EL ENCERADO (O PIZARRÓN) El profesor debe utilizar al máximo el encerado (o pizarrón), principalmente en la enseñanza de asuntos de los cuales es difícil la presentación

del material didáctico más adecuado. De este modo, la tiza debe reemplazar a otros materiales que sirven para concretar las clases. El profesor debe, pues, hablar con la tiza, consignando en el encerado los nombres, resúmenes, esquemas, revisiones y recapitulaciones propios del tema. El alumno debe ser llevado al encerado toda vez que exista una ocasión para hacerlo. Es aconsejable, para un uso más adecuado, dividir el pizarrón en dos partes. Esta división puede ser mental. En la primera, yendo de izquierda a derecha, serán consignados los datos esenciales de la clase, en forma ordenada y sistemática. Estos no deben ser borrados, a no ser por exigencias de espacio. En la segunda parte se consignarán los datos secundarios, gráficas, esquemas subsidiarios, a medida que se valla produciendo la necesidad de espacio par a nuevas anotaciones. Al entrar en la clase, el profesor debe borrar o hacer borrar lo que fue escrito en la clase anterior, para evitar posibles distracciones del alumnado. La limpieza del encerado puede ser efectuada por los alumnos, pudiendo, también, encomendarse esta tarea a encargados que se vayan turnando de una semana a otra. El profesor debe tener cuidado de escribir en el pizarrón de manera legible, con letra de un tamaño suficientemente grande para que los alumnos de los últimos bancos puedan leer sin dificultad. Debe evitarse la superposición de anotaciones y el entrecruce de las mismas, o bien dejar restos de palabras cuando el pizarrón sea borrado, a fin de evitar confusiones. La exposición de errores también debe ser evitada, pues éstos pueden fijarse en los alumnos, en especial en los más flojos. La sugestión provocada por esa exposición suele funcionar como agente fijador de las formas incorrectas.

es importante indicar qué parte corresponde a cada uno. explicarse convenientemente. además. para mandar al pizarrón al mayor número posible del alumnos al mismo tiempo. El profesor no debe olvidar que “el polvo de la tiza en las manos y en las ropas del profesor es como el polvo en el rostro del soldado: una señal de que desempeñó bien su papel”. deben ser consignados en el encerado. así como posibilitando a los alumnos una mejor aprehensión de lo que vaya siendo asentado por la tiza. Lo ideal sería que existiesen encerados en todas las paredes libres del aula. que no hable mientras escribe. no debe dictarse la clase trascribiéndola totalmente por medio de la tiza. debe evitar colocarse totalmente de espaldas a la clase. Se recomienda. sino. no sólo para evitar que se borren los datos consignados en ellos. encubriendo lo que se escribe. no son aconsejables los periodos demasiado largos de silencio por parte del profesor. así mismo.Todos los términos nuevos. Es preciso no olvidar que el pizarrón no debe ser usado para largas transcripciones. Los encerados deben ser colocados en una posición que evite los reflejos de la luz. Cuando el profesor escriba en el pizarrón. sino. Empero. además. En cuanto a los vocablos nuevos. esto es. pues la convierte en algo falto de interés y cansador. Si esto no es posible. no solamente deben escribirse. por . ya que nada desanima más al alumno que trabajar con elementos que perturben su visión. debe procurar que los alumnos no dejen de ver constantemente lo que él consigna por escrito. fechas y nombres. o. de modo que se propicie mayor oportunidad de atención a lo que estuviese escribiendo o representando gráficamente. mejor dicho. Si la clase trabaja en grupos. es interesante que cada grupo disponga de su encerado.

eso es conveniente que a breves intervalos se haga notar a través de su voz. sobre trípode. para no herir la vista. como. es importante que la pintura usada no sea brillante. 10. también. Cuando el encerado fuese negro. 9. Encerado iluminativo. apropiado para grandes auditorios. 4. El encerado no debe ser obligatoriamente negro. Por último. y el “verde-ceniza”. Encerado rotativo. 5. 3. 6. 7. encerado con imantógrafo. el encerado debe ser opaco. usando tizas de colores. Encerado con cortinas. encerado con franelógrado e imantógrafo. Encerado de doble faz. 2. He aquí algunas de las modalidades que pueden presentar los encerados o pizarrones: 1. Encerado en forma de guillotina. por ejemplo. 11. el “blanco”. poroso. dirigiendo la palabra a los alumnos. Encerado panorámico. para salones donde se hagan proyecciones y . y adecuado a los alumnos que deben aprender mediante su uso. adherido a la pared. Encerado portátil. que es tranquilizante o sedante y no produce reflejos. destinado principalmente para las clases nocturnas. salas poco iluminadas o. cualquier sea el colorido. ya que otros colores han dado buenos resultados. 8. Encerado. muy cómodo cuando deben ser consignados elementos imprescindibles o datos y esquemas anticipadamente elaborados. lavable. Encerado con franelógrafo.

12.que exijan explicaciones complementarias. de modo que no sea necesario iluminar toda la sala cuando tengan que efectuarse las explicaciones indispensables en el pizarrón. . similar a un pizarrón común. formando rectángulos que facilitan el aprovechamiento des espacio útil. Encerado pautado. La idea del balizado del pizarrón. se daba a un profesor de la Facultad de Farmacia de la Universidad Federal de Pará (Brasil). pero con rayas blancas perpendiculares y paralelas. en Brasil.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful