Está en la página 1de 10

EN BUSCA DE ALGO MÁS

John MacArthur

1

Él es antes de todas las cousas. En él todo subsiste.Él es la cabeza del cuerpo, de la iglesia. Él es el principio,el primogénito de entre los muertos, para en todas las cousas tener la primacía. Colossenses 1.17-18.

Por

cuanto

en

él

habita

corporalmente

toda

la

perfeccionados.Colosenses 2.9-10

plenitud

de

la

Divinidad.

También

en

él

estáis

Se cuenta una historia sobre William Randolph Hearst, el fallecido editor periodístico. Hearst invirtió una fortuna en coleccionar grandes obras de arte. Un día él leyó sobre algunas valiosas obras de arte y decidió que debería añadirlas a su colección. Envió su agente al exterior para localizarlas y comprarlas. Meses se pasaron antes que el agente volviera y relatara la Hearst que los ítems habían finalmente sido hallados — ellos estaban guardados en su propio almacén. Hearst los había comprado años atrás!Eso es análogo al alarmante número de cristianos que hoy están en una búsqueda desesperada por recursos espirituales que ya poseen. Ellos practican una búsqueda fútil por algo más. Ese es un fuego herético en parte abanicado por la falsa noción de que la salvación es insuficiente para transformar los creyentes y equiparlos para la vida cristiana. Aquellos que están bajo la influencia de esta falsa noción creen que necesitan de algo más — más de Cristo, más de Espírito Santo, un tipo de experiencia de éxtasis, visiones místicas, señales, maravillas, milagros, una segunda bendición, lenguas, niveles espirituales más elevados o más profundos, o lo que quiere que sea.

Pero tener a Jesus es tener todo recurso espiritual. Todo que necesitamos se halla en él. En vez de que intentemos añadir algo Cristo, debemos simplemente aprender a usar los recursos que ya poseemos en él. En toda la Escritura, tal vez el texto más definitivo sobre la suficiencia de Cristo es el libro a los Colosenses. Pablo lo escribió para creyentes que eran fuertes en la fe y en el amor (Colosenses 1.4), pero confundidos por una herejía que negaba la suficiencia de Cristo. Nuestro estudio exige una observación cuidadosa en algunas porciones de ese texto-llave.

No sabemos la exacta naturaleza de la herejía en Colosos, porque Pablo no la definió en detalles ni gastó tiempo nombrando y denunciando sus líderes. En vez de eso, él la refutó generalizadamente, mostrando que se basaba en un concepto inadecuado y erróneo acerca de la persona y del trabajo de Cristo. Él escribió a la iglesia de Colosos una epístola entera focalizando a Cristo — su lugar en el universo, su obra en la salvación, su preeminencia como Dios, su posición como Cabeza de la iglesia y su absoluta suficiencia para toda necesidad humana. Al hacer eso, Pablo demostró que la mejor defensa contra la falsa doctrina es una cristologia bíblica integral. Él avisó a los Colossenses que intentar añadir o retirar algo de la persona y de la obra de Cristo siempre termina en desastre espiritual.

En el capítulo 1, Pablo escribió: Él nos liberó del imperio de las tinieblas y nos transportó para el reino del Hijo de su amor, en lo cuál tenemos la redención, la remision de los pecados. Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación; pues en él fueron creadas todas las cosas, en los cielos y sobre la tierra, las visibles y las invisibles, sean tronos, sean soberanías, quiere principados, quiere potestades. Todo fue creado por medio de él y para él. Él es antes de todas las cousas. En él todo subsiste. Él es la cabeza del cuerpo, de la iglesia. Él es el principio, el primogénito de entre los muertos, para en todas las cousas tener la primacía, porque aprobo Dios que en él residiera toda la plenitud, y que, habiendo hecho la paz por la sangre de su cruz, por medio de él reconcilara consigo todas las cosas, quiere sobre la tierra, quiere en los cielos. (vv. 13-20)

El apóstol hace un profundo sumario cuando dice que en Cristo están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento (2.3), porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad (2.9). Él es la Cabeza de todo principado y potestad (2.10). Él es la propia vida (3.4)! Lo que más podría decir el apóstol para aseverar la absoluta suficiencia de nuestro Señor? El error con lo cual Pablo estaba lidiando tenía muchas facetas. Parece claramente haber sido una antigua forma de gnosticismo. Los herejes de Colosos alegaban que Cristo solo no podría levantar alguien al nivel espiritual más alto. Ellos defendían una variedad de aditivos espirituales, incluyendo la filosofía (2.8-10), el legalismo (2.11-17), el misticismo

2

(2.18-19) y el ascetismo (2.20-23).

