P. 1
Compensación económica - Boletín CAJ RM

Compensación económica - Boletín CAJ RM

|Views: 26|Likes:
Publicado porpabletelex14

More info:

Published by: pabletelex14 on Mar 29, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/30/2014

pdf

text

original

BOLETÍN

DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS
Nº 3 Noviembre 2011

DE LA COMPENSACIÓN ECONÓMICA
INTRODUCCIÓN
La
Ley N° 19.947, también denominada “Nueva Ley de Matrimonio Civil” introdujo sendas modificaciones al Derecho de Familia en el ordenamiento jurídico chileno, entre las que destacan la consagración del Divorcio Vincular y la Compensación Económica. Ambas instituciones son de vanguardia en nuestro ordenamiento nacional, toda vez que rompen con el paradigma decimonónico consagrado en nuestro Código Civil, inspirado en una concepción de la familia con un vínculo matrimonial indisoluble. En consecuencia, zanjada la discusión respecto de la disolución del vínculo conyugal, se vio enfrentado a dos personas, con un nuevo estado civil, en que – por regla general en nuestro sistema socio cultural – una de ellas se vería económicamente desmejorada una vez terminada la institución familiar. Así las cosas, dentro de la discusión legislativa, se comienza a esbozar la creación de una institución que permitiere dotar de cierta estabilidad a aquél cónyuge, que por motivo de esta ruptura, fuere económicamente más débil.

Contenido
Introducción Antecedentes Generales Análisis de los artículos 61 a 66 de la Ley Nº19.947. Características y Procedencia Determinación de su cuantía Jurisprudencia Conclusiones
1 1-2 2-3 4 5 6-8 8

Fruto de dicho debate surgieron los artículos 61 y siguientes de la Ley N° 19.947 que en este contexto se analizan.

ANTECEDENTES GENERALES
La
discusión legislativa respecto de la compensación económica se sustentó sobre precedentes arraigados en el Derecho Comparado, principalmente francés y español. En efecto, el primer escollo a salvar era dilucidar si dicha compensación sería a todo evento u obedecería al régimen patrimonial pactado por los contrayentes en el acto de matrimonio. En este sentido, el Senador señor Viera-Gallo señaló “que, en el caso de la legislación francesa, se compensa el desequilibrio de patrimonios, por lo cual, evidentemente, ahí el régimen de bienes es muy importante. Pero si se considera que se compensará el menoscabo que el cónyuge sufra, tiene que ser sustancial para que origine la pensión y, desde este punto de vista, el régimen de bienes es indiferente” (1), posición que a la postre fue adoptada y tomó forma en el Proyecto definitivo.

(1) CHILE: “Historia de la Ley Nª 19.947”. p. 591.

