P. 1
ECITE2012.pdf

ECITE2012.pdf

|Views: 138|Likes:

More info:

Published by: Alejandro Loya Olivas on Feb 19, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/26/2014

pdf

text

original

ISBN

:
Proceedings Book ECITE 2012


Página | ii





ECITE

PROCEEDINGS

BOOK






Proceedings Book ECITE 2012


Página | iii











Directora de la obra: Leticia Corral Bustamante
Coordinador: Martín Berlanga Reyes
Editores: Alma Reyna Rodrdíguez Gutiérrez, Marcos López Carrasco

Primera edición, 2012

© 2012, D.R. Instituto ENLAC
Blvd. Jorge Castillo Cabrera
Col. Colinas del Puerto, Cd. Cuahutémoc, Chihuahua. CP. 31590


© 2012, D.R. Instituto Tecnológico de Ciudad Cuahutémoc
Av. Cuahutémoc S/N
Ciudad Cuahutémoc, Chihuahua. CP. 31500





ISBN: 978-607-95042-9-8








La reproducción total o parcial de esta obra, en cualquier forma que sea, idéntica o modificada.
Escrita a máquina o por sistema <<multigraph>>, mimeógrafo, impreso en fotocopia,
fotoduplicación o cualquier otra no autorizada por los autores o editor, viola los derechos
reservados. Cualquier utilización debe ser previamente solicitada por escrito.


Instituto ENLAC
Proceedings book: ECITE 2012 / Instituto ENLAC, Instituto Tecnológico de
Ciudad Cuahutemoc; Leticia Corral Bustamante, dir, Martín Berlanga Reyes, comp.,
Alma Reyna Rodríguez Gutierrez, Marcos López Carrasco, eds. —México: Centro de
Investigación en Materiales Avanzados, 2012
ix, 469p., il, Col.
ISBN: 978-607-95042-9-8

1. Ciencia y tecnología 2. Educación 3. Desarrollo social I. Instituto Tecnológico
de Ciudad Cuahutémoc II. Centro de Investigación en Materiales Avanzados
III. Corral Bustamante, Leticia, dir. IV. Berlanga Reyes, Martín, comp. V.
Rodríguez Gutierrez, Alma Reyna, ed. VI. López Carrasco, Marcos, ed.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | iv



Proceedings Book ECITE 2012


Página | v





PREFACE


It is our great pleasure to welcome you to the 1
st
International Scientific Event Enlac
Triathlon 2012, (ECITE 2012) at 1st Training Institute for Children with Brain Injury and
Learning Disorders AC (Institute ENLAC) Jorge Castillo Cabrera Blvd No. 2815 between
Mars and Uranus, Col. Port Hills C.P. 31590, Cuauhtémoc City, Chihuahua, México
Phones: (625) 583-00-37 and (625) 583-00-97 http://www.enlac.org,
contacto@enlac.org International Triathlon ENLAC of Education, Culture and Sport
contacto@triatlonenlac.com ECITE 2012: ecite2012@triatlonenlac.com


More details on the event can be found on our web page
www.ecite2012.triatlonenlac.com


ECITE conferences aimed at attracting a balanced portion of delegates from academia,
industry and research institutions and laboratories involved with research and
development work. In doing so, the conference provides a binding platform for
academics and industrialists to network together, exchange ideas, provide new
information and give new insights into overcoming the current challenges facing the
academics and the industrialists relating to the various areas of knowledge relevant to
our region and the world.
I would like to thank the Organizing Committee members and members of the Local
Committee for their help in contributing to the successful organization of this meeting
and special thanks to Professor Humberto Ramos Molina (Head of Local Committee), Mrs.
Esperanza Valdez Portillo (ENLAC Instiute President), Lic. Ana Corral Lozano (ENLAC
Head of Financial Resources) for their support.
A special thanks to ECITE2012 Co-chair, Master Martín Berlanga Reyes for supporting this
ECITE.
Thank all delegates for the decision in attending ECITE 2012 hope you will find the
meeting very useful for your work, business and a useful forum for obtaining new
knowledge.
2013, we will celebrate 2
nd
Year of ECITE conference and you are invited to celebrate it
in an utmost historical city: Cuauhtémoc (Chihuahua, México)
Have fun learning and meeting new people!

Be helthy and keep yourself helthy!

Professor Leticia Corral Bustamante
ECITE-CONFERENCE – Chairwoman




Proceedings Book ECITE 2012


Página | vi



Organizadores ECITE 2012

ORGANIZADORES CÓMITE LOCAL
Dra. Leticia Corral Bustamante (Chair)
Instituto Tecnológico de Ciudad Cuauhtémoc,
Chihuahua, México.

Lic. Ismael Carrillo González
Coordinador de Comunicación
Triatlón Internacional ENLAC 2012
M.C. Martín Berlanga Reyes (Co-Chair)
Instituto Tecnológico de Ciudad Cuauhtémoc,
Chihuahua, México.

C.P. Catalina Lafon de Férez
Instituto Enlac
Sr. Humberto Ramos Molina
Coordinador General
Triatlón Internacional ENLAC 2012

Lic. Ana Corral Lozano
Recursos Financieros Enlac
Sra. Esperanza Valdez Portillo
Presidenta
Instituto ENLAC

Lic. Oscar “Chito” García Lozano
Recursos Financieros Enlac
M.C. Elizabeth Siqueiros Loera
Directora del Instituto Tecnológico de Ciudad
Cuauhtémoc, Chihuahua, México.

Ing. Raúl Ávila González
FWF de México
Lic. José Nino Hernández Magdaleno
Subdirector de Planeación del Instituto Tecnológico
de Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua, México.

M.C. Alberto Heiras Torres
Docente del Instituto Tecnológico de Ciudad Cuauhtémoc,
Chihuahua, México.
Sra. Elvira Tavarez Diego
Centro de Investigación en Materiales Avanzados, A.C.

Ing. Pedro Castillo Castillo
Centro de Investigación en Materiales Avanzados, A.C.

M.C. Marcos López Carrasco
Centro de Investigación de Materiales Avanzados

M.A. Alma Reyna Rodríguez Gutiérrez
Instituto Tecnológico de Cd. Cuauhtémoc, Chihuahua,
México

Dr. Javier Tarango Ortíz
Universidad Autónoma de Chihuahua, UACH













Proceedings Book ECITE 2012


Página | vii
INDICE

CONFERENCIAS PLENARIAS
Pág.
Black Holes: Prelude "Foamy" of Wormholes…………………………………………
Dra. Leticia Corral Bustamante
2
Singularidad en Relatividad General: los intensos campos gravitacionales de los
agujeros negros…………………………………………………………………………..
Dra. Leticia Corral Bustamante

28
CONFERENCIAS

Técnicas Analíticas para Arsénico: del Matraz Erlenmeyer a la Automatización…..
Luz O. Leal, Laura Ferrer, Víctor Cerdà.


46
Prácticas Sociales y Derivación por Incrementos………………………………………
Alberto Camacho Ríos,Adriana Engler
59
Evaluación del Efecto de un Tratamiento Alcalino sobre las Propiedades
Fisicoquímicas y Funcionales de la Harina de Alpiste (Phalaris Canariensis L.)……
Claudia Grajeda-Iglesias, Elizabeth Carvajal-Millán, Víctor Manuel Santana-Rodríguez, Ángel
Licón-Trillo, Rubén Márquez –Meléndez.

64
Efecto del Procesamiento Térmico sobre los Valores de TBA en Harinas de Avena
en Suspensión………………………………………………….…………………………
Mario Alfredo Reynoso-Ocón, Naivi del Carmen Ramos-Chavira, Víctor Manuel Santana-
Rodríguez, María Guadalupe Ruacho-Soto.

76
Uso Árboles y Arbustos de Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua………………………...
Evelyn M. Rodríguez Corral, Glafiro J. Alanis Flores, Susana Favela Lara y Lourdes Arcelia
Barajas Martínez
87
The Use of Extende X-Ray Absorption Fine Structure Spectroscopy, Exafs, to
Detect As, Cr And Cd in Walnut Trees By……………………………………………..
E. Gallegos-Loya, C. González-Valenzuela, E. Orrantia-Borunda, A. Duarte-Moller


105
A Study of Silver Nanoparticles Formed in Phaseolus Vulgaris by Using Tem
and Xas……………………………………………………………………………………
J. Parra Berumen, E. Gallegos-Loya, E. Orrantia-Borunda, A. Duarte-Moller

115
Study of the Efect Of Er
3+
on the Optical Properties of Glycine Crystals …………..
J. Parra berumen, R. A. Silva molina, E. Orrantia Borunda, A. Duarte Moller
128
XAS and grazing angle XRD of the CoTi
2
thin films grown by DC Co-sputtering
technique assisted by balanced magnetron……………………………………………..
I. Yocupicio-Villegas, H. E. Esparza-Ponce, E. Alvarez Ramos, A. Duarte-Moller

136
Autoestima, Discapacidad Intelectual e Inclusión Escolar…………………………….
Bribiesca Ruiz, Juan
154
Consideraciones Cualitativas en los Procesos de Producción y Comunicación
Científica en las Ies: Perspectiva Bibliométrica………………………………………..
Marcos López-Carrasco, Javier Tarango Ortiz

180
Electromechanical Response of Conductive Composites Sebs/Cb/Graphite in
Bending…………………………………………………………………………………..

192
Proceedings Book ECITE 2012


Página | viii
Oscar Eli Rodríguez-Pérez, Ivan Alziri Estrada-Moreno, Mónica Mendoza-Duarte, Alfredo
Márquez.Lucero, Rigoberto Ibarra-Gómez
Manejo de la Cubierta Vegetal en Nogaleras con Fertirriego…………………………
Socorro Héctor Tarango Rivero, Alberto Duarte Möller y Erasmo Orrantia Borunda
203
“Remoción de Sustancias Tóxicas por el Método de Bioadsorción Mediante el uso
de Materia Orgánica.”…………………………………………………………………...
Dr. Sergio Arturo Payán Gómez

223
Análisis de Nuevos Materiales Cerámicos y Poliméricos Optimizados para uso
Médico-Dental. Reseña de un Proyecto…………………………………………………
Nevárez-Rascón Alfredo, Nevárez-Rascón Martina M. Donohué-Cornejo Alejandro.

240
Aplicación de Algoritmos Genéticos al Diseño de una Rodilla para Prótesis de
Extremidades Inferiores…………………………………………………………………
Luis H Hernández Gómez , Esther Lugo González, Juan A. Beltrán-Fernández

Guillermo
Urriolagoitia Calderón, Guillermo Urriolagoitia Sosa


246
PONENCIAS EN MESA REDONDA

Diseño y Construccion de un Prototipo Didáctico para Personas con Discapacidad
Auditiva………………………………………………………………………….……...
M.C. José Martín Berlanga Reyes, Gonzalez Mendez, Carlos P., Loya Olivas, Alejandro,
Gonzalez Estrada, Jaime M.



258
Prototipo Mecatrónico…………………………………………………………………...
R. Leticia Corral-Bustamante, E. Núñez Jáquez, J.M. Berlanga-Reyes, G. Irigoyen-Chávez, E.
Tapia-Piñón

265
Banco de Ensayos de Pérdida en Tuberías……………………………………………..
R. Leticia Corral Bustamante, J. Martín Berlanga Reyes, Aaron Abdon Garcia Miramontes,
Roberto Molinar Merino, Leopoldo Castillo Perez, Jesus Adrian Bautista Hermosillo, Leonel
Ivan Lujan Robles
,
Luis Angel Jaquez Dominguez, Wilbert Mendoza Castillo
291
Maquina de Carnot………………………………………………………………………
R. Leticia Corral Bustamante, H. Burgara Barraza, J. Barragan, A. Heiras, J. Armendariz, H.
Chavez, J. Mares, A. Caraveo, L. Lopez, R. Hernandez, M. Manriquez, R. Castillo
315
Ciclo de Carnot…………………………………………………………………………..
Dra. R. Leticia Corral-Bustamante, S. R. Muñoz, A. Balderrama

J. K. Simental, E. Barredo,

S.
E. Loya, N. M. Ponce, L. I. Navarrete, A. K. Ruiz, J. Caraveo, G. A. Venzor.
331
Efecto de las Ondas Sonoras Aplicadas a las Plantas durante su etapa de desarrollo
R. Leticia Corral-Bustamante, Alberto Heiras, H. M. Burgara

J. A. Barragan, S. S. Castillo
,
A.
Balderrama, H. Chávez, J. Caraveo
344
Calorímetro de Flujo…………………………………………………..………………...
Dra. R. Leticia Corral Bustamante, Lucio Alejandro González Enríquez, Marco Antonio Flores
Trevizo, Alberto Heiras Trevizo, Luis Sujo Rodríguez, Noemí García Lozano, Juan Carlos Núñez
Escudero, Luis Alberto Legarda Rodríguez, Carlos Legarda.
354
Pies Ligeros……………………………………………………………………………….
M.C. J osé Martín Berlanga Reyes, Diana Yareli Estrada Trejo, J osé Alejandro Rodríguez
Núñez, Miguel Ángel Zamarrón Portillo

360



Proceedings Book ECITE 2012


Página | ix
FORO

Comunidad Menonita y su Desarrollo…………………………………………………..
María Elena Trujillo Salas, Mirta Griselda Loya Martínez, Salvador Genaro Vázquez Floriano,
Angélica Chacón Licón, Carmen Ramírez Campos, Olga Ruíz Quiñones.

369
PONENCIAS

Colector Solar…………………………………………………………………………….
R. Leticia Corral Bustamante, J. Martín Berlanga Reyes, Adame Castillo Aarón, Holguín
Moctezuma Luis Ernesto
375
Factores que han Modificado los Hábitos de Consumo en la Alimentación de las
Familias Menonitas en la Región de Cuauhtémoc, Chih………………………………
Luis Fernando Cruz Escárcega, María Elena Trujillo Salas.

387
Liderazgo Empresarial en la Región de Cuauhtémoc, Chihuahua…………..………
M. C. Ema Cristina Gutiérrez Enríquez
397
Análisis y Determinación de la Procedencia y Variedad de la Manzana que
Comercializan las Empresas Minoristas Afiliadas a la Cámara Nacional de
Comercio de Cd. Cuauhtémoc, Chih………………………………………..………….
Liliana Saénz Flores, María Elena Trujillo Salas.

417
Análisis del Binomio Mercado - Industria para diagnosticar la competitividad en el
Sector Quesero de Cuauhtémoc, Chihuahua……………………………………..…….
M.C. Laura Elizabeth Cavazos González

425






Proceedings Book ECITE 2012


Página | 1
















Conferencias
Plenarias


























Proceedings Book ECITE 2012


Página | 2

Black Holes: Prelude "Foamy" of Wormholes
Sea of quantum black holes and wormholes, beyond lower boundary layer of Higgs fields:
gravitational field

R. Leticia Corral-Bustamante


Department of Mechatronics Engineering, Technological Institute of Cuauhtémoc City,
Tecnológico Ave. S/N, Z.P. 31500, Cuauhtémoc City, Chihuahua, México
E-mail: leticia.corral@cimav.edu.mx; Tel.: +52 625 5823609; Fax: +52 625 5811707 Ext. 101




Abstract: This paper postulates a 4-dimensional space-time metric in generalized coordinates in
terms of energy, entropy and time, to solve the equations of Einstein's general relativity to model
the matter in the space-time continuum. Was proposed a function that is reduced to zero at an
enormous distance from the mass that causes the curvature in space-time and was assumed
spherical symmetry.
From the results obtained for the energy, we find that it is many orders smaller and larger than the
energy of the Planck mass. For smaller energies (beyond lower boundary layer of Higgs fields),
exists a infinite gravitational field (superficial gravity) in all space-time, which makes us suppose
that the mass is composed of a sea of quantum black holes and wormholes (in whose tunnel
information is lost) like the "quantum foam" predicted by other authors. While, for larger
energies, the law of conservation of mass is violated for a short period of time, although larger
than the Planck time.
The increase of entropy in a finite region of space according to the second law of thermodynamics
allows us to demonstrate unity of this science with the general relativity.

Keywords: Metrics with symmetries; Gravitational energy and conservation laws;
Gravitational field; Classical general relativity; Approximation method; Higher-
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 3
dimensional black holes; Physics of black holes; Classical black holes; Evaporation;
Thermodynamics; Quantum foam; Wormholes

PACS Codes: MSC: 83C20; 83C40; 83C45; 83C57/ PACS: 04.20.-q; 04.25.-g; 04.40.-b;
04.50.Gh; 04.70.-s; 04.70.Bw; 04.70.Dy; 05.70.-a











S [J K
-1
]
Mass [kg]

Higgs particle

Entropy [JK
-1
]

Wormhole

Energy [J]

Hypothetical Higgs particle in the wormhole tunnel
Loss Information

2×10
38
M [kg]

S [J K
-1
]

E [J]

4×10
38
6×10
38
8×10
38
1.2×10
39
1.4×10
39
1.6×10
39
1.0×10
39
0
0
2×10
102
4×10
102
6×10
102
8×10
102
1×10
102
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 4

1. Introduction
In this work the matter in space-time continuum starting from the vacuum Einstein
equations of General Relativity has been modeling. Is proposed a function which is
reduced to zero for large negative values of the independent variable (entropy) and is
assumed radial symmetry. Thus, the metric is reduced to a flat metric to an observer
standing at a large enough distance where the mass effects over the gravitational field are
numerically insignificant. In small scales [1] the energy fluctuations are great enough, and
appear to be as a spatial framework "spumous" [2] seen from a large scale.
Although the results show smaller energy than those produced by the Planck mass, this is
large enough to create virtual black holes and wormholes in space-time. At this level, we
have only a sea of quantum probabilities, the so called "quantum foam". Contemporary
physics suggests that through these virtual wormholes in space-time there are links with all
time past and future, and through the virtual black holes even with parallel universes.
Quantum black holes show evaporation times smaller and larger than the Planck time for
null mass and greater mass and equal to 1.6 × 10
25
grams, respectively. In the first case,
the principle of conservation of energy can be violated for only a brief period of time,
smaller than the Planck time, and, in the second case, for periods of time larger than that
the Planck time
The Heisenberg uncertainty principle set that for a mass smaller than the Planck mass can
be created virtual black holes from the quantum vacuum: "of the nothing," and evaporate
without violating the law of conservation of mass, because mass does not exceed the
Planck mass (null mass predicted by the model). But, for values equal or greater than 1.6
× 10
25
g, law of conservation of mass is violated.
We speculate that mass predicted by model is similar to the one studied by Morris,
Thorne, and Yurtsever [3,4], and could be constituted by quantum foam composed of
wormholes and black holes that will pop in and out of existence at this level. Information
is lost in the range of mass values ranging from zero to 1.6×10
25
grams probably into of a
wormhole tunnel (where the matter "jump" from one allowed energy state to another).
This matter behaves as the exotic matter in traversable wormhole [3,4]. Such a system
might be very small, an atomic-scale opening permitting the passage of photons, gluons
and gravitons (with zero mass and nonzero energy as in Nakamura et al. [5]). At this
point, general relativity needs to establish a link with quantum mechanics. Perhaps it is
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 5
the phenomenon of time dilation predicted by special relativity for structure a traversable
wormhole.
It seems as if unstable wormholes instantly disintegrate as soon as they are formed as in
[6] (but here was used vacuum solutions in the Einstein field equations), as well as
Lorentz wormholes known as Schwarzschild wormholes or Einstein-Rosen bridges [7].
From the graphs obtained for the mass, we can argue evidence of elementary particles
which contain zero mass and energy of less than 1×10
-27
GeV in the case of photons, 0 or
less than 1.8×10
15
GeV in the case of gluons and less than 8×10
-5
GeV in the case of
gravitons, which "are located in the mouth of wormholes" and after traveling through the
tunnel, acquire an enormous energy and surface gravity, the order of 10
67
GeV and 10
60

cm s
-2
, respectively.
The model predicts an entropy contained within a given finite region of space with a finite
amount of energy with information to describe our physical system down to the quantum
level [8-11]. Also, the information provided by the model shows an entropy increase,
according the second law of thermodynamics. So, in this study the laws of
thermodynamics and general relativity seem to be mutually consistent [12-15].
For this reason, the results in entropy terms seem to show that matter behaves: i. as virtual
particles, a sea of black holes and quantum wormholes that appear and disappear when the
matter takes less time than the Planck time, ii. as an elemental particles such as photons,
gluons and gravitons, iii. as "exotic" matter (with mass equal to zero and non null energy)
that probably cut across the wormhole tunnel, where acquires an enormous energy with
respect to the energy of the Planck mass, violating the law of conservation of mass, iv.
with shorter and larger evaporation time than Planck time, while its surface gravity betrays
a huge gravitational field, v. smaller and larger than the Planck mass with a escape
velocity equal to the speed of light.

Nomenclature

a Spin of a material, cm
2
s
-1
; and semi-major axis of an elliptical orbit,
cm
A
Event horizon's area, cm
2
;
k S A
p
2
4 =
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 6
c

Speed of light, cm s
-1
;
10
10 3× = c
cm s
-1

E

Energy, erg K
-1
, eV [J K
-1
]; In Special Relativity:
2
Mc E =

eV
Cn _ ,
; 5 , 4 , 2 , 1 = n

,
n
c ; 4 , 3 , 2 , 1 = n h


Constants to be determined
G
Universal Gravitation Constant, dyne cm
2
g
-2
(N m
2
kg
-2
); For planet
Mercury: ( )
8
10 67 . 6
÷
= G

dyne cm
2
g
-2

4 , 3 , 2 , 1 , , = j i g
ij

Nonzero Components of metric tensor

Reduced Planck constant, erg s (J s);
s erg 10 054571629 . 1
27 ÷
× = 
k
Boltzman constant, erg K
-1
(J K
-1
);
1 16
K erg 10 380650424 . 1
÷ ÷
× = k

p

Planck length, cm;
3
c G
p
  = ,
cm 10 61624 . 1
33 ÷
× =
p


M
Mass of material, g

Q

Electric charge of a black hole, dyne
1/2
cm (N
1/2
m)

s
R

Schwarzschild radius, cm
s

Arch element, cm

µ , S

Entropy, erg K
-1
(J K
-1
)
. Semi parameter of the conic section of a mass
or spatial coordinate, cm

s
e

Escape speed, cm s
-1

t

Temporal coordinate, s
ev
t

Evaporation time, s
( ) ( ) µ µ v u ,

Functions for be determined
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 7
4 , 3 , 2 , 1 , = n x
n

Spatial and temporal coordinates in Relativity

Greek letters

c

Eccentricity, for an ellipse:
1 0 s sc , for planet Mercury: 206 . 0 = c

k

Surface gravity of a black hole, cm s
-2

|

Energies: kinetic, potential, internal, quantized, erg (J).
True anomaly associated with the orbit (spatial coordinate), rad or deg

0
|

Arbitrary starting anomaly, rad
u

Enthalpy, erg g
-1
K
-1
(J kg
-1
K
-1
). Angular coordinate for a relativistic
particle (spatial coordinate), rad or deg

2. Modeling
To model the matter in space-time continuum using the vacuum Einstein equations, is
proposed a function that is reduced to zero for large negative values of the independent
variable, namely: . 2 ) (
2
x x f
x
=
The spherical symmetry of the problem suggests that the components of metric tensor,
namely:
11
g and
44
g are related with the proposed function, whilst
22
g and
33
g be
expressed in spherical coordinates. Let ( ) ( ) t S x x x x , , , , , ,
4 3 2 1
| u µ = =

and assume

( )
( ) , 2
2
11
µ
µ
u g
u
÷ = ,
2
22
µ ÷ = g , sin
2 2
33
u µ ÷ = g
( )
( )
2
44
2 µ
µ
v g
v
=


(1)
Where,
( )
( ) ( )
( ) 2 ln
2
2 _ 1 _ 2 ln
2
|
|
.
|

\
|
÷ ÷
÷
=
C C
LambertW
v
µ µ
µ

and

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 8
( )
( ) ( )
( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( )
( ) 2 ln
2 2 ln 2
2 ln
2
|
|
.
|

\
|
|
|
.
|

\
|
÷ +
÷ =
µ µ µ µ µ µ µ µ
µ
µ
d dv d dv v v
v
LambertW
u

This produce the metrices

( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( )
( ) ( ) ( ) ( )
,
2 _ 2 _ 1 _ 2 2 ln 4
2 ln 2 _ 2 _ 1 _ 2 2 ln 2 exp
2
2
11
µ µ
µ µ
C C C LambertW
C C C LambertW
g
÷ ÷
÷ ÷ ÷
÷ =


( ) ( ) ( ) ( ) ( )
( )
( ) ( ) ( ) ( )
.
2 _ 1 _ 2 2 ln 4
2 ln 2
2
2 2 ln 2 _ 1 _ 2 2 ln 2
44
C C LambertW
g
C C LambertW
µ µ
µ µ
÷ ÷
=
÷ ÷ ÷


(2)
Where
22
g and
33
g are the same that in Eq. (1). The metrices given by Eq. (2) are now
used to determine the geodesics in this four dimensional space


( )( )
( )
, 0
2 _ 1 _
1 _
2
2
=
÷
÷ =
C C
ds dt ds d C
ds
t d
µ µ
µ


( )( )
( ) ( )( ) , 0 cos sin 2
2
2
2
= ÷ + ds d
ds d ds d
ds
d
| u u
µ
u µ u


( )( ) ( )( )( )
( )
, 0
sin
cos 2 2
2
2
= + +
u
| u u
µ
| µ | ds d ds d ds d ds d
ds
d


( )
( )
( ) ( )
2 _
2 _ 1 _
2 _ 1 _
1 _
2
1
2 2
2
2
C
C C ds d
C C
ds d C
ds
d µ u
µ µ
µ µ ÷
+
÷
+
( ) ( ) ( )
2 _
2 _ 1 _ sin
2 2
C
C C ds d µ | u ÷
+


(3)
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 9
( ) ( ) ( ) ( ) ( )( ) ( )
( ) ( ) ( ) ( )
0
2 _ 1 _ 2 2 ln 2 _
2 ln 2 _ 1 _ 2 2 ln 2 exp 1 _
8
1
2
2
2
=
÷ ÷
÷ ÷ ÷
+
C C LambertW C
ds dt C C LambertW C
µ µ µ
µ µ


where,


( ) 2 _ 1 _ 4 _ C C C ds dt µ µ + ÷ =


(4)
2
2 _ µ | C ds d =


(5)
this gives


( )( )
( )
( )
|
|
|
|
|
.
|

\
|
÷
÷
÷
÷
÷ +
+ + +
|
|
.
|

\
|
÷
|
|
.
|

\
|
+ + ÷
+
*
2 _
2 _ 1 _
2 _ 2 _ 1 _
1 _ 4 _
2
1
2 _ 1 _
2
1
1 _
2 _
1 _
2
1 1
2 _
1 _
2
1 1
2 _
1 _
2 _
1 _
2
1
2 _ 1 _ 2 _ 1 _
1
3
2
2
2 3
2
2 3
2
2
C
C u C u
C C u C
C C
C C
u C
C
u C
u C
C
u C
C
C
C
u C C u C C d
u d
|


( ) ( )
( )
( )
3 2
2
2 2
2 _ 2 _ 1 _
2 _ 1 _
1
2 ln
2
1
2 _ 1 _
1
2 ln
2
1
2 exp 1 _ 4 _ 2 ln
8
1
* C C u C
C u C
LambertW
C u C
LambertW C C
÷
|
|
|
|
|
.
|

\
|
|
|
.
|

\
|
÷
÷
|
|
.
|

\
|
|
|
.
|

\
|
÷
÷ ÷


(6)
But, u 1 = µ , then our relativistic equation obtained is


2 _
1 _
2 _
1
2 _
4 _
2 _
1 _
3
2 3
2
3
2 2
C
u C
C C
C
C
u C
u u = + ÷ ÷ + '


(7)
Assuming the solution to Eq. (7) as [16]


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 10
( ) ( )
0
cos 1 1 | | c ÷ + = =
p
A S u


(8)
where ( ) | u, , 1 S p A
p
= , and ( ) | u, , S p is called the semi-parameter of an elliptic conic
section of the material. Trying |
0
as essentially constant, the system above has the
approximate solutions


( ) ( ) ( )
( ) ( ) ( )
|
|
.
|

\
|
÷ ÷ + +
+ + ÷ + + ÷
÷
|
|
.
|

\
|
÷ ÷ ÷ ÷ ÷ + +
+ + ÷ + + ÷
=
0
2 2
0
2 4
0
2 3 5
5 2 2 2 3 2 4
2
0
2 2
0
2 4
0
2 3 5
5 2 2 2 3 2 4
2 0
cos 1 _ 4 _ cos 1 _ 2 _ 9 cos 1 _ 2 _
2 _ 2 1 _ 4 _ 1 _ 2 _ 1 _ 2 _ 1 _ 2 _ 7
2 _
1
4
1
sin 1 _ 4 _ sin 1 _ 2 _ 9 sin 1 _ 2 _ 2
2 _ 2 1 _ 4 _ 1 _ 2 _ 2 1 _ 2 2 _ 2 1 _ 2 _ 14
2 _
1
4
1
| c | c | c ct
t ct ct ct t c t c
c
| | c | | c | | c c|
| c| c| c| | c | c
c
|
C C A C C A C C
C C C C C A C C C C A
C A
C C A C C A C C
C C C C C A C C C C A
C A


(9)
and


( )
( ) ( )
|
|
|
|
.
|

\
|
÷ ÷ ÷ ÷
÷ + + + +
÷ + + ÷
=
0
2 2
0
2 4
0
2 3 5 5 2 2
2 3 2 4
2
0
cos 1 _ 4 _ cos 1 _ 2 _ 9
cos 1 _ 2 _ 2 2 _ 2 1 _ 4 _
1 _ 2 _ 2 1 _ 2 2 _ 2 1 _ 2 _ 14
2 _
1
4
1
| | c | | c
| | c c c
c c c c
c |
|
C C A C C
A C C C C C
C C A C C C C A
C A d
d


(10)
for the Planet Mercury Eq. (10) gives [16]


8
0
10 993960668 . 7
÷
× =
|
|
d
d


(11)
and


2 2
3 2 2
0
3
h c
a GM M G
dt
d
=
|


(12a)
or


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 11
1 14 0
10 627652122 . 6
÷ ÷
× = s rad
dt
d|


(12b)
Other five solutions were determined for Eq. (7), which was classified as ordinary
differential equation, ODE, of quadrature format. This solutions have the form


( ) ,
1 1
c u = |

( ) ,
2 2
c u = |

( ) ,
3 3
c u = |

( )
( )
( )
. 0 5 _ _
2 _ 1 _ _ 2 _ 4 _ _ 1 _ 2 _ _ 2 _
2 _
2 3 2 3 2
2
5 , 4
= ÷
|
|
.
|

\
|
+ ÷ + + ÷
± ÷ =
}
C a d
C C a C C a C C a C
C
u
u |
| |



(13)

3. Results and Discussion

The results of modeling the matter in space-time through the vacuum Einstein equations
show evidence of the presence of massless elementary particles, like the photon, gluon and
graviton.
Six solutions for relativistic equation were obtained. In the first solution, the slow rate of
rotation of the semi major axis of an elliptic mass (in this case we use data for planet
Mercury to approximate the value of 6.628×10
-14
rad s
-1
) was determined in agreement
with prediction of Einstein's theory of relativity for the curvature of space-time continuum,
measuring the rate of change of arbitrary starting anomaly with respect to the true anomaly
associated with the orbit (different kind of energies in this study).
To obtain the value of Eq. (11) we select the constants ( ), 2 _ 1 _ C f C = ( ) 2 _ 4 _ C f C =

and ( ), 2 _ , 1 _ C C f A=

for which the constant _C2, takes seven values, as can be
appreciated in Table 1.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 12
With the other five solutions was obtained the entropy, mass and area of the event horizon
of matter collapsed to quantum foam. This solutions have its pillar on the outcome of the
first solution.
Estimates of the constants contained in the relativistic equation obtained from the solution
of ordinary differential equations comprising the nonlinear Einstein tensor are shown in
Table 1. These constants are crucial in obtaining the results described below.


Table 1. Constants determined by means of the model.

