P. 1
Klenowski Portafolios

Klenowski Portafolios

5.0

|Views: 1.254|Likes:
Publicado porAra
para el aprendizaje y la evaluación
para el aprendizaje y la evaluación

More info:

Published by: Ara on Feb 27, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/10/2016

pdf

text

original

,

Indice
Prólogo a la edición española de Jesús Alonso Tapia y Erika Ramirez Moguel 7
INTRODUCCIÓN................................................................................................. 11
¿Por qué usa r el mé tod o de port a folios? ¿Qué es un por taf olios ?
¿ órno usar el po rtafolios? ¿Para qué se usa el portafolios? Estru ctura
y con teni d o del libro. Tensiones.
1. POSIBILIDADESDE USO DEL PORTAFOLIOS................................. 21
Objetivos de la ev aluaci ón . Uso del por tafolios en la eva lu aci ón su­
mat iva. Uso de! portafolios como base para la certificación de com­
pet en cias y la selección de candidatos. Uso del portafolios con fines
valorat ivos y de p romoción . Uso del portafolios como apoyo pa ra [<1
enseñanza y el aprend iza je. Uso del portafol ios en el des arrollo pro­
fesion ill. Conclusiones.
2. PROCESOS CLAVE EN EL DESARROLLO DEL PORTAFOLlOS oo . 39
Procesos de aprend izaje. Principios. Autoevaluación. Las en trev istas
de eval uación. Desarroll o mctacogni tivo. Pensamien to re flexivo y
práctica . Ejemplo del uso del port afolios en la formación del profeso­
rad o. Conclusiones.
3. CONCEPTOS CLAVE EN LA EVALUACIÓN DEL PORTAFOLIOS... 57
;. valuación. Competencia. Evaluación desarrolladora. Criterios de re-
f .rcn .ia. Criterios implicados. Evaluación formativa. Feedback. Eva­
luación del rend imiento d ur ante el pro ces o de enseñanza y aprendiza­
je. Validez. Estándares. Veracidad . Eva lu a ci ón surnativa. Evalu aci ón
holística. Cune!usiones,
D narcea, s. a. de ediciones
Índice
4.
PROBLEMAS Y RIESGOS
Occ isiones po líti cas. Estados Unidos: Vermon t y Kcntucky. lnglate
rra, Cales e Ir landa del Norte: NVQ, CNVQ v RoA Confusión con­
ceptual. Probl e mas practic os. Proble m as t écnicos: va lidez de las
concl usiones; capacidad de gene ra lización; ve racida d: recursos. Ten­
siones.
93
5. ESTUDIO DE UN CA SO
Pro ceso s del po rta folios y aprend izaje deseado. Procedi m ie ntos
adop tados pélTa el uso del portafoli os. El po rtaf olios y su impacto
res pecto al desarrollo de nuevas habi lid ades. Limitaci ones y proble­
m as . O rie ntacio nes referentes al port afolios. Apoyos. Papel de Jos
for madores: pedagogía del por tafol ios. Concl usiones .
115
6. POSIBILIDADES Y PRINCIPIOS
Uso del portafolios para el desarrollo profes ional. Princ ipios: nu eva
perspectiva sobre el aprendi za je; procesos de desarrollo: an álisis de
los logros y de l ap rendizaje: autoevaluaci ón : lib re elecció n de los es­
tud iantes y reflexi ón sobre el trabajo; papel facilitador del pr ofes or.
Co nclusiones.
131
7. CAMBIOS EN LA EVALUACIÓN REFERENT ES AL PORTA FO­
LIOS .
Insa tisfacci ón con los e nfoques cuanti tati vos. Enfoques alter nati vos
de la evaluación . Relación con la teoría const r uctivis ta del aprendiza­
je. Pedagogía constr uc tivis la: ca racte rísticas pedag óg icas de las aulas
cons tr uctivis tas, Ma rco con ceptual. Uso del portafolios y su contexto.
Currícul um para el sigl o ve in tiuno . Implicaciones del uso del porta­
folios. Conclusiones.
145
BIBLIOGRAFÍA . 171
Prólogo a la
edición española
UNA DE LAS PRIN CIPALES p a ra mej or ar la moti vac ión
por aprender y el aprendizaje mismo r adica e n los mod os de eva luación tra­
d icionalmenle ut ilizados p or los pr ofesores, ll onn a lmen te exámenes Cen tril­
dos en la ide nt ificación d e res ultad os p rod UCidos p o r el alum no de fo r ma
punt Uill COn Ocasi ón de la e val uación. El e fec to de es tas p r áct icas es, po r lo
gene rill, q ue el éll u m no estud ia para aproba r y n o para ap ren der, acti tu d que
dificulta la comp rens ión y adqu is ició n de compe te ncias así corno e l desarro­
llo de una act ilud reflex iva q ue pote nc ie la ca pac idad de au torreg ulació n y
<l prendizaje a utó nomo. Pa ra dar res p ues ta a esta situaci ón hace ya cas i dos
décadas surgía Jo q uc hoy se conoce co rno "e valuació n de p orta folios", c va­
luación a ILl q ue se d edica es te excele n te libro.
