Está en la página 1de 116
CURSO DE FILOSOFIA TOMISTA 10 HISTORIA DE LA FILOSOF[A MODERNA Por ROGER VERNEAUX BARCELONA EDITORIAL HERDER non ven >) eae a eases HISTORIA DE LA FILOSOFIA MODERNA INSTTUTO & Tahoe Lire Ne_A: Uvex BARCELONA EDITORIAL HERDER 1 iat MO Op Ai 9 Wear Gee © mache fe Pt INDICE” Advericia : nit rine Decor miss, : 1, Latics ML Lace W. tawwnt. 2 pind seo: Pascal. 1 Aopen del gto de asad 1 Sines el pensaniento de Pascal Caine tercee: Spiess. Eto : Mi ta meatia ML La poole WV. La tol Copinle uate: Madero W Bewatiieas Coninde uint: Lebie paren UL meat : ML, 1 pact He (Canine verte: Wott Cone sting: Lembo ine F E Bese cee uxsee wes peunn SB Historia dela Slosofia moderna Hebe HL Locke W Berkely Home Capt eto: Kant i a mL vL ‘de general det asta EL punto de vit erin, Cite de be seid Cita det extendas Cetera etn de rae prt, Concinn Cavin ween Et idedrme lenin a m Rese geneser Fie - ‘Schting Heel Pe, ms ar ie ir 1% 1% m4 vs 20 ADVERTENCIA Convendria no olvidar que la presente abra forma parte de un conjunto cuyo titulo es Curso de flesofie tomista Este hecho ‘asta, creemos, para explcar y, por tanto, justifiear también la ‘manera de ser concebido, En primer ugar, no hay que esperar encontrar aqui fa minima restra de erudicin. Delberadamente nos mantenemos en un nivel muy elemental en el que la eradicén no tene nada que hacer Y pretendenos dar una cultura que ln erudicén, lejos de alimen tarla, podria ahogar. Por consguiente, no damos referencias de cada palabra, de cada frase, como ex obigado en los trabajos cen tifcos, nk siquiera de todas las cits, Tampoco damos fa Kista com plet de ls obras que hemos ulizado. De cada autor indicamos Solumente aquella obra que nos parece mis accesible sin prepara- racién y dos o tres estudios entre lor mejores de tos consagrados al avtor en cxestin ‘Tampoco hay que esperar hallar aqui un cwndro completo de 1a Filosofia moderna: no e posible en tan pocas piginas, ni stil pra una primera iniciacén. Ast pues, entre et gram mimero de temas fllosifcos modernos hemos escogido Jos que nos parecen ‘mit importantes. Y si toda eleccién implica algo de arbitraro, al menos aqel resulta bastante limitado, pues en esta esfera existe, ‘una especie de consentiiento univers que distingue caramente las grandes filosfias de las demi. Por el contrario, consideramos completamente arbitraria la deisin que hemos adoptado de trazar centre Hegel y Marc Ia Tinea que separa la filosofia moderna de la Hinoria de ts flosotia moderns contemporinea. Pero, zimo obrar de otro modo? A no ser que reservemos a los faésofos actunente vida el nombre de coe temporineos, y seria una acepcin excerivamente restringida del término, toda separcién ot diseutible. Por otra parte, la cosa no tiene mayor importancs, pues un fasciculo de historia de ta filcofia contemporinea seguiré al presente libro. De cada autor estudiado, damos las grandes Hineas de su pen samieto, sin catrar ea los detalles téenicos que no son absolo- tamente indispeasibles. Deseamos descubrir las ideas directrices Yy preseotaras de In manera mis clara y simple posible, Pero ma- turalmente queremos que este trbajo sea siempre exact, inten- ‘amos hacerlo profundo. zEs posible un estudio ripido y sumario ‘que no sea superficial? Bsa es nuestra ambici, ‘Podria parecer extralo encoatrar en una obra histirica obser- vaciones eleas.Confesamos que 20 es corriente y que es pelgroso. Pero, segin nuestra opinién, la historia de ia fosofia no es un fin en si. Es un medio para aprender a pensar, y nos parece no Silo normal, sino necesario que, después de haler comprendido ‘usa doctrina, el esirty,reacionando, inteate diacerir lo fuerte yo dBbil de i aise. ‘Porque no adnitimos que ‘a filosofia se redurca a a historia de Ia filosofia: esto seria negar pura y simplemente la flosofia como bisqueds de Ta verdad, o, si se quiere, convertira en ura simple bisqueds, e+ desir una bisqueda que no alcansa es fin, Semejantehistorcismo es una forma larvada de esepticsmo. Iaver- samente, tampoco admitimos que la historia de la filosofia 20 tenga nada que ver con la filosofia: nadie vive solo, encerrado fen un epucheros como Descartes, y extayendo ot sistema dt st propia sustancia, como una arafa su tea, El hombre necesita de Jos dems para culivarse, y el contacto con los grandes espeitus constituye siempre un enriguecimiento. ‘Ademis, es evidente que fa intencin critien no quite nada a a simpatia metodoligica que es de rigor en fa historia de Ine ideas, y que petsonslmente not es muy fell ante el despiegue el genio, Nos enorgullecemes de que la critica 0 infuya en 1a exposicin, {Siqnfica esto que carezcamos de prejuicios? No, nadie carece Advertensia de ellos y menos aquellos que pretenden no tenerlot. Conferemos, pes, nuestros prejuiios; como los complejose,segin Preud, dejan de ser nocivor desde el momento en que se expresan. Son de dos clases. Desde el punto de vist hstrico, nuestro principal prejucio 5 atribuir una especie de primado a la teria det conocimiento Seria falso para las fileofiae’ antiguas y medievales. Nos parece justifieado para las flosofie moderns, pues #4 teola det cone CSmiento dirige, orienta y determina todo eu desarrollo. Por eso insistimos poco en la parte moral de fs filsofias que exponemos fos puntos de vista pricticos vienen siempre en segundo hug, y deide nuestro punto de vista noe parecen secundarios. Desde el punto de vista dogmético nos parece que la filosofia tomist 20 fiene nade que temer en una confrontaciéa con ls flosfias me- demas. Por el contraro, su solider y su verdad resaltan mis, INTRODUCCION ‘Se admite coménmente que la fotolia moderna empieza con Descartes. ES una visién simplisa y falsa. Como todo el mundo, ‘mpezaremos por Descartes, pero es necesatio saber, al menos, que 8 pura convencion 1a fllosofia moderna comienza en el renacimiento. Los siglos XV y XVI presentan un conjunto de ideas, de doctrinas, de tendencas, bastante confaso « incluso incoherente, pero que tenen fa irae teristca comin de ser una rence contra Ia escolisticn y la Tiplesia, cuando no contra el cristanismo y toda clase de religiéa ‘Veimoslo a grandes rasgos, ‘Hay que tener en cuenta, en primer lager, el movimiento cen- titico y el movimiento teligicn. En efecto, si no soa de orden flosShco, sido et primero infraloséfico y el segundo suprafi- loséfico, tienen, no abstante, epercusiones importantes en fa flo- sofia En el plano cientifico se opera una renovaciin de pespectvas, ‘una verdadera revolucién en la concepeiin det mando. Ea este ‘momento es ciando se constituye fa. aetropomia modems con Copérnico (1473-1543), Kepler (1571-1630) y Galileo (1564-1642) Deide el panto de vist metodoligio, 58 progreso consiste en 12 tin entre Ia observacién y las matemsticas. Desde el punto de vista teérico, destruye o sistema de Ptolomeo que habla sido in- tegrado a la filosofia medieval y que considersba ala tierra como ‘centro inmévil del mundo. Asi nace la idea de que no hay logar pra ta ciencis en la sinesis excolisica, de que un divorcio se ” Historia de ls flootia moderna Jmpone, de que la flosfia de los tiempos modernos deberi. tener fen cuenta el nvevo estatuto de in ciencia y de sus hallsngos. En el plano teoligico, el acontecimiento capital es Ia reforma LLutero (1483-1546) y Calvino (1509-1564) sientan priacpios cuyo alcance supera el imbito propiamente teolgico. Asi ef principio ‘et eibre examens, que et In base de la reign retormada, es ante todo a fechazo de toda autoridad en materia de fe y de ‘moral. Pero, por lo mismo, crea d indvidulismo, puesto que cada conciencia es autinoma, y conduce directamente al subjetvismo, Por otra parte, a concepcién luterana de fa fe trastorna no sélo 1a vida rigiaa, sino la vids intelectual. La fe ex esencalmeate sconfiaday, es deci, una adhesin de seatimiento y de voluatad, no solamente extraa a la razén, sino eontraria a ella. Ahora bien, 1a fe el tnico camino de acceso a Dios; la razin es cega para Jo trascendente, slo vale para el conocimiento de ta naturaleza. Finalmente, la tesis luterana sega la cual la natralers humana {sti esencinimente corrompida por el pecado original ex puro pe- simismo, Pero se converte en puro optimismo, porgue la fe basta para la salvacibn, sea cual sea la condsicta. En el plano filasifice, movimiento de las ideas consist prin- cipsimente en una serie de erenacimientoss. Hay wn renacinieato {el platonizmo en Florencia com Marsilio Ficno (1433-1490) y Pico de ia Mirandola (1463-1494). Un renacimiento del eritoteioma ea Italia con Angelo Policiano (1454-1494) y Cesalpino (1519-1603), fen Franca con Lefévre q'Btaples (1455-1537). Un renacimiento el eetoiciemo en. Lovaina, con Justo Lipsio (1547-1606), y en Paris, con Guillermo del Vair (15561621). Un renacimiento del ‘eacepiciemo en Francia con Montaigne (1563-1592), Charron (1541- 1603) y Sincher (1852-1632). Un renacmiento en Italia del pon tekomo extraido de Plotino por Giordano Bruno (1548-1600) y por Campanella (1568-1639). Junto a estos renacimientos, que constituyen cada uno de ellos cl esquema de una Filosofia complets, hay especial que renuevan aiguras partes de la flosofia. La ligica es reformada por Pedro ames (1815-1572), que rechaa la Kgica aristotlica porque pparamente formal, y dirige su atencién a los procedimieatos de Ia invencén. La flosofia police esta representada en Tilia por Inteoduerin taquiavelo (1467-1527), eaya docrina es llamada a menudo erea- Tis» porgue atribuye al principe un poder absolut; en Francia, por La Bodte (1530-1863), amigo de Montaigne, que aribuye et poder sbsolsto del principe 4 uma voluntad de servidumbre del pueblo. La filsofta del derecho es eultivada en Holanda por Hugo Grocio (1583-1645), en quien se encuentra la primera idea de la soberania del pueblo y del contrato soca Finalmente, en fos confines dela cencia, de fa filosofian y de ts teologia se desareolla una corrente de pensamicato que podga ros lamar mistic, en seaido ampli, o mejor, eteoséficas. Esti representada por el médico so Paracel (1493-1581), por o alguimista flamenco Van Helmont (1597-164), y sobre todo por Jacob Bahme (1575-1624), nacido en Silesia, zapatero, caya in- faencia fue profunda ea todo el pensamiento alemdn. Babme busca 1s salacién en la asimilacién a Dios. Habiendo llegado a fa imi raciéa del espsit, detalla su intuicién. Explica_primeramente céme Dios se engendra a simismo a partir de un abismo sin fondo 1 sin detrminacion; después, cémo Dios, para tomar concencia de SS, engendra la naturales; fnalmente,cémo Dios eleva hasta sta saturaera, la espirtualiza, la divinisa, para manifestar su amor”. Pero estamos ain lejos del fin, Un pensador de primera linea domina todo este periodo, el cardenal Nicolis de Cus, y si fa histori no fuera tan injusta es 2&1 a quien deberiamos coniagrarle fuestra primer capitulo. Concedémesle, af menos, algunas palabras * [Nicolis Krebs nacié en 1401 en Cusn 0 Cues, cerea de Trévers, Estudia en Heideberg y después en Padua. Sacerdote en 1431, adquiere gran notoredad en el conc de Basile (1432-1439). Varias veces es nombrado legado del papa en misiones importantes 1 ae halla mezclado en todos ls asuntosecleiisticos de esta época "Nombrado eardenal en 1448, obispo de Brixen (Tira) en 1450, viea- fo general de Roma en 1548, muereen 1464. Sus obras principales ton De docta ignorantia, el Idiots, y De venatione copientie a Historia dele losfia moderna En conjunt, I filvofia cusana es una reflexién critica sobre dl poder y el valor de f ranin, Veamos sumariamente algunos de sus temas principle 1. Ta raz tiene por objeto fos seres finits, fas erat adas en in experiencia. Lat comprende, 20 separando su esenca, por abstraci, sino encerrindols en uaa red de relaiones mar temiticas Su actividad primera es, pues, a medida. A partir de qui, por cllealo, obtiene un conocimiento cada ver mis aproxi- mado de las cosas. Nicolis de Cusa lo lama econjeturay. El tér- ‘ino no significa que el conocimieato matemitico sea incierto, Sino que es inadeeuado, que es necesariamente aproximativo. En efecto, la razén no puede agotar jamis ninguno de sus cbjetos, ‘ues un indivi, aunque finito, tiene certo carter de infinitud 1 un einfinito contractor. 2. Toda medida supone una unidad, Cada orden de realidad Yiene su unidad particular, pero la unidad absolut, universal, no puede ser una erature, EI Uno es Dios, que es infinite. La razén fe remonta 2 Dios como a principio de toda medida, como a Ia condicén que hace posible la medida Solamente que l Uno, siendo principio de ta medida, exapa a toda medida. Dicho de otra ma- ner, a razén no puede aplicar @ Dios sus métodes, y por con Siguiente, no puede comprenderlo, Cuando lo intent, sentaafir- smaciones contradictorias que son verdaderas en conjunto, lo que viene a signfcar que se pierde en antinomiar ireductbles. Bs fo ave Nicolas de Caza lama ecoincdencia de los opueetoey YY porgue es radicalmente incapaz de comprender a Dios, 12 ‘aaba es incapas también de comprenderplenamente alas eriateras: como hemes visto, slo tiene de ellas un conocimiento econjetuals. ‘Ea efecto, Dios contiene en x miamo, «impli en so unidad infinita toda perfeecién: todat las cost estin en Bl, y El es todo fn lls, Las eriaturas son expresiones diversas de Dios, cexplicans dl infisito, cada una a su manera. Son, pus, a la ver finitas e ia- finitas. Por consiguiete, cuando la rarén considera las riaturas exde un panto de vista metafisico, encuentra de muevo Ia enini- dencia de los opuesos, y se pirde en antinomias. ‘3. Pero la razén no es Is nica funcign det capris homa or cima de la razém discursive eat a inteligencia, que es iatui- “ Introduccin tiva, a inteligencia es of esprit mismo, la rae y Ia punta de la asia, Quis es, incluso, el esprit elevado por fa gracia, este becido en la fe y tndiendo a la experiencia mistica. Fin todo cao, la foncia de fa intelgenca es la de persbir a Dios, Uso, el Tift, y de darse cuenta de cémo, en El, los opuesos coincien Pero esta contemplacién no es una vsién de Dios. Es oscure, se realiza en aa total incomprensiéa, mie alls de todo concep, en 1a noche del no saber. Deus incomprehensibiliter intligitur Ta sbiduria es, por tanto, una «doctaignorontan, Rs ignorante pesto que todo lo que el hombre puede saber y comprender de- fiva de le actividad matendtca de la razén. Pero ex docta, pri ‘meramente, en el sentido de que tiene concienca de su ignoranca Yy conoce las razones de ello; en segundo lugar, y sobre todo, porque tiene a Dios mismo por objet. 1s cariruso eaiwero DESCARTES, isogaia, Las Onwres de Deceit ban si mbites por Ani 1 Tome, 9, caller vit sero debe relrine ata ele, Trad {iin eatelioa de ns abae pencils? Obra fesficar. Die del mé toda. Trataso de las pasiner.Ineripan dela vedas, Nowa ibe Fos, Madrid 1901; Las frais de To feof, Lowada, Buenos ‘Aire ISL; Mediocner metficer,Agsiar, Madrid i961 Trt de Ibs pesones y Dir dat mide, Ter, Barcelona 1963: Dict del sntod, Ora! ado, Madr 1964; Cara sobre To moral 1M, Ha eer for lp mene, ol Ditewso. Sobre Devaney, tn mejor odin ee plo comagrdo a Desaris por Duis em Figure et ddrines de (hiorpher Paede leone depute Cries, Descarer (Pin). Para a ‘Siio mis rants el mejor instrument de trabajo co el Commensre Ge Dice, be Grsox Wein Introduce, ara entrar en materia seri conveniente recoges algunos juicios acerca de Descartes. ‘Descartes es un héroe, Es el verdadero promotor de Ia filo sofia moderna. Ha empezado enteramente las cosas deade en pin- tipio. Ha sentado los fundamentos de la filosofia, y aun hoy espace de cen afos, se ha de volver a él La infuencia de este hombre en si tempo y en la trayectoria de la Filosofia no puede ser exageraday (Hege), “Hobo jamds audsca tan bell y tn noble y modestamente calles, y tan decente,y tan laureada; hubo jamie audacia tan grande y tn coromida por la fortuna? Descartes, en Ja historia el pensamiento, seri siempre este caallero francés que parti on tanta decisién» (Péguy). “Descartes es un hombre que, con un acto de la mis radical coriginaidad, vo el genio suficiente para proporcionar a Is flo: sofla moderna su tadiién mis constante y mis fecands> (Delos) cela figura de Descartes domina toda la Filosofia de tos wes Simos sigs, su significacién histivica es inagotables «RI idea- lismo se ha introducida en Is filosofin modera con la reform cariesiana y por ella» eDescares tiene bajo su influncia algunos siglos de historia humana, y algunos desastres de lot que aim ‘no vemos ef fins (Maritain), iste cimulo de citas converge hacia la idea de que Descartes 8 d padre des filosfia moderna, y es muy justo, Biogrfia. La vith de Decares fue eit en 60 por Balt, Renf Descartes cel SI de muro de 1556 en La Haye (ctaiente 1a Haye Descartes) ens cone de la Touring y dl Paton, Pensa ‘na font des bara Srpocia provincia Su pa Joachim Des Care, Siiaro de Chitellerst, era comejero ae peramente de. Breads Sa tare Jeanne Brochard, de sl deat, mio en 197. El ower Des art oe edad por abla y porn dr, Tov ona sal fig Ista os vite af: tei dice @ ea for eca gu le mleaba, En i, Is dad de cho abs. igrese em el ceno de La Flche ue eat de ser Tondo por lr ent Cara alto oe etn Taide, cenar y Sbwota esuvien Mir adeate jagatcta Ss Ij ls emits, dents adgire ca iol sta que comerars ‘Eat eda 2 vin nun cuando ra cndcts no fuera snp rept. ‘Abedora el enero tn 102 ¥ ila La ioral mu ita alo ta yore a econtar en swat sees, En 166 ete a Beemcatrs fn derecho ee Pier. En 1616 wth en Bris dnd cooce x Fane Bet fren bio y atentico. Ea 161, atte en Frenclort a a crea de pcre Femando 7 al over de croc entre vere nvAlananinenered al alr de uo eta im Tine hgat «hte ‘Soin dev deo via "Ex Ia nace del 10 Jetoviembre de 169, el fuego pret en au cee tos, exia Hale, tno tresses epee Se Sumani Balt ia sa ota de un caret qo ine por ia Olga: Cam Plea eee ‘hone cf mire siete fundamen Pepericom. iC ht ® Descartes ec amiabe? Los istorndres etn am om apo, QBs fn geome Smale, ep et mioda, esta idea de na Patomiie wera? Now ‘ine pos ea thin hips EI Ite movie Ge Toe halla de nae ents neta: Cay ier andament iets mira, Nove iesiad, EY eave aime: fer misma co quel scien sabes hay got ret auc la tence: Gries Descares' comprenter los funda, alse eae tote? ZO tien et inventoadmiratie se de oe fete cy fendare (ln ye le reesctin? Nov once aca a sep Eq 162124, Docares tt en Frama, Fn 14 et Ice del 10-deeovienbre de 01, echo sen dep cere prt Feeurdo de Tal, son nde cl ave Vea is pee ef abr Ut de insepratie,olfecor dea othe nto y dine Ta wc de la ee En UH-128 ei de mevo en Pais dnd sive cont setionb tid de tfetin vere van epee y tn ep Hace asta c pdre Marin Meseme, de i Orden ce or Minimo, oe asd ‘coin myo on La Tithe y que sero corespnal en Pai. Enc {inde din en win eoien on eet del none Me Baan de cn Eto conta a enn, carer de Berle gla tan tenn ‘eb fora de ings gue le bia en coon a poner Yor ees soso, ara tener pur y Weta se v2 4 Holanda, ew donde pernnece tsa 169, peo eanbiando a tena de evden, Fo MOUS, orn le ‘Keane ad direhoem ingen. Pot testa de ious aoe cote co fe tole el erento; pero noe sera on aearin De160 2 46k taaja ‘onan Trait mond, ane Sta congener tos peer i testa de a ae ym tad hbre: Pero alerts de a cede ‘cin de Galen (2 de jlo de 1), eis no pci tao ers Trane como gor defreca hac Teles A stein de Merseine consent por fem dar wma mata des ‘teota en tes. pees tear tila In Dip, Ts éteres 3 i Géomfrie EL prmero ro tata een te cn eps et Welrncn ET segundo esta et arco iin. or pro yet fends sblenarern. El ercero sents le tases de Ia pets eli, Desares reactasapdamente slow ioe meses de Teton preface ‘ie prineramente esa lars Le frojet Pane esc secre gu (sr Hever ote nate 3 om Pas hoa degre te perfection ery Sa "ee le pone cma tio: Diows dela midhode how blew con sa ‘itn ot hecher lard dan et ince. oe crs ons eles ‘precenjtos eB defo de 167, Leiden El Disoue pas ue, ‘ey on tated cetieee leat Fores pleas ‘De ooviebre de 16% a mary de I, Desares refata se meaisca 1 Historia de tx flosotis modeens forma de Medtasine, Por mein de Merseme some ae manncrto + “eros solos teloos que le petentan sbjecons Las primer Jecoesprovinen de Caters elo de Amery ns spun de an gr Ge tsoges parses, ae terrae de Hob a ata de Artal (tat tou lasts proums), as guitar de Gaveni ar sents de heros, Telly bafon y bs seins del padre Bowrdn, SL Decare, ‘ma vet on pov de I ebjecines, ecb lat Rapone, ue pec, ‘dearly acaan tos los puntos sce dep Mestroner La tet farce en TAL on eta: Mediates de ring Phiorophe ig {siteia Dri et nmortotar avinae demousrstr Uma sels isin ‘parece en TZ Une tadcrién france, hela pore joven dager Se Tyee revista por Clersle, aparece 167 ‘A pvar de no putea y de Inert de prsanino ote rag Holand, se molest a Detar. En contre de Tol, up profecr de Ute Rep, aoe ene: lain cates, cca pore Fer Veetes Descartes ctado porn jn, er coadensdo or mn error et 1th 2 wn ma, 8 a Sntrccibn dese ros an exon. Pero ‘nts Regie se vecte contra dy pales un ganét, al qe Deas t0 fone con un extto que se cae con el tbe de Repose ow placard 4 Reps squat at pee de Regs), el cal conte edad frecos sobee Ta era Je Hes ats ‘Dernte ete tiene Dears etora at tien. Los Princes dela pilorope qs sparcen et 16% scm una comic del Trot du monde [primer Biro Fone Is meat, el segundo trata de Ie mater tect del cin, cmt de lett. Fala Is Sow Sina parte go ‘tein er tstada de lt plant de low amas y del hombre Usa Weadceiin francesa dda al padre Piel aparece cn 187; ce may mal, evo cmno