Está en la página 1de 23

SATANISMO

-Giuseppe FERRARI, Secretario nacional del "Grupo de investigación e información


sobre las sectas" y director editorial de las revista "Religioni e Sette nel mondo"

L`Osservatore Romano, 24 enero, de 1997.


"Sobre el creciente y preocupante fenómeno de las prácticas relacionadas con el culto de
las sectas satánicas".

En la sociedad actual está asumiendo una inesperada dimensión la adhesión a sectas


satánicas, la participación en los ritos introducidos por éstas, la invocación de seres
demoníacos, el culto personal y solitario del demonio, y la afirmación de ideas
provenientes del ambiente satanista.

Antes de ilustrar en grandes líneas el complejo fenómeno del satanismo contemporáneo,


es oportuno intentar una definición del mismo. Esto se puede hacer de modo, por
decirlo así, general, como también en particular, es decir, con específica y exclusiva
referencia a aspectos singulares: teológicos, antropológicos, psicológicos, jurídicos y
sociológicos. Si centramos la atención en una definición de tipo general, podemos
afirmar que hablamos de satanismo cuando nos referimos a personas, grupos o
movimientos que, de forma aislada o más o menos estructurada y organizada, practican
algún tipo de culto (por ejemplo: adoración, veneración, evocación) del ser que en la
Biblia se indica con los nombres de demonio, diablo o Satanás. En general, tal entidad
es considerada por los satanistas como ser o fuerza metafísica; o como misterioso
elemento innato en el ser humano; o energía natural desconocida, que se evoca bajo
diversos nombres propios (por ejemplo: Lucifer) a través de particulares prácticas
rituales.

Las sectas satánicas

Los grupos y los movimientos satánicos son, sin duda, muy diversos. Algunos están
relacionados entre sí, otros no; ciertos grupos son desconocidos hasta para las mismas
personas que frecuentan el ambiente satanista. Hay sectas cuya existencia es efímera o
casi virtual; otras, con el tiempo, dejan de actuar o en algún caso continúan en forma
oculta; algunas actúan públicamente, otras de modo secreto. Por otra parte, casi todas
sufren cismas con mucha frecuencia, es decir, que un grupo se divide en uno o más
troncos, los cuales a su vez se separan en otras ramas y así sucesivamente.

En Estados Unidos se encuentra, sin duda, la mayor concentración de grupos satánicos


que podríamos definir como conocidos, es decir, que actúan más o menos abiertamente;
y es también en
ese país donde podemos encontrar las mayores referencias bibliográficas sobre el
satanismo contemporáneo. Entre los grupos conocidos que han surgido en Estados
Unidos y están todavía en actividad encontramos: Church of Satan, Temple of Ser,
Order o[ the Black Ram, Werewolf Order, Worldivide Church of Satanic Liberafion,
Church of War. Entre aquellos que después de algunos años parece que han dejado de
actuar encontramos: Church of Satanic Brotherhood, Brotherhood of the Ram, Our
Lady of Endor Coven, The Sairanic Orthodox Church of Nethilum Rite, The Satanic
Church; existen, además, organizaciones sobre las cuales es difícil establecer si han
cesado o no su actividad, como, la denominada Ordo Templi Satanis cuyos escritos
tienen cierta difusión a través de Internet.

Otro grupo satanista que ha tenido cierta notoriedad, también después de la observación
que como participante ha hecho el sociólogo americano William Sims Baintiridge, es
"The Process Church of the Final Judgement", surgido en 1965 en Inglaterra y
difundido en algunos países, sobre todo en Estados Unidos antes de su escisión en dos
grupos diversos; actualmente "The Process" se ha extinguido. En Inglaterra se ha
detectado también la presencia de otras dos organizaciones satánicas conocidas: "Order
of the Nine Angles" y "Dark Lily", mientras en Nueva Zelanda actúa el grupo Ordo
Sinistra Vivendi, anteriormente denominado Order of the Left Hand Path. En Italia,
entre las sectas satánicas de las que se sabe algo, porque de un modo u otro han llegado
a la notoriedad de la crónica, podemos citar: Bambini di Satana, Chiesa di Sata na di
Filippo Scerba Chiesa Luciferiana di Efrem Del Gatto, Impero Satánico della Luce
deglo Inferí o Seguací del Maestro Loitan.

Existen también grupos que no se presentan como satánicos y que, por ejemplo, afirman
que practican ritos paganos para entrar en armonía con las fuerzas ocultas de la
naturaleza, pero en realidad ponen de manifiesto aspectos que permiten su ubicación
dentro del multiforme mundo del satanismo.

Los ritos, los símbolos y las prácticas satánicas

Los ritos introducidos por cada secta se basan, muchas veces, en modificaciones
aportadas a ritos preexistentes. De todos modos, en líneas generales se puede decir que
los ritos satánicos sirven a los fines del celebrante y son un conjunto de gestos y de
palabras orientados a provocar un cambio de las situaciones o acontecimientos que se
considera que no se pueden obtener a través de medios o instrumentos comunes.
Cuando por medio de tales ritos se pretende mandar una maldición o realizar algún
hechizo, por ejemplo, con respecto a una persona concreta, se piensa que el mejor
momento será por la noche, en un particular período de tiempo en el cual la persona está
dormida (por ejemplo, dos horas antes de despertar); este es uno de los motivos por los
cuales los ritos satánicos comienzan, en general, en las horas nocturnas; mientras que la
elección de lugares precisos para realizarlos, dentro o fuera de la ciudad, probablemente
depende de la posibilidad de organizar todo con cierta reserva y, en algunos casos, de la
presencia en dicho lugar de cementerios o de iglesias desconsagradas. No se puede
excluir que durante los ritos satánicos, algunos grupos lleguen a perpetrar actos de
escarnio o profanación de cadáveres, violencias físicas incluso sobre menores y hasta
homicidios rituales.

La agrupación en la cual se inspiran algunas sectas satánicas más recientes es la


"Church of Satan", fundada en Estados Unidos en 1966 por Anton Szandor La Vey. El
símbolo de esta secta es es llamado sello de Baphomet o sea, la cabeza de un chivo
dentro de un pentáculo invertido (estrella de cinco puntas boca abajo), inscrito en un
círculo con cinco letras hebreas en el extremo de cada punta y todo esto, a su vez
encerrado en otro círculo. La Vey es autor de tres libros, que constituyen un punto de
referencia para el mundo satánico contemporáneo: The Satanic Bible, Complete Witch,
Me Satanic Rituals. En este último se encuentran diversos ritos oficiados en latín, inglés
francés y alemán.
El rito principal de todo grupo satanista, es decir, la misa negra, ha sido descrito por La
Vey tanto en "The Satanic Bible" como en "The Satanic Rituals". Los diversos grupos
satánicos introducen modificaciones respecto al rito aplicado por La Vey, quien lo ha
establecido siguiendo el modelo de las más antiguas misas negras europeas, y que se
inspira, entre otros, en los escritos del poeta francés Charles Baudelaire (1821-1867) y
del escritor Charles Georges Huysmans (1848-1907).