Oc u rre, s in embargo, co rno señ a la Id prop ia au to ra, q ue la expresión
"evil ll Jilción de port afolios" se a pl ico hoy él p rácticas cva lu<l liVilS di versas,
re<l lizadas ta nLo co n el p ropós ito de obtener info rmación pa ra ay uda r a los
¿llum nos a progresilr como para decid ir él q uién Se promociona. Se a plica as í
mi smo en Lodos los ni veles educiltivos v en re lació n co n los a prend izajes
más d ive rsos . Es ta di vers id ad de hace d ifí cil va lor ar no só lo
qué, imp lica la propia eVillu ación de po rt a folios s ino también su im pac to
real sobre la motivación y el <l p re nd izaje. y es aq uí donde el libro que pre­
sen tnmos tie ne es peci a l mérito .
En p rimer luga r, ofrece una a mp lia visión de Jos cont ex tos y propósit os
en Se u ti liza fa eva luació n de portafol ios, vis ió n qu e enriqu ece 1<1 COm­
pre ns lon de s u ut ilid ad y sus posibi lid ades de apli ca ción . Dentro del aba ni ,
co de Pos ibi lid ades q ue ofrece, y tr as a nalizil r los Su puestos teó ricos que sub­
- .. .-14 "
8
9
D,,_arn· lIo ,k portafolios para d aprendi zaje v la evaluaci ón
vacen a esta forma de ev aluar, muestra los pasos a da r en el dise ño de la eva­
Íuación de portaf ol ios e ilus tra con un ejemplo el pl a nteami ento de la misma
e n el marc o de la formación de los fu turos prof esores. Si se tra ta de que mas
ta rde és tos apli quen en sus clases la met odol ogía de la eva lua ción por porta­
folios, el que puedan experi men tar sus be neficios por s í mi smos es de ind u­
dable valor. Por es ta razón, el que la a u tora haya deci d ido il us trar es ta met o­
dol ogía en el contexto se ña lado con fiere un va lor es pec ialmen te pos itivo a
este trabajo.
La eval ua ción de portaf olios, si n embar go, no est á exenta de problemas.
Se tra ta de una metodología especialmen te útil cua ndo lo que se busca es
q ue los alumnos sean con scien tes de 105 cambios que tiene n l ugar a lo largo
del proceso de aprend iza je, de que a uto rrcgulcn su forma eJ E' aprender y de
que reflexionen so bre los benef icios o dificu ltades ligados a los d istintos mo­
dos de enfoca r el a prendizaje. Y también cua ndo lo que se busca es ide ntifi­
car ta nto las razones de sus d ificultades como sus puntos fue rtes pa ra poder
ayu darles y es timu larles. Pe ro es ta evaluación lleva tiempo y d ificulta la po­
sibilidad de ob tener u na visión de conjunto del nive l alcanzado por colecti­
vos amplios, vis ión que es de sumo in terés para las au toridades educat ivas
de cual quier país. Surgen así lo que la autora denomina " tens iones" en torn o
a la evaluación de portafolios, tensiones q ue es preciso res olver porque si no
los profesores tienden a aba ndona rla. Por ejemplo, si los pro fesores ven que
s us alumnos va n a ser evaluados por las autoridades ed uca tivas con méto­
dos q ue traen a p rimer plano aprendizajes que no son los q ue favorece la
evaluación de portafolios, para evitar que se vean penalizados t ienden a or­
gan izar la ense ñanza de forma más t rad icional, como ha p ues to de manifies­
to Unde rwoo d l . Klen owsli, sin e mba rgo, nos ofrece sugere ncias y modos de
trabajo que consti tuy en importa ntes a proximaciones él la solución de es tas
tensiones.
El presente traba jo, si n embargo, es un tra bajo ab ierto o, dicho de otro
modo, requiere conti nuación , Esté es pecial men te pensado para los investiga­
dores, para los q ue se dedica n a la formación del profesorado )', en parte,
pa ra los futuros profesores. Es adecuad o, por tanto, teni endo en cuenta la in­
tención que lo guía y la a ud iencia a que se di r ige. Si n emba rgo, decimos q ue
es "en parte" adecuado para los fu turos p rofesores porque no todo el m undo
entiende lo mismo por evaluación d e portafoli os y porque incluso ente n­
d iendo lo mis mo, plantea r el apren d izaje en torno a la confección de u n por­
taf oli os que va servir de base para la evaluac i ón no se concreta siempre del
mismo modo. Por ejemplo, al d iseñar el por tafolios de una ma ter ia concreta,
si los alumnos son de Secundaria es pos ible d arles g uiones que faciliten la
autoevaluacion de su trabajo, algo que no es posible si se trata de alu mnos
de Pri ma ria. Por esta razón se rta deseab le conta r con ejemplos de d ise ño y
ndcr wood, T. (1998). The consequo riccs 01' portfolio as sr-ssmonr: A (\l S(' studv. Eünm tionaí
5 (3), 147- 1'14.
