P. 1
Historia-del-Cristianismo-en-America-Latina-Pablo-Alberto-Deiros.pdf

Historia-del-Cristianismo-en-America-Latina-Pablo-Alberto-Deiros.pdf

|Views: 3.471|Likes:
Este texto de estudio de la historia del Cristianismo en América Latina, que se lanza al público en ocasión del III Congreso Latinoamericano de Evangelización (CLADE III, Quito, Ecuador, 24 de agosto a 4 de septiembre de 1992), es un fruto maduro de largos años de investigación y docencia por parte del autor. Es también un valioso aporte al cumplimiento de uno de los objetivos de CLADE III, que es "recordar el acontecimiento histórico de 1492 y sus efectos, comprendiéndolos y evaluándolos desde una perspectiva evangélica". Es, finalmente, la realización de un sueño largamente acariciado en el seno de la Fraternidad Teológica Latinoamericana: el de poner en manos del público hispanoparlante una historia comprensiva del Cristianismo en los países latinoamericanos--un estudio que combine la información histórica con la reflexión crítica, y que a la vez preste atención al aspecto pedagógico y sirva como guía de estudio del tema en iglesias e instituciones teológicas.

Se diría que hoy más que nunca los campos están listos para la cosecha. La tarea que tenemos por delante, sin embargo, va mucho más allá que la de ganar conversos y plantar iglesias: tiene que ver con la penetración de las culturas latinoamericanas con los valores del Reino de Dios, tales como la verdad, la justicia, la paz y la libertad. Para ese fin, esta obra quiere que la historia ilumine el presente en función de un compromiso cristiano más inteligente y profundo por parte de las nuevas generaciones evangélicas.

El Prof. PABLO ALBERTO DEIROS, doctorado por el South Western Baptist Theological Seminary de los Estados Unidos, es pastor de la Iglesia Evangélica Bautista y Director del programa de posgrado del Seminario Internacional Teológico Bautista en Buenos Aires, Argentina. Ha escrito más de veinte libros y numerosos artículos, y ha ejercido la docencia en varias instituciones teológicas dentro y fuera de América Latina. Durante el año académico 1992-1993 ocupará la Cátedra Juan A. Mackay en el prestigioso Princeton Theological Seminary de los Estados Unidos. El autor es casado con Norma Calafate, con quien tiene tres hijos.
Este texto de estudio de la historia del Cristianismo en América Latina, que se lanza al público en ocasión del III Congreso Latinoamericano de Evangelización (CLADE III, Quito, Ecuador, 24 de agosto a 4 de septiembre de 1992), es un fruto maduro de largos años de investigación y docencia por parte del autor. Es también un valioso aporte al cumplimiento de uno de los objetivos de CLADE III, que es "recordar el acontecimiento histórico de 1492 y sus efectos, comprendiéndolos y evaluándolos desde una perspectiva evangélica". Es, finalmente, la realización de un sueño largamente acariciado en el seno de la Fraternidad Teológica Latinoamericana: el de poner en manos del público hispanoparlante una historia comprensiva del Cristianismo en los países latinoamericanos--un estudio que combine la información histórica con la reflexión crítica, y que a la vez preste atención al aspecto pedagógico y sirva como guía de estudio del tema en iglesias e instituciones teológicas.

Se diría que hoy más que nunca los campos están listos para la cosecha. La tarea que tenemos por delante, sin embargo, va mucho más allá que la de ganar conversos y plantar iglesias: tiene que ver con la penetración de las culturas latinoamericanas con los valores del Reino de Dios, tales como la verdad, la justicia, la paz y la libertad. Para ese fin, esta obra quiere que la historia ilumine el presente en función de un compromiso cristiano más inteligente y profundo por parte de las nuevas generaciones evangélicas.

El Prof. PABLO ALBERTO DEIROS, doctorado por el South Western Baptist Theological Seminary de los Estados Unidos, es pastor de la Iglesia Evangélica Bautista y Director del programa de posgrado del Seminario Internacional Teológico Bautista en Buenos Aires, Argentina. Ha escrito más de veinte libros y numerosos artículos, y ha ejercido la docencia en varias instituciones teológicas dentro y fuera de América Latina. Durante el año académico 1992-1993 ocupará la Cátedra Juan A. Mackay en el prestigioso Princeton Theological Seminary de los Estados Unidos. El autor es casado con Norma Calafate, con quien tiene tres hijos.

