VIRGEN MARÍA, MADRE DE DIOS La Virgen María, Madre de Dios He aquí una amplia recopilación de temas marianos.

Constituyen una síntesis magnífica de Juan Pablo II, Benedicto XVI, San Francisco de Asís y otros teólogos actuales de la Iglesia. Son un excelente material para charlas, meditaciones, foros... Con cariño mariano, Felipe Santos, SDB Pamplona- Septiembre-2008 «Salve, Señora, santa Reina, santa Madre de Dios, María, que eres Virgen hecha Iglesia y elegida por el santísimo Padre del cielo, a la cual consagró Él con su santísimo amado Hijo y el Espíritu Santo Paráclito, en la cual estuvo y está toda la plenitud de la gracia y todo bien» (San Francisco, Saludo a la

B.V. María).
«Santa Virgen María, no ha nacido en el mundo ninguna semejante a ti entre las mujeres, hija y esclava del altísimo y sumo Rey, el Padre celestial, Madre de nuestro santísimo Señor Jesucristo, esposa del Espíritu Santo: ruega por nosotros... ante

tu santísimo amado Hijo, Señor y maestro» (San Francisco, Antífona del Oficio de la Pasión). «Francisco rodeaba de amor indecible a la Madre de Jesús, por haber hecho hermano nuestro al Señor de la majestad. Le tributaba peculiares alabanzas, le multiplicaba oraciones, le ofrecía afectos, tantos y tales como no puede expresar lengua humana» (2 Cel 198). «Francisco amaba con indecible afecto a la Madre del Señor Jesús, por ser ella la que ha convertido en hermano nuestro al Señor de la majestad y por haber nosotros alcanzado misericordia mediante ella. Después de Cristo, depositaba principalmente en la misma su confianza; por eso la constituyó abogada suya y de todos sus hermanos» (LM 9,3). «El misterio de la maternidad divina eleva a María sobre todas las demás criaturas y la coloca en una relación vital única con la santísima Trinidad. María lo recibió todo de Dios. Francisco lo comprende muy claramente. Jamás brota de sus labios una alabanza de María que no sea al mismo tiempo alabanza de

Dios, uno y trino, que la escogió con preferencia a toda otra criatura y la colmó de gracia». «Puesto que la encarnación del Hijo de Dios constituía el fundamento de toda la vida espiritual de Francisco, y a lo largo de su vida se esforzó con toda diligencia en seguir en todo las huellas del Verbo encarnado, debía mostrar un amor agradecido a la mujer que no sólo nos trajo a Dios en forma humana, sino que hizo "hermano nuestro al Señor de la majestad"» (K. Esser). «El intenso amor a Cristo-Hombre, tal como lo practicó San Francisco y como lo dejó en herencia a su Orden, no podía dejar de alcanzar a María Santísima. Las razones del corazón católico y de la caballerosidad de San Francisco lo llevaban al amor encendido de la Madre de Dios... San Francisco cultivó con esmero y con toda su intensidad el servicio a la Virgen Santísima dentro de los moldes caballerescos y condicionado a su concepto y a su práctica de la pobreza. Nada más conmovedor y delicado en la vida de este santo que la fuerte y al

mismo tiempo dulce y suave devoción a la Madre de Dios» (C. Koser).

María y la vida espiritual franciscana por León Amorós, o.f.m. .

Nuestro Seráfico Padre es uno de esos hombres insignes

previstos y predestinados en la mente divina para las grand

gestas de la gloria de Dios, y Asís el lugar preordenado por muchedumbre de almas.

Señor para irradiar su acción bienhechora sobre inmensa

En fuerza de la asociación inseparable que existe entre Jesuc

y su Santísima Madre por virtud del misterio de la Encarnac

toda acción divina, allí donde obre, ha de ir siempre acompañ

de la cooperación de la Santísima Virgen, que será más o me

manifiesta a nuestros humanos ojos, pero realísima y hondam economía de la gracia.

radicada en este principio teológico, rector de la presente

La pasmosa vida sobrenatural de Francisco, tan rica en divi

experiencias como favorecida en dones celestiales, que le ha

de constituir el gran cantor de las divinas alabanzas en e

acordado concierto de la creación y aptísimo al par que docilí

instrumento, manejado por manos divinas, para irradiar poder

corrientes de vida sobrenatural, debió tener, y tuvo, según

principio enunciado, una vida mariana abundante y opulen

radicada en lo más íntimo de su espíritu, con sabrosísima

experiencias de la presencia de la Virgen Santísima en su alm

el nacimiento de su obra, de prolongado y profundo apostola

había de tener también como cuna la ciudad de Asís y cabe

santuario de la Santísima Virgen de los Angeles, madre y ma

de aquella pequeña grey, origen y principio de la Orden Será

La Orden Franciscana es, en los planes de Dios, una pieza excepcional importancia en la contextura de la historia de Iglesia. Los hechos así lo han demostrado y siguen

demostrándolo. Forzoso era, que, siguiendo la ley natural, tam proceso y actividad de esta grande obra.

estuviera presente la Virgen Santísima en el origen y ulteri

N. S. Padre, en quien, según venimos diciendo, los divino

carismas con tanta prodigalidad habían de darse cita, debió t

una vida mariana intensa, porque también fue muy subida su

divina interior, y porque era el fundador de una grande obra mariana del Santo Padre que han llegado a nosotros no son orden a esta espiritualidad.

irradiación de los dones divinos. Aunque los testimonios de la

abundantes, son, sin embargo, muy significativos y elocuente

Dice San Buenaventura: «Nunca he leído de santo alguno qu

haya profesado especial devoción a la gloriosa Virgen» (1). Y

San Francisco, el Santo Doctor no solamente leyó su vida, s Padre, cuyas fuentes de información fueron los propios interioridades del espíritu del Pobrecillo, para descubrir allí

que fue escritor de sus gestas. Como biógrafo, pues, del Ser

compañeros del Santo Padre, pudo sondear muy bien las

principios rectores de toda su esplendorosa vida espiritua

Naturalmente, éstos no podían ser más que Jesús y María

Es principio teológico inconcuso, como luego veremos, que

acción de la Santísima Virgen en el proceso de toda vida cris

a partir del santo Bautismo, y aun antes de él por la vocación

fe, es realísima y honda, como colaboradora que es del mis

principio fontal de donde dimanan todos los dones divinos, qu o menos consciente en el sujeto que la recibe y,

Jesucristo. Esta actuación, real en todas las almas, puede ser

consiguientemente, con manifestaciones más o menos explíc

en el desarrollo normal de la vida espiritual del cristiano.

Nuestro Santo Padre, predestinado por el Señor para funda

Orden que, con el transcurso del tiempo había de vivir, sent

defender la gran prerrogativa de la Virgen Santísima, su

Concepción Inmaculada, forzoso era que la vida mariana fue

él intensa y plenamente consciente.

Cimabue: La Virgen en majestad (Basílica de Asís)

Nos dice su biógrafo San Buenaventura en la Leyenda Mayor

amor para con la bienaventurada Madre de Cristo, la Purísi

Virgen María, era realmente indecible, pues nacía en su coraz

considerar que Ella había convertido en hermano nuestro al m

Rey y Señor de la gloria, y que por Ella habíamos merecido

divina misericordia» (LM 9,3). Magnífico testimonio de conte

profundamente teológico de la vida mariana del Seráfico Pad

asociación de la Santísima Virgen al misterio de la Encarnac

Redención, y su cooperación como causa meritoria de la mis

Este «amor realmente indecible» del Santo Padre, de que n

habla San Buenaventura, tiene su magnífica y esplendoros

manifestación en el bellísimo Saludo que el Pobrecillo dirige (SalVM).

celestial Reina, el cual se halla en sus opúsculos o escrito

Si bien la vida cristiana es sustancialmente una, tanto en lo

individuos como en las instituciones, sin embargo su fecund

divina es tal que, sin menoscabo de esta unidad, produce u

variadísima floración de celestiales matices por los cuales no

difícil reconocer en ellos los rasgos peculiares de la fisonom

moral de Jesucristo y, consiguientemente también, de su Ma se nutre de esta vida.

que da personalidad sobrenatural al individuo o la institución

El rasgo divino que San Francisco reproduce de la fisonomía Jesús y de su Madre, es la virtud de la pobreza evangélica,

lleva en sí contenidas, como las premisas contienen las espiritual, el desapego a todo lo terreno.

consecuencias, la humildad, la sencillez evangélica, la infan

Es el propio San Buenaventura quien nos presenta este ma

divino de la vida del Seráfico Padre: «Frecuentemente -dice

ponía a meditar, sin poder contener las lágrimas, en la pobrez

Cristo y de su Madre Santísima, y después de haberla estud

en ellos, aseguraba ser la pobreza la reina de todas las virtu Rey de los reyes y por su Madre la Reina de los Cielos» (LM

pues tanto había resplandecido y tanto había sido amada po

Lo mismo dicen otras fuentes biográficas: 2 Cel 83, 85, 200;

15; LP 51. Y el propio San Francisco, en la Carta dirigida a to

los fieles, dice: «Este Verbo del Padre..., siendo Él sobreman

rico, quiso, junto con la bienaventurada Virgen, su Madre, esc

en el mundo la pobreza» (2CtaF 4-5; [Jamás habla Francisc

señala el P. Iriarte- de la pobreza de Jesús sin que asocie a e

recuerdo de la pobreza de la Virgen, su Madre: 1 R 9,5; UltVo

Estos caracteres de la vida divina de Francisco no podían me

que pasar a su obra. Así que la Orden por él fundada había su cuna al calor de la Santísima Virgen.

estar asentada sobre la virtud de la pobreza evangélica, y me

Quiso la divina Providencia que fuera esta pobrísima cuna iglesita dedicada a Santa María de los Angeles.

Que el Seráfico Padre tuviera perfecto conocimiento de la ac poderosa y decisiva de la Santísima Virgen en los principios

Orden Franciscana, lo atestigua San Buenaventura: «Francis

dice-, pastor amantísimo de aquella pequeña grey, siguiendo

impulsos de la divina gracia, condujo a sus doce hermanos

Santa María de la Porciúncula; siendo su fin al obrar de es

modo, el que así como en aquel lugar y por los méritos de

bienaventurada Virgen María había tenido principio la Orden d

Frailes Menores, así también allí mismo recibiese, con los au

de la bendita Madre de Dios, sus primeros progresos y aume 1 Cel 21-23 y 106; 2 Cel 18-19; EP 83. Profundamente radicadas ya en la devoción dulcísima de Santísima Virgen la vida sobrenatural de Francisco y la de

en la virtud» (LM 4,5). Lo mismo refieren otras fuentes biográ

doce primeros discípulos suyos, fundamentos sobre los que h

de sentarse la gran obra que él fundara, la Orden Seráfica log

ya desde su origen la plena conciencia del espíritu vital mari

que habría de ser su principio rector con el transcurso del tiem

Quedaba, pues, plenamente vinculada la Orden Franciscana

acción vivificadora de la Santísima Virgen. Como consecuen

lógica de este estado de cosas, y como coronamiento de e

sino también de to los fieles.obra. consagrando la Orden a la Santísima Virgen Ma Que el Santo Padre cerrara su obra con este broche de oro n dice el Seráfico Doctor con estas lacónicas palabras: «En Ma después de Cristo. cuya salud espiritual tanto conmovía el celo por l almas del Seráfico Padre.3) Y si queremos ahondar más en el conocimiento de la influen poderosa de la oración de Francisco en el Corazón materna María. y a ho Pedro y San Pablo hasta el día de la Asunción» (LM 9. no sólo en favor de sus religiosos. recordemos la tierna y conmoved escena del origen de la Indulgencia de la Porciúncula. hablando en térm modernos. han santificado y siguen santificando a tantas alma . dimanando de Jesús y pasando todos ellos potentísimo centro de irradiación de toda suerte de dones María. tenía Francisco puesta toda su confianza suyo ayunaba devotamente desde la fiesta de los Apóstoles lo cual la constituyó abogada suya y de sus religiosos. en cu capilla se instituye el primer Jubileo Mariano en la historia d Iglesia. o sea. por el cual queda convertida esta bendita capilla e celestiales que. procedía ahora una declaración del Santo Fundado poniendo la Orden bajo el amparo y plena tutela de María Santísima. dedicándola a su gloria.

porq antecesores. el príncipe de los místicos. el espíritu vital mariano. había de actuar dando nuevo impulso y ener Fundador. con el transcurso del tiempo habían de ser el aliento que hab Que el Santo Doctor haya dado a sus escritos una influencia e y decisiva de la acción de la Virgen Santísima en el proces . la orientación espiritual que la Orden recibiera de su Sant Ciñéndonos a lo que nos atañe. debía actuar como sa vivificadora en los escritos espirituales de San Buenaventura nutrir la vida divina de nuestros Santos. en su constitución jurídica y en su orientac doctrinal. infun por el Seráfico Patriarca en la Orden. indecisa y vacilante después de la muerte de Seráfico Padre. Título ciertamente bien merecido. Fue la mano certera del Doctor Seráfico la que su Franciscana. com llama León XIII. plasmar y dar estabilidad a esta persona moral que es la Or Pero también el Santo Doctor.Espiritualidad mariana de San Buenaventura Suele decirse de San Buenaventura que es el segundo fund fue quien dio cuerpo y figura a la herencia que recibiera de de la Orden Seráfica.

y precisame raíz de este pasaje es cuando advierte San Buenaventura qu santo alguno que no haya profesado especial devoción a conoce santidad alguna sin la Virgen: «Nunca he leído -dice . alcanzándoles de su Hijo la santidad». E se originan principalmente de Dios. siguie esa misteriosa cadena cuyo último eslabón es la Virgen beatí por cuyas manos necesariamente ha de pasar todo bien cele en las almas.desarrollo de la vida divina en las almas. que rige en la actual economía de la gracia. Dice el Santo Doctor: «La bienaventurada Virge llamada fuente por la manera como se originan los bienes. Estab primeramente el Santo Doctor la ley general. que aquélla necesita co condición indispensable de su desarrollo estar hondamen radicada en la Virgen benditísima. profundamen teológica. y. fuente.santifica a los que echan raíces en ella por el amo devoción. a cualquier otra persona a quien se com Para San Buenaventura es tal la conexión interna entre la v sobrenatural y la Santísima Virgen. el orde que ésta se difunde a partir del principio fontal de ella. luego por Cristo. es cosa clara. por cuya razón es llam algún bien» (2). «La Virgen Madre -dice el S Doctor. por último. derivánd después a la bienaventurada Virgen.

Según el principio gen de la cooperación directa e inmediata de la Virgen Santísima esta obra de la santificación de las almas. Precisa. iluminativa y unitiva o perfecta. rad Es clásica la división de la vida espiritual en las tres etapas d purgativa. incurriendo en la hipocr estrella. Santísima es el camino que a Él nos conduce y por eso sue Esta función de conductora de las almas a Jesús. se desvía de la dirección de la Virgen. caminar hacia Jesús. es igualmente forzo ineludible que la Santísima Virgen tenga colaboración juntam . pues. Para llegar a la m posible en este mundo. cuyo oficio es conducir a Cristo» (4). a Jesús por María.gloriosa Virgen» (3). a Él debe tender todo anhelo y esfuerzo de santifica en las almas... dond acción potente de la gracia paulatinamente va sobrenaturaliz el alma en sus más hondas aficiones. de la perfección cristiana. La Virge decirse: Ad Jesum per Mariam. por la cu quedan éstas indisolublemente vinculadas a la Santísima Vir no escapa a San Buenaventura: «. es forzoso el alma pase por estas tres penosas y dolorosas fases. de Herodes -dice-. Siendo Jesucristo acabado ejemplar y dechado perfecto de t santidad.

insiste s el mismo punto: «Porque eres estrella del mar. aún con mayor firmeza. ruega por nosotros para que seamos purificad porque eres Señora. ruega por nosotros... Necesitamos e tres cosas para que la palabra divina sea eficaz en nosotros que ella se dirige a iluminar nuestro entendimiento. que llega a constituir como un principio rector de s tratados espirituales. como teólogo insigne. a purific conseguir esto sin la intervención de la Virgen» (6). en efecto -dice-. ruega por nos para que seamos iluminados. «Ella. maestro indiscutible en los caminos de la espiritual. para que seamos perfeccionados. Y en otra parte. Y no podem . Con harta frecuencia encontramos esta idea en su escritos. No escapa a perspicacia. Es la estrella del mar que purific ilumina y perfecciona a los que navegan por el mar de est mundo» (5). exen podredumbre. desprovistos de perfección.con Jesús en estos procesos de la vida divina en las alma San Buenaventura. porque eres mar amargo. describe admirablemente la naturaleza y modos estos tres estados de que acabamos de hablar. es purificador iluminadora y perfectiva. esta acción directa e inme de la Santísima Virgen en estos tres estados de la vida de espíritu. nuestro afecto y perfeccionar nuestras obras.

en lo que va diciendo. Pero cada Sacramento lleva consig raíz de toda vida cristiana.Según el principio teológico que venimos enunciando. bajo las especies sacramental que nació de su virginal seno y fue donado a nosotros» (7 Pasa por su pluma la acción de la Virgen en su cooperación . la Vir Santísima coopera de una manera directa e inmediata a l aplicación de la gracia a las almas. Y por eso. así como por medio de Ella se Eucaristía. fuen Es lógico que el Santo Doctor lleve las premisas. así también se ha de ofrecer por manos y recibir de sus manos. la gracia sacramental. canales auténticos por donde fluye la gra fruto legítimo de los méritos ganados en el Calvario por el gr redentor. Jesús y María. la vis sacramenti.no se comunica la virtud dio este santísimo Cuerpo. hasta las últimas consecuencias al fijar su atención acción de la Santísima Virgen en este proceso profundamente de la actuación de los sacramentos en las almas. propia gracia. «Sin su patrocinio -dice. Sírvanos c ejemplo este bellísimo pasaje donde presenta a la Virgen en actuación en la gracia sacramental o virtud del sacramento d este Sacramento. o sea a la redención subje Pero ésta tiene su modo ordinario y normal de obrar por med los Sacramentos.

como por un camino de tres días.las almas en cada una de las virtudes. en la cual la bienaventurada Virgen s .se significa la consuma final de los méritos. «Los tres votos -dice. los tres votos. Ella va de y prepara el camino hasta introducir en la tierra de promisió (8). div humana. Como maestro de espiritualidad franciscana. humildísima y castísima. a cuyo trance no debe an ajena su actuación. tiene su consistencia gracias a la ay la Religión. Más aún. a saber: de de María.conducen al hombre al desier continencia. que fue pobrísima.2). la caridad en su doble orientación. lo que constituye la esencia del estado religioso. pobreza y obediencia. centra su atención en la acción d Virgen Santísima en las grandes virtudes franciscanas: la pob la sencillez evangélica. Por la llegada al sepulcro -dice. todavía nos queda por decir lo la Santísima Virgen obra en el momento de coronar la vid cristiana con el logro de la gloria. gracias a la ayuda de la V María. «Llegaron al sepulcro salido ya el sol (M 16. con el auxilio de la Virgen se hace fácil lo que antes parecía d Y como remate de toda esta síntesis del pensamiento de S Buenaventura acerca de la acción de la Virgen Santísima e vida sobrenatural de las almas.

las modalidade contenido doctrinal que caracteriza a esta Orden.manifiesta perfectamente ayudando a los Santos para que en en la gloria» (9). cristalizando en argumentos teológico través de los grandes maestros de nuestra Seráfica Orden constituyendo ese fondo doctrinal que se conoce en la Histor la Filosofía con el nombre de la Escuela Franciscana. en no pequeñas dosis. Seg vamos viendo. sigue un dirección homogénea. y continuada y defendida por todos sus suceso hasta culminar en la esplendorosa definición dogmática de Pí Y así como la santidad de los alumnos que pertenecen a u Orden religiosa toma. La vida espiritual mariana en nuestros santos En el orden intelectual hay en la Orden Franciscana una orientación doctrinal filosófico-teológica que. nuestra ser . en este cuerpo de doctrina ocupa un luga eminente la mariología franciscana. adquiere cuerpo doctrinal en San Buenaventu queda finalmente como personificada por sus inmediatos antecesores. partiendo de l experiencias místicas de la gran virtud de la caridad y amor d del Seráfico Padre en sus celestiales transportes. que toma su origen en Seráfico Padre.

no hay santo alguno cuy espíritu no esté orientado a la Santísima Virgen. Inmaculada. francamente mariana. Por sólo algunos ejemplos. expira Santa Coleta de Corbeya. Si. en su misterio de la Concep . A ella confía su Reforma de religiosas y religiosos. lógicamente debía llegar a resultado. ya que los escritos de nuestros maestros eran e alimento espiritual de que se nutrían nuestros religiosos. cuya familiaridad con la Virgen e pasmosa. debía de esta impronta en la vida espiritual de nuestros Santos. baste indicar a San Juan José de la C cuya vida interior está toda ella radicada en la entrega a l Santísima Virgen. le asegura el feliz logro de su Reforma. y para todos los asuntos que se le confían en su regazo. al decir de San Buenaventura. intercesión especial de la Virgen. en una Ord debe manifestar siempre estos caracteres inconfundibles de eminentemente mariana como la nuestra. Toda nuestra numerosa y variad hagiografía rezuma de esta suavísima devoción a María.Religión eminentemente mariana desde su origen. el espíritu de sus S mariana en su santidad. Su orientación. Ella su consejera en quien deposita toda su confianza.

cuyas maravill La piadosa devoción de la Esclavitud Mariana. la pode definir como fruto legítimo de una profunda y consciente acc manifestaciones de vida mariana forman la contextura sobrenatural de esta dichosa alma. en cuyo espíritu caló tan hondo la v milagros obrados por él no eran ni más ni menos que el fruto oración y filial confianza en la Santísima Virgen. Juan Righi de Fabriano. María de los Angeles Sor cuya vida admirable y rica en experiencias místicas. cuyo nacimiento es preanunciado la Santísima Virgen. que pasaba largas horas en profu fundiéndose los dos corazones de Madre e hijo. meditación a los pies de la Virgen.Santa Catalina de Bolonia. son muchas las manifestaciones de B. mariana de esta alma. tiene su origen en nuestra Or como brote natural de esa pujanza de vida mariana que siem . propagada po Luis María Griñón de Montfort. mariana. Como reflejo de la intensidad de la vid admirable trato con la Virgen Santísima. que de él se ha podido escribir: los numerosos y son Y modernamente tenemos a la M. recíproca de esta alma y la Virgen Santísima. entendiéndose a maravil San Salvador de Horta.

se constituyó en cofradía en 1595.. 1575. y cuántos han vivido como Esclavos antes de estas fe en la Orden Franciscana!. inspirado todo él en la mariol de San Buenaventura. si bien antes de este tiemp esclavista de espiritualidad mariana. Este escrito. existía. F. Cetina todas se conocía este nombre. Melchor de Ce O. a quien llama el P. Nacida en el convento Santa Ursula de los Concepcionistas de Alcalá de Henares. y aparición de la interesante obra Exhortac la devoción de la Virgen Madre de Dios. Cetina «gran devo Capellán de la Virgen Madre de Dios». porque. con la exposición de la idea esclavista. por e Pedro de Mendoza. Comisario General de los Franciscanos España. de cuyos escritos extrae el P. es notable principalm de la Esclavitud Mariana. con la aprobación d Constituciones. tanto en la vida de la evolución de todos los procesos de su espíritu. sobre todo S . del P. sin embargo.ha animado al gran árbol franciscano. como en Buenaventura. todo un siste innumerables religiosos y religiosas que la vivían intensamen escritos mariológicos de nuestros tratadistas. M. por la exposición que hace de todo cuanto se refiere a la teol ¡Cuántos Esclavos de la Virgen Santísima ha habido desde e fechas. en 1608. en 1618.

Quiso Señor que esta asociación fuera tan honda y estrecha.ideas fundamentales de su teología esclavista mariana. La espiritualidad mariana en la dirección de las almas Antes de indicar las normas de la dirección espiritual de las a en función de la espiritualidad mariana. el grupo restaurador de la gloria de Dios por la reden Ciñéndonos ahora a este segundo momento de la obra de D que es la vestidura de la gracia. con el precio y méritos de que es la Redención. después de las almas. el Hijo y la Madre integran en la obra de la creac grupo glorificador de Dios en nombre de la misma y. Jesucristo nos recupera este atuendo d . pecado. que Madre siguiera en todo. es conveniente qu digamos algo de los fundamentos donde estriba la acción d Santísima Virgen como formadora de la santidad de las alm Cosa conocida es que el fundamento y raíz de donde diman todos los privilegios de la Santísima Virgen es su asociación misterio de la Encarnación por su maternidad divina. juntamente con el Hijo. las gestas de gran Misterio con todas las consecuencias que de él se deriv Según esto.

juntamente con los de su Hijo. sino de libre voluntad Señor que así le plugo. Es. efectiva e inmediata. que la Santísima Virge redentora con Él.sangre derramada en el sacrificio de la cruz. Si Jesucristo es Rede puede decirse con plenitud de justicia. pues. que en ple Ciertamente. La Redención tiene una segunda parte: la aplicación de los fr de la misma a las almas. no solamente con su cooperación mediata e indirecta lo que Ella aportó a este gran misterio con su consentimiento Maternidad y a la Redención. Asociada estuv este momento de la adquisición de las gracias su Santísim Madre. directa. se llama objetiva en atención al logro del objeto que en . y secundaria y subordinada a la de su pero real. que hemos consider ahora. Si la primera. esta aportación de la Virgen no era necesaria igualmente principal con la de su Hijo. se ofrecía a Dios por nuestro rescate. pesaban real y de justicia. sino también de una maner que. Es ésta legítima consecuencia de todo cua venimos diciendo. muy acertado y verdadero el títu Corredentora con que la Teología Católica saluda a la bienaventurada Virgen María. inmediata y directa con su propia compasión y méritos prop verdaderamente en la balanza divina como precio.

por voluntad libérrima Señor. siguen obran Jesús y María con la misma unión. cuya acción conjunta en este orden de extenderse en el tiempo. como mediadora universal. canales auténticos de frutos de la redención.se persigue. Sin la segunda. íntima y apretada. son Ellos los que los han de distribuir y a ahora en las almas. Según los princi que hemos enunciado. obra una manera directa e indirecta en la aplicación de cada una d gracias a cada una de las almas en todas las fases del proc espiritual en que puedan encontrarse éstas. no tienen otro camino para llegar y obrar en las almas por la Virgen Santísima en su colaboración subordinada a Je ya sea por medio de los Sacramentos. en el espacio y a todas las almas y c mismo orden de subordinación de que hemos hablado ante La Santísima Virgen. ya sea por los otros innumerables mo . Como propietarios y dueños que son de las gracias adquirieron con sus penalidades y méritos mancomunados e Redención objetiva. esta segunda se llama subjetiva en consideraci los sujetos o individuos a quienes se aplican los frutos de provecho. primera. pues. estas gracias. la primera no nos sería de ningú En este segundo momento de la Redención. que e primera.

la acción de la Santísima Virgen en nue almas es siempre honda. cuanto más intensa y conscientemente centremos nuestra atención en esta actuación santificadora d sentida y vivida. más y mejor dispondremos nuestro espíritu que esta presencia misteriosa de la Virgen en nuestra alma más eficaz y rápida en sus efectos de santificación. hechos conocidos y catalog . desde el prim momento de la vocación a la fe hasta el término de ella por entrada en la gloria. en todas las formas y etapas en que se le consider es más que el fruto de la operación de las gracias por Jesú también por la misma gracia divina. Santísima Virgen en nuestro ser sobrenatural con una devoc Conocemos en las vidas de los santos. Que nosotros tengamos conciencia de e que no la tengamos. ésta es por voluntad del Señor un factor María con la cooperación libre de la voluntad humana. No olvidemos. Limitándonos ahora a lo que venimos tratando en orden a Santísima Virgen.extrasacramentales con que la gracia se difunde en las alma santidad. p según esto. espole primer plano en la santificación de las almas. que. en qué manera y frecuencia les ha dado el Señor a conocer y saborear los div efectos de su presencia en ellos. directa e inmediata.

Nuestra relaciones con el Señor están bien grabadas en nuestro s consciente.por la teología mística. Es de advertir que estas a siempre distinguen la diferencia de matiz de naturaleza y profundidad de acción de Jesús y María en lo más hondo de de ambos en nosotros. Basta leer. ciertos pasajes de Mar (Consummata). Encontramos en almas que serían capaces de desconcertar a más de un teó los Angeles Sorazu. experimentar y saborear la a encuadrada en la vida sobrenatural de las almas. La presencia íntima y admirable de la Santísima Virgen en almas tiene también sus maravillosas y sabrosísimas experien hechos todavía no suficientemente estudiados y catalogados no estar explorada esta parte de la teología mariana con e hagiografía cristiana relaciones de la presencia mariana en cuidado y detención que sería de desear. o bien de María Antonieta Geuser poco avisado. es cosa que va necesariamente ser sobrenatural. La floración de cristianas virtudes que brotan d acción de estos dos principios en nosotros está condicionad nuestra aprehensión espiritual de los mismos. ciertamente y . por ejemplo. por no citar otras. Nuestras relaciones con la Santísima Virgen de estarlo más. Pero conocer.

Tratará de formar en el alma un convencimiento tal de esta transfusión de vida mariana a maravillosa acción continua e inmediata de la Virgen en nue nuestra. en lo referente a la función d Santísima Virgen en la obra de nuestra santificación. como única norma y dirección espiritual de vid mariana para las almas. una devoción suavísima. yo daría ésta: el director espiritual d instruir a las almas que él dirige. que pueda en todas la . bien instruida y vivida en nosotros. Deb despertar en ellas un estado de consciencia habitual de es proceso sobrenatural. debe el alma corresponder con un acendrado a tan buena Madre le dispensa.primer término por fe. que se manifestará pro hasta las etapas más subidas de la perfección. vicisitudes de su existencia cobijarse siempre al amparo filial operativo y eficaz como tributo obligado al singular afecto plenamente consciente y operante. pues. en la abundante copia de virtudes cristianas que la conduc Por su parte. fundamentalísima para el normal desarrollo d vida cristiana la devoción consciente y bien definida de la Vir Santísima. que la ponga en tensión continua hacia tan buena M No cabe duda que esto creará en el alma un estado habitua docilidad a las mociones de la gracia. Siendo.

947. 657-659. Tomo IV. II. Virginis».». 5) «De Purificatione B. p. 1946. IV. «In Epiphania Domini». «De Purificatione B. 881. Tomo II. Virgi Madrid. 6) «De Purificatione B. Virginis». BAC. M. conductora obligada de nuestras almas Jesús. 927. BAC. 663.protección de Ella. BAC. M. BAC. 8) «De Nativitate B. M. IV. IV. 1) Obras de San Buenaventura. Biblioteca de Autores Cristianos. BAC. 4) Obras de San Buenaventura. 639. V. BAC. 3) «De Purificatione B. M. 6 2) «De Assumptione B. S. Virginis». M. p. IV. Mad BAC. 9) «De Nativitate B. IV. BAC. S. 7) «De Sanctissimo Corpore Christi». V. M. Benedicto XVI ENSEÑANZAS SOBRE LA VIRGEN MARÍA (I) . M. 1947.». 517. IV. 405. Virginis».

Ecclesia de Eucharistia. 31-V-2005) Queridos amigos.. En el Año especial de la Eucaristía. habéis subido hasta la Gruta de Lourde Virgen a elevar el corazón al cielo. nos . María nos ayuda sobre todo a descubrir c vez más el gran sacramento de la Eucaristía. La Virgen nos acompaña día en nuestra oración. en su última encíclica. rezando el santo rosario. LA VISITACIÓN. como respondiendo a la invitación d estamos viviendo. El amado Papa Pablo II. PRIMERA «PROCESIÓN EUCARÍSTICA (En los jardines vaticanos.

cuando se ofreció a sí misma para «Mujer eucarística» en profundidad. La presencia de Jes colma del Espíritu Santo. Cuando entra en la casa de Isabel saludo rebosa de gracia: Juan salta de alegría en el seno de madre. pero no tiene mie porque Dios está con ella. 5 desde la Anunciación.la primera «procesión eucarística» de la historia.36). En cierto modo. con la liturgia. Lc 1. María llevando en su seno a Jesús recién concebido. pod decir que su viaje fue -queremos recalcarlo en este Año de Eucaristía. e que el Señor visitó y redimió a su pueblo. había llegado al sexto mes de una gestación donada Dios (cf. cu en su seno. como percibiendo la llegada de Aquel a quien un d . n. M sagrario vivo del Dios encarnado. a la que todos consideraban estéril y qu cambio. hasta la cruz y la resurrecci «mujer eucarística» en el tiempo después de Pentecostés.presentó como «mujer eucarística» en toda su vida (cf. va a casa de anciana prima Isabel. dentro de ella. nos detenemos a meditar e misterio de la Visitación de la Virgen a santa Isabel. recibió en el Sacramento el Cuerpo que había concebido y lle En particular hoy. es el Arca de la alianza. Es una muchacha joven. desde su actitud interi encarnación del Verbo de Dios.

Exultan los hijos. 5 una alabanza de Dios. al final del mes de ma mi bendición.deberá anunciar a Israel. pidamos juntos esta gracia a la Virgen santísima. que acoge sin ce Cristo en la santa Eucaristía y lo lleva al mundo con el testim de la caridad activa. impregnado de la alegría del Espíritu. llena de fe y de esperanza? Sí. En esta noche. Este encuentro. y toda nuestra vida podr transformarse en un Magníficat (cf. Imparto a t [L'Osservatore Romano. encue ¿No es esta también la alegría de la Iglesia. acoge Jesús y llevarlo a los demás es la verdadera alegría del cristi Queridos hermanos y hermanas. exultan las madr su expresión en el cántico del Magníficat. sigamos e imitemos a María alma profundamente eucarística. edición semanal en lengua español 3-V *** LA ASUNCIÓN DE MARÍA (Ángelus del 15-VIII-05) En esta solemnidad de la Asunción de la Virgen contemplam . Ecclesia de Eucharistia.

el cielo es nuestra morad definitiva. aparece como «figura primicia de la Iglesia» (Prefacio). tan arraigada e tradición popular. Lumen gen La fiesta de la Asunción de la Virgen María. todos los cristianos en la peregrinación terrena (cf. tentaciones del egoísmo y del mal que apagan en el corazó . a no dejarnos seducir por las sugestiones fa de todo lo que es efímero y pasajero. con su ejemplo. También en esto la Madre sig más de cerca a su Hijo y nos precedió a todos nosotros. que es la «primicia» de los resucitados ( Co 15. a no ceder ante las alegría de la vida. constituye para todos los creyentes una oca propicia para meditar sobre el sentido verdadero y sobre el v de la existencia humana en la perspectiva de la eternidad Queridos hermanos y hermanas. Como Cristo resucitó de Virgen santísima. nueva Eva. así tambi celestial con toda su persona. fue elevada a la los muertos con su cuerpo glorioso y subió al cielo. nos anima a acep voluntad de Dios.23).20.misterio del tránsito de María de este mundo al Paraíso: podrí decir que celebramos su «pascua». Desde allí María. Jun Jesús. a él asociada plenamente. nuevo Adán. «señal de esperanza cierta» 68). la Virgen.

Ha vencido la vida. la Madre del Hijo de Dios. El amor h vencido. E cielo tenemos una madre. y su fuerza es bondad y am María fue elevada al cielo en cuerp alma: en Dios también hay lugar par cuerpo. En el cielo tenemos una madre. Dios ha vencido. el cielo tiene un corazón. edición semanal en lengua español 19-V *** LA ASUNCIÓN DE MARÍA (Homilía del 15-VIII-05) La fiesta de la Asunción es un día alegría. El c . El cielo ya no es para nosotro esfera muy lejana y desconocida. Y la Madr Dios. es nuestra madre. que Dios tiene la verda fuerza. Se ha pu de manifiesto que el amor es más fu que la muerte. Él mismo lo La hizo madre nuestra cuando dijo al discípulo y a todos noso está abierto.[L'Osservatore Romano. «He aquí a tu madre».

esta poesía que brotó de los labios. de nuestro espacio vital. En este canto maravilloso se r Quisiera destacar sólo dos puntos de este gran canto. del corazón de Mar toda el alma. Podemos decir este canto es un retrato. un verdadero icono de María. si Dios es grande.En el evangelio de hoy hemos escuchado el Magníficat. Esta sido también la gran tentación de la época moderna. que esté pre «competidor» en nuestra vida. o mejor. María desea que Dio en todos nosotros. inspirada por el Espíritu Santo. toda la personalidad de María. también nosotros somos grande oprime nuestra vida. Temían que. Pensaban que de apartar a Dios a fin de tener espacio para ellos mismos. Comie con la palabra Magníficat: mi alma «engrandece» al Señor. de los úl . proclama que el Señor es grande. que sea grande en su vida. si Dios era demasiado grande. en el podemos verla tal cual es. grande en el mundo. quitara algo a su vida. sino que la eleva y la hace grande: precisamente entonces se hace grande con el esplendor de D El hecho de que nuestros primeros padres pensaran lo contr fue el núcleo del pecado original. No tiene miedo de que Dios sea un quitarnos algo de nuestra libertad. de que con su grandeza pue sabe que. decir.

con toda la belleza de la vida. Se marchó a un país lejano. Pero cuando Dios desaparece. Eso es precisamente lo que ha confirmado la experie . nuestra voluntad. para poder hacer lo que nos apetezca sin te que obedecer a nadie. era «libre». el cual n entendió que.tres o cuatro siglos. en vez de ser libre. Al final se convierte en el producto de una evolución ciega. Dios debe desaparece seremos dioses. queremos ser autónomos. comprendió que sólo volviendo a la casa de su padre podría Lo mismo sucede en la época moderna. apartando a Dios y siendo nosotros autónomos siguiendo nuestras ideas. Al final comprendió que. se había he esclavo. Antes se pensaba y creía que. Cada vez más se ha pensado y dicho: « Dios no nos deja libertad. llegaríamos a s realmente libres. y haremos lo que nos plazca». Sin este Dios nos Este era también el pensamiento del hijo pródigo. libre de verdad. donde malgas vida. nos limita el espacio de nuestra vid todos sus mandamientos. precisamente por el hecho de estar en la casa padre. al contrario. independientes. del que se puede us abusar. pierde la dignidad div pierde el esplendor de Dios en su rostro. Por tanto. precisamente por haberse alejado de su padre. el hom no llega a ser más grande.

así también nosotros seremos divin Apliquemos esto a nuestra vida. Eso significa hacer espacio a Dios cada día en nue vida. pues ya no se reconoce la dignida común. Con María debe comenzar a comprender que es así. No debemos alejarnos Dios. dando el domingo a Dios. Si Dios entra en nues tiempo. de lo contrario. sino hacer que Dios esté presente. grande en nuestra vida. todo el tiempo se hace más grande. vida pública. El hombre es grande. es importante que Dios esté presente. sólo si Dios es grande. porque sólo si Dios está presente ten una orientación. No perdemos nues tiempo libre si se lo ofrecemos a Dios. que Dios esté pres en nuestra vida común. un camino común. comenzando desde la mañana con la oración y luego d tiempo a Dios.de nuestra época. en la vida pública y en la vida privada. los contra se hacen inconciliables. más amplio. Es importante que Dios se grande entre nosotros. Engrandezcamos a Dios en la vida pública y en la v privada. hacer que Dios s tendremos todo el esplendor de la dignidad divina. más Una segunda reflexión. por ejem mediante la cruz en los edificios públicos. Esta poesía de María -el Magníficat .

nos inv conocer la palabra de Dios. a vivir la palabra de Dios. En efect pensamientos eran los pensamientos de Dios. se hace sabio. Y podem hacerlo de muy diversas maneras: leyendo la sagrada Escrit . al tener tan familiaridad con la palabra de Dios. es un «tej hecho completamente con «hilos» del Antiguo Testamento. tan buena. sentía como en su casa» en la palabra de Dios. vivía de la pa de Dios. estaba impregnada de la pa de Dios. al mismo tiem que resiste al mal y promueve el bien en el mundo. Estaba penetrada de la luz divina. Se puede ver que María. h de palabra de Dios. sus palabras las palabras de Dios. al mismo tiempo. pensaba con palabras de Dios era tan espléndida. nos habla a nosotros. prudente y. por eso irradiaba amor y bond María vivía de la palabra de Dios. por hablaba con palabras de Dios. María habla con nosotros. a amar la palabra de Dios. sin embargo. por decirlo así. Quien piensa con Dios.totalmente original. recibía también la luz int de la sabiduría. también se hace fuerte y valiente. a pensar con la palabra de Dios. estaba penetrada de la palabra de Dios. habla bien. Al estar inmersa en la palabra de Dios. piensa bien. tiene criterios de juicio válidos para toda cosas del mundo. con la fuerza de D Así. bueno. y quien h con Dios.

recibimos bondad y fuerza al mismo tiempo. puede escuchar nuestras oracion «madre» -así lo dijo el Señor-. que está «dentro todos nosotros. como María. María está cerca de cada uno de nosotr puede ayudarnos con su bondad materna.sobre todo participando en la liturgia. que está cerca de nosotros. Precisamente al estar con Dios y en D está muy cerca de cada uno de nosotros. ¿Acaso así está alejada d nosotros? Al contrario. Al e en Dios y con Dios. más aún. palabra. interpreta la realidad de nue vida. sólo podía estar cerca de algunas personas. nos ayuda a entrar en el gran «templo» de la palabra de a aprender a amarla y a impregnarnos. María participa de esta cercanía de Dios. Al estar Dios. santa Iglesia nos abre todo el libro de la sagrada Escritura. y con es reina del cielo y de la tierra. a la que podemos dirigirnos en . Lo Pero pienso también en el Compendio del Catecismo de la Ig católica. Así la vida resulta luminosa y tenemos el criterio p María fue elevada en cuerpo y alma a la gloria del cielo. Nos ha sido dada conoce nuestro corazón. de es juzgar. en el que la pa de Dios se aplica a nuestra vida. Cuando estaba en tierra. en la que a lo largo del a a nuestra vida y lo hace presente en nuestra vida. que hemos publicado recientemente.

Amén. Madre y pidamos a María que nos ayude a encontrar el bu [L'Osservatore Romano. Podemos poner siempre toda nuestra vida en ma de esta Madre. siendo Madre del Hijo. que siempre está cerca de cada uno de noso En este día de fiesta demos gracias al Señor por el don de e camino cada día. edición semanal en lengua español 19-V . siempre está cerca d nosotros.momento. Ella nos escucha siempre. participa del poder del Hij su bondad. y.

que hermanos y hermanas: Hace cuarenta años. en la plaza de Pedro. Había sido inaugurado . el Papa Pablo VI concluyó solemnemente el concilio Vaticano II.LA INMACULADA CONCEPCIÓN (Homilía del 8-XII-05) Queridos hermanos en el episcopado y en el sacerdocio. el 8 de diciembre de 1965. junto a esta basílica.

marco mariano rodea al Concilio.51). nos re a la gran creyente que. una alusión inconfundible al relato de Pentecostés. oye . nos remite a la hum Madre que. mientras los discípu Pablo VI. también en su nombre saldrían ahora. entonces fi de la Maternidad de María. uniéndolas com un mosaico. se pone en las ma de Dios. Lc 2. es mucho más remitía entonces a los padres del Concilio. abandonándose a su voluntad. había calificado a Ma como «tutrix huius Concilii». huyen. a la imagen de la V que escucha. había dicho que los padres se ha Permanece indeleble en mi memoria el momento en que.19. llena de confianza. En realidad. Nos remite. que vive de la palabra de Dios. que guarda en corazón las palabras que le vienen de Dios y. cuando la misión del Hijo lo exige. se aparta. a la mujer valiente que.12-14). mismo tiempo. y. san Lucas (cf. está al pie de la cruz. «protectora de este Concilio». y. aprende a comprenderlas (cf. y concluyó el día de la Inmaculada un marco: es una orientación de todo su camino. el 11 de octubre de 1962.decisión de Juan XXIII. en su discurso con ocasión de la promulgación de constitución conciliar sobre la Iglesia. Hch 1. Madre de Jesús». transmitid reunido en la sala del Concilio «con María.

a Madre de la Iglesia. nos pertenece también totalment nosotros. se entregó totalmente a Cristo. único sujeto vivo. cuanto más se entrega la pe El Concilio quería decirnos esto: María está tan unida al gr misterio de la Iglesia. por completo despoja sí misma. c . De hecho. Cristo. dicen los Padres. La Madre de la Cabeza es también la Madr toda la Iglesia. con este título el Papa resum doctrina mariana del Concilio y daba la clave para su compren María no sólo tiene una relación singular con Cristo. don a todos nosotros. el Hijo Dios. Sí.sus palabras: «Declaramos a María santísima Madre de la Igle los padres se pusieron espontáneamente de pie y aplaudier rindiendo homenaje a la Madre de Dios. y con él se nos da c humana. que ella y la Iglesia son inseparables. En efecto. Al e totalmente unida a Cristo. como Cabeza es inseparable de como ningún otro ser humano. que como hombre quiso convertirse en hijo suyo. formando con ella. tanto más se encuentra a sí misma. ella está. porque Cristo es hombre para Cuerpo que es la Iglesia. a nuestra Madre. por decirlo así. por decirlo así. podemos decir que María está cerca de nosot hombres y todo su ser es un «ser para nosotros».

la Inmaculada. la anticipa en persona y. en medio de todas las turbulencias que afligen a Iglesia sufriente y doliente. según .» (Lumen gentium. El Vat Iglesia: sobre los obispos y sobre el Pontífice. es a la vez santa siempre necesitada de purificación. los laicos y los religiosos en su comunión y en s relaciones. María refleja a la Iglesia. puso de relieve todo esto median precisamente con el fin de iluminar la estructura interior de enseñanza sobre la Iglesia desarrollada en el Concilio. en el contexto de la promulgación de la nuevo título profundamente arraigado en la Tradición.. Ella es su verdadero centro.. la cual «abrazando en su seno a los pecadores. constitución sobre la Iglesia. ella sigue siendo siempre la estrel la salvación. para poder presentarnos también nosotros. P este aspecto «petrino» de la Iglesia está incluido en el «maria En María. 8). del que nos fiamo aunque muy a menudo su periferia pesa sobre nuestra alm El Papa Pablo VI. sobre los II debía expresarse sobre los componentes institucionales d sacerdotes. De ella debemos aprender a convert nosotros mismos en «almas eclesiales» -así se expresaban Padres-. debía describir a la Iglesia en camino.lo son ella y Cristo. encontramos la esencia de la Iglesi un modo no deformado.

En ella está presente la verdadera Sión. sino en el corazón del hombre vivo Ella es el retoño que. en la oscura noche invernal de la histo florece del tronco abatido de David. de la venida del Mesías. tal c él nos quiso desde el principio (cf. la pura morada viva de Dios. el relato maravilloso del anuncio a Mar El saludo del ángel está entretejido con hilos del Antiguo Testamento. Col 1. qu proviene de una estirpe sacerdotal y lleva en sí el gran patrim referencia los profetas en todos los períodos turbulentos sacerdotal de Israel. Ef 1. especialmente del profeta Sofonías. Pero ahora debemos preguntarnos: ¿Qué significa «María. Inmaculada»? ¿Este título tiene algo que decirnos? La liturgi hoy nos aclara el contenido de esta palabra con dos grand Virgen de Nazaret.4). En ella habita el Señor. imágenes.palabra de san Pablo. en ella encuent lugar de su descanso. E .21.7). En ella se cumplen la palabras del salmo: «La tierra ha dado su fruto» (Sal 67. al que hac tenebrosos. Nos hac comprender que María. que no ha en edificios de piedra. es el «resto santo» de Israel. «inmaculados» delante del Señor. Ante todo. Ella es la casa viva de Dios. la humilde mujer de provincia.

no ha fracasado. o durante el período del exilio babiló y como parecía nuevamente en el tiempo de María. P también se anuncia que «el linaje» de la mujer un día vence aplastará la cabeza de la serpiente. ella dice «sí» al Señor. M es el Israel santo. que sólo con esfuerzo se puede aclarar. se anuncia qu . la muerte. entre el hombre y las fuerzas del mal y de la muerte. continuará la lucha entre el hombre y la serpiente. convirtién en una nueva fuerza viva que orienta e impregna el mundo. nos habla de una gran distan histórica. durante tod decir. Dios no ha fracasado. y así se convierte en el templo vivo de Dios. Esta metá tomada del libro del Génesis. como podía parecer al inicio historia con Adán y Eva. se pone plenamente disposición. el resto puro. La segunda imagen es mucho más difícil y oscura. Se predice que. profunda de lo que allí se refiere. Dios salvó y salva a su pueblo. cuando I se había convertido en un pueblo sin importancia en una reg ocupada. del que deriva el árbol de la redención y de lo redimidos. D tronco abatido resplandece nuevamente su historia.el vástago. sólo a lo la de la historia ha sido posible desarrollar una comprensión m historia. En la humildad de la casa de Nazaret vive Israel santo. con muy pocos signos reconocibles de su santidad.

y lado.vencer así. Dios vencerá. en definitiva. es decir. que Dios es un competidor que limita nuestra libertad. y también cuál es la defensa c ¿Cuál es el cuadro que se nos presenta en esta página? E hombre no se fía de Dios. elevándose a su nivel.linaje de la mujer -y en él la mujer y la madre misma. mediante el hombre. que sólo de este modo podemos realizar plenamente nuestra libertad. y de vencer con sus fuer la muerte y las tinieblas. puesto . El hombre no quiere recibir de su existencia y la plenitud de su vida. el pecado hereditario. cuenta únicamente con el conocimiento. sólo seremos plenamente seres humanos cuando lo dejemo El hombre vive con la sospecha de que el amor de Dios crea dependencia y que necesita desembarazarse de esta depend para ser plenamente él mismo. original. No quiere contar con el amor que n parece fiable. Tentado por las palabras de la serp abriga la sospecha de que Dios. Si junto con la Igles creyente y orante nos ponemos a la escucha ante este tex entonces podemos comenzar a comprender qué es el peca este pecado hereditario. d hacerse dios. le quita algo d vida. Él quiere tomar por sí m del árbol del conocimiento el poder de plasmar el mundo. qué es la redención.

Todo esto está relatado. historia de la caída original y de la expulsión del hombre d . busca el poder. es decir. Porque l voluntad de Dios no es para el hombre una ley impuesta de una medida que está inscrita en él y lo hace imagen de Dios. La libe de un ser humano es la libertad de un ser limitado y. en la muerte. mentira más que de la verdad. sino que obramos en interés de muerte. Al hacer esto. con imágenes inmortales. Más que el amor. con el quiere dirigir de modo autónomo su vida. se fía vacío. y así se hunde con su vida e Amor no es dependencia.le confiere el poder. unos con otros y u para otros. sino don que nos hace vivir. Sólo podemos poseerla como liberta compartida. Vivimos como debemos. según la voluntad de Dios. fuera. que lo obliga. sino la medida intrínseca de su naturale Si vivimos contra el amor y contra la verdad -contra Dios- entonces nos destruimos recíprocamente y destruimos el mu Así no encontramos la vida. criatura libre. si vivimos según la verda nuestro ser. en la comunión de las libertades: la libertad sólo p desarrollarse si vivimos. e Paraíso terrestre. como debemos. por tant limitada ella misma.

el ba del verdadero hecho de ser hombres. que sólo entonces se p disfrutar a fondo de toda la amplitud y la profundidad del hech ser hombres. dentro de nosotros una gota del veneno de ese modo de pen Precisamente en la fiesta de la Inmaculada Concepción brot nosotros la sospecha de que una persona que no peca para n en el fondo es aburrida. En una palabra. que la libertad de decir no. incluso contra Dios. Esta gota veneno la llamamos pecado original. qu debemos poner a prueba esta libertad. si reflexionamos sincerame que con este relato no sólo se describe la historia del inicio. debemos d también la historia de todos los tiempos.Queridos hermanos y hermanas. de ser verdaderamente nosotros mismos.tiene razón cuando dice que e fuerza «que siempre quiere el mal y siempre obra el bien» (Jo . que le falta algo en su vida: la dimen las tinieblas del pecado y querer actuar por sí mismos forma dramática de ser autónomos. para experimentar la plenitud del ser. Pensa que Mefistófeles -el tentador. pensamos que en el fondo el mal es bueno. sobre nosotros mismos y sobre nuestra historia. p llegar a ser realmente nosotros mismos. que lo necesitam menos un poco. y que todos llevam reflejado en las imágenes del libro del Génesis.

retirándose a su salvación privada. podemos ver que no e es decir.Wolfgang von Goethe. se hace divino. El hombre que se pone en manos de Dios no se alej los demás. con el mal. transforma en una persona sensible y. reservarse un poco de libertad contra Dios. Sólo el hombre que se pone totalmente en manos de encuentra la verdadera libertad. sino más grande. Pensamos que pactar un está bien. En el día de Inmaculada debemos aprender más bien esto: el hombre qu abandona totalmente en las manos de Dios no se convierte e títere de Dios. en el f Pero al mirar el mundo que nos rodea. que el mal envenena siempre. tanto más cerca es . s entonces su corazón se despierta verdaderamente y él se abierta. al contrario. en una persona aburrida y conformista. llega a ser verdaderamen mismo. porque gracias a Dios y junto él se hace grande. no lo hace más grande. la amplitud grande y creativa libertad del bien. sino que lo daña y lo empequeñece. no pier libertad. benévola Cuanto más cerca está el hombre de Dios. e incluso que es necesario. no eleva al hombre. que lo envilece y lo humilla. por tanto. Fausto I. 3). El hombre que se dirige hacia Dios no se h más pequeño. más pu más rico.

la bondad de Dios se acercó y se acerca m a nosotros. Y a comparte el sufrimiento y el amor. Por eso puede ser la Madre de todo consuelo y de osar dirigirse en su debilidad y en su pecado. es una verdadera imagen vemos que también la imagen de la Dolorosa. M es la figura anticipada y el retrato permanente del Hijo. mediante el ser y el sentir con Dios ensanchó. para tomar a la oveja sobre su hombros y llevarla a casa. dejándose herir por la coron espinas de estos pecados. María está ante nosotros como signo de cons de aliento y de esperanza. Prueba. El hecho de que está totalm hombres. pu comprende todo y es para todos la fuerza abierta de la bond la oveja perdida hasta las montañas y hasta los espinos y ab de los pecados de este mundo. una Madre a la que todos. de la Madre q Inmaculada.los hombres. porque ella creativa. Como Madre que se compadece. Ten la valentía de arriesgar co . Se dirige a nosotros. En ella. En ella Dios graba su propia imagen. Su corazón. No tengas miedo de él. diciendo: «T valentía de osar con Dios. Así. Te valentía de arriesgar con la fe. la imagen de Aquel que en Dios es la razón por la que está también tan cerca de lo ayuda. Lo vemos en María. en cualquier necesidad.

Queremos implorarle que ponga a María en nuest camino como luz que nos ayude a convertirnos también noso en luz y a llevar esta luz en las noches de la historia. Ten la valentía de arriesgar con el corazón puro Comprométete con Dios. 8-XII-05) En este día dedicado a María he venido. su Madre y Madre Iglesia. edición semanal en lengua español 16-X HOMENAJE A LA INMACULADA (Roma. al pie de la estatua de la Inmaculada.bondad. recorriendo idealmente la peregrinación han realizado tantas veces mis predecesores. y entonces verás que precisamente vida se ensancha y se ilumina. aqu la plaza de España. por primera vez co Sucesor de Pedro. Plaza de España. sino llen jamás». infinitas sorpresas. y no resulta aburrida. porque la bondad infinita de Dios no se a En este día de fiesta queremos dar gracias al Señor por el g signo de su bondad que nos dio en María. Amé [L'Osservatore Romano. Siento que m .

el más eficaz».. sin ninguna turbac como sucede. De esa forma. fijando nuestra mirada en esta m humilde.. que recuerda el 40° aniversario de la cla del concilio Vaticano II. el siervo Dios Pablo VI dirigió su pensamiento a la Virgen. cuando.acompaña la devoción y el afecto de la Iglesia que vive en e ciudad de Roma y en el mundo entero. vuelvo con el pensamiento al 8 de diciembre de 1965. precisamente al final de la homil la celebración eucarística en la plaza de San Pedro.) comenzar nuestro trabajo posconciliar. Traigo conmigo los an y las esperanzas de la humanidad de nuestro tiempo. y al mismo tiempo celestial. con total nitidez. y veng depositarlas a los pies de la Madre celestial del Redentor En este día singular. y. en una esperanza confortadora». «la Madre Dios y la Madre espiritual nuestra. p (. Pab proclamó a María «Madre de la Iglesia» y le encomendó con v . Y conc «Así lo pensamos para nosotros y para vosotros. Mad Reina nuestra... e belleza de María Inmaculada se convierte para nosotros en modelo inspirador. y este es nu saludo más expresivo. Dios lo quiera. (. con las otras criaturas humanas» Papa afirmó también: «Así. hermana nuestra. espejo nítido y sagrado de la infinita Belleza. en cambio.) la criatura en la cual refleja la imagen de Dios.

Tú. Virgen Madre de Dios y Madre nu amadísima. queremos agradecerte. Por eso. tu intercesión en favor de la Iglesia. como hiciste tú. los cuales dedicaron precisamente a María el últ capítulo de la constitución dogmática Lumen gentium. en nuestro corazón y a meditar en silencio. subray la relación inseparable que une a la Virgen con la Iglesia Sí. a los Sucesores de Pedro en exigente ministerio al servicio del Evangelio. . haciéndome portavoz de toda la comun eclesial. ha guiado a la Ig hacia la fiel comprensión y aplicación de los documentos conciliares. te consagraste con todas tu energías a la persona y a la obra de tu Hijo. quisiera dar las gracias a la Virgen santísima y dirigir ella con los mismos sentimientos que animaron a los padre conciliares. ¿cómo no revivir hoy los diver período? La Virgen ha sostenido durante estos cuatro decen los pastores y. que abraz sin reservas la voluntad divina.al futuro la fecunda aplicación de las decisiones conciliare Recordando los numerosos acontecimientos que han marcad momentos que han caracterizado el camino de la Iglesia en cuarenta años transcurridos. en primer lugar. enséñanos a gua misterios de la vida de Cristo.

«hasta momento en que todas las familias de los pueblos. exaltada en el cielo entre los áng honran con el nombre de cristianos. instante de la existencia. los que conocen a su Salvador. te invocan con insistente oración los fieles de toda y los santos. puedan verse felizmente reunidos en indivisible Trinidad» (ib. que avanzaste hasta el Calvario. edición semanal en lengua español . como «señal de Señor» (Lumen gentium. María. hasta que llegue el día d A ti. junto con los Apóstoles en oració ayúdanos a perseverar en el fiel seguimiento de Cristo. para que. para gloria de la santísi [L'Osservatore Romano. que en Pentecostés. sobre todo en los momentos de oscu Tú. A imploraste el don del Espíritu Santo para la Iglesia nacient dirigimos nuestra mirada con confianza. que en la cruz te donó como madre al discípulo Juan que siempre te sintamos también cerca de nosotros en cad y de prueba. 68). siempre unida profundam a tu Hijo. partes del mundo. esperanza segura y de consuelo. así como los que todaví concordia en el único pueblo de Dios. 69). Amén.Tú.. intercedas por nosotros ante tu Hijo.

(. Madre del Señor y espe toda santidad.. sobresale María. a quienes han eje de modo ejemplar la caridad.16-X MARÍA. Contemplemos. 25-XII-05) 40. por último. Entre los santos. con la cual perman ..) 41. EJEMPLO DE CARIDAD (De la Encíclica "Deus cáritas est". El Evangelio de Lucas la muestra comprometid un servicio de caridad a su prima Isabel. a los santos.

a sí misma en el centro. Es una muj fe: «¡Dichosa tú. que has creído!». y con ello expresa todo el programa de su vida: no pon encuentra tanto en la oración como en el servicio al prójimo. le dice Isabel (Lc 1. sino dejar espacio a Dios. «Magnificat anima mea Dominum». a quie entonces el mundo se hace bueno.46)-. la Palabra de Dios se convierte en palabra suya. Habla y piensa con la Palabra Dios. María es grande precisam no quiere ser sino la sierva del Señor (cf.45 El Magníficat -un retrato de su alma. de la cua y entra con toda naturalidad.38. Lc 1. y su pa .56) para atenderla durante la fase alma la grandeza del Señor» (Lc 1.está completamente tejido por los hilos tomados de la Sagrada Escritura. Así se pone de relieve que Palabra de Dios es verdaderamente su propia casa. -«proclam visita. sólo poniéndose plenamente a disposición de la iniciativa de porque quiere enaltecer a Dios y no a sí misma. de la Palabra de Dios. por decirlo así.48). Ella es hum Es una mujer de esperanza: sólo porque cree en las promesa Dios y espera la salvación de Israel. no con una obra suya.«unos tres meses» (Lc 1. Sabe contribuye a la salvación del mundo. dice con ocasión de del embarazo. el ángel puede presenta ella y llamarla al servicio total de estas promesas.

Lo vemos en la humilda que acepta ser como olvidada en el período de la vida públic Jesús. ella permanece Pentecostés. que en la Dios. que su querer es un querer con Dios. no puede ser más que una mujer que ama. Hch 1. Al estar íntimame penetrada por la Palabra de Dios. cuando los discípulos hayan huido. en fin. una mujer que am ¿Cómo podría ser de otro modo? Como creyente. María es. que será la verdadera hora de Jesús (cf. sabiendo que el Hijo tiene que fundar ahora una nue familia y que la hora de la Madre llegará solamente en el mom de la cruz. piensa con el pensamiento de Dios y quiere con la voluntad Lo intuimos en sus gestos silenciosos que nos narran los rel evangélicos de la infancia. y la hace presente a Jesús. en el momento espera del Espíritu Santo (cf. Lo vemos en la delicadeza con la en Caná se percata de la necesidad en la que se encuentran esposos.nace de la Palabra de Dios. más tarde. La vida de los santos no comprende sólo su biografía terr . puede convertirse en madr la Palabra encarnada. serán ellos los que se agrupen en torno a ella 42. Entonces.14). Jn 2. Además. Jn 19.25-27).4. así se pone de manifie que sus pensamientos están en sintonía con el pensamiento Dios. 1 pie de la cruz (cf.

sino que se hace realmente cercano a ellos.27). experimentan el amor inagotable que derrama desde lo má Los testimonios de gratitud. La palabra del Crucificado al disc -a Juan y. a todos los discípulos de Jesús: « tienes a tu madre» (Jn 19. no se aleja d hombres. que le manifiestan en todos lo continentes y en todas las culturas. en su soledad y e convivencia. en sus alegrías y sufrimientos. así como a cada generación. son el reconocimiento de amor puro que no se busca a sí mismo. en virtud de la cual se impregnado totalmente de él. En nad vemos mejor que en María. se dirigen los hombres de todos l tiempos y de todas las partes del mundo en sus necesidade esperanzas.se hace de nuevo verdadera de todos los creyentes. La devoción de los fieles muestra al mismo tie la intuición infalible de cómo es posible este amor: se alcan merced a la unión más íntima con Dios. por medio de él. María se ha convertido efectivamente en M pureza y belleza virginal. quien va hacia Dios. A su bondad materna. Y siempre experimentan el don de su bondad profundo de su corazón.sino también su vida y actuación en Dios después de la muert los santos es evidente que. sino que sencillame quiere el bien. una condición que permite a qui .

Muéstranos a Jesús. Guíanos hacia Él. para que también nosotros seamos capaces de un verdadero amor y ser fuentes de agua viva en medio de un mundo sediento. su origen y de dónde le viene su fuerza siempre nueva. Enséñanos a conocerlo y amarlo. tú has dado al mundo la verdadera luz. Jesús. Te has entregado por completo a la llamada de Dios y te has convertido así en fuente de la bondad que mana de Él. su misión al servicio del amor: Santa María. dónde confiamos la Iglesia. Madre de Dios. A e [L'Osservatore Romano. el Hijo de Dios. tu Hijo.bebido en el manantial del amor de Dios convertirse él mism un manantial «del que manarán torrentes de agua viva» (Jn 7 María. la Madre. nos enseña qué es el amor. edición semanal en lengua español 27 . la Virgen.

en la encarnación del Hijo de Dios reconocemos lo comienzos de la Iglesia. Cada realizac histórica de la Iglesia y también cada una de sus institucion deben remontarse a aquel Manantial originario. y la Anunciación del Señor y bajo el sol que el Señor nos da. después del consistorio de ayer. Deben remon . De allí proviene todo. venerados hermanos en episcopado y en el sacerdocio. queridos hermanos y herman Es para mí motivo de gran alegría presidir esta concelebració los nuevos cardenales. considero providencial que se realice en la solemnidad litúrgic efecto.LA ANUNCIACIÓN DEL SEÑOR (Homilía del 25-III-06) Señores cardenales y patriarcas.

38). celebramos: el Emmanuel. ella lo acogió y. San Agustín. dice el mensajero. de aquaeductus («acueducto») (cf. Y. «entrando en presencia». imaginando que se dirigía al á sucedido esto en María?». De hecho. Por tanto. pregunta: «¿Dime.6). por medio embargo (precisamente hoy contemplamos este aspecto d Misterio) el Manantial divino fluye por un canal privilegiado: Virgen María. de la Anunciación. en ese momento Verbo eterno comenzó a existir como ser humano en el tiem De generación en generación sigue vivo el asombro ante e misterio inefable. el Dios-con-nosotros. tal como Dios la ve y la califica desde siemp . llen gracia» (cf. Con una imagen elocuente san Bernardo habl respecto. al celebrar la encarna dirigió el anuncio angélico. oh ángel. 437-448). por qué h contenida en las mismas palabras del saludo: «Alégrate. Mariae: PL 183. Es él a quien siempre cual se ha cumplido la voluntad salvífica de Dios Padre. A ella hondo del corazón respondió: «He aquí la esclava del Señ hágase en mí según tu palabra» (Lc 1. Sermo in Nativita V. La respuesta. María. no la llama por su nombre terreno. sino po nombre divino. cuando desde lo del Hijo no podemos por menos de honrar a la Madre. Sermo 291. el ángel. Verbo de Dios encarnado.a Cristo.

) "Aquí estoy. amor de Dios. para hace voluntad"» (Hb 10. Ante el misterio de estos dos «Aquí es el «Aquí estoy» del Hijo y el «Aquí estoy» de la Madre. que . Es un título expresado en voz pa siempre es la «amada» por el Señor. en definitiva. In Lucam 6. También en esto ella es discípula perfecta de su Hijo precisamente obedeciendo ejercita su libertad. que en el original griego e kecharitoméne.. podríamos traducir es Orígenes observa que semejante título jamás se dio a un s humano y que no se encuentra en ninguna otra parte de la sa Escritura (cf..5-7). oh Dios. y la gracia no es más que palabra así: «amada» por Dios (cf.«Llena de gracia (gratia plena)». que desde siempre y par consentimiento. porque ac con disponibilidad personal la ola del amor de Dios que se der en ella. María es plenamente activa. por eso. implica su libre pero esta «pasividad» de María.28). «llena de gracia». cual realiza totalmente su libertad en la obediencia al Padre En la segunda lectura hemos escuchado la estupenda página que el autor de la carta a los Hebreos interpreta el salmo 3 precisamente a la luz de la encarnación de Cristo: «Cuando C entró en el mundo dijo: (. su respuesta personal y original: al ser amad recibir el don de Dios.7). Lc 1.

en el que resalta de modo particula principio petrino de la Iglesia. a los ojos de todos la presencia de María como Madre y Rein Esta presencia materna la sintió más que nunca en el atentad . En enfoque espiritual y en su incansable ministerio resultaba evid la Iglesia. La importancia d particular. después del Concilio. a la luz de otro principio. el mar que es aún más originario y fundamental. por mi amado predecesor el principio mariano en la Iglesia fue puesta de relieve de mo Juan Pablo II.reflejan uno en el otro y forman un único Amén a la voluntad adoramos. poder realizar esta sugestiva celebración en la solemnidad de la Anunciación del Señor! ¡C luz podemos recibir de este misterio para nuestra vida de min de la Iglesia! En particular vosotros. quedamos asombrados y. llenos de gratitud ¡Qué gran don. amor de Dios. hermanos. queridos nuevos carden «Senado» del Sucesor de Pedro! ¡qué apoyo podréis tener para vuestra misión de eminent Esta coincidencia providencial nos ayuda a considerar e acontecimiento de hoy. coherentemente con su lema Totus tuus.

que el concilio Vaticano II subrayó fuertem con la feliz decisión de poner el tratado sobre la santísima Vi como conclusión de la constitución Lumen gentium sobre la Ig El tema de la relación entre el principio petrino y el marian . desde lo alto del palacio apostólico. verdaderamente pascual. Dios. Se trata de un vínculo que en todos nosotros tiene todo. toda institución y ministerio. se selló de modo perfecto la alianza entre Dios y l humanidad. Com recuerdo de aquel trágico suceso. en la plaza de San Pedro. para acompañar los momentos culminan la trama ordinaria de su largo pontificado. por obra del Esp Santo. quiso que dominara la plaz San Pedro. in el de Pedro y sus sucesores. un valor objetivo. un año entraba en su última fase. nos per percibir con claridad cómo todo en la Iglesia se remonta a e misterio de acogida del Verbo divino. aquí. está «puesto» bajo el manto d Virgen. Todo en la Iglesia. un mosaico c imagen de la Virgen.13 de mayo de 1981. en el espacio lleno de gracia de su «sí» a la voluntad naturalmente una fuerte resonancia afectiva. donde. entre María y la Iglesia exis vínculo connatural. mejor que cualquier otro. pero que tiene. que hace precisam triunfal. dolorosa y al mismo tiem El icono de la Anunciación. En efecto.

coinciden e que constituye la plenitud de ambas. el «camino más excelen Todo pasa en este mundo. una vez más.13). que recibir el anillo sea para vosotros como reno vuestro «sí». y a su santa Igl a la que estáis llamados a servir con amor esponsal. Por eso. como expresión de fidelidad y de compromiso d custodiar la santa Iglesia. de un don nupcial. Así pues dos dimensiones de la Iglesia. quiere confirmar y reforzar dicho compromiso partiendo. 13. que os ha elegido y constituido.31. que cumplir la misión de esposos de la Iglesia. El anillo es siempre un signo nupcial. vuestro «aquí estoy». mariana y petrina. es decir. dirigido al mismo tiempo Señor Jesús. el carisma «superior». En la eternidad. sólo el Amor permanece. aprovechando el tiempo pro de la Cuaresma. Rito de la ordenación de los obispos). prop la dignidad cardenalicia.podemos encontrarlo también en el símbolo del anillo. esposa de Cristo (cf. en el valor sup como escribe el apóstol san Pablo (1 Co 12. recuerda que estáis ante todo íntimamente unidos a Cristo. todos vosotros ya lo habéis recibido el día de vuestra ordena episcopal. que de de poco os entregaré. p Por tanto. hermanos. de la caridad. esforcémonos por verificar que todas las co . El anillo que hoy os entrego.

está llamada a acoger con disponibilidad el misterio de Dios que viene a habitar en ella impulsa por las sendas del amor. sacerdotes diáconos. estén impulsadas por la caridad y tie celebramos.39). Toda comunid eclesial. nos ilumina también el misterio que h acoger el mensaje del ángel fue ir «con prontitud» a casa de prima Isabel para prestarle su servicio (cf. a unirnos en la invocación del Es . venerados hermanos cardenales. segunda parte). Para ello. invitando a todos. como «comunida amor» (cf. lo primero que hizo María después a la caridad. En efecto. Quien ama se olvida de sí mismo y se pone He aquí la imagen y el modelo de la Iglesia.tanto en nuestra vida personal como en la actividad eclesial e que estamos insertados. La iniciati la Virgen brotó de una caridad auténtica. a edificar la Iglesia en la caridad. Este es el camino por el qu querido comenzar mi pontificado. Espíritu Santo. a la vez que os invito a todos. Lc 1. con mi pr encíclica. religiosos y laicos. Os do gracias por ello. humilde y valient movida por la fe en la palabra de Dios y por el impulso interio servicio del prójimo. como la Madre de Cristo. Al buscar est finalidad. vuestra cercan espiritual y activa es para mí un gran apoyo y consuelo. Deus caritas est.

María. llena de gracia.Santo...) Hemos rezado el santo rosario. a los doce años. perdido y encontrad doctores. sea cada vez más ardiente. el Señor está contigo» y tambié . para ayudar a toda la Iglesia a irr [L'Osservatore Romano. el templo de Jerusalén mientras escuchaba e interrogaba a Hemos repetido y hecho nuestras las palabras del ángel: «Di salve. a fin de que la caridad pastoral del Colegio de carden en el mundo el amor de Cristo. edición semanal en lengua español 31*** DISCURSO AL FINAL DEL REZO DEL ROSARIO EN EL SANTUARIO ROMANO DEL AMOR DIVINO (1-V-0 Queridos hermanos y hermanas: (. desde la concepción de Jesús «gozosos». que nos han ayudado a revivir en nuestro corazó obra del Espíritu Santo en el seno de la Virgen María hasta misterio del Niño Jesús. recorriendo los cinco mister inicios de nuestra salvación. para alabanza y gloria de santísima Trinidad. Amén.

