P. 1
Programa de Promoci%C3%B3n y Prevenci%C3%B3n en Salud Bucal Para Ninos y Ninas Preescolares 2007

Programa de Promoci%C3%B3n y Prevenci%C3%B3n en Salud Bucal Para Ninos y Ninas Preescolares 2007

|Views: 2|Likes:
Publicado porLorenaBravo

More info:

Published by: LorenaBravo on Feb 26, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/14/2014

pdf

text

original

NORMA CONTROL DE LA ANSIEDAD EN LA ATENCIÓN ODONTOLÓGICA

NORMA
CONTROL DE LA ANSIEDAD EN
LA ATENCIÓN ODONTOLÓGICA
2007
1
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
Programa Educativo
Programa de Promoción y Prevención en
para Niños y Niñas Preescolares
Salud Bucal
2
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
MINISTERIO DE SALUD
PROGRAMA EDUCATIVO PROMOCIÓN Y PREVENCIÓN
EN SALUD BUCAL PARA NIÑOS Y NIÑAS PREESCOLARES
OCTUBRE DE 2007
3
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
4
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
5
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
Introducción 3
1. Calidad de Vida y Salud Bucal en los párvulos 5
2. Nutrición y Salud Bucal
Alimentación materna y embarazo 8
Lactancia Materna 9
Alimentación del niño y niña menor de 6 años 10
Colaciones saludables 12
Azúcar y Caries 12
Consumo de Agua Potable 14
3. Higiene Bucal y Uso de Fluoruros 16
Cepillado de dientes 16
Fluoruro en las pastas de dientes 19
IV. Malos hábitos 22
Malos hábitos de succión. 22
Malos hábitos de interposición. 23
Malos hábitos de respiración. 23
V. Recomendaciones en salud bucal para niños y niñas 26
menores de 6 años.
VI. Atención Odontológica en el Sistema de Salud en Chile. 28
Seguros de salud. 28
Atención odontológica en los diferentes seguros de salud. 31
VII. Bibliografía 47
Índice
6
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
7
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
Introducción
L
a Salud contempla una relación de equilibrio entre el ser humano y el ambiente
en que se desempeña. Un completo equilibrio es posible, entre otros aspectos,
con un estado bucal favorable. Esto facilita las relaciones sociales y actividades
del desempeño diario como la acciones deglutir, masticar, estudiar, trabajar, como
también mantener una autoestima favorable. El deterioro de la salud bucal puede
afectar a otros sistemas y funciones de nuestro organismo: a nuestro corazón, al bebé
en gestación, difculta la alimentación en los niños, además de complicar a otras en-
fermedades existentes, tales como la diabetes.
Es importante que las personas tomen conciencia de la importancia de mantener
una adecuada salud bucal, así como también, prevenir las enfermedades bucales
más frecuentes: caries, gingivitis, enfermedad periodontal y las anomalías dento-
maxilares. La prevención de estos problemas de salud es la manera más efectiva
de evitar su aparición, mediante medidas simples realizadas en el hogar, jardín
infantil y escuela.
La boca es una estructura compleja, que cumple funciones esenciales para la vida:
respiración, masticación, deglución, fonación y estética.
Entre las funciones sociales y de interacción del individuo, la boca y las estructuras
que la conforman, posibilitan los gestos, lenguaje, sonrisa, y, además, complementa
la estética facial de las personas.
El Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas menores
de 6 años tiene el propósito de mejorar la salud bucal de la población preescolar,
de manera que se mantenga saludable y adquiera las herramientas necesarias para
continuar esta condición. El objetivo planifcado se consigue mediante la implemen-
tación de 5 estrategias que son:
1
Promover hábitos saludables de alimentación e higiene bucal, y el consumo de
agua potable fluorurada.
2
Instalar el uso adecuado de fluoruros.
3
Mejorar las condiciones de salud bucal del personal a cargo del cuidado de los
niños.
4
Fomentar el autocuidado en salud bucal de las comunidades educativas me-
diante la participación en el diseño del programa a nivel local.
8
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
5
Integrar a los padres y apoderados de los niños y niñas en el cuidado de sus
dientes.
Las experiencias a nivel internacional han demostrado que la entrega de cono-
cimientos para el cuidado de la Salud Bucal es efectiva cuando es realizada por
educadores y educadoras.
En el marco del Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños
y Niñas menores de 6 años, y con el objetivo de entregar un instrumento para las
acciones de capacitación para el personal a cargo de los niños y niñas en los estable-
cimientos de educación preescolar, hemos diseñado este Programa Educativo, que
reúne la información actualizada sobre los distintos temas relacionados con la salud
bucal de los menores.
9
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
Calidad de vida
y salud bucal en
el preescolar
1
10
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
11
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
L
a salud se defne, en términos conceptuales, como el completo estado de bien-
estar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad o dolencia (Or-
ganización Mundial de la Salud). El tener salud, entonces, se convierte más que
en un fn, en un recurso para poder llevar a término otros objetivos en la vida;
permite a las personas llevar una vida individual, social y económicamente
activa. Posee prerrequisitos o condicionantes relacionados a factores
sociales, económicos y culturales, entorno físico y estilos de vida.
Siendo ésta una defnición amplia y ambiciosa, que involucra a los
condicionantes de la salud, los que la pueden favorecer o poner en
riesgo, cabe suponer que un párvulo, con algún problema de salud
bucal, no puede considerarse sano.
Por otra parte, la calidad de vida es un término que puede defnirse, por
ejemplo, en términos de contar con recursos adecuados (económicos, infra-
estructura, educacionales, apoyo social, etc.), cumplir ciertos roles sociales
en múltiples dominios (ser hijo, hermano, escolar, amigo), obtener satisfac-
ción en diversos ámbitos de la vida y corresponde a la percepción que
tiene la persona sobre su posición en la vida, siendo un concepto com-
plejo que engloba la salud física, el estado psicológico, el nivel de
independencia, las relaciones sociales, las creencias personales y
la relación con el entorno.
La calidad de vida ha sido medida analizando diversas variables utilizan-
do distintas dimensiones. En el área de la salud bucal se han considerado,
por ejemplo, las dimensiones de: movilidad, autocuidado, actividades de vida diaria,
ansiedad/depresión, cognición (referido a memoria, concentración, coherencia), do-
lor físico, discapacidad física, discapacidad social y sicológica, etc. Todo lo cual apunta
a determinar el peso que tiene la salud bucal en la percepción que tiene el individuo
de su calidad de vida.
Desde esta perspectiva, la salud bucal, o mejor dicho, la falta de la misma, puede
afectar la calidad de vida de los párvulos, como también la de sus padres. Aunque
existen pocas mediciones al respecto, lo que se sabe es que se asocia la existencia de
una patología bucal en el pequeño, a una peor calidad de vida, puesto que el com-
pleto bienestar físico, mental y social no se alcanza.
