P. 1
Metodos y Tecnicas de La Investigacion Juridica

Metodos y Tecnicas de La Investigacion Juridica

|Views: 104|Likes:

More info:

Published by: Julius Maximus Berserker on Mar 20, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/29/2013

pdf

text

original

En el Diccionario de la Lengua Española JO se define la letra mayús-
cula como aquella que con mayor tamaño y distinta figura, por regla
general, que la minúscula se emplea:
-como inicial de todo nombre propio;
-en principio de periodo;
-después de punto final; y

-en otros casos.

Por supuesto que María Molinerll es sumamente detallada y se re-
fiere a la letra mayúscula de manera muy amplia y empieza por señalar
que el uso de letra mayúscula en la inicial de ciertas palabras es la más

372.

9 ¿Cómo Hacer una Tesis?, Editorial Limusa, S.A. de C.V., México, 1997, pp. 121·122.

lO Real Academia Española, J9i edición, Editorial Espasa~Calpe, S.A., Madrid, 1970, p. 804.

11 Diccionario de Uso del E.fJwñol, Editorial Credos, S.A., Tomo 11, Madrid, 1992, pp. 370-

MÉTODOS Y TÉCNICAS DE LA INVESTIGACIÓN JURÍDICA

305

caótica de la Ortografía y manifiesta que preceptivamente ha de usar-
se mayúscula en los siguientes casos:
1°. Al iniciar un escrito y después de cada punto; puede usarse des-
pués de los dos puntos;
.2°. En los nombres o sobrenombres propios de personas o animales
y los de cargos de autoridad y jerarquía que hacen papel de tales como
el Papa, el Rey, el Duque;
3". Se usa mayúscula en los nombres propios de cosas, como ciudades,
accidentes geográficos, astros o constelaciones;
4°. Se escriben con mayúscula los nombres y adjetivos de los títulos
de instituciones y títulos de obras;
5°. Se usa mayúscula en las palabras de tratamiento, si están inscri-
tas en abreviatura como; "Excmo., Sr., D., D.A. Si se utilizan todas las
letras se puede usar mayúscula o minúscula, por ejemplo: Su Majestad;
6°. Ha dejado de usarse mayúsculas en las letras empleadas como

numerales;

7°. También ha caído en desuso el empleo de la mayúscula para los
nombres de los meses, ,de los días de la semana y el de las estaciones;
8°. Los signos dobles como "eh" y "ll", solamente se escribe con
mayúscula el primero de ellos.
Lo anterior es una síntesis pero, es recomendable que el buen in-
vestigador lea detenidamente las reglas anteriores en la obra de María
Moliner.

Es audaz que nosotros hagamos referencia a una cuestión ortográ-
fica en la que no somos peritos pero, queremos emitir una opinión
con las reservas del caso y sugerimos, en cuanto a mayúsculas, su uso
en los siguientes casos:

I. Al inicio de cada párrafo sea después de punto, después de dos
puntos o después de punto y coma;
II. En la primera palabra al inicio de una parte de la obra escrita;
III. Después de punto y seguido o de punto y aparte;
IV. En el uso de nombres propios. En ese sentido, nosotros hemos
optado por la mayúscula para hacer referencia a la ciencia del Derecho

o al Derecho como conjunto normativo;

V. Puede usarse la mayúscula en forma convencional, en los casos
en que así lo decida el escritor para resaltar la importancia de alguna
expresión como: Iglesia Católica; Estado; Constitución; Poder Legisla-
tivo, Poder Ejecutivo, Poder Judicial, etcétera.
Alrededor de la mayúscula, opina Ignacio Loureda,I2 Catedrático
de Latín en la Facultad de Jurisprudencia, considera que la Ortografía

12 Curso Teúriro-Prár.tico de Lengua E.'ijmñola, Andrés Botas e Hijo Editores, México, 1920,

pp. 194-195.

