P. 1
Parafrenia_publicacion

Parafrenia_publicacion

|Views: 34|Likes:
Publicado porAlexis Diaz Acuña

More info:

Published by: Alexis Diaz Acuña on Apr 08, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/26/2014

pdf

text

original

PARAFRENIA.

GENERALIDADES TEORICAS Y CLINICAS

GIMENA ABAURRE. Licenciada en Psicología. Residente de Psicología, Hospital

Carlos Pereyra, Mendoza, Argentina.
FEDERICO NANFARO. Medico. Residente de Psiquiatría, Hospital Carlos Pereyra,

Mendoza, Argentina.

En 1.912 Kraepelin bajo la denominación de parafrenia agrupa un número de enfermos primitivamente comprendidos en la demencia paranoide y

esencialmente caracterizados por el comienzo relativamente tardío de la enfermedad alcanzando a desarrollar un delirio frondoso y crónico

habitualmente mal sistematizado y sin llegar a los profundos grados de embrutecimiento propios de la demencia precoz. Las parafrenias constituyen la expresión máxima del potencial delirante. La magnitud de las fabulaciones, la desbordante megalomanía son el exponente de esa omnisciencia y omnipotencia que se cumple cuando la imaginación y la locura culminan en lo maravilloso. En la obra “Parafrenias: Delirios crónicos de ideas polimorfas”, el profesor Carlos Pereyra expone una serie de hechos que le permiten legitimar la individualidad nosológica de las parafrenias, independizándolas de las esquizofrenias y a su vez de los delirios crónicos alucinatorios. En la obra de Henri Ey existe una reacción favorable hacia la unidad de las parafrenias, en la cual manifiesta: “nosotros consideramos indispensable un retorno a la primitiva concepción de Kraepelin, pues existe un grupo de delirios que corresponde en esencia a la descripción kraepeliana, nos parece en efecto, que no obstante un análisis estructural insuficiente, Kraepelin ha alcanzado la intuición de una realidad clínica”. Kraepelin elabora las parafrenias como formaciones satélite de las grandes entidades delirantes acudiendo al método conceptual. Pero ese deficiente
Anales de Psiquiatría Clínica y Farmacología; Vol.1, Nº 1, 2011

1

con la diferencia de que el niño juega con ellos y el parafrénico los pone al servicio de sus ansias de grandeza. en donde el mecanismo delirante está dado por ilusiones y alucinaciones de la memoria. La actividad imaginativa sustituye a la razón. Nº 1. de posesión y eróticas. La enfermedad la concebía del siguiente modo”…después del tercer decenio de la vida. Carlos Pereyra La forma clínica llamada confabulatoria en la que las alucinaciones verdaderas no existen. sino que lo inventa todo. combinado ulteriormente con ideas de grandeza. de reivindicación y de interpretación. Vol. que clasificaba a los delirios crónicos en base a su terreno degenerativo o sano. a) El Delirio es ante todo uno bien sistematizado . dominaban las ideas de Magnan.1. Sin embargo. el delirio es psicológicamente comprensible como lo son los cuentos maravillosos de la infancia. el parafrénico exhibe un error imaginario ingenuo. Construcción nosológica según el Dr. de fondo persecutorio y evolución crónica. 2011 2 . falsos recuerdos o libre fantasía.inductivo en el que los síntomas como hechos objetivos y demostrables juegan clínicamente un papel protagónico. sin que se produzca el embrutecimiento propio de la demencia precoz”. se llega a la idea delirante evadiendo el control lógico en aras de la más desbordante fantasía. se presenta insidiosamente un delirio alucinatorio insuficientemente sistematizado. no deforma la realidad percibida silogísticamente. esencial y constituye toda la enfermedad. quien aplica un sistema empírico. En Francia en cambio. d) El delirio se desenvuelve constantemente en el sentido persecutorio y ambicioso sin ninguna construcción desglosada del conjunto. ha permitido establecer una homología con el delirio imaginativo de Dupré Logre. e) En el deliro las expresiones delirantes son una mezcla abigarrada de errores y mentiras.análisis es subsanado por Pereyra. Anales de Psiquiatría Clínica y Farmacología. c) El mecanismo psicológico de las parafrenias es imaginativo. mientras que el polimorfismo es la característica que le otorga la parafrenia confabulatoria b) En las parafrenias el delirio es primario.