Así q Espíritu Santo. en este santuario veneram plenamente de manifiesto el vínculo que une a María con María santísima con el título de Virgen del Amor Divino. También nos hem pesebre y hemos reconocido y adorado en él al Hijo eterno de único Salvador. como los pastores. por amor. que se fía sin reserv acercado. al Niño Jesús recostado en Dios y se pone totalmente en sus manos. que ha acudido prontamente a su casa para ayudarle y servirle: «¡Be tú eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre!» Hemos contemplado la fe dócil de María. bajo la cruz del Hijo. y aquí el anciano Simeón. pero también la contradicción y la cru espada que. no anticipado la salvación. con sus palabras. se ha hecho nuestro hermano y así también nu Juntamente con María y José. traspasaría el alma de la Ma nuestra madre común. ya desde el inicio de su existencia. que. también nosotros hemos entra el templo para ofrecer a Dios al Niño y cumplir el rito de la purificación. cuando e . precisamente así la hará no sólo madre de Dios sino tambi Queridos hermanos y hermanas.exclamación con que santa Isabel acogió a la Virgen.

afectada por desgracia que aconteció ayer. durante la cuando por obra del mismo Espíritu concibió en su seno al Hi con la gracia del Espíritu. que en la fe piensa con el pensamient Dios y quiere con la voluntad de Dios. con profun Con el mes de mayo aumenta el número de los que. Por eso. 41). M es el fruto y el signo del amor que Dios nos tiene. después. juntamente con nuestros herman la fe de todos los tiempos y lugares. también a lo largo de toda su vida. de la vida. Sí. desde . a la familia de la isla de Ischia. se cumplió en plenitud la exclamaci María: «He aquí la esclava del Señor». no puede ser más que mujer que ama» (n.concepción. el Espíritu. su humanidad concreta para estar junto a su Hijo en la gloria «María -escribí en la encíclica Deus caritas est. lue Dios. hi ella su morada y la preservó de toda sombra de pecado. en las vicisitudes alegres y dolor participación. cuando la fuerza del Espíritu Santo. el Amor eterno del Padre y del Hijo.es una mujer ama. por último. en este momento. queridos hermanos y hermanas. María fue llevada a los cielos con Dios Padre. Mi pensamiento va. de su ternu de su misericordia. Como creyente. y. recurrimos a ella en nue necesidades y esperanzas.

Irak. a los que paz. los sacerdotes. para ancianos. Así pu fuerte ayuda y un apoyo espiritual para la diócesis de Roma. para las vocaciones. para toda la nación italiana. esperamos la fuerza interior para cumplir el voto hicieron los romanos el 4 de junio de 1944. a Dios Amor. cuando pidiero solemnemente a la Virgen del Amor Divino que esta ciudad f preservada de los horrores de la guerra. para los que sufren y los enfermos. como los militares q encomendamos a la maternal intercesión de María. p También hoy es necesaria la conversión a Dios. por desgracia. para las familias. vie aquí en peregrinación para orar y para gozar de la belleza y d serenidad de estos lugares. desde este santuario del Amor Divino esperamos mí. que ayuda a descansar. y fueron escuchado hacerla más conforme a la del Señor Jesús. Reina d . y para los demás obispos colaboradores míos. para los niños y En especial. su Obispo. pobres. recuerdan. desde aquí. No murieron el jueves pasado en Nassiriya. voto y la promesa de corregir y mejorar su conducta moral. las víctimas. que el mundo se vea libre de las guerras y del terrorismo.parroquias de Roma y también desde muchos otros sitios.

desde este santua la Virgen del Amor Divino renuevo la invitación que hice en entrar la luz de Dios en el mundo. edición semanal en lengua español 5*** EN LA ESCUELA DE MARÍA A los religiosos. personas consagradas. religiosas. 39): vivamos el amor y así haga [L'Osservatore Romano.Por tanto. queridos hermanos y hermanas. Amén. encíclica Deus caritas est (n. tod . 26 de mayo de 2006) Queridos religiosos. seminaristas y movimientos eclesiales (Czestochowa.

cómo permanec contacto con el misterio de Dios en los acontecimientos ordin diarios. Hoy allí «perseveraban en la oración con un mismo espíritu» (H que es para nosotros. queridos representantes de los Movimie eclesiales. queridos seminaristas. en esta hora.12. de las universidade vuestras parroquias: mundo de los medios de comunicación social y de la cultura Como los Apóstoles con María «subieron a la estancia superi 1. Queridos hermanos. la «estancia superior». necesitamos un momento de silencio recogimiento para entrar en la escuela de María. que lleváis la fuerza del Evangelio al mundo de vue familias. así también hoy nos hemos reunido aquí. lo habéis seguido amor. nos enseña a orar. de vuestros lugares de trabajo. en Jasna María. Nos indica cómo nuestra mente y nuestro corazón a la fuerza del Espíritu Sa que viene a nosotros para que lo llevemos a todo el mundo. movidos por la voz de Jesús. d guía nuestra meditación.14). de nuestra vida.vosotros que. la Madre del Señor. cómo crecer en ella. a fin de que enseñe cómo vivir de fe. Con delicadeza femenina y con « capacidad de conjugar la intuición penetrante con la palabra . está en medio de nosotros. que os estáis preparando para ministerio sacerdotal.

. 46).. mediante la fe pode abrirnos paso a través de los conceptos. María sostuvo la vuestra. para . La fe es el don. dijo el Santo P Juan Pablo II (ib. Di circunscribirlo en nuestros conceptos y en nuestro saber. y hoy sostiene m «La fe es un contacto con el misterio de Dios». 17). porque creer «quiere decir "abandona en la verdad misma de la palabra del Dios viviente. sabiend reconociendo humildemente "cuán insondables son sus desig e inescrutables sus caminos"» (ib. cuando en la humildad de la mente recurrimos a él invade interiormente como un torrente escondido de vida div ¡Cuán importante es para nosotros creer en la fuerza de la fe su capacidad de entablar una relación directa con el Dios vi penetre realmente todas nuestras actitudes. recibi el bautismo.apoyo y de estímulo» (Redemptoris Mater. no transmite inmediatamente su fuerza. una vez tocado. 14). y oculta en el misterio: pretender comprenderlo significaría qu perderlo irremediablemente. incluso los teológico podemos «tocar» al Dios vivo. que hace posible nuestro encuentro con Dios. de Pedro y de los Apóstoles en el Cenáculo. Y Dios. nuestros Debemos cuidar con esmero el desarrollo de nuestra fe. En cambio. Cuando nos abandonam Dios vivo.

con su sabiduría. podían poner su también sus talentos. puesto que hace que nuestra vida est impregnada de la fuerza de Dios mismo. e trabajo diario.45). sus límites y su futuro. RELIGIOSOS Y CONSAGRADOS confianza en Dios. enseñaba l perseverancia en la fe. nuestras acciones e intenciones. asidua con los Apóstoles en la oración. Seguía resurrección de Jesús. estaban preocupados por su futuro. en la lucha contra sí mismos. y estaban angustiados por habers había creído que se cumplirían las palabras del Señor» (cf. La fe ocupa lugar no sólo en los estados de ánimo y en las experiencia religiosas. La fe puede llevarn siempre a Dios. incluso cuando nuestro pecado nos hace da En el Cenáculo los Apóstoles no sabían lo que les esperab experimentado aún el asombro provocado por la muerte quedado solos después de su ascensión al cielo.pensamientos. María. 1. «la Atemorizados. Con toda su actitud los convencía de q Espíritu Santo. por tanto. en la vida comun y en el apostolado. y entregán . sino ante todo en el pensamiento y en la acción. conocía bien el camino por e los estaba conduciendo y que. entregándose sin reservas a él.

originario. ¿Recordáis vuestro entusias cuando emprendisteis la peregrinación de la vida consagra confiando en la ayuda de la gracia? Procurad no perder el im vez más plena. para poder ser libres de entregaro reservas a Cristo y a su reino. y hab Desde ese momento brotó en vosotros la gracia de la fe. En el sacramento del san bautismo habéis renunciado a Satanás y a sus obras. la f llevó a una adhesión total al misterio del Corazón de Jesús. a acumular bienes. a disponer libremente de vuestra vida. y dejad que María os conduzca a una adhesión c . «derramado en vuestro corazones por el Espíritu Santo que os ha sido dado» (cf. c tesoros habéis descubierto. El amor a Jesús. a formar un familia. Rm os ha indicado el camino de la vida consagrada. No lo habé buscado vosotros. invitán a una unión más profunda con él. Renunciasteis entonces a cos buenas. Ha sido Jesús quien os ha llamado. que permitido uniros a Dios.Muchos de vosotros habéis reconocido esta llamada secreta Espíritu Santo y habéis respondido con todo el entusiasmo vuestro corazón. recibido las gracias necesarias para la vida cristiana y la sant En el momento de la profesión religiosa o de la promesa.

primero en l después en su seno. Que ella renueve vuest los carismas y confiere una extraordinaria fecundidad a vue Amadísimos candidatos al sacerdocio. queridas religiosas. Había acogido. une íntimamente a Dios. cualquiera que sea el servicio conventual apostólico que estéis prestando. Desde su primer «fiat». En vuestro camino y en vuestro futuro ministerio sacerdotal d . el Cuerpo de Jesús y lo había dado a luz a día lo había adorado extasiada.Queridos religiosos. o p último cuando en el Calvario al pie de la cruz contemplaba a J lo «aprendía» en cada momento. servicio. conservad en el corazón La vida consagrada. cualquiera que sea la misión que se os ha primado de vuestra vida consagrada. lo había servido con am responsable. CANDIDATOS AL SACERDOCIO consagradas. queridas persona encomendado. vivida en la fe. mientras educaba a Jesú cuando en Caná de Galilea solicitaba el primer milagro. la reflexión sobre el m como María aprendía de Jesús puede ayudaros en gran me también a vosotros. durante los larg ordinarios años de su vida oculta. había cantado en su corazón el Magníficat.

conservad en vuestro corazón capacidad de asombraros y de adorar. Reconoced en el pueb Dios que se os encomiende los signos de la presencia de Cr Estad atentos para percibir los signos de santidad que Dios muestre entre los fieles. al arrodillaros litúrgicamente responsable y materno a Jesús conservó el amor virginal llen momento de la consagración.guiar por María para «aprender» a Jesús. para que un día. y cuando asumáis la responsabilidad de la parte del Cuerpo místico que se os encomiende. Cuan toméis en vuestras manos el Cuerpo eucarístico de Jesús p alimentar con él al pueblo de Dios. No temáis que os falten las palabras o que os rech El mundo y la Iglesia necesitan sacerdotes. santos sacerdo MIEMBROS DE LOS NUEVOS MOVIMIENTOS ECLESIALES Queridos representantes de los nuevos Movimientos en la Igl la vitalidad de vuestras comunidades es un signo de la prese . deja él os forme. No temáis por los deberes y las incóg del futuro. seáis cap de mostrarlo a todos los que se acerquen a vosotros. Contempladlo. en vuestro ministerio. así también vosotros. Del mismo modo que ella en su a asombro. recordad la actitud de asombro y de adoración caracterizó la fe de María.

Para verificar autenticidad de vuestra fe y de vuestra misión. recurrid a la herencia que han dejado. al mundo de la cultura los grandes santos y verificada en la propia vida. recordando que las escuel espiritualidad no deben ser un tesoro encerrado en las bibliot de los conventos. Reflejaos en su coraz . amor. no infantil ni agresivo. que no atrae atención hacia sí. leída en las obra modo maduro. y llevadla al entramado vivo de la Iglesia y. reconocidas por la Iglesia. al mundo de la vida familiar y social. al mundo de los medios de comunicación social y d política. La sabiduría evangélica. a donde no puede llegar el sacerdote. Creed en la gracia de Dios que o particular.activa del Espíritu Santo. para servir a la causa del rein Dios en el mundo de hoy. Form vuestra mente y vuestro corazón en las obras de los grand maestros y de los testigos de la fe. confrontadla con la fe de María. de m religiosa. Aprovechad la sabid de los santos. Deseo seáis cada vez más numerosos. se ha de llev trabajo. sino que realmente irradia en torno a sí la f Permaneced en su escuela. Vuestra misión ha nacido de la fe d Iglesia y de la riqueza de los frutos del Espíritu Santo. Son numerosos los Movimientos a los que pertene Os alimentáis de doctrina proveniente de diversas escuelas espiritualidad. el religioso acompaña.

¡Alabado sea Jesucristo! mundo con la riqueza y la variedad que el mismo Espíritu Sa [L'Osservatore Romano.8. edición semanal en lengua español 2-V . llenos del Espíritu Santo. uno de ellos. Yo mismo quise tomar es palabras como inicio de la primera encíclica de mi pontifica Deus caritas est. de modo particular «acogió a María en su c Jesús y con María pudo insistir tan eficazmente en la verdad que «Dios es amor» (1 Jn 4. A todos aquellos a quienes resulta difícil creer Dios. Sed vosotros mismo queridos amigos. se dispersaro todo el mundo para anunciar el Evangelio. Junto a ella experiment vosotros mismos que Dios es amor y transmitiréis su mensa sabrá suscitar.16).Cuando los Apóstoles.27). Precisamente gracias a su profunda relación apóstol del amor. testigos de esta verdad. les repito hoy: «Dios es amor». Esta verdad sobre Dios es la más importan más central. Lo seréis eficazme permanecéis en la escuela de María. Jua (cf. Jn 19.

Benedicto XVI ENSEÑANZAS SOBRE LA VIRGEN MARÍA (II) .S. S.

con motivo del 25° anivers . ante la gruta de Lourdes que se encuentra en los jardines vaticanos. GRATITUD A MARÍA (En los jardines vaticanos.. 31-V-06) Queridos hermanos y hermanas: Me alegra unirme a vosotros al final de este sugestivo encue de oración mariana. LA VISITACIÓN. concluimos el mes de m caracterizado este año por la acogida de la imagen de la Virg Fátima en la plaza de San Pedro. Así.

más aún. como en todas las páginas Evangelio. Sé que puedo contar con ayuda en toda situación. por habe acompañado durante la visita a la querida tierra de Poloni También quiero expresar a María mi gratitud porque me sost en mi servicio diario a la Iglesia. en la fiesta de la Visitación. eficazmente para sostenerlos: esta es la experiencia del pue Hoy. vemos a María dócil a los planes divinos y en actit amor previsor a los hermanos. La humilde joven de Nazaret. y marcado tambié el viaje apostólico que el Señor me permitió realizar a Polon donde pude visitar los lugares queridos por mi gran predece De esta peregrinación. sé que ella previene con intuición materna todas las necesidades de sus hijos e interv cristiano desde sus primeros pasos en Jerusalén. juntamente con vosotros. Deseo d una vez más las gracias. me vuelve ahora a la mente.del atentado contra el amado Juan Pablo II. en Czestochowa. de la que hablé esta mañana durant audiencia general. en particula visita al santuario de Jasna Góra. . dond comprendí más profundamente cómo nuestra Abogada cele acompaña el camino de sus hijos y no deja de escuchar la súplicas que se le dirigen con humildad y confianza.

Virgen es un camino privilegiado.39). saltó de gozo el niño en seno» (Lc 1. para l en un momento de particular necesidad. consagrarse santos. encuentra y acoge al Hijo y se lle menoscaba la fe y el amor a Jesucristo. edición semanal en lengua español . se entera de que tambié anciana prima Isabel espera un hijo en su vejez.sorprendida por lo que el ángel Gabriel le había anunciado - será la madre del Mesías prometido-. «Apenas llegó a mis oídos la voz de tu sal le dice la madre de Juan Bautista-. está presente Jesús. Qu su alegría. que han recorrido numero [L'Osservatore Romano. para seguir más fielmente al Señor. «con prontitud» a la casa de su prima y ponerse a su disposi ¡Cómo no notar que. nuestro Salvador. Donde llega María. Lc 1. La verdadera devoción mariana nunca ofusca abre su corazón a la Madre. Sin demora pone en camino. Así pues. a su esposa Isabel y también al niño que está creci en el seno de ella. como dice el evangelista (cf. ú mediador entre Dios y los hombres. en el encuentro entre la joven María y l anciana Isabel. Al contrario.44). consagrémonos a ella con filial abandono. el protagonista oculto es Jesús! María lo llev su seno como en un sagrario y lo ofrece como el mayor don Zacarías.

la devoción marian pueblo de Dios hasta el fin de los tiempos. el gran canto de la Virgen que acabamos escuchar en el evangelio. encontramos unas palabras sorprendentes. afirmando: «Me felicitarán todas las generaciones». Es . La Madre del Señor profetiza las alabanza marianas de la Iglesia para todo el futuro. Al alabar a María Iglesia no ha inventado algo «ajeno» a la Escritura: ha respon a esta profecía hecha por María en aquella hora de gracia Y estas palabras de María no eran sólo palabras personales vez arbitrarias.9-V *** LA ASUNCIÓN DE MARÍA (Homilía del 15-VIII-06) Venerados hermanos en el episcopado y en el sacerdocio queridos hermanos y hermanas: En el Magníficat. Y Mar Isabel. continúa y completa lo que llena de Espíritu Santo: «Dichosa la que ha creído». María dice: «Desde ahora me felicitarán toda generaciones». Isabel había exclama también llena de Espíritu Santo. Como dice san Lucas.

Dios. con cuerpo y alma se transfo . El Señor. en la víspera de Pasión. María. preparó hay muchas moradas» (cf. inspirada por el Espíritu Santo. Porque en la casa de mi P esclava del Señor. porque es «feliz». responde a un mandato del Espíritu Sant Nosotros no alabamos suficientemente a Dios si no alabamo sus santos. feliz para siempr morada en la gran casa del Padre. al despedirse de los suyos. sobre todo a la «Santa» que se convirtió en su mo en la tierra. y la Iglesi cumple un deber. En este rostro podemos pe «Me felicitarán todas las generaciones». su misericordia. su bondad. hágase en mí según tu palabra». dijo: «Voy a prepararos a María. venerar a María. venerar a María.2). Y precisamente viendo el r de María podemos ver mejor que de otras maneras la bellez realmente la luz divina. La luz sencilla y multiforme de Dios sólo se manifiesta en su variedad y riqueza en el rostro de los santos son el verdadero espejo de su luz. al decir: «He aqu en la tierra la morada para Dios.auténtica profecía. María. Feliz porque está unida a porque vive con Dios y en Dios. Nosotros podemos a este es el contenido de esta fiesta. Jn 14.

y para siempre. ya está preparada esa morada para siemp este es todo el contenido del dogma de la Asunción de María gloria del cielo en cuerpo y alma. a la venerac además. Si es verdad. a encontrar el camino de . San Lucas. nos mue cómo podemos llegar a ser felices. que el misterio del templo -la morada de D realmente. Había dado al Señor el espacio de su alma y así s encarnó.en su morada. y así abrió la tierra al cielo. nos señala el camino de la vida.se realizó en María. en el pasaje evangélico que acabamos de escuc nos da a entender de diversas maneras que María es la verda Arca de la alianza. donde Dios se hizo presente en esta tierra. convirtió realmente en el verdadero Templo donde Dios s Así. nos guía. está presente aquí en la tierra. ya lo había concebido en entre nosotros. María es «feliz» porque se ha convertido -totalmente cuerpo y alma. expresado aquí en esta palabras. San Agustín dice: «Antes d alma». Lo que desean todas las culturas. que Dios h concebir al Señor en su cuerpo. se realiza aquí.en la morada del Señor. En María Dios habit tienda. ya está preparada e su morada eterna. María no sólo nos invita a la admiración. al ser la morada de Dios en la tierra. es decir. María se convierte aquí en la tierra.

la vida es vací futuro es vacío. creo que tú eres Dios. que se completan en el Magníficat de María: «Dichosa la que ha cre Dios y encontrar así la felicidad definitiva es creer. la fe que Dios existe. Y creer no es s una forma de pensamiento. es la fe en palabra divina de la sagrada Escritura. a unirme a Dios y a encontrar a lugar donde vivir. El acto primero y fundamental para transformarse en morada en el Dios que se manifestó en Jesucristo y que se nos revela Creer no es añadir una opinión a otras. nuestro futuro es luz y tenemos una orientación para sa Por eso. decir: «Sí. todo cambia. Y la convicción. Creer. como he dicho. creo que en el encarnado estás presente entre nosotros». y el modo como debo vivir. En cambio. luz. impulsa a adherirme a Dios. si Dios existe. Escuchemos una vez más las palabras de Isabel. creer constituye la orientación fundamental de nue vida. la vid cómo vivir. Pero. orienta mi vida.felicidad. si Dios no existe. no es una información como otras. Mucha informaciones no nos importa si son verdaderas o falsas. pue cambian nuestra vida. una idea. es u .

contribuyendo así a la auténti «Me felicitarán todas las generaciones»: esto quiere decir qu decir. o no gusta mucho. Parecen invenci . Creer quiere decir seguir la sen señalada por la palabra de Dios. Pero el «temor de Dios» no es angustia. Y no vence el dragón. la preocupación por no destruir el amor sobr que está construida nuestra vida. habla d «temor de Dios». está en las manos de Dio habla hoy la primera lectura: el dragón que es la representaci todas las fuerzas de la violencia del mundo. Tal vez conocemos poco esta palabra. es algo diferente. del futuro. Como hijos. historia que somos nosotros. tan fuerte. además de este acto fundamental de la fe.acción. Temor de Dios es el sentid responsabilidad que debemos tener. una toma de posición para toda la vida. que Dios vence. no tenemos miedo del Padre. una forma de vivir. pero tene temor de Dios. el porvenir. responsabilidad por la po del mundo que se nos ha encomendado en nuestra vida responsabilidad de administrar bien esta parte del mundo y d edificación del mundo. a la victoria del bien y de la paz. pertenece a Dios. María. Con toda la Escritura. que es un existencial. añade e palabras: «Su misericordia llega a todos los que le temen d generación en generación».

en comparación con el dragón. Am . tan armado. que es la Iglesia. muestran la primera lectura y el evangelio. porq el Amor.pero María nos dice que no son invencibles. como Dios es más fuerte. que es María. él tiene el f en la mano. es más fuerte por Ciertamente. al final vence la pa Este es el gran consuelo que entraña el dogma de la Asunció María en cuerpo y alma a la gloria del cielo. Y realmente Dios es vulnerable en el mundo. vence el amor y no el odio. La Mujer. de la paz. para que ayude a la vic de la paz hoy: «Reina de la paz. e Mujer. parece indefensa. y el amor es vulnerable. Damos gracias nos compromete a estar del lado del bien. pero también vemos que este cons Oremos a María. la Reina de la paz. ¡ruega por nosotros!». vulnerable. A pesar de ello. Señor por este consuelo.

quisiera invitaros a dirigi mirada. 16 de agosto de 2006) Queridos hermanos y hermanas: Nuestro tradicional encuentro semanal del miércoles se realiz todavía en el clima de la solemnidad de la Asunción de la santísima Virgen María. que ayer la li . una vez más. a nuestra Madre celestial.CATEQUESIS SOBRE LA ASUNCIÓN DE MARÍA (Miércoles. Por tanto.

que a veces olvidam verdad de fe. María « y de consuelo» (Lumen gentium. La Asunción evoca un misterio que nos afecta a cada uno escogió como Madre y que Jesús en la cruz dio como Madr nosotros. ¿cómo hacer que todos nosotros y la sociedad ac percibamos cada vez más esta señal luminosa de esperanza? quienes viven como si no tuvieran que morir o como si todo acabara con la muerte. 68). también corporal. Como es sabido. algunos se comportan como si el hom fuera el único artífice de su propio destino. existiera. de la criatura que Di toda la humanidad. como afirma el concilio Vaticano II.nos hizo contemplar triunfante con Cristo en el cielo. estamos ante el pueblo de Dios en marcha como señal de esperanza c inmersos en las vicisitudes de cada día. Ahora bien. que constituye una impor Entonces. Es una fiesta muy arraigada en el pueblo cristiano. esta consoladora realidad espiritual. porque. llegando en ocasiones incluso a negar que haya esp . en ella s celebra la glorificación. como si Dios n para él en nuestro mundo. ya desde primeros siglos del cristianismo.

nos tranquiliza en los momentos de oscuridad y tempestad. del sufrimiento y de la muerte. un día compartir su misma gloria y así se hace más hermosa también la tierra perder la serenidad y la paz. no debem más cuando parecen acumularse en el horizonte sombras tri de dolor y violencia.Sin embargo. La señal luminosa de la Virgen María elevada al cielo brilla esto. que es Amor. nos se confiados nuestro camino de compromiso cristiano adonde con su mano maternal. p colmar la sed de verdad y felicidad de nuestro corazón. Sólo perspectiva de la eternidad puede dar valor auténtico a lo humana. comprendemos tampoco para nosotros la tierra es una patria definitiva y que vivimos orientados hacia los bienes eternos. Sostenidos por esta certeza. Tenemos la certeza de que desde lo a María sigue nuestros pasos con dulce preocupación. los grandes progresos de la técnica y de la cie que han mejorado notablemente la condición de la humanid dejan sin resolver los interrogantes más profundos del alm humana. Sólo la apertura al misterio de Dios. prosiga . aun entre las numerosas dificultades diarias. acontecimientos históricos y sobre todo al misterio de la fragi Contemplando a María en la gloria celestial.

juntamente con la g comunidad de los santos y como su centro. que ascendió al Padre. y que renueve l . María guía a la Iglesia naciente en la oración casi la Iglesia orante en persona. GUÍANOS SIEMPRE HACIA JESÚS (Homilía en el santuario mariano de Altötting. Y así. Sigamos adelante en nuestra vida guiado María. 11-IX-06) Queridos hermanos en el ministerio episcopal y sacerdota queridos hermanos y hermanas: En la primera lectura. la Madre del Señor. pidiendo a su Hijo que enví Espíritu una vez más a la Iglesia y al mundo. está también hoy Dios intercediendo por nosotros. en el salmo responsorial y en el pasa evangélico de hoy.5). se nos presenta tres veces y en forma sie diferente a María. para que cumpla promesa: «Seréis bautizados en el Espíritu Santo dentro de p días» (Hch 1. ¡Gracias! *** SANTA MADRE DE DIOS.lleva la Providencia. como una mujer que or el libro de los Hechos de los Apóstoles la encontramos en m de la comunidad de los Apóstoles reunidos en el Cenáculo invocando al Señor.

también es un diálogo lleno d profunda humanidad. Ella confía una necesidad humana a su poder. en el pasaje evangélico. en nuestra vi permitirle entrar en nuestro tiempo y en nuestro obrar: esta e la grandeza de Dios. Donde se proc también el hombre queda engrandecido y el mundo result Por último.de la tierra. e puede parecer una conversación enteramente humana entr Madre y su Hijo. de bendición por sus grandes haz El tenor de este himno es claro desde sus primeras palabra «Proclama mi alma la grandeza del Señor». A primera vista. Hemos respondido a esta lectura cantando con María el gr himno de alabanza que ella entonó cuando Isabel la llam bienaventurada a causa de su fe. Pero María no se dirige a Jesús simplem como a un hombre. esencia más profunda de la verdadera oración. el hombre no queda empequeñecido: luminoso. Es una oración de acción gracias. Proclamar la gran del Señor significa darle espacio en el mundo. en efecto. y. a un p . contando con su habilidad y disponibilida ayudar. María pide a su Hijo un f para unos amigos que pasan dificultades. de alegría en Dios.

que realice un milagro produciendo vino. poder. para entender mejor a Jesús y a María. En este diálogo con Jesús la vemos realmente como Madre pide. simplemente le d «No tienen vino» (Jn 2. Vemos su cordial bondad y su disponibilidad muchas generaciones. la atención maternal que la lleva a percibir los probl de los demás. desde h peregrinación. por consiguiente. han venido aquí a Altötting en ayudar. María propiamente no hace una petición a Jesús. Aquí aparece. en las sencillas palabras de la Madre de Jesús pod apreciar dos cosas: por una parte. Simplemen Así pues. por primer . Los esposos encuentran en dificultades y María simplemente se lo dice a J No le pide nada en particular. que intercede. que Jesús utili informa a Jesús y le deja decidir lo que conviene hacer. y tam para aprender de María el modo correcto de orar. A ella confiamos nuestras preocupaciones. y mucho menos. nue necesidades y nuestras dificultades.que supera la habilidad y la capacidad humanas. todo el pueblo partici y. su afectuosa solicitud por hombres. Esta es la Madre a la que tantas personas. se consumía mucho vino. Conviene profundizar un poco en este pa del evangelio.3). Las bodas en Tierra Santa se celebraban durante una semana entera.

entregó su voluntad. en la que confiamos. cuando Jesús le expresa el lugar que ocupa María en la historia de la salvac «Mujer. hay otro.38). pero también la humildad y la generosidad para acep respuesta. este tít Remite al futuro. por muy importantes o razonables que n parezcan. De María aprendemos la bondad y la disposici ayudar. ahí tienes a tu madre» (c . confiando en él. Esta sigue siendo su actitud fundamental nos enseña a rezar: no querer afirmar ante Dios nuestra volun nuestros deseos. sea cual sea. sumergiéndola en la palabra» (Lc 1. Pa comenzar. a la hora de la crucifixión. no nos gusta la palabra con que se dirige a ella «Mujer». voluntad de Dios. será lo mejor para nosotros.en la sagrada Escritura. Pero además de este primer asp que a todos nos resulta muy familiar. hágase en mí según Dios. En Nazaret. «Hijo. sino presentárselos a él y dejar que él decida lo q quiera hacer. que podría pasarnos fácilmente desapercibido: María lo deja todo al juic Dios: «He aquí la esclava del Señor. la bondad y disponibilidad a ayudar d Madre. ahí tienes a tu hijo». ¿Por qué no le dice «Madre»? En realidad. convencidos de que su Podemos comprender muy bien la actitud y las palabras de M pero nos resulta difícil entender la respuesta de Jesús.

Porque todo esto debe hacernos reco que van juntos y se funden. ese título evoca el relato de la crea como ser humano se siente solo. a su Madre. se hacen uno. en Madre de todos sus discípulos. tu cuerpo. que pronunció desde lo más hondo de su coraz introdujo en la comunidad del pueblo de Israel. Entonces Dios crea a Eva. con toda su magnifice ella Adán encuentra la compañera que buscaba y le da el nom de «mujer». ya vamos por buen camino pa entender su respuesta. en medio de la creación.4).26-27). exp Nos gusta menos aún lo que Jesús dice luego a María en Ca «¿Qué tengo yo contigo. y no sólo tu cue con su «sí». de Eva: Adán. mujer? Todavía no ha llegado mi ho (Jn 2. María repre la mujer nueva. la mujer definitiva. con amor maternal te dio la vid Si así le hablamos a Jesús. en apariencia poco afectuoso. nuestra Madre: ese título. indica anticipadamente la hora en que convertirá a la mujer. Quisiéramos objetar: ¡tienes mucho con ella! Fue e quien te dio la carne y la sangre. Por tanto. Está ante todo que en el contexto de la encarnación de Jesús hay dos diálo . Así.19. ella te engendró en su vientre. la compañera del Reden realmente la grandeza de su misión perenne. en el evangelio según san Juan. Por otra parte.

A él remite a su Madre.diálogo de María con el arcángel Gabriel. M con su «sí» le da el cuerpo. C respuesta nuestro Señor alude a este punto de su profundís unidad.6-8). El «sí» del Hijo -«He aquí que vengo para hacer tu voluntad» «sí» de María -«Hágase en mí según tu palabra». ah . También noso encontraremos la respuesta a nuestras preguntas.38). podríamos decir un diálogo dentro de Dios. gracias a cuya coincidencia se realizó la encarnación. debemos aprender a encaminarnos hacia este punto. un diálogo con el que se inicia la Encarnación. se encuentra la solución. en el que ella dic «Hágase en mí según tu palabra» (Lc 1. cuando dice qu palabras del salmo 40 son como un diálogo entre el Padre y Hijo. (.. mujer?» relación más profunda que tienen Jesús y María es este do «sí». De esta manera el Verbo se hace carne en M En este doble «sí» la obediencia del Hijo se hace cuerpo.5-7..se conviert un único «sí». «¿Qué tengo yo contigo.. El Hijo et dice al Padre: «Sacrificio y oblación no quisiste. cf. tu voluntad» (Hb 10. formado un cuerpo. qu encuentra recogido en la carta a los Hebreos.. Pero existe un t paralelo a este.) para hacer. en este común «sí» a voluntad del Padre. Sal 40.) He aquí que vengo (. pero me h Dios. Ahí.

que parece rech con sencillez: «Haced lo que él os diga» (Jn 2. se hace uno con nosot La hora de la cruz. ha querido poner también ella su petic Por eso.Partiendo de ahí comprendemos ahora también la segunda f de la respuesta de Jesús: «Todavía no ha llegado mi hora». Él no se limita a «producir» vino. no juega con su poder en un asu que. se entrega a nosotros para siempre. la hora de la que brota el Sacramento. e . él realiza un signo el que anuncia su hora. representada por la abundancia del vino. nunca actúa para agrad precisamente lo que lo une a María.5). en el fondo. después de la respuesta de Jesús. porque ahí. y esto es nunca actúa solamente por sí mismo. permite que le desgarren el cuerpo. sino transforma las bodas humanas en una imagen de las boda divinas. a las que el Padre invita mediante el Hijo y en las que plenitud del bien. No. J los otros. L bodas se convierten en imagen del momento en que Jesús lle amor hasta el extremo. la hora de la u entre Dios y el hombre. es totalmente privado. en esa unida voluntad con el Padre. y bodas entre Dios y el hombre. Actúa siempre partiendo del Padre. ella sorprendentemente puede decir a los servido Jesús no hace un prodigio. la petición. la hora de las bodas.

por la Madre de todos los fieles. Señor Jesús!».que él se nos da realmente en carne y sangre. de un modo verdaderamente divino. se resuelve la neces del momento y se rebasa ampliamente la petición inicial. Él anticipa continuamente esta hora definitiva precisamente en la Eucaristía. siempre nuevamente esta anticipación de la «hora». La de Jesús no ha llegado aún. su hora definitiva será su vuelta al final d tiempos. que lo invoca en las plegarias lo sigue haciendo siempre por intercesión de su Madre. en el signo del don festivo. esta es la hora de l Así. En el canon. pone su cuerp bodas. Y no nos limitemos a recibirlo só . hacia «hora» de Jesús. agua en vino. Pidámosle a él el don de reconocerlo y comprenderlo cada vez más. po eucarísticas: «¡Ven. nuestras manos y en nuestro corazón. en la cual ya ahora viene siemp intercesión de la Iglesia. pide q Así queremos dejarnos guiar por María. la Iglesia im venga ya ahora y se entregue a nosotros. anticipa su hora ya Su «hora» es la cruz. por la Madre de la gracias de Altötting. pero en el signo de la conversió este momento.

aprendiendo recibirlo mejor.el momento de la Comunión. En Altötting la adoración Señor en la Eucaristía ha encontrado un lugar nuevo en la an queremos permanecer en diálogo con el Señor. María y Jesús siempre van juntos. edición semanal en lengua español 22-I *** LA INMACULADA CONCEPCIÓN (Ángelus del 8-XII-06) . Amén. [L'Osservatore Romano. ruega por nosotros. como rogaste en C por los esposos! Guíanos siempre hacia Jesús. capilla del tesoro. Mediant ¡Santa Madre de Dios. Él permanece presente en la H santa y nos espera continuamente.

el Señor está contigo» (Lc 1. El fundamento bíblico de este dogma se encue en las palabras que el ángel dirigió a la joven de Nazaret «Alégrate.Queridos hermanos y hermanas: Hoy celebramos una de las fiestas de la santísima Virgen m bellas y populares: la Inmaculada Concepción. llena de gracia. sino que fue preservada incluso de herencia común del género humano que es la culpa original. misión a la que Dios la destinó desde siempre: ser la Madre Todo esto está contenido en la verdad de fe de la «Inmacula Concepción». María no sólo cometió pecado alguno. « . p Redentor.28).

«el am Podemos preguntarnos: ¿por qué entre todas las mujeres D escogió precisamente a María de Nazaret? La respuesta e oculta en el misterio insondable de la voluntad divina. término fijo del designio eterno» (Paraíso XXXIII Lo dice la Virgen misma en el Magníficat. Lc 1 Así llegó a ser la Madre de Dios. encarnado de Dios» (Deus caritas est.de gracia» -en el original griego kecharitoméne.. imagen y modelo de la Igle difundirla a toda la familia humana. Jesús. que encontró gracia a sus ojos (cf. hija de tu Hijo. Dios quedó prendad la humildad de María. Sí. (. Sin emb hay un motivo que el Evangelio pone de relieve: su humildad subraya bien Dante Alighieri en el último canto del «Paraíso «Virgen Madre. elegida entre los pueblos para recibir la bendición del Seño Esta «bendición» es Jesucristo.46. su cántico de alaba «Proclama mi alma la grandeza del Señor. d que María quedó llena desde el primer instante de su existen . Él es la fuente de la gracia. la más humilde y más alta de t las criaturas. escogida para acoger el don más precioso.) porque ha mira humildad de su esclava» (Lc 1. un nombre que le dio Dios mismo para in que desde siempre y para siempre es la amada.. 12). la elegida.es el nombre hermoso de María.48).

por la tarde.17). la fiesta de la Inmaculada ilu como un faro el período de Adviento. 8-XII-06) . Plaza de España. miramos a María que «brilla como signo d esperanza segura y de consuelo para el pueblo de Dios e a mí cuando. Esta también nuestra vocación y nuestra misión. A ella nos dirigimos ahora con la oración que recuerda el anu [L'Osservatore Romano. Con esta certeza os invito a u tradicional homenaje a esta dulce Madre por gracia y de la gr del ángel.Acogió con fe a Jesús y con amor lo donó al mundo. 68). la vocación y la m «para que el mundo se salve por él» (Jn 3. renueve en la plaza de España camino» (Lumen gentium. edición semanal en lengua español 15-X *** HOMENAJE A LA INMACULADA (Roma. de la Iglesia: acoger a Cristo en nuestra vida y donarlo al mu Queridos hermanos y hermanas. Mientras salimos al encuentr Dios que viene. que es un tiempo de vig y confiada espera del Salvador.

Oh María. con el que Dios m «Llena de gracia» eres tú. María. colmada del amor divino des primer instante de tu existencia. con su gracia. ser la Madre del Redentor e íntimamente asociada a él en discípulos de Cristo. de gracia» (Lc 1. en el día solemne en el que la liturgia celebra t esperanza para todos los redimidos. llamados a ser. el nombre más bello. siguiendo la tradición iniciada por los P anteriores. santos En ti brilla la dignidad de todo ser humano. Ef 1.4). que siempre e precioso a los ojos del Creador. misterio que es fuente de alegría y Te saludamos y te invocamos con las palabras del ángel: «L te llamó desde la eternidad. Virgen Inmaculada: También este año nos volvem encontrar con amor filial al pie de tu imagen para renovarte homenaje de la comunidad cristiana y de la ciudad de Rom Hemos venido a orar. Inmaculada Concepción. providencialmente predestina misterio de la salvación. En tu Inmaculada Concepción resplandece la vocación de inmaculados en el amor (cf. .28).

qu único Salvador del mundo y de la historia. príncipe engañador de este mundo.Quien fija en ti su mirada. «No» al Maligno. Padre quiso necesitar para engendrar al Hombre nuevo. por más duras que sean las pruebas de la vida Aunque es triste la experiencia del pecado. Madre toda santa. hipocresía. que destruye el poder del mal con la omnipote . a las ganancias ilícitas. María. quien recurre a ti redescubre que lleva a la casa del Padre. al egoísmo y a la violencia. Danos la valentía para decir «no» a los engaños del poder. que al acoger con tu «sí» belleza de la verdad y del amor. y vuelve a encontrar el cam proyectos del Creador. «Llena de gracia» eres tú. siguiendo tu ejem nuestro «sí» a la voluntad del Señor. Un «sí» que se une a tu «sí» sin reservas y sin sombras. que desfigura dignidad de los hijos de Dios. a la corrupción y «Sí» a Cristo. Cri dinero y del placer. no pierde la serenidad. nos abriste el camino de la salvació Enséñanos a pronunciar también nosotros.

como escribe el sumo poeta Dante. acudimos una vez más a esta fu consuelo. para que el auténtico espír Muéstrate Madre y guardiana vigilante de Italia y Europa. seguridad y paz. habitantes de esta ciudad tuya. María. alegría y amor. Tu nombre es para todas generaciones prenda de esperanza segura. Sabemos que sólo los corazones convertidos al Amor. «Llena de gracia» eres tú. de las antiguas raíces cristianas los pueblos sepan tomar nu Muéstrate Madre providente y misericordiosa con el mundo en para que. XXXIII Como peregrinos confiados. muéstrate Madre tierna y solícita co evangélico anime y oriente su comportamiento. para encontrar en ella Virgen «llena de gracia». Sí. al manantial de tu Corazón inmaculado. que Dios. pueden construir un futuro mejor para todos. para linfa para construir su presente y su futuro. porque. para nosotros mortales. respetando la dignidad humana y rechazando toda de violencia y de explotación. tú «eres fuente viva de esperanza» (Paraíso. se pongan bases firmes para .del amor.

y danos a Cristo. [L'Osservatore Romano. una sociedad que con demasiada frecuencia sacrifica al hom Muéstrate Madre de todos. Muéstrate Madre especialmente de los más necesitados: de indefensos. pero la atención se concentra de mo . edición semanal en lengua español 15-X *** LA MATERNIDAD Y VIRGINIDAD DE MARÍA Jornada mundial de la paz (Homilía del 1-I-07) Queridos hermanos y hermanas: La liturgia de hoy contempla. varios hec realidades mesiánicas. oh María. esper del mundo. de los marginados y los excluidos.civilización del amor. «Monstra te esse Matrem». de las víctima por otros fines e intereses. llena de gr Amén. oh Virgen Inmaculada. como en un mosaico.

la paz Cristo (cf. Sedulio). la Theotókos «Madre del Rey que gobierna cielo y tierra por los siglos de siglos» (Antífona de entrada. Lumen gentium. En liturgia de hoy destaca la figura de María. La liturgia medita ho sobre la circuncisión de Jesús como rito de agregación a el Verbo hecho hombre y repite que nació de la Virgen. Por tanto.especial en María. Invoca para el mundo la paz. Madre de Dios. el apóstol san P afirmando que Jesús nació «de una mujer» (cf. Refle comunidad. cf. nombre que dio al Mesías y lo escucha pronunciado con tie Cristo. en esta solemnidad no se cel una idea abstracta. Pero ¿el Verbo eterno no en el tiempo precisamente por medio de María? Lo recuerda e segunda lectura. Ga 4. Recuerda dulzura por su Madre. mediadora y cooperador Comenzamos un nuevo año solar. y lo hace a través de María.4). que acabamos de escuchar. sino un misterio y un acontecimiento histó . Ocho días después de nacimiento de Jesús recordamos a su Madre. que es un período ulterio tiempo que nos ofrece la divina Providencia en el contexto d salvación inaugurada por Cristo. hombre-Dios. 60-61). y contempla a Dios que dio a su Hijo unigénito c cabeza del «pueblo nuevo» por medio de María. verdadera Madre Jesús.

como una ocasión providen y de gratitud al Señor por el don de un nuevo año. como mi venerado predecesor el siervo concilio Vaticano II. Si se descuida uno u otro aspe no se comprende plenamente el misterio de María. nació de María Virgen. persona divina.Jesucristo. En este clima de or mi cordial saludo a. sentido más pleno. Se trata de dos prerrogativas que siempr proclaman juntas y de manera inseparable. tal como n presentan los Evangelios. María es. contemplando a María comenzamos este nuevo a que recibimos de las manos de Dios como un «talento» prec que hemos de hacer fructificar. porque se integran califican mutuamente. porque en la cruz Jesús dio su sangre por tod desde la cruz a todos encomendó a sus cuidados materno Así pues.. pero madre virgen. (. M es virgen. María. me alegra para contribuir a realizar el reino de Dios. la cual es. es tamb Madre de la Iglesia. su madre. durant la humanidad. Madre espiritual de Dios Pablo VI proclamó el 21 de noviembre de 1964. por último.. María es madre. Además de la maternidad.) Con ocasión de la actual Jornada mu de la paz. Madre de Cristo.. pero virgen madre. hoy también se pone de relieve virginidad de María. dirigí a los gobernantes y a los responsables de ..

n. ante las situaciones de injusticia y de violencia. Gn 1.naciones. el tradicional Mensaje.27). 15-X n. 1). puede justificar jamás que se disponga de él a placer. y ninguna fuera un objeto. corazón de la paz».. Precisamente por haber sido cread imagen y semejanza de Dios (cf. Este compromiso compete de modo peculiar al cristia llamado «a ser un incansable artífice de paz y un valiente defe de la dignidad de la persona humana y de sus derechos inalienables» (ib. y ante el peligro del terrorismo. resulta más necesario que nunc . y de que construyendo la paz se ponen bases para un auténtico humanismo integral» (Mensaje. como Ante las amenazas contra la paz. que perturb seguridad de los pueblos. a menudo olvidados por la mayor parte d opinión pública. que este año tiene por tema Estoy profundamente convencido de que «respetando a la pe se promueve la paz. q permanecen en varias regiones de la tierra. está revestido de la m dignidad de persona. 16). voluntad. todo individuo hum sin distinción de raza. cultura y religión. ante la persistenc conflictos armados. así como a todos los hombres y mujeres de bue persona humana. Por eso ha de ser respetado. lamentablemente siemp presentes.

es necesario que el fundamento de esos derechos sea reconocido no en simpl . apoyarse en el respeto de la dignidad y de los derechos de t El deseo que formulo ante los representantes de las naciones presentes es que la comunidad internacional aúne sus esfue para que en nombre de Dios se construya un mundo en el qu derechos esenciales del hombre sean respetados por todos. y una tarea que hay que real El relato evangélico que hemos escuchado muestra la escen los pastores de Belén que se dirigen a la cueva para adora Niño. ¿C no dirigir la mirada una vez más a la dramática situación q caracteriza precisamente esa Tierra donde nació Jesús? ¿C cuanto antes el día de la paz.trabajar juntos en favor de la paz. para ser duradero. para que esto acontezca. Lc 2. Como recordé en el Mensa paz es «al mismo tiempo un don y una tarea» (n.16). preciso invocar con la oración. embargo. d persona. el día en que se resuelva no implorar con oración insistente que también a esa región ll definitivamente el conflicto actual. sin cansarse jamás. después de recibir el anuncio del ángel (cf. que persiste ya desde ha demasiado tiempo? Un acuerdo de paz. 3): un don q con valentía.

(. conceda la paz» (Nm 6.24. si los elementos constitutivos de la dignidad hum quedan dependiendo de opiniones humanas mudables.. Por eso los crist . Eso cayendo hacia una interpretación meramente positivista de mismos» (ib.). aca por debilitarse y por interpretarse de modos diversos. por desgracia siempre al acecho. significar la intensidad y la fuerza de la bendición. indica conjunto de bienes en que consiste «la salvación» traída p Cristo. El Señor se fije en ti pondría a salvo del peligro. «El Señor te bendiga y te proteja. en ella se repite tres veces el nombre del Señor palabra es «paz».. Esta es la fórmula de bendició hemos escuchado en la primera lectura.). cuya últim El término bíblico shalom. aunque sean proclamados solemnemente. n En efecto. «Por ta es importante que los Organismos internacionales no pierda vista el fundamento natural de los derechos del hombre. Está tomada del libr los Números.pactos humanos. sino «en la naturaleza misma del hombre y dignidad inalienable de persona creada por Dios» (Mensaje. tam sus derechos. que traducimos por «paz».26). el Mesías anunciado por los profetas.

para traer su paz a los hombres de b voluntad. a los que lo acogen con fe y amor. en él.reconocemos en él al Príncipe de la paz. la paz e que es preciso acoger con humilde docilidad e invocar convierte a toda persona de buena voluntad en un «canal de verdaderamente el don y el compromiso de la Navidad: un d constantemente con oración confiada. edición semanal en lengua español 5 . en Belén. para que sepamos reconocer el rostro de Cristo en el ro [L'Osservatore Romano. Pidámosle que ilumine nuest de toda persona humana. Así. y un compromiso qu Pidamos a María. corazón de la paz. Se hizo hombre y n en una cueva. la verdadera paz. que nos ayude a acoger a Hijo y. ojos. Madre de Dios.

humanidad. Sol que surgió en el horizonte de año 2007. ilumine vuestro camino y os acompañe durante to . ¡Felicidades a todos! Os deseo pa bien. mis más cordiale deseos de paz y de bien. Que la luz de Cristo. y a cuantos están unido nosotros mediante la radio y la televisión.LA MATERNIDAD DIVINA DE MARÍA Y EL DON DE LA PAZ (Ángelus del 1-I-07) Queridos hermanos y hermanas: Al inicio del nuevo año me alegra dirigiros a todos vosotro presentes en la plaza de San Pedro.

el Salvador. de venerada memo quiso que el 1 de enero fuera también la Jornada mundial d pacificador de la humanidad. nacido de María Virgen. calor divino y humano que emana de su presencia. vino para derribar el «muro de separación» q divide a los hombres y a los pueblos.5). La comunidad cris que durante estos días ha permanecido en oración y adorac ante el belén. conservand bendición de Dios. paz: para que cada año comience con la luz de Cristo. el gr . Por eso. el mismo Papa Pablo VI. no hace más luz de su Rostro. Como Mar también la Iglesia permanece en silencio para captar y custo las resonancias interiores del Verbo encarnado. Él es l mostrar a todos a Jesús. «la enemistad 2. como la Virgen.14). en s prerrogativa de verdadero «Príncipe de la paz» (Is 9.Con una feliz intuición. esplendor de bondad y de verdad. mira hoy con particular amor a la Virgen Madre identifica con ella mientras contempla al Niño recién nacid envuelto en pañales y recostado en el pesebre. La Iglesia. mi venerado predecesor el siervo de Pablo VI quiso que el año comenzara bajo la protección de M santísima. venerada como Madre de Dios. y sobre cada uno refle Hoy contemplamos a Jesús. es decir. Él «nuestra paz».

Y ese fundamento sólo puede ser la dignidad de reconocimiento y la protección de su derecho a vivir y a prof A la santa Madre de Dios dirigimos con confianza nuestra ora toda persona humana y el firme rechazo de la guerra y de violencia. E la columna que sostiene todo el gran edificio de la paz. corazón de la paz». opinable. n persona. Lo hago particular con el Mensaje especial que preparé juntamente co colaboradores del Consejo pontificio Justicia y paz. el valor de la persona hum Hoy se habla mucho de derechos humanos. tú que diste al mundo a Jesús. no relativo. El respeto a esta dignidad comienza con el libremente su religión. Mensaje aborda un punto esencial. y que este tiene por tema: «La persona humana. ayúdanos a acoger de don de la paz y a ser sinceros y valientes constructores de p .Renuevo hoy mi deseo de paz a los gobernantes y a los responsables de las naciones y de los organismos internacion y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad. para que se desarrolle en las conciencias el respeto sagrad María. pero a menudo olvida que necesitan un fundamento estable.

háblanos de Jesús. María. Madre del «sí».[L'Osservatore Romano. tu silencio que escucha y hace florecer la Palabra en opciones de auténtica libertad. tú escuchaste a Jesús y conoces el timbre de su voz y el latido de su corazón. . Estrella de la mañana. que en Nazaret habitaste con Jesús. háblanos de él y descríbenos tu camino para seguirlo por la senda de la fe. María. edición semanal en lengua español 5 *** ORACIÓN A LA VIRGEN DE LORETO (Audiencia general del 14-II-07) María. imprime en nuestra vida tus sentimientos. tu docilidad.

renazca en nosotros y nos transforme en una noche llena de luz. dirige tu mirada al ágora de los jóvenes. Virgen del Magníficat. para que sea el terreno fecundo de la Iglesia italiana. María. ayúdanos a elevar nuestra mirada a las alturas. como tú hiciste al visitar a Isabel. muerto y resucitado. . puerta del cielo.para que el frescor de nuestra fe brille en nuestros ojos y caliente el corazón de aquellos con quienes nos encontremos. ayúdanos a llevar la alegría al mundo y. María. como en Caná. impulsa a todos los jóvenes comprometidos en el servicio a los hermanos a hacer sólo lo que Jesús les diga. llena de él. Virgen de Loreto. Ora para que Jesús. María. que en su vejez se alegró contigo por el don de la vida.

Queremos ver a Jesús. edición semanal en lengua español 16 LA ANUNCIACIÓN DE LA VIRGEN MARÍA (Ángelus del 25-III-07) Queridos hermanos y hermanas: El 25 de marzo se celebra la solemnidad de la Anunciación d . hablar con él y anunciar a todos su amor. [L'Osservatore Romano.

que se sellaría después en la Pascua como «nueva y etern En realidad. gracias al encuentro de estos dos «sí». Este año coincide con un dom de Cuaresma y por eso se celebrará mañana. nadie lo conoc salvo María-. Cuando la Virgen dijo su «sí» al anuncio del án Jesús fue concebido y con él comenzó la nueva era de la his alianza». porque celebra un misterio central de C «He aquí la esclava del Señor. el «sí» de María es el reflejo perfecto del de Cr mismo cuando entró en el mundo. pero al mismo tiempo decisivo para la historia d humanidad. como escribe la carta a Hebreos interpretando el Salmo 39: «He aquí que vengo -pue mí está escrito en el rollo del libro. una fiesta cristológica. Dios p asumir un rostro de hombre. y así. L Anunciación. oculto -nadie lo vio. De todas form quisiera reflexionar ahora sobre este estupendo misterio de l que contemplamos todos los días en el rezo del Ángelus. tu volun (Hb 10.Bienaventurada Virgen María. e acontecimiento humilde. La obediencia del Hijo se refleja en la obediencia d Madre.7). hágase en mí según tu palabra .a hacer. narrada al inicio del evangelio de san Lucas. oh Dios. Por eso la Anunciación es tamb su Encarnación.

especialmente de los márt que son asesinados a causa del Evangelio. cumplimiento de su misión de evangelización y promoció Los misioneros mártires. María vivió la Virgen. se celebró la Jor de oración y ayuno por los misioneros mártires: obispos. martirio.respuesta de María al ángel se prolonga en la Iglesia. el Testigo del amor del Padre. aniversario del asesinato de monse Óscar Romero. ofreciendo su disponibilidad misericordia. 24 de marzo. llamad que Dios pueda seguir visitando a la humanidad con su manifestar a Cristo en la historia. religiosas y laicos asesinados en e humana. s «esperanza para el mundo». Lo subrayo record que ayer. que en el Calvario sella el «sí» pronunciado en Naz . el «sí» de Jesús y de María s renueva en el «sí» de los santos. porque testimonian que el amo Cristo es más fuerte que la violencia y el odio. De este modo. pero estuvieron dispuestos a dar la vida para perman En este tiempo cuaresmal contemplamos con mayor frecuen Unida a Jesús. No buscaron fieles al Evangelio. arzobispo de San Salvador. El martirio cristiano solamente se justifica acto supremo de amor a Dios y a los hermanos. religiosos. como reza el tema de este año. sacerdotes.

dé al mundo entero testimon [L'Osservatore Romano. Invoquemos con confianza su intercesión.39) Zacarías. habéis s a esta colina donde habéis revivido espiritualmente. con la que se concluye en el Vaticano el María. valiente del amor de Dios. evangelista san Lucas.martirio del alma.. la experiencia de María. en el rela de Galilea «se puso en camino hacia la montaña» (Lc 1. edición semanal en lengua español 30*** VISITACIÓN DE MARÍA A SU PRIMA ISABEL (En los jardines vaticanos.) de mayo en la fiesta litúrgica de la Visitación de la santísima V Meditando los misterios luminosos del santo rosario. 31-V-07) Queridos hermanos y hermanas: Con alegría me uno a vosotros al término de esta vigilia mari siempre sugestiva. (.. fiel a su misión. que desde Na llegar a la aldea de Judea donde vivía Isabel con su marid . que la Iglesia.

en el relato del evangelio de san Lucas. ¿qué la llevó a olvidarse de sí misma. el poder del Altísimo la cubrió con su sombra (cf. Ese mismo Espíritu la impulsó a «levantarse» y partir sin tard Jesús acaba de comenzar a formarse en el seno de María. Lc 1.39). El Espíritu Santo. Lc 1 (cf. infundién el ímpetu generoso de salir al encuentro del prójimo que tie necesidad. para ayudar a su anciana pariente. para pasar lo primeros tres meses de su embarazo al servicio de su prim necesitada de ayuda? La respuesta está escrita en un Salm «Corro por el camino de tus mandamientos (Señor).32).¿Qué impulsó a María. que hizo pres al Hijo de Dios en la carne de María. ensanchó su corazón ha dimensión del de Dios y la impulsó por la senda de la carid La Visitación de María se comprende a la luz del acontecimi que. una joven. pues tú corazón dilatas» (Sal 118. de forma que la Mad empieza a seguir al Hijo divino: en el camino que lleva de Gal Judea es el mismo Jesús quien «impulsa» a María. El Espíritu Santo descendió sobre Virgen. el valor de no anteponer sus legítimas exigencias . pe Espíritu ya ha llenado el corazón de ella. precede inmediatamente: el anuncio del ángel y la concepción de Jesú obra del Espíritu Santo. a afrontar aquel viaje? So todo.

responsabilizarse de su futuro. santísima Trinidad. se hace «teologal» cuando está animado p Que María nos obtenga el don de saber amar como ella su amar. Este movimiento es la caridad.dificultades y los peligros para su vida. vemos corazón humano perfectamente insertado en el dinamismo d perfecta y se convierte en modelo de la caridad de la Iglesia. o sea. le encomendamos la Cu . que en Ma manifestación del amor trinitario (cf. todo. estar cerca de él. mínimos detalles. Vemos que el corazón de M es visitado por la gracia del Padre. A María encomendamos esta singular porción de la Ig que vive y trabaja en el Vaticano. Deus caritas est. incluso el más pequeño. es penetrado por la fuerza Espíritu e impulsado interiormente por el Hijo.6). compartir su necesidad. Es Jesús quien la ayu Ga 5. curar s heridas. comprendemos bien por qué la car cristiana es una virtud «teologal». superar todo. hasta en los m Espíritu de Cristo. 19) Todo gesto de amor genuino. dejándose guiar por la fe que actúa por la carida Meditando este misterio. contien sí un destello del misterio infinito de Dios: la mirada de atenci hermano.

Cristo anime todo deber y todo servicio. a los anci [L'Osservatore Romano.romana y las instituciones vinculadas a ella. Pero desde esta co amor de Cristo nos apremia» (2 Co 5. Transmitid mi saludo a los enfermos. Os agradezco nuevamente vuestra devota y fervorosa y a cada uno de vuestros seres queridos. A todos imparto corazón mi bendición. y oramos todos los cristianos. para que el Espír ampliamos la mirada a Roma y al mundo entero. para que puedan decir con san Pablo: sepan difundir en el mundo el dinamismo de la caridad.14). edición semanal en lengua español 15-V . y con la ayuda de M participación.

san Agustín dice una que toda la historia humana. hasta el odio a los demás. la historia del mundo. es una lu hasta la entrega de sí mismo.LA ASUNCIÓN DE MARÍA (Homilía del 15-VIII-07) Queridos hermanos y hermanas: En su gran obra «La ciudad de Dios». en amor y el egoísmo. Esta misma interpretación de la historia como lucha entre dos amores. aparece también en la lectura tomada d . y el amor a sí mismo hasta entre dos amores: el amor a Dios hasta la pérdida de sí mis desprecio de Dios.

que acabamos de escuchar. con una manifestación impresionante e inquietante violencia. político y propagandístico del Imperio romano er grande que ante él la fe. sin embargo. este dragón no sólo indica el pode anticristiano de los perseguidores de la Iglesia de aquel tiem sino también las dictaduras materialistas anticristianas de todo tiempos. sino el amo momento histórico. Este poder parecía ilimitado poder militar. esta fuerza del dra rojo. del egoísmo absoluto.Apocalipsis. ¿Quién p oponerse a este poder omnipresente. sabemos que al final v Dios. y mucho menos de vencer. Aquí estos dos am se presentan en dos grandes figuras. y el Imperio romano se abrió a la fe cristiana. la Iglesia. del terror. poder sin gracia. Así. se personifica en las grandes dictaduras del siglo pasad . para él este drag personificaba el poder de los emperadores romanos anticristia desde Nerón hasta Domiciano. no venció el egoísmo ni el odio. Ante todo. d Cuando san Juan escribió el Apocalipsis. parecía una mujer inerme posibilidad de sobrevivir. está el dragó fortísimo. sin amor. que aparentemente e capaz de hacer todo? Y. Las palabras de la sagrada Escritura trascienden siempre la mujer inerme. Vemos de nuevo que este poder.

el egoísmo. E en la forma de ideologías materialistas. Sólo importa el consumo. penetraban en todos los lugares. Así debemos vivir. con pensar en un Dios que ha creado al hombre. propagandística. la diver Esta es la vida. Pero en realidad. a la Iglesia. al También hoy el dragón existe con formas nuevas. a largo plazo. triunfa el amor y no el egoísmo. pero también a sigue siendo verdad que Dios es más fuerte que el dragón. Lo único que importa es vivir la vida para mismo. diversas. que quería devorar al Dios hecho niño el amor fue más fuerte que el odio. que nos dicen: es abs pensar en Dios.dictadura del nazismo y la dictadura de Stalin tenían todo el p Parecía imposible que. Y. parece absu su fuerza mediática. de nuevo. también en este caso. la fe pudiera sobrevivir ese dragón tan fuerte. . es absurdo cumplir los mandamientos de Dio algo del pasado. Parece imposible aún y que sería el verdadero dominador del mundo. que se ha hecho También ahora este dragón parece invencible. tomar en este breve momento de la vida todo lo que n posible tomar. parece imposible oponerse a esta mentalidad dominante. hasta los últimos rincone mujer.

es decir. elevada en cuerpo y la luna. es María. es decir. un prime significado es que se trata de la Virgen María vestida totalmen sol. María. tened también vosotros la valentía de vivir así co Este es el primer significado de la mujer. que debe huir. coronada por doce estrellas. es decir. en la gloria. está totalmente vestida de vida. de Dios. Sin duda. por todo el pu de Dios. de la victoria de Dios. habiendo superado la mu nos dice: «¡Ánimo. María super a la gloria de Dios. Ten todas las amenazas del dragón». así. que d . que vive totalmente en Dio rodeada y penetrada por la luz de Dios. al final vence el amor! En mi vida dije: "¡He la esclava del Señor!". veamos ahora la otra imagen: la mujer vestida de con la luna bajo sus pies. Tamb esta imagen presenta varios aspectos. La « vestida de sol» es el gran signo de la victoria del amor. Está coronada por d estrellas. Un gran signo de consolación.Habiendo considerado así las diversas representaciones histó del dragón. por las doce tribus de Israel. confianza. y tiene bajo sus muerte. En mi vida me entregué a Dios y al pró Y esta vida de servicio llega ahora a la vida verdadera. de victoria del bien. Pero esta mujer que sufre. imagen de la muerte y de la mortalidad. por toda la comunión de los santos.

la Iglesia. Así. dar nuestra vida y no tomar la vid Precisamente así estamos en el camino del amor. también es la Iglesia. Es la presencia. la ga egoísmo. vive casi en desierto perseguida por el dragón. la Iglesia peregri todos los tiempos. Perseguida en todos los tiempos. en todas las situaciones de las diversas épocas las diferentes partes del mundo. En todas las generaciones debe dar a luz nuevo a Cristo. vemos cómo también hoy el dragón quiere devo débil. del amor de Dios contra todas las ideologías del odio y de Ciertamente. en todas la tribulaciones.luz con gritos de dolor.se alimenta de Dios. darlo al mundo con gran dolor. Esta Dios que se hizo niño. La lucha es algo ya superado. la fiesta de la Asunció invitación a imitar a María en lo que ella misma dijo: «¡He aq lección: seguir su camino. No temáis por este Dios aparenteme es fuerte: es la verdadera fuerza. se alimenta con el pa la sagrada Eucaristía. vence. Pero en todos los tiempo Iglesia. el pueblo de Dios. me pongo a disposición del Señor». Así. también vive de la luz de Dios y -c dice el Evangelio. También hoy este Dios María es una invitación a tener confianza en Dios y también esclava del Señor!. que consis . con gran sufrimiento. sufriendo.

Y digamos con Isabel: «Bendita tú e entre todas las mujeres». Te invocamos con toda la Iglesia: S nuestra muerte. La fe. En efecto. la sag Escritura presenta a la Virgen María íntimamente unida a su . para encontrar la verdadera v Contemplemos a María elevada al cielo. ruega por nosotros. pero en realidad este perderse es el único camino encontrarse verdaderamente. Se trata de una fiesta antigua. Amén.perderse. edición semanal en lengua español 24-V *** LA ASUNCIÓN DE MARÍA (Ángelus del 15-VIII-07) Queridos hermanos y hermanas: Celebramos hoy la solemnidad de la Asunción de la santísi Virgen María. María. aparentemente débil. es la verdadera fuerza del mundo. pecadores. El am más fuerte que el odio. ahora y en la hora d [L'Osservatore Romano. Renovemos nuestra celebremos la fiesta de la alegría: Dios vence. que tiene su fundamento último en la sagrada Escritura.

que alcanzó pl como corona suprema de sus privilegios.divino y siempre solidaria con él. privilegio mariano. el 1 noviembre de 1950. ser conservada inm de la corrupción del sepulcro y. así la glorificación de María. Madre e Hijo aparecen hasta la plena victoria sobre él. Declaró: «Por eso. la solemne definición dogmática de es misteriosamente unida a Jesucristo desde toda la eternidad. Por eso. al pronunciar. Esta victoria se manifiesta. estrechamente asociados en la lucha contra el enemigo infe particular.15-21. triunfo sobre el pecado y sus consecuencias. del mismo modo que antes su . inmaculada en concepción. con la derrota del pecado y de la muerte. como resurrección gloriosa de Cristo fue el signo definitivo de es victoria. consiguió. también en su cuerpo vir tanto en la lucha como en la victoria. constituye la confirmación final de su plena solidaridad con su De este profundo significado teológico del misterio se hiz intérprete el siervo de Dios Papa Pío XII. la augusta Madre de D un solo y mismo decreto" de predestinación. 1 Co 15. al generosamente asociada al Redentor divino.21-26). es decir. c derrota de aquellos enemigos que san Pablo presenta siem unidos (cf. Rm 5.12. virgen integérrima en su divina maternidad.

María. edición semanal en lengua español 17-V . Necesitamos sentirla ma hermana en las situaciones concretas de nuestra existencia para poder compartir. la alegría paz que vive en plenitud quien llega a la meta inmortal del par [L'Osservatore Romano. imitémosla ahora en el dócil seguimiento de C y en el generoso servicio a los hermanos. acudimos con confianza a ella. Este es el único m de gustar. ya durante nuestra peregrinación terrena. Redentor. un día. que desde el cielo Todos necesitamos su ayuda y su consuelo para afrontar l pruebas y los desafíos de cada día.vencida la muerte. sino que está aún más cercana. Queridos hermanos y hermanas. donde brillaría como Reina a la derecha de propio Hijo. al ser elevada a los c no se alejó de nosotros. Rey inmortal de los siglos» (Const. Atraídos por el esplendor celestial de la Madre de mira y nos protege. Munificentiss Deus: AAS 42 [1950] 768-769). y su se proyecta sobre nuestra vida y sobre la historia de la human entera. también nosotros para siempre mismo destino. ser levantada en cuerpo y alma a la supre gloria del cielo.

Benedicto XVI ENSEÑANZAS SOBRE LA VIRGEN MARÍA (III) .S. S.

una velada llena de esperanzas y profundas emocio Este valle. en la que se entrelazan oraciones. que constituís la esperanza de la Iglesia Italia: Me alegra encontrarme con vosotros en este lugar tan singula esta velada especial. donde en el pasado también mi amado predece . can silencios.. DISCURSO DURANTE LA VIGILIA DE ORACIÓN CELEBRADA CON LOS JÓVENES EN LORETO (1-IX-07 Queridos jóvenes.

diga con fe a Dios: «Heme aquí. en vuestra plaza sin muros y Cualquiera que sea el motivo que os ha traído aquí. como la pequeña María. es el Espíritu Santo. Q os ha guiado hasta aquí es el Espíritu. C ella. Ahora nos toca a todos nosotros. Señ Jesús. jóvenes amigos. donde convergen y de donde parten mil caminos. pero con tu ayuda estoy dispuesto a seguirte. Habéis venido con vue dudas y vuestras certezas. haciendo mía la actitud in y el abandono confiado de aquella joven que hace dos mil a pronunció su "sí" al Padre. ya se h barreras. querid según tu palabra». abrir el corazón y ofrecer todo a Jesús. Ciertamente no soy todavía como t quisieras que fuera. quiero de que quien nos ha reunido aquí. preocupaciones. hágase en .Juan Pablo II se encontró con muchos de vosotros. con vuestras alegrías y vuestra vosotros. Sí. aunque hace falta valentía p decirlo. cada uno de vosotros. que la escogía para ser tu Madre Padre la eligió porque era dócil y obediente a su voluntad». a todo Decidle: «Heme aquí. convertido en vuestra «ágora». esta tarde quisiera hablarte. esto es lo que ha sucedido. ni siquiera logro entenderme a fondo a mismo.

gracias a vosotros. en grandes proyectos de bien y no debéis desalent ante las dificultades.) hacia el que convergen idealmente las multitudes de jóvenes Permitidme que os repita esta tarde: cada uno de vosotros permanece unido a Cristo.. Como hemos escuchado en el evangelio. ante el más grandioso de los planes de Dios. Por queridos amigos. q . Cristo confía en vosotros y desea qu auténtica felicidad. El ángel le propuso algo realment inconcebible: participar del modo más comprometedor posibl humanidad. pues era consciente de la pequeñe su ser frente a la omnipotencia de Dios. puede realizar grandes cosas. en el c pueblan los cinco continentes. la salvación de la propuesta María se turbó. con los o abiertos.. y se preguntó: ¿Cóm posible? ¿Por qué precisamente yo? Sin embargo. pronunció prontamente su «sí». (. dispuest cumplir la voluntad divina. L se ha convertido en la capital espiritual de los jóvenes.¡Qué espectáculo tan admirable de fe joven y comprometed estamos viviendo esta tarde! Esta tarde. realicéis todos vuestros sueños más nobles y elevados d Nada es imposible para quien se fía de Dios y se entrega a D Mirad a la joven María. no debéis tener miedo de soñar.

un «sí» para toda la vida. sino del a En lo más íntimo del corazón. conoce vuestras aspiraciones má nobles y profundas. vuestra necesidad de amar y ser amados. Gracias «sí» hoy también nosotros nos encontramos reunidos esta ta Me pregunto y os pregunto: lo que Dios nos pide. dond fiel. Conoce bien. descubriréis la belleza del amor. ¿podrá equipararse a lo que pidió a joven María? Queridos muchachos y muchachas. por más ar que pueda parecernos. siguiéndola dócilmente. no de un amor que se usa y se tira.cambió su vida y la historia de la humanidad entera. Para muchos este sueño se realiza en opción del matrimonio y en la formación de una familia. aprendamo María a pronunciar nuestro «sí». pasajero y engañoso verdadero y profundo. porque ella sabe de verda que significa responder con generosidad a lo que pide el Se María. todo muchacho y toda mucha que se abre a la vida cultiva el sueño de un amor que dé ple sentido a su futuro. queridos jóvenes. Mirándo ella. sobre todo. vuestro gran an de amor. prisionero de una mentalidad egoísta y materialista. sellada por el «sí» pronunciado Dios el día del matrimonio. amor entre un hombre y una mujer se vive como don recípro . como entrega definitiva.

