P. 1
METODOLOGIA JURIDICA Rosalío López Durán

METODOLOGIA JURIDICA Rosalío López Durán

|Views: 42|Likes:
Publicado porNuit Galicia

More info:

Published by: Nuit Galicia on Apr 09, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/28/2014

pdf

text

original

Sections

Metodología jurídica

",
.\
I
J
~ " " ,
r>: - : : : ' - ~ : : O , ' \
.,,\!
Metodología
=========:J: j Urídica
Rosalío López Durán
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉxICO
Copyright © 2002 por IURE editores, 5A. de c.v. y
Rosalío López Durán, respecto a laprimera ediciónde laobra
METODOLOGÍA JURíDICA
Ninguna partede esta obra podrá reproducirse, almacenarse o transmitirse ensistemas
de recuperación alguno, ni por algún medio sin el previopermiso por escrito de
IURE editores, 5A. dec.v.
Para cualquier consulta al respecto, favor de dirigirse anuestro domicilio
ubicado enAv. Palanca núm. 75, Col. Chapultepec Palanca, c.P. 11580 México, D.f.
Tel. 5280-0358, fax5280-5997.
Miembrode laCámara Nacional de laIndustria Editorial Mexicana, registro núm. 3329.
158N 968-5409-06-4
Impreso enMéxico- Printed inMexico
Segunda reimpresión
Esta obraseterminó de imprimir en
marzo del2006enlos talleres de
Impresos y Acabados Editoriales
Calle 2deabril, esq. Gustavo saz
Col. Ampliación VISta Hermosa,
CP 54400N i c o ~ s Romero, Edo. Méx.
Seimprimieron 1000ejemplares
más sobrantes para reposición.
A mi AlmaMater, la UNAM, "por todo ya pesar de todo"
\
A mi madre Carmen Durán
A Alejandro y Marcela
A Sofía "Alexa" Gallardo Velásquez
Al Dr. Rodo/fo Montiel Herrera,
in memorian y enagradecimiento
a las largas horas de charla ágil y espeso café
Contenido
Prólogo xiii
Introducción xv
Abreviaturas xix
Capítulo 1. El problema del conocimiento 1
1.1 El problema del conocimiento 1
1:2 Los modelos del proceso de conocimiento 2
1,2,1 Modelos citados por Schaff 4
1.2.1.1 Las dos vertientes de la teoría modificada 8
13 Tipos de conocimiento y su clasificación 12
1.3.1 Clasificación bipolar: conocimiento vulgar y
conocimiento científico 12
1,3.2 Clasificación por niveles de adquisición critica de la
información 16
1.3,3 Clasificación del conocimiento según los niveles de
certidumbre 17
1.4 Niveles en el estudio del derecho 20
viii CONTENIDO
1.4.1 Nivel técnico 21
1.4.2 Nivel científico 21
1.4.3 Nivel filosófico 22
1.4.4 Otros niveles 23
Autoevaluación 27
Capítulo 2. La ciencia jurídica 29
2.1 Definición de ciencia 29
2.2 Características de la ciencia 30
2.3 Clasificación de las ciencias 34
2.4 Concepciones acerca del status científico en el estudio
del derecho 36
2.4.1 No existe un estudio científico del derecho 38
2.4.2 Ciencia jurídica 41
2.4.3 Conjunto de disciplinas que estudian el derecho desde
diversos ángulos 44
Autoevaluación 47
Capítulo 3. Lógica: elementos generales 49
3.1 Concepto de lógica 49
3.2 Objeto de estudio de la lógica 50
3.3 Clasificación de la lógica 51
3.3.1 Por su origen 52
3.3.2 Por su relación con la realidad 53
3.3.3 Por su ámbito de aplicación 54
3.4 Posiciones para abordar el estudio de la lógica 55
3.5 Principios de la lógica formal 56
3.6 Principios de la lógica dialéctica 56
3.7 La lógica y el proceso de conocimiento 57
3.8 Niveles del pensamiento 58
3.9 Operaciones conceptuadoras 59
3.9.1 Definición 59
3.9.2 Descripción 62
3.9.3 División 63
3.9.4 Clasificación 64
3.9.5 lnordinación 65
Autoevaluación 67
Contenido ix
Capítulo 4. Lógica: apofántica y razonamientos 69
4.1 Losjuicios 69
4.1.1 Elementos del juicio 70
4.1.2 Tipos de juicios 71
A. Por su cualidad 72
B. Por su cantidad 72
C. Por su propiedad fundamental 73
D. Por su nexo 73
E. Por su comprehensión 74
F. Por su fundamentación 74
G. Por su unidad 74
H. Por su composición 75
Cuadro de oposición de los juicios 75
4.2 Razonamientos 79
Inferencias 81
Inferencias inmediatas 81
Inferencias mediatas 86
a.l Silogismos típicos 86
Elementos del silogismo 86
Reglas del silogismo 87
Figuras del silogismo 88
Leyes de las figuras 89
Modos del silogismo 90
a.2 Silogismos irregulares 92
Entimema 92
Epiquerema 93
Sorites 94
Polísilogísmo 94
Dilema 94
4.3 Paralogísmos y sofismas 96
4.3.1 Importancia del estudio de los sofismas y falacias 97
4.3.2 Clasificación de los sofismas y falacias 99
A. Sofismas de homonimia 100
a.l Sofismas de equivocidad 100
a.2 Sofismas de distinta suposición 101
a.3 Sofismas de anfibología 101
a.4 Sofismas extralingüísticos 101
X CONTENIDO
112
114
117
lOS
lOS
109
B. Falacias de procedimiento
b. 1 Sofismas de deducción
b.2 Sofismas de inducción
C. Sofismas retóricos 111
c.1 Falacia ad populum 111
c.2 Falacia ad misericordiam
c.3 Sofisma ad odium 112
c.4 Sofisma ad iram 112
c.5 Sofisma ad delectationem (del deleite
o del placer) 113
c.6 Sofisma "del fulgor" 113
c.7 Sofisma ad concupiscentiam
(del deseo) 113
c.S Sofisma ad verecundiam 113
c.9 Sofisma ad superbiam 114
c 10 Sofisma ad invidiam 114
c. 11 Sofisma ad metum (argumento que
recurre al miedo) 114
c.12 Recurso a la mofa 114
c.13 Argumento ad baculum
4.4 Lógica jurídica 115
4.4.1 1mportancia de la lógica del derecho
Autoevaluación I 21
Capítulo 5. Síntesis de las corrientes epistemológicas 123
5.1
5.2
53
Epistemología y teoría del conocimiento 123
Diversas formas de clasificar los problemas del
conocimiento 127
5.2.1 Roger Verneaux 127
5.2.2 Johannes Hessen 12S
52.2.1 Sobre la posibilidad del conocimiento
5.2.2.2 Sobre el origen del conocimiento
5.2.2.3 Sobre la esencia del conocimiento
5.2.2.4 Otros problemas del conocimiento
Clasificación de los elementos del proceso de
conocimiento 139
5.3.1 Teorías objetívistas 141
129
134
136
139
Materialismo
Mecanicismo
Empirismo
Positivismo
Estructuralismo
142
142
144
145
146
Contenido xi
5.3.2 Teorias subjetivistas 147
Idealismo 147
Realismo 148
Racionalismo 148
Perspectivisrno 148
Existencialismo 151
5.3.3 Teorías dialécticas 154
Formas de considerar la dialéctica 155
Concepciones de la dialéctica 156
La teoria del conocimiento en el materialismo
dialéctico 158
Conclusión 161
Autoevaluación 162
Capítulo 6. Conceptos de método y metodología 165
6.1 Método 166
6.2 Método cientifico 167
6.3 Características del método científico 170
6.4 Etapas del método científico 171
6.5 Metodología 174
6.6 Metodología jurídica 177
Autoevaluación 180
Capítulo 7. Corrientes tradicionales de lametodología
jurídica 183
7.1 Metodologías jurídicas o tendencias de interpretación
jurídica 183
72 Uso del término "paradigma" en la ciencia jurídica 184
7.3 lusnaturalísmo 186
7.4 lusnorrnativismo 192
xii CONTENIDO
7.5 lusrealismo
7.6 lusmarxismo
Autoevaluación
200
206
217
Capítulo 8. Corrientes contemporáneas 219
8.1 Teoria analítica del derecho
8.2 Estudios de semiótica jurídica
8.3 Teoría de sistemas y el derecho
Autoevaluación 245
220
226
233
Capítulo 9. Áreas de aplicación de la metodología
jurídica 247
9.1 La creación del derecho 248
9.2 Aplicación del derecho 255
9.3 Enseñanza del derecho 257
9.4 Investigación del derecho 264
Áreas de investigación jurídica 267
El proceso de investigación jurídica 269
Autoevaluación 272
Bibliografía 273
Índice de materias 277
Prólogo
Metodología jurídica es la esplendida obra de un joven y talentoso inves-
tigador, el licenciado Rosalio López Durán, amigo mío de muchos años.
En uno de nuestros frecuentes cafés dominicales me pidió que hiciera el
prólogo para su obra, lo cual es para mí un honor y se lo agradezco afec-
tuosamente, ya que me dio la oportunidad de aprender sobre el tema.
La obra es muy útil para la preparación de los estudiantes que requie-
ran estos conocimientos y para los profesionales, ya que puede utilizarse
como libro de texto y de consulta, a la vez que constituye un valioso ins-
trumento para conocer la metodología jurídica.
El autor expone los temas con claridad y precisión, demostrando que
posee sólidos conocimientos en la materia y que la metodología jurídica
es un tema que le apasiona.
El licenciado López Durán considera que el termino metodología
jurídica puede ofrecer ya sea un contenido relativamente simple o com-
plejo, lo cual depende del enfoque que se de a la ciencia jurídica, o de la
xiv PRÓLOGO,
amplitud de los temas y cuestiones que se deseen incluir en la propia
metodología.
Se puede entender a la metodología jurídica como una rama o deri-
vación de la metodología general (como estudio de los métodos), cuyo
campo de aplicación se restringe a lo jurídico. En otras palabras, su obje-
to de estudio no son los métodos en general y sus correlativos en la inves-
tigación científica, sino los métodos que se aplican en el ámbito de lo
jurídico, entendiendo por éste quizá algo más que la investigación jurí-
dica, encaminada a establecer teorías y soluciones de problemas en dos
niveles: uno macro, que implique la elaboración de normas jurídicas, y
otro micro, referido a la forma de verificar que efectivamente se llevó a
cabo el supuesto normativo en un caso concreto.
Una parte muy interesante de esta obra alude a las áreas de aplica-
ción de la metodología jurídica; en el caso del estudio del derecho, la
metodología no se puede restringir a la investigación jurídica, aunque,
como ya sabemos, sea uno de los ámbitos más importantes en el con-
texto académico, sino que también se puede aplicar en la creación, apli-
cación, enseñanza e investigación del derecho. El autor hace un análisis
acucioso de cada una de estas áreas de aplicación.
Me parece trascendental destacar la función didáctica de este libro,
el cual seguramente despertará en el jurista el interés por pensar y refle-
xionar en el problema del conocimiento y el nivel científico, técnico y
filosófico en el estudio del derecho.
Esta obra es una invitación expresa para todos los juristas interesa-
dos en conocer esta materia y felicito cordialmente al autor, a quien le
aseguro que la misma será todo un éxito.
DOCTORA CONSUELO SIIWENT GUTIÉRREZ
Introducción
Ésta es la tercera versión, aumentada y corregida del esfuerzo hecho
hace casi cinco años, junto con un grupo de profesores de la Facultad de
Derecho de la UNAM, que fuimos pioneros en la materia impartida en la
licenciatura de derecho.
Recién salidos de un agotador curso de formación de profesores para
la materia en cuestión, nos enfrentamos a un contenido muy ambicioso
que iba desde el repaso de las nociones de lógica y lógica formal de la
preparatoria, hasta la teoria del conocimiento, el método científico y el
estudio de las diferentes teorías de interpretación de lo jurídico que dan.
origen a sendas cosmovisiones del derecho.
El tiempo ha pasado: desde hace mas de siete años iniciamos el estu-
dio de la metodología jurídica. Lo que empezó como el capitulo del viejo
libro azul de metodología, editado por la facultad. se ha convertido en un
texto que trata de agotar los temas de la materia de rnerodología.
Todavía me quedan muchas incertidumbres en mi ejercicio docente,
en particular cuando confronto de nueva cuenta a los alumnos de la
xvi INTRODUCCIÓN
materia; cada semestre tengo la sospecha y el temor fundado de que.
parafraseando a Leszek Kolakowsky, no soy sino un especulador con más
preguntas que respuestas. más dudas que verdades. con más que apren-
der antes que enseñar. Aun así, mantengo mi convicción por la utilidad
de la metodología, mi gusto por el análisis y por la especulación filosófi-
ca y mi gratitud por el ejercicio docente tanto en la Facultad de derecho
de mi alma mater la UNAM, como en la Universidad Latina y en todas las
instituciones educativas que me han cobijado en sus claustros académicos.
Sigo firme en mi punto de partida: el estudio de la teoria del conoci-
miento y la discusión acerca de las características del derecho y los dis-
tintos ángulos desde los cuales se puede abordar. En tal sentido, mi pro-
puesta para analizar la metodología juridica difiere un poco del orden
señalado en el programa de la materia; sin embargo. mi experiencia me
ha llevado a considerar que es lo mejor para acompañar a los alumnos
por un camino en ocasiones tan agreste como el de la metodología; así.
en el capitulo 1 trato el problema del conocimiento, como una reflexión
importante porque permite al alumno considerarse sujeto cognoscente
que puede optar entre dos actitudes: permanecer inactivo como simple
receptor de la información o como un sujeto activo. que interactúa con
su objeto de estudio y su entorno y está consciente de su capacidad de
transformación.
El estudio de los tipos de conocimiento y de los niveles del derecho
ocupan una parte muy importante del capítulo l. Además de la dimen-
sión técnica. de conocimiento preciso de las normas que integran el
marco jurídico nacional. el enfoque puede trascender a.un primer análi-
sis sistemático de aquéllas en un segundo nivel de ciencia formal, hasta
una vinculación con los procesos sociales de construcción, cumplimien-
to y correspondencia del contenido normativo con la realidad. en un
plano de estudio de ciencia social y hasta el nivel más alto de reflexión
filosófica. donde se examina el por qué, cómo y para qué de las normas
y, en su caso, de su contenido axlológíco
En el capitulo 2 se abunda sobre la discusión en torno al estatus de
cientificidad del estudio del derecho y se examinan brevemente las posi-
ciones que hayal respecto y los argumentos principales.
La lógica se expone en los capitulas 3 y 4; en el primero de ellos se
aborda el concepto de lógica. los principios de la lógica formal y la lógi-
ca dialéctica, asi como los niveles del pensamiento y las operaciones
conceptuadoras: definición. descripción. división, clasificación e ínordí-
Introducción xvii
nación. En el capitulo 4 se analizan el juicio y el razonamiento, abarcan-
do, por supuesto, una breve referencia acerca de las falacias. Aunque no
es el propósito elaborar un texto de lógica, consideramos importante
abarcar un gran número de temas, adicionalmente a lo previsto en el pro-
grama de la asignatura, para que el lector profundice, si asi lo desea, en
el estudio de la lógica.
La epistemología o teoria del conocimiento es una de las partes más
importantes de la metodología juridica, porque permite comprender el
porqué de muchas de las teorías que se han formulado en derecho. -
Cumpliendo con lo dispuesto en el programa, las corrientes epistemoló-
gicas se clasifican en tres grandes grupos: objetívístas, subjetivistas y dia-
lécticas, que para fines didácticos son adecuadas, ya que no reflejan por
completo la complejidad de la teoria del conocimiento; por ello, adicio-
nalmente mencionamos la clasificación elaborada por Hessen y que
hace referencia a los cuestíonamientos fundamentales que pretenden
resolver dichas teorías.
En el capitulo 5 se hace un repaso, por exigencia del programa de
estudios de la materia, del concepto de método en sí y de método cien-
tífico. El capitulo concluye con la adopción del concepto de metodologta
jurídica del doctor Héctor Fix-Zamudio, como la aplicación de los méto-
dos del conocimiento en el área jurídica en los campos siguientes: la cre-
ación del derecho, la aplicación del derecho -que se ha considerado la
actividad jurídica por anronornasta-, la investigación juridica y la docen-
cia juridica.
Para el estudio de las corrientes de la metodología jurídica se estruc-
turaron el capitulo 7, donde se abordan lo que he denominado corrien-
tes tradicionales, el Iusnaturalísmo, el íusforrnalismo, el iusrealismo y el
iusmarxismo, y el capitulo 8, donde se sintetizan algunas de las princi-
pales ideas acerca de las corrientes contemporáneas: la semiótica, la
filosofía analitica y la teoria de sistemas. Cabe aclarar que cada corrien-
te significa una forma de analizar lo jurídico y quizá una concepción
peculiar acerca del derecho, sus fines y sus métodos.
Finalmente, en el capítulo 9 se hace una breve reflexión de las dis-
tintas áreas de aplicación de la metodología jurídica: la creación, aplica-
ción y enseñanza del derecho, asi como la investigación jurídica.
Queda un largo camino por recorrer en la metodología. muchas dis-
cusiones nuevas y múltiples cuestionarnientos que pueden incomodar la
xviii INTRODUCCIÓN
placidez de la certidumbre dogmática, Tal es la función de ese molesto
moscardón que se l1amafilosofia,
Agradezco profundamente la diligente mano y la infinita paciencia
del ingeniero Antonio Figueredo Hurtado y del doctor Rodolfo Montiel
Herrera (QEPD) y. por supuesto. de los miembros del área editorial de IURE
editores,
EL AUTOR
artes)
cap
ed
fraccts)
ibidem
idem
incts)
ob cit
págts)
loc cit
t
trad
v
artículots)
capitulo
edición
fracción, fracciones
en el mismo lugar
lo mismo
inciso(s)
obra citada
páginats)
lugar citado
tomo
traducción
volumen
Abreviaturas
Metodología jurídica
"
CAPÍTULO 1
El problema
del conocimiento
1.1 El problema del conocimiento
Estamos acostumbrados. en gran medida por el mecanismo del sistema
educativo y del modelo de enseñanza-aprendizaje imperante, a dejar de
cuestionar algunos supuestos del aprendizaje; uno de ellos es el proceso
a través del cual asimilamos, aprendemos y olvidamos los contenidos
curriculares de las materias.
Uno de los cuestionamientos primarios acerca del conocimiento, se
relaciona con la posibilidad del mismo.
El conocimiento, de acuerdo con la epistemología o gnoseología (o
cualquiera de sus denominaciones), no ofrece una solución automática,
constituye un verdadero problema que han tratado de resolver, a su
manera, las diferentes doctrinas filosóficas, incluyendo las que dieron
origen a la ciencia (como la filosofía positivista) o aquellas que han tra-
2 CAPITULO 1. EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO
tado de utilizar y asimilar los avances de las diferentes ciencias (como el
realismo critico).
Por el momento, el planteamiento lo haremos desde el punto de vista
filosófico, aunque en la actualidad se vinculan los niveles filosófico y
científico, específicamente con el ámbito de la neurobiología.
La vinculación no es gratuita ni tampoco ociosa. A pesar de la divi-
sión que con cierta frecuencia se trata de establecer entre la filosofia y la
ciencia (promovida en ocasiones por los propios científicos y filósofos),
hay conocimientos en los cuales vale la pena reforzar los postulados de
los filósofos con el conocimiento comprobado empiricamente por los
cientificos, y retornar de nuevo a la revisión crítica de la filosofía y de la
filosofía de la ciencia.
Para el estudio del derecho es importante analizar los mecanismos
del conocimiento, porque servirán, en un futuro próximo, para darle una
mayor consistencia a los conocimientos y teorías que se formulen en el
aspecto jurídico, situados sobre todo en el contexto de la revisión crítica
que exigen las nuevas tendencias del conocimiento cíentíñco (algunas de
las cuales se llegan a ofrecer como paradigmas "emergentes"). Esta será
la base también, para someter a un juicio crítico muchas de las tesis
"esencialistas" de la teoria del derecho.
1.2 Los modelos del proceso de conocimiento
Una de las principales tareas que tiene la teoria del conocimiento es tra-
tar de explicar el proceso del mismo, aunque para ello deba sembrar la
duda y conmocionar los firmes cimientos del sentido común, los prejui-
cios o el conocimiento adquirido en la educación formal.
Es frecuente que a lo largo del proceso de educación formal el alum-
no aprenda, o mejor dicho, memorice tanta información, que nunca lle-
gue a pensar en el proceso por medio del cual se conoce; sin embargo,
la epistemología y la filosofía tienen, entre sus preocupaciones funda-
mentales, cuestionar el por qué y el cómo del proceso de conocimiento.
Es decir, ¿hay una relación directa entre lo que perciben mis sentidos y
la realidad?, ¿veo los objetos tal y como son?, ¿la realidad solamente se
restringe a lo que puedo encontrar a través de mis sentidos?
1.2 los modelos del proceso del conocimiento 3
El sentido común y en ocasiones el proceso de educación formal nos
conducen a suponer que el proceso de conocimiento es simple: por una
parte está la realidad y por la otra, el sujeto que conoce; la dirección del
conocimiento es única, va del objeto al sujeto, porque éste recibe la infor-
mación del exterior y reconoce las caracteristicas del objeto. Sin embar-
go, el proceso no es tan fácil como lo concluye la teoría del conocimien-
to, o como lo sospecharon algunas de las grandes doctrinas filosóficas
(en particular aquellas que sometían a duda la relación directa entre obje-
to y sujeto).
Asimismo, muchos de los descubrimientos de la ciencia contempo-
ránea tienden a corroborar que el papel del cerebro va más allá del sim-
ple registro de las imágenes sensoriales que capta del exterior.
Por proceso cognoscitivo se entiende la secuencia a través del cual se
vinculan el sujeto y el objeto, y que tienen como resultad? el conoci-
miento. Las fases del conocimiento están integradas por cuatro elemen-
tos (aunque, como se observa en el modelo de la teoría modificada en su
versión objetiva y colectiva, el contexto puede desempeñar un papel
como elemento adicional):
FIGURA 1-1 Proceso cognoscitivo
Sujeto de
conocimiento
< >
Relación
Producto: conocimiento
Objeto de
conocimiento
4 CAPíTULO 1. EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO
• El sujeto cognoscente
• El objeto del conocimiento
• La relación que se establece entre ambos, y
• El conocimiento como producto.
La forma en que se concibe el proceso cognoscitivo condiciona al
propio conocimiento como producto individual y social.
Para este inciso nos basaremos en la teoria de Adam Schaff' res-
pecto al proceso del conocimiento. Este autor reconoce tres modelos
principales del proceso del conocimiento, los cuales tienen su punto de
partida en la relación que se establece entre el sujeto y el objeto (tercero .
de los elementos enumerados) y que da como resultado un producto
(cuarto elemento); un conocimiento con caracteristicas particulares, que
están determinadas en gran medida por el tipo de relación antes aludido.
El conocimiento como producto concreto varia, dependiendo de la
relación que se establece entre el sujeto cognoscente y el objeto.
1.2.1 Modelos citados por Schaff
a) Concepción mecanicista de la teoría del reflejo
En este modelo el objeto de conocimiento actúa sobre el aparato per-
ceptivo del sujeto. Éste es un receptor pasivo, contemplativo, mientras
que el conocimiento (producto del proceso cognoscitivo) es una copia fiel
(un reflejo) del objeto.
Si todos los seres humanos tenemos los mismos órganos de percep-
ción, ¿cómo es posible que haya diferencias frecuentemente respecto de
lo percibido? En este modelo se considera que tales diferencias proceden
de las caracteristicas individuales de sus respectivos aparatos de percep-
ción, de los defectos que tengan dichos órganos y no del proceso cog-
noscitivo en sí (o del modelo).
I Véase Adam Schaff, "La relación cognoscitiva. El proceso de conocimiento, la verdad" en
Introducción a la epistemología (antología). Escuela Nacional de Estudios Profesionales
Acatlán-UNAM, México. 1983, págs 83-87.
1.2Los modelos del proceso de conocimiento 5
FIGURA 1-'2Enel modelo mecanicistadel refle-
jo, el énfasis se hace en el objeto de conoci-
miento y el papel del sujeto se limita solamente
a aprehender (reflejar en su mente) las caracte-
rísticasdel objeto.
Defectos en los órganos de percepción como la miopía, el astigma-
tismo, o en el procesamiento y en la forma de ordenar los datos percibi-
dos a través del cerebro, darian como resultado que un sujeto tuviera per-
cepciones distintas a las del común denominador de los sujetos.
b) Concepción "idealista" y activa
La atención recae sobre el primero de los elementos del proceso cog-
noscitivo: el sujeto. En este modelo la actitud del sujeto es activa, es el
creador de la realidad; el sujeto cognoscente percibe al objeto del cono-
cimiento como su creación.
Esta concepción en apariencia es contraria a la enseñanza que hemos
obtenido en la instrucción formal, donde aprendemos que la realidad es
externa al sujeto, a su voluntad y a sus deseos o prejuicios; sin embargo,
la posición cognoscitiva no es del todo absurda: en ocasiones la concep-
tualización que una sociedad tiene acerca de diferentes fenómenos es
FIGURA 1-3 En el modelo idealista, el
énfasis se hace en el sujeto de conoci-
miento y el papel de éste consiste en
construir lascaracterísticas del objeto.
6 CAPITULO 1. EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO
determinante en el comportamiento de los miembros de esa comunidad
frente a lo externo; en otras palabras, en ocasiones se pueden crear "rea-
lidades" a partir de las elaboraciones mentales que dominan en una
socíedad.s
Este modelo de conocimiento es esencialmente individualista, ya que
la realidad, al ser creada por el sujeto, es particular y subjetiva.
c) Concepción modificada de la teoría del reflejo
En el tercer modelo ninguno de los elementos predomina, ni el proceso
de conocimiento es un reflejo que se imprime en los órganos de percep-
ción del sujeto, ni la realidad u objetos que la componen son "construi-
das" por el sujeto. Hay una interacción entre el sujeto y el objeto, cada
uno mantiene su existencia objetiva y real, pero interactúan entre si.
<,..-..->
FIGURA 1·4 En lateorfa modificada del reflejo seconsidera lainteracción
entre el sujeto y el objeto del conocimiento, ambos se condicionan mutua-
mente.
Los tres modelos subyacen en toda investigación científica, ninguno
ha desplazado a los demás y es frecuente que un investigador se adhie-
ra inconscientemente a uno de ellos.
El modelo que aparentemente ha predominado en el ámbito de la
producción científica y científico-social, es el mecanicista del reflejo, ya
2 uno de los ejemplos más claros lo plantea el investigador mexicano Enrique Cáceres,
quien a partir de una propuesta para una teoría comunicativa del derecho, se da a la tarea
de analizar distintos tipos de realidades.
1.2 Losmodelos del proceso de conocimiento 7
que concuerda con la pretensión de objetividad y universalidad, como
características deseables en el conocimiento. Objetividad, porque ef suje-
to cognoscente debe acercarse al objeto de conocimiento libre de prejui-
cios, preferencias y cargas valorativas, de tal forma que la relación entre
la realidad (lo externo independiente al sujeto), lo percibido por sus sen-
tidos y la construcción mental que se elabora, concuerden.
Universalidad, porque la naturaleza está constituida por fenómenos,
por hechos externos a la voluntad del ser humano, y que ocurren obe-
deciendo a una serie de cadenas causales: si se dan las circunstancias se
da el fenómeno, y siempre que seden dichas circunstancias ocurrirán los
fenómenos, independientemente del tiempo y lugar,
Queda al sujeto, solamente, la tarea de observar para descubrir y en
ocasiones para reproducir las condiciones bajo las cuales ocurren los
fenómenos, con el propósito de observarlos de manera controlada.
En la concepción mecanicista con frecuencia se considera que el
conocimiento es un producto totalmente acabado y que las conceptuali-
zaciones derivadas de la investigación se reputen como "verdades abso-
lutas" (lo cual equivale a cometer el mismo error del "sentido común":
establecer como inamovibles las opiniones que en un tiempo y lugar
determinados se consideran como ciertas),
El modelo idealista ha dado origen a una rica producción filosófica o
de interpretaciones metafísicas, que poca utilidad tienen para la ciencia.
La literatura y en general las artes son un magnifico ejemplo de cons-
trucción de realidades, que en ocasiones rebasan los estrechos ámbitos
de lo cotidiano; enseñan, en ocasiones, a observar más allá de lo que
aparentemente nos muestran los sentidos. El cubismo, por ejemplo, nos
enseñó que podíamos trascender los límites de las dos dimensiones que
nos muestra un cuadro (la profundidad que se ve en los cuadros "realis-
tas" es solamente un ejemplo de la destreza de los artistas para engañar
a nuestros sentidos), y que podíamos, en un momento dado, tratar de
ver más de un plano, más de una perspectiva, más de un ángulo y una
época; nos enseñó que en dos dimensiones podíamos integrar el perfil y
el frente de un rostro, la noche y la oscuridad, la intimidad inquietante
de una escena erótica y el apacible amanecer en un cielo cubierto de
nubes hechas jirones.
En la literatura nos enseñó también, que los pequeños dramas coti-
dianos pueden desembocar en una multiplicidad de vertientes, y que un
mismo hecho puede ser construido de distinta manera por los mismos
8 CAPiTULO 1. EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO
personajes y que todas las verdades así construidas tienen la misma valí-
dez.?
Sin embargo, tanto la literatura como la pintura se consideran expre-
siones esencialmente individuales, más en esta época en la cual se han
distanciado las manifestaciones artisticas de las necesidades sociales."
1.2.1.1 Las dos vertientes de la teoría modificada
En el tercer modelo confluyen dos vertientes, la individualista-subjetiva y
la social-objetiva. La primera, como ya anotamos, considera que el indi-
viduo "". está aislado de la sociedad y se halla sustraído a su acción: en
otras palabras, es captado prescindiendo de la cultura y, por consiguien-
te, reducido a su existencia biológica que de modo natural determina sus
caracteres y propíedades"> La segunda de las vertientes concibe al suje-
to cognoscente como el conjunto de las relaciones sociales; no prescinde
del componente social, por lo que debe ubicarse en tiempo, lugar y cir-
cunstancias.
En la teoría modificada del reflejo, en su vertiente objetiva y colecti-
va, la relación objeto-sujeto está condicionada por circunstancias de
tiempo y espacio.
La teoría modificada del reflejo trata de conciliar dos concepciones
aparentemente contradictorias. Rescata del modelo rnecanícista la post-
3 Remito a la lectura del Cuarteto de Alejandria de Lawrence Durrell o al cuento En el bos-
que, de Ryunosuke Akutagawa, magnificos ejemplosde literatura.cubista.
4 La discusión acerca de la "función" del arte está todavia vigente, para muchos, debe curn-
plir una función social, de conciencia o de "concientizar" a la población en general acero
ca de susituación, aunquepara otros, las funciones del arte sonvariadas: estéticas, secta-
les, expresivas o en apariencia ninguna, todo queda a la consideración del propio artista.
Sin tomar partido por ninguna de estas posiciones, es obvio que las artes tradicionales
como la pintura, la escultura y la literatura (la música es punto y aparte) tienen propósi-
tos muy diferentes a los que se les asignaron en el siglo pasado o en otras épocas; ya no
son el vehículo primordial en las sociedades occidentales, de enseñanza o de expresión,
han sido sustíundas por otras formas como la propia música, el cine, el video y la publi-
cidad. En tal sentido, como una expresión individualista al margen de lo comercial o lo
cotidiano valen las manifestaciones individualistas (aunque se alejen de la comprensión
de las masas) y vale, como justificación, que se apoye en un modelo de conocimiento
idealista.
s Schaff, loecit.
1.2. Los modelos del proceso del conocimiento 9
bilidad de construir un conocimiento que tenga una "relativa validez",
utilizando las herramientas desarrolladas por el ser humano con el obje-
. to de desentrañar las características de la naturaleza; sin embargo, a dife-
rencia de la teoría mecanicísta, ese conocimiento ya no se considera
como "absoluto". No procede de una lenta acumulación de informes en
torno de los fenómenos, sino que es producto de un continuo avance y
retroceso, en donde las concepciones que se tuvieron por válidas en un
tiempo y lugar determinados, pueden llegar a ser sustituidas por otras
radicalmente opuestas (y aquí se puede ligar con la teoría de las revolu-
ciones cientificas de Thomas S. Kuhn).
FIGURA 1·5
En el esquema anterior, las circunstancias de tiempo y lugar están
enmarcando la relación que se da entre el sujeto y el objeto de conoci-
miento. Dichas circunstancias, que podrian representarse también como
el escenario donde juegan sus papeles los actores del proceso cognosci-
tivo, favorecen u obstaculizan dicho acercamiento e interacción; de tal
manera que hay momentos en que se dificulta el acercamiento entre
algunos sujetos y objetos del conocimiento.
De esta forma, la relatividad (o mejor dicho, la "provisionalidad" de los
conocimientos obtenidos en el proceso de investigación) se debe, de
acuerdo con esta concepción modificada de la teoria del reflejo, a que el
sujeto cognoscente se encuentra inmerso en un medio que puede llegar
a determinar su percepción de los fenómenos, aunque el ideal sigue sien-
do tratar de mantener una "relativa objetividad" a partir del reconoci-
miento de nuestros condicionantes.
1O CAPITULO 1. EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO
Una idea interesante de esta concepción se refiere a la relación "dia-
léctica" que se establece entre el sujeta cognoscente y el objeto de cono-
cimiento, ambos interactúan y llegan a modificarse; la modificación que
el sujeta puede provocar sobre el objeto de conocimiento es evidente.
Menos clara es la influencia que puede ejercer el objeto sobre el sujeto.
Para explicar esta relación es necesario dividir a los objetos en cuatro
categorías:
• Cosas, elementos de la naturaleza que pueden ser percibidos a tra-
vés de los sentidos porque existen en tiempo y espacio;
• Pensamientos, como realidades que carecen de sustancias, pero
que existen en el tiempo y se perciben a través de la inteligencia;
• Gente, es decir, otros sujetos cognoscentes que en determinadas
circunstancias pueden ser considerados como objetos de conoci-
miento, y
• El propio sujeto cognoscente cuando hace un ejercicio de intros-
pección y se toma a si mismo como un objeto de conocimiento.
Al relacionarse el sujeto cognoscente con las cosas, dentro de ciertas
circunstancias, pueden hacer que cambie su idea de concebir al mundo,
o la forma de considerar su inserción en un determinado contexto. El
paso de la máquina de escribir al uso de un procesador de palabras, por
sencillo que parezca, modifica sustancialmente la forma de investigar de
los sujetos, de hacer y de presentar los trabajos e incluso, de administrar
su tiempo.
En el caso de los pensamientos el cambio es más significativo: el con-
tacto con otras culturas, con otras sensibilidades, por ejemplo a través de
la lectura, pueden significar cambios en los sujetos de conocimiento.
Cada generación tiene a sus propios autores, sus propias lecturas; el paso
de Carlos Fuentes a Milan Kundera, de Albert Camus a José Agustín y de
éste a Süskind, implica distintas formas de abordar al mundo.
Finalmente, el contacto con otros seres humanos significa ir modifi-
cando o reafirmando nuestra forma de concebir al mundo.
El aprendizaje siempre va más allá de una simple satisfacción inte-
lectual, generalmente incide sobre el objeto de conocimiento y lo trans-
forma; asimismo, conocer mejor un objeto modifica la manera en que el
sujeto lo considera y se aproxima a él.
1.2. Los modelos del proceso del conocimiento 11
Adoptar cualquiera de los cuatro modelos antes citados es inevitable
en el proceso de investigación; lo mejor es realizarlo de manera cons-
tante, porque ello definirá nuestro papel como sujeto cognoscente.
La posición adoptada aquí es el modelo de la concepción modificada
de la teoría del reflejo, en su vertiente objetiva-social; a él se hará refe-
rencia implícita o explícita. Se considera que la tercera de las concepcio-
nes que menciona Schaff constituye la mejor herramienta para el estu-
dio científico, ya que el modelo "rnecanicista" no es capaz de reconocer
las condiciones en las cuales se lleva a cabo el proceso del conocimien-
to, o de plano, niega las condicionantes o factores que pueden influir
sobre la manera de considerar nuestro objeto de estudio; nos da una
falsa imagen de "objetividad".
El sujeto cognoscente -incluyendo a los científicos- no se acerca
"como una hoja en blanco o como una tabla rasa" a su objeto de cono-
cimiento, existe detrás de él toda una carga cultural que puede condicio-
nar la manera en que interpreta al objeto; considérense por ejemplo, los
prejuicios presentes en la interpretación que hacemos acerca de las cul-
turas que son distintas a la occidental y cristiana.
¿Cómo se vinculan las concepciones anteriormente descritas, de la
relación sujeto-objeto y producto de conocimiento, con lo jurídico? En el
ámbito jurídico, la concepción que tengamos de nosotros mismos como
sujetos de conocimiento, es importante como punto de partida para cual-
quier estudio acerca del derecho. ¿Cómo nos asumimos al estudiar el
marco normativo vigente de un país? ¿Como sujetos que sólo reproducen
los textos legales y efectúan un frio análisis sobre los mismos; o, como
quienes los vinculan con la realidad, a las condiciones sociales de las que
derivaron y a las que pretenden regular? Cuando estudiamos el origen
histórico de la codificación civil nacional, ¿la concebimos como una sim-
ple copia de la codificación francesa? o estudiamos también las condi-
ciones sociales que predominaban en nuestro país en el momento en
que fueron promulgados los códigos y el proyecto de nación que tenía
en mente el legislador.
La forma de abordar al derecho y la relación que establezcamos con
el objeto jurídico de conocimiento, determinarán, en gran medida, los
conocimientos que vayamos a obtener.
12 CAPITULO 1. EL PROBLEMA DEL CONCXIMIENTO
1.3. Tipos de conocimiento y su clasificación
Se considerarán tres diferentes categorías acerca del conocimiento. de
acuerdo con los siguientes criterios:
• Bipolar;
• Por niveles de adquisición critica del conocimiento. y
• En grados de certidumbre.
Cada uno de estos grupos considera diversos aspectos del conoci-
miento. ¿Por qué tres diferentes tipos? Habitualmente se consideran sólo
dos: el vulgar y el científico; y para efectos de la difusión de éste en el
nivel de educación primaria y secundaria. con esa clasificación es sufi-
ciente. ya que el objetivo principal es resaltar las características del cono-
cimiento que se obtiene a través de un método y un procedimiento
estricto y rígído que permiten verificar y comprobar el contenido mismo
del aprendizaje.
Sin embargo. es importante desmitificar. en un proceso de construc-
ción, destrucción y deconstrucción, el conocimiento científico; reafir-
mando sus características, pero observando también los defectos que
puede tener y las desviaciones a las cuales puede conducir.
1.3.1 Clasificación bipolar: conocimiento vulgar y conocimiento
científico
Es la división más común que se enseña frecuentemente en el sistema
de educación formal, tiene como finalidad que el alumno conozca y reco-
nozca las ventajas que ofrece el conocimiento que está plenamente com-
probado. después de haber pasado por un estricto proceso de contrasta-
ción.
Se acumulan en ese discurso todas las ventajas en el conocimiento
científico, y las desventajas en el empirico (llamado también "vulgar"):
Vulgar
Características
Impreciso
Subjetivo
Particular
Científico
Características
Preciso
Objetivo
Universal (validez)
No comprobado
No comprobable
Consensado
1.3TIpos de conocimiento y su clasificación 13
Comprobado
Comprobable
Demostrado
Donde las característícas colocadas en la columna de la derecha se
consideran absolutamente positivas o favorables, mientras que las de la
izquierda son consideradas (en el circuito de enseñanza de la investiga-
ción) desfavorables o indeseables, como parte del proceso de conoci-
miento.
Podemos resaltar las siguientes:
Precisión/imprecisión. El conocimiento científico. al ser preciso. per-
mite conocer de una manera exacta los rangos dentro de los cuales ocu-
rren los fenómenos naturales.
Objetivo/subjetivo. La objetividad en términos generales. consiste en la
posibilidad que tiene el sujeto cognoscente de despojarse de sus prejui-
cios y opiniones personales. y acercarse con mayor certeza al objeto de'
conocimiento; el problema de la división tan estricta entre objetividad y
subjetividad. y la adopción del primero como valor absoluto y guia de la
investigación cientifica. tiene el efecto de evitar los factores que pueden
condicionar la adquisición del conocimiento.
Universal/particular. El conocimiento científico es universal. Su validez
es independiente del lugar en el cual se ubica. ya que en cualquier parte
del planeta funcionan de manera similar las leyes de la atracción graví-
tacional; las estructuras sociales deberian de funcionar de manera simi-
lar. en caso de que revistan el carácter de fenómenos. En contraposición.
la validez del pensamiento vulgar siempre se reduce al sujeto.
Comprobado-comprobable/no comprobado-no comprobable. El cono-
cimiento cientifico se comprueba. sobre todo a partir de procesos empí-
ricos; es decir. de .Ia reproducción controlada de las condiciones más
importantes que inciden en un fenómeno. Dichas condiciones pueden
ser reproducidas nuevamente. a través del método hipotético deductivo.
En tanto que el conocimiento vulgar no se puede verificar. o se acepta
como verdadero sin haber sido comprobado.
14 CAPíTULO 1. EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO
Dernostradorconsensado. El conocimiento cientifico se demuestra y, al
ser demostrado, sólo se puede aceptar si corresponde con la realidad; en
la ciencia no puede operar la democracia. En el conocimiento vulgar se
puede obtener un resultado con una validez más o menos amplia a tra-
vés del consenso.
La anterior es una visión monovalente, que acumula todas las virtu-
des de un lado y todas las desventajas del otro. Lo ideal al adoptar, estu-
diar o enseñar esta clasificación, es tratar de proporcionar una visión
ambivalente; es decir, reconocer en un mismo objeto las ventajas y des-
ventajas, virtudes y defectos que tiene el conocimiento;
Es evidente que el conocimiento cientíñco es útil, ha servido para
construir el mundo tal y como lo conocemos en la actualidad (con todo
el cúmulo de beneficios y avances tecnológicos, y con toda la suma de
perjuicios ocasionados con su uso); sin embargo, también hay que con-
siderar los limites que tiene la ciencia y la pretensión de algunas posi-
ciones que hay acerca de ella.
Para Ernst Nagel, el conocimiento se puede clasificar perfectamente
en dos: cientifico y derivado del "sentido común". El primero surge como
un producto originario de la cultura occidental.> mientras que el segun-
do es común en su estructura a todas las culturas del mundo. Ambos son
importantes en diferentes contextos: no podemos obrar siempre bajo el
imperativo de la ciencia. En el académico, el conocimiento científico
tiene mayor utilidad. El sentido común o vulgar, nos permite insertarnos
y funcionar "adecuadamente" en las relaciones con los demás, ya que
deriva, por lo general, de la actuación en sociedad.
El sentido común tiene su propio valor como conocimiento: es im-
preciso, pero ha servido para la sobrevivencia del ser humano.
6 Esto no significa que las otras culturas no hayan descubierto las relaciones de causalidad
entre diversos fenómenos de la naturaleza, ni que hayan intentado dar explicaciones del
comporramiento humano o de la estructura de la sociedad; sino que estos conocimien-
tos, por lo general, estaban muy vinculados conel pensamiento mágico, conla construc-
ción de cadenas de causalidad que no correspondían con los sucesos de la realidad. Por
ejemplo. atribuir la lluviaa la existencia de un dios, al cual debianhacerse sacrificios para
mantenerlocon el ánimo dispuesto a otorgarla; o el conocimiento de losciclos estelares;
la predicción del paso de loscometas cerca de la órbitaterrestre -o al alcance de losojos
hurnanos-. Eran, ciertamente, conocimientos que hoy no dudaríamos en calificar como
"cíentiñcos" o "avanzados"; sinembargo, estaban ligados por supropiocontexto a lo reli-
gioso, porque ast lo exigían, entre otros motivos, lasnecesidades de dominación.
1.3Tipos de conocimiento y suclasificación 15
Afirma Nagel quela humanidad, durante mucho tiempo, solucionó
sus problemas sin necesidad de la ciencia y sus métodos. En la actuali-
dad, diversas sociedades resuelven sus problemas empleando el sentido
común; y aun en nuestra cultura, muchos aspectos de la vida cotidiana
se tratan de solucionar (y se solucionan en ocasiones), sin el uso del
conocimiento científico. Hay gente que condiciona su comportamiento a
medios que pueden considerarse como "poco científicos"; a través de las
"corazonadas", de la lectura del horóscopo, de las lineas de la mano, de
los asientos del café o de las cenizas del cigarrillo.
Nagel no menosprecia el conocimiento derivado del sentido común,
es tan vago o ambiguo que ofrece respuestas, en ocasiones, más firmes
que las teorías científicas; por ejemplo, la experiencia cotidiana demues-
tra que el agua "se congela" a una temperatura muy baja y se evapora
cuando ésta es "muy elevada"; o que determinadas épocas del año son
las ideales para cultivar la tierra y obtener mayor rendimiento de ella.
Ante tales conocimientos, que han permanecido invariables durante cen-
tenares de años, las teorías científicas suelen ofrecer toda una serie de
condicionantes que constantemente son rebasadas por la realidad.
Además, ciertas circunstancias cotidianas requieren de soluciones
rápidas, en las cuales el razonamiento científico podría significar la inmo-
vilidad.
A diferencia del sentido común, el conocimiento científico se consi-
dera un sistema con características particulares, corno el establecimien-
to de limites de certidumbre. Discrepando con la vaguedad del sentido
común, la ciencia indica a cuántos grados centígrados ocurre la ebulli-
ción del agua o su cambio al estado sólido, además de que señala la
influencia que puede tener la presión atmosférica.
El conocimiento científico también indaga la causa de los hechos, por
ejemplo, el por qué de la ebullición del agua o por qué la sangre tiene un
color determinado. Otra de sus características es que ofrece pruebas que
vinculan los hechos con las explicaciones propuestas.
Finalmente, Nagel dice:
Es el deseo de hallar explicaciones quesean al mismo tiempo sistemáticas
y controlables por elementos de juicio fácticos, lo que da origen a la cien-
cia; y son la organización y la clasificación del conocimiento sobre la base
16 CAPiTULO 1. EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO
de principios explicativos. lo que constituyen el objetivo distintivo de las
cíencías.?
Aunque hemos expresado las principales virtudes del conocimiento
científico. comparado con el sentido común. es de señalar que la exage-
ración en el aprecio de las características de la ciencia también puede
ocasionar problemas como el "cientificismo". que ha afectado a las cien-
cias sociales cuando algunos autores pretenden que éstas. sigan el mode-
lo y los métodos de las ciencias naturales; o cuando tratan de ampliar las
teorías de la naturaleza para explicar los fenómenos sociales.
1.3.2 Clasificación por niveles de adquisición crítica de la información
Esta división se debe a Felipe Pardinas y es de las más útiles en el pro-
ceso de investigación experimental. empírica o documental.
a) Conocimientos populares: son aquellos en los que la información.
datos u opiniones se obtienen con una critica escasa "respecto de las
razones que pueda haber .de que sean conforme a los hechos"."
Entre estos conocimientos se encuentran los obtenidos de charlas
informales. revistas. periódicos e información televisiva. cuya constante
(con sus excepciones) es la falta de profundidad y referencia a fuentes en
los temas.
b) Conocimientos criticas:
...(son) informaciones recibidas o transmitidas que están caracterizadas.
particularmente. por tres cuaiidades: una crítica razonada de las afirma-
ciones expuestas. una exposición somera de las fuentes de la información
transmitida y que ésta tenga el carácter de datos secundarios. o sea reco-
gidos directamente de las obras de investigadores de primera mano.?
Los ejemplos concretos que menciona Pardinas son las enciclope-
dias y revistas especializadas. boletines y artículos especializados.
7 Ernst Nagel. La estructura de la ciencia. Problemas de la lógica de la investigación ciennfi-
ca. Paídós, Barcelona. 1981. pág 17.
8 Felipe Pardinas, Metodologiay técnicas de investigación en ciencias sociales. 32a ed, Siglo
XXI. México. 1991. pag 31.
9 lbid. pag 37.
1.3Tipos de conocimiento y suclasificación 17
Cualquier información que nos pueda remitir a una fuente confiable.
que respalde de manera adecuada sus razonamientos y que no incurra
en falacias de autoridad, puede tener la categoría de conocimiento críti-
co; particularmente en el área de las ciencias sociales. donde las publi-
caciones especializadas no siempre utilizan como referencia inmediata a
los procesos de investigación.
e) Conocimiento científico: ". .es una hipótesis o un conjunto de ellas.
consideradas como comprobadas. dado el instrumental teórico y técnico
de la ciencia que se trate". -ro
Ningún proceso de investigación es cien por ciento puro. ni utiliza
sólo uno de los tipos de conocimientos aquí citados. Por ejemplo, en las
investigaciones que se efectúan en las ciencias naturales. no solamente
se utilizan conocimientos científicos; y en las ciencias sociales se utilizan
y generan conocimientos críticos.
Sin embargo. las investigaciones en ciencias naturales generalmente
se respaldan con información pasada, que constituyen conocimientos de
"segunda mano"; por otra parte. en las ciencias sociales el tipo de inves-
tigación además de ser documental, puede ser de tipo empírico y éstos
son conocimientos de primera mano.
1.3.3 Clasificación del conocimiento según losniveles de certidumbre
Se basa parcialmente en la obra de Teresa Miralles; su utilidad radica en
que no sólo considera dos opciones respecto del conocimiento (la tradi-
cional distinción entre conocimiento científico y vulgar). sino que men-
ciona toda una estratificación.
Se sitúan dos extremos representados por el conocimiento "común"
y el científico. cada uno con sus caracteristicas. La ciencia es falible. esto
es. que ofrece una explicación provisional de los hechos. la cual es some-
tida a contrastacíón y se elaboran pruebas para determinar la validez de
los postulados clentíñcos.
El conocimiento científico también es -o trata de ser, como lo aclara-
remos más adelante- objetivo, lo cual hace referencia "." a la construc-
ción de imágenes de la realidad que sean verdaderas e impersonales; la
10 lbid. pag 49.
18 CAPITULO 1. EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO
objetividad es conseguida de manera limitada por el conocimiento co-
mún. porque está demasiado vinculado a la percepción y a la acción"."
Por defecto. el conocimiento ordinario o común es reticente a lo inob-
servable y ofrece sus postulados como algo fuera de duda (en este caso
se llegaría al extremo de considerar que el sol transita por la bóveda
celeste. sólo porque así parece a nuestros sentidos).
Coincide Miralles con Nagel en que. el
conocimiento cíenuñco y común convergen en cuanto a su objeto de conoci-
miento pero se diferencian con relación a su procedimiento. lo diferente
está en el método. en el modo como se opera... en la ciencia el método es
falible: se perfecciona por el estimulo de resultados obtenidos por el análi-
sis directo. que opera con un conocimiento previo y por la ayuda de técni-
cas especiales.12
Las otras direcciones del conocimiento son:
El conocimiento técnico: éste es especializado pero no científico. inclu-
ye el arre y la habilidad profesional.
La protociencia comprende una serie de datos que carecen de sustrato
teórico y que se reducen a describir los fenómenos que suscitan diversos
estudios.
La pseudociencia se constituye por un conjunto de datos. creencias y
prácticas que tienen la pretensión de validez científica. pero niegan la
posibilidad del contraste a través de la experimentación; es decir. no tole-
ra la existencia de mecanismos de autocorreccíón. Miralles cita entre
otras pseudocíencías al psicoanálisis. 13
El conocimiento técnico busca solucionar problemas inmediatos. sin
tratar de encontrar cadenas de causalidad que expliquen profundamen-
te la existencia de los fenómenos.
La protociencia es el germen del conocimiento cientifico; es decir, que
esté en vías de construir un conjunto de conocimientos que tengan un
IJ Teresa Miralles. Métodos y técnicas de (a criminología. Cuadernos del INACIPE, núrn 9,
lnstituto Nacional de Ciencias Penales, México, 1982, pág 30.
12 lbid. pág 31.
IJ ¡bid, págs 31-32.
1.3Tipos de conocimientoy suclasificación 19
objeto de estudio, método y técnicas propias; o uno que vaya reuniendo
poco a poco las características necesarias para ser considerado como
científico.
Cuando Miralles distingue entre el conocimiento científico' y el pro-
tocíentíñco, hace mención de dos características muy importantes: la
falibilidad, es decir, la posibilidad de aceptar la existencia de mecanis-
mos de autocorrección, sin que ello signifique la invalidez total de la dis-
ciplina y la complejidad o conformación de sus conocimientos en un sis-
tema. La ciencia no es un conjunto de elementos que conformen un
amasijo de explicaciones desvinculadas y contradictorias, sino que están
enlazadas de tal forma que puedan (o deban) construir un todo coherente.
Considerar diversos grados de certidumbre respecto del conocimien-
to, nos permite categorízar de manera más completa los productos
de la ciencia.
Respecto de la pseudociencia, podemos considerar a la astrología. a
la cartomancia y en general a las llamadas "ciencias ocultas", que no
logran explicar satisfactoriamente las cadenas de causalidad que se dan
en los fenómenos.
Adicionalmente, podemos consíderar una diferencia entre los cono-
cimientos "vulgares" y los "empíricos"; esta distinción se debe a Chávez
Calderón, quien dice que los primeros se dan en torno de los fenóme-
nos, sin investigar el porqué o la causa que los produce. Además, pode-
mos señalar que es un conocimiento obtenido en el medio social, a tra-
vés de una percepción inmediata y que se toma como verdadero sin
cuestionar su validez.
Los conocimientos empíricos son el resultado de la práctica cotidia-
na, que se va acumulando para utilizarse en futuros casos. La experien-
cia científica se obtiene de una manera metódica y estructurada; ade-
más, los principales factores que intervienen en la producción de un
fenómeno se tratan de mantener controlados. En cambio, la experiencia
personal no es sistemática ni organizada, no se controlan las variables y
además, uno de sus grandes defectos es la generalización no válida de
conclusiones; la cual se da cuando no hay elementos de juicio suficien-
tes para atribuir características a un hecho o aventurar pronósticos.
El conocimiento filosófico trata de ofrecer la solución a problemas
fundamentales. y se obtiene por vía metódica y racional, aunque muchos
20 CAPiTULO 1. EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO
de sus postulados no se puedan comprobar de manera empirica (esa
tarea queda en manos de las ciencias particulares).
Una de las principales tareas de la filosofía es constituirse en una
reflexión de segundo nivel acerca de los conocimientos obtenidos en
otras disciplinas; descubrir su pertinencia. el proceso de creación y la
adopción. consciente o inconsciente. de posiciones filosóficas.
Su clasificación quedaría de la siguiente forma:
I
técnico
I
empírico
Complejidad y falibilidad

I
científico I
protocientífico
I
filosófico
Dogmatismo
I
pseudocientífico
I
vulgar
1.4 Niveles en el estudio del derecho
Para fines más didácticos que dé rígida sistematización del conocimien-
to, consideramos tres niveles en el estudio del derecho:
• Filosófico
• Científico
• Técnico
Aunque en realidad podemos señalar la existencia de más niveles y
de subniveles, por ejemplo. sepuede hablar de un conocimiento "vulgar"
acercadel derecho. el cual estaría conformado por la nube difusa de opi-
niones y percepciones del derecho. reales, falseadas o parciales acerca
de la actividad de los profesionales del derecho. y en ocasiones también
acerca de su realidad. carácter y contenido de lo jurídico.
Al final del presente inciso se analizará brevemente la percepción
social acerca del derecho y del profesional del derecho (véase infra págs
23-26).
1.4Niveles enel estudiodel derecho 21
1.4.1 ....ivel técnico
Este nivel de conocimiento del derecho es eminentemente descriptivo y
práctico, busca la solución inmediata de los problemas que se le plan-
tean. No hay mayor reflexión sobre el por qué y el cómo, ya que lo im-
portante es la solución de un problema determinado.
El derecho se presenta como una manera formalizada y socialmente
aceptada para solucionar los conflictos que se dan entre particulares, o
entre éstos y el Estado (o entre las diversas autoridades por motivos de
materia y competencia). El conocimiento técnico supone solamente la
aprehensión de los mecanismos reales en la solución de conflictos; es
obvio que se nutre esencialmente de la práctica, más que de la teoría,
porque debe enfrentarse a realidades concretas.
En la mayoría de las profesiones, el conocimiento técnico implica
la solución de problemas él través de un procedimiento que establecela
mejor forma de hacer las cosas.
En el caso del derecho, el problema es que además de un protocolo
(conformado por el conjunto de instrucciones, condiciones y requisitos
señalados en las normas procesales), existen vias no legales (yen oca-
siones abiertamente ilegales) para solucionar los conflictos y que son
(muchas veces) menos tardadas y eficaces que las vías "normales". El
conocimiento y la práctica de estas formas ha desviado la percepción
social acerca de la profesión, concibiendo a sus practicantes altamente
proclives a la corrupción.
El conocimiento a nivel técnico constituye la base de un aprendizaje
más complejo y profundo, en el que muchos estudiantes "sólo" quieren
aprender lo "práctico" (que equivale a "fórmulas probadas para resolver
problemas reales"), para así obtener una ganancia monetaria inmediata.
Un profesionista no puede quedarse en dicho nivel, y para ello es nece-
sario, a través del estudio formal, aprender y comprender más allá de lo
inmediato.
1.4.2 ....ivel científico
El nivel anterior sigue una fórmula probada para resolver un problema. El
entrenamiento cotidiano con la realidad permite corroborar y mantener
Vigente el esquema, o ensu caso, ir haciendo los ajustes pertinentes.
22 CAPITULO 1. EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO
En el segundo nivel, el contraste de los esquemas y fórmulas proba-
das es intencional y va más allá del simple uso cotidiano para solucionar
un problema inmediato.
Además se construyen esquemas, se ensayan nuevas soluciones que
posteriormente se tratarán de aplicar en la realidad; se innova, y en su
caso, se someterán a un nuevo proceso de contrastacíón. La identifica-
ción de nuevos problemas es otra de las tareas esenciales del nivel cien-
tifico, su delimitación y sistematización en el cuerpo orgánico del cono-
cimiento de una ciencia concreta, es una tarea que no puede efectuarse
en otro nivel.
En el ámbito de la enseñanza del derecho, además del conocimien-
to descriptivo de las normas sustantivas y adjetivas del marco juridico
nacional, se pretende dotar a los alumnos de las herramientas concep-
tuales suficientes para iniciarlos en el proceso de la investigación, y en
su caso, de la contrastación formal y empírica (aunque con cierto reza-
go) de los productos que conforman al derecho.
El nivel científico es más complejo que el técnico, supone su apren-
dizaje y exige saber cómo se crea, además del conocimiento y dominio
de los mecanismos de verificación. Socialmente hablando, sus beneficios
son mediatos y se evidencian sólo en el largo plazo.
La constante y no resuelta discusión acerca de la naturaleza científi-
ca del conocimiento jurídíco, ha impedido plenamente la consolidación
de este nivel. En nuestro país hay una marcada tendencia (en los estu-
dios profesionales de derecho) a situar la enseñanza en el nivel técnico,
obedeciendo más a una lógica de mercado que a una política de des-
arrollo de la profesión.
Esa lógica de mercado se refleja en la exigencia de muchos alumnos
por ver "menos teoria y más práctica", concibiendo un falso dilema entre
el conocimiento teórico, alejado de la realidad y uno "práctico" que des-
broza toda la información "inútil". El problema no es tan simple y no hay
tal división entre teoría-práctica, ya que ambas interaccionan constante-
mente para darle movimiento al conocimiento.
1.4.3 Nivel filosófico
Se puede fraccionar en dos subniveles principales: uno euco y otro
epistemológico. En el primero se analizan las consecuencias persona-
1.4Niveles enel estudiodel derecho 23
les y sociales de la actividad profesional, a la luz de consideraciones
axtológicas.
Ya no se describe el marco normativo ni se estudian las fórmulas pro-
badas de solución, tampoco se somete el conocimiento a procesos de
contrastacíón: ahora se cuestiona la validez axiológíca de las normas jurí-
dicas y la actuación de los profesionales del derecho en los diversos
ámbitos sociales.
La filosofía, en este caso, considera globalmente las consecuencias
de lo jurídico, da un paso hacia atrás para considerar al derecho como
un todo.
En el nivel epistemológico, se centra el estudio critico del proceso de
conocimiento; así como la validez de las hipótesis y fórmulas en la solu-
ción de los problemas.
Además. sistematiza teorias y cuestiona las soluciones que se han
dado; trata de ubicar las grandes tendencias del desarrollo teórico y en
su caso, evalúa críticamente las virtudes y deficiencias de los modelos
creados.
Señala también los acuerdos y diferencias en las corrientes de inter-
pretación. Por ejemplo, la coincidencia ideológico-jurídica de los extre-
mos del derecho fascista y de algunas disposiciones normativas soviéti-
cas; o.identiñca los rasgos comunes de algunas teorias marxistas del
derecho, con las tesis iusnaturalistas mas radicales.
El nivel epistemológico se convierte en una especie de conciencia cri-
tica de la ciencia juridica. Somete a procesos de revisión las bases, apa-
rentemente sólidas, de la construcción normativa.
La filosofia, por su complejidad y aparente escepticismo, es uno de
los conocimientos que mayor desasosiego provoca a quienes buscan res-
puestas directas e inmediatas, sobre los fenómenos y los procesos de for-
malización que intervienen en el derecho.
El ideal del desarrollo profesional, consiste en la aprehensión de las
características de los tres niveles y de su dominio en un grado al menos
suficiente.
1.4.4 Otros niveles
a) El conocimiento vulgar del derecho, Analizar la percepción social (y
grupal) de lo juridico y los juristas, sería motivo de un detallado estudio
sociológico (y pstcosociológico), ya que dentro de esa difusa nube de epi-
24 CApiTULO 1. EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO
níones y percepciones caben lo positivo y lo negativo, lo real y lo imagi-
nario, las generalizaciones no válidas y lo parcializado. Como toda pro-
fesión que tiene todavía un gran peso14 en la sociedad por los problemas
teóricos y concretos que aborda, los comentarios y opiniones que susci-
ta son controversiales.
Como no es motivo de este libro el análisis sobre la percepción social
acerca del derecho y los profesionales del mismo, sólo indicamos su exis-
tencia como nivel de conocimiento; el cual puede influir, favorable o des-
favorablemente, sobre el destino y desarrollo de la disciplina, así como
de su enseñanza.
En el caso del derecho, la percepción social ha sido más perjudicial
que benéfica: considerada una actividad que no requiere de las ciencias
exactas. generó durante mucho tiempo grupos de profesionales (con sus
gra:1deS excepciones), que se negaban a utilizar una de las herramientas
más importantes del dogma jurídico: la lógica matemática.
El ajuste hecho a los planes y programas de los estudios de licencia-
tura, introduce de nuevo el uso de las matemáticas (aunque sea de la arit-
mética) en la formación del abogado, lo cual sirve también de filtro aca-
démico.
Esa ausencia de matemáticas generó entre la población la idea de
que el estudiante de derecho requería sólo un mínimo de memoria para
alcanzar el título profesional.
Otra de las críticas más severas que ha recibido esta profesión, es la
falta de probidad entre sus practicantes. Abogado, socialmente hablando
en México, es casi un sinónimo de corrupción. Esta imagen no es culpa
absoluta de los juristas, sino también del medio burocratizado de las ins-
tancias gubernamentales encargadas de la administración de justicia; de
los bajos sueldos (que promueven la corrupción); de la crisis del sistema
educativo y familiar, etcétera. Cada uno de los miembros debe cooperar
14 El desarrollo de la sociedad moderna implica el desgaste y la caducidad de las técnicas
y profesiones que eran tradicionales, o de lasque surgieron como "profesiones del futu-
ro" y que en pocos años fueron sustituidas o absorbidas por otras actividades o, en el
peor caso, eliminadas por la aparición de nuevas tecnologías: en los años setenta, el téc-
nico caprurisra era una profesión que aprovechaba los avances de la tecnología: años
después, con la aparición de los sistemas operativos más accesibles y de uso común, los
técnicos capturistas desaparecieron como tales y tuvieron que "reconvertirse", en el
mejor de los casos. Hasta el momento. ninguna amenaza de ese tipo se cierne sobre la
centenaria o milenaria profesión de abogado. .
1.4Niveles en el estudiodel derecho 25
en el combate a la corrupción, y en cada profesíonísta recae la respon-
sabilidad de la imagen gremial que da.
En términos generales, esta profesión esta suficientemente demeri-
tada, y la actividad del litigio ha opacado cualquier otro de los ámbitos
en los que se puede desarrollar el licenciado en derecho: el servicio públi-
co, la docencia y la investigación.
Uno de los ejemplos mas notables del desconocimiento cotidiano
acerca del derecho, se observa en el uso inadecuado del lenguaje
jurídico en las noticias de nota roja.
Respecto al contenido de la disciplina juridica, se considera o se per-
cibe que ésta se reduce a las leyes, sin tener en cuenta que en mecanis-
mos de control social incluye instrumentos mas complejos como la juris-
prudencia y la producción reglamentaria, entre otras, las cuales son
menos conocidas y se desconoce, incluso, el impacto que tienen sobre
los procesos sociales reales.
Hay una profunda Ignorancia acerca de la complejidad del derecho,
no sólo a nivel profesional sino en actividades que se ven afectadas por
la ley. Esa falta de conocimiento, en ocasiones de algo tan elemental
como la noción del Estado de derecho, provoca violaciones involuntarias
o intencionales del marco jurídico, incluyendo fracturas en el mismo.
b) El conocimiento protocientífico en el derecho. Si consideramos que
las ciencias formales no recaen sobre los objetos de la realidad, sino
sobre construcciones o entidades ideales, podemos suponer que no exis-
ten conocimientos protocientificos en el derecho; sin embargo, en el
siguiente capitulo se analizara desde dos aspectos: como ciencia formal
o social (fáctica).
En el caso de investigaciones realizadas en el ámbiro social, se puede
considerar la existencia de conocimientos protocientificos en el derecho.
Por ejemplo, aquellos estudios que tratan de vincular la realidad con los
postulados de las normas jurídicas (su grado de cumplimiento en la
sociedad), o que enlazan los fenómenos sociales con la jurisprudencia,
pueden elaborar hipótesis y teorias que pretendan explicar lo juridico a
partir de lo social.
Estos descubrimientos hipotéticos en tanto se comprueban, se con-
trastan, sistematizan y enlazan con otras teorias juridicas o de otras cien-
26 CAPíTULO 1. EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO
cías, tienen el grado del conocimiento protocientifico, el cual, desde un
punto de vista restringido, se da principalmente en los estudios de orien-
tación empirica. En un sentido mas amplio, se puede considerar su inclu-
sión en los procesos de formalización; por ejemplo, cuando el legislador
crea un cuerpo normativo en un área poco explorada del derecho y lo
integra en la estructura general del sistema jurídico, analizando al mismo
tiempo si cumple con los supuestos formales que deben tener las normas
jurídicas; el respeto a los principios de identidad, no contradicción y ter-
cero excluido; la falta de lagunas y objeciones internas, la referencia con
otras normas, etcétera.
Los intentos iniciales por construir nuevas disciplinas, a partir de los
cuerpos normativos que se integran al sistema jurídico (que en muchas
ocasiones son copiados o imitados, a partir de modelos creados en otros
paises, con similares problemas), constituirían conocimientos protocien-
tíficos desde un punto de vista muy amplio.
Autoevaluación 27
Autoevaluación
1. Califique como verdaderas o falsas las siguientes proposiciones:
El conocimiento crítico se utiliza solamente en las ciencias sociales.
Verdadero ( ) Falso ( )
¿Por qué?: _
El objeto de conocimiento solamente se refiere a cosas materiales; esdecir,
a lo que puede ser percibido por medio de los sentidos.
Verdadero ( ) Falso ( )
¿Por qué?: _
El objeto de conocimiento siempre está condicionado a la existencia del
sujeto cognoscente.
Verdadero ( ) Falso ( )
¿Por qué
7
: _
Por objetividad seentiende ver las cosas como son, independientemente de
losgustos del investigador o sujeto cognoscente.
Verdadero ( ) Falso ( )
¿Por qué?: _
El conocimientovulgar y el empíricoson sinónimos.
Verdadero ( ) Falso ( )
¿Porqué?: _
28 AUTOEVALUACIÓN
11. Relacione ambas columnas
a) Científico
b) Protocientífico
c)Filosófico
d) Seudocientífico
e) Empírico
f) Vulgar
g)Técnico
( ) manejar un tomo mecánico
( ) la biología
( ) laecología hace 20 años
( ) la cartomancia
( ) la psicología social
( ) el existencialismo
( ) las noticias de espectáculos
( ) la sociología
( ) manejar bicicleta
( ) los dichos populares
( ) la astrología
111. Coloque en los espacios las flechas que indiquen la dirección del
conocimiento y complete las proposiciones correspondientes:
Modelo mecanicistadel reflejo: sujeto objeto.
Ejemplo de algún conocimiento desarrollado con este modelo:
Doscaracterísticas del conocimiento de acuerdo con este modelo:
Modelo mecanicista idealista: sujeto objeto.
Ejemplo de algún conocimiento desarrollado con este modelo:
Dos características del conocimiento de acuerdo con este modelo:
CAPÍTULO 2
La ciencia jurídica
2.1 Definición de ciencia
Es indudable la importancia que la ciencia ha adquirido en el mundo
occidental desde el siglo pasado, en particular, desde que se da el proce-
so de secularización educativa, cuando se dejan las explicaciones mági-
. cas (o "metafísicas", utilizando la terminología de Augusto Cornte) y se
tratan de descubrir las causas reales de los fenómenos naturales.
Aunque se considera a la ciencia como el tipo de estudio más acaba-
do, elaborado y en cierta forma el que garantiza un mayor acercamiento
entre el sujeto cognoscente y el objeto de conocimiento, ya anterior-
mente se alertó contra algunas de sus desviaciones.
De todas las definiciones, consideraremos tres de las más usuales:
Para Mario Bunge la ciencia es un "conocimiento racional, sistemá-
tico, exacto, verificable y por consiguiente falible. "1
I Mario Bunge, La ciencia, su método y su filosofia. Nueva imagen, 8a ed, México, 1993,
pág 8.
30 CAPíTULO 2. LACIENCIA JURIDICA
Una definición de la ciencia que la limite al método hipotético-
deductivo, puede no ser del todo útil en el ámbito juridico, ya que se
restringe su campo al conocimiento del mundo observable, y deja
fuera a las disciplinas cuyo objeto no es cuantificable.
En un enfoque similar, Bertrand Russell dice: "la ciencia es un con-
junto de conocimientos ciertos y probables, metódicamente fundados y
sistemáticamente dispuestos, según los grupos naturales u objetos".
2
Las definiciones anteriores son descriptivas, (¿cómo es"). Otros auto-
res enfatizan la finalidad de la ciencia (el ¿porqué?), como Fina Pizarra,
quien le atribuye la función de: ..... explicar el acontecer del mundo que
nos rodea mediante el llamado método htporétíco-deductivo".>
No pocos autores centran su discurso acerca del conocimiento, con-
dicionando incluso su existencia, en la utilización estricta del método
hipotético-deductivo.
¿Qué definición se debe adoptar acerca de la ciencia?, para efectos
de nuestro discurso, una que al delimitar sus notas esenciales, sea capaz de
incluir el estudio racional y sistemático del derecho. Para ello, debemos
considerar las características científicas y su clasificación.
2.2 Características de la ciencia
Según Mario Bunge, la ciencia reúne las siguientes caracterfsticas:"
a) Es un conocimiento fáctico. Parte de los hechos y trata de descri-
birlos como son, independientemente de su valor emotivo o comercial.
Analiza los sucesos, los reconstruye en un proceso experimental y des-
pués, los convierte en información confirmada a través de teorias.
b) Trasciende los acontecimientos. Los descarta, produce nuevos y los
explica: "los científicos exprimen la realidad al ir más allá de las aparien-
2 Bertrand Rusell, La perspectiva cientifica, Ariel-Seix Barrai, Barcelona, 1976, pag 13.
3 Fina Pizarro, Aprender a razonar, Alhambra Mexicana, México, 1987, pág 66.
4 Bunge, ob cit, págs 16·32.
2.2Características de laciencia 31
cias; rechazan el grueso de los hechos percibidos por ser un montón de
accidentes; seleccionan los que consideran relevantes (. ..) y en lo posible'
los reproducen."
La ciencia. según Bunge, no sólo describe la realidad. sino que la
racionaliza y trata de explicar mas allá de lo observable.
e) Es analítica. Trata de entender una situación en términos de sus
elementos. descomponiendo la realidad en sus partes y conexiones que
la integran.
El análisis no se debe considerar contrario a la síntesis, sino como
una etapa de ella; aunque sí se opone al elemento irracional. al que trata
de aprehender por una intuición especial que prescinde del estudio previo.
d) Es especializada. Su enfoque analítico la lleva a considerar un
aspecto que genera rnultíplicidad de técnicas y una relativa independen-
cia. aunque esto no signifique olvidar su unidad metodológica. ni pasar
de largo el fenómeno interdisciplinario.
e) Es clara y precisa. A diferencia del conocimiento común. que es
vago e impreciso. la ciencia trata de obtener datos exactos y de encon-
trar sus propios errores. que no esta exenta de ellos. Estas características
se dan. según Bunge, formulando los problemas de manera clara; defi-
niendo sus conceptos; creando lenguajes artificiales; midiendo y regis-
trando los fenómenos. etcétera.
j) Es comunicable. Es decir. que puede hacerse público a quien tenga
el adiestramiento suficiente para entenderlo.
g) Es verificable. Puede comprobarse a través de la experiencia. Ésta
es. según Bunge, la esencia del conocimiento científico.
h) Es metódica. Se planea cuidadosamente. de tal manera que exclu-
ye al azar o lo pone a su servicio; por ejemplo. en el caso de las m u e s ~
tras que no se someten a la acción de un antibiótico y fungen como suje-
tos de control. La presentación de los resultados en un proceso de inves-
tigación. debe ser ordenada y agrupada conforme a criterios racionales.
i) Es sistemática. Conlleva ideas lógicas conectadas entre sí. que for-
man un conjunto integrado por hipótesis. teorías y leyes. tan estrecha-
mente vinculadas que la sustitución de un supuesto básíco provoca una
revolución en toda la estructura del conocírníento.>
5 Bunge alude a la teoría de las revoluciones cíenuñcas de Thomas S. Kuhn.
32 CAPITULO 2. LACIENCIA JURIDICA
J) Es general. No se ocupa de hechos aislados o individuales, sino sólo
en la medida que son miembros de una clase; trata de descubrir lo que
es común a diversos casos singulares:
Los escolásticos medievales clasificarían al científico moderno como realis-
ta ínrnanennsta porque, al descartar ios detalies (...) al buscar las variables
pertinentes (o cualidades esenciales) y las relaciones constantes entre ellas
(las leyes), el cíentíflco intenta exponer la naturaleza esencial de las cosas
naturales y humanas.«
k) Es legal. Busca descubrir las leyes de la naturaleza o de la cultura
y las aplica; con ello trata de llegar a la raíz de las cosas: "encuentra la
esencia en los cambios relevantes y en las relaciones invariantes entre
ellas". Muestra las pautas regulares de la estructura y del proceso. Lo cual
vale tanto para las ciencias naturales, como para las sociales.
l) Es explicativa. Interpreta los hechos en términos de leyes, y éstas,
en términos de principios. Además de descripciones detalladas, la cien-
cia debe responder al porqué.
Bunge reflexiona sobre el tipo de leyes de la ciencia, y expresa que
éstas no se reducen a las causales (que establecen la relación de causalidad
entre una serie de elementos y la producción de un fenómeno), sino que
también pueden ser teleológícas (que parten de la finalidad de un hecho),
o de otro tipo: de tendencia global, dialécticas, cinemáticas, etc, y agrega:
La historia de la ciencia enseña que las explícaclones cientificas se corrigen
o descartan sin cesar. ¿Significa esto que son todas falsas? En la ciencia fác-
tica, la verdad y el error no son del todo ajenos entre si: hay verdades par-
ciales y errores parciales; hay aproximaciones buenas y otras malas (...) las
expiicaciones científicas no son finales pero son perfectibles."
m) Es predictiva. Ya que imagina cómo fue el pasado y cómo puede
ser el futuro. La conjetura tiene dos funciones principales: poner a prue-
ba las hipótesis y modificar el curso de los acontecimientos.
"La predicción científica, en contraste con la profecia, &e funda sobre
leyes e informaciones especificas fidedignas, relativas al estado actual o
pasado de las cosas. "8
n) Es abierta. No pone barreras a priori que limiten sus postulados; en
contrapartida, si un conocimiento fáctico no es refutable desde un prin-
6 lbid, pág 26.
7 lbid. pág 29.
8 Idem.
2.2 Características de laciencia 33
cipío. entonces no pertenece al campo de la ciencia. Es falible y por lo
mismo, capaz de progresar.
o) Es útil. Provee de herramientas para el bien y el mal. "Es cosa de
técnicos emplear el conocimiento científico con fines prácticos, y los polí-
ticos son los responsables de que la ciencia y la tecnología se empleen en
beneficio de la"humanidad. Los investigadores pueden, a lo sumo, aconse-
jar cómo puede' hacerse un uso racional, eficaz y bueno de la ciencia. "9
Las características citadas de la obra de Mario Bunge, se aplican en
las ciencias fácticas. Habría que determinar si todas pueden' trascender
al conocimiento jurídico.
Características de la ciencia según Ruy Pirez Tamayo
"Ciencia es la actividad humana creativa, cuyo objetivo es la compren-
sión de la naturaleza y cuyo producto es el conocimiento, obtenido por
medio de un método organizado en forma deductiva y que aspira a
alcanzar el mayor consenso posible. -ro
Pérez Tamayo desglosa las características de la ciencia así:
al Es una actividad humana creativa. Realizada exclusivamente por los
seres humanos; las conductas de los demás seres, por muy complejas
que sean, no constituyen una ciencia.
Aunque se caracteriza como opuesta a la fantasía y a la imaginación,
el científico trata de estudiar y describir la realidad tal como es, al propor-
cionar un retrato fiel de la misma, utilizando constantemente la creatividad.
La mayor creatividad, anota Pérez Tamayo, se encuentra en la cons-
trucción de teorías y modelos. En este sentido, no se concibe como algo
contrario a la realidad, sino como una serie de procedimientos y actitu-
des innovadoras que utilizan las reglas preestablecidas de la investiga-
ción científica en la comprobación de teorías o nuevos postulados. En
ocasiones implican la construcción y el diseño de instrumentos de medi-
ción o elaboración de técnicas para abordar determinados problemas.
La creatividad en la ciencia se encamina a descubrir y comprobar las
investigaciones científicas o de los objetos de conocimiento.
9 Ibid, pag 32.
10. Ruy Pérez Tarnayo, Cómo acercarse a la ciencia. México, Ed. Limusa-Noriega y Fondo
Editorial de Querétaro, pag 7.
34 CAPiTULO 2. LACIENCIA JURíDICA
b) Su objetivo es la comprensión de la naturaleza. La cual se entiende
como sinónimo de la realidad, no equivalente al mundo material, sino a
todo aquello cuya existencia puede verificarse de manera objetiva, ya sea
directa o indirectamente.
Pérez Tamayo anota: "cuando la ciencia declara que su objetivo es
comprender la naturaleza, quiere decir que su meta es explicar la reali-
dad, y someter a los fenómenos que ocurren en ese vasto comparti-
miento de la naturaleza .."11
e) Su resultado es el conocimiento. De manera amplia, es todo aquello
de lo que tenemos conciencia y que proviene de ideas personales; y en
sentido restringido, es la información cuya veracidad ha sido puesta a
prueba confrontándola con la realidad.
d) Obtenida a través del método "cientifico", cuyas caracteristicas
tienden a garantizar que el conocimiento resultante tenga un menor
grado de falibilidad que el obtenido a través de otros procedimientos.
En la definición de Ruy Pérez Tamayo destaca la creatividad, en la
cual entra el azar, que cuando se presenta y significa una revolución en
la forma de concebir la realidad, debe ser valorado.
En la actualidad se está revalorando el papel del azar, la creatividad y
la intuición en la investigación científica sin abandonar su rigor,
i.3 Clasificación de las ciencias
De las diversas categorías, se adoptará la que distingue entre las ciencias
fácticas y las formales, que parte de la división que establece Husserl res-
pecto de la naturaleza del elemento del cual se ocupan.
Se reconocen dos clases de objetos, segun su existencia: reales e
ideales. Los primeros son aquellos que existen en el tiempo (como los
hechos psíquicos) y en el espacio (como los cuerpos). Lo real puede ser
psíquico, corporal o ambas cosas a la vez, esto es, psícoñsíco, como los
animales superiores. De ahí que las ciencias que estudian estos objetos
reciban el nombre de reales.
11 [bid, pág 9.
2.3 Clasificación delas ciencias 35
Los objetos ideales no poseen este carácter espacio-tiempo o simplemente
temporal; no son objetos de experiencia empírica. Sin embargo, son porta-
dores de una consistencia tal, que nadie puede dudar que existan, ya que
son susceptibles de ser pensados por todo sujeto.12
Con base en esta división, las ciencias se pueden clasificar en for-
males o eídétícas y en reales o fácticas (facticias). entre las cuales se
encuentran las naturales y las sociales.
Para Mario Bunge la distinción primordial es que comparten tres de
las características que enuncia como esenciales para la ciencia: san cono-
cimientos racionales, sistemáticos y verificables; su diferencia radica en
que las formales no san objetivas, ya que na se ocupan de cosas reales,
sino de entes ideales que sólo existen en los seres humanos; mientras
que los objetos de las ciencias fácticas si son reales. Agrega Bunge:
Esta ramificación preliminar (formales y fácticas), tiene en cuenta el objeto
o tema de las respectivas disciplinas: también da cuenta de la diferencia de
especie entre los enunciados que se proponen establecer las ciencias for-
males (relaciones entre signos) y las fácticas: que se refieren, en su mayo-
ría. a sucesos y procesos.P
CUADRO 2-1 Clasificación de las ciencias
Tipos de objeto Ciencias Ejemplo
Matemáticas
Ideales Formales
~ ó g i c a
Etica
Ciencia jurídica dogmática
Naturales:
- fisica
- química
- biología
Reales Fácticas
- (... )
Sociales:
-
sociología
- historia
- (, ..)
- sociología juríd tea
12 Larroyo, ob cit. pág 351 .
13 Bunge. ob cit. pag 11.
36 CAPITULO 2. LACIENCIA JURíDICA
De manera adicional, la clasificación repercute en el método emplea-
do para verificarla: en las ciencias formales, basta con la lógica; en las
fácticas, es necesario observar rigurosamente.
El conocimiento fáctico, se divide en ciencias naturales y sociales:
Las ciencias naturales son disciplinas que estudian a la naturaleza en sus
diversos niveles y en sus distintos aspectos. En cambio, las sociales efectú-
an el estudio en todas sus formas y aspectos de su organización y desarro-
llo; así como de las diferentes actividades que el hombre realiza y de los
resultados obtenidos, junto con la historia de la sociedad en sus múltiples
aspectos...
14
Esta división deriva de la que se hace entre natura y cultura, donde
la primera se refiere a todo aquello en que no interviene la mano del
hombre para transformarlo o para modificar su "esencia"; mientras que
la segunda se refiere a lo que el ser humano produce en las etapas de
modificación del entorno y de sí mismo.
Las ciencias formales y las fácticas coinciden en que son conoci-
mientos racionales, sistemáticos y verificables.
Se toma con reservas la clasificación entre "naturaleza" y "cultura",
puesto que se ha discutido el hecho de que sólo el ser humano es capaz
de modificar su entorno. Sin embargo, numerosas especies también pro-
vocan cambios: desde las hormigas y termitas, cuyas construcciones com-
piten (en proporción) con las del hombre e incluso las llegan a superar.
2.4 Concepciones acerca del status científico en el
estudio del derecho
El derecho y la reflexión acerca del mismo, tiene una larga tradición,
sobre todo si identificamos a la justicia como uno de los principios rec-
tores de la ley. Si tratamos de despojar al derecho de consideraciones
morales y nos referimos a él como normas formalmente establecidas
para regular la convivencia del ser humano en sociedad, la reflexión pue-
. 14 Gortari, ob cit, pag 15.
2.4Concepciones acerca del status científico enel estudio del derecho 37
de remontarse a los primeros códigos que se conocen. O todavía más
lejos. analizariamos al derecho desde las épocas romanas. como el con-
junto de normas prácticas que efectivamente regulan la conducta huma-
na en sociedad.
Reconocer este hecho es innegable; sin embargo. al cuestionar la
naturaleza del conocimiento juridico se desvanece el consenso, ya que
algunos autores niegan al estudio del derecho su aspecto científico, por-
que aducen que (en su acepción como conjunto de normas que regulan
la conducta...) tiene un carácter de mero instrumento y por tanto. no
puede ser ciencia. Algunas opiniones lo consideran como un postulado
social; otras. parten del supuesto de que existe una disciplina encargada
de estudiar el comportamiento humano.
Hay autores para quienes no existe "una ciencia" encargada de estu-
diar al derecho. sino sólo un conjunto de disciplinas -con diferentes
características- que lo analizan desde diversos ángulos. Serán conside-
radas las tres posiciones enunciadas, pero antes, se hará referencia a lo
que podría considerarse como los tres problemas fundamentales del
"conocimiento jurídico". Las posibilidades de respuesta son: a) No existe
la ciencia juridica; b) si existe ésta. o e) son varias "ciencias" del derecho.
De existir el tratado juridico, ¿cuál es su naturaleza? ¿qué tipo de
ciencia es? Si se concluye que varias disciplinas estudian al derecho. se
facilita la tarea, ya que a cada una se le asigna diferente naturaleza; ya
sea una ciencia formal, natural o social, o un estudio de corte filosófico.
según sea el método que deba emplearse para abordarlo.
Lo anterior nos puede conducir a corroborar los conocimientos gene-
rados en dicha ciencia. Los problemas de los incisos b y e quedan resuel-
tos si consideramos que no puede haber un estudio cientifico del dere-
cho, o que éste no corresponde a los profesionales del mismo sino a
otros; por ejemplo, a los sociólogos o politólogos.
¿Existe o no ciencia del derecho? La respuesta determinará, incluso,
nuestra identidad como profesionistas.
38 CAPiTULO 2. LACIENCIA JURIDICA
2.4.1 ....0 existe un estudio científico del derecho
Esta posición puede fragmentarse en varias. Una se refiere concreta-
mente a que no hay una ciencia del derecho, porque sólo es una técnica
de control (integrada por el conjunto de normas contenidas en las leyes
y que fueron creadas para mantener o aglutinar al sistema social), por
tanto, los profesionales dedicados a su estudio se deben limitar al cono-
cimiento y aplicación de las reglas, sin que se ocupen por el status cien-
tífico de una disciplina destinada a estudiarlas.
La posición anterior, que ve en la ley sólo un modus vivendi que no es
expresa, ni está considerada en los planes de estudio de las instituciones
de educación superior, podría describirse como una "filosofía de vida de
juristas" (de algunos); es decir, como una posición vivencial frente a una
actividad. Aunque es posible que dicha opinión se induzca -vía curricu-
lum oculto- en algunos centros de enseñanza.
La ventaja es que se evita cuestionar la naturaleza del estudio del
derecho, así como discurrir sobre su status de cientificidad.
Una opinión muy interesante al respecto la plantea Cario S. Nino en
su obra Consideraciones sobre la dogmática jurídica, donde responde a la
primera pregunta con otra: bueno, ¿y si no es ciencia, qué? Nino cues-
tiona este concepto y la alta estima que tiene entre los especialistas, quie-
nes tratan de justificar la importancia de su tarea a través de otorgarle la
"categoría" de conocimiento.
Esta palabra [ciencia] es en primer lugar ambigua, es decir que tiene más
de un significado. Constituye un caso de una forma especial de ambigüe-
dad que se llama de "proceso-producto". Hay palabras que denotan tanto
una clase de actividad como el resultado de la misma [...] La palabra "cien-
cia" [...] se usa ya sea para referirse a la actividad de los científicos como
al conjunto de proposiciones resultantes de esa acuvtdad.tf
Asimismo, dicho autor califica de "vago" el concepto de ciencia, y
señala que hay una zona de "penumbra" en donde vacilamos en deci-
dirnos en favor de su aplicabilidad o no
1 6
Para apoyar esta segunda afirmación, Nino recurre a una de las críti-
cas que se han dirigido en contra de la ciencia y en particular, de la pre-
tensión de ser un conocimiento "verdadero" obtenido a partir de la ob-
15 CarIo S. Nino, Consideraciones sobre la dogmáh'cajuridica, UNAM, México, 1989, pág 9.
16 Véase al respecto. ibid, pág 10.
2.4Concepciones acerca del status científico enel estudiodel derecho 39
servación, generalización y utilización de instrumentos o usos del méto-
do hipotético deductivo.
Si las características anteriores se han empleado, ya sea de manera
aislada o todas al mismo tiempo para definir a la actividad científica, dice
Nino que no todas las ciencias pueden recurrir a ellas. Por ejemplo, es
indudable que la frsica, quimica, biología, zoología, anatomía, geografía
y matemáticas son ciencias (dado el uso que hacen ya sea de la obser-
vación, generalización, etc); pero otras disciplinas como la sociología tie-
nen en duda su cientificidad. hecho que se acentúa en el caso de la ética
y la dogmática jurídica.
Un grupo de autores considera que no hay una ciencia del derecho,
porque éste constituye una técnica de control social, dificil de con-
vertirse en objeto de estudio.
Una pregunta fundamental para Nino es: ¿por qué es tan importante
para los estudiosos de la doctrina jurídica otorgarle a ésta la categoría de
científica? Citando a Max Black contesta:
El término "ciencia" es elogioso, cualquiercosa que sea laciencia después de
analizarla; y los requerimientos de clasificación son también imperiosos los
reclamos por el respeto y consideración que supone ese rótulo honorífico.
I 7
Es evidente que dicha respuesta debe variar, al analizar la realidad de
la práctica cientíñca en los paises del tercer mundo: pero partamos de la
suposición de que aún en ellos, es válida la apreciación del alto concep-
to y estima que se debe a la ciencia y a sus practicantes. 18
Tal supuesto implica que cualquier rama o especialización surgida
gracias a la creciente complejidad de la vida contemporánea, tratará de
reclamar su pertenencia al privilegiado y honorable grupo de las "cien-
cias"; y, al mismo tiempo, su autonomía como disciplina cientifica; y un
estudio tan antiguo como el desarrollado en torno del derecho, no es la
excepción.
17 Max Black, citado por Nino, ob cít, pág 13.
18 Respecm a México, ni siquiera en la educación formal se tiene la preparación en el área
de las clencras.jsean "duras" o sociales. Quizá seenseñen los mismos mitos que en los
países desarrollados; peroal momento de la elección y práctica profesional. las"ciencias
tradicionales" quedan en un papel secundario respecto de otras profesiones que asegu-
ran -at menos es la creencia popular-. una vida más "decorosa",
40 CAPíTULO 2. LACIENCIA JURíDICA
Para lograr introducirse en dicho grupo, los estudiosos de disciplinas
en proceso de justificación recurren incluso a trampas, como el uso de
"definiciones persuasivas":
Una definición persuasiva es "una trampa verbal que se le tiende al oyente
o lector", manteniendo el significado emotivo de una palabra pero cam-
biando el cognoscitivo; de tal manera que dirige las reacciones favorables o
desfavorables hacia un nuevo objeto. Este procedimiento es acentuada-
mente frecuente con relación al caso de la palabra ciencia. Cuando se quie-
re condecorar a una determinada actividad con este honroso nombre. el
procedimiento usual es dar una definición ad hoc de "ciencia", moldeada
deliberadamente para comprender en el núcleo del significado de la pala-
bra a esa activldad."?
Muchos de los estudiosos que en ocasiones justifican la característi-
ca científica del dogma jurídico, acentúan las cualidades del conoci-
miento, de los métodos que emplea y la utilidad de sus productos; ense-
guida, dan una definición de ciencia lo suficientemente vaga y amplia
para que pueda encuadrar su disciplina.
Para C. S. Nino las energías de los estudiosos del derecho, deben
encaminarse más que a comprobar la cientificidad de la dogmática
jurídica, a resolver los problemas de la propia dogmática.
Nino parte entonces de la siguiente pregunta: ¿será tan importante
tratar de comprobar que la dogmática jurídica es una ciencia", para lla-
mar la atención sobre la posibilidad de perderse en el preámbulo de jus-
tificaciones inútiles acerca de la cientificidad de la dogmática jurídica, en
lugar de dedicar mayores energías al planteamiento y solución de los
problemas de la misma. No con esto pugna por abandonar el estudio de
la posibilidad de una "ciencia" dogmática o evitar la comunicación con
otras, ya que sus aportes pueden ser relevantes, sino que pide no caer en
debates estériles, ya que en el supuesto de comprobar su cientificidad,
no le resta méritos ni importancia al estudio efectuado.
19 Nino, ob cit. pág 15.
2.4Concepciones acerca del status científicoen el estudiodel derecho 41
2.4.2 Ciencia jurídica
La segunda forma de responder a la pregunta ¿existe una ciencia juridi-
ca?, es afirmativamente, considerando que en realidad así es. De inme-
diato surge otra duda: ¿cuál es su naturaleza?
Uno de los criterios más extendidos de clasificación de las ciencias
las divide en dos grandes grupos, a partir de la naturaleza de sus objetos: las
eidéticas o formales (matemáticas y lógica); y las fácticas (naturales y
socialesj.s?
A partir de esta clasificación, ¿en que grupo se debe incluir al estudio
del derecho?, ¿como una ciencia formal? o ¿como una social? Para mu-
chos estudiosos ajenos al derecho, es indiscutible que este tiene un
carácter de ciencia formal; por ejem-plo, Francisco Larroyo opina que el
"derecho positivo" y la étíca son normativas porque:
...[su objeto] reside en describir y explicar normas [...] algunos suponen
que se trata de disciplinas que no tienen exclusivamente propósitos teóri-
cos, sino que abrigan el designio de dar reglas practicas para la accíón.o
Este concepto tiene su origen en el gran desarrollo que supuso el
planteamiento de Hans Kelsen acercade la teoría pura del derecho, la cual
determinó que se le considerara como un objeto esencialmente formal.
La opinión de Kelsen ha pesado en muchas de las escuelas de dere-
cho, en las cuales se adopta (de manera expresa o tácita) su visión acer-
ca de la ciencia jurídica; se da preferencia al estudio de los marcos jurí-
dicos nacionales, y lo desvinculan de los valores o bienes culturales que
se encuentran írnplícttamenre protegidos en las normas.
20 Esta clasificación se debe en gran medida a Husserl, quien considera que los objetos ideo
ales son aquellos que existen solamente en el tiempo. mientras que los reales están en
el tiempoy el espacio. Francisco tarroyo abunda al respecto: Los objetos reales al tener
unaconsistencia espacio-temporal son susceptibles de experiencias empíricas, y aunque
los ideales no tienen consistencia material, nadieduda de suexistencia, dado que pue-
den ser pensados por cualquier sujeto. (Véase Francisco Larroyo, La Lógica de las cien-
cias. 1979. págs 327 y siguientes).
Para Mario Bunge la diferencia más significativa entre ambos "entes" es que los ideales
"no son objetivos". aunque comparten con los reales las caractensttcas de ser raciona-
les, sistemáticos y verificables. (Véase Mario Bunge. La ciencia. su métodoy sufilosofia.
1993, págs 10 Y siguientes).
21 Larroyo, ob cit, pág 429.
42 CApiTULO 2. LACIENCIA JURIDICA
La dogmática jurídica, como ciencia formal, analiza el marco nor-
mativo a la luz de los postulados y principios de la lógica.
Aunque en muchas escuelas, universidades o facultades hay un con-
senso acerca de lo que debe estudiarse como "derecho", y de los cono-
cimientos "relevantes" para los futuros profesionales del área, en otras
épocas la aprobación se dirigía hacia otros aspectos. Savigny, en su obra
Metodología jurídica, hablaba de una "ciencia jurídica", que para él tenía
como objeto "presentar históricamente las funciones legislativas del
Estado", partiendo del supuesto de que se dividen en dos: la civil (que
establece los derechos que el Estado debe garantizar a los ciudadanos) y
la criminal (referida a las disposiciones del Estado para proteger las
leyes).22
Según Savigny, la jurisprudencia es una ciencia histórico-filosófica,
que reúne dos principios distintos relacionados entre sí: agrupar el estu-
dio racional en la elaboración sistemática del derecho, y concebirlo siem-
pre en un periodo dado, considerando a la ley como una acción del
Estado y vinculada con la historia de los pueblos.P
Para los enfoques basados en el realismo sociológico, el derecho
tiene un fin social; la norma considerada de manera aislada no es su
objeto, sino la conducta real, externamente manifestada.
La manera en que se trata de crear la ciencia del derecho depende
de la realidad juridica que se viva en una sociedad; por ejemplo, en los
paises anglosajones el derrotero que ha seguido la ciencia juridica es
sociológico, porque la conducta realizada respecto de la norma es la que
le da esencia a la ley. En los pueblos de tradición romanista adopta un
enfoque formal y, en caso de que se apoye en un sentido íusnaturalista,
es posible que no traten de justificar la "cientificidad" del conocimiento
jurídico. Es más frecuente encontrar en la ciencia jurídica de tradición
anglosajona, preocupaciones del vínculo entre la legislación y otras dis-
ciplinas (en el aspecto tradicional); por ejemplo, Barker menciona:
El siglo XIX definía, como enfoque clentifico del derecho, la exposición y el
análisis sistemáticos de las doctrinas del derecho común segun había evo-
lucionado con los siglos, de preferencia sin las intervenciones acientificas y
22 F. K. von Savígny, Metodo[ogiajuridíca. págs 5 y 6.
23 ¡bid. pág 10.
2.4 Concepciones acerca del status cientlfico enel estudio del derecho 43
desaliñadas de la legislatura. Siguiendo a Bentham y Austin, se distinguia
con agudeza entre el derecho como es y el derecho como debiera ser, y se
formulaba la tarea de los juristas como interesada principalmente en expo-
ner el derecho tal y como es. Con el tiempo, este punto de vista encalleció
hasta formar una ortodoxia que ha dominado la jurisprudencia inglesa
durante los pasados cincuenta años.
24
Para algunos autores, el conocimiento jurídico obtendrá mayor grado
de cientificidad, en tanto imite la estructura y métodos de las cien-
cias sociales.
Barker describe una realidad en la cual la academia tiene una fuerte
desvinculación con el derecho como una actividad (práctica social). Los
abogados se quejan de la falta de acceso a la realidad, que se da duran-
te sus estudios profesionales.
Regresando un poco a las tendencias formalistas, Albert Calsami-
glía defiende a la doctrina jurídica como una ciencia, a partir de criticar
la rigidez científica, sobre todo de aquellas interpretaciones que están
muy cercanas al enfoque del paradigma (positivismo y empirismo lógi-
co). Calsamiglia parte de la identificación entre dogma y conocimiento
jurídico:
[...] entenderemos por ciencia del derecho, el saber que trata de describir
las normas jurídico-positivas y que tradicionalmente se denomina dogmá-
tica jurídica o jurtsprudencta.é>
Lo cual no significa que se niegue la existencia de otras disciplinas
clentificas interesadas en lo jurídico: sociología jurídica, filosofia política,
historia del derecho, entre otras, pero que 10 abordan desde diferentes
"perspectivas rnerodológícas'Vv
Esta posición se encuentra ya en un punto intermedio entre la res-
puesta considerada en este apartado y la que sugiere el próximo.
24 Paul Barker, Las ciencias sociales de hoy. pág 104. /
25 Albert Calsamlglta, Introducción a lacienciajuridica. Ariel, Barcelona, 1993, pág 13.
A diferencia de Nino, que parte de la critica del concepto de ciencia para cuestionarse
acerca de la importancia de determinar .sl la dogmática jurídica es o no cíentifica:
Calsarniglia se apoya en el criterio y la autocritica llevada a cabo por los cieruiñcos o filó-
sofos de la ciencia, y la consiguiente laxitud que ha traído como consecuencia para defi-
nirla y para incluir a la dogmanca en el terreno de las ciencias.
26 ldem.
44 CAPITULO 2. LACIENCIA JURIDICA
2.4.3 Conjunto de disciplinas que estudian el derecho desde
diversos ángulos.
Se puede estimar que existen varias ciencias interesadas por el derecho
o que tienen el mismo objeto de estudio. Esta posición puede motivar un
amplio espectro de enfoques, métodos, técnicas y metodologías para
estudiar tal disciplina.
Para Aftalión existe una ciencia "central" del derecho y otras ciencias
que se ocupan de lo jurídico; así, en cuanto a la primera afirma: "La cien-
cia del derecho, jurisprudencia o dogmática jurídica es la ciencia cuyo
objeto es el derecho<"
Respecto a las segundas, dicho autor expresa los campos de interés,
el enfoque especial a partir del cual estudian el derecho:
Mientras el sociólogo (5) se interesaba por las condiciones determinantes o
causas de un hecho de conducta ocurridos entre varios sujetos (intersubje-
tiva); mientras que el historiador (H) atendía a este hecho en el pasado, a
lo que fue, mientras el filósofo (F) se ocupaba en general, sin limitación de
tiempo ni de espacio, por el sentido dei hecho aquí y ahora. Este sentido
es un deber ser, un deber hacer de un hombre en relación con otro, senti-
do precisado y fijado en definitiva por la comunidad, la que no sólo se
expresa en términos genéricos (leyes, costumbres), sino que también indi-
vidualiza sus juicios, por intermedio de órganos adecuados, en los casos
particulares ocurrentes UurisdicciÓn).2B
Para Ovilla Mandujano existen también "ciencias jurídicas", y parte
de la distinción entre el derecho como objeto de estudio, como un pro-
ducto y las disciplinas que se encargan de estudiarlo; es decir, el fenó-
meno regulador del comportamiento humano, y la reflexión teórica del
mismo. De acuerdo con Ovilla, el origen del derecho es la sociedad, a
partir de la cual se establecen tres tipos de realidades; social, normativa
y teórica. La ley se ubica en el segundo nivel (aunque se inicia en el pri-
mero), y su análisis se ubicará en el tercero, aunque responde a los cues-
tionamientos del nivel de la norrna.s?
Dentro de la jurisprudencia se pueden considerar, además de la dog-
mática jurídica, a la socíología (definida como la ciencia que descubre,
formula y verifica las relaciones de interdependencia entre la ley y los de-
27 Aftalión, ob cit. pag 168.
28 tua. pág 169.
29 Manuel Ovilla Mandujano, Teoria del derecho. Duero, México. 1990, pag 32.
2.4 Concepciones acerca del status científico enel estudio del derecho 45
más factores de la vida social); la filosofía del derecho (que investiga los
temas y valores que se deben seguir en el orden jurídico); el derecho
comparado (estudia los diversos sistemas para descubrir sus semejan-
zas y diferencias); la historia del derecho (lo estudia a nivel temporal) y .
la axíología jurídica (analiza los valores del derecho). 30
Finalmente, Luis Recasens Siches, a partir de las tres formas en que
puede estudiarse la ley: como norma, valor o suceso, y consíderando dos
planos (filosófico y empírico), menciona al menos siete disciplinas encar-
gadas de estudiarla:
El estudio del derecho como valor, en el plano filosófico, suscita la estima-
tiva o axtología juridica; es decir, la consideración del tema tradicional-
mente llamado del derecho natural y en el empirico suscita el estableci-
miento de directrices para la politica del derecho, es decir, para la aplica-
ción de los criterios estimativos ia elaboración práctica del derecho.
(En su aspecto de)", norma ha dado lugar, en el plano filosófico, a la teoria
fundamental del derecho (por ejemplo, la Teoria pura del derecho de
Kelsen) y en el plano empírico origina la llamada ciencia dogmática o téc-
nica del derecho positivo,
El estudio del derecho como una especial clase de hechos sociales." lleva
en el plano filosófico a la elaboración de una culturología jundica. a una
doctrina del derecho como objeto cultural; y en el plano empírico conduce
a la historia del derecho (descripción de realidades jurídicas particulares) y a
la socíologta del derecho (investigación sobre tipos y regularidades de los
fenómenos jurldicosj.U
CUADRO 'l-'l Formas en que puede examinarse la ley
Plano de estudio Nivel filosófico Nivel empírico
Valor Axtología juridica Directrices de política jurídica
Norma Teoria del derecho Ciencia dogmática
Hecho social Culturología juridica soctologia del derecho
Historia del derecho
30 ¡bid. págs 4S-46,
31 Recasens Siches, Tratado general deJifosoJla del derecho, 8a ed, Porrúa, México, 1983,
pag 160.
46 CAPiTULO 2. lA CIENCIA JURIDICA
La discusión acerca de la naturaleza científica del derecho aún no
está cerrada, y para analizar los efectos de las técnicas y métodos de las
ciencias "duras" empíricas, es necesario adoptar una de las posiciones
antes señaladas. En ese sentido, no funciona la propuesta de Nino res-
pecto de considerar la utilidad de la ley para justificar su estudio, inde-
pendientemente del cuestionarniento sobre su status de cientificidad.
Se considera que hay disciplinas que tienen como objeto de estudio
al derecho, y el resultado que se genera de ellas es de naturaleza diver-
sa: desde un postulado formal (dogmática jurídica), hasta uno cercano a
las ciencias sociales (soclología jurídica, de la historia, etc). Incluso, cono-
cimientos filosóficos.
Autoevaluación 47
Autoeyslusción
1. Califique como verdaderas o falsas las siguientes proposiciones:
1.Un concepto de ciencia dice que ésta es unconocimiento racional, siste-
mático, probable, exacto, verificable y falible
Verdadero ( ) Falso ( )
2. Se puede formular unconcepto de ciencia jurídica basado en el método
hipotético-deductivo
Verdadero ( ') Falso ( )
3. La objetividad absoluta tradicionalmente se ha considerado como el valor
principal de la ciencia
Verdadero ( ) Falso ( )
4. Las ciencias naturales pertenecen al grupode las ciencias fácticas
Verdadero ( ) Falso ( )
5. La dogmática jurídica nopuedeser una ciencia según Carlos Santiago !'lino
Verdadero ( ) Falso ( )
11. Relacione ambascolumnas
a) Ciencia natural
b) Ciencia social
e) Ciencia formal
d) No es ciencia
111. Complete lassiguientes oraciones:
( ) Química
( ) Astrología
( ) Biología
( ) Dogmática jurídica
( ) Sociología jurídica
( ) Acupuntura
( ) Teoría política
( ) Física
La axiología jurídicaanaliza el derecho desdeel elemento de _
_________en un plano t mientras
que la estudia desdeel planodel hechosocial
y resaltando el nivel filosófico, a la doctrina jurídica como objeto cultural. En
el plano empíricoy tomandoel elemento de se
originan las disciplinas y
48 AUTOEVALUACIÓN
Mencione dos razones por las cuales la ciencia jurídica no puede ser una
ciencia: _
Dé dos razones por las cuales puede argumentarse una pluralidad de cien-
cias jurídicas:
CAPÍTULO 3
Lógica: elementos
generales
3.1 Concepto de lógica
La lógica se puede definir de dos formas:
a) Como la ciencia que se encarga de estudiar al pensamiento y,I
b) La parte de la filosofía que se encarga de analizar las ideas.
La diferencia se deriva de dos posiciones respecto de la lógica; ya sea
que se considere como una ciencia, desde el ángulo del positivismo o
como una parte de la filosofía, desde el punto de vista tradicional.
I WiIlard V. O. Quine, define a la lógica como la ciencia cuyo objetivo es la búsqueda de
la verdad. Tiene el propósito de separar losenunciados verdaderos de los falsos, lo cual
no implicaque pretendaacumular verdades indiscriminadamente, sólo selecciona lasque
cuentan por su valor intrínseco o su carácter de instrumentos para analizar el mundo.
Véase Willard V. o. Quine, Los métodos de la lógica (trad por Juan [osé Acero y Nieves
Guasch), Planeta-Agostini, Barcelona, 1993, pag 15.
so CAPITULO 3. LÓGICAELEMENTOS GENERALES
La primera, buscara asignar a la disciplina una característica científi-
ca; y la segunda, le irnprimírá un carácter empírico.
Una propuesta frecuente para considerar a la lógica como una cien-
cia, es emplear una tesis sui generis, de modo tal que se concluya que la
filosofía también lo es, a esto se le denomina "definición ad hoc". Por
ejemplo, precisamos a la ciencia como: "el conocimiento cierto de las
cosas por sus causas"?
Esta definición resulta tan amplia y ambigua que se puede incluir en
ella a la filosofía, aunque posteriormente se aclare que es el "conoci-
miento verdadero de los objetos por sus causas últimas". Las ciencias par-
ticulares se delimitan como: el "conocimiento cierto de las cosas por sus
causas próximas". Sobre esta línea de pensamiento se puede concluir
que:
• si la filosofía es una ciencia y
• la lógica es una parte de la filosofía;
• luego entonces, la lógica también es una cíencía.'
3.i Objeto de estudio de la lógica
Hay que distinguir dos objetos de estudio: el material y el formal. El pri-
mero constituye la parte del universo que pretende analizar una discipli-
na, por ejemplo: la biología se interesa por los seres vivos y la lógica se
encarga del estudio del pensamiento.
El segundo, es el puntO de vista muy particular desde el cual se va a
abordar el objeto de estudio. Son varias las disciplinas que tratan de estu-
diar el pensamiento, abordándolo desde diferentes angulas, por ejemplo:
Gramática. Se encarga de la expresión correcta de las ideas en un
idioma, de acuerdo con las pautas establecidas en el mismo.
Lógica. Analiza el pensamiento, así como las reglas formales que le
dan validez a su construcción.
2 Raúl Gutiérrez Sáenz, Introducción a la lógica. 3a ed, Esfinge. México. 2000. pag 17.
3 Respecto de considerar a la lógica y a la filosofia como ciencias, véase por ejemplo a
Gregario Fingerrnann, Lógica y teoria del conocimiento, El Ateneo. México, 1983, passím.
3.3Clesificación de la lógica 51
Psicología. Estudia los mecanismos mentales, que dan como resulta-
do el razonamiento.
Adicionalmente, podríamos considerar otras disciplinas (como la
sociología) que, aunque no tienen como fin principal examinar las ideas,
si las toman en cuenta. Un mismo problema tiene diferentes significados
para los estudiosos, por ejemplo, la oración:
191 pisarron 95 b9rd91
Dependiendo del contexto puede tener diversas interpretaciones. Un
especialista en gramática, centra su interés en los errores ortográficos
que detecta en la oración, y observa que el sujeto que la escribió tiene un
proceso de alfabetización muy deficiente, que no logró comprender las
reglas de ortografía.
El psicólogo pone mayor énfasis en las letras "e", escritas en sentido
inverso. porque le indican un síntoma de dislexia.
Para el sociólogo será significativo el hecho, ya que significa un serio
problema en el ámbito educativo. En este sentido, a una trabajadora
social le preocupa la inserción del sujeto en el contexto social: si se trata
de un albañil, el problema no será tan grave (es explicable, mas no desea-
ble), pero si se trata de un alumno del 50 semestre de la licenciatura el
caso sería altamente significativo.
En cambio para la lógica, ni la ortografía, ni las letras "e" invertidas
o el contexto del sujeto resultan significativos; sólo le interesa que se
trata de un juicio particular afirmativo y que está bien construido, pues-
to que atiende a las reglas formales de la lógica.
3.3 Clasificación de la lógica
De las clasificaciones más comunes de la lógica, concretamente se abor-
darán tres:
52 CAPíTULO 3. lÓGICA ELEMENTOS GENERALES
{
Natural
Por su origen
Científica
Por su
{
Formal
relación con
la realidad Material
Por su
{
Tradicional
posición
ideológica Dialéctica
3.3.1 Por su origen
Lógica natural. Se define como la aptitud que tienen los seres humanos
para pensar coherentemente.
Lógica ciennfica. Consiste en el desarrollo de la capacidad de racioci-
nio, a través de estudios formales.
Para distinguirlas, Gutiérrez Sáenz menciona el ejemplo del joven
que es capaz de reproducir las melodías en un piano, sin tener conoci-
mientos formales de música. Y, cuando decide perfeccionar su talento a
través del estudio, estará en presencia de la "lógica científica". La distin-
ción parece trivial: una sería la aptitud que todos poseemos para pensar
con ilación, y otra, es perfeccionar dicha destreza a través de la investi-
gación.
Reynaldo Ceballos asimila a la lógica natural con el sentido común:
"trata de las formas de razonamiento que de manera natural desarrollan
todas las personas.,"
4
La diferencia entre ambas es evidente, para
Gutiérrez Sáenz es una aptitud, una "posibilidad para.....; en tanto que
para Cebalios, es una forma de razonamiento.
4 Reynaldo Ceballos Hernández y otros, Métodos de investigación f. Nueva Imagen,
México, 1994, pág 14.
3.3 Clasificación de lalógica 53
En cuanto "posibilidad para", la lógica natural se comprende como
parte de las características de los seres humanos, derivadas directamen-
te de su naturaleza de entes racionales: las estructuras y formas neuro-
lógicas están ahí, y permíten (de no darse algún evento extraordinario)
que se desarrolle la lógica. Incluso, puede entenderse como el resultado
directo de esa "posibilidad": el pensamiento es coherente porque están
ahí las estructuras.
El alcance que le da Ceballos, al igualarla con el sentido común, se
refiere a un producto, a una forma de reflexionar, que es el resultado
"natural" de la actividad racional de los individuos.
Lo importante en cualquiera de los dos casos es que se distingue de
la lógica cíentíftca. la cual supone una forma de profundizar y precisar lo
que sospecha y elabora de manera inconsciente el ser humano en la vida
cotidiana.
Sólo por el hecho de ser seres humanos tenemos la posibilidad de
pensar con coherencia. La explicación de esto radica no en un hecho
metafísico, sino en el conocimiento y estructuras propias de la especie.
Nuestro cerebro tiene las caracteristicas propias para razonar, además de
que el desarrollo mismo de la civilización le ha permitido al hombre dejar
de preocuparse de manera inmediata y urgente por conseguir la comida
o por no ser depredados. Ese tiempo libre lo ha destinado, en parte, al
estudio del universo.
Al vivir en sociedad, aprendemos las reglas (implicitas y manifiestas)
que rigen su funcionamiento. Actuar conforme a dichas normas nos retri-
buye una calificación aprobatoria por parte de los miembros del grupo:
actuamos "lógicamente".
3.3.2 Por su relación con la realidad
Loqica formal. Se ocupa de la validez formal del pensamiento; es decir,
de las reglas que debe cumplir el razonamiento para ser considerado
como válido o "correcto", independientemente de que seaverdadero o no.
Lógica material. Comprueba que las ideas, además de tener validez
formal, correspondan con la realidad.
La distinción anterior funciona a partir de la diferencia entre el pen-
samiento auténtico, el correcto y sus contrarios. El pensamiento verda-
dero es el que está de acuerdo con la realidad. En sentido contrario, o
sea el razonamiento falso, existe discrepancia con ella.
54 CAPITULO 3. LÓGICA ELEMENTOS GENERALES
Pensar correctamente es estar de acuerdo con las leyes de la razón, de
manera congruente. Un pensamiento incorrecto es el que esta en de-
sacuerdo con dichas leyes. Las posibilidades de combinación son cuatro:
a) Pensamiento> verdadero y correcto al mismo tiempo;
b) Pensamiento verdadero e incorrecto;
e) Pensamiento falso pero correcto, y
ti) Pensamiento falso e incorrecto.
Todo razonamiento verdadero debería ser al mismo tiempo correcto,
sin embargo, muchas veces no es posible determinar la correlación con
la realidad.
Para la ciencia, los pensamientos que constituyen su estructura
deben ser verdaderos y correctos; aunque en ocasiones actúe con ideas
correctas pero cuya veracidad no es segura. Y que, para comprobar su
cercanía con la realidad, se le dota de una serie de métodos y técnicas.
La lógica formal suele dividirse, para su estudio, en tres grandes apar-
tados: concepto o idea, juicio y raciocinio..
De acuerdo con Gutiérrez Sáenz, la lógica material comprende la
descripción de la verdad y sus propiedades, el estudio de la certeza y
sus grados. el conocimiento cientifico y sus rnétodos.s
3.3.3 Por su ámbito de aplicación
Lógica formal o tradicional. Se utiliza cuando se desea "congelar" la reali-
dad (en términos de Saussure, hacer un corte sincrónico en los proce-
sos) y analizar un objeto en un tiempo y lugar determinados. como si
aquél no sufriera modificaciones o éstas no fueran significativas.
Lógica dialéctica. Analiza los procesos de transformación (según
Saussure, cuando se efectúa un corte diacrónico). La naturaleza cambia
y los objetos que están en ella también; por lo que. cuando deseamos
analizar esos procesos. es útil la aplicación de los principios de la lógica
dialéctica.
5 En sentido estricto se debe hablar de "juicio verdadero y correcto". "juicio verdadero e
incorrecto". etc. Utilizamos el termino "pensamiento" en su sentido más amplio.
6 Gutiérrez Sáenz, ob cit. pag 29.
3.4 Posiciones para abordar el estudio de lalógica 55
Se ha considerado que estas formas de la lógica son opuestas e trre-
conciliables. Para los "lógicos formales o tradicionales" y los "dialécti-
cos", la suya es la "auténtica" lógica, en tanto que la otra es solamente
un "encubrimiento ideológico de la verdad".
En diversos medios han logrado significativas aportaciones para el
conocimiento del universo. Independientemente de las posiciones ideo-
lógicas que las sustentaron y que llegaron a invadir los círculos acadérni-
cos, se considera que cada una tiene su propio ámbito de aplicación.
3.4 Posiciones para abordar el estudio de la lógica
Se pueden ubicar dos tendencias respecto de la forma en que se puede
efectuar el estudio de la lógica, a una la denominaremos "esencialísta" y
a la otra "no esencialista''
La primera posición trata de encontrar o identificar "esencias" en el
objeto a estudiar. Mientras que la segunda, supone que el fin de la lógica
es el lenguaje.
La tendencia "esencialísta" ubica elementos del pensamiento que
van más allá de comprobaciones empíricas o de percepciones sensoria-
les, independientemente de que la lógica sea considerada como parte de
la filosofía o como una ciencia.
La posición "no esencialista" supone que todo elemento racional se
puede reducir necesariamente a expresiones lingüísticas, acota Agazzi:
Naturalmente todos sabemos que las expresiones lingüisticas encierran un
contenido pensado y que, precisamentecuando la lógica establece las con-
diciones en virtud de las cuales se deba considerar que la proposición A
implica la proposición B, esto equivale a haber demostrado que no se
puedea la vez pensar legítimamente A y la negación deB. Pero, aun a pesar
de esto, siguesiendo verdad aquello de que la lógica puede ocuparse, o sea
el conjunto de entidades que puede manejar, se reduce necesariamente a
las expresiones de un lenguaje."
7 Evandro Agazzi. La lógica simbólica (trad J. Pérez Ballestar), Herder. Barcelona. 1979. pag
27.
56 CAPiTULO 3. LÓGICAELEMENTOS GENERALES
3.5 Principios de la lógica formal
Dada la relevancia de la lógica tradicional y la dialéctica, se dedicará un
breve inciso a la explicación de los principios de ambas. La formal (tér-
mino utilizado por los "dialécticos" para atacarla), tiene tres principias
fundamentales:
a) Principio de identidad
Un objeto es igual a si mismo.
Se postula como A = A
b) Principio de contradicción (o de no contradicción, de acuerdo con
Novack)
Un objeto no puede ser igual a su contrario.
Se postula corno A '" A
c) Principio de tercero excluido
Un término o es verdadero o es falso, pero no puede encontrar-
se en una situación intermedia.
3.6 Principios de la lógica dialéctica
La dialéctica tiene como propósito estudiar la realidad en movimiento, y
sus principios son:
El devenir o cambio constante. La naturaleza y el universo están en
constante proceso de transformación, no se encuentran en reposo. El
reconocimiento del cambio y del movimiento es el principio del análisis
de las cosas.
Unidady lucha de contrarios. En un proceso de transformación vamos
a encontrar presentes (unidad) a los dos factores opuestos (contrarios)
que están provocando en mayor medida el movimiento.
Cambios cuantitativos generan cambios cualitativos. Los de cantidad,
van a generar los de calidad. La acumulación numérica de elementos
va a provocar, en un momento dado, el cambio de calidad de todo el
proceso.
3.7La lógica yel proceso de conocimiento 57
3.7 La lógica yel proceso de conocimiento
Una parte de los tratados o manuales de lógica dedican un capitulo a la
teoría del conocimiento como el vinculo con otras disciplinas que se
encargan también de estudiarlo. o como introducción a los niveles del
pensamiento. al concepto, su diferencia con la representación mental
simple y para introducir las operaciones conceptuadoras.
Aunque el proceso del conocimiento y las diversas teorias que se han
desarrollado en torno a él, son motivo de reflexión en el texto Teoría del
conocimiento y estudio de derecho, y en el libro de Técnicas de investiga-
ciónjurídica, no es ocioso resaltar en lógica cuales son los elementos de
dicho proceso.
Proceso de conocimiento
En lógica, se reconocen cuatro elementos en el proceso de conocimien-
to, los cuales no necesariamente deben coincidir con los propuestos por
otras disciplinas encargadas de estudiarlo, como la teoría del conoci-
miento o la neurobiología. Como se ha enfatizado, el pensamiento se
analiza desde el punto de vista de una serie de reglas que permiten cons-
truirlo de manera "correcta". sin necesidad de cotejar sus postulados con
la realidad. Los elementos del proceso de conocimiento son:
Sujeto. Es quien conoce.
Objeto. Es la cosa, objeto o personas que se conoce.
Representación. Contenido que se construye en la mente, respecto
del objeto conocido.
Operación. Se define como "el acto de conocer". Es el proceso a par-
tir del cual se capta un objeto a través de los sentidos y se convierte en
una representación.
No deben confundirse la operación, que es un proceso o un acto a
través del cual. .. y la representación, que es el producto de dicho proce-
so o acto.
8 El sígnlñcado del término "persona" aquí utilizado, es sinónimo de ser humano, y no en
el sentido que comúnmente se le da en el derecho.
58 CAPITULO 3. LÓGICA ELEMENTOS GENERALES
Desde el punto de vista de la lógica, la operación no debe confundir-
se. aunque sea paralela. con la percepción. Trasciende a ésta porque se
efectúa en la mente y. si bien se apoya en los sentidos, puede conside-
rarse como "la siguiente facultad" sensitiva. Otra razón por la cual no debe
identificarse con lo percibido a través de los sentidos, es que no todas las
fases del conocimiento requieren forzosamente la intervención de los
sentidos. por ejemplo cuando el sujeto se vincula con objetos que no tie-
nen consistencia material, como las ideas.
En el supuesto anterior. el proceso del conocimiento se da en el nivel
mental. en apariencia sin el apoyo de los sentidos, sólo a través del uso
de las capacidades de abstracción o evocación. que permiten enlazar
conceptos sin ningún referente concreto a la mano. Esta última reflexión
queda ya en el terreno de la psicologíacognitiva. más que en el de la lógica.
Reitero. a la lógica no le interesa el proceso real a partir del cual se
construye el pensamiento; le interesa. solamente. la validez formal del
conocimiento a partir del uso de determinadas reglas.
3.8 Niveles del pensamiento
Formalmente se pueden considerar tres niveles: idea. juicio y razona-
miento o raciocinio.
Idea simple
Juicio
Razonamiento
Concepto
Afirmar o negar
Construir un nuevo conocimiento
, Idea. Se ha definido como el nivel del pensamiento que ubica un
objeto en el universo; no dice nada acerca de él. no niega ni afirma sus
caracteristicas, solamente lo ubica, por ejemplo: casa. árbol, pizarrón.
juicio. Consiste en la afirmación o negación que recae sobre un tér-
mino, por ejemplo: la casa es roja. el árbol es frondoso. el pizarrón es
verde.
Razonamiento. Se fundamenta en la construcción de nuevos pensa-
mientos a partir de conocimientos previos; por ejemplo, si las novelas La
broma, La insoportable levedad del ser y La vida está en otra parte son bue-
3.9Operaciones conceptuadoras 59
nas. luego entonces, el nuevo libro de Milan Kundera, La identidad. tam-
bién es bueno.
3.9 Operaciones conceptuadoras
Se pueden definir como las operaciones lógicas a través de las cuales se
construyen o elaboran nuevos conceptos.
3.9.1 Definición
Es la operación conceptuadora que delimita los alcances de un término.
Adicionalmente se ha dicho que recae sobre la esencia de un objeto y no
sobre suaccidente, o es aquella que responde a la pregunta de "qué es algo".
Tipos de definición
Tradicionalmente se han clasificado en dos grandes grupos:
Nominales
Reales

