Está en la página 1de 1

PICADURAS Y MORDEDURAS DE ANIMALES PONZOOSOS

Las picaduras y mordeduras de insectos u otros animales entraan gravedad, no slo porque se trate de un animal venenoso, sino tambin por la posibilidad de una reaccin de hipersensibilidad del individuo frente al veneno (reaccin alrgica). MORDEDURAS POR SERPIENTES: La gravedad de las lesiones producidas por las serpientes depende de la edad y el tamao de la vctima, el nmero de lesiones, el lugar y su profundidad, la cantidad de veneno inoculado y la sensibilidad de la vctima a ese veneno. Si no hay inoculacin, slo se observar una herida. Cuando hay inoculacin de veneno, aparecen reacciones locales, como inflamacin y dolor, y tambin reacciones generales, como ansiedad, vmitos, convulsiones, Soc. y coma (prdida de conocimiento sin recuperacin). Las heridas causadas por serpientes suelen localizarse en las extremidades. En general, la serpiente es un animal tranquilo, que slo ataca cuando se ve amenazada o alguien se interpone en su camino. ACTUACIN EN CASO DE MORDEDURA DE SERPIENTE: Calmar a la vctima. Estirarla y evitar que se mueva para disminuir la absorcin del veneno. Lavar la herida con agua y jabn. Aplicar hielo. Inmovilizar la extremidad. Trasladar la vctima al centro hospitalario ms cercano. MEDIDAS DE PREVENCIN: No levantar piedras sin mirar debajo de ellas. No atacar ni molestar a las serpientes. No andar en el campo con los pies y los tobillos desprotegidos (descalzos o con sandalias) No introducir las manos en ningn lugar antes de examinar su interior. Si es alrgico a algn animal ponzooso tenga siempre consigo un antialrgico. CMO SABER SI UNA SERPIENTE ES VENENOSA: Habitualmente las serpientes venenosas tienen una cabeza triangular y ancha, con un cuello ms angosto que la cabeza y el cuerpo. Tambin se observa a menudo en ellas una depresin en cada lado de la cabeza entre el ojo y la nariz. En el lugar de la mordedura se puede observar que, adems de las pequeas heridas punzantes de los dientes, hay otros dos puntos ms acentuados, que son los dejados por los colmillos que inyectan el veneno. Las serpientes no venenosas tienen una cabeza pequea, ovalada, sin diferencia de grosor con el cuello y el cuerpo. Hay sin embargo algunas excepciones a esta regla. En la zona de la mordedura no se observa huellas de colmillos.