La resultante es la confirmación de un mundo en el que nosotros no podemos ingresar. 2011 . Es polimorfo un delirio cuando al lado de un sistema principal. Frente a este enorme y absurdo delirio sobreviene el rasgo más singular: la dicotomía de la personalidad según Pereyra. donde la especulación y la dialéctica ocupan el primer plano. Nº 1. desarrollan otros divergentes o paralelos cuya importancia puede reemplazar al anterior. el yo del parafrénico mantiene su unidad delirante y la ubica en el plano cósmico en forma independiente. k) Un tono expansivo. se desarrolla en el parafrénico por sistemas paralelos divergentes y hasta contradictorios. que le permite ubicarse simultánea y cómodamente en dos mundos: el de la fantasía y el de la realidad cotidiana: “Diplopía de la existencia” al decir de Henri Ey. Es un epifenómeno. j) El delirio parafrénico es absurdo. afirma. que progresivamente se extiende desde el medio familiar al social y hasta lo universal y cósmico. se enriquece continuamente.1. El delirio parafrénico expone. cuyo contenido ideológico puede ser incluso contradictorio y cuya fuente de origen no aparece clara y determinada como siendo constantemente la misma. se mantiene como una novela fantástica que poco o nada interfiere en el pragmatismo cotidiano del parafrénico. salvo que de ex profeso renunciemos a los principios del pensamiento convencional. g) El delirio se confunde con la vida real y subordina la conducta del paciente en todos los actos de su vida. h) El elemento alucinatorio no caracteriza psicogenéticamente.f) El sistema acrecienta en el deliro por adición o convergencia de nuevas ideas. una forma diríamos sensorial de expresar algo que ya existía de antemano en el espíritu del enfermo. hipomaníaco. La improvisación constituye una nota destacable. i) Los contenidos delirantes parafrénicos resultan de dos constelaciones: la omnisciencia y la omnipotencia. inverosímil y frondoso. A la 3 Anales de Psiquiatría Clínica y Farmacología. Vol. ni tampoco discutir. Como en todo delirio crónico. tiñe la atmosfera delirante. no plasma ni engendra el delirio.

adecúan sus respuestas a los mismos y se orientan perfectamente respecto de si mismos en tiempo y lugar. es verosímil. generalmente se conserva la actividad pragmática. En relación a la conciencia. lo mismo que deduzca de la proposición de temas en una entrevista. grato al individuo ya que la nueva situación aparece como definitiva y compensatoria de todas sus inquietudes. se realizará una breve y general descripción semiológica del cuadro psicopatológico en cuestión. Nº 1. 4 Anales de Psiquiatría Clínica y Farmacología. en oposición al esquizofrénico que se destaca por su falta de interés general. Las ideas están dotadas de una honda resonancia afectiva que se subordinan de un modo especia la conducta de quien lo padece favoreciendo reacciones agresivas comprensibles y semejantes a las normales porque sus razones se mueven dentro del mundo real y accesible. Este cambio sobrevenido no impide su correcta adaptación a la realidad. no puede comprobarse una fatiga patológica. pasando así con su personalidad.1. Se caracteriza por el dominio imperante de un tema al que puede aportarle elementos las alucinaciones. La atención voluntaria es sostenida.verosimilitud y constancia de la temática sistematizada se opone de entrada el carácter absurdo y móvil de los temas delirantes polimorfos. su rendimiento es excelente. Aspectos semiológicos fundamentales En los parafrénicos el trastorno sobrevenido es por contrario a otros cuadros psicopatológicos. 2011 . Vol. coherente engendrado en el medio y circunstancias reales. abuso de la lógica y longevidad intelectual. corre por cuenta de la actividad delirante. A continuación. los fijan y los retienen. estos pacientes son antes que nada lúcidos: perciben con claridad los estímulos en los momentos de prueba. Un delirio sistematizado crónico se nos presenta con características propias por el carácter paranoico en que necesariamente arraiga. En relación a la función atentiva. pero sin embargo. como con su novela delirante. el parafrénico es curioso. Reúne atributos de tenacidad y exaltación de la personalidad. cuando el objetivo preestablecido se desvía.