{
etimológicas
sinonimicas
genéticas
por género próximo
y diferencia especifica
Nominales. Son las que recaen sobre el término que se utiliza para
denominar un concepto.
Etimológicas. Señalan el origen o la raíz de las palabras; son útiles
para conocer el significado de términos que provienen de otro idioma o de
lenguas muertas; por ejemplo, biología: bias, vida; lagos, tratado o estu-
dio. Significa, la ciencia que estudia la vida y a los seres vivos.
Aparte de la utilidad de esta definición, tiene la límítante del uso arbi-
trario que con frecuencia se da a las palabras en el lenguaje cotidiano.
Por ejemplo, con el significado del término "astrología", podemos caer
en el error de que se trata de una ciencia: astro, cuerpo celeste; logos, tra-
tado o estudio; es decir, la ciencia que se encarga de estudiar a los cuer-
pos celestes.
60 CAPITULO 3. LÓGICAELEMENTOS GENERALES
Sin embargo, entre la astronomía y la astrología hay una gran dife-
rencia. La primera estudia a los cuerpos celestes, en tanto que la segun-
da es una pseudociencia que trata de establecer la influencia que ejercen
los astros en el destino de los seres humanos.
Sinonímicas. Son definiciones en las cuales se sustituye un objeto
complejo o poco común por un sinónimo de uso cotidiano. Por ejemplo,
al mencionar que: "dos eventos históricos ocurren en planos sincróni-
cos", se puede sustituir el término por niveles simultaneas o que ocurren
"al mismo tiempo"; lo cual facilita la comprensión.
Su desventaja es que en español no hay sinónimos perfectos, cada
término tiene un matiz específico que en determinados contextos no
tiene relevancia, pero que en otros implica otorgar diferente significado.
Genéticas. En éstas, se establece la evolución que tiene el significa-
do de un término, desde que se crea hasta su utilización en la época
actual. Uno de los mejores ejemplos lo encontramos en el término "ideo-
logía", tomado del texto Teoría política de Manuel Ovilla Mandujano:
La palabra ideología tiene dos sentidos: uno amplio y otro estricto. Significa
simultáneamente, mundo de conceptos desprendidos de una realidad efec-
tiva. En sentido estricto se le identifica con falsa conciencia.
[...]
Destutt de Tracy, filósofo sensacionalista del siglo XIX, fue el primero que
usó la palabra ideología y empezó a Iiamarle así a una doctrina general
acerca de las ideas de la que expl ícaba cómo de la sensación se llegaba a
la formación de las ideas; así considerada, es una región de la filosofía o de la
teoría del conocimiento.
En el siglo XIX Napoleón utilizó el término despreciativamente, Iiamaba
ideólogos a todos sus enemigos políticos que utilizaban las ideas para encu-
brir sus acciones políticas, aunque el cariz peyorativo por excelencia lo
obtuvo con Carlos Marx y Federico Bngels, cuya Ideologia Alemana sirvió
para describir el pensamiento de la burguesía, que enmascaraba para sí
y para el proletariado de su época las verdaderas relaciones sociales de
explotación. Karl Manheim posteriormente vio a la ideología como un fai-
seamiento de la realidad, afirmando al mismo tiempo que es ideológico
todo pensamiento socialmente condicionado. En este contexto, la linea de
desarrollo de la palabra ideología se identificó con el ropaje que se dieron
o se dan a si mismas las clases sociales.?
9 Manuel Ovilla Mandujano, Teoríapodtica. Ed. Gi?man A.C" México. 1989. págs 18 y 20.
3.9Operaciones conceptuadoras 61
Reales. Recaen sobre el objeto mismo, que es motivo de la definición.
Género próximoy diferencia especifica. Consiste en señalar primero,
el genero más cercano del concepto que queremos definir; y enseguida,
mencionar la díferencíaque lo separa del mismo. Por ejemplo, al preci-
sar al ser humano, se dice que es un "animal racional".
El genero próximo del hombre, se dice que es el "animal" (ni los
vegetales, ni los minerales); además, los seres vivos como concepto ope-
rativo, están muy alejados.
Muchos autores consideran que las definiciones genéricas deben
incluirse en las "reales", a pesar de que mencionan el origen del termi-
no con el que se denomina al objeto de conocimiento. Al señalar la evo-
lución del elemento y la forma en que se percibe la cosa motivo de estu-
dio, se acercan más a los entes reales. En tal sentido, encontramos la cla-
sificación de Jorge A. Serrano. 10
El propio Jorge Serrano menciona otras definiciones:
Técnica. Expresa el significado de una palabra dentro de un arte o cien-
cia, por ejemplo: radio, aparato que sirve para escuchar transmisiones
(técnica): elemento químico de la familia de los metales, de número ató-
mico 88 (química); uno de los huesos del antebrazo (anatomía).
Definición arbitraria o convencional. La que se utiliza en un determi-
nado contexto, por ejemplo, la palabra "cáncer" tiene un significado en
astrología: uno de los signos del zodiaco, representado por un cangrejo;
y otro en medicina: enfermedad maligna que se caracteriza por la multi-
plicación desmedida de células.
Definición simbólica. Se emplea para expresar el significado de un sím-
bolo: % representa al porcentaje; # representa al número, = representa
a la igualdad. II
10 Jorge A. Serrano, Pensamiento y concepto. 3a ed, Trillas, Temas bastees de metodología
de la ciencia 1, México, 1995. pag 78.
11 ¡bid. págs 114-11 5.
62 CApiTULO 3. LÓGICA, ELEMENTOS GENERALES
Algunas reglas de la definición
a) Debe ser más clara de lo que se pretende definir. Si el objetivo consiste
en establecer los limites de un concepto, estos deben señalarse clara-
mente.
b) Lo explicado no debe incluirse en ella. Las definiciones que utilizan
el mismo termino en su contenido, no aclaran el sentido del mismo, ni
informan que es un concepto. El arrendamiento es un contrato a través
del cual se arrienda.
e) Debe ser breve. En la medida de lo posible, se deben eliminar los
elementos Iíngüístlcos que sean innecesarios: "el pentágono es un poli-
gano de cinco lados y de cinco ángulos" (la definición debió quedar en
"polígono de cinco lados"). 0, "el derecho es un conjunto de normas jurí-
dicas. heterónomas y coercitivas. que regulan la vida del ser humano en
sociedad"; la idea de "heteronornía y coercitividad" está incluida en el
concepto de "norma jurídica".
d) No debe ser negativa. Ya que expresa lo que es algo, y no lo que
no es. no se puede definir lo blanco diciendo que es "lo que no es negro";
ni a las normas jurídicas como "aquellas que no son morales".
e) Solamente debe referirse a lo convenido. Es decir, debe tener el
exacto nivel de subordinación; por ejemplo: "las normas jurídicas son las
normas heterónomas que rigen el comportamiento del ser humano en
sociedad". es una definición incorrecta. puesto que otras heterónomas
que pueden regir el comportamiento humano son las de trato social. 12
3.9.2 Descripción
Es la operación conceptuadora que tiene como propósito enumerar las
características de un objeto o termino.
Adicionalmente, se dice que recae sobre el accidente y no sobre la
esencia de los conceptos, y que responde a la pregunta: ¿cómo es algo?
Ser humano: ser constituido por cabeza, tronco y extremidades.
Mesa: objeto que consta de base y un número suficiente de patas
para sostenerla.
En el ámbito jurídíco, se puede describir a la Constitución como un
ordenamiento que consta de 136 artículos y 9 transitorios.
12ldem.
3.9Operaciones conceptuadoras 63
Reglas de la descripción
a) Debe ser completa. Se deben enumerar todas las características que
reúne el concepto: el ser humano está compuesto por cabeza, tronco y
extremidades superiores e inferiores. Dejar de mencionar alguna, con-
vierte a la descripción en deficiente.
b) Seleccionar caracteres distintivos. Algunas cosas pueden describir-
se con diferente criterio, el cual se debe elegir de acuerdo con la finali-
dad de la operación conceptuadora.
Los objetos se detallan, generalmente, a partir de lo que se observa
de manera directa; aunque hay otros que no se pueden describir sólo a
través de la percepción del tacto y de la vista, sino también de otros sen-
tidos.
3.9.3 División
Es la operación conceptuadora, que tiene como propósito separar un
todo en sus partes. La separación puede ser física o mental. La primera
se lleva a cabo de manera material; y la segunda se da en el plano abs-
tracto.
El ser humano se divide en: cuerpo y alma.
Físicamente se puede separar en: cabeza, tronco y extremidades.
El punto de partida para la división puede ser describir los diversos
elementos que integran un objeto, y así proceder a su separación física.
Estono implica que ambos hechos (dividir y separar) se confundan como
operaciones conceptuadoras.
Reglas de la división
a) Debe ser completa. Tomando en cuenta todos sus elementos; por
ejemplo, Norteamérica se divide en: Estados Unidos, Canadá y México.
b) Una parte no debe estar contenida en otra. Seria incorrecto men-
cionar como integrantes de América del Norte a: Canadá, Alaska. Qué-
bec, Estados Unidos y México; ya que Alaska forma parte de Estados
Unidos y Québec de Canadá.
e) No deben mezclarse los elementos. Si en el ejemplo anterior se
incluyera a Guatemala, se trataría de un elemento ajeno.
64 CAPiTULO 3. LÓGICAELEMENTOS GENERALES
d) Debe ser ordenada. En ciertos contextos se puede señalar incluso
el orden de los elementos: la historia universal se divide en cuatro gran-
des edades: antigua, media, moderna y contemporánea.
Se debe aclarar que en los ejemplos citados anteriormente, las reglas
resultan muy claras, pero no lo son desde algunos objetos poco explorados.
3.9.4 Clasificación
Es el concepto que tiene como propósito agrupar serialmente elementos
coordinados y que respecto de otro, tienen una relación subordinada.
Dividir y clasificar son operaciones conceptuadoras parecidas, que
con frecuencia se confunden. Sin embargo, solamente se separa un TODO;
en tanto que la clasificación recae sobre objetos que se pueden agrupar de
diversas formas, atendiendo a diferentes criterios.
Por ejemplo, un salón de clase, integrado fisicamente por ladrillos,
puertas y ventanas, es susceptible de ser dividido y separarse de esa ma-
nera.
Un grupo de hombres y mujeres, inscritos en un mismo horario-
salón-clase, se puede clasificar de acuerdo con diversos criterios:
• Hombres/mujeres.
• Quienes usan anteojos/quienes no.
• Solteros/casados y solteros/casados/divorciados/viudos.
Por rangos de edad: de 19-20 años/ de 21-22 años/ de 23-24 años/ de
25-26 años y de 27 o más
Un mismo universo es susceptible de ser clasificado y sus elementos
agrupados de acuerdo con diferentes criterios.
Reglas para la clasificación
a) Utilizar un criterio para agrupar los elementos que se van a clasificar.
b) Se pueden emplear dos o más opiniones combinadas, en CIIYO
caso se debe tener cuidado de agorar todas las piezas que forman el con-
junto.
En el ejemplo del grupo de 3°, el universo está constituido por los
alumnos que lo integran: 60; de los cuales se pueden formar dos cate-
gorías por "sexo": 32 hombres, 28 mujeres; o empleando el criterio de
"alumnos regulares" (que no tienen materias reprobadas y están cursan-
do las del semestre correspondiente) y "no regulares" (que cursan en un
3.9.2Descripción 65
mismo semestre materias de diferentes niveles): 50 regulares y 10 irre-
gulares.
Estas categorías se pueden combinar y formar cuatro subgrupos:
Alumnos Alumnos Alumnas Alumnas
regulares irregulares regulares irregulares
26 6 24 4
El total de alumnos corresponde al número de elementos considera-
dos en el universo denominado "Grupo de 3°".
Si se considera solamente uno de los criterios, de cualquier forma el
total debe de coincidir con el universo: I
Alumnas y alumnos = 60
Regulares e irregulares = 60
e) Debe ser exhaustiva; es decir, agotar todos los elementos del uni-
verso considerado.
ti) Ser excluyente: uno de los elementos no puede formar parte de
otro. En este sentido se respeta el principio de identidad: en el caso de los
alumnos clasificados por sexo, o son hombres o son mujeres; no pueden
estar contenidos al mismo tiempo en las dos caregorías.
3.9.5 Inordinación
Es una de las operaciones conceptuadoras mas complejas, que se utiliza
cotidianamente. Aunque todas las operaciones involucran a las demás,
en ésta es mas notoria la interrelación.
Se define como la acción cuyo propósito es agregar un nuevo ele-
mento en uno previamente establecido, o introducir una nueva etapa en
un procedimiento ya creado.
Se consideran dos tipos de ínordlnación: tradicional (por género y
especie) y genética (referente a procesos).
La tradicional, consiste en introducir un nuevo elemento en un orden,
sistema o clasificación previamente establecido. Por ejemplo, el descu-
brimiento de nuevas especies en biología, significa utilizar la inordina-
cíón.
66 CAPITULO 3. L6GICA ELEMENTOS GENERALES
La creación de otros cuerpos normativos. significa para los estudio-
sosdel derecho incluirlos en los sistemas y clasificaciones ya elaborados.
La inordinación genética consiste en crear nuevos pasos para ser
introducidos en un procedimiento previamente establecido.
Se puede considerar que la inordinación tradicional recae en el nivel
sincrónico. mientras que la genética lo hace sobre el plano diacrónico,
puesto que se refiere a movimiento, cambio o procedimientos,
Reglas de la inordinación
a) Establecer el tipo de inordinación que se va a realizar: genética o tra-
dicional (por género y especie. o por género y diferencia especifica).
b) Asegurar que los elementos sean "nuevos". es decir, que no estén
considerados en la clasificación.
e) Debe ser excluyente: que el elemento nuevo no esté contenido en
otro.
Autoevaluación 67
Autoevaluación
1. Califique como verdaderas o falsas las siguientes proposiciones:
1. El objeto de estudio de la lógica es el pensamiento.
Verdadero ( ) Falso ( )
2. Hay una diferencia significativa entre losobjetos de estudio material y for-
mal.
Verdadero ( ) Falso ( )
3. La cientificidad de la lógica no está sometida adiscusión.
Verdadero ( ) Falso ( )
4. La lógica dialéctica estudia la realidad en movimiento
Verdadero (.... ) Falso ( )
5. La unidady lucha de contrarios es un principio de la lógica formal.
Verdadero ( ) Falso ( )
6. Definición y concepto son sinónimos.
Verdadero ( ) Falso ( )
7. El razonamiento consiste enafirmar o negar algoacerca de unconcepto o
de un sujeto.
Verdadero ( ) Falso ( )
8. La inordinación consiste en agrupar elementos de unconjunto.
Verdadero ( ) Falso ( )
9. La divisiónpuede ser tradicional o genética
Verdadero ( ) Falso ( )
10. La definición real recae directamente en el objeto a definir.
Verdadero ( ) Falso ( )
11. Complete las siguientes proposiciones:
1. La lógica se puede clasificar, por su origen, en dos: _
-------------, donde la segunda esel resultado de
todo el procesode educación formal del individuo.
2. Los principios del pensamiento en la lógica formal son tres: _
68 AUTOEVALUACIÓN
3. Los niveles del pensamiento son tres: _
4. Las operaciones conceptuadoras son cinco: ----------
111. Relacione ambas columnas:
a) definición real ( ) adicionar un paso en el procesolegisla-
tivo
b) definición etimológica ( ) el ser humano secompone de: cabeza,
troncoy extremidades
e) división ( ) hombre (Iat. hamo)
d) descripción ( ) los seres humanos pueden ser: altos, de
altura promedio o bajos
e) clasificación ( ) ubicaruna teoría recién elaborada enel
sistema del conocimiento científico
f) inordinación ( ) hombre: animal racional
( ) La mesa del salón 3 es de color gris oscu-
ro y tiene cuatro patas metálicas y una
superficie de formaica
( ) Biología, del latín bias: vida, y /osos: tra-
tado, estudio o ciencia
( ) Por el rendimiento académico, los alum-
nos se pueden agrupar en: reprobados,
de rendimiento deficiente, de rendimien-
to medioy de rendimiento superior
CAPÍTULO 4
Lógica: apofántica
y razonamientos
4.1 Los juicios
Parece trivial aclarar que al hablar de juicios en lógica o en metodología
juridica lo hacemos en el sentido del tercer nivel del pensamiento, es
decir, de la afirmación o negación acerca de algo, y no en el de la reso-
lución judicial que debe recaer a un conflicto presentado ante un juzga-
dor. Sin embargo, esta aclaración es pertinente por el sentido que más
frecuentemente se utiliza en derecho.
En ese orden de ideas, se entiende por juicio lógico la operación
mental que consiste en afirmar o negar algo acerca de un concepto.
Un juicio es una operación mental aún más compleja que los con-
ceptos complejos y va más allá de la acumulación de éstos, por ejemplo:
al enunciar "pizarrón verde", estamos en presencia de un concepto
complejo construido a partir de la acumulación de dos conceptos. Pero al
enunciar "el pizarrón es verde", afirmamos que el concepto "pizarrón"
tiene una propiedad determinada.
70 CAPITULO 4 LÓGICAAPOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
Para Carlos Ibarra,I el proceso de construcción de juicios lógicos es
el siguiente:
a) El sujeto se percata del objeto (en este momento el objeto se percibe pri-
mero como algo panicular).
b) Analiza sus notas o propiedades (como resultado de esta etapa, el objeto
se convierte de simple objeto particular a un concepto).
e) Compara las cualidades del objeto con otro u otros objetos.
d) Percibe qué cualidades convienen o no al objeto.
e) Asiente, es decir, afirma o niega que el predicado convenga al objeto (en
esta etapa se elabora el juicio).
4.1.1 Elementos del juicio
Tradicionalmente se consideran tres:
a) Sujeto: elemento sobre el cual recae o recaerá el juicio.
b) Cópula: une a los dos extremos del juicio y permite establecer la
relación que hay entre ellos.
El pizarrón
Sujeto
El acusado
"Persona juridica"
es
cópula
es
es
verde
predicado
culpable
un concepto del derecho civil
e) Predicado: es el tercer elemento y expresa lo que se afirma o niega
acerca del sujeto, en los ejemplos anteriores, lo que se afirma del sujeto
(pizarrón) es que es (de color) verde. En el segundo ejemplo el predica-
do, lo que se dice del acusado es que es culpable.
En la lógica tradicional se utiliza al verbo ser como cópula entre dos
conceptos, por considerarlo como el que expresa más claramente la rela-
ción entre ambas ideas situadas en los extremos.
Importancia del juicio
Gutiérrez Sáenz
2
menciona tres motivos por los cuales es importante el
juicio:
I Carlos (barra Barrón, Lógica, AWL, México, 1999, pág 139.
2 Gutiérrez Sáenz, ob cit. pág 127.
4.1 Losjuicios 71
a) Esun pensamiento completo. con autonomia propia. en tanto que
los conceptos son solamente elementos, aun los más complejos. La
forma ordinaria de pensar es por medio de juicios.
. b¡ Las ciencias están compuestas de juicios. Todas las unidades del
pensamiento científico son juicios.
e) La sede de la verdad es el juicio. al contrario de las ideas, que sólo
identifican un concepto sin afirmar o negar nada acerca de él. Losjuicios
si confrontan la realidad y establecen relaciones de pertinencia entre el
predicado y la realidad.
Aplicado esto al estudio del derecho. nos permite suponer que el jui-
cio jurídico es también lógico. Finalmente. la decisión del juzgador que
permite resolver el conflicto de intereses entre dos partes o determinar
la culpabilidad de un procesado recae en la forma de un juicio lógico,
esto es. debe afirmar o negar algo, dar la solución a una controversia, en
un sentido u otro.
4.1.2 npos de juicios
Hay diversas formas de clasificarlos, dependiendo del autor que se consulte.
Se tomarán como base los criterios de López Dóriga y Gutiérrez Sáenz:
A. Por su cualidad a) Afirmativo
b) Negativo
B. Por su cantidad a) Universal
b) Particular
e) Singular
C. Por su propiedad fundamental a) Verdaderos
b) Falsos
O. Por su nexo
E. Por su cornprehensíón:
F Por su fundamentación:
G. Por su unidad:
a) Necesario
b) Contingente
a) Analítico
b) Sintético
a) A priori
b) A posteriori
a) Simple
b) Compuesto
72 CApíTULO 4. LÓGICA APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
H. Por SU composición: al Copulativa
b) Disyuntiva
e) Condicional
e) Reductiva
A. Por su cualidad, los juicios o proposiciones pueden ser:
a) Afirmativo. Si establece una relación de pertinencia entre el suje-
to y predicado. o si une a los dos.
b) Negativo. Cuando establece una relación de no pertinencia entre
sujeto y predicado. o si separa ambos elementos. a saber:
• El pizarrón es verde
• El pizarrón no es verde
• El acusado es culpable
• El acusado no es culpable.
B. Por sucantidad, los juicios o las proposiciones se dividen en:
Universales. Involucran a todos los elementos que componen un univer-
so y que son motivo del predicado. Se reconocen porque utilizan el ter-
mino todos. por ejemplo:
• Todos los hombres son mortales
Particulares. Incluyen una parte de los elementos que componen un
universo y que son motivo del predicado. Utilizan el termino algunos. por
ejemplo:
• Algunos hombres son honestos.
Singulares. Aluden a un elemento bien identificado del universo sobre
el cual recae el predicado. Se reconocen porque particularizan al sujeto. por
ejemplo:
• Pedro es mortal
• Todas las leyes son normas jurídicas
• Algunas leyes son normas juridicas
• La Ley federal del trabajo es una norma jurídica
• Todos los pensadores racionalistas son iusnaturalistas
• Algunos pensadores racionalistas son naturalistas.
4.1 los juicios 73
C. Por su propiedad fundamental. Independientemente de cualquier
discusión metafísica acerca de la naturaleza de la verdad, cabe decir que
ésta consiste en la correspondencia de un predicado con la realidad. En
tal sentido puede haber proposiciones:
Verdaderas. Aquellas en que el predicado corresponde a la realidad.
Falsas. Aquellas que no están en concordancia con la realidad.
Ejemplos:
• El pizarrón es verde
• El pizarrón es rojo
• La jurisprudencia es una fuente formal del derecho en México
• La doctrina es una fuente formal del derecho en México
• Los sistemas juridicos de tradición romano-germánica están basa-
dos en la ley
• Los sistemas jurídicos de Common Law se basan en la costumbre
juridica como fuente principal del derecho.
D. Por su nexo, se clasifican en:
Necesarios. Si la relación que se establece entre sujeto y predicado es
de una forma y no puede ser de otra, por ejemplo:
• Dos más dos son cuatro
• La norma jurídica es imperativa
• El derecho es un mecanismo de control social
• La tierra es un planeta.
Contingente. La relación entre sujeto y predicado es de una forma, pero
puede ser de otro modo.
• El cielo está nublado
• La Constitución es escrita
• La costumbre es fuente de derecho mercantil en México.
Se mencionan tres tipos de juicios más según su nexo.>
• Apodíctico. Proposición necesaria o írnposible, o que su contradic-
toria es absurda: dos más dos son cuatro.
3 Gutiérrez Sáenz, ob clt, págs 130 y 131.
74 CAPITULO 4. LóGICA APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
• Asertórico. Expresa un hecho. su contradicción no es absurda: son
las cinco de la tarde.
• Problemático. Enuncia algo que puede ser o no: si estudias. puedes
obtener la mención honorífica.
E. Porsu comprehensión (clasificación debida a Kant):
Juicio analítico. Es aquél cuyo predicado esta contenido en el concepto
expresado por el sujeto:
• Todos los cuerpos son materiales
• Todos los hombres son racionales
• Los animales son sensibles
• Las normas jurídicas son heterónomas.
En apariencia. estos juicios se pueden afirmar a partir de la simple
inspección o descomposición del concepto expresado en el sujeto.
Juicio sintético. Donde el predicado es extraño al concepto expresado
por el sujeto:
• Julio Cortázar es escritor
• Juan Pérez es albañil.
F. Porsu fundamentación pueden ser:
Apriori. Si la validez es independiente y previa a la experiencia sensi-
ble:
• La materia es extensa.
Aposteriorí. Aquél cuya validez depende de la experiencia sensible:
• La tierra gira alrededor del sol.
G. Porsu unidad, se dividen en:
Juicio simple. El que tiene un solo concepto. verbo y predicado:
• El celacanto es un pez fósil.
• La libertad de expresión es una garantía individual.
Juicio compuesto. Tiene mas de un concepto. verbo y predicado:
• Mercurio y venus son los planetas mas cercanos al sol
4.1 los juicios 75
• El pago de lo convenido y el perdón de la deuda, son dos formas
de extinción de las obligaciones.
H. Por su composición. Las proposiciones compuestas tienen varias for-
mas. las más comunes son:
Copulativa. Une diversos elementos por medio de la conjunción copu-
lativa "y":
• Pedro y Juan, son estudiantes
• Sartre y Kierkegaard, son filósofos existencialístas.
Disyuntiva. Separa sus elementos por medio de la conjunción disyunti-
va "o":
• La condena o la absolución. son dos soluciones que terminan una
controversia
• El sofisma o la falacia, son paralogísrnos.
Condicional. Afirma algo que se encuentra sometido a una hipótesis
(antecedente y consecuente respectivamente):
• Si este metal 'es oro, debe resistir a la prueba del ácido
• Si el acusado es inocente, debe salir bien librado en el juicio de
Dios
• Si esta mujer es bruja, debe flotar en el agua aun estando amarra-
da
4
Reduplicativa. Señala el aspecto del sujeto por el cual conviene o se
adecua al predicado:
• El concepto, en cuanto a su contenido, es una esencia
• El pensamiento, en cuanto a su forma. es objeto de la lógica.
Cuadro de oposición de los juicios
Abundaremos en una combinación de juicios, frecuentemente utilizada
en el ámbito del análisis lógico: por su calidad ysu cualidad.
El siguiente cuadro analiza las proposiciones por la relación que se
establece entre ellas, desde el punto de vista de su cantidad y calidad. Las
relaciones que se pueden establecer son al menos seis:
4 ..... en caso contrario, probará que no lo es. pero salvará su alma",
76 CAPíTULO 4. LÓGICAAPOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
CUADRO 4-1 Oposición de los juicios
A ---CONTRARIOS ---
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
CONTRADICTORIOS
E
,
,
,
,
,
Subalternos "
"
,
,
,
,
" Subalternos
,
,
,
Primera relación
A-E. juicios contrarios: tienen el máximo nivel de cantidad, ambos son
juicios universales:
A Todos los hombres son mortales.
E Todos los hombres no son mortales.
(Ningún hombre es mortal)
Segunda relación
1-0. juicios subcontrarios: ambos están situados en el mismo nivel res-
pecto de la cantidad; son particulares, y difieren en torno de su calidad
(uno es afirmativo y el otro negativo):
/ Algunos hombres son mortales.
o. Algunos hombres no son mortales.
Tercera relación
A-O. El juicio A es universal afirmativo, y su correlativo o. es particular
afirmativo:
A Todos los hombres son mortales.
o. Algunos hombres no son mortales.
Cuarta relación
E-l. El juicio E es universal afirmativo, y su correlativo 1es particular afir-
mativo:
E Todos los hombres no son mortales.
/ Algunos hombres son mortales.
4.1 Losjuicios 77
Quinta y sexta relación
A-J I E-O. juicios subalternos: en el nivel superior del cuadro están los jui-
cios universales (con el mayor número de extensión), y en el inferior los
particulares; independientemente de que sean afirmativos o negativos.
Entre ambos se establece una relación de subalternancia; es decir. lo que
se dice respecto del universo es válido para las partes:
Ajuicio universal afirmativo: todos los hombres son mortales.
J Particular afirmativo: algunos hombres son mortales.
Ejuicio universal negativo: todos los hombres no son mortales.
o. Particular negativo: algunos hombres no son mortales.
Leyes de oposición entre los juicios
Las relaciones que se generan a partir del cuadro anterior, sirven de guia
para establecer lo que se ha denominado "leyes de oposición entre jui-
cios">
Primer grupo
Respecto de los juicios contrarios:
CUADRO 4·2 Juicios contrarios
\
A ~ ~ CONTRARIOS E
a) 005 juicios contrarios no pue-
den ser ambos verdaderos.
b) Dos juicios contrarios no pue-
den ser ambos falsos:
Todos los hombres son morta-
les (verdadero).
Todos los hombres no son mor-
tales [ningún hombre es inmor-
tal] (falso).
Todas las normas juridicas son
autónomas (falso).
Todas las normas jurídicas no
son autónomas [ninguna nor-
ma juridica es autónoma] (ver-
dadero).
5 Ibarra, ob cit. págs 155-156: y Gutiérrez Sáenz, loe cít.
78 CAPITULO 4 LÓGICA APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
Segundo grupo
Respecto de los juicios subcontrarios:
CUADRO 4-3 Juicios subcontrarios
A CONTRARIOS E
CONTRADICTORIOS
Subalternos Subalternos
a) Dos juicios subcontrarios no
pueden ser ambos falsos.
b) Dos juicios subcontrarios no
pueden ser ambos verdaderos:
Algún hombre es mortal (ver-
dadero).
Algún hombre no es mortal
(falso)
Algún tiburón es mamifero
(falso).
Algún tiburón no es mamifero
(verdadero).
1--
SUBCONTRARlOS --o
Tercer grupo
Respecto de los juicios contradictorios:
CUADRO 4-4 Juicios contradictorios
CONTRARIOS
CONTRADICTORIOS
,
,
,
,
,
"
" Subalternos
"
,
,
,
,
,
a) Dos juicios contradictorios no
pueden ser ambos falsos.
b) Dos juicios contradictorios no
pueden ser ambos verdaderos:
Todos los hombres son morta-
les (verdadero).
Algunos hombres no son mor-
tales (falso).
Todas las normas juridicas son
heterónomas (verdadero).
Algunas normas jurídicas no
son heterónomas (falso).
Ninguna norma juridica es he-
terónoma (falso).
Alguna norma jurídica es hete-
rónoma (verdadero).
E
o
,
,
,
,
,
,
,
"
,
,
.-
,
,
,
,
SUBCONTRARIOS
A
1
,.
,
,
,
,
Subalternos ~ / '
/
,
.:
,
4.1 los juicios 79
Cuarto grupo
Respecto de los juicios de subalternancia:
CUADRO 4-5 Juiciossubalternos
A CONTRARIOS
CONTRADICTORIOS
Subalternos
I
I SUBCONTRARIOS
E
Subalternos
I
O
a) La verdad del JUICIO general'
implica la verdad d ~ 1 juicio par-
ticular.
b) La Falsedad del juicio general
implica la Falsedad del juicio
particular:
Todos los hombres son morta-
les (verdadero).
Algunos hombres son mortales
(verdadero).
Todas las normas morales son
heterónomas (Falso).
Algunas normas morales son
heterónomas (Falso).
Las reglas o leyes de oposición de las proposiciones, conducen direc-
tamente a las inFerencias inmediatas.
4.2 Razonamientos
El vocablo "razonamiento" tiene diversas connotaciones, puede significar
desde la capacidad que tiene el ser humano para discernir entre el bien
y el mal; hasta el producto o proceso a través del cual se construyen nue-
vos conocimientos. Éste será el sentido en el cual se utilizará.
Dicho término se compone de dos o más juicios: al primero se le
denomina antecedente, y constituye el conocimiento previo; al segundo,
consecuente o conclusión, y constituye el que se deriva de los dos ante-
riores:
Antecedente
Consecuente
"Todos los hombres son mortales":
Pedro es hombre.
Pedro es mortal.
so CAPrTULO 4. LÓGICAAPOfÁNTICA Y RAZONAMIENTOS
Antecedente
Consecuente
Antecedente
Consecuente
"Todas las normas jurídicas son heterónomas":
La Ley federal del trabajo es una norma
La Ley federal del trabajo es heterónoma
"Los niños tienen derecho a la educación":
Juan y Ana son niños.
Juan y Ana tienen derecho a la educación.
Se mencionó que el nexo entre el antecedente y el consecuente se
expresa a través de las frases: "en consecuencia", "por lo tanto", "luego",
"luego entonces", "por ende", "de lo que se concluye", "de lo que se
infiere", etcétera.
La expresión del razonamiento se denomina "argumentación" y se
puede definir como el conjunto de proposiciones relacionadas de tal
manera, que una de ellas se infiere de las otras. Alas proposiciones que
son antecedentes se les denomina "premisas" y a las consecuentes,
"conclusiones".
En una argumentación pueden existir tantas premisas como sea
necesario; por ejemplo, Misae1
6
plantea el siguiente caso:
Con una premisa:
Premisa Toda estrella tiene luz propia,
Conclusión por lo tanto el sol tiene luz propia.
Con dos premisas:
Premisa 1 Todo crustáceo tiene respiración branquial.
Premisa 2 el cangrejo es un crustáceo,
Conclusión por lo tanto, el cangrejo tiene respiración branquial.
Con cuatro premisas:
Premisa 1 El coyote es un cánido,
Premisa 2 todo cánido es mamífero,
Premisa 3 todo mamifero es vertebrado,
Premisa 4 ningún vertebrado es un molusco,
Conclusión por lo tanto, el coyote no es un molusco.
Lo que determina la validez del razonamiento es su forma: la conse-
cuencia es válida, si el consecuente se infiere del antecedente. Si el ante-
6 Mateas Nava, ob cit, pág93.
4.2 Razonamientos 81
cedente es verdadero, el consecuente también lo es. En los anteriores
ejemplos se cumple con la regla antes mencionada: todos los antece-
dentes son verdaderos, por lo que las conclusiones son verdaderas tam-
bién.
Antecedente
Consecuente
"Los niños tienen derecho a la educación".
Son niños los menores de 16 años.
Juan y Ana son menores de 16 años.
Juan y Ana tienen derecho a la educación.
Las conclusiones o consecuencias son inválidas, cuando el conse-
cuente no se infiere directamente:
Antecedente
Consecuente
"Los niños tienen derecho a la educación".
Son niños los menores de 16 años.
Juan y Ana son menores de 16 años.
Juan y Ana son inimputables.
-,
En este caso, la conclusión "son inimputables" no tiene relación con
el antecedente, el cual puede ser verdadero y el consecuente no serlo. En
la proposición: "Juan y Ana son ínímputables", aunque es verdadera,
sigue siendo incorrecta porque el consecuente no tiene nada que ver con
el antecedente.
Inferencias
Inferir significa concluir, sacar consecuencias; y se considera como el
proceso a partir del cual, se obtiene una conclusión -de una o más pro-
posiciones. Existen dos grupos:
Inferencias inmediatas: se obtienen a partir de una sola proposición.
Mediatas: a partir de dos o más proposiciones.
Inferencias inmediatas:
A. Conversión
B. Equivalencia
C. Subalternación
O. übversión
E. Reciproca
F. Contraposición
A.l Simple
A.2 Por accidente
82 CApíTULO 4. LÓGICA, APOFÁNTICA Y RAZONAMIENTOS
A. Conversión
Consiste en el intercambio del sujeta con el predicado, sin que por ese
motivo se altere el valor de verdad.
Hay dos tipos:
A.¡ Conversión simple. Si hay un intercambio del sujeto y predicado,
cuando estamos en presencia de proposiciones Ee 1(universales negati-
vas y particulares afirmativas).
Tipo E. Universales negativas:
Ningún S es P
por lo tanto, ningún P es S.
Ningún perro es invertebrado,
por lo tanto, ningún invertebrado es perro.
Ninguna regla de trato social es reglamento administrativo,
por lo tanto, ningún reglamento administrativo es regla de trato
social.
En los ejemplos anteriores estamos en presencia de proposiciones
verdaderas.
Tipo I. Particulares afirmativas:
Algún S es P
Algún P es S
Algún estudiante es responsable.
Algún responsable es estudiante.
Algún politico es persona honesta,
por lo tanto, alguna persona honesta es politico.
Algunos iusnaturalistas son extstencíaltstas,
por lo tanto, algunos exístencialístas son iusnaturalistas.
A.2 Conversión por accidente. Es el intercambio de sujeta y predicado,
y cambia de criterio de cantidad. Se lleva a cabo en las proposiciones Ay
E(universales afirmativas y negativas, respectivamente).
Cambia de universal afirmativa (A) a particular afirmativa (1):
Todo S es P
por lo tanto, algún S es P
4.2 Razonamientos 83
Todo mamífero es vivíparo,
por lo tanto, algún mamífero es vivíparo.
Todas las ciencias son racionales,
por lo tanto, algunas ciencias son racionales.
Todo mexicano es latinoamericano,
por lo tanto, algún mexicano es.latinoamericano.
De universal negativa (E) a particular negativa (O):
Ningún Ses P
por lo tanto, algún S no es P
Ningún mamífero es ovíparo,
por lo tanto, algún mamífero no es ovíparo.
Ningún mexicano es africano,
por lo tanto, algún mexicano no es africano.
B. Equivalencia'
Consiste en la igualdad de dos proposiciones que sólo difieren por la par-
tícula no. La equivalencia se realiza sólo en las proposiciones universales
positivas (A).
Una proposición A se puede hacer equivalente a una O:
Todo S es P
no todo S es P
Todo hombre es racional,
no todo hombre es racional.
Todo sistema juridico es coactivo,
no todo sistema juridico es coactivo.
En el Diccionario soviético de filosofía se define a la equivalencia de otra forma: En lógi-
ca, nexo de dos enunciados que denota que ambos son verdaderos o que ambos son fal-
sos. Enla notación simbólica serepresenta mediante los signos ú l. Por ejemplo. losenun-
ciados "un número es divisible por 6" (A), Y "un número es divisible por 2 y por 3" (B)
son equivalentes (A lB), lo cual puede expresarse también en la forma: "un número es
divisible por 6 si y sólo si es divisible por 2 y por 3". La negación de la equivalencia tiene
la misma fuerza que la disyunción exclusiva. donde la equivalencia, para que ambas pro-
posiciones tuvieran la misma calidad de verdad o falsedad, debería quedar así: proposi-
ción A: "todo perro es vertebrado" y proposición B: "todo perro no es invertebrado"
donde A y Bson equivalentes, o lA lB). (www.filosofia.org/enc/ros/comrap.htm).
84 CAPiTULO 4. lÓGICA APOfÁNTICAY RAZONAMIENTOS
Una proposición A se puede hacer equivalente a una E:
Todo S es P
por lo tanto, todo S no es P
Todo perro es vertebrado,
por lo tanto, todo perro no es vertebrado.
C. Subalternación
7
Es el paso de una proposición universal a una particular, y de una parti-
cular (o singular) a una universal:
Todo S es P
por lo tanto, algún S es P
Todo hombre es mamífero.
por lo tanto, algún hombre es mamífero.
Todos los sistemas jurídicos religiosos son autoritarios.
Algunos sistemas jurídicos religiosos son autoritarios.
Todos los perros no son invertebrados,
por lo tanto, algún perro no es invertebrado.
En el ejemplo anterior se plantea el paso de una proposición univer-
sal (E) negativa a una particular negativa (O).
D. Obversión
Consiste en cambiar la cualidad de una proposición y negar el predica-
do. Menciona Mateas Nava'' que se puede aplicar a las cuatro proposi-
ciones categóricas:
7 Mateas Nava menciona que en la subalternación se puede pasar también de una propo-
sición particular a una universal; como ejemplo. menciona los siguientes: algún monitor
es monocromático, por 10 tanto, todo monitor es monocromático (se convierte de una
proposición cipo 1 a una tipo A); algún metal no es maleable, por Jo tanto todo metal es
maleable (se convierte de tipo O a una tipo Al. Estos ejemplos podrían cuestionarse debi-
do a que la subalternación considera una relación de mas a menos, de una proposición
universal a una panicular (entre ellas hay una relación de género a especie: "todos los
hombres son..." ,universal a "algunos hombres son... ''. particular).
8 Mateas Nava, ob cit, págs 103-104.
4.2 Razonamientos 85
A. Todo S es P
por lo tanto, ningún S es no P
Todo artista es famoso,
por tanto, ningún artista es no famoso.
Toda norma penal es represiva,
por tanto, ninguna norma penal es no represiva.
E. Ningún S es P
por lo tanto, todo S es no P
I. Algún S es P
por lo tanto, algún S no es P
o. Algún S no es P
por lo tanto, algún S es P
E. Reciproca
Consiste en el intercambio de sujeto y predicado que se realiza en la pro-
posición de tipo A.
Todo S es P
por tanto, todo P es S
Todo cristal es frágil,
todo lo que es frágil es cristal.
Toda norma juridica es coercitiva,
todo lo que es coercitivo es una norma jurídica.
Toda conducta antisocial es delito,
todo delito es conducta antisocial.
F Contraposición
Consiste en el intercambia de sujeto y predicado, y en la negación de
ambos. Se realiza en las proposiciones A y O.
A. Todo S es P
por tanto, no todo P es no S
Todo delito es conducta antisocial,
por tanto, no toda conducta antisocial es no delito.
o. Algún S no es P
por tanto, algún P no es no S
86 CAPíTULO 4. LÓGICA APOfÁNTICA YRAZONAMIENTOS
La aplicación de algunas inferencias en las ciencias sociales o en la
vida cotidiana genera problemas de claridad, su aplicación es más preci-
sa en el ámbito de las ciencias formales, por ejemplo: en el diccionario
soviético de filosofía (versión virtual en www.fílosofía.org/enc/ros/con-
trap.htm) se define a la contraposición como la "operación lógica en vir-
tud de la cual las proposiciones que constituyen el antecedente y el con-
secuente de una implicación se sustituyen por sus negaciones (inversión)
y cambian recíprocamente de lugar (conversión). Tenemos, por ejemplo,
la enunciación: 'Si x es divisible por 4, entonces x es divisible por 2'; su
contraposición será: 'Si x no es divisible por 2, entonces x no es divisible
por 4'. La contraposición conserva la veracidad o la falsedad de la pro-
posición inicial."
Inferencias mediatas
Se dividen en:
• Deducción
• Inducción'
a.l Silogismos típicos
a.2 Silogismos irregulares
8.1 Silogismos típicos
Silogismo (sil: con, y lagos: proposición). Se define como un raciocinio
formado con varias proposiciones. Es la argumentación en la que se
necesitan premisas para obtener una conclusión. Es decir, el consecuen-
te no se deduce de manera inmediata del antecedente, sino por medio
de otras premisas.
Elementos del silogismo
Se agrupan en materia y forma. La materia está formada por las propo-
siciones y términos del silogismo y se divide en materia próxima y remo-
ta. * *
Materia próxima: son las proposiciones que forman al silogismo y
reciben el nombre de:
* Este tipo de inferencia es propio de las ciencias naturales y de la investigación empírica
por lo cual no se tratara en esta obra.
** Mateos Nava, ob cit, págs 1 2 7 ~ 129.
4.2 Razonamientos 87
Premisa mayor (PM): cuya función consiste en enlazar el término
mayor (T) con el término medio (M).
Premisa menor (Pm): su función es enlazar el término medio (M) con
el término menor (t).
Conclusión (C): relaciona el término menor (t) con el término mayor
(T).
Materia remota: está constituida por los términos que forman al silo-
gismo:
a) Término mayor (T): aparece en la premisa mayor (PM) y como pre-
dicado en la conclusión.
b) Término menor (t): se presenta en la premisa menor (Pm) y como
sujeto en la conclusión (C).
e) Término medio (M): relaciona los términos mayor y menor, y sólo
se presenta en las dos premisas.
Mateos Nava lo ejemplifica así:
PM Todo filósofo (M) es humilde (T)
Pm Sócrates (t) es filósofo (M)
e por lo tanto, Sócrates (t) es humilde
PM
=
Premisa mayor
Pm
=
Premisa menor
T
=
Término mayor
M
=
Término medio
t
=
Término menor
C
=
Conclusión
Reglas del silogismo
Tienen como propósito la construcción adecuada de los silogismos, y se
agrupan en dos:
Reglas de los términos
Primera: el silogismo consta de tres términos: mayor (T), menor (t) y
medio (M).
Segunda: el termino medio (M) jamás pasa a la conclusión.
Tercera: ningún término debe tener mayor extensión en la,conclusión,
sólo las premisas.
Cuarta: el término medio (M) debe ser, por lo menos una vez, univer-
sal.
88 CAPITULO 4. LÓGICA APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
Reglas sobre las premisas
Primera: de dos premisas afirmativas no se obtiene una conclusión nega-
tiva.
Segunda: de dos premisas negativas no se obtiene ninguna conclu-
sión.
Tercera: de dos premisas particulares no se obtiene una conclusión.
Cuarta: la conclusión siempre sigue la parte más débil o restringida,
es decir:
o Si una premisa es negativa, la conclusión será negativa.
o Si una premisa es particular, la conclusión será particular.
o Si una premisa es particular negativa, la conclusión será particular
negativa.
Figuras del silogismo
El silogismo, en su formulación, puede presentarse en varias formas lla-
madas figuras, las cuales tienen diferentes modos. La variación se basa
en la posición que tiene el término medio en las premisas; las figuras
son:
Primera: el término medio es sujeto en la premisa mayor y el predica-
do, en la premisa menor:
Todos los mamíferos son vertebrados,
los felinos son mamíferos,
los felinos son vertebrados.
Segunda: el término medio es predicado en las dos premisas:
Todo hombre honrado es digno de crédito,
ningún mentiroso es digno de crédito,
luego entonces, ningún mentiroso es hombre honrado.
Todo delincuente es un antisocial,
todo homicida es un antisocial,
luego entonces, todo homicida es un antisocial.
Tercera: el término medio es sujeto en las dos premisas:
Algunos vividores amasan grandes fortunas,
todos los vividores son dignos de desprecio,
algunos dignos de desprecio amasan grandes fortunas.
Todos los violadores son delincuentes,
4.2 Razonamientos 89
algunos violadores son enfermos mentales,
algunos enfermos mentales son delincuentes.
Cuarta: el término medio es predicado en la premisa mayor y sujeto en
la premisa menor:
Algunas aves de rapiña son águilas,
todas las águilas son animales de vista penetrante,
luego entonces, algunos animales de vista penetrante son aves de
rapiña.
Algunos solitarios son asociales,
todos los asociales son desviados sociales,
luego entonces, algunos desviados sociales son solitarios.
Leyes de las figuras
Ley de la primerajigura. La mayor debe ser universal, la menor afirmativa:
Todos los cetáceos son animales acuáticos,
algunos mamíferos son cetáceos,
luego entonces, algunos mamíferos son animales acuáticos.
Ley de la segundajigura. La mayor debe ser universal, una de las premi-
sas tiene que ser negativa:
Todo animal es viviente,
ningún mineral es viviente,
ningún mineral es animal.
Ley de la tercera jigura. La menor debe ser afirmativa y la conclusión
particular:
Todos los peces viven en el agua,
todos los peces son vertebrados, .
luego entonces, algunos vertebrados viven en el agua.
Ley de la cuartajigura. Ésta tiene tres formas y sus respectivas leyes:
Si la mayor es afirmativa, la menor es universal:
Algunas materias del bachillerato son ciencias naturales,
todas las ciencias naturales son estudios necesarios en la medicina,
luego entonces, algunos estudios necesarios en la medicina son ma-
terias del bachillerato.
90 CAPITULO 4. LÓGICA APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
Si la menor es afirmativa, la conclusión es particular:
Todos los caballos son solípedos,
todos los solípedos son vertebrados,
algunos vertebrados son caballos.
En los dos modos negativos la mayor debe ser universal:
Ninguna elipse es un poliedro,
todo poliedro es un volumen,
algún volumen no es elipse.
Ningún pez es mamifero,
algunos mamiferos viven en el agua,
algunos animales que viven en el agua no son peces.
Modos del silogismo
Constituyen las formas correctas de su construcción.
Modos de la primeraJigura:
BARBARA
A Todo hombre puede equivocarse,
A todo sabio es hombre,
A todo sabio puede equivocarse.
CELARENT
E Ningún ave es animal de sangre fría,
A todos los pájaros son aves,
E ningún pájaro es animal de sangre fría.
DARII
A Todos los tigres son sanguinarios,
1 algunos felinos son tigres,
1 algunos felinos son sanguinarios.
FERIO
E Ningún gas es incoloro,
1 el oxigeno es gas,
O el oxigeno no es coloro.
Modos de la segundajigura:
CESARE
E Ningún planeta tiene luz propia,
4.2 Razonamientos 91
A todas las estrellas tienen luz propia,
E ninguna estrella es planeta.
CAMESTRES
A Todo diamante es piedra,
E ningún vegetal es piedra,
E ningún vegetal es diamante.
FESTINO
E Ningún astro con luz propia es un planeta,
J la tierra es planeta,
O la tierra no tiene luz propia.
BAROCO
A Toda virtud es buena,
O alguna audacia no es buena,
O alguna audacia no es virtud.
Modos de la tercera figura:
DARAPTI
A Todo metal es un mineral,
A todo metal es un cuerpo,
J luego, algún cuerpo es mineral.
FELAPTON
E Ningún pez es animal terrestre,
A todos los peces son vertebrados,
O algunos vertebrados no son animales terrestres.
DISAMIS
J Algunas plantas son venenosas,
A todas la plantas son organismos,
J algunos organismos son venenosos.
BOCARDO
O Algunas serpientes no son venenosas,
A todas las serpientes son reptiles,
O algunos reptiles no son venenosos.
FERISON
E Ningún reptil es mamífero,
92 CAPITULO 4. LÓGICA APOFANTICA y RAZONAMIENTOS
1 algunos reptiles son animales carnívoros,
O algunos reptiles no son venenosos.
Modos de la cuarta figura:
BAMALlP
CAMENES
DIMATIS
FESAPO
FRESISON
a.2 Silogismos irregulares
Se les denomina así a los que no presentan la estructura "regular" del
silogismo clásico, tienen anomalías o alteraciones en su estructura y son:
a.2.1 Entimema
a.2.2 Epiquerema
a.2.3 Sorites
a.2.4 Polisilogismo
a.2.5 Dilema
a.2.1 Entimema (del griego enthymema. en; y thymos, ánimo). Es un
razonamiento que queda en el ánimo, es decir, es un silogismo simplifi-
cado que omite una de las premisas o la conclusión, por considerarla
sobreentendida u obvia:
Todo hombre es mortal,
Sócrates es mortal.
El término medio se omite: "Sócrates es hombre".
(Anuncio en la entrada de las cantinas):
"Se prohibe la entrada a menores" (silogismo simplificado). El razo-
namiento completo seria:
Antecedentes
El Reglamento gubernativo de justicia cívica para el Distrito Federal esta-
blece en ei:
Articulo 7°. Son infracciones cívicas en términos del art 30 de este regla-
mento, las siguientes:
XIII. Permitir a menores de edad el acceso a iugares a los que expresa-
mente les esté prohibido;
Está prohibido que los menores ingresen a los bares y cantinas.
"La oficina" es una cantina.
4.2 Razonam',entos 93
Consecuente
Por lo tamo, los menores de edad tienen prohibida la entrada.
OttO ejemplo, habitualmente elegimos un nuevo texto así:
La identidad es la nueva novela de Milan Kundera,
La identidaá debe ser una buena novela.
Se omite: "todas las novelas que ha escrito Milan Kundera son buenas".
Ibarra Barrón menciona que hay diferentes entímernas, según se
omita la premisa mayor, la menor o la conclusión. Así como que son de
primero, segundo o tercer orden respectivamente. El razonamiento sobre
Kundera será un entimema de primer orden y los demás ejemplos serán
de segundo orden.
a.2,2 Epiquerema, Una o ambas premisas se acompañan de su prueba
correspondiente para apoyar la verdad de lo que enuncian. Beproduci-
mos el ejemplo de Ibarra Barrón.?
"La burguesía impone su ideología a la sociedad, porque es dueña de
los medios de comunicación,"
"los concesionarios de la TV son burgueses, porque son dueños de
Televisa y Televisión Azteca,"
"por lo tanto, los concesionarios de TV imponen su ideología a la
sociedad."
La comprobación de cada una de las premisas, se encuentra en la
oración ligada a través del nexo" porque".
El derecho es un mecanismo de dominación de la clase burguesa en
la sociedad capitalista, porque la burguesía se vale de él para controlar y
manipular las pretensiones clasistas del proletariado,
México tiene una economía capitalista,
por lo tanto, el derecho en México es un mecanismo de dominación
de la clase burguesa.
A la premisa o premisas que contienen la comprobación correspon-
diente, se les denomina "epíqueremétícas"
9 Jbarra, ob clt, pag 199.
94 CAPITULO 4. LÓGICA APOFÁNTICA Y
a.2.3 Sorites. Es un silogismo con varias proposiciones (soros), en donde
el predicado de la primera premisa sirve de sujeto a la segunda; el de la
segunda sirve a la vez de sujeto a la tercera, y así sucesivamente hasta
llegar a la conclusión, la cual esta formada con el sujeto de la primera y
el predicado de la última:
Todo hombre es mamífero,
todo mamífero es vertebrado.
por lo tanto. todo hombre es vertebrado.
Todo delincuente es criminal.
todo criminal atenta contra los valores e intereses sociales,
todo delincuente atenta contra los valores e intereses sociales.
De nuevo recurrimos a un ejemplo de Ibarra: 10
Todo el proletariado es explotado,
todo explotado carece de los medios de producción,
el que carece de los medios de producción vende su fuerza de trabajo,
por lo tanto, el proletariado vende su fuerza de trabajo.
Toda educación es un producto social,
todo producto social responde a la ideología de la clase dominante.
la ideología de la clase dominante es burguesa.
entonces. la educación es burguesa.
a.2.4 Polisilogismo. Se define como una cadena de silogismos. en la cual
la conclusión de cada uno es a la vez la premisa del siguiente. hasta que
se llega a un silogismo que cierra la cadena. Ibarra menciona:
Todo astro iluminado por otro carece de luz propia.
los planetas carecen de luz propia.
venus es un planeta,
por lo tanto. venus carece de luz propia.
a.2.5 Dilema. Es un silogismo en el que un juicio disyuntivo se combina
con uno hipotético y conduce a dos conclusiones igualmente desfavora-
bles. para aquel a quien se le plantea.
10 [bid. pég 200.
4.3Paralogismos y sofismas 95
Ibarra plantea el ejemplo de la madre ateniense que quiere persua-
dir a su hijo para que no se dedique a la política.!'
Si dices lo que es justo, los hombres te odiarán,
si dices lo que es injusto, los dioses te odiarán,
pero debes decir lo justo o lo injusto; en ambos casos serás odiado.
Bart Simpson plantea un razonamiento que califica como una para-
doja y que se puede enfocar como un dilema:
"Malo si lo haces, malo si no lo haces".
El cual se puede analizar de la siguiente forma:
Malo si haces travesuras, porque te castigarán tus profesores,
malo si no haces travesuras, porque perderás el respeto de tus amigos,
sin embargo, debes finalmente decidirte entre hacer o no travesuras.
Si estudias, te preguntaré la clase diariamente,
si no estudias, te reprobaré,
sin embargo, debes elegir entre estudiar o no.
Dilema de la guerra nuclear, que fue el argumento utilizado por am-
bas partes (la Unión Soviética y Estados Unidos) durante la guerra fria:
"Si tenemos armas nucleares, puede haber guerra nuclear; si no tene-
mos armas nucleares, también puede haber guerra nuclear",
de cualquier forma tenemos que decidir entre tener o no, armas
nucleares.
El dilema se puede analizar asi:
Si construimos bombas atómicas, es muy probable que haya guerra
porque el enemigo se sentirá amenazado,
si no construimos bombas atómicas, es muy probable que el enemi-
go nos ataque porque pensará que somos débiles.
Para elaborar adecuadamente los dilemas, se recomienda observar
las siguientes reglas:
1. La disyunción debe ser completa; es decir, abarcar todas las hipó-
tesis posibles, de tal forma que no pueda haber posibilidad de escape.
2. La ilación de ambos miembros del dilema debe ser legitima.
3. El dilema no debe ser reciproco, no debe volverse contra quien lo
expone:
11 Idem.
96 CAPiTULO 4. LÓGICAAPOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
Si vamos al cine nos pueden asaltar,
si vamos al teatro también nos pueden asaltar,
Incumplimiento de la primera regla del dilema: ¿es necesario ir al
cine o al teatro", ¿no podríamos mejor quedarnos en casa?
La violación a la tercera regla se puede ilustrar con el siguiente diá-
logo. propio de un melodrama televisivo:
Si no me celas. es que no me quieres.
si me celas. entonces eres un inmaduro,
pero debes elegir entre celarme o no;
bien, te celaré; pero si te enojas, es que no me quieres; y si te agra-
da. entonces pensaré que tomas a broma nuestra relación.
En el caso del dilema planteado por la madre ateniense, [barra indi-
ca que la respuesta fue la siguiente:
Si digo lo que es justo, los dioses me amarán,
y si digo lo que es injusto. los hombres me amarán,
como debo decir una cosa u otra. en ambos casos seré amado.t-
4.3 Paralogismos y sofismas
En sentido genérico. hablamos de un paralogismo si estamos en presen-
cia de un argumento que aparenta ser válido, pero no lo es (Dóriga,
1986. 138). Si a esta circunstancia se le agrega la nota característica de
que el engaño es intencionado, se le denomina "falacia" o sofisma (Fina
Pizarra menciona que ambas denominaciones son sínónimosj.t '
Para Copi y Cohen, una falacia es simplemente un error de razona-
miento, que surge en el discurso ordinario e invalida los argumentos en
que aparece. 14
12 Desde una posición muy cínica, el dilema podrla resolverse argumentando: "diré lo que
es injusto, puesto que soy ateo y no creo en el castigo de los dioses", o "diré lo que es
justo, al fin que soy un misántropo".
13 Pizarro, 1987, pag 137; al igual que Gutiérrez Sáenz, 2000, pag 211.
14 Irving Copi y Carl Cohen, Introducción a la lógica (trad Edgar Antonio González Ruiz).
Limusa-Noriega, México, 1998, pág 125.
4.3Paralogismos y sofismas 97
4.3.1 Importancia del estudio de lossofismas y falacias
La lógica no sólo estudia el razonamiento "correcto" o formalmente co-
rrecto, sino que uno de sus capítulos más importantes en el proceso de
pensamiento es el estudio del error, de sus causas y formas de evitarlo.
. En el análisis del proceso erróneo, el estudio de los sofismas ocupa
un lugar destacado. Para analizar el derecho es importante que detrás de
las normas jurídicas, en particular de las que revisten la forma de leyes y
reglamentos seencuentre la lógica. Debe respetar los tres principios bási-
cos del pensamiento formal: de identidad, no contradicción y tercero
excluido, con el fin de evitar las contradicciones o confusiones.
Conocer el pensamiento erróneo es importante en el estudio del
derecho, permite construir argumentos jurídicos sólidos en las diversas
áreas de aplicación que tiene el derecho: investigación; la creación nor-
mativa (procesos legislativo y jurisprudencial); análisis de los productos
normativos y su aplicación a casos concretos; la manera en que la reali-
dad influye en el contenido de la norma jurídica y el impacto de ésta en
la realidad social.
Estudiar la estructura lógica formal de las normas jurídicas y del pen-
samiento doctrinal jurídico, es uno de los primeros pasos del investigador
y es obvio que el estudio del error trasciende hacia el ámbito del derecho.
Conocer los sofismas y falacias tiene como consecuencias:
a) Identificar su uso en una argumentación. Las discusiones o debates
(verbales o escritos), se inician generalmente como diálogos que preten-
den ser comunicación racional: con argumentaciones y réplicas, que
giran en torno de un tema; sin embargo, cuando a una de las partes (o
ambas) se le agotan los argumentos, puede recurrir (consciente o incons-
cientemente) al uso de falacias, al ataque personal, al apoyo con petición
de principio o a la alusión de figuras de autoridad. En este caso, para
mantener el sentido racional y constructivo del diálogo, es necesario des-
cubrir y desenmascarar el uso del falso razonamiento.
Se considera que un diálogo racional ha concluido, cuando se empie-
zan a utilizar las falacias; ya no hay argumentos, sino ataques. Lo ideal
sería retornar al uso de argumentos en contra de las ideas, o de plano
concluir la discusión pera que no derive en ataques o agresiones físicas.
b) Evitar el uso de falacias. En los trabajos de investigación es fre-
cuente usarlas, para tratar de explicar y comprobar una posición. El estu-
dio dogmático documental no debe estar apoyado en falacias; por ejern-
98 CAPiTULO 4. LÓGICA APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
plo, en la petición de principio o de autoridad, generalización no válida,
etcétera.
En la tesis, que es una de las aplicaciones de la metodología jurídica
y la investigación documental más trascendentes en la vida del, estu-
diante de derecho; es frecuente que se incurra en errores por descono-
cer las estructuras formales del pensamiento y las formas válidas de
razonar. Lo cual sale a relucir en el momento de la réplica oral que sos-
tiene el tesista con los miembros del sínodo, con consecuencias más o
menos previsibles.
Una actitud honesta de los miembros del sínodo es atacar direc-
tamente las ideas planteadas por los sustentantes en los exámenes
profesionales; sin embargo, es de mínima racionalidad respetar las argu-
mentaciones que estén construidas sólidamente, aunque no se esté de
acuerdo con ellas. Por otra parte, los ataques ad hominen que son relati-
vamente frecuentes en algunos exámenes profesionales, deberían estar
proscritos.
Conocer e identificar las falacias en una argumentación, permite no
usarlas cuando se trata de involucrarnos.If incluso es necesario saber
cuándo utilizarlas.
c) Usar lasfalacias. Hay circunstancias y ámbitos en los cuales resul-
ta muy difícil evitar el uso de los sofismas o razonamientos irregulares;
por ejemplo, en la política o en la oratoria.
Algunas falacias, por su construcción, se dirigen directamente hacia
aspectos personales que son más impactantes por principio que cual-
quier consideración de tipo racional: cualquier falacia ad populum o ad
misericordiam, dirigida a un público numeroso, quizá sea más efectiva
para convencer sobre un tema. Será necesario aplicarla correctamente,
con el peligro que ello reviste; es decir, debemos ser conscientes de que
al usar una falacia estamos tomando un "atajo" intelectual y que la argu-
mentación en realidad es pobre.
15 Enel caso de los"dilemas", unade las formas incorrectas del razonamiento másutiliza-
dasen las relaciones interpersonales o afectivas, esmuy fácil quedar involucrado o arra-
pado en las mismas, veáse Dilemas.
4.3Paralogismos y sofismas 99
4.3.2 Clasificación de lossofismas y falacias
Los autores los clasifican de diversa manera. Consideraremos una clasi-
ficación basada en la obra de López Dóriga, complementada con el texto
de Fina Pizarro, Gregorío Píngerman, Gutiérrez Sáenz y el contenido de
dos direcciones de internet especializadas en la divulgación de temas
filosóficos (www.arvo.net/filosof/ForoOl_sofismas.htmyctv.es/USERS/
mmori(32)sofi.htm).
Se comprenden tres grandes grupos de sofismas, cada uno de los
cuales considera variantes. En total se consideran 34
16
tipos diferentes:
A. Sofismas de homonimia
a.1 .de equivocidad
a.2 de distinta suposición
a.3 de anfibología
a.4 extralíngüísttcos
a.4.1 de premisa falsa
a.4.2 de observación
a.4.3 de antecedente incompleto
a.4.4 de falsa disyunción
a.4.5 falacia de petición de principio
a.4.6 razonamiento en circulo
a.4.7 sofisma de cambio del asunto
a.4.8 sofisma de lo antiguo/sofisma de lo nuevo
a.4.9 falacia ad hominem directa
a.4.10 falacia ad hominem circunstancial
a.4.11 falacia tu quoque
a.4. 12 falacia ad ignorantiam
B. Falacias de procedimiento
b.l Sofismas de deducción
b.1. 1 en inferencias inmediatas
b.1.2 en inferencias mediatas
b.2 Sofismas de inducción
b.2.! de falsa generalización
b.2.2 falacia de accidente
16 Aunque parece excesivo anotar 34 tipos de falacias, Irving Copi y Carl eohen menclo-
nan en su texto obras que analizan hasta 112. Los autores reducen su lista a 17, consi-
derando que son las mas habituales. Véase Copi-Cohen, ob cit. pág 126.
100 CAPiTULO 4 LÓGICA APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
b.2.3 sofisma de analogía
b.2.4 de falsa causa
C. Sofismas retóricos
c.l ad populum
c.2 ad misericordiam
c.3 ad odium
cA ad iram
c.5 ad deiectationem
c.6 "del fulgor"
c.7 ad concupiscentiam
c.8 ad verecundiam
c.9 ad superbiam
c. lOad invidiam
c. lI ad metum
c.l 2 recurso a la mofa
c.13 sofisma ad baculum
A. Sofismas de homonimia
Se denominan de "homonimia", porque en ellos se emplean términos o
palabras que pueden provocar el engaño.
e.t Sofismas de equivocidad
Seemplean cuando en un mismo razonamiento, un término se toma con
un significado y luego con otro:
El fin de las cosas es su perfección,
la muerte es el fin de la vida,
la muerte es la perfección de la vida.
El trabajo es obligación humana,
estudiar es trabajo,
luego entonces, el estudio es una obligación humana.
Capi y Cohen citan una falacia de este tipo que resulta interesante
reproducir:
"El segundo esposo de Ágata Christie, Max Mallowan, fue un des-
tacado arqueólogo. Christie fue una vez interrogada acerca de cómo se
4.3Paralogismos y sofismas 101
sentía por estar casada con un hombre cuyo principal interés eran las
cosas antiguas.
-Un arqueólogo es el mejor marido que puede tener una mujer
-dijo-, mientras mas antigua es una, mayor es su interés."!"
a.2 Sofismas de distinta suposición
Hay elementos que pueden tener diferentes suposiciones, incurrimos en
fallas si razonamos como si el término la mantuviese constante, cuando
en realidad varía:
Mozart es músico,
músico es palabra esdrújula,
Mozart es palabra esdrújula.
En el primer juicio, el vocablo "músico" funciona ~ o m o calificativo de
un sujeto; en el segundo, el término "músico" supone no un calificativo,
sino una palabra que es calificada como "esdrújula". El fallo del razona-
miento consiste en suponer que el sentido de "músico" permanece igual
en ambos juicios.
a,3 Sofismas de anfibología
Si la ambigüedad no esta encerrada en un término, sino que afecta a
toda una proposición, el sofisma se denomina "falacia de anfibología":
Puedo caminar y no caminar,
pero caminar y no caminar es imposible,
luego entonces. puedo lo imposible.
a.4 Sofismas extralingüísticos
Se puede llegar al error de varios modos: razonando mal desde premisas
ciertas; razonando bien, a partir de premisas falsas; partiendo de una
premisa que nada tiene que ver con la conclusión, a la cual se pretende
llegar; o poniendo como premisa, aquello que se pretende obtener como
\ conclusión. En este sentido, se puede hablar de al menos 12 variantes:
17 Copi-Cohen, ob cit, pag 164.
102 CApíTULO 4. LÓGICA, APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
a.4.1 Sofismas de premisa falsa o dudosa
Consisten en tomar como premisa cierta para un razonamiento, una pro-
posición que es falsa o que no ha sido suficientemente demostrada.
Se denominan también "sofismas a priori", porque el defecto está en
el inicio, antes de empezar a razonar:
Sólo las ciencias útiles deben ser estudiadas por los jóvenes,
la historia, la filosofía y las humanidades no son ciencias útiles,
la historia, la filosofía y las humanidades no deben ser estudiadas por
los jóvenes.
Sólo es científico el conocimiento que se obtiene a través de la com-
probación experimental,
el estudio del derecho no es susceptible de comprobación experi-
mental,
el estudio del derecho no es científico.
a.4.2 Sofismas de observación
Son aquellos en los que la premisa es un hecho empírico, y el error se ha
producido en la interpretación del objeto cuando se le observó. Se dice
que los sentidos (vista, oído, etc) nunca yerran.!" pero sí suele errar la
inteligencia del hombre, cuando emite un juicio con respecto al hecho
percibido por los sentidos. Por ejemplo, si alguno está convencido de la
existencia de seres extraterrestres, puede ocurrir que juzgue que es un
plato volador con la forma de tal cosa, algo que en realidad es sólo una
luz ordinaria y que no tiene tal apariencia.
La causa más frecuente de error en esta etapa de observación es la
opinión preconcebida, es decir, el prejuicio.
a.4.3 Sofisma de antecedente incompleto
Consiste en reducir una cosa, objeto o fenómeno a un aspecto del
mismo, omitiendo otro relevante que puede ser decisivo para el asunto.
El ejemplo planteado en arvo.net es:
Si una decisión atañe al cuerpo de una persona, ésta tiene el derecho
de tomarla o no,
18 Es de aclarar que el sentido (como órgano de percepción y acción resultante de la acu-
vidad de tal órgano) estáligadoa la interpretación, o a cualquier "intervención" (aunque
no seadel todo consciente), por parte del cerebro.
4.3Paralogismos y sofismas 103
la interrupción del embarazo es una decisión que atañe al cuerpo de
la mujer,
la mujer tiene derecho de decidir la interrupción del embarazo.
La segunda premisa, en este caso. tiene el antecedente incompleto.
pues la interrupción de la gestación es algo que concierne al cuerpo de
la mujer. pero también a la vida de la persona por nacer.
El Estado benefactor promueve la falta de responsabilidad de los ciu-
dadanos,
la falta de responsabilidad es causa de la decadencia social.
luego entonces. el Estado benefactor es causa de la decadencia social.
En este ejemplo, la falta de responsabilidad o de compromiso con el
desarrollo propio. es uno de los efectos que se han observado en algunas
sociedades donde el Estado toma a su cargo la dirección de la economia.
Sin embargo. no constituye todo su aspecto más relevante.
a.4.4 Sofisma de falsa disyunción
Es un argumento en el que se toma como premisa una disyunción exclu-
yente que se presupone completa. cuando en realidad es incompleta y
por ello mismo, falsa. Se puede considerar como una subespecie del
sofisma de antecedente incompleto:
O el maestro es autoritario. o debe permitir la mayor libertad de los
niños en la escuela,
el maestro no debe ser autoritario.
el maestro debe permitir la mayor libertad a sus alumnos.
La primera premisa afirma una disyunción excluyente que no es ver-
dadera. porque puede hacer una tercera alternativa: el profesor facilita-
dor del aprendizaje.
a.4.5 Falacia de petición de principio
Es admitir en la premisa aquello que está precisamente en cuestión. es
decir. lo que se debe demostrar:
Todo efecto tiene una causa.
el universo es un efecto,
el universo tiene una causa.
El argumento parece correcto, pero en la segunda premisa se come-
te petición de principio, pues allí ya se afirma la conclusión que se pre-
tende demostrar; porque al decir "el universo es un efecto". se está afir-
mando que "el universo ha sido causado".
104 CApiTULO 4. LÓGICA APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
El delito es causado por la maldad humana,
el aborto es un delito,
el aborto es causado por la maldad humana.
a.4.6 El razonamiento en circulo
Se considera que el argumento circular, es una especie de falacia de peti-
ción de principio. También se le denomina circulo vicioso o "dialeto". y
se comete cuando hay dos proposiciones que se pretenden demostrar
recíprocamente:
Sabemos que Dios existe, porque los Textos sagrados nos lo dicen.
y sabemos que los Textos sagrados son verdad, porque son la pala-
bra de Dios.
Cabe citar un ejemplo que mencionan Copi e lrvíng:
"En una película protagonizada por el famoso comediante Sacha
Guitry, unos ladrones están discutiendo acerca del reparto de siete valio-
sas perlas, que habían sido extraídas de la corona real. Uno de ellos le da
dos a cada uno de sus cómplices y se queda con las tres restantes. Otro
de sus compañeros le dice: '¿por qué tú has tomado tres?', 'porque soy
el jefe' -responde. '¿Y cómo has llegado a ser jefe?' -pregunta de
nuevo. 'Porque tengo más perlas' -responde". 19
a.4. 7 Sofisma de cambio del asunto
Consiste en desarrollar la argumentación que en si misma puede ser
correcta, pero que no trata sobre el punto sometido a discusión y acerca
del cual no se pretende producir una conclusión, sino que habla de otra
cosa. Se le denomina también "sofisma de suplantación de tesis":
Cuando se está discutiendo la autoría y culpabilidad de una persona
en relación a un delito, el abogado prueba con testigos las condiciones
personales del reo y sus calidades: de buen esposo, padre de familia,
laborioso en su empleo, querido por sus amigos, etc, y en base a estas
pruebas solicita la absolución de su defendido.
Es frecuente en los juicios del sistema de Common Law, donde los
defensores alegan razones sobre un punto que no es el que se cuestiona,
para desorientar a los jueces y al jurado.
19 Copi-Cohen, ob cit. pág 148.
4.3Paralogismos y sofismas 105
a.4.8 Sofismas de lo antiguo y de lo nuevo
Es la afirmación o rechazo de algo, porque antes fue de una forma o por-
que es nuevo:
El vino, en cantidades moderadas, es un sano estimulante y favore-
ce la digestión,
es una bebida saludable, pues así fue reconocido por todos los pue-
blos antiguos.
"Estudia en el Centro técnico moderno,
porque el Centro técnico esjoven como tú".
a.4.9 Argumentos ad hominen (acerca del hombre)
Una manera muy usual del sofisma por cambio de asunto es el denomi-
nado sofisma ad hominem o falacia ad hominem, la cual consiste en diri-
gir la discusión, no sobre la cosa (ad rem) sino sobre el hombre que la
sostiene, de manera que el juicio positivo o negativo que recaiga sobre
la persona, afecte a la proposición en cuestión:
La teoría moral del filósofo francés Rousseau es falsa,
porque Rousseau abandonó a sus hijos en un orfanato.
Esta falacia tiene tres variantes ad hominem directa, que consiste en
un ataque directo sobre la persona del sujeto:
"Tu opinión acerca del aborto es incorrecta,
porque tú siempre estás equivocado".
El señor Pérez sostiene que es peligroso que los jóvenes vuelvan a su
casa después de las 10 de la noche,
el señor Pérez es padre de familia,
es falso que sea peligroso volver después de las 10 de la noche.
aA.JO Falacia ad hominen circunstancial
Se dirige contra lo que se afirma, invocando una circunstancia que inva-
lida el argumento de la contraparte. Es una variante de la falacia anterior,
la diferencia es que en lugar del ataque personal en contra del interlocu-
tor, es "indirecto". Alude a una circunstancia en la cual se hace caer a la
persona del interlocutor para invalidar sus argumentos: el ejemplo sería