Descartes a habia cone yaprcady merece tanto Ceo Ee 199 aparece el Trai des fst, gue & wm ec de plein 1 elena pso da sea a orl Durante tndo exe perids”Desates mastine coreapedenin stra ‘om Merete, pipet, pero taba com Gee Sain camo Hees, Pubic En pura, areola con in pincers Eater xf fits, porque er els exone Deas ls ras reat de In moral Se fina que mo tio tongs de rtactar Ey Holana, Descartes lera toa vida tay stad, oniend en pe cn so dvi Bene tet Bee ge fait Consara poss eras cla la 1 eaajo tetany exera per dormir der burs cade noche. Se cans dere siprinentr, pecans done de ain que {tne el camo, Tew ona avetre con oa cra Hanada Elms et Descartes ‘ve ose sna is, Fratcin, on 1685,» 4 I gve gueeafetmeamene La toe ei sta er 16) Ie eae profes door Hace tres ice Frencin Ee ta) Vita a Pasay fe sotre, de, ira de Tos exe Fiennes 116 vodve prs ster wa pie Frome ‘Se por el rey, eo mo tee dt "en 16 rece un invitacion def corte de Soi, 1 sin ‘atin a je sata que ras esis cova. Mand tm forgo ys arnt coarse de tela pero Desa wach, reas Inbar,» 0 gre haste les de setenre En Fatclno seve sl sudo a evar vida de corso, pala eo ls fsas © nese e ‘ie on Salt La rea s© lev sae ice de fa ata obs Descartes 2 ear cn el Se enfin, coat ena Pomona, mee a Se cuerpo llevads Fran e167 ererrad en Saisie Dent yard aeg) 3 Saint-Germain dePet Soba cena por ik Unveil de Laaion et 12 y poeta eel Ince ov 108. ‘Descartes, cm bore, ik ay snc, El rane dominant ety arkter co Gk aban be por el cantar prota. Ie frumpe area de nn Trade onde cnc moat dea sci Galileo; oconece adele a genera cara comserar lor ie Fale masterda ey secret: toe ta. ut deta bsp de Ari {ite pert ay gee deci, or favor —evribe Descartes 2 Mer ‘en pos ln gw faverc 4 Arse iis podsan iat prt 8 apa Pero porn dens, Decets exw ran eh Si ec aare rings, om elapse. ports ta reload sates 9 fa tere general dela rua, fans georia natin ee Inte tad ls ecuacione ew cores gras as conde: Ti Alcor tar eee den reining devebre por 9 cc 1 Gracie de sangre, pre Harvey I habia eee. Es lst a ogi mor tan grade emo Bac cree. Cote Perot en Git cr morn, Ho fa tea et neni unveral, co dec, a in de exer» to os Sites del saber ele mate Ie, cmirds pete, rigors poprsive =e vee na, Mientras qe Sein fn Escyela Bay ders ceca a es ‘oa que leben, equ ts sew nay latina, for dere ate team I objeto 2 gue se alica, an que ta saedad prea eno mt Faleen mls eaion elon qc reduce hr del sol a dieria de Ico wo el estat para ot pri soda Ey Historia de bs loots muderns ‘ane a to lo qe ales al ewaciniono hin. Lt esnca nena Cameianinmo et soaensa oy ca set Diary ata args ‘gna de rato seein y Tics das qe tem estan de ‘ise ho imei per lea 8s ihe decom ean ‘hy wc de apna que todas las sass gun ete eros Set connie de en homies ne aco et town ch» on al Seen cg tr cv wa sn et 9 ‘pode aber sigur tan ears ae on Hey ta fet eR» gun pte ss hod, en Desarcs tf ver punta de pia yo termina He flosofia: sive ara eborae i meafiacsy fee Sate por a insnmeno ener del coocinieno strat, oben seid, scgand de juga ten Ye dst veredere Ge lo aioe, Hsta facade matral en cB, eats po tata iga tn todos ls Hombres La terial de opiniones uo proves de aru, oo el do cao tapi, dec todo que se ada interes, put, ante od, a Hse gue tc rn ects tm poop eget ‘Lor métoios en wo 0 son sisfactoros nes ese eine tiga fora. Desa le ert Sr pura formas puede esr as conecacn de as verades ya ented tere oo permite ear oas aoeas; en elie como ea amin Ll es un are de hata sin pensar. Los moder mae feitore son canis de oe geimttar 9 of ibe, Desh Cscsrta x ls diam gee er ce gen formal cm it vera de que hacer propre el mocietey pemjen dee Chie meas erate Peto a income conte on er Wincldos xi considera dhs gues 9 nto Por tat, Tay ane exe sec del modo matin Eee, 4 noo que sa aplable en cals comp Tow cate prtepios del Dice defen ete mado mate 2 iti reducido a lo esencia y, por lo mismo, genealizado. EL primero se refiese a M4 intuiiSn, Jos otros tees a la deduce, “El primero ert no admitir jamis por verdadera cosa alguna que no la conociese eidentemente como tal; es deci, evitareuix thadosameate la precipitadién y la prevenciém, y no comprender ‘en mis jucios nada mis que lo que se preseatase tan cara y dise tintmente ami esprit que 0 tuviese ninguna omsin ar Guar de ello» Este primer preeeto se denomina a menudo Ia regla de evidenia, yen realidad se reduce a lo siguiente: no acep tar como verdadero tno lo que es evidente [Si Descartes se linitara & reehazar el argumento de avtoridad, ro serin esto muy auevo, Pero tiene uaa concept particular tle in evidensia. La evidenca consste en Ta intuici intelectual de tana iden carn y dstnt, se caracteriza por la indubitabildad, y tevehine toda posbilidad de error. Examinemos un poco cada no de estos puntos Bin las ‘Regulae, i infin se define del modo siguiente: “etniendo por iatuicin, no el testimonio variable de ls sentidos, ‘i los juiios engatadores de la imaginacién, sino la concepeién de un capirta sano y atento, tan faci y distin que no quede da alguna acerea de lo que comprendemos; o bien, lo que €8 fo rnismo, la concepsin no dudosa que nace en un spirit sano y fteno de [a sola fuz de a razén. Asi, cada uno puede ver por iatuicin que existe, que piensa, que Ua tringulo se limita con tres lineat» De aqui se deduce que n0 bay ni intuicén ni evidencin sensbles. La intviciin es de orden intelectual, nace de la sola fur de i razén "Su objeto’ es fa idea cara y distinta, Estos términos tienen ‘un sentido may preczo. Una idea es clara cuando se prciben todos fs elementos; una idea es distinta cuando no se puede confundir fon ninguna otra, El tipo de idea clara y distnta es ia enaturaleza Simples, pues siendo simple ¢s conocida toda entera desde ef ins fante en que es comprendia, Una natualeza simple puede ser ena encia como la ea de tringulo, ua hecho como el pensamiest, tna existenca como fa del yo, o también una relaciin entre dos términos como fa igyaldad. Ta evidenea tiene como propiedad el que no se puede dudar a Historia de la flosotis moderna de ella, Las dos nociones son intercambiables, y reconoceremos ‘que poseemes una evidendia por el hecho de que no podemos po nerla en duda. Por otra parte la evidencia es necestiamente Yer ddadera. EL error slo es posible sie esplvitu juaga sin tener a intuicén del objet, en vir no de f evidencia, sino de loe Drejuicios. La eprevencias consiste precsamente en tener acerca de una cosa una idea preconcebida, y'la «preciptacéns consiste fen jugar antes de haber examinado fa cosa con todo eeuidado posible A fin de cuentas, viene a ser fo mismo timitarse a la evi dencia, aparar todo prejucio, y probar las certeas procurando ppnerlas en dude. Por esto el primer paso del sistema cartesian fer Ta duds metédia. ‘Sélo existe un pegueio nimero de ideas simples. La mayor de ruesteas ideas Son comple; por tanto, hay que encontrar i manera de reducilas 2 ideas simples. Ex lo que indian los tres precepios siguientes: andisis, latsis y enumeracién “<1 segundo, dividir cada una de las dificatades que voy a cexaminar en tants partes camo sea posthe y necerario para re solverls mejor» El anilisis no consiste so en In descomposicion de na iden compleja en sus elementos simples, por un proced- ‘mento meatal andogo al anlisisquimico de un cverp, Es tambi, ¥ mis profundamente, un procedimiento que reduce lo dexonocido 4 lo conecido y se remonta a los principios de que depende. Ee Jo que hace el matemitico cuando, para resolver un problema, 0 supone ya result. En ambos casos el spirits busca fa intuicin pra dar con un punto de partida del deducciéa. ‘El tercero, conducir por orden mis pensimientos, empexando por lot objetos mis sencllo y mis Files de conocer, para svi fgradualmente hasta el conocimiento de los mis complejos, si poniendo inciso orden entre aquellos que no se preceden nat ralmente el uno al otro> La sintesis es el complemento obigndo el andlsis. Consste en reconstruir lo complejo partindo de Io simple, o en deducir una consecuencia patiendo de los prncipios Er la misma deduccin, Los términos importantes son agei: orden» y egrados son carcteristicos del expirita cartesiano, El orden es logico. Es u orden segin cul las verdades dependen ls unas de las ots ‘Ba matendtias, los teorenas ae siguenlogicamente, re encndenae de tal modo que no pede demostrarse uno sin haber etblesdo antes aquellos de lot que depeade. A los ojos de Descartes, hnectsidad det onden ee al, para ol igor del pensamiento, pet 4 stisfaccin del eaplritu, que hay que suponer orden inclso alli donde 20 lo hay. El orden es una exigencia a priori de In clencia porque fa cienciasblo puede ser de tipo matemstico Lo triste sucede con la idea de grado, Ext tomada en st sentido. matemtico como en las expresones: una eewaciin de primer grado, de segundo grado. Porque, pars Descartes, singin objeto de conociniento es por naturalezs mis oscuro que ott, ‘silo es mis complejo, esti mis lejos de los principios evidentes Los grades del saber no son, pues, cencas expeifcamente dife- rentes, son fe etapas de wna misma ciendia €¥ timo, lacer siempre enumeraciones tan completas yee visiones tan generales que estuviese eeguro de m0 omitir mda» Ta deduccish consiste en pisar de un tGrmino a otto. Hste paso slo ex riguroso si se hace «por en movimiento continuo y no interrumpido cn ninguna porte del pensamientor. Porque debe tenerse no solamente la intuiién de cada término, sino af mismo tiempo, a dl vicula que lo une at precedente y siguiente. Cxnto mis ripido es el movimiento del cpirity, tanto mejor elimina toda intervencin de la memoria que et fuente de error. Ea ol Hmite se obtendria una visién global del objeto complejo, de toa ‘a cadena de las verdades. De este modo se vuelve 2 a primera reg: la deduccin parte de le intwiién y a olla yuelve; a fin de cuentas no es mis que tna intuicibn desarrolads Fuentes: fa cuarta parte del Discurso, las Meditaciones y Ia primera parte de los Principios. Descartes no cultiva Ia metafisic por si misma, es decir, por 4a soa satiafaceién de conocer Ia verdad, sino para atentr Tos fundamentos de la fsica, Ia cual, asi vez, es citivada en vista 2s Historia de la floifis moder de las aplicaciones prigicas. Ha efecto, Descartes recoge la com- pracinestoica de la Gencia humana con un drbol: las raices son Jn metafisiea, el tronco es Ia fii, y as ramas que dan fruto son la meciaics, fa medicina y Ia mora ‘Para fundar na fisica matemdtica, Descartes jurga necesario sustiuir la metafsia de Aristételes que st ensefa en las esueas, ‘ies esta metafisca admite en las cosas prinipios que no ton cuahtitativos: cualidades sensbies, formas sustancales. La mela~ Fisica cartesiana tiene por abjeto demostrar que mundo material 1 extensiéa y silo extensién, que los euerpos son integramente comprensibes por la geometria, que todo en la naturaleza se expica mecinicamente es decir, por la figura y el movimiento, 1a dedvccién de la metafisin cartesiana es una de las alegrias del expirts, pues se hace segin «el ordens, Sus teis principales se encadensa como una serie de teremss. 1. La dude metidie El primer paso dela fllosofia es la duda. Esto es conseevencia de Ia regia de evidencia: ex necesario deshacerse de los propios prejuikios y comprobar las props certezas espontineas, espe- SSalmente iss adquirdas en muestra jnfancia confiando en los sentidos, Pero es na trea peligrosa que no puede ser aconsejada 4 todos. Por otea parte, el Fisofo sélo tiene necesidad de llevar faa cabo una ver en 50 vida Descartes deja bien sentado que su duda es methdice y 10 cscéptica. La diferencia radicn en Ia finlidad. Los escépticos ‘lo ddan por dudars, es dese, convierten la duds en fin, mien tras que Descartes duds para encontrar la verdad, Ia duda, para 6, sblo es un medio. Pero en el punto de partda no hay diferen- ‘nen caanto ala extensién dela dud se intentari ponerlo todo en fiuds, de manera que si se encuentra una verdad de la cual no se pueda dude, éstn constira la prueba de que el escepticismo integra es imposible ‘Sin embargo, fay dos regiones exentas de duda: la reigin xy an mora. La religion es revelaa, sus verdades superan ef en- ‘endiientay, por tanto, 90 esta sometidas a sus métodos. dems, 26 Descartes a scligiSn es, ante todo, prictica, puesto que su finlidad es Ie de ensefarnos a ganar el cielo. La moral, por definieén, es ppuramente prietca, no busca Is vcrdad, sino el bien, no buser Ia contemplacéin de ‘a verdad, sino Ia avciéa, Exo autoriza a constitur una mocal provisional que permita vive del mejor modo posible mientre el entendimiento. esté sumergido ea la duds, En al fondo esta dable exenciéa se reduce a situar Ia duda ca fl orden teirio, o mis exactmente a definirin como medio de oscar fn verdad fitsoticn EI argumento principal, que Descartes toma de los escépticos| antigues, excusindose, por otra parte, de evolver a mascar una carne tin comins, ex el error. Es el snico motivo que invocs para secharar como falsas todas las opiniones que hasts aque ‘momento habia admitido sin erica. Los seaidos os engafian a menudo, Cometemes errores en lor rizonamientos mis sencilos, finalmente todos los pensamientos que tenemos estando despertos pueden presentirsenos durante el suet, y somos engafados por las iusiones de nuestvs suefos. Ahora bie, es prudente no confi jamais en alguien que nos ha engafado aunque so sex una vez I punto delcado esti en saber si a duda va a llegar hasta 1a evidencia. En las Mediaciones, Desartes utfiza un argumento ‘que considera demasiado inquietante para hacerlo figurar en el Discurso, destinado al piblico en general: in hipétess det genio maligno. Quiziseun genio maligo, tan listo y fale como poteros, ‘me ta dado una naturaeza tal qe me engaio incluso en aquellas ‘omas que me parecen mis evidentess [A esto, Armauld objet que si se considera seriamente esta hipétesis darante un solo instante te enierra uno definitivamente en te duda. En efecto, a dnico motive que tendremos para con Siderar verdadero al cogito,e5 el de ser evidente; pero si a evi encia como tal esti previmente afectada de un indicio de incer- tidumbe, se dudars del cogito y de cualquier otra evidencia. Por sto, en las respuests alas objeciones, Detartes da un paso atrés. Decara que jamés ha querido atcar Ia evidencia presente, sino solamente el recuerdo de una evidencia pasada, En este ciso se vuelve ala dude acerca de la memoria o la dada acerca del ra20- ‘amiento, y no era necesaria In hipétesis dé genio maligno ” Historia dels losis moderna Por otra parte, un joven llamado Burman anot® enn cu Jderno, que se ha Conservado, una conversacin que mantevo ¢o® Descartes, Le objetd que la hipétesis del genio maligno era in- ‘winsecamente contadictoria, pues gars ser autor de la naturales, genio debe ser todopaderoso, pero si es todopoderoeo es infi- nto, y por tanto, necesariamente bueno’ A eto Descartes respon: 4i6 que habia tenido exidado de poner en el texto el inceo? Segiin Descartes, Dios erea Hibremente no séla I existenia de las crtturas, sino tambida sus esencas,y fs leyes necsaias de ser, los prinipios primers, la dstncién dl bien y del mal. Por ejemplo, el cireulo cuadrado es imposible en virtud de un Hbre ecreto de Dios. Segiin santo Toms, la omnipotencia de Dios ‘silo tiene sentido en el Ambito de lo posible, el cust no depende 4e su voluntad, sino de su intelgencia y mis profundamente de ws ser. Dios 20 puede crear un cireulo cuadrado, no por falta de poder, sino porque un crculo cuadsado no pucde exist. Para Descartes, decir que Dios ao puede realizar lor contradictoros 1 poner un fimite a su bertady a su omnipotencia. eas verdades aque llamamos eteraas han sido establecidas por Dios y dependen enteramente de é, Jo mismo que las denis criturak. in efecto, afirmar que estas verdades son independientes de Dios, es hablar 4e El como de un Jépiter 0 de un Saturn, sujetindolo & ls sti- fia 0 al Destino» Sin embargo, Descartes admite que Dice no puede crear otto Dios, o setes independienes de El. Por tant, Timita 1a fibetad divina, Ademis, la iamutabilidad de Dios nos sgarantia que no cambiar Ins leyes que ha establecido libemeate ro hay que temer que wn dia surja'un ciculo cundrado; ema. temitico puede estar tranguilo, Finalmente, Dios e5 cause permanente del mundo. Dede que Dios conserva en Ik existencia el mundo que ha creado, e¢ una tess clisca. Pero Descartes leds un nombee y un sentido nuevos, Pues fa nocign de ecreacién continuadas no es idéatica a In de conservacins. La diferencia proviene de in concepcia que #€ tenga dl tiempo. Para la Rscuela el tempo es contin el erpisita ‘puede dividiro infinitamente sin encontrar jamés un instante in divisible. Para Descartes el tempo er una sce discontinua de instants. Como un instante no depende del que fe precede, Dies debe crear, 0 teerear, el mundo en ead instante 2 istoria de ts Hlosofis moderns 1 verdad divi tiene una fuckin comierabe ow Ie meta fsiza ctsian, Dios no pode eg, pes 6 ogo proviene Sonpe de agin defect: De elo se sgve que urna del fort es rec no sca 0 perseran, puesto que eral por Dios Sto ahora qth sefinitvamene funda ol ctero de enc: noes pote que me equivgue eo fs coms que me Pree tvilente porque el eer prowndva de Dot La verdad dina fete, pure slr dee ies crs y dats: lo aoe Etubo taramente al to melo precata eror so pede fever ota oui que nesta imperfect, er dec, ocoial fe goons ideas Ya precipita de nace. Ese eis plate un prclem dif Ibe stridor, prota del tcelocatesanor 0 problenn de ia denen Mion Porguc ov sia en ls een porn probar Dio, pro 2 Dor que ara ovale de evden Y Devas deta femme xe ao mo ude er cnc td oi font porque esonce que a narra et ereada por un Dios Ite vedic, FN existe wn creo vicina? La bien trie Hn a Decora regond: «No he ido et fl Apes tgs ane dan Sein me ae, ay, Tate cleo, noe sicoso Se tats simplemente sh Thats we toma leiden como vn hecho, y de ela 3 63 {ST pani qu la fads o que ec critero de evidence permite prot a Dios» Dit exe cen. Un to 30 pce Sur desis eid mie gue cing peaon, pero 80 ‘Shicedo por ghd sn verdes se ese 4 concimiato no occasion 5. BL mundo ‘Ya no nos queda mis qué demostrar 0 deducir Ia exstencia et mundo material, de! cual, de momento, an hay que dudar. Ta esencia de fas cosas materiales no puede ser otra que Ta extension geomética, Ba fect, Ine cualdades sensbles son os fares y confusas;s5lo in idea de extension, que es innata como Ia ides de Dios es lara y distinta, Por tanto, servird de base pare la prueba. Pero no se puede pasar inmediatamente de Ia ide ab existencia, como se hace con Dios, pues la idea de extensign 10 fontene la exstencia de su objeto. La pructn se hice por slini= ‘naciones sucsivas de las causes posible de bide, En primer lugar, In iden de los cuerpos no puede ser pro cida por nuestro espirity. En efecto, no tenemos concienci de producir esta idea; por a contari, tenemos conciencia de no product y de comportarnos pasivamente respecto de elt. Ahora bien, fa concenca es coextensiva al pensamiento, Tin segundo lugar hay que mostrar que Is causa de lt idea de cuerpo es un cuerpo. Tres hipitesis son posibler: ext Hust podria ser Dios, un spirits distinto del mio o wn cuerpo. Pero no tenemos ningin medio de conocer la producti de la idea por Dios o por un espitit, y por el comtaro, tenemos una inclincion natural a creer que es producids por un cuerpo. Por consiguente, ‘Dios nos engafara sila idea de cwerpo proviniese de algo qve no fuera un cuerpo. CConclusin: existe una sustancia cuya esencia es ser extension, {Los diversoscuerpos son determinaciones de la extensin, de donde se sigue que toda fa Fisica no ex mis que geometri, ‘Asi pues, jcarecen de valor Ios sentidos? No, pero sv funciin ‘5 poramenteprictica © pragmatica: no os informan acerea de qié sean las cosas en si mismas,o acerea desu aatualeza, nos entean sélo en qué son stiles © nocivas al compuesto humane. Las e- Fidades sensbles (colores, sonidos, ete) no son formalmente ob- jetivas, no existe tal como las peribimos: pero tienen un fun amento real, a saber, a forma y el movimiento de los cverpos. 