Constants 2 _C (approximations to Eq. (11))
3 13
2 _ 10 61355232 . 3 1 _ C C
÷
× =
2 _ 4 _ C C =
1 _
2 _
2
1
C
C
A =
9.875346195
3.052623509 + 9.393352545 I
3.052623509 - 9.393352545 I
-4.378786269 × 10
-36
+ 2.202271554 × 10
17
I
-4.378786269 × 10
-36
- 2.202271554 × 10
17
I
-7.990296606 + 5.804266478 I
-7.990296606 - 5.804266478 I


Figure 1 shows the range of values for the mass predicted by the model. Values in the
range of 0 = M > 1.6×10
25
and 1.99×10
25
> M > 1.6×10
25
g approximately means that the
mass is lower and many orders greater than the Planck mass (2.18×10
-5
g), allowing us to
speculate on the presence of quantum foam constituted of wormholes and black holes from
0 to 2.18×10
-5
g. This latter value until 1.6×10
25
g, allowing us to speculate on the
possible existence of a tunnel through which particles travel gaining mass or energy but
information is lost. For M > 2.18×10
-5
g, law of conservation of mass is violated. At this
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 13
point, this study faces serious difficulties in continuing, since this is based in relativistic
equations, a theory of space and time based on a continuum.
Because the model predicts a zero mass for entropy ranges from 0 to 4.5×10
102
erg K
-1
of
entropy on the horizontal axis of Figure 1, we can argue evidence of existence elementary
particles such as gluons, photons and gravitons whose energies reported in [5] are
described in Table 2. We speculate that these particles enter a tunnel of a wormhole where
acquire mass and energy due to interactions with the Higgs field particles: gauge and
Higgs bosons as shown in Figure 1 in the axis ordinate ranging from 0 to 1.6×10
25
g,
where the information is lost in the tunnel. Virtual gauge bosons are created in the
quantum vacuum with an extremely brief existence. As the vacuum energy can never be
zero, the particles may have the smallest possible vacuum energy or zero point energy
according with Nakamura, et al. [5].
Is it possible that matter without mass (M = 0) acquire energy in a wormhole with a Higgs
particles? Not only gauge bosons arise in the quantum vacuum, but also particle-
antiparticle pairs. Particles that arise in this way are displayed as virtual because they have
so little energy that instantly annihilate each other.
Figures 2, 3 and 4 shows Schwarzschild radius,
2
2 c GM R
s
= , escape speed,
s s
R GM e 2 = , and evaporation time,
4 3 2
c M G t  = of matter, respectively.
In Figure 2 a), we can see that the Schwarzschild radius for the mass predicted by the
model is smaller than the Schwarzschild radius of the Planck mass (Planck length =
1.616252×10
-33
cm), while Figure 2 b), shows very large values of the Schwarzschild
radius (
6 27
10 7 . 1 10 1 . 4
÷ ÷
× > > ×
s
R ) with respect to the Planck length.
Planck length is the distance or length scale below which space is expected to cease to
have a classical geometry. Lengths as that obtained in Figure 2 a), cannot be adequately
treated in current physics models due to the appearance of quantum gravity effects.




Proceedings Book ECITE 2012


Página | 14




















M [g]

S [erg K
-1
]
0
2. X 10
102
4. X 10
102
6. X 10
102
8. X 10
102
1. X 10
103
0
2. X 10
24
4.
X
10
24
6.
X
10
24
8.
X
10
24
1. X 10
25
1.2 X 10
25
1.4 X 10
25
1.6 X 10
25
1.8 X 10
25
Figure 1. Behavior of the mass with respect to its entropy.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 15






0
a)
2×10
-34
4×10
-34
6×10
-34
8×10
-34
1.×10
-33
1.2.×10
-33

1.4.×10
-33
1.6.×10
-33

1.8.×10
-33
2×10
102
6×10
102
1×10
103
S [erg K
-1
]
R
s
[cm]
4×10
-27
2×10
-27
b)
0
1.69596912×10
-6
1.6959692×10
-6
S [erg K
-1
]
R
s
[cm]
6×10
-27
8×10
-27
1×10
-26
Figure 2. Schwarzschild radius of the mass: (a) R
s
< Planck lenght. (b) R
s
>
Planck lenght.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 16
Table 2. Possible massless elementary particles predicted by the model, whose data of
energy were taken from Nakamura et al. [5].

Particle Symbol Energy, eV Charge, e Spin
Photon
1
¸
18
10 1
÷
× <
46
10 1
÷
× <

mixed
35
10 1
÷
× <

single
-
Gluon g as large as a few MeV
2
0 1
<1.8×10
243

Graviton G
32
10 7
÷
× <
20
10 6 . 7
÷
× <
28
10 7
÷
× <
4
10 8× <
0 J = 2


The energies for the particles that make up the null mass ranging from less than 7 × 10
-32

eV
(see graviton's energy in Table 2) and energy less than 1.8 × 10
24
eV (see gluon's
energy in Table 2). The energies of mass fluctuate between 1.11 × 10
58
> M > 0 eV. Of
Nakamura et al. [5] the mass limits for gauge and Higgs bosons are of the orders of 10
9

and 10
11
eV. Then, energies predicted by this model are of several orders lower and higher
than the energy of a Planck mass. In this context, the minor orders of energy go beyond of
the lower boundary layer of Higgs fields (see Table 2 and Figure 6) for a gravitational

1
The photons are virtual particles and the evaporation of a black hole is a process dominated by photons,
which are their own antiparticles without charge.

2
M = 0 MeV. Theoretical value. A mass as large as a few MeV may not be precluded.

3
M = 0 MeV c
-2
(Theoretical value) [17]
M < 20

MeV c
-2
(Experimental limit) [18].

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 17
field (superficial gravity) of the order of 10
62
cm s
-2
throughout the space-time, as seen in
Figure 5. The conclusion is that probably the mass is a sea of quantum black holes and
wormholes seemed to the "quantum foam "described by [2].

Some of the masses (energies) reported for gauge and Higgs boson in eV by Nakamura et
al. [5], in addition to those described in Table 2 for gluons, gravitons and photons, are: W:
M = 80.399 ± 0.023 × 10
9
;
0
1
H
: M > 92.8 × 10
9
;
±
H :
M > 79.3 × 10
9
; Additional W
Bosons: M > 10 × 10
11
; Additional Z Bosons: M > 65 × 10
10
.
Compared with values predicted by Nakamura, et al. [5] for gauge and Higgs Boson, the
energies predicted here, fluctuate between 1.11×10
58
> M = 0 eV (see Figure 6).
Information is lost between 0 and 9 × 10
57
eV and 1.1×10
58
> M > 9 × 10
57
eV violates the
law of conservation of mass because M > Planck mass.
From these results, we can attribute the existence of a tunnel of a wormhole in the section
of the graphs of Figures 1 and 6 where information is lost, and where there is likely that
exists exotic matter constituted by a sea of black holes composed of particles in Higgs
fields with enormous gravitational field.
Figure 3 shows that the escape speed of the particles of the mass is equal to the speed of
light! allowing us to detect that its content are elementary particles or virtual particles.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 18























-2. X 10
102

0
2. X 10
102

6. X 10
102

1.5 X 10
10

2.
X
10
10

2.5 X 10
10

3.
X
10
10

3.5 X 10
10

4.
X
10
10

4.5
X
10
10

e
s
[cm s
-1
]

S [erg K
-1
]
Figure 3. Escape speed of the mass.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 19
In Figure 4 a) we can see that the evaporation time of the mass is minor that the Planck
time (5.39124×10
-44
seconds), while for the mass values of 0.0009607698624 +
0.002956424205 I g and 0.001413050172 + 0.001569514786 I g of the solutions
( ) ,
2 2
c u = |

( ) ,
3 3
c u = | of Eq. (13) for Eq. (7), time evaporation are of the order of
1.56456561 × 10
-37
and 4.905752428 × 10
-38
s, respectively (evaporation time > Planck
time).
Figure 4 b) and c) shows time dilation of relativistic evaporation of "anything", for
example, exotic matter constituted by quark–gluon plasma in traversable wormhole that
enters the mouth accelerated of a wormhole could exit for the stationary mouth in a
temporal point prior to the point of its entrance if the time delay has been enough, as in
[3,4].
Principle of conservation of energy can be violated for only a brief period of time, shorter
than Planck time ( ). 10 39124 . 5
44 5
s c G t
P
÷
× ~ =  for null mass. By Heisenberg
uncertainty principle can create virtual black holes from the quantum vacuum: "of the
nothing," and evaporate without violating the law of conservation of mass, because mass
does not exceed the Planck mass ( ). 10 17644 . 2
5
g G c m
P
÷
× ~ =  Whilst for mass
between values of 1.99×10
25
> M > 2.18×10
-5
g , said principle is violated for a period of
time larger than the Planck time (see Figures 1 and 4).







Proceedings Book ECITE 2012


Página | 20

0

c)

0

1×10
102
3×10
102
6×10
102
S [erg K
-1
]
·
t [s]

6×10
102
a)
1.69596917×10
-6
1.6959691704×10
-6
1.695969171×10
-6
8×10
-27
7×10
-27
6×10
-27
5×10
-27
4×10
-27
3×10
-27
2×10
-27
1×10
-27
0

9×10
-27
S [erg K
-1
]
b)

S [erg K
-1
]
0

0

1×10
102
3×10
102
t [s]

t [s]

8×10
-301
6×10
-301
4×10
-301
2×10
-301
1×10
-300
Figure 4. Evaporation time of the mass. (a) . b) . c) Dilation of .


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 21

Since the mass has a radius smaller than the Schwarzschild radius of a Planck length, this
shows the presence of black holes and wormholes (quantum foam) containing enormous
gravity ( ) A c a GQ M G
2 2 2 2 2
4 ÷ ÷ = t k as it can be appreciated in Figure 5. Mass that
has a radius larger than the Schwarzschild radius of a Planck length violate law of
conservation of mass. The results predict energies incomparably greater than the Planck
energy (as we can appreciate in ranges of 2.18 × 10
-5
g to 2 × 10
25
g in Figure 1 and its
correspond energies in Figure 6) with an infinite surface gravity (see Figure 5).


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 22
We can speculate that the graphs of Figures 1 and 6 show a hypothetical topological
feature of space-time in which there is a wormhole that has at least two ends, connected to
a single "throat", the matter (probably constituted by Higgs particle to give it "weight" or
energy) can 'move' from one end to another passing through it.
In Figure 1 we can imagine that the null mass of virtual particles in an universe (as part of
the quantum foam or temporal space foam) passes through a hole and travel through its
throat (tunnel) where it acquires mass leaving the wormhole with a very high energy,
compared to what had before crossing the tunnel (exotic matter).
This trip of the particles could be located in the discontinuity shown in Figures 1 and 6
plotted on a large scale for the dependent variable in the horizontal-axis, for a mass in
grams from zero to 1.6 × 10
25
or energy from zero to 9 × 10
66
GeV in the vertical-axis of
Figures 1 and 6, respectively.
k [cm s
-2
]
b)

-0.00003 0 0.00003
S [erg K
-1
]
-0.00001 0.00001
3 × 10
62
4
.
× 10
62
5.
×
10
62
2 × 10
62
1 × 10
62
-N N
k [cm s
-2
]
S [erg K
-1
]
a)

0
Figure 5. Surface gravity of the mass: enormous gravitational field.


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 23
The information for describe this physical system by means of its mass, entropy and
energy, is finite in the region of space shown in Figure 6 and the energy is finite
according to the second law of thermodynamics. So, in this work the laws of
thermodynamics and general relativity seem to be mutually consistent and the phenomena
of quantum gravity presented here is outside of the context of this study.
Compared with the energy (E = Mc
2
) that gives the Planck mass (1.2358189291 × 10
19

GeV), the model predicts energy that is incomparably smaller and greater than the Planck
mass (see Figure 6) in E = 0 GeV and ranges of 1.1 × 10
67
> E > 1.2358189291 × 10
19

GeV, respectively. But, in the range of 9 × 10
66
> E > 0 GeV the energy reaches the Planck
mass (where the information is lost).












Proceedings Book ECITE 2012


Página | 24
























1×10
67
8×10
66
6×10
66
4×10
66
1×10
103
E [GeV]

b)

S [erg K
-1
]

0

0

2×10
102
6×10
102
2×10
66
0

1.6×10
39
1.4×10
39
1.2×10
39
8×10
38
6×10
38
4×10
38
2×10
38
1×10
39
Mass [kg]

Entropy [J K
-1
]

Energy [J]

S[J K
-1
]

0

2×10
102
6×10
102
1×10
103
M [kg]

S [J K
-1
]

E [J]

a)

Figure 6. a) Physical system constituted by mass, entropy and energy of the
matter in a finite region of space-time. b) Energy of a) in GeV.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 25
The solution of the relativistic equation was expressed in terms of the dependent variable
(entropy). In the limit, when the dependent variable tends to infinity, the entropy becomes
infinitely large value: Float(∞) I, and when this variable tends to zero, the entropy is
indefinite (Float(indefined)). In Figure 6 we can see that entropy goes increasing during
evolution of the mass.
Unlike Panck length, equivalent to the distance traveled by a photon, traveling at the speed
of light in the Planck time, if the particles that make up the mass predicted by this model
were photons, they travel a shorter distance (when R
s
= 0) that the Planck length, traveling
at the speed of light (is unknown its speed through the wormhole tunnel "gaining mass") in
a time small (t = 0) than the Planck time and it is impossible to predict their behavior
without the support of quantum gravity.

4. Conclusions

The metric proposed here to solve the vacuum Einstein equations predict matter composed
of elementary particles constituted by virtual black holes and wormholes called quantum
foam, which is consistent with a wormhole's metric proposed.
The energy that entering and leaving the wormhole is smaller and larger than the Planck
energy. Then we assume that the mass is constituted by elementary particles without mass
such as gluon, photon and graviton that passing inside of a wormhole tunnel acquiring
energy probably from the gauge and Higgs bosons through the Higgs mechanism.
Energies predicted by this model are of several orders lower and higher than the energy of
a Planck mass, where the minor orders of energy go beyond of the lower boundary layer of
Higgs fields: the layer of the enormous gravitational field, allowing us argue that the mass
is constituted by a sea of quantum black holes and wormholes or space-time foam.

Comparing the values of mass or energy predicted by our model with respect to the values
predicted by other authors for gauge and Higgs boson, we find that there is a violation of
the law of conservation of mass in a certain range of space-time for a short period of time,
although larger (of the order of 10
-27
) than the Planck time (of the order of 10
-33
).
Also, we attributed the existence of a wormhole tunnel into a section where information is
lost, and in which, probably exotic matter with infinite surface gravity and constituted by a
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 26
sea of black holes composed for virtual particles (gluon, and graviton photon), are
traveling through Higgs fields which attached weight by means of enormous energy.
The model predicts an entropy in a finite region of space in the quantum level, which is
increasing according the second law of thermodynamics. This, allowing us to glimpse
unification of thermodynamics and general relativity.
References

1. Christiansen, W.A.; Floyd, D.J.E.; Ng Y.J.; Perlman, E.S. Limits on spacetime
foam. Phys. Rev. D 2011, 83, 4003-4019.
2. Wheeler, J. A.; Ford, K.W. In Geons, Black Holes, and Quantum Foam; John
Archibald Wheeler and Kenneth Ford: W W Norton & Co Inc: USA, 1998; pp 91-
267, 296-349.
3. Morris, M.; Thorne, K.; Yurtsever, U. Wormholes, Time Machines, and the Weak
Energy Condition. Phys. Rev. Lett. 1988, 61, 1446–1449.
4. Morris, Michael S. and Thorne, Kip S. (1988). Wormholes in spacetime and their
use for interstellar travel: A tool for teaching general relativity. Am. J. Phys. 1988,
56, 395–412.
5. Nakamura, K. et al. (Particle Data Group), J. Phys. G 2010, 37, 075021.
6. Fuller, R.W.; Wheeler, J.A. Causality and Multiply Connected Space-Time. Phys.
Rev. 1962, 128, 2, 919–929.
7. Einstein, A. and Rosen, N. The Particle Problem in the General Theory of
Relativity. Phys. Rev. 1935, 48, 73-77.
8. Bekenstein, J. D. How Does the Entropy/Information Bound Work?. Found. of
Phys. 2005, 35, 1805-1823.
9. Bekenstein, J. D. Universal upper bound on the entropy-to-energy ratio for
bounded systems. Phys. Rev. D 1981, 23, 287-298.
10. Bekenstein, J. D. The Energy Cost of Information Transfer, Phys. Rev. Lett. 1981,
46, 623-626.
11. Bekenstein, J. D. Black holes and information theory, Contemp. Phys. 2004, 45,
31-43.
12. Bekenstein, J. D. Black Hole Thermodynamics, Phys. Today 1980, 33, 24-31.
13. Bekenstein, J. D. Generalized Second Law of Thermodynamics in Black-
Hole Physics. Phys. Rev. D 1974, 9, 3292-3300.
14. Bekenstein, J. D. Black Holes and Entropy, Phys. Rev. D 1973, 7, 2333-2346.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 27
15. Bekenstein, J. D. Black Holes and the Second Law, Lett. Nuovo Cimento 1972, 4,
737-740.
16. Heinbockel J.H. Introduction to Tensor Calculus and Continuum Mechanics, Old
Dominion University: Norfolk, Virginia, USA, 1996; pp 150-162.
17. Yao, W.-M. et al. (Particle Data Group), Review of Particle Physics. J. Phys. G
2006, 33, 1-1232.
18. Yndurain F. Limits on the mass of the gluon. Phys. Lett. B 1995, 345, 524-526.









Proceedings Book ECITE 2012


Página | 28



Singularidad en Relatividad General: los intensos
campos gravitacionales de los agujeros negros

R. Leticia Corral-Bustamante


Department of Mechatronics Engineering, Technological Institute of Cuauhtémoc City,
Tecnológico Ave. S/N, Z.P. 31500, Cuauhtémoc City, Chihuahua, México
E-mail: leticia.corral@cimav.edu.mx; Tel.: +52 625 5823609; Fax: +52 625 5811707 Ext.
101

Received: 30 May 2012 / Accepted: 15 July 2012



Abstract
Here is postulated a metric of space-time 4-dimensional in general relativity for predict the
behavior of gigantic masses. First, the entropy of the universe is in increase, what proves
its imminent expansion. Second, arbitrary starting anomaly for the movement of a mass,
gives place to a singularity that lead at a universe with principle, showing a mass of
infinite density or black hole no so black of enormous intensity of gravitational field, with
absorption and emission. Third, the behavior of the material that falls inside the hole and
in its horizon of events is measured by the semi-parameter and the degree of disorder,
respectively.
The mathematical model presented in this work by means of a postulated metric for the
study of a gigantic mass in space-time continuum allows argue evidence of black holes of
intense gravitational field in an expanding universe, starting from of a singularity
obtained. The contribution of the theoretical model is extended to the study of entropy that
occurs in the event horizon of the hole, which is indicative of a black hole is not so black,
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 29
as it emits radiation to the surroundings, which gives its characteristic brilliance and
betrays its presence and possible collapse.

Keywords: Metric, anomalies true and arbitrary, semi-parameter, black holes, event
horizon


Resumen
Aquí se postula una métrica de espacio-tiempo 4-dimensional en relatividad general para
predecir el comportamiento de masas gigantescas. En primer lugar, la entropía del
universo está en aumento, lo que demuestra su inminente expansión. En segundo lugar, la
anomalía de comienzo del movimiento de una masa, da lugar a una singularidad que
conduce a un universo con principio, mostrando una masa de densidad infinita o agujero
negro, no tan negro, de enorme intensidad del campo gravitacional, con absorción y
emisión. En tercer lugar, el comportamiento del material que cae dentro del agujero y en
su horizonte de eventos se mide por el semi-parámetro y el grado de desorden,
respectivamente.
El modelo matemático presentado en este trabajo mediante la métrica postulada, permite
argumentar evidencia de la presencia de hoyos negros de intenso campo gravitacional en
un universo en expansión, a partir del estudio de masas gigantescas en el espacio-tiempo
continuo a través de una singularidad que se presenta en la ecuación relativista obtenida.
La contribución del modelo teórico se extiende al estudio de la entropía que se presenta en
el horizonte de eventos del hoyo, lo cual es indicativo de que un hoyo negro no es tan
negro, toda vez que emite radiación hacia los alrededores, lo que le da su característica de
brillantez y delata su presencia y su posible colapso.
Palabras clave: Métrica, anomalías verdadera y arbitraria, semi-parámetro, hoyos negros,
horizonte de sucesos

Introducción
La teoría clásica de la relatividad general deja de funcionar cuando existen singularidades
como muestra Hawking en [1-4]. Pero depende de qué métrica es usada. Aunque el caso
que aquí concierne, parece confirmar este hecho, en relatividad general existen también
casos que no predicen esta singularidad [1-4], como en Heinbockel [5] y NASA [6], o en
trabajos previos [7,8] donde se usó la métrica de Schwarzschild [9-13] para predecir el
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 30
comportamiento de masas gigantescas en el espacio-tiempo continuo. Además, hay
muchos universos posibles, y todos son consistentes con las ecuaciones de Einstein
[14,15]. En este trabajo se obtienen resultados que nos guían a predecir la existencia de
hoyos negros, no tan negros [1,16,17-21] operando en el espacio-tiempo continuo.
Hawking [22] destruye su propia paradoja de los hoyos negros al afirmar que encontró una
técnica Euclidiana que prueba que la información del comportamiento de la materia que
cae en un hoyo negro no se destruye, se preserva de acuerdo a una propiedad fundamental
de la física cuántica llamada "unitariedad". Aquí se obtiene información relevante a través
del comportamiento del semi-parámetro de la sección cónica asociada con la órbita de una
masa gigantesca [23,24].
La contribución del presente trabajo se centra en la postulación de un modelo teórico
mediante un tensor métrico con tres coordenadas espaciales y una coordenada temporal
por una parte, y por otra parte, ese mismo tensor es analizado con tres coordenadas
conteniendo términos energéticos entre los que destaca la entropía y una coordenada
temporal que permite predecir el comportamiento de masas gigantescas en el espacio-
tiempo continuo. De los resultados obtenidos se puede argumentar evidencia de: a) hoyos
negros de intenso campo gravitacional cuya presencia es delatada por la brillantez de su
horizonte de eventos, b) posible materia integradora de un Big Bang.

Nomenclatura
c
Velocidad de la luz, s cm 10 3 c
10
× =
1
c ,
2
c ,
4
c ,
5
c
Constantes para ser determinadas
E Energía, kJ y constante de ecuaciones relativistas para ser
determinada
g
Determinante de la métrica
G La constante de gravitación universal,
( )
2 2 8
10 67 . 6 g cm dinas G
÷
=
i
jkl ij
R G =
Tensor de Riemann-Christoffel o tensor contraído de Einstein
h
La constante de Planck, ( ) s J 10 11 0693 626 . 6 h
34
· × =
÷
, y
constante para un cuerpo como sistema, s cm
2

m, M Masa, kg
p
Semi-parámetro de una sección cónica elíptica, cm
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 31
Q
Calor, kJ
Q

Flujo de calor por unidad de masa,
1
s kJ
÷

s Longitud de arco, cm
S
Entropía,
1 1 ÷ ÷
K kg kJ
t Coordenada temporal, s
T Temperatura absoluta, K
( ) µ u u = ,
( ) µ v v =
Funciones desconocidas de µ para ser determinadas
( ) S u , ( ) S v Funciones desconocidas de S para ser determinadas
sal , neta
W


Potencia neta de salida o trabajo de eje realizado por unidad de masa,
1
s kJ
÷

k
x ,
l
x
Coordenadas espaciales o coord. temporal en Relatividad, cm, s ,
respectivamente
Letras griegas
c Excentricidad de una cónica. Para una elipse: 1 0 s s c
i
jk
I
Símbolo de Christoffel
| Anomalía verdadera asociada con la órbita (coordenada espacial),
grados o radianes
0
| Anomalía arbitraria de comienzo, grados o radianes
µ
Semi-parámetro de la sección cónica de una masa gigantesca y
coordenada espacial, cm
o
Producción o generación de entropía,
1
K kJ
÷

o
Producción de entropía por unidad de tiempo,
1 1
s K kJ
÷ ÷

u Coordenada angular, coordenada espacial, grados o radianes
Subíndices
fin final
ini inicial
e , ent , i
entrada
s , sal , o
salida
mc Masa de control
VC Volumen de control
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 32


Modelado
En este trabajo se postuló una métrica basada en coordenadas cuasi-esféricas,
( ) ( ) t , , , x , x , x , x
4 3 2 1
| u µ = , o espacio de 4 dimensiones de Einstein, considerando una masa
esférica y el tiempo, como



( ) ( )
( )
( ) ( )
(
(
(
(
¸
(

¸

÷
÷
÷
=
µ
u µ
µ
µ
v
u
g
cos 0 0 0
0 sin 0 0
0 0 0
0 0 0 cos
2 2
2

(1a)


or,

( ) ( ) ( ) ( )
|
.
|

\
|
+ ÷ ÷ =
2
sin
2 2
cos
2
cos
2 2 2
| u u µ µ d d d u dt v ds
(1b)


or,

|
.
|

\
|
© + © + © + © ÷ = | | u u u µ µ µ d d d d d ud dt vdt g
2 2
sin cos cos
(1c)


A diferencia de la métrica sugerida para coordenadas esféricas en [5]
( ) ( ) ( )( ) ( )
2 2 2 2
sin
2 2 2 2 2
dt c d d d ds + ÷ ÷ ÷ = | u µ u µ µ
para la cual el tensor de curvatura se desvanece. Para la métrica de la Ec. (1), los símbolos
de Christoffel de segunda clase vienen dados por


11
1
·
1
2
sin u
( )
cos u
( )
du
d
,

( ) u cos
1
22
µ
÷ = I

( ) ( )
( ) u cos
1 cos
2
1
33
÷
= I
u µ



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 33

( )
( ) µ d
dv
u cos
v sin
2
1
1
44
÷ = I

µ
1
2
21
2
12
= I = I

33
2
· sin
( )
cos
( )




(2)

µ
1
3
31
3
13
= I = I

( )
( ) u
u
sin
cos
3
32
3
23
= I = I

( )
( ) µ d
dv
v cos
v sin
2
1
4
41
4
14
÷ I = I



A partir de las Ecs. (2) se calcula el tensor de Riemann-Christoffel
4
como

u cos
d
du
u sin
2
1
v cos u cos
d
dv
v sin
d
du
u sin
4
1
v cos
d
dv
v sin
4
1
v cos
d
v d
v sin
2
1
d
dv
2
1
G
2
2
2
2
2
2
11
µ
µ µ µ
µ
µ
µ
+ ÷
|
|
.
|

\
|
÷ ÷
|
|
.
|

\
|
÷ =




1
cos
sin
2
1
cos
1
2
22
÷ + =
u
d
du
u
u
G
µ
µ





(3)
( )
u
µ
u µ
u
2
2
2
2
33
sin
cos
sin cos 1
2
1
cos
cos 1
÷
+ ÷
÷
+ ÷
÷ =
u
d
du
u
u
G



u v
d
dv
v
u
d
v d
v
u
d
dv
v
u
d
du
u
d
dv
v
G
cos cos
sin
4
1
cos
sin
2
1
cos
cos
2
1
cos
sin sin
4
1
2
2
2
2
2
2
44
|
|
.
|

\
|
+
|
|
.
|

\
|
+
|
|
.
|

\
|
+ =
µ µ µ µ µ



La solución del tensor de curvatura contraído, Ecs. (3), arroja la métrica que contiene las
expresiones de las funciones de u y v . Con estas funciones incluidas, las geodésicas son


4

i
rl
r
jk
i
rk
r
jl
l
i
jk
k
i
jl i
jkl ij
x x
R G I I I I
I I
÷ +
c
c
÷
c
c
÷ =
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 34
( )
( ) ( )
( )
0
c 1
ds
dt
c
ds
d
sin c 1
c
ds
d
c 1
c 1
ds
d
ds
d
1
2
2
1
2
2
1
2
1
2
1
2
1
2
2
2
2
=
+ ÷
|
.
|

\
|
+
|
.
|

\
|
+ ÷
÷
|
.
|

\
|
+ ÷
÷
+ ÷
|
.
|

\
|
÷
µ µ µ
|
u µ
µ
u
µ
µ µ
µ
µ




0 cos sin
2 2
2
2
=
|
.
|

\
|
÷ +
ds
d
ds
d
ds
d
ds
d |
u u
µ
u µ
u





(4
)
0
sin
cos 2 2
2
2
= + +
u
| u
u
µ
| µ
|
ds
d
ds
d
ds
d
ds
d
ds
d



( )
0
1
2
1
2 2
2
=
+ ÷
÷
c
ds
dt
ds
d
ds
t d
µ µ
µ



De tal manera que las geodésicas, Ecs. (4), pueden reproducir de alguna manera la ley de
atracción gravitatoria, por lo que la ecuación relativista correspondiente es

1
4
2
1
2
4
2
5
4
2
4
2
5
2
4 1
2
4
2
5
2
1
2
4
2
2
2
c
u
c c
c u
c
c
c
1
c c
c u 2
c c
u
u
d
du
+ ÷ = + + ÷ ÷ +
|
|
.
|

\
|
|


(5)

La Ec. (5) es la portadora de la información para calcular: i. el semi-parámetro de la
sección cónica de una masa gigantesca, µ , y, ii. La anomalía arbitraria de comienzo,
0
| ,
ambas con respecto a la anomalía verdadera asociada con la órbita, | . Así, se puede
asumir una solución de la forma

( ) ( )
0
cos 1 A
1
u | | c
µ
÷ + = =
(6)


donde, ( ) | u µ , , 1 p A= , y ( ) | u µ , , p es llamado el semi-parámetro de una sección cónica
elíptica propuesto por Newton para la deducción de la Ec. (6) para predecir el movimiento
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 35
de planetas (tomado de Heinbockel [5], pp. 151-152). Con esto, la anomalía arbitraria de
comienzo tiene la form

( ) ( ) ( )
2
6
4
5
4
4
2
3
2 2
2 1 0
c sin c c sin c sin c c | | | | | | | ÷ + + ÷ + =
(7)

La razón por la cual se asume una solución de la forma de la Ec. (6), para resolver la Ec.
(5), está basada en la deducción que Newton hiciera para una ecuación de la forma
0
2
2 2
2
2
= + ÷ +
|
|
.
|

\
|
h
E
u
h
GM
u
d
du
|
.
| A obtenida para movimiento planetario. Conocemos que A es pequeña y suponemos
que la solución de la Ec. (5) dada por la Ec. (6) es tal que
0
| es aproximadamente
constante y varía lentamente como una función de | A . Note que si ( ) | | | A
0 0
= , entonces
A d d
0 0
| | | ' = y
2
0
2
0
2
A d d | | | ' ' = . Donde | A es el argumento de la función. Todo esto
sirve para determinar que
0
| describe una singularidad [1-4] del espacio-tiempo continuo.
Los resultados obtenidos a partir de la métrica postulada por la Ec. (1): Ec. (7), indican
una singularidad [1-4] en el espacio-tiempo continuo. Esta singularidad pudiera estar
relacionada con el grado de desorden producido por la materia. Por esta razón, se pensó
en cambiar el sistema coordenado cuasi-esférico, ( ) ( ) t , , , x , x , x , x
4 3 2 1
| u µ = , a un sistema
coordenado de la forma ( ) ( ) t , , , S x , x , x , x
4 3 2 1
| u A = [25,26], para predecir la entropía
producida por la masa gigantesca que muestra evidencia de corresponder a un hoyo negro
de enorme intensidad de campo gravitatorio que absorbe, por tanto, cuanto penetra en él a
través de su horizonte de sucesos o frontera. Así, se postula la segunda métrica, en forma
similar a la Ec. (1), como

( ) ( )
|
.
|

\
|
© + © + © + © ÷ = | | u u u d d sin d d S dS dS S u cos dt dt S v cos g
2 2


(8)

Lo anterior se propone en base a un balance de entropía para un volumen de control
(sistema abierto) que contiene el transporte de energía a través de la frontera debido a la
transferencia de masa, a la transferencia de calor y trabajo, y, a la generación de entropía.
En la Fig. 1 se observa un esquema para el cálculo de la entropía en el volumen de control
de un hoyo negro. De esta figura, el balance de entropía viene dado por [26]

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 36
( )
VC
n
1 j j
j
s
sal
s e
ent
e
VC
ini fin VC
T
Q
S m S m S S S o + + ÷ = ÷ = A
¿ ¿ ¿
=

(9)


El símbolo nabla, Δ , en
termodinámica, se refiere
a “cambios finitos”. En
este caso, se usa para
definir a la entropía
como una propiedad
termodinámica puntual.
Los términos del lado
derecho de la Ec. (9)
contabilizan la variación
total de la entropía en el
hoyo negro. Así, los tres
mecanismos físicos para
la variación de la
entropía son el flujo neto de entropía debido a la masa, el flujo neto de entropía debido al
calor y la producción de entropía debida a las irreversibilidades internas que sufre el hoyo
negro. Para medir la potencia debida al trabajo realizado por un hoyo negro, considérese el
caso ideal de sistema cerrado en régimen estacionario (ver Fig. 2). El hoyo negro recibe a
la temperatura
i
T el flujo de calor
i
Q

de su entorno, y cede, a temperatura
o
T , el flujo de
calor
o
Q

a sus alrededores. El hoyo también produce una fuerza, energía, ímpetu (término
termodinámico: potencia neta)
sal , neta
W

. Un balance de conservación de energía en el
sistema de la Fig. 2, produce

0 W Q Q
dt
dE
sal , neta o i
mc
= ÷ ÷ =
  

(10)


Y, un balance de entropía en el mismo sistema de la Fig. 2, nos da

0
T
Q
T
Q
dt
dS
o
o
i
i mc
= + ÷ = o
 

(11)

VC
Cambio de entropía, , y
producción de entropía,
Flujo de
entropía a la
entrada,
Flujo de
entropía a la
salida,


Trabajo
realizado,





Fig. 1 Esquema para calcular la entropía en un hoyo
negro
Transferencia
de entropía vía
calor
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 37

Despejando
o
Q

de la Ec. (11) e introduciendo su expresión en la Ec. (10), se obtiene
finalmente la potencia neta del hoyo negro como

o
 
o
i
o
i sal , neta
T
T
T
1 Q W ÷
|
|
.
|

\
|
÷ =
(12)


El segundo término del lado derecho de la Ec. (12), es el producto de la temperatura y de
la producción de entropía por unidad de tiempo. Esto significa que al haber producción de
entropía en el hoyo, aunada al hecho de que
i o
T T > , su potencia quedaría expresada con
un signo negativo, lo que es indicativo de que la potencia neta proporcionada por el hoyo
es efectivamente la potencia de salida emitida a los alrededores, considerando que 0 W >


es cuando se transfiere energía al sistema termodinámico (hoyo) mediante una interacción
de trabajo. Entonces, 0 W <

corresponde al caso en que el sistema transfiere energía a los
alrededores, es decir, el sistema desarrolla trabajo hacia los alrededores. Se pudiera
asociar este hecho a la emisión de partículas electromagnéticas desde las fronteras del
hoyo hasta el exterior, hasta extinguirse y alcanzar el final de su tiempo o colapso.

Resultados y discusión
Las gráficas que se presentan en esta sección, muestran el comportamiento de una masa
gigantesca en el espacio-tiempo continuo a través de la anomalía arbitraria de comienzo,
0
| , y el semi-parámetro de la sección cónica, µ , con respecto a la anomalía verdadera, | ;
así como el grado de desorden o entropía, S , originado en el horizonte de sucesos de un
hoyo negro. La Fig. 3 a) muestra una anomalía arbitraria de comienzo infinitamente
grande, lo cual es indicativo de una singularidad [1-3] del espacio tiempo, donde las leyes
de la física dejan de funcionar. Asumiendo que la Ec. (7) toma la forma de la solución de
la ecuación de onda de la mecánica cuántica (gravedad cuántica), la Fig. 3 (b) muestra una
imagen parecida a un hoyo negro en el centro, con un área como el horizonte de sucesos
alrededor de él. Si el tiempo tuviera su principio en la gran explosión o big bang [27,28],
parecería que la anomalía se comportara como conos de la creación del universo como en
Hawking [15]. Entonces, la masa gigantesca es comprimida en una región de volumen
nulo; su densidad y la curvatura del espacio tiempo son infinitas. Hay una singularidad
contenida dentro de una región del espacio-tiempo llamada "agujero negro".
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 38
En la Fig. 4 (a) y (b) es simulada una
función de onda para el material
contenido en el universo a través de
su trayectoria. La Fig. 4 (b) fue
obtenida suponiendo que la solución
de la ecuación relativista, Ec. (5),
tiene la forma de la solución
cuántica, es decir, µ tanto en
función de | como de u o
( ) ( ) u | sin sin (que por cierto, es
similar a la solución obtenida sin
darle la forma cuántica en trabajo
previo [8], es decir, µ solo en
función de | o ( ) | sin ). Por el
principio de incertidumbre de Heisenberg, la probabilidad de encontrar materia en la
región elíptica del espacio-tiempo es muy similar a la probabilidad de encontrar el electrón
en un átomo para un número cuántico grande, como en la Fig. 4 (c)) [8]. El campo
gravitatorio de la singularidad encontrada a través de la anomalía arbitraria de comienzo es
tan grande, como fuerte es el campo gravitatorio con que son atraídos los objetos hacia el
agujero negro donde alcanzan su fin en el tiempo.
Basados en el descubrimiento de Hawking [17-19] de que el área del horizonte de sucesos
o frontera de un agujero negro, aumenta cada vez que cae materia al agujero (la energía
total de la unión de dos hoyos negros es superior a la suma de las entropías de los hoyos en
forma individual); y que dicha frontera es una medida de la entropía del agujero negro,
aquí presentamos como a través del horizonte de sucesos el agujero negro emite energía,
Ec. (12), lo que indica que el agujero negro no es tan negro, como asegura Hawking
[1,15,16-19].

Así, de los mecanismos físicos para la variación de la entropía en el hoyo negro, los flujos
netos de entropía debidos a la masa y al calor, pueden ser positivos o negativos, mientras
que la producción de entropía debida a las irreversibilidades internas siempre es positiva.
Esto parece evidenciar un universo que se expande [29] (y nunca se ha observado que se
contrae), la métrica utilizada predice la medida de desorden que experimenta la materia,
Fig. 5, lo cual confirma una vez más la segunda ley de la termodinámica que indica que la
entropía va en aumento.
Reacción
térmica
internamente
irreversible

Frontera




Fig. 2 Esquema para calcular la
potencia debida al trabajo realizado
por un hoyo negro
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 39
La Fig. 5 parecería mostrar la “gran explosión” en escena, semejante a un quásar con un
agujero negro rotatorio con una gran cantidad de materia que cae dentro de él. Las altas
frecuencias de las curvas presentadas en la Fig. 5 a) indican una enorme cantidad de
energía, como una especie de radiación de Hawking: “lo que sucede antes de que el
agujero se evapore por completo”.
El campo gravitatorio se hace tan intenso que deben adquirir importancia los efectos
gravitatorios cuánticos. La entropía del universo siempre irá en aumento, la Fig. 5 muestra
el enorme grado de desorden, lo cual prueba su expansión. Otro hecho parece indicar lo
mismo: la Tierra está arrastrando espacio y tiempo alrededor de ella misma cuando rota.
La evidencia de este fenómeno predicho en la teoría de la relatividad general de Einstein
explica que el efecto es parecido al giro de una bola en un fluido espeso como melaza.
Cuando la bola gira, jala la melaza en torno a sí misma. Algo atascado en la melaza
también se mueve en torno a la pelota. Del mismo modo, ya que la Tierra gira, arrastra el
espacio-tiempo en sus proximidades, en torno a sí misma [5-8]. Que el universo en
expansión haya tenido un principio en una singularidad , aún no ha sido demostrado [1-
4,15,16,27-29].

Lo que sí se demuestra aquí mediante ecuaciones relativistas, es la singularidad obtenida
por la curvatura del espacio-tiempo a través de la anomalía arbitraria y el semi-parámetro
de la sección cónica, así como la expansión del universo, a través de la segunda ley de la
termodinámica mediante cálculos teóricos que evidencian la entropía o el grado de
desorden que experimenta la materia, que aquí asociamos a la materia que se encuentra
contenida en el horizonte de sucesos de un hoyo negro que emite radiación a sus
alrededores. A pesar de que la teoría general de la relatividad deja de funcionar en la
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 40
singularidad, ella nos anuncia la existencia de probables hoyos negros; y la segunda ley de
la termodinámica permite predecir el grado de desorden mediante emisiones de materia
que le restan oscuridad a un hoyo negro.


Resulta difícil concebir la segunda ley de la termodinámica en sentido inverso, es decir,
que la medida del desorden del universo siempre deba disminuirse, no se observa que si
guisamos un huevo en una sartén, las gotas de aceite caliente que saltaron sobre la estufa
se regresen a la sartén. Una vez realizado un proceso termodinámico, no podemos
devolverlo a su estado inicial, entonces ocurre una singularidad, como si una estrella se
colapsara en un agujero negro. Y como un sistema termodinámico colapsado se vuelve
singular, entonces, el sistema modelado aquí predice esta singularidad que permite
evidenciar que la materia se precipita a un agujero negro o que es un agujero negro de
enorme intensidad de campo gravitacional o singularidad del big bang que puede conducir
al principio del universo de Hawking.
Fig. 4 (a) Semi-parámetro de la
sección cónica, , con
respecto a la anomalía
verdadera asociada con la
órbita . (b) Una masa
gigantesca en relatividad
suponiendo solución cuántica.
(c) Un electrón en un átomo en
mecánica cuántica.


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 41
Entonces la singularidad del big bang [1-4,27,28] no podemos verla como un sistema
colapsado en su totalidad, porque todo se hubiera evaporado, sino como una gran
explosión que arrojó “pedazos” de materia al espacio-tiempo, algunos de los cuales
llegaron a la etapa final de su existencia, como si se tratara de aquel material que cayera
dentro de un agujero negro.
Ante esta singularidad, no se pueden presentar pruebas del principio del universo, pues la
métrica postulada hace uso de la teoría de la Relatividad General que hasta aquí llega a su
límite, en esta propuesta, como en [1-4,27,28].
Dando forma de la solución encontrada en la mecánica cuántica para predecir el
comportamiento del electrón en el átomo, a la solución relativista portadora de la
singularidad aquí obtenida mediante
0
| y µ , con el propósito de darle la forma de
función de onda, encontramos que efectivamente se cumple el principio de De Broglie y
que la probabilidad de encontrar el electrón en un átomo contiene una nube menos densa y
por lo tanto, con menos probabilidades de encontrarlo, con respecto a la enorme densidad
(infinita) que presenta el campo gravitacional de una masa gigantesca. Entonces, debe
haber alguna manera en que la gravedad cuántica encuentre su esencia. Si se retrocede y
retrocede, o avanza y avanza en relación con el centro de un agujero negro (John Taylor en
[15], p. 90), el “núcleo” (por darle un nombre) que presenta en su centro la anomalía
arbitraria de comienzo, Fig. 3 b) parece predecir el anuncio del acontecimiento de que la
mecánica cuántica y la gravedad están casadas, (Kip Thorne in [15], p.124)














Fig. 5 Entropía con respecto al tiempo: (a) enorme intensidad de energía en
una cierta región del espacio-tiempo continuo, y (b) desorden de (a).

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 42
Conclusiones
De los cálculos realizados mediante relatividad general y principios termodinámicos para
masas gigantescas, podemos predecir evidencia de: i. un probable Big Bang que predice la
posibilidad de un principio del universo a través de la singularidad obtenida, para una
masa compacta infinitamente densa que explotó al espacio-tiempo arrojando la materia
que hay en el universo que se expande y se expande. ii. Hoyos negros de enorme
intensidad de campo gravitacional, iii. Hoyos negros no tan negros, ya que emiten
radiación a través de su horizonte de sucesos evidenciado por la medida de su entropía. Y,
finalmente, iv. Evidencia que permite argumentar la información contenida en el material
que penetra en el interior de un hoyo negro, Por supuesto, las propuestas presentadas en
este documento, se refieren a ideas generales que es necesario - en caso de que ser
reconocidas verdaderas - que se sometan a un análisis más completo, quizás obtenido de la
unificación de la relatividad general/cosmología y la teoría cuántica.


Referencias

1. Hawking, S.W. and Penrose, R., The Singularities of Gravitational Collapse and
Cosmology, Proc. Roy. Soc., 1970, A314, 529.
2. Hawking, S.W., The Definition and Occurrence of Singularities in General
Relativity, Lecture notes in Mathematics, Proceedings of Liverpool Singularities
Symposium II, Springer-Verlag, 1971, 209.
3. Hawking, S.W. , A Non Singular Universe, Physica Scripta, Proceedings of Nobel
Symposium 127 Sigtuna, Sweden, 2003, 2005, T117, 49-50.
4. Hawking, S.W., Hartle, J. B. and Hertog, T., The No-Boundary Measure of the
Universe, Phys.Rev. Lett., 2008, 100:201301.
5. Heinbockel, J.H., Introduction to Tensor Calculus and Continuum Mechanics,
edited by J.H. Heinbockel (Old Dominion University, 1996).
6. NASA News@hg.nasa.gov news release, spring 1998, Release: 98-51.
7. R. Leticia Corral-Bustamante, D. Saenz, N.I. Arana, J. A. Hurtado, B. E.
Ochoa, Relativistic equations' contrast, Appl. Math. Sci., 2010, Vol. 4 (73-
76), pp. 3713-3737.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 43
8. Corral Bustamante, R.L., et al., Computing analytical solutions for PDEs through
Lie symmetry method, and use of its generator through infinitesimals of a one-parameter
Lie group that make invariant to an ODE by means of Maple in mathematical problems in
engineering and sciences, in Proc. of the Int. Conf. on Math. Problems in Eng., Aerospace
and Aviation, Genoa, 2008.
9. Martel, K. and E. Poisson, Regular coordinate systems for Schwarzschild and other
spherical spacetimes, American Journal of Physics, 69 (2001), 476-480.
10. K. Martel and E. Poisson, Gravitational perturbations of the Schwarzschild
spacetime: A practical covariant and gauge-invariant formalism, Phys. Rev. D, 71 104003
(2005), 13 pages.
11. Eisenstaedt, The Early Interpretation of the Schwarzschild Solution, in D. Howard
and J. Stachel (eds), Einstein and the History of General Relativity: Einstein Studies, 1
(1989), 213-234.
12. Eddington, A.S. and Schwarzschild, K., Monthly Notices of the Royal
Astronomical Society, 77 (1917), pp. 314-319.
13. Hertzsprung, E. and Schwarzschild, K., Astrophysical Journal, 45 (1917), pp. 285-
292.
14. Hawking, S.W., Can Fundamental Theory predict the Universe? World Scientific,
Oskar Klein Memorial Lectures, 2003, 1, 2 & 3.
15. Hawking, S.W., Breve Historia del Tiempo, México, Editorial Planeta Mexicana,
1992.
16. Hawking, S.W., 1974, Nature 248 (1), pp. 30-31.
17. Hawking, S.W., Gravitational Radiation from Colliding Black Holes, Phys. Rev.
Lett., 1971, 26, 1344.
18. Hawking, S.W., Gravitational Radiation: The Theoretical Aspect, Contemporary
Physics, 1972, 13, 273.
19. Hawking, S.W., The Event Horizon. Black Holes, eds. DeWitt and DeWitt, Gordon
and Breach, 1973.
20. Das T.K., Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, 2004, 349, pp. 375-
384(10).
21. Reimann, B., Slice stretching at the event horizon when geodesically slicing the
Schwarzschild spacetime with excision, Class. Quantum Grav., 2004, 21, pp. 4297-4303.
22. Hawking, S.W., Science, 2004, 305.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 44
23. Hawking, S.W., Is Information Lost in Black Holes?, Black Holes and Relativistic
Stars, ed. R.M. Wald, University of Chicago Press, 1998, pp. 221-240.
24. Hawking, S.W., Information loss in black holes, Phys. Rev., 2005, D72, 084013.
25. Hawking, S.W. and Hartle, J.B., Energy and Angular Momentum Flow into a
Black Holes, Commun. Math. Phys. 1972, 27, 283.
26. Wark, K. and Richards, D.E., Termodinámica, Madrid, McGRAW-
HILL/INTERAMERICANA DE ESPAÑA, S.A.U., 2001.
27. Hawking on the Big Bang and Black Holes, World Scientific Press, 1993.
28. Hawking, S.W., The Beginning of the Universe, Annals of the New York Academy
of Science, TEXAS/ESO-CERN Symposium on Relativistic Astrophysics, Cosmology and
Fundamental Physics, eds. J.D. Barrow, L. Mestel and P.A. Thomas, 1991, 647.
29. Hawking, S.W. and Ellis, G.F.R., The Large Scale Structure of Space-Time,
Cambridge University Press, 1973.



Figure Captions

Fig. 1 Esquema para calcular la entropía en un hoyo negro

Fig. 2 Esquema para calcular la potencia debida al trabajo realizado por un hoyo negro

Fig. 3 Anomalía arbitraria de comienzo,
0
| , vs anomalía verdadera asociada con la órbita:
(a) calculada con ecuación relativista, (b) asumiendo forma de solución cuántica.

Fig. 4 (a) Semi-parámetro de la sección cónica, µ , con respecto a la anomalía verdadera
asociada con la órbita
µ
. (b) Una masa gigantesca en relatividad suponiendo solución
cuántica. (c) Un electrón en un átomo en mecánica cuántica.

Fig. 5 Entropía con respecto al tiempo: (a) enorme intensidad de energía en una cierta
región del espacio-tiempo continuo, y (b) desorden de (a).



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 45










Conferencias
















Proceedings Book ECITE 2012


Página | 46
Técnicas Analíticas para Arsénico: del Matraz Erlenmeyer a la Automatización
Luz O. Leal
1,
*, Laura Ferrer
2
, Víctor Cerdà
2

1
Departamento de Energías Renovables y Protección al Medio Ambiente; Centro de
Investigación en Materiales Avanzados; Miguel de Cervantes 120, Chihuahua, Chih., C.P.
31109, México
E-Mail: luz.leal@cimav.edu.mx
2
Departmento de Química; Universidad de las Islas Baleares; Cra. Valldemossa km.7.5,
E-07122, Palma de Mallorca, España
E-Mails: laura.ferrer@uib.es; victor.cerda@uib.es
* Autor a quien debe dirigirse la correspondencia; luz.leal@cimav.edu.mx

Resumen
En este trabajo se ha repasado el desarrollo y evolución de la técnica de generación de
hidruros a lo largo del tiempo. Se ha resaltado su acoplamiento con la espectrometría de
fluorescencia atómica y su desarrollo hasta llegar a la automatización. Se presentó la
descripción y prestaciones analíticas de una nueva técnica automatizada para la
determinación de arsénico por generación de hidruros con detección por fluorescencia
atómica. La metodología empleada para la generación de arsina comprende la inyección
de la muestra, del agente reductor (borohidruro de sodio) y de la disolución de ácido
clorhídrico al separador líquido-gas. El argón transporta la arsina generada a través de un
sistema de desecación que elimina el exceso de humedad hasta el detector de fluorescencia
atómica. Para dar soporte a la flama (atomizador) se utiliza hidrógeno, puesto que el
borohidruro sólo es enviado al sistema cuando se va a realizar la determinación analítica.
Esto disminuyó considerablemente el consumo de reactivos (y la generación de residuos)
en comparación con otras técnicas, en la que los reactivos fluyen de forma constante al
sistema. El límite de detección (3ób/S) obtenido fue de 0.07 µg L
−1
. La frecuencia de
análisis alcanzada fue de 36 muestras/h. La técnica propuesta fue validada con materiales
de referencia certificados, obteniéndose resultados satisfactorios.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 47
Keywords: Arsénico, Generación de hidruros, Análisis en flujo, Fluorescencia
atómica.

1. Introducción
El arsénico ha sido reconocido como una toxina y puede ser cancerígeno dependiendo de
su forma química. Las especies inorgánicas [arsenito, As(III) y arsenato, As(V)] son más
tóxicas que las orgánicas [1]. El arsénico inorgánico ha sido considerado como el tóxico
número uno en la lista de contaminantes prioritarios de la Agencia para la Protección del
Medio Ambiente de los Estados Unidos (USEPA). Se ha aceptado de manera general que
la contaminación por arsénico en el medio ambiente es un problema de salud pública
global [2].
La fuente de arsénico que representa el mayor peligro para la salud humana es el agua para
beber. Ésta es obtenida a través de diversas fuentes, que pueden ser aguas superficiales
(ríos, lagos, cuerpos de agua, etc.); aguas subterráneas (acuíferos) y agua de lluvia,
dependiendo de la disponibilidad local. Las concentraciones de arsénico más altas, en
forma de arsénico inorgánico, han sido encontradas en aguas subterráneas [1]. En América
Latina se estima que millones de personas están expuestas a elevadas concentraciones de
arsénico en el agua de bebida [3].
Países como Estados Unidos, los países miembros de la Unión Europea, Canadá y Japón
han establecido el límite máximo permisible de arsénico en agua para beber en 10 µg L
-1
,
mientras que en Australia es de 7 µg L
-1
[4]. Sin embargo, muchos países en vías de
desarrollo, como es el caso de México, operan en límites que van de 25 a 50 µg L
-1
debido
en gran medida a la carencia de medios adecuados para la medición de bajas
concentraciones. Es decir, la falta de una técnica que sea sencilla, sensible y de bajo costo
sigue limitando considerablemente las posibilidades de conocer mejor el alcance y la
gravedad de la contaminación por arsénico del agua para beber, y limita el desarrollo de
las pruebas de la calidad del agua en las diversas comunidades. Por todo lo anterior, el
objetivo planteado consistió en desarrollar, implementar y validar una nueva metodología
automatizada para la determinación de arsénico.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 48
1.1 Técnicas analíticas para la determinación de arsénico: generación de hidruros
Los primeros intentos para determinar arsénico se realizaron en el campo de la medicina
forense en 1775 por el científico sueco Karl Schelle. En 1840 el químico inglés James
Marsh logró demostrar por un método científico la presencia de arsénico en una víctima de
envenenamiento [5]. En esa época sólo se identificaba al elemento (análisis cualitativo), y
no sería hasta mediados del siglo XX cuando se lograría su cuantificación, y por lo tanto la
estimación de la dosis de arsénico administrada.
El método Marsh consistía en la colocación de la muestra (polvo, el contenido del
estómago, o tejido del cuerpo) en solución mediante la adición de ácido clorhídrico. Se
añadían virutas de zinc metálico y se calentaba la mezcla (Fig. 1). Bajo estas condiciones
el arsénico forma el gas arsina o hidruro volátil del arsénico (H
3
As) que se separa de la
disolución acuosa de la mezcla. El gas arsina era dirigido a través de un tubo, donde era
calentado nuevamente, descomponiéndose a arsénico metálico, que formaba un
revestimiento gris sobre una placa de vidrio o sobre una pieza de porcelana [5].
Este método, conocido hoy en día como generación de hidruros (HG), ha sido la técnica
más utilizada para la determinación analítica de arsénico, ya que al separar el analito de la
matriz de la muestra, reduce y en algunos casos elimina potenciales interferencias
químicas y espectrales [6]. La HG es un proceso químico que produce hidruros volátiles
del analito de interés por la adición de un agente reductor en un medio ácido. Elementos
como el arsénico, selenio, antimonio, bismuto, germanio, plomo, telurio y estaño a
temperatura ambiente pueden formar sus hidruros correspondientes [7].
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 49

Figura 1. Esquema del método Marsh para determinación cualitativa de arsénico [8].

Sin embargo, al ser un método de pre-tratamiento de muestra, requiere de una técnica de
detección. Los acoplamientos más utilizados de la técnica HG han sido con los detectores
espectrométricos atómicos, esto es, espectrometría de absorción atómica (AAS) [9],
espectrometría de fluorescencia atómica (AFS) [10], plasma de acoplamiento inductivo
con espectrometría de emisión óptica (ICP-OES) [11] y plasma de acoplamiento inductivo
con espectrometría de masas (ICP-MS) [12].
La absorción de la luz por medio de los átomos brinda una herramienta analítica poderosa
para los análisis cuantitativos y cualitativos. La AAS se basa en el principio de que los
átomos libres en estado fundamental pueden absorber la luz a una cierta longitud de onda.
La absorción es específica, ya que cada elemento absorbe a longitudes de onda únicas
[13]. Esta técnica de detección surge a mediados del siglo XX, lo que permitió la
cuantificación de arsénico, y su posterior unión con la HG (HG-AAS), proveyó a la
química analítica de una técnica robusta y sensible.
Más adelante, surgirían técnicas como HG-ICP-OES o HG-ICP-MS. Sin embargo, la
aplicación del método HG se ha realizado mayoritariamente con la AFS. Es por esto que la
discusión de este trabajo se centrará en la técnica HG-AFS. La AFS es una técnica de
emisión, por lo que requiere una foto-excitación previa del vapor atómico. La activación o





Zinc, HCl y
tejido
Arsina (gas)
Arsénico
(metal)
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 50
excitación de los átomos del analito, seguida de la desactivación, hace que en
consecuencia se emita la radiación fluorescente. El primer desarrollo HG-AFS fue en
1974. Se utilizó un medio ácido que contenía yoduro, Sn(II) y zinc, para convertir el
arsénico en arsina, la cual era atomizada en una llama de hidrógeno-argón, para su
posterior cuantificación [14]. Poco después, el borohidruro de potasio se convertiría en el
reductor más empleado en la determinación de arsénico.
2. Sección Experimental
2.1 Sistemas manuales versus metodologías de análisis en flujo en sistemas HG-AFS
Es bien conocido que el sistema de introducción de muestra puede ser en muchos casos la
etapa limitante de la exactitud, precisión y límites de detección de las mediciones
espectrométricas atómicas. El objetivo de un sistema de introducción de muestra en la
espectrometría atómica es transferir una parte reproducible y representativa de la muestra
a un atomizador con una elevada eficacia y sin efectos interferentes adversos [15]. Las
metodologías de análisis en flujo son sistemas de introducción y pre-tratamiento de
muestras.
Antes de 1983, la técnica HG se realizaba de forma manual o batch, en la cual se mezclan
el analito y los reactivos en vasos de reacción especialmente diseñados; posteriormente, el
hidruro volátil generado era recolectado con un sistema de atrapamiento, lo que dificultaba
su manipulación. En 1975, apareció una técnica conocida como análisis por inyección en
flujo (FIA). Esta técnica significó una innovación muy importante en el campo de la
química analítica debido a su simplicidad, posibilidad de automatización, facilidad de
implementación, alta frecuencia de análisis y bajo costo. Por medio de una bomba
peristáltica los fluidos son impulsados, y con una válvula, la muestra es inyectada en una
corriente de un líquido portador. Durante su transporte a través del sistema, el bolo de
muestra experimenta una dispersión y es mezclado con los reactivos apropiados,
promoviendo la reacción química. El resultado es medido en el detector como una señal
transitoria que tiene la forma típica de un pico asimétrico, cuya altura y área son
proporcionales a la concentración del analito, lo que permite hacer la curva de calibración
requerida para la determinación del mismo [16].
En comparación con los sistemas tipo batch, la concentración y volumen del reductor en
una técnica FIA es mucho menor y la flama (atomizador) se mantiene constante, ya que
los reactivos son suministrados de forma continua, mientras que en el modo manual
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 51
(batch) la flama es intermitente. La frecuencia de análisis por FIA es de aproximadamente
30 muestras por hora, mucho mayor que con el método manual [17]. La figura 2 muestra
un sistema de introducción de muestra FIA para la determinación de arsénico total. La
bomba peristáltica es de doble canal, para impulsar al medio ácido (HCl) y al reductor. La
muestra es inyectada en el fluido portador o carrier, que en este caso es el medio ácido. La
mezcla de reactivos conteniendo los hidruros volátiles, otros subproductos de la reacción
(hidrógeno, vapor de agua) y la disolución son introducidos a un separador gas-líquido
para separar las especies volátiles de la fase líquida, que posteriormente serán
transportadas al detector con un gas portador (argón).


Figura 2. Sistema de introducción de muestra FIA para la determinación de arsénico [18].


3. Resultados y Discusión

El grado de automatización de una técnica analítica depende de la implementación de
metodologías de análisis en flujo multiconmutadas. Una técnica multiconmutada es un
sistema de introducción y pre-tratamiento de muestra que utiliza bombas, válvulas, tubos,
temporizadores y otros dispositivos para mejorar las prestaciones analíticas de un método.
Sus ventajas son la miniaturización de la técnica, reducción en el consumo de muestra y
reactivos, mayor reproducibilidad, bajo costo, simplicidad y flexibilidad [19]. Cada
montaje es específico y responde a las necesidades del analista, por lo que son versátiles y
facilitan la completa automatización del manejo de muestra. Esto las ha convertido en una
HCl
Reductor
Reactor
Muestra
Hidruro
Generado
Detector
Desagüe
Separador
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 52
excelente alternativa para el monitoreo de parámetros ambientales y por lo tanto, pueden
ser implementadas para planes de vigilancia ambiental.

3.1 Automatización de la técnica HG-AFS para la determinación de arsénico
La figura 3 muestra el esquema de una técnica multiconmutada de análisis por inyección
en flujo multijeringa (MSFIA) para la determinación automática de arsénico total por HG-
AFS, desarrollada por los autores. El sistema MSFIA combina las ventajas que presenta el
empleo de multicanales, propio de las bombas peristálticas, con el envío de volúmenes
exactos y constantes que proporcionan las bombas tipo pistón.


Figura 3. Sistema automático MSFIA-HG-AFS propuesto para la determinación de
arsénico.


Espectrómetro de
fluorescencia atómica
Válvula
Solenoide
Jeringas
Piston
E4 E3 E2 E1
S4 S3 S2 S1
Residuo
Reactivos
Bureta
Bucle de muestra
Bucle de
Reacción
E5
Off
On
Off On

MicroBU 2030
Válvula solenoide de
conmutación
RS 232C
N 2
H 2
Muestreador
Membrana
Permapure
Ar
Residuo
multijeringa
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 53
El elemento básico del MSFIA es una bureta con cuatro jeringas que están conectadas en
bloque y que se mueven simultáneamente. En la parte superior de cada una de las jeringas
hay una válvula solenoide de conmutación de tres vías, que permite el envío de reactivos
al sistema (posición ON) o el regreso de éstos al recipiente que los contiene (posición
OFF), lo que reduce el consumo de reactivos, ya que éstos son enviados al sistema sólo en
el momento preciso de la determinación analítica. Considerando que las válvulas pueden
estar en posición ON u OFF, hay cuatro posibilidades para conducir el flujo. Cuando los
pistones de las jeringas se mueven hacia arriba, se puede enviar el líquido hacia el sistema
o regresarlo a su recipiente. Cuando los pistones se mueven hacia abajo, es posible llenar
la jeringa con las disoluciones que están en sus recipientes o aspirarlas desde el sistema,
con la finalidad de llenar un bucle de inyección, por ejemplo.
La metodología empleada para la generación de arsina comprende la inyección de la
muestra, del agente reductor (borohidruro de sodio) y de la disolución de ácido clorhídrico
al separador líquido-gas. En este paso la matriz acuosa de la muestra es enviada al desagüe
y el hidruro volátil (gas arsina) es separado del resto de la muestra y transportado por el
argón a través de un sistema de desecación que elimina el exceso de humedad con ayuda
de gas nitrógeno, para finalmente llegar hasta el detector de fluorescencia atómica (Fig. 3).
Para dar soporte a la llama (atomizador) se utiliza hidrógeno, puesto que el borohidruro
sólo es enviado al sistema cuando se va a realizar la determinación analítica. Esto
disminuyó considerablemente el consumo de reactivos (y la generación de residuos) en
comparación con la técnica FIA, en la que los reactivos fluyen de forma constante al
sistema, y en el caso particular del borohidruro de sodio, que fluye en continuo para poder
generar el hidrógeno necesario para mantener la llama constante.

3.2 Software
Para operar un sistema MSFIA es indispensable el control por computadora. Una de las
limitaciones de los paquetes comerciales de software para técnicas en flujo es que están
hechos específicamente para una determinada aplicación, que en muchos casos se realiza
usando BASIC en sus diferentes variantes. Esto implica el desarrollo de un nuevo
programa para cada aplicación. Aunque esta alternativa puede ser simple y fácil de aplicar
por los que no son especialistas en computación, presenta algunos inconvenientes como la
programación continua de cada aplicación a desarrollar y las limitaciones del sistema
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 54
operativo utilizado [20]. El programa Autoanalysis [21], desarrollado por Sciware®,
proporciona una plataforma general para el desarrollo del método y comprende una
aplicación general independiente de la configuración del hardware. Este software ha sido
diseñado para trabajar con bibliotecas de enlace dinámico (DLL, por sus siglas en inglés),
de modo que nueva instrumentación puede ser incorporada en el sistema creando la
correspondiente DLL. Actualmente, se han desarrollado archivos de DLL para siete
protocolos de comunicación y para treinta instrumentos, entre los que se incluyen
fluorímetros, espectrómetros, detectores electroquímicos y de fluorescencia atómica,
automuestreadores, jeringas, bombas solenoides y peristálticas, módulos de válvulas, entre
otros.
La tabla 1 presenta la descripción del protocolo analítico para la determinación automática
de arsénico por MSFIA-HG-AFS utilizando el software Autoanalysis.
Tabla 1. Procedimiento analítico para la determinación de arsénico.
________________________________________________________________________
________

3.3 Optimización y parámetros analíticos
Para la metodología desarrollada se estudiaron las variables que pueden tener influencia en
la señal analítica de intensidad de fluorescencia (IF), buscando los valores óptimos en
términos de sensibilidad y reproducibilidad. Las variables estudiadas y sus valores
óptimos fueron los siguientes: caudales de los gases argón e hidrógeno: 250-300 ml min
-1

y 55 ml min
-1
, respectivamente; volumen y caudal de la muestra: 0.6 ml y 6 ml min
-1
,

Paso Vol. Caudal Operación E1 E3 E4 E5 Descripción
(ml) (ml/min)

1 5 9 Dispense off off off on Limpieza del sistema
2 4.2 6 Pick up off off off off Llenado de tubos con muestra
y reactivos
3 0.2 6 Dispense off off off on Llenado del tubo que conecta
al bucle de reacci ón
4 Measure Inicio de la medici ón
5 1.8 6 Dispense on on on off Inyección de muestra y medici ón
(pasos 4-8)
6 0.6 6 Execute
7 1.8 7.4 Pick up off off on off
8 Repetir 3 veces los pasos 4 a 8
9 3 9 Dispense off off off on Limpieza de los tubos y el sistema
(pasos 9-12)
10 2 7.4 Pick up off off off off
11 3 9 Dispense off off off on
12 5 7.4 Pick up off off off off
13 Repetir n veces desde el paso 1

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 55
respectivamente; volúmenes de reactivos: 0.6 ml HCl y 0.3 ml reductor; caudal de
reactivos: 6 ml min
-1
; concentración de reactivos: reductor 0.24% y HCl 4M.
Los valores óptimos de cada variable conformaron las condiciones de operación de la
técnica desarrollada. Con estas condiciones se establecieron los parámetros analíticos que
se muestran en la tabla 2. El límite de detección fue calculado por 3o
b
/S, donde o
b
es la
desviación estándar del blanco y S es la sensibilidad del método calculada como la
pendiente de la curva de calibración. La precisión del método, en términos de desviación
estándar relativa (RSD), fue de 4.9%. La frecuencia de análisis fue de 36 muestras por
hora.

Tabla 2. Parámetros analíticos del método propuesto.
Rango lineal
µg L
-1
As
Curva de calibración Límite de detección

µg L
-1
As
RSD
(%)
0.25 – 3

IF=20.64 + 57.31 As µg L
-1
(n = 18) r = 0.9981
0.07 4.9



3.4 Validación de la metodología propuesta
La validación del método se llevó a cabo con cuatro materiales de referencia certificados
(CRM), dos de ellos sólidos: DORM-1 (músculo de pescado) y DOLT-1 (hígado de
pescado), y dos muestras de agua: CRM-713 y CRM-714). Como se puede ver en la tabla
3, en todos los casos se obtuvieron resultados satisfactorios.

