Cuento popular y cuento literario Hay dos tipos de cuentos

:

El cuento popular: Es una narración tradicional breve de hechos imaginarios que se presenta en múltiples versiones, que coinciden en la estructura pero difieren en los detalles. Tiene 3 subtipos: los cuentos de hadas, los cuentos de animales y los cuentos de costumbres. El mito y la leyenda son también narraciones tradicionales, pero suelen considerarse géneros autónomos (un factor clave para diferenciarlos del cuento popular es que no se presentan como ficciones). El cuento literario: Es el cuento concebido y transmitido mediante la escritura. El autor suele ser conocido. El texto, fijado por escrito, se presenta generalmente en una sola versión, sin el juego de variantes característico del cuento popular. Se conserva un corpus importante de cuentos del Antiguo Egipto, que constituyen la primera muestra conocida del género. Una de las primeras manifestaciones en la lengua castellana es El conde Lucanor, que reúne 51 cuentos de diferentes orígenes, escrito por el infante Don Juan Manuel en el siglo XIV.

Partes del cuento El cuento se compone de tres partes:

  

Introducción, inicio o planteamiento: La parte inicial de la historia, donde se presentan todos los personajes y sus propósitos. Pero fundamentalmente, donde se presenta la normalidad de la historia. Lo que se presenta en la introducción es lo que se quiebra o altera en el nudo. La introducción sienta las bases para que el nudo tenga sentido. Desarrollo o nudo:Es la parte donde se presenta el conflicto o el problema de la historia, toma forma y suceden los hechos más importantes. El nudo surge a partir de un quiebre o alteración de lo planteado en la introducción. Desenlace o final: Parte donde se suele dar el clímax, la solución al problema y finaliza la narración. Incluso en los textos con final abierto, hay un desenlace.

Características del cuento El cuento presenta varias características que lo diferencian de otros géneros narrativos:

       

Ficción: aunque puede inspirarse en hechos reales, un cuento debe, para funcionar como tal, recortarse de la realidad. Argumental: el cuento tiene una estructura de hechos entrelazados (acción – consecuencias) en un formato de: introducción – nudo – desenlace (ver Estructura argumental). Única línea argumental: a diferencia de lo que sucede en la novela, en el cuento todos los acontecimientos se encadenan en una sola sucesión de hechos. Estructura centrípeta: todos los elementos que se mencionan en la narración del cuento están relacionados y funcionan como indicios del argumento. Personaje principal: aunque puede haber otros personajes, la historia habla de uno en particular, a quien le ocurren los hechos. Unidad de efecto: comparte esta característica con la poesía. Está escrito para ser leído de principio a fin. Si uno corta la lectura, es muy probable que se pierda el efecto narrativo. La estructura de la novela permite, en cambio, leerla por partes. Prosa: el formato de los cuentos modernos (a partir de la aparición de la escritura) suele ser la prosa. Brevedad: por y para cumplir con estas características, el cuento es breve.

Subgéneros Algunos de los subgéneros más populares del cuento son:

        

Cuento policíaco Ciencia ficción Cuento fantástico Cuento de hadas Cuento de terror Cuento de suspenso Cuento de humor Cuento histórico Cuento romántico

microrrelato

o bien de la acción consciente de una o más personas que. José Zorrilla. como se aprecia por ejemplo en las leyendas heroicas griegas y en las artúricas. La aparición de los mismos puede depender de motivaciones involuntarias. En las leyendas que presentan elementos sobrenaturales.9 Con la llegada de la Reforma Protestante del siglo XVI el término leyenda cobra su nuevo carácter de narración no histórica. Las leyendas contienen casi siempre un núcleo histórico. Su elemento central es un rasgo de la realidad (una costumbre o el nombre de un lugar. legenda. Gustavo Adolfo Bécquer y José Joaquín de Mora. Clases de leyenda Leyendas etiológicas (aclaran el origen de los elementos inherentes a la naturaleza. está ligada siempre a un elemento preciso y se centra en la integración de este elemento en el mundo cotidiano o la historia de la comunidad a la cual pertenece. y los fantasiosos relatos de la hagiografía católica. Leyendas míticas Leyendas religiosas. ampliado en mayor o menor grado con episodios imaginativos. como errores. la leyenda es una narración tradicional corta de un solo episodio. Tangherlini en 1990:2 "Típicamente.») y un lugar (por ejemplo.7 En el latín medieval.10 De esta forma. Características Una leyenda.3 realizada de modo conversacional. con etimologías fantásticas y basada en los evangelios canónicos. Seres y fuerzas sobrenaturales. Los protestantes ingleses presentan una nota de contraste entre los santos y mártires "reales" de la reforma. con el significado de (algo) para ser leído cuando el término se aplicaba.1 Citas 5. como sucede con los ciclos de leyendas en torno al rey Arturo. altamente ecotipificada. cuyos relatos "auténticos" figuraban en El libro de los mártires de John Foxe. como milagros. Cuando una leyenda presenta elementos tomados de otras leyendas se habla de «contaminación de la leyenda». Contrariamente al cuento.. se usó el gerundivo de este verbo. en lengua española. y se transmite de generación en generación. no son relatos tradicionales. Se ubica en un tiempo y lugar que resultan familiares a los miembros de una comunidad. especialmente desde 1850.6 Contenido [ocultar] 1 Etimología e historia de la palabra 2 Características 3 Clases de leyenda 4 Las leyendas en España 5 Referencias 5. la moderna concepción de leyenda y de lo legendario haya sido tomada de estos modelos ingleses. sobre todo en el catolicismo. los apócrifos y en escritos de Agustín de Hipona y Gregorio de Tours. estos se presentan como reales.2 Bibliografía 6 Enlaces externos [editar] Etimología e historia de la palabra La palabra leyenda proviene del verbo latino legere. Leyendas históricas y leyendas histórico culturales. la leyenda es etiológica. Leyendas urbanas. . a diferencia de un cuento. entre otros. tiene como tarea esencial dar fundamento y explicación a una determinada cultura. a las hagiografías o biografías de los santos.8 Es entonces que Santiago de la Vorágine publica su Legenda aurea como un santoral con la vida de unos 180 mártires y santos. que refleja una representación psicológica simbólica de la creencia popular y de las experiencias colectivas y que sirve de reafirmación de los valores comúnmente aceptados por el grupo a cuya tradición pertenece". desarrollan el embrión original. como las sirenas). presencia de criaturas feéricas o de ultratumba. en el Castillo de irás y no volverás) convenidos e imaginarios. criaturas fabulosas. Es muy probable que. lo que aporta al relato cierta verosimilitud. Como el mito.Leyenda Una leyenda es una narración tradicional que incluye elementos ficticios. pues forman parte de la visión del mundo propia de la comunidad en la que se origina la leyenda. aunque se inspiran en tradiciones populares o en motivos característicos de éstas. surgiendo así todo un abanico de variantes. el Cid Campeador o Bernardo del Carpio. añadidos o modificaciones. Contrariamente al mito. la leyenda gana su connotación moderna de narración indocumentada y espuria. aunque aparecen en ellas elementos ficticios (por ejemplo. a menudo sobrenaturales. Robin Hood. etc. por ejemplo) o exageraciones. cuyo significado variaba entre escoger (acepción de la que proviene elegir) y leer.11 El término acaba englobando también a producciones literarias cultas que. como los ríos. por razones interesadas o puramente estéticas. que se ocupa de dioses. es decir. lagos y montañas) y escatológicas (acerca de las creencias y doctrinas referentes a la vida de ultratumba).. Los más celebrados fueron Ángel de Saavedra. de poca precisión histórica y filológica. malas interpretaciones (la llamada etimología popular.1 Una definición profesional moderna ha sido propuesta por el folclorista Timothy R. Las leyendas se agrupan a menudo en ciclos alrededor de un personaje. Varios autores de este período escribieron leyendas literarias de este tipo tanto en prosa como en verso. En su proceso de transmisión a través de la tradición oral las leyendas experimentan a menudo supresiones. que se sitúa dentro de un tiempo («Érase una vez.4 5 la leyenda se ocupa de hombres que representan arquetipos (tipos humanos característicos).. la leyenda se desarrolla habitualmente en un lugar y un tiempo preciso y real. por ejemplo) cuyo origen se pretende explicar. como el del héroe o el anciano sabio. Ejemplos de una leyenda: Los hermanos Grimm definen la leyenda como un relato folclórico con bases históricas.