More info:

Published by: II Nehemias Cutire C on Apr 17, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/27/2015

pdf

text

original

Es cierto que América Latina continúa
siendo una importante reserva para el catoli-
cismo. Pero ¿quién puede anticipar cuáles
pueden ser los cambios poli ticos e ideológicos
que afecten al continente antes de terminar el
siglo? El problema inexorable y preocupante
que aflige a la Iglesia de Roma reside sencilla
mente en las estadísticas que predicen que los
católicos, que hoy representan alrededor del
15% de la población mundial, con menos de
un 5% de practicantes, se reducirán a tan sólo
el 9%, con un 1.8% de practicantes para el año

2000.

Un Índice de la gravedad de estos datos
en América Latina es una encuesta llevada a
cabo en la ciudad de Buenos Aires (Argenti-
na), en abril de 1986, que señaló que sólo el
62.5% de los encuestados se declaraba cató-
lico romano. La Iglesia Católica argentina
sigue insistiendo en que más del 80% de la
población del país es católica romana. En-
cuestas más recientes parecen
indicar que
en Argentina apenas un 7% de la población
concurre a misa con cierta regularidad.

El desarrollo explosivo del
protestantismo en el continente ha sido uno
de los factores de mayor pérdida para las
filas católicas latinoamericanas. Casi la
mayoría absoluta de los convertidos en las
iglesias evangélicas son bautizados católi
cos romanos. En 1989 la población del
continente era de 410 millones de habitan

209 -

tes, de los cuales cerca de 50 millones eran
protestar/tes. Se espera que hacia el año
2000 este número ascienda a 137 millones.
La presente tasa de crecimiento de las diver
sas iglesias protestantes del continente está
alrededor del 10% anual, lo cual significa un
aumento tres veces mayor que la tasa de
crecimiento de la población en general. El
grueso de los nuevos convertidos proviene
de las filas católicas romanas.2

Países como Chile cuentan con casi un
2C% de su población como evangélicos. En
Brasil hay más de 20 millones de evangéli-
cos, mientras que en
Nicaragua más del 15%
de la población se declara evangélica, cuan-
do en 1979 sólo el 3.2% se adscribía a tal
filiación. En
ElSalvadorla población evangé-
lica creció en la década de 1974 a 1984 de
250.000 a 750.000, a pesar de la conflictiva
situación política y social. Se estima que
entre el 25 y el 30% de la población de
Guatemala es evangélica, que este porcen-
taje ascenderá al 50% para el año 2000.

POBLACION PROTESTANTE EN AMERICA LATINA

Pais

Johnstone 1986

Holland 1981

Barrett 1982

i

cS

4

o

Argentina

5.5

1.1

-

3.4

4.7

Bolivia

7.6

0.7

-

-

2.3

4.8

Brasil

17.4

0.5

-

-

6.1

15.1

Chile

22.5

2.0

-

9.9

18.9

Colombia

3.1

1.1

-

-

0.9

2.2

Costa Rica

7.7

2.2

7.9

0.9

7.3

4.2

Cuba

2.4

-

2.0

-

0.9

2.4

R. Dominicana

6.4

0.6

2.0

1.6

3.0

Ecuador

3.4

0.9

-

-

1.9 ,

3.6

El Salvador

14.0

1.2

7.0

-

2.9

5.9

Guatemala

20.4

0.7

-

21.0

4.9

7.9

Haiti

17.2

0.6

10-20

-

15.8

14.7

Honduras

9.9

0.7

8.0

-

2.6

3.4

México

4.0

1.0

-

-

2.2

4.5

Nicaragua

9.3

2.1

12.0

2.0

4.6

9.8

Panamá

11.8

1.0

12.0

-

6.7

11.8

Paraguay

4.0

0.3

-

-

2.1

2.2

Perú

3.6

0.9

-

-

3.0

3.3

Puerto Rico

27.2

2.7

8.0

-

6.6

12.8

Uruguay

3.1

2.2

-

-

1.9

2.9

Venezuela

2 6

0.7

1.3

2.9

1y 3 - Protestantes (ecuménicos y evangélicos).
2 y 4 - Grupos marginales (mormones, testigos de Jehová.,etc ).
5 - Profesantes, i.e. de manera pública.
6 - Afiliados, e.e. miembros de alguna iglesia.
(Cuadro tomado parcialmente de David Stoll.
Is Latin America Turning Protestant?: The Politics of
Evangelical Growth (Berkeley: University of California Press, 1990), 333-334.

