quicne.s tuvieronquerenunciar muchas de de horas atención mi partecon el fin de permitir en cue me convirtiera escfitota. ' y por ¡Gracias su comprensi(in paciencial

PROLOGO
S¡tarás uliliza ñáscaraspamdisft?zar su prcs€ngia,A lo largode los últimoscuatroaños,Dios le h¡ permitido a Rita identificar muchasde aquellas quc se relacionanco¡r su cámpoprofesional. En el pfesente libro ella compattesusexperiencias una en ¡ventura i¡sóli(a que la ha llevadoa estarca¡aa cara con el maligr¡oen una botalla espiritual tremenpoderosa. una luchaen la quepocoshan damente Es osadoinvolucrarsetatr abie¡tamente. Pocoa poco, Rita ha ido ab¡iendopuertasqu€por pennanecido paramuchos cenadas crissigloshablan tianos. Encontró que la llave p¿¡a abri¡las es el y NombredeJesús, nombre sobre todonombre ante el cual tod¿ rodilla ha de dobla¡se. Como psicóloga, Rita ha sabidohtegrar suscc nocimientoscientfficos con la investigaciónen el que parecieraintancsmpo demoníaco,un c¿unpo p6raaquelos gible, peroquea la v€z€smuy palpable quelo hemosexperimentado. enfoquepsicológiEl co que ella ha podido aportara la p¡áctica de la liberaciónespiritual se hacía necesariopara arrojar y luz sob¡e relación compleja pococomprenla tan dida entre el mundo psicológico y el espiritual. Sin duda, constituyeéste uD trabajo pionero, ya que penetraterreno virgen desdeel punto de vista del estudiode la conductahuma¡ra. Hastaahora la psicologíahabiaestadorenueDte adentrArse esa en que ta dimensióndesconocida innegablemente afecta al ámbito del comport¡mieÍto del hombre.
7

DESENM^scA &{xro

hlogo

s

# m:u $l'i ilT¿,T.'lH'""; :l*rff -:NF

jt"ü$",: *iffii'p'a'**t'.lr*,+ .fsffi i*,r;¡{ lft fr¡:t,'fffitfi
" r"d;i'8[fi i"', : "¿li*:;
G:,orqe J Gqyle Weiaan¿

$,:;*1;'"'-15,f-¡ffixtffi
La terapia de libe¡aciór presentaü en es¡elibro h¡ dado muy bueriosresultados.Uno de los casos mls impresionaÍ€sparamí fue el de ú niño dedoce üllos. Ur dfa cua¡do estabao¡a¡do por é1, un demonio comenzóa hablarmepor su bocasin que yo hubie¡ame¡cionadonadasobr€demonios.Yo ni si quierasabía queen él habíademonios. cuandole pr€gunté nombrernerespordió:''Rúo. " l, eché su oiro que €n el Nombrede Je¡úsy luegos€manifestó seilentificó como "Fuga. " Ambossalieron.Me pade r@eque el niño ni siqüieraestuvoconsciente lo sucedido,ys que al final abrió 106ojos y me preguritó si ya habíatemiúdo de ora! por é1, como si ¡sda extrao¡dinario hubiera sucedido. haceya dosaño6.Antesde que De esaexperiencia estosuc€diem niño robabay se fugabafrec¡¡enteel a mente.El último robo babía¿sceridido cincuenta mil colones.Habla enterado el dinero y los objetos robados los lerrenosde la institucióndondeestaen ba intemado,con la ide¿de fuga¡sea Pananlí. Sin emborgo,el personalde la institución descubriósu plan y enoontróel dinero. Desdeel día en que ocurrió la liberación no pla neada,no ha vuelto a lugarseni a robar. Las perso Ías que laboranen eseplantelpuedenconfi¡mar es te hecho. experiericiaen estecampoy, EsaÍi¡e mi primer:a como dije, no ñ¡e algo que yo teníape¡sadohacer. DesF¡és es€ de surgióenesemomento. Simplemenle

,,*{iry*+tr*ffi

rO

DESENMASCAIIADO

acontecDiento.. tenido he másoponunidades po_ de ner en prácl¡ca aprendido el campo la libe_ lo en de racrón puedo y afirrnarque€s efeativ;en la elimi_ nacton s¡nromas la psicología de que considera ne_ l¡mentepsicológicls. pero queyo. po, estas expeíenctas.cons¡dcro biende carácter más esp¡r¡tual. He estado presente huchassesiones ¡ibera_ en de . crondrr¡gtdas Rjta. lns sucesos se oanen por que estre de F-atarn¡ento desbordan b psicoló_ t¡po se de glco a lo espi¡itual, pero amtas dimensiones están pres€ntes. t¡ansformaciones personalidad Las de repeflr¡r¿rs camb¡os conduc(a. con de geslos, tooo y trmbrede voz. usode lengr¡aje moJim¡entos y cor_ porares. sedanduranle fase manifes¡ación, que ¡a de son notonas p¡ra cualquiem las observa ha_ que y cenpensar loscasos personalidad en dc m,íltiple. Sin emb"argo. comopsicóloga c¡¡stiana. considéro que lor renomenos-que he presenciado. pueden allf no expttcarse sat¡sfactoriarnente de unm¡rcopu_ dentro ramente psicológ¡co. Estoyconvencida que el d€ mundoespirilual ex¡sle que los psicólogos. la y en conrflDucton pretendemos que hacefa ¡a saludin_ legralde laspersonas atendernos. que tenemos que Inctutr.en el lratamicnlo. dimensión su esDiritual. Margarita Alvarado Egresada Psicolosfa de Universidadde Cost¿Rica Apdo. ?966, Sa¡ José Teléfono30-3090

-:q%s

con Rita en he En dive¡sasocasiones particiPado de espiriual.SoytestiSo de liberación cxDcrioncias que perduran. Ufi) de los casos qu; da resultados fr¡e on ouee.tuueinvolucrada el de un¿mujerque diarios A trarésde un ochenucigarrillos lurn'aba sanidadin¡erior y liberación, ell¿ dejó Droceso ale ¡omDlet¡mentede fumar. Le he dado seguimrento de s cstecasoy he vistoquedespués casidosaños eliminada no ha regresado. l¡ conducta Pa¡ticipelambiénen la liberaciónde unapsic¡5loque a gs qüen. debido los acontecimientos seestaen su vida. parechtenerdos personaliÉan'dando en por Sin d¿des. €mbargo, lo que sucedió la libehizo etidente que esaotra pcrsonalidad r¡ción, $e destructoraque habfaen ella, no era suya' sino de uÍ demonio. El cambioque s€ produjo en eslamude ier a rafz de las tres sesiones liberacióna las que fue nolable. De esohaceun año y me_ ;e sometió, dio y su est¡do poicológicoy esPiritu¡l permanece con que las Aunque personas serelaclonan estable. por el €lla a diario de¡conocen hechode que pasÓ el han notado y exPresado cambio una liberación, y personalmenle oue hr¡boen ella. Yo la conozco y que su transformación evidenle ha es dov fe de oeimane¡ido.

l¿

nrsF.NMtrs¿-^r

Próloso
^l|f)

13

Tambiényo me he sornetidoál tralañienro de liberación en descrito estelibro. En mi casosólofue Decesaria una esión de dos horas. Varias ¡ireas probl€r&íticas rni vida fueron¡esuelt¡s esaocade en sión y desde entonces han vueltoa esto.barme. no Quiero aclamrquc estañanerade cura¡ no puede ser aplicadapor un terapeutano cristiano, ya que el poderque efectúala liberaciónro vienede la personaque d4 el tr¡tamiento, sino d€ Dios. Esto significa que únicarnente perconaque hayahecho una eDtrcgapersorialde su vida a Dios €s la que puede servir de canalde esepoder. Por estosostengo que un tratamiento estaúturaleza sólopuede efecdc ser tuado por una personacristian¿. Celíta Ulate Psicó¡oga Universidad CostaRica de Apdo. 2961,SanJosé

.<átri=:-

en ¿e .ir-üi'J¿1-r" opi""ion satanás Iavidade hijos deaquellos deDios l" u "ida['o por,experrcn"*v dedicados sabemce "ii"iiir"., mls sinc¿ros
del enmascarado cristiaÍo f r del "n"rnigo enl¿viday familia "ii-o".*n"r. J"*. *úsgos .'ñ'ii"* atado' i,iiiri¿-u-í u áino" qu. ú desenmasca¡ado' de en y .ipulsado el Nombre crislo ,oiuti"i-ü"*t a ¿cuerdo l'as ;ó" ;-da a hac€r i;;., 'le ";;,r" Escrirur¡s ser que-deb€n usa_ a dones sulglesia Dioshadado rf

de la Tcoemos evidenciascl¡ras e irrefutables los

d#;;;'t",,0. ;.'ttsterto,t* lllT::^ll*
iñ"i"" "tiuiiu''ot

: r"i""t'l"-ti:en ffi fi*ñ""riá,o.itán realmenie serioeste:t I l-"1:,':":.:l a!"'a"

t!?ñill:tx. i*r*i:,::titrilll:ll:"ffi
(F sus€xpeesa: RADO es¡ustamente que el relato lalu¿ de

a ionclusiones' ,i""iü,1iG"u¿io ¿" tr¡s aquellos depanida.a i^ iiiiii"'. i¡."- *.o punto a ¡us vidas éste e *r¿ ffu-un¿rl dedic¿r cníÉno "".-óioi del aspecro minisler¡o ti¡ necesa¡io

r.

DESENMÁSCARADO

Creemosque la mejor forúa de sacarel m¡íximo provecho esrefasc¡nanre de l¡bro, esacercándose a el con.lamente abienay el cora¿ón d¡spuesto lo a que u|os quterdestarle enserñando lectot. al Rotfión Címénez Doctorado Miniúte¡io en Fu er Theolog¡cal Semina¡y _ M¡nis(roOrdenado tgtesiapresbieriana {USAt Consejero marrimonial familiar. y kn¿ra Giménca Maestría en Teolosía Fuller Theological Semin;ry juveriil Conseje¡a

Prefacío
lib€raque Muchosconsideran la realización.de de exclusivo clérigos es clónc¡e"pirituales tribajo para mi es labor de todo crisriano a "'r¡rionir*. envióa susdiscfpulos sanar iomo¡ometidoJesús onfcimos lillertarcautivos. Y de !,os profesionales la saludlienenla responsacientíficas bllidu¿'de c"ooce, a fondo las m¡isca¡as ya quees a ellosá qurcnes utllk¡daspor el diablo, iiu.ln ln" p".*n^ utrmentadaspor demonios ¿A se o-psiqr¡iatra' rluiénsinoa ,¡n médico.psicólogo comoel endennniado iiiv¡rl¡ ttov ora.uo ttombre "o d€Matcos' capltulocinlraarerrc da"tiro .n "t tib¡o uno co. vefsículos al velnlea dolor' cede i{¡biendo demonios enfermedad' qíncer,gula'asma'¡06'ePl mudez. {ucfs. sofdera, 't"p*i", ."nooaio V vicio. ¿noes lógicoque sesel en los iniOico.ristiunoq,¡i¿n detecte suspacientes? an nervloslsmo' que causan espfritus Existiendo ce desdnimo,.locura' depresión' angusiia, sicdad. sulcldloy (emor' inseguridad. los. uutodesprecio. depsicólogos con5eieros sinopsiquiatras. 5 ¿quién ben identificarlos? Somos nosotros (como psicóloga cristiana me tan la descubrir manera incluyo)los que F)demos con paravestirse traJe que astutá saünáaha ideado del modema milela versión ¿eeriq,i"tu "ienti¡c^..laro, en la-er¿ cientificis del natioingel a. tur. y mo ¿quémejor disfrazque é$el
l5

16

DESENMASCÁRAI'O

PYef¡c¡o

l¡s clérigos quedarleel t¡atamiento los tierien a quea ellosacuden, peroenesta época nadie casi relacionala enfermed¿d ffsicao psicológica el con mundo espiritual. lastimosamente aun los clérini gos,en su mayoría! y satren reconocer Iib€rara los cautivos. También elloshancafdoen la tramDa ocl c¡enrilicismo. remiliendo loi mencionados a ;rofesionales p(ros ¡ncauto\ hantenidolá "\enlos que cillez" y la ocurrenci¡de pensar que su mal era. quizás, géneroespiritual. de Es¡el¡broes mi Ilamado los profesionales Ia a de salud cristia¡o{ de\arrollar dondedi\cernimientu a su espiritu¡i.Si no lo tienen,pídanloa Dios quienda a todosabundan(emente.estáansioso oue se El de dispon8an recibirlo. a No Fxxlemos cvitarel tenercontaclo los decon mo¡ios, Los est¿nos Opando diario en nuestros a consultorios, quenorÍrdlmcnte sólo disFazados. Meser¡aque supiéramos quiénes los verdadeson Jor ros causantcs tantosintomatología dc y obstinada reacia cxlinguirse. queni Ios fárrnacos, las a Es ni canisasclc fucr¿a, los electrochoques a exn¡ van pulsara k)sdcnt()nios. Estos{jb lo lograráel cr¡sl¡anoquc Io\ (''tlrunlc el n¡'mbre Jesú\. cn dc ¡nC hmenu ntai.n,)quiero intcrprelen que qL¡c ,\o alrrmoquedctrás tod stnton)a unoo vario\ de hay perorí crco demon¡o\. Esoscnaun error garrafal. que seesconden fiuchos;íntonasrenuemes tras a oesaparecer. He encontrado cstos que ca-sos los que¡acienen c¡aha fracasado hasucumbido la etiqueta . .iny a dc curable"o "desluuciado,"encuentran curac¡ón en Jesús. Hacecuatro año\.cuando comencédescubrir ¿ que

físicosy síntomas tras llll¡rnls se escondía muchos de ayudara desen_ lomé la dec¡sión Drlcoló8ico6. loquees:unespfrit!destn¡cde irr¡r¡c¡rirlo. mostr¿¡r tor con legionesde defironiosa su servicio' g8l¡rndo solas informéqueme vestiría la con le a provistoa sushijos y lucha{ n¡duraqueDios ha rlü conlra¿l por el liempoque Dios me dierav¡da' si¡o human¿s, "con el poderdeDios ||o conarmaa ' ([Dozde destruirfortalezas.' 'B¡stó palaquelos casos quetomara estadecisión a comen¿aranllegarme' endemoniadss dc pcrsonas sano lue necesarlo de l)io$ seencargó lraérmelos. que .Lrmanera confirnarme de Fue llr a busca¡loJ. nrc lcePtabaen su trabajo. Poramí, la lucha apenis ha comenado sobre la mucho,pero# quemás rrürchaestoyaPrendiendo que rt|c restapor compfendef, lo queactualmente que l¡brar al8lnas batallasper_ conozco.He tenidó coútrael Reyde l¿sTinieblas.Otrasvendr¡in ${)nales en dcsplús.Peroheexperimentado camePropiaque prony fortaleza, nuestro amparo "Dlos esnuestro "(SalrÍo 46: I) I-á proto auxilioenlas tribulaciones mesabfblica de que el diablo hui.á de aquelque se alpie dela lera es a somete Diosy ló resiste, veraz, Y(Jlo he vivido ' ¡ a t-ni tiro pon..t" , prueba. solicilarle Dios " paradcsct¡ttrrrlo requeridos k)s initrumenlos d¡ce "¡El quctieneoídós,oigakr queel Espíritu (Apocalipsis 3:13) u lai iglásias!" puedese ir de guía Si lo qüe aquí he exPuesto u otros que deseenseguirestecamitro, me doy por estaspági i"ii"tectia. I-o que aÑerdad contengan cofrenPor mr naslo at¡ibuyoa Dios. Los errores cuenta.

'fodoslos nomb¡es datos pudieran que iden y han tiflcar a las persoMscuyoscasos sidomen en cionados estel¡bro, han sidomodificados. Carlolcani es e\cepcion la deCean La unica dlsquien,pamglorürdeDios,está tulodoce), puestoa ser identi{'icado

I

r,ugenn
-Necesi¡o contadea alguienes'hsco6as- medeof¡ la joven temerosa. Ni -No tengonadiemása quiendecírselas. siquiara sé si ustedme va a creer o no! pero por lo mcnosconflo en usted. -Me interesaayuda¡te- le respondí,üatandode to¿loIo que ¡lcnta¡la a que continua¡a-. Cuéntame quiera$y luego aráli'aremos juntas el asunto. que -Todas las personas entmna mi cuartosienton un escalofrfomüy ra¡o -irdicó , tambiénun tengosueños olor muy extraño.Con frecuencia que comosi realmenhorribles,pesadillas pareoiemn sucediendo. y tc ostuvieran Anocheestaba acostadÁ mi camase comenzó moversola.De rbpe¡teesa cuchédos vocespeleando.Hablabanen un idioma para mí, pe¡o yo entendíqlle eran dos dosconocido l\¡erzaspelendo por mí. Me asustémucbo. Sentí quee¡anDios y Sata¡xís de discutiendo acerca quién lra ñi dueño. Eugenia era, en aquelentonces, muchacha una de preocudlecisiete años,una estudiante. notaba Se p¡dade quequizás iba a pensar ella estaba yo que ba¡taba verlay otla pala darse "loca." Sinembargo, de ouénta que no esfaba demente.I-o que si era que muy a de cStaba asustadaraízdeunaserie exp€ rien que cias sob¡enaturales habfaestadoüviendo.

22

DEsEltyAst^R^Do

En el transcurso la conversac¡ón identifi_ de fui candolos. problemas psico¡dgicos Eugenia. de Ha_ DlaStOo !|(t¿d¿a losCuatro años edad un ttb, de por La ramttra habfatra¡adu iBnorar de cstehe(ho) lo n¿D¡a convefl enter¡¿tabú.Nadie tdo jamás¡ehabld a ¿ugenra.oe ocurr¡do. h, SuF,ngo \e imagina_ que oanqoeal estartan Frequeña habú¡ no tomado con_ c¡enc¡a de¡hecho que\e le olvidaría crecer. real y al Esleabus,o que sexua¡ había sufridoa tanremDranaedad. estaba mostrando ahora secuelas. olas Las jovenc¡ras su ülase de tenian \ur prinleros ami )a gosy rnv|os mFnlrasqu( e¡lacxperimenkba fuer un te btoquü) cmft.ional losjó!ene\delse)\u ante opues to. vano\ muchachos babían se intefesado ella Dor y a ella también gustaban. perocadavezoueal le gunoratabade acercarse denusiado. ¡ntentan¿o po nerleel brazosobre hombroo tomarla la ma el de no. ella scntiauna me¿cla tem,r y repu¡sión de y ponialln inmediato la relacirin. a Euqeniá rer.ono (ía que esru.no normaly anhelirbi cra podrr supe. rar cs¡eDroblenu. Unad; Iaspesadillas serepetía ciefa f¡e que con cuencra entresussueños, mostraba ella conun la a muchacho era su novio.Cu¿¡doél la iba a be_ que sar.€llaabrÉ loso.,os veíaquela carade su novto y se había tra¡sformado unacarade mujerquese en carcajeaba.burlonamen¡e por el engaño. deella Éuge_ nra solradespertar empapada sudory sinl¡endo en esa mtsma ñezcla rcmor repulsión experi_ y Cle que mentaDa los hombres ante l-e ofrecí a Eugenia la F)día ayud¿¡.en cam_ que el po emocional-pero. ve/. le jndiqué no tenÍa a la que e\per¡encta attunaen el áfe¿de fenómenos sobre_ natura.les comolos quemehablafi¡encionado Drina]

olplode nuesÍaconve¡sación. dije que tendría I¡ qU!consegufu ayudapor otro ladoparaesafaseeslslfica de su problema. l¿joven indicó,entonces, un pariente que cerca, n0 de ella habír tenido experiencias extrafiascomo y lü $uyas después someters€ un exorcismoc¡on de a Unpastorevangélico, hablacambiado muchísimo. tomó la decisiónde busca¡al mismopastor Bu8cnia en espiritual. Ínra ayudarla esteaspeclo A la semaDa siguiente. comunicó ya hame que bla tenidouna sesión tres horascon es€pá5ror de y qucahf sehabran identific¡docuatrodemoniós que de h¡bfan sa.lido ella. Yo estabamuy interesaoa en qUC contaraestaexperiencia det¿lle,puestome en do esto era total¡nentenuevo Daramí. cienospasajes -El pas¡orme fue mosüando blbl! cos-dijo Eugenia-, de comoJesús habíavenido ¡ la tierm paradeshacer obrasdel diablo y libra¡las nosde su influencia, Tambiénmed¡o queloda perionaquecreeenJesús comoHijo de Dios tienepodcr parahacerfrenlea SalMásy a lo5demonios. Hizo u¡a oracióny después come¡zóa ordenara los demo¡iosqueestaban mí quedieransusnombres. en Aunqueera mi boca la que se movia, yo rx) tenía ningún co¡trol sobre lo que decía. Yo estabaperfc€tamen¡e consciente lo que estabapasando de pe, ro no podlaintervenir. Era como si yo fuera unaespectadora d€Dtrode mi propio cuerpo. -En va¡iasocasiones, -co¡tinuó Eugenia-, traté de decir algo pero no pudep.orque habíaot¡a persoulidad hablado por mi boca.Recuerdo encieato que ¡tromer¡tosetrlí dentro de mi una rabia Úem€nda co¡t¡a el pas¡or. ¡Querfadesped¿zarlo! Pe¡ono era yo, fruerfio teníaningúnmotivo paraestarbravaco¡

24

DESENVASCARADO

Eugeni!

é1.Era esañ¡erza¡aque lo odiaba.M¡cuerpo se fue encimadel pastory comencea pega¡ley a despeinarlo.Yo trataba no hacerlo. ñoría de verde Me güerza mn el pastorpero no podíacontrolarme.El sostuvomi manoy le ordenóal demonioque secaF ma¡ay queyo me sentara. esofue lo que hizo. Y Yo podía sentir a la vez mis propios sentimientos y los del demonio. -Cuando el demoniohablaba,serefería a m¡ como una personaapate a é1.Dijo que él me producía las pesadillas contenido de recurrente. Cuando el pastor preguntó le cómoy cuándo hablaentrado en mí, eI demonio re$pondió había que s¡docuando esehomb¡ehabíaabusado mí. Explicó quehabía de aprovecnaoo traumaparaentrar€n mí y cáusa¡_ ese me aversión los hombres. a Exclamó él quería que arru¡narme vida,queno iba a dejarqueyo fuera la lelrzcon nrnSún hombre que ibaa bloquear y cualqu¡errelac¡ón con los hombres. El pasror que ordenó \alierademí, quese fuera. El demonio bx queno seirÍaperoóonta insisgrir tenciadcl paskrr p,odía yo sentircómoel demonio se iba debili¡ando. c¡ertomomento demo¡io En el comenzd rogarquen()lo echara, le perm¡riera a que segu¡r pueslc gust¿ba alli vivir en mi. El mstor le voivió a ordedar que sal¡era de prontoseDtí y que un vientosalióde mí. Inmediatamente ocuüi su lugar otra fuerza con una personalidaddife;enrc-Comencé a sentirrhecomo una niña asustada y lemblaba miedo.Todo estoyo lo se¡tíadentro de dr mi peroesfaba consciente que no era yo. yo de srmplemente experimentaba que sentía demolo el nio q¡e eslabaen mí. E$tedemoniocontóexDerrenciasde mredoque yo habiavivido. Confome las

yo tnprrcion¿ba iba recordándolasy sifliendo el que habíaexp€rimentado el momentoen en micdo quc las habíavivido. El paslorcitó un pasajebfblico quedice: "el perfectoarnorechafue¡aeI femor." ( I Ju¿n4: lE). CuaDdo eso,el demonioseesred¡jo tecómoél mismosentía m€ció.Yo pudeperc¡b¡r palabras, mof ante esa¡ insistiór "Cristo, el perfecto amoa, te -El pas¡or Vete en el nombrede Jesús." fuera, Temor. Gcha y me por Mi cuerpotemblaba las láSrimas c'om'an fin sentfqueesetambién habla se hs mejillas.Por a ldo y le dí gracias Dios, en mi esplritu. el dentrode mí, al ma-De nuevosentí cambio quien se identificó conifestarseun te¡cer esplritu odio por las mo "Odio." Düo que él me inyeataba pof las que me había¡ dapersonas, especialmente fi¡do. Odio por el río que me violó. Odio por mis psdaes m prot€germe. por que odio por u¡a maest¡a por una profesoaa qüe Í¡e pegóen la escuela.Odio no me ayudaba. -Bn esemome¡to yo sentlaque todo mi ser destilaba odio, como que el odio personificadoestaba El enmJy mepermeaba. paíor dijo: Dios no quiere que Eugeniaodie." -Sl -respondió el demoniode odio- pe¡o yo la obligo a odiar y ella quiere odiar. -¿Por qué diceseso?-preguntó el pa¡tor. que personas la pe.a -Ell¡ no ha perdonado esas judica¡on y por eso ¡ro me tengo que ir. ¡De aqul no $algo! -Entonces el pastor le ordenó devolverme el control para pode¡ habla¡ conrnigo. En ftacaión de volví a 6er yo misma y pude habl¿f. s€gundos lo -El pastorme preguntósi yo habíaescuchado

DESENM scaR Do

EügG r

27

que hablad¡choel demonio.t¡ di¡e guesi. El me hablóde la necesidad perdonar de ioáas la.s oerso_ nas..Explicó esafalrade perdón que pü que servía esedemon¡oestuvierafue¡tede¡tro de mí. ilijo que yo tenfaque perdonarparaque esedemoniodi odio se luefa. queyo e$taba dispuesta p€rdonar a con , -Le düe ta¡ Oeque se tuera,peroque sentí¡muchacólera cuandorecordaba esascosas.El me a¡egu¡óde que Diot mc quiería csesentimiento yo;bedecíasu si m¡ndatode perdonar. guió en una oració¡ de Me perdónqr¡eyo repetítrasél_Me se¡tí muy t¡anquil¿, como aliviada, -Entonces el pastorsedir¡gió de nuevoal demo_ nrc, ordenán&lc irse, ya quesu raíz habíasidoquit¿_ da,.y el dcmoniosc fuc inmediatarnenre sin froer resistencia. -El cuano demon¡o que hablódiio que él era "Culpa. ' D¡jo quc él hacíaque meiintiera sucra y culpablcpor b quc mc habíanhecho.Et seercar_ gabadeestarIrayendoimágen€s mi ñentc pdr¿re_ a cordarmelo que habíapasado Í¡e hacíasetrti¡me y sucia,h¡tciéndome pensar que ningúnhombrepo_ de dra quererme después eso, de bíblicossobrE perel _-El pastorcitó v¿riospa\ajes dón de Diosy sobreIa promesa limpiarnosdetoda de sucied¡d. Sentlcómo eslaspalabras hacfansufrir al demonio. El se sentfaderrotado al escucbarlas. -El pa$to.düo: "Estás vencido,CulDa.Reconócelo y vete." Culpadijo que no querli úse. Cada vezqueel pastor dabala orden.él senrgaba. le S¡n emba¡8o,sentfcórnoseiba debiliq¡do hasti <¡ue oo¡ nn dijo:_"iBüeno voy por ahora,perodispüés mc voy a volver!" El paslorle dijo quele-proh¡bla vol-

var s mí. Luegooró, pidiéndolea Dios que me p¡opocoa pocosedesvaque l!¡lcra y sentf esafuer¿a normales las y yo fui recobral¡do sensaciones no¡fs mi cuerpo. do -Todo fue de lo más ircreible -comentó Eugenl¡-. Cuandotodo terminó me senticomo agarolula pero con muy buen ánimo. Me he s€ntidode lo más bien. Ya se quitaron las cosasr¡¡las en mr lu8rto y me siento bien estandoalli. con Yo mehablalimitadoa escuclErla muchaatensu clón. Me impacló relsto.Algo denlrode mí me d{jo que yo énh que averiguarmás sobreesto. Le o;dl ¿t númerotelefón¡code es€pastorparahabtar ¡on é1.Torné18de¡isiónahl mismode investigar que lo que él hacfay de hablar con otras Personas en hubie¡anlenido experiencies esle tiPo de fenópesea que todo estome produmcms €spirituale's, cf¡ un temor ind€scriPtible

\

2
El Pastor con el Ministerío de Liberación
Al dfa siguientellamé al pastor. l¡ preguntépor lo quehabía sucedido la sesión Eugeday me en de habló muy abienamente sobreeI asunto.Luego me aventuréa pregu arle algo II|,ís: -¿Permitfuía u6led que yo lo observaratrabajandoen alglín caso? Hubounocsegudoade silencioy luegorcspo¡dió: -Creo que no habríaproblemaen arregla¡ €so. Alguna! de las personas las cual€sestoytrabacoD ja¡do da¡íansu conseritimiento queestüviera de pres€ntesi yo les explico que ustedes psiqiloga. Casibrinco alegrfa. de aunque deboconfesar qüe tambiénhabíaen mf una g¡a¡ dosisde miedo. Me preguntaba estalfaprepa¡ada si pa¡a ver esascosas, si me af€ct¿ría¡ €¡ alguDafo¡ma. Yo h¡bía sido formadaeDla fe crisüan¿.E$ alsun¿s ocasiones habla escuchado. la iglesia. en losilatosdemisioneros habían que estado Haití, Brazil en y Colombia. Contabar susluchas de espirituales en casos posesión de demoníaca. expe¡iencras eran ¡Sus escalofiia¡tes!Comencé dudarde queyo estuviera a lisla paraestarcaraa ca¡acon urrc¡so de estos;pero mi determinación averiguarmás de lodo esto de me impulsóhaciaadelante. Mi entrenamiento psicológico comenzó inte¡venir a en el a¡¡unlo,
2a

ps'co-;.No seráquepor falt¡ de conm¡miento es ¿No brió esta genteciasinca mal estoscáso-s? qu"-"tto" l"no..nos lenSsnsu di¿8nóslico i¡itii" y qu" ciJn,tf|co'y .t,o. paslores ministros.senc¡llase¡ lo ignoranl¿Y qué si resulta cieno que mcnte y personas pueden enlraren alEunas lot demonios u iu unto¡o? ¿No serfaresponsabilidad rL"i.lut ps¡c¡loeÉ .ristian¡ averiSuarlo? de¿No ñh ór"o i parapG estarrüís e¡teradadeestosfenórrenos bcla disftaa iii-i*ntifica¡os si ttegan mi consultorio puededis se i¡dos de enferme¡¿dmental?¿.Cómo (si un endemoniado es que existe)de un iin"uit " son pricóticoo será¡ la misna cosa?¿Cuáles las ca' de frcterísticas un endemonnoo' '*u. pt g*ta me asaltaba No PodíadcÑguno venn de cner Ía avalancha i¡terogant€s que s€ me puntocleaDrtf a como si estuviera cEima, Me sentfs y pero la indecisión el temor de Pandora. l¡ caia luchabanPor litnarme podíallegara acordóavisamecuándo El pastor la paraobservar liberación ¡u oficinaen la iSlesia Me elüemoni¿da. ofreció que' mrcnd€ üra D€rsdra gratrrs t¿¡io. Dodlapasara sn oficina a retirar una con b¡ción .te úra sesiónparaque me fam¡lianzam que él estaba cree; to abielo cipto.es^' ¡tto po¿l¿' conmigo! eiendo píÚarecoger por tardepasé suofrcina Esamisma grabaio En cl casse¡te. la nóche escuchéEra una dos veción de doshorasde duración La escuché en cementada ella Cuanmi casseeuidas, atención ü. p.ime,"s palabrasdichas por el su' áo e"c-ucne todoel cuerpo Me di' ii"-,,o ¿iáonio, .. ." "rizó ie a mi misma: '- lE.toy es"uchnndo primera vez la voz de un por

\
DESDN[4{SCAn¡ItO

que uno podía espf¡itú.¡Quéhor¡or! iYo no sabía oirlo hablando! De inmediatose interpusode nuevo rni mentalidad científica. -iEsto es terrible!A estapob¡emujerla tiene¡ que habe¡su8estionado para creer que estáposeída y estamanera expfesafse simplemente sínde es u|r loma de su enfermedad. Sufrede delirios. EstácoDvencidade que el diablo estáen ella y por esoacfiía ast, Peroseguí¡escuclú¡dola grabación. Cadavezme asombraba más de lo que decía el supuesto demonio. h violencia y el odio qu€ destilaba¡ sus palabrasme aterraban,La forúa en que se referla¡ a la mujer como la dueñadel cuerpo que ellos estaban ocuga¡do, me parecí¡ taDextraña.Si ella estuvie¡a hiprotizada y fuera su i¡conscienteel que estuviera habla¡rdo,debe¡íaestarhablandoen prime¡a persona,pero no Io hacfa. Se referlan a sí mismo6 como "trosotros" y a la mujer como "ella." múlriple como el -¿Se¡á un c¡so de personalidad r€latoen "I¡s tres c¿rasde Eva" o el de "Sybil"? Pero. ¿porquéd¡censerespíri -me pregunt¿ba. tus en lugar de presentarse como otraspersonalidades, cadacual coDsu nombre propio? ¿Porqué la voz dice: "Soriros uri¿legión sat¡inic¿"€n luga¡ de personalidades decir"soy urlade va¡ias distintas"? Cuan¡omásescuchaba, mayor e¡a rni mnfusió¡, No le mcontré unaexplicaciónracionala lo queoía. Sin embargo,contiouéescuchando relato del suel puestodemonio. -Su abuelitale poníar¡nassemillitasen la blusa para proregerlade las fuerz¿smalignas. Ahl entré yo. AdelatenJa ci¡co aios. ¡Queidiot¡ esavieja!