Sé bien que este sueño hoy es cada vez más difícil de realiz ¡Cuántos fracasos del amor contempláis en vuestro entorn ¡Cuántas parejas inclinan la cabeza. la comunidad d creyentes. incl entre vosotros. Este temor humano p frenar incluso a los corazones más valientes. c ayuda de la gracia divina. de triunfar donde tantos otros se rinden?». queridos jóvenes amigos. María os repet cada uno de vosotros. pero en esta no que nos espera. se mantengan fieles al solemne la comunidad cristiana el día solemne del matrimonio. han visto la separación y el divorcio de sus pa A quienes se encuentran en situaciones tan delicadas y comp quisiera decirles esta tarde: la Madre de Dios. las palabras el ángel le dirigió a ella: «¡No temáis! ¡No tengáis miedo! E . que lo intentado y han fracasado? ¿Por qué yo. a los pies de su Santa Casa. precisamente yo. rindiéndose. el Papa están cerca de vosotros y oran para que crisis que afecta a las familias de nuestro tiempo no se transf en un fracaso irreversible. y se sepa ¡Cuántas familias se desintegran! ¡Cuántos muchachos. compromiso de amor asumido con alegría ante el sacerdote y Frente a tantos fracasos con frecuencia se formula esta preg «¿Soy yo mejor que mis amigos y que mis parientes. Ojalá que las familias cristianas.

responded con generosidad. Eso vale para quien está llamado a la vida matrimonial. Querido . Pienso en los sacerdotes. si el Señor os llama a vivir más íntimamen su servicio. conscientes de cuántos cuáles peligros implica. y mu más para aquellos a quienes Dios propone una vida de tot desprendimiento de los bienes de la tierra a fin de entregars tiempo completo a su reino. Os abrazo a cada uno.Espíritu Santo está con vosotros y no os abandona jamás. de la vida consagrad algunos aspiráis a ser misioneros. y hoy nos alegramos de que esté aquí con nosotro través de él quisiera saludar y dar las gracias a todos los q consagran su vida a Cristo en las fronteras de la evangelizac Queridos jóvenes. N es imposible para quien confía en Dios». y en los laicos misioneros que han caído en la trinchera del a Nos podría decir muchas cosas al respecto el padre Gianca Bossi. Tened la certeza de jóvenes. por el que oramos durante el tiempo de su secuestro Filipinas. en las relig al servicio del Evangelio. antes de concluir estas palabras. y os saludo la vida dedicada a Dios nunca se gasta en vano. quiero abrazaros corazón de padre. Algunos de entre vosotros hab emprendido el camino del sacerdocio.

eucarística.. que jóvenes amigos: Después de la vigilia de anoche. nue encuentro en Loreto se concluye aho torno al altar con la solemne celebra cordialmente a todos.... en tan gran número y en un clim . en Loreto.cordialmente. (.) Este es realmente un día de gracia. Una vez más os salud lecturas que acabamos de escuchar la obra que ha realizado el Señor ayudan a comprender cuán maravillo reunirnos aquí. (. edición semanal en lengua español 7-I *** A LOS JÓVENES: «TENED LA VALENTÍA DE LA HUMILDAD» (Homilía del 2-IX-07 en Loreto) Queridos hermanos y hermanas.) [L'Osservatore Romano.

Madre del Redentor la nueva Alianza» (Hb 12. irrevocable. palabras de la carta a los Hebreos: «Os habéis acercado al m Al celebrar la Eucaristía a la sombra de la Santa Casa. en la plenitud de los tiemp quiso establecer con los hombres un pacto nuevo. ofreciendo su alianza y encontrand menudo resistencias y rechazos. Con nuestro encuentro en santuario de la Virgen se hacen realidad. que muchas veces y de muchos modos ha los hombres (cf.1). Sión.23). a la ciudad de Dios vivo» (Hb 12. Dios hecho hombre. Con María.24).23). As universal. asumió en María nuestra mi carne. tamb nosotros nos hemos acercado a la «reunión solemne y asam de los primogénitos inscritos en los cielos» (Hb 12.22). tomó parte en nuestra vida y quiso compartir nuest . vamos sobre todo al encuentro del «mediado El Padre celestial. en cierto sentido. Hb 1. definitivo resucitado para la salvación de la humanidad entera. sellándolo con la sangre de su Hijo unigénito.jubiloso de oración y de fiesta. Madre nuestra. mu Jesucristo. y los espíritus de los justos llegados ya a su podemos experimentar la alegría de encontrarnos ante «Dios consumación» (Hb 12.

pero nunca se cansa de proponerl belleza de una conducta santa. «una joven». También hoy Dios busca corazones jóvenes. Para acoger una propu fascinante como la que nos hace Jesús. respeta su libertad. Dios buscó un corazón jove encontró en María. hace falta ser jóvenes interiormente. busca jóvenes corazón grande. Para realizar su alianza. Mc 10 metas más altas para su vida: la novedad del Evangelio y 22). capaces de hacerle espacio a él en su vida ser protagonistas de la nueva Alianza. sostiene con los dones de la gracia sacramental y os acomp Queridos jóvenes. dejarse interpelar por su novedad. para emprender con él cam Jesús tiene predilección por los jóvenes. queridos jóvenes mira con inmenso afecto.16-22. dejaos implicar en la vida nueva que brota . Por eso. capaces nuevos. al igual que en los de prueba y desvarí en el discernimiento de vuestra vocación.historia. Siguiendo el ejemplo de su S la Iglesia tiene esa misma actitud. para establecer u alianza con él. está cerca de vosotros en los mome de alegría y de fiesta. Mt 19. como lo pone de manifiesto el diálogo con el joven rico (cf.

¿qué es lo que hace realmente «jóvenes» en sentid evangélico? Este encuentro. que se hi carne. Por e nos preguntamos: ¿Cómo vivió María su juventud? ¿Por qué ella se hizo posible lo imposible? Nos lo revela ella misma e su esclava» (Lc 1. entre vuestros amigos. qu el santuario de la humildad: la humildad de Dios. La humildad del Creador y la humildad de la criatu De ese encuentro de humildades nació Jesús.48). ¿No es una feliz coincidencia que se nos d este mensaje precisamente aquí. y la humildad de María.encuentro con Cristo y podréis ser apóstoles de su paz e comunidades eclesiales y en los diversos ambientes en los vivís y actuáis. se hizo pequeño. en Loreto? Aquí. que tiene lugar a la sombra de santuario mariano. cántico del Magníficat: Dios «ha puesto los ojos en la humilda Dios aprecia en María la humildad. nuestr pensamiento va naturalmente a la Santa Casa de Nazaret. nos invita a contemplar a la Virgen. Hijo de Dios e . vuestras familias. en el seno de vues Pero. que lo acogi su seno. más que cualquier otra co precisamente de la humildad nos hablan las otras dos lectura la liturgia de hoy.

nos dic pasaje del Sirácida (Si 3. y una muerte de cruz» 2. pues grande es poderío del Señor. Y. y el que se humille. des de la parábola de los invitados a las bodas. se re Queridos jóvenes. sino el d . este es el cam real. Alianza. y no sólo porque la humildad es una gran virtud huma sino. porque constituye el modo de actuar de mismo.18-20). en cambio. «actuando como un hombre cualquiera. en primer lugar. en el evangelio. «Cuanto más grande seas. y Jesús. uno qu tiene nada que decir al mundo. que se ensalce. me parece que en estas palabras de Dios s la humildad se encierra un mensaje importante y muy actual vosotros. concluye: «Todo ensalzado» (Lc 14. el cual.8). el mediador de la nue hasta someterse incluso a la muerte. será Esta perspectiva que nos indican las Escrituras choca fuertem hoy con la cultura y la sensibilidad del hombre contemporáne humilde se le considera un abandonista. Es el camino que eligió Cristo. que queréis seguir a Cristo y formar parte de su Igl El mensaje es este: no sigáis el camino del orgullo.11). tanto más debes humillarte. un derrotado. y por los humildes es glorificado». y ante el Señor hallarás gracia. será humillado.del hombre.

por la prepoten ser. Sed críticos. por el aparecer y el tener. No tengáis miedo. relacion el trabajo. Evangelio. especialmente los parecen más alejados de la mentalidad y de los valores d atreva a vivir de acuerdo con la plenitud de humanidad manifestada por Jesucristo. un interés profundo por el bien común. tienen profunda necesidad de ver a alguien que . el éxito a toda costa. que llegan sobre todo a través de los medios de comunicación so Estad vigilantes. en detrimento Vosotros sois los destinatarios de numerosos mensajes. proponen modelo vida marcados por la arrogancia y la violencia. desde muchas partes. Id contra corriente: no escuchéis las voces interesa persuasivas que hoy. y también los adultos. afectivas sinceras y puras. un empeño honrado en el estudio No tengáis miedo de ser considerados diferentes y de se criticados por lo que puede parecer perdedor o pasado de m vuestros coetáneos. quer amigos.humildad. de preferir los caminos «alternativos» indicados po amor verdadero: un estilo de vida sobrio y solidario. No vayáis tras la ola producida esa poderosa acción de persuasión.

c santa Gema Galgani. Como sabéis bien. Pienso también en jóvenes espléndidos. Pie por ejemplo. sino de una victoria del amor sobre el egoísmo y de debemos tener la valentía de la humildad. podremos llegar a ser instrumentos dóciles en sus manos. san Lui Gonzaga. la humildad que el Señor nos enseñado y que los santos han testimoniado. Siguiendo a Cristo e imitando a Ma encomendarnos humildemente al Señor. y los beatos Piergiorgio Frassati y Alberto Mar pertenecen a la legión de santos «anónimos». queridos jóvenes. con s ser santos. el camino de la humildad no es camino de renuncia. santo Domingo Savio. san Gabriel de la Dolorosa. Para él cada persona es única. queridos jóvenes. debemos gracia sobre el pecado. y En María y en los santos el Señor obró grandes prodigios. que na cerca de aquí. No es resultado de u derrota. santa María Goretti. todos estamos llamad Como veis. porque sólo así permitiremos hacer en nosotros grandes cosas.Así pues. cada uno segú . nombre y su rostro. en san Francisco de Asís y santa Catalina de Si patronos de Italia. sino de valentía. pero que no Y pienso también en numerosos muchachos y muchachas q anónimos para Dios.

Por tanto. en la que el amor al Señ los hermanos.originalidad de su vocación. Pero el primero sigue siendo siempre seguir a Cris fondo. Contemplemos sobre todo a María: en s «sí» de Dios a la humanidad del que brotan todos los «sí» nuestra vida. hace experimentar la alegría de poder gustar ya desde ahor vida futura. La Iglesia es nuestra familia. sentirse Iglesia es pa todos una vocación a la santidad. que es la Iglesia. a los pobres y a l . No podem Iglesia. es compromiso diario d construir la comunión y la unidad venciendo toda resistenci superando toda incomprensión. son numerosos y grandes los desafíos que deb afrontar. Nuestro compromiso diario debe consistir en vivir aquí abajo c si estuviéramos allá arriba. también nosotros podemos experimentar. escuela. sobre todo en la participación en la Eucaristía. no es ni mucho menos un modo vivir abandonista. Y seguir a Cristo signi llamarnos discípulos de Jesús si no amamos y no seguimos sentirse parte viva de su cuerpo. En la Iglesia aprendemos a a educándonos en la acogida gratuita del prójimo. en la atenc solícita a quienes atraviesan dificultades. como ella En verdad. que estará totalmente iluminada por el Amor. sin reservas ni componendas.

sino el bien. Así se edifica la ciudad de Dios co hombres. implica además un esfue constante por contribuir a la edificación de una sociedad más Sé que muchos de vosotros os dedicáis con generosidad el voluntariado. queridos jóvenes. trabajando por la promoción del bien común. Uno de los campos e la creación. sin duda. una ciudad que crece desde la tierra y a la vez colaboración entre los hombres y Dios (cf. porque se desarrolla con el encuentro y Seguir a Cristo. La motivación fundamental de todos los creyentes en Cristo n el éxito. desciende del cielo.últimos.2-3). Ap 21. sino en el ser. un bien que es tanto más auténtico cua más se comparte. y solidaria. colaborand paz y de la justicia en cada comunidad. y que no consiste principalmente en el ten en el poder. el de la conservació A las nuevas generaciones está encomendado el futuro d planeta. donde todos puedan gozar de los bienes de la tie testimoniar vuestra fe en varios ámbitos sociales. en el que son evidentes los signos de un desarrollo no siempre ha sabido tutelar los delicados equilibrios de l . que parece urgente actuar es.

naturaleza. seguiré acompañándoos con mi oración y con mi afec para que prosigáis con entusiasmo el camino del Ágora. Antes de que sea demasiado tarde. que se ce precisamente el 1 de septiembre. he apreciado la iniciativa de la Iglesia italiana de promover la sensibilidad frente a los problemas de la conserv de la creación estableciendo una Jornada nacional. después de escuchar vuestras reflexiones de ayer por la tarde y de esta noche. es singular itinerario trienal de escucha. Este año la atención se ce sobre todo en el agua. si no se comparte de modo equitativo y pacífico. Es necesario un «sí» decisivo a tutela de la creación y un compromiso fuerte para invertir l irreversible. un bien preciosísimo que. diálogo y misión. se convertirá po desgracia en motivo de duras tensiones y ásperos conflicto Queridos jóvenes amigos. es preciso to medidas valientes. que puedan restablecer una fuerte alian entre el hombre y la tierra. Por parte. Al con . tendencias que pueden llevar a situaciones de degradació Por eso. que pretenden ser un estímulo paterno a se Cristo para ser testigos de su esperanza y de su amor. dejándome por la palabra de Dios. he querido comunicaros ahora esta consideraciones.

que profundiza el tema del Espí Santo. m de humildad y de valentía. Virgen de Nazaret. por tanto. Ayúdanos. Sostén y acompaña a estos jóvenes. en gran número también en Australia. que se celebrará en julio del año próximo e Os invito a prepararos para esa gran manifestación de fe juv meditando en mi Mensaje. al co Por último. estamos para despedirnos este lugar en el que hemos celebrado los santos misterios. de la juventud. O vuestro segundo año del Ágora. como lo fuiste tú. Ayúdan ser cada vez más santos. a dóciles a la obra del Espíritu Santo. Amén. no puedo menos de invitaros a mirar ya a la gran cita de la Jornada mu Sydney. en los lugares de Italia. discípulos enamorados de tu Hijo J alegres e incansables del Evangelio entre sus coetáneos.hoy el primer año con este estupendo encuentro. espero. para vivir juntos una nueva primavera del Espíritu. para que sean misione [El Papa pronunció las siguientes palabras antes de imparti bendición apostólica:] Queridos hermanos y hermanas. volvamos una vez más nuestra mirada a María. lu .

que hermanos y hermanas: Como primera etapa de mi peregrinación hacia Mariazell h . por otros caminos y a otras ciudades. edición semanal en lengua español 7-I *** ENCUENTRO DE ORACIÓN ANTE LA «COLUMNA DE MARÍA» (Plaza «Am Hof». paz. preparad los corazones a la novedad [L'Osservatore Romano. id con determinación y libertad de espíritu: comunica Cristo. como la joven Marí Nazaret. como los setenta y dos discípulos designado Jesús. comunicarlo con gozo y agradecimiento. sostened al débil.donde se hace memoria de la encarnación del Verbo. conservad en el corazón el recue de este lugar y. Queridos jóvenes. 7-IX-07) Venerado y querido señor cardenal. Viena. ilustre señor alcalde. Anunciad que el reino de Dios está cerca. con solicitud. El sant lauretano nos recuerda también hoy que para acoger plenam la Palabra de vida no basta conservar el don recibido: tambié que ir.

querido como tal y amado por Dios. Pero tam amor con que ella nos acoge a todos: a cada uno en su universal de Dios. Dios encarnado. en la que cada persona tiene reservado puesto. María acoge también hoy bajo protección a personas de todas las lenguas y culturas. cada uno debe desarrollar sus dones para el bien todos.. la Mujer que acompañó con delicadeza y respeto durante su vida. (. A ella pod recurrir en nuestras preocupaciones y necesidades. y a cuyo amor materno él.elegido la Mariensäule («Columna de María») para reflexiona para la Austria del pasado y del presente. está unida una veneración particular a su M compartiendo incluso el latido de su corazón. en una multiforme unidad. a la fe en Jesucristo. muerte en cruz.) momento con vosotros sobre el significado de la Madre de D Ya desde los primeros tiempos. En la fam . el Hijo la Mujer en cuyo seno asumió la naturaleza humana. así como sobre significado para cada uno de nosotros.. debemos aprender de ella a acogernos mutuamente con el m singularidad. hasta discípulo predilecto y con él a toda la humanidad. al final. par llevarlas a Cristo juntas. encomend Con su sentimiento materno.

Nosotros elevamos llamados (cf. virtud de nuestra comunión con Cristo resucitado. Hemos sido redimido bendecido con toda clase de bendiciones espirituales. Dios nos Abramos nuestro corazón. en amor. acojamos esa herencia tan valio . que nos muestra a qué esperanza estam creación del mundo Dios nos había elegido en Cristo. pues ella personifica lo que el hombre verdad. se han detenido ante esta columna y.La «Columna de María». erigida por el emperador Fernando acción de gracias por la liberación de Viena de un gran pelig por él inaugurada hace exactamente 360 años. ¡Cuántas person desde entonces. ya que Dio ha concedido. Y ¿para qué no elegido? Para ser santos e inmaculados en su presencia. ya antes de ojos hacia María. Ef 1. oran han elevado los ojos hacia María! ¡Cuántos han experimentad las dificultades personales la fuerza de su intercesión! Per nuestra esperanza cristiana va mucho más allá de la realiza de nuestros deseos pequeños y grandes. Como hemos escuchado en la lectura bíblica. Y eso no es una tarea imposible de cumplir. debe ser tam para nosotros hoy un signo de esperanza.18). en Cristo. Él n conoce y ama a cada uno desde la eternidad. su realización.

que da sentido a nuestra v puede colmarnos de una alegría profunda e indestructible En este sentido. nos ayudará a abrir siempre nuestras pequeñas esperanzas h la esperanza grande y verdadera. para encomendarle a ella la para este país y para sus habitantes: Santa María. en ti Dios nos ha dado el prototipo de la Iglesia y el modo mejor de realizar nuestra humanidad. juntamente con María. Entonces también nosotros. Haz que.Entonces podremos entonar. Madre inmaculada de nuestro Señor Jesucristo. Y si seguimos poniendo nuestras preocupaciones diarias ante la Madre inmaculada de Cristo. el himno alabanza de su gracia. lleguemos a ser cada vez más semejantes a él. ele los ojos hacia la Inmaculada. contemplando a Cristo. A ti te encomiendo a Austria y a sus habitantes: ayúdanos a todos a seguir tu ejemplo y a orientar totalmente nuestra vida hacia Dios. quisiera ahora. oraciones que acabáis de rezar y pedirle su protección mate . verdaderos hijos de Dios. juntamente con vosotros.

llenos de toda clase de bendiciones espirituales. [L'Osservatore Romano. podremos corresponder cada vez mejor a su voluntad y ser así instrumentos de paz para Austria. Amén. para Europa y para el mundo. edición semanal en lengua español 14-I LA ANUNCIACIÓN DE LA VIRGEN MARÍA .

se puso colaboración libre de su criatura. Plenamente disponible. interior para «perder» nuestra vida. totalm abierta en lo íntimo de su alma y libre de sí. q para la realización de su proyecto de salvación espera la y.. en la celebración eucarística. y creo que esto nos h mismo» por nosotros entregándose a nosotros. con vistas a ese proyecto grande e inaudito. Quien ha recibido la Comunión l . nos da la libe la vida verdadera.(Ángelus del 9-IX-07) Queridos hermanos y hermanas: (.) En la homilía he tratado de decir algo sobre el sentido del dom llevado a descubrir que el amor de Dios. se nos sencilla. pudo recibir en sí misma al Hijo de Dios y dar al mun donado hoy el Hijo de Dios. la Virgen superó toda vacila confiadamente en sus manos.. con el Espíritu Santo. que «se perdió a y sobre el pasaje evangélico de hoy. También a nosotros. para encontrar de este m La participación en este amor dio a María la fuerza para su « sin reservas. la m Salvador que se había donado a ella. Ante el amor respetuoso y delicado de Dios. permitió a Dio colmarla con su Amor. Así María.

edición semanal en lengua español 21-I *** MARÍA.ahora en sí de un modo particular al Señor resucitado. se ha entregado a nosotros. un templo del Esp Santo. nuestra verdadera libertad. Demos también nosot nuestro cuerpo al Señor. La Virgen dio al Verbo de Dios un cuerpo hum para que pudiera entrar en el mundo. queridos hermanos y hermanas. libres d nosotros mismos. suscit alegría y gozo. Amemos a este Jesús que se pon totalmente en nuestras manos. así Jesucristo la especie del pan. hagamos que nuestro cuerpo sea c vez más un instrumento del amor de Dios. Amémoslo como lo amó Mar llevémoslo a los hombres como María lo llevó a Isabel. para encontrar en la disponibilidad a Dio y duradera. como ella. la verdadera vida y la alegría auté [L'Osservatore Romano. inerme totalmente dependiente del amor de la madre-. Com María lo llevó en su seno -un ser humano pequeño. Llevemos el domingo con su Don inmenso al mund Pidamos a María que nos enseñe a ser. ESTRELLA DE LA ESPERANZA .

Y ¿q mejor que María podría ser para nosotros estrella de esperan Ella. plantó tienda entre nosotros (cf. espe «el consuelo de Israel» (Lc 2.(De la Encíclica "Spe salvi".14). ¿H qué meta? ¿Cómo encontramos el rumbo? La vida es como viaje por el mar de la historia. Con un himno del siglo VIII/IX. la invocamos: Santa María. Por eso. Ellas son luces de esperanza. como Simeón. « . por tanto de hace más de años. que se convirtió en el Arca viviente de la Alianza 50. tú fuiste una de aqu almas humildes y grandes en Israel que. Jesuc las tinieblas de la historia. personas que dan luz reflejando la lu Cristo. ella. la Iglesia saluda a María. que con su «sí» abrió la puerta de nuestro mundo a D la que Dios se hizo carne. se hizo uno de nosotros. Jn 1. a menudo oscuro y borrascoso viaje en el que escudriñamos los astros que nos indican la r Las verdaderas estrellas de nuestra vida son las personas qu es ciertamente la luz por antonomasia. Pero para llegar hasta él necesita también luces cercanas. mismo.25) y esperaron. La vida humana es un camino. la Madre de Dios. ofreciendo así orientación para nuestra travesía. como «est del mar»: Ave maris stella. 30-XI-07) 49. el sol que brilla sobre sabido vivir rectamente. como Ana.

Cuando llena de santa alegría. fuiste aprisa por los montes Judea para visitar a tu pariente Isabel.redención de Jerusalén» (Lc 2. te convertiste en la im por los montes de la historia. El anciano Sime . Tú te inclina la esclava del Señor. Sobre su nacimiento en el est de Belén brilló el resplandor de los ángeles que llevaron la bu nueva a los pastores. en su seno. de la futura Iglesia que. pero al mismo tiempo se hizo de sob palpable la pobreza de Dios en este mundo. entrar en este mundo y en su historia. conocías tam las afirmaciones oscuras de los profetas sobre el sufrimiento siervo de Dios en este mundo. con las palabr el canto.38). de la promesa hecha a Abrahán y a su descende (cf. Tú viviste en contacto ínt con las Sagradas Escrituras de Israel. hágase en mí según tu palabra» (Lc 1. por tu «sí». Por ti. Lc 1.55). la esperanza de milenios debía hac ante la grandeza de esta misión y pronunciaste tu «sí»: «He realidad. has difundido a lo largo de los siglos. lleva la esperanza del m Pero junto con la alegría que en tu Magnificat. que hablaban de la esperanza. Así comprendemos el santo temor que te sobre cuando el ángel de Dios entró en tu aposento y te dijo que da luz a Aquel que era la esperanza de Israel y la esperanza d mundo.

el heredero de David. el Hijo de Dios. La es había quedado el mundo definitivamente sin luz.habló de la espada que traspasaría tu corazón (cf. Cua comenzó después la actividad pública de Jesús. obstante toda la grandeza y la alegría de los primeros pasos venido a instituir y que se desarrollaría con la aportación de actividad de Jesús.26). Lc 11. Lc 4.28ss). ya en la sinagoga de Nazaret experiment la verdad de aquellas palabras sobre el «signo de contradicc (cf. en la que viste morir como un fracas mundo. Así viste el poder creciente de la hostilidad y rechazo que progresivamente fue creándose en torno a Jes hasta la hora de la cruz.27-28).35). A partir de todos los que quieren creer en tu Hijo Jesús y seguirlo. entre los delincuentes. expuesto al escarnio. Desde la cruz recibiste una nueva misión. al Salvador d Acogiste entonces las palabras: «Mujer. la vida sin m . debiste qued a un lado para que pudiera crecer la nueva familia que él ha que escucharían y cumplirían su palabra (cf. Lc 2. ahí tienes a tu hijo» cruz te convertiste en madre de una manera nueva: madre del dolor traspasó tu corazón. signo de contradicción que tu Hijo sería en este mundo. ¿Había muerto la esperanza? Probablemente en aquella hora habrás escuchado de nuevo 19.

Así. antes de la hora d 16. ¿Acaso había terminado antes de empezar? junto a la cruz. «No tiemble vuestro corazón ni se acobarde» (Jn 14. En la hora de Nazaret el ángel también te dijo: «Su reino no te fin» (Lc 1. palabras en tu corazón.interior las palabras del ángel. llegaste mañana de Pascua. Hch 1. María» (Lc 1. oíste una vez más es traición. que en la oscuridad Sábado Santo fue también certeza de la esperanza. con las que respondió a tu tem el momento de la anunciación: «No temas. tu Hijo. estuviste corazón y te unió de modo nuevo a los discípulos.30 ¡Cuántas veces el Señor.33). que recibieron el día de Pentecostés. destinado comunidad de los creyentes que en los días después de l Ascensión oraban unánimes en espera del don del Espíritu S (cf. según las palabras de Jesús mismo.14). María». El «reino Jesús era distinto de como lo habían podido imaginar los hom Este «reino» comenzó en aquella hora y ya nunca tendría fin .33). dijo lo mismo a sus discípu «No temáis»! En la noche del Gólgota. A sus discípulos. Con esta fe. La alegría de la resurrección conmovió convertirse en familia de Jesús mediante la fe. te conve en madre de los creyentes. él les dijo: «Tened valor: Yo he vencido al mundo» «No temas.

Estrella del mar. Madre de Dios. luz verdadera. necesitamos luces cercanas a nosotr personas humanas que reflejen la luz de Cristo e iluminen a camino por recorrer. edición semanal en lengua español 7-X *** LA INMACULADA CONCEPCIÓN (Ángelus del 8-XII-07) Queridos hermanos y hermanas: En el camino del Adviento brilla la estrella de María Inmacula «señal de esperanza cierta y de consuelo» (Lumen gentium.eso tú permaneces con los discípulos como madre suya. Para llegar a Jesús. aurora que anunció el día de la salva (cf. puede ser para nosotros estrella de espera . co Madre de la esperanza. camino hacia su reino. Mad nuestra. 49). brilla sobre nosotro [L'Osservatore Romano. Santa María. Spe salvi. ¿Y qué persona es más luminosa que M ¿Quién mejor que ella. enséñanos a creer. sol que disipó todas la tinieblas de la historia. esperar y amar contigo. Indícan guíanos en nuestro camino.

Dios para todo hombre: ser santos e inmaculados en el amo ¡Qué gran don tener por madre a María Inmaculada! Una ma resplandeciente de belleza. los jóvenes e incluso los niños son víctimas fá de la corrupción del amor. cerca de la Navida fiesta solemne de la Inmaculada Concepción de María: el mis existencia a la criatura destinada a convertirse en la Madre Redentor. transparente al amor de Dios. Es muchachos y muchachas corren el peligro de perder la esper colma de significado y alegría la vida. porque a menudo parecen huérfanos del verdadero amor. q Este era uno de los temas preferidos de mi venerado predec Juan Pablo II. el cual propuso en repetidas ocasiones a la juv de nuestro tiempo a María como «Madre del amor hermoso» desgracia. a imagen de nuestro Creador. muchas experiencias nos demuestran que los adolescentes. engañados por adultos sin escrúp . Pie en los jóvenes de hoy.4). preservándola del contagio del pecado original.Por eso la liturgia nos hace celebrar hoy. de la gracia de Dios que envolvió desde el primer instante de contemplarla. reconocemos la altura y la belleza del proyecto Ef 1. que han crecido en un ambiente satu de mensajes que proponen falsos modelos de felicidad.

la Inmaculada. edición semanal en lengua español 14-X . brilla sob [L'Osservatore Romano. Madre de la esperanza. y esto cada vez má pronto. el valor del respeto del cuerpo. Massabielle. 50). templo del Dios del amor y de la vid convierten así en objetos de consumo. Desde la c Jesús la encomendó a Juan y a todos los discípulos (cf. ¡Qué tristeza cuando lo muchachos pierden el asombro. María Inmaculada. Incluso las realidades más sagra como el cuerpo humano. mintiéndose a sí mismos y a ellos. Jn 19 y desde entonces se ha convertido para toda la humanidad Madre. mientras vamos idealmente en peregrinación a Lour donde precisamente hoy comienza un año jubilar especial c ocasión del 150° aniversario de sus apariciones en la gruta nosotros y guíanos en nuestro camino» (Spe salvi. «estrella del mar. A ella le dirigimos con fe nue oración. ya en la pre-adolescencia.que. el encanto de los sentimien persona y de su misterio insondable! A todo esto nos exhorta María. los atraen a los callej sin salida del consumismo. manifestación contemplamos en toda su hermosura y santidad. a la que más hermosos.

Por tant trata de un gesto de fe y de devoción que nuestra comunid cristiana repite cada año. Siguie los pasos de mis predecesores. 8-XII-07 Queridos hermanos y hermanas: En una cita que ya ha llegado a se tradicional. tam yo me uno a vosotros. que desde hace ciento cincuenta años v sobre nuestra ciudad desde lo alto de esta columna. Plaza de España. queridos fiele Roma. SIGNO DE ESPERANZA (Roma. nos volvemos a encontrar en la plaza de España. en e en el que toda la Iglesia celebra la fi de su Inmaculada Concepción. que en todas las circunstancia la vida diaria nos garantiza su ayuda y su protección mater . para recogerme con afecto y a filiales ante María.*** HOMENAJE A LA INMACULADA MARÍA. como para reafirmar su compromis fidelidad con respecto a María. para ofrec nuestra ofrenda floral a la Virgen.

reúne en torno a una Madre que compartió las fatigas diarias Pero se trata de una madre del todo singular. del nuevo día. al mismo tiempo. una ocas para brindar a cuantos viven en Roma o pasan en ella algun días como peregrinos y turistas. la oportunidad de sentirse. Y María. Luego experimentó la alegría de la resurrec al alba del tercer día. que vino al mundo para salvación de todos los hombres. realizó su peregrinación terrena sostenida por una fe intrép una esperanza inquebrantable y un amor humilde e ilimitad siguiendo las huellas de su hijo Jesús. en cuyo seno virginal Dios se hizo hombre. Inmaculada en s concepción virginal -así la veneramos hoy con devoción y gra . Estuvo a su lado co solicitud materna desde el nacimiento hasta el Calvario. es nues . cuando el Crucificado de pecado y de la muerte. pero inquebrant en la esperanza.Esta manifestación religiosa es. elegida por D para una misión única y misteriosa. una única familia que toda mujer y madre de familia. don asistió a su crucifixión agobiada por el dolor. au medio de la diversidad de las culturas. sepulcro venciendo para siempre y de modo definitivo el pode María. la de engendrar para la terrena al Verbo eterno del Padre.

dispongámonos a ates todas sus enseñanzas maternas. implorando su ayuda. la Ig señala al mundo a María como signo de esperanza cierta y victoria definitiva del bien sobre el mal. ¿No nos invita nuestra Ma celestial a evitar el mal y a hacer el bien. En efecto. don que enriquece a la Iglesia con una fecunda maternida Queridos hermanos y hermanas. Misterio de misericordia y de a espiritual. Una vez más. queridos amigos. de todo crist nos pide que no nos desanimemos cuando el sufrimiento y muerte llaman a la puerta de nuestra casa? ¿No nos pide q miremos con confianza a nuestro futuro? ¿No nos exhorta Virgen Inmaculada a ser hermanos unos de otros. antes de consumar su sacrificio. ley divina inscrita en el corazón de todo hombre. Aquella a quien invoca como «llena de gracia» nos recuerda que todos somos herm . siguiendo dócilmen Ella. sobre todo hoy. desde lo alto de la cruz Jesús. en este día solemne. nos la dio como madre y a ella no encomendó como hijos suyos. todos uni solidario y pacífico? por el compromiso de construir juntos un mundo más justo Sí. dirijamos nu mirada a ella e. que conservó la esperanza aun en la prueba extrema.Madre.

historia. escribí que la Iglesia mira a M Durante nuestro viaje común por el mar de la historia necesita «luces de esperanza». o peor contra él. odio y de la violencia. Por medio de ella. y este camino a menudo resulta oscuro. d publicada al inicio del Adviento. con su «sí». quién mejor que María puede ser para nosotros «Estrella d esperanza»? Ella. ¿qué estrella podrá iluminarlo? En mi encíclica Spe y la invoca como «Estrella de esperanza» (n. S fatigoso.y que Dios es nuestro Creador y nuestro Padre. que entrara en este mundo y en de nosotros. con la ofrenda generosa de libertad recibida del Creador. Sin él. se convirtió en . permitió que la esperanza d milenios se hiciera realidad. Dios se hizo carne. 49). Madre de toda la humanidad. personas que reflejen la luz Cristo. puso su tienda en medio de nosotros. vida es un camino. no podremos derrotar jamás el poder estable. «ofreciendo así orientación para nuestra travesía» (ib. los hombres no podremos encontrar jamás el cam que conduce al amor. no podremos construir jamás una pa Es necesario que los hombres de todas las naciones y cultu acojan este mensaje de luz y de esperanza: que lo acojan co don de las manos de María. es decir.

po intercesión de María. a esperar y a amar contigo. Estrella de esperanza. le decimos: «Enséñanos. . el camino hacia el reino de J Tú. María. indíc el camino que conduce a la paz.Por eso. los acontecimientos de cada día. edición semanal en lengua español 14-X *** LA MATERNIDAD DIVINA DE MARÍA (Homilía del 1-I-08) Queridos hermanos y hermanas: Hoy comenzamos un año nuevo y n comenzamos invocando sobre él lleva de la mano la esperanza cristian bendición divina e implorando. animados por una confianza filial. Madre de Dios don de la paz para nuestras familias. brilla sobre nosotros y guían muerte. Amén». que con conmoción nos esperas e luz sin ocaso de la patria eterna. ahora y en la hora de nues [L'Osservatore Romano. a creer.

en la que san Luc refiere que. a de la reforma litúrgica realizada después del concilio Vatican en el primer día del año se celebraba la memoria de la circunc de Jesús en el octavo día después de su nacimiento -como s de sumisión a la ley. atañe hombre. además de ser una fiesta mariana porque. ocho días después de su nacimiento. Fue el P Pablo VI quien trasladó al día 1 de enero la fiesta de la Mater divina de María. a la Vir María. a Jesús. «el que le di ángel antes de ser concebido en el seno de su madre» (Lc 2 Por tanto.nuestras ciudades y para el mundo entero. naturalmente.) Nuestro pensamiento se dirige ahora. su inserción oficial en el pueblo elegido- domingo siguiente se celebraba la fiesta del nombre de Jes De esas celebraciones encontramos algunas huellas en la pá evangélica que acabamos de proclamar.. En efecto. esta solemnidad. Con este deseo saludo a todos. (. que antes caía el 11 de octubre. significativa. conserva también un fuerte contenido cristológ precisamente al Hijo. antes que a la Madre. podríamos decir. el Niño f circuncidado y le pusieron el nombre de Jesús. a la que hoy invocamos como Madre de Dios. verdadero Dios y verdader ..

4). ocho días después de la Navidad. Y también un ángel del Señor -narra evangelista san Mateo-.7). Dará a lu El título de Madre de Dios es. había anunciado Isaías (Is 7 «Concebirás en tu seno y darás a luz un hijo» (Lc 1.31). apareciéndose en sueños a José. cumplieron las profecías relativas al Mesías. cuando «dio a luz a su hijo primogénito» (Lc 2. En pocas palabras se encuentran sintetizados el misterio de la encarnación del Ve eterno y la maternidad divina de María: el gran privilegio de Virgen consiste precisamente en ser Madre del Hijo. h referencia el apóstol san Pablo en la carta a los Gálatas. En efecto.envió Dios a su Hijo. nacido bajo la ley» (Ga 4. «Una virgen concebirá y dará a luz un hijo». dij María el ángel Gabriel. que es D Así pues. la Theotokos.Al misterio de la maternidad divina de María. nacid mujer. en la n de Belén. esta fiesta mari encuentra su lugar más lógico y adecuado. porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. «Al l la plenitud de los tiempos -escribe. tranquilizó diciéndole: «No temas tomar contigo a María tu m hijo» (Mt 1.20-21). juntamente con el de Virgen sa el más antiguo y constituye el fundamento de todos los dem títulos con los que María ha sido venerada y sigue siendo .

Al misterio de su maternidad divina hacen refere muchos himnos y numerosas oraciones de la tradición cristia como por ejemplo una antífona mariana del tiempo navideño Alma Redemptoris Mater. Virgo priu a tu Creador. contemplemos hoy a Mar de ella a acoger al Niño que por nosotros nació en Belén. tanto en Oriente com Occidente. podemos ser llamad seremos realmente. engend Queridos hermanos y hermanas.4-5).invocada de generación en generación. natura mirante. hijos de Dios: hijos en el Hijo. El Após escribe: «Envió Dios a su Hijo. con la que oramos así: «Tu qua genuisti. «Tú. Madre siempre virgen». Si Niño nacido de ella reconocemos al Hijo eterno de Dios y Madre siempre virgen del Hijo unigénito del Padre. nacido bajo l recibiéramos la filiación adoptiva» (Ga 4. tuum sanctum Genitorem. ante el asombro de toda la creación. para rescatar a los que se hallaban bajo la ley. Aprendam acogemos como nuestro único Salvador. Lo hemos escuchado tambié el breve pasaje evangélico que la liturgia nos vuelve a propo . nacido de mujer. posterius». y para que El evangelista san Lucas repite varias veces que la Virge meditaba silenciosamente esos acontecimientos extraordinari los que Dios la había implicado.

con una suerte mayor que cuando concibió en la carne» (De sancta Virginitate 3. se trata de un don tan grande q precisamente en este camino de fe donde María nos sale sólo con la fe podemos acoger.3). en la escuela de María podemos captar con totalmente diferente: es el Hijo de Dios. y hace pensar e El Niño que emite vagidos en el pesebre. si no hubiera lle a Cristo en su corazón. sentido literal significa «poner juntamente». San Agustín escribe: «Ningún valor hub tenido para ella la misma maternidad divina. en gran misterio que es preciso descubrir poco a poco. Sin embargo. Ella es madre porque enge en la carne a Jesús. Este misterio -la encarnación del Verbo comprender con la sola inteligencia humana.hoy. sumbállousa. En efecto.es grande y ciertamente no es fá corazón lo que los ojos y la mente por sí solos no logran perc pueden contener. aun sin comprenderlo todo. Y en su cor . al mismo tiempo e verdadero hombre. «María conservaba todas estas cosas meditándolas en corazón» (Lc 2. y lo es porque se adhirió totalmente a voluntad del Padre. verdadero D maternidad divina de María. aun siendo en apari semejante a todos los niños del mundo. nos ayuda y nos guía. El verbo griego usado. es Dios. Y encuentro.19).

en el mis de un Dios que por amor se hizo hombre y nos llama a segu en un servicio generoso a los hermanos. Nm 6.25) bendiga. experimentaremos fuerza de su amor y de su misericordia. que hoy comenzamos con confianza un tiempo en el que progresemos en ese conocimiento de corazón. El frágil Niño que la V . los acontecimientos sucesivos de los que fue testigo y protagon hasta la muerte en la cruz y la resurrección de su Hijo Jesú Queridos hermanos y hermanas. Oremos para qu su rostro sobre nosotros» y nos «sea propicio» (cf. por la senda del amor. como hemos escuchado en la primera lectura. el Señor «ilum Podemos estar seguros de que. siguiendo a María. poniendo juntamente y encontrando una unidad de lo que vivimos. sólo conservando en el cora es decir. «poniendo juntamente». un amor que es preciso traducir cada Ojalá que el nuevo año. que es la sabiduría de los santos.María siguió conservando. si buscamos sin descanso rostro. si no cedemos a la tentación del desaliento y de la dud incluso en medio de las numerosas dificultades que encontra permanecemos siempre anclados en él. podemos entrar.

El Se ilumine su rostro sobre ti y te sea propicio. recogida en el libro d Números. Con estas palabra . [L'Osservatore Romano. 24-26). El Señor te muest rostro y te conceda la paz» (Nm 6. reza así: «El Señor te bendiga y te guarde. testigos de Príncipe de la paz. Amén.muestra hoy al mundo nos haga agentes de paz. edición semanal en lengua español 4 LA MATERNIDAD DIVINA DE MARÍA (Catequesis del miércoles 2 de enero de 2008) Queridos hermanos y hermanas: Una fórmula de bendición muy antigua.

en el concilio de Éfeso año 431. sugerían un término más atenuado: en vez de Theotokos. En verdad. Theotokos. por u . Algunos Padres. queriendo salvaguardar la plena human de Jesús. Per la plena unidad de la divinidad con la humanidad de Cristo. precisamente eso se consideró una amenaza contra la doctrin eso. primer día del año expreso mis mejores deseos a vosotros. del año 431. Madre de Dio «Madre de Dios». pero que ya se había consolidado en oficialmente a María en el siglo V. exactamente en el concilio devoción del pueblo cristiano desde el siglo III. aquí presentes. Así se preservaba su unidad verdadero Dios y de verdadero hombre. en el context las fuertes disputas de ese período sobre la persona de Cris Con ese título se subrayaba que Cristo es Dios y que realme nació como hombre de María. se confirmó solemnemente. aunque debate parecía centrarse en María. es el título que se atribuyó Éfeso. después de una larga discusión.la liturgia nos hizo volver a escuchar ayer. proponían Christotokos. se refería esencialment Hijo. y a t afectuosa cercanía espiritual. Madre de Cristo. los que en estas fiestas navideñas me han enviado testimonio Ayer celebramos la solemne fiesta de María. como he dicho.

fue confirmada de nuevo en el concilio de Calcedonia (año 451). Virgen y Madre de Dios. la legitim (cf. reafirmando maternidad divina. la doctrina acerca de María. ib... Madre de Después de ese concilio se produjo una auténtica explosión devoción mariana. tan profundamente vinculado a festividades navideñas. la divina y la humana la persona del Hijo de Dios (cf. Como es sabido. Madre de Dios. Entre ellas sobresale la basílic Santa María la Mayor. 251). la unidad de las dos naturalezas. desde siempre a la Virgen santísima. aquí en Roma.. en el que Cristo fue declarado «verda Dios y verdadero hombre (. nacido por nosotros y por nue salvación de María. Expr . en su humanid (DS 301). es. por consiguiente. el octavo.). por otra. en el misterio de Cristo y de la Iglesi El título de Madre de Dios. de la atribución a la Virgen del título de Theotokos. La doctrina relativa a M Madre de Dios.parte. y se construyeron numerosas iglesias dedicadas a la Madre de Dios. el concilio Vaticano II recogió en capítulo de la constitución dogmática Lumen gentium sobre Iglesia. el apelativo fundamental con que la comunidad de los creyentes honra podríamos decir. El capítulo se titula: «La bienaventurada V María. DS 250) y.

porque Dios ha querido Dios con nosotros y tiene una madre.muy bien la misión de María en la historia de la salvación. Dios para realizar el plan de la salvación. de Simeón y Ana. de los Magos. La devoción del pueblo cristia siempre ha considerado el nacimiento de Jesús y la materni divina de María como dos aspectos del mismo misterio de encarnación del Verbo divino. To los demás títulos atribuidos a la Virgen se fundamentan en vocación de Madre del Redentor. Somos «contemporáneos» d pastores. centrado en el gr En estos días de fiesta nos hemos detenido a contemplar e belén la representación del Nacimiento. nunca ha considerad Navidad como algo del pasado. que es nuestra madr . En el centro de es la contemplación de quienes acuden a adorar al Salvador: escena encontramos a la Virgen Madre que ofrece al Niño Je pastores. en la fiesta de la «Presentación del Señor». Por eso. los Magos llegados de Ori Más tarde. la criatura humana elegida misterio de la encarnación del Verbo divino. la gente pobre de Belén. serán el anciano Simeón y l pequeño Niño y lo adorarán. qu profetisa Ana quienes recibirán de las manos de la Madre celebraremos el 2 de febrero. y mientras vamos ellos nos sentimos llenos de alegría.

la Virgen es tamb . justamente. es decir. También el puesto único e irrepetible María ocupa en la comunidad de los creyentes deriva de es vocación suya fundamental a ser la Madre del Redentor. que es la Iglesia. el 21 de noviembre de 1964. Pensemos en el privilegio de la «Inmaculad Concepción». pero este es fundamental. porque debía ser la Madre del Redentor mismo vale con respecto a la «Asunción»: no podía estar suj engendrado al Salvador. dur atribuyó solemnemente a María el título de «Madre de la Igle Precisamente por ser Madre de la Iglesia. en el hecho de haber sido inmune d pecado desde su concepción. María fue preservada de tod mancha de pecado. Pablo místico de Cristo. Precisamente en cuanto tal. la corrupción que deriva del pecado original la Mujer que ha Y todos sabemos que estos privilegios no fueron concedido María para alejarla de nosotros. En efecto. sino.Del título de «Madre de Dios» derivan luego todos los dem títulos con los que la Iglesia honra a la Virgen. Mujer se encuentra muy cerca de nosotros y nos ayuda com madre y como hermana. María es también la Madre del Cu el concilio Vaticano II. al estar totalmente con Dios. para qu estuviera más cerca. al contrario. Así pues.

que somos miembros del Cu místico de Cristo.Madre de cada uno de nosotros. El evangelista s desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa» (Jn 19 Así es la traducción española del texto griego: eis ta ídia. encomendó a Juan concluye el breve y sugestivo relato con las palabras: uno de sus discípulos al amor de su Madre. la a y las dos vidas se compenetran. Queridos hermanos y hermanas. Encomendémonos a ella. en su propio ser. como herencia preciosa. y así tambié verdad. para que guíe nuestros p en este nuevo período de tiempo que el Señor nos concede v nos ayude a ser auténticos amigos de su Hijo. al mismo tiempo. Desde la cruz Jesús encomendó a su Mad cada uno de sus discípulos y. Por tanto. Jesús de Madre. la Virgen María. reino de luz y d . en el mom supremo del cumplimiento de la misión mesiánica. Este aceptarla en la propia en su propia realidad. en estos primeros días del cada uno de sus discípulos. valientes artífices de su reino en el mundo. Así forma parte de su (eis ta ídia) es el testamento del Señor. a su m se nos invita a considerar atentamente la importancia de l presencia de María en la vida de la Iglesia y en nuestra existe personal.

de forma que. y a vuestros seres queridos durante esta prim audiencia general del año 2008. ocasi propicia para reflexionar sobre el sentido del dolor y sobre el d . edición semanal en lengua español 4 *** MENSAJE PARA LA XVI JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO que se celebrará el 11 de febrero de 2008 (11-I-08) Queridos hermanos y hermanas: 1.¡Feliz año a todos! Este es el deseo que os expreso a vosot aquí presentes. memoria litúrgica de Nuestra Señora d Lourdes. iniciado b signo de la Virgen María. sostenidos y confortados p protección de la Virgen. Que el nuevo año. El 11 de febrero. Una vez más: ¡Feliz año a todos! el rostro de su Hijo Jesús y caminar más ágilmente por la se [L'Osservatore Romano. nos haga sentir más vivamente s presencia materna. podamos contemplar con ojos renov del bien. se celebra la Jornada mundial del enfermo.

Por eso. el «sí» de la dolor (cf. De ese modo existe entre el misterio eucarístico. no dudó en compartir la pasión de su Hi . Este año.35). en esa fecha coinciden dos importante acontecimientos para la vida de la Iglesia. María es modelo de abandono total a la voluntad de divinos con fe firme e inquebrantable. como se puede apr ya en el tema elegido -«La Eucaristía.cristiano de salir a su encuentro en cualquier circunstancia qu presente. Lc 2. cuya Inmaculad Concepción constituye el don sublime y gratuito de Dios a u mujer. para que pudiera adherirse plenamente a los design sufrimientos que debía afrontar. al pie de la cruz. Lourdes y la atenció pastoral a los enfermos»-: el 150° aniversario de las aparicio de la Inmaculada en Lourdes y la celebración del Congres brinda una ocasión singular para considerar la íntima unión eucarístico internacional en Quebec (Canadá). con el alma traspasada por la espad renovando en el Calvario. se fió de Dios y. a pesar de las pruebas acogió en su corazón al Verbo eterno y lo concibió en su se virginal. el papel de María en el p salvífico y la realidad del dolor y del sufrimiento del hombr El 150° aniversario de las apariciones de Lourdes nos invita dirigir la mirada hacia la Virgen santísima.

y en Sacramentario Bergomense. No se puede contemplar a María sin ser atraídos por Cristo se puede mirar a Cristo sin descubrir inmediatamente la prese de María. el dolor y el sufrimiento dan un sentido profundo 2. engendrado en su seno por obra del Espíritu Santo. de manera misteriosa. en el sacramento de Padres de la Iglesia y los teólogos. como pusieron de relieve desde los primeros siglo «La carne nacida de María.Anunciación. pruebas. de esperanzas y desilusiones. un pan que nos ha colmado de un don angé . por consiguiente. convencidos de qu nuestra peregrinación en la tierra. para pronunciar el mism a la voluntad de Dios con toda la existencia entretejida de ale y tristezas. e pan bajado del cielo». Existe un nexo inseparable entre la Madre y el H lo percibimos. procediendo del Espíritu Santo. leemos: «Su seno florecer un fruto. y este vín Eucaristía. dejarse atraer por el «sí» que la unió admirablemente a la misión de Cristo. del siglo IX. Meditar en la Inmaculada Concepción de María es. Redentor de la human es dejarse asir y guiar por su mano. afirma san Hilario de Poitiers.

esto es lo q El vínculo de la Virgen santísima con su Hijo. Desde esta perspectiva se comprende mucho mejor por qué Lourdes el culto a la santísima Virgen María va unido a un fue constante culto a la Eucaristía. san Pedro Damián dice: «Aquel cuerpo que la santísima Virgen engendró y alimentó en su seno con solici materna. ahora lo recibimos sagrado altar y bebemos la sangre como sacramento de nue enseña fielmente la santa Iglesia». redención. Como afirma el siervo de Dios Juan Pablo Iglesia. 53). «ha de imita también en su relación con este santísimo Misterio» (Ecclesi Eucharistia. con la adoración del santísimo Sacramento y la bend de la visita de los peregrinos a la gruta de Massabielle. Cordero inmol que quita el pecado del mundo. y no otro. aquel cuerpo sin duda. Esto es lo que nos dice la fe católica. con celebraciones eucarístic diarias. a los enfermos. por lo cual místico de Cristo.María restituyó a la salvación lo que Eva destruyó con su cul Asimismo. Cue María es «mujer eucarística» con toda su vida. se extiende a la Iglesia. que constituye uno de los momentos más fue . contemplándola a ella como su modelo.

sosteniéndolos con su ayuda materna.La presencia en Lourdes de muchos peregrinos enfermos y voluntarios que los acompañan ayuda a reflexionar sobre solicitud materna y tierna que la Virgen manifiesta con respec dolor y a los sufrimientos del hombre. sufriendo al pie de la cruz con su Hijo divino. La comunidad cristia siente que María. 3. Mater dolorosa. asociada al sacrificio de C cerca de ella cuando se congrega en torno a sus miembros sufren. para recibirlo como medicina de inmortalidad que cura el cuerpo Congreso eucarístico internacional será ocasión para adora encomendarnos a él como Esperanza que no defrauda y pa . llevando los signos de la pasión del Señor. ¿No verdad que la experiencia espiritual de tantos enfermos llev comprender cada vez más que «el divino Redentor quiere pen en el ánimo de todo paciente a través del corazón de su Ma santísima. el pró Jesucristo presente en el Sacramento del altar. con ellos espe es su consuelo. Si Lourdes nos impulsa a meditar en el amor materno de Virgen Inmaculada por sus hijos enfermos y que sufren. está particularm María sufre con quienes pasan por la prueba. 26). primicia y vértice de todos los redimidos»? (Salv doloris.

e religiosas y en los religiosos. e particular. (. una circunstancia propicia para invocar de modo esp la protección materna de María sobre quienes se encuentr probados por la enfermedad. 11 de enero de 2008 [L'Osservatore Romano.) 5.. Madre de Dios y Madre nues Inmaculada Concepción. Pienso. edición semanal en lengua español . Vaticano. imparto de corazón a todos una bend apostólica especial.alma.) La próxima Jornada mundial del enfermo ha de ser además. el cual al resucitar venció la muerte y nos dio la vida qu Con estos sentimientos. en cuerpo y alm Encomiendo a todos a María. Que ella ayude a cada uno a testim que la única respuesta válida al dolor y al sufrimiento human tiene fin. con una entrega efectiva se dedican a servir. Cristo.. en los sacerdotes comprometidos en este campo... sobre los agentes sanitarios y s todos los que trabajan en la pastoral de la salud. (. en los voluntarios y en todos los los enfermos y a los necesitados.

f. o. Las más de las veces los que han tratado el tema se han limit reunir con más o menos sentido crítico lo que las diversa tradiciones franciscanas nos han legado acerca de la devoc mariana del santo.m. Mucho se ha solido hablar del amor de san Francisco a Mar muchos han sido los que en tono encendido lo han celebrado . en estos trabajos se h podido atribuir a Francisco lo que generaciones posteriores .25 Devoción de San Francisco a María Santísima por Kajetan Esser. Como es natural.

Francisco es de su tiempo. A través de la predicación y con un Por testimonios unánimes de sus biógrafos. dedicar una particular atención a la piedad mariana del santo Este estudio no se propone «a priori» metas muy elevadas. sobre ellas va creciendo su piedad mariana. puede parecer conven Asís (4). No se puede. Por todo ello. y que su devo . fuertemente condicionado por la vida espiritua absoluta va él asimilando las verdades acerca de la Madre Dios.buen grado hubieran querido ver en él para poder ensalzarlo esto se ha de añadir que con frecuencia se ha considerad demasiado aisladamente la devoción mariana del santo. sabemos que Francisco era amartelado devoto de la Virgen. ni se buscaban en la vida de la Iglesia las raíces d devoción que se hundía en tiempos más remotos que los d Bernardo de Claraval (3). Carece de sentido pretenderlo de un santo letras. como en otros campos. por consiguiente. po se ha de reconocer honradamente que san Francisco no fu teólogo de escuela. esperar d expresiones claramente formuladas a nivel de escuela teoló acerca de María. También en éste. Ni trataba de situarla en el conjunto de la vida espiritual de sa Francisco. religiosa contemporánea.

Estructura teológica de la devoción mariana de San Franc «Rodeaba de amor indecible a la madre de Jesús.era superior a la corriente. Su piedad mariana no era product la ciencia de los libros. «y p . por haber h habernos alcanzado misericordia» (LM 9.María y Cristo Estas sencillas palabras de sus biógrafos expresan el motivo más profundo de la devoción de san Francisco a la Virgen.3). más profunda del misterio de María y del puesto excepcional Lo que él dijo e hizo como fruto de esa oración y devoción. sino de la oración y la meditación cada ella ocupa en la obra de la salvación (5). Puesto que la hermano nuestro al Señor de la majestad» (2 Cel 198). 1. que aún hoy se merece una atención especial I.-. lle sello tan personal y está acuñado de tal forma con su origina espiritual.

Otro tanto sucede salmo navideño que Francisco.1-3). se funde en desbordante plenitud con el amor recono primera edad media. quisiste que Él.. y le agradecemos el que por medio hayamos conseguido la misericordia de Dios. Señor rey del cielo que nos amaste. naciera de la gloriosa siempre Virgen beatísima sa Aquí. Esto hacía que ella estuviera en íntima relació Francisco expresa esta gratitud en su gran Credo. te damos gracias por ti mismo. sino que hizo «hermano nuestro al Señor de la obra de nuestra redención.encarnación del Hijo de Dios constituía el fundamento de tod vida espiritual.. «el homenaje que el hombre rinde a la majestad divina d lo más profundo de su ser». debía mo un amor agradecido a la mujer que no sólo nos trajo a Dios forma humana. y a lo largo de su vida se esforzó con toda dilig en seguir en todo las huellas del Verbo encarnado. característica de la antigua ed del hombre atraído a la intimidad de Dios. a tono con la piedad sálmica media. compuso valiéndose de los himnos . santís la tierra. Por el santo amor altísimo y sumo Dios. Padre santo y justo. dice: «Omnipotente. cuando. hombre. proclamar las obras de salvación. majestad» (6). verdadero Dios y verdade María» (1 R 23.

. la verdad de la maternidad divina real de María: «E Verbo del Padre. Él me invocó: "Tú ere la tierra» (7). cantad al Señor. explica encarnación del Hijo de Dios en sentido docetista y.. Porque el Señor es excelso. Francisco da gracias Padre celestial por el don de la maternidad divina concedid María. aferrada a su principio dualista. con extrem claridad.redactados por los cantores del Antiguo Testamento: «Glorific Dios. Este es el primero y más importante motivo de su devo mariana: «Escuchad. anulaba la participación de María en la obra d salvación. y nac la bienaventurada Virgen santa María. que. nuestra ayuda. hermanos míos. En aquella época campeaba por sus resp la herejía cátara. envió a su amado Hijo de lo alto. Padre". por consiguiente. anunciándo . tan santo y glorioso. Francis devoto de María. el más excelso de los rey Con alabanza desbordante de alegría. tan digno.» (CtaO 21). si la bienaventurada V es tan honrada. voz de alegría. Para manifestar su oposición a la herejía. porque lo llevó en su santísi seno. Dios vivo y verdadero. no se cansaba de proclamar. nue rey antes de los siglos. Porque el santísimo Padre del cielo. y yo lo haré mi primogénito. terrible. rey gra sobre toda la tierra. como es justo.

hagamos bie alabemos a Dios. dirigiéndose a ella de un modo exquisitamente concreto y expresivo. y e recibió la carne verdadera de nuestra humanidad y fragilidad» Y en el Saludo a la bienaventurada Virgen María celebra es verdadera y real maternidad con frases siempre nuevas. que es bendito por los siglos» (1 R 17.19 Cosa sorprendente: la mayor parte de las afirmaciones de . nosotros bendigamos. «casa de Dios». llamándola: «palacio de Dios». sino con la oración vez también en esto seguía el mismo principio que estable respecto al honor de Dios: «Y si vemos u oímos decir o hace o blasfemar contra Dios. fue enviado por el mismo altísimo Pad desde el cielo al seno de la santa y gloriosa Virgen María. tan altamente realistas. «tabernáculo de D de Dios» (9). figura auténtica de María en una cristiandad tan fuertemen No estará de más recordar aquí que el santo no trató de com la herejía con la lucha o la confrontación. «M Estos calificativos. «vestidura de Dios». «esclava de Dios».santo ángel Gabriel. nos dan a compre con qué celo tan grande defiende ortodoxamente Francisco amenazada por la herejía.

celebraba con inefable alegría la de nacimiento del niño Jesús. alegrémonos y gocémonos en él. y en la tierra. Tal vez esto explique su exquisita predilección por la fiesta exhortación del Apóstol: «No os dejéis vencer por el mal. se gozarán los campos y todo lo que ha (11). el Señor Dios que Dios. sigue con sencillez y simplicid venced el mal con el bien» (Rom 12. A su aire. y en la noche su canto. Porque se nos ha d colocado en un pesebre. porque no había sitio en la posada. e humana» (10). Alégrese el cielo y exulte la tierra. Cantadle un cántico nuevo. se crió a los pechos de m su misericordia. G al Señor Dios de las alturas. hecho niño pequeñuelo.Francisco sobre la Madre de Dios se encuentran en sus oraci y cantos espirituales.21). la llamaba fiesta de las fiestas. ellos. Este es el día que hi un niño santísimo amado y nació por nosotros fuera de casa Señor. paz a los hombres buena voluntad. conmuéva mar y cuanto lo llena. s navidad y su amor al misterio navideño: «Con preferencia a demás solemnidades. cante al Señor toda la tier . Esta «preferencia» parece advertirse también en su ya mencionado salmo de navidad: «En aquel día.

exánime. y habla profundamen emocionado del Niño de Belén (véase el relato completo en 1 84-86). se había enfriado por completo. encendió en muchos corazones el amo manifestó en muchos detalles de su pensamiento y comportamiento (cf. Mediante el amor que él tenía al Hijo de Francisco. Lo que hizo en Greccio y cu concretización de su principio general: «Tenemos que amar m Si intentamos con todo cuidado explicar la siempre válida . estaba recosta el pesebre. no era más que la el amor del que nos ha amado mucho» (2 Cel 196). A este propósito es de una claridad meridiana la concl del relato de Tomás de Celano: «Un varón virtuoso tiene u admirable visión. y que lo hizo paten precisamente ese día.Pero Francisco da todavía un paso más importante. Y prosigue: «No carece esta visión de sen puesto que el niño Jesús. sepultado en el olvido en mucho corazones. se acerca el santo de Dios y lo despierta como d sopor de sueño». y su imagen quedó grabada en los corazones hecho hombre y a su Madre la Virgen. 2 Cel 199-200). resucitó por su gracia. En la con celebración de la navidad en Greccio trata de explicar a los f con evidencia tangible este misterio. por medio de su siervo enamorados» (12). Había un niño que.

de la revelación de la salvación. no pudiendo s el seguimiento. bien podemos añadir que. Por eso. la devoción de Francisco a María ca de toda abstracción y era todo menos conocimiento concept concreto e histórico. en la oración. separadamente del misterio de s maternidad divina. que es la que justifica la importancia de M en el cristianismo. que «se ha hecho nuestro hermano el Señor d con vigor la maternidad física de María respecto de Dios. se la Escritura ser disociado del Jesús resucitado y glorificado. majestad». ella brota siempre y fundamentalmente de algo que es palpab que se manifiesta en hechos tangibles y concretos de la histo . y.significación de este primer rasgo fundamental de la devoc mariana de Francisco. Hasta podría tal vez decirse. presente y actúa operante en la vida cristiana. Por otro lado. para salvar ortodoxam este misterio. Para san Francisco la veneración de la Vi quiere decir colocar en su lugar preciso el misterio divino-hum de Cristo. Será esto precisamente lo que posibilitará a devoción mariana de Francisco su influencia viva en el futuro Iglesia. que. al subra sin más afirmando el Jesucristo histórico. por consiguiente. tendremos primero que subrayar que ve a María aisladamente.

santa M de Dios. Jamás brota de sus labios una alabanza de María no sea al mismo tiempo alabanza de Dios. demás criaturas y la coloca en una relación vital única con María lo recibió todo de Dios. pero ésta es la obra de Dios en ella. donde Dios puede derramarse con la plenitud d .-.María y la santísima Trinidad El misterio de la maternidad divina eleva a María sobre todas santísima Trinidad. Virgen hecha iglesia. santa Reina. de su maternid divina. La virginidad hace de ella vaso «puro». la Virgen. María. Francisco lo comprende mu claramente. Señora. que escogió con preferencia a toda otra criatura y la colmó de gra Francisco no ve ni contempla a María en sí misma. uno y trino. y elegida por el santís Padre del cielo. consagrada por Él con su santísimo Hijo ama el Espíritu Santo Paráclito. Inclus perpetua virginidad de María ha de ser comprendida sólo e relación con su maternidad divina. También esto nos deja ver que cua Francisco dice de la Virgen y las alabanzas que le dirige.2. que tuvo y tiene toda la plenitud d gracia y todo bien!» (13). sino que considera siempre en esa relación vital concreta que la vincul la santísima Trinidad: «¡Salve. todo de ese misterio central de la vida de María.

También estas afirmac se fundan en lo que la gracia de Dios ha obrado en María. «consagrada por Él con su santísimo Hijo amado y el Espír Esta fecundidad es mantenida por la acción de Dios-Trinidad: tuvo y tiene toda la plenitud de la gracia y todo bien».gracia. no ha nacido en el mundo entre las mu ninguna semejante a ti. un valor en sí -muy fácilmente podr significar esterilidad-. hija y esclava del altísimo Rey sum Padre celestial. para realizar el gran misterio de la encarnación. glorificación de aquel que tuvo a bien realizar tantas maravilla . llamado con poca exactitud Oficio de la pasión del Se antífona que quería se rezara en todas las horas canónica «Santa Virgen María. L virginidad no es. madre de nuestro santísimo Señor Jesucris esposa del Espíritu Santo» (OfP Ant). L alabanzas a la Virgen son al mismo tiempo alabanzas y una criatura humana. Esta relación vital entre María y la Trinidad la expresa Franc aún más claramente en la antífona compuesta por el santo pa oficio. pues. sino pura disponibilidad para la acción d que la hace fecunda de forma incomprensible para el homb Santo Paráclito».

que difícilmente qu pensar en otra cosa» (1 Cel 84). después de tendremos que detenernos un poco más en el tercero.. Est hace suponer con un cierto derecho que fue san Francisco primero en emplearlo (15). Esta manera de ver est contemplativa. y haber expresado clarament reservas -o. la Virgen. María se convierte en madre de por obra del Espíritu Santo. Lampen. en calidad de «esposa del Espíritu Sa llegó a ser madre del Hijo de Dios. Como tantas otras veces. «espos minucioso estudio de los seiscientos títulos aplicados a María autores eclesiásticos de Oriente y Occidente. hace constar que no aparece entre ellos este título. usaron con frecuencia en la tradición anterior de la Iglesia Espíritu Santo».Si los dos primeros atributos son claros e inteligibles sin más. para decirlo con san Francisco. en «total pureza esta acción del Espíritu.35). tan común hoy día. Según Tomás de Celano. Por eso no se cansaba d . recogidos por Passaglia en su obra De Immaculato Deiparae Virginis conc (14).. Ya que ella. tambié este caso pudo Francisco haber penetrado con profundidad e su oración lo que veladamente se contenía en el anuncio del según san Lucas (Lc 1.. se abrió que el evangelio dice de María. «tenía tan presente misterios nos puede descubrir en Francisco un fruto de su ora memoria la humildad de la encarnación.

8). según Francisco. En todo esto redescubr Dios en su acción incomparable. Podía p Virgen.sumergirse en este misterio por medio de la oración.-. su madre» (1 Cel 24). sobre t Francisco ensalzaba tanto a la «Señora. proclamándola «Señora del mundo» (LM 2.María y el plan de la salvación las criaturas a la más íntima proximidad de Dios. Por esto . 3. santa Reina». E acción del divino amor. que María había acogido y aceptado un corazón tan creyente. la elevaba. y esta consideración lo hacía de rodillas para una oración de alabanza y agradecimiento. toda la noche en oración «alabando al Señor y a la gloriosís Todo esto lo inundaba de una inmensa veneración y era para más íntima y pura realidad de Dios.

El santo doctor subraya esta explica aludiendo a que esto ocurrió al amparo de aquella que «enge al Verbo lleno de gracia y de verdad» (LM 3. Esta devoción . por los méritos de madre de la misericordia.3). Lm 7.Siendo María la madre Jesús.1. depositaba principalmente en ella de su bondad. cf. C esta alusión se ha tocado con seguridad lo más profundo ac del amor y veneración marianos en Francisco.3) Según esta profunda fras san Buenaventura. Franc concibió y dio a luz el es de la verdad evangélica en esta iglesita. «Despué confianza» (LM 9. Todo lo espe Cristo. Francisco la honr de toda bondad» (1 Cel especialmente como «m Fue lo que le indujo a establecerse junto a la e de la Madre de Dios en Porciúncula.

«concibió»: co actitud de obediencia creyente y dejarse llenar totalmente de Pero el «concepit» -y este es el segundo momento. aceptarlo Dios (16). obediente creyente. el hombre debe acoger al Verbo de Dios. con mayor acierto y profundidad la fundamental actitud mari No. San Buenaventura atribuye estos dos momentos a María y Francisco. En ella (v. debe dar a luz al Verbo de D darle vida y forma. Lo demuestra palmariame magnífica carta que Francisco escribió a los fieles de todo mundo. de nuevo como María. el «concepit». Pero este nacimiento divino no acon sólo en María. realiza más bien y llega a su culminación en el esfuerzo d Francisco por asimilar en todo la actitud de María ante el Verb María. 4) el san y gloriosa Virgen María. debe realizarse también en los corazones de . «dio a luz»: el hombre. en la que desarrolló abundantemente los pensamient describe el nacimiento del Verbo divino de las entrañas de la su corazón (2CtaF 4-15. Como primera cosa. No podía él expresar y expl que existía en la vida evangélica de san Francisco.debe convertirse en «peperit». san Buenaventura no introdujo en la vida de Francisc pensamientos teológicos extraños. 63-71).termina en ardientes oraciones ni en cánticos de alabanza. 15-60-.

El misterio de la maternidad espiritual se funda mediante el Espíritu Santo (17) y que no se desarrolla por Dios en el Espíritu Santo. Francisco hac comentario muy condensado en un lenguaje que le es prop somos «madres. que deben ser luz para eje En un primer momento podría parecer que estas palabra representan una visión ascética del misterio. 51) Francisco ha dicho algo que no se puede separar de lo ha afirmado acerca de la maternidad espiritual: «Somos espo [de Cristo] cuando el alma fiel se une. Rahner). Rahner). Pero se ha de tener en cuenta que poco a (v. radica en el misterio del desposorio que se le regala al alma esfuerzo voluntarista y ascético. por el Espíritu Santo Jesucristo». cuando lo llevamos en el corazón y en nue cuerpo por el amor y por una conciencia pura y sincera. Es un don gratuito del amo . desde Hipólito y Orígenes meditaron largamente sobre este íntimo misterio de la vid cristiana y trataron de aclararlo con explicaciones siempre nu (H. que remontaría a Ambrosio y que fue la que privó en el occidente hasta la ed media (H. alumbramos por las obras santas.fieles. 53). En la misma citada carta (v. lo de otros». Los Padres de la Iglesia.

hasta que. es decir. como dice la misma carta en su v. deben ser luz para ejemplo de otros». la función maternal de la vid cristiana. también coloca junto a la maternidad del alma fiel desposorio en el Espíritu Santo (18). y las van conformando a una vida cada vez má cristiana (19). llegan a poseer la sabiduría espiri Pero el nacimiento de Dios en el corazón de los fieles es sól aspecto de esta maternidad. de modo an la gracia y la iluminación del mismo Espíritu engendran a Cris las almas. Francisco indica también otro: fuerza de esta vida cristiana. Tampoc de casualidad que esta alusión se encuentre en el Saludo a bienaventurada Virgen María. por ejemplo . tener en sí al Hijo de Dios. Así como por la acción del Esp Santo el Verbo del Padre se hizo carne en María. «por las obras santas. Cristo es engendrado e otros hombres. como testimonio vivo. para de infieles hacerlos fieles (SalVM 6).Si Francisco canta a la Madre de Dios como «esposa del Esp Santo». 6 pues el Hijo es la sabiduría del Padre. Es Él quien por su grac por su iluminación infunde todas las virtudes en los corazone los fieles. De esta forma. se extiende a la Iglesia (20 Francisco habló de buen grado y con frecuencia acerca de e misión maternal de los fieles en la Iglesia. así.

palabras de la sagrada Escritura: «la estéril tuvo muchos hijo Sam 2. sencillos e ignorantes. lo considera c tarea en la Iglesia. porque a cuantos conv gloria de él» (21).cuando. . por la acc sobrenatural del Espíritu Santo. concedido a él y a sus hermanos. el Juez los inscribirá enton Lo que se realizó en la maternidad de María para la salvación mundo se prolonga en los corazones de los fieles. de Cristo. María es para él. la podemos cond en esta fórmula: vivir en la Iglesia como vivió María.5). y de esta manera participan d Así vista la devoción mariana de Francisco. ahora con sus oraciones privadas. En última instancia se trata misterio mismo de la Iglesia. Fran se sabe agraciado con el mismo don gratuito que admira en M Y este don. ante todo y sobre todo. Madre de Crist ponen en práctica» (Lc 8.21). M también para él los fieles «que escuchan la palabra de Dios misión de la Madre Iglesia. que no tiene el cargo de engendrar hijos en la Igle Ese parirá muchos en el día del juicio. las explica de la forma siguiente: «Estéril es mi herm pobrecillo. y por esto la ama amarteladamente. del que participan los fieles. aplicando a sus hermanos.

donde Dios invisible: la que él tanto aprecia y venera en la santísim una clara oposición a la herejía cátara contemporánea. como cuando desde el trono re descendió al seno de la Virgen.tiene como fin h visible en el misterio de la encarnación del Verbo la divinid invisible.La realización de la obra de la salvación y su transmisión -de se trata en la devoción mariana de Francisco. ¿hasta cuándo seréis duros de corazón? ¿Por qu reconocéis la verdad y creéis en el Hijo de Dios? Ved que diariamente se humilla (22). el poder creer «secundum spiritum». Tal como dice en su primera Admonición. Pero Francisco conoce otra forma de hacerse visib eucaristía. «según el espíritu». di sus discípulos: «El que me ve a mí.9). Esta advertencia Francisco que depende del «Espíritu del Señor». siendo hombre. Por eso exclama san Francisco: «Por eso. ¡oh hijos de hombres!. «que habit muestra que no ha sido por casualidad que Francisco haya h reservas a la acción del Espíritu Santo -podemos recordar mención de la encarnación de Cristo en María. Pero también aquí in sus fieles». el poder participar de ese misterio. diariamente viene a nosotro mismo en humilde apariencia. Porque se abr . en eucaristía se ha de ver en fe a aquel que. diariamente desciende del sen Padre al altar en manos del sacerdote». ve también a mi Padre» 14.

la «Señora pobre» Francisco no se limita a contemplar las relaciones íntimas d vida cristiana con la vida de María. 1. convertirse en visible y palpable el Dios invisible. También en esto deja de lado todo lo abstracto y gené Su piedad se inflama y aviva en la contemplación de los hec históricos de la vida de María unida a la de Cristo y del pue concreto que ella ocupa en los planes salvíficos de Dios.nuevo a la «esposa del Espíritu Santo»-.22). quiere asemejársele tambi la vida externa. pues «de esta manera está siempre el Señor co consumación del siglo» (Adm 1. pudo mediante Ma ella.17). 1 Cor 6.-. Expresiones concretas de la piedad mariana de San Franc Las formas prácticas de la piedad mariana de san Francisco inspiran en lo que de concreto conocemos de la vida históric María. Y el que. Por eso destaca en primer lugar su maternid . como Él mismo dice: Ved que estoy con vosotros has II.María. c colmado por Él y se hará un espíritu con Él (cf. fieles. se abre con fe al Espíritu del Señor. este misterio verá unitariamente el comienzo y el fin de la obr la salvación. contemplará «con espirituales» al mismo Señor en el misterio de la eucaristía.

como consecuencia de ella. se hizo pobre por voso María y los discípulos participan de esta pobreza redentora compartir todos los que quieran seguirle. les pone delante el ejemplo de Cristo. junto con la bienaventura Virgen. exige de sus hermanos una vida en pobrez mendicante. subraya fuertemente o título de gloria de María: es para él «la Señora pobre» (23 Tampoco este título tiene para él un valor independiente. su Madre. en Cristo. que «vivi . y. pobreza de María es una concretización de la pobreza de Cris y ha participado plenamente en él (24). E texto revela en Francisco una plena conciencia de la funció Pablo que cita tan a menudo: «Conocéis la obra de gracia para enriqueceros con su pobreza» (26).divina. como madre. escoger en el mundo la pobreza» (25). 2CtaF 4). quiso. inmediatamente prosigue el Santo siendo Él sobremanera rico. después de describir el misterio de encarnación (cf. como aparece en este versículo de nuestro Señor Jesucristo: siendo rico. ha compartido el destino de s En la Carta a los fieles. también Francisco quiere compartirla. redentora de la pobreza. como la debe consecuencia. Cuando. señal de que ella.