. • • ; ... ; .' . ....
Pr<\l llgo
ap licaciones .la de en contextos d iferentes y con
a lum nos de d i sti n to nivel escoJar. Mien tras la au tora nos hace llegar nuevas
<l portaci one.s en es te sentido, el !L' cyor int eresado p ued o encon tra r a lgu nas re­
fe rencias útil es en el apartado I3l bl,ogra ha recomendada.
Jesús Alonso Tapi a
Er i ka Ramírez MogueJ
Introducción
:'. L uso DEL PORTAFOLIOS p or<! el a p re ndi zaje y la eval uac ión, se es ta
convirtiendo en algo popu la r a nivel in tern acional. Arti stas, escri tores, fotó­
gr afos, agentes publici ta rios, mod elos y arqu itectos han u tilizado tradicio­
nalment e Jos portafolios para presen tar sus tra bajos y los eje mplos de sus
obras más importa ntes . Hoy los portafolios está n presen tes en todas las eta­
pas ed ucat ivas y en e l desa rrollo profesi ona l, ta nto en el a prend iza je como
en la promoción y la evaluación. Un trabajo de po rtafolios p uede usa rse para
el desa rro llo y la va loración del conocimiento de una asignatura, para la ad­
qui sición de habilidades de en se ñanza y práct icas re flexivas, así como para
la preparación pro fesiona l y vo cacional.
.st e libro se propone d iversos obj e tivos . El p rim ero es proporcionar a los
protcsíonale«, ed ucadores v es tud iantes una orientac ión sobre cómo usar el
p()rtafolios pa ra su evaluaci ón v aprendiza je demostrando su utilidad. Con
el fin de poder explica r los procesos y principios implicados en el trabajo del
po rtafolios, se han incluido tanto los con textos de la formaci ón del p ro feso­
rado y de la ed ucación méd ica, como el desenv olvimiento de las clases de
pri marta y secundari a, de las cua les se descri ben los objet ivo s técni cos y de
gestión. As imismo se han empleado es tud ios de casos característ icos para es ­
clarecer la gama de factores fj LlC' debe n tene rse en cuen ta cua ndo se pla nea
usa r el mé todo de e va luació n de portafolíos .
El segu ndo objeti vo consi ste en analizar y d iscutir el i mpacto del uso del
en la eval uación, el cu rrícu lum y la pedagogía. Para e llo, se iden ­
tlllClln ta mbi én los ob jetivos cla ve, las limitaciones y los apoyos necesarios
pa ra el des arrollo e irnrilerncntaci ón de este sistema. Se describe la int errela­
íf'" na rcca, s. a . de
12
13
J)CSilTrOI\ " de porta foli os pilril el aprendizaje y la evalua ci ón
ción q ue debe existir entre la ev aluación del port afolios con el cur rículum y
la pedagog ía, así como los cambi os que deben realiza rse e n la ense ñanza y el
aprendi zaje. Para acla ra r dichos propósit os, se han i ncorporado d istin tas in­
vestigaciones recogidas en la ed ucación méd ica y en la formac ión del profe­
sorado, as í como casos pr ácticos de l a lumnado de pr ima ria y se cundaria. Por
ejemp lo, en Aus tr alia Oc cidental el cambio hacia u n currícu lum basado en
los resul tad os ha ocasionado que el mét odo de por tafolios te nga como met a
la t ra ns formación de la evaluación, mientras que en Escocia dicho método es
uti lizado para log ra r u na eva luación surn a ti va en un ni vel sec undario.
El tercer obje tivo de este libro es analizar las teor ías relevantes del apren­
d izaje que sos tienen esta forma de eva luaci ón. Se utiliza n ejemp los pa ra des­
cr ibir y ana lizar la integración de las teorías de ap rendizaje y eva luación con
la prá ctica . Por otro lado, se resaltan los posi bles riesgo s de los resultados no
esperados que pueden su rgir con el us o del porta folios tanto para el aprendi ­
zaje como pa ra la evaluación, proporcionando ejemp los que avudan a acla­
rar dichas cuesti ones.
¿POR QUÉ USAR EL MÉTODO DE PORTAFOLIOS?
Existen muchas razones tan to teóricas como prá ct icas que recomienda n
e l uso del portafol ios en un abanico de contextos y pa ra di sti ntos p ropósit os;
además la insa tisfa cción que existe con Jos enfoques evalua tivos derivados
de la trad ición cu antita tiva. Po r ejemplo, recientemente en Inglaterra h ubo
numerosas que jas señ a land o que "l os est udiantes es tán siendo examinados
en exceso" (Hackct t, 200 1), lo que " lle va a nuestros niños hacia la destru c­
ción" (Cu tten plan. 20m ), por lo que ya es momen to de "confia r en los profe­
so res" (I-1 e n ry, 2( 0 1).
