P. 1
Los Tarascos

Los Tarascos

|Views: 36|Likes:

More info:

Published by: Carlos Eduardo Salinas Bautista on Mar 24, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/20/2014

pdf

text

original

C

omo sabemos, los tarascos son uno de los pocos pueblos

mesoamericanos que fueron capaces de resistir el embate de los aztecas. Dice Durán que, durante el ataque de Motecuhzoma a Michoacán, ―fue tanta la mortandad que en ellos hicieron, que los mexicanos tuvieron por bien de retirar la gente que quedaua porque no fuese consumida y acauada […] Auian muerto en la guerra veinte mill hombres‖.1 Muñoz Camargo cuenta que el ataque de los mexicas duró seis meses y que a los michhuaques ―no les pudieron entrar ni ganar cosa alguna de su tierra‖.2 La Rea menciona que, en su época, todavía se veían huesos humanos ―entre Maravatio y Tzitácuaro, cuyas memorias están representando la más ilustre victoria que tuvo el rey de Mechoacan‖. 3 Extrañamente, un grupo tan aguerrido no prestó resistencia alguna a los españoles y, por consiguiente, muy pocos conquistadores pudieron apreciar su ―arte de la guerra‖. De hecho, parece ser que los hispanos siempre los vieron como aliados o súbditos, pues, aunque el cuestionario de las Relaciones geográficas incluía una pregunta sobre cómo peleaban –la número quince-, nunca se preocuparon por recabar información detallada.4
Durán Diego, Historia de las indias de la Nueva España e islas de la tierra firme, (Cien de México), México, CONACULTA, 1995, tomo I, p. 341. Ver también Chimalpahin Cuauhtlehuanitzin, Domingo Francisco de San Antón Muñón, Las ocho relaciones de Chimalpahin. (Rafael Tena trad.), (Cien de México), México, CONACULTA, 1998, Vol. I, p. 267-269. 2 Muñoz Camargo Diego, Historia de Tlaxcala (Ms. 210 de la Biblioteca Nacional de Paris) . (Luis Reyes García paleografía y notas), Tlaxcala- México, Gobierno del Estado de Tlaxcala, CIESAS, Universidad Autónoma de Tlaxcala, 1998, p. 145-146. 3 Rea Alonso de la, Crónica de la orden de N. seráfico P. S. Francisco, Provincia de S. Pedro y S. Pablo de Mechoacan en la Nueva España, (Patricia Escandón ed.), Zamora, El Colegio de Michoacán, 1996, p. 76. 4 Acuña René (ed.), Relaciones geográficas del siglo XVI. Michoacán , México, Instituto de Investigaciones Antropológicas, UNAM, 1987. Se trata de una serie de documentos producidos en respuesta al cuestionario enviado a los administradores coloniales en tiempos de Felipe II.
1

20

TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos

A pesar de que los relatos ―históricos‖ de la Relación de Michoacán (RM) –nuestra principal fuente de estudio- parecen estar más interesados por las alianzas que por los conflictos, contamos con algunos datos sobre las armas, estrategias y técnicas de combate prehispánicas. En la iconografía apreciamos armas y movimientos corporales relacionados con las acciones bélicas, y los materiales arqueológicos nos aportan algunos vestigios de escenarios de batalla. Los datos son demasiado escasos y fragmentarios como para pretender reconstruir el sistema militar michoacano; de modo que, por ahora, nos conformaremos con dar un poco más de claridad al tema a partir de informaciones procedentes de distintas fuentes. En la última sección dedicaremos un breve espacio al estudio de los usos simbólicos de la guerra: la relación entre guerra y sacrificio, y la guerra como depredación de fuerza vital. Armamento

Según lo que los mexicas dijeron a los españoles sobre los tarascos, ―las armas en que más estribaua eran las hondas y varas tostadas arrojadizas, arcos y flechas y macanas con cuchillos de navajas, porras y otras armas ofensivas con muchas y muy galanas rodelas‖. 5 Dado que hasta el momento no se ha podido encontrar ningún arco en contextos arqueológicos michoacanos, y que las descripciones de los cronistas son poco precisas al respecto, resulta sumamente difícil saber qué tipo de armas usaban los tarascos. En las ilustraciones de la Relación de Michoacán se observan tres diferentes longitudes de ellos; unos tan largos como un torso humano (figuras 1, 2, 3,5,9),6 otros tan cortos como el antebrazo (figura 6)7 y otros más que alcanzan la estatura del personaje (figura 4, 7, 10).8 La cuestión es que, como en
Durán Diego, Historia de las indias de la Nueva España e islas de la tierra firme. .., tomo I, p. 337338. 6 Alcalá Jerónimo de, Relación de Michoacán, (Francisco Miranda ed.), Morelia, Fimax Publicistas, 1980, fol. 60, 78, 79v, 84, 91v, 95v, 97v, 104v, 117, 125v, 128, 130, 5, 13, 15v, 20v, 33. 7 Ibid, fol. 107, 128, 5, 32. 8 Ibid, fol. 29v, 46.
5

21

las imágenes de este tipo lo más grande suele ser lo de mayor importancia, es difícil saber si los objetos corresponden a sus proporciones reales. En las ilustraciones de la obra de Beaumont se observan con frecuencia arcos de silueta compuesta.9 Sin embargo, es muy probable que se trate de una simple cuestión estilística; pues muchos otros aditamentos y vestimentas han sido representados a la manera europea. Las puntas de flecha son triangulares y alargadas en la Relación de Michoacán,10 tal como las que encontraron Maldonado11 y Macías Goytia12 en Itziparátzico y Tres Cerritos, romboidales13 u ojivales14 . Además de las comunes puntas de piedra, sabemos que en ocasiones se usaban ―flechas de casquillos de metal‖;15 uno de estos fue encontrado en el entierro 2 de la yácata 5 de Tzintzuntzan, lo extraño es que está hecho de oro. Según Seler, también debieron existir flechas con ―punta de madera encajada‖.16 La diferencia en las formas de las puntas probablemente se debió a un criterio funcional; pues, a diferencia de las flechas de caza –que deben ser fáciles de recuperar para reutilizarlas-, cuanto más difíciles de sacar sean los proyectiles de guerra, mayor será el daño y más se verá limitada la movilidad del enemigo que se pretende capturar.
Beaumont Pablo, Crónica de Michoacán, México, Publicaciones del Archivo General de la Nación, Talleres Gráficos de la Nación, 1932, tomo III p. 2, 123; tomo II p. 394. 10 RM, 1980, fol. 78, 79v, 97v, 130 5, 15v, 19. 11 Maldonado E. Blanca, ―Metalurgia Tarasca del Cobre en el Sitio de Itziparátzico, Michoacán, México‖ en FAMSI http://www.famsi.org/reports/02063es/section03.htm, 2005, fig. 1. 12 Macías Goytia Angelina, Tres cerritos en el desarrollo social prehispánico de Cuitzeo . (Tesis de doctorado en antropología). México, Facultad de Filosofía y Letras, UNAM, 1997, p. 531559. 13 RM, 1980, fol. 35v. 14 RM, 1980, fol. 39, 46. 15 Alcalá Jerónimo de, Relación de Michoacán, Moisés Franco Mendoza (Coord.), paleografía Clotilde Martínez Ibáñez y Carmen Molina Ruiz, México, El Colegio de Michoacán, Gobierno del Estado de Michoacán, 2000, p. 357. Quizá se pueda indicar que es la versión digital reproducida en el sitio de internet ―Relación de Michoacán, insturmentos de consulta‖ (Claudia
9

Espejel comp. y Carlos Alberto Villalpando desarrollo), Zamora, El Colegio de Michoacán, Zamora, 2008, y tal vez poner la liga completa a la página: http://etzakutarakua.colmich.edu.mx/ proyectos/relaciondemichoacan/rm/busquedaRM2.asp?id=131&palabra=metal&palabraBuena. 16 Seler Eduard, ―Los antiguos habitantes de Michuacan‖, Alcalá, Relación de Michoacán. (Moisés Franco Mendoza, et. al. ed.). Zamora, El Colegio de Michoacán, Gobierno del Estado de Michoacán, p. 192.
Guerra, conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos

22

TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos

El arco y la flecha son las armas más mencionadas; aparecen 47 veces en la Relación de Michoacán y se dice explícitamente en la Relación de Pátzcuaro que ―lo q[ue] más usaban eran arcos y fechas ‖.17 Se les asocia al poder político, al estatus de hombre valiente, a la condición de chichimeca;18 al tributo,19 a las ofrendas a los dioses,20 a la caza y la vida silvestre21 y, por supuesto, a la guerra.22 A esto se suma que es la única arma para la que se menciona la existencia de un grupo de artesanos especializado en su elaboración.23 El arco es en definitiva el arma más purépecha; se enterraba a guerreros y gobernantes con sus arcos y flechas e, incluso, se supone que estos podían fungir como sus representantes en los funerales cuando caían combatiendo en lugares lejanos.24 Se dice que cuando los aztecas van a pedir auxilio a los tarascos, les dijeron ―oímos de vosotros, los de Mechuacan, que sois grandes flecheros, tenemos confianza en vuestros arcos y flechas‖.25 Ticatame, el fundador del linaje uacúsecha, era tan diestro con el arco que podía disparar dos flechas al mismo tiempo.26 El Lienzo de Jicalán –un documento creado por nahuas de Michoacán- presenta al señor tarasco como un personaje ―sentado sobre su trono que lleva un arco y un carcaj de flechas, viste piel de jaguar y tiene una cinta de piel en su cabeza rapada‖.27 E incluso el escudo de armas de Tzintzuntzan
Acuña René (ed.), Relaciones geográficas..., p. 200. RM, 2008, fol. 13, 20, 30v, 31v, 73v 75, 10v, 86v, 88, 89, 90v, 91, 91v, 93, 127-127v; Corona Núñez José (ed.), Códice Plancarte, (Colección Siglo XVI), Morelia, Universidad de Michoacán, 1959. Beaumont, Op. Cit., 1932, tomo III, p. 2, tomo II, p. 74, tomo 138, 266. La relación con el poder político es tan estrecha que incluso Margarita de Austria fue representada en los lienzos de Carapan y Pátzcuaro con un atado de flechas en la mano. Ver Roskamp Hans, ―Los Títulos Primordiales de Carapan: legitimación e historiografía en una comunidad indígena de Michoacán‖ en Autoridad y gobierno indígena en Michoacán, (Carlos Paredes y Marta Terán coords.), Zamora, El Colegio de Michoacán, CIESAS, INAH, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, 2003, p. 343. 19 RM, 2008, fol. 34v, 54v. 20 RM, 2008, fol. 16, 16v. 21 RM, 2008, fol. 41, 63v, 65, 72, 93. 22 RM, 2008, fol. 18v, 42, 43v, 45, 48, 56v, 57v, 58v, 66v, 76, 113, 132, 133v, 134. 23 RM, 1980, fol, 5. 24 RM, 1980, p. 250. 25 RM, 2008, p. 42. 26 RM, 1980, p. 28. 27 Roskamp Hans, ―Historia, mito y legitimación: el Lienzo de Jicalán‖ en La Tierra Caliente de Michoacán, (José Eduardo Zárate Hernández coord.), Zamora, Gobierno del Estado de Michoacán, El Colegio de Michoacán, 2001, p. 129.
17 18

23

representaba a dos tarascos con sus arcos y flechas.28 Ignoramos el alcance que hayan podido tener estos arcos, más sabemos que eran lo suficientemente potentes como para atravesar el hueso. En Tres

la segunda arma más mencionada. con arcos y flechas o con porras? Díjole don Pedro: —Con porras pelearemos. en Tzintzuntzan. 133v. Otros. p.40 asesinato. Tres cerritos en el desarrollo social prehispánico de Cuitzeo . fol.39 sacrificio. Macías Goytia29 encontró un esqueleto con un fragmento triangular de obsidiana –semejante a una punta de flecha. 29v.41 poder político femenino42 y guerra.37 En segundo aparece un mazo mucho más esbelto que se emplea en una guardia de perfil. Pereira analizó un cráneo con un fragmento de obsidiana incrustado en la mandíbula. ―Sacrificio y ejecución entre los tarascos‖ en Taller de estudios sobre la muerte (Elsa Malvido coord. 405.. 1980. 60.34 porras con cabeza de piedra (figura 5).. 19. ―Heráldica novohispana del siglo XVI: un escudo de armas de Tzintzuntzan Michoacán‖. 120. 60. 20. en la punta dél. 29v. fol. 120. 2008.31 Los de Ajuchitlan usaban ―porras del tamaño de vara de medir [entre 75 y 92 cm]‖. 112v.32 Mientras que las porras de los de Xiquilpan.43 A pesar de no ser tan pensada como típicamente tarasca-uacúsecha. 8. 238. reconocemos dos variantes en el uso y el tipo de porra: en primer lugar. Herón Pérez Martínez y Bárbara Skinfill Nogal Eds. conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos 24 TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos 8). 95v. 95v. 28 Guerra. 20v. El Colegio de Michoacán.36 En las imágenes. parece haber comprendido algunas variedades. con el brazo trasero. ¿eres muy valiente hombre?‖. México. 31 RM. 16v.38 Encontramos 12 menciones de porras en la Relación de Michoacán. p. En el códice que acompaña a la Relación de Michoacán se observan porras con forma de claves usadas a una o dos manos (figuras 5-8). 33 RM.. 13v. 29 Macías Goytia Angelina.clavado en las costillas y. este figura sobre todo en escenas de batalla (figura 5Roskamp Hans. Gregory Pereira encontró que muchos de ellos tenían traumatismos en la parte frontal y superior de la bóveda –tal como las que podrían haber sido ocasionadas por el golpe de una porra en un combate frontal. 2002. 128. ponían una piedra agujereada por medio‖33 –tal como las que se hallaron en el Otero. 34 RM. eran ―unos palos del tamaño de una vara de medir y. 133v.. Relaciones geográficas. 30 Pereira Grégory. 36 Ibid. 20v. ―Toda la gente llevaba unas porras de encina. 37 Ibid. ponían muchas puyas de cobre.44 Al re-estudiar los cráneos que Lumholtz extrajo de El Palacio. fol. —¿Con qué pelearemos. Zamora. fol. comunicación oral.). 2008. CONACYT.). tenemos una porra mucho más masiva en su extremo superior que generalmente aparece en contextos de asesinato o ejecución por desnucamiento (figuras 1. fol. en Esplendor y ocaso de la cultura simbólica. esto se hace evidente en el diálogo que sigue: ―—Peleemos entrambos.. p.30 La porra. p. agudas‖. nahuas y zayultecas aliados de los tarascos. 35 Ibid. 413. el uso de la porra parece haber simbolizado un mayor valor por parte del combatiente.Cerritos. Zamora.35 y porras con punta a manera de picas (figura 5).. 10). estas figuran en contextos de castigo.45 . en las cabezas de aquellas porras.. 37. 130. 15v. 32 Acuña René (ed. 1980. Díjole aquel prencipal: —Qué.

