Está en la página 1de 1

FAMILIA Y ESCUELA ___

ESCUELA: ESPACIO DE PAZ


La educación como suma
La educación no se genera a través de compartimentos estancos. Se necesitan
canales de comunicación y una acción coordinada para que los niños se desarrollen
intelectual, emocional y socialmente en las mejores condiciones. Por ello, la suma del
esfuerzo de los dos baluartes de ese proceso, la familia y la escuela, es, según los
expertos, el camino a seguir. La sintonía entre los dos ámbitos vitales del niño, además
de generar confianza entre padres, madres y profesores, estimulará la idea de que se
encuentra en dos espacios diferentes pero complementarios.

Compartir responsabilidades
Para que la tarea de educar al hijo fructifique, la familia y la escuela han de
trabajar de una forma coordinada:

Enseñanza de valores, normas y costumbres.


• Enseñar a rechazar las discriminaciones por razones de sexo, raza, estatus social
o discapacidad.
• Enseñar a escuchar y a tener respeto a las otras personas.
• Trabajar actitudes de solidaridad y de comprensión con los más débiles.
• Estimular la honradez.
• Enseñar a aceptar las diferentes formas de pensar.
• Estimular la capacidad crítica, de poder pensar con una perspectiva propia.

Desarrollo de habilidades para la vida


• Inculcar el sentido del esfuerzo para conseguir metas.
• Enseñar a compartir las propias cosas.
• Educarles en la autocrítica y en la necesidad de aceptar críticas de otras
personas.
• Aprender a saber comportarse con las otras personas, en general, sean mayores,
iguales o menores.

Educación en destrezas básicas para el aprendizaje


• Facilitar espacios y tiempos para el estudio.
• Fomentar hábitos de lectura.
• Estimular el lenguaje escrito y oral, tanto comprensivo como expresivo.
• Enseñar a distribuir correctamente el tiempo.

Transmisión de normas y responsabilidades


• Respetar los turnos en la conversación.
• Enseñar a escuchar lo que la otra persona dice y lo que quiere decir.
• Educar en el cumplimiento de promesas y compromisos.
• Enseñar a respetar el medio ambiente.
• Trabajar los hábitos de higiene y limpieza.
• Estimular la puntualidad
• Promover el trabajo en equipo.

Febrero 2009