pues el pensamiento lógico solo es desplazado. Vol. pero referidas con convicción a circunstancias externas al yo. de sensibilidad general que abundan en el cuadro pero que es imposible determinar si son ilusorias o alucinatorias. ante una revelación súbita. Anales de Psiquiatría Clínica y Farmacología. Los trastornos sensoperceptivos de los parafrénicos. Lo que predomina en realidad son fenómenos pseudoalucinatorios que favorecen los delirios de influencia. basado en hechos y acontecimientos remotos. favorecidos por un clima interior de base imaginativa: ven u oyen aquello que está en la intimidad de su deseo o temor.Entonces. así como decimos que la atención es buena. en el delirio por el pensamiento mágico. 2011 5 . les permite valerse de la memoria lógica. De esta última podemos decir que cualitativamente existen múltiples trastornos. Aparecen con el carácter de imágenes vivas con obnubilación y pérdida del juicio crítico de realidad. también lo es la sensopercepción. en la intuición y la imaginación. en el sentido de las ilusiones y de las pseudoalucinaciones ya que las alucinaciones verdaderas son mucho menos probables. son tan fantásticos que no necesitan. Son extremadamente frecuentes las ilusiones y alucinaciones de la memoria. un sueño. Las alucinaciones se presentan como una consecuencia del curso previo de sus ideas. quinestésicas. La conservación del pragmatismo de los parafrénicos. ni se concibe. una inspiración. es decir. Se podría suponer que predominan las alucinaciones de la memoria sobre las ilusiones de la misma ya que los acontecimientos referidos al pasado. no engendrando el delirio. Nº 1. se presentan de una manera empíricamente apreciable. Las alucinaciones en los parafrénicos son uno de los tantos modos de captar una realidad ideal que existe ya. un esquema real sobre el cual se pudieran levantar.1. una creencia. ante esta “realidad” la experiencia vital acumulada y conservada anteriormente pierde el valor de convicción y se altera. Generalmente éstos se producen por brotes. Hay otras fuentes imprecisas de tipo cenestésicas. sino que por lo contrario se desprende de él. No obstante. éstas enriquecen el delirio y le dan el carácter prevalente de delirio retrospectivo.

El predominio imaginativo. ha perdido sus conexiones de tiempo y lugar. Vol. sin ninguna sujeción a la realidad o a la experiencia. La actividad imaginativa. El pensamiento es móvil y fluido. incoherentes que como dijimos. generalmente a la aceleración. Es un modo de pensar con características primitivas y mágicas. Hay un pensamiento. una profunda convicción de algo y un desarrollo adecuado a un fin. en el pensar con imágenes. El ritmo asociativo del pensamiento es vivo y tiende. Los principios causales y las secuencias lógicas son sustituidas por improvisaciones. Los pacientes. las relaciones entre las cosas y las afirmaciones de estas relaciones. siendo lo imaginado lo que tiene que sustituir o alterar la realidad. por lo general.1. escapan a toda posibilidad de crítica. ya que quiere convencer. en la exposición libre de sus temas delirantes. el hecho imaginado. el vínculo es fácil. es solo una figura que ha surgido y puede asociarse con otra y otras distintas. frecuentemente. El parafrénico está dispuesto a aclarar. ni siquiera a veces su fidelidad aproximativa. si persiste en divagar. gobierna todo el pensamiento. son. el pensamiento fundamental que las organiza.En relación al pensamiento. incomoda o demasiado pobre. el juicio y la razón destacan y gobiernan todas sus operaciones. La mente se habitúa a resolver imaginando. La fantasía. Dentro del delirio. 6 Anales de Psiquiatría Clínica y Farmacología. es indirectamente distinta. tendientes a concretar en un hecho real. es el eje de todos los trastornos mentales de la parafrenia. La imagen. no le interesa ya su realidad. no esta en la construcción de cada frase sino en la dificultad de captar las ideas básicas. fuera del tema delirante. consiste ante todo. se desvincula de sus lazos reales. 2011 . surgida en la conciencia de este individuo puesto a imaginar. discurren normalmente. opuesto a la rigidez de los esquizofrénicos. no hay una afección en la correlación asociativa de las ideas ya que los términos se suscitan respetando las leyes lógicas fundamentales. porque la actitud mental del sujeto que la evoca. En la parafrenia. explica. sigue los cauces rápidos de la imaginación. que se nota en la interpretación rápida y fácil de los hechos desconocidos. Nº 1. es libre. Sin embargo. pero no carece jamás de una idea central. Es absurdo.