La salud bucal puede verse alterada por diversas enfermedades, siendo la más
común, la caries dental. En niños pequeños, este problema, además de ocasionar
dolor e infección local, puede tener complicaciones en el estado de salud gene-
ral, ya que niños con caries temprana de la niñez (un caso especialmente severo
de caries en dientes de leche), pueden ver afectado su peso corporal, e incluso
esconder una malnutrición, por las dificultades que tienen para alimentarse, de
modo que una de las funciones básicas de la boca no puede realizarse adecuada-
mente. Además de esto, tampoco se ve favorecido el contacto social en algunos
El cuidado de
los dientes de
leche de los
niños y niñas
potencia un
desarrollo
armónico de
los menores,
favoreciendo
su calidad de
vida, con el
consiguiente
benefcio para
la sociedad.
12
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
de los niños, por el compromiso estético que implica tener dañado los dientes
anteriores.
Se ha observado que, los niños menores de 6 años con problemas dentales, no ne-
cesariamente se quejan de dolor, pero se puede detectar los efectos del mismo en
sus patrones alterados de sueño y alimentación. En un estudio realizado en párvulos
de 4 años de edad, con alta prevalencia de caries, en Brasil, los padres reportaron que
sus hijos tenían difcultades para comer ciertos alimentos, no asistían a la escuela, se
avergonzaban de sonreír, y dejaban de jugar con otros niños debido a sus dientes.
Asimismo, en este grupo de edad es importante considerar las percepciones de los
padres, puesto que de ello dependerá la prevención de las enfermedades, y la bús-
queda de tratamiento, debido a que entre los 2 y 5 años, los menores no verbalizan
bien lo que sienten, y cómo les afecta, emocionalmente, un problema dental, au-
mentando su dependencia de los adultos. Si los adultos no detectan tempranamen-
te esta situación, repercutirá en el desarrollo de los niños y niñas, pues ésta es una
etapa de alta plasticidad neuronal, en la que se adquiere mayor dominio, control y
coordinación de los movimientos, y una mayor conciencia acerca de las caracterís-
ticas y posibilidades de su cuerpo, lo que, en circunstancias favorables, les permite
sentirse más seguros y confados, hecho que se espera potenciar, apoyando una de
las dimensiones del desarrollo a través de la promoción y prevención de su salud
bucal.
Pese a que, los problemas de salud bucal, habitualmente no son severos, sí son pre-
valentes, por lo que podemos concluir que, los párvulos afectados por caries dental,
úlceras orales, mal oclusiones, etc., tienen, en alguna medida, comprometida su ca-
lidad de vida, aunque los adultos, desde su mirada, no lo perciban como tal. Siendo
esto así, es importante valorar la prevención en la salud bucal, no solamente como
una forma de evitar un daño localizado, y funcional; sino también como una herra-
mienta de equidad, que fomente el completo desarrollo de las potencialidades de
los pequeños.
13
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
2
Nutrición y
Salud Bucal:
Buenas
Prácticas de
Alimentación
14
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
15
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
a
Alimentación Materna y
Embarazo
El embarazo constituye una de las etapas de mayor vulnerabilidad nutricional
en la vida de una mujer, pues aumentan las necesidades nutricionales debido a
la actividad de formación de un nuevo ser humano. Tanto la desnutrición, como
la obesidad, representan riesgos para la salud de la mujer embarazada, y para su
bebé. Los riesgos de salud para el bebé de una mujer embarazada desnutrida
se traducen en: retardo del crecimiento del feto, bajo peso del recién nacido y
aumento de la mortalidad al final del embarazo y los primeros días de vida. El
bajo peso al nacer es el principal factor que interviene en la salud neonatal
de los niños, y a largo plazo, puede traer como consecuencia alteraciones
en su desarrollo y trastornos en el aprendizaje. Asimismo, se ha vinculado
el bajo peso al nacer con mayor riesgo de sufrir alteraciones del
esmalte, las que a su vez, se asocian a caries dental en los dien-
tes temporales.
Por otro lado, los riesgos de la madre obesa, tanto para ella
como para el recién nacido, son aumento de la presión san-
guínea de la madre y el niño, poniendo en riesgo de muer-
te a ambos, diabetes gestacional, parto por cesárea o con
uso de fórceps, aumento de las malformaciones, aumento
de la mortalidad al final del embarazo y los primeros días de vida y
aumento del riesgo de padecer enfermedades crónicas.
La utilización de suplementos de fuoruro en tabletas durante el
embarazo, con la fnalidad de mejorar las condiciones de desarro-
llo de los dientes de los niños durante este período, no es reco-
mendable, dado que no se producen los efectos esperados en los
dientes de los niños.
Es por ello importante que la embarazada consuma una dieta equili-
brada, saludable, en cantidad adecuada a sus necesidades, que incluya
alimentos de todos los grupos de la pirámide alimentaria: lácteos, car-
nes pescados, huevos, legumbres, farináceos, papas, frutas, verduras y hortalizas y
aceites.
La alimentación de la embarazada debe considerar ciertos ajustes para responder a
las demandas de la etapa gestacional, que en términos prácticos signifca aumentar
una porción de verduras, una de lácteos y una de carnes, ambos bajos en grasa.
16
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
b
Lactancia
Materna
La leche materna es el único alimento capaz de satisfacer todas las necesidades de
nutrición durante los primeros 6 meses de vida, sin requerir otros alimentos o agre-
gados, como agua o jugos.
El niño es capaz de mamar y tragar solamente líquidos en los primeros meses de vida, por
la presencia de los refejos de succión y deglución, que por defnición son involuntarios.
La succión precoz y frecuente de la primera leche o calostro (líquido seroso y amari-
llento, producido por las mamas durante el embarazo y los primeros días después del
parto) mantiene en el niño(a) los niveles de azúcar en la sangre en niveles adecuados,
evita la deshidratación y la pérdida exagerada de peso en el recién nacido, propor-
ciona, además, elementos del sistema de defensa de la madre al niño y por lo tanto,
es de gran importancia para éste. El volumen relativamente pequeño del calostro
durante los primeros días después del parto, contribuye además a que el lactante
pueda aprender en forma adecuada la coordinación entre las funciones de succión,
de respiración y de tragar el alimento.
La lactancia materna, asimismo, favorece la relación afectiva de la madre con su hijo, al
permitir el contacto piel a piel entre ambos, ayudando a mantener la temperatura corpo-
ral del niño(a) y evitando el estrés. Además, se favorece el desarrollo normal de los huesos
de la boca, por los movimientos y las posiciones que se adoptan para extraer la leche.
Se pueden señalar los siguientes benefcios de la lactancia materna para el niño y niña:
1
Nutrición óptima: es el mejor alimento en cuanto a calidad. Su composición se adecua
a los requerimientos del niño, permitiéndole un mejor crecimiento físico y desarrollo.
2
Proporciona protección inmunológica favoreciendo la salud de los niños y niñas y por
lo tanto previene la frecuencia y gravedad de infecciones digestivas y respiratorias.
3
Fácil digestibilidad: es de fácil absorción, sin producir estreñimiento ni sobrecar-
ga renal.
4
Mejor organización sensorial: los niños amamantados presentan mayor agudeza
de los sentidos de la visión, gusto, olfato, tacto, audición. Asimismo, el contacto
físico constante con su madre le permite organizar sus propios ritmos basales
(latidos, respiración) y su estado de alerta.