Cristo + Filosofia

La palabra "filosofía" es la transliteración de la palabra griega philosophia, la cual es formada de dos palabras griegas comunes: phileo (amar) y sophia, (sabiduría). Ella literalmente significa "el amor a la sabiduría humana". En su sentido más amplio, es la tentativa de la parte del hombre para explicar la naturaleza del universo, incluyendo los fenómenos de existencia, pensamiento, ética, comportamiento,

estética y así por delante.En el tiempo de Paulo, "todo que tenía a ver con teorías sobre Dios, sobre el mundo

y sobre el significado de la vida humana se llamaba 'filosofía'

también en las escuelas judaicas de las ciudades griegas". Josefo, el historiador judío del primer siglo, añade que había tres corrientes filosóficas entre los judíos: los fariseus, los saduceos y los esenios.

Pablo condenó con vehemencia cualquier teoría filosófica, acerca de Dios, que profesara mostrar la causa de la existencia del mundo y ofrecer orientación moral a la parte de la revelación divina. En Colosenses 2.8-10, él dice: Cuidado que nadie os venga a enmarañar con su filosofía y vanas sutilezas, conforme la tradición de los hombres, conforme los rudimentos del mundo, y no según Cristo: por cuanto en él habita corporalmente toda la plenitud de la Divinidad. También en él estáis perfeccionados. Él es el cabecilla de todo principado y potestad.

La frase "venga a enmarañar" (v.8) viene de la palabra griega sylagogeo, que se refería a llevar los cautivos u otros despojos de la guerra. En ese sentido, ella transmitía la idea de un rapto. Ella retrata el modo como la herejía "Cristo + filosofía" estaba secuestrando a los colosenses para lejos de la verdad, llevándolos a la esclavitud del error. Así el apóstol retrató la filosofía como una predadora que busca esclavizar cristianos sin discernimiento, por medio de "vanas sutilezas" (v.8). "Vanas" habla de algo vacío, destituido de la verdad, fútil, infrutífero y sin efecto. La filosofía declara ser verdadera pero es totalmente engañosa, como un pescador que captura su presa involuntaria, al esconder un anzuelo mortal dentro de un sabroso trozo de alimento. El pez piensa que está siendo alimentado cuando, en vez de eso, se hace alimento. Igualmente, aquellos que abrazan una filosofía humana sobre Dios y el hombre pueden pensar que están recibiendo la verdad, pero, en vez de eso, están recibiendo van engaño, que puede llevar a la condena eterna.

La filosofía es inútil porque se fundamenta en la "tradición de los hombres" y en los "rudimentos del mundo" (v.8), y no en Cristo. La "tradición de los hombres" se refiere a las especulaciones humanas pasadas de generación la generación. La mayoría de los filósofos amontonan sus enseñanzas sobre la pila de enseñanzas de sus predecesores. Uno desarrolla un pensamiento hasta tal punto, después otro lo desarrolla además, y así va. Eso es una serie de variaciones dentro de la tradición humana que sólo perpetúa el error y agrava la ignorancia.La frase "rudimentos del mundo" literalmente significa "cosas en columna" o "cosas en fila" (tales como 1,2,3, o A,B,C). Ella se refiere al tipo de instrucción que se daría la un niño. Pablo estaba diciendo que, aunque intente ser sofisticada, la filosofía humana es de hecho rudimentar— infantil y sin refinamiento. Abandonar la revelación bíblica en favor de la filosofía es cómo volver al jardín de la infancia después de formarse en una universidad. Aún de más refinada filosofía humana nada puede ofrecer para ampliar la verdad de Cristo. Ella impide y retarda la verdadera sabiduría, produciendo sólo tontería, error y engaño infantiles.

En 1 Coríntios 1.18-21, Pablo dice: Ciertamente la palabra de la cruz es locura para los que se pierden, pero para nosotros, que somos salvos, poder de Dios. Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios y aniquilaré la inteligencia de los entendidos.Donde está el sabio? donde el escriba? donde el inquiridor de este siglo? Posiblemente no hizo Dios loca la sabiduría del mundo? Visto como, en la sabiduría de Dios, el mundo no lo conoció por su propia sabiduría, aprouve Dios salvar a los que creen, por la locura de la predicacion.

La sabiduría humana no puede enriquecer la revelación dada por Dios. De hecho, ella ineludiblemente resiste y contradice la verdad divina. Aún el mejor de la sabiduría humana es mera tontería en comparación con la infinita

3

no solamente en las escuelas pagadas, pero

sabiduría de Dios.Los cristianos, de forma ninguna, necesitan dirigirse a la sabiduría humana. Ellos poseen la mente de Cristo (1 Coríntios 2.16). La grande, perfecta e incomprensible sabiduría de Cristo se revela a nosotros en la Palabra de Dios por Espírito Santo. Eso debería revolver nuestros corazones y en los hacer declarar juntamente con el salmista:

Cuanto amo tu ley! Es mi meditación todo el día. Tus mandamientos me hacen más sabio que mis enemigos; porque aquellos yo los tengo siempre conmigo. Comprendo más que todos mis maestros, porque medito en tus testimonios. Soy más entendido que los ancianos, porque guardo tus preceptos.De todo malo camino desvío mis pies, para observar tu palabra. No me aparto de tus juicios, pues tú me enseñas. cuan dulces son tus palabras a mi paladar! más que la miel a la mi boca.Por medio de tus preceptos consigo comprensión; por eso detesto todo camino de falsedad.(Salmo 119.97-104)

Por qué dejarse capturar por la filosofía cuando se puede ascender a la perfecta verdad de Dios? En Colossenses 2.9-10, Pablo traza un significativo paralelo: "Por cuanto en él habita corporalmente toda la plenitud de la Divinidad. También en él estáis perfeccionados". "Plenitud" y "perfeccionados", en ese pasaje, son originadas de la misma palabra griega (plêroma). Así como Cristo es absolutamente divino, también nosotros somos totalmente suficientes en él. La sabiduría humana nada añade a lo que ya está revelado en Cristo.

Nuestra suficiencia en Cristo se fundamenta en la completa salvación y en el completo perdón, los cuales Pablo describe en los versículos 11 la 14. Él dice que hemos pasado de la muerte espiritual para la vida espiritual a través del perdón de nuestras transgresiones (v. 13). En el versículo 14, él traza un cuadro vivido de ese perdón, diciendo que Cristo "habiendo cancelado el escrito de deuda, que estaba contra nosotros y que constaba de ordenanzas, lo cual nos era perjudicial, lo removió enteramente, enclavándolo en la cruz". Cuando alguien era crucificado, la lista de sus crímenes era siempre predicada a la cruz exactamente por encima de su cabeza. Su muerte era el pago por aquellos crímenes. Los crímenes que predicaron Jesus a la cruz no fueron los de él, pero los nuestro. Por haber Él tomado sobre Sí nuestra pena, Dios borró el "escrito de deuda" que estaba contra nosotros.

los pensamientos de completa salvación y de completo perdón, Pablo añade un tercero: completa victoria (v. 15). En su muerte y resurrección, Cristo triunfó sobre las fuerzas demoníacas, concediéndonos así victoria contra el propio maligno. En Cristo nosotros tenemos completa salvación, completo perdón y completa victoria — amplios recursos para cada cuestión de la vida. Esta es la verdadera suficiencia! ¿que la filosofía puede añadir a eso?

Cristo + Legalismo

Hace muchos años, un compañero de la facultad me dijo: "Yo no creo que usted sea una persona muy espiritual". Me quedé perplejo, porque él no me conocía bastante para extraer aquella conclusión, entonces pregunté a él porque hube dicho aquello. "Porque usted no va a las reuniones de oración en medio de la semana", él respondió." ¿que tiene eso que ver con mi espiritualidad?", pregunté. "Yo puedo muy bien pasar el día y la noche en oración." "No", él dijo. "Personas espirituales van a las reuniones de oración."

Si él hubiera dicho que personas espirituales oran, yo habría concordado y confesado que yo necesitaba orar más fiel y fervorosamente. Pero condenar las personas por que no mantuvieran reglas humanas y rituales religiosos es legalismo. Jesus encaró eso frecuentemente en sus conflictos con los fariseos. Pablo advierte sobre eso en Colosenses 2.16-17:Nadie, pues, os juzgue a causa de comida y bebida, o día de fiesta, o luna nueva, o sábados, porque todo eso ha sido sombra de las cousas que habían de venir; sin embargo el cuerpo es de Cristo.

Pablo se dirigía a las personas legalistas que estaban en las iglesias y creían, con efecto, que solamente una relación personal, vital y profundo con Cristo no es suficiente para satisfacer Dios. Ellos habían añadido reglas y requisitos que gobernaban el ejercicio de ciertos deberes que ellos hallaban esenciales a la

4

espiritualidad — reglas sobre el comer, el beber, el vestir y la apariencia, rituales religiosos y así por delante. En la economía Mosaica, Dios concedió muchas leyes externas con el propósito de proteger Israel de la interacción social con pueblos pagãos corruptos. Tales leyes también fueron dadas para ilustrar verdades espirituales internas que se cumplirían en Cristo.

