Está en la página 1de 1

Un beso para mi asesino La noticia estremeci a la pequea comunidad de Kingsmarkham.

No era una ciudad acostumbrada al delito -y menos a crmenes tan atroces-, de modo que todos los habitantes se sintieron afectados personalmente. Fue una autntica carnicera: tres de los cuatro miembros de una acaudalada familia haban sido cruelmente asesinados en su mansin mientras cenaban. El cuarto, una joven de diecisiete aos, haba resultado gravemente herido. El que una de las asesinadas fuera una escritora de fama mundial dio an ms publicidad al caso. Al inspector jefe Wexford le correspondi la difcil tarea de encontrar al asesino. Haba muy pocas pistas y la joven herida estaba demasiado aturdida como para ser de mucha ayuda. En principio, todo pareca apuntar a que se trataba de un asesinato llevado a cabo por ladrones que se vieron descubiertos y que reaccionaron disparando sus armas. Pero las cosas no son siempre lo que parecen. A medida que avanza la investigacin se van multiplicando los interrogantes sin respuesta: aparecen demasiadas personas que podran haber tenido no slo la oportunidad sino tambin un motivo para el crimen; el arma utilizada podra ser la misma que haba causado la muerte a un polica casi un ao antes. Wexford se ver envuelto en una oscura espiral de mentiras y medias palabras, de apariencias e intenciones ocultas del que le resultar difcil sacar nada en claro. Ruth Rendell Tras veinticinco aos de dedicarse a la literatura policaca, Ruth Rendell est considerada como uno de los ms firmes pilares de la narrativa britnica de misterio de este siglo. Su amplio dominio de los ms variados recursos han convertido todas sus obras en autnticos xitos de ventas y han sido acogidas con gran calor tanto por el pblico como por la crtica especializada, lo que la han hecho merecedora de los ms prestigiosos galardones literarios del genero, como son el Daga de Oro y Daga de Plata, el Premio Edgar o el Premio del Arts Council. Autora sumamente prolfica, entre sus obras cabe'destacar: La mujer de piedra, adaptada al cinc por Claudc Chabrol bajo el ttulo de La ceremonia; Morir de pie, tambin llevada al cine; Un adis para siempre, La mueca asesina, Un arrendamiento de muerte, Basta ya de muertos, Falsa identidad, Un simple fallo y Carne trmula, cuya versin cinematogrfica est preparando Pedro Almodvar. Saludos.