la misma catadura enfadosa y acre del joven farmacéutico de "El amigo del pueblo". El doctor Carrizales. en la cual caballo y caballero salieron disparados al empuje de un puñado de chapetones. vestida de pintitas blancas sobre una muselina azul de Prusia. debía llamarse Hebaristo y tener treinta años. rodeado de "yerbas santas" y llantenes viendo correr entre sus raíces que vibraban en la corriente. unas sobre otras. que era. a juicio de las gentes patriotas de P. apellido y costumbres de su esposa. y sobre el sauce de la parcela posaba el de todos los días gallinazo negro y roncador. pernoctara el coronel Marmanillo. fieles traductores de su gallardía miliciana. sobre el extenso y monótono muro azul. la encomendería de la calle Derecha. muy brillante y tendencioso. dos brazos de una misma desolada cruz. así él oía con desganada abnegación. Blanca Luz fue para Mazuelos la realización de un largo sueño de veinte años y la ilustración tangible y en carne de unos versos en los cuales había concretado Evaristo. EL SAUCE QUE MURIÓ DE AMOR (Abraham Valdelomar) Inclinado al borde de la parcela colindante con el estéril yermo. magüer su amistad con el jefe de la región hubo de salir de P. un De La Haza. dos estrellas insignificantes de una misma constelación. y como él. dos cuerdas de una misma arpa. que eran de partir el alma. el sauce. había un retrato al óleo. porque había el mismo aspecto cansino y pesimista. porque en ella había nacido. o hacía con su dedo índice gancho a la oreja de su botín de plástico. dos ojos de una misma misteriosa y teórica cabeza. toda su estética. tan impenetrable era entonces la vida del boticario cuanto ignorada era la suerte de Hebaristo. por esos días ya finada. en el cual se recordaban entre otras cosas desagradables. a un tiempo. Digo que el sauce era joven. de unos treinta años y se llamaba Hebaristo. redactor de “La Voz Regionalista” singular decano de la prensa de P. esmirriada y raquítica. caía pesadamente sobre su cabeza semicalva el sombrero negro de paño. y. y. las enjutas magras piernas. se dirigiera a dar aquella singular batalla de la Maracona. Al toque de ánimas Hebaristo y su homónimo el farmacéutico. en llegando la tarde y sonando la oración caía sobre ambos una tan manifiesta melancolía y un tan hondo dolor silencioso. guardaban por el coronel de milicias recuerdo venerado.. la charla de los otros. un vago recuerdo de sus padres. Debía llamarse Hebaristo y tener treinta años. y así como el sauce daba una sombra indiferente a los gañanes mientras sus raíces rojas jugueteaban en el agua de la acequia. el sauce fúnebre de la parcela eran dos vidas paralelas. en los bajos de la casa donde. lugarteniente del Gran Mariscal de Ayacucho. aunque en sus puertas se realizara una poco afortunada escaramuza. una chiquilla de alegre catadura. de ojos vivaces y labios anémicos. el agua fría y turbia de la acequia. pues era sabido que la tal escaramuza se perdió porque el Capitán Crisóstomo Ramírez. y Hebaristo. Mazuelos era huérfano y guardaba al igual que el sauce. La peluquería llamábase "Salón Marmanillo". dueño hasta el año 23 de un lagar y hecho capitán de patriotas por Marmanillo. porque como el farmacéutico tenía el aire taciturno y enlutado. Suspendía éste su charla en la botica. Habíase enamorado Mazuelos de la hija del Juez de Primera Instancia. no quitaba nada a su valor y merecimientos. junto al Consejo Provincial.. desgraciadamente. que pasó un mes y días en P. cuando presionado por los realistas. y allí los hubiera pasados todos si su padre el doctor Carrizales no hubiera caído mal al secretario de la subprefectura. ciertos asuntos sentimentales relacionados con el nombre.HEBARISTO. aquel árbol corpulento y lozano aún. Como el sauce era árbol que sólo servía para cobijar a los campesinos a la hora cálida del medio día. Marmanillo era el héroe de la aldea de P. sobre el estrado de la directiva en el cual aparecía el héroe con su color de olla de barro. Luego la noche envolvía a ambos en el mismo misterio. II Evaristo Mazuelos. y dejar la judicatura a raíz de un artículo editorial de “La Voz Regionalista”. el espíritu fijo en una idea lejana. establecimiento de drogas que se hallaba en la esquina de la Plaza de Armas. eso. mientras jugaba. no acudió con oportunidad al lugar del suceso. La hija del juez había sido el único amor del farmacéutico cuyos treinta años se deslizaron esperando y presintiendo a la bienamada. en tiempos de la independencia. aunque durante el día parecía alegrarse con la luz del sol. Los de P. el rótulo Al descanso de Marmanillo y por fin en la sociedad Confederada de Socorros Mutuos. corrían el mismo albur. con la cadena de su reloj. que después se llamó "28 de Julio" tenía en letras rojas y gordas. titulado “¿Hasta Cuándo?”. nariz respingada y cabellos de achiote. sus galones dorados y una mano en la cintura. cruzadas. Mazuelos sólo servía en la aldea para escuchar la charla de quienes solían cobijarse en la botica. el farmacéutico de P. .

para detenerse en la "Carpintería y confección de ataúdes de Rueda e hijos". el presentido retrato de la hija del doctor Carrizales. Cada caricia del viento.. Bajo el cielo de P…. el melancólico sauce de la parcela. cernió sus alas fúnebres y estériles la desilusión. porque pasó la primavera y el beso del dorado polen no llegó hasta sus ramas florecidas. la necesidad de un afecto. para el farmacéutico de “El amigo del pueblo”. Hebaristo el sauce de la parcela. familiarizado con la muda compañía doliente de Mazuelos. y lodazales de la Calle Derecha. había pasado veinte años de su vida en este ripio sentimental: esperando.. que el pobre Evaristo. el dulce beso de una hembra. se presentaba a Evaristo. al par. una cabellera de achiote. del mismo modo que el joven y achaco so farmacéutico de “El amigo del pueblo”. hijo de una necesidad agrícola. quiera el fúnebre Destino que pronto llegue a mis tristes brazos. o en las alas de los chucracos debía venir el polen de su amor. Hebaristo que tenía sus ramas en un florecimiento núbil. y empezaban de esta manera: Como una brisa para el caminante ha de ser la dulce dama a quien mi amor entregue. el enamorado boticario sin tener noticia de Blanca Luz. comenzó a secarse. aceptables desde todo punto de vista. un anhelo de farmacéutico y la realización de un viejo sueño poético. la acaricia perfumada de una unión indispensable. dejaba caer sus hojas sobre el cansino y encorvado cuerpo del farmacéutico. IV Envejeció Evaristo. ya seco. Aquella misma noche un hombre. como son la mayoría de los sauces. lloraba ahora la desaparición del “amigo noble y caballeroso empleado cumplidor y ciudadano integérrimo”. hubiera sido sembrado como era lógico. Envejeció Hebaristo. que hablando de sus brazos en el tercer pie les llama "tristes" cosa que no es aceptable dentro de un concepto estricto de la poética. y despojándolo de las ramas lo llevó al lomo de su burro hacia la aldea.. en suma: Blanca Luz era. que la están esperando. El alcalde municipal señor Unzueta. pero los sauces que el destino le deparaba debían estar muy lejos. al borde del arroyo. Por la misma calle volvían ya juntos. El árbol amigo que quizás comprendía la tragedia de esa vida paralela. como el farmacéutico de “El amigo del pueblo”. el verso hecho verdad.. la ilusión que. de la sinrazón. fuera la causa de esta muerte prematura. estériles. lloraba: y el tronco rígido. no fue. Era el fruto arbitrario del Destino. El tronco del sauce sirvió para el cajón del farmacéutico. III Hebaristo. la composición carecería de la idea fundamental que es la idea de espera y.. con medias mercerizadas. mientras el agua del arroyo lloraba.. cuyo recuerdo no moriría entre los que tuvieron la fortuna de tratarlo y sobre cuya tumba. sobre el lomo del asno se perdía en los baches.Los versos de Mazuelos eran.. con unos ojos vivaces. el sueño transformado en vigilia. nó. en los grandes saucedales de las pequeñas pertenencias. Mazuelos y Hebaristo. el sauce de la parcela. El sauce solitario fue hijo del azar. el carpintero de P… llegó con tremenda hacha he hizo temblar de presentimiento al sauce triste. Sentábase bajo las ramas estériles del sauce. Blanca Luz era pues. Si aquel sauce en vez de ser plantado en las afueras de P. etc. súbitamente. por instinto. y allí veía caer la noche. pero ha de considerarse que sin este aditamento. sus flores en cada primavera. (el joven de la Haza) ponía las siemprevivas. Bien cierto es que Mazuelos desvirtuaba un poco la técnica en su poesía. cada ave que venia a posarse en sus ramas florecidas hacían vibrar todo el espíritu y el cuerpo del sauce de la parcela. como se verá. Era el ideal hecho carne. Aquel sauce. cuyo editorial “¿Hasta Cuándo?”. tomó la palabra en . “La Voz Regionalista”. enamorado y joven.. la dulce mujer. donde antes latía la esperanza. El del hacha cortó el hermoso tronco de Evaristo. esperó y esperó en vano. del capricho. que era a un tiempo el propietario de “El amigo del pueblo”. Mazuelos no vino. viendo secarse. lloraba. Un día el sauce. hacer una excursión crepuscular hasta el remoto sitio donde el sauce. Mazuelos. una nariz respingada. enflaquecía.. y que la frase “que la están esperando” está íntegramente demás en el último verso. el amor vestido con una falda de muselina azul con pintitas blancas y unas pantorrillas. Solía. sentía desde muchos años atrás. sabía que en alas de la brisa o en el pico de los colibríes. su vida no resultara tan solitaria y trágica.

habría que quitar toda la frase: “al ciudadano integérrimo que en este ataúd de duro roble”… Y eso ha quedado muy bien. señor alcalde –respondió la voz comercial “Rueda e hijos”. para dar el último adiós al amigo noble y caballeroso... .. V Al día siguiente el dueño de la “Carpintería y confección de ataúdes de Rueda e hijos” llevaba al señor Unzueta una factura: “El señor N. que se publicó más tarde en “La Voz Regionalista”. que en este ataúd de duro roble”… y concluía: “¡Mazuelos! Tú no has muerto..sería una lástima.arguyó Unzueta. al empleado cumplidor y al ciudadano integérrimo.el cementerio y su discurso.. lo digo sin modestia: ¿No es verdad Rueda? -Cierto. -Es cierto -repuso la firma comercial “Rueda e hijos”. Descansa en paz”..es cierto pero entonces ponga usted sauce en su discurso… y borre el duro roble. Era de sauce.70” -Pero si no era de roble. Tu memoria vive entre nosotros. Unzueta a Rueda e hijos… Debe. agradezco el honroso encargo que la Sociedad de Socorros Mutuos ha depositado en mí. -Sería una lástima –dijo Unzueta pagando. empezaba: “Aunque no tengo las dotes oratorias de otros. Por un ataúd de roble… soles 18.

resplandeciendo tal que se podía ver los asustados rostros de los súbditos del rey.Perú) El cielo estrellado y el rey dotado de una gran industria. pues. no dejaba que se le acercaran. que como nebulosas formaban caprichosamente figuras de seres que habitaban en la tierra. . donde se observaba chamuscados maticos por el fuerte sol en el día y los ladridos de los perros rompían el silencio de la noche. una tenue lucecita se diría a una extraordinaria velocidad a la tierra. En una de sus partes superiores tenía dos ovalados lentes y tras de ellos observaban sus grandes ojos que asustados miraban al príncipe Cahuachi.No teman. No tenia ojos. cuando una estrella cae en la tierra. a los zorrillos y serpientes furtivos cazadores de la noche que asustados buscaban refugio en sus madrigueras. otra criatura cubierto de un extraordinario pelaje. El suelo estéril y cuarteado por la sequedad. Desde entonces le dieron el nombre de Makú y el raro ser desvanecido fue llevado en parihuela al pueblo. muy atento aprendía las sabias lecciones de astronomía del padre. Entonces la bola de luz cayó en la tierra en una gran pampa. La inmensa y pedregosa pampa sembradas de naturales calatos. mostrando vacilación y curiosidad llegó al objeto volador en forma temeraria. la prosperidad o la decadencia. es importante que conozcas el paso de los grandes ojos de fuego. De pronto un gran vocerío se escuchó de todas partes. estaba junto a su hijo Cahuachi. La misteriosa criatura lanzaba amenazas por su boca pequeña escondida por las pelusas. El valiente príncipe abrió la puerta principal y del interior del objeto volador pudo salir un raro ser nunca visto por los ojos humanos. Lineas de Nazca (Ica . y acortando distancias. mozo fuerte y valiente. futuro heredero del reino. El rey. subiendo y bajando pequeñas colinas. akú. estaba provisto de dos extremidades que le servía como mano-pies llevaba cuatro dedos que usaba para caminar y en la otra mano-pies tenía cinco dedos con la que cogía objetos. Acompañado a este ser. Se pudo mirar los verdes guarangales de donde salieron despavoridas las aves que dormitaban en sus fuertes ramas. no era muy prodigioso de tamaño y no se distinguía sus formas. agigantándose más su tamaño cada vez que se acercaba y su color brillante se hacía más intenso e incesante.CAHUACHI: El Príncipe Volador Un raro ser Era una noche de plenilunio en un lugar muy cerca de la mar. Pero la criatura muy debilitada se desvaneció. haciendo mucho ruido. interrumpiendo al rey. observaba minucioso el firmamento tratando de hallar sentido en el misterioso paso de los astros y la manera como se agrupaban entre sí. es señal de una vida se apaga. dejándose escuchar ensordecedor sonido y el eco horrorizó más a la gente. Nanaska. En ellas – prosiguió – verás el triunfo o la derrota. . emitiendo raros sonidos: ¡Akú. muy pronto con la velocidad que llevaban llegaron al sitio.Hijo. los fuertes vientos mezclados con arenilla golpeaban el rostro de un viejo rey que acompañado de sus súbditos realizaban un peregrinaje en los templos piramidales y desde la sumidad contemplaban extasiados la luna llena que con su fulgor de plata bañaba todos los rincones de los areniscos. recorriendo largas planicies. tú que pronto heredarás los destinos de la nación. las viviendas de piedra y barro con techos de carrizos y paja. salvando escollos. la abundancia de agua o las sequías. Una pequeña. príncipe y guerreros se dirigieron raudos al lugar que se había precipitado la extraña luz. Después volvió el silencio y la oscuridad. De vez en cuando se veía a lo lejos el brillo de los ojos de nocturnos animales que como brazas de fuego calentaban la fría noche. Sus pequeñas orejas se mantenían siempre erguidas. donde aún se podía ver restos oscilantes luces y un fino humo que se levantaba perdiéndose en la oscuridad de la noche. un sacerdote-guerrero. Entonces todos comprendieron que la cosa era como un fiel perro que cuidaba de los grandes peligros a su amo. es una bola de fuego de los cabellos de oro. Pero el otro se. Cahuachi. La fría noche daba la sensación que se convertía en día cuando la intensa luz fulgurante irradió a los sorprendidos hombres. el fabuloso ser. Dijo el monarca. con muchas luces y pequeñas ventanas. confundiéndolo con un cometa. la vida o la muerte. el gran monarca. quedando tendido en el suelo a merced de los guerreros que intentaron golpearlo con sus makanas. A los terrenos de arena. Todos miraban asustados al infinito. porque estaba protegido de por una vestimenta especial. akú! En cambio. . Allí pudo observar un gran móvil de metal con la forma de un platillo. los añejos guarangales orlados con nidos de cuculíes y de rojos piturrines. Se vio las altas y bajas colinas.

