P. 1
Rogacion de Cabeza

Rogacion de Cabeza

|Views: 3.063|Likes:

More info:

Published by: Reinaldo Amboage Castañón on Apr 17, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/23/2014

pdf

text

original

Normalmente las rogación es de cabeza te las tiene que hacer un Santero, no importa que sea o no tu padrino, lo importante es que

sus manos esten frescas (Que tenga buena fe), si lo que quieres es hacertela tu, es fácil, para refrescar tu cabeza, rallas un poco de coco (sólo la parte blanca), le pones manteca de cacao y miel de abeja, y le pides a Obatalá que te refresque tu elerí. la oración es lo que tu sientas, date cuenta que te la estás haciendo tu sola y no es una rogación en toda regla. Con esta rogación puedes ir saliendo del paso, pero que no se te olvide que si se te dictaron rogaciones de cabeza, te las tienes que hacer bien. Muchos neófitos e Iguoros que han hecho un análisis concienzudo de las distintas formas que han visto hacer la rogación de cabeza con coco y agua, se preguntan con mucha razón, ¿cómo tratándose de una rogación de esta Naturaleza todos los Iguoros no lo hacen igual? Hay quienes comienzan rogando por los pies, otros tiran los cocos antes o después de comenzar el referido ruego, y la única respuesta adecuada a esta lógica interrogación, afirmaríamos que es, porque estos Iguoros desconocen totalmente la labor material que están realizando porque si tuviesen conciencia de ello, No ignorarían que cuando se llega a una cabeza con todos los preparativos para rogarla, es porque previamente se la ha preguntado a la referida cabeza, con qué quiere alimentarse: cocos y agua, frutas, ellebale. En fin, con lo que ella elija y si esto es así, Es innecesario preguntar cuándo se va a llevar a cabo la rogación Y refiriéndome a los Iguoros que comienzan a hacer la rogación de cabeza por los pies, diré: no sólo los Iguoros de ahora son los que hacen en tal forma las referidas rogaciones de cabeza. Esa costumbre inexplicable data de la época de sus antepasados africanos o criollos, que son los verdaderos responsables de esa anomalía, ya que ellos, precisamente, fueron los que nos enseñaron que la cabeza es la que lleva a los pies. Pues decían, muy acertadamente por cierto; quítele La cabeza al cuerpo a ver si usted puede seguir andando y viviendo. ¿ por qué se cometen esos desatinos en nuestra Religión Afrocubana? Porque tanto en África como en Cuba, Existían personas que veían hacer una obra, la imitaban, y ello ha traído como consecuencia esos yerros, que tantos trastornos han ocasionado a la humanidad. Sin embargo, no ignoro que existe una rogación que hay que comenzarla por los pies, y se realiza, cuando una persona está muy atrasada y atravesando una situación muy mala, para So Diddé. Esta se hace, sentando a la persona en una silla colocada bien alta, de manera que los pies le queden colgando , esta Misma rogación se hace también, sentando a la persona en una mesa, pero nunca con otro objetivo que no sea para So Diddé. En caso, repito, de un gran atraso y es de un resultado muy efímero, puesto que la acción benefactora de esta rogación es brevísima en esta vida, por la sencilla razón de que es hecha en el aire y en el aire se queda. El primer ruego de cabeza que se le hace a un Aleyo, tiene que ser de coco y agua, aún en el caso de hacerle Ocha. Primeramente se le ruega la cabeza, como queda dicho, con agua y coco y después en Oddó, se le da el llebabale indicado y digo indicado, porque en Oddó a todos los Omolo-Ochas no se les da Ellelé, como en el caso de Changó y Aggallú. En Oddó, se le da a Elegguá Akico, a Changó un animal de cuatro patas Allacuá y después un Acuaro, y por tanto, a esa cabeza ya se le ha dado