1a finalidad de la metafsia era ta de fundar Ia fisca mate smea. Hate objetivo ha sido akanzado, puesto que se ba demos- trado la existenia de comas materiales cuya esencia se reduce a ln fextensién, Una ver eliminadas de la realidad fas formas sustan- ales de Aristételes y todo elemento cualitative, Ia fisica puede eaarrollase more geometrico. Veamos algunes puntos principales. as 1 La Hsia Pero orden que he seguido hasta aqui a sido el siguiente primeramente he tatado de hallar de un modo general principios © primeras causas de todo lo que existe 0 puede exist en el mundo, Sin considerar para esto nada més que a Dios su creador, ni obte- resis, por ofa parte, sino de certos gérmencs de verdades que hay naturalmente en auestas slmas. Después he examnado cules fran los efectos primerot y ordinarios que podian deducirse de cstas causa; me parece que por este camino he encontrado cielos, ‘stros, tna derma, © incluso sobre Ia terra agus, aire, fuego, rinerales..» Er evident que I fica cartesiana se dsaeell a prov. ;Cémo, por ejemplo, lot principios mis generales de todo lo que existe 6 puede existe en d mundo se deduicen de Dios? Muy sencilamente. ‘Siendo Dios inmutale, Ia cantidad de movimiento debe ser cons- fante en el universo, «Dios, por ss concurso ordinaio, debe con sercar en el universo Ia misma cantidad de movimiento y repos ‘qse puto en & al erearlos Y por la misma raréa, cada cosa spermaneceri en el estado en que esti mientras nada la cambies ficho de otro modo, xm cuerpo permanece en el mismo estado de reposo 0 de movimiento mientras no se ejera sobre él una fuerza. De este modo, lor dos primeros principios de a fisica cartsiana son deducidos a pros’: el principio de la conservacin de movie riento y e principio de inera esps de esto podria ereerse que fa expiencia no tiene nin spina fonciéa en ef desarrollo de la Genca. Seria un error. La, ‘experiencia intervene cuando se lega a Tos efectos particulares. Porque, dado un principio general, epirita dedace de diversas conseeuenciae igualmente posibles, pero no puede saber a priori cil ha realisndo Diot efectivamente. Silo la experiencia puede ‘ensefiroddo. Asi Ia fonciba de la experiencia no es proporcionar tun objeto al pensamiento, pero es indispensable para dar a un pensamiento determina, y no a ofr, un inicio de existenca, Es evidente también, que fa fisca caresana sélo admite una cxolicacin miecanicista de los fenémenos, segin a forma y el movimiento. Pero deben sefalarse dos puntos. Kn. primer lugar, 36 Descartes 1 movimiento no puede ser para Descartes lo que era para Aris tteles, el paso dela potenca al acto. Hn una concepeién geome trica del mundo, e! movimiento es puro despazamiento en el ep io con felacién a puntos de referencia que se suponen jombviles [HI movimiento es ee paso de un cuerpo de la vecindad de aquellos «qe lo tocany que consideramos en repo, ala vecindad de otros» ‘Por otra parte, la cienla cartesiana exciye fa busqueda de is ‘ausas finales. EI mayor vicio de Aristeles es extraer argumento ‘el fin» Descartes admite sin difculad que existe la fnalidad en el mundo, pues Dios es la causa final de todas ls cosas como es también su causa cfciente. Pero ela nica iaidad que reconoce, ¥y como no podemos comprender los designios de Dios, lx bis ‘queda de Tos fines en la naturaleza «3 init y temerarn 2 ba pricotogt, ‘Toda la antroplogia cartesina dscansa sobre la distinisn del cuerpo y del alma; el cuerpo es una sustanca cuya esencia es fextensién y el alma una susanca cuya esenca es ed pensimiento, BI cuerpo, considerado en si mismo, depende de la fsia. Es tuna especie de autimata, se expica totalmente por las leyes del ‘movimiento. De aqui proviene fa torla de los eanimales miqui- ras, Pues los animales no piensan; la prcha esta en que 10 hablan y que no obran con eonociniento.Y sino piensan, no tienen alma, son slo méquinas, Bi alma es exprity poro, En cuanto pasiva, contemplando las ideas, entendimiento. En cuanto active, votuntad, Descartes ditingue tres cases de ideas segin su origen. L* Las que son forjadas por la imaginacién, como ta de centatiro 0 de ‘qimera, son ideas efcticiass. 2° Las que provienen del exterior por fos sentidos, como las sensacones de eolor 0 de calor, soa ideas cadventiciass, 3° Finalmente las ideas innaas, idea de Dios y la idea de extensén, que son las tinicas que tienen una foncidn en fa metafsia, porque son las tnicas cars y disinias ‘Algunas expresiones empleadas por Descartes podrtan hacer creer que its ideas innatat estin en acto, completamente formadas fen el espirta: elas extrigo, en derte modo, det tesoro de mi a Historia de tn floofin moderna cspritu> Pero cuando trata In cuestin mis detenidamente, desara ‘expresimente que fas ideas no estin en act, esin slo en poten ‘6a, como ta generosidad es snnata en ceras familias; tenemos el poder de extrarias de nuestro fondo. No hay, por tanto, gran Aliferencia entre Ia concepcén cateiana y' la concepeién lib ant del innatismo; en ambos casos, el innatism es viral. Ade mis notable ver que Descartes Ima «idea a las simples sen ssciones. Rtas impresiones son eadventcass, con contasa, pero sin embargo son ideas. Esta manera de hablar pusaré a toda la ‘escuela empiisa, EI términ idea es, pues, muy amplio, equivale al de representaciin, que e¢ de origen alemin y recente, ¥ sg: nifica Ta presencia de un objeto cualquiera al esprit Para Descartes, el conocimiento no es una actividad, sino una psvidad. La Gnia func activa del espirtu es fa voluntad. Como julio ex daramente un act, Descartes lo separa del ented rmiento y fo vineula fa voluntd. El juicio es un acto de volon- tad. A sta teoria del juico se a Tha yoluntarsta Ta voluntad es libre. EI epoder de clegirs 0 elbre athitroe 5 um hecho: «Lo experimentamos y lo semimos en nosotros mis ‘mos Es tan grande que «no concibo Is idea de ofa cosa mis amplia y mis extensas. Con ello aims que la Hhertad es init, os igual a Ia de Dios. Finalmente, fa indiferencia no es mis que grado mie bajo de Ia Hbertad: «Tanto mejor y mis ibremente scogeré la verdad y el bien, cxanto mis me low dé a conocer I raxin 0 cuanto mis disponga Dios desde denteo mit voluntad» TR problema mis espinoso de Ia antropoogia catesiana es de Is unidm de ala y cuerpo. Descartes plant el problema con Firmeza. Que el hombre sea uno, es una enaturaesa simples, vn dato de intuicén del que no se puede dudar. Afra también que ff alma no esta ene cuerpo como un piloto ea fa nave. Lega incluso emplear fas expresiones de I Escuela: esa esti unida ‘rely sustancialmentes con el cuerpo, el alma e8 inciaso «forma sustancial del cuerpos. Parece, pues, que todo va bien. La difesitad ‘th en que estat nociones escolistins no tienen ya ningin cetido fen una Filosofia en 12 que el alma y el cuerpo son dos sustincias completas. Por tanto, surge un confcto entre dos evidecias: a Aistnciéa y ls unidn; y esta antinomia no puede deshicerse. Des: 28 Descartes cartes la adite francamente en una ata a le princes Tbe Ro me parce que el espiiy humano sea cap de eonebir dv Stamey aver adit esac ys sn, we pert elo ws arcemrio conetiros como uns 8 coy 8 \kr eoncties como dos, to cates comtaictorion La nid {hombre ey pots en ecko dnaoal To queen lenge ‘poder se nara‘ iter. ‘Sex como sen, el ava iene 8 sede prncgl en Ia finda pine ur se cocoa. entre Wot dos esferios ecco ede at mpers los movimiestos de os miembros. En ee, fon pisitassrimalen, materia muy st cali om el cores sehen al cerebro, Lact Slama const en orienta og Juin pea de forma que los eprits aniafes pasa a un cal determina vayan & mover dteminado miembro. inna era ata corn ining contenplacém, «a ver dad no puedo hat de asombrarme de que um sto, despite {i hate toma ln firme reson de detuce sé psincos enocios prs nisms, demo afirmar nada qo no cons dra Patina, depuis de haber ropocido » mendo 3 oe Theistic: querer exlcar las coms acurs por culdades oc {Sn admit one hits mis welt que lier iad cen Oot enteade, pregunta, por snién de alma y cuerpo? ZO con- Sein chin y istinta ene de um pensmieato vncdo ee ‘foment a umn peace prin de extensin’> [A Descartes munca le gusté trtar pitficamente coestioes de moral, porque, dice €, Ser tan fuerte y tan resueto en mis acciones como pueda» Poco importa que I deciién descanseecbre luna opinion solamente probable, 0 incluso casual Como las aciones de Ia vida a menvdo ‘no pueden aplararse, una deisién cualquiera veri siempre mejor ‘qe Ia indecisién, y 12 perseveranca en la ejeacién ser siempre mejor que fa inconstanca 13° elntentar siempre antes vencerme a mi que a la fortuna, y cambiar mis deseos antes que el orden del mundo» Descartes Tomé este precepto de los extoicos. Rpicteto. dstinguia entre he coms que dependen de nosotros y lat que no dependen de nos otros; y ensefaka que silo nuestros pensanientos estaba ttal~ mente en nuestro poder; de suerte que gobernando sus pensamien- 1s, el hombre puede sustraerse al imperio de fa fortuna y sivalizar en felicidad con Dios. Descartes hace abetracién de Is doctina ppantesta que servia de fundamento a esta doctrina entre Toe fstoicos. Para él, este precepto expresa el nico camino que tiene e hombre para Megara estar contenton, es decir, satisfecho yy feliz 44° elimpleas toda mi vida en cultivar mi razén y avansar tanto ‘como pueda en el conocimiento de la verdad sguiendo el método ‘que me habia prescrito> Este iltimo precepto es la justifcacion de os tres anteriores, pues éstos slo tienen sentido como medios de vivir bien mientras se busea la verdad. Ys propia justifiraciia Descactes cs que el conacimiento del verdadero bien leva de suyo uns cow cts just, seg el principio de Socrates que dice que ebasta jr sat bien para obrar biew. 2. La moral defiitoa Descartes no redact® jamés su moral defitiva. Esboss sus raegos principales en nd serie de carts a princesa Isbel rn conjunto puede decirse que es umn moral cristiama, puesto que deriva dela setafisien que ha demnsteido In exstencia de Dios y J inmortalidad del alma. Contiene tres preceptor que corzespan- ben Tos toes stimos de la moral provisional. La diferencia con Siste solamente, pero esto es capital, en que ol espirita esti ya en posesia de la verdad Por lo mismo, las miximas de la more provisional son tas- puests,tanaformadas,transfgurads, yl primera desaparece, pes to que se basaha en lt suposciin de que se ignoraba dénde estaba 1 Bien 1" Que el hombre intente siempre serie del mejor modo posibie de su razén para conocer lt bondsd de Dios, Ix inmorta Tidad de su alma, 4 mageitod del univeso, y el vinculo que une al indivdo con ls sociedad. La contemplacion de ia verdad ss faye ahora a su Biequeda. Y es indispensable para poner al alm ‘en las disposicionesexigidas por Ia vida moral. Ast la conterpla ‘én de Dios engendra naturalmente el amor, el abandono y la sie fra; I de nuestra alma suprime el temor dela muerte engendra 1 desprendimiento del mundo, 12°, Que el hombre etengs una firme y constnte resolucién de cjecutar todo To. que s8 cuzin Te aconsej, sin que sus pasiones 0 ss apetitos le desvien de elo: y creo que la virtud consist en fires de esta resolciin. Las decsiones no s¢ toman ahora al azar, n0 ton dicadas por la raaha, de suerte que la vrtud con Sate la dsposiiba de la voluntad a seguir en todo a Ia rain, Como fa ciencia, por consiguente, la viru es una; no queda espe ‘ifcada por sus abjetos, por el contrario, es siempre Ia mis, ‘ualesquiera que sean los objetoe a Toe que se apicn Ta vital ‘artesana tiene un nombre: In generosidad, a Historia dels florofis moderns 35 No desear fo imposible y no areepenttse de los propios| crrores, El primer punto es na simple repetica de Ia idea es toica. El segundo se justia por la resluciin de usar del mejor ‘modo posible Ia propia razéu, pues en esta hipdtesis el error no culpable v ao hay que arepentise de é Estos tres preceptos forman un todo. Sw aplicaién, que es la ‘sidan, no puede dejar de conduc al hombee 2 ta mis elevada slegria de esprit, 1a herencia legs por Descartes se compone de do partes muy diferentes, pero de igual imporancia algunas ideas directrices en bas qe, mis 0 menos, se insprari toda fa flosofia moderna, y alganss dieuttades que sus sucesores se esforzarin en resolver LB cepts cartesian El espirte cartesiano est coasttudo ante todo por la idea de 1 matemiticn universal. Las matemiticas son el tipo tnico y per~ fecto de b cenda, de suerte que el conocimient es cientfco en ‘ih atedia en que es matemitico, V fax matemiticas son apliables 4 Ie totalidad de fx realidad porque no Bay nada cn ls naturaleza ‘ave no cen de orden cuantitativo. A esta doble tess puede Ham sela de postlado racionalst, pues reduce al misimo, por no decir {aad el papel de ln experiencia, y mis profundamente porque subordiaa el objeto al espirta y hace del espirtu humano la reg 4 prior del ser. De este modo la erevolucién cartesanay preludia \ b eevolacion Kantian ‘uy cerca de ls ides matemétic, apenas discernible, esti la idea dle wna (osofia Fieal. Porque, siendo las matemitias el tnco ‘modo riguroso de pens, la misma flotofi debe conformarse con cling Si quiere ser una cienia, debe proceder cen orden, es decir cvcudenar sit proposiciones como la geometria sus teoremas, Asi fares todo fidsofo que se cree obligado a encontr wna primers verdad de Ia que todas fas demic se deducirin a priori Descartes 1a idea critica es quiz Ie que mis profundamente hx marcido| Ja filsofia moderna. El problems exitco concer al valor © at aleance de nuestras facitades de conocimienta. Lo que es cari terstico del eartesanismo es el lugar conceit a este problem y te método escogido pura sesolvero, Segin Descartes, problema det conocimiento es el primero que debe considerar ei flbsof0 que imenta conduc ordenadamente sus peasaentos. En efecto, no s5© puede conocer nada con certeza antes de conocer la ineigeni, porque gracias a ella conocemos todo lo denis, Y el métoda apro piado para resoler el problema critic In duda, porque e8 ol ‘nico medio de elimina todo prejuici. Pero ladda se refiere ante todo a Tos sentidos, de suerte que la evidenia sensible se encuentra “efitivamente recusada y la verdad slo puede surgi de ls laces ela razba, Finalmente, el cogito es la fuente de todo el ideaismp modern, puesto que sigaiien que el pensamicnto ex la Sinica relidsd dads Snmediatamente al esprita, y que cualquier otra realidad debe ser Aedocida de aquila. Descartes, certamente, no es idealist, puesto aque partiendo del pensamicato pone at esprit como sustnca Deasinte y demuestra, a continsscén, in existencin de Dios y fa el mundo. Pero la sella ha sido sembrada. Pues madi, excepto Locke y algunos esolisticos que se creen progressts, recogerin fa prueba cartesiana de la existendia del mundo. Y poco poco se irf descubrendo que i se analiza el pensamiento e ser que se ‘encontrariseré sempre ser pensado, no seri el ser real existente na 2 Las dificultades det cortesanisme, Descartes deja a sus ezbrinoss, com dice él, no so algunas ideas directrices, sino un dificl problema para resolver, Ahora bien, tn buen problema es un bien, porgue excita la reflexién y ‘estima el ingeio. Puede decrse que es ertesiano todo fés0f0 ‘que consiente en tomar en consideracién el problema cartesian. Un filésofo no cartesiano, tomista por ejemplo, delarard impia mente que es un pseudoproblema y que debe dejarse para aque! ‘que lo ha planteado, ai como el conjunto de In flosofia que le ha o Historia de ts Sloofin moderns hiecado a plntearlo. La mayor difcltad del catesiansano es lulismo. Se presenta en dos aspects: metafisio yextco. Desde el punto de vista metafisico el dualismo consiste en de fiir et cuerpo y el alma como dos susiancias conetss, hetero aéneas © incluso opuestas en cuanto a la esencia. La dificultad est fen explicar su unin. Descartes fa afirma como un hecho, y Ive abandona in partida, como dir Leibniz, porque no pede tomarse fen serio ol recurso que hace in exirmis I tora avsttdics de sla «fora sustanialy del cuerpo. Desde el punto de vista critic, I dificutad consste en hacer | unio entre Ine ideas y las cosas. Las ideas som modos del pen ssmiento, lst cosas modos de a extensién: ao hay nada comin fentee Tos dos téeminos. Por esto las ideas no son producdas por Jas cosas, esto es imposible; son innatas, el espirtu las extrae de ‘5 propio fondo. Adams lis ideas son el sinico objet inmedits ‘mente alcanzable por el espiritu. El problema consiste entonces postr de la inmatenca ala trascendenca, de las idets en nosotros {fas costs en a, No es desacertada Ia denominaciin de «problema el puente>. Pero es insoluble porque carecemos de medios para saber si nuestras ideas te coaforman con las cass, Como Ins cass no nos son dadas inmeitament, jams podremos camparar mses tras ideas con las coms, sino solamente nuestra ideas entre I problema de fa unin de alma y cuerpo y el problema dela relacin del pensimiento con el ser serin los problemas princips- les de las grandes metafisicassalidas de Descartes 3. Desarrollo det cartsiniomo Histiriamente nace de Descartes una doblecorrente de pen: samiento: el racionalismo y et enpitismo. a corriente rocionalsts esth en la linea de cartesiaism, lo prolong, aunque no sin modificaciones profundas. Lo ilustean los ‘andes disipulos: Spinoza (nacido en 1632), Malebranche (aaeido ‘en 1638) y Leibniz (nacido en 1646). En conjunto resuelven ‘problema cartesiano con una teoria teolgiea La corriente empirisa se presenta coma adversasia de Des cartes porque rechiza [a teoria de Ins ideas innatas, Pero por esto mismo depende de Descartes, y en iltimo término, no es ni mis fi menos adverearia 0 dicipuia que la corriente racionalists. Los princes representantes del empirismo son Locke (nacido en 1682), Berkeley (nacido en 1688) y Hume (nacido en 1711), ‘Pero antes de abordar el desarrollo histiveo del cartesansmo, hay que decie por lo menos algunas palabras de un pensador de primera linen que no pertenece @ainguna escuela: Pasel 4s curio sectso0 PASCAL Bidtigatia. Las bras compas de Past han silo eas per uniwscuview Gaza y Booruac et 1 yolimenes (Hache) La eae ‘rlnaris (Hache) Teuhacnesenatlans: Penson, Sd 12 pasar, Natit 13; Penantetr, Corts Prvincler, Madrid 1988 Peusaieios tbe laren y ors antes, Barons 196, See Pas fay que enpcrar por ler Bovrooea, Pscl (Hache), 9 2 coninunion Cavities, Pave! (Plo): en cnellans ALF. Sete, Pac, Barba 15S, y'A: Vauonam, Sesser sobre Pavel, Madrid 1983, Pigrofia. a foe ging est Vie de Monsieur Pach ert pies herasaGilerte Peer poss depute ew ae Gainer, major "ve dy Joeqrine, mas proves. Sa madre moere Was y ts edends porn pee rdw ceca 9 Pri 18) pita muy promo si trabajo ceicos El Esa var ler conic aa de 109, lt epéicer noel towhaut Ie eid, et? 9 ae festa gue tamil Trot de Pure der liqueur, que Po 3 Dies hata dees de eer oi se stn sprimers conn, y problemen Pre four te ton wage des malice En 182 Joegtine entra ew Port-Royal y Pavel tpies reccmar el mando epee ebro Mery a dase {Lys ye sain de a marque Sab, donde acd el Discus ‘ir Ter pasos de Famonr cya icin Pascal ssa 1 serena 9 ei converting en sche fame de 21 denen de 16S de a que el ME! cosern tm eave Te verde Cam comecsiy Pasa se ria 2 Fort Royal Bn 161657 Intervene tar ica decries sca gor cna pubes tes Prone, En el sono de Po-Ronal expe sm Hes diectices en fl Ewin ovr M- de Sasy sur Epica 0 Mtg, peo so poneial frecceparon de ecner specs em stn =a Alogi de Teale (on chatiome. ore ede ws de Tae ‘ase er geno univers que no pul eoeraae engin aro ‘is tamén na ge fugornte No ex on macro serum Fle, ot ican, gro linen ayes que seta # pes ‘uisramos presouar primer gar aipectos divers el genio [No hay cas ningin campo dela exturs humana en el que Pasel ro haya brilado. Dejando 4 un lado a valor Iiteraioechaeemos tuna sencilla mirada sobre sus actividades de peasador. 1. BE matematico. Pascal hace vatios descubrimientos importantes en campo de 4a matemitica. Al inventar el etringulo aritméticon, imaugura el cilulo combinatorio (calular todas as combinaciones posbles entre un nimero dado de términos). Al enundar la erela de fs partdas> inaugura el cileulo de probabiidades (en un juego de rar interrumpido antes del final dela yatida, reparti equtativay mente las apuestas de cada jugador). En su Estat sur les conigues, ‘reduce a una frm nia todas las figuras que puede engendear Ja interscecén de un cono por un plano. al resolver el problema de ia erveta, pone las bases de cieulo infinitesimal (clelar el frea desrita por wn cao clavado en una rueda cuando esta red svanza una viet) [Al mismo tiempo, Pascal relexiona sobre su actividad de mate- rmitio y diboja los grandes rasgos de lo que podria Hamarse una filosofia de las matemdticas. Esti contenida en el pequefo tratado imacabado De Fesfrit géométrigue. En €, Pasal se muestra ear tesiano al declarar que la geometia es la mis perfecta de fs cen cine. Se muestra incluso mis racionalista que Descrtes cwundo firma que el ideal ceria defnie todos lor términos y- demostar « Historia de Is flootin moderss todas las proposicones, Pero ve muy bier que este ideal es ierea™ lable: Ia geometra parte necesarismente de términos indefinibes 1 de proposicionet indemostrables que son objeto de inten; y (sta es exactamente la possiin de Descartes. Pero Pascal empieza ‘a separarse de Descartes con in observacién de que Ia geometria, fa cuanto abords et infinite, demuestra por el absurdo proposi- ‘ones incomprensible. V sumenta la distancia concediendo un apartado en st método al carte de persuadie 0 de agradar, que se dizige a la voluntad, arte mis Gail y mis sutl que ee arte de onvencer> 0 de demastar, que se dirige al entendimiento. 