Está en la página 1de 1
BOLETÍN DE PRENSA No. 15
BOLETÍN DE PRENSA No. 15

FORMATO EDICIÓN 15-12-2012

CÓDIGO F2 – PA – CP – 02

ACLARACIONES INSTITUCIONALES DEL INCODER FRENTE AL DEBATE ACTUAL EN TORNO A LAS ZONAS DE RESERVA CAMPESINA

Bogotá, marzo 17 de 2013. Frente al debate que actualmente se suscita en torno a las Zonas de Reserva Campesina, el INCODER aclara a la opinión pública que en cumplimiento de su función misional se limita a trabajar estrictamente lo que está establecido en la Ley 160 de 1994 y sus decretos reglamentarios, que respecto a la figura de Zonas de Reserva Campesina incluye actividades tendientes al fortalecimiento de las Zonas ya constituidas para el cumplimiento de los planes de desarrollo sostenible formulados en cada una de ellas, y al acompañamiento organizacional de las comunidades campesinas.

La discusión que se ha generado a partir de los planteamientos que sobre Zonas de Reserva Campesina han formulado las FARC en la mesa de negociación de paz, no debería tener implicaciones sobre lo que por misión legal cumple el INCODER.

En el debate público se mencionan elementos que hoy no hacen parte de la figura, como la autonomía administrativa, la soberanía, la equiparación con territorios étnicos, entre otros, y que solo existen en el actual debate como propuestas de ajuste de las FARC en su lectura de las Zonas de Reserva Campesina; pero que el INCODER de ningún modo está hoy incorporando en su accionar.

El área del país que legalmente está constituida como Zona de Reserva Campesina equivale a 831.111 hectáreas, que conforman las seis zonas ya existentes: Cabrera (Cundinamarca), El Pato Balsillas (Caquetá), Valle del Río Cimitarra (Santander y Antioquia), Perla Amazónica (Putumayo), Arenal y Morales (Bolívar), y Guaviare. Cifras distintas a estas son solamente parte de la propuesta que se discute entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC.

El INCODER continuará trabajando por las Zonas de Reserva Campesina mediante las acciones de carácter técnico, entre las cuales también se cuenta con el apoyo de organismos de la Cooperación Internacional e instituciones oficiales nacionales.