Está en la página 1de 1

Comentario Mario Vargas Llosa dedica un captulo a atacar a los intelectuales que se opusieron a su proyecto poltico.

Puso en el mismo saco a inescrupulosos y honestos. Todos para l eran baratos. Es un arreglo de cuentas que por el nivel al que llega da repugnancia. La respuesta de Vargas Llosa es condenable: en trminos jurdicos su defensa no es proporcional a la agresin. El abuso, la calumnia, la hipocresa son usados por Vargas Llosa sin recato. Adems, muchos de los personajes que nombra Vargas Llosa son escasamente conocidos por el pblico espaol y aun por la mayora de sus compatriotas. Es a la audiencia relacionada con la literatura a la que acude para soltar sus ataques. El Per dentro de su precariedad poltica y econmica ha podido preservar un nmero decoroso de intelectuales que son prueba de una obstinada supervivencia. Es verdad que ha habido muchos intelectuales vendidos, otros ms fueron manipulados por los militares golpistas. Bastantes cambiaron de partido o de ideas, como Vargas Llosa. En este aspecto el Per no es un pas diferente a cualquier otro, pero esto no quiere que, ya sean baratos o caros los intelectuales, dejan de ser intelectuales. Gracias a ellos podemos recoger un material valioso que ayuda a comprender nuestra cultura. Ponerles precio es una cuestin tica que plantean los que carecen de ella.

Conclusin:

Para Vargas Llosa no son "intelectuales baratos" slo los que estuvieron en su contra durante la campaa. Tambin recibieron terminacin 3 tipos de intelectuales que lo ayudaron denodadamente en las elecciones y que despus respaldaron a Fujimori: "las adecuadas justificaciones ticas y jurdicas para el, golpe de Estado. Estos intelectuales, de buena sintaxis y de estirpe liberal o conservadora", adems de ser "baratos", segn Mario Vargas Llosa. Llegaron a convertirse en los "nuevos mastines periodsticos del gobierno de facto". Es difcil creer que Vargas Llosa no se haya dado cuenta de la catadura de sus antiguos simpatizantes, personajes muy conocidos y de respetable edad. Ellos siempre han debido ser intelectuales baratos o caros, o simplemente intelectuales, como creemos