2 El fisico EI descubrimiento esencial de Pascal en este terreno es el de 1a presiin atmosférica,y en contecvencia la del vaci, gracias alos ‘experimentor de In Tour SaintJacques y del Puy de Déme. Des [puts generlza su descubrimiento y formula el principio que leva Se nombre, que impera en toda Ia hidrostitien Reflexionando sobre au actividad de fisico esbora una flosofia ‘de las cencias naturales que esti contenida en el Fragment d'un trvite du vide, Sa tesis es que elos experimentos son ls tnicos principios de la fsiei. En exo se opone a Descartes. Pero st intenciin no es tanto Ia de exelir Is deduccién matemitica como 1a de exciir Ia avtoridad de Aritétles. En esto coincide con Des cartes, Al mismo tempo tom poscién en la disputa de los anti igu0s y los modernos, Ta humanidad, dice, debe ser considerada ‘Soma namo hombre que subse siempre y aprende continue rents, Para cl conocimiento de fa aatralera, los antiguos repre Sentan la infancia de lt humanidad, porque son los modernos ‘quienes han acumulado In experiencia de ls silos 3. El morals Pascal es morass, tanto en ol sentido propio como en el sentido amplio de ls palabra. in el dominio de fn mora tiene ana iatervencin brillant, aun ‘que muy discuible, com las Proviniales, No sdlo ataca la moral Pascal de tos jesuitas, que considera relajada, y que quit Io estaba en algunos puntos, sino iniso los principios de ix mora aplicada 1a casuistcn y' el probabilsme. Cree posible, incluso considers cobligatorio, que Is reglas morales sean realzadas en toda su pureza or todo hombre en cualquier sitscia, Pero la moral aplicada no es una cienia riguross, Las reas son generale y abstracts, mientras que Is acc sempre con crea ¢ individual KI morals, pues, slo puede adaptor las segs generals al aso concret, lo que coasiuye bs casistica, W para realizar esta adapaciOn no puede hacer otra cost que pesit con ‘radenca las probubldades. Pascal tenia raain al protestar cont laxismoy, que no concede importania suficiente a ls reglas itenerales, Pero cayb ene error contrario que puede lamarse «igo rismoy, que 9 pres ninguna atencion a la situacdn concreta det individu De este modo, segin el sentido que se dé al término moras, ‘Pascal sed ctitcado o admirado. Pues nadie discte que sabreale ‘en! anilisis dl coranén humano. En sus Peneéersmina esta zona ‘obscura que existe en el punto de unin dela vida psicligics, de 1a vida moral y de ta vida religiosa. Sea cual fuere el cometido ‘que correspoade a sus reflxiones en su apologia del crstianismo, 5 lo cierto que por si mismas merecen stencién detenida y son de una verdad impresionante: el esprit de geimetra y el espirity de Aeticadesa, el aborrimiento y la diversién, fa inquieted, fo duplic ad del hombre, ta devgracia de su condi, 4. Bl metafsico, Pascal no cutiv ta mtafisica propiamente dicha, ;Acaso la ignoraba? Estamos tentados de crcerlo asi. Lo poco que dice de las epruchas metafscas de Dioss* muestra en todo caso que lt lesprecaba sia tener una idea clara de el. Con ello sleanssinoe ‘uno dels Hinites desu genio. Pero sus Penséer contienen un certo rimero de ideas que, en un sentido amplio, pueden incise en contenido de I metafisia Historia de te Blosofis moderna 2a primer lugar hay elementos para una erica del comocimiento (que se organizan alrededor de dos pares de nociones opuests Aogmatsno y escepticisme, corazdn y razén. ‘De tal modo critica Pascal las faculades de conacimiento que parece dar razin al escepticismo, Sus argumentos, extridos de Montaigne y de Descartes, carecen de orginalidad: errores de los suaidos, engafios de la imaginacia, tusiones de fos svehos, hips ‘esis de genio maligno. Conelasin: eel esepticim es Is verdad" El hombre es un individyo leno de error natural ¢ imborrable sin fa graca, Nada le ensefin le verdad. Todo Je engafas ® No pues, de extrafar que durante mucho tiempo se haya conside- sido a Pascal como wn eseiptico que se refuginen Ia fe. Pero esto ‘© un error. Pascal no es escépico ni por tempecimento mi por TEL scepticism no es mis que in momento de su diaée- ica. Porque al mismo tempo, decara que el hombre no puede permanecer en el esepticimo y que de hecho no ha habido Jamis ‘un pirroniano efectivo perfecto. La razén es impotente para refutar puomto ein, pero Ia sate nos fide dar de TA solacibn de a antinomia se encuentra en le acc decors ‘bn. Es muy complea. Sx origen es bibic, designa entonces hombre interior, considerado globalmente, sin distincién de facul- fades, En Pascal, corazéa comprende dl instinto, el seatimiento, 1a volenta, el amor; pero no se reduce a ellon Ks también Drincpalmente wn modo de conocimiento que se opone ala raxén Aliscursa por el hecho de ser intuitiva. Ey una perepciia directa, inmedita dela verdad, semejante a un seainento 0 un instinto Ea este sentido hay que comprender el fragmento cnigmitco ‘Corazén, intinto, pincpios*. El coraxén es et instinto de los rincpios. ¥,en efecto, el corarén esentes los primeros prinipios de las matemiticas: por sjemplo, que hay tres dimensiones en el espacio, y que ‘a serie de fos mimeros es infits. La razén 20 ‘puede probar ni combatir esta inten, pues todo tu discuso fo fundamenta sobre ella, etcbre estos conocimientos del corazén et intnto so Pascal 'Y Pascal refiere la fe al corszin movido ¢ iluminado por Ik rica, eile aqut lo que es It fe: Dios seable al corarén, no a Jn razin> Seria un or coasiderar 2 Pascal como «sentiments 0 efieistas, Cuando hubla del sentimiento de Dios, no entiende ni Ja conrieacia de su presencia en nosotros, éta sera fa experiencia, titi, ai un simple centimiento de amor y de piedad, un estado fective, como se dicia hoy. Quiere subrayar que la fe no es ‘una operacién discursiva, la conelasén de un razonamieato, sino una cspece de intuciéa de Dios que se nos revel, una inten tan jeri e inmediata, aunque obscura, como fa visiin de ls prin ios, que tambiéa ama sentinfento, Por otra parte, hay en sus Penster una metafisica del hombre que prefgura el existencilismo contenporineo y la fiosofia del ‘bourda, No habria que forzar mucho las expresiones de Pascal para traducirlas en témninos de Heidegger 0 de Camus. Ea todo ‘eso, Pascal no igaora ninguno de fos temas actualmente explo- tados por el existenilismo, exceptuando el de [a libertad. Veamos algunos enuncados principales, Pueden agruparse alrededor del fran fragmento sobre Ios dos infritos "EI hombre, realidad fit, se halla perdido en el universo; esti conse suspendido entre dos infinitos, uno de grandera y el otro de Defer, entre fa nada y el todo. Esta stvacin To pone en ln Imposblidad de compreader los extemos, l principio y fin de las eotas, y por tanto, de comprender fondo cosa alguna Del mismo mado le reuka incomprensibe su propio ser. Pues ‘ests compuesto por «os naturalezas opuesis», y no puede conce- bir cémo pueden cuerpo estar unido a un esprit. «ls el colo de ons difcaltades, y sin embargo, es 3 propio ser> Por el pensamiento, que et conocimiento y conienca, ef hombre trascende el univerto material: Ia ro apostar «a favors es de hecho apostar en econtray, pues con respecto al destino no se puede ser neuro: por el soo hecho de vivir de una manera u otra, se toma partido en pro 0 en contra ae Di El texto es muy oscuro, Pasal supone en primer lugar que hay a miata posibilidad de ganancia que de pérdiday, es decir, que { coeiciente es 1/2. Lo que se apuesta es I vida presente, 1 vida ‘i la ganancia posible es 2 vidas, hay iguldad, de suerte que es indiferenteapostar en pro 0 ea contra. Pero si ln ganancia posible 5 3 vidas, ya es razonable apostar a favor. Con mayor rani sa sgananca posible es una eternidad de vid y de flcidad, un infinite, Pero esto no es més que un aniline prelminar. Los verdaderos| ‘érminos de la puesta son Tos siguientes. Apuesta: 1, la vida pee- sente, fit, desgraciada. La gananca posible es un infnito al cua Arado: una vida de felicidad maltipliends por dos infnitos, no de duracién, otro de intnsidad. Hl coefciente ex /m, una posiii- dad de ganancia contra un nimero tan grande como se quiets, pero fnito, de posbilidades de perder. La concusién matemitca es apostar a favor esto es demostrabies {Es demostrable? Observemos primeramente que el argumento fs tan compfindo, eintrincados como las prushas metafiscas de Dios. Pero es sin dude un argumento adaptado a jugudores. Se le 2 Historia de Is flosfia moderna reprocha a veces ser einteresidos, simple cielo de interés, Pero principio dl dsinterésabsoluto es quietsta 0 kantano, no até lico; Pascal pide el sacrificio de los placetes sensites con vistas a una transformacién spiritual; todo ests subordinado al interés moral, y en esto consist ef verdadero desinterés, Una critica mis seria e5 que el argumento puede valer para culguier religiin que rometa fa felicidad a sus files; y que ain valdvia mi para wna ‘eligién que no pidicse ol sacrifcio dels pacers sensible. $i Pascal tiene en cuenta s6lo el cristanismo es porque era la nica religiba posible en Francia en el siglo xvi, ya que nadie podia pensar en hacerse musulmén o budista. Ea fn, el argument pierde sa efecto ‘i el incrédol atribuye un valor infnito a los placeres seasbles, no en si mismos, quiti, sino subjetivamente, es decir, mizindolos con los ojos de fa pasién. Por tanto, el argumenta no es infaible. Pero ningia argumento convierte necesariamente 6. EL teblogo, Pascal se aventurS en el terreno teolgico con las primeras Pro- vincales y los Eevte sur lo grice, Se muestra francamente janse- nists. En otras partes, en parGcularen sue Penéec, su jansenismo ‘0 es formal, puede ser diseutdo. Sega mucatra opinién, se mani fiesta por Jo que 20 dice, mis que por lo que die: por ejemplo, ro nigga fa libertad, pero su anitiis dl hombre ao ls encueatra, Pero en algunos esritoe no es posible la duds Con el Augustinus de Jansenio, los Ferits sur lo grice et Ienos de ctas de san Agustin. No significa esto que san Agustin sea jansenista, pero de sus obras se puede deducir ef jansenismo, fon Ia sola condicibn de que no se teagan en cuenta Hos texton que contrarestan su pesmism. 1a teologia de Pascal est centrada sobre los dos temas conexos de la gracia y del pecado original. De san Agustin toma la teo- ria de as ados deletacionesy: una, esiritual, nos lleva a Dios; fa otra, carnal, nos lleva a los placetes sensbles I hombre sigue siempre una de las dos; la primera es un don dela gracia, pues el pecada origina nos ha hecho etclavos de fa concupiscencia. que ‘os arrasta hacia Ia Sere, Py Ea conjunto, Pascal se propone encontrar un téanino meio centre dos herejas invesas; el peiagianismo y el Toteranismo. La primera minimiza fs efectos del pecado original y niega incluso Ia nectsidad de lx grass para que et hombre pueda hallr last vacién; san Agustin la combats enérgicamente. La segunda ex sera fos efectos del pecado original y admite que Ta naturaleza Ihamana est corrompida en su natursess, que ot hombre es ince ps, por si mismo, de hacer bien alguno; fae condenada por el ‘conciio de Treat La idea de Pasal es, pues, just. Sin embargo, incuye en el pelagianiemo sistemas tealdgicor como el moliismo, ‘gue Ia Iglesia no considera heréticos. El hecho de considerar heré- ‘ica una docrina que la Iglesia no condena es suiiente para que el mismo Paseal se encuente, contra su volustad, echarado al lado dela herein sto ve ve claramente en las Provincia, al tratar de la cues- ‘iin de a gracia eins y euficiente, Patalniega la grada suite Y sostiene que toda gracia es efcaz,Hsta disputa parece puramente ‘rcoliticn, pero eb grave, Pues i toda gracia es ecaz por si misma, tenemos que concuir que cuzado alguien no se salva, es porque no tn reibido todas las gracias necesarias para su sslvacié. De donde sigue que Dive no quiere que todos fos hombres ee slven, 0 que Jesvorsto no ha mmseto por todos. Hstas Srmulas go se encuen- tran en Pascal, y Htermente ni sigiera en Jansenio; pero son cexpresiones légicas de su acid. Y eonstituyen la hereja janse- risa tl como fae defnida y condenada por Inoeencio x en 1653, 1H, stasis et persurewTo De RASCAL ‘Todo el pentamiento de Pasa, y con él todos tos problems {que conciernen al hombre, tnto desde el punto de vista filossco ‘como desde ol punto de vista teolico, moral y esprit, pueden Sntezareesleededor del gran fragmento 793 sobre os tres Grdenes. ‘Ta distancia infinite de Tor cuerpos a lot esplstus es figura de ia distancia infinitamente mi infinita que las de los expirios fla cardad, pues es acbrenatural.. Todos los cserpos, el firma: smento, las estrellas, Ia tierra y sus reinos no valen to que vale e s Historia dele Sosfin madera ris pequeio de fos esprtus, pues conoce todo esto a sé mismo, {los cuerpos no conocen. Todos ios cverpor juntos y todos fos csplrtus juntos, y todas sus produccionesvalen menos que et mis ppequefo movimiento de caridad. Esto pertenece a un orden infini- tamente mis elevado. De todos los cuerpos juntos no resulari el mis pequefo peasamiento: es imposible y de otro orden. De todos os cuerpos y espris no resularia un movimiento de verdadera caridad: es imposible y pertenese a um orden distinto, sobreny tural 1a fnaidad de este fragmento es a de mostrar en qué coasise la exedencia de Jesucrisio: no conguistéreinos coa a espada, hizo et mis pequeio dexcabrimiento cintico, pero vino en ‘splendor de su orden que consise en Ix sntdad, Pero por poco ‘que se analicen fas ideas lanzadas por Pasea, vemos esbozarse 2 las una flosofia completa 1. La mocion de orden ‘Como ia noc de magnited, Ia nocién de orden es de origen| ‘matemitico, y Pascal la sefalé en seguida. En un pequefio tratado de aritmétca sobre fas potencas auméricas, demuesta que las Tinea no tienen una medida comin con ls superficie, ni ls super ficios con fos volimenes, por la sencilla razén de que la linea no tiene anchur, y la superficie no tiene profundidad. Un orden cs ‘pues, un conjunto de magnitudes que Genen la misma naturales, {que tienen «medida comtiny, que estinregidas por las mismasleyes de aumento y disminucién, Entre dos Grdenes de magnitudes hay ‘un corte, una heterogencdad radical, de suerte que no peed pasaree de ura & otra por una simple suma de unidades. De aqui te sigue una ley capital: «No se aumenta una nagnitd de un deterninado orden, afadiindole, en el niimero que se qvier, ‘magnitudes de orden inferior: as los puntos no afaden nada las Tinea, las lneas alas superficie, las superficie a los vokimenes > 1st ley puede expresarte también del siguiente modo: una mg nitod cualquiera de orden inferior es nula en comparacién de una ‘magaitud cualgsiera de wn orden superior. No es nulaen st msma, puede afadirse a las magnitudes de ss orden, pero es nla ea % Pascal ‘omparacién con una magnitud, por pequea que sea, de un orden superior. ‘Seria instructivo comparar Ja manera como Descartes y Pascal mplean ln noién de orden, Descartes deja bien sentado que hay diversas tipos de ser: la extensién, el pensamiento, Dios. Pero ro les aplca jams el tésmino orden. Silo empea el térming en Singult: El orden es Gnico, ese} encadenamient lgico de las v dade, tal como se encuentra perfecamente en Jos teorenas de ia ‘gcometria, Pesca no ignora este orden raion, que constitaye el rte de coavencer. Pero n0 4 detiene ai Afade, en primer hgar, sel orden del coraséns, que es el arte de persuadir. ¥ sobre todo introduce ea fa fiosofia una acepcion nueva del trmino que es tambiéa de origen matemiico, pero que tiene un aleance metafi- fico: wn conjusto de magsitudes, homogénen en st mismo y hete- rogéneo respecto de todo lo dems. ‘De este modo, partiendo de Is nociia pursmente matemstice y abstracta de un orden de magaitud, Pascal lo lens, si asi puede de- ‘ire, de humsanidad, gracias #0 experiencia de hombre de mundo, de so y de ers, 2. Lae ter drdenes Pascal dstingue tres planos en ol ser: material, expisitual, s0- Dbrenatural,y por consiguiente, tres tipos de valor. Rs una vision sumaria, Es safciente cuando ae trata del hombre, pero deberia precsaree si se la quiere aplicar al wniverso. En el orden de los ‘uerpos habria que separar los euerpos brut de los cuerpos vvos, puesto que constituyen dos drdenes distintos. En el orden de los fcpritus habria que hacer dos separaciones: entre los espiritus ‘encarnados: los expritie puros,y el esprit ifite ineeado, que fe Dios. En 4 orden de lx eardad, tabria que distinguir, por lo ‘menos, la Koea de ln santdad y la dl sacerdoci, pues se puede ser santo sin ser sacerdotey aja inverst; y en cada linea podrian introducire aim otras separaciones. Ber limitémonos 2 coosiderar los drdenes de Pascal. Veremos surgir todos los problemas esen- siales de a Ssof ‘Eisen cuerpor? Las escucas ieaistas responden coastante- Historia de Is flosotin moderna mente que no. Sin embargo, hemos de sostener que exsten een s ce deci, independientemente del conocimiento que de ellos tene- ‘mos, porque es un dato evident dela experiencia sensible. Asimismo, consideraremos evidente que el hombre tene un cuerpo, El universo material esti dotado de uaa Bomogenidad real, pues todas las cosas estin vincladas entre si, eel mae enero cam bia por was piedeas; el hombre sblo es una infma parte de este smiverso y no estapa & ninguna de sus leyes, Pero el hombre esth douado de sensblidad, de suerte que encuentra en el mundo certo riimero de magnitudes, como los plaere, la rquers, el poder, 2 Tas que, con razdn, se fae lama «magnitudes carnales, Si concur Piscenca fas revise de falsos atractives, y se apega a elas como ‘un fin Gime, por mis que sean incapaces, por natraless, de satiafacrle. ‘Flay algo mis que cverpos? ‘Todas ls excvelas materialise niegan Ia existencia del espctu. Sim embargo, la sfimamoe,fan- ‘indones en la experiencia del pensamiento abstacto y de fa re- flexi, que proporciona una base sida a la demostracién de ta ‘exprituaidad dl alma. Y zexisten epirits,plralidad de esiritus? FEL pantelsmo idealista lo niga: defende la umidad del esprit, {Nosotros a cambio afimmamos que cada hombre tiene um alma, fondindonos en la experiencia de nuestra propia subjetivdad 1s espiitus no estén, como los euerpos, en una estrita inter Aependencia. Forman, 20 obstante, un orden, no sto porque tenen ‘una misma maturalera, sino porgue eatre ellos median relaciones ‘que fos unen en una replica ona sociedad: Arguimedes «ha pro- porcionado a todos fos espirtus sus invenciones. 10h, cémo ha ‘Numinado a Jos espritus!s Tas magnitudes del espirite som para Pascal estrictamente intelectuales; son las cienia, la geometia, los inventos. En est sefalaremos una dobe fimitacién, En primer lugar, Pascal ao admite, como pucde verse en Enieton avec MM de Sacy, que sea posibe uaa magaitud simplemente moral, ds- tinta de ta santidad cristana, una virwd natural; elica de esober- bia diabltica> el herolamo de los extoicos. Por otra parte, Pascal parece jgnorer que en el plano intelectual existe una cultura mis ddevada que la cenca, sna cultura que es ya verdaderamente sabi= doria: 1a metaisica, De buena gana dctsmos, pues, com y contra se Pasal, a la ver, que las magnitudes espviusles son de diversas ‘cases morales, ante todo; intlectale, luego; y Estas su vex so ‘mltipes: las Ciencias experimentales (esprit positivo), las eien- ‘das matemiticas (epirita geortrien), las ciencias del hombre (es pirits de finese) (a cenda dal ser (espirtu metaisco). «Existen realidades sobrenaturales? Unicamente Ia fe nos per smite afirmario, contra todos los raconlismos. La fe ett por en ‘ima de la raaén, pero no en contra, pues hay razones para crer, ‘de modo que es razonable que la faxdn se someia cuando ve que debe tometerse ZY qué descubre la fe? Ante todo a Jesuristo, ‘el Verbo encarmado, que es el centro de tofo el orden sobrenata- fal, por et cial tenemos conminicaciin con Dios y en e cual todos los erstanos forman un solo cuerpo porque partcipan de u vi FE ideal de este ofden la sontidad, su ley fundamental es Ia ‘asidad, Ambas encuentran en Jesueisto su modelo perfect ‘Todo esto es evidente para el cristiano, El snico panto delieado cs saber si podemos seguir a Paseal cuando esribe: «Silo cnoce- ‘mos a Dios por Jesucrist ®. «No sélo es imposible, sino también nil conocer a Dios sin Jesuersto» . aE desmo (esti) casi tan Iejos de la religién erstisna como ei ateiemo> ". San Pablo acep- faba como un hecho que los paginos han conocido & Dios por sus cobras, fer eo quae facta sunt, y si los condenses precisamente porque, Habiendo conocido a Dios, no le han servido. Ademis, es falso que i rligin cristina aborrerca al demo casi tanto como al atesmo: lo bendice formalmente asumiéndolo en su dogma. Fi rdmente, humillar Ia rain cuando es orgullost, es decir, undo ‘se erge en juer supremo de In verdad, es estimala en su justo precio; pero negarle toda apertura a Dios es despreiriainjus- tamente, Pascal esté en ef camino que conduce a Kant 3, Relacén de los dens. Pascal, con su metifora de ta edistancias, seta admirable: mente la tracendencia de los drdenes superiores con rclacién 3 Jos inferiors. Fy Historia de Is Glootin moderna Bl espirta estas una edistaniainfinit de los euerpos. Dea Se sigue que la magoitides carnales no valen ads comparadat con Tos espirituales y no pueden afadir nada. Ai, la riquera ¢5 pera nada con relaciéa a I cieni, todas ls riquetas del mundo no equivalen al menor pensamiento y no pueden producilo; el rico incluso incapae de percibic Ia grandees del sbio, Lo sobrenatural esti a una edistanca ininitameate mis ink nity del espiritu, de modo que los dos primeros érdenes, vistos desde el terero, no forman més que uno solo: ly maturaleza. Por consiguent, fas magnitudes naturales, tanto cirmals como esp tuales, son nulas comparadas con las magnitudes sobrenaturles y no pueden afaires nada. Toda la clencia del mundo no vale € iis pequeio movimiento de cardad y no puede engendrarlo; els bio es incapaz de pereibir la grandeza del santo. A fin de cuentas, la caridad tiene preeminenca abso sobre todas las demis magnitades. A los ojos de cristiano, lat magnit des espirtutes y carnales son nada, y au actted hacia elas slo puede ser la indiferenia o el despreso. En este nivel, en el qoe ‘tin en juego los princpios supremos de la espiitulided cri tiana, Pascal coincide con san Ignacio, a pesar de haber atacado Violentmente a 988 hijos. Lo nico importante es amar & Dios, cl resto importa poco. Rs ¢ principio mismo de fos Fjercciae. San Ignacio lo afiema en la Meditacion fundamental y en lx anotacién sobre Los tres grados de bumildad. Pero Pascal no nombra en absolute Ia iomanencia de ts dede- ra Gel para la falidad concreta del fragmento, pero «= necesario si se quiere forjar a su alrededor una doctrina satisfac toria, Pues es el mismo hombre