2005. p. Ibid. N 16. vale la pena mencionar que ésta aparece en el Diccionario grande de la lengua de Michoacán con el nombre de vimbimbetaqua. Vol. no contamos más que con una imagen sobre el uso de esta clase de objetos en la guerra. Y llevaban estas varas los valientes hombres‖. 389. 112v. como sucedía en la Provincia de Motines –donde la principal lengua era el náhuatl. 46 Acuña René (ed. se deja en claro que el uso de piedras como proyectiles era considerado como algo propio de los plebeyos. RM. 43 Ibid. 21.54 contamos con datos que confirman la existencia de. 3. ésta parece haber sido un arma poco valorada. por hacerse temer. podía ser usada en la actividad bélica (fig. dos variedades de este tipo de armas: las primeras serían lanzas largas ―de palo recio que tienen unas puntas. fol. 62.. 15v.51 Acorde con ello. y eran dos brazas en largo [alrededor de 3. 45 Pereira Grégory. 299-308. 44 Ibid. se apedreaban y matábanse en cantidad‖. en el Diccionario de Gilberti.52 De hecho. ―el verbo para ‗disparar con la honda‘ es el mismo para disparo con arco. 31.49 En todo caso. ―Dicen que aquella vieja llamada Quénomen. 40 Ibid. p. otros con terrones y a los señores de los chichimecas tiraban flechas. de las diez veces que aparece la palabra hacha en la Relación..20 mts]. Mexico‖ Latin American Antiquity. la honda no fuera más que un arma secundaria ―Faltándoles la munición de sus flechas y varas. tiene dos bandas de negro por la cara y que tiene a su lado una rodela y una porra en la mano‖. 51v. 37. 47 Ibid. en Ajuchitlan y Tamazula se utilizaban hondas en la guerra. 19. Una explicación para dicha ausencia es que.. pues no se encuentra mención o imagen de ella en toda la Relación de Michoacán. A pesar de que la mayoría de las veces que se hace alusión a lanzas en la Relación de Michoacán se refiere a un símbolo del sacerdocio. 192.). 42 Ibid. parece haber sido un arma más corta y arrojadiza preferida por los nahuas que . y tenían unos ganchos. p. muy ocasionalmente. 26v. 134v. 112v. donde. al menos. Porque la gente común eran los que se daban pedradas y de terronazos‖. La segunda. al menos. 122. Michoacan. 48 Ibid.Sabemos que.48 En otros casos. 38 39 25 ―Empezaron a pelear y unos se echaban de pedradas. ―The utilization of grooved human bones: a reanalysis of artificially modified human bones excavated by Carl Lumholtz at Zacapu. 51v. nueve aluden a la colecta de leña en el monte. 41 Ibid. Relaciones geográficas.46 Seler indica que. aparece siendo empleada a dos manos. 25v. fol.50 Tan sólo existe una mención del uso de hachas en la guerra tarasca y se refiere a los artefactos de cobre. 10). 149. 2008. 135v. más que un arma.47 Sin embargo. por cierto. pero en la misma obra56 observamos a un par de personajes combatiendo con instrumentos oblongos cuya longitud es más o menos la de un hombre (figura 7). se trató de una herramienta que.53 Esto nos hace pensar que.55 No encontramos representaciones de armas tan grandes. 52. fol.

. 1980. 64 Alcalá Jerónimo de.).63 Aunque en las imágenes de la Relación de Michoacán casi siempre aparece el cuchillo como un instrumento sacrificial.formaban parte del estado michoacano. p. 421. 26. 133v. la imagen no nos permite averiguar si se trataba de un arma arrojadiza o de contacto. 389. 1991. algo Ibid. 212. conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos 26 TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos arrojadas con agudas puntas‖. 63 Ibid. por la parte de los filos. 54 Ibid. 91. Morelia. p.. 2008. 62. Y conocióla allí. otras. 30v.. p. 149. tenemos a los hijos de Hiquingaje. 57 Acuña René (ed. 62 Acuña René (ed. 1980. 123. Ibid. 55 Ibid.). 2008. 1980. 61 Warren Benedict (ed. En esta misma obra.60 se observa el uso de la lanza en un contexto de punición judicial. fol. 34v. contamos con un término específico para nombrarla: cuinari ―macana. fol. 15v. 52 RM. quienes ―se emborrachaban y mataban a la gente con unas navajas y se las metían por los lomos‖. unas ―medias lanzas RM. 63v. fol.58 y en Chocandiran unos ―palos a manera de lanza..64 Por el otro. 37. fol. Relaciones geográficas. Cit.). 11.. por desgracia. uno entre los huesos del cráneo y otro entre la sexta y séptima costilla del lado derecho. Y durmióse Cando […] Y desató sus navajas. tomo II. y. Morelia.65 En Tres Cerritos. a una mujer o hija de Tariácuri que sedujo a un señor de Curinguaro para decapitarlo: ―Estaba allí un peñasco grande. 716. Vol. fol. No existe mención ni dibujo de ella en la Relación de Michoacán. 84.).. II. p. que unos son amanera de clavas y.). 65 Ibid. p. 53 RM. 56v. Otra arma que tampoco parece haber sido muy apreciada por los tarascos es la macana. como espadas anchas‖.. 137. 200..62 Los de Ajuchitlan peleaban con ―macanas de palo a manera de espadas.. p. 33. 49 50 Guerra. vm palo que sirue de espada‖. 51 RM. 110v. Diccionario grande de la lengua de Michoacán. y con piedras‖. 213.61 La Relación de Pátzcuaro nos dice que ―sus armas eran macanas de palo.59 En una de las ilustraciones de Beaumont. p. Fimax Publicistas. 16v. “Relación de Michoacán: Instrumentos de consulta―. p. Diccionario grande de la lengua de Michoacán…. tenía unos huecos en q[ue] encajaban unos pedernales a manera de navajas‖. Macías Goytia encontró un esqueleto con dos cuchillos de obsidiana. Warren Benedict (ed. En Motines se mencionan unas ―varas tostadas arrojadizas‖. 104. tomo III.. 48. que llevaba envueltas en la manta […] Y puso la navaja por la garganta y corrióla y cortóle la cabeza‖. Relaciones geográficas.57 en Tamazula. 56 RM. Claudia Espejel (Comp. Por un lado. el general Nonuma aparece con una lanza que le sobrepasa en altura. conocemos un par de casos en los que se cita su uso en asesinatos profanos. 88. 15. p. 58 59 27 . 2v. 60 Op. 25.

que claramente no concuerda con las descripciones de sacrificios por extracción de corazón. Para la defensa se menciona el uso de escudos de caña tejidos con hilo y plumas de aves.66 En Motines ―traían unos chimales, a manera de adargas hechas de cañas, y con ciertos betunes que las junta y abraza, que, en efecto defiende de una flecha‖.67 En la Relación de Michoacán, se observan numerosos escudos cuyo diámetro no parece ser superior al largo de un antebrazo (figuras 5, 6, 7),68 y no conocemos ejemplos arqueológicos de esta clase de objetos. En las ilustraciones de Beaumont, los escudos son semicirculares y tienen, por longitud, la distancia entre la cintura y el hombro.69 Lo interesante es que, en algunos casos, se alcanza a apreciar que estos permitían el uso de ambas manos para la manipulación de armas (figura 5).70 La Relación de Cuiseo de la Laguna menciona el uso de ―jubones estofados de algodón‖ tan fuertes que podían detener una flecha. La Relación Pátzcuaro habla de ―un peto hecho de hilos de maguey muy tejidos, que es defensa fuerte‖, mientras que en la Relación de Tiripitio se alude a ―unos coseletes de algodón, que les llegaban hasta las ingles y no tenían mangas‖. 71 Como ya lo había señalado Seler, dicha armadura debió corresponder al ichcauipilli de los mexicas.72 Aunque los guerreros casi siempre aparecen en taparrabos, en la Relación de Michoacán observamos esta clase de protectores como una suerte de chaleco moteado y abierto hasta las ingles (figura 5, 6, 8, 10).73 En resumen, por el tipo de daño provocado, las armas tarascas pueden ser clasificadas en cuatro clases: punzantes, el arco y la flecha, la lanza y la ―vara arrojadiza‖; punzo cortantes, el cuchillo; cortante, el hacha y la macana, y contundente, la porra y la honda. Un elemento que tiende a indicar la predilección por las armas punzantes es que el
Ibid, fol. 16v; Acuña, Op. Cit., 37, 84. Acuña René (ed.), Relaciones geográficas..., p. 149. Una adarga es un escudo hecho de cuero y de forma ovalada. 68 RM,1980, fol. 15v, 19. 69 Op. Cit., II p.74, 138, 266. 70 RM, 1980, Op. Cit., fol. 130. 71 Acuña René (ed.), Relaciones geográficas..., p. 84, 200, 344. 72 Op. Cit., p. 192. 73 RM, 1980, fol. 13v, 15v.
66 67

Guerra, conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos

28

TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos

hecho de que el verbo ―combatirse‖ thzehcuhperani, thzendtahperani deriva de una raíz tzeca- tzeczi- que significa ―piquetear, dar piquetes‖.74 Como se ve en los restos oseos, las armas de piedra o con piezas líticas –en particular de obsidiana- tienden a fragmentarse al momento del impacto; por lo que al esparcirse las esquirlas al interior de la piel y la carne, debieron producir lesiones que se infectaban fácilmente y con el movimiento tendían a agravarse. Al ser usadas para romper huesos, las armas contundentes debieron haber sido sumamente útiles para la captura de prisioneros ya que bastaban uno o dos golpes para producir una fractura craneana o cuando menos,

provocar un estado de inconciencia. Además de este arsenal parecen haber existido, como es natural, algunas técnicas de combate sin armas; desgraciadamente los datos al respecto son prácticamente nulos. En los diccionarios antiguos aparecen términos como taya ―dar puñetes‖ y se mencionan frases que se refieren a puñetazos en la boca, las sienes, los pies, las narices, la cabeza y los muslos.75 Encontramos también thaio thayocarani ―dar de patadas‖,76 y observamos que, en una imagen de la Relación de Michoacán, se observan dos personajes atacando a un tercero con puñetazos, patadas a las piernas y golpes de rodilla por la espalda.77 Técnicas de asecho y estrategias de combate A pesar de que se trataba de un estado multiétnico y con un patrón de asentamiento bastante disperso, sabemos que cuando los aztecas mandaron 24,000 combatientes a conquistar Michoacán, los tarascos lograron convocar a 40,000.78 Se ignora por completo el modo en que los ejércitos purépecha lograban abastecerse de víveres durante sus campañas, más sabemos que, como en todas las guerras, se asumía una actitud predatoria hacia los poblados vencidos. Así, la Relación
Warren Benedict (ed.), Diccionario grande..., tomo II, p. 810. Ibid, tomo II, p. 532-534. 76 Ibid, tomo II, p. 534. 77 RM, 1980, fol. 13v. 78 Durán Diego, Historia de las indias de la Nueva España e islas de la tierra firme. .., tomo I, p. 337-338.
74 75

29

de Michoacán nos cuenta que, cuando Zurumban atacó a Tariácuri ―deshicieron las trojes y derrocáronles las casas y quitáronles los máxtiles [...] y a sus mujeres las deshonraban [...] despojándolas todas. Y [...] asían de los hijos y juntábanlos a sí para encubrir su deshonra‖.79 Se menciona en otras dos ocasiones que daban ―sacomano‖ a los pueblos80 . Contamos con muy pocos datos acerca del tipo de formaciones utilizadas durante la batalla; pero parece ser que, además de encontrarse divididos en barrios o pueblos, la distribución de los guerreros seguía una suerte de esquema cósmico en el que, representando a sus respectivos patronos, cada grupo ocupaba un sitio equivalente al de su dios en el universo.
Esto es lo que le dijeron a nuestro dios Curícaveri cuando le engendraron: que vaya con sus capitanías en orden, de día, y que vaya en medio nuestra diosa Xarátanga, y los dioses primogénitos que vayan a la man[o] derecha, y los dioses llamados Viránbanecha, que vayan a la mano izquierda, y todos irán de día, donde les es señalado a cada uno, donde tienen la gente de sus pueblos. Pues, mirá, vosotros gente común, que no quebréis estos mandamientos y que no os apartéis de vuestros escuadrones, porque si os fuéredes alguna parte o contradijéremos al mandamiento del cazonçi, aparejaos a sufrir vosotros caciques que sois los capitanes.81

En caso de invasión, o cuando la batalla estaba en desventaja como a la llegada de los españoles-, los guerreros se ocultaban en trincheras alrededor de los caminos para tomarlos por sorpresa. Hemos

dicho que tal enfrentamiento nunca se produjo, más sabemos que el irecha Tangaxoan II había ordenado que se hicieran ―pozos donde estar enterrados y escondidos desde la cumbre del monte grande de Tzananbo que está al frontero de la laguna de Tzintzuntzan y hacia la parte del oriente por el camino de Valladolid y querían que el camino por en medio de los pasos y trinchas‖.82 En otros relatos, se menciona el uso de camuflaje por parte de espías ante las amenazas de guerra.
Op. Cit., 2008, fol. 85-85v. Idem, fol. 19-19v. 81 RM, 2008, fol. 16v, 17v. 82 Corona Núñez, Op, Cit, p. 18.
79 80

Guerra, conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos

30

TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos

Dijeron los viejos de Taríacuri: —tomemos algunas espías de nosotros y pondrémonos a trechos para atalayar, para ver por dónde vienen los isleños, porque no nos tomen aquí como muchachos, pues estamos aquí con mujeres. Y tomaron algunos que fuesen a ser atalayas […] Y juntáronse todos y pusiéronse unos cobertores de hierba encima de las cabezas y venían todos en dos alas, por dos caminos, hacia el pueblo. Y viéronlos venir los viejos que estaban en atalaya y dieron voces que venían sus enemigos, que lo fuesen a decir a Taríacuri, que se fuese delante por amor de las mujeres; que venían dos escuadrones y venían encubiertos las cabezas con hierba y venían acachados.83

En otros casos, podía recurrirse a la provocación para hacer que el enemigo saliera de su asentamiento y poderlo capturar o asesinar . A manera de ofensa, los habitantes de Zacapu ―pusieron allí una señal de guerra: Un madero todo emplumado, para que lo viesen los de Ticatame y saliesen a pelear‖.84 Otras veces, rodeaban el pueblo, quemaban las casas y esperaban a que salieran los enemigos para poder capturarlos y despojarlos de sus bienes. Estas acciones fueron claramente expresadas en las imágenes de la Relación de Michoacán, pues ahí vemos, por un lado, a un ―capitán‖ enseñando la estrategia a un grupo de combatientes y, por el otro, a tres divisiones que atacan, queman y saquean un poblado a través de tres flancos (figura 7).85 Aquí resulta particularmente interesante el rol de una suerte de brujos espías empleados en las batallas:
Se llegaban donde estaba la traza del pueblo que iban a conquistar, llamada curúzetaro, que era que las espías sabían todas las entradas y salidas de aquel pueblo y los pasos peligrosos y dónde había ríos. Estas dichas espías lo trazaban todo donde asentaban su real y lo señalaban todo en sus rayas en el suelo y lo mostraban al capitán general, y el capitán a la gente; y antes que peleasen con sus enemigos, iban aquellas espías y llevaban de aquellas pelotillas de olores y plumas de águilas y dos flechas ensangrentadas y entraban secretamente en los pueblos y ascondíanlo en algunas sementeras, o cabe la casa del señor, o cabe el cu, y volvíanse sin ser sentidos, y eran aquellos hechizos para hechizar el pueblo. Entonces poníase cada uno en
RM, 2008, fol. 107v. RM, 1980, 27. 85 Idem, fol. 15v.
83 84

31

y to maban toda la gente […]E tenían puestas guardas por todos los caminos y sendas y allí quitaban a la gente todo el oro y plata y plumajes ricos. 86 Tal como lo indica Espejel. y pegaban fuego al pueblo y dábanle sacomano. por ejemplo. Cárdenas García reconoce que no todos los uatziris debieron haber fungido como caminos elevados –como lo indica el propio término-. En el plano defensivo. p. Dos claves para leer la Relación de Michoacán. La justicia y el fuego. 89 Castro Leal Marcia. en el caso de los muros o calzadas que rodean el sitio –de alrededor de 2. Espejel Carbajal Claudia. 28-33. de noche. 2008.estos parecen haber fungido como protección. donde estaba la traza y rayas del pueblo de sus enemigos que tenían ahí trazado.90 Rituales de guerra y guerras rituales Ya ha señalado Espejel que cada guerra iniciaba con la orden del . p. Zamora. y piedras preciosas. ―Pátzcuaro. 19v. el caso de Pátzcuaro. SEP. los pueblos dominados pasarían a formar parte del señorío y deberían pagar tributo a Tzintzuntzan. Tzintzuntzan e Ihuatzio. Tzintzintzan. ENAH.. A partir de ese momento. y parecía muy antigua. Vol. Tesis de maestría en ciencias antropológicas. en las sementeras o en el monte. 2008. fol. 4. Tenía esta trinchera o muro de alto dos estados y uno de ancho. y todos los otros pueblos con sus dioses cercaban todo el pueblo y acometían todos a una. Ihuatzio y Tzintzuntzan: los centros de poder en el estado purépecha‖. conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos 32 TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos que. sus gobernantes terminaban por rendirse diciendo ―seamos todos unos y acrecentemos las flechas de Curicaueri‖. en el camino que iba al pueblo derecho. Castro Leal encuentra un pasaje en el que se indica que el centro ceremonial de Tzintzuntzan tenía una muralla de madera. 1996. 86 87 Guerra. 94. como es bien conocido. Para lo cual había maestros y peones diputados… Pagados del dinero del reino.87 Se explica entonces que los señores llevaban regalos al cazonci y este los recibía como ―hermanos‖. es justamente por este lugar que penetraron los españoles a Michoacán. podemos reconocer una muy amplia predilección por los asentamientos urbanos en sitios elevados que permiten un cierto dominio del paisaje. su escuadrón y hacían entradas y saltos donde andaba la gente. con cierta señal.89 A esto se suma la famosa muralla de Tajimaroa RM. 15. En el caso de Ihuatzio. sirvió de frontera entre el señorío tarasco y el mexica. renovábase siempre sacando los trozos muy secos y metiendo otros recién cortados. concertábanse todos los escuadrones y los dioses más principales poníanse en medio. Arqueología Mexicana. La ciudad por la guerra con los mexicas estaba cercada de trozos muy grandes de encina cortada a mano. 1980. 2 Vols. México. que habían tomado en el saco. de todo el despojo y saco que se había dado. 88 Cárdenas García Efraín. cuando no se llegaba a la destrucción total del pueblo atacado. y porque no diesen voces.88 Por su parte.5 m de altura. El Colegio de Michoacán. Capital de los tarascos. 19. INAH. Este es. sino que. Num. con todo su subjeto. al menos. atábanles las bocas con unas como jáquimas de bestias y ansí los traían al real […]Llegada toda la gente de los pueblos.