Tabla 3. Resultados del análisis de los CRM utilizando el método desarrollado.
Muestra Valor certificado Valor obtenido
Materiales de referencia sólidos (mg As kg
-1
)
DORM-1 17.7±2.1 16.8±1.7
DOLT-1 10.1±1.4 9.5±0.9
Materiales de referencia de agua (µg As L
-1
)
CRM 713 9.12±1.48 8.2±1.0
CRM714 17.49±2.69 19.2±1.8

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 56
4. Conclusiones
En este trabajo se ha repasado el desarrollo y evolución de la técnica de generación de
hidruros a lo largo del tiempo. Se ha resaltado su acoplamiento con la espectrometría de
fluorescencia atómica y su desarrollo hasta llegar a la automatización a través de las
metodologías de análisis en flujo multiconmutadas.
Se ha implantado y validado un nuevo método para la determinación de arsénico basado
en un sistema de análisis por inyección en flujo multijeringa acoplado a la generación de
hidruros utilizando como sistema de detección la fluorescencia atómica. La
implementación del sistema MSFIA proporcionó un límite de detección bajo y una
frecuencia de análisis mayor que las técnicas convencionales. El consumo de muestra y
reactivos es considerablemente menor con la técnica MSFIA, lo que conduce a una menor
generación de residuos, cumpliendo así con los principios de la química verde. La
metodología desarrollada fue validada a través del análisis de materiales de referencia
certificados, obteniéndose resultados satisfactorios.

Referencias y Notas
1. Mandal B.K., Suzuki K.T. Arsenic round the world: A review. Talanta 2002, 58, 201-
235.
2. Smedley P.L., Kinniburgh D.G., A review of the source, behavior and distribution of
arsenic in natural waters. Applied Geochemistry 2002, 17, 517-668.
3. Organización Mundial de la Salud (WHO), Consejo Ejecutivo 118ª reunión, EB118/14,
24 de mayo de 2006.
4. Ng J.C., Wang J., Shraim A., A global health problem caused by arsenic from natural
sources.
Chemosphere 2003, 52, 1353-1359.
5. World of Forensic Science, ©2006 Gale Cengage. http://www.enotes.com/marsh-james
reference/marsh-james Consultado el 4 de junio de 2012.
6. Cai Y., Speciation and analysis of mercury, arsenic, and selenium by atomic
fluorescence spectrometry. Trends in Analytical Chemistry 2000, 19, 62-66.
7. Pohl P., Recent advances in chemical vapour generation via reaction with sodium
tetrahydroborate.
Trends in Analytical Chemistry 2004, 23, 21-27.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 57
8. http://www.nlm.nih.gov/visibleproofs/galleries/technologies/marsh.html Consultado el
4 de junio de 2012.
9. Rivas R.E., López-García I., Hernández-Córdoba M. Speciation of very low amounts of
arsenic and antimony in waters using dispersive liquid-liquid microextration and
electrothermal atomic absorption spectrometry. Spectrochimica Acta Part B 2009, 64, 329-
333.
10. Jesus J.P., Suárez C.A., Ferreira J.R., Giné M.F. Sequential injection analysis
implementing multiple standard additions for As speciation by liquid chromatography and
atomic fluorescence spectrometry (SIA-HPLC-AFS). Talanta 2011, 85, 1364-1368.
11. Gettar R.T., Smichowski P., Garavaglia R.N., Farías S., Batistoni D.A. Effect of
nebulizer spray chamber interfaces on simultaneous, axial view inductively coupled
plasma optical emission spectrometry for the direct determination of As and Se species
separated by ion exchange high-performance liquid chromatography. Spectrochimica Acta
Part B 2005, 60, 567-573.
12. B’Hymer C., Caruso J.A. Arsenic and its speciation analysis using high-performance
liquid chromatography and inductively coupled plasma mass spectrometry. Journal of
Chromatography A 2004, 1045, 1-13.
13. Janusa M.A., Beck J.N. Sample Preparation for the Determination of Metals in Food
Samples Using Spectroanalytical Methods—A Review. Applied Spectroscopy Reviews
2002, 37, 137-186.
14. Greenfield S. Atomic fluorescence spectrometry: progress and future prospects. Trends
in Analytical Chemistry 1995, 14, 435-442.
15. Skoog D.A., Holler F.J., Nieman T.A. Principios de Análisis Instrumental. 5ª edición.
Mc Graw Hill. España, 2001.
16. Ruzicka J., Hansen E.H., Flow Injection Analysis. 2ª. Edición. John Wiley & Sons.
E.U.A., 1988.
17. Leal L.O., Ferrer L., Forteza R., Cerdà V. Multicommutation flow techniques in the
hydride generation-atomic fluorescence determination of arsenic. Trends in Analytical
Chemistry 2011, 30, 761-770.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 58
18. Cerdà V. Introducción a las metodologías de análisis en flujo. 1ª. Edición. Sciware,
España, 2006.
19. Feres M.A., Fortes P.R., Zagatto E.A.G., Santos J.L.M., Lima J.L.F.C. Multi-
commutation in flow analysis: Recent developments and applications. Analytica Chimica
Acta 2008, 618, 1-17.
20. Cerdà V., Pons C. Multicommutated flow techniques for developing analytical
methods. Trends in Analytical Chemistry 2006, 25, 236-242.
21. Becerra E., Cladera A., Cerdà V. Design of a very versatile software program for
automating analytical methods. Laboratory Robotics and Automation 1999, 11, 131-140.



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 59


PRÁCTICAS SOCIALES Y DERIVACIÓN POR INCREMENTOS
1
Alberto Camacho Ríos
2
Adriana Engler
camachoalberto@hotmail.com
aengler@fca.unl.edu.ar
1
Instituto Tecnológico de Chihuahua II, México
2
Universidad Nacional del Litoral, Argentina
Resumen
Esta comunicación trata de cuatro actividades ampliamente desarrolladas por los seres
humanos a lo largo de varios siglos, como son la observación, geometrización,
analiticidad y predicción. Desde un punto de vista social y epistemológico, dichas
prácticas han jugado un papel importante en la matematización de la realidad, pues
integran un instrumento que sirve para aprehenderla desde una perspectiva racional. Se
busca señalar cómo esas actividades llevan al establecimiento de la derivación por
incrementos, dado que parte del método es inmerso en estas últimas. Para validar lo
anterior, se muestra el análisis de un problema relacionado con la determinación del
movimiento angular de un cuerpo resuelto por Newton en los Principia, el cual es descrito
en el documento a través de las prácticas mencionadas. Un propósito colateral ha sido
utilizar estos recursos en el diseño de situaciones de aprendizaje.
- Palabras clave: observación, geometrización, analiticidad, predicción, derivación.
Summary
This paper deals with four activities widely developed by humans over several centuries,
such as observation, geometrization, analyticity and prediction. From a social and
epistemological view, such practices have played an important role in the mathematization
of reality, as an integrated tool used to capture it from a rational perspective. It seeks to
show how these activities lead to the establishment of referral increases because of the
method is embedded in the latter. To validate the above, shows the analysis of a problem
with determining the angular motion of a body solved by Newton in the Principia, which
is described in the document through these practices. A collateral purpose has been to use
these resources in the design of learning situations.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 60
- • Keywords: observation, geometrization, analyticity, prediction and derivation.
1. INTRODUCCIÓN
Las prácticas sociales de la observación, geometrización analiticidad y predicción,
ofrecen ejemplos de paradigmas que en su origen despertaron y orientaron el pensamiento
de los seres humanos en disciplinas tan primitivas como la topografía y la astronomía. En
ambos casos, la búsqueda de teorizar el espacio real fue una preocupación racional y social
que desembocó en la comodidad y utilidad de estos instrumentos que, con el paso del
tiempo, economizaron el quehacer mismo de la matematización, legitimando con ello su
uniformidad. Esta mecanización del hacer humano es plena de recursos de la matemática
y tiene como eje central una taylorización de sus argumentos, conforme con los modelos
de aproximación que aíslan la realidad. En esas disciplinas, la serie de Taylor elimina de
las funciones en juego el valor protagónico de la correspondencia entre x y f (x), de modo
que su contradominio se ve enriquecido asumiendo caracterizaciones diferentes, como es
el caso de la predicción y variabilidad (Camacho y Sánchez, 2011). Como resultado de las
prácticas citadas, de la predicción y variabilidad destacan dos de los cuatro pasos de la
derivación por incrementos. Estas últimas acciones se han utilizado en el diseño de
situaciones de aprendizaje, ofreciendo así una perspectiva de enseñanza del concepto de
derivada diferente de los modelos tradicionales.
2. PRÁCTICAS SOCIALES Y SOCIOEPISTEMOLOGÍA
La observación es una construcción social que, en tanto instrumental, tiene que ver
con la utilidad de un medio tecnológico para medir algo. Los primeros instrumentos que
permitieron caracterizar la realidad inmediata fueron la dioptra, el grafómetro, el cordel y
otros, que devinieron en telescopios, teodolitos, cintas métricas, etc., con los cuales ha sido
posible su geometrización. Geometrizar se refiere a la acción de teorizar las formas del
espacio real, entendiéndose por éste aquellas porciones limitadas de la superficie de la
tierra y del espacio estelar. Los levantamientos topográficos de terrenos constituyen
actividades que involucran la geometrización. La analiticidad se considera como el paso
hacia el reconocimiento global del dominio de las funciones analíticas, posible sólo a
partir de los desarrollos binomiales de la serie de MacLaurin, como:
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 61
f (x) · f a
( )
+ f a
( )
x+
f a
( )
2
x
2
+etc. La esencia de la predicción radica en la
imposibilidad de controlar los fenómenos físicos a voluntad, lo cual ha obligado a los
grupos sociales a anticiparlos con cierta racionalidad.
En conjunto, las prácticas anteriores son sujetas al marco teórico conocido como
socioepistemología, en el sentido de la matematización otorgado a esta aproximación por
Cantoral, Farfán, Lezama y Martínez (2006).
3. LAS PRÁCTICAS EN UN PROBLEMA RESUELTO POR NEWTON
Enseguida se muestra la utilidad de las cuatro prácticas citadas, en la interpretación
que se hace de la determinación del movimiento de un cuerpo que describe una órbita
elíptica y cuyo movimiento transcurre entre sus ábsides superior e inferior. El problema se
titula: Para encontrar el movimiento de las ábsides en órbitas muy cercanas a los
círculos, (Principia: Proposición 45. Problema 31, pp. 134-144, del documento original en
latín). La actividad se refiere a las observaciones astronómicas que Newton compendió en
los Principia, incorporándolas a las suyas (Libro III: El Sistema del Mundo, Fenómenos I-
IV; Proposiciones I-VIII).
En todos los casos se hace mención de telescopios de entre 15 a 123 pies de
diámetro, con micrómetros que mejoraban la aproximación angular. Las observaciones
cambian entre la determinación de la elongación de los satélites de algunos planetas, como
es el caso de Júpiter, hasta precisar en sus órbitas, así como en la obtención del diámetro
angular del propio Júpiter, Marte y otros.
La geometrización del movimiento del cuerpo se desarrolla a través del uso de
ángulos, arcos, magnitudes y trayectorias. En el juego de estos conocimientos, Newton
incorporó otros elementos geométricos como la elipse, sus focos y ábsides, así como
círculos que sirven de límite al movimiento de los cuerpos (véase Figura 1). El recurso
más importante en la interacción de conocimientos es la fuerza centrípeta, supuesta como:
bA
m
+cA
n
( )
A
3
. Esta corresponde a una función analítica susceptible de ser desarrollada
en serie. Newton la decrementó en X como: b(T X)
m
c(T X)
n
A
3

, la cual es
expuesta a partir del teorema del binomio, o sea:
bT
m
+cT
n
mbXT
m 1
ncXT
n 1
+
mm m
2
bXXT
m 2
+
nn n
2
cXXT
n 2
+etc

A
3
.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 62
En la siguiente etapa comparó los términos de los numeradores con las relaciones
geométricas determinadas en el problema, es decir:
RGG RFF+TFF: bT
m
+cT
n
· FF : mbT
m 1
ncT
n 1
+
mm m
2
bXT
m 2
+
nn n
2
cXT
n 2
+etc.
Tomando las últimas razones que surgen cuando las órbitas elípticas devienen
circulares —en el límite— queda la expresión:
GG: bT
m 1
+cT
n 1
· FF : mbT
m 1
+ncT
n 1

guardándose la proporción:
GG: FF · bT
m 1
+cT
n 1
: mbT
m 1
+ncT
n 1

Esta última, al ser expresada por la máxima altura CV o T, se convierte en:
GG: FF · b+c: mb+nc·1:
mb+nc
b+c
.
Donde F deviene a G, que es el ángulo VCp, como 1 es a
mb+nc
b+c
. Y, por tanto, puesto que
el ángulo VCP entre la parte superior e inferior de la ábside, en la elipse, es de 180º, y el
ángulo VCp entre las mismas ábsides en una órbita descrita por un cuerpo con una fuerza
centrípeta como la ya citada, será igual a un ángulo de 180
0
×
b c
mb nc
. Expresión que permite
predecir la velocidad angular del cuerpo en su movimiento entre las ábsides superior e
inferior, o bien entre una de las ábsides y el centro de la trayectoria. Con ésta relación,
Newton estableció una amplia predicción numérica de la posición del cuerpo a lo largo de
la elipse.

Figura 1. Geometrización del movimiento del cuerpo.
CONCLUSIONES
Dos cuestiones importantes se rescatan del problema anterior, primero, las prácticas
sociales en juego aparecen como una interpretación que organiza al propio problema y,
segundo, el trabajo algorítmico desarrollado a partir de la expresión de la fuerza
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 63
centrípeta: bA
m
+cA
n
( )
A
3
, lleva al establecimiento del primero de los cuatro pasos de la
derivación por incrementos, como se aprecia en la siguiente semejanza:
f x
( )
» bA
m
+cA
n
( )
A
3
®

f x+ D x
( )
» b(T- X)
m
c(T- X)
n
A
3
é
ë
ù
û

f (x)+ AD x+B(D x)
2
+C(D x)
3
+etc » bT
m
+cT
n
- mbXT
m 1
- ncXT
n- 1
+
mm m
2
bXXT
m 2
+
nn- n
2
cXXT
n- 2
+etc
é
ë
ù
û
A
3

En la práctica escolar, el desarrollo: f x+ D x
( )
· f (x) + AD x+B(D x)
2
+C(D x)
3
+etc
., reduce las expresiones algebraicas para determinar la derivada por incrementos de las
funciones que se enseñan en los niveles preparatorio y superior americano. En este
proyecto se ha experimentado la derivada de funciones de potencias excesivas, por
ejemplo:
f (x) ·
x
x
5
· x
4
5
, que resultan considerablemente más sencillas al manipularlas en
la forma: f x+ D x
( )
· x
4
5
+
4
5
x
- 1
5
D x-
2
25
x
- 6
5
D x
( )
2
+etc, lo cual mejora en los estudiantes la
comprensión del concepto de derivada, a diferencia del esquema tradicional:
f (x+ D x) ·
x+ D x
x+ D x
5
, cuya complicación algebraica es por demás evidente.
REFERENCIAS
1. Camacho, A., y Sánchez, B. I. Análisis sociocultural de la noción de variabilidad.
México: Revista Latinoamericana de Investigación en Matemática Educativa, 2010,
Número especial, 13 (4), 29-52.
2. Cantoral, R., Farfán R. M., Lezama J., y Martínez G. Socioepistemología y
representación: algunos ejemplos. Revista Latinoamericana de Investigación en
Matemática Educativa, 2006, 9, 83-102.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 64



EVALUACIÓN DEL EFECTO DE UN
TRATAMIENTO ALCALINO SOBRE LAS
PROPIEDADES FISICOQUÍMICAS Y
FUNCIONALES DE LA HARINA DE ALPISTE
(Phalaris canariensis L.).

Claudia Grajeda-Iglesias
1,*
, Elizabeth Carvajal-Millán
2
, Víctor Manuel Santana-
Rodríguez
1
, Ángel Licón-Trillo
3
, Rubén Márquez –Meléndez
1
.
1
Facultad de Ciencias Químicas. Universidad Autónoma de Chihuahua. Circuito
Universitario Campus II. Chihuahua, Chihuahua, México. C.P. 31125 Apartado Postal
669.
claugrajeda@gmail.com; vsantana55@gmail.com; rmarque@uach.mx
2
Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A.C. Carretera a La Victoria Km
0.6 C.P. 83304. Hermosillo, Sonora, México; C.P. 83304, Apartado. Postal # 1735.
ecarvajal@ciad.mx
3
Facultad de Medicina. Universidad Autónoma de Chihuahua. Circuito Universitario
Campus II. Chihuahua, Chihuahua, México.
alicon@uach.mx

* Autor a quien debe dirigirse la correspondencia: claugrajeda@gmail.com;
cgrajeda@uach.mx




Resumen: El presente trabajo tuvo la finalidad de aportar información
científica que respalde la elección apropiada de los consumidores con respecto
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 65
a los productos derivados del alpiste, y de desarrollar su potencial como
ingrediente funcional mediante la aplicación de un tratamiento alcalino a los
granos, el cual permitió la obtención de una harina con un menor porcentaje de
grasa, fibra y cenizas, pero mayor contenido de proteínas, con respecto al
control. El porcentaje de digestibilidad de proteínas se mantuvo constante y la
proporción lisina/arginina permaneció baja, por lo que puede atribuírsele al
alpiste una propiedad hipocolesterolémica. Mediante microscopía óptica, se
encontró que el contenido de espículas de silicio, que se ha encontrado que
están involucradas en la etiología del cáncer de esófago, fue mucho menor en
la harina tratada que en el resto de las muestras evaluadas, sugiriendo que la
utilización del tratamiento térmico alcalino puede contribuir a la obtención de
harinas de mejor calidad.
Palabras clave: Alpiste; Digestibilidad de proteínas; Espículas de silicio;
Phalaris canariensis L.; Tratamiento alcalino.

1. Introducción
Los beneficios aportados por el consumo de granos enteros y la demanda cada vez mayor
de alimentos, han llevado a los investigadores a estudiar otros granos que pudieran
conferir beneficios similares, o mayores, y que aún no han sido explotados. Este es el caso
del alpiste, un grano pequeño elíptico que crece en condiciones similares a las del trigo, y
que en años recientes ha sido evaluado como alimento para humanos y como ingrediente
funcional en la industria alimentaria [1,2]. Las investigaciones realizadas sobre el alpiste
como cultivo destinado al consumo humano, coinciden en definirlo como un cereal que
tiene ventajas por encima de otros cereales de uso común, en base a su composición
química. El perfil de aminoácidos que posee este grano remarca la estructura única de sus
proteínas, principalmente por su elevado contenido de triptófano [3,4].
Desafortunadamente, en la cascarilla de algunas variedades de alpiste se encuentran una
especie de vellosidades, conocidas como espículas, de silicio, las cuales son altamente
irritantes cuando entran con contacto con la piel y, por lo tanto, representan el principal
inconveniente de su utilización como alimento para consumo humano; además, algunos
estudios han relacionado estas espículas con el cáncer de esófago en humanos [5].
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 66
Para lograr que el consumidor acceda a productos saludables, es muy importante que
tenga la opción de conocer las propiedades de los alimentos que selecciona y de este modo
cuente con la información necesaria para tomar decisiones apropiadas sobre los alimentos
que consume. En base a esto, y a que la literatura existente con respecto al uso del alpiste
como cereal para consumo humano es muy limitada, el presente estudio tiene dos
finalidades importantes; por un lado, aportar información científica que respalde la
elección apropiada de los consumidores con respecto a los productos derivados del alpiste;
y, además, el desarrollo de una nueva alternativa que permita aprovechar y mejorar su
potencial como ingrediente funcional, incluyendo la posible separación de la cascarilla,
mediante la aplicación de un tratamiento alcalino sobre los granos de alpiste, y la
evaluación de su efecto sobre las propiedades fisicoquímicas y funcionales de la harina
obtenida.
2. Resultados y Discusión
2.1 Composición química de la harina de alpiste
La composición química de las harinas obtenidas de alpiste (Tabla 1) fue similar a la
reportada por Abdel-Aal et al. [1]. El contenido de proteínas en ambas muestras (18-19%)
fue más alto que el reportado para otros cereales comunes, como cebada (10-17%), avena
(13%) o trigo (8.5-15%) [6-8]. Sin embargo, este porcentaje fue significativamente
(P<0.05) más alto en la muestra de harina tratada con respecto al control; esto puede
deberse a un efecto de concentración, ya que durante el tratamiento alcalino se remueve y
se pierde una parte del pericarpio de las semillas, como se ha observado durante la
nixtamalización del maíz [9-12]. El porcentaje de digestibilidad de proteínas determina la
disponibilidad de los aminoácidos contenidos en los alimentos; este parámetro no se
modificó por el tratamiento alcalino (~20% de digestibilidad de proteínas en ambas
muestras). En base a esta determinación, los resultados reportados son contradictorios.
Guria [13] reportó que el proceso de nixtamalización de maíz influyó positivamente en la
digestibilidad de las proteínas, incrementando este porcentaje en comparación con los
granos crudos. Por el contrario, otros investigadores obtuvieron una disminución en la
digestibilidad de proteínas en sorgo [14-16] y en maíz nixtamalizados [14,17-18]. No se
encontraron reportes respecto a este parámetro sobre alpiste.
La concentración de grasa, que resultó relativamente alta en comparación con la de
otros cereales comunes, podría aprovecharse como un ingrediente funcional debido a la
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 67
baja concentración de grasa saturada y a la alta proporción de ácidos grasos insaturados
(55% linoleico, 29% oleico,11% palmítico y 2.5% linolénico) [1,19].
Tabla 1. Composición química (%BS ± EE) de las diferentes muestras de alpiste, y su
comparación con las reportadas en la literatura.
Componente AM ANX ± EE CDC Maria Keet
Carbohidrato
s
63.36
b
66.40
a
0.009 64.70 61.50
Proteínas* 18.12
b
19.35
a
0.003 19.60 20.30
Grasa 6.33
a
4.73
b
0.007 7.70 8.00
Fibra 5.83
a
3.71
b
0.004 5.90 8.30
Cenizas 6.36
a
5.81
b
0.002 2.10 1.90
Letras diferentes entre columnas expresan diferencia estadística significativa (P <0.05).
*N x 5.7. AM, Harina de alpiste sin tratamiento; ANX, Harina de alpiste tratado; BS,
Base Seca; EE, Error Estándar.
Se detectaron 17 aminoácidos, el ácido glutámico fue el de mayor contenido tanto en la
muestra control como en la harina tratada (226.87 y 210.18mg/g de proteína,
respectivamente). Asimismo, los valores de lisina (19.80 y 15.49mg/g de proteína,
respectivamente) y ácido aspártico (84.14 y 69.89mg/g de proteína, respectivamente)
fueron mayores a los reportados para otras variedades de alpiste y de trigo [1]. Un aspecto
de gran importancia en la composición de aminoácidos de las proteínas de origen vegetal
es la proporción lisina/arginina, se ha reportado que la baja concentración de lisina y alta
concentración de arginina tiene un efecto hipocolesterolémico. En la harina de alpiste se
calculó una proporción lisina/arginina de 0.4, que fue más baja que la reportada para
proteína de soya (0.9) [20].

2.2 Compuestos fenólicos en la harina de alpiste

El contenido total de compuestos fenólicos se obtuvo mediante análisis por HPLC; éste
fue mayor en la harina de alpiste tratada que en la control (1.22 y 0.32 mg/g,
respectivamente). Del mismo modo, este contenido también fue mayor en comparación
con el obtenido por Hucl [2] de 0.84mg/g. Esto indica que el tratamiento térmico alcalino
aplicado mejoró la disponibilidad de los compuestos fenólicos para su detección. Se
identificaron los ácidos sinápico, ferúlico, cafeico, cinámico y p-cumárico, y el flavonoide
quercetina (Tabla 2). Resultados similares fueron reportados recientemente por Li et al.
[21], quienes detectaron tres ácidos fenólicos en la harina integral de alpiste, cafeico, p-
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 68
cumárico y ferúlico; siendo el ácido ferúlico el compuesto predominante. En el presente
trabajo, el ácido sinápico fue el mayoritario (0.69mg/g) en la harina tratada, a diferencia de
la harina control, donde fue mayor el contenido de ácido ferúlico (0.30mg/g). Aunque los
resultados no permiten establecer si éste se encuentra en forma libre o ligada, se puede
sugerir, en base a los estudios reportados, que se encuentra en forma libre y su incremento
estaría justificado por el hecho de que el cocimiento alcalino permitió la liberación del
ácido ferúlico ligado de las paredes celulares, incrementando el contenido de ácido
ferúlico libre [22-23]. Sin embargo, debido que no existe un procedimiento estandarizado
para medir los ácidos fenólicos en cereales, es difícil hacer una comparación exacta de los
datos entre diferentes estudios. Abdel-Aal et al. [24] encontraron que la fibra de alpiste
tuvo un contenido significativamente más alto de ácidos fenólicos libres (protocatéquico,
cumárico y sinápico), en comparación con la fibra de trigo. Otros estudios han demostrado
que el ácido ferúlico es el ácido fenólico predominante en el trigo [25] y en productos
comerciales derivados de otros cereales como avena, trigo, centeno, cebada, alforjón, mijo,
arroz y maíz [26]. Se considera de gran utilidad la evaluación del perfil de los compuestos
fenólicos, ya que no solo afectan la calidad de los granos y sus productos, sino que sus
propiedades pueden ser benéficas en la mejora de la salud. Muchas investigaciones han
demostrado las propiedades antioxidantes de los compuestos fenólicos y su potencial para
proteger a las células contra la oxidación y enfermedades degenerativas [23,27-30]; el
ácido ferúlico puede ofrecer efectos benéficos contra el cáncer, enfermedades
cardiovasculares, diabetes y la enfermedad de Alzheimer [31].
Tabla 2. Compuestos fenólicos (mg/g) presentes de las diferentes muestras de harina de
alpiste.
Compuesto AM ANX
Ácido sinápico ND 0.690
Ácido ferúlico 0.302 0.514
Ácido cafeico 0.006 ND
Acido cinámico 0.001 0.002
Acido p-cumárico ND 0.014
Quercetina 0.007 0.006
Total 0.317 1.220
AM, Harina de alpiste sin tratamiento; ANX, Harina de alpiste tratado. ND= No
Detectado.
2.3 Cuantificación de espículas de silicio.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 69
Los resultados obtenidos de la cuantificación de espículas muestran diferencia
significativa (P<0.05) entre la muestra con la mayor cantidad de espículas, una harina
comercial, y la que tuvo la menor cantidad, la harina tratada (83.6 y 16.1 espículas/mg de
muestra, respectivamente). Esta disminución puede atribuirse al tratamiento térmico
alcalino que recibieron los granos de alpiste para la obtención de la harina. La Tabla 3
muestra las dimensiones promedio utilizadas como referencia para la cuantificación de
espículas. La Figura 1 muestra la imagen de una espícula relativamente completa.

Tabla 3. Dimensiones promedio de las espículas encontradas en los granos de alpiste y las
reportadas en la literatura.
Rango (μm) Referencia*( μm)
Largo 250.62 - 396.18 340
Diámetro base 12.47 - 17.46 8 -10
Diámetro punta 2.49 – 3.74 1 – 2
*Promedio reportado de muestras de diferentes variedades de alpiste (Abdel-Aal et al.
[1]).




Figura 1. Ejemplos de espículas observadas relativamente completas utilizadas como
referencia.


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 70
Las Figuras 2 y 3 muestran ejemplos de las espículas observadas en el microscopio
óptico. Los reportes en la literatura sobre el número de espículas presentes en una
determinada cantidad de muestra son muy escasos. En 1982, O’Neill et al. [32], llevaron a
cabo el estudio más importante reportado hasta el momento con respecto al efecto
carcinogénico de las espículas de silicio presentes como contaminantes en el salvado de
mijo utilizado como ingrediente en un platillo tradicional en el norte de China, una de las
zonas con mayor incidencia de cáncer de esófago. Aunque aún no se ha establecido el
número de espículas que se considera necesario para tener efectos como los descritos en
los estudios mencionados, Se sugiere que la cantidad de espículas, o ausencia de éstas,
debería considerarse como un parámetro de calidad en los productos obtenidos de alpiste.
Figura 2. Espículas de a) grano control, b) grano tratado (200x; superiores); y de la c)
harina control y la d) harina tratada (400x; inferiores).

Figura 3. Espículas observadas en muestras de dos marcas de harinas comerciales (400x).
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 71

3. Sección Experimental.
Las semillas de alpiste (Phalaris canariensis L.) fueron adquiridas en un supermercado
local de la ciudad de Chihuahua, Chihuahua. Los reactivos y enzimas utilizados en las
diferentes determinaciones se obtuvieron de SIGMA-ALDRICH.
Los granos de alpiste fueron sometidos a un tratamiento alcalino con agua en
proporción 1:5 (p/v) e Ca(OH)
2
al 1% (p/v), para la cocción (1h/100°C). Se separó la
fracción líquida y se obtuvo la harina tratada después de secar, moler y tamizar los granos.
Se usó harina control, a partir de granos sin tratar. El análisis proximal de las harinas se
hizo por los métodos de la AOAC [33]. Se cuantificaron los compuestos fenólicos por
cromatografía de líquidos de alta presión (HPLC; Varian ProStar 210) a partir del extracto
metanólico de cada muestra. Se determinó el % de digestibilidad in vitro de las proteínas
según Prochazkova et al. [34], utilizando pepsina para llevar a cabo la proteólisis, y
ninhidrina como reactivo colorante. La determinación del perfil de aminoácidos se llevó a
cabo de acuerdo a Vázquez-Ortiz et al. [35], la muestra se sometió a una hidrólisis ácida
(HCl 6M/24h). El triptófano se determinó por hidrólisis alcalina [36]. La cuantificación se
realizó por HPLC en una columna de fase reversa C18 (Varian, Cat No. R0089200E3).
Para demostrar y cuantificar la presencia de espículas en las muestras de alpiste a partir
de las muestras de granos, de las harinas obtenidas y de dos harinas de alpiste comerciales,
se utilizó un microscopio óptico (Axioscop 2 plus Zeiss, USA. Software AxioVision
4.6.3). Se obtuvieron las dimensiones promedio de una espícula completa, y en base a
ellas se llevó a cabo la cuantificación. Las muestras fueron previamente incineradas para
facilitar la detección.


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 72
4. Conclusión.
En base a los resultados obtenidos, se concluye que la aplicación del tratamiento alcalino a
los granos de alpiste tuvo efectos positivos sobre la harina obtenida, ya que ésta tuvo un
mayor contenido de proteínas, una baja proporción lisina/arginina (hipocolesterolémica) y
una cantidad considerablemente menor de espículas, en comparación con el control.

Agradecimientos
Al personal y compañeros del Laboratorio de Biopolímeros del Centro de Investigación
en Alimentos y Desarrollo, A.C. Unidad Hermosillo, Son. Así como al Laboratorio de
Productos Pesqueros del mismo centro. A los Laboratorios de Proteómica Celular y
Biología Molecular de la Facultad de Medicina de la UACH.

Referencias
1. Abdel-Aal, E.S.M.; Hucl, P.J.; Sosulski, F.W. Structural and Compositional
Characteristics of Canaryseed (Phalaris canariensis L.). J. Agric. Food Chem.1997,
45(8), 3049-3055.
2. Hucl, P. Development and quality of glabrous canaryseed, Crop Development Centre.
Department of Plant Sciences. University of Saskatchewan: Saskatoon, Saskatchewan,
Canada, 2001; pp. 1-102.
3. Robinson, R.G. Chemical composition and potential uses of annual canarygrass. Agron
J 1978, 70, 797-800.
4. Abdel-Aal, E.S.M.; Hucl, P.J.; Sosulski, F.W. Characteristics of canaryseed (Phalaris
canariensis L.) starch. Starch / Stärke 1997, 49(12), 475-480.
5. O'Neill, C.H.; Hodges, G.M.; Riddle, P.N.; Jordan, P.W.; Newman, R.H.; Flood, R.J.
A fine fibrous silica contaminant of flour in the high oesophageal cancer area of
North-East Iran. Int. J. Cancer 1980, 26, 617-628.
6. Gutiérrez-Álamo, A.; De Ayala, P.P.; Verstegen, M.W.A.; Den Hartog, L.A.;
Villamide, M.J. Variability in wheat: Factors affecting its nutritional value. World
Poultry Sci. J. 2008, 64, 20–39.
7. Kirk, R.S.; Sawyer, R. Pearson’s composition and analysis of foods. Harlow, England,
1999.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 73
8. Quinde, Z.; Ullrich, S.E.; Baik, B.K. Genotypic variation in colour and discolouration
potential of barley-based food products. Cereal Chem. 2004, 81, 752–758.
9. Bressani, R.; Scrimschaw, N.S. Effect of lime treatment on in vitro availability of
essential amino acids and solubility of protein fractions in corn. J. Agr. Food Chem.
1958, 6(10), 774-778.
10. Ortega, E.I.; Villegas, E.; Vasal, S.K. A comparative study of protein changes in
normal and quality protein corn during tortilla making. Cereal Chem. 1986, 63, 446–
451.
11. Bressani, R.; Benavides, V.; Acevedo, E.; Ortiz, M.A. Changes in selected nutrient
contents and in protein quality of common and quality-protein maize during rural
tortilla preparation. Cereal Chem. 1990, 67(6), 515-518.
12. Sefa-Dedeh, S.; Cornelius, B.; Sakyi-Dawson, E.; Ohene, A.E. Effect of
nixtamalization on the chemical and functional properties of maize. Food Chem. 2004,
86, 317–324.
13. Guria, P. Physico-chemical properties, nutritional quality and value addition to quality
protein maize (Zea mays L.). Thesis submitted to the University of Agricultural
Sciences, Dharwad in partial fulfillment of the requirements for the Degree of Master
of Home Science in Food Science and Nutrition. 2006.
http://etd.uasd.edu/ft/th9315.pdf
14. Serna-Saldívar, S.O.; Knabe, D.A.; Rooney, L.W.; Tanksley, T.D.Jr. Effects of
lime cooking on energy and protein digestibilities of maize and sorghum. Cereal
Chem. 1987, 64(4), 247-252.
15. Vivas-Rodríguez, N.E.; Serna-Saldívar, S.O.; Waniska, R.D.; Rooney, L.W. Effect
of tortilla chip preparation on the protein fractions of quality protein maize, regular
maize and sorghum. J. Cereal Sci. 1990, 12, 289-296.
16. Duodu, K.G.; Nunes, A.; Delgadillo, I.; Belton, P.S. Low protein digestibility of
cooked sorghum-causes and needs for further research. In: AFRIPRO, workshop on
the proteins of sorghum and millets: Enhancing nutritional and functional properties
for Africa, Pretoria, South Africa, 2003.
17. Milán-Carrillo, J.; Gutiérrez-Dorado, R.; Cuevas-Rodríguez, E.O.; Garzón-Tiznado,
J.A.; Reyes-Moreno, C. Nixtamalized flour quality protein maize (Zea mays L).
Optimization of alkaline processing. Qual. Plant 2004, 59, 35-44.
18. Mora-Avilés, A.; Lemus-Flores, B.; Miranda-López, R.; Hernández-López, D.;
Pons-Hernández, J.L.; Acosta-Gallegos, J.A.; Guzmán-Maldonado, S.H. Effects of
common bean enrichment on nutritional quality of tortillas produced from
nixtamalized regular and quality protein maize flours. J. Sci. Food Agr. 2007, 87, 880–
886.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 74
19. Takagi, T.; Ilda, T. Antioxidant for fats and oils from canary seed: sterol and triterpene
alcohol esters of caffeic acid. J. Am. Oil Chem. Soc. 1980, 57, 326–330.
20. Kritchevsky, D. Vegetable protein and atherosclerosis. J. Am. Oil Chem. Soc. 1979,
56, 135-140.
21. Li, W.; Qiu, Y.; Patterson, C.A.; Beta, T. The analysis of phenolic constituents in
glabrous canaryseed groats. Food Chem. 2011, 127(1), 10-20.
22. Dewanto, V.; Wu, X.Z.; Liu, R.H. Processed sweet corn has higher antioxidant
activity. J. Agr. Food Chem. 2002, 50, 4959–4964.
23. De la Parra, C.; Saldivar, S.O.; Liu, R.H. Effect of processing on the
phytochemical profiles and antioxidant activity of corn for production of masa,
tortillas, and tortilla chips. J. Agr. Food Chem. 2007, 55(10), 4177-4183.
24. Abdel-Aal, E.S.M.; Hucl, P.; Patterson, C.A.; Gray, D. Phytochemicals and heavy
metals content of hairless canary seed: A variety developed for food use. Food Sci.
Technol-LEB 2011, 44, 904-910.
25. Kim, K.H.; Tsao, R.; Yang, R.; Cui, S.W. Phenolic acid profiles and antioxidant
activities of wheat bran extracts and the effect of hydrolysis conditions. Food Chem.
2006, 95, 466–473.
26. Mattila, P.; Pihlava, J.M.; Hellstrom, J. Contents of phenolic acids, alkyland
alkenylresorcinols, and avenanthramides in commercial grain products. J. Agr. Food
Chem. 2005, 53(21), 8290–8295.
27. Dimberg, L.; Theander, O.; Lingnert, H. Avenanthramides. A group of phenolic
antioxidants in oats. Cereal Chem. 1993, 70(6), 637-641.
28. Dykes, L.; Rooney, L.W. Sorghum and millet phenols and antioxidants. J. Cereal
Sci. 2006, 44, 236-251.
29. Verma, B.; Hucl, P.; Chibbar, R.N. Phenolic content and antioxidant properties of
bran in 51 wheat cultivars. Cereal Chem. 2008, 85, 544-549.
30. López-Martínez, L.X.; Parkin, K.L.; Garcia, H.S. Phase II-Inducing, polyphenols
content and antioxidant capacity of corn (Zea mays L.) from phenotypes of white,
blue, red and purple colors processed into masa and tortillas. Plant Food Hum. Nutr.
2011, 66, 41–47.
31. Zhao, Z.; Moghadasian, M.H. Chemistry, natural sources, dietary intake and
pharmacokinetic properties of ferulic acid: A review. Food Chem. 2008, 109, 691–
702.
32. O'Neill, C.; Pan, Q.; Clarke, G. Silica fragments from millet bran in mucosa
surrounding oesophageal tumours in patients in northern China. The Lancet 1982, I,
1202-1206.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 75
33. Association of Official Agricultural Chemists. Official Methods of Analysis.
A.O.A.C International: Maryland, USA, 1998.
34. Prochazkova, S.; Varum, K.M.; Ostgaard, K. Quantitative determination of
chitosans by ninhydrin. Carbohyd. Polym. 1999, 38, 115–122.
35. Vázquez-Ortiz, F.A.; Caire, G.; Higuera-Ciapara, I.; Hernández, G. High
performance liquid chromatographic determination of free amino acids in Shrimp. J.
Liq Chromatogr. R. T. 1995, 18, 2059-2068.
36. Hugli, T.E.; Moore, S. Determination of the tryptophan content of proteins by ion
exchange chromatography of alkaline hydrolysates. J. Biol. Chem. 1971, 247(9), 2828-
2834.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 76


EFECTO DEL PROCESAMIENTO TÉRMICO
SOBRE LOS VALORES DE TBA EN HARINAS DE
AVENA EN SUSPENSIÓN.
Mario Alfredo Reynoso-Ocón
1
, Naivi del Carmen Ramos-Chavira
1
, Víctor Manuel
Santana-Rodríguez
1
, María Guadalupe Ruacho-Soto
1
.
1
Facultad de Ciencias Químicas. Universidad Autónoma de Chihuahua. Circuito
Universitario Campus II. Chihuahua, Chihuahua, México. C.P. 31125 Apartado Postal
669.
ene_ma79@yahoo.com.mx; naivi19@yahoo.com.mx; vsantana55@gmail.com;
maguru-95@hotmail.com
* Autor a quien debe dirigirse la correspondencia; vsantana55@gmail.com. Tel: (614)
236 60 00



Resumen: Se evaluó el efecto del deterioro de lípidos presentes en suspensiones de
harinas de avena como una posible forma de oxidación química. Las enzimas lipolíticas
fueron desactivadas en el grano de avena perlado antes de someterlo a molienda y a
tratamientos térmicos en húmedo. Posteriormente se adicionaron ingredientes propios de
las formulaciones infantiles como vitaminas B1, B2, B6 y C además de los minerales
hierro, zinc y calcio; también se añadió malta. Se utilizaron dos harinas de avena de
diferente finura molidas en un molino de martillos con mallas de 1.59 mm y 3.17 mm
respectivamente.
El grado de oxidación fue cuantificado por el método del ácido tiobarbitúrico y evaluado
a los 0, 30 y 60 días, mediante la determinación de malonaldehído que se forma como uno
de los productos de la auto-oxidación de lípidos. El acido tiobarbitúrico reacciona con el
malonaldehído, formando un complejo colorido que se mide espectrofotométricamente.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 77
Con cada harina de avena, se prepararon cinco suspensiones en una proporción de 1:8
(harina:agua) que fueron las siguientes: suspensión con minerales, con vitaminas, con
malta, con una mezcla de todos los ingredientes y un control de harina de avena y agua, las
cuales se evaluaron después de ser almacenadas.
Los resultados indican que los valores más altos de TBA se encontraron en suspensiones
de harina de avena adicionadas con vitaminas y los más bajos en las suspensiones con
minerales, mientras que el tratamiento con malta y el control de ambas harinas no
presentaron diferencias significativas entre ellas.
Palabras clave: TBA; Malonaldehído; Avena; Autooxidación.

1. Introducción
En comparación con otros cereales, la avena contiene una alta cantidad de lípidos (4.8-
9.2%), ricos en ácidos grasos insaturados como el linoléico y el oléico, que son muy
susceptibles al enranciamiento [1]. Además, su sistema enzimático es muy activo y
predominan las lipasas, proteasas, maltasas, o-amilasas, hidrolasas, fosfatasas, tiroxinasas,
lipoxigenasas y peroxidasas [2]. El término rancidez describe los mecanismos de
alteración de los lípidos como: lipólisis (enzimática) y autooxidación (oxidativa). La
lipólisis, una reacción catalizada por enzimas lipolíticas y en determinadas condiciones
como altas temperaturas, libera ácidos grasos y radicales libres provenientes de los
triacilglicéridos y de los fosfolípidos [3]. La mayor parte de los cambios provocados por
la lipólisis pueden ser controlados por tratamientos térmicos, desnaturalizando las lipasas.
A nivel industrial los granos de avena son tratados térmicamente con vapor a 93º C por
una hora a presión atmosférica previo a la obtención de hojuelas, logrando su
desactivación enzimática. Un calentamiento excesivo con vapor puede provocar cambios
químicos como la autooxidación [2]. Durante la preparación de fórmulas infantiles, las
suspensiones de avena se secan en tambor rotatorio, proceso que conlleva un exceso de
aire y de oxígeno originando la pérdida de antioxidantes como tocoferoles, tocodienoles y
ácido cumárico favoreciendo así la oxidación de los lípidos [4-5]. La autooxidación es un
mecanismo que genera compuestos que a su vez mantienen y aceleran la reacción que se
ve favorecida a medida que se incrementa la concentración de ácidos grasos insaturados;
también se puede desarrollar por otras sustancias como la vitamina A [5].
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 78
El malonaldehído es uno de los principales productos de la ruptura de los hidroperóxidos
provenientes de la oxidación de los ácidos grasos insaturados; su cuantificación es la base
de algunos análisis para detectar el deterioro de las grasas. El método del ácido tio-
barbitúrico (TBA) es uno de los más empleados, se basa en la reacción de condensación
entre dos moléculas de TBA con una de malonaldehído, que produce un compuesto
cromógeno de color rojo cuya concentración se determina espectroscópicamente a 530
nm. Dependiendo del alimento, el análisis se realiza, después de eliminar los pigmentos, o
en la fracción que se logra por una destilación con vapor [6-7].
El propósito de este estudio fue evaluar suspensiones de harina de avena en agua con
diversos ingredientes simulando fórmulas alimenticias para infantes y saber así, si los
tratamientos térmicos posteriores a la desactivación enzimática, tales como la molienda a
diferentes mallas, preparación de la suspensión y, secado para formar las laminillas de
cereal de avena provocan la degradación oxidativa de los lípidos. La evaluación se efectuó
mediante la cuantificación de malonaldehído durante su almacenamiento.

2. Resultados y Discusión
2.1 Composición Química
La composición química de las harinas de avena se muestra en la Tabla 1 donde se
observa que los resultados son similares a los reportados por Kent [8].


Tabla 1. Composición química de las harinas de avena
y su comparación con las reportadas en la literatura
Componente (%) Determinado Kent
Humedad 9.0 9.3
Proteínas 13.8 14.1
Grasa 7.1 7.2
Cenizas 1.9 1.8
Fibra cruda 1.0 1.0
Carbohidratos 67.2 66.6
2.2 Contenido de Malonaldehído
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 79
Piccini y col. [9] encontraron que los niveles de malonaldehído se incrementan con el
tiempo de almacenamiento y después de 10-26 días muestran un declive Una de las
posibles explicaciones puede ser que el contenido de lípidos reaccione combinándose
con cantidades significativas de antioxidantes naturales, lo cual reduce la oxidación de
lípidos durante el almacenamiento. Cuando el malonaldehído se liga con otros compuestos
del alimento, puede no ser liberado durante el análisis del destilado del TBA [10]. Macías
[11] observó valores bajos de malonaldehído al utilizar tratamientos térmicos en húmedo
aplicados a harina de avena ya que esto ayuda a eliminar la posible rancidez oxidativa,
debido a que es posible que se enlacen los lípidos con proteínas y/o carbohidratos, por lo
que no estarán disponibles al ataque del oxígeno.
En la Figura 1 se observa la interacción del tipo de suspensión y el diámetro de malla
sobre el contenido de malonaldehído. La suspensiones preparadas con avena más fina y
adicionada con vitaminas presentan contenidos de malonaldehído superiores a los
obtenidos en las suspensiones preparadas con harinas menos finas; una tendencia similar
se observó en las suspensiones de avena con minerales y con malta aunque sus valores
iniciales son significativamente menores. Por otro lado, en las suspensiones de avena con
todos los ingredientes así como el control presentaron una tendencia ascendente.

Figura 1. Efecto del tamaño de malla y tipo de suspensión sobre el contenido
de malonaldehído.

0
500
1000
1500
2000
2500
3000
3500
Malla 1.588 mm Malla 3.175 mm
µ
g

d
e

m
a
l
o
n
a
l
d
e
h
í
d
o
/
k
g

d
e

P
r
o
d
u
c
t
o

Diámetro de Malla
Avena
Avena+malta
Avena+minerales
Avena+todo
Avena+vitaminas
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 80
Caldironi y Bazan [12] reportaron que la vitamina C inhibe las reacciones de oxidación,
sin embargo, por ser una vitamina termolábil se destruye con los tratamientos térmicos
dados. Wijeluickrem y Kitts [13] y Riso et al, [14] estudiaron antioxidantes naturales
presentes y añadidos a los alimentos y encontraron que estos retardan pero no inhiben la
oxidación de lípidos.
En la Figura 2, se observan valores superiores de malonaldehido en las suspensiones de
avena con todos los ingredientes, con vitaminas y con minerales cuando las suspensiones
inician el almacenamiento, siendo menores para avena con malta y el control. Los valores
superiores al inicio, cuando las suspensiones se prepararon indican una posible interacción
entre los derivados de los lípidos presentes que se ve favorecida por el tratamiento térmico
poco severo al elaborar la suspensión, como lo reportan Parker y col. [15] que extruyeron
harina de avena bajo condiciones poco severas de humedad y temperatura, observaron
productos propios de la degradación de lípidos como: alkanales, 2-alkenales, 2,4
alkadienales y niveles significativamente bajos de volátiles: como piracinas, pirroles,
furanos así como compuestos nitrogenados y azufrados precursores de los olores y sabores
deseables.

Figura 2. Efecto de los días de almacenamiento y tipo de suspensión sobre los
contenidos de malonaldehído


0
500
1000
1500
2000
2500
3000
0 30 60
µ
g

d
e

m
a
l
o
n
a
l
d
e
h
í
d
o
/
k
g

d
e

p
r
o
d
u
c
t
o

Días de almacenamiento
Avena
Avena+malta
Avena+minerales
Avena+todo
Avena+vitaminas
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 81
Después de 30 días los valores de malonaldehído presentaron una tendencia a disminuir en
todas las suspensiones excepto en el control, cuyo valor fue mayor. Esta misma tendencia
se mantuvo a los 60 días respecto a los valores iniciales a pesar de que algunos de ellos
presentan ligeros ascensos. Este comportamiento se puede deber a que en las suspensiones
acuosas los ácidos grasos presentes forman compuestos complejos donde se protegen de la
oxidación tal como lo reportan Kaukovirta-Norja et al. [16], quienes determinaron que en
ambientes acuosos de cebada y malta, el contenido de lípidos disminuye debido a que se
hidrolizan cerca del 80% de los lípidos polares y los triglicéridos, acumulándose ácidos
grasos libres que forman complejos con otros compuestos como las proteínas presentes,
tornandose resistentes a la oxidación. Por otra parte, las suspensiones acuosas de avena
inhiben la oxidación del acido linoléico donde el rango de dioxigenación disminuye en un
50%. Esta capacidad antioxidante se encuentra principalmente en la fibra cruda y en la
fibra soluble de avena que en sistemas acuosos proporcionan al acido linoléico un efecto
protector de la degradación oxidativa [17] y que aún en productos secos, que utilizan en
su formulación salvado de avena, se observa valores altos de antioxidantes como ácido
ferúllico, acido β hidroxibenzoico, ácido vainillínico y ácido fítico entre otros que dan este
efecto protector durante los procesos térmicos y durante el almacenamiento [18]. Esta
degradación también es inhibida por la interacción del acido linoléico con fracciones de
avena ricas en proteína en suspensión acuosa ya que se considera que reducen la
concentración de acido linoléico disponible a la enzima lipoxigenasa -1. Otra posibilidad
es que la fibra de avena presente, estabilice la estructura micelar y reduzca la
concentración de ácido linoléico en formas premicelares [19]. En las suspensiones de
avena con minerales, esta tendencia se conservó, pero según Kristinova et al.[20],
comprobaron que la presencia de minerales como el hierro, en un alimento modelo actúa
como potente prooxidante de ácidos grasos polinsaturados aún en presencia de compuestos
fenólicos. Incluso el fierro y el acero inoxidable de los molinos de rodillos utilizados en el
procesamiento de productos secos proporcionó un efecto catalítico pues se observó que
incrementa el rango de destrucción de los lípidos de la avena [21].
En la suspensión de avena con todos los ingredientes, así como en la suspensión de avena
con vitaminas, el contenido de malonaldehído presentó valores superiores al inicio del
almacenamiento, una disminución no significativa a los 30 días y una tendencia
ascendente a los 60 días superior al resto de las suspensiones siendo los valores de
malonaldehido superiores a 1,800 µg en todos los periodos de tiempo analizados.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 82
3. Sección Experimental
3.1 Preparación de las suspensiones de Harina de Avena
Las harinas de avena de cada finura fueron proporcionadas por la empresa Avena de
Chihuahua, S.A. de C.V. Se prepararon cinco suspensiones en una proporción de 1:8
(harina:agua): suspensión con minerales (0.05 g de hierro, 0.25 g de zinc y 3.25 g de
ortofosfato de calcio), con vitaminas (0.03g de vitamina B
1
, 0.007 g de vitamina B
2
,
0.0055 g de Piridoxina y 0.12 g de vitamina C), con malta (1.25 g), con mezcla de todos
los ingredientes (en la mismas cantidades) y un control de harina de avena y agua. En
cada suspensión, la harina de avena (100 g) se licuó con el 50% del agua, el 50% del agua
restante se calentó a ebullición y se adicionó a la suspensión ya preparada, calentando
nuevamente hasta 70
o
C y manteniendo esta temperatura por 8 minutos. Posteriormente la
suspensión se colocó en charolas de 30 X 60 cm y se secó en una estufa de aire forzado
(Fisher Scientific) a una temperatura constante de 70
o
C por 24 horas. El material de cada
suspensión se dividió en tres cantidades iguales, se colocó en bolsas de polietileno
marcadas y se almacenó a temperatura ambiente hasta ser utilizado. Una muestra se
destinó a análisis inmediato, la segunda se almaceno durante 30 días y la tercera durante
60 días, hasta ser utilizadas.
3.2 Composición Química de la Harina de Avena
Humedad, proteína cruda, grasa, fibra cruda, carbohidratos y cenizas fueron determinados
usando los métodos aprobados A.O.A.C [22]

3.3 Análisis de Malonaldehído
El malonaldehído presente en las muestras de suspensiones de harina de avena fue
determinado después del tiempo de almacenamiento definido para cada una de ellas y
analizado de acuerdo al método del acido tiobarbiturico [9] que consiste en destilar las
muestras con ácido tricloroacético al 10% . El malonaldehído contenido en el destilado se
hace reaccionar con el TBA formando un compuesto colorido medido
espectrofotométricamente.
3.4 Analisis Estadístico
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 83
Los datos se analizaron con el paquete estadístico Minitab versión 15 [23] de acuerdo a un
diseño factorial con dos tipos de malla, cinco tipos de suspensión y tres tiempos (0, 30 y
60 días).
4. Conclusión
Se encontró que las suspensiones a las cuales se les añadió vitaminas y el total de los
aditivos (minerales, malta y vitaminas), presentan el mayor contenido de malonaldehído
por lo que son susceptibles a desarrollar rancidez en un menor tiempo de almacenamiento.
Se sugiere evitar el calentamiento de los molinos durante la molienda de la hojuela de
avena, así como bajar las temperaturas durante la preparación de las suspensiones y su
secado, con el fin de disminuir la rancidez en los cereales de avena para infantes.
Agradecimientos
Al personal del Laboratorio de Investigación John Dalton de la Facultad de Ciencias
Químicas de la UACH y a la Empresa Avena de Chihuahua S.A. de C.V.

Referencias y Notas
1. Dimberg, L.H.; Theander, O.; Lingnert, H. Avenanthramides-a group of phenolic
antioxidants in oats. Cereal Chem. 1993, 70(6), 637-641.

2. Pomeranz, Y.; Oats. Advances in cereal science and technology Vol. V, American
Association of cereal chemists, Incorporated; St. Paul, Minnesota, USA, 1982;
pp. 49-96.

3. McEwan, M.; Ogden, L.V.; Pike, O.A. Effects of long-term storage on sensory and
nutritional quality of rolled oats. J. Food Sci. 2005, 7(7), 453-458.

4. Bryngelson, S.; Dimberg, L.; Eldin, K. Effects of Commercial Processing on
Levels of Antioxidants in Oats. Journal of Agriculture and Food Chemistry. 2002,
50, 1890-1896.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 84
5. Liukkonen,, K.H.; Montfoort, A.; Laakso, S.V. Water-induced lipid changes in oat
processing. J. Agric. Food Chem. 1992, 40, 126-130.

6. Nawar, W. Chemical Changes in Lipids produced by Thermal Processing. Journal
of Chemical Education. 1984, 61 (4), 299-302.
7. Badui, D.S. Carbohidratos; Lípidos. Química de los alimentos; Editorial Alambra
mexicana S.A. de C.V. México, D.F. , 1999; pp. 93-119, 244-270.

8. Kent, N.L. Avena: Industrialización, valor nutritivo, usos tecnológicos. Tecnología
de los cereales; Editorial Acribia. Zaragoza, España, 1971; pp. 215- 231.

9. Piccini, J.L.; Evans, D.R.; Quaranta, H.O. Comparison TBA number of irradiated
fish with sensory quality. Food Chemistry. 1985, 19, 163-171.


10. Jamora, J.J.; Rhee, K.S. Storage stability of extruded products from blends of meat
and nonmeat ingredients: Evaluation methods and antioxidative effects of onion,
carrot, and oat ingredients. J. Food Sci. 2002, 67 (5), 1654-1659.

11. Macías, M.M. Estabilidad de la harina de avena bajo tratamientos térmicos. Tesis.
Facultad de Ciencias Químicas. Universidad Autónoma de Chihuahua. 2005,
pp. 37-43, 59-60.

12. Caldironi, H.; Bazan, N. Effect of Antioxidants on Malonaldehyde Production and
Fatty Acid Composition in Pieces of Bovine Muscle and Adipose Tissue Stored
Fresh and Frozen. Journal of Food science. 1982, 47, 1329-1332.

13. Wijewickreme, A.N.; Kitts; D.D. Oxidative Reactions of Model Maillard Reaction
Products and α-Tocoferol in a Flour-Lipid Mixture. Journal of Food Science. 1998,
63, 466-470.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 85
14. Riso, P.; Visioli, F.; Gardana, C.; Grande, S.; Brusamolino, A.; Galvano, F.;
Galvano, G.; y Porrini, M. Effects of Blood Orange Juice Intake on Antioxidant
Bioavailability and on Different Markers Related to Oxidative Stress. Journal of
Agriculture and Food Chemistry. 2005, 53, 941-947.

15. Parker, J.K.; Hassell, G.M.; Morrram, D.S.; Guy, R.C. Sensory and Instrumental
Analyses of Volatiles Generated during the Extrusion Coocking of Oat Fluors.
Journal of Agriculture and Food Chemistry. 2000, 48, 3497-3506.

16. Kaukovirta-Norja, A.; Kotiranta, P.K.; Aurola, A.; Reinikainen, P.O.; Olkuu, J.E.;
Laakso, S.V. Influence of Water Processing on the Composition, Behavior, and
Oxidizability of Barley and Malt Lipids. Journal of Agriculture and Food
Chemistry. 1998, 46, 1556-1562.

17. Lehtinen, P.; Laakso, S. Antioxidative-like effect of Different Cereals and Cereal
Fractions in Aqueous Suspension. Journal of Agriculture and Food Chemistry.
1997, 45, 4606-4611.

18. Martínez, T.M.; Murcia, M.Z.; Frega, N.; Ruggieri, S.; Jiménez, A. M.; Roses, F.;
Parras, P. Effect of Antioxidant Capacity of Cereal Brans. Journal of Agriculture
and Food Chemistry. 2004, 52, 4690-4699.

19. Lehtinen, P.; Laakso, S. Inhibition of Linoleic Acid Oxidation by Interaction with
a Protein-Rich Oat Fraction. Journal of Agriculture and Food Chemistry. 2000, 48,
5654-5657.

20. Kristinová, V.; Mozuraityte, R.; Storro, I.; Rustad, T. Antioxidant Activity of
Phenolic Acids in Lipid Oxidation Catalyzed by Different Prooxidants. Journal of
Agriculture and Food Chemistry. 2009, 57, 10377-10385.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 86
21. Onning, G.; Juillerat, M.; Fay, L.; Asp, N. Degradation of Oat Saponins during
Heat Processing Effect of pH, Stainless Steel, and Iron at Different Temperatures.
Journal of Agriculture and Food Chemistry. 1994, 42, 2578-2582.

22. Association of official Agricultural Chemists. Official Methods of Analysis.
A.O.A.C. International: Maryland, USA, 1998.

23. Minitab Inc. Minitab 15 for Windows, Pennsylvania, USA, 2006

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 87


Uso Árboles y Arbustos de
Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua

Evelyn M. Rodríguez Corral
+
, Glafiro J. Alanis Flores, Susana Favela Lara y
Lourdes Arcelia Barajas Martínez

Facultad de Ciencias Biológicas, Universidad Autónoma de Nuevo León,
Avenida Universidad s/n, Cd. Universitaria, San Nicolás de los Garza, N.L. México

+
Author to whom correspondence should be addressed; E-mail: evemararc@gmail.com
Tel.: +52 625 5823609


Resumen
En el presente estudio se realizaron monitoreos al arbolado urbano de la ciudad
de Cuauhtémoc, Chihuahua con el fin de mostrar las opciones de árboles y
arbustos ornamentales de sombra, para setos, y los que pueden ser plantados en
banquetas o espacios reducidos, así como las especies de frutales o los que son
de floración atractiva, y que especies son espinosas o tóxicas; cuales son
susceptibles a las heladas y cuales son invasoras, así como informar sobre
prácticas comunes que dañan los árboles. Se encontró que existen más opciones
para usar árboles de sombra y de setos asimismo se dieron a conocer las
especies que se pueden plantar debajo del cableado aéreo, en las banquetas o en
lugares reducidos, también se detectaron prácticas dañinas para los árboles,
como mala ubicación de los árboles grandes que se plantan bajo cableado
eléctrico y por tanto se les hacen podas antiestética y dañinas, muchas veces se
les deja una poza de tamaño insuficiente, también es muy común el encalado de
los árboles y el desmoche, una práctica altamente dañina, también se encontró
que son pocas las especies nativas y de bajos requerimientos hídricos que se
usan, y el uso de 4 especies invasoras.
Keywords: Árbol de sombra, arbusto, seto, especies invasoras, especies
nativas, prácticas dañinas, poda, desmoche, encalado.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 88
1. Introducción
La planificación y el manejo adecuado de arbolado urbano son de suma importancia para
la calidad de vida del citadino así como para la conservación ambiental, pues nos proveen
de los siguientes valores ecológicos:

i. Forman barreras contra el viento, ii. Provee de espacios sombreados, iii. Amortiguan los
ruidos, benefician las precipitaciones, la humedad ambiental y el microclima, iv. Regulan
la temperatura ambiental, v. Prevén inundaciones, vi. Reducen la erosión del suelo, vii.
Favorecen la infiltración del agua de lluvia a los mantos freáticos, viii. Proveen abrigo y
alimentación a fauna silvestre, ix. Filtran agentes contaminantes del aire, absorben dióxido
de carbono, x. disminuyendo así el efecto invernadero, xi. Liberan oxígeno, elemento vital
para los seres vivos, [1] xii. Ayudan al ahorro de energía eléctrica al reducir los gastos por
aire acondicionado y calefacción respectivamente, cuando se les coloca estratégicamente.
Por ejemplo cuando árboles caducifolios se colocan bloquear el sol que da en el edificio
durante el verano, pero que en el invierno, al tirar las hojas permiten el paso de éste. Los
árboles perennes, se pueden usar como barrera rompevientos.

Los árboles también nos proporcionan beneficios estéticos, sociales, psicológicos y
económicos, Por esto es importante conservar un buen arbolado urbano, pero esta tarea no
es cuestión sólo de agrónomos, biólogos y silvicultores sino que también de arquitectos,
paisajistas, políticos y pobladores en general donde todos cooperemos con la manutención
de áreas verdes y en programas de reforestación urbana, pero esto será inútil si las
constructoras retiran la vegetación, en lugar de adecuar el diseño a la vegetación original y
después plantar especies no adecuadas para el área [2]. Además es esencial una buena
planificación urbana, donde el área verde de una construcción sea igual de importante que
los demás elementos. Dentro de la planificación del espacio verde será indispensable
conocer que especies son adecuadas para ese lugar, así como conocer sus requerimientos
de manutención. En Cuauhtémoc y en el estado de Chihuahua en general es importante
que demos preferencia a especies de bajo requerimiento hídrico, debido a los problemas de
sequía y escasez de agua del estado.

El objetivo radica en conocer las especies de árboles y arbustos ornamentales de sombra,
para setos y para plantarse en banquetas o espacios reducidos, así como las especies de
floración atractiva, las frutales, las espinosas o tóxicas, las susceptibles a las heladas y las
que son invasoras, así como informar sobre prácticas comunes que dañan los árboles.