El rito es oficiado por un celebrante, un diácono y un subdiácono; como instrumentos se


usan algunos cirios un pentáculo invertido, un cáliz lleno de vino o de licor, una
campanilla, una espada, un aspersorio o falo, y un crucifijo invertido; también se usa
una Hostia auténticamente consagrada. El altar de la misa negra es una mujer desnuda y
los participantes llevan vestidos negros con capucha. El rito imita, más o menos, el de la
misa católica con las oraciones recitadas en latín, inglés y francés. Naturalmente, en
lugar de invocar el nombre de Dios se invoca el de Satanás; se invocan nombres de
diversos demonios; se recita el Padre nuestro en sentido contrario y negativo (padre
nuestro que estás en el infierno); se lanzan invectivas contra Jesucristo, y la Hostia es
profanada de varias maneras (utilizándola en prácticas sexuales, pisoteándola
repetidamente con odio).

Las creencias satánicas

Las creencias satánicas pueden variar de uno a otro grupo. Por ejemplo, hay quien ve en
Satanás un ser más o menos simbólico, expresión al mismo tiempo, de la transgresión y
del racionalismo; y en los ritos, una especie de psicodrama brutal que tiene por finalidad
liberar al fiel de los condicionamientos religiosos, morales y culturales que provienen de
su ambiente. Algunos satanistas que se reconocen en esta descripción afirman que «el
Satanismo es una religión de la carne. Para el satanista la felicidad se debe encontrar
aquí y ahora. No existe el cielo para ir después de la muerte y tampoco el infierno de
fuego como castigo para el pecador». En cambio, hay quien ve en Satanás un ser real,
príncipe de las tinieblas, al cual es posible dirigirse mediante rituales mágicos para
obtener favores de diverso género. Y también quien ve en Satanás, particularmente en
Lucifer, una figura positiva que se opone a la acción del Dios de la tradición judeo-
cristiana, considerada negativa.

En general, es difícil dar una definición unívoca de las creencias a las que se refiere una
determinada secta satánica. Por ejemplo, el satanismo introducido por la Vey, en
algunos aspectos ve el mal como fuerza vital e impersonal, objeto de un culto - a través
de rituales precisos- por medio del cual se pueden dominar las facultades destructivas
propias de tal fuerza; por otro lado, resulta claro que La Vey, en algunos ritos -aunque
en clave metafórica- se dirige al demonio como a un ser personal, creando, por lo tanto,
la ambigüedad de fondo, que es típica del ambiente satanista. Se puede notar una
ulterior contradicción en quien practica los absurdos rituales de la Church of Satan, en
los cuales hay una precisa y virulenta contraposición al Evangelio, a la Iglesia y a su
liturgia: si una persona no cree ni en Satanás, ni en Dios, ni en la Iglesia, ni en el
Sacrificio eucarístico, no se ve por qué se deba empeñar tan fanáticamente en las misas
negras.

La aproximación al ambiente del satanismo


Algunos de los caminos por los cuales es más fácil entrar en contacto con un grupo
satanista son: la frecuentación de ambientes esotéricos, mágicos y ocultistas hasta llegar
a habituarse a las ideas y prácticas de los mismos, y al deseo de ir más allá para
experimentar nuevas vías de conocimiento; la participación en reuniones espiritistas
para la evocación de seres particulares, en las cuales no es difícil que se llegue a la
invocación de espíritus demoníacos y donde se puede encontrar a quien participa
también en ritos satánicos; el recurso a los magos para afrontar problemas de diverso
género que, como muchas veces se prolongan en el tiempo, se trata de solucionar hasta
con el recurso a la llamada magia negra, la cual casi inevitablemente introduce en el
mundo de los ritos satánicos llevados a cabo por individuos o grupos más o menos
organizados; la atracción idolátrica que se manifiesta con respecto a ciertos cantantes y
grupos de música rock, a los cuales se permite -mediante el mensaje de sus canciones-
blasfemar e invitar al suicidio, al homicidio, a la violencia, a la perversión sexual, al uso
de droga, a la necrofilia y a la implicación en el satanismo.

Los motivos que llevan a la práctica de ritos satánicos son muy diversos y entre éstos
podemos encontrar: la convicción de obtener ventajas materiales de diverso tipo,
incluso con perjuicio para otras personas; la voluntad de «contestar» a la sociedad de
modo excéntrico y transgresivo; una morbosa atracción hacia lo que es pavoroso y
horrendo, tal vez dictada por el deseo inconsciente de exorcizar los propios miedos; la
respuesta violenta a traumas, a veces sufridos en la infancia; la adquisición de poderes
particulares que se cree que pueden obtenerse por medio de conocimientos ocultos y por
la participación en determinados ritos; la satisfacción de desviaciones sexuales a través
de experiencias inusuales, que tienen como base algo de oscuro y ritual.

Diversos problemas de la sociedad contemporánea contribuyen, ciertamente, a hacer


que el terreno para la siembra satánica sea más fértil, y entre éstos encontramos: la
soledad del individuo dentro de la masa impersonal y amorfa; el impacto con ambientes
que denigran al cristianismo o que en su propia visión tratan de diluirlo; la disgregación
de la familia a causa del debilitamiento o de la pérdida de la fe en Dios, único que puede
darle amor, armonía y unidad.

Hay actitudes que, por así decirlo, «hacen el juego» al satanismo, porque más o menos
conscientemente dan impulso a la difusión del mismo en la sociedad actual. La primera
actitud es la de subestimar este fenómeno, considerándolo un hecho marginal, sin
ninguna importancia o relevancia; una especie de juego de sociedad o de rol, cuya
posible perversidad puede, de todos modos, ser socialmente tolerada.

Otra actitud, que podemos considerar como opuesta a la primera, es la sobrevaloración


del fenómeno, que se considera excesivamente difundido, viendo en los grupos
satánicos organizaciones que siempre y en todas partes se dedican a actividades
criminales (aunque no se tengan fundados elementos para hablar de crímenes cometidos
por tales grupos) capaces de incidir en la sociedad de modo fuertemente peligroso y
desestabilizador, con las posibles consecuencias de crear reacciones de fobia satanista o
de caza al satanista.

Una tercera actitud es la que se puede definir corno fobia antisatanista, derivada de la
difusión -casi como posición tomada- de una crítica excesiva y sistemática, algunas
veces también infundada, a las organizaciones que se oponen al satanismo; se las ve
como instituciones particularmente influyentes y en condiciones de inducir a conductas
socialmente dañinas, aunque -o cuando- las mismas se colocan correctamente desde el
punto de vista científico, cultural o religioso frente a ese fenómeno.

Consideraciones finales

Entre las diversas preguntas que muchos se hacen en relación con el problema del
satanismo, está la que tiene por objeto la posibilidad de ver en él una acción explícita
del maligno, por ejemplo, mediante la posesión diabólica de quien participa en ritos
satánicos. Considero que tal acción no consiste tanto en la manifestación de fenómenos
preternaturales, cuanto en una exasperada aversión hacia Dios, Jesucristo, la Virgen
María, la Iglesia y todas las cosas santas. Los posibles casos de posesión diabólica que
se pueden encontrar entre quienes participan deliberadamente en actividades satánicas,
se pueden considerar casos de tipo -por así decir- activo y no pasivo, que derivan del
hecho de que son las mismas personas las que voluntariamente se ofrecen al demonio.

De todos modos, el principal problema social, ético y cultural de la aceptación de las


ideas y prácticas satanistas consiste en que con ello se llega a aprobar una completa
inversión de los valores: lo que objetivamente es equivocado, malo y moralmente
desordenado, se asume como modelo justo y liberador para proponerlo a los demás;
además, la asunción, típica del ambiente satánico, del lema crowleyano: "Hacer lo que
quieras será toda la ley", lleva inevitablemente al hombre a considerar que en realidad la
propia libertad no termina donde comienza la de los demás. Para concluir, después, con
la constatación de que el hombre que diviniza la materia, que se considera dios y así se
sitúa en el lugar del Creador, inevitablemente va al encuentro de la amarga e inevitable
realidad de la propia finitud y de la impotencia humana, sufriendo contragolpes que
pueden arrastrarlo a serias consecuencias psicofísicas con caídas de tipo depresivo.

El satanismo muestra, sin duda, una fuerte carga emocional y de evasión hacia lo
irracional, que en algunos aspectos es encubierta por una paradójica apariencia pseudo-
racional que se busca como justificación. El mal profundo que proviene de todo esto
asume aspectos y motivaciones personales y oscuras; se concreta en los pecados
personales y tiene como común denominador de los diversos ritos, símbolos, prácticas y
creencias, la negación de la recta razón y una herida profunda a la integridad de la
persona humana, cosa que se manifiesta en las aberraciones sexuales, en la sed de poder,
en la búsqueda desmedida de dinero o de éxito, en un narcisismo exasperado; todos esos
elementos alejan del amor a Dios y al prójimo, y de la búsqueda del verdadero bien
personal y común.

En este mundo, en donde se tiene la impresión de que el mal -como quiera que se
entienda- vence al bien, creo que es cada vez más urgente dirigir a todos la exhortación
del Santo Padre: "No tengáis miedo". Esta tranquilidad sólo puede surgir de la
convicción de que la liberación del mal y la salvación pasan a través de la obra
redentora de Jesucristo, único Salvador del hombre.

© L'Osservatore Romano, Editorial y administración, Via del Pellegrino, 00120, Ciudad


Vaticano, Europa. Teléfono 39/06.698.814.12 Internet www.vatican.va/news_services

El SATANISMO TIENE CONSECUENCIAS SOCIALES

Crímenes Satánicos en Bolivia


La Policía de Cochabamba reporta (11agosto,2003), sobre diversos crímenes, raptos y
agresiones perpetrados por jóvenes que involucrados con cultos y sacrificios satánicos.

-Ciudad de Oruro: El 29 de marzo de este año tres jóvenes de 19 años asesinaron con un
cuchillo de cocina a un joven de 26 años, en un ritual cuya finalidad era un pacto
diabólico para obtener dinero y comprar instrumentos musicales para su banda de rock.

-Cochabamba: la policía registró tres crímenes relacionados con prácticas satánicas: los
asesinatos de un estudiante del colegio Don Bosco el 19 de julio de 2003; el de una
joven embarazada, del colegio Quintanilla, el 15 de octubre de 2002; y el rapto de una
joven universitaria de 19 años que sufrió laceraciones y tatuajes en todo el cuerpo.

Miguel Manzanera, representante del Departamento de Bioética del Arzobispado de


Cochabamba añadió: “Los sacrificios se convierten en una práctica común de estos
grupos, ofrecen al diablo no sólo animales, joyas u objetos personales sino la vida de
personas”. “Provocar el sufrimiento es uno de los fines de los que intervienen en los
ritos”.

NOMBRES DE SATANAS EN LAS ESCRITURAS

Nombres de Satanás en las Sagradas Escrituras:

* Abaddón (Apoc 9)
*

ángel del abismo (Apoc 9)


* ángel de luz (II Cor 11)
* Apolyon (Apoc 9)
* Asmodeo (Tob 3)
*

Beelzebul, príncipe de los demonios / dios de Acarón (Mat 10 y 12, Mar 3, Luc 11,
II Rey 1)
* Belial (II Cor 6)
*

Demonio (Jud 9, Hech 10)


*

Diablo (Apoc 2, 12 y 20, Mat 4, 13 y 25, Hech 13, Juan 6, 8 y 13, Luc 4 y 8, I Juan
3, I Tim 3, Sabi 2, I Ped 5, Sant 4, Hebr 2, Efe 4 y 6, II Tim 2)
*

dios de este siglo (Efe 2, II Cor 4)


*
gran Dragón (Apoc 12)
*

hijo de la aurora (Isa 14)


*

Legión (Luc 8)
*

el Maligno (Mat 13, I Juan 2, 3 y 5, II Juan 5, II Tes 3, Efe 6)


*

príncipe (Dan 10)


*

príncipe de la potestad del aire (Efe 2)


*

príncipe de este mundo (Juan 12, 14 y 16)


*

Satán (Job, I Crón 21, Zac 3)


*

Satanás (Mat 4 y 16, Marc 1, 4 y 8, Juan 13, Luc 10, 11, 13 y 22, Rom 16, I Cor 5, II
Cor 11 y 12, I Tim 1, I Tes 2, II Tes 2, Apoc 3, 12 y 20, Job 1 y 2, Hech 5 y 26)
*

Serpiente antigua (Apoc 12)


*

el que está en el mundo (I Juan 4)

Según la acción que ejercen sobre nosotros:

el acusador (Zac 3, Apoc 12)


*

adivinador (Hech 16)


*

ciego y mudo (Mat 12)


*

de cobardía (II Tim 1)


*

de disputa (Sant 3)
*

el enemigo (Mat 13)


*

de envidia (Fil 1)
*

de error (I Juan 4)
*

el espíritu que obra en todos los hijos de la incredulidad (Efe 2)


*

el espíritu secular de este mundo (Efe 2)


*

de fornicación (Ose 4 y 5)
*

homicida (Juan 8)
*

el Inicuo (II Tes 2)


*

de mentira (II Rey 22)


*

mudo (Luc 11, Mat 9, Marc 9)


*

padre de la mentira (Juan 8)


*

de rivalidad (Fil 2)
*

seductor (I Tim 4)
*

el tentador (Mat 4)
*

de venganza (Eze 25)

El demonio busca la oportunidad para seducir al hombre para apartarlo de la verdadera


felicidad que se encuentra solo en Dios.
Demonio
DIABLO: Etim: Del griego: diabolus, diabolus (diablo)
El Homicida, El Maligno, El Mentiroso, Príncipe de este mundo.

DOCTRINA
Demonio: Nombre general de los espíritus malignos, ángeles caídos (expulsados del
cielo). El jefe de estos ángeles rebeldes es Lucifer o Satanás (Mat 25).

"Si alguno dice que el diablo no fue primero un ángel bueno hecho por Dios, y que su
naturaleza no fue obra de Dios, sino que dice que emergió de las tinieblas y que no tiene
autor alguno de sí, sino que él miso es el principio y la sustancia del mal, como dijeron
Maniqueo y Prisciliano, sea anatema. (Concilio de Braga, 561; Denzinger 237).

"Creemos que el diablo se hizo malo no por naturaleza, sino por albedrío." (IV Concilio
de Letrán, 1215, Denzinger 427).

"La muerte de Cristo y Su resurrección han encadenado al demonio. Todo aquél que es
mordido por un perro encadenado, no puede culpar a nadie más sino a sí mismo por
haberse acercado a él." -San Agustín.

“Toda la vida humana, la individual y colectiva, se presenta como una lucha, y por
cierto dramática, entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas”. (Concilio Vat II,
Gaudium et Spes #13)
“A través de toda la Historia humana existe una dura batalla contra el poder de las
tinieblas que, iniciada en los orígenes del mundo, dudará, como dice el Señor, hasta el
día final”. (Ibid, #37)

Acerca de los demonios


Los demonios residen en el infierno y no gozan de los beneficios de la redención de
Cristo. Los demonios, sin embargo, no perdieron su capacidad racional, sino que la
utilizan para el mal. Dios les permite ejercitar influencia limitada en las criaturas y las
cosas.

El demonio no es una fábula como algunos, para su desgracia, piensan. Su existencia


real ha sido siempre enseñada por la Iglesia en su magisterio ordinario. Desmentir la
existencia del demonio es negar la revelación divina que nos advierte sobre nuestro
enemigo y sus tácticas.

Jesucristo vino para vencer al demonio y liberarnos de su dominio que se extendía


por todo el mundo sin que pudiésemos por nuestra cuenta salvarnos.

Jesucristo vence al demonio definitivamente en la Cruz. La actividad del demonio en


la tierra sin embargo continuará hasta el fin de los tiempos. La parusía manifestará
plenamente la victoria del Señor con el establecimiento de su Reino y el absoluto
sometimiento de todos sus enemigos. Mientras tanto Dios permite que vivamos en
batalla espiritual en la cual se revela la disposición de los corazones y nos da
oportunidad de glorificar a Dios siendo fieles en las pruebas. Ahora debemos decidir a
que reino vamos a pertenecer, al de Cristo o al de Satanás. Si perseveramos fieles a
Jesús a través de las pruebas y sufrimientos, el demonio no podrá atraparnos.

Tenemos en la Iglesia todos los medios para alcanzar la gracia ganada por Jesucristo
en la Cruz. Dios es todopoderoso y, si estamos en comunión con El, no debemos temer
al enemigo. Mas bien debemos temer el separarnos de Dios pues sin su gracia
estaríamos perdidos.

Todos los santos lucharon con valentía contra el demonio pues los sostenía la fe. Sus
vidas son modelos que nos demuestran como vivir en el poder de Jesucristo la vida
nueva.

El catecismo de la Iglesia Católica sobre el demonio:

2850 La última petición a nuestro Padre está también contenida en la oración de


Jesús: "No te pido que los retires del mundo, sino que los guardes del Maligno" (Jn 17,
15). Esta petición concierne a cada uno individualmente, pero siempre quien ora es el
"nosotros", en comunión con toda la Iglesia y para la salvación de toda la familia
humana. La Oración del Señor no cesa de abrirnos a las dimensiones de la Economía de
la salvación. Nuestra interdependencia en el drama del pecado y de la muerte se vuelve
solidaridad en el Cuerpo de Cristo, en "comunión con los santos".

2851 En esta petición, el mal no es una abstracción, sino que designa una persona,
Satanás, el Maligno, el ángel que se opone a Dios. El "diablo" ["dia-bolos"] es aquél
que "se atraviesa" en el designio de Dios y su obra de salvación cumplida en Cristo.

2852 "Homicida desde el principio, mentiroso y padre de la mentira" (Jn 8, 44),


"Satanás, el seductor del mundo entero" (Ap 12, 9), es aquél por medio del cual el
pecado y la muerte entraron en el mundo y, por cuya definitiva derrota, toda la creación
entera será "liberada del pecado y de la muerte".[136] "Sabemos que todo el que ha
nacido de Dios no peca, sino que el Engendrado de Dios le guarda y el Maligno no llega
a tocarle. Sabemos que somos de Dios y que el mundo entero yace en poder del
Maligno" (1 Jn 5, 18-19):

El Señor que ha borrado vuestro pecado y perdonado vuestras faltas también os


protege y os guarda contra las astucias del diablo que os combate para que el enemigo,
que tiene la costumbre de engendrar la falta, no os sorprenda. Quien confía en Dios, no
tema al demonio. "Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?" (Rm 8,
31).

2853 La victoria sobre el "príncipe de este mundo" (Jn 14, 30) se adquirió de una
vez por todas en la Hora en que Jesús se entregó libremente a la muerte para darnos su
Vida. Es el juicio de este mundo, y el príncipe de este mundo ha sido "echado abajo" (Jn
12, 31).[138] "El se lanza en persecución de la Mujer", pero no consigue alcanzarla: la
nueva Eva, "llena de gracia" del Espíritu Santo es librada del pecado y de la corrupción
de la muerte (Concepción inmaculada y Asunción de la santísima Madre de Dios,
María, siempre virgen). "Entonces despechado contra la Mujer, se fue a hacer la guerra
al resto de sus hijos" (Ap 12, 17). Por eso, el Espíritu y la Iglesia oran: "Ven, Señor
Jesús" (Ap 22, 17.20), ya que su Venida nos librará del Maligno.

2854 Al pedir ser liberados del Maligno, oramos igualmente para ser liberados de
todos los males, presentes, pasados y futuros de los que él es autor o instigador. En esta
última petición, la Iglesia presenta al Padre todas las desdichas del mundo. Con la
liberación de todos los males que abruman a la humanidad, implora el don precioso de
la paz y la gracia de la espera perseverante en el retorno de Cristo. Orando así, anticipa
en la humildad de la fe la recapitulación de todos y de todo en Aquel que "tiene las
llaves de la Muerte y del Hades" (Ap 1, 18), "el Dueño de todo, Aquel que es, que era y
que ha de venir" (Ap 1, 8): Líbranos de todos los males, Señor, y concédenos la paz en
nuestros días, para que, ayudados por tu misericordia, vivamos siempre libres de pecado
y protegidos de toda perturbación, mientras esperamos la gloriosa venida de nuestro
Salvador Jesucristo.

¿Creó Dios a los demonios?

Dios no creó demonios sino ángeles, espíritus puros, dotados con gracia santificante,
muy hermosos y capaces de bondad. Dios dotó a todos los ángeles con libertad para
escoger el bien y el mal. Lucifer y sus seguidores, por orgullo, pecaron, quisieron
separarse de Dios y se llenaron de maldad. Es así que se les negó la visión beatífica.

¿De dónde vino esta maldad? La maldad es causada por una opción libre de separarse
de Dios. Es una carencia, una ruina.

Por ejemplo, cuando un carro choca se queda dañado. El daño no es una creación sino
la ruina del carro. Los demonios fueron creados como los demás ángeles. Se
transformaron en demonios por su pecado. Se pervirtieron sus poderes angelicales los
cuales usan para el mal.

Dios sabía que algunos ángeles se rebelarían pero los creó porque Dios toma la
libertad en serio, hasta sus últimas consecuencias. Pero igualmente el bien tiene y tendrá
consecuencias. Si solamente pudiésemos hacer el bien no seríamos libres y no tendría
mérito.

Armas contra Satanás


Dios nos da en la Iglesia todas las armas para vencer al demonio.

Juan Pablo II, 17 feb. 2002 (1er domingo de cuaresma)

Exortó a la vigilancia «para reaccionar con prontitud a todo ataque de la tentación».

Habló de las armas del cristiano «para afrontar el diario combate contra las
sugerencias del mal: la oración, los sacramentos, la penitencia, la escucha atenta de la
Palabra de Dios, la vigilancia y el ayuno».

Estos medios ascéticos, inspirados por el mismo ejemplo de Cristo, siguen siendo
indispensables hoy, pues «el demonio, "príncipe de este mundo", continúa todavía hoy
con su acción falaz».
El Papa pidió entusiasmo en «el camino penitencial de la Cuaresma para estar
preparados a vencer toda seducción de Satanás y llegar a Pascua en la alegría del
espíritu».

Recurrimos también a los sacramentales. Entre ellos agua, aceite y sal exorcizadas.
Estos se utilizan en los exorcismos según las fórmulas del Ritual Romano.

Exorcismo

Esencialmente, se denomina exorcismo a un conjuro religioso realizado contra un


espíritu maligno, utilizando una fórmula que permita llevarlo exitosamente a cabo.

Su etimología hace referencia al rito pagano de “echar malos espíritus apelando a ritos
mágicos y otros encantamientos”; el vocablo proviene del griego exorkistes, que alude
al empleo de fórmulas de conjura para expulsar demonios, y aparece sólo una vez en la
Biblia (Hch. 19:13).

Es por este motivo que podemos afirmar que Cristo no fue exorcista, puesto que nunca
realizó un ritual para expulsar demonios sino que lo logró gracias a la palabra, según
Mateo 8:16: "con la palabra, Jesús echó fuera a los demonios", gracias al Espíritu de
Dios.

El poder de Jesús para dominar espíritus se refleja en el Evangelio de Marcos, en el


pasaje del hombre poseído que se encuentra en una sinagoga. Jesús dice al demonio:
"¡Cállate, y sal de él!" (Mr. 1:25). Además, pide a un grupo de demonios a quienes
llama “Legión” que suelten el cuerpo de un hombre y tomen posesión de un grupo de
cerdos (Mr. 5:13). Cristo lo logra con un sencillo mandamiento, que aparece en Marcos
9:25: "Espíritu sordo y mudo, yo te ordeno que salgas de él y no vuelvas a entrar en él".

El exorcismo necesita de una ceremonia para que el demonio se aleje de la persona a la


que atormenta. Este recurso existió en la Antigua Grecia, en Roma y especialmente en la
Edad Media europea. En Hechos 19:13 se habla de los judíos ambulantes que
practicaban exorcismos para obtener rédito económico. Tampoco los discípulos echaron
demonios apelando a exorcismos, sino que lo hicieron en nombre de Jesús (Mr. 16:17).

La práctica del exorcismo ha sido popularizada en películas como "El Agüero" y "El
Exorcista" así como en varias novelas, donde se afirma que los sacerdotes católicos
pueden exorcizar a personas poseídas por demonios y sanar a los enfermos. Sin
embargo, la expulsión de demonios tal como Jesús enseñó a sus apóstoles es aquella que
requiere de fe, ayuno y oración.

EL RITO DEL EXORCISMO

El método convencional de exorcismo es similar a la ceremonia expresada en el Rituale


Romanum durante la Edad Media, que data aproximadamente del año 1620. Este rito es
utilizado por la Iglesia Católica Romana desde el siglo XVII hasta nuestros días. Se
trata de un conjunto de oraciones y lecturas de pasajes destinados a someter al espíritu
maligno y a obligarlo a que se aparte de la atormentada víctima.
El protocolo indica que el sacerdote debe vestirse con una túnica color púrpura y
comenzar la ceremonia recitando una oración seguida por la lectura del Salmo Nro. 4 y
la exhortación a la Gracia de Dios contra el demonio. Después se recita un pasaje de
Juan 1 y de Marcos 16.

Luego, el oficiante debe repetir las siguientes palabras: "Te exorcizo, muy vil espíritu,
mismísima encarnación de nuestro enemigo, espectro entero, toda la legión, en el
nombre de Cristo, sal y huye de esta criatura de Dios. Él mismo te manda, el que manda
al mar, los vientos y la tempestad. Escucha y teme, Oh Satanás, enemigo de la fe,
adversario de la raza humana, productor de la muerte, ladrón de la vida, destructor de la
justicia, raíz de los males". (Extraído de R.H. Robbins, La Enciclopedia de la
Hechicería y la Demonología, Pág. 186).

Por último, el cura ofrece otro ruego: "Te conjuro, a ti, Oh serpiente, por el juez de la
vida y la muerte, por tu hacedor y hacedor del mundo. No resistas, ni te demores en huir
de este hombre”. Es preciso repetir muchas veces estas frases hasta obtener el resultado
deseado.

El acto de ejercer el Satanismo no es una concepcion ni


moda nueva. Nos podemos remitir a todas las
religiones conocidas y reveladas y podremos ver que
todas poseen sus principios y sus dogmas. Pues bien
los Satanistas aun odiando estos paradigmas y estos
dogmas tienen sus propios ritos, los cuales han ido
evolucionando a traves de los tiempos.

Y es que "El Adversario" y "El Enemigo" que es el


significado profundo de las raices del nombre
"Satanas" en hebreo, aquel que la Biblia denomina
como "Angel Caido" en su largo deambular por la vida
creando y desarrollando "El Mal" como asi lo declara la
Iglesia Catolica, tambien desea ser amado y
reverenciado. En una palabra a Satanas hay que
conjurarlo para que escuche y decida acudir, ¿que
mejor conjuro que la practica de los denominados
"Ritos Satanicos?.

Segun antiguos grimorios, los oficiantes y los


asistentes masculinos debian vestir ropas de color
negro o muy obscuro. Se decia que lo mejor era
emplear unas tunicas con capucha y a ser posible una
mascara para cubrir el rostro. El objetivo de cubrirse la
cara era permitir a los participantes expresar
emociones faciales sin que los demas las vieran.
Asimismo distraia menos a los participantes, cuya
vision quedaba mucho mas concentrada.

Las mujeres debian acudir a los ritos con ropas


sugestivas sexualmente, y las hembras mas viejas,
prendas negras. Todos los asistentes debian ostentar
amuletos con el sello del "Bafomet" o el tradicional
pentagrama de Satanas. Hubo un tiempo que estuvo
de moda lucir el Sello de Salomon, cosa que aun se
sigue haciendo.

Los hombres debian ponerse la antes mentada tunica


antes de penetrar en la sala ceremonial y la debian
llevar durante todo el ritual. Como antes deciamos el
color negro debia imperar, y su simbolismo no era otro
que rememorar bien claro "el inexcrutable poder de las
tinieblas". El atuendo de las mujeres se basaba que
segun el grado de exotismo que desprendieran sus
ropas debidamente de caracter sugestivo, tenia el
proposito de estimular las emociones sensuales de los
participantes varones, intensificando asi la energia
adrenalistica o bioelectrica.

En cuanto al altar, existen muchas variantes. Asi los


primitivos altares de los Rituales Infernales, en
principio estaban constituidos por seres vivos, y su
fundamento era el principio fundamental del
Satanismo o las Artes Satanicas basadas en el "Instinto
Natural" del hombre, mediante el cual cada uno a su
libre albedrio basaba sus creencias o religiones. Pero
se dice aunque se ha deseado ocultar, que todas las
religiones tuvieron esos altares y eso no fué
patrimonio de los Satanistas. Todo ello con el fin de
disimular las inclinaciones naturales de los hombres y
mujeres, que podian convertirse en pecaminosas. Asi
los altares fueron derivando y se covirtieron en piedra
o metal.

Sin extendernos en el tema de las denominadas "Misas


Negras" podremos decir que su practica debia ser
hecha con el cuerpo de una mujer como ara, es decir
constituir el altar con un ser vivo. Ya que se debia
concentrar toda la atencion de los asistentes en el
mismo, esencialmente como "Punto Focal". Y asi en los
antiguos "Tratados Negros" se especificaba bien claro
que en una autentica "Misa Negra" era preciso utilizar
el cuerpo de una joven desnuda como altar ya que la
mujer era el "Receptor Pasivo" y representaba a la
"Madre Tierra".

Se celebraban los rituales utilizando comunmente un


altar trapezoidal de metro o metro diez de altura y
cuatro metros de largo, a fin de poder sostener
comodamente a la joven sacrificada. Al parecer en
algunas ocasiones no se podian cumplir estos
requisitos y estaba permitida la improvisacion, aunque
quedaba bien especificado que si se usaba a una mujer
como altar, debian de colocarse los demas
instrumentos al alcance comodo del "Oficiante".

Los cirios usados en el ritual venian a representar "La


Luz de Lucifer" que es "el Portador de la Luz", del
conocimiento y la razon, la "llama viva", del "Deseo
Ardiente" y de "Las Llamas del Pozo Insondable".
Generalmente se usaban cirios y velas blancas y
negras. Sin embargo nunca habia de encenderse mas
de un cirio blanco, pudiendo haber tantos cirios negros
como se quisiera para iluminar la "Camara del Ritual".
Un cirio negro al menos debia de colocarse a la
izquierda del altar, representando al "Poder de las
Tinieblas" y "El Sendero de la Izquierda", en cuanto a
los demas cirios negros se encendian para la correcta
iluminacion del lugar. A la derecha del altar se
colocaba el cirio blanco, representando la hipocresia
de los magos blancos y los "Seguidores del Sendero de
la Derecha". A parte de todo esto no debia usarse otro
tipo de fuente luminosa.

Los cirios negros tenian como finalidad conseguir el


poder y el exito de los participantes, y se empleaban
asimismo para consumir los pergaminos en donde se
escribian las bendiciones satanicas para los
participantes. El cirio blanco se usaba para lograr la
destruccion de los enemigos. Asi los pergaminos en los
que se escribian las maldiciones se quemaban con el
cirio blanco. Se habla que la famosa bruja de "La
Voisin" de los tiempos de Luis XIV, de la que hablamos
en otro articulo en esta web, se hacia construir los
cirios negros, preparados con grasa de los ahorcados.

Asi en los "Tratados Infernales" estaba bien claro que


en las evocaciones al Diablo, era aconsejable que el
"Evocador" se alumbrara con tres velas de clase
semejante, y entre los brujos un cabo de vela fabricado
con grasa de ahorcado, o en ultimo caso que hubiera
servido para alumbrar el velatorio de un difunto.

En cuanto a la "Campanilla" se utilizaba el efecto


estremecedor de su repiqueteo para señalar de
manera clara el principio y el fin de la ceremonia. El
oficiante agitaba la campanilla nueve veces, girandola
en direccion contraria a las agujas del reloj, y
dirigiendo los toques a los cuatro puntos cardinales.
Esto se efectuaba al inicio de la ceremonia para
purificar el ambiente de todo sonido externo y de
nuevo al finalizar los ritos para intensificar el objetivo
y actuar como indicador de la "Finalidad Perseguida".
En todo momento el sonido de la campanilla debia ser
alto y estridente.

Tenemos despues "El Caliz", que venia a representar


"El Caliz del Extasis". Se tenia preferencia a que este
fuera de plata, pero si habian problemas se utilizaba
otro metal, incluso la ceramica, con la unica excepcion
del oro. Esta salvedad con el oro era debido a que
desde siempre se habia utilizado este metal precioso
en las ceremonias de las demas religiones y en la
Iglesia Catolica, es decir que era el preferido en "El
Reino de los Cielos". En el caliz bebia primero el
oficiante, y despues uno de los participantes. En las
"Ceremonias Privadas" la persona que celebraba era la
que bebia del caliz.

El "Elixir Sagrado" o "Elixir de la Vida" usado por los


paganos se convirtió despues en el "Vino Sagrado de
los Cristianos". Originalmente el licor utilizado en los
ritos paganos se bebia con el fin de relajar o
intensificar las emociones de los participes en la
ceremonia. Las intrucciones de los Grimorios Satanicos
especificaban que en las Ceremonias Satanicas, no se
adoraba a Dios sino al Diablo, por lo que dejaban bien
claro que el vino no se empleara sino cualquier otra
bebida mas o menos estimulante y afrodisiaca.
Tambien se especificaba que "El Elixir de Vida" se
beberia en el caliz ya mencionado y a este acto le
seguiria una invocacion a Satanas.

Otro de los componentes de los ritos satanicos era "El


Falo". El falo era un simbolo pagano por excelencia y el
representante de "La Fertilidad" que representaba la
generacion, la virilidad y la agresion. Generalmente
estaba construido de metal, arcilla, cera o madera y
estaba erecto. En la ceremonia se sostenia con ambas
manos por parte de uno de los ayudantes del oficiante
y se agitaba metodicamente hacia cada uno de los
puntos cardinales, bendiciendo la camara.
Generalmente solo se usaba cuando la ceremonia se
celebraba en grupo.

Otro más de los elementos a usar en las ceremonias


satanicas era la espada. Existian unas condiciones
precisas para la fabricacion de la espada si esta se
debia de usar en ceremonias satanicas. Se debia de
elegir el dia martes, dia de Marte, Dios de la Guerra,
durante el Gobierno de Capricornio, que va desde el 21
de Diciembre hasta el 21 de Enero y la hora estaba
centrada desde medianoche a las seis de la mañana,
con Luna Llena sobre el horizonte. Otra de las
condiciones requeridas era tener reservado un topo
para ser sacrificado el mismo dia, bañando la espada
con su sangre mezclada con el jugo de la hierba
pimpinela. El mango de la espada podia ser de madera
de avellano o hueso. Se tenia por costumbre grabar en
la espada el deseo del participante o del grupo en
general. El poder de la espada era la fuerza agresiva y
venia a actuar como una extension y una
intensificacion del brazo que el oficiante empleaba
para sus gestos rituales. Se tenian tambien unas
normas durante la ceremonia con la espada. Y eran
que debia ser apuntada en algunos de sus instantes
hacia la figura del Bafomet, para posteriormente dirigir
su punta hacia cada uno de los pergaminos que
ostentaban los deseos y maldiciones de los
participantes. En casos extremos de que no se pudiera
contar con la citada espada, se podia optar por un
baston o garrote de madera de avellano.

Tambien estaba el gongo que se usaba para invocar a


las Fuerzas de las Tiniebas. Habia que golpearlo cada
vez que los participantes repetian las palabras del
Oficiante: "Viva Satanas". No era muy utilizado
comunmente y solo se servian de el, los grupos
organizados.

Estaba tambien otro elemento basico: Los Pergaminos.


Y se empleaba el pergamino porque sus propiedades
organicas eran compatibles con los "Elementos de la
Naturaleza". El pergamino debia de ser fabricado con
la piel de una oveja, despues de consumir su carne. En
caso de no poder contar con el pergamino, se procedia
habitualmente con otra clase de papel, que al menos
fuera muy consistente. El pergamino era el medio por
el que el deseo escrito podia ser consumido en la llama
del cirio blanco y asi ser enviado al espacio. Cada
deseo escrito debia ser leido por el oficiante en medio
de la celebración del ritual y acontinuacion se procedia
ostentosamente a su quemado. Antes de comenzar las
celebraciones las peticiones perversas y malvadas se
colocaban a la derecha del oficiante y los
encantamientos o bendiciones a la izquierda.

Símbolos Satánicos

LAS CRUCES EMBLEMÁTICAS

Por otra parte, tenemos la “rueda del sol”, más conocida como “cruz svástica”.
Insignia religiosa empleada antiguamente, antes de que Adolf Hitler la aprovechara para
representar a las fuerzas nazis. Fue emblema de celtas, budistas y griegos. Simboliza el
recorrido solar en el firmamento.

Otra de las famosas cruces diabólicas en la Cruz Tau, que representa al dios persa
Matras y a la deidad india Aryans. El empleo diabólico invierte el sentido original, ya
que “Mathras” o “Matras” era el ángel celestial o benigno. Este símbolo es adoptado
más tarde por los masones.

Por último, hallamos la “cruz invertida”, que expresa rechazo expreso por Cristo; es
una forma de burla o de irreverencia. Es común que los satanistas empleen este símbolo
en sus cuellos o que lo adopten estrellas del rock. La conocida “cruz de Nerón”,
relacionada con la anterior, también es una blasfemia a Jesucristo que se encontró en
más de un bastón empleado por Adolf Hitler mediante la inscripción “SS”. Su
significado es “las ruinas del hombre muerto”.

Cabe destacar que la “S” es una letra satánica porque adquiere la forma de la caída de
un rayo, significando “destrucción”. En los mitos y en la épica helénica es el
instrumento de justicia empleado por el dios Zeus. Cuando se la utiliza como parte de la
vestimenta, significa “dominio”. No es casual que las fuerzas nazis la adoptaran como
insignia.

LOS ANIMALES DIABÓLICOS

El cuerno italiano, llamado también “unicornio”, fue parte de la mitología que los
druidas llevaron a Irlanda y Escocia. Comúnmente se lo asocia con la buena suerte, pero
los satanistas lo relacionan con las finanzas, y lo llaman "ojo del mal".

Los miembros de animales generalmente tienen un poder fetiche relacionado con


prácticas oscuras. La cabeza de cabra (cabra cornuda) es empleada como amuleto de
chamanes y brujos. También es una forma de irreverencia o burla, porque parodia la
pureza del “cordero de Dios”, Jesucristo, que murió para salvar al mundo del pecado.

Un emblema egipcio retomado por los adoradores del diablo es el llamado “escarabajo
sagrado”. En Egipto significaba “reencarnación” pero en los ritos satánicos se lo asocia
con el “Dios de las Moscas” o Belcebú. Es usado como signo de protección.

POSESIÓN, LIMPIEZAS Y
EXORCISMOS
La limpieza espiritual, tanto como el exorcismo existen desde tiempos
inmemoriales.
Son modalidades que usan los magos para liberar energías estancadas ya sea en
personas, objetos, casas, etc.
Existe la limpieza astral sencilla, como la que se hace con magia vegetal
(elementales), pero también existen otras más complejas, las cuales se
convierten en verdaderos exorcismos.
Muchas veces una casa no solo está con energías negativas, sino que tiene un
"trabajo" de magia negra. Ese trabajo forma una entidad que habita en la casa, y
para retirarla hay que realizar un exorcismo del inmueble.
Este tipo de trabajos los realizamos con un grupo de compañeros ya preparados
para el caso.
Allí se aplica la magia kabalística, los objetos mágicos , y se deja una protección
especial en la casa, que si se cuida debidamente, no abandona el lugar.

Casos parecidos son los exorcismos de personas que están posesas, lo cual
requiere un estudio muy especial a nivel interno para ver bien el problema.
La posesión es la pérdida del sí mismo, lo cual puede darse por múltiples
razones:
1)una impresión muy fuerte en una vida pasada puede generar una entidad que
posee a la persona en esta existencia, 2) Haber participado en rituales que hayan
ligado a la persona con una entidad.
3) Entidades creadas por pérdidas de energía sexual, y que además poseen a la
persona, son los casos de íncubos y súcubos.
4)Trabajos que le hagan al poseso, para dañarlo .

Algunos síntomas son:


Transfiguración de la mirada, mirada oscura que puede llegar a
ser muy impresionante.
Fetidez en el aliento o diarreas muy fétidas.
Hemorragias y vómitos que acompañan estos síntomas.
Para enfrentar estos casos hay que apelar al exorcismo, para
poder liberar al poseso del mal. Luego se le hace un seguimiento
para ver si la entidad ha abandonado esa alma.
Es importante recalcar que los "trabajos" tienen inteligencia,
tienen un guardián puesto por el brujo que lo realizó, o formado
por el tiempo que tiene el trabajo.

- Posesión de vida pasada:


Es cuando un gran trauma viene a esta vida y entonces la persona vive ese
momento nuevamente, como una posesión. Esto no es algo diabólico, ya que en
realidad es poseída por su propio trauma. Casos de personas que ante
determinadas situaciones, por ejemplo una posición del cuerpo, un lugar
especial, reaccionan perdiendo la conciencia y tomando una actitud fuera del
lugar, poniéndose violentos, etc.
Hubo un caso de una mujer que cuando se sentaba con la espalda contra la pared
entraba en ese estado, gran angustia y le pasaba de todo, dolores, lloraba,
vomitaba,etc. Se descubrió que en la vida anterior mientras estaba sentada en
esa posición, entraron unos soldados a su casa y la violaron.
Esa impresión vino hasta esta existencia y entonces vivía con ese trauma.

- Participar en rituales:
Esto puede ser en la vida anterior o en esta y hay varios tipos de posesión.
Si la persona en la vida anterior hizo un pacto en un misa negra, con un
demonio, como quien dice está casi frita, porque para sacarle eso habrá que
hacerle tremendo exorcismo y ella debe consentir, darse cuenta de la presencia
de ese ser en su interior y querer sacarlo.
Si la persona participó en rituales como los de Umbanda, que se mata una
gallina y lo bañan con sangre, ahí se forma una entidad animal y entonces es
poseído lentamente por todas esas fuerzas con las que se conectó, no es un
demonio específicamente, pero esas fuerzas se convierten en entes.

- Entidades creadas por pérdida de la energía sexual:


Estos son casos de personas con grandes traumas sexuales y que se masturban
constantemente. Con su energía sexual, y con el ojo ideoplástico que existe en el
plexo solar, crean una entidad llamada íncubo en las mujeres y súcubo en los
hombres. Esta entidad los posee y puede llegar a materializarse.
Hay una película llamada EL ENTE, de un caso real en los Estados Unidos, de
una mujer que era violada por un ente. Lo llegaron a atrapar en una cámara de
Helio, pero se escapó. Era creado por ella misma. Hay montones de casos de
estos en los conventos, en la época medieval, porque la gran represión sexual
que existía generaba gran angustia y entonces la gente proyectaba estas
fantasías.
He conocido gente con este problema y la energía que irradia es tremenda,
porque ese personaje es como un ego de él mismo pero que ya tiene cierta
autonomía, puede separarse de él. Para eliminar esto la persona tiene que darse
cuenta y trabajar interiormente. Un exorcismo solo le daría un golpe y lo
antontaría al ente, pero no lo destruiría. También puede pasar esto con niños que
crean los famosos amigos imaginarios, pero son niños especiales, con algún
antecedente de vida pasada y con conductas raras.
Conocí un niño así.
En su casa vivían dos personas que habían venido de Europa en un mueble, me
refiero a personas astrales, muertos, y lo comenzaron a obsesionar y a decirle
que tenía que matarse, pero además él creó otros más, esos hay que eliminarlos
con el exorcismo, y a los otros, como son muertos hay que trabajar con ellos
para que se vayan y no molesten más.

- Trabajos:
Esto es cuando a uno le hacen un trabajo fuerte de magia negra para dañarlo, y
de estos hay miles, entonces se crea en la casa una entidad, y si el trabajo es
fuerte puede poseer a la persona dueña de casa, e incluso multiplicarse las
entidades a tal punto que la persona se convierte en una casa de demonios.
El tema es que está poseída por el trabajo mismo. También hay que hacerle un
exorcismo para sacarle esto, es más fácil que en el anterior, porque el anterior es
sostenido por la misma persona. Es importante recalcar que uno no "elimina
demonios", sino que los saca y los lleva a donde deben estar, en sus esferas
tenebrosas. No se eliminan las entidades, salvo que sean larvas creadas por la
energía de la persona, por sus problemas y que no tienen espíritu, sino que son
energía, o más bien un excremento del ego de la persona. Son esos humos que
ven los clarividentes en las auras de las personas, humos generados por
preocupaciones, miedos, ansiedades, y obsesiones.

Espero que esto sirva para tener presente que en este mundo estas cosas existen,
y que un guerrero de la luz debe enfrentarlas.
Además les cuento que al enfrentarlas estamos despertando también, porque se
activan fuerzas divinas que tienen que ver con el trabajo que uno está haciendo.
Es como cuando a uno le viene un enfermo y uno trata de ayudarlo, si se conecta
con lo interno, vienen las fuerzas divinas relacionadas con la sanación, pero
también despiertan en uno las fuerzas divinas relacionadas con la sanación, por
eso al hacer servicio nos conectamos con Dios, y damos lo mejor de sí mismos.

LA FUERZA DEL SIMBOLO

Si queremos entender bien que significa esta estrella de cinco puntas que de seguro me
diras amable visitante que has visto alguna vez, tendremos que convenir de que se trata
de uno de los principales simbolos de la magia, en todos sus aspectos. Si os fijais,
cuando leais algun tema magico o realiceis algun ritual, este simbolo siempre esta
presente.

Su colocación, es decir la manera de orientar sus puntas, delimita si la operacion o rito


que se va a celebrar es magia blanca o magia negra. Asi con una punta hacia arriba,
expresa "Teurgia" y concita con su poder magico a las influencias celestiales que han de
llegar en apoyo del que realiza el ritual o el oficiante mago.. Con una punta hacia abajo
significa "Goecia" y esta manera atrae las influencias del evocador en forma de
maleficas.

Se trata de un simbolo necesario e imprescindible en todas las operaciones magicas, y


ha de estar compuesto de todos los metales y tienen que intervenir en su consagración
todos los elementos. Esta comenzara por soplar cinco veces, es decir una en cada punta,
se la rociara posteriormente otras cinco veces con "agua lustral", se la secara en el humo
de los cinco perfumes (incienso,mirra,aloes y flor de alcanfor), se volvera a soplar cinco
veces mas, pronunciando a cada soplo uno de los nombres de los cinco genios
(Gabriel,Rafael,Anael, Samael y Orifiel); se colocará en el suelo con la punta mirando
sucesivamente al Norte, al Sur, al Este y al Oeste, pronunciando a la vez y en voz alta
las letras Lod, He, Vau, y en voz baja los nombres de Aleph y Tau; despues se colocara
en el altar sobre "El Tripode de las Evocaciones", mientras que se rezaran las preces de
los Silfos, las Ondinas, las Salamandras y los Gnomos, y finalmente se rociara otras
cinco veces y se volvera a secar con los cinco perfumes.

El uso del Pentagrama es principalmente un testimonio de la obra que se va ha llevar a


cabo. Si se trata de una "Obra de Luz" la punta sola de la estrella se coloca sobre el
tripode de las Evocaciones y las dos puestas sobre el altar; si se trata de una "Obra de
Tinieblas" como "La Misa Negra" la posición del Pentagrama sera invertida.

Eliphas Levi, en su tratado "Dogma y Ritual de Alta Magia" nos dice sobre el
Pentagrama:

"El pentagrama llamado en las Escuelas Gnosticas la "estrella flamígera", es signo de la


omnipotencia y la autocracia intelectual."

"Es la estrella de los magos"

"Es el signo del Verbo hecho carne, y segun la dirección de sus rayos, este simbolo
absoluto en magia representa el bien o el mal, el orden o el desorden, el cordero bendito
de Ormuz o de San Juan o el Macho Cabrio de Mendez."

"Es la Iniciación o la Profanacion, Es Lucifer o Vesper, Es la Estrella Vespertina o la


Matutina, Es Maria o Lilith, Es la Victoria o la Muerte, Es la Paz o la Sombra."

"El signo del Pentagrama tambien es llamado signo del Microcosmos, y representa lo
que los Kabalistas del Libro de Sohar llaman el "Microprosopo"."
"La Inteligencia Total del Pentagrama es la Clave de los mundos, representa y Es la
Filosofia y la Ciencia absoluta."

De esta manera, todos los misterios de la Magia, todos los simbolos de la Gnosis, todas
las figuras del ocultismo, todas las claves kabalisticas de las Profecias vienen a
converger y son una unidad en el Signo del Pentagrama que Paracelso proclamó como
el mayor y mas poderoso de todos los signos.