la obtención de tributo o el acceso a un determinado recurso.cazonci de llevar leña a los templos. atados con gruesas cuerdas por el cuello o como cuerpos inertes con el pecho abierto de lado a lado después de haberles sido extraído el corazón. Y que si yo matare allí a los suyos. 90 91 Beaumont. y que si él matare de los míos. Y contábanles y apartaban todos los viejos y viejas y . 92 Probablemente siguiendo este mismo orden de ideas que se organizo la batalla entre los de Curinguaro y Vapeani y Pauacume. los ejércitos se prepararon durante tres días. y muchachos y niños de las cunas.93 Sacrificio y guerra Lo primero que podemos notar al analizar las imágenes correspondientes a descripciones de conquistas y batallas es que. como víctimas sacrificiales. en una sementera de maíz verde a la ribera. Y dirásle que te señale dónde ha de ser la pelea. un ritualista llamado hiripacha tomaba las pelotillas y las ofrecía al fuego pidiéndole que les permitiera tomar algunos de sus vasallos en la batalla. Aún en las guerras de exterminio. Por ejemplo. 33 que aquellos que murieren será mi cama y estrado para mi muerte. lo que se representa no es la escaramuza sino la captura y sacrificio de los enemigos. Pues. hicieron las ceremonias de guerra. más sabemos que duraba dos días e implicaba igualmente el ofrecimiento de copal a las deidades. nos explica lo siguiente: Dile que ya somos viejos y cansados y que queremos ya ir al dios del infierno. llevaron leña a los templos. podía llevarse a cabo una suerte de guerra ritual con la finalidad exclusiva de intercambiar prisioneros. 6. esta fue planeada de antemano. lo que sí es cierto es que. que también será estrado para su muerte. Entonces. según Espejel. la finalidad no es acabar con el enemigo en la batalla. sino en la piedra sacrificial: ―Pegaban fuego al pueblo y débanle sacomano con todo su subjeto y tomaban la gente. la captura para el sacrificio tenía mayor valor social que el asesinato en el combate. Cit. varones y mujeres. Después se despertaba al resto de los sacerdotes y daba inicio una práctica conocida como ―ceremonia de la guerra‖. se reunieron en un lugar previamente definido para pelear. Son estos mismos personajes quienes subían a los templos para esperar que la aparición de un determinado astro marcara el momento en que debían tocar las cornetas. contamos con pocos datos sobre este proceso ritual. sería romántico decir que los objetivos de la guerra no eran el sometimiento del enemigo. luego. en algunas ocasiones. fabricaron sus armas y estandartes y. un pasaje en que se relatan las intenciones de Tariácuri de intercambiar guerreros. Obviamente. Idem. en esta forma de guerra ritualizada. Pues que dónde tomaremos a la partida gente que llevemos co[n] nosotros para nuestro estrado.. en un gran número de casos. p. Op.91 Parece que. tomo II. Los rituales iniciaban con la elaboración de pelotillas de tabaco que eran llevadas por los tiuimecha a las ―casas de los papas‖. se les observa siendo estereotipadamente tomados por los cabellos.

bajo el yugo de sus captores. Cetaco ―sacó una flecha de su carcaj y hincósela en las espaldas. Tenemos largas hileras de cautivos atados por el cuello. cuando los purépecha ayudaron a los españoles a conquistar Colima ―los indios de Michoacán iban a la guerra con sus dioses. Lo interesante es que.97 En la imagen correspondiente. las manos y los pies a sus enemigos. y ponían sus celadas cada seis escuadrones. de una parte y de otra. 83-83v. Lo que observamos por un lado son cuerpos con RM. 2008. algunas de las estrategias que reconocemos en las fuentes parecen tener como objetivo principal la obtención de cautivos. conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos 34 TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos el pecho perforado.niños y los heridos y sacrificábanlos‖.95 Incluso. fol. un solo golpe de macana. Lo interesante aquí es que el tipo de armas empleado parece particularmente adecuado para tal finalidad. Y llegaban todos éstos hasta el pueblo. 94 RM. y fuese derecho a él y echole los brazos por el cuello y asieron todos dél‖. Y ansí sacaban sus enemigos del pueblo y los siguían. se ve al personaje tras las hierbas del lado izquierdo. y íbanse retrayendo hasta metellos en medio de las celadas.94 En la Relación de Michoacán se ve una cruenta escena de batalla. 92 93 Guerra. casas que expiden largas llamaradas y una serie de bienes regados por el piso en las proximidades de los vencedores (figuras 1 y 5). 164. con sus arcos y flechas. 1980. Ibid. como que iban corriendo y caían. p. 1980. aún cuando se trata de una imagen sumamente sangrienta.96 En la historia de la captura y sacrificio del sacerdote Naca resulta claro que. fingiendo que huían y fingiendo questaban enfermos y otros haciendo de los cojos. 2008. y ponían fuego en las casa y íbanse retrayendo. de los corredores. corazones ensangrentados. por el otro a guerreros sujetando por el cabello. 19v. 334. un flechazo o un impacto de honda habrían provocado la muerte instantánea. 95 96 35 Pungárancha. caminando con la mirada triste. y sacrificaron muchos de aquellos indios y no les decían nada los españoles‖. Y estando . pues. con sus dioses y banderas. p. otros hacíanse caedizos en el suelo. fol. sin embargo. 97 RM. Y poníanse dos pocisiones. fol. facilitando así su captura y conducción hasta el altar de sacrificios. Idem. vestidos como ellos solían en su tiempo. en muy pocos casos. 1980. no se ve una sola muerte en combate. templos que escurren sangre desde la cima hasta el pie de las escalinatas y sacerdotes abriendo el pecho de las víctimas sobre la piedra de sacrificio. viéndolos tan pocos. y iban por medio de las celadas un escuadrón de cuatrocientos hombres y un dios llamado RM. en la parte del centro se encuentra disparando la flecha y a la derecha se le ve sujetando por la espalda a su enemigo (figura 6). al menos en algunos casos. Incluso. resulta claro que estos sí habrían limitado la movilidad del individuo. 7. sólo se procuraba herir al enemigo a fin de que este pudiera ser más fácilmente capturado y transportado para su posterior sacrificio.

Se dice. Y estando allí tenían una señal para cuando los habían de acometer. y ponían miedo grande en los enemigos. Y allí. Decían los capitanes: —Levantaos todos. en lugar de morir en sacrificio. verdinegro de las heridas‖ ver RM. como que iban corriendo y caían. o diez y seis mil. con sus arcos y flechas. Acostumbraba esta gente traer leña para los cues [templos] y echar olores. nombraban todos aquellos señores contra quien hacían aquellos hechizos de aquellos olores […] Nombraba todos los señores de sus enemigos. Y como vino su mujer y vido el fuego. p. otros hacíanse caedizos en el suelo. y pedid las piedras de moler y las ollas y todas las alhajas y escoged los viejos y viejas y sacrificadlos . y ponían fuego en las casa y íbanse retrayendo. por que sus dioses les diesen vencimiento contra sus enemigos. caían en el campo de batalla.. Entonces juntábanse de una parte e de otra las celadas que estaban al cabo y tomaban en medio toda aquella gente que habían salido de los pueblos y cativábanlos. fol. sobre el asesinato de Ticatame ―enclavaronle con aquellas varas y sacárosle de su casa arrastrando muerto. fingiendo que huían y fingiendo questaban enfermos y otros haciendo de los cojos. conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos 36 TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos porque sus dioses diesen enfermedad en los pueblos de sus enemigos que habían de ir a conquistar. recibe estos olores y deja algunos de tus vasallos para que tomemos en las guerras […] Hacían todas estas ceremonias Idem. Y los otros delanteros pasaban adelante y entraban en las casas y cativaban todas las mujeres y muchachos y viejos y viejas y ponían fuego a las casas después de haber dado sacomano al pueblo y tomaban ocho mil cativos aquella vez. Cit.99 La idea de que las técnicas de combate tarascas no estaban dedicadas a producir la muerte instantánea sino la obtención de prisioneros se observa.98 Es probablemente a este tipo de prácticas que se refiere la frase Tachan quitimariquarehnani ―tirar huyendo cada vno por su parte‖. por ejemplo. Tariácuri dice: ―Id y compraos unos a otros y rescataos. 1980. de los corredores. los sacerdotes. cuando se trata del sacrificio de cautivos de guerra parece haber existido una cierta posibilidad de rescate dando un pago e intercambiando a los militares por ancianos. y íbanse retrayendo hasta metellos en medio de las celadas. 29.allí tenían una señal para cuando los habían de acometer. o unas ahumadas o alguna corneta que tocaban. viéndolos tan pocos.100 No obstante. Y los otros delanteros pasaban adelante y entraban en las casas y cativaban todas las mujeres y muchachos y viejos y viejas y ponían fuego a las casas después de haber dado sacomano al pueblo y tomaban ocho mil cativos aquella vez. o diez y seis mil. Decían los capitanes: —Levantaos todos. en la oración que hacían al dios del fuego. o unas ahumadas o alguna corneta que tocaban. 98 Guerra.98 Pungárancha. empezó a dar gritos y andaba alrededor de los que estaban allí muertos y vido a su marido que estaba en el portal. Entonces juntábanse de una parte e de otra las celadas que estaban al cabo y tomaban en medio toda aquella gente que habían salido de los pueblos y cativábanlos. 18v-19. incluso en los conjuros que se hacían en tales condiciones. y ponían miedo grande en los enemigos. por sus nombres a cada uno decía: —Tú señor que tienes a la gente de tal pueblo a cargo. No parece ser que se haya consumido cotidianamente la carne de aquellos que. llamados andumuqua [tabaco] en el fuego. Y llegaban todos éstos hasta el pueblo. Op. Y ansí sacaban sus enemigos del pueblo y los siguían.

y de mandar traer leña para los cues y de enviar a las guerras‖. p.106 Una vez alzado el nuevo Cazonci.. Op. 99 100 37 que ―todo su ejercicio era entender en las fiestas de los dioses. para comprender mejor el simbolismo de la actividad bélica. ―Después decía que quería ir de caza […] E íbase derecho a una frontera que estaba cerca. 1980. Aunque a su cargo se encontraba igualmente el culto de otros dioses.103 A esto se suma la mención de que el nuevo señor ―ha de tener cargo en nombre de Curicaveri y sus hermanos y la diosa Xaratanga‖. p.[…] Y rescatáronse. por último. pp. en dos ocasiones. 102 Ibid. II.. 104 RM. y que a su abrigo saldrían ellos siempre victoriosos‖. 244. iba a hacer la guerra para obtener cautivos sacrificiales. Diccionario grande .. p. se creía que eran los propios dioses quienes hacen posible la fortificación del territorio: ―Hacían ciertas ceremonias cuando renovaban los maderos.pero dificultado la conquista de la totalidad del estado. . p. tomo. luego. y hacía allí una entrada de presto y tomaba cien cautivos o ciento cincuenta‖. Al respecto la Relación nos dice Warren Benedict (ed. entre las obligaciones principales del irecha figuraban tanto la administración de su culto como la expansión del imperio a través de la actividad bélica. 258. hacía un convite general al que venía la gente con regalos y. 6. lo primero que hacía era llevar leña a los templos. 238. 529.102 Esto se hace particularmente evidente en el discurso pictórico de la Relación de Michoacán. Cit. 224. y escogieron a los viejos y viejas y sacrificáronlos para aplacar a los dioses‖. 103 RM. 282. seguros que por él no entrarían los enemigos.105 Y es por esta misma razón que.108 Los restos del guerrero y el intercambio de fuerzas fecundantes en la guerra Considerando el papel nodal del sacrificio en la imaginería guerrera. 119.). resulta evidente que. donde. p. 1980.101 La Relación de Michoacán indica en repetidas ocasiones que el irecha gobernaba en sustitución del dios patrono: ―decía esta gente que el que era Cazonci estaba en lugar de Curicaveri‖. XLI. lam. 2000: lam.104 Siendo que la divinidad tutelar es igualmente un emblema de la nación. es preciso definir qué es lo que se hacía con los cadáveres una vez concluido el combate –ya sea los de los propios guerreros que se lograran recuperar o los de los enemigos después de su inmolación en el templo de la ciudad. 187. se observa a un gobernante chichimeca portando un sol en la espalda de su túnica. de sus enemigos.107 Los asentamientos dispersos y poco urbanizados debieron haber facilitado la toma de prisioneros –a través del ataque a pequeñas ciudades. entre todos ellos. tomo II. el señor uacúsecha representa principalmente a la deidad solar. II. significando que con el favor de sus ídolos se hacía aquel muro tan fuerte. 105 Beaumont.. RM. 101 Ibid. Cuinacho.

las Milpillas e Ihuatzio. conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos 38 TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos lo más común era su enterramiento y depósito final en osarios. más raramente. París. México. de la Daniel F Rubín.). Castro Leal. En Huandacareo se observan además grupos de huesos largos con estrías a manera de omichicahuaztli mexica. México. en unas pinturas que observó. sin embargo. como si estuvieran atados.. INAH. 29-33. Macías Goytia. Y.. María Teresa.. décima temporada de excavaciones‖. se traducen las palabras vni hatziraquaro por ―ossario donde echan los huessos‖ y vniendo por ―carnero donde echan los huesos de los difuntos‖. Cabrero. tal como hubiera sucedido en una ejecución por desnucamiento. 1986. Tres cerritos en el desarrollo social prehispánico de Cuitzeo. 109 Op. 1980.110 De modo que. En otros casos. Sabemos que los purépecha solían cremar a quienes perdían la vida en el campo de batalla.109 La idea del osario se encuentra igualmente presente en los diccionarios antiguos. p. Tres cerritos en el desarrollo social prehispánico de Cuitzeo. INAH.. México. Olivier. Efectivamente. Cit. cit. tomo I. México. se observaron cráneos fracturados por percusión. se nos explica que algunas mujeres sacrificadas eran arrojadas al agua. UNAM. IV Coloquio de Antropología Física Juan Comas. Tesis de doctorado en antropología.111 Tanto en los datos etnohistóricos como en los contextos arqueológicos se mantiene la idea de que los restos óseos de los sacrificados –preferentemente enemigos. Angelina ―Los entierros de un centro ceremonial tarasco‖ en Estudios de antropología biológica. 1997. ―Tzintzuntzan. Maricarmen Serra y Yoko Sugiura coords. México. 1995. estos han conservado la mandíbula y se encuentran en relación anatómica con las últimas vértebras. IIA. p.deben ser sepultados en el propio territorio como si se tratara de almacenar algo. aunque los datos son escasos. 110 Warren Benedict (ed. RM. 2000. 533. 1987. (Barbro Dahlgren. 108 Macías Goytia Angelina. 259. p. México. UNAM. p 202.En lo tocante a los enemigos sacrificados en los templos de la ciudad. estos nos hacen suponer que RM. Diccionario grande. Museo Nacional de Historia. tomo II. ―Arqueología tarasca‖ en 4rta Reunión de Mesa Redonda: El Occidente de México. También contamos con grupos de cráneos sepultados independientemente de sus cuerpos en Tzintzuntzan. 284-285. Castro Rubén. Lorenzo Ochoa. Macías Goytia. 1989. igualmente. Facultad de Filosofía y Letras. y sin manos. Homenaje a Román Piña Chan. sus yácatas. Université de Paris I. en ocasiones. Tres Cerritos. Cabrera. Tesis de doctorado. Huandacareo. México. En Tres Cerritos. tribunal. p 26. Beaumont comenta que. 106 107 Guerra. En el mismo sitio. que eran unos osarios. La muerte en el Occidente del México Prehispánico. Sociedad Mexicana de Antropología. donde sepultaban los huesos de los que morían sacrificados y encima formaban unos cerritos de piedras a mano‖. UNAM. IIA. p. parece ser que dicha acción se encuentra más vinculada con las acciones punitivas que con los sacrificios derivados de 111 . 1948. se localizaron entierros de individuos que tenían los brazos cruzados en las espaldas.Carlos Navarrete. p.. p. 461.531-565. Puaux. Macías Goytia. 1990. en Tzintzuntzan y Huandacareo. se han observado huellas de corte sobre el atlas. 139.. en Homenaje a Román Piña Chan. UNAM. Les pratiques funéraires tarasques: (approche ethnohistorique et archéologique). se han podido encontrar grandes concentraciones de huesos largos en montículos.). ―se ven. cuando las guerras se libraban en regiones lejanas y el transporte de los cadáveres para su incineración Borbolla. op.531-559.. Huandacareo: lugar de juicios.