mucho Elle. Y a Aggallú, cuando sea directo, se le dará Etú por la noche y en Oddó. coco y agua con su. .allacuá y Acuaro correspondientes. Y cuando no sea directo, se hará en la forma indicada en Changó. Elerí se puede rogar con muchas cosas, según los casos, y siempre, de acuerdo con lo que ella elija, entre estas cosas: Obiní-omí tutu, Ellelé, Addié, Etu, Acuaro, Ella tutu. Ella aro, eran malú. Pescado y Jutía ahumada. Arenques, Babosas (Indicando color y ciase), eru y cola; todas las frutas comestibles. Almendras, Nuez moscada. Pan, Eco, Ñame crudo o cocinado, dos pájaros cazados (palomas rabiches y tomeguines), seso vegetal o de cualquier animal que haya comido ocha. Según los casos, como se trata de Asíguere o Asiere. En esos casos se ruega la cabeza con leche de vaca o de chiva blanca y hay casos indicados que tiene que ser con un poco del Aché del que le pusieron en la Leri, que para eso y otras muchas cosas beneficiosas se guarda. Todas las frutas sirven de Adimú para todos los Santos, a excepción de los casos específicos que hay que seleccionar las frutas que corresponde a cada Santo. La codorniz (Acuaro), se le da a todos los Santos, porque ella viene a ser un Aché y es la más fresca de todas las Sangres. El Pan se pone a todos los Santos. El Chequeté viene a ser el vino de todos los Santos. El Sará-ecó es el refresco de todos los santos inclusive de los muertos Todos los iguoros deben tener mucho cuidado de no echar pan con sangre en la sopera de obbatala y mucho menos paloma, puesto que ello trae como consecuencia enfermedades y atraso. Todo lo que explicamos a continuación, forma parte de una trivial tutoría, para detalles precisos de cómo realizar las diferentes rogaciones, los rezos correspondientes y demás preparativos, por favor consulte a su padrino o en su defecto, algún iworo capacitado. Rogar la cabeza con coco es lo más común, pero además todo el mundo necesita refrescar su ángel de tiempo en tiempo. Cuando el ángel está decaído y se precisa darle sangre, fuerza, vida, la rogación tiene que hacerla el santero, que está facultado; sin embargo, uno mismo en su casa puede refrescar al ángel, puesto que fortalece espiritualmente a la persona. La rogación se puede hacer con diferentes elementos, pero debemos agregar que además de los propósitos señalados anteriormente, existen rogaciones que se hacen con otros propósitos específicos, además de refrescar o fortalecer la cabeza. La rogación con vegetales fortalece las neuronas; es útil para personas nerviosas o problemas mentales; la rogación con sangre es útil para separar la muerte de la persona. Cuando se realice una rogación con pargo, ésta debe ser realizada por el babalawo, ya que en la misma se deben rezar los 16 Odus y sólo él está capacitado para hacerlo. La rogación de cabeza se hace al atardecer o ya de noche, antes de acostarse y la persona que le ha dado obi a su lerí duerme con este emplasto de coco en la cabeza. Las formas de hacerlo varían mucho con respecto a la casa de santo y país. Hay lugares en donde hacen dos rayitas de cascarilla en la frente, las mejillas, la parte superior de las manos, las rodillas, la cara superior de los pies; tomando en cuenta que si

la persona tiene coronado santo varón las dos rayitas son verticales y si es hembra, las mismas son horizontales. También se cuida que la persona no tenga Ofún en leri, pues de ser así, no se debe marcar la frente. También los rezos varían y la forma de tirar los obis.

