Está en la página 1de 4

Haba una vez en una ciudad muy lejana una familia

que estaba integrada por el pap, la mam y una hija llamada Mari, la familia era muy alegre y sonriente.

A Mari sus paps le compraban muchos juguetes cada da la nia le peda uno a sus padres cuando se iban a trabajar, cuando los paps llegan de su trabajo le hablaban a la nia para darle sus juguetes.

La nia Mari cuando iban a jugar a su casa otros nios ella no le prestaba sus juguetes a nadie, entonces los nios no jugaban con ella y Mari se quedaba solita y triste con sus juguetes

Un da sus paps la llevaron a casa de sus amigos a una fiesta ah conoci a una nia que se llamaba juanita, la nia era muy amigable y compartida prestaba sus juguetes a todos los nios

La nia Mari se dio cuenta que compartiendo sus juguetes, juanita estaba ms feliz y tena muchos amigos con quien jugar

Entonces Mari decidi que de ahora en adelante iba a ser muy compartida para estar muy feliz y tener muchos amigos con quien jugar y compartir sus juguetes.