de alguna manera. asegurar su incorporación a una nueva vida. Op. tienden a convertirse en objetos de culto –tal vez. 125. cuando se trata de los restos de los enemigos. 1963. Y después juntábanse todos sus parientes del muerto en su casa y consolábanse. cuando velaban con los huesos de los cautivos en las casas de los papas‖. Y tomaban las cenizas y poníanlas en unas ollas y poníanles sus arcos y flechas y enterraban aquellas ollas. a partir de ellos. 84. parece factible que el almacenamiento de los huesos de los difuntos de la comunidad se encuentre ligado a la idea de que. Cit. 171. en todo caso. Basalenque. el difunto habría de regresar a la vida. 250. y cubrían con mantas aquellos bultos y llevábanlos de noche y poníanlos en orden delante de los cues. conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos 40 TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos alimentarse de huesos. 1980. 114 Ibid. por el lado derecho. Ibid. se les ve como bultos funerarios frente a sus respectivas ofrendas. p. (Agustín. 84. se nos dice que sus parientes se reunían en su casa y se decían: ―—¡Murió en la guerra. Editorial Jus. Historia de la Provincia de San Nicolás de Tolentino de Michoacán del orden de N.. José Bravo Ugarte ed.: 1980. al describirse el funeral de un guerrero. p. En otras palabras. Cit. Poníanles a aquellos bultos sus arcos y flechas y sus guirnaldas de cuero y sus plumajes colorados en las cabezas y poníanles muchas ofrendas de pan y vino y quemábanlos […] L os de la gente común hacían de esta misma manera. p. mesábanse y daban gritos en sus casas y hacían unos bultos de mantas. p. al tratarse de los vestigios de los propios guerreros. 39 representaba un gran número de inconvenientes. 146-147.115 Cuando estos restos son conservados por los hombres. de la sangre.S . fol. se menciona la sustitución del cuerpo humano por el arco y flechas del difunto.. cabe los fogones. 112 La Relación de Michoacán nos presenta una imagen en la que. mientras que. con sus cabezas. 112 113 Guerra. se les conserva dentro del sitio en las inmediaciones de los templos. 250. se ve a una serie de guerreros transportando a sus compañeros muertos. ahí vemos también a sus mujeres e hijos llorando.113 Lo que más nos llama la atención es que. no contamos con indicio alguno de que alguna entidad sobrenatural hubiera podido RM. tal vez. Esto se hace visible en el relato sobre . México. y tañían unas cornetas y caracoles. Diego de. Cuando se habla de la guerra y el sacrificio.116 En otros casos. por seguir siendo depositarios de una parte de la identidad del personaje: ―Era por la fiesta de Hunisperaquaro.acciones bélicas RM. Sabiendo sus mujeres las muertes de sus maridos. 20. es posible generar vida de nuevo.). observamos que. resulta claro que aquello de que se nutren los dioses es de las partes blandas del cuerpo humano –principalmente. se busca destruirlos a través de la cremación para. hermosa muerte es y de valentía es! ¿Cómo nos dijo?. en el izquierdo. ¿Cómo otra vez vendrá el pobre?‖.P. Acuña. mientras que. fol.114 Como si se presupusiera que. Op. p.

muy probablemente. se mencionan los ataques en emboscada a partir del ocultamiento de las tropas en trincheras o en la maleza.un personaje cuyos restos óseos producen vida bajo la forma de un ciervo. tener la intención de impedir la pérdida de energía vital por parte de la comunidad a través de su consumo y almacenamiento entre los rivales. cortar. p. al morir a manos del otro y ser depositados sus restos sobre la tierra. o sus representaciones. 365. la lanza. En el camino estaban en el herbazal una manada de codornices. Op. si los huesos son pensados como poseedores de un cierto poder generativo. podría. a conquistar. Y después de mancebo fuese a tirar aves con arco y topó con una iuana y díjole: —No me fleches y diréte una cosa: El padre que tienes ahora no es tu padre. la sangre q[ue] se sacasen los naturales deste pueblo de las orejas y lenguas. untasen con ella aquellos ídolos‖ Acuña. 117 Ibid. la porra. 301. Como oyó aquello. porque tu padre fue a la casa del dios Achu Hirepe. fol. y nació y tornárosle a criar en un pueblo. ya sea de largo alcance o de uso cuerpo a cuerpo. Consideraciones finales Como ya se ha dicho. nos permiten formarnos una imagen general del ―arte de la guerra‖ de dicho pueblo. 10. 2000. con ayuda . En resumen. 342. por orden de importancia. Mientras que el hecho de incinerar los cuerpos de los propios guerreros muertos. 116 RM. como que se lo habían hallado. 113v. El hueso sería la parte de la vida que no se extingue. y tornóse venado el padre.117 Como vemos. desgarrar y amputar al enemigo. pero también permite el intercambio de fuerza fecundante entre los dos grupos. Y dejó allí su padre por tirar a las codornices. su hijo. el individuo termina por convertirse en un ser de la misma clase. 115 41 restos de los enemigos implicaría la apropiación predatoria de su fuerza vital. son el arco y la flecha. el nombre del enemigo de Cupanzueri contiene la palabra Achun –de axuni ―venado‖. ver también RM. p. la honda. llamado Achun Hiripem y ganóle y sacrificóle en un pueblo llamado Xacona y dejó su mujer preñada de Sirata Tapezi. la macana y el cuchillo. 207. Cit. fuese allá a probarse con el que había muerto a su padre. 38. En el plano táctico. El dios llamado Cupanzueri jugó con otro dios a la pelota. No obstante. 10v. De modo que. el hacha. las diferencias entre las especies servirían de metáfora a las diferencias entre los grupos y el mito de Sirata Tapezi fungiría como explicación arquetípica del proceso de reciclaje de fuerza vital. La guerra alimenta a los dioses. y allí le sacrificaron. 37v. Dichos objetos. 147. tendríamos que el almacenamiento de los ―Mandaba que. y levantáronse todas en vuelo. estaban destinados a fracturar. p. los datos son demasiado escasos y fragmentarios como para pretender reconstruir la totalidad del sistema bélico tarasco. 1980.. Las armas mencionadas. p. Y vencióle y sacrificó al que había muerto a su padre y cavó donde estaba enterrado y sacóle y echóselo a cuestas y veníase con él. las fuentes documentales en correlación con los contextos arqueológicos.

No sabemos cómo los ejércitos tarascos lograban abastecerse de víveres. aún en los casos en que se pretendía el exterminio de un pueblo. se buscaban en el cielo los indicios de que se trataba de un momento propicio. a través de la conservación de sus huesos en osarios o por parte de particulares.de camuflajes. Recibido: 21 de mayo de 2009 Aceptado: 29 de octubre de 2009 43 . En tanto que el hacha y el cuchillo sólo se ven ocasionalmente involucrados en cuestiones guerreras. el poder femenino. y a las ejecuciones punitivas. en los rituales previos al enfrentamiento. mas allá de su utilidad inmediata. Más allá de los aspectos meramente estratégicos de las formaciones militares.sino que. Antes de un combate. se procuraba que la mayoría de sus habitantes murieran en la piedra sacrificial y no en el campo de batalla. introducirlos entre las filas del propio ejército. Así. Y. La honda y el uso de piedras como proyectiles parece relacionarse a un bajo estatus social. se habla de provocar a los enemigos para que salieran de sus pueblos –ya sea a través de agresiones simbólicas o reales. Hay guerras cuya finalidad esencial parece ser el simple intercambio de prisioneros. del poder político y de la clase cazadora-guerrera. La lanza figura Guerra. las armas mencionadas tenían un valor simbólico diferencial. Sin embargo. las estrategias seguidas y los fines perseguidos se articulan bajo la lógica del intercambio predatorio de fuerzas vitales. pero sabemos que. La porra se vinculaba al sacrificio. hemos visto que los cautivos no sólo servían de alimento a los dioses tutelares –sobre todo. Incluso se mencionan estrategias –como las celadas y las entradas.y así. se suponía el almacenamiento de cierta vitalidad utilizable en beneficio de la comunidad. observamos que los guerreros estaban agrupados por barrios siguiendo una suerte de esquema cósmico en el que cada uno de ellos se ubicaba en el sitio que correspondía a su dios patrono. El arco es emblema del estatus de chichimeca-uacúsecha. se hacían ofrendas tanto a los dioses como a los señores enemigos para pedirles que les permitieran tomar cautivos sacrificiales. Por último. conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos 42 TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos como atributo de sacerdotes y ―hombres valientes‖. no se trata sólo de un estado militarista con utensilios de la edad de piedra sino de toda una forma de concebir la guerra en la que tanto el tipo de armas. solían saquear a los pueblos derrotados.cuya finalidad no parece ser otra que la obtención de víctimas. A esto se suma que. y se describen ataques simultáneos por varios flancos a un mismo poblado. la carne y la sangre. a ello se suma que estos podían ser una ofrenda para los dioses. como muchos otros ejércitos del mundo.

conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos 48 TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos Figura 6 49 Figura 7 Guerra. conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos 44 TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos Figura 2 45 Figura 3 Guerra.Figura 1 Guerra. conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos 46 TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos Figura 4 47 Figura 5 Guerra. conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos 52 . conquista y técnicas de combate entre los antigüos tarascos 50 TZINTZUN • Revista de Estudios Históricos Figura 8 51 Figura 9 Guerra.

básicamente en las poblaciones de Acámbaro y Yuriria. Un ejemplo de la diversidad artística de las culturas mesoamericanas en los períodos históricos enmarcados. lo constituye la plástica de Chupícuaro que produjo gran cantidad de vasijas y figurillas de fino acabado y decoración. las artes gráficas.).[5] A pesar de que la cerámica es una pequeña muestra para identificar y reconocer una cultura. El asentamiento del poblado del Chupícuaro en Guanajuato se encuentra realmente en las inmediaciones de Acámbaro . En los museos nacionales como el de Antropología de la Ciudad de México. se puede considerar que la región abajeña. las pinturas murales. metalistería y tejidos). Habitualmente se ha determinado una segmentación cronológica aproximada de tres períodos u horizontes que comprenden las fases más importantes: el Preclásico Tardío (400 – 100 a. en especial en los territorios que hoy conforman el municipio de Pénjamo y en los asentamientos que encuentran los españoles en su arribo a la región. – 300 d. suscitó la paulatina desaparición de auténticas obras artísticas de dicha civilización. Monterrey.[6] Es compartido en comunidades académicas extranjeras.000 años. pero todas expresan una misma actitud fundamental. Guadalajara y museos extranjeros.C. resulta muy importante.La cultura iconográfica de chupicuaro Resumen.C. Durante un esplendoroso período que cubrió aproximadamente 3.[3] asimismo. Recreación de elementos iconográficos contenidos en la cerámica Chupícuaro para su aplicación en el diseño actual a partir del empleo de métodos tradicionales y nuevas tecnologías como herramientas. reconocida por los especialistas y el público en general. que actualmente constituyen el invaluable tesoro cultural del pueblo de México. los diversos pueblos y culturas que habitaron el territorio actual de la República Mexicana desarrollaron tradiciones con un carácter propio.). hoy cubierto por la Presa Solís cerca de Acámbaro. la confusión de que Chupícuaro sea de Michoacán por llevar este calificativo un asentamiento situado en los márgenes del Lago de Pátzcuaro. gracias a lo cual se le considera una de las más bellas de México y del mundo. diseño y decoración que implican tradiciones e ideologías específicas. en los últimos años se ha rescatado una considerable cantidad de vasijas y otros objetos de cerámica de gran valor artístico. se encuentran llegados de la zona occidental mesoamericana los Tarascos o Purépechas entre otros grupos de origen Yuto-Azteca. Crearon obras artísticas. tales como: Museo de Antropología de Barcelona. El Estado de Guanajuato se ubica en el centro de la región mesoamericana. Otomí y Tolteca.C. tanto por su indestructibilidad a través del tiempo como por su manufactura. los de Acámbaro. En esta zona conviven las naciones trashumantes Chichimeca procedentes del norte. Guanajuato. cuyo nombre significa “el lugar donde el c ielo es más azul”. (códices) y las artes decorativas (cerámica. el de la Alhóndiga de Granaditas en Guanajuato. proviene del aporte de las distintas culturas prehispánicas que presentan variaciones en los detalles. No obstante.C. la escultura.[2] Probablemente. la influencia artística del Guanajuato de hoy. lo cual.[1] Los aspectos más sobresalientes del desarrollo artístico precortesiano se encuentran en la arquitectura.) y el Clásico (200/300 y 900 d. El impacto causado por la llegada de Hernán Cortés a los territorios mexicanos provocaron de forma general una recesión en la evolución de las manifestaciones artísticas del período posclásico mexicano. Morelia. su propio leguaje artístico y un idioma plástico con un repertorio formal. La vida sedentaria comenzó en Chupícuaro donde se desarrolló una nueva cultura que intercambió algunos elementos artísticos de los pueblos de Mesoamérica. Museo de Antropología de Madrid y el Fied Museum de Chicago (sólo por mencionar algunos) se exhiben abundantes piezas de este arte cerámico.[4] Después de las incursiones de Nuño de Guzmán a dichos territorios. inicia su colonización en 1530. el Preclásico Terminal (100 a. quizás. La cultura Chupícuaro toma su nombre del sitio localizado cerca de río Lerma. donde ya existe un desarrollo demográfico bastante representativo. y propiamente lo que hoy integra el presente territorio de Guanajuato.

