El método positivista propuesto por Augusto Comte, consiste fundamentalmente en la aplicación del modelo de análisis de las ciencias naturales

a los estudios de los fenómenos sociales; Comte buscaba generar una ciencia del conocimiento predecible, en el sentido de instaurar una leyes o principios que permitieran lo anterior, mediante los cuales, la sociedad pudiera organizarse y ordenarse para buscar una armonía entre ella misma y a medida que esto se desarrollaba se obtenía progreso. Coincidiendo con Descartes, puesto que Comte también parte de la concepción de la realidad, es decir a partir de la observación y de hechos reales, dejando a un lado el conocimiento metafísico, como afirma Jhon Stuart Mill, en su libro Comte y el Positivismo (1972; p. 41) «La doctrina fundamental de una verdadera filosofía Positiva es la siguiente: Nosotros no tenemos conocimiento de nada excepto de fenómenos; y nuestro conocimiento de los fenómenos es relativo, no absoluto. No conocemos la esencia ni el modo real de producción de cualquier hecho, sino solamente sus relaciones con otros factores en la forma de sucesión o de semejanza». En el libro Curso de Filosofía Positiva según Augusto Comte, (1980; p. 28), encontramos que: «todos los espíritus serios afirman que no hay más conocimiento real que aquel que se basa en los hechos observados», concordando con hombres como Descartes y Galileo.

Comte se diferencia de los anteriores hombres que ya habían emprendido la práctica de esta doctrina en cuanto que él buscaba crear una ciencia social, lo que se conocería como sociología, mediante una racionalidad en la búsqueda de equilibrio, orden y progreso en la sociedad, en donde se basa en el estudio de ciencias exactas como ya lo habíamos dicho, especialmente en la biología, donde él hace una analogía del funcionamiento de los órganos del cuerpo humano con el funcionamiento de la sociedad, que en ese entonces estaba falto de un orden que permitiera desarrollar una proyección, una planeación respecto a ésta misma, para poder desarrollar progreso. En cuanto a la relación que Fayol estrecha con el positivismo, consiste, por una parte en la coincidencia con el planteamiento de Comte respecto a la división del trabajo, donde para éste, se podría realizar un símil respecto al funcionamiento del cuerpo humano y sus órganos los cuales cada uno cumplen tareas específicas para la buena supervivencia del ser humano, para Comte esta división de trabajo, se vería reflejada en la reparticiones de diferentes ocupaciones dentro de la sociedad, Fayol retoma esta metáfora, referenciada, en uno de sus “Principios Generales de la Administración”, citando el Libro Administración Industrial y General, según Henri Fayol, 1965, Pág. 18 “La división del trabajo es de orden natural: se observa en el mundo animal, donde a medida que el ser es más perfecto posee más variedad de órganos encargados de funciones distintas; Se advierte en las sociedades humanas, en que cuanto más completo es el cuerpo social, tanto mayor y más estrecha es la relación entre la función y el órgano. A medida que la sociedad crece aparecen nuevos órganos destinados a reemplazar al órgano único primitivamente encargado de todas las funciones. La división del trabajo tiene por finalidad producir más y mejor con el mismo esfuerzo”.

mediante esto. generó un ciencia del conocimiento sociológico que fuera predecible . entonces se evidencia la necesidad de crear un gobierno. determinando las fronteras de relación del fenómeno con su entorno. La remuneración. 5. La estabilidad de personal. La jerarquía. 3. que el primero buscaba analizar no solo las organizaciones empresariales si no también las organizaciones del Estado . La disciplina. desconectadas e indiferentes entre sí. El orden. donde la encabeza el directivo general . una idea de un todo. es la guía o el camino que recorren las comunicaciones dentro de la estructura jerárquica diseñada en la organización. citando el Libro Administración Industrial y General. amenazaba con convertirse en una multitud de agrupaciones especializadas. si se utiliza el principio de causalidad lineal: Dada la causa A. organizar. esta serie. lo que él mismo llamaría como “principios generales de la administración”. y esto lo logra a través de leyes o principios. 11. Fayol. La autoridad. 2. Comte plantea que ésta división de trabajo. este método lo retoman posteriormente Taylor y Fayol. La unidad de mando. 9. estos principios son. Pág. La centralización. División del trabajo.en su proceso administrativo o de gerencia las funciones o “elementos de administración” primordiales de los directivos son: prever. 1965. La unión del personal. concentre y sume los esfuerzos hacia un solo objetivo o función.vale la pena aclarar que la diferencia de Fayol con Taylor. 4. 13. que buscarían orientar los procesos de las organizaciones para la búsqueda de un desarrollo. La subordinación de los intereses particulares al interés general. La iniciativa. este último. La equidad. 10. formula unos criterios técnicos que buscan guiar las actividades administrativas. la cual está constituida por una serie de jefes que va encabezada por una autoridad superior a los “agentes” inferiores. . 6. para así poder mantener un conglomerado sólido. pero.retomando esa idea de Comte y Fayol de crear una ciencia regida bajos unos principios. 8. La unidad de dirección. 7. es el hecho de que Comte. es. el cual regule. mandar y controlar. según Henri Fayol. Fayol implementa un orden de estructura jerárquica dentro de la organización. a través de ocupaciones específicas. los cuales hacen referencia a un desarrollo de una organización lineal. de un progreso para ella .principio de jerarquía. 18: 1. 14.Por otra parte. 12. se produce un efecto B. el directivo podría mantener un papel que pudiese regular y a su vez lograr compaginar todos los esfuerzos de cada área funcional-denominación dada por Fayol a cada sector involucrado en la división de trabajoOtro aspecto que vale la pena resaltar.