Crah que Ia estabaprotegiendocon sus supersti_ está oloncs.'Eso contraDios. Esofue lo que me per_ mhió entraren la niña. Y me gustaestaraquí Me y eso lo ¡urta hacerla sufrir. ¡Yo la atorñento' dirfruto! el pas_ se -Pero ya tu rrabajo acaM - replicaba Tienesque rñe' |or, Crislo vbo a liberarla. rÍume L,o -Yo no me voy¡odavla. harécuardoa gritaba esa voz tló la ganay no cuandotu diSasdo¡afiante. tú porque cstás yo -Tú te vascuando lo o¡deno qué vas a hacer'porque ¡l¡do. Soy yo quiendic€ que y vo lenqo la autoridadde Jesüs n¡ sabes t¡enes pastorcon firmeza -respondia el uuc oba-d"""t, ' ouiero! -iNo hacerlo.Te lo ordené -Ño te preguntési querías alt¿nerh se derretíay se tomaba Luegotód¿-esa !n súPlica voy de -Pbr favor no me eches aqul ¿Adónde pocomás Yo casino seguiraqufun l rr? Déjame lú ñoleslo. -Véte, en el nombrede Jesús. Seofanfuertessollozos. Por -No quiero. favol. No quierovolveral abislrr. Esosculo.iEs horrible!No quiemvolverahí' -Tu llanto rio me conmueve.Has hechoriucho (h¡lo, Te ordeno irte y¡ -insistía el pastor' eÁpeya -Es muv hrde. vámonos A ú te estdn Déjameen rrn,lo en tú casa Ya ni esiáscansado nt¡¿_qemía Ia vOZ. ' de -Vi-te en el nombre Jesús No me vasa con_ de que No vcncer. me voy deaquíhasla salgas ella' No Ine vasa enga.ñar. -Bueno, estábiefl. Me voy, perofne metoen €r

J2

DESEIIN4{SCARADO

esposode Adela y lo e¡fermo. -No te lo permito.Te vasdirectoal abrsmo. en el nomb¡ede Jesú$-¡Ay! Ya me lienesharto con es€nombre.ya me voy po¡que estoy aburrido de oírte. -Sí, ya vete. Sombacomosi Adela ¡ecobraba sentidoen ese el momeDtop¡re6el paslo¡ le decís: -¿Cómo se siente,Adela? EIla ¡espondla: -Canrada,peromuybien.Tengola mente pG un co confusa. Todo me da vuellas. -Sl, es normal -i¡¡dicaba el Dastor. -Pero mesiento muy aliviada, ;omo máslivia¡ra. -¿Ustéd sintió cuando salió? _¡e preguntó el Dastor. ' undoloren el pecho luegosemequttd. y ,-Sen(i Anr tue cua¡dopudeh¡bla¡ ) abrir ¡osojos. Ay: gra. c¡asa Dios. ¡B€ndito el S€ñor! sea

3
Dinorah
-¿Coner üstéd¡ alguienques@ de liber¿ción? -indagó una mujer. -Creo que yo lo necesito. estuvehablsndo ot¡o día con el -Sf, precisanente que mnozco u¡ pastor que ayudó a uoa muchacha ¡ libe¡a¡se -le respondí. -¿Podría ustedpedi¡le una cita para mfl -preguntó Dinorah. Yo es-Sf. voy ¿ ¡"6¡".¡" , uurnosjuntas. quiero tu p¡esente.¿I-e pa¡ece? -icla¡o! Me s€ntiríamejor si ust€dfuera conm¡go -exclamó ella. Llsmé al posfor a la m¡nana siguientey le pedf cita pa¡a Dinomh. El accedióa verla y ¡ queyo estuvie¡a presentepara observar su trabajo. A pa¡tir de esaconversáción ielefónica, ta mañana se me hizo eterna,Tuve que esforzsfmemucho p¿¡alograr concenuarñeen las palabmsde mis pacientes.Ellos tenfanderechoa que les prestaratoda pero semehacíadiflcil debidoal torrenmi atención, te de pens¡mie¡tosy emociones que flufan en ml a r¡fz de la posibilidad de observarla ñuy espe¡ada sesión liberación. fin ibaa ver por mí misma de Por lo que ocurrla e¡restossuc€sos. a froderevalua¡ lba másobjetivame¡te hechos. los El maf€s a la hora concerl¡da,me dirigí a la igleBia. Enlré y caÍ¡iné a la oficina del lEstor. Toque

3'

DESENMASCAXADO

Dinorah deestosespf¡itusmslignosquela estánatormentando. T€ lo pido en el nombre de Jesús. que a espírilus -Y ahora.le etoy hablarido estos cst¡ínocultosen estamujer. En el nombrede Jesús, lcs ordeno que se manifiesten.Quie¡o hablar con usltdes. en de con Dinorü estaba actitud oración, los ojos cerrados. eso abrió los ojos y dijo desafiante: En de -¿Qué quieres mi? ¡No me molest€sr Mi corazóndió un saltoy un escalofrlome subió por la espdlda. -¿Quién eres?-demandó el pastor. va -Yo. ¿Quién a ser?-respondió en son de bu¡la. -Dame tu nombre-insistió el pastor-Soy Nervios. en -¿Qué haces ella? esüísviendoque la hagotemblar?Mira co¿No mo tiembla. anteel nombrede Jesús. -Sí, pero tú tiemblas es Jesús, Nervios? ¿QuiéD -No lo conozco, -Jesús es cl Hio de Dios, y tú lo conoces. -Sí, ya sé. -Entonces, ¿porqué lo negast€? -No me gustahablarde é1. -¿Para qué vino Jesús,Nervios? -Pa¡a molestamosa nosotros,y Dí también me eslís molestarido. €sá -¿Quiér¡ es "nosofo6"? ¿Qui& rDás cq¡tigo? -Preg¡¡lales a ellos. Yo só¡ote digo el dombre mío. que de -Te ordenoten €l nombre Jesús, me digaslos nombres los oÍos demonios. de

y me la pueÍa, Ia empujé me asomé. pastor inviEl conahl tó a pasa¡.Dinorahya estabo y ellosestaban versando.Una vez que me senté,él siguió coÍ el dando.L€ pedíaa Df estudiobíblico que le estaba en norahle€r ciertospasajes vo¿ alta y luegotradupalabras. ella se le haA cir lo leído,¿ suspropias ch un tanto diflcil entender10que lefa. Decfa que y la algonerviosa que se le nublaba vista se sentía al tratar de leer. Yo me sentéen una esquinadel cualo mientrxs el pasio¡le hablabaa Dinorah sob¡eel propósitode la venidade Jesúsa es¡emundo. lndicó que rio era y pecados nuest¡os sisóloparasalvarnos p€rdonar de no ademáspara damos poder pa¡a defendernos y los demonros de los alaquesde satanás que deotro ellaunagraninde Eraeviden¡e habfa lÁ Sin comodidadque le dif¡c1lltaba concen¡ración. y embsrgo,con la paciencia la comprensiórdel pastor, €lla lograba captarel mens¿je. y -No sépor quéme sientotan asustada por qué A mucho leer mecuesta concentranne. mi megusts es la Bib¡ia.peroahora queestoysintiendo cari io un rechazopor leerla -comentó Dinorah. tranquili -No sepreocupe indic¡iel pastor -le zá¡rdola.-Eso es normal en estoscasos.Esaincoque no bien modidad estásintiendo es suya,esmÁs de lo que estáen usted.Eso6espíritussabenque lo que estamos va haciendo eo contrade ellos y sedan por aludidos. Firulizado el eatudiobíblico, el pasto¡ dijo: -Muy bien, ahoravamosa reprender.vaños a qu€ enfrentara esosdemonios,ot¿lenándoles sevayan. Siéntese cómoday vamosa comenzar. a te -Padre Celestial, pido quetiberes Dinorah

J6

DESEITMASCARADO

-

Diporah

!?

-Están Depresióny Magda -respondió la voz p¡ovenien¡ede Dinomh. -¿Quién es Magda?-hdsgó el pas¡or. -UrE bruja que la tieneatada.l-e hizo un e¡¡rcrro para destruirsu mat¡imonio. -¿Magda te m¿¡dó? -Sí, y a mi me gustaaquí. La moniñco. ya casi terminé trabajo.¿Novezcómola tengo? mi Corda, le¿ y tonla. No la dejo leea. Ella antesleía mücho y era muy inteligente,pe¡o ahora, cuandotmta de le€r, le enredo mente, confu¡do.ya el esDoso la Ia es¡ápensando dejarla.Lo tengotodo lisro pa¡a en deshacer matrimonio. el -¿Quién le pagó a Magda frara que hicle.a es€ trabajo? -Ls suegray la cuñada. ¿No vez qüe ellas no querlanque él se casa¡a ella? con tú conoces Biblia, /Jerdad? la -Nervios, -icla¡o, mejor que tú! -Entonces sabes la Biblia dice que rodolo que que atemos€n Ia tierra qued¿¡á atadoen el Cielo y que todo lo quedesatemos la tierra serádesatado en en el Cielo. (Mareo16:19) -¡Cállate, no quierooir eso! -No ¡e gusraoir la Biblia porquee¡ Ia palabra de Dios y porquel¡ene@ei sobierl. -No me gus¡a,¿y qué?No voy a oir más. _Lasm¿nosde Dino¡ah taparon fuerteÍlente sus otoos. -No voy a oir. No oigo nada. Se pusoa ca¡tar con las manos los oídos, en -¡Ba¡a esasrianosl -ordenó el Dastor. ¡No quiero! -erclamci. Sin embaigo,las nunos de Dinorahbajarona su regazo.

a -Yo desato Dinorahdel poderde la brujerla, l¡ cl nombrede Jesús. -¡No! ¡No! -gritó Ia voz. espíriru hechic€rla, ato y de -Y a tí, MaSd¿, te h ordeno salir de ella, en el nombre de Jesus, l¡ ca¡¡ de Dinorabse volvkl haciala esquina dondc yo estabay me señalócon el dedo. Yo estába todo lo pálida y atemorizada podfa que ¡b¡ en€seiftsta te y tuveel impulsodesalir conien. tto. Sentfpánico. -Sei¡or ---{lar¡é e¡ mi espíritu.¡Protégeme! ¿Pafa quévine aqufl Yo no estoypreparada pa¡a presencl¡r esto. ¡Tengo mucho miedo! -No -int€rrumpió la vozdelpastor. Ella eshüa dc Dios. No Dued¿s entraren eila. Estolo düo con muchacal¡na,lo cual me sorprendió sobremanera, captar a él no le aaectaPtde quc estascosas. DO!¡ -¿Cóño puedealguienacos¡umbra¡se esto?a ne Pregunt¿horrorizad¡. -Vete al abismo -continuó el pastor. -¡No! ¡Ahl no! -recla¡nó la voz. -Te vas al abismo ahora mismo. e¡ el nornbre de Jesús. Dinorah bo6tezófuenemen¡e.[-o hizo va¡ias ve. ces mientrasel paslor inús¡úB: -Eso es.Salcompletamente ella. Al abismo. de En el nombre Jesús. de Gracias, Señor,porque estás liberando a Dinorú. H¡¡bo unosmomer¡tos calmay luego el cuerpo ale deDinorahcomen2:ótemblarincontrolablemente. a Las lágrimáscorríar por susmejillas. Fuertessollo206estrem€cían cuerpo. sú -iAy, ay! ¡Tengomiedol

DESENMASCARADO

Dborah

-¿Quién eres?-denandó el paslornuevamente. -¿Cuánto tiempo llevas ahfl -Veinte años. - ¿Cómoentraste? -Un perro la moraliócuardo tenla lres años. Se mucho.Ahí entréyo. asustó -¿Entraste sólo? -inquirió el pastor. juntos.Yo la asusto -con Nervios.Trabajamos todo el tiempo, con muchascosas.Disfruto sus fuerte.Nerviosla hacetemblar miedos.Mc hacen y tener palpitaciones.La fiarea. Yo le digo que no mucho.Por esoya no salga la calle.Esola asust¿ a trabaja ni va a nirEuna parte. Miedo? -¿Quién es Jesús, ya sabe,s. qué quieres que te diga? -Tú ¿Para e,sm,ís fuefe, tú o él? -¿Quién -EI, p€ro yo tambiénsoy fuele. -Ya no, porquete estoyata¡do, en el nombrede la Jesfu, y te estoy quitandoel poder. ¿Sientes atadura? a -iMalditol iYa ve¡áslEspera que nos volvamos a encon¡rar. No -Te echofueraen el nombrede Jesús. me porquenada puedeshacerme, a¡nenaces más. -Ya me voy- Ya no aguanto vete al abismo. Estis derrotado, -Sl. y Dinorah suspirófuertemenle su cuerpodejó de temblar.Mió al pastory le preSuntó: - iYa? -Sí, ya salió. - ¡Qüéraro lodoesiol -exclanó Dinorah.Yo podf¿ oL todo lo que decíanpero no era yo. ¿Cómo cosas? vine Yo es posibleque aleverasexist¿nestas

de fpr insistencia una amiga, pero no lo crefa. Me dccidí sólo por lo mal que he estado,pero en realid¡d no cr€h que ñ¡era posible. -¿P€ro cómo puedeser que una cristiana tenga El Santo estáen mí y siempre d.monios? Espúrru puedenvivir juntos los demonc han dicho que no nlosy el EspfrituSanto. -Esa greguntame la han hechomucho -dijo el p¡s¡or.Yo mismopensaba a¡tesde conocer así escuenta queesu¡a doctri de to8fe¡óme¡os.Perodese Si n¡ equivocad¡, hablana üavés de su boca y muever¡ cuerpo, es porqueestándentro de usted su an alSuriaforma. Por esto es que usted no se curaba, aun cr¡ando a Es la pedla Dios quela sanara. queno eraunaenfaamedad. Era¡ demoniosque vivía¡ en ustedy la msnejaba¡dqlde !u menle. I-os demoniosse van cu¡ndo ur¡olos echaen el nombrede Jesús.Por eso la rs n€cessria liberación.Hastaqueellosno salier¿¡ , no la usted podfaexperimenta¡ paz de Dios en su vida. que Ia Biblia hablade Satanás Recuerde como el que ladrón vienea matar,robary destluir.PeroJepa¡aquetengan vida,y pa¡rlsdijo: "Yo hevenido (Juan10:10) ra que Ia tenga¡l abundancia." €n Si un crisüarp no tienela victoria sobrelos p.obleñas, no F¡€det€nervi¡laen abtmda¡cia. decir Qu¡ere que algo o algu¡ens€ la esti robando,y esealgo o veces,un demonio.Por algo di ¡lguien es, muchas ce la Biblia: "R€sistidal diablo, y huirá de vo4:7) soros." (Sanliago y Si ustedqui€aeque Satan¡ís los demoniosno la molesten,tiene que resistirlosen el nombrede Jesús,Con iSnoraflos sevatra ir. Al contrario,si no

DESENMASCAAADO

usted los ignora, Ies da la oportuDidad trabajar de a su anroJo. Estonadie lo había me enseñado esoqueteny al 80 añosde conoc€r Señor.¿Porqué estono lo enseñan las iglesias? en peroescierto -Pues en estaiglesia seenseña. si que la doctrina de Sata¡ásy de los demoniosna sldo distorsionada inclusodesechada todo. en ale del gunasiglesias. casinadiec¡eeen la existe¡cia Ya del diablo y de los espírirus¡nrnutrdos. EsroIo diqo refiriéndome lanroa la iglesia evangélica comoaia carólica. créame al diablole sirvemucho Y que que creanque no ef,iste. pasa Asi desapercibidocasi y naolelo enlfentz_ La otra idea que a Sahnásle convienetambién. es que hayque tenerlemiedo. Esoes totalmente falso. La Biblia rios aseguraque mrás froderosoes €l que estáen nosotfos, se¿Dkrs,que el diablo.(l o Juan 4:4). No6otro6, tenemospoder sobreé1, si es quecreemos Dios. Más bienel diablonosteme en a nosotrosy nos obedece,si lo enften¡amosen el nombre Jesús. de Hay genteque cree que si ul¡o rio se metecon el diablo.é¡ rio se metecon uno. Eso tarnbién un es eng¿ño. diablole irÍe¡esadestrui¡todolo aueDios Al ama.Es más.le interesa dest¡uir un c;ist¡ano más a que a un no cristiano porque cristiano el representa unaamenaza pa¡aél y porqueespropiedad Dios. de El diálogosehablaterminadoaqui. Era t¿rde.Dinor¿hse despidió se fue para;u c¿sa.Aquella y nocheyo no habrLa dormir. El impacto esla d( de experiencia habúa caiadomuy hondoenhí comopara poderdesecharla mi menreparadormi¡. Éasé de muchos dlas intenta¡dodigerir todoaquellor¡ucpresenc¡é dí¿. ese

4
Ahora le toca a usted, Rita
en . Al fr¡ali¿aresa$esjón la quefui unaobserva ¡¡ofamuy Inleres¿da pero. a la vez. muy asustada, t8le pastorme hjzo un gran favorque.en esemo. menlo_yo e¡perünenté comotodolo conlrario. De5. jdo puesde naberse la mujer a la que se le habÍa ¡recno. tlberación. pastorse vo¡vióhaciaml y ta el me duo con muchanaturalidad -Muy b¡en,Rita.ya v¡ócomosehace. Usred es cnstra¡a.Comoh¡ja de Dios usred rienela m¡sma ¡utoridadque tengoyo para €chardemonios. La úrohaesctaraencu¿¡toa eso.Dicequelodoelque c_ree. el nombre Jesús en de echará fuerademonior (Marcos 16:17,. ya Ahorale tocaa usted. puede se_ gürrsola.Si ¡e llegaun casode e\!os. ust_ed puede e0renterlo Me ¡equedé m¡rándole perp¡eja. priocip¡o Al cref que em una brornade mal gusto.pero al e\rudiar su exprestón lacial,se me vino abajola esperá¡za de que asÍ fuera.lHab¡aba serió! en No le contesténada porque realmenteno se me ocu¡rió quédecirle.Dentrode mí habfaunatomenta emocion¿|. Es€.comenlario la últimoquc cspeera mba escuchar él en esemomen¡o. de Obviamente no_ dabacuenta pavorqueeltabas¡nttendo se de¡ a ralzdeto quehabhpresenciado. qu¿¡ís ro6rro O mt sl lo re¡leJat¿ fue precisarnenle e\o que me y por
.ll

DESENMASCAR^DO

Ahora le toca ¡ üsted, Rii¡

lo dijo. En lodo caso,estoyconve¡cida que me d€ Io hizo_ inspiración por d¡vina.porquefue piecisa_ mente queme dio el va¡orparainiciar mi viaje lo personal rumbo a lo desconocido estenutdo de espiritual. Recorrílas librerlas cristiüas e¡ busca libros de sobredemonologhy saten¡smo. los devoraba Me en mis ratos¡ibresy h¿sla ¡ltas horasde la noche.Se habladesencade¡sdo ml un h¡mbrc insaciable en de sabercuáles emn c$asobrssdel diabloque Cristo habíavenidoa deshacer. Juan3:t). ll Me pregunlab¡por qud, en lodos los aios de edu_ cac¡ón cr¡sliana hablürecibido quc mientras ctecía. jamásmehabfan cnseñarlo sob¡e estas cosas. tel L¿ ologí¡ en tomo a k)$demonios brillabafjor su &usencia. Hast¿shor¿n)c percstaba ello. Satanás de de_ bía estarmuy conlcntodc esto. pero yo estaba decididaa reponer ticmpoperdido él menorplazo el en ms¡ble. luve contacto cercano otro psi con _Pores¡ ópo,ca, cólogo crisli¿no. prcgunté sabhalgosobre ll si este ca¡npo.tn rcspuc$ta f¡rc contó que una vez lo ha_ bfanllamado unü úas¡¡ urg;ncia.puesto a con que una mucnach¿ cstaba trasl(rrnad¿. -El entrara ¡a cssa- me dijo estecolega._ y ver et esboo en quc cstübaIa joven. comencd a reprendeaF)r s¡ acas{}. pcro no pasónada, ¡us Fratabras impactaron. mc Aquellome chocó ¡¡emenoa¡nente. pLrede comenzar repren_ a . -¿Cómoun psicó¡ogo oer "por st aca5o"., -me pregun¡aba. ¿euésucede sl |a personano estáerdemoniada,si estámentalmente enferrrla? ¡€rh pel¡groso derepren(.,No esto der ta¡ a la ligera?¿No serÍaes|osugeslionar¡a a

que qr¡e tieneun demonio la estácontrolando? ¿No conduciríaesto a agravar su estado? No, aquello¡o iba conmigo. -Tiene que haber una mejor ma¡era -medité. o' más Una maneramás lesponsable, organ¡zada palabra Ia "cienlffiaunque máscientífica, incluso, extrañaen esteconlexto Nunc¿haca" me sonaba bla leldo una investigació¡ científtca de esle tema un¿ -Tiene oüehabefun rnétodo, forna rüís con puedan evaluarse -pensé fiable,cuyósresultados hagta no descansar Me Drometl a mi misma descubrirla.

EI ernDujó¡ de Di6

5
El empujónde Dios
Dios no fue muy benignoconmigo. Decidió '_echarme agua" al muchoantes qui yo siatiera de quees6bap¡eparada hacerlo. medio p¿r¿ No tiem_ po Oe toda! la! invest¡gac¡ones lenra que -hacer proyectadas, No obstante, conffocn ¡asabiduría Diosal ha_ de cer tascosírs,El me conocíabien. Sabí¡ lo coba¡de queera.No megustaban riesgos. los Janát daba un flasos¡n anlesesur segura ¡esuhado da¡lo. del de r uvo queoarmeun empujoncito, cualestuve el le_ Josde agradecerle el nomenro.Todo lu conú¿_ en rrc. ;Le rcct¿mé como nuncalpero EI hi¿oIo que teni¿que hacer, Unanoche estaba final¡zando consult¡conu¡a la mujercreyenle. Comoera mi coshrmbre Derso_ con na-s creen Dios.cstaba qu€ en cerrando sesión la con unaoracrón. entregándolcDiostodolo quea¡iha. a ora_surg¡do y.pid¡éndole llevarala re;api¿ fe, que ¿ r|z re¡mtno. jmpu¡so habfa U¡ me I¡evado tomarla a oe ra manom¡enrras orab¿por elta. Habiapercibioo^q.ue necesitaba aFrlo especial aque¡ Lln en momeruo,un contacto humano_ Ap€naihabh iniciado oración estaba la y inerce. o-te¡Oo Dios paraque la ayudara superar ante a el ¡emory tosnervios la agob¡atan. esor¿ que En mu..¡eué a Jerempezó irtern¡mpirme. extraño|,, pen4

{

i

sé. Entoncescaf en cuenta de lo que me estaba diciendo: -Ellaes mía.Yo no me voy a ir. Estoymuy bien necia! viviendoaquí.Deja de molestar.iNo s€as por la espalda. Un cscalofríot¡enendo me subió enleroseer¡¿ó.Abri los ojos.La muFr Mi cuerpo en seguía actitudde oraciónf,eroesavoz continuaba de por ha-blándome su boca.Me dÍ cuenla que aún qué la tenía tom¡da de la mano. No ha.llaba hacer. y tirarlále¡a fue Mi p.imer impulso soltarle maro jos de ml. peroalgo dentrode mí me detuvo. ' -Si lo haces,-me dech una voz intema, -el demoniova a saberque le tienesmiedoy se va a de aprovechar eso. '-Pero si no lo hago -¡espondía e¡ rú interior, coaquímismo.¡S¡ento - voy a morirmedel susto ma¡|ol mo que tenSola gafia del diabloen mi -Cont¡ólate -me decíaesavoz intema. Recuerde da lo que dÜoel pastor.Tú tienesla auto¡idad Dios. iUsala! -'$ño.! -.lnmé te"onocierdoesavoz dent¡ode ahora. Te neces¡oaqui conmí. No me aba¡dones miso. Dameñ¡€ü4. en de El esposo la mujer estaba el cuarto El estaba perplejo. h¡blando. Al menosya me haEl demonioseguía Ers de bra percatado que era un demonro. un Primer paso, ¿no?Había podido reconocerlo -me decí4.Dejade orar por -icáüate, c¿illate! de moverme aquí.No voy a de_ ella. Yo no pienso jar que me vengas echara perderlas cosas a Me armé de todo el valor que pude (que no era mucho,por cierto),y me lancéa enfrenta¡lo. -;Oimo te tlamas?-le demandé.

ao

Df,sEw^scan^nñ

El cmDulónde D¡os -¿Ust€d s€ dio cuentade lo que suc€dió? -Buem -dijo é1,of todo, pdo no é bien de qué sc t¡ataba. -Yo ter¡go que irme ya. Es muy tarde. Mejor h¡blamos de esto mañana-le dÜeevitaodoentrar cn uDala¡ga e¡plic¿ción psia la cual rio me s€ttía F€par¿da, Ellos estuvieron ale acuerdo y se mafch¡Úon. Por unos hstantes me sentl aliviada pero en eso Dense: -¿Y si alguo de €sosespf¡itussalió y esüípor ¿qul flotando? me Con esepensamiento desaéenun temblor.Toñé la Biblia de mi librero y la asl fuertemefi€ con ¡mbas nanos. Me abracéde ella irtentatrdo s€ntir h presencia& Dios en ella. -¡Señor! -supliqué. Qr¡c mi esposoDo t8¡de. Caminépor el pasillo h¡sta la puertadel edificio y la abrí. ¡Nada! Aun no habfallegado, Regresé a ñi oficina abrszandomi Bibli¿. -¡Ay, señor! Po¡ favor dime que ningfu espfriiu ñalo estÁpor aquf, ni rne va a hacernada,ni se me va a meter a ml. la En uú ¡S€ntía miedoespantosol esoescuché bocin¡ del c¿¡ro, ¡Era mi espo¡o!Coarf haciala pue¡t¡, ss|l'del ediñcio y entrécn el auto, tod¿víasujenta¡do la Biblia. -¡Gracias a Diosl Cr¡cias por h¿c€rlollegar.

-Nervios, Soy Ne¡vios. pero no estoysolo. So_ mos muchosy tenemosmuch¡ fuerz¡. -¿Córno entrasle, Nervios? -Yo vivo aquí. Ests es mi cas¿. -¡Crntésfame! ¿Cómo entras¡e eü¡?-le erirí. eI| Duchas cosas. Ella es muy débil. Es rn-uy -. '.-Por fácil Da¡añí. -¿ar¡ráI €s tu propósito e¡ elta? -Quercmos_destruirl¡. eueremosque su es¡roso se aburra de ella y la ab¡ndone. No me atrevia qnita¡lelos ojos de encima pa¡a mrfar a su e,Jposo. fa pavor de que la mujef se se me abatanj¿¿E cr¡ando dabaningunas€ñalde auD no que fue¡a a hacerlo. de ,.-Puesno var¡a lograrlo,-respondf. Salgan ella, en el nombre Jesúsde -No, Do rne voy. yo soy fi¡erte. -M¡ís que yo - penséen mis adent¡os.SiD eú_ bargo coDtinué: -M¡is poderoso el que estáen mf. es -Sí, pero yo tambiénsoy muy fuerte. Vamos s ver quién gana -dio retlndome. Mi mente corríaaceler¡damente. esposo Mi esla_ . o¿ por legar a recogerme. habfanadiemásen No er edr¡rcto como paraabrirle la puert8, hom de cortar. ¿Quéhago?_me preguoté. .-bs Me vrtroun tmpulsoy lo seguí, -Devuélvele el control de su menreparaqueella puedairse -ordené con ñrmeza,aunquepor denno lemblabade miedo En esola mujer abrió los oios y Dresun!ó: -¿Qué pasó? Dabola impresltndee6tar despe¡tsrdo un $¡eño de profr.¡ndo. sabta No qué dea¡rta. Miré I su esposo y le p¡egunté:

Inic¡o de Dt ministar¡o

.9

6
Inicio de mt Ministerio
Varias vec€s intené volver a conversar el pas_ con _ lor queme h¿bfa permirido observa¡ ses¡ón lil¡ de perac¡ón,peroél estab¿ un¡ épocade muchotra_ m o¿Jo. Má5 ¡dela¡rte habrb de darmecuent¡de que esto era_lonofdsl pafa toda persoa que minis-tra ttoeractónesoúitual. Luegode virios fracasos comr¡nicarme é1, en coD . oes|sl|. no enfa tlempo atenderme la cartst de por rsn Fsadr que tenía. Esto me obt¡gó ialf laba-jo a ouscaf olrosrecursos, euerlaobseÍvar prirÍ-e_ de ra manocómo era queotras permnastr¡taban estos ca¡¡os. amigaa Ia cuathabfa conocido u! estudto en . -U.'na D¡Dtrco @ntósobresu propialibe¡ación. re_ me Su rarofte ¡n¡pactó muchísimo. indicóquea vecq\ Me eua ¡ba0l Srupodorúe la habi¡n ayud¡dó a liber¿¡_ se y orec¡ó llevsrme con ella. l¡ acompañé varias vecespe¡o ocurrió algo que me ahuye;6 de ahí. . Me-tr¡Dt¡ llegado uaa cliente en muy mal estado @ satudmental. Me contó muchas ixperiencias soD¡eDaturales habfa que vivido. por su hiioria, me entere nccesit¡ba qüe Iiberación, Tratéde ub¡car de nu9vo pastor aI cuyotrabajo perono lo con_ conocía s€gu¡. que.po¡ la u¡geria del caso,docidlsffies_ Asl garme cor¡ estegn¡po. ,a

L,€pedl ¡ unamujer del grupo que me acompolaestab¿ r¡ a la casade la cliente, quienpam entor¡ces Solamentelb¡mos ¡ no podfalev¿n¡arse. cn c¡oa. or¡r por ellay a invitarlápü¡ quevlnleraal gn¡po' cuando¡rdiéra, para se. ministradaen sanidadin_ tcrior y liberación Seoiesent¡iun pmblemaya que la heman¡ de mi cücnü se¡trasódemasMo ál venir por nosotr¡s Yo en hsbfaeúeridllo quevenfaa IEcoBenEs carro' pero llegóya era la resultó un aütobúsParacuando ser hora eo que yo tenfa que irme Parami casa Pa!¡ de evita¡ ouela hermar¡a mi clienteperdierael vi¡je' que que pedfa la señora me iba a acompañar. se le fuéracon esamujer a h¿blarun pococon micliente e invita¡la a la oración, Ella accedió y partieron lun¡as. Al día sicuierte llamé ¡ mi cliente paraavengüar cómo est¡ú y cómo te habh ido la nochearlerior me Al con Ia visitade la señora. hacerlo. llevé una muy desagrsd¡ble lorpresa el de ia madre mi iliente fue la queme contestó y me infomó que la v¡sitade esamujer hateléfono desastre La señorano sehabialimit'ado bfa s¡dor.¡n e hvitarla al 8rupo sino quehabladecidia v¡sit¿¡la do loma¡ ciertasiniciativascuyo rcsultadoh¡bla sido catastrófrco. Yo le h¡bía explic¡do e €slÁseñora,la cu¡l e¡a c ólic¿ c¡rismátic{, que csa familia que iba ¡ vísimención t¡ tar eraevaDgélic8. pedfevitárcualquier Sin co-nt¡oversiales. embárgo.no h¡bls tode temas m¡do en cuenls mi indicación. HaMa aprove¡h¡do la ooonr¡n¡¡lad D¡ra lrslal de hacerProselitirmoreIo cual-h¡bía sido un error garrafrl' liri&o, -Ademáshabl¡ enfrent¡do a los demoniosen mi

DESE{Mr{SC¡¡áX|O

cliente sin l¡aberle explicadonada a ella. Estos se hsbia¡ manif€stado violen¡arnente la muje¡ les gri_ y raoaruenemente sal¡er¿n. que Aquelloc¿u!óespenlo en |os p¿úrcn@s eshbanpresentes. clienle que Mi a 8r¡hbaquesellevaran esamujerd€ahÍperola se. por ñorains¡sthenenfrentarlos. fin, alguien dijo le a É seDora se ret¡f¿fa la casa. que de En e6emomenlo re¡naba un pandemonio. allí Mi clrenE tenl¡ los demonios msnifefadosy estabs muy alborotad¡.Decid¡eron en buscs u¡rpsstorqüe; ir de logró tranquiliz¿la.peroestaexperreniia habla la uarxnatrzado lanio queestaba fufiosa conmigopues me culpabade todo. No queríasaberni oir nad; de ml. la muchachalenía razón en enojarseconmtgo, . Aunque nohabfa yo planeado lascosas, así lodo ha_ bía sido un des¿stre la cxtralimit¡cónde esla por yo señora católica carismática. me sentfa teftible_ mente , Jamá$ mal perdido un cliente for_ había a en rna tan desagIadable. C¡¡ando fui a hablarcon la señoracatólicapa_ yo ra.pedirle expl¡caciones hr quehabh heaho, de ¿lla rehui¿ba pa_ comprender malquehabía lo actuado. ra ceÍaa @n broche de om, durantenuesúacon_ versacióDme cortó la siguienteanécdota: -Un dh e.stábamos orarido por un hombre. Reprendíamos el nombrc Jc¡úsperonacl¡ en ¡le pasaba. En qso, una de las que estabacon dosotros exclaúó: "Dernonio, te echofueraen el nombrede M¿ría, la mad¡e de Dios." En e$o el hombre co_ menzóa convulsiona¡y cayó al suelo. Al rhomcnro se le quitó todo y s€ pani. Eso es paraque veaque M¡rír ta¡¡¡bién tienepoder. ¡Surelatome horrorizó! Yo corx)cíN la Biblia. bien

como I Timoleo2:5: pa\ajes dc Me sabia memoria iiioioue hay uo *lo Dios. y r¡¡ solomediadore re hombre" Y Maroioliios iom¡.es. lesuc;is¡o a segub¡¡n los que crecos ló: 17: "Y estasseñales fuerademodos ' saet ftaf XOV¡nf ""harán "i' ;;;ñq* h liberació¡teníaque s€r en el ü nombrede Jesús. totalnentecoo estegruTodo estomedesilusionó sobr€lo ocr¡rridoy ella lamai U"Ute "on "aiga Me -. üién se esc¡ndatizó. dijol -'lt¡l me est¿s.onrando confirmaalgo que ouem" orabahsceurrosdlas Me t¡lnios me'diio mjent¡as grupo'nodei"¡ -:"""q". y" te liberéenese mal carru"". uiu tór"", uttt p"tqi," .$aba yéfdose Por no, Ahor¿ entiendoPor qué' "-ü" y poi etasperson¿s máslodavía ..ttr "it," qo" acuáh abí para recibir ayug.né rnu"rt" bien in¿it gtupo eran personas ái. -il" i."'t-ü.'ui* con pero lamentablemente tunoamentencionadas, to blbüco equvocaqo' antesde tener OuizÁshiie nral en abandonarlos en ese su h ;Dorunidadde explicarles error' pero

ilJi""ü

su me más¿hl. Sólole pedia Dios que lesenvrara promete eipi.inr paraguirrtoi o rcda verdadcomo en su Palabra. * en que * Ouieroaclufar hacefhberaclones e¡ es ul¿ ¡romb¡ede M¡rl¡ no necesariamenE g.p* católicoccarisrtáii"ri* peÍ' "o.,tn "nt," a personalmeüe muchas iicos, Conozco j8Ítas dtr gn¡pos que $te sonas asi$ena es¡o6 un lsrlan estetipo de Práct¡c¿Esto ocl¡¡rlo eo la Senerali¿ar g-po tani"uta. y no pretendo observsción.

de * ." .""i" conla c¿Pacidadwedar-

52

DESE|\'I|IASCA¡ADO

I¡icio da mt hi¡bterio y no las puedeentender,frorqueBehan de disc€mi¡ " espiritualment€. (l Corintios 2: l4). Confiaen ml. Yo soy tu Ma€stro. -S€ñor. tú s¡besque no Boymuy ñ¡eneespiritr¡al¡nerile. si !¡E Uega c¡so violentoy no puedo un ¿Y maneja¡lo?¿Y si me hacedaño?¿Y si Satanísataca a los miembrosde mi f¡milia? He oilo quea los que se metenen este campo Sataftíslos "agarra entré ojos," -Yo soyt! protec¡or,tu luga! de refugio. Yo soy tu fortaleza. -Señor. e vgcesdesconffod€ tu c¡ite¡io. Realr¡rente comprendo no cómo se¡e ocurrió escogerme ml paraun trab¡jo de estanaturalezs.Tú sabes Io a miedGa que soy. l, que tend¡ásque haceren mf para prcpa¡armepa¡a estegrabajono es una simple remodelació¡. ¡Tendrásque botar todo el edificio y const uirlo de nuevo.! -Yo no te he dadoun espfuitude cobardía,siío un aspfitu de poder, de amor y de buenjuicio. Yo constIufel universo. ¿Dudas mi c¿p¡cidadde hade cer alguDoscambioser tu est¡uctr¡¡a? -Está bien, Padre. Acepto. Mánda¡nelos casos que ¡í quieras. Hqré lo me.iorque pueda,pero no te prometo buenosresultados. -Los ¡esultados106doy yo, no tr¡. Tr1scr& un cana.lde MI pode¡. -Tienes razón.Perdóname. Así h¡e que, por l¡ presiónde una rDala experiencia, decidf entrar yo misma en el ministerio d€ la liberacióD demonlaca. Gracüsa Diospor suproo¡ess que'"a los que amana Dios, lodaslas cosas les d€ a bi€n." (Romanos 8:28). ayudan

internrmpirlas visilas¡ es¡egrupo, conrrnué _Al queprecrúa¿nh tiberaA:l1@".d:p"o9* clon €sp¡ntu¡|.Descubrf €¡¡ muy que difkü concerta¡.