Dichos requisitos son de carácter copulativo y deben ser acreditados ante el juez de la instancia en la etapa procesal pertinente (7). entre las cuales se encuentra el deber de prestarse alimentos. por lo que dicha compensación no puede propender a mantener una obligación que carece de fuente legal (4). Javier et. (3) CHILE: “Historia de la Ley Nª 19. 2. tal cual lo consagra el artículo 66 de la Ley N° 19. Existencia de un menoscabo económico que esta situación origina en el/la solicitante. o lo hizo en menor medida de lo que podía y quería. cuando se produzca el divorcio o se declare la nulidad del matrimonio. al. lo que no ocurre con la separación” (3) . cit. en consideración con la posición del otro cónyuge” (6).947. Del mismo modo. 598. aspecto que Barrientos Grandon compara. se discutió si la “compensación económica” tenía carácter alimentario.BOLETÍN DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS Noviembre ANTECEDENTES GENERALES A mayor abundamiento. (6) BARRIENTOS GRANDON. p. p. 97 Cc). 2004. llegándose a establecer sentencias e n las cuales se ha negado procedencia a la compensación económica si el/la demandado/a ha logrado probar en juicio que la requirente no quiso desarrollar tal actividad o pudiendo hacerla no la efectuó. 414. al. cuales son: 1. de manera escueta y no menos didáctica. Del mismo modo. 18 y ss. Javier et. de dicho precepto se pueden extraer sus requisitos. Se cierra también el debate respecto de la naturaleza jurídica de esta institución (5). uno de los cónyuges no pudo desarrollar una actividad remunerada o lucrativa durante el matrimonio.: “Nuevo Derecho Matrimonial Chileno”. Edit orial Legal Publishing – Abeledo Perrot. ni tampoco se trata de una pensión que tenga el carácter de alimentos en caso de necesidad. Es por ello que se excluyó su procedencia en los casos de separación judicial. (2) BARRIENTOS GRANDON. asume un carácter similar al de la compensación económica por desequilibrio económico” (2). sino que simplemente su fundamento naturaleza están determinados por la necesidad de restablecer un desequilibrio económico producido entre la situación existente al momento de contraer matrimonio y el de la ruptura. Santiago de Chile. en cierto modo. entre los artículos 61 a 66.947 que. tendrá derecho a que. (5) En contra de lo afirmado PIZARRO WILSON. En efecto. es decir. (4) Sólo se asimilarán a los alimentos con el objeto de dar seguridades para el pago.: “La Compensación Económica por Divorcio o Nulidad Matrimonial”. Imposibilidad de desarrollar una actividad económica remunerada o lucrativa durante el matrimonio o haberla ejercido en menor medida de la que se podía o quería. para las situaciones en que exista disolución del vínculo matrimonial. en la legislación comparada. lo que se verá en el respectivo acápite sobre Jurisprudencia. porque al haber divorcio o nulidad se perderán los derechos de alimentos y los hereditarios. 3º ed. Con dichos principios subyacentes tomó forma definitiva el párrafo 1º del Capítulo VII de la Ley Nº 19. circunscribiéndola a los casos de divorcio y de nulidad matrimonial al señalar que “como consecuencia de haberse dedicado al cuidado de los hijos o a las labores propias del hogar común. toda vez que la misma ha sido contemplada sólo para los casos de divorcio y nulidad. p. ANÁLISIS DE LOS ARTÍCULOS 61 A 66 DE LA LEY N°19. 2ª edición . (7) A este respecto cabe hacer presente que se han generado sendas discusiones tanto a nivel jurisprudencial como doctrinario respecto de los calificativos de “poder” y “querer” realizar dicha actividad económica remunerada o lucrativa. 2010. tales como los relacionados con prestaciones de salud o de carácter previsional. una vez disuelto el vínculo matrimonial cesan todas las obligaciones existentes entre los cónyuges. Santiago de Chile. señalándose que “obedece a una lógica distinta. pp.947 El artículo 61 dispone su procedencia.947. Carlos et. […] la <<pensión compensatoria>> procede en los casos de separación (art. regula el concepto de “compensación económica”. 3. Editorial Lexis Nexis. lo que se desprende de lo dispuesto en el artículo 61 de la Ley Nº 19. mientras que en el derecho portugués se prevé la posibilidad de la indemnización de perjuicios causados por la separación (art.: op. Dedicación al cuidado de los hijos o la realización de las labores propias del hogar común. la doctrina ha señalado que “en el derecho español. con lo que se circunscriben sus efectos sólo a los casos de divorcio y de nulidad matrimonial. se le compense el menoscabo económico sufrido por esta causa”. cuestión que en el ordenamiento nacional no se produce. al. Páginá 2 .947”. lo cual se negó tajantemente. así como otros beneficios previstos para el cónyuge. 404. frente al derecho español al señalar que “no tiene el carácter de una indemnización para el cónyuge inocente de la ruptura de la comunidad de vida o del divorcio. 1792 Cc) que.