Por este motivo, los mé todos más cua litativos como el po rta folios prü­
por cionan una alterna tiva que se encuentra en expansi ón, además de que di ­
cho procedi mien to está re lacio nado con la teoría act ual de la evalua ci ón Yel
a prendizaje. A lo largo de l libro se presentan d is tint os puntos de vista sobre
la evaluación, e l cu rr ícu lum y Id pcd agog ra él tra vé s del portafolios mientras
se argumenta q ue su LISO ofre ce una opo rtu nidad par él corregir e l deseq uili­
brio causado por las prueba s, las conceptua lizacioncs técnicas y m ecá nicas
del currículum dependien tes de la evaluaci ón tr ad icional.
La gran va r ied ad de funciones del po rta folios hace más ex plíci ta la im­
por tanci a de la relación que debe ex istir ent re e l currícul um, la evaluación y
la pedagog ía, debido a q ue pro porciona en la eva luación una es tructu ra y
procesos pa ra documen tar y refl ejar la ense ñanza así como las prác ticas de
aprend izaje rel acionadas . 1\ pes a r de que se ha dado mucha importa ncia al
su rgimie nto de un nuevo pa radigma evalua tivo (Cipps, 1998a; Cru po de Re­
forma de la Eva luación, 19( 9), la rela ción teó r ica entre currículum v cv alua­
ción ha sido menos es tudi ada . Recientemente se ha vis to la neces idad de de-
Int roducci ón
sa r'rollar una un idad teórica, como la del currículu m y (él evaluélción, pa ra re­
lacionar e l a prend izaje con Ia pedagogía. Shepard (2000) y Looncy (2000) han
resaltado la neces idad de est ablecer u na s imbi osis entr e la s políticas del cu­
rr ícul um y la eval uaci ón q ue se refleje e n la práctica pedagógica. El LISO del
portafolios of rece la opo rtu nidad de rea lizar esta imporlan te integración de
la eva luació n con el des arroflo del currícul um, siendo éste uno de los temas
que se tra tan él ]0 la rgo del libro.
Los ed ucadores aspira n a hacer de sus alu mnos tanto est ud iantes reflex i­
vos como pro feso res p rofesionales; de Jos resu ltados encontrados con el us o
de l portafolios, se concluye que promueve el desar rollo de habi lid ades im­
portan tes, ta les como la reflexión, la autoeva luación y el análisis crít ico. El
mé todo del portafolios se esta utili zando cada vez más para la eva luación y
e l aprend izaje debido al gran poten cia l que t iene para fomen ta r el desarrollo
metacogri i ti vo tanto e n relación con el ílprcn cJ iza je e n u n con texto curricular
det erminad o, co mo en las práctic<l s pedagógicél s. Las he rramientas pa ra la
me tacognició n y s u conexión con las habil idades necesa rias para log ra r e l
apren di zaje y la co mpre nsión, necesitan ser en tendid as desde e] ini cio. En el
capítu lo 2 se se ña la n d ichas habilidades así como su integración en el proce­
so de l portafolios.
¿QUÉ ES UN PORTAFOLIOS?
En 1992, Ar ter y Spandel observaron que el té rmino portafol ios estaba
de moda: s in e mba rgo vieron que no quedaba cla ro lo q ue d icho tér mino
implica ba o s ig nifica ba en rea lidad, parlicularmen te cua ndo se usaba e n e l
co ntexto de la eval uílc ión. Estos au tores ofrecie ron la siguiente de fin ición:
"...una colección d e tra bajos del cst udia nn, que nos cuenta la hist oria de s us
esfuerzos, su progreso y log ros C' I) un area det ermi nad a. Esta colección d ebe
incl uir la participación del est ud iante en la selección d el cont enid o del po rta­
fol io, las g uías para la selecci ón, los crite rios pa ra juzgar rné ritos v Id prueba
de su i1 l1 torrc flexión".
(Alt er y Spa ndeJ, 19Y2:36)
Esta defi nición reconoce la nélLura lez a del des arrollo del proces o evaíua­
Uva .v da importancia a la implicación act iva que debe n tene r los estud ia ntes
a l reconocer lo que saben y lo qu e pueden hace r. O tra d imensión s ignificatí­
va d ~ d icha defi nición es e l reconoci miento de la ref lexión del es tu diante so­
bre los p rocesos de aprend iza je necesa rios duréln te su trabajo, así como la in ­
tegración de la eva luación en la enscllanza y en e] ,lprend iza je. La defin ición
de ta llada so bre qué es un portaf oli os se des <lr rolla más adelante, por ahora
nos va mos a concentrar e n la él utncva luación Y la refl exi ón del es tu di an te re­
prese ntándolos en e l trabajo de po rta fol ios. .