ÍlT,uHlo""*

tttu" tod¡i eshb¿¡ sob.eca¡g¡das

algoserá,_-me a mi mism¿, deman_ düe l¡ ,--Por g lr6¡a sus serviciosdebc ser mayo¡ de lo que me tm¡g¡¡¡ba. Esro signifrcaque haó pue,$¡,¿trab¡jar en estec¿mDo. falta genteCrs_ ro¡ nn Íre df cuentade qua Dios r¡te eshba fo¡_ _z¿r¡{t{ comeDzar cuenia a por propia,No me seotia prepsrada parae o. pcro le habléa Dios :.8rylub muy Sbcemlhenle. ¡n".gu.". Señor. Rsdem¡si¡do poc¡ ,- ::Y!,:i"1o |a e¡pe¡enc¡a qu€re4goe_n campo. esre Sólobe.pre*": cuant¡s liberacionesy nunca he in_ ::l:,t91 t€nl9do h¡cerlo di¡ect¡mcnte _recl;né. ¡o que pas¡icn tu ofici¡s la otr¿ rbche ^---Kec-(¡erda -susufró en mi menleesoeradife¡cnle.Ahi tú meempüj¡ste L-^Sl,lr¡o a^rl¡:eflo.Es muy distintocomenz¡¡el enfren¡arn¡c¡tro yo m¡8fira. te ¡tuusties. No teDgssmiedo. yo ^ --._N! ¡^ay¡¡d¡I. Te iré mosra¡do cómo hacerlo. te voy EsAÉ conalgoe¡ lodo momento.Ja¡fvísle ¿b¡noon¡ré. serior!_te reproché. quc me pides t¡ es ^._-¡^y sumsnentedificil. soy psicóloga.M¡ reputacónco_ no sé biencómo hacerlo.

d:ojucgo. Todos ¡ crcer v¡¡ que T.-gTlorrf UDa.psicóloga echando _e_s111 ¡ demoniosl _toc¿.,Además iB ¡nconccüDlel

L-ff,q#fl;,ff.*;¡trFJ*fr_qj

.,

Maruja
Poco después buscó Maruja, una mujer qu€ me se h¡bh sometidoa liberacióncon el pasiorque yo conocfa. la habiaayudado El mucho,peroelia nec€sitaba má.s trat¡mienrode liberacióny él no tenis tiempopa¡adadeel seguimien¡o hasta dentrodc u¡os mes€s.Una amigade ella le h¿bíad¡do mi nombr€ paraver si yo e$tarfá disf,rlesta continuar trabaio. a el No sédedóDde saqué valorparaacepur,aunel queen .e¡lidad si séquién fue el que me to dió. Fue m¡ Señor.empujándome car'iño el c¿mi¡o con por queEl mismome habh trazado. un avenoradesE¡a conocida, p€rojamásr¡e he arrepantido embarde ca¡mc en es€ viaje con El. L que más me cosl¿bamaDejaral principio de este¡ninislerio, era la ansiedad me producíael que no sabersi los demoniosse iban a ma[ifest¡r o no, pero como yo sabfaque el pastorya habíainiciado el caso,y que los demoniosen Ma¡uja se manifestabansbiertamente. eslo etimin¡ba. en gr¿r pate. ml ans¡edadLuego de unaoración, comencéa eofienlAr a los esplritus. Estosme respondieron c¿side inmediato y entablamos lucha. CoDfo¡meava¡¡zaba tiemla cl po de la s€sión,me percabbade que alSodel poder de Dos hablaen mf, puesro los e9pírirus que obedecla¡ mis demandas msn¡festarserespondfan y de a
54

h¡sdo E6!o mis preguntas. me fueda.| unavalenlfa desaonocid¿ 6l Para tÁ entonces algunasde las cosasque me puedonegarqr.rc No Áshban una vez r¡node d;;'iñ'-;ü;*.'.' etlosme diio: "' ]eiü tf üÉ", tn *¡et deella perome metoen 8r¡en3za' dio Mi corezón un brincoal oir aquellá quetso no erapode mí m€ aseguraba Aleo dentro sibie. pero otra fuerza me ponia ¿ ouoaf' át€monza-Ni ouedeshacereso -le conleslé da, Crisio me Protege *-ii.-i" -Pero te asusté' -a'o builonamenre,

t"3lf;"oi*r"'
"'-SoiJ

pasajeros eran v me "pisodios "*, en hicieronfonalecerme Dios'

tiemesu mujer Por619ú¡ "on mejo¡ías' Perollegaíps ooú" .-*-do *'l Ért" "u¡¡un¿o tlla no isuba poniendosufi;";"-*p;;-.-p.tq"" .i*t ¿'e paire. g"uó mt¡y fácil vmir I senlars€ ""'i"i Por t. ¡alalla espirilual etl¡' sin iJi-t" "" hacer nadsde 5u Pane' í.ner óue *'ñ al enüu r."lOn, ." *otí tor¡me e fiu$reds salido *i.tot espfritusque hablÁo en de es¡abo¡ ouevo ella' -ffi'o*-fot ii.iil iu

me de situación p."gun¡¿ óit*áo i"t""ii¿n -t"¡orp"rqué esta "t

t"lfldfiiir"

aniojo' eotra¡y salir de ella ¡ nuestro Podemo; ' -É que Medl cuenta laconftonü"" ¡idecre "Éc". ten uJén dedemonios faqueir acompañada blbüco J¡"iinto .ip¡¡¡u¡ por úedio de €studio degrupodetipocspiri .r"i"ir""ioí"" qu€ "a¡'"¡¿adcsdescubrí dcbfad Tanb¡én íJ:-il;b y "* unamad'¡r¿ción psicológic¡ c¡o de ir acompanaO¿

débil' oiosEs * * r.*h¡€ en

!6

DESF.NMASCA|IADo

JOf SU vrda.

biosenel estilod€ vida.De otro modo.el resultrdo no rD¿¿ s€r duradero. EIa elabfl aqdiendo doDde perso¡.as para dos más lecrD¡r lrberación la ideede que en esaforma con poola acelerarel proceso.Es¡ocausaba muchaconIus|onpüesloque.yono estaba eoterada lo que de habÍaocu¡rido en las sesiones las otrasdos con [r_ sonas.^n¡.ellos io que estaba haciendo yo. -sabfan un E conhontéal respeclo. r€c¡rneodé t¡ qrE --ror escogrcm,quedafse uno de nosolrosparasu pro_ con cesode liberación. señaldndole incónvenienles los oe_contrnuar la siruación en actual.Le habléram_ D¡en cÉnasacciones ella tenlaque realizar oe que par¿ayudarse sf misma. a algunas naiuraleza de esp¡r¡tuat o(rasde tipo práciico.por ejemplo,eUa y necesilaba ¡omarla decisión ocupar ticmpoen de iu algo, ya que eshbatotalnente desocufrad¡. Afónunadamente. de los pasto¡ei esuba uno que aconsejándola hizo las mismas le sugerenciás, cual Io razin en lo que 9{!o.,a comFenaerquercn¡emos fa le ú¡drcábamos. estaformaella fue asumien'do En unamayorresponsabilidad su vida.en luga¡de por deperÉer bfalmenledeotrosparasu est¡bilidad.Esto rc permrtró ava¡usrmásr4ridaftentey orgadzárme_

8
Alejandro: Obsesivo Compulsivo
a Tení¡ ur añodeÍ"¿tarpor PcicorerapiaAlej¿¡dro, cuare a años.Sufrir de lo que u¡¡ hombe solterode de conrcunananrosis tipo oF se en pGicologra conoce era Su compulsión Ia limpieza compuls¡var. sesivo Vivh a vari¿shorasde la c¿piial' doode est¡ba mi olicina. El hechode que durante ün año habfa estadodisFresto ¿ viaj¡r tafio po.a acudir a las ci_ y tas, mc hdicaba su interésen sana¡se su disposición ¡ ponertodo el esfuerzorequeridopa¡a lograr su salud emocional. de Los sfntomas su problemale tralan mucllasdi_ y con susPadres un herma¡o.con los ficultades cualesvivía. Ato¡mentadopor la falsa ide¡ de que en susD¡rien¡escran descu¡dados su higieneperso_ nal, se pasab¡el día ente¡oexigiéndolgsque se la_ etr varan las ma.nos, especi¿lcuandohablan usado el servicio sar¡itario.Ellos ratabon de ser mñprensivos cou é1, Derola insistenciade pa¡te de él er¿ tanta. que a ;enudo los hacíaperder la paciencia fuertes. v cnt¡¡¡ en discusiones cofi obsesio¡ado evitar la contaAlei¡ndro €staba su minaáóo. el abrir la puena, sacaba pañüelolimdiy lo DolJa a sobrela per¡lla fin de no toc¿rla Dio iecri¡eire r¡ te¡na muchoa los microbiosqueésta t€Íía $rc l¡verl¡s pudiem tener. Aun las mon€das por es¡etemor. ,
57

De su casoaprendl que la liberac¡ón lo es to_ no . oo. r-omprencli hacefalu combinarla cre_ que con cunlentoespl¡¡tua1, conocimientos pricológicos de_ y crs|ones prácticas paraob¡enerresultados áumderos .

53

DESENM^SCa&ADO

cotnpukivo Al€ieDdro: Obs€s¡Yo

5e

Seb¿ñaba variasveces aldía y. al hacerlo. renía queenJaDonane muchas veces, Aun asiquedaba con dudasi habrla quedado sucro atguna en pane.Nulca se senllalotalmente ¡imDio, Nolomía en restaurantes-nicasas en pues ajenas. pensaoa |as personas preparaban comida que que la no emn lo_suficienteorente timpias.Eslepensarnienlo rc proquch asco, En supropiacasa, lavaba platos cubienos él los y que tb¿a usarantes senlarse comer,presionade a ba. consEntemmte su madre,pregunt¿indole a s¡ se naDla lav¡Oo manos ¡as antes tocarlos al¡mentos, de Losservic¡os sa¡itarios causaban incontro_ le una labl€s€nsación ¡epulsión. de Te¡h quelleva¡con_ slgo bolsas.plásticas defecar eúas,puesto para en que p. Trypb, la ideade senl¡rse un inodoroque en naDta stdoocupado otraspersonas. su c¿sa por E¡ ten¡a cuanode bañoprivadoy lo mantenia un con una trmp¡eza impecab¡e. psicologla descub¡eno lascompülsidnes ha que . La de rtmpteza der¡ban sentim¡entos culpain_ se de de conscrentes hacenque la persona sienta que se su_ cla. rára ots¡raz¡r estefénómeno inconsciente, sur_ ge lüegoel mecanisño proyección mediodel de por cuarn sucied¡dseproyectasobreolrosy asl sel¡ene ¡asensac¡on qu€son¡osot¡os los queestánsucros. dé ¿r er¿cflst aDo,perose habh alejado la igle_ de . srÁ.A ttavésde nuestras convers¿ciones habíato_ madola decisiJDde reincorporarsela iglesia es_ & y lo le habfaayudado reducirsussentimiei¡os cu! a de pa..Aunasl muchos sussfriromss de persis¡fan. Un d|adura¡leunade nuestras sesiones. eala_ yo , ba orando con é¡ cuando sentlun impulso decir de algo y lo h¡ce.Dije con muclE firmeza:

ordenoqueIa represión -En el nombrede Jest¡s, y que los recuerdosolvidados surjan a su sea rota menteconSciente. a En es€irstant€,el hombrecomenzó llora¡ amar_ i¡unmte. - -Me acában venir unosrecuerdosMe habfa de complebmenlede est¡s cosas-sollozó' olvialado en estan<to ml cama. yo Una vez, siendo peqr¡cño. y las de me levantó rep€nle cobijas me vrÓ mi mamá el pene. Me reganóy me dijo que €30 toc¡tndome no sehacla,queer¡ uriacochinadaYo me sentÍaverqonzado lloré mucho. y - -otr¿ co6a re€ordé quemed€jaban cu¡danqu€ e's que vecinitasmenores yo. A una de 9ll¡s do a u¡as vo no la Quería.Cua¡do se iban los adültos yo le no irsaba múcho. Como ella era mils p€queña se 'oúía para q¡¡eno condefendery yo la ari€nazaba ür¿ nada. Yo sabfaque no debfahacerlo. pero no me podfa controla¡. en me -También mi mamá pegaba la manoy me "caca, caca" cuardo yo iba a tocar algo sudecía lor cio. Cfeo que esaes una d€ las r¿zoDes las que s¡nita¡ps' tensotanlo ascoa los servicios sus a dré oor él pidiéndole D¡osquesanara heride li quiura el sen¡imi€nlo culpa que le habla dasv á oue¡aOo raiz ¿eesosi¡ridedes Taobién pedfque tan ü¡ara la asociación ñrerteentre "caca" y "suLuegole minisEéüberación' cio." sintióun este esa Después-de expericncia. hombre disminulos sobre p¿rienles iivio. Supresión cran s€ ió notablementiy cuandosebañaba. enjattonaba sola vez una que la fuerza que un demoEste casome enseñó repuedéteDersobreslSuier está íDtirnamente mo

IEEENM SC ¡aDO

compolsivq Ahiandro: Obsesivo

!!

l¿cionado sust¡aumas con psirlógicc. Es¡osr€cr¡e.ooscon cargaemocionaldestructivadebens€r descuDteflos.Es ¡mportanteque la personarome coDctencta cómounaexpefiencia supasado de de sefue rra¡slotma¡do hasta convenirse un sínloma en psicolog¡co. Hab¡endo enlendido esto. puede se om;pa_ r¡ queUtossane estss por her¡das emocionales. lil_ trmo,s¡undemonio logróentrar ¡apersona ¡¡iz en a o€ eselfauma,seránecesario e¡pulsarlo,pero, de observado,_si traumano ha surgidoa e¡ l:| !u: Ite y ra.concrcncn no se ha tra¡ado é1,el de;onio con renus¡¡f_á puestoque esetfauDa le sirve de trse asioero. tstespiriluinmundo estdfirúemeDte anclado en ese recucrdo. Séque en la Biblia no se bablanadasobreesto. En ¡oscasos relat¡dos ella, se le ordenaba deen al monrcsallr y_ éstesa.lía. ¿porqué. entooces, es¡amosvrendo ¡tgo distingohoy día?l¡ respuesta tora¡_R ta lengo.pero si tengouna teoría, bfbl¡cos sabi¡nnada no $obre psi^^:11:s :remqos no había avanzado corogx¡. La cEncia tanto ¡ún. a¡o¡a conocemos más sobrc la conducl¡ hur¡rsna, por lo que s€ lracepo6ible aprovecha¡ese conoci_ fruento. Yo creoqueDjos tratacon cadapersona acuerde , oo con-su,¡¡v€l coDocimienlo. esoSantiago por de reco¡tuenoa: Henn¿nos Í¡los. noos hagdis rnaesEos mucnos.de vosouos sabiendo recibüemos que mayor conoenacón" (Sa4i¡go3: | ,. S¡D¡osnoshapermr¡lqo.saber ¡ambién m&, espera de nosoEos. m¿is m o8do ta oponun¡dadde esrudiarp6i^^;r-¡^r,¡-r corcgE.T: esf,eraque yo use lo que he apretrdido. Et r¡¡a lnt se¡la Í¡ás f¡fcil que las libetacionesque rearlzoruerülmmo en los tiempos bibücos;..Éuera,

en el rombre deJesucristo"y el demonioseva- Pero minist¡¡dani yo terdrlarnos si asl fuera,ni la persona queesedemonioenttó en ella. Tamclaro cómo fue necesarias cómo pocosabrf¿Jnos lomarlasmedidas que eseespíriturcgrese ella o a sus a para evitar descendientes, obsesivo compulsivo, En el casode estehombre yo no 10hubiera ayudadoa comP¡endelque eso si que hizo la madre de castiSarloa los cuatro años el cuandolo e¡contró tocándose pene, fr¡e un Sran Io fi¡e el programarloparaleerro., coño también haríalo misá nerleascoa las heces, prot ablemente propio hijo, si algún dl¿ llega a tenerlo. mo co¡ su ¿Porqué? Porquetodo6 iendemosa comeier, con nuest¡os p¡opios hijos, los misÍNos eÍores que nuestrospadrescomeüeroncon ¡osot¡osr a menos que alguien nos saquede nu€st¡oerror. Pero, como los demoniosde culpa y ascono salicron a la primera ord€n que les dí, tuve quc Profundiza¡ másel problemay así fue como descubriAhorá,g¡acias 16 de6a mo6es¡os efforesf¡ü¡Emo6. que psicologí¡y a la comprensión cubrimi€otos la de problema, él sabeque el tocarseel él logró de su penea los cuato añosno esninSúnpecado,smoul¡a conduct¿ totalñentenormalen un niño queesf{ descubriendosu cuerpo,y tarnbién,que no sedebehalas ce¡ queun niño asocie Palabras "caca" y "suque lo hizo su madre cio." en la formaen

r .- oBs€Slot'Lol'¡Pt LSol{: ldd p€€bl€nle e ¡¡reí¡5libbqu€ lá consciench no pu€d6 rehazsr y qú impu¡ta al i¡dMduo a dot€r¡n¡na4t ac!o. aú cmtr¡ 3ü volunted v 3u !.nl¡do cl6 lo

Cecili¡: ü¡¡ r¡iia de ¡u9ve lñoÉ

9
Cecilia: Una Niña de nueveaños
- Por favor,atienda mi hija -supücó la m6dre a de Cecilia. No tenemosderechoa Iátarruento oor panedel Seguro y Social yo no puedo pagar psiun corogo.La maest¡a que necesiE clrce ayudaprofesronalporquelene problefiasen la escuela. Le dl citay el dh indicado apa¡eció la oiñ¡. cotr Cecüiatenlanueveaños.Cuandohabléa solascon ella me dijo que le costabamucho mncenúarsee¡¡ susclasespa¡a poocrle atencióna la mafstra. Esto le obshculiz¿ba aprendiz¿ie. su Este el problemiquela i¡ala a mi oficina.Sin era embargo, psicólogos 106 sábemos muchas que veces el mot¡voque da el clienteparaco¡sulE¡ no s¡empre el proble¡na es principal.por esloestarnos entren¡d,os ¡ndagarmásallá de lo que ásteindica. a Preguntésobrela sin¡aeiónfamiliir. Los paores de Ceciliaestaban separados. padreeraalcohóSu lrcoy muy violento.Muchasveces Ceciliahabh visto como él gol!,esba su mad¡e. a I¡ preguntét¡mb¡én sobtelos sentimientos haci¿ su madre. M€ dijo que la quería y que se llevabat¡ olen. -Tu mad¡eme ha dicho que a v@€sle dicescosasmüy du¡¡s, muy feas. ¿Está!b¡avacon ella Dor algo?-p¡egunté. ¿Temolesta ella no viva con que tu papá?

Caailia cameozóa tlorar. a -Yo quie-ro úi papá.Yo sé q!¡eél €s m¡lo coD 'por eso m podemosvivir cori-é1.Pero yo mamáy feNo entiendo'eso- e'spor esoque yo le diSocos¿s Yo no qüiero asa marni. Yo no sé por qué lo hago hacerlo,-sollozó er -Si vieta lo que siento' como que se me merc quele diga: diablov meobligaa hacerlo.Me dice Me"Pena'inmunda.,fara quefui a n¡c¿rde usted? quiero deior hubieranacidóde uns pena." Yo no ""i.lo. oeroesavoz me obliga.no medejalr¡nq¡ila malo.t digoy desYo lo hastaque haga. séquee's trlsrc' úamásepone a me Dués poDgo llorarporque ' contóque fas á¡eas M€ conrinuéso¡deándoben ums aíos atrifuella terla un amigoquesóloella vefa' Ni su tús¡lrí ni dodie úís podf¡ verto Se llarisba ñucho tieñpo juga¡do y hrbla¡¡do Juan. Pasábatr Luego me díjo: -Ya Ju¡n no viene a jugar co nlSo' pero mr abuclitamuertasí. viene tme can(¿siemprela misdesaparema canción.Tambiéntne hablay después ve. Elisasepace.Mihemanila. Elis8.tdbién Ia esa sa caota¡rdo canciónque nos cantami abuelit¿' cosasme hic¡eronpenss¡que l¡ niña Tod¡s e6tas influida por demonios.Le pedfque me gspeestAb¿ hablabacon su m¡dre Querfa ra¡¡ ¿fueramie-ntras t¡st¡r este asuntocofl la madreprimero para obtene¡ su oermiso de úinistrarla en liberación At i¡iorma¡le sobremi interpr€taciónde lo que le sucedfáa la niña, l¿ madre s€ ¡brió conmigo' -Ahora queust€dme habladeeso,nrjnr le orn_ eranespiritis¡¡sEllos ya muro álso. M¡a padres rieró. t¿s ninasdicen quela abuel¡ se les ¿par€ce' Yo sé que eso no es oueno.

Cecilia: una tr¡úade nuev€años

6s

-A mi tambiénme han pasadocos¿¡s ra¡as. Una nochee6l,¡ba en la casa.De ¡epente sola toca¡onfue¡te la puerlay la abrí. No hablanadie,pe¡o algoent¡ó y me prensócont¡ala pa¡ed.Luegome tüó al suelo. Casi me muerodel susto.Me quedéen el suelollo¡ando m¡edo. le conté a r¡adie de No eso porque iban a cree¡que est¿ba loca. Le expliquébrevemente estamujer soblelos dea moÍios y cómo enfrenta¡los.Pedl su pe¡misopa¡a o¡a¡ por su niña y me lo dió ii[nediatamente. -Yo no 6énadade estascosas-dijo. pero a usted me la han r€comendado mucho.asi queconfio en usaeo, La madae salió y Cecifa entró de nuevoa mi olicina. En palab¡asmuy sencillasle expliqué que yo creia que esavoz que ella escuchaba, le ordeque nabai¡Áultara su madre.no venfade ella misma, sino de algo quequeríamolestarla.Le dije que íbamos a averiguar yo tenlarazóno no. si Pasé explica¡leque Dios tenJa a pode¡sobrecualquiercosaquequisiemmolestarla quesi ella quería y contarcon la prorecc¡ón Dios. era muy imporde ta¡rteque le pidiera a Jesúsque ent¡araen ella frara vivir en su corazón. DesdeadentroEl podría ayuoalla srefnpre. t,e dijel -Cecili¿, la Biblia dice queJesús esráa la pue¡t¿ de tu cor¡zón. Está tocandopara que tfi le abras, Inmediatamente ¡espondió: me -Yo lo oigo. Está¡ocándo la puerta.Ahom misa mo to estoy oyenclo. Yo me quedéasombrada. -O esla niña tiene lma g¡an imaginacióno Dios realmente hacierido estií algodetrtrode ella, -pensé.

-Yo no €ntiendobien lo quees!ís haciendo,-le estarviviendoconmuch¡ dije a Dios. peroella parece que le estds permitiendo vivir. Cra' natu¡alid¿d lo por csta al^¡oa. cias -¿Todavía lo oyes?-le Pregunlé -iSíl -me di'o Cecilia -¡All está! -¿Quieres abrirle la puerü detu co¡azin pamque entre? -¡Sí! -respondió Cecilia -Dícelo entonces. en que -Jesús. pasa. Quiero enlres micor¡r¿ón' El dice que ya entró, iYa entró!-exclamó. ' -¿Te esuí hablando a la mente?-le pregunté maravillada. -Sf. yo lo oigo. a -Muv bien. -diie, a¡oravoy a preguntarleela que q;te molesta me diga cómose llama Si voz a te llega la respuesta Ia ñe¡te me la dices. ¿Está bien? -Bn el nombre de Jesús, estoy atando a todo que no vengade Dios. Ordenoque Io que aquello estáen Ceciliame drgasu nombre. -Dicen que sontres, -dijo Cecilia. Uno de ellos más es Juan, el it¡e era mi amigo cuandoyo estaba Ramóoy otro Alvaro' Otro se llama Dequeña. ' l;Adónde en estánubicados ella?-Preguté C; ia se tocó la cabeza dijol Y -Aquí. Dicenque en mi cabeza. Por -Muy bien.-dije asombrada la naluralidad de la niña en esteasuntoy por 10claro que ella escuchabalas voces de los espíritus. -decuerdas quién acabade enÍa¡ en tu corazón? _ en quoél ve a Jesús ñi cora-Jesús,..DiceJuaú

-sí-

óó

DESENM TCA¡r{DO

C€c¡l¡¡: u¡¡ tr¡ñ¡ de rüeÉ añ6

zón. Es¡ábravo co¡migo, Dic€ que por qué lo dejé ent¡a¡, -Ju¡¡ pretendlaser ¡u amigo, peaoen redidad querfamolestúte. Aho¡a tiene¡utl amigobueDo, Jesús -le cor est¿, Pídele¡ El que 6¡quea Juany a las otrosdos.Jesús más fuerteque ellos. es Cecilia, por favor sacaa Juan y -Jesús, -dijo a R¡món y a Alvaro, p¡¡¡ que no r¡rcmolestenm¡¡j ni me hablen mi cab€zs...iYa! sefuemn.Jeen Ya sf¡slos sacó,-exclamó excitada Cecilia. -G¡acias, JestÍs,-o¡é, No pe¡mit¡s que u¡clvan a ella. Qa¡éd¡re con ella y cuidála siemp¡É. -Cecilia. quieroexplicsne a.lgo. seioraque Esa tti vez, que te dice que es tu abuelit¿,¡e esüíengañando.Esoesúu mentira.Es un espfrituquesehace p¡sár por !¡ abuelitapare conftndiñe. Tu abuelita esrárnuertay la Biblia dice que cuandoalguien se muere ya no pdemos hablarlesmás po¡que su esplritu se va par¡ otro lugar y no puedevolver ¿ la tierra. Cuandoeseespúitu vuelva a decine quc es tu sbuelitadile: "Tú ¡o eresmi abuelita. No vengas más a hablarme. En el nombre de Jesúste lo ordeno. " La semana siguiente, madrede Cerilia me contó la que la nocbedespuás la sesión.estsba¡caminande do por la ciudady pasa¡onfrenE a una iglesiaevangélica.La niña ins¡sr¡ó enlraran.Dijo. que y -Yo soycristia¡a quieroestar aquf.Terrgu que aDrender Dios. de Mi corazón u¡ sal¡o.Rec@ocí manode Dios di¡t la en la vida de est¡ niñ¿. El estatBllevandohs cosas muchomásalll de lo que yo habíaplaneado.yo no le h¡bh dichoa la ninaquer.ní¡ que ir a ta iglesia. ni le mencioné palabra"cristiana," ya que su la

madreera católicay a veccsesapalabrase inte¡precomo 8inónimode "evaruélita equivocadamente c¿." Pem em evidenteque Cecilia tenlautr doo especialparaescrrch¡r cl¿ra¡¡rntela voz de Dlt6 y que guia¡do desdeadentlo. El l¡ estaba -iAleluya! -exclamé en mi espf¡itu.Verd¿defamente g¡üdes y m¡¡¡villosas tusobras,s€ñor. son I¡ mad¡ede Ccailia me dijo que habfsneot¡ado a la iglesia,y que al entra¡ algo horrible le habfapaa sado.EIla. la mad¡e.habfacomerizado actuarcomo u¡ütpe¡so¡lá t¡sstomad¡,Sele habfadesat¡do una fu¡ia iriconuolableque la habfaoblig¡do a !oma! las bancasde la iglesia y a lanza¡laspo¡ el salón, Unaspersonas hicieronr¡¡ cfrculoalrededor ella de pa¡aora¡. Comen¿ó dBvedi¡sey a gritar. Tuviero[ a que sosle¡e¡laentreochopersomsmientras¡epre¡!dfan a los der¡roniosen ella, hasta que se habí¡ calmado. -Ellos me dleron que los espfitus hablan salido, p€ro yo creo que no, porquetodaví¡ estoy si¡tiendo cosasrá¡gs, -dijo la s€ñora. -¿Quiere que le hagaliberációr? -le pregunté. -Sí quiero,perotengomiedo.Ust d estáaqul sola y en la iglesi, rio me podfa¡ sostererbi€n ni entre ocho persoDas.¿Quéposs si hc pongo igüal de incontrolable? Por esono gepreocupe-repliqué. -Eso pasó porqueustedestah en u¡v¡¡glesiay a los demonios le6 gustabacerexhibiciónde su fuer¿¿en 106 cullos pa¡a interümpir y par¿ asustar.Si en lugaade hacerle n¡eday reprcnderentretodos, la hubieranllevadoa un cuanoapaíe y le hubiera¡ ordeDado los a demoniosque quita¡an esa madfest¡ción violenta, es probableqüe esa rcacción hubiera cesado.

DESENMASCARADO

-Bueno, usted es l¡ que sabe, -d¡o ella. Yo quiero que se vaya lodo lo malo que hay en ml. Paracomenza¡,pedí la protecciónde Dios sobre nosot¡as o¡dehéa los espl¡itusmanifestarse fory en ma conholada, reacciones sin violentas. lo hiAsi cieron.Los demonios ñanifestaron se verbalmente, pero no Ia ¿fectaronen ninguna forma, Aún estaba¡todosen ella. Había¡ engañado la a gentede la iglesia haciétrdoles crcer que habíansalido. Lo úlico que habí¡n hechoera quitar la manifestacióny esconderse nuevoen ella, Estafue su de maneJadelog¡ar que esaspersonas dejarande reprcnoerios. El espíritu más fuerte que habíaen ella era el de temor. Habíatomadofue¡zaen ella a raíz de las oalizasque le habladadosu esposo. ordenésalir Le por un bostezo,ya que estome habí¡ dadoresultados arteriormenie. Sin embargo,el espíritu seguía ma¡¡festado después un rato me dijo: y de -No puedo sa.liren esa forma. -¿Cómo püedes salir entonces? -p¡egunté. - Invocando Señor fue la respuest¿. al -Muy bien. ¡Hazlo! ordené. -¡Jeslis! -gritó con fuerza,y al hacerloseestremeció todo el cuerpo dq esta mujer. De repentetodo quedí en calma. Le preguntéa ella si crelaqueel demoniohablate¡minado salfu. de -Sí, a¡ora sf -resDondió. Yo se¡tl cuanuosalió. Me sientotranquila. Porestecaso por otrosqueatgndldespués, y aprendf queno todoslos demoniossalenen Ia mismaforma. Algunos salenpor trostezo,otros por vómito o hemorragias. También puedensalir por tos, orma, lemblor,sudor.lágrimas, oldosy ¿unsin maoilos festación físicaalguna.

10
La Oferta
Aua llegó á mi consulto¡io cuandosu h¡o tenía sieteañosy su hÜatres. Estabacu$ando el último año de la universidad. -Toda mi vida he tenido p¡oblemasserios-me compafió desanimada. madrepadeciólos misMi mos síntomasy sufrió mucho al ver que yo había heredadoiodos sus males. esfuerzoDi dinero paraobtenermi -No escatimó y cura. Me llevó donde médicos,sacerdo¡es hásta brujos con t¡l de buscarmi sánidad.Pobrecita,no tuvo éxito y esole partióel corazón.Nadiepudo cuque ra¡me y ella murió sabiendo yo seguíaigual de mal. -Yo puedo comprendersu suftiñiento porque ahoraestoyviviendo lo mismo que ella. Mi hijo está presenta¡dolos mismossíntomas,lo que significa que además cargarcon mis propiosmales,esde toy afligida por verlo sufrir a é1.Es como una maldición familiar, algo que se viene pasando genede raciónen generación. -No sépor dóndecomenzar -me dijo A¡a. Son tantaslas cosasque me han pasado.La mayoríade que la geDte creelas cosas les cuento.Creenque no estoy loca. l-06 psiquiatras hanpodidodar pie en bola c¡nno migo. La última vez que me iniernaronen el hospi6t

DESENMASCARADO

l¿ oferta a síntomas.El me ofreció ayuda.ComeDcé ir donde él hastaqueme di cuentaque lo que él estaba haciendoconmigoem espiritismo.Sésuficiente esas de cosas comopamdiferencia¡las lo queesrealnente de de Dios. -Yo sé que Dios condenael espi¡itismo y no quiero tener nadaque ver con eso. Ese amigo me Me irisistiómuchotrata¡dodeconvencerme. dijo que y yo tenlapoderes se¡ especiales queno ¿lebía egoíeta, que debíausa¡lospara ayudar a la gente. Diio que é1me podla enüenar, pero yo me negué.Todavía peme eD me insisle. Hast¿ llegaa molestar sueños ro yo renusocooperarcon eso. -¿Qué te dicen esasvocesque te tlablan?-pregu e. lo una -En resumen, quequierenesquecomience pasecta,una sectafalsa. Quierenusarmis poderes ra confuÍdir a la gente,paraalejarlosde la verdad. Yo clarno a Dios y le pido que me p.oteja. No lo voy a hacer. Yo amo a Dios. -Ahora estánusandoa mi niño para presronary No me. Lo estiínmolestando asustando. lo dejan que Es concenfarse susestuaLos. la manera tienen en Me ellos de quebrantarme. dicen que si no acepto lo van a dañar a é1. una -¿Quién quiereque comiences secta? ¿Quiénes son "ellos"? Asíseree\pirituales. -E5 uDgrupode mae$ros fie¡en a sí misr¡qs- Yo los puedover. Llevan puestas unasvestidurasblancas,Se para¡ en un círculo y me llaman psra que entre en el cLculo mn ellos. Yo rehusoy clamo a Dios- Ellos se ponenfuriosos cuandohago eso. -Me trata¡ de tentar contándome planesque los

tal del SeguroSocial, me i[yectaron ca¡tid¿d€saIy tlsimasalefármacos aunasl no pudierondo¡mlrme . junta médica. -Me llevaron a un cuartopa¡auDa Comenza¡on hacenne a todaclasedepregunhs.D€spuésdeun ratoyo comencé burlame deellos.ügo a "yo" aunquesé que no era yo. E¡a algo que est¿í en mf. peroes apaflede mí. No sé biencómoexplicarlo. le a en -Esa personalidad hablabe los médicos sus propiostérminos técnicos, mofándose susdiagde nósticos Decla palabras yo no conocía.Yo era . que la más asombrada oir lo oue salía de mi boca. de :Los médicosestaban mut sorprendidos cuando vie¡on esecaribio en mí, Dteron que era un caso de personalidad múltiple. Queían ¡enermeinternada mástiempoparaestudiarmi caso,pero yo le pe dí a mi esposoque me sacarade ahl. -Los médicosme dijeron que mi hatamientoera muy largo y que eI hospital no podla asumirlo adecuadamente. sugirieronque busca& tratamienMe to p¡ivado, pero de una vez me advirtieron que serramuycosloso. Comoyo noten dinem.ni siquiem ía ind¿guésobre quién pod¡la Íatarme. -Oigo voc€s, Veo cosas. Experimento sensaciones extlañas. En ciertos momentostengo poderesespeciales. querer, desdoblo, me Sin abandono mi cuerpo. -[,e ruego constantemente Dios que me libre a de todo esto,queme guiea la persona realmenque te puedaayudarme.La maestrade mi hüo me dió su nombrey aquí estoy para ver qué puedehacer ustedpor mí. -Un amigo que Íabaja en la úisr¡¡a institución queyo esparapsicólogo. Hablé con él ace¡ca mis de

72

DEsENvAscARADo

L¡ oferta ahf -Mient¡as estaba en el suelo,me pusea luchar y en como ustedme enseñó, el nombrede Jesús, blblicos que me enseñó.lr or' usandolos pasajes dené a los espíritusque se fueran. querfalleva¡meal hospital, pero yo -Mi esposo no lo dejé. I-e düe queJesús sacaría es€est¿me de do. Por fitr comené a sentime mejor. Pudemoverla me. Poco a poco fui recobrando movilidad, pero duré dos díasen poderregreraral rrabajo. Paséla siguientehora enseñ¡índole soble cómás paradefenderse los de mo usarla autoridadde Jesús de esplritus. Todo el ra¡o mientrashablábamos eser to, su cuerpotemblaba,Hubo momentos que no podlaenfocarsusojospamleer las partes la Biblia de que yo le iba most¡ando.Se ma¡eabay se sentfa extraña, pero igual s€guimoscon el estudio. I¡fino$ sobre la lucha espiritual en Efesios 6: lislas lGl8. Ella cornprerdió todo. Por ñn est¡ába¡nos DaracomenzarIa sesiónde liberación. _ Le pedí a Dios que ros protegierade una form¿ ya especial, queyo iba a trabajarsola.Luegole düe: -Ato a todoslos esplrlus inmundosen estamujer y les ordeno manifestarse calñada¡nentg. En el momentoen que pronunciéestaspalabras, se susmuñecas juotaron de golpe, como si algo invisible las hubieraa¡n¡rrado.U¡ esplritu comenzó a hablar: -Soy Sarai. Soy pane dol grupo. -¿Tienes asiderosen clla? -le pregunté.¿Algo oue te dé fue¡za dentro de ella? El -Sl, -respondió,Suañigo el parapsicólogo. la usacomo médiumaun siDque ella se dé cuenta. -Rompo su poderpara hace¡lo,en el nombrede Jesús.Corto t¡mbién toda atadurademoníaca cene-

tiene¡paramí. Medicer quevayasolaa lasmontañas,queme ponga batablanca queme dediuna y quea medilar.D¡cenque\i yo lo hago.ellos¡legaranahíy comeruar¿in preDaa enrenarme, Ofrecen rafme) enseñafme lo quetengo hacer. todo que i4e otrecencosas yo quierao necesite, que paraconvenceffn€.

