Está en la página 1de 4

A la memoria de Maxwell

que tanto me hizo llorar


(Ramo de Electromagnetismo , en la Universidad Católica de Valparaíso)

Los días domingos por la noche


eran de una
“dema sia da ” acción.

Gustaba de dormirme con hambre


viendo
los programas
de la Telev isió n.

Quedaba educada mi inocencia


Ante tanto muerto
Ante tanta violencia
Que mi madre me decía:
“Que Si seguimos con esto,
El mundo se convertirá
en un triste y pobre desierto”.

El nombre de la película
NO acabo de recordar.

Pero se trataba de un
Musculoso EX
viejo militar.

Al que lo mandaban
de nuevo,
A donde El,
Recién acababa de escapar.
El “VIETNAM” parece que le decían
, o me pareció escuchar
y que su misión preferida,
era a unos prisioneros “americanos”,
EL ir a
Rescatar.

“Agallado” , era el hombre


a pesar de ser algo lento
¡ Que con una sola pistola!
A un montón de “viejos” los
dejaba muerto.

El número de balas utilizadas


eran un número
INCIERTO.

Y eso que yo!


soy bueno
para contar,
Pero estimo según mis cálculos de ingeniería
Que eran como 1Millar
Sino ¿cómo tanta mortandad?.

El programa lo cambiaba
cuando daban el comercial
para ver al otro lado
que es lo que estaba dando
ese Católico Canal.

Grande fue mi sorpresa


cuando
VI salir!
A un “viejo” desde la mísmisima nada
con un tremendo fusil
Buscaba un animal
o algo así
El que
tenia como santa misión
¡No dejar ni un “PERRO” vivo!
Porque había llegado
“La hora de la
exterminación”

El animal gustaba de matar!


Y
utilizaba tecnología de punta
Se sacaba un ojo
y se instalaba un radar
Con algo así amigos míos
Como diablos iba a fallar!
Si El a lo que le apunta
Lo tenían que pronto enterrar!

El bicho desaparecía y aparecía


en cualquier impensado
lugar.
Así como también lo hacia
mi pobre esperanza
de esa noche
algo poder cenar.
..........................................................................................................................................................................

Los días ya han pasado


de tan recordada programación
Y por esas casualidades
También mi graduación
En las ciencias oculares
De la ingenierilización.

Ahí me enseñaron del Sr .Maxw ell y de sus ecuaciones


Que con ellas era posible transmitir las emociones.
Que pensaría hoy este señor
De ver tal mal utilizado su dif er enci ación .

Que esos números y letras dieron hoy la llamada


Tele vis ión
Y que hoy
podemos llevar la señal
en tiempo real a toda la
humanidad

Del dolor
, la muerte
y de la más soberana maldad
Es por eso que hoy algo viejo me he preguntado a mi edad.

¿A que mi er da f ui a h ue vea r, a l a bend ita un ive rsi dad ?

Intereses relacionados