principalmente. el artículo 66 de la Ley en comento consagra algunas seguridades para el pago de la misma (14). en la contestación de la misma mediante una reconvención. lo que se vio refrendado sucesivamente por las opiniones del resto de los legisladores. la edad el estado de salud y la cualificación profesional y de oportunidades laborales del beneficiario (ejercicio ex post). p. al establecer que “se considerará. en virtud de lo establecido en el artículo 64 de la Ley Nº 19. (8) Sin embargo. se critica la norma por cuanto no entrega criterios de cuantificación respecto del monto de dicha compensación.y Séptimo (13). cuantificar dicho menoscabo. el legislador autoriza su pago en cuotas” (13). las que variarán desde una suma única y total. eventualmente. ya que un excesivo número de cuotas para el pago de la compensación decretada podría generar que la misma se convirtiera en un equivalente de una pensión de alimentos. (10) No resuelve el legislador una interrogante sucesiva que se ha planteado en el foro respecto de la demanda reconvencional de compensación económica. cualesquiera sean las circunstancias personales y patrimoniales de lo interesados – deudor o acreedor – posteriores a la sentencia que la regula” (11). (9) En este sentido son claras las palabras del Senador NOVOA en la discusión del Proyecto. Del mismo modo.947”. el artículo 64 de la citada Ley faculta al juez para que – en ausencia de acuerdo celebrado por las partes– sea éste quien determine la procedencia de la misma y fije su monto. por excepción según lo dispuesto en el artículo 66 de la Ley de Matrimonio Civil. quien en su oportunidad señaló que “parece lógico también que quien por culpa genera una crisis matrimonial y da origen al divorcio no pueda exigir después una compensación económica. nada se dice respecto de la posibilidad del eventual demandante reconvencional de poder impetrar la compensación económica en la audiencia de conciliación. cual es la buena o mala fe del cónyuge solicitante (8). Este precepto ha generado cierta controversia en cuanto a su aplicación. Del mismo modo establece un criterio que atiende a uno de los objetivos propios del matrimonio. genera efecto de cosa juzgada sustancial. la situación patrimonial de ambos. una vez fijada. La duración del matrimonio y de la vida en común de los cónyuges (ejercicio ex ante).BOLETÍN DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS Noviembre ANÁLISIS DE LOS ARTÍCULOS 61 A 66 DE LA LEY N°19.947 El artículo 62 señala los criterios para determinar la existencia de dicho menoscabo económico. A su respecto rigen las características comunes aplicables a todas las convenciones que disponen.947. cuestión sobre la cual se ha pronunciado la Cuarta Sala de nuestra Excelentísima Corte Suprema al señalar que “el legislador no ordena pagar una pensión mensual. Finalmente. Con lo que se le entregan criterios objetivos para determinar la compensación solicitada. la duración del matrimonio y de la vida en común de los cónyuges. mayores de edad. cual es el acuerdo por escrito de las partes. efecto que no ha sido querido por el legislador. además de un criterio subjetivo. sino un monto determinado que es invariable en el tiempo. No es un tema muy difícil de resolver para un juez” . advirtiendo que “la compensación. su situación en materia de beneficios previsionales y de salud.445 y 1. si notificada la demanda válidamente y ésta no se contesta dentro de plazo. su cualificación profesional y posibilidades de acceso al mercado laboral. pudiendo hacerse en la demanda. Así también se establece la oportunidad procesal para solicitar la compensación económica. En este punto la doctrina ha señalado que el sentenciador debe efectuar un ejercicio ex ante y ex post para determinar y. obedeciendo a los criterios señalados en el artículo 62. especialmente. Primero (12). de manera complementaria.495-2006. o. Considerando Quinto (11). lo que implica que no puede volver a discutirse. En CHILE: “Historia de la Ley N° 19. ii. un sistema de cuotas e incluso el establecimiento de ciertos derechos respecto de determinados bienes. la buena o mala fe.545 del Código Civil. cual es del socorro mutuo al consagrar entre dichos elementos de valoración “la colaboración que hubiere prestado a las actividades lucrativas del otro cónyuge”.947 (10). El artículo 65 señala las formas de pago que podrá tener dicha compensación. toda vez que debe considerar: i. mientras que otros señalan que puede interponerse de manera verbal de manera previa a la audiencia de conciliación. no se produce ninguna complicación. Es lo más lógico y obvio del mundo. los artículos 1. En mi opinión. la edad y el estado de salud del cónyuge beneficiario. la compensación económica será pagada de una sola vez y. (11) (12) (13) Excelentísima Corte Suprema. la buena o mala fe. Páginá 3 . y La situación patrimonial de los cónyuges. El mismo precepto en su inciso segundo también señala un requisito de improcedencia toda vez que negará la posibilidad de dicha compensación a quien por su culpa hubiere dado lugar al divorcio o podrá disminuir prudencialmente su monto (9). aún cambiando las circunstancias que la fundaron” (12) y concluyendo que “como regla general. por cuanto. en la audiencia especial de conciliación que establecen los artículos 67 y siguientes de la Ley Nº 19. sin embargo. Para algunos la oportunidad procesal habría precluido. El artículo 63 consagra una fuente convencional de la compensación económica. y la colaboración que hubiere prestado a las actividades lucrativas del otro cónyuge”. dicho pago fraccionado se ha transformado en el criterio cotidiano. mediante escritura pública o acta de avenimiento y que se encuentre aprobada por el Tribunal. 2018. en la práctica profesional. Rol N° 3.