-Algr¡ie¡l me llevó donde un pastor protestante quem€ayudómucho. Mejorémuchlsimo perodejé de ir donde Ul¡imamenre es¡ado yendo é1. he donde un pastorpentecostal. tambiénme ha ayudado El mucho.Ha oradovarias veces mi hüo y por mi. por Yo le ag¡adezco muchosu ayuda.Lo quá pora e, querio megustan reuniones su iglesia. las en Hacen demasiada parami gusto. bulla Necesito buscar oÚa iglesia. A raíz deestecoment¿rio invité a la idesia donla de me congregaba Le expliquéqueerá una igleyo. sia carismática evangélica donde miembros los conocírn acerca los espír¡tus de fialos y decómocombatirlos.Le dije quetambión conocían los dones de espirituales ellatentaque v¡sión revelacicin.que y ) raa¡aDan¿a em e\candalosa, si muv bonita. no Dero ¿||a moslrornteres ouo que ña a llegat y , Unasemana después v¡¡o denuevo mi conAna a sultorio.Me comunicó siguientej lo pasado sucedióalgomuy extra-El domiDgo me ño. Me alisté pam ir a su iglesia y en el momento en queme parédela sillaparair, mi cuerpo conse geló.No podía moverme. Estaba totalmente oarali¿ada. esposo Mi (h üató de senta¡me nuevóen la silla, pero por Ia posiciónen que habla quedado mi cuerpo,no pudo.Le pedíqueme acostara el suelo en y ahf me quedé treshoras. por justo el tiempr_r que hubierapasado la ¡glesia. en

I'ESENMASCAR¡XIO

L¡ oferaa yo h¡bfs astado Í¿tardo deencádcr mi g¡abado¡a, pero no esii¡bsfi¡ncioDa¡do.En la sesión¿¡te¡io¡, Ans me bsbí¡ c¡meúado que cl páslor peniecostal que l¡ hsbls minisüado, h¡bb hccho t¡es útc¡tos de gr¡bo¡ las sesioDe,g, en c¿dsu¡lade ell¿salFro go hablafallado. A pesa¡de eso,yo Dohablaest¿do porquesiemproblemas la g"abación, en anticipando pre habfatcnido é¡ito en graba¡ mis sesiones. Esta vez, sin embargo, la grabadorano eslabarespondiendo. que en En esorecDrdé ¡enlabateria¡nuevas mi ca¡te¡a. Las busquéy las coloqué en la Srabadora, -Quizás est¿bú baj¡s las baterf¡s, -pensé. PaoM de nuevo pero au¡ no fuociooab¡. -S€ñor -le dije ¡ Dio6 en mi meD¡e,no sé por qué estáfalaDdo mi grabadora,quiero $ab¿¡ esta sesió¡. Por favor bazlo posibl€. q¡¡e el Fue eotonc€s rDié de{€¡tllsmetrte cassclte y vf que la cinta e,stabo final. Yo sabfamuy bien al que ls habf¡ cotocadoal principio, corio s¡e6pre, po¡quedel otro lado habí¡ gr¡bado otra co6¡. ¿Cóla mo h¿bhr podido adelantarme cinta sin toca¡ mi grabadora?Eso es algo que nunc¡ sabté, pero el hechoes que lo hicieron y graciasa Dios pudepery el hasta catannedelo quepasaba r9t¡oceder casseie est¡r de nuevo al principio. que interfiriendo con Até a todo e,spí¡itu estuviera y la g¡abación deahl en adela¡teno tuvc másproblemas pa¡a glabar. másmi -Ssta¡ás, --dije ñ¡ert€n¡er¡e,Dotocar¡¡s grabador¡. Voy a 8r¿baresta sesiótrte Susteo no tc gulte. Te lo ord€¡o eo el Dombrede Jes¡ls. -Te odkr -gruñó r¿biado. Te maldigoünay mil veces. Te vov a desEüú.

¡acionelqueyie¡r€pasatrdo su ñfiilia d€ geh€racn ción en genemción,tantod€l lado& ru pad¡ecomo de su ú¡dre. -¡No! -8ritó Sami dascsperad¡.¡No lo hagas! No tieDeside¡ d€ lo dr¡m que hemostrabajado.Eso a¡rui¡aríN r¡uestropode¡. Hemo6est¡do trabaja¡do por varias generaciones.Nos ha llévado mucho tiempo. -Ya lo hice, Sarai-contestó, Tu poder ha sido cort¡loo. -Pero tenemos lfder, un lJde¡poderuso-reun ' ¿QuiéÍ es tu lfder? -preguné. -S¡tfn. ¿Es[i aquí ¡üor¡? I-a que respondiófr.E ot¡a voz, una más ronca: -Cla¡o que estoy aquf. Yo soy su lller. -Sata¡ás, h€ ¡tado ¡¡s podc¡es, te pe¡mitouna No manifestaciónviolenta, -le dije, I-o hice m.íspa¡acombatümi popio miedoy dafÍi€ ánimo a r¡¡i mism¡, que por recordá$elo a é1. Desdeque estaba csteripo de trabajo,jamás haen bla tenido que enfrentara S¿ta¡rás. otras luchas Las hablansidomn domonios, ntmcaconha$.¡jefe.Solía pfegunt4rmesi estarl¡ lista pa¡a batallar contra é1. Estaera la pn¡eb¿ fuego.Dios me est¿b¡ponrcnde do car¿a cara con é1,y no h¡bf¡ ningünaotra pe¡so0a cotÍügo. Satanás,-me dirigf a é1. ¿Quiénest¡d ¡fierfiderdo con mi grabadon? U¡a risa grot€scacrplotó de lo¡ l¡bios de A¡a. Esto es d€m¡sirdo importa¡te, -¡espoDdió. No te voy a deja¡ grabo¡lo. TciEÍr¡osqu€ protegemos. Desd€ los espfritus qr babñ¡ cún€nzado bablar, a

76

DESENVASC¡ADO

l¡ oferl¡

-l¡ Palabrade Dios di€€ en lsahs 44:25i ..yo, qlE desl|¡golasseñ¡les los adivim6. y enloquezco de a los aSoreos;qué hagovolveratrása los sabios, y desva¡ezcosu sabiduflo." Rompoel poderde tu mald¡ciónsobre ml. én el nombrede Jesús.No t€ temo_, Sat¡ná$,Dios e¡üí aquf. El úe está prolegrcdo. -¡Desátame! -griró el diablo. El poder estáen las manos.Quie¡o demost¡ate mi Doder.peleemos en l¡s mismascondiciones. -No necesitoquc rne ens€ñe{ poder, Sat¡nás tu . Veo clai¡menteque soy YO quiéntierc podersobre lí. Todo lo que tuve que decir fue: ..Te ato er el nomblede¡er¡fs." Si €¡o ñ¡esuficie@ paraa¡rarrar[e y qu¡l¡rtc iu podcr sobremf, no m€ impresiona mlrho tu podcr. -Yo, Satár, oril€no s todos los Doderes indcl fierno y a los principadosque agarrena estahija de p., y l¡ hag¡r crll¡¡. ¡Suéltane! L¡s orde¡o que rc nat8n. -No F¡edcr, Sarml"s-r€pliqué. Eüos también estánatados. -¡M¿ldit¡! ¡Degcner¡da! ComeDcé cantar ¿laba¡z¡s ¿ m¡ Dioc par¿ ro a pr€starateDcióna los iisuhos que m€ gritaba. L¡l eDvoz slt¿el Salmo83, utilizándolo comomi oración persoral, pidiéndolea Dios la d4trucción de mi6erErnigos. Satanlse3laba fuaioso. Est¡baluch¡ndo desespcr¡d¡mente solta¡le las ma¡o6a An¡, por pe¡o e3t3s pema¡ccfa¡ ¡tad¡s por las muiecas. Se¡n¿ldiciéídomeI voz ed cr¡ello. 8uí¡ Fue en csc momcnlo que cambió su úcric¡. -Te pucdo d¡¡ todo lo que qui€ras: poder, ¡iqueza,c-r¡¡lquie¡ co6¡, porqueyo soy el aey. plCame lo que quiera! y lo recibirá¡.

düme Ls cos¡squeyo deseo -Sólo Diospu€de ' tt¡ -respondl. Además m er€srey. Tl¡ fuisleech¡do del Ciclo por ¡fifln¡¡ esoa¡let¡onnente' te ¿no ech¡do e'st¡mujerpor de Pues acuerdas? ¡horae¡es Ttl cl misño peaado. comoque nuncaaPrendes, ; verdad? -Yo sirvoal Reyde reycs-le dije. ¡l señorde Tu señores. ofertano rie tienh er¡lo ¡bsolt¡to.A s€rvirlo. El sf meconviene pora tlmbécillDesdtame -¡Hija dep...! ¡Esutpid¡l los nepoderpele¡r.Déj¡mes Anay ¡ suhijo. Yo mi crsito;¡ra ertender reino.No tc los entregaré ófos! ¡son ¡ -Y¡ no 6onoyos. Amttosle diero! susvialas coDsu pagó Je.sús el Precio C¡isloenmi preseDcia. AhorasoDpropied¡dprivad¡ de El. sangre. eso. --¡Ay! No menciones de -¿Qué? ¿l¡ s8¡¡gre C¡islo? -isll Es un rb quemc 8Pl¡rta. -Hay pod€¡€t esasa¡gro,-le dije. e¡ -¿Por quéluchas mi contr¡?-ñe preSuotó s¡ta¡a6. -Dios meenvió.Yo sirvos Dios.Esore lo dije l¡ h¡cc un pardc ¡ño9.Te dacla¡é gueri¡ envozalde t¿. ¿Noaeacuerdas eso? qué -¡No! No me ié ¿Por tieneDios quet¡aer centecoño ella a estemundo? ¿Porquéüeneque quierousa¡los! o¡ áa¡b dones fuertes? iYo -Dios sclos dió po¡¡ queellalo glorifiquea El' por¡ servir a otros-raPliqué, -Sl, peroel quelos v¡ a us¡¡ soyyo. voy a hs_ cer oueella fu¡de mi s€41¡. -Ño, m lo h¡rás-te ¡s€guré.Ella v¡ a s€Fir en ¡ Dios. A¡a utilira¡l susdonas tu cont¡¡.

?I

DESENMASC{R{DO

L¡ oferta

79

-¡No! ¡No puedehace.mceso! yo la riec€sito. ¿Cómopucderesistis€ tanto un simDleser humano?Aun cus¡doDios noestaba eü;, rheresisrfa. en ¿Por qué es I¡n fi¡erte? -¡Ya bosta,S¡tanás!¡Cállatey sal de e[a! _le ordené. -Yo, Sat¡nás,les o¡denoa los priocipadosy los pooe¡es,vayaÍ y busquen todo el muDdo.E¡_ fror cuenlfeD¿ ¿.lguien. Busquen eúre 106 niñosque estár nacicodohoy. Necesitoa alguien para úévar a caoorlü plan,algurcD ¡eng¿ dones ella. que los de -No Satanás -interrumpf. No vasa busca¡a ot¡¡ vfctima.Te r¡u¡do s tí y a todosn¡sde¡nonios abisal mo. Jesft decid¡rÁqu€ h¿cercon usledes. -¡No! ¡A esoshuecos No quieroir ahí. no! -¡Ob€d€ce Sa¡snás! lo ordeo; en el nomb¡e Te de Jesús. -Sf, me i¡é, pero te lo advierto, nos encont¡-ar€moootra vez. Espe¡a.Me v¿sa ver. Te honorizár¿¡s. -M¡s ojos veránsólolo queDb6 quieraque vean. - - te veréporqueno quieroverte. No El cuerpode An¡ comenzóa temblar fuenemente. l-a sortuve püa que no se c¡yera. -¡No ñe toques! -g¡itó Sat¡rás. ¡euírame las mafiosde e¡¡cirir! -¡Vcte Sat¡nlsl Llévate contigo a todos tus de_ mo¡ros. -Espfrilu Santo,- oré, usamis mános como ins_ Erúnertos ü¡ poder.Ven sobreAra y llbrala.Libra de susdonesparaque funcionensólo para Dios. Toma controldesu Í¡€nte,de su cuerpo de su espi.iru. y Obligaa Sar¡nás salirde ella y ocupa ei lugar a tú, que el esl¡| ocupa¡do. A¡a tosió ñrenemente. su bocasalió una baba De esDesa,

-¡Ay! -gritó A¡a. ¡QuéhediondezlNo sopono el olor. Veo cadáve¡es,Me da náusea. yendo!¡Rita,seestá¡¡ yendo!Yo los -¡Se están veo. Estánhuyendo.Todos trat{r de escapa¡,Son crütur¡s horribles. ¡Ay, g¡aciasa Dios! Ya se van. y En esosesolta¡onsusma¡ros ella las levantóhscia Dios. Co¡nenzóI al¡barlo. -Veo a Jesús --dijo A¡a. Sien¡o algotibio, suáve. ¡qué luz más b¡illa¡c! Me eivuelv€ por todo$lados. Se estáacerca¡do¿ rní. Me estáponie¡do una cops a los labios pa¡a que yo tome. Ahora me está ¡egandoel llquido e! la cabeza.Puedosentir coño entra en mi cuerpo. ¡Que ric¡! -Sl, Señor-cotrti¡uó Atra. Te s€rvié sólo a tí. Yo no entie¡dorodoestoquec,qdposa¡tdo, perc ¿hora séque estás cotrmigo.Haé lo que tl quierasque h¡ga. t¡ quc s€a.¡Gloriaa Dos! Gr¡cias,Jast¡s. Ane abrió los ojos. -Se fuemn -Íre dijo. Me siento muy cansada, peroya pasó.No F¡edo irme parael trabajoasf. Estoy dem¿siado débil. Nec€sito ir a dormir. Voy a irme p¡ra la css¿.¡C!¿cias! L¿ lucha habfadurado sólo una hora, pero esos fueron los s€s€nta minutosdrís ht€nsosde mi vkls. Reposando d€spués oferta que me hablahecho la el diablo me sentf muy hoffada. -Satanás me ofreció Io mismo que a I -le dije a Jesús.Me ofteaió poder y riqueza.Me pidió servirle a é1.Es un hoDorhober pasado la misma por tentaciónque t¡t. l-o ra¡o es que no sentíel rrás mínimo deseode aceptarsu oferta. eso me confirma quetú re¡lñente co¡trolas mi vida. Gracias,¡Jesús! ¡Glori¡ seaa tu no6bre!

CoDYersión: Psicólogddemonio

I1
Conversación: Psicólogo/Demonio
Estuve compartiendo experiencias et cam_ mis en po.demoniáco un psicólogono cristiano. Al fi_ con nar de |a conversació¡ diie: le -S¡ alSunavez tienesl¡ obnunidad de es¡a¡en una sesñnde liberacióD, aDrovéchala. -Invítane -dijo é1. yo irl¡. bien-te ¡espondf. pmme|oquecuan_ Te . -Muy u".Su"un ca¡n que valga la penaobservar, p,1"" le llam¡reAlgunos_meses después dió la opor[rntd¡d. l,o s€ .. rnr¡l€y lo tnvlté.AI dla siguiente presentó mi se en otrcha parael guceSo, EI obs€rvó acontecimienlos se dieronen los que u¡¡ sesiónde liber¡ción. E¡ la segutrda ocasión,ro€ntrevistar a Ia mujer desdesu prop@ :Tl: de vtstá,y puntorye¡ por ella accedió. unosqui¡ie mi_ presuntólodo Io que quisoy ella ie responlljos-le oro. En.taúe¡cc¡a s€sión, ocurr¡óalgomuy in¡eres¿nre. lria vez qu€ el deñonio estabo D¿trifeshdo, rn€ vorv¡ a mr.colega no crisriano y le pregunté: -¿VureresD¡bla¡con el dcmonio? -Sl, -respoodió interes¡do. Asf que Frmitl quc sosoviem utracmve¡sación conrl.demo¡io, h¡biét¡dolo atsdoprevia.mente a ls vcrÍrsr. Et (lrólogocx*b t-a¡jcu¡rió de esra ff¡aE¡¡:
t)

-¿QuiéD er€s? -¿Er nodbre de quién pr€gunt¡s? -En nomb¡e de la ciencia, El demoniorió. -Nosot¡os no nosdamosa conocerpor mediode la ciencia.No lienesningrinpodcrsobremí. -Puedo dudar de tu existericia.Si no existesno puedesatormentara lnés. no -Si existo.Soyreal,peroen lo espiritual, en pregunt¿r quequieras . lo , materialPuedes el mundo -¿Cómo sé 6i €xiste ese mundo espiritual? -Yo estoyaquí,tengoun riomb{e,me lla¡¡¡oTo¡mento, y entrée¡ clla, en $¡ mente,paraoprimirla, porque€ll¡ eshija deeseque simpley sencillamente ll¡¡DanDios. Nuest¡oobjetivoprincipalesatoúie¡tar son a esm. No se¡oe F¡edenir de la6fnano6. nuesl¡o obj.tivo. -¿Paia qué qui€res ¡tormentarla? el -Hay dospodere,s, nuestro,nosotros,los prin_ los cipados,las potest¿des, que vcnimosde los i¡fiemosy tenetrcscabidaen las perronas...y el bicn. en Pe¡o nosotrod,yo, estoy inte¡€sado destruir, en qu€ a atormen!¡¡lap¿úa ella no ore, no busque D.os, se epartey seacomo los demás. con eso? -¿Qué ganas voy anteDios y le -Burlarme, porqueentonces tu digo: 'Mira, üil¡Ilfé sobrela que Tú ll¿¡n¿bes hija. Ella desistió...Ellos, todoslos que dect¿n ¡o no creer. no h¿¡ creao porquedesistieron. itsistierori. Aqul estoy yo tod¿vfa, No han podido. -¿Para qué quieru triunfar? -Porque es un l¡iunfo del mal sobreel bien. -¿Pá¡a qué? El demonio rió de nuevo.

82

DESETU{SCARADO

Psicólogddemonio Conversaciór:

83

-El mundoesrállenodel mal y por ¡aspoquibs cosas hay del bienDopodránprevalecer que sobre nosouos. el -No es deseable máI. -ES deseable. -¿Qué puedoyo des€á¡del mal? -¿Tti? No sé. El mal estiíen tí. Vive en rly v¡ve en laspersoDas. cornoyo üvo aquí. pem yo soyTormen¡o.ro alormento el mal, con la destrucción, @n co¡ lo feo, co¡ lo cor¡ompido, para destruir nada más,pa¡adesh¡c¿r. Estí d€ntro de ti, enlo másprofundo, pero yo estoyen ta mente de ella, no ddaro de ella sino en la mente. -¿Es la mismapersonala que esttá dentro de ñÍ y denüo de ella? -No. Los de ella somosdifercntesa los que es_ ¡á¡ EN tí. Hay muclus cosas. -¿Tt1 puedes lo5 entes ver que estánen mf¡
-sl,

-¿Quiénesson? -Bueno, hÁyMenti¡a, mientes,eresün incrédulo. Hay dentrode tí Blasfemia.No confírs, no crees n¿da, no crees eseque llamanDios, no crees ni en en El. Hay Egoísmo Ambic¡ón. y Eresunapersona muy amb¡ciosa.Dentro de ti e,stá todo eso y ni siquierate hasdado cueota.Ni te interesasabersi te s¡rveo no, pero, estdaquí, sí. Tú no ercs propiedad que le inter€se Santo,fr€roést¿ señal¿ n mual a jer por la cualh¡blaba. que -es propiedad Sl le interesaal Sento-¿Cuál Santo? -Al SeñorDios. -h¡€des decir su riombre.

-st.

-¿No te duele?

ya -No, rotal ya rengoque rme, en¡onces Do me que princ¡pal. AnteEl nostendremos duele.El esel ¡quí Si no queramos. El ordena aunque doblartodos que yo y quien se¿,nos tendremos lr aunqües€aun poderoso. principe _ a estás punlode marchare? -¡Áh! ¿Enon"es qued¡l'_ qüe irme, pero Prccura¡emos -Sf, teogo quiere,81... nos.El -¿Quién qu¡ere? y que nomlrre. toclo -Hav un nombre eslésobre nó podemosnegarnos.Eserma e¡ el cúal nosot¡os vsz nosvelrcó en ü!a cruz. Nos vefrciéa todos Nos peel Teníarnos mudo. Er¡¡riospod€mso6' Disoteó. Ahora El es Aquel. Hay uno que io él nos venció. aqul.quevive en ella Es el EspíriNSanseoúedó y luch¡do.Eslaluchartmos hemos to. Y nosotios el Tenemos ñu¡do' lo ¡e!€fl|os,pemc bmvísimos. ro no la te¡emos¡ ella, ni a ososque sellamarihijos dominar. Hemosestade El. A ella no la podernos por afus, pero rio hemospodido hacerlo' do aqul Aurnue Gnsaoos todo €l mundo. no ioteresa No Me al ní, me interesas ya perren€cls MaligDo. inteella inletesan y eüa,-dijo señalando resa ella. Nos todavfa Pof a dos cristlaras presentes. esoestamos hastacuándo,por cuá¡to tiempo. Según aquí, no sé lo que se o¡dene. -¿Qu¡én lo ordena? -t o ordenaJesús. o que -¿Y El te estÁordenando te quedes quete vayas? -El e'ltáordenando.. no puedo' no es¡oy,autoriz¿do para decir eso. sólo él sabehrsta qué puoto p€rm¡nezcaÍios¡quf y qüiéncs,pelo sofl cos¡slinicamentede El. Yo no.

E'

DESENMASCARADO

Conv€rsación: Psicólogddemonio

a -¿El le haordenado Saüirque s€vayatambién? -Saún es el principe.el rey de las rinieblas, a -¿Y le ha ordeoado él $te se vaya? -De los que soo hiios de é1. -¿Y a él se lo han ordenado? -El no tieneningur|a csbid¿. Setán tien€ninoo gún poder sobre los hijos de Dios. -¿El s€ va a ñarchar, entoDces? -El e,stípor allá, -dijo señalando oires. El los heneaquí ag€ntest es él el que esli aqul. somos no mucnos. -El otro dfa yo lo ol hablaDdo travésde Inés. a Satí¡? ¿A ü"avés l¡ás? ¿Dc¡aro dc lr¡€s? de -¿A -preguntó burlon¡rmente.

sión, en otro mrmdo, en el r ¡ndo de Aqu€|, del TodoDoderoso. -¿Quién fue el que se identificó como Satá¡ ha-preSuntéce utl¿lssemsn¡¡s? -Fue Ménguelesh. -¿Ilaciéndose pasa¡ Por él? -El es, et¡, ya no est¡íaqul. Es que Salán,uste_ dessabenperfectafienteque tiene mucboaagentes' íiuchos prflcipes. dÜo -Pero. ¿porquéeseespír¡tu qur era Sauín? de Habl¡ un espfritu confu-PaIa confundirlos. són. -¿Ya se fué? -sf. -iOuiénes quedan? -Áquí hay: Tormemo,el que estd hablardo, AutoMuerte, Homicidio,Suicidio,Destrucción' y Obsesión. son,ya selos Esos Temor destrucción, diie. va a cost¿r.Sorios prfncipes. -- ; Cuar¡do van a ir todosellos?-continuó prese gunlzndo colegano crisiiano mi -Yo no lo sé. Eso si no lo sé. -;Por oué Rita no los ha podido sacar'todaví¡? - Éorqu! Rita no puedepoi ella misma Es el Poderoso el que puedesacamos -;Por oué ¡o ha godidoEl hacsrlo? - Ñ" .¿.'¡.¡os¿. Yo no puedosabereso Esosólo El lo sabe.Preglintaseb;H, no a ml Yo no s€. su - ¿De dóndederiva¡l u$ledés fuer¿¡? eso a tí. -Yo no ouedoconlestafe -¿Por qúé no puedes? -Trí no tienesnbgrín poder pa¡a pregu¡tar. No estdsautorizado.Más bie¡ ya te he dicho mucho.

-sf.

-sf.

-Dentro de Inésno puede es¡a¡Sstán,-diio riendo. Te esloydiciendo ellaesp¡opiedad Dios, quc dc Deftro deeüario pued€n hablar.Estoeseosu menre, -¿De dóndeestis hablando ff? -De su me¡te, no esloy de¡tro de ella. yo atormento su mente, de ahf. -¿Satán no puedeestar en su mente? -Sstá¡ no. Satánes un ángel, Es nuestro rey, nuestrojefe. hablarcon é1,si Dudier¿. -Me gus¡arfa -¿Hablar con éP H¡bla directa;ente con é1. -¿Aho¡a? -Ust€d le penenecc¿ é1,pued€hablar con él en cu¡¡qurcr momento. -¿Cómo s€ h.ace eso? -S¡mple y sencillamenle, todoslos queno tienen a Jesússonde é1,le ¡rerte¡ecen é1.No tiencsque a sacar ¿udiencis. Sola¡nerue bablas ellos.Vives coo con é1,f,e¡o ells no, ni los qu€ estánen otr¡ dimcn_

DESENMASCA¡ADO

De ahí e¡ sdelante.yo co¡tinué en el Foceso de liber¿cióo hasta que el espbi¡u de tormento fue €rPulsado. Hay personas aseguran lodo lo quedicen que que los dernonix cs nrnti¡a. Ciio e9lecasocomoilustra. ción de q¡e loa demoniossi dicen la verd¿dcuanao seles atay s€les ordenah¡ce¡lo. probablemente en cont¡a de su voluntad, estedemoniodió un¡ exDücaciónbast¡nte acenad.a sobrequiénera él y cuá era su p¡opósitoen atormentar est¿ a mujer cristiana, ¡¡¡c¡uso sobresu sujeciór a C.isto. Se pod¡fa deci¡ que. obl¡gadopor Dios. c,s¡e der@niolc predicó al ps¡cólogoDo cristia¡D.

12
Gean Carlo
Geán carlo es un homble casádo,de 27 añosde edad, Vino a mi oficina por insistenci¡ de suspale ¡ientes,quienes hablar indicsdoen vaiiasoca_ a él d€bíasornelrrse u¡¡ libcr¿ción Dcade siones $E rne dijo que él vetrl¡ sin crcer en lo que oue er*ró ü h¡ch. Esabo conve¡clio de que lc habh "lavaáo el cereb¡o" a susf¡mili!¡er con todasmis crrctrcia¡ sobrc d€modos. y S€Drcscrtóen úr sctitud de'safi¡nte con l¡ i¡q|.Etodo e30 c¡a me¡tir¡' demostrarme tencidn & l,o ¡elé a sm€Ersc a liberaciónaunsin cree¡encso' Le dije que de parecf¡ que el hechode.qu€hubiera e¡¡ a venidoa buscanne, pesaralesüsconvrccrcncs' pasoadeláÍte qüe Dios acePtarh. ut| posiblementc c-o L{¡egomecomedtólo s¡guiente, de su desaflo y en un ¡ntentode atemomo Darte ¡iz¡¡mel si ¡ro -Yo esD€ro alañ¡¡la algopass,porqueanoche que ia agarrabadel cuello y la ahorcaba La soñé vf muena €Í Íus m¡nos. que no s€ pr€ocupa¡¡de cso' po'qu€ l¡ respotrdí que person¿s vbnco Par¡ libcr¡ción sienlen much¡s de dcstuirmc, peroquenurcahanpo_ ñrcttesdLseos dido mrltrata¡rrc. IJ alegué ql¡e yo cst¡bs p¡ote_ d¿Sidapor Dios y quc ¡¡die iba a podcr b¿oenne pesea lm impulsc violcntos quc si¡tier¡n ctr ño, mi conüa. sl

63

DFSENMASCARADO

G€alr Carlo

A¡Es deenl¡ara liberación,indagué pocosobre un suscreencü¡s su pasado, y -No creoennada -medijo. Debe haber Dios un petoa ml no meconsu.Habría buscar forma que la oe acercar5e El, pero yo no he tenidointeré!en a naceflo,(-uando oigounapredicación queesto, lo h¿cjendo poniendo dudarodolo queesE dj_ es en crcndo pastor.Me handichoquesoy;l meroSa_ e¡ yo tanasen f,ersona, no los contrad¡go. vez Tal tlenenrazón_ vez sentfun esca_ . - -lá primera quela vl a usled. lotrfo- Me entró mucho miedo.pero me obliguéa m¡ msmo a msntenerle miraday decidlv;nir a la oemosúarle todoestoes uDa que farsa,es un ¡eat¡o que uste{e!monlanparaconvencer Ia gente.yo a ne es¡.ado !odo. gnosticismo. desdoblamien en en tos, cl¡ogas, hongos, reencarnación, ya mujeres, no cleo en nao¿. -Unavez hic€quele sacaba unosespírirus una a arniga m¡aparaeyudarla. El¡aesraba muy r¡¡alen_ tonces,,yo.le habléa los espíritus lesdije que sa_ y lrera¡de ella y semetiera¡en mí. De rep;nlese te qultarontodosIos malesquetenía,pe¡o yo no sentí naoa, -Soy I¿ovEa negrade la tam¡lia.Me burlo de tooos crrstEnos. veces estado puntode los Dos he a olvo¡crarmet peromi familiamepresionó. dije_ Me ron queme drsconocerían. no sé ni pof qué no yo lo he,hecho..Creo por los niños poi mipropio que y ego clehombre.No me gusrarhdejara mi éspósa y ver que se vaya con otro homb¡e. -Toda Ia vida m€ ha gusradola milicia. Al¡o¡a esloy en,una organización paramilitar.Me gusta muchoel entrensmjenlo el ambienl€. y

-A los trece añostuve un tumor cerebral. Yo le pedía Dios queme lo quit¿ray me cu.é. M¡ familia dijo que era un milagro.Paramí que los médicos Yo se eouivocaron. no creo en eso. qüe yo nacídicemi mamá Dios le dijo -Óuando usted.yo queyo iba a serpredicador. imaSina ¿se se Pobre mamd.;quédesilu\ión ha lletredicador? quisieta muelo No me sohaberme vado!A veces esa dispuesto la liberación si Le p;egunté estaba piritual. Me dijo: -Haga lo quequiefa,Yo no c¡eo,petosl exften que los demonios me lo demuestren. preguntési estabadispuestoa dejar que estu_ Le en que conmiSo esalSuien trabsjaba vierapresente teníadones casos.IJ expliquéque estaPcrsona tos y dediscemimiento revelación,y que süsdoneseran que ella no l,e en cielos casos. señalé muy útiles hablado nadade Io que habíamos escuchado había a e¡a algollegaba sab€r. porqueDios selo re, si que paraayudar la liberación. acepló El en vetaba prcsente, estuviera el¡¡ a a a Pasé mi asistente la oficinay comenzamos por discemimierto. hice mi propi¿listade Yo orar demoniosen base a lo que habíaconversadocon GeanC¿rlo y ella hizo la de ella ba56d¡únicsmente coma en lo queDios Ie revelaba su mente LueSo muy b¡en: paramos listasy vimo! quecalzaban las lemor.. duda.i¡credulidad. de espíritus confusión. so_ violencia,ira, opr€sión, agresividad, rebeldía, adulterio,rencor, bu¡la, muene,rechazo. berbia, y odio, irDprosp€ridad resistencia.El hechode que nos coincidiemn conñffiabaqueibarmspor buen nos camlno.

90

DESENMASCARADo

Gean Carlo

9l

Eranbastantes demonios habían é1.Le los que en enseñamos nuestr¿s respectivas y le prcgunralistas mos si podJa confirmar si él senría rcd¿seius cosas dentrode é1.L¡s ¡eydy dijo? -Pues si los demonios realfienleexislicran. es_ los s€rran que estarían los dcntrode mf. esollegó a mi menteun mensaje Dios pa¡a de él.En -Hijo r¡ío, dura cos¿ es dar coces conüa el aSuijón.Tu soberbíN autosuficie¡¡cia acaba¡¡do y están conligohasta puntode quedese¡¡s lene¡exrs_ el no tencra. pero yo 6oyel que doy a todosla vida, el arrey tasdemds cosas. Soy yo el que les designo el Uempo eI tuSaren que debn exisrir. y Se lo dijea ceanCarlop€ro nodjjo nada. el Luego mi asistenre agregó. -Dios me estád¡ciendo dones que te ha da_ los do:e!angelismo, consejería. enseüa¡z;, mise¡i_ fe, cororatnlercesón. amor.servicio. san¡dade5re_ y ve/acion sueños. en [.o únicoque respond¡ó CeanCarlo -¿Tantos? Pero ví que eso lo habh impactado. lislo pa¡ae;ñenla¡ a los demo_ -Bueno, ¿estás nrosl -pregunté. a -Sf, com¡ence ve¡ qué pasa,-conlestcj. L-epedla Dios que lo i¡br;a a pesarde su taha _ de le. qüe aceptara propiafe J, mi propiocon_ mi venclfhÉntom lugar deély quehiciera del cáso omiso a Ia duday a la incredul¡dad Gean de Carlo.pedí su protecciónsobre úes, nuestros los parientes po_ y sesiones. a los espí.ios y les ordené,in el A!é nombredeJesús,que sema¡ifestaranen una forma controlada.No hice másquehaceresaomci{rncuan_

a do GeanCarlo comenzó sudary a temblar' y Abrió los ojos muy asüslado susurró: qué vine? ! - ¡¿Para sintiendo? -le pregunté. -¿Qué estás venido. -¡Muy fcol medijo. Mejor Dohubiera era sintiendo la que lo queél eslaba Le expliqué del manilestación demonio.prro que no tuviera desagradables, eransólosensaciones miedofrorque no habíapcligro de ur dañor€al a a Reprendí variosespíri¡usEl comenzó mover_ se muchoen la silla Y a retorcerse. demonio? ditan -le -¿Por quéestás incómodo je al espíritu.¿Teasusta hechode que te haya el descubierto? -iHija de p .-! -exclamó turioso. -¡Ciíllale y sal de él! -le ordené. -iNo, rio! gritó variasveces -Sí, te vas a ir tú y todoslos que esténahí a Se -No. El nos pertenece. entregó nosotros y libcración Dios se Ia -El vino aquíbuscando va a dar, -les repliqué. D¡os no le falla a la perso' en na que ponela conñanza El eldemo'iNo_vaa serlan fáciI -gritó rabiando no nio. Nosotros lo dejanoscreer.El no pude creer. para venir aquí. Esoes lo -Creyó Io suñcienle más oue él puededar en estemomento. Lo demás lo pongo yo, pongo mi fe y mi auto dad para dar la lucha. "adulterio." En esovino a mi mentela palabra de Adulterio-dije ... -Espiitu -iNo! -8¡iró Gea¡l Carlo. Yo queria que ese va fuese úllimo. Tengomiedo.Si es€se va el "qui Tengoquedejara mis arnantesTo_ pasardespués? a üvía no puedo.

