P. 1
Comprimir y descomprimir archivos

Comprimir y descomprimir archivos

4.0

|Views: 19.034|Likes:
Publicado pordanetita44

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: danetita44 on Mar 26, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/22/2014

pdf

text

original

Comprimir y descomprimir archivos

¿Qué es la compresión de archivos?
Comprimir un archivo es reducir su tamaño. Existen muchos algoritmos de compresión. Se pueden distinguir en dos grandes grupos:
• •

algoritmos de compresión sin pérdida: es posible descomprimir el archivo comprimido y recuperar un archivo idéntico al original. algoritmos de compresión con pérdida: no se puede recuperar el archivo original

La ventaja evidente de comprimir uno a varios archivos es que ocupan menos espacio. Veamos tres casos en los que resulta interesante comprimir archivos. Por ejemplo:

quieres copiar un archivo en un disquete para llevarlo de un ordenador a otro, pero el archivo es mayor de 1,44 MB y no cabe en el disquete. Comprimiendo el archivo, puede caber ya en un disquete (y si no, los programas de compresión se encargan de repartirlo en los disquetes necesarios y luego reconstruirlo). quieres hacer una copia de seguridad de uno o varios archivos (una buena costumbre). Si comprimes todos los archivos en uno sólo, la copia de seguridad ocupará menos espacio. quieres enviar uno o varios archivos por Internet. Si están comprimidos tardarás menos en enviarlos y pagarás menos por el tiempo de conexión (y el buzón de correo del receptor lo agradecerá).

Una vez comprimido un archivo, normalmente no podrás modificarlo sin descomprimirlo antes (salvo que el programa que utilices realice automáticamente la descompresión y compresión). Puedes aplicar cualquier algoritmo de compresión a cualquier archivo, pero lógicamente no se puede comprimir indefinidamente. Si al comprimir un archivo obtienes un archivo mayor que el original, es que ya has llegado al límite (aunque puede que otros algoritmos puedan comprimir más el archivo). Normalmente no sirve de casi nada comprimir un archivo ya comprimido.

Algoritmos de compresión con pérdida
A primera vista los formatos de compresión con pérdida parecen absurdos, ya que consiguen una gran compresión a costa de la pérdida parcial de información. Evidentemente estos algoritmos no se pueden utilizar en archivos de texto o en programas, en los que al perder información, el archivo puede ser irreconocible o inutilizable. Sin embargo, en el caso de imágenes o sonido, la pérdida de información supone solamente una pérdida de calidad, pero el

resultado puede ser utilizado. Normalmente los algoritmos de compresión con pérdida permiten elegir la pérdida de calidad que estás dispuesto a sufrir a cambio de aumentar la compresión. Por ejemplo, los archivos de sonido de calidad CD (sonido estéreo muestreado a 44,1 kHZ y 16 bits) ocupan aproximadamente 10 MB/s. El algoritmo MP3, muy popular actualmente, reduce el tamaño del archivo a la décima parte sin que un oído medio perciba pérdida de calidad. Esta reducción se consigue eliminando las frecuencias inaudibles y los sonidos enmascarados por otros. Si estás dispuestos a degradar la calidad del sonido de forma apreciable, el algoritmo MP3 puede reducir el tamaño del archivo hasta la centésima parte (con esta compresión oirías la música como a través de un teléfono). En el caso de fotografías el formato de compresión con pérdida más utilizado es el formato JPEG. En el caso de imágenes en movimiento el formato más utilizado es el MPEG-2 (también se está popularizando el formato DiVX, el MP3 de las películas).

Algoritmos de compresión sin pérdida
Los algoritmos de compresión sin pérdida no pueden conseguir tanta compresión como los anteriores ya que tienen la obligación de ser reversibles, es decir, que se tiene que poder obtener un archivo idéntico al original a partir del archivo comprimido. Estos algoritmos se pueden aplicar a cualquier tipo de ficheros (texto, imágenes, etc.). Existen muchos algoritmos de compresión sin pérdida y se distinguen entre ellos por el porcentaje de compresión que pueden alcanzar o por la rapidez en la compresión o descompresión. El formato más popular en Internet es el formato ZIP, basado en el algoritmo Lempel-Ziv (1977), que funciona buscando cadenas (ristras de símbolos) repetidas y sustituyéndolas por cadenas más cortas. Pero otros formatos, como ARJ, RAR o CAB, también relativamente populares . Las diferencias de rendimiento entre ellos no son demasiado significativas. A partir de Windows ME, Windows es capaz de comprimir o descomprimir archivos ZIP directamente, pero en versiones anteriores es necesario utilizar programas específicos. Los programas de compresión son capaces de manejar normalmente muchos formatos de compresión. Los más populares son comerciales (como WinZip), pero existen otros completamente gratuitos, como 7-zip o IZArc y de calidad similar o incluso superior.

