Está en la página 1de 1

1815 DEL ORIGINAL). Cuartel general de Mompox, 17 de febrero de 1815. CIUDADANO SECRETARIO DE GUERRA.

Por el correo que ha llegado de Cartagena se han recibido algunas cartas, que refirindose al dicho de los emigrados que llegaban de San Tornas, aseguran que en una accin dada el 5 de diciembre muri Boyes, pero que murieron igualmente todos nuestros jefes, que se destruy nuestro ejrcito enteramente, y que fu arrasado Maturn. La muerte de Boves es un gran mal para los espaoles, porque difcilmente se encontrarn reunidas en otro las cualidades de aquel jefe; pero mayor es la que nos ha sucedido con la prdida de los nuestros, y con la falta del ejrcito que diverta al enemigo por el Oriente. Libres ya de aquel cuidado, los enemigos volvern hacia esta parte, y el Reino sufrir ahora una guerra de invasin. Es necesario prepararnos a resistirla; es necesario formar y organizar buenos ejrcitos; y, por fortuna, no carecemos enteramente de los medios para ello; ni aun de armas, si se repiten estrictamente las rdenes a Cartagena para que se pongan a mi disposicin las existentes all, y que yo pueda mandar al interior las que me sea posible. Que se hagan construir infinitas lanzas; que se formen reclutas; que se hagan elaborar todas las balas y plvora, y los dems preparativos necesarios; que nada se omita, seor, por ponernos en estado de defensa; o ms bien por hacernos capaces de invadir, que es la mejor defensa. El gobierno sabe el estado a que ha quedado reducida Venezuela: libremos al Reino de semejantes horrores. Es necesario aumentar abundantemente nuestro armamento; y para esto no hay ms que mandar buscar a las colonias cuantos fusiles sea posible. Si las rentas del estado estn agotadas, los particulares, las instituciones, las iglesias tienen alhajas de valor; y debe apreciarse en ms la existencia de los individuos que una pompa intil. La Nueva Granada ser atacada con veinte mil hombres a lo menos; y slo una invasin por la parte de Coro, por otro ejrcito muy fuerte, podr disminuir o retardar aquel ataque. Dios guarde a V. E. muchos aos. SIMN BOLVAR. Al margen: Santaf, 8 de marzo de 1815.-Enterado, y que por lo mismo se hace cada vez ms urgente la toma de Santa Marta, para lo que no perderse instante, ni se distraer a otro objeto, para que de este modo empiece all la libertad de Venezuela.Rodriguez.