p. iii. tal que “el juez debe evitar que exista un acuerdo imperativo impuesto por uno al otro. existen dos vías para establecer la procedencia de la compensación económica. Páginá 4 . intención de dureza que a la postre no prosperó.947. (14) Durante el debate de la Comisión de Constitución del Senado se estableció una ardua discusión respecto del pago de la compensación. iii. No se sanciona con nulidad esta infracción.BOLETÍN DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS Noviembre CARACTERÍSTICAS Y PROCEDENCIA De lo expuesto en los párrafos anteriores se pueden extraer las características de la compensación económica. Sobre este punto la doctrina ha señalado que en el caso de los divorcios de mutuo acuerdo. y que surgen a partir de su aplicación práctica y del análisis doctrinal que se ha hecho de la misma: i. Que las partes sean mayores de edad. Editorial Jurídica Legal Publishing. Para tales efectos deberá ceñirse a los criterios establecidos en el artículo 62 de la Ley N° 19. nuevos deberes alimenticios. Procedencia en virtud de un acuerdo de las partes. 1733. iv. objetivo en cuanto a su realidad patrimonial. podrá darse lugar al nuevo matrimonio siempre que el juez lo autorice y se constituya una caución para el pago. a la vez. es decir. contraiga un nuevo vínculo que reporta nuevos deberes económicos. Hernán: “Derecho de Familia”. y las demás obligaciones tendrán mérito ejecutivo. (15) En este sentido TRONCOSO LARRONDE. Que conste en una escritura pública o acta de avenimiento. Se establece a favor de uno de los cónyuges (15). al. ii. el juez. Ese consentimiento debe ser libre e informado” (16). Santiago de Chile. porque constarán en escritura pública o acta de avenimiento aprobada por el tribunal” . las que se encuentran establecidas en la Ley Nº 19. durante la vigencia de éste. los requisitos del mismo: i. Por ello. o establecer una especie de prohibición para contraer matrimonio. pero se atribuye responsabilidad solidaria al nuevo cónyuge” . en lo que respecta a la compensación económica. sobre todo si el inciso segundo de este mismo artículo considera alimentos a las cuotas pendientes.947 y establece. Procedencia en virtud de resolución judicial. ii. Proponen que. que es aquél que luego de verificada la disolución del vínculo se encuentra en una posición patrimonial más débil. p. a los autores de la indicación les parece razonable exigir que la compensación económica deba estar satisfecha para que el cónyuge divorciado o cuyo matrimonio se declaró nulo. Que dicha escritura se encuentre aprobada por el Tribunal. Es requisito sine qua non que el cónyuge beneficiario se haya dedicado al cuidado de los hijos o a las labores propias del hogar común. cuales son el acuerdo de las partes o la resolución judicial. Una vez establecido su monto este es inmutable. Es la que determina el juez en la sentencia de divorcio o de nulidad de matrimonio. señalándose por el Senador CHADWICK en su oportunidad que “el gran problema que tendrán las compensaciones será la falta de cumplimiento por parte de los deudores. no sólo debe limitarse a revisar los aspectos formales de la misma sino evidenciar que existe una real protección del cónyuge más débil. o en su defecto. Para ello debe considerar la realidad del cónyuge económicamente más débil en tres momentos distintos: Antes del matrimonio. en su defecto. tras la disolución del vínculo matrimonial. 42. lo que facilita su cumplimiento. (16) PIZARRO WILSON. no pudiendo desarrollar actividad remunerada o lucrativa durante el matrimonio o lo hizo en menor medida de la que quería o podía. Este incumplimiento se incrementará cuando los deudores contraigan. Se trata de un control del consentimiento expuesto por quien podría beneficiarse. sin perjuicio de otras que a continuación se señalan. La determinación de su procedencia puede ser establecida por las partes. Citas tomadas de CHILE: “Historia de la Ley Nª 19.947.947. cit. por resolución judicial. y su realidad posterior. Seguidamente se informa en la Historia de la Ley que “la mayoría de la Comisión juzgó inconveniente condicionar el cambio de estado civil de una persona. si existen cuotas pendientes. principalmente contenidas en el artículo 61 de dicha ley. en base a un criterio subjetivo respecto de la persona del beneficiario y. como ya se ha expresado. p. 2010 . Se encuentra consagrado en el artículo 63 de la Ley Nº 19. Carlos et. Es una compensación que surge tras una resolución que decreta el divorcio o la nulidad matrimonial.: op. Tal como lo señalan los artículos 63 y 64 de la Ley Nº 19. 106.947”. v. al amparo de la ley.

p. Dicha discusión sienta las bases del espíritu del artículo 63 de la Ley N° 19. durante y después del mismo. Tampoco tiene restricciones en cuanto a establecer su forma de pago. Asimismo. tal como lo señala la Cuarta Sala de la Excma. 81.947”. uso o habitación sobre ciertos bienes del cónyuge deudor.: op. t oda vez que la jurisprudencia ha señalado que debe ser una suma única y total. el Senador Viera Gallo hizo presente que “el artículo 63 determina cuándo procede la compensación económica y cómo se determina su cuantía. En el mismo sentido. Del mismo modo. cit. (19) Ibid. sino que se debe atender a la realidad socioeconómica de las partes y su estado antes del matrimonio. teniendo incluso el juez la facultad de establecer reajustes e intereses u omitirlos.BOLETÍN DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS Noviembre DETERMINCIÓN DE SU CUANTÍA El ejercicio más complejo que enfrenta el sentenciador es establecer la cuantía de la compensación que se deberá pagar al cónyuge económicamente más débil. vale decir.495-2006. que permita al juez establecer un rango o monto para cuantificar la compensación económica. sancionado por el legislador. los que en general recaen sobre bienes inmuebles. Entre esas reglas se cuentan.” (17). la facultad contenida en el artículo 66 y vista como regla excepcional por la jurisprudencia – tal como se ha señalado en los acápites superiores – ha venido a constituirse en la regla forense atendida la realidad práctica (21). toda vez que dicha compensación puede ser pagada en una suma única y total. Sin embargo. y la ley nacional se aplicará a chilenos que ganan $ 180. p.000 o menos. En su oportunidad el Senador Gómez señaló que “hay que situar la discusión en nuestro país. su legítimo derecho a participar en los gananciales” (19). en su defecto. “se revela como un sacrificio la postergación de su desarrollo profesional. dependiendo de la realidad socioeconómica de las partes solicitantes. al. o. por otra parte.000 o 4. así como los beneficios que su actividad generó (…)” (20).000 francos. (21) La fijación de intereses y reajustes causa cierta paradoja respecto del monto que se decretará como compensación económica. porque se ha citado la ley francesa. Por lo que. máximas de la experiencia y la equidad. p. precisamente. escollo que ha generado sendas discusiones tanto a nivel doctrinario como jurisprudencial y que la realidad práctica se ha encargado de solucionar a través del tiempo. Carlos et. o en varias cuotas iguales y sucesivas. acciones u otros bienes. toda vez que dicho monto y la forma de pago serían distintos. Así. (20) PIZARRO WILSON. en base a los criterios de sana crítica. a través de la constitución de derechos reales sobre bienes de propiedad del deudor y a favor del beneficiario. (17) CHILE: “Historia de la Ley Nª 19. en consecuencia. lo que el sentenciador irá solucionando de forma casuista. (18) CHILE: “Historia de la Ley Nª 19. ya citado. dentro de dicha libertad juzgadora serán las máximas de la experiencia las que le permitan establecer el monto definitivo a pagarse de acuerdo a la realidad de las partes. 1725. En efecto. debe atenderse a las labores que efectuó el cónyuge beneficiario a favor de los hijos y de la familia común. las "fuerzas patrimoniales" de cada uno.947”. sin pisos ni techos de banda que permitan aplicar un criterio mesurado. no existe un parámetro objetivo. a través de la entrega de una suma dineraria. no existe un criterio uniforme y determinado para establecer la cuantía de la compensación económica. también se establece para el juez la facultad de otorgar como compensación económica derechos de usufructo. el patrimonio tomando en consideración la eventual liquidación del régimen de bienes que hubo entre los cónyuges” (18) y seguidamente el Senador Moreno “coincidió que en la indicación se confunden dos aspectos: la compensación de la postergación económica que deriva de la dedicación que tuvo uno de los cónyuges al hogar y a los hijos y. que es una muy buena ley. En consecuencia. dicho aspecto no estuvo exento de discusión durante la generación del Proyecto.947 y lleva al legislador a solucionar la disyuntiva en base a un ejercicio paradójico. pero allí hay una pensión asistencial mínima de US$ 1. Páginá 5 . cual es la de analizar la realidad subjetiva de las partes para – luego – analizar la situación objetiva de cada uno de ellos respecto a su realidad patrimonial. la regla general está dada por el artículo 65 que ordena pagar dicha compensación en una sola cuota. esto último según lo manifestado en la realidad práctica. 596. En efecto. apuntando al sacrificio que éste hizo en relación a su desarrollo personal. Corte Suprema en fallos tales como la causa Rol 3.