quien tiene una vide Fisica y sex sible, una ida intelectual y una vide sobrenatral. Lejos de ser Is trasceadencia un obsticulo para Ix inmanencs, por el contrat Ja hace posible, Dos cuerpos no pueden coincidir, y empaco d ‘espritas; pero el espirta puede estar presente cene el cuerpo, ¥ le gracia en el hombre, porgue lo trascenden, Dimeramente hay inmanencia dl esprit en el cuerpo el esi ritw anima al cuerpo, fo vii, fo organiza, fo mueve, Por tanto, fs normal que el espirta se preocupe del bien dl cuerpo, de xo fslud, de st vigor, que teataje para el bien del cuerpo con #06 o Pascal invenciones. De hecho, Pascal faciité «trabajo de los hombres inventando la carzetila, Ia miquina de ealeular, la sociedad de los transportes a comin de la regidn de Paris, con el nombre de carosses & cing soe Por el contrario, el cuerpo condciona, en ciera media, el desarrollo del eopirita. La semsacin ep neosaria para el pens rien, porgue le proporciona sus objeto, y la seasbiidad supone al funcionamiento de todos los degunos det cuerpo. Es més, un ‘nisin de magnitudes carmales c= necesario para cl espirtu: slid, bienestar, descanso, dinero. La vida moral y toda cultura intele teal son pricticamente imposibles cusndo existen Ia miseria enfermedad en exces, Puede afirmarse, pues, que es para sf mismo fea quien teabaja el exprite euindo cuda del cuerpo. ero mis alld de cierto limite, el desarrollo de fas magnitudes armies es pelgroso para Ia vida del expr: se corte el riesgo de dejarse absorber, de desprecar los érdenes superiores, lo que se converte en una verdadera pervesign. EI deportits, por ejem- to, consagra Ia ttaidad de su tempo y de sus fueraas a desarr Tae sus msculos. El rico rinde culto excusivamente al dinero. FL capita cifra su meta ea Ia conguista. A su modo todos se van cencertando ea el orden de lor cuerpos. De ello ee sigue que e& necesaria alguna morifcacién para poneslo y mantenerlo en So Toga, qve no es primero, para refrenr las pasiones que dominan ‘ed coraaéa, para probibire deletes que envilecen al hombre. “Existe también en el hombre la inmanencia de la grai, La vida ‘ristiana es sobrehumana, pero no inhumana. La gracia viv al hombre en lo mis profundo de s4 ser, penetra ns sustanca y santica desde dentro todas sus actividades, con la sola condicién de que sean santifcables, «5 decir, moralmente honradss. Por esto hay una santidad «reals como la de san Lis, na sntidad era, son bellos ejemplos de fortaleza humana. Por Jo demis, es cvidente que a vida sobresatural no se desarolla fuera el hom- bre, sino en di, es decir, por su esfuero o su trabajo, tanto isco como spiritual ‘ero en canto se ulizan los Grdenes inferiores surge el peligro de apegarse a ellos, de dejase apartar de Dios por ls eratras aque deberian ser puro medio de servsle. De ahi se sigue la ley de is renuncia. Es necesario, primeramente, renunciar a todo valor fatural en ctanto finalidad o fn imo, pes slo Dios merece fer amado por si mismo y por encima de toda ls cosas Es nece- ‘rio, keg, renuncar efectivamente 2 todo valor natural que fuera tun obstieulo para el desarolio de ia earidad, Pero es imposible dese cul, pues es un problema estrctamente personal que depende de Ia diresién de concencs. Conclasion Para conduir quisiérmos scfslar simplemente un hecho que os parece evidente, pero que parece haber pasado por alto a los historiadores: con su nociin de orden y su doctrina de los tes denes, Basal vuelve, sn saberlo, ala teria tomista de la analogia, Ta analogia no es mis que le distincn de diversos tips de ser, de grados, de érdenes, de planos diferentes en la realidad Desir que los tipas con diversoe ex decir que no pucdea formar tun compuesto, adicionarse 0 sustierse, que ni sigue pueden comparase porque no hay entre ellos medida comin ‘Se objetars, quiz, que los seres de Grdenesdifereates tienen en comin por To mencs la existeacia, y que por consigueate pueden eamise bajo el concepto de sero de ene. Evidentemente, ta diver~ ‘Sidad de os tipos no ex absolut: el eoncepto de ser no es equlvoco. [Los setes, por diferentes que sean, tienen entre st algunas rela e Paseal clones y semejansas: una magnitud carnal ¢s estncsimente dife- rente de tna magoitud espiritua, pero e, sin embargo, una maga td. No obrtante, teniendo a dversidad su principio en ln eseaca, 10 puede — por lo mismo— dejar de afecar a ls exstencia un cuerpo no tene el mismo modo de existencia que un esprit pore ‘5 esencia es diferente. Hay, pues, una separacin entre os Srdenes ve impide que se construysn los grados superiors con los infe- Fores, 0 que se deduacen los inferiores de los superiors ‘La nocién paseaiana de orden tene, por tanto, wn alcance met Sisco considerable. Proporcona ea particular el antidoto del pan teismo en euslqsier forma que se presente, ya sa relista como cl de Spinoza oideatista como el de Hegel. En efeto, dl argumento principal det pantesmo consiste en decir que si Dios es infnito debe ser todo, pues si algo existiera fuera de Bl, quedarla limitado por este ser. Ahora bien, basta tener la mis poquefa idea de lo ‘que es waa diferencia de orden para comprender que una erstra, digamos un ser fnto cualquiera, no puede afadirse 2 Dios. es la percepciin sensitle de un objeto singular. Estas dos clases estin comprendidas bajo la denominacién de eprimer género {4 conocimienton, Su caracteritcs ex Ia de presentar hechos brats, Aispersos, sin vinous, int Ep dudoso y oscuro, ert sujeto al erro. En el mejor de los casos ‘no va mie alld de ls opinign. El segundo género de conocimientor es In demostracén 0 1s deduceidn,concebidasegin el modelo de las matemitcas, Apre- bende Ta efencia de fa comas y In explica por sus principios pré- ximos. De este modo proporciona la inteligibiidad, y por coasi- iiente Ia verdad. Las demostracones, dice Spinra, eson los ojos {el alma por los cuales ve y observa fas comes. El atercer género de conocimiento> ex Is inticin. En eto Spinora se separa de Descartes, pes para dla intuiciée no con sine en captar una naturaleza simple calguiera. Su objeto propio 6 principio supremo, la razén de ser tina de tofas las coss, dee, Dios. No obstante, puede afirmarse que Spinora esti en Ja Hinea del cartesianitmo, © induso es mis riguroso, pues si la inuicén debe fundar la deducdéa, debe capar girectamente ‘principio del ual todo depende, la razén de tode. Ahora bien, Dios fs anterior a todo, tanto en el orden del conodimiento camo en fl orden del ser, puesto que silo tenemos idea de fo finito por relacén 2 Ia iden de o infnito. ra ile, econsecuenias sin premisass’ Spinoes Por tanto, se puede ya prever cio se va a desarsolar el sis: tema spinorians. Deducrd tod fas cosas de I idea de Dios Spine 1a expresa perfecamente su posciia cuando dice: «10s escoisticos partan de las cosas, Descartes parte de! pensamiento, yo parto de Dios» En esta afrmacion esti postlado el panteiemo, porque sélo podemos esperar deducir el mundo a partir de Dos si el mundo deriva de Dios por neesidad de matualeza y no se distingue resl- sente de BL $i Dios es tascendent, si crea el mando libremeate, Podremos remontarnos por andisis desde el mundo a Dios como 2 su causa 0 razén de ser, pero no podremos seguir el camino inverso y-proceder simtéticamente. Todo lo que pede deducire deta idea de Dios, desu definicién como ser se, son sus propos tributes, 2 Le idea verdaders, Acabamos de ver que la inticén y la dedaccién som neces Fiamente verdaderas, Ahora es necesario estudiar mis detenids- mente qué entiende Spinota por verdad ‘Ante todo para él la verdad es una propiedad de la idea y 10 (et juicio, La idea emana del entendimiento por pura e:pontancidad natural; «Efmtiendo por idea un concepto ve el esplrita, mens, forma porque es os pensante> La ida se distingve dela represen: tacibn sensible, que Spinora llama «imag ns, por doe caracteres, En primer lugar, es activa, mientras que el conocimento tenibe es imsivo. ¥, sobre todo, es clara y distnta, mientras que la represen= tucién sensible es confusa. En resumen, aiden es ln represeniacin Inteecal de una esencia, y es necesriamente cara, YY he aqui el punto capital: la clardad de la idea es misma verdad La verdad 20 consste en que It idea sen conforme al objeto, relacin que Spinoza sma edenominacién extrinseeas. La verdad consiste en una «denominacién intrinsecay, es deci, en fa ‘elaciin de la, jea con el entendimiento que la prods. Spinoza toma de a escléstica el ténmino de adecutcign: una idea verdadera cs una iden adecuaday; pero invierte la relacén: In adecsacion ‘que define la verdad es una relacién con ef espirite, no con et ‘objeto. Para teaducie la teoria spinosiana en términos escoistio® « Historia dela Slosofin moderoa habeia que decir que se trata de la verdad ontoligica de I ides, ‘que 1a idea verdadera es una everdadera ideas, et dei, una ide realmente pensada, efectivamente producda por el espritu. Por lo demis, raramente hallamos en Spinoza la expresién cidea ver~ adera, idea vero, cst siempre habla de una everdadera ideas, ‘vera idea. Este hecho, que los historiadores no han tenido en ceenta y que fos traductores han pasado por ako, nos parece es cdarecedor ‘Todo esto esti condensado en esta definiciim de la Evce: «Por Idea adecuad, entiendo una idea que, considerada en si misma sin relacién al objeto, tiene todas las propiedades © denominaciones| intrisecas de Ik verdadera ideas En resumen, verdad, para Spinoza, significa iatligibildad Esto no quiere decir que la idea verdadera no sea conforme 8 1 objeto, por el contario, es necestriamente conforme coa él Tncuso es un axioma «Una idea verdadera, des vera, debe confor marse con su cbjeto, cam ideato convenires Lo orginal «8 que esta conformidad de la idea con el objeto 20 es i defisicibn de Ja verdad, sino sélo una propiedad secundaria. 1 idea es conforme al objeto porque es verdidera y no inversamente EL paso de la verdad ontoligica a la verdad lgica de a idea lo justfiaré Ia metfisia, que demostraré el exaco paraiso existente entre el pensamiento racional y las coms. Sin embargo, fs evidente desde este momento que una verdadera idea es ura dea verdadera, porque Spinoza, como Descartes, tom como tipo el conacimiento et pensamiente matemitic, Fl espirita construye ‘waa esenia, una figura o im némero, sepia una ley; #0 idea es verdadera independientemente de la existenda de st objeto, ¥ cs la verdad de la idea la que engendea el objeto. ‘Slo nos quota hacer una sikima observacién para acabar de define el método. Rs que Ia idea verdadera necesariamente es f= ‘conocida como tal, que 20 puede tenerse idea verdadera sin tener concienia de sv verdad. Por tanto, In idea verdadera excaye todo temor de errar y toda posbldad de dud. «Quien tiene wna iden vyendadera sabe al mismo tiempo que tiene una idea verdadera 1y no puede dudar de a verdad de su conocimientos¢ La idea ver~ adera es su propio criterio. Con ello In sustncia de toda ‘austldad creada, la hace independiente de las causas segundos y la hace dependerinica y diectamente de la causa primera, Spinoza a todavia un paso mis y Tega a convertir Ia sustancia en um ser lena y totalmente independiente, que se basta a sf mismo, que e8 9 se, En efecto, Is sustancia es concede sin referencia ningin otro ser lo cual equvale a afrmar que tiene en x misma saad de ser. De esta defiicn deduce que Ia sustancia existe necesriamente, pus su esencia implica la existenca. La praca ontogica es la Sinica que Spinoza puede admit, pues es I tnica conforme & as fexigencias de ln geometria, Demuestra a continsaclin que Ia sus tancia es infinita, eterna, perfets nica, Finalmente, fa denomina Ja sustancia Dios De este modo, Dios es el nico ser, tx tinea sustania, No Dlsle producir otros seres como caus eficiente, pes seria otras sustancias, y se acaba de demostrar que la sustancia es dna, Pero Dios puede manifesarse bajo diferentes aspectos: es Toque Spinoza sama, en términos escoliscas, pero transformando ss sentido pro pio, fa ecausaldad inmanenter. 2 Lor atrbatos (Cuando Spinora habla de los atributos de Dios emplea el término fen un sentido completamente nuevo. Un atributo no es una pro- Piedad de a sustancia, como la de ser eterna o infinite, El atribato $e define: «Aquello que el entendimiento concibe en ana sustancia ‘como constitutive de ss esenca> ‘Siendo Dios infinito, tiene infinided de atibuts, es decir, puede ser concebido de infinitas manera. Pero de hecho slo conccemoe fos: la extensén yl pensamiento Spinoza se esfuerza en disimular que esto se wn hecho; pero resalta tastante en los textos. Que Ia extensén sea un atibuto de Dios tiene por qué sorprendemos, pues generalmente se coniders como propiedad de la materia, Pero Spinoeh se refer a exte Spinass inteligibe, condicién de inteigiilidad de todas las cont, seein. Is perspeciva del gedmetrs, Te evidente que convirtiendo a extensiin y el pensamiento no, odor sustncas, sino en dos atibutos de una misma sustancia, Spinoza resudve el problema cartsiano: el dualismo es superado| “por el pantesmo, fo cual es evidente puesto que ol pantcismo ef 0 mons, “Cats atributo es innit, va que es Ia isms esencia divina en unde sus aepestos 3. Los modos Los stributos revsten diferentes modos. Se definen como elas afeccones de Ia sustncas. A pear de las aparencas estamos fn los stings antipodas de Arstteles. Para éste los accidentes tienen cert eaidad, ditnt de inde fa sustanca, precisamente porque no existen como ella cen sis, sino slo cen otros. Para Spinoza los modos son determinaciones finitas de la sustancia; no tienen otra realidad (Cada atibuta tiene una infinidad de modos finitos. Los modes consttayen el mundo: ef mundo material es el conjunto de los todos de Is extensién divina; el mundo espirtual, el conjunto de Toe modos det pensamiento divine. En of univeso rena una estricta necesdad: fa misma necesidad de Dios, la necesidad misma por la cual Dios existe. ¥ las dos ‘series de modos ee desarrollan paraleamente, puesto que so son ‘manifestciones de la misma sustanca TEsts son, pues, 8 reaciones entre Dios y el mundo segin Spinoza. No hay creacén libre de otros sere, puesto que tods ‘uclidad transitva queda suprimida, Tampoco hay emanacién e& 1 sentido de Pitino, porque serian una degradacién de ta sus tancia, Hay idetidad en cuanto al ser, con una diferencia de as ects 0 pntos de vista, Dios es fa ehaturalea naturalizante>, et ‘mundo la enaturleea nataraizadas, Podemos afirmar, con Debos, ‘que hay . Dios se expica ‘se explicit, se manifieta en un mundo, y d mundo no podria ser n Historia de is Sloofin moderns Aistinto de como es, del mismo modo que Dios no puede ser dis- tiato de como es, Spinoza, no obstante, afirma que Dios e causa libre del mando, porque no sufre concciin extern, sino que acta por la sola nectsdad de su natuateza, Esta libertad es fa que It cxcolistce llama liberar © coactone, 0 mis que simple espon taneidad natural ni 1A psteotocta No se trata, evdentemente, de una psicologia experimental, sino de una deduccdn dela naturaleea humana, o de una metatsia hombre. Se basa cn dos axioms: «El hombre piensa, y eNosotros nos amos cuenta de que un cuerpo determinado es afectado de mil- tiple manerase. Primeramente sefalremos la transformicién ‘que lleva a cabo Spinoza con el cogito eartesiano. No dice: «0 iensos, lo cual seria un simple echo, una verdad contingent; dice: «el hombre piensa, lo cual es ona verdad necesatia y que puede ser ergida en axioma, puesto que expres Ia esencin del hombre. Sin embargo, Spinoza no da aingun definiciin del hom- bre, como deberia hacerlo para proceder geométricamente; el prt ‘met axioma hace fas veces de definicié, Por otra parte, se ob servari que fa existencia de los cuerpos no es deducida como en ‘Descartes, ni afimmada 4 tislo de evidencin, como en fa excolis- tica; etd impliciameate contenida en et segunda axioms, Y en ‘canto a este axioma es difidl ver en dl una verdad neceara, ‘A nuestro parecer, e5 un hecho que Spinoza erige en derecho LBL hombre. Adwitendo que el hombre piensa y que tiene cuerpo, basta inclur estas dos verdades en el czadro metafisco preestablecido para darles todo su sentido Por su parte, et hombre es un modo de la extensién divina; or su alma, es un modo dl pensamiente diving; es In mma ren Spinoea lidad expresada de dos formas diferentes, eadem res, uobue modis express. Entre alma y cuerpo no hay interacciin, EI cuerpo no puede determinar al sima 3 pensar, y el alma no puede determinar al ‘erpo sl movimiento o al reposo. La razéa es dara: atributos diferentes no pueden actear uno sobre el otro gAfiemaremos que hay wniéa entre alma y cuerpo? Spinora cemplea esta expresién, pero es para conformarse al uso. Al aivel del ser, es dese, de fs sustancia, no hay unién, sino identidad. Al nivel de los mods, «= decir, de Ia apariencis, no hay wnidn, sno tsa disposicién radical, Pero en vietud del paraleismo de los atri- Tntos, hay siempre correspondencia exacta entre los ertadas del alma y Tos det cuerpo, CConsideremos ahora con mayor detenimiento la maturaleza de alma. Acatamos de ver que e5 un pensamiento 0 una idea de Dios, ina parte del entendiiento infinito de Dios». Pero, desde otro Jingulo, como wna idea tiene necesariamente un objeto, el alma ts lt ides de un determinado cuerpo que existe en acto. Esto Sigaifia que en un hombre concreto, su alma es la idea de si cuerpo, que empieza y acaba con Al ¥ come que ef cuerpo human, asa ver, esti compuesto de un gran nimero de cuerpos, el alma ‘que c 80 idea no es simple, sino compuesta de gran aGmero de ideas, 2. Bl entendinionto, Fin el entendimiento se funda ef método. Puesto que los dos atibatos divinos, el pensamiento y In extensfn, se desaroflan paralelamente, podemos afirmar que «el orden y ia conexin de Tas ideas son los memos que el orden y a conexién de las cosas * Por tanto, a priori teemos fa certeza de que una idea adecuxda cs verdaders, es desi, conforme a su objeto. Pero como en cada ‘plano todo se vincla y se encadena necessriamente, una idea, para fer adecunde, debe contener fa casino lk razén de Ia esenca ‘qe representa, Y como 4 fin de cuentas es Dios el que es fa razén Historia de ts floofis moderns de todo, una idea silo es adecuada si eapts ly esencit particular como dervindose de Is esencia diva El objeto direto.y proporcionado del alma humana ex sa Dropio cuerpo, puesto que es su ides. Asi, el cuerpo es afectado ‘de miitiples formas por fos objtos exteros, y éste es el medio yy la medida del conocimiento que el alma pose de ellos. Conoce los cuerpos exterires por las modificaciones de su propio cuerpo 4 en Ia medida en que fe afectan. El alma se conoce también si misma. Rn efecto, del mismo modo que «alma esti unig cuerpo, existe una idea del alm unida as misma, Tenemos, pus, ‘como ma'caseada de ideas: em primer haga, un idea det cuerpo (que es el alma, después una idea de esta ide, después una idea de esta idea, yan basta et infin, [Ninguna de estas ideas, considerada sol, es adecuada: el alos ‘no conoceclaramente nist cuerpo ai os euerpos exteriores, is propia naturleza, por To menos en cuinto que no los dedace de Dios. Por esto la psicologia conduce 3 la moral, que jalonari itinerario del alma a Dios. Pero tendriamos una ides totlmente fala de la ética spinozana si creyéramos que tiene regis que th voluntad debe seguir libremeate 3. La volentad, La psieologia que acabamos de esbozar no deja lugar para la ocién de facta. Para Spinoza, fas facutades som eentidades retafiscas, es decir, epuras Fcioness, pues la inicasrelidades cspisituales Son las ides. De agai v€ sigue que Ja volunad queda suprimida en cuanto faculiad distinta del entendimiento: La voluntad y el entend Imieato son una sola cosas Por wna part, se define Ia voluntad ‘como el poder de afimar 0 de near, n0 como un desso 0 una tendencia hacia el bien. ¥ por otra parte, la idea noe una epintura rmuda sobre una pared, es decir, unt representacén pairs, ¢ Por lo demis, es uns idea que se encoatrata ya en los etoios 1 mbio, Mdentfeado con Dios, no esti sometido a los acontect Inientos contra su voluntad, ls consent, nom fareo ced acentor YY en efecto es fa tnica clase de libertad que puede darse en ona smetafisca panteista y determinista EI panto central, no obstant, sigue siendo oscuro. {Por qué sna misma cafecsdns es una pasa cuando es objeto de uma idea confusa, y una accién cuando es objeto de una idea cara? Es evi- dente que no se pasa voluntariameate de um tipo de eonocimiento al otro, nadie pusde cambiar el orden del mundo que express le ‘encin diving ‘Por lo tanto, se trata solamente de una comparacién entre dos tases de vida. Pero el problema planteado subsist. Ta respuesta es como sigue. Cuando un hombre 20 coaoce Tas leyes del universo se cree bre, pero por lo mismo, a causa de su fnconsciencia, es juguete de les acontecimientos. Cuando, por e contrario, compreade fa necesidad universal, abe que n0 es libre, pero conoce la raxén de los acontecimientos, se identfea con la Razéa, de suerte que todo lo que le ocurre deriva de su propia rrzin' y esto es accién y libertad. Y si preguatamos de nuevo por qué Spinoza lama Hibertad a lo que es necesidad, a respuesta f= que se contenta con una elbertad de coscién>, pura espomta- cided natural in este sentido, Spinosa habia lamado libertad en Dios a 1 fecundidad de su naturalera que se explica necesariamente por medio de atribatos y modos. 