El aspecto macroscópico fue caracterizado por Celso por cuatro signos(Tetrada de Celsius), que se conocen hoy como

los signos cardinales de la inflamación: rubor y tumor con calor y dolor.Posteriormente(Virchow) se agregó un quinto signo: la perturbación funcional. Actualmente se pueden reconocer sus 5 signos cardinales, que son: Rubor. Enrojecimiento, debido principalmente a los fenómenos de aumento de presión por vasodilatación. Tumefacción. Aumento del líquido intersticial y formación de edema. Calor. Aumento de la temperatura de la zona inflamada. Se debe a la vasodilatación y al incremento del consumo local de oxígeno. Dolor. El dolor aparece como

consecuencia de la liberación de sustancias capaces de provocar la activación de los nociceptores. tales como las prostaglandinas. (Los 4 signos → Tétrada de Celsius) Pérdida o disminución de la función. Llamado 5º signo de Virchow (función laesa). Constituye el 1er signo de la tétrada de Celsius. .