947 y 62 del citado cuerpo legal. el costo de la oportunidad laboral. [Y] por consiguiente. (22) Iltma. “Muñoz con Bahamondez”. producido el divorcio o la nulidad. Corte de Apelaciones de Concepción. aún cuando el dedicarse a la familia haya sido una opción de vida. Con fecha 21 de enero de 2011 la Ilustrísima Corte de Apelaciones de La Serena estableció que “si bien. NN un período prolongado de su vida al cuidado del hijo y del hogar familiar. Del análisis armónico de tales preceptos. como consecuencia de haberse verificado las situaciones descritas” (Considerando Sexto). se sigue el criterio contemplado en el artículo 61 de la Ley N° 19. En consecuencia. traduciéndose en la disparidad económica de éstos y en la carencia de los medios económicos del cónyuge beneficiario para enfrentar la vida separada. el cónyuge que reclama la compensación no pudo desarrollar una actividad remunerada o lucrativa. ya que no es exigencia una prueba concreta y específica de haber tenido la oportunidad laboral. 2. señalando los presupuestos que la hacen procedente. o bien. el menoscabo aparece ligado al empobrecimiento de uno de los cónyuges producto de las circunstancias antes referidas y que se manifiesta al concluir el vínculo matrimonial. en sus artículos 61 a 66 regula el régimen legal aplicable. sufrirá por esta causa. y seguidamente agregó como colofón que “el presupuesto básico de la compensación económica es la existencia de menoscabo en el cónyuge que la reclama. Sin embargo. como se ha resuelto reiteradamente por nuestros tribunales. sólo pudo hacerlo en menor medida de lo que podía o quería. De esta forma. c) que como consecuencia de lo anteriormente consignado. concepto que. Corte de Apelaciones de La Serena. por dedicarse a su familia. Rol 199-2010. b) que no pudo hacerlo por haberse dedicado al cuidado de los hijos o a las labores del hogar común. y seguidamente concluyó que “la actora reconvencional debe ser compensada del menoscabo económico sufrido con el matrimonio. no obstante tampoco se encuentra definido en la ley. cual es la disparidad económica entre las partes. Secretaria: Familia. resulta preciso demostrar: a) que durante el matrimonio. el desequilibrio económico entre los cónyuges que impide a uno enfrentar la vida futura de modo independiente y.BOLETÍN DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS Noviembre JURISPRUDENCIA 1. por privilegiar el cuidado de su hogar y/o el de sus hijos. Rol 519-2010. por otro. Este instituto representa la concreción del principio de protección al cónyuge más débil. esto es. Páginá 6 . no pudo durante el matrimonio desarrollar una actividad lucrativa. el examen de sus disposiciones pertinentes conducen a estimar que corresponde al efecto patrimonial que se produce en aquel cónyuge que no pudo trabajar o lo hizo en menor medida de lo que podía o deseaba. (23) Iltma. Con fecha 16 de febrero de 2011 la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Concepción señaló que “con la compensación económica. de modo que la reparación que impone la ley tiene por objeto remediar este desequilibrio entre las partes. el menoscabo económico es el desequilibrio económico o disparidad económica entre los cónyuges tras la terminación del matrimonio. “Santander con Cerda”. protegiéndose de esta manera a la que ha tenido la condición de más débil. ha experimentado un menoscabo económico y su monto” (Considerandos Séptimo y Octavo) (23). por un lado. Para el caso. se pretende cubrir. Secretaria: Familia. y. o lo hizo en menor medida de lo que podía y quería. para que se le compense el menoscabo económico que. de este último se hace una interpretación más laxa al señalar que no es impedimento para la procedencia de la compensación el hecho de que la beneficiaria haya optado al cuidado de los hijos y de la familia en común. los factores que se deben considerar para su avaluación y la forma cómo debe fijarse. a fin que las mismas estén en condiciones de enfrentar individualmente el futuro. postergando su desarrollo personal que le habría permitido acceder a una actividad remunerada” (Considerando Octavo) (22). desde que pretende evitar o paliar los efectos derivados de la falta de equivalencia patrimonial y de perspectivas económicas futuras producidas entre los cónyuges. Dicho planteamiento observa nuevamente el criterio objetivo para la determinación de la procedencia de la compensación económica en base a una comparación del quantum de los patrimonios de las partes una vez decretada la disolución del vínculo. por haberse dedicado al cuidado de los hijos o a las labores propias del hogar. esto es. como consecuencia del hecho esencial de haber dedicado la Sra. la imposibilidad o disminución de inserción en la vida laboral que el cónyuge haya experimentado por haberse dedicado a la familia” (Considerando Sexto). para la procedencia de la compensación económica. sino que atiende a un criterio de carácter cuantitativo. la Ley de Matrimonio Civil no define ni determina la naturaleza jurídica de la compensación económica. es posible concluir que dicha compensación consiste en el derecho que asiste a uno de los cónyuges cuando.