El beneficiario potencial de este trabajo de investigación es la comunidad de Cuauhtémoc, ya que
este estudio arroja resultados útiles para ampliar la gama de opciones de especies destinadas a
cierta función, e informar sobre las especies con ciertas características que usan como ornato y
sobre prácticas comunes que dañan los árboles.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 89
Para Cuauhtémoc, Chihuahua sólo existe un estudio similar a este, referente a la
diversidad florística de árboles y arbustos ornamentales de Cuauhtémoc [3], sin embargo,
para el estado y la ciudad de Chihuahua si se han realizado más estudios [4-7].
3. Metodología
Se realizaron monitoreos por la ciudad de Cuauhtémoc, Chihuahua para identificar las
especies más usadas en parques y residencias, las cuales se enlistaron dividiéndolas según
la función: árboles de sombra; árboles o arbustos aptos para plantarse debajo del cableado
eléctrico, en las banquetas y en lugares reducidos y especies con las que se puede formar
setos, y se completaron las listas con más especies que cumplen la misma función y que ya
se encuentran en Cuauhtémoc, pero que no se acostumbran usar para esa función ya sea en
parques o residencias. Además se enlistaron las especies de floración atractiva, las frutales,
las de bajos requerimientos hídricos, las especies espinosas o con partes tóxicas, las
susceptibles a heladas y los árboles invasores.
También se analizaron prácticas dañinas para los árboles que se observaron durante los
monitoreos tales como árboles de gran tamaño plantados debajo del cableado aéreo, al
cual afectan, el desmoche y el encalado.
3. Resultados y Discusión
3.1 Uso de árboles de sombra de talla mediana y grande
En los parques la diversidad de especies arbóreas que se observó es poca, pues tan solo 10
especies son las más comunes: Cupressus arizonica, Pinus arizonica, Populus tremuloides
y Fraxinus velutina, las cuales son especies nativas de Chihuahua y dentro de las especies
exóticas están: Cedrus deodara, Pinus halepensis, Ulmus pumila y Ligustrum lucidum y
muy a menudo formando alineaciones Cupressus sempervirens y Populus nigra var.
italica.
En casas lo que más se usa es Cedrus deodara, Cupressus sempervirens, Cupressus
arizonica, Pinus halepensis, Platanus occidentalis, Thuja orientalis, Melia azedarach,
Washingtonia robusta, Magnolia grandiflora, Ulmus pumila y Ailanthus altissima. Tres
especies que están cobrando gran importancia son Chamaecyparis lawsoniana y Cedrus
macrocarpa var. Goldcrest, ésta última es común verla en forma de espiral.
La Tabla 1 muestra los árboles de sombra que se usan como ornamentales en Cuauhtémoc,
Chihuahua, los cuales pueden plantarse en parques, o jardines y patios que sean
suficientemente amplios como para el desarrollo de la copa y el sistema radicular, debido a
sus dimensiones estas especies no se deben plantar en las banquetas, debajo del cableado
aéreo, esta lista ayudará a ampliar la gama de opciones, con el fin de que se use más
diversidad de especies en parque, hogares y centros comerciales. Es importante mencionar
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 90
que el olmo y el árbol de cielo (Ulmus pumila y Ailanthus altissima respectivamente) no
se incluyeron en la tabla debido a que no se recomiendan por ser muy invasivos.
Tabla 1. Árboles de sombra

Familia Especie Nombre común
Cupressaceae Cupressus arizonica Greene. Cerdro blanco
Fagaceae Quercus virginiana Mill. Encino rojo o semiperenne

Quercus shumardii Buckley. Encino rojo
Magnoliaceae Magnolia grandiflora L. Magnolia
Meliaceae Melia azedarach L. Lila
Moraceae Ficus carica L. Higuera

Morus albaL. Morera blanca

Morus nigra L. Morera negra
Oleaceae Olea europea L. Olivo

Ligustrum lucidumAit. Trueno
Pinaceae Pinus arizonica Engelm Pino prieto

Pinus halepensis Engelm. Pino Alepo

Pinus radiata D. Don Pino de California
Rosaceae Prunus avium L. Cerezo silvestre

Prunus armeniacaL. Chabacano o albaricoquero

Eryobotria japonica Lindl. Níspero

Crataegus mexicana Moc. & Sessé. Tejocote
Salicaceae Populus deltoides March. Álamo de Canadá

Populus tremuloides Michx. Álamo temblón

Salix bablionica L. Sauce llorón
Platanaceae Platanus occidentales L. Sicomoro

3.2 Árboles de pequeña talla y arbustos
Los árboles de pequeña talla y arbustos son los aptos para plantarse en las banquetas de
poco espacio, en jardines y patios pequeños y debajo del cableado aéreo, pues estos no
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 91
afectaran las aceras, pavimentos, construcciones cercanas, tuberías subterráneas ni
obstruirán el cableado aéreo. La Tabla 2 muestra las especies ornamentales de
Cuauhtémoc con estas características.
Tabla 2. Árboles y arbustos que por sus dimensiones o con una poda de formación pueden ser
plantados debajo del cableado aéreo

Familia Especie Nombre común
Buxaceae Buxus sempervirens L. Buxus, boj
Caprifoliaceae Sambucus nigraL. Sauco
Celastraceae Euonymus japonicus L. Evónimo o bonetero
Cupressaceae Chamaecyparis pisifera 'Boulevard‘ (Siebold & Zucc.) Endl. Ciprés boulevard

Thuja orientalis L. Tuya

Cupressus macrocarpa "Goldcrest" Hartw. Ex Gord Cedro limón
Familia Especie Nombre común
Ericaceae Vaccinium corymbosum L. Arándano
Lithraceae lagerstroemia indicaL. Atmosférica
Malvaceae Hibiscus syriacusL. Obelisco japonés
Oleaceae Ligustrum japonica Thunb. Trueno

L. japonicum texanum Thunb. Trueno mexicano
Pittosporaceae Pittosporum tobira(Thunb.) Aiton. Clavo
Punicaceae Punica granatumL. Granado
Rosaceae Prunus cerasusL. Cerezo común

Prunus armeniacaL. Chabacano o albaricoquero

Prunus domesticaL. Ciruelo

Prunus persicaL. Batsch. Duraznero

Malus pumilaMill. Manzano

Cydonia oblongaMill. Membrillero

Pyracantha coccínea M. Roem. Piracanta

Rosa Kunth. Rosal
3.3 Setos
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 92
Las especies que se observó que más se usan como setos en ciudad Cuauhtémoc son:
Ligustrum japonicum y Pittosporum tobira y en menor cantidad Buxus sempervirens y
Cupressus macrocarpa var. Goldcrest. La Tabla 3 aumenta la cantidad de especies que ya
se encuentran como ornamentales en Cuauhtémoc que se pueden usar como setos.

Tabla 3. Especies que se pueden usar como setos

Familia Especie Nombre Común
Apocynaceae Nerium oleander L. Rosa laurel o Adelfa
Berberidaceae Nandina domestica Thunb. Falso bambú

Berberis sp. Berberis
Celastraceae Euonymus L. Evónimo o bonetero
Cupressaceae Thuja occidentalis L. Tuya

Thuja orientalis L. Tuya

Cupressus macrocarpa "Goldcrest" Hartw. Ex Gord Cedro limón
Ericaceae Vaccinium corymbosum L. Arándano
Lithraceae Lagerstroemia indica L. Atmosférica o crespón
Oleaceae Ligustrum japonica Thunb. Trueno

L. japonicum texanumThunb Trueno mexicano
Pittosporaceae Pittosporum tobira (Thunb.) Aiton. Clavo
Punicaceae Punica granatum L. Granado
Rosaceae Cydonia oblonga Mill. Membrillero

Pyracantha coccínea M. Roem. Piracanta
3.4 Árboles y arbustos con floración atractiva
La Tabla 4 muestra las especies ornamentales de Cuauhtémoc que tienen floración
atractiva, siendo gran parte de ellas árboles y arbustos frutales.



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 93
Tabla 4. Árboles y arbustos con floración atractiva

Familia Especie
Nombre
común
Apocynaceae Nerium oleander L.
Rosa laurel o
Adelfa
Cactaceae Opuntia engelmannii Salm-Dyck ex Engelm. Nopal
Caprifoliaceae Lonicera japonica Thunb. Madreselva
Caprifoliaceae Sambucus nigraL. Sauco
Ericaceae Vaccinium corymbosum L. Arándano
Fouquieriaceae Fouquieria splendensEngelm. Ocotillo
Gramineae Cortaderia selloana (J.A. & J.H. Schultes) Aschers. & Graebn.
Pasto de las
pampas
Lithraceae lagerstroemia indicaL. Atmosférica
Magnoliaceae Magnolia grandiflora L. Magnolia
Malvaceae Hibiscus syriacus L.
Obelisco
japonés
Meliaceae Melia azedarach L. Lila
Oleaceae Ligustrum lucidumAit. Trueno
Oleaceae Ligustrum japonica Thunb. Trueno
Punicaceae Punica granatum L. Granado
Rosaceae Prunus avium L. Cerezo silvestre

Prunus serotina subsp. capuli (Cav.) McVaugh. Capulín

Prunus cerasus L. Cerezo común

Prunus armeniaca L.
Chabacano o
albaricoquero

Prunus domestica L. Ciruelo

Prunus persicaL. Batsch. Duraznero

Malus pumila Mill. Manzano

Cydonia oblongaMill. Membrillero

Pyrus communis L. Peral

Rosa Kunth. Rosal
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 94
Tabla 4. Árboles y arbustos con floración atractiva

Familia Especie
Nombre
común

Rubus idaeus L. var. Heritage Frambueso

3.5. Árboles y arbustos frutales
La Tabla 5 muestra los árboles y arbustos frutales que se usan en Cuauhtémoc. Los
frutales más frecuentes son Malus pumila, Morus alba, Morus nigra, Prunus pérsica y
Ficus carica. Morus alba, y M. nigra se empiezan a usar mucho como árbol de sombra y
Malus pumila es de gran importancia para la ciudad, pues Cuauhtémoc ocupa el primer
lugar nacional en producción de manzana, teniendo un total de superficie cosechada de
22,745 ha en el año 2010 [8]. Aunque su uso como ornamental es menor, no debe dejar de
mencionarse debido a que éstas extensiones de árboles además ser beneficiosos en cuanto
a consumo de su fruto y a la economía cuauhtemense también nos proporcionan servicios
ambientales, además de que la Organización Mundial de la Salud fija un mínimo de área
verde dentro de la ciudad de 9m
2
/habitante.

Tabla 5. Árboles y arbustos frutales

Familia Especie Nombre Común
Cactaceae Opuntia sp. Nopal
Ericaceae Vaccinium corymbosum L. Arándano
Moraceae Ficus carica L. Higuera

Morus alba L. Morera blanca

Morus nigra L. Morera negra
Oleaceae Olea europea L. Olivo
Punicaceae Punica granatum L. Granado
Rosaceae Prunus avium L. Cerezo silvestre

Prunus serotina subsp. capuli (Cav.) McVaugh. Capulín

Prunus cerasus L. Cerezo común

Prunus armeniaca L.
Chabacano o
albaricoquero
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 95
Tabla 5. Árboles y arbustos frutales

Familia Especie Nombre Común

Prunus domestica L. Ciruelo

Prunus persicaL. Batsch. Duraznero

Malus pumila Mill. Manzano

Cydonia oblonga Mill. Membrillero

Eryobotria japonica Lindl. Níspero

Pyrus communis L. Peral

Crataegus mexicana Moc. & Sessé. Tejocote

Rubus idaeus L. var. Heritage Frambueso
Vitaceae Vitis vinífera L. Vid o parra

3.6 Especies de bajos requerimientos hídricos
Debido a los problemas de escasez de agua que hay en el estado de Chihuahua es
prioritario dar preferencia a las especies que tienen resistencia a condiciones desérticas, la
Tabla 6 nos muestra los árboles y arbustos que requieren de poco o nada de riego, sin
embargo podemos observar que son muy pocas las especies de bajos requerimientos
hídricos que se usan como ornamentales en Cuauhtémoc. El uso de especies nativas
siempre y cuando no sean especies riparias, es una excelente opción, debido a que éstas ya
están adaptadas a las condiciones ambientales de la región, por eso es altamente
recomendable que se le dé prioridad al uso de éstas, de las especies que se mencionan en
la Tabla 6, siete de ellas son nativas, Ficus carica y Quercus virginiana son especies
introducidas, aunque cabe mencionar que Quercus virginiana es nativa del noreste de
México. Algo muy recomendable sería que se hicieran estudios de adaptabilidad al
entorno urbano de especies silvestres que se encuentran a los alrededores de la ciudad, las
cuales pueden incluir especies de los géneros: Pinus, Quercus, Arbutus, Rhus,
Cercocarpus, entre otros.

Tabla 6. Árboles y arbustos de bajos requerimientos hídricos

Familia Especie Nombre Común Forma Biológica
Agavaceae Agave americana L. Maguey Hojas en roseta
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 96
Tabla 6. Árboles y arbustos de bajos requerimientos hídricos

Familia Especie Nombre Común Forma Biológica

Agave parryi Agave Hojas en roseta
Cactaceae Opuntia sp. Nopal Arbusto
Cupressaceae Cupressus arizonica Greene. Cerdro blanco Árbol
Fagaceae Quercus virginiana Mill. Encino siempreverde Árbol
Fouquieriaceae Fouquieria splendens Engelm. Ocotillo Arbusto
Liliaceae Yucca elephantipes Regel. Yuca pie de elefante Hojas en roseta
Moraceae Ficus carica L. Higuera Árbol
Oleaceae Fraxinus velutina Fresno Árbol
Pinaceae Pinus arizonica Engelm Pino prieto Árbol

3.7 Árboles y arbustos que pueden afectar la salud humana
Las especies que se muestran en las Tablas 7 y 8 se recomienda no se usen en banquetas o
lugares donde haya paso de personas así como en lugares donde niños tengan acceso a
ellos.

Tabla 7. Árboles y arbustos espinosos

Familia Especie
Nombre
Común
Agavaceae Agave americana L. Maguey

Agave parryi Agave
Punicaceae Punica granatum L. Granado
Rosaceae Pyracantha coccínea M. Roem. Piracanta

Rosa Kunth. Rosal

Rubus idaeus L. var. Heritage Frambueso


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 97

Tabla 8. Árboles y arbustos tóxicos

Familia Especie Nombre Común
Apocynaceae Nerium oleander L.
Rosa laurel o
Adelfa
Araliaceae Hedera helixL. Hiedra
Meliaceae Melia azedarach L. Lila
Rosaceae Pyracantha coccínea M. Roem. Piracanta

3.8 Especies susceptibles a las heladas
La Tabla 10 muestra dos especies que se actualmente muy usuales, sin embargo no son
recomendables, pues por su origen tropical no están bien adaptadas para soportar las
heladas del invierno.

Tabla 9. Especies susceptibles a heladas

Familia Especie Nombre común
Arecaceae Washingtonia robusta Engelm.
Palmera
abanico
Liliaceae Yucca elephantipes Regel.
Yuca pie de
elefante
La palmera Washingtonia robusta es especialmente usada en residencias, a menudo
durante el invierno se les pone una cubierta térmica (Figura 1), y aunque las hojas se
hielan, después vuelven a rebrotar.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 98

En el mes de Febrero del 2011 se presentaron heladas extraordinarias. La Union Agrícola
Regional de Fruticultores del Estado de Chihuahua en ese mes registró temperaturas de
hasta -21°C [9]. La Tabla 11 muestra las especies de árboles más afectadas por esta
helada.
Tabla 10. Especies de árboles más afectadas por las heladas de Febrero del 2011.

Familia Especie Nombre Común
Caprifoliaceae Sambucus nigra L. Sauco
Cupressaceae Cupressus macrocarpa "Goldcrest" Hartw. Ex Gord Cedro limón
Liliaceae Yucca elephantipes Regel.
Yuca pie de
elefante
Meliaceae Melia azedarach L. Lila
Moraceae Ficus carica L. Higuera
Myrtaceae Eucalyptus camaldulensis Dehnh. Eucalipto

Eucalyptus globulus Labill. Eucalipto

Eucalyptus pulverulenta Sims. Eucalipto dólar
Oleaceae Ligustrum lucidum Ait. Trueno
Pittosporaceae Pittosporum tobira (Thunb.) Aiton. Clavo

3.9 Especies invasoras
Figura 1. Washingtonia robusta con
cubierta térmica.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 99
La Tabla 12 muestra especies invasoras que se usan como ornato, el Olmo siberiano y el
árbol del cielo se propagan muy fácilmente por semilla, éstos producen gran cantidad de
ellas además de que son fácilmente dispersadas por el viento a largas distancias, en cambio
los álamos lombardo y blanco rebrotan mucho de las raíces, generando árboles alrededor
del mismo árbol que surgieron, por las razones anteriores se recomienda que no se usen.

Tabla 11. Especies de árboles invasores que se usan como ornamentales en Cuauhtémoc,
Chihuahua.

Familia Especie Nombre Común
Salicaceae Populus nigra italica Álamo lombardo
Populus alba Álamo blanco
Ulmaceae Ulmus pumila Olmo siberiano
Simaroubaceae Ailanthus altissima Árbol del cielo




3.10 Prácticas dañinas para los árboles que se observaron durante el monitoreo
Árboles mal ubicados y podas dañinas
Como se observa en la Figura 2 los árboles tuvieron que ser podados para que no
obstruyeran el cableado aéreo. Este tipo de podas puede debilitar el árbol y hacerlo más
susceptibles a plagas y enfermedades, por eso se recomienda que debajo de cableado aéreo
se planten árboles de menor talla o arbustos.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 100

En la misma Figura 2 también se puede observar pozas muy pequeñas para estos árboles,
especialmente (a) y (c). Es importante que el volumen del suelo disponible para el
desarrollo de las raíces coincida con el tamaño del árbol adulto, esto ayuda a mantener los
árboles saludables y estables en las tormentas y evita daños a aceras y pavimentos de
alrededor como el que se observa en la Figura 3. El suelo que se encuentra debajo del
pavimento típicamente está compactado y mal aireado, una situación que se considera
inhóspita para las raíces, a menos que el suelo sea de arena gruesa y buen drenaje [10]. Es
esencial para el adecuado desarrollo del árbol que se le dé el espacio que necesita tanto
para el desarrollo de la copa como tronco y del sistema radicular, es por eso que durante la
planificación es importante que antes se analice el área donde se plantará el árbol para
poder saber que especies son las que podrían prosperar mejor en esa área de plantación.

Figura 3. Raíces de Populus tremuloides que levantaron la Banqueta
por el espacio insuficiente que se les dejó para su desarrollo

Figura 2. (a) Cedrus deodara con poda de la parte superior. (b) Cupressus
arizonica con poda a un costado. (c) Platanus

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 101
Otra práctica dañina es la llamada desmoche, descabezado o descopado. Se observó muy a
menudo en sicomoros (Platanus occidentalis) en la ciudad de Cuauhtémoc, la cual consiste en
eliminar la copa completa dejando el tallo como un poste, tal como se muestra en la Figura 3, es
ofensiva y grotesca. Aunque algunos árboles logran sobrevivir esta mutilación, su apariencia
jamás vuelve ser igual. La mayoría de las coníferas mueren con esta poda. El descopado de un
árbol elimina su mecanismo de defensa y le causa una descompensación brutal con su sistema
radicular. [11]. Además según la Norma ambiental para el Distrito Federal NADF-001-RNAT-2006
el desmoche estimula el crecimiento de retoños vigorosos y aumentan la frecuencia de los ciclos
de podas y el costo de mantenimiento.


Figura 4. (a) Populus tremuloides al que se le hizo
Desmoche (b) Platanus occidentalis con desmoche

Encalado de los árboles
El encalado de los árboles es una práctica muy común en Cuauhtémoc (Figura 4), el cual
aunque resulta provechoso en manzanos para la mayor acumulación de unidades frío para
una mejor producción de fruto [12], en otros casos resulta ser perjudicial, debido a que el
deslavado del cal con las lluvias del tronco al suelo puede provocar un cambio en el pH
del suelo, haciéndolo más alcalino, esto puede resultar dañino para algunas especies,
dependiendo el grado de alcalinidad que se alcance, otra desventaja del encalado es que
cubre las lenticelas, disminuyendo el intercambio gaseoso y por consiguiente el
metabolismo normal en la zona. Entre los beneficios que se le atribuyen al encalado es
encuentra la protección contra plagas, al impedir que éstas asciendan por el tronco al
confundirlas, sin embargo esto no se ha comprobado [13]. Por las razones anteriores se
recomienda que se deje de realizar el encalado.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 102

Figura 5. Encalado de árboles en
Cuauhtémoc, Chihuahua


4. Conclusión
De los resultados obtenidos, se puede concluir que, en Cuauhtémoc, no se está empleando
toda la gama de opciones de árboles de sombra, de árboles pequeños y arbustos, y setos
con que se cuenta, por lo que se cumplió con el objetivo de informar sobre las especies
que se usan de para estas funciones pero se completó con más especies que ya se usan en
Cuauhtémoc pero raramente para esos propósitos.
Se identificaron tan solo 7 especies nativas de bajos requerimientos hídricos. Es
importante darle prioridad al uso ornamental de especies nativas, debido a sus
implicaciones ecológicas y culturales.
También se logró informar sobre las prácticas dañinas que se realizan en el arbolado de
dicha ciudad. Hay un empleo inadecuado de éstos: árboles grandes se plantan en
banquetas pequeñas, en lugares reducidos o debajo del cableado eléctrico y muchas veces
se les deja la poza muy reducida, también son pocas las especies de bajo requerimiento
hídrico que se usan, aún con el problema de escases de agua que se tiene no solo en el
municipio sino en el estado de Chihuahua.
Es muy común ver prácticas como el encalado de los árboles y el desmochado de ciertas
especies como los sicomoros (Platanus occidentalis), las cuales son dañinas. Se
recomienda que no se lleven a cabo.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 103
Especies invasoras como Populus nigra var. italica, (Álamo lombardo) Ulmus pumila
(Olmo siberiano) y Ailanthus altissima (árbol del cielo) son muy comunes, aunque
también existe una cuarta: Populus alba (Álamo blanco), se recomienda que no se usen.

Agradecimientos
Agradezco primeramente a Dios porque por él estoy aquí y puedo obtener estos logros, a
mis padres la Dra. Leticia Corral Bustamante e Ing. Roberto Rodríguez Trevizo por su
apoyo y su ejemplo que me motivan a esforzarme y a hacer las cosas con entusiasmo. Al
Dr. Glafiro Alanís Flores por su apoyo y por encaminarme en esta área que me emociona
tanto y a la Dra. Susana Favela Lara y la M.C. Lourdes Arcelia Barajas Martínez por el
apoyo y consejos que me dieron.


Referencias
1. Alanís, G.J. El arbolado urbano en el área metropolitana de Monterrey.
Universidad Autónoma de Nuevo León. Monterrey, México. Ciencia UANL,
Vol. VIII, No. 1, enero-marzo, 2005; pp. 26-27
2. Mendoza, B.D. Catálogo gráfico de árboles y arbustos para el área
metropolitana de Monterrey. Tesis (Biólogo). Universidad Autónoma de
Nuevo León San Nicolás de los Garza, Nuevo León, México. 2008; pp. 3.
3. Rodríguez, E. M. Diversidad Florística de Árboles y Arbustos Usados como
Ornato en Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua. Tesis (Biólogo). Universidad
Autónoma de Nuevo León, San Nicolás de los Garza, Nuevo León, México,
2012; pp. 27-140.
4. Anchondo, J.A.; Olivas J.M.; y Sáenz J.I. El uso de plantas del desierto en
paisajes urbanos de Chihuahua. VII Simposio Internacional sobre la Flora
Silvestre de Zonas Áridas. Universidad de Sonora, Hermosillo, Sonora,
México. 2010; pp. 817.
5. García, E.R. Árboles y arbustos de la ciudad de Chihuahua. Instituto
Chihuahuense de la cultura. Chihuahua, Chihuahua, México. 2009; 107 pp.
6. Melgoza, A.; Royo M.H; Santos J.; Jurado P. Plantas del estado de
Chihuahua con potencial ornamental. V Simposio Internacional sobre la
Flora Silvestre en Zonas Áridas. Centro de las Artes de la Universidad de
Sonora. Hermosillo, Sonora. 2006; pp. 29-31.
7. Mireles, C.C.; Barraza, D.M.; Quintana, G.; Melgoza, A. y Ortega, J.A.
Listado floristico de la vegetacion arborea y arbustiva, nativa e introducida
de la ciudad de chihuahua. VII Simposio Internacional sobre la Flora
Silvestre en Zonas Áridas. Universidad de Sonora, Hermosillo, Sonora,
México. 2010, pp. 712-730
8. Monitor agroeconómico de SAGARPA. Abril 2011. Disponible en:
http://sagarpa.gob.mx/agronegocios/Documents/pablo/Documentos/monito
r%20estados/Chihuahua.pdf (Acceso Marzo del 2012).
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 104
9. Unión Agrícola Regional de Fruticultores del Estado de Chihuahua
(UNIFRUT). Consulta en línea:
http://www.unifrut.com.mx/archivos/meteorologico/historicos.html (Acceso
Junio del 2012)
10. Gilman, E.F. and Sadowski L. Choosing suitable trees for urban and
suburban sites: site evaluation and species selection. Urban Forest
Hurricane Recovery Program series. 2007, Publication N° ENH 1057
11. Gobierno del Distrito Federal. Manual Técnico para la Poda, Derribo y
Transplante de Árboles y Arbustos de la Ciudad de México. México.
Primera edición. 2000; pp.64
12. Hernández, A.; Zermeño, A.; Rodríguez, R. y Jasso, D. Beneficios del
encalado total del manzano (Malus domesticus Borkh) en la sierra de
Arteaga, Coahuila, México Agrociencia Vol. 40:5. 2006; pp 577-584
13. Pire, E.F. El blanqueado del tronco de los árboles. Revista Agromensajes
Diciembre 2011.




















Proceedings Book ECITE 2012


Página | 105



THE USE OF EXTENDE X-RAY ABSORPTION FINE
STRUCTURE SPECTROSCOPY, EXAFS, TO
DETECT As, Cr AND Cd IN WALNUT TREES BY

E. Gallegos-Loya
1
, C. González-Valenzuela
2
, E. Orrantia-Borunda
1
and A. Duarte-Moller
1
1
Centro de Investigación en Materiales Avanzados, S. C.
Miguel de Cervantes 120, Complejo Industrial Chihuahua. Chihuahua, Chih. 31109,
México
esperanza.gallegos@cimav.edu.mx
erasmo.orrantia@cimav.edu.mx
alberto.duarte@cimav.edu.mx


2
Universidad Autónoma de Chihuahua
Av. Escorza No. 900, Zona Centro. CP. 31000
Tel. (+52) (614) 439-1500
Chihuahua, Chih., México
cesarglz@yahoo.com



ABSTRACT.
Heavy metals are found naturally in the soil in small concentrations. These can be
collected in bigger amounts by mining, agriculture, industry, and others. Also plants can
processes these in toxicity levels and if putted into the food chain, human physiologic
integrity is affected. In this work, to determine which heavy metals are found in soil,
plants and fruits sampling were carried out on two farms. Walnut crop specifically. For the
analysis, samples of soil, plants and fruits were taken. The soil samples were treated with
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 106
the quartering method and prepared for analysis by X-ray absorption spectroscopy (XAS).
The results obtained by XAS show the presence of arsenic (V) in soil; Chromium (III) in
soil, branch and fruit; Chromium (VI) in the branch; Cadmium (II) at the soil.


KEYWORDS: Heavy metals, Soil, walnut, X-ray absorption spectroscopy


I. INTRODUCTION

Heavy metals are elements found naturally in the soil as small concentrations. However
these concentrations can be enhanced by the natural activities such as erosion of the hills
and volcanic eruptions and anthropogenic activities such as mining, agriculture, industry,
among others. Plants grown in contaminated soils generally absorb more bio-elements or
trace-elements and the concentration in their plant’s tissues is often directly related to their
abundance in soils. Excessive concentrations of metals in the soil could impact the quality
of food, security crops and the health of the environment, because these concentrations
move through the food chain via plant consumption. (Kabata-Pendías & Pendías, 2001,
Gulson et al, 1996, Puga et al., 2006).
An X-ray absorption spectroscopy (XAS) was used to determine the presence of heavy
metals in soil and if they are absorbed by the walnut trees.



II. MATERIALS AND METHODS

II.1. Sampling
Systematic sampling was applied by a rectangular grid. It is to draw a grid on the ground
with 10.5 m each square and selecting a starting point. Once at the sampling square first
step was to remove organic matter and litter. A surface slice was taken with a spatula from
top to bottom. The samples were of 500g with a depth of 15 to 20 cm. Then the samples
were placed in sealed and labeled plastic bags. Also samples of the plants were taken and
placed in plastic bags with a hermetic sealing, labeling and storage for further analysis.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 107
II.2. Sample preparing.
Each sample was placed on a clean plastic. After lumps were crushed and mixed,
quartering method was applied to obtain 5 grams samples. The samples were dried (both
soil and plants) at 100º C. Samples of soil, branch and fruit without grinding were placed
in plastic bags and labeled.

To prepare the sample for XAS analysis, plants were dried then were washed three times
with deionized water and immersed in liquid nitrogen for 40 minutes (Gardea et al., 2004).
Then the samples were placed in a dryer for 2 days for dehydration and eventually grind
biomass in a homogeneous fine powder using a mortar. Wet soils have been kept in an
Ar-atmosphere between the time of sampling and measuring (Hans-Rudolf et al., 2004)

II.3. XAS analysis.
XAS is a technique that has been used in recent years to examine the structure of the
surroundings of a selected atom.

The samples were analyzed at the Stanford Synchrotron Radiation Laboratory (SSRL) for
X-ray absorption spectroscopy, including XANES and EXAFS. This analysis was
conducted to investigate the oxidation state, the interatomic distance and the number of
nearest neighbor atoms to atoms. A current of 60 - 100 mA and energy of 3 GeV were the
operation conditions. All samples were analyzed at a temperature near 15
o
K, using a
helium cryostat to reduce the effects of Debye-Waller thermal disorder presenting in the
samples.

The data obtained from the synchrotron were analyzed using the Win Xas software for
atomic distances, disorder parameters and the coordination number around the scatter
atom and the element chemical status.


III. RESULTS AND DISCUSSION
Figure 1 shows the X-rays absorption spectra from samples of soil indicating the presence
of As. All have a similar pattern with the edge of energy absorption located in the range of
11.865 to 11.869 keV. So is assumed that this is an As (V) as reported by Aldrich et al
(2007).
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 108










Figure 1. Arsenic X ray absorption spectr
Figure 2, shows the radial distribution function F(r) for each sample obtained after
applying the Fast Fourier Transform to the absorption spectra of Figure 1. It clearly
indicates the atomic distance to the first neighbor in each sample and in all of them, is in
the range of R=1.9419Å to 2.0129Å and comparing them with the literature, these
correspond to the distance As–O with R= 1.79 Å. (Aldrich et al., 2007).

The difference in the atomic positions compared to the literature is mainly due to not have
implemented any phase adjustment to the F(r). Furthermore we note that although we
found a spectrum of soil samples shifted to the left, remains as As-O, and the displacement
can be explained in terms of number of neighbors surrounding the As but not necessarily
has to be oxygen. In other words, arsenic is forming other compounds and it is using the
same valence.






Proceedings Book ECITE 2012


Página | 109








Figure 2. Fast Fourier Transform of Arsenic XAS
In figure 3 all samples shown a similar pattern, with the edge of energy absorption at
26.71 keV. Compared with the literature, the edges of the samples are identical to the
shape of the edge of cadmium nitrate and cadmium acetate. It indicates that it exists as Cd
(II). (Rosa et al., 2004).










Proceedings Book ECITE 2012


Página | 110

Figure 3. Cadmium X ray absorption spectra
Figure 4 shows the radial distribution functions F(r) obtained after applying the Fast
Fourier transform of the absorption spectra shown in Figure 3. This F(r) gives us the
atomic first neighbor distance in each sample. The distance to first neighbors and with a
slight variation is found at R = 2.77 Å so as reported in the literature for Cd-Cd R = 3.04 Å
and 2.12 Å, corresponding to Cd-O with R = 2.15 Å. (Rosa et al., 2004).











Figure 4. Fast Fourier Transform of Cadmium X ray absorption spectra.
In Figure 5 we see a similar trend in the X ray absorption spectrum and we can see a small
peak in the pre-edge region which indicates the presence of Cr (III) as reported in the
literature of studies on oat plants, where the absorption edge is at the energy of 5.99 keV.

Besides, can be seen in the spectrum which corresponds to a branch a larger peak located
at the same energy. This indicates the presence of Cr (VI), a fact contrary to that already
reported. In experiments on plants, these trend to reduce the Cr (VI) to Cr (III). (Gardea et
al., 2000).

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 111









Figure 5. Chromium X ray absorption spectra.
Figure 6 shows the F(r)’s Chromium. In this case the F(r) is quite different between them
due to that Cr in their valences III and VI have a different coordination. The way to know
with precision what compound is present, is to fit from a model compound but this fit falls
outside the context of this work. However can be assumed that there is a contribution of
oxygen because this is in the range of 1.6 and 2.4 Å. And to determine it, is necessary to
do a series of adjustments but again, those are outside the context of this work.









Proceedings Book ECITE 2012


Página | 112









Figure 6. Fast Fourier Transform of Chromium X ray absorption spectra.

IV. CONCLUSIONS

We note the presence of As in its valence V in samples of soil with oxygen contribution as
As-O, Cadmium in valence II in the form of Cd-Cd and the contribution of oxygen as Cd-
O and Chromium in its valence III in samples of soil, fruit and branch with the exception
of one sample in which chromium is found in its valence VI.


ACKNOWLEDGMENTS

The authors would thank to Centro de Investigación en Materiales Avanzados S.C.
(CIMAV). E. Gallegos Loya gratefully acknowledge a grant provided by CONACYT
(National Council of Science and Technology in México).


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 113
REFERENCES

Aldrich M.V., J.R.Peralta–Videa, J.G. Parsons, J.L. Gardea-Torresdey (2007).
Examination of arsenic (III) and (V) uptake by the desert plant species mesquite (Prosopis
spp.) using X-ray absorption spectroscopy. Science of the Total Environment 379, 252-
253.

Alloway, B.J.; Jackson, A.P.; Morgan, H. (1990). The accumulation of cadmium by
vegetables grown on soils contaminated from a variety of sources. The Science of the Total
Environment 91, 223-236.

Chaney, R. L., y Ryan, J.A., (1994). Risk Based Standards for Arsenic, Lead and
Cadmium in Urban Soils. (ISBN 3-926959-63-0) Dechema, Frankfurt. 130 .117

Chaney, R. L., (1993). Zinc phytotoxicity,. 135-150. In: A.D Robson (ed) Zinc in Soils
and plants. Kluwer Academic Publ., Dordrecht.

Gardea-Torresdey J.L., K.J. Tiemann, V. Armendariz, L. Bess-Oberto, R.R. Chianelli, J.
Rios, J.G. Parsons, G. Gamez (2000) Characterization of Cr(VI) binding and reduction to
Cr(III) by the agricultural byproducts of Avena monida (Oat) biomass. Journal of
Hazardous Materials B80: 175, 183-185

Gardea T. J. L., Gómez E., Peralta V. J. R., Tiemann K. J., Parsons J. G., Troiani H. y
Yacaman M.J. Fitorremediación de metales pesados y formación de nanopartículas usando
plantas de alfalfa. Ciencia en la frontera. Revista de ciencia y tecnología de la UACJ. Vol.
3. No. Especial. 2004. pp. 49-54.

Hans-Rudolf Pfeifer, Anne Gueye-Girardet, Damien Reymond,Catherine Schlegela, Emile
Temgoua, Dean L. Hesterberg, Jeff Weiqing Chou (2004) Dispersion of natural arsenic in
the Malcantone watershed, Southern Switzerland: field evidence for repeated sorption–
desorption and oxidation–reduction processes. Geoderma 122, 205–234

Hasler, B. (1998). Analysis of environmental measures aimed at reducing nitrogen
leaching at the farm level. Environ. Pollut. 102, 227-233.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 114

Parsons J.G., M. Hejazi , K.J. Tiemann , J. Henning , J.L. Gardea-Torresdey (2002). An
XAS study of the binding of copper (II), zinc (II), chromium (III) and chromium (VI) to
hops biomass. Microchemical Journal 71: 211, 213, 215-217.

Ravel Bruce (2001) Applications of X-Ray Absorption Spectroscopy. The Naval Research
Laboratory. ravel@phys.washington.edu
http://feff.phys.washington.edu/~ravel/

Roane, T.M., Perpper, M. (1996). Microbial remediation of metals. In Craford, L.,
Ronolad & Cfawford, L., Don (Ed) Bioremediation Principles and Applications 312-140.