Como tutoría, explicamos como hacer una rogación de cabeza sencilla con coco, para lo cual se necesita: 2 platos enteramente blancos y nuevos. Género blanco (achó fún fún) como una pañoleta Algodón (ou), de la farmacia y si es posible natural. Manteca de cacao (orí) Cascarilla (efún) 2 velas (atanás) 4 Obinus (trozos de pulpas de coco) Oñí (miel) EN NUESTRA RELIGION,NUESTRA CABEZA ES LO MÁS SAGRADO DE NUESTRO CUERPO,ES EN ELLA DONDE SE CORONA EL MUERTO,Y DONDE SE CORONA EL SANTO.POR ELLO CUIDAMOS MUCHO NUESTRA CABEZA,DEL SOL,DE LA LLUVIA,DE QUE NO NOS LA ESTEN TOCANDO TODO EL MUNDO,ETC.POR ESO NOS TAPAMOS LA CABEZA CON PAÑUELOS BLANCOS,BUSCANDO CON ESE COLOR LO QUE QUEREMOS EN ELLA,PAZ Y TRANQUILIDAD.LA ROGACION DE CABEZA EN NUESTRA RELIGION,ES UNA CEREMONIA SANTORAL PARA REFRESCARLA Y SE HACE EN DIFERENTES OCASIONES.ANTES DE RECIBIR LO COLLARES,ANTES DE HACER UN SANTO,CUANDO ESTAMOS MUY PREOCUPADOS…Y LA MAS COMUN ES LA DE AGUA Y COCO,PERO SE HACE CON FUTAS, CON CARNE,CON PAN,CON PARGO(SOLO LOS BABALAOS),Y CON MUCHAS OTRAS COSAS.PARA EL QUE LA HACE ES DE CUIDADO,PORQUE AUNQUE NO LO PAREZCA,AL HACERLA ESTAMOS DANDO UN POCO DE NUESTRA VIDA,POR ELLO LOS SANTEROS (AS),CUANDO YA ESTAN UN POCO ENTRADOS EN AÑOS,BUSCAN ENTRE SUS AHIJADOS QUIEN LA HAGA.UN MENOR NO PUEDE ROGARLE LA CABEZA A UN MAYOR,SERIA UNA FALTA DE RESPETO CON EL ANGEL DE LA GUARDA,RECORDEMOS QUE OREJA NO PASA CABEZA.

Para rogar cabeza Al espíritu que reside en la cabeza hay que alimentarlo y, en muchos casos, refrescarlo. Cuando el Ángel de la Guarda tiene hambre, se bebe la sangre en la misma cabeza de la persona que él cuida; éste recibe un golpe o tiene un accidente y allí mismo el ángel se bebe la sangre que él derrama. Lo primero que averigua el que está registrando con el Opkelé o con el Diloggún, es el estado en que se encuentra el Eledá de quien viene a consultarse, y generalmente hay que rogarle la cabeza. Rogar la cabeza con coco es lo más común y todo el mundo necesita refrescar su ángel de tiempo en tiempo. Cuando el ángel está decaído y se precisa darle sangre, fuerza, vida, la rogación tiene que hacerla el santero, que está facultado; sin embargo, uno mismo en su casa puede refrescar al ángel. La rogación de cabeza fortalece espiritualmente a la persona. La rogación se puede hacer con diferentes elementos, como hemos visto en otras partes de este libro; pero debemos agregar que además de los propósitos señalados en el párrafo anterior, existen rogaciones que se hacen con otros propósitos específicos además de, repetimos, refrescar o fortalecer la cabeza. La rogación con vegetales fortalece las neuronas; es útil para personas nerviosas o locas. La rogación con sangre es útil para separar la muerte de uno, pues refuerza la cabeza. Cuando se realice una rogación con pargo, esta debe ser hecha por el babalawo, ya que en la misma se deben rezar los 16 Oddums y sólo él está capacitado para hacerlo. Para una rogación de cabeza sencilla con coco, se necesita: 2 platos enteramente blancos y nuevos Género blanco, achó fún fún Algodón, ou, de la farmacia y si es posible natural Manteca de cacao, orí Cascarilla, Efún 2 velas, atanás. Y para ofrecerle a Elegguá: pescado ahumado y jutía. A esta lista se le podrían añadir babosas, que son inseparables de Obatalá. Todos estos ingredientes se colocan en uno de los platos blancos, se encienden las dos velas y la Iyalocha con un plato en cada mano moyugba de frente a la persona; una cabeza se moyugba igual a como se hace con todos los santos (ver capítulo Rezos), sin ninguna variación. El individuo se debe sentar en una silla baja (apotí), con los pies descalzos, como es de rigor en toda ceremonia religiosa, con las manos sobre las rodillas y las palmas vueltas hacia arriba. Después de moyugbar, para que la cabeza reciba la bendición de todos los santos y muertos, la Iyalocha debe decir: Ori etie, Ori Alafia, Ibaé juni, Akebo oké tó aké omó, arikú babagwá Ori oguó ké oqué tó mire También:

Ori etié asaka Elegguá Ojuani moyugbare, Ori jú jú Ori awé Alafia ebá etié Olorun Ocálerun Orún malé Ori etié Significa: “Para que su ángel le cuide su cabeza, para que nadie abuse de su persona, que Ori esté fresca, para que Olorun le valga y todos los Osha”. Después de los rezos anteriores, la Iyalocha, alzando los platos, los presenta en la frente y la nuca del devoto, se apoya ligeramente en los hombros de ambos lados, en el pecho, en las palmas de las manos, en las rodillas y en los pies. Al brindarle los cocos a Ori, la santera dice también: Emi cobó leri de (fulano de tal) para que cosí ikú, cosí ano, cosí ello, cosí ofó, Arikú babagwá Después de estás palabras se nombran los objetos que se hallan con los platos. Por ejemplo: Los dos cocos, debe decir: Obi melli. Las dos velas: Atana melli. La vara de género blanco: Achó fun fun. El algodón:Eú. La manteca de cacao:O r í. La cascarilla:E fú n. Seguidamente se dice: Cosí ikú, cosí ano, cosí ello u cosí ofó, Arikú babagwá Mientras se dicen estas palabras ya explicadas, manténgase los platos presentados sobre la frente del rogado. Terminado el rezo, pónganse los platos en el suelo, coja la jícara con agua y con la punta de los dedos índice y del medio de usted moja dos en el agua, póngalos en la cabeza del rogado, detrás de la nuca, en la parte delantera del cuello. Los dos brazos del rogado estarán extendidos hacia abajo, pero las manos viradas hacia delante y ligeramente hacia arriba; tóquense con el agua, así como las rodillas, las piernas y la parte de arriba de los pies. Esta misma operación repítala igualmente, pero en vez de hacerlo con agua, hágalo con manteca de cacao, echando pedacitos en los lugares mojados anteriormente. Algunos santeros se echan en la boca un pedazo de coco y un trozo de manteca de cacao y los mastican hasta obtener una pasta que se aplica en el centro de la cabeza, espolvoreándola con cascarilla (la saliva tiene ashé), cubren la pasta con algodón y, por último, envuelven toda la cabeza con un paño blanco nuevo. Los demás pedazos de coco se dejan repartidos en los platos debajo de la cabecera de la cama del individuo que ha refrescado su Eledá. Repítase la operación igualmente con las otras cosas que entran en el rogado, menos con las velas, terminando con el algodón en la misma forma que empezó; con la cascarilla ralle usted la frente, las mejillas, la parte anterior de las manos, las rodillas y la cara superior de los pies. Téngase cuidado con esto que sigue: si se está rogando frente a un santo varón, las dos rayitas que se hacen con la cascarilla son

verticales, y horizontales cuando se está rogando a un santo hembra. La rogación de cabeza se hace al atardecer o ya de noche, antes de acostarse y la persona que le ha dado obi a su lerí duerme con este emplasto de coco, saliva, manteca de cacao, cascarilla y algodón en la cabeza. Al día siguiente después de quitarse el pañuelo, de rodillas y con mucho cuidado, arrastrando el precioso mascado de atrás hacia adelante, sin que se caiga una sola partícula en el suelo impuro, lo deposita en un plato con los demás cocos. Al concluir este rito, la Iyalocha toma cuatro pedazos de coco en su mano izquierda, picando con las uñas de la derecha un pedacito de cada coco, diciendo: Obinú Ikú, Obinú ano, Obinú eyó, Obinú ofó, Arikú babagwá Tóquese al rogado con los cocos en la cabeza, la nuca, los hombros, las dos manos, las dos rodillas y los pies; aguante los cocos con la mano izquierda, toque el suelo con la derecha y diga: Ilé mocucú Con los cocos tóquele la frente al rogado y diga: Eri mocueó Junte usted las manos, ábralas para tirar los cocos y diga tres veces: Obi arere Tire los cocos léalos. Párese detrás del rogado con los cocos, eche un poquito de agua en el suelo, tómese los cocos, haga y diga lo mismo que acabo de hacer y decir, pero en vez de tocar la cabeza o frente del rogado, se le toca la nuca y se le llama “Omechú cuacuó”, que es así como se nombra esa parte del cuerpo. Al tirar los cocos, léalos con cuidado; si todo está bien, proceda usted sobre la cabeza del rogado, haciendo su obligación hasta terminar, levante el plato tapado del suelo y diga: Obi mereó Y los que estén presentes deben contestar: Agaugú Oguató Esta tirada de coco se hace para preguntarle a obi si la cabeza está bien rogada y despojada y además dónde debe llevarse la rogación a Obatalá. No olvide que antes de levantar el plato del suelo, usted debe saber dónde va a enviar aquello: si a las 4 esquinas, la loma, la basura, el río, el monte, etc. Después de terminada la rogación, no debe exponerse la cabeza a la inclemencia del sol durante 8 días o como mínimo 4, ni tampoco a la frialdad del sereno, pues Obatalá no lo puede soportar, se puede proteger con otro pañuelo blanco. Es práctico registrar el camino de quien se vaya a hacer una rogación para no fallar. La cabeza se puede rogar también con aves, como palomas, pargo o guabina; con frutas: guanábanas, chirimoyas, peras, toronjas, piñas u otras frutas jugosas. En la rogación con aves, la sangre de éstas se vierte en medio de la cabeza para que esta se la beba, y se dejan caer gotas en la nuca, la hoyuela, las manos, las rodillas y en los pies. En un plato aparte del que contiene los cuatro pedazos de coco que debe masticar la