1

{ ;

J

9¿

DESE\VASC RADO

Cean Carlo

93

-Espíritu de Adulterio -dije de ¡uevo, ru le vas prrmero. Fuera, en el nombrede Jesús.Vas a sali¡ de él para que seaél mismo el quedecidaq¡¡éhace¡ con ¡espeooa esas mujer€s,sin tu inte¡ferencia, Luchaúoscontraeseespíritu unahorahasta por quepor fin salió.Le pedimos Dios quellenara a el que esFracio habíaqued¡dovacíopor lisalida de ese espl¡ltu_con presencla, su paraqueno pudiera volSe habíahechotarde por lo que decidimoscortar aqui para continuar otro día. A los dos días Gean Carlollegóa unareunión mi ig¡esia buscarme. en a Al fina-l cultome pregunró del s¡-podia trabajar con er, que to necesltaba urgentemente. Le pedía un muchachdde ig¡esra me acom¡a que pa¡araa orar por a¡ y nos fuimosa un cuato Deque¡to. Comencé enfrentar los espiritus Gian a a y Carlo empezó sudary a estremec;re. a Lucgo su cue¡posepusorígido y gritaba a un volumentan al to qr¡eseoía por todo el edificio. T.es pe¡sor¡as rnás vrme¡on cuartoa ayudar, at Enr€ lospresentes Íheron llegando palabras co de nocm¡ento por {mlormactón revelada Dios).Unode los hombres preguntó GeanCarloj le a -¿Tuviste algo. ver con drogas? Í es D{ r nd-que ro t. -51. e que Dios me es¡ddiciendoque un esprr¡tu -Es enlroen li unavezquete drogaste mucho. Tene. mos que ora¡ por esto, Enlre todosoramospidiéndole Dios que rom_ a prerael elec¡o que le dejoel usode drogas oroe_ y namosat esp¡fltusal¡r. Este salió dando fuertes Otra persona dijo:

muchomiedo,¿verdad? -Hay algoquete produce -Sí, -contestó GeanCarlo, los gatos.Cuando yo estaba p€queño,mi herna¡o me encer¡óuna vez mucho desy enel bañoconun gato.Yo m€ asusté de entonces sientoesemiedo. pa¡a.que ese Dios le sanara temora los Oramos gatosy luegoechamos espíritudel temor. al Otro le preguntó: que tuvo - r',Usted quever conalguien practicaba b¡ujerf.? Unamujer,Ella Carlollorando. -Sl, -dijo Gean ya estámue¡ta.Desde que hacetiempohe sentido ' yo me voy a morir en la mismafechaen quemu¡ió ella. Dosiblemente año entr¡nte. el -Iiompemos esafalsaprofecía en el nombrede dice: "Yo, quedeshaJesús, -repliqué. El Señor go las señales lós adivinos."(lsaías 44:25).Esa de profecla es una mentia y desatamos G€anCarlo a de ella. tspiritu de Muenesai de él ahoramismo. En el romb¡e de Jesrlste echamosde é1. El espí¡itu de Muerte dijo que tenía un asideroy que no se iba. Inmediatamente dije a GeanCarlo: Ie qLre a -Siento quedenes renunciar esaofganiraparaque esteespí¡ituse vaya.Tu ción paramilita¡ paramatar entrenamiento militar te esfápreparando y eso alimentaa esteespftitu de r¡uerte. De a¡í es que sacafuefza, -¡Ayl -dijo Gea¡ Carlo. Yo no quiero. No quierodejarIa orga¡ización. Desde chiquilloqúise mucho.Yo séqueusted sermililar. Me va a costar (¡enerazón,pero no sécono hacerlo.Sientoque no puedo. y comoDios de -Toma la decisión hacerlo verás te da la fueüa necesaria.-le diie.

94

DESEMAscaRADo

GeanC¡¡lo

95

-Bueno aquíva, -dijo él tomandofuerza. Dios, renuncio entrenamiento al militar. ¡¡AYUDAME!! Esegrito de auxilio salió de lo más protundo de suser. Eslaba llorando fuerlemenre p;oDunciarlo. al Su cuerpose retorció y comenzóa g¡itar violentamente. Algunosreprendían. Otrosorábamos cany libamos a Dios. Una mujer lela pasajes bíbüco¡.Los grilosy los temblore5 corporales prolongaron se durantevafias hora5. Por fin. a jas l2:30 de la noche, el espúitu muene de salid.Erae¡úhimoquequedaba. D¡osmedijo quepusiera rnanor rnjs óbre lospies de cean Carlo y dijera: -Estoy ungiendoestospies con el evangeliode la paz.Llevm¡ísni mensaje muchas a peno¡as. Ellos ver¡án pode¡ a través de tu experiencia mi Concluimosq)n una oración entregándole vida la eotera GeanCarlo. su cuerpo.mente espiriru de y a D¡osy le pedimos Espiitu Santoque vrnrera al sobrcél en fonna plena.Una semana después, Gean Ca¡lo estaba p¡edicandoen una iglesia y contanco su testimonio.Habíadejadoa susanantesy al movimiento pammilitar. Actualnente esun hombreactivo en la Iqlesia. El Señor est!í lo paraa)rudar otrosa-lrarés usando a de los dones que le habíaanunciado desde anGs su oe überación. vemosque la profecía Asi que Dios le habíarevelado su rnad-re a cuando naóiócra rer. él dadera.El hablanacidopara servir a Dios y por fin llegó a cumplirse esto en su vida. Testimonio de Jeatr Carlo De niño habia estadomuy abierto a las cosasde Dios. Me hablacriadoen un hogarcristia[o y habla

fisica quehabían de tenido dosexpe¡iencias sanidad en deiado unahuellaprofunda mí. A los d¡ezalños dicho m; habladadomeningitis.Los r¡édicoshablan queera difícil queviviera, pero mi lañilia habíaorgan¡?ado cadena ayunoy oraciónpor mi y de una me había curado. me Dos añosdespués hablanhospitalizado un Por fumor ce¡ebral.I¿ nocheantesde queme ope¡am¡, yo habfuclamadoa Dios y le habíadicho que si Bl me sanaba,yo le entregaía mi vi¿lapa¡a servirle. Esa rpche Dios me habló. Me dijo que me estaba yo y sanando que al dla siSuiente podrla irme pala ñi casa. Efectivamente,asi fue. En la m¿ffana,los médicosme examinarony el mostló que el tumor había resultadod€ las pruebas Ese desaDa¡ecido. mismo dla me diemr la salida. de Es diflcil entendércómo fue que después haexperimmde ber esBdo¡ancerca D¡osy de haber tado estasdos curacionesmilagtosas, yo me alejé de Bl. El hechoes que entlé en una etapade reb€ldía contra la iglesia, la rcligión y Dios me nuevasexperietrcias ví afaldo por Buscando la filosofla de los hippies. Paz, drogas,vaga¡cia y sexo libre formaron parte de mi estilo de vida. de Después esollegué al gnoslcismo, al yoga, a y la meditacióntrascendental a las reliSionesorrentales,Perono me quedéahí. Segulinvestiga¡docoy sasnuevas.Supede desdoblamientos viajesastracon lo que les, de control mental y de encuentros eran suDuestamente seresextralefrest¡es. Cada vez me iba destruyendofnís. Mi vida iba catotal. Cómo esque au¡ estaba rumbo al desastre sado, no lo sé, pero lo estaba. en mn Una nocheestando mi esposa una cenafa-

96

DEsENMAscaR Do

Ga¡n C¡rlo a ella. k mucb¿ch¡sintió un Sranalivio y comenzó a llorar dc aleg¡fá, -iMe siento de lo mÁsbien! -exclarnaba. Yo me alegré Por eüa y Pensé: -¿Ves? Es selcillo. Er pura sugestión. de Al sepa¡arme ell¿ me s€ntí .gotado, como si me hubiera echadoerrcimauna gran carga con_ -pensé. Es sólopor haberme -No esnada, centrado¡anto eo Io que hice. a no Pocodespués. séni por qué,acomPaié miú donde Riraasistfa. padres a mi esposa la iglesia y a dura¡leel cultome impactó Por Prime' La música de añossentídeseos unirme e los ra vez en mr¡chos clnlos qüe autrpefin¡|¡ecí¡tren mis r€d¡efdosde ni' ño. Mc extrañéde ver que los est¡b¡ disfiut¡ndo. El pastor se Pu¡o de ¡ie Y dijo: que -Dios mees!í revelando aquíh¡y variasFrsonascoDuD fuene dolor de cabeza.El quierc sa_ de na¡las. Póngans€ pie para or¿¡ por uscdes. Tres personass€ pafaron y otros se decPlaz¡¡otl a ellos y comenzafona ora¡. -Ya se i¡ició l. farsa. -me dije pa¡a mis adentros. -¡Qué gentemás ingenua!¿Cómopuedencrecr cs eso?En un grupo tan g¡andede porsonas lógico Par¡ esono que hayavarioscon dolor de catteza, s€ nccesitaningunarevelacióndivira. Si yo me pa' ro y digo que D¡os me i¡dica que hay alSuiencon tambiéns€ alaríaÍ v¿¡iosc¡!os. dolor de estóma8o, ¡Qué ridículo! una Mientras seorabaPor la gente,pasóadelante mujer y dijo: *Hay un mensaje Pa¡¡ alguienqueestámuy afligido. J€sús dice: 'El EsPíritudel Señorestásobre te

milisr e¡ cassdemis pad¡es,la conversación tonú 6e haciaeI temade expe¡ienciss percona.les distinque tos rniembros mi famili¡ h¡bh[ EDidoenel camDo de de la übcr&ción demonGca. Hab¡ab¿Íde lo bienque se s€ntfa¡desf¡¡és ser de liberados.Menciomban unatal RftaCabez¿s ¿ quen supuestamente que los había habíasido la Dersona ayudado liberarse. a Me entróunarabiatremenda mient¡as escuch¿los bahablarde eso.Comencé bu¡la¡me ellosy a a de deci¡les: - ¿Cómoesposibleque sedejenlava¡ el cerebro conesas tonterhs?Yo quelo heprobodo todos€muy Drcr que to6d€rm¡üosno ex¡scn. Esahl Rita es una farsante.Lo que hizo ñ¡e sugestioria¡los usledes y cayemnen la t¡ampa.;No sea¡r ingenuos! tan cros. sln emoargo, parecfan convencidos. mi En interio¡ ¡o podfanega¡quelos c¿¡ibiosenellos era¡ evident4s,perojaDás podh aceptarque era prrque reshatrtan sacado unosdemonios. mismolomé Ahl la decisiónde ponerlc fin a esashis¡ori¡s y de deseünascarar esacharlatana declaset psicólo_ a que ga cflsuana, En esemismo mes conocl a uÍa muchacha.Ella me buscópara que Ia aconsejara. contó sus Me p¡oblemas lo nlal queseestaba y sinl¡endo.Dto que crelaquehabh esplrih¡sm¿losque ta atrorúe¡taban. Yo deaidfsegúrle la corriente. -Si creesque hay demo¡ios que te nlolesranyo te los puedosacar.Yo no les tento miedo. A mi no me puedenhacer daño porque me c¡ié como cristrano, Me sentéf¡ente a ella y le hablé a los esDíritur, ordenúdolesque seposarara ml y lÁdejarán_en paz

98

DESE\MASCARADO

CeanCarlo a rientes.t¿ odi¡ba. Queríademostrarl€ ella y a mi familia que todo Io que efa decíaac€rcade los demonios eta falso. todavíaera quehaDe lo queyo no úe pe¡cataba parapedir ¡a c¡tabh otra motivación inconsciente de Habla en ¡ri una débil esp€ranza que lo que ella ella decíafuera cierto y entonces podríaayudarme. ahora,pefo en el momentono me Esolo reconozco de Dercataba ello. _ El día acordadome presentéa la cita, pero ella se equi\oca Dijo quemi papá había no meatend¡o. do, quela hora y eI dla eranlos corectos, pero que la cita era la semanasiguiente. Eso me enojó tremendamente. -Esta mujer sabea 10 que vongo, -pensé. De algunamaneracaptó que yo vengo a echarleabajo su engañoy por eso no qui€re enfientarme Tiene miedo. Decidí no regresar. tiempocon ella -me dlje. -No voy a perderlfilás Perocuandotoméesadecislónli¡e como si un se de torrentede per¡samientos desesperanza abalanbombardeada siendo zarasobremí. Mi meflteestaba -Para ml iodo estáperdido.Ya Dios me desechó. Vi¡e hastaaquí sacardoel tiempo de mi trabajo y ella no me aleDdió.Todo se acató. cosas? estas -me -¿Y por qué estoypensando pregun¡e. Ahl me di cuenb de que muy en el fondo de mi yo deseaba ella me ayudara fansfo¡ñar mi deque a hastiado sastrede vida. Me percatéde queya estaba y de mi existencia de que no queríaseguirviviendo así. La indecisiónde i¡ o no a la cita con Rita conti-

tí, porqueel Señorte ha consagrado; ha enviado te a aliyiar a los alligidos.Te ha enviadoa consolar a los t stes,a dat a los afligidos una coronaen vez clecenizas, p€¡fumede alegríaen vez dellanto, can tos de alaba¡za en vez de desesr,€mción. " -También te dice:"Yo te daréconsuelo: convertiré tu llanto en alegría,y te daréuna alegríamayor que tu dolor." Mi esposame codaí y me dijo: -Esa es Rita. En eseinstantesentí un fuerte ardot en la cara. temor, c¡ileray ganasde matarla. No entendía qué em lo que me pasaba. -Vamos. presénramela dije a mamá. -le -Yo quieroconoce a. Deseaba enfrentame a eIIa, Nos acercamos lugar dondeestaba al y sentad¿ mi madre me l& presentó. Rita fue muy dulce, muy amableco¡migo. Yo, sin embargo,la desafiécon unamimda. AIgo dentrodemí Ia rechazaba. Quería despcdazarla. Lo efraño esquea la vezquesentía odio po¡ ella, otra parte de mí Ie tenla miedo. Yo ¡emblabaDor dentro senlla fuerte y un impulso sal¡rcorrien¡o. de Me dí la vuelta y m€ fui moleslo, enojado. No soportaba€star ftente a ella. Unosdíasdespués dije a papá: le -Sácame una cita con Rita Cabezas. De¡ono se lo digasa nadie. El se alegrómuchopuespensaba al fin me que h¡bfaconvencido quenecesitaba de ayuda.Lo que él no sabia quelo queme ¡mpulsaba tenerese era a contacao mn Rita em un sentimientode venpanza por lasmen¡¡ms le habíahecho que creera mis pa-

D¡:SENIIÍASCARAI}OI

Gean Carlo

nuaba mí. Habíamuchaambivalencia. en poco a po_ co me iba dando cuenk de las dtstinlas emociones que me halab¿n cadacual parasu lado. Habfauna lueflehostilidad queria que deslruir Rjlay ot¡aque a ¡¿constoeraDa lafsante. una Es¡aba |ambien D¿a_ la le quesentía temorde el¡ay aunotra que. juy en ¡o.prorundo, deseaba oblener algúnl¡podeáyud¿ de e l lr Tuvequelucharmucho con todos estos imDulsos co-n(radlctorios. al fin resolvr pero presentarmesu a oltc¡na, Mientras esperaba el pasilloa queRita s€des_ en ocupara, una voz me insistía: -Vete, esriisperdiendo tiempo. Nadahaces el aquf. No vale la Dena. Yo, sin embar[o,decidíquedarme. Por fi¡| s€abrióla puenay;[a mepasó adelanle. __ una ve¿ que estuveadentro, algo en mí se sintié arapado. Le dije a tuta quemi fanilia me habladichooue yo yo deblas€r ¡iberado. era la ovejanegra ta de farrlr¡ta todos preocupaban mí, perode una y se por vez le acla¡éque yo no crefa en la existenciade demonios ni siquiera y sabía creíaen Dios. Estuvisi mosconversando sob¡eestas cosas ¡alo y ¡uego un eüa me dijo: en perodime . -Bueno. ni no crees los demonios. algo:s, reallnente exislieran. impondrúa noque o ¿le nuDt€ra atgunos denkode ti? ¿TedafiaIo mismosi supieras cienciaclerlaque lo que causa deseo a tu por las drogas,el alcoholy las muieresson los oemon|os., -No. -contesté.cl¿roque no me dana lo mi!mo, 5r yo sup|efa que realmente demonios hay en miquerrlaquealguien los sacara, me peroet hecho

prob¿rque existen, porque es que nadieme puede ni ustedni nadieme va a hipnolizar sugestionar ni paraque yo creaque existenalgo. Te reto -Bueno, -dijo ella, te p¡opongo que Tú demostrarm€ a hacerla prueba. intentarás y quesí. Comotú no existen yo trataré p¡obane de que estás convencido, lienes tan no nada perder, La queharíael ridículosi no existen,seía yo. ¿Aceptas? bien-respondí.Hagausted queno¡Io -Sí, esta y malmente hace yo mequedo aquísentado los con que pasa. ojos cerrados. Veamos ella a Cuando comen¿ó omr. cúál rxr fue mi sorpresa al ver que todo sucedía comome lo habhn tal descritomis p¡rientes. me El proceso muy duroparamí. Cuanalo dl fue mi cuenta queunafuerza de extraña sur8ía desde interior y se apoderabade mí, no Fldía creer que realmente eslaba viviendo.Esafuer¿a usaba mi lo que bocapararesponder laspreguntas Rita le haa ch, sir queyo pudiera h¡cer riadaparaevitarlo. Sentf prínico.Queriasalir corriendopero mi cuerpono me obedecía. estába No bajo el controlde mi propia voluniad. personalidades esas extrañas dominame Cuando de rabia,¡lanlo, ¡on, s€ntíunaavalancha sensaciones: dolor.desesperación. risleza.Eracomosi un burla. ejércitodeseres negativos luchara dentro mí pade ra saca¡me eselugar. de Una voz muy clara me decíáa la meDle: *Ponte de pie y vetede aquí. Perootra voz me instaba: Co¡tinúa, al final del procesohay sa¡idad y libenadparatí. Yo te sostengo. D€cidíobedecer Ia seeunda. a Lüchécontodasmls

102

D¡]SENMASCARADO

c€an Carlo

103

I

fuerzasparaobtenerel control de mi mentey de mi boca.En ¡osratosqueIo lograba, clamaba Dios: a -Si r$lmente existes,iayúdame! Fuemuy duroparamí ver derumbarse mis tod¿s ideasv c¡eencias. -Entonces es cieno, -me decla.Sf existen los y demonios sl existe Dios. Ambosbandos están me hablando la mente los escucho y a como si fueran personas. es posible? no lo crela. Yo ¿Cómo lls sensaciones c¡fporslesqueexperirnenlaba er¿n espantosas. tremendámente, queme iba a Sufrí Creí morir ahí mismopor lo que le dije a Dios. -Si me muero, quiero morir contigo. No me quieroir ¿l hficrno con esosseres.Me entrego a tf, ya seaparavida o paramuerte. Cuandotodo hubo acabado dla. salfconteruo. ese Sentíaque habíadescargado algo. No teníanad¿de fuerza en mi cuerpo, pero mi espÍritu habíavuelto a la vida. Me sentfafortalecido internamente. Pasémuchashorasp€nsando lo que habíapaen s¡do esa mañana.Algunos de los pensamientos en mi mentemedecíanqueyo habfasido un idiota, que me habíadcjadoenga¡lar igualquemis pa¡ientes. P€ro otra corriente en mi menteme aseturabaque lo que habúa vivido era real. que eseera el caÍrinoa la verdad. Busqué mis amanres les dije que rompiamn y a todo lo que teníacon ella$, que me hablaentregado a Cristo y eso me habfacanbiado. t es pedi perdónpor eI tipo de relaciónque había mantenidocon ellas y por el daño que les había causado. Sufrí y llo¡é con cadauria, frorquelas dejabapor obsliencia a Dios, no porque yo deseaba hacerlo.

con Si hubierasido por mí, hubieraseguido ellas' la queriay deseába conl¡nuar relación' @rquelas i".ó Dio. rn. habíahabladoclaro; yo teníaque deia¡las. hecho Yo esFue lo másdifícil quej¡máshabía su ¿costumbradoa prea apegado ellas.Estaba taba panede ml sencia mi vida. FoÍnaban en No depresión. sablaqué Entréen lna profunda ibaa sobrevivirsin ellas' iba a s€rde mi vida ni cómo -¿Con quévasa lle¡ar el vacíoq¡¡ete dejael apar_ una tarte de ellasl -me atofinenEba voz pasa. ;.Enquévasa Eastar tiempoqueanles e¡ quiénte vas¿divenir?¿Qué á basj-unto ellas? ¿Con un va ; Dasar la queestáesperando hijo tuyo? con es lo másProháhle se tu Cuando esp.'sa d¿ cuenta a queentregarte Dios crees quete deje.¿V todavia miís Más te va a lraerbeneficios? bienparetehaber ahora. Drobleñas el me Esosataques desgarraban corazóny el re_ me pÍimerasesión lib€ración mat_ de cuerdo esa de ¡enerque vivir de la tirizaba, No soportaba ideade algo tan nuevoesaexDeriencia dufa. No obstante, que terminar lo que había me decía qui tenía emDezado. iba Dos díasdespués a hab€runa ¡euniónen la que iglesiay me imaginaba Ri¡! asisl¡rla Pensaba de e; la Dosibilidad ¡r para seguirmi liberac¡ón lo Queríaquetodote-minara rüís ¡ápidoposible,porconviviendo me estaba qu€ la angustiaque estaba que acelcraralas cosas sumiendo.Le pe-día Dios Dara no sufrir tanto. pasé todoel dia con unalucbain¡ema El sábado dentrodemí no querlaque Una fuerzamuy poderosa yo fuera al culto y ñe dabatodos los argumentos

DESDNMASCARADO

GeanCarlo

105

imaginables hace¡me para desistir mi intencíón. de Pero habíatambiénotra fuerza, una que me empujaba a A y que me prometla victoria. Cuando bajédel automóvilparaentra¡a ta igleme paso que lograba era unahazaita. sia.cada dar E)r que la batallaque seestaba librandoen mis adenüos era increrb¡e, vezque logféentrar.comencé Una a serbombardeado sensaciones con tremendas so de ledad,dolor, desiínimo angustia. y -EI p¡oceso seva a pode¡teminar. Va a lleno gar oüa persona más lmportante yo y Ríta se que va a ir a atenderla,No va a alcanzarel tiemDoDara que me veaa mí. Mejor me vo). Esto)peadiando mi tiempo. Me cogió tarde para querer entÍegarme a Dios. Ya no voy a podercambiar. Estee¡a el contenidodel torbellino oue habíaen mi meDte mientras.avanzaba culto. EÍ tiempoque el transcurrióseme hizo unaetemidad,pero al fin terminó. La genteque deseaba se o¡ara por ellos que se dividió en grupos. Aunquehabíapasado hora y mediaespe¡ando que se acabaraIa reunión. ahora estabaindeciso. -¿Voy o no voy?¿Y si Rita me dicequehoy no me puedeatender? yo no lo sopo¡tarh.Seria Eso porquerecesitoque seaYA. No mi deslrucción, aguantomás el estadoen que estoy. EI esfueco que tuve que hacerpara ponermede pie fi¡e sob¡ehumano. acerquéa Rita, muy teMe meroso,muy sumiso.Mi actitudeneseacercamiento habíasufiido un canbio dramático.En mí no ouedaba nada l¡ hosrilidad la rebetdía a¡tessende y que tía ante ella. -¿Puedesorar por mí un poco?-le pregunté. -Sí, vamosa aquelcuartopa¡atenerprivacidad, -me d¡o.

-¡Qué alivio! No se habíanegado. de sesión liberaclón. -Así mmenzómi segunda lo sabido que iba de Es¡oyseguro quesi hubiera a a pasaresanoche,jal¡ás me hubieraacercado 1a del isiesia. l-a manifestación demoniofue diez ve Un ocasicjn espriru\ur' c-e\ oeoroueen la primera de tomóposesión mí y me obligióie suescondité, que qóa griur palabras obscenas yo no querÉdeclr' .e salvaleMi cuerpo i(,mo un animal Au-]laba Sense quedó rlgidoy mis músculos acalambraron. de tía la certeza queiba a morir. AIgo me estrangubien. laba v no podtarespirar a lograbah;blar. le rogaba Rita y a los Cuando que á entrado ayudar. no me fueran otrosquehabtan que que hasta saliemn a dejareneseest¿do, siguieran todoslos demonios conmrSo. ¡Dios!-clamé. Haz lo que quieras de Lo únicoquequieroesesta¡seguro estarreconciliado contigo. el Ahi fuedonJe.enü pflmeral¡!io.comusi en esemoñento satanásme hubierasoltadode golpe Empezóa enttar en mí una pazprofundaque nunca Dentro de mí habla un ant;s habíaexpe¡imentado. Fue cantomuy lindo, un can¡oque yo no conocía. a en fluyendo míhastammenzar salirpor mi boca. presentes esMe dí cuentaquelos otros queestabaú ju¡to conmiSo.Tola tabancantando mismacanción a unidos en alabanza Dios dos eslátramos como que¡iendolleYo teníamis manosal¿adas, suspen€staban saf a Díos. Era exüaño. Mis manos áidas en eI aire, como atadasa algo invisible. Un me calor agradable invadíapor las manosy la cabeza e inundabatodo mi sei. De 1(]más profuúdo de desentonces hasla una micorazónbrotaba aleSria

DESENMASCAR,{DO

Gean Carlo

u,r.

l

conoc¡dapara Me sentía mí. comosumergido una en pisciñade gozoy bienestar. Comencé sentirque ahorami vida valíaalgo, a queestaba entrando unaplenitud vidaqueera en de completamente nuevaparamí, Sentíque era bello ser cristiano, que entregarse a Dios era precioso, más sublime. lo El Espíritude Dios se movíadentrode mí. Me decía: -Tú eresmi hi.jo.Te estoyümpiando. estoy Te y sanando lib€rando.Te estoy capacitando para servirme. -Señor, -respondí, dispónde mi vida comolo desees, Dame fo¡talezapara soportarel resto de la libemcióny ¡ínimoparaseguirtey hacertu voluntad. Después esedescanso, de experimenté nuevo de Ia presencia un demonio. de Fue terrible,un cho quetremendo. Dijo ser un espíritu muerte. de Me cosó muchísimo renunciar todo10quelo ataba a a mí enespecial ent¡enamienür mi paramilitar.Le dije a Dios: que -Señor, tú sabes no quierorenuncia¡ esto, a perosi esnecesario h¿ré.Te suplico me des lo que la fuerza para hacerlo. pronuncié renuncia voz alta,el de, Cuando la en moniosepusotrufioso. amenazó matarme. Me con Sacudióürdo mi cuerpo con convulsiones.Crité y g¡ité po¡ eI dolor que sentía. AIgo sedespegaba mí y me despcdazaba dede al sarraigafse. cada Con que ala¡ido dabasalía algode mi boca,álgo invisiblepero muy real. Por fin llegola lúeraciontanan\rad¿. Dios inun dó mi cuerp{), mente mi espíritucon su pre mi y sencia.Me sentímuy livia¡o. Me sentílimpio y

pasado había noble. Toda la cargade mi desaslroso y a mis sidoqüitadade hombros meprometí mímrsmo que nuncamásme aleja¡íade Dios ni habríana_ de daque me obligaraa tenerqle someterme nuevo Decidí cuidar el trabajo a una liberaciónsemejante. que Dios habla hechoen mí aquella noche. Ahora sabíaqueel precio de la maldadora demade siadoalto. No me sentíaen capacidad pagarlode El pr@esohabfasido muy vergonzoso.Cuando orando a Dios le comenzó ¡evelar los queestaban a por ml todas las cosasde mi pas¡do, yo me sentia peor que Ia basuramás iímunda. Queríadesaparecer de la faz de la tie¡m. Rogabapor que se abriera un huecoen la tierra y me tragara. El peso de mi pécadome estrujabahastasofocaÍne. Fue una experienciaterrible. Dios les ¡eveló co_ sasque ru¡diemiísqueyo podíasab€r,al menoseso era lo que yo habíacreído. Peroesanochedescubrí Nadasele puede oculquepamDios nohay secretos. tar. Todo Io m¡lo que yo habíahechoa escondidas El lo trajo a la luz eÍ eselugar. antelos lotalnentedesmoralizado, desnudo Quedé ojos de Dios y de aquellosqueestaba¡sirviendoco_ mo c¿nales su Doder,Pero entendíque nadade de ni sino estoIo hzo paraúumillárme paradañarme para librame de todo aquello. Lo hizo Pala curarde Porquedespués queyo me me, pa¡atr€ndecirme. quebranté delantede El, El mismo me levantócon su amor. yo Esanoche morí, Todoslo5quemeco¡oc¡eron atrtesde esaexperienciasab€nque esehombre ya no ex¡sle.EI que ahoravive es otro. Porqueel que se levantó esanocheera un hombretraDsfomado, un hombrc nuevo.

ll

DESENMASQ1RT{DO

De caminoa mi c¿sa, madrugada, gozoem¿esa el naba mí a torrentes. algo inconlenible, de Era ma ravilloso.Lo únicoquedeseaba servir a Dios. era Ahorasabía El realúente que y existía quemeamaba. Sabíaque no había nadamejor en esle mundo que estaiunido a El. Descubrí satislacción la del vrajeroerranteque después largosañosde vagar de por el mundoen busca un tesoro,llegapor fin de a casadondelo encuentra ve que es muchomás y valiosode lo quejamáshabíaimaginado. El dla siguiente mi liberaciónera domingo.Fui de el primeroen llegara la iglesia.Se habh desatado en mí una sed insaciablede Dios. Tení¿quc reponer el tiempo perdido en los años anteriores. Yo habla temidoquela vozde Diosquehabla escuchado mí durantela liberación fuera sólo Dara en esaocasión. perono fue asi. CoDtjnué escucha¡do su voz y aun la oigo. El me hablacuandoescoge hacerlo. Me ha dadoel don de conocimientoy me ha paraliberar a oÍos. l-os ministeriosde Iosque üsado me habi¡burlado primera quellegué esa vel la a iglesia, ñ¡eronprecisamente queDios decidiód¿¡los me. No haydudade queDiostieneun buensentido del humor. Actualmente estoyestudiando un seminario en teológico, prepar¡índome para ayudar a otros a encontrarel camino.el carnino yo. por la gracia que de Dior, pudehaüarhacealgúntiempo.Ruegoa Dios que levanteÍrás personas los minislerios de licon beracióny de sanidadinterio¡, porquela necesidad es muy grandey los que est¡índispuestos llenarla a son Docos, Si Dios escoge utilizar mi experiencia paraalca¡zar a otros, la gloria espa¡aEl. ¡Aleluya!Dios exis¡e y yo existoen El.

I3
mult : Sandy Personalidad iple
bajo tresdisSandyhabíaeshdoen t¡atamiento tintospsiquiat¡as un pe¡íododeaproximaalamente fxir buscómi a''uda.veníade los Es_ diezaños cu¿ndo p¡ima¡io tadosUnidosdeAméricaconun diagnóstico mltipler y un diagnóstico secundade p€rsonalid¿d ma¡íaco-deDresiva. rio de neurosis Cuar¡doprimero nos conócimos,su nivel de anse alto. Se sentaba, pa_ siedadera extreñadamente raba, camhaba po¡ el cuarto, miraba la ventanay expresabael impulso que sentía por atravesarel vid¡io con su ñano; escondlasu cala entle susmanos,sesentaba, movíaenla sillay asíporel estise 10. Sele dficultaba muchoIa expresiónoral. A ra_ No tos sr¡s memajes eün i¡cohereDtes. podlacompleque a tar los pensalnientos empezabd comunicar.Estaba muy confundida,atemorüaday dep¡imid¿. y su Me habló5obre historiapsiquiálrica me ¡nhabla tenido un mayor formó que en ciefias épocas control sobre sus emocionesdel que tenía actual_ menle, mis inlerpretaciones Comencé explicarle propias a mencionandobre_ de lo oue Ie estabasucediendo. vemenae, ot¡os casosque yo habíatratado, coú los que ella podía identificarse. Ella escuchóIo mejor que pudo dentro de su confuso estado mental y respondió:
109

lto

DESEj\¡¡lt {scaRADo

mÍrltipl€ Satrdv:Personalidad

lll

-Bueno,.quizásalgunas mis personalidades de seandemoruos, pero no creo que todas¡o seatr por_ que algu¡asDo sonmalas,son sóloniños.Mi Ds¡ qu¡alra ¡ctual ha vislo lreinb de el¡oshasta mo. el mento.AlguDos muy deskucttvos agresivos. so¡ y vur¿45esosse¡ndemontos. -Eso Io podemos averigua¡. es queestás si dispuesEa sometene un proceso liberacidn a de espi_ ritual, le contesté. Ella se movió inquietamente un raio y ponsó por sobremi ofertade t¡abajarcon ella. Finalmente diio: -Tiene mi p€rmiso. Haga quenormalrnente lo Éace en estoscasos. Até a los demoniosque eíaban en ella, en el nombrede Jesús, les ordenémanifesta¡se. y Una transformación itunediala hizoevidente ellaal se en toma¡ el cont¡ol r¡Daperson¡lidad muy desafiante. -¿Quién ere!? -pregur¡lé. -Te puedodeai¡ el nombreque meha puestoella ..Luchda,' - respondió burlá¡dos€.Sa¡dymella¡Da . que -¡No¡ -insistí. Te estoyordenando me dés tu nombre re¡I. -No te lo diré. -exclamé. Te ordeno -¡Sf Io harás! decirla verdad en el nombre de Jesús. volv¡{i a serella mismay cornenzi a gemi¡. Sar¡dy -Sieriio que mi cabezava a estallar. Es¡ov muv confurdida.Me estin hablando la mente. s bicen que no son demonios,que son mis personalidades, qüe no debí ved¡ aquí. Eslát tralar¡dode que me sient¿ culp¡ble.Dicenqueestoy haciendo cqüvo. lo cado,quelos estoydañ¡¡do.Me dicenqueñe vaya para mi casa, dond€ mi psiquiatra. -Estoy dem¡siado confundida. paremos. No puedoseguircon esto.Tengoque irme. l,o sienro.

Tengoquetornarel primer aviónquepueda regrede so a casa.Necesito mi psiquiatra. a con de Le dle queno trabajaría ella en contra su voluntad, no la dercndria. recomendé no que que [x s€ fueÍa,pero a la vez le hice ver que la decisión em suya, si de -Estaré disponible cambias opinión -le of¡ecí. que Así queAna, la amig¿ la había traído,la llevó a casa su auto.Ana mecontóluegoquehabía en que ten¡do pelear con los demonios duranle todoel ya recorrido la casa, que habían estado manifesa y tándose tratando hacerque de Sandy lanzara se del auiomóvil para mata¡se, en Cuandola tía de Sa¡dy vió el estado queregresó, Ie dúo a Ana que no eslabade acuerdocon ¡a y liberación ningu¡acoespiritual queno p€rmitiría municación más entree¡lasdos. la -Ni s¡quiera llamespor leléfono-le dijo a Ana. No te p€¡mitiréhablarcon ella. Yo soy responsablede ella mientrasestéen estepaís y no te permitiréhacerlemás daño. Cref que serlasuna pero buena amiga,quela ayudarías, ahoraveoque no puedoconftaren tí. Ana me i¡formó lo sucedido. Cuando surgieron primordiales mi mente.La dos preocupaciones en primeraem Sandy.¿Qué a serde ella?l-os deiba que monioshabia¡ amenazado hacea ella s€macon tara y ya habí¿nteriido éxito en provocarle vaíos que intentos suicidioen el pasado. s€gundo de l-o p¡ofesionalSame preocupaba mi reputación era y bfaqueel ú) de Sandy médico queestaba era totalmente contra la práctica liberación en de de espiritual.El no la aceptaba lo absoluto. selo proen Si ponÍa, podría causarmeproblemas.

lft

DESENM^SC^R^DO

Sandv: Personalidad múlliDle

-Señor -oré. por favor protégeme nivel proa les¡onal. podriá Eslemédico causarme dificu¡tades. Estono es algoque pueda n¡anejar mi rnsma, por Padre.Quftame esteproblema las manos. de Ana y yo organizamos variascadenas oración de para inlercederpor Sandy.Le pedimosa Dios que tomaracanasen el asunto, -Dio\ -¡mploré, si estu voluntad le miriistre que ¡iberac¡ón espiritual, abrela puerta seacaba que de cerraren mi cara.Tú eresel Diosdelos imDosibles. Tú te especializas situacio¡es en comoésta.Entre más imposible,mejor, po¡queasl sabránque fue tu poderel que eliminólos obstáculos. Señor.que tu nombre glorificado üavdsdeest¿ sea a experi¿ncia. En esovino a mi menre pahaje Apocalipsis un de 3:7-8.13: "Esb diceel Santo, úerdade'ro. el elbuc tiene llavede D¿vid.el queabrey niaguno la ciena. y creffa y ningunoabre. Yo conozcotus ob¡as: he aquí,he puesto delante ri unapu€naabiena.la de cualnadie puede cerrar:porque.... guardado has mj palabra. no hasnegado nombre... quetiene y mj El ordo, oiga lo que el Espíritudrcea las igiesias. Lo busqué cuando a quiénestaba y ví dirigidoel mensaje, quedé boquiabierta. pcn¡sylvanial iFrladelfia! nacfen Fi¡adellia. ;Yo -¡Gloria a Dos! -grilé. CasiIe revie¡toel tlrnpanoa Ana. Queríati¡ar el teléfonoal ai¡e. Casime habíadadopor vericida,pem Dios es fiel. El cumpüó su promesa. Ciertospasajes Habacuc de vinielona mr mente p¿¡rarecord¡rme que El est¡ba en cont¡ol de la situación: "Señor,¿hasta cuándo gritarépidiendo ayud¡sin que tú me escuches?.... Miren ustedes.... estova puntode hacercosas talesque ustedes lasc;eeno

Escribe.,,. que Lo rlaDsi alguien las contara.... se te voy a mostra¡.. .. ¡Aún no ha llegsdoel momento de que esta visión se cumpla, pe¡o no dej¡uá de cumplirselTü esp€ra,¡u¡que p¡r€zca úB¡d8' Pem It€g¡rá en el momento pr€ciso". te¡ede Ur par de dlas después esaconvetsación de fóDica.nos reunimos Darainicia¡ Ia liberación los el Sa¡dy. Cua¡do comerEarnos enfrentamiento, a demoniosestaba¡muy resist€ntes dar la informapero ción quelesdemandaba. pocoa poco.susasiderosemergieron. -¿Cuá.I es tu nombre real? -le Pregunté al demonio. -Sordoloouith. ¿Cómo¿nt¡aste? -En el hospital del condado. Un g¡upo de psry quiÁtras enfemerasque peletecen a unasectasade tiírica la dedicarona Sahnás. Ella acababa ser ¡evivid¿ de su intenlode suicidio. La llevaronal sóel tano del hospit¡l a rnedianoche, lunesy el martes un de ló y 17de octubre 1975.sacrificaron cerdo, un p€rfo y un gáto y fegamn su sangresobreella. en Ella Los a¡imalesfue¡onmuertos su presencla. abiertos Sus estabasemiconciente. ojos no estaban La todo el tiempo, pero a ratosse despavi¡aba- un_ gieroncon orina en las manosy la frente. a Prcsioné los dernonios dalmemásinformación a -ordené. -¡Sigan hablando! -Habla un cadáver.El quefungfscomosr¡mosacerdoteesanoche,su psiquiatra,le sacólos ojos al un¡ y cádáver s€los comió. Hablaunaserpiente, cas_ cabel, que estabaen unajaula. k dieron a comer came humanadel cadÁver,como sfnbolo de vida hu¡nanaque se le oft€cla a Sat¡nás. También Ie dieron cañe aninal.