Rosa de la G., Jose R. Peralta-Videa, Milka Montes,Jason G. Parsons, Irene Cano-
Aguilera, Jorge L. Gardea-Torresdey (2004). Cadmium uptake and translocation in
tumbleweed (Salsola kali), a potential Cd-hyperaccumulator desert plant species: ICP/OES
and XAS studies. Chemosphere 55, 1166


Tiemann K.J., G. Gamez, K. Dokken, J.G. Parsons, J.L. Gardea-Torresdey (2002).
Chemical modification and X-ray absorption studies for lead (II) binding by Medicago
sativa (alfalfa) biomass. Microchemical Journal 71, 287, 291-292










Proceedings Book ECITE 2012


Página | 115



A STUDY OF SILVER NANOPARTICLES FORMED
IN PHASEOLUS VULGARIS BY USING TEM AND
XAS.


J. Parra Berumen, E. Gallegos-Loya, E. Orrantia-Borunda and A. Duarte-Moller
Centro de Investigación en Materiales Avanzados, S. C.
Miguel de Cervantes 120, Complejo Industrial Chihuahua.
Chihuahua, Chih. 31109, México
alberto.duarte@cimav.edu.mx

C. González- Valenzuela
Universidad Autónoma de Chihuahua
Av. Escorza No. 900, Zona Centro. CP. 31000
Chihuahua, Chih., México

Corresponding author: José Alberto Duarte Moller. alberto.duarte@cimav.edu.mx


ABSTRACT
The phytoremediation can be used to recover precious metals like gold, silver, platinum and
palladium, indicating that there is a wide opportunity for use it as a remediation technology in
mining. The alfalfa alive was used to reduce the silver and forming silver nanoparticles Ag (0).
The plant phaseolus vulgaris (beans) was used to form silver nanoparticles through bioreduction
of Ag (I) to Ag (0) in the living plant. Two groups of plants were used. One group of plants grew
at garden soil and the other in cotton. In both cases, a solution of AgNO
3
was added initially in a
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 116
concentration of 0.01M then the concentration was changed to 0.1mm. The samples were
analyzed with X-Ray Absorption Spectroscopy (XAS) at the Stanford Synchrotron Radiation
Laboratory (SSRL) and later with Transmission Electron Microscopy (TEM). Analyzing the
media of cultivation in soil and cotton and also in the roots of the plants, silver was found as
silver oxide (AgO). In stem and leaves silver was found as Ag (0). The XAS spectras were
adjusted for more accurate results. The plant has the ability to reduce the valence of silver and
form nanoparticles. The TEM images show that the average particle size is 18 nm, showing in
various forms and a greater number of them in the leaves of plants grown in soil.

Key Words: -Phaseolus vulgaris, Silver nanoparticles, XAS, XANES, Phytoremediation,
AgNO
3
.


1 INTRODUCTION

Within the area of nanotechnology, the preparation of metal nanoparticles gained great interest
recently due to the peculiarities of their optical, magnetic, electrical and catalytic properties.
Many of these properties and their potential applications are heavily influenced by the size and
shape of these: spheres, rods, discs, prisms, etc.

Silver metal in bulk or finely dispersed, is a material becoming most important in many
technologies. It exhibits unique features normally associated with the noble metals (chemical
stability, excellent electrical conductivity, catalytic activity, etc.), together with others more
specific such as bacteriostatic effects, nonlinear optical behavior, etc (Roldán M.V , et al. 2000).

This is why in recent times various techniques for preparation of nanoparticles to control the
morphology of the product have been developed. Recently, the use of biological systems has
emerged as a new method for the synthesis of nanoparticles (Peralta V., 2002). The uptake of
silver and the formation of silver nanostructures inside live alfalfa plants have been investigated.
Besides, the Verticillium fungus isolated from the plant Taxus facilitates an intracellular
reduction of ions in aqueous solutions to produce silver nanoparticles of 25 ± 12 nm (Gardea T.
J. L, 2003, Chen J.C., Z.H. Lin and X.X. Ma. 2003).
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 117

In order to determine whether the plants have captured the silver, they have been analyzed by
using X-ray absorption spectroscopy (XAS) such as it was tested in the case of the alfalfa
(Duarte M. J. A., 1996). The XAS spectrum consists of two components: Extended X-ray
absorption fine structure (EXAFS) and structure of X-ray absorption near the threshold
(XANES) (Gardea T. J. L., et al.,2004). XANES provides information about the state of
oxidation of silver in bean plants and in the growth medium, and EXAFS studies the neighboring
of Ag atoms.


In this work, we used the Phaseolus vulgaris plant to extract silver from two different culture
media and form silver nanoparticles within it.

American Pinto type seeds were tested within two different culture media that was cotton and
garden soil. The plants were at a natural environment and a silver nitrate solution (AgNO
3
) and
water were added for growing. The samples were analyzed in transmission electron microscopy
(TEM) and in XAS. With these, it was shown that bean plants might form silver nanoparticles of
different sizes in both culture media. According to the literature, the bean plant has not been used
for the formation of silver nanoparticles.

2 EXPERIMENTAL DETAILS

Twenty bean seeds were planted in natural environment in two different culture media: garden
soil and cotton. The plants were allowed to grow for two weeks watering only with pure water
during that time. After this time, a solution of silver nitrate 0.01 M was added and after that, a
solution of 0.1mM was also added. This solution was added for two weeks each 3 days and
observing the reaction of plants to the solution.

When the bean plants in both culture media began to decrease their growth and began to turn to
yellow color, the solution adding was stopped and then only water was added for 2 weeks more.
After this, not more growth was seen neither a change in yellow color. Therefore, plants were
left to dry.


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 118
2.1 XAS analysis

XAS is a technique that has been used in recent years to examine the structure of the
surroundings of a selected atom. To prepare the sample once the plant is dry, the sample was
washed three times with deionized water and immersed in liquid nitrogen for 40 minutes (Gardea
T. J. L., et al., 2002).

Then, the samples were placed in a dryer for 2 days for dehydration and eventually grind
biomass in a homogeneous fine powder using a mortar. Samples were taken to the Stanford
Synchrotron Radiation Laboratory (SSRL) for XAS, including XANES and EXAFS of the Ag-K
edge (25.514 keV). This analysis was conducted to investigate the oxidation state, the
interatomic distances, and the number of the nearest neighbor atoms to silver atoms in different
parts of plants. The condition was a typical operating current of 60 - 100 mA and energy of 3
GeV. All samples were run at a temperature near 15 K using a helium cryostat to reduce the
effects of Debye-Waller thermal disorder presenting in samples. The fluorescence spectra of the
samples were taken with the help of a Canberra germanium detector of 30 elements.



2.2 TEM Analysis

The biomass obtained was washed with deionized water and dried in an oven. The dry biomass
was grinded and sieved to get particles of uniform size. Before the implementation of the
experiment, biomass was filtered, washed twice with 0.01M HCl and also washed twice with
deionized water to remove any material that could interfere with the link and the nanoparticles
formation of Ag (0) (Gardea T. J. L., et al. 2003). The samples were analyzed using a
microscope JEOL 4000 EX high-resolution following the same procedure previously described
for the formation of gold nanoparticles by alfalfa biomass (Gardea T. J. L., et al., 2004).

To analyze the XAS spectra of the samples, the WinXAS software was used. This is a program
for XAS data analysis. WinXAS represents a useful tool to analyze atomic distances and
coordination numbers through _(k) (Torstein R. 1999-2004).

Energy in spectra was calibrated with the 1st and 2nd derivative of E
0
and determining had a
value of 25.3 KeV. Background was corrected by two polynomials of 1st grade. Spectrum was
normalized to 1 by a polynomial of order zero and made the conversion of the spectrum from E
to k vector for space domain R and an adjustment of μ (0) by cubic spline (polynomial of third
order) to choose for Fourier transform which shows us the Radial Distribution Function
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 119
characteristic of the element under study and provides data for the number of neighboring atoms
to the silver atom and the distance to the scattered atom.




3 RESULTS AND DISCUSSION

XAS. Samples of soil, cotton and roots differ in the shape of the spectrum (Figure 1), these have a
structure corresponding to Ag (II) indicating that there was no reduction.







Figure. 1. Absorption spectra of culture media, (soil and cotton) and roots of plants.

The following figures shown the whole spectrum of XAS around the ionization threshold k for
the silver, located at 25.52 and 25.53 keV for each of the samples under study. In this region, it is
possible to establish the type or chemical valence of the element in question, namely Ag. Figure
2 and 3 shows that there was a reduction in the valence of silver and consequently, the formation
of nanoparticles.









25.3 25.4 25.5 25.6 25.7 25.8 25.9 26.0
0.3
0.4
0.5
0.6
0.7
0.8
0.9
1.0
1.1
1.2
1.3
1.4
1.5
1.6
1.7
1.8
1.9
2.0
2.1
COTTON
SOIL
ROOT
N
o
r
m
a
l
i
z
e
d

a
b
s
o
r
p
t
i
o
n

(
a
.
u
)
Energy (KeV)
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 120













Figure. 2. Absorption spectra of stem and leaves samples which grew in cotton.













25.3 25.4 25.5 25.6 25.7 25.8 25.9 26.0
0.0
0.5
1.0
1.5
2.0
2.5
3.0
3.5
4.0
4.5
5.0
LEAVES
STEM
N
o
r
m
a
l
i
z
e
d

A
b
s
o
r
p
t
i
o
n

(
a
.
u
)
Energy (KeV)







25.3 25.4 25.5 25.6 25.7 25.8 25.9 26.0
0.0
0.2
0.4
0.6
0.8
1.0
1.2
1.4
1.6
1.8
2.0
2.2
2.4
2.6
LEAVES
STEM
N
o
r
m
a
l
i
z
e
d

A
b
s
o
r
p
t
i
o
n

(
a
.
u
)
Energy (KeV)
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 121


Fig. 3. Absorption spectra of stem and leaves samples which grew in soil.



3.1 Fast Fourier Transform
Figure 4, 5 and 6 present the RDF (Radial Distribution Function) for each sample by applying
the FFT to the spectra of Figures 1, 2 and 3 after a background correction and conversion to
vector k by the relationship
:

k =
2m(E ÷ Eo)
2

(1)

In there, dominant peaks are shown, corresponding to the inter-atomic distance. Figure 4 shows
the respective Ag (II) and Figures 5 and 6 shows the respective Ag (0).

In Figure 4 the dominant peaks correspond to a distance between 1.33 and 1.92 nm. Which are
characteristic of Ag-O link. Figures 5 and 6 show a gap between 2.648 nm and 2.673nm,
corresponding to the Ag-Ag bond.












0.0 0.2 0.4 0.6 0.8
0
1
2
ROOT
COTTON
SOIL
F
o
u
r
i
e
r

T
r
a
n
s
f
o
r
m

M
a
g
n
i
t
u
d
e
Interatomic Distance (nm)
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 122




Figure. 4. Fourier transform of culture media (cotton and soil) and roots.








Figure. 5. Fourier transform of leaves and stems of plants grown in cotton.












0.0 0.2 0.4 0.6 0.8
0.0
0.5
1.0
1.5
2.0
2.5
3.0
3.5
4.0
4.5
5.0
5.5
6.0
6.5
7.0
7.5
8.0
LEAVES STEM
F
o
u
r
i
e
r

T
r
a
n
s
f
o
r
m

M
a
g
n
i
t
u
d
e
Interatomic Distance (nm)







0.0 0.1 0.2 0.3 0.4 0.5 0.6 0.7 0.8 0.9
0.0
0.5
1.0
1.5
2.0
2.5
3.0
3.5
4.0 LEAVES STEM
F
o
u
r
i
e
r

T
r
a
n
s
f
o
r
m

M
a
g
n
i
t
u
d
e
Interatomic Distance (nm)
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 123



Figure. 6. Fourier transform of leaves and stems of plants grown in soil.


3.2 EXAFS fit

FEFF generates a theoretical model for the structure of silver and uses the parameters: N, R, o
2

and ΔE, which is necessary data to generate the Radial Distribution Function (RDF) of the atoms
that give us the number of neighboring atoms of the element and also the interatomic distance
between them. For this research, we use the data for Ag and AgO.

The software uses these parameter to generate the _(k) and a Fast Fourier Transform (FFT) is
applied to generate the theoretical RDF of Ag and AgO.

We chose the K edge and distances of neighboring atoms that we want to adjust to our
experimental spectra and set the coordination number and o
2
. The program adjusts the theoretical
FFT to the experimental FFT and fits it too. And so, we have the adjustments. Tables 1 and 2
shows the results obtained through adjustments framed primarily in two models: the metallic
silver and silver oxide.

Table 1. Energy calibration E
0
, Interatomic Distance R (Å), Coordination Sumner N and ∆E in
plant grew in cotton.
Samples E
0
R
1
(Å) R
2
(Å) N
1
N
2
∆E
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 124

Table 2. Energy calibration E
0
, Interatomic Distance R (Å), Coordination Sumner N and ∆E in
plant grew in garden soil.

3.3 TEM Results

The pictures below obtained by TEM show the silver nano-particles formed in stem and leaves.
Figure 7a shows the Ag nanoparticles formed in the leaf of the plant grown in a culture medium
of cotton. The average particle size was 18 nm. There can be seen that the particles have
different shapes, being spherical and pyramidal. Figure 7b displays the silver particles formed in
leaves of plants grown in soil, which has spherical shape of columns and bars. The average size
is 18 nm. In Figure 7c appear the silver particles in stem with average size of 18.5 nm. Here can
grew in
Cotton
(KeV) Exp Fit Exp Fit
Cotton 25.52 1.430
Ag-O
2.316 2.008 2.636 1.854 2.04 7.76

±
0.039
Stem 25.52 2.680
Ag-Ag
2.898 - 4.067 13.661 6 4.688
Stem 25.5 2.678
Ag-Ag
2.898 - 4.141 13.661 6 4.541
Stem 25.52 2.638
Ag-Ag
2.899 - 4.020 13.127 6 4.980
Stem 25.51 2.631
Ag-Ag
2.895 - 4.143 13.258 6 4.202
Stem 25.52 2.605
Ag-Ag
2.893 - 4.055 12.676 6 -0.032
Stem 25.52 2.625
Ag-Ag
2.900 - 4.216 12.803 6 4.426
Stem 25.52 2.645
Ag-Ag
2.916 - 4.080 12.487 6.21 6.370
Leaves 25.52 2.638
Ag-Ag
2.899 - 4.092 12.239 8.33 4.916
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 125
be seen that the quantity of nanoparticles in the stem is lower than those in the leaves. The
shapes of the nanoparticles depend of the plant’s part where they were formed and the average
size obtained is slightly higher in leaves than in stems. The pyramidal shape found in the stem is
similar to those found in the leaves. In Figure 9 appear the silver particles in stem with average
size of 18.5 nm. Here can be seen that the quantity of nanoparticles in the stem is lower than
those in the leaves.

The shapes of the nanoparticles depend of the plant’s part where they were formed and the
average size obtained is slightly higher in leaves than in stems. The pyramidal shape found in the
stem is similar to those found in the leaves.

Fig. 7. a) Ag Nanoparticles in leaf, b). Ag Nanoparticles in leaves and c) Ag Nanoparticles in
stem
4. CONCLUSION

The bean plants has the capacity to absorb the silver from a enriched culture medium which
climbs up the stem and finally arrives to the leaves in the form of nanoparticles of Ag.

By XAS it is showed that silver nanoparticles are reduced to form Ag (0) in the stem and leaves
and in the culture medium and the roots formed as AgO, because there is not still formation of
nanoparticles.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 126
In the TEM analysis, the images showed that were fewer Ag nanoparticles in the stem, and
having a greater quantity in leaves, mainly in the plant that grew in a culture medium of garden
soil. This is due to the nutrients that the plant can get for a better development. Nanoparticles
obtained in the stem, leaves (cotton) and leaves (ground) have different forms and they can affect
the soil pH.

Finally the average size of the nanoparticles in stem and leaves were 18 nm.

REFERENCES.
Duarte M. J. A. Determinación de la estructura atómica local de materiales mediante el análisis
de la estructura fina asociada a las pérdidas de energía por ionización electrónica. Tesis Doctoral.
CICESE – UNAM. 1996

Gardea T. J. L., Parsons J. G., Gómez E., Peralta V. J., Troiani H. E., Santiago P., and Yacaman
M. J.. Formation and Growth of Au Nanoparticles inside Live Alfalfa Plants. Nano letters
XXXX. American Chemical Society. Vol. 0, No. 0. 2002. pp. A-E.

Gardea T. J. L., Gomez E., Peralta V. J. R., Parsons J.G., Troiani H. and Yacaman M. J. Alfalfa
Sprouts: A natural source for the synthesis of silver nanoparticles. Langmuir. Vol. 19. No.4.
2003. pp. 1357-1361.
Chen J.C., Z.H. Lin and X.X. Ma. Evidence of the production of silver nanoparticles via
pretreatment of Phoma sp.3.2883 with silver nitrate. Letters in Applied Microbiology. Vol. 37.
No.2. 2003. pp. 105–108.

Gardea T. J. L., Gómez E., Peralta V. J. R., Tiemann K. J., Parsons J. G., Troiani H. y Yacaman
M.J. Fitorremediación de metales pesados y formación de nanopartículas usando plantas de
alfalfa. Ciencia en la frontera. Revista de ciencia y tecnología de la UACJ. Vol. 3. No. Especial.
2004. pp. 49-54.

Gardea T. J. L., Peralta V. J.R., De la Rosa G., Parsons J.G. Phytoremediation of heavy metals
and study of the metal coordination by X-ray absorption spectroscopy. Coordination Chemistry
Reviews. Elsevier. Vol. 249. No. 17-18. 2005. pp. 1797 – 1810.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 127
Peralta V. J. R. 2002. Feasibility of using alfalfa plants in the phytoextraction of cadmium (II),
chromium (VI), copper (II), nickel (II), and zinc (II): Agar and soil studies. ETD Collection for
University of Texas, El Paso. Vol. 63 No. 04. 2002. 119 p.

Roldán M.V., Frattini A.L. y De Sanctis O. A., Pellegri N.S. Nanopartículas metálicas con
diversas formas. ANALES AFA. Vol. 17. 2000. pp. 212-217.

Torstein R. Manual WinXAS. Version 3.x. 1992–2004. Department of Inorganic Chemistry.
Germany.




















Proceedings Book ECITE 2012


Página | 128



STUDY OF THE EFECT OF Er
3+
ON THE OPTICAL PROPERTIES OF
GLYCINE CRYSTALS

J. PARRA BERUMEN
1
, R. A. SILVA MOLINA
2
, E. ORRANTIA BORUNDA
1
AND A.
DUARTE MOLLER
1

1
Centro de Investigación en Materiales Avanzados, S. C.
Miguel de Cervantes 120, Complejo Industrial Chihuahua
Chihuahua, Chih. 31109, México
2
Departamento de Investigación en Polímeros y Materiales
Universidad de Sonora
Luis Encinas y Rosales s/n, Hermosillo, Son. 83000, México
Corresponding author alberto.duarte@ciimav.edu.mx

Keywords: glycine, erbium, NLO, SHG

ABSTRACT
Organic crystals have nonlinear optical effects (NLO) that make them attractive for
applications in frequency conversion and optical processing. Among these we find the
amino acids. Glycine is the simplest of all amino acids in the crystalline form, has three
different polymorphs y in which the molecules exist in the dipolar form (NH
3+

CH
2
COO
-
). In this work we obtained glycine crystals doped with erbium growth by slow
evaporation at room temperature. The chemical composition of the crystal was determined
by FTIR and Raman spectroscopy and was conducted for glycine with different
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 129
concentrations of erbium. The optical absorption spectrum recorded in the wavelength
range of UV-vis revealed that the crystal has good optical transparency in the range of
350-1100 nm. The crystalline phase was determined by X-ray diffraction and the second
harmonic generation efficiency of the crystal measured by using the Kurtz Perry modified
method.

1. INTRODUCTION
Non-linear optics (NLO) materials for second harmonic generation (SHG) have received
constant attention due to the practical application in the field of optoelectronics and
photonics. Thus, the opto-electronics has stimulated the search for highly optical nonlinear
organic crystals for better efficient signal processing (Bhat et al. 2002, Tapati et al. 2005)
An optical material can be defined as a solid that presents events when interacts with light
in the range of wavelengths of 200 nm (ultraviolet) to 3 μm (near infrared). They are a
wide group of materials that can be classified into the following types: luminescent, lasers,
pigments and optical fiber. In preparing these the rare earth elements are responsible for
the properties they represent, and in most cases were added as dopants to constitute only a
small percentage by weight of the overall composition of optical materials (Bhat et al.
2002).

Rare earth complexes have distinct properties such as optical, electrical and magnetic and
are closely related to their electronic configurations and are a new type of functional
materials and have potential use in the fields of photo-luminescence, electro-
luminescence, laser, etc. (Yan et al. 2007)
The chemical compounds often show the ability to crystallize in more than one structural
form. And the different forms are known as polymorphs and these may exhibit different
mechanical, thermal and physical properties such as solubility, melting point,
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 130
compressibility. Glycine the simplest of all amino-acids has three known polymorphs:
, y glycine. The importance of amino acids in NLO applications is in the fact
that almost all amino acids contain an asymmetric carbon atom and crystallize in a non-
centrosymmetric space group. In solid state, amino acids containing one de-protonated
carboxyl group (COO-) and a protonated amino group (NH
+3
). This dipolar nature exhibits
peculiar physical and chemical properties of amino acids making them ideal candidates for
use in NLO (Saenz et al. 2000). This paper report the crystal growth Glycine doped with
erbium nitrate penta-hydrate, followed by characterization by UV-Vis, FTIR, Raman,
analysis of X-ray diffraction (XRD) and second harmonic generation (SHG) efficiency.

2. Experimental details
The crystals of Gly-[ErNO
3
]5H
2
O were obtained from and aqueous solution of Glycine
and [ErNO
3
]5H
2
O at different concentrations (0.1, 0.2, 0.3, 0.4 and 0.5%) into 50 ml of
distilled water. The starting reagents were glycine JT-Baker 98.8% pure and erbium (III)
nitrate pentahydrate Aldrich 99.9% metals basis. The solution was heated on a hotplate
and was stirred two minutes for dissolution, then was evaporated slowly at room
temperature during a month, which yielded crystals of several millimeters in size (method
of slow evaporation used by Baran J and Ratajczak H, 2005, Silva-Molina RA et al
(2011), Vijayakumar T et al. 2008).
The samples were analyzed in a Perkin Elmer Lambda 10 spectrometer in the range 200–
1100 nm, to know the optical transmission.

The infrared spectra were obtained on a 750 Series II MAGNO NICOLET spectrometer
within the range 400-4000 cm
-1
. Raman technique was used to find the molecule
vibrations, the equipment used is X’plora RAMAN Microscope. To obtain the XRD
spectrum an X-PERT diffractometer Phillips was used. The equipment used for thermal
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 131
analysis was STD 2960 Simultaneous DTA-TGA, TA Instruments brand; samples were
run from 0-600 ° C with ramp of 5 ° C / min in static air. In order to find the SHG, the
crystals were ground according to the Kurtz and Perry technique (S.K. Kurtz, T.T. Perry,
1968) into powder (about 70 µm) and densely packed between two transparent microscope
glass slides (Silverstein, R. M., 1998).
3. Results and discussion
3.1 UV Spectroscopy
Optical transmission spectra of glycine with erbium shown that has a good transparency in
between 350 and 1100 nm (Figure 1). Also it can be used for second harmonic generation
for Nd-YAG laser.

3.2 IR Spectroscopy
The absorptions in figure 2 correspond to the combination of the main functional groups
that form the glycine molecule: carboxylic acid (COOH), amino group (NH
2
) and CH
2

group. Their assignment frequency of the glycine crystals are given in Table 1. The band
observed to 3162cm
-1
corresponds to the group NH
+3
of -glycine (Vijayakumar, et al.
2008; Baran, et al. 2006). Asymmetric and symmetric vibration of CH
2
group found to
3014cm
-1
and 2967cm
-1
edge respectively (Vijayakumar et al. 2008; Baran et al. 2005).
The peak at 1449cm
-1
is assigned to CH
2
scissoring (Vijayakumar et al. 2008; Baran et al.
2005, 2006). The NH
+3
symmetric stretching frequency to 2892cm
-1
is attributed of strong
N-H···O intra- and intermolecular hydrogen bonding, CH
2
wagging are observed at 1331
cm
-1
, at 1594 cm
-1
correspond to COO
÷
asymmetric stretch, at 935cm
1
CH
2
rocking, C-C
stretch 890 cm
-1
, 676 cm
-1
NO
3
in-plane deform (Vijayakumar et al. 2008; Baran et al.
2005).

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 132
3.3 Raman Study
Figure 3 display the Raman spectra of glycine-erbium. The bands found in the IR
spectrum are similar to the Raman spectrum (Table 1). In the assignment of the bands
were used in the literature assignments for the glycine molecule with similar groups.
According to literature in saturated amines, the asymmetric and symmetric NH
2
group
stretching are usually expected in the region 3380–3350 cm
-1
and 3310–3280 cm
-1
,
respectively. However, the protonation of NH
2
group can shift in band position towards
the range 3300–3100 cm
-1
and 3100–2600 cm
-1
for asymmetric and symmetric stretching
modes, respectively. In Raman spectra of glycine: erbium, the asymmetric and symmetric
NH
2
group stretches are at 3017 and 2974 cm
-1
respectively. The NH
+3
vibrations at
3145cm
-1
correspond to the weak link of the H bound to O (N-H ... O), this value is related
to the o-glycine (Murli et al. 2007; Baran et al. 2005, 2006). The presence of strong band
N-H···O is evident from the presence of intra- and intermolecular hydrogen bonding at
frequencies to 2890 cm
1
in the spectrum. The symmetric and asymmetric deformation
vibrations of the NH
+3
groups appear in the region between 1680–1470 cm
−1
(Baran et al.
2006), in the spectrum glycine: erbium we find them 1670 cm
-1
. The peak at 1443cm
-1
is a
deformation of CH
2
group, at 1322 cm
-1
is attributed to the CH
2
wagging.

3.4 X-ray diffraction
Figure 4 shows the XRD patterns for the glycine with different concentrations of erbium,
the main phases are and -glycine, dominating the first one in the crystals with
concentrations of 0.1 to 0.4% of erbium. In the sample of 0.5% of erbium, the phase -
glycine predominates.



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 133
3.5 Thermal analysis
In TGA (figure 5) shows that the sample is stable above 224°C, then begins to degrade
with a loss of 5% of water in the crystals, then have a weight loss of 42% to 300°C and is
due to the combustion of organic matter such as CO and NO
3
, thus continuing the
decomposition of the remaining molecules to 600°C. For DTA we observed stability to
200°C, then start an irreversible endothermic transition which corresponds to phase
change up to 243.7 °C, which approaches the melting point of pure glycine. TGA losses
are similar in different samples; the temperatures of DTA melting points are decreasing
with increasing erbium concentration, may be because the amount of erbium (as nitrate
pentahydrate) is small compared with glycine.

3.6 Second harmonic generation (SHG)
Once the samples were placed into the glass slides, a Nd:YAG Quanta ray INDI series
laser with wavelength of 1064 nm which generated an 8 ns pulse and was operated at 6
mJ/pulse and at rate of 10 Hz was shot at the proper angle and distance in order to see
the SHG in green (532 nm); the expected half wavelength signal. The experimental
setup consisted of a slightly modified Kurtz Perry setup. A Nd:YAG pulsed laser
source was the reference and excitation beam. The beam was divided in to 2 beams
consisting of a reference beam and an excitation beam. The reference beam was
measured with a photomultiplier in order to detect beam energy. The other was used to
excite the sample and was mounted between two glass holders. The signal was then
recorded in an oscilloscope in order obtain SHG intensity.

Fig. 7 shows the data collected from the detector and the SHG signal vs. the beam energy
plot. This was done in order to measure the damage threshold. In this case, a tendency to
increase the SHG intensity and beam energy is shown. Er Concentrations of 1 and 5%
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 134
have good signal placed in 532 nm. For some reason in these cases the Er may take a
selective place in the lattice in order to form a non-centrosymetric structure. Figure 4 we
see for concentrations 0.1 and 0.5% erbium the predominant phase is -glycine, for
concentrations 0.2 - 0.4% the predominantly phase is -glycine, which crystallizes in
centrosymmetric space group; this may explain not having second harmonic emission.
4. Conclusion
Optical absorbance spectrum to 500–600 nm confirms that this crystal is suitable for NLO
applications. The vibrational spectral analysis IR is performed based on the characteristic
vibrations of the glycine molecule. The phase of the grown crystal was confirmed by
powder XRD, and phase glycine occurred in most of the crystals except glycine:
0.2% erbium, where there is only phase. Only at 0.1 and 0.5% of erbium was obtained
second harmonic efficiency, but the efficiency is higher in pure glycine that erbium-doped.

Acknowledgments
The authors would like to thank D. Lardizabal, Enrique Torres Moye, and Pedro Pizá for
technical assistance, also to Mrs. Elvira Tavares Diego for secretarial assistance. This
work has been partially supported under project on Renewable Energies graduate program
from Secretaría de Educación Pública, PRONABES/632/2010. Authors also we thanks to
National Laboratory of Nanotechnology at CIMAV, Chihuahua, Mexico

References

-glycine crystals. J.
Crystal Growth 236: 376–380.

Bhat MN, Dharmaprakash S (2002). Effect of solvents on the growth morphology and
physical characteristics of nonlinear optical g-glycine crystals. J. Crystal Growth 242: 245-
252.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 135

-glicine single
crystal. Spec. Act Part A 61:1611-1626.
Baran J, Ratajczak H. (2006). -glycine single crystal.
Part I. Polarised Raman spectra—the Problem of effective local Raman tensors for the
glycine zwitterions. Vib. Spectrochem. 43:125–139.

Britto DM, Natarajan S (2007). Growth and characterization of a new organic NLO
material: Glycine nitrate. Optics Communications 278:434-438.

Changhao Y, Chunfang G, Ping L, Guanming Q (2008). Crystallization of metastable β
glycine from gas phase via the sublimation of α or γ form in vacuum. Biophys. Chem.
132:18-22.

Kumar S, Rai AK., Singh VB, Rai SB (2005). Vibrational spectrum of glycine molecule.
Spectrochem. Act Part A 61:2741-1746.

Murli C, Sharma S, Karmakar S, S -Glycine under high pressures: a
Raman scattering study. Phys. B 339: 23-30.

Murli C, Thomas S, Venkateswaran S, Sharma SM (2005). Raman spectroscopic
investigation of a-glycine at different temperatures. Phys. B 364: 233-238.

Sáenz PR, Cascales C, Porcher P, Maestro P (2000). Rare earth. Advanced materials.
Annals Spanish Royal Soc. Chem. 4:11-26.

Silva-Molina RA, Duarte-Moller A, Orrantia-Borunda E, Parra-Berumen, Regalado LE,
Álvarez-Ramos ME (2011). The role of pH on the second harmonic response of glycine
sodium nitrate (GSN). J. Phys. Sci. 6(4): 885-890.

Tapati M, Tanusree K (2005). Growth and characterization of nonlinear optical L-arginine
dihydrate single crystals. J. Crystal Growth. 285: 178-182.

Vijayakumar T., Hubert JI, Reghunadhan NC, Jayakumar VS (2008). Non-bonded
interactions and its contribution to the NLO activity of Glycine Sodium Nitrate – A
vibrational approach. J. Molec. Struct. 877: 20–35.

Yan C, Guo C, Lu P, Qiu G (2007). Synthesis and Characterization of Rare Earth
Complexes. J. Rare Earths. 25: 117-121.






Proceedings Book ECITE 2012


Página | 136



XAS and grazing angle XRD of the CoTi
2
thin films grown by DC Co-sputtering
technique assisted by balanced magnetron.
I. Yocupicio-Villegas
a,b
, H. E. Esparza-Ponce
b
, E. Alvarez Ramos
c
and A. Duarte-
Moller
c

a
Universidad de Sonora, Unidad Regional Sur,
Lázaro cárdenas No. 100 Col. Fco. Villa, Navojoa, Sonora, México.
b
Departamento de Física, Universidad de Sonora, Rosales y Transversal s/n,
Hermosillo, Son. 83000, México
c
Centro de Investigación en Materiales Avanzados, S. C,
Miguel de Cervantes 120, Complejo Industrial Chihuahua, Chihuahua Chih. 31109,
México.

ABSTRACT
A series of thin films to 500°C with Co and Ti were grown on silicon substrates highly
oriented and polished (400), by the DC co-sputering technique. Were used powers of 50
watts, 80 watts and 110 watts for concentrations of 7% and 11% of Co in the films. The
purpose for this work was to study through XAS and XRD in grazing beam interpretation,
the effect in the structure of the different powers used in the growth of thin films, as well
as of the concentration. The obtained results indicate a CoTi
2
phase (Fd-3ms, FCC), in
addition to Ti (P63/mmc, hex). An analysis XANES indicates the valences Co
2+
and the
Ti
1+
; whereas EXAFS, indicates that there is slight variations in the number of
coordination and the distances to near neighbors have percentage deviations in the rank of
0-7%. Therefore, there is a good agreement between the theoretical and experimental
results.