10.1
lll's arro\l o de por ta fol ios par" el aprendi zaje y la evaluaci ón
Torr ance (2000) ha des cr ito cómo deben desa rrollar se las pract icas eva­
lua tivas pa r<J identi ficar:
"¿Qué es 10 qu e los alum nos piensan sobre un contexto part icu1M, pero
tam bién por qué piensa n eso, cuá les son sus criterios o razones par il responder
cómo lo hacen y qué piensan sobre las opiniones de los pro fesores / examina­
dores? La ev aluac i ón deberfa cen trarse tambi én en descubrir qué tniis sa ben los
alumn os y t]l/{> es 10 qu e quisieran saber, creándose de esta forma un di álogo
sobre los fines, p rocesos y resu ltados deseabl es para la es colarizaci ón con el
fin de consegui r una experiencia educacional de ma yor calida d que cond uzca
a est ánda res educativos rn.ís elevados".
(Torrance, 2000:186)
Sugi ere p ues, que ta l en foq ue de la eva luación reconocer ía que "es posi ­
ble que algunos alumnos estén entre sa be r y no sabcr. - aprendiendo de he­
cho, y s iendo capaces de continua r haci éndolo-" (ibid .).
Cuando un trabajo de portafolios i ncorp ora la autorrefl exi ón. se refuerza
el aprend izaje del alu mno debid o a que le proporciona oportu nidades pa ra
autoevaluar su prop io crecimiento. Los estudia ntes necesita n herra mie ntas
cogniti vas para se r ca paces de comprende r s u desa rrollo . Por esto, la me ta­
cognición es un proceso esencia l que debe to marse en cue nta como forma lll­
tcrnativa de evaluación y debe estar presente en un t rabajo de portafolios.
¿CÓMO USAR EL PORTAFOLIOS?
El uso del portafolios es un proceso - ' Ica tivo en sí misr:' 0' ya que s u
propio desarrollo debe eva luarse y su rea lización es una ase del
conti nuo. El método de evaluaci ónCle-portMolms-ti.t!ne-emn..o-fum1ilíaCi con­
seguir el ap rend izaje del al umno junto co n el desa rrollo de sus p un tos de
vista, hab ili dades, es tra tegias, di spos ici ones y comprensiones para lél ins­
trucci ón conti nua.
El crecimiento metacognitivo que se pre tende lograr con ('J des ar roll o de
un trabajo de por tafoli os, es un med io por el que los es tudian tes pueden de­
mos tr a r su a prendi zaje, pe ro sobretodo i mplica p roces os que les moti van a
ser respons ables de su propio apre ndizaje conti nuo. El conce pto de " liberta d
de acción" (Dewey, 1916) influyó mucho él la hora de es cr ibir es te libro.
El porta foli os no es un fin en s í mismo, sino que m ás bi en gr<t cias a é l se
co nsigue u n aprendizaje ex itoso, e l cual se debe a la asociación de In eva lua­
ci ón con las prácti cas y procesos podag ógicos llevados a cabo con dicho mé­
todo. El aprend izaje tiene lugar como consecue ncia de estos procesos, más
a llá de la entrega del trabajo de por taf ol ios. Exis te un desa rrollo conti nuo
que tiene que ver co n la noción de Dewey ( 1':1 16) de que el ind ivid uo es tá
Introd ur ci ón J5
in me rso en acti vi dades humanas continuas. De wcy indi ca que e l tér mino
' ver el final" sugiere la te mlinación o la co nclus ión de un p roceso; no ace ptó
se pa raci ón entre fines y med ios, siendo ésta la clave en la uti lización del por­
tafolios. No son u n prod ucto aislado: tan to e l proceso como el resultado fina l
son importa ntes. Los sis temas de evalu aci ón actuales que se apoyan en obje­
tivos centrados en e l det rimento de los estudiantes y los profesores en cuan­
to a la elección de med ios y p rocesos de acc ión, son erróneos.
Dcwev a l des cribir el concepto de "libe rt ad de acc ión" enfatiza que e l ob­
jeto fina l ;10 es el fin en sí mismo, s ino que Jo impor tante es la realización de
las tareas. El trabajo de p ort afolios es por lo tan to " un facto r de actividad"
(Dcwey, ]916:123). Un trabajo de por ta folios podría ser un acta del progreso
persona l pa ra usa rse con p ro pós itos de mejora, o p od ría usa rse también pa ra
seleccionar e l mejor trabajo )' o torgar una ca lificación, una p romoci ón o una
nueva posi ci ón. " El resultado por ta nto es el logro conseguido mas no el por­
tafolios e n s í" . Para el buen desarrollo de un t ra bajo de portafolios, se roqu io­
rcn habilidades cognitivas )' me tacogni tiva s como observa r, planificar, refle­
xionar y auto eva lua r: de es ta fo rma no p ued e sep a rars C' de los pasos
impli cados en su proceso de gestión, s iendo es to lo que Dcwov en tiende por
"act ividad libe radora".