cuando el desarrollo judicativo es incompleto y la capacidad razonante es insuficiente. Formas clínicas Parafrenias Sistémicas Son aquellas en el que el desarrollo extraordinariamente lento e insidioso de un deliro de persecución fatalmente progresivo al cual se agregan una última instancia ideas de grandeza sin destrucción de la personalidad psíquica. Con respecto a la conducta observada se lo ve correcto. Vol. abundan buenas y sensatas razones cuando solicita el alta.Entonces. 2011 . provoca un retraimiento y cambio de parecer que componen en líneas generales el período de inquietud. Los neologismos con poco frecuentes. afable. Al cabo de un tiempo variable según cada paciente se añaden ideas megalómanas a éstos de seudosistematización. Las diferencias son aparentes cuando se forma el pseudos-SISTEMA. daño o perjuicio a su persona no provocan en él una reacción afectiva consecuente y son desarrolladas con cierta frialdad paradójica aun cuando con intención manifiesta de convencer a su interlocutor. la imaginación es exuberante y domina las operaciones psíquicas. comenzando a base de desconfianza e interpretaciones de autorreferencia.1. explícito. Se instala entre los treinta y los cuarenta años de vida. Por esta misma razón es explicable que a diferencia de los delirios sistematizados de la paranoia y de la 7 Anales de Psiquiatría Clínica y Farmacología. Las ideas que frecuentemente son de influencia. que explica la persecución de quien se sienten objeto. Nº 1. El enfermo defiende su delirio como quien defiende una teoría y sus afanes son dominantemente intelectuales. Pero en el período de estado impresiona que las ideas delirantes se nutran más de una desbordada imaginación que de las mismas alucinaciones contrariamente a lo que ocurre con los delirios bien sistematizados. Existen desordenes volitivos constantes. Las alucinaciones más frecuentes son las del oído pero abundan también las alucinaciones psíquicas y cenestésicas. pero según refiere Pereyra opina lo contrario.

generalmente hacen amistades. amables. Anales de Psiquiatría Clínica y Farmacología. Son sociales. Toda su actividad parece hallarse canalizada “razonablemente” en el sentido de sus ideas que forman un único mundo en que se mueve. La enfermedad evoluciona crónicamente hasta la muerte sin que sea apreciable más que una ligera decadencia que trasunta en el apagamiento de la actividad general y pérdida del vigor imaginativo. Parafrenia Expansiva Delirio de grandeza muy exuberante con ánimo levantado y fácilmente irritable. Vol. Nº 1. gobierno. La mayor parte de las veces las ideas ambiciosas tienen un tinte erótico pudiendo combinarse también con ideas místicas y persecutorias. no presentando una verdadera destrucción de la personalidad.1. demuestran competencias. en los primeros la producción no cesa a despecho de todas las contrariedades. La característica general del delirio se asemeja a las ocurrencias delirantes de los maníacos con los que por otras parece se confunden por las alternativas eufóricas e irritables del carácter y su incasable actividad señalándose las diferencias por la evolución y la mayor fijeza de las ideas. etc. disciplina y comprensión y al mismo tiempo procuran ganar prosélitos para sus teorías que frecuentemente son de orden general y siempre desprovisto de toda verosimilitud. formulando reclamaciones más sensatas que al ser desoídas provocan las reacciones consiguientes. Es poco frecuente en ellos la reticencia con el propósito de servir mejor a sus intereses. “Vive” su delirio y lo defiende pasionalmente buscando más adhesiones lógicas a la utilidad de sus propósitos. Tiene una evolución crónica de carácter absurdo y la fantasía se acentúa con el curso del tiempo. mientras estos últimos se dirigen a las autoridades competentes: jueces.. Tal vez el mejor testimonio de su abundante producción escrita de los parafrénicos comparativamente juzgada con la de los delirantes sistematizados. En cambio. 2011 8 .demencia precoz paranoide exhiban una conducta dual que les permite actuar alternativamente en dos mundos: el real y el de sus fantasías delirantes. intentan hacer adeptos entre los mismos asilados con expansividad sin reservas. director.