1T4

DESENMASCAMDO

Sandy Personalidad múlliDle

¡15

l

I

Ademáshabíau¡a culebrap€queña veDe¡osa. no La pusie¡on sobreel cuerpo desnl¡do Sandy.Se de enrollóalrededor su cuello,muñecas tobillos. de y Luegose deslizó todo su cueapo. era para por Eso someterla atemo¡izarla.para entrega¡laa Satanás y y ¡ nosotros, I-¿ of¡ecieron como alt¿ sacetdotiza de Satanás. -¿No requierc eso una entrega voluntaria? -mrcrn¡mpl. -Se suponeque ellos renfanque conseguirla -respondió el demon¡o. psiquiatra intentó Su lo muchas veces, Tratóde hacerquenegara crefa que en Dios, peroella se negaba decirloen voz alk. a La drogó y la hipnotizó, trató de quebrantarsu voluntad,pero ella no 1ohizo. -Sin embargo, estámarcada. Tieneel símbolo de Satanás la palrnade su mano izquierda, una e¡ est¡ella roja de cinco puntasdettro de un círq¡lo ne8ro.No sepuede a simple ver vista,perosehace visible cuándo comienz¡¡t pronunciarse paj¡bras a las de una misan€tra. S€ la hicieroncon saDgre. Los trcs que la es!íbamosministrandocolocarnos nues¡ra5 palmas sobrela palmaizqu¡erda Sandy de y quebramos poderde la marca el salánica. limLa piamospor mediodel poderde la sa¡gredel Cordero de Dios. S€nsaciores tbrrib¡es recorrieron cuerel pode Sandy mienFas hacfamos. pregunlamos lo Le al demonio la marca s¡ habla y sidobor¡ada renuen tementeconfirmó que sl. -Bajo hipnosisla progra¡¡aronparaolvidar todo lo que había pasado en esas noches -informó Sordoloquith. En esemomento volvió a serella mtsma. Sandy Tenh miedo de continuar. Puedosentir los demo, nios dentrode ml. Está¡ f,or todo mi cuerpo-gritó.

y Tcnto miedode queme tomenPorcompleto que pegane.Rita. Te no ;ueda controlárme. Quieren oonn, -No te preocupespor eso -la calmé No me ü¡edenhacerdaño. No importalo que intentenha_ ¡e¡me; no lo lograrán. Estoy bajo la p¡otecciónde Dios. diciendola ver_ -Pem tengomiedo.No sési esüiD que sí, ftero no estoy segura. dad o no. Creo a -Esüí bien Sady. Déj$os el drscemirúento noconfusa Tu menteestá demasiado sotros-le dije. paramatu püa discemir. Dilesquetienen permiso loda la inforna' Necesikflosconseguir nifestarse. ción pa¡¿ poder deshac€rel daño que te hicieron. presen_ Weinand, uno de los misioneros G€orge por ella. l,e pidió a Dios que le asegurara tes, oró dijo: Gayle.suesposa' queEl ta proÉgÍ4. Enronces quelo queestás haciendo es -Sa¡dy, ;.entiendes a unajerarqufa tremendaeri el ejército exponienclo hacerlo en La satánico? únicamanera quepod¡emos es si permiiesque se manifiesteny digan todo No te puedendaña¡.Tienesquedar l¡ lt¡chay ¡ecuerda que queDiosnosdice:"Si tienes p¡sarpor el agua, yo esta¡é contigo,si tienesquecn¡zr ríos, no te aho_ garás,si tienesquepasa¡por el fuego, no te quemá' rá5, l¡s llünas no arderánen tí. Puesyo soy tu Se_ lsaías 43:2-3). ñor, tu salvadot". (Veás€ Estrmosaqufcontigo.No t€ vamoss dejard€spro_ d€ legida.Sa¡dy, la carretera la liberaciónde mucha los por gentepasa tu corazón,Nosotlossomos Puenaguas vidassobleesas nuestras les. Hemospuesto Te at¡avesarlas vapara tempestuosas quetú puedas mos a ayudar, no imporl¿ cuániotiempo nos lleve -Esüí bien -dijo Sandy.l,o h¿¡é. Ordenoa los t¡atandode que demoniosqu€ hablen.Sé que es!áJr

tló

DESENntT$o{Rrú'o

E|últiple Sandy: Personal¡dad

t1 7

I

yo piens€que toda esa ¡nfofiiación es prcducto de mr propro nconsclente,pefo no es crerto. Habla,en el nombre -Muy bien, Sordoloquith. deJesús. necesitamos para sabe¡ ¡Ahoral¿Quémás quebraDtar poder?¿Cuálfue el contenidooe ese tu mensaje dedicaciór a Salanás? de -le demandé. -Cada pane de su cuerpo fue entregadoa Sata, nás.Ella iba a ser utilizada parala destrucción. a sexuales todos hu-Fue sometida ac¡06 con los ma¡osprc6entes, hombres mujeres.Tambiénciery tos miembrosdel cad:íverfueronutilizadosparaactos s€xuáles, -Ella iba a hacerlo mismoqueellos.lba a traer ge¡tea Satanás. Seducir cuando seducción la fuera necesaía.Provoca¡dolor bajo unamáscara bonde d¿d. Ella iba a hacerloscreer que lo que hacfaers tor bondad,cuandoen realidad.irla con otra in¡ención. Seríautilizadaparaasesin¿¡, cuandode esose tmlara, al igu¿lqueellos- Un insfumento de guerra y odio. Pueie que te rlas de eso, p€ro es cierto. Quüásno a gtanescda,peroda lo mismoquesea a escalapequeña grande.Iba a cometertoda cosa o concebib¡e si,... si se some!ía. El demon¡o quedóen silencio. se -¡Sigue hablado! -le ordené. ,gruñó el demorio. -¡Quiero matarte! -Ilístima que no puedes.¿verdad? iconlinda hablando! -Si ella consie¡ltehacerlo, si podremos -Sandy no va a dar su pe¡miso.Está bajo el contol de Dios por supropiavoluntad.Tú sabes eso. Esaha sidounadecisión consciente ella v ru no en la puedes revocar. -Pero podemos i¡rteDtarlo -dijo el demonrc burliándose.

-Al iSualque i¡tentamn quitarle el (ror¡oa Dios, peroesot¿mfroco logra¡on.El tiene mayorpoder Io queustedes. Lo quele hicieron Sandy, lo ha' a .. ¿se cen también a oüos pacientes? -pregunté y tienen acceso -Sl. Los médicos tasenfermeras y a los pacientes,¿verdad?. a los cadáveres másinformación demodel No pudimos obtener perodespués esedía sí. Sandy de nio esamañana, los durante t¡es ha mostrado mejorfainnegable una que hemosestado y continua¡emeses er¡ tra!índola mos trabaja¡do con ella hastaque se comple(esu liberación. El mensajede fondo que se deriva de este caso ha esque Satanás logradoinfilüar el personalde un hospital psiquiátrico. Así como lo him en este lügar, puedehacerlo tambiénen otros. Dios est¡íp¡egungrdo: a -¿No hay hijos e hijasmbs dispues¡os servir de de instrumentos mi poder?Así como estospropsiquiátricos hanp¡estado fesionales se fraraservrr personas se ofr€zque también a Satanás, ¿existen can para hacer mi tlabajo en el misrno camfto? tieDeque ser expuesto,des€nmascarado. Satanás Dios n€cesitaguerrefoscristianos. El Señoresiápreguntando: -¿A quiénenviaré,y quiénirá por nosotros? comoIsafas: Hay alguieD dispuesto contestar a a -Héme aouí. envlame mí?

psiconeuról¡co Trastorno en MULTIPLE| l.- PEBSONALIDAD qu6 6l inot¡duo prssontadG o ñás 63truclur¡a d¡ls6nlaó d€

P¡icolocía y demonios

ll9

Psicología y demonios
A muchosles puedeextrañarel tltulo de estecapítulo. "¿Qué puedenteneren comúnestas pados labras,si m.is biensonconceptos oftuestos?" pres€ gunta¡án.Pero para mf el tema es válido En la época medieval, muchostrastomos ernocionalesfueron diagnoslic¡doserróne¿mente como posesióndemoníaca.A la personaque presentaba los sfntomas anonnales le sometlaa |od¡ clasede s€ crueldades el convencimie o de queal maltratar en el cuerpodel enfermo,Iosdemoniosque estatra¡er¡ e¡la se molestaría¡ y se i¡ía¡. El desa¡rollode la cienciade la conductanun¡ana hizo posibledar un trato más racionaly máshumano a ciertoscasos. emba¡go, Sin considero los que científicoscometieronun graveerror al eliminar del todo el diagnósticode demonización. Algunospsicólogos cristianos hemo6 red€scubieno el diagBistico de la demonización.Personalmente he investigado cientos casos dondela psicodc en Iogíat falló en su intento de curar un trasto¡no, mient¡asel tratamientoespiritual tuvo éxito en elimi¡a¡ la coDducta problemática. investigación Es¡a nos h¿ dádo pruebasde que algur¡as patologías son causadas espíritus por malignos. La Biblia es claraen su descripción casos de de demonización. Hablade estos fenómenos comoalltE

En o de to diferente estarenfermo lunático. Mateo los dice:''y le lmjerontodos que i:24, por ejemplo, enfermedolencias,los afligidos por diversas tcní¿n y lunáticos y los dades lormentos, endemoniados, y " paralíticos; los sanó. de han Muchospsicólogos queridoconverce$e que en mencionados la Biblia se refieren,en los casos piicológicasque por falta re¿lidad,a enfemedades de corocimientocientífico no podíancompreriderse Peroyo rrc aceptoesalrcsfura.Creo coúectam€nte. de exaclari€nte lo que quelos autores biblicossabía¡t hablando. es¡aban rey ¡as extrañas Los ácontecimrentos conductas hoy en latadas la Biblia, continúandándos€ día. L¿s primero a los psicólogos personas afectad¿s acuden fiacasan su inlentode ayuda¡las en pefocua¡doestos a las desesperadas acuden a volve¡a la normalidad, esiglesiasdondeaun se practicael enf¡entamienlo piritual, que po¡ cierto, son escasas. deberíaÍ de Estoyconv€ncida que máspsicólogos ya eslar i¡vestigandoesteferximeno qle €s bastante Si y con frecuente tie¡e granrelación su t¡abajo. lo y lo observar que ocurreen las hicieran, pudieran " de se$iones liberacióno ' :exorcismos, mmo se les de conoce.sesorDfenderían vel los cambiosdmmáde ticosen la p€rsonalidad los sujelo\.escucharian comoesplri_ de hablando sÍ mismos a los demonios y su tus destructivos vocilerando odio hacíaDi6 que Veríantambiénla fuer¿asobrena¡¡ral adqr¡ieren los suietos cuandoel demoniose manifiestaen ellos y serí;ntestigos momento su salida,el ¡nsde del quedatotalment€ libre de su tanteen que Ia persona que estado perinfluencia,volviendoa la nonnalidad, de rnanece después la sesión,

DESENMASCARADO

Ricologfu y demonio6

ut

Sonacontecimienlos y, impresionantes pamel que no estápreparado parapresenciarlos, aterradores, que Las cosas suceden insólitas, son completamente inexplicables puntodevistaciendesde cualquier lificoo racional. Ba.t¿ e.t¿rpresente varias en se srones estas paraconvencerse quealgosobrede de naturalsucede ellas. en Perolo másimpactante el hecho queno haes de ce faltaninguria técnica difícil paralogra¡su curación, ni ningunacamisade fuerzapara i¡movili ¿¿rlos. y Unicamente ordena se a¡e5púitu salir. e\te, conmucha rabiay a regañadientes, abandona la mente el cuerpode la persona, o dejándola otalnenle sanaen el áreaafectada.Es la autoridadquehay en esemandatopronunciadoen el nombrede Jesúsla que logra la curación. Es fundament¿l recon<rerla existencia los de, de mon¡ospuesloque sólo si se comp¡ende manera su de trabajd en la persona seaprende confto allds , y a se podráayudara la persona influidapo¡ ellos. Los esplritus inmundos handesaparecido la no de faz de la tiena sólo por quela psicologí¡de.idió desterrarla palabra "demonio" de sujergacientífica. Siguen realizando labordest¡uctiva, quecon su sólo máslibertad antes, que porque casinadie sabe identificarlo¡j y ¡¡ucho menosenf¡enta¡los. Ahoraqueloshemos podemos vueltoadescubrir, comenzar desarrollar mejormelodo¡ogia a una para sacarlos ya que éstase quedórezagada la época en , medieval. Ahorasehaceposible retomarla avany zatla.

¿Qué sotr los demonios? a a malos dedicados d€struir los seSonesoíritus de su Creador'No poseen apart¡índolos reshumanos muy llsicos,pero sí tienenpersonalidades cue¡pos de o enüaren la mente el cuerpo Pueden definidas. en persona producirle y trastornos su conducta una o su cue¡lo. y que con<ideran lsaü\ 14:12-17 Ezet-oste-tilogos refierena la hisloriade la caída ouiel28:11-19se el del diablo.Satanás, diablo.quie¡ es el líder de fue inmundos, e¡ un tiempoartodoslos espÍritus a probablemenle máspoderoso el cánselde Dios, de llendde orgulloy del deseo Perose su slervicio. a su serisuala Dios. Rechazó sumisión Diosy pre_ lugar de su Creador. tendió usurpal el Este es el mismo pecadoque cometeel hombre que se adhiereaI humanismo,no quefer reconocer que la razahumanafue creadapor Dios y no puede pretendió darleal hombre tivir siri El. El húrnanismo querido darse cu€nla qus de €l lusardeDios. No ha de no puede existiraparte ha algo'que sido creado su Creador. contraDios. un grüpo se Satanás rebeló Cuando que J¡sPuesto )¿ no estaban Io de angeles srguio. predominio Dios, El los de el Duestos reconoce¡ a "Yo echódel cielo a la tierr;. Por estodijo Jesús: comoun rayo" (Lucas cala ví queSatanás delcielo su de a l0:18r. Aoui r inieron tratar eslable,cerreino como "el dios de este La Biblia hablade Satanás sislo" (2 Corintios4:4). -Es caldosque se refiere a esteejército de ángeles la "Vestlosdetod¿ ar6:ll-12: el oasaie Efesios de pao quepodás estarfirmescontra .ádorá d" Di*, lucha del tasasecha¡zas diablo. Porqueno tenemos

IZI

DESENMASCAR DO

Psrcoloeíay d€mod6

contrasa¡grey cahe, sinocontraprincipados, conara potestades, contralos gobernadores las tinieblas de de estesiglo, con!¡a h¡¡estes espiritualesde maldad en las aegioles celestes,', ¿Cómo cntran los delnonlos? Exislen varias vÍaspor lasquealguien puede caer . oaJo rn¡uencr¡¡ posesión o demonhca: l. Eq¡erienci¡s tr¡umltic¡s. Ejemplos:ser vicü ma de una violaciónsexual un acciqeNe o se_ rio, se¡moldidopor un perro,un internamrcnto en un hospital, abarúono o mahrato en la niÍÉ¿. 2. P€csdo. Ejemptos:adulterio, robo, mentlra, abonopmvocsdo,idola¡ría(rebusar darlea Dios el pri¡nerlugar e¡¡ su vida), resenlimieo. J. Msld¡ciones. puedemaldeci¡a alguren Se por medro la brujerho dernagia de netra,perotarn pueoe atgotan serrcillo Dren ser como: ..iMal_ dito seasl", "Ojalá te rompieras piema',o una ''nunca vasa servirparanadaporq,Je eresun inúril. " t s padresprogranan conitanrcmente a sushijoscon estos,.guiones vida" nede ga¡rvos,sm percata$edel poder psicológicoy esprfltual que tienensuspalabras. 4, Herncl¡. En Exodo20:5, Diosdiceouecastiga la maldad los padres io odiin en sus de que h¡jos.nietos biznieros. hijospagan los y Lo\ por erores y pecados suspadres.Si un p¿dreesde tá bajola influencia demoníaca, hiioslo essus ta¡ántambién. hornbre un por atado unesprrrtu de temor.le heredará temora uno o va¡ios su desus hi,i<rs. u¡a mujerpactó Sabnds Sf porcon

queera estérily que.íatene¡¡ijos,susdescendientesheredarán cobro de esepacto.Aun el el (fruhab€r ñleradematrimonio sidoconcebido podía serunapue¡tadeentrato de fomicación) da par¿demonios, 5. Involucr¡miento en ocultismo. Si una persona o un allegadoa él paficipa en prácticasocultistas, esprobablequeestéinfluido por deÍionios, al¡n cuandoest€involucramienlohayasido por ¡g¡orancia en formadejuego.comola ouija. o I-os demon¡osaprovechantodos los canalesa disposición. ó. Contamlr¡¡clón de los circo s€ntldo6.Ejemplos: pelfculas terror. músidmgas,pomografla. de fock satiánica, ca etc, No teDerle miedo bfblicassobreel est¿rale¡taa los Las enseña[zas los demonios han causadotemor en ataquesde muchaspersonaspero esta¡eacciónesun error pa! en n los cristianos. Jesúsle dijo a sus seguidores l0:19-201 "He aquí doypotestad hollar os Lucas de y y se¡pientes escorpiors, (sírnbolos satánicos) sob(e toda fuerzadel enemigo,y nadaos dañará.Perono os regocijéis quelo5espír¡tus os sujeraD, de se sino regocijaosde que vuestfosnombresestán€scrhos en los cielos." Tamb¡énles dijo Jesús:"El que en mí c¡e€, las obrasqueyo hago,él las harátañbién;y aunmayoreshará" (Juan14:12).En pasajes comoMateo y l5:22-2E 17:l5-21, lesros que E:28-33;9132-33: Jesús enfrentócon éxito a los demonios,oblig¡inse dolos a salir de las persoDas las quc poseíar. Esto a comohijo de significa quetodo el quecreeen Jesús Dios tiene poderpar¿h¿cerlo mismo. Por lo tanto,

il

I'
ti
l

t21

DESENM SCAII^I¡O

Psicología y demonmc

el cristianono tienenadaquetémerd€l diablo. Tiene pode¡pa¡aenfrenta¡loy lucerlo huir. pot esoes<¡ue Peüo recomienda Pcdro5:8-9): ,.Sedsobriós, (1 y vel¡d; porque vuestro adverslrioel diablo,como lerjnrugiente, andaalrededor buscando quiendea vora( al cual resist¡d lirmesen Ia fe. y Santiaco indica algo parecido{Santiago 4:7): ..Someteois, pres, a Dios; resisil al di¿blo,y hui¡á devosoiros.', Sltrtom¡s de at¡qu€ demor|f¡co. Entre los casos mencionados la Biblia vemos en una seriede sf¡tomas. Ma¡cos5:1-20se menEÍ c¡ona caso un hombre los psicólogos el de que diagDosticarfaD comops¡cótico. Vivía aisladointrelas tumbas aracaba y ferozrnente (odoel queosard a pas¿r por ahf. Habi¡n inrenEdo a¡arlocoo¿adenas. o€ro su fi¡€r¿afísica era tal que l¡acíaFdazos las caoenas.De díay de noche escuch¡ba¡ g¡itospor se sus los cer¡os. Ademáss€ golpeaba si m;smocon a piedras. Estaes.obviamente, desoipción una qc la persona tue¡ade sl, alguien ha peididoel conque tactocon Ia realidad. estodi¡íamos esraDa Por oue psicótico. Jesús ordenóa los demoniossalir de esehombre. l¡s dió permisode meterseen un hato de cerdosy asílo hicieron.l.os dosmil cerdos ecluron a corrcr se pend¡ente abajoy \e a¡ogaronen el lago. Al momenlo.el hombrequedóen 6u sanoiuiciu. personas han preguntádo quéJese por ,Muchas sospeÍnruo a tosdemontos metcrse los cerdos. en Yo creoque fi¡e comoev¡dencia paralos que presencEfon acontecimiento quealgodestructivo et de habfass.lido esehombrey habíaeotr¿do el halo de en de cerdos. sepuede No argumenta¡ los cerdos que se sugestrcnaron tuviefon una reacciónhislérica. y

rio Los cerdos sonsefeshuma¡ps.Ellosno comprenSin algotanm¿loent¡ó db¡ lo quesuc€día. embargo, en ellosquelos llevó a la muefe y estomismohu_ con eventualmente esehombrede no biera sucedido hizo por é1.Pa¡amf esto fue ser por lo que Jesús de inmundos. de unaprueba la existencia esPíritus que en Hay otros sín@mas semencioDan diversos sobre espí¡itu un En rela¡os. Mateo9:32-34leemos mudo, al s¿lir de la persona,éstapudo hablar. Maceguera a rco 12:22menciona un espíriluqw causaba que y mudez.En Marcos 9:14-29 hay espíritus y mudez con_ sordera, causan tipo de epilepsia, un e¡ ductasautodesfiuclivas r¡njoven. El muchacho como el aguay tendh a caer en lugarespeliSrosos de el fuego.En Lucas13:l0'16 sehabla ull espfritu esque de enfermed¿d hacfaque la mujer afectadá d¡enEn luvieraencon¡ada. Hechos1ó:1618 s€hac¿ ción de una mujer controlada por u¡ esplritu de adivinación. A continuaciónhay una l¡sta de los esplritusque peren personalmente visto manifestarce diversas he sonas.Los nombrescon los cualesse identif¡caron son indicativos del tipo de trastomo que provoca_ ban a la oersona: Abandono Adivi¡¡ación Agresividad Aisl¡mienlo Angustia Ansiedad Autodesprecio Avaricia Bloqueo Brujerla Burla Cansancio Celos Codicia Condenación Confusión

,1.

176

DFSENMASCARADO

Ps¡cologíEy demoniG

Culpa Debilidad Depresión Derrotismo Dessmp6ro Desánimo Deseode huir Destrucción Dolor Duda Egofsmo Engeño Escapi6mo Gula Hechicería Homicidio Homosexualismo Idolatrla Impac¡encia Irnprosperidad Incredulidad Indignidad Inquietud InseSuridad Insomnio Ira Irrilación

L¿scivia I*gión [,ocü¡a Lujüria Maldición Mentira Mue¡G Nervios Odio Opresión OrgülIo Pereza Rebeldía Recham Resentimiento Resistencia Robo Ruina Sexo Soberbia Soledad Suicidio Temor Tormento Tristez¿ Vicio Viole¡rcia

que rfan un hombrecomo el endemoniado vivfa en lastuñbas?l¡igicamente un p!iqüaúa o a un psia profesionales saben no nada cólogo.Perosi estos sobrecómo enfieniar a los demonios,lo va¡ a encerar en un hospi¡¿lpara "incurables" porqueno Ningúndevan á podervolverloa la normalidad. pastillas monioseva por mediode electroshock, o psicolerapia. Al que lc quedealgunadudaque lo intente. se va pofquelos demoniossóa frustru en susesñ¡erzos lo 6alenal ser e¡ftentadospor un cris[ano maduro enel nombre Jesús. de Ellosseburlande los psicólogosque no los enfrentan espiritualmente, al enfre¡tando Una vez un demonio cual estaba me dijo: "Tu psicologlano puede h¿cemenada.No " te sirveen mi cont¡a. Yo Ie respoDdí: "No te estoy enfrentandocomo psicólogasi¡o como hija de Dios." Co¡Ea esono ülvo másargumentos, que, asf se fue.

afectarlos demonios? ¿Quéáreaspued€n
1. 2, 3. 4. La mente. Las emociones. El cue¡po. Oración, lectura bíblica,alaL¡ vidaespiritual: banza, e¡c. 5. El ambiente:la casao el luga¡ de trabajo. E¡ltre que de algunos los acontecimientos se h¿nobservado en el ambientede personasendemoniadaseslíDl bombillosque serevientansin ninguna razón,objelosque se muevendel lutar en que dóndeestaba¡,puertasy ventanas se abr€n y cierran de rep€ntey sin explicaciónracional,

Como puede observa¡se, muchos estos de nombrcs tienengftn relación con la psicologla. Si los deñonios pueden provocarnerviosismo,inseguridad, ansiedad, depresión, derrotismo, locura,etc., ¿cómo tro no va a haberuna relaciónesrechaentrela teoloqfa naoer rencrcnestreana erfre ta teo|ogta y la psicología? qué clasede profesional lleva¿A

fiili

I

DESI;NI']ASCARADO

Ps¡cologí¡ demonios J

129

piedras sombras que caendentrodel extrañas, edificiosin quetengan donde por entrar,pasos sín quehayanadieen el edificio.muebles que semueven su lugar.oloresextraños, de tempe ¡aturaanormalmente enel cuarto ia per baja de sona, aparición animales luÉ¡ares de en donde no tienenpor dondeentrarjvocescxt¡añas, etc, ¿Cómo se detecta a un demonio? Existen variosfáctoresqueayudana ideritificarlo: l Obse¡vación directade la persona afectada. 2, Lo quecuenta persona la mismao las penonas que la conocen. 3. Acontecimientos sobrenatumles. ejemplo, Por cuando pe¡sona Ia entraal cuarto los cuad¡os y delaspa¡edes mueven, oyenruidoscxÍase se ñosen la casa, camase le muevesolaen la la noche,etc. 4. Por el don de discernimiento espíritus. de Discernimiento de espíritus. Este don espiritual menciona 1 Corintios se en que 12:10.Estaes unacapacidad Diosda a ciertas pefsonas parao}e puedan saber hay o oo demosi y niosenunapersona, si los hay, la clase clemode nios quesono susnombres, Estai¡formaciónle llega a Ia mentede Ia perso¡a por revelacióndi¡ecta del que Espí¡ituSanto.Me parece Jesús demosÍó el funcionariiento de estedon en el caso¡elatadoen Marcos 9:14-29. El pad¡edel muchachole contó a Jesús sobrelos ataques epilépticosque le dabana su hijo, perocuando Jesús enfrentó demonio, dial se rigió a él diciendo: "Espíritu mudo y sordo, yo te

másen é1." El rclato mando,salde é1,y no entres que no indicaquealguienle dijo a Jesús el muchacho lo era sordomudo, Jesús supoya seapor observación dlecta o Dor discemimiento. ¿Quién pued€ echar un demonio? Hago hincapiéen que tiene que ser un c¡istiano porque en el que lo! enfrenle e¡ nombrede Jesús. que mágica los hagasa"Jesús" no esunapalabra saben muy bienquiéntienela autolir. [¡s demonios ridad parauqaresenombre) quiénno. Bastarecordarla historia de los judlos exorcistas que intentaronechara un demonioen el nombrede Pablo," sin serellossegüido_ Jesús, quepredica "el ' resdeJesús (Hechos 13-16).El espíritu maligno 19: conozco,y sé quiénes Pablo; les contestó:"A Jesús perovosolros. en sois? ¿quiénes Y el hombre quien sob¡eellos y domi_ . estaba espí¡itumalo, saltando el nándolos,pudo Inásqueellos, detal úanera quehuy yeronde aquella casadesnudos heridos." Ta¡nbiénes importanterecalcar que el enÍienta mienio debehace o ur¡ cristlano maduro, En algu puede que cristiano nasiglesias enseñan cualquier hacerlo.Teóricamente es cierto. Pero, desafor esto en tunailamente visto algunoscasos dondelos dehe presenle la seen monios pasarcn unapersona se a peroqueno tenía sióndeliberación,queerac¡istiana, paragozarde unacola firmezaespiritualrequerida beÍura plena d€l Señor. Han sido casosmuy tristes ya que la htención de personas buenaal querer apoyarla libe¡aestas era ción. Sin emba¡go,su buenaiútenciónno los protegió de salir d¿ñadas. estoes que yo me oPonSo Por a que la liberación la hagancdstianos inexpertos.

r¡o

DSENMASCARADo

Psicologla y demonios

131

a continuación derállan pá$s bás¡cos una se Io\ de sesión liberación: de

¿Cómos€ enfrenta a un demonio? caso Cada quesemaneje sus tiene variantes , pero

luiL

l. Oracióninicial pidiendo prolección Dios la de sobretodasla¡ personas presentes, familiares sus y posesiones, tambiénpidiendola uncióndeDios parala liberación. 2. Tomarautoridad el nombre Jesús aÉr en de v a las fuerzas demonlacas. 3. Quebranlar resistenciala ma¡ifesucron. toda a en el nombrede Jesús ordenaral demon¡o y que semanifteste, otfaspalabras, salga su en que de escondite tomecontrol de la persona y ministrada, pararesponder laspreguntas sele van a que a hacer.Es importante atarloa la verdadpara que no dé i¡formación falsa. 4. Ordenar demonio al que dé su nombreJesús hizo estoen el casocitadoen Marcos5:l 20. EI demonio respondió le "Legión, porqueso mosmuchos. Teniendosu nombreseti€nema" yor poder sobreél y así se puedesaberel área afectada paraluegoconfi¡marsi esaáre¡ realmentequedólib¡e. 5 . Ordenaral espÍrituinmundoqueindiquesusasiderospararomperlos el nombrede Jesús, en 6. Orar para que Dios dé sanidadinterio¡ de las memorias difíciles, especialnente aquellas mencionadas los demonios po¡ mmo aside¡os suyos. 7. Cortar todaherenciaespiitual negativade parte de ambos padres susantecesores. y 8. Dest¡uir el poderde todab¡ujería, maldición o pacto satánico,en el nombre de Jesús.

que el al 9 . Ordenar demonio devuelva controla la penonaministrada, sea,quitarIa manifeso tacióncuando,por i¡formación que salea la luz se de en el transcurso la liberación, haganece mismalomeunaacción.Por sarioque Ia pe¡sona ejemplo, confesar un pecado o perdonar a algüien. 10.Orar paraque Dios liberea la persona. espirituales. 11.Alabara Dios, cantarcánlicos que 12. taer pasajes biblicosqueenfaticen el cris paraechar la demonios, victo tianotienepoder pidiendo la salmos ria de Crislo sobreSatanás, y alu de destrucción los enemigos sobretemas Ejemplo:si es un de sivosal tipo de demonio. sobrela paz:si moniode nervios.leer pasajes sobreel dominiopropioy es de vicio. pasajes que cuidarel cuerpo estemplodel EspírituSa¡tlo. especialmente si 13. Orar y reprender lenguas, en en satánicas. esuihablando lenguas el demonio t4. Imponer las manossobrela personaendemo_ niada.si Dios lo indica,pata que .stasstva¡ los del decanal poderde Dio¡ contra demonios. Muchos grita¡: "Me estásquemando," k) cual indicaqueel poderde Dios eslí fluyendo. 1 5 . Pedirle a Dios que: que información .ea necesaria a . Re!elecualquier para completarIa liberación. olvidadosque b. Rompala represiónde recuerdos esténdañandoa la persona. Rompacualquierbloqueoque los demoniosestén realizandopara evitar que la liberación se rcrmr4e. de tó. O¡denaral demonioquesa.lga la pelsona-Eno viarlo al abismo a Jesús.

A¿

DEsEMvr scaRArx)

Psicolosía Y demonios

l¡¡

que 17. Pedira¡ Espír¡tu Santo tomecontrolde las que ¡ireas estánquedando libres con la salidadel demonio. que 18. Continuar proceso hasta todoslos ¿lemoel nios seanexpulsados. algunoscasosesto En puede percenotras lograrse unasolasesión, en puedellevarse muchas sesiones. para 19. Dar seguimiento asegurarse quela perde y sonariadure psicológica espiritualmente, fin a de impedirque los demonros encuentren áreas que les permitan débiles regresar. ¿Cómo €s la manifestación demoní¡c¡? A vecesel demoniohacesu apariciónsi¡ que nadie lo provoque.Es muy corriente qüe estosuc€da durantealgunareuniónreügiosa, dondeesüípres€nte el poderde Dios o ante la presencia algunaperde sonamuy llena de Dios. Esto es lo que sucediócon gadarcno quienvió a Jesús comeny el endemoniado zó a gritarle. Los demoniosqueestaban él no soen portaronel poderespiritualquehabíaenJesús coy menzafona aoga e que los dejara en paz. Otrasv€ceslos demonios semanifiestan no solos. Es necesarioenfrcntarlosverbalmentepara que se manifiesten. hablarde que se "manifiestan" Al quierodech quesalen su escondite de denhode la persona,toman control de ella completao parcialy men¡e le causa¡al8ünaconducta visibleen su cuerpo o hablana travésde la bocade la pe¡sona, ya seautilizando mismavoz de ellao unadiferente. la Los ruidos que emiten puedensonarincluso como ruidosde animal. Puede suceder tambiénouehabl€n en un idioma desconocido oa¡a el endemoniado.

qle observables pr(iuce¡¡ en Entre las conductas la persoriaest¡áÍlas siguientes: 1. 2. 3. 4. Convulsiones. Tembloren el cuerpo. o en Presión la cabeza el Pecho. de alrededor la ca elástica de Sensación banda beza u otra Partedel cuerpo. (R.B.M.). 5. Tembloren los párpados de 6. Sensación frlo o escalofríos.

8. Llanto. 9. Miedo. 10. Gritos. ll- Ruidosext¡años. 12. Gemidos. 13. Blasfemias,fi¡aldicionescontra D¡os o el que lo está enfrenta¡do. I 4 . Risa inconl¡olable. 1 5 . Ca¡cajaüsbu¡lonas. 1 6 . Ira, ¡abia. insultos, n. Amenazas, de 18.Ganas destruir' de 19.Súplicas no echarlo. 20. Pedi¡ permiso para me¡erseen ora persona. 2t. Desasosrego. 22, Angustia,ansiedad. Desesperación. 24. Ganasde sali¡ corriendo. 25. Náusea. 26. Lensuasexfiaias. 21_ Hablar en idiomas reales que la personano

28. lnágenes mentalesdesagradables.