Pablo también dijo: "Porque nosotros es que somos la circuncisión, nosotros que adoramos Dios en el Espíritu, y en los gloriamos en Cristo Jesus, y no confiamos en la carne" (Filipenses 3.3). Lo que él quiso decir con eso? Los versículos 4-9 responden:Bien que yo podría confiar también en la carne. Si cualquier otro piensa que puede confiar en la carne, yo aún más: Circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamim, hebreo de hebreos; cuanto a la ley, fariseu, cuanto al celo, perseguidor de la iglesia; cuanto a la justicia que hay en la ley, irreprensible. Pero lo que para mí era logro, esto consideré pérdida a causa de Cristo. Sí, de veras considero todo como pérdida, a causa de la sublimidade del conocimiento de Cristo Jesus mi Señor: por amor de lo cual, perdí todas las cousas y las considero como desecho, para ganar Cristo, y ser hallado en él, no tiendo justicia propia, que procede de ley, sino la que es mediante la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios, basada en la fe. Ninguna circuncisión humana hace alguien justo delante de Dios, sólo el verdadero amputar del pecado por medio de la salvación en Cristo.Cuando Cristo vino, los elementos cerimoniais de la ley fueron puestos de lado, porque Él era el cumplimiento de todo que ellos prenunciavam. Sin embargo, los legalistas en la iglesia primitiva insistían que todas las ceremonias — incluyendo la circuncisión, la observancia del sábado y leyes dietéticas — deberían ser mantenidas como patrones de espiritualidad. Visto que ellos no estaban genuinamente dedicados a amar Jesus Cristo, ellos se quedaron con una apariencia de santidad en vez de la verdadera espiritualidad.

Su legalismo estaba en directo enfrentamiento con la enseñanza del propio Cristo. Jesus dejó claro que leyes dietéticas eran simbólicas y no tenían la inherente habilidad de hacer alguien justo, cuando Él dijo que nada que entra en el hombre puede contaminarlo. Es lo que sale de una persona (malos pensamientos, palabras y otras expresiones de un corazón pecaminoso) que causa contaminación (Marcos 7.15). Esta fue una declaración chocante, porque el pueblo judío siempre hube creído había ciertos alimentos que contaminaban el cuerpo. Ellos habían entendido apenas el simbolismo de las leyes dietéticas y pensaban que las seguís realmente podría hacer alguien justo.

En hechos 10, Pedro tuvo una visión de varios tipos de animales impuros que Dios habia ordenado que él matara y comiera. Cuando Pedro hizo objeción, porque él nunca había comido "cosa alguna común e inmunda" (v. 14), una voz del cielo dijo: "lo que Dios purificó no consideres común" (v. 15). Un nuevo día hubo llegado. Dios estaba revelando a su pueblo que las leyes dietéticas ya no estaban en vigor. Pedro entendió el mensaje (v. 28). Los creyentes estaban libres de la esclavitud de la ley, fortalecidos por la gracia para cumplir la justicia de la ley sin que se esclavicen a sus detalles cerimoniales. Pablo resume la cuestión en Romanos 14.17: "Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, y paz, y gozo en el Espíritu Santo".

En 1 Timóteo 4.1-5, Pablo advierte contra aquellos que apostatarão de la fe, por que obedezcan a espíritus tramposos y a enseñanzas de demonios, por la hipocresía de los que hablan mentiras y que han cauterizada la propia conciencia, que prohíben la boda, exigen abstinencia de alimentos, que Dios creó para que sean recibidos, con acciones de gracia, por los fieles y por cuantos conocen llenamente la verdad; pues todo lo que Dios creó es bueno, y, recibido con acciones de gracia, nada es recusável, porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado.Un evangelio de obras efectuadas por el hombre no es ningún evangelio (Gálatas 1.6-7; 5.2). Si bautismo, oraciones, ayunos, uso de vistes especiales, presencia en la iglesia, varios tipos de abstinencia u otros deberes religiosos son necesarios para ganarse la salvación, entonces la obra de Cristo no es verdaderamente suficiente. Eso es mofar del evangelio.

El legalismo es tanto una amenaza a la iglesia hoy como lo fue en Colosos. Aún en las iglesias evangélicas hay muchas personas cuya certeza de salvación está basada en sus actividades religiosas, en vez de que confíen solamente en Salvador todo-suficiente. Ellas presumen que son cristianas porque leen La Biblia, oran, van a la iglesia o realizan otras funciones religiosas. Ellas juzgan la espiritualidad en la base de

5

la actuación externa en lugar del amor de Cristo, del odio al pecado y de un corazón devotado a la obediencia.Obviamente la lectura de la Biblia, la oración y la comunión de los creyentes pueden ser manifestaciones de la verdadera conversión. Pero, cuando aisladas de la devoción Cristo, esas cosas se reducen la insignificantes rituales religiosos que hasta incrédulos pueden realizar y por los cuáles son engañados cuanto a la su venidera condena. Jesus dijo:

Muchos, aquel día, han de decirme: Señor, Señor! Posiblemente no tenemos nosotros profetizado en tu nombre, y en tu nombre no sacamos demonios, y en tu nombre no hicimos muchos milagros? Entonces, les diré explícitamente: Nunca os conocí. Apartaos de mí, los que practicáis la iniquidad. (Mateos 7.22-23) No se intimide por las expectativas legalistas y superficiales de las personas. Deje que su comportamiento sea el resultado de su amor Cristo y de las santas aspiraciones producidas en usted por la habitación del Espíritu y por la presencia permanente de su Palabra (Colosenses 3.16).

Cristo + Misticismo

Los creyentes en Colosos también estaban siendo intimidados por personas que alegaban tener una más elevada, amplia, profundiza y completa unión con Dios que aquella que solamente Cristo puede conceder. Esos eran los místicos. Ellos alegaban haber tenido comunión con seres angelicales a través de visiones y otras experiencias místicas. Paulo dijo sobre ellos:Nadie se haga árbitro contra vosotros otros, pretextando humildad y culto de los ángeles, basándose en visiones, enfatuado sin motivo alguno en su mente carnal, y no reteniendo la Cabeza, de la cual todo el cuerpo, suplido y bien vinculado por sus juntas y ligamentos, crece el crecimiento que procede de Dios.(Colossenses 2.18-19) El misticismo aún está bien VÍVO y continúa usando la intimidación espiritual para rebajar los inexperientes. A menudo, las personas que hoy dicen haber tenido visiones celestiales o experiencias fascinantes están simplemente hinchadas con vanas nociones, usando sus alegaciones para intimidar los otros a exaltarlas. Como escribió el apóstol Pablo a los creyentes en Colosos, ese tipo de misticismo es el producto de una mente orgullosa y no-espiritual. Aquellos que lo abrazan se apartaron de la suficiencia que poseen en Cristo, lo cual produce la verdadera espiritualidad. No sea intimidado por ellos.Aparentemente, los místicos de Colosos alegaron que cualquier uno que no tuviera semejantes visiones esotéricas o que no abrazara semejantes doctrinas estaba descalificado para obtener el premio de la espiritualidad verdadera. En la realidad, ellos mismos eran los descalificados (1 Coríntios 9.27).

El misticismo es la idea de que el conocimiento directo acerca de Dios o de la realidad máxima se consigue a través de la intuición o de la experiencia personal y subjetiva, a la parte de o incluso en contradicción al hecho histórico o la objetiva revelación divina — la Biblia. Arthur Johnson, un profesor en la Universidad West Tejas State, afirma el siguiente:

Cuando hablamos de una experiencia mística nos referimos a un evento que está completamente dentro

Aunque los místicos puedan experimentarla como

de la persona. Esta experiencia es totalmente subjetiva

habiendo sido desencadenada por ocurrencias u objetos fuera de sí (con una puesta de sol, una música, una

ceremonia religiosa, o aún un acto sexual), ella es un evento totalmente interior. La experiencia mística no

Una experiencia mística es

Sus calidades predominantes tienen más a ver

primariamente un evento emotivo, y no un evento cognitivo

contiene aspectos esenciales que existan externamente en el mundo físico

con la intensidad emocional, o sea, con el "tono del sentimiento", que con los hechos evaluados y entendidos racionalmente. Aunque esta explicación sea verdadera, en sí ella es un modo inadecuado de describir la experiencia mística. La fuerza de la experiencia es frecuentemente tan amplia que la persona que la experimenta ve toda su vida transformada por ella. Meras emociones no pueden efectuar tales transformaciones.

Además del más, es de esa calidad emocional que resulta otra característica, a saber, su naturaleza "auto-autenticadora". El místico raramente cuestiona la virtud o el valor de su experiencia. Consecuentemente, si él a describe como dándole información, él raramente cuestiona la verdad de su

6

conocimiento recién-adquirido. Reconocer su alegación de que las experiencias místicas son "maneras de conocer" la verdad es esencial para la comprensión de muchos movimientos religiosos que vemos hoy.Prevaleciendo especialmente en el movimiento carismático, el misticismo moderno abraza un concepto de fe que de hecho rechaza completamente la realidad y la racionalidad. Declarando guerra a la razón y a la verdad, él está así en directo conflicto con Cristo y la Escritura. Él creció rápidamente porque promete lo que tantas personas están recogiendo: algo más, algo mejor, algo más rico, algo más fácil — algo rápido y fácil para sustituirse por una vida de cuidadosa y disciplinada obediencia a la Palabra de Cristo. Y, una vez que tantos carecen de la certeza de que su suficiencia está en Cristo, el misticismo cogió muchos cristianos desapercibidos. Así, él ha cargado buena parte de la iglesia a un peligroso mundo de confusión y falsa enseñanza.

El misticismo creó un clima teológico ampliamente intolerante cuanto a la doctrina exacta y a la saludable exégesis bíblica. Observe, por ejemplo, como se ha hecho popular hablar sarcásticamente acerca de la doctrina, de la enseñanza bíblica sistemático, de la cuidadosa exégesis o de la osada proclamación del evangelio. Verdad absoluta y certeza racional están actualmente fuera de moda. La pregação bíblica autoritaria es criticada como muy dogmática. Es raro hoy día oír un predicador desafiar la opinión popular con una enseñanza clara de la Palabra de Dios y subrayar la verdad con un firme y resoluto "Así dice el SEÑOR". Irónicamente, surgió una nueva clase de profetas que nombraron a sí mismos. Estos charlatanes "

Eso es

religiosos y pregonan sus propios sueños y visiones con una frase diferente: "El Señor me dijo

misticismo, y las personas que recogen alguna verdad secreta que será añadida a la simplicidad de la Palabra de Dios, que es toda suficiente y que nos fue dada una vez por todas.

