P. 1
El español actual

El español actual

5.0

|Views: 15.507|Likes:
Publicado porcubata27

More info:

Published by: cubata27 on Feb 19, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC or read online from Scribd
See more
See less

05/22/2013

Mi compañero José Luis y yo vamos a hablar del español actual resaltando su origen y nombre e historia, luego hablaremos de sus

variedades sociales y pondremos ejemplos.

Origen y nombre
El castellano se originó como un dialecto del latín en las zonas limítrofes entre Cantabria, Burgos, Álava y La Rioja, provincias del actual norte de España, que recibió una notable influencia fonológica del Ezquerra arcaico que se hablaba en esta misma región (artículo principal: Sustrato vasco en lenguas romances), y se convirtió en el principal idioma popular del Reino de Castilla (el idioma oficial era el latín). De allí su nombre original de "idioma castellano", en referencia a la zona geográfica donde se originó. La otra denominación del idioma, "español", procede del latín medieval Hispaniolus procedente de la denominación latina de la Península Ibérica "Hispana" o, más bien, de su forma ultracorrecta Spaniolus (literalmente: "hispanito", "españolito"), a través del occitano espaignol. Menéndez Pidal ofrece otra explicación etimológica: el clásico hispanus o hispánicus tomó en latín vulgar el sufijo -one (como en bretón, borgoñón, sajón, frisón, lapón...) y de *hispanione se pasó en castellano antiguo a español, "luego disimilando las dos nasales se llegó a español, con la terminación -ol, que no se usa para significar naciones". Avatares históricos y socioecónomicos, y su uso popular como lengua de intercambio, convirtieron el castellano en la lengua franca de toda la península ibérica, en convivencia con las hablas vernáculas allí donde existían: a mediados del siglo XVI se estima que el 80% de los españoles ya hablaban castellano. Con la conquista de América, que era una posesión personal de la corona de Castilla, el idioma español se extendió a través de todo ese continente, desde California hasta el Estrecho de Magallanes

Historia
La historia del idioma español comienza con el latín vulgar del Imperio Romano. Tiene su origen en el latín vulgar presente en la zona central del norte de Hispania. Tras la caída del Imperio Romano en el siglo V, la influencia del latín culto en la gente común fue disminuyendo paulatinamente. El latín hablado de entonces fue el fermento de las variedades romances hispánicas, entre ellas el castellano antiguo, origen a su vez de las variedades que constituyen la lengua española. En el siglo VIII, la invasión musulmana de la Península Ibérica hace que se formen dos zonas bien diferenciadas. En AlÁndalus, se hablarán los dialectos romances englobados con el término mozárabe (no árabe), además de las lenguas de la minoría extranjera-invasora alóctona (árabe y bereber). Mientras, en la zona en que se forman los reinos cristianos desde pocos años después del inicio de la dominación musulmana, comenzará una evolución divergente, en la que surgen varias modalidades romances; la catalana, la aragonesa, la asturleonesa y la gallego-portuguesa, además de la castellana, que resultaría dominante entre la población de la península. La lengua originaria castellana se originó en el condado medieval de Castilla (sur de Cantabria y norte de Burgos), con influencias vascas y de los germanos visigodos. Los textos más antiguos que se conocen en castellano son los Cartularios de Valpuesta, conservados en la iglesia de Santa María de Valpuesta (Burgos), un conjunto de textos que constituyen copias de documentos, algunos escritos en fecha tan temprana como el siglo X, seguidos de las Glosas Emilianenses, que datan de finales del siglo X o principios del XI, que se conservan en el Monasterio de Yuso, en San Millán de la Cogolla (La Rioja), localidad considerada centro medieval de cultura. El castellano se extendió hacia el sur de la península a lo largo de la Reconquista y por la unificación de los reinos cristianos españoles mediante las sucesivas unificaciones dinásticas (unión con León y Galicia con Fernando III de Castilla, introducción de la dinastía castellana en la Corona de Aragón con Fernando I de Aragón que llevaría a la unión final peninsular con los Reyes Católicos). En el siglo XV, durante el proceso de unificación española de sus reinos, el sevillano Antonio de Nebrija publicó en Salamanca su Gramática. Es el primer tratado de gramática de la lengua española, y también primero de una lengua neolatina europea. La colonización y conquista de América llevada a cabo simultáneamente a la reconquista de Granada, expandió el idioma español por la mayor parte del continente americano. En esa época ya había comenzado el reajuste consonántico, que significó la reducción del sistema fonético al pasar de seis consonantes sibilantes a sólo una o dos según la variedad. El idioma español siempre tuvo numerosas variantes geolectales que, si bien respetan el tronco principal latino, tienen diferencias de pronunciación y vocabulario, como sucede con cualquier otra lengua. A esto hay que agregar el contacto con los idiomas de las poblaciones nativas de América, como el aimara, chibcha, guaraní, mapudungun, maya, náhuatl, quechua y taíno, que hicieron también contribuciones al léxico del idioma, no sólo en sus zonas de influencia, sino en algunos casos en el léxico global.