5
Patrones afectivo-emocionales más adecuados: el bienestar que le produce al
niño el amamantamiento hacen que se sienta querido y protegido, respondien-
do con una actitud alegre, segura y satisfecha.
6
Mejor desarrollo intelectual: se asocia la lactancia materna con mayor coefciente
intelectual.
7
Mejor desarrollo dento-maxilar y facial.
Fomente la
lactancia
materna
exclusiva hasta
los 6 meses de
vida del bebé, y
después de esa
edad continué
amamantando
a su hijo o
hija, junto
con iniciar
las primeras
comidas.
17
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
c
Alimentación del niño y niña
menor de 6 años
La velocidad de crecimiento y desarrollo del niño y el aumento de sus necesidades
nutricionales orientan el inicio de la alimentación complementaria, es decir la incor-
poración de alimentos sólidos.
Ello ocurre alrededor de los 6 meses, y se caracteriza por algunos cambios relacio-
nados con la aceptación de la alimentación sólida: se inicia la erupción dentaria, au-
menta la percepción sensorial de la lengua y los labios, se desarrolla la discriminación
de texturas, sabores, olor, temperatura y consistencia de los alimentos.
La deglución deja de ser instintiva y comienza a desaparecer en el niño el refejo de
extrusión, consistente en la expulsión instintiva de su boca de alimentos que no sean
líquidos.
En esta etapa se debe iniciar la primera comida del niño o niña, que se iniciará en
forma gradual, inicialmente con consistencia de papilla, seleccionando alimentos
adecuados a su edad, desarrollo y estado nutricional.
Desde que el niño y niña comienza las primeras comidas debe entregarse una ali-
mentación saludable, evitando alimentos con altos contenidos en grasa, azúcar o sal,
pues los niños y niñas están formando hábitos, y estos alimentos son desfavorables
para su salud.
La consistencia de la alimentación se debe modificar paulatinamente, para llegar
a los 12 meses con una alimentación molida y según el desarrollo y evolución
de la dentición incorporar paulatinamente algunos alimentos picados. Esto va
asociado a la salida de los primeros molares y al desarrollo de la masticación y la
deglución.
Se debe tener cuidado de no enfriar los alimentos soplándolos, ni tampoco probarlos
con el mismo cubierto que se utilizará para darles la comida, pues se produce conta-
minación de la boca del niño con microorganismos que se encuentran en la cavidad
bucal del adulto y que producen caries.
A los 2 años los párvulos adquieren la mayor parte de los hábitos alimentarios y pre-
ferencias que determinan en gran medida el tipo de alimentación futura, por lo que
es necesario ir educándolos para que adopten estilos de alimentación saludables.
En este sentido las recomendaciones de las Guías alimentarias para la población
chilena orientan el consumo de alimentos para obtener una dieta sana que sea
18
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
capaz de prevenir las enfermedades crónicas no transmisibles, y que dicen relación
con lo siguiente:
1
Consuma 3 veces en el día productos lácteos como leche, yogur, quesillo o que-
so fresco, de preferencia semidescremados o descremados.
2
Coma al menos 2 platos de verduras y 3 frutas de distintos colores cada día
3
Consuma porotos, garbanzos lentejas o arvejas al menos 2 veces por semana, en
reemplazo de la carne.
4
Coma pescado mínimo 2 veces por semana, cocido, al horno, o a la plancha.
5
Prefera los alimentos con menor contenido de grasas saturadas y colesterol.
6
Reduzca el consumo habitual de azúcar y sal.
7
Tome 6 a 8 vasos de agua al día.
Colaciones
Si bien las colaciones no son necesarias cuando se
consumen cuatro comidas al día con intervalos de
cuatro horas, si se consumen, deben evitarse los alimen-
tos ricos en grasas saturadas y azúcar.
La colación ideal debe estar com-
puesta por productos lácteos, frutas
naturales, ensaladas de frutas, cerea-
les y frutos secos, como las pasas, higos,
huesillos y ciruelas.
Se debe evitar en la colación alimentos con alto contenido en gra-
sas y sal, como las papas fritas y snacks, y aquéllas con alto contenido de azúcar, como
chocolates y bebidas de fantasía, pues favorece la obesidad y las caries dentales.
19
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
d
Azúcar y Caries
Los dientes primarios, temporales, o “de leche”, empiezan a salir aproximadamente
a los seis meses de edad. El número de dientes y molares temporales es de 20, y
terminan de aparecer, con seguridad, a los tres años de edad. Estos dientes permiten
al niño masticar y comer adecuadamente, ayudan a que la mandíbula y la cara se de-
sarrollen normalmente, y guardan el espacio para los dientes adultos (permanentes).
Los dientes temporales son importantes porque guían la posición de los permanen-
tes. Los dientes permanentes generalmente comienzan a erupcionar entre los cinco
y seis años de edad.
La buena salud oral benefcia la salud general de los niños. Los dientes temporales ne-
cesitan tanta atención como los permanentes. La caries en los dientes temporales pue-
den producir dolor y angustia en el niño difcultándole comer, dormir, jugar y causar
otros problemas más tarde en la vida como por ejemplo: desórdenes en la masticación,
alteraciones estéticas y de oclusión, problemas de fonoarticulación, etc.
La caries dentaria es una condición común que puede evitarse fácilmente en los
niños. La causa es una película pegajosa de bacterias, llamada “placa bacteriana”,
que se forma constantemente en los dientes y las encías. La caries ocurre
cuando las bacterias de la placa convierten el azúcar de la dieta en ácido,
estos ácidos descalcifican la superficie del esmalte y van produciendo cavi-
dades en los dientes.
Cuanto más frecuentemente se consuma el azúcar, existe mayor pro-
babilidad que se formen caries. Los azúcares están presentes en casi
todos los alimentos, como por ejemplo en la leche, en los jugos de
fruta, bebidas azucaradas y otros alimentos de sabor dulce, como
también en forma enmascarada como preservante en alimentos ma-
nufacturados como por ej, en el ketchup, pan de molde, etc. La caries
puede ser causada por chupar continuamente “chupetes de entreten-
ción” empapados en azúcares como la miel, o por tomar frecuente-
mente mamaderas con líquidos azucarados, como leches, jugos de
fruta o bebidas. Especial importancia se debe dar al consumo noctur-
no de líquidos o bebidas, ya que la saliva que es un factor protector
en la cavidad bucal (lubricación y presencia de elementos minerales)
disminuye notablemente su producción en la noche.
Por las razones expuestas, no es recomendable que los lactantes después del año
de edad tomen una mamadera en la noche. Si esta alimentación es necesaria por
indicación médica, se debe tener el cuidado de limpiar los dientes después de que
el niño tome leche.
20
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
En Chile, los hábitos de ingesta y alimen-
tación, están regulados, fundamental-
mente, por la capacidad de compra de
las familias, y por la oferta del mercado,
observándose un consumo creciente
de productos elaborados, ricos en gra-
sas, azúcares y sal, y un escaso consumo
de productos naturales como lácteos,
frutas y verduras.
La forma en que se desarrollan los pa-
trones de alimentación, y los tipos de
alimentos consumidos por los niños,
son factores importantes que afectan la
rapidez con que los individuos pueden
desarrollar caries dentales. Cada vez que
las bacterias entran en contacto con azú-
car presente en la boca (proveniente de
los alimentos que comemos), producen
ácido, el que ataca a los dientes por 20
minutos aproximadamente.
Normalmente la saliva protege las superfcies dentarias de este ataque, sin embargo,
cuando la ingesta de golosinas es frecuente, la capacidad protectora de la saliva se ve
sobrepasada. El desarrollo de caries dental en el tiempo tiene relación con patrones
de ingesta frecuente de azúcar, de la consistencia del alimento que la contiene y del
momento de consumo (entre o con las comidas).
Con el tiempo, y con patrones de ingesta de azúcar frecuente, y dependiendo de la
consistencia de los mismos, esto puede dar como resultado el desarrollo de caries
dentales.
Se ha observado que en niños en los que se restringe el uso de alimentos azucara-
dos (mediante la programación de sus colaciones), éstos consumen menos azúcares
dañinos para sus dientes. Por lo tanto, debemos limitar el consumo de las bebidas y
los alimentos con contenidos elevados de azúcares libres que pueden desplazar los
alimentos saludables en su dieta diaria.
En resumen, es importante restringir el uso de alimentos a los momentos de las co-
midas principales, de modo de evitar su consumo entre las comidas.
Restrinja el
consumo de
alimentos a
los horarios
habituales de
las comidas.
Controle el
consumo de
alimentos
azucarados.
Prefera
colaciones en
base a frutas,
verduras,
agua potable,
leche, yogur o
quesillo.
21
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
e
Consumo de Agua Potable
El fúor en el agua potable ha contribuido considerablemente a mejorar la salud oral
de los niños. El fúor añadido al agua de beber, y el fúor en la pasta dentífrica, han
reducido las caries dentarias. Puede que los niños que estén en riesgo elevado de
caries dentarias necesiten ser expuestos a fúor, si viven en áreas en las que el sumi-
nistro de agua comunitaria no contiene la proporción óptima de fúor.
En Chile, el agua potable del 72% de la población se encuentra fuorurada, lo que
contribuye a la protección contra la incidencia de caries dentales y la disminución de
avance de éstas una vez que ya están instaladas.
Además, el agua potable permite una hidratación adecuada y un balance en los fui-
dos corporales, de tal forma que todas las funciones fsiológicas trabajen adecuada-
mente. El agua:
n permite el procesamiento, absorción y utilización de los nutrientes contenidos
en los alimentos que ingerimos.
n Participa en todas las relaciones bioquímicas necesarias para la vida como con-
ductora eléctrica, llevando a cabo la contracción muscular y la sinapsis neuro-
nal.
n Ayuda al organismo a mantener un equilibrio interno.
n Contribuye a la excreción constante de desechos.
n Tiene un impacto positivo en el buen funcionamiento
del sistema digestivo, desde que la saliva ablanda y
procesa ciertos alimentos hasta que son absorbidos
y eliminados los restos.
n Ayuda a que la fbra dietética, soluble e insoluble, rea-
lice funciones fsiológicas de vital impacto en el esta-
do de salud como son: el aumento del peristaltismo
intestinal, el aumento del volumen y pastosidad de
las haces fecales, la disminución del colesterol san-
guíneo y la regulación de la glucosa sanguínea.
n Disminuye la sensación de hambre, por lo
que todas las dietas lo recomiendan.
n Tiene un efecto humectante, por lo que la
piel luce mejor.
Prefera el
agua potable
por sobre
las bebidas
endulzadas,
así evita el
efecto del
azúcar libre, y
aprovecha el
benefcio del
fuoruro en los
lugares que
se encuentra
disponible.
22
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
23
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
3
Higiene bucal y
uso de fluoruros
24
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
25
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
a
Cepillado de dientes
El cepillado de dientes representa una de las principales estrategias para el control
de las enfermedades más comunes de la boca. Ahora bien, a pesar de que es una
práctica habitual, es necesario defnir algunos aspectos muy relevantes sobre este
hábito saludable.
En primer lugar, ¿por qué cepillamos nuestros dientes, y por lo tanto, por qué debe-
mos preocuparnos por el cepillado de los niños?
El objetivo principal del cepillado es desorganizar la placa bacteriana que se está
formando permanentemente sobre los dientes y encía, de modo de impedir que las
bacterias nocivas produzcan los ácidos que dañan a las capas externas de los dientes
e infamen las encías. Aunque la placa bacteriana se forma de manera permanente,
su acción más dañina se desarrolla después de comer, cuando la producción de áci-
dos es más elevada, puesto que, en ese momento, las bacterias de la placa disponen
de sustancias nutritivas para metabolizarlas y producir ácidos. La placa es muy difícil
de ver y no se puede remover enjuagando la boca. La mejor manera de remover la
placa es usar un cepillo y seda dental regularmente.
Por ello, es fundamental cepillarse los dientes de modo de mantener controlada a la
placa bacteriana. Además, se debe restringir la ingesta de alimentos a los horarios de
comida habituales, evitando el consumo de alimentos a deshora, para no
favorecer el ataque de ácidos entre las comidas.
Por otro lado, el cepillado, como objetivo secundario, contempla la
eliminación de los restos de alimentos.
¿Cuándo se deben cepillar los dientes?
Para que el cepillado de los dientes cumpla efcazmen-
te su objetivo, es preciso que se convierta en una
rutina cotidiana. La regularidad es determinante, ya
que la placa bacteriana se forma de manera conti-
nua, y sólo eliminándola una y otra vez se podrá
evitar su efecto nocivo.
La frecuencia recomendada es:: al levantarse, después
de cada comida y, nuevamente, antes de acostarse. Se
recomienda que el cepillado de dientes sea supervisado
por un adulto para estimular el hábito, corregir la téc-
nica y administrar una cantidad adecuada de pasta
26
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
dental fuorurada, de modo de benefciarse de la acción tópica del fuoruro. Es fun-
damental minimizar los riesgos de ingestión de pasta dental, especialmente en los
menores de 4 años.
La técnica a emplear es tan importante como la frecuencia; también los son los ele-
mentos que se utilizan: Si el cepillado es incorrecto, no cumple su fnalidad, o peor
aún, puede resultar perjudicial ya que puede dañar los dientes e irritar las encías.
Es importante que los padres conozcan la manera correcta de realizar el cepillado
dental, antes de enseñarlo a sus hijos, porque si el procedimiento no se aprende bien
desde el principio, resulta difícil de corregir.
Cepillado de dientes
Los materiales necesarios para efectuar el cepillado en los niños preescolares son los
siguientes:
n Cepillo dental de cabeza pequeña, flamentos de nylon suave, de extremos re-
dondeados, corte recto y mango recto.
n Pasta de dientes fuorurada, con 500 ppm de fúor, desde los 3 años de edad
hasta los 6 años.
