P. 1
El microscopio

El microscopio

5.0

|Views: 3.409|Likes:
Publicado pornicolas

More info:

Published by: nicolas on Mar 27, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/05/2012

pdf

text

original

El microscopio, de micro- (pequeño) y scopio (observar), es un instrumento que permite observar objetos que son demasiado pequeños para

ser vistos a simple vista. El tipo más común y el primero que se inventó es el microscopio óptico. Se trata de un instrumento óptico que contiene una o varias lentes que permiten obtener una imagen aumentada del objeto y que funciona por refracción. La ciencia que investiga los objetos pequeños utilizando este instrumento se llama microscopía. Concepto En general, cualquier microscopio requiere los siguientes elementos: una fuente (como un haz de fotones o de electrones), una muestra sobre la que actúa dicha fuente, un receptor de la información proporcionada por la interacción de la fuente con la muestra, y un procesador de esta información (en general, un ordenador). Historia del microscopio Microscopio compuesto fabricado hacia 1751 por Magny. Proviene del laboratorio del duque de Chaulnes y pertenece al Museo de Artes y Oficios, París.El microscopio fue inventado hacia los años 1610, por Galileo, según los italianos, o por Zacharias Jansen, en opinión de los holandeses. La palabra microscopio fue utilizada por primera vez por los componentes de la Accademia dei Lincei, una sociedad científica a la que pertenecía Galileo y que publicaron un trabajo sobre la observación microscópica del aspecto de una abeja. Sin embargo, las primeras publicaciones importantes en el campo de la microscopía aparecen en 1660 y 1665, cuando Malpighi prueba la teoría de Harvey sobre la circulación sanguínea al observar al microscopio los capilares sanguíneos y Hooke publica su obra Micrographia. En 1665 Robert Hooke observó con un microscopio un delgado corte de corcho y notó que el material era poroso. Esos poros, en su conjunto, formaban cavidades poco profundas a modo de cajas a las que llamó células. Hooke había observado células muertas. Unos años más tarde, Marcelo Malpighi, anatomista y biólogo italiano, observó células vivas. Fue el primero en estudiar tejidos vivos al microscopio. A mediados del siglo XVII un comerciante holandés, Anton Van Leeuwenhoek, utilizando microscopios simples de fabricación propia describió por primera vez protozoos, bacterias, espermatozoides y glóbulos rojos. El microscopista Leeuwenhoek, sin ninguna preparación científica, puede considerarse el fundador de la bacteriología. Tallaba él mismo sus lupas sobre pequeñas esferas de cristal, cuyos diámetros no alcanzaban el milímetro (su campo de visión era muy limitado, de décimas de milímetro). Con estas pequeñas distancias focales alcanzaba los 275 aumentos. Observó los glóbulos de la sangre, bacterias y protozoos; examinó por primera vez los glóbulos rojos y descubrió que el semen contiene espermatozoides. Durante su vida no reveló sus métodos secretos y a su muerte, en 1723, 26 de sus aparatos fueron cedidos a la Royal Society de Londres. Durante el siglo XVIII continuó el progreso y se lograron objetivos acromáticos por asociación de vidrios flint y crown obtenidos en 1740 por H. M. Hall y mejorados por Dollond. De esta época son los estudios efectuados por Newton y Euler. En el siglo

XIX, al descubrirse que la dispersión y la refracción se podían modificar con combinaciones adecuadas de dos o más medios ópticos, se lanzan al mercado objetivos acromáticos excelentes. Durante el siglo XVIII el microscopio tuvo diversos adelantos mecánicos que aumentaron su estabilidad y su facilidad de uso aunque no se desarrollaron por el momento mejoras ópticas. Las mejoras más importantes de la óptica surgieron en 1877 cuando Abbe publica su teoría del microscopio y, por encargo de Carl Zeiss, mejora la microscopía de inmersión sustituyendo el agua por aceite de cedro, lo que permite obtener aumentos de 2000. A principios de los años 1930 se había alcanzado el límite teórico para los microscopios ópticos, no consiguiendo estos aumentos superiores a 500X o 1000X. Sin embargo, existía un deseo científico de observar los detalles de estructuras celulares (núcleo, mitocondria, etc.). El microscopio electrónico de transmisión (T.E.M.) fue el primer tipo de microscopio electrónico desarrollado. Utiliza un haz de electrones en lugar de luz para enfocar la muestra consiguiendo aumentos de 100.000 X. Fue desarrollada por Max Knoll y Ernst Ruska en Alemania en 1931. Posteriormente, en 1942 se desarrolla el microscopio electrónico de barrido (SEM). Tipos de microscopios Microscopio electrónico de barrido.Microscopio óptico Microscopio simple Microscopio compuesto Microscopio de luz ultravioleta Microscopio de fluorescencia Microscopio petrográfico Microscopio en campo oscuro Microscopio de contraste de fase Microscopio de luz polarizada Microscopio confocal Microscopio electrónico Microscopio electrónico de transmisión Microscopio electrónico de barrido Microscopio de iones en campo Microscopio de sonda de barrido Microscopio de efecto túnel Microscopio de fuerza atómica Microscopio virtual Microscopio de antimateria

Los holandeses reclaman que fue Jansen, en su país, quien habría inventado el microscopio.Sin embargo se atribuye que la palabra microscopio fue usada por primera vez en la academia de Galileo, llamada Accademia dei Lincei, en un trabajo microscópico sobre la estructura de una abeja. Más allá de todas las controversias, la historia no pasa por quién inventó el microscopio sino que pasa por otro lado. ¿Qué es lo que el microscopio introduce en la historia? ¿Por qué se ha convertido en un artefacto tan fascinante como conocido y vital? El paradigma de las enfermedades cambia radicalmente a partir de la introducción del microscopio. Antes de poder mirar en estructuras tan pequeñas, las enfermedades habían sido consideradas como de causa invisible, de generación espontánea y una serie de explicaciones que han sido consideradas como no científicas. A pesar de ello, el gran médico medieval que fue Paracelso introdujo el término de enfermedades invisibles y tenía razón, puesto que hasta el día de hoy lo son para el ojo humano -salvo que se utilice un microscopio para la observación de aquellos agentes infecciosos referidos por Paracelso. La observación de bacterias, por ejemplo, sí se debe a un holandés: Van Leewenhoek, en el siglo XVII. No se trata de un médico sino de un curioso mercader que había fabricado un aparato él mismo. Si quizás pretenderlo, acababa de fundar una nueva era. Habrá que esperar hasta Gramm y los científicos de la era moderna para poder utilizar tinciones especiales y productos químicos que faciliten la visión de los microorganismos en las pruebas diagnósticas que se usan hasta la actualidad. Lo que antes era invisible lo seguirá siendo: la causa de las enfermedades exigía de la imaginación de médicos y curanderos. Sin embargo, luego de la aparición del microscopio, aquellas teorías quedarán relegadas a un plano de pseudociencia que cabría comenzar a reconsiderar. La prueba empírica nos demuestra que el simple agente infeccioso es insuficiente para esclarecer la causa de la enfermedad. si bien es condición necesaria para su aparición -cuando se trata de una enfermedad bien conocida- a la vez la multicausalidad es algo que se tiene cada día más en cuenta.

Tipos de microscopio

Microscopio óptico
Un microscopio óptico es algo que puede comprarse en cualquier tienda de insumos médicos, y hasta en jugueterías. Está instalado como juego educativo y en cierta forma todas las escuelas desean tener una sala de laboratorio donde puedan brindar clases de biología o ciencias afines.

Partes del microscopio
Platina: parte plana, donde se ubica el preparado, agarrado generalmente por una pinza lateral. Portaobjetos: lámina rectabgular de vidrio fina que sirve de apoyo para el preparado. Cubreobjetos: lámina cuadrada de vidrio que sirve para cubrir y refractar los rayos que caen sobre el preparado. Charriot: marco que sostiene el portaobjetos para poder moverse (generalmente con dos perillas) que funciona para ubicar la parte deseada del preparado bajo la lente. Lámpara: En la parte inferior existe una lámpara fija, que puede variar de intensidad y de tipo según cada microscopio. Espejo: Un pequeño espejo circular móvil refleja la luz en el ángulo deseado para impactar sobre la parte inferior del portaobjetos. Oculares: Lente de aumento donde se coloca el ojo. Los comunes son monoculares, aunque es preferible la visión por microscopios binoculares. Objetivos: Los antiguos microscopios tenían un sólo objetivo de poco aumento. Hoy en día los microscopios vienen con un revólver de al menos 3 objetivos con aumentos notables y gran calidad de imagen. Tornillos micrométricos y macrométricos: Se trata de las perillas que regulan la distancia focal entre la lente y el preparado. El micrométrico es para diferenciar estructuras histológicas mientras

que el macrométrico es para lograr el foco correcto sobre la superficie del preparado.

Otros tipos de microscopio

La evolución de la óptica y las ciencias afines ha arrojado sorprendentes resultados en materia de avances en medicina y biología. Los microscopios ópticos han sido inventados y reinventados una y otra vez hasta dar con variantes según el tipo de sustancia química implicada en la formación del preparado. Así es como salieron al mercado las variantes de Microscopio de Fluorescencia (que trabaja con una luz ultravioleta que permite un mayor acercamiento a estructuras teñidas especialmente). Variantes de éste son los microscopios de campo oscuro, el microscopio confocal, el de luz ultravioleta simple y el de contraste de fase, que juegan con la longitud de onda para captar mejor las estructuras. Microscopios electrónicos Se trata del mayor adelanto en lo que respecta a la investigación científica, aunque por el momento no están disponibles a la venta para hospitales o clínicas, ya que su tecnología es demasiado costosa y el recinto a ocupar por el microscopio. Fueron creados en la década de 1930 y funcionan emitiendo un haz de electrones sobre la estructura cuya longitud de onda no puede ser captada por microscopios ópticos -los preparados deben ser cortados en capas bien finas. Básicamente exiten dos tipos de microscopios electrónicos: . el de transmisión, que cuenta con un cañón de electrones, lentes magnéticas, un sistema de vacío y una fuente de tungsteno. El aumento que consigue puede llegar hasta el millón (1000000 X). . el microscopio de barrido: que tiene menor aumento que el de transmisión. Fue inventado en la década de 1980, conocido como Scan Microscope, y permite una visión más clara de las estructuras en cuanto a textura, casi como si se tratara de tres dimensiones.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->