su salud se ha visto quebrantada por problemas ginecológicos y psicológicos. acreditada con el mérito de los testigos de su parte. De lo anteriormente expuesto. Para estos efectos. en jornada completa y fuera de su casa (…) la demandante durante la vida conyugal realizó una actividad remunerada en menor medida de lo que podía y quería. en todo caso. con fecha 21 de enero de 2011 señaló que “de la demanda se trasunta la idea de la actora de verse indemnizada por los malos tratos que recibió durante la convivencia por parte de su marido. Empero. así lo hizo desde los años 1979 a 1982. también se determina que dicha compensación es una figura autónoma y que no tiene carácter de indemnizatoria respecto de los daños que uno de los cónyuges sufra durante el matrimonio por parte del otro. como una elección personal o impuesta por su cónyuge. este tribunal estima que las circunstancias descritas corresponden a lo normal al interior de una familia con recursos económicos que les permite generarse la cooperación necesaria para el correcto funcionamiento de una casa de las características ya mencionadas y para el debido cuidado de cuatro hijas menores. ya se ha señalado que la misma no es alimentaria. Páginá 7 . llevan a concluir que la dedicación y estructura por ella impuesta satisfacían.BOLETÍN DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS Noviembre JURISPRUDENCIA 3. en la sede y de acuerdo al procedimiento correspondientes. ellas la ayudaban en su ejecución” (Considerando Cuarto). en conformidad a las reglas de la sana crítica. privilegió la familia y optó por realizar algunas actividades menores para contribuir económicamente. salidas a consultas médicas. no posee bienes y actualmente se desempeña como psicóloga laboral independiente con una remuneración promedio mensual de aproximadamente $500. pero la interpretación armónica de los artículos de la Ley 19. 4. se cumplieron adecuadamente” (Considerando Tercero). actividad que retoma en el año 1995 para concluir sus estudios en el 2003. en esa época. Los traslados al colegio. en aquellos espacios de tiempo en que ella trabajaba para ayudar en el hogar o estudiaba para mejorar su calificación profesional. En la especie. la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Santiago. compras. Debe consignarse. las necesidades básicas del grupo a su cuidado y que las personas en quien las delegó. pero generalmente desde su hogar y con su entorno. por razones justificadas. Analizado lo anterior. Para concluir que “la procedencia de la compensación económica lo constituye la existencia de menoscabo económico en el cónyuge que la solicita y bien puede decirse que este elemento es el presupuesto de la acción. carece de relevancia jurídica si esa decisión fue tomada por la madre. durante el matrimonio y la vida en común inició labores remuneradas menores como venta de ollas y reparto de alimentos desde su hogar y. perseguir la responsabilidad del demandado de acuerdo a las normas generales del Código Civil. no es la compensación económica una institución creada para reparar este tipo de perjuicio y puede la actora. La actora antes del matrimonio tenía condiciones objetivas para desarrollar una actividad remunerada. desde que lo cierto es que durante la vida conyugal. desde que se acogió la acción de divorcio por culpa. si así lo estima. conforme lo narran las hijas. con fecha 24 de junio de 2010. pero lo que no puede pretender es que el supuesto perjuicio que le habrían irrogado los malos tratos del demandado le sean indemnizados por la vía del artículo 61 de la Ley de Matrimonio Civil” (24). Luego. (24) Iltma. Finalmente. Corte de Apelaciones de Santiago. dentales y demás actividades del desarrollo normal de un grupo familiar no podrían haberse logrado sin esa ayuda adicional que más que desautorizar a la madre en su rol. no logra ser desvirtuada por los dichos de las hijas que actualmente viven con el padre. permite concluir que se trata del efecto patrimonial que se produce en el cónyuge que no pudo trabajar o lo hizo en menor medida de lo que podía y quería. como consta del certificado de cotizaciones previsionales y de lo declarado por la testigo XXX quien dijo haberla conocido por razones laborales. ellas se refieren al cuidado otorgado por las trabajadoras de casa particular y por los abuelos que a esa data eran vecinos en la comuna de Colina. lo que no pudo concretar. “Quezada con Cerón”. agregando seguidamente que “la actora antes del matrimonio desarrolló una actividad remunerada que luego abandonó en razón de sus hijas y hogar. El ánimo de superación llevó a la demandante reconvencional a tratar de estudiar en el año 1986. la actora no registra en su cuenta de capitalización individual cotizaciones que le permitan obtener beneficios en el futuro. respecto de la determinación de la cuantía de la compensación económica. la Corte de Apelaciones de Santiago estableció que “la dedicación a las hijas y al hogar común por parte de la señora NN. En efecto. En relación a la determinación de la naturaleza jurídica de la compensación económica. sin que el demandado se haya alzado en contra de esta decisión. A este respecto.947 que reglamentan la institución. que dicha violencia está demostrada en estos autos. Secretaria: Familia. Rol 890-2010. no existen elementos de juicio suficientes para establecer la existencia de los otros trabajos remunerados. La ley no define el concepto.000.

