Está en la página 1de 1

LOS Y LAS JÓVENES TENEMOS HISTORIA

En la tercera sesión del Ando ParticipAndo, la charla estuvo a cargo del reconocido
consultor de políticas públicas en el país Libardo Sarmiento Anzola, quien hizo un
recorrido sobre la historia de la participación juvenil en Colombia.

“Fue un despertar político participativo juvenil” afirmó un joven evaluando la sesión en


la que los invitados fueron Leyla Osorio, asesora de juventud de la Gobernación de
Cundinamarca y Libardo Sarmiento, un hombre que lleva trabajando el tema de
juventud durante más de doce años y que ha sido consultor internacional en políticas
públicas y diversos trabajos sociales. Leyla
les comentó a los jóvenes lo que desde la
Gobernación se está haciendo en pro de los
jóvenes y sobre la existencia de la Política
Pública de Juventud de Cundinamarca, así
como de la necesidad de que los y las
jóvenes participen para materializarla en
hechos concretos y en la realización del Plan
Decenal de Juventud.

Libardo por su parte hizo un recorrido


histórico de la participación y las
consecuencias de no participar o sólo hacerlo
de forma decorativa; habló de las grandes
movilizaciones estudiantiles que han hecho presión para hacer respetar sus derechos,
de la Constitución de 1991 y cómo esta reconoce a los jóvenes y abre el espectro de
participación, de la noción de joven que se tiene actualmente y del gran
desconocimiento que existe de los derechos, factor que impide la participación.

Libardo llamó la atención sobre los protagonistas de la historia de las grandes


revoluciones, la materia prima de la guerrilla, el paramilitarismo y el ejército: los y las
jóvenes. Resaltó el desconocimiento profundo que los jóvenes tienen de su historia
desde las aulas de clase y en la deficiencia de los métodos utilizados para enseñar.
Habló también de la participación política actual de los y las jóvenes, quienes pese a
sentir asco por la corrupción política actual, se organizan en asociaciones, colectivos,
fundaciones, etc, que luchan en pro del desarrollo artístico, ambiental y comunitario, lo
cual es otra forma de hacer política.

Los invitados estuvieron departiendo con las y los jóvenes funzanos durante tres horas
en las que pudieron preguntar y opinar. Lo que quedó claro en esta sesión fue la
importancia de reconocer los derechos, de participar y de incidir en las decisiones que
nos afectan para pensar en un nuevo desarrollo. “Estos espacios fortalecen los
movimientos juveniles que finalmente presionan a la institucionalidad a cumplir con sus
responsabilidades” (Joven participante). Ver fotos