Iyalocha, con otros cuatro pedazos de coco más, se derrama sobre ellos la sangre restante del ave. Con las plumas y el algodón se cubre la cabeza bañada en sangre y se pone un poco de estas plumas en los mismos lugares en que se dejaron caer las gotas de sangre. La rogación con sangre se hace para afirmar y fortalecer la cabeza: Acerca del obi omi tuto Ësta es la primera ofrenda que se le hace a la cabeza, como Egun o a los propios Orishas. El Obi o nueces de Kola, ha sido sustituido en Cuba por pedazos de agbon o sea el coco, el cual debido a ese uso ha adquirido el nombre de Obi, que en realidad es el de las diferentes variedades de nueces de kola. Esta ofrenda es la primera que se hace, porque es costumbre entre los pueblos Yorubá, que ésta sea la primera comida que se le brinde a una persona o deidad que uno quiere festejar, en señal de bienvenida o alabanza, es decir, se le da una igba omi tuto (jícara de agua fresca) y una nuez de kola u obi, para que la parta y se la coma. Mientras el invitado o el orisha tomaba el agua e ingería la nuez de kola, formaba parte del ritual, rezarle a los antepasados y el orisha tutelar de la familia o grupo, pidiéndole salud, prosperidad, etc. Después de esto se le arrancaban al obi trocitos con la boca y con los pedazos restantes se le consultaba a los antepasados y a los orishas acerca de las diferentes cuestiones. Si la respuesta era con resutados indeseables, el obi se refrescaba con omi tuto y se retiraba, por el contrario, si las respuestas eran favorables, se le ponían al orisha tutelar con las otras cosas afines al orisha o antepasado deidificado. A Elegguá, Oggún y Ochosi, se le ponían con ekú, eyá y awadó, a Oyá con epó, a Shangó con epó, a Oshún con oñí, a Yemaya con melao, a Algayú con epó, a Azojuano con epó, a Obatalá con orí, etc. En ocasiones también se repartía entre los miembros del grupo como fortalecimiento de su ashé. Basados en esta antigua costumbre, en la actualidad se realiza el rito del obi omi tuto Para dar guabina a la cabeza La rogación con guabina se ofrece en casos de enfermedad. Modo de proceder: Se coge un plato hondo blanco y un poco de de agua y se dice: Eyaro tute omo fiberi loni loni omo Olodumare aba achumarere mofi mibeko orini komakuola kori tutu kodere owo, kodire omo aikú ti cheben Cuando se va a dar guabina, se moja la mano en el plato de guabina; se le pone el plato en la cabeza al aleyo con la guabina viva y un poco de agua, entonces se le mojan las manos y también los dedos de los pies, el agua que queda en el plato se regará por toda la casa, se manda al río con ekó, al llegar al río se dirá: Olo omik dire owo kodire omo Que quiere decir. “No me lleve mi cabeza para el río ni para el mar, no me dejes morir loca ni ciega, por favorecer a los hijos de Dios”. Ebami odo olosun ayakoroto abaniche funí. Lo primero que se hace al futuro Iyawó, es rogarle la cabeza antes de asentarle Osha, pues es aquí donde se asientan los santos. Historia de la guabina

