ESTUDIO, CLASIFICACIÓN Y ANÁLISIS DE LA CERÁMICA DE FASE COYOTLATELCO

Luis Manuel Gamboa Cabezas Introducción Los materiales cerámicos que se presentan en este trabajo corresponden a los obtenidos de los diversos frentes de excavación (primeras capas) del Proyecto La Ventilla 1992-94, los cuales se clasificaron y analizaron con el propósito de corroborar algunas hipótesis y proponer tipos y diseños que no han sido reportados. El periodo del trabajo de gabinete abarcó aproximadamente un año, de junio de 1995 a mayo de 1996, en diversas etapas durante las que nos abocamos a la obtención de una muestra representativa, al trabajo técnico de clasificación y al de análisis. Durante el periodo de trabajo se tuvo la visita de varios especialistas como los profesores Evelyn Rattray y Raúl García, a quienes se les agradecen las discusiones generadas para explicar la presencia de los materiales y proponer algunas ideas sobre la caída de Teotihuacán y el surgimiento del Epiclásico. En este trabajo se presenta el proceso de trabajo estructurado en los siguientes apartados: el primero corresponde al problema que nos llevó a plantear una discusión sobre el material de fase Coyotlatelco presente en La Ventilla; en segundo lugar se presentan los objetivo principales; en tercero se plantean las diversas hipótesis manejadas; en cuarto la metodología utilizada, especificando las técnicas y el apoyo de especialistas; en quinto lugar se proponen los resultados, presentando cuantificaciones en frecuencia, porcentaje, dibujos, una breve descripción del material, y gráficas y mapas de distribución de los tipos identificados; por último se presentan las conclusiones y propuestas derivadas. El problema La clasificación y análisis de los materiales cerámicos se ha realizado en nuestros días desde puntos de vista diferentes, enmarcados en concepciones teóricas y metodológicas que buscan inferir aspectos históricos y culturales. Las clasificaciones han partido de la descripción de atributos cerámicos como color, materia, forma, diseño y funcionalidad. Para algunos investigadores, el hecho de separar materiales e identificarlos según la cronología propuesta es el objetivo final; para otros, es apenas el inicio de un verdadero análisis en el que se proponen aspectos estructurales e ideológicos como expresiones concretas del ser manifestado en los artefactos. Nos queda claro que no es la cantidad del material, sino su calidad y relación contextual lo que podrá proporcionar información valiosa sobre aspectos relacionados con su continuidad o discontinuidad temporal. En este sentido, la cerámica de la fase Coyotlatelco ha representado un problema cronológico, ya que para algunos investigadores representa un material que es continuo a partir de una transición de la cerámica teotihuacana (Bernal 1963, Sanders 1965 y Good 1972), mientras que para otros es una clara discontinuidad en la que se refleja un cambio demográfico (Rattray 1966, García 1995). En estudios recientes (García 1991, 1995) se ha visto cómo la cerámica puede ser un marcador de división espacial en un tiempo determinado, marcador que podría indicar una fragmentacion política. Los antecedentes sobre esta temática aparecen en los estudios de
1

patrón de asentamiento de Blanton (1972), quien ve el fenómeno de fragmentacion política como la causa del surgimiento de ciudades-estado, agrupando sitios dispersos para ser dominados por un centro rector. Es decir que, a la caída de Teotihuacán, los sitios provinciales de la región occidental (Tenayuca, Zahuatlán, Ecatepec, Azcapotzalco y Coacalco), de la región meridional (Cerro de la Estrella, Coyoacán, Los Reyes La Paz, Tlalpizahuac y Xico), y de la región de Teotihuacán (Oxtotipac, Xometla y Tepetitlan), comienzan a disputar la hegemonía, el poder y el control de la Cuenca de México. Esta fragmentación originó en la cerámica múltiples formas y diseños, pues éstos son indicadores de los rasgos significativos que identifican a un sitio. Puesto que el análisis de formas y diseños es crucial para la comparación con materiales obtenidos en otras excavaciones de la Cuenca de México, este trabajo tiene como objetivo presentar los resultados de clasificación y análisis cerámico del material de la fase Coyotlatelco obtenidos en el Proyecto La Ventilla 1992-94, con el propósito de que la información permita corroborar o refutar las anteriores propuestas de Rattray (1966) y García (1995). Objetivos El objetivo principal de este artículo es presentar los resultados obtenidos del análisis formal y estilístico de la cerámica de la fase Coyotlatelco, con el propósito de responder varios problemas. Entre los objetivos que se plantean están: 1. Recuperar y sintetizar la información relacionada con las excavaciones de La Ventilla, donde se identificaron materiales cerámicos de fase Coyotlatelco y de otros afines como la arquitectura, los entierros y la lítica. 2. Reconstruir en la medida de lo posible la distribución de la cerámica de fase Coyotlatelco para La Ventilla a partir de los estudios de superficie. 3. Enfocar toda esta información hacia el problema de la identificación cronológica y de identidad de la población que manufacturó la cerámica de la fase Coyotlatelco, lo que lleva a una corroboración de las propuestas antes realizadas por diversos investigadores (Tozzer 1921, Acosta 1945, Jiménez 1959, Sanders 1965, Braniff 1972 y otros). 4. Explicar los procesos de reocupación de La Ventilla con la posible llegada de nuevos grupos. 5. Evaluar las tipologías propuestas sobre la cerámica Coyotlatelco para el Valle de Teotihuacán. 6. Comprobar si existe una frontera cultural entre Teotihuacán y las regiones propuestas por García (1995); esta diferencia tendría que ser un contraste que se pueda observar a través de la cerámica y otros indicadores como litíca, sistemas de enterramiento, patrón de asentamiento y arquitectura. Hipótesis Durante el Clásico Teotihuacán fue una ciudad muy importante en Mesoamérica, como se ve reflejado en su planificación y construcciones monumentales. Es posible que su característica urbanística y el poder ideológico que tuvo fuera la causa de la llegada de grupos con tradiciones cerámicas diferentes en momentos en que la ciudad comienza a ser abandonada; dichos grupos buscan la hegemonía y el control de los asentamientos fragmentarios que se
2

encuentran en la Cuenca de México, y también comienzan a consolidarse como centros regionales importantes durante el Epiclásico como fue el caso de Portezuelo, Chimalhuacán y Xico, para la región sur de la Cuenca y el Cerro Tenayo, Azcapotzalco y Ecatepec para la región occidental. Si este proceso fue así, es posible que los materiales arqueológicos sean diferentes a los teotihuacanos (especialmente cerámica, litíca y sistemas de enterramiento), que se encuentren reocupando estructuras teotihuacanas (pisos con cuartos techados), que las reocupaciones de la arquitectura puedan sufrir modificaciones que se observen a través de la diferencia de material, sistema y técnicas constructivas (falta de estuco, argamasa, adosamiento, superposición, ampliación o reducción de espacios teotihuacanos), y que se reutilicen elementos teotihuacanos como fosas de enterramiento, piedras de molienda, vasijas completas, artefactos líticos y otros. Si la variabilidad de los diseños y de las formas cerámicas se han utilizado para tratar problemas de fronteras culturales (García 1995), es posible que a través del análisis existencial y de comparación de la cerámica de la fase Coyotlatelco proveniente de La Ventilla permita corroborar la anterior propuesta de García ( íbidem). Si es así, la presencia o ausencia de los principales tipos, permitirían plantear problemas sobre su cronología e identidad de las personas que lo manufacturaron. En cuanto a la cronología, si el análisis tipológico propuesto por Good y Obermayer (1986) en Oxtotipac y el de Nichols y McCullough (1986) en Xometla (ambos para Teotihuacán), y por otra parte el de García (1995) en la Cuenca de México, permiten conocer los nuevos tipos Coyotlatelco, entonces el análisis que se pretende aquí permitirá evaluar y corroborar dichos análisis cerámicos. Antecedentes de los estudios de la cerámica de fase Coyotlatelco El primer investigador que presentó un reporte sobre la cerámica Coyotlatelco fue Tozzer (1921) quien, al realizar excavaciones en un montículo en Ahuizotla, Azcapotzalco, detectó un tipo de cerámica que no se parecía a los identificados con los teotihuacanos (dicho tipo era confundido con Tolteca) y los aztecas. Tozzer nombró a la cerámica Tipo XII, la que describe como una cerámica que se encontró en grandes cantidades en el sitio e identificada por sus diseños geométricos pintados de color rojo sobre café en su parte interior o exterior, que se diferencia de la cerámica teotihuacana o azteca. Patiño (1994), al tratar las características espacio-temporales del concepto "Coyotlatelco", menciona que es difícil definirlo, ya que se puede entender como una(s) cultura(s), una tradición cerámica o un horizonte. El problema de la definición se debe a la cantidad de temas que han surgido del estudio de esta cerámica, tratando aspectos del origen, distribución, tipología, sistemas de asentamiento y otros que buscan definir las características culturales de la gente que manufacturó la cerámica. Sin embargo, esto no ha resuelto el problema, ya que en lo temporal se tienen grandes lagunas debido a que su posición cronológica sólo se ha establecido tentativamente con base en la ausencia o presencia de cerámicas tardías teotihuacanas (fase Xolalpan o Metepec). Cobean propone que este problema se debe a que "...hasta donde sabemos no hay fechamientos por C 14 u otro tipo de fechamiento absoluto para los sitios Coyotlatelco de la Cuenca de México, por lo que su posición cronológica es tentativa..." (1990b: 10). La falta de fechamientos radica en
3

La propuesta de Rattray debe tomarse en cuenta al dividir en fases temprana o tardía al periodo Epiclásico. Piña Chan (1963). materiales que presentan algunas características similares entre vasijas teotihuacanas que podrían indicar una continuidad. además de otras en Xometla y Oxtotipac. por lo cual la llegada de gente nueva originó una reocupación de estructuras abandonadas y una 4 . lo que llevo a Sanders y a Good a designarlos como tipos transicionales…" (García 1995: 14). que no habían sido reportados por Tozzer (1921). a partir de nuevos datos se ha propuesto que Teotihuacán pudo declinar desde la fase Xolalpan Tardío. del pueblo de Oxtotipac (Good 1972). porque debe realizarse mediante evidencias objetivas. se opone a la idea de una transición debido a la llegada de gente fabricante de cerámica de la fase Coyotlatelco. otros de entierros saqueados. de basureros o de ofrendas asociadas con lo teotihuacano. En Xometla se presentan los mismos materiales pero de formas burdas. varios investigadores aportan datos sobre el abandono y discontinuidad entre el Clásico y el Posclásico. sobre las cuales encontró materiales cerámicos de la primera aparición de estilos toltecas. próximo a un poblado del que tomó su nombre. pero algunos poseen más características del complejo cerámico Metepec. Rattray (1987). García (1995) argumenta que los materiales de fase Oxtotipac propuestos por Good (1972) deben tomarse con cuidado ya que las características de la cerámica "…correspondían a tipos de fase Coyotlatelco (Xometla en Teotihuacán). que se definió por medio de materiales obtenidos de la cueva Huextoc. Fase Xometla Corresponde a la fase Coyotlatelco de la Cuenca de México. logró definir el periodo tolteca para el Valle de Teotihuacán. citando a Florencia Müller. para otros es una clara transición que se observa con la aparición de nuevos elementos cerámicos que permiten dividir en dos subfases a la fase Coyotlatelco. Con base en esta excavación. sin embargo. Sanders (1963). por lo cual debe existir un momento de transición que permita identificar una continuidad de la misma. el cual corresponde a las siguientes fases: Fase Oxtotipac Corresponde a una fase de transición entre Metepec y Coyotlatelco. Armillas (1950) observó en Tetitla y Atetelco que esta cerámica se presentaba intermedia entre la teotihuacana y la de fase Mazapa (esta última de origen supuestamente tolteca). pues la mayoría proviene de derrumbe (colapsos de techo y muro). Sanders (1965: 180) propone que estos materiales podrían ser contemporáneos con el complejo llamado Xometla. al excavar una construcción de la fase Tlamimilolpa. En el caso del Valle de Teotihuacán. Por otra parte. propuesta que será reafirmada por Séjourné (1956). por medio de las excavaciones realizadas en un sitio en Maquixco. Bernal (1963). Linné (1934). encontró sobre pisos teotihuacanos materiales de la fase Coyotlatelco. Por lo que se observa. considera que la cerámica de la fase Coyotlatelco tiene su origen en la cerámica teotihuacana.el tipo de contextos en los cuales se presentan los materiales. Noguera (1935) ni por Vaillant (1938) y que por lo tanto aún no se conocían. obtuvo una gran cantidad de material cerámico perteneciente a etapas constructivas del final teotihuacano. En el Valle de Teotihuacán el sitio más representativo se encuentra en la sierra Patlachique. las cuales son reocupadas junto a otras partes del centro ceremonial por gente de tradición cerámica de la fase Coyotlatelco. al discutir el tema sobre la evidencia de la cerámica Coyotlatelco y de la caída del Clásico en Teotihuacán. que rompe de una manera paulatina con la tradición del complejo cerámico teotihuacano. al realizar excavaciones en La Ventilla reafirma la existencia de construcciones de época teotihuacana.