■Ver C. Peter Wagner, Spiritual Power and Church Growth ('Altamonte Springs, Florida: Strang Communications,
1986), 26-29

- 210 -

De todos modos, desde una perspectiva
histórica, es necesario reconocerque la forma
católica romana del cristianismo ha estado
presente en América Latina desde que Cristó
bal Colón llegó por primera vez a estas partes
del mundo en octubre de 1492. Esta religión
afectó profundamente el proceso de forma
ción del continente y su cultura. Es imposible,
pues, comprender a América Latina y a los
latinoamericanos sin un adecuado conocimien
to del desarrollo histórico de esta fe a lo largo
de los siglos.

En las próximas subunidades se intenta
rá sintetizar la riqueza de este proceso, pres
tando atención a la manera en que la fe
católica modeló la cultura latinoamericana, y
de qué manera esta fe fue afectada por la
evolución propia del contexto en el que se
desenvolvió.

Sin embargo, antes de intentar analizar la
introducción del cristianismo en el Nuevo
Mundo, es necesario considerar los antece-
aentes de tal empresa. Esto ayudará al estu
diante a compender mejor las características
principales de la conquista religiosa de Améri
ca Latina. Para ello será útil prestar alguna
atención a las condiciones imperantes en la
Península Ibérica antes del descubrimientode
América.

Cuando se levanta la pregunta en cuanto
a cuáles fueron los aspectos sobresalientes
de la realidad socio-económica, política y
cultural de España y Portugal antes de 1492,
se pueden señalar varios tipos de relaciones
entre elementos contrastantes. El análisisde
estos pares de factores relacionados expli
ca. en buena medida, muchas de las contra-
diccionps de la experiencia española y lusita-

■■’•■‘-E! Introducción general, 1:194.

na en el nuevo continente y en el subsiguien
te establecimiento de las naciones latinoa
mericanas.

IGLESIA Y ESTADO

La primer nación cristiana fue Armenia, en
el cuarto siglo. Con el emperador Constantino
(año 313), y más tarde con la cristiandad
germano-latina (año 800), la Iglesia se fue com
prometiendo poco a poco con el Estado. Con la
invasión de los árabes en el siglo VIII, la Penín
sula Ibérica vio desplomarse el poder de los
reinos visigodos. La cristiandad logró subsistir,
en medio de serias restricciones y opresión. El
pueblo hispano-godo-católico se dividió entre
muladíes (los que renegaron de su fe para
hacerse musulmanes) y mozárabes (los que
permanecieron fieles a la fe tradicional).

A partir del siglo VIII comenzó un largo
proceso político y militar, de profundo conteni
do religioso, de Reconquista de los territorios
perdidos en manos de los árabes. Esta cruza-
da contra los mulsulmanes originó la cristian-
dad hispánica (hispano-lusitana), que alcan
zará su florecimiento con la exploración y
explotación de América en el siglo XVI.

"Durante casi mil años," señala Enrique
D. Dussel, “los hispanos fueron hombres de
frontera. ... La conquista de América, sin
interrupción ni de meses (ya que en enero de
1492 se toma Granada, el último reino árabe
en España, fin de la reconquista, y en ese
mismo mes Colón organizaba ya su viaje
hacia las islas del Mar Océano que permitirá
llegar a la India por el occidente), es la conti
nuación natural de la reconquista española.
Por desgracia, lo que había sido un justo
proceso de liberación nacional se transforma,
casi sin que nadie tomara conciencia, en un
proceso de dominación imperial.”3

- 211 -

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->