Bastaba ver el estado del soldado: había hecho su último esfuerzo para llegar hasta él. Huandy entonces reaccionó: ¿su padre la dejaría quedarse con un hombre que no era de su tribu? No. matando y violando sin piedad. cumpliendo con ello su promesa de venganza. Todo iba perfecto y la relación entre el gran jefe y el joven era ideal. cuando la noche estuviera en su apogeo. Luego de meditarlo con cuidado. Se conocieron por primera vez una tarde que ella le llevó los alimentos. el Huascarán dejó caer 10000 toneladas de hielo sobre los pueblos de los descendientes de las tribus de antaño. Decepcionado de la poca deferencia del invitado para con su cortesía y de la desobediencia extrema de su hija. ruborizándose y sonriendo al viento en su inocencia. Esta romántica historia se sitúa en los tiempos incaicos.. cuando los cusqueños expandían sus dominios por el Callejón de Huaylas. y de las de Huáscar. Era su única esperanza. de manera que con su presencia garantizaba las relaciones de paz. y que era menester prepararse para recibirlos. sintiendo la impotencia de la resignación. sino que ella lo había mirado también. y lo hizo hasta secarse por dentro. viendo que sólo un riachuelo lo separaba de ella. Decía. Conversaron. ¿Podían de verdad hacerle frente a un enemigo tan poderoso? No lo sabía.Leyenda de los nevados Huascarán y Huandoy. Se debía tomar acción. dejó que escaparan para luego atraparlos en el camino y mostrarles ahí su verdadera furia. trueno. rayos y granizo fue lo que envió a las tribus en cuestión. el más reconocido guerrero de la tribu invasora. que estos cusqueños andaban con dirección a esta tribu. en su delirio. El gran jefe había quedado anonadado. los soldados volvieron con Huáscar. Lluvias. y con ello supo también que era la hija del mismísimo gran jefe. viendo como su amada moría. una bella muchacha de 15 años. pensó que su gente. y debían hacerlo cuanto antes. quien había sido encargado por su líder llevar un mensaje de no agresión. convirtiéndolos así en los nevados Huascarán (por Huáscar) y Huandoy (por Huandy). Si de verdad querían que ese amor floreciera. el gran jefe ya estaba al tanto de los sucesos. jugando en un pozo de agua. además. Ya sin ilusiones. al llegar y verlo así. se enamoraron y acordaron encontrarse en la orilla del río. alabó la determinación del gran jefe. juró entonces vengarse algún día de aquellos que no les permitieron ser felices. Pero la venganza no quedó ahí: en 1970. lo salvaría. según se daba cuenta. Sucedió tal y como lo planearon. A parte de ello. Así fue. y con ello había gastado el último aliento de vida que le quedaba. Huáscar. Huáscar debía quedarse en la tribu del gran jefe hasta que la comitiva cusqueña llegara. Al recibir la noticia del joven guerrero cusqueño. Fue el último aliento. El cusqueño quedó prendido: pronto averiguó su nombre. Y huyeron. Huandy. debían huir. comida y vestimenta. pero no llegaron muy lejos. los ató a palos colocados en lugares estratégicos. no lo haría nunca. hasta que un día llegó a la tribu un soldado muy malherido con un encargo para el gran jefe. a la muchacha tampoco. el dios sol se compadeció de ellos y apoyó en la venganza de Huáscar. Empezó a llorar. Pero lo peor para Huáscar no fue que él la había mirado ni que era hija del jefe. pero esta vez ya para toda la eternidad. Pero su tribu no hizo nada. y ella también lloró. y fue tanta y por tanto tiempo que cubrió a los cadáveres. Y. ¿El inicio de la desgracia? Probablemente sí. Cuenta que había una tribu laboriosa y pacífica que colindaba con otras similares a ella. Según dicen. hasta que un día apareció. y tal vez no le importaba saberlo. los humilló y. El soldado le había contado cosas monstruosas sobre esos cusqueños que ahora iban rumbo a su tribu. de las lágrimas de la doncella se formó el lago Chinanchocha (laguna hembra). se cree que en 100 ó 200 años los nevados se quedarán sin nieve y Huáscar y Huandy revivirán y se encontrarán nuevamente. Al ver tanto amor. Aquella noche se entregaron su amor y se prometieron el uno al otro no abandonarse jamás. Por su parte. y por el contrario. ¿Era correcto un amor en semejante contexto? Huáscar no lo sabía. desde donde uno podía ver al otro sufrir hasta la muerte. el gran jefe se alegró tanto que mandó le dieran al huésped la mejor habitación. el lago Orconcocha (laguna macho). el gran jefe ordenó a sus mejores guerreros ir en busca del jefe de los cusqueños y exponerle una política de paz. ya satisfecho. Nada alteraba el orden de la vida en aquel lugar armónico. .. Y así los atrapó. Se hizo la entrevista y en ella el soldado manifestó que unos guerreros de origen cusqueño habían saqueado su pueblo. Días después.