Vaillant (1938) y Acosta (1945). le permiten clasificarlos según el grupo (definido por la función o acabado de superficie) y dividirlos en subgrupos (según la forma). Rattray (1966). En Oxtotipac el análisis realizado por Good (1972) le permitió inferir un momento transicional entre la cerámica de fase teotihuacana y la Coyotlatelco. realizaron excavaciones entre 1957 y 1961 en el cerro Portezuelo. en especial vajillas de uso doméstico y ceremonial. Nichols realizó el análisis de los materiales cerámicos clasificando los tiestos en "vajilla. Texcoco. le permitió definir tipos que no fueron descritos con anterioridad por Tozzer (1921) y Noguera (1935). y fueron descartados de lo tolteca. con el propósito de corroborar si Tula. Noguera (1935). acabado de superficie. Noguera (1935). los cuales son tardíos y complejos tanto en diseños como en formas. logrando reconocer la cerámica de la fase Coyotlatelco que tenían reportada Tozzer (1921). logró definir dos complejos cerámicos que se relacionan con el periodo Tolteca Temprano. quien a partir de características estilísticas logra distinguirlos de la cerámica arcaica y azteca. logró aislar el tipo cerámico dada la ausencia de tipos de fase teotihuacana y azteca. El análisis de Rattray de los materiales cerámicos obtenidos de los pozos. a la vez que realizó la descripción de 24 tipos cerámicos. los que en esos momentos se atribuían a grupos toltecas. El hecho de que Rattray realizara excavaciones en un lugar en el cual solamente se presentó cerámica de la fase Coyotlatelco. al tratar el problema de contemporaneidad entre la cerámica teotihuacana y la Coyotlatelco. Con respecto al sistema de clasificación. subtipos y variedades " (1986: 71). se trataba de la Tula histórica y no de Teotihuacán. El problema con esta tipología es que Tozzer creía que la cerámica era contemporánea con tipos teotihuacanos. mediante excavaciones en Oxtotipac y Xometla. En el sitio Xometla. infiriendo una continuidad o transición entre la cerámica de la fase teotihuacana y la Coyotlatelco. posterior a la teotihuacana y anterior a la tolteca. por lo cual propuso que la cerámica de fase Coyotlatelco pertenecía a un momento muy específico. para establecer la cronología de los sitios localizados en la región de Texcoco. pues se pensaba que Teotihuacán era la ciudad de Tula mencionada en las fuentes histórica (Gamboa 1997). Hidalgo. esto le permitió ubicar temporalmente los materiales entre lo teotihuacano y la fase Mazapa. realizó desde la década de los años cuarenta excavaciones en diversos lugares.nueva tradición cerámica. durante el Teotihuacan Valley Project. cuando se propuso que la tradición cerámica de fase Coyotlatelco duró hasta el Posclásico Tardío. Cobean (1990a) ha observado que en Tula los tipos de fase Coyotlatelco se presentan más simples y tempranos que los de la Cuenca de México. la primera descripción de los materiales cerámicos de la fase Coyotlatelco fue realizada por Alfred Tozzer (1921). al realizar excavaciones en el cerro Tenayo en 1962. la pasta y sus dimensiones (diámetro y altura). Hicks y Nichols (1964). realizó excavaciones en Tenayuca descubriendo tipos no reportados por Tozzer. propone una clasificación por comparación que se basa en materiales ubicados 5 . Parsons (1971). A partir de las vasijas los tipos se describen señalando la forma. Los tipos denominados de fase Coyotlatelco fueron representativos en varios pozos estratigráficos. tipos. Sanders (1965). Acosta (1956). La asociación de estos materiales con los aztecas originó una mayor confusión.

Los materiales que presenta para el periodo Tolteca Temprano corresponden a los de la fase Coyotlatelco. de los cuales se desprenden subgrupos que se identifican por la forma y la función. en nuestros días. los cuales basan sus estudios cerámicos en descripciones creyendo que éstos son el punto de llegada del qué hacer arqueológico para la realización de interpretaciones basadas en aspectos tecnológicos o ecoculturales (Llamazares y Slavutsky 1990:24-25). y Tolstoy (1958) por sus recorridos de superficie en el norte de la Cuenca de México. Coyotlatelco y teotihuacana de los pozos estratigráficos. para presentar posteriormente su representación gráfica y su distribución espacial en la Cuenca de México. al presentar su tesis de maestría sobre "Variabilidad cerámica en la Cuenca de México durante el Epiclásico". que quizá competían entre sí para obtener la hegemonía estatal. En el caso de la cerámica de la fase Coyotlatelco logró separar varios grupos a partir del acabado de superficie. En las corrientes del normativismo culturalista se ha incluido a los principales exponentes de la llamada "Nueva Arqueología". En 1979 Rattray presentó el informe de las excavaciones y análisis del material cerámico y la lítica del Proyecto Coyotlatelco de la Hacienda de Metepec. El objetivo de la clasificación se ha planteado en la Nueva Arqueología como un 6 . García (1995). El análisis del material obtenido de los pisos reflejó un periodo de abandono teotihuacano y posteriormente de ocupación por los artesanos de obsidiana.cronológicamente por los principales investigadores de la época: Rattray (1966) por las excavaciones de Tenayo. acabado de superficie. aspectos políticos. dimensión. que bien pudieron ser de una tradición cerámica de la fase Coyotlatelco. con el propósito de obtener una seriación de los materiales y tratar aspectos cronológicos. pero esto no se consiguió debido a que la ocupación de la Hacienda Metepec perteneció a una sola fase. la identificación de grupos culturales. los cuales se presentaban agrupados en pequeñas comunidades autónomas con un patrón disperso. Proceso de investigación Metodología en la clasificación y análisis de la cerámica de la Fase Coyotlatelco Una parte importante del trabajo arqueológico es la elaboración de una tipología. este proceso denominado "balcanización" comprende varios niveles de análisis. quizá de un barrio que se dedicaba a la manufactura de artefactos de obsidiana (Rattray 1979: 43). El propósito del análisis fue definir la secuencia cronológica de la fase Coyotlatelco. a través de la cerámica. Lo importante del análisis de García es que eleva el nivel de inferencia para comprender. se están dando los primeros pasos e intentos (Longacre 1991. por tal motivo no se puede argumentar una continuidad de población. entendida como "la forma característica y peculiar que tiene el arqueólogo para utilizar el método analítico. las cuales describe según el tipo a través de su forma. y las inferencias sobre transmisión y difusión de elementos culturales. La clasificación se inicia separando los grupos cerámicos o vajillas. Minc y otros 1994). la cerámica de las fases azteca. económicos y sociales de los habitantes que la manufacturaron. durante el proceso de estudio de una sociedad concreta" (Bartra 1979: 50). La tipología es entonces la herramienta metodológica que más problemas ha originado en la obtención de información sobre las secuencias. realiza un análisis del material cerámico Coyotlatelco con el propósito de definir el complejo en las diferentes subregiones. color y decoración. La clasificación del material se hizo separando por capas. de los cuales.

vaso. Descripción formal de los diseños. Por otra parte. Pulido. cuerpo y base).con mínimo significado temporal y asociaciones contextuales difíciles de definir. que permitió agrupar el material cerámico en los siguientes grupos: Bruñido. propone algo similar para el periodo Epiclásico en la Cuenca de México. el objetivo de nuestra clasificación está relacionado con la forma y el diseño. al retomar a Longacre (1991).procedimiento de descripción de rasgos que forman una lista y son representativos de una cultura en espacio y tiempo específico. Pintado y Mate. Es de mencionarse que estamos en acuerdo que la cuantificacion de fragmentos es problemática (Zedeño 1985: 21. comal. observó que la cerámica puede ser indicador de una distribución territorial diferente por grupos culturalmente similares. sahumador. y el aspecto funcional ( íbidem 19). por lo que entre mayor sea el conjunto descrito mayor es la información que se puede generar. étnicas y políticas." (Zedeño 1985:20-21). Descripción de cada grupo en subgrupos basados en la forma básica de la pieza cerámica (cajete. ya que no representan unidades completas y que en ocasiones el trabajo de identificación puede ser subjetivo porque la visión del arqueólogo no corresponde con el material. y que pueden corresponder a tres: la identificación cultural. La literatura sobre diseños cerámicos en Teotihuacán es muy escasa ya que solamente se ha enfocado en la descripción. ya que el contexto de su obtención correspondió en La Ventilla a rellenos o derrumbes mezclados con material teotihuacano de las fases Xolalpan y Metepec. el proceso de producción y sus implicaciones sociales. Los diseños en la cerámica son tan diversos que es un desafío intentar su clasificación y análisis. de tal forma que el proceso metodológico de clasificación y análisis de Zedeño se aplica a nuestros materiales en el aspecto formal y de contenido. la identificación del grupo etnolingüístico y aspectos temporales. La unidad de análisis correspondió al tiesto (borde. brasero y otros). Sin embargo.…. cuantificación y porcentaje en la elaboración de cuadros de motivos estilísticos (Cuadro 1). Cada ceramista los ha definido según su descripción y a partir de ciertos objetivos como la apreciación del estilo artístico. La cerámica de la fase Coyotlatelco presenta las mismas consideraciones de Zedeño. 2. Zedeño (1985) ha planteado que en el problema de la descripción es necesario definir los objetivos de la clasificación cerámica. al hablar sobre diseños y activación de neutrones en la pasta de materiales del Postclásico que permitieron identificar divergencias culturales. Minc (1994). dado que se pretende obtener información sobre las formas y diseños de la fase Coyotlatelco. olla. 7 . cualquiera que conozca el trabajo ceramista se dará cuenta que este material presenta una oportunidad de complementar otros trabajos arqueológicos. A pesar de esto. La propuesta metodológica fue diseñada para "…estudio de contextos muy específicos. para su posterior comparación regional. se decidió utilizar el sistema de clasificación de García (1995) quien. a través de los diseños pretendemos abordar el problema cronológico y de identificación étnica de la cerámica de la fase Coyotlatelco. Descripción del acabado de superficie y la decoración. 3. Nuestro procedimiento metodológico de la clasificación cerámica consistió en los siguientes pasos: 1. González y Avilés 1990: 80). por los que se tuvo que sacar la mayor cantidad de información posible de análisis cerámico.

greca recta. Sanoja (1984) propone que sí se puede realizar la identificación étnica a través del estudio del material cerámico. red. el ajedrez. se centró en la clasificación de la decoración con el objetivo de abordar aspectos sobre el conocimiento de la vida y la psicología de la gente que manufacturó la cerámica (Müller 1976: 163. quien propone que el análisis de diseños nos permite identificar a un grupo en particular como también a un individuo. citando a Sheppard 1948: 76). al realizar el análisis cerámico de los diseños provenientes de varios pozos de excavación del cerro Tenayo. el significado en ocasiones no se comprende. Entre los problemas que observamos en arqueología está el estudio de los rasgos estilísticos o de los motivos que se han propuestos como marcadores cronológicos o de identificación étnica. espiral. En la cerámica identificada como Proto-Coyotlatelco los motivos comprenden líneas. la composición de los diseños. En palabras de Nieves (1985.Metodología en la clasificación y análisis de los diseños decorativos en la cerámica de la Fase Coyotlatelco Rattray (1966). diamantes. los elementos y motivos en la cerámica de la fase Coyotlatelco. es decir que entre el tiempo en que se plasmó en la vasija y el tiempo en que se registró. escalón y rayas cruzadas (según la forma de la vasija es el diseño que presentan). ajedrez. por lo cual su identificación permite compararlos con algunos supuestamente contemporáneos o de fases anteriores. a una cultura en su evolución y distribución en el tiempo y en el espacio. ya que todo grupo social conserva parte de su identidad y lo expresa a través de lo que produce. círculos. escalera. espirales. el color. por tal motivo las propuestas que se dan son tentativas y se deben someter a un juicio objetivo. líneas onduladas. las líneas ondulantes. Müller (1976). La combinación de elementos en una variedad de patrones es la característica del estilo en la cerámica Coyotlatelco. su estructura. la red. triángulos. el problema radica en que los diseños que se presentan tienen un significado al que el investigador no tiene acceso debido a su ideología y su culturalidad. el acabado de superficie. rayo. En la cerámica Coyotlatelco los motivos son menos variables destacando las eses. peine. grecas. durante la clasificación del material cerámico del Proyecto Teotihuacán entre 1961 a 1969. La forma. 21). En el caso del primero. cuadros. cúspide. cada diseño puede ser un patrón indicativo de una fase cerámica. elipse. Entre los motivos o elementos identificados en la cerámica de la fase Coyotlatelco se encuentran: líneas rectas. cruz. Sin embargo. líneas onduladas. pájaro y flor (Rattray 1966: fig. punto y círculo. entrelazados. A esta lista se le agrega el Xicalcoliuhqui y el Xonecuilli por García (1995: fig. 2). se pueden apreciar los motivos del estilo geométrico para cada fase. es decir. permiten tratar tentativamente su problema de identificación étnica. esto corresponde a una dicotomía en la que se presenta la visión del arqueólogo y el significado aparente de los materiales (si es que éstos lo tienen) por la sociedad que los fabricó y utilizó. medio círculo. citando a Lathrap 1962). Un problema de discusión es que ella se planteó que hay dos tipos de análisis: el connotativo y el formal. En el segundo caso. observaron que los cambios en los diseños se deben a la innovación y creatividad del 8 . eses. en s y z. eslabón. en donde la evolución parte de las formas naturales a las geométricas y a las simbólicas. cita a Shapiro (1962:278). en un estudio sobre la génesis y cambio estilístico en la tradición alfarera de Mata Ortiz en Chihuahua. Fournier y Freeman (1991). ajedrez. triángulo. su diferencia con los diseños anteriores es que se presentan siempre combinados con dos motivos alternados con un tercer motivo diferente en el fondo de la vasija (especialmente cajete hemisférico). En el cuadro de la figura 23 de Müller (1976). el escalón y las rayas cruzadas.

soporte anular y cónico. al observar directamente la forma. para evitar caer en confusiones. Ignacio Rodríguez advierte que se debe tomar en cuenta la desigualdad entre la motivación capitalista de los alfareros actuales y la motivación ideológica de los pueblos prehispánicos (comunicación personal. Stanislawski (1978). que corresponden a fragmentos de borde. al estudiar a los Hopi del NW de Arizona. Identificación de los motivos. ya que siempre se pueden notar ciertos patrones que permiten identificar la uniformidad cultural. Resultados de los frentes de excavación El universo de estudio: los frentes de excavación y su muestra cerámica El total del material cerámico identificado de fase Coyotlatelco es de 8039 tiestos. en su afán de hacer que su obra se aprecie artísticamente para su mejor venta. Identificación del estilo. geométricos o simbólicos. 2. Con los Hopi esto no se pudo determinar ya que su asentamiento es estacional. 3. mayo de 1997). Con esto. La diferencia es que en el Frente 2 se tenía reportada la presencia del material cerámico de la fase Coyotlatelco desde el proceso de excavación. se puede ver que no siempre el cambio de diseños tiene que ver con cambio temporal o de grupo étnico. Identificación de los diseños o patrón. El procedimiento metodológico del análisis de los diseños consistió en los siguientes pasos: 1. cuerpo. Se define como la suma de los diseños en una vasija. el Frente 3 con 309 y el Frente 4C con 248.artesano. de tal forma que nos preguntamos ¿en donde comenzó la manufactura de la cerámica? En arqueología la distribución de la cerámica puede ser indicativa de áreas de actividad e incluso de separación socio-política. Estos se definen por la combinación de los motivos y de los elementos. Otros de los problemas son las interpretaciones difusionistas y de aplicación de diseños por artesanos especializados. significado y función de los artefactos en una sociedad viva. observa que la cerámica del grupo Hopi es parecida a la cerámica del grupo Hopi Tewa. En cuanto a la difusión. descubre que los tipos cerámicos formados con base en la decoración no tienen mucha importancia en aspectos conductuales. al combinarse dichos análisis nos proporcionaron el Cuadro 1. comparados con el Frente 1 que presentó 166. Es de mencionar que el Frente 2 presenta la mayor concentración de material con una frecuencia de 7314 tiestos. El da más énfasis al aspecto tecnológico de la vasija. quienes tienen patrones ceremoniales y lengua diferentes. Con esto queda claro que los motivos cerámicos deben ser tratados cuidadosamente. en ocasiones participando individuos de diferente sexo y edad. Las piezas completas provienen de entierros primarios (los cuales se describen posteriormente) y en algunos entierros secundarios. base. Se llamó elemento al dibujo más sencillo de forma regular. 4. Sin embargo. Es la combinación de dos o más elementos que conforman una idea o un mensaje. ya que los motivos suelen ser de selección individual y sin importancia. En su descripción formal los estilos pueden dividirse según su clase en naturales. Este paso corresponde con el elemento de análisis propuesto por Rattray (1966) y retomado posteriormente por Müller (1976) y García (1995). Identificación de los elementos. uso. lo que permitió obtener una muestra 9 . por lo que descarta la presencia de un especialista.