< Comprimir y Descomprimir archivos y carpetas >

En la nueva versión de Windows, XP Microsoft ha incorporado un compresor/descompresor de ficheros, y aunque actualmente los discos duros suelen tener capacidades bastante elevadas, nunca está de más disponer de una herramienta de este

tipo a mano, pues existen casos, como por ejemplo cuando queremos enviar varios archivos vía e-mail, en los que la compresión de la información es indispensable, o cuando bajamos algún archivo de Internet, generalmente están comprimidos. Para comprimir, haces clic con el ratón derecho sobre la carpeta que quieres comprimir, luego escoges la opción Enviar a... y finalmente en Carpeta comprimida en zip. De esta forma tan sencilla se comprimirá tu carpeta con todos los archivos que allí se encuentren. Para descomprimir, haces clic con el ratón derecho sobre la carpeta comprimida y escoges la opción Extraer todo, para que se muestre el asistente, para escoger la ruta de acceso donde quieres descomprimir tus archivos.

ARTÍCULO
Introducción

1:

Cómo

descomprimir

un

archivo

Un archivo comprimido es como una caja en la que puedes guardar cualquier tipo de información (imágenes, documentos, música...), esta información se codifica y se comprime para ocupar un menor espacio, por lo que resulta mucho más fácil transportar tus archivos, enviarlos a través de internet o incluso almacenarlos. Si para crear un archivo comprimido fue necesario seleccionar los archivos y comprimirlos, para acceder a ellos tendremos que realizar la orden contraria: descomprimirlos. Sigue pensando en el símil de la caja: puedes ver lo que hay dentro, pero para trabajar con ello antes tendrás que sacarlo. Los programas más utilizados son WinZip y WinRAR. WinZip comprime tus archivos en formato .ZIP, un formato muy cómodo pues no te hará falta ningún programa complementario para descomprimirlo, ya que Windows XP soporta este tipo de archivos y gestiona su descompresión automáticamente (únicamente deberás decirle en que carpeta ubicar tus archivos tras descomprimirlos). WinRAR, sin embargo, soporta dos tipos de compresión diferentes: .ZIP y .RAR. WinRAR se trata de una herramienta bastante completa, te da opción a comprimir en un archivo .ZIP (compatible) o alcanzar un mayor grado de compresión almacenando tus archivos en un .RAR. En cualquier caso, la apariencia de ambos programas es muy similar, por lo que el tutorial te servirá para los dos. Como podrás observar en las imágenes, las barras de herramientas son muy parecidas.

Para extraer los archivos comprimidos del archivo deberás seleccionar aquellos que te interesen y hacer clic en el botón Extract (en WinZip) o Extraer en (en WinRAR). Recuerda que algunos archivos comprimidos contienen archivos dependientes unos de otros, por lo que necesitarás extraerlos todos para que funcionen correctamente. Ten en cuenta que al instalar el programa compresor, Windows asocia el tipo de archivo comprimido

ARCHIVOS COMPRIMIDOS TRABAJANDO CON EL WinZip

WinZip es un programa específico para trabajar con archivos comprimidos. Con él podemos comprimir y descomprimir los conocidos archivos con extensión .zip. Estos archivos tienen la particularidad de ocupar menor espacio y así ser más fácil su traslado por medio de Internet.

¿Dónde se consigue?... Principalmente de 2 maneras... 1) En su Web de Internet, http://www.winzip.com. 2) En los discos compactos de diversas revistas que traen programas shareware, principalmente, la revista Pc Users ¿Cómo se usa?... El programa no es fácil de utilizar para los usuarios no-expertos. Por ello, aquí tienen una guía paso a paso... 1) Crear una carpeta donde se van a descomprimir los archivos. 2) Al "arrancar" el WinZip aparece una pantalla en la cual debe hacer click en I AGREE. 3) Aparece otra pantalla. Elegir WinZip Classic. 4) Elegir New u Open. 5) En la pantalla que se abre buscar el archivo. Luego ACEPTAR. 6) Seleccionar los archivos que aparecen en la pantalla (puede ser uno o varios). 7) Ir a ACTIONS / EXTRACT. 8) Elegir la carpeta que se creó en el paso 1 para que descomprima el o los archivos. ACEPTAR.

¿Cómo comprimir archivos con WinRAR?
Introducción En la actualidad, es muy frecuente utilizar archivos comprimidos para intercambiar información. Las ventajas de la compresión son varias: los ficheros ocupan menos espacio en el disco duro o en el medio de almacenamiento removible, tardan menos en transmitirse porque son más livianos y además se pueden compactar varios documentos en uno solo elemento Uno de los programas utilizados frecuentemente para comprimir archivos es WinRAR. La extensión de los ficheros generados por esta aplicación es .rar. Otros compresores conocidos son WinZip y 7-Zip. En este breve manual, te explicaremos cómo puedes comprimir un grupo de documentos en un solo archivo, utilizando WinRAR. Instrucciones

1. En primer lugar, es necesario que tengas instalado WinRAR. Si todavía no lo has bajado,

puedes descargarlo gratis, en nuestro sitio.La instalación es muy rápida y sencilla. Te recomendamos que al llegar a la ventana con las opciones de configuración, dejes marcados los valores que vienen por defecto. La configuración predefinida de la sección Shell integration (Integración con el shell) es particularmente útil para agilizar los procesos de compresión y descompresión de archivos a través del menú contextual.

Si ya tienes instalado WinRAR, entonces puedes comprimir carpetas, documentos y grupos de archivos muy fácilmente. Si quieres modificar el valor de las opciones de integración con el shell, abre la ventana principal de la aplicación, pulsa Options (Opciones) en el menú y selecciona Settings (Configuración).

En la ventana que se abre, selecciona la pestaña Integration (Integración), y marca las opciones que te sugerimos.

2. Primero, debes buscar los archivos que quieres comprimir en el Explorador de Windows
y seleccionarlos. Puedes marcar una serie de archivos pulsando la tecla Ctrl y el botón principal del ratón al mismo tiempo. Esto irá seleccionando uno a uno los documentos deseados. Para quitar la marca de un archivo seleccionado, vuelves a pulsar Ctrl y el botón principal del ratón sobre él.

3.

Una vez que has seleccionado los archivos, pulsa el botón secundario del ratón (generalmente es el botón derecho) sobre alguno de los documentos marcados de azul. Aparecerá un menú contextual donde, verás una serie de opciones que te ofrece WinRAR:

o o o o

Add to archive (Agregar al archivo): Te permite agregar los documentos seleccionados en un archivo comprimido nuevo o preexistente. Add to "icons.rar" (Agregar a "[nombre sugerido].rar"): Esta opción comprime los documentos seleccionados en el archivo especificado entre comillas. Compress and email... (Comprimir y enviar por email): Comprime los documentos seleccionados, y abre automáticamente tu cliente de correo por defecto para que los envíes por este medio. Compress to "icons.rar" and email (Comprimir en "[nombre sugerido].rar" y enviar por email): Comprime los documentos seleccionados en el archivo especificado entre comillas, y abre tu cliente de correo por defecto para que los envíes por este medio.

La ventana que muestra WinRAR con las opciones para comprimir los documentos, es prácticamente igual en todos los casos. En este ejemplo, vamos a utilizar la opción Add to archive, haciendo clic sobre ella.

4. Aparecerá

la ventana Archive name and parameters (Nombre del archivo y parámetros), donde podremos introducir una denominación conveniente para nuestro archivo comprimido y configurar otras cuestiones interesantes. En este manual no analizaremos todas las opciones en profundidad, ya que solo vamos a mostrarte el proceso básico de compresión.En el campo Archive name (Nombre de archivo) hay que escribir la denominación que le daremos al archivo. WinRAR siempre sugiere un nombre en este campo, pero tú puedes modificarlo a gusto. Si ya existe un archivo comprimido previo y quieres agregar a él los documentos seleccionados, pulsa el botón Browse (Examinar) y selecciona el archivo en cuestión. En este ejemplo, lo denominaremos "iconos.rar".

5. Una característica interesante de

WinRAR, es que nos da la posibilidad de dividir el archivo generado en varias partes más pequeñas. Esta opción es particularmente útil cuando queremos comprimir un archivo para guardarlo en disquetes o en dispositivos de memoria móviles que no tienen tanta capacidad. Para ello, escribe en el campo Split to volumes (Dividir en subarchivos) el tamaño máximo (en bytes) que deseas que tenga cada parte, y WinRAR se encargará de dividir el archivo comprimido en tantos subarchivos como sea necesario. También puedes escoger un tamaño del menú que se despliega al pulsar la flecha.

6.

El resto de las opciones no las analizaremos por ahora. Ya tenemos todo listo para generar el archivo comprimido. Solo falta presionar el botón Aceptar.

7.

Aparecerá una ventana que indica el progreso de la compresión. Este proceso demorará mayor o menor tiempo, dependiendo del tamaño de los documentos seleccionados.Al

finalizar, el archivo comprimido aparecerá en el directorio que hayamos especificado para su creación.

8. Si queremos ver el contenido del archivo generado, pulsamos dos veces el botón principal
del ratón sobre él.Automáticamente, WinRAR se ejecutará y nos mostrará los documentos comprimidos.

Resumen A continuación te damos una lista resumida de los pasos a seguir para comprimir un grupo de documentos: 1. Seleccionar los documentos que quieres comprimir, y pulsar el botón secundario del ratón sobre ellos.

2. En el menú contextual, seleccionar la opción Add to archive. 3. En la ventana que aparece, introducir un nombre conveniente para el archivo comprimido,
en el campo Archive name.

4. Si es necesario dividir en partes de un tamaño específico el archivo generado, introducir
este valor en el campo Split to volumes.

5. Pulsar el botón Aceptar.
Como verás, el procedimiento es muy sencillo. También puedes comprimir carpetas enteras siguiendo los mismos pasos. Anímate y prueba todas las posibilidades que se te ocurran, para aprovechar al máximo esta excelente herramienta de compresión.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->