¡¡4

DESSIIASCARADO

y Psicoloqia demonio(s

r!5

29. Inten(os distraer. de 30. Cantaro hablarsin pararparano escuchar lo que dice el que lo estáenfrcntando. 31. Ofrecerle tratos,poderes riquezas que 1o o al eslí enfrentando. 32, Sensaciones elrañas, ¿Permitir o no l¿ manifestación verbal? Sobrees¡ohay muchacontroversía.Muchos ministrosordenan demoniosaür sin manifestarse. al como manerade p¡ot€gera la pe¡sona ministradao porquecf€enquetodoIo queel demonio diceesmentira. Aun otros lo hacenporquetienendonesde repor velación mediode los cuales Dios les revelalo que necesitan que los sabery estohaceitute¿esalio demonios hablen. Yo soy de la opinión contraria. Yo ordenola ma nifestación, prefie¡o.He enconfadoque la ma la nifestacióntanto ffsica como verbalpuedeayudara la personaendemoniada creer que realmenteson a demonioslos quela atacan que no es simplemente y sugestión-o ataquede his(eria lo que.esüiexpe un ftmenlanoo. Por otro lado,la información que puede un dar demonioal hablarresultamuy valiosapa¡a la comp¡ensión datos de comoiquétipo de demonio el es, fueade la personaque estábajo su dominio, el me dio que usóparaentrar, cu¿lles las puenas¿bier son tas, a nivel espirifual, que la persona necesita cerra¡ a fin de que el demonio no pueda regresar, los traumasinconscientes, personasa las cualesno ha perdonado, brujerías su contracuyo poderhay en que romper, etc_ No es que ¡a liberación del todo no se pueda

l

A sí realizarsin esainformación. veces se puede. no casos demonio sale el no, otrasveces En ciertos y que se descubra aside¡o se tratecon é1. su hasta servir digapuede Io Si estosucede, queel demonio y biencuáles su asidero, de muchoya queél sabe bajo orden, se verá obligado a revelarlo, que es no Peroaunque siempre indispensable el que a demonio hable, mijuicio esconveniente lo haque ga. He descubierto los da¡osque el demonio con parael trabajoposterior la aponasonvaliosos persona comomate¡ialpreventivo. y decirqueentró escucha demonio al Si la persona enellapor mediodeunjuegodeouüa,por ejemplo, juegoocultista y de estará alertaa los peligros este máscon é1.Además,po&á preevitaráinvolucra¡se esa abandonen venir a otrosparaqueeilostambién parala práctica.Sencillamente, miís conveniente es personaoírlo del mismo demonioque oírlo del que lo estáministrando. ¿Toc¡r o nó al endemoniado? tocara creenquees fieliSroso Algunaspersonas ya una personaendemoniada, seaporqueel demonio puedepasársele que lo ürcao porquepuede al tienemiedode queel dehacerle daño.Si alguien es mife¿omendación queno parmoniosele pase, vul_ porqueel temorIo hace ticipeen la liberación, nerableal demonio. Estepodría aprovccharesete_ de rnor paraatacarlo algunaforma. y endemoniada a veYo a vecestoco a la p€rsona he Ia ocasiones sentido dirección cesno. En muchas de Dios de pararmey poner mis manossobrealgu_ l-os eDdemonida. na panedel cuerpo la persona de de resultados estaacciónme hanconvencido que, de veníade Dios. el efectivamente. imDulso

rl

DESENU4SC{¡IADO

Psicologíay demonid

L7

Con f¡ecuencia,el demonioha comenzado gria tar en el momentode Ia imposiciónde manos:"No me loques.Me quema,Hay fuegoen tus manos, las de Quítame manos encima.Me duele." Otras vecesIa personaha comenzado liberarse a ¡)or vómito o eructo,justo en el momentoen que la loqué.Paramí esloesseial de queDiospuedé usar las mar¡os un cristianocomo canales su ooder de de Iiberador. En muchos casos do¡de la manifestación sido en ha muy violenla, he atadoverbalme e al demonio y le he ordenado quedarse quie¡o,en eI nomb¡edeJesús, y estoha sido suficientepara controla¡lo. Sin embargo,en unospoco6casos estono ha sido efectivo, En circunstanciaE como estashe visto al demonio i¡tenta¡ hacerdatioa la pelsoÍa endemoniada rasguñándola suspropiasma'¡os,golpeando mn su cabezaconlra el suelo, golpeandosus piemas con que suspuños,haciendo se muefdasuspropios labios, apretando dientesfuertemente moviendo los y la quijada paraÍatar dequebrarle dientes, los usan, do s¡s ma¡osparaapretarse cuellointenhntoahorel cafse y ot¡as reaccione¡i como estas. En estoscasoshe tenido que sostener fuertemente las manoso la cabeza la persona fin cleevitar de a que se hagadañoa sl misma.Considero no se que debepermitir que el demoniodaie flsicamentea la persor¡a afectada. sehacenecesario Si inmoviliza¡la sosteniéndola entre varios, hay que hacerlo. Los únicosdañosqueyo he presenciado sido: han I . Una mujer a la cual lograron quebrarleun pedazo de un dienteapretá¡dole dientes. los

2. Otra a la quelograron reventarleunasvenitasen los ojos por Ia presióntan alta quehuboen ellos cuandoel demoriioentró en susojos para intenpor medio de las miradasescatar asustarme lofriantes que me daba a r¿vés de ellos. y 3. Rasgt¡ños golpes. daño,pesea la A ml jamáshanpodidohacerme que multitudde amenazas me han hecho.Han in_ fentadopatearme,rasguñanne,alorcarme y tirar_ ordené@n peroen esos casos únicamente me objetos firmeza al demonio bajar sus manoso suspiernas l,o y unafuerza lo a invisible obligaba hacerlo. más que me han podido haceres escupi¡me.En esto he podido ver claramenteIa protecciónde Dios sobre mí y la realidad de la autoridád$¡e Dios da a sus hijos. No obsta¡te, de vez en cuandosepresentaun ca_ y so tan fuerte que es mejor correr los muebles dejar quela personaserevuelque el suelohastaque en esto el demonioseagote.Por $upuesto, significaque y la prsona lambién quedaráfisicamenteexhausta adolo¡ida de sus músculos, pero a veces esto no Duede evita$e. endemoniada Hay queasegruane quela persona de se sienteen un sillón fuerte y bien acolchadopara protegerlade los golpeso de que la silla se desplome con e¡ movimiento y se vengaal suelocon de_ comoesta,¡e_ Paraunaocasión masiada violencla, trabajaren !n cuarto alfomsultamuy conveniente brado, recocasos los quedefinfivamente en Los únicos miendo no imponer las manoses en el casode que minislradoa una p€rsonadel sexo uno se encuent¡e

DESENM]ISCARADO

h¡cotogí¡ y demotric

opuesto tieneun espf¡itu lascivia de seJ(o, que de o o una persona mismo sexoque tiene url espfritu del de homosexualismo. encontrado el espíritu He que pt¡eoeusatestecontactoflsico, paraexcitar sexualmentea la personaministrada, y obviamerue,esto hay que evitarlo. y . Lo olfo que no es ¡ecomendabl€,desafortunadam€nte visto a algunospastores he ñacerlu,cs F)n€r las manos sob¡ezonas erógenas. espocial en de personas lexo opuesto de un homosexua¡ det o de su mlsmosexo.Si ¡ealmente estáconvencido se de que esnece$ario imponerlas manosSobre estas ¡fue_ as po¡queel espíritu se estaagerrandode ellas, es meJor pedirle lapersona a misma ponga proque su pra manoal|i, y si es i¡disFnsable.f,onerla mano de unosobrela ma¡o de la persona. casodeque En la manifestacidn ran fuenecomo paraimp€di¡ sea quc ta lrefsonacolabofeen estaforma, enlonces que seaunapeEona mi\ño qexo queponga ma_ del el su no, nuncaalguiendel sexoopuesto. ¿Cómo salen los demonlos? A menudo usanun¡ vfa flsicapara5alir:vcimito. látnmas. sudor.lembloren el cuerpo,resoplidos, eructos. espüma l¿ bocao por la narü. gritos, por c¡trcajaoas. n€morragfas, orina,pujos.estomudos, tos, bostezos, por los oídos.Es posible ate quela persona af€ctada $ientacuandosalen.i> reDe e dice: "Ya salió.Yo sentícu.ando salió." Otras veces espíritu el mismo dicet..ya mevoy." aunque ocasiones puede un engaño en esto ser para hacercre€rquesalió,cuando realidad volvid en se a esconder dentrcde la Dersona. En algunoscasosno háy ningunaindicaciónob-

se servablede su salida, pero los síntomas quitan y de éstaes la evidenci&necesaria que realmenteha salido. que les que Hay personas tienel¡un don esPecial p¡¡eden donde permitever a los demonios.Ell¡s ver lstán ubicadosen la personaafectaday si saleno en En fio del endemoni¡do. los casos queno selogra es que los demoniosse mánifiesteD, muy útil tcner p¡esente alSui€ncon estedon o co¡ uf| don de rea velación a travésdel cual Dios puedemostra¡ qué es lo que está en ls perso¡a y si salió o no. Llenar l& c¡E¡. Una vez queel espf tu malo hayasalido, hay que pedirle a Dios que llene el espacioque quedavacfo cn la person¿.con su Espíritu Santo, a ñn de que los ilemoniosno Fredan regresar. I-a Biblia dicc en Lücas I I :2,f-2ó: Cuandoel espfri$ iDmundo del hombre,andapor luSares se_ sale y dice: Vol_ cos, buscando aeposo; no hallándolo, ve¡éa mi cas¡ de dondesalí. Y cuandollega, Ia h¡lla va, barrida y adomada.Entonces y toma otros siete espírituspeoresque él; y entÉdos, moran allfi y el postrerestado aquelhomb¡evienea ser peo¡ que de el Drimero." 1o Esto es precisamente que hay que evilaa. Por que se a €stoes i¡dispenrable lá persona d€dique crecer espiritualment€y s€ llene de Dios lodo lo que F¡eda. En est¡ fo¡ma, si el espí¡itu rata de volve., encontraráque la cas¡ no esti vacía, sino llena de la presenci¿ Dios. de

]i

pers la liberación. ObsLóculos
tren€nas¡deros.Un Los demonios,genera.lmente que pe¡mite al demoasideroes algo en la persona

l,,,i

l¡(|

DESE|\¡MAS¡-A ryr n ,r

Psicologí¡ y demot|i6

nio tgnercontrolsobrealgu¡a¡íreade su vida: un pecado confesado, no falta de perdónhacfaalguien, un traumapsicológicoo u¡a brujerla en su contra. Todos los asiderosdeben ser [atados para pode! quebrantar dominio los demonios. el de Sino seha, ce, cuaDdo le ordene demonio se al salir,va a rehusar ob€decero se i.á, pero luego regresará. El pec¿dotiene que confesars€ Dios para que a El lo perdone.l,os traumasemocionales debensa, na¡sepor mediodel poderde Dios. Sehaceunaoración p¡diéndole sarid¿dinterior de aquellapersola na. A ve.es hacefalta psicoterapia consejerhpao ¡a quela p€rsona tome conciencia origen de sus del pmblemas. ot¡asocasiones, En Dios revelalas raíces etr la oración y las sanadircctamente. El ¡esentimientoy l¿ falra de perdón tie¡en que enfrert¡rse. Si la Frsona no perdona,Dios no la Ptrcdeperdonara ella y tamf,ocola puedesana¡o lib€ra¡, Una v€z estaba minisfiardo literación a un ho¡¡bre. Cuandole düe al demonioque sefuerame contest¡it "Yo tro lengo que úme porqueél no ha perdonadoa fulano d€ tal por cie¡ts cosaque le hizo." Desafortumd4mente tenía razón. Pot esto le ordenéque le devolvierael control al hombrey asl lo hizo. Le p¡eguntési era cieno lo que habla dicho el d€monioy me respoDdió sí. Lo ayudéa perque dona¡ a esaperson¡y luegovolvl a o¡denarla manifestación. El deftonio su¡gió y me dijo: "¡Me jugas¡e sucio!""Tienesque i¡te, ¿verdad?" -le pregunté. "Sí" -me dijo. "Entonces veteya", -le ordené. el demonto Y

qué?Porsefue sin ponerresistencia alguna.¿Po¡ que su asidero habíasido roto. Ocultismo. Las hechicerías en tienenque romperse el noúbre de Jesús. menudo persona es¡áconsciente A la no de que le hanherhobrujeria.perolos demonios \i pueden indicarquiénIosenv¡óa hacerle a da-ño esa personay qué tipo de brujería utilizó para hacerlo. Si los demoniosno dan esalt¡formación, Dios Ia da por revelación. Aun cuando los demonioshablen, esbuenocontarcon el don de revelaciónpa¡apoder conlirma¡ Ios datos apo¡l¿dos por los espíritus mrnunoos. [¡s persorias seinvolucraronenocultismodeque ben renunciara esasprácticas.Pero esono es suficiente. El .enunciar y confesa¡esepecadomuchas vecesno resuelvcla demoniz¿c¡ón. necesita Se prácenfr€ntara los espírfus queentra¡on,por esas ticas y echarlosen el noúbre de Jesús. A vecesno fi¡eron las personasmismaslas que p¡sctrcafon cosas ocull¡ssrnosusparientes amis. o tades. En ocasio¡esestosalleSados han hechocosaspafa "ayuda¡la" a su fn¡nem: pa¡aconseguirun novio,pa¡aqueel esposo el licor, pa¡aquee¡deje cuen¡¡etrabajo, paracurarseo liberarse.Todo esto tiene que ser roto en el norhbrc de Jesús. porque Muchaspersonas acudena los hechice¡os seda¡ cuenta quetienenataduras de espirituales. Crepuedendeshacerles hechien que los hechiceros las cerlas que otros le han hccho. Pero csto es falso. l,o fi¡.ico que logran con esto es qu€ds¡ más endemoniadosque antes. Posiblementese curen o loSrenlo quequería¡, pero el diablo cobraese"fa-

[],]"]l

142

DESENMASCAR DO

Ps¡colosía demonios r

t4t

vor" f'or otro lado sin quel¡ pe¡sona tome conciencia de ello. l¡ Bibli¡ es cla¡aen cua¡io a eso. En Deuleronomio lE:g-15Dios le adviarte su p¡¡eblo no se a que involucre €o las prácticos ocultistasde los paganos: "Cua¡do er¡t¡es la tierraqueJehová Dioste da, a tu no aprende¡ás hac€¡ segt¡nlas aboñinacionesde a aquellas naciones. seah¡lladoen t¡ qu¡enhaga No pasa¡ suhljoo a su hijaporel fuego, quienpraca ni liqueadivinación. agorero, so¡tflego. ni n¡ nihechicero, ni encantador. adivino.ni mago.ni quien ni consulte los muertos. a Po¡que abominación es par¡ con Jehová cuá.lqüem haceestsscosar,y Frr que estasabominaciori€s Jehovátu Dios echaestasnaciones delante ti . Pe¡fe.toserás de de d€l¡¡te deJeho, !á tu Dios. Porqueestasnacioriesqu€ vas s he¡edar, a agorerosy a adivinosoyen; fnasa ti r¡o te ha pennitido e$o Jehovátu Dios. Profetad€ e¡ medio de ti, de tushe¡ma¡os, comoyo, te levantará Jehová tu Dios; a éI oiréis." En Lucas I I : 1,t23 vemosque Jesúsdice qu€ es imposible echara un esplrifumalopor mediode otro espfritumalo. Esoesun engaño. Desafortunadamente, la mayorfade los hechiceroc adivinosestáncooy vencidosde queellos trabaj¿ncon un F,ode¡ bueno, de Dios. Consideran si usanla magiablanca, que sólo parahacerel bien, esono esfrecado. HaDcaído en una trampade Sata¡iísfrorqueDios condena tods prácticade magia,hechicería adivinación.Te y do esoestáconÍolado por Satan¡ís vestidode ángel de luz, Lucifer, para e¡gaisr a m¡¡chas perso&Is. l¡ única fórmula que dió Jcsúsparaechardemonios es: "a los que creen:En mi nombreecharán ñ¡erademonios."(Ma¡cos16:17).¿porqué?porqu€cofio dijo Jesús: "Cuandoel hombre fuerte ar

madoguarda palacio,en pazesláIo que posee. su que viene otromásfuerte él y le vence, Perocuando y en sus le quitatodas armas queconfiaba, reparte conlramí es, y el el botín.El queno es conmiSo, que conm¡8o no recoge, desparrama."(Lucas II:21-23). es eridemoniada la "casa" y el 'hom La persona es bre fuene" queIa defiende el demonio.Perovlene y el otro másfuerte,Jesús, le arrebata controlde en El de la casa- queno usael nombre Jesús, lugar paraDios, estáempuján de recog€r esapersona a dola a perderse. lo que en lás p€rsonas se involuc¡an ocultismo y porque espirituales tienen i¡quie¡udes dones hacen correctamen a canalizar ouenadielesha enseñaalo lo\ a sus ú. Si en susiglesias ayudaran ¡denlific¿¡ y con dones,a entenderlo6 a desa¡rollarlos la tuía usar en de Dios, ello6no caerían la trampadedeja¡se por los demonios, que ocultas, está La persona ejercelas prácticas poniendoal servicio del diablo todos los donesque y les Dios le dió. A Satanás los demonios interesa pamutilizarlos de apoderarse los do¡esde la gente para sus propios fines. Esto lo logran interes¿ndo a las personas dones poderen las prácticas con de ocultist¿s, salede unaper Cuandoun espfrirude adivinación que sona,éstano pierdeel don de profecía Dios le dió. Más bien, el dor qredalibre pa¡afi¡nciona¡c+ Si mo debiera, bajoeI controldel EspirituSanto. la persona lomaconciencla esto,le serámásfácil de abandonar práctica la adivinación. la de que con [¡ mismo sucede la persona tie¡e don de sanidad.En lugar de cura¡ a la gentey queseaSataparala násel que selleveel cÉdito, podráhacerlo

I44

DESEJII'AS(-A RAT¡O

Psicologíay demonios

glo¡ia de Dios y sin dejar ningú¡ efectosecundario de demonización. El que tiene don de visión y estáinvolucrado en ocultismo,tend¡ávisiones satrínicas. ouetie¡e don El de lenguasy estríenrecJado demonios,hablará con lenguassat¡ínicas. que tiene don de revelación, El lo tendrá también servicio los demonios. al de Una vezquela persona liberaen el nombre Jesús, se de susdonesespi¡itualesñ¡ncionaÍín únicá¡nente baio el conrro¡de Dio5.

Herencia espiritual.
Existe otro aside¡o por el cual la personano es responsable: herencüespiritualque recibióde sus Ia antepasados. psicología sehaceevidente En pues esto la fuer¿a modelaje del hace quelos enoresquecomelen los padres,se repita¡ en sus hijos y demás genelaciones hastael momenloe¡ quealquiendeci_venceila. da enfrcntarsecon esaherenciay Esto significa quela6 gene¡aciones actuales están pagandopor la maldadde susantepasados, topor do lo que ellos hicieron que estab; en contra de la voluntadde Dios. Y el único que puederemecl¡ar estoes Dios mismo. Si la persona allegaa El y haceun nuevopacro se conDios.pidiéndole anule cas¡igo eald que el que sobreella a raÍzde lo¡ pecados .u.inr...sore" de y saque los demonios entraron su vida por a que en herencia, romperála ley de generaciones se soore ella. Por estose debeorar coñandn lrüa herencia espirjtual Degativa sobre la persona,reernplazándola por la herencia su Padrecelestial de quienafirma: "Y hagomisericordia millares, los quemeaman a a y gua¡dan mis mandamientos." Exodo20:6).

Susceptibilidad psicológica a la influencia demoníaca. el a comencé investigar campodemoníaco, Cuando mmo evangélanto calólico5 visilévarios Iugares. la licos, en dondesepracticaba liberaciónesPiritual no Notéquelos quela ministraban tomaba¡encuenta raban únicamenparanada la psicologfa concrnl . Se a te en sacaral demonio. Yo notabauna relac¡ónentre el tipo de demoriio y quehabíaen la perona y las ca¡acterístlc¿strauúas vf psicológicos ésta.IJlcluso, queen ciertosmo_ de revivían algunas mentos la liberación, de Personas de su pasado. Esto me llamó mucho la traumas atención. que Después estudiarmáslos acontecimientos de dan en una lib€mción espiritual, he llegadoa la se demoniono semete conclusiónde que determinado sólo porquesí, o sea,no espor en cualquie¡persona Tiene a que casualidad lograatacar ciertapersona. que haberun t¡aumasubyac€nle u¡¿ debilidaden o a que li persona la hagasusceptible la influencia de paficula¡. demonio ese por Un demoniode hornosexualismo, ejemplo,se fami[ar y desarrollo meteen alSuiencuyo ¡rasfondo de a sexuallo lucen susceptible patroDes conducta quetodohoNo sé si estosignifica homosexuales. o mosexualeslábajo influencia demoníaca no. Tolos que yo he t¡atadolo han estado,pero no sé dos por generalLar. embarSo. mi S,n si estose puede tiendo a creer que sl. experiencia no El expulsarel demoniodehomosexualismo va el problema.Esto es lo que rnuchos a resolvertodo de tos que ministranliberación no hancorÍP¡endido puede sl volver a esapersona no aun. El demonio

Ir'fl irllr

146

DÍ'SEN}IASCARADO

Psicología y dcmotrios

,il ,*i]

se trabajan aspectos los psicológicos su paoblede ma paracomprenderlos resolverlos, y Lo inverso tambiénes cieno. El intentar operar un cambioen la idendficaciónsexualde un nomo_ sexual endemon¡ado. tampoco a funcionar 5e va si tratasólo con psicoterapia. Además lograr u¡ta de comprens¡ón los facto¡espsicológicos de iÍvotucm_ oos,es necesario€xpulsar demonio fin de que al a ra cura seacompleta permánente, y l,o mismo puede deci¡se de alcobólicos. hiDocondríacos. obsesivo compulsivos. e\quizotrénicos. oepreslros grannLlmero per\onas y de sufriendo tras_ tornosaparcntemente psico¡ógicos. No.obstante, no significaqueunapersona esto ne_ cesanamen¡e queserLraEda ¡iberac¡ón tenga por es_ pirilual paraserliber¡da influencia de demonlaca. De Io que he observado, Dios, en su soberanía, liberaa muchas personas directamente cuando lo se pjden ellos mismoso cuandootros intercedenpor ellos. CreoqueDiosno siempre libra a todapersona de cada demonio infll¡yeer su vidaenel momenro que en que se entrega El, ni cuardootrospidenpor a é1.Me parece noslibra de algunos nuesrros que dé demonios estaforma,perotengoIa impresión en de queaotrosde los esplritus influyen nosotros que en los.deja paraquenosotros a¡í mismos tengamos que lucharcontraellosy así,por experienciipersonal, aprende¡ pelearuna batallaespiritual. a Estaes la mejor manera fortalecerse el usodel poderde de en Dios, a travésde los enfrentamientos espirituales. Dio. e. el quedecide cudles losdemonios de nos qurtadeenc^¡ma esfuerzo nuestra sin de paney cuiiles nosdeJa enlrenlar nosotros a mismos, SdloEI puede

De nuestra fesistencia. ahíla prca conocer cabalidad que de de mesa I corintios10:13 queDiosno dejará quepodamos sop¡uebas durasde lo pasemos más potar y que junto con la pruebanos dará también la salida. Psicoterapia, Sanidad Interior y L¡beración Como ejemplo de 1()anterior citaré el casode un a¡sidoun alcohólico haté.El había Dastor ouiéD a a ies de eritregarse Dios, pero El lo había librado esfuerzoSin emsin quetuvieraquehacerningrín bargo, todavíatenla el problemadel fumado,y aunse_ por resolverlo, problema el quehabh luchado suía ahí. - El mismoeraun consejero añordee{periencon podídoayudarse sí mismoa deperono había a cia, jar de fumar. Esto, por supuesto, dañabamuchosu de comopastory su irnagen sí mismo.Se imagen fumar a esco¡didasy estole provoveía obligadoa de caba sentimientos culpa. de abiertoa l¡ posibilidad k pregu¡tési estaba por siendocausado un demoque su vicio estuviera que nio. El respondió nuncalo habfaconsiderado, cosa cualquier quefurm peroestaba ab¡edo acept¿r a quelo ayudara dejarde fumar,asíquepe a de Dios dimosdiscemimiento. de La respuesta Dios fi¡e afirmativa. Sí babíade_ vida. Sin embargo,nosnrostróqucanmoniosen su este que sacar los demonios, pasa tes¿le pudiéramos interior dr cienos¡raunaspsisanidad tor necesrhba los asiderosde esos cológicosque constituían demonios, y Mientrasmi asistente yo oábamos por él, Dios Revivióestres regresiones. lo hizo experimentar y de su pasado Dios las sanó. tas situaciones

DESEN¡IIIASCA&{I)O

Psicologí¡ y demo¡ü.ts

t49

l,a primera habíaocurrido después nacer.C_o_ de r¡enzó a 11orá¡ comoun beb€y a decir: ,,Marna,por tavor no me dejes.Qu¡eroa mi mamá." yo exte;dí mi brazosobresu pechoy él se agarróde él con much¿fuer¿e. as¡stente M¡ pusosusmaDos sobre su caDeza. Dios utilizó esecontactohumanopa¡a sanarese recuerdoy tra¡Nportarloen el tiempo a su pasado. Se si¡tió como bebé desesperado el calor del por cuerpo de su madre y de prcn|o sintió que tuvo lo que deseaba. El pastor contódespués su madreno le nos que hatíadadoel pecho quedurante exper:en_ esa Fro cia de s¿nidad. h¿bíN él s€ntido pecho su madre, el de como si eIIa lo hubieraamamantado. Es¡aera la míz psicológ¡ca su Decesidad de oral. . ra cual mconsctenlemente estaba trata¡dode satis_ facer por medio del cigarro. Cua¡do ordenamos al demonioque¡evelarasu asidero,estofue lo que su¡_ g¡ó.Bajoorden. demonjo el luvoquequitarsu¡ep¡e_ stonoe estaexperrcncia al salir del i¡conscrente y Dios la s¿¡xí. A continuación ordenamos los demonios re_ a oue velaran rodossusasideros es¡ohizo quesu'¡giera y el segündo tmuma.Mi asistente tuvo una visióny lo comunicó voz alta: "Estoy viendoun adolesen centeque se sientemuy solo y muy tris¡e.,' En el momentoque lo düo, el pastorse quebrantó llo¡ó y amargamente. -Exactamenteasímeseritía cuar¡do ¡nuchacbo: e¡a solo, inseguroy depriñido. Lo estoysintiendoahora mismo. Pedl a Dios que lo sanaray así lo hizo. l¿ quiró esassensactones negativas conforÍrelas lág¡imas corría¡ por susmejillas.

el Luego vi¡to la terceraregresión.Paraentonces demonio es¡abavisiblementemanifest¿do,asl que rhe dirigí a é¡: -¿Quién eres?-p¡egunté. -¡Ira! -excl¿¡nó. -Deja que esaira surj¡ ahora,ordené.-¿Qué ocurrióque lo enojótanto? En luga¡ de contestarme,el demonio rompió la y represión permitióque él revivier¿lo ocu¡rido, -iTengo muchair.l -gritó. -Quiero ver esaira le dije. -No te va a gusta¡-dUo é1.-Es fea -Déjala surgir - orde¡é. -A mi no me va a asustar. un -dijo -Quiero egar¡ar cuchillop¿ramatarte ét. y ese Le p€día Dios que sanara recueado lo librara dc la ira que habíasentidoen esaocasión.Despuésde la oración,el pasto!explicó10quehabíasucedido. Años ¡tnís su hermanoestsbagravemente enfermo. Estele habfahechoalgo que lo emjó trepero como él estabae¡fe¡mo, no se mendamente, sentfacon derechode pegarle. Sin embargo,la ira fue tal que no la habíapodido conte¡e¡. Habla iomado un cuchillo y lo había lanzado hacía su h€rmano. lo Afortunadamente que le pegófi¡e el mangodel cuchillo en luga. del filo. Peroel sustoal ver lo que habf¡ hechoñ¡e tal, que de ahí en adelantele habla cogidomiedo a su propia ira, temiendoque en otro arrebafopudieradañara alguien.Nuncamássepermitió a sí mismomostrarsu enojo.l¡ reprimía.Dios lo sanóparaque no tuvieraque tragarmásenojo. puestoque Ia ira reprimida era campoféñil para el demonio de i¡a.

l5O

DF-IENMASCAXADO

Psicologíay dernonios

Después estas de expe.iencias sanidad de interior, que se dierondentrodel contexlo la liberación, de pudimosenfienta¡directamenie lqr demonios.Haa bía tres que uabajaban corÍo €qu¡popa¡ahacerque este hombre fumara: Irseguridad, Ansiedady Vi cio. Elloshablaron primero la menle mi asisa dc tenle.Eslo fue posiblepor el tipo de dones espir¡ tualesque ella tiene. -No quereÍbs imos -dijeron. -Con el fumado estorbamos ministe¡io. Si nosva¡nm, Dios lo su va a usargrandemente, enliberación. aun Nosotros que tenemos impedi¡lo. Luego, el demoniode vicio se man¡festó habló y directamente la bocadel pastor.Dijo: por Pero si él me quiere. Yo le doy placer y a él le 8USta, El pastor mismo tomó el control y le rqspondió al demonio muy @nvincenteme¡E: -Yo renuncioa es€pl¡cer queme das.No quiero tu basura mi cuerpo en nunca más.Dios me de placer real. El tuyo es ficticio, es un engaño.Escojo quedarme con lo que me da Dios y te desecho tí. a Una fonale¿¡impresionante entróen eseinsle tante. pastor pusodepie, caninóhacia maEl se su letínejecutivo,sacódeáhl suscigarrillos y ercl¡¡nó: ¡Estoes m¡¡y diflcil paramf! Inmediatamente desped¡zólos cigarrillos en sus manos,los la¡zó violentamente suelo,¡ospisotaí al con rabia, y por fin comenzóa relrse. -¡Me sienlota¡ libre! -exclamó. Nuncahabía podidohacereso. Fumédurar(e lreints y cinco años y éslaes la p¡imeravezquehe pod¡do destruirm¡s c¡Sarrillos. a Dios! ¡Gracias Jesúsr ¡Cloria Dios nosguió a ¡omarautoridad sobrelos sfuiomasde ¡etfuode drogap¡¡a que éstosno lo atacan¡

hablaal dejarde fuÍur. Así lo hicimos.Además, mosa su cuerpo, el nombre Jesús, ioformánen de dole queya no iba a neaesitar tabaco,puesDios m¡ís estabasupliendosr¡snecesidadesOtra cos¿que Dios nos indicó hacerfi.¡equ€ orápor r¿unos él d¡¡rantecuatro días y ayüráramosel cuartodla. En estotambiénobedecimos. Desdeesedfa no volvió a fumar. En los próximos dís¡ él experimen¡óunosdoloresde estómago muy leves.Eso fue todo. Estoes una ilusüación clarade un problema de que conducta persistente seresolvióenun plazomuy corto por medio de ur trata¡nicntoque comb¡naba la sanidad f¡ctorespsicológicos travésde la orade a ción con Ia confrontaciónde fuerzasespidtualesen el nomb¡ede Jes¡is. He obtenido rcsultadossimil¡res en inuchosca sosde diversos sfttom¿s. esloesloyconvenci Por da de que las peNonasque miÍistran la liberación espiritua.l debentenerunebuenacomprensión los de paocesos psicológicosque se dan en aquellosa los queministra¡.Recomiendo convinen liberaque la para ción con la sanid¿dinterior y la psicoterap¡a resultados Todosesloscampos es¡án íntiópümos. manente folacionados.

