Está en la página 1de 1

SEOR QUE LO QUISISTE Seor que lo quisiste: Para qu habr nacido? Quin me necesitaba, quin me haba pedido?

Que misin me confiaste? Y por qu me elegiste, yo, la intil, la dbil, la cansada...? La triste. Yo, que no s siquiera qu es malo ni qu es bueno, y si busco las rosas y me aparto del cieno, es slo por instinto. Y no hay mrito alguno en la obediencia fcil a un instinto oportuno... Y an ms: Pude hacer siempre todo lo que he intentado? Soy yo misma siquiera la que haba soado?... En que ocaso de alma he disipado el luto? A quin hice feliz tan siquiera un minuto? Qu frente obscura y torva se ilumin deprisa tan slo ante el conjuro de mi pobre sonrisa? Evitar a cualquiera pude el menor quebranto? De qu sirvi mi risa; de qu sirvi mi llanto? Y al fin, cuando me vaya fra, plida, inerte... Qu dejar a la Vida? Qu llevar a la Muerte?... ................................................................................... Bien s que todo tiene su objeto y su motivo: Que he venido por algo y que para algo vivo. Que hasta el ms vil gusano su destino ya tiene, que tu impulso palpita en todo lo que viene... Y que si lo mandaste fue tambin con la idea de llenar un vaco por pequeo que sea... Que hay un sentido oculto en la entraa de todo: En la pluma, en la garra, en la espuma, en el lodo... Que tu obra es perfecta: Oh Todopoderoso, Dios Justiciero, Dios Sabio, Dios Amoroso!... El Dios de los mediocres, los malos y los buenos... En tu obra no hay nada ni de ms ni de menos... Pero... No s, Dios mo: Me parece que a ti un Dios...! te hubiera sido fcil pasar sin m...