el del señor Pérez. quien por ser "padre de familia", tiene interés (no
objetivo) en argumentar que es peligroso que los jóvenes regresen a su
casa después de las 10 de la noche.
106 CApiTULO 4. LÓGICA, APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
Otro ejemplo, tomado de Fina Pizarra:
"Los ecologistas afirman que el vertido nuclear en el mar es una
acción de elevado riesgo para la humanidad; sin embargo, no hay que
estar tan preocupado por ello, ya que los ecologistas tienen ideas dema-
siado pesimistas sobre el futuro."
Esta falacia es muy utilizada en las discusiones políticas, por ejemplo
en los debates entre candidatos de partidos políticos que sostienen posi-
ciones contrarias:
AA (candidato del Partido progresista) sostiene que el Estado no debe
dejar los bancos en manos de los extranjeros,
BA (candidato del Partido liberal) dice que AA está equivocado, por-
que pertenece al Partido progresista y todos los miembros de ese parti-
do son unos comunistas trasnochados.
O en las discusiones doctrinales:
ee dice que el derecho debe proteger el mínimo de moralidad nece-
sario para convivir pacíficamente en sociedad,
DD dice que eeestá equivocado, porque es iusnaturalistay todos los
íusnaturalístas tienen una visión metafísica acerca del derecho.
a.4.11 Falacia tu quoque
Una variante de la falacia ad hominem es la tu quoque (tú también). La
cual podemos describir como el uso de falacias personales (directas o cir-
cuns-tanciales) por ambas partes, en un debate o discusión. Indica
Pizarra: "son todos aquellos argumentos en los que no se presentan razo-
nes oportunas para replicar una acusación, sino que en su lugar se
devuelve la ofensa al acusador",20 habitualmente el ataque se regresa en
el mismo sentido y proporción.
En el ejemplo anterior sería:
AA (del Partido progresista) sostiene que el Estado no debe dejar los
bancos en manos de los extranjeros.
BA (del Partido liberal) dice que AA está equivocado, porque perte-
nece al Partido progresista y todos los miembros de ese partido son unos
comunistas trasnochados.
AA responde que BA miente en sus acusaciones porque es un para-
noico anticomunista, como todos los miembros del Partido liberal.
20 Pizarra, ob cit. pág 56.
4.3 Paralogismos y sofismas 107
Cita Pizarra el siguiente ejemplo:
"El jefe de la cancilleria del gobierno de Baviera. Edmund Stoiber,
envió un telegrama al director general de la WOR en el que decia: 'la
WOR parece haber convertido en método de trabajo burlarse de los que
piensan de otra manera, bajo la tapadera de la sátira'. Helmut Hausmann
secretario general del FOP, calificó el espectáculo presentado en la tele-
visión como 'un escándalo y una infamia contra Reagan y Kohl'. El res-
ponsable se defendió, con el argumento de que la sátira es cuestión de
gusto. Rosenbauer añadió, que su estilo perlodístíco quedó marcado por
su larga permanencia en Estados Unidos. "21
Rosenbauer incurre en una falacia al defenderse, pretendiendo que la
sátira no es un estilo reprobable, porque la usa contra quienes se la ense-
ñaron:
En las falacias personales, ya sean directas o circunstanciales, esta-
mos en presencia de un necio: aquel que ha agotado sus argumentos y
por tal motivo recurre a descalificar a la persona y no a las ideas. En el
case de las tu quoque estamos en presencia de dos necios, ya que la con-o
traparte (víctima inicial), en lugar de atacar a la falacia, regresa otra igual.
a.4.12 Sofisma ad ignorantíam (argumento de la ignorancia ajena):
Una modalidad del "argumento extraño a la cuestión" ocurre, cuando se
trata de dar por probada una tesis, a partir de que no se ha podido
demostrar lo contrario. O cuando se pretende que el interlocutor acepte
como válida nuestra tesis, en virtud de que él no ha podido comprobar
la suya:
Nadie ha demostrado que no existan los seres extraterrestres,
por lo tanto, hay vida en otros planetas.
Cuando se discute acerca de la existencia de Dios y cada una de las
partes tiene una posición distinta, es probable que la discusión llegue a
un callejón sin salida, a un empate, ya que ninguna de las partes puede
probar su aseveración; excepto, que una pretenda que la contraparte
acepte como verdadera su tesis, en virtud de que él no pudo probar la
propia:
21 Ibid, pag 57.
108 CAPITULO 4. LóGICAAPOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
AA: "como no puedes probar que Dios no existe, debes aceptar que
Dios existe".
B. Falacias de procedimiento
Constituyen fallas en la construcción del razonamiento, se hacen con el
ánimo de engañar o convencer a la contraparte. respecto de un argu-
mento.
b.1 Sofismas de deducción
b.1.1 En inferencias inmediatas
Al realizar una conversión ilegítima:
Todos los marxistas son ateos,
luego, todos los ateos son marxistas.
En realidad pueden existir marxistas que no sean ateos. o ateos que
no sean marxistas sino anarquistas. librepensadores, pragmáticos, etcétera.
Tomar un juicio contrario como contradictorio:
La afirmación: "todos los políticos son honestos", es falsa.
luego entonces, todos los políticos son deshonestos.
De acuerdo con las reglas de la construcción de juicios. no puede
haber dos contrarios que sean verdaderos al mismo tiempo. es decir.
sólo una de las siguientes proposiciones es verdadera:
Todos los políticos son honestos.
Todos los políticos son deshonestos.
Sin embargo, el fallo en esta argumentación se debe a que estamos
en presencia de enunciados que no abarcan una verdad incontrovertible
(ej. "el todo es mayor que la parte"); tanto puede haber políticos hones-
tos como deshonestos (ambas serían falsas).
En el ejemplo tomado de www.arvo.net/filosof.htm. la proposición
contradictoria sería:
Algunos politicos no son honestos.
La cual sí podría calificarse como verdadera.
b.1.2 En inferencias mediatas
La falacia por afirmación del consecuente:
Si ha llovido, entonces la tierra está mojada.
La tierra está mojada.
4,3Paralogismos y sofismas 109
Ha llovido.
No necesariamente la tierra mojada indica que ha llovido. puede ser
por otra razón (si fue regada. por ejemplo).
El homicidio consiste en privar de la vida a otro.
En el aborto se priva de la vida a otro.
El aborto es un homicidio.
La falacia por negación del antecedente. es una variante de la ante-
rior:
Si ha llovido, entonces la tierra está mojada.
No ha llovido.
La tierra no está mojada,
De manera similar. puede ser que la tierra esté mojada y que no haya
llovido.
b.2 Sofismas de inducción
En el ámbito de la investigación es fácil incurrir en estos sofismas, sobre
todo cuando se tratan de establecer relaciones entre dos fenómenos.
b.2.l Sofisma de falsa generalización
Se parte de la afirmación de que una propiedad es poseída por varios
individuos de un conjunto, y a partir de allí, concluir que todos los ele-
mentos de dicho grupo la poseen; en realidad no puede tenerse esa cer-
teza sin la información de los grupos restantes:
El hierro se combina con el oxígeno.
el niquel se combina con el oxígeno,
el cobre se combina con el oxígeno.
el mercurio se combina con el oxigeno.
el manganeso se combina con el oxigeno;
el hierro, el níquel, el cobre, el mercurio y el manganeso son metales.
todos los metales se combinan con el oxigeno.
San Agustín y santo Tomás, fueron pensadores íusnaturalístas,
San Agustín y santo Tomás, consideraban que la voluntad de Dios
era la base para la fundamentación silogística del orden jurídico,
todos los pensadores íusnaturalistas fundamentan el origen del dere-
cho en la voluntad divina.
110 CAPITULO 4. LóGICA APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
Uno de los errores más frecuentes en el pensamiento cotidiano es la
falsa generalización, por ejemplo, una mujer que tiene una mala expe-
riencia afectiva con un hombre de signo "sagitario"; y en una segunda
oportunidad le sucede igual con otra persona del mismo signo, puede
concluir que "todos los sagitarios son iguales".
b.2.2 Falacia "de accidente"
Es una forma muy común de sofisma de falsa generalización. Confunde
lo accidental con aquello que es necesario; o lo que es verdadero relati-
vamente con aquello que es verdadero absoluto:
La técnica pedagógica 'T' ha sido exitosa en tal experiencia de ense-
ñanza en la historia,
la técnica pedagógica "T" ha sido exitosa en tal otra experiencia de
enseñanza de la historia,
las técnicas pedagógicas que son exitosas deben adoptarse,
la técnica pedagógica "T" es la que debe adoptarse para la enseñan-
za de la historia.
Se puede considerar como una variante de la falacia de falsa genera-
lización, puesto que se adopta como verdadera una proposición que no
ha sido comprobada o que accidentalmente resultó verdadera en deter-
minadas circunstancias,
Menciona López Dóriga (veáse ob cit, pag 14t) que en las campañas
electorales, el orador de un partido político si no tiene argumentos rela-
cionados con la plataforma política del adversario, trata de desprestigiar-
lo sacando a relucir fallas o defectos secundarios (que pertenezca a una
minoría étnica; que haya realizado sus estudios en el extranjero o que no
lo haya hecho, que se haya casado varias veces o que sea divorciado,
etc), los cuales no demuestran su incapacidad para el gobierno.
b.2.3 Sofisma de analogía
A partir de que dos cosas coinciden en algunos aspectos comprobados,
se concluye que si la comprobación se da en una de ellas, también se da
seguramente en la otra. Esta clase de razonamiento se denomina "por
analogía" y es válido cuando la conclusión se postula como probable;
pero si se pretende como cierta, tenemos un sofisma:
Marte tiene un movimiento de rotación sobre su eje, como la tierra,
marte tiene atmósfera, como la tierra,
marte tiene agua en su superficie, como la tierra,
4.3Paralogismos y sofismas 111
marte tiene estaciones, como la tierra,
marre tiene seres vivos, como la tierra.
Un ejemplo más se puede encontrar en la descripción que hacen los
indígenas americanos en torno de las carabelas españolas, a las que des-
criben como "cerros flotantes":
El objeto x (la carabela) es grande, como un cerro,
el objeto x es café oscuro, como un cerro,
el objeto x tiene nubes encima (las velas desplegadas), como los
cerros,
luego entonces, el objeto x debe ser un "cerro flotante".
b.2.4 Sofisma de causa falsa
Se produce cuando de un suceso con respecto a otro, se concluye que el
primero es la causa del otro; o cuando de la mera coincidencia temporal
de dos hechos, se concluye que uno es la causa del otro:
Dado que coincidieron en Francia una época de continuo aumento
de la criminalidad juvenil con una en que la educación primaria se exten-
dió a todo el pueblo, se concluyó que dicha instrucción había sido la
causa de que aumentara la delincuencia en aquel país.
Los condimentos irritantes como el chile, provocan desórdenes en el
comportamiento,
la conducta criminal es un desorden del comportamiento,
luego entonces, los condimentos como el chile provocan conductas
criminales.
C. Sofismas retóricos
Tienen el propósito de "ganar" una discusión; para ello, recurren a los
sentimientos de simpatía o piedad con el auditorio. No recaen en mate-
ria de controversia.
C. 1 Falacia ad populum
Son argumentos dirigidos al pueblo. Se atribuye esa designación a todos
los recursos retóricos que buscan ganar el consenso popular él favor o en
contra de cierta conclusión -que no está sustentada en pruebas valede-
ras-o por medio de la exaltación de los sentimientos que predominan en
esa multitud.
112 CAPITULO 4. LÓGICA APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
Fina Pizarro menciona que trata de convencer acerca de la validez
de un argumento, suponiendo quien lo utiliza, que es el portavoz de la
opinión popular o, en su caso, que algo debe ser cierto porque "todo
mundo piensa así".
Las casas comerciales anuncian sus productos no con la intención de
informarnos de su existencia o de sus bondades reales, sino de persua-
dirnos para que los compremos. Para ello buscan recursos o argumentos
ad populum, porque asocian los productos a personas, lugares y cosas
con los que se supone que nos identificamos ... " (veáse ob cit. pág 52).
c,2 Falacia ad misericordiam
Es parecida a la anterior. En ésta, se apela al sentimiento de misericor-
dia y es común en la oratoria forense; donde en lugar de argumentar
acerca de la inocencía del reo, el abogado defensor busca provocar sen-
timientos de lástima en los jueces, el jurado o el público.
Muchos anuncios publicitarios, en particular aquellos que buscan
recaudar fondos para determinadas causas, no explican los motivos de la
campaña y el uso que se hará de lo recolectado, sino que utilizan imá-
genes emotivas sobre las personas que serán beneficiadas.
c,3 Sofisma ad odium
Se trata de explotar el odio del oyente hacia una persona o cosa:
"No debes votar por el candidato ee porque es judío, y los judíos son los
causantes de la crisis económica."
En este caso, la falacia es también ad hominem circunstancial.
cA Sofisma ad iram
Se aprovecha la ira que el receptor siente hacia alguien. Por ejemplo, el
coraje que provoca en el hombre honesto la conducta del delincuente,
suele aprovecharse para persuadido de que los delincuentes capturados
no merecen ninguna garantía de que se realice el debido juicio, que se
les permita defenderse, etcétera.
Esta falacia y la anterior, suelen confundirse. Podríamos distinguirlas en
el tiempo: la ad odium deriva de un sentimiento mediato que ha sido cul-
tivado y que está latente en un grupo social; mientras que la ira, es un sen-
timiento inmediato y explosivo, provocado por una circunstancia presente.
4.3 Paralogismos y sofismas 113
c.SSofisma ad delectationem (del deleite o del placer)
Esta falacia se aprovecha del goce que procuran a la sensibilidad ciertos
objetos, palabras o hechos.
Como ejemplo, un aviso comercial:
"Los comprimidos M·2 son excelentes para calmar la acidez estoma-
cal, para saberlo basta comprobar su delicado sabor en sus tres varieda-
des: menta, etc ... "
No hay relación entre el producto y el mensaje, este debería de
argumentar en favor de las virtudes curativas del producto y no sobre el
sabor del mismo.
¿Cansado del malsabor de su laxante? Disfrute del sabor a fresa de
FRESLAX. suave con su paladar, suave con su intestino.
e.e Sofisma "del fulgor"
Dentro de ad delectationem. podemos ubicar una variante que se deno-
mina "sofisma del fulgor". en el cual se usan palabras que producen
deleite porque resuenan y son fascinantes. Por ejemplo, en el discurso
que se emite para apoyar un proyecto económico, se habla de la "gran-
deza de una nación".
c.7 Sofisma ad concupiscentiam (del deseo)
Se recurre a el para despertar apetitos sensuales o ambiciones de dine-
ro, poder, etcétera.
Aparece en la publicidad de diversos productos, en los cuales se recu-
rre al deseo de tener un automóvil, vacaciones exquisitas, una mujer be-
lla, etcétera.
c.a Sofisma ad verecundiam
Explota el sentimiento de respeto que se guarda hacia una persona o
cosa, que es venerable y digna. Por ejemplo, cuando después de afirmar
una proposición como verdadera, se añade: "... y así lo piensa XX" (que
puede ser un escritor famoso, un científico prestigiado, etcétera)
En esta falacia, la figura de autoridad no es especialista en la mate-
ria. Por ejemplo, cuando se apoya una campaña publicitaria de navajas
de rasurar en un tenista famoso, su opinión no puede sustentarse como
"especializada", a menos que en sus ratos de ocio se dedique a' afeitar
barbas.
114 CApiTULO 4. LÓGICA, APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
c.9 Sofisma ad superbiam
Se recurre al orgullo. Por ejemplo, cuando se alaba al país del otro, su
profesión, o sus cualidades -reales o inexistentes-, etcétera.
c.10 Sofisma ad invidiam
También suele ser eficaz la persuasión cuando se recurre al sentimiento
I
de envidia, es decir, a la tristeza que algunos sienten por el bien ajeno.
Es muy socorrida esta falacia en las consignas de manifestantes:
"Vivienda primero para el hijo del obrero".
c.11 Sofisma ad metum (argumento que recurre al miedo)
Estos son los usuales sofismas de peligro empleados en los parlamentos
y asambleas. Se despierta el temor a una guerra. a perder una ayuda eco-
nómica extranjera o la estabilidad monetaria, dañar las relaciones exte-
riores de un país. etc, si no se adoptan ciertas medidas:
"Si no se aprueba la reforma hacendaria. seguramente tendremos
que recortar el presupuesto para gastos sociales".
c.12 Recurso a la mofa
Mediante una réplica burlona, se hace caer en el ridiculo al adversario o
sobre una afirmación suya. Lo utilizan quienes quieren refutar a otro. pero
carecen de argumentos. Recurso utilizado en las campañas políticas.
En un estudio sobre las características de las campañas políticas en
Estados Unidos, se mencionaba que la mayoría de ellas no recaen sobre
las plataformas políticas de los candidatos. sino que son una guerra de
ataques a la imagen pública del contrincante. Una de las situaciones más
jocosas fue el caso de un candidato a gobernador que había sufrido un
atentado a su integridad personal y a partir de entonces. aumentó el
número de su escolta personal. El partido contrario hizo mofa de ese
suceso, pagando anuncios en televisión, donde se veía a dicho candida-
to en diferentes actividades: la inauguración de una obra pública, una
exposición, acudir al baño, etc, rodeado de una nube de guardaespaldas.
c.13 Argumento ad baculum
Consiste en recurrir a la amenaza de la fuerza, para convencer o persua-
dir respecto de una posición o de una idea. Algunos autores la incluyen
como parte de los argumentos, pero no busca convencer ni persuadir,
4.4 Lógica jurídica 115
sino que es una amenaza disimulada de usar la violencia en caso de que
el receptor no realice lo que se le pide o no acepte una idea:
"No es conveniente para el futuro de su periódico que usted publique
eso ... si quiere seguir gozando del crédito de nuestros bancos amigos".
"Si no escribes en el examen los conceptos tal y como los estoy dic-
tando, te vaya reprobar".
Es una de las primeras falacias que sufre yaprende el ser humano en
su proceso de formación; sobre todo, cuando se agotan la paciencia o los
argumentos de los padres:
, - ¿Por qué debo comerme las espinacas?
- Porque si
- ¿Pero por qué?
- iPorque lo digo yo' [O si no...!
4.4 Lógica jurídica
(bases y autores: García Máynez, Kalinowski, Recasens
Siches y Schneider)
Por principio se puede conceptuar a la lógica jurídica como la aplicación
de la lógica al ámbito o a los problemas planteados por el derecho y en
el derecho. Cabe pensar que soló se deben aplicar los diferentes con-
ceptos de la lógica general (y sus temas) al análisis de los problemas jurí-
dicos; sin embargo, esto no es tan sencillo. Las distintas orientaciones
que hay respecto a los sistemas jurídicos (los diversos modelos de cien-
cia jurídica, como lo denominaría Carlos Santiago Nino) dan un matiz
importante a la forma de aplicar la lógica en el derecho y la relevancia
que se asigna a ésta.
En el modelo formalista, la lógica jurídica tiene una importancia sin
la cual no se puede entender la existencia de los distintos aspectos del.
derecho en la actualidad; ni la ciencia jurídica. Asu vez, en el modelo de
ciencia jurídica del realismo sociológico en algunas de las posturas más
radicales se niega la importancia de la lógica jurídica y de la teoría del
derecho (pues se considera que el juez juzga aun antes de analizar todos
los elementos proporcionados por las partes que someten a su conside-
ración una controversia, y de reflexionar sobre las pruebas presenta-
das).
116 CAPiTULO 4. lóGICA APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
Asimismo, en uno de los modelos que en la actualidad está en retro-
ceso (como el iusmarxismo o las teorías marxistas del derecho) se adop-
ta no la lógica formal, centro del debate de los dos modelos menciona-
dos, sino la lógica dialéctica.
En ese sentido, se debe distinguir entre lógica general, lógica jurídi-
ca (o del derecho, como la denominan algunos autores) y lógica deóntica.
Lógica jurídica: se define como "el estudio de la aplicación de todos los
recursos disponibles y utilizables de la lógica, en sentido amplio, al
campo del derecho".22
Lógica deóntica: de acuerdo con Witker y Larios, se define como "la
rama de la ciencia lógico-formal que usa y simboliza fundamentalmente
material lingüístico relacionado con la función normativa, para el análi-
sis del razonamiento y de las estructuras formales de la comunicación". 23
Patricia Morales, en el capítulo 1 de la obra colectiva de Metodología
jurídica
24
del SUA-UNAM, reseña brevemente algunas de las ideas de auto-
res relevantes en el ámbito de la lógica del derecho, a saber:
1. De Eduardo Garcia Máynez menciona el análisis que éste hace
respecto a la aplicación de los principios de la lógica formal en la lógica
del derecho: -de identidad, de contradicción, tercero excluido y de
razón suficiente- e indica que la diferencia más importante entre la lógi-
ca formal y la lógica deóntica es que la primera se desplaza entre la
verdad y la falsedad (es una lógica del ser), mientras que la segunda
actúa entre la validez y la invalidez.
2. Morales Urdiales cita a Norberto Bobbio y manifiesta que "sólo
con la rigurosidad del razonamiento jurídico se puede garantizar la obje-
tividad e imparcialidad del juicio ". Al respecto, distingue entre la lógica
de los juristas (lógica de los estudiosos del derecho, del juez, etc) y la
lógica del derecho (lógica de las normas), opina que la separación de
ambas se debe a la conveniencia de dividir el trabajo, señala que esta
separación es provisional y considera que la lógica deóntíca es más inte-
resante. La lógica estudia los criterios de validez de una lógica de las nor-
22 Jorge Witker y Rogelio Larios, Metada/agia juridica. McGraw-Hill lnterarnericana.
México, 1997, pág 34.
23 ldem.
24 Patricia Morales Urdiales, cap 1, "Lógica", en Rosa Maria Alonso González, ob cit, págs
56-60.
4.4 lógica jurídica 117
mas, asi como los problemas de unidad, coherencia e integridad del sis-
tema jurídico.
25
4.4.1 Importancia de la lógica del derecho
A pesar de que las matemáticas y la lógica son habitualmente dos disci-
plinas que en lo general no le agradan al estudiante de derecho en nues-
tro país, cabe aclarar que, debido al modelo de ciencia jurídica (por no
denominarle paradigma) dominante en el sistema jurídico mexicano, el
uso de la lógica (y aun su aplicación intuitiva) tiene gran importancia,
pues constituye el eje central del sistema de tradición romano-germáni-
ca o formalista.
La lógica era aprendida por el alumno (en el denominado plan de
estudios "viejo", anterior a 1993) de manera intuitiva, como un currícu-
lo implícito en las materias sustantivas y procesales, o en la práctica pro-
fesional, sobre todo frente a tribunales. El manejo intuitivo de la lógica
del derecho permitía al alumno aplicar el pensamiento analógico, el
deductivo y en ocasiones el inductivo, sin que llegara a distinguir entre
una definición y una clasificación, o entre un juicio lógico y un razona-
mient0
2 6
Garcia Máynez reitera de nuevo que la "lógica jurídica no consiste
simplemente en la aplicación de las normas supremas de la lógica pura,
porque mientras las leyes supremas de la lógica pura se refieren ajuicios
enunciativos y afirman o niegan algo de su verdad o falsedad, los otros
principios aluden siempre a normas, afirman o niegan algo de su validez
o invalidez. Aquéllas pertenecen, por ende, a la lógica del ser; éstos, a la
del deber ser"n
¿Por qué es importante el estudio de la lógica general y de la lógica
del derecho en la carrera? Además de reconocer que la estructura del
modelo de ciencia jurídica del sistema jurídico mexicano está basado en
el uso de la lógica y de la imposible estructuración del marco jurídico
nacional sin un mínimo de coherencia (que implica necesariamente el uso
25 Idem.
26 Eduardo García Máynez inicia suIntroducción a la lógicajun'dica (Colofón, México, -1993,
pag ~ ) con el reconocimiento de la intuición del jurista sobre la importancia de la lógica
en la rarea profesional.
27 Garcia Máynez, ob cit, pag 10.
118 CAPiTULO 4. LOGICAAPOfÁNTICA y RAZONAMIENTOS
de definiciones, divisiones, clasificaciones, es decir, las operaciones bási-
cas de la lógica), en la práctica profesional se utilizan (de manera cons-
ciente o intuitiva) operaciones lógicas más complejas.
La lógica tiene también un papel muy relevante en la construcción de
la teoria jurídica. Al respecto, Ulrich Klug señala:
La teoría de la ciencia es la reoria sobre la técnica para el logro del conoci-
miento científico. Y la lógica formal, entonces, es aquella parte de la teoría
de la cienciaque proporciona la técnica de la pruebacientífica. A esa parte se
le puede denominar formal, porque la técnica de la prueba que allí se trata
se expone de tal manera que resulta aplicable a todo contenido posible.28
En este sentido, para la construcción y el análisis del proceso de una
ciencia, es necesaria la teoria de la ciencia, la cual tiene como uno de los
elementos más importantes (capitulas o partes) a la lógica formal.
Independientemente de la conciencia o falta de ésta por el jurista o
profesional del derecho sobre la aplicación de la lógica, ésta tiene gran
relevancia en las materias que integran el derecho. En este orden de
ideas, Irving Copi y Carl Cohen explican lo siguiente:
Tanto en el derecho civil como en el penal, la resolución de disputas es una
función principal del sistemajudicial; puede necesitarse un juicio para ase-
gurar que la resolución sea definitiva y justa. En esteproceso, los principios
de la lógica son utilizados de manera muy importante. La validez y la inva-
lidez, las reglas básicas de ia deducción, los principios para la evaluación de
inferencias inductivas y asi sucesivamente, siguen siendo fundamental-
mente los mismos y no cambian cuando se aplican en un contexto legal.
Pero el papel central del argumento para resolver controversias legales jus-
tifica la especial atención que se otorga aquí a la forma en que se aplican
los principios lógicos en ei mundo de las leyes y los tríbunales.é?
Posteriormente, Copi y Cohen se dedican a analizar la forma como
los diversos métodos de la lógica (razonamiento deductivo, inductivo,
analógico e incluso de la probabilidad) se aplican en el derecho.
Aunque con frecuencia se ha destacado el uso intuitivo de la lógica
del derecho, que se adquiria en la práctica profesional más que en la
escuela, es importante señalar que ahora con los nuevos planes de estu-
dio se podrá adquirir conscientemente el conocimiento de los medios de
28 Ulrich Klug, Loqtca juridica(trad J. C. Gardella), Temis, Bogara, 1990, pag 2.
29 Irving Copi y Carl Cohen, Introducción a la lógica (trad Edgar Antonio González Ruiz),
Llrnusa-Noriega, México, 1998, pág 596.
4.4Lógica jurídica 119
la lógica general, de la formal y de la dialéctica y su uso en el análisis y
solución de problemas relacionados con el derecho. tanto de los proble-
mas que trata de resolver el derecho corno actividad humana especiali-
zada y aun en los casos en que intervienen especialistas no formales o
ciudadanos comunes, como de los problemas que afectan la conforma-
ción de un modelo de ciencia jurídica.
Un texto que no puede obviarse es el de CIarence Morris, referencia
obligada en el sistema jurídico mexicano. porque' es consultado por
muchos de los litigantes que de pronto tienen inquietud acerca de la lógi-
ca del derecho o, al menos, de la lógica de los abogados.
El texto de Morris debe situarse en su sistema correspondiente. per-
tenece a la tradición o familia del Common Law y su primera edición en
inglés data-de finales de la década de 1930 y en español de mediados del
decenio de 1960. Apesar de esto y considerando algunas actualizaciones
hechas por los editores, lo anterior tiene vigencia en muchos de sus plan-
teamientos, por ejemplo, Morris indica:
El estudiante de derecho empieza a familiarizarse con los temas legales sin
un estudio simultáneo de la técnica del razonamiento legal. No se le da una
enseñanza general sobre la naturaleza de la solución de los problemas jurí-
dicos; se le dan a resolver problemas particulares en la esperanza de que la
práctica supervisada. al desentrañar problemas complicados especificas.
madurará en el futuro en una capacidad generalizada para practicar en
general la abogacía.t?
En el sistema educativo mexicano existe todavía la práctica generali-
zada de impartir una enseñanza muy abstracta de los temas del derecho,
o basada solamente en lo que indican los textos legales (sobre todo en las
materias procesales y en las dogmáticas), dejando a un lado el estudio de
las técnicas de razonamiento propias de la carrera. La puesta en marcha
de temas como la interpretación y la argumentación jurídica trata de sol-
ventar esa ausencia; sin embargo, esta inclusión no es generalizada en
. todos los programas de estudio y en muchas universidades sólo se ana-
liza hasta el posgrado.
El estudio de casos es una excelente manera de analizar detallada-
mente los procesos de aplicación de las técnicas de razonamiento jurídi-
co; no obstante. tiene la desventaja. como se discutió de forma amplia
30 Clarence Morris, Cómo razonan los abogados (trad María Antonia Baralt), Limusa-
Noriega, México, 1992. pag 12.
120 CAPíTULO 4. LóGICA APOFÁNTICA YRAZONAMIENTOS
durante las décadas de 1970 y 1980. de que en muchas ocasiones impi-
de un adecuado proceso de abstracción, a ia vez que el alumno. suele
permanecer en los procesos de anáiisis concreto y es incapaz de tras-
cender hacia la abstracción.
Finalmente. en una de las preguntas que se plantea Bobbio acerca de
la sinonimia o distinción entre la lógica del derecho y la lógica de los
abogados. es necesario indicar la diferencia que existe entre ambas; así.
la lógica del derecho puede comprenderse en dos sentidos:
a) Como la lógica que se establece en el proceso de producción de las
normas jurídicas, que en el marco jurídico mexicano se manifiesta a tra-
vés de dos medios: el proceso legislativo (que tiene como resultado la
ley y el reglamento) y el proceso jurisprudencial (que produce la juris-
prudencia) .
b) Como la lógica académica o cíentífica que se utiiiza para anaiizar
tanto los procesos como los productos de las actividades descritas en un
nivel abstracto y que analiza a la ciencia del derecho en un contexto de
modelos paradigmáticos de solución de problemas.
Por otra parte, la lógica de los abogados es la que utiiizan en la
práctica y en la vida real para la solución de las controversias o casos
sometidos a su consideración. Aqui utiiizamos el término abogado en un
sentido amplío, considerando que quizá el mejor es el de licenciado en
derecho.
Lo ideal. como la plantea Bobbio, es que entre ambos conceptos
haya una concordancia. es decir. que la lógica que utiiizan los iicenciados
en derecho sea también la del derecho. aunque la dificultad manifiesta
radica en que una lógica "pura" (técnica y químicamente iibre de consi-
deraciones extrajurídicas) es prácticamente imposible. En toda decisión
judicial hay. en mayor o menor medida según las circunstancias históri-
cas. factores de tipo metajurídíco que pueden influir en el sentido que se
dé a la resolución.
En el anáiisis de la lógica de los abogados (licenciados en derecho en
sentido ampiio) entran en juego las consideraciones metajuridicas bien
conocidas por los litígantes y que suelen describir los microuniversos de
la práctica profesional. Así. más que la asimilación de una lógica a otra,
lo importante es el estudio y la vinculación dialéctica entre ambas.
Autoevaluación 121
Autoeyslusción
1. Complete el esquema de la clasificación, de losjuicios:
A. Por su cualidad son:
B. Por su cantidad:
C. Por su propiedad fundamental:
D. Por su nexo:
E. Por su comprehensión:
F. Por su fundamentación:
G. Por su unidad:
H. Por su composición:
11. Complete el esquema de relación entre juicios por su cualidad y can-
tidad: .
A
E
o
I
122 AUTOEVALUAClÓN
111. Conteste brevemente lo que sigue:
¿Qué es unjuicio?
¿Qué es un silogismo?
¿Qué es una falacia?
¿Qué esel entimema?
¿Qué esel epiquerema?
IV. Elabore un ejemplo de los sofismas siguientes:
Ad hominem personal
----_._------------
Ad hominem circunstancial
._-_. -------------------
Tu quoque
Adbaculum
Ad verecundiam
Ad isnorantiam
Adpopulum
Ad misericordiam
CAPÍTULO 5
Síntesis de las corrientes
epistemológicas
5.1 Epistemología y teoría del conocimiento
En términos generales, la teoría del conocimiento trata de problematizar
lo que parece evidente a los ojos profanos: la forma en que se adquiere
el conocimiento, las orientaciones, alcances y limitaciones que tiene. así
como la posibilidad de interaccionar entre sus diversos actores.
Respecto de la epistemología hay tres opiniones divergentes, la pri-
mera considera que es una disciplina surgida de una preocupación cons-
tante en todos los sistemas filosóficos; es la posibilidad y los presupues-
tos del conocimiento, en este sentido se encuentra la obra de Hessen. La
segunda opinión (de Abbagnano), considera que la epistemología o gno-
seología es una preocupación derivada de una orientación filosófica.
Finalmente, la tercera ya no califica a la teoría del conocimiento como
disciplina filosófica, sino como un sistema interdisciplinario -psicológi-
co, biológico Ysociológico- que trata de revelar los procesos de crea-
ción. transmisión y aprehensión del conocimiento, el cual estaba bajo la
responsabilidad de la psicología; la sociología también habia destinado
124 CAP[TULO 5. SíNTESIS DE LAS CORRIENTES EPISTEMOLÓGICAS
Sentido y dificultades de la epistemología en Miguelez
Cuando Roberto Míguelez trata de definirla, comienza por el "discur-
so sobre la ciencia", aunque admite la dificultad de ese concepto, ya
que "no siempre se refiere al mismo objeto": a veces designa una teo-
ría general del conocimiento y otras, una teoría del conocimiento
científico (veáse Roberto Míguelez, Epistemología y ciencias socialesy
humanas, UNAM, México, 1977, pág 7).
Entre los planteamientos de una "teoría general del conocimien-
to" podemos encontrar a Keller (Albert, Teoria general del conoci-
miento -tr. Claudio Gancho->, Curso fundamental de filosofía núm
2, Herder, Barcelona, 1988), quien en su primera parte analiza el
"cuestionamiento de la teoría del conocimiento".
En tanto que un planteamiento más específico o "regional", en el
sentido en que 10 usa Míguelez, 10 podemos encontrar en Samaja
(Juan, Epístemología y metodología. Elementos para una teoría de la
investigación científica, Eudeba, Buenos Aires, 1997), quien se enfoca
al conocimiento científico y en tal sentido, estudia las doctrinas epis-
temológicas que pueden ser relevantes para la investigación científi-
ca. Por ejemplo, considera al apriorísmo o deducción y al empirismo
o inducción, al pragmatismo y a las epistemologías dialéctico-gené-
ticas, 10 cual podría contradecir la clasificación de Hessen acerca de
la teoría del conocimiento.
Regresando a Míguelez, plantea la dificultad de que también se
utiliza como sinónimo a la filosofía de la ciencia. El sentido en que lo
usa es: "reflexión 'positiva' de la problemática centrada en la cues-
tión del funcionamiento de la ciencia" (ob cit, pág9) o precisando: la
designación del lugar de la epistemología es "saber de sus reglas
estructurales o gramaticales y determinar sus límites, la descripción
de su funcionamiento" (pág 11).
¿Quién o qué designa el lugar de la epistemología? Para Míguelez
es la ciencia, aunque admite que 10 fijaba la filosofía, así como tam-
bién los límites y el lugar de la ciencia. El planteamiento en la actua-
lidad es inverso -según el autor-«, el lugar 10 asigna directamente la
ciencia y la reflexión se deriva desde un punto de vista "positivo",
porque ya no es el conocimiento general el que interesa, sino el cien-
tífico y su funcíonamiento.
5.1 Epistemología y teoria del conocimiento 125
un capitulo especial -sociología del conocimiento- a su estudio, y más
recientemente la neurobiología. ' .
La tarea de Hessen, en su momento, fue tratar de ubicar a la teoría
del conocimiento como una de las preocupaciones constantes en las dife-
rentes doctrinas filosóficas, a partir de la problematización de cuestiones
cognoscitivas que en apariencia no habían sido abordadas de manera
expresa por las filosofías. Despejó en la mayoría de los autores la in-
quietud por el estudio de la ética y estética, que constituyen el eje de la
filosofía, de cuyo desarrollo debe consolidarse la reflexión en torno del
conocimiento.
Las ciencias 1 han desarrollado un amplio estudio acerca de los pro-
cesos del conocimiento: percepción, características, imperfecciones, simi-
litudes y diferencias, respecto de otras especies. Es importante el esfuerzo
multidisciplinario que se está haciendo por unificar los descubrimientos
con el propósito de llegar a construir una plataforma conceptual sobre el
conocimiento, que sirva como punto de partida para el mayor número
de disciplinas. Esto, independientemente de que hablemos de la teoría del
conocimiento como una disciplina filosófica o como una ciencia.
Abbagnano expresa que la teoría del conocimiento también es lla-
mada epistemología o gnoseología, cuyos nombres tienen el mismo sig-
nificado y, en su opinión, no indican una disciplina filosófica como la
lógica, la ética o la estética; sino que es la consideración de un problema
que nace en una dirección muy concreta: el idealísmo.s
Respecto de los supuestos de los que parte la epistemología, Abbag-
nano señala:
..' se apoya en dos supuestos:
1) que el conocimiento sea una "categoría" del espiritu, una "forma" de la
actividad humana o del "sujeto", que pueda ser investigada universal y abs-
rractamente. esto es, prescindiendo de los procedimientos cognoscitivos
particulares, de los que el hombre dispone, tanto fuera como dentro de la
ciencia: 2) que el objeto inmediato del conocer sea, como lo había pensado
1 Algunos descubrimientos realizados en las ciencias particulares. solamente han "corro-
borado" lo que la filosofía sospechaba tiempo atrás.
2 Nicola Abbagnano, Diccionario defilosofia. (trad Alfredo N. GaIleti), 2a ed, FCE, México,
1974, pag236.
126 CAPITULO 5. SíNTESIS DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLÓGICAS
Descartes, solamente la idea o representación y que la idea sea una enti-
dad mental queexistepor lo tantosólo "dentro" de la conciencia o del suje-
to que la piensa."
En opinión de Abbagnano, la teoría del conocimiento ha ido per-
diendo su importancia dentro de las disciplinas, aun las filosóficas; por
ejemplo, para Cohen y Natorp (y la escuela de Marburgo) queda subsu-
mida en la lógica o, como señala el propio Abbagnano, ha sido sustitui-
da por la metodología entendida como "el análisis de las condiciones y
los límites de validez de los procedimientos de investigación, y de los ins-
trumentos lingüísticos del saber cíentíñco"." 5
Por lo menos en el programa de estudios de metodología juridica de
la licenciatura en derecho, se retoma el estudio de la teoría del conoci-
miento como una disciplina independiente de la lógica, y faltaría, en su
momento, reforzar el estudio de las doctrinas científicas modernas acer-
ca del conocimiento, en el cual se avanzó con la reforma de los planes y
programas de la Facultad de Derecho, que incluyeron el estudio de los
sistemas de Kuhn, Popper y Feyerabend.
Todo lo anterior puede significar, en el futuro, un cambio en la mane-
ra de conceptualizar el estudio y la enseñanza del derecho, asi como
darlo a conocer para su aplicación.
3 Idem.
4 lb id. pag237.
5 De aceptar como punto de partida esta opinión, nos conduciría a un problema para la
estructuración y justificación de la materia de metodología jurídica, puesto que si supo-
nemos que ésta ha sustituido a [a epistemología como el estudio de los límites y la valí-
dez de los procedimientos de investigación e ínstrurnentos lingüísticos del saber cientifl-
ca, no tendría razón de ser incluida como tema dentro del programa. Asimismo, debería
de ser redefinida como "[disciplina] queseencarga de analizarloslimitesy la validez de
losprocedimientos de la investigación jurídica" (... "yde losinstrumentos lingüisticos del
saberjurídico", aunque esto implique vaciar de contenido a la "textcología jurídica"). La
nuevadefinición, inspirada en la demarcación hecha por Abbagnano, tiene la desventa-
ja de que excluye tres áreas que se han asignado también a la metodología jurídica: la
aplicación, investigación y enseñanza del derecho.
Funcionaria la definición para tratar de conceptuar a la "metodología de la investigación
jurídica", siemprey cuando se incluyera un aparrado de problemas parajustificar y vali-
dar la investigación jurídica, rebasando sucarácter instrumentalista. Aunque resultaria un
tanto complicado para alumnos de primer ingreso.
5.2 Diversas formas de clasificar losproblemas del conocimiento 127
5;2 Diversas formas de clasificar los problemas del
conocimiento
No hay consenso respecto de la teoría del conocimiento, cada autor tiene
un- criterio diferente para clasificar las reflexiones acerca del mismo.
Consideraremos básicamente a dos autores y su ma-nera de abordar el
conocimiento:
5.2.1 Roger Verneaux
Este autor no hace una clasificación estricta de las teorías epistemológi-
cas, solamente anota las que considera más importantes. El piensa que
el estudio del conocimiento no surge a partir de Descartes, sino desde
Platón y Aristóteles, quienes analizan sus diversas funciones: y además
Agustín de Hipona, quien ataca los postulados del escepticismo religio-
so. Incluso, Verneaux considera que Tomás de Aquino, Duns Escoto y
Guillermo de Occam construyen sendas teorias del conocímtento.v Las
corrientes epistemológicas que analiza son:
• Escepticismo
• Empirismo
• Racionalismo
• Idealismo
• Realismo
No estudiaremos la forma en que Verneaux analiza las corrientes
epistemológicas, sino que las integraremos en las siguientes clasificacio-
nes. El autor francés se puede ubicar entre quienes reconocen a la epis-
temología como una disciplina filosófica, independiente de la lógica,
ética y estética, que tiene un objeto de interés muy específico.
6 Roger Verneaux, Ep(stemologla generar o teoría del conocimiento (trad L. Medrana).
Herder, Barcelona, 1994, págs 8-9.
128 CAPITULO 5. SíNTESIS DE LAS CORRIENTES EPISTEMOLÓGICAS
5.2.2 Johannes Hessen
Su clasificación está basada en la respuesta a los cuestionamientos más
comunes acerca del conocimiento que se dan en la filosofía:
CUADRO 5-1 Clasificación de teorías epistemológicas
l. Sobre la posibilidad Dogmatismo
del conocimiento Escepticismo
Subjetivismo
Pragmatismo
Criticismo
Positivismo
2. Sobre el origen Racionalismo
del conocimiento Empirismo
lntelectualísmo
Apriorismo
3. Sobre la esencia
a) Soluciones premetaFísicas ¡
objetivismo
dei conocimiento subjetivismo
{
realismo
b) Soluciones metaFísicas idealismo
fenomenalismo
e) Soluciones teológicas ¡
monista
dualista
4. Sobre las Formas Conocimiento mediato (discursivo)
del conocimiento Conocimiento intuitivo (inmediato)
Verdad como correspondencia
Concepto entre conocimiento y objeto
de verdad Verdad como coherencia lógica
Verdad como utilidad práctica
5. Sobre el criterio
de verdad
Criterio de autoridad
Asentimiento universal
Criterios El sentido común
de verdad Necesidad lógica
La evidencia
Criterio de la experiencia
5.2 Diversas formas de clasificar los problemas del conocimiento 129
5.2.2.1 Sobre la posibilidad del conocimiento
a) Dogmatismo. Es una posición epistemológica que da por supuestas la
posibilidad, la realidad y el contacto entre el sujeto y el objeto de cono-
cimiento. Sustenta su posición en una confianza ilimitada en la razón
humana.
Para Hessen esta posición se deriva de una incomprensión de la esen-
cia del conocimiento:
El contacto entre el sujeta y el objeto no puede parecer problemático a
quien no ve que el conocimiento representa una relación. Yesto es lo que
le sucede al dogmático. No ve que el conocimiento es por esencia una rela-
ción entre un sujeta y un objeto?
Hessen divide el dogmatismo en tres tipos: teórico, ético y religioso.
El primero tiene que ver con la posibilidad del conocimiento y con la falta
de problematización de su proceso de adquisición. basada en ignorar los
elementos de la relación cognoscitiva y los factores que pueden influir
sobre la misma.
El segundo y el tercero, según Hessen, se refieren al mundo de los
valores: el ético, concretamente al conocimiento moral y el religioso, al
estudio de la religión. cualquiera que ésta sea.
La mayoría de las religiones están basadas en dogmas, en supuestos
que se deben aceptar como puntos de partida para un conocimiento pos-
terior. No pueden estar sujetas a cuestionamiento porque seria tanto
como dudar del sistema religioso.
Como una posición epistemológica radical, el dogmatismo probable-
mente no se encuentre ya en los sistemas filosóficos; sin embargo, sí
puede encontrarse como una actitud frente a otras teorías que ofrecen
soluciones alternativas. Lo importante es ubicar cuando una postura teó-
rica se convierte en una dogmática, que se niega a efectuar un proceso
de revisión critica del sistema de conocimiento.
En su momento se criticó como "dogmática" la posición del marxis-
mo "oficial" (ortodoxo y "prosoviétlco"), que consolidaba y justificaba
políticamente determinadas acciones, partiendo de premisas considera-
7 Hessen, ob cit, pág 18.
130 CAPITULO 5. SINTESIS DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLÓGICAS
das como verdaderas, sin la posibilidad de ser cuestionadas o puestas a
revisión por las cambiantes circunstancias socioeconómicas. Ejemplos
de esos dogmas marxistas serian: "la lucha de clases es el motor de la
historia", "la clase proletaria es la clase revolucionaria", "la superestruc-
tura sigue a la estructura" y finalmente "en las sociedades capitalistas el
derecho es un instrumento de dominación de la clase burguesa".
b) Escepticismo. Esta posición niega la posibilidad del conocimiento,
del contacto entre el sujeto y el objeto; el sujeto cognoscente es incapaz
de aprehender al objeto. El reconocimiento de este hecho nos obliga a
abstenernos de juzgar.
Para Hessen el escepticismo puede ser de varios tipos: el radical o
absoluto, que niega toda posibilidad de conocimiento; el especifico, que
desconoce la aptitud de ciertos ámbitos del conocimiento. Por ejemplo,
el positivismo filosófico es un escepticismo abstracto, porque niega la
posibilidad de estudiarlo con las herramientas que ofrece la ciencia.
Mientras que el religioso niega la capacidad de conocer y comprobar la
existencia de Dios, o de suscribir doctrinas, porque considera que tanto
el Creador como el contenido de la fe no son susceptibles de comprobar.
Ante la imposibilidad de conocer los principios o valores fundamen-
tales sobre los cuales se debe construir el sistema jurídico, un teórico
puede declararse escéptico metafísico y optar por buscar elementos que
le permitan la construcción de un sistema normativo: fundado en la lógi-
ca, en la coacción del Estado o lo que una sociedad considera como la
disposición que debe cumplirse en un tiempo y lugar determinados, y
cuya violación merece un castigo.
Finalmente, el escepticismo metódico alude a un procedimiento para
conocer que:
... consiste en empezar poniendo en duda todo lo que se presenta a la con-
ciencia naturai como verdadero y cierto, para eliminar de este modo io
falso y llegar a un saber absolutamente seguro...
s
Como actitud metodológica el escepticismo puede rendir mayores
frutos, considerando el estudio empírico del derecho y su proceso de sur-
gimiento, así como lo que uno o varios grupos sociales consideran como
8 [bid. pág 19.
5 2 Diversas formas de clasificar losproblemas del conocimiento 131
valioso o susceptible de ser protegido por la norma jurídica y por un
órgano especial ad hoc.
La paradoja del escepticismo radical: "todo conocimiento es imposi-
ble", la anterior proposición es un conocimjento, luego entonces es
imposible. '
e) Subjetivismo y relativismo. Ambas posrciones epistemológicas
consideran que sí hay verdad (y sí es posible conocerla); sin embargo, su
validez está limitada: en el subjetivismo, al sujeto que conoce y juzga:
mientras que en el segundo, por diversas circunstancias (el tiempo, lugar,
grupo social, etcétera).
Subjetivismo: puede ser individual o general. En el primer caso, redu-
cimos toda verdad al juicio personal del ser humano que lo emite. En el
segundo, trasciende al sujeto individual y se posiciona en el genérico: la
humanidad; el conocimiento es válido solamente para el género huma-
no, porque es asi como lo percibe con sus órganos sensoriales.
El subjetivismo individual nos conduce en el extremo al solipsísmo,
tal y como se mencionó en las teorias del proceso de conocimiento. En
tanto que el general (mejor dicho de "especie"), constituye una posición
menos radical, ya que analiza el conocimiento desde el punto de vista de
las posibilidades, limitaciones y características de los órganos sensoriales.
Relativismo: como una propuesta general, sirve para tolerar compor-
tamientos u opiniones diferentes a los nuestros. Pueden no ser del todo
útiles para construir un conocimiento sólido, ratificado o consensado por
nuestros pares, ya que se anula a si mismo, tal y como se menciona en
la frase del recuadro siguiente.
Ad simile. La paradoja del relativismo: "todo conocimiento es relati-
vo", el anterior es un conocimiento, luego entonces, es también rela-
tivo y puede dejar de ser cierto.
d) Pragmatismo. Es una posición epistemológica que cambia el pro-
blema y la solución al mismo. Si las anteriores tratan de establecer una
concordancia entre el pensamiento y el ser como criterio de verdad, en
132 CAPITULO 5. SINTESIS DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLÓGICAS
el pragmatismo ese criterio ya no es tal correspondencia, sino lo útil, lo
valioso o lo que fomenta la vida.
Un pensamiento verdadero ya no es el que corresponde con el ser. sino el
que es útil y valioso: "el hombre no es en primer término un ser teórico o
pensante, sino un ser práctico, un ser de voluntad y de acción. Su intelec-
to esta íntegramente al servicio de su voluntad y de su acción. El intelecto
es dado al hombre. no para investigar y conocer la verdad, sino para poder
orientarse en la realidad. El conocimiento humano recibe su sentido y su
valor de éste su destino práctico.?
Aunque el pragmatismo trató de ligar más estrechamente al conoci-
miento con la vida, de tal forma que no fuera una construcción ni una
actividad alejada de las necesidades humanas, no es conveniente caer en
posiciones radicalmente pragmáticas que nieguen la relativa autonomía
que tiene el conocimiento como actividad, respecto de lo que desea o
necesita el ser humano. La verdad no puede supeditarse a lo que un
grupo (dominante) conceptualiza como las "necesidades de la sociedad".
Las actitudes radicales pueden desviar el objetivo de estudio del dere-
cho, fenómeno que está sucediendo en la época actual. Detrás de
muchas posiciones contemporáneas se esconde un sustrato pragmático.
Ala luz del pragmatismo se han justificado conductas humanas abe-
rrantes, como la esclavitud.
e) Criticismo, Trata de situarse en una posición intermedia entre el
dogmatismo y el escepticismo: el primero, en su sentido radical, confia
plenamente en la capacidad del ser humano; el segundo, niega la posi-
bilidad del conocimiento en el hombre:
(...) esta convencido de que es posible el conocimiento, de que hay una ver-
dad. Pero mientras esta confianza induce al dogmatismo a aceptar despreo-
cupadamente (...) todas las afirmaciones de la razón humana yana cono-
cer limites al poder del conocimiento humano, el criticismo, próximo en
9 lbiá. pág 23.
5.2Diversas formas de clasificar losproblemas del conocimiento 133
eS[Q al escepticismo, une a la confianza en el conocimiento humano en
general la desconfianza hacia todo conocirruento determinado (...) su con-
ducta no es dogmática ni escéptica, sino reflexiva y crítíca.'?
Para Hessen, el criticismo es una actitud que ha surgido en diversas
épocas de la historia humana, desde Platón y Aristóteles, hasta Descartes
y Leibnitz, aunque el autor más relevante fue Kant, quien formuló una
filosofía que sustentaba al criticismo como método y sistema.
El criticismo es aquel método de filosofar que consiste en investigar las
fuentes de las propias afirmaciones y objeciones y las razones en que las
mismas descansan; método que da la esperanza de llegar a la certeza (...)
el primer paso en las cosas de la razón pura, el que caracteriza la infancia
de la misma, es dogmático. El segundo paso es escéptico y atestigua la cir-
cunspección del juicio, aleccionado por la experiencia. Pero es necesario un
tercer paso, el del juicio maduro...
11
Como método de conocimiento se opone y trata de mediar entre el
escepticismo y el dogmatismo; como sistema, implica un conjunto obte-
nido a través del método antes señalado.
El criticismo, como actitud epistemológica, parece prometer mejores
resultados que el relativismo y el subjetivismo, ya que éstos sufren una
paradoja que los anula: son subjetivos y cada quien puede tener un cono-
cimiento diverso respecto de un objeto, igualmente válido, lo cual anula
la posibilidad del conocimiento científico, porque debe tener el mayor
consenso a partir de la comprobación y verificación de sus postulados.
En el relativismo, la oposición de dos teorías y contrarias se puede
explicar a través de los diferentes contextos en los cuales surgen, sin que
se deba adoptar necesariamente una posición concreta.
El avance en el criticismo es, quizá, más lento que en las dos posi-
ciones anteriores; sin embargo, al comprobar cada uno de sus postula-
dos, cualquier avance por pequeño que sea, resulta significativo.
10 {bid. pág 2S.
11 {bid. pag25.
134 CApiTULO 5. SINTESIS DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLÓGICAS
5.2.2.2 Sobre el origen del conocimiento
al Racionalismo. Posición epistemológica que considera al raciocinio
como la fuente principal del conocimiento, el cual merece tal denomina-
ción si es necesario y universalmente válido.
Esta corriente tiene como modelo al conocimiento matemático, el cual
predomina conceptual y deductivamente. Señala Hessen:
El mérito del racionalismo consiste en haber visto y subrayado con energía
la significación del factor racional humano. Pero es exclusivista al hacer del
pensamiento la fuente única o propia del conocimiento. Como hemos visto,
ello armoniza con su ideal de conocimiento, según el cual todo conocimien-
to verdadero posee necesidad lógica y validez universal (...) otro defecto del
racionalismo consiste en respirar el espíritu del dogmatismo. Cree poder
penetrar en la esfera metafísica por el camino del pensamiento puramente
conceptual. 12
Generalmente cuando se habla del racionalismo no se puede dejar de
mencionar al empirismo, el cual se considera como su corriente contraria.
bl Empirismo. Considera que la única fuente verdadera de conoci-
miento humano es la' experiencia, no hay concepto que sea a priori:
todos, incluso los más generales y abstractos, tienen una base empírica.
Señala Hessen que la mayoría de los defensores del empirismo como
corriente epistemológica proceden de las ciencias naturales, en las cua-
les el papel de la comprobación de los hechos es fundamental para la
construcción del conocimiento. Es natural que quien trabaje con este
método propenda a considerarlo por encima de lo racional, a diferencia
del filósofo matemático que, al utilizar otro método que le sirve para
revelar otro universo de conocimiento, lo anteponga a la experiencia. 13
Agrega Hessen:
La significación del empirismo para la historia del problema del conoci-
miento, consiste en haber señalado con energía la importancia de la expe-
riencia frente al desdén del racionalismo por este factor del conocimiento.
Pero el empirismo reemplaza un extremo por otro, haciendo de la expe-
riencia la única fuente del conocirnlcnto.!"
12 lbid, págs 29-30.
13 Idem.
14 ldem.
5.2Diversas formas de clasificar losproblemas del conocimiento 135
Frente al dilema planteado entre la razón o la experiencia, como
fuentes del conocimiento, hubo doctrinas filosóficas que ofrecieron una
solución intermedia.
e) Intelectualismo. Considera que ambos factores tienen parte en la
producción del conocimiento, ya que existen juicios lógicamente válidos
(que recaen sobre objetos reales e ideales), aunque derivan de la expe-
riencia. A pesar de ser una solución intermedia, enfatiza el acento en la
destreza.
La mayor distancia de esta corriente es con respecto al racionalismo,
ya que supone conocimíentos universalmente válidos, obtenidos a través
de la experiencia: se reciben imágenes sensibles de las cosas concretas
y se extrae de ellas la esencia en general. El intelecto recibe esos con-
ceptos, los juzga y formula conceptos básicos. Posteriormente, por me-
dio de otras operaciones del pensamiento se obtienen conceptos más
generales.
á) Apriorismo. Enfatiza el papel de la razón y admite su interacción
con la experiencia. Considera la existencia de elementos a priori, los cua-
les no son conceptos perfectos sino formas del conocimiento que reciben
contenido de la experiencia. Estos factores son, en cierto sentido, recí-
, pientes vacios que se llenan con los contenidos concretos: "los concep-
tos sin las intuiciones son vacíos, las intuiciones sin los conceptos son
ciegas".15
Aunque en apariencia estas posiciones epistemológicas no afectan
directamente a la producción y al estudio del derecho, sí influyen en las
doctrinas jurídicas concretas. Por ejemplo, el racionalismo es una de
las bases de las teorías íusnaturalístas, tanto de la católica (influidas algu-
nas por el dogmatismo religioso) como de la protestante.
La discusión respecto de la naturaleza de la ciencia jurídica es, en el
fondo, una prolongación de la disputa entre el racionalismo y el empi-
rismo: si se considera que la ciencia del derecho es esencialmente una
ciencia formal, que utiliza un método matemático, se tiene una orienta-
ción racionalista; por el contrario, si tratamos de fundamentarla en la
comprobación de los hechos reales, nuestra orientación epistemológica
es empirista.
15 lbiá, pag 34.
136 CAPITULO 5. 5fNTE515 DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLÓGICAS
5.2.2.3 Sobre la esencia del conocimiento
Este problema de la epistemología se refiere a la realidad de nuestros
conocimientos, a la relación que se establece entre el sujeto y el objeto
cognoscentes, así como a la dirección que se plantee entre ambos. Las
soluciones se agrupan en tres:
a) Premetafísicas. No postulan nada acerca del carácter ontológico
del sujeto o del objeto de conocimiento, y si favorecen a cualquiera de los
dos, al establecer la esencia del conocimiento.
Objetívísmo. Señala al objeto como elemento decisivo en la relación cog-
noscitiva y determina al sujeto de conocimiento. Esto tiene como conse-
cuencia suponer que "los objetos son algo dado, algo que presenta una
estructura totalmente definida y que es reconstruida por la conciencia
cognoscente". 16
Subjetivismo. Coloca el mundo de las ideas en un sujeto, a quien consi-
dera el elemento decisivo en la relación cognoscitiva. Puede ser un suje-
to concreto e individual; o, en el mejor de los casos, superior y trascen-
dente. Apunta Hessen:
San Agustín siguiendo el precedente de Plotino, colocó el mundo ñotante
de las ideas platónicas en el Espiritu divino, haciendo de las esencias idea-
les, existentes por si, contenidos lógicos de la razón divina, pensamientos
de Olas. Desde entonces la realidad ya no está fundada en un reino de rea-
lidades suprasensibles, en un mundo espiritual objetivo sino en una con-
ciencia, en un sujeto.' 7
b) Soluciones metafísicas. En éstas interviene el carácter ontológico
del objeto.
Realismo: posición epistemológica según la cual hay cosas reales,
independientes de la conciencia. Las modalidades del realismo son: 18
16 [bid. pag 37.
17 [bid. pag 38.
18 [bid. págs 39·41 .
5.2Diversas formas de clasificar los problemas del conocimiento 137
Ingenuo. Considera que no existe el problema del conocimiento, ni el
derivado de la relación entre el sujeto y el objeto. 1'10 distingue entre la
percepción, que es un contenido de la conciencia y el objeto identifica a
ambos. Supone, en última instancia, que las cosas son tal y como son
percibidas.
Natural. Influido por las reflexiones críticas del conocimiento, distingue
entre la percepción y el objeto, y hace coincidir el contenido de la pri-
mera con las características del segundo.
Critico. Piensa que las propiedades de las cosas que percibimos sólo por
un sentido: olores, sonidos, colores, sabores, únicamente existen en
nuestra conciencia y son subjetivas. Las cualidades surgen cuando deter-
minados estímulos actúan sobre nuestros órganos sensoriales.
En el realismo critico se reconocen dos tipos de cualidades: las pri-
marias, percibidas por varios sentidos, como el tamaño, la forma y el
movimiento; y las secundarias, a través de un sentido (sonidos, olores,
etc). Señala Hessen que el realismo crítico funda su concepción de las
cualidades secundarias en razones tomadas de la naturaleza: la física (en
lo mensurable), la fisiología (estudia la dinámica de las cosas sobre los
órganos sensoriales) y la psicología (establece la manera en que se for-
man las percepciones en la mente).
Al sintetizar esta doctrina, Fingerrnan dice que las percepciones son
fenómenos de la conciencia y dependen de su naturaleza, lo cual sirve
pera explicar las ilusiones, alucinaciones, los sueños y el daltonismo.
Manifestaciones que nos convencen de que las percepciones sensibles
dependen de factores subjetivos y no son una copia de la realidad, aun-
que debe existir algo objetivo que cause la aparición de los fenómenos
antes mencionados. 19
Idealismo: es la posición epistemológica que considera que en el
fondo de la realidad se encuentran fuerzas espirituales, o que no hay
cosas reales independientes de la conciencia.
Esta doctrina reconoce dos tipos de objetos: las representaciones y
sentimientos (de la conciencia) y los de la lógica y la matemática (idea-
les). Los "reales" forman parte de cualquiera de los dos.
19 Gregario Píngerman, Lógica y teoría del conocimiento, 31a ed, El Ateneo, México, 1983,
pág 134.
138 CAPíTULO 5. SINTESIS DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLÓGICAS
Hay dos formas de idealismo, el subjetívísta, que considera que la
realidad está encerrada en la conciencia del sujeto (su ser consiste en ser
percibidas por nosotros, en ser contenidos de nuestra conciencia); y el
objetivista que considera que la realidad se deriva de la conciencia en
general que se puede reducir a elementos lógicos:
(...) distingue lo dado en la percepción de la percepción misma. Pero en lo
dado en la percepción tampoco ve una referencia a un objeto real, sino
que lo considera como una incógnita, esto es. considera como el problema
del conocimiento definir lógicamente lo dado en la percepción y convertir-
lo de ese modo en objeto del conoclmíento.w
Fenomenalismo: dice que no conocemos las cosas como son. sino
como se nos muestran. Para esta doctrina sí existen objetos reales, sin
embargo. sólo podemos conocerlos por sus apariencias. El conocimien-
to es un acto que se limita a la conciencia.
Hessen lo sintetiza en tres proposiciones:
1, La cosa en sí es incognoscible. 2. Nuestro conocimiento permanece limi-
tado al mundo fenoménico, y 3. Éste surge en nuestra conciencia porque
ordenamos y elaboramos el material sensible con arreglo a las formas a
priori de la intuición y del conocimiento,
e) Soluciones teológicas. Para resolver el problema del sujeto y el
objeto. se remontan al principio último de las cosas y lo convierten en un
problema de la metafisíca. sacándolo del ámbito de la filosofia y de la
ciencia. Para Spinoza, uno de los representantes de estas soluciones
según Hessen, la idea central es la "sustancia", la cual tiene dos atribu-
tos: el pensamiento y la extensión. Cada atributo tiene infinitos modos y
ambos son una misma cosa en la sustancia universal, representan dos
aspectos de la misma: el objeto y el sujeto; el ser y el pensamiento. ríe-
nen que concordar plena y necesariamente-! (a esta solución, Hessen le
denomina monista y panteísta).
Además. se menciona la solución dualista y teísta. que considera que
el objeto y el sujeto tienen como base un dualismo metafísico. La diver-
sidad entre el ser y el pensamiento. el objeto y el sujeto se mantiene, aun-
20 Hessen, ob cit, pág 44.
21 lbid, pag 49.
5.3Clasificación de loselementos del procesode conocimiento 139
que todos coinciden en un principio general que reside en la Divinidad.
El Creador coordina ambos reinos: el real y el ideal. El problema del
conocimiento se resuelve con el origen común del sujeto y del objeto.
5.2.2.4 Otros problemas del conocimiento
Se pueden reconocer una o dos formas del conocimiento, dependiendo
de la concepción que se tenga del ser humano. Si se considera a éste
como un ser esencialmente teórico, se reconocerá el. conocimiento dis-
cursivo o mediato; y si se le reconoce como un ser volitivo, emocional y
racional, se considerarán ambos tipos.
Acerca del criterio de verdad se plantean dos problemas principales,
el primero es el concepto de verdad que recae sobre los juicios. Para ello
se han considerado tres respuestas:
Concepto trascendente de verdad. Hace coincidir a la verdad con la
correspondencia entre el contenido del pensamiento y el objeto. Es decir,
un juicio será verdadero, si la composición del razonamiento expresado
coincide con el objeto.
Concepto inmanente de verdad. Considera que la esencia de la verdad
radica dentro del pensamiento mismo; por tanto, un juicio es verdadero
si está formado de acuerdo con las leyes y normas del pensamiento.
Concepto pragmático de verdad. Anteriormente se mencionó que, para
el pragmatismo, la verdad tiene que ver con la utilidad del conocimiento
y éste será verdadero en tanto proporcione una utilidad práctica.
Finalmente, Fingerman sintetiza en cinco los criterios de verdad: el
de autoridad; asentimiento universal; sentido común; necesidad lógica,
la evidencia y el criterio de la experiencia.
5.3 Clasificación de los elementos del proceso de
conocimiento
Para efectos del programa de rnetodologia juridica, se construyó una cla-
sificación basada parcialmente en la que hace Adam Schaff acerca de las
teorias de la relación cognoscitiva, y se establecen tres grandes grupos,
dependiendo del elemento en el cual se hace énfasis durante el proceso
de conocimiento:
140 CAPiTULO 5. S[NTESIS DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLÓGICAS
GRUPO DE TEORfAS ELEMENTO QUEENFATIZA
Teorías objetivistas Objeto de conocimiento
Teorías subjetivistas Sujeto de conocimiento
Teorías dialécticas Ambos en una interacción
Si se considera que los elementos más importantes en la relación
cognoscitiva son tres: objeto, sujeto y conocimiento, cada uno de los gru-
pos enfatiza la importancia de uno de ellos, a excepción del conoci-
miento, el cual es considerado solamente como un producto derivado de
los dos anteriores.
A partir de la construcción de los tres grandes grupos de teorías epis-
temológicas, se trata de colocar cada una en esa clasificación, de lo cual
resulta el siguiente esquema:
Teorias objetívístas
Teorías subjettvístas
Teorías dialécticas
Materialismo
Mecanicismo
Empirismo
Positivismo
Estructuralismo
Racionalismo
Idealismo
Realismo
Perspectivismo
Existencialismo
{ Materialismo dialéctico
Se recurrirá a la forma tradicional de construir las definiciones: por
género próximo y diferencia específica para las teorías epistemológicas.
Por tanto, se tomarán en cuenta los siguientes elementos:
5.3Clasificación de loselementos de conocimiento 141
Género próximo Diferencia específica Diferencia específica
PrImer nivel Segundo nivel
Señala los rasgos cornu-
nes de las entidades por
Ubica a la teoría en el
definir, en el caso concre-
elemento de la rela-
to, todas se refieren a ce- ción
cognoscitiva, en
rríentes de la teoría del la que se hace el énfa-
conocimiento.
siso
Señala las caracrerís-
ticas de la teoría.
Género próximo: teoría epistemológica de tipo (...)
Este elemento significa que se trata de una teoría que tiene como objeti-
vo principal, esclarecer la forma en que se construye el conocimiento, el
punto de partida de éste o el elemento en el cual se hará el énfasis para
efectos del proceso de conocimiento.
Diferencia especifica (primer nivel): opciones.
Objetivista: indica que se enfatiza al objeto de conocimiento.
Subjetivista: se enfatiza al sujeto de conocimiento.
Dialéctica: entre el objeto y sujeto de conocimiento se establece una
relación dialéctica; es decir, de mutuo condicionamiento.
Diferencia especifica (segundo nivel): opciones.
En este nivel se diferenciará el contenido de cada una de las teorías, por
ejemplo: (...) "que tiene a la materia como punto de partida del conoci-
miento".
La diferencia especifica de segundo nivel permite establecer qué
aspecto del objeto (la materia, en el caso concreto) es el que toma en
cuenta la teoría epistemológica.
. 5.3.1 Teoríasobjetivistas
Este grupo epistemológico, que aborda la teoría del conocimiento, tiene
en común la referencia a alguno de los aspectos del objeto de estudio.
142 CAPiTULO 5. SíNTESIS DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLóGICAS
Materialismo
Como una corriente filosófica, el término alude a "toda doctrina que atri-
buye la causalidad solamente a la materia (...) consiste en afirmar, que la
única causa de las cosas es la materia". 22
Para efectos de definición, se considerará que el materialismo es: la
corriente epistemológica de tipo objetivista, que considera que el punto
de partida del conocimiento es la materia.
De acuerdo con Abbagnano, el término fue usado por primera vez
por Robert Boyle en 1674, y se pueden identificar al menos cuatro mo-
dalidades:
a) Metafísico o cosmológico: se identifica con el atomismo filosófico
de Demócrito y Leucipo, que suponía al universo constituido por partí-
culas indivisibles, las cuales, ordenadas de diferente modo conformaban
la diversidad del propio cosmos.
b) Metodológico: explica el universo a través de los cuerpos y su
movimiento.
e) Práctico: reconoce que el placer es la única guía de la vida.
23
d) Psicofísico: admite la estrecha dependencia causal entre los fenó-
menos psíquicos y físiológícos.é?
En el programa se considera al materialismo dialéctico, sin embargo,
éste se analizará en la parte de las corrientes lógicas, ya que lo razonado
constituye la parte metodológica y el materialismo es su sustento de
conocimiento.
Mecanicismo
Abbagnano lo define como toda doctrina que recurre a la explicación
rnecanícísta, y ésta consiste en la que se sirve del movimiento de los
cuerpos, entendido en su sentido de desplazamiento espacial. 25
22 Abbagnano, ob cit, pág 762.
23 Este esel sentidohabitual y vulgar que seteda al. materialismo. el cual sederiva más de
un prejuicio de la lucha entre losidealistas religiosos y lospragmáticos. que ateos o anti-
teistas se opusieron a la supeditación de la vida del serhumano, a la búsqueda de una
trascendencia extraterrena. Abbagnano considera que el materialismo, en este sentido,
se acerca al hedonismo. aunque no pueden identificarse.
24 Abbagnano, ob cit, págs 761 y 762.
25 Ibid. pag 768.
5.3Clasificación de loselementos de conocimiento 143
Para efectos de definición, se considerará como: la corriente episte-
mológica de tipo objetivista, que considera al movimiento como el punto
de partida del conocimiento.
Como una concepción filosófica del mundo, el mecanicismo está
emparentado con el atomismo filosófico de la antigüedad, y posterior-
mente con el de los siglos XVIII y XIX, que concebían al universo como
una gran maquinaria, susceptible de ser conocida a través del estudio del
movimiento o de la determinación de los procesos de causalidad.
En su exposición, Rosa María Alonso cita entre los principales meca-
nicistas a Galileo Galilei y a Thomas Hobbes, ambos basaron su cono-