Un bien conocido pastor carismático me dijo que una vez u otra, de mañana, cuando está por afeitarse, Jesus entra en su baño y pone su brazo alrededor de él y conversan. Él cree en eso? Yo no sé. Tal vez quiera que las personas piensen que él tiene más intimidad con Cristo que la mayoría de nosotros. Sea cual que

vaya el caso, su experiencia está en grave contraste con los relatos bíblicos de las visiones celestiales. Isaías se quedó aterrado cuando vio el Señor e inmediatamente confesó su pecado (Isaías 6.5). Manoá temió por su vida y dijo su esposa: "Ciertamente moriremos, porque venimos Dios" (Jueces 13.22). Juan se arrepintió en

el polvo y en el gris (Juan 42.5-6). Los discípulos se quedaron petrificados (Lucas 8.25). Pedro dijo Jesus:

"Señor, te retira de mí, porque soy pecador" (Lucas 5.8). Cada uno de ellos se quedó perplejo con un sentido

de pecaminosidad y temió el juicio. Como alguien podría casualmente hablar y afeitarse mientras en la presencia de un Dios tan infinitamente santo?

Un periódico local recientemente habló de un bien conocido tele-evangelista que, dijo él, al quitar una

soneca en su casa, de pronto, el propio Satanás apareció, le cogió por el cuello con las dos manos e intentó estrangularlo hasta morir. Cuando él gritó, su esposa vino corriendo a la sala y espantó el diablo. A través de los años, ese mismo hombre ha relatado otras experiencias bizarras.Francamente yo no creo en relatos como ese. Además del hecho de casi siempre que no se alinearan con la verdad bíblica, ellos alejan las personas de

la

verdad de Cristo. Las personas comienzan a recoger experiencias paranormales, fenómenos supernaturales

y

revelaciones especiales — como si nuestros recursos en Cristo no fueran el bastante. Ellas tejen sus

perspectivas acerca de Dios y de la verdad espiritual basadas en sus sentimientos que ellas mismas generan y

autentifican, los cuales se hacen más importantes para ellas que la propia Biblia. En sus mentes, crean experiencias a partir de las cuáles desarrollan un sistema de creencia que simplemente no es verdadero, exponiéndose aún más a la decepción e incluso la influencias demoníacas. Ese es el legado del misticismo.

El misticismo también destruye el discernimiento. Porque las personas pensarían por sí mismas o compararían lo que les es enseñado con La Escritura, cuando sus profesores alegan recibir la verdad directamente del cielo? Así el misticismo se hace un instrumento a través de lo cual líderes inescrupulosos pueden extraer dinero y honra del rebaño, por medio de experiencias fabricadas, quitando ventaja de la ingenuidad de las personas.El pastor de una gran iglesia en nuestra ciudad quería cambiar la iglesia para un otro lugar. La idea no era muy popular entre algunos miembros de su congregación, pero él les convenció de que era la voluntad de Dios, al apelar para el misticismo. Él les dijo que en tres diferentes ocasiones el Señor aún le había hablado, instruyendole a cambiar la iglesia para cierta localización. El pastor declaró que en la

7

tercera ocasión el Señor le dijo: "Llegó la hora. Deje el problema conmigo. Yo voy a actuar en muchos corazones. Algunos no entenderán. Algunos no van a seguir. La mayoría irá. Vaya, cumpla mi orden". Esta es una cita textual del boletín de la iglesia.

Cuando el pastor presentó el plan a la su congregación, él lo comparó al desafío que Caleb y Josué hicieron a los israelitas para que entren en la Tierra Prometida (Números 13.30). Después él añadió:Si usted no consigue tener la visión del bello plan de Dios, yo entenderé, pero es esencial que nuestra iglesia enfrente esta oportunidad de seguir el plan de Dios. Si usted no fuera con nosotros, yo entenderé. Yo no voy a pensar

yo quiero que marchemos enfrente con el plan de Dios y quiero que cada

uno de vosotros venga conmigo. Usted va alegrarse de haber hecho así, y Dios va bendecirle por eso.