Las diversas formas de expresión artística. muestra un desarrollo de tipos. esta civilización. Los Morales y Coroneo. Un ejemplo significativo se encuentra en los sitios arqueológicos de Plazuelas. collares y colgantes de concha. Cañada de la Virgen. negro y otras tonalidades. base de los desarrollos cerámicos posteriores. En tal latitud. Pénjamo. rojo. de tal manera. servían para los intercambios comerciales y para colocarlos como ofrenda a los muertos. las piezas polícromas en colores crema. se observa la predilección por vasijas que tienen una calidad constante y adoptan tipos variados que generalmente presentan formas globulares o hemisféricas. instrumentos musicales. la orfebrería.como se ha especificado con anterioridad.[11] que se repiten y varían ligeramente en torno a 12 temas básicos que son:[12] . La cerámica. Dolores Villatoro. la alfarería y los tejidos alcanzaron un alto grado de creatividad.[9] Según la investigadora sobre el arte cerámico de Chupícuaro. llamada Occidente de México. entre otras manifestaciones artísticas desarrolladas por sus habitantes. donde se llevaron a cabo numerosas excavaciones. San Miguel Allende. Jerécuaro. Comonfort. entre los que hay: metates y molcajetes de piedra. De tal manera. corresponde a los períodos preclásico superior y principios del clásico. En el territorio de Guanajuato. y la mayoría pusieron al descubierto áreas de inhumaciones. caras. representativa de la cultura Chupícuaro. vasijas miniatura y orejeras de arcilla. cabezas. se hacía con fines domésticos. en los cuales la cerámica.[7] La cultura Chupícuaro es de gran importancia en la subregión mesoamericana. en cuyas excavaciones se han encontrado vasijas y otros implementos dentro de la arquitectura monumental en los que se pueden apreciar rasgos representativos ésta cultura. Peralta y el Cóporo. o bien elementos compuestos con líneas curvas. estas formas se pueden encontrar en extraordinarios ejemplos en objetos disímiles de la cultura Chupícuaro: vasijas antropomorfas que representan partes del cuerpo humano.[10] los diseños decorativos que aparecen sobre las piezas son combinaciones geométricas. en el cual se desarrolló una producción de piezas de cerámica caracterizadas por su belleza y fina tecnología. visto como conjunto es alegre y exuberante. han sido recuperadas cantidades de esta cerámica. Referente a las ofrendas funerarias de Chupícuaro la arqueóloga Dolores Flores Villatoro señala: Chupícuaro es uno de los sitios arqueológicos del Occidente de México.[8] En el arte funerario de esta época temprana. El arte Chupícuaro. piernas y pies. existen otros asentamientos importantes de tradición Chupícuaro en Yuriria. adornos e implementos de hueso. La cerámica tradicional de la cultura Chupícuaro. lo más importante de esta cultura es la trascendencia en el uso de espacios y rituales funerarios. además de otros materiales. combinando técnicas como el modelado y la pintura para dar un efecto realista. entre los más importantes. se rescataron cerca de 400 entierros donde se hallaron ofrendas que comprenden aproximadamente 1300 vasijas y mil figurillas. La misma. incluso de otras regiones. comerciales y ceremoniales. que a la larga. influyeron en la región de forma trascendental. puntas de proyectil y navajas de obsidiana. con una amplia distribución en varios estados y evidentes influencias en el Altiplano Central. llega a desarrollar un oficio de expresividad vigorosa con una sensibilidad estilística muy marcada y personal. fueron utilizadas por las sociedades antiguas del centro norte del actual Estado de Guanajuato.

edredones. cortinas.Los dibujos presentan una perfecta armonía. moda. tapicería). La herencia cultural iconográfica aportada en los centros económicos y de especialización artística correspondientes a los períodos preclásico superior y principios del clásico precortesianos momentos en que se evidencia el surgimiento. Textil. empaques. son proporcionados y parecen ser una abstracción de los motivos textiles. la forma. identidad corporativa. desarrollo y florecimiento de la cultura Chupícuaro en el Estado de Guanajuato. Arte y Diseño de la Universidad de Guanajuato a partir de las figuras geométricas antes descritas por la autora para la asignatura de Diseño Básico Bidimensional. representa una opción para dotar al diseño mexicano de una identidad propia. La cultura Chupícuaro no es exclusiva del desarrollo local. el color y la tipografía a utilizar. entre otros. escenografía. actual Departamento de Diseño de la División de Arquitectura. Varios museos del mundo la muestran por ser la más antigua cerámica expresiva de complejos desarrollos culturales. Industrial. acabados interiores. Es indispensable agrupar un conjunto de técnicas necesarias para elaborar un modelo singular de una determinada información visual. software. de Interiores. Los siguientes ejemplos fueron recreados por los alumnos de la Licenciatura en Diseño Gráfico Generación 2007 de la Escuela de Diseño. Hindú y China. comprensibles y persuasivos para la fácil y completa percepción de su mensaje. es decir. textiles (sábanas. para su posible aplicación en productos como papel (papel tapiz. tapetes). al objeto de dotarlas de la mayor cantidad posible de atributos eficaces. entre otras. tabletas gráficas. escáner. Estas formas de expresión pudieran hoy figurar sucesivamente en la actividad creativa de las diferentes ramas del diseño: Gráfico. Griega. entre muchas otras opciones. de Modas y Escenográfico. Las formas de expresión de la cultura Chupícuaro son susceptibles de aplicar en el diseño contemporáneo. auxiliándonos de los procedimientos que nos brindan las técnicas tradicionales y su recreación a partir del uso de las nuevas tecnologías como la computadora. etiquetas. su carácter universal la integra a la más común representación humana de todas las sociedades antiguas como: la Egipcia. plásticos (cortinas de baño. papel de regalo). . sobrecamas.

.

Carlos – FOURNIER. Beatriz: “Ambiente y cultura lacustres en la historia del alto Lerma mexiquense”. en Anales del Museo Nacional de México. Gabriela – CÁRDENAS GARCÍA. Lourdes: Cerámica de Guanajuato. en Etnografía de México. Universidad Nacional Autónoma de México. México. 1998. I. Rana.mx BIBLIOGRAFÍA. BRANIFF. 2004. 1957. México: Instituto Nacional de Antropología e Historia. BRANIFF C. ALBORES ZARATE. Chavero. _____________: _____________: CÁRDENAS Morales. Patricia – MONDRAGÓN. 2008. Síntesis monográfica. ALVA IXTLILXÓCHITL. Peralta. C. Peralta y Cóporo. México. tradición tradición En: Arqueología Mexicana.ugto. Guanajuato y la tradición Chupícuaro. Obras Históricas. Arqueológicas en Guanajuato. Beatriz: Morales. Publicadas por A. 2002. GARCÍA. 1999. México: Ediciones La CARRASCO PIZANA. En: Los estudios del agua en la cuenca Lerma-Chapala Santiago. Efraín – TORREBLANCA PADILLA. CASTAÑEDA LÓPEZ. Instituto Nacional de Antropología e Historia. Roberto de la: "Los chichimeca-jonaz". t. Universidad de Guadalajara. Fernando de. Pedro: Los otomíes: cultura e historia prehispánica de los pueblos mesoamericanos de habla otomiana. Beatriz: “Guanajuato Guanajuato Guanajuato Zonas en y y la la la Historia”. INAH. 1903 (1574). Chupícuaro. tomo I. Vol XVI – Núm. CERDA. Carlos Alberto: Zonas Arqueológicas en Guanajuato. Segunda Época. Cañadas de la Virgen. Dra. Imprenta del Museo Nacional. 2002. 1979. Profesor Universidad María de Isabel la de Jesús Escuela Téllez de García Diseño Guanajuato de tellez@quijote. Gonzalo de las: "Guerra de los Chichimecas". Historia Chichimeca. México. México. México: México: Colección Colección científica científica INAH. Relaciones. México: FONAPAS.Cada uno de estos ejemplos puede ofrecer posibilidades variadas y de usos múltiples en los diferentes campos de la industria del diseño. El Colegio de Michoacán. Morales. 2007.. Efraín. 1891-2. 1998. . CASAS. tolteca. Cuatro casos: Plazuelas. del del 92.. CASTAÑEDA. México: Ediciones La Rana. Carlos – ZEPEDA GARCÍA MORENO. t. II.

2005. FLORES MORALES. “La casa de los trece cielos”. 2007. 1998. _____________: Ofrendas funerarias de Chupícuaro. Guanajuato: Universidad de Guanajuato. 24-27. pp. pp. 92. 27. Ana María: “Cerámicas de tradición Chupícuaro en el centro norte: sus características hacia el final del Formativo”. Allende. pp. 20. 12. FLORES VILLATORO. Período precolombino y siglos XVI al XX. Instituto Nacional de Antropología e Historia. Allende. Carlos – FOURNIER. 2008. véase: CASTAÑEDA. FLORES MORALES. Juan Carlos – FLORES. y la tradición Chupícuaro. ZEPEDA GARCÍA MORENO. En: Arqueología Mexicana. México: Instituto Nacional de Antropología e Historia. 56-59. Efraín. 36-43. 11. Lourdes: Cerámica de Guanajuato. 92. En: Arqueología Mexicana. Guanajuato. Vol.): La colección de Natalie Wood de cerámica precolombina de Chupícuaro. Además sobre el tema consúltese: DARRAS. Patricia – MONDRAGÓN. Vol. México: Instituto Nacional de Antropología e Historia. CÁRDENAS GARCÍA. véase: BRANIFF. 73. pp. Gabriela: “Cañada de la Virgen. 73. En: Beatriz Leonor Merino Carrión – Ángel García Cook (Coordinadores): La producción alfarera en el México antiguo II. Vol. pp. 92. Septiembre/Octubre.DARRAS. Beatriz: “Guanajuato en la Historia”. C. En: Arqueología Mexicana.. En: Beatriz Leonor Merino Carrión – Ángel García Cook (Coordinadores): La producción alfarera en el México antiguo I. En: Beatriz Leonor Merino Carrión – Ángel García Cook (Coordinadores): La producción alfarera en el México antiguo I. pp. [8] FLORES. Jorge Isauro: Historia Demográfica de Guanajuato. México. México: Ediciones La Rana. [11] Estas combinaciones pueden variar en colores y empleo de formas geométricas de acuerdo a la influencia Chupícuaro en los diversos sitios arqueológicos del Estado de Guanajuato. 2008. 2008. 1997. Juan Carlos: “Cerámica del Bajío Guanajuatense durante el clásico”. FRIERMAN (Ed. México: Instituto Nacional de Antropología e Historia. “La casa de los trece cielos”. 1997. [4] Véase: RIONDA RAMÍREZ. NALDA. Guanajuato. < Anterior Siguiente > . Vol. En: México en el tiempo. 92. XVI – Núm.. Dolores: “El arte cerámico de Chupícuaro”. En: México en el tiempo. México: Instituto Nacional de Antropología e Historia. Guanajuato: Universidad de Guanajuato. [5] Un estudio sobre la arqueología en Guanajuato. XVI – Núm. Dolores: “El arte cerámico de Chupícuaro”. Carlos – ZEPEDA GARCÍA MORENO. Vol. En: Arqueología Mexicana. Guanajuato. SAINT-CHARLES. Brigitte: “La cerámica de la cultura Chupícuaro”. 64-69. Luz María – SAINT-CHARLES ZETINA. Enrique: “Arqueología de Guanajuato. 2008. RIONDA RAMÍREZ. Dolores: Ofrendas funerarias de Chupícuaro. 92. México: Instituto Nacional de Antropología e Historia. XVI – Núm. 2003. Guanajuato. [12] Estas muestras fueron elaboradas por la Profesora Isabel Téllez a partir de piezas. Dolores: Ofrendas funerarias de Chupícuaro. México: Instituto Nacional de Antropología e Historia. Peralta. Vol. Cuatro casos: Plazuelas.cit. 687-709. Trabajos recientes”. [9] SAINT-CHARLES. 2006. 1992. 2005. XIII – Núm. Luz María – CRESPO. 1992. BRANIFF C. Índice de Citas [1] “Guanajuato: historia y arqueología”. Op. [2] Confróntese: FLORES VILLATORO. Luz María – SAINT-CHARLES ZETINA. Juan Carlos: “Cerámica del Bajío Guanajuatense durante el clásico”. XIII – Núm. 361-391. Para ampliar información al respecto. [10] FLORES VILLATORO. Vol. Núm. XVI – Núm. Vol. [6] Acerca de los asentamientos de la cultura Chupícuaro y su ubicación territorial en el actual Estado de Guanajuato. Vèronique – FAUGÈRE. Efraín – TORREBLANCA PADILLA. México: Instituto Nacional de Antropología e Historia. Los Ángeles: Universidad de California. [3] Para ampliar sobre algunos rasgos de la cultura Chupícuaro. En: Arqueología Mexicana. 2002. Gabriela – CÁRDENAS GARCÍA. En: Beatriz Leonor Merino Carrión – Ángel García Cook (Coordinadores): La producción alfarera en el México antiguo II. 92. Peralta y Cóporo. Gabriela: “Cañada de la Virgen. pp. Enrique: “Arqueología de Guanajuato. 2008.. 2003. vasijas y figuras originales Chupícuaro procedentes del Museo de la Alhóndiga de Granaditas y del Museo de Acámbaro. Vèronique – FAUGÈRE. En: Arqueología Mexicana. Núm. Beatriz: Morales. XVI – Núm. ZEPEDA GARCÍA MORENO. Jorge Isauro: Historia Demográfica de Guanajuato. México: Ediciones La Rana. Ana María: “Cerámicas de tradición Chupícuaro en el centro norte: sus características hacia el final del Formativo”. Zonas Arqueológicas en Guanajuato. Juan Carlos – FLORES.. Op. [7] Verifíquese en: CASTAÑEDA LÓPEZ. Trabajos recientes”. 29-35. Beatriz: Morales. Guanajuato. XVI – Núm. confróntese: BRANIFF C. Período precolombino y siglos XVI al XX. México. Dolores: “El arte cerámico de Chupícuaro”. 20. 2005. FLORES. Cañadas de la Virgen. Septiembre/Octubre. lo constituye: NALDA. Carlos Alberto: Zonas Arqueológicas en Guanajuato. Guanajuato. 2006. Guanajuato. pp. Brigitte: “La cerámica de la cultura Chupícuaro”.cit. 72-78. pp. 1998. México: Instituto Nacional de Antropología e Historia. 2008. p. 2005. Luz María – CRESPO. En: Arqueología Mexicana. En: Arqueología Mexicana. 1969. Guanajuato y la tradición Chupícuaro. 2004.

Sitios arqueológicos de la cultura purhepecha (Debe estar Registrado(a) para poder ver este enlace) Tzintzuntzan es la primera de las zonas arqueológicas con que cuenta nuestro estado de Michoacán. Para llegar al sitio se toma la carretera número 15 rumbo a Guadalajara. según lo documenta Efraín Cárdenas. En Quiroga se dirige por la desviación a Pátzcuaro. Los materiales arqueológicos indican que Huandacareo es un asentamiento P'urhépecha. considerando por este hecho que éste es la frontera entre los Aztecas y los P'urhépechas. El doctor Román Piña Chan fue el encargado de atenderla y percatarse de la importancia del sitio. Su arquitectura es muy especial. Este sitio fue descubierto en 1963 como resultado de una denuncia de saqueo de piezas arqueológicas que presentaron los miembros de la comunidad al INAH. Además de los restos arqueológicos.. que son construcciones de planta mixta. como "La relación de Michoacán". y significa «Lugar de colibrí». y a la salida de este poblado se encuentra el camino a este sitio arqueológico. Xiqungare y Tanganxoán partieron de Pátzcuaro a conquistar Cuitzeo. es decir. ésta pasa por Tzintzuntzan. En esta fuente se asegura que 300 años antes de la conquista Europea un triunvirato formado por los dirigentes Xiripan. pasando la población de San Felipe los Alzati. según lo señala la arqueóloga Angelina Macías. Para llegar se accede por la carretera federal número 15 MéxicoGuadalajara-Nogales. políticos y económicos. debido. a un kilómetro aproximadamente está la desviación a al zona arqueológica.C. (Debe estar Registrado(a) para poder ver este enlace) La zona arqueológica de San Felipe de los Alzati se localiza en el municipio de Zitácuaro al oriente del estado de Michoacán. accediendo por la carretera Morelia-Cuitzeo-Huandacareo. El nombre de esta zona significa «Lugar de oradores o de predicación». a unos doce kilómetros se toma la desviación que va a Zirahuato. (Debe estar Registrado(a) para poder ver este enlace) Huandacareo es una Zona Arqueológica que se ubica a 60 kilómetros de la ciudad de Morelia. principalmente. cuando los P'urhépechas dominaron una gran porción del estado de Michoacán y regiones adyacentes. en los recientes trabajos efectuados en la zona los materiales cerámicos obtenidos cuentan con características similares a los de otras áreas culturales con mayor antigüedad. sin embargo. sobre una gran plataforma. Es uno de los más importantes para la investigación histórica del país. por lo que podría ser un sitio desde donde se tuviera el control . ya que junto con Pátzcuaro e Ihuatzio fue la capital del imperio P'urhépecha y los lugares donde se concentró el poder económico y político de la región. en el que se fundaron varios centros religiosos. por lo que su función primordial sería la defensa de un territorio. se cuenta con varios documentos del siglo XVI. La grandeza de Tzintzuntzan se remonta a los años comprendidos entre 1200 a 1521 DC. De acuerdo con los arqueólogos que han explorado el lugar se le data del 1200 a 1500 D. que narra algunos episodios notables de la historia de la Cultura P'urhépecha. con formas rectangulares y circulares. lo que concuerda con los datos aportados por "La relación de Michoacán". a la presencia de las estructuras llamadas yácatas.

