Está en la página 1de 1

Las Trtolas

Lejos estuvieron, aquella pareja, de imaginar que se veran arrastrados a una situacin tan irreal. Estar ah atrapados en un stano con cierto nivel de inmundicia, misma que era tolerable en comparacin con los horrores del exterior. Aquella pareja de jvenes amantes, entregados e incondicionales, se encontraban -para su horror- ah solos frente a lo desconocido, frente a una adversidad abrumadoramente superior a ellos. A ella no le restaba mucho para su conversin, l poda aun sobrevivir un tiempo ms; lo dramtico y moralmente avasallador era el hecho de que todo lo que hasta ese momento haba acontecido quedaba en segundo plano, pues ella en breve dejara todo vestigio de humanidad, todo rastro de razn, toda huella de civilidad y l deba debatirse entre morir con ella o continuar en el horror que es la vida misma o hasta ese momento lo que significaba ser humano. Ella en breve un muerto vivo, un zombi, un caminante, una animacin entre la vida y la muerte, la otredad del horror en la cual no quedaba ms amor que el de ser comido por el horror de este nuevo tiempo. [Crnicas Zombies D.H. GOODSPEED]