Está en la página 1de 193
 
INTRODUCCION ALPSICOANÁLISIS
CARLOS KURI
Indice
Clase 1Introducción. La cuestión del sujeto en psicoanálisis. Retomo a Freud.
Clase 2
Sexualidad y lenguaje, signo y significante.Clínica médica y clínica psicoanalítica.La metapsicología.
Clase 3.
El progreso de la ciencia y la antiepistemología del psicoanálisis.Psicoanálisis y Psicología (Piaget). Mutaciones en la construcciónfreudiana de aparato psíquico.
Clase 4.
Prohibición del incesto. Pulsión y representante: la fijación.Contrainvestidura en la represión primaria y en la represiónsecundaria.
Clase 5.
Represión primaria; represión secundaria.El problema de la temporalidad de los conceptos psicoanalíticos.Vivencia de satisfacción: ruptura entre necesidad y deseo. Necesidad-deseo demanda. El sujeto y el Otro (alienación - separación).
Clase 6.
Los cuatro términos de la pulsión. Razones para un conceptofundamental. El circuito de la pulsión.El agujero de lo real. Posición del sujeto en el recorrido pulsional.
Clase 7.
El complejo de Edipo. Lo preexistente- lo transindividual.La feminidad: falo-castración. Los tres tiempos del Edipo.
 
Clase
8.
Narcisismo. Estadio del espejo: tópica de lo imaginario. Ideal del yo -yo ideal. El ser y el tener. Amor de transferencia.
Clase 9.
Representación cosa; representación palabra. El inconciente.Condición de figurabilidad y texto del sueño. Metáfora y metonimia.Clase
10.
Problemas de la práctica psicoanalítica.La transferencia (Sujeto supuesto saber).El deseo del analista. Bosquejos acerca del acting out. El diálogo deSócrates y Alcibíades (El Banquete, Platón).
La Pulsión de Muerte Coherencia
desarrollada en el Colegio dePsicólogos de Rosario el 13 de octubre de 1985.
 
CLASE 1
Introducción. La cuestión del sujetoen psicoanálisis. Retorno a Freud.
Inaugurar un programa, resueltamente de psicoanálisis, con unpunto como la problemática del sujeto, se explica no sólo por lo crucialque resulta este concepto en psicoanálisis y en lo que se nombra como“ciencias del discurso”, sino también por el nombre de la materia y por lareiteracn del rmino “sujeto” en toda la extensn del plan deestudios.Se trata, al menos, de bosquejar algunos interrogantes, algunasinquietudes, es decir, que no nos recostaremos cómoda ydescuidadamente en un uso ligero de este concepto.En primer lugar deberíamos recordar que no existe como concepto,aunque obviamente sí como término (es decir, aparece la palabra sin es-tar en una relación de determinación con el resto de los conceptos) en laobra de Freud. El sujeto se hace
concepto,
palabra clave en psicoanáli-sis, recién a partir de Lacan. Desde allí transcribe la dimensión freudianadel aparato psíquico dividido (inconciente, preconciente; ello, yo,superyo)
1
Es desde Lacan entonces, que esta región toma vigor teórico; lo quesupone la necesidad de establecer las consecuencias mínimas de esemovimiento, a saber: No confundir sujeto con subjetividad, no identificaral sujeto del psicoanálisis con el sujeto de la psicología o de la ideología,y además, solidariamente con esto, no ubicar al sujeto en relación con eldiscurso como aquél que lo expresa sino como aquél que lo sufre, aquelque depende de las vicisitudes de la palabra.
Es decir, en el marcoespefico de la práctica analítica dejar de preguntarle al  paciente por la razón de sus síntomas, sino más bien interrogar al síntoma sobre la razón de ese paciente: raspar, indagar en laestructuración de los sueños, de los síntomas, de toda esaregión discursiva, por el sujeto que ella produce
.Brevemente traigamos la referencia etimológica que es claro queinviste la historia de la Filosofía y también de la Psicología:
subjectum,
aquello que sostiene debajo, en lo invisible, en el lugar del fundamentode las manifestaciones visibles, y de la conducta, es decir, el sujeto comola sustancia de anclaje del “individuo". Desde ese sitio se expresaría eldiscurso, se situaría la raíz del pensamiento, la intencionalidad. Hoy lacuestión la hemos de plantear en el corazón mismo de ese sujeto, a sa-
576648e32a3d8b82ca71961b7a986505