Se encuentra a 30 kilómetros de la ciudad de Morelia. A Ihuatzio se llega por la carretera federal número 15. y luego la ocupación por la Cultura P'urhépecha. (Debe estar Registrado(a) para poder ver este enlace) Tres Cerritos. Araró y Zinapécuaro forman parte del grupo de pueblos precolombinos asentados en torno a la laguna de Cuitzeo. Las investigaciones realizadas ahí han permitido conocer nuevos aspectos de la historia michoacana. partiendo de Morelia y la cual va a Guadalajara. En estas ruinas hay evidencias arqueológicas de dos periodos de ocupación prehispánica. El parecido del juego de pelota de Tingambato con los de los sitios arqueológicos de Tula y Xochicalco refuerzan la teoría de que este asentamiento surgió a la caída de Teotihuacán. en la ladera del Cerro Tariaqueri. A la fecha ha sido explorada y visitada una parte mínima del sitio. y se llega a ella por la carrera Morelia-Cuitzeo-Salamanca. plazas y adoratorios. se encuentra la carretera que lleva al poblado de Ihuatzio y al sitio arqueológico. 35 kilómetros al oeste de Pátzcuaro. Sobre ésta. mismas que son parte de su conjunto arquitectónico compuesto por un basamento para templo. Se ubica al asentamiento entre el año 200 y 900 de nuestra era. al pasar Quiroga se toma la desviación a Pátzcuaro. junto con Queréndaro. (Debe estar Registrado(a) para poder ver este enlace) La zona arqueológica de Ihuatzio está ubicada hacia el oriente de la cuenca del Lago de Pátzcuaro. . el primero. ésta corresponde al área religiosa y civil de la población. quien liberó las tres estructuras sobresalientes del sitio. Esta zona arqueológica se localiza en el municipio de Cuitzeo del Porvenir. plataformas. corresponde a grupos de habla Náhuatl. y para acceder a ella se toma la carretera "libre" México-Morelia-Uruapan. (Debe estar Registrado(a) para poder ver este enlace) Tingambato es otra de las zonas arqueológicas de Michoacán y se ubica en la población de Santiago. Entre las más antiguas construcciones se detectó el uso de talud y tablero por igual característico de Teotihuacán. ubicado tentativamente entre 900 y 1200 DC. En su conjunto tales vestigios son prueba de la importante población humana y animal que aquí vivió durante siglos. Las etapas de ocupación más características y antiguas pertenecen al llamado horizonte clásico tardío (siglos VI a IX).de paso para grupos de mercaderes y garantizar el comercio de productos del centro de México hacia occidente y viceversa. La zona comenzó a explorarse en 1984 por la arqueóloga Angelina Macías. Huandacareo. ya que se trata de un sitio anterior a los fundados por el pueblo P'urhépecha. El asentamiento prehispánico cubre totalmente una meseta de baja altura y guardaba una posición estratégica respecto a los sitios dominantes del extremo poniente del lago y a otros. según lo marca el arqueólogo Efraín Cárdenas. Es uno de los sitios representativos de la etapa anterior al apogeo de los P'urhépechas y es notable la presencia de influencia Teotihuacána. en donde existen restos de megafauna pleistocénica. como Tzintzuntzan. en el kilómetro 14. El nombre de este sitio proviene de lengua P'urhépecha y significa «Cerro de clima templado». Tingambato.

Nos dice Filiberto Vargas que el origen de los P'urhépecha no se ha dilucidado válidamente. con el Sr. consideran válida la afirmación de que los P'urhépecha llegaron del Sur. documento del siglo XVI. que. de los Aymaras. por la semejanza de algunos vocablos y objetos de cerámica. pasando por lo que se llama la ruta del Pacífico (López Portillo). Nicolás León.Según la Relación de Michoacán. Los P'urhépecha (P'urhépechecha . otros aceptan la afirmación del Sr. Algunos de los . tic. otros que vinieron directamente desde Alaska (del rumbo de los patos que ahora visitan el lago). según el lienzo de Jucutacato provienen de Veracruz. Todavía hay quienes. La leyenda dice que en su peregrinar se detuvieron cuando vieron cuatro piedras junto al lago Pátzcuaro y se dijeron: Aquí es donde nuestros dioses nos pidieron asentarnos. Dr. Unos afirman que descienden de la tribu Náhuatl y que vinieron de Aztlán. por el Norte (Baumont). pasó a Tzintzuntzan donde se mantuvo hasta la conquista española. Eduardo Ruiz. el poder no duró mucho tiempo en Ihuatzio.P'urhécha): Se considera que los P'urhépecha se establecieron en la región en los inicios del siglo XIII.

pero los P'urhépecha doblaban en guerreros a las tropas Aztecas (40. estuvieron luchando y los P'urhépecha no retrocedieron ni un centímetro. Al parecer. pero siempre con resultados negativos y a veces nefastos. y en ella cayeron muchos nobles Mexicas así como caballeros águilas. La derrota Azteca fue contundente y solamente consiguieron regresar a MéxicoTenochtitlan cerca de 1000 soldados. quienes conquistaron la ciudad de Xiquipilco. como si fueran las de sus pueblos Aymaras.compañeros del Perú. Durante todo un día en Charo.000). tienen rasgos culturales comunes pero con diferencias notables. Fueron enemigos acérrimos de los Aztecas. Los P'urhépechas hablan una lengua ajena por completo a los demás pueblos de Mesoamérica. los cuales intentaron repetidamente conquistar el imperio P'urhépecha. como en la derrota afligida por los P'urhépecha a los Aztecas en el año 1478 en la localidad de Charo. a petición del Tlatoani de Toluca. La campaña militar comenzó bien para los Aztecas.000 soldados frente a cerca de 20. nos dicen entender algunas palabras P'urhépechas.. los Aztecas decidieron atacar el imperio P'urhépecha.. escapando de manera vergonzosa y siendo estos perseguidos por los P'urhépecha hasta Toluca. El tlatoani Mexica Axayácatl nunca pudo levantar . De las difrencias destaca el grado de avance que tuvieron en la metalurgia (sobre todo del cobre y el bronce) o la utilización de pipas fabricadas con cerámica.

--:: Datos e información en parte por CONACULTA. En 1522. Posteriormente cuando los Aztecas estaban siendo asediados por las tropas de Cortés. mandaron un mensaje desesperado al rey P'urhépecha para que los socorriera. INAH y fotos desde la WEB ::-- .cabeza tras esta humillante derrota. propiciando la derrota Azteca y poco después la conquista también por parte de los Españoles de la totalidad del Imperio P'urhépecha. le negó la ayuda. pero temiéndose éste que se trataba de una artimaña. los Españoles conquistaron finalmente la ciudad de Tzintzuntzan y con ella el Imperio P'urhépecha.

. anápu.Santa Fe de la Laguna. México. 04:20 PM Sitios Arqueológicos de la Cultura P'urhépecha Sitio arqueológico de Tzintzuntzan. Michoacán. USA .Tatá Javie Erójpiti Registrado: Febrero 2008 Ubicación: Estado de Kentucky. 21 Septiembre 2009. Mensajes: 1333 Mi Nombre Completo: Javier Mellápeti Cuiriz Desconectado Perfil Mensaje privado Sitio web Dirección AIM MSN Messenger Skype Gracias por tukuru (11 Abril) el tema tan útil. Tatá Javie: Responder citando Descargar mensaje Re: Los Sitios Arqueológicos de la Cultura Purhépecha #2 Tatá Javie Lunes.

Su localización en la ladera del cerro Yahuarato permitía el dominio visual de gran parte de la cuenca y su protección por el costado sureste estaba asegurada por el propio cerro. donde los purépechas tenían un importante centro de poder . Desde ahí se controlaban la vida política. Se menciona que Tzintzuntzan tenía un embarcadero desde donde se desplazaban a poblaciones localizadas al norte del lago para de ahí dirigirse hacia otras regiones como la ciénega de Zacapu. ubicada en el corazón de la cuenca del lago de Pátzcuaro. Las vías de comunicación desde esta capital eran tanto terrestres (mediante una gran cantidad de senderos a través de la cuenca) como acuáticas (a través del lago de Pátzcuaro). económica y religiosa. fue la última gran capital del imperio P'urhépecha.Tzintzuntzan significa "Lugar de colibríes" en lengua P'urhépecha. Tzintzuntzan.

también se extendieron hacia el Bajío guanajuatense y pequeñas porciones de Guerrero y Jalisco. entre otros. . de donde se obtenían recursos importantes como la sal y el cobre respectivamente. incluyendo la región de la costa y la tierra caliente.La hegemonía purépecha logró extenderse a una amplia porción del Occidente de Mesoamérica: casi a la totalidad del estado de Michoacán.

HISTORIA DEL SITIO Se pueden constatar dos períodos de ocupación del sitio a partir de las estructuras arquitectónicas: una gran nivelación artificial de la ladera del cerro sobre la que se encuentran los edificios visibles en la actualidad y los edificios conocidos como yácatas. La mayor parte de la información sobre la fundación prehispánica de Tzintzuntzan se halla en un .

durante el período posclásico. En ese documento se narra cómo al llegar los purépechas a la cuenca del lago de Pátzcuaro establecieron alianzas estratégicas con los antiguos pobladores de las islas y de tierra firme. se infiere que el crecimiento de Tzintzuntzan pudo deberse a razones político-religiosas. A partir de la lectura de los documentos históricos. teniendo como sede la ciudad de Tzintzuntzan. Después se consolidaron como grupo hegemónico. a finales de la década de los 30. Como fecha de fundación de la ciudad se menciona el año de 1450. ya que se trataba de una ciudad administrativa. es decir. Las investigaciones arqueológicas inician en la región desde fines del siglo XX. La zona fue abierta al público al finalizar los primeros trabajos de restauración y consolidación.documento del siglo XVI llamado "Relación de las ceremonias y ritos y población y gobierno de los indios de a provincia de Michoacán" del fraile Jerónimo de Alcalá. .

destacando las intervenciones que ocasionaron una gran destrucción. . También se construyó el museo de sitio que funciona como tal desde entonces.El antecedente mas antiguo de estudios arqueológicos en el sitio es el trabajo del doctor Nicolas León en 1888. En esa oportunidad se liberó y restauró la cara noreste de la gran plataforma. así como la esquina norte de la misma. cuando describió las características de los edificios y proporcionó una breve historia del sitio. La última temporada de exploraciones en Tzintzuntzan estuvo a cargo de Efraín Cárdenas en 1992. RECORRIDO Destacan Gran del DEL sitio lo SITIO: siguiente: plataforma.

En Tzintzuntzan tenemos 5 de ellos y aunque todos han sido intervenidos. . como puede observarse en el canal de drenaje localizado en el patio porticado. Responsable de la Zona: Encargado: Señor. Se puede llegar por la carretera federal número 120 Morelia-Pátzcuaro. uno de los edificios religiosos sin duda más interesantes de la época colonial en la zona. virando en la población de Quiroga hacia el sur. cuya planta combina el rectángulo con el semicírculo. reproducciones y sanitarios. descritas a continuación. El Palacio (o edificio B). Información: Redacción: Arqueóloga. son característicos de algunos sitios purépechas de los siglos XV y XVI. Estos edificios. Son los principales edificios de la zona y estaban dedicados a sus dioses.Nivelación artificial del cerro Yahuarato. Rafael Ignacio Quiroz En el sitio hay expendio de publicaciones. Es un espacio en el que se localizaron varios enterramientos y estuvo destinado al uso de la élite purépecha: el Cazonci y los Petámtuti (monarca y sacerdotes principales). Eugenia Fernández-Villanueva Medina. El acceso original al centro ceremonial se localizaba por el lado noroeste de la gran nivelación artificial y consistía en una serie de nivelaciones que formaban una especie de escalera con amplísimos peldaños. En él se manifiestan los conocimientos que los antiguos purépechas tenían sobre hidráulica. Cómo llegar: A 500 metros hacia el noreste del cementerio de la población del mismo nombre. al noreste del edificio. su sistema constructivo es único en Mesoamérica. tomando la desviación a Quiroga o bien por la antigua carretera Guadalajara-Morelia. Las yácatas (montón de piedras en lengua tarasca). Centro INAH Michoacán. Este elemento es visible aunque aún no se ha explorado ni restaurado. Desde este punto se tiene una visión amplia del poblado actual y del conjunto del monasterio franciscano. sobre la que se construyeron las principales estructuras del centro ceremonial. Rampa de acceso.

.00 pesos mexicanos de 9:00 a 18:00 horas.Horario todos los días Cuota de acceso: $30.

México. 21 Septiembre 2009.Tatá Javie Erójpiti Registrado: Febrero 2008 Ubicación: Estado de Kentucky. USA . Mensajes: 1333 Mi Nombre Completo: Javier Mellápeti Cuiriz Desconectado Perfil Mensaje privado Sitio web Dirección AIM MSN Messenger Skype Responder citando Descargar mensaje Re: Los Sitios Arqueológicos de la Cultura Purhépecha #3 Tatá Javie Lunes. anápu.Santa Fe de la Laguna. 04:20 PM Sitios Arqueológicos de la Cultura P'urhépecha Sitio arqueológico de Huandacareo. Michoacán. .