de acuerdo a lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 66 de la Ley de Matrimonio Civil. a falta de este. un ahorro previsional ascendente a $132. es decir. en función de propender al establecimiento y fortalecimiento de la familia en común. su sola voluntad de no haber desarrollado dichas labores remuneradas no constituye una limitante para ser beneficiario de dicha compensación. según liquidación del mes de julio de 2009 acompañada al informe social. no pudiendo desarrollar actividad económica remunerada o haberla hecho en menor medida de lo que quería y podía. percibe una remuneración de $1. y luego proyectar la realidad económica del cónyuge solicitante más débil. ingeniero en computación e informática.345. que una vez disuelto el matrimonio. No es un impedimento para su procedencia el elemento volitivo en consideración al cónyuge beneficiario. Para su procedencia el juez debe atender a la duración del matrimonio y de la vida en común de los cónyuges. siempre y cuando se haya pactado en cuotas.620. Agregando a la postre. y. Dentro de los criterios a ponderarse el legislador hace especial mención a “la colaboración que hubiere prestado a las actividades lucrativas del otro cónyuge”. y que no es un baladí. (25) Iltma. 53 años. siendo beneficiario de la misma aquel que se dedicó al cuidado de los hijos y de la familia en común. En efecto. Secretaria: Familia. Corte de Apelaciones de Santiago. sino que es una prestación que éste recibe – comprobados los presupuestos de procedencia – una vez que se declara disuelto el vínculo matrimonial. Páginá 8 . posibilidades de acceso al mercado laboral y situación previsional. La compensación económica no constituye un derecho alimentario para el cónyuge beneficiario.910.BOLETÍN DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS Noviembre JURISPRUDENCIA El demandado. lo que se discutió latamente en la gestación del Proyecto de Ley. CONCLUSIONES La compensación económica establecida en la Ley de Matrimonio Civil busca proteger a aquel cónyuge. La ley contempla dos fuentes para dar origen a la compensación económica. queda en una posición económica de menoscabo respecto del otro. en relación a sus patrimonios. cuales son el acuerdo de las partes. con lo que se reconoce el sacrificio y postergación que uno de ellos hace en pos del otro. La mala fe del cónyuge solicitante respecto de los deberes que impone el matrimonio podrá considerarse como una causal de improcedencia de la compensación solicitada o permitirán al sentenciador rebajar prudencialmente el monto solicitado. en cada caso en particular. mediante esta institución no se trata de indemnizar la pérdida de una ganancia probable. es decir. toda vez que se relaciona con el rol del Estado de proteger a la familia y propender a su fortalecimiento.691. los criterios subjetivos del pasado de los cónyuges y las situaciones del futuro que el legislador sugiere para determinar su existencia y monto” (Considerando Sexto) (25). una resolución judicial que se pronunciará sobre su procedencia al ser deducida conjuntamente con la demanda principal o como demanda reconvencional. convive con su actual pareja en un inmueble de propiedad de ésta en la comuna de Pirque y no registra problemas de salud” (Considerando Quinto). Corresponde al juez apreciar. edad. Sólo se va a equiparar a los alimentos para efectos de otorgar apremios con el objetivo de lograr su pago. Rol 3478-2009. su objetivo no es restituir lo perdido por su equivalente exacto y sólo se busca mitigar la situación económica desmedrada que afecta a quien tiene derecho a ella. que “la compensación económica no corresponde al valor exacto de lo que habría podido obtener el cónyuge beneficiario de haber trabajado o de haberlo hecho en mayor medida.