Abatá tenia a su padre enfermo de la vista y Orula le mando rogación con pescado. Abatá fue al mar a pescarlo, pero se encontró con el mar enfurecido. Ante esta circunstancia se puso a rogarle a Olofi para que le proporcionara un pescado, pues lo necesitaba por mandato de Orula, para salvarle la vida a su padre. Entonces se le presentó una nube y de la misma salió Boyuto que le dijo: “Abatá yo voy a ser tu Protector, dame agua de tu güiro”. Abatá le dio el agua y cuando Boyuto bebió, imploró al cielo, cogió la vara de pescar de Abatá y dijo: “Olofi, Okara fiedenokaguo eyá kaguo kekere para didé Babansi de Abatá”, y cuando sacó la vara, trajo un pescado llamado Guabina, que sirvió para curarle la vista al padre de Abatá. Mayoría de edad Lo primero que hace solo unIyawó después de tener un año, es ir delante de Elegguá o los Santos guerreros, moyugbarlos, brindarles Oti- guí, un buen achá (tabaco), dos atanas (velas), dos buenos obi (cocos), un poco de aguadó (maíz), un lindo pedazo de oqueté o ecú (jutía), un buen pedazo de ellaguiguí (pescado ahumado), un pomo de oñi (miel de abejas), una caja de una buena epó (manteca de corojo), preguntándole si debe recibir un buen acucó (gallo), su ellé (sangre), una buena iguá (jícara) con omí (agua) y un buen obé (cuchillo). Si sabe suyeres (cantos) bueno, y si puede componer un buen oro, Elegguá le dará ashé (suerte). Esto es lo primero que hace solo un Osha- Olofi cuando cumple su primer año.

LA ROGACION DE CABEZA Para rogar una cabeza se moyugba igual que para moyugbar a los Oshas y Orishas. Es decir, primero los difuntos familiares del Olosha oficiante y posteriormente los difuntos de su genealogía religiosa. La persona a la que se le está rogando la cabeza también tendrá que mencionar a sus difuntos en un momento determinado. Esta ceremonia es recomendable que se haga en un lugar privado para no ser molestados. Se necesitan dos platos que sean blancos, dos cocos, cascarilla, dos velas, algodón, manteca de cacao y un paño blanco cuadrado, que sea de algodón, que se dobla en forma de triángulo. En ocasiones también se usa frutas así como otros menesteres. Hay tipos de rogación de cabeza que son exclusivas de los Babalawos, como la rogación de cabeza con pargo, con guabina u otros artículos de Ifá. En un plato se ponen cinco pedazos de coco y una jícara con agua. En el otro plato se ponen separadamente el coco rallado, la manteca de cacao, la cascarilla, el algodón, las dos velas y el paño blanco. Con los platos que contienen los objetos indicados para rogar esa cabeza, el Olosha se para de frente a la persona, que está sentada en una silla sobre una estera, y le presenta los platos en la frente y manteniéndolos ahí comienza a moyugbar. Posteriormente dice los rezos apropiados para esta ocasión. En este rito se mencionan los elementos con los que va a ser rogada la cabeza, como por ejemplo: Agua: Manteca Coco: Cascarilla: Algodón: Tela Velas: blanca: Itaná Ashó de Obí Omí cacao: tuto Orí meyi Efún Oú funfún meyi