cimiento en un método matemático que permitía justamente la cuantifi-
cación del movimiento y de los fenómenos.es
Para Galileo, el proceso de conocimiento se daba así:
Los fenómenos de la naturaleza se presentan a la observación con una
complejidad que nos permite captar su razón y su modo de ser. Es preciso
convertirlos en elementos cuantitativos o magnitudes numéricas y estable-
cer entre éstos una relación rnaternáttca, que representa como la hipótesis
de la ley. La verificación de la hipótesis por medio del cálculo matemático
o del experimento, representa el segundo momento de la investigación; si
el resultado del experimento coincide con el supuesto en el calculo, la hipó-
tesis se transforma en ley. La hipótesis en la formulación de la pregunta que
dirigimos a lanaturaleza, el experimento controlado por el calculo, es la
provocación de la respuesta de la naruraleza.s?
En términos simplistas, se considera que el eje central del mecani-
cismo además del movimiento, es la posibilidad de medir; si lo podemos
calcular, lo podemos conocer. Además, se parte de la idea de que los
fenómenos están interconectados y que el universo no es algo aleatorio
sujeto a la libre voluntad de un ser superior, sino que es una máquina
perfecta en la que todo se encuentra interrelacionado, donde unas cosas
son las causas de arras. Para descorrer el.velo, es necesario construir las
herramientas (materiales o conceptuales), que nos permitan cuantificar
los sucesos.
El mecanicismo, como una orientación general de los modelos de
pensamiento, sigue teniendo gran relevancia, incluso en la forma de con-
cebir el papel del derecho en la sociedad. Aparentemente hay una concep-
26 Alonso y otros, Metodologíajurídica. UNAM·Facultad de Derecho. México. 1996. pag 74.
27 Lamrnanna. Historia de lafilosofia, págs 31 y 32, citado por Alonso. ob cít, pag 75.
144 CAPITULO 5. SINTESIS DE lASCORRIENTES EPISTEMOLóGICAS
tualización mecanicista: se considera que el derecho se interrelaciona
con otras entidades de la realidad social, sin que se discuta si tiene simi-
lar peso especíñco en la organización de todas la sociedades.
De tal forma que el fenómeno de la producción del derecho, ya sea
a través del acto legislativo o de la costumbre recogida en la ley, no puede
verse como un proceso mecánico, genérico, sino que debe ser estudiado
y cuantificado en cada una de las sociedades.
Empirismo
Abbagnano lo define como la dirección filosófica que apela a la expe-
riencia como criterio de verdad y sus rasgos principales son: la negación
del absolutismo de la verdad o de una verdad accesible al hombre; el
reconocimiento de que toda exactitud puede ser discutida y discutible,
corregida y eventualmente abandonada.
28
Para efectos de definición, se considera al empirismo como: la co-
rriente epistemológica de tipo objetivista, que considera a la experiencia
como la fuente principal de conocimiento, en oposición a la razón.
Cuando se menciona al empirismo no puede dejarse de lado al racio-
nalismo, doctrina subjetívísta (de acuerdo con la presente clasificación),
a la cual se opone. En la división de Hessen de las corrientes epistemo-
lógicas, se hizo breve mención del empirismo y del racionalismo, así
como de las soluciones intermedias a la controversia entre ambas posi-
ciones.
En este inciso, solamente se mencionarán algunas características del
empirismo:
• La negación de todo principio innato, que deba ser reconocido
como necesariamente válido; esto nos conduce a la comprobación
como elemento sustancial del conocimiento
• Negar lo suprasensible, entendido como toda realidad que no
puede ser confirmada o examinada.
• Acentuar la importancia de la realidad actual, es decir, la que se
presenta inmediatamente a los órganos de comprobación.
28 Abbagnano, ob cit, pag 398.
5.3Clasificación de loselementos de conocimiento 145
• Reconocimiento del carácter humano limitado, parcial e imperfec-
to de los instrumentos usados para la verificación.Z?
Estos rasgos los reconoce Abbagnano solamente para el empirismo
moderno, formulado a partir de Locke y que siguen en el sistema del cír-
culo de Viena, denominado también positivismo lógico..
La influencia del empirismo para la conformación de la ciencia del
derecho no puede negarse; algunas de las orientaciones de la ciencia jurí-
dica, en particular las que consideran que debe construirse a partir de un
conocimiento concreto de las sociedades, de su observación y de la vida
que sigue el proceso de lo que los habitantes consideran como obligato-
rio, tiene un fundamento empirista. Igualmente, en oposición a la base
racionalista de quienes pretenden construir una ciencia jurídica esencial-
.
PosítMsmo
Es una de las corrientes filosóficas más conocidas porque la actual cien-
cia se considera heredera de sus postulados. El positivismo surge con
Saint-Simon y Augusto Comte (siglo XIX), aunque tiene sus anteceden-
tes en el materialismo, el mecanicismo y el propio empirismo.
El término, según Abbagnano, trata de designar al método exacto de
las ciencias y su extensión a la ñlosofia'? Se definirá como: la corriente
epistemológica de tipo objetívista, que considera como única fuente váli-
da de conocimiento al que se obtiene por medio del método científico.
Sus principales postulados son:
• La ciencia como el único conocimiento posible y el método como
el único válido, lo cual excluye el uso de principios que no sean
accesibles a dicho sistema.
• El método de la ciencia describe los hechos, las relaciones cons-
tantes que se dan entre éstos y el sentido en el cual evolucionan,
de lo simple a lo complejo.
• El procedimiento de la ciencia, por ser el único válido, se extiende
a todos los campos de la actividad humana.U
29 lbid, págs 399 y 400.
JO tbid. pág 913.
31 ldem.
146 CAPITULO 5. SINTESIS DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLÓGICAS
El positivismo filosófico se revela como antimetafisico, es un escep-
ticismo abstracto. que al no poder comprobar rigurosamente los princi-
pios de la metafísica, prefiere abandonaría o excluirla como objeto de
estudio; al mismo tiempo. exige que todo conocimiento que pretenda ser
científico. abandone las explicaciones y las preocupaciones esencialístas
que no son susceptibles de comprobación.
Como parte de esa preocupación antírnetafísíca, el positivismo dio
lugar a dos grandes orientaciones en'1:1 plano del conocimiento jurídico;
el normativismo o positivismo jurídico y el realismo sociológico, ambos
incluidos, en términos generales. dentro de los principios positivistas.
La discusión del rasgo o status de cientificidad de la ciencia jurídica.
tiene mucho que ver con el cumplimiento o no. de los postulados del
positivismo.
Estructuralismo
Se designa con este término todo procedimiento de investigación que. en
el campo que sea, haga uso del concepto de estructura.V Surge en el ám-
bito de la psicología de la forma. la lingüística y la antropología (con
jakobson, Radcliffe-Brown y Lévi-Strauss),
Sedefinirá como: la corriente epistemológica de tipo objetívísta, que
considera a la estructura como el punto de partida en el conocimiento.
La idea central es la estructura. que se define como un conjunto de
recursos sometidos a relaciones determinadas (Mouloud). Sistema de ele-
mentos tales. que la modificación de uno implica la de todos los demás
(Léví-Strauss). Totalidad de relaciones ordenadas. destinadas a conservar
en lo posible al nivel jerárquico (Dilthey). Plano de las actividades u órga-
nos, que mantiene en pie una organización y permite la realización de
sus metas.t>
En su carácter estructural, Xirau menciona que:
El estructuralismo se ocupa por analizar conjuntos sincrónicos -es decir,
estables y sistematizados-, que constituyen tanto una forma de nuestro
saber como formas (o estructuras) de la realidad. Estas estructuras suelen
presentarse de manera escondida (o inconsciente). A buscar este "sub-
suelo" estructural se ha dedicado -siguiendo los análisis de la lingüística
32 lbid, pag 463.
33 lbid, págs 461 y 462.
5.3 Clasificación de los elementos de conocimiento 147
saussureana- y pretende encontrar leyes recónditas de una combinatoria
universal. Es decir, frente al vitalismo. frente al humanismo. frente al exís-
tencialismo, la nueva filosofía declara que no importa tanto la conducta
individual como el sistema que condiciona a la conducta. Ante las filoso-
fias de la persona. el estructuralísmo es a-humanista o. incluso. antlhurna-
nista.
34
En los ámbitos académicos se calificaba al estructuralismo como una
doctrina "conservadora". por su afán de analizar un elemento estable de
la sociedad: la estructura y no sus procesos de transformación; además
de las acusaciones de antihumanismo. Sin embargo. en esta doctrina han
surgido tendencias muy variadas. desde aquellas que se pueden calificar
como conservadoras o "de derecha", hasta las posiciones de "izquierda".
En el caso de uno de los representantes más signifícattvos.del estruc-
turallsmo, el francés Claude Lévi-Strauss, su intención es "disolver" al
hombre como elemento de análisis a favor de otro concepto y categorías
de análisis.
Otros estructuralistas se acercan a la izquierda, concretamente Henri
Lefebvre y en nuestro continente Gilberto jiménez, quienes incorporan
algunas categorías del estructuralismo para estudiar los procesos de cam-
bio.
5.3.2 Teorías subjetivistas
Tienen como característica general. que se apoyan en algunos aspectos
del sujeto de estudio para explicar el proceso y los limites del conoci-
miento.
Idealismo
Tiene en la filosofia diversos sentidos. en el ámbito de la gnoseología. de
acuerdo con Abbagnano:
Se denomina idealistas a los que admiten que los cuerpos tienen sólo una
existencia ideal. en nuestras almas y. por tanto, niegan la existencia ideal.
en nuestras almas y. por lo tanto. niegan la existencia real de los cuerpos
mismos y del mundo (Wolff) [...] El idealismo es la recria que declara la
existencia de los objetos en el espacio simplemente dudosa e indemosrra-
34 Ramón Xirau, Introducción a la historia de lafiicsofía. UNAM, México, 1980, pág 485.
148 CAPITULO 5. SfNTESIS DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLóGICAS
ble O falsa e imposible; el primero es el idealismo problemático de Desear-
tes, que declara indudable sólo una afirmación empírica, o sea "yo soy"; el
segundo es el idealismo dogmático de Berkeley, que considera el espacio
con todas las cosas a las cuales se adhiere como condiciones imprescindi-
bles, como algo en si mismo imposible y declara, por lo tanto, que las cosas
en el espacio son simples tmagmactones.x
Se define como; la corriente epistemológica de tipo subjetivísta, que
considera que la única existencia real se encuentra en el mundo de las
ideas, y de aqui parte el conocimiento.
Realismo
Puede definirse como: "(la) corriente epistemológica de tipo subjetivtsta
que tiene como presupuesto del conocimiento que hay cosas reales, in-
dependientes de la conciencia".
Con el propósito de no repetir lo expuesto en la parte de Hessen acer-
ca del realismo, remitimos a dicho inciso.
Rdcionalismo
Para efectos de definición es; "(la) corriente epistemológica de tipo sub-
jetivista, que considera a la razón como punto de partida del conocimien-
to, en contrapartida de la experiencia".
En este caso, también remitimos al inciso correspondiente a la clasi-
ficación de Hessen.
Perspectivismo
Se define como; "(la) corriente epistemológica de tipo subjetivista, que
considera a la razón vital como el punto de partida en el proceso de co-
nocimiento".
En la parte de "modelos epistemológicos", de la obra Metodología
jurídíca, Rosa María Alonso indica que esta postura ideológica nace en
el siglo xx con el filósofo español José Ortega y Gasset, quien la deno-
mina "ractovitalismo" y trata de superar los extremos de dos vertientes
filosóficas; el realismo y el idealismo, creando una postura radical donde
la razón vital "toma como principio el descubrimiento de la vida como
35 lbid, pag 627.
5.3Clasificación de loselementos de conoclrrúento 149
única realidad". Sintetiza su posición con la frase "yo soy yo y mi cir-
cunstancia", la cual indica que la comprensión de la verdad será siempre
subjenva.t>
El maestro Luis Recasens Siches, quien se consideró discípulo de
Ortega y Gasset, hace mención de su doctrina:
[...] el perspecuvtsmo, [...] fue elaborado fundamentalmente a la vista de la
teoria del conocimiento [...] el pensamiento moderno subrayaba desde
Descartes, la dependencia de que el conocimiento está en el sujeto -lo
cual es una verdad innegable-; pero muchas veces quiso interpretar esa
dependencia como deformación o creación. Ortega supera el subjetivismo
relativista -sin reincidir en las tosquedades del viejo realismo- mostran-
do cómo la dependencia en que las cosas están de los sujetos que las con-
templan, no significa pura anarquia ni relativismo. El sujeto no esun medio
transparente que refleje la realidad, sino que impone a ésta su modo pro-
pio de ser; pero esta configuración de la realidad, no implica de ningún
modo una deformación o falseamiento de ella. Cuando interponemos en la
corriente de un rio una red de pescar o alambrada, selecciona éstaalgunos
de los elementos que la corriente trae consigo. Esta es la función que cada
hombre y que cada época ejercen con la realidad y con los valores circun-
dantes. Oe la íriñntdad de elementos que integran la realidad, el sujeto
capta un cierto número de ellos, cuya forma y contenido coinciden con la
malla de sus intereses y preferencias. Cada conciencia aprehende la reali-
dad desde un punto de vista que le es privativo [...] lo falso seria que cada
perspectiva pretendiera ser la única verdadera.F
Sepodría considerar que esta doctrina se enmarca dentro del mode-
lo de conocimiento denominado "teoría modificada del reflejo", en su
vertiente subjetiva-individualista, ya que admite la interacción entre el
sujeto y el objeto (dándole mayor peso a la actuación del sujeto como
constructor del conocimiento), supone la existencia del contexto, y aun-
que éste tiene gran importancia, su acción no implica condicionamiento
a un nivel más allá de la experiencia personal.
Sin embargo, Recasens enfatiza que el perspectivismo se puede con-
cebir desde un nivel colectivo, grupal °nacional;
36 Rosa María Alonso González y otros. "Modelos epistemológicos", en Metodologíajuridi·
ca, UNAM, México, 1996, pág 91.
37 Recasens Siches, ob cit, págs 474 y 475.
150 CApiTULO 5. 5fNTESIS DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLóGICAS
Cada vida es un punto de vista sobre el mundo. En rigor, lo que ella ve y lo
que ella puede hacer, otra no lo puede ver ni lo puede hacer exactamente
igual. Cada individuo -persona, pueblo, epoca- es un órgano insustitui·
ble para conquistar la verdad, el bien, la justicia y la belleza. Y así, los valo-
res, que como ideas son ajenos a las variaciones históricas, adquieren una
dimensión vital, insertándose en la corriente de la historia en cuanto a la
actualización de su cumplimiento.
38
De esta manera, el perspectivismo adquiere otra dimensión mas allá
del modelo de conocimiento subjerivo-índividualista.á?
En opinión de los autores Witker y Larios, esta corriente se anula:
El perspecnvísmo, de manera análoga al escepticismo radical -con una
contradicción de origen, porque se niega a si mismo-, es inconsistente al
sostener categóricamente que fa experiencia de percepción y acción de la
perspectiva personal es única e irrepetible; porque si esta misma asevera-
ción es producto de una perspectiva personal, y en lo dicho por Recasens
nada parece estar fuera, entonces no tiene por que considerarsejustificada
fuera de su perspectiva. En otras palabras, ¿por que habria de aceptarse
como generalmente verdadera la expresión de una visión del mundo, cuan-
do símultáneamente se dice que toda visión esúnica e irrepetible? Además,
dicha idea no puede imponerse a otras perspectivas, porque si pretende
hacerlo, entonces incurre en la falsedad determinada por el propio pers-
pectlvlsrno: "lo falso seria que cada perspectiva pretendiera ser la única
verdadera". Por tanto, la perspectiva del perspectivismo no puede preten-
derlo.w
Se incurre pues, en un paralelismo de la paradoja del escepticismo.
Si el perspectivismo indica que "lo falso seria que cada perspectiva
pretendiera ser la única verdadera", esta aseveración tampoco puede
pretender ser la única verdadera.
38 tbi«; pág 475.
39 Es preciso contextuattzar la explicación de Luis Recasens Siches acerca del perspecn-
vismo de Ortega y Gasset. Al menos en su Tratado defilosofíadel derecho. Recasens trata
de justificar, a partir del perspecnvrsrno. la existencia de valores universales, ya que esa
perspectiva personal (de individuo, pueblo o epoca) no está. reñida ni contradice la reali·
dad de tales valores generales los cuales tienen, desde cualquier ángulo. preminencia en
sucumplimiento (véase ob cít).
40 Jorge Witker y Rogello Larios, Metodologia jurídica, McGraw-Hill, México, 1997, pág
105.
5.3 Clasificación de loselementos de conocimiento 151
En el ámbito del derecho, el raciovitalísmo postulado por Luis Beca-
sens Siches, fue el formador de numerosas generaciones de juristas
mexicanos. Lo destacable en este autor, es su defensa a favor de consi-
derar los valores que inspiran al derecho con un contenido sujeto a los
vaivenes de las ideologías.
Trató de justificar racionalmente el estudio de los valores, cuando la
tendencia era despojar al derecho del estudio de los mismos.
Exístencia/ísmo
Se debe aclarar que es una corriente filosófica y entre una de sus preo-
cupaciones está la teoria del conocimiento.
Junto con el marxismo, es una de las doctrinas que mayor influencia
tuvieron durante el siglo xx. Expuso y representó las preocupaciones
más cercanas del ser humano en la sociedad contemporánea, con pen-
sadores que apoyaron y revaloraron la doctrina del danés Sóren Kier-
kegaard.
La vulgarización del existencialismo ha sido (a la par de la >lel mar-
xismo) una de las más efectivas que ha conocido la sociedad humana,
muchas circunstancias se conjugaron para ello: el abordar temas cerca-
nos al ciudadano común, a las preocupaciones de adultos y adolescentes,
a la difusión implícita que se hizo a través de obras literarias de mucho
éxito (El muro, de Sartre; El extranjero y Lapeste, de Camus, etc) y a par-
tir de su adaptación a diversos medios de comunicación (prensa, radio,
televisión, cine), así como a los dos conflictos mundiales que afectaron
profundamente a los habitantes y pensadores europeos, etcétera.
Su definición en el ámbito de la epistemología, se considerará como:
"(la) corriente epistemológica de tipo subjetivísta que considera a la exis-
tencia y a la conciencia acerca de la misma como el punto de partida en
el proceso de conocimiento".
Ramón Xirau señala que, a pesar de la diversidad que hay en el exis-
tencialismo, tienen un punto de partida común: la existencia humana:
Todos los exisrencíaüstas parten de la existenciahumana. Esto quiere decir
que, contrariamente a los filósofos clásicos, para quienesla esencia es ante-
rior a la existencia, para los exisrenclañstas la existencia precede a la esen-
cia. Todos los existencialístas podrian decir: existo en primer lugar y luego
pienso; todos elloscoincidirian en decir quela existenciahumana esel dato
fundamental de todo pensamiento. En este sentido, todos Jos extstencialis-
tas son filósofos de lo concreto, si por concreto entendemos la existencia
humana; todos ellos son, también, filósofos de la dinamicidad de la exis-
152 CAPITULO 5. SINTESIS DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLÓGICAS
tencía, porque la existencia es la que cambia, la que se altera del naci-
miento a la muerte."
Bochenskí.V al caracterizar esta disciplina, empieza por decir lo que
no es:
a) El existencíalisrno no consiste en plantear los problemas del hom-
bre (la angustia por el porvenir, el sentido de la vida, la muerte, el
dolor...), ya que éstos han sido formulados de diferente manera a lo largo
de la historia del pensamiento humano.
Es decir, que la filosofía de la existencia no sólo se ocupa y plantea
los problemas de la realidad del hombre, aunque haya sido lo que más
se ha divulgado de la misma.
b) No se puede atribuir el membrete de "exístencialístas" a los filó-
sofos que se ocupan de la existencia en el sentido clásico (los entes exis-
tentes), como santo Tomás de Aquino.
Lo cual indica que si un filósofo menciona o aborda entre sus pro-
blemas lo relacionado con la existencia del ser, no por ello debe ser cata-
logado como "exístencialísra"
e) Finalmente, distingue entre el pensamiento de algunos filósofos
como [ean-Paul Sartre y la filosofía de la existencia; la cual es lo gene-
ral para Bochenski y lo particular sería la doctrina existencialista de los
pensadores específicos.
Rasgos comunes que Bochenski descubre en esta disciplina:
a) Todos arrancan de una "vivencia existencial" (el percatarse de la
fragilidad del ser, en Jaspers; la experimentación de la marcha anticipa-
da hacia la muerte, en Heidegger; una repugnancia -o náusea- gene-
ral, en Sartre).
b) El tema principal de investigación es "la existencia", aunque cada
autor le da un sentido diferente a la "existencia". En lugar de hablar de
hombre o ser humano, se hace referencia al "ser para sí".
41 Ramón Xirau, ob cit. pag 394.
42 1. M. Bochenski, Lafilosofía actual (trad Eugenio imaz) 2a ed, Fondo de Cultura Eco-
nómica, Breviarios, núrn 16, México, 1995. pág 174.
5.3 Clasificación de loselementos de conocimiento 153
e) La existencia se considera con una actualidad absoluta, se crea a si
misma, nunca es. Esta tesis. la refuerzan a menudo los existencíaüstas,
mediante la afirmación de que la "existencia" coincide con la tempo-
ralidad.
d) La subjetividad se entiende en un sentido creador: "el hombre se
crea libremente a sí mismo, es su libertad".
e) El ser humano es una realidad inacabada y abierta, está vinculado
íntimamente con el mundo y con los demás seres.
j) Los exístencíalistas rechazan la distinción entre sujeta y objeto.
"Según ellos, no es la inteligencia la que logra el conocimiento verdade-
ro, pues es menester vivir la realidad. Este 'vivirla' tiene lugar, preteren-
ternente, mediante la angustia, por la cual el hombre se percata de su
finitud y de la fragilidad de su posición en el mundo... "43
El existencialismo de Wemer Maihofer
Eduardo García Máynez hace mención en su obra Positivismo juridi-
ca, realismo sociológico y iusnaturalismo (UNAM, México, 1986, págs-
36 Ysiguientes) de la doctrina de WemerMaihofer. quien menciona
que la determinación externa del derecho positivo se puede encono
trar en la naturaleza de las cosas, de tal forma que éste se construye
de manera concreta, directamente de las situaciones vitales que ofre-
ce el material jurídico. Las circunstancias de la vida se presentan en
dos dimensiones: fisiológico-psicológica (óntica) y moral o cultural,
y el derecho se encuentra en medio de esos dos polos.
Véase para mayor detalle la obra citada de García Máynez.
La difusión que ha tenido esta disciplina, significó que se utilizara en
tono peyorativo; muchas actitudes de rebeldía y nihilismo de los jóvenes
de los años sesenta, fueron calificadas como "existencialistas", aunque
fuera simplemente una actitud hedonista que no implicara la reflexión en
torno a la existencia y su fragilidad.
43 Ibid, págs 178 y 179.
154 CApíTULO 5. SfNTESIS DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLóGICAS
5.3.3 Teorías dialécticas
En este inciso se enfatizará, particularmente, la corriente del materialis-
mo dialéctico. En ocasiones se sitúa a esta teoria epistemológica como
una de las variantes del materialismo. lo cual no es incorrecto; sin em-
bargo. por el énfasis que estamos haciendo en esta clasificación, del
papel de los elementos del proceso de conocimiento, vale la pena consi-
derarlo aparte, remarcando que trata de establecer la interacción entre el
sujeto y el objeto de estudio.
Aunque el antecedente del materialismo dialéctico se puede ubicar
en el idealismo de Hegel, se enfatizará el materialista.
Uno de los grandes problemas de esta teoria es que, a diferencia de
otras doctrinas filosóficas, cuyo ámbito de aplicación se da en el plano
del análisis académico y que la población en general ignoraba todo acer-
ca de las mismas (el racionalismo, como filosofía, permeó lentamente el
pensamiento de la población en general, y las discusiones con el empi-
rismo pasaron inadvertidas para el grueso de la población europea), el
materialismo dialéctico fue de las pocas doctrinas que se difundieron
ampliamente, que trascendieron los ámbitos de discusión académica,
que se enseñaron profusamente en las escuelas y que finalmente fueron
adoptadas como "corriente filosófica oficial" en algunos regímenes polí-
ticos, concretamente en el denominado "bloque soviético".
En opinión de Bochenski, el materialismo dialéctico sufrió un serio
estancamiento a partir de que fue adoptado como doctrina "oficial" en la
Unión Soviética, ya que la falta de competencia y confrontación con otras
le restaron posibilidad de crecirniento.v'
El materialismo dialéctico se trató de aplicar dogmáticamente en
todas las áreas del conocimiento, ocasionando serios problemas de ínter-
pretacíón y de investigación, no sólo en las ciencias sociales sino en las
naturales. Es dramático el caso de la ruina en la agricultura soviética,
durante el periodo estalinista, por tratar de "transformar dialécticamen-
te" unas especies vegetales y adaptarlas a las duras condiciones climáti-
cas soviéticas.
44 Bochenski, ob clt, pag 83.
5.3Clasificación de loselementos de conocimiento 155
El férreo control que se ejercía sobre la información y producción
científica en la URSS, generó que poco a poco la doctrina marxista-leni-
nista se alejara de la realidad que pretendia estudiar y transformar.
El drama del materialismo dialéctico es doble: durante la época de la
guerra fria, se estancó en razón del control del pensamiento y produc-
ción del conocimiento, toda disidencia fue duramente criticada y en oca-
siones hasta reprimida; en los paises no soviéticos, la creación cientifica
en el seno del materialismo dialéctico también se vio afectada, por la
dependencia que muchos de los partidos políticos de izquierda tenian
respecto de las opiniones del marxismo "oficial" generado en la URSS.
Con la caida del socialismo "real", el materialismo dialéctico sufrió la
misma suerte que el sistema político que lo protegía: fue desechado com-
pletamente, sin que se discriminaran las notables diferencias que existían
entre los pensadores ortodoxos y los heterodoxos.
Ahora, diez años después de la caida del muro de Berlín, el materia-
lismo dialéctico empieza a revalorarse en algunos circulas académicos;
en particular, liberado del pesado lastre del dogmatismo oficial que le
impuso el régimen soviético.
Formas de considerar la dialéctica
Para tratar de separar y, en su caso, descalificar a una doctrina por los
efectos que se han producido en algunos de los ámbitos humanos, se dis-
tinguirán grandes formas de considerarlo:
a) Como un método
b) Como una perspectiva filosófica
el) Como una "ciencia"
e) Como un dogma
Como método. Quizá el mayor énfasis que se le puede dar desde el
punto de vista epistemológico, el materialismo dialéctico supone una
corriente epistemológica que enfatiza, dependiendo de la doctrina, la
interacción entre el sujeto y el objeto en el proceso de conocimiento.
También se apoya en el uso del método dialéctico, y considera que la
materia es el punto de partida de la vida y de la producción del conoci-
miento.
Algunas corrientes del materialismo dialéctico realzan tanto el uso
del método dialéctico y la forma (la única válida) de obtener el conocí-
156 CApíTULO 5. SrNTE515 DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLÓGICAS
miento, que esta circunstancia obstaculiza el estudio detallado de la inter-
acción entre el objeto y el sujeto de conocimiento.
Suponer que Ias condiciones materiales determinan de manera
estricta el conocimiento, derivaría en dejar el mayor peso del proceso de
conocimiento a las circunstancias de tiempo y espacio.
El dialéctico es uno de los métodos de conocimiento válidos, que
puede servir para determinados procesos de investigación y/o validación,
pero no puede tratar acríticamente a todos ellos.
Como perspectiva filosófica. El materialismo dialéctico derivó en el
marxismo o en otras corrientes de izquierda, que pretenden que la filo-
sofía tenga "no sólo el papel de interpretar al mundo, sino de transfor-
marlo".
Como una "ciencia". Es decir, como un conocimiento obtenido a par-
tir del uso de un método concreto, más que nada de la aplicación de una
serie de principios o dogmas ha tenido efectos contradictorios: por
una parte, grandes logros en algunas áreas del conocimiento como el ori-
gen de la vida de Oparin y la investigación realizada durante décadas de
los bactenofagos, como una alternativa 'viable al uso de los antibióticos;
pero por la otra, también hubo grandes fracasos derivados de la aplica-
ción dogmática de los principios del marxismo-leninismo.
Como dogma. Que es una derivación del uso abusivo y extralógico
de la "ciencia socialista". Irónicamente, una de las formas del pensa-
miento que trató ser liberadora de la conciencia humana, en su utiliza-
ción desde el poder, fomentó el efecto contrario.
Concepciones de la dialéctica
Se pueden considerar varias concepciones, en ese sentido Abbagnano
menciona a la dialéctica como método de la división, como lógica de lo
probable, como lógica o como síntesis de los opuestos.s>
45 Abbagnano, ob cit, pág 320.
5.3Clasificación de loselementos de conocimiento 157
En el primer caso, se hace referencia a un método de conocimiento
que se da en el contexto del dialogo; se lleva éste a una idea precisa y
bien definida, la cual sera el centro de la comunicación para llegar a dos
alternativas extremas.
En el segundo, se refiere a la percepción de Aristóteles, como un
procedimiento racional no demostrativo que parte de premisas que, sin
ser verdaderas, son probables o admitidas por quienes participan en el
dialogo.
Oparin: El origen de la vida (fragmento del capítulo 1)
El materialismo dialéctico nos enseña que la materia nunca esta en
reposo, sino que se halla en constante movimiento, se desarrolla y
en su expansión, se eleva a planos cada vez más altos, tomando for-
mas de movimiento cada vez mas complejas y mas perfectas.
Al elevarse de un plano inferior a otro superior, la materia va
adquiriendo nuevas cualidades que antes no tenía, lo cual quiere
decir que la vida es, por tanto, una nueva cualidad que aflora como
una etapa determinada, como determinado escalón del desarrollo
histórico de la materia.
(. ..)
En las obras de V. Lenin encontramos una idea muy profunda res-
pecto del origen evolutivo de la vida. "Las ciencias naturales -decía
Lenin-, afirman positivamente que la tierra existió en un estado tal
que ni el hombre ni ningún otro ser viviente habitaban ni podian
habitarla. La materia orgánica es un fenómeno posterior, fruto de un
desarrollo muy prolongado."
A. Oparin, El origen de la vida, Época, México, 1988.
El tercer concepto se debe comprender en un sentido histórico, pues-
to que anteriormente se identificaba con la lógica, ya que se definia a la
dialéctica como la ciencia que discute en los discursos que tienen pre-
guntas y respuestas.
Finalmente se le consideró como la síntesis de los opuestos, noción
debida a Hegel; su dialéctica consiste en:
1. La posición de un concepto "abstracto" y limitado; 2. La supresión de
este concepto como algo "finito" y el paso a su opuesto. 3. la síntesis de las
158 CAPITULO 5. SfNTESIS DE lAS CORRIENTES EPISTEMOLÓGICAS
dos determinaciones precedentes. síntesis que conserva "lo que hay de afir-
mativo en su solución yen su tr<insito"46
En un sentido estricto. nos referiremos al materialismo dialéctico
como el método de conocimiento que le da sustento al marxismo. Dice
Bochenski al respecto:
El materialismo dialéctico fue fundado por Karl Heinrich Marx (1820-
1895). Marx era un discípulo de Hegel. En la época en que estudiaba en la
Universidad de Berlin (1837-1841) ya se habia señalado en la escuela hege-
liana una dirección de derecha y otra de izquierda. Un representante des-
tacado de la izquierda hegeliana. que interpretó el sistema del maestro en
sentido materialista y concibió la historia universal. no como un desarrollo
del espiritu sino de la materia. es Ludwig Feuerbach (1804-1872). Marx se
adhirió a Feuerbach, estando al mismo tiempo bajo fa influencia del mate-
rialismo científico por fa ciencia que por entonces surgía. Así se explica su
entusiasmo por la ciencia. su fe profunda e ingenua en el progreso y su en-
trega al evolucionismo darwiniano. Pero Marx era sobre todo economista.
sociólogo y filósofo social: fundó el materialismo histórico; mientras que el
fundamento filosófico general del sistema. el materialismo dialéctico. fue
en lo esencial obra de Engels. Este materialismo dialéctico consiste en un
enlace de la dialéctica de Hegel con el materialismo del siglo XIX47
Tradicionalmente se ha enseñado que ef sistema de pensamiento de
Marx está conformado por tres grandes fuentes: el estudio. análisis y crí-
tica de la economía política inglesa. particularmente de los pensadores
David Ricardo y Adarn Smith, que dan sustento teórico al liberalismo
económico. La segunda es el socialismo utópico. con el pensamiento de
Robert Owen y Charles Fourier, entre otros. Y finalmente. en el área
filosófica. el materialismo de Ludwig Feuerbach y la dialéctica de Hegel.
De los elementos anteriores. interesa particularmente el estudio de la
parte filosófica y del elemento de la teoría de conocimiento.
La teoña del conocimiento en el materialismo dialéctico
Consideraremos dos extremos, uno representado por Bochenski y otro,
por uno de los textos de divulgación más importantes del marxismo "ofi-
cial".
46 [bid. pág 324.
47 Bochenski, ob cit, pag 84.
5.3Clasificación de loselementos de conocimiento 159
Bochenski dice, respecto de la teoría del conocimiento, que el mar-
xismo se puede situar dentro de las teorías realistas, puesto que concibe
la independencia entre el sujeto y el objeto de conocimiento, y que el
mundo es cognoscible, a diferencia de lo postulado por la mayoría de las
teorías idealistas. Considera que el conocimiento es sensible, pero nece-
sita del pensamiento racional para ordenar los datos de la experiencia;
sin embargo, el mejor método no es el positivismo, al cual se considera
como una "charlatanería burguesa".
Para un adecuado conocimiento de la realidad es necesario asumir
una posición frente a la misma, ya que el contenido de la conciencia
humana se encuentra determinado por nuestras necesidades económi-
cas: "cada clase de la sociedad dispone de una ciencia y una filosofía que
le son propias. No es posible una ciencia independiente y sin partido. Es
verdad lo que conduce al éxito; la práctica constituye el único criterio
de verdad. "48
Bochenski acusa a la teoria del conocimiento del materialismo dia-
léctico de sufrir de un realismo ingenuo y de contener una contradicción
entre dos posiciones epistemológicas diferentes, por un lado el pragma-
tismo y por el otro el propio realismo ingenuo.
Afanasiev"? señala que el rasgo distintivo de la teoria marxista del
conocimiento es que considera que el proceso de conocimiento se asienta
Toda teoria científica, por tanto, tiene el carácter de instrumento de
conocimiento; ella no nos da un conocimiento de una realidad con-
creta, pero nos da los medios o instrumentos de trabajo intelectual
que nos permiten llegar a conocerla de manera rigurosa, científica.
La teoría de la gravedad, por ejemplo, no nos da un conocimiento
inmediato de la velocidad con que cae una piedra desde una altura
determinada, pero nos da los medios para poder realizar un cálculo
concreto.
Cuando se habla, entonces, de teoría marxista de la historia (o
materialismo histórico), se está hablando de un cuerpo de conceptos
continúa
48 lbid. pág 91.
49 V. Afanaslev, Fundamentos tiefiloscfia. Ediciones de Cultura Popular, México, 1975, págs
172 Y siguientes.
160 CAPíTULO 5. SíNTESIS DE lAS CORRIENTES EPISTEMOlÓGICAS
continuación
abstractos que sirven a los trabajadores intelectuales como instru-
mentos para analizar, en forma científica, las diferentes formaciones
sociales.
Este cuerpo de conceptos del materialismo histórico es el siguien-
te: fuerzas productivas, relaciones sociales de producción, infraes-
tructura, superestructura, estructura ideológica, estructura jurídico-
política, modo de producción, formación social, determinación en
última instancia por la economía, autonomia relativa de los otros
niveles, clases sociales y lucha de clases relacionadas a las relaciones
sociales de producción, transición y revolución, etcétera.
Marta Harnecker, El capital: conceptos fundamentales, 13a ed, Siglo
XXI, México, 1984, pág 28.
en la práctica, en la actividad material y productiva del hombre. Reco-
noce que la base de la cognición es el mundo objetivo, los objetos y los
fenómenos como fuente única del saber.
Dos elementos más de la teoría, según Afanasíev: el primero es que
la práctica humana se manifiesta como una actividad encaminada a
transformar la naturaleza y la sociedad, Siendo la muestra más impor-
tante de esa labor cambiante el trabajo.
El segundo, es la unidad entre teoria y práctica, una no se puede
concebir sin la otra. El conocimiento es una actividad humana, teórica,
que para cumplir con su propósito de transformar a la realidad, requiere
de la práctica.
El concepto de verdad, según Afanasiev,consiste en que los conoci-
mientos sobre un objeto 10 reflejan acertadamente, corresponden a él:
Los idealistas consideran que la verdad es subjetiva, que depende del hom-
bre, ei cual determina por si mismo ia veracidad de sus conocimientos sin
tener en cuenta el estado real de las cosas l ...] en contraposición al ideaiis-
mo, el materialismo dialéctico se apoya en las conquistas de la ciencia y en
la practica multisecuiar de la humanidad para afirmar que la verdad es
objetiva. Por cuanto la verdad refleja el mundo que existe objetivamente,
por tanto su contenido no depende de la conciencia del hombre.v?
50 [bid, pág 184.
5.3ClasiFicación de loselementos de conocimiento 161
Conclusión
Es muy pronto para desechar completamente el pensamiento de Marx,
asi como de su doctrina y sus seguidores. A raiz de la caída del muro de
Berlin, han supuesto una revisión de la actitud inicial de "tirar a la basu-
ra" el pensamiento marxista. Los socialistas ingleses están revisando las
condiciones materiales de la existencia contemporánea y la validez del
pensamiento de izquierda.
Por otra parte, uno de los académicos más relevantes de la sociolo-
gia .rauror de una obra recientemente traducida al español) George
Ritzer, afirma que lo más permanente del pensamiento de Marx y de los
marxistas es la producción sociológica (más que la económica):
El reciente fracaso de las sociedades comunistas y su giro hacia una eco-
nomía más capitalista hace necesario plantearse el papel que juega la reo-
ria de Marx en la socrologia. A primera vista parece que estos cambios
sugieren que presenciaremos una decadencia sustancial del interés por la
teoría "marxiana" entre los nuevos sociólogos [...] sin embargo, el aleja-
miento de la teoría sociológica marxiana será limitado por diversas razo-
nes.>'
Entre las razones que menciona Ritzer, está el compromiso de los
pensadores que adoptaron una perspectiva "rnarxiana": además, la inte-
gración que ha tenido dicho pensamiento en diversas corrientes socioló-
gicas. Dice Ritzer al respecto: "Marx ofreció una teoria sociológica abs-
tracta, coherente y sumamente satisfactoria, que puede emplearse para
analizar cualquier sociedad, no sólo las sociedades capitalistas y sus sis-
temas económicos"52
y finalmente, el rescate que se ha hecho de la figura de Marx al
situarlo no como el "sanguinario ideólogo radical", sino como uno de los
conformadores de la sociología, cuya proposición concreta ofrecia ele-
mentos para prever el fracaso del experimento soviético.
El pensamiento del materialismo dialéctico, es algo de lo que podria
quedar en pie del vasto edificio marxista; queda el trabajo, siempre
arduo, de limpiar lo dogmático.
SI Georges Ritzer, Teor(a sociológica cldsica (trad María Teresa Casado Rodríguez),
McGraw-Hill, México. 1994, pag 166.
52 [bid. pág 167.
162 AUTOEVALUACIÓN
Autoeyaluación
1. Califique como verdaderas o falsas las proposiciones siguientes:
1. Gnoseología y teoría del conocimiento son sinónimos
Verdadero ( ) Falso ( )
2. Epistemología y gnoseología son sinónimos
Verdadero ( ) Falso ( )
3. Las teorías objetivistas consideran algún aspecto del objeto de conoci-
miento
Verdadero ( ) Falso ( )
4. Las teoríasdialécticas recaenen algúnaspecto del sujeto de conocimiento
Verdadero ( ) Falso ( )
11. Relacione las dos columnas:
a) Jean-Paul Sartre
b) Descartes
e) Thomas Hobbes
d) Charles Darwin
e) Hegel
f) Immanuel Kant
g) Galileo Galilei
h) Luis Recasens Siches
( ) raciovitalismo
( ) idealismo
( ) dialéctica
( ) racionalismo
( ) existencialismo
( ) mecanicismo
111. Mencione el género próximo (CETO o CETS) y el punto de partída de
cada una de las corrientes epistemológicas que siguer.:
Materialismo: -------------
Mecanicismo: _
Idealismo: _
Racionalismo: _
Empirismo: _
y su punto de partida es
y su punto de partida es
y su punto de partida es
y su punto de partida es
y su punto de partida es
Autoevaluación 163
Estructuralismo: y supunto de partida es
Existencialismo: y supunto de partida es
CAPÍTULO 6
Conceptos de método
y metodología
Antes de iniciar cualquier estudio en torno de la ciencia y del método
científico, es necesario adoptar una posición frente al trabajo cientifico y
su principal producto: el conocimiento.
Esta decisión ofrece dos posibilidades: considerar que el conoci-
miento científico tiene validez universal, absoluta y permanente; o verlo
de manera provisional y sometido a una constante verificación, en tanto
proporciona un determinado grado de certidumbre respecto de su obje-
to. Lo cual implica que no deben suponerse verdades absolutas.
Los elementos comunes de la definición de método. son:
• Una serie de pasos
• Que tienen un orden
• Encaminados a cumplir un propósito
En este capitulo se adopta la segunda de las opciones: todo cuanto se
exprese deberá considerarse como provisional y falible.
166 CApITULO 6. CONCEPTOS DE MÉTODO YMETODOLOGíA
6.1 Método
Por método se entiende comúnmente el camino que se sigue para cum-
plir con un determinado propósito. Definiciones más complejas sobre el
mismo, señalan que es "una sucesión de pasos ligados entre sí por un
propósito"
I
o, "es el modo determinado de antemano de hacer con oro
den ciertas acciones, de tal suerte que sean más aptas para el fin que se
pretende"?
A partir de los elementos anteriores se puede englobar un gran
número de actividades, muchas de ellas cotidianas. Villoro Toranzo esta-
blece una primera división> entre métodos espontáneos y métodos cons-
cientes En los primeros, el sujeto no se da cuenta de la forma en que pro-
cede; en los segundos, el individuo está consciente de cada una de las
etapas que está agotando para cumplir con un objetivo.
Podemos distinguir entre el método en un sentido genérico, que es
el conjunto de pasos encaminados a cumplir con un fin, y el "científico",
cuyo objetivo es obtener un conocimiento peculiar a través de una serie
de procedimientos con determinadas características, las cuales garanti-
zan un mayor grado de certidumbre."
El método "científico" es, de tal forma, una especie del método en
sentido "genérico".
Hay una tendencia entre investigadores de circunscribir el sistema a
la tarea de la ciencia, es decir utilizar el término de "método" referido
solamente al "científico". Dan por sentado que todo procedimiento tiene
como fin el descubrimiento de verdades o, en caso contrario, pierde su
carácter de "método".
En el caso anterior se encuentra Arcadio Delgado, quien define al
método como:
I Felipe Pardinas, Metodologia y tecnicas de investigación enciencias sociales. pág 56.
2 Miguel VilIoro Toranzo, Metodología del trabajo jurídico. pag l.
3 [bid. págs I y 2.
4 Se decia en términos absolutos, que el valor de la ciencia era la búsqueda de la verdad.
Sin embargo, tal pretensión se ha ido modificando con el paso del tiempo, sobre [Oda
cuando lospropios científicos aceptaron quelaexplicación ofrecida por la ciencia paralos
fenómenos de la naturaleza era provisional y en ocasiones estaba mediada por factores
que iban más allá de la tarea cientíñca. Por ejemplo, las concepciones religiosas o ideo-
lógicas de losinvestigadores, o simplemente una carencia de instrumental adecuado.
6.2 Método cientlfico 167
.., el camino a seguir mediante una serie de operaciones, reglas y procedi-
mientos, fijados de antemano de manera voluntaria y reflexiva, para alcanzar
un determinado fin, que puede ser material o conceptual. [...es] el conjun-
to de actividades intelectuales que establecen los procedimientos lógicos,
formas de razonar, reglas, etc, que permite el acceso a la realidad a caprar.>
Método, en sentido genérico, alude a cualquier objetivo; en sentido
estricto, tiene como finalidad obtener conocimientos científicos.
La primera parte de la idea de Delgado es bastante amplia, pero inva-
lidaría la clasificación de Villoro, de métodos espontáneos y conscientes.
La segunda parte puede restringir aún más la concepción de método,
dependiendo de lo que se entienda por "captación de la realidad".
Nuestra posición es no dar un significado tan riguroso al método,
sino conceptuarlo como un conjunto de procedimientos ordenados y
ligados entre sí, tendientes a cumplir con un propósito, También dife-
renciaremos entre método en sentido general y método científico, en el
cual, trataremos de ubicar a los sistemas jurídicos como una subespecie.
6.2 Método científico
Hace referencia a un propósito específico: la obtención de conocimien-
tos con determinadas características; por ejemplo, pretender guardar
una estrecha relación con el fenómeno que buscan explicar.
Pardinas lo plantea de la siguiente forma:
Método de trabajo cíentíflco es el procedimiento rígidamente criticado para
encontrar conocimientos evaluados como "nuevos", como desconocidos
hasta este momento para el grupo de científicos mejor informados y satis-
factoriamente comprobados por ellos.
6
El concepto de Pardinas ínvolucra elementos que analizaremos ade-
lante y que son importantes porque tienden a desmitificar al método
científico.
Delgado define al método cientifico y le atribuye determinadas
características que sirven paradiferenciarlo como especie:
5 Arcadio Delgado Rosales, Ciencia, método y cientificismo, pag 7.
6 Pardinas, ob cit, pag 57,
168 CApiTULO 6. CONCEPTOS DE MÉTODO YMETODOlOGíA
...[es] el modo de conocer y proceder que tiene la ciencia y se caracteriza
por ser fáctico, trascender los hechos, atenerse a reglas metodológicas,
valerse de la verificación empírica, ser autocorrectivo y progresivo, ser sus
formulaciones de tipo general y ser objetivo.?
De manera más concreta, Mario Bunge lo define como "...el conjun-
to de procedimientos por los cuales a) se plantean los problemas cientí-
ficos y b) se ponen a prueba las hipótesis cíentífícasr.s
El método razonado no puede concebirse como un todo perfecta-
mente estructurado e infalible, como una receta de cocina que pueda ser-
vir para obtener invariablemente un producto: el conocimiento científico,
con el simple hecho de seguir fielmente las instrucciones. Es un término
que ha dejado de tener la pretensión que se le otorgó durante el auge del
positivismo. La mayoría de jos teóricos advierten, desde los conceptos
fundamentales, sobre la falibilidad de la ciencia y de su procedimiento;
por ejemplo, cuando EH de Gortari habla de método científico refiere
que:
...[es] el camino que conduce al conocimiento. El método es el camino por
el cual se llega a un cierto resultado en la actividad cientifica, inclusive
cuando dicho camino no ha sido fijado por anticipado de manera delibera-
da y reflexiva.?
Lo anterior involucra cierto principio de incertidumbre, que es común
en las investigaciones científicas; característica que pocos estudiosos
asumen o reconocen.
Si bien es cierto que el conocimiento científico tiene características
que lo diferencian de otros, no hay que exagerar sus virtudes y desvalo-
rar a los demás. Por ejemplo, si el ser humano pudo sobrevivir durante
milenios utilizando solamente su "sentido común" para solucionar de
manera práctica los problemas que se le presentaban, entonces, ¿cuál es
el mérito de la ciencia?
Para Ernst Nageí es el deseo de encontrar explicaciones sistemáti-
cas que vinculen a los hechos entre sí y, más que describir los fenóme-
nos, aclaren el porqué de los mismos y proporcionen, en cierta medida,
la posibilidad de predecirlos. Los conocimientos de la ciencia, a diferen-
7 Delgado Rosales, ob cít. pag 8.
8 Mario Bunge, La ciencia. su método y sufuosofia. pág 46.
9 EHde Gortari, El métodode las ciencias. nociones elementales. pág 17.
6.2Método cientifico 169
cia de los del sentido común, pretenden estar dispuestos y sistematiza-
dos con base en principios explicativos, ¿cómo se liga el conocimiento
con el método científico? Nagel señala:
... las conclusiones de la ciencia, a diferencia de las creencias del sentido
común, son los productos del método cientifico' ... [y advierte] Pero no hay
que entender mal esta fórmula breve. No se la debe entender, por ejemplo,
en el sentido de que la práctica del método científico consiste en seguir
reglas prescritas para hacer descubrimientos experimentales o para hallar
explicaciones sansfactorías de cuestiones de hechos. No hay reglas para el
descubrimiento y la invención en la ciencia, como no las hay en las
artes...
IO
Es decir, procurando hacer una distinción un tanto simplista entre el
método científico y otros sistemas, se puede establecer que aquél tiene
como propósito crear ciencia: con su explicación sistemática, racional,
falible, provisional y en constante oposición; a diferencia de otros méto-
dos cuyo resultado es un estudio sin esas pretensiones.
Ruy Pérez Tamayo cita que Rosenblueth, al dictar una conferencia
sobre método cientifico, se dedicó durante la primera parte a negar su
existencia y la segunda, a mencionar sus principales características. Él lo
justifica, diciendo:
... el método científico, concebido como una receta que, aplicada a cual-
quier problema garantice su solución, realmente no existe, pero tampoco
puede negarse que la mayor parte de los investigadores trabajan de acuer-
do con ciertas reglas generales, que a través de la experiencia han demos-
trado ser útlles."
Una vez alertados sobre el peligro de considerar al método científico
como una garantía de infalibilidad para descubrir la verdad y expuestos
al menos dos conceptos sobre el mismo, así como su especifidad frente
a otros sistemas, se hará mención de algunas de sus principales caracte-
rísticas y etapas.
10 Ernst Nagel, La estructura de laciencia.... pag 25.
1I Ruy Pérez Tamayo, Cómo acercarse a la c i e n ~ j a . pág 28.
170 CAPíTULO 6. CONCEPTOS DE MÉTODOYMETODOLOGIA
6.3 Características del método científico
Pedro Chávez Calderón cita las siguientes:
a) Objetividad. Por ésta se entiende que las conclusiones obtenidas a
partir del método deben ser válidas, independientemente de la persona-
lidad del investigador.
b) Racionalidad. Que esté de acuerdo con la estructura de alguna
especie de razonamiento.
e) Sistematicidad. Cada etapa es dependiente, ya que su formulación
está condicionada por las anteriores y las posteriores.
El método cientifico es:
• Objetivo,
• Racional,
• Sistemático y
• Universal
d) Universalidad. Su propósito es encontrar las regularidades en la
naturaleza para elaborar teorías y leyes. 12
Cabe hacer algunas aclaraciones respecto de las características de
objetividad y universalidad. La primera ha sido una de las pretensiones
más valiosas para la ciencia, ya que ésta empezó a diferenciarse del
conocimiento vulgar al tratar de desvincular al sujeto del objeto de estu-
dio, despojar a aquél de prejuicios para que pudiera expresar un conoci-
miento más válido acerca del objeto.
Si bien los cientificos trataron de abandonar sus prejuicios e idearon
instrumentos para garantizar su lejanía respecto del objeto de estudio, la
objetividad se puede plantear como un ideal relativamente lejano o
como una forma de autcengano. ya que existen condicionantes del tra-
bajo científico que median la relación que el sujeto tiene con el objeto.
Detrás de una pretendida objetividad se pueden ocultar, consciente o
inconscientemente, justificaciones ideológicas como las de algunas ínves-
12 Pedro Chávez Calderón, Métodos deinvestigación, pag 39.
6.4 Etapas del métodocientífico 171
tígacíones y resultados en torno a la genérica. Búsquedas que caen en un
determinismo biológico, que justifican la existencia de un orden social
concreto. 13
Respecto de la universalidad. hay ciencias que no tienen problemas
con esta característica; por ejemplo, las llamadas "duras", cuyos postu-
lados son universalmente válidos porque en apariencia describen rela-
ciones de causalidad entre los sucesos; sin embargo, las ciencias socia-
les, en cuyas manifestaciones intervienen la voluntad del hombre y una
serie de factores que pueden sesgar la producción de los fenómenos,
tienen serios problemas para identificar cuáles son las constantes y gene-
ralidades que se pueden observar en los actos de la sociedad. Lo que en
un tiempo se consideró que era común a todos, por ser propio de las cul-
turas occidentales y cristianas, resultó no serlo.!"
Entre algunas de las constantes que si han encontrado los antropólo-
gos, es la tendencia de atribuir, falsamente, conductas de canibalismo a
otros grupos, sobre todo si son antagónicos o tienen conflicto de intere-
ses en razón de la e ~ c a s e z de espacio o comida. 15
6.4 Etapas del método científico
Sin variantes esenciales, muchos autores coinciden en las etapas del
método científico; tomaremos las señaladas por Elí de Gortari:
l. Surgimiento de un problema (...];
13 Concretamente R. C. lewontin. Steven Rose y Leon J. Kamtn. hacen referencia en la
obra No estáen losgenes. del auge que ha tenido el determinismo genéuco en Estados
Unidos y Gran Bretaña, a partir de las "revoluciones" conservadoras de la década de los
ochenta y del surgimiento de una "nueva derecha" que, escudada en una ideologia neo-
liberal y con la justificación de investigaciones "serias" en torno de la determinación
genética de caracteristicas como la inteligencia, justifican la implantación de políticas en
contra del bienestar social. porque éstas significan ir en "contra de la naturaleza huma-
na".
14 Ejemplo de ello son las nociones de propiedad privada, que se consideraron comunes a
rodas los grupos humanos. con independencia de su estadio de desarrollo y resultaron
ser válidas solamente para determinadas culturas. en este sentido. muchos estudios
antropológicos han demostrado que hay culturas que carecen de la noción de propiedad
privada, incluso. del sentimiento "egoista" que se atribuyó como paree de la "naturale-
za" humana.
15 W. Arens, El mitodel canibalismo.
172 CAPITULO 6. CONCEPTOS DE MÉTODO' YMETODOLOGIA
2. Revisión de los conocimientos anteriores que sean pertinentes y
la comprensión cabal de ellos;
3. Un planteamiento claro y distinto del problema;
4. Buscar solucionarlo. incluyendo una explicación posible. median-
te una hipótesis;
5. Predecir las consecuencias de la suposición;
6. Planear el experimento necesario para verificar las consecuen-
cias de la hipótesis;
7. Diseñar el ensayo. incluyendo el método adecuado para realizar-
lo;
8. Ejecutar el experimento aplicando rigurosamente el método. con
la habilidad. inteligencia e imaginación requeridas;
9. Obtener algún resultado que sea comprobable o demostrable. o
ambas cosas a la vez;
ID. La demostración o la verificación experimental del resultado. o
las dos cosas;
11. Dar una interpretación del resultado en los términos de la teoría
correspondiente;
12. Incluir el resultado en el sistema de los conocimientos adquiri-
dos;
13. La indagación de algunas consecuencias implicadas por el resulta-
do; y.
14. El surgimiento de nuevos problemas.!e
De Gortarí aclara que el método científico tiene un carácter ciclico,
que no se agota con la etapa de "la indagación de las consecuencias
implicadas por el resultado", sino que después de ella surgen otros pro-
blemas y se da inicio nuevamente al proceso.
Lo anterior, sin tomar en cuenta que el método científíco se ofrece
como un continuum de contrastaciones: idealmente. el proceso debe rea-
lizarse una y otra vez para corroborar que los pasos se hayan seguido con
el rigor que el conocimiento científico exige.
Para este autor solamente hay un método científico. que es general y
aplicable en todas las ctencías.!? aunque en cada una adquiere peculia-
16 EH de Gortari, ob cit, págs 19 y 20.
17 Son pocos los autores que todavía sostienen la primacía absoluta de las ciencias natura-
lessobre lassociales, y que incluso, reservan el términode "ciencia" solamente paralas
primeras.
6.4 Etapas del métodocientifico 173
ridades en razón de su especificidad: "en rigor, el método científico es
único y sus diferencias parciales señalan, simplemente, otras tantas eta-
pas de su desenvolvimiento en reciproca acción con el progreso del cono-
cimiento." 18
De Gortari considera como base de su argumentación acerca de la
unidad del método, la existencia de un mundo cuyos elementos se en-
cuentran entrelazados y forman un conjunto inseparable, donde todos
los procesos están conectados de manera indisoluble; es decir, la unidad
del universo da fundamento a la del método cientffico.l?
El propio EIí de Gortari hace una diferencia entre el método cientíñ-
ca y las etapas del proceso de conocimiento que necesariamente seinvo-
lucran en el primero:
Las fases del método científico son:
• Investigadora
• Sístematizadora
• Expositiva.
En la fase inicial se lleva a cabo el descubrimiento de nuevos aspec-
tos, procesos o relaciones que no se habian establecido antes; en la se-
gunda, se efectúa la conexión racional de los resultados que se obtuvie-
ron, se sistematizan e interpretan los datos, y se elaboran nuevas hipó-
tesis para dar inicio al ciclo de investigación; la tercera y última etapa, da
a conocer los resultados obtenidos, informa de ellos a la comunidad cien-
tifica exponiéndolos a su critica y a nuevas contrastacíones.s?
Dichas fases están vinculadas para cumplir con los objetivos de la
ciencia. En la etapa expositiva podemos diferenciar varios tipos de pro-
ductos, que se pueden agrupar en dos: las obras de carácter informativo,
cuyo propósito es dar a conocer los resultados obtenidos, principalmen-
te entre el circulo formal de investigadores. Por otra parte, los textos de
divulgación o de "vulgarizacíón". cuyo objetivo es dar a conocer al "públi-
co" en general los avances y descubrimientos de la ciencia. Ambos tipos
de obras suponen distintos niveles de complejidad.
18 Ibid, pag 20.
19 Idem.
20 Idem.
174 CAPITULO 6. CONCEPTOS DE MÉTODO YMETODOLOGfA
6.5 Metodología
En este primer inciso señalaremos lo que habitualmente se conoce por
metodología; en el siguiente, se confrontará tal posición con las ideas de
Antonio Alonso.
Gran numero de investigadores adoptan como noción de metodolo-
gía a la disciplina que se encarga del estudio de los métodos, por ejemplo:
Pardinas: "metodología es el estudio crítico del método. "21
Chávez Calderón: "... es el estudio analítico y crítico de los métodos
de investigación. "22
Teodoro Sandoval: "... es la ciencia del método, que hace un estudio
crítico del mismo ... [es] también el conjunto de métodos que se siguen
en una investigación científica o en una exposición doctrinal.P
Villoro Toranzo: "[es] la disciplina que estudia los métodos comunes
a todos los trabajos científicos. "24
En un sentido parecido, Lamprea Rodríguez la señala como una
"ciencia medio"; es decir, que sirve para el conocimiento de las ciencias
que se estudían por sí mismas, y tiene dos funciones primordiales: ela-
borar los principios generales aplicables en cualquier área y estudiar en
detalle la aplicación concreta de las reglas.
25
El consenso generalizado entre los autores citados, es que la meto-
dología es el estudio del método; aunque hay otros como Francisco
Larroyo, que prefieren no utilizar dicho término y dividir de manera más
rigurosa las distintas consideraciones en torno del sistema:
La elucidación especial acerca de cómo cada método se particulariza en
cada una de las disciplinas, es objeto de la metódica especial, a la que
muchos manuales reservan el nombre de metodología. Por nuestra parte,
para designar semejante probiema hemos adoptado el de tearética espe-
cial. La metódica, en cambio, como último capitulo de la lógica analitica,
no es sino un estudio de carácter general encaminado a descubrir, explicar
y justificar las inferencias stricto sensu de la investigación científica.
26
21 Pardinas, ob cit, pág 56.
22 Chávez Calderón, ob cit, pág 53.
23 Teodoro Sandoval Valdés, Metodologia de la cienciadel derecho, pag 3.
24 VilIoro Toranzo, ob cit, pag 3.
25 Pedro Antonio Lamprea Rodriguez, Metodologia del derecho. pag 10.
26 Francisco Larroyo, La lógica de fas ciencias. pag 224.
6.5 Métodología 175
Metodología es el estudio del método o de los sistemas generales de
conocimiento y de su aplicación en la investigación científica.
La división que establece Larroyo quedaría comprendida en lo que
es la metodología y tal es la consideración que se adoptará aquí.
Sin embargo, es importante enfatizar los dos sentidos que puede
tener el término: primero como ciencia o estudio del método, y después
como el conjunto de sistemas que se utilizan en una investigación.
José Antonio Alonso critica la forma en que se habla del método y
de la metodología en las ciencias sociales, a las que considera afectadas
del positivismo de las disciplinas naturales.
Establece que se confunde la connotación que se da a la palabra
"método", ya que "se usa para designar los procedimientos situados en
varios niveles, a diferentes grados de abstracción o cómo influyen en las
etapas concretas del proceso de investigación ernpirica'V? y también
llega a confundirse frecuentemente con las técnicas. Para evitarlo,
Alonso cita a Grawitz respecto de los cuatro sentidos fundamentales del
método:
al En el sentido filosofíco. Es el nivel más alto de abstracción y desig-
na los procedimientos lógicos, unidos a toda investigación científica y,
por tanto, independientes de todo contenido concreto que debe seguir el
investigador para obtener la verdad y verificarla. Por ejemplo, los méto-
dos materialista o idealista.
bl Como actitud concreta frente al objeto. A partir de la posición filo-
sófica anterior, el método en este nivel dicta los modos reales de organí-
,zar fa ínvesttgaetón de manera precisa y completa. Por ejemplo, los
rnétodos experimental o clínico,
el Enlazado a una tentativa de explicación, Se refiere a determinada
posición filosófica y como tal, influye en las etapas de la investigación. A
este nivel, se habla en las: ciencias sociales de los métodos dialéctico y
funcional.
27José Antonio Alonso, Metoclologia. pág 13.
176 CAPITULO 6. CONCEPTOS DE MÉTODO YMETOD01OGfA
d) Ligado a un ámbito particular. Así el método histórico o el sícoana-
Iitico. Aquí, el método se refiere a un dominio especifico e implica una
forma de actuar.
28
Con base en la distinción anterior, Alonso establece su tesis como
una fase intermedia de toda investigaciónempirica:
Método es una etapa especifica que dimana de una posición filosófica y de
una teoria sociológica determinada -empirista, funcionaltsta. estructura-
lista, formalista, materialista díaléctlca, etc- en la que el investigador basa-
do en la perspectiva teórica, examina y selecciona unas técnicas concretas
de investigación sociológica para conseguir un objetivo ccncreto.s?
La noción que Alonso presenta sobre el método, la concibe como
válida para todas las ciencias sociales y en particular, para una tendencia
que se da en el seno de las mismas: aquella que se vincula con la bús-
queda de un nuevo "paradigma" en las disciplinas sociales, distinto del
paradigma dominante de la ciencia social positivista norteamericana,
que se pretende -yen esto coincide con Feyerabend- como objetiva,
universal ya-histórica.
131 pretensión se deriva de la copia que pretende hacer la doctrina
social positivista de las ciencias naturales, sobre todo en lo referente al
método. Lo que más envidian los cientíñcos sociales positivistas -según
Alonso- de las disciplinas naturales. es su mensurabilidad, la utilización
de instrumentos matemáticos muy precisos a través de los cuales se pue-
den cuantificar los fenómenos. Los positivistas creen que los tratados
sociales adquirirán mayor firmeza y carácter de auténtica ciencia, en la
medida en que vayan afinando sus instrumentos y adopten los métodos
de las doctrinas naturales.
La percepción que tienen del método tanto los positivistas como
Alonso y el citado Grawitz, es muy distinta. Para los primeros, es un ins-
trumento cuya función consiste en salvaguardar la neutralidad del pro-
ceso cientifico y establecer una barrera contra cualquier influencia que
puedan ejercer las limitaciones socioculturales del investigador, como
son: el etnocentrismo, la subjetividad, el autoritarismo, el dogmatismo,
etcétera.w
28 lbid, pág 14.
29 lbid. pág 49.
30 lbid, págs 17-19
6.6Mélodologia jurrdica 177
En cambio para Alonso, la metodología como una fase intermedia
del proceso a investigar. implica el abandono de la pretensión objetiva y
elegir. incluso aceptar, una posición filosófica o una teoría. a partir de la
cual se orientará la investigación y se elegirán determinadas técnicas.
Elegir una orientación filosófica significa aceptar de manera eviden-
te que toda ciencia e investigación se encuentran históricamente deter-
minadas.
La opinión de Antonio Alonso no es aislada. ya que hay una fuerte
tendencia a poner en duda las orientaciones positivista y empirista que
se le han dado a las ciencias sociales, e incluso critican el enfoque evo-
lucionista del positivismo en las ciencias naturales. Entre quienes así
piensan están. además de Feyerabend, Thomas S. Kuhn, lan Hacking,
Lakatos y Laudan.
Respecto de la ciencia jurídica. las anotaciones de Alonso son apli-
cables a la misma. dependiendo del contenido que se le dé. tal y como
veremos en el capítulo de la ciencia del derecho.
6.6 Metodología jurídica
El término de "metodología jurídica" puede ofrecer un contenido relati-
vamente simple o más complejo, dependiendo del contenido que se le
dé a la ciencia jurídica. o de la amplitud de problemas y cuestiones que
se deseen incluir en la misma.
Metodología jurídica es una disciplina que estudia la aplicación de
los métodos de conocimiento a los diferentes ámbitos del derecho.
A partir de las nociones establecidas en los apartados anteriores.
podríamos señalarla como una rama o derivación de la metodología
general (estudio de los métodos). cuyo campo de aplicación se restringe
a lo jurídico.
Es decir. su objeto de estudio no serían los métodos en lo general y
su correcta aplicación en el ámbito de la investigación científica. sino
los que se aplican en el entorno jurídico; entendiendo por éste algo
más que la investigación jurídica (encaminada a establecer teorías y solu-
cionar problemas en dos niveles: uno macro. que involucre la elabora-
178 CAPiTULO 6. CONCEPTOS DE MÉTODO YMETODOlOGIA
ción de normas jurídicas; y otro micro, que se refiere a la forma de veri-
ficar que efectivamente se llevó a cabo el supuesto normativo en un caso
concreto), ya que se aplica en otras áreas como la creación del derecho,
la enseñanza y el litigio.
El caso de las ciencias naturales y otras disciplinas, puede plantearse
en el terreno metodológico de manera más simple que en el ámbito jurí-
dico, porque el derecho implica, además, un complejo producto social: el
orden normativo. Sin embargo, todo depende del contenido que se le
asigne a la ciencia jurídica; entendiendo por ésta una teoría formal que
estudia un sistema de normas lógicamente vinculadas entre sí, cuyo pro-
ceso de creación nos interesa sólo en la medida en que le otorgue plena
existencia. El contenido de la metodología será simplemente el estudio
de las reglas lógicas que se utilizarán para dilucidar la relación que guar-
dan entre sí las normas, es decir, su labor será determinar la existencia
de contradicciones entre las distintas normas.
Hay conceptos de metodología jurídica que involucran otros elemen-
tos, por ejemplo, para Villoro Toranzo es:
la rama de la Metodología que tiene por fin investigar una solución jurídi-
ca: es decir, una resolución justa ante un problema concreto surgido de la
realidad social e histórica.é'
En este concepto, Villoro condiciona la metodología jurídica a la solu-
ción "justa" de problemas, es decir, le otorga además una carga valorativa.
El enfoque de este autor traslada el papel de la metodología jurídica,
y más allá de la visión tradicional de la investigación positivista formal,
lo entiende como la búsqueda de soluciones a circunstancias concretas
pero mediadas por un contenido valoratívo.
El campo de acción de la metodología jurídica puede ser más amplio
que los ejemplos antes citados, para Héctor Fix-Zamudio tiene al menos
cuatro sentidos:
[...] en principio podemos considerar que puede hablarse de una concep-
ción filosófica del método jurídico. es decir la llamada metodología filosófica,
que se suele subdividir en lógica y episternologta, que tratan, respectiva-
mente, de los caminos por los que se alcanza el conocimiento y de aquellos
por los que se le interpreta acertadamente [...] En este sentido los estudios
31 Villoro Toranzo, ob cit, pág97.
6.6Métodologfa jurídica 179
se han orientado a establecer cuáles son los instrumentos lógicos y epis-
temológicos que pueden aplicarse con mayor eficacia a la materia jurídica
[ ...]
También se puede concebir un segundo enfoque metodológico del
derecho, ya desde el punto de vista cíentiñco y' no puramente filosófico, es
decir, se trataría de una metodología científica, que llevada ai campo del
derecho tiene el propósito de examinar las técnicas más adecuadas para la
elaboración, investigación, enseñanza y aplicación del derecho [...] una ter-
cera perspectiva de ia metodología jurídica, es la relativa al examen de ias
preocupaciones metódicas de las diversas corrientes juridicas, lo que se
resuelve en un estudio histórico-crítico, pues [...] toda doctrina o teoría, ya
sea cíentiñca o filosófica, puede ser considerada como un método [...] En
este sentido, podemos hablar del dogmatismo o conceptualismo juridico;
de la escuela histórica; de lajurisprudencia de intereses; de la escuela de la
exégesis; del realismo juridico; de las escuelas sociológicas, etc [...] Por últi-
mo, es frecuente que la preocupación metódica de ios tratadistas se concen-
tre más que en la técnicajurídica, es decir, en los instrumentos para conocer,
elaborar o interpretar el derecho, en una delimitación del campo de la cien-
cia del derecho respecto de otras disciplinas que le son afines, como la socio-
logia, filosofía, ética, historia, etcétera...
32
Flx-Zamudio pone mayor énfasis en la metodologia cientíñca que se
aplica en cuatro grandes campos; enseñanza, investigación, aplicación y
creación de las normas jurídicas; lo cual no implica que los tres enfoques
restantes queden fuera de los intereses y preocupaciones de la método-
logia jurídica.
El punto de vista de Fix-Zamudio acerca de la metodología, nos pare-
ce el más completo y se utilizará para desarrollar el resto del capítulo;
advirtiendo su carácter provisional y sujeto constantemente a compro-
bación o enfrentamiento con otras posiciones.
Los campos de la metodología jurídica son;
• Enseñanza,
• Investigación,
• Aplicación y
• Creación de las normas jurídicas.