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 137
PACS: 78.70.Dm; 61.05.cj; 61.05.cf; 81.15.cd; 81.15.Ef
Keywords: Thin films; DC co-sputtering; PVD; balanced magnetron, EXAFS, XRD


1. Introduction
In recent years, due to the fast development of various thin-films growth techniques, there
has been increased interest in the various properties of binary alloy thin films. These
techniques allow preparing metals and alloys in several metastables states, which
sometimes are not obtained in the bulk materials.

The technique of physical vapor deposition (PVD), specially co-sputtering assisted by
balanced magnetron [1], has been used to deposit thin films of Co and Ti. The cobalt and
its alloys (transition metal compounds 3d) are resistant to the wearing down and the
corrosion, even to high temperatures. The high stability of alloys closely is related to a
significantly ionic character of the metallic bond due to transference of substantial charges
from atoms of titanium to cobalt. The compounds of Co and Ti are stable until the melting
point, which prevents the formation of a state significantly disordered in this alloy [2].
These are component important of many industrial alloys. Combined to applications of
super alloys, they are appearing a new class of magnetic devices in multilayers with Co
and Ti, also the metallization of Co and Ti are being developed on Silicon Chips for
electronic uses.

In according to the X-ray diffraction spectra in grazing beam indicates that a intermetallic
compound CoTi
2
forms [3], which presents a ordered fcc structure, containing 96 atoms by
cell, the intermetallic compound CoTi
2
peritectically forms to ≈1057°C and presents a
maximum interval of homogeneity of ≈32.9 to 33.3 in atomic percentage of cobalt [4].
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 138

It was obtained the CoTi
2
phase to approximate concentrations between 7% and 11% of
Co and the reason are in which the process of co-sputtering is carried out in conditions of
metastability. Information with respect to the Co/Ti system exists in Literature [5-10], in
where the equiatomic phase CoTi with B2 phase (bcc) is the one that has worked more by
its magnetic properties. For greater concentrations to 50% of Co they continue presenting
magnetic properties, but the material becomes amorphous.

The objective of the present work was to study the structure and the chemical environment
of cobalt in thin-films that were grown by co-sputtering. The results are accomplished by
ex-situ analysis technique, such X-ray Absorption Near Edge Spectroscopy (XANES) and
Extended X-ray Absorption Fine Structure (EXAFS) [11-14], like a tool to obtain data
about the local structure, from which EXAFS is a technique selective for a particular
element, and most important, extremely sensible to the local environment, obtaining
reliable data in the coordination number and distances to near neighbors. EXAFS fit was
done by using the FEFF8.0 software [15].



2. EXPERIMENTAL

The cobalt-titanium thin films were prepared to 500°C in an equipment of sputtering
INTERCOVAMEX V3 that consists of four magnetrons with sources DC pulsed and DC.
As substrate silicon wafer polished and highly oriented (400) were used with an oxidized
surface (SiO2); It is well known that if cobalt is deposited directly on a pure silicon
surface even at room temperature silicides are formed, the reaction of cobalt and silicon is
generally crystalline with resistivity similar to the metals [16], to avoid this, a heat
treatment in high vacuum was applied to oxidize the surface.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 139

Thin films were grown by co-sputtering using a DC source, with nominal powers of 50
watts, 80 watts and 110 watts. The co-sputtering technique consists of covering the target
surface with similar parts of another material. In this case cobalt foil had symmetrical way
in the erosion ring stuck with silver painting of the target of titanium of 3” that correspond
to concentrations of 7% and 11% atomic. Thus, this way the cobalt and titanium are
bombarded simultaneously with advantages of compositional flexibility, simplicity of
handling and an opportunity for extending the field of application of existing equipment.
The distance between the target of erosion and the substrate was of approximately of 200
mm. The purity of the cobalt foils was of 99,998%, whereas for the titanium target it was
of 99.995%. The base pressure in the growth chamber before the deposition process was
approximately 2x10
-6
Torr. The typical argon pressure (purity of 99,995%) during the
deposition process was maintained in 4 mTorr. The thickness of the films was detected by
a monitor through a quartz crystal; the time of deposit was of one hour for all the samples.
The Ar flow was of 7.5 ccpm.
The chemical composition was obtained by EDS (EDAX DXPrime model) in the (SEM)
JEOL model JSM-5800LV, whereas the structural characterization was made by XRD in
the modality of grazing beam, the measurement was carried out in an instrument XRD X-
pert PRO PANalytical with CuKo (ì= 1.540598Å), using a step of 0.05 for the time
interval of 10s, and a 2u scanning between 10-130°. Figure 1 and Figure 2 shows the
diffraction pattern where plane reflections meet the experimentally reported structure
which belongs to CoTi
2
presenting a fcc structure with space group FD3M (227) with cell
parameters a = 6.73 Å and cell volume V = 304.82 Å
3
; hexagonal structure for Ti system
with P63/mmc (194) space group, cell parameters a = 2.95 Å, c = 4.686 Å and cell volume
V = 35.32 Å
3
. Vibrant sample magnetometer was used to determine the magnetization
of the films, but a magnetic answer for concentrations 7% and 11% of cobalt was not
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 140
obtained in agreement with [17], that worked a concentration of 17% of Co. With the
intention to have precise structural information of the films, we have used XAS (X-ray
absorption spectroscopy), generally, a XAS spectrum can be divided in two regions:
region XANES until a value ≈ 50eV from the edge of absorption and region EXAFS from
≈ 50eV to 1000 eV. The small oscillations in the EXAFS region are known them like fine
structure. These oscillations, specially, the form and amplitude, contain information on the
local environment around the absorbing atom.

The spectra were obtained at room temperature in the way of total electron production,
which is particularly appropriate for materials of thin film. The X-ray absorption (XAS)
experiments were carried out in SSRL (Standford Synchroton Radiation Laboratory) in the
base line 7-3 assisted by a little detector by measuring the fluorescence emission, it
experimental set-up is useful for collecting data from diluted samples. Typical runs were
about 1 hour collecting absorption data around the Co K-edge located at energy of
7.71KeV.

A singular problem appears when the resonances of the Si diffraction lines are overlapped
into the XAS spectra; however these diffraction peaks are easily removed by deglitching
the spectra in the WIN XAS software.

The valence of the Co was obtained comparing the edges of the samples. This analysis is
knowledge as XANES analysis. The comparison was performed respect to CoO foil.

EXAFS Procedure was applied only to the Co ionization edge by using the phase
transferability principle.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 141
3. Results and discussion
Fig. 1 displays the XRD spectra that corresponding to the films cotisi17, cotisi18 and
cotisi19 grown at 7% of Co concentration, with powers of 110 watts, 80 Watts and 50
Watts, respectively. With database the present phases were identified, with CoTi2 (Fd3m,
fcc) in greater measurement of the Cu
2
Mg type, Ti (hex) with P63/mmc (194). The
CoTiSi17 sample is observed that, in addition to being highly crystalline it has more
texture than the other two. All the present cobalt reacts with titanium and the rest of
titanium forms it own phase. Whereas Fig. 2 shown the XRD spectra for the thin-films
CoTiSi20, CoTiSi21 and CoTiSi22 grown at 11% of cobalt concentration. It is possible to
be appreciated that the present phases are the same ones that the previous case, reason why
the phases stay for the two cobalt concentrations.

The results show that the CoTi
2
phase grows to expenses of Ti, with a high degree of
ordering when the substrate to stays at high temperature during the growth; indicating with
it that the present phases are the same ones. The CoTi2 phase is stable until the melting
point (≈1507 K).

Analyzing the XRD data for the first series is found that the intensities begin to diminish
as diminishes the work power, that is to say, the crystallization improves when the power
increases, for the second series, it does not happen the same, perhaps because the thickness
is not sufficient for the account number behaves in the same way.

A XAS experiment measures the probability as a function of energy that an X-ray photon
incident upon a sample will be absorbed by that sample. In the experiment, the energy of
the incident beam of photons is increased monotonically and the cross section of the
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 142
absorption process is measure [18]. The physical interaction central to the XAS
experiment is that an atom absorbs an incident photon. The photon is destroyed and a deep
core electron is promoted into a high-lying, unoccupied state. As the energy of the incident
beam is increased, at some its energy equals the binding energy of a deep core electron of
one of the atoms in the sample.

In fig 3, the photons below 7709 eV have insufficient energy to eject a deep core electron
from Co atom. Above that energy, the probability that the photon gets absorbed increased
dramatically. That probability includes an oscillatory function of energy leading to the fine
structure. This fine structure depends on the details of the local electronic and atomic
structure in the vicinity of the absorbing atom. This fine structure is analyzed to yield
information about the atomic structure of the sample.

The features of the fine structure are due to the interference between the outgoing
photoelectrons and the backscattering wave from near neighboring atoms. This is used
quantitatively to correlate the changes of characteristics of the fine structure with changes
in the reticular parameter.

To extract structural information from the experimental spectra a simple analytical
expression is required that it relates signal XAS and in special EXAFS to the structural
parameters. The dipole approach will be used for a description of the interactions between
core electrons and hard X-ray photons. This approach allows expressing the absorption
cross-section like:

P
if
=
2t
2
e
2
m
2
e
M
if
2
µ E
f
( ) (1)
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 143
where i and f are the initial and final electron states, e and m their charge and mass µ(E
f
)
is the available density of states for the electron, e is the frequency of incident photon and
M
if
is a dipole matrix element related to transition of the electron from state i to f.

i f if
e p M + · + =
(2)
where p he is the moment operator, e is the electric field vector of X-ray photon, +
I
and
+
f
are wave functions for states i and f [7].

+
f
depends on the absorbed photon energy and can be written like a linear combination of
two terms: the wave function for the outgoing photoelectron for excited atom and to
perturb term +
sc
that represents the backscattered wave.

Considering which the absorption coefficient is proportional to P
if
, it is possible to write
down a theoretical expression for signal EXAFS:

( ) 1 ÷
+ · +
+ · + + +
=
i out
i sc out
e p
e p
k _
(3)
With this formula, it is possible to write an analytical expression of EXAFS like which it
suggested by Stern in 1974:

( ) ( )
( )
( ) ( ) | |
¿
u + · ·
|
|
.
|

\
| ÷
· ÷ · = k kR k f
k
R
k
R
N
S
k
k
i i
i
i
i
2 sin
2
exp 2 exp
1
2 2
2
2
0
ì
o _
(4)
Eq. (4) calculates _(k) or the fractional modulation of the X-ray absorption coefficient and
accounts for all the interactions measured or calculated through summation of the specific
interaction of a number of atoms. The term N
i
in the EXAFS equation corresponds to the
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 144
total number of absorbing and backscattering atoms in the sample,
2
0
S accounts for the
inelastic loss process, ( ) k f
i
is the energy dependence of the photoelectron scattering
process,
2
i
R is the distance between the backscatter and absorber (Å
2
), and k is the space
term for calculating into k space or wavevector space (Å
-1
). Furthermore, the amplitude of
the EXAFS is directly related to the number of backscattering atoms in the sample.

Fig. 2 shows the XAS spectra around the Co K-edge ionization for the thin-films grown
with Co and Ti, It were collected in the fluorescence way. The spectra have been
numerically processed by WINXAS software from the background subtraction until the
normalization. The Pre-edge background was removed by the standard method of using a
power-law function to curve-fit the pre-edge region and subtracting this function beyond
the edge. The reduction in the oscillatory part from the K-edge in EXAFS to the final form
FT[_(k)k
3
] involves, first, isolation of the K-edge contribution to the XAS function and,
second, weighting of the extracted _(k) by a factor that adjust for the relatively stronger
decay of the amplitude EXAFS. In this case was possible to establish the nature of the Co
binding by analyzing the near edge structure since the inelastic cross section for the K line
due to the good resolution in the edge shapes.

Analyzing the absorption spectra of cobalt in the CoTi
2
phase it found that they agree in
energy with the reference spectra that corresponds to the CoO, which indicates that the
valence whereupon working is Co
2+
and Ti
1+
.

Fig. 4 displays the radial distribution function (RDF) for the six samples. It may be
obtained by applying a fast Fourier Transformation of EXAFS signal, FFT to the
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 145
background subtracted, k-converted extended fine structure by the relation
( )
2
0
2
2 E E m k ÷ = for the energy threshold 7.71 KeV of Co.

The RDF experimental is compared with the RDF theoretical generated by FEFF program,
from a composed model for CoTi2 phase obtained by XRD. The fitting procedure is a
highly iterative process. The following is a typical procedure. Initially, the data are fitted
in k-space, and four parameters, N, R, Ao
2
, and E
0
, are allowed to vary. When a good fit is
found, R and E
0
are kept constant, and N and Ao
2
are allowed to vary. After N and Ao
2
are
optimized, they are fixed, and R and E
0
are allowed to vary. Fits in k-space are done with
various k weighting factors, typically k
2
and k
3
. Fits are also checked in R-space using
both the real and imaginary parts of Fourier transform. The later is an important check for
the presence of overlapping coordination shells and the correctness of the assumption
about the nature of the coordinating atom. The fitting process for this case is presented in
table1.

The main peak corresponds to the first two coordination spheres that are Co-Ti with 4 near
neighbors and the Co-Co with 4 near neighbors and R
1
= 2.0890Å and R
2
= 2.1537Å
positions. This causes overlaps in the Ft magnitude, reason why is impossible to discern
among them. A third neighbor is Co-Ti with 6 coordination and located in R
3
= 2.4175 Å,
collected data of the Cotisi17 sample (Table 1). Analyzing the results it is observed that in
agreement the structure relaxes as the power diminishes, because there is more time for to
accommodate atoms as yield sputter diminishes with the power. Peaks smaller to 1 Å are
not reliable reason why the first peak is ignored, in addition that the theoretical structure
does not contemplate it. In order to calculate the theoretical RDF the origin changed to the
atom that absorbs (Co) of (0, 0, 0) to (-0,125, -0,125, -0,125) in the structure, is why the
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 146
coordination do not correspond to a FCC structure. Its changes can be considered within
the experimental error (0.01-0.03 Å) when there are single peaks.

Of RDF, its observed that the forms of the peaks are different and must that mainly as
much the distribution of the first neighbors as of the number of coordination they directly
affect the amplitude and therefore to the intensity and the wide means to half of the peak
(FWHM).

For CoTi/Si1 AR/R = 0.0554Å with respect to the theoretician value, whereas for
CoTi/Si4 AR/R = 0.0485Å grown at 110 watts but different concentration. Also Cotisi18
AR = 0.0268 Å and Cotisi21 AR = 0.03967Å grown at 80 watts. This is with the purpose
of comparing the growth form, is that to greater concentration the structure relaxes more.

Figure 4 display the EXAFS-fit with open circle and the experimental spectra in solid line,
thus like also the fit spectra of the compound phase that sets out for the CoTi
2
phase
generated by feff 8.0. The adjustment that is obtained is quite good without change the
parameters considerably, it did not have mainly to that we are considering the effect of
thin films, in whereby the condition of the same ones there are residual efforts, tension or
compression that play an important role in the details of micro structure. With the
intention to explain a little the procedure of adjustment of the parameters that are
generated with 8,0 FEFF and the experimental spectra, went introducing each one of the
independent iterations for each main sphere of coordination, since when introducing all
once are generated erroneous results, in the end is made an adjustment of all the
parameters with their respective deviations. It is possible to clarify that FEFF fits with 4
parameters R
j
, N
j
, o
2

and E. To our case N
j
and o
2
are fixed and the rest adjusts.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 147
Acknowledgments
The author would like to acknowledge to the Centro de Investigación en Materiales
Avanzados, S.C. and Universidad de Sonora for the technical and financial support.

References
1. Daniel Nilsson, Urban Wiklund, Thin Solid Film 467 (2004) 10-15
2. Y. P. Lee, K. W. Kim, J. Y. Rhee, Y. V. Kudryavtsev, V. V. Nemoshkalenko, and
V. G. Prokhorov, The European Physical Journal B 15, 451-459 (2000)
3. MATCH! Phase Identification from Powders Diffraction Version 1.6c 2003-2007
Crystal Impact
4. J.L Murray, 1987. Co-Ti (Cobalt-Titanium), binary alloy phase Diagrams, Vol. 2,
1987, pages 2250-2552.
5. L. Smardz, Solid State Communications 112 (1999) 963-968
6. Lijuan Zhang, M.L. Jenkins, G. Taylor, 2006, Journal or crystal growth 289 (2006)
308-316.
7. Y. S. Lee, J. Y. Rhee, Y. V. Kudriavtsev, Y. Jeon, C. N. Whang, Y. P. Lee, Journal
of the Korean physical society, Vol. 43, No. 2, August 2003, pp. 246-252.
8. R. Benedictus, C. Traeholt, A. Bottger, E. J. Mittemeijer, Thin solid films 345
(1999) 319-329.
9. Boon K. Teo, EXAFS: Basic Principles and Data Analysis, Inorganic Chemistry
Concepts, Vol. 9, Springer-Verlag, Berlin, (1986)
10. B. Ravel, Journal of Alloys and Compounds 401 (2005) 118-126.
11. Yizhak Yacoby, Current Opinion in Solid State and materials Science 4 (1999)
337-341.
12. George Meitzner, Catalysis Today 39 (1998) 281-291
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 148
13. J. J. Rehr, A. L. Ankudinov, Journal of Electron and Related Phenomena 114-116
(2001) 1115-1121.
14. Gilberto Vlaic, Luca Olivi, Croatica Chemica Acta 77 (3) 427-433 (2004).
15. WinXAS version 2.0, Thorsten Ressler 1992-2000.
16. L. Smardz, K. Smardz, R. Czajka, Cryst. Res. Technology 36 (2001) 8-10 1019-
1026.
17. K. T. WU, Y.D. Yao, W.C. Chang, 1995, Journal of magnetism and magnetic
materials.
18. K. D. Machado, J. C. de Lima, T. A. Grandi, Solid State Communications 143
(2007) 153-157.
















Proceedings Book ECITE 2012


Página | 149
Figure Captions
Figura 1. Espectros de difracción de las muestras CoTiSi17, CoTiSi18 y CoTiSi19
obtenidas en el modo de haz rasante. Las fases presentes se indican con símbolos.
Figura 1. Espectro de difracción de rayos X, tomado en el modo de haz rasante. Con
símbolos se indican las fases presentes. Se observa que existen las dos fases del titanio o y
|; mientras la fase CoTi
2
es la fase mayoritaria.
Figure 3. XANES of the films of Co and Ti swellings by cathodic Co-erosion, the position
of the edges of energy for each one of the phantoms agrees with those of reference cobalt
oxide that works with a state of oxidation 2+, therefore the valence for cobalt in the CoTi2
phase is the same one of the CoO. The phantoms of absorption of the wild K of the Co
were standardized.

Figure 4. Function of radial distribution for the different films that became conceited. We
observed that even though we have two cobalt concentrations stays the CoTi2 phase. We
have evidence of which when increasing the concentration of cobalt in approximately 50%
occurs a reaction of amorfización of the material.

Figure 5. Cotisi17-CoTi2. Feffs 1, 2, 5, 6, 9, fit 23 and 26 of simultaneous way. Line of
points corresponds to the adjustment with feff.









Proceedings Book ECITE 2012


Página | 150
20 40 60 80
I
n
t
e
n
s
i
t
y

(
u
a
)
2u (Degree)
A=Cotisi19
B=Cotisi18
C=Cotisi17
-
-
--
-
-
-
-CoTi
2
-
-
-Ti(HEX)
-
-
-
-
A
B
C
-

Fig.1
20 40 60 80
I
n
t
e
n
s
i
t
y

(
u
a
)
2u (Degree)
A=CoTiSi20
B = CoTiSi21
C = CoTiSi22
A
B
C
-
-
--
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-CoTi
2
-Ti(HEX)
-

Fig. 2




Proceedings Book ECITE 2012


Página | 151
7.60 7.65 7.70 7.75 7.80 7.85 7.90 7.95 8.00 8.05
A
b
s
o
r
p
t
i
o
n

(
u
a
)
Energy (Kev)
CoTiSi17
CoTiSi18
CoTiSi19
CoTiSi20
CoTiSi21
CoTiSi22
CoO

Fig. 3

0 2 4
A
b
s
o
r
p
t
i
o
n

(
u
a
)
Radial Distribution (Angstrom)
A
B
C
D
E
F
A=CoTiSi17
B=CoTiSi18
C=CoTiSi19
D=CoTiSi20
E=CoTiSi21
F=CoTiSi22


Fig. 4





Proceedings Book ECITE 2012


Página | 152
Cotisi17

Fig. 5

Table 1. Obtained results of adjustment for the theoretical and experimental spectra for the
first neighbors.

Sample R
Experimental
(Å) R
Teoretical
(Å) Distance E
R
(AR/R)
CoTi/Si1 2.635391 2.79011 Co-Ti 0.0554526
2.790691 2.91418 Co-Co 0.0423752
4.374101 4.37126 Co-Ti 0.0006499
CoTi/Si2 2.648598 2.79011 Co-Ti 0.0507191
2.764930 2.91418 Co-Co 0.0512150
4.659001 4.37126 Co-Ti 0.0658256
CoTi/Si3 2.638441 2.79011 Co-Ti 0.0543595
2.776548 2.91418 Co-Co 0.0472283
4.327126 4.37126 Co-Ti 0.0101002
CoTi/Si4 2.654533 2.79011 Co-Ti 0.0485919
2.778109 2.91418 Co-Co 0.0466927
4.676706 4.37126 Co-Ti 0.0698759
CoTi/Si5 2.619385 2.79011 Co-Ti 0.0611899
2.754974 2.91418 Co-Co 0.054631
0.0
0.05
0.1
0.0
-0.05
0 2 4 6 8 0
F
T
(
_
(
k
)
*
k
3
)
R [Å]
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 153
4.528146 4.37126 Co-Ti 0.0358903
CoTi/Si6 2.622593 2.79011 Co-Ti 0.060039
2.748114 2.91418 Co-Co 0.0569854
4.184546 4.37126 Co-Ti 0.042714

























Proceedings Book ECITE 2012


Página | 154



Autoestima, discapacidad intelectual e inclusión escolar.
Bribiesca Ruiz, Juan
1

1
jbribiescaruiz@gmail.com


Resumen:
En el presente estudio se analizaron las diferencias en la autoestima entre adolescentes con
y sin discapacidad intelectual de una misma escuela privada de la Ciudad de México. Los
sujetos se seleccionaron por muestreo no probabilístco de tipo intencional según los
criterios de inclusión y eliminación propuestos. El instrumento utilizado fue el Culture-
Free Self-Esteem Index (SEI) forma A (Battle, 1981 en Bribiesca, 2004)). Después de
aplicar el cuestionario en los dos grupos, se observó que sí hay diferencias
estadísticamente significativas en cuanto a la autoestima entre los dos grupos a favor de
los adolescentes con discapacidad intelectual. La muestra se dividió en dos grupos de 22
sujetos cada uno, la media de edad fue de 16.79 años. La mayoría de los puntajes para el
grupo de personas con discapacidad fueron cuantitativamente altos, con dos intermedios
en la escala total y la social, y uno bajo en la escala de confiabilidad. Para las personas sin
discapacidad los puntajes fueron intermedios en la mayoría de las subescalas y sólo uno
bajo en la académica. Dentro de los puntajes totales de autoestima la mayoría de las
personas sin discapacidad obtuvo un puntaje intermedio a excepción de dos sujetos que
estuvieron en el rango bajo, no siendo esto aplicable a las personas sin discapacidad,
quienes mostraron una mayor variación en las respuestas y por consiguiente abarcaron
todos los puntajes teniendo más en el alto. Los resultados obtenidos pueden explicarse por
la estimulación y las mismas oportunidades que se dan a las personas con discapacidad
dentro de la escuela integrada.

Abstract:
In this study was analyzed the self-esteem among teenagers with and without intellectual
disabilities in a private school in Mexico City. The subjects were selected through a non-
probabilistic sampling technique according to inclusion and elimination criteria. The self-
esteem level was measured through the Culture Free Self-Esteem Index (SEI) form A
(Battle, 1981 in Bribiesca, 2004). After applying the questionnaire to both groups, a
significant difference was observed between them. The sample was divided in to two
groups of 22 subjects; the average age was 16.79 years. The majority of the scores for the
group of persons with mental disability were quantitative high, with two intervals that
were the total and the social scores and one below in the confidence scale. The persons
without mental disability scored in the mean in the majority of the sub-scales and just one
low in the academic one. The total self-esteem scores of the persons without mental
disability were in the mean, except two subjects who were in the lower rank, this is not
applicable to the persons without mental disability, who showed a greater variation in the
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 155
answers and consequently they covered all the scores having more in the highest levels.
The results could be explained by the stimulation and the same opportunities that are given
to the persons with mental disabilities integrated into the regular school.
Keywords: Autoestima, discapacidad intelectual, inclusión escolar / Self-esteem,
mental disabilities, inclusion


1. Introducción
El interés sobre la autoestima en niños ha sido importante desde el comienzo de la
educación. La autoestima es la capacidad de quererse a sí mismo e implica hacerse caso,
tomarse en cuenta y cuidarse (Ehrlich, 2002b y 2002c; Espin, 2000 y 2001). A la
autoestima hay que diferenciarla de autoconcepto, autoimagen, autoevaluación o
autoconcepción (Morales, 1999). Valdez-Medina (1996) propone un constructo teórico de
autoestima y precisa dónde radican las diferencias con el autoconcepto. Define a la
autoestima como el resultado de una evaluación o juicio de valor, producto de una
estructura mental más amplia. Esto quiere decir que la evaluación de la autopercepción de
las características personales de la persona refleja su autoestima.

La adolescencia marca una etapa crucial en la vida de toda persona, según Piaget
(1956/2000). La autoestima en esta etapa es el fruto de todo lo que se ha trabajado y
asimilado a lo largo de la vida. Según Erickson (1959/1993), esta etapa tiene como virtud
la competencia, el quererse comparar con los pares. Esta etapa se inicia con la latencia, y
el individuo aprende a tener un reconocimiento por la producción de cosas. En otras
palabras, el individuo ya muestra una conducta con una finalidad, lo dañino o peligroso es
que llegue a tener un sentimiento de inadecuación o de inferioridad (Bribiesca y Sierra,
1995).

Las familias de personas con algún tipo de discapacidad han querido lograr la educación
integrada. Sin embargo, esta educación no puede darse de manera obligatoria pero
tampoco de mera manera voluntaria. La integración requiere una planeación y recursos
tanto materiales como humanos (Molina, 2000b). En México se trabajaron grupos
integrados a la escuela regular hace 30 años, en el Colegio Franco Español y en otros
colegios particulares (Zacarías, 1983).

Hay que diferenciar dos términos integración e inclusión. Integración se refiere a la simple
presencia de los alumnos con discapacidad en las aulas regulares, mientras que inclusión
educativa es el proceso mediante el cual los alumnos con necesidades educativas
especiales estudian en las mismas escuelas y aulas que sus compañeros sin estas
necesidades. Lo hacen con acceso a las adecuaciones curriculares que precisan; el apoyo a
sus padres y madres y a sus docentes, y recibiendo asesoría del personal de educación
especial. Los beneficios de la inclusión no solamente alcanzan a los alumnos integrados,
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 156
sino a todo el alumnado. Las expectativas de las familias, con respecto a sus hijos con
necesidades educativas especiales, pueden cambiar de manera positiva cuando ven que sus
hijos estudian en la misma escuela que sus familiares, amigos y vecinos; cuando ven todo
lo que pueden aprender. Con todo esto, la autoestima de las personas con necesidades
educativas especiales se ve beneficiado (Molina, 2000b).

Con este estudio se intenta demostrar que la inclusión educativa para personas con
discapacidad intelectual es una opción válida en la que pueden desarrollarse como
individuos de una comunidad, lo cual implica un sentido de pertenencia, y permitirles
desarrollar un autoestima de acuerdo a su edad y grupo sociocultural reales.
2. Resultados y Discusión
De la variable sexo se observó que la población total fue de 44 sujetos, 22 (100%) del
grupo de adolescentes con discapacidad intelectual y 22 (100%) sin discapacidad
intelectual. El total comprende 25 (56.81%) hombres y 19 (43.18%) mujeres, de los cuales
12 (54.54%) no tienen discapacidad intelectual y 13 (59.09%) sí; y de las mujeres 10
(45.45%) no tienen discapacidad intelectual y 9 (40.90%) sí tienen.


Gráfica 5.1: Frecuencia de acuerdo al sexo en ambos grupos

Respecto de la edad, se observó que dentro del total de sujetos estudiados se presentan,
dentro del grupo de personas con discapacidad, 2 (9.09%) sujetos de 13 años, 2 (9.09%) de
14, 3 (13.63%) de 16, 3 (13.63%) de 17, 2 (9.09%) de 18, 4 (18.18%) de 19 y 6 de
(27.27%) de 20, no habiendo nadie de 15 años de edad.

Dentro del grupo de personas sin discapacidad hay 1 (9.09%) de 14 años, 9 (40.90%) de
15, 3 (13.63%) de 16, 5 (22.72%) de 17 y 4 (18.18%) de 18, no habiendo nadie de 13, 19 y
20 años de edad. El promedio de edad para toda la muestra fue de 16.79 años de edad, para
el grupo de personas con discapacidad fue de 17.5 años y para el grupo de personas sin
discapacidad fue de 16.09 años de edad.


0
2
4
6
8
10
12
14
Con disc Sin disc
F
r
e
c
u
e
n
c
i
a

Grupos
Hombres
Mujeres
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 157


Gráfica 5.2: Frecuencia de acuerdo a la edad en ambos grupos.

Sobre el estado civil de los padres, se observa que del total dentro del grupo de personas
con discapacidad hay 5 (22.72%) parejas divorciadas y 17 (72.27%) casados. Dentro del
grupo de personas sin discapacidad hay 3 (13.63%) de parejas divorciadas y 19 (86.36%)
casadas.


Sexo Edad E. Civil
H M 13 14 15 16 17 18 19 20 Cas. Div.
C/
D
9
40.90
%
13
59.09
%
2
9.09
%
2
9.09
%
0 3
13.63
%
3
13.63
%
2
9.09
%
4
18.18
%
6
27.27
%
17
72.27
%
5
22.72
%
S/
D
10
45.45
%
12
54.54
%
0 1
9.09
%
9
40.90
%
3
13.63
%
5
22.72
%
4
18.18
%
0 0 19
86.36
%
3
13.63
%
Cuadro 5.1 Frecuencia y porcentaje de acuerdo al sexo, edad y estado civil de los padres.

Gráfica 5.3: Frecuencia de acuerdo al estado civil de los padres.

0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
13 14 15 16 17 18 19 20
F
r
e
c
u
e
n
c
i
a

Edades
Con disc
Sin disc
0
2
4
6
8
10
12
14
16
18
20
Casados Divorc.
F
r
e
c
u
e
n
c
i
a

Grupos
Con disc
Sin disc
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 158
De los resultados del instrumento de autoestima Culture Free-SEI (Battle, 1981) se
observa que del grupo de personas con discapacidad, 20 (90.90%) presentaron un puntaje
intermedio y 2 (9.09%) un puntaje bajo. El promedio fue de 17.40 puntos lo que indica un
nivel de autoestima intermedia. Del grupo de personas sin discapacidad, 6 (27.27%)
sujetos obtuvieron un puntaje de muy alta autoestima, 9 (40.90%) alta, 4 (18.18%)
intermedia y 3 (13.63%) baja autoestima. La media fue de 41.81 puntos, lo que indica un
nivel de autoestima intermedia.

Autoestima Con disc. Sin disc.
Muy alta 0 6 (27.27%)
Alta 0 9 (40.90%)
Intermedia 20 (90.90%) 4 (18.18%)
Baja 2(9.09%) 3 (13.63%)
Muy baja 0 0
Promedio 17.40 pts 41.81pts.


Cuadro 5.2: Frecuencia, porcentaje y promedio de acuerdo al puntaje total obtenido en el
instrumento de autoestima Culture Free-Sei (Battle, 1981) por grupo.

Gráfica 5.4: Frecuencia del puntaje total del instrumento de Autoestima de Culture Free –
SEI (Battle, 1981) en ambos grupos.

Dentro de la subescala general se observa que dentro del grupo de personas con
discapacidad intelectual, 5 sujetos (22.72%) tienen un puntaje muy alto, 14 (63.63%) un
puntaje alto, 2 (9.09%) un puntaje intermedio y 1 (4.54%) un puntaje bajo, siendo la
media 6.36 sobre 8 puntos lo que indica un puntaje alto en esta escala. Del grupo de
personas sin discapacidad se observa que 4 sujetos (18.18%) presentan resultados muy
altos, 8 (36.36%) altos y 10 (45.45%) intermedios, siendo la media 14.09 sobre 18 puntos
que señala un puntaje intermedio.

Sub. General Con disc. Sin disc.
Muy alta 5 (22.72%) 4 (18.18%)
Alta 14 (63.63%) 8 (36.36%)
Intermedia 2 (9.09%) 10 (45.45%)
Baja 1 (4.54%) 0
Muy baja 0 0
Promedio 6.36 14.09


Cuadro 5.3: Frecuencia, porcentaje y promedio de acuerdo al puntaje obtenido dentro de
la subescala general en el instrumento de autoestima Culture Free-Sei (Battle, 1981) por
grupo.

0
5
10
15
20
25
MB B I A MA
Frecuencia
Puntajes
Con disc
Sin disc
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 159

Gráfica 6.5: Frecuencia del puntaje en la subescala general del instrumento de Autoestima
de Culture Free –SEI (Battle, 1981) en ambos grupos.

Dentro de la subescala académica se observa que dentro del grupo de personas con
discapacidad hay 3 individuos (13.63%) con resultados muy altos, 15 (68.18%) con