Técnica:
El cepillado requiere de un conjunto de movimientos y secuencias que aseguren
abarcar todas las superfcies dentarias para realizar un barrido de placa bacteriana
que sea efciente. No pretende ser complicada, sino más que nada, acuciosa y prolija
para obtener buenos resultados. Interesa que la persona aprenda aquella que re-
mueva mejor la placa bacteriana, y que le sea fácil de manejar.
a) Técnicas en Niños.
El cepillo se coloca perpendicular a la cara visible de los dientes, mientras el niño(a)
junta sus dientes. Se realizan movimientos de rotación sobre las superfcies dentarias
(“como ruedas de bicicleta”), y se avanza lentamente siguiendo un orden, de dere-
27
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
cha a izquierda. El procedimiento se repite en las caras palatinas (caras del sector en
relación al paladar) o linguales (caras en relación a la lengua), esta vez con la boca
abierta. Las caras oclusales (caras con las que se muerde), que es donde se muele el
alimento, se cepillan con movimientos desde adelante hacia atrás.
b) Técnicas en adultos.
Existen varias técnicas, cuya fundamental diferencia es la angulación que se le da al
cepillo en relación a la encía o al borde incisal de los dientes. Para nuestro propósito,
lo que interesa es que se efectúe una eliminación de placa bacteriana de todas las
superfcies dentarias. Con este fn, y en forma didáctica, divida mentalmente su boca
en cuatro zonas:
n superior derecha
n superior izquierda
n inferior derecha
n inferior izquierda.
A cada zona se le dedican 45 segundos de cepillado, aproximadamente. Comien-
ce por la zona superior derecha, colocando el cepillo en un ángulo de 45º, es
decir, oblicuo, en relación a la encía de los molares (“muelas”) de esa zona, y barra
desde la encía hacia abajo, con movimientos cortos sin ejercer presión. De esta
forma avance hacia el lado izquierdo, limpiando las caras visibles de los dientes
y muelas. Una vez que llegó hasta el último molar del lado izquierdo, devuélvase
cepillando por las caras internas de los dientes superiores, realizando los mismos
movimientos.
Luego dedíquese a las zonas inferiores, comenzando nuevamente por las caras ex-
ternas de los molares inferiores del lado derecho, avanzando hacia el lado izquierdo.
Se devuelve por dentro, en la zona de los incisivos inferiores, por el tamaño de los
dientes, deberá colocar el cepillo en posición vertical para efectuar un barrido que
le sea cómodo. Complete las superfcies dentales, limpiando las caras oclusales, o de
molienda, de los molares, con movimientos cortos y elípticos. Finalmente, cepille su
lengua suavemente.
28
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
b
Fluoruro en las pastas de
dientes
El fúor protege la superfcie del esmalte y lo hace más resistente al ataque ácido de
las bacterias, inhibiendo la desmineralización. En nuestro país se usa en general, a
través del consumo de agua potable fuorurada, disponible en la mayor parte del
territorio nacional alcanzando una cobertura del 72% de la población. El fúor, usado
de esta manera, actúa de manera directa sobre las superfcies dentarias, efecto que
también se logra a través del cepillado con pasta dental fuorurada.
La aplicación tópica puede obtenerse también por medio de algún producto aplica-
do o indicado por el odontólogo como barniz, gel o enjuagues, o por el uso indivi-
dual mediante pastas dentales fuoruradas.
En este caso particular, la aplicación de pastas dentales fuoruradas en preescolares
es importante para mantener niveles bajos y constantes de fúor en la boca.
Se utiliza según la edad del niño, pues las concentraciones existentes en los produc-
tos que se venden en Chile son distintas según la población a la que están destinadas
y la cantidad y frecuencia de uso.
La higiene bucal debe iniciarse con la limpieza de las mucosas con una gasa, con el
fn de retirar resto de alimentos (leche u otros) que quedan en el paladar o mucosa
lingual y para que el bebé se vaya adiestrando a percibir elementos de limpieza y
horarios de su higiene bucal.
Desde que erupcionan los primeros dientes de leche, y a medida que el niño o niña
va completando su dentición, se recomienda iniciar el cepillado con un cepillo suave,
sin pasta y con el cepillo seco, de modo de crear el hábito de limpieza, y remover la
placa bacteriana y los restos de alimentos.
Para niños entre 3 y 6 años se recomienda el uso supervisado por un adulto respon-
sable, de la pastas dentales fuoruradas de 500 ppm (quinientas partes por millón de
fúor), habitualmente ofrecidas como “pastas dentales infantiles”, verifcando en el
envase la notifcación de la concentración de fúor.
La cantidad de pasta a usar no debe exceder los 0.5 gramos aproximadamente, que
corresponde al tamaño de una lenteja. Se recomienda que sólo se coloque una capa
delgada, imitando un pincelado de pasta dental sobre las cerdas del cepillo, lo que
se logra casi sin ejercer presión sobre el tubo de pasta dental. Esto se debe a que los
niños pequeños no controlan lo que tragan, y en general, las pastas de dientes de
uso infantil tienen colores y sabores atractivos que estimulan su ingesta.
29
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
El fúor es un elemento que se encuentra normalmente en la naturaleza, y protege contra
la caries dental, pero ingerido en altas concentraciones, puede provocar problemas de
malformación de la estructura y forma del diente, afectando su apariencia estética.
Por ello, la dispensación de la pasta dental la debe realizar siempre un adulto y su-
pervisar el cepillado, ya que el niño, o niña aún no posee la capacidad motora fna
para ejecutarlo efcientemente. Al terminar, el adulto se debe asegurar que escupa
la espuma generada. Lo importante es continuar reforzando el hábito, estimular el
cepillado y aprovechar el fúor de la pasta.
Es importante tener en consideración que la única diferencia entre pasta dental de
niños y adultos es la concentración de flúor, la cual se puede observar en los ingre-
dientes indicados en el envase. La concentración de flúor, que puede ser como Mo-
noflúor Fosfato de Sodio o Fluoruro de Sodio, para la pasta de niños corresponde
a 500 ppm (para adultos, corresponde a 1.500 ppm y, en casos terapéuticos, llega
hasta 5.000 ppm). Existen otras pastas con figuras de personajes infantiles que ha-
cen alusión a ser usadas por niño, que en realidad contienen 1.100 ppm, la cual es
una concentración no apta para niños menores de 6 años.
El consumo exsesivo de flúor se traduce en fluorosis dental, que corresponde a un
defecto en la formación del esmalte que se observa como manchas moteadas en
la superficie del tejido que, en muchas ocasiones, no son perceptibles. En Chile se
observan sólo casos leves de la condición, sin encontrar casos severos. Este cuadro
se desarrolla sólo durante la formación de las piezas dentarias y el mayor impacto
se produce durante la formación de los dientes del sector anterior. Este período
crítico se observa entre los 2 y los 4 años de edad.
Una medida
efectiva de
protección
contra la caries
es el cepillado
dental diario,
complementado
con pasta dental
fuorurada, a
partir de los 3
años, actividad
que requiere ser
supervisada por
un adulto.
