Está en la página 1de 1

Escucha sangre ma a la distancia mis latidos, no te detengas, sostn el vuelo, tu nuevo suspiro Olas por lgrimas de tantos recuerdos

de nio: abrazos y besos puros, por ti bendecido. Conozco tu consejo que goce tu gran viaje, que no llore ni extrae tu voz, tu sonrisa, tus trinos, que bien me enseaste nunca es demasiado pronto, sino justo el tiempo de Dios y por ello me ocupe recto, que es poco el tiempo y solo es prestado lo vivido. Pero Cmo lleno de notas, compases, color, tesitura y ritmos de ti, este eco vaco? He sido y soy ajeno, necio, reincidente a correr fuera, a no transitar por tu ordenado camino; Ciego de tu gran amor por Dios, por tu gente por mi, inmerecido; Con F! Insistirs te escucho en mi alma diciendo Aunque sea grano por grano de ella llena tu das, querido sobrino. Hoy con ojos nublados, oxidado y de ceo fruncido, mi boca seca sin agua, mis palabras sin tino Te recuerdo de esposo, de padre y de to Te admir hombre de arte, te conoc maestro estricto, mas sobre todo preferir recordarte como el mago frente a las voces, y presto a brindarme tu hogar y abrazo de amigo. Ahora tus pies calzan tiempo y espacio, batuta en mano y listo ante ngeles de un coro bendito. Elevar al cielo oracin, por tu vida nueva por quienes an se quedan lejos y cerca, conmigo. Te guardar por siempre cerca donde yacen mis sentidos, sabindote vivo en el cielo y al lado de Dios en jbilo gozando de su amor infinito. Solo me quise despedir por lo pronto, desde un corazn de nio, que te vio asombrado hace ms de 4 dcadas, hacer milagros con los sonidos! Gracias por eso y por todo! Amado eres to Salito!