32 Héctor Flx-Zamudlo, Ensayos sobremetodología.... págs 21 a 31 .
180 AUTOEVALUAClÓN
Autoevslusci6n
1. Califique como verdaderas o falsas las siguientes proposiciones:
1. El método científicoes una especie de conceptogenérico.
Verdadero ( ) Falso ( )
2. Solucionar problemas y dar explicaciones sistemáticas, es la función de la
ciencia según Nagel.
Verdadero ( ) Falso ( )
3. El método científicoes cíclico y las respuestas obtenidas de la investiga-
ción generan nuevas preguntas.
Verdadero ( ) Falso ( )
4. Toda investigación es independiente de su contexto histórico, según
Antonio Alonso.
Verdadero ( ) Falso ( )
5. La selección de las técnicas de investigación debe estar apoyada en una
teoría.
Verdadero ( ) Falso ( )
11. Ordene numéricamente la siguiente secuencia de pasos:
___ leyes
___ hipótesis
___ teoria
___ planteamiento del problema
___ diseño experimental
___ conclusiones
___ análisis de resultados
___ experimentación
111. Conteste brevemente:
Concepto de método de Villoro Toranzo.
Definición de la metodología jurídica.
Auloevaluación 181
IV. Complete las siguientes proposiciones:
Las fases del método científico son _
~ - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - y
La información tiene como destinatario a _
y su lenguaje es
La divulgación tiene cornodestineterío a _
y su lenguaje es _
Los ámbitos de la metodología jurídica son: _
y-----------------------
CAPÍTULO 7
Corrientes tradicionales
de la metodología jurídica
7.1 Metodologías jurídicas o tendencias de interpretación
jurídica
Al hablar de rnetodologias jurídicas o de tendencias de interpretación
jurídica, se hace referencia a las orientaciones que tiene el pensamiento ju-
ridico y que determinan de antemano una perspectiva respecto de lo jurí-
dico como quehacer humano y como fenómeno social.
Ovilla Mandujano expresa:
Cuando escribimos sobre el todo jurídico no nos referimos a la interpreta-
ción parcial o localizada de leyes o de normas juridicas. sino a la interpre-
tación del fenómeno total; que siendo un fenómeno social tiende a equi-
pararse al conflícto de intereses sociales que en mucho contribuyen a obs- ,
curecer el panorama del pensamiento jurídico moderno,
Enfocar las tendencias jurídicas es volcarse en el estudio de las grandes
doctrinas jurídicas contemporáneas que en la lucha ideológica han acredi-
tado representar los intereses de las clases sociales en pugna [..,]1
I Manuel Ovilla Mandujano, Teon'a del derecho. pág62,
184 CAPITULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOLOGIA JURfDICA
El autor antes citado, empieza por determinar a qué se está refirien-
do cuando habla de modelos o tendencias de interpretación jurídica,
aclarando que ésta, en el derecho, se puede dar en varios ámbitos:
al Para desentrañar el sentido de las leyes. Empleando técnicas y sis-
temas.
bl Al explicar las normas jurídicas. Recurriendo a la semántica, lógica
y sintaxis.
el Para interpretar el derecho. Por medio de conceptos jundícos.?
La distinción de Ovilla es pertinente en el sentido de que otros autores
dan por descontado que al hablar de los "ismos" en derecho, automáti-
camente deben entenderse modelos o tendencias de interpretación o
explicación de lo jurídico; sin embargo, cabe aclarar -con el autor- el
alcance y los niveles de análisis que pueden involucrarse al hablar de
"interpretación". Es evidente que se hablará de interpretación jurídica en
el sentido o nivel de las concepciones del derecho.
Entre las diferentes "metodologías" o corrientes de interpretación del
derecho, se tomará como base la elaborada por Ovilla Mandujano.
Las corrientes metodológicas del derecho implican diferentes formas
de abordar lo jurídico como fenómeno y como actividad humana.
7.2 Uso del término "paradigma" en la ciencia jurídica
Uno de los términos desarrollados recientemente en el ámbito de la filo-
sofía de la ciencia y que mayor impacto ha tenido es el de "paradigma",
ligado estrechamente, como se mencionó en el capítulo anterior, con el
de "revoluciones científicas".
Su utilización en el ámbito de las ciencias naturales ha sido larga-
mente discutida por los especialistas, en especial al analizarlo como una
nueva forma de considerar al desarrollo del pensamiento científico.
2 Idem.
7.2Uso del término "paradigma" enlaciencia jurldica 185
En el caso de las ciencias sociales su uso es todavía más difícil, aun-
que en éstas, algunos de los hechos descritos por Kuhn son más comunes;
por ejemplo, el consenso respecto del contenido de las teorías, conformar
grupos de especialistas con la misma orientación, etc. Sin embargo, por
todas las implicaciones de la teoría kuhniana de la revolución científica y
el paradigma, no sería conveniente usarlo todavía. Remitimos al ensayo
sobre su discusión, que se incluye al final de la obra.
Para efectos de sistematización provisional, las corrientes se clasifi-
can en dos grandes grupos:
a) Tradicionales
1usnaturalismo
lusnormativismo
lusformalismo
lusmarxismo
b) Contemporáneas
Filosofía analítica
Semiótica jurídica
Teoría de sistemas
Las corrientes tradicionales son las más antiguas, algunas como el
lusnaturallsmo, surgieron hace más de dos mil quinientos años; otras son
más recientes. como el formalismo de Hans Kelsen, el iusrealismo y el
íusmarxismo, que surgieron a principios del siglo xx; aunque los antece-
dentes del iusmarxismo se remontan a fines del siglo XIX, con Carlos
Marx y Federico Engels.
Están en el sentido kuhniana y con todas las objeciones planteadas
en el capítulo anterior, de convertirse en "paradigmas". Son más consís-
tentes y han formulado más literarura e investigación, aunque tal canti-
dad de escritos no constituyan la prueba de su cientificidad o de que for-
men un modelo.
Han conformado una visión explicativa muy amplia que trata de con-
siderar diversos aspectos en el ámbito de aplicación del derecho. Se pue-
den analizar a través de los niveles de estudio del derecho: como norma,
como valor y como hecho social.
Por ausencia o carencia, se definen las características de las corrien-
tes metodológicas contemporáneas.
186 CAPíTULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOLOGIA JURIDICA
Definición del derecho y sus niveles de estudio
El tratadista hispano-mexicano Luis Recasens Siches define al derecho
como: "el conjunto de normas jurídicas que tienen como propósito regu-
lar la vida del ser humano en sociedad y que cumple valores."
Esta idea considera los tres elementos del derecho:
Elementos de la definición Derecho como...
Conjunto (sistema) de normas juridicas Norma
Tratan de regular la vida del ser Hecho social
humano en sociedad
Cumpliendo determinados valores Valor
y a partir del énfasis puesto en cada uno de los elementos, se puede
explicar la existencia de las diversas metodologías:
Norma --- lusnorrnativismo
Valor -----l lusnaturalismo
_ - - - - i ~ .. lusrealismo
Hecho social
---.... lusmarxismo
Esta clasificación es provisional y, por supuesto, debe ser sometida a
un proceso constante de revisión, Se utiliza con fines didácticos; por
ejemplo, dentro del iusmarxismo podemos encontrar teorías que están
más cercanas por su construcción y resultados a una tendencia iusnatu-
ralísta; mientras que otras se acercan a una empirista.
7.3 lusnaturalismo
Es un conjunto de corrientes con distintas bases, pero con rasgos comu-
nes que permiten agruparlas. En ocasiones se pretende reducir al íusna-
turalismo como una interpretación jurídica; a las o doctrinas filosóficas
de corte eminentemente metafísico que ligan al derecho con un princi-
pio que va más allá de lo material.
7.3 lusnaturalismo 187
Sin embargo, dentro de las corrientes iusnaturalístas conviven teo-
rías que atribuyen al derecho una base ultraterrena, muy por encima del
legislador humano y conectada quizá a lo divino; lo mismo pueden
encontrarse interpretaciones centradas exclusivamente sobre lo huma-
no, o algunas que resultan de la combinación de las innovaciones técni-
cas más avanzadas y la idea original del derecho que va más allá de la
voluntad humana.
Para Osear Correas, el derecho natural tiene un contenido "ineludi-
blemente" metafísico, es una "rnetafísica jurídica" porque la existencia
de una naturaleza humana funda de una u otra forma los "derechos natu-
rales".
El rasgo común del iusnaturalismo es su preocupación por la validez
intrínseca del derecho y el cumplimiento de determinados valores.
Históricamente aparece como uno de los primeros intentos por defi-
nir al derecho e indagar en torno de su esencia; sus preocupaciones fun-
damentales giran alrededor de las preguntas: ¿qué es el derecho?, ¿cuál
es su valor? y ¿cuál su fin? Para Manuel Ovilla lo que caracteriza a todas
esas corrientes es definir al derecho en función:
a) De los valores que debe proteger.
b) De los fines que persígue.ja justicia, la libertad, el bien común, la
seguridad juridica y la igualdad."
Por derecho natural:
[debe entenderse...] reglas jurídicas exteriores y superiores ai sistema jurí-
dico positivo. En este sentidocabe legítimamente reunir bajo el nombre de
doctrinas de derecho natural, por mucho quedifieran de lo demás, a rodas
las corrientes que añrrnan la existencia de tales reglas jurídicas extra y
supra postuvas.s
En el íusnaturalisrno se admiten, al menos, dos tipos de derecho: el
positivo y el natural; pero lo que verdaderamente caracteriza a estas posi-
ciones es que reconocen la primacía de las normas "naturales" por enci-
ma de las positivas, de origen humano y terrenal.
3 Ovilla Mandujano, ob cít, pag 67.
4 Ch. Esienman, Eljuristay el derecho natural. citado por Ovilla, ob cit. pag 68.
188 CApíTULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOLOGIA JURIDICA
Recurriendo a D'entreves, se identifica una posición íusnaturalista asi:
Mantener la noción del Derecho natural significa rechazar por anticipado la
idea de que el derecho no es sino el imperativo, provisto de sanción deri-
vado de una voluntad soberana. Significa pues, alinearse contra la concep-
ción positivista del derecho: si entendemos por tal la reducción de todo
derecho a la sola regla del derecho positivo de carácter estatal. Como su
nombre lo indica el derecho natural es un derecho que no proviene de la
voluntad: sus reglas no son impuestas, sino más bien propuestas como
modelo; no son mandadas, sino mostradas. Su función esencial consiste en
atribuir una calificación a una acción y no en forzar a la voluntad con la
amenaza de una sanción, pues entonces esas reglas son positivas
5
En un sentido similar Garcia Máynez dice:
Caracteriza a las posiciones lusnaturalistas el aserto de que el derecho vale
y, consecuentemente obliga, no porque lo haya creado un legislador huma-
no o tenga su origen en cualquiera de las fuentes formales, sino por la bon-
dad o justicia intrínsecas de su contenído.»
La continuidad de las corrientes de derecho natural está representa-
da por una serie de problemas que son comunes a ellas, según D'entre-
ves son:
• Precisar la idea misma del derecho; es decir, la definición de su
naturaleza y su esencia.
• Determinar el carácter obligatorio de la regla del derecho, partien-
do de la relación entre éste y la moral.
• Señalar el fundamento del derecho y la posibilidad de establecer
una medida universal con la cual tanto el derecho objetivo como el
subjetivo, deba ser comparado para juzgar su valor intrinseco."
Algunas corrientes del derecho natural son:
• Iusnaturalismo naturalista
• Iusnaturalismo de tradición católica
• Iusnaturalismo racionalista
5 O'entreves, citado por Ovilla, pág 69.
6 Eduardo García Máynez, Positivismo jun'dico. realismo sociológico y iusnaeuralismo. pág
128.
7 Ovilla, ob cit, pag 69.
7.3lusnaturalismo 189
Algunas corrientes del iusnaturalismo
Este sistema está formado por corrientes y pensadores que en ocasiones
sostienen posiciones contrarias entre sí, respecto a las preguntas funda-
mentales de qué es derecho y cuál es su finalidad. Hay quienes atribuyen
el origen del derecho a la gracia de una entidad divina; otros, simple-
mente al ejercicio de la razón humana. Algunos aceptan una división
bipartita: derecho natural y derecho positivo: y otros, la convierten en tri-
partita: ley eterna, ley natural y ley positiva. A las posiciones que vincu-
lan el derecho con 'lo prescrito en la religión dominante en un tiempo
-la católica-, hay quienes oponen un ateísmo fundado en la razón o,
incluso, que se apoye en los descubrimientos científicos más recientes y
que trate de encontrar lo "natural" del derecho en una extensión de los
componentes biológicos básicos de la conducta humana.
Eduardo García Máynez habla al menos de cuatro corrientes pre-
sentes en las concepciones del derecho natural:
a) El grupo formado por las teorías que buscan el origen del derecho
en la "naturalezar.f considerando a éstacomo "lo que existe por sí, inde-
pendientemente de nuestra obra y nuestro querer", lo cual remite al orden
. físico, a las características comunes biológicas, psicológicas o sociales.
Entre los pensadores que conforman este grupo, García Máynez cita
a Grocio (que habla del apetito social como la base del derecho natural),
Hobbes (el deseo de no dañar ni ser dañado), Locke (menciona el amor
a la libertad y la tranquilidad), Spinoza (tendencia a la conservación del
propio ser), Pufendorf (el anhelo de independencia frente a cualquiera
que no sea Dios) y Thomasius (un propósito de buscar lo que prolonga
la vida y la hace feliz).
La mayoría de los estudiosos citados tratan de desvincular al derecho
de la divinidad, o por lo menos a ésta de la estructura orgánica que
dependía directamente de la Iglesia católica. Según Aftalión y Vilanova:
La escuela clásica del derecho natural, fundada por Gracia es una típica
representante de la Edad moderna. El pensamiento se desenvuelve ahora
8 Garcia Máynez, ob ctt, págs [29-130.
190 CAPITULO 7. CORRIENTES TRADICIONAlES DE lAMETODOLOGIA JURIDICA
con independencia de todo dogma religioso o posición teológica. indepen-
dencia conscientemente buscada por los autores.?
El derecho propuesto por la escuela clásica protestante se desliga de
cualquier vínculo con la teología y deduce los principias universales en
los cuales se debe fundar el derecho a partir de la propia naturaleza
humana; algunos. incluso como Grocio, recurren al argumento de supo-
ner la desaparición momentánea de Dios para justificar su concepción
del derecho: "El ius naturalis es el conjunto de principios que la recta
razón demuestra conforme a la naturaleza sociable de los hombres y
subsistiría aunque no existiese Dios. "\0
Algo ciertamente impensable en la tradición íusnaturalísta del catoli-
cismo. Para Peces Barba la ruptura señalada significa ya el principio del
cambio en la orientación del derecho. ésta terminaría con los pensadores
de la escuela clásica protestante y empezaría la perspectiva historicista.
b) Grupo de pensadores que consideran a Dios como el fundamento
del derecho natural. y de acuerdo con la posición tomista de la ley eter-
na y su manifestación cognoscible para el ser humano. sería la muestra
de su inteligencia y voluntad.
Los estudiosos más significativos que menciona Garcia Máynez son
Agustin de Hipona y Tomás de Aquino, el primero señala que la ley
natural es la transcripción de la ley eterna en el alma. razón y corazón
humanos. La justicia eterna es inmutable porque representa la voluntad
de Dios y mantiene el orden natural.
Tomás de Aquino reconoce. por principio, la misma dualidad entre
ambas leyes; la eterna sería "la razón divina que gobierna todo cuanto
existe", y la natural. "la participación de la ley eterna en la criatura racio-
nal."11
De acuerdo con Aftalión y Vilanova, los dos pensadores antes men-
cionados forman parte de la "escuela tradicional católica del derecho
natural".
9 Enrique R. Aftalión, y José Vilanova, Introducción al derecho. pág 226.
10 Ibid, pag 228.
11 EnTomás de Aquino se puede encontrar unasemilla del futuro racionalismo, ya queen
su división de las leyes. considera además de la eterna y la natural, a la derivada de la
actividad humana (feges humanae). Como la ley natural no es sino un principio muy
general, evidente pero indemostrable. esnecesario que el hombre. a través del uso de la
razón "complemente" los principios del derecho natural con aplicaciones particulares.
Véase Aftalión y Vilanova. ob cít, pag 219.
7.3 lusnaturalismo 191
Entre los logros de la filosofía tradicional católica se encuentra el
haber tratado de conciliar el pensamiento y saber de la antigüedad, con
las verdades obtenidas a través de la "revelación divina" y mantenida a
través del dogma religioso. Esta es una de las características más singu-
lares de la escuela tradicional: el sometimiento del derecho y su inter-
pretación al dogma religioso.
e) Otro grupo supone al derecho natural como un modelo de los orde-
namientos positivos. Máynez menciona concretamente a Platón, en su
diálogo Eutifron. donde plantea el interrogante de qué es lo justo y cuál
su relación con el Creador: "Lo justo place a Dios porque es justo, pero
no es lo justo porque place a Dios."12
El derecho natural se ve librado de consideraciones teológicas, se
Iibera al Supremo de cualquier disputa o responsabilidad frente al dere-
cho, colocando por encima de él a la bondad y la justicia.
d) Los iusnaturalistas tratan de fundamentar al derecho en un princi-
pio racional; por ejemplo, para los estoicos vivir de acuerdo con la natu-
raleza es vivir en armonía con la razón, y ésta es un principia cósmico
inmanente que se pulveriza en infinidad de gérmenes racionales. Aquí
ubica Máynez el origen de la idea de la confraternidad universal -por-
que el alma participa de la razón universal- y de la doctrina de que
somos "ciudadanos del mundo", así como el principio de igualdad de los
seres humanos y el repudio de la esclavitud.
Pese a las constantes críticas que ha recibido a lo largo de la historia
del pensamiento, el iusnaturalismo está lejos de ser liquidado; a pesar de
que la posición contraria que más lo ha combatido, el positivismo, logró
ser el modelo predominante adoptado por la mayoría de los paises con
influencia occidental. Hay sucesos históricos que provocan de nuevo la
reflexión en torno de un derecho que pueda ser objetivamente válido:
la discriminación racial, las medidas eugenésicas y el genocidio cometi-
dos durante el régimen nazi, bajo el amparo de una legislación elabora-
da conforme a los procedimientos formalmente reconocidos.
Críticas al iusnaturalismo
Las críticas que se le pueden hacer al íusnaturallsrno deben partir de
una posición contraria: por ejemplo, del positivismo filosófico, o desde una
12 Garcia Máynez, ob cit, pág 132.
192 CApiTULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOLOGIA JURIDICA
orientación realista o normativista del derecho. Es más factible atacar
algunas posturas con los instrumentos del positivismo.
Se ha criticado del iusnaturalismo como corriente de interpretación
del derecho, que sea eminentemente especulativa; en particular, algunas
de sus orientaciones que atribuyen "lo natural" a causas o razones extra-
terrenales, digamos alguna divinidad.
El positivismo jurídico o normativismo basa su concepción en el
derecho creado por el legislador humano, a partir de un procedi-
miento formal previamente establecido.
También durante mucho tiempo fue criticado su método deductivo,
en particular de las orientaciones católicas, que parten de principios
generales no sometidos a comprobación (empírica) y que, en última ins-
tancia, son el fundamento de toda la construcción teórica del iusnatura-
lismo. De nuevo el ataque lo recibe del positivismo.
Finalmente, otro de los motivos de crítica se debe a que hay corrien-
tes que se asumen como posiciones filosóficas y por tanto, no se preo-
cupan de construir o justificar una "ciencia jurídica".
7.4 lusnormativismo
El positivismo jurídico puede considerarse como parte de la corriente
filosófica iniciada por Augusto Comte en el siglo XVIII. Para este autor la
humanidad atraviesa por tres estadios sucesivos: religioso, metafísico y
científico o positivo. Al principio, como el ser humano ignora las relacio-
nes de causalidad que existen entre los fenómenos de la naturaleza, les
teme y atribuye su existencia a fuerzas sobrenaturales (dioses y espíritus
superiores); posteriormente, por medía de la razón va depurando la plu-
ralidad de ídolos hasta considerar a uno solo (paso del politeísmo al mo-
noteísmo); y finalmente, incluso éste pierde sus atributos sobrenaturales
y deviene en un principio metafísico. Sin embargo, el progreso no se detie-
ne ahí, sino que el paulatino conocimiento de las causas de los fenóme-
nos va creando un mundo donde eWmisterio cede su paso a los proble-
mas (incógnitas por resolver, que son perfectamente cognoscíblesr.P
13 Rafael Gambra, Historia de [afilosoJia. págs 217·218.
7.4 lusnormativismo 193
En tal contexto surge el positivismo jurídico, comenta Ovilla: "los
positivistas del siglo XIX pensaban que la ciencia natural consistía o se
armaba, fundamentalmente, de dos cuestiones: comprobar hechos y
fijar leyes. La percepción sensorial -decían- descubre los sucesos, y las
leyes se establecen generalizando, por deducción, esos hechos. Asi, bajo
esta influencia surgió lo que conocemos como iuspositivismo".
El constructor de la ciencia jurídica moderna, Keisen (1934), afirmó
que la
Teoría Pura del Derecho constituye una teoría sobre el Derecho Positivo en
general y no una teoría sobre un orden juridico específico [...] El positivis-
mo sostiene que mientras se cuente con más número de datos averiguados
e investigados y comprobados, más verdadero será el conocimiento cienti-
ñco.!"
Sobre el origen del vocablo y la aplicación del término "positivo" a
este modelo de interpretación jurídica, Ovilla Mandujano señala:
Simplemente con el ánimo de ilustrar diremos que positivo designa lo real
frente a lo quimérico; lo útil contra lo inútil; la certeza contra la indecisión;
significa lo preciso contra lo vago; lo positivo contra lo negativo; se refiere
a lo relativo contra lo absoluto y viceversa; lo absoluto contra lo relativo; de
tal suerte que nos encontramos frente a un sinFin de significados; pero al
final de cuentas, aquí lo usamos como una teoría del saber que se niega a
admitir otra realidad que no sea la de los hechos y a investigar otra que no
sea las relaciones que se establecen entre hechos.'>
En un ensayo que se ha convertido en referencia indispensable en
todo estudio sobre el positivismo jurídico, Norberto Bobbio menciona
que se deben distinguir tres formas de abordar al positivismo jurídico:
a) Como un modo de acercarse al derecho
b) Como una teoría del derecho
e) Como una ideología del derecho
La división que hace Bobbio tiene su razón de ser en la inquietud por
separar entre las distintas medidas y nociones que tiene la acepción del
positivismo. Opina que gran parte de las críticas hechas en la época con-
temporánea al pensamiento de Cornte, derivan de una falta de deterrni-
14 Ovilla, ob cit, pág 73.
15 /bid. pag 73.
194 CAPiTULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOLOGIA JURIDICA
nación del nivel en el cual se habla de "formalismo", debido a la estre-
cha relación que tiene el positivismo jurídico con la corriente formalista.
En el primer caso, menciona Bobbio, el positivismo se caracteriza
por una distinción entre el derecho real y el ideal; o entre el derecho
como objeto y como valor; lo que es y lo que debe ser. Además de la con-
vicción de que el jurista debe ocuparse del derecho como suceso (cons-
tituyendo su saber parte de las ciencias descriptivas y explicativas). 16
Es decir, esta primera consideración sobre el positivismo apunta
hacia una posición "objetívtsta" de la ciencia jurídica, una "neutralidad
ética" fuera de toda consideración teleológíca, tan dificil de evitar en las
ciencias sociales, pero que se toma como guia.
Sin embargo, esto no debe entenderse, al menos en la primera de las
acepciones que considera Bobbio, como una negación absoluta de la
existencia del derecho natural:
[...] se puede definir al "positivismo jurídico" como la tearia del derecho
que parta del presupuesto de que el objeto de la cienciajurídica es el dere-
cho positivo; esto es algo diferente a afirmar que "no existe otro derecho
que el derecho positivo". El jurista que hace profesión de fe positivista no
niega en general que exista un derecho ideal, natural o racional, sino sim-
plemente niega que sea derecho en la misma medida que lo es el derecho
positivo (...] el hecho de no ser vigente [del derecho natural] es lo que
excluye el interés de hacerlo objeto de investigación cíentíñca.!?
Para la segunda acepción, Ovilla adara previamente lo que debe
entenderse por una teoría general: "I...] el conjunto de aseveraciones
estrechamente ligadas, con las cuales se describen e interpretan los fenó-
menos de la vida humana socialmente organizada". 18
Bobbio se refiere al positivismo jurídico como doctrina, al entender
la concepción particular del derecho que vincula el aspecto legal a la for-
mación del Estado (como poder soberano capaz de ejercitar la fuerza).
Se habla pues, de la afinidad que se da entre el positivismo y la teoria
general del derecho.
Para ilustrar esta aseveración, Bobbio cita a Ehrlich, uno de los críti-
cos del positivismo juridico, que irónicamente supo precisar mejor los
principios del mismo:
16 Norberto Bobbio, El problema del positivismo juridieo. pág 41.
17 lbid, pág 43.
18 Ovilla, ob cit, pag 72.
7.4 lusnormativismo 195
1) Toda decisión judicial presupone siempre una regla preexistente; 2) Esta
regla preexistente está siempre dada por el Estado; 3) El complejo de las
reglas dadas por el Estado constituye una unldad.i?
La manera en que se enlazan el positivismo jurídico como una forma
de estudiar al derecho y como teoría, es histórica para Bobbio. Coinciden
la estructura y el fortalecimiento del Estado moderno (siglo XVIII); el
monopolio del poder y la creación de las normas jurídicas por parte de
la autoridad, con el alejamiento de las posturas íusnaturalístas, Lógica-
mente era factible que el estudio del derecho se centrara sobre el apara-
to que concentraba la producción normativa.
Como ideología jurídica, comenta Ovilla: "es una toma de posición
frente a una circunstancia fundada en un sistema de valores, indepen-
diente de su contenido. "20
Ovilla hace referencia a la aparente carencia de valores y la desvin-
culación con el derecho ideal En tal sentido, se le atribuirá un mérito
positivo a la justicia existente por el simple hecho de ser real; es decir,
emanar de una voluntad soberana. El derecho es justo por ser verdade-
ro: "el criterio para calificar la justicia o injusticia de las leyes coincide
perfectamente con el que se adopta para juzgar su validez o nulidad. "21
Asimismo, se vinculan directamente determinados fines como el
orden, la paz, la certeza y la justicia legal, con la característica del dere-
cho de ser un conjunto de normas impuestas por el monopolio del poder
que ejerce la fuerza en la sociedad. En conclusión, Bobbio dice;
El paso de la teoría a la ideología del positivismo jurídico es el paso de la
verificación de un hecho a la valoración positiva del mismo; el sistema
Vigente no es ya únicamente descrito e interpretado objetivamente, sino
que también es presentado como un sistema bueno o directamente como
el sistema rnejor.-?
Uno de los hechos más destacados del estudio de Bobbio, es su con-
clusión respecto de la relativa independencia entre los tres aspectos en
los que se puede concebir al positivismo jurídico, al cual se puede atacar
y criticar como ideología, y dejarlo intacto como una manera de abordar
,
19 Bobbio, ob cit. pág 44.
20 Ovilla, ob cit. pág 72.
21 Bobbio. ob cit. pág 47.
22 lbid, pag 48.
196 CAPíTULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOLOGíA JURíDICA
al derecho e incluso, se puede respetar la teoria estatista que involucra el
propio positivísmo.t>
Con el propósito de allanar la dificultad y la confusión que se crea
cuando se habla de "positivismo jurídico", Ovilla propone una termino-
logia para referirse a los distintos niveles del mismo:
El positivismo jurídico como teoría podria llamarse positivismo juridico en
sentido esmero, para distinguirlo del positivismo jurídico como método,
que podría llamarse positivismo juridico en sentido lato (porque abarca
también a las teorias realistas y marxistas del derecho, que con respecto de
la recria general del derecho son antlposítlvísras). Y el positivismo juridico
como ideologia que podria llamarse más propiamente positivismo ético.
24
Es importante resaltar la última parte del párrafo anterior, una clasi-
ficación más detallada de las disciplinas de interpretación juridica colo-
caria en un mismo grupo al positivismo, al realismo y a las corrientes
marxistas que entre sí, obviamente tienen diferencias muy grandes.
De manera genérica, las ídeologías señaladas pueden considerarse
parte del positivismo como corriente filosófica; es decir, pretenden des-
prender en distintas formas al derecho de la especulación filosófica rela-
cionada con los valores morales o de condicionar su existencia al cum-
plimiento con determinados atributos.
Hans Kelsen
Se ha considerado como máximo exponente del positivismo juridico a
este autor austriaco, quien elaboró una teoria general del derecho, carac-
terizada por un "iuspositivismo dogmático y estatal" -según Aftalión y
Vilanova-, asi como la pretensión de una pureza metodológica.
El punto de partida de Kelsen es exigir la pureza metodológica.
Pretende desvincular al estudio del derecho de otras disciplinas con
cuyos métodos y presupuestos ha sido analizado como la moral, la poli-
nca, etc; para ello efectúa dos "purificaciones" de la teoría del derecho:
una encaminada a separarlo de la moral, la politica, la justicia y de toda
ideología, respondiendo a la pregunta ¿cómo debe ser el derecho?, cues-
tión que no interesa a una teoria pura del mismo, sus preocupaciones
fundamentales se centran en responder qué y cómo es:
2J lbid. pág 51 .
24 Ovilla, ob cit. pag 72.
Una teoria pura del derecho de ningún modo seopone a la exigencia de un
derechojusto cuando se declara a si misma incompetente para resolver la
cuestión de si un determinado derechoesjusto o no, el problema acerca de
cuál sea el elemento esencial a lajusticia. Una teoria pura del derecho-en
cuanto ciencia- no puede contestar esa pregunta, en virtud de que es
imposible en absoluto responder a ella oentíñcamerue.s>
Asimismo, cualquier respuesta que se intente dar respecto del dere-
cho "justo" o "injusto" debe considerarse, segun Kelsen, como un inten-
to de justificación de un sistema político determinado; es decir, forma
parte del territorio de la política y no de la ciencia.
La segunda "purificación" consiste en desprender del derecho la
identificación con las ciencias naturales y la sociología juridica. Es claro
para Kelsen que la teoria pura del derecho debe tener características
muy distintas de las que tiene el conocimiento natural. También defien-
de al derecho de la pretensión que tienen las "teorías realistas del dere-
cho" de monopolizar el calificativo de "ciencia jurídica":
... tal creencia [de considerar a la reoria realista como la única ciencia] úni-
camente puede surgir si se identifica la ciencia con la ciencia natural y se
considera a la sociedad en general y al derecho en particular como meras
partes de la naturaleza. Esta identificación es tanto más dificil cuanto la
moderna ciencia natural ha dejado de interpretar la conexión entre causa
y efecto, establecida en las "leyes" por lasquedescribe suobjeto, como una
relación de necesidad absoluta, limitándose a considerarla solamente
como relación de probabilidad.
26
Para Kelsen el interés del derecho sobre la realídad no estriba direc-
tamente sobre lo que acontece o deja de acontecer, sino que le interesa
el hecho social en cuanto a su significación vinculada con un sistema nor-
mativo.
La muerte de un ser humano a manos de otro, puede tener para el
derecho dos sentidos: en un caso puede considerarse como el cumpli-
miento de una disposición emanada por la norma, el cumplimiento de
una sentencia de muerte: yen otro, significa "simplemente" un homicidio.
La muerte en si no tiene interés para el derecho, sino s610 en cuanto
a su significación jurídica. Aftalión y Vilanova sintetizan la separación
entre el derecho y la sociología jurídica:
25 Hans Kelsen, Teoria general del derecho y del Estado. pág 6.
26 tbid, pag 193.
198 CAPiTULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOLOGíA JURiDICA
El estudio del real comportamiento de los hombres tal como éstos efecti-
vamente se conducen (en forma determinada por leyes causales) constituye
la tarea de la sociologia y, en particular, de la sociologíajurídica que estudia
causalmente aquellos hechos a los que las normas jurídicas otorgan un sen-
tidojuridico. El estudio de las normas, del orden júrídíco positivo como siste-
ma de normas que están dando efectivamente su sentido jurídico a la con-
ducta de los hombres constituye, en cambio, la tarea de la ciencia jundtca.??
Esa diferencia entre hecho y significado jurídico es llevada al extre-
mo por Kelsen, quien distingue entre el "ser" y el "deber ser", El ser,
como la actividad realizada por los seres humanos en sociedad; la moti-
vación interna que puedan tener para conducirse en una u otra forma;
las razones que determinan a un legislador para darle un contenido espe-
cifico a la ley y, finalmente, las condiciones o hechos económicos que
puedan influir en la elaboración de las normas, son parte de disciplinas
ajenas a la ciencia jurídica. Ésta, solamente se preocupará por el deber
ser que plantean las normas de derecho.
En cuanto a la caracterización de la norma jurídica. Kelsen indica
que ésta más que un mandato u orden es un "juicio hipotético" que care-
ce de contenido axíológico o moral; es decir, vincula una consecuencia
-sanción- a un antecedente -la transgresíón->, cuya fórmula es "Si A
es, B debe ser". La sanción es siempre un acto coactivo del Estado que
priva de un bien: la vida, la libertad o la propíedad.w
Las características que Aftalión y Vilanova mencionan del ordena-
miento jurídico en la teoria pura de Kelsen son:
a) Las normas jurídicas configuran en su relación un ordenamiento.
b) En ese ordenamiento las normas tienen relaciones de subordina-
ción: las que están en jerarquías superiores fundamentan a las inferiores,
que son creadas de acuerdo con ellas.
e) Cada norma debe ser creada por un órgano competente y a través
de los procedimientos prevísros en una ley superior, cuyo contenido no
debe contradecir:
á) En casi todos los niveles del ordenamiento jurídico surge una regla
y se aplican normas superiores, excepto en el establecimiento de la pri-
---,---
27 Aftalión y Vilanova, ob cit. pag 321 ,
28 lbiá. pag 323.
7.4lusnormativismo 199
mera Constitución -que es creada originalmente- y al ejecutar una
sentencia aplicada de manera natural.
Otro de los puntales de la teoría kelseniana es la identificación que
hace entre Estado y derecho, considerando que ambos son: "un orden
coactivo de la conducta humana", la cual fue comentada a partir de
Bobbío.
Críticas al iusnormativismo
Además de lo impreciso que es el vocablo "iuspositivisrno", ya que lo
mismo puede referirse al énfasis en el derecho positivo, en su ubicación
dentro del positivismo fiiosófico o en oposición a la metafísica, ninguna
de las tres ideas sirve para caracterizar a este concepto metodológico.
Precisando el término como "lusnormativismo". nos da la idea de
que enfatiza a la norma jurídica eludiendo la referencia a esferas de valor
y hecho social, dentro de la terminología de Miguel de Reale y Luis
Recasens Siches.
Las críticas más frecuentes que se le hacen a esta disciplina, en par-
ticular a su modo radical que desconoce la importancia de las dimensio-
nes axíológica y fáctica son:
• Una visión parcial del aspecto jurídico, en tanto reconoce sola-
mente una de las dimensiones que lo constituyen:
• Niega, de manera radical, uno de los elementos más importantes
de lo juridico: investigar la validez intrínseca o la justificación moral
del contenido de las normas jurídicas:
• Al establecer un método "puro", libre de las consideraciones éticas
y sociológicas, deja de lado la influencia de la vida social en la pro-
ducción de las normas jurídicas, ya que éstas tienen una razón y se
justifican dentro de un juego de intereses y valores, entre diferen-
tes grupos sociales. A esta miopía conceptual le sigue una ceguera
ideológica, ya que desconoce lo que hay detrás de las normas jurí-
dicas.
• El mérito que tiene esta corriente en el estudio de los procesos con-
cretos y de la lógica jurídica. se desvanece al enfatizar solamente
los métodos formales y dejar de lado a los empíricos.
200 CAPíTULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOLOGíA JURIDICA
7.5 lusrealismo
En el ámbito de los positivismos se ubica también al realismo juridico,
sociológico-jurídico o iusrealismo. Se puede considerar como un positi-
vismo porque pretende, al igual que el iuspositivismo en sentido estric-
to, desvincular a la ciencia jurídica de especulaciones filosóficas.
El iusrealismo basa su concepción jurídica en el derecho "vivo", 10
que realmente se cumple en la sociedad.
La característica genérica de los iusrealismos consiste en la impor-
tancia que le otorgan al derecho vigente; es decir, al que se cumple en la
realidad social, fenómeno sobre el cual debe ser fundada la ciencia jurí-
dica.
Para Ovilla se establece una relación directa entre el realismo jurídi-
co y el mismo como posición teórica (o vale decir, filosófica):
"El realismo es una posición teórica según la cual hay objetos reales
independientes de nuestra conciencia. Existen varios tipos de esta co-
rriente, desde el primitivo hasta el volitivo y el crítico.é?
"De acuerdo con las premisas del realismo crítico seestructura el ius-
realismo, que pretende resolver tres grandes problemas:
"e El concepto y naturaleza del derecho:
"e El propósito o idea del derecho; y
"e La interacción entre sociedad y derecho."30
29 Tal como se expresa en la parte de las corrientes epistemológicas, [ohannes Hessen
habla de tres formas que históricamente se han dado del realismo, desde el "ingenuo"
que no plantea un problema del conocimiento, yaqueconsidera que las cosas son tal y
como se ofrecen a nuestros sentidos, hasta el "critico", que considera dos elementos
para el proceso de conocimiento: las cualidades de los objetos -elemento objetivo-,
que desencadenan estímulos organizados por la conciencia -elemenro subjetivo-o
Además se vale de los descubrimientos que se dan en el terreno de las ciencias (física,
psicologia y ñsíologia) para explicar provisionalmente -o con probabilidad- cómo se
da la relación entre los dos elementos ya descritos. Véase Johannes Hessen, Teoría del
conocimiento. págs 40 y siguientes.
30 Ovilla, ob cit, pág 75.
7.5 lusrealismo 201
Pragmatismo jurídicoestadounídense
A pesar de las preocupaciones comunes. que comparten los diversos
autores del realismo juridico o iusrealismo, se pueden mencionar mati-
ces, desde una posición "extremista" representada por üliver Wendell
Holmes y la llamada "escuela del realismo juridico norteamericano",
hasta las posiciones menos extremas y conciliadoras, representadas por
Alf Ross.
Menciona Rojas Amandi:
El padre intelectual del realismo sociológico moderno es üliver Wendell
Holmes en quien se conjuntaron sus tendencias filosóficas y su compro-
miso con la filosofía pragmática, con su labor practica como miembro de
la Suprema corte de Estados Unidos [...] Holmes estimaba que el derecho
real consiste en lo que afirman los miembros del tribunal, pues la vida del
derecho no ha sido lógica: ha sido expertencta.>'
Para Wendell Holmes, en el derecho se podría prescindir en cierta
manera de los silogismos establecidos en las normas, ya que ejercen
mayor influencia las necesidades, las teorias morales y religiosas predo-
minantes, así como los prejuicios que comparten juzgadores y ciudada-
nos.
Holmes llamaba derecho a la conducta real de los tribunales, los que
observados cuidadosamente, fundan sus decisiones no en la norma pre-
via, sino en la "premisa mayor inarticulada"; es decir, eligen en forma
prelógíca el punto de partida y después construyen el süogismo.V
Esta justificación a posteriori de las decisiones tomadas por los juz-
gadores para solucionar las controversias cotidianas, son parte funda-
mental en la doctrina de Wendell, en la cual toda consideración teórica
o reflexión filosófica acerca de la justicia ocupa un lugar secundario.
Son caracteristicas fundamentales de la teoría de Holmes: una deter-
minada indiferencia ante las elaboraciones teóricas muy refinadas o
basadas sólo en la lógica formal; el acercamiento a la realidad, al derecho
en la acción; lo anterior se desarrolla, según Aftalión y Vilanova en las
siguientes premisas:
31 Victor Manuel Rojas Amandi, ñloscfia del derecho, pág 273.
32 Aftalión y Vilanova, ob cit. pág 314.
202 CAPITULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOLOGIA JURfDICA
a) El derecho está en constante cambio.
b) El derecho es un medio para los fines sociales.
e) La sociedad cambia más rápidamente que el derecho.
d) El jurista debe observar lo que hacen los tribunales y los ciudada-
nos, prescindiendo de lo que deberían de hacer.
e) El jurista debe recelar de aquello que los libros indican que deben
hacer los tribunales y los ciudadanos.
j) El jurista debe desconfiar del supuesto de que las reglas, tal y como
son enunciadas, producen las decisiones que pretenden fundamentarse
en ellas.
33
Las proposiciones anteriores pueden dividirse en dos grupos: el pri-
mero formado por aquellas que se refieren al entorno en el cual se de-
sarrolla el derecho, que está fuera de él (las señaladas en los incisos a),34
b) y e), y las premisas que se desarrollan dentro del ámbito jurídico.
El raciocinio indicado en el inciso a) se relaciona siguiendo una idea
de Ramón Badenes con un "pluralismo jurídico", dado que no existe un
derecho sino muchos (tantos como sociedades y épocas se puedan con-
tar) y no hay un principio sino varios, sobre los cuales descansa el dere-
cho.35
Otro representante de la escuela estadounidense es Benjamín Car-
daza, quien sostiene que la actividad de los tribunales es más creadora
que descubridora del derecho, aunque la verdadera fuente de las normas
jurídicas debe ubicarse en la "vida misma". Por su parte Félix Frank-
furter-> llega a la conclusión de que el derecho más que una ciencia es un
.arte.>? al vincularlo de manera estrecha con la práctica y la vida.
Roscoe Pound es el fundador de una postura menos radical que la
de Holmes, y busca el estudio detrás y por debajo de las normas, en los
intereses vitales, humanos, que constituyen su razón de ser.
38
33 lbid. pág 315.
34 La naturaleza cambiante del derecho deviene en el contexto de la teoría de Holrnes, en
una caracterísnca externa, porque esta condicionado -en su conjunto- al cambio de la
sociedad y sobre todo, a la atención que en particular el jurista dispense a los procesos
de creación real de derecho y a los factores que influyen en las decisiones de los juzga-
dores (elemento externo al derecho), y no tanto a lo que dicen los autores o a las díspo-
siclones legales (elementos internos).
35 Ramón Badenes Gasset, Metod%gia del derecho. págs 198 y siguientes.
36 Quienes escriben sus principales obras en las primeras tres décadas del siglo xx.
37 Badenes, ob cit, págs 198·199.
3. Aftalión y Vilanova, ob cit. pág 315.
7.s lusreal ismo 203
A Pound le interesan mas que nada el proceso de creación de las
normas y el estudio de estas ya terminadas. El análisis concreto de la jus-
ticia debe considerar tanto los intereses humanos individuales como los
públicos y sociales en general, los cuales deben ser asegurados en una
sociedad y tiempo determinados. Este autor establece la siguiente tipología:
l. Interés social en la seguridad general, que comprende:
1. La paz, el orden y la salud pública.
2. Seguridad en adquisiciones y transacciones.
ll. Confianza en las instituciones sociales (familia y sucesiones).
lll. Seguridad de las instituciones políticas, religiosas, culturales y
económicas.
. IV. lnterés social en el progreso en general (económico, político y
cultural).
V. Interés en los niveles mínimos de vida.
VI. Interés en la moral general.
VII. Conservación de los recursos naturales.>?
Roscoe entiende que los intereses antes mencionados no son per-
manentes, sino que existe la posibilidad de que surjan otros o sean sus-
tituidos de acuerdo con la evolución de la sociedad.
Alf R055
Autor escandinavo, creador de una escuela de ciencia juridica empirica
cuyas proposiciones pueden ser verificables a través de la experiencia,
como ocurre en las ciencias naturales, pretensión que trata de desarro-
llar en su obra Sobre el derecho y la justicia:
La idea principal de este libro es desarrollar los principios empiristas en el
campo del derecho, hasta sus conclusiones últimas. De esta manera surge
la exigencia metodológica de que el estudio del derecho siga los tradicio-
nales patrones de observación y experimentación que inspiran a toda la
ciencia empirica moderna. De ella surge la exigencia analítica de que las
nociones jurídicas fundamentales sean interpretadas exclusivamente como
conceptos sobre la realidad social, sobre la conducta del hombre en socie-
dad."?
39Ibid.pags316-317.
40 Ross, citado por Carlo S. Nino, Algunos modelos metodológicos de "ciencia ~ juridica, pag 41 ·
204 CAPITULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LA METODOLOGfA JURlDICA
De lo anterior, deriva Ross el rechazo:
a) Por la idea de una validez a priori del derecho.
b) Por un principio a priori de la justicia como guia universal para la
legislación.
e) Por pretender colocar al derecho por encima de la sociedad."
La posición de Ross como iusrealista es más bien moderada com-
parándola con la de Holmes y Frankfurter; en primer lugar, acepta que
el derecho es un conjunto de normas con un contenido abstracto... "de
naturaleza directiva, que sirve como esquema de interpretación de cier-
tos fenómenos sociales"42
Ciertas manifestaciones sociales no pueden comprenderse simple-
mente como reacciones ñsicobiológicas, sino que deben interpretarse a
través de las reglas que las rigen y son vividas como obligatorias por sus
agentes. Hay dos elementos en este esquema: la norma abstracta que
rige al hecho social y el sentimiento de obligatoriedad del actor partici-
pante en el suceso. De tal forma, Ross define al derecho vigente como:
... el conjunto abstracto de ideas normativas que sirven como esquema de
interpretación para los fenómenos del derecho en acción, lo que a su vez
significa que estas normas son efectivamente obedecidas, y que lo son por-
que ellas son vividas (experienced andfeit) como socialmente obügatortas.s>
Es evidente que la definición anterior es uno de los aspectos centra-
les de la teoria de Ross; sin embargo, para él es importante determinar
¿cuándo un sistema normativo es vígentej, lo cual sucede cuando se
interpretan y predicen las decisiones de los tribunales; es decir, que los
jueces además de acatar externamente las disposiciones normativas, se
sientan obligados a aplícartas.v'
Ross diferencia dos formas de conciencia jurídica presentes en los
individuos: una material y otra formal. La primera consiste en respetar al
derecho porque su contenido concuerda con ideas morales y de justicia;
la segunda, radica en acatar el derecho por el sólo hecho de ser tal.
41 Idem.
42 /bid, pag 42.
43 lbid, pag 43.
44 Ibid. pág 44.
7. 5 íusrealismo 205
Respecto de las normas, Ross las divide en dos grupos:
... de comportamiento y normas de competencia (normas procesales). Las
normas de comportamiento son normas de conducta, y las de competen-
cia le corresponden al Estadc apllcarlas.s>
El camino de Ross es distinto al de Ke\sen, aunque ambos transitan
por el terreno del positivismo. El primero elimina la especulación filosó-
fica y deja al derecho en el terreno de la sociología, no le reconoce vida
independiente, sino ligada estrechamente a la sociedad. Y el segundo
hace una doble filtración. del derecho, despojándolo de las especulacio-
nes filosóficas (sobre todo de ligarlo con valores), y después lo despren-
de de la influencia metodológica que ejerce la sociología, para dejar una
teoría pura del derecho.
Críticas al iusrealismo
Es obvio que las censuras se dirigen desde otra ínterpretación rnetodolé-
gica y necesariamente se tienen que hacer matices, distinguiendo entre
las condenas hechas al realismo pragmático estadounidense o a la va-
riante de Ross.
Una de las primeras criticas se sitúa en el uso exclusivo del método
inductivo. sobre todo por parte de la escuela estadounidense. La preten-
sión de construir una ciencia jurídica inductiva y sus productos ubica al
derecho en las "ciencias sociales". lo cual es contrario a la tradición de
Kelsen.
Una opinión formulada por Ross contra la escuela estadounidense,
consiste en que no puede construirse una ciencia jurídica a partir de las
predicciones de lo que los jueces van a decidir, porque en última instan-
cia éstos se encuentran restringidos dentro del marco de lo dispuesto en
las propias reglas de competencia; además, toda decisión de los jueces,
finalmente se deberá apoyar en la norrna.w
Algunos autores señalan que es exagerado restringir la existencia del
derecho solamente a la constatación de los hechos reales, que sí constí-
45 Ovilla, ob cit. pag 75.
Nino aclara que las normas de competencia son pautas de conducta indirecta, porque
disponen que los ciudadanos deben observar las reglas de comporramiento que se san-
cionen a través de determinados procedimientos, véase ob cit, pág 43.
46 Nino, ob cit, pag 42.
206 CAPITULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOLOGíA JURIDICA
tuyen una base para el método legal, pero no pueden formarse en "lo
jurídico" por antonornasía.s?
La aportación valiosa del realismo de Ross es el regreso al ámbito de
los hechos, el concretar las teorias jurídicas y confrontarlas con la reali-
dad social.
7.6 lusmarxismo
El marxismo parecía constituir a fines del siglo XIX y principios del xx
una opción frente a los vicios de un sistema económíco-pohtíco que se
caracterizaba por una evidente desigualdad material; por la concentra-
ción de la riqueza y la propiedad de los medios de producción; por un
ingente colonialtsmo.v' pero que en el plano formal defendía la igualdad
juridica de los seres humanos frente a la ley.
Las teorías marxistas del derecho tienen en común que utilizan el
método del materialismo dialéctico para analizar la vinculación entre
el derecho y la estructura social.
Manuel Ovil\a menciona en su texto que el marxismo es una
corriente de pensamiento y acción que define a la época contemporá-
nea; el comentario anterior parece válido al menos para 89 años del siglo
xx, justo antes de la caída del llamado "socialismo real".
Comenta al respecto Enrique Semo:
...para la mayoría de la población [de los paises de Europa oriental] el con-
cepto de socialismo es, por ahora, sinónimo de autoritarismo político, fra-
caso económico y falsas promesas.'?
47 Balderas, ob cít. pág 204.
48 El colonialismo y el imperialismo trajeroncomo consecuencia "secundaria" el implantar
políticas de devastación ambiental -y por supuesto cultural y humana- en aras de un
desarrollo industrial que estaba privilegiado por encima de cualquier valor.
49 Enrique Serna, Crónica de un derrumbe. fas revoluciones inconclusas del este. págs 17 Y
sígts, El autor hace un análisis de los principales factores que provocaron la "revolución
de 1989" y la consecuente caída del socialismo "real" en los paises de Europaoriental y
en la propia Unión Soviética. Entre otros, menciona la lucha contra las formas de dorni-
nación del partido de Estado característico de dichos regímenes, la economía de "ges-
tión administrativa" y losfuertes lazos de dependencia económica, políticay cultural que
7.6lusmarxismo 207
Sin embargo, la caída del socialismo significa el cierre definitivo del
marxismo como metodología y como opción de acto social. Es demasia-
do pronto para aventurar la "muerte de las ideologias" o proclamar el
"fin de la historia" y suponer que de ahora en adelante la vida humana
será un apacible tránsito hacia la modernización y la homogeneidad de
una aldea global, así como enterrar la obra intelectual o los resultados
de la acción directa de quienes se apoyaron en Marx y se llamaron o fue-
ron etiquetados como "marxistas". Dos dificultades se presentan en la
vinculación del pensamiento de Marx con el derecho, la primera es que:
... su fundador no se ocupó específicamente del derecho como objeto de
estudio e investigación. En su época de estudiante (y no olvidar que estu-
dió la carrera de Derecho) prometió avocarse al estudio del tema; sin
embargo, fue una promesa que nunca cumplió, ya que su análisis de la
sociedad capitalista lo mantuvo ocupado y le impidió cumplir con sus pro-
pósitos juveniles y con una promesa a su padre.w
Este problema se relaciona directamente con el nombre dado a esta
orientación metodológica del derecho, ¿será factible denominarla como
"iusmarxismo"?,SI para Ovilla no hay obstáculo y menciona:
Son marxistas porque la base epistemológica que los sostiene es de corte
materialista díalécnco: la problemática, el método y el aparato conceptual
que utilizan lo han extraído de este pensador y porque sus conclusiones
coinciden con las observaciones del propio Marx.
52
El iusmarxismo no es creación directa de Marx y Engels sino de sus
seguidores, y no constituye una visión uniforme sino una multiplici-
dad de opiniones acerca de lo juridico.
La mayoría de los autores que abordan las aportaciones del marxis-
mo en el ámbito del derecho, coinciden en señalar que Marx sólo se refí-
tenian la mayoria de los estados respecto de la Unión Soviética. Lovalioso de este análi-
sis es que considera las peculiaridades de los países sometidos a estudio (Alemania
Oriental, Polonia, la URSS y Bulgaria), para contextualízar los motivos y la diferencia del
derrumbe del régimen socialista en cada uno de ellos.
50 Ovilla. ob cit. pág 79.
51 De igual forma, sepuedellegara atribuir comopartedel pensamiento de Marx, algoque
jamas se imaginó o se propuso considerar. El resultado quizá seria comparable al llama-
do "darwinísmo social", corriente sociológica en la que el propio Darwin jamas paruct-
pó y de la cual es inocente de roda imputación.
52 Ovilla, ob cit. pág 78.
208 CAPITULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOLOGIA JURIDICA
rió margínalmente al fenómeno jurídico, y en lugar de hablar de un
"ismo" como interpretación jurídica, hablan de la teoría marxista o socia-
lista del derecho.P
Hablaríamos de "iusmarxismos" en sentido estricto o teorias mar-
xistas (...) del derecho, que a pesar de tener características en común,
como la utilización del materialismo dialéctico, llegan a conclusiones
muy diversas por la diferencia de enfoques. Trataríamos en tal caso las
divergencias que hay en el marxismo-leninismo ortodoxo de línea pro-
soviética y el marxismo maoista. o las doctrinas desarrolladas en Europa
Occidental.
También hay que diferenciar entre el "iusmarxismo" concebido co-
mo la interpretación marxista del derecho que sujeta o condiciona la
existencia de éste a las características de la estructura económica, que
tiene su expresión más simplista en los manuales que recitan: "el dere-
cho es expresión de la clase dominante, es el instrumento por medio del
cual la clase burguesa mantiene su dominio sobre el proletariado", y
como un estudio más detallado y crítico, a través de la sociología, la
sociología del conocimiento y el análisis económico de corte marxista,
que tienden a darle determinada independencia al fenómeno jurídico,
no estableciendo de manera tan directa la relación entre intereses de la
clase dominante y el derecho.
En este sentido, sería demasiado fácil caracterizar al "iusmarxismo"
con la expresión ideologízada de los discursos del dogmatismo marxista-
leninista y, en vista de la situación actual de las sociedades donde hubo
"socialismo real", la crítica a un concepto marxista del derecho seria
igualmente fácil y simplista.
Ya sea como "iusmarxismo"(s) o "teoríais) marxístats) del derecho'<-
es claro que esta forma de concebir al derecho va más allá de la obra de
su "creador", que no se propuso construir un modelo de interpretación
jurídica. Ovilla cita a Cerroni:
53 Quizá habría quehacer una distinción y referirnos al iusmarxismo en un sentido amplio,
para referirnos a todas aquellas teonas del derecho que tengan como característica
común el usodel materialismodialéctico comométodoy que tienencomo puntode par-
tida algunos de los presupuestos de Marx y Engels acerca del derecho.
54 Hecho que no es trivial, porque el "ísmo" implica necesariamente una tendencia de
interpretación que abandona [as explicaciones o aportaciones de otras corrientes, en
tanto que como teoría del derecho, puede acoger contribuciones de otras disciplinas de
interpretaciónjurídica.
7.6lusmarxismo 209
El tiene razón cuando aFirma que en las obras de Marx no hay una teoria
del derecho, pero que se puede construir con las categorías y conceptos
que el Fundador de esta tendencia aplicó en otros campos de las Ciencias
sociales.ss
La segunda de las dificultades respecto del iusmarxismo, la describe
Ovilla así:
En ellas [las obras de Marx], las tesis en el campo del derecho se reFieren
a éste como una superestructura que se deriva de la estructura económica
sobre la que descansa la sociedad. Por estructura económica debe enten-
derse: al modo en que se produce la riqueza social en una determinada
sociedad. Esta concepción de base monista y materialista, concibe al dere-
cho como un Fenómeno sociai que hay que explicarlo en términos estruc-
turaies y genéticos en su expresión social, sin olvidar su especiFicidad56
En' las referencias marginales de Marx acerca del derecho, se men-
ciona a éste como un producto concreto de la sociedad, condicionado
históricamente a una estructura económica:
[en 1859 escribe Marx retrospectivamente], .. Mis investigaciones desem-
bocaron en el resultado de que tanto las relaciones jurídicas como las For-
mas estatales no se pueden enFocar ni desde si mismas ni desde la llama-
da evolución general del espíritu humano, sino que más bien están enrai-
zadas en las relaciones vitales materiales ...51
La anterior es otra de las aportaciones del iusmarxismo: desacralizar
al derecho.w tratar de encontrar algo más allá de la especulación filosó-
fica y de la retórica de la tradición, para estudiar los orígenes menos am-
pulosos y más prosaicos -o terrenales- del derecho:
Cuando Hegel redacta la Critica de la filoscfia del Estado, el derecho
es la encarnación de la libertad y el Estado es el guardián de ese albe-
drío. Está presente en este enunciado la solución hegeliana del proble-
ma. Si profundizamos en este sentido nos encontramos con un iusnatu-
ralísta, aunque con una orientación materialista, ya que la libertad la con-
cibió como la autoconciencia del sujeto hístórico.s?
5S Ovilla, ob cit, pag 79.
56 ldem.
57 Per Mazurek, Teoría marxistay socialista del derecho. pag 335.
58 Aunque noes privativo del marxismo, muchos pensadores anarquistas se dedicaron sis-
temáticamente a atacar al derecho como uno de los . ~ r a n d e s males del régimen burgués.
. S9 Ovilla, ob cít, pag 80.
210 CAPITULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOLOGIA JURíDICA
A continuación se exponen algunas ideas de dos teóricos marxistas
del derecho.
Petr Ivanovic Stucka
Deben considerarse la época y las circunstancias en las que este autor
desarrolló su producción intelectual. Es uno de los principales teóricos
soviéticos del derecho y su obra se encuentra tamizada por las inquietu-
des, prejuicios, ideas y en cierta forma, la indiferencia que la naciente
sociedad soviética tenia acerca del derecho. Menciona Juan Ramón
Capella:
Las preocupaciones fundamentales de los soviets. tras la Revolución de
Octubre, no eran ciertamente preocupaciones por los problemas del
Derecho. "Temo -escribe Stucka en 1921, en el prefacio a la primera edi-
ción de su Teoría revolucionaria del derechoy del Estado- que en esta época
nuestra de gran tensión revolucionaria nadie se pondrá a leer disquisicio-
nes sobre cosas tan "contrarrevclucionarias" como el derecho.e?
La idea general en los inicios de la revolución de octubre y el surgi-
miento de la sociedad soviética, era que el derecho constituía un instru-
mento de dominación y era un producto de la clase burguesa, que esta-
ba destinado a desaparecer. Tal concepto imperó durante toda la vida
intelectual de Stucka, incluso en 1930 -cuando Pétr Ivanovic habia caído
de la gracia oficial- se consideraba en los círculos de funcionarios de
justicia que la legislación era "una supervivencia o desviación de dere-
cha", y "el último refugio de la ideología burguesa".
Confluyen en la obra de Stucka varios sentimientos contradictorios:
a) La preocupación por dedicarse a un producto de la "decadencia"
burguesa.
b) Tratar de diferenciar entre las formas juridicas del proletariado y
de la burguesía, partiendo de la premisa de que finalmente todo derecho
tiene un contenido burgués, incluso el "proletario".
e) Interesar a las nuevas generaciones en el derecho, y
d) Convertir en accesible y sencillo al derecho, para que pudieran
acceder las masas a la ley.
60 P.!. Stucka, Lafunción revolucionaria del derecho y del Estado. pág 6.
7.6lusmarxismo 211
Stucka define al derecho como: "...un sistema (u ordenamiento) de
relaciones sociales correspondiente a los intereses de la clase dominan-
te y tutelado por la fuerza organizada de esta clase.v'
Recalca la idea de la ley como expresión de "clase", y considera que
esta visión supera al concepto formalista burgués del derecho, que escon-
de tal origen. El derecho es resultado de un fenómeno social y cambia
con la lucha de clases.
Ivanovic centra incluso el origen y la conformación de una ciencia
jurídica a partir del reconocimiento que los juristas hagan de la lucha de
clases y de que opten por alguna de las posiciones, sea en favor de la bur-
guesía o del proletariado. Para este autor ninguna formulación o estudio
del derecho revisten un carácter de auténtica cientificidad; quienes más
se habrían acercado son los sociólogos jurídicos, cuando lo describen
como un sistema de relaciones de autoridad cuyo desarrollo está condi-
cionado a la historia. Sin embargo, tal fórmula se disuelve en conceptos
vacíos que hacen referencia en general a "intereses tutelados" -Kor-
kunov- o a la "libertad ambigua" -el derecho como expresión y lími-
te de la libertad, según Trubeckoj-. De nuevo se niega el carácter de la
lucha de clases como motor de la historia según stucka.s-'
La visión jerárquica del origen del derecho tiene como consecuencia la
conclusión de que es una forma transitoria; a pesar de los autores "burgue-
ses" que hablan del carácter eterno del derecho, el autor soviético sostiene
que le interesa el estudio de éste como expresión clasista de una época.
Otra de las preocupaciones de Stucka es separar al derecho revolu-
cionario de las manifestaciones "burguesas" que se adornan con discur-
sos socialistas, pero 'que temen al radicalismo de una revolución. Men-
ciona a quienes tratan de "conciliar" los intereses del proletariado y la
burguesía, o a quienes proponen la vía pacífica y democrática hacia el
socialismo.
La posición de Stucka debe comprenderse en el ámbito que le tocó
vivir, y en cierta forma de las percepciones que los marxístas-lenínístas
ortodoxos tenían de sí mismos y de su "papel histórico". Se veían como
poseedores del método idóneo para transformar a la sociedad y dueños
de una verdad evidente que la burguesía se negaba a reconocer: sabían
61 [bid. pag-34.
62 [bid, págs 38-40
212 CApiTULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOLOGíA JURIDICA
que la lucha de clases constituía el motor de la historia, y que tarde o
temprano la sociedad jerárquica deberia desaparecer.
Eugueni Bronislavov!ch Pashukanis
La inquietud de este pensador en torno del derecho es similar a la de
Stucka, en un periodo en el cual se está consolidando una "revolución
proletaria" en un país poco industrializado (donde los obreros no consti-
tuyen la mayoría). amenazado por la "reacción" interna y externa, a par-
tir de una teoría político-económica que tiene poco aprecio por el dere-
cho y las especulaciones filosóficas y juridicas. Toca a ambos autores tra-
tar de construir -y justificar científicamente- una disciplina de tránsi-
to, que a diferencia de las grandes teorías filosóficas tradicionales que
apuntan generalmente hacia la eternidad, aquélla debe conformarse -por
las limitaciones que su propio contexto ideológico le impone- con tra-
tar de explicar una etapa histórica, y siempre con la sospecha de rendir-
se ante las sugestivas tentaciones de las "desviaciones burguesas".
Pashukanis, en el prólogo de su obra La teoría general del derecho y
el marxismo, arremete contra Reisner por atreverse a suponer que coe-
xisten en la Unión Soviética tres tipos de derecho: el proletario, el cam-
pesino y el burgués, y que el derecho oficial soviético es una instancia de
compromiso entre todos ellos. Previene también contra Ouguit y
Hedemann, porque construyen una interesante teoría jurídica que se
aleja del principio de la libre competencia y del formalismo ilimitado, va-
lioso avance teórico para el occidente, pero que constituye "un paso
atrás" e inaplicable en el contexto de la "revolución ctalécnca<'
Además, expresa cuál debe ser el objetivo del marxismo respecto del
derecho:
La tarea de la critica marxista no sólo ha consistido en refutar la teoria bur-
guesa individualista del derecho, sino también en poner al desnudo sus raí-
ces sociológicas, en demostrar la relatividad y ei condicionamiento históri-
cos de los conceptos jurídicos fundarnentales.vt
6' E. B. Pashukanis, La teotia general del derechoy el marxismo, págs 8 y siguientes.
64 Ibid, pág 9.
7.6lusmarxismo 213
A dichas tareas, Pashukanis agrega la de oponerse a todas las ten-
dencias por borrar la rivalidad-irreconciliable entre el socialismo y capí-
talismo, al atribuir una "función social" a la propiedad privada
6 5
Una de las premisas básicas de Eugueni tiene que ver con aplicar el
materialismo en el ámbito juridico: si las teorias idealistas burguesas
refieren una total separación entre las categorías jurídicas fundamentales
(como relación o sujeto) y el contenido concreto de las normas, reputan-
do que aquéllas tienen una naturaleza inmutable, mientras que' éste es
mudable. Para Pashukanis no es asi, los conceptos siguen al contenido
concreto, es más, "son el producto tardío y superior de una creación
consciente".
El autor analiza también el desarrollo de la ciencia juridica a partir de
la premisa materialista, la cual contradice a la formulación idealista del
derecho, a la tradición kantiana que sostiene la existencia de una teoría
jurídica independiente de toda referencia a la realidad, y cuya máxima
expresión es el formalismo kelseniano, que establece la oposición entre
las categorías del ser y el deber ser:
[menciona Pashukanis:] Basta a Kelsen trasponer la función legislativa al
terreno metajurídtco -y es lo que hace efectivamente- para que quede a
la jurisprudencia la pura esfera de la normatividad: la tarea de esa juris-
prudencia se limita entonces exclusivamente a ordenar lógica y sistemáti-
camente los diferentes contenidos normativos [...Kelsen] llevó hasta al
absurdo la metodologia del neokantismo con sus órdenes de categorías
cíentíñcas. Pues parece que la categoría científica "pura" del Deber-Ser,
desembarazada de todos los aluviones del Siendo, de la facticidad, de todas
las "escorias" psicológicas y sociológicas, no tiene, y de ninguna manera
puede tener, determinaciones de naturaleza racional. Para el imperativo
puramente jurídico, es decir, incondicionalmente heterónomo, la finalidad
misma es secundaria e indiferente
6 6
. La propuesta de la teoría pura del derecho es acientifica para Pashu-
kanís, ya que al analizar lo jurídico le escamotea su vinculación con la
realidad. Sostiene que las teorías sociológicas del derecho tienen la virtud
65 Se entiende también en el contexto del surgimiento de una nueva forma estatal que trata
de matizar las diferencias que hay entre los grupos sociales, convertir al Estado más que
un árbitro en la lucha de clases y favorecer "una más justa repartición del ingreso". Tal
forma es el llamado "Estado de bienestar social", que surgió como una reacción al endu-
recímíenro y avance de las posiciones ideológicas del socialismo marxista.
66 lbid, págs 28-29.
214 CAPITULO 7 CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOLOGIA JURIDICA
de abandonar las ideas impregnadas de moralismo y teleología, pero de-
cepcionan porque operan con conceptos extrajundícos y reputan a las
definiciones juridicas como simples proyecciones:
Si se renuncia al análists de los conceptos juridicos fundamentales, no se
obtiene sino una teoria que explica el origen de la reglamentación juridica
propiamente dicha; permanecesin analizar en tanto que forma, a pesar de
la riqueza del contenido histórico que introducimos en ese concepto.v?
El autor señala que la teoría marxista debe analizar los conceptos
jurídicos por más abstractos que sean, no debe adoptar acríticamente las
formulaciones lógico-escolásticas del derecho (propias de la tradición
intelectual burguesa), que lo definen a partir del género próximo y la
diferencia específica. El análisis debe efectuarse a partir del desarrollo
dialéctico, que refleja el proceso de evolución histórica real del derecho.
Pashukanis propone como método:
[...] el análisis de la forma juridica en su configuración mas abstracta y mas