30
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
31
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
4
Malos Hábitos
32
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
U
n mal hábito es una conducta adquirida por la repetición, u originado por
tendencias instintivas, que puede ocasionar daño a la persona que lo rea-
liza. Desde el punto de vista de la salud bucal, existen diversos tipos de
patrones de conducta nocivos que se instalan precozmente en la vida, los que
pudiesen generar consecuencias negativas a quienes los realizan. Estos se re-
fieren a la aplicación de fuerzas deformantes que rompen el equilibrio entre los
huesos, y los músculos, en un niño en pleno crecimiento y desarrollo.
Los malos hábitos se pueden clasificar en: malos hábitos de succión,
malos hábitos de interposición, y malos hábitos de respiración.
La consecuencia de un mal hábito es su posibilidad de causar o
agravar una maloclusión (problemas relacionados con el orden en
la posición de los dientes y su relación con los dientes de la otra
arcada) en algunos niños con cierta predisposición.
33
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
a
Malos hábitos de succión
En el lactante la necesidad de succión está íntimamente relacionada con la necesi-
dad de obtener alimento, así como con la necesidad de ejercitar las funciones básicas
del sistema bucal. Sin embargo, hay ocasiones en que esta necesidad de chupar
no queda satisfecha, ya sea porque no mama lo sufciente del pecho materno,
o porque la mamadera es inadecuada en el caso de que no pueda lactar de la
madre, dando pié a que el bebé busque un modo de satisfacerse. Un buen
chupete en la mamadera supliría la necesidad de usar un chupete adicional
como ejercitador. No es recomendable inducir su uso indiscriminado,
sino utilizarlo para tranquilizarlo y retirarlo una vez que se queda
dormido. El chupete más adecuado es el de goma blanda, que se
colapsa totalmente al chupar. No existe razón funcional para pro-
longar su uso más allá de los 3 años, puesto que la gravedad de la
maloclusión se relaciona con la intensidad, duración y frecuencia
del mal hábito. Si la maloclusión se presentase, y al examinar
al niño(a) se determinara la presencia de una alteración en
su mordida, se requeriría una evaluación por odontólogo
para evaluar la interrupción del mal hábito y/o la necesidad
de una intervención multidisciplinaria para solucionar la conse-
cuencia del mismo.
34
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
b
Malos hábitos de
interposición
La interposición de la lengua entre los dientes superiores e inferiores tiende a ser el
más frecuente de los malos hábitos de interposición. Los niños que interponen la
lengua pueden presentar una mordida abierta (imposibilidad de juntar los dientes
del sector anterior al momento de cerrar la boca), sumado a la proyección hacia ade-
lante de los dientes anteriores, tanto superiores como inferiores. Esto iría acompaña-
do de problemas en la pronunciación de los sonidos de las letras D-T-S.
35
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
c
Malos hábitos de respiración
Hay condiciones que afectan la capacidad respiratoria y que obligan al niño a respi-
rar por la boca para poder mantener su capacidad normal. En estos casos se puede
instalar la respiración bucal, que tiene una serie de signos y síntomas que pueden
alertar sobre la existencia de este problema:
n Problemas para cerrar los labios, el niño(a), no junta labio superior con inferior, en
forma espontánea.
n Labio superior corto, es decir, muestra los dientes superiores.
n Lengua está habitualmente descansando en el piso de la boca.
n Hay tendencia a adelantar la cabeza y el cuello, si se mira al niño parado
de lado.
n Los omoplatos, o “paletas”, se ven prominentes en la espalda.
n Al ver al niño parado, de frente, las piernas están arqueadas en forma de X.
n Presencia de pie plano.
Para dar solución a este problema se requiere de la participación de un equipo mul-
tidisciplinario, por la gran cantidad de estructuras y funciones alteradas.
¿Cómo prevenir?.
n Fomentando la lactancia materna hasta los 6 meses de vida, en forma exclusiva,
ya que ayuda a un desarrollo armónico de la cara.
n Realizando masticación por los dos lados, fomentando el consumo de alimentos
fbrosos.
n Manteniendo los dientes de leche sanos, para guardar espacio a los defnitivos.
n Detectando los malos hábitos en cuanto se inician, para poder corregirlos.
n Asegurándose de que los niños/as tengan siempre sus narices limpias, para evitar
la respiración bucal.
n Chequeando con el pediatra que los niños no tengan alguna alteración de la
permeabilidad de las vías aéreas (tabique nasal desviado, amígdalas hipertrófcas,
pólipos nasales, etc.)
Cuide que el
niño o niña
NO use chupete
en forma
indiscriminada.
Corrija la
interposición
de objetos o
lengua para
que no se
transforme en
hábito.
Asegúrese de
que el niño
tenga vía aérea
despejada para
no favorecer
la respiración
bucal.
36
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
37
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
5
Recomendaciones
para mantener la
salud bucal de los
niños y niñas
38
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
39
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
L
a salud bucal está íntimamente relacionada con una adecuada nutrición, por lo
que junto con la formación de buenos hábitos alimentarios desde el comienzo
de la vida, se debe promover la formación de buenos hábitos de higiene bucal y
prevenir conductas nocivas a repetición, a fn de evitar la aparición de caries dentales
y malformaciones de la dentición.
La caries es una enfermedad que obedece a múltiples factores, dentro de los cuales
el de mayor importancia es la dieta cariogénica, que se defne como la ingesta de
alimentos de consistencia blanda, con alto contenido de hidratos de carbono refna-
dos, especialmente azúcares como la sacarosa.
La cantidad de caries está principalmente asociada con el tipo de alimento, la fre-
cuencia de consumo y el cepillado dental.
Asimismo está demostrado que uno de los prin-
cipales microorganismos responsables de la
caries es el Streptococus Mutans, que es trans-
mitido al niño o niña por los adultos más cer-
canos durante los primeros meses de vida.
Las recomendaciones para promover la salud
bucal deben considerar:
n Una alimentación saludable, de acuerdo a las guías
alimentarias, y limitando el consumo de alimentos y
bebidas azucaradas entre las comidas.
n Si existe el hábito de succión digital, remplazar por chu-
pete adecuado, teniendo la precaución de evitar su uso
indiscriminado, y retirándolo cuando el niño se queda dor-
mido.
n El chupete no debe ser chupado por un adulto u otros niños, para evitar la trans-
misión de microorganismos.
n El adulto debe iniciar la limpieza de los dientes desde que erupciona el primero
de ellos (6 a 9 meses), con un cotonito, y posteriomente con un cepillo suave y
pequeño, sin pasta dental.
n Si después de la erupción de los dientes los niños requieren alimentarse durante
la noche, se debe tener precaución de limpiar su dentadura; se recomienda que
después del año de edad los lactantes no tomen mamadera antes de dormir.
n Después de los 2 años se recomienda iniciar el reemplazo de la mamadera por el
uso de taza o vaso.
n Alrededor de los 3 años, se recomienda que los niños y niñas que usan chupete
de entretención, abandonen esta práctica para evitar malformaciones.
n A partir de los 3 años se debe iniciar el cepillado de dientes con pasta dental
infantil con fúor, supervisado por un adulto.
n El cepillado de dientes debe realizarse después de cada comida, siendo impor-
tante no olvidar el cepillado en la noche ante de acostarse y al levantarse
40
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
a
Como promover la Salud
Bucal en Establecimientos de
Educación Parvularia
En el contexto de la promoción y prevención de la salud bucal, es importante que las
Educadoras de Párvulos y Técnicos en Educación consideren actividades educativas
con los niños y niñas, respecto a la formación de hábitos de alimentación saludables,
y la formación de buenos hábitos de salud bucal.