Cuando se está moyugbando y diciendo estas palabras se mantienen los platos presentados en la frente de la persona a la que se le está rogando la cabeza. Una vez terminado el rezo se ponen los platos en el suelo y se prosigue cogiendo la jícara de agua, se mojan en ella la punta de los dedos y se le ponen estos mojados en la coronilla, en los sentidos, en la nuca, en el cuello, en las dos articulaciones del brazo con el antebrazo, en las dos manos boca arriba, en las dos rodillas y finalmente en los pies entre el dedo gordo y el que le sigue. Esta misma operación se hace con todas las cosas que están en el plato, menos con las velas y el paño, terminando con el algodón. Cuando se va poniendo cada elemento de la rogación se va pidiendo salud, fuerza, tranquilidad y ashé. El paño blanco es para tapar y se amarra a la cabeza una vez terminada la ceremonia. Se toman los cuatro pedazos de coco con la mano izquierda y con la uña del dedo pulgar de la mano derecha se pican pedacitos de cada coco diciendo el rezo apropiado. Después se toca con los cuatro pedazos de coco a la persona y después se toca el suelo con la mano derecha y se dice lo que corresponde. Después se juntan las dos manos alzándolas aproximadamente hasta la altura entre los muslos y la cintura y se tira el coco al suelo para ver si se recibió la rogación o si falta algo. Se procede como corresponde. Después se pasa para detrás de la persona, se repite el mismo procedimiento, pero ahora lo que se toca es la nuca y se moyugba especialmente a los Egun y se dicen las palabras apropiadas. Inmediatamente después de dar coco detrás de la persona se pasa a preguntar para dónde va la rogación. Puede ir a una loma, al río, a la manigua, para la basura, al pie de una Ceiba, a las cuatro esquinas, a una iglesia, entre otros lugares. Después el plato donde estaba el coco rallado con los otros elementos de la rogación se pone entre los pies de la persona. A la persona se le retira la rogación de todos los puntos del cuerpo menos las de las palmas de las manos, la coronilla y la de los pies. Se van retirando en el mismo orden en que se pusieron y se van poniendo en las manos de la persona a la que se le está rogando la cabeza. Con posterioridad a esto se le dice a la persona que con sus mismos pies se quite la rogación que está en éstos y que la deposite en el plato. Terminando de hacer lo anteriormente descrito la persona une sus manos y las va frotando dejando caer lo que tiene entre las mismas al plato que está a sus pies pidiendo las cosas que necesita o estime conveniente pedir. Se tapa ceremonialmente el plato con el otro plato vacío y se quita de allí y se le prenden las dos velas al plato que contiene la rogación, excepto la que la persona conserva en la cabeza tapada por el paño blanco.

El Olosha se para frente a la silla y sujetando a la persona con sus dos manos por la cintura le dice a esta que dé un salto para pararse y el Olosha la ayuda a pararse de la silla. Y la saca fuera de la estera. Después el Olosha quita la silla de arriba de la estera y recoge los pedacitos de coco que estén en el piso desde que se dio coco delante y detrás de la persona y los echa en la estera para botarlos en el patio de la casa, donde no debe haber ninguna persona en ese momento. La persona debe tratar de dormir con la rogación que se le dejó puesta en la cabeza. El plato tapado debe mantenerse con las velas encendidas toda la noche. Por la mañana la persona se levanta y echa la rogación con la que durmió en el plato, la envuelve en papel de estraza y la lleva a su destino. La ceremonia de rogación de cabeza debe comenzar antes de la caída del sol y la persona no debe salir a la calle a coger sereno, ni ir a fiesta, no debe tomar bebidas alcohólicas ni tener sexo esa noche. Al otro día la persona no debe tomar el sol directo. Aunque parezca sencilla la rogación de cabeza es una ceremonia de mucha importancia y de una significación fundamental en Osha-Ifá. * Cuenta la historia que Elenini y Ori eran muy amigos y se protegían mutuamente ,hasta que un buen día Elenini se cuestiono el porque los seres humanos siempre le rendían tributo a Ori y se olvidaban de el. Fue entonces que Ori se dirigió al castillo divino y le comento a Olofin lo que estaba sucediendo , a lo que Olofin le respondió con autoridad y sin vacilaciones. Eso es cierto ,pero para que no haya mas disputa entre ustedes a partir de este momento cada vez que se haga una rogación a Ori , tendrán que llamarte primero y así de esa forma Elenini tendrá que apartarse y tú recibirás entonces la rogación , y si no te llaman a ti Elenini se quedará entonces con el tributo. Las rogaciones de cabezas se realizan preferiblemente cuando el interesado sienta la necesidad o cuando su angel de la guarda así se lo pida.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->