Variedades sociales del español
Llamamos variedades sociales o diastrásticas a los diversos niveles de la lengua, es decir, a las diferentes formas de utilizar la lengua por parte de los hablantes, en cuanto que pertenecen a una clase social determinada o a un nivel cultural que va asociado a ella. Al hablar de variantes sociales, nos referimos a las variedades de la lengua, asociadas a grupos (estudiantes, familia, peañas, circulo de amigos, profesiones, hampa), que determinan el uso específico de un nivel lingüísticos. Una persona puede utilizar varios niveles en su vida normal: un médico que analiza con su equipo la operación de un enfermo (nivel jergal), informa a los familiares de la misma (nivel coloquial), comenta con unos amigos la noticia de un periódico (nivel culto) y hasta puede tener una discusión caliente por un problema de tráfico (nivel vulgar). Vamos a analizar las variedades que ofrecen estos dialectos sociales en sus distintos niveles de lenguaje: 1) LENGUAJE COLOQUIAL (COMÚN) Es el que emplean los hablantes en su vida cotidiana para comunicarse con los amigos y la familia. Podemos decir que es la variedad mas utilizada de la lengua. En el lenguaje oral se caracteriza, en general, por ser espontánea, relajada y expresiva. Aunque respeta la norma comete algunas incorrecciones. En la variedad escrita es la preferida por los medios de comunicación porque es correcta y comprensible para la mayoría de los hablantes. ℜ• Léxico sencillo y familiar ℜ• Uso de palabras comodín ("cosa", "tema"), muletillas ("¿entiendes?", "entonces") y frases hechas ("a nivel de", "en base a"). ℜ• Uso de aumentativos ("grandote"), diminutivos (manitas"), interrogaciones retóricas ("¿ya viniste?"), exclamaciones ("¡Qué lío!") ℜ• Vocabulario impreciso y limitado ℜ• Omisión de fonemas finales, apócopes ("cole", “bici”, “bocata”) ℜ• Frases cortas, sencillas y, a veces, sin terminar ("si yo te contara..."). 2) LENGUAJE CULTO. Modalidad lingüística que utiliza de manera perfecta la morfosintaxis y el léxico de una lengua. Utilizado por personas que poseen un alto conocimiento de la lengua y emplean todos sus recursos. Se manifiesta más claramente en la escritura y se encuentra, sobre todo, en textos literarios y científico-técnicos. Es el mejor para expresar pensamientos complejos y transmitir conocimientos. Funciona como modelo de corrección para los demás niveles y garantiza la unidad del idioma. 3) LENGUAJE VULGAR: modalidad lingüística usada por la gente corriente en sus relaciones ordinarias, con frecuentes transgresiones a la norma y uso de vulgarismos. Viene determinado por la deficiente formación lingüística de los hablantes, que se sienten incapacitados para cambiar su registro idiomático y, por lo tanto, disponen de