En es te libro hablamos de los procesos y pri ncipios implicados en el de­
sa rrol lo de un portafolios . Creemos 'lue sepa rar los fines de los medios es
e rróneo en térm inos ed uca tivos. Para los est udi <l n tes de hoy en d ía existe
la neces idad de contin uar aprend iendo más allj d e la es cue la, pud iendo
es arrollar los med ios q ue les ca pac i te n para log rarlo de forma sllti sfacto­
ria, En té rminos de Dewey, e l objeti vo es "u n medi o de acción". La crea tiv i­
dad, la conversnci ón y la crítica son nlgunos de Jos medi os de ac ción de
ssto p roceso.
i xís te» aún p robl emas y lim itaciones asociados con es te e nfoq ue. Sin
emba rgo los pasos implicados en el desa rroll o del p ortaf olios, hace n que los
es tud ian tes se ce ntren e n s us prop ias estrate gias )' logros de a prend izaje.
Ianto el prog reso C0 l110 la ca lid ad de s u apre nd iza je son valorados e n fun­
ción de cuánto han aprend ido y s i el aprendizaje representó u na resp ues ta
objet iva predeter minada.
El port af olios incl uye más de un indicado- de logro. Es útil pa ra varios
tipos de evaluación; por ejemplo, d ise rt aci ones, p royec tos de investi gélción o
w ?baciones en vídeo de presentaciones de aprendi zaje. Permi te la p rorn o­
cron de u n aprend izaje indi vi dual y promueve habilidades de pl' nsamiento.
Los es tudiantes aprenden acti va ment e ad e m ás de que desa rrol lan sus habil i­
dades en contex tos reales.
método de evaluación de port afolios es di seña do con fines forma ti vos
'.0 que s usci ta que ex ista n más posi bil idades pa ra q ue los es tudiantes reciban
jeedback. La evaluación se integra en e l proceso, usa ndo un siste ma de crite­
rios de re feren cia. El profesor as ume e l impor tante papel de " faci litador" de

1(,
dt' porl.l frll¡"" pa ra el aprend izaje y 1.1l' v.ll uaciún
Intr od ucci ón 17
aprendiza je y S0 impl ica ac tiva men te en In ta rea eval ua tiv a: s u juicio prof e­
::. 1 n1l',tod o de eva luación d el porta folios v s us co nceptos son ex pue s tos
sional es respetado y se espera que co labore en el desarrollo de los pla nes de
m el capítul o 3, e n e l cua l se in di can los ca mbios posi tivos que se han logra­
progreso o aprendizaje con tin uo. Dichas prácticas eva luat ivas capacit an pa ra
do en la eva luación con su uso. En un primer momento se d iscute n Jos crite­
la adquisición de destrezas de ap rend iza je, habilidades y act it ud es. Es te nue­
rios pa ra después en su. co mpetencia y logros. Se la im­ vo método de aprendiza je estimul a que los es tudiantes adquie ran habi lid a­
portanci a de la e valuac i ón fo r mativa en e l t ranscu rso del port a foli os y se
des de orga nización, pensamien to refl exi vo y de gestión, pe rmit iéndol es
desc ribe con deta lle e l pape l integral que ocupa el j ccdbuck en la evaluaci ón y
con tinu<lr aprendiendo y mejorar su capacidad para encon trar empleo en
en e l aprendi zaje. Se intr oduce n también as pecto s de va lidez (constr uctiva,
una época de i ncer tid umbre y ca mbios con tinuos. co nsecu e nci al y de predicc ión), as í como ternas relaci onados con la validez
del ,lprcn di zaje. evaluación del pron: ueve l.a importa ncia
comprensión previa res pecto a sus pnnclplOs y su fo rmalidad. La e valuació n
¿PARA QUÉ SE USA EL PORTAFOLIOS?
surnati va v holísti ca s on t ra tad as a l final del ca p ít ulo con s us respect ivos
ejem plos que co nllevan a concl usi ones i m po rta n tes .
El uso d el porta folios se encuentra en expa ns ión a nivel in tc rnacion<l l. Se
Cua ndo se utili za u na nue va forma de eva luación como el método d e
uti liza en el campo educat ivo para la e valuació n, la va loración y la p romo­
por taf olios, se deben de tomar en cuent a d iversas p recauciones como e l aná­
ción. En del los son
lisis cuidadoso de sus debilidades, p roblemas y riesgos. Los procedi mien tos
parél-valQ!.' (l[ los log ros ae Io s proi esores en to rrnacion:
y apoyos necesari os p<1ra su uso se d escriben en contextos co mo la ed ucación
médi ca est án cen tra"ll os en el en I(lSl1ecesiCGdes profe­
inicia l d el p ro fesorad o el en los p rog ra mas de educaci ón vocaciona l. Todo
siona les ind ivid uales. El prof esorad o de educación s u per ior y los que está n
-110 se desarrolla en el ca pítulo 4.
en formación presentan portafoli os pilfa co nsegu ir su promoción y va lo ra­ En el ca pítulo S se presenta un es tudio d e caso en el que se empleó el mé­
ción, mi entras que el a lumnado de primari a y secu nd aria desarrol la porta fo­
lios con p ropósitos evalua tivos y de ex posición. En el ca mpo de la ed ucación
todo del porta folios duran te el curso de formación inicial del p ro fes o rado,
como proyecto pa ra logra r el aprendizaje y la evalu aci ón . Se compa rte co n vocacion al los porta folios se usan también para la evalua ció n d e compet en- los lectores el p roceso de desa rr oll o p ro pues to durante su ejecució n y las im­
cías.
plicaciones que tiene en el aprendizaje. Se p ro porcionan pu ntos de vis ta so­
brclos proced imien tos, p rácticas y recu rsos utilizados. Del mismo modo se
pu ntua lizan 1<1 5 lec ciones aprend idas d e la ex periencia as í como lo que d ebe
ESTRUCTURA Y CONTENID O DEL LIBRO
de tenerse en cuenta para implementar este sis tema de eval uación.
capítulo 6 trata de los principios y procesos que s us tenta n e l uso del El capítulo] explo ra los d iversos usos del portafol ios que incl uyen la
evaluación surnativa, la ccr tíficac l ón de competencias. la sel ección, la valo ra­
portafolios para la consec uci ón del a pre ndiza je y de la eva luación. Los seis
ción, la enseñ anza y el a prend izaje. Pa ra cada uno de estos LISOS se incl uy en
princi pios presentad os deri van d e la investigación llevada a cabo por 1" au­
ejemplos particulares de enseñanza y aprend izaje. El térmi no de portafoli os
tora. Cada uno de ellos es d iscu tido y resal tado con ejemplos y bibliografía.
El primer princi pio se enfoca en el aprendizaje; se describen en é l los ti pos y como p rod uc to es resaltado, subrayán d ose su re levancia en el proceso de estilos de a prendizaje que se reaf irman co n e l uso del po rt af olios , analiza ndo evaluación. Se p roporci onan ejemplos específicos de resu ltad os positivos en conju nta ment e los im pactos sobre e l desa rro llo cogn it ivo y afecti vo. El se ­ el aprendizaje y se mues tra n model os que i lust ra n cómo se desarroll a un gundo p rincipi o se centr: en el proceso de desarroll o, ex plicando los temas portafolios y cómo debe usarse di cho model o para alcanzar la consecució n rel acionados co n el crecimiento desde esa pers pecti va. El te rcer p rinci pio tra­
d e los estándares.
t? de. la documentación sobre el éxito obteni d o, de los an álisis de las expc­
Los procesos d el port afolios son necesari os d u ra n te las di vers as fases de
rien CI as en. e l campo de la ens eñanza y aprendizaje así como de 1,1 in clusión
la p rod ucción y recogida de datos del tr ab ajo. Hemos sel eccio nad o a lgunos
de herra mientas de p roceso, característ ica p ropi a del por tafol ios, En el cunr­
para señalar la ad qu isici ón de competencia y de reflexión en las p r uebas de
tu principi o se e nfa tiza el papel fu nd am ent a l de la aulocval uaci ón durant e e l
comprensi ón, as í co mo para demost rar el desar rollo y los éxitos co nseguidos
trabajo de portafoli os. El quinto princ ipio se re fiere a los procesos de recogí ­
en e l ap rendizaje. La autoevaluación, la pr ácti ca re flexiva, la col aboración y
d.<l, de datos, ide ntifi cación y selección de pruebas termi na nd o con u na rene­ la con versa ción son procesos fun d amentales que co nsi deraremos en el cap ítu­
XI 0 11 so bre este método de tr abajo. Fina lmen te, el sex to princ ip io se refiere a l
lo 2. Gran pa rte de la in vestigación se ha rea lizado con e l profeso rado, razón
papel del profesor como facili tador. Los porta folios se utili zan cada vez más por l<l cual la prác tica reflexiva d el portafol ios es ana lizada en este cont exto.
para la prepar ación profesional y para fines de evaluación; incl uso han sido
....r ...... . o..: :=lI d" t)d ir ii Hll 'S
n a r Cl:'>i L '" . 1 , ti_ . .. l ; . · : r . ....
_
19
1f;
1)es lr rollo de port afolios par a L'I aprendizaje \' la eval uaci ón
solicit ados par a las oposiciones debido a su capa cidad para demostra r e l co-
noci miento p rofesional; del mi smo modo si r ve como es trategi a para mejorar
la propia com petencia del experto. Se concluye este capítulo con las repercu-
s io ne s relacionad as con los ed ucad ores y los diseñado res de las políticas
ed ucativas.
El capít u lo "7 examina el concep to del porta folios respecto a las teor ías de
aprendi zaje, del currícu lum y de la evalu aci ón , Se describe el marco concep-
tual que s us tenta el cambio pa ra su uso en la eval uación y e n el aprend izaje,
ilus tra ndo la necesa ria relación que deb e exis tir entre los es tud iantes, la en-
so ñanza y la evaluación. Se p resentan las teorías de aprend izaje de Dewey
(1916), Vygotsky ( 1978) y Bru ne r (1990), y se detallan sus implicaciones en la
ed ucaci ón. De la m isma forma se describen 'las fuerzas impu lsoras glJ(.' p ro-
mueven el cambi o en las práct icas ed ucati vas actuales parél poder ex plicar a
su vez el cómo y el porqué de d icho cambio. Se concluye haciendo refe rencia
a la ne cesidad de cambios oportunos pa ra el cu rr ículu m del siglo XXI.
TENSIONES
Exis ten muchas te ns iones deri vadas del uso del porta folios con fines eva-
luati vos y de aprendi zaje. La primera se ría és ta: ¿es posib le uti lizar el porta-
folios como medio de evalua ción así corno para facilita r el a prend izaje, la rea -
lización de investigaciones y/o el desarrollo p rofesional?
La se gunda tensión se relaciona con el contexto actual de la economía de
mercado. Los sistemas ed uca tivos se r igen a ni vel i nte rnacional por presio-
nes económi cas y/o por p rinc ipios que se tienen q ue cumplir en todos los n i-
vele s. En tal es con text os económicos, los ind icadores numéricos son muv
significati vos pa ra los polít icos y para los pa d res ; incl uso ha n permitido en
ocasion es q uc Jos políticos iden tifique n el n ivel de las es cuelas, ayudando C11
teoría a los pad res e n su elección. ¿Es pos ible utili zar el portaf olios como un
modo de eval uaci ón y valo raci ón en un sistema a lta mente reglamentado, de
la m isma fo rma que se usa pa ra va lidar el desarroll o personal y profes iona l?
¿Pueden los prof eso res alca nzar dichos es t ánd ares y seguir ma nt eniendo su
ident idad pro p ia e n u n sistema tan re gu lado? La ta rea de un profesor es
com pleja y ex igente, ¿puede e l portafol ios captar í nteg ramente la s cornpleji-
dados de la enseña nza ? Estas preguntas se ponen de m anifiesto en la forma-
ción del p rofeso ra do y s on di rigidas, al igua l quc g rél ll pa rte del trabajo, ha -
cia el uso del porta foli os con fin es de eva luac ión y aprendi zaje.
En principio es ve ntajoso reconocer la presenc ia de ciertas tensiones que
pe rvie rten la confianza de es te método. En un co ntexto en el que los princi-
pios es tán di rigi dos y los va lores es tandari zados, existe un g rave pe lig ro de
que s urjan en foques técnicos y racionalis tas que gene ralizan y conv ier tan en
s u pe rficia l el proceso de l po rtaf olios. Al gene ra lizar este proceso, ex iste la
posibilidad rea l de que se tri vialice. Est ud iamos aquí los problemas y riesgos
n .. arcea. s. 11. do
Int roducci ón
del uso de l po rt afoli os para demostra r cómo y cu ando s urgen es tos incon ve-
nientes, mientras que se a pli can casos es pecí ficos para se ñalar su mane ra de
af ront ar los.
.1 uso del portafo lios como métod o de apoyo para la e nse ñanza y la
práctica p rofes ional. as í como para fo rtal ecer a los es tud iantes , resulta d ifíci I
en un con tex to que favorece los mé todos t radi ciona les mediante ta reas, exá-
me nes v observaciones. Cuando se intr oduce la cva luación con propósi to.
ornparativos y se esti pulan linos requ isit os nacional es, las tarea s se simplifi-
can perd iendo s u razón de ser. Los p rocesos de autoeva luaci ón crít ica y re-
flexión integra l respect o al desa rroll o del portafolios, podrían abrir camino a
resu ltados no pretendi dos como el uso de un control de listados para asegu-
rarse del cumplimien tos de los requisitos de una es tructu ra es tandarizada,
reducien do de es ta manera la evaluación él fines t rivia les y superficiales.
Otra ten sión q ue debe tomarse en cuenta, es q ue el método de evaluaci ón
de portafolios no es una opc ión sencil la ni ba ra ta . Para el buen uso de di cho
mét odo se necesita tie mpo y cons iderables fondos tanto pa ra el profesorado
como pa ra el desarrollo de recursos. Se requ ie re de muc ho trabajo tonto de
los pro fesores en lo refere nte a ca mbi os cur ricu la res, ed uca tiv os y de las
practicas eva lua tivas, como de los propios estudiantes. De sarrollar un tr aba-
jo de portafolios pilra una evaluación suma tiva. por pone r un ejemplo, de-
manda tie mpo y esf uerzo p recisos para adqui ri r un cambio concept ua l y un
desar rollo me tacogni tivo .
El portafol ios es tá a ún en pa ñales. sin embargo tiene poder y potencial
para trans forma rse. No obs tante, en In p romoción del método de l portaf olios
existe la posibilidad de que se prome ta demasi ado sin que se rea lice lo sufi-
ciente e n la p ractica. Es ca pit a l seguir investi gando métodos a lternati vos
para obtener p rog resos l' I1 la ed ucación y en la eval uación que pe rmit an e l
ve rdadero aprend izaje del alumno y e l desa rrollo de habilid ades vita les para
log rar el éxito en el siglo XXI.
... ..... L . , ·" "¡ ; ...

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->