pura, y después ir por complicación progresiva hasta lo concreto histórico.
No debemos olvidar que la evolución dialéctica de los conceptos correspon-
de a la evolución dialécticadel proceso histórico mismo. La evolución histó-
rica no sóloentraña un cambio en ei contenidode lasnormasjurídicas y una
modificación de las institucionesjurídicas, sino también un desarrollo de la
forma jurídica como tal. Ésta, después de haber aparecido en una etapa
determinada de la civilización, permanece largo tiempo en un estado
embrionario con una débil diferenciación interna y sin delimitación en rela-
ción a las esferas vecinas (costumbre, religión). Sólo al desarrollarse progre-
sivamente alcanza su apogeo supremo, su diferenciación y su precisión
máxtrna. Esa etapa de desarrollo superior corresponde a relaciones econó-
micas y sociales muy deterrntnadas.sf
Pashukanis, al igual que Stucka, tiene que luchar contra la animad-
versión intelectual que hay en la sociedad soviética en contra del dere-
cho, e irónicamente, su esfuerzo por salvaguardar a la incipiente doctri-
na marxista de la contaminación de las ideas que reputaron como bur-
guesas -tal y como Keisen defendió a su teoría "pura" de la propaga-
ción de la filosofía y la sociología-, y la defensa que hacen de la inter-
pretación de una idea de Carlos Marx respecto de la gradual extinción del
67 Idem.
68 tbtd. pág 55.
7.6 lusmarxismo 215
derecho en la etapa transitoria socialista (hacia la sociedad comunista),
provocó que cayeran en desgracia durante el régimen de Stalin.v?
Preocupaciones contemporáneas de la teoría marxista
La teoría marxista del derecho, como la describe Mazurek, tiende a
abandonar la estrechez conceptual del determinismo, del reflejo de una
estructura económica, si bien se remite de nuevo a la sociedad y al com-
portamiento de los seres humanos, el vínculo norma jurídica-economía
deja de ser simple:
Con ello se impide la concepción del objeto derecho como "interacción y
reflexividad social congelada, formalizada y socialmente establecida". Las
regulaciones jurídicas pueden entenderse como expectativas generalizadas
de conducta que remiten a acción comunicativa (interacción) dotada de
sentído.?"
Tales posibilidades generalizadas tienen también un carácter norma-
tivo: de una pluralidad de acciones y expectativas se eligen unas en detri-
mento de otras, se las "estabiliza" como generales y en su caso, se san-
cionan.
El estudio de las ideas se ha convertido en una de las cuestiones mas
importantes para el marxismo, Mazurek cita al método utilizado por
Biihler y PauI de crítica ideológica para analizar las interrelaciones de
carácter jurídico:
• Investigar la situación del derecho. En esta etapa se confronta la reo-
ria oficial del Estado y de la normatividad contra la praxis y la rea-
lidad social, con el fin de establecer sus contradicciones.
• Determinar el sentido de la ley. Responder, ¿quién y cómo se deter-
mina el derecho?
• Establecer la modalidad del derecho. Etapa en la que el análísís se
vincula con la teoría jurídica emancipatoria, es decir, cómo se con-
figura concretamente la ley para que pueda operar de manera
independiente."!
69 Pashukanís, ob cít, pág xix.
70 Ibid. pag 342.
71 lbid, págs 343-344.
216 CAPíTULO 7. CORRIENTES TRADICIONALES DE LAMETODOlOGIA JURlDICA
Críticas acerca de la concepción marxista del derecho
¿Para qué la teoría marxista del derecho en la actualidad?, ¿es pertinen-
te plantear un análisis materialista dialéctico del derecho? 'o a decir de
Atíenza, ¿qué queda del marxismo para la cultura jurídica?
La mayor parte de las críticas contra el marxismo como acción
social, teoría y método de análisis, preceden al derrumbe del socialismo
"real", a la opción soviética del marxismo.
En el plano de acción social se criticó el concepto de lucha de clases,
que hace irreconciliable cualquier intento por matizar el enfrentamiento
entre la burguesía y el proletariado.
La victoria del liberalismo hace suponer que el asunto planteado por
el análisis marxista ha quedado sepultado como uno más de los errores
-y terrores- de la historia. Sin embargo, Atienza se cuestiona la vali-
dez de tal aseveración:
Esta situación, en nuestra opinión, mueve a plantearse estas dos preguntas.
La primera es [...] si el marxismo ha dejado de ser definitivamente un com-
ponente de la cultura contemporánea, dotado de cierta vígencía, para pasar
a ocupar simplemente un lugar -por importante que sea- en la historia
(o en la arqueología) de las ideas. Yla segunda pregunta podría formularse
de esta forma: si ocurre esto último [...] ¿debemos valorar positivamente
este hecho?, ¿no tiene el marxismo ya nada que ofrecer, pongamos por
caso, a los filósofos del Derecho del presente y del inmediato futuro?72
Para conclutr,"> se citan las opiniones de Atíenza y Manero, en el
sentido de que el marxismo en el ámbito de la filosofía jurídica constitu-
ye actualmente un back-ground inicial del que no pueden prescindir los
filósofos del derecho.
72 Manuel Atienza y Juan Manero Ruiz, Marxismo y filosofía del derecho. pág 11.
73 Este apartado ya excedió los limites espaciales y teóricos determinados para los rnodes-
tos objetivos de la presente obra, el autor espera que al menos sean el punto de partida
para favorecer un estudio mas amplio de la influencia y las vertientes que el marxismo
ha desarrollado -y puede desarrollar- en el ámbito jurídico.
Autoevaluaci6n 217
Autoeys/usción
1. Califique como verdaderas o falsas las siguientes proposiciones:
1. Las metodologias jurídicas solamente hacen referencia a los métodos que
se aplican a la investigación jurídica.
2. El usodel concepto de "paradigma" es adecuado para laciencia juridica.
3. El iuspositivismo es nombrado también como iusnormatlvismo.
4. El realismo juridico forma parte de la orientación filosófica del positivismo.
5. Carlos Marx y Federico Engels son creadores del iusmarxismo.
11. Conteste brevemente lo que se solicita:
Enumere las corrientes tradicionales de la metodología juridica.
Diga dos razones por las cuales es impreciso el término iuspositivismo.
Mencione dos críticas hechas al iusnaturalismo.
Explique por qué no hay una orientación uniforme enel iusnaturalismo.
Describa por qué el iusmarxismo no es una corriente uniforme.
111. Complete las siguientes proposiciones:
Dos de los autores más importantes del iusnaturalismo católico son:
----------y
218 AUTOEVALUACIÓN
El iusnaturalismo religioso reconoce tres niveles normativos:
entanto que el iusnormativismo reconoce solamente la existencia del derecho:
---- --------------------------
IV. Relacione ambas columnas
a) iusnaturalista
b) iusnormativista
c) iusrealista
d) iusmarxista
( ) Hans Kelsen
( ) Tomás de Aquino
( ) Copérnico
( ) Agustín de Hipona
( ) AIf Ross
( ) Galileo Galilei
( ) Samuel Pufendorf
( ) Carlos Marx
( ) Wendell Holmes
( ) PiHr Ivanovic Stucka
CAPÍTULO 8
Corrientes
contemporáneas
Introducción
En el capítulo anterior se mencionó que la característica principal de las
denominadas corrientes contemporáneas es que, a diferencia de las "tra-
dicionales", no pueden ubicarse de manera sencilla en algunos de los
niveles de estudio de la ciencia jurídica, que han sido descritos para la
definición del derecho (norma, valor o hecho social).
Las orientaciones metodológicas contemporáneas se pueden consi-
derar como herederas de la filosofía positivista (neo positivista), cuya
principal preocupación es concluir con la especulación metafísica en
el estudio del derecho.
Una característica común que se puede encontrar en estas corrientes
metodológicas es que, en términos generales, se pueden ubicar en el
positivismo filosófico y tratan de aportar nuevas soluciones a los antiguos
220 CAPITULO 8 CORRIENTES CONTEMPORÁNEAS
problemas de la ciencia jurídica y a la aplicación del derecho. Asimismo,
su oposición a la metafísíca (y su intento por liberar al derecho de la
misma), es otra de las características comunes a estas corrientes.
8.1 Teoría analítica del derecho
Esta doctrina se considera como una expresión del positivismo jurídico,
basada primordialmente en la utilización de .los métodos de la filosofia
analítica, la cual es el resultado:
[ ...] conjunto del desarrollo de la Lógica matemática, trabajos posltlvístas
de Bertrand Russell, y la fundación en 1929, del circulo de Viena, justa-
mente con la lntencíón de fundar una dtrección filosófica con carácter ne-
[amente cientíñco y con rigor de la lógica matemática.'
La característica primordial de esta filosofía es que se convierte en
una elevación del lenguaje, según saénz, trata de esclarecer el significa-
do real que tienen las ideas ordinarias. Es una disciplina reflexiva sobre
los datos de la ciencia con las mismas cualidades de ese saber cientifico:
verificabilidad, rigor lógico y sobre todo, ausencia de todo contacto con
teorías y posturas metafísicas o místicas.
La teoria analítica del derecho tiene como herramienta fundamental
a la lógica.
Antecedentes
Entre los principales exponentes de la filosofia analítica se consideran a
Bertrand Russell y a Ludwig Wittgenstein, el primero de ellos como
precursor y conformador.
En el ámbito del pensamiento filosófico y cientifico se da una doble
reacción; la primera, en contra de las tendencias "metafísicas" y "místi-
cas" que se manifestaron durante los últimos años del siglo XIX y prime-
I Raúl Gutiérrez Sáenz, Introducción a ¡aJilosofia. pág 222.
2 idem.
8.1 Teoría analítica del derecho 221
ros del siglo XX,3 incluyendo el terreno de las "ciencias". Y la segunda,
sucede durante la primera mitad del siglo xx en contra de la corriente
exístencíaüsta,' cuyo notorio subjetivismo y la preocupación por aquellos
temas que rebasaban el interés de la ciencia como la muerte, la existen-
cia, los objetivos de ésta, etc," estaban en contra de los postulados de
generalidad y objetividad que enarbolaban los cientificos.
El positivismo de Augusto Comte, que habia sufrido los embates de
las filosofías antirracionalistas, fue revitalizado por la creación del Círculo
de Viena en 1929 (movimiento fundado por Schlick y Neurath), cuya
intención era construir una filosofía libre de metañsíca, que tuviera las
caracteristicas de verificabilidad y objetividad de las ciencias "duras"
más desarrolladas en la época: las matemáticas y la física.
Los pensadores neopositivistas adoptaron como punto de partida en
sus investigaciones y su posición filosófica a la lógica, a la lógica mate-
mática como fundamento, ya que había adquirido un amplio desarrollo
durante el siglo XIX, pese a que estuvo en peligro de ser absorbida por las
matemáticas.
Los aspectos esenciales del neopositivismo son:
• Utilizar la lógica matemática como instrumento básico de conoci-
miento.
• Principio de verificabilidad: abstenerse de calificar como verdade-
ro o falso aquello que no se pueda comprobar experimentalmente.
3 Una de las expresiones mas evidentes de estas tendencias se encuentra en la producción
pictórica de la época. desde 105 movimientos romanncos, pasando por el impresionismo
y [Odas las manifestaciones que atacaron al realismo y al dasicismo como formas de
representación "verdadera" de la realidad, hasta llegar a las tendencias del siglo XX:
expresionismo, cubismo, abstraccionisrno, etc. En cuanto a los símbolos misticos, el art
nouveau los retoma como tema central ("'a linea curva, el circulo y las elipses son las
manifestaciones de la mano de Dios").
4 La conexión entre ciencia, arte y filosofía es quizá más evidente al surgir el existencialís-
mo: el descubrimiento arqueológico de una momia incaica en posición fetal y encerrada
en una urna funeraria -con forma de jarrón- fascinó y horrorizó al occidente de Europa,
fue el punto de arranque y pretexto para la manifestación de las preocupaciones vitales
que se venían incubando desde el Siglo de las luces. cuando el racionalismo se apoderó
del pensamiento europeo (fueron las pesadillas engendradas por el sueño de la razón). La
obra más conocida que recogió ese sentimiento es El gritode Edvard Munch, a la par, se
da el auge del existenclaüsmo. primero el escandinavo y posteriormente el de Sartre.
quizá uno de [05 filósofos mas influyentes del siglo XX.
222 CAPITULO 8. CORRIENTES CONTEMPORANEAS
• Rechazar conceptos metafísicos que pretendan designar una reali-
dad suprasensible. que está más allá de lo físico (y que por tanto no
es susceptible de experimentación). deja de pertenecer al ámbito
del neopositívismo y de su creación posterior: la filosofía analírlca.>
Bertrand Russell es uno de los pensadores que dio mayor impulso a
la lógica matemática. incluso su filosofía se considera una extensión de
su pensamiento riguroso: "a grandes rasgos. puede decirse que este filó-
sofo hace una adaptación de su propio razonamiento al universo y una
comprensión del mismo según el esqueleto de su sistema lógico."6
Para entender a Russell, Xirau afirma que debe comprenderse el
estado que tenían en su tiempo la filosofía inglesa y las matemáticas.
Éstas se encontraban en crisis por las nuevas construcciones en geome-
trías no euclideanas descubiertas entre principios y mediados del siglo
XIX. que parecían contradecir los postulados de la clásica geometría ordi-
naria; a partir de entonces. los conocedores se esforzaron por encontrar
una lógica que fuera común a todas las formas de la matemática. Por su
parte. la filosofía inglesa que había sido esencialmente empirista. tenia
influencia de los pensamientos idealistas continentales; por ejemplo
Bradley, uno de los filósofos más importantes. postulaba la existencia de
principios y verdades metafísicas universales y necesarias.
En ese contexto, Russell pretendió continuar el trabajo de los mate-
máticos que buscaban una lógica común. y después. atacar el idealismo
filosófico imperante.
A riesgo de reducir y deformar podemos decir que la clave de la lógica
matemática fundada por Russell es la noción de la función de verdad. Esta
noción puede describirse en los términos siguientes: una función de verdad
existe cuando la verdad o la falsedad de una proposición compleja puede
determinarse por la verdad o falsedad de las proposiciones que la constitu-
yen.?
La obra de Wittgenstein se considera dividida en dos grandes perío-
dos. el primero inicia c<;m la publicación de: Tractatus logico-p/iilosophi-
cus (1923). donde habla de una teoría del significado. de una búsqueda
metódica de elementos sencillos. dado que las proposiciones complejas
s Gutiérrez Sáenz, ob cit. págs 218·219.
6 Ramón Xirau, Historia de lafilosofia. pag 429.
7 Idem.
8,1 Teorla analítica del deresho 223
de nuestro lenguaje pueden reducirse a propuestas simples, las cuales se
refieren a hechos "atómicos" en el sentido de que son "indivisibles" y
sobre ellos no puede darse ejemplo alguno, puesto que son últimas ins-
tancias de la realidad. Hace un paralelismo gráfico: "los nombres son
como puntos (porque carecen de significado), las proposiciones son como
flechas (porque tienen sentido),"
Para Wittgenstein "el límite de mi mundo está señalado por el
extremo de mi lenguaje". El papel filosófico se expresa en dos sentidos:
uno negativo, que consiste en descubrir las falacias de la lingüística y la
filosofía; y otro positivo, que funciona como árbitro de las ciencias para
aclarar el pensamiento y determinar aquello que está fuera de la ciencia;
es decir, lo inexpresable, lo místico.f
El segundo período de Wittgenstein es a partir de publicar sus
investigacionesfilosóficas (1948), en las cuales sededica a "curar los abu-
sos del lenguaje cotidiano y filosófico", Para ello, trata de aclarar el sen-
tido -o sin sentido- de los juegos de lenguaje." partiendo siempre de
la consideración de que el pensamiento es una búsqueda viva. que no
sigue ningún modelo "apriorístico" de conocimiento (o de lenguaje),
Teoría analítica del derecho
Esta doctrina es una de las tres direcciones del positivismo jurídico, la
cual se sitúa en el ámbito de la lógica analítica, tiene en común con las
demás, que sitúa los datos positivos (verificables a través de la compro-
bación) como referente central de su investigación,
Concretamente, la teoría analítica establece que los enunciados sobre
la realidad social son posibles bajo tres variantes:
a) Lingüísticos conceptuales: "todas las normas jurídicas son reglas",
b) Empíricos: "el 4 por ciento de los jueces proviene de la clase tra-
bajadora",
c) Normativos: "el sistema educativo es injusto",
8 tbtd. págs 432·433,
9 Cuando hablamos en determinados contextos utilizamos "pautas especificas del juego",
cuando jugamos ajedrez aplicamos las reglas de este pasatiempo, y no las de la compo-
sición sinfónica.
224 CApfTULO 8. CORRIENTES CONTEMPoRANEAS
La clave esta en diferenciar claramente entre los tres y en cada caso
particular, determinar de qué tipo de enunciado se esta hablando para
evitar confusiones.
El que la teoría analitica del derecho sitúe los enunciados lingüístico-con-
ceptuales en el centro de sus investigaciones, se justifica por cuanto tarn-
bien las investigaciones empirícas y normativas presuponen primeramen-
te la aprehensión conceptual del objeto, pues para empezar ha de estable-
cerse con claridad de que se habla. 10
La aplicación concreta del método de la filosofía analítica en el ámbi-
to jurídico provoca que los problemas teóricos del derecho se conviertan,
en primer lugar, en una delimitación lingüística. Se efectúa un análisis
funcional de los conceptos jurídicos y se aclaran a partir de su uso en
el lenguaje ordinario. H, L. Hart propone un método de tres pasos para el
análisis de conceptos jurídicos:
a) Secontempla un enunciado en el que el concepto por analizar des-
empeñe un papel lo mas característico al lenguaje ordinario.
b) Intenta mostrar todas las condiciones en las que ese enunciado
caracteristico es verdadero.
e) La proposición jurídica se relaciona con su presupuesto y se hace
evidente que fa propuesta es el resultado de una conclusión legal a par-
tir de reglas juridicas y hechos relevantes."
Para Hart las normas jurídicas asignan y establecen responsabilida-
des, así como otorgan autorizaciones (y no como señala la teoría impe-
ratívista de Austín): las divide en primarias y secundarias:
Las normas primarias imponen deberes, prescriben algo sin atender
a la voluntad del afectado y además, están provistas de la amenaza de
una sanción.
Las normas secundarias transfieren poder público o privado; por
ejemplo, el derecho de celebrar contratos. Estas reglas dependen de la
voluntad de los destinatarios. y se subdividen en tres clases:
a) Reglas de cambio. Otorgan a una persona o corporación el poder
para modificar las reglas primarias.
b) Reglas de decisión. Las que refieren instancias que pueden decidir
si una acción atenta contra una orden.
10 Per Mazurek, "Teoría analitica del derecho", en El pensamiento .., ob cit, pág 278.
11 lbid. pág 279.
8.1 Teoria analllica del derecho 225
e) Reglas de reconocimiento. Determinan qué caracteres debe poseer
una norma a fin de que se pueda estimar que pertenece al sistema. Este
precepto contrarresta la indeterminación de las pautas primarias y fija
los criterios de validez de todo el sistema, asi como de las reglas secun-
dartas.l-
Las verdades elementalesde Hart serian un punto de acercamiento
entre la teoría analítica y las corrientes que han sido calificadas
como "metafísicas".
Consideraciones acerca de la teoría analítica
En el análisis de Mazurek hay un punto de contacto entre la teoría ana-
litica propuesta por Hart y el 'iusnaturaltsrno. en el sentido de que trata
de dar un fundamento supranormativo al derecho:
En modo alguno excluye la teoría analítica del derecho que una critica
moral al derecho positivo pueda conducir al resultado de que una norma
jurídica sea hasta tal punto rechazable desde el punto de vista de la mora-
lidad que se siga de ello su no obligatoriedad y un derecho a resistirla.. !3
Es decir, las opiniones que siempre han dirigido los iusnaturalistas al
iuspositivismo, en' el sentido de que en una misma categoría incluyen
contenidos justos y otros que son moralmente abominables (clasifican
como derecho tanto a las normas de cualquier país con "sistema demo-
crático-liberal" y a los regtrnenes autoritarios, como el fascista y el nazi),
son al final admitidas por algunos de los teóricos del realismo.
Hart reconoce que el derecho debe disponer de un mínimo de ele-
mentos suprapositivos, que denomina "verdades elementales":
[...] resultantes de la naturaleza del hombre y de su relación con el mundo,
a partir de las cuales se deducen principios básicos de todo sistemajuridi-
ca o moral, y que se reconducen al principio supremo del deseo de super-
vivencia. Así, de la vulnerabilidad física de los seres humanos se sigue el
mandato, tanto moral como jurídico de "no matar"...!4
" ¡bid, pag 280.
13 tbíd, pag 283.
14 Idem.
226 CAPITULO 8. CORRIENTES CONTEMPORÁNEAS
8.2 Estudios de semiótica jurídica
Uno de los campos que más desarrollo han tenido actualmente es el
estudio de los lenguajes, a pesar de que la inquietud de la tradición occi-
dental por el significado de las lenguas y los signos data desde la antigua
Grecia.
La palabra semiótica y el establecimiento de sus bases cientificas se
deben a Charles Morris, quien la definió como "la ciencia de los signos",
aunque sus orígenes proceden de los estudios hechos por Aristóteles
acerca de la lógica, concretamente los relacionados con la "enunciación".
Un paralelismo muy significativo se encuentra en Galeno, en sus inves-
tigaciones acerca de la medicina, donde consideraba que había un capi-
tulo especial consagrado al estudio de los signos de las enfermedades.
Sin embargo, el mayor desarrollo de la semiótica se da en el contex-
to del positivismo lógíco.i> Respecto a su contenido se han expresado,
según Hernández Gil, cuatro opiniones generales:
a) Verla como un aspecto o capitulo de la lógica simbólica.
b) Considerarla como una ciencia de los lenguajes artificiales o se-
miartiñciales, en este sentido sería la disciplina complementaria de aque-
lla que estudia las lenguas "naturales" o étnicas: la lingüística.
e) Diferenciarla perfectamente de la lógica, atribuyendo a ésta el estu-
dio relativo a la corrección de los enunciados, y a la semiótica, el análi-
sis de lo que afecta al sentido de las expresiones.
d) Considerarla en un sentido amplio, tal y como lo hizo Morris al asig-
narle como objeto de estudio los signos: "sean animales o humanos, de
lenguaje o no, verdaderos o falsos, adecuados o no, sanos o patológicos". 16
Abundando sobre el origen de la semiótica, Abbagnano difiere un
poco de Hernández Gil:
El termino adoptado primero para indicar ia ciencia de los síntomas en la
medicina fue propuesto por Locke para indicar la doctrina de ios signos,
correspondiente a la lógica tradicional. Más tarde el termino fue adoptado
por Lambert como titulo de la tercera parte de su rteues Organon. Morris
ha hecho prevalecer el concepto de la semántica como teoría de la sernío-
IS Antonio Hernández Gil, Obras completas, t v, Melodo[oq!ajuridica. Madrid, Tecnos, 1989.
16 íbíd. pág 383.
8.2Estudios de semiótica jurídica 227
sís más que del signo y la división de la semántica misma en tres partes,
que corresponden a las tres dimensiones de la serruosís: la semántica, que
considera la relación de los signos con los objetos a que se refieren: la prag-
mática, que considera la relación de los signos con los interpretes, y la sin-
táctica, que considera la relación formal de los signos entre sí.!"
Por semiosis entiende Abbagnano el proceso en el que algo tiene la
función de signo, y éste es todo acontecimiento que es usado como evo-
cación .de otro objeto o evento.tf
En términos generales, Abbagnano y Hernández Gil hacen referen-
cia al mismo objeto: el signo, y el proceso en el que algo tiene la función
de símbolo.
La semiótica, considerada en un sentido amplio como el estudio de
los signos, deviene en una ciencia omnicomprensiva, que se inmiscuye
en varias disciplinas o agrupa las inquietudes de muchas ciencias en
torno de un problema que es común a todas: el de los signos y el len-
guaje.
Su inserción en el ámbito del positivismo lógico se entiende por el
desarrollo que tienen las distintas ciencias y por la inquietud general en
diferenciar no solamente los conocimientos científicos obtenidos, sino
también para otorgarles y justificar el status de los nuevos lenguajes
construidos en el seno de las disciplinas. Es decir, a los investigadores
como grupo, independientemente de sus materias, les interesaba tener
y dejar claro que-su lenguaje era distinto al empleado en el mundo coti-
diano; que, en suma, ccnstituía una "lengua cientíñca".
La filosofía analítica y la semiótica jurídica no deben identificarse,
solamente coinciden en su preocupación en torno del lenguaje.
En lo particular, a cada científico en su especialidad le interesaba
agrupar el conjunto de nuevas palabras o precisar el sentido en el que
eran empleados los términos compartidos con el lenguaje común.
Señala Morris, en cita de Hernández Gil:
Hay lingüistas, psicólogos y sociólogos interesados en el estudio de aquellas
clases particulares de signos que aparecen en las materias a las cuales se
17 Abbagnano, ob cit, pág 10i i.
18 ¡bid, págs 1011 y 1083.
228 CAPITULO 8. CORRIENTES CONTEMPORÁNEAS
consagran: filósofos ansiosos de defender la superioridad de su sistema
filosófico sobre otro; lógicos y matemáticos ocupados en la elaboración de
un sistema simbólico adecuado para sus particulares disciplinas: artistas o
estudiosos de las religiones deseosos de justificar en una era científica sus
símbolos peculiares: educadores afanosos de mejorar el empleo del len-
guaje en el proceso educativo cuya responsabilidad asumen [...] Su elevado
número es un testimonio del destacado lugar que ocupan los signos en la
vida humana, a la vez que la agitada discusión contemporánea de los sig-
nos es una prueba de las tensiones de nuestra cultura. El lenguaje es de una
importancia tan capital que se convierte' en tema de interés central en épo-
cas de intenso reajuste de la sociedad.'?
Para Hernández Gil la filosofia analítica y la semiótica no deben iden-
tificarse, aunque aparentemente tienen preocupaciones similares y en ge-
neral, su objeto de estudio se identifica con el lenguaje; sin embargo, la pri-
mera constituye una derivación del positivismo que tiene la pretensión
de ser su sucesor como filosofia de la ciencia; en tanto que la segunda se
concibe como un capitulo de la lógica positivista y se presenta como una
disciplina que agrupa una de las inquietudes que es común en todas las
ciencias: el estudio y delimitación de la lengua y de los signos.
Problemas de la semiótica jurídica
El lenguaje es uno de los principales instrumentos de trabajo que se
emplean en el derecho (como praxis u objeto de estudio), y su uso puede
traer innumerables problemas y aspectos de interés para los estudiosos
del lenguaje. Por ejemplo señala Fritjof Haft:
[...para el jurista] el lenguaje no es solamente un medio incuestionado uti-
lizable para el entendimiento sobre objetos extralíngüistícos, sino que es, el
lenguaje mismo, un objeto central de su trabajo: el jurista comprende leyes,
describe hechos, subsume casos bajo normas; en suma, se enfrenta con
determinados productos lingüísticos (leyes. enunciados dogmáticos) y
busca la correspondencia con otros textos (supuestos de hecho, casos). No
sólo tiene, como otras gentes, que tender el puente entre el objeto y el len-
guaje (como en la producción de hechos), sino también, y ante todo. esta-
blecer la relación entre diferentes textos, de los cuales unos, los "enunciados
de deber", son más bien abstractos; y los otros, las exposiciones descripti-
vas de estados de cosas, es decir, de casos y supuestos de hecho, son más
bien concretos. En este tender puentes radica la especialidad de la actí-
19 tbíd, pag 383.
8.2 Estudios de semiótica jurídica 229
vidad jurídica: derecho como "correspondencia entre deber (Sallen) y ser
(Sein) ".2D
Quedó atrás la época en la cual la noción esencialista" del lenguaje
provocaba un relativo desinterés en el mismo, el cual se entendía sola-
mente como el medio incuestionable para transmitir las prescripciones
de la norma y de manera automática se garantizaba el cumplimiento de
la ley o el respeto de los derechos subjetivos previstos en la misma.
Al principio de los movimientos de codificación, se supuso que bas-
taba para garantizar el cumplimiento de la ley y el respeto de los dere-
chos subjetivos, que la norma estuviera debidamente considerada en un
código y su conocimiento al alcance de los destinatarios, dado que los
habitantes de un Estado, tienen por lo general el mismo idioma y simi-
lares referentes culturales. Sin embargo, a partir de entonces, ha sido
necesario estudiar el significado de los textos legales y su interpretación.
La inquietud de la semiótica juridica no se limita a los problemas de
interpretación (aunque constituyen una de sus preocupaciones funda-
mentales), sino que abarca un universo más amplio.
Kalinowski, uno de los autores preocupados en vincular la semióti-
ca con el derecho, trata de configurar esta disciplina como base de una
lógica jurídica.
Una de las distinciones que hace Kalinowski es entre el lenguaje de
los juristas y el del derecho. Ambos derivan de la lengua común, pero el
lenguaje del derecho está constituido por las abstracciones hechas por
el legislador y recogidas en los texrosjuridlcos (códigos y leyes).22 El idio-
ma de los juristas abarca no solamente a los estudiosos de la "dogmáti-
cajurídica". sino también a historiadores, sociólogos, etnólogos, psicólo-
gos y filósofos en tanto estudian al derecho. Además, es el lenguaje de
los practicantes de esta disciplina, de quienes acuden ante los tribunales
o prestan sus servicios en los mismos: magistrados, fiscales, abogados,
procuradores, notarios, consejeros juridicos, e incluso el legislador en
tanto expone los motivos de las normas.é-
20 Fritjof Haft, Derecho y lenguaje. en Kaufmann, ob cit, pág 221.
21 ldem.
22 En el mismo sentido Jo plantea Victoria Iturralde al citar a Wroblewski: "el lenguaje de
1;15 leyes es aquel en el que vienen Formuladas la ley y las demás fuentes del derecho",
véase Victoria Iturralde Sesma, Lenguaje legal y sistemajuridico. pág 30.
23 lbid, pág410.
230 CAPiTULO 8. CORRIENTES CONTEMPORÁNEAS
Dice Kalinowski:
Las reglas de sintaxis de los dos lenguajes difieren considerablemente. Las
del lenguaje del derecho autorizan en último lugar a la construcción de
expresiones que tienen la estructura de proposiciones normativas signifi-
cativas de normas juridicas o de proposiciones teóricas sinónimas de aque-
llas; mientras las reglas sintácticas del lenguaje de los juristas permiten, en
primer lugar, la construcción de proposiciones o rnetapropostcíones teóri-
cas. y si autorizan además la formación de proposiciones o metaproposí-
ciones normativas...24
Es posible hacer un estudio de ambos lenguajes; el de la ley y el de
los juristas. y la semántica juridica puede adoptar esas dos direcciones.
Para ejemplificar las inquietudes de ia semiótica jurídlca, se citará el estu-
dio de Victoria Iturralde Sesma, quien trata de hacer un análisis sobre
el "lenguaje de la ley"; es decir, el que proviene de una de las fuentes del
derecho (la más importante en la actualidad para los países con tradición
romanista) .
Iturralde señala tres principios acerca del "lenguaje de la ley": en el
primero deja en claro que la tesis esencialísta del lenguaje ha sido aban-
donada por la mayoría de los especialistas, dicho argumento considera-
ba que las palabras tienen significados intrínsecos o esenciales; es decir,
que habia una relación directa entre la palabra y las caractenstícas del
objeto que señalaban. Esa teoria ha sido sustituida por la que postula la
convencionalidad de la lengua; o sea que las relaciones entre la realidad
y el lenguaje son arbitrartas.c-
En el segundo principio señala la clásica diferencia entre los semióti-
cos del lenguaje legal y el de los juristas.
El tercer principio resalta la característica del lenguaje legislativo
como un vocablo especial, que si bien emana directamente del lenguaje
común, difiere de éste en que adopta una terminología especifica, de tal
manera que se va transformando en un lenguaje "tecnificado". Además,
el término legal es utilizado no como una forma de comunicación diaria
(como el lenguaje común), sino como parte del discurso legitimo.
Estas distinciones circunscriben el interés concreto de la obra en los
problemas de interpretación de las normas legales.
24 Hernández Gil, ob cit, pag 411.
25 Iturralde, ob cit, pag 29.
8.2 Estudios de semiótica jurídica 231
Para estudiar los puntos de interpretación de las normas legales. se
deben considerar todos y cada uno de los objetos a los que se aplica una
palabra y los caracteres o propiedades que conforman su significado. asi
como la vaguedad y la ambigüedad de las palabras.
En opinión de Iturralde, dos son los problemas más comunes y gra-
ves en el lenguaje legal:
a) Las antinomias normativas o paradojas de la lógica deóntica. Son
fórmulas que se pueden probar en lógica deóntica pero que presentan
contradicciones. Una de las formas de antinomias es la incompatibilidad
lógica. donde un enunciado normativo permite una acción y otro la pro-
hilie .
b) Las lagunas de la ley. Son la ausencia de solución a un "estado de
cosas" (verdadero hueco) o el arreglo a una normativa injusta (laguna
falsa o axiológíca). 26
Para solucionar ambos problemas, la semiótica jurídica hace uso de
la lógica simbólica.
Otras inquietudes
En el seno de la semiótica jurídica se cita el ensayo de Haft: Derecho y
lenguaje, donde trata de explorar el "estilo de los juristas"; es decir. la
forma en que se escribe la "ltterarura jurídíca" tanto doctrinal como legis-
lativa.
"El lenguaje jurídico es frío: renuncia a toda tonalidad sentimental. es
áspero y conciso. prescinde de toda intención pedagógica. "27
A pesar de esas características, se le ha acusado de ser un lenguaje
que actualmente ha perdido su claridad y sencillez lingüística: las leyes y
códigos son cada vez más complejos y voluminosos. abundan en con-
ceptos y casos. la generalidad se fragmenta en previsiones particulares.
2. {bid. págs 77 y siguientes.
27 Haft, ob cír, pág 222. Es obvio qU,e la lectura y critica de este autor se reduceal "estilo
de losjuristas" como una creación o un producto cultural relativamente libre de su entor-
no: es decir. la creciente dificultad se puede atribuir a la simple tradición o a una cos-
tumbre "verborreica" adquirida en algún momento posterior al invento y utilización
masiva de la imprenta. Sin embargo, se dejan fueraotrasconsideraciones, además de la
complejidadde la vida moderna. a la intención ideológica que puede significar el media-
tizar realidades a travésdel usoextensoy abusivo de tecnicismos en las leyes.
232 CAPITULO 8. CORRIENTES CONTEMPORÁNEAS
La inquietud de Haft secentra en el exceso de producción (y de habi-
tantes) literal en las leyes alemanas y razona: aunque la vida contempo-
ránea es mucho más dificil, eso no justifica la explosión de complejidad
que sufren las leyes:
[...] nuestro lenguaje natural discurre de un modo unidimensional en el
tiempo, [...] la capacidad de nuestra retentiva inmediata es limitada, y
debemos hacernos a la idea de que no somos capaces de reflejar realida-
des complejas en modelos lingüísticos adecuados. En esto nada ha cam-
biado desde los tiempos de Harnrnurabi y Solón. La sobrecomplicación,
por ejemplo del derecho fiscal, es un abuso que con nada se justifica.
28
Para contrarrestar esa creciente dificultad de los textos legales, que
no es privativa de Alemania, Haft propone regresar a la sencillez de los
clásicos -por lo menos en su pais- cuando el derecho era más bien oral
durante el medioevo, donde se pensaban y redactaban los tratados con
la intención de que las normas fueran "escuchadas" más que "leídas",
aunque reconoce los problemas que pueden significar al momento de
interpretar la ley.
Comentarios finales
No se intentó ver a fondo los problemas y descubrimientos hechos en
materia de semiótica jurídica, simplemente se establecieron algunas de
sus características y principales vías de investigación. Como conclusión
se puede expresar:
a) A diferencia de los anteriores apartados en el presente capítulo, la
semiótica jurídica no constituye un "ismo" u orientación metodológica;
es decir, no pretende guiar la indagación en la ciencia jurídica hacia una
disciplina y modelo de pensamiento iusfilosófico; no quiere reinterpretar
el estudio de "lo jurídico", sino solamente señalar algunas precisiones
muy importantes en el ámbito del lenguaje.
b) No pretende ser una disciplina científica autónoma; es decir, reco-
noce sus nexos directos con la semiótica en general y con la lógica sim-
bólica en particular.
e) Es una rama del conocimiento que se circunscribe generalmente
en el movimiento del positivismo.
28 tbiá. pag 225.
8.3Teorla de sistemas y el derecho 233
d) Tiene como punto de partida el derecho positivo: es decir, restrin-
ge su visión de éste y en concreto del escrito: principalmente al deriva-
do de la fuente legislativa.
8.3 Teoría de sistemas y el derecho
Análisis de sistemas, ingeniería de sistemas... nuevas tecnologías y profe-
siones surgen constantemente, estamos creando un mundo nuevo,jeliz o no.
Paráfrasis sobre una idea de Bertalanfy.
La teoría de sistemas en la actualidad ha superado las expectativas
que tenía uno de sus principales creadores: Ludwig van Bertalanfy,
dado que el término "sistema" se utiliza en los más variados medios,
desde su aplicación en el terreno de las ciencias "puras" o duras, hasta
las sociales, pasando por el ámbito del boom de la cibernética y la com-
putación.
El concepto de "sistema" es el eje central de la construcdión filosófi-
ca de la teoríageneral de sistemas.
En todo sitio se habla de sistemas, incluso en el derecho, el cual ha
pasado de ser definido como un "conjunto de normas que regulan la con-
ducta del ser humano en sociedad", a "un sistema de normas que.
En el presente inciso mencionaremos algunas de las aportaciones y
vinculas de la teoría de sistemas con el ámbito jurídico, considerándola
como una doctrina situada en el terreno de los positivismos filosóficos,
descartando lo que su creador pretendió en algún momento: que era un
nuevo "paradigma" (en el sentido kuhniana) de conocimiento.
Antecedentes
La concepción "sistémica" de la realidad rebasó el planteamiento origi-
nal de Bertalanfy en su obra Teoría general de los sistemas. aunque ya
suponía la influencia que podría tener, en particular por su relación con
los procesos de las nuevas tecnologías y como sustento teórico de las
mismas, dado que en la actualidad -apunta el autor- ya no se habla de
"máquinas sueltas", sino en términos de "sistemas". Si antes era factible
234 CAPITULO 8. CORRIENTES CONTEMPORÁNEAS
hablar de artefactos de vapor y estudiar solamente principios de mecá-
nica, en la actualidad los mecanismos son el fruto de la convergencia de
múltiples disciplinas: física, electrónica, química, etc, y los descubri-
mientos que se generan en una de las éreas influyen sobre ias demás.
Aspectos de la teoría general de sistemas:
a) Como ciencia de los sistemas
b) Tecnología de los sistemas
e) Filosofía de los sistemas.
La teoría de sistemas le dio un nuevo soporte al positivismo, que corría
el peligro de transformarse en una imagen excesivamente especializada
y fragmentada de la realidad, perdiendo de vista el vínculo disciplinario y
la relación que guardan entre sí los fenómenos de la naturaleza. Además
dio nuevo impulso a la escuela funcionalista estadounidense, que estaba
sufriendo los efectos del aislacionismo disciplinario.
Bertalanfy habla de tres aspectos principales de su teoría, que no se
pueden separar en cuanto a su contenido, pero sí en lo referente a su
intención:
a) Como ciencia de los sistemas. Se refiere a la explicación científica
de los sistemas que se dan en varias disciplinas (física, biología, psicolo-
gía, ciencias sociales, etc), y que trata de encontrar los principios comu-
nes a todos los métodos. En este caso, según Bertalanfy. se habla de la
Teoría general de los sistemas y el concepto básico, además del de "siste-
ma". es el de "isomorfismo".
b) Tecnología de los sistemas. Se encarga de estudiar y trata de resol-
ver los problemas que surgen en la tecnología moderna y que compren-
den el hardware y software de las computadoras o de cualquier tipo de
maquinaria "autorregulada".
c) Filosofía de los sistemas. Tiene como objeto reorientar el pensa-
miento y la visión del mundo a partir de introducir el "sistema" como un
nuevo paradigma científico, contrario al modelo analiticc. rnecanícístay
causal de la ciencia clásíca.s?
29 Ludwig von Bertalanfy, Teon'a general de lossistemas, FCE. México, 1986, págs Xll1 a xv
8.3Teoria de sistemas y el derecho 235
En el tercer caso, Bertalanfy' hace una distinción de tres grandes
capitulos que debe considerar: la ontología de sistemas (qué se entiende
por este concepto y cómo se plasma en los distintos niveles de la obser-
vación), la epistemologia de sistemas (distinguir entre los métodos "rea-
les", dados en la observación, y los sistemas "conceptuales", construidos
a partir de factores "mentales" que pueden estar cultural y língürsttca-
mente determinados), y finalmente una "axlologta" de sistemas (que
determinará una visión de las relaciones que se dan entre el ser huma-
no contemporáneo y el mundo de los "valores", a partir de considerar al
hombre inmerso en una realidad atomizada y gobernada por el azar o
dentro de una "jerarquía de totalidades ordenadas". Esta inquietud, des-
mitifica la acusación que se ha hecho a la teoría de sistemas de "antihu-
rnanísta". rnecanicista o promotora de una sociedad tecnocratíca.>?
Esta doctrina sistemática y demás enfoques emparentados, dado que
no se pueden confundir la teoría general de sistemas con la cibernética
o la teoria input-output. pero tampoco se puede negar su estrecha vincu-
lación, surge de una necesidad real que se plantea en el ámbito de las
ciencias "positivas". Negar toda metafísica en interés exclusivo de los
especialistas en su propia rama del conocimiento, 'provocó una fuerte se-
paración (y falta de comunicación) entre las diversas especíalídades.>' a
grado tal que en muchas ocasiones los descubrimientos de una materia
que pudieron haber tenido relevancia en otra, pasaron desapercibidos
durante mucho tiempo. En dicho contexto la teoría general de sistemas
apareció como un medio integrador, como una visión global y totaliza-
dora del conocimiento.
El gran mérito de Bertalanfy es haber llenado en el tiempo preciso
una expectativa y una necesidad de la ciencia moderna, así como inte-
grar las aportaciones "presistémicas" y "parasístérrucas" que había en su
tiempo.
30 lbid. págs XV a XVII.
JI Situación quesenota incluso actualmente enla forma de parcíallzar la enseñanza de las
ciencias en losprogramas oficiales, lo cual genera en el alumnola creencia de que la físi·
ca y química nada tienen que ver, o que los descubrimientos efectuados en las mate-
mancas van a dejar incólumes a disciplinas tan distantes como la biología, la meteoro-
logía o el derecho.
236 CAPITULO 8. CORRIENTES CONTEMPORÁNEAS
Conceptos e ideas fundamentales de la teoría general de sistemas
La noción inmediata que proporciona Bertalanfy sbbre el término "sis-
tema" es el siguiente: "[...es un] conjunto de elementos en interac-
ción".32
La aparente vaguedad de la definición se justifica en razón de que en
ella pueden incluirse un gran numero de fenómenos y procesos que
acontecen en los ámbitos de la naturaleza y la cultura, en los cuales se
pueden encontrar las más diversas similitudes:
[...] existen modelos. principios y leyes aplicables a sistemas generalizados
o a sus subclases. sin importar su particular genero. la naturaleza de sus ele-
mentos componentes y las relaciones o "fuerzas" que imperen entre
ellos.
33
Cuando Bertalanfy habla de sistemas de cualquier género se refiere
a los de la naturaleza más diversa: ñsícos, biológicos o sociológicos. dado
que todos manifestarán ciertas "similitudes estructurales", a las cuales
denomina el autor como "isomorfismos".
Los isomorfismos no pueden considerarse simples analogías. dado
que los fenómenos a los cuales hacen referencia son de naturaleza dis-
tinta y pese a ello, las abstracciones y modelos conceptuales que se
hacen sobre ellos son coincidentes.
Bertalanfy menciona dos tipos de sistemas: los cerrados, que se
encuentran aislados del medio circundante; y los abiertos. en los cuales
hay una constante "comunicación" o intercambio de elementos entre el
sistema y el medio que los rodea.
La física, que se constituyó en varias épocas como un modelo para el
resto de las ciencias (yen particular para las sociales), adoptó la visión
de los sistemas cerrados; por ejemplo, las reacciones químicas se estu-
diaban en recipientes aislados. las leyes de la termodinámica "funcio-
nan" o son aplicables sólo en ámbitos cerrados.
Sin embargo, sistemas más complejos como los seres vivos, la natu-
raleza misma (considerada a partir de ecosistemas) y la sociedad. cons-
tituyen "sistemas abiertos":
32 Bertalanfy, ob cit. pag 38.
33 {bid. pag 32.
8.3Ieone de sistemas y el derecho 237
Todo organismo viviente es ante todo un sistema abierto. Se mantiene en
continua incorporación y eliminación de materia, constituyendo y demo-
liendo componentes, sin aicanzar, mientras ia vida dure, un estado de equi-
librio químico y termodinámico, sino manteniéndose en un estado llama-
do uniforme...34
Una diferencia fundamental entre ambos métodos, según Bertalan-
fy, es que en los sistemas cerrados, los elementos y condiciones inicia-
les van a influir en los resultados que se obtengan al final del proceso
(por ejemplo, en las reacciones' químicas la concentración de los com-
ponentes originales determina la de los reaccionantes), yen los sistemas
abiertos se puede alcanzar un mismo estado final partiendo de di feren-
tes exigencias iniciales, a esta caracterísnca el autor la denomina "equi-
finalidad. "
Por último, Bertalanfy hace referencia a una particularidad que tiene
la ciencia moderna y que por supuesto es propia de la teoría general de
sistemas: el enfoque teleológico.
Durante mucho tiempo la ciencia se desarrolió a partir de un enfoque
estrictamente causalista, los fenómenos de la realidad eran disecciona-
dos y analizados en sus componentes ínfimos con el objeto de estable-
cer las cadenas de causalidad; es decir, cómo se van ligando los distintos
componentes para producir un resultado, pero sin cuestionarse el para
qué, la respuesta a dicha pregunta se le dejaba a la "especulación filosó-
fica" porque era propia de las etapas precientificas de la explicación
"rnetañsica" o mágica.
El telos o direccionalidad quedaba fuera de la ciencia. La teoría de sis-
temas recupera en varios aspectos ese telos ausente de la visión cientifi-
ca; por ejemplo, en el concepto de equifinalidad lo importante del análi-
sis es encontrar la dirección hacia la cual se dirigen los sistemas, a pesar
de que inician en condiciones diferentes o siguen procesos distintos.
[ ...10 que] debe ser subrayado es ei hecho de que el comportamiento teleo-
lógico dirigido hacia un estado final o metacaracterístico no [es] algo que
esté más allá de las lindes de la ciencia natural, ni una errada concepción
antropomorfa de procesos que, en si mismos, no tienen dirección y son
accídentates.t>
34 lbid, pág 39.
3S tbid, pág 47.
238 CApiTULO 8. CORRIENTES CONTEMPORÁNEAS
Ámbito jurídico
Se mencionó anteriormente que la teoría de sistemas quedaba inscrita
dentro de los positivismos filosóficos, aunque para Büllesbach compar-
te con el marxismo la pretensión totalizadora; es decir, considera el estu-
dio de la sociedad como una totalidad y trata de comprenderla en la
misma forma, a diferencia de la visión fragmentada que ofrecen las
sociologías paruculares.w Sin embargo, el mismo autor admite que esta
coincidencia es sólo en los modos de pensamiento, pero no en una
"actuación práctica coincidente". A las ciencias sociales les ha interesado
la teoría de sistemas porque, además de ser un intento de explicación
global y totalizadora, trata de solventar las cuestiones sociopolíticas; par-
ticularmente al derecho le incumbe para superar la concepción estrecha
de las relaciones jurídicas, en razón de los elementos que aporta la reo-
ria de referencia para atender el desarrollo de los cambios estructurales
de la sociedad.V
Büllesbach menciona que la teoría de sistemas introduce una nueva
forma de entender al "sistema" y que tal acción es de especial relevan-
cia en derecho, donde el termino deja de significar "principio de orde-
nación" y pasa a ser un conjunto de relaciones.
George Klaus concíbe al sistema como:
[...] un conjunto de elementos y un conjunto de relaciones existentes entre
estos elementos. con lo que todas las totaltdades isomorfas del tipo asi defi-
nido son observadas como uno y el mismo sistema. El conjunto de rela-
ciones entre los elementos constituye la estructura del sistema.
38
Cuando se concibe al derecho como un "sistema jurídico" hacemus
mención también a "conjuntos de relaciones concretas" y previsibles,
factibles de compararse con otros sistemas formalizados (de esto se
encarga el derecho comparado). Es posible someterlo a la reforma y la
planificación de conjunto, tomando en cuenta varios aspectos como las
políticas criminológica, social, económica y jurídica en un sentido más
extenso, que involucra necesariamente analizar las conexiones que se
dan en el interior del sistema.
J6 Véase Büllesbach, ob cit, pág 313.
37 Idem.
38 [bid. pag 314.
8.3Teoría de sistemas y el derecho 239
Los problemas de incorporar. la teoría de sistemas al ámbito jurídico
no son triviales, como lo establece Bertalanfy, que uno de los principa-
les productos y aplicaciones de su ideología es en el sector de la tecno-
logia electrónica, la cual ha "impactado" (valga la expresión) al terreno
cotidiano de lo jurídico. Dice Büllesbach: "la legislación se ve afectada
de dos modos: ha de adecuarse a la automatización y mantenerse con-
forme con los valores de nuestra Constitución, en su labor de orientar y
conformar relaciones humanas dignas. "39
La teoría de sistemas ha generado diversos enfoques en el análisis de
las ciencias o vale decir en el estudio de los métodos sociales, que son
más complejos, variados e impredecibles que otros procedimientos, tal y
como lo reconocen los propios sistémicos. Büllesbach distingue los si-
guientes:
"1 . La teoria general de sistemas como teoria interdisciplinaria de las
estructuras con igual forma (isomorfismo).
2. La teoría cibernética de sistemas, como teoria de la dirección,
regulación y control de sistemas.
3. El modelo input-cutput del sistema político.
4. La ciencia de la dirección y la organización como teoría socialista
de la planificación y automatización.
5. La teoría sistémica estructural-funcionalistay la funcional estructural.
6. La teoría cibernética de la regulación jurídica. "40
El éxito que ha tenido el "enfoque sistémico" radica en que sus prac-
ticantes se han dedicado a la tarea de resolver problemas. Si bien es cier-
to que algunos de los objetivos de la ciencia son: contestar preguntas,
plantear nuevas interrogantes, comprobar sus respuestas y resolver situa-
ciones prácticas, las soluciones que se habían planteado hasta antes de
la aparición de la teoría de sistemas no abarcaban al "fenómeno" en su
totalidad, sino que eran parciales desde la óptica de una doctrina. Los
problemas que requerían la intervención de los científicos involucraban
a' una disciplina y la participación de especialistas de otros ámbitos se
reducía a resolver cuestiones simplemente operativas.
El boom del "enfoque sistémico de la solución de problemas" se da
en la Segunda guerra mundial, según West Churchrnan, cuando el pro-
39 Idem.
40 lbid. pág 315.
240 CApITULO 8. CORRIENTES CONTEMPORÁNEAS
blema que representaba para los militares eliminar al enemigo con un
mínimo de pérdida o gasto de recursos involucró a especialistas y cientí-
ficos de todas las áreas de las ciencias "duras"?'
Uno de los principales postulados del enfoque de sistemas es que
ninguna ciencia puede actualmente solucionar los problemas donde se
encuentran involucrados seres humanos o sociedades: la criminalidad. la
pobreza, la alfabetización, los alimentos o la contaminación, son conflic-
tos urgentes que deben ser atacados desde distintos ángulos pero unifi-
cados a través de una disciplina que considere la globalidad del proble-
ma; es decir, deben ser considerados también como "sistemas".
Las dificultades del derecho en las sociedades contemporáneas están
dejando de ser consideradas de manera aislada. los juristas están aban-
donando la pretensión de que su disciplina "rige" la conducta del ser
humano y que por tanto, cualquier problema en sociedad debe o puede
ser solucionado a través de la reforma de las normas jurídicas. Se consi-
dera que el derecho es una de las tantas variables que intervienen en el
sistema social global.
De los enfoques mencionados por Büllesbach, en el presente inciso
serán considerados todos, excepto "la ciencia de la dirección y la organi-
zación como teoría socialista de la planificación y automatización" y "la
teoría cibernética de la regulación jurídica".
Teoría general de sistemas
Concibe a la sociedad como un sistema abierto, en la cual hay una suce-
sión constante de entrada y salida de demandas, productos, decisiones,
etc. Este proceso motiva la variación de los componentes del sistema.
41 El ejemplo que plantea Churchman se refiere a la forma en que los ingenieros y cíentí-
ficos ayudaron a los ingleses a destruir más submarinos alemanes mejorando la tecno-
logia. y atacando el problema como todoun proceso dividido "razonablemente" en par-
tes o capítulos lógicos. Otro uso del "enfoque sistémico" lo plantea el autor al narrar
cómo la Alemania nazi tratóde resolver lasdificultades de la pobreza, educación y sobre-
población en Alemania: atacó sístérnícamente el problema, estableciendo en principio
[os objetivos concretos (parte teleológica). y restringiéndose a la población a que iba des-
tinado el programa. en el cual por supuesto estaban excluidos todos los "Indeseables"
(judíos. "razas inFeriores", mezclas raciales o aquellos alemanes que racialmeme eran
"puros", pero que disentían de los métodos de sus dirigentes. Después de esa primera
"eliminación" metódica, el camino estaba parcialmenteallanado, véase C. West Church-
mano El enfoque de sistemas. págs 13 y siguientes.
8.3 Teoría de sistemas y el derecho 241
Según Büllesbach, la teoria general de sistemas no ha sido adoptada
expresamente en el seno de la ciencia jurídica. aunque:
La teoria del derecho pretende proporcionar un instrumental para el análi-
sis de cualesquiera fenómenos que se puedan concebir como sistemas.
Conjuntamente con ia teoría de ia automatización de Ashby se integró ia
concepción teórlco-cíentífica de von Bertalanfy en la teoria del circuio
regulativo. La importancia para la teoria del derecho radica en que con
ayuda del modeio del circuio regulativo los parámetros operantes se pue-
den reconducir al concepto de información, con lo que se posibilita una
categorización unitaria: es decir la regulación puede ser entendida como un
comportamiento de sistemas procesadores de información. La producción
y presentación de decísíonesjundícas, asi como el proceso legislativo se
basarian en el procesamiento de información.V
El manejo de la información resulta esencial en la teoría general de
sistemas, por lo que el subsistema jurídico debe estar muy atento
de los estímulos de los otros subsistemas de la sociedad.
Teoría cibernética de sistemas
Considera los mecanismos de autocontrol y auroorganízación de los sis-
temas dinámicos. Entre los primeros se encuentran:
La capacidad para perseguir fines sin variar para ello su base operativa in-
terna; el aprendizaje, que exige variaciones internas; la capacidad para exa-
minar y seleccionar datos en el seno del proceso, una capacidad para pro-
ducir informaciones secundarias, capacidad que se oculta bajo ei término
de "conciencia". Los tres modos de comportamiento de un sistema son, por
tanto procesos de Feedback. de retroalimentación, que sirven para el man-
tenimiento de los Fines inmediatos: la inmediata satisfacción, el autornante-
nlmiento y el aseguramiento de la continuidad del proceso.O
Los procesos de retroalimentación se establecen entre el derecho y el
sistema político, cuya tarea consiste en que el método politico sea acep-
tado por el sistema social: sin embargo, es preciso que exista un flujo
ininterrumpido de información tanto hacia los habitantes, que deben dis-
'2 Büllesbaeh, ob eit, pág 316.
• , Deuteh, Politische Kybemetik. citado por Büllesbach, ob eit, pag 317.
242 CApiTULO 8. CORRIENTES CONTEMPORÁNEAS
poner de las vías adecuadas que les permitan conocer los contenidos y
mandatos normativos de manera precisa; como también hacia el siste-
ma político, para que tenga presente los cambios que se suscitan en el
sistema social.
En suma, para Bal1weg (citado por Büllesbach), el modelo cibernéti-
co-jurídico consta de:
[...] un todo (estructura) ordenado con arreglo a determinados puntos de
vista (función), el cual se delimita frente a las perturbacíones provenientes
del medio (estímulos del medio). Con ello se quiere decir que la actividad
jurídica puede entenderse como un sistema que reacciona con regulacio-
nes (output) a las perturbaclones (input) procedentes de su medio social.
El medio puede concebirse como un sistema (el sistema social, en tanto
que orden social) que se sirve de la actividad jurídica para su regulaclón.t"
La interacción entre los métodos social y jurídico, es el manteni-
miento de la "estabilidad del sistema global". La forma de operar entre
ambos dista mucho del modelo de "caja negra", en el cual se conoce lo
que entra -insumo- y lo que sale -producto-, pero se desconoce el
proceso que se lleva a cabo. Se considera que la realidad es un medio
ambiente en continuo proceso, donde algunos problemas que se susci-
tan en la sociedad penetran en la "realidad jurídica" (constituyen los
"insumas"). La concreción jurídica es la suma de las dificultades someti-
das al ámbito decisorio. Entre ambos elementos interviene la necesidad
de decidir; la decisión emana de la realidad jurídica y se incorpora a la
realidad social, pero además la decisión debe ser legitimada y para ello
debe ser fundamentada.
La fundamentación se da a través de su incorporación en la dogmá-
tica jurídica, donde se analiza y almacena (como información para futu-
ras resoluciones). de tal manera que su contenido y alcance van a moti-
var nuevas decisiones y aumentarán el margen de estabilidad del siste-
ma global
4 5
Modelo input-output
Tiene la característica de black box (caja negra), en el sentido de que lo
más importante es establecer los elementos y cantidades de insumas y
44 Büllesbach, ob cit. pág 318.
45 [bid, pág 319.
8.3recrie de sistemas y el derecho 243
salidas, así como la manera en que dichos productos van a conformar de
nuevo una entrada; caso en el cual, se considera que se ha establecido
un "círculo regulativo".
A partir de ese modelo Easton ha tratado de analizar las relaciones que
se dan entre los sistemas social y político, considerando que el primero
es el medio (environment) , formado por un complejo de subsistemas que
difícilmente se combinan entre sí (como ejemplos están: el cultural, el
económico y el jurídico) y cuya suma tiende a mantener el funciona-
miento del sistema global
4 6
Teoría sistémica estructural y funcional
Parsons trató de elaborar una teoria general y sistemática que sirviera de
base para todas las ciencias sociales, en esa doctrina el concepto estruc-
tura se antepone al de función; es decir, da por hecho la existencia de
métodos con determinadas organizaciones y después plantea las presta-
ciones funcionales que se requieren para que pueda mantenerse el sis-
tema.
Para Parsons la estructura de los sistemas está formada por normas
sociales, y su estabilidad se da con base en el consenso (consciente o
inconsciente) de los participantes.
Los puntos de referencia para el análisis funcional son las exigencias
del .sístema y las necesidades de los individuos. El arreglo entre ambos
se da a través de los mecanismos de Integración que están constituidos
por la socialización y el control social."?
En este contexto, el sistema jurídico tendrá como función controlar
las relaciones de lealtad, bienestar, mercado de trabajo y de consumo,
además de sostener la fe en la legitimidad del poder y sancionar negati-
vamente el comportamiento desviado.
En Parsons, las perturbaciones en el proceso sistémico aparecen en el
marco de una teoria criminológica del comportamiento desviado, como
ligadas a la mera categoría de motivación. Si en un individuo tendencias
desviadas se manifiestan en forma de comportamiento desviado, depende
de la efectividad de controles sociales. La concreta correlación entre formas
46 lbid. pag 320.
47 lbid, pag 320.
244 CApiTULO 8. CORRIENTES CONTEMPORÁNEAS
de comportamiento desviado y estructura social se muestra de tal modo
imposible, con lo que no pueden hallarse causas para dicho comporta-
miento. Todas las desviaciones son reducidas a motivos (necesidades psi-
quicas compulsivas de rechazo, miedo, etc). El comportamiento desviado
puede provocar también modificaciones de las estructuras sociales (cambio
social) bajo estados de anomia social; es decir, menor grado de integración,
efectividad sólo parcial de los controles sociales. deficiente estabilidad de
las expectativas de comportamiento y ias orientaciones vatorauvas.w
Críticas
Las observaciones que se pueden hacer al enfoque sistémico, necesaria-
mente irán dirigidos en contra de su versión o parte "funcionalista" y van
a proceder de teorias o posturas "criticas". Por ejemplo:
a) Se puede anotar que la teoría general de sistemas es un "Iuncio-
nalismo trasnochado" que niega, de entrada, la existencia de conflictos
en una sociedad o ataca a éstos y propone soluciones desde el punto de
vista de la clase dominante o del grupo en el poder.
b) La visión global o totalizadora de los problemas sociales que más
nos interesan no es nueva, ya habia sido ensayada por otros enfoques
filosóficos (tal y como anota Büllesbach respecto del marxismo); por
tanto, su pretensión de constituirse en un nuevo paradigma es válido
siempre y cuando se compare con su antecedente inmediato anterior,
que es el modelo positivista de la ciencia.
e) Su optimismo es ilimitado, ya que no considera ni los intereses
involucrados en los problemas humanos, ni la existencia de hechos más
complejos que pueden provocarla desaparición de las "regularidades"
que implica el sistema.
d) Algunos productos del enfoque de sistemas, concretamente de la
doctrina estructural funcionalista, tales como la teoria de la desviación
que trata de explicar la criminalidad, constituyen perspectivas parciales,
ya que atomizan y reducen al nivel personal un fenómeno global que
está ligado a las propias condiciones del sistema.
48 lbid. pag 326.
Auloevaluación 245
Autoeyaluación
1. Conteste brevemente lo que sigue:
1. Explique dos diferencias de las orientaciones metodológicas contemporá-
neas respecto de las tradicionales.
2. Dé la definición de semiótica.
3. Diga cuál es la diferencia entre semiótica y filosofía analítica.
4. Explique la tesis "esencialista" del lenguaje.
5. Señale lostres aspectos de la teoría general de sistemas, según Bertalanfy.
11. Complete las siguientes proposiciones:
Dos de los principales exponentes de la filosofía analítica son:
------------ y ,
quienes dentro del neopositivismo filosóficoadoptan como principal medio
conceptual el _
Los tres tipos de enunciados que supone lateoría analítica del derecho son:
Dos de los problemas que trata la semiótica jurídica son:
Los tres grandes capítulos de la teoría general de sistemas, según Bertalanfy,
son:
246 AUTOEVALUACIÓN
111. Califique comofalsas o verdaderas las siguientes proposiciones:
Los enunciados lingüísticos conceptuales se refieren a hechos fácticos men-
surables.
Las normas de cambio otorgan a una persona el poder para modificar reglas
primarias.
La teoría general de sistemas se postuló como un nuevo "paradigma" de
conocimiento.
El enfoque estructural funcionalista es una orientación de la teoría de siste-
mas.
Según la ideologíacrítica la teoría de sistemas es un enfoque funcionalista.
CAPÍTULO 9
"
Ateas de aplicación
de la metodología jurídica
Concebir a la metodología juridica no sólo como la "rnetodologia de la
investigación juridica", sino como el estudio y la aplicación de los méto-
dos en las diversas áreas del derecho: la creación, aplicación, enseñanza
e investigación; amplia la perspectiva sobre el derecho como producto de
la actividad humana.
El punto de partida de este capítulo son las opiniones de los doctores
Héctor Fix-Zamudio y Jorge Witker, respecto de la rnetodologta jurídi-
ca, a la cual definen como: "la disciplina que se ocupa del estudio de los
instrumentos técnicos necesarios para conocer, elaborar, aplicar y ense-
ñar ese objeto de conocimiento que denominamos derecho."
Fix-Zamudio considera cuatro áreas de aplicación de la metodología
jurídica. Él fue uno de los impulsores de esta disciplina en nuestro país,
abordándola con un enfoque nuevo y de manera relevante. Sus primeras
obras en la materia se remontan a fines de los años setenta.
Si bien una de las áreas mas importantes que en el ámbíto académi-
co se reconoce en las diferentes disciplinas es la investigación, de tal
manera que en buena parte de las obras que abordan a la metodología
248 CAPíTULO 9 ÁREAS DE APLICACiÓN DE LAMETODOLOGíA JURIDICA
de las ciencias se restringen principalmente al proceso de investigación
en cada ciencia en lo particular, sus peculiaridades y la especificidad que
tiene en ellas.
En el estudio del derecho, la metodología no se puede restringir sola-
mente a la investigación jurídica, aunque sea uno de los ámbitos más
importantes y relevantes en el contexto académico. Tal y como se ha
mencionado, al menos se pueden ubicar cuatro grandes grupos de apli-
cación de la metodología jurídica. En este capitulo se abordarán breve-
mente cada uno de ellos.
9.1 La creación del derecho
Independientemente de que en otros sistemas jurídicos se otorgue ma-
yor importancia a diversas fuentes, entenderemos por creación del dere-
cho dos grandes procesos que implican la construcción de normas juri-
dicas, ambos predominan en la época contemporánea y en los sistemas
de tradición romanista:
• El proceso legislativo
• El proceso jurisprudencial (como fuente del derecho)
El proceso legislativo. Es sin duda una de las fuentes más importan-
tes del surgimiento del derecho en nuestro sistema juridico mexicano, se
puede considerar como un conjunto de pasos previamente establecidos
cuyo propósito es regular la creación del producto denominado "ley".
Eduardo García Máynez señala:
En los países de derecho escrito, la legislación es la más rica e importante
de las Fuentes Formales. Podríamos deFinirla [a la legislación] como el pro-
ceso por el cual uno o varios órganos del Estado Formulan y promulgan
determinadas reglas jurídicas de observancia general, a las que se da el
nombre especifico de leyes.'
Respecto a los pasos del proceso 'legislativo, García Máynez los divi-
de así:
1 Eduardo García Máynez, Introducción al estudio del derecho. Porrúa. México, 1984, pág
52.
9.1 la creación del derecho 249
a) Iniciativa. Es el acto por el cual determinados órganos del Estado
someten a la consideración del Congreso un proyecto de ley [...] las ini-
ciativas presentadas por el presidente de la república, las Legislaturas de
los estados o las Diputaciones de los mismos, pasarán a comisión. Las
que presentan los diputados o senadores se sujetan al trámite del
Reglamento de debates.
b) Discusión. Las cámaras deliberan acerca de las iniciativas, a fin de
determinar si deben o no ser aprobadas. La anuencia de los proyectos no
depende de una sola de las instancias, sino que será sucesivamente auto-
rizada en cada una de elJas.
c) Aprobación. Se da cuando las cámaras aceptan un proyecto de ley.
La aprobación puede ser total o parcial.
d) Sanción. Es la aceptación que hace el Poder ejecutivo de una ini-
ciativa, posterior a la aprobación por parte de las cámaras. En ocasiones,
el Ejecutivo ejerce su derecho de veto al negar la sanción a un proyecto
admitido por el Congreso.
e) Publicación. La ley aprobada y sancionada se da a conocer a los
destinatarios por medio del Diario Oficialde la Federación.
f> Iniciacton de la vigencia. En la publicación, generalmente se esta-
blece el momento en que la ley expedida inicia su vigencia.?
Como se observa, el proceso legislativo está regulado de manera for-
mal en la propia norma jurídica; es uno de los ejemplos de cómo el dere-
cho está construido a partir de reglas que pretenden ordenar la vida del
ser humano. Es obvio que la casuistica puede ser muy rica y dar lugar a
situaciones que si bien tratan de ser previstas por la ley con el fin de no
alterar la vida del país, han ocurrido situaciones inusuales en la vida polí-
tica, sobre todo a partir de que el grupo que había mantenido la hege-
monia en ambas cámaras la perdió, y ahora se enfrenta a la alianza de
partidos que pueden obtener la mayoria.
Resulta interesante ver la casuística planteada por Garcia Máynez,
quien considera dos grandes grupos de sítuaciones.>
2 tbid. págs 54-55.
3 {bid. págs 58-59.
250 CAPíTULO 9. ÁREAS DE APLICACiÓN DE LAMETODOLOGíA JURíDICA
PROYECTOS NO VETADOS POR EL PODER EJECUTIVO
PRIMER CASO
Cámara de origen
Aprueba
SEGUNDO CASO
Cámara de origen
Aprueba
..
Se discutede nuevo,
se aprueba y se
turna a la revisora