Kraepelin encuentra en estos enfermos: embotamiento afectivo. Parafrenia Fantástica Algunos autores la agrupan en un apartado diferente por considerarla un proceso dementizante en oposición a las formas anteriores que no entrañan una verdadera destrucción de la personalidad. lo siente surgir o deforma la realidad de un hecho percibido. Parafrenia Confabulatoria Poco difieren del polimorfismo anotado para las formas anteriores. 2011 . Habitualmente logorreicos y ligeramente excitados. Las falsas reminiscencias y deformaciones de los recuerdos constituyen la base más sólida del delirio. el grado de aislamiento de 9 Anales de Psiquiatría Clínica y Farmacología.Las alucinaciones son más precoces que en la forma sistémica y frecuentemente son visuales tomando algunas veces el carácter de representaciones oníricas. profunda indiferencia por los acontecimientos normales de la existencia y de su propio porvenir. inician las conversaciones con cierta corrección para caer poco a poco en una exaltación manifiesta en la que brotan sus despropósitos de manera incontenible. Su particularidad reside en la ausencia o falta de comprobación de alucinaciones que en caso de existir no aparecen nunca justificando las ideas delirantes. Nº 1. Vol.1. La evolución es substancialmente igual a pesar que se ha señalado una mayor decadencia de la personalidad y una singular euforia que contrasta con la persecución de que frecuentemente son objetos. La fijeza del delirio a pesar del curso de los años y su mayor repercusión sobre la conducta establece una diferencia con la demencia precoz a lo que hay que añadir que no obstante la precaria sociabilidad. La escasez de casos estrictamente ceñidos a estas características como asimismo la sutileza de las diferenciaciones sintomáticas apenas justifican la constitución de una forma clínica diferente sobre todo si se tiene en cuenta que pocas veces es posible conocer con certidumbre a través de sus absurdas manifestaciones si el enfermo piensa así porque inventa a capricho.

no son importantes. 2011 10 . y puede haber alucinaciones táctiles u olfatorias (y ser importantes) en relación con el tema delirante. la característica esencial del trastorno delirante es la presencia de una o mas ideas delirantes que persisten durante al menos 1 mes (Criterio A). en el apartado de “esquizofrenia y otros trastornos psicóticos” encontramos que el término psicótico es equivalente a delirante en el trastorno delirante y en el trastorno psicótico compartido. Además. menciona: erotomaníaco. la duración total de estos episodios es relativamente breve en comparación con la duración total de los periodos delirantes (Criterio D). Vol. Anales de Psiquiatría Clínica y Farmacología. Visión contemporánea Dentro del DSM IV. Las ideas delirantes no son debidas a los efectos fisiológicos directos de alguna sustancia o enfermedad médica (Criterio E). En general. celotípico. la actividad psicosocial no esta significativamente deteriorada y el comportamiento no es raro ni extraño (Criterio C). Existe una aparente normalidad de su comportamiento y de su aspecto cuando sus ideas delirantes no son cuestionadas o puestas en juego. expresa que si hay alucinaciones visuales u auditivas. Agrega que si se presentan episodios afectivos simultáneamente con las ideas delirantes. En cuanto a las características diagnosticas. es mas fácil que esté deteriorada la actividad social y conyugal que la intelectual y laboral. El manual diagnóstico propone diversos tipos dentro de esta entidad nosológica dependiendo del tema delirante que predomine. mixto cuando no hay ningún tema delirante que predomine y no especificado cuando la creencia delirante dominante no puede ser determinada con claridad o cuando no esta descripta en los tipos específicos.estos enfermos es siempre inferior al de los dementes precoces constituyendo si una transiciones entre las formas anteriores y la demencia precoz misma. grandiosidad.1. y entre ellos. persecutorio. Nº 1. Considera que no debe realizarse el diagnóstico de trastorno delirante si el sujeto ha presentado alguna vez un cuadro clínico que cumpla el criterio A para la esquizofrenia (Criterio B). somático. Excepto por la consecuencia directa de las ideas delirantes.