mientras se abre una ventana. con palos. ella no se sabe runamula. se transforma en Runamula. cuando los zancudos flojean buscando su diario alimento. que todo lo ve. En las noches de Luna llena.LA RUNAMULA En la selva se cuenta que la mujer que hace el amor con hombres prohibidos está maldita. se posa en la pomarrosa más alta de la Plaza y llora su agorero canto. Busca la Iglesia cuya cruz blanquea en la oscuridad. sangrando. Y lo que la gente no sabe es que en las noches de Luna llena. Comadre ¿y dónde está él?. donde llegan todas las canoas que surcan los Caminos de la Vida Allí espera a aquel que la hará cruzar a la otra orilla. He aquí una forma de purgar malas acciones cometidas en este mundo terrenal entregando el alma al demonio aún en vida. Se fue a chapanear. Entonces el Urcututu. mitad hembra y mitad caballo. cuando ella pasa. pero la gente sí.. el cura y la Pirica están saliendo. otra sombra cruza la plazoleta.. poeta. en esas noches. con heridas. pájaro de la noche que todo lo sabe. ahí espera a aquel que la hará cruzar la otra orilla. Compadre por aquí. hacia la trocha de la orilla del rió. se despierta en su cama la runamula. El miedo se apodera de los que duermen cuando se oye un relincho cerca de la Iglesia.. Es la Mañuca con su compadre Teocho. la hieren y golpean. nuevamente convertida en mujer.y arranca la Luna con sus propias manos y pasea la Luna por los cinco rincones del planeta y esas noches de Luna llena. entra al mosquitero.. y la sombra recta como una serpiente por la pared de madera. De pronto. jineteada por un bulto negro. La gente maldice a la runamula pero ella. casi arrastrándose entre las pomarrosas. y ella no sabe por qué. convertida en Runamula galopa. burlonamente . Esas noches de luna llena. frenética. sensuales. siente muy cerca la fragancia de las blancas y duras carnes de su comadre Teresa Poiquiñas. soñadora. a la mañana siguiente nuevamente convertida en mujer.. van juntos en el pecado. carnosos. una hermosa yegua negra. y el cura que la confiesa. en Mujer Centauro. cuando el sabio Urcututu llora tristezas ajenas y el Maquía murmura oraciones inventadas quien sabe si por Dios o el diablo. posándose en el techo de esa casa. apretando sus labios rojos. ella se sabe amante. ella.. se despierta sangrada. completamente desnudo. le dice Joshé a la mujer que está desvistiéndose. entonces una furtiva sombra cruza las calles. compañera de todos los que transitan los senderos infinitos del amor. cuyos ojos ven el destino. que brinca locamente sobre los matorrales. Cuando el ruego de los mecheros tiembla agitado por la brisa que estrella silbidos contra los techos de hojas de shebón. Ven aquí y deja a las ronamulas en paz. y ella no sabe porqué. a un embarcadero. rozando levemente el suelo con sus pies descalzos. En las noches de luna llena galopa frenéticamente convertida en Runamula. ella se viste de novia y va hasta un puerto. Dice: Joshé. llora. un español colorado. Es el alma de una mujer pecadora convertida en briosa mula por acción diabólica. otro galope alborota la Plazoleta. Sonríe excitado.. larga. recia yegua negra.. con heridas. dice la mujer. Una puerta se abre y la sombra entra a la parroquia. la Runamula salta. hermosa morena beata que todos los días reza.. Entonces el Urcututu. Cuando no hay luna y la noche sin estrellas provoca miedo al más valiente. vuela hacia el Campanario y ora largamente. un blanco jinete. y. La Pirica. y los hombres y mujeres despechados se esconden con ramas. ella se viste de novia y va hasta un puerto. De repente. pero la gente sí. A la mañana siguiente. Salen a galope. Y mientras Joshé. hablan bajito. Calla. Entonces. el Urcututu..

Master your semester with Scribd & The New York Times

Special offer for students: Only $4.99/month.

Master your semester with Scribd & The New York Times

Cancel anytime.