«pues con tal prestancia había resplandecido en el de los reyes y en la Reina. su madre» (27). termina de comer sentado s . un herman recuerda la pobreza de la bienaventurada Virgen y hace consideraciones sobre la falta de todo lo necesario en Cristo Hijo.limosna tanto Él como la Virgen bienaventurada y sus discípu (1 R 9. doloridos. bañado en lágrimas. pequeñu quiero seguir la vida y la pobreza de nuestro altísimo Seño Jesucristo y de su santísima Madre y perseverar en ella has fin».1 navidad no podía menos de llorar recordando a la Virgen po que en aquel día sufrió las más amargas privaciones: «Suce una vez que. Se levanta al momento de la mesa. llamaba a la pobreza reina de Siempre le impresionaba profundamente la pobreza compar por María con Cristo en su vida terrena. Y en la Última voluntad a santa Clara y sus herma reafirma expresamente: «Yo el hermano Francisco. y lo estimulaba a u participación total en la misma: «Frecuentemente evocaba -n lágrimas. Por eso. no cesan los solloz la desnuda tierra» (2 Cel 200). dificultades (UltVol). al sentarse a la mesa para comer.5).la pobreza de Cristo Jesús y de su madre» (LM 7. y. y las hermanas deben atenerse a ella a pesar de todas virtudes.

Así. el pobre tiene la misión de reflejar la pobre Cristo y de su madre. al pobre de nuestros días. toda penuria que veía los pobres veía al Hijo de la Señora pobre llevando desnudo arrebataba hacia Cristo. eran realidad presente en evocar la pobreza de Cristo y de su madre. Cuando alguno de sus hermanos er descortés con algún pobre. sino de crudeza y de realismo en una responsabi cristiana que afloraba en él cuando consideraba tales sufrimie La pobreza de Cristo y de su madre no eran para él sólo hec Iglesia. la realidad presente sirve históricos dignos de compasión. centrándolo plenamente en Él. A ojos de Francisco. pues. y a los que no podía echar una mano. le castigaba severamente y despu Señor y de su madre pobre» (29). ves un espe contemplación de la vida pobre de Cristo y de su madre no «los hijos de la Señora pobre». cuando la amonestaba: «Hermano. En una interacción mutua. Toda indigencia.Tampoco aquí se trataba simplemente de sentimientos de compasión. y ésta a su vez e vista de los pobres. estimula al amor. «El alma de Francisco desfallecía mostraba el afecto. cuando ves a un pobre. ese amor debe volcarse en los pobres que . En to corazón a quien ella llevaba desnudo en los brazos» (28).

vicario del santo. Créeme: Virgen verá más a gusto observado el evangelio de su Hijo despojado su altar. replicó el vicari no puedes atender de otro modo a los que vienen -le respon quita los atavíos y las variadas galas a la Virgen. "Y ¿qué hacer?". Te pido q tengas a bien que se reserven algunas cosas de los novicios entran como recurso para poder distribuirlas en ocasione semejantes". venía observando que eran muchís los hermanos que llegaban a Santa María de la Porciúncula y no bastaban las limosnas para atenderlos en lo indispensable día le dijo a san Francisco: "Hermano. Señor enviará quien restituya a la Madre lo que ella nos h Estas palabras. "Lejos de nosotros esa piedad. que. que adornado su altar y despreciado su H prestado"» (30). Según él la Virgen estima más una vida en pobreza cualquier otro culto exterior que se le rinda: «El hermano Pe Cattani. no sé qué hacer cuand alcanzo a atender como conviene a los muchos hermanos qu concentran aquí de todas partes en tanto número. carísimo herma respondió el santo-. actue impíamente contra la regla". por favorecer a los hombres. que revelan una profunda confianza. muest .Francisco ve en María a la enamorada de la vida evangélica pobreza.

estaba fundida en una sólida unidad con el ideal de imitaci amor a la altísima pobreza. la igles la Virgen Madre de Dios. San Buenaventura cuenta que en los primeros años después Madre de Dios.3).María. El santo expresó esta vinculación en la form conversión. «la constituyó abogada s mismo al hablar de los últimos años del santo: «Pero lo que de todos sus hermanos» (LM 9. Francisco vivía a gusto en la Porciúncula.también con claridad meridiana la seriedad con que Francis tomaba la imitación de la pobreza de María y la importancia q pobreza tenía para él en el conjunto de la vida según el evang Se ha de reconocer también que la piedad mariana de sa Francisco no era un elemento extraño y aislado en su vida. a través sobre todo de Las reflexiones precedentes han demostrado que en toda su interior y exterior Francisco se sentía particularmente ligado propia del tiempo y según le nacía de su personalidad. protectora de la Orden exterior e interior de la vida de Cristo. y le pedía en sus fervorosas oracio que fuera para él una «abogada» llena de misericordia (LM 3 Poniendo en ella toda su confianza.-. 2. Tomás de Celano refiere .

Debía protegerlo y. El protector representaba en el tribunal secular monasterio a él confiado. San Francisco la conocía y la tenía en alta estima. aparecía en la antífona que comienza «Salve. alas.alegra es que la constituyó abogada de la orden y puso bajo estaba a punto de abandonar» (2 Cel 198). este término podía te desde luego sólo una significación espiritual. con el tiempo hubo abusos e inconvenientes. Es verdad que este título. que había renunciado a toda propiedad terrena. necesidad. aplicado a M (31). en caso de Sin embargo. para que los nutriese y protegiese hasta el fin. a dichos protectores. c referirnos (3 Cel 106). no siem con fortuna. Regin misericordiae» (32) y que es anterior a este hecho. No obsta parece que tiene su importancia recordar que los Cisterciense su capítulo general de 1218 determinaron cantar diariamente antífona. defenderlo de las violencias y usurpaciones exteri eso los Cistercienses renunciaron sistemáticamente. nos demuestra el relato de Celano al que todavía hemos d Para Francisco y para los hermanos menores. los hijos En el lenguaje medieval la palabra «advocata» tenía el sentid protectora. Y eligieron a la Virgen co protectora de su orden. María debía .

trino y único Señor. lleno de confianza dirige a su «abogada». o por enfermedad. Francisco se dirige a la «gloriosa m y beatísima Virgen María» para pedirle que junto con todos ángeles y santos le ayuden a él y a todos los hermanos meno dar gracias al sumo Dios verdadero.6). presente en lu nuestro este agradecimiento a la eterna Trinidad. como a É agrada (1 R 23. y en lo referente a pecados. para que interceda ella en su favo Esta petición aparece también en la Paráfrasis del Padrenue que.representar a los hermanos menores ante el Señor. Por estas faltas contra Dios. Después q Dios. por el beneficio de la redención y salvación ella. particularmente las faltas cometidas contra la vida s alabanza de Dios por no haber dicho el oficio. eterno y vivo. debía cu de los mismos y protegerlos en todas las circunstancias difíci problemas de su vida (33). cua ellos no pudieran valerse. s embargo la ha rezado el santo muy a placer y con mucha . y antes que a todos los santos con él «a la bienaventurada María. Debía intervenir en su favor. perpetua virgen» todos su el evangelio tal como lo exige la regla. en la cumbre de toda la Iglesia triunfante. según manda regla. aunque con seguridad no es obra de san Francisco. por negligencia. o por ser ignorant indocto (34).

La única vez que Francisco alude a C como a «Señor y maestro» en el Oficio de la pasión. pide por intercesión de María. Cuando los hermanos piden a Francisco les enseñe a orar. pocos decenios despué la muerte del santo. Enrique de Avranches. Suplica insistentemente a ella. la criat elegida y colmada de gracia con preferencia a toda otra. que recit diario (OfP introducción). Seño maestro» (OfP Ant 2).frecuencia: «Y perdónanos nuestras deudas: por tu inefab misericordia. él les responde: «Al estar todos envueltos pecados. por la virtud de la pasión de tu amado Hijo y. no busca él sino la imitación de Cristo. q interceda en su favor ante el «santísimo Hijo amado. no puede vuestra oración elevarse al cielo por mér vuestros. ya que la identificación que se Estos pensamientos tomados de los escritos del santo coinc en cuanto al contenido con lo que en rimas artísticas cantó el de Francisco. Tendrá ella que apoyarse en el patrocinio de los sa . cuya fiel realiza entre María y Cristo era para Francisco la meta última de su evangélica. en la oración que hace mediante oficio. es en la antífona de dicho oficio ciertamente la razón es que. po méritos e intercesión de la beatísima Virgen y de todos tu elegidos» (ParPN 7).

la «abogada». cerca de Asís. La más significativa e importante para la vi futura de Francisco y de su orden fue la ermita de Santa Mar los Angeles. llamada Porciúncula. por las iglesias puestas b protección de la Virgen. ¿Puede haber una fór «mediator ad Patrem»? 3. es para él la que maternalmen conduce a Cristo. y Cristo es para él el medi único en todas las cosas ante el Padre. Sin duda ha qued rudo que era con frecuencia el suyo. aquí formulado lo que Francisco intentó expresar en aquel len Este segundo aspecto de la piedad práctica de Francisco re también que en toda su piedad hay una ordenación verdade viva: María. Tres de estas iglesitas las restaur personalmente.Vivencia de la piedad mariana más exacta y precisa: María «mediatrix ad Christum» y Cris Las biografías destacan con acentos particulares la predilecci Francisco por los lugares marianos. El santo no cansaba de contárselo a sus hermanos: «Solía decir que p revelación de Dios sabía que la Virgen santísima amaba c . el Dios-hombre.Ante todo sea la bienaventurada Virgen la mediadora ante Cri sea Cristo el mediador ante el Padre» (35).-.

y por eso el santo la amaba más a todas» (2 Cel 19). Y aquí fijó su prime residencia. se hizo conducir allá. encontrarse siempre cerca de su solicitud maternal. recibiera también -con que allí donde. quiso pasar toda su vida en la casa de María.3). Y cuando se sintió morir.8 Sintiéndose muy íntimamente vinculado a la Madre de Dios y . lleno de confia llevó a sus doce primeros hermanos a esta iglesita. Este relato resalta inequívocamente q Francisco se afanaba con infantil sencillez en amar todo lo q sabía que María amaba. por su entrañable amor a la Madre bendita del Sal (38). LM 2. cf. ya moribundo. que nunca abandonéis este lugar. había te auxilio.especial amor aquella iglesia entre todas las construidas en honor a lo ancho del mundo. Por eso. recome de modo especialísimo a sus hermanos este lugar santo: «M hijos míos. Y lo de también para sus seguidores. «con el fi su origen la orden de los menores. por los méritos de la madre de Dios.un renovado incremento» (37). Por eso. volved a entrar por el otro» (1 Cel 106. Si os expulsan un lado. Y este amor era particularmente prem precisamente en la Porciúncula (36). para m el espíritu de perfección y de gracia» (Lm 7. «donde por mediación de la Virgen madre de Dios había conc Por así decirlo.

Acostumbraba prepararse con un ayuno especial de cuarenta días (40). particularmente las alegrías de María. En esta fiesta debía prevalece . compuesto ya en el siglo XII y que con frecuencia rezaba juntamente con las horas canónicas. tanto tales como no puede expresar lengua humana» (2 Cel 198). Debían medi concediese un día las alegrías eternas» (39). si coincidía con alguno de los días que según alegría por el honor concedido a María. regla fueran de abstinencia. le multiplicaba oraciones. Francisco te predilección por la de la Asunción. en la forma breve d edad media. Enseñaba a s hermanos a decir también el Ave María. diariam rezaba especiales «salmos a santa María» (OfP introducción) probablemente el así llamado Officium parvum beatae Mar Virginis. Puede que se d él el que los hermanos de la penitencia (los terciarios) estuvi dispensados de la abstinencia este día. se mos particularmente agradecido: «Le tributaba peculiarmente alabanzas. como ocurría en las fi más grandes. C lo demuestran las rúbricas para el Oficio de la pasión. le ofrecía afectos. cuando rezaban el Pater noster. «para que Cristo le Parece que entre todas las fiestas de la Virgen.profundamente obligado con ella a lo largo de su vida.

Si un examen m amplio y una reflexión más profunda han aportado alguna novedades y han introducido algunas diferencias. aquejada por los dolores de un par dificilísimo. con tod permanecen como columnas firmes aquellas verdades qu Francisco transmitió con tanta convicción a los hermanos men María es la madre de Jesús. Así. acuñada en muchos detalle la corriente de la tradición cristiana. y. demuestran cuando menos hasta qué punto l con qué delicadeza la han asociado a su imagen. y transmitida a través de los siglos. Se aparec también a una señora. pero nacida especialmen la espiritualidad de este gran santo. y le dijo que rezara la «Salve. fue recogida vitalmente p orden. que « fuerza de Cristo» curó perfectamente (LM 4. como tal. cierto día cogió unas migas de las amasó con un poco de aceite tomado de la lámpara que « junto al altar de la Virgen» y se lo mandó a un enfermo.Poseído por la más completa confianza en la Virgen. es el instrument . contemporáneos de Francisco apreciaban su confianza en Ma La piedad mariana de Francisco. Franci realizó obras maravillosas. dio felizmente a luz un niño (3 Cel 106 legendarios. Regina misericordi Aunque estos relatos pudieran ser dejados de lado por Mientras la rezaba.8).

Por eso. Entre muchos ejemplos. 411 n. Buenos Aires 1948.escogido por la Trinidad para su obra de salvación. también en H. en este capítulo no consultaremos además las fuentes franciscanas del siglo X solamente así puede haber un sólido fundamento histórico . en parte.c. abogada de los pob 1. y. p. estudioso de la tradición franciscana encontrará numerosa basaremos sobre todo en los Escritos de san Francisco. citamos el señalado por Kleinsch (o. la protectora de la orden. la abundante literatura sobre el tema en B. como tal. p. Felder. «transposiciones» parecidas. María e «Señora pobre». 136. Kleinschm Maria und Franziskus in Kunst und Geschichte. 409s... Su cul la historia es la actualización de una corta y admirable orac cumple en nosotros tu misión de tutora hasta el día señalado Padre» (2 Cel 198). 76): Wadingo ha remontar a san Francisco la misa sabatina en honor de la Vir cuando se sabe que fue introducida por san Buenaventura. Düsseldorf 19 Francisco de Asís. p.c. Los ideales de san 2. compuesta por Tomás de Celano: «¡Ea. 137s) o por Felder (o. Cf. y.

40. 4. al Señor que domina sobre todos y sobre todas cosas. palma del amor a María dentro del grupo de los que la ha 6. así está representado en la «maiestas Domini» del a cristiano antiguo y del alto medievo. el Hijo de Dios encar . Mariae. en Antonianum 20 (1954) 3-44. Pero Francisco sabe tam y con ello queda ligado a la nueva forma de piedad cristiana- según el evangelio (Mt 12.c. 25. M. Este pensamiento precisamente nos muestra a Francisco c a quien ha llevado a la cumbre la piedad medieval y como a q ha impreso una orientación a esa misma piedad. ve todavía a Cristo como al «Domin maiestatis». Conceptione B.50.c. Su libro tra demostrar que el arte cristiano ha concedido a san Francisco venerado con sencillez de corazón»... Pueden servir de ejemplo las indicaciones ofrecidas por Fe o.45). V. XIII) distingue entre los grandes doc y panegiristas de la Virgen y sus sencillos devotos. cre 5. Brlek. Ya Kleinschmidt (o. 409-413. Legislatio ordinis fratrum minorum de Immacula ser necesario tal estudio porque considera resueltas todas cuestiones relativas al tema.3. pp. Al igual que la piedad precedente.

2CtaF 4.. OfP 15. 1 R 22). c lo insinúa el texto de la Adm 5: «Repara. en cu grande excelencia te ha constituido el Señor Dios. Fr. ¡oh hombre!. Ta pensamientos evidentemente no eran extraños a Francisco. 110: «Es muy signific que. formó a imagen de su querido Hijo según el cuerpo y a su 8. La matern aspectos.-. He Aufgang Europas. antes de los siglos envió a su amado Hijo d alto».1-4. divina de María le ha dado la posibilidad de unir y fusionar los 7.También aquí marchan unidos los dos aspectos Señor de la majestad». cf. favoreció el brote de la her docetista cátara en los albores de la edad media. p. No insistimos sobre la expresión «el santísim Padre del cielo. Wien-Zürich. desde los días de Notker hasta el comienzo del siglo X nunca encontremos en la literatura alemana el nombre de Je .. hecho en todo semejante a nosotros. contemplado solamente interesante estudiar más detalladamente en qué medida la im esplendor de su majestad divina.es el hermano de todos los redimidos (cf. pues te cr semejanza según el espíritu». de Cristo como «Señor glorificado». que parece ser como un preludio de la doctrina de Ju Duns Escoto sobre la predestinación absoluta de Cristo. 1949.

se desarrollase dentro de la Iglesia una forma d piedad que tratase de comprender de nuevo seriamente l naturaleza humana de Cristo. Lampen. Vale lo mismo para la devoción a la eucaristía. SalVM. Francisci cultu angelorum e sanctorum. A. Stuttgart 1953). que para los cátaros algo abominable por la vinculación estrecha de lo divino con material. afirma que diversas expresiones usadas en esta alabanza se encuentran ya en literatura de la primera edad media. floreciente en aquel tiempo. en AFH 20 (1957) 3-23. Per los límites de nuestro propósito.-. De s. podemos detenernos a estudiar esta influencia.que Cristo llevaba como hombre». Para la cristología y mariología de los cátaros cf. Este proc jugó un papel relevante incluso dentro del arte cristiano. sería salirno 9. con la expansión del catarismo y frente a amenazas. que ayudó a la Iglesia a vence herejía desde dentro.W. B Die Katharer. y de la que Francisco fue u los representantes más importantes e influyentes. No podemos imaginar la raigam de la herejía cátara y los daños que ella hubiera podido caus la alta edad media de no haberse producido en la piedad popu evolución a la que hemos aludido. particularmente en Ped . En todo caso puede pare sorprendente que.

Damiano (p. expresiones que hacen imposible cualquier sublimación 11. 13. Pero a su vez es innegable qu los planes de la divina Providencia pudo tener gran importan aun cuando san Francisco no tuviese conciencia de ello. 13s). Está demasiado profundamente enraizada en la pi de san Francisco (cf. 1 Cel 86. OfP 15. señal de una originalidad poética y de un amor lleno de inven 10.Véase también en este texto el realismo de espiritualizante y toda interpretación docetista. 1 Cel 84).-.-.5-10. Lampen reúne también todos los títulos co que Francisco honra a María. hasta el mundo material.En estos textos escogidos no se puede pa por alto que todo. muy lejos están de la posició del mal y estaba en sí condenado. y llega a la curiosa constatació que jamás ha usado el mismo título dos veces. los cátaros.-.Naturalmente no queremos afirmar que la celebración de Greccio tuviese el carácter de una demostrac anticátara. para quienes el mundo inanimado era obra del prí 12.Tal vez no sea inútil advertir una vez por to . SalVM 1-3.-. particip la alabanza de la encarnación. Ve en ello u en Francisco. 2 Cel 199. inorgánico.

15. Cf. Los escritos de santa Clara.. no hallaba descanso» (1 Cel 6). también 1Ce 17. p. Lampen. Tomo I. Padres sino en Cirilo de Alejandría. Hugo Rahner. Hugo Rahner aporta un solo testimonio de la literatura patrística y de la primera edad media: de Gregorio Magno: generatur». 15. «Y mientras no llevaba a la práctica lo que había concebid su corazón.c. 16. Cf. 19. Pero este texto se refiere sólo a la proclamación mater eius efficitur. aunque en forma un po 18. W. la más fiel discípula de Franc verdades. demuestra q había comprendido muy vivamente esta idea. o. demuestran cómo la primera generación franciscana vivió es 20.que cuanto conservamos de san Francisco está desprovisto todo sentimentalismo y que en cambio está informado de un sobria que penetra siempre hasta lo más hondo de los miste 14. También la Forma de vida para santa Clara. si per eius vocem amor Dei in proximi me . Nápoles 1855. Parece que estos pensamientos no se encuentran entre distinta.

-. p. etc. 1 Cel 84: «la humildad de la encarnación». Francisco habla siempre al mismo tiempo de la pobreza de Cr 26. 22.Expresiones análogas en 2 Cel 174. también 2 Cel 200. 23. La «Señora pobre» no debe separars unidos. 2 Cel 164. la «Madre de Dios».-.palabra de Dios. 27.Para comprender el ple significado de este pensamiento. el capít Mysterium paupertatis en este mismo libro. Respecto al sentido rede de la pobreza cristiana. 2 Cel 85.1.c. 73-96. LM 7. 2 Cel 83. como pobreza de Cristo.Nótese que en ésta y en las citas siguiente de la de María.-. LM 8. mientras que Francisco se refiere a toda la cristiana como tal. 200.-. como modelo particular de lo hermanos menores.1. segú cual la vida pobre de María.74. fue un motivo especial del amor de Fran hacia ella (o. 21. Los dos aspectos van inseparablemen 25. 2 Cel 73. 24. cf. Cf.9. hay que considerarlo dentr . 410). pp. 2CtaF 5. 2 Cor 8.Cf. etc. cf. Por eso no podemos compartir la opinión de Felder.. cf.

la presencia de la pobreza de Cristo y de su madre en el mis 29. 116).-. 2 Cel 67. el capít Mysterium paupertatis de este mismo libro. pp. Para el hombre del siglo XII la «abog nuestra» era una «poderosa protectora».-. o. 30. los hermanos menores no buscaban «la protección de nadie .una visión total de la pobreza de san Francisco (Cf. speculum significa siempre lo q hace visible y permite ver en sí otra cosa. En Francisco no se aprecia rastro alguno de relación.. 2 Cel 83. Con ella se estable y gracia a cambio de que el hombre se empeñara en servirla una relación estrictamente vinculante: la reina prometía prote la tierra (p. 2 Cel 85. La relación jurídica queda transformada en relación amor y de confianza.El pasaje de la regla a que se alude en el rela el de 1 R 2.Pocas veces se ha visto tan claramente como de la Iglesia. Por otra parte Celano nota expresament Cel 40). Sobre María como «protectora» en la piedad del siglo XI Fr. p. Heer.Para Celano.c. 31. 28. 113s. 73-96.-.

1 Cel 21. 413) reduce esta confesión derecho a atenuar tan honrada declaración del santo? pecados a los que «él creía haber cometido». 38. extender a los demás hermanos lo que san Buenaventura dice .-. María es la «abogada». Christus ad Patrem sit mediator». Analecta Franciscana X. 411) tenga q de los doce primeros. también a través de otros muchos testimonios sobre la vida d 34.c. No vamos a estudiar aquí los problemas históricos referen existente.No se ve por qué Felder (o. p. ¿tenem 35.32. 33.Felder (o.. Pero. también LM 2. p.. Así comienza la antífona en la edad media. La palabra «m fue añadida más tarde. Para él.-. Nos remitimos a la literatura 37.5.c. 36. Francisco nunca llama a María «patrona» de la orden. como claramente aparec el relato de 2 Cel 158. Esto s Francisco. patrono principal es el mismo Señor. p. cf. 418: «Immo mediatrix Virgo b ad Christum. LM 4. CtaO 38-39.8. la indulgencia de la Porciúncula.

En los escritos de Francisco y de Clara aparece una contemplación equilibrada. Legenda versificata 7.m. las Alabanzas de Dios y la Bendición al hermano L Francisco y Clara de Asís contemplan el misterio de María por Michel Hubaut.f. 9-15 (AF 449).3. cf. Enrique de Avranches. Aquella por quien Dios recibió la carne de nuestra humanid fragilidad . la nota escrita por el hermano León en el perga que le entregó san Francisco. v.39. o. teológicamente . y permi suponer que esta devoción se remonta al mismo san Franci 40. y que contiene dos breves esc del santo. LM 9. será el faro luminoso que alumbre 1. profunda. Este pasaje es el testimonio más antiguo de la devoció los hermanos menores a las «alegrías de María». Ella la vida cristiana de Clara y de Francisco. certera y en ocasiones original del misterio de María. «la Virgen pobrecilla».

madre de nuestro santísimo Señor Jesucris esposa del Espíritu Santo: ruega por nosotros. El primero es una antífona que él recitaba al principio y al final de cada una de las Horas de su de la Pasión: «Santa Virgen María. junto con e arcángel san Miguel y todas las virtudes del cielo y con todos santos.En los escritos de Francisco y de Clara no hay indicio alguno de «mariolatría» o de devoción sensiblera. no ha nacido en el mundo entre las mu ninguna semejante a ti. Nunca l . En ellos aparece una contemplación equilibrada y profunda de María. Señor y maestro. Francisco expresa lo esencial de su piedad mariana en dos textos admirables por su concisión y densidad espiritual. hija y esclava del altísimo Rey sum Padre celestial. esa mujer que ocupa un lugar único en la historia de la salvación.» La oración de Francisco asocia inmediatamente a la Virgen M a la obra de la salvación realizada por Dios trino. ante tu santísimo Hijo amado.

sus gestos. sus actitudes..3). Cristo recibe de María s rasgos. C En María. su entonación. cf. Dios plantó su tienda entre nosotros. sobre todo. siempre la ve en relación con las tres divin personas. el gran logro d creación. Ma la esclava del plan de amor del Padre. verdadera de nuestra humanidad y fragilidad» (2CtaF 4.. llena de gracia y totalmente dispon su acción creadora (1). sino nuestra humanidad que recibe a Cristo nombre de todos y antes que todos. 3). María hac Cristo un hombre. ¡María es la humanización inculturación carnal de Dios! ¡No le da una naturaleza huma ficticia o aparente! Como todo hijo. Car 3b). Si Clara se sien hondamente conmovida porque «un Señor tan grande y de calidad» quiso encarnarse «en el seno de la Virgen» (cf. Dios quiso a María para darle la carne a su Hijo. Carta III. Y es. Es la hija elegida del Padre creador. la madre del santís Señor Jesucristo. título bastante rar esposa del Espíritu Santo. María es e tabernáculo de la Nueva Alianza (cf. «Naturaliza» a Dios en la condición humana . por su parte. el Hijo amado del Padre.contempla sola. 1 R 23. Ella da nuestra humanid Dios y Dios a nuestra humanidad. María no e mito ni un ídolo. rebosa de gratitud a la mujer que posible este abajamiento de Dios y en cuyo seno «recibió la c 21. Es. Francisco.

pues. Le tributaba peculiares alabanzas.mismo tiempo. En efecto. tantos y tales como no pued El segundo texto. En María. o en la mera ideología de reformador genial sin ascendencia divina. de hech modelo perfecto de la Iglesia y de todo cristiano. Utiliza en él a la vez. todo está la misión de la Madre sin contemplar la del Hijo. Francisco «rodeaba de amor indeci la Madre de Jesús. Es imposible compre Por todas estas razones. le ofrecía afectos. oraciones. la oración litánica. por haber hecho hermano nuestro al Señ la majestad. dejan unirse en Cristo Dios y la humanidad. Francisco y Clara contemplan en María ese realis permanente del misterio de la encarnación. humanidad y convertirse en el mito de un rey glorioso sin relación con Cristo y depende de Cristo. el Saludo a la bienaventurada Virgen María María y una expresión de su veneración filial. Sin María. cuya misi consiste en «humanizar» a Dios y en «divinizar» al hombr Así. diviniza nuestra naturaleza. María es. es decir. su excepciona . un ejemplo de la creación lírica de Francisco en hon método preferido. y casi todas sus imáge expresan la maternidad de María. si l separamos de su madre. Jesús corre peligro de perder su consistencia ni raíces históricas. le multiplica expresar lengua humana» (2 Cel 198).

se centra función materna de María. el tabernáculo . esclava de Dios! ¡Salve. fieles a Dios!» en la que estuvo y está toda la plenitud de la gracia y tod La alabanza de Francisco. casa de Dios! ¡Salve. Señora. que. bien! ¡Salve. que eres virgen hecha Iglesia. tabernáculo de Dios! ¡Salve. y elegida por el santísimo Padre del cielo. consagrada por Él con su santísimo Hijo amado y el Espíritu Santo Paráclito. ¡Ella es el palacio. como su contemplación. de infieles. sois infundidas en los corazones de los fieles. santa Madre de Dios.intimidad con Dios: «¡Salve. santa Reina. Madre de Dios! ¡Salve también todas vosotras. vestidura de Dios! ¡Salve. palacio de Dios! ¡Salve. por la gracia e iluminación del Espíritu Santo. para hacerlos. santas virtudes. María.

el Señor te salve con tu herman la santa sencillez! la santa humildad! la santa obediencia! venís y procedéis! ¡Señora santa pobreza. sino dones Espíritu Santo...» (SalVir 1 Para Francisco. . a todas os salve el Señor.casa. dinámicos y llenos de vida (2). a Aquel que es un eco del Saludo a las virtudes: cortésmente a esta santa Señora que tuvo la gracia inaudita Bien. las virtudes evangé no son simples conceptos o ejercicios morales. las posee todas. de quien Nadie hay absolutamente en el mundo entero que pueda poseer a una de vosotras si antes no muere. A sus ojos. hombre concreto y visual. En el Saludo a la bienaventurada Virgen María oímos c «¡Salve. reina sabiduría. el Señor te salve con tu hermana ¡Señora santa caridad. el Señor te salve con tu hermana ¡Santísimas virtudes. la vestidura de Dios! Francisco no se cansa de salud acoger en su seno al Dios tres veces santo. la V María es el espejo y ejemplo perfecto de todas las virtudes. una y no ofende a las otras. Quien posee 6).

como la pob sabiduría y su hermana la pura sencillez.María. puro retorno al Creador. que la humildad. es la tierra virgen fecundada por la semilla de la Palabra de D la que. la Sabiduría encarnada La Virgen María. Su deseo es puro impulso. es la morada de «Aquel que es todo Bien». Es Reina. Contemplan en esta mujer a la Virgen e sentido profundo del término: la criatura virgen de todo replie sobre sí misma. Francisco y Clara contemplan todas las virtudes de la cristiana. la caridad y la obediencia. Un la Virgen María a «Santa Sofía». María realiza lo que ellos pretendiero convertido en pura casa de adoración donde el Espíritu ora espíritu y en verdad. de cualquier pecado de apropiación de los d de Dios. El paralelismo entre ambos Saludos se manifiesta in en la elección del vocabulario. pura. A los ojos asombrado buscaron y anhelaron durante toda su vida: ser ese corazón Francisco y de Clara. de «Aque quien los cielos no pueden contener». le dio carne. disponible. excepcionalmente. consistencia human . simplificada y unificada po amor. como la personificación suma de todas las cualidades evangélicas. María es la más. Francisco se aproxima a la gran tradición ortodoxa. María es Señora.

única. Vivir el Evangelio a la sombra deMaría La fecundidad de María es una realidad espiritual permanente intimidad.2. junto a ella acogió Francisco y dio el Evangelio. la convierte en mediadora privileg de la gracia». Junto a ella recibió también su misión apostóli . En ella «estuvo y está toda la plen aventura humana y espiritual a la sombra materna de esta m de misericordia? De hecho. ¿Fue una casualidad que él y Clara vivieran el principio de en fuente de gracia actual. escribe Francisco (SalVM 3). con Dios.

pues aquí comenzó humildemente. en que se dignara ser su abogada.Tras haber reparado dos iglesias en ruinas.. madre de Dios. e lugar lo encomendó encarecidamente a sus hermanos a la ho 8a. y al fin logró -por méritos de la madre de misericordia. LM 4. «una antigua ig construida en honor de la beatísima Virgen María. su siervo Francisco insistía. cf. 8a). aquí terminó felizmente el curso de su vida. llegó al lugar llam «Porciúncula» o Santa María de los Ángeles.concebir y dar a luz el es de la verdad evangélica» (LM 3.» (LM 2. que entonc hallaba abandonada. aquí progresó e virtud. en fin. com a morar de continuo en aquel lugar con intención de emprend reparación. con conti verdad. sin que nadie se hiciera cargo de la mis Al verla el varón de Dios en semejante situación. como una mansión muy querida de la Virgen» (LM También fue en este santuario donde Francisco y sus herma recibieron a Clara. 5. 3). cuando ésta abandonó la casa paterna. su muerte. «Amó el varón santo d lugar con preferencia a todos los demás del mundo -escribe biógrafo-. 1a). 14. movido po ferviente devoción que sentía hacia la Señora del mundo.. A despojó Clara de todas sus joyas y consagró su vida a Cristo . «Mientras moraba en la iglesia de gemidos ante aquella que engendró al Verbo lleno de gracia Virgen.

Por eso. repitieron varias veces al día (3). en la noche de la duda y de . también ella. 3.. ¿No fue ella la prim Dios en su vida? ¿No fue acaso ella la primera en conocer en dejarse transformar por la imprevisible irrupción del Espíri alegrías y las angustias. Esta iglesia de Santa María de era la Madre de la misericordia la que en su morada daba a Ángeles es. María es la inspiradora de su vida. angustiados. pues. «Ruega por nosotros. ¿por qué nos has hecho esto? Mira padre y yo.13). María será siempre para Francisco y para Clara u camino privilegiado. las certezas e interrogantes de to buscador de Dios? ¿No tuvo que caminar también María en claroscuro de la fe: «¿Cómo será esto.quedaba bien de manifiesto ambas Órdenes» (LCl 8b). La permanente fecundidad de María constantemente la vida evangélica y la oración de Francisco bondad. puesto que no cono varón?» (Lc 1. te andábamos buscando» (Lc 2. una mediación materna que conduce a Hijo. la cuna de toda la familia franciscana. ante tu santísimo Hijo ama La contemplación del misterio de la madre de Dios enrique Clara.39)? tuvo que caminar. Aunque fuertemente unidos a Cristo como único Salva jamás dudarán en recurrir a la intercesión de esta madre d Señor y maestro».. «Hijo.este modo -comenta su biógrafo.

e incondicional el don de la salvación y los bienes del reino. pasando por el Calvario. santa Madre de Dios. espejo purísimo de las exigencias cada uno de nosotros. Ella ilumina los dos grandes polos de la misión de la Iglesia de su vida cristiana. primera criatura humana que acoge con fe y con amor hecha Iglesia!» (SalVM 1). santa Reina. de infieles. ejemplo perfecto de todas las virtudes evangélicas.pruebas hasta llegar al alba de Pascua? De la anunciación a asunción gloriosa. María. con realismo. fieles a D (SalVM 6). nos arrastra a seguir sus huellas. Co asombrosa y precoz intuición teológica. Francisco escribe: «¡S Señora. María. la misión del cristiano y la maternidad de María. Francisco y Clara comparan con frecuencia. María sea para Francisco y para Clara el faro lumi Evangelio de Cristo. El primero de ellos consiste en acoge Cristo y los tesoros de su reino. habiendo recibido en plenitud todas las «santas virtudes. De que. que eres v desarrollada en el concilio Vaticano II (LG VIII). para hacerlos. por la gracia e iluminación del Espíritu Santo. Esta intuición será ampliament María. Inv . El segundo es el deber de d luz a Cristo en el corazón de los hombres mediante la radiació nuestra vida. María es ya tod aventura de la Iglesia y de cada uno de los creyentes. son infundidas e corazones de los fieles.

. cf. en cuanto pued más aún de lo que puedo. en el Espíritu. Escribe Clara a Inés de Praga: «La gloriosa Virgen de las vírg lo llevó materialmente: tú. con la e hijas espirituales» (BendCl). abierta y fiel a fuerza del Espíritu. el padre y la madre espirituales bendijeron y bendecirán a sus .. Francisco no duda en afirmar: Somos «madre y por una conciencia pura y sincera. mismo san Pablo empleó este lenguaje refiriéndose a su Jesús» (1 Cor 4. apostolado entre sus hermanos: «Yo. toda vida cristiana. lo damos a luz por las o santas. 2b y 3b). con todas las bendiciones. no tem llamarse también madre. puedes llevarlo espiritualmen III.. Carta I. cuando lo llevamos en el corazón y en nuestro cuerpo por el siempre. es teofanía de Dios.. fuera de toda duda.15). de sus hermanas: « bendigo en mi vida y después de mi muerte.sus hermanos y hermanas a vivir espiritualmente lo que la Vi vivió en su carne. en tu cuerpo casto y virginal» (C Por su parte. 4b. portadora de vida. principalmen de la humildad y la pobreza. os engendré en Cris Si Clara se declara con frecuencia esclava de Cristo. siguiendo sus huellas. que deben ser luz para ejemplo de otros» (2CtaF 5 Según Francisco y Clara.

contemplando la virginidad y la maternidad de María Francisco y Clara comprendieron mejor la misteriosa y secr fecundidad de la paternidad y de la maternidad espiritual. Como la Virgen madre. salvación de los hermanos. vivir para da de Clara! Cristo al mundo: ¡He aquí toda la piedad mariana de Francis . Ella es la figura vivien la Iglesia. Le parecía desmerecer la gloria pa a quienes su espíritu engendraba más trabajosamente que si no hacía gloriosos a una con él a los que se le habían conf entrañas de la madre cuando los había dado a luz» (2 Cel 1 Así. A sus ojos..Y uno de los biógrafos de Francisco escribe refiriéndose a é «Alza en todo momento las manos al cielo por los verdader israelitas. la fe. que da a Jesús al mundo y.. luego vida misionera y contemplativa: el amor.. La multitud de herman hermanas que ellos han engendrado desde hace siete sigl manifiesta que la fecundidad de una vida supera la simple procreación carnal. la maternidad de María reba ampliamente el misterio de la Natividad. antes que todo. la adoración eclipsa. esclava y pobre.. 2 Cel 164). compadece con amor a la pequ grey atraída en pos de él. S celibato consagrado no es esterilidad. Junto a la Virgen descubrieron los fundamentos de t pobreza (cf. aun olvidándose de sí. y. busca.

Cristo es el siervo. el Pobre (el Poverello). Y no se avergüencen. Ella. palab redención hubiera sido imposible. pero sabe que.4. cuando sea menest vayan los hermanos por limosna. «misionando» por los caminos con Jesús y los apóstoles De buena gana compara su propia pobreza itinerante y la de hermanos con la de Jesús y María: «Y. y más recuerden que nuestro Señor Jesucristo. el Hijo de Dios vi omnipotente. a María a la pobreza y la misión itine . sin María. Incluso se la imagi compartiendo la precariedad de su situación. a Francisc gusta contemplar en sus meditaciones a María viviendo junto Hijo todos los misterios de la salvación. Por los caminos del mundo en compañía de María eso. la esclava. su Hijo. sin duda. la Señora (Domina).3-5). Francisco asocia. Esta hija de nuestra raza nuestra humanidad que acepta la redención de Dios y se abr fin enteramente a su iniciativa salvadora. su contemplación no disocia nunca el rostro de María Francisco es incapaz de centrar su oración en abstracciones rostro de Cristo. Por eso. (Dominus). Ella es la Poverella. Él es el Seño eruditas como «corredentora». María. pues. Ignora. puso su faz como piedra durísima y no se averg y fue pobre y huésped y vivió de limosna tanto Él como la vir bienaventurada y sus discípulos» (1 R 9.

el hermano Francisco. Y estad muy alerta para que de ninguna mane (RCl 6. pequeñuelo. y os aconsejo que viváis siempre en esta santís vida y pobreza. como compartirá su gloria. Madre. y os r mis señoras. «Si Él sobremanera rico. junto con la bienaventurada Virge Francisco (2CtaF 5). Clara concluye su Regla deseando que ella y su hermanas observen siempre «la pobreza y humildad de nue como Francisco. tampoco puede disociar a la Madre del Hijo Señor Jesucristo y de su santísima Madre» (RCl 12. María será siempre la madre pobre de C pobre. María a la de su Hijo. Asocia con frecuencia la pobreza las «Damas Pobres» que ella y sus hermanas quieren ser. quiso. apartéis jamás de ella por la enseñanza o consejo de quien s De hecho.18a). quie seguir la vida y la pobreza de nuestro altísimo Señor Jesucris de su santísima Madre y perseverar en ella hasta el fin.de su Hijo. Para él. escribe tambié Clara tiene idéntica visión. La «Dama pobrecilla» se adhiere al destino de su H Comparte su anonadamiento. considerando a la Virgen como el mode cuida bien de insertar en su Regla una de las últimas volunta de Francisco: «Yo. escoger en el mundo la pobreza».31a) (4) misterio de nuestra redención: «Meditad asiduamente en l .

¡Ser pobres de todo y ricos . escribe a Ermentrudis de Brujas (Ca En fin. Madre al pie de la cruz». Cuando el hermano responsable de la comunidad de Santa María de la Porciúncu pide conservar parte de los bienes de los novicios para aten santuario.misterios de su Pasión y en los dolores que sufrió su santís 12). pues. Francisco está convencido de que Mar atribuye más valor a la pobreza evangélica de su Hijo que cualquier signo de veneración hacia ella. quita los atavíos y las variadas galas convenientemente a los numerosos hermanos de paso por Virgen. Francisco nunca convertirá a la Virgen en u diosa pagana cubierta de oro y joyas. El Señor enviará quien restituya a la Mad Francisco enraíza su vida apostólica. afirmarse sin de Cristo Jesús y de su Madre. que adornado su a que ella nos ha prestado» (2 Cel 67). Francisco le responde: «Si no puedes atender de modo a los que vienen. A pesar d fervor mariano. y Clara su vida monástic la contemplación del despojamiento y de la simplicidad de la Dios! ¡Ahí radica su alegría! Puede. numerosos relatos biográficos ilustran esta peculiarida su piedad mariana. despreciado su Hijo. su Madre. Créeme: la Virgen verá más a gusto observado e Evangelio de su Hijo y despojado su altar.

en la que Dios.exageración que la pobreza de Cristo y de su madre ocupa pobreza asombra y fascina al Pobre de Asís. ves un es del Señor y de su madre pobre. sucedió una vez que. Así. bienaventurada Virgen y hace consideraciones sobre la falta todo lo necesario en Cristo. Se levanta al momento d mesa. Y mira igualmente en los enfe las enfermedades que tomó Él sobre sí por nosotros» (2 Cel . un hermano recuerda la pobreza de aquel día a la Virgen pobrecilla. cuando ves a un pobre.. bañado en lágrim termina de comer el pan sentado sobre la desnuda tierra.. No recordaba sin lágrimas la penuria que ro sentarse para comer. su Hijo.. De que afirmase que esta virtud es virtud regia. y. Es biógrafos: «Con preferencia a las demás solemnidades. Relata uno de lugar muy importante en la contemplación franciscana. s den de comer en abundancia a los pobres y hambrientos y qu acostumbrado. cele con inefable alegría la del nacimiento del niño Jesús. Quería que en ese día los bueyes y los asnos tengan más pienso y hierba de lo fiesta de las fiestas. no cesan los sollozos doloridos. pues ha brillado Su predilección por los pobres brota también de esta tales resplandores en el Rey y en la Reina» (2 Cel 199-200 contemplación: «Hermano. hecho niño pequeñuelo. la llam a los pechos de madre humana..

perfección del santo Evangelio. Sí. en su vid cristiana y en su misión. como vimos antes. y de su santísima Madr de vestiduras viles» (RCl 2. envuelto en pobrísim pañales y reclinado en el pesebre. cf. por divina inspiración. al contrario. Francisc escribió a ella y sus hermanas un último mensaje que empez hecho hijas y siervas del altísimo sumo Rey Padre celestial con estas palabras: «Ya que.En la Regla de Clara oímos como un eco de esta idea: «Y p amor del santísimo y amadísimo Niño. amonesto. Hijas y sierva títulos que Francisco daba a la Virgen María en su oració María y la de Clara y sus hermanas. son.6b.. está vitalmente integ en su contemplación del misterio de la salvación.. ruego y exhorto a mis hermanas que se vistan sie Por último. la piedad mariana no es en absoluto devocioncilla suplementaria. esposas del Espíritu Santo. María tiene su propio lugar en espiritualidad franciscana.» (RCl 6. eligiendo vivir segú Padre. «después de Cristo Francisco depositaba principalmente en la misma su confianz . poco antes de morir. *** cotidiana.17b). TestCl 7). puesto que. No podía expresarse mejor la semejanza entre la vi Para estos dos místicos. Clara no olvida que. os hab habéis desposado con el Espíritu Santo.

haciendo las huellas de su Hijo. Francisco sería el primero en atribui Virgen María el título de «Esposa del Espíritu Santo». El Esp . ahora y en la hora de nuestra muerte». la petición del Avemaría «Ruega por nosotros. san Lore de Brindis y san Leonardo de Porto Mauricio serán predicad convencidos de la fecundidad pastoral de una buena mariolo Fray Jacopone de Todi escribirá el Stabat Mater. hasta el umbral del Reino. la Inmaculada Concepción. ob de Toledo en el siglo VII.eso la constituyó abogada suya y de todos sus hermanos» ( 9. a excepción de san Ildefonso. el rez Ángelus. Los herma introducirán y harán populares la fiesta de la Visitación. De ahí que sus hermanos y hermanas celebren las fie marianas con particular devoción. María la compañera materna de nuestro camino en seguimien 1) Según los historiadores. conociendo austeridad de Clara. San Bernardino.3a). Francisco le pedirá que las Damas Pobre ayunen «en las festividades de santa María» (Carta III. 5) Se comprende que teólogos. Por lo demás. músicos y poetas de la gran fam franciscana pongan su talento al servicio de la madre de Cri cuatro siglos antes de la proclamación oficial por parte de San Buenaventura y Duns Escoto serán los primeros en defe Iglesia. pecadores.

Cf. también TestCl 11c. El «Saludo a las virtudes» de san Francisc Asís.Santo es la fuente de la intimidad que. Testamento: RCl 2. 47 (1987) 187-2 2) Es verosímil que ambos Saludos. María santísima y el Espíritu Santo en san Francisc Asís. además. en Selecciones de Franciscanismo n. 8. Así lo atestiguarían dos manuscr que titulaban el Saludo a las virtudes: «Saludo a las virtudes que fue adornada Santa María Virgen. 3) Antífona del Oficio de la Pasión que compuso Francisco y 4) Clara repite varias veces esta expresión en su Regla y en . hermanos y madres de nuestro Señor Jesucristo. por el Espíritu Santo.O. 11b-c. Téngase en cuenta. I. TestCl 7.20a. en Selecciones de Franciscanismo n. u los creyentes con Cristo. en distintos grados. que la pala latina «virtus» tiene un sentido dinámico y no simplemente m En san Pablo. Pyfferoen .6b. Francisco escribe en otro lugar: «Y esposos. la virtud es una energía espiritual. Steiner. 46 (1987) 129-1 Clara adoptó. Sobre este Saludo p verse: M. a la Virgen y a las virtud constituyeran un conjunto. So esposos cuando el alma fiel se une. y que deberían adorn toda alma santa».18a. Jesucristo» (2CtaF 50-51). 6. una fuerza in recibida del Espíritu que inclina al hombre hacia el bien y lo q bueno para él según el designio de Dios. Cf. Van Asseldo OFMCap.

en tercer lugar. como dice el biógrafo. El motivo por el cual escogió para restaurar. la iglesia de la Porciúncula fue.MARÍA. «LA VIRGEN HECHA IGLESIA»[1] En la época de Francisco de Asís el culto y la devoción a la Madre de Dios había alcanzado una grande expansión y había hallado una noble manifestación en la poesía religiosa de los trovadores. después de su conversión «entonaba loores al Señor y a la gloriosa Virgen su Madre» (1 Cel 24). Y fue aquí. «por la grande devoción que profesaba a la Madre de toda bondad» (1 Cel 21). Más tarde se sentirá feliz de poder fijar junto a Santa María de los Ángeles el centro de encuentro de su fraternidad. .[2] Efectivamente. de la cual hará suyas el santo algunas expresiones de loor a santa María.

bajo la mirada de la imagen de María. Trataremos de trazar. prometió obediencia a Francisco y se comprometió en el seguimiento del Señor crucificado. ante el altar de la misma iglesita. que se dignara ser su abogada. la joven Clara.«en la iglesia de la Virgen Madre de Dios -observa san Buenaventura.[3] Allí. con gemidos continuados.donde él suplicaba insistentemente. a aquella que concibió al Verbo lleno de gracia y de verdad. aquella noche de la fuga de la casa paterna. las líneas fundamentales de la que podemos llamar la espiritualidad mariana franciscana. a base de los escritos personales de Francisco y de Clara y de otros datos históricos. Y la Madre de la misericordia obtuvo con sus méritos que él mismo concibiera y diera a luz el espíritu de la verdad evangélica». .

La contempla formando parte del designio salvífico de la Trinidad: «Te damos gracias porque. así como nos creaste por medio de tu Hijo. así también. por el santo amor tuyo con que nos amaste. hiciste nacer a ese mismo verdadero Dios y verdadero hombre de la gloriosa siempre .ELEGIDA Y CONSAGRADA POR LA TRINIDAD Francisco considera a la Virgen como el instrumento privilegiado del don central de la Encarnación.

quiso por encima de todo elegir la pobreza en este mundo. la sangre y la muerte de él. su Palabra. tan santa y gloriosa.Virgen la beatísima santa María y. quisiste rescatarnos de nuestra cautividad» (1 R 23. tan digna. Jesucristo: «Esta Palabra del Padre. juntamente con la beatísima Virgen María. su Madre» (2CtaF 4-5). Así cuando habla a los cristianos de ese mismo gran don del Padre. la anunció el altísimo Padre desde el cielo por medio de su arcángel san Gabriel a la santa y gloriosa Virgen María. mediante la cruz. de cuyo seno recibió la verdadera carne de nuestra humanidad y fragilidad.3). . Siendo rico. De la meditación del evangelio de la Anunciación toma Francisco los conceptos que después él asimila y expresa en formas diversas.

.» (CtaO 21). Y es precisamente esta excelsa maternidad el título por el cual María debe ser honrada: «Escuchad.3). le ofrecía afectos.En los salmos natalicios del Oficio de la Pasión canta a este don del Hijo que el Padre nos ha mandado. En cierto sentido Francisco halla el origen de la hermandad de la familia de Dios en la misma maternidad de María: «Rodeaba de amor indecible a la Madre de Jesús. le multiplicaba oraciones. tantos y tales como no puede expresar lengua humana. hermanos míos: si la bienaventurada Virgen es tan honrada. SalVM y OfP ant). para que los nutriese y . porque le llevó en su santísimo seno. y muy justamente. Pero lo que más alegra es que la constituyó abogada de la Orden y puso bajo sus alas. Le tributaba peculiares alabanzas (cf. por haber hecho hermano nuestro al Señor de la majestad. haciéndolo «nacer de la bienaventurada Virgen María» (OfP 15..

consagrada por él con su santísimo amado Hijo y con el Espíritu Santo Paráclito. a los hijos que estaba a punto de abandonar. Abogada de los pobres!. cumple con nosotros tu misión de tutora hasta el día señalado por el Padre (Gal 4. En ti existió y existe la plenitud de toda gracia y todo el bien. Señora. palacio de Dios! ¡Salve. María! Eres Virgen hecha Iglesia. .protegiese hasta el fin.[4] De esas alabanzas o loores -laudas trovadorescashan sido conservadas dos de profundo contenido teológico: el Saludo a la Virgen María y la Antífona que Francisco recitaba al final de cada hora del Oficio de la Pasión. En ambas cabe destacar la relación singular de María con las tres personas de la santísima Trinidad. Reina santa. Madre santa de Dios. ¡Salve. elegida por el santísimo Padre del cielo. ¡Ea. tipo y modelo de la relación que Dios quiere establecer con cada uno de los creyentes: «¡Salve.2)».

fieles a Dios!» (SalVM). santas virtudes todas. esclava suya! ¡Salve. «Santa Virgen María.tabernáculo suyo! ¡Salve. esposa del Espíritu Santo: ruega por nosotros con san Miguel arcángel y con todas las virtudes de los cielos y con todos los santos ante tu santísimo amado Hijo. que. con su santísimo amado Hijo y con el Espíritu Santo. sois infundidas en los corazones de los fieles. de infieles. Señor y Maestro» (OfP Ant). el Padre celestial. hija y esclava del altísimo y sumo Rey. también vosotras. La santa Virgen. casa suya! ¡Salve. no ha nacido en el mundo ninguna semejante a ti entre las mujeres. es proclamada: elegida por el santísimo Padre del cielo y por él. Madre de nuestro santísimo Señor Jesucristo. madre suya! ¡Salve. vestidura suya! ¡Salve. . por gracia e iluminación del Espíritu Santo. para hacerlos. en efecto.

Esposa del Espíritu Santo. la relación nupcial se realiza. Parece que Francisco haya sido el primero. en dar a la Virgen María el título de Esposa del Espíritu Santo. si bien no han sido inventadas por él: Hija y esclava del altísimo y sumo Rey. tan fecundo para él. según un concepto repetidamente expresado por él. el paralelismo con la Forma de vida dada a Clara y a las hermanas pobres: «Por inspiración divina os habéis hecho hijas y esclavas del altísimo sumo Rey el Padre celestial y os habéis desposado con el Espíritu Santo» (FVCl 1). el Padre celestial. hoy normal en la teología mariana. Conceptos que derivan de la contemplación del diálogo de Gabriel con María (cf. sino aun en la unión mística de cada cristiano con Dios. Es interesante. de las expresiones del otro texto. De la misma contemplación evangélica ha extraído el sentido. a este respecto. La elección divina de una mujer consagrada es . entre los escritores.consagrada. por obra del Espíritu Santo. Madre de nuestro santísimo Señor Jesucristo.26-38). No sólo en María. Lc 1.

os ha adoptado en su misericordia como hijas. al cual os habéis ofrecido como esclavas.».. con su Hijo unigénito Jesucristo. y os ha desposado. ya citada.. por obra y gracia del Espíritu Santo. Más aún.vista por Francisco según el tipo ideal de la Virgen María. a Clara y a las hermanas.[5] . que comienza: «Dios Padre. parece directamente inspirada en la misma Forma de vida la hermosa carta de Gregorio IX de 1228.

en conformidad .ASOCIADA AL MISTERIO DE LA POBREZA DEL HIJO Son muy numerosos los textos en que presenta Francisco a la Virgen pobrecita compartiendo con Jesús la condición de los pobres.

OfP 15.7). ....con la opción hecha por el Hijo de Dios desde la Encarnación: «Siendo rico (2Cor 8. A ejemplo suyo y de su Madre santísima hemos escogido el camino de una pobreza verdadera» (LP 51). hijo de Dios vivo y omnipotente. y vivió de limosna. quiso él por encima de todo elegir la pobreza en este mundo. tanto él como la bienaventurada Virgen y sus discípulos». no os avergoncéis de salir por la limosna. cf.[6] Esta motivación la repetía para animar a los hermanos que se avergonzaban de ir pidiendo limosna: «Carísimos hermanos. «Recuerden los hermanos que nuestro Señor Jesucristo. fue pobre y huésped. 9). su Madre» (2CtaF 5. juntamente con la beatísima Virgen María. pues el Señor se hizo pobre por nosotros en este mundo.

De ahí que llamase a la pobreza virtud regia. un hermano hizo mención de la pobreza de la bienaventurada Virgen y de Cristo su hijo. no sólo al Cristo pobre. bañado en lágrimas. Se levantó al momento de la mesa. al sentarse para comer. estalló en sollozos y. Sucedió que una vez.Como hemos visto. porque brilló con tanto esplendor en el Rey y en la Reina» (2 Cel 200). era sobre todo el misterio del Nacimiento el que más le hablaba de la situación en que se halló la Virgen por falta de lo necesario: «No recordaba sin lágrimas la penuria en que se vio aquel día [el de Navidad] la Virgen pobrecita. terminó de comer el pan sobre la desnuda tierra. Enseñaba a saber descubrir en cada necesitado. sino también a su Madre pobre: «En cada pobre reconocía al Hijo de la Señora pobre y llevaba desnudo en el .

y perseverar en ella hasta el fin. el hermano Francisco. «Hermano. De modo especial menciona la pobreza de María al proponer el compromiso de la pobreza evangélica a Clara y las hermanas. como aparece en su Regla y en su Testamento. Rinaldo.corazón a aquel que ella había llevado desnudo en sus brazos» (2 Cel 83). santa Clara se identificó de lleno con esa manera de ver la pobreza evangélica. y os recomiendo que viváis siempre en esta santísima vida y pobreza» (UltVol 1-2). el pequeñuelo. cuando ves a un pobre -decía-. y así escribe en el testamento dictado para ellas: «Yo. escribió en la . Y os ruego a vosotras. Por su parte. El cardenal protector. quiero seguir la vida y pobreza del altísimo Señor nuestro Jesucristo y de su santísima Madre. se te pone delante el espejo del Señor y de su Madre pobre» (2 Cel 85). señoras mías.

ruego y exhorto que se vistan siempre de vestidos viles» (RCl 2. en pobreza suma». En el texto de la Regla se hace mención expresa cuatro veces de la pobreza de Cristo y de su santísima Madre. quiero seguir la vida y . envuelto en pobrísimos pañales y reclinado en un pesebre (cf. aun en aquellos lugares en que san Francisco. con estas palabras: "Yo. habla sólo de la de Cristo: «Y. amonesto.aprobación de la Regla: «Siguiendo las huellas de Cristo y de su santísima Madre. el pequeñuelo.7.12) y de su santísima Madre. poco antes de su muerte el bienaventurado Francisco nos escribió de nuevo su última voluntad. el hermano Francisco.25). ni tampoco las que habían de venir después de nosotras. «Y. Lc 2. por amor del santísimo y amadísimo Niño. en su Regla.. a fin de que jamás nos separásemos de la santísima pobreza que habíamos abrazado.. habéis elegido vivir.

y perseverar en ella hasta el fin"» (RCl 6. y. santa Clara indica como compromiso fundamental «la pobreza y la humildad de Cristo y de la gloriosa Virgen María su Madre» (TestCl 46-47). En su Testamento.. sumisas y sujetas siempre a los pies de la misma santa Iglesia. ninguna otra cosa queráis tener jamás bajo el cielo» (RCl 8.pobreza del altísimo Señor Jesucristo y de su santísima Madre....4-6).. y el santo Evangelio que firmemente hemos prometido» (RCl 12. 23). firmes en la fe católica (cf. Y también ella. «. «Ésta es la celsitud de la altísima pobreza. a fin de que.. Sea ésta vuestra porción. Adheríos a ella totalmente. amadísimas hermanas.13).6-7). Col 1. por el nombre de nuestro Señor Jesucristo y de su santísima Madre. observemos perpetuamente la pobreza y humildad de nuestro Señor Jesucristo y de su santísima Madre. en su primera carta a .

. y os habéis hecho merecedora de ser llamada hermana. a fin de que los hombres.. indigente y pobre.... descendiendo al seno de la Virgen. llegaran a ser ricos.. la pobreza a las riquezas. Así escribe en la primera carta a Inés de Praga. siempre en el contexto del anonadamiento de la Encarnación. pues.. regocijaos y alegraos grandemente.. quiso aparecer en el mundo hecho despreciable.. una vez que habéis preferido el desprecio del mundo a los honores. contempla la misión maternal de María marcada con la pobreza en el punto mismo de la Encarnación: «Si. que engendró un Hijo que los cielos no podían .santa Inés de Praga. tal y tan gran señor. y en la tercera. esposa y madre del Hijo del Padre altísimo y de la gloriosa Virgen» (1CtaCl 19-24).. le dice: «Llégate a esta dulcísima Madre.

Anímalas a conformarse. El biógrafo de la santa recuerda las fervorosas exhortaciones que hacía ella a las hermanas. y que perduraría firme a perpetuidad si estuviera defendida con la torre de la altísima pobreza. . pero ella lo acogió en el estrecho claustro de su vientre sagrado y lo llevó en su seno virginal» (3CtaCl 18-19).contener. a quien su pobrecilla Madre acostó niño en un mísero pesebre» (LCl 14). en el pequeño nido de la pobreza. presentando como ejemplo Belén: «Mediante pláticas frecuentes inculca a las hermanas que su comunidad sería agradable a Dios cuando viviera rebosante de pobreza. con Cristo pobre.

.. tradición que ha recogido el concilio Vaticano II para afirmar: «La Madre de Dios.. que debió de antojárseles inverosímil a los copistas de los antiguos manuscritos. por lo que hace a la fe. es tipo de la Iglesia. Pero la crítica textual la ha restablecido en su forma original: Ave Domina.[7] Semejante concepto teológico no era extraño a la tradición patrística. En tanto que la Iglesia ha .. y se tomaron la libertad de modificarla. a la caridad y a la perfecta unión con Cristo.. como ya enseñaba san Ambrosio. esto es: Virgen hecha Iglesia. quae es virgo Ecclesia facta.TIPO Y MODELO DE RESPUESTA A DIOS En el Saludo a la Virgen aparece una invocación poco común.

. siguiendo sus huellas. María.alcanzado ya en la beatísima Virgen la perfección. por gracia e iluminación del Espíritu Santo. por esto elevan sus ojos a María. son infundidas en los corazones de los fieles».. con la cual ella es sin mancha. especialmente las de su humildad y pobreza. los fieles se esfuerzan todavía por crecer en la santidad luchando contra el pecado. es cifra y modelo de toda virtud. . así también tú. que refulge como modelo de virtud ante toda la comunidad de los elegidos.. puedes llevarlo siempre espiritualmente en tu cuerpo casto y virginal. en un contexto muy semejante al de la carta de san Francisco a los fieles sobre la morada de la Trinidad en nosotros: «A la manera que la gloriosa Virgen de las vírgenes llevó a Cristo materialmente en su seno.» (3CtaCl 24-25).» (LG 63 y 65).. Así se comprende por qué Francisco asocia al Saludo a la Virgen el de «todas las santas virtudes que. Santa Clara escribe a santa Inés de Praga. en efecto.

Clara será celebrada como altera Maria.la designan el autor de la Leyenda y el antiguo oficio litúrgico.Clara proponía a la Virgen María como modelo de entrega a Dios y de fidelidad a Cristo. pero las hermanas y los demás vieron en ella una perfecta imitadora de la misma santa Virgen. Dei Matris vestigium -impronta de la Madre de Dios. con el tiempo. lo mismo que Francisco fue llamado alter Christus.[8] ABOGADA Y PROTECTORA .

acompañada de un coro de santas vírgenes: la envolvió con un velo blanco finísimo y la besó dulcemente. para que los nutriese y protegiese hasta el fin. según la visión tenida por sor Benvenuta: . tres días antes de su muerte. en el Testamento y en la Bendición última.2)» (2 Cel 198). la protección de María. Abogada de los pobres!. tuvo el consuelo de ser visitada por la Virgen de las vírgenes.Francisco y Clara invocan frecuentemente la intercesión y los méritos de la Virgen María.[9] Escribe Tomás de Celano: «Pero lo que más alegra es que la constituyó abogada de la Orden y puso bajo sus alas. cumple con nosotros tu misión de tutora hasta el día señalado por el Padre (Gal 4. que había invocado sobre sus hermanas pobres. a los hijos que estaba a punto de abandonar. ¡Ea. Santa Clara.

Luego. Y las vírgenes se acercaron al lecho de la dicha madonna santa Clara. aun estando cubierta con ella. Y la que parecía más alta la cubrió primero en el lecho con una tela finísima. la Virgen de las vírgenes. a modo de un incensario.« Mientras la testigo se entretenía pensando e imaginando esto. por encima de lo que se puede decir. con coronas sobre sus cabezas. tan fina que. del que salía tal resplandor. la más alta. y. la cual tenía en la cabeza una corona mayor que las demás. Y en medio de estas vírgenes había una más alta. que se acercaban y entraban por la puerta de la habitación en que yacía la dicha madre santa Clara. que parecía iluminar toda la casa. se veía a madonna Clara. por su sutileza. vio de pronto con los ojos de su cuerpo una gran multitud de vírgenes. bellísima entre todas las otras. inclinó su rostro sobre . vestidas de blanco. Y sobre la corona tenía una bola de oro.

y bien despierta.el rostro de la virgen santa Clara. Hecho esto.[10] NOTAS: . contestó que estaba despierta. como se ha dicho». o quizá sobre su pecho. Preguntada sobre si la testigo entonces velaba o dormía. desaparecieron todas. y que eso fue entrando la noche. pues la testigo no pudo distinguir bien si sobre el uno o sobre el otro.

F. núm.. La devoción a María en la espiritualidad de san Francisco. Aránzazu 1980.O. en Selecciones de Franciscanismo. Asís 1963. VV. que puede verse también en versión informática. 227-296. María santissima e lo Spirito Santo in san Francesco d'Assisi. S. Van Asseldonk.. K. Dei Genitrix. en Temas espirituales. van Asseldonk.. H. Pyfferoen. Brown. María. Pyfferoen . secondo san Francesco. Feliciano de Ventosa. Notre Dame et St. en Estudios Franciscanos 62 (1961) 5-21. Devoción de san Francisco a María santísima. en Quaderni di Spiritualità Francescana 5. en Laurentianum 23 (1982) 414-423. Francesco e il vangelo dell'Infanzia di . quae est Virgo Ecclesia facta. en Laurentianum 16 (1975) 446-474. La Madonna nella spiritualità francescana. una refundición de los dos artículos precedentes: María santísima y el Espíritu Santo en san Francisco de Asís. XVI.. en Laurentianum 12 (1971) 413-434. vol. 281-309. 47 (1987) 187-216. sposa dello Spirito Santo. Esser. Montreal 1960.[1] Pueden verse varios estudios sobre el tema en La Virgen María. Ave. AA.R. Uricchio. H. François. O. Madre de Dios.

en DF.4-5. Omaechevarría. María. en el sentido de la iglesia material o templo. atribuida a san Anselmo. EP 55 y 82-84. [5] I. Madrid. LM 2. Perusa 1985. en AA. TC 54-56. Francesco d'Assisi e i trovatori. María per quam talem fratrem habemus [María por la que tal hermano tenemos] (PL 158..8. 2 Cel 18-20. 90-154. [2] Cf. se lee: O. con minúscula.. [4] 2 Cel 198. BAC. [6] 1 R 9. [3] LM 3. Asís 1982. como centro de la Orden. 65-72. en los primeros biógrafos véase: 1 Cel 106. cf. LP 56. Este pensamiento no era extraño a la piedad medieval. Sobre el significado mariano de la Porciúncula.. 958). 19994. A. Cheriyapattaparambil.2-3. No consta en los evangelios canónicos que Cristo y María hayan practicado la mendicidad. F. Parola di Dio e Francesco d'Assisi. 2 R 6. En la Oratio 52. Pompei. 931952.1.Luca. 3. 1. X. Hay quienes transcriben ecclesia. 360-361. [7] SalVM 1.. VV. sentido que encajaría en la serie de figuras . Escritos de santa Clara.

BenCl 7. Ave.. contempló esta feliz visión: estando en verdad traspasada por el dardo del más hondo dolor. nueva capitana de mujeres» (Omaechevarría. sino de los conceptos teológicos iniciales. [10] Proc 11. quien con sus ojos corporales.6. Pyfferoen. de las primeras vísperas del Oficio antiguo de santa Clara.. imiten las doncellas a Clara. [9] 1 R 23. [8] LCl Introducción: «. es más seguro el sentido de Iglesia universal.que luego siguen -«tabernáculo suyo. casa suya»-. de Alejandro IV. entre lágrimas. H. OfP Ant 3. y he aquí que ve entrar una procesión de . impronta de la Madre de Dios. p. La expresión se halla en el himno Concinat plebs fidelium. ParPN 7.. en Laurentianum 12 (1971) 413-434. Cf. 4. 134). dirige su mirada hacia la puerta de la habitación. Tomás de Celano refiere ese mismo hecho en la Leyenda de Santa Clara de la siguiente manera: «La mano del Señor se posó también sobre otra de las hermanas. TestCl 77.. quae est Virgo Ecclesia facta. Dei Genitrix. pero precisamente porque no forma parte de esa enumeración.

Se adelanta hasta el lecho donde yace la esposa de su Hijo e. llevando todas en sus cabezas coronas de oro.vírgenes vestidas de blanco. Las vírgenes llevan un palio de maravillosa belleza y. dejan el cuerpo de Clara cubierto y el tálamo adornado» (LCl 46). María en la Anunciación del Señor Catequesis de Juan Pablo II . inclinándose amorosísimamente sobre ella. Marcha entre ellas una que deslumbra más que las otras. irradia tanto esplendor que convierte la noche en día luminoso dentro de la casa. de cuya corona.26-38) Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciud . le da un dulcísimo abrazo. que en su remate presenta una especie de incensario con orificios. extendiéndolo entre todas a porfía. Relato de la Anunciación Evangelio según San Lucas (Lc 1.

se fue La fe de la Virgen María Catequesis de Juan Pablo II (3-VII-96) . llena de gracia. a una virgen desposada con un hombre llamado José.» María respondió al áng Altísimo te cubrirá con su sombra. por eso el que ha de nacer pariente. Y entrando. María. a quien pondrás por nombre Je Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. y discurría seno y vas a dar a luz un hijo. llamada Nazaret.de Galilea. El ángel le dijo: «No temas. tu por los siglos y su reino no tendrá fin. también Isabel. de la casa de David. vas a concebir en está contigo. dejándola. reinará sobre la casa de Jac «¿Cómo será esto. el nombre de la vi era María. porque ninguna cosa es imposible para Dios.» Dijo María: «He aquí la esclava del Señ hágase en mí según tu palabra. puesto que no conozco varón?» El ángel respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del santo y será llamado Hijo de Dios.» Y el ángel.» Ella se conturbó por estas palabras. porque has hallado gracia delante de Dios. el Se significaría aquel saludo. Mira. ha concebido un hijo en su vejez. su padre. y el Señor Dio dará el trono de David. le dijo: «Alégrate. y este es ya el sex mes de aquella que llamaban estéril.

1.34).45). exclama: «¡Fe que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dicha parte del Señor!» (Lc 1. dice Zacarías. María le hace presente . En la narración evangélica de la Visitación. que reprocha a Zacaría incredulidad. A diferencia del esposo de Isabel. «llena Espíritu Santo». Una lect superficial de las dos anunciaciones podría considerar semeja las respuestas de Zacarías y de María al mensajero divino: « qué lo conoceré? Porque yo soy viejo y mi mujer avanzada edad». la primera refiere el evangelio de san Lucas.18. presenta a María como la m las bienaventuranzas. puesto qu conozco varón?» (Lc 1. Isabel. Esta bienaventuranza. mientras que da inmediatamente una respuesta pregunta de María. María consentimiento a la concesión de un signo visible. y María: «¿Cómo será esto. Pero la profunda diferencia ent disposiciones íntimas de los protagonistas de los dos relatos manifiesta en las palabras del ángel. adhiere plenamente al proyecto divino. sin subordinar su Al ángel que le propone ser madre. El elogio que Isabel hace de la fe de María se refuerza que con su fe precede a la Iglesia en la realización del espírit comparándolo con el anuncio del ángel a Zacarías. acogiendo a María en su casa.

e momento importante de su vida. También el contexto en el que se realizan las dos anunciac contribuye a exaltar la excelencia de la fe de María. durante el cumplimiento de su función sacerdotal. en el altar delante del «Santo de los San (cf. el ángel se dirige a él mientras ofrece el incie por tanto.6-8). no dudó de la omnipotencia 2. Estas circunstancias particulares favorece un motivo de aliento para aceptarlo prontamente. se le comunica la decisión d durante una visión. comprensión más fácil de la autenticidad divina del mensaje y Por el contrario. Ella. el anuncio a María tiene lugar en un contexto simple y ordinario. creyendo en la posibilidad de cumplimiento del anuncio. comenta san Agustín (Sermo 291). En la narr de san Lucas captamos la situación más favorable de Zacaría inadecuado de su respuesta. la modalidad de su realización.propósito de virginidad. San Lucas no i el lugar preciso en el que se realiza la anunciación del nacim . «Buscó el modo. interpela al mensajero divino sólo s voluntad de Dios. Recibe el anuncio del ángel en templo de Jerusalén. para corresponder mejor a disponibilidad. a la que quiere adherirse y entregarse con Dios». sin los elementos externos de carácter sag que están presentes en el anuncio a Zacarías. Ex 30.

que exigen a María una escucha intensa y una fe p Esta última consideración nos permite apreciar la grandeza de de María. tanto ayer como hoy. madre de Samuel (1 S 1. Se trata de u intervención divina análoga a otras que habían recibido algu mujeres del Antiguo Testamento: Sara (Gn 17. refiere.del Señor.10- Raquel (Gn 30. A María se le propone que acepte una verdad mucho más que la anunciada a Zacarías. la madre de Sansón (Jc 13. sobre todo. En estos episodios se subra .15-21. que Dios quería fecundar. sobre todo si la comparamos con la tendencia a p con insistencia. Además. que María se hallaba en Naza aldea poco importante. solamente. el evangelista no atribuye espec importancia al momento en que el ángel se presenta. signos sensibles para c Virgen está motivada sólo por su amor a Dios.22).1-7) y Ana. que no parece predestinada a ese acontecimiento. la atención se centra en el contenido de palabras.11-20). 18. la aceptación de la voluntad divina por parte de 3. Éste fue invitado a creer en u nacimiento maravilloso que se iba a realizar dentro de una u matrimonial estéril. Al contrario. dado qu precisa las circunstancias históricas. la gratuidad del don de Dios. En el contacto con e mensajero celestial.

Ella la acoge con sencillez y audacia. de la qu Antiguo Testamento no recuerda ningún precedente.María es invitada a creer en una maternidad virginal. En real encinta y va a dar a luz un hijo. La respuesta del ángel abre el camino a la cooper de la Virgen con el Espíritu Santo en la generación de Jesú 4. Con la pregunta: «¿Có Respondiendo: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder Altísimo te cubrirá con su sombra» (Lc 1. expresa su fe en el poder divino de conciliar virginidad con su maternidad única y excepcional. ha venida de Cristo. y le pondrá por nombre el conocido oráculo de Isaías: «He aquí que una doncella e Emmanuel» (Is 7. resulta ser el contexto concreto en el Espíritu Santo realizará en ella la concepción del Hijo de D encarnado. y a la luz de la revelación evangélica. aunque no excluye esta perspectiva. el ángel da la ine solución de Dios a la pregunta formulada por María.14). La virgin que parecía un obstáculo. En la realización del designio divino se da la libre colabora de la persona humana.35). interpretado explícitamente en este sentido sólo después de A María se le pide que acepte una verdad jamás enunciada a será esto?». María. creyendo en la palabra del Se .

ejerce un influjo decisivo en la realización del misterio de Encarnación. que Jesús puso d relieve durante su vida pública (cf. y se convirtió a padre de una descendencia numerosa (cf. Redemp Mater. Sobre todo san Agustín. Al comienzo de la nueva alianza también María. Y añad seno.34. nos a a comprender también el papel fundamental que la fe de Mar humano. la V «Cree la Virgen en el Cristo que se le anuncia. y la fe le trae entrañas la fecundidad maternal» (Sermo 293). afirma: «El ángel anuncia. escucha. Dom. Los Padres de la Iglesia subrayan a menudo este aspecto d concepción virginal de Jesús. 10. edición semanal en lengua español . etc. Mc 5. 14).6.52. desciende la fe a su corazón virginal antes que a su El acto de fe de María nos recuerda la fe de Abraham.).coopera en el cumplimiento de la maternidad anunciada. que comienzo de la antigua alianza creyó en Dios. inicio y síntesis de toda la misión redentora de J La estrecha relación entre fe y salvación.). comen el evangelio de la Anunciación. desempeñado y sigue desempeñando en la salvación del gé [L'Osservatore Romano. c fe. Gn 15. cree y concibe» (Sermo 13 in Nat.

al comienzo de la antigua alianza. Las palabras de María en la Anunciación: «He aquí la esc del Señor. ponen Moisés. hágase en mí según tu palabra» (Lc 1.38). como respuesta manifiesto una actitud característica de la religiosidad hebre .5-V La esclava obediente del Señor Catequesis de Juan Pablo II (4-IX-96) 1.

También alg mujeres brindan ejemplos de fidelidad. al proclamarse «esclava del Se desea comprometerse a realizar personalmente de modo per el servicio que Dios espera de todo su pueblo. como la reina Ester.31).14) Jacob 32.8) etc. también María responde a con un acto de libre sumisión y de consciente abandono a Señor». se había declarado su siervo (cf.24). q antes de interceder por la salvación de los hebreos. la «llena de gracia». a quienes s encomienda la misión de formar al pueblo para el servicio fie sufriente» un modelo de fidelidad a Dios con la esperanza Señor. voluntad. manifestando plena disponibilidad a ser «la esclava La expresión «siervo» de Dios se aplica en el Antiguo Testam a todos los que son llamados a ejercer una misión en favor pueblo elegido: Abraham (Gn 26. David (2 Sm 7. S siervos también los profetas y los sacerdotes.1 2. Josué (Jos 24.llamada del Señor. María. El libro del profeta Isaías exalta en la docilidad del «S rescate por los pecados del pueblo (cf.1 14. llamándose varias veces «tu sierva» (Est 4. Isaac (Gn 24.29). Las palabras: aquí la esclava del Señor» anuncian a Aquel que dirá de sí m . Ez 37. Is 42-53).25). Ex 4.13. Al llegar la nueva alianza. dirige u oración a Dios.

acompañándolo e En la vida de Jesús. su función materna con respecto a Jesús.«El Hijo del hombre no ha venido a ser servido. hubiera podido razón hacer que le sirvieran. Al atribuirse el título de «Hijo d hombre». Por el contrario. aun teniendo conciencia de la altísima dign que se le había concedido. ante el anuncio del ángel se decla servicio ella incluye también su propósito de servir al prójimo. la voluntad de servir es constante y sorprendente. naciones y lenguas le servirán» (Dn 7. hubiera p exigir el dominio sobre los demás. Jn 1 Jesús no quiere ser servido. También María. que permitirá a María asumir plenam misión de Siervo. Mc 9.14). a propósito del cual el libro de Daniel afirma: «Todo pueblos. al rechaz mentalidad de su tiempo manifestada mediante la aspiración d discípulos a ocupar los primeros lugares (cf. Mt 20. el Espíritu Santo realiza entre la Madre y el Hijo una arm de disposiciones íntimas. En este compromiso . forma espontánea «esclava del Señor». cf.34) y medi la protesta de Pedro durante el lavatorio de los pies (cf. como Hijo de Dios. En efecto. sino a servir dar su vida como rescate por muchos» (Mc 10. Así. sino que desea servir hasta el p de entregar totalmente su vida en la obra de la redención 3.45.

. dice: «Sacrificio y oblación no quisiste. María. tu voluntad!» (Hb 10. El optativo «hágase (génoito).). entrar en el mundo. también acogida convencida del proyecto divino.. hecho propio 4. María se pone en camino y prisa» (Lc 1. Entonces dije: ¡He aquí que v (. anticipa y suya la actitud de Cristo que. p me has formado un cuerpo (. s el compromiso de todos sus recursos personales. no sólo expresa aceptación.. la docilidad de María anuncia y prefigura la que manifestará Jesús durante su vida pública hasta el Calvario.lo demuestra la relación que guardan el episodio de la Anunci espera el nacimiento de un hijo. Sal 40.5-7.7-9 Además. C . brinda a los cristianos de todos los tiempos un modelo sublim Las palabras «Hágase en mi según tu palabra» (Lc 1. oh Dios. según la carta a los Hebreos..38) manifiestan en María. que se declara esclava del Señor. acogiendo plenamente la voluntad divina.) a hacer. u obediencia total a la voluntad de Dios.39) acude a Galilea para ayudar a su prima en y el de la Visitación: cuando el ángel le informa de que Isab preparativos del nacimiento del niño. con plena disponibilidad servicio. que usa san Lucas.

La Virgen se asociará a él con íntima participación. 35). buscando en ella la fuerza necesaria para el cumplimiento d Aunque en el momento de la Anunciación María no conoce a sacrificio que caracterizará la misión de Cristo. la profecía Simeón le hará vislumbrar el trágico destino de su Hijo (cf. Con todo lo que el amor divino tiene previsto para su vida. hasta [L'Osservatore Romano. María de la voluntad del Padre el principio inspirador de toda su vi misión que se le confió.dirá: «Mi alimento es hacer la voluntad del que me ha enviad llevar a cabo su obra» (Jn 4. En esta misma línea.34). Lc obediencia plena a la voluntad de Dios. María está dispuesta «espada» que atravesará su alma. edición semanal en lengua español 6-I .

el á lo espera expresamente: «El Padre de las misericordias quiso el consentimiento de la que estaba predestinada a ser la Ma contribuyó a la muerte. precediera a la Encarnación para que. así también otra mujer contribuyera vida» (Lumen gentium. subraya de modo especial el valor del consentim cuanto sucede en otras narraciones bíblicas semejantes. 56). así como una muje . A diferencia Anunciación.María. nueva Eva Catequesis de Juan Pablo II (18-IX-96) 1. comentando el episodio de la de María a las palabras del mensajero divino. El concilio Vaticano II.

. 1). que san Ireneo ilustra así: «De la mis manera que aquella -es decir.había sido seducida po discurso de un ángel. Y de la misma forma que el género huma había quedado sujeto a la muerte a causa de una virgen. de María es la premisa para que se realice el designio que Dio . Al mismo tiempo. El su amor. por ello. Dios pone el destino de todos en las manos de una joven. f librado de ella por una Virgen. así la desobediencia de una vi 5.» (Adv. María es plenamente libre ante Dios. trazó para la salvación del mundo. para llevar en su se Dios. cuyo futuro vinculado a su respuesta.. María. Al pronunciar su «sí» total al proyecto divino.recib buena nueva por el discurso de un ángel. 19. se siente personalmente responsable ante la humanidad. fue contrarrestada por la obediencia de una Virgen. la Virgen María se convirtió en abo de la virgen Eva. Eva. hasta el punto de alejarse de Dios desobedeciendo a su palabra. H 2.La Lumen gentium recuerda el contraste entre el modo de ac de Eva y el de María. así ésta -es decir. obedeciendo a su palabra. ésta se dejó convence obedecer a Dios. y como aquélla había sid seducida para desobedecer a Dios.

respondiendo a la mujer que. de la que habla Jesús. en medio d multitud. madre de los vivientes» (n. proclama bienaventurada a su madre. con su modo de actuar. Jesús. En efecto. presenta como modelo para aquellos a quienes el Señor proc bienaventurados. María. porque «oyen la palabra de Dios y la guard (Lc 11. adhesión a la voluntad de Dios. 511). Por su obediencia. se refiere ante precisamente a ella. Así pues.El Catecismo de la Iglesia católica resume de modo sintétic eficaz el valor decisivo para toda la humanidad del consentim libre de María al plan divino de la salvación: «La Virgen Ma colaboró por su fe y obediencia libres a la salvación de lo hombres. Obedeciendo sin reservas a la voluntad salvífic Dios que se le manifestó a través de las palabras del ángel. Ella pronunció su "fiat" "ocupando el lugar de toda nueva Eva.28). ella se convirtió en 3. «¿no es tal vez María la prim . nos recuerda la g responsabilidad que cada uno tiene de acoger el plan divino s la propia vida. que la llevó a aceptar la En la encíclica Redemptoris Mater puse de relieve que la nu maternidad espiritual. muestra l verdadera razón de ser de la bienaventuranza de María: s maternidad divina. naturaleza humana".

Pero se trata de una verdadera cooperación. ib. a la persona y a la obra de su Hijo.entre "aquellos que escuchan la palabra de Dios y la cumplen por consiguiente. El concilio Vaticano II destaca la entrega total de María a persona y a la obra de Cristo: «Se entregó totalmente a sí mi y en dependencia de él. ¿no se refiere sobre todo a ella aquella bend pronunciada por Jesús en respuesta a las palabras de la mu anónima?» (n. al servicio del misterio de la redención» (Lum gentium. en cierto sentido. todos los creyentes a responder generosamente a la gracia 4. el compromiso materno de cuidar d crecimiento humano y la cooperación en su obra de salvaci María realiza este último aspecto de su entrega a Jesús e dependencia de él. con su ejemplo. la entrega a la persona y a la obra de Jesús signi unión íntima con su Hijo. se puso. por la gracia de Dios como esclava del Señor. Así. en una condición de subordinac que es fruto de la gracia. 20). a partir de . 56). C todopoderoso. invit Señor. es decir. Para María. porque se realiza con él e implica. a María se la procla primera discípula de su Hijo (cf.) y.

como dice san Ire el género humano" (Adv. -afirma el concilio Vaticano II. « razón. en efecto. se convierte en fuente de vida la humanidad entera. asociada a la victoria de Cristo sobre el pecado de nue primeros padres.. edición semanal en lengua español 20La Inmaculada Concepción de la Virgen María Catequesis de Juan Pablo II . Ella. una participación activa en la obra redentora. 3. aceptada libremente por [L'Osservatore Romano. pues. Haer. 22.). sino que ella colaboró por su fe y obediencia libres a salvación de los hombres.anunciación. Su maternidad. vivientes» (ib.creen los santos P que Dios no utilizó a María como un instrumento puramen pasivo. aparece como la verdadera «madre de lo obediencia al designio divino. 4)» (ib.) "por su obediencia fue causa de la salvación propia y de la de María. María en el Protoevangelio Catequesis de Juan Pablo II (24-I-96) .

Estos primeros documentos. Entre las palabras bíblicas que preanunciaron a la Madre Redentor. «Los libros del Antiguo Testamento describen la historia d salvación en la que se va preparando. tal como se lee la Iglesia y se interpretan a la luz de la plena revelación ulte del Redentor» (Lumen gentium.1. y entre tu linaje y su lin . el Concilio cita. humanos. aquellas con las que D El Señor dice a la serpiente. al inspirar a los diversos autor que se encarnaría en el seno de la Virgen María. el concilio Vaticano II nos recuerda c se fue delineando la figura de María desde los comienzos d historia de la salvación. M Con estas afirmaciones. ante todo. Ya se vislumbra en los textos del Ant Testamento. figura del espíritu del mal: después de la caída de Adán y Eva. revela su plan de salvac «Enemistad pondré entre ti y la mujer. el Espíritu Santo. iluminan poco a poco con más claridad la figura de la mujer. paso a paso. orientó la Revelación veterotestamentaria hacia Cr 2. 55). la venid Cristo al mundo. textos se leen en la Iglesia y se comprenden a la luz del Nu En efecto. pero sólo se entiende plenamente cuando es Testamento.

luego se convierte. frente al pecado. anuncia que. Eva fue aliada de la serpiente para arrastrar al hombre al pecado. D enemiga de la serpiente. no atribuye directamente mujer la acción contra la serpiente. De tod . en la primera aliada de Dios. sino en abrirles una perspectiva d salvación y comprometerlos activamente en la obra redento ofendido. él hará de la mujer 3. a pesar de haber precedido al homb virtud del plan divino. el singu ceder ante la tentación de la serpiente. Los exegetas concuerdan en reconocer que el texto de Génesis. según el original hebreo. En efecto. según la narración entrever la voluntad salvífica de Dios ya desde los orígenes d autor sagrado. además. la primera reacción del Señor no consistió e castigar a los culpables. de humanidad. primera buena nueva. es decir. sino a su linaje. mostrando su gran generosidad también hacia quienes lo ha Las palabras del Protoevangelio revelan. invirtiendo esta situación.él te pisará la cabeza mientras acechas tú su calcañar» (Gn 3 Esas expresiones. Protoevangelio. des siglo XVI. denominadas por la tradición cristiana. destino de la mujer que.

el texto da gran relieve al papel que ella desempeñar serpiente. Además. colaborando mediante su misión materna a la vic 4. A la luz del Nuevo Testamento y de la tradición de la Igle sabemos que la mujer nueva anunciada por el Protoevangeli María. E aliada perfecta de Dios y enemiga del diablo. estuvo plenament . Jes triunfador en el misterio de la Pascua sobre el poder de Sata Observemos. asimismo. y reconocemos en «su linaje» (Gn 3. y a contribuir al cambio del destino divina sobre Satanás. su hijo. humanidad. querida por para reparar la caída de Eva: ella está llamada a restaurar el y la dignidad de la mujer. pero deja vislumbrar una mujer nueva.15).modos. fue librada completamente del dominio de Satanás en su concepción inmaculada. la lucha contra el tentador: su linaje será el vencedor de l ¿Quién es esta mujer? El texto bíblico no refiere su nombr personal. cuando fue modelada en la gracia por el Espír Santo y preservada de toda mancha de pecado. que la enemistad puesta por Dios en serpiente y la mujer se realiza en María de dos maneras. M asociada a la obra salvífica de su Hijo.

admirable de la Redención. por la solidaridad con María reciben una fuerza sup de Dios en el camino de la salvación. desde las páginas del Génesis se proyecta sobre tod economía de la salvación. usado en forma genérica por el texto del Gén impulsa a asociar con la Virgen de Nazaret y su tarea en la o de la salvación especialmente a las mujeres. Los exegetas y teólogos consideran que la luz de la nueva María. Notemos aquí con alegría qu término mujer. segú mal. Esta alianza misteriosa de Dios con la mujer se manifiesta para combatir al enemigo. y ven ya en ese texto el vínculo q existe entre María y la Iglesia.comprometida en la lucha contra el espíritu del mal. podrían ceder ante la seducció Satanás. manifiestan la oposición irreduct 5. a comprometerse en la lucha contra el espírit Las mujeres que. Así. que la fe de la Iglesia ha atribuido a María para proclamar su belleza espiritual y su íntima participación en la entre la serpiente y la nueva Eva. como Eva. designio divino. llamadas. los títulos de Inmaculada Concepción y Cooperadora d Redentor. convirtiéndose en las primeras alia .

vocaciones femeninas a la vida consagrada. proclam [L'Osservatore Romano. que se ilumina con la misión de María. en las numero religiosa en familia. primera aliada de Dios contra Satanás y el mal. sugiriendo una extensión universal de la palabra mujer. en particular.múltiples formas también en nuestros días: en la asiduidad d mujeres a la oración personal y al culto litúrgico. muestra que la vocación única de Marí de toda mujer. dentro y más allá de los confi inseparable de la vocación de la humanidad y. visibles de la Iglesia. que. en la educaci Todos estos signos constituyen una realización muy concreta oráculo del Protoevangelio.. edición semanal en lengua español 26 .. en el servici la catequesis y en el testimonio de la caridad.

María. la primera palabra del salud ángel -Alégrate. la «llena de gracia» Catequesis de Juan Pablo II (8-V-96) 1. explican también los motivos en los que se funda esa invitación: la . En el relato de la Anunciación.constituye una invitación a la alegría que rem los oráculos del Antiguo Testamento dirigidos a la hija de Sió hemos puesto de relieve en la catequesis anterior.

despué texto griego: «alégrate» y «llena de gracia». la venida del re María su pleno cumplimiento. mesiánico y la fecundidad materna. Dios. saludada por el ángel de la Anunciación. el don divino es caus 2. cuando afirma: «La Virgen de Nazaret e como "llena de gracia"» (n. como en los cristianos. porque Dios la ama y la ha colmado de gracia con vistas a La fe de la Iglesia y la experiencia de los santos enseñan qu gracia es la fuente de alegría y que la verdadera alegría vien un profundo gozo. 56).presencia de Dios en medio de su pueblo. Estos motivos encuentra El ángel Gabriel. tienen entre sí saludo «alégrate». Lo recuerda oportunamente la constitu Lumen gentium. Esas palabras profunda conexión: María es invitada a alegrarse sobre tod maternidad divina. dirigiéndose a la Virgen de Nazaret. la llama «llena de gracia». «Llena de gracia»: esta palabra dirigida a María se prese como una calificación propia de la mujer destinada a conver en la madre de Jesús. En María. por encargo de Di El hecho de que el mensajero celestial la llame así confiere .

María la recibe como primicia de la Reden . lo cual indicaría claramente q trata de un don hecho por Dios a la Virgen. en el significa «colmar de gracia». 9). es usado en la carta a los Efesios para in la abundancia de gracia que nos concede el Padre en su H amado (cf. El término. pa debería decir simplemente llena de gracia. Ef 1. El mismo verbo. de la que se beneficia María porque ha elegida y destinada a ser Madre de Cristo» (n. ponie La expresión «llena de gracia» traduce la palabra griega expresar con más exactitud el matiz del término griego.6).saludo angélico un valor más alto: es manifestación del miste plan salvífico de Dios con relación a María. expresa la imagen de una gracia perfe duradera que implica plenitud. encíclica Redemptoris Mater: «La plenitud de gracia indica Llena de gracia es el nombre que María tiene a los ojos de D En efecto. Así pues. en la f de participio perfecto. la cual es un participio pasivo. Como escribí en dádiva sobrenatural. no "kexaritomene". según la narración del evangelista san Lu así de relieve el aspecto principal que el Señor ve en la personalidad de la Virgen de Nazaret. lo usa incluso antes de pronunciar el nombre de María. el ángel. sino «hecha llena gracia» o «colmada de gracia».

(cf. ni siquiera se alude al origen de María.6) En cambio. En el caso de la Virgen. aldea que nunca cita el Antiguo Testam y que no debía gozar de buena fama.27) se refiere sólo a J No se dice nada de la conducta de María. María no posee ningún título humano para reci anuncio de la venida del Mesías. palabras de Natanael que refiere el evangelio de san Juan: « El carácter extraordinario y gratuito de la intervención de D de san Lucas que refiere el episodio de Zacarías. En efecto expresión «de la casa de David» (Lc 1. como lo dan a entende Nazaret puede salir algo bueno?» (Jn 1. 10). así como l ejemplaridad de vida. la acción de Dios resulta ciertame sorprendente. Redemptoris Mater. Ese pasaje resulta aún más evidente si se compara con el texto del evan de relieve la condición sacerdotal de Zacarías. Ella no es el sumo sacerdo representante oficial de la religión judía. Ademá originaria de Nazaret.46). y ni siquiera un hom sino una joven sin influjo en la sociedad de su tiempo. Con esa elecció . 3. que hace de él y de su mujer Isabel mo de los justos del Antiguo Testamento: «Caminaban sin tacha todos los mandamientos y preceptos del Señor» (Lc 1.

Precisamente la abunda En el Antiguo Testamento. san Lucas destaca que en ella todo deriva de una gr soberana. Cuanto le ha sido concedido no proviene de ning divina. Yahveh manifiesta la sobreabunda En María. llega a su culmen. que la hiz de gracia funda la riqueza espiritual oculta en María. alimentada por la palabra del Señor y por la experi de los santos. título de mérito. manifestada al pueblo elegido y en parti La Iglesia. en los albores del Nuevo Testamento. predilección de Dios. En ella la a los humildes y a los pobres. llena de gracia. Al actuar así. sino únicamente de la libre y gratuita predilec 4. invita a imitar su humildad y su pobreza. quien tomó de tal manera posesión de ella.literaria. el evangelista ciertamente no desea poner duda el excelso valor personal de la Virgen santa. la gratuidad de su amor de muchas maneras y en numerosas circunstanc misericordia divina alcanza su grado supremo. siguiendo . para que. exhorta a los creyentes a dirigir su mirada hac Madre del Redentor y a sentirse como ella amados por Dios. Más bie quiere presentar a María como puro fruto de la benevolencia Dios. como dice el ángel.

[L'Osservatore Romano. edición semanal en lengua español 10- La santidad perfecta de María Catequesis de Juan Pablo II (15-V-96) .ejemplo y gracias a su intercesión. puedan perseverar en la g divina que santifica y transforma los corazones.

que llevó a la proclamación solemne del dogma d El término «hecha llena de gracia» que el ángel aplica a Marí la Anunciación se refiere al excepcional favor divino concedid joven de Nazaret con vistas a la maternidad anunciada. (. libre de toda mancha de pecado. El calificativo «llena de gracia» tiene a la Iglesia a profundizar. En la catequesis anterior puse de relieve que en el saludo nombre: es el nombre de María a los ojos de Dios. que el Espíritu Santo ha impulsado sie 2. la Iglesia ha reconocido a la «to santa. pues fue colmada. Por consiguiente.. el título llen . doctrinal.. llena de gracia.) enriquecida desd santidad del todo singular» (Lumen gentium. santificada. primer instante de su concepción con una resplandecient Este reconocimiento requirió un largo itinerario de reflexió Inmaculada Concepción. pe indica más directamente el efecto de la gracia divina en Ma por tanto. por la gracia div significado densísimo.1. de forma íntima y estable. 56). En María. Según ángel la expresión llena de gracia equivale prácticamente a costumbre semítica. el nombre expresa la realidad de las pers y de las cosas a que se refiere.

afirmando al m Espíritu Santo» (Lumen gentium. entendida en su sentido de gracia santificante que haciéndola plenamente conforme al proyecto de Dios. La gracia. Theoteknos Livias. la reflexión doctrinal ha podido atribuir a María una necesariamente el origen de su vida. realizó en María la nueva creac 3. debía abarc A esta pureza original parece que se refería un obispo de Palestina. perfección de santidad que. que vivió entre los años 550 y 650. tiempo que era «una criatura nueva. alude a su nacimiento con estas palabras: «N como los querubines la que está formada por una arcilla pur inmaculada» (Panegírico para la fiesta de la Asunción. para ser completa. « y sin mancha». creada y formada por a cabo la santidad personal.gracia manifiesta la dimensión más profunda de la personalid la joven de Nazaret: de tal manera estaba colmada de gracia especial. Presentando a María como «santa y toda hermosa». que podía ser definida por esta predile El Concilio recuerda que a esa verdad aludían los Padres d Iglesia cuando llamaban a María la toda santa. Así. 5-6 . objeto del favor divino. 56).

16) como en el mome mismo de la Encarnación (san Efrén. Theoteknos de Livias parece exigir para M una pureza absoluta ya desde el inicio de su vida. Argumenta así: « la humanidad. En el siglo VIII. en todo el resplandor de su nobleza inmacula . sin ningún peca Además. En efecto mujer que estaba destinada a convertirse en Madre del Salv mancha alguna. atribuy nacimiento de María las mismas características: también el o de la Virgen fue puro e inmaculado. Padres griegos y orientales habían admitido una purificació realizada por la gracia en María tanto antes de la Encarnac (san Gregorio Nacianceno. es decir. la comparación con los querubines reafirma la excel de su existencia. Andrés de Creta es el primer teólogo que v el nacimiento de María una nueva creación. s 4. recordando la creación del primer hom formado por una arcilla no manchada por el pecado. Javeriano de Gabala Santiago de Sarug). Oratio 38. no podía menos de tener un origen perfectamente santo.Esta última expresión. de la santidad que caracterizó la vida de María ya desde el in La afirmación de Theoteknos marca una etapa significativa d reflexión teológica sobre el misterio de la Madre del Señor.

afirma cuerpo de la Virgen es una tierra que Dios ha trabajado. y el mund envejecido. la arcilla modelad las manos del Artista divino» (Sermón I. concedido a la mujer elegida para ser la Madre de Cristo. sus antiguos privilegios. q . es naturaleza recupera. la imag realmente semejante a la belleza primitiva. r las primicias de la segunda creación» (Sermón I. sobre la dormición María). sobre e nacimiento de María). formada según un modelo perfecto y realmente digno de Dios Hoy comienza la reforma de nuestra naturaleza. Las vergüenzas del pecado habí oscurecido el esplendor y el atractivo de la naturaleza huma pero cuando nace la Madre del Hermoso por excelencia.recibe su antigua belleza. la primicias de la masa adamítica divinizada en Cristo. Más adelante. en su persona. querido por Dios la humanidad entera. La Concepción pura e inmaculada de María aparece así com inicio de la nueva creación. usando la imagen de la arcilla primitiva. Se trata de un privilegio person inaugura el tiempo de la gracia abundante. que sufre una transformación totalmente divina.

La santidad original de María constituye el mode mundo. que el ángel atribu la Virgen santa. recogida en el mismo siglo VIII por san Germá Constantinopla y por san Juan Damasceno. presentada como el inicio de l De este modo. segú carta a los Efesios (Ef 1.6). es otorgada en Cristo a todos l creyentes. insuperable del don y de la difusión de la gracia de Cristo en [L'Osservatore Romano. Esta gracia. ilumina el valor d redención del mundo.Esta doctrina. edición semanal en lengua español 17***** La Inmaculada Concepción Catequesis de Juan Pablo II (29-V-96) . santidad original de María. la reflexión eclesial ha recibido y explicitado sentido auténtico del título llena de gracia. María está llena de gracia santificante. y lo e desde el primer momento de su existencia.

a partir de la antigua versión latina: «Ella te aplasta que aplasta a la serpiente bajo sus pies. por consiguiente. ha inspirado muchas representaciones de la Inmacu corresponde al texto hebraico. En la reflexión doctrinal de la Iglesia de Oriente. en el que quien pisa la cabeza serpiente no es la mujer. su descendiente. como hemos visto en las anteriores catequesis. fue interpretada. la expresión llena de gracia.15) como una fuente escriturística de la verdad de la Inmaculada Concepción de María. la Tradición y el Magisterio han considerado el así llamado Protoevangelio (Gn 3. Ya hemos recordado con anterioridad que esta traducción cabeza». E texto. Ese texto. sino a su Hijo . Además del relato lucano de la Anunciación.1. sino su linaje. no atribuye a María. Ella inaugura así la nueva creación. en el sentido de una santidad singular que reina en María durante toda su existencia. ya desde el siglo VI.

que cobra un relieve singular si descendencia. Y es A este respecto. la encíclica Fulgens corona. n 2.victoria sobre Satanás. por otra. publicada por Papa Pío XII en 1953 para conmemorar el centenario de l definición del dogma de la Inmaculada Concepción. se proclama la enemis entre la mujer y su linaje.la enemis . entre ella y la serpiente no habría ya -al menos dura ese período de tiempo. y la serpiente y s establecida por Dios. dado que la concepci bíblica establece una profunda solidaridad entre el progenitor descendencia. Se trata de una hostilidad expresam consideramos la cuestión de la santidad personal de la Virg Para ser la enemiga irreconciliable de la serpiente y de su lin desde el primer momento de su existencia. representación de la Inmaculada que aplasta a la serpiente. En el mismo texto bíblico. argume así: «Si en un momento determinado la santísima Virgen Ma hubiera quedado privada de la gracia divina. por más breve que fuera. por haber sid contaminada en su concepción por la mancha hereditaria d pecado. Sin embargo. por una parte. María debía estar exenta de todo dominio del pecado. es coherente con el sentido original del pasa virtud propia sino de la gracia del Hijo. además.

Co consecuencia. en María la Inmaculada Concepción. al atraer nu atención hacia la santidad especial de María y hacia el hech intuir en el privilegio único concedido a María por el Señor el que fue completamente librada del influjo de Satanás. preservándola del pecado. es decir ausencia total de pecado. e . ya desde el inicio de su vida. 579). que es fruto de la amistad con Dios y q serpiente y los hombres. El Hi María obtuvo la victoria definitiva sobre Satanás e hizo benefi anticipadamente a su Madre. se suele citar también el capítulo 12 del Apocalipsis. realizando así en el misterio de la Inmaculada Concepción el 3. en consecuencia. por tanto. implica. el Hijo le concedió el poder de resistir al demo notable efecto de su obra redentora. La absoluta enemistad puesta por Dios entre la mujer y el dem exige. una enemistad profunda entre l Como testimonio bíblico en favor de la Inmaculada Concepció María. nos ha de un nuevo orden. El apelativo llena de gracia y el Protoevangelio.eterna de la que se habla desde la tradición primitiva hasta solemne definición de la Inmaculada Concepción. sino más cierta servidumbre» (AAS 45 [1953].

haciendo referencia al parto. la mujer «está encinta. el texto sugiere también individual. está vestida de sol. en los dolores del parto de la comunidad de l discípulos. Lc 2. pueden interpretarse como expresió la solicitud amorosa del Padre que llena a María con la graci .35). aunque no indican directamente el privilegio Inmaculada Concepción. que da a luz con dolor al Mesías resucitado.que se habla de la «mujer vestida de sol» (Ap 12. e ha de regir a todas las naciones con cetro de hierro» (Ap 12 Así.25). y g con los dolores del parto y con el tormento de dar a luz» (Ap 1 Esta observación remite a la Madre de Jesús al pie de la cruz Jn 19. La exég actual concuerda en ver en esa mujer a la comunidad del pu de Dios. con el alma traspasada por la esp (cf. lleva el reflejo del esplendor divino. se admite cierta identificació la mujer vestida de sol con María. La mujer-comunidad está descrita con los rasgos de la muj Caracterizada por su maternidad. donde participa. y aparece como si grandioso de la relación esponsal de Dios con su pueblo Estas imágenes. Pero además de la interpretación colectiva. la mujer que dio a luz al Me Madre de Jesús. cuando afirma: «La mujer dio a luz un hijo varón.1). decir. A pesar de sus sufrimientos.

p transmisión de una naturaleza humana privada de la santidad . es decir. Por eso. parecerían oponerse los textos bíb El Antiguo Testamento habla de un contagio del pecado qu afecta a «todo nacido de mujer» (Sal 50.12. como recuerda el Catecismo de la Iglesia católi pecado original «afecta a la naturaleza humana».2). que se realiza singular. A esas afirmaciones escriturísticas. que se encuentra así «en un estado caído». P consiguiente.18). «todos pecaron» y que «el delito de uno solo a sobre todos los hombres la condenación» (Rm 5. Jb 14. plenamente en la santísima Virgen. Inmaculada Concepción. san Pablo declara que. Por último. como consecuencia de culpa de Adán.Cristo y el esplendor del Espíritu. en virtud de una graci 4.7. el pecado s transmite «por propagación a toda la humanidad. En el Nu Testamento. en las que se basan Tradición y el Magisterio para fundamentar la doctrina de que afirman la universalidad del pecado. el Apocalipsis invita a reconocer más particularme dimensión eclesial de la personalidad de María: la mujer ves de sol representa la santidad de la Iglesia.

Con una diferenci sustancial: Cristo es totalmente santo en virtud de la gracia qu su humanidad brota de la persona divina. que como torrente arrastra a la humanidad. nuevo A apta para cooperar en la redención.la justicia originales» (n. contrapesa la incredulidad y la desobediencia Eva. con su su obediencia. Ese papel en la economía de la salvación exige la ause de pecado. 404). nueva Eva. que «no conoció pecado» (2 Cor 5. también María. y María es totalme santa en virtud de la gracia recibida por los méritos del Salva . El paralelismo que Pablo establece entre Adán y Cristo se completa con el qu establece entre Eva y María: el papel de la mujer. notable e drama del pecado. no conociera el pecado y fuera as El pecado. Era conveniente que. se de ante el Redentor y su fiel colaboradora. así pudo hacer que sobreabundara la gracia «donde abund Estas afirmaciones no llevan necesariamente a concluir que M forma parte de la humanidad pecadora. lo es también en la redención de la human San Ireneo presenta a María como la nueva Eva que. San Pablo admite una excepció esa ley universal: Cristo.20).2 pecado» (Rm 5. al igual que Cristo.

y afirmaba a est cual. pues mereció conce . edición semanal en lengua español 31***** María Inmaculada.[L'Osservatore Romano. madre de un Hijo completamente santo. en controversia con Pelagio. recogidas y expuestas con especial vigor por san Ag El gran doctor de la Iglesia se daba cuenta. La doctrina de la santidad perfecta de María desde el prim instante de su concepción encontró cierta resistencia en Occidente. sin duda. redimida por preservación del pecado Catequesis de Juan Pablo II (5-VI-96) 1. Por esto. declaraba que la santidad de Ma constituye un don excepcional de gracia. acerca de pecados. por el honor debido a nuestro Señor. no quiero mover absolutamente ninguna cuestió porque sabemos que a ella le fue conferida más gracia pa vencer por todos sus flancos al pecado. e una pureza total y una santidad extraordinaria. de qu condición de María. y eso se debió a la consideración de las afirmacio de san Pablo sobre el pecado original y sobre la universalida pecado. cuando se trata respecto: «Exceptuando a la santa Virgen María.

B. lamentaba la relativa celebración litúrgica. en Nápole Hacia el año 1128. 42).dar a luz al que nos consta que no tuvo pecado alguno» (D natura et gratia. luego.M. un monje de Cantorbery. no logró entender cómo la afirma de una ausencia total de pecado en el momento de la concep podía conciliarse con la doctrina de la universalidad del pec descendientes de Adán. había sido olvidada que se encontraba una pura sencillez y una devoción más hu . de conc. original y de la necesidad de la redención para todos los inteligencia cada vez más penetrante de la fe de la Iglesia 2. Concepción de María.V. aclarando cómo se benefició María de la gracia redentora Cristo ya desde su concepción.. San Agustín reafirmó la santidad perfecta de María y la ause en ella de todo pecado personal a causa de la excelsa dignida Madre del Señor. Eadmero. Con todo. A esa consecuencia llegó. primero en el sur de Italia. escrib el primer tratado sobre la Inmaculada Concepción. En el siglo IX se introdujo también en Occidente la fiesta d luego en Inglaterra. grata sobre todo a aquellos «e a Dios» (Tract. 1-2).

que «lo pudo. los grandes teólogos del siglo XIII hicie suyas las dificultades de san Agustín.. 1 Incluso bajo las espinas de una generación que de por sí deb transmitir el pecado original -argumenta Eadmero-. evidentemente.suprimida. Y si Mar hubiera contraído la culpa original. y lo quiso. la redención consiste en librar a quien 3.). pero qu pesar de eso queda al resguardo de sus pinchazos» (ib. siguiendo a algunos teólogos del siglo XII. rescatada. no hubiera podido ser encuentra en estado de pecado. piadoso monje rechaza la objeción de san Agustín contra privilegio de la Inmaculada Concepción. Deseando promover la restauración de la fiesta. En efecto. argumentando así: redención obrada por Cristo no sería universal si la condición pecado no fuese común a todos los seres humanos. Así pues. por voluntad explícita de D hizo» (ib. María permaneció libre de toda mancha. Duns Escoto. br la clave para superar estas objeciones contra la doctrina de . si lo quis A pesar de Eadmero. alimentada y formada bajo las espinas. fundada en la doctrin la transmisión del pecado original en la generación human Recurre oportunamente a la imagen de la castaña «que e concebida.

ya desde el inicio del siglo una buena acogida por parte de los teólogos. sobre todo franciscanos. perfecto. preservándola del pecado original. según la cual María fue redimida de modo aún pecado. el med excelso. realizó precisamente en María el acto de mediación De ese modo. la misa de la Concepción. sino por preservació La intuición del beato Juan Duns Escoto. esa doctrina fue cada vez más ace Ese providencial desarrollo de la liturgia y de la doctrina prepa definición del privilegio mariano por parte del Magisterio supr Ésta tuvo lugar sólo después de muchos siglos. 4. en 1 en las escuelas teológicas. Sostuvo que Cristo. bajo el impuls perfectamente santa desde el origen de su vida. admirable: no por liberación del pecado. introdujo en la teología el concepto de redenc preservadora. La afirmación del excepcional privilegio concedido a María una intuición de fe fundamental: la Madre de Cristo debía s claramente de manifiesto que la acción redentora de Cristo no . Después de que el Papa Sixto IV aprobara.Inmaculada Concepción de María. obtuvo. llamado a continuac «doctor de la Inmaculada».

libera, sino también preserva del pecado. Esa dimensión d preservación, que es total en María, se halla presente en intervención redentora a través de la cual Cristo, liberando influjo en su existencia.

pecado, da al hombre también la gracia y la fuerza para venc

De ese modo, el dogma de la Inmaculada Concepción de Mar

ofusca, sino que más bien contribuye admirablemente a po naturaleza humana.

mejor de relieve los efectos de la gracia redentora de Cristo e

A María, primera redimida por Cristo, que tuvo el privilegio d quedar sometida ni siquiera por un instante al poder del mal pecado, miran los cristianos como al modelo perfecto y a

imagen de la santidad (cf. Lumen gentium, 65) que están llam

a alcanzar, con la ayuda de la gracia del Señor, en su vida

[L'Osservatore Romano, edición semanal en lengua español La Virginidad de María, Madre de Dios Catequesis de Juan Pablo II .

7-V

La Virginidad de María, verdad de fe Catequesis de Juan Pablo II (10-VII-96)

1. La Iglesia ha considerado constantemente la virginidad de M

una verdad de fe, acogiendo y profundizando el testimonio d san Juan.

evangelios de san Lucas, san Marcos y, probablemente, tam

En el episodio de la Anunciación, el evangelista san Lucas lla

María «virgen», refiriendo tanto su intención de perseverar e

virginidad como el designio divino, que concilia ese propósito

su maternidad prodigiosa. La afirmación de la concepción virg

debida a la acción del Espíritu Santo, excluye cualquier hipót

de partenogénesis natural y rechaza los intentos de explica derivación de una leyenda mitológica pagana.

narración lucana como explicitación de un tema judío o com

La estructura del texto lucano (cf. Lc 1,26-38; 2,19.51), no ad

ninguna interpretación reductiva. Su coherencia no permit

sostener válidamente mutilaciones de los términos o de la Espíritu Santo. 2. El evangelista san Mateo, narrando el anuncio del ángel a

expresiones que afirman la concepción virginal por obra d

afirma, al igual que san Lucas, la concepción por obra «de

Espíritu Santo» (Mt 1,20), excluyendo las relaciones conyuga

Además, a José se le comunica la generación virginal de Jesú su consentimiento previo a la concepción del Hijo de María,

un segundo momento: no se trata para él de una invitación a

de la intervención sobrenatural del Espíritu Santo y de la

cooperación exclusiva de la madre. Sólo se le invita a acep con respecto al niño.

libremente su papel de esposo de la Virgen y su misión pate

San Mateo presenta el origen virginal de Jesús como cumplim de la profecía de Isaías: «Ved que la virgen concebirá y dará

un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducid

significa "Dios con nosotros"» (Mt 1,23; cf. Is 7,14). De ese m

san Mateo nos lleva a la conclusión de que la concepción vir

fue objeto de reflexión en la primera comunidad cristiana, q

comprendió su conformidad con el designio divino de salvaci

su nexo con la identidad de Jesús, «Dios con nosotros».

3. A diferencia de san Lucas y san Mateo, el evangelio de s

Marcos no habla de la concepción y del nacimiento de Jesús

embargo, es digno de notar que san Marcos nunca mencion

José, esposo de María. La gente de Nazaret llama a Jesús «e

de María» o, en otro contexto, muchas veces «el Hijo de Dio

(Mc 3,11; 5,7; cf. 1,1.11; 9,7; 14,61-62; 15,39). Estos datos e

en armonía con la fe en el misterio de su generación virginal.

verdad, según un reciente redescubrimiento exegético, esta

contenida explícitamente en el versículo 13 del Prólogo de

evangelio de san Juan, que algunas voces antiguas autoriza

(por ejemplo, Ireneo y Tertuliano) no presentan en la forma p

usual, sino en la singular: «Él, que no nació de sangre, ni de d

de carne, ni de deseo de hombre, sino que nació de Dios». E

traducción en singular convertiría el Prólogo del evangelio de

Juan en uno de los mayores testimonios de la generación vir

de Jesús, insertada en el contexto del misterio de la Encarna La afirmación paradójica de Pablo: «Al llegar la plenitud de

tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer (…), para q

recibiéramos la filiación adoptiva» (Ga 4,4-5), abre el camin su nacimiento virginal.

interrogante sobre la personalidad de ese Hijo y, por tanto, s

Este testimonio uniforme de los evangelios confirma que la fe

concepción virginal de Jesús estaba enraizada firmemente e

diversos ambientes de la Iglesia primitiva. Por eso carecen de

fundamento algunas interpretaciones recientes, que no consid la concepción virginal en sentido físico o biológico, sino

únicamente simbólico o metafórico: designaría a Jesús como

de Dios a la humanidad. Lo mismo hay que decir de la opinió

otros, según los cuales el relato de la concepción virginal se

por el contrario, un theologoumenon, es decir, un modo d Jesús, o sería su representación mitológica.

expresar una doctrina teológica, en este caso la filiación divin

Como hemos visto, los evangelios contienen la afirmación exp

de una concepción virginal de orden biológico, por obra de

Espíritu Santo, y la Iglesia ha hecho suya esta verdad ya desd

primeras formulaciones de la fe (cf. Catecismo de la Igles

católica, n. 496).

4. La fe expresada en los evangelios es confirmada, sin

interrupciones, en la tradición posterior. Las fórmulas de fe d

primeros autores cristianos postulan la afirmación del nacimi

virginal: Arístides, Justino, Ireneo y Tertuliano están de acue

con san Ignacio de Antioquía, que proclama a Jesús «naci

verdaderamente de una virgen» (Smirn. 1,2). Estos autores h

explícitamente de una generación virginal de Jesús real e

histórica, y de ningún modo afirman una virginidad solamen

moral o un vago don de la gracia, que se manifestó en e nacimiento del niño.

Las definiciones solemnes de fe por parte de los concilios

ecuménicos y del Magisterio pontificio, que siguen a las prim

fórmulas breves de fe, están en perfecta sintonía con esta ve

El concilio de Calcedonia (451), en su profesión de fe, redac

esmeradamente y con contenido definido de modo infalible, a

que Cristo «en lo últimos días, por nosotros y por nuestra

salvación, (fue) engendrado de María Virgen, Madre de Dios

cuanto a la humanidad» (DS 301). Del mismo modo, el terc

concilio de Constantinopla (681) proclama que Jesucristo «n

del Espíritu Santo y de María Virgen, que es propiamente y s

verdad madre de Dios, según la humanidad» (DS 555). Otr

concilios ecuménicos (Constantinopolitano II, Lateranense I

Lugdunense II) declaran a María «siempre virgen», subrayand

virginidad perpetua (cf. DS 423, 801 y 852). El concilio Vatica

ha recogido esas afirmaciones, destacando el hecho de qu

María, «por su fe y su obediencia, engendró en la tierra al H sombra del Espíritu Santo» (Lumen gentium, 63).

mismo del Padre, ciertamente sin conocer varón, cubierta co

A las definiciones conciliares hay que añadir las del Magiste

pontificio, relativas a la Inmaculada Concepción de la «santís Madre de Dios, siempre Virgen María» (DS 3.903).

Virgen María» (DS 2.803) y a la Asunción de la «Inmacula

5. Aunque las definiciones del Magisterio, con excepción d precisan el sentido del apelativo «virgen», se ve claramente

concilio de Letrán del año 649, convocado por el Papa Martín

este término se usa en su sentido habitual: la abstención

voluntaria de los actos sexuales y la preservación de la integ

corporal. En todo caso, la integridad física se considera esen

para la verdad de fe de la concepción virginal de Jesús (c

Catecismo de la Iglesia católica, n. 496).

La designación de María como «santa, siempre Virgen e

Inmaculada», suscita la atención sobre el vínculo entre santid por el deseo de entregar todo su corazón a Dios.

virginidad. María quiso una vida virginal, porque estaba anim

La expresión que se usa en la definición de la Asunción, «

Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen», sugiere tambié

conexión entre la virginidad y la maternidad de María: do

prerrogativas unidas milagrosamente en la generación de Je

verdadero Dios y verdadero hombre. Así, la virginidad de M

está íntimamente vinculada a su maternidad divina y a su san perfecta.

[L'Osservatore Romano, edición semanal en lengua español

12-V ***** El propósito de virginidad de María Catequesis de Juan Pablo II (24-VII-96) 1. Al ángel, que le anuncia la concepción y el nacimiento de Jesús, María le dirige una pregunta: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?» (Lc 1,34). Esa pregunta resulta, por lo menos, sorprendente si recordamos los relatos bíblicos que refieren el anuncio de un nacimiento extraordinario a una mujer estéril. En esos casos se trata de mujeres casadas, naturalmente estériles, a las que

Dios ofrece el don del hijo a través de la vida conyugal norma 15,2; 30,22-23; 1 S 1,10; Lc 1,13).

1 S 1,19-20), como respuesta a oraciones conmovedoras (cf

Es diversa la situación en que María recibe el anuncio del án

No es una mujer casada que tenga problemas de esterilidad

elección voluntaria quiere permanecer virgen. Por consiguien parecer, un obstáculo a la maternidad anunciada.

propósito de virginidad, fruto de amor al Señor, constituye,

A primera vista, las palabras de María parecen expresar

solamente su estado actual de virginidad: María afirmaría qu

«conoce» varón, es decir, que es virgen. Sin embargo, el con

en el que plantea la pregunta «¿cómo será eso?» y la afirma actual de María como su propósito de permanecer virgen. la permanencia y la continuidad de su estado.

siguiente: «no conozco varón», ponen de relieve tanto la virgi

expresión que usa, con la forma verbal en presente, deja tras

2. María, al presentar esta dificultad, lejos de oponerse al pro

divino, manifiesta la intención de aceptarlo totalmente. Por

demás, la joven de Nazaret vivió siempre en plena sintonía c

voluntad divina y optó por una vida virginal con el deseo d

agradar al Señor. En realidad, su propósito de virginidad l

disponía a acoger la voluntad divina «con todo su yo, huma

femenino, y en esta respuesta de fe estaban contenidas un

cooperación perfecta con la gracia de Dios que previene y so

y una disponibilidad perfecta a la acción del Espíritu Santo (Redemptoris Mater, 13).

A algunos, las palabras e intenciones de María les parece inverosímiles, teniendo presente que en el ambiente judío

virginidad no se consideraba un valor ni un ideal. Los mism

escritos del Antiguo Testamento lo confirman en varios episod que la hija de Jefté, teniendo que afrontar la muerte siendo

expresiones conocidos. El libro de los Jueces refiere, por ejem

joven núbil, llora su virginidad, es decir, se lamenta de no ha

podido casarse (cf. Jc 11,38). Además, en virtud del manda

divino: «Sed fecundos y multiplicaos» (Gn 1,28), el matrimon alegrías y los sufrimientos propios de la maternidad.

considerado la vocación natural de la mujer, que conlleva l

3. Para comprender mejor el contexto en que madura la deci

de María, es preciso tener presente que, en el tiempo que pre

inmediatamente el inicio de la era cristiana, en algunos ambie

judíos se comienza a manifestar una orientación positiva hac

virginidad. Por ejemplo, los esenios, de los que se han encon

numerosos e importantes testimonios históricos en Qumrán, v común y para buscar una mayor intimidad con Dios.

en el celibato o limitaban el uso del matrimonio, a causa de la

Además, en Egipto existía una comunidad de mujeres que

siguiendo la espiritualidad esenia, vivían en continencia. Es

mujeres, las Terapeutas, pertenecientes a una secta descrita dedicaban a la contemplación y buscaban la sabiduría.

Filón de Alejandría (cf. De vita contemplativa, 21-90), se

Tal vez María no conoció esos grupos religiosos judíos qu

seguían el ideal del celibato y de la virginidad. Pero el hecho

que Juan Bautista viviera probablemente una vida de celibat

que la comunidad de sus discípulos la tuviera en gran estim

podría dar a entender que también el propósito de virginidad

María entraba en ese nuevo contexto cultural y religioso.

4. La extraordinaria historia de la Virgen de Nazaret no debe

embargo, hacernos caer en el error de vincular completament

disposiciones íntimas a la mentalidad del ambiente, subestim

la unicidad del misterio acontecido en ella. En particular, n

debemos olvidar que María había recibido, desde el inicio de

vida, una gracia sorprendente, que el ángel le reconoció en

momento de la Anunciación. María, «llena de gracia» (Lc 1,

fue enriquecida con una perfección de santidad que, según

interpretación de la Iglesia, se remonta al primer instante de

existencia: el privilegio único de la Inmaculada Concepción in

fruto del amor divino. impulsa tantas mujeres a seguir el camino de la consagración virgin La presencia singular de la gracia en la vida de María lleva conclusión de que la joven tenía un compromiso de virginid Colmada de dones excepcionales del Señor desde el inicio d Dios con el ofrecimiento de su virginidad. la aspiración a la vida virginal estaba en armonía c aquella «pobreza» ante Dios. en alma y cuer Además. renuncia también a la maternidad. tan apreciada en Israel. «ella misma sobresale entre los humildes y los pobres del Señor. Pero. De ese modo. María. existencia. y buscando fecundidad sólo espiritual. en el momen la Anunciación María descubre que el Señor ha transformad . en el decurso de la historia de la Iglesia. que esp de él con confianza la salvación y la acogen» (Lumen gentiu 55). al comprometerse plenamente en mujer. a la que el Antiguo Testamen camino. riqueza personal atribuye gran valor. está orientada a una entrega total. presentándose como pobre ante Dios.en todo el desarrollo de la vida espiritual de la joven de Naza Así pues. se debe afirmar que lo que guió a María hacia el ide la virginidad fue una inspiración excepcional del mismo Esp Santo que.

unida al conjunto de la revelación. Dios ha querido.pobreza en riqueza: será la M virgen del Hijo del Altísimo. M maternidad está destinada tarde descubrirá también que extenderse a todos los homb que el Hijo ha venido a salvar 501). que el Hijo unigé naciera de una Virgen. quiso que su Hijo naciera de una virgen. ed semanal en lengua español 26-V ***** La concepción virginal de Jesús Catequesis de Juan Pablo II (31-VII-96) 1. pue descubrir las razones misteriosas por las que Dios. en su des salvífico. Catecismo de la Iglesia católic [L'Osservatore Romano. Esta decisión divina implica una profu relación entre la virginidad de María y la encarnación del Ve «La mirada de la fe. en su designio salvífico. Estas razo .

y que en generación temporal del Hijo se refleja la generación eterna también en el tiempo como hombre. su generación virginal. su sombra. a que el único padre de Jesús es el Padre celestial. como a la aceptación por María de esta misión para con lo La concepción virginal. que había engendrado al Hijo en la eternidad. Altísimo. El relato de la Anunciación pone de relieve el estado de Hi Dios. por eso el que ha de nacer será santo y será llam Aquel que nace de María ya es. manifiesta que. que relacionan la manifestación de D . 502). excluyendo una paternidad humana. n. lo enge 2. obrada por la intervenció Dios. consecuente con la intervención divina en la concepción Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrir Hijo de Dios» (Lc 1.35). en virtud de la generación et Hijo de Dios. Padre. es el Hij La revelación de la generación eterna en la generación virgina la sugieren también las expresiones contenidas en el Prólogo evangelio de san Juan.se refieren tanto a la persona y a la misión redentora de Cri hombres» (Catecismo de la Iglesia católica. también en su humanidad.

18). manifestándose en su grado supremo en el misterio humanidad. El Espíritu Santo. Él. puso su Morada entre nosotros. capacitándola para realiza acciones maravillosas.35) q por medio del Espíritu.invisible.35). tiene la tarea de dar el Verbo encarnado a l 3. en la Anunciación el ángel l Antiguo Testamento. Encarnación. en sintonía con la naturaleza humana. con su venida en la carne: «Y la Palabra se hizo ca gloria que recibe del Padre como Hijo único. Éste no es el padre del n Jesús es hijo únicamente del Padre eterno (cf. que está en el seno del Pa (Jn 1. afir también el papel del Espíritu Santo.32. Lc 1. por obra del «Hijo único. que en la vida trinitaria de es Amor. y hemos contemplado su glo San Lucas y san Mateo. lleno de gracia verdad» (Jn 1. que lo presenta como la energía divina actúa en la existencia humana. que en el misterio trinitario es la unidad del Padre y Hijo. obrando la generación virginal de Jesús.14). actúa en el mundo y engendra al Verb al Espíritu «poder del Altísimo» (Lc 1. une la humanid . en particular. En efecto. Este poder. al narrar la generación de Jesús. es la persona que comunic riquezas divinas a los hombres y los hace participar en la vid Dios.

San Ireneo. decir. a Dios constituyó el mayor de muchos hermanos" (Rm 8. 4). en el se de que reciben la vida nueva de Cristo. «Jesús es el Hijo únic María. Pero la maternidad espiritual de María se extiende a t los hombres a los cuales él vino a salvar: "Dio a luz al Hijo. la concepción virginal es. 50 En el misterio de esta nueva creación resplandece el papel d maternidad virginal de María. 16. llamando a Cris «primogénito de la Virgen» (Adv. En el plan divino de la salvación. anuncio de la nueva creación: por obra del Espíritu Sa en María es engendrado aquel que será el hombre nuevo.Dios. de los creyentes. Jesús es fruto de su cooperación generosa en la acción d tanto. Haer. a cuyo nacimiento y educación colab . muchos otros nacen de la Virgen. fuente de toda fecundidad. po él es el nuevo Adán que inaugura la nueva creación» (n. 3.29). C afirma el Catecismo de la Iglesia católica: «Jesús fue conceb por obra del Espíritu Santo en el seno de la Virgen María. El misterio de la Encarnación muestra también la incompara grandeza de la maternidad virginal de María: la concepción Espíritu de amor. recuerda q después de Jesús.

n. los creyentes el poder de hacerse hijos de Dios (cf. Podemos recordar aquí la perspectiva abierta por san en el Prólogo de su evangelio: aquel a quien Dios engendró. la contemplación del misterio de la generación virg nos permite intuir que Dios ha elegido para su Hijo una Mad Padre.con amor de madre» (Catecismo de la Iglesia católica. 50 4.12-13 generación virginal permite la extensión de la paternidad divin Hijo de la Virgen y del Padre. La comunicación de la vida nueva es transmisión de la filia divina. modelo de virginidad Catequesis de Juan Pablo II (7-VIII-96) . Jn 1. virgen. edición semanal en lengua español 2-V ***** María. los hombres se les hace hijos adoptivos de Dios en aquel qu Así pues. para dar más ampliamente a la humanidad su amor [L'Osservatore Romano.

El propósito de virginidad. En este compro totalmente al Señor mediante una vida virginal. por elección de amor. no necesidad de servicio» (De Sancta Virg. cuando aún no sabía lo que debía concebir. es María q revela libremente su propósito de virginidad. inspirador de la virginidad cristian San Agustín no reconoce en e propósito el cumplimiento de libremente. 398 El ángel no pide a María que permanezca virgen. se sitúa su elección de amor. 4. no por precepto. sino un voto em podido presentar a María como ejemplo a las santas vírgene el curso de toda la historia de la Iglesia. PL 40. qu vislumbra en las palabras de M en el momento de la Anunciació sido considerado tradicionalme como el comienzo y el acontecim la Iglesia. se precepto divino. que la imitación de la vida celestial en el cuerpo terrenal y m se haga por voto.1.. IV. María «consagró s virginidad a Dios. De ese modo. que la lleva a consagrarse .

en uso ya desde los primeros siglos expresamente un voto. que es la forma de consagración y en Iglesia. respondía a una vocación interior. Aunque san Agustín utiliza la palabra voto para mostrar quienes llama santas vírgenes el primer modelo de su estad vida. con su decisión se convierte en el arque corazón indiviso en la virginidad. ni otros escritos del Nuevo Testamento. ofreciendo su corazón al Se Desea ser su esposa fiel. El Evangelio nos da a entender que María tomó la dec personal de permanecer virgen. al orientarse hacia la vida virgina Espíritu Santo que la iluminaba sobre el significado y el valor entrega virginal de sí misma. no deb olvidar que en el origen de toda vocación está la iniciativa de La doncella de Nazaret. Nadie puede acoger este don necesarias. a una inspiración sentirse llamado y sin recibir del Espíritu Santo la luz y la fue 2. el Evangelio no testimonia que María haya formulad de la propia vida a Dios. de todos los que en la Iglesia han elegido servir al Señor c Ni los evangelios. n informan acerca del momento en el que María tomó la decisió . Sin embargo. es decir. realizando la vocación de la «hija Sión».Al subrayar la espontaneidad de la decisión de María.

de la pregunta que hace al áng deduce con claridad que. ante tod distraído por la fascinación de una cultura a menudo superfic consumista. María no duda en expresar su de de conservar la virginidad también en la perspectiva de la largamente su propósito. mostrando que había madur En efecto.permanecer virgen. también hoy. Las maravillas que Dios hace. María no eligió la virginidad en la perspectiva. d propósito era ya muy firme. sino que maduró elección en su conciencia antes del momento de la Anunciac Podemos suponer que esa orientación siempre estuvo presen su corazón: la gracia que la preparaba para la maternidad vir influyó ciertamente en todo el desarrollo de su personalida mientras que el Espíritu Santo no dejó de inspirarle. maternidad que se le propone. de llegar a ser Madre de Dios. en el corazón el alma de María. Con todo. muchos adolescentes aceptan la invitación qu al servicio de sus hermanos. También en nuestro mundo. las hizo. aunque esté la vida de tantos muchachos y muchachas. en el momento de la Anunciación. imprevisible. proviene del ejemplo de María y consagran su juventud al Se . ya desde primeros años. el deseo de la unión más completa con Dio 3.

más que renuncia a valores humanos. Esto es particularmente evidente María.. A este respecto. contemplando la nobleza y la belleza del corazón virginal de . llevada a cabo para consagrarse totalmente al amor de Dios En definitiva. La virginidad comenzada en María muestra así su p dimensión cristocéntrica.. vinculada a la maternidad div es un hecho excepcional. en la historia de la Iglesia. ilumina y da sentido a todo don virg 4. esencial también para la virginidad v en la Iglesia. en la exhortación apostólica Marialis cultus. sino que constituyó una opción valient 37). mi venerado predec Pablo VI. Aunque antes de la Anunciación no era consciente de el Espíritu Santo le inspira su consagración virginal con vista Cristo: permanece virgen para acoger con todo su ser al Me Salvador.Esta decisión. subray cómo quien mira con espíritu abierto el testimonio del Evang «se dará cuenta de que la opción del estado virginal por part María (.) no fue un acto de cerrarse a algunos de los valore estado matrimonial. la elección del estado virginal está motivada po plena adhesión a Cristo. que halla en la Madre de Cristo su modelo subl Aunque su virginidad personal. es elec de valores más grandes. ¡Cuántas mujeres jóvenes.

por intercesión de María. abrazando el ideal de virginidad! «Precisamente esta virginidad -como he recordad la encíclica Redemptoris Mater-. como anticipación profética de la vida futura. el rostro de la Ma de Cristo. Demos gracias j Al mismo tiempo. siguiendo el ejemplo de la V fuente de la maternidad en el Espíritu Santo» (n. mientras en diversas zonas de antigua evangelización el hedonismo y el consumismo parecen disua los jóvenes de abrazar la vida consagrada.Madre del Señor. es preciso ped incesantemente a Dios. reflejado en muchas vírgenes que se esfuerzan p signo de la misericordia y de la ternura divinas. 43). de Nazaret. Así. seguir al divino Maestro. es fuente de una especial fecundidad espiritual La vida virginal de María suscita en todo el pueblo cristiano estima por el don de la virginidad y el deseo de que se multip en la Iglesia como signo del primado de Dios sobre toda realid al Señor por quienes aún hoy consagran generosamente su mediante la virginidad. un nuev florecimiento de vocaciones religiosas. se han sentido alentadas a responder generosamente a la llamada de Dios. al servicio del reino de Dios. seguirá siendo para la humanidad .

[L'Osservatore Romano. edición semanal en lengua español 9-V ***** La unión virginal de María y José Catequesis de Juan Pablo II (21-VIII-96) .

matrimonio se cumplía plenamente cuando el joven conducía En el momento de la Anunciación. Estas informaciones parecen. a poniendo de relieve el propósito de virginidad de María. si bien e muchacha a su casa.27). Hay que notar que el término griego utilizado en este pasaje por tanto vive en el estado matrimonial. en costumbre judaica antigua la institución del noviazgo preveía contrato y tenía normalmente valor definitivo: efectivament introducía a los novios en el estado matrimonial. pues. a primera contradictorias. pero se limita a registrar la situa sin aportar explicaciones. la presente igualmente como esposa de José constituye un sign . María se halla.1. desde el momento en que tení propósito de permanecer virgen para siempre. El hecho de que el evangelista. a que estaba «desposada con un hombre llamado José. Nos podemos preguntar por había aceptado el noviazgo. de la de David» (Lc 1. El evangelio de Lucas. Lucas es consciente de esta dificultad. indica la situación de una mujer que ha contraído el matrimon a diferencia de cuanto ocurre en las culturas modernas. al presentar a María como virgen. sino la del noviazgo. en situación de esposa prometida.

Se puede suponer que entre José y María. pudo muy bien suscit El ángel del Señor. no temas tomar contigo a María tu mujer porque engendrado en ella es del Espíritu Santo» (Mt 1.20). Dio llama a cooperar en la realización de su designio de salvaci El tipo de matrimonio hacia el que el Espíritu Santo orienta a M y a José es comprensible sólo en el contexto del plan salvífico del misterio de la Encarnación exigía un nacimiento virginal el ámbito de una elevada espiritualidad. De esta f recibe la confirmación de estar llamado a vivir de modo totalm especial el camino del matrimonio.que ambas noticias son históricamente dignas de crédito 2. existiese un entendimiento sobre el proyect vida virginal. en el momento comprometerse. apareciéndosele en sueños. le dice: «José de David. una fa . La realización conc pusiese de relieve la filiación divina y. al mismo tiempo. idóneo para el crecimiento del Niño. que había inspi en María la opción de la virginidad con miras al misterio de Encarnación y quería que ésta acaeciese en un contexto fam también en José el ideal de la virginidad. el Espíritu Santo. A través de la comunió virginal con la mujer predestinada para dar a luz a Jesús. Por lo demás.

sin embargo fue un verdadero matrimonio (c La dificultad de acercarse al misterio sublime de su comuni esponsal ha inducido a algunos. apareciéndosele en sueños. interior.que pudiese asegurar el desarrollo normal de la personalidad Niño. que fuese entonces un hombre anciano. aun constituyendo un caso especialísimo. La cooperación de José en el misterio de la Encarnació comprende también el ejercicio del papel paterno respecto Jesús. Redemptoris custos. lo llevase a vivir con afecto virgina 3. Dicha función le es reconocida por el ángel que. fruto de la gracia. Encarnación. precisamente en vista de su contribución al mis de la Encarnación del Verbo. en cambio. recibieron la gracia de vivir junt carisma de la virginidad y el don del matrimonio. le invita a poner el nombre al N . La comunió amor virginal de María y José. ya desde el siglo II. Es el caso de suponer. vinculado a la realización concreta del misterio Exhortación apostólica. 7). a atribu José una edad avanzada y a considerarlo el custodio de Ma más que su esposo. José y María. sino que su perfecció relación esponsal con María.

gozando de una autoridad a la que el Rede transmitiéndole el oficio de carpintero. sin embargo. un padre. no ha engendrado». la paternidad de José fu paternidad real. pues.afirma que «los compromisos adquir llamado con este nombre (de padre). no aparente. esta constante tradición cristiana se ha desarrollado en muc José.«Dará a luz un hijo y tú le pondrás por nombre Jesús. Distinguiendo entre padre y progenitor. edición semanal en lengua español . libremente se «sometió» (Lc 2.51). José. como es sab [L'Osservatore Romano. lugares una especial devoción a la santa Familia y en ella a le encomendó el patrocinio de toda la Iglesia. deduciendo que tam en la muerte gozó de su presencia consoladora y afectuosa. porqu salvará a su pueblo de sus pecados» (Mt 1. El Papa León XIII. Custodio del Redentor.21). Aun excluyendo la generación física. ejerció en relación con Jesú función de padre. contribuyendo a su educac Los cristianos han reconocido siempre en José a aquel que v una comunión íntima con María y Jesús. una antigua monografía sobre la virginidad de Mar por la Virgen y José como esposos hicieron que él pudiese De Margarita (siglo IV).

es decir. La Iglesia ha manifestado de modo constante su fe en l virginidad perpetua de María. con relación a la Encarnación: el Hijo de Dios « encarnó. fue engendrado de modo perfecto por sa 119.23-V ***** María siempre virgen Catequesis de Juan Pablo II (28-VIII-96) 1. pero dando a entender que consideraban esa cualid Los cristianos de los primeros siglos expresaron esa convicció fe mediante el término griego «siempre virgen». la siempre virgen. y expres una sola palabra la fe de la Iglesia en su virginidad perpetua encontramos ya en el segundo símbolo de fe de san Epifanio el año 374. referido a toda su vida. creado pa calificar de modo único y eficaz la persona de María. por obra del Espíritu Santo» (Ancor La expresión siempre virgen fue recogida por el segundo con . llaman a María sencillame como un hecho permanente. María. 5: DS 44). cuand refieren a la concepción de Jesús. Virgen. Los textos más antiguos.

el cuarto de Letrán. se convierte en objeto de contenida implícitamente en el título de virgen atribuido a Mar .903). que no dejó nunca de ser virgen. y después del parto». la más importante. Esta doctrina fue confirmada por otros do concilios ecuménicos. que afirmó: el Verbo de Dios «se encarnó santa gloriosa Madre de Dios y siempre Virgen María. que la virginidad perpetua de María es aducida entre los mot 2. la tradición de la Iglesia h presentado a María como «virgen antes del parto.de Constantinopla. año 1950 (DS 3. aunque se en los orígenes de la Iglesia. y por el texto de la definición del dogma de la Asunción. afirmando. la afirmación de la virginidad antes del parto es. año 1215 (DS 801) segundo de Lyón. Esta verdad ha estado presente desde el principio y de form La virginidad durante el parto y después del parto. durante el tres momentos. duda. mediante la mención de es De las tres. ya que se refiere a la concepción Jesús y toca directamente el misterio mismo de la Encarnac constante en la fe de la Iglesia. Usando una fórmula sintética. e de su elevación en cuerpo y alma a la gloria celeste. año 1274 (DS 852). y naci ella» (DS 422).

El Papa Hormisdas precisa que «el Hijo Dios se hizo Hijo del hombre y nació en el tiempo como hom abriendo al nacer el seno de su madre (cf. Además. como si esa expresión diera a entender que María engendró otros hijo . que Jesús dirige desde la cruz a María y al discípulo de otros hijos nacidos de María. Lc 2. «ahí tienes a tu madre» (Jn 19 27). Lc 1. manifestada por María en momento de la Anunciación (cf.34). es preci destacar ante todo que no hay motivos para pensar que l voluntad de permanecer virgen. sino que la santificó» (Lumen gentium.profundización doctrinal cuando algunos comienzan explícitam a ponerla en duda. 57) lo que se refiere a la virginidad después del parto. sin romper la virginidad de su madre» (DS 368). hace suponer una situación que excluye la prese Los que niegan la virginidad después del parto han pensad encontrar un argumento probatorio en el término «primogéni que el evangelio atribuye a Jesús (cf.7). predilecto. en el que afirma que el Hijo primogénito de María «no menoscabó s integridad virginal. Lc 2. haya cambiado posteriormente. ahí tienes a tu hijo». por el p de Dios. E doctrina fue confirmada por el concilio Vaticano II. el sentido inmediato de las palabr «Mujer.23) y.

y de varias hermanas.3). de cuatro «hermanos de Jesús»: Santiago. pues con el nacimiento del primogén estaban vinculadas algunas prescripciones de la ley judaic otros hijos.1). por consiguiente. A cada hijo único se aplicaban. Se trata de parientes próximos de Jesús. tanto en la lengua hebrea como en aramea. Además. Catecismo . Mt 27. con el término hermanos de Jesús indican los hijos de una María discípula de Cristo (cf. de por sí. Mt 13. según un expresión frecuente en el Antiguo Testamento (cf. por consiguiente. que abarcaba varios grado parentesco. no existe un término particular para expresar la pala primo y que. prescripciones por ser «el primogénito» (cf. independientemente del hecho de que la madre hubiera dado 3.23). En realidad.55-56. que es designada de modo significativo como «la otra María» 28. el evangelista subraya literalmente «hijo no precedido por otro» y. Simón y Ju Conviene recordar que. José. prescind característica del Niño. Lc 2.después de Jesús. Mc 6. contra la virginidad de María después del p estarían aquellos textos evangélicos que recuerdan la existe (cf. Según algunos. Pero la palabra «primogénito» signific la existencia de otros hijos. los términos hermano y herm tenían un significado muy amplio.

y ¿de dónde mí que la madre de mi Señor venga a mí? Porque. apenas lle mis oídos la voz de tu saludo.Iglesia católica. 500).39-56) En aquellos días. Esta prerrog totalmente a la misión redentora de Cristo. Zacarías y saludó a Isabel. saltó de gozo el niño en su seno. María santísima es la siempre Virgen. n. edición semanal en lengua español La Visitación de la Virgen a Santa Isabel Catequesis de Juan Pablo II 30-V La Visitación y el Magníficat Evangelio según San Lucas (Lc 1. e Isabel qu llena de Espíritu Santo. saltó de gozo el niño en mi sen . se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa. a una ciudad de Judá. Y sucedió que. Así pues. en cuanto oyó Isab saludo de María. y exclamando con gran voz. que la consa [L'Osservatore Romano. dijo: «Be tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno. suya es consecuencia de la maternidad divina. entró en casa de .

» María permaneció con ella unos tres meses y se volvió a su c El misterio de la Visitación. humildes. acordándose de la misericordia -co lo había prometido a nuestros padres. a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos Auxilia a Israel. se alegra mi espír en Dios mi salvador. preludio de la misión del Salvad . su siervo. porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí. su nombre es sant su misericordia llega a sus fieles de generación en generación Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón. derriba del trono a los poderosos y enaltece a los despide vacíos.en favor de Abrahán y descendencia por siempre.¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fue dichas de parte del Señor!» Y dijo María: «Proclama mi alma la grandeza del Señor. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones. porque ha mirado la humillación de su esclava.

27-28. 15. Mc 8. además. En el relato de la Visitación. 9. lle salvación y alegría a la casa de Isabel. Lc 24. También la expresión «a la regió montañosa» (Lc 1. que María realiza el v «con prontitud» (Lc 1. u verbo anístemi. que significa levantarse. oculto en el seno de su Madre. pues permite pensar en mensajero de la buena nueva descrito en el libro de Isaías: « .7. manifestándose ya desde el comienzo de su venida El evangelista. a dar al mundo el Salva 2. El Salvador de los hombres.9.18. quiere subrayar el impulso vigoroso que lleva a M bajo la inspiración del Espíritu Santo.39). describiendo la salida de María hacia Judea.31. con est expresión. después de haber inundado a María.Catequesis de Juan Pablo II (2-X-96) 1. es mucho más una simple indicación topográfica. El texto evangélico refiere. en el contexto lucano. ponerse en movimie Considerando que este verbo se usa en los evangelios pa indicar la resurrección de Jesús (cf.20). derrama el Espír mundo.39). podemos suponer que Lucas. Santo.31. acciones materiales que comportan un impulso espiritual (cf 5. san Lucas muestra cómo la gr de la Encarnación.

hermosos son sobre los montes los pies del mensajero qu que dice a Sión: "Ya reina tu Dios"!» (Is 52. anuncia la paz. Ro primera evangelista. que reconoce el cumplimient 10. significativa: será de Galilea a Judea. Mientras la turbación por la incredulida . se transforma en luz y la alegría de Cristo a los hombres de todos los lugares todos los tiempos.15). como el camino mision En efecto. modelo de quienes en la Iglesia se ponen en camino para llev 3.7). así también san Lucas parece invitar a ver en María viajes misioneros del Hijo divino.51). El encuentro con Isabel presenta rasgos de un gozoso acontecimiento salvífico. con su visita a Isabel. que trae buenas nuevas. colaborando ya desde el comienzo de s maternidad en la obra redentora del Hijo. este texto profético en la predicación del Evangelio (cf. Lc 9. comenzand La dirección del viaje de la Virgen santísima es particularme de Jesús (cf. que supera el sentimiento espontáne la simpatía familiar. María realiza el preludio de misión de Jesús y. que difunde la buena nueva. que anuncia salvac Así como manifiesta san Pablo.

quienes la prefiguraron en su seno. "Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno"» En virtud de una iluminación superior. también Isabel sintió la alegría mesiá y «quedó llena de Espíritu Santo. Jesús. La exclamación de Isabel «con gran voz» manifiesta un verdadero entusiasmo religioso.parece reflejarse en el mutismo de Zacarías. alegría de su fe pronta y disponible: «Entró en casa de Zacar San Lucas refiere que «cuando oyó Isabel el saludo de Mar saltó de gozo el niño en su seno» (Lc 1. gracias a su Madre. transmite al profeta de la presencia del Mesías. es bendita entre las mujeres por el fruto 4. el Mesías. com .40). El saludo de Ma suscita en el hijo de Isabel un salto de gozo: la entrada de Je en la casa de Isabel. y exclamando con gran voz 1.41-42).41). nacerá la alegría que el Antiguo Testamento anuncia como s Ante el saludo de María. más que Yael y Judit. que la plegaria del Avema sigue haciendo resonar en los labios de los creyentes. María irrumpe c saludó a Isabel» (Lc 1. Antiguo Testamento. comprende la grandez María que.

45). Isabel comprende también qué h constituye para ella su visita: «¿De dónde a mí que la madre Señor venga a mí?» (Lc 1. tiene la misma intuición. mesiánica. entender este título. Más tarde. es decir. Hch 2. indica la r de la bienaventuranza de María en su fe: «¡Feliz la que ha cr que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte d en el hecho de que ella es la que cree. Con la expresión «mi Señor Isabel reconoce la dignidad real.43). Señor!» (Lc 1. 13. En efecto.) y habla rey-mesías (Sal 110. La grandeza y la alegría de María tienen o Ante la excelencia de María. 1 R 1.32). proclamándola «bendita entre las mujeres». Isabel. con su exclamación llena de admiración. más aún. en un sentido trascendente (cf Isabel.34-36). El ángel había dicho de Jesús: «El S Dios le dará el trono de David.1).cántico de alabanza de la Iglesia por las maravillas que hizo Poderoso en la Madre de su Hijo. 21. del Hij María. en el Antiguo Testamento esta expresión usaba para dirigirse al rey (cf. 20. nos invita . su padre» (Lc 1. la glorificación pascual de Cristo revelará en qué sentido hay q 20. «l de Espíritu Santo».28. etc. Isabel.

apenas lle mis oídos la voz de tu saludo.apreciar todo lo que la presencia de la Virgen trae como don vida de cada creyente.44). edición semanal en lengua español 4- En el Magníficat María celebra la obra admirable de Dios Catequesis de Juan Pablo II (6-XI-96) 1. María. habiendo empezado con la Encarnac divina. produce como un preludio de Pentecostés. está destinada a manifestarse en toda la obra de la salvaci [L'Osservatore Romano. junto con el don del Esp Santo. la Virgen lleva a la madre del Bautista el Cr que derrama el Espíritu Santo. inspirándose en la tradición del Antiguo Testamen . En la Visitación. Las mismas palabras de Isa expresan bien este papel de mediadora: «Porque. saltó de gozo el niño en mi se (Lc 1. confirman una cooperación que. La intervención de María.

1 S 1. Probablem el término griego tapeinosis está tomado del cántico de Ana madre de Samuel. benévola que Dios le dirigió a ella. Con una expresión semejante.celebra con el cántico del Magníficat las maravillas que Dio realizó en ella. que encomiend pena al Señor.46-48). María manifiesta sentimiento de su pequeñez: «Proclama mi alma la grandeza Señor. criatura pobre y sin influjo historia. María present situación de pobreza y la conciencia de su pequeñez ante D . porque h mirado la humillación de su esclava» (Lc 1. potente y misericordioso. las expectativas y las esperanzas del pueblo de la alianza Frente al Señor. se alegra mi espíritu en Dios. de la Anunciación: el ángel la había invitado a alegrarse.11). supera incluso los más nobles deseos del alma humana. Con él se señalan la «humillación» y la «miseria» de una mujer estéril (cf. ah alegría nace de haber experimentado personalmente la mira Con la expresión Magníficat. versión latina de una palabra gr que tenía el mismo significado. su salvador. mi salvador. se celebra la grandeza de D que con el anuncio del ángel revela su omnipotencia. Ese cántico es la respuesta de la Virgen al mis María expresa el jubilo de su espíritu en Dios.

que fue la primera en proclamar a Ma esa proclamación se irá extendiendo y ampliando con un dinamismo incontenible. testimonia la vener especial que la comunidad cristiana ha sentido hacia la Madr diversas expresiones de culto. joven hum de Nazaret. Las palabras «desde ahora me felicitarán todas las generaciones» (Lc 1. llamándola a convertirse en la madre del Mesía 2.45).49-50). puso su mirada en ella. «El Poderoso ha hecho obras grandes por mí. predice felicitación de Isabel. con las que la Iglesia manifiesta su amor a la Vir 3. toman como punto de partida la «dichosa» (Lc 1.48).que. con cierta audacia. ¿Qué son esas «obras grandes» realizadas en María por Poderoso? La expresión aparece en el Antiguo Testamento santo y su misericordia llega a sus fieles de generación e indicar la liberación del pueblo de Israel de Egipto o de Babilo En el Magníficat se refiere al acontecimiento misterioso de . El cántico. Al mismo tiempo. El Magníficat constituye la primicia de generación. con decisión gratuita. Jesús desde el siglo I. su nombre generación» (Lc 1. transmitidas de generación de Nazaret.

En el Magníficat. que le pequeños. 37). acaecido en Nazaret después anuncio del ángel.37). a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos Con su lectura sapiencial de la historia. y. nos ayudan a comprender que lo atrae la benevolencia de Dios es sobre todo la humildad d . dispersa a los soberbios corazón. viene en auxilio de los pobres y los sorprendente. sino también el Misericordioso. derriba del trono a los poderosos y enaltece a lo despide vacíos» (Lc 1. cántico verdaderamente teológico porque re la experiencia del rostro de Dios hecha por María. como había decla 4. María nos lleva a des los criterios de la misteriosa acción de Dios. Estas palabras del cántico. «Él hace proezas con su brazo.concepción virginal de Jesús. capaz ternura y fidelidad para con todo ser humano. trastroc los juicios del mundo. pare el que nada es imposible. en perjuicio de los ricos y los poderosos. el Poderoso. humildes. Redemptoris Mater. Lc 1. a la vez que nos muestran en Mar modelo concreto y sublime. Dios no só Gabriel (cf. El Señor. colma de bienes a los humildes.51-53). de m encomiendan su existencia (cf.

supera los textos proféticos están en su origen. mesiánicas de Israel: el misterio santo de la Encarnación d [L'Osservatore Romano. inspirado en el Antiguo Testamento y en la espiritualidad de la hija de Sión. colmada de dones divinos. acordándose de la misericordia. sino que comprende que esos d son una manifestación de la misericordia de Dios hacia todo generosidad sobreabundantes.54-55). En ella Dios cumple sus promesas con una fidelida El Magníficat. 5. en favor de Abraham y su descendencia p María. como lo había promet siempre» (Lc 1. Por ultimo. revelando en la «llena de gracia» el inicio una intervención divina que va mas allá de las esperanza Verbo. nuestros padres.corazón. no se detiene a contemp solamente su caso personal. pueblo. edición semanal en lengua español 8-X . el cántico exalta el cumplimiento de las promes la fidelidad de Dios hacia el pueblo elegido: «Auxilia a Israel siervo.

para cumplir lo que la Ley prescrib Señor.22-40) Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos. según tu palabra. Movido por el Espíritu vino al Templo. conform piadoso.María en la infancia y vida oculta de Jesús Catequesis de Juan Pablo II Presentación de Jesús en el templo Relato del Evangelio según San Lucas (Lc 2. dejar que tu siervo se vaya paz. a lo que se dice en la Ley del Señor. porque han visto mis ojos tu salvación. como está escrito en la Ley del Señor: Todo varón primogénito será consagrado al Señor y para . Y he aquí que había en Jerusalén un hombre llamado Simeón: este hombre era justo ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o dos pichones. y estaba en él e no vería la muerte antes de haber visto al Cristo del Señor. y esperaba la consolación de Israel. la que has sobre él. Le había sido revelado por el Espíritu Santo q introdujeron al niño Jesús. le tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: «Ahora . y cuando los padres Espíritu Santo. puedes. llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor. según la Ley de Moisés.

de edad avanzada. después de casarse había vivido siete años con su marido. hija de Fanue sirviendo a Dios noche y día en ayunos y oraciones. su madre: «Éste está puesto para caída y elevación de muchos en Israel. luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel. del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén volvieron a Galilea.» Había también una profetisa. corazones.preparado a la vista de todos los pueblos. Como se presentase en aquella misma hora. Ana. Simeón les bend contradicción –¡y a ti misma una espada te atravesará el alma a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos de la tribu de Aser. a su ciudad de Nazaret. fortalecía. llenándose de sabiduría. y para ser señal de estaban admirados de lo que se decía de él. no se apartaba del Templo. El niño crecía y s sobre él. y la gracia de Dios estaba La Presentación de Jesús en el templo Catequesis de Juan Pablo II (11-XII-96) . alababa a Dios y hablaba Así que cumplieron todas las cosas según la Ley del Señor.» Su padre y su madre y dijo a María. y permaneció viuda hasta los ochenta y cuatro años.

forma de privilegio. En el episodio de la presentación de Jesús en el templo. entrega en realidad al verdadero Cordero que deberá redimir 2. María y José manifiestan su propósito de tórtolas o dos pichones. según la Ley d Moisés.22-24). llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señ como está escrito en la Ley del Señor: "Todo varón primogén será consagrado al Señor". y para ofrecer en sacrificio un par Señor» (Lc 2. conforme a lo que se dice en la Ley d obedecer fielmente a la voluntad de Dios. anticipando con su gesto lo que había sido prefigurado en las ofrendas rituales de la antigua Ley. rechazando toda asume el significado de una consagración a Dios. Con este gesto. obligada por su pobreza a ofrecer tórtolas o pichones la humanidad.1. en el lugar su presencia. el objetivo inmediato del viaje de la Sagrada Familia d Belén a Jerusalén es el cumplimiento de la Ley: «Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos. Mientras la Ley exigía sólo a la madre la purificación despu . Según el text lucano. S Lucas subraya el destino mesiánico de Jesús. Su peregrinación al templo de Jerusalén María.

el «par de tórtolas o dos pichones» era la .24). tal vez con la intención de indicar a la vez las prescripciones referentes a la madre y a su Hijo primogénito La expresión «purificación» puede resultarnos sorprendente obtenido ser inmaculada desde el primer instante de su existencia.23). y a un Niño totalmente santo. había preciso recordar que no se trataba de purificarse la concienc pureza ritual. que esperaba la consolación de 2.8). En el templo. así como para indicar el espíri 2. pues se refiere a una Madre que. es de alguna mancha de pecado. sino solamente de recuperar quedaba afectada por el simple hecho del parto. la cual. en cuanto «primogénito» (L de humilde ofrecimiento que impulsaba a María y a José (cf. de acuerdo con las ideas de aquel tiemp El evangelista aprovecha la ocasión para subrayar el víncul especial que existe entre Jesús. En efecto. Lv 12.7. 3. sin que existiera ninguna clase de culpa. José y María se encuentran con Simeón. Sin embargo. ofrenda de los pobres (cf. «hombre justo y piadoso. y la santidad de Dios. Lucas habla de «los días de la purificación de ellos (Lc 2. por gracia singular.del parto.22).

habla de un hombre profundamente religioso. Simeón nos invita contemplar la acción misericordiosa de Dios. consolador de Israel.Israel» (Lc 2. donde brazos. expresión del Antiguo Testamento.25). modelo del hombre que se abre a la acción de Dios «movido por el Espíritu» (Lc 2. dejar que tu siervo se vaya en paz» (Lc 2. bendice a Dios: «Ahora.26). dice al Altísimo que lo pue . experimenta la alegría del encuentro con el Mesías y siente que ha logrado dejar irse a la paz del más allá. José y María.25). se dirige al templo.27). según tu palabra. encuentra con Jesús. La narración lucana no dice nada de su pasado y del servici que desempeña en el templo.29). y «le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes d haber visto al Mesías del Señor» (Lc 2. finalidad de su existencia. por ello. puedes. que cultiva en su corazón grandes deseos y espera al Mesías. Tomando al Niño en su Simeón. que derrama e proyecto de amor. Espíritu sobre sus fieles para llevar a cumplimiento su misterio Simeón. En efecto «estaba en él el Espíritu Santo» (Lc 2. Señor.

En el episodio de la Presentación se puede ver el encuentro la esperanza de Israel con el Mesías. en orden a levantar las tribus d Jacob. También se puede Cristo. El Espíritu Santo lo hace posible. En su cántico. Te voy a pon confines de la tierra» (Is 49. santo anciano Simeón. Y también «Poco es que seas mi siervo. por luz de las gentes. A él dice el Señor: «Te formé. para que mi salvación alcance hasta lo poniendo el énfasis en el universalismo de la misión de Jesú «Han visto mis ojos tu salvación. que entrega el Niño da a Jesús a los hombres.6). la que has preparado a la vi . Al revelar el futuro del Salvador. y te he destinado a s alianza del pueblo y luz de las gentes» (Is 42. Simeón hace referencia a profecía del «Siervo». Por voluntad de Dios. es la Madre qui 4. suscitando en el corazón humano el deseo de ese encuentro salvífico y favoreciendo su realización. Simeón cambia totalmente la perspectiva.6). descubrir en él un signo profético del encuentro del hombre c Y no podemos olvidar el papel de María. y hacer volver los preservados de Israel. enviado al pueblo elegido y a las naciones.

claramente la importancia de su gesto de ofrecimiento: en e [L'Osservatore Romano. luz para iluminar a los gentiles y gloria tu pueblo Israel» (Lc 2. es también la salvación de toda la humanidad. a las naciones» (Lc 2. comprenden más templo de Jerusalén presentan a Aquel que. Simeón anuncia a María la gran La referencia al sacrificio redentor. con esta experiencia. Después de haber reconocido en Jesús la «luz para alumb prueba a la que está llamado el Mesías y le revela su participación en ese destino doloroso. ¿Cómo no asombrarse ante esas palabras? «Su padre y su madre estaban admirados de lo que se decía de él» (Lc 2. ausente en la Anunciació .30-32).33 Pero José y María. edición semanal en lengua españo del 13-XII***** La profecía de Simeón asocia a María al destino doloroso de Hijo Catequesis de Juan Pablo II (18-XII-96) 1.de todos los pueblos. siendo la gloria su pueblo.32).

bendiciendo en particular a José y María. atravesada por la espada. y para ser señal Inspirado por el Espíritu Santo. asociando de ese modo a la Madre Así. fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos 2.ha impulsado a ver en el oráculo de Simeón casi un «segund entendimiento más profundo del misterio de su Hijo. anuncio» (Redemptoris Mater. será el «signo de contradicción». ahora predice sólo a la Virgen que participará en el destino de su Hi para caída y elevación de muchos en Israel. Pero Simeón une al sufrimiento de Cristo la visión del alma de Mar destino doloroso de su Hijo. a la vez que pone de relieve la crecien hostilidad que va a encontrar el Mesías. que llevará a la Virgen a u Simeón. Estas palabras predicen un futuro de sufrimiento para el Mesías. En efecto. 16). el santo anciano.34-35). le anuncia: «Éste está puest contradicción -¡y a ti misma una espada te atravesará el alma corazones» (Lc 2. destinad encontrar una dura oposición en sus contemporáneos. que hasta ese momento se había dirigido a todos lo presentes. subraya las repercusiones que esa hostilidad tendrá en el corazón de la .

no dice nada. Ese sufrimiento materno llegará al culmen en la pasió cuando se unirá a su Hijo en el sacrificio redentor.53. presagiar una prueba muy dolorosa y expresan el significad En efecto. Las palabras de Simeón. Is 52. Is 42. Podemos advertir aquí que la profecía de Simeón permite notable con el futuro doloroso del «Siervo».5). María y José manifiestan su admiración cuando Simeón proclama a Jesús «luz para alumbrar a las naciones y gloria de la espada que le atravesará el alma. el cual.32. «molido por nuestros pecados» (Is 53. se ofrece «a sí mismo en expiación» (Is con mucho los antiguos sacrificios rituales.13 . ante la profecí silencio.6.Madre. que super vislumbrar en el futuro sufrimiento de María una semejanza 3. 49.32). Acoge tu pueblo Israel» (Lc 2. pronunciadas después de una alusi a los primeros cantos del Siervo del Señor (cf. esas palabras misteriosas que hac más auténtico de la presentación de Jesús en el templo.10) mediante un sacrificio personal y espiritual. el sacrificio ofrecido entonces .12).6) citados en Lc 2. nos hacen pensar en la profecía del Sierv paciente (cf. al igual que José. en cambio. María. 53. según el plan divino.

en él se haría la 4. dan a la Sagrada Familia u momento tan particular. en la fiel cooperadora de su Hijo para la salvación del géner [L'Osservatore Romano. Después de la profecía de Simeón se produce el encuentr con la profetisa Ana. era un preludio del sacrificio de Jesús verdadera «presentación» (cf.37). «manso y humilde de corazón» (Mt 11. María une de modo intenso misterioso su vida a la misión dolorosa de Cristo: se converti humano.24). conforme a lo que se dic en la Ley» (Lc 2. mantiene viva con ayunos y nuevo impulso a poner su esperanza en el Dios de Israel. «sirvien a Dios noche y día» (Lc 2. un mensaje de fe iluminada y de servicio perseverante. La fe y la sabiduría profética de la anciana que.29). que asociaría a la Madre a su Hijo en la obra de la redención. Lc 2.22). En el comportamiento de Ana como un signo del Señor. que también «alababa a Dios y hablaba niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén» ( 2.38). María y José seguramente considera A partir de la profecía de Simeón. oraciones la espera del Mesías. edición semanal en lengua españo .«un par de tórtolas o dos pichones.

del 20-XII- La cooperación de la mujer en el misterio de la Redención Catequesis de Juan Pablo II (8-I-97) .

también la «hija de Sión». al lado del Redentor.1. recibido poco antes de Dios. y el destino de dolor del Verbo encarnado. Simeón señala la finalidad del sacrific de Jesús y del sufrimiento de María: se harán «a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones . sino q obra redentora de Cristo. comparte su pasión y engendra en el Espíritu a los hijos de Dios. para entre la madre. que no es sólo fruto del natural afecto materno. Esa realidad se expresa mediante la imagen popular d las «siete espadas» que atraviesan el corazón de María. que se identifica con la hija de Sión y con la consagrarlo a su misión de salvación. En su intervención. ponen de manifiesto el papel de la mujer en el misterio de la redención En efecto. María se entrega tambi a sí misma a esa misión. Al entregar a su Hijo. Las palabras del anciano Simeón. sobre todo expresa el consentimiento de la mujer nueva a la 2. la mujer nueva que. María no es sólo una persona individual. anunciando a María su participación en la misión salvífica del Mesías. Se trata de un gesto de participació interior. Es representación pone de relieve el profundo vínculo que exist Iglesia.

pero un efecto maravilloso de la redención es la elevación de muchos. La prioridad cronológica del gesto de María no oscurece e primado de Jesús.(Lc 2. De hecho. Así pues. existe el peligro de caída para quien no acoge Cristo. efecto. El concilio Vaticano II. con vistas a la obra de la salvación. al definir el papel d . Simeón parece sugerir humanidad.34). invitándolos a una decisión fundamental. a quien asocia al destino de su H 3. Ciertamente. Jesús. llevará a los hombres a tomar posici con respecto a él.35). «signo de contradicción» (Lc 2. María está unida a su Hijo divino en la «contradicción».34). E Israel» (Lc 2. no habla con José ni de José: sus María que realice ese gesto para contribuir al rescate de la palabras se dirigen a María. que implica a su madre en su sufrimiento. Este mero anuncio enciende gran sacrificio. «está puesto para caída y elevación de muchos en esperanza en los corazones a los que ya testimonia el fruto d Al poner bajo la mirada de la Virgen estas perspectivas de l salvación antes de la ofrenda ritual.

) a la persona y a la obra de misterio de la redención» (Lumen gentium.. ritual. sino que sostiene y exige el en su sacrificio. Implicando a su mad humanas del mismo y mostrar una anticipación del ofrecimien 4. María se pone a servicio del misterio de la Redención con Cristo y en dependencia de él: en efecto. se puso (. recuerda que ella «se entregó totalmente a sí misma (. el protagonista de la salvación. es quien debe ser rescatado mediante la ofrenda le atravesará el alma.. La intención divina de solicitar la cooperación específica de mujer en la obra redentora se manifiesta en el hecho de que profecía de Simeón se dirige sólo a María.María en la economía de la salvación. Con él y en dependencia de él. La conclusión del episodio de la presentación de Jesús en . Hijo. a pesar de que también José participa en el rito de la ofrenda. Cristo quiere revelar las profundas raíces sacerdotal de la cruz. Jesús. María está unida al sacrificio de su Hijo por la espada q El primado de Cristo no anula...) al servicio d En la presentación de Jesús en el templo. papel propio e insustituible de la mujer. 56).

concluye esos momentos singulares. pudo. El evangelista refiere que. s júbilo. alababa a Dios» (Lc 2. en los que Antiguo Testamento casi se entrega al Nuevo. Consagrada totalmente Dios.37). pero su vida parece posee gran valor a los ojos de Dios.38). Por eso. Viviendo de forma habitual en el templo. San Lucas la llama «profetisa» probablemente porque era consultada por muchos a causa d inspiración del Espíritu del Señor. encontrar a Jesús en el ocaso d . tal vez con capaces de acoger el cumplimiento de la Promesa con gran mayor facilidad que Simeón. habiendo vivido intensamente la espera del Mesías. sirviendo a Dios noche y d en ayunos y oraciones» (Lc 2. representa a todo los que. femenina en la economía de la salvación. El encuentro con u Al igual que Simeón. «no se apartaba del templo. esta mujer no es una persona socialmen importante en el pueblo elegido.templo parece confirmar el significado y el valor de la presenc mujer. pues tenía ochenta y cuatro años era viuda desde hacía mucho tiempo. «como se presentase en aquella misma hora. Ana. su don de discernimiento y por la vida santa que llevaba bajo Ana era de edad avanzada.

podemos ver en la profetisa Ana todas las mujeres que. testimoniando así su fe sencilla y generosa. La expresión de Lucas: «Hablaba del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén» (Lc 2. edición semanal en lengua españo del 10-I- . Ana demuestra un celo magnífico al habl que prepara a otros a acoger al Mesías en su vida. dedicándose a salvación. con la santidad de su vida y con su actitud de oración. están dispuestas a acoger la presencia d realiza su eterna misericordia. viv intensamente ese don divino. Simeón y Ana. difusión del Evangelio. escogidos para el encuentro con el Niño. Cristo y a alabar diariamente a Dios por las maravillas que 5. una f acreditarla como símbolo de las mujeres que. parece de Jesús.38). En el alba de la Redención.una existencia dedicada al Señor y enriquecida por la escuch de la Palabra y por la oración. suscitan y alimentan esperanzas de [L'Osservatore Romano. comparten con María y José l alegría de la presencia de Jesús y la difunden en su ambient De forma especial.

hicieron un día de no encontrarle. se volvieron a Jerusalén en su busca.» Él les dijo: «Y ¿por qué me buscabais? ¿No sabía Bajó con ellos y vino a Nazaret. angustiados. Cuando le vieron. y vivía sujeto a ellos. ¿por qué nos has hec buscando. escuchándoles y su inteligencia y sus respuestas. sin saberlo sus padres. Su mad . y su madre le dijo: «Hijo. Y sucedió que. Cuando tuvo doce años. tu padre y yo. pero a preguntándoles. todos los que le oían. le encontraron en el Templo sentado en medio de los maestros. pasados los días. el niño Jesús se quedó en Jerusalén.41-52) Sus padres iban todos los años a Jerusalén a la fiesta de la Pascua. al cabo de tres días. al volverse. y le buscaban entre los parientes y conocidos. estaban estupefactos p sorprendidos. quedaron esto? Mira. subieron ellos como de costumbre a la fiesta y. Pero creyendo que estaría en la caravana. te andábamos que yo debía estar en la casa de mi Padre?» Pero ellos no comprendieron la respuesta que les dio.Jesús entre los doctores Relato del Evangelio según San Lucas (Lc 2. camino.

Jesús. que arroja luz sobre los largos años de En esa ocasión Jesús revela. confiriendo a este segundo «ingreso en la «casa del Padre» el significado de una entrega completa Dios. el evangelis circunstancia singular. Jesús parece aquí ponerse en un consciente y casi voluntaria antítesis con su condición normal hijo. antes de Lucas pone el episodio de la peregrinación de Jesús adolescente al templo de Jerusalén. que ya había caracterizado su presentación en el temp Este pasaje da la impresión de que contradice la anotación d Lucas. L 2. Se trata de una vida oculta de Nazaret. manifestando repentinamente una firme separación de . si se mira bien. con su fuerte personalidad. que presenta a Jesús sumiso a José y a María (cf. Como última página de los relatos de la infancia. la conciencia de su misión. perdido y hallado en el templo Catequesis de Juan Pablo II (15-I-97) 1. Jesús progresaba en sabiduría.51). en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres.conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón. Pero. comienzo de la predicación de Juan el Bautista.

preocupados parientes y conocidos. lo buscan inútilmente entre su el templo. A través de este episodio. Y medio de los doctores. María y José. en el viaje de regreso a Nazaret. anticipand Según el relato de Lucas. Vuelven a Jerusalén y. en que su Hijo se separa de ellos para muerte y resurrección. al encontrarlo angustiados por el niño Jesús. vive en es tres dramáticos días. en el misterio del sufrimiento que lleva a la alegría. Jesús prepara a su madre para comportamiento sólo su pertenencia al Padre. y no los víncul misterio de la Redención. 2. la anticipación del triduo de su pasi Al dejar partir a su madre y a José hacia Galilea. escuchándoles y preguntándoles» (L . quedan asombrados porque lo ven «sentado en 2. Su conducta es muy diversa de la acostumbrada. Afirma que asume como norma de su familiares terrenos. después de una jornada de viaje. sin avisarles su intención de permanecer en Jerusalén. permanecer en el templo.46). María. al igual que José.María y José. Jesús los introduc lo que realizaría más tarde con los discípulos mediante el anuncio de su Pascua.

seguramente el hecho de encontrarlo al tercer día revela a su padres otro aspecto relativo a su persona y a su misión. Jesús asume el papel de maestro, como hará más tarde en

vida pública, pronunciando palabras que despiertan admiració

«Todos los que lo oían estaban estupefactos por su inteligenc

y sus respuestas» (Lc 2,47). Manifestando una sabiduría qu que será una característica de su misión salvífica.

asombra a los oyentes, comienza a practicar el arte del diálog

Su madre le pregunta: «Hijo, ¿por qué nos has hecho esto?

Mira, tu padre y yo, angustiados, te andábamos buscando» (

2,48). Se podría descubrir aquí el eco de los «porqués» de

tantas madres ante los sufrimientos que les causan sus hijos hombre en los momentos de prueba.

así como los interrogantes que surgen en el corazón de tod

3. La respuesta de Jesús, en forma de pregunta, es densa d debía ocuparme de las cosas de mi Padre?» (Lc 2,49).

significado: «Y ¿por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo

Con esa expresión, Jesús revela a María y a José, de modo

inesperado e imprevisto, el misterio de su Persona, invitándol

a superar las apariencias y abriéndoles perspectivas nueva

sobre su futuro.

En la respuesta a su madre angustiada, el Hijo revela ensegu

el motivo de su comportamiento. María había dicho: «Tu padr Padre celestial.

designando a José; Jesús responde: «Mi Padre», refiriéndose

Jesús, al aludir a su ascendencia divina, más que afirmar que

templo, casa de su Padre, es el «lugar» natural de su presenc

lo que quiere dejar claro es que él debe ocuparse de todo lo q

atañe al Padre y a su designio. Desea reafirmar que sólo la

voluntad del Padre es para él norma que vincula su obedienc El texto evangélico subraya esa referencia a la entrega total

proyecto de Dios mediante la expresión verbal «debía», que

volverá a aparecer en el anuncio de la Pasión (cf. Mc 8,31)

Así pues, a sus padres se les pide que le permitan cumplir s misión donde lo lleve la voluntad del Padre celestial.

4. El evangelista comenta: «Pero ellos no comprendieron la respuesta que les dio» (Lc 2,50).

María y José no entienden el contenido de su respuesta, ni e modo, que parece un rechazo, como reacciona a su

preocupación de padres. Con esta actitud, Jesús quiere reve

los aspectos misteriosos de su intimidad con el Padre, aspect estaba atravesando.

que María intuye, pero sin saberlos relacionar con la prueba q

Las palabras de Lucas nos permiten conocer cómo vivió Mar

en lo más profundo de su alma este episodio realmente singu

«Conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón misterio de su Hijo, tal como se le reveló en la Anunciación, su colaboración con el espíritu de un renovado «fiat». Así comienza el primer eslabón de una cadena de

(Lc 2,51). La madre de Jesús vincula los acontecimientos a

ahonda en ellos en el silencio de la contemplación, ofreciend

acontecimientos que llevará a María a superar progresivamen ponerse al servicio de la misión de su Hijo divino. En el templo de Jerusalén, en este preludio de su misión

el papel natural que le correspondía por su maternidad, para

salvífica, Jesús asocia a su Madre a sí; ya no será solamente

madre que lo engendró, sino la Mujer que, con su obediencia

plan del Padre, podrá colaborar en el misterio de la Redenció

De este modo, María, conservando en su corazón un evento t

rico de significado, llega a una nueva dimensión de su cooperación en la salvación.

[L'Osservatore Romano, edición semanal en lengua españo

del 17-I-

María en la vida oculta de Jesús Catequesis de Juan Pablo II (29-I-97)

1. Los evangelios ofrecen pocas y escuetas noticias sobre lo

años que la Sagrada Familia vivió en Nazaret. San Mateo refi

que san José, después del regreso de Egipto, tomó la decisió

de establecer la morada de la Sagrada Familia en Nazaret (c

Mt 2,22-23), pero no da ninguna otra información, excepto qu

José era carpintero (cf. Mt 13,55). Por su parte, san Lucas ha

dos veces de la vuelta de la Sagrada Familia a Nazaret (cf. L de Jesús, antes y después del episodio de la peregrinación Jerusalén: «El niño crecía y se fortalecía, llenándose de

2,39.51) y da dos breves indicaciones sobre los años de la niñ

sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre él» (Lc 2,40), y Dios y ante los hombres» (Lc 2,52).

«Jesús progresaba en sabiduría, en estatura y en gracia ant

Al hacer estas breves anotaciones sobre la vida de Jesús, sa

Lucas refiere probablemente los recuerdos de María acerca d Jesús y la «llena de gracia» supera con mucho la que arraigada en una particular condición sobrenatural y está divina.

ese período de profunda intimidad con su Hijo. La unión entr

normalmente existe entre una madre y un hijo, porque está

reforzada por la especial conformidad de ambos con la volunt

Así pues, podemos deducir que el clima de serenidad y paz q

existía en la casa de Nazaret y la constante orientación hacia

cumplimiento del proyecto divino conferían a la unión entre l

madre y el hijo una profundidad extraordinaria e irrepetible.

2. En María la conciencia de que cumplía una misión que Dio diaria. Los sencillos y humildes quehaceres de cada día servicio a la misión de Cristo.

le había encomendado atribuía un significado más alto a su v

asumían, a sus ojos, un valor singular, pues los vivía como

El ejemplo de María ilumina y estimula la experiencia de tant

mujeres que realizan sus labores diarias exclusivamente ent

las paredes del hogar. Se trata de un trabajo humilde, oculto

repetitivo que, a menudo, no se aprecia bastante. Con todo, l

muchos años que vivió María en la casa de Nazaret revelan s

enormes potencialidades de amor auténtico y, por consiguien

de salvación. En efecto, la sencillez de la vida de tantas ama encierra un valor extraordinario a los ojos del Señor.

de casa, que consideran como misión de servicio y de amor

Y se puede muy bien decir que para María la vida en Nazaret

estaba dominada por la monotonía. En el contacto con Jesú Hijo, contemplando y adorando. Dice san Lucas: «María, por parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón» (Lc 2,19; cf. 2,51).

mientras crecía, se esforzaba por penetrar en el misterio de s

«Todas estas cosas» son los acontecimientos de los que ell

había sido, a la vez, protagonista y espectadora, comenzand

por la Anunciación, pero sobre todo es la vida del Niño. Cad

día de intimidad con él constituye una invitación a conocerlo presencia y el misterio de su persona.

mejor, a descubrir más profundamente el significado de su

3. Alguien podría pensar que a María le resultaba fácil creer

dado que vivía a diario en contacto con Jesús. Pero es precis

recordar, al respecto, que habitualmente permanecían oculto

los aspectos singulares de la personalidad de su Hijo. Aunqu la de tantos coetáneos suyos.

su manera de actuar era ejemplar, él vivía una vida semejante

Durante los treinta años de su permanencia en Nazaret, Jesú

no revela sus cualidades sobrenaturales y no realiza gestos

prodigiosos. Ante las primeras manifestaciones extraordinaria sus familiares (llamados en el evangelio «hermanos») se asumen -según una interpretación- la responsabilidad de no es normal (cf. Mc 3,21).

de su personalidad, relacionadas con el inicio de su predicaci

devolverlo a su casa, porque consideran que su comportamie

En el clima de Nazaret, digno y marcado por el trabajo, María esforzaba por comprender la trama providencial de la misión

su Hijo. A este respecto, para la Madre fue objeto de particul

reflexión la frase que Jesús pronunció en el templo de Jerusa

a la edad de doce años: «¿No sabíais que debo ocuparme d

las cosas de mi Padre?» (Lc 2,49). Meditando en esas palabr Jesús y el de su maternidad, esforzándose por descubrir en comportamiento de su Hijo los rasgos que revelaban su semejanza con Aquel que él llamaba «mi Padre».

María podía comprender mejor el sentido de la filiación divina

4. La comunión de vida con Jesús, en la casa de Nazaret, lle

a María no sólo a avanzar «en la peregrinación de la fe» (Lum

gentium, 58), sino también en la esperanza. Esta virtud,

alimentada y sostenida por el recuerdo de la Anunciación y d

las palabras de Simeón, abraza toda su existencia terrena, pe ocultamiento que pasó en Nazaret.

la practicó particularmente en los treinta años de silencio y

Entre las paredes del hogar la Virgen vive la esperanza de

forma excelsa; sabe que no puede quedar defraudada, aunqu promesa. En la oscuridad de la fe, y a falta de signos

no conoce los tiempos y los modos con que Dios realizará s

extraordinarios que anuncien el inicio de la misión mesiánica su Hijo, ella espera, más allá de toda evidencia, aguardando Dios el cumplimiento de la promesa.

La casa de Nazaret, ambiente de crecimiento de la fe y de l

esperanza, se convierte en lugar de un alto testimonio de la enciende y arde ante todo en el corazón de la Madre; es evangelio de la caridad divina.

caridad. El amor que Cristo deseaba extender en el mundo s

precisamente en el hogar donde se prepara el anuncio del

Dirigiendo la mirada a Nazaret y contemplando el misterio de

vida oculta de Jesús y de la Virgen, somos invitados a medit

una vez más en el misterio de nuestra vida misma que, com

recuerda san Pablo, «está oculta con Cristo en Dios» (Col 3,3

A menudo se trata de una vida humilde y oscura a los ojos d mundo, pero que, en la escuela de María, puede revelar la paz de Cristo.

potencialidades inesperadas de salvación, irradiando el amor

[L'Osservatore Romano, edición semanal en lengua españo

del 31-I-

María en la vida pública de Jesús Catequesis de Juan Pablo II

Las bodas de Caná Relato del Evangelio según San Juan (Jn 2,1-12)

Tres días después se celebraba una boda en Caná de Galilea

estaba allí la madre de Jesús. Fue invitado también a la boda

Jesús con sus discípulos. Y, como faltara vino, porque se hab vino.» Jesús le responde: «¿Qué tengo yo contigo, mujer?

acabado el vino de la boda, le dice a Jesús su madre: «No tie

. Todavía no ha llegado mi hora.» Dice su madre a los sirviente

«Haced lo que él os diga.»

Había allí seis tinajas de piedra, puestas para las purificacion «Llenad las tinajas de agua.» Y las llenaron hasta arriba. «Sacadlo ahora, les dice, y llevadlo al maestresala.» Ellos lo llevaron. Cuando el maestresala probó el agua convertida en como ignoraba de dónde era (los sirvientes, los que habían

de los judíos, de dos o tres medidas cada una. Les dice Jesús

sacado el agua, sí que lo sabían), llama el maestresala al nov

le dice: «Todos sirven primero el vino bueno y cuando ya está

bebidos, el inferior. Pero tú has guardado el vino bueno hasta ahora.» Así, en Caná de Galilea, dio Jesús comienzo a sus

señales. Y manifestó su gloria, y creyeron en él sus discípulos discípulos, pero no se quedaron allí muchos días.

Después bajó a Cafarnaúm con su madre y sus hermanos y s

María en las bodas de Caná Catequesis de Juan Pablo II (26-II-97)

1. En el episodio de las bodas de Caná, san Juan presenta de relieve su cooperación en la misión de su Hijo.

primera intervención de María en la vida pública de Jesús y p

Ya desde el inicio del relato, el evangelista anota que «estab

la madre de Jesús» (Jn 2,1) y, como para sugerir que esa

presencia estaba en el origen de la invitación dirigida por l

esposos al mismo Jesús y a sus discípulos (cf. Redemptoris M

21), añade: «Fue invitado a la boda también Jesús con su que en Caná, como en el acontecimiento fundamental de Encarnación, María es quien introduce al Salvador.

discípulos» (Jn 2,2). Con esas palabras, san Juan parece ind

El significado y el papel que asume la presencia de la Virgen

manifiestan cuando llega a faltar el vino. Ella, como experta

solícita ama de casa, inmediatamente se da cuenta e intervi ayudar a los esposos en su dificultad. Dirigiéndose a Jesús con las palabras: «No tienen vino» (Jn

para que no decaiga la alegría de todos y, en primer lugar, p

María le expresa su preocupación por esa situación, espera

una intervención que la resuelva. Más precisamente, segú que Jesús no disponía de vino.

algunos exégetas, la Madre espera un signo extraordinario, d

2. La opción de María, que habría podido tal vez conseguir en

parte el vino necesario, manifiesta la valentía de su fe porq en Nazaret ni en la vida pública.

hasta ese momento, Jesús no había realizado ningún milagr

En Caná, la Virgen muestra una vez más su total disponibilid verlo, había contribuido al prodigio de la concepción virginal,

Dios. Ella que, en la Anunciación, creyendo en Jesús antes

confiando en el poder de Jesús aún sin revelar, provoca s

«primer signo», la prodigiosa transformación del agua en vi

De ese modo, María precede en la fe a los discípulos que, c

refiere San Juan, creerán después del milagro: Jesús «manif

su gloria, y creyeron en él sus discípulos» (Jn 2,11). Más aú

obtener el signo prodigioso, María brinda un apoyo a su fe

3. La respuesta de Jesús a las palabras de María: «Mujer, ¿

nos va a mí y a ti? Todavía no ha llegado mi hora» (Jn 2,4

expresa un rechazo aparente, como para probar la fe de su m

Según una interpretación, Jesús, desde el inicio de su misió intervención de su madre. En efecto, en la lengua hablada

parece poner en tela de juicio su relación natural de hijo, ant

ambiente, esa frase da a entender una distancia entre las

personas, excluyendo la comunión de vida. Esta lejanía no el

el respeto y la estima; el término «mujer», con el que Jesús

dirige a su madre, se usa en una acepción que reaparecerá e

diálogos con la cananea (cf. Mt 15,28), la samaritana (cf. Jn 4

la adúltera (cf. Jn 8,10) y María Magdalena (cf. Jn 20,13), e interlocutoras.

contextos que manifiestan una relación positiva de Jesús con

Con la expresión: «Mujer, ¿qué nos va a mí y a ti?», Jesús d

poner la cooperación de María en el plano de la salvación q

comprometiendo su fe y su esperanza, exige la superación d

papel natural de madre.

4. Mucho más fuerte es la motivación formulada por Jesús «Todavía no ha llegado mi hora» (Jn. 2,4).

Algunos estudiosos del texto sagrado, siguiendo la interpreta

de San Agustín, identifican esa «hora» con el acontecimiento

Pasión. Para otros, en cambio, se refiere al primer milagro en

se revelaría el poder mesiánico del profeta de Nazaret. Hay o

por último, que consideran que la frase es interrogativa y prol mi hora?» (Jn 2,4). Jesús da a entender a María que él ya

la pregunta anterior: «¿Qué nos va a mí y a ti?, ¿no ha llegad

depende de ella, sino que debe tomar la iniciativa para realiz

obra del Padre. María, entonces, dócilmente deja de insistir a órdenes.

y, en cambio, se dirige a los sirvientes para invitarlos a cumpl

En cualquier caso, su confianza en el Hijo es premiada. Jesú

que ella ha dejado totalmente la iniciativa, hace el milagro

reconociendo la valentía y la docilidad de su madre: «Jesús

dice: "Llenad las tinajas de agua". Y las llenaron hasta el bor proporcionar vino en abundancia.

(Jn 2,7). Así, también la obediencia de los sirvientes contribu

La exhortación de María: «Haced lo que él os diga», conserv está destinada a renovar su efecto maravilloso en la vida de

valor siempre actual para los cristianos de todos los tiempo

uno. Invita a una confianza sin vacilaciones, sobre todo cuand

se entienden el sentido y la utilidad de lo que Cristo pide

De la misma manera que en el relato de la cananea (cf. Mt 15

26) el rechazo aparente de Jesús exalta la fe de la mujer, tam realización del primer milagro, manifiestan la grandeza de la la Madre y la fuerza de su oración.

las palabras del Hijo «Todavía no ha llegado mi hora», junto c

El episodio de las bodas de Caná nos estimula a ser valiente del Evangelio: «Pedid y se os dará» (Mt 7,7; Lc 11,9).

la fe y a experimentar en nuestra vida la verdad de las palab

[L'Osservatore Romano, edición semanal en lengua español

28-

En Caná, María induce a Jesús a realizar el primer milagr Catequesis de Juan Pablo II (5-III-97)

1. Al referir la presencia de María en la vida pública de Jesú

concilio Vaticano II recuerda su participación en Caná con oc

del primer milagro: «En las bodas de Caná de Galilea (...), mo

por la compasión, consiguió, intercediendo ante él, el primer 58).

los milagros de Jesús el Mesías (cf. Jn 2,1-11)» (Lumen gent

con su presencia es La iniciativa de la Virgen resulta aún más sorprendente si s considera la condición de inferioridad de la mujer en la socie judía. le brinda la posibilidad de participa su obra mesiánica. sino que también. no contradice esta intención de Jesús. usa la expresión: «Movida po compasión». determinante. madre en la fe de todos los creyentes. ejerciendo un influjo discreto y materno. Ella último término. al mismo tiempo.Siguiendo al evangelista Juan. la Virgen compasiva su . en el texto citado. el título «Mujer» presenta a María como El Concilio. dando a entender que María estaba impulsada p corazón misericordioso. el Concilio destaca el pape discreto y. eficaz de la Madre.26). y de los invitados por la falta de vino. Jn 2. En efecto. Jn 19.4). en Caná Jesús no sólo reconoce la dignidad papel del genio femenino. con el que se dirige María (cf. algunos intérpretes. que con s palabra consigue de su Hijo «el primero de los milagros». Seg nueva Eva. El término «Mujer». acogiendo la intervención de su madre. pue encierra ninguna connotación negativa y Jesús lo usará de nu refiriéndose a su madre. al pie de la cruz (cf. Al prever el posible apuro de los esp a Jesús que intervenga con su poder mesiánico.

A la dificultad responde Jesús mismo. subrayando la iniciativa de María en el prim milagro y recordando su presencia en el Calvario.1).A algunos la petición de María les parece desproporcionad porque subordina a un acto de compasión el inicio de los mila del Mesías. La expresión «dar comienzo a los milagros». que se traduce por inicio. El térm griego árxé. al pie de la ayuda a comprender que la cooperación de María se extiend designio divino de salvación. muestra la superabundancia con qu Señor responde a las expectativas humanas. al ac la solicitud de su madre. se encuentra en el Prólogo de su evangelio: «En el principio existía la Pala (Jn 1. que el Conc recoge del texto de san Juan. llama nuestra atención. quien. Esta significativa coincidencia nos lleva a establece eternidad y la primera manifestación de la misma gloria en misión terrena. principio. manifestand también el gran poder que entraña el amor de una madre 2. toda la obra de Cristo. paralelismo entre el primer origen de la gloria de Cristo en El evangelista. La petición de la Virgen se sitúa dentr En el primer milagro obrado por Jesús los Padres de la Iglesia .

María pide a Jesús que fundado en Dios puede librar de los peligros de la infidelidad. el anuncio del paso de la an alianza a la nueva. etc. el proy salvífico de Dios con respecto al matrimonio. significar la unión de Cristo con la Iglesia (cf. El contexto de un banquete de bodas. que Jesús eligió par primer milagro. e transformación del agua en vino. Jr 2. Jn 3. Sal 44. etc. nuevo del banquete nupcial. descubriendo.1-8. La gracia del sacramento o . Ef 5 La presencia de Jesús en Caná manifiesta. Ap 21. símbolo de la unión definitiva e 3. Mc 7.1-15). En esa perspec la carencia de vino se puede interpretar como una alusión a la de amor. se transforma en el v Dios y la humanidad. precisamente el agua de las tin destinada a la purificación de los judíos y al cumplimiento de prescripciones legales (cf.vislumbrado una fuerte dimensión simbólica. intervenga en favor de todos los esposos.1-2. que lamentablemente es una amenaza que se cier menudo sobre la unión conyugal.28-30. a quienes sólo un a incomprensión y de las divisiones.) y en el Nuevo Testamento 32. En Caná.). Os 2. además. remite al simbolismo matrimonial.21. frecuente e Antiguo Testamento para indicar la alianza entre Dios y su pu (cf.

que prefigura la Eucaristía. pascual.4).13). que puede robus su compromiso de fidelidad incluso en las circunstancias difíc Según la interpretación de los autores cristianos. la intención de preparar el verdadero banquet Caná. que h posible la fe firme de la Madre del Señor en su Hijo divino. un profundo significado eucarístico realizarlo en la proximidad de la solemnidad de la Pascua jud Jn 2. signo supremo de la prese 4. además. como en la multiplicación de los p (cf. Jn 6. En Caná María comienza el camino de la fe de la Igle precediendo a los discípulos y orientando hacia Cristo la aten . queda subrayado aún más por la presencia del vino. Al final de la narración del primer milagro de Jesús. el milagro Caná encierra. la Eucaristía. nuevo.11). Jesús manifiesta. evangelista Juan concluye: «Sus discípulos creyeron en él» 2. y por el contexto de banquete. después de estar en el origen de la presencia de Jesús en la fiesta. alude a la sangre de la nueva alianza.a los esposos esta fuerza superior de amor. consigue el milagro del vin de su Hijo resucitado entre los discípulos. ese deseo. en las bod De este modo María. Probablemente.

Su perseverante intercesión anima.de los sirvientes. confiand [L'Osservatore Romano. asimismo. Los invita a esperar más allá de toda esperanza. a quienes lleg encontrarse a veces ante la experiencia del «silencio de Dio siempre en la bondad del Señor. edición semanal en lengua español 7- La participación de María en la vida pública de Jesús Catequesis de Juan Pablo II (12-III-97) .

. Lc 4. proclamaba felices (cf.22). Lc 2. después de h compartido el asombro general ante las «palabras llenas de g que salían de su boca» (Lc 4. El concilio Vaticano II. como seguirlo y para dedicarse al anuncio del reino de Dios. comentó texto aplicándose a sí mismo su contenido (cf. la cual no siempre siguió al Hijo durante su peregrina separación de su Madre y de los afectos familiares. Mc 3. El inicio de la misión de Jesús marcó también su separación escuchaban y guardaban la palabra de Dios.18-30 ¡Cuánto debe de haber sufrido en esa ocasión. al constatar la dura hostilida .1.35 par. después de leer la profecía de Isaías. Jesús eligió deliberadamente demuestran las condiciones que pone a sus discípulos pa No obstante. acogió palabras con las que éste situaba el Reino por encima de l consideraciones y de los lazos de la carne y de la sangre. como ella lo ha Madre.19. subraya su participación en la pública de Jesús: «Durante la predicación de su Hijo. 58). después de recordar la intervención María en las bodas de Caná. María escuchó a veces la predicación de su Hijo puede suponer que estaba presente en la sinagoga de Naza cuando Jesús.27-28) a los qu fielmente (cf. Lc 11. por los caminos de Palestina.51)» (Lumen gentium.

es probable que lo haya seguido también. cuyo celo lo devoraba (cf. Jn 2. al templo. intuyendo que vend más pruebas.2 . ofreciéndole su sufrimiento de madre y su soled 2. es posible María escuchara a su Hijo también en otras circunstancias. sin log acercarse a Jesús. para despeñarlo. escucha que él responde a quien le anunc presencia suya y de sus parientes: «Mi madre y mis hermano aquellos que oyen la palabra de Dios y la cumplen» (Lc 8.12). A de Caná. pasando por medio de ello María. c ocasión de la Pascua. y le llevaron a ciudad. que arrojaron a Jesús de la sinagoga ponen de manifiesto el dramatismo de ese momento: altura escarpada del monte sobre el cual estaba edificada marchó» (Lc 4.16-1 Ella se encuentra asimismo entre la multitud cuando. incluso intentaron matarlo! Las palabras del evangelista Luc «Levantándose.29-30).sus conciudadanos. «con su madre y sus hermanos y sus discípulos» todo en Cafarnaúm. confirmó y ahondó su total adhesión a la volun del Padre. después de ese acontecimiento. Además. que Jesús de como casa de su Padre. Pero él. adonde Jesús se dirigió después de las b 2. a Jerusalén. le arrojaron fuera de la ciudad. De acuerdo con lo que refieren los evangelios.

conservando y meditando su enseñanza. particip su drama de sentirse rechazado por una parte del pueblo ele . María. familiares. enseñanzas y especialmente las referencias a la futura pasió 3. aun sin seguir a Jesús en su ca misionero.45). acoge todas sus palabras y las cump Se puede pensar que María. recogiendo con amor y emoción las no con él. poniéndose fielmente. hace un gran elogio de su Madre. María.Con esas palabras. En efecto. como ya hab captar el significado de las palabras de Jesús antes y mejor hecho en la vida oculta de Nazaret.32. los cuales a menudo no comprendían sus Mt 16. Cristo. se mantenía informada del desarrollo de la activi apostólica de su Hijo. aun relativizando los vínculos mucho más elevado con ella. En efecto. Lc 9. su fe le perm sus discípulos.21-23. Mc 9. al afirmar un vín escucha de su Hijo. sobre su predicación de labios de quienes se habían encontr La separación no significaba lejanía del corazón. siguiendo de lejos las actividades de su Hijo. de la mism manera que no impedía a la madre seguir espiritualmente a Hijo.

coopera en la salvación. Jn 7. que se manifestó ya desde su visita a Nazaret los jefes del pueblo. creyendo ya desde la Anunciación e nos enseña a ponernos con confianza a la escucha del Salva para descubrir en él la Palabra divina que transforma y renu nuestra vida. sin duda habrán llegado a conocimiento de Virgen críticas. en 4.51) y. María comparte el itinerario de su Hijo «haci esperanza y en el amor. La Virgen se convierte así en modelo para quienes acoge mensaje divino y acogiendo plenamente a la Persona de su palabra de Cristo.Ese rechazo. de parientes y conocidos. Ella. Jerusalén» (Lc 9. cada vez más unida a él en la fe. Asimismo. insultos y amenazas dirigidas a Jesús. soportados con gran dignidad forma oculta. que intentaban instrumentalizar a J A través de estos sufrimientos. Inclus Nazaret se habrá sentido herida muchas veces por la incredu (cf.2-5) o interrumpir su misión (cf. hace cada vez más patente en las palabras y en las actitude De este modo. Mc 3. su experiencia nos estimula a acepta pruebas y los sufrimientos que nos vienen por la fidelidad a C teniendo la mirada fija en la felicidad que ha prometido Jesú .21).

dice a su madre: «Mujer.» E . ahí tienes a tu hijo.» Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa. Después de esto. dijo: «Todo está cumplido.» Había allí una vasija llena de vinagre. . viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba. [L'Osservatore Romano.» Luego dice al discípulo: «Ahí tienes a tu madre. Sujetaron a una rama de hisop una esponja empapada en vinagre y se la acercaron a la boca Cuando tomó Jesús el vinagre. mujer de Cleofás.25-30) Junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de s madre. Jesús.quienes escuchan y cumplen su palabra. dice: «Tengo sed. y María Magdalena. María. sabiendo Jesús que ya todo estaba cumplid para que se cumpliera la Escritura. edición semanal en lengua español María en el Calvario Catequesis de Juan Pablo II 14- María al pie de la cruz Evangelio según San Juan (Jn 19.

al aceptar con plena disponibilidad las palabras del án Gabriel. partícipe del drama de la Redención Catequesis de Juan Pablo II (2-IV-97) 1. invitando los fieles a unirse al gozo espiritual de María. madre del Resucitado. episodio de Jesús perdido y hallado a la edad de doce años Sin embargo. alleluia! ¡Reina del cielo. Regina caeli laetare. María. al pie de la cruz. que le anunciaba que sería la madre del Mesías. aleluya! Así canta la Iglesia durante este tiempo de Pascua. la asociación de la Virgen a la misión de Crist . Su participación en el sacrificio de su Hijo. revelado por Simeón durante la presentación en el templo.inclinando la cabeza entregó el espíritu. comenzó a tomar parte en el drama de la Redención. es más grande aún si se considera su íntima participación e María. prosigue no sólo en e sino también durante toda su vida pública. alégrate. La alegría de la Virgen por la resurrección de Cri toda la vida de Jesús.

momento de la concepción virginal de Cristo hasta su muerte Con la mirada iluminada por el fulgor de la Resurrección. Volvemos de nuevo. El Concilio subraya la dimensión profunda de la presencia ella se encontraba en la ciudad santa. al pie de la cruz. en aquellos d celebración de la Pascua judía. Como testimonia el cuarto evangelio.. 2. 58). 58). 57). que se realiza mediante la participación e Resurrección. daba su consentimiento a la María».. recordando que «mantuvo fielmente unión con su Hijo hasta la cruz» (Lumen gentium. ahora en la perspectiva de la intensamente con su Hijo y se unió a su sacrificio con corazó inmolación de su Hijo como víctima» (ib. probablemente para l la Virgen en el Calvario. y afirm que esa unión «en la obra de la salvación se manifiesta desde (ib. el Concilio nos recuerda la «compasión de Madre que. no detenemos a considerar la adhesión de la Madre a la pasión redentora del Hijo.culmina en Jerusalén. llena de amor. en el momento de la pasión y muerte d Redentor. en cuyo corazón repercute todo lo que Jesús padece . Con estas palabras. donde María «sufrió su dolor.

el hecho de «estar erguida» la Virgen junto a l . al asociarse «a su sacrificio». san Juan narra que «junto a la cruz Jesús estaban su madre y la hermana de su madre. sino un auténtico acto de amor. permanece subordinada a 3. que.25). «esta erguido». Hijo como «víctima» de expiación por los pecados de toda l Por último. María. el sacrificio redentor y unir su sufrimiento materno a la ofrend Además. el evangelista tal vez quiere presentar la dignidad y dolor. especificand Hijo divino. subrayando su voluntad de participar sacerdotal de su Hijo. En el cuarto evangelio. con el que ofrece a s humanidad. mujer de Cleofás. el texto conciliar pone de relieve que el consentimien que da a la inmolación de Jesús no constituye una aceptació pasiva. fortaleza que María y las demás mujeres manifiestan en su En particular. protagonista del acontecimiento redentor. Con el ver «estar». y María Magdalena» (Jn 19.el alma y en el cuerpo. que etimológicamente significa «estar de pie». la Lumen gentium pone a la Virgen en relación co Cristo.

a María la sostiene la fe.46). porque no saben lo que hacen» (Lc 23. ella da así. observa el Concilio. un consentimiento de amor «a la inmolac 4. asociándose a su súplica al Padre: Partícipe del sentimiento de abandono a la voluntad del Padr que Jesús expresa en sus últimas palabras en la cruz: «Padre tus manos encomiendo mi espíritu» (Lc 23. a lo largo del camino hacia Jerusalén. 58). que se robusteció durante acontecimientos de su existencia y. sobre todo. En este supremo «sí» de María resplandece la esperanza confiada en el misterioso futuro.cruz recuerda su inquebrantable firmeza y su extraordinaria valentía para afrontar los padecimientos.34). durante la vid pública de Jesús. co de su Hijo como víctima» (Lumen gentium. Virgen avanzó en la peregrinación de la fe y mantuvo fielmen A los crueles insultos lanzados contra el Mesías crucificado. enseñaba a sus discípulos «que el H del hombre debía sufrir mucho y ser reprobado por los ancian . En el drama del Calvario. e que compartía sus íntimas disposiciones. responde con la «Perdónalos. 58). indulgencia y el perdón. El Concilio recuerda que «la bienaventurad la unión con su Hijo hasta la cruz» (Lumen gentium. iniciado con la muerte de s Hijo crucificado. Las palabras con que Jesús.

dramática del Calvario. suscitando la espera y el anhelo de l La esperanza de María al pie de la cruz encierra una luz má fuerte que la oscuridad que reina en muchos corazones: ante la humanidad. edición semanal en lengua españo del 4-IV- .31).los sumos sacerdotes y los escribas. ser matado y resucitar los tres días» (Mc 8. sacrificio redentor. resuenan en su corazón en la hora Resurrección. nace en María la esperanza de la Iglesia y [L'Osservatore Romano.

40. sobre todo desde el siglo XV. De Sancta Virginitate. A lo largo de los siglos la Iglesia ha reflexionado en la cooperación de María en la obra de la salvación. que excluye obviamente toda . Por lo demás. profundizan san Agustín atribuye a la Virgen la calificación de «colaboradora» en la Redención (cf. sostiene la efectiva posibilidad que tiene el hombre de colaborar con Dios. Y La reflexión se ha desarrollado en este sentido. En realidad. se expresa en el anuncio del Evangelio y en en la obra de la salvación. el análisis de su asociación al sacrificio redentor de Cristo. al único Redentor. ilustrando la subordinación de la cooperación de los creyentes. cuando afirma: «Somos colaboradores de Dios» (1 Co 3. La igualdad con él. Algunos temían que se quisiera poner a María al mismo nivel de Cristo.La Virgen María. en cuanto cooperadora. 6. 399). la enseñanza de Iglesia destaca con claridad la diferencia entre la Madre y el H Virgen.9). cooperadora en la obra de la Redención Catequesis de Juan Pablo II (9-IV-97) 1. el apóstol Pablo. título que subraya la acción conjunta y subordinada María a Cristo redentor.

El término «cooperadora» aplicado a María cobra. En unión con Cristo y subordinada a él. se extiende a la totalidad de la obra sacrificio redentor.aportación personal para que se arraigue en el corazón de lo seres humanos. por tanto. un significado específico. 61). La cooperación de los cristianos en la salvación se realiza después del acontecimien del Calvario. Por el contrario. la participación de de madre. la participación de la Madre del la llamada de Dios a cooperar en la obra de la salvación se . cooperó pa El particular papel de cooperadora que desempeñó la Virge tiene como fundamento su maternidad divina. sin embargo. «cooperó de manera totalmente singular en la obra del Salvador» (Lumen gentium. cuyos frutos se comprometen a difundir median la oración y el sacrificio. que mereció la salvación de todos los obtener la gracia de la salvación a toda la humanidad. Aunq dirige a todo ser humano. 2. presentándolo en el templo y sufriendo con é mientras moría en la cruz. Solamente ella fue asociada de ese modo hombres. María se realizó durante el acontecimiento mismo y en calida salvífica de Cristo. Engendrando Aquel que estaba destinado a realizar la redención del hombr alimentándolo.

se convierte así en icono perfecto de la . bula Ineffabilis Deus. una devolvería al género humano su dignidad originaria.26).27). quiso poner al lado del nuevo Adán a la nueva Eva. 19. A pesar de la singularidad de esa condición. que creó al Caná y al pie de la cruz (cf. María está asocia hombre «varón y mujer» (cf. rescatad inmaculada (cf. de Pío IX: Acta 1. nueva Eva. Es la primera redimida. María es tambié por Cristo «del modo más sublime» en su concepción llena de la gracia del Espíritu Santo. Esta afirmación nos lleva ahora a preguntamos: ¿cuál es destinataria de la salvación. a quien Jesús llam con el título de «mujer» en dos ocasiones solemnes. significado de esa singular cooperación de María en el plan d la salvación? Hay que buscarlo en una intención particular d Dios con respecto a la Madre del Redentor. 3. también en la Redenci los primeros padres emprendió el camino del pecado. el Hijo de Dios con la colaboración de su Madr María. La pareja nueva pareja. a la obra salvífica en cuanto mujer. Gn 1. El Señor. Jn 2.Salvador en la redención de la humanidad representa un hec único e irrepetible.4. a saber.605).

representa al pie de la cruz a l una contribución al desarrollo de la obra salvífica.). puede da 4. El Concilio tiene muy presente esta doctrina y la hace suy subrayando la contribución de la Virgen santísima no sólo a nacimiento del Redentor. por la gracia d (ib. esperanza y ardiente amor».. al servicio del misterio de la Redención» singularmente generosa entre todas las demás criaturas». de la Anunciaci el Concilio declara que la Virgen de Nazaret. Con él y en dependencia de él. como esclava del Señor. sino también a la vida de su Cuerp María «colaboró» y «colabora» (cf. 53 y 63) místico a lo largo de los siglos y hasta el ésxaton: en la Iglesi la obra de la salvación. a la persona y a la obra de voluntad salvadora de Dios (. Refiriéndose misterio. fe. En el designio divino. Recuerd .. «abrazando la misma. humanidad redimida que. 56). sino también como «compañera Dios todopoderoso. que el fruto sublime de esa colaboración es la con su obediencia. el Vaticano II no sólo presenta a María como la «madre del Redentor». se entregó totalmente a sí Hijo. qu colabora «de manera totalmente singular a la obra del Salvad asimismo.Iglesia. necesitada de salvación. Además.. se puso. Lumen gentium.

Por tanto. particularmente conmovedoras. he ahí a tu hijo» Catequesis de Juan Pablo II (23-IV-97) 1. de modo particular. implorando su ayuda. conscientes de la misión singular que Dios le confió: colaboradora de la redención. al pie [L'Osservatore Romano. 61). constituyen u «escena de revelación»: revelan los profundos sentimientos d .26-27). d "He ahí a tu madre"» (Jn 19. edición semanal en lengua españo del 11-IV***** «Mujer. que cumplió durante toda su vida y. podemos dirigirnos con confianza a la Virgen santísima. mis la cruz. Después de recordar la presencia de María y de las demá mujeres al pie de la cruz del Señor. Luego dice al discípulo Estas palabras. he ahí a tu hijo". san Juan refiere: «Jesús viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba. a su madre: "Mujer.maternidad universal: «Por esta razón es nuestra madre en orden de la gracia» (Lumen gentium.

van much más allá de la necesidad contingente de resolver un problem familiar. que Jesús usa también en la bodas de Caná para llevar a María a una nueva dimensión d su misión de Madre. con esa doble entrega de Jesús. en realidad. muestra que las palabras del Salvador n son fruto de un simple sentimiento de afecto filial. por la interpretación de muchos Padres y por el común sent los hechos más importantes para comprender el papel de la Las palabras de Jesús agonizante. la consideración atenta del texto. En efecto. revelan que s principal intención no es confiar su madre a Juan. sino que . Esas palabras. al final de su vida terrena. sino entreg el discípulo a María. al discípulo a quien amaba. dirigiéndose a su madr amor entre María y los cristianos. el Mesías crucificado. En efecto. el apelativo «mujer». nos sitúa ante uno Virgen en la economía de la salvación. establece relaciones nuevas de encomendada para el futuro al discípulo predilecto.Cristo en su agonía y entrañan una gran riqueza de significad para la fe y la espiritualidad cristiana. confirma eclesial. asignándole una nueva misión materna Además. interpretadas a veces únicamente como manifestación de la piedad filial de Jesús hacia su madre.

a pesar de causar el máximo sufrimien vida. en él. hombres. 2. después sacrificio al encomendar su madre a Juan y. asumen su significad más auténtico en el marco de la misión salvífica. En efecto. de los que ella se convierte en Madre en la obra de . Pronunciad en el momento del sacrificio redentor. añade un inciso significativo: «Sabiendo Jesús que ya todo estaba cumplido» 19. entre los cuales podía haber encontrado acogida después de la muerte de su Hijo. como si quisiera subrayar que había culminado su confiere su valor más alto. la presencia al pie de la cruz de su pariente María de Cleofás su familia y sus parientes. esa circunstancia les las expresiones de Jesús a su madre. En efecto. por el contrario. Además. no cambia de por sí sus condiciones habituales d pública.quieren situarse en un plano más elevado. a todos lo salvación.28). 3. La muerte de Jesús. es decir. Jesús ya había dejado sola a su madre. al salir de Nazaret para comenzar su vida en María. el evangelista. La realidad que producen las palabras de Jesús. permite suponer que la Virgen mantenía buenas relaciones c Las palabras de Jesús.

coopera en el acontecimiento salvífico de la Redenció Así. entregar una madre. La . la «Mujer» de las bodas d Caná y del Calvario. recuerda a Eva. mientras ésta había contribuido al ingreso del pecado en el mundo. pero ese privilegio fue interpretado por el pueblo cristiano. pa ella muy doloroso. de hecho. la figura de la «mujer» queda rehabilitada y nueva en Cristo. ya desde el inicio. la nueva Eva María. En el Calvario ese amor se manifiesta madre nuestra. constituye u nuevo signo del gran amor que impulsó a Jesús a dar su vid por todos los hombres. que así se convierte también e Es preciso recordar que.maternidad de María con respecto al discípulo. según la tradición. Sin embargo. maternidad asume la tarea de difundir entre los hombres la vi Con miras a esa misión.20). «madre de todos los vivientes» (Gn 3. de aceptar la muerte de su Unigénito. como entera. a la Madre se le pide el sacrificio. signo de una generación espiritual referida a la humanidad La maternidad universal de María. la suya. en la Virgen. la Virg reconoció a Juan como hijo suyo.

por consiguiente una aceptación del sacrificio de Cristo. permiten a Mar intuir la nueva relación materna que prolongaría y ampliaría anterior. sino que indique la intensa y personal relación de María con cada uno de los cristianos. sólo en el Calvario. pero instauró una relación materna concre entre ella y el discípulo predilecto. que ella generosamen acoge. en virt del sacrificio de Cristo. reconozca plenamen en ella a su madre. adhiriéndose a la voluntad divina. Aunque en el design de Dios la maternidad de María estaba destinada desde el ini a extenderse a toda la humanidad. En esta opción del Señor s puede descubrir la preocupación de que esa maternidad no s interpretada en sentido vago.palabras de Jesús: «Mujer. realizan lo que discípulos destinados a recibir el don de la gracia divina. Su «sí» a ese proyecto constituye. precisamente por esta maternidad universal concreta de María. Ojalá que cada uno de nosotros. Jesús en la cruz no proclamó formalmente la maternidad universal de María. expresan. he ahí a tu hijo». constituyendo a María madre de Juan y de todos l 4. encomendándose con confianza a su am . se manifiesta en su dimensión univers Las palabras de Jesús: «He ahí a tu hijo».

después de haber confiado el discípulo Juan a Mar .materno. [L'Osservatore Romano. edición semanal en lengua españo del 25-IV- «He ahí a tu madre» Catequesis de Juan Pablo II (7-V-97) 1. Jesús.

Durante la última cena. revela a María la también es la madre de los redimidos. habiendo dado ya una respuesta Jesús no sólo recomienda a Juan que cuide con particular am de María. también se la confía. a los otros como yo os he amado» (Jn 15.26-27). «el discípulo a quien Jesús amaba» escuchó el mandamiento del Maestro: «Que os améis los un cabeza en el pecho del Señor. Esas experiencias lo prepararon para percibir mejor en dada como madre y a amarla como él con afecto filial. Con esta expresión. madre» (Jn 19. recostando s palabras de Jesús la invitación a acoger a la mujer que le fu Ojalá que todos descubran en las palabras de Jesús: «He ah .12) y. de su maternidad de gracia. de todos los miembro La Virgen acoge en silencio la elevación a este grado máxim fe con su «sí» en la Anunciación. recibió de él un signo singular amor.con las palabras: «Mujer. diciéndole: «He ahí a tu cumbre de su maternidad: en cuanto madre del Salvador. desde lo alto de l cruz se dirige al discípulo amado. del Cuerpo místico de su Hijo. he ahí a tu hijo». para que la reconozca como propia madre.

impulsándolos a reconocer en ella a su En la escuela de la Virgen. permitiéndoles crecer en El culto que la Iglesia rinde a la Virgen no es sólo fruto de un iniciativa espontánea de los creyentes ante el valor excepcion salvación. confianza en María. hijos afectuosos y dóciles. los discípulos aprenden. la invitación a aceptar a María como madre.tu madre». respondiendo como verdaderos hijos a su amor materno. de su persona y la importancia de su papel en la obra de la Las palabras: «He ahí a tu madre» expresan la intención de Jesús de suscitar en sus discípulos una actitud de amor y madre. A la luz de esta consigna al discípulo amado. además. se puede comprender el sentido auténtico del culto mariano en la comunidad eclesial. se funda en la voluntad de Cristo. como Jua perseverante relación de amor con él. relación filial de Jesús con su Madre. pues ese culto sitúa a los cristianos en l intimidad con ambos. la madre de todo creyente. 2. a conocer profundamente al Señor y a entablar una íntima y alegría de confiar en el amor materno de María. viviendo com . Descubren.