Cámara revisora
Cámararevisora
Vuelve a lacámara de origen con
las observaciones respectivas
+
El proyecto no puede volver a
presentarse en el mismo periodo
de sesiones

Ejecutivo
publica
Ejecutivo
TERCER CASO
Cámara de origen Cámara revisora
9.1 La creación del derecho 251
Ejecutivo
Aprueba
..
Vuelve a lacámara de origen con
las observaciones respectivas
Se discutede nuevo,
seapruebay se
turna a larevisora
CUARTO CASO
Cámara de origen
Aprueba
..
Se discutede nuevo,
aprueba las reformas y
adiciones, y turna a la
revisora


Cámara revisora
Vuelve a lacámara de origencon
las observaciones respectivas

publica
Ejecutivo
publica
252 CApíTULO 9. ÁREAS DE APLICACIÓN DE lAMETODOlOGfA JURIDICA
QUINTO CASO
Cámara de origen
Aprueba
Se discute de nuevo,
rechaza las reformas
y adiciones, y turna
a larevisora
..
Cámara revisora
¡
Vuelve a la cámara de origen con
las observaciones respectivas
Ejecutivo
SEXTO CASO
Cámara de origen
El proyecto no puede presentarse
hasta el siguiente periodo de sesiones
Cámara revisora Ejecutivo
Aprueba
..
Se discute de nuevo,
rechaza las reformas y
adiciones, y turna a
larevisora
..
..
Vuelve a lacámara de origen con
las observaciones respectivas
..
publica
9.1 la creación del derecho 253
SÉPTIMO CASO
Cámara de origen
Rechaza
Cámara revisora
el proyecto no puede presentarse
hasta el siguiente periodo de sesiones
Ejecutivo
PROYECTOS VETADOS POR EL PODER EJECUTIVO
OCTAVO CASO
Cámara de origen Cámara revisora Ejecutivo
-
Aprueba
insiste en el proyecto
por mayoria de las
2/3 partes de votos
---
vuelve a lacámara de origen
con sus observaciones
debe
ordenar
la
publicación
254 CApiTULO 9. ÁREAS DE APLICACiÓN DE LAMETODOLOGIA JURIDICA
El procesojurisprudencia/o Se entiende aquí como fuente del derecho
y no como ciencia jurídica, que es otra de sus acepciones. En el sentido
que la usamos, se define como "el conjunto de principios y doctrinas
contenidas en las decisiones de los tribunales"4
En nuestro sistema juridico la propia ley (y de aquí se deriva el papel
preponderante que tiene esta fuente del derecho en el marco jurídico
nacional) otorga a la tesis de determinadas autoridades judiciales el ca-
rácter obligatorio respecto de otras de rango inferior. La jurisprudencia
de la Suprema corte de justicia obliga a ésta, a los juzgados de Distrito,
así como a los Tribunales unitarios y colegiados de circuito, los militares
y judiciales del orden común de las entidades federativas y a los admi-
nistrativos y del trabajo, locales y federales.
Se indica en el segundo párrafo del art 192 de la Ley de amparo:
Las ejecutorías de los tribunales colegiados de Circuito constituyen juris-
prudencia, siempre que lo resuelto en cinco ejecutorias no interrumpidas
por otra en contrario y que hayan sido aprobadas por unanimidad de votos
de los magistrados que los integran.
En el texto de Garcia Máynez se explica de manera muy clara>
El sentido que tiene en la Ley de amparo la Jurisprudencia es aun más res-
tringido, pues establece una serie de reglas o requisitos (cinco ejecutorias
...) que deben cumplirse (y de nuevo se reitera el carácter de proceso de
formalización que tiene la creación del derecho).
Se debe distinguir entre tesis, que es la opinión de la Corte respecto
de un artículo (por ejemplo de la Constitución) y la sentencia (ejecutoria)
que contiene a esa resolución. Sólo hasta que el Pleno de la corte aplica
la misma interpretación en cinco ejecutorias queda formada la norma
jurísprudencial.v
Las demás fuentes de creación del derecho también son susceptibles
de ser analizadas desde el punto de vista de la metodología, de aplicar
métodos diversos, ya sea los de inducción y deducción. Por ejemplo, el
proceso legislativo inicia aplicando un modo deductivo, puesto que el prin-
cipio de creación obedece a reglas previamente establecidas, las cuales
deben observarse en el proceso de instauración de la norma concreta.
4 ¡bid. pág 68.
s ¡bid. págs 68-69.
6 lbid. pag 70
9,2 Aplicación del derecho 255
El desarrollo de creacion de la norma jurisprudencial obedece al
método inferencia y conclusión, Es deductivo, porque el proceso está
regulado como principio general en una norma legal. sin embargo, el
proceso de creación concreto de cada jurisprudencia está descrito en la
norma legal como un proceso inductivo: parten de las interpretaciones
individuales generadas por las autoridades del poder judicial (legalmen-
te autorizadas) y de ellas se convierte en un principia general.
Considerar diversas fuentes del derecho, todas 'con referencia última
ala un origen con doble carácter: deductivo (por establecer-
se en un principio general legal) e inductivo (por el proceso concreto
que se sigue para la creación),
El caso de la costumbre como fuente del derecho es muy similar: la
norma legal lo establece específicamente como fuente supletoria en
'determinadas circunstancias, el proceso concreto requiere de la actividad
de los miembros de una comunidad.
9.2 Aplicación del derecho
La aplicación del derecho se da en diversos niveles, aunque se considera
que parte de un acto concreto de autoridad jurisdiccional que trata de
resolver un conflicto de intereses que dos o más particulares (o entre un
particular y una autoridad) someten a su consideración, y cuya decisión
va a ser observada por los interesados (en caso contrario, la autoridad
dispone de la fuerza o poder coactivo del Estado para hacerla cumplir),
Tamayo y Salmarán lo define así:
La aplicación del derecho es laoperación por lacual cierta instancia (en par-
ticular un tribunal) determina los hechos que el derecho define "in abs-
tracto" en normas generales e "individualiza" las consecuencias previstas
(ordenando su ejecución)."
De acuerdo con el texto de Metodología (el inciso correspondiente fue
elaborado por la licenciada Patricia Morales) la aplicación de las normas
cuenta con las siguientes etapas:
7 Rolando Tamayo y Salmarán, Elementos parauna teor(a general del derecho. Rosa Maria
Alonso González y coautores, Metodolog(ajurídica, pág 254.
256 CAPITULO 9. ÁREAS DE APLICACiÓN DE LAMETODOLOGIA JURIDICA
1. Comprobar que un hecho coincide con la hipótesis normativa. Se
constatan los hechos y la calificación jurídica de los mismos.
2. Imputación de las consecuencias normativas a personas específi-
camente determinadas. En esta etapa se individualiza al sujeto, el cual
sera titular de los derechos y obligaciones, a condición de que se realice
el hecho jurídico.
Estas acciones son realizadas por el funcionario encargado de la apli-
cación del derecho, que tradicionalmente se considera a un juez.
Aplicar el derecho no es una operación de simple silogismo, el juz-
gador debe interpretar la norma jurídica (a través de los métodos descri-
tos: literal, sistemático o sociológico) y debe considerar expresa o implí-
citamente otros criterios de valor.
Aunque formalmente la aplicación del derecho corresponde al juzga-
dor, intervienen también de manera activa las partes que están en el pro-
ceso argumentando y razonando, y que son, en un sentido real o mate-
rial, copartícipes en el proceso de aplicación.
Entre los argumentos mas utilizados se encuentran los siguientes:
l. Pari ratione. Es un argumento de razón semejante, ya que se basa
en la identidad de razón que puede existir en el ordenamiento jurídico.
Por ejemplo, si se presenta una situación no regulada con características
semejantes a otraque sí lo esta, se aplicara la norma de ésta al otro caso.
2. Contrario sensu. Cuando se conoce el contenido estricto de una
disposición, y se busca sustraer de su régimen los eventos no incluidos
para aplicarles un sistema distinto.
3. A[ortiori. Al observar que la razón para el caso no reglamentado
es superior a la que tuvo el legislador al producir la norma para el acto
regulado.
4. Ab absurdo. Es útil para comprobar los prejuicios que puedan deri-
var de la aplicación de una norma, en particular cuando carece de equi-
dad.
5. Ab auctoritate. No es propiamente un argumento, en caso de que
la solución sea laboriosa se recurre a la opinión de altos tnbunales."
8 {bid. pág 256.
9.3Enseñanza d,el derecho 257
La aplicación del derecho corresponde también a las autoridades.
cuya tarea es resolver controversias entre particulares. y su actuación
está sometida a procesos previamente establecidos en diversas normas
jurídicas (razón por la cual el licenciado en derecho tiene cierta presen-
cia en la administración pública).
9.3 Enseñanza del derecho
Analizar la enseñanza del derecho puede ofrecer una complejidad tal.
que se recomiendan dos obras (ya citadas) que abordan dicho tema:
Héctor Pix-Zamudio, Ensayos sobre metodología, docencia e investigación
jurídica y Jorge Witker Metodología de la enseñanza del derecho. sola-
mente mencionaremos algunos aspectos relacionados con la enseñan-
za en nuestro pais. Para mayor profundidad se recomienda consultar las
obras de mención.
En un sentido estricto la enseñanza del derecho puede estar restrin-
gida a los niveles profesional y de posgrado, aunque su influencia se
puede extender también hacia los contenidos de la educación media
superior y básica.
Abordaremos solamente algunos aspectos relacionados con la ense-
ñanza del derecho en la licenciatura. ya que hacer un diagnóstico de la
situación en nuestro país sería una tarea muy ambiciosa. dada la diver-
sidad de programas. necesidades y di ferencias en el propio marco jurídi-
co nacional. Sin embargo. podemos ubicar de manera general y con el
obvio peligro de simplificar en demasía las condiciones para el estudio
del derecho en nuestro país. con las siguientes características:
• Diversidad de marcos legislativos.
• Múltiples necesidades sociales y jurídicas. derivadas de la plurali-
dad cultural y social del país.
• Variados contenidos temáticos en los programas de estudio.
• Multiplicidad de orientaciones en el mercado laboral y en la oferta
educativa.
• Formalismo jurídico como paradigma de conocimiento y de ense-
ñanza del derecho.
• Modelos de docencia tradicional como prototipo de enseñanza y
tendencia a reflexionar sobre los modelos educativos.
258 CApiTULO 9. ÁREAS DE APLICACiÓN DE LA METODOlOGIA JURfDICA
Los diversos marcos legislativos se originan de la diferencia en las
necesidades específicas de las entidades federativas. Aunque también
tienen una motivación histórica y un componente político, ambos estre-
chamente relacionados. A partir de la adopción del federalismo como
forma de organización política, se da a las entidades federativas, entre
una de las atribuciones más importantes, la posibilidad de legislar en
diversas materias, de tal manera que cada institución tiene su propio
Código civil, Código penal y los respectivos códigos adjetivos.
Uno de los ámbitos que más defienden las entidades federativas en
aras del respeto a su soberanía, es la posibilidad de tener su marco legis-
lativo en distintos campos. Aunque se han intentado elaborar códigos
generales que permitan unificar la aplicación de la norma en distintos
sectores, hasta la fecha no han fructificado debido a que existe una mar-
cada diferencia en los estados.
Hay una estrecha relación entre las distintas necesidades sociales y
jurídicas de las entidades federativas del país. Es talla diferencia, que se
considera imposible plantear un marco general lo suficientemente am-
plio.
La variedad de los marcos jurídicos estatales tendría como una con-
secuencia lógica la diversidad en los contenidos temáticos de la licencia-
tura, aunque bien se podría dar la unificación en diferentes espacios.
Adicionalmente, los diversos ámbitos de aplicación tienen como conse-
cuencia especializarse en el perfil de ingreso o egreso. Por ejemplo, hay
instituciones particulares a las cuales les interesa satisfacer necesidades
laborales muy concretas, tienen quizá una visión empresarial; o habrá
organismos obreros que tienen a su cargo una escueladonde se enseñan
normas legales, cuyo enfoque estará orientado hacia el derecho del tra-
bajo.
La oferta educativa en el área del derecho es muy variada, y se puede
clasificar atendiendo desde criterios simples, que separan en dos grupos
a los de escuelas públicas y privadas; hasta considerar características
más complejas como los créditos o el tiempo que tardan en cursar la
licenciatura. Lo común son 5 años; sin embargo, en algunos planes y pro-
gramas, para abreviar la permanencia de los alumnos ofrecen el grado
universitario en menos tiempo, considerando también un menor núme-
ro de materias.
En los últimos años ha sido importante la labor desarrollada en aso-
elaciones que agrupan escuelas de derecho, con un propósito común:
9.3 Enseñanza del derecho 259
establecer al menos un núcleo de materias y temas. En este sentido, la
tarea de la ANFADE (Asociación Nacional de Facultades de Derecho) ha
sido importante, ya que dentro de sus acuerdos fue estructurar precisa-
mente un núcleo de materias y contenidos comunes, en cada entidad
federativa e institución educativa (pública o privada), adicionando los
que se consideren pertinentes.
Una de las caracteristícas más comunes de las escuelas de derecho
en México, que nos lleva a reconsiderar en ocasiones la aplicación de la
teoría de las revoluciones cientificas y usar el concepto de "paradigma"
en la ciencia jurídica, es la existencia de un modelo teórico predomi-
nante: el posítivismo o formalismo juridico.
Modelo basado primordialmente en el aspecto normativo del dere-
cho (que deja en segundo plano al valorativo y al fáctico), apoya su con-
formación en uno de los productos más importantes del derecho en
nuestro sistema juridico: la ley.
Algunos programas se estructuraban (lo que era evidente en los "vie-
jos" planes de la licenciatura) conforme estaba prevista una asignatura en
la ley o código correspondiente. Por ejemplo, en la materia de Obligacio-
nes, el programa prácticamente describía los capítulos correspondientes
a la parte del Código civil donde se regulaban las exigencias.
Estudiar derecho significó durante mucho tiempo aprenderse las
leyes, códigos y en general lo que integra nuestro juridico nacional. Y de
esa manera era asumido por el propio alumno: derecho es igual a leyes.
El núcleo duro del aprendizaje del derecho era un conjunto de técni-
cas necesarias para la aplicación satisfactoria de las normas al caso con-
trovertido que se ofrecía al profesionista, ya sea como abogado defensor,
o como servidor público en el poder judicial (preferentemente) y en algu-
nas ocasiones, desde la administración pública (dedicado a la "polittca").
Paulatinamente el ámbito de actividad del licenciado en derecho se
ha ido restringiendo, sobre todo al surgir nuevas licenciaturas. Quien
deseaba dedicarse a la "polítíca'' estudiaba necesariamente leyes; en la
actualidad existe una carrera ad hoc: Ciencias politicas y sociales. Para
ingresar al servicio exterior, se requeria estudiar "derecho"; ahora existe
la licenciatura en relaciones internacionales. Aunque es de aclarar que
estas profesiones no han impedido en la práctica el acceso y el ejercicio
del licenciado en derecho en esas áreas.
260 CApiTULO 9. ÁREAS DE APLICACIÓN DE LAMETODOLOGIA JURIDICA
Tal vez el futuro depare dos caminos para los estudiantes: la especia-
lización y lo genérico, con la obligación de prepararse en un programa
más complejo y con mayor número de materias.
El paradigma o modelo teórico dominante sigue siendo el formalis-
mo, aunque se ha tratado de dar un enfoque más amplio acerca de lo
jurídico, las áreas axiológíca y fáctica se han ampliado en los nuevos pia-
nes de esrudio (en particular en los de la Facultad de Derecho de la UNAM
y en todo el sistema incorporado a esta institución), donde lo axiológico
corresponde no a dos materias como antaño, sino que ahora consta al
menos de seis, con un contenido (parcial) filosófico: Introducción al estu-
dio del derecho, Teoria del derecho, Ética jurídica, Metodología jurídica,
Lexicología jurídica y Filosofía del derecho. En el ámbito fáctico ha per-
manecido muy similar al plan anterior: Sociología, Teoria política, Sis-
temas políticos contemporáneos. Teoría económica. Historia del pensa-
miento económico.
Lo anterior conduce a reconsiderar, al menos en algunas materias, el
enfoque formalista. Uno de los ejemplos más notables es que en Teoría
del derecho, Metodología jurídica y Filosofía del derecho se discuten
modelos alternativos al sistema formalista, lo cual se hacía sólo hasta el
posgrado.
Finalmente, en cuanto a los modelos de enseñanza se pueden consi-
derar tres, los cuales enumera y caracteriza el doctor Witker:
Tradicional. Este modelo, de antecedentes medievales, se basa en una téc-
nica de enseñanza autoritaria, que centra en el profesor toda la comunica-
ción informativa, dueño del conocimiento y del método, relegando a los
estudiantes a un papel pasivo y receptivo (...) los rasgos distintivos de este
modelo son:
• Verticalismo. Favorece las relaciones jerárquicas en el salón de cla-
ses: de subordinación, competitivas, etc. Un superior (maestro) y
un subordinado (alumno).
• Autoritarismo. Dar la voz a sólo Lino de los actores: el docente.
• Verbalismo. Desarrollar las clases preferentemente a través de
exposiciones magistrales que sustiruyen a la realidad y a las fuen-
tes del conocimiento.
• Intelectualismo. Le da más importancia al desarrollo cognoscitivo
del alumno (repetición memorística), dejando de lado las áreas afee-
9.3 Enseñanza del derecho 261
tivas y de los valores, separando el aula de toda relación con la rea-
lidad circundante.?
Muchas de las caractenstícas citadas forman parte todavía de la ense-
ñanza del derecho en las escuelas e institutos de educación superior; en
ocasiones por inercia, costumbre o tradición, la "catedra" o exposición
magistral del maestro se mantiene como el elemento mas importante en
el proceso de enseñanza-aprendizaje.
La calificación en este modelo se da a través de un "juicio de exper-
to", donde la institución educativa confía plenamente en la capacidad del
docente para asignarla, considerándose per se como justa y adecuada la
valoración que hace el magíster de la actividad del alumno.
El segundo modelo es descrito de la siguiente forma;
Docencia tecnocrática. Modelo educativo surgido en Estados Unidos, que
concibe ia tarea docente como una actividad "neutral" que adiestra a los
estudiantes en base a estímulos premio-castigo, descontexrualrzando ioscon-
tenidos histórico-sociales de las disciplinas cientíñcas. Este modelo se sus-
tenta en la psicologíaconducrtsta que considera queel aprendizaje es regís-
trable vía cambios observables, que experimentan los estudiantes en su
conducta. 10
Una de las obsesiones de quienes suscriben el presente modelo es
medir los resultados del proceso enseñanza-aprendizaje, se considera
que no sólo es susceptible de medirse el aprovechamiento del alumno,
sino también el "rendimiento" de los docentes, a través de evaluaciones
periódicas, y de analizar la actividad desarrollada por el profesor.
De acuerdo con este prototipo, la conducta del maestro también
debe ajustarse a pautas predeterminadas, cuyo cumplimiento define la
permanencia o la salida de los catedráticos de las instituciones.
Agrega Witker:
Para este modelo los objetivosde aprendizaje son la descripción clara, pre-
cisa y unívoca de las conductas que se espera que el estudiante logre y
manifieste al finalizar un ciclo de instrucción. De su formulación parte la
acción educativa.
9 Pauto rreíre, Pedagog{a del oprimido, pág 70, citado por Jorge Witker, "Docencia critica
y formación juridica" en Revista de la Facultad de Derecho de México, t XLV. enero-abril
1995. núms 199-200, Facultad de Derecho UNAM. México, pag 266.
10 Benjamin Bloom. Taxonom[a de los objetivos de laeducación. citado por Jorge Witker, ob
cit ("Docencia critica y .."), pag 267.
262 CApíTULO 9. ÁREAS DE APLICACIÓN DE lA METODOLOGíA JURíDICA
Los contenidos informativos, por su parte, se unen a la conducta (con-
ducta-contenido) y desglosan y desagregan materias con lo que se descon-
textualízan y neutralizan de toda relación valoratlva socio-polüíca.
Las actividades de aprendizaje buscan reforzar las conductas progra-
madas, propiciando y controlando estimulas ayudados por sofisticados
medios tecnológicos que despiertan en los aiumnos un interés y motiva-
ciones evidentes.!'
Parte de los fines para aprender están planteados de acuerdo con el
modelo de la docencia tecnocrática (denominada "tecnología educati-
va"). Los programas de las materias de licenciatura están estructuradas
en objetivos generales y particulares (de cada unidad), al final de los cua-
les se espera que el alumno aprehenda una serie de conceptos y adopte
determinadas conductas, asi como también sea capaz de realizar varias
. actividades.
En la actualidad la enseñanza del derecho se encuentra en un cami-
no intermedio entre el modelo tradicional y la tecnología educativa; por
una parte, hay una tendencia a ir cerrando el capitulo de los grandes
maestros del derecho en quienes se depositaba totalmente la confianza
para la preparación de los futuros profesionales, donde importaban más
el nombre, el prestigio y la experiencia del docente que la evaluación y
seguimiento de su actividad. La mayoria de las instituciones de educa-
ción superior que imparten esta carrera, adoptan la tecnología educativa:
evalúan el desempeño de sus profesores no sólo a través de la asistencia,
sino por los resultados que arroja su ciclo escolar. Lo irónico es que el
análisis de las calificaciones obtenidas por los alumnos se vuelve un indi-
cador muy importante para las instituciones educativas: un gran núme-
ro de aprobados indica que el educador es poco estricto en su actividad
y un exceso de reprobados, es sintoma de que es oscuro y los alumnos
no llegan a comprender su clase.
La tecnología educativa exige, además, el cumplimiento de una serie
de actividades poco probables de llevar a cabo cuando se tienen grupos
numerosos, como en las escuelas públicas. En tanto no se pueda abatir
el número de alumnos en cada grupo, será muy deficiente la implemen-
tación de este modelo.
Finalmente, el tercer modelo descrito por Witker es la:
1I !dem.
9.3 Enseñanza del derecho 263
Docencia crítica. Como reacción a la docencia tradicional y al modelo
tecnocrático. surge la docencia crítica que concibe a la educación como la
disciplina que aborda el proceso de enseñanza-aprendizaje, no para dictar
normas sobre su "deber ser" para alcanzar un ideal propuesto, sino para
analizar y desentrañar los aspectos contextuales que inciden en él. Su fin
no es alcanzar un modelo de lo que se considera "una buena enseñanza",
sino lograr una labor docente mas consciente y significativa tanto para
docentes como para alumnos. 12
De acuerdo con este modelo, el aprendizaje (del derecho) ya no se
puede ver fuera de contexto, separado de su entorno soclopolítíco y
reducido solamente a lo normativo, sino que tiene que analizarse en tres
niveles: el social, donde se estudian las causas más generales (políticas,
económicas, culturales, etc) que determinan los fenómenos que hay en
el aula; el escolar, donde se practican las condiciones más cercanas de la
actividad educativa: normas de construcción de edificios, horarios, pro-
gramas de estudios, calendarios de evaluación; y finalmente el aula, donde
se analizarán los roles, las concepciones de enseñanza, las relaciones
interpersonales, la forma en que se abordan los contenidos, etcétera. 13
Agrega el doctor Witker respecto de la intención del modelo critico:
"se trata de humanizar las relaciones docentes con base en premisas de
respeto, solidaridad, cooperación e igualdad; lejos de las jerarquías arbi-
trarias de la docencia tradicionalr.t?
Uno de los primeros supuestos de la enseñanza critica es repensar el
papel que desempeñan tanto el profesor como el alumno en el proceso
de enseñanza y aprendizaje, de tal forma que los roles se puedan alterar
y que el estudiante asuma también un papel activo dentro del proceso.
El ideal, de acuerdo con Witker, es el paradigma critico:
Se plantea que el modelo de docencia critica -humano y solidario- se
imbrique a una nueva epísternologia del derecho en donde el cómo apren-
der se subsume en un qué aprender, uniendo forma y contenido, derecho
y realidad social; única forma de hacer avanzar a una disciplina que bajo el
impacto de la globaüzactón está llamada a jugar un papel básico de seguri-
dad, paz y solidaridad. 15
Sin embargo, estará sujeta también al ideal de sociedad que se tiene
y al tipo de habitantes que se quiere formar. Una institución educativa
12 Ibid, pag 268.
13 Idem.
14 ldem.
15 Ibid. pag 274.
264 CAPITULO 9. ÁREAS DE APLICACiÓN DE LAMETODOlOGIA JURiDICA
que aspire a formar ciudadanos que sean capaces de usar su criterio para
resolver los problemas y tenga un modelo de enseñanza tradicional,
quizá no pueda ofrecer a la sociedad el tipo de profesionistas que pro-
mete, aunque no se debe menospreciar la capacidad del ser humano
para aprender y construir el conocimiento por sí mismo.' 6
No se puede exigir a las instituciones educativas que asuman una
posición y un ideal de docencia que vaya en contra de sus más profun-
das intencionalidades y convicciones (expresadas en sus diversas políti-
cas), la adopción de un ejemplo educativo debe comprenderse en un
contexto muy amplio, donde seanalicen las circunstancias que rodean al
quehacer formativo en el organismo concreto y se elijan los métodos y
las concepciones filosóficas educativas que correspondan con los objeti-
vos propuestos por la institución.
9.4 Investigación del derecho
Una de las áreas importantes y por tanto más desarrolladas en las cien-
cias es la metodología de la investigación. En nuestra disciplina, el con-
tenido del estudio jurídico va a depender de la forma y del concepto que
se tenga del derecho; de la perspectiva que se adopte acerca de la cien-
cia jurídica (o como se le denomine) y de la orientación jurídica meto-
dológica que se utilice, ya sea de manera consciente o inconsciente.
Incluso la perspectiva que se tenga de la ciencia en general va a
influir en la manera de hacer la investigación jurídica, dado que ésta, en
uno de sus sentidos se puede considerar como emparentada con la bús-
queda cientifica.
El conocimiento en general, permite conceptuar como ciencia no
sólo a lasdíscíplínas "duras" o a las "naturales", que durante mucho tiem-
po monopolizaron tal denominación, 17 sino también considera con pleno
16 De manera ilustrativa, la maestra Teresa Obregón dice en sus seminarios de docencia:
"el alumno debe aprender conmigo, en contra de mí, sin mi y a pesar de mí" (mi =
docente).
17 Actualmente, las matemáticas y la física, que durante muchos siglos marcaron la dirección
de las demás, están revisando sus propios fundamentos y "paradigmas" predominantes.
Porejemplo. en la fisica seestá cuestionando el modelo "mecanicista' queorientómuchos
arquetipos y teorías de las ciencias sociales. e incluso se está discutiendo el imperante
"materialismo" que se considera inherente a la investigación cíenuñca en la fisica.
Paul Oavies y[ohn Gribbin, Los mitos de la ciencia, McGraw Hill, México, 1996, passírn.
9.4Investigación del derecho 265
derecho a las sociales, a pesar de las aparentes "deficiencias" que pue-
dan tener como ciencias al lado de las naturales.
Respecto de la disciplina jurídica, consideramos que ésta no se puede
reducir al contenido de la "ciencia dogmática", ni a la orientación de la
teoría pura de Kelsen; comprende además otros aspectos, como la inves-
tigación de los valores que se actualizan en las normas y el comporta-
miento de los seres humanos respecto de las reglas emitidas por la auto-
ridad; es decir, el cumplimiento efectivo de los preceptos en la sociedad.
Tradicionalmente ha existido una cierta distancia entre la ciencia, las
investigaciones científica y jurídica, y el derecho al menos en la tradición
jurídica nacional, que en parte seha dedicado a los estudios jurídicos que
se inscriben dentro de un marco dogmático.
En la actualidad la indagación científica, y por tanto, la jurídica,
deben considerarse dentro de los marcos institucionales; es decir, los
principales lugares donde se realizan investigaciones son los institutos de
enseñanza superior (en los niveles de licenciatura y posgrado) y los cen-
tros de investigación.
Es obvio que en los establecimientos de educación superior, univer-
sidades, facultades y escuelas de derecho, son donde inicialmente sedan
los primeros pasos para la indagación, donde los futuros investigadores
y aún los alumnos que no tienen interés en dedicarse a esa actividad
(porque quieran integrarse al litigio, a los órganos de administración de
justicia, al servicio público o "la política"), tendrán su enfrentamiento con
las dificultades de los procesos a investigar, las técnicas que deben em-
plearse de manera más o menos rigurosa y finalmente, elegirán (en oca-
siones sin proponérselo) alguna de las orientaciones de investigación.
La deficiencia en los trabajos elaborados por los alumnos en la licen-
ciatura, con o sin entusiasmo, o por compromiso constituyen la simien-
te de los procesos a indagar, ya sea en el posgrado o en los institutos de
investigación.
La orientación educativa impartida en las escuelas y facultades de
derecho va a determinar el futuro de las investigaciones, ya que además
de adquirir información y hábitos de estudio, los alumnos obtienen la
capacidad para restringirse dentro de ciertos ámbitos del conocimiento,
desdeñar las aportaciones y productos culturales provenientes de otras
disciplinas y limitar sus relaciones personales y profesionales con sus
"pares". Se enseña a pesar de una manera determinada, quizá con un
exceso de simplicidad se puede expresar: los físicos aprendían a ver el
266 CApiTULO 9. ÁREAS DE APLICACiÓN DE LAMETODOLOGiA JURIDICA
mundo como "físicos", como la perspectiva dominante lo establecía:
durante mucho tiempo el paradigma "oficial" de la fislca (según Paul Da-
vies) fue el "mecanicismo". El alumno y futuro egresado de la facultad de
ciencias aprenderá a ver el mundo como si fuera "perfecto mecanismo,
similar al de un reloj, en el cual las piezas funcionan a partir de su exac-
ta inserción en el todo", un mecanismo en el cual no tienen cabida la
irregularidad o la indeterminación.
El estudiante egresado de una escuela de psicología donde predomi-
na un enfoque conductista, tratara a los demás sin que interesen sus
motivaciones mas profundas, sino simplemente a través de su conducta
manifiesta. Además vera a los pacientes (en obvio extremo) como si fue-
ran ratas de laboratorio a quienes enseñó por medio de estímulos positi-
vos y aversivos, modificar sus pautas conductuales.
En el caso del estudiante de derecho, que se encuentra en una escue-
la o facultad en la que el enfoque predominante es "positlvísta" o "kel-
seniano"; es decir, que considera como su único punto de interés la
norma y el sistema normativo; esto provoca el desinterés por el cumpli-
miento de los valores o de conocer aquellos que se encuentran implíci-
tamente protegidos por la norma o se desestime la importancia del como
portamíento efectivo de la comunidad respecto del contenido de la ley.
Al terminar la carrera y enfrentarse a los problemas de la colectividad es
lógico que los trate de solucionar con el enfoque y los instrumentos de
conocimiento que le dieron en la universidad.
Va a suponer el egresado que las dificultades se resuelven simple-
mente con reformas a los planos constitucional y legislativo, no se va a
interesar si la realidad que trata de reglamentar es distinta a sus preten-
siones: obligar a comunidades de tradición oral, con fuertes valores y
principios de solidaridad y con altos índices de analfabetismo o desco-
nocimiento del castellano, a que acepten leyes escritas imbuidas del pen-
samiento neoliberal e individualista y que no están escritas en su lengua;
o si efectivamente los destinatarios van a cumplir con las obligaciones
que les impone la norma.
No se va a preocupar porque las leyes sean "operativas" o se solu-
cione por ejemplo, la delincuencia, simplemente aumentando la penali-
dad en las leyes, sin atender a los factores sociales, económicos y cultu-
rales que pueden intervenir en la producción de la misma.
El circunloquio anterior pretende justificar las áreas en las cuales se
puede realizar la investigación jurídica y las modalidades que ésta adop-
9.4Investigación del derecho 267
ta, así como la importancia de que en mayor o menor medida, se ense-
ñe y practique durante el desarrollo profesional. aunque 'la mayoria de
los egresados no se vayan a dedicar formalmente a la investigación. lo
cual es una carencia para el futuro egresado
,
Áreas de la investigación jurídica
Este apartado se basa en las ideas de Jorge Witker, se aclara en virtud
de que actualmente no hay consenso sobre el contenido que debe tener
la investigación jurídica, o en realidad, el consentimiento unánime apun-
ta hacia el estudio dogmático como el que "esencialmente" debe llevar el
adjetivo de "jurídico".
Witker menciona dos grandes áreas de investigación juridica: la teó-
rica o dogmática y la empirica. A la primera la define como:
... aquella que concibe el problema jurídico desde una perspectiva estricta-
mente formalista, descamando roda elemento fáctico o real que se relacio-
na con la institución. norma juridica o estructura legal en cuestión. La dog-
mátlca jurídica en general se inscribe en el ámbito de pensamienro que
ubica al derecho como una ciencia o técn ica formal y, por consiguiente,
como una variable independiente de la sociedad, dotada de aurosuficiencia
metodologtca y técnica. En otras palabras, y coincidiendo con Harper: los
dogmáucos y formalistas investigan lo que los hombres dicen que hacen
con el derecho. La finalidad de este tipo de investigación es evaluar las
estructuras de derecho. 18
A este tipo de actividad se ha hecho referencia al principio del pre-
sente inciso, como los trabajos que habitualmente se llevan a cabo en las
escuelas de derecho en México. Son estudios que, como afirma Witker,
desvinculan totalmente a las normas jurídicas de la realidad social.
Lo anterior no descalifica la importancia de la investigación dogmá-
tica, que debe procurar establecer entre otros aspectos la coherencia lógi-
ca de las normas entre sí, y respecto de un marco reglamentario general,
simplemente se resalta el hecho de que el estudio jurídico no puede ago-
tarse en esa dirección. Con relación a los métodos utilizados en esta área,
Witker habla de tres:
18 Jorge Witker, La investigaciónjuridica. pag 59.
268 CAPITULO 9. MEAS DE APLICACIÓN DE lA METODOLOGíA JURíDICA
a) Método exegético. Referente a la interpretación de las normas;
busca solucionar controversias en el mismo texto de la ley; descifra lo
más auténticamente posible lo que el legislador trató de decir en el texto
legal. La exégesis considera a la norma como algo estático y perfecto, al
juzgador le corresponde sólo la función (sllogística) de aplicar la ley.
b) Método sistemático. Éste recurre a dos elementos para explicar al
derecho: tipificar el organismo jurídico al cual se refiere la norma para su
análisis y determinar el alcance de su interpretación, respecto de la enti-
dad a la cual se refiere.
e) Método sociológico. Tiene como principios esenciales los creados
por Francois Gény:
• Cuando un hecho jurídico no se puede solucionar a través de las
fuentes oficiales, es necesario que el investigador cree el principio.
Referido al juez, éste tendría la facultad, de crear la norma, tal y
como lo hace el legislador.
• Si una ley positiva no tiene eficacia, la autoridad y la costumbre
deben llenar el vacío buscando siempre regular con equidad la
situación concreta.
Referente al procedimiento, Gény señala que se puede interpretar
por la fórmula del texto o mediante elementos independientes de la
regla, ya sean trabajos preparatorios, ideas reinantes al momento de ela-
borarse la norma, antecedentes históricos, dinámica social, legislación
comparada. 19
La segunda de las áreas de la investigación jurídica es la empírica
(que se traducen, según la propia terminología de Witker, en tesis jurí-
dicas realistas o materialistas):
El derecho puede ser estudiado también como una ciencia social regulado-
ra de conductas que se establece para conducir a los hombres hacia deter-
minados fines de progreso, Paz y armonía individual y colectiva. Para esta
postura, el derecho, es una variable dependiente de la sociedad y sus expre-
siones normativas son los "datos" recogidos por el legislador, pero en todo
momento reflejan relaciones sociales entre individuos y grupos sociales.
Las normas jurídicas no son "entes" muertos que se sepan dogmático-for-
malistas. La rama de la ciencia jurídica que visualiza al derecho como un fe-
19 Jorge Witker, Metologia de la enseñanza del derecho. págs 101-104.
9.4Investigación del derecho 269 .
nómeno juridico social es la sociología jurídica, ciencia que se abre paso en
la actualidady que persigue en general medir la eficiencia de la norma jurí-
··dica respecto a la realtdad social descrlta.t?
El área de investigación empírica no se restringe a la sociología jurí-
dica, aunque sí la mayor parte de las aportaciones empíricas proceden
de tal ciencia, también se derivan de otras disciplinas como la antropo-
logía, la psicología o la pslcosociología jurídicas.
. Además, hay "ismos" o enfoques rnetodologícojurídicos que esen-
cialmente consideran la vinculación con el cumplimiento efectivo por
parte de sus destinatarios. Por ejemplo, se pueden mencionar al realis-
mo sociológico o algunas de las direcciones de las teorias marxistas del
derecho.
En cuanto a los instrumentos utilizados, una notable diferencia entre
ambas áreas de investigación es que en la empírica se utilizan técnicas
propias de las ciencias sociales: aplicación de encuestas, estudios esta-
dísticos, entrevistas, etc, y en la dogmática es preferentemente docu-
mental.
El proceso de investigación jurídica
Tal y como se observó en el capítulo correspondiente, el proceso de in-
vestigación jurídica puede compararse con el cíennñco, sobre todo al
hacer referencia al área empírica.
. Es usual diferenciar entre la investigación "documental" y la "cientí-
fica", asimilando ésta con la empirica o práctica (e incluso restringién-
dola a la experimental), y restándole a la primera la calidad de "científi-
ca", aunque su proceso de acopio de información o de datos sea también
(o se puede hacer) muy rigurosa.
La búsqueda documental se considera en ocasiones como una acti-
vidad apartada de la "ciencia", en virtud de que es utilizada en estudios
de literatura (incluso el ensayo, uno de sus productos más notables y
complejos es visto con desagrado y sospecha entre los círculos científi-
cos); sin embargo, ambas investigaciones tienen la categoría de ciencias,
tal y como se trató de argumentar en los capitulas correspondientes, por-
20 Witker, ob cít (La investigación...), pág 67.
270 CAPiTULO 9. ÁREAS DE APLICACIÓN DE LAMETODOlOGIA JURIDICA
que difieren de la forma en que obtienen los datos. Su argumentación es
parecida pero no puede ser idéntica, por las diferencias notables que tie-
nen sus objetos de estudio, ya que no es lo mismo analizar fenómenos
naturales que diversas conductas humanas que incluyen factores psíco-
biológicos y culturales.
Witker enumera como etapas de la investigación empirica a las
siguientes:
a) Formulación del problema a investigar.
b) Orientación teórica del estudio
e) Diseño de la investigación
dJ Construcción de los instrumentos de medición
e) Recolección de la información
j) Procesamiento de los datos
gl Análisis e interpretación de la información
h) Conclusiones y sugerencias."
En términos generales este procedimiento coincide con el que se
establece para las investigaciones documentales. ViIloro Toranzo divide
el proceso de investigación (documental) en las siguientes etapas:
al El planteamiento del problema. Para ello debe distinguir los ele-
mentos del problema, excluir los datos irrelevantes y completar los nece-
sarios, así como examinar las relaciones entre los elementos. Lo anterior
sirve para determinar si hay uno o más obstáculos y cómo se vinculan.
b) Plan de acercamiento a la solución. Distingue el autor tres tipos de
acercamientos:
• Soluciones que pretenden entender el remedio dado por otros,
caso en el cual nos encontramos frente al estudio del sentido e
interpretación de una ley, una doctrina o de la jurisprudencia.
• Soluciones que debe encontrar uno mismo, por ejemplo, los alega-
tos en un juicio o la redacción de documentos jurídicos. El propio
especialista debe elaborar el esquema de lo deseado, presume
conocimientos teóricos suficientes para elegir las soluciones más
acertadas.
21 Witker, ob cit (Metodologia de la ...l. pág 118.
9.4Investigación del derecho 271
• Soluciones que pretenden originalidad, se buscan sobre todo en los
temas que falten de resolver o porque se considere que tal hecho
sea erróneo o insuficiente.
e) Información metódica. Relacionada principalmente con el acopio de
material utilizable en la solución del Villoro recomienda par-
tir de los libros de texto que ofrecen una visión panorámica y bibliográ-
fica sobre el tema, así como partir de lo general a lo particular.
d) Construcción de una solución. Lo cual implica descubrir cuántas so-
luciones se han dado sobre el tema, ordenarlas sistemáticamente, com-
parar sus planteamientos, examinar qué relación guardan entre sí: de
complernentariedad o de oposición, etc, para finalmente llegar a una sín-
tesis.
e) Formulación de soluciones. O mejor dicho, el planteamiento correc-
to, ya que este hecho presume la posesión de un amplio lenguaje técnico
22
22 Villoro Toranzo, Metodología del trabajo jurídico. págs 99-100.
272 AUTOEVALUAClÓN
Autoeyaluación
1. Conteste brevemente lo que sigue:.
Mencione las áreas de aplicación del derecho
Defina el proceso legislativo
Defina la ley
Defina el proceso jurisprudencial en la aplicación del derecho
Defina la jurisprudencia
Mencione los tres métodos de interpretación normativa
Defina lainvestigación jurídica
Establezca la diferencia entre la investigación empírica y dogmática
11. Califique como verdaderas o falsas las proposiciones siguientes:
El modelo de enseñanza tradicional es autoritario y reconoce al profesor
como al únicoposeedor de la verdad
Verdadero ( ) Falso ( )
En el modelo tecnocrático, la enseñanza se da a partir de la participación
activa y consciente del alumno, como sujeto histórico
Verdadero ( ) Falso ( )
En el modelo crítico se trata de establecer una relación lo más horizontal y
democrática posible
Verdadero ( ) Falso ( )
Bfblíografía .
ABBAGNANO, Nicola, Diccionario de Filosofía (trad Alfredo N, Galleti), 2a ed, FCE,
México, 1974,
AFANASIEV, v., Fundamentos de filosofía, Ediciones de Cultura Popular, México, 1975,
AFTALlÓN, Enrique R, y VILANOVA, [osé, Introducción al Derecho. Fontamara (Biblioteca
de ética. fiiosofía del derecho y política, número 12), México, 1992.
AGAZZI. Evandro, La lógica simbólica (trad j, Pérez Ballestar), Herder, Barcelona, 1979.
ALONSO, [osé Antonio, Metodología, 1Da ed, Hispánica, México, 1989.
ALONSO GóNZALEZ, Rosa María et al. Metodología jurídica, UNAM, México, 1996.
ATIENZA, Manuel y MANERO RUlZ, Juan, Marxismo y filosofía del derecho, Fontamara
(Biblioteca de ética, filosofia del derecho y política, número 23), México, 1993.
BADENES GASSET, Ramón, Metodología del derecho, Bosch, Barcelona, 1959.
BARKER, Paul, Las ciencias sociales de hoy, FCE (Breviarios, número 294). México,
1982.
BOBBIO, Norberto, El problema del positivismo jurídico (Biblioteca de ética, filosofía del
derecho y polinca, número 12). México, 1993.
BOCHENSKI, 1. M., La filosofía actual (trad Eugenio Irnaz), 2a ed, Fondo de Cultura
Económica (Breviarios, número 16), México, 1995.
274 BIBlIOGRAFfA
BUNGE, Mario, La ciencia, su método y su [ilosojia. 8a ed, Nueva imagen, México,
1993.
CALSAMIGLlA, Albert, Introducción a la ciencia juridica, Ariel, Barcelona, 1993.
CEBALLOS HERNÁNDEZ, Reynaldo et al. Métodos de investigación 1, Nueva Imagen,
México, 1994.
CHÁVEZ CALDERÓN, Pedro, Métodos de investigación, t 2, Publicaciones Cultural, México,
1991.
CHURCHMAN, C. West, El enfoque de sistemas, Diana-técnica. México, 1983.
COPI, Irving y COHEN, Carl, Introducción a la lógica (trad Edgar Antonio González
Ruíz) , Limusa-Noriega, México, 1998.
FINGERMAN, Gregorio, Lógica y teoria del conocimiento, 31a ed, El Ateneo, México,
1983.
FIX-ZAMUDIO, Héctor, Ensayos sobre metodologia, docencia e investigación jurídica,
UNAM, México, 1981.
GAMBRA, Rafael, Historia de la filosofía, Minos, México, 1992.
GARCiA MÁYNEZ, Eduardo, Positivismo juridico. realismo sociológico y iusnaturalismo,
UNAM, México, 1986.
GORTARI Eli de, El método de las ciencias. Nociones elementales, 12a ed, Grijalbo,
México, 1992.
GUTlERREZ SÁENZ, Raúl. Introducción a la filosofía, Esfinge, México, 1993.
___, Introducción a la lógica, 3a ed. Esfinge, México, 2000.
HESSEN, Juan, Teoria del conocimiento, Porrúa, México, 1992.
IBARRA BARRÓN, Carlos, Lógica, AWL, México, 1999.
KELSEN, Hans, Teoria general del Derecho y del Estado, UNAM, México, 1982.
LAMPREA RODRiGUEZ, Pedro Antonio, Metodologia del derecho, Libreria del Profesional,
Bogotá, 1982.
LARROYO, Francisco y CEVALLOS, Miguel Angel, La lógica de las ciencias, 20a ed, Porrúa,
México, 1979.
MlRALLES, Teresa, Métodos y técnicas de la criminologia, Col. Cuadernos del INACiPE,
núm. 9, Instituto de Ciencias Penales, México, 1982.
NAGEL, Ernest, La estruc.ura Je la ciencia. Problemas de la lógica de la investigación
cientifica, Paidós, Barcelona, 1981.
NINO, Cario S., Consideraciones sobre la dogmática juridica, UNAM, México, 1989.
OVILLA MANDUjANO, Manuel, Teoría del derecho, Duero, México, 1990.
___' Teoría politica. Duero, México, 1989.
PARDINAS, Felipe, Metodologia y técnicas de investigación en ciencias sociales, 32a ed,
Siglo XXI, México, 1991.
PEREZ TAMAYO, Ruy, Cómo acercarse a la ciencia, Ed. Limusa-Noriega y Fondo Editorial
de Querétaro, México.
PIZARRO, Fina, Aprender a razonar, Alhambra Mexicana, México, 1987.
QUINE, Willard V, O., Los métodos de la lógica (trad. Juan Acero y Nieves Guasch),
Planeta-Agostini. Barcelona, 1993.
RECASENS SICHES, Luis, Tratado general de filosofía del derecho, 8a ed, Porrúa, México,
1983.
Bibliografta 275
RITZER, Georges, Teoria sociológica clásica (trad Maria Teresa Casado Rodriguez),
McGraw Hill, México, 1994.
ROJAS AMANDI, Victor Manuel, Filosofía del derecho. Harla, México, 1991.
RUSSELL, Bertrand, La perspectiva cientifica, Aríel-Seíx Barral, Barcelona, 1976.
SANDOVAL VALDES, Teodoro, Metodoloqía del derecho, Universidad Autónoma del Estado
de México, Toluca, 1989.
SAVIGNY, F. K. von, Metodologiajuridica, Depalma, Buenos Aires, 1979.
SERRANO, Jorge A., Pensamiento y concepto, 3a ed, Trillas, Ternas básicos de rnetodolo-
gia de la ciencia 1, México, 1995.
SCHAFF, Adam, "La relación cognoscitiva. El proceso de conocimiento, la verdad" en
Introducción a la epistemologia (antología). Escuela Nacional de Estudios
Profesionales Acat1án-UNAM, México, 1983.
STUCKA, P.I., La función revolucionaria del derecho y del Estado, 2a ed, Península.
Madrid, 1974.
VERNEAUX, Roger.. Epistemologia general o teoria del conocimiento (trad L. Medrano),
Herder, Barcelona, 1994.
VILLORO TORANZO, Miguel. Metodologia del trabajo juridico. Universidad Iberoamerica-
na, Limusa-Noriega, 1992.
WITKER, Jorge y LARIOS, Rogelio, Metodologia juriaica. McGraw Hill, México, 1997.
XIRAU, Ramón, Introducción a la historia de lafilosofia, UNAM, México, 1980.
Abbagnano, i23,125, 126, 142,144,
145, 156, 227
adquisición critica de la información,
clasificación por niveles de la, 16·17
Afanasiev, 159, 160
Aftalión, 44, 189, 190, 196, 197, 201
Aggazzi,55
Alonso, Antonio, I 74·1 76
Alonso, Rosa Maria, 143
ámbito juridico, 238·240
conjunto de relaciones en el, 238
concretas, 238
y automatización, 239
aplicación del derecho, 255·2.57
comprobar que un hecho coincide
con la hipótesis normativa, 256
imputación de las consecuencias
normativas, 256
apofántica y razonamientos, 69-122
Aquino, Tomás de, 127, 152, 190
áreas de la investigación juridica, 267
empírica. 267
método exegético, 268
método sistemático, 268
método sociológico, 268
teórica o dogmática, 267
,
Indice de materias
Aristóteles, 157, 226
Atienza y Manero, 21 6
Badenes, Ramón, 202
Barker, 42, 43
Berkeley, 148
Bertalanfy, 233-236
Black, Max, 39
Bobbio, Norberto, 116, 120, 193, 195,
199
Bockenski, 152, 154, 158, I59
Bóhler y Paul, 215
Boyle, Robert, 142
Bradley, 222
Bronislavovich Pashukanis Eugueni,
212-215
Büllesbach, 238
Bunge, Mario. 29, 30,31,35, 168
Calsarniglia, Albert, 43
Capella, Juan Ramón, 210
características de la ciencia, 30-33
abierta, 32
analítica, 31
clara y precisa, 31
comunicable, 31
conocimiento fáctico de la, 30, 32, 36
especializada, 31
278 íNDICE DE MATERIAS
explicativa, 32
fáctica, 32, 33, 35,
general, 32
legal, 32
metódica, 31
predictiva. 32
según Ruy Pérez Tamayo, 33-34
actividad humana creativa, 33
obtenida a través del método cien-
tifico, 34
su objetivo es comprender la natu-
raleza, 34
sistemática, 31
trasciende los acontecimientos, 30
útil, 33
verificable, 31
Cardozo, Benjamín, 202
Ceballos, Reynaldo, 52, 53
Cerroni, 208
ciencia jurídica. 29-48
dogmática jurídica, 42
civil, 42
concepto de ciencia del derecho, 43
criminal, 42
Chávez Calderón, Pedro, 19, 170, 174
clasificación de la lógica, 51-52
por su ámbito de aplicación, 54-55
lógica dialéctica, 54
por su origen, 52-53
científica. 52
natural, 52
por su relación con la realidad, 53-54
lógica formal o tradicional. 53, 54
lógica material, 53, 54
clasificación de las ciencias, 34-36
ciencias fácticas, 35, 36
ciencias formales o eidéticas, 35, 36
clasificación de los elementos del
proceso de conocimiento, 139
teorias dialécticas, 140, 154-161
teorias objetivistas, 141-147
empirismo, 144
estructuralismo, 146
materialismo, 142
mecanicismo, 142
positivismo, 145
teorías subjetivistas, 141, 147-154
existencialisrno, 151
idealismo, 147
materialismo, 142
perspectivismo, 148
racionalismo, 148
realismo, 148
clasificación de los juicios, 71-77
cantidad, 72
composición, 75
comprehensión, 74
cualidad,72
fundamentación, 74
nexo, 73
propiedad fundamental, 73
unidad, 74
clasificación de los problemas del
conocimiento, 127-139
sobre el origen del conocimiento,
134-135
apriorismo, 135
empirismo, 134
intelectualismo, 135
racionalismo, 134
sobre la esencia del conocimiento,
136-139
objetivismo, 136
premetañsicas. 136
soluciones metafísicas. 136-138
crítico, 137
fenomenalismo, 138
idealismo, 137
ingenuo, 137
natural, 137
realismo, 136
soluciones teológicas, 138
subjetivismo, 136
sobre la posibilidad del conocimien-
to, 129-133
criticismo, 132
dogmatismo, 129
escepticismo, 130
pragmatismo, 131
subjetivismo y relativismo, 131
teórico, ético y religioso, 129
clasificación de los sofismas y falacias,
99-115
anfibología, 101
deducción, 108
distinta suposición, 101
equivocidad, 100
extralingüisticos, \01
homonimia, 100
inducción, 109
retóricos, 111
clasificación del conocimiento bipolar:
vulgar y científico, 12-16. 17, 19.
20. 23
cientificismo, 16
conocimiento cientifico y derivado
del sentido común, 14. 15. 17
comprobado-comprobable/com-
probado-no comprobable, 13
demostrado-consensado. 14
objetivo/subjetivo. 13
precisión/imprecisión. 13
objetivo/subjetivo, 13
universal/particular, 13
segun los niveles de certidumbre, 17-20
conocimiento técnico, 18.21
protoclencia, 18
seudociencia. 18
segun los niveles de adquisición. 12
critica de la información. 16-17
conocimientos críticos de la, 16
conocimientos populares de la. 16
Common Law, 104
Comte, Augusto, 29.145,192,193.221
concepción idealista y activa, 5·6
concepciones acerca del estatus cientifi-
co en el estudio del derecho, 36-37
concepciones de la dialéctica. 156-160
materialismo dialéctico. 158
conceptos de método y metodología,
165-181
conceptos e ideas fundamentales de la
teoría general de sistemas.
236-238
abiertos. 236
cerrados, 236
complejos como los seres vivos. 236
de la naturaleza. 236
enfoque teleológico, 237
equifinalidad, 237
isomorfismos, 236
conjunto de disciplinas que estudian
el derecho desde diversos
ángulos, 44-46
ciencias jurídicas, 44
siete disciplinas del, 45
conocimiento. 1-26
índicede materias 279
algunos supuestos del aprendizaje, 1
cíentífico, 2, 12, 15, 17
comprobado ernpiricamente, 2
tipos de, y su clasificación. véase
clasificación del conocimiento
Copi y Cohen, 96. 100. 118
Correas, Óscar, 187
corrientes contemporáneas. 219-246
antecedentes de las, 220-223. 233-235
axiología de sistemas. 235
como ciencia de los sistemas. 234
conceptos metafísicos. rechazo de.
222
en contra de la corriente existen-
cialista, 221
epistemología de sistemas. 235
filosofia de los sistemas, 234
lógica maternáríca. uso de la, 221
ontología de sistemas. 235
principio de verificabilidad. 221
tecnología de los sistemas. 234
introducción. 219
oposición a la metafísica. 220
ubicación en el positivismo filosó-
fico, 219
corrientes epistemológicas. 123-163.
Véase también clasificación de los
problemas del conocimiento y cla-
sificación de los elementos del
proceso de conocimiento
procesos del conocimiento. 125
corrientes tradicionales de la
metodología jurídica, 183-218
creación del derecho. 248-255
el proceso jurisprudencial (como
fuente del derecho), 248
el proceso legislativo, 248
aprobación. 249
discusión, 249
iniciación de la vigencia. 249
iniciativa. 249
publicación, 249
sanción. 249
críticas acerca de la concepción rnarxis-
ta del derecho. 216
lucha de clases. 216
victoria del liberalismo. 216
criticas al iusnaturalismo, 191-192
críticas al iusnormativismo, 199
280 INDICE DE MATERIAS
al establecer un método "puro", 199
el mérito que tiene, 199
niega, de manera radical, 199
una visión parcial del aspecto jurídI-
co. 199
criticas al iusrealismo, 205-206
concretar las teoríás juridicas, 206
constatación de los hechos reales,
205
construir una ciencia jurídica inducti-
va,205
cuadro de oposición de los-juicios,
75-77
definición de ciencia, 29-30
sujeto cognoscente, 29
objeto de conocimiento, 29
definición del derecho y sus niveles
de estudio, 186
D'Entreves, 188
Delgado, Arcadio, 166, 167
Demócrito y Leucipo, 142
derecho y lenguaje, 231-232
Descartes, 126, 127, 133, 148, 149
Destutt de Tracy, 60
dialéctica, formas de considerarla
155-156
como dogma, 156
como método, 155
como perspectiva filosófica, 156
como una ciencia, 156
método dialéctico, 155
racionalismo, 154
Dilthey, 146
diversas formas de clasificar los
problemas del conocimiento, 127
empirismo, 127
escepticismo, 127, 130
idealismo, 127
racionalismo, 127
realismo, 127
Duguit y Hedemann, 212
Ehrlich, 194
el problema del conocimiento, 1-28
el proceso de investigación jurídica, 269
elementos del silogismo, 86-87
empirismo, 144-145
acentuar la importancia de la
realidad actual, 144
negación de todo principio innato, 144
negar lo suprasenslble, 144
positivismo lógico, 145
reconocimiento del carácter
humano limitado, 145
Engels, Federico, 60, 158
. enseñanza del derecho, 257-264
diversidad de marcos legislativos,
257
docencia critica, 263
docencia tecnocrática, 261
formalismo juridico como paradigma,
257
modelos de docencia tradicional, 257
múltiples necesidades sociales y
juridicas, 257
multiplicidad de orientaciones, 257
paradigma critico, 263
tradicional, 260
autoritarismo, 260
inrelectualismo, 260
verbalismo, 260
verticalísmo, 260
variados contenidos temáticos, 257
eptsternología y recria del conocimien-
to, 123-126
Escoto, Duns y de Occam, Guillermo,
127
estructuralísmo, 146-147
estudio del derecho,
estudio cientifico del, no existe un,
en el, 38-40
niveles en el , 20
cientifico. 21
filosófico, 22
técnico, 21
otros niveles en el, 23-26
conocimiento vulgar del, 12, 17,
19,20,23
conocimiento protocientiflco en el
derecho, 25-26
etapas del método cientifico. 171-173
expositiva. 173
investigadora, 173
sistematizadora, 173
existencialismo, 151-153
distinción entre el pensamiento de
algunos filósofos, I 52
existencia considerada corno una
actualidad absoluta, 153
"existencia" tema principal de inves-
, rígación, 152
no consiste en plantear los proble-
mas del hombre, 152
rechazo a la distinción
entre sujeto y objeto, 153
ser humano es una realidad inacaba-,
da y abierta, 153
subjetividad se entiende en un
sentido creador, 153
todos arrancan de una "vivencia exis-
tencial", 152
vulgarización de existencialismo, 151
falaciats), 97-99,109-112,
ad popuium, 111
ad m;ser;cordiam, 112
de procedimiento, 108
Feuerback, Ludwing, 158
Feyerabend, 126, 176, 177
figuras dei silogismo, 88-89,
Fina Pizarra, 30, 96, 99, 106, 107, 112
Fingerman, Gregario, 99, 137, 139
Fix-Zamudio, Héctor, 178,247,257
Frankfurter, Félix, 202, 204
Galeno, 226
Galileo Galilei, 143
Garcia Máynez, liS, 116, 117, 188,
189, 190, 191, 248, 254
Gortari, EIi de, 168, 171, 172, 173
Grawitz, 175, 176
Grocio, 189, 190
Gutiérrez Sáertz, 70
Hacking, Ian, 177
Haft, Fritjof, 228
Harper, 267
Hart, H, L., 224
Hegel, 154, 157. 158. 209
Heidegger, I 52
Heinrich, Marx Karl, 158, 161, 207.
209,214
Hernández Gil, 226, 227
Hessen, 123, 125, 128, 129, 130, 133,
134,138,144
Hipona, Agustín de, 1,27, 190
Hobbes, 143, 189
Husserl,34
Ibarra Barrón, 93, 95
lbarra, Carlos, 70
idealismo, 147
[ndicede materias 281
inferencias, 81-86
inmediatas. 81
contraposición, 85
conversión, 82·83
equivalencia, 83·84
subalternación, 84
obversion, 84-85
reciproca, 85
mediatas, 86 '
inducción, 86
deducción, 86
inordinación, 65·66
genética, 65
tradicional, 65
investigación dei derecho. 264-267
metodologiade la investigación; 264
Irving, 104,118
Iturralde Sesma, Victoria, 230
iusmarxismo, 206·209
base monista y materialista, 209
concepto de, 208
concepto de socialismo, 206
desacralizar el derecho. 209
dogmatismo marxista-leninista, 208
fenómeno juridico, 208
materialista dialéctico, 207, '208
método del materialismo dialéctico,
206
socialismo real, 206, 208
teoría marxista o socialista del dere-
cho, 208
iusnaturalisrno, 186·188
algunas corrientes del íusnaturalis-
mO,I89
concepto de derecho natural, 187
derecho natural, 189
derecho positivo, 189
fines que persigue, 187
ley eterna, 189
ley natural, 189
ley positiva, 189
valores que debe proteger. 187
lusnormativismo, 192- 196
, comprobar hechos, 193
fijar leyes, 193
iusposltivismo dogmátíco y estatal,
!96
neutralidad ética, 194
normas juridicas, 198
282 INDICE DE MATERIAS
positivismo ético, 196
positivismo jurídico, 192, 194
pureza metodológica, 196
sociología jurídica, 198
teoría pura del derecho, 193
teorías realistas del derecho, 197
iusrealismo, 200
concepto y naturaleza del derecho,
200
derecho vivo, 200
interacción entre sociedad y derecho,
200
propósito o idea del derecho, 200
realismo juridico, socíológico-jundlco,
200
Jakobson, Radcllffe-Brown, 146, 147
Jaspers, 152
Jiménez, Gilberto, 147
[uiciots), 69-79
ciencias compuestas de, 71
elementos del juicio, 70
sujeto, 70
cópula, 70
predicado, 70
importancia del, 70-71
jurídico, 71
lógico, 71
oposición de los, 75-79
tipos de, 71-75
por su cantidad, 72
por su composición, 75
por su cornprehensión, 77
por su cualidad, 72
por su fundamentación, 74
por su nexo, 73
por su propiedad fundamental, 73
por su unidad, 74
Kalinowski, 115, 228
Kant, 133
Kelsen, Hans, 41, 185, 193, 196, 197,
198,205,213,265
Kierkegaard, Sóren 151
Klug, Ulrich, 118
Korkunov, 211
Kuhn, Thomas S" 9, 126, 177, 185
Lakatos y Laudan, 177
Lambert, 226
Larroyo, Francisco, 41, 174, 175
Lefebvre, Henri, 147
Lenin, V" 157
leyes de las figuras, 89·90
leyes de oposición entre los juicios,
77·79
Locke, 145, 226
lógica, 49·68
apofántica y razonamientos, 69'122
juicios, 69-79
paralogismos y sofismas, 96-115
razonamientos. 79-96
clasificación de la, 51·55, 64. vease
también clasificación de la lógica
concepto de, 64
concepto de, 49·50
dialéctica, 56
principios de la, 56
cambios cuantitativos generan
cambios cualitativos, 56
devenir o cambio constante. 56
unidad y lucha de contrarios, 56
formal,56
principios de la, 56
contradicción, 56
identidad, 56
tercero excluido, 56
juridica, 115-117
teoria del derecho, 115
lógica deóntica, 116
niveles de pensamiento, 58
objeto de estudio de la, 50
formal,50
material, 50
operaciones conceptuadoras en la, 59
algunas reglas de la definición de, 62
debe ser breve, 62
debe ser más clara de lo que se
pretende definir, 62
lo explicado no debe incluirse
en ella, 62
no debe ser negativa, 62
solamente debe referirse a lo
convenido, 62
posiciones para abordar el estudio
de la, 55
esencia lista, 55
no esencíalísta. 55
y proceso de conocimiento, 57
objeto, 57
operación, 57
psicología cognitiva, 58
representación, 57
sujeto, 57
teoría del conocimiento, 57
lógica del derecho, 117-120
ciencia jurídica, 117
como la lógica que se establece en el
proceso de producción de las
normas jurídicas, 120
como la lógica académica o científi-
ca, 120
interpretación y argumentación jurí-
dica, 119
lógica de los abogados, 120
proceso jurisprudencial, 120
proceso legislativo, 120
López Dóriga y Gutiérrez Sáenz, 52,
54,71,96,99, 110
Manheim, Karl, 60
Marx, Carlos, 60
materialismo, 142
dialéctico. 142
metafísico o cosmológico, 142
metodológico, 142
práctico. 142
pstcoñsíco. 142
Mazurek, 215
mecanicismo, 142-144
método, 166-169
método "científico", 167. 169
métodos conscientes, 166, 167
métodos espontáneos, 166, 167
sentido común, 168
método científico, características del,
170-171
objetividad, 170
racionalidad, 170
sistematicidad, 170
universalidad, 170
método y metodología, 165-181
elementos comunes de la definición,
165
metodología. 174-177
como actitud concreta frente al
objeto, 175
en el sentido filosófico, 175
enlazada a una tentativa de
explicación, 175
ligada a un ámbito particular. 176
Indice de materias 283
metodología jurídica, 177-179
áreas de aplicación de la. 247-272
concepto de, 247
corrientes tradicionales de la, 183-218
enseñanza, investigación, aplicación
y creación de las normas
jurídicas, 179
tendencias de interpretación jurídica,
183-184
al explicar las normas juridicas, 184
. para desentrañar el sentido de las
leyes. 184
para interpretar el derecho, 184
Migueles, Roberto, 124
MiralIes, Teresa, 17
Misael,80
modelo input-output. 242
modelos citados por Schaff, 4-8
modelos del proceso de conocimiento,
2-4
fases del, 4
la epistemología y la filosofía, 2
modos del silogismo, 90-92
Morales Urdiales, Patricia, 116
Mortis, Charles, 226
Mortis, Clarence, 119
Mouloud, 146
Nagel, Emst, 14, 15, 18, 168
Nava Mateos, 84-87
niveles del pensamiento, 58-59
idea, 58
juicio, 58
razonamiento, 58
nivel(es) en el estudio del derecho: 20
cientifico, 21-22
conocimiento descriptivo del, 22
conocimiento jurídico del, 21, 37, 43
lógica de mercado del. 22
de certidumbre, clasificación del
conocimiento segun los, 17-20
filosófico, 22-23
epistemológico. 23
ético, 22
técnico, 21
Novack,56
Oparin, 156, 157
operaciones conceptuadoras, 59-66
clasificación, 64
definiciónes, 59-61 /
284 INDICE DE MATERIAS
etimológicas, 59
género próximo y diferencia espe-
cifica, 61
genéticas, 60
sinonimicas. 60
teoría del conocimiento. 60
descripción, 62
división. 63
inordinación, 65
Ortega y Gasset, José 148, 149
Ovilla Mandujano, Manuel, 44, 60,
183.1.84.187,193.194.195.196,
200. 206. 207, 209
Owen Robert y Fourier Charles, 158
paradigma, uso del término. en la cien-
cia jurídica, 184-185
corrientes metodológicas contempo-
ráneas, 185
corrientes metodológicas tradiciona-
les, 185
paralogísmos y sofismas. 96
Pardinas, Felipe, 16, 167, 174
Peces Barba, 189
Pérez Tamayo, Ruy, 33, 34, 168, 169
perspectivismo, 148
Platón y Aristóteles, 127, 133, 191
Popper, 126
posición ideológica, 52
dialéctica, 52
leyes de la razón y, 54
tradicional, 52
positivismo, 145-146
ciencia como el único conocimiento
posible y el método como el
único válido, 145
método de la ciencia que describe los
hechos. 145
procedimiento de la ciencia. 145
PoundRoscoe, 202, 203
pragmatismo jurídico estadounidense,
201-203
pluralismo jurídico, 202
premisa mayor inarticulada. 201
realismo sociológico, 201
problema del conocimiento, 1-2, 127. 139
concepto inmanente de verdad, 139
concepto pragmático de verdad, 139
concepto trascendente de verdad, 139
proceso de investigación jurídica. 269
construcción de una solución, 271
el planteamiento del problema, 270
forrnut.Lion de soluciones, 271
inform.-uón metódica, 271
plan de acercamiento a la solución.
270
Pufendorf, 189
racionalismo, 148
razonamientos. 79-81
antecedente, 79
concepto de. 79
consecuente. 79
Reale, Miguel de, 199
realismo. 148
Recasens Siches, Luis, 45. 115, 149,
150.186
reglas de dilemas, 95
reglas de las operaciones conceptuadoras,
para la clasificación. 64
debe ser exhaustiva, 65
se pueden emplear dos o más opi-
niones combinadas, para la, 64
ser excluyente, 65
utilizar un criterio, 64
para la descripción, 63
debe ser completa, 63
seleccionar caracteres distintivos. 63
para la división, 63
debe ser completa, 63
debe ser ordenada, 63
una parte no debe estar contenida
en otra. 63
no deben mezclarse los elementos.
63
para la inordinación, 66
asegurar que los elementos sean
"nuevos", 66
debe ser excluyente, 66
establecer el tipo de inordinación
que se va a realizar, 66
Reisner, 212
Ricardo, David, 158
Ritzer, George, 161
Rodriguez, Lamprea, 174
Rojas Amandi, Víctor Manuel, 201
Rosenblueth, 169
Ross, Alf, 203-204
normas de conducta, 205
normas procesales, 205
Russell, Bertrand, 30, 220, 222
Saénz, 220
SandovaI, Teodoro, 174
Santiago, Nino Carlos, 38. 40, 115
Saussure, 54
Savigny,42
Schaff, Adam, 2, 4, 11, 139
Schlick y Neurath, 221
Schneider, 115
semiótica jurídica. 226-228
considerada en un sentido amplio.
226
diferenciada perfectamente de la
lógica, 226
lenguas "naturales" o étnicas, 226
lógica simbólica o matemática,
220,226
problemas de la, 228-231
diferencia entre los semióticos del
_ -lenguaje legal y el de los
juristas, 230
las antinomias normativas o parado-
jas de la lógica deóntica, 231
las lagunas de la ley. 231
las relaciones entre la realidad y el
lenguaje son arbitrarias, 230
lenguaje tecnificado, 230
Semo, Enrique, 206
Serrano, Jorge A., 61
silogismos irregulares. 92-96
dilema, 94
entimema, 92
epiquerema, 93
polístlogísmo. 94
sórites, 94
silogismos típicos, 86
reglas del silogismo, 87-88
premisas. 88
términos, 87
Simon-Saínt, 145
Smith, Adam, 158
sofismas, 96-114
de deduccción, 108
de homonimia, 100-108
de anfibología, 101
de distinta suposición, 101
de equivocidad, 100
exrralingüistlcos. 101
de induccción. 109
lndicede materias 285
retóricos, 111
ad concupiscentiam (del deseo). 113
ad delectationem (del deleite o del
placer), 113
ad invidiam. 114
ad ¡ram, 112
ad metum (argumento que recurre
al miedo), 114
ad odium, 112
ad superbiam, 114
ad verecundiam, 113
"del fulgor", 113
sofismas y falacias, importancia del
estudio de los, 97-98
evitar el uso de falacias, 97
identificar su uso en una argumenta-
ción.97
pensamiento erróneo, 97
principios básicos del pensamiento
formal,97
razonamiento "correcto", 97
uso de las falacias, 98
Spinoza, 138, 189
Strauss, Lévi, 146, 147
Stucka, Pétr Ivanovic 210-21.2
análisis de la forma jurídica. 214
aplicar el materialismo en el ámbito
jurídico, 213
desarrollo de la ciencia jurídica, 213
marxístas-lenlnístas ortodoxos, 211
teoría político-económica, 212
teorías sociológicas del derecho, 213
tipos de derecho, 212
Tamayo y Salmorán, 255
teoria analítica del derecho, 220-225
consideraciones acerca de la, 225
contenidos justos y otros moral-
mente abominables, 225
verdades elementales, 225
empiricos, 223
lo que intenta mostrar, 224
lingüísticos conceptuales, 223
normas primarias, 224
normas secundarias, 224
normativos, 223
proposición jurídica, 224
se contempla un enunciado, 224
teoría cibernética de sistemas, 241-242
aseguramiento de la continuidad
286 fNDICE DE MATERIAS
del proceso. 241
autornantenimiento. 241
de retroalimentación. 241
satisfacción inmediata. 241
teoría de sistemas y el derecho. 233-244
criticas a la, 244
algunos productos del enfoque de
sistemas. 244
"funcionalismo trasnochado". 244
visión global o totalizadora de los
problemas sociales. 244
optimismo ilimitado. 244
teoría del conocimiento en el materialis-
mo dialéctico. 158, 159
conclusión. 161
pensamiento del materialismo
dialéctico. 161
teoria del reflejo 4-8
concepción rnecanicísta de la teoria
del. 4-5
concepción modificada de la teoría
del. 6-8
objetividad, 7, 11
universalidad, 7
teoria general de sistemas. 240
teoría marxista. preocupaciones con-
temporáneas de la. 215
determinar el sentido de la ley, 215
establecer la modalidad del derecho.
215
investigar ia situación del derecho.
215
teona modificada, 8-11
dos vertientes de la. 8-11
ámbito juridico, 11
cosas. 10
gente. 10
pensamientos. 10
sujeto cognoscente. 10
teoria' sistémica estructural y funcional,
243-244
exigencias del sistema y las necesida-
des de los individuos, 243
la estructura de los sistemas está for-
mado por normas sociales, 243
teorías dialécticas. t 54-155
corriente del materialismo dialéctico.
154
teorías objetívistas, 141
teorías subjetivistas, 147
Thomasius, 189
tipos de conocimiento, véase clasifica-
ción del conocimiento
tipos de juicios, véase clasificación de
los juicios
Toranzo Villoro, 166, 174, 178
Trubeckoj, 211
Vemeaux, Roger, 127
Vilanova, 189, 190, 196, 197,201
Wendell Holmes, Oliver, 201. 202, 204
Witker y Larios, 116, 150, 247. 257,
260,261,262,263,267
Wittgenstein, Ludwig. 220. 222
Wolff, 147
Xirau, 146, 151. 222

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->