3. Le eterna, Ia tercera dase de conocimiento produce en el hombre Ia fle dad que es la vida eterna. «Sentimos y experimentamos que Somos etemos>*, "No puede trataree de la inmortalidad det sia, ues esta noc istria de ts filoofis moderna supone que lala sobresive al cuerpo y subsite, ex dese, qe fe una sustncia. Abors bien, sendo el alma I idea del cuerpo, no dara mis que él Se trata de la eernidad propiamente dcha, de ta eernidad divina ta exalt sla ext integrads por ia intuicn Yy por et amor intelectual que de ella deriva "El conocimiento de Dios ese! supremo ben y la virtd supremt al hombre; es al mismo tiempo su mayor felicidad. Y por otea part, sta contemplcién de Dios por idea adeewada es una acc, ‘8 amor, omor intellectuals Dei. KS un amor puro y desinteresdo, [pues el hombre que ama 2 Dios no puede desear que Dios « s0 ‘ez le ame. Seria absurdo, porque Dios no tiene ninguna eafec- ‘n>, puesto que no experiments lege ni tristeza, ni amor oi ‘odio hacia Int cosas fit, Amar a Dios es entrar en el amor eterno € iamvil que se tene a si mismo. “En el fondo, Ia beatiad consiste en Is dsolocién del hombre 1 de 0 personalidad finite en el octano infirito de Ia sustanca ‘ivina. No pucle desrse que el hombre aleanza su bead, puesto (que deja de existir en ceanto dstinto de Dios. Alanza Is heti= tad, Ja de Dios mismo, con el cul esta sola cos. La tnica per- sonaidad, si asi puede Hlamarse, que le queda, es lade ser la idea ‘que Dios tene eternamente de la esencia de este cuerpo. Hl escalio Gaal de Is Fico, vibrate de entusiasmo contenido, merece ser citado. eHfe terinado lo que queria estabecer concer tient al poder dl alma sobre sas sfecconesy fa ibertad del ala Con ello se ve cuinto vale dl sabio y cuinto supera en poder al ‘gqnorante conducido iniaamente por ef apetto sensible. El igno rante,sdemis de ser zarandeado de muchas maneras por las casas cexteiores y de no poseer jams In verdadera stafacién interior. ‘sth en una inconscienea casi total aceren de si mismo, de Dios de tas cosas, y en cuanto cesi de padecer, deja también de ser. Por el contrario, el sabio, en caamto tal, no conoce Ia iaguietad imteior, pero teniendo, por una especie de necesidad eterna, cono- Cimento de si mismo, de Dios y de las eo, no ces jamais de ter y posce la verdadera stistaccign. Aunque el camino que he mostrado y que conduce a ello parerca nivy arduo, pucde ava arse por @l V certamente debe ter ar lo que we encuentra ta raramente, :Cbmo se explicaria, sla salvaciém estuviese al aleance Spivosa de todos y si cualquiera pera conseguir sin esfvers, que cas todo et niundo renuneiart a lla? Pero todo lo que es hello e> Aific como Conclusin Renouvierafrma en alguna parte que Spinoza renuesa a 1% sndides. Nos parece exaco. 0 Fenvers, pesto que viene despits de dos mil afos de expeculacin, y expeiaimente despnés de Dee ‘ares, que le proporeona un arsenal conceptual que Parménides no podia tener. Cuenta con la civilzacién, mientras que Purméni des nos da la impresiin de algo primitive. Pero la inticiin cen- teal es la misma Ia unidad del ser. Spinoza es menos intrpido ‘ave Patménides, se exfuereaen suavizar fa relacin de dentidad que audmite entre Dios y el mundo iatroduciendo intermediarios: ios atributos y fos modos. Pero estos intermediarios carecen de exis teacia fuera de is sustanca, slo Ia manifesta. 1a dilficultad principal det spinorismo estriba precsamente en la relacién de Jos modos Snitos con Is substanciainfnita, ;Cénto ‘una sustancia infiita puede aparecer em diversor mods, miviles y faites? Ta mejor interpretacdn, hstéricamente fas aunque fx iis satisfactori, es In de Brunschvig: conser a Spinoza eo un idealisa. En esta hipétesis, ef mundo noes mis que el peasamiento 4 Dios, yen ef fondo no tiene ninguna realidad, Pero esta teora contradice los datos mis evidentes de la expe ienca, tanto externa como interna, y nos vemos obligados 9 re chazar su yalor. Pues los sentidos aos mvestran cosas diversas y rmudables,y la concienia nos revela como sueto personal, distnto de cualquier otro. Nos veremos, pus, obligados a convertir estos atos en puras iusiones. Pero el problema no queda result, silo ‘queda aplazado. :Cémo puede haber iisién en Dios? Se respon- deri: Ia usin no esth en Dios, solamente se da en los esprit finitos. Pero entonces se concede, quéease 0 no, cera realidad propia a Tos espirtus fntos: son dstintos de Dios en euanto fini tos y sujet a iasén Por tato, hay algo de verdad en esta ocurrencia de Bayle, que ridicliza et 'pantelsmo de Spinoza en los siguientes términos: » Historia de Is flosofin moderns ‘Dios, modicado en cien turos, ha matado a Dios, madifcado en cen crisianos> Es evidente que estos emovimientos» ce dan at alvel de os modos, no al nivel de ia sustanca, Sin embargo, es difict comprender que na manifestacién de Dios pueda. matar 4 otra manifestacién de Dios. De este modo volvemos sempre al ‘mismo ponto: zeimo puede manifetarse Dios bajo formas mida- bles, diversas y fits? Atrevimonos a afinnar que la idea es beards, MALEBRANCHE Blografia No tay totia niga elise de lar cbs comple de Maleranche Poe tenia, lr meor'e eer ke Estreinr tar lr Meta Prine, pen en dor pare volrenes (Cli). Sebre Malerast, bes cenit er In de Couto, La piorophir de Maleronche (Ue) Biografia. Niel Malbrarche mci eh Pais eo 163 Era ae aio enclnqpe algo contabechn Ho nis extcn clisos ot cam I flo facia que ali se daba ced foetoneate contra sala aden "En 1600 eta er el Oratorio, Ree uma forma asian ie alga jor aa empeamet. Es edeado caer n 196 EL iss io see rela Dewars Coot It leyenda que pando por It ale SSinJusue, emperd a hojear el Traté de Phowme, que acta de 5 Pleads sgn le paper pnts de Decree El coranin se fe Pus fe ess del, acc qb descare a Deas 9 9 ete a ate ech de a vent ave cote lo esi de 58 pearl. "Ex 1 pba cl Trae def nature od agree 68 a M6 ine chriiren om WBE el Trail de marl, em UBB oe Ente or a dtp ‘Dade cl princi tine gram Exit Sa el ot lingo y penetra de Calor hanane; ane el gor Ia rey entnins. Ez ano de lor gocos Tito, jo con Behe 9 Bere, ca lector ta ver es dete Maran aio dees Ia slead yt pax Pero a delensa. de oat ie felipe = cortames comroversiah, Jo cal ean beneio paral toidor: casters con cannign Foucher bre la Recherche con fl paite Le Valse St, sobre euarti com Artal sre iin de Dion ye grea con Beste sre agra Ta redesign, con Let Historia dela flosfin rederna street viii, sim Fénlon sore el amor puro, cone padre Bout: Ser Oy mls angliamerte con lm tens bre ls pacin J i prom ‘a fea, Sram com lo jean que drgan el «Jura de Teese, {otek ttn eins "A pec desu deca ahd, Maleranche vis hat low stent ste incites Por wm parte, rele is win ete san Apia 7 Decree Ti posble porave eseares erence también a Ik corte Aina, Pere eta race le permite corer & Denar y prec 4 san Agu. Dor ota pate, Ia bra de Malerache eon bn eemplo de Slsois fran, pore ie enrechament ia Howth tee como sn feia expla Ie fey fe aera rant Hrehoo dt acs de pe esas erate locos Fat ui se fonds ene picid ae site wn acserd etre las dn rencncine, i Reveain popamene ih, {Peta revecén rata gue Dios non cede fa wed. por el boc 59 Ge nuetra rain asterdo. er aeesriopogie sas proce de It Una de las tsis mis edebres y mis caractersticas de Male- branche es su teoria de In svisién en Dios. Constituye el centro e su tori del conocimiento y queria ponesa taj el patrociio de ssn Agustin. «lteconozco y declare que debo # sam Agustin It lopinin que he expuiesto acerca de Ia maturalers de ls yeas! 1. Notwratess de 1a idea EE punto de partda de Malebranche, y en el cul insist com frecuencia, ef distinciin del sentimientoy de a idea, «No tome Jamis, Aristes, vuestros propios sentimientos por muestra ideas, jas modifasiones que mueven vuestra alma por las ideas que il ‘minan todos los esprit. Rste es el mayor de todos los preceptos para evitr extravarse * ‘Los sentiments son modifcaciones de muestra alma, dicho de Malebranche otro modo, Son tubjetivos» y no reprexentan nada real. Ahora bien, en fa dase de los sentimientes, Malebranche engloba las sen- siciones, Por tanto, sa valores milo desde el punto de vet tebrico Se foncién es exclsivamente prctica, informan al hombre sobre lo que es stl © nocivo para fa vida del cuerpo. Los sentidos, dice Malebranche, «son files tesigos en lo que se refere al bien del cuerpo y 2 la conduct de ba vida: con respecto a todo Jo dems, su testimonio carece de exactitud y de verdad, La idea es el tnico objeto presente al espirtu de un modo inmediato. Por defnicién es eobjetivay, es una realidad inteligible aque, sin duda, esth presente, inmsinente al spirit, pero tracen= 4igadote al mismo tempo, puesto que opone resistencia y ve dis tingue absolutamente del mismo esprit. Por ejemplo, la eseacia telingulos que pienso esth en mi, pero n0 se identifica conmigo, tiene caracteres y propiedades que ao puedo modifica, sino que se imponen a todo espirtu, Asi, para conocer las cosas debemos consular siempre noestras ideas, Pero, cacerea de qué tenemos nosotros ideas? No tenemos idea de nuestra alma, ni de Dios. Es un punto en ‘que Malebranche corrige a Descartes, y aaturalmente, todo el Sistema cartesiano queda transformado. No tenemos idea de muestra sma. Es un hecho: no conocemos fa esencia de nuestro esprit, slo tenemos de € un sentimiento, Tampoco tenemos idea de Dios sta vex la experiencia interna parece desmentir a tesis, pro para Matebranche es una cuestién de derecho, 20 de hecho. De otro modo, es imposible que tengamos una idea de Dios. :Por qué? Porque «ana cosa fiita no puede representar Io infinitos Las tnicas ideas que poseemos tienen por objeto la extensin. Se tata, evidenteneate, de la cextensién intligibles, del espacio de ta geametria, Y en esto Malebranche coincide con Descartes © incluso acentia si sentido matemitica, Porque afinmar que sélo tenemos ideas dela extensiéa equivale a decir que la nica ciencia ‘humana posible esl geometria, No ee trata ya de extender a todas Jas clencas el método geométrico, sino de reducir fa cencia postble ls geomet 2. Bl ovigen de fas ideas. En la Recherche de la vérité, Malebranche lega a teorla de Ia visiin en Dios descartando sucesivamente cutro hipétess, Ta idea no es producida por abstract de lo sensible, pues Aristteles supone que las coos actian sobre el esprit y esto es inimelgible © imposible. La idea tampoco es produc por nos ‘otros, pes el entendimiento es una facaltad pramente pasiva la Sinica Facultad activa que tenemos es la volunad y es evidente que no producimos nuestras ideas a voluntad, Las ideas no estin ins- crits en nuestra esencia, porque no somos ereadores de realidades inteligibes. Fintlmente, las ideas no son producidas por Dios © inscrtas por Fl en nosotros desde un principio. Malebranche re chaza la teoris de las ideas inoatas porque Ia hipitsis le parece compliada: seria necesario que Dios predujera a cada instante ux infnidad de ideas. Ahora bien, si una hipitesis es complinda, c= falsa, pues Dios obra por lot caminos més sencillos Unicamente queds Is posibilidad de ver en Dios Ins ideas, La teoria de ls isin en Diot reslta de la diminacién de todse fas emis hipétess Ademis, el argumento agustiniano de las ever- ddades eternass la demuestra directamente: Ine ideas son eteoas y necesrias: por tanto no pueden tener su raxén sufcente ene ‘sprity humano; sélo se pueden fundar en Dios mismo, «Todas ‘nuesteas ideas claras tin en Diot en cxinto a ey realidad intel file. Sélo las vemos en EL No 5 imagindis que esto que os digo fea muevo, es el sentimiento de san Agustin. Si nuestas ideas son ‘teras, inmotables,necesarias, vemos daramente que sélo pueden hallarse en una naturaleza inmutabes* Esta teora es deiada. Malebranche tuvo que explicarla y de fenderla, especialmente contra los stagues de Amauld, siempre penctrante en sa critica, Se trat de una visibn natural de fs ssencias nites en Dios. No se trata de una visidn de Dios tal co es en sf mismo, cara @ cara, pues semejanteinticdn ela visign beatin, y e5 Sobrenatural, pues supone Ia gracia que deva a le sturalea aun orden trsicendente. Ademsc, ef sifiientemente Matebranche Jaro que el hombre, incluso el matemitico, no es bienaventurado, ‘Sin embargo, hay una visida de Dios, no en sf mismo, sino sla ‘mente «en cuanto que es pariipable> por las criaturasfnta, una intuiién de las maneras o modos finitos segin los cuales ‘Dios puede ser paticipade. Ahora bien, toda realidad es una participa ‘idm de Ta esencia diving, y as esencias slo son posibes, participa cones posites de Dios, 0 Dios en cuanto participable Por tanto, Diot eel primer objeto de la intligencia humana, xia posicin es llamada coménmente eontologismos. Anterior mente 2 Malebranche se encootraba ya en san Buenaventura, que admite 0 una intuiciéa natural de Dios, sino una econticiin, 5 decir, una intuicidm de las esencias fits en Ja esencia diva Despaés de Malebranche, Is adoptaroa, en e! siglo xix, Giobert ‘y Rosmini en Tia; en Francia, algunos sulpcianos, especialmente Me de Branchereas. La Iglesia, al condenar ef ontoogismo de Malebranche y sus sucesores, yen cambio lamar doctor san Bue- ‘naventur, ha planteado al historiadorcathico la delcada custn de saber en qué difere fa posiciin de san Buenaventura de la de Malebranche 3. Fl conocimieno de lor existent Por las ideas conocemos le esenciss Debemos preguntarnos| hora imo conocemos Ia exstenci, Hay que dstnguie tres casos ‘En cuanto @ Dios, Malebranche recoge Is prueba omtolgiea de Descartes, pero modifcindola profendamente , sein nuestra opi- idm, deveviéndole su purera primitva. No puede tratarse de on Snilisis de ts idea de Dios para halla en ell fa existenca, por fa Sencilla raaba de que no tenemos idea de Dios. Asi pues, :qué queda de a. prucha ontoigia? A nuestro parecer, Io esenca ‘La formula de Malebranche es la siguiente: «Si pesos en Dios, debe exists, Hate modo de razonar es vil precisimente por sque no tenemos iden de Dios. No te trats ya de wna prucba 0 de tina demostraciin a priori, sino de una intuicén oscura dele exiv fencia el innit, +21 infnita Slo se pede ver en ss Historia de ls flootin moderns ninguna cosa Gnita puede representar el infinite, No podemos ver a esencia del infnito sin su exstencia, fa idea del ser sin el ser, porgue el ser carece de idea que le represente, Por tanto, la pro- posicién Dios existe, es por sf misma la més clara de todas las Dropesicones que afiman In existeca> Ta existencia del alma es conocida por sentimiento, El seati> rieato es subjtiva, por tanto, no os da a conocer nada exterior, pero tiene valor abiolcto ciando te trata de in existencia del Sujeto. El esprit tene concencia de exis. Hato basta, caps st cistencia sin tener iden de au esenca. De este mado, aunque Male: branche no admite que alma sea ends conocidas que todo, acepta 4 cagito, Algunas veces le coniere la forina de un razoramiento ‘eka mada carece de propiedades, Pienso, luego exist Pero, al fgual que en Descartes, la forma. gramatical no debe engafarnos; sentimiento de exstr es inmedito. Ta existendia de 1s euerpos plantea un problema mucho mis Aific#, Ssbemor que Malebranche incluye Tat sensaciones en. Is ‘categoria de los sentimientos. Antcipindose a To que mis tarde Tamaremos el principio de iamanenca, estima imposible que ef cesplrita saga de si mismo para ir a las cosas. Por tanto las sea- saciones son puramente subjetvas, su valor en cuanto revelacén el mundo es malo. Por otra parte, las idea, que nos representan de ana manera clara y distin Ia extent y sus determinaciones, ‘no permiten superar el plano de las esencias ode lo posible, «Tal ser, aunque conocido, puede no existir. Podemos ver su esenca sia so existenia, su idea sin > Ea fin, la existencia del mundo ro puede ser demostrada. Hn este punto Malebranche se separa de Descartes. No solamente no puede demostrarse Ia exstenia del ‘mundo, dice Malebranche, ino que puede demostrarse que n0 es posible demostrarla. En efecto, la exstencia del mundo silo serfa ‘demastrabe, en el sentido propio y auténtico deta palabra, si ema nase necesaiamente de Dios; podvamos eatonces deducrl. Pero a nocién de un ser infito no implica una relaciéa necesaria con los seres fntos. cLa nocién del ser infinitamente perfecto no en cierra de ningén modo wna relacién necesaria con ninguna erates Malabranche ‘ios se basta pleamente a si mismo, La materia no es una ema- tacién necesria de Ia divindad. Ahora bien, no se puede dar una demostraciga exseta de una verdad sino Se pone de manifesto {que tiene un vinculo necesario con Su principio, sino se muestra que hay una relacign necesria encerrada en las ideas que +e comm parsn. Por tanto, moet posible demostrar en rigor que hay cuerpo Qué «8, pues, lo que nos asequra la exstencia de wr mundo ‘material? En primer higar, el instinto, Tenemos wna marcada in- tlinacién a ereer que lor cierpos que persibimos existes, y est ‘reencia es suficente para Ia vida prictica. Pero para librar a Filgeofo de sv dada especslativa, hay que acedi a la fey ala reve- Incidn crstiana. Kstamos seguros de ln existencia de los cverpos porque Ia Biba nog ensefa que Dios ha creado el cielo y la tierra [ea flovofia absadonads si misma iia a parar dizectamente at ideatismo, silo por la fe puede salvar ese esollo ‘Pero fay ain otra difcatad: La revelaién est contenida en ‘un Hbro que pertenece al mundo material, que no sabemos si existe sino por la reveaciin. zCémo salir de este iculo? Muy sencilla~ rente. Como fidtofo etay en presencia de purasapariencias. Pero sta, confrontadas con lo que la flosofia nos ensefia acerea de Dios, me cooducen hasta el umbral dela fe, Rn cuanto hago acto de fe, todas mis apariencas se convierten en residadess na serarisica 1a metatisca de Malebranche silo contine una pequeta porte ela ciencia que designamos con este nombre, Prescinde comple: tamente del ertudio del ser em cuanto ser, de 18 leyes ms gene- rales y de sis tpos fundamentales. Trata slo de Dios ereador y del mundo creado. 1. Dias creator. CConsideremos en primer lugar la creacin desde el lado de Dios 1a fey la razin ala ver nos enseTian que el mundo ha sido creado por Dios. El acto creador es libre, pues Dios se tasta a sf mismo y la creaiéa no le aporta nada que a 1 pudiers fare. :Se Je puede asignar un motivo a la ereciin? Si, la gloria de Dios, por- ‘qe Dios, siendo el Bien, sso puede amarsea si mismo, de suerte que lin ikimo de la ereacin es dale Ia mayor gloria posible De aqui se sigue la conveniencia de ls encarnacién, En efec Snicamente ellt permite al mundo tributar a Dios wna alabanca digaa de EI Porque solamente el Verbo encarnado, sido Dios, puede trbutar a Dios wna alabanzainfnita, Estas ides son clisicat en Ia teoogia cristina. Basta sfalar que Malebranche se siti en la corriente franciscana, que sostiene que lt encaracién no esta vinealda ata caida y ale redecién, sino que hubiera tenido logar en cualquier hipétess, incluso ste! Hombre no hubiera pecado. En segundo lugar, Dos crea el mejor mundo posible, en r2tin 4e su sabiduriay de su bondad. Es optimismo puro. Pero la posi- cn de Malebranche no carece de originalidad. No pretend, como su maestro san Agustin, que los males partculares sean necesarios para la armonia del universo tomado en conjunto come las sombras fen un cuadro, ai, como su émulo Leibniz, que Dios ha tenido que crear el mejor de los mundos posbles, absolutamente. Por el con- ‘rari, estima que nuestro mundo esti lejos de ser perfect si se le considera en si mismo, y que Dios podin crear otro mejor. Pero Aebemos —dice— considerar ante todo la gloria de Dios, pues Dios sélo obra con el fin de manifestar su perfeccién. Ahora bien, Ja gloria no radia sélo en fa obra refizada, sno tambign en las vias por las cuales Ia obra se realiza, Y lates de Mlebranche es ‘que Dios no podia obrar mejor sin subestimar la simpliidad y la Aivnidad de sus caminos. eNo os imagindis que Dios haya que- ‘ido absolutamente hacer Ia obra mis perfecta posible, sino sélo la més perfecia respecto 3 fos ciminos mis dignos de Bl> De ello se deviva la eonveaienca de la redencién, porque obtiene 1 mayor bien del mayor mal. El mayor mal es el pecado, ero de 8 obtiene Cristo na mayor gloria para Dios Malebranche Finalmente, Dios por su providencia conduce todas ls cosas por los caminos mie senilos, 0 cuando cl bien lo exig. Se trata entones de derogaciones de las leyes naturales, por tanto, de milagros. Sto 1 fe nos enseha cuindo Dios intersiene de este modo en el mondo 2 Bl mundo ereodo, CConsideremos ahora la creacién por el lado de las criaturas Tas eriaturas dependen de Dios en st ser y en todo momento de si exstencia. Esta idea no tene nada de original. Mucho mis fo es el que Malebranche acentie en exceso el «concurso> de Dios 1 toda acciém creature, creada, tendente a ln de Jas mismas eriaturas, co To. que termina por negar que los seres creados pueda ejecttar accién alguna. Es I elebre teoria Mansa cexasionalismo>, ‘Se desartolla por etapss, pero todo deriva del principio de que dedemns. jungar Jas cosis no segin nuestros seatimientos, sino segin sus ideas, Ante todo es evidente que un cuerpo no pueda sctuar sobre un spirit, ui un espirity sobre un cuerpo, ps 20 hnay ninguna reaciia entre el pensamiento y la extensin, Ademis, yy ate el punto principal, wn cuerpo no puede actuar sobre un Cuerpo. Ks también evidenie. , confess cortésmente. Aplica su método de ls ideas clans 2 ete delcado tema, Distingue uma graca de fur que jlumina el ententiniento, » tuna gracia de tenimiento que mucve fs voluntad. Conciin fs ef ‘aca de Ta