Esa es la clásica intimidación de un llamamiento al misticismo! Este hombre con efecto renunció a toda responsabilidad por su plan y la colocó sobre Dios. Haciendo eso, él retiró la decisión de su pueblo y de otros líderes de la iglesia y a basó en sus propios sentimientos inconfiables. Él sugirió que cualquier uno que discordara de su plan estaría oponiéndose a la voluntad de Dios y correría el riesgo de incurrir en el mismo destino que los incrédulos israelitas sufrieron, cuando se rechazaron a entrar en Canaan!Tal vez Dios quisiera que aquella iglesia cambiara — esa no es la cuestión. Sin embargo, el llamamiento del pastor a sus propios sentimientos místicos, subjetivos y autentificados por él aún estaba errado. La Escritura es clara en que tales decisiones deben ser hechas con base en un acuerdo sabio, unánime y regado con oraciones, entre ancianos llenos del Espíritu que recogen la voluntad de Dios en la Escritura, no en caprichos místicos de un hombre.

Se acuerdan de Oral Roberts y su famosa alegación de que Dios lo mataría, si los oyentes no enviaran millones de dólares para su organización? A través de los años, él ha hecho semejantes llamamientos fantásticos, yendo desde promesas de un milagro por una determinada suma de dinero, hasta la afirmación de que Dios revelaría a él la cura del cáncer, si todos enviaran varios centenares de dólares. Ese tipo de extorsión se hace posible porque muchos cristianos no reconocen el error del misticismo. Ellos quieren apoyar lo que Dios está haciendo, pero no saben discernir las cosas bíblicamente. Consecuentemente, ellos son indiscriminados en el dar. Algunos envían enormes sumas de dinero en la esperanza de comprar un milagro. A lo que hagan eso, ellos piensan estar demostrando gran fe, pero en la realidad están demostrando gran desconfianza en la suficiencia de Cristo. Aquello que ellos piensan ser fe en Cristo es, de hecho, duda en búsqueda de pruebas. De este modo, personas débiles son presas fáciles de las falsas promesas del misticismo.

Predicadores que confrontan las enseñanzas místicas siempre son estigmatizados como críticos, sin amor o causantes de división. Así, el misticismo ha fomentado una tolerancia al falso y negligente enseñanza. Pero la orden bíblica es clara: nosotros debemos ser encariñados "a la palabra fiel que es según la doctrina, de modo que haya que pueda, así para exhortar por la recta enseñanza como para convencer los que contradicen" (Tito 1.9).No existe plan más alto — ninguna experiencia sobrepujante o vida más profunda. Cristo es todo en todos. Agárrese a Él. Cultive su amor por Él. Solamente en él usted es completo!

de usted como malo o destructivo

Cristo + Ascetismo

En una mañana de domingo, yo estaba terminando de predicar cuando, de pronto, un hombre se aproximó del púlpito, gritando en alta voz: "Yo tengo algo a decir. Yo tengo algo a decir!" Antes que los porteros pudieran sacarlo hacia fuera, el grabador captó lo que él hube gritado a la congregación: "Vosotros son falsos religiosos, hipócritas materialistas. Si vosotros amaran Dios, se librarían de sus coches y casas lujosas y darían todo lo que tienen a los pobres. Vosotros servirían a Dios en la pobreza como lo hizo Jesus". Esa era la opinión de él acerca de espiritualidad, y él quería que todo el mundo supiera. Felizmente, ese tipo de comportamiento es raro. Pero ese concepto acerca de espiritualidad no es nada rara. Él es llamado de ascetismo, y ha amenazado la iglesia por siglos. De hecho, fue uno de los heréticos aditivos sobre los cuales Pablo advertio a los cristianos en Colosos eviten:

Si moristeis con Cristo para los rudimentos del mundo, por qué, como se vivierais en el mundo, os sujetáis la

8

ordenanças: No manosees esto, no pruebes aquello, no toques aquello otro, según los preceptos y doctrinas de los hombres? pues que todas estas cousas, con el uso, se destruyen. Tales cousas, con efecto, tienen apariencia de sabiduría, como culto de sí aún, y falsa humildad, y rigor ascético; sin embargo no tiene valor alguno contra la sensualidad.(Colossenses 2.20-23)

Un asceta es alguien que vive una vida de rigurosa auto-abnegación como medio de adquirir perdón de Dios. Los extremos del ascetismo son en general asociados al monasticismo, que apelaba la personas que creían que la expiación del pecado y, por lo tanto, la verdadera espiritualidad exigía pobreza extrema o renuncia de todo, para que alguien se hiciera una monja o un monje. Nuestro Señor requiere que tomemos nuestra cruz y lo sigamos, y hay muchos testimonios de las bendiciones provenientes de la auto-renuncia. Bíblicamente, ella no es una tentativa de obtener perdón o espiritualidad a través de auto-humillación. Al contrario, es una respuesta voluntaria de un corazón dedicado a servir Cristo a cualquier costo. El ascetismo es un asunto diferente. Él es motivado por orgullo, y no por la humildad; es una tentativa de realizar, en la energía de la carne, una relación justa con Dios, lo que sólo puede acontecer a través de una transformación divina por medio de la fe en Jesus Cristo.