306

CARLOS ARELLANO GARCÍA

se ocupa de tres aspectos del idioma: uso de las letras mayúsculas o
minúsculas; los acentos; así como la puntuación y signos auxiliares.
El citado autor establece para el empleo de mayúsculas las siguien-

tes reglas:

A) Se escriben con letra mayúscula, todas ellas, las portadas y los
títulos de las divisiones;
B) Se usará inicial mayúscula, en principio de dicción y después de

punto final;

C) Se escribirá con mayúscula todo nombre propio y toda palabra
que tenga valor de tal;
D) Los atributos divinos se escribirán con mayúscula;
E) También la mayúscula servirá para las abreviaturas de tratamientos
como: usted, don y señor. Si se escriben con todas sus letras, no deben
llevar mayúscula;

F) Ciertos nombres colectivos, cuando tienen equivalencia de pro-
pios, como República se escriben con mayúscula;
G) Los nombres de instituciones, como "Universidad Nacional" se
escriben con mayúscula;
H) También ha de usarse la mayúscula para sustantivos y adjetivos
que se utilicen en el título de una obra;
/) También irán con mayúscula las palabras que expresan poder
público como: "Diputado", "Senador";
]) Si la palabra comienza por consonante doble eh o ll se pondrá
sólo mayúscula en la primera letra.

4. REPETICIÓN DE VOCABLOS

En la denominada "lectura dinámica" que no es otra cosa sino abar-
car toda una página en una sola mirada, resaltan los vocablos que se
repiten. Estimamos que no deben volverse a utilizar las mismas palabras
si ya fueron utilizadas pues, ello se considera como pobreza del lenguaje.
La manera de evitar reiteración de vocablos e incluso abusar de
frases que se convierten en estribillos es sustituir lo que entraña una
repetición. Para obtener auxilio sobre este particular es factible utilizar
un diccionario de sinónimos. Si se escribe en computadora, los pro-
grainas usuales en las diversas marcas de aparatos, proporcionan los
respectivos sinónimos que, a través de los mandos necesarios, apare-
cen en pan talla.

En opinión de la maestra María Caso Andrade, I' los sinónimos son
numerosísimos en todas las lenguas y aunque no hay sinónimos per-
fectos, en multitud de casos, pueden emplearse unos vocablos por otros

13 María Caso, 20 Leccionr.s de Esfwñnl para Estudiantes y Maestros, Textos de la Escuela de
Verano, Universidad Nacional Autónoma de México, México, 1958, pp. 143-144.

MÉTODOS Y TÉCNICAS DE LA INVESTIGACIÓN JURÍDICA

307

para ser más variado el discurso y para que no resulte pobre y monótono.
Juzga que la Sinonimia es la parte de la Lexicología que estudia los
vocablos, que tienen diferente estructura y una misma o equivalente
significación. Estima que en ninguna lengua hay sinónimos perfectos
pero, la sinonimia enriquece la lengua y convierte el idioma en una
fuente inagotable de términos que dan vigor al habla, embellecen la
lengua y la fortifican.
El profesor y periodista Gonzalo Martín Vivaldi 14 asevera que, cuan-
do, al escribir, se repite mucho una palabra o una idea, se da la impresión
de pobreza de vocabulario o de inexperiencia. Eso no quiere decir que
la repetición deba evitarse a todo trance pues lo recomendable es si se

tiene que repetir, hacerlo bien, evitando la cacofonía o la machaconería.

Considera que para evitar la repetición no siempre ha de procurarse

acudir al diccionario en busca de sinónimos pues, aunque se busquen
sinónimos la repetición puede ser excesiva y el rebuscamiento puede

resultar pedante. Estima que pedante es quien emplea palabras extra-

iias, inusitada, poco adecuadas al estilo y tono del escritor en cuestión.

Este autor establece que la repetición de ideas hay que evitarla porque
debilita el estilo y sólo se justifica cuando la segunda expresión sirve
para modificar la primera, ya sea para alterarla o corregirla. Sugiere que
la repetición de palabras conviene evitarla, sobre todo, cuando dichas
palabras están demasiado próximas la una de la otra a menos que la

repetición sea intencional para dar fuerza o emoción a la frase.
Las opiniones antes vertidas complementan una visión que estima-

mos acertada en el sen ti do de que la repetición de vocablos entraña
pobreza de lenguaje y debe evitarse. Tal pobreza de lenguaje es más

evidente cuando los términos reiterados están ubicados cercanamente.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->