Esta actividad requiere de una continuidad en el hogar, por lo que es necesario la
entrega de conocimientos a las familias, a fn de reforzar en el hogar los aprendizajes
obtenidos por los niños y niñas en el Establecimiento. De igual modo, es importante
invitarles a conocer y participar en las actividades educativas con los párvulos, espe-
cialmente en los momentos de aplicación de la técnica de cepillado dental.
Al orientar a las familias, se deben aclarar sus dudas e inquietudes, de manera que
ellas tengan la confanza de aplicar buenas prácticas de crianza, respecto de cuando
iniciar la limpieza de la dentadura, cuándo usar pasta dental y en qué cantidad, cómo
debe ser el cepillo de dientes, por qué los alimentos azucarados pueden producir ca-
ries, cuántas veces al día es necesario cepillarse los dientes, qué es lo recomendable
para evitar malformaciones dentarias, entre otras consultas.
Respecto a la frecuencia del cepillado de dientes, reforzar que éste debe realizarse
después de ingerir alimentos; como asimismo en la noche, antes de acostarse, y en la
mañana antes de tomar desayuno.
Al organizar las actividades de cepillado de dientes en el establecimiento, se debe
considerar la relación adultos-niños adecuada, que permita enseñar la técnica, su-
pervisar su manejo, y controlar la dosifcación de pasta dental a utilizar, así como la
eliminación de la pasta de la boca de los párvulos, para evitar que se la traguen.
Considerando que esta actividad requiere el acompañamiento de un adulto para que
sea realizada en forma cuidadosa, se recomienda realizarla en forma habitual una vez
al día, después del horario de almuerzo en los párvulos que reciben alimentación en
el establecimiento. Si los párvulos durante su permanencia en el establecimiento tie-
nen otros momentos de alimentación, además del almuerzo, se recomienda efectuar
esta actividad siempre y cuando sea posible de realizar en forma prolija y supervisada
por un adulto.
41
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
6
Atención
Odontológica
en el Sistema de
Salud en Chile
42
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
43
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
a
Seguros de Salud
En Chile existe un sistema mixto de salud conformado por dos sistemas: el sistema
de servicio público y el sistema de salud privado. El trabajador puede optar a uno u
otro sistema, cotizando el 7% obligatorio de su renta imponible, es necesario, eso sí,
informarse antes de las diferencias y limitaciones de cada alternativa, previo a elegir
suscribirse a una de las dos opciones.
FONASA
El Fondo Nacional de Salud (Fonasa) es el seguro público, el cual se fnancia en parte
por las cotizaciones de sus afliados, y por aportes del Estado; a este sistema pueden
pertenecer todas las personas que cotizan, y sus cargas legales, además de los indi-
gentes certifcados.
En Fonasa existen 2 modalidades de atención:
n La atención institucional pública es aquella que entregan los establecimien-
tos de la red de salud pública, como consultorios urbanos y rurales, centros de
referencia de salud (CRS), centros de diagnóstico terapéutico (CDT) y hospitales
públicos, dependiendo de la complejidad de la atención solicitada.
Los precios dependen de los niveles de ingreso de las personas y el nivel de com-
plejidad, es así que en el nivel primario de atención, esto es, consultorios, postas
de salud rural, centros de salud familiar o centros comunitarios de salud, la aten-
ción y entrega de medicamentos es gratuita. Por otra parte, en el nivel secundario
y terciario de salud (CRS, CDT, Hospitales 1 y2) el monto a pagar dependerá de la
clasifcación de grupo al que pertenezca el paciente. Esta clasifcación depende
del nivel de ingreso, y según esto, los benefciarios se clasifcan en grupos.
n La modalidad libre elección corresponde las atenciones que entregan profesionales
y establecimientos de salud privada que hayan suscrito convenios con Fonasa. En este
caso, la atención de salud se paga con un bono, cuyo valor depende del nivel de la ins-
cripción del profesional o establecimiento de salud. Existen tres niveles: 1,2 y 3, siendo
el primero el nivel el de menor valor económico y el último el de mayor valor.
ISAPRE
El sistema de salud privada se fnancia sólo a través de las cotizaciones de sus bene-
fciarios, las cuales comprenden el 7% obligatorio y los adicionales necesarios para
cubrir el plan contratado. Pueden ser benefciarios de un plan de ISAPRE, los cotizan-
tes, sus cargas legales y sus cargas médicas.
44
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
Cada ISAPRE cuenta con diversos planes de salud, lo que en ocasiones hace especial-
mente difícil la elección del plan correcto.
Por ello, y según la Superintendencia de Salud en la Intendencia de Seguros, antes de
elegir un plan se deben seguir los siguientes pasos:
n Identifcar las principales necesidades de salud de la familia o el cotizante.
n Si son más mujeres que hombres en el grupo familiar, si hay posibilidades de
embarazos, personas de la tercera edad y niños.
n Defnir cuánto se está dispuesto a pagar. Si es posible, hacer una cotización adi-
cional.
n Elegir la Isapre dentro de aquellas que tienen ofcinas a lo largo del país, cerca de
la casa u ofcina.
n Solicitar una selección de prestaciones valorizadas (son alrededor de 56), en pe-
sos, para saber cuánto nos cubrirá en caso de.
n Elegir planes que garanticen mayor cobertura para los eventos más caros.
n Una vez tomada la decisión, hacer la declaración de salud con todas las patolo-
gías, intervenciones quirúrgicas y enfermedades que haya padecido el afliado y
sus cargas.
n Leer los documentos antes de frmar y exigir copias.
n No aceptar medidas de presión para frmar documentos.
Algunas Diferencias entre los seguros:
ISAPRE FONASA
AFILIACIÓN
A través de la suscripción de un contra-
to privado. Puede negar la afliación.
Individual e indefnida. No puede ne-
gar la afliación
BENEFICIARIOS Cotizante, cargas legales y médicas. Cotizante y cargas legales.
COTIZACIONES
Cotización obligatoria, 7% y aporte
adicional voluntario.
Cotización obligatoria 7%.
FINANCIAMIENTO Cotizaciones de sus afliados,
Aporte gubernamental y cotizacio-
nes de sus afliados.
MODALIDAD DE ATENCIÓN
Libre elección, proveedores privados
y convenios médicos.
Convenios y proveedores públicos y
privados.
MODALIDAD DE PAGO
Sistema de bonos y reembolsos (in-
fórmese de las limitaciones).
Sistema de bonos.
PLANES DE SALUD
Diversidad de planes de salud, con di-
ferentes modelos de atención, mon-
tos de bonifcaciones y cobertura.
Planes de salud únicos con dos mo-
dalidades; Libre elección y Atención
institucional.
PRECIO
El precio del plan depende del núme-
ro de cargas y del nivel de riesgo deri-
vado de las características de ellas.
Se mantiene la cotización y el plan
único cualquiera sea el nivel de ries-
go.
TOPES
Topes anuales de cobertura por be-
nefciario.
No contempla topes.
45
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
b
Atención Odontológica en los
diferentes seguros de salud
El abordaje de la odontología, por parte de los seguros de salud, es diferente depen-
diendo del tipo de seguro al que pertenezca.
El seguro de salud público entrega coberturas odontológicas a través de su moda-
lidad institucional, donde los benefciarios deben acudir al nivel primario de salud
(consultorios, postas de salud rural, etc) y solicitar su hora de atención de acuerdo a
los recursos humanos disponibles en el establecimiento.
Dado que el daño de la población y la demanda asistencial son muy altas, unido a la
escasez de horas de profesional odontólogo, ha sido necesario priorizar la atención
en grupos específcos de edad, en lo cuales sea más costo efectiva y se logre tener un
impacto sanitario a largo plazo. Desde ese punto de vista, el Plan Nacional de Salud
Buco-Dental de 1990, priorizó a los menores de 20 años y a las embarazadas como
grupos estratégicos de atención en el nivel primario de salud, entregando,además,
una atención de urgencia dental a todo el resto de la población. Con los años se ha
visto la necesidad de aumentar la resolutividad y el acceso de la urgencia entregada
a la población adulta, por lo cual se ha extendido el horario de atención en los con-
sultorios hasta los 20:00 horas, para dar acceso a los adultos entre las 17:00 y 20:00
horas y los días Sábados desde las 9.00 hrs. hasta las 13.00 hrs.
Diferente es la situación de las ISAPRE, o seguros privados, donde los planes no cuen-
tan con una cobertura odontológica establecida, y el acceso a ella es principalmente
en centros odontológicos cerrados, donde el benefciario tiene acceso a un arancel
preferencial por encontrarse afliado a determinada institución.
Con la entrada en vigencia de la ley 19.966 sobre el régimen de garantías en salud,
ambos seguros han debido implementar redes de atención odontológica para dar
respuestas a las Garantías Explícitas en Salud (GES), que en Salud Bucal se refejan en
la “Salud Oral integral de los Niños de 6 años”, la atención integral del paciente fsu-
rado, vigentes desde el 1 de Julio de 2005; la “Salud Oral del Adulto de 60 años”, y la
“Urgencia Odontológica Ambulatoria”, vigentes a partir del 1 de julio de 2007.
La ley de las garantías en salud, establece un criterio común para ambos aseguradores
con relación al acceso, es decir, quiénes tendrán acceso al benefcio, la oportunidad,
cuánto tiempo máximo puede un benefciario esperar por determinada atención,
protección fnanciera, cuánto es lo máximo que se puede cobrar al benefciario por
las prestaciones y calidad entrega de estándares de calidad de la atención odonto-
lógica recibida.
46
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
Por otra parte, en FONASA, las especialidades odontológicas, o atención odontológi-
ca de nivel secundario, se entregan a través de Hospitales, Centros de Referencia de
Salud (CRS) y Centros de Diagnósticos y Tratamiento (CDT), a los cuales los benef-
ciarios acceden mediante una interconsulta emitida desde el nivel primario de salud,
o de otros profesionales del nivel secundario, asignándole una hora de atención de
acuerdo a las disponibilidades existentes en cada centro. Los costos para estas aten-
ciones son de acuerdo al nivel de ingreso de la persona, como ya fue explicitado.
Por otra parte las ISAPRE, al igual que para la atención por odontólogo general, tie-
ne centros cerrados con valores preferenciales para acceder a los especialistas, y el
benefciario puede solicitar atención directamente en la especialidad que requiere o
puede ser derivado de un odontólogo general.
47
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
7
Bibliografía
48
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
49
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
Prevention and Management of Dental Decay in the pre-school child. A national cli-
nical guideline.
Scottish Intercollegiate Guideline Netwok (SIGN)
NHS
2005
Dental Caries. The disease and its clinical management
Ole Fejerskov. Edwina A.M. Kidd
Blackwell. Munksgaarg.
2003
Control Odontológico del Niño Sano. Manual de Odontopediatría Preventiva para el
Equipo de Salud.
Schellhorn, C
Ediciones de material didáctico ATOS.
Santiago.
1992.
Evaluación y control de malos hábitos bucales. Enfoque Multidisciplinario.
Hassi,J.
Revista Sociedad Chilena de Odontopediatría. Vol 12:8-9.
2001
Ministerio de Salud. Glosario de términos de promoción en salud.
Gobierno de Chile. Ministerio de Salud
Departamento de promoción y participación ciudadana.
Dimensions of oral health related quality of life measured by EQ-5D+ and OHIP-14.
Brennan, D. Spencer,J.
Health and Quality of Life Outcomes 2004, 2:35
doi:10.1186/1477-7525-2-35.
2004.
Parental perceptions of children’s oral health: the Early Childhood Oral Health Impact
Scale (ECOHIS).
Pahel BT; Rozier RG; Slade GD.
Health Qual Life Outcomes;5:6,
2007.
The psychosocial efects of severe caries in 4-year-old children in Recife,
Pernambuco,Brazil.
Feitosa, S.; Colares,V.; Pinkham, J.
Cad. Saúde Pública v.21 n.5.
Rio de Janeiro.
2005
50
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
Parental perceptions of their preschool-aged children’s oral health.
Talekar,B. Rozier,G., Slade, G. Ennett, S.
J Am Dent Assoc, Vol 136, No 3, 364-372.
Bases Curriculares de la Educación Parvularia.
Gobierno de Chile.
Ministerio de Educación.
Unidad de Currículum y Evaluación.
Santiago
2005
The prevalence and severity of oral impacts on daily performances in Thai primary
school children.
Gherunpong,S.; Tsakos, G.; Sheiham, A
Health and Quality of Life Outcomes, 2:57
2004
Guía de Alimentación del niño y niña menor de 2 años, hasta la adolescencia.
Departamento de Nutrición y Ciclo Vital
División de Prevención y Control de Enfermedades
Ministerio de Salud Chile
2005
Guías de Alimentación para la Mujer
Ministerio de Salud
Instituto de Nutrición y Tecnología de los alimentos
2001
Manual de Lactancia Materna
Ministerio de Salud UNICEF
Intervención Nutricional a través del ciclo vital para la prevención de Obesidad y
otras Enfermedades Crónicas No Transmisibles.
Ministerio de Salud. 2006
Norma de Usos de Fluoruros en Odontología
Gobierno de Chile. Ministerio de Salud
División de Salud de las Personas
Departamento Odontológico
1998
51
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares
52
Programa Educativo Programa de Promoción y Prevención en Salud Bucal para Niños y Niñas Preescolares

NORMA CONTROL DE LA ANSIEDAD EN LA ATENCIÓN ODONTOLÓGICA
NORMA
CONTROL DE LA ANSIEDAD EN
LA ATENCIÓN ODONTOLÓGICA
2007

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->