según Henri Fayol. El principio: “La subordinación de los intereses particulares al interés general” lo podemos analizar como el predominio del interés de la empresa sobre el interés de un trabajador o de un grupo de trabajadores. en cualquiera de los casos no se produce la adaptación del organismo social a la dualidad de mando” Si esa dualidad de mando aclarece en el entorno del trabajador éste presenta síntomas de confusión. se presentan disgustos y un choque de intereses que suelen ser opuestos y aun si se realiza una prudente división de atribuciones. este principio lo podemos entrelazar con la postura que hace Comte en su libro Discurso sobre el Espíritu Positivo. respecto a esto ya nombramos la división del trabajo y la jerarquía como algunos principios que se someten a lo anterior cuya relación positivista ya fue descrita y analizada anteriormente. 21 : “Para la ejecución de un acto cualquiera un agente solo debe recibir órdenes de un jefe” -refiérase agente como trabajador. siempre existe una diferencia al ejercer su autoridad. debe ser con . Fayol explica que de no cumplirse este principio esa organización no podría existir respecto a esto. Fayol retoma de Comte. No vale la pena de que viva”. describe una analogía en el libro Administración Industrial y General. Y en cuanto a la relación entre los jefes. según Henri Fayol. 1965. Pág. “Desde el momento en que dos jefes ejercen su autoridad sobre el mismo hombre o sobre el mismo servicio. se deja sentir un malestar. un monstruo.Entre los ya mencionados. se describe el comportamiento de un organismo animal cuando es molestado por un cuerpo extraño y se analizan las posibles consecuencias de dicho acontecimiento para luego ser relacionadas con los problemas que se presentan en una organización cuando dos jefes ejercen su autoridad sobre un trabajador. 25 “todo saber que quiera aspirar al estatus de positividad tiene que tender a perfeccionar esta subordinación natural del hombre al mundo” esto quiere decir que cualquier desarrollo o invención provechosa que el hombre haya hecho. según Henri Fayol. citando el libro Administración Industrial y General. 1965. puede haber una disminución de dicho conflicto pero sin haberlo desecho completamente. aumenta la confusión. el autor. Pág. ahora analizaremos otros principios cuya relación se pudiese entrelazar con la doctrina planteada por Comte. ya que entre dos jefes de la misma categoría. en cuanto a la relación con el positivismo se puede destacar la forma en que este principio es explicado.Fayol plantea que la unidad de mando es una necesidad permanente y que debe tener una alta influencia en la organización. para el principio de la unidad de mando existe esta regla general. 22 “ Un cuerpo de dos cabezas es. la enfermedad aparece lo mismo que en un organismo animal molestado por un cuerpo extraño. el cual describe que en una organización solo debe existir un solo jefe y un solo proyecto con unos objetivos que tiendan al mismo fin. También es importante subrayar la relación positivista con el principio Unidad de dirección. Pág. la idea de observar y analizar el comportamiento de una organización como se aprecia en un organismo humano y respecto a esto. 1965. 21. citando el libro Administración Industrial y General. molestias. principios expuestos por Fayol. pérdida de tiempo. Pág. si la causa persiste. por lo cual Fayol considera este principio como fundamental. el mundo social como en el mundo animal. y se presentan las siguientes consecuencias: la dualidad cesa por la desaparición o la anulación de uno de los jefes y la salud social renace ó el organismo continua debilitándose. existen algunos de ellos cuya relación y fundamento se basan en la doctrina del positivismo de Comte.

consiste en que todo organismo. acatar y cumplir dicha orden impuesta por la dirección. en su estructura jerárquica de la organización. el primero cuando el jefe de una organización puede impartir órdenes directamente a sus subordinados. Otro principio al cual Fayol atribuye que resulta ser un hecho de orden natural es la centralización. esas circunstancias pueden ser de dos tipos. 29 “la centralización es un hecho de orden natural. toda orden impartida o desarrollada por el cerebro es acatada por el resto del cuerpo. así mismo funciona la centralización de una organización. 1965. contribuyendo al progreso y armonía de la misma. simplemente existirá siempre.una perspectiva a mejorar las condiciones de la sociedad. y es precisamente en este concepto donde concuerda con el positivismo. y en que de ésta o aquél parten las ordenes que ponen en movimiento todas las partes del organismo” lo anterior nos da un punto de reflexión acerca de la importancia de la dirección dentro de la organización. según Henri Fayol. en un mayor o menor grado. . citando el libro Administración Industrial y General. experiencia y rapidez en sus decisiones. si el cerebro presenta fallas afectara en gran medida el cuerpo humano. las sensaciones convergen hacia el cerebro o la dirección. la centralización no es considerada como un sistema de administración bueno o malo que puede ser adoptado o no por los dirigentes de una organización. inteligencia. realizando el símil como lo hizo Fayol respecto al cuerpo humano. animal o social. sin necesidad de utilizar intermediarios u otros jefes de menor escala. ya que estos involuntaria o voluntariamente pueden intervenir en la transmisión y ejecución de dichas órdenes dadas por una autoridad superior hacia sus trabajadores. como para poder lograr que sus ideas y ordenes sean acatadas y ejecutadas por sus trabajadores. esto por diferentes situaciones como por ejemplo que el negocio sea pequeño o por que el jefe tiene fuerza. donde los subordinados a cargo de esa autoridad superior se ven obligados. Pág. dependiendo de las circunstancias. a si no sea de su agrado.