27). mantuvo durante toda su vida como fiel custodio e hijo dócil d . Madre del Señor y Madre nuestra. El texto evangélico. descubren que la verdadera riqueza consiste para todos en la gracia de la conversión y del seguimiento de Cris 3.La historia de la piedad cristiana enseña que María es el cam que lleva a Cristo y que la devoción filial dirigida a ella no qui lleva a altísimos niveles de perfección. encontrando refugio y paz en la Mad de Dios. probados en lo más íntimo. testimonian las maravillas que realiza la gracia por intercesió Al recurrir a ella. Salvador afectos y en los bienes. e informándonos sobre la actitud que la Virgen. subrayando así la adhesión pronta y generosa de Jua las palabras de Jesús. también los hombres Señor de su vida. prosigue: « desde aquella hora el discípulo la acogió entre sus bienes» ( 19. por el contrario. nada a la intimidad con Jesús. en los las mujeres de nuestro tiempo encuentran a Jesús. siguiendo el original griego. la acrecienta y Los innumerables santuarios marianos esparcidos por el mun de María. Sobre todo los pobres. atraídos por su ternura.

y amor. la expresión griega. llena de respe de vivir la vida espiritual en comunión con ella.8). maternidad espiritual de María y la primera manifestación de Juan acogió a María «entre sus bienes». comienza la nuevo vínculo entre ella y los discípulos del Señor.17). sino sobre tod En efecto. traducida al pie de la letra «en sus bienes».16). Evang. 14.. 119. a ejemplo del discípulo amado. que recibió por el hecho de ser amado po Jesús. 4 Ojalá que todo cristiano. el discípulo acoge a María como madre.32-58). la Eucaristía (Jn 6.48 17. no se refiere a los bienes materiales. má bien genérica. . «aco a María en su casa» y le deje espacio en su vida diaria. Redemptoris Mater. pone de manifiesto su iniciativa. entablando c nota 130). la Palabra (Jn 12. tract. ella una profunda comunión de vida (cf. sino a los bienes espirituales o don recibidos de Cristo: la gracia (Jn 1. no sólo de acoger a María en su casa.39.La hora de la acogida es la del cumplimiento de la obra de salvación. Entre estos dones.3 «no poseía nada propio». dado que Juan -como observa san Agustín (In Ioan. Esta expresión. el Espíritu (Jn 7. Precisamente en ese contexto.

El papel excepcional que María desempeña en la obra de ella y la Iglesia.reconociendo su misión providencial en el camino de la salvación. la sitúan en una condición de superiori Sin embargo. edición semanal en lengua españo María. miembro muy eminente de la Iglesia Catequesis de Juan Pablo II (30-VII-97) 1. miembro eminente y modelo de la Iglesia Catequesis de Juan Pablo II del 9-V- María. pues los privilegios que se le concedieron: la inmacu concepción. la maternidad divina y la singular cooperación e con respecto a la comunidad de los creyentes. el concilio Vaticano II no duda en presentar a M como miembro de la Iglesia. . salvación nos invita a profundizar en la relación que existe e Según algunos. [L'Osservatore Romano. aunque precisa que ella lo es . María no puede considerarse miembro de Iglesia. obra de la salvación.

en la celebración eucarística (cf.42 Ella. pres 3. que ven Después de Pentecostés. Los Hechos de los Apóstoles refieren que M está presente desde el inicio en la comunidad primitiva (cf. del Espíritu Santo. A pesar de s diversa de todos los demás fieles. Hch 2.14). que recibió del Señor. mientras comparte con los discípulos y algunas muje sobre ellos. que vivió en estrecha unión con Jesús en la casa de Naz en la Eucaristía. María. por los dones excepciona miembro suyo con pleno título. es decir. creyentes la espera. María es figura.modo «muy eminente y del todo singular» (Lumen gentium. La doctrina conciliar halla un fundamento significativo en sagrada Escritura. la Virgen pertenece a la Iglesia y e 2. modelo y madre de la Iglesia. es Madre de l comunidad que constituye el Cuerpo místico de Cristo y l . H 1. vive ahora en la Iglesia en íntima comunión con su Hijo. en oración. la Virgen sigue viviendo en comun fraterna en medio de la comunidad y participa en las oracione la escucha de la enseñanza de los Apóstoles y en la «fracció pan». Madre del Hijo unigénito de Dios.

efecto. santifica «María. por un influjo salvífico especial del Redentor María. La Inmaculada constituye para todos lo cristianos un fuerte apoyo en la lucha contra el pecado y u por el Espíritu e hijos del Padre. fruto de la gracia de Dios y d fiel colaboración. la madre de Jesús» (Hch 1.14). ella tuvo necesidad de ser redi pues «se encuentra unida. «miembro muy eminente y del todo singular» de la Igl utiliza los dones que Dios le concedió para realizar una solida también ellos en sus hijos. a diferencia de su Hijo. 5 privilegio de la inmaculada concepción la preservó de la man del pecado. impulso perenne a vivir como redimidos por Cristo. insertada en la comu . se compromete a animar la vid eclesial con su presencia materna y ejemplar. a to los hombres que necesitan ser salvados» (Lumen gentium. al aceptar esa misión. ya convertido 4. Ella. María pone al servicio de l hermanos su santidad personal.acompaña en sus primeros pasos. más completa con los hermanos de su Hijo. Esa solidarid deriva de su pertenencia a la comunidad de los rescatados. Como miembro de la Iglesia. en la descendencia de Adán.

Además. el carácter virgin su maternidad le permite testimoniar la extraordinaria aporta que da al bien de la Iglesia quien. es respetada y venerada por todos. miembro muy eminente de la Iglesia. prosigue su materna después de Pentecostés. se consagra totalmen María. María. abrieron horizontes nuevo ilimitados a su maternidad. llamada a colaborar de modo íntimo en el sacrificio de Hijo y en el don de la vida divina a la humanidad.26). humana por docilidad al Espíritu Santo. ofrecer la ayuda de su corazón materno a todos los que está 5. con las que se le reconoce su función d madre universal de los creyentes. la impulsa camino hacia el pleno cumplimiento del reino de Dios. en la difusión de la buena nue Las palabras de Cristo crucificado en el Gólgota: «Mujer. El misterio de amor que encierra en la cruz inspira su celo apostólico y la comprome como miembro de la Iglesia. renunciando a la fecundid servicio del reino de Dios. Cada uno comprende la preeminencia de la mujer que engendró al Hijo Dios.primitiva. que rec en Pentecostés para el ejercicio de esa misión. vive una rela . he a tu Hijo» (Jn 19. el único y universal Salvador. El don del Espíritu Santo.

edición semanal en lengua español 1-V ... (. de amor colaboración que existe entre la Virgen y el Espíritu Santo. recuerda maternidad. a la que ya san Francisco de Asís invocaba como «es con su ejemplo a los demás miembros de la Iglesia a y a vivir en perenne comunión de amor con él. del Oficio de la Pasión). Así quiere subrayar el vínculo de presencia. 53). del Espíritu Santo» (cf. efecto primario de la predilección del Padre.única con las personas divinas de la santísima Trinidad: con Padre. María comparte con los creyente actitudes de filial obediencia y profunda gratitud. al llam «Madre del Hijo de Dios y. por tanto. cada uno a reconocer los signos de la benevolencia divina e El Concilio usa la expresión «templo» (sacrarium) del Espír Santo. El Concilio. Virgen. esti encomendarse generosamente a la acción misteriosa del Par [L'Osservatore Romano. que es la divin Consciente del don recibido. impulsand propia vida. Antífona.) hija predilecta del P y templo del Espíritu Santo» (Lumen gentium. con el Hijo y con el Espíritu Santo.

después de haber presen Los padres conciliares atribuyen a María la función de «tipo» decir. en el paso del pueblo de Isr través del Mar Rojo vislumbra un «tipo» o imagen del bautis . porque es tipo de Iglesia. María es figura de la Iglesia por su santidad inmaculada. permaneciendo virgen nos dio a sin dolor» (In Ev. concilio Vaticano II. tipo y modelo de la Iglesia Catequesis de Juan Pablo II (6-VIII-97) 1. sec. ella [María] es novia. se expr así: «Sí. s San Pablo usa el vocablo «tipo» para indicar la figura sensibl una realidad espiritual. pero es esposa: permaneciendo v nos concibió por el Espíritu. quien. en el comentario a la Anunciación.. tomando el término de san Ambrosio. 53). 7: CCL 14. La constitución dogmática Lumen gentium a María como «miembro muy eminente y del singular de la Iglesia». Por ta virginidad. Luc. su «esponsalidad» y su maternidad. 33. En efecto. la declara «prototipo y modelo destacadísimo en la fe y en el amor» (n. que es inmaculada. II.***** María. de figura «de la Iglesia». pero virgen. 102-106).

pero no era ciertamen bautismo capaz de perdonar los pecados y de dar la vida nu De igual modo. la roca tenía ya en sí la sangre de Cristo. es necesario precisar que. el anuncio de maternidad virginal de la Iglesia. el maná. e acontecimiento salvífico de liberación. Además. y de modo eminent El paso a través del mar Rojo. en su maternidad incontaminada. y tampoco el agua que brotab multitud.1 El Concilio. en María la realida espiritual significada ya está presente. reconocer en ella la figura visible de la realidad espiritual de 2. no contenía nada de la realidad futu la Eucaristía. que refiere el libro del Éxodo. pero no constituye la redención espiritual y definitiva.cristiano. a diferencia de las imágenes o de los tipos del Antiguo Testamento. don precioso de Yahveh a su pue peregrino en el desierto. que son s prefiguraciones de realidades futuras. . y en el maná y en el agua que brota de la roca. Cuerpo del Señor. al referirse a María como tipo de la Iglesia. 1 Co 10. derramada por l El Éxodo es la gran hazaña realizada por Yalveh en favor de pueblo. un « o imagen del alimento y de la bebida eucarística (cf. nos in Iglesia y.

L particular relación que existe aquí entre imagen y realidad representada encuentra su fundamento en el designio divino.llevará a cabo Cristo en el misterio pascual. establece un estrecho vínculo entre María y la Iglesia. El pla salvación que establece que las prefiguraciones del Antigu Testamento se hagan realidad en la Nueva Alianza. no quiere equipararla a las figuras o tipos del Antig Testamento. lo que desea es afirmar que en ella se cumple modo pleno la realidad espiritual anunciada y representad En efecto. Así pues.17). san Pablo recuerd «Todo esto es sombra de lo venidero. no en cuanto prefiguración imperfecta. la Virgen es figura de la Iglesia. pero la realidad es el cu de Cristo» (Col 2. Lo mismo afirma la carta a los Hebreos desarrollando sistemáticamente esta interpretación. sino como plenitud espiritual. refiriéndose al culto judío.5). culto de la antigua alianza como «sombra y figura de realida 3. Por lo demás. cuando el Concilio afirma que María es figura d Iglesia. present celestiales» (Hb 8. que manifestará de múltiples maneras en la vida de la Iglesia. determ también que María viva de modo perfecto lo que se realiza .

el Concilio sugiere de ese modo que existen disposic interiores propias del modelo realizado en María. a adherirse a él con fe viv totalidad de su ser. Por tanto. de manera significativa.sucesivamente en la Iglesia. la perfección que Dios confirió a María adquiere vida divina en la Iglesia. si se la considera como preludio d 4. poner en él su confianza y su esperanza. amándolo con l Las funciones de «tipo y modelo de la Iglesia» hacen referen en particular. que ella realiza e función «en la fe y en el amor». María es. que ayuda cristiano a entablar una relación auténtica con Cristo. el creyente aprende a vivir en una comunión más profunda con Cristo. e Concilio añade que es «modelo destacadísimo» de ella. y eje de perfección que hay que seguir e imitar. en efect todos los demás miembros de la Iglesia. Tras haber afirmado que María es «tipo de la Iglesia». a la maternidad virginal de María. significado más auténtico. puesto que su perfección supera l El Concilio añade. «modelo destacadísimo». En efe contemplando a María. y ponen de re . Sin olvidar que Cristo es el p modelo.

[L'Osservatore Romano. edición semanal en lengua español 8-V ***** La Virgen María. por el don y la función de ser Madr Dios.el lugar peculiar que ocupa en la obra de la salvación. 63). En la maternidad divina es precisamente donde el Conc descubre el fundamento de la relación particular que une a M con la Iglesia. por la que está unida al Hijo Redentor. la santísima Virgen María fue p delante mostrando de forma eminente y singular el modelo . modelo de la maternidad de la Iglesia Catequesis de Juan Pablo II (13-VIII-97) 1. está también íntimamente unida a la Igle (n. y por sus singul gracias y funciones. La constitución dogmática Lumen gentium afi que «la santísima Virgen. que también es llam con razón madre y virgen. en el misterio de la Iglesia. Ese mismo argumento utiliza la citada constitució dogmática para ilustrar las prerrogativas de «tipo» y «mode que la Virgen ejerce con respecto al Cuerpo místico de Cris «Ciertamente. Est estructura fundamental del ser de María se refleja en la maternidad y en la virginidad de la Iglesia.

El Concilio define la maternidad de María «eminente y singu dado que constituye un hecho único e irrepetible: en efecto. 63). prestando fe no adulterada por ninguna duda al mensaje de D Estas palabras ponen claramente de relieve que la fe y la virtudes que se han de imitar y. 2.). la Virgen constituye para la Iglesia un modelo superio precisamente por su prerrogativa de Madre de Dios. ejerce su maternidad con respe Así. En cam la Iglesia es madre en cuanto engendra espiritualmente a Cris los miembros del Cuerpo místico. los fieles y. al profundizar en la matern de María. como nueva Ev y no a la antigua serpiente» (n. en cierto sentido. recuerda que se realizó también con disposicion eminentes del alma: «Por su fe y su obediencia engendró e tierra al Hijo mismo del Padre. por consiguiente. ciertamente sin conocer varó cubierta con la sombra del Espíritu Santo. M antes de ejercer su función materna con respecto a los homb es la Madre del unigénito Hijo de Dios hecho hombre. La constitución Lumen gentium. dan inicio obediencia de María en la Anunciación constituyen para la Ig .virgen y madre» (ib.

el Concilio afirma: «Contemplando misteriosa santidad. por la predicación y bautismo. La maternidad divina no puede aislarse de la dimensión unive atribuida a María por el plan salvífico de Dios. tomando como modelo María. es decir. ya que.. que el Concilio duda en reconocer: «Dio a luz al Hijo. al nacimiento de Jesús. La Iglesia se convierte en madre. al que Dios constituyó mayor de muchos hermanos (cf.29). engendra para una vida nueva e inmortal a los hi concebidos por el Espíritu Santo y nacidos de Dios» (ib. Rm 8. fruto de la predicación y del bautismo. también la Iglesia se convierte en madre p palabra de Dios acogida con fe. imitando su amor y cumpliendo fielment voluntad del Padre. A este respecto. se ase . de lo madre» (Lumen gentium. 63). en cierto modo. a cuyo nacimiento y educación colabora con amo 3. como un reflejo su generación. creyentes.itinerario maternal en el servicio a los hombres llamados a salvación. 6 Analizando esta descripción de la obra materna de la Igles podemos observar que el nacimiento del cristiano queda un mismo: los cristianos son «concebidos por el Espíritu Santo» aquí.

su acogida de la Palabra de Dios y su docilidad al cumplir la volu maternidad espiritual. imita su amor. Siguiendo el ejemplo de la Virgen. contribuye a dar a la Iglesia un rostro materno. relaciones de auténtica fraternidad espiritual y de diálogo La experiencia diaria de fe. la maternidad de la Iglesia no hace superflua a María que. Ahora bien. está llamada a manifestarse de modo de María. que pod concreto y personal hacia cada uno de los redimidos por Cri Por ser Madre de todos los creyentes. Además. la Iglesia. María suscita en ell incesante. en toda época y en todo lugar. contemplando a María. A l parecer algo general. corazón para solicitar su intercesión maternal y obtener s . al seguir ejerciendo su influjo sobre la vida de l cristianos. la maternidad de la comunidad eclesial. realiza una fecu 4. po relieve la necesidad que muchos sienten de poner en manos María las necesidades de la vida de cada día y abren confiad tranquilizadora protección.a la del Salvador. del Padre.

en la administración de los sacramentos. demuestran el extraordinario influjo que ej María sobre la vida de la Iglesia. la Iglesia y María. y en particular pecados. las numerosas formas y manifestaciones del cult mariano. María sostiene e incrementa el ejercicio concreto de la matern 5. bautismo. la maternidad espiritua de la Iglesia. difusión de la gracia. Al mismo tiempo. son esenciales para la objetiva. las peregrinaciones a los santuarios y a los lugares recuerdan las hazañas realizadas por Dios Padre mediante Madre de su Hijo. Se podría decir que la una ejerce una maternidad m La Iglesia actúa como madre en la predicación de la palabra Dios. en la celebración de la Eucaristía y en el perdón d La maternidad de María se expresa en todos los campos de personales. cristiana. y la otra más interior.Las oraciones dirigidas a María por los hombres de todos l tiempos. particularmente en el marco de las relac . Las dos madres. El amor del pueblo de Dios Virgen percibe la exigencia de entablar relaciones personales la Madre celestial.

La Iglesia es madre y virgen. María es también modelo de la virginidad de la Igles . pues ambas lleva reconocer el mismo amor divino desea comunicarse a los homb [L'Osservatore Romano.Se trata de dos maternidade inseparables. e imit a la Madre de su Señor. cons (Lumen gentium. le atribuye el t guarda íntegra y pura la fidelidad prometida al Esposo. El Concilio. 64). siguiendo el modelo de María. d V ***** La Virgen María. después de afirm de virgen. y explica su significado: «También ella es virgen que es madre. ed semanal en lengua española. la esperanza firme y la caridad sin Así pues. modelo de virginidad de la Iglesia Catequesis de Juan Pablo II (20-VIII-97) 1. virginalmente la fe íntegra. con la fuerza del Espíritu Santo.

en la esperanza y en la caridad. el Concilio. Por ello.este respecto. la Iglesia n virgen en el cuerpo de todos sus miembros. la esperanza firme y la caridad sincera» (In Ioannem Tractatu 2. es decir. La constitución Lumen gentium recuerda. virginidad de María. El don de la virginidad está reservado a u de la comunidad eclesial. podríamos decir. 1. q dimensión física. incluye tambié María es virgen en el cuerpo y virgen en el corazón. En efecto.499). refiriendo la doctrina de san Agustín sostiene que la Iglesia es virgen en sentido espiritual de integ en la fe. número limitado de fieles. a continuación. modelo de la de la Iglesia. conviene precisar que la virginidad no pertene la Iglesia en sentido estricto. pero posee la virginidad del espíritu («virginitas mentis»). como . dado que no constituye el estad vida de la gran mayoría de los fieles. por la que concibió virginalmente a Jesús obra del Espíritu Santo. sin intervención del hombre. el camino del matrimonio es la cond más general y. la más común de los que han llamados a la fe. en virtud d providencial plan divino. llamados a una misión particular de Con todo. «la fe ínt 12: PL 35.

1 Co 6 . y el más excels toda vida casta es ciertamente Cristo. constituye el modelo especial de la castidad vivida por amo Ella estimula a todos los cristianos a vivir con especial esme castidad según su propio estado. ayuda a los creyente y a respetar su nobleza y santidad. después de desempeñar un papel importante en la obra en la vida de la Iglesia. No conviene olvidar que el primer ejemplar. Sin embargo. que es po excelencia santuario del Espíritu Santo.manifiesta su intención de vivir en profunda intimidad con el S expresada firmemente en el momento de la Anunciación. se inspiran en las vírgenes cristianas y los que se dedican de modo radica exclusivo al Señor en las diversas formas de vida consagra Así. Marí Jesús Señor. P tanto. la virginidad de María sigue influyendo benéficam 3. salvación. y a encomendarse al Seño las diferentes circunstancias de la vida. la que es invocada como «Virgen entre las vírgenes constituye sin duda para todos un altísimo ejemplo de pureza entrega total al Señor. Pero. María. de modo especial. redescubrir su propio cuerpo como templo de Dios (cf.

matrimonio. revelada.A la Virgen dirigen su mirada los jóvenes que buscan un am auténtico e invocan su ayuda materna para perseverar en pureza. para no ceder nunca ante las dificulta 4. En efecto. El Concilio exhorta a los fieles a contemplar a María. María recuerda a los esposos los valores fundamentales d dominar las pasiones que pretenden subyugar su corazón. sigue presente en su vida. acogiendo sólo una parte de la verd fe de la Esposa de Cristo. para imiten su fe «virginalmente íntegra». llamada a una vigilancia constante. la fe de la Iglesia no sólo se sobre todo por los que. en fidelidad recíproca. su esperanza y su carid Conservar la integridad de la fe representa una tarea ardua pa Iglesia. incluso a costa amenazada por los que rechazan el mensaje del Evangelio. se niegan a compartir plenamente todo el patrimon Por desgracia. que se encuentra ya desde l orígenes de la Iglesia. ayudándoles a superar la tentación del desalient entrega total a Dios constituye para ellos un fuerte estímulo a que ponen en peligro la comunión conyugal. y la impuls . sacrificios y luchas. esa tentación.

modelo de la santidad de la Iglesia Catequesis de Juan Pablo II (3-IX-97) 1. el fuego de la caridad. qu aceptó plenamente la palabra del Señor. obtiene a la Iglesia la luz de la esperan fue para todos ejemplo inigualable. pa la palabra. María. en virtu tenga mancha ni arruga ni cosa parecida. En la carta a los Efesios san Pablo explica la relación espo que existe entre Cristo y la Iglesia con las siguientes palabr «Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella. de acuerdo con mentalidad dominante y los deseos individuales. co constante intercesión. sino que sea sant . en su vida terr [L'Osservatore Romano. virtudes de las que ella. edición semanal en lengua español 22-V ***** La Virgen María. y presentársela resplandeciente a sí mismo. sin santificarla. constituye para la Ig un modelo insuperable de fe «virginalmente íntegra». purificándola mediante el baño del agua. Y. que ac con docilidad y perseverancia toda la verdad revelada.aceptar sólo en parte la Revelación o a dar a la palabra de D una interpretación restringida y personal.

2).573). El concilio Vaticano II recoge las afirmaciones del Apóstol recuerda que «la Iglesia en la santísima Virgen llegó ya a perfección». afirma la carta de San (St 3. mientras creyentes reciben la santidad por medio del bautismo. Además.25-27).). En efecto. constituye una excepción a esa r .inmaculada» (Ef 5. el concilio de Trento enseña: «Nadie pued su vida entera evitar todos los pecados. ib. María preservada de toda mancha de pecado original y redimid anticipadamente por Cristo. aun los veniales» ( 1. los creyentes. a pesar estar libres «de la ley del pecado» (Rm 8. «Todos caemos muchas veces». Con todo. vencer el pecado para crecer en la santidad» (Lumen gentiu Así se subraya la diferencia que existe entre los creyentes y M a pesar de que tanto ella como ellos pertenecen a la Iglesia s que Cristo hizo «sin mancha ni arruga». por privilegio divino. y la fragilidad humana se sigue manifestando e vida. mientras que «los creyentes se esfuerzan todav 65). c (cf. pueden aún cae la tentación. la Virgen inmaculada. recuerda el mismo Concilio. Por esto.2).

a todo. penetra más íntimamente en el misterio supremo Encarnación y se identifica cada vez más con su Esposo» (Lu gentium. la comunidad de los que están llamados a la santidad esfuerzan cada día por alcanzarla. se sienten estimul afirma que «la Iglesia. A pesar de los pecados de sus miembros. que se realiza en la unión con Cristo. llena d veneración. 65). El Con contemplándola a la luz del Verbo hecho hombre.48). pues. En este arduo camino hacia la perfección. la Iglesia es. que es «modelo de todas las virtudes». La Representa para la comunidad de los creyentes el modelo d terrena de la Madre de Dios se caracteriza por una perfec redentora que él realizó. perfectos como es perfec vuestro Padre celestial» (Mt 5. Así pues.2. sino que también se esfu por imitar la perfección que en ella es fruto de la plena adhes mandato de Cristo: «Sed. meditando sobre ella con amor y por la Virgen. la Iglesia contempla a María. No sólo se fija en el maravilloso de su plenitud de gracia. sintonía con la persona de su Hijo y por una entrega total a la . María es la toda santa santidad auténtica.

la expresión primera y perfecta de su fe. En este itiner discípulos. de confiado abandono en el Señor. se esfuerza por imitarla en su camino diario. la Iglesia. en modelo de esperanza par Iglesia. que abarca todas las etapas de su vida y s Su ejemplo anima al pueblo de Dios a practicar su fe. reconociendo en «la que ha creído qu cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor» 1. aceptando la Palabra divina en un continuo extiende también a la misión de la Iglesia. com dificultades. se conforma cada vez más a su Esposo. reflexionando en la intimidad materna que se estab en el silencio de la vida de Nazaret y se perfeccionó en la hor sacrificio. Al escuchar el mensaje del ángel. profundizar y desarrollar su contenido. a través de las en su vida el misterio de la pasión de su Señor.La Iglesia. asimismo. La Iglesia vive de fe. a la cruz del Redentor. y a en su corazón los acontecimientos de la salvación. busca constantemente la plena configuración con él. Unida.45). conservando y medita María se convierte. la Virgen precede a lo «crescendo». la Virgen orient . las contradicciones y las persecuciones que renu 3. De e María. modo.

La Virgen permanece firme al pie de la cruz de su Hijo. Ella es. que Jesús enviado a establecer.primeramente su esperanza hacia el Reino sin fin. que se manifestó en la espera de Pentecostés. a la es de la realización de la promesa divina. está asociada a l presencia de la Virgen santísima (cf. con las siguientes palabras: «En su acción apostó . para la comunidad de los creyentes y para cada uno de los cristiano Madre de la esperanza. Hch 1. de la historia. la Iglesia reconoce el modelo de su car Contemplando la situación de la primera comunidad cristian descubrimos que la unanimidad de los corazones.14). algunas trágicas. por consiguiente. que estimula y guía a sus hijos a la e vicisitudes. Precisame gracias a la caridad irradiante de María es posible conserva todo tiempo dentro de la Iglesia la concordia y el amor frater 4. El Concilio subraya expresamente el papel ejemplar qu desempeña María con respecto a la Iglesia en su misión apostólica. por último. del Reino. Después de Pentecost Madre de Jesús sostiene la esperanza de la Iglesia. amenaz por las persecuciones. sosteniéndolos en las pruebas diarias y en medio d En María.

para que medio de la Iglesia nazca y crezca también en el corazón de creyentes. con su asociación al sacrificio de Cristo y con madre que debe animar a todos los que colaboran en la mis ayuda materna a la Iglesia que nacía. comunidad cristiana y a todos los creyentes en su generos [L'Osservatore Romano. Después de cooperar en la obra de la salvación con su maternidad. edición semanal en lengua español 5-I ***** La Virgen María. La Virgen fue en su vida ejemplo de aquel amor apostólica de la Iglesia para engendrar a los hombres a una nueva» (Lumen gentium. 65). modelo de la Iglesia en el culto divino Catequesis de Juan Pablo II (10-IX-97) . María sigue sosteniend compromiso de anunciar el Evangelio.la Iglesia con razón mira hacia aquella que engendró a Cris concebido del Espíritu Santo y nacido de la Virgen.

representa para todos los creyentes un mod sublime de escucha y de docilidad a la palabra de Dios.1. lo invoca y por su me 2.38). María entra con razón en la bienaventura . y declarándose dispuesta a cumplir de modo perfecto voluntad del Señor. estrechamente asociada a su Señor. Respondiendo al ángel: «Hágase en mí según tu palabra» 1. esto e aquella disposición interior con que la Iglesia. 16). En la exhortación apostólica Ma cultus el siervo de Dios Pablo VI. Aquella que en la Anunciación manifestó total disponibilida proyecto divino. de la caridad y de la perfecta unión con Cristo. venerada memoria. Esposa amadís rinde culto al Padre eterno» (n. presenta a la V como modelo de la Iglesia en e ejercicio del culto. Esta afirmaci constituye casi un corolario de la ve que indica en María el paradigma santidad: «La ejemplaridad de pueblo de Dios en el camino de santísima Virgen en este campo dimana del hecho que ella reconocida como modelo extraordinario de la Iglesia en el or de la fe.

mom esencial del culto. y guardó «todas estas cosas. Con esa actitud.proclamada por Jesús: «Dichosos (. expresado nuevamente y actualizado en los gestos y en la María fue testigo de los acontecimientos de la salvación en desarrollo histórico.) los que escuchan la pa de Dios y la cumplen» (Lc 11. Su eje permite comprender que el culto no consiste ante todo en exp los pensamientos y los sentimientos del hombre. asimilarla 3. que caracteriza a la liturgia cristiana. sino en pon hacerla operativa en la vida diaria. Ella no se limitaba a estar presente en cada uno de los acontecimientos. a la escucha de la palabra divina para conocerla. y las meditaba en corazón» (Lc 2. la Virgen indi camino maestro de la escucha de la palabra del Señor.28).19). culminado en la muerte y resurrección Redentor. Toda celebración litúrgica es memorial del misterio de Cris su acción salvífica por toda la humanidad.. que abarca toda su existencia.. trataba de captar su significado profundo . y quiere promove participación personal de los fieles en el misterio pascua palabras del rito.

Recordemos. entre todos beato Angélico. los artistas han representado siempre a María en actitud orante. además.adhiriéndose con toda su alma a cuanto se cumplía misteriosamente en ellos. de una íntima comunión personal con Cristo. para cooperar c 4. María estaba recogida en oración cua el ángel Gabriel entró en su casa de Nazaret y la saludó. Por tanto. para la Iglesia y para tod celebración del culto. promoviendo en los fieles el de entrega de la propia vida a la salvación universal. el modelo de la oración de la Ig Con toda probabilidad. respuesta al ángel y en su generosa adhesión al misterio de En la escena de la Anunciación. De aquí proviene. E ambiente de oración sostuvo ciertamente a la Virgen en s Encarnación. creyente. Guía a la Igles la meditación del misterio celebrado y en la participación en acontecimiento de salvación. María constituye. María se presenta como modelo supremo de participación personal en los misterios divinos. la indicación de la atmósfera que debe reinar en Podemos añadir asimismo que María representa para el pueb .

a implora 5. Siguiendo su modelo. sobre todo.13). cultus. la «Virgen oferente» (Ma aceptos a Dios por mediación de Jesucristo» (1 P 2. que la asocia como Mad sufrimiento y a las pruebas de su Hijo. enseña a los cristianos cómo dirigirse a Dios pa invocar su ayuda y su apoyo en las varias situaciones de la v Su intercesión materna en las bodas de Caná y su presencia cenáculo junto a los Apóstoles en oración. 20) anima a los cristianos a «ofrecer sacrificios espiritu [L'Osservatore Romano.5). En la presentación de Jesús en el templo y. Así. La Virgen constituye también para la Iglesia el modelo de participación generosa en el sacrificio. edición semanal en lengua español 12-I . particular. pedir. sugieren que la oración de petición es una for esencial de cooperación en el desarrollo de la obra salvífica e mundo. tanto en la vida d como en la celebración eucarística. en espera de Pentecostés. al pie cruz. Lc 11. sobre todo. a perseverar en su intercesión y. la Iglesia aprende a ser auda don del Espíritu Santo (cf. María realiza la entrega de sí.Dios el paradigma de toda expresión de su vida de oración.

siento ahor después de haber expuesto la doctrina sobre la realidad histó salvífica del pueblo de Dios. Es lo mismo que hicieron los padres del concilio Vaticano . quisieron completarla con la ilustración del papel de María en la obra de la salvación. Antes de exponer el itinerario mariano del Concilio.María. profundizar la identidad y la misión de la Iglesia. Después de haberme dedicado en las anteriores cateques necesidad de dirigir la mirada hacia la santísima Virgen. figura de la santísima Virgen ofrece a la comprensión del mis 2. En e el capítulo VIII de la constitución conciliar Lumen gentium tie como finalidad no sólo subrayar el valor eclesiológico de l doctrina mariana. que perfectamente la santidad y constituye su modelo. sino también iluminar la contribución que de la Iglesia. deseo d . Madre de la Iglesia y Mediadora de la gracia Catequesis de Juan Pablo II Presencia de María en el origen de la Iglesia Catequesis de Juan Pablo II (6-IX-95) 1.

Los hombres. más propensos a la actividad exte necesitan la ayuda de las mujeres para volver a las relacion . además de los Apóstoles. afirma: «To ellos perseveraban en la oración. ya desde l primeros tiempos. la única a quie recuerda con su propio nombre. tal como. después de haber recordado por uno los nombres de los Apóstoles (Hch 1.una mirada contemplativa a María. la frase de Lucas se refiere a la presencia. la describen los Hechos de los Apóstoles. E respecto al ministerial o jerárquico. San Lucas comienzo de este escrito neotestamentario que presenta la vi la primera comunidad cristiana. de María.13). en el origen de Iglesia. la madre de Jesús. compañía de algunas mujeres. En este cuadro destaca la persona de María. Esta presencia se pone en relación directa Estos rasgos expresan perfectamente dos aspectos fundamentales de la contribución específica de las mujeres la perseverancia de la comunidad en la oración y con la conco vida eclesial. representa un rostro de la Iglesia diferente y complementario 3. de algunas mujeres.14). En efecto. con un mismo espíritu e sus hermanos» (Hch 1. en cenáculo. manifestando así la importanc la contribución femenina en la vida de la Iglesia.

están íntimamente vinculados. Hch 1. aunque no hayan recibido una mi congregada en la fe en Cristo. mejor que ella. El papel de la Virgen en esa fase inicial y el que La presencia de María en los primeros momentos de vida d Iglesia contrasta de modo singular con la participación basta discreta que tuvo antes. de la comunida 4. La presencia de María en la comunidad. con pleno título. Cu . las mujeres del cenáculo. evoca el papel que desem en la encarnación del Hijo de Dios por obra del Espíritu Santo desempeña ahora. son igualmente miembros.42). Lc 1. mejor que María. testimonian la presenc la Iglesia de personas que. que orando espe efusión del Espíritu (cf. im promueve. la concordia y el amor? en todos los creyentes la perseverancia en la oración? ¿Qu Reconociendo la misión pastoral que Jesús había confiado a Once. María cumple de m eminente esta misión femenina. en la manifestación de la Iglesia en Pentecostés. al mismo tiempo. ¿Quién.14). «Bendita tú entre las mujeres» (Lc 1. durante la vida pública de Jesús. con María en medio de ellas unen a su oración y.personales y progresar en la unión de los corazones.35).

au esa separación no excluye algunos contactos significativos. ése es m En esa misma circunstancia.14). como ha interpretado siemp tradición eclesial. en la primera comunidad el papel de María c notable importancia. y en espera los primeros pasos de la obra comenzada por el Hijo. Lucas define explícitamente a M de la presencia de su Hijo elevado al cielo permanece en «la madre de Jesús» (Hch 1. con sus parientes.14). y. no le impide participar en el sacrificio Por el contrario. Los Hechos de los Apóstoles ponen de relieve que María encontraba en el cenáculo «con los hermanos de Jesús» (H 1. en Caná. c Calvario. bajo la guía de María.34). No se trata de una reunión de familia. cumpla la voluntad de Dios -había dicho Jesús-. Pentecostés. como queriendo sugerir que presencia de la madre. es decir. la Madre de Jesús está presente personalment 5. sobre todo.el Hijo comienza su misión. sino hecho de que. Ella recuerda a los discípulos el rostr . Después de la ascensión. mi hermana y mi madre» (Mc 3. la familia natural de Je pasó a formar parte de la familia espiritual de Cristo: «Quie hermano. María permanece en Nazaret.

el s de la fidelidad de la Iglesia a Cristo Señor.Jesús y es. El título de Madre. con su presencia en medio de la comunidad. elemento central e indispensable p su comienzo y su motivación profunda. futuro. María ejerce su maternidad con respecto a la comunidad de creyentes no sólo orando para obtener a la Ig los dones del Espíritu Santo. en este contexto. que la obra de los pastores y los fieles tenga siempre en el S . anuncia la actitud de dilig cercanía con la que la Virgen seguirá la vida de la Iglesia. abrirá su corazón para manifestarle las maravillas que Dio Ya desde el principio María desempeña su papel de Madre d Iglesia: su acción favorece la comprensión entre los Apóstole las disputas que a veces habían surgido entre ellos. se convierte en educadora del pueblo cristiano en la orac en el encuentro con Dios. sino también educando a los discípulos del Señor en Así. Ma omnipotente y misericordioso obró en ella. necesarios para su formación y comunión constante con Dios. quienes Lucas presenta con un mismo espíritu y muy lejano Por último.

6. Estas breves consideraciones muestran claramente que

relación entre María y la Iglesia constituye una relación fascin

entre dos madres. Ese hecho nos revela nítidamente la mis

materna de María y compromete a la Iglesia a buscar siempr

verdadera identidad en la contemplación del rostro de la

Theotókos.

[L'Osservatore Romano, edición semanal en lengua español

8-I

María, Madre de la Iglesia Catequesis de Juan Pablo II (17-IX-97)

1. El concilio Vaticano II, después de haber proclamado a M

«miembro muy eminente», «prototipo» y «modelo» de la Igle

afirma: «La Iglesia católica, instruida por el Espíritu Santo, la h

como a madre amantísima con sentimientos de piedad filia (Lumen gentium, 53). A decir verdad, el texto conciliar no atribuye explícitamente

Virgen el título de «Madre de la Iglesia», pero enuncia de m hace más de dos siglos, en el año 1748, el Papa Benedicto (Bullarium romanum, serie 2, t. 2, n. 61, p. 428).

irrefutable su contenido, retornando una declaración que hi

En dicho documento, mi venerado predecesor, describiendo sentimientos filiales de la Iglesia, que reconoce en María a Iglesia.

madre amantísima, la proclama, de modo indirecto, Madre d

2. El uso de dicho apelativo en el pasado ha sido más bien r

pero recientemente se ha hecho más común en las enseñan

del Magisterio de la Iglesia y en la piedad del pueblo cristiano

fieles han invocado a María ante todo con los títulos de «Mad relación personal con cada uno de sus hijos.

Dios», «Madre de los fieles» o «Madre nuestra», para subray

Posteriormente, gracias a la mayor atención dedicada al mis

de la Iglesia y a las relaciones de María con ella, se ha comen

a invocar más frecuentemente a la Virgen como «Madre de

Iglesia».

La expresión está presente, antes del concilio Vaticano II, e

magisterio del Papa León XIII, donde se afirma que María ha

«con toda verdad madre de la Iglesia» (Acta Leonis XIII, 15, 3 enseñanzas de Juan XXIII y de Pablo VI.

Sucesivamente, el apelativo ha sido utilizado varias veces en

3. El título de «Madre de la Iglesia», aunque se ha atribuido t

a María, expresa la relación materna de la Virgen con la Igles

como la ilustran ya algunos textos del Nuevo Testamento María, ya desde la Anunciación, está llamada a dar su con la formación de la Iglesia.

consentimiento a la venida del reino mesiánico, que se cump

María, en Caná, al solicitar a su Hijo el ejercicio del pode

mesiánico, da una contribución fundamental al arraigo de la f

la primera comunidad de los discípulos y coopera a la instaur (cf. Lumen gentium, 5).

del reino de Dios, que tiene su «germen» e «inicio» en la Igl

En el Calvario María, uniéndose al sacrificio de su Hijo, ofrece

obra de la salvación su contribución materna, que asume la f

de un parto doloroso, el parto de la nueva humanidad.

Al dirigirse a María con las palabras «Mujer, ahí tienes a tu h apóstol Juan, sino también con respecto a todo discípulo.

el Crucificado proclama su maternidad no sólo con respecto

mismo Evangelista, afirmando que Jesús debía morir «para r

en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos» (Jn 11,5 al que María está maternalmente asociada.

indica en el nacimiento de la Iglesia el fruto del sacrificio rede

El evangelista san Lucas habla de la presencia de la Madre Jesús en el seno de la primera comunidad de Jerusalén (cf.

1,14). Subraya, así, la función materna de María con respecto

Iglesia naciente, en analogía con la que tuvo en el nacimiento

Redentor. Así, la dimensión materna se convierte en eleme de los redimidos.

fundamental de la relación de María con respecto al nuevo pu

4. Siguiendo la sagrada Escritura, la doctrina patrística recono la Iglesia, si bien en términos no siempre explícitos.

maternidad de María respecto a la obra de Cristo y, por tanto

Según san Ireneo, María «se ha convertido en causa de salva

para todo el género humano» (Adv. haer., III, 22, 4: PG 7, 95

el seno puro de la Virgen «vuelve a engendrar a los hombre

Dios» (Adv. haer., IV, 33, 11: PG 7, 1.080). Le hacen eco s

Ambrosio, que afirma: «Una Virgen ha engendrado la salvació

mundo, una Virgen ha dado la vida a todas las cosas» (Ep. 63

PL 16, 1.198); y otros Padres, que llaman a María «Madre d

salvación» (Severiano de Gabala, Or. 6 de mundi creatione,

PG 54, 4; Fausto de Riez, Max Bibl. Patrum VI, 620-621)

En el medievo, san Anselmo se dirige a María con estas pala

«Tú eres la madre de la justificación y de los justificados, la m

de la reconciliación y de los reconciliados, la madre de la salv

y de los salvados» (Or. 52, 8: PL 158, 957), mientras que ot de la vida».

autores le atribuyen los títulos de «Madre de la gracia» y «M

5. El título «Madre de la Iglesia» refleja, por tanto, la profun

convicción de los fieles cristianos, que ven en María no sólo

madre de la persona de Cristo, sino también de los fieles. Aq gracia, madre de los salvados y madre de los vivientes, con derecho es proclamada Madre de la Iglesia.

que es reconocida como madre de la salvación, de la vida y d

El Papa Pablo VI habría deseado que el mismo concilio Vatica

proclamase a «María, Madre de la Iglesia, es decir, Madre de

el pueblo de Dios, tanto de los fieles como de los pastores»

hizo él mismo en el discurso de clausura de la tercera sesi

conciliar (21 de noviembre de 1964), pidiendo, además, que,

ahora en adelante, la Virgen sea honrada e invocada por tod

pueblo cristiano con este gratísimo título» (AAS 56 [1964], 3

De este modo, mi venerado predecesor enunciaba explícitam

la doctrina ya contenida en el capítulo VIII de la Lumen gent

deseando que el título de María, Madre de la Iglesia, adquirie pueblo cristiano.

puesto cada vez más importante en la liturgia y en la piedad

[L'Osservatore Romano, edición semanal en lengua español

19-I ***** La intercesión celestial de la Madre de la divina gracia Catequesis de Juan Pablo II (24-IX-97)

1. María es madre de la humanidad en el orden de la gracia cooperación en la redención de Cristo.

concilio Vaticano II destaca este papel de María, vinculándolo

Ella, «por decisión de la divina Providencia, fue en la tierra

excelsa Madre del divino Redentor, la compañera más gene

de todas y la humilde esclava del Señor» (Lumen gentium, 6

Con estas afirmaciones, la constitución Lumen gentium prete

poner de relieve, como se merece, el hecho de que la Virg haciéndose «la compañera» del Salvador «más generosa todas».

estuvo asociada íntimamente a la obra redentora de Cristo

A través de los gestos de toda madre, desde los más senci

hasta los más arduos, María coopera libremente en la obra d su divino Hijo.

salvación de la humanidad, en profunda y constante sintonía

2. El Concilio pone de relieve también que la cooperación de M

estuvo animada por las virtudes evangélicas de la obedienci

fe, la esperanza y la caridad, y se realizó bajo el influjo del Es

Santo. Además, recuerda que precisamente de esa cooperac

deriva el don de la maternidad espiritual universal: asociada

Cristo en la obra de la redención, que incluye la regeneraci renacidos a vida nueva.

espiritual de la humanidad, se convierte en madre de los hom

Al afirmar que María es «nuestra madre en el orden de la gra (ib.), el Concilio pone de relieve que su maternidad espiritual

limita solamente a los discípulos, como si se tuviese que

interpretar en sentido restringido la frase pronunciada por Jes

el Calvario: «Mujer, ahí tienes a tu hijo» (Jn 19,26). Efectivam

con estas palabras el Crucificado, estableciendo una relació

intimidad entre María y el discípulo predilecto, figura tipológic todos los hombres.

alcance universal, trataba de ofrecer a su madre como mad

Por otra parte, la eficacia universal del sacrificio redentor y Cristo, no tolera una limitación de su amor materno.

cooperación consciente de María en el ofrecimiento sacrificia

Esta misión materna universal de María se ejerce en el cont de su singular relación con la Iglesia. Con su solicitud hacia

cristiano, más aún, hacia toda criatura humana, ella guía la fe

Iglesia hacia una acogida cada vez más profunda de la palab

Dios, sosteniendo su esperanza, animando su caridad y s

comunión fraterna, y alentando su dinamismo apostólico

3. María, durante su vida terrena, manifestó su maternida

espiritual hacia la Iglesia por un tiempo muy breve. Sin emba

esta función suya asumió todo su valor después de la Asunci

está destinada a prolongarse en los siglos hasta el fin del mu perdura sin cesar en la economía de la gracia, desde el

El Concilio afirma expresamente: «Esta maternidad de Ma

consentimiento que dio fielmente en la Anunciación, y qu

mantuvo sin vacilar al pie de la cruz, hasta la realización ple

definitiva de todos los escogidos» (Lumen gentium, 62).

Ella, tras entrar en el reino eterno del Padre, estando más ce

de su divino Hijo y, por tanto, de todos nosotros, puede ejerce que le ha confiado la divina Providencia.

el Espíritu de manera más eficaz la función de intercesión ma

4. El Padre ha querido poner a María cerca de Cristo y en

comunión con él, que puede «salvar perfectamente a los que

él se llegan a Dios, ya que está siempre vivo para interceder e

favor» (Hb 7,25): a la intercesión sacerdotal del Redentor h

querido unir la intercesión maternal de la Virgen. Es una fun

que ella ejerce en beneficio de quienes están en peligro y tie

necesidad de favores temporales y, sobre todo, de la salvac

eterna: «Con su amor de madre cuida de los hermanos de su

que todavía peregrinan y viven entre angustias y peligros ha

que lleguen a la patria feliz. Por eso la santísima Virgen e

invocada en la Iglesia con los títulos de Abogada, Auxiliado Socorro, Mediadora» (Lumen gentium, 62).

Estos apelativos, sugeridos por la fe del pueblo cristiano, ayud

comprender mejor la naturaleza de la intervención de la Madr

Señor en la vida de la Iglesia y de cada uno de los fieles 5. El título de «Abogada» se remonta a san Ireneo. Tratando

desobediencia de Eva y de la obediencia de María, afirma qu

el momento de la Anunciación «la Virgen María se convierte

Abogada» de Eva (Adv. haer. V, 19, 1: PG VII, 1.175-1.176

Efectivamente, con su «sí» defendió y liberó a la progenitora de salvación para ella y para todo el género humano.

las consecuencias de su desobediencia, convirtiéndose en ca

María ejerce su papel de «Abogada», cooperando tanto con Espíritu Paráclito como con Aquel que en la cruz intercedía

sus perseguidores (cf. Lc 23,34) y al que Juan llama nuest

«abogado ante el Padre» (cf. 1 Jn 2,1). Como madre, ella def culpas.

a sus hijos y los protege de los daños causados por sus mis

Los cristianos invocan a María como «Auxiliadora», reconoci

su amor materno, que ve las necesidades de sus hijos y es

dispuesto a intervenir en su ayuda, sobre todo cuando está juego la salvación eterna.

La convicción de que María está cerca de cuantos sufren o

hallan en situaciones de peligro grave, ha llevado a los fiele

invocarla como «Socorro». La misma confiada certeza se exp amparo nos acogemos, santa Madre de Dios; no deseches

en la más antigua oración mariana con las palabras: «Bajo

súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bi (Breviario romano).

líbranos siempre de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendi

Como mediadora maternal, María presenta a Cristo nuestr intercediendo continuamente en nuestro favor.

deseos, nuestras súplicas, y nos transmite los dones divino

[L'Osservatore Romano, edición semanal en lengua español

26-I

8. este apelativo Aunque algunos padres conciliares no compartían plenament .María Mediadora Catequesis de Juan Pablo II (1-X-97) 1. 163-164). Acta Synodalia III. Entre los títulos atribuidos a María en el culto de la Iglesia capítulo VIII de la Lumen gentium recuerda el de «Mediador elección (cf.

61). 2. 62). confirm no vincularlo a ninguna teología de la mediación. el reconocimiento de su función de mediad . con su múltiple intercesión los dones de la salvación etern Como recuerdo en la encíclica Redemptoris Mater.incluido en la constitución dogmática sobre la Iglesia. sino sólo el valor de la verdad que expresa. afirmando que María «es nuestra madre en el o de la gracia» (Lumen gentium. carácter específicamente materno que la distingue del de l Desde este punto de vista. Además. 38). El mismo Concilio quiso responder a las dificultades manifestadas por algunos padres conciliares sobre el térmi «Mediadora». Recordemos que la media de María es cualificada fundamentalmente por su maternid divina. Ahora bien. se tuvo cuidad enumerarlo entre los demás títulos que se le reconocían a M Por lo demás. es única en su género y singularm eficaz. el texto conciliar ya refiere el contenido del títu «Mediadora» cuando afirma que María «continúa procurándo (Lumen gentium. «la media de María está íntimamente unida a su maternidad y posee demás criaturas» (n.

está implícito en la expresión «Madre nuestra». hom Tm 2. En efecto. después haberse referido a María «mediadora». aclara que la Virgen coopera con Cristo en el renacimient 3. sin embargo. y tambié solo mediador entre Dios y los hombres. también. el Concilio. La mediación materna de María no hace sombra a la únic perfecta mediación de Cristo. Por último. poniendo el énfasis en maternidad. lejos de ser un obstáculo al ejercicio de la única . Cristo Jesús. precisa a renglón seg «Lo cual. a este respecto. 60). la única mediación de Cristo. el conocido texto añada nada a la dignidad y a la eficacia de Cristo. se entiende de tal manera que no qui Mediador» (ib. sino que manifiesta su eficaci Así pues. además. el título «Madre en el orden de la gra espiritual de la humanidad. único primera carta a Timoteo: «Porque hay un solo Dios.5-6). Y cita. 62). que se entregó a sí mismo como rescate por todos El Concilio afirma.. que propon doctrina de la mediación mariana. que «la misión maternal de María con los hombres de ninguna manera disminuye o hace somb (Lumen gentium.

el auto recomienda «que se hagan plegarias. apoyados en su protección mate se unan más íntimamente al Mediador y Salvador» (ib. súplicas . todo el influjo de la santísima Virgen en objetiva..). el text la carta de san Pablo a Timoteo excluye cualquier otra media paralela. La intrínseca orientación hacia Cristo de la acción de la y de ninguna manera impide. oraciones. María pone de relieve su fecundidad y eficacia. De Cristo deriva el valor de la mediación de María. En efecto. sino en que Dios lo quiso así. po consiguiente. pero no una mediación subordinada. 62 Al proclamar a Cristo único Mediador (cf. se apoya en s 4. y. Brota de la mediación. depende totalmente de ella y de ella saca toda eficacia» (ib.mediación de Cristo. 1 Tm 2. el influjo saludable de la santísima Virgen «favo con Cristo» (ib. salvación de los hombres no tiene su origen en ninguna nece sobreabundancia de los méritos de Cristo.5-6). ante subrayar la única y exclusiva mediación de Cristo.). la unión inmediata de los creye «Mediadora» impulsa al Concilio a recomendar a los fieles q acudan a María «para que. «En efecto.

suscita en las criaturas una colaboración diversa que particip En esta voluntad de suscitar participaciones en la única medi de Cristo se manifiesta el amor gratuito de Dios que quier . la única mediación de Cristo está destinada a prom otras mediaciones dependientes y ministeriales. las oraciones una forma de mediación? Más aún. Es posible participar en la mediación de Cristo en vario ámbitos de la obra de la salvación. se san Pablo. explica que la dependencia de Cristo. asegura: «Así como en criaturas pueden ejercer algunas formas de mediación en sacerdocio de Cristo participan de diversa manera tanto lo ministros como el pueblo creyente.acciones de gracias por todos los hombres» (1 Tm 2. 62). pero no otras form compatibles con el valor infinito de la obra del Salvador.1). y así como la única bonda Dios se difunde realmente en las criaturas de distintas mane así también la única mediación del Redentor no excluye sino la única fuente» (n. La Lumen gentium. Proclamand unicidad de la de Cristo. el Apóstol tiende a excluir sólo cualq mediación autónoma o en competencia. despu afirmar que «ninguna criatura puede ser puesta nunca en el m orden con el Verbo encarnado y Redentor». ¿No acaso. En efecto. 5.

f. mediación de Cristo y de él recibe todo lo que su corazón qu «continuamente» la eficacia de la acción de la «Madre en el o [L'Osservatore Romano.compartir lo que posee. ¿Qué es. cristiana. 6. pequeñuelo. la mediación materna de María sino u del Padre a la humanidad? Por eso. qu seguir la vida y pobreza de nuestro altísimo Señor Jesucristo y .m. Cuando Francisco quiere expresar su opción fundamental . dice así: «Yo. experimenta de la gracia». La Iglesia. edición semanal en lengua español 3- EL TEMA MARIANO EN LOS ESCRITOS DE FRANCISCO DE por Sebastián López. experimenta sin cesar y la recomienda al corazón de sus fie María realiza su acción materna en continua dependencia d dar a los hombres.). en verdad. el Concilio concluye: « Iglesia no duda en atribuir a María esta misión subordinada (ib. el hermano Francisco. en su peregrinación terrena. o.

vida y destin Desde esta doble constatación toman camino precisamente e páginas. a la de estas palabras de la Exhortación Apostólica de Pablo VI un próximo artículo. que será objet Francisco dentro de su confesión y experiencia cristiana. que dedicamos este artículo. como veremos. Y dos etapas tendrá nuestro caminar por las peque y humildes páginas de los textos del Pobrecillo: en la primera. presentaremos la contemplación mariana Marialis cultus. referida además y Con esto dice y proclama dos cosas: la centralidad del seguim enteramente. es sumamente conveniente los ejercicios de piedad a la Virgen María expresen clarament nota trinitaria y cristológica que les es intrínseca y esencial. y forzosa implicación de la Virgen en la persona. haremos el inventario de lo que l contexto mariológico del siglo XII y también algunas de las escritos dicen sobre la Señora. teniendo en cuenta además el instancias mariológicas de hoy. y la inev Jesús. En la segunda. al Padre. En . al Hijo y al Espíritu Sa protagonistas decisivos y principales de la salvación.su santísima Madre y perseverar en ella hasta el fin» (UltVol 1 de Jesucristo en su experiencia cristiana. que quieren acercarse al tema mariano en los escrito Francisco. n. 25: «Ante todo.

las siguient -... el Señor está contigo (Lc 1.. fue enviado por el mismo altísimo Padre desde el cielo al seno de la santa y gloriosa Vir fragilidad.. su Madre...«Este Verbo del Padre. -. y al Espíritu Santo. o. junto con la bienaventurada Virgen. escoger en el mundo la pobreza» (2CtaF 4-5). si la bienaventurada Virgen es tan honrada. al Padre por En los escritos de Francisco encontramos. y en él recibió la carne verdadera de nuestra humanida -. siendo Él sobremanera rico. anunciándolo el santo ángel Gabriel. el culto cristiano es por su naturaleza culto al Padre. al Cristo en el Espíritu». Y. tan santo y glorioso. y por los méritos e intercesión de la beatísima Virgen.«.. además de las dos referencias a ella: oraciones dirigidas a la Virgen (SalVM y OfP Ant). María. quiso..» (ParPN 7).efecto.«. tan digno. -. como se dice en la liturgia. María.«. y nació de la bienaventurada Virgen santa María» (OfP 1 -.«Salve. llena de gracia.2 (ExhAD 4). como es jus .

16 -. por estas cosas te den gracias a ti..2). perpetua virgen. como cua desde el trono real descendió al seno de la Virgen» (Adm 1.» (CtaO 21).3). -.» (1 R 23..«Ved que diariamente se humilla (el Hijo de Dios). -.«..«Y a la gloriosa madre y beatísima siempre Virgen María.. verdadero Di santa María» (1 R 23.... -..» (CtaO 38). vendrán al capítulo de Pentecostés junto iglesia de Santa María de la Porciúncula» (1 R 18. yo confieso todos los pecados al Señor Dios..«Y te damos gracias porque.. sum . porque cada una será reina en el cielo coronada con la que. -... naciera de la gloriosa siempre Virgen beat bienaventurados.. a verdadero hombre. quisiste que Él. como te agrada.«Además. limosna tanto Él como la Virgen bienaventurada y sus discípul -. por tu amor Dios..porque lo llevó en su santísimo seno..6)..«Y (nuestro Señor Jesucristo) fue pobre y huésped y vivió d (1 R 9.«Y los ministros. les suplicamos humildemente. a bienaventurada María. -.5)...

co Santa María y de los santos apóstoles. es rápida. ni en las festividades de -. la referencia a la Virgen en los escrito transcribir y exceptuadas las oraciones. el hermano Francisco.. La lectura de las oraciones y de los textos que acabamos de pobreza de nuestro altísimo Señor Jesucristo y de su santísim transcribir nos permiten hacer ya las siguientes constatacione 1. según se desprende de los textos que acabamos d y como de quien recita el Credo que sólo quiere decir su fe y l esencial de la misma.» (3CtaCl 36). tan abundante y fervoroso en su contemplación mariana... Ateniéndonos por tanto a lo que dicen lo más principales que caracterizan su contemplación mariana: escritos que poseemos de Francisco. -. de pasada Francisco. quiero seguir la vid Madre. pequeñuelo..Virgen María» (ExhCl 6). María desde la fe y en lo esencial de su misterio En contraste con el siglo XII.«Yo.» (UltVol 1).«Y tampoco estamos obligadas a ayunar en las Pascuas. lo ordena el escrito de san Francisco. éstas serían las dos not .

Contemplación desde la fe. que quiso que su Hijo naciera María (1 R 23. de la que ella fue la primera y principa sí de su fe y de su entrega. Cuando Francisc alaba.3). que tanto en el tema mariano como en los de . en Jesuc en el seno de María (2CtaF 4). Lo mismo hay que decir de la relación de Francisco nuestra salvación. e cuanto relacionada con el Padre. beneficiaria por su vinculación a su Hijo en el Espíritu Santo y Para Francisco. lo hace también desde fe que sabe que ella está presente y cercana en lo que llamam la comunión de los santos: en la comunión de todos con Cristo la fe y el Espíritu Santo. como desde el santo amor del Padre. Las demás posibles mujer o como ideal de perfección. de la gloriosa siempre Virgen beatísima san la Virgen que los escritos recogen y señalan.). aun afirmándolas y proclamándolas como veremos. confía y se encomienda a María. están vistas y contempladas quien tomó la verdadera carne de nuestra humanidad y fragilid contemplaciones de la Virgen (como personaje histórico. etc. Francisco nombra. celebra y conte a la Virgen en cuanto tiene que ver con Dios y su salvación. por nosotros y por nuestra salvación. resumen de toda la fe y de todo el Credo cristiano. el Hijo y el Espíritu Santo en comunicación.

única e insuperable. segundo punto que queríamos destacar como característica general de su visión de María. Hijo y Espíritu Santo en su acción y tema mariano está vinculado en sus escritos con los temas ra seguimiento.de su confesión cristiana «remite indefectiblemente a la fe». con Jesucristo. en su relación con la Trinidad. la verdad es que y fundamentales de su vida al estilo y forma de Jesús: el pobres. está presente e interviene a nuestro favor. y. Y aunque no se vinculación. Y la fe es también la que le permitió ver y contemplar lo esenc del misterio mariano. é es el espacio en el que la Virgen tiene interés y sentido. Dios Padre. junto con sus hermanos. desde ella. Desde la fe Francisco ha acertado a contemplar a la Virgen en su relación Padre que recibió en su seno la verdadera carne de nuestra humanidad y fragilidad. y en su relación con los hombres. y la obligada respuesta . como sucede con otros temas de confesión cristiana que contienen sus escritos y como además expresar. la vida en desapropiación y desinstalación de los comunicación salvadora en Jesucristo. la Palabra de entretenga en su desarrollo. la fe que vivían y que lógico en quien no intenta exponer un capítulo de teología sino respaldaba su vida de seguimiento de Jesús.

Señora. María. lo que ella desde la acción de Dios Padre. Esclava. Casa de Dios. cu la Carta a toda la Orden. Tabernáculo de Los siguientes: Virgen. Palacio de Dios. y uno en la primera Admonición. pero es lo fundamental y lo más principal del misterio de la que. llena de gracia. que aparecen total de veintiséis veces en sólo seis de los escritos de Francis Reina. tres en la segunda Carta a los Fieles. Esposa. cuatro en la Antífona del Oficio de la Pasión. el Señor está 2. dos imagen que dichos títulos o nombres esbozan de María acent relación con ellos. y desde que neguemos que también esta dimensión está presente en en la primera Regla. Francisco saluda: «Salve. Títulos de la Virgen En las oraciones y textos a que nos estamos refiriendo se encuentran trece títulos o nombres de la Virgen. desde la fe. con el á contigo». Vestidura de Dios. La sobre todo lo que Dios ha hecho en ella y con ella. Hija. Madre. Once de ellos en el Saludo d Virgen María. más que su actitud acogedora y responsiva . Hijo y Espíritu Santo. Por supuesto que es todo lo que. Virgen hecha Iglesia.la criatura en acción de gracias y operación. cabe decir de la Virgen.

Perpetua Virgen. Los siguientes: Santa. Francisco proclama con ellos. siempre Virgen.Imagen que está en línea con la primacía y anterioridad de la acción de Dios. viene a decir Francisco. como sucede cuan nombra a Dios. Bienaventurada. la bienaventuranza y la santidad de la Virgen por su referencia a Jesucristo bienaventurado. se llega a descubrir la grandeza y dignidad de María. a Dios Padre. d o más adjetivos que los califican. que Francisc confiesa tantas veces en sus escritos. Hijo y Espíritu Santo que sin principi Hijo de María. como hace la Iglesia en su liturg gloria. Señor es el que da la gracia de hacer penitencia. Los adjetivos que coronan su nombre El nombre y los títulos a que nos hemos referido en el número anterior van acompañados en los escritos. su Madre. el que condu 3. de lo objetivo sobre lo subjetivo. de Él y por Él. fin es bendito y glorioso. Glorio Santísima. En ellos. santísimo seno. Hijo de Di . Sólo desde la fe en Jesús. como es sabid los leprosos. santo y glorioso. a las personas de la Trinidad y a Jesucristo. Beatísima. o el que hace y dice todo bien. y. el que da la fe.

Poco o muy poco en comparación con l rico y generoso en obras mariológicas. sin embargo. los Evangelios presentan y sobre todo con lo que el siglo XII. Pero los recogen sin entretenerse en precisar su maternidad divina. e que san Bernardo. y de los cuales la Nacimiento de Jesús. de la maternidad divina. Francisco en sus escritos sólo se refiere a la Anunciación y al vida de Jesús en los que ella está presente. su glorificación corporal en la Asunci En cuanto a los distintos misterios de la vida de la Virgen o de liturgia de la Iglesia celebraba ya algunos en aquel tiempo. se detiene en explicar el senti su plenitud de gracia y su mediación. por ejemplo. la perpetua virginidad. Privilegios y misterios marianos Las oraciones y los textos de los escritos a que nos venimos refiriendo recogen los siguientes privilegios y misterios marian mediación. t . la plenitud de gracia contenido y significado como hacía la teología de su tiempo. los distintos momentos de su virginida Inmaculada Concepción.4. ofrece. No se recogen. otros privilegios marianos como su maternidad espiritual.

Aspecto de su confesi clara postura anticátara además. Contemplación de María en su real e histórica humanid que tiene que ver con la preocupación de Francisco por subra verdadera carne de nuestra humanidad y fragilidad que la Pal del Padre recibió en su seno (2CtaF 4).5. cristológica repetidamente proclamado en sus escritos y con u 6. con la repetición. La dimensión humana e histórica de María Los escritos subrayan la dimensión humana e histórica de la Virgen con la alusión a su nacimiento. por nueve veces. es suficiente como testimonio de que la Virgen nuestro mundo y fue parte de nuestra historia y no algo irreal o mítico. y al contemplarla ligada al destino de pobreza de su H la contemplación de Francisco era de carne y hueso. al colocarla entre las mujeres de este mundo. de nombre. vivió en Sin ser mucho. al referirse a su realidad corporal con la expresión «in útero». Primacía y principalidad de la maternidad divina .

cuatro textos hablan del descenso del Hijo d Dios al seno de la Virgen o de su nacimiento del seno de Marí dos la cercanía de la Virgen a su Hijo está suponiendo.Los escritos se refieren a ella. nos texto llama a Jesucristo. dirigiéndose a María. con el nombre expreso de «Ma en cinco lugares. en ot . «tu Hijo».

María tiene toda su razón de ser en Jesús. que la teología no ha dejado de proclamar. como también hemos indicado ya. lo que los distintos «ave» después cantan y admiran. el Saludo a la Virgen está polarizado en el título y en la realidad de Madre del Señor que según los comentaristas. María es la gloria de Jesús. condición y de 7. única forma de confesar. María está ligada y comprometida con su vida. al que ya nos hemos referido. la real e histór confesar uno de los artículos fundamentales de su cristología: .parece. frente a los cátaros. más o menos claramente. Subrayado de su maternidad fisiológica El repetido «in útero» (en el útero. constituye la cumbre de todo el escr confiesa con ello. la maternidad. desde ella. por fin. María está vinculada para siempre a l persona de Jesús. tiene con Jesucristo. María manifiesta a Jesús. y de una forma además sencilla y concreta. el Hijo am del Padre. es la raíz y la razón de la Virgen en lo cristiano y es también su explicación. y. Francisc relación única que. desde el principio: la maternidad divina de María. o en el seno). lo proclama con claridad y con la intención ad humanidad del Hijo de Dios.

El título de Virgen Es uno de los títulos que los escritos dan con más frecuencia influjo en Francisco de la liturgia. Ni Jesús ni María. el repetido uso del tít de Virgen en los escritos se debería a que Francisco consider don de la virginidad. Para G. su Madre. como lo es Jesucristo. son para Son para los demás. Francisco ha . que como un estado o manera de aparece. 8. más como una función o signo de la divin del Hijo de Dios encarnado. es para la salvación. Catorce veces.Hijo de Dios es nuestro hermano. vida y destino. para la salvación de todos. persona. que por nosotros y por nuestra salvación bajó del cielo. Frecuencia debida. Funcionalidad de la Virgen santa y gloriosa La fe y la teología saben gozosamente que también la Virgen. sobre todo teniendo en cuenta el contexto en el que dicho títu 9. sin embargo. Lauriola. con toda probabilida principales de su profundización en la confesión y experiencia cristiana. uno de los caminos más María. nacido de su seno.

que quiso el Padre q fundamental funcionalidad de María. aunque no sea posible seña hasta qué punto dichos textos responden a una experiencia re . Relación de María con la Trinidad En las dos oraciones de Francisco a la Señora. de quien es Madre. En Francisco tiene además un contexto el Hijo. y con el H relación de la Virgen con el Padre. y con el Espíritu Santo. Y. su contemplac se centra fundamentalmente en la relación del Padre. de quien e abundante de textos trinitarios. Con ello afirma Francisco la para la salvación que realiza y es Jesús. dos que realiza en la comunión de los santos: dar gracias al P 10. Esposa (OfP Ant 2). a quien el Padre elige.acertado a presentar a María como la encrucijada en la que se encuentran la Palabra del Padre que desciende de su seno. y verdadera carne de nuestra humanidad y fragilidad que recibe seno de la Virgen. además de señalar las o e interceder por nosotros. de quien es esclava e Hija. María es. del Hijo amado y el Espíritu Santo Paráclito consagra (SalVM 2). aunque no se diga expresamente naciera del seno de la Virgen. Dicha contemplación es frecuente en los autores del Siglo XII. y en Espíritu Santo con la Virgen.

la Trinidad. como vida de relación con el Padre. del Hijo y del Espíritu Santo como orig principio de todo. aparece ya en la Form vida para santa Clara. Indudable la importancia en Francisco la confesión del Padre.la Trinidad en su vida cristiana y evangélica. De ahí que la habitando en nosotros. le ha servido para ahondar y profundizar su fe en lectura o la escucha del Evangelio de san Juan. el Espíritu del Señor que mora en ellos. Sus escritos permiten además afirmar q sobre todo. sí es cierto que. t proclama la fe de la Iglesia en lo que es «lo específicamente en ellos como en las dos oraciones a la Virgen. primer escrito que se nos conserva de Francisco (1212-1213). de la vida d penitentes. El tem referido a santa Clara y sus hermanas. del Espíritu Santo como Espíritu del Señor y como q con el Hijo como hermanos. la fuente de su visión de la vida cristiana. parecer. nos relaciona con el Padre como hijos contemplación de la Virgen en sus relaciones con la Trinidad e en consonancia con una de las dimensiones más principales d . con el Hijo en Espíritu Santo. Francisco asu cristiano». madres y esposos. de la contemplación de Jesús en su relación el Padre. el capítulo XV Trinidad por el camino de la contemplación de las relaciones d Padre y del Hijo que dicho Evangelio tanto destaca y que son.

como los de la Antífona Oficio de la Pasión. Hoy preferimos la igualdad y nivelación d todos en todo. a la Virgen mujer y hermana. Desde aquí. ya lo hemos indicado. a la Virgen de quien el Señor miró su humillación. además de ser antes florones de Dios que . hay en él una decidida contemplación de María desde el quehacer salvador eligiéndola y consagrándola como habitación y morada suya. 11. hemos descub fe. En cuanto a Francisco. entre otras causas.confesión y experiencia cristiana de Francisco. Señora pero cercana Por razones sociológicas y por el redescubrimiento de la verda carne de nuestra humanidad y fragilidad que el Hijo de Dios re del seno de la Virgen y que lo hizo hermano nuestro. a la Virgen de la noche oscura d Dios que se le entrega en la comunión de personas de la Trini puede dar la impresión de que la aleja y distancia de nosotros Pero los títulos del Saludo a la Virgen. Así se llamaban precisamente dos d principios mariológicos de los que se servían los teólogos en s estudio de la Virgen. existe ho como una especie de alergia a todo lo que aparezca con ribet singularidad y eminencia.

que Francisco contempla a la V decir que los títulos de Señora. nunca da a la Virgen el nombre de M de los hombres. esc 12. junto con la bienaventurada Virgen. gloria y Espíritu del Señor en ellos. aunque en otro orden. son hijos del Padre. que tenía por delante casi un siglo de fervor marian el que los nombres de Madre de misericordia y Madre nuestra repetían con frecuencia. por la habitación d hermanos y madres de nuestro Señor Jesucristo (2CtaF 48-53 Teniendo en cuenta. rico. Pero.María. quiso. aunque por supuesto la coronen de gloria y de bienaventuranza. no le han hecho olvidar la cercanía y vecindad que tie con nosotros por su vinculación con el que. y los demás que se ligada y comprometida en la vida de pobreza de su Hijo. Más Madre que Reina Así decía santa Teresa del Niño Jesús que se figuraba a la Vi Francisco. y esposos. creemos que tampoco se puede afirma prevalezca en él una visión de María como Reina y Señora. hay q contienen en el Saludo a la Virgen y en la Antífona del Oficio d Pasión. bienaventuranza de todos los elegidos que. su Madre. además. «siendo sobreman en el mundo la pobreza» (2CtaF 5). son también. Reina. ya .

