Está en la página 1de 1

La muerte es un asunto muy espinoso para nosotros, no solo por el hecho de que suscita un gran terror sino tambin

porque es algo completamente desconocido. Nadie ha muerto y regresado para contar su experiencia, por lo tanto nunca vamos a llegar a conocer realmente a la muerte. Por esta razn, casi nadie es capaz de decir no tengo miedo a morir con total sinceridad pues no tenerle miedo significa no temerle a lo desconocido. Varias personas alrededor del mundo fallecen y ninguna tiene un impacto significativo en nosotros. Solo cuando un ser querido pasa a mejor vida es cuando la muerte se transforma de un fenmeno cualquiera en un escndalo, nos sorprende y devasta como una catstrofe. Lastimosamente, cada da de nuestra vida algo perece en nosotros y progresivamente perdemos muchas cosas. Mueren nuestros familiares, nuestros amigos y nuestros deseos. Al fin de cuentas, todo lo que tiene vida en algn momento sucumbe. La muerte nos persigue desde nuestro nacimiento. Es nuestra eterna compaera hasta el fin de nuestros das. No podemos escapar de ella y no solo porque algn da moriremos, sino por todas las vidas que veremos extinguirse a lo largo de nuestra existencia.