Pablo dijo que morimos "con Cristo para los rudimentos del mundo" (Colosenses 2.20). Eso significa que no estamos esposados a ningún sistema religioso que exige algún tipo de abstinencia para que nos hagamos aceptabais Dios. Las enseñanzas ascéticos no son sabios ni aún útiles. Al contrario, ellos son engañosos o destructivos, porque simulan sabiduría y establecen un falso patrón de espiritualidad — un patrón que "no tiene valor alguno contra la sensualidad" (v. 23)."No tiene valor alguno contra la sensualidad" es una frase difícil de interpretar. Ella puede significar que falsos patrones de espiritualidad marcados por el legalismo no tienen valor para combatir los antojos de la carne. Eso ciertamente es verdad. El ascetismo no puede restringir la carne. Por eso es por lo que tantos cristianos legalistas se caen en obscena inmoralidad.

Más probable, sin embargo, es que la frase signifique que falsos patrones de espiritualidad sirven sólo para satisfacer la carne. El ascetismo, que crea un patrón para sí aún, exalta la carne y hace la persona enorgullecerse de sus sacrificios, visiones y realizaciones espirituales. Tal ascetismo aleja de Cristo y esclaviza su víctima al orgullo carnal.

Cristo + Nada!

Debemos agarrarnos a la suficiencia de Cristo — nunca añadiendo a ella, ni retirando de ella. Todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento están ocultos en él (Colosenses 2.3). Toda la plenitud de la Divinidad habita corporalmente en él (2.9). Hemos sido perfeccionados en él (2.10). Y nada jamás nos puede separar de él (Romanos 8.35-39). De que más necesitamos? Hace algunos años, fui invitado para presentar el evangelio a un grupo de actores y actrices en un hotel en Hollywood. Aquel era un ambiente extraño para mí, pero estaba grato por la oportunidad de presentar Cristo para ellos. Hablé por más o cuarenta y cinco minutos menos, y después desafié las personas a que confíen en Cristo para la salvación.

Inmediatamente después de, un joven vino a mí y me apretó la mano. Él era un bello y joven actor de la india, que hube venido Hollywood en búsqueda del estrellato. Él me dijo: "Su discurso fue fascinante y constreñidor. Yo quiero que Jesucristo este en mi vida". Me quedé entusiasmado y sugerí que fuéramos la una sala al lado, donde tendríamos privacidad para conversar y orar.Caminamos hacia allá y nos sentamos. Después él dijo: "Yo soy un islamita. He sido islamita por toda mi vida. Ahora yo quiero tener Cristo". Yo estaba un poco perplejo, pues nunca habia llevado un islamita Cristo y no esperaba que uno de ellos fuera responder tan fácilmente al evangelio. Yo expliqué en más detalles lo que significaba abrir el corazón para Cristo, entonces sugerí que oráramos juntos.

Cuando nos arrodillamos, él invitó Jesus para entrar en su vida. Después yo oré por él y nos levantamos. Yo estaba feliz; él estaba sonriendo y apretó mi mano con firmeza. Pero, entonces, él hizo una declaración trágica y reveladora: "No es maravilloso? Ahora yo tengo dos religiones: cristianismo e

9

islamismo". Entristecido a causa del obvio engaño de él acerca del evangelio, yo cuidadosamente expliqué porque el cristianismo no funciona así. Jesus no es alguien que simplemente podemos añadir a cualquier otra religión la cual ya seguimos. Se debe dar la espalda al error y abrazar Cristo como único Señor (1 Tesalonicenses 1.9). Jesus aún dijo: "Nadie puede servir a dos señores" (Mateo 6.24). Usted desiste de todos los otros maestros para ganar Cristo, que es la perla de gran valor (13.44-46). Él recibe su vida íntegramente y usted Lo recibe llenamente (16.24-26).

Pero, como el joven rico que rechazó Cristo para encariñarse a las sus riquezas (Lucas 18.18-23), aquel joven actor no estaba dispuesto a intercambiar su falsa religión por el Único que podría salvarle el alma. Él se fue sin Cristo. ¿Usted está descansando y confiando en la suficiencia de Cristo? Cristo es todo para usted? Si es asi, agradézcale por su plenitud. Si no, tal vez usted esté confiando en el fallo, engañosa y inepta sabiduría humana; en rituales religiosos sin significación; o en algún tipo de experiencia mística creada en su propia mente y sin relación con la realidad. Tal vez usted haya pensado que su propia auto-renuncia o el sufrimiento que usted impuso a sí aún de algún modo irá a ganar el favor de Dios. Si ese es el caso, ponga todo eso de lado y con simple fe, como de un niño, abrace Cristo resucitado como su Señor y Salvador. Él le dará completa salvación, completo perdón y completa victoria. Todo que usted necesita en la dimensión espiritual, en el presente y en la eternidad, se encuentra en él. Arrepiéntase de su pecado y someta a Él su vida!

10