y el trastorno delirante frecuentemente lleva asociados síntomas afectivos. En relación a la hipocondría y al trastorno dismórfico corporal.compulsivo y el trastorno delirante. La capacidad de las personas con un TOC para reconocer que las obsesiones o compulsiones son excesivas o irrazonables se da a lo largo de un continuum. El trastorno psicótico breve presenta síntomas que duran menos de 1 mes. Debe realizarse el diagnóstico de trastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos si las ideas delirantes se presentan exclusivamente durante episodios afectivos. Sin embargo se pueden cumplir los criterios para ambos trastornos (trastorno dismórfico corporal y trastorno delirante). El trastorno delirante puede distinguirse de la esquizofrenia y del trastorno esquizofreniforme por la ausencia de los demás síntomas característicos de la fase activa de la esquizofrenia. el trastorno delirante sólo debe diagnosticarse si la duración total de todos los episodios afectivos sigue siendo breve en relación con la duración total de la alteración delirante. reconocen la distorsión. El manual diagnóstico sugiere que puede resultar difícil distinguir los trastornos del estado de ánimo con síntomas psicóticos del trastorno delirante. el temor o la preocupación se sostiene con una intensidad menor al trastorno delirante y en ocasiones. el trastorno delirante suele producir menos deterioro de la actividad laboral y social. sin alucinaciones claras. En relación al trastorno psicótico inducido por sustancias. por que los síntomas psicóticos asociados a los trastornos del estado de ánimo suelen implicar la presencia de ideas delirantes no extrañas. Comparado con la esquizofrenia. La distinción depende de la relación temporal entre la alteración afectiva y las ideas delirantes y de la gravedad de los síntomas afectivos. se diferencia por la relación cronológica del consumo de la sustancia con el inicio y la remisión de las creencias delirantes.En relación a los diagnósticos diferenciales. 2011 11 . el trastorno delirante sólo se establece. Entonces. Vol. Anales de Psiquiatría Clínica y Farmacología.1. Es difícil establecer los límites entre el trastorno obsesivo. Nº 1. según el DSM IV cuando la idea delirante no es debida a los efectos fisiológicos directos de alguna sustancia o a una enfermedad médica. El juicio de realidad puede perderse y alcanzar proporciones delirantes por lo que puede ser adecuado realizar un diagnóstico adicional de trastorno delirante.

del que no teníamos huellas bibliográficas. Nos cuestionamos si todos los trastornos delirantes que se incluyen dentro del DSM IV TR tienen el mismo origen y la misma evolución. a partir de un diagnóstico lo mas aproximado posible. Vol. o estaba Kraepelin en lo cierto cuando describió los trastornos delirantes en forma diferenciada con su propia entidad? Consideramos que se requieren más estudios que arrojen un poco más de luz en este fascinante mundo de la psicopatologia. porque la categoría de trastorno delirante no se ajusta directamente con la clasificación más antigua. ¿Serán todos simplemente matices de la misma enfermedad.1. Sin embargo. reducen el cuadro psicopatológico descripto desde la psiquiatría clásica. 2011 . ofreciéndoles entonces una mejor calidad de vida a través de la optimización 12 Anales de Psiquiatría Clínica y Farmacología.Conclusiones A partir del rastreo y revisión bibliográfica realizada podemos pensar que las clasificaciones diagnósticas actuales tales como el DSM IV TR. tenido en cuenta a lo largo del trabajo. en el que se puede apreciar la conmorbilidad entre el trastorno dismórfico corporal y el trastorno obsesivo de la personalidad con el trastorno delirante. Entendemos que lo reducen en el sentido de la descripción semiológica y clínica del cuadro. o si por el contrario. Esto último. nos parece muy interesante plantearnos el interrogante acerca de los diagnósticos diferenciales que plantea el DSM IV TR. Entonces. es bien comprensible la riqueza fenomenológica que conlleva la parafrenia. permitiendo un abordaje más claro de los pacientes. es difícil que sea diagnosticada desde el DSM IV TR. Nº 1. que por lo desarrollado a lo largo del trabajo en su parte teórica y clínica. podemos preguntarnos si la entidad diagnóstica de parafrenia es poco frecuente. de alguna manera plantearía un contínuum psicopatológico entre los cuadros.

Editorial Salerno. Carlos.1. Barcelona . Nº 1. Parafrenias. BIBLIOGRAFIA UTILIZADA o Pereyra. 1. Buenos Aires. Las parafrenias o delirio cronico de ideas polimorfas de Pereyra.de los tratamientos apuntando no meramente a lo sintomático sino también a poder abordar las enfermedades antes de que éstas puedan desencadenarse.003 o Cabello Vicente. Vol. Masson. 2011 13 .957 o CIE 10 Anales de Psiquiatría Clínica y Farmacología. 2. o Manual diagnostico y estadistico de los trastornos mentales.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->