Sántiágo Centro Centro de Atención Oficina Familia Quinta Normal Abogádo Jefe: Cároliná Contrerás Ordenes Direccion: Sánto Domingo 3673-B. Centro de Atención Oficina Familia Centro Abogádo Jefe: Eriká Díáz Rojás Telefono: 664 11 38 Direccion: Huerfános 801. Bárrá Telefono: 639 15 27 Direccion: Huerfános 801. Láutáro Nº 463 Centro de Atención Linares Abogádo Jefe: Káren Párrá Cárrásco Telefono: (73) 21 04 98 Direccion: Edificio Bernárdo O´Higgins. Comentarios y sugerencias a: estudios@cajmetro. . 2° piso s/Nº Centro de Atención Molina Abogádo Jefe: Víctor Válenzuelá Silvá Telefono: (75) 49 10 09 Direccion: Av.cl Páginá 9 . Abogado Jefe Corporación de Asistencia Judicial R. Redacción: Abraham M. Sántiágo Centro Direccion: Aráucáná N°894. Sántiágo Centro Centro de Atención Oficina Familia San Miguel Abogádo Jefe: Máuricio Prádes Várgás Telefono: 522 92 96 Direccion: Avenidá Lázo N° 1134 Centro de Atención Oficina Litigación Abogádo Jefe: Christián Várelá. Símon Jury. Santiago. Luis Cruz Mártínez Nº 1978 Centro de Atención Parral Abogádo Jefe: Ricárdo Almuná Párádá Telefono: (73) 46 40 85 Direccion: Páblo Nerudá 360 Centro de Atención San Javier Abogádo Jefe: Juán Márín Mezá Telefono: (73) 32 38 08 Direccion: Esmeráldá Nº 1104 Centro de Atención Talca Abogádo Jefe: Agusto Sántis Poblete Telefono: (71) 22 66 96 Direccion: 4 Sur Nº 768 Región del Maule Centro de Atención Cauquenes Abogádo Jefe: Julio Cordová Astudillo Telefono: (73) 51 30 45 Direccion: Cláudiná Urrutiá Nº 235 Centro de Atención Constitución Abogádo Jefe: Guillermo Várgás Cárrásco Telefono: (71) 67 19 79 Direccion: Edificio Don Láureáno Bulnes Nº 559. Teléfono: 2/9371061. Pob.M.BOLETÍN DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS Noviembre CENTROS QUE ATIENDEN MATERIAS DE FAMILIA Centros especializados en Familia de la R. oficiná 490.M. 3er piso Centro de Atención San Vicente Abogádo Jefe: Flávio Párádá Guzmán Telefono: (72) 57 11 74 Direccion: Jose Máríá Cáro Nº 320 Centro de Atención Santa Cruz Abogádo Jefe: Mário Arce Ortiz Telefono: (72) 82 17 36 Direccion: Jose Toribio Merino Nº 59 Direccion: Av. Dirección: Agustinas 1419. Edición: Pamela González Tornero. oficiná 491. Válentín Letelier Centro de Atención San Fernando Abogádo Jefe: Fernándo Cárocá Soto Telefono: (72) 71 58 48 Direccion: Cárdenál Cáro N°530. Depártámento 101-A Centro de Atención Curepto Abogádo Jefe: Ricárdo Abárcá Toro (S) Telefono: 07/968 37 35 Direccion: Mánuel Rodríguez sin Numero Centro de Atención Curicó Abogádo Jefe: Pámelá Cátálán Devláhovic Telefono: (75) 54 30 40 Direccion: Cárrerá Nº 62 Centro de Atención Licantén Abogádo Jefe: Yásná Alcáíno Reyes Telefono: (75) 46 05 27 Región del Libertador Bernardo O’Higgins Centro de Atención Pichilemu Abogádo Jefe: Abráhám Simon Yuri Telefono: (72) 84 16 33 Direccion: Mánuel Montt Nº 174 Centro de Atención Rancagua Abogádo Jefe: Rene Munoz Sándovál Telefono: (72) 23 03 94 Direccion: Cuevás Nº 231 Centro de Atención Rengo Abogádo Jefe: Roberto Reyes Cerdá Telefono: (72) 51 11 02 Región de Magallanes Centro de Atención Oficina Contraparte Abogádo Jefe: Hector Szigethi Aguilár Telefono: (61) 24 43 58 Direccion: Julio Rocá Nº 1022 Centro de Atención Puerto Natales Contácto: Yásná Guenthugáráy Tácuw Telefono: (61) 20 95 47 Direccion: Váldiviá Nº 640 Centro de Atención Punta Arenas Abogádo Jefe: Alejándro Donátti Otárolá Telefono: (61) 22 24 97 Direccion: Mágállánes Nº 809 Comité Editorial Directora: Julia Marinkovic Garrido.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->