. de cuyo seno recibió María respondió. La enteramente fiel El Padre santo y justo. pero también habló con ella: «Esta Pala del Padre. que quiso que su Hijo naciera de la gloriosa siempre Virgen beatísima santa María (1 R 23. nos dice la revelación en palabras de Lucas verdadera carne de nuestra humanidad y fragilidad» (2CtaF 4 . la anunció el altísim Padre desde el cielo. Por teniendo en cuenta la imagen de la Virgen que intercede por nosotros. nos hace la actitud maternal de María hacia nosotros no está ausente d 13. imagen dos veces presente en sus escritos. tan santa y gloriosa.. no fines salvadores. según el Saludo a la Virgen. el paralelismo entre la Antífona del Oficio de la Pasión y 2CtaF 4 participar en sus virtudes (SalVM 6). nos inclinamos a pensar escritos de Francisco. «El santísimo Padre del cielo la eligió y la consagró con su santísimo Hijo amado y el Espíritu Santo sirvió de ella como si fuese sólo un mero instrumento útil para Paráclito» (SalVM 2).sólo una vez recibe María en los escritos dichos nombres. en seno de la santa y gloriosa Virgen María. junto con FVCl 1. y que. tan digna..3). por medio de su santo ángel Gabriel.

pues.Hubo por tanto un diálogo entre el Padre y la Virgen. piensan los santos padres que . proclama lo mismo. a la Palabra de D que precediera a la encarnación la aceptación de la Madre divino. la fe y obediencia de María frente a la desobediencia d tan repetido por san Agustín y otros. El Concilio Vati proclamando en consecuencia la importancia de la fe de María acoge y consiente. sirviendo con diligencia al en este estupendo texto: «Pero el Padre de la misericordia qu predestinada.. ampliamente desarrollados. subraya precisamente. Y el tema de la Virgen que concibe la carne de Cristo en respeto de Dios frente a la libertad de María y de la respuesta desde el principio la reflexión de la fe de la Iglesia. en los II recoge ambos temas. Con razón.. con la gracia de Dios omnipotente. desde san Justino Eva. se convirtió en Madre de Jesús. y al abrazar de todo corazón y sin entorpecimiento de pecado alguno la voluntad a la persona y a la obra de su Hijo. nueva Eva. Así lo ha destacado Virgen. El tema de Ireneo. entre ellos san Bernardo. revelado consciente y responsable de ella a Dios. hija de Adán. libre y conscientemente. consagrándolos con su autoridad y autores del siglo XII. Tem que encontramos también. Así María. al aceptar el mensaje salvífica de Dios. se consagró totalmente como esclava del Se misterio de la redención con Él y bajo Él.

teniendo en cuenta. pocas cosas h esperanza-caridad y en operación. Ciertamente lo apuntan al llam hombre a la acción de Dios se indica con toda claridad. T Palabra del Padre que recibió en su seno la verdadera carne d acentuado Francisco tanto en la vida del Evangelio de sus hermanos como la respuesta en adoración. fe- nuestra humanidad y fragilidad. además. madre del Hijo y esposa del Espíritu Santo (OfP Ant). Los escritos de Francisco no son Dios.María no fue un instrumento puramente pasivo en las manos d obediencia libres» (LG 56). sino que cooperó a la salvación de los hombres con fe y demasiado explícitos en señalar el asentimiento y consentimie esclava e hija del Padre. con lo que extiende y alarga expresam la vida de María es comunión con la persona y la vida de la su consentimiento más allá del momento de la anunciación. que tiene en los temas fundamentale santa operación. la observancia del Evangelio y el deseo del Espíritu del Señor y Dios Trino en Jesucristo. tambié presentar a María vinculada y comprometida en la vida y desti de pobreza de su Hijo. Pero. alabanza. los lugares paralelos de 2CtaF 48-53 y FVCl. coreada por otros muchos textos de sus escr . en los que la respuesta del de María al anuncio del Padre. a la comunicación salvado la vida del Evangelio su expresión mayor: el seguimiento. sobre todo.

. de María con Jesucris .. desde Él y por Él. sumo Dios verdadero. Señor y maestro» (OfP Ant 2). la relación que María tie que además la constituye. por estas cosas santo amor del Padre. «Ruega por nosotros junto con el arcángel santísimo Hijo amado. «Y a la santos.. dentro del designio de salvació unas pocas frases que lo subrayan con una fuerza especial y Madre» (2CtaF 5)..como. Éstas: «Con la santísima Virgen. y capítulo 23 de la primera Regla.. con tu queridísimo Hi Frases en las que la preposición «con» señala claramente la con el Espíritu Santo y con todos los santos: lo que llamamos nuestro Señor Jesucristo y el Espíritu Santo Paráclito» (1 R 23 compañía. la Trinidad y con los hombres. en contemplación mariana de Francisco. 14.. la unión. Pero hay en los esc nos obligan a insistir en ello. Miguel y todas las virtudes del cielo y con todos los santos. la segunda Carta a los fieles. de su generosidad. 14-62. al fin. vv. les suplicamos humildemente que. la comunión.. María en la comunión de los santos A lo largo de estas páginas hemos destacado varias veces.. por ejemplo. an gloriosa Madre y beatísima siempre Virgen María. y a todos l den gracias a ti. con Jesucristo y.

manifestada en la humillación del camino y vida 15. con los santos y con los hombres desde su mediación. con el Espíritu Santo. y serán. que la convierte en templo suyo.3 Así ve Francisco a la Virgen y también todas las cosas: envue acción de gracias con que el Hijo. fraterna. junto con todos los santos que fueron. en la luz del amor con que el Padre ama al Hijo (1 R 23. Francisco es el hombre comuni hombre con los demás. la Virgen acogedora d Jesús. María y la capilla de Santa María de los Ángeles La capilla de Santa María de los Ángeles fue para Francisco c .54). y son. la Virgen Iglesia. Jesucristo. gloria de Dios.5). junto con el Espíritu Santo. Texto en el que María aparece. y responde al Padre (1 R 23.comunión de los santos. que tiene una espléndida expresión e último texto citado. Y así ha visto también a la Virgen: con Jesús. en comunió por eso precisamente. La Virgen solidaria. y del Espíritu Santo al Padre porq envuelta antes en el santo amor del Padre que ha querido nue salvación por el nacimiento de Jesucristo de su seno (1 R 23. arrastrada en la acción de gracias del queridísimo Hijo.

y medio también para profundizar en su piedad hacia ella. la mujer de nuestro mundo y de nuestra historia. el Saludo a la Virgen compuesto precisamente en honor de nu Síntesis conclusiva Nos habíamos propuesto ofrecer en esta primera parte un que se refieren a la Virgen. títulos que se le dan. misterios se subrayan. Resumiendo nuestro camino por las ideas principales: inventario del tema mariano en los escritos de Francisco: texto principales de su vida que se contemplan. la Virgen en su vinculación singular con Jesucristo y en . al fin. y de lo segundo tenemos como testimonio comprob Señora de los Ángeles. Recoger.para expresar su devoción a María. cabe recoger en los siguientes puntos a) La imagen de la Virgen que en ellos se perfila: La Virgen co Madre en la doble dimensión de su maternidad. la Virgen como divina. la de la ermita de la Porciúncula. todo lo que en los escritos hace referencia a la Señora. De lo primero dan fe sus biógrafos. aspectos y detalles páginas de los escritos. la biológica y seguimiento de lo que resume y define la vida de su Hijo.

a ser hijos del Pa del Padre que le obligó a contemplarla como obra de la gracia c) La conexión del tema mariano con los temas mayores de su hombre. hemos sid hermanos y madres de Jesús. con el Padre. como ella. como la comunión de los que creen. desde Él y por Él. en la que alaba y . y de aunque después de ella y gracias a su maternidad. en la dimensión experiencia cristiana: La Trinidad. se convierten y siguen a Cristo. como única forma de descubrir su relación singular con Jesuc Espíritu Santo en su comunicación salvadora a nosotros. el Hijo y el descubrir también su comunión con nosotros que. y Jesucristo. y al que asocia a la Virgen. Jesucristo. Jesucristo. como salvador y. Y desde la gratuidad del santo como la que tampoco puede gloriarse sino en su Señor.pobreza. la Virgen en su relación con la Trinidad y en su relac con nosotros. de la que María forma parte. por el Espíritu del Señor. b) El desde dónde de su contemplación mariana: Desde la fe. en su comunicación salvado divina de su filiación. admitidos también. en su realidad humana e histórica. desde la comunión de los santos. en su triunfo que lo constitu Señor y Rey. en su camino de pobreza y humillación. la Señora y santa Re la Iglesia.

M. María. Padre nos regala el don de la vida y deja inscrita en nosotros. 1. [Sebastián López. desde el momento en qu como su firma. y en la que intercede por nosotros.En esta versión electrónica hemos supr las notas y muchas de las citas que lleva el or MARÍA.1). la primera discípula.. El tema mariano en los escrit Francisco de Asís. que ya ha llegado a la casa del Pa . Una estrella en el camino El camino de la fe es el camino de la vuelta al Padre. Ese camino. X 47 (1987) 171-186. cara: «Nos has hecho para ti y nuestro corazón está inquieto mientras no descansa en ti» (San Agustín.. revelado en plenitud por Cristo.F.gracias al Padre. Es el ca que recorremos todos los creyentes. O. en Selecciones de Franciscanismo. SIGNO DEL AMOR DEL PADRE 1. ha sido recorrido nos muestra la posibilidad del seguimiento desde la debilidad condición humana. vol. Confesiones. el ansia de regresar a su seno para verle cara .

agita. al recorrer ese itinerario. su infidelidad. es hija de la esclavitud. la tribulación por el desierto. cuya misericordia ll le ha concedido ser testigo e icono de su paternidad. largo y a ve incomprensible. de un pueblo que conoce la Alia .14. hija de Sión» (Sof 3. María nos ha desvelado también en su misterio cotidiano un lado inédito y c Antiguo Testamento con las imágenes de una mujer que se su criatura. cuyas entrañas se describen en e conmueve. el Israel. Lc 1. a sus fieles de generación en generación. necesitemos volver nuestra mirad camino. Ella nos hace comprender también nuestro destino de María nace en el seno de una comunidad creyente. gime y da a luz. María nos muestra permanentemente el rostro inexplorado del mismo Dios. «Lanza gritos de gozo.Pero. de nuestra fe personal y también de la fe de María.46-55) nuestra comunidad eclesial. D De ahí que los cristianos. quedando atada para siemp maternal del Padre amoroso y compasivo. testigo de la misericordia de Aquel que está al final del hijos y testigos. Su historia es la historia concreta de un pueblo que con destierro… Pero. sobre todo. 2. al realizar este camino de forma ejemplar. Por saber ser hija.

de Dios. Raquel. sobre todo.12-14). que no tienen dón agarrarse y por ello están siempre abiertos a la acción de Dios sus vidas: «Yo dejaré en medio de ti un pueblo humilde y pobr en el nombre de Yahvé se cobijará el resto de Israel. Judit. ese amor joven virgen con quien el mismo Dios quiere desposarse. E de Dios se revelaba en sus mujeres. lanza clamores. Ella ha experimentado el amor de Dios. Ana. convirtiéndola en l . Por en María se va a suprimir el pasado adúltero de Israel y va a de gozo. Esther… como anuncio del cumplimiento de la promesa hecha a Eva. Lanza gr todo corazón. María representa el ansia de plenitud del cumplimiento de la en Yahvé. Desde pequeña aprendido a conocer y esperar en Yahvé como su salvador. ansia generada en ese pequeño rebaño que ha creí misericordioso que la hace siempre nueva. alégrate y exulta promesa. Sara. Débora. Israel. su promesa de salvación universal y su fidelidad misericordiosa de generación en generación. de esos pobres de Yahvé que ya no tienen nada que perder y por ello lo esperan todo del Señor. la historia del R de Israel. hija de Sión. Rebeca. heredera de una tradición que ha visto cómo el designio salvíf En María se encarna y condensa. Miriam. hija de Jerusalén» (Sof 3.

nos ha transmitiendo la experiencia de Dios. la Igles Dice una profecía de Oseas: «Yo te desposaré conmigo para siempre. virgen. Lc 1. te desposaré conmigo en justicia y en derecho.26-38) más esposa fiel del Señor. una Iglesia que reconozca el amor . De ahí que digamos con Pablo: «Damos gracias a Dios Padre. en am en compasión.12).21-22). se espera de nosotros que seamos la herencia del pueblo santo en la luz» (Col 1. un pueblo nuevo. Yahvé» (Os 2. y tú conoce proclama con gozo en el Magníficat (cf. que nos ha hecho comp como sucedió en María. Una larga hijos de un pueblo.comenzar una historia nueva. Este anuncio se cumple en María. Pero tambié capaces de asumir esa tradición. de la confianza en él a través de todas las dificultades. te desposaré conmigo en fidelidad. como creyentes. de lo mejor cadena de creyentes. del pueblo de Dios. «Hágase en mí según tu palabra» (Lc 1. somos tam ese pueblo: del amor de Dios creído y experimentado. y además. purificarla y transmitirla a otr Dios espera de nosotros que seamos capaces de hacer una Ig responda con amor. la mayoría anónimos y sencillos.46-55). 3. quien María nos hace ver que nosotros.

El encuentro con descubrimiento de la riqueza insondable de su amor. que no s revela el misterio del amor de Dios: «Porque tanto amó Dios a perezca. sólo ella Por eso María. la promesa se hac historia. sino que desea encontrarse también con cada ser humano. sino «hágas de entrega incondicional a Aquél por quien es amada. en la encarnación. mundo que dio a su Hijo único para que todo el que crea en é Ante la revelación suprema del amor. Ese momento histórico y concreto. Yahvé es el Padre de Aquel que ella h aceptado llevar en su seno. La respuesta confiada y libre de María no abre al conocimiento de la intimidad de Dios: la comunión trini Y este conocimiento tan profundo de Dios implica el se realiza en las relaciones intradivinas. María responde también voluntad». María p . la Palabra se hace carne. es la primera que conoce a conocerá este misterio. Y el poder del Altísimo que la fecu es el Espíritu Santo. durante un tiempo. que acontece en el corazón y en la carne de María.En el momento histórico de la Anunciación. sino que tenga vida eterna» (Jn 3. como un amor total. y. comienzo en el tiempo de la misión del Hijo y del Espíritu San Yahvé como misterio trinitario.16). como una aceptación de lo desconocido. Porque ella no dice simplemente «sí».

además. ante la llamada del P en este diálogo amoroso se va gestando una armonía de no se mira a sí misma. sino porque mucho. que se nos revela y nos invita a la confianza. En la medid que somos capaces de fiarnos de Él y nos abandonamos a su designios. Su respuesta es posible porque. no porque la conoce. Pero no somos nosotros los que hemos d marcar ni el modo ni el ritmo: hemos de aceptar «ser llevados que el amor siempre exige morir a mí mismo. marcado.33-3 Durante la gestación. sino que se fía de voluntades que permite que el abandono y la confianza en el O se encarne en lo cotidiano. la Palabra que habita en el seno de Mar . Y 4. Él nos va descubriendo cada día más el insondable misterio de su amor. ni mide sus fuerzas. «Y a ti misma una espada te atravesará el alma» (Lc 2. Es la aceptación de un itinerario no se entremezcla con un discernimiento no exento de dudas y dificultades. por caminos no siempre previstos ni comprendidos. donde la entrega mutua se renueva en cada instante En María comprendemos que todo nuestro itinerario es tambié una historia de amor. Una historia en la que la iniciativa ha sid otro.decir «hágase tu voluntad».

Así se lo profetiza Simeón: «Y a ti misma. una espada t parte.35). El «no temas» del anunc del ángel recorre toda esta historia desde Nazaret hasta la cru Porque a María le alcanzará también la espada de la prueba y atravesará el alma» (Lc 2. no sólo de vida física. María descubre muchas veces cómo se duda. la ternur deja ser humano por y en un ser humano. Por vida oculta de Jesús. en María va le enseña a mirar y a vivir. durante el largo tiempo que dura la gestación y después ratifica la elección de Dios. piel. La maternidad de María es un «sí algo más. En efecto. Pero la maternida constante. carne. el tiempo se convierte en desierto. a rezar… le enseña la intimidad. Esta historia rutinaria propia de cualquier madre. una continua donación. nervios. y como en la histo .cubriéndose de huesos. Jesús aprende a querer. María e aquella que enseña a Jesús a ser humano: le enseña a sonre hablar. Es la donación de un modo de ser humano. a responder. Pero por otra parte. la experiencia de su maternidad es una experiencia ambivalente en el tiempo. Es Dios q entrelazada con la experiencia de saberse elegida por Dios pa una misión que no siempre entiende. el tiempo pare jugar en contra: a medida que el acontecimiento de la anuncia se aleja. sino María no acaba en el parto.

angustiados. tu ma tus hermanos están fuera y te buscan".31-35). nos descub una maternidad vivida en tensión: un hijo que es y no es al mi tiempo. ése es mi herm mi hermana y mi madre"» (Mc 3. tu p y yo. La prim es el episodio de Jesús adolescente en el Templo: «Mira. y Padre?» (Lc 2. dice: "Estos son mi madre y mis mi madre y mis hermanos?" Y mirando en torno a los que esta hermanos. le envían a llamar… Le dicen: "Oye. que imaginamos muy duro para su madre. Él les dijo: Y ¿po me buscabais? ¿No sabíais que yo debo estar en la casa de m público de Jesús: «Llegan su madre y sus hermanos. la voluntad de Dios se desdibuja a p de la promesa. el cumplimiento. es un tiempo de prueba y también.48-49). el tiempo de la tentación. como Jes Entre los momentos de desconcierto por las maneras de cump la voluntad del Padre. Y este cuestionamiento de las certezas más profunda . Este aparente despeg Jesús. te andábamos buscando. El período que transcurre desde la promesa ha el desierto. La segunda sucede en pleno ministerio quedándose fuera. cambia los parentescos. en presencia de María.de Abrahán o del Éxodo. se encuentran las tres ocasiones en qu Jesús. Quien cumpla la voluntad de Dios. Él les responde: "¡Qui sentados a su alrededor.

Por un . en su despojamiento. por saber ser hija. María «aprendió sufriendo a obedecer» (Hb 5. enseñándonos así que sólo la cruz hace verdaderos hijos. unida perfectamente a C abandona nunca. «Haced lo que Él os diga» (Jn 2. y donde la madre de Jesús es la madre de los que la cumplen. María es la hija perfecta del Padre.8 Y también en esto.los lazos de la carne por las exigencias de la voluntad del Pad avanza de modo progresivo hasta alcanzar su culmen en el Calvario. En Caná. ahí tienes a tu hijo» (Jn 19. Allí se inaugura un orden nuevo. María. se convertirá en madre: hija dolorosa se convertirá en madre de todos los que sufren.1-12) Las bodas de Caná se sitúan en la primera semana del minist de Jesús. 5. María cumple la mis de acercar el Salvador a los necesitados de salvación. que nos enseña a ser hijos por su identificación total de su Hijo en la c la voluntad de Dios son la madre y los hermanos de Jesús. en el que los que aman y cum Como su Hijo. A los pies de la cruz. y prefiguran la última. manifiesta el amor incondicional que no Toda la obra de la redención tiene como finalidad el hacernos verdaderos hijos.26). Y María acep cambio. «Mujer.

e Pero sólo al pie de la cruz descubrirá el costo de esta sublime misión: la restauración de la amistad entre Dios y los hombres de amor es preciso convertirse en ofrenda de amor. ser víctima. como en María. Pero. se llamados a ser hijos de Dios e instrumentos de su paternidad. Todos somos va a suponer a María.parte. su paso de hija a madre. De este mod «Madre de misericordia».12-14) «su» vida. nadie puede dar vida sin sufrir. pero. con un mismo espír . Es la ley que hemos descubierto en Jesús: si no qu «Todos ellos perseveraban en la oración. como a Jesús. no ames. hasta el extremo. El proceso que vemos en María. dirige la mirada de los hombres hacia el dador de la v autor de la salvación: «Haced lo que él os diga». si no amas… ¿para qué quieres vivir? 6. Reunidos con María (Hch 1. de cumple también en cada uno de los creyentes. P por otra. la participación en la paternidad de Dios exige «darlo todo». son incapaces de amar porque les falta el Espíritu. Para ser ma receptora del amor de Dios a transmisora del mismo amor. propicia el encuentro salvador convirtiéndose en intercesora. muestra a Jesús la necesidad del mundo: «No tienen vi es decir.

La Iglesia. María aparece sus hermanos» (Hch 1. engendradora de creyen portadora del Espíritu para los demás. En Caná comenzó como m humana de Jesús y acabó siendo intermediaria de la salvación el Calvario. en «Madre de la Iglesia Toda esta trayectoria personal de María nos descubre la funci madre de creyentes. image acompañando a los discípulos. se transforma en convirtió en madre de los discípulos. cuando el Espíritu que ella poseía desde el principio se difunde sobre los apóstoles. de María. su fu se va desvelando y enriqueciendo. para ello. En Caná. de escena en escena. a la que ella encarna y representa: ser mediador desde el servicio y la entrega. necesita . Pero de la Iglesia. desde la asociación a la muerte Jesús. s En Pentecostés. transmisora de la vida del Espíritu. en el Calvario. Y no perfecta de Jesús. recuerdo vivo. Después de haber visto al Resucit saben hacerlo sin la presencia de María. Y.compañía de algunas mujeres. Y. al identificarse con la suprema entrega de Jesús. en Pentecostés. y los discípulos esperan en oración la llegada del Espíritu. está llamada a ser fuente de am canal por el que llega el amor del Padre. como María.14). la madre de Jesús.

ella es «Hodoghitria».también testigo y ejemplo de amor. signo y representación viva del amor del Padre que nos espera. ayuda a todos los hijos. a encontrar en Cristo el camino hacia casa del Padre. como expresa bellamente la iconografía de Oriente y Occiden . la excelsa hija de Sión. María. «indicadora del camino Pero es también algo más: icono de la meta. donde como quiera que vivan.

. madre de Cristo y madre de la Iglesia. con alegría y admiración nos unimos a tu Magníficat.Oración (Juan Pablo II) Oh Virgen santísima.

. inspira en nosotros fortaleza de ánimo y confianza en Dios. con humildad y magnanimidad. Pero también están presentes tantas iniciativas de bien. En tu corazón de madre están siempre presentes los muchos peligros y los muchos males que aplastan a los hombres y mujeres de nuestro tiempo. las grandes aspiraciones a los valores. danos tu misma disponibilidad para el servicio de Dios y para la salvación del mundo.a tu canto de amor agradecido. Virgen valiente. «la esclava del Señor». Tú que has sido. los progresos realizados en el producir frutos abundantes de salvación.

con esta hermosa plegaria. no deseches las súplicas dirigían a María. la más antigua qu . ***** Sugerencias para la oración personal ¿Orar a la Virgen? ¿Por qué no? Los cristianos del siglo II ya conocemos: «Bajo tu protección nos acogemos. Amén. guíanos y sosténnos para que vivamos siempre como auténticos hijos e hijas de la Iglesia de tu Hijo y podamos contribuir a establecer sobre la tierra la civilización de la verdad y del amor. según el deseo de Dios y para su gloria. Virgen madre. santa Madre de Dios.para que sepamos superar todos los obstáculos que encontremos en el cumplimiento de nuestra misión.

María.8). por ello. que son las oraciones de los santo modo. se hace efectivo ese intercambio maravilloso de mérito . De la Iglesia llama «comunión de los santos LA MADRE DE JESÚS de oro llenas de perfumes. antes bien. es nuestra madre.que te dirigimos en nuestras necesidades. líbranos de todo peligro. Tenía cada uno una cítara y co (Ap 5. ¿cómo no les va a pedir por nosotros? Y cuando las mujeres se empeñan… Ya lo vimos en las Bodas de Caná. A nosotros nos es dado invocarles para que suplan la pobreza de nuestra oración. María está junto a su Hijo y junto al Padre. oh Virgen gloriosa y bendita». Los que ya disfrutan de la gloria de Dios participan plenamente de su amor hacia todos los hombres y. ¿Y a los santos? En una de las visiones del cielo que aparece el libro del Apocalipsis se dice: «Los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero. interceden constantemente por ellos.

En ella Dios ha realizado cosas que nos afectan a todos. Su función maternal nos permite . Su persona forma parte esencial de la vida de Jesús y de su misión. a través de ella Dios nos quiere decir cosas que importan mucho a nuestra vida.María no es una especie de añadidura piadosa y sentimental al evangelio. Ante todo. como tal. María es también. porque es la madre de Jesús y. junto a Jesús. evangelio de Dios para nuestra salvación. En una palabra. además. el lugar donde se realizó el misterio de la encarnación. «Buena Noticia» para la humanidad. Y.

para rescatar a los que se hallaban bajo la ley. María ocupa también un lugar privilegiado y único en la vida de la Iglesia y de cada uno de los creyentes. que constituyen el texto mariano más antiguo del Nuevo Testamento. modelo de fe y espejo en que se mira todo el pueblo de Dios.4-5). Ella es la primera y la más perfecta discípula de Cristo. nacido de una mujer. sin destruirla. nacido bajo la ley. Y por esta relación tan íntima con el misterio de Cristo. Con estas palabras. que abarca a . en la unidad de la persona divina. es también la madre de todos los discípulos. un plan concebido desde toda la eternidad.descubrir la verdad del Verbo de Dios que asume la naturaleza humana. 1. San Pablo explica el cumplimiento del plan divino de salvación. Ella. para que recibieran la filiación adoptiva (Gál 4. envió Dios a su Hijo. por voluntad expresa de Cristo. Elegida desde toda la eternidad «Al llegar la plenitud de los tiempos. a los que acompaña en su peregrinación por este mundo hasta la identificación plena con Cristo.

estas palabras se aplican de manera especial a la mujer destinada a ser madre del Autor de la salvación. Dios «auxilia a Israel.todos los hombres y en el que María ocupa un lugar privilegiado. prevista en el plan divino de salvación. para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor» (Ef 1. afirma que.2627). al dar gracias a Dios por las maravillas que ha obrado en ella. Hija de Sión «Al sexto mes.4). envió Dios al ángel Gabriel a una ciudad de Galilea llamada Nazaret. de este modo. En efecto. su siervo. de la estirpe de David. antes de crear el mundo. Así lo reconoce la propia Virgen cuando. 2. Desde toda la eternidad Dios escogió a una hija de Israel para ser la madre de su Hijo. el nombre de la joven era María» (Lc 1. a una joven prometida a un hombre llamado José. En esta joven judía de Nazaret se cumplen todas las promesas de esa etapa preparatoria. que es el Antiguo Testamento. si es verdad que Dios «nos eligió en la persona de Cristo. acordándose .

en favor de Abraham y su descendencia para siempre» (Lc 1. No es extraño. se cumple el plazo y se inaugura el nuevo plan de . Ella será la verdadera «virgen que concebirá y dará a luz un hijo. que la misión de María la veamos anunciada y preparada a lo largo de toda la Antigua Alianza. Y ella encarnará la humildad y la confianza de los «pobres de Yahvé». después de la larga espera de la promesa. cuyo nombre será Emmanuel» (Is 7. María es la excelsa «hija de Sión» en la que. Ana. que todo lo esperaban de Dios. sus antepasados.14). Ester… En ella se reflejará la fe contra toda esperanza de Abraham y la fidelidad de David. Rut. pues. Ya en los albores de la humanidad es insinuada proféticamente en la promesa dada a nuestros primeros padres caídos en el pecado (cf. Débora.15). Gén 3.54-55). Por todo ello. Judit. como lo había prometido a nuestros padres.de su misericordia. Será también prefigurada en todas aquellas historias de mujeres en las que Dios muestra la fidelidad a su promesa escogiendo lo que se consideraba impotente y débil: Sara.

convirtiéndola en «mujer nueva».3). Para ser la Madre del Salvador. está manifestándole una predilección especial de Dios.salvación. El Padre la ha bendecido «con toda clase de bendiciones espirituales. Cuando el ángel Gabriel la llama «llena de gracia». . como si este fuera su verdadero nombre. le dijo: Alégrate.28). María fue dotada por Dios con dones a la medida de una misión tan importante. más que a ninguna persona creada. que ha elevado su ser por la participación plena en la vida divina. llena de gracia. En María culmina el Antiguo Testamento y comienza el Nuevo. Y como esta plenitud de vida divina es incompatible con el pecado. en los cielos. por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente. el Señor está contigo» (Lc 1. en Cristo» (Ef 1. Llena de gracia «Y entrando el ángel a donde ella estaba. 3. María fue preservada de la herencia del pecado original en el primer instante de su concepción.

no es otro que el Hijo eterno del Padre. 4. será llamado Hijo del Altísimo» (Lc 1. pues Dios te ha concedido su favor. El que María concibe como hombre y se hace verdaderamente su hijo según la carne.Esta santidad singular que recibió desde el principio de su ser. al que pondrás por nombre Jesús. Y esto sucedió en las entrañas de María.1-14). la segunda Persona de la Santísima Trinidad. Él será grande. Concebirás y darás a luz un hijo. Jn 1.30-32). El Verbo. De modo que María recibió la vida sobrenatural de Aquel al que ella misma iba a dar la vida natural. que desde siempre estaba en Dios y era Dios. ya que se da a sí mismo haciéndose uno de nosotros. Con ello Dios realiza la plenitud de su donación. le vino toda ella de Cristo. Ella fue redimida de la manera más sublime en atención a los méritos futuros de su Hijo. se hizo carne y habitó entre nosotros (cf. Madre de Dios «El ángel le dijo: No temas. María. que vivió el privilegio misterioso y tremendo de «engendrar a quien la .

Por ser Madre de Dios. la eligió y le concedió la plenitud de gracia. Madre de los hombres. el Eterno la predestinó. La maternidad divina de María es el origen y la explicación de todos sus privilegios.34-35). portadora de la salvación. ya Isabel la saludó como «la Madre de mi Señor» (Lc 1.creó».43). por . Para ser Madre de Dios. María es instrumento y cauce de la entrega de Dios a la humanidad. por eso el que va a nacer será santo y se llamará Hijo de Dios» (Lc 1. si yo no conozco varón? El ángel le contestó: El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. 5. y el fundamento de su misión única en la historia de la salvación. Por eso. Jesús fue concebido sin intervención de varón. Siempre Virgen «María dijo al ángel: ¿Cómo será esto. y especialmente de los creyentes. como canta la Iglesia. y la Iglesia confiesa que es verdaderamente «Madre de Dios».

Con ello se anuncia también el nuevo nacimiento de los hijos de Dios por adopción. Las palabras del ángel sugieren la explicación de esta obra divina que sobrepasa toda comprensión y toda posibilidad humana: la concepción virginal de Jesús es el signo de que es verdaderamente el Hijo de Dios el que ha venido en una humanidad como la nuestra. ni de deseo de hombre. como explicó también un ángel a José. la divina y la humana. con quien María estaba prometida: «Lo concebido en ella viene del Espíritu Santo» (Mt 1. que somos nosotros. ni de deseo carnal.obra del Espíritu Santo. sino de Dios» (Jn 1. Por eso Jesús no tiene más Padre que a Dios: es Hijo de Dios en sus dos naturalezas. por iniciativa absoluta de Dios. La profundización de la fe en la maternidad virginal ha llevado también a la Iglesia a confesar la virginidad real y perpetua de María: «Virgen antes del parto. además.20). y.» Esta . Nuestra participación en la vida divina tampoco nace «de la sangre.13). en el parto y después del parto.

en el que María tuvo que ir reconociendo progresivamente . a la persona y a la obra de su Hijo.45). La plenitud de gracia. 6. Esto fue como su bautismo. María se confió a Dios sin reservas y se consagró totalmente a sí misma. Por medio de la fe. indica cómo ha respondido a este don la Virgen de Nazaret.virginidad perpetua es un signo de la fe de María. como esclava del Señor. Modelo de fe «Dichosa la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor» (Lc 1. significa el don de Dios. Pero ese momento culminante de la anunciación no fue más que el inicio de todo un camino de fe. anunciada por el ángel. es decir. proclamada en estas palabras de Isabel en la visitación.38). hágase en mí según tu palabra» (Lc 1. la fe de María. Ya en el momento de la anunciación María responde a la palabra divina proclamada por el ángel con la entrega de todo su ser: «Aquí está la esclava del Señor. de su entrega total y exclusiva a Dios.

Mt 2. Como ella y con ella. y que su misión será oscura y dolorosa.15) y en la pérdida del niño (cf. en el exilio (cf.con humildad «cuán insondables son los designios de Dios e inescrutables sus caminos» (Rom 11.13). incorporados por el bautismo al destino de Cristo. María aprende. que la convirtió en Madre del Hijo. en la persecución de Herodes (cf. la .13). todos los demás discípulos. Lc 2. escuchamos con fe la palabra de Dios. Mt 2. en el anuncio de Simeón (cf.34-35). hizo también de ella la primera discípula de Jesús y el modelo viviente para la Iglesia y para todo cristiano. Aquí vivió de forma plena la verdad de su bautismo: la participación en la muerte de Cristo. meditando los acontecimientos en lo hondo de su corazón. Así. al lado del Salvador que sufre. que tendrá que vivir su obediencia de fe en el sufrimiento. Esta fe de María. Lc 2. Y este abandono total en el Dios imprevisible culminará para ella al pie de la cruz.41-52). cuando tenga que acoger con fe el desconcertante misterio del total rebajamiento de Dios en la muerte de su Hijo.

ahí tienes a tu hijo. Madre de todos los hombres «Jesús. para restablecer la vida sobrenatural de los hombres. y esta maternidad perdura hasta la plena realización de todos los escogidos.26-27). al ver a su madre y junto a ella al discípulo a quien tanto quería. nos construye y conduce. Ella. 7. por caminos oscuros y muchas veces dolorosos. Después dijo al discípulo: Ahí tienes a tu madre. el discípulo la recibió como suya» (Jn 19.acogemos. la proclamamos y la testimoniamos. entregándonos con total confianza en manos de Aquel que. . Y desde aquel momento. e interpretamos a su luz los acontecimientos de la vida. esperanza y ardiente amor. como nos enseña la misma palabra de Dios. Esta escena emocionante nos descubre otra gran verdad sobre María: de su maternidad divina ha surgido su maternidad respecto a todos los hombres en el orden de la gracia. en efecto. colaboró de manera totalmente singular en la obra del Salvador por su fe. dijo a la madre: Mujer.

y. depende totalmente de ella y de . e indicando las exigencias que deben cumplirse para que pueda manifestarse el poder de Jesús. «No tienen vino» (Jn 2. destinatarios de la entrega sacrificial de Jesús. Porque la misión maternal de María hacia los hombres no oscurece ni disminuye la única mediación de Cristo. como proclamó el Concilio Vaticano II: «Todo el influjo de la Santísima Virgen en la salvación de los hombres brota de la sobreabundancia de los méritos de Cristo. Esta nueva maternidad de María es fruto del nuevo amor que maduró en ella junto a la cruz por medio de su participación en el amor redentor de su Hijo. «Haced lo que él os diga» (Jn 2. la vemos incorporada a la misión salvífica de Jesús abogando en favor de las necesidades y privaciones de los hombres. sino que muestra su eficacia. en ellos.5). en el momento culminante de la salvación. a todos los hombres. las bodas de Caná. se apoya en su mediación.3).Ya en el primer episodio de la actividad pública de Jesús. donde María es entregada por Jesús como madre a todos y a cada uno de sus discípulos. Pero es al pie de la cruz.

Aclamada por todas las generaciones «Todas las generaciones me llamarán bienaventurada» (Lc 1. Esta predicción de la misma Virgen en el «Magníficat» se cumple efectivamente en el amor y la veneración con que el pueblo cristiano de todos los tiempos y latitudes ha honrado a María. En otras palabras. 60). La piedad de la Iglesia hacia la Santísima Virgen es un elemento intrínseco del culto cristiano. reflejando así el mismo plan salvador de Dios. el culto cristiano dedica también una atención singular a la Virgen María. este culto se dirige fundamentalmente al Padre por el Hijo en el Espíritu Santo.ella saca toda su eficacia» (Lumen gentium. Ciertamente. como María ocupa un puesto singular dentro de este plan salvador. las . Pero.48). Manifestación de este culto mariano son las numerosas fiestas litúrgicas dedicadas a la Madre de Dios. es Cristo quien nos ama y nos salva a través de la solicitud maternal de María. 8.

. de su santificación y de la nuestra. autor de la encarnación. Francisco de Asís tuvo el atrevimiento sublime de llamar a María «Esposa del Espíritu Santo». expresión sencilla y admirable de la unidad inseparable de Madre e Hijo. Este es el sentido de esa doble fórmula acuñada por una espiritualidad ya secular: «A Jesús por María y a María por Jesús». a su vez. es instrumento eficaz para incrementarlo.bellísimas oraciones con que la tradición se ha dirigido constantemente a ella. y las múltiples devociones con que el pueblo cristiano honra la presencia y protección de la que considera su Abogada. ante todo. Por otra parte. Cristo. y. derivación del culto al único Mediador. Sólo desde María entendemos el misterio de Jesús. y sólo desde Jesús entendemos la importancia de María. el culto y devoción a María nos hace recordar constantemente la misión del Espíritu Santo. La devoción a María es.

El Concilio Vaticano II la proclamó como «miembro muy eminente y del todo singular de la Iglesia». ya que nos hace sentir más profundamente los lazos que nos unen a todos los creyentes y percibir la misión de la Iglesia en el mundo como continuación de la solicitud maternal de María.m. por último. el amor a María contribuye a fortalecer en nosotros el amor a la Iglesia. como «prototipo y modelo de la Iglesia» y como «Madre de la Iglesia».Y. lo que fue María en el hogar de Nazaret. lo sigue siendo en esta nueva familia universal que reúne a todos los hermanos de Jesús. Es decir. . o. Historia del dogma de la Inmaculada Concepción por Pascual Rambla.f.

Sí y no. Par poner una comparación. pueden evolucionar y evolucionan en conciencia que de ellos va adquiriendo la misma Iglesia. crece y se desarrolla cuando las circunstancias favorecen. recordándoos cuanto os dije». en nuestro caso. las no escritas. Cristo ha sembrado en el campo fecundo de su Iglesia. lo que hoy es verdadero. semi que germina. mañana o lo que afirman o niegan. No todo lo que Je hizo o dijo quedó escrito. pero sin evolucionar su contenido.. Él os guiará y os enseña toda verdad. el tempero lo da el mis Espíritu Santo. y aflora cuando suena hora de la Providencia.¿Evolucionan los dogmas de la Iglesia? Tal podría ser la pregunta que se formulase el lector. quedaron como en el subconsciente de la Iglesia. cada dogma (que vale lo mismo qu una verdad revelada por Dios) es una semillita que el mism . en forma tan clara y patente. que muc veces no puede ser ahogada ni por la autoridad de los Doctor . Parte de sus enseñanzas. aquel espíritu de verdad del que decía Cristo los Apóstoles: «Cuando yo me vaya. Sino que.1. ni tampoco cuanto enseñaron los Apóstoles que de Él recibieron el depósito de la fe. No evolucionan dentro de un siglo no vendrá a ser falso. es decir. Pero nada perdió.

fue necesario. que los preside.Lo vamos a constatar en la Historia del dogma. con palabras sumamente María a la de Eva en relación con la caída y la reparación de . para llegar a la definición del mismo la Iglesia. Pero la doctrina sobre el privile de María está contenida. como el árbol en la semilla. al propósito..La Inmaculada Concepción en los primeros siglos En los primeros siglos del cristianismo. al exaltar. No siend éste de los que la Sagrada Escritura consigna con claridad absoluta. los Santos Padres no Recuérdese lo que hemos dicho en el capítulo primero de escudriñar lo que enseñó la tradición y acudir al común sentir propusieron el problema de la Concepción Inmaculada de Ma nuestro Tratado..Porque el dogma de la Inmaculada Concepción de María de los clásicos para demostrar la fuerza inmanente que llev toda doctrina divina depositada en la parcela de Dios. que es romano.como en el caso de nuestro dogma. reunión de los fieles con sus Pastores y el Sumo Pontífice 3. 2. I.. en las enseñanzas de los mismos Padres al contraponer la figura d género humano.

recirculaci de la salvación del género humano. por todos. Tres principios de la cien Doctores de la Iglesia.. tan universal e tradición apostólica. y al tratar so la realidad de su maternidad divina. o reversión. Y habiendo escrito S Pablo que Cristo es el nuevo Adán.Con estas palabras: principio de recapitulación. Y es tan constante la doctrina. el bello vaticinio sobre la Redenció humana contenido en el Protoevangelio. pero permaneciendo aún virgen desobediente. Apenas podrá halla la Redención. fue la causa de la muerte. es conocida la doctrina patrística sobre el plan div 2..encomiásticas. contraponiendo María a Eva. la pureza admirable de la Virgen.. 1.Citemos. a San Ireneo: «Así como aquella Eva teniendo a Adán por varón.A los antiguos Padres llamó poderosísimamente la atenció no menos que a nosotros. principio.º El principio de recapitulación sobre María que dejaron firmísimamente sentados los primer 1. así también María . completaron sin esfuerzo un Santo Padre que no eche mano de este recurso al hablar paralelismo. que no es posible no admitir que arranque de la mis 3.

semejanza un principio básico al tratar de María. en la comparación. así la redención se obró 4. virgen obediente. por el mismo lugar.. el nudo de la desobediencia de Ev quedó suelto por la obediencia de María. pero a la inversa. De este modo. sin embargo. reclama.. Virgen e inocente también. a María. desde el primer momento de su ser. no alcanza toda su fuerza sino poniendo los contraposición.. Ev adornada desde el momento de su existencia de la gracia.teniendo ya un varón predestinado. también con la gracia La legitimidad del principio de recapitulación ha sido declarad por el Papa Pío IX en su Bula dogmática sobre la Inmaculad . según acabamos de decir. que como un nudo no se desata sino pasando los cabo modo idéntico. es causa de la ruina del género huma María. lo desató la fe de María Virgen». que contiene dos aspectos.Este paralelismo. pero a la inversa de la caída. fue causa de salvación para sí y para todo el géne humano. virgen e inocente. Y como es fácil comprender. Lo que ató por su incredulidad la virgen Eva. E decir. causa de su salvación. com extremos de la contraposición en igualdad de circunstancias Eva. y. está repetido.

dice: «Ciertamente que el arca de mader incorruptibles era el mismo Salvador. a afirmar c comparación en su grandeza y elevación moral con criatura alguna? Su divina Maternidad. cual no es posibl imaginar mayor fuera de la de Dios». etc.Un coro unánime de voces proclama a María purísima. la más sublime de las criaturas. En esta univers aclamación de la pureza de María ha de haber. Evidentemente. Ahora bien. n San Hipólito.º Exaltación de la pureza de María 1. pues. Concepción Inmaculada. Los Santos Padres de l antigüedad no estaban mucho más informados que nosotro tanto énfasis. ¿Qué les mueve. que n . caso de proponerse la pregunta. s mancha.. para admitir necesitaban cambiar de rumbo. que María no admite sobre la vida de la Virgen. sus alabanza arrancan del principio que más tarde formuló San Anselmo: « Madre de Dios debía brillar con pureza tal. Y por esta arca.2.. 2. se significa su tabernáculo. mártir. Bastaba sacar las consecuencias del principio sentado y admitido. necesariamen un principio general que la impulse. con tanta seguridad.Leamos algo de estas loas dedicadas a la Virgen. exenta podredumbre y corrupción.

naciera hombre perfecto el Hijo de Di para que restituyera la vida eterna que por Adán perdieron lo hombres». en cuanto hombre. contemporáneas de San Andrés. es decir. siempre Virgen. Pues el Señor estaba exento pecado y estaba. tienen u pensaba de la Santísima Virgen. santa. revestido de maderas incorruptibles. como de oro purísimo del Verbo de Dios». Y e . de la Virgen y del Espíritu Santo. se leen esta palabras que el Santo dirigió al Procónsul: «Y puesto que d tierra fue formado el primer hombre. como algunos opinan. canta venerable antigüedad y nos atestiguan lo que entonces se este modo a la Virgen: «Ciertamente tú (Cristo) y tu Madre so los únicos que habéis sido completamente hermosos. apellidado Arpa del Espíritu Santo. inmaculada Virgen». Señor. «toda santa. San Efrén de Siria. san En las actas del martirio de San Andrés. no se genuinas. po dentro y por fuera. d una virgen Inmaculada. Inmaculada. pues en otras partes llama a María. apóstol. no hay defecto. fue necesario que. quien por la prevaricació del árbol viejo trajo al mundo la muerte. ni en tu Madre mancha alguna». incorrupta. en otra parte llama a María. Aunque estas actas. es decir.engendró corrupción de pecado.

No de Sara. virgen Y San Jerónimo: «Proponte por modelo a la gloriosa Virgen cuya pureza fue tal. Y desde luego. carne que cayó en Adán.alejada de toda corrupción y mancha. no en aque incorrupta. íntegra y limpia de toda mancha de pecado». y busca a tu cansada oveja. San Ambrosio pone en labios del pecador: «Ven. búscala. II. mucho más resplandeciente que el sol. sino de María. Recíbeme.La Inmaculada Concepción hasta la Edad Media una tradición que puede calificarse de apostólica. hubieran llegado a la verdad por el mismo camino q seguían.. caso de plantearse la la Inmaculada Concepción. etc. La lista podría alargarse muchísimo más. pero son tales las alabanzas qu cuestión. sino por ti mismo. que mereció ser Madre del Señor». Seño Jesús. La conclusión es l siguiente: los Santos Padres no se proponen la pregunta sob dirigen a la pureza de María. no por los siervos por los mercenarios. pues. que. lo que les impulsa a la alabanza ta unánime y fervorosa de la pureza de María es la existencia d enseñanzas de los Apóstoles. derivada de .

sin mancha.. y qu aun necesidad de exaltar la soberana figura de la esta misma época. única en la historia prerrogativa máxima de la Virgen. el hereje Pelagio desfiguraba el concepto iba extendiéndose en el siglo V. santa d .º La Iglesia oriental universalidad del pecado que de la gloriosa excepción que 1. su divina maternidad.A partir del siglo IV. No se puede expresar más Y Teodoto de Ancira: «Virgen inocente.En la Iglesia oriental encontramos el esforzado defensor de maternidad divina de María. e pecado original y sus funestas consecuencias en los hombre por lo que los Padres se ven constreñidos a tratar antes de l representa la Virgen. que escribe: «¿Cuán se ha oído jamás que un arquitecto se edifique una casa y l claramente la idea de la Concepción Inmaculada. al paso que en Occidente. 1. ofreció más frecuente ocasió Bienaventurada Madre de Dios. Leamos algunos testimonios de una y otra Iglesia. La herejía nestoriana que atacó directamente. la Iglesia occidental no corre parejas con oriental en profesar la Concepción Inmaculada de María. deje ocupar por su enemigo?». San Cirilo.

engendrado de tus entrañas. o totalmente inmu San Andrés de Creta: «No temas. como t de pecado. Encontraste la gracia que ningún o Y en la carta a Sergio. un defecto cualquiera. Y en otra parte: «El purísimo Hijo de Dios. aprobada por el Concilio Ecuménico V . leemos en un himno compuesto por San Jai Nisibeno: «Si el Hijo de Dios hubiera encontrado en María un madre exenta de toda inmundicia».En el siglo VI. incontaminada de tod mancha». pero incontaminada.. mancha. encontraste gracia ante Dio encontró como Tú jamás». Y en otra pa «María aventaja en pureza a los serafines y querubines». nacida como lirio entre espinas». secretario de San Juan Crisóstomo. d 2.. en el mismo siglo naturaleza humana.alma y cuerpo. sin duda se escogiera una San Teófanes alaba así a María: «Oh.. la gracia que perdió Eva. Proclo. Y a la santidad de María califica de «Justicia jamás rota». dice de María que está formada «de barro limpio». es decir. hallase a Ti sola purísima de toda mancha. limpia de pecados a creyentes».

la serpiente. por cuyas ansias de falsa divinidad hemos sido En los siglos IX y X se contornea aún con mayor claridad la Concepción sin mancha de María. que fuiste lib Inmaculada. T de la caída del primer hombre». A medida que va San Juan Damasceno: «En este paraíso (María) no tuvo entra asemejados a las bestias». dice de la Virgen. ya tiene un significado precis . alégrate. sola sin mancha». En adelante.Sofronio dice de María: «Santa. San José el Himnógrafo mancha. Purísima. No es necesario proseguir porque en adelante la palabra que diste a Cristo el cuerno mortal. la única Inmaculada. Y así en el siglo VIII podemos leer estas palabras tan claras directamente a la sola virginidad de María. Tú. la palabra Inmaculada. sin Y San Juan el Geómetra en un hermoso verso: «Alégrate. entre los orientales. inmaculada de alma y cuerp libre totalmente de todo contagio». ya no se refie adelantando los siglos se va perfilando con mayor precisión idea de la Concepción Inmaculada. «Inmune de toda mancha y caída.

en estas palabras se menciona alusión al Espíritu Santo a quien se apropia. Además desde el siglo VII la Iglesia oriental celebraba la fiesta de la el significado de la fiesta oigamos a San Juan de Eubea: «Si celebra la dedicación de un nuevo templo. el proceso hasta llegar a la confes más lento debido a circunstancias especiales que lo entorpecieron. asimismo. 2. La admisión de una mancha en María hubiera clara y paladina de la Concepción Inmaculada de María resu manifiestan tener de la grandeza espiritual y moral de la exce .En la Iglesia occidental.. aunque no fuera universalmente. Pero el concepto que los Santos Padres Madre de Dios no desmerece ni cede en nada al de los orientales. ¿cómo no se celebrará con mayor razón esta fiesta tratándose de la Inmaculada Concepción. no con fundamentos de piedra Ana. So edificación del templo de Dios. pero el mismo Hijo de Dios la edificó con el beneplácito por mano de hombre? Se celebra la concepción en el seno d Dios Padre. Como se observará.º En la Iglesia occidental creación de María y. su santificación.concreto: la exención de María del pecado original. y con la cooperación del santísimo y vivificante Espíritu». como insinúa 1.

Si pudiéramos congregar todos los santos y santas . Ahora bien. si afirmas que el pecad diablo. suscitar cuestión alguna cuando se trata d pecado. de la cual no quiero. el santo Obispo admitió la Inmaculada Concepción Pero es lo cierto que nuestro Doctor enseña que los pecado actuales tienen su origen en el pecado original. por razón del nacimiento». dice está sin pecado actual. María fue súbdita concebida por sus padres. es decir. en la discusión sobre el pecado original que aquél negaba... un escánd entre los fieles. de ello echó mano el hereje Pelagio para atacar a su contrincante San Agustín. «Nadie. porque nadie fue libre del original». por el hono debido al Señor. discípulo del hereje. y hubiera chocado con la idea que se profesa sobre la santidad eximia de la Bienaventurada Virgen. con es palabras. «Excepto la Virgen María. opina que María no tuvo pecado actual alguno.producido en Occidente. Y en efecto. escrib dirigiéndose al Obispo de Hipona: «Tú entregas a María al dia original se trasmite por generación natural. Se discute si. al igual que en el Oriente. porque de esta manera descendió y de este modo fu A esto contestó el Santo Doctor: «La condición del nacimiento destruye por la gracia del renacimiento». Juliano.

¿no es verdad que unánimemente hubier exclamado: Si dijésemos que no tenemos pecado. pues sabemos que pront . no por la belleza del cuerpo.En el siglo V. canta en escogidos versos: « víbora infernal yace. encontramos el máximo poeta cristiano Prudencio que.cuando aquí vivían. y retorciéndose bajo sus plantas. nos engañamos y no hay verdad en nosotros?». según el que María careció del pecado original. San Máximo escribe estas palabras: «María gracia original». disuelto el veneno. sino que los autores Concepción Inmaculada de María. impotente su tóxico sobre la verde yerba». que fue digna de engendrar a Dios. interpretando la fe de la Iglesia la pureza sin mancha de María. se habla con mayor cautela so este asunto. aplastada la cabeza. a medid que van avanzando los siglos. en Occidente. bajo los pies de la mujer.. Por aquella virgen. vomita 2. hacia el 400. No que se nuble por completo la creencia en la comenzó a celebrarse su fiesta. hemos de conclu En esta misma época. digna morada de Cristo. principio que sienta el mismo Santo Doctor. Así. sino por Al revés de lo que sucede en Oriente.

No es ésta la única constancia que queda de la celebración litúrgica. la Concepción de la Santa Virgen María». Algunos. empero.eclesiásticos. com aparece por el calendario de mármol de Nápoles. X y XI sabemos que se celebrab . y por obra de San Ildefonso. se ven constreñidos antes a tratar de este pu ley universal del pecado. Por lo calendarios de los siglos IX. que reza: «D fecha de la celebración (la misma en que la celebran los 9 de diciembre. Dícese que en siglo VII. con el q mantenía intensa relación comercial Nápoles. y ante la necesidad de defend el dogma cierto de la universalidad del pecado original y su consecuencias. cuya opinión sobre este misterio es dudosa. por la autoridad de San Agustín. y se celebraba la fiesta de la Concepción Inmaculada en Españ que se apoyan los que lo defienden. L orientales) indica que la fiesta transmigró de Oriente. que a establecer e ilustrar la excepción que constituye María a Buena prueba de que la fe en este glorioso privilegio de María quedó ofuscada nos la suministra la Liturgia. Arzobispo de Toledo. dudan de la autenticidad del documento e Pero con toda seguridad se celebraba ya en el siglo IX.

El primero que replicó a la misma. no aprobada por la razón y desconoc documentos para probar la gran devoción del Santo a María Cada vez que la nombra. en 114 introdujeron la fiesta.. Pedro Comesto ya hace notar la confusión de San Bernardo en el asunto. la pluma le rezuma unción. reprobando lo que él llama una innovación de la tradición antigua». el significado de solemnidad no estaba teológicamente fijado. 3. y .también en Irlanda e Inglaterra. el Santo Abad les escribió una carta vehementísima. lector de que en todo el raciocinio no hay ni brizna de pasión A pesar del enorme prestigio del santo Doctor. a pesar de la celebración litúrgica. y con l inimitable galanura de estilo que le caracteriza. Y no deja de llam la atención que fuese el Santo quizá más devoto de María qu frenase los impulsos del pueblo cristiano. Me refi Habiendo llegado a sus oídos que los monjes de Lyón.Pero. convence a Impugna el privilegio porque así cree deber hacerlo. teológica más enconada de la historia de los dogmas. La carta es uno de los mejores «ignorada de la Iglesia. su carta no que sin réplica. suscitando la discus a San Bernardo.

Los siglos XIII y XIV son los del máximo esplendor de la ciencia divina llamada Teología. como en toda polémica. el ac de los padres. la frase dura y encendida d parte del contradictor: «Dos veces -escribió Nicolás. concepción activa y pasiva. Ni fa tampoco. Los que la cultivaron se llam más ilustres. vale decir. y hubo varios centros de importancia. se toparon con la cuest de la Concepción de María. monje d Hijo y en la contradicción de su Concepción».Controversia de los Escolásticos hasta el Beato Escoto 1. que cada día cobró más auge.distingue entre la concepción del que concibe.. que ya hemos definido antes. Los Doctores de París se inclinar . Al comentar los Escolásticos el «Libro de las Sentencias» de Pedro Lombardo. Inglaterra. proyectó una siglos posteriores. que les servía como de Escolásticos.. es decir. y la concepción del ser concebido. influencia insospechada en las discusiones teológicas de lo III. San Albano.fue traspasada el alma de María: en la Pasión de Aunque la carta del Doctor Melifluo no pudo impedir la extens de la fiesta. la Sorbona de París y la Universidad de Oxford. entre lo manual y guía para dar sus lecciones.

Y ponían un ejemplo Como la inmundicia del recipiente hace que el vino de suyo dulce se convierta en vinagre. pues. excluyeron a María de la común caída del pecado de el Beato Escoto. La victoria quedó por éstos últimos. y otro form lo propiamente llamado pecado. que es la concupiscencia de la carne. como se verá por el contexto de toda la cuestió a purificada. Causa de proponerse el problema en esos términos es el error contenido en el «Libro ya se da algo como presupuesto y seguro: que hubo en Mar las Sentencias» que comentaban. que corrompe y mancha al alma. Por lo que en el mismo planteamiento del proble algo que necesitaba purificación. los Maestros se plantean la cuestión en estos términos: ¿Cuándo fue santificada la Virgen María? Santifica aquí equivale. el pecado original tenía dos elemento uno material.por la opinión maculista. así la concupiscencia de la car que se transmite por generación natural.En París. que es la carencia de la grac Partiendo. inficionada por la .. y concretamente p 2. su más alto exponente y representante. En su concepto. origen. El error consistía en afirm que el pecado original se identifica con la concupiscencia de carne. mancha la pureza d alma. del principio que la carne. y los de Oxford por la inmaculista. e decir.

Prosigue interrogando si fue santificada en el mismo momento de infundirse el alma en el cuerpo. La conclusión es que fue santificada después concedió a Jeremías y al Bautista. purifica 3. Sienta el principio de que a «María le otorgó cuando podía dársele». su santidad no pudo la carne de María fue purificada antes que su alma entrase trasfundirse a la carne que concibieron. porque si esto se excelsa Virgen lo que a otros se concedió». 4.El primero en plantearse la cuestión en estos términos e Fray Alejandro de Halés. porque carne no puede ser sujeto de santidad alguna ni de ninguna gracia. inficiona a su vez el alma. aunque antes de nacer.Sigue por el mismo camino. «no puede negarse a tan . es decir. se pregunta consecuencias que de él se derivan.. los Doctores d María de esta infección inherente a la carne? París se preguntan: ¿Cuándo fue santificada.. Continúa investigando fuese infundida en la misma. y resuelve que tampoco. Y siguiendo la opinión q María fue santificada en sus padres. respondiéndose que no pues aunque ellos fueran santísimos. y se inclina tamb la concepción. y con una conclusión más por la negativa.generación natural. pero no saca todas las acabamos de exponer sobre el pecado original.

prosiguen y San Buenaventura. Citemos sólo lo que escri porque la culpa no puede borrarse más que por la gracia. enseñan «que en Adán todos labor de enseñanza de los dos ya mencionados. Y así. «A la segunda. también Ella. fue máxima la . pecaron». q en su obra máxima. por el mismo sendero. bajo la dependen pureza de la Virgen.Los dos colosos de la ciencia teológica. que continuaron el célebre texto de San Pablo. Este cree ser de fe q María fue concebida en pecado original. si lo fue en e momento de recibir el alma». responde que María contrajo el pecado de origen. es decir. aunque más expeditos. el Doctor San Alberto Magno. Santo Tomás. «La Suma». Son Santo Tom El Doctor Angélico.. responde que ha de decirse qu «si el alma de María no hubiese sido jamás manchada con e pecado original. esto derogaría a la dignidad de Cristo que es en ser el Salvador universal de todos. cu sujeto es sólo el alma. y si todos.enérgica. Porque Cristo de ningún modo contrajo de Cristo. afirma y repite con insisten en varias partes de sus obras. escritas en diversas épocas. 5. «A la primera pregunta de María fue santificada antes de recibir el alma». pues las Escrituras. que no necesitó salvación alguna.

. q repugna a la fe cristiana. Después de exponer la opinión común. como si nega entonces supusiese defecto alguno. Pero la Santísima Virgen contraj del nacimiento». Doctor reiría de buena gana las acrobacias intelectuales de San Buenaventura insinúa tímidamente la solución verdadera opinión maculista. según ellos. lo que San Anselmo dice la Santísima Virgen: que María fue pura. sino que fue santo en su concepción misma según aquello de San Lucas: "El que ha de nacer de Ti. la cuestión. sant será llamado Hijo de Dios". El Santo y ponderadísim algunos de sus comentaristas. con pureza tan alta.pecado original. Y en otra parte se pregunta cuándo fue ciertamente el pecado original. y responde: «Poco después de su concepción» A estas palabras tan claras se les ha querido dar últimamente significado distinto. porque la misma Virgen fue liberada mayor. no se puede imaginar. Esto no . pero se declara explícitamente partidario de la escribe: «Algunos dicen que en el alma de la Santísima Virgen gracia de la santificación se adelantó a la mancha del pecad original. si bien quedó limpia de él ant santificada. Esto significa. fuera de la de Dios. haciendo mil equilibrios para que signifiqu que Santo Tomas no negó el privilegio de María..

No estaba reservada a los Doctores de París la empresa Inmaculada Concepción era corriente entre los teólogos. Ningu había expuesto aún en París tan claramente. los argumentos a favor de la Inmaculada.pecado original por la gracia que dependía y tenía su origen Cristo. decía el antiguo Oficio de la Inmaculada: el Bea . 4. la Virgen fue sostenida en el a de caer para que no cayera. Tiranía de la raz defender el privilegio de María. como las demás gracias de los Santos. Pe que se impuso sobre los anhelos del amor. «bajó a palestra el Doctor providencial que Dios mandó a la Iglesia pa Juan Duns Escoto. según la referida opinión». Estos fueron levantados después de caídos. este caso». ni insinuado co tanta precisión. Cuando la doctrina contraria a corroborada por la autoridad de los grandes maestros.. San Buenaventura se inclinó por la contraria.

y la misma y en París enseñó teología. según el estilo de la época. tuv que defender su opinión en una disputa pública con los docto . Al llegar a París.. de noble familia Duns..El Beato Juan Duns Escoto nació en Maxton (Escocia). y. Su doctrina sobre l reinante en la Universidad. la cuestión sobre la Concepción de María estaba definitivamen exención de María de todo pecado chocó con el ambiente ventilada y resuelta en sentido negativo.La intervención del Doctor Mariano 1. Se formó en la Universidad de Oxford.IV.

y que marmórea imagen inclinó su cabeza. donde el triunfo aclamándole unánimemente vencedor. El rotundo triunfo que alcanzó. la tradición nos dice que se opusieron al Doctor después de recitarlos uno tras otro de memoria. como acostumbra con los hechos trascendentales. Las crónicas eclesiásticas aseguran que. al pasar postró ante una imagen de María. que él refutó y pulverizó la Asamblea los Legados del Papa. porq de los fragmentos de la disputa que han llegado hasta nosotr se pueden recoger cincuenta. La nobilísima Asamblea se leva privilegio mariano tuvo lugar en Colonia. La leyenda y la tradición. aguardaban al Doctor todos los Maestros. Una defensa similar d alcanzado por el Defensor de María fue tal. El número d argumentos. midiendo su inge y saber con los Maestros más renombrados. hermosos. presentes a la sazón en que fuere. aun sin llegar a los doscientos. hizo aquella discusión científica celebérrima en los anales de la Universida aun de la Iglesia. que hasta los niñ . Sea de ello Mariano doscientos argumentos. fue grande. Presid París para negociar ciertos asuntos con el Rey.de la misma. la han adornado con mil deta Doctor por los claustros de la Universidad para la discusión. implorando su auxilio. En el aula magna de l Universidad.

. Para el Beato Escoto pecado original no consiste más que en la negación de la gra sobre la carne. Disputa de la Sorbona.Pasemos a exponer la doctrina del Doctor Mariano.le aclamaban por las calles: ¡Vencedor Escoto! Todos estos detalles de la leyenda demuestran la impresión q causó la defensa escotista en la imaginación de los contemporáneos que veían irremisiblemente perdida la causa el terreno intelectual. Y por eso no ha de preguntarse nad . Notem ante todo que el Beato Juan Duns Escoto se plantea la cuest de modo completamente diferente al de los que le precediero «¿Fue concebida María en pecado original?». que en pie la historicidad del hecho conocido con el nombre de mariólogo P. hoy común a todos los teólogos. conocido en todos los centros teológicos. Este modo d preguntar no presupone ni prejuzga nada. que se debiera poseer. como ha probado con sus estudios e 2. como hacían los anteriores. Carlos Balic. y tiene un sentido claro y terminante: ¿Tuvo o no tuvo el pecado original? Ello arranca de la idea que nuestro Doctor tiene del pecado de origen. Pero si los detalles son legendarios.

llegando siem . Ella también. pero redimida perfectísimamen médico que cura la herida del hijo que ha caído.A la pregunta. Y si debía hacerlo en un caso. se que el segundo. Es decir. no incurrió en él. Resumámoslo: «Se afirma que en Adán todos pecaron y que Cristo y por Cristo todos fueron redimidos. la honra y honor del mismo. si por adelanta y quita la piedra que provocaría el traspié? Sin dud menos en un caso no redimiera de la manera más perfecta posible. Y respondo que sí. ora desde el punto vista del pecado. pecado original. ¿Motivos? La perfectísima Redención de su Hi contrarios la esgrime él como argumento casi único. es posible prevenir la caída de alguno en Madre». Ahora bien. lo hizo en su El Beato Escoto va aplicando el argumento ora desde el pun de vista de Cristo Redentor perfectísimo. por Cristo. Cristo no fuera perfectísimo redentor. pero Ella de mo diferente. de si María fue concebida en pecado. ¿Quién actúa más eximiamente. responde: No. que la dificultad de los también Ella. sabiendo que su hijo ha de pasar por determinado lugar. Y que si todos. pues. María debía contraer el pecado de origen. ora desde el ángulo de María. Como hija y descendiente de Adán. o el que.

Por lo que María. en s privilegio. Madre Inmaculada. en s conocida «Mariología»: 1. María debía contraerlo por ser descendiente de Adán. convenía lo hiciera por su misma honra De todo lo cual se deduce.º Que el Doctor Mariano concilia a perfección la preservaci de María y su dependencia de la Redención de Cristo. Podía hacer a luego lo hizo.a la misma conclusión. luego lo hizo. su preservación se llama privilegio. y caída real. como temían los antiguos. redención más perfecta. Su argumento quedó sintetizado para posteridad con aquellas cuatro celebérrimas palabras: Potui decuit. Por eso. Es decir. Esto consigue distinguiendo entre la Redención curativa y la preservativa. lejos de menoscabar el honor de Cristo escapando su influjo. convino. Esta última es. contracción del pecado. 2. pudo. en la que entra María. ergo fecit. en opinión suya y ante el testimo de la razón.º Que el Doctor Mariano distingue perfectísimamente entre ley universal del pecado de origen. entre el débito. como dicen los teólogos. depende de Él en form . escribe el Doctor Alastruey. pero no lo contrajo porque fue preservada.

3. que de enemigo doctrinal pasó. ni un argumento. como muchos a lo lar Concepción) fue Juan Duns Escoto. Escoto consiguió pulverizar los principales argumentos de la opinión contraria y poner en claro que nad Concepción Inmaculada de María. No había visto jamás que un puñado de barro lanzado contra e adversario se convirtiera en el trayecto en un manojo de rosa . de la Orden Franciscana Calificación teológica que. fue profética.más brillante y más efectiva. como es evidente.º Finalmente. podía deducirse de los dogmas de la fe que fuera contrario a Las páginas del Doctor Mariano vinieron a ser el arsenal en q recogían armas y argumentos los defensores del privilegio d María. y al cabo de tantos siglos de disquisiciones científicas. llegó a la definición dogmática sin que se pudiese añadir a su páginas ni una idea. escribiendo a propósito de sus enseñanzas en París: primer sembrador de esta herética maldad (la Inmaculada Renier. se lo propinó el Padre Gera de la historia del Dogma. a adversario personal del Beato Escoto. ni una distinción más Y para que no faltase al aguerrido defensor de la Virgen el testimonio de la opinión contraria.

escribe Campana en María en el Mayrón. aceptó la doctrina de su Maestro de modo qu al poco tiempo. Y Orden Franciscana a causa de las controversias sobre la pesar de que el Pontífice estaba en grave disensión con la pobreza.Siguieron al Beato Escoto.Hasta la definición dogmática 1. Y nos hallamos en 1325. todos lo franciscanos. es decir. V. La determinación Inmaculada.. la opini contraria apeló al Papa Juan XXII en su corte de Aviñón. tras una disputa entre un franciscano y un dominico Papa se inclinó por la opinión inmaculista. Toda la Ord Dogma católico. y entre sus discípulos se pueden citar nombres tan ilustres como Francis Franciscana en general. a unos veint . que le adoptaron por Maestro. etc.lirios. y como conclusió Juan XXII significó un paso decisivo para el triunfo de la mandó celebrar la fiesta en la capilla papal. como es fácil suponer.. Andrés de Neuchateu. Juan Basols. nombre con que fue designada hasta la 2.Perdido ya el prestigio en la Universidad de París.. a la Concepción Inmaculada se la llamó la definición dogmática. opinión franciscana.

en su libro «La Inmaculada Concepción». 2. La Universidad las reprobó y confió al franciscano Juan Vital que Confirmada la sentencia o calificación de la Universidad por nuevamente la opinión inmaculista.. a toda tomista. el de defender la doctrina de Santo Tomás sobre e 3. asimismo. los contrarios formularo tema.. ante el cual triun Sola. asimismo. Pero la lucha. había llegado a su punto culminante. En su primera lección magistral sostu cuatro proposiciones contra la Inmaculada Concepción. Ya es conocid que en el Concilio de Basilea se tuvo un largo debate entre . Y si los discípulos de Escoto formularon el voto de defender el privilegio hasta la sangre.J. y su actuación. Juan de Monzón rec la investidura de Doctor. escribe el refutara. Conceptione Obispo de París. Monzón arrastró. Como Escoto había arrastrad tras sí a toda su escuela. M. el dominico apeló al Papa. como hizo en su «Defensórium pro I.. porque en adelante la opinión maculista va perdien sensiblemente terreno. interés.No es necesario seguir ya más el curso de las discusione científicas.años solamente de la Defensa de Escoto. S.Un incidente que revela los sentimientos y proceder de to una generación fue el sucedido en 1335.

pero la decis del Concilio quedó sin valor porque. llegamos al Concilio de Trento que. la victoria de éste fue tan rotunda. sino que hay qu 4. que la Asamblea Historia. no intenta comprender a la observar sobre esto lo establecido por Sixto IV». nombre con que es conocido en Y de triunfo en triunfo. de la doctrina inmaculista y no tardó mucho en ser opinión Apenas se hallará una Orden religiosa que no pueda present nombres ilustres de grandes teólogos que favorecieron la . y nos hallamos en el siglo XV. se sostuvo otra disputa entre el dominico Bandelli y el franciscano Francisco Brescia. este santo Concilio qu bienaventurada e inmaculada Virgen María.. Ante Sixto IV. significó su opinión con al hablar del pecado original.maculistas e inmaculistas con el triunfo de éstos. estas palabras: «Declara. sin embargo. aunque no defi el dogma de la excepción de María. levantó aclamándole Sansón. a hablar de la universalidad del pecado original.Las palabras del Concilio fueron decisivas para la extensi universal. el Concilio ya era canónico. al tomarla.

La Compañía de Jesús puede presentar a Diego Laínez. San Pedro Canisio. determinó celeb agustinos defendieron también la prerrogativa de la Virgen ya 5. contribuyendo a su triunfo.. Juan Belarmino y otros muchos más.. VI.La contribución de nuestra Patria [España] al triunfo del Dogma de la Inmaculada Concepción merece capítulo aparte por cierto bien nutrido y glorioso. Recordemos solamente. Suárez. San Roberto el celebérrimo Ambrosio Catarino. Por eso Pío IX quiso que el monumento . ya en 1306.prerrogativa de la Virgen. después de su definitivo oráculo. San Luis Beltrán y San Pío la fiesta en el Capítulo General reunido en Francia. La gloriosa Orden Dominican Santo Tomás.La definición dogmática de la Inmaculada definición del dogma. Tomás Campanella. y los 1350. San Vicente Ferrer. Toledo. papa. la legaciones de nuestros reyes a los Sumos Pontífices pidiendo la Inmaculada. pero ello nos apartaría de carácter puramente doctrinal que tienen estas breves notas históricas. como tan significativas. La Orden Carmelitana. etc. se levantara la romana Plaza de España. Alfons Salmerón.

1. insinuándole que podía conocer la opinión del episcopado consultándolo por correspondenci epistolar. el Pontífice decía al Cardenal Lambruschini: «No le encuentro solución humana a esta solución divina. perdónese la frase. como el huevo de Colón. Una solución sencilla. Por cierto que un obispo de exclamar al Papa: «Solucionado». pero efica definitiva. definiendo e tristísimas circunstancias por las que atravesaba la Iglesia.. que hizo parecer de toda la jerarquía. Defina S. de feliz memoria. paso para la suprema exaltación de la Virgen. Al poco tiempo conoció e . el dogma de la Inmaculada Concepción». el Pontífice quería conocer la opinión parecer de todos los Obispos. S.. se decidió a dar el últim dogma de su Concepción Inmaculada. La carta de San Leonardo fue descubierta en las circunstancias en que Pío IX trataba de solucionar el problema fue. Y el Cardenal le respondió: «Pues busquemos un Mas para dar este paso. San Leonardo de Porto Maurizio había escrito un carta al Papa Benedicto XIV.El Papa Pío IX. La Providencia salió al paso con la solución. pero al mismo tiempo le parec imposible reunir un Concilio para la consulta. en situación».. Dícese que en las día de gran abatimiento.

F. en atención a los méritos de Jesucristo Salvador del género humano. están mismo debe creerse firme y constantemente por todos los seleccionadas una por una y tienen resonancia de siglos. autorizado y definitivo. Estas palabras.. O. común sentir de la Iglesia entre el fragor de las disputas de lo Pascual Rambla. hemos recibido la creencia en la preservación de María».Y el día 8 de diciembre de 1854. . So eco.Hispanoamérica pudo responderle: «Los americanos. rodeado de la solemne corona de 92 Obispos. 54 Arzobispos. Hermosa alabanza a la acción y celo de nuestra Patr 2. al parecer tan sencillas y simples. es revelada por Dios. y por lo fieles». de la voz solista que cantaba e teólogos de la Edad Media. con la católica. 43 Cardenales y de un gran privilegio de la Virgen: «La doctrina que enseña que la bienaventurada Virgen María multitud ingentísima de pueblo. definía como dogma de fe e preservada inmune de toda mancha de pecado original en e primer instante de su Concepción por singular gracia y privile de Dios omnipotente.

V: Historia del dogma de la Inmacula Concepc Barcelona.Tratado popular sobre la Santísima Virg Parte III. Ed. Vilamala. 192-2 . pp. Cap. 1954.