graca y Ia libertad con st teoria del contetinento Explion In predetincign con s teria de Ine volntudes gener o Historia de Is loots modersa Jes. Atribuye 2 Cristo la fancién de causa ocasonal en tx diss ‘pucién de las gracias. Potcién original, que no hs llamado en absolta la stenein de lo telogos. Consus CConsiderado como Slosofla, el pensamiento de Malebranche cet en equilib inestable: candace lgicamente ya hacia Berkeley, 5 hacia Spinoza. Toclina hacia el idaalisme, y por dos sazones. Por tint parte, pongve Ins sensaciones no son mis que estados de con sencia_y no procuran ninguna evidencia en lo que concerme 9 ia existencia de los euerpos. Por otra parte, porque el entendimiento sélo aleanza esenias y 0 puede dar ninguna demostracign de fa texistencia det mundo. Conduce hacia el pantelsmo, pong al estar las eratoras derprovstas de actividad, ou ser corre el riesgo de desvanecerse Malebranche se salva de estas dos catstrfes por In fe que not ‘enseia Ia creacin, es deci, a exstenia del mando y Is tatcen dencia de Dios. Por tanto, su posicién Slosea et chil, pero po ‘otra parte, Malebranche, como agustiniano, no admite Ia antonomia de a Slosfia. Desde su ponto de vista et normal © inevitable gue no puede encerrarse en sf misma, ‘Ahora bien, :20 pueden esas verdades ser slcanzadae por I raxén? Hs una cuestin muy distin, y a nuestro parecer Is re puesta debe ser afirmativa. En usa filosofia cristina del tipo to mist, la razdn es gviada por in fe, sin dada, pero es cpa de allsr por métodos propios certo nimero de verdades. Para cls Iaexie tenia de los cuerpos es tan evidente como la del propio yo. Ee fwanto a Ia exisencla de Dios, ereador y por tanto teascendente, pede demostrarse rigurosamente @ partir del mundo tal conn =e da en fa experiencia, 2 cartreto geist ibogafla, La ora de Lite co moa qu ain 0 ta. si com sleamente eepbtada: In Biiceen de Hangover conte ran timers de ‘name inioe gue proprcran peribcamene a lor arate It Tmateriade'ana fl tes) De ag que poe tuber ora bra de con mo seria see el eset de Let, De lve ler el Diao de tacofce (ad stan, 1, om comentario de Jobs’ Mesos) be Monastir eaeln, 1957). Para on esti sn poco me pot, 11 omen de Onueer chair de Lens por Passe (Gate), rea ‘Smad, En esc se pich ont efcién de Obrar en 6 vey 8 ae (kD, pe Azcine (ade 78). Sore eine ricjor tate ree ‘odo i Intraduton de Bvranex 3 in cscs de In Monadlogie Gnagraveh Em elie, gore were Re CrSty nadine (loon de Lets, ePenaniemon 2 (Mit 198) a8 Pingel, tra Wil Ulin mai en Leptig en 16. So pe tra profes de moral de Grecia Univers. ito deiner fecon, eve quel ea de sunce aor Slbeaba aeindne pore itibetorad cn oli y 16 oder ot dtedn. Esta depos Dre M24 196 es anda 4 Pay aprveca a cain pre vitor 4 tees ln epi dtingaitn de ecient: Aral Melee Hy em Marit La fama Pree propor lx manne ates wstinal enon otal sfrximadamente por mena epoca de td te apt brane it pot determine momentos Historia dee floofin modersa leans desininin fla on lates, dado el etado det ec Moos de estar qu den eprites tngios to haga al mo ten a lob Les risa por In corte de lamoves 4 ocypr exe se ibrar y eopeira A pase eto de so wl. Lon echoes Seta eee gids ton he fendackn de ke +Acts Eretorns eo Jes y le debs Aronia de Belin UO Lets moere ey Heanor (1705 em meio de om gran abandonos nade, except See, A505 Lis dita. torr ot bea mena. En pre Mgr ua cose: fe afade ana cvrespndenca demain Los tajos es nortan son BS corecpenenia con Ar soe a eta, on Besa acre de (hide des Ips 9 ton Clarke sre el expo ye emg Ades oe cand de arson de eperiins, y de opiseas divers de Ts Coals moto ao fran paadee Sefaenon por loner el tren Heol De ote combustoria (166), el Discarn de Met (ee 2 186 yao pled hasta 160), ero stone de In satrlece > Le conamati delay ntacar (95. Lon Naren eas bre 6 ‘utaimionts amano, cnsagracn a In eren de Like, faton ects (210, pero Lele no ls ald ora Locke acaba de more 9 te {ibe inprceene eisear aa ombre qc no pola Ju defender; ‘hr fo pblnds on IES La Teese ef in shen que bled Leis (D0. alo completo es: Exnyor de toes sore lo Bond de Dis, 1 Wertad dal hombre 9 orig del mal. Ex pipamente oa cis ke Bape, y spiel vento propio de in yale tedicas, wn eens © um jostiencion de Dis, a propio tenor de terra de Lisbon Por un evdete aban el tml etsy se bn emplada lego para d= fgar lor trader de teapot, Fines, f Menodolgia fe foarte ex 176, Stancls, 4ptsin el pencpe Eugenio de Sabye: ‘sae Yoo linens de Letts en 90 propeinee Se pated nm t= ‘ic inten 21 yl iia francs wo foe pido hasta 180. eins ex un genio tnveral sin dade etn Debre que ba pod starar con ah mete tous In cana de tongs, Camo dijo Fennel, “ay vais grandes Hombres on Labi. Es dedi, stridor, mate ‘nlc, gis, metalsen, apps, mors, rst. Es on esp ex, concer, ng, isla ver apo prounds. Es seme cero? Sy sepuraent, pero can ona fran prepuce por adap 3 El punto delado ee saher si Lene dene sistema, dicho cot eas palabra ste sites ne yrdaers iad, © wo els ge tat ‘hecho, Comce 4 toe ur aneeorers Paty Avett, Plein, ‘oto Torts Dane Eset, los comenndores de sto Ter, Capel, {Cayeano 7 Stir, Ramin Lbily on penadores det renin, 9s Contonpordnen, Dearie, Spices, Maléranche, Hobbes, Castend, Locke o Leite De ales a fate que 2 manalo se atrbeye * Vcior Coma y que dene tl ecketc fon Sint es verdaders Igoe ston faes ‘ue niegn. Su inten era descr en In noi es tae flamer ‘2 scones todos fs exits coed I lamab i Poveriaforen ims, eMfe fa Srprendo namo sora, Ese strom psc viele Plain con Denocri, Arise cin Descartes ls extstion a le moe, a eps a moral co i atin. Me pret aie ogee ‘ects tno y que va ris os de dee ne ha lepndo ais ahera. a ‘icado rear or ragoe de verd x fon stirs, se sca fo del favo, el damante de mina, ya or de Ms ting 7 en set fe, la prem gusedam Piozopia> Pero et 80 ide ve sa Senin sen panne or, ero de carn, 1 1a nberen. Aunque Leibniz no haya escrito su Discurso del mélodo, las posiciones que adopia en ligics dirigen cl conjunta de su pens rmiento y de sa metafiica, Bl arte combinatorio a idea directs de Leibnie e& daramente cartesans, Recoge 1a idea de una matemitica universal, con el nombre de eespecioss general» (especona significa digebra) «arte combinatoray ‘Sa fnalidad es asegurar la wnidad de los esprit, primeramente en el terreno especulatvo por la constitucin de una clencia integral Y rigurosa, y seguidamente en el plano prictco: crear, por tant, tuna tociedad de los expiritus por encima de las diferencias nacio- rales, y con mayor profuadida, en el plano eeligioeo, reconstituir toma crisinndad frente ala amenaza msuimana. Siempre se pre ‘cup Leibni de ia unién de las Iglesias intents uni alos reyes cristianos contra los trcos. EE principio de la combinatoria de Iaibnis es que todos los conceptos son simples 0 pueden reducirie conceptos simples, Por consguiente, pura obtener fa cencia integra, basta combina de todas fas maneras posibies los concepts simples, ¥ para realize con todo rigor esta combinacién, bastard apliar un simbolo a ada os Historia de ts flosofia moderna concepta simple asi como a cada operacié, tomande como modelo Glaigebra A esta tarea ve la lama ccaracterstica universal ‘No hay que decir que Leibniz ao realiré munca su proyecto, ero sus ideas han originado Ia logistica moderna. 2 Lae primeras princiios. Leibniz ve com mis cridad que Descartes fa importncia de fos primeros princpios en los que se funda el pensar discursive, Distingue dos drdenes de verdades: las verdades necesrias y 1s verdades contingentes: y dot princpios correspondientes a estos thos Grdenes: eh principio de ieatidad ye prinspio de razén satiate Tas verdades nevesrias, como los principios matemitios, se refiren 9 las esencas, Consideradas en si mismas, las sence slo on posibles, pero sus propidades y sus telaciones son necesarias EI principio por el cial se rigen eel principio de identidad 0 de contradict esto significa que toda proposiciin verdadera es wna Droposciéa idéntca en fa que el predicado esti inciuido en et Stjeto. Kant las Vamari , ‘Eracontraré que su naturlers reside en la fuerza, y que de ello fe sigue algo andlogo al centimiento y al apetit, y que habia que oncebirlos a imitacién de la nocién que nosotros tenemos de fas alas Es evidente que, en lo que concerne a la saturleza de tos cuerpos, Leibniz no vuelve = la doctina de Aristitles, la que fe aplica el termina exaco de ehilemorfismor. Porque, si bien reha- Dilita Ia forma, suprime la materia. Su tesis es exaciamente la ‘versa de Ia de Descartes; al opone el edinamis- ‘mor, Una sistanca es una unidad de fverss, un epunto metafisics, (© uns eménada>, inextenta, por tanto simple, indivisible, de ma turlera peiguiea EI dinamismo leibisiano es en el fondo un anpsiqismo. QUE es, pues, Ia Fuerza que constituye el ser o la sustanca? No c+ una poteacia desnuda, que acces ser movida para pasar al aco, Tampoco es una accién reslizada, efectuada. Rs un inter medio entre los dos, una tendencia cepontines a actuar. Segin TLebniz, su nocién de fuersa coincide aproximadamente con To que 103 Historia de Ia flosfia moderna Avistteles Vamaba centeleguia primeray, acto primero, y que dis- tinguia ala vez dela potencia y del acto segundo. ‘Una consecuencia importante de esta defincién es la de que la minada s6lo pede empezar por creacin y terminar por an Gillan, En efecto, siendo simple, no puede consiuise ni des omponerte por partes. «No hay que temer ninguna disoluciin Yy no hay manera de concebir que sna sustania simple pueda pe cet naturalmente. Por misma razén no. puede concebirse ‘que It sostancia simple pueda emperar maturalmente, ya que no puede estar formada por composicén > Esta tesis ia aplicaba Santo ‘Toms al alma humana’ Laibnir Ia exiende a toda sustanca, puesto que Ia concibe como alma ‘Pero, zpucden las sustancias asi concebidas obrar las unas sobre las otras? Ee el expinoso problema de la «comunieaciin de las sustancias, Ahora bien, no es concebible ninguna actividad ‘ransiiva; Ia actividad de ls substancias silo puede ser inmanente. YY esto por dos razones. La primera es e principio ligieo fracdi- catum inest subicto, del que ya heros tratado. El sujeto es Is Taxba de todos sus predicados. De este pringpio resulla: «Cha rustanda no obra jamis sobre otra sustancia y no 2dmite tam ‘poco ninguna’ aecién, puesto que lo que sucede 2 cada uma no fe Sino Gnicamente la consecuenia de su contenido ideolgico 0 ‘nominal completo, que encierra ya todos sus predicados o aconte Esto parece evidente, pues no hay dada de que la in telgencia es inata en el hombre. Pero para Leibniz esto significa 106, Leib que la intliyenca es ianata no silo, en of hombre, como facut, Sino en si misma, como objeto. Ahora bien, esto no es eh absouto fvidente, pes fs intelgencin no es intitle por si misma sino Cuando esth en acto, yo past al acto sino ctdo vn objeto le 6 preseatado por lt Senibiidad, De este modo, segin Leibnis, el alma eneuentrs em si misma con qué formar las ess de ser, de sustinca, de acc, de iden tidad, y otras mis. Las forma espontineamente, actulizando ls ‘ideas que estin en ells en forma atente © viru. Elaine parece, pes, 2 un Hogue de mirmol cayas vet dibujasen una estates urn Racer surgir la estatua bastaria recortar el blogue en el ci ‘sti inscrita. Evidentemente, est compraciin cojea, prs fas vets stn en acto en el blogue de mirmol,y no es el mirmel el que cwualza Ia estates, sino el ciel del escultr. Por tanto, no hay {que aporar la comparacin. Sea lo que seo, Leibniz efee que eon su teoria del ianatismo virtal concn tora de Ia reminssenca de Plata y la taba asa de Arsttele, No hay dada de que la experiencia tene un contenido que de sempetar en la actualzacién de las ideas innatas: el de ocarisn uesto que es nccesarioexplicar por qué el esprit forma tl idea y no tal otra, Es ln experiencia ta que lo determina a ello. No porque ie sore ag, si porque are ann sre wm punt THs menester afar ahora que Leibniz concibe la experiencia de un modo completamente dsinto que Locke, En los Nurvos enso- yor admite que todas nuestras ideas de Ine corse sensibles provienen “de la experiencia y que solamente alguna ideas son innatas. Bevo fxando apura un poco mis el andliss, como en ol Discurso de Metofsce,lega a ona teora idalsta'de la experiencia, En efecto, In metafisca ease que un cuerpo no puede obrar sobre un exptty, y mis ampliament, que una sstanca cualguiers no puede obrar sobre otra, Por consiguiate, la experiencia se Sible no puede consstir en lx recepcién pasiva de las impresiones roducdas por los objeto. Hs una atvidad expontines del espiit Entre lo sensible y lo intitle no hay wna diferencia de na- turalera, sino una simple diferencia de claidad: lo sensible es una epresentaciin confusa, Io inteligble, una representacién preci Historia de Ia Slosfia moderns En ambos casos ls sepresenaciones brotan del seno de expr De este modo, cuando se examinan la cots 3 fondo, vemos que todas las ideas, incluso las de las cosas senibes, som innatas. «L'a poco de meditaciin nos hace creer que go obramos ai peasames ‘ino por influencia de las cosas; pero una meditacién mis profunds nos enseia que todo, nciuso las percepciones y las pasiones, nos viene de nuestro propio fondo con perfecta espontancidad» ‘Sin dud es imitilsefalar que esta teria no destruye ex modo alguno la verdad del conocimiento. La verdad es la conformidad de ln representacén con sv objeto. Y esta correspondencia esti asegurada por la armonia preesableida: Lo que mis bien const ‘wiria una dificuad seria expicar el error. Bate s5lo et posible en Ins representaciones confuse 2 Le Wert Lelie desarrlla Ja teoria de Ia Hibertad en la Teodicen. Re- chaza ala ver ef fatalisme de Spinoza, seg el cul toot los actos Inumanos son necesarios, y la Hbertad de indiferencia de eeatsts Y cartesianos seg la cual a voluntad es indeterminads y se decide La Hbertad cousiste, dice Leibnis, cen la inteliencia que en- ‘vuelve un conocimiento exacto del objeto de la delibercié, en Jn espontonsdad con in cul nos determinamos, yen la contingencio, 1s decir, en la exclusion de la necesidad Logica 0 metafisica. La inteigenia es como el alma del libertad, el resto es como ef cuerpo 0 base. La sustancia bre se determina por si misma, y lo hace siguiendo los impulsos del bien percibidos por el entendimiento, ‘que la incinan, pero sin obigarla. Y todas las condiciones de Ia Nbertad estin comprendidas en estas pocas palabras, Contra el fatalismo sostene Leibair que ay actos contingentes, En efecto, el acto necesaro es aquel cuyo contraro es imposible; acto contingente, age! cuyo contario es posible, es decir, no implica contradcein. Abora bien, x el entendimiento ex impuleado recesariamente por la verdad, no asi la voluatad por el enteni riento, puesto que no hay contradiccén en escoger ua bien ¥ 106 Leite Pero, por otra parte, I voluntad sigue siempre el motivo mis fuerte En efeco, no se dan jamis dos motvos jguales que dejen ‘Jn voluntad indiferente, esto es una consecvencia det principio de los indiseeribles, Y eacoger mejor de los bienes que el en teadimiento se representa, e5 una exigencia del principio de razon suficient. {No volvemos de este modo, dando un rodeo, al determinism sis estrcto? Leibniz confia evitarlo con su teoria de fa espon- taneidad. Porgue Ia espontuneidad es Ia independenca del alma com respecto a toda influenca exterior, la facuitad de obrar te- endo en si misma el principio de su accién. Por tanto la voluntad to ests determinada 2 escoger, Se determina por si misma. Et mo tivo la inclina sin imponerie necesdad. Su decison es cirta por anlicipado, « incuso «moramente necesiria, puesto que sigue ‘Sempre el bien mejor; pero no es meafisicmente necsaria porque otras decisones eran ligicamente posbles, De este modo la libertad puede defintse: la espontanedad de tun ser intelgente, spontoncias intelientis. Se encuentra en el hombre y en Dios ‘Claro esti que tal libertad no tene mucho en comin con el libre albedrio de santo Toms. Ka et fondo, la concepcién lib riana consist en ientfine Ia Hbertad con el determinism psico Végico. EL mismo Leibnir dice: «La indiferenci nace de la igao rancia; canto més bio ¢ uno, tanto ms esta determinado a To nis perfecto» Hl alna es up eautdenats espistals, y su libertad to consiste en una eleccidn, sino en una simple espontaneidad vit (Creemos que Kan tiene toda In razin cuando esribe en ln Critica de la rosin prictca: Si nuestra libertad no fuera mis que la de un Aviémata espistual, co tendria mie valor que fs de una miquina ‘que, euando ae fe ha dado cuerds, efectin por «i misma los mo Conclusion Vemos en Leibnit +l desarolla de gérmenes cartesianos ex Ia direciin del sacionalimo y del ieaismo, "EL racionalismo es peroptible en dor puntos principales. En 109 “Historia dela Slosfla moderns primer luge, en fa ides de una es mula, 0 tea, que no define nada. aralelamente, lo falto es lo que es inconcbibe, inconceptbilis, y lo verdadero, lo que es concebible. Con ello se redace In verdad ta intligibilidad, se define con relacén alo posible, sin la menor relicin con fs existenca En cuanto al juicio, su verdad consiste en fs determinacién et predcado por el sueto, 0 mis exacamente: veritas ert deter- minabiltas praedicas per notionem cubiecti, Ee lo mismo que Afirmar que todo juicio verdadero es snalitio y puede ser conocido 4 ro Por contin, el med Hs eid al me lo matemiteo. 3. Los primeros principios. Et principio supremo del pensamiento es el principio de con ‘radccién, como vio Aristételes. Pero Wolf lo formula de la si ‘giente manera: Rxperimentamos que fa maturaless de nuestro cspiritn es tal que, cuando juega que alguna cost es, m0 puede juzgar al mismo tiempo que esta cosa no ex> Se ve, puts, que ‘Wolff recurre a una especie de experiencia intelectual y que hace et principio wna ley del pensamiento antes que una ley del sr, Historia de be Slosfia moderna mientras que Avsttcesafirmaba el principio de contradiccén como una ley del seren virtud de una evidenciaobjeiva, antes de reco rocer en él una ley del pensamienta, Wolff pasa inmediatamente del pensamiento al ser y formula el principio de este otro modo: «La misma cosa no puede ser y no ser ala vez» «Lo concedemos sin prucbass, sade; Io cual es completamente normal en Arist tees, pero demasiado ficil en Wolff, Para que el paso fuera wilido seria necesrio que el ser fuera idéatco al pensimiento; pero Wolff no es idealist {A continuacin esti el principio de razén sufcieate. Wolff ab serva, muy aceradamente 2 nuestro modo de ver, que Leibaiz es primero que 10 ha tratado fommalmente, oferte, y que no debe onfundirsele con el principio de causalidad empleado por los es- Eokistics. Lo forma en los mismos términos que Leibniz: «Nada Jay sia una ratdn suficiente que permite comprender por que esto ex de este mode y ao de otro, unde intligitr cur potas sit om nom sits ero Wolff reprocha a Liz no haber demostrado el prin- cipio de raxén suliciente. Considers que debe ser demostrado, y lo demuestra por el absurdo, es decir, reduciéndolo al principio de contraiccién por el juego de una doble negacin negar el prin- ‘pio de razén suficinte es contradeirse, por tanto debe ser afir- mado. Bsta es fa prueba, Decir que existe sin razén, es decir ‘que la nad es su razén. Se admite que A existe porque la mada existe Lo cual es absurdo, De este modo Wolff abre un camino seguido por gran némero de filésofes, incluso tomists. De hecho, no se ha halado nada mejor. Bl inconveniente, a nuestro modo de ver, es que la de- ‘mostraién del principio es una pura peticion de principio. Deir que A existe sin tarda, no es afirmar que Is nada sea ss razén Para ello habria que aditir ya que todo tiene que tener una azéa, Pero esto es preisamente lo que hay que demostrar. Si se quiere conservar el principio de razén ruficiente, hay que afirmario como cevidente © indemosteable. ero zlo es? No estamos persusdidos dle ello. Kn este punto aporta Hume wn itl sntdoto contra racionalism. m 4. Elsen El primer paso de Wolff consiste en reducir el ser 2 lo po sible Ponque después de haber declarado nla Ia defiicin de in posible como lo que puede existr, admit, sin embargo, mit ade Inte, que el poder existr es una propiedad de fo posible. Y define csr de l manera siguiente: eSe llama ser alo que puede existe» YY prosigue: «Como fo que puede exstir es lo posible, el ser es lo posible, quod pousiile ext ene ect» Se legs asi ala tenis de ‘ques un existent es Iimado str, no pongue existe, sino porque Dede existr. Lo mis azombeoso es que Wolff cree que su det icin del ser e2 conforme al uso corrente. En todo caso, Bardo de Ver “ide foe ripida in 12, ef aco ee 19 1 empiriomo ingles cose y dee adi los hecho. Et paraneno le cdena & una alta e501 ir con Ie prcsisin de ejerer niga fans. Se ee ‘Sy prono Bacon cnc nea de un reforms general de ls cin cis, caye reac fersigus dorama sv i. eran cba dein fart Been slo acto las don pncras La sna, el ovum Organ, $e pied em Lonires en 1620, yt pers De dit cf aupmenti sci faram, en 162 Del reso so dejo ebonss exten: trapmens, "Ene De dinate, Bacon clog Ia cin poniva,sabraya cl eas caciewo one Se Pil deatlla as eperanas que pueden ponese Si proges, Son edeee algunos afore eLa vee eB El sony foe i ated La anid et joven ee raid. ned "coo ethene psad, sin ne pavers Bacon de unease Un seg parte etn Novae Orponm por opin al Orponoe de Arsitecs. ts exposé det mt Inco qu eee suplata a (wktodo deucive. Ent primer Ho, acca pasa evita lat eas am entorpecgo el progso de lar cieneas. La principal ee abo te silos, y Bacn erica vweete 4 Avis edtestale soft. de ‘na Hae Bacon En el cpu iro fae rele el nuevo mde "Fenres n eenth e tet i 1. La clasiicavion de las sieniae Bacon sable ou divisin de Ine cincias segin las diversas facutades que obran en elas. El esprit humano, buscando lt ciencia, se aplica primeramente en conserva los hechos, después en reproducrios, fnalmente en combinaslos. Hay, por tanto, res facultades: la memoria, la imaginacién y la razén. De la memoria deriva la historia, tanto natural como civil, de la imaginacién de~ iva la poesia, y de fa razén la filosofia, | ‘Las subdivsiones de ia flosofia se hacen segiin el objeto. ‘Ocupa el primer lugar a «filosofia primera, cienca de los axiomas comunes a tofas fs ciencias, Después, tes ramas que tienen por objeto a Dios, a la naturale y al hombre. La segunda, 1a fico, fs Ia nica que interes verdaderamente a Bacon. Es 0 bien specu” Intva, o bien eoperativas, c= decir, apicada, La fsia especalativa se subdivide a su ver en metafisica,cienca de ls causa formales 1 finals, y en sce especial, que estudia las eficientes y materiales mt Historia de bs Slatin moderna tas indiaciones bastan para caractriar la situacin histiea| ‘de Bacon. Esti a meio camino entre el aristotelismo, del que quiere librarse sin consegucio totalmente, y Is cienca moderna, que in- fenta define sin lograro por completo, Porque en esta clasficaciin Jay por fo menos dos puntos dignos de ser tenidos en cuenta Por una parte, Bicon conserva las nociones de forma y de fin, yas pone en primer lugar ea su concepeién de la ciencia natural. Por otra parte, no da ninguna importanca alas matemitias; por ‘contraro, proteta conta Is pretensiin de los matemitcos que ‘quisieran regentar Is fica. En elon dos puntos ou posiiin es fsactamentecontraria a la de Descartes, 2 Le clasificaciin de le prejicioe. FE principio de todo conocimiento es In observaciia de la | naturales. Por tanto, el primer esfuergo det espirte debe com Sistirea fibrarse de sus prejuicos, puesto que se inerponen entee Ly las cosas. A estos prejvcios los lam idolos, y Bacon en fventea castro esses. Los idoios de Ia trby, idole tribus, son los precios connes 4 toda la humanidad. Tienen su origen en ln maturaleza del esprit Tnumano y conssten en que los hombres tienen tendencis 2 juxgar las cost no segin lo qe son, sino segin la tlacion que tienen ‘on €l, De este modo © spirits humano mezcla su natralera ata de las cosas, y por consiguente las deforma, «El entendimiento Ihumano es como un falso espejo que reflea ls rayos que parten de los objetos, y que merchando st naturales propia a la de as ‘eosas, estrpea, tere, por ast deci y desfigua todas as imagenes fave refleja> Las idols de ta eaverna, idole specus, asi lamados por alsin 1 ls caverna de Plitén, son los prejvicos propios de cada ind vidio y de los que es prsionero. Le vienen de su particular cons titusiin, de si temperament, de su ciricter, de sas gusos, de ss edacign, de sue fonciones roles, de sus eostumbees. Cada ‘uno tiene como st pequeta caverna personal sen In que fa Ine ‘tural slo penetra rota y corrompidas Los idols del for, idole for, son los prjuicios que provienen m, de las relaiones sociales especialmente del lenguaje. esprit 5 con frecuencia vietina de las palabras que emplen, ponte no responden a mids, 0 expresin ess confusae son fuente de cauivocos Finalmente, los idolos de teatro, idolasheati, son los prejucios tye provienen de las teoriae y de los sistemas filosstions «Loe Tsmamos Solos de teateo — dice Hacon—, porque todos estat Sistemas som ottas tantas obras de teatro que fos fésofos han lusidado y han represeatado cada uno a su ver, piezs que ponen ante nuestros ojos ott tantos mndos imaginarios y forjados realmente para Is ecena.> Por consiguente, el espirty que intenta conocer fa maturaess, ante todo debe romper sus doles, e¢ decir, situarse en yma dad retédica. Si se enpieaa la clencia con certexs, dice Bacon, s© acaba con la dud; pero si se empieza por lt dua, se adauisvin ‘ertidambres. 3. EL método induction 1a finaidad de ln ciencia no es fa de conocer Ia naturales, Sin la de dominarla. Bacon denomina pardsitas las cena tdrieas ¥y desineresadas. La ini finaidad legitima de la ciencia es de edotar fa vida humana de nuevos inventosy de nuevas viquerasy ero no se demina Ia naturaleza sino obedciéndoa, nom vinctur natura wisi parendo. Por tanto, la ciencia debe buscar Ins casas pea disponer de los efectos, vere sere per cour sre Fl estado estineado de la ciencia proviene de los malot mé- todos. Acerea de esto tiene Bacon un pirrafo leno de finura y aracia, Los empiristas se parecen a ln hormiga, amoatonan sin forlen ni disernimiento hechos de fos que no sacin ningin pe echo, Tos sacionalisias se"pareoen a fs arafa, tejen tlas adm ables, pero sin solider alguna. EI modelo del verdadero sabio es 1a abeja, que recoge ef jugo de las flores en Tos campos y jaedines, yy después lo digiewe para transformario en mie. Concusin: fs ‘speranza de progreso esti slo en unn induccién verdaders, epee tera inductio tera EI primer momento del metodo consiste en rcsoger gran mi ms Historia de Ia losis moderna sero de hechos, Es lo que Bacon llama la experienia itera, porgue el sabio debe anotar por escrito sus obvervaciones, Et ‘ona exploracin de ln natralza, «una caza de Pan, guada por una ‘especie de olfato, odoratio quacdom venaica. Pero para recoger Ja mayor cantidad posible de hechos, hay que «poner la natraleza cen cvesténs, es decir, hacer experimenter, experiments, Bacon india ocho medios de observacin variaién,repetiign, traslacién, iversén, ete V ya a este aivel se opera ana eleccéa, pote sai debe anctar os chechosprivileyiadoss hecho brillantes, la Aestnos,linirofes,iregulares, eruales, ee. Hay veintsiete «s- pevies de ellos. a induecién propiamente dicha consiste en extraer de los hechos una «formas. Aunque Bacon, en au chsificeia de las clencias, haya recogido la teoia aratotdica de lat cuatro casas, deja de lado ls causas eficentes, materiales y finales, pare dedi= ‘atse colamente 2 Ja causa formal. Respecto a las cause finales tiene esta eflebre frase: «La busqueda de las causa finales et fstéril; como ura vingen consagrada a Dios, no engendra nada.» a forma e& eel verdadero objeto de In cence, Pero, cave = cntiende con ello? EE teeming e« arstotticn, pero Bacon le da un sentido meso ¥ totalmente empirista. La forma et el principio de actividad de dns agentes fisions, de Is enaturalezas, como A dice; es Ia evencia intima de cada cos, ipsssina res; es la ley de las aciones pura, Tee actus puri Pero no es de orden metafisco, es de orden fe- noménico: es observable; es una determinada organizacin de fs inter, Dero es lente, latene schematismae, de suerte que 29 aparece a ln primera observacda, sino que debe ser descabieria ‘or induce Para extiaer na forma basta disribuir los hechos en tres tablas: tabla de presencia, tabla de ausencia, tabla de grades. Eo J primera se anotan todos fos casos en los que el fendmeno se produce; en Ik segunda, todos los casos en que no se prodsce: fen Ta tercera, todos los casos en que varia. Comparando las tres tublas se eliminarin ls circunstaniasaccidentales,y 10 que queda rs fa forma buseada Ta indvcciin baconiana difere de ln indusci aristotlien, no EL empirismo inglés por ser cincomplets, como se acostumbra expresar, sino en proceder por eliminaciéa y encontrar las formas 0 las leyes como tesiduo, Conctasion. ‘Bacon avo cara concienis de su vocacén el dia en que es cribig: «No soy mie que un heraldo, no entro en lisa, 90 buck ator totum, fugnam now ineo.> Porque er an hecho que, armado de un método que crea capaz de reno la Ciencia, Bacon no hizo ningin descubrimiento; acep- tub sin critica fa me extrafins reetas dela farmacopea medieval Y lo que es peor, combatiS lov descubrimients de sus contempo- ineos, Harvey y Galileo, tachindolos de puras absurdidades. ‘Pero cen qué sentido hay que comprender su funcién de he aldo? Wo se puede sostener que Bacon haya lanzado ides fecundas para el progreso de las ciencias experimentaes. Las regs de It induccia baconiana fan sido més esteies xin que la bisqueda de las causas finales. Como observa Meyerson, es imposible en- ‘contrar en is historia de las ciencias un descubrimiento, grande (© pequefo, que sea debido a su aplicaién. Y esto se comprende ‘cimente porque la experiencia silo ene sentido en relacién a tuna hipétesis, o mis ampliamente, a una idea. La invencin, et descubrimiento estin ligados aun acto del espiita para el cual no poede formularse ninguna reg 2QQvé queda, pues? Simplemente que Bacon, con st trompets, crea un estado de espritu, una atmisfea, favorables 2 fa cencia experimental, una especie de pejuicio positivist, inverso de pre~ juicio metafisico que reimba en las esueas de su tiempo. Esta ‘ase de intluencia difusa no es despresiabe. ibigrfia. De ts bees de Hotes tadaclas at cstlare genes iat: Leviton (190) Sabe lacing vese primermente Lavan, Hobtes (ol Le grande prope, Aen), ade cde 31,2 de Ibe Arhier de prope: La psd ayence de Th. Hobbes (Beane Historia de Bs lofts moderna ete); cn easellna: Toots, Pie y dca de Tie Hobbes Rovian e Ocrident, Madi 125. ‘Balogaia, Thames Heb, ik de m clergyman, rai en 58 Ent cy Onto hindu decane abs Ha 1008 evra fe pecepor et "rie seer on Frain La sepa ver (1627-16) se ei for sr festa Derante steer vinje (14697) tata w Metsena yes ies are, er lca pli e 9 temo, pr fn oar ast, ‘Ste so genera cu; Elomenor de wevcho new police (160), ‘nol pin, perancce nce aon Hh tea ex cando Meren le pie ro eb Jecines + as Mediaconee que Desates iia a pba Bere Hobie 9 Dacre surge ripdamente ona rofnds anti. Fst de acer ‘2 tapacin eine de Innate, er Hotes reas Ia ete, fspintuale qu proton Desaren Ye le Ura. shone cro, bce estan. En 165, condo a rotorcn de avs 1 Hoes ve 2 I ners lich or st Sens hasta ene, out en 163, 2 eda te nove 9 i af Er pemanint fieco de Hotes stn desea a partie det primer srt pilin, por exten y pofundacn, So pln sstenston fc sguete 17 Uns eSlwtta pigera> que tata de ln cmon 7 8 fs propedates em gnc. 2° Una prion que tts dd ome, de 58 ‘eatery de sor afecions. 3° Urn glen, qe tata dl hombre ccna ero el orden de puecin ee terete. En 1, se obi De et, goe re los Hlostos de drcho worl. Fn 1S, el Leia, te dealin el ce En 16S, el De crpre 9 91658 el De homin. ‘En in Matra de ln lofi” Heber tparece camo materia Sin cobargy le ee tne ea cae cnjto de ou perament pes tenure exinencn de Dis emo edt, es dcr como doe abso {to dt everest por fe Tos gat de In rig van. Nis ‘en parle ce qe profes ina metatises mater, pores else {ia pines oo es rea, son en fica No ett, cero toe to flvtn cs rterata scant, em cero rd le ea i deci. 1. La filocofa primers. Hobbes define la filosofia: «Bt conocimiento adquiride por un rexonamiento correcto de los efectos 0 fenémenoe por sis assas © generaciones, e inversimente, el de las causas 0 generaciones 6 I empiri inst posibles a partir de los efectos conocidos> Baste prestar ates 2 esta defnicin para ver aparecer los grandes rsgos del sistema, Que €s, en primer lugar, el razonamienta? Hobbes lo concibe seglin el tipo de eilelo matemitica, Es unt cuenta, computa srazomar mo es nada mis que sumar o restars, Pero en filosofa ro se manejan mimeros, sixo nombres. Por tanto, ts preposisién fst constuda por Ia adicién de dor nombre, el slogismo por Ja adicién de dos proposiciones, ln demostacién por lk adiibn de satis slogismos Y si se pregunta qué siguifican Ios membres, que son fs el ‘mentos de todo ciielo filesSico, se ve que expresan concepos sin duda, pero que los concepoe ee reducen 4 fantasms 0 imc genes, y" que representan ya sea tin objeto singe, si se tats {de nombres propios, ya una colesim de individ, si se trata de nombres comunes, La Viglen de Hobbes es, pus, etrictamente nominalisa, Junta un ideal bastante simplista de acionalismo con ‘un empirismo no menos simplista Unt ver hechas estas afimaciones, Hobbes deduce que la f- Toso tiene por objeto los cuerpos, y que no debe ocuparte de los seres incorpéreos. a efecto, dice, en relscién con los seres incor preos: «no hay lugar para ls composicién o ls dvisign,y por con Siguiente no hay lugar pars el razonmentos, Qué es un cuerpo? Respuesta: «Todo lo que es independiente ‘de nuestro pensamiento y coincide con cievtaporciin de extensiin > La existencia de los cierpos no es problema, Hobbes es dest damente relist. Pero camo la nocién de cuerpo implica ly de ‘espacio, tabré que definslo. eK espacio es o fantasma de algo existente en coanto existent, es dese, en cuanto que no £6 cons era en élningin tro acidente que el de aparece fuera de aque que lo imagina.» Esta defisicién ex lo que mis se acer urn imetafisica materiaista, Sw primer mienbro, considerado. aparte seria materaismo puro, porque afirma que mada puede exis sin estar en el espacio, y por coasiguiente sin ser un cuerpo. Pero segundo miembro atenia el alence del primero, puesto. que define la exstencia de un modo enpirist, como simple hecho de imanifestarse a Ia sensitldad. Por tanto, de eta definiciones no se sigue que no pueda exis Historia de bs florfia moderrs tir a su manera fuera del espacio ainglin esplria, Pero resulta de ‘las que no podemos concebir wn esprit, pies «toda coneepeioa fs una imaginacién yproviene de los sentidoss, La daca idea que Dodriamos formarnos de un esprit es la de un cuerpo ex teaso, pero demasiado sul para obrar sobre muestos. setios ‘La posicibn de Hobbes es, pues, un agnosticiso respecto a las realdades espirituales, mis que un materialismo propiamente dicho. Sin embargo, re comprende que sb contemporineos se hayan im presionado y lo hayan acusado de ateismo. ‘Ahora bien, si todo lo cognoscible es corpireo, la explcacion 44a mundo debe hacerse por el movimiento. Hobbes desemboca sicamente en el més siguroso mecanicismo. «Todo eambio se reduce 2 un movimiento de los cuerpos modifcados> Por movimento hay (qe entender, evidentemente, un desplazamiento en el espacio, sea fet everpo, sea de sus partes. No obstnte, Hobbes integra 2 su mecinicism cierto dinassmo, pues el movimiento tiene un conatus Yun impetus, e8 dese, un esfuerz, una fuerza, que Leibmit la fark una «fuerza viva, Pero como esta fuerza se revela por [2 velocidad del movimiento, la fsa se reduce, en definitiva, « un cielo de movimientos. En esta perspectva, la cuss de un movimiento es un movimiento antecedente, que et Is condicén necesaria y suficente de sv apie Ficin. Todo esti determinado en fa naturlesa, casulidad y ti bertad som aombres debidos a nuestra ignorancia de las causes que determinan los fenémenor "Afirmados estos principis, el delle de ln fsiea y de la psi colgis importa poco. La sensacia es un movimiento de os ner~ ios provoeide por un movimiento exterior. La idea o fantasms fe utn huella debilitads de Is sensiciin El pensamiento es usa erie, o un etre de ideas. La accion es una reflexin del mo- vimieato reiido, La tendenca es una accidn que no se manifista ‘Exteriomente, sino que permanece interior en forma de const 2 be politica De todas las obras de Hobbes, el Leviathax esl que a ejereido una influenia mis profunds | El enpirame ings Este extrafo titulo estd sacado de la Bia, Leviatin es smonstruo acutico del que habla el libzo de Job (cap. 41) y que se parece mucho a un cooadrlo. Para Hobbes simbolsa el Estado, al cual Nieusche con una imagen semejantellamari el més fio de tos las moastras floss. I subtitlo del libro es més ex plicito y nos hace volver de Ia poesia a la fibsofia: Matera, forma 1 fodder deta sociedod (commonvealth) elesistica evi Hobbes desarola en esta obra los princpios de su politica, 6s deci, de ss eora dela sociedad. So orignaidad esti en fundar poder absoiuto de! soberano, no en un derecho dvino, sino en ‘un contrato socal. Rousseau recogeri a idea del contrato socal para extrar una conseuencia exacamente opueta: Is idea de na replica en la que la voluntad general es ley 1a politics de Hobbes se cnraiza en st psicologis. EI nico rmotivo que determina Jas acciones de los hombees es el interés personal. Hobbes saprime toda tendenca altruista y especialmente Ja tendencia a vivir en sociedad, el insinto social —llamémoslo asi— que se encuentra en algunos animales, y sélo deja subs fl egoisme, el instinto de conservacim individual y sus derivados De alo se sigue que el bien y el mal se definen exclasvamente por la utlidad y la nocividad es bueno todo lo que e¥ stil pars la vida, malo todo fo que es perjudicial El reino de fas pasiones es eel estado de aaturalesa>. I hombre vive salrajement, Buscando slo su propio bien. Cada uno tiene derecho a todo To que juzpa til, pues el derecho es el libre ejer ‘icio de las facultades naturales: uz omni emoibus. Pero este Aerecho produce sutomstcamente wn estado de guerra univers Y permanente. Cada uno esti en guerra contra todor los dems ‘bellum ome contra. omnes, y el hombre ex un lobo para el hombre, homo homini lupus. Por tanto, ao hay justicin ale, 42 no ser ln ley del mis fuerte, ni moralida, pes cen In guerra Ja fers y el fraude son las dor virtues cardinales, En el estado de natoraleea el hombre es, evidentemente, mise rable, porque su bienes, su libertad, a vide estin constanterente amenazidos. Arrastra una vida ecolitaia indigent, sui, anim ¥ brever. La raxén exige que los hombres busquen la paz. A este ‘orden de la recta razéex, lo lama Hobbes eley naturals. No hay 129 Historia de fs Slosota moderna ‘que confundiria con el etado de natralesa, puesto que se opone ‘irecamente 2 ly € principio de su abslicién; pero se funds, fo obstante, en el instinto natural, porque se dirge a fa conser ‘cia de fos indviduos. Ast pues, zcémo obtener fa paz? El nico medio es que cada uno renuncle a ss derecho sabre todas las coms, fe contente con una parte de los biens, y consienta en no hacer al otro To que no quersia que le hicieran. Este contrato es el que instirye Ta vida en sociedad ‘Waa ruptura del contato e& siempre posible, Para evtarla e© precio que ol temor equbre el interés. Por tanto, es neces fgve el mimero de asocndos sea tan grande que ningin individvo ‘pueda experar vencerlo, y que todos sometan ru voluatad a la de tun soberano, de suerte que las decisiones tomadas por @ como necesaias para ln pat sean consderadas como la expresiin de Ia woluntad de ada wn ‘Bn defintiva, lor individvos ponen eu derecho natural en manos de un roberano, Io que siguifica que pierden todos cus derechos y que el soberano los posee todos. El soberano no «5 rnecesaramente un individvo, puede rer una asamblea, puede ser Iheratitario © por eleccin pero, sea como sea, tiene un poder ab- salto, promulga Jas leyes y 20 esti sometido a ninguna. Séio tiene Ia obligacioa de sequir 12 rarén, de asegurar la paz y salvaciin det pocblo, Salut fopali-suprema ler, dice Hobbes iuiendo a Maquiavelo, (Con Ia vida en sociedad empieza Ia vida moral, pues la jos- fica no es mis que a respeto de los contatos. Un mandamiento come «oo robaris> no tene sentido antes de que las leyes haya Aefinido la propielad. Por tanto, ls leyes fundan fa vetod y 4 pecado. Y como es ef soberano el que hace las feyes, e= (quien dirige la moralidad. Finalmente cull ex el derecho del soberano respecto a Ih religibn? Para Ia par de fa sociedad, debe institu un euto nico YY cbligatori, nombrar los sacerdotes 5 jurgar las controvesiae Aogmiticas. cDe otro modo, las mis absurdas opiniones referents ‘la naturaera diving y las mas impertinentesy rdiulas ceremonias ‘oincidirfan en una sola ciudad El soberano ottenta también, por tanto, Ia autoridad suprema en el terreno religioso Conclusion I tito del Leviathan es perfectamente adecuada: EI Estado concebido por Hobbes es un monstrue. En primer Iugar fo es, porque su génesis es puramente ligica 42 priori, no corresponde en absolut a fa realidad tal como nos a muestran la historia y la ebservaién. hombre salvaje, el con trato social son mitos, porque es indudable que por Primitivo que sea el hombre, vive ya en sociedad. Asi pues, Aristitelee teafa raxén cuando devia que el hombre es ¢por naturleza> tn animal poltios. En segundo lugar, el Estado de Hobbes es un moastruo en fwanto que dispone de un poder absolto. EI régimen que Hobie funda por lice y que presenta como el nico posible, es el que Aristbtcleslamaba trans, y que ea nuestros dias se lamara di tadora. El individvo que en el estado de naturales tenia todor fos derechos, en el eatado de sociedad, no tiene sino los que el soberano jurga sil reconocere, ‘Mis que tna doctrina, Hobbes fega 2 sus eacesores un probe rma: en qué condiciones pueden constituir wna sociedad los ind videos de aturaleza atocial ¢ inclos insociable. Durante un siglo {a filsofia politica se esforzark en reciverlo, Initl decie que, | nuestro modo de ver, et un problema mal planteado, cuyor datos soa faltos, y que no es susceptible de recibir una solucién sti factor. Bidiogfie. Las obras complete de Locke tan sido tras | rants, cn ite vores, por Tmnor (9), El Esta Ftndeee emai, por Cet et canto lien (170, rei saat vec), Les tren pimcoe capita el Eva se ecuetan el aectin esa Haier, Vesa ese: Een soe al ntndiral mano, Fn de Cs turn Foon, Ménio 1986, cy compendia. Madied 1850 Pose vere Vien A Prenat, Sli de tetor, Bueno Aires 104) See Locke mo shondan ar obrar recites Vanes Manto 1. Lace (78), Onn 1a phvophie gintle de Lace (198); Re Deane, La Pole Morale de E Laeke ae 90 en