Por tal referencia se sabe que el lugar llegó a estar sojuzgado a la hegemonía tarasca. Estos a la vez han permitido visualizar la relación de este lugar con otras comunidades vecinas y con ciudades importantes como fue Teotihuacan. a pesar de la información que ofrecen a la antropología. Es así. que en el mismo sitio se encontraron objetos de temporalidad mayor. decorada al negativo o las pipas. pinzas o hechas que evidencia la presencia de diversas técnicas metalúrgicas aplicadas en ellos. pero también a cerca de la comunicación y transportación que han facilitado a los pueblos ribereños. "lugar de oradores" o "tribunal". Su nombre deriva del vocablo P'urhépecha): Uandákua el cual tiene diferentes significados entre ellos "lugar de juicios". estos nichos ecológicos entonces funcionaron para vincular a diversos grupos humanos dentro de las esenciales redes comerciales antiguas. Entre este material está no solamente la elegante alfarería tarasca típica. Dadas sus específicas condiciones naturales. En ellos existen testimonios sobre los productos alimenticios y artesanales que de allí se han podido obtener a lo largo de la historia. Una parte de la información histórica del lugar. La mayor parte de estas manufacturas tienen trayectorias más antiguas. proviene de La Relación de Michoacán. Importancia del sitio: Huandacareo es otro sitio en tono a la cuenca de Ciutzeo. Los estudios de este tipo de paleopaisajes son escasos en el país. sino también objetos de metal.Huandacareo (o Guandacareo). Sin contar la importancia que tuvieron hasta hace pocos años. como cascabeles. como refugio para los cientos de parvadas de aves que emigran hasta aquí para invernar y convertirse en alimento. Una zona culturalmente importante dentro de la región michoacana. fistoles. por las evidencias de explotación de recursos lacustres hechos desde la época prehispánica. Datos confirmados por medio de las excavaciones arqueológicas y los objetos rescatados entonces. desde por lo menos 300 años antes del arribo de los europeos. . ese imprescindible documento del siglo XVI ene l cual se hace referencia a esta comunidad indígena. muchos años antes del arribo tarasco. producto de tradiciones culturales milenarias.

y sobre todo en el control político y comercial en aquel tiempo. La parte explorada parece ser una parte del centro administrativo y religioso del lugar.. así como una construcción de planta mixta (rectangular y circular): . Con los trabajos hechos hasta el impacto real dentro de su historia. decapitados y desmembrados. cobre y oro. existen subestructuras y materiales que corresponden a épocas anteriores. es la importancia estratégica que para la estructura política y económica tarasca. Es oportuno señalar. por lo cual tuvieron que levantarse terrazas con muros frontales de contención. entre estos lajas para la construcción. Se erigió sobre la loma de pendiente suave. la mayoría con huellas de haber sido sacrificados. reconocidos como "El Templo". Y aunado a este tipo de materiales se encontró también lapidaria trabajada en piedras verdes. o puntas de proyectil y ornamentos de obsidiana de diferentes yacimientos. las pertenecientes a la fundación de este centro. su importancia estratégica dentro de las vías de comunicación. la construcción de grandes cistas de cajón dedicadas para alojar los restos mortuorios de gente socialmente connotada. pudo mantener este sitio en el control de los pueblos dependientes a su régimen. Asimismo tales nivelaciones obligaron a diseñar y construir canales de desagüe. en contraposición con múltiples entierros hechos directamente en el suelo. Lo que si es factible argumentar a partir de uno de los sentidos o significados de su nombre: "Tribunal". así como conchas y caracoles marinos procedentes del Océano Pacífico. Estos últimos localizados en la parte frontal de uno de los edificios principales.En las ofrendas y la arquitectura local se localizaron elementos y objetos en diversas materias primas exógenas. Lo cual confirma la antigüedad del lugar. para poder nivelar el terreno y erigir las construcciones sobre de ellas. Historia del sitio: Aún cuando todo parece indicar que es a partir del siglo XII d. se consigue dar al lugar su máximo realce y se levanta la mayor parte de las construcciones visibles. Es notoria la ubicación de un patio hundido. turquesa.C.

edificaciones ambas que son ejemplo de dos tradiciones arquitectónicas. .00 estacionamiento. Entrada gratuita los domingos y días festivos. Cómo llegar: Se encuentra a 60 kilómetros de la ciudad de Morelia.una yácata. Los restos de la zona habitacional están debajo de las casas de la población actual. de cuyas publicaciones se adoptó está información. de dos grupos culturales y de dos diversas distribuciones temporales y espaciales. Se utilizó piedra de cantera regional blanca o rosa. Está a dos kilómetros al noroeste del centro de la población actual. Información: Asistencia Precio de de visitas entrada guiadas $ y 24. Sin embargo. pegada con lodo y aún pueden observarse restos de aplanados hechos con lodo pulido. Recorrido: Son notorias las estructuras conocidas como la plaza hundida. Michoacán y se puede llegar a él por la carretera Morelia-Ciutzeo-Huandacareo. Asunto que en todo caso falta por confirmarse. Localmente este lugar es más conocido como: "La Nopalera". Este centro se comenzó a explorar desde 1977. así como a menores de 12 años. el Montículo 1 y 2 en su Templo y el "patio de la tumba". tanto por sus respectivas ubicaciones dentro del conjunto. ancianos. que es cabecera del municipio del mismo nombre. quizá lo más sobresaliente del lugar es su ubicación física y estratégica frente a la alguna de Cuitzeo. Estuvo a cargo de los trabajos la arqueóloga Angelina Macías. hasta 1980 que fue abierto al público. pesos. endurecido con fuego. como por los sistemas constructivos empleados en ellos.

Mensajes: 1333 . USA . Arturo Oliveros. RESPONSABLE DE LA ZONA: María Lilia Chávez Toledo. Tatá Javie Erójpiti Registrado: Febrero 2008 Ubicación: Estado de Kentucky. 18:00 horas. anápu.Santa Fe de la Laguna.profesores Días de y visita de estudiantes lunes a nacionales domingo de con 10:00 a credencial. REDACCIÓN: Arqueólogo: J.

México. Importancia del sitio: Tomando en consideración la ubicación del sitio en la vertiente sur del cerro Zirahuato. 04:21 PM Sitios Arqueológicos de la Cultura P'urhépecha Sitio arqueológico de San Felipe de los Alzati.Mi Nombre Completo: Javier Mellápeti Cuiriz Desconectado Perfil Mensaje privado Sitio web Dirección AIM MSN Messenger Skype Responder citando Descargar mensaje Re: Los Sitios Arqueológicos de la Cultura Purhépecha #4 Tatá Javie Lunes. 21 Septiembre 2009. vía Toluca como de los que . se supone que desempeñaba una función estratégica para la vigilancia del paso de grupos provenientes tanto del Centro de México. desde la que se domina el valle de Zitácuaro. Michoacán.

el doctor Román Piña Chan fue el encargado de atenderla y al percatarse de la importante del sitio. C. así como las dimensiones monumentales de sus estructuras nos permiten clasificarlo como un lugar de gran jerarquía. No obstante es hasta 1973 en que el arqueólogo Otto Schöndube Baumbach realiza la primera temporada de exploraciones. por esta zona el conjunto principal de estructuras desplanta sobre una eminencia natural del terreno. Historia del sitio: Como se menciona arriba la ubicación del sitio. considerando por este hecho. así . los materiales cerámicos obtenidos cuentan con características similares a los de otras áreas culturales con mayor antigüedad. designó dos custodios para su vigilancia. por lo que podría ser un sitio desde donde se tuviera el control de paso para grupos de mercaderes y garantizar el comercio de productos del Centro de México hacia Occidente y viceversa. se requiere realizar una mayor cantidad de trabajos de investigas para poder determinar con certidumbre tanto su ubicación temporal. sin embargo. De acuerdo con los arqueólogos que han explorado el sitio se le data del 1200 a 1500 d. por lo que su función primordial sería la defensa de un territorial. llevando a cabo trabajos de limpieza general del grupo principal. En cualquier de las opciones consideradas. que éste es la frontera entre los mexica y los tarascos. misma que fue acondicionada para la construcción de éste. sin embargo en los recientes trabajos efectuados en la zona. de acuerdo con la extensión del asentamiento. ya que desde el mismo resulta factible controlar los diversos accesos y montar una estricta vigilancia de todo el valle de Zitácuaro.transitaban desde el centro de Michoacán vía Tuxpan. Fue descubierto en 1963 como resultado de una denuncia de saqueo de piezas arqueológicas que presentaron los miembros de la comunidad al INAH. es de gran importancia estratégica.. como la importancia y función desempeñada a nivel local y regional.

La Pirámide Mayor. también conocido como cerro Coatepec.como la elaboración del primer croquis. cuanta en su cara norte con una altura aproximada de unos 40 metros. siendo la cara oeste la mejor conservada y restaurada. Recorrido: El sito se ubica en la ladera sur del cerro Zirahuato. con lo que se estuvo en condiciones de abrirla al público. Se ubica por encima de los grupos encima de una prominencia natural acondicionada de manera que se aprovecharon las características topográficas para construir dos basamentos piramidales y una plaza. Fueron restauradas algunas partes de la pirámide mayor y de la pirámide menor y parte de la plaza de este conjunto principal. cuanta con una escalinata con alfardas en su parte media. Su trazo es en base a ejes ortogonales coincidentes con los puntos cardinales. el primer de ellos a cargo del arqueólogo Ramón Carrasco y los siguientes bajo la dirección de la arqueóloga Estela Peña Delgado. En 1978 el arqueólogo Rubén Cabrera Castro realizó un recorrido de superficie y recolección de materiales para su estudio. y esta formado por cinco grupos. 1994 y 1996 llevaron a cabo trabajos de mantenimiento. hacia esta parte cuenta con seis cuerpos escalonados en talud que desplanta desde una plaza cuadrangular. de los cuales sólo se ha trabajado en el grupo principal: Grupo Principal. Es la estructura de mayor altura que ha sido explorada ene l estado de Michoacán. no ha sido totalmente explorada. . En los años de 1981. 1989.

Un poco más alejada al área central y a unos 100 metros de altitud superior en la parte media de la vertiente sur del cerro Zirahuato. Se ubica al norte de la plaza. Hacia el sur está delimitada por un muro de contención formado por tres cuerpos escalonados en talud y hacia el oeste termina en una gran rampa descendente -aún explorar-. esta formado por una plataforma rectangular sobre la que desplanta una estructura de planta cuadrangular. Grupo Oeste. compone de varios montículos bajos sin Grupo Sur. La Plaza. que posiblemente se trate de una amplia escalinata. cuanta además con otros dos pequeños montículos y con la rampa que lo une al grupo principal. Grupo Noroeste. Aunque tampoco aquí se han efectuado trabajos de liberación y sólo se han hecho recorridos de superficie. . cuenta con tres cuerpo escalonados de planta cuadrangular. Al igual que el grupo norte esta formado por varios montículos bajos que no han sido explorados. Es de forma cuadrangular. explorar. Es el de mayor monumentalidad después del grupo principal. se localiza una zona posiblemente habitacional compuesta por una gran cantidad de restos de cuartos. adosado a la pirámide mayor. en su cara sur cuenta con una escalinata que permite el acceso desde la plaza. Grupo Se Norte.La Pirámide Menor. que comunicarla a este conjunto principal con el conjunto oeste. al parecer cantaba con un pequeño adoratorio en su lado este. También sin explorar se compone de al menos tres montículos un o de ellos de mayor altura.

. Información: Este sitio cuenta con servicio permanente de custodia. Precio de entrada: $ 24. recorrido 1 kilómetro aproximadamente está la desviación a al zona arqueológica. Para llegar se accede por la carretera federal número 15 México-Guadalajara-Nogales.Cómo llegar: Se localiza en el municipio de Zitácuaro al oriente del estado de Michoacán. pasando la población de San Felipe los Alzati con dirección a Morelia a unos 12 kilómetros.00 pesos REDACCIÓN: Arqueólogo Roberto González Zúñiga RESPONSABLE DE LA ZONA: Señor Antonio Arzati Cambrón. se toma la desviación que va a Zirahuato. horario de visita todos los días de 10:00 a 17:00 horas.

Tatá Javie Erójpiti Registrado: Febrero 2008 Ubicación: Estado de Kentucky.Santa Fe de la Laguna. Mensajes: 1333 Mi Nombre Completo: Javier Mellápeti Cuiriz Desconectado . anápu. USA .

Timgambato se localiza al norte del Estado. Michoacán. donde comienza la tierra fría y termina a la tierra caliente. México. 21 Septiembre 2009.Perfil Mensaje privado Sitio web Dirección AIM MSN Messenger Skype Responder citando Descargar mensaje Re: Los Sitios Arqueológicos de la Cultura Purhépecha #5 Tatá Javie Lunes. Al parecer el nombre de Timgambato deriva de "Tinganio" que en lengua tarasca quiere decir " Lugar donde termina el fuego" como referencia a las condiciones geográficas del lugar. 04:21 PM Sitios Arqueológicos de la Cultura P'urhépecha Sitio arqueológico de Tingambato. en las coordenadas 19º30’ de latitud norte y 101º51’ . Existe otra versión de que la palabra Tingambato es de origen chichimeca y quiere decir “cerro de clima templado”.

ya que manifiesta poca relación con el que se hacía en Teotihuacan. Importancia del sitio: En trabajo arqueológico que se ha venido realizando en los sitios de Santa María en Morelia. No es tan claro el tipo de contacto que hubo con Teotihuacan pues la manufactura no es muy buena y el material de cerámica nos da otra perspectiva. es un complejo funerario en el que la cerámica presenta una enorme semejanza con los materiales obtenidos durante las exploraciones en Tingambato.980 metros sobre el nivel del mar. sólo en Santa María se ha detectado un sistema constructivo similar al de Tingambato consistente en la presencia de talud y tablero. Lo idéntico en los materiales de cerámica nos habla de la existencia de una relación entre los sitios del norte de Michoacán. antecedente a los materiales tarascos de Tzintzuntzan e Ihuatzio pertenecientes a otra región y a otro periodo cultural.. Cualquiera que sea .. A pesar de que Tingambato y Santa María son ejemplos de la presencia del sistema constructivo a base de talud-tablero. a una altura de 1.. Limita al norte con Nahuatzen.. A reserva de obtener fechamientos que nos permitan fijar una temporalidad espacial se consideran dos opciones: 1) que sea contemporáneo a Teotihuacan como lo propone Oi y Piña Chan o 2) ser posterior a la gran urbe del centro de México como lo hace suponer los materiales encontrados.de longitud oeste. Por una parte las lomas donde se localizan Potrero de Guadalupe y Loma Alta. al este con Erongarícuaro y Pátzcuaro. típico de la zona arqueológica de Teotihuacan en el estado de México. La arquitectura de Tingambato rompe con las características de los asentamientos de la región en donde las estructuras presentan planta mixta tipo yácata o bien planta cuadrangular y cuerpos escalonados con muros en talud. al sur con Santa Clara y Ziracuaretiro y al oeste con Uruapan. Su distancia a la capital del Estado es de 95 kms. utilizando técnicas y elementos propios del Occidente como son: pastillaje y decoración al negativo. Loma Alta y Potrero de Guadalupe en la Ciénega de Zacapu y Tingambato nos permite establecer similitudes y diferencias entre dichos asentimientos. .

Después de estas dos fases de ocupación.. se construyó la Plaza 2.la respuesta en indudable la importancia del sitio para entender la problemática de una u otra época. . pero hay indicios que su decadencia pudo comenzar a partir de un gran incendio. En la segunda etapa se utilizó el sistema constructivo de talud-tablero. sus adoratorios. así como las dos estructuras piramidales. Historia del sitio: Se tiene noticia del sito arqueológico desde el siglo XVIII la ubicación temporal de Tingambato queda comprendida del 200 al 900 d. sin que se sepa aún la causa de u desaparición. Durante la primera se hizo una gran plaza. Sobre la plataforma principal se levantaron los cuartos que forman el área civil.C. la cancha del juego de pelota y la Tumba 1. durante este lapso podemos definir dos etapas de ocupación que se diferencian por el tipo de estructuras y por la distribución espacial que guardan entre ellas. Tingambato es abandonado definitivamente.

La cancha para el juego de pelota fue construida dentro de una plataforma rectangular y es de planta en forma de "I". al centro de la plaza hay dos pequeños altares. En la Tumba se encontró un esqueleto completo sentado. lo que demuestra la existencia de decapitación ritual o la costumbre de utilizar cráneos con ofrenda (cráneos trofeo). Consta de una cámara funeraria de planta cuadrangular. piedra y turquesa. Juego de Pelota. dando el aspecto de una bóveda. Los cabezales tienen escaleras limitadas por alfardas para bajar a la cancha. está limitado en sus cuatro lados por un muro en talud. están formados por dos cuerpos. ambos también el sistema constructivo de talud tablero. hueso. con muros de un metro de altura de los que arranca un techo construido con lajas que se van sobreponiendo unas a otras cerrándose poco a poco hacia el centro. concha.Recorrido En el sitio encontramos del entre otros lo sitio: siguiente: La Plaza 2. El resto de las ofrendas estaba formado por objetos de cerámica. . La Tumba 1. Consiste de un patio hundido al centro de área civil. así como 32 cráneos dispersos por toda la cámara con su respectiva ofrenda. de obsidiana.

saliendo en la segunda caseta de cobro con dirección a San Ángel Zurumucapio.Cómo llegar: Se localiza entre las ciudades de Morelia y Uruapan. en el municipio del mismo nombre. pasando ésta población se sigue hasta el entronque con la carretera y en dirección a Pátzcuaro hasta el kilómetro 35 a la población de Santiago Tingambato. se accede al sitio por la autopista Pátzcuaro-Uruapan. Otra forma directa es por la carretera libre desde Pátzcuaro y llegar a la población de Tingambato. Michoacán. donde se ubica la zona arqueológica. Desde la ciudad de Pátzcuaro. .

17:00 horas.00 sanitarios.Información: Este sotio Horario de Cuota REDACCIÓN Arqueólogo cuenta con visita todos los de acceso visitas días de $ guiadas 10:00 y a 30. pesos. Roberto DE González LA Zúñiga ZONA RESPONSABLE Señor Florentino Vidrios. Tatá Javie .

Mensajes: 1333 Mi Nombre Completo: Javier Mellápeti Cuiriz Desconectado Perfil Mensaje privado Sitio web Dirección AIM MSN Messenger Skype Responder citando Descargar mensaje Re: Los Sitios Arqueológicos de la Cultura Purhépecha #6 Tatá Javie Lunes. México. Michoacán. anápu.Erójpiti Registrado: Febrero 2008 Ubicación: Estado de Kentucky. 21 Septiembre 2009.Santa Fe de la Laguna. . USA . 04:22 PM Sitios Arqueológicos de la Cultura P'urhépecha Sitio arqueológico de Tres Cerritos.

. junto con Queréndaro. Esta larga secuencia cultural quedó avalada con la superposición de estructuras arquitectónicas y materiales.C. con el claro estilo escultorio de aquella metrópoli. De igual trascendencia es la alfarería policroma decorada al negativo y los objetos hechos en cobre y oro. . En este sitio se localizó una mascara tallada en alabastro. En su conjunto tales vestigios son prueba de la importante población humana y animal que aquí vivió durante siglos. Otras más es decorada al fresco y algunas figurillas que son su sola presencia son marcadores cronológicos de distribución concreta. En los objetos arqueológicos obtenidos des estos lugares se refleja la interelación que debió existir entre ellos. Estos últimos son testimonio de la presencia P'urhépecha en el lugar. en donde existen restos de megafauna pleistocénica. etc. forman parte del grupo de pueblos precolombinos asentados en torno a la laguna de Cuitzeo. así como sus nexos con otras comunidades contemporáneas más alejadas de esta zona. Araró y Zinapécuaro. situación comprobada también en Huandacareo. entre los cuales destaca un bezote de obsidiana con una placa de oro repujado. Un caso concreto es la presencia de alfarería teotihuacana como aquella llamada Anaranjada delgada. En esta circunstancia permite reconocer que este sitio estuvo sometido a los intereses del poderío P'urhépecha ubicado en la meseta y registrado en La Relación de Michoacán. en ella. huandacareo. evidencia de una avanzada que tuvo lugar haya por el siglo XII D.Importancia del sitio: Este lugar.

la vida. eran patrones de pueblos y ejercían milagros especializados en el amor. por otra que perteneció. de ceremonias arcaicas. y los otros.C.. las cámaras mortuorias de los montículos denominados dos y tres. misteriosos. como la primera. Conocedores como eran sus constructores de las ciencias. en tanto.desafía a los años. silencioso. una sobre otra. al viento. Tales hallazgos dan . durante la Conquista. Testigo callado. de ritos extraños. En el costado sur de la misma edificación. por la arqueóloga Angelina Macías G. aparecen tres elementos que antiguamente formaban parte de las escalinatas y de la estructura de un templo. con ídolos. Las etapas de ocupación más características y antiguas pertenecen al llamado horizonte clásico tardío (siglos VI a IX d. plataformas. el montículo -lo que queda. aunque en la última de las sobreposiciones aparecieron ornamentos de cerámica y cobre que lo vinculan con la cultura purépecha. En aquel paraje lacustre se celebraron rituales ya no recordados que formaron parte de iniciaciones.). se orientan hacia los puntos cardinales. se detectó el uso de talud y tablero por igual característico de Teotihuacan. hasta entonces. las enfermedades. la muerte. En uno de los tres montículos. incluyendo el tablero y el talud. en cambio. al polvo. Entre las más antiguas construcciones. cayó en la práctica de la adoración de incontables imágenes sacras. los investigadores descubrieron tumbas con ofrendas y vasijas. la prosperidad. y que también. De acuerdo con los hallazgos de las tumbas. se deduce que Tres Cerritos tuvo relación con Teotihuacan. a una civilización disímil. mismas que son parte de u conjunto arquitectónico compuesto por un basamento para templo. de una religión suplantada más tarde. Unos eran deidades. El visitante los puede apreciar en todo su esplendor. la salud. el maíz. en su mayoría pertenecientes a niños. los primeros representaban el agua. a pequeños que quedaron en el camino. construidas.Historia del sitio: Comenzó a explorarse en 1984. como era costumbre en Mesoamérica. en medio de la jornada existencial. y los segundos. el fuego. El primer montículo consta de tres plataformas cuadrangulares. Tres Cerritos data del período Clásico. plazas y adoratorios. ídolos. la luna. santos. a la lluvia. el dinero. quien liberó las tres estructuras sobresalientes del sitio. la fertilidad. con distinto proceso de desarrollo.

influencia de la cultura de Chupícuaro. acompañado de su familia. raposas… tiene esta laguna un género de pescado tan grande como el dedo meñique de la mano. cabeza de la provincia de Mechoacan. y . Durante las horas virreinales. así. con centros ceremoniales. venados. duraznales y morales… se crían gran suma de higos e dan las higueras dos veces frutos en el año… en todos (los pueblos) sujetos. desde su inicio. lechugas…” Casi al mismo tiempo que el explorador. existen otros vestigios arqueológicos en el abandono que indican. se da mucho maíz. comprende que Tres Cerritos. tuvieron. las aves -garzas. y las arboledas que hay son higueras. acerca del lugar. obviamente. junto con otras poblaciones del lago. cuervos. todos en gran cantidad. patos-. hay tanta suma de patos reales y cerezetas y garzas y alcatraces. debieron ser de una extensión considerable y ocupar toda la ribera. excepto en la cabecera. Los padres Basalenque y Escobar escribieron en 1644 y 1729. que no tienen número… hay. que los asentamientos indígenas. Cerca de Tres Cerritos. al cual daban servicio personal para las guerras y para sus sementeras. críanse palomas. respectivamente. en la segunda mitad del siglo XVI. por el mes de diciembre. gente que aprovechaba los recursos naturales para sobrevivir. y en todas partes cebollas. lobos. halcones. codornices de la forma de las de España. destacando. liebres. observa el centro ceremonial y el horizonte. mucha cantidad de ranas…” El mismo documento de la Colonia menciona que “este distrito es falto de maderas. Ya la Relación de Cuitzeo refería que “eran vasallos del rey de Sinzonza (Tzintzuntzan). la Relación de Cuitzeo expresaba que “en la laguna. pescado muy preciado entre ellos… críase otro pescado en esta laguna que llaman los naturales curuenga. que en su lengua llaman charari. Eran los habitantes de la orilla del lago. La Relación de Cuitzeo fue escrita en 1579. los peces y el tequezquite. ajos. así mismo. casi a la orilla del lago de Cuitzeo. que es del grandor de las sardinas… hay.idea de la antigüedad de la cultura que se desarrolló en ese espacio. dejando constancia de lo importante que fue la región. entre otros.

Esta limitada a oriente y poniente por estructuras (montículo 2 y 3). otros contando los sucesos de sus guerras. Se trata de construcciones pertenecientes a cuatro cámaras funerarias. unos quemando olores. Este complejo tenía muros y pisos recubiertos con lodo pulido y algunas de las jambas de piedra conservan resto de color rojo. La plaza central con un adoratorio en el medio. uno imagina al gentío. quizá un trono. porque la mayor devoción suya era bailar al son de los instrumentos dichos. en tiempos pasados todo era una calle…” Y Escobar comentaba que “todas sus orillas están llenas de pueblos… Tanta era la muchedumbre que tenía… las ruinas nos dicen lo que fue en la antigüedad… hoy se ara y se siembra donde antes se veían y admiraban edificios…” Curiosamente. cada una orientada hacia uno de los rumbos de la tierra. su visita. Al caminar entre las piedras de antaño parte de adoratorios. hacia el noreste del sitio. Sin duda se trataba de entierros de gente social y económicamente importante en el lugar. y les duraba el cargo un año. El cual contuvo gran cantidad de ofrendas y entierros de infantes. los cuales eran elegidos de los principales y por voto del pueblo. mas empero llevaban al templo muchas ofrendas de fruta y pan hecho de maíz. y esta era de piedra y la ponían en un lugar hecho de piedra. al señalar que “las adoraciones y ritos eran que hacían una forma como mono o como perro. la Relación de Cuitzeo proporciona ciertas explicaciones que se identifican con Tres Cerritos. de manera que de noche y de día estaba abierto. otro tañía una como trompa hecha de hueso de animal…” El documento indica que “el sacerdote mayor tenía cargo de guiar cuando venía la gente a bailar las danzas. Y continúa al informar que “en este templo había cuatro indios como sacerdotes. de Tres Cerritos. en una casa grande que era su templo…” Esto significa que en el lugar existieron basamentos para templos. Estas a la vez están comunicadas por medio de un vestíbulo central. otro tenía cargo de tañer con las manos. y grandes lumbreras dentro…” Recorrido: Destacan el llamado Montículo 1. que dista dos leguas. que es de madera hueca. que era juntarse la parentela y hacer unos panes grandes y comerlos en la casa de la desposada… con facilidad se apartaban y ordinariamente había en los templos gente. que suena como si fuese metal. Uno tenía cargo de tañer un instrumento que llamaban en su lengua curíngua. precisamente. en el templo. Allí todavía se distinguen restos de empedrados. de lo cual se sustentaban estos sacerdotes. un tambor tan alto como un hombre. alrededor de los ídolos… no bailaban las mujeres.especialmente daba el tributo cada indio…” Basalenque mencionaba que “de muchas partes se viene a poblar la orilla de la laguna. ambas alojan en su interior y al centro interesantes ejemplos de arquitectura funeraria. con restos de otras estructuras y entierros asociados. otros bailando. y por lo mismo un centro ceremonial que pudo tratarse. de arte que desde Cuitzeo hasta Guandacareo. a los nativos . después del cual se casaban a su modo. sin palo alguno. hecho de cabeza de pellejo de venado. en uno de los cuales se localizaba una escultura como coyote. testimonio de algún linaje notable en su organización jerárquica. Esta formado por tres plataformas superpuestas.

propagándose su canto. así como a menores de 12 años. Días de visita. EL sitio aún no cuenta con servicios al público. . Responsable de la zona: Luis Ramos Pintor. entonces rica en flora y fauna. ancianos. fiestas y rituales. Michoacán y se llega a ella por la carrera Morelia-CuitzeoSalamanca. Entrada gratuita los domingos y días festivos. Arturo Oliveros. profesores y estudiantes nacionales con credencial. Se encuentra a 30 kilómetros de la ciudad de Morelia. Cómo llegar: Esta zona arqueológica se localiza en el municipio de Cuitzeo del Porvenir.00 pesos. De lunes a domingo de 10:00 a 17:00 horas Texto: Arqueólogo. en sus ceremonias. cual pequeño edén terreno.de aquellos años precolombinos. Información del sitio: Visitas guiadas Precio de entrada $ 24. su lengua y su música por toda la orilla del lago. J.

Michoacán. Mensajes: 1333 Mi Nombre Completo: Javier Mellápeti Cuiriz Desconectado Perfil Mensaje privado Sitio web Dirección AIM MSN Messenger Skype Responder citando Descargar mensaje Re: Los Sitios Arqueológicos de la Cultura Purhépecha #7 Tatá Javie Lunes. México. 21 Septiembre 2009. anápu. USA .Tatá Javie Erójpiti Registrado: Febrero 2008 Ubicación: Estado de Kentucky. . 04:23 PM Sitios Arqueológicos de la Cultura P'urhépecha Sitio arqueológico de Ihuatzio.Santa Fe de la Laguna.

Este asentamiento es relevante para la historia prehispánica de Michoacán en él se han dado hallazgos arqueológicos relevantes: tal es el caso de esculturas que representan a Chac-Mool (elemento característico de la cultura tolteca) y una serie de caminos y murallas que rodean al sitio. sin embargo nos ayudan los restos arqueológicos en sí mismos. Entre dichas fuentes destacan. la Crónica de Michoacán. Importancia del sitio: Ihuatzio es un sitio construido en una meseta artificialmente nivelada con una gran cantidad de trabajo invertido para ello.Ihuatzio significa "Lugar de coyotes" en lengua P'urhépecha. como a los datos aportados por fuentes escritas en la época de la conquista española. Sobre su cultura no hay muchas fuente de información. . Históricamente se habla de Ihuatzio como una de las tres cabeceras del imperio purépecha o tarasco al momento de su consolidación como grupo hegemónico. El lienzo de Jucutacato y la relación de las ceremonias y ritos y población y gobernación de los indios de la provincia de Michoacán (conocida simplemente como Relación de Michoacán). Se localiza en la ribera oriente del lago de Pátzcuaro.

sino en un determinado espacio: Ihuatzio. Este acontecimiento es muy importante para entender el crecimiento y desarrollo de Ihuatzio. . que sin duda es el personaje más destacado dentro de la narración. El sitio fue abierto al público después de las primeras exploraciones. es dividido en tres señoríos: Pátzcuaro. el poder se volvió a concentrar. pues gracias a la iniciativa que siempre manifestó Hiripan durante las conquistas. Donde fueron señores principales: su hijo menor Huiquingaje y sus sobrinos Hiripan y Tangaxoan. La "Relación de Michoacán" menciona que a la muerte de Tariácuri.Historia del sitio: Es muy difícil hablar sobre la construcción del sitio a partir exclusivamente del dato arqueológico. Ihuatzio y Tzintzuntzan. pero ya no en una determinada persona. el poder político y religioso que se concentraba en su persona. Se han obtenido fechamientos por radiocarbono que ubican al sitio en el año 1510 al 1575. en 1937-1938.

Es de base rectangular. Sobre ella se construyeron las siguientes estructuras. como servir de muralla defensiva y limitar el acceso tanto al sitio como al interior del mismo. El segundo elemento. Hay un pasillo de 1. Las yácatas (montón de piedras en lengua tarasca). construida a base de un núcleo de tierra y piedra. a cuyo lado superior se accedía por una escalinata remetida. Esos elementos son anchos muros escalonados por ambos lados. Basamentos piramidales. cuyo acabado también consistía en losas de "xanamu". Plataforma. sólo que sus funciones pudieron ser más diversas.5 de alto. Es la zona abierta al público. Son dos estructuras orientadas oriente-poniente con la escalinata hacia el oriente. que aún no se halla . Plaza de armas.Recorrido: Los rasgos característicos del sitio arqueológico de Ihuatzio son las murallas-calzadas y los muros calzadas. se localizan en otra gran plaza al sur de la plaza de armas. Consiste en un gran espacio cuadrangular delimitado por dos elementos llamados uatziris por la gente del lugar. que dan lugar a 11 cuerpos.65 metros de ancho donde se hicieron excavaciones que arrojaron esqueletos humanos y la escultura del Chac-Mool. Consisten en un núcleo de piedra brasa. 37. recubierto con muros escalonados de laja.5 de ancho y 1. Las primeras constituyen un sistema de comunicación entre los principales grupos de construcciones y los puntos de acceso al sitio empleados en época prehispánica. Mide 87 metros de largo. al igual que las calzadas. En número de tres. recubierto con lajas sin cementante. constituye un sistema de caminos al interior del sitio.

Muro-calzada. hacia el norte. tiene la forma de un cilindro. cuya planta combina el rectángulo con el semicírculo. Cuota de acceso: $24. exclusivo del sitio arqueológico de Ihuatzio.abierta al público. Este edificio. consistente en una construcción de base circular.00. Estos edificios. se halla el camino de aproximadamente 800 metros y lleva hasta la entrada a la zona arqueológica. dada su ubicación estratégica. consiste en una estructura construida con un sistema similar al que se empleó en los edificios rectangulares: un núcleo de tierra cubierto con piedras lajas. REDACCIÓN. Venta de miniguías y Sanitarios. son característicos de algunos sitios purépechas de los siglos XV y XVI. ni en los sitios registrados en los estados de Guanajuato y Jalisco existe un elemento comparable. se supone que se destino a la observación del cosmos o como mirador. Arqueólogos. Zona abierta al público todos los días de 10:00 a 18:00 horas. Centro INAH Michoacán. . tomando la desviación hacia el poniente en Sanabria. Información: Zona abierta al público bajo custodia del INAH. De lo que sí estamos seguros es de que ni en toda la zona lacustre de Michoacán. Eugenia Fernández-Villanueva Medina y Efraín Cárdenas García. no presenta un acceso bien definido y su función precisa se desconoce. Este es otro elemento poco frecuente en la arqueología del Occidente de México. Sin embargo. Saliendo de la población de Ihuatzio. En el sector sur se encuentra otro elemento único. Mirador. Cómo llegar: Se llega por la carretera Quiroga-Pátrzcuaro.

DE LA ZONA. .RESPONSABLE Señor Fernando Reyes Trinidad.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->