menos posibilidades de comunicación, lo que supone una desventaja individual y social. El desconocimiento de la norma origina varias incorrecciones, llamadas vulgarismos, que afectan a todos los planos del lenguaje. ℜ• Confusión ("abuja"), adición ("amoto") o pérdida de vocales ("delgazar"), consonantes ("diputao"), y sílabas ("paralís") ℜ• Cambios de acentuación ("padrito"). ℜ• Alteraciones verbales: "habemos", "haiga", "vinistes". ℜ• Confusión en el orden de los pronombres personales ("me + se" por "se + me"). ℜ• Abuso de muletillas y palabras comodín. ℜ• Abuso de palabras malsonantes. ℜ• Pobreza en la exposición de las ideas. 4) LENGUAJE JERGAL: lengua especial de un grupo social diferenciado, usada por sus hablantes sólo en cuanto miembros de ese grupo social. Las principales jergas son: ℜ• Jerga de grupos sociales: utilizada como seña de identidad por un conjunto de personas para diferenciarse de los demás: deportistas, jóvenes (estudiantes), cazadores, espiritistas, etc. ℜ• Jerga familiar: conjunto de palabras que por broma o ironía se introducen en la conversación familiar de todas las clases sociales. ℜ• Jerga profesional: lenguaje a base de tecnicismos utilizado en las diversas profesiones: médicos, informáticos, filósofos, científicos, matemáticos, marineros, etc. ℜ• Jerga del hampa: lenguaje utilizado por grupos marginales para guardar el secreto y la defensa de sus miembros. Se denomina también Germana (España), argot (Francia; a veces esta palabra se emplea como sinónimo de jerga en general), furbesco (Italia), cant (Inglaterra), Rotwelsch (Alemania), el caló de los gitanos. Características generales de las jergas: ℜ• · Uso de un vocabulario que solo conoce el grupo al que da cohesión. ℜ• · Quien entra en el grupo está obligado a aprender dicho vocabulario. ℜ• · El ocultismo del vocabulario tiene diversos grados: no es igual el de la jerga familiar que el lenguaje del hampa. En el de la cárcel, las palabras cambian frecuentemente para mantener el grado de ocultación. ℜ• · La jerga juvenil: uso de palabras comodín ("colega"), neologismos, apócope ("mates"), extranjerismos ("body"). ℜ• · El cheli es una jerga muy en boga entre las tribus urbanas.
Por ejemplo la influencia del inglés: El ciberlenguaje está lleno de anglicismos. Desgraciadamente no somos creadores de tecnología, sino consumidores. De ahí que a diario penetran “debido a las malas traducciones y adaptaciones” palabras que tienen su vocablo exacto en español. En ese sentido hay una lista inmensa de barbarismos, que van desde “hardware” y “software”. Hay quienes defienden los términos en inglés porque creen que su brevedad facilita las cosas. No siempre es así, si vemos “attachment” nos daremos cuenta de que nuestro “anexo” es español, es más corto y bonito que esa palabra tan fea. Algunas de estas palabras van a sobrevivir y se van a españolizar, otras morirán como todo en la vida. Recordemos que en las lenguas conviven la ley de la convergencia con la de la

divergencia lo que implica sustituciones y desapariciones, frente a lo permanente, lo estable en el idioma. No debe asustarnos esta eclosión, el futuro apunta a varios niveles del lenguaje en informática. Tendremos un vocabulario más especializado y, tal como existe en la vida cotidiana, otro más privado, más personal que admite caritas, groserías, besos simbolizados con X y todo lo que la imaginación y la PC permitan. No es cuestión de desanimarse, sino de seguir observando el comportamiento de este fenómeno y ofrecer las orientaciones válidas para no permitir que la lengua de Cervantes, Darío y Martí termine como los dinosaurios: extinguida por los depredadores del idioma.

Nuestra conclusión es que si sigue así el español actual pronto se extinguirán y perderán sus características fonéticas y léxicas. Relalizado por: Jose Luis Pérez López y Juan Ignacio Cáceres 4º A.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->