Está en la página 1de 9

KARL MARX

1818-1883

Trveris, Alemania, 5 de mayo de 1818 Londres,

Reino Unido, 14 de marzo de 1883, fue un intelectual y militante comunista alemn de origen judo. En su vasta e influyente obra, incursion en los campos de la filosofa, la historia, la sociologa y la economa. Junto a Friedrich Engels, es el padre del socialismo cientfico. Sus escritos ms conocidos son el Manifiesto del Partido Comunista (en coautora con Engels) y el libro El Capital. Fue miembro fundador de la Liga de los Comunistas (1847-1850) y de la Primera Internacional (1864-1872).

Marx tuvo dos grandes influencias filosficas: la de Feuerbach, que le aport y afirm su visin materialista de la historia, e indudablemente la de Hegel que inspir a Marx acerca de la aplicacin de la dialctica al materialismo. Aunque para su trabajo de disertacin doctoral eligi la comparacin de dos grandes filsofos materialistas de la antigua Grecia, Demcrito y Epicuro, Marx ya haba hecho suyo el mtodo hegeliano, su dialctica.

Marx y Engels se basaron en la filosofa alemana de Hegel y de Feuerbach, la economa poltica inglesa de Adam Smith y de David Ricardo, y el socialismo y comunismo francs de Saint-Simon y Babeuf respectivamente, para desarrollar una crtica de la sociedad que fuera tanto cientfica como revolucionaria. Esta crtica alcanz su expresin ms sistemtica en su obra ms importante dedicada a la sociedad capitalista, El capital: crtica de la economa poltica.

El marxismo ha sido tradicionalmente opuesto a todas las religiones. Marx escribi al respecto que "el fundamento de la crtica irreligiosa es: el ser humano hace la religin; la religin no hace al hombre", , la crtica de la religin no es una defensa del atesmo, sino la crtica de la sociedad que hace necesaria a la religin, Marx

describe a la religin como un ente alienado, el cual le pone como


meta alcanzar a Dios, situacin imposible para un humano pues Dios es la esencia humana deificada, es decir: la humanidad le ha dado sus mejores caractersticas a Dios. La religin hara conformista al hombre y lo obligara a no luchar en este mundo, pues este es solo un preludio del verdadero.