1.- PSICOLOGIA: d€linic¡ón est€tórmino variade acuer La d6 y c¡e.lllic8s. ldoológ¡ca3 do a posiciones Sis€ considobd€sde ún ánguloci€¡lfico, sa .eñ€real $lud¡o da la cdür¡cla y ajure huhanGi €n lo ¡doológico, ósrudiodol an¡a, sus €l6ct¡cré inal leracciones 6l cu€fpo, con

Cor|seios Dráclicos...

lfl

15
Consejosprócticos para et que mtn¡stra liberación
Prepórese en su yida personal 1 Asé$iresede queesé en unabuer¡a rclacióncon Dios y co¡ el prójimo. Sata¡ás conoce bien a las personas. No puede ser bu¡lado en esre aspecto. Recuerde casode los exorcistas el judíos(no cns ti¿nos)que intentaroninvoca¡el nombrcdel Se_ ñor Jesús sobrelos que leníanespíritus malos d¡ciendo: Os conjuropor Jesú!,el quepredi_ ca Pablo....Pero respondie¡do espí;itu el malo, düot "A Jesús conozco, séquiér¡ejpablo; pero y y vosotros. soís? el hombre quien ¿quienes en estaba espfritumalo, saitando el sobreellos y dominá¡dolo:. pudomásqueellos,de tal ma_ nemqüehuyeronde 4quella@sadesnudoc he_ y ¡idos."(Hechos 19:13-16)No citoeste eiemDlo paraasustda nadieni parafrenarsuenradáal ministerio liberación. menciono de Lo parase_ ñalarquelos demonios conocen Jesús saben a v quién realmentele penenerey quién nó. Tam_ Dlenpueden estarenterados nuestros de peca_ dospor 10queos indispensable haberlos cónfesadoaÍtes de miÍistra¡ y cstar firmes etrla prornes¿ Dios de Derdonarnos. de tn

Si duranteü¡a l$cha con un denonio, éstele echa quyo nohaya que confe\apecado encaraalgt¡n en confidselo esemismoinstante do Dreviamente. y a¡epteel pe.dór de Dios por esafalta. Entondecirle al Acusadoll La palabrade cessi Duede pecados, él n¡¡estros Dios dice: "Si confesamos pecados. nuestros e\ fiet y justo paraPerdonar de v li$Diarnos todamaldad"(t Juan1:9). Ya y bios me perdonó no aceplolus acusaciones También puedeocurrir que ull demonio Io acuse en falsamente, especialri estámi¡istrandojuncomotmamaneftloe averto con otrasDersonas, sonzarlofrente a ellas. En tal caso, ate su lenlua mentirosa,repréndaloy ordénelequehable únicamentecon la verdad. que mismohayaexperimenl. Es impofante usted ir¡lerior y la liberaciónen su pro_ tadola sanidad pia vida. Esto no significaque no va a tenet ten_ taciooesni co¡fictos de ningún tipo, pero sl quiere decir que debe estarlos enfrenta¡do adecuadamente. la er A mi juicio. todápersona. especial quemi' ). que nistra en liberación, debetener personas la protejany apoyenen oración. Ademiísdebete' ner comunicacióncon a.lgüen que le sirva de confiar sus propios y consejero al cual pueda pa¡aasl contarcon ayuda personales problenras para sí mismo. paprincipios 1985.Diosme dio un men)aje de A de ia qué b comunicaraa las personas mi iElesia v en él se refrore a este asunto Esto es Io queme dijo: "No quieroqueninguo de los que m¡nistran sienta otre ademásde ministrarle a sus minisúarse sí mismoen todas a otros,debe

DE]SENMASCATADO

Cotrseios Prácrico6--

1!o

necesidades. Quiero que se ministrenunos a ot¡os. Que el que ministra sanidadflsica le minislre al que mi¡istra liberacióny queel profeta le midstre al que predica.y asítodosministren y tambiéD s€a¡minist¡ados.Quenirguno de los q¡¡eminist¡anseaorgulloso,si¡o queacelfe con ht¡mildad y agradecimiento ministración de la otros para colr é1.Así es como quicro que funcione mi iglesia, todosministra¡do y, a su vcz, s¡e¡do min¡strados. Todoseo amoní¡. sirv¡eDdo y siendos€rvidos,para que las necesialades y detodossearls¿tisfechas no serecargue trael bajo sobrednguno." Parael que ministraliberació¡,estoes indispensablepuesrápidamentese convierte en bl¡mco de muchoc ataques espirituales fin dedisuadirlo a de cor¡tinuarluchandoen ese campo. Sin em bargo, no hay que temer esosataques. Recuerde que Jesúsno3habló sobreesto y nos alentó I seguir adelante: "Estas cosasos he hablado paraqueen mí tengáis paz.En cl mu¡rdo terdréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mu¡= do. (JuaÍ 16:33). 4. Comprenda bienmi recor¡erd¿ción prepa¡a¡se de en su vida pe$onal. No lleve esto al extremo de esperarser pedecto antesde comenzarporjarnás se decidirá a h¿cerlo, La que entonces Biblia dice que "el que comenzóen vosoros la buen¿obra, la perfeccio¡¡a¡á hastael dfu de Jesucristo-"(Fil. l:6). Estoindicaquea lo largo de nuestravida, el Esplritu Santonos irá transformandoy perfeccionando, un procesoy es es en mediodeesep¡oceso Dios nosul ili¿apara que ayuoara oúos,

peF de que 5. Esposible comopar¡e 5upreparacon Dios le espiritual' ,o;talpara.l .nfr"nümiento la Recuerde oosión indiqui que debea)'u¡rar. eo su ¡¡tentode .n orie loi discípulosftac¡saron en mencionado Maleo l7: libe¡ar al muchacho quiensalió 8l reprendió demoúio 14-21.Jesús dijo a susüsLuego áeiandosanoal muchacho. no que fe 8énero cfóulos les fakaba y que este ' sale sino con oración Y ayuno Yo he tenidoenfreffamie¡to con demoúiosde este eénero.Una vez inlentélibemr a unamujer que de ienía facultades medium.Teníaañosde estar enftentéel demoniosin muv enferma.Dos veces logréquesem¿nifestara tenáréxito.ni siquiera a Le pe-dl Dios queme dieraunaguí¡ de cómo y oueLra ar el ooderde eseespíritu B me inel primer dfa comer dicó un artno de tres dlas: día el solo fruta v verdura, segundo sólotomar y terdura Dijo que asuav el iercer dla fruta que fbamos las dibfainoshacerlo dos per'onas la mujer que sería a ministra¡ y lambién al midstrada seguimos pie de la lelra su ma¡dato v en la órcera sesiónde liberación'el demoíio se ma¡ifestó violeÍtamente y comenzó a salir. Sea ampüo en el di¡gnóstico de también debesaber El queminis$aliberación de de rudimentos posible. hasta osicolielav. si es de i¡terpretar .n la estrech€z r"di"iñu pu.u oo necesao "."t mdo probl-erna slntomacomoalgocausado riamente Dor demonrcs. El ser humanoes un cuerpo, alrna y espfritu intesradosen una solaunidad.Lo que afectaa una de

ls6

Df,SEN¡4{SCARADO

Coffejos PrÁct¡cc -

l5t

susdimensiones afecta también las ot¡as,Esto a a menudo dificultael diagnóst¡co. Un tumor cerebralpuedeproducir sín¡omas que ptodrlan diagnostica¡se erróneSmente comoo¡ tra¡¡or no psicológico. histeria Una conve¡siva la quela en persona repente quedaparalizada ciega,podría de o verse equ¡vocadament€ unprob¡ema como orgánico. Una crisis convulsiva no necesa¡iamente indica epilepsia. Podría ser causada u¡l alto grado de por tensión en la persona o por un demonio, Echar espuma la bocano tieneque significarque un É¡or demonio saliendo. está Podrlaserepilepsia rabia. o La depresión podríadebeme un agotamiento a físico y tor excesode trabajo y falta de descanso Iecreacrcn, La sordera podríano serorgánica psicológica ni siro espiritual, o ihcluso, podría¡ ser las tres a la vez. En otraspalab¡as,es posiblequc hayaun darño orgánico el oído. un problema en psicolóB¡co que hic¡era desear la persona escuchar a no cienas losa\ desagradables su ambiente quead€más, de y hubiera un espíritu de sordera.Si el tratamientocontempla únicamente de estas una dimensiones. orobable es que la persona recupere facuftad oir. no su di Si se es sensible la voz de Dios, El puedeina dicar el diagnóstico completoy tambiénel Íatamlento necesario.En muchas ocasiones,düafte una ministracón,Dios me haindicadoimporie¡ manos las p¿¡asá¡idadflsica de algunapaneafectada, la vez a que me ha mostradoque deboorar F)r sanidadinterior de cie¡ta experienciat¡aumáticaen el pasado de la persona. serhuma¡oesintegral por esto, El y pa¡alogür la solucióntotal, debecultivarse mayor la cantidadde donesy conocimientos como seaposible. De estamane¡ase puedeestarpreparadopara

de problemas cualquiera l¡s tresdlmen en enfrentar del ser humano. siones que acudea ustedno sól().ncceslta La persona que que Requiere la escuchen' le denla liberaiión. que antealgulen de opofi¡nial¿d vaciarsuscargas csprrr_ y alimentarse crecel Necesita li comprenda de tualnede Dormediodel aprendizaje la Palabra import¡nte dec¡sión que veztenga tomaralguna Tal de independiTarse su: camúiai de trabaJo. como iglesia' en iongregarre una iniciarestudios. Dadres. algún artlsticas,.iniciar suscapacidades áesarrollar plan de ejercicio fisico o mejorar su dieta Sontandisque e¡ ios los factores insiden queunapersona vino a que ftute de la vida en abundancia Criqto o La laborsu]a comoconsejero mÚu\troconIraerle. ' cu¿íl a ayüdarle descubrir e5el ladrón que si\teen y esle no le estí robando, matandoy destruyenclo' l0:l0l' m¿lo.tJuan es un necesariamente esPiritu del puede una maladistribución ser Perfectamente una de usode su liempo,una n€cesidad enlrenllr física si usted difícii o una enfermedad situación de de que problemas eslánfuera su ambikr deqcubre que persona a la recomi¿ndele comoministro. traba¡o a un médico, a un psicólogoo a otro profeconsirlte ayudarlo sionalque pueda indicanal ser quedebe segmentarse humano No e. do oue ei rninisuot¡atasu esPírilu el médico'su es y. cuerpo el psicólogosu alma-La persona una en perodebe tratada toda' surdlmen\lones sef sola, cómose relaclorum Es impo¡tantecomprender 'ooos de cadaunade la áreas Por ejemplo' los aspector el de se si una persona enferma hepatilis día de su io más probablees que se deprimay que boda, ademásse enoje con Dios por permitir semejante

I5|I

DESEN¡.IASCANADO

silü¡ción. Neccsita ¡renciónen s:us dimeririones t¡es si h¡ de encoíha¡ |¡¡racura tbt¡I. Sin embargo,para mí, la dime¡sión espi¡itual Be sob,rcponelas deoás, por lo quecabela pocibitidad a de que por vf¡ espiritu¿lse pucdasana!cl ser lot¿I, Por.ei3o._nodcscche la idea de que Dio6 quier¿ realizarel frabajo-complclotravéssuyo.SiDios ¡ rc ttrOrc¡tmfronarlas [r¡nos p¡ra que por mcdio de ellasfluys el podersanador Oiós. ;negaofV si ae le muestr¡ que débeo¡ar por san¡d¡dde 106 rccue¡dos, ¡hág¡lo! Y si, ade¡nft, Ie orderiaexDulso¡un demonio,¡hág¡lo! Dios segloriñcad en eü pcrsona en unafomia maravillosa ustedsiguesudirec4ótr. si

16
? ¿'Cristianosendemoniados
Me crié bajo la creenciade que es imposibleque pueda porun cristiaro verdsdero e6tarendemonirdo que u¡ espftitu iffrundo no pu€dehacermoradaen por un cue¡pohabit¿do cl EspftituSafto. Est doctri na, me bablatrdicho, estaba apoyada cit¡s blblie¡ cascomo I Jua¡ 4:4: ''Hijitos, vosotros de Dios, sois y Ios habéisvericido; porque mayor es el que eslá en vosotros,que el que estáen el mundo." 2 Corintios 6: 14-16 "No as u¡,áisén yügo d$igual cor los incr&ulos; po¡que¿quécoripoñerismotienel¡ j ustici-acon la itrjusticia?¿Y qué comuniónIa luz corl las tinieblas?¿Y qué concordi. Cristo con Belial? ¿O qué pane el creyeritecon el incrédulo?¿Y qué acuer4ohay emrc el templo de Dios y los ílolos? Porquévosorrossoisel teÍrplo del Dios viviente." EstacleeÍcia rte hacfaesta¡muy E¡n$¡ila encua¡que to a mi invulner¿bilidad los dcÍpnios, hast¿ afic dccidí comenzar invcstigarel c¿mpode la libera¡ ción dc fuer¿as Empecéa tene¡ expedcmoníacas. denciás dircctas cori csphitus irmurdos y empecé ¿ a esc¡¡char los demo¡ios hablandoa travésde las bocasdeperson¡scrislian¡s. ¡Estodest¡uyómi tra¡quilid.d! Comencéa experimenta¡una especiede convDlsióú r¡ental al ver deÍumbs¡se mis creenc¡¡6. que -¡Seño¡! *exclamé, se supone eslono puede posa¡. Esto no c¡lz¡ con úi teologfa. Es imposible
15t

160

DESENII,{SCARADO

endemoniados Crisliáno6

que un defionio hablepor la bocade un cristiano. es ¿Ono? ¿Cómo queeslásuc€dierido frentea mis prof,ios ojos y oldos? Intef¡téencontraf ¡esDuest¡s. -Quizás no se¡n demonios-me diie a mÍ misma, Quizás sean casos p€¡sonalidad de ;lúltipló. pe_ ro. e onces.¿frorquéesloydescubriendo h;tos ca_ sosde¡rrsonalidad múltiplecuando la lileratura en ps¡cológcaprofesiooal esclslsimos casosre_ soo los port¡dos?¿Y por quéesqü€est¡spersoralidades ¿p¡recen cuancto ataa Iosdemonios se les ordena se y Ír¡¡¡üest¡¡se.en el.mmbre d€ Jestís? ¿porquéesque expr€s¡n.recfiazo hac¡arodolo que tienequever con rrrosy ootollac|alas personas los está, confron_ ql¡e ta¡do?¿Porquées quese reñ¿ren sf m¡srfrus a co_ mo "espfritus"? Scgul buscandou¡¿ exDlic¡ción. -Quizás estas personai ¡eanrealmente no crrs_ . ¡r¡¡ras.Qut¿is só¡opreteod¿ñ serlo, pero en el fon_ do Do yo ry 19*n: ¿Pe.o deberfa poderdisri¡guir un cnsüano uI¡no cristiano? de ¿pofquéesquesienio queel Espl¡¡u| S6n!o Estimónio mi esDirn de da ; que estas person¡s crisúanos son verdaderos? Me dediqué leer litemturacristiana. a busc¡ndo . r¡¡s oeúuclonesdistintas térmir¡o..cristiano..' pe_ del ro entremáslefa, másconvencida quedaba que de yo no podf¿alegafque cstaspersonás e¡anc;is_ no f¡a¡rstuego suced¡ó a.lgo másque me ayudóa disipar mrsduoasy a convmcerTne que los crist¡anos, de oe necno, s¡ pue¡en est¡r inlluenciadospor demo_ n¡os'.Un_colega cristia¡oa quiéncorncíámuy bien vúo a ñí y me dijo: -Rita, sie¡to que yo necesitoliberación.

liberación? -¿Qué? -protesté. ¿Tú, necesi¡as un üistiano madt¡ro,un psicólo8o,üns pelso_ ¿Tr¡, n¿¡ coo eotr€oarnienlo Profesionalpsicoló8ico, que ha pssadopor terapia y por sanidadinte or? Pues estoy si hry algo deÍronfacoque te est¡íes(orbando segurade que podfás tfat¡r con esto qi mismo. estas cosas contra -¡No! -protestó. He luchado de dum¡te años,por mediode la orac¡ón, ayunos, de p6icologfa,pero no ha dado result¿do.soy un Á€nti¡oso compulsivo. Digo las mentirasmá5ton_ que tas e innecesarias te pued¡simaginar. Soy cris_ tiaio. Se que no debo m€nti¡. No quiero mcntir y, sin embargo,miento a cad¡ rato. ¿Porqué lo haSo? ¿Porqué no püedodejar de haccrlo?Estoyconvencido de que tienequehaberun dcmorio que me impulsa a hacerlo. -ot¡a cosaque he notadoes qt¡e cada vez que toño corcienci¡ de que Dios ñc estáirdicando ha_ cer algo, úe coge un impulso tlemendo de hacer Amo a Dios ex¿ctamente cortrario, coffio JonÁs. lo de todo corazón.Quiero h¡cer su voluntad. Quiero obedecerlo todo. l¡ he dicho a El que estoydisen puesto hacerrodolo queEl ñe indique.pe¡ohay a algo'den[o de mf que no quiere que lo haga.Creo que es u0 de¡¡rooio. Nec6ito liberacióny quieroque en Conozco invesl¡gaciones lr¡s t¡¡ me la minisües. esle campo y sé que tú sabescómo hac€rlo, de Intemamente d€seab¡esta¡tan seSura mf misúa como lo estabaél de mí. Con ciefis renuerci¡, le fúé un¿cita. Est¡ba dispuest¡a tfatd de ayud¡rlo,perocon todahonesti' nada,Empecé sesión la dad, ¡o esFrab¡ que pasara diciéndoleque yo iba a orár f¡or él e iba a reprender pero que lo queél sintiera debh reprenderse, no esp€rabaque fuera a haber una manifestación.

162

D¡SENMASCARADO

Cristian6 eDdemoniados

-Mira Rita-medijo, ar¡oche por estuve orando estasesión Dios me habló.Me düo quesi yo era y completamente abierto contigo no escondía y nada. El me libraríahoy. Así que no me imponasi seda Ia manifestación. los demon¡os que Si r¡enen hablar y esova a ayudar paraque\atgan.tienen permimi sode hacer¡o. esquemeguste ideade la maNo la nifestac¡ón, pero si se da, estiíbien. Com€ncé el procedimiento con usuáI.pri¡rcro, una oracidnpidiendola p.otec¡ióndeDios sobrerrus.¡ros dos, nuestras familiasy posesiones materiales.Lue go, atéa los esplritus m¡lignos,quebranté poder el de Satanás sobrela vida de mi amigoy comencé a reprenderel espíritu de mer¡titaqueél mismohabía discemido.Leí, en voz alta, pasajes bíblicose¡ contr¿de la mentira. No ordenéal dernoniooue se rnanifesta¡a. porqueno querfa pasarpor la vergünza. antemi colega, quela manifestáción sedie¡a. de no De repente salióun ruidoexÍaño de su boca.Era un tanamudeo. escuché luegole pÍegun!é: Lo y -¿Es así como su€nan lenguas? tus -No -me respondió. -Algo ex!¡año pasanesld do con mi boca. Esto 0o es lo qt¡e ocufte cuando hablo en lenguas. completame¡te Es difelente. Estome motivóun pocomásy decidí..echarme aI agua." Le otdenéal espfritude mentirsque se rn-a¡ifestsraquemedieralos nombres loJotro¡ y de espíri(us estaban é1.El tanamudeo h¡zo que con se m,ís fuerte y m¡ísriípido. No podíaente¡der lo que sed€cfa.De pronlome pcrcalé quelo queestaba de pronunciando sílabas y eran reales no simDlemente ruidos.Lo quesucedía que sé esubari era p,,rnunciando unaveloc¡dad increÍblemente a tán rápida que era imposible comprenderlas.

y claro-le ordc-Deja detartamudearháblame né al espÍritu. quc má El brtamudeo fuehaciendo lenk)hasla s€ "Duda, duda,duda ' pudeentender: por ñn -¿Eres un espftitude duda?-pregunté. -Sí, sí, sí, sí -respondió en la ñisma forma repetitiva. \u causando dciL\r el -:Es un espírilu queestd queDiosle hace? ¡nquiri delilamado deesiapar -Sí. sí. sí. sí -conies8i la voz. -¿Quién másestáallí) -Pregunté-Dolor. dolor, dolor -fue la respuesta. -rDolor emocional? -sr_ sl- st. sl. dedolorsi habla€xperien_ al Le pregünté espiritu quenecesitaban ser pasado estehombre de ciasd¿l que pero respandió no Dijoqueeraél el sa¡adas: p€roque que haciendo el dolor siguiera. oueestaba los sanadó recuerdos óios va habfa La sesióncontinr¡óde estaforma hastaque todos Hablau¡ total de dolos deñonios s€identifircaron. de a través la bocade mi coleg¿ ce. Todoshablaron cristrano. Cada vez que Ie o¡denabaa un demonioque sa_ a empezaba liera. mi amigo, involuntariamenle. y por-labocaCuando jad€os resopli' los aire soDlar yo a se dos incont¡bhbte" detenlan. le preguntaba si habfaterminadode salir' los demoniosrestantes al pasaba expulsar a era Si la resDuesb afirm¿liva, quc la a veces vozdecía ¡un Sin siguienre. embaBo. yo afueray' entonces, concomPletañente no estaba hastaque los que quedaban' tinuaba e¡pulsándolo a atado la verdad'me informaban había a los cualea que eseYe habíasalido.

164

DESENIú{SCARADO

Cristiano6 endemon¡ados

165

Cuandos¿lió el úlimo. mi c¡lega abr¡ó 106 ojos. - preguDté habh podido reconocerla esfcra lJ s¡ de i¡rflu€nciaqüe cadaespfritu ieDíaen su vida. Dijo que alg¡¡nos los demonioslo habfa¡ soryrendiáo de a.l da¡ sus nombres. No se babí¡ imaginadoque fuerantartosespf¡itus que es¡aban su vida. los ¡D No obstante, cuando. identifica¡on, le aclaró se se quee6as fueas lasquelo5espirilus a hacían referen c|a,_oehecho,sf era¡ áre€sproblema, sólo que no h¡bía ¡omadoplenaconcienciade estob¿.6¡a mo él manto en que ellos lo rnencio¡aron. podía confir, mü que, en realidad, hablanestadot¡abaia¡do en su vida. Ya ha trarscu¡rido utr año desd€que se dió esta sesión. áreas Las problemáticas miamigoslguen de est¿¡do libres.El ha dadosu testimonio va¡ios in grupos cristianosm sü afán de alerta¡ a otros crisfia[os de que ellos, al igual que é1,puedan esrarne cesitra¡do liberaciónespi¡itual fuerz¿s de demo¡hcas. U¡os dla.s después ¡a baralla de esDiritual mi de coleSa,e'staba coofront¡rdo a un démoniocn una yo mujer que sufrfa de enferúedadesflsicas caussdas por demonios. Comoel espfrituestaba hablando con gran claridad, aproveché oportunidadde prc8un ¡¡ ta¡le algo qur me inquietaba. es -_¿Cómo quet{i. siendo espfrituiomundo. ú puedes estardenEode unspersona cristia¡a y hsblar por su boca?-le pregunté. -Estoy en su me¡te -me co¡testó. -¿Y qué de su cuerpo? - No puedoentraren su cuerDo poroue está ahf el olro esDlritu-Sf. tú lo conoces. -Entonces, ¿cómoes que puedesenfermar su cuefpo?

Sa¡ro? -¿El Eapfitu

-A tmvés de su mente.Si logro cnrar a su mente, de ahí puedo co.t¡olar todo su cuerpo Decidíconsr ol diiilogocor el demonioenesemG de por la mento temora convertir sosión liberación y deespiritismo. e¡pulséal dcmonio en unasesión No creo corfec¡o que uno basesu teoloSíaen lo que digan los demonios.Esto serfamuy peliEroso. demode Sinembargo, tengola impresión queeste la verdad. L,o c¡m por tant(x ottos casos rio decía que he visto cn que esto pa¡ecíaser ¡o que ocurria. a Durantelos rtltimoscuat¡oaños,he escuchado los por bocader¡ás de cie¡to cincuenta hebla¡ demonios CuaÍo de ellos eün pastores cristianosve¡daderos. a evargélicosde denomin¡cioles no pent€costales, que les costóbastante acePlarIa idea de que tulos una Si¡ vierandemor¡ios. embargo, vez que decia liberaciór, s€ viero¡ completa_ dieror someterse . mentelibres de los sf¡tom¿squ€ los atoamentaba¡ prcsenciadomatilestacionesdemoTambién he cristianos.No en nfacas verbales otrosdoscientos no quc, al igual queotras puedodesechar evid€ncia esta espersooas i¡volucradasen el campode las bata¡¡as pirituates, sidotestigo he ocular.Estome ha forzatradicional de do a reevaluarIa creenciaevangélica iopos¡bleque un cri$ano estéend€moniado ouees ' que Creo qüe es im_posible un cristranoesté poestartotalmente puesto estosignificarfa que seldd y po¡ t¡¡ demonio. enel cristia¡osiempre dominado habráun¡ Sranáre¡ dominadaPor el Esplritu Sarto que ningún demonioFrdrá ocup¡r jamás. Pero, de que, ya cdstianos lo quehe visto, sí hay bastantes en por herencia,por involucrami€nto ocultismo, s€¡ por h€chicerías maldicionesen su contra, por peo por cado6 confesar, falta de perdónhaciaalguien, sin por trauma,tienencie¡tasáreas su vid¡ bajo de o

influer¡cia demonhca.inlluenciaquenecesitrrer cor_ t¡da y desechaü. Si la i¡¡srp¡eta.¡6^ de los hechosque he obsefla_ , oo es corfect¡. es-to able un g¡an c¿rDpo investi_ de gac¡onparaaquelos que rsbaja¡Dosaconsejando a persorias cnst¡anas. Puesto tratarÍo6con É me¡fe que oe rapersona. serío s€nsato ¿no averiguar hayallí s¡ _ argunos ¡Dqullütos t¡deseables..que es&ín lratan_ oo oe con¡u¡drry desllu¡rnuestros esñ¡erzo! h¿cia ra saludmtegralde la persona? o @3ás€n conúa de $ votunt¡d p€ro,St han togrsdociedo oecr, ntv€l oo-hruoñc|a sobro h€nte,|aroñtactOn lu pu6dJ€ dema-sjado s6, ru.ri€ como pa|a qu. ót b 16!¡!r,¡.oto. E; pos¡br€ que ft,qu|€rs gr€yon¡', rnña más ¿p¡nr¡i, ó;: I :ryyf T o-rro po. ár hastaqu€ ónauaoddad njuo_dela Dát¡Iá ór hirno cr€zc.ien pro-usod€¡olondd E€prttuaty 6€tóon corÉ¡cions¡ su prod€ dai su p€rÉo¡ata fi¡ d€_tolrar.t co¡tfot p¡€¡o de ruc_ná sus act s. áreas-expu€sras ta toÍu€nct¡ dorñor ¿-cá aqu€Id qu6L¡s a 3on @ o€D r6a por Dodvosp6rcotJgiE o €so¡riiuatcs. ea Lo-. d€rhonrospueda¡ No obr,sáii,"insri;;-";!ñce,

I7
Opiniónconfundamento
Soy científ¡ca. Creo qu€ el r¡étodo cientlñco ha sido un h¡llazgo invaluable para el avancedel conocimientohüñano. No c¡eo que es el ú¡ico método pa¡a obtenerinformació¡ puescreo tambiénen la revelacióndivina. Acepto ambosmétodosy estoy corvencida de que son, no so¡,¡¡neDte comp¡tibles, sino " inteSrables. " Ambos vienende Dios y añbos son süsceptibles al eÍor hum¿no.Un¡ persom pued€equivoca¡se al irte¡pretar i¡formación prcvenientetanto de Ia e¡.periment¿cióncientlfica como de la ¡evel¡ción de Dios. A pesard€ esto, el conocimientoavanza,por graciade Dios. Esta es la actitud que ha guiadomi investigació¡r del campodemonlaco.Me he basado tantoen el estudio de Ia Biblia, la cual aceptocomo pelabrárevel¡da po¡ Dios, comoen el etu¡dio cie¡¡tíficodc los hechosobs€rvables. He presenciado muchoscaBos p€rsonasa¡orde mentadas atsda por deñonios. Tambiénhe cono frontado, yo mislna, a los derio¡ios en cieDtosde personas. todasl¡s lib€raciores ha¡ sido exitoNo sa$,pem l¡ nayoría sl lo han sido. Posiblernente he aprendido nás dc los ftacasos de106 que éxitos, porqueme ha¡¡foJz¡do¡ rcplantear hipótes¡s para mis rrras mejo¡anoo.
167

i"T:: dhTHHffi #;}#;:iffi ilü{#fi

o haridas €r¡ocbnlr€! qu€ aún no han siro --11_rTuñ3 sanados. que __4 a+eto6 da tá pdsonsti(l|d o votunted m handcb pl' ñarnentemb€gÉdo. y suletádo! e Db3 __:)__durasr|ár¡d!dd s€ddü¡.¡m€ob(b arbpesado6por pe HG no conroaádoa Dacto! satán¡G o a) clntar¡¡nación por contado con pfácrcas ocuhas, !, corlam¡ñcih por porrlst¡anc¡a consc¡oni. €.r un p€c¿do,

ffiwffiwffit*Tffi

1
con fund¡menao No preteodo hsberdescübietotodolo $e h¡y por averiguarsobrelos dcmonios,ni me atleverír a a.segur¿r que mis cor¡clusiones infalibles. Lo oue so¡ sf Fredo asegurar que son el resultadode uDaines ve_srigac_ión y laboriosadel cáIl¡po. seria L¿s úe8s quc be comp¡nilo en csle libro no son mer¡s suposicionos ocu¡r€ncias personales, u Están li.¡ndaneoudas obsewción di¡ecta.plameaoleno en de hitritesis. erFerimenr¡ción peruonal elaboración y de corclusior¡es.Me he visúoobligad¿a refofmul¡r mis conceplos la evidencia ante innegable arrojada por el esludio del c¡mpo que he hecho. Por las inves¡igaciones he re¡lizsdo,corisidero que que ú€ he ga¡rdo el derechode opi¡¡¡. Te¡go un¡ bucnabase;potque p¡¡a conocct d€l teID¿DobaStA con leerse Biblia o los libroe€scritoc la sobreel asunto. Es indispeBssbie ¡€¡liz¡¡ u¡ e-gudioin stu. Po¡que estoycons¿Por$¡é hagohinc4ié en€sto? cientedeque rie he prorunci¡do sobIr un úe¡¡umuy controversial.Me he abieno ¡ la crfica de los p8icólogos,tatrtocristi¡¡ros @mo no cristianor oue ¡ro creenen los demonios. es de extrañar No esü oue digo. tlaf muchos pGicólogos cristiaDos no cr€en que fn ra exñlencla oemomos. oe Tambiénme he expue¡toa ls ira de los t€ólogos, laicosq.¡eefán co¡wencidos FNtor€sy cr€yentes de qué decü que un cristi¡m pued¡ esta¡ influldo po. deñonios es una h€rejfa. Sé muy bien que mi posición al rcspectono va a olor€a¡rneel p¡im€¡ p¡emio eD populaddady que me hübieraconvenido más,en lo persorial. quedarel m€ callada.No obsta¡te, rne be óronunciado r€sal pectoporquemc duelever quegán pan" d" los cristianos tiene un desconocimiento total del camc¡si po demoníaco. Muchos no quierenni hablar del te¡na, y¡ s€apor temor o por incredulidad.Otros sf paáctica en lo mericiori¡¡ frerorio tie¡en experiencia posiciones el campo,que les permitacomproba¡sul peexperiencias, teóricas.AuDoi¡os tienen¿lgunas ro a veceshán sido mslas expe encias. De lo que he obse¡vado,son muy poc¿slar petcombinando el estecarDpo so¡as que haDestudiado método científico con el €spi¡iu¿I. He enc¡ntrado p¡oduceresullados r¡.is satk_ queest¿combinación faclorios, por lo ta¡!o, es la gue yo lecomiendo. en aealizadas for_ Me ha tocadover liber¿ciones mascon las cu¡les no puedoestarde acuerdo,entre ell$, lib€raciones: l. plsctic¿das un Brupocs¡ismáticocaailico, e¡ en el nombre de Ms¡h en lugar del ¡ombre de Je-sús; 2. hechasfrente a la cong¡egaciónentera, dando oporhmidadal dEmoniode h¡cer erhibición de su firer¿ay asl ¡terDdz¡r a muchosde los paead€mlsde avertonzary humilar a l8 pers€nt49, sonaendemoniada; 3. realizadassin que nadie se haya ccrciorado si ¡ealmentehabfao no der¡onio; 4. en dondesl quit¿¡se1¡ rianifestaciónseasumió que el demoniohablasalido cuardo en re¡lidad lo ú¡ricoquehabh hechoers oculta¡sede nuevo en I¡ persona; gritan_ 5. e¡ las que un grupo rode¡baI la peasona "ñ¡er¿, eDel nombre Jesús."sin averi' de do ett gua¡ qué clasede demonios€ ericontraba lo pa¡apodercomproba! luegosi re¡lme¡r_ peisoris, le oueúí librc el á¡ea afectadao no; 6. en dondeel supuesto "discemimiento" era u¡ta proyección del que ministraba, simple

I

1?O

DESENMÁSCANAIX'

Opin¡ó¡ cü¡ fuld¡Inellq

171

7. en l¡s que seco¡side¡abaque el demonio¿u¡ no h¡bfa s¡lido porqüela pe¡sona lEbía vomits¡¡o do, cotl¡o s¡esafuerala ú¡ic¡ maJrer¡ tienen que los demoniospara sali¡; E. er¡doode le odenaboal demonio s€ salirpo¡ grito, lo cual singnificó que la personapasóho¡aspega¡do alaridos,quedando garganta su totalmente irrit¡ds y adolo¡ida; 9. en lss que se le peg¡ba a la frersona,co¡r¡osi el dolor del cuerpo ffsico le pudiei¿ llega¡ al demonio; 10. en dondeseasumióquel¡ persona hablaquedado liberad¿simplemente po¡quehabla caldo sI suelo. El desploma¡se elt¿ forrra puedese¡ de uD¡ m¡nifestación demonfaca,o puedeser u¡l desc¡¡so eDel espfritu. AuÍ cua[do fuere una m¡nife$t¿ciótr derio¡f¡ca, no De@sari¡t¡Íente se ga¡a¡tiza qu€ ¡l caer la persona,el espíritu irmundosale. Yo oo pucdoestarde ¡cuerdocor¡€st¡s práctic¡s, pe¡o l¡mpoco pu€do culpar a las personasque las h¿r .e¡liz¿do tri nega¡que ¡lgu¡as de ellas logran qus l¡ gentese libere. Susenorcs se deve¡¡ga¡r de la ignofa¡¡cü que tenemos todosen rel¿cióna como enflontar a los demonios.Hace demasiado tieñpo que el cs¡npodemnfsco s€ viene ignorsndoen ü|6 igl€siasy €sq¡lpa de estctabúquete¡e¡¡os de habla¡ sobreestoq¡reya no s¡benps céDo h¿cerloadecusdamelte. l¿ Biblia a},t¡damucho al que lenga interés d€ aprende¡.Sin embargo,no e8un manualsobrecómo sac¡f demodos. son pocoslos rel¡tos blblicoc sobre liber¡ción deúo¡faca y además,denusiado

b¡eves.Mie¡tras querio seatr€vaa hscerlouno mis_ y ¡DO cometaeÍores y vuelva a prob¡r hastatene¡ érito, r¡o va a sabercómo hacerlo Es muy fácil critic¡r de lejos al quc estáre¡lizándo liberaciorcs y decir: "1o que ustedestl haciendo está m¡1." Pero en lug¡r de critica¡, ¿po¡ qué no y acercsrse tratar dc aFdar en el proceso? ¿Porqué no trat¡r de liberar a alguier¡para vcr cómo resulta? O, si no se e$á de acuerdocoDla liberación, ¿por qué no rat¿ de sanar¡ la personapor oÍo medio oat¡ ver si le funcions o flo? _ Es muy fícil decir: "Esta personr cs cristiana, y por lo tarto, no puede €st¡¡ endeñoniads. Perc en_ " toncer, ¿quése le debedeci¡ a esapersonacuando por de su boca eúfu s¡lie¡do blasfem¡8!lanzad¿s ún dcr¡ooio, y gfilos comoéste:"Entré en est¿personah¿c! muchosañosy no piensoirme alf no mlís. No ma molestes.No voy a salir de ell¡. Au¡que Je_ "? sflsestáeDsu c!¡82ón, yo sigo aqul e¡ su mer¡te. No quiero ofender a nadie, pero 8i las person¿8 perquc objcta¡ lo que h¡go janás ha¡rob8ervado derDonf¿c¡, ban visni son¡lmcnte manifest¡ción u¡a to utraliberación $¡c ha llegado a feliz térmirc, ni han i¡terrogadoa u¡¡ persorEerdcmoni¡d¡ que fue liberaday muchomenosha¡ tratadode saca¡un de_ valora¡ su ophión. Conn¡oniode alguie¡, no puÉdo sidero que el derechod€ opinar hay que g¡niirselo. m Si el juido qüeemiE un¡ persor¡a sefuld¡uneÍt¡ en uns obse ación dileqa d€ los hechoses, más b¡en, un "prejuicio," puesroque es ur ju¡cio realizadoante¡ior a l¡ comprobaciótr.Es só,lou¡a hiÉe¡per¡mena que lomelerse un proceso ¡esis deberá t¡l pa¡a deacub¡irsi se verifica o se descarta. Como cie ífica, quisiera reta¡ a la personaque nuncaha tenido contactodi¡ecto con el á¡eaalemo-

17¿

nFsrNM^...¡p¡M

nfaca, $ie c¡mie¡ce a i¡vestig¡¡lo de ula ma¡era ciedfic¡. himerc, re¡lice un coocienzr¡do estudio del tem¡ l¡ Biblia. Luego ¡vcrigue qué pe¡sonÁs y grupos practicanla überacióndemonlaca,cómo y dóndelo hacen.Visite e8osluga¡es,Solicite perpresenteen seriones liber¡ción, miro ps¡a esta-r de No v¡y¡ ¡ un solo lugar. Deccubracómo troh¡c€n en divcrs¡siglesias, tam ca6lic¡6 com evatrgaic¡s. práatico,coEieoL¡ego, contodo esÉt¡lsM ce ¡ formula¡ sus propi¡s tcoaf$ acerc¡ dc lo dcmonf¿co.Sólo entonc€s e8ta¡ác¡pac¡tadoparaopinar. Sólo entonces estaráe¡ posiciór pa¡a comcnz¿r a po¡er a p¡uebapor sf mi8mo,sushipótesis pc¡sonaleslobre los demonios,

Aho¡¡, si desF¡és obhcr €st¡exp€rbrci¡pr¡tde difcr€ntic¡ er lo d€mnlaco,llego¡ @¡clusiones tesa l¡s mf¡s,e¡foúc€s f¿vo¡,comlmiluesc po¡ conyo Eigo. Si cstoyequivocad¿, soy la prim€r¡ cn que¡er s¡barlo.Trabsjoconmuch¡a en Frsorü¡s cl campo la liberación si us¡cd y de algo d€scubrc que yo no sé,cscrlbame hágamelo y Mi saber. interés no estencrI¡ ¡¡zó¡. Lo querealmente deseo !a€s be¡ la ve¡dÁd, porquecomodijo ,esús: "L¡ verd¡d oah¡rá llbr.s" Ou¡n 8:32),

Lic. Rit Cabezas K¡u¡¡¡n de Psicólogs Apsrtado21 PlszaOonzález VEuez Sa¡ José.CostaRica.

R¡td Cabezó de Knlm, su esposo Frdncrro y s

h|lG Santragoy Ddvd.

La autora RitaCabezasde Krumm,nació en pero havlido en CostaRica Pennsylvania, U.S.A., la mayorpartede suvida.ObWo su BA. en pstcologíade la Unversity SouthFlorida Tampa of en y su licenciatura psicología la Unversidad en de de CostaRica. Susestudiosen universidades la seculares conque no toma en vencieronde que la psicología cuentala dimensión espintual serhumanose del queda corta en su intentode promoverunasalud genuina. Enel presentelibro compartesusexperiencias sobre el esfuerzoque ha realizadopor comprender la relacióntan complejay poco comprendida entre el mundo demoníacoy el psique cológico.Losdescubnmientos ha hecho a través estainvestigación de representan reto a un todo cnstiano comprometido,a participarde la continuación mrnisteno Jesús libertar del de de a y por laspersonas atadas poseídas el mundode lastinieblas.
ww w.e d ito r ia lu n il it.co m

háED{TORIAT

rTuNtuT
Produckr:490239 Categoría:Asemramiento parala fn¡nilin. "l'ublicanus

lllilililJ| lililili

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->