se calcula mayor a 30 cm. Es notorio cómo los bordes en ocasiones se encuentran pintados en color rojo. Unidad Arquitectónica 1. en el caso de las secciones A y C. ofreciendo la mayor frecuencia de materiales identificados. Descripción de los tipos cerámicos identificados Los tipos identificados en general corresponden a los descritos por diversos autores como Tozzer (1921). el arqueólogo Néstor Paredes nos sugirió que revisáramos los materiales cerámicos que analizaba. las jarras no se presentan decoradas. por último. La muestra corresponde a 2777 fragmentos (34. A diferencia de las ollas. Tipo 2 (Forma Jarra). La descripción que se presenta de los tipos identificados se remite sólo a la clasificación realizada de los materiales producto de los cuatro frentes de excavación que corresponden a: Tipo 1 (Forma Olla. es de suponerse que el número es tentativo ya que faltó más análisis en los diversos frentes. lo que no permitía su identificación por medio del acabado. a partir de la sugerencia del arqueólogo Sergio Gómez se seleccionó el conjunto arquitectónico con el propósito de corroborar si algunos elementos arquitectónicos pudieran ser de fase Coyotlatelco. Piña Chan (1963). según su diámetro. Estado de México. la altura de la olla. En el Frente 1 se seleccionaron los cuartos este y oeste que se encuentran en el adoratorio sur. y por otra parte los fragmentos en su mayoría correspondieron a las primeras capas excavadas. ya que durante la excavación se identificaron fragmentos cerámicos y posibles elementos arquitectónicos de fase Coyotlatelco (comunicación personal de Cabrera en 1994). La diferencia en nuestra tipología es que los nombres con que se designan los tipos por cada autor se suprimieron utilizando números consecutivos que corresponden a las formas descritas por García (1995: tipo 1-31) y las nuevas obtenidas del análisis cerámico (tipo 3234. pero es 10 . ver Cuadro 2).62%). En ocasiones se presenta un asa sencilla o doble horizontal o vertical en el cuerpo. En la identificación los bordes fueron los que más se seleccionaron con el propósito de obtener una media en cuanto al diámetro de la olla. Cobean (1990) y García (1991. En ocasiones el material cerámico se presentó en mal estado de conservación. En el Frente 3 los materiales seleccionados correspondieron al Conjunto A. el Frente 4 fue excavado en diversos momentos por diferentes arqueólogos. Nichols y McCullough (1986). rectodivergente o cilíndrico.54 %). en los cuales identificó material de fase Coyotlatelco que sugiere también la presencia y ocupación en el extremo NE de La Ventilla. 1982).mayor de toda el área liberada. La muestra corresponde a 773 fragmentos (9. sino a través de la forma y la pasta. especialmente los que presentan ensanchamiento externo. de 18 cm (con un límite inferior de 15 cm y uno superior de 23 cm). Parsons (1971. ensanchamiento bilateral. Pueden presentar tres asas verticales al cuerpo que sugieren que fueron utilizadas (para contener líquidos o almacenar) suspendidas en el aire. Foto 1). 1995). Rattray (1966). Good y Obermayer (1986). El cuello de la olla puede ser vertical. Las jarras son vasijas que tienen un diámetro menor a 15 cm y una altura menor a los 30 cm. tal y como se puede observar con algunos grupos matlatzincas y otomíes que se reúnen actualmente en el mercado de Toluca. en el primer caso es posible que estas vasijas funcionaran para cocinar y en el segundo para contener o almacenar. evertido horizontal o evertido en ángulo recto.

reforzado redondeado o evertido horizontal. su terminación.80 %). en el cuello presenta pulido vertical o diagonal. Se caracteriza por presentar entre el cuerpo y el cuello tres asas dobles en forma vertical. con límite inferior de 34 cm y superior de 42 cm. con límite inferior de 25 cm y superior de 31 cm. El borde puede ser directo. El borde se presenta con ensanchamiento externo. el cuello y la pasta de las ollas no son de tradición teotihuacana. la terminación del borde redonda. García (1995) propone que estas formas podrían servir para acarrear agua. en ocasiones presenta partículas de pintura de hematita especular como los vasos teotihuacanos de fase Miccaotli a Tlamimilolpa Tardío. En ocasiones se presenta la cazuela con borde pintado en color rojo. esto sugiere que resurge el tipo decorativo en una forma nueva. su interior y exterior se observan alisados. Tipo 6 (Forma Comal). Tipo 3 (Forma Olla Roja). El reborde puede ser superior. en su parte interior está muy erosionada. en una estratigrafía homogénea sobre pisos teotihuacanos de fase Xolalpan TardíoMetepec. evertido en ángulo recto. el cuello puede ser vertical o rectodivergente. evertido horizontal o evertido en ángulo recto. son escasas las jarras con borde reforzado y redondeado.68 %). Es de mencionarse que las asas dobles se identificaron para la fase Protocoyotlatelco (Müller 1976) o de Oxtotipac (Good y Obermayer 1986). evertidos horizontales. posiblemente debido al continuo uso al contener líquidos. las paredes pueden ser 11 . aplanado con ensanchamiento interno. El diámetro medio de la boca es de 28 cm. los bordes son directos redondeados y biselados en su parte externa. hipótesis plausible pues nuestra muestra presenta baja frecuencia de tiestos quemados. Müller lo identifica para la misma fase pero con el nombre Protocoyotlatelco. La muestra es de 296 fragmentos (3. El diámetro medio de la boca es de 12 cm. evertidos en ángulo recto. recto divergente o cilíndrico. con límite inferior de 9 cm y superior de 16 cm. el cuello puede ser vertical. Los bordes de la olla son directos. El borde de la jarra puede ser directo. La base es cóncava. El diámetro medio del comal es de 38 cm. La muestra es de 386 fragmentos (4. semi cilíndricos. El cuello suele ser vertical.86 %). propuesta que se descarta ya que los bordes. Tipo 5 (Forma Jarra de Asa Doble). además. El material se caracteriza por presentar una pintura en rojo que cubre toda su parte exterior. la cual corresponde a un momento de transición entre la fase Metepec y Coyotlatelco. La muestra es de 69 fragmentos (0. La muestra es de 465 fragmentos (5. medio o en ángulo basal. Tipo 4 (Forma Cazuela). Es de mencionarse que este tipo fue identificado por Good y Obermayer (1986) como perteneciente a la fase Oxtotipac.78 %). la terminación es directa. La terminación del borde es redonda y pocas veces con biselado interno. lo que apoya la hipótesis de que no fueron colocadas en el suelo. sino suspendidas o colocadas sobre un soporte. si esta vasija se somete al fuego se rompe fácilmente. En ocasiones presenta borde de doble asa en forma horizontal en el cuerpo. La decoración se presenta en ocasiones con borde rojo. Se caracterizan por estar pulidos en su parte interior y rugosos en la exterior. que corresponde a la base.característico un alisado exterior en sentido vertical y al interior un alisado en sentido horizontal. aplanado con ensanchamiento externo. propuesta que se descarta ya que el material se encuentra asociado con cerámicas identificadas para la fase Coyotlatelco (Müller 1976) o Xometla (Nichols y McCullough 1986).

Los bordes son directos y pocos se presentan con ensanchamiento en su parte interna. diamantes. con límite inferior de 3 cm y superior de 7 cm.82 %). borde directo y terminación redondeada. El largo tiene un rango de 7-11 cm con un diámetro medio de 5 cm. con un límite inferior de 16 cm y uno superior de 20 cm. La muestra es de 66 fragmentos (0. Tipo 13 (Forma Cuchara). que consiste en hacer diseños dejándolos sin pulir. El diámetro medio de la vasija es de 19 cm con una altura media de 9 cm. No se observaron trazos de pintura roja en la parte externa de la vasija. el límite inferior es de 15 cm y el superior de 26 cm. La forma es un cajete hemisférico sin decoración.29 %). puntiagudo o biselado en su parte interna. Es una forma hemisférica con un soporte anular de paredes rectas o divergentes. La muestra es de 104 fragmentos (1. La forma es un cajete hemisférico de borde directo con terminación redondeada y en pocos casos con biselado interno.altas. rodeando con incisiones y alternando con diseños hechos con instrumentos puntiagudos. La incisión puede ser de poca profundidad o hasta de 3 mm. La muestra es de 547 fragmentos (6. El acabado en sus partes externa e interna es pulido. En Teotihuacán se tiene reportado este tipo en el análisis cerámico del sitio Xometla (Nichols y McCullough 1986:75). El diámetro medio de la vasija es de 20 cm. redondo. Los diseños son incisos y corresponden a líneas. líneas onduladas. Tipo 8 (Forma Cajete Sellado. La muestra es de 104 fragmentos (1. sin embargo. El acabado en su parte interna y externa es pulido. medias o bajas. Tipo 7 (Forma Cajete Hemisférico). La forma de la vasija es cajete hemisférico de paredes rectas o convergentes.33 %).80 %). flores y diamantes. la terminación es redondeada. Foto 2). En ocasiones los bordes se encuentran pintados con una banda roja que rodea la cuchara. sólo que en esta parte se decoró con un patrón diferencial de pulido zonal. La muestra es de 1 fragmento (0. la altura de la vasija está calculada con base en su diámetro de entre 8-10 cm (García 1995). pero es posible que algunos ejemplares pudieran haberlo tenido. La muestra es de 187 fragmentos (2. curvodivergentes y curvoconvergentes. El diámetro medio de la vasija es de 18 cm. Tipo 9 (Forma Cajete Inciso). la altura está en un rango entre 8-10 cm. sin embargo. Las paredes son rectas. La mayor parte identificada de estas formas correspondió a bordes de cazoletas y partes del cuerpo.29 %). García y Martínez (1993) nombraron a este tipo como "Península Decorado" que se identifica como una vasija pulida en su interior y exterior. Tipo 14 (Forma Cajete de Base Anular. El acabado de superficie es pulido y se nota el acabado de palillos o de un núcleo de obsidiana 12 . presenta un estampado sellado en la parte media del cuerpo con diseños en ese. Tipo 10 (Forma Cajete de Fondo Plano Inciso y Pulido Zonal. El borde es directo con terminación redondeada o biselada interna.01 %) proveniente del Frente 2. en vista de sección. es posible que en algunos fragmentos de cuerpos y fondos estuvieran pintados. líneas curvas y flores. El acabado de superficie en su parte interna y externa es pulido. Foto 4). pero su uso constante los desgastó perdiéndose la evidencia. Los bordes son directos con ensanchamiento externo o interno. el borde es. por su baja frecuencia se ha propuesto como parte del complejo Coyotlatelco del sur de la Cuenca de México (García 1995:253). Foto 3).

22 % de la colección del "Cajete Trípode Rojo sobre Café". La muestra es de 1637 fragmentos (20. 13 . El medio círculo se ha identificado para el área sur de la Cuenca de México por su mayor frecuencia (García 1995:180). Como uno de los objetivos fue comprobar si existe una frontera cultural entre Teotihuacán y las regiones propuestas por García (1995) a través de un contraste que se pueda observar en la cerámica y los diseños. el único problema es que carecemos de fechamientos por C14 u otro método que nos permita ubicarlo temporalmente. se presenta intercalado con líneas rectas delgadas continuas. verticales. líneas onduladas perpendiculares en el borde sobre el cuerpo y líneas onduladas simples o dobles que empiezan en el borde en forma diagonal formando un triángulo. los diseños se pintan próximos al borde o al cuerpo y están ausentes en el fondo. en cinco casos. se realizó la cuantificacion de estos últimos de la colección del Frente 2. aparentemente el símbolo surge en Teotihuacán y se difunde en Mesoamérica perdurando hasta el Periodo Epiclásico.que dejaron estrías que convergen en su parte interna. El siguiente diseño corresponde a la línea ondulada. con un total para el Frente 2 de 149 (9. 386 cuerpos. Tipo 15 (Forma Cajete Trípode Rojo sobre Café. En Teotihuacán se identificaron 36 elementos que corresponden al 2.92 %). puntiagudo y.36 %). el cual se encuentra pintado con una banda roja. La vasija se caracteriza por ser un cajete trípode pulido en su parte interna y externa. en ocasiones con diseños que se repiten y son constantes. consecutivas o continuas.18% del total de la colección del Frente 2). En el análisis cerámico este tipo es muy característico y frecuente por sus formas y diseños. El diseño en "s" o "z" es el otro marcador de diseño cerámico de la fase Coyotlatelco en Teotihuacán. En el cuadro 3 se presentan los diseños identificados y su relación con otros pertenecientes a otros tipos cerámicos del mismo complejo. La frecuencia mayor de los diseños corresponde a elementos que se presentan como líneas rectas con un total en el Frente 2 de 741 (46. son marcadores del complejo Coyotlatelco para Teotihuacán. pintado al interior en rojo sobre café y en pocos casos en su parte externa. dos líneas horizontales o una banda y línea horizontal. cuadrado. García (1995: 179) propone que este diseño es el más común en toda la Cuenca de México. la mayoría aplicadas en la proximidad del borde. Un comentario en cuanto a la línea ondulada es que se ha interpretado desde fases teotihuacanas como un elemento que se asocia al agua y es reportada en algunas pinturas murales por Linné (1942: 82) y Pasztory (1976: 131). en el caso de otros sitios en la Cuenca de México se presenta también pero no es tan significativa. tiene como patrón característico dos líneas horizontales en donde se intercalan otros elementos. Algunos fondos presentan trazos de pintura. las cuales pueden tener como variante formas horizontales. de los cuales 937 fueron bordes.81%). la cual podría corresponder con el tipo 16 (Cajete de base anular rojo sobre café). lo que indica que es el principal marcador cronológico para designar la fase Coyotlatelco para el Valle de Teotihuacán. 15 fondos y 284 soportes. El número de líneas onduladas suele ser más de dos. con base en los elementos decorativos propuestas por Rattray (1966) y ampliadas por Müller (1976) y García (1995). Las variantes en que se presentan son una línea ondulada que se intercala con una línea horizontal. García (1995: 179) propone que la línea ondulada se convierte en una línea quebrada que es característica en el Valle de Teotihuacán. El total de tiestos analizados fue de 1622 (22. Fotos 5 y 6). diagonales. tienen terminación redondeada. ya que se presenta en altos porcentajes. Los bordes son directos con ensanchamiento interno o externo. con un total en el Frente 2 de 451 (27.19 %). biselado en su parte interna.

El total de la muestra es de 101 fragmentos (1. Los bordes de la vasija son directos con terminación redondeada. la terminación es redondeada o biselada en su parte interna.59 %) que sólo se presentaron en el Frente 2. cruces o pintados en su totalidad con tonos que van de claro a obscuro. se localiza en el cuerpo y en el fondo rodeado por una banda o línea delgada. en nuestra colección se presenta escaso con 4 elementos (0. Tipo 18 (Forma Cajete Hemisférico Banda Roja). ensanchamiento externo o ensanchamiento interno. puntiagudo o biselado en su parte interna.26 %). el total identificado es de 79 (4.42 %) como flor y 1 (. El diámetro medio de la vasija es de 24 cm.37 %). 40 (13.62 %).17 %) presentes solamente en el Frente 2. Müller (1978) menciona un elemento denominado "diamante" el cual se asemeja a un rombo. 24 (8. Tipo 16 (Forma Cajete de Base Anular Rojo sobre Café). En otras ocasiones el triángulo se traza sólo cruzando líneas onduladas. 7 (2. 60 cuerpos y 13 fondos. El borde es. con límite inferior de 12 cm y superior de 21 cm. bandas. Un nuevo elemento fue identificado dentro de este grupo: corresponde posiblemente a un ojo de serpiente. De 289 fragmentos identificados. los cuales se pintan próximos al borde y sobre el cuerpo. con ensanchamiento interno o con ensanchamiento externo.69 %) como Xonecuilli.02 %). la línea ondulada y la s o z los elementos característicos de este complejo. faltando la parte inferior de la vasija. Es de mencionar que hay un incremento en el elemento del pájaro y una disminución en el elemento del triángulo y Xonecuilli. El triángulo es un elemento también común en Teotihuacán. El diámetro medio de la vasija es de 16 cm.13 %) el diseño se identificó como una línea horizontal. se combina con otros elementos como las líneas horizontales delgadas y diagonales. Tipo 17 (Forma Cajete Hemisférico Rojo sobre Café). Los elementos son continuos y consecutivos.46 %) como pájaro. 14 . 26 (9. pueden ser repetitivos y consecutivos. El pájaro es un ave estilizada que se consideraba propia del área occidental de la Cuenca de México. son las vasijas más utilizadas para contener alimentos y consumirlos.00 %) como espiral. 37 (12. la altura está entre 7-10 cm.80 %) como s o z.25 %). Los bordes son de tres variantes: directo. la altura promedio es de 8 cm. La muestra es de 94 fragmentos (1. en nuestra colección se identificaron sólo dos fragmentos que se anexaron como una variante del ajedrez. hay 216 bordes. El ajedrez es tan común en Teotihuacán que podría ser el tercer elemento decorativo del complejo cerámico Coyotlatelco. sólo que el fondo se encuentra pintado en rojo con elementos circulares. En ocasiones el interior se encuentra con otro triángulo delineado o relleno de pintura roja con descuido en su aplicación. El Xonecuilli se encuentra representado en el área occidental de la Cuenca de México.El elemento con forma de cúspide se tenía reportado exclusivamente para el área occidental de la Cuenca y de la cerámica rojo sobre crema (García 1995: 181). La característica de la vasija es que se presenta con una base anular similar al Tipo 14. lo que indica que junto con el Cajete Trípode Rojo sobre Café y el Cajete Hemisférico Rojo sobre Café. los cuales en ocasiones sólo se presentan delineados o rellenados con pintura roja. en 142 (49. La característica básica de esta vasija es que presenta diseños pintados en color rojo en su parte exterior y escasamente en el interior. El total de la muestra es de 289 fragmentos (3. El borde puede ser directo.40 %) como triángulos. siendo la línea recta. en vista de sección. con límite inferior de 19 cm y superior de 29 cm.30 %) como líneas onduladas. En La Ventilla se observó en todos los frentes de excavación. redondo. en nuestra colección se presenta escasa con un total de 6 (0. 10 (3. En la colección se identificó un total de 49 elementos (3.

presente en todos los frentes de excavación. con ensanchamiento interno o aplanado con ensanchamiento externo. que inician de una línea delgada que se encuentra en el cuerpo para ascender a otra línea en su parte superior. En sitios de la región sur de la Cuenca de México. lo que hace suponer que el tipo surge. reutilizan los candeleros teotihuacanos para colocar sus velas y los metlapiles para usarlos en los metates al moler. en algunas casas. la terminación del borde es redonda y en pocos casos cuadrada y biselada en su parte interna. en el exterior es de 1 cm y en ambas entre 1-1.6) los elementos decorativos reportados por Rattray (1966) y ampliadas por ese autor. en los que. Tipo 20 (Forma Cajete Hemisférico Rojo sobre Crema).75 %) de pájaro.02 %) de elipse.5 cm. la elipse. El nuevo elemento que corresponde al glifo es similar a la barra transversal reportada por Langley (1986: Referencia 77) que se ha definido como un pectoral asociado con el coyote. 5 (8.58 %) de línea horizontal. La muestra es de 1 fragmento (1. al igual que otros reportados por García y Martínez (1993). al analizarse para identificar los elementos de diseños. la flor. La muestra es de 91 fragmentos (1. la espiral.13 %). Su distribución en la Cuenca de México es mayor en la región sur: en Xico se descubrió asociado con cerámica de la fase Metepec. el punto y el círculo. un elemento similar a nuestra muestra. 1 (1. El borde puede ser directo. 2 (3. Tipo 24 (Forma Cajete Trípode Sellado Rojo sobre Café. contabilizando 57 fragmentos. en su parte externa o en ambas partes. En el caso de la escalera. El borde es directo con terminación redondeada. la línea ondulada y la escalera el patrón más común.75 %) de rayo. Tipo 22 (Forma Cajete Negativo). el triángulo y el pájaro son los ausentes. En nuestros días se puede ver cómo. García los define como "Plato grande de borde evertido con tres soportes huecos cilíndricos o rectangulares y con diseños sellados en cuadretes en la parte baja exterior. 1 (1. En el Frente 2 se presentó la mayor concentración de este tipo cerámico. el medio círculo.01 %) perteneciente al Frente 2. además de lunas y meandros. se identificaron todos los elementos para Teotihuacán. los diseños se encuentran pintados al negativo en su parte interior sobre el borde o cuerpo con motivo de ese o líneas curvilíneas.77 %) de cruz. reportado por Miller en una pintura mural. 15 . La muestra es de 14 fragmentos (0. siendo la línea recta. la línea ondulada. en Atetelco se encuentra. el Xicalcoliuhqui y Xonecuilli se encuentran reportados. se observó lo siguiente 18 (31.51 %) de medio círculo. El ancho de la banda es de diferente valor según la variante: en el interior es de 1. 4 (7. Foto 7). 8 de línea ondulada (14. lo cual hace suponer la copia de elementos pictóricos o escultóricos teotihuacanos. Es posible que en Teotihuacán este tipo fuera tan importante que la variabilidad de los elementos podría indicar diferentes momentos cronológicos. sino una reutilización de elementos. y 1 (1. El motivo pintado es una banda roja que se ubica en el borde de la vasija en tres variantes: en su parte interna.El diámetro medio es de 23 cm con altura media de 8 cm. 5 (8. El diámetro medio es de 20 cm y una altura de 9 cm. el pájaro. encima de los cuales están pintadas grecas a veces incisas para resaltar la pintura" (1995: 240).17 %) pertenecientes al Frente 2. En el análisis de diseños realizado por García (1995: Tabla 3.8 cm. El diámetro y la altura son similares al Tipo 17.75 %) que corresponde a un nuevo elemento definido como "glifo". El glifo se presenta pintado al interior de una vasija de forma Coyotlatelco. a finales de esta fase.77 %) de triángulo. las representaciones suelen formar una especie de pirámide formada por líneas onduladas o quebradas.04 %). pero no una transición. en la región occidental de la Cuenca de México.

en su análisis cerámico de las excavaciones de Xometla. que el diámetro puede ser de 18 cm. En nuestro caso este tipo se asocia también con el material Xolalpan al igual que otros designados en las diferentes regiones de la Cuenca de México. Por su escasez y ausencia de bordes no se pudo determinar el diámetro y altura de la vasija. en Tula. ausente en el Frente 3 y el 4C. esta forma de aplicación es típica en las vasijas de fase Metepec en Teotihuacán. sin embargo. Es necesario mencionar que estos rasgos continúan solamente en la cerámica ceremonial. Es decir. pero no fue tan aceptado como otros tipos cerámicos como el Cajete Hemisférico Rojo sobre Crema. Hidalgo. Nicholson y McCullough (1986) reportan. La forma identificada corresponde a un posible vaso con aplicaciones en pastillaje en su parte exterior.Lo anterior también permite suponer (dada su mayor frecuencia) que en la región sur: "…los productores de esta cerámica produjeron una serie de ensambles [ sic] cerámicos diferenciados tipológicamente que serían la evidencia del proceso de conformación política autónoma de cada área…" (García 1995:241). para la fase Tollan se reportan fragmentos que presentan un acabado de superficie similar (Cobean 1990a: 267). se identificó la forma de incensarios Coyotlatelco. la cual no fue muy importante por su escasez (comparado con la cerámica teotihuacana).27 %). a veces calado" (García 1995:176). La forma básica de este tipo consiste en un "plato pequeño hemisférico o de borde evertido. y en nuestro caso se encuentra asociado con material de la fase Xolalpan y Metepec. la mayor frecuencia de este tipo en la región sur puede indicar la aparición del Complejo Cerámico Coyotlatelco más temprano y la corroboración de una fragmentacion política. y comenzara a difundirse por su presencia en Teotihuacán. El problema es que se propone (Martínez 1994) que en el sitio de Xico. 16 . La muestra es de 4 fragmentos (0. es posible que este tipo sea contemporáneo con otros y que realmente la única diferencia sea la combinación de diseños sellados. Es posible que el origen de esta cerámica se encuentre en la región sur. que aparece desde los niveles más inferiores y es considerado como el marcador cronológico par el periodo Epiclásico. al sur de la Cuenca de México se descubrieron estos tipos cerámicos asociados con material de la fase Metepec. Un problema que maneja García (1995) es que el tipo descrito se encuentra asociado con cerámica de fase Coyotlatelco como el Tipo 15 (Cajete Trípode Rojo sobre Café). incisos y pintados en la región sur para su posterior distribución en la Cuenca. los cuales se han reportado asociados con la cerámica de la fase Atlatongo. En Teotihuacán. durante las excavaciones del sitio Xometla. Tipo 27 (Forma Sahumador) La muestra es de 22 fragmentos (0. compitiendo con los tipos que son más aceptados. uno de estos calado mientras que los demás fueron parte de mango. a veces pintado con una banda roja al interior. ausentes en el Frente 4C. En nuestra muestra sólo se identificaron cuatro fragmentos de plato. que corresponde al complejo tolteca en la periferia de Teotihuacán (Gamboa 1997). esto podría indicar que el Tipo 24 a pareció tardíamente y que no alcanzó a difundirse en el área de la Cuenca. en donde a finales de la fase Xolalpan Tardío se incrementa la producción de braseros tipo teatro para actividades rituales y funerarias.05 %). lo que sugiere que hay rasgos que son copiados y que perduran hasta el periodo Postclásico Temprano. Tipo 28 (Forma Incensario). Cajete Hemisférico Rojo sobre Café y el Cajete Trípode Rojo sobre Café. de fondo plano o cóncavo con mango corto y acabado mate.

17 . las s o z. Es común presentar el borde pintado y líneas horizontales sobre el cuerpo. s o z. triángulos o cruces. entre las que se cargan los elementos antes descritos. cruces y espirales. son los identificados con mayor frecuencia en el complejo cerámico de la fase Coyotlatelco. 3. Tipo 33 (Forma Cajete Hemisférico Sellado Rojo sobre Crema. La muestra es de 5 fragmentos (0. 21. La muestra es de 2 fragmentos (0. almacenamiento y consumo. líneas onduladas. presenta un sellado en la parte media de la vasija y en su parte superior está pintado con diseños similares al Tipo 17 (Cajete Hemisférico Rojo sobre Café). el 17 (Cajete Hemisférico Rojo/Café) y el 20 (Cajete Hemisférico Rojo/Crema). 4.06 %) pertenecientes al Frente 2. por lo que son los patrones característicos para Teotihuacán. lo que no permite establecer diferencias cronológicas o culturales en cuanto a su forma. los cuales se incrementan a 34 con los tres identificados durante el análisis de la colección cerámica de La Ventilla. 12. En la mayoría de la cerámica se observa que los trazos horizontales no son precisos sino aplicados en una forma poca cuidadosa con una brocha suave. en el tipo 32 no se presenta esta decoración alterna y su forma es hemisférica. 5. Foto 3). por ser utilizados para funciones de preparación de alimento.05 %) pertenecientes al Frente 2. ya que ésta es similar en todos los casos. flores y rombos que se plasman sellados en la parte externa del cuerpo. En los tipos descritos por García ( íbidem) no se identificaron diez que corresponden a los tipos 11. Foto 9). 19. 30 y 31. En todos las cerámicas se observa la combinación de dos o más elementos que forman un diseño en ocasiones geométrico y simétrico. en la parte superior se aplican diseños pintados en los que se presentan líneas rectas. 25. 23. Para estos investigadores el tipo 10 y el 32 son una variante del tipo "Cajete monocromo de Decoración Incisa". el triángulo. 29. los cuales presentan como diseños líneas onduladas. 2. Nichols y McCullough (1986) reportan un total de 45 fragmentos identificados para el sitio de Xometla. es escaso. en especial el 15 (Cajete Trípode Rojo/Café). La forma hemisférica y el sellado combinado con la pintura rojo sobre crema es la característica de este nuevo tipo. y 6. líneas onduladas. ajedrez. triángulo y cúspide. pero es posible que se incremente en posteriores colecciones cerámicas que se analicen para el Valle de Teotihuacán. 26. son más comunes en la Cuenca de México. En los tipos pintados. El tipo se caracteriza por ser un cajete hemisférico de borde directos y terminación redondeada.02 %) pertenecientes al Frente 2. Foto 8). la que al mojarse con la pintura (que también es de mala calidad) se escurre sobre el cuerpo. En cuanto al tipo 15 (Forma Cajete Trípode Rojo sobre Café) podemos proponer que los elementos de líneas onduladas. como líneas rectas. Los tipos 1. sin embargo. Tipo 34 (Forma Cajete Hemisférico Sellado Rojo sobre Café. El complejo cerámico de la fase Coyotlatelco en Teotihuacán El total de tipos cerámicos de la fase Coyotlatelco reportados para la Cuenca de México eran 31 (García 1995). Es interesante el diseño que se observa ya que suele tener elementos como Xicalcoliuhqui. se pueden observar diseños que son homogéneos.Tipo 32 (Forma Cajete Hemisférico Inciso y Pulido Zonal. La muestra es de 4 fragmentos (0. el círculo y la cúspide que son característicos para el complejo Coyotlatelco en Teotihuacán. se mencionó que la principal característica del tipo 10 es una forma de cajete de fondo plano y una decoración sin pulir rodeada de una incisión y alternada con punciones.

que permitan proponer una relación o diferencia con los materiales teotihuacanos. no representan momentos transicionales sino elementos que son copiados para la cerámica de la fase Coyotlatelco. 4. y 20). el glifo y la greca. La distribución de la cerámica de la fase Coyotlatelco en La Ventilla En cuanto a la distribución cerámica. el elemento escalera se reporta para Teotihuacán en las excavaciones de Xometla y Tepetitlan. el proceso de reocupación de La Ventilla. con nuestro análisis solo falta identificar el rayo. Se debe tomar en cuenta que la Ciudadela funcionó como un centro administrativo y de poder durante los últimos días de Teotihuacán que. por cualquier método. con el propósito de responder a varias preguntas: el problema cronológico. elementos que posiblemente sí correspondan a la región sur (Xico. la evaluación de las tipologías cerámicas para el material de la fase Coyotlatelco propuestas por varios autores. se encuentran asociados tanto con teotihuacanos de fase Xolalpan Tardío y Metepec como con los de la fase Coyotlatelco.Los elementos que no se habían reportado para Teotihuacán son el medio círculo. ocupando las primeras áreas abandonadas. quizás a principios de Metepec. la elipse. se podría proponer que su aparición en Teotihuacán pudo ser desde fase más temprana. Por otra parte. permite que las áreas de los palacios y de La Ventilla fueran reocupadas por grupos de tradición cerámica de fase Coyotlatelco. el punto y el círculo. sólo se logró obtener una muestra representativa seleccionada según los investigadores de cada frente de excavación. En la recuperación de información relacionada con materiales no teotihuacanos el trabajo interdisciplinario fue fundamental. Consideraciones sobre el estudio cerámico de la fase Coyotlatelco en Teotihuacán Un objetivo de este trabajo fue presentar los resultados obtenidos de la clasificación y análisis del material cerámico producto de las excavaciones en La Ventilla. Chimalhuacán. la lítica. 13. Zahuacan y Azcapotzalco). al dejar de funcionar. En cuanto a los elementos similares del periodo teotihuacano: el ojo. de identidad. algo que sí hemos notado es que los materiales que se han identificado como marcadores de la fase Oxtotipac. como pudieron ser el área de Oztoyohualco (Millon 1973) y posteriormente detrás de la Pirámide de la Luna y de la del Sol (Diehl 1989). Para atender el problema cronológico de los materiales cerámicos identificados de la fase Coyotlatelco se requieren de fechamientos. con el propósito de ir definiendo el complejo cerámico para el sitio. En cuanto al material cerámico de fase Coyotlatelco. ya que durante las reuniones de trabajo se intercalaron diferentes ideas que permitieron complementar los trabajos. el pájaro y el Xonecuilli (García 1995: Tabla 3. esto permite suponer que no existe tal fase ya que sólo se ha identificado un conjunto de materiales que podrían representar un desarrollo local y no transicional (Good 1972. Los indicadores que forman parte del complejo de la fase Coyotlatelco en La Ventilla corresponden a materiales arqueológicos como la arquitectura.4). y que corresponderían a una transición (tipos 3. la cúspide. 14. Good y Obermayer 1986). la greca. la cruz. y la corroboración de una frontera cultural en Teotihuacán. los entierros y la cerámica. la flor y el Xicalcoliuhqui. sin embargo en nuestra colección no se observó y sólo se presenta en el Cajete Rojo sobre Crema. Es posible que en posteriores trabajos 18 . Portezuelo y Cerro de la Estrella) y de la región occidental (Tenayuca.

secundario. puedan responder a preguntas concretas: ¿en qué momento y en dónde surge en Teotihuacán la cerámica de fase Coyotlatelco? En La Ventilla. se descubrió en un relleno de piedra basáltica de la Plaza de los Bordes Rojos. secundario. lo que hace suponer que se trata de un basurero (por encontrarse en la calle) utilizado a finales del periodo teotihuacano y reutilizado durante el Período Epiclásico. tenía como materiales asociados varios fragmentos de cerámica entre los que se identificaron teotihuacanos y coyotlatelcos (6 tiestos). el Entierro 31. ollas y un Cajete Pintado Rojo sobre Café. Al norte y al sur del gran basamento se encuentran varios cuartos que sufrieron modificaciones arquitectónicas como el tapiado de accesos y adosamiento de muros (que fueron reocupados durante el Epiclásico). secundario. los motivos pintados en la parte exterior de la vasija son unos ojos. raspadores y cajetes Hemisféricos Rojo sobre Café. en sus extremidades inferiores tenía un Cajete Hemisférico Pintado al Negativo y un Cajete de Base Anular Rojo sobre Café. en diferentes áreas del Frente 1 se descubrieron varias fosas de saqueo en estructuras ceremoniales. En cuanto a los entierros del Periodo Epiclásico tenemos: el 111. como ofrenda tenía un Cajete Hemisférico de Banda Roja. lo que podría permitirnos plantear que se trata de gente enterrada durante el Periodo Epiclásico. se reocupan modificando los accesos al adosar sobre piso teotihuacano un muro que une a las pilastras cerrando el paso. presentando concentraciones en los siguientes lugares: en la calle norte. presentó como ofrenda una olla Pintado Rojo sobre Café. el material asociado consistió en unas cucharas. la cerámica de la fase Coyotlatelco se encuentra distribuida en todos los frentes de excavación. al parecer se trata de un entierro saqueado durante el Epiclásico. señalaremos algunos: el Entierro 26 es primario. el entierro 22. sobre el piso se encontraron evidencias de fogones. el material asociado consiste en un cucharón. Estos últimos se encuentran muy erosionados y desgastados. o se corroboren algunas propuestas que. el material asociado al entierro fue un Cajete de Base Anular Rojo sobre Café. En el Frente 2 la distribución de la cerámica de la fase Coyotlatelco es más heterogénea. primario. Por otra parte. En el extremo oeste. lo que hace suponer que los nuevos ocupantes son los causantes. a unos tres metros al NE de los cuartos de la sección NW. se encontró en posición decúbito lateral flexionado derecho a una profundidad de 1. ambos de fase Coyotlatelco. En el Frente 1 las estructuras habitacionales que se encuentran al oeste y este del adoratorio sur. se descubrió en la Plaza Oeste. Es interesante señalar que hay entierros en los que se recuperaron materiales completos. lo que indica que el lapso de ocupación pudo ser un corto tiempo. el Entierro 109 es primario.32 m.cerámicos el universo existente de tipos reconocidos aumente. se descubrió material cerámico asociado con tipos teotihuacanos de la fase Xolalpan Tardío y Metepec. junto con algunos fechamientos absolutos. se identificó un nuevo conjunto posiblemente habitacional. el Entierro 173 consiste de tres individuos primarios que se colocaron en el relleno del basamento del Templo Sur o de los Bordes Rojos. hay materiales cerámicos de la fase Coyotlatelco sobre los pisos dentro y fuera de los cuartos asociados con materiales cerámicos de fase Xolalpan y Metepec. pasando la calle del Frente 2. su importancia radica en que permite suponer una reocupación de las unidades habitacionales después de su abandono por los teotihuacanos. el Entierro 172. en donde se concentró la mayor parte de la cerámica de la fase Coyotlatelco. es posible que en futuras excavaciones se ponga mas énfasis a la estratigrafía para tratar de obtener datos relacionados con la seriación. primario. presenta materiales de fases Tlamimilolpa a 19 . el Entierro 35. se descubrió entre el Adoratorio Rojo y el Blanco.

sea 20 . presentó como ofrenda un ánfora de tres asas. La distribución de la cerámica de la fase Coyotlatelco en La Ventilla descrita en estos frentes debe tomarse con cuidado. en rellenos estratigráficos y en entierros secundarios. por lo que es posible que sí se estén reocupando las unidades arquitectónicas de uso habitacional. corresponde a un complejo cerámico que. que permiten suponer que los nuevos inmigrantes no construyen. obtenidos posiblemente de los basureros. decidimos corroborar si los materiales de fase Coyotlatelco se encuentran sobre pisos teotihuacanos para suponer una reocupación de La Ventilla. hemos notado que en ocasiones el concepto Coyotlatelco se interpreta como un grupo cultural. en el Conjunto A de la Unidad Arquitectónica 1. La capa IV corresponde a piso teotihuacano. los entierros y la arquitectura. Para nosotros. ya que el terreno sufrió nivelación durante los años cincuenta. además de modificar los espacios cerrando los accesos y adosando muros (sobre el piso sin aplanado). se ha replantado el problema de seriación de la cerámica Coyotlatelco con la teotihuacana. al interior de cuartos.Coyotlatelco (48 tiestos). un indicador de cambio o transición. los materiales cerámicos que se obtuvieron bajo esta capa permiten suponer que son producto del relleno utilizado para elevar el piso. y la mayor parte de la cerámica se descubrió en contextos secundario sobre pisos y asociada con otros materiales cerámicos de fase teotihuacana especialmente en basureros. corresponden a materiales contemporáneos o de fase cerámica más temprana. Los materiales cerámicos a partir de esta última capa pueden provenir de diversos contextos como: muro o techo derrumbado. En el Frente 3. Esto originó que durante la excavación se llevara un mejor control estratigráfico. se presenta en un momento específico al cual llamamos “fase”. el entierro 148. en ocasiones irregulares. se descubrió sobre el piso junto a un drenaje teotihuacano. calles. secundario. La capa III-IV corresponde a los contactos de capa entre el relleno del piso teotihuacano (con o sin estuco). una tradición cerámica. ya que no se tiene necesidad. la capa II corresponde a un relleno natural formado por deposición eólica. En cuanto al problema cronológico. el entierro 156. la capa III corresponde a derrumbe del techo o muros que cubren los pisos (en ocasiones con estucos) teotihuacanos. detectando cinco capas homogéneas (en toda el área) que se encuentran depositadas sobre los pisos teotihuacanos: la capa I corresponde al humus. nos encontramos en el inicio de nuevas consideraciones. entendida ésta como: "…una unidad arqueológica que posee rasgos suficientemente característicos para distinguirlas de otras unidades similares concebidas. pero podemos adelantar que hasta estos momentos no se ha reconocido material Coyotlatelco bajo pisos teotihuacanos. A través de las excavaciones que se realizaron durante 1996 (por alumnos de la ENAH) en el Frente 2. secundario. al igual que otros materiales arqueológicos como la líitica. El problema cronológico y de identidad de los materiales cerámicos de fase Coyotlatelco Otro de los objetivos propuestos fue enfocar esta información hacia el problema de identificación cronológica y de identidad de la población que manufacturó la cerámica de la fase Coyotlatelco. intrusión por roedores (topos). ofrenda de entierro en fosas hechas en piso teotihuacano. Los datos obtenidos de la capa III-IV permitieron corroborar que la cerámica de la fase Coyotlatelco se encuentra presente también en el Frente 3. o un tipo o complejo cerámico. los materiales recuperados de esta capa son importantes ya que podrían ser indicativos de áreas de actividad.

especialmente limitada al orden de magnitud de una localidad o región. 1991).de las mismas o de otras culturas o civilizaciones. 1987.. periodo que se caracteriza por los conflictos.Fases usadas por el Teotihuacan Mapping Project y el Valley of Teotihuacan Project. Un concepto que también en ocasiones se compara con el de Coyotlatelco (que no debería ser así). Dumond y Müller 1972. o un proceso de balcanización (Dumond y Müller 1972). Correlación 1500 1400 1300 1200 1100 1000 900 800 700 600 500 400 300 200 100 0 100 200 300 400 500 Fase Nombre (1) Teacalco Chimalpa Zacango Mazapan Xometla Oxtotipac Metepec Xolalpan Tlamimilolpa Miccaotli Tzacualli Patlachique Tezoyuca Cuanala Tardío Cuanalán Medio Cuanalán Temprano Fase Número (2) Periodo POSTCLÁSICO Azteca IV Azteca III Azteca II Mazapan Coyotlatelco Proto-Coyotlatelco Teotihuacán IV Teotihuacán IIIA Teotihuacán III Teotihuacán IIA-III Teotihuacán IIA Teotihuacán II Teotihuacán IA Teotihuacán I Proto-Teotihuacán ______________ CLÁSICO ______________ PRECLÁSICO 1. a ésta le antecede una fase propuesta con el nombre de Protocoyotlatelco que abarca del 750 al 800 DC. reacomodos. traducción del autor). los sitios arqueológicos que se identifican para este periodo presentan materiales del complejo cerámico de la fase Coyotlatelco. por lo que la más mínima variación espacial o temporal podría proponer una nueva fase descubriendo el origen y caída de tradiciones cerámicas. conocida también con el nombre de Oxtotipac (ver cuadro cronológico). Parsons y Santley 1979). El problema de esta definición es que en su aplicación se busca que las unidades sean semejantes y compartidas. Sanders. es el de Epiclásico. desintegración y formación de nuevos Estados en un proceso de transición del Clásico al Postclásico. y cronológicamente limitada a un breve intervalo de tiempo" (Willey y Philips 1958: 22.Fases usadas por el Proyecto Teotihuacán del INAH en 1964 (Millon 1967: 10) El primero que propuso el concepto "Epiclásico" fue Jiménez Moreno (1966) con el objetivo de caracterizar un momento de desequilibrio y decaimiento de la ciudad mesoaméricana más importante durante el Clásico: Teotihuacán. Es decir.. mientras que cuando hablemos de Coyotlatelco queremos decir un complejo cerámico que pertenece a una fase del mismo nombre propuesto para el Valle de Teotihuacán con una cronología del 800 al 950 DC. El Periodo Epiclásico se ha visto como un momento histórico que se interpreta de diversas formas: un periodo de abandono y declinación de Teotihuacán (Rattray 1972. cuando hablamos sobre Epiclásico señalamos un periodo que abarca del 750 al 950 DC que corresponde a la cronología de la Cuenca de México. 2. una fase transicional o intermedia (Hicks y Nicholson 1964. 21 . conocida también con el nombre de Xometla.

estando en una posición estratégica dentro del corredor.1. debido a los problemas inter-étnicos y económicos. fueron las pautas que desajustaron el control interno de la urbe. además de factores políticos como las conquistas militares y las relaciones entre naciones independientes. propone que el fin de Teotihuacán fue durante la fase Xolapan Tardío y para la fase Metepec hay una especie de epílogo. por lo que se exploraron las estructuras más representativas. ya que Xochicalco se convierte en: "…efectivo tapón que impedía o cuando menos encarecía el paso de productos de las zonas de la parte sur hacia el centro o viceversa. A pesar de que no aborda el tema de la caída de la ciudad. siendo la causa la ruta sur que sirve como corredor hacia la Cuenca de México para la obtención e intercambio de productos. Morelos.. cerámica y materiales. En el caso de la primera surge un proceso que llamó "renovación urbana". pérdida de poder y desaparición de la gran metrópoli de la Cuenca" (Litvak 1970: 140). En la fase Metepec (650-750 DC) el problema interno se agrava a tal grado que hay una disminución de población de la extensión de la ciudad Millon (1967: 77). los talleres. influyó en la "decadencia final. La causa se desconoce. lo que empeoró por la disgregación de 22 . en especial los conjuntos de palacios o barrios. Entre 1960 a 1962 se iniciaron excavaciones en Teotihuacán con fondos otorgados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia." (íbidem 140). pero es posible que se trate de una coerción política. La hipótesis de abandono y destrucción de la ciudad es retomada por Dumond y Müller (1972) cuando tratan de explicar el proceso de transición del Clásico al Postclásico. en el cual Acosta dirigió tres temporadas de excavaciones explorando varios edificios de la Pirámide de la Luna y el Templo de Quetzalpapálotl. integrado por la agricultura. interpretados por la iconografía de pintura mural. teniendo como consecuencia la reducción drástica del ámbito teotihuacano en esta dirección. presentó varios datos sobre la extensión y cálculos poblaciones de la ciudad en sus diferentes periodos. fue propuesto como un competidor y causante de la caída de Teotihuacán (Litvak 1970). que consiste en una concentración de población que origina una disminución en la extensión de la ciudad a pesar del incremento poblacional. La hipótesis parte de que Xochicalco tiene varios elementos teotihuacanos que se comparten desde la fase Teotihuacán III o IV. el comercio y el tributo. Otra hipótesis sobre el decaimiento de Teotihuacán es de Diehl (1987) quien argumenta que el factor económico. En el Epiclásico Xochicalco. El sitio arqueológico de Xochicalco. Otra hipótesis sobre la causa de la declinación y abandono de la ciudad es la que propone el surgimiento de nuevos centros rectores que reducen el flujo comercial en las rutas que controlaba Teotihuacán. la manufactura. a partir de estas inferencias. y que las construcciones periféricas. producto de sus recorridos para la elaboración del Mapa de Teotihuacán. El objetivo fue presentar los vestigios arqueológicos al turismo nacional e internacional. La evidencias que se descubrieron durante las excavaciones permitieron inferir dos aspectos: la destrucción violenta y abandono de la parte central de la metrópoli. realiza algunas consideraciones basadas en la distribución de la cerámica de fase Xolalpan Tardío y Metepec. evidenciadas por aspectos políticos y aumento de sacrificios humanos. continuaron ocupándose hasta su abandono en la fase Metepec.El Epiclásico. Acosta (1972). Millon (1973) ha declarado que la destrucción de Teotihuacán se debió a luchas internas. el abandono y la caída de Teotihuacán Millon (1967). durante la XI Mesa Redonda de Teotihuacán de la Sociedad Mexicana de Antropología. también señala que hay evidencia de la destrucción de la ciudad por fuego provocado posiblemente por los mismos sacerdotes.

En cuanto a la temporalidad. A este periodo de auge siguió otro de declinación gradual hasta su abandono y reocupación en el siglo VII. Una pregunta que surge sobre la caída de Teotihuacán es ¿cómo sucedió el abandono de la ciudad? ¿fue paulatino o repentino? Algunos investigadores proponen que el abandono fue paulatino: primero se abandonan las partes ceremoniales pero se sigue habitando en las áreas periféricas. a finales del Clásico. para la época del Clásico es un centro provincial de Teotihuacán. 1987." (Matos 1996: 212). si es que se trata de un proceso gradual de decaimiento de la ciudad 23 . En un momento de inestabilidad de ésta. se les agregará Tula. oponiéndose a la creencia de que Teotihuacán sigue siendo teocrático. a través de la evidencias de destrucción de la parte central de la ciudad. hay tanta violencia que es necesario abandonar la ciudad emigrando a otras áreas (Parsons 1987). en el cual Tula surge como un competidor y retoma los factores económicos y políticos para su desarrollo y expansión. las que durante la fase Metepec también serán abandonadas (Acosta 1972. su expansión y control militar de yacimientos trae como consecuencia la caída de Teotihuacán ya que: "…. Rattray 1987). Cholula y Cacaxtla.Es así que esa expansión coercitiva establecerá grupos sometidos tributariamente. al perder su poder la ciudad teotihuacana surge Tula como un centro competidor que se consolidará como nuevo estado mesoamericano. Otros proponen que. 1991). Rattray 1966. La evidencia es que durante las excavaciones en la parte central de la metrópoli teotihuacana se han observado evidencias de destrucción y posterior reocupación por grupos de tradición cerámica diferente. La hipótesis del surgimiento de subcentros secundarios que competirán a finales del Clásico con Teotihuacán. consolidándose como centros rectores durante el Epiclásico. Rattray (1991) ha propuesto la misma hipótesis de Acosta (1972). Las consideraciones que podemos argumentar a partir de las anteriores hipótesis se encuentran en los siguientes puntos: 1. Dumond y Müller 1972. Es interesante señalar que Millon desde la publicación de 1967. 2. O." (1991:11). más bien. Tajin. Rattray nos dice: "Ahora veo la culminación de la civilización teotihuacana en los siglos quinto y sexto de nuestra era (fase Xolalpan). entre los que prevalecen la Coyotlatelco. la interrupción de las redes económicas y el surgimiento de los nuevos centros. A partir de estas características agrícola y guerrera. A los sitios propuestos como Xochicalco. La propuesta de Parsons es que Tula. los grupos tributarios se unen y marchan en contra de Teotihuacán a la que destruyen alrededor del año 700 d. trató brevemente el problema del abandono y concluyó: "No creo que podemos interpretar los datos como evidencia de una caída lenta y gradual. Dumond y Müller 1972. la Mazapa y la Azteca. Matos propone una hipótesis en la que argumenta que Teotihuacán. es retomado por Parsons (1987).las colonias lejanas.C. que enviaran sus productos a la metrópoli. en la cual se pensó que la fase Metepec era un periodo de prosperidad y de comercio con otras áreas mesoamericanas (Rattray 1987). se caracteriza por ser una sociedad militar y agrícola. contraponiendo con las que había formulado Millon (1973) durante la 38a Reunión de la Sociedad Mexicana de Antropología. se argumenta que desde la fase Xolalpan Tardío se inicia la caída de Teotihuacán consolidándose durante la fase Metepec (Acosta 1972.

3. La aparición de centros provinciales que se encuentran en rutas comerciales controladas por el estado teotihuacano ha permitido argumentar que sitios como Xochicalco. Cacaxtla. Müller 1978). que comienza a perder su influencia y poder. económica y social. orientación y presencia del talud-tablero. Un sitio próximo a Cholula. La propuesta fue argumentada en un primer momento por Rattray (1966) con base en las investigaciones conocidas en su época. sin embargo. Hay levantamientos de grupos sometidos que se lanzan a la destrucción del estado teotihuacano que se caracteriza por ser. militarista y agrícola. entre otras causas. la pregunta sobre el destino de la población relacionada con Teotihuacán. El problema que surge es comentado por Sugiura: "…puede conjuntarse que la región de Tula no recibe influjo de los emigrantes que provienen de la Cuenca de México. Se debe tomar en cuenta que hay evidencias de destrucción. que quizá es donde la población teotihuacana comienza a concentrarse. Lo que dice Matos (1996) es una analogía sustentada por la literatura del siglo XVI. Cholula es sin duda un sitio polémico. En el caso de Tula se tienen datos de que desde el período 200-400 DC el Estado teotihuacano tiene influencia sobre la región (Crespo y Mastache 1981). que abandona sus asentamientos en el Valle de Tula" (1996: 238). a finales de la fase Xolalpan. 5. el Valle de Toluca y Tula son los causantes de la perdida económica y caída de Teotihuacán. es Cacaxtla. Por los estudios regionales de patrón de asentamiento en la Cuenca de México se ha visto que es posible que existieron migraciones teotihuacanas que ocurrieron desde fases tempranas. utilizando la caída de los estados tolteca y mexica. Queda. ya que se nota un 24 . que culminó con una muerte violenta" (1967: 78). además de la idéntica cerámica que posiblemente elaboran localmente (Díaz 1980). es posible que desde la fase Xolalpan la migraciones teotihuacanas comenzaran en la región de Tula y que. el proceso no continuara. ya que los sitios teotihuacanos se abandonan debido a la inestabilidad política. posiblemente por la llegada de gente de tradición cerámica Coyotlatelco (Mastache y Cobean 1989: 277). Cholula. Es durante esta fase que comienza el abandono de varios sitios teotihuacanos. durante el Epiclásico dichos sitios surgen como centros rectores y la población teotihuacana emigra a estos centros. Un sitio cercano conocido como Chingú proporcionó evidencias de la influencia a partir de la semejanza de elementos arquitectónicos como la planeación. saqueos teotihuacanos o posteriores. ya que podría corresponder a guerras entre sometidos y el poder hegemónico. rebeliones internas. pero sólo en ciertos sectores y no en toda la ciudad.teotihuacana y de la ciudad resplandeciente en que floreció. Una argumentación que se deriva de la anterior es que si hay un abandono paulatino. además se desconoce la naturaleza de la destrucción. lo que indica cambios abruptos que se reflejaron de la ciudad teotihuacana. ya que se ha argumentado que su fin fue a la par con Teotihuacán (Dumond y Müller 1972. 4. A fines de la fase Metepec la región de Tula cambia el patrón de asentamiento a zonas estratégicas. Si este proceso fue así. a partir de sus nuevas investigaciones se ha retractado proponiendo que este proceso no ocurrió porque "Los datos arqueológicos de excavación verifican el abandono de Teotihuacán y la subsecuente llegada de gentes Coyotlatelcos…" (Rattray 1996: 229. es posible la coexistencia de grupos de diferente filiación y por ende de diferente tradición cerámica como los de las fases Metepec y Coyotlatelco. para la fase Metepec. traducción del autor).

y sólo se conserven algunos grupos teotihuacanos que serán desplazados por los inmigrantes.El Epiclásico como una fase intermedia o de transición con el Clásico . detectados por la presencia del complejo cerámico Coyotlatelco y la extensa distribución de obsidiana provenientes de las minas de Zinápecuaro y de localidades aledañas.por la fragmentacion política." (Sugiura 1996: 234). es de suponerse que los elementos bélicos en la iconografía de la pintura mural y otros materiales de las fases tardías teotihuacanas nos permitan argumentar un incremento de practicas ideológicas o militares que sujetan a sus pobladores y tributarios.. En Xochicalco la presencia teotihuacana se nota en diversos elementos culturales. sin embargo. Estas propuestas se han encaminado desde dos puntos de vista que tienen que ver con el problema cronológico y de identidad de la cerámica Coyotlatelco. sin embargo. Nuestra propuesta es que no se puede negar que factores externos e internos influyeron en la caída de Teotihuacán. a atrás de la Pirámide del Sol. Es posible que desde la fase Metepec Teotihuacán ya se encuentre abandonada. a Oztoyahualco. para el Epiclásico ya no hay una relación con la Cuenca de México por lo que el sitio se vuelve autónomo y competidor con otros sitios como Cacaxtla y Xochitécatl en Tlaxcala.. pero esta ambivalencia se debe aclarar antes de continuar. En la primera ruta (a Tehuacán) se ha trabajado un sitio de nombre Manzanilla. al actual barrio de San Juan Evangelista y a partes de San Francisco Mazapa. En el caso del Valle de Toluca se tienen evidencias de migraciones teotihuacanas desde el Clásico. para el Postclásico temprano el Estado tolteca continuará. El conocimiento del surgimiento y caída de Teotihuacan permiten proponer la hipótesis de que apartir del Epiclásico se comienza a construir un nuevo orden caracterizado por el surgimiento de un nuevo Estado. sin embargo. el Estado teotihuacano prevaleció a nivel mesoamericano. próximo a Cholula. Es posible que el corredor teotihuacano que se encuentran al NE (que comunica hacia el sur rumbo a Tehuacán y al oriente rumbo a la costa del Golfo) sea la causa del asentamiento en Cacaxtla. es posible que la tendencia de una fragmentacion y absorción por grupos posteriores sea una repuesta. El Epiclásico se ha definido como fase por presentar un complejo cerámico de nombre Coyotlatelco que es una unidad cultural. El Epiclásico se ha definido como un periodo y como una fase. sin embargo. con la caída de la ciudad la población abandona las áreas ocupadas creando otra incógnita. Se le nombra periodo por ser parte de un momento cronológico que se define: ". político y económico en el que los centros rectores secundarios buscaron obtener el prestigio y poder teotihuacano surgiendo como ciudades que controlan el flujo comercial y originando cambios drásticos en donde la intolerancia política origina las migraciones desde la fase Xolalpan Tardío.. llegando grupos a La Ventilla. para establecerse en las partes desocupadas. se ven como causas ambiguas que. 2. espacial y temporal de características propias y suficientes que se distingue de otros complejos cerámicos temporales. por cambios en el mecanismo de circulación de bienes. los cuales en determinado momento se sublevaron para cambiar el poder. El responder a dónde emigran los teotihuacanos durante la fase Coyotlatelco es aún un problema. en que se observa la influencia teotihuacana desde la fase Xolalpan Tardío con una continuidad hasta la fase Metepec. en el Clásico.crecimiento del sitio durante el Epiclásico. se presentan unidas e interrelacionadas. a la caída de Teotihuacán comienza a regionalizarse. reflejada en su patrón de asentamiento. trayendo un desequilibrio social. Por una parte están los 25 . por el surgimiento de nuevos centros rectores.

La discontinuidad entre la cerámica de fase teotihuacana y la Coyotlatelco es indicadora de la llegada de nuevas gentes a la Cuenca de México. El problema de la continuidad o discontinuidad es de orden teórico. Rattray 1966. ya que este período se caracteriza por la fragmentacion política de una serie de unidades autónomas similares a ciudades-estados que compiten y pelean con otras de similares características. ya que la clasificación por formas permitió descubrir elementos y atributos compartidos que les permitieron inferir una fase llamada por los arqueólogos mexicanos Protocoyotlatelco y por los estadounidenses Oxtotipac. 1996). 1996) o de los toltecas chichimecas (Davies 1982). ya que su uso en las explicaciones históricas de sitio. 1987. pues en realidad podría corresponder al complejo cerámico de la fase Coyotlatelco de tipos identificados al sur de la Cuenca de México. por lo que es dudosa la existencia de esta fase de transición. 1991. 1987) y García y Martínez (1993) se identificaron asociados con materiales de fase Coyotlatelco para la Cuenca de México. es la base de ese tipo de trabajo. Sanders. Parsons y Santley (1979) y Good y Obermayer (1986). esta hipótesis ha sido propuesta por Blanton (1972) para el Período Tolteca Temprano identificado por la cerámica de la fase Coyotlatelco de la región de Ixtapalapa. Dumond y Müller (1972). es baja y dispersa. Rattray (1966.. región o área se encuentra interpretada por modelos tradicionalistas. Acosta (1972). cuando se observan rasgos que combinan un material con otro de diferente etapa. consistente en presencia o ausencia. que han sido interpretadas como descendientes de los otomíes (Jiménez Moreno 1966. proponen una fragmentación regional inferida a través de la estimación poblacional en la Cuenca de México.que proponen que hay una continuidad cultural que se refleja por materiales que indican una transición entre la fase Metepec y la fase Coyotlatelco y que se define por la presencia de algunos elementos o atributos compartidos: Hicks y Nicholson (1964). bajo el planteamiento de que la variabilidad de las formas y de los diseños cerámicos podrían indicar diferencias regionales debido quizá a la fragmentación política ocasionada por la caída de Teotihuacán. Good (1972).El Epiclásico y el proceso de balcanización Un objetivo en este trabajo fue comprobar si existe una frontera cultural entre Teotihuacán y las regiones propuestas por García (1995). en consecuencia el patrón de asentamiento es disperso. Sanders. y afecta a la disciplina arqueológica. Cobean (1978. en sus cálculos. Sanders (1965). En los trabajos de Hicks y Nicholson (1964) y de Dumond y Müller (1972) se presenta este caso. El proceso de balcanización se ha propuesto para el Epiclásico debido a la fragmentación política. 26 . y que posteriormente a las excavaciones de Rattray (1966. en el sitio de Xico (García 1995). Por otra parte tenemos a los que proponen una discontinuidad y ven la genésis de la cerámica como un indicador de la llegada de grupos nuevos que se asientan sobre las ruinas abandonadas: Braniff (1972). Un modelo existencial. que es la causa del asentamiento en agrupamientos regionales en la Cuenca de México. 3. se habla de una transición. en el cual. Santley y Parsons (1979) durante el Período Segundo Intermedio Fase Uno que corresponde al patrón de asentamiento de la fase Coyotlatelco en la Cuenca de México. fase o periodo. Es de mencionarse que la mayoría de estos tipos transicionales no se conocían. lo que se podría corroborar a través del análisis cerámico de varios sitios (García 1995). la población. 1990) y Mastache y Cobean (1989).

lo que permite que en futuras investigaciones se corroboren algunas ideas propuestas en este artículo (en especial sobre la cronología). reflejando una discontinuidad. de la fase Coyotlatelco. Conclusión El primer objetivo de este trabajo consistió en la recuperación de evidencias y datos sobre materiales posteotihuacanos. Un problema que se observó es la discontinuidad entre la cerámica de fase teotihuacana con la de Coyotlatelco. En el análisis del material cerámico de La Ventilla. en especial de la fase Coyotlatelco. Cobean (1990) ha propuesto que la transición debe verse a través de la cerámica y el patrón de asentamiento. los cuales aumentan a 20 con dos de la muestra de La Ventilla (el glifo y el ojo). En el caso del tipo 10. Algunos tipos y elementos no se identificaron con los reportados por García (1995). en todos los frentes. pero existe una continuidad en la concentración del patrón de asentamiento en Teotihuacán. los elementos decorativos identificados para la Cuenca de México eran 18. En el caso de las cerámicas pintadas en rojo sobre café y rojo sobre crema. es decir. ya que durante el Clásico fue el asentamiento que más población tenía y. la cual se encuentra sobre los pisos teotihuacanos permitiendo suponer que pertenece a grupos culturales diferentes a los residentes del Clásico. que puedan pertencer a otras regiones. ¿hay continuidad demográfica entre las comunidades del Clásico y de la fase Coyotlatelco? Cobean (íbidem: 33) propone: “Consideramos que a pesar del cambio abrupto de complejos cerámicos en Teotihuacán (durante la transición MetepecCoyotlatelco). Algo observable en La Ventilla es de la distribución cerámica homogénea. se observó que es más frecuente en la región sur de la Cuenca de México que en Teotihuacán. quizá por la falta de mayor análisis. en donde tres son nuevos (tipos 32. Se debe concluir que se obtuvo el complejo cerámico representativo para La Ventilla y posiblemente para Teotihuacán. el complejo cerámico consiste en 21 tipos identificados de un total de 31 para la Cuenca de México. por lo que los materiales de la fase Coyotlatelco se encuentran sobre pisos teotihuacanos. Por esta continuidad no queremos proponer la transición de la fase Oxtotipac entre la fase Metepec y la Coyotlatelco. es posible que Teotihuacán se esté reocupando desde finales de la fase Metepec por grupos que traen la cerámica Coyotlatelco desplazando a los teotihuacanos. sin embargo ¿cómo podemos explicar la supuesta continuidad y concentración del patrón de asentamiento?. y que tal vez estos cambios se debieron a la dispersión de gran parte de los artesanos…”. durante el que surge el proceso de balcanización que caracteriza el patrón de asentamiento en la Cuenca de México. aunque disminuyó durante el Epiclásico.El complejo Coyotlatelco es intrusivo en Teotihuacán y es indicador de la fase Epiclásico. comparado con la Cuenca de México seguía siendo más grande. 33 y 34). en el caso de la cerámica queda claro por la discontinuidad en la aparición de formas y diseños decorativos (indicadores de la llegada a la Cuenca de México de nuevas gentes). por esto hay un rompimiento de tradiciones cerámicas. indicando que pertenece a esa región (en especial al sitio de Xico y Chalco) (Martínez 1994). existió una continuidad demográfica sustancial. 27 . Nuestra propuesta es que el abandono paulatino de Teotihuacán desde la fase Xolalpan Tardío originó una continuidad en la concentración del patrón de asentamiento. es posible que esto ocurra con los tipos que faltan por identificar. por que no se presenta el material en Teotihuacán o porque son marcadores cerámicos de otras regiones. ya que estamos en desacuerdo en una continuidad cultural que se pueda observar a través de tipos transicionales.

esto pone en duda a esta fase teotihuacana. concluyendo que los tipos que pertenecen a la fase Oxtotipac son marcadores cerámicos de la fase Xometla. a partir de fechamientos futuros..Línea ondulada 3.Escalera 6.Punto y circulo 7.Línea 2. el Período Epiclásico tenga que ser modificada. 1987.. por lo que no existe tal fase de transición. permiten conocer los complejos cerámicos pertenecientes a cada región. Es Sanders mismo quien concluye: “nosotros sugerimos que la fase Tolteca Temprano en el Valle de Teotihuacán.Rayo X X X X X X X X X X X X X X X X X X 28 .Medio circulo 5.S y/o Z 4. podía ser dividida en una temprana llamada Oxtotipac y una tardía llamada Xometla…. Al menos para la parte sur de la Cuenca de México. La clasificación y análisis propuesto nos ha podido permitir evaluar las tipologías propuestas sobre la cerámica de la fase Coyotlatelco. La presencia de una frontera cultural entre Teotihuacán y otras regiones de la Cuenca de México sí se observa a través de la variabilidad de las formas y los diseños. sean sean los remanentes de la ocupación de la subfase Oxtotipac” (1986: 371 traducción del autor). ya que se nota que el indicador cronológico de este periodo (que corresponde a la cerámica de la fase Coyotlatelco) aparece desde épocas más tempranas. en las investigaciones de Rattray (1966.es posible que algunos tiestos de Coyotlatelco Rojo sobre Café que encontramos en Oxtotipac pertenezcan a la fase Xometla y que algunos ejemplos de ollas de cuello bajo y cazuelas de borde evertido que encontramos en Xometla. los cuales... 1996) y del autor no se ha observado dicho tipo transicional aislado de la cerámica de la fase Coyotlatelco. iniciando saqueos en las zonas ceremoniales en la búsqueda de materiales que puedan ser reutilizandos como ofrendas a sus muertos.. posiblemente a principios de Metepec.Es posible que. es claro de la presencia de grupos Coyotlatelcos desde fases tempranas.. 1. En cuanto a la identidad. nuestra propuesta es que los grupos que ocupan La Ventilla durante el Período Epiclásico son gentes que emigran a la ciudad teotihuacana reocupando las construcciones abandonadas.. al ser comparados. Por otra parte. en especial las áreas habitacionales. los cuales son depositados en los espacios sagrados y abiertos.

Cúspide 11..Espiral 9.Pájaro 16..Flor 17..Xicalcoliuhqui 18.8.Cruz 15..Ajedrez 12.Triángulo 14. Elementos decorativos en la cerámica de la fase Coyotlatelco 29 .Greca 13...Xonecuilli X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X Cuadro 1.Elipse 10......

trípode rojo/café platon 20.Caj.Caj. inciso.Cajete de base anular 15. Trip.Caj. Rojo/café rojo/café 761 46.Caj. hem. trípode rojo/café 16.Jarras 3. Negativo 23.Ollas rojas 4.Sahumador 33...-Cajetes hemisférico 8. hemisférico sellado..92% 142 Porcentaje Caj.Caj..Animas anaranjado pulido 30. inciso.Caj.13% 18 31.Linea Caj... 10. Tipos de la fase Coyotlatelco por Frente de excavación... r/crema 21. r/crema 34...Incensario 29.Caj.Caj..Jarras asa doble 6.. r/café 28..Caj.Cajete hemisf.Ana María rojo sobre café 31.. Int.. hemisférico sellado.. Porcentaje Caj.. hem. con dec.Cajete rojo y negativo/café 22.Caj. R/naranja 26..... r/café 25..Forma (Número-nombre) 1...Cajete he.. sellado 9. Porcentaje Rojo/crema 49.Clara Luz Inciso Total Ventilla Ventilla Ventilla Ventilla Ventilla Total F1 F2 F3 F4C-I F4C-II 70 2440 183 8 76 2777 1 771 1 773 14 320 36 11 5 386 1 270 10 2 13 296 4 385 76 465 5 53 9 2 69 27 492 20 2 6 547 8 162 4 13 187 6 87 5 6 104 1 1 2 2 0 0 1 54 6 5 66 4 97 1 2 104 5 1622 7 3 1637 11 71 12 7 101 289 289 94 94 0 7 57 14 2 11 91 0 14 14 0 1 1 0 0 1 20 1 22 5 5 4 4 1 3 4 0 0 0 166 7314 309 28 222 8039 Cuadro 2..Vaso rojo 27.Cajete trípode fondo plano 12.Caj.Caj. c/ base anular r/naranja 17.Comales 7.Cajete hemisférico rojo/café 18. sellado. Banda 19...Cazuelas 5.Ollas 2.Cajete trípode rojo 24.Cajete silueta compuesta 13... Nombre del elemento 1. Inciso y pulido zonal 11.Cucharas 14..58% 30 . y pulido zonal 32.... inciso.

.00% 4.. Sociedad Mexicana de Antropología. Elementos de diseños identificados en algunos tipos de fase Coyotlatelco.Glifos 20.77% 1.Elipse 10.Xicalcoliuhqui 18.Pájaro 16.00% 24 37 8.Greca 13.00% 8 2 12 1 4 14.37% 0.Cruz 15..00% Cuadro 3. 31 .00% 0.00% 0. 1945: 23-64.00% 0.00% 0.00% 40 10 7 1 2 13.77% 8. Bibliografía Acosta.Rayo 8..05% 0...Punto y circulo 7.84% 0.Linea ondulada 3.19% 2.00% 1..80% 0.00% 0..00% 0.04% 0.Ojo Total 451 149 36 1 27.Escalera 6.00% 0.S y/o Z 4.35% 0.69% 5 5 1 8.00% 0.02% 4..Ajedrez 12.00% 26 9..22% 0.00% 0.Espiral 9.81% 9.87% 0.00% 289 100.75% 0.00% 0.75% 0.00% 49 79 75 11 6 3.51% 21. Hidalgo". Revista Mexicana de Estudios Antropológicos. Jorge "Las Cuartas y Quintas Temporadas de Exploraciones Arqueológicas en Tula.00% 7.00% 0. 7.00% 0..00% 100.75% 0.06% 0. No.00% 0.00% 0.00% 0.68% 0.Flor 17.00% 1..62% 0...30% 12.00% 0...00% 3..Triángulo 14.00% 0. México.00% 0.00% 4 1 57 1622 100.25% 0.00% 0..Xonecuilli 19.2.42% 0.Medio circulo 5..00% 3.02% 0.46% 2.Cúspide 11.

1956: 75-110. México. The Pennsylvania State University Park. 1972. Blanton. México.A. C. I. Litvak. No. Charles Rees Y Donald Jackson (Editores).. Pedro "Teotihuacán. Departement of Antrhopology. Robert H. México. No. U. Revista Mexicana de Estudios Antropológicos. Vol. HIDALGO. LA CERAMICA DE TULA. Braniff. Cobean.H.H. 14. L. 1990b.H. I. Sociedad Mexicana de Antropología. Ocasional Papers in Antropology.N.A. Colección Científica No. G. 1950: 37-70. Colección Científica No. 1972: 149-156.M. Tula y los toltecas: Las culturas postarcaicas y pre aztecas del centro de México. México. Bernal. Sociedad Mexicana de Antropología. Crespo."Interpretación de algunos de los datos obtenidos en Tula relativos a la época tolteca". HIDALGO. Richard PREHISPANIC SETTLEMENT PATTERNS OF THE IXTAPALAPA PENINSULA REGION MEXICO.H. México. 1981 Díaz. TEOTIHUACÁN: ONCEAVA MESA REDONDA. 1990a "La cultura Coyotlatelco en el área de Tula". y A. Robert H. 1972 Cobean. III. J. excavaciones y estudio. 1963. Ignacio TEOTIHUACÁN: DESCUBRIMIENTOS Y RECONSTRUCCIONES. México. Díaz (Eds.N. 90. “El epílogo de Teotihuacán”. INTERACCION CULTURAL EN EL MEXICO CENTRAL. "Tipología. Sociedad Mexicana de Antropología.).N. Marxismo y Sociedades Antiguas". LAS INDUSTRIAS LITICAS COYOTLATELCO EN EL ÁREA DE TULA. En: Serie Textos Básicos. C. Bartra. en: E. México. I. 221. Buenos Aires.A. L. Colección Científica No. Rattray. Editorial Grijalvo.N. TEOTIHUACÁN: ONCEAVA MESA REDONDA. 137. Armillas. Alba Guadalupe Mastache. Roger. A. Beatriz “Secuencia arqueológicas en Guanajuato y la Cuenca de México: Intento de correlación”. 1979: 45-95. Mastache “La presencia en el área de Tula de grupos relacionados con el barrio de Oaxaca de Teotihuacán”. I.A. M. RUNA. 1980 32 . 6.A.. México. CHINGU: UN SITIO CLASICO DEL ÁREA DE TULA.N.

Penn State University. el caso de la tradición alfarera de Mata Ortiz. Science 175: 1972: 1208-1215.. 1995 García Chávez. 1989 Dumond. 1991. México.M. Tesis de maestría E. Instituto Panamericano de Geografía e Historia. U. México. INFORME EN LA S. México. 1991.H.N. Master Tesis in Antrhopology.C. 1987: 129-144. 1990 Good.. Dumbarton Oaks Research Librery And Colection. TEOTIHUACÁN VALLEY: A CERAMIC ANALYSIS. Ma. Revista Mexicana de Estudios Antropológicos. 700-900. México". Freeman "El razonamiento analógico en etnoarqueologia. México. MESOAMERICA AFTER THE DECLINE OF TEOTIHUACAN.H. DESDE EL PRECLASICO MEDIO HASTA EL EPICLASICO. TEOTIHUACAN. pp 9-18. 1993 González. Leticia y Ma. B.I.S. Richard A.N. L. Fournier. Tesis Licenciatura E. En: NUEVOS ENFOQUES EN EL ESTUDIO DE LA LITÍCA. “Nuevos datos sobre la distribución de la cerámica Mazapa en la periferia de Teotihuacán”.A. En: EL AUGE Y LA CAÍDA DEL CLÁSICO EN EL MÉXICO CENTRAL". 33 . En: Boletín de Antropología Americana No 23.).. Richard Diehl y Catherine Berlo (Ed).. de los Dolores y Soto de Arechavaleta (Editoras). Washington D. 1972. I.Diehl. Raúl y Diana Martínez “Análisis de los materiales cerámicos y lítico recuperados en los frentes de excavación Panteón A y B del Proyecto Xico 90”. Serie Antropológica. Kenneth Robert TERMINAL CLASSIC PERIOD AT OXTOTIPAC.A.N.A. Luis M. A. Chihuahua. "A Shadow of its former Self: Teotihuacan during Coyotlatelco Period". Sociedad Mexicana de Antropología.N. Patricia y Andrea K. Don y Florencia Müller "Classic to Posclassic in Highlans Central Mexico". Joseph Mountjoy y Donald L. pp 109-118. Raúl DESARROLLO CULTURAL EN AZCAPOTZALCO Y EL ÁREA SUROOCCIDENTAL DE LA CUENCA DE MEXICO. “Tollan y la caída de Teotihuacán”. (Eds.A.A. VARIABILIDAD CERAMICA EN LA CUENCA DE MEXICO DURANTE EL EPICLASICO.. México.D.H.AU. Febrero 1997 García Chávez.N. Rosa Aviléz "Reflexiones sobre la experimentación en arqueología".M.A. Gamboa Cabezas. del I.

S. Diana XICO: UNA UNIDAD HABITACIONAL DEL EPICLÁSICO AL SUR DE LA CUENCA DE MÉXICO. International.. Harvard University. University Press. 7: 131145. Cambridge. 1991. Jesús Monjarras Ruiz. Stanford.N. Excavations and Ceramic. Sanders (Ed).A. Wigberto. Tesis de Licenciatura E. En: Boletín de Antropología Americana No 22. SYMBOLIC NOTATION OF TEOTIHUACAN. pp. William A. and Henry B. México. en: John Paddock (Editor) Ancient Oaxaca. Nicholson "The transition from Classic to Posclassic at Cerro Portezuelo. 1. Alba Guadalupe y Robert H. Lathrap YARINACOCHA: STRATIGRAPHIC EXCAVATIONS IN THE PERUVIAN MONTANA. 1990 Jiménez Moreno. Dep of Antrop. F. Editorial Alianza. Ana María y Ricardo Slavustsky "Paradigma estilístico en perspectiva histórica: del normativismo-culturalista a las alternativas postsistemicas". México. 1986: 195-265. Martínez Yrizar. PERIOD OCCUPATION OF THE VALLEY. 1964 Hodder. King “Xochicalco en la caída del Clásico: Una hipótesis”. Bar International Series 313. The Ethnographical Museum of Sweden Riksmuseets Etnografiska Avdelning New Series Publication No 1. Part 1. and Gerald Obermeyer "Excavations at Oxtotipac (TT82)". Vol. 21-46. "Archaeological Researches at Teotihuacán Mexico Stockholm". The University of Arizona Press. 1986. Victor Pettersons B.Good. Instituto Panamericano de Geografía e Historia. Iann ANALISIS ESPACIAL EN ARQUEOLOGIA. Ocasional Papers in Antrhopology. 34 . 1966: 1-82. 1970. Tucson. Valley of Mexico" Actas Del XXXV Congreso Internacional de Americanistas. Longacre. 1990. K. CERAMIC ETHNOARCHAEOLOGY. William T. En: THE TOLTEC. “Mesoamerica Before the Toltecs”. Cobean “Tula” en MESOAMERICA Y EL CENTRO DE MEXICO. Penn State University Sylvania. Llamarez. Anales de Antropología. 1934 Litvak.H. 1962 Linne. México. 1994 Mastache. Hicks. Langley. Tesis Doctoral. James C. España.

ARQUEOLOGIA MESOAMERICANA: HOMENAJE A WILLIAM T. En MESOAMERICA AFTER THE DECLINE OF TEOTIHUACAN. Smith (Editores). Dumbarton Oaks Research Library and Colection. Müller. SANDERS. 1996 Millon. México. En: THE TOLTEC. Eduardo “Surgimiento y caída de Teotihuacán: dos hipótesis”. Ignacio. M. William T. Hodge y M. 1973 Minc. A. State University of New York. I.H. 1978. En: Bernal.H.A. Eduardo "La cerámica de Tenayuca y las excavaciones estratigraficas" TENAYUCA. R. Gráficos del Museo Nacional e Arqueología Historia y Etnografía. México. Deborah and John McCullough "Excavations at Xometla (TT21)". S.H. Sanders (Ed). Institute of Mesamerican Studies.. Noguera. Hodge y M. 1985: 273-307 “The Coyotlatelco Culture and the Origens of the Toltec State”. The University at Albany. Berlo (Editores). Richard Diehl y C. Washington D. I.N. Part 1. México..D. Florencia LA CERAMICA DEL CENTRO CEREMONIAL DE TEOTIHUACÁN.A. 1994:133-174. Ocasional Papers in Antrhopology. TEOTIHUACAN ONCEAVA MESA REDONDA. México. 2 Tomos. Santley. PERIOD OCCUPATION OF THE VALLEY. Austin University of Texas Press. Bruce Drewitt y George Cowgill URBANIZATION AT TEOTIHUACAN MEXICO. México.N. PREHISTORIC SETTLEMENT PATTERNS IN THE TEXCOCO REGION 35 . I. Nichols. James Blackman "Stylistic and Spatial variability in early Azteca Ceramics: Insights into Pre-Imperial Exchange Systems". En: Mastache. Serra Puche. Parsons. Parsons.) 1967 Millon. En: ECONOMIA AND POLITIES IN THE AZTEC REALM. 1986. R. (1A. R.N. 1935: 142-201. Leah. J.A. Ed. pp 53-193. E. Excavations and Ceramic. Mary G. Dep of Antrop. J. THE TEOTIHUACAN MAP. Rene. 2 Partes. 700-900. Alba Guadalupe.C.Rosa Brambila y Emma Pérez (Recopiladores). México. 1989: 49-67 Matos Moctezuma. Sociedad Mexicana de Antropología. Mari C. Rene “Extensión y población de la ciudad de Teotihuacán en sus diferentes periodos: un cálculo provisional”. Penn State University Sylvania.

Teotihuacán and after.I.A. SANDERS. No 3. THE CULTURAL ECOLOGY OF THE TEOTIHUACÁN VALLEY. Ignacio Bernal (Editor). En: Mesoamerican Notes 7-8. 1987 Parsosns. UNAM.A. Chan "Excavaciones en el Rancho de La Ventilla". 1965.N. En: TEOTIHUACÁN DESCUBRIMIENTOS RECONSTRUCCIONES. The Chalco Xochimilco Región. ESTADO DE MEXICO.N. Rattray. pp 77-85. ARQUEOLOGIA MESOAMERICANA: HOMENAJE A WILLIAM T. Alba Guadalupe. 1979 "Evidencias cerámica de la Caída del Clásico". Parsons. TEOTIHUACAN.. 1991 “A Regional Perspective on the Epiclassic Period in Central Mexico”. TEOTIHUACAN: XI MESA REDONDA .MEXICO. (Ed). 14. UN ANÁLISIS DE LA REGION DE TULA. 1972 PROYECTO COYOTLATELCO TRANSICION DEL CLASICO AL POSTCLASICO EN TEOTIHUACÁN MEXICO.A. Mari C. Serie Antropológica. Mary H. 1996 Sanders. Memoirs of the Museum of Anthropology.. "El área central de Teotihuacán" en: EL AUGE Y LA CAIDA DEL CLÁSICO EN EL MÉXICO CENTRAL".. 209 p. INFORME AL INAH DE LAS INVESTIGACIONES EN LA HACIENDA METEPEC. 1965 36 . B. Ann Arbor Michingan.N. Brockington (Editores). “El complejo cultural Coyotlatelco”. “Prehispanic Settlement Patterns in the Southern Valley of Mexico.H. Parsons y David J.-U. I. L. México. I.A.A. J. 1966: 87211. México. Vol. México.. México. Ann Arbor Michingan. 1987: 77-85. I. Evelyn "An Archaeological and stylitic study of Coyotlatelco Pottery". IIA-UNAM.AU. 1971. Joseph Mountjoy y Donald L.I. Piña. No. 2:201-201. Serra Puche.N. Héctor ARQUITECTURA COYOTLATELCO. En: AUGE Y CAIDA DEL CLASICO EN EL MEXICO CENTRAL. En: Mastache. Pennsylvania State University. Memoirs of The Museum of Antropology. R. Tesis de Licenciatura E. William T. J.H. Elizabeth Brumfiel. 2 Tomos. 1982 Patiño Rodríguez. 1963: 50-52. Santley. México. University of Michigan. México. SMA. Universidad de las Américas. R. Mountjoy y D. S. 1994. Instituto De Investigaciones Antropologicas.M.M. R. W. University of Michingan..

Santley THE BASIN OF MEXICO: ECOLOGICAL PROCESSES IN THE EVOLUTION OF A CIVILIZATION. Kroebner (Editor). Vaillant. México.. "Excavations of a site at Santiago Ahuizotla.). XIV: 2. D. "A correlation of Archaeological and Historical Sequences in the Valley of Mexico". En: American Antrhopologist. R. 35-44. W. 1953: 287-312. Gould.. Serra Puche. R. 1979 Sanoja. 1848 Sejourné. New York. No 40(4).Sanders.F. Yoko “El Epiclásico y el problema del Coyotlatelco vistos desde el Valle de Toluca”. ARQUEOLOGIA MESOAMERICANA: HOMENAJE A WILLIAM T. Meyer "Style" Antropology Today. Shepard. Teotihuacán". Philadelphia. 1938: 535-573. T. SANDERS. Bulletin 74. Ann O.C. Shapiro. Transations. Vol 48. Richard (Ed. 1978. THE SYMMERY OF ABSTRACT DESIGN WITH SPECIAL REFERENCE TO CERAMIC DECORATION. Washington D. Chicago. 1984.. George C. S. En: EXPLORATIONS IN ETHOARCHEOLOGY. School of American Research. México. En: Mastache. 1921. Parsons. Tozzer. 1958. Michael "If pots were mortal". Advanced Seminar Series.. No. J. En: Boletín de Antropología Americana. Alfred M. University of New Mexico Preess. The University of Chicago Press. Academic Press. M. pp. R. Vol. Stanislawski. 2 Tomos. Carngie Institution of Washington 574. 10 . 37 . Sugiura Yamamoto. Alba Guadalupe. 1996 Tolstoy. México". An Encyclopedic Inventory. Parsons y R. S. En: Bureau of american ethnnology. En: Revista Mexicana de Estudios Antropológicos. 1956: 33-45. Part 5. "La inferencia en la Arqueología Social". Laurette "Estudio del material arqueológico de Atetelco. Instituto Panamericano de Geografía e Historia. Albuquerque. Santley. Mari C. J. PauL "Surface Survey of the Northen Valley of Mexico: The Classic and Posclassic Periods" en: American Philosophical Society.

México. Instituto Panamericano de Geografía e Historia. and P. Chicago.Willey. Zedeño. G. 1958. No. En: Boletín de Antropología Americana. Phillips Method and Theory in American Archaeology. María Nieves "La relación forma contenido en la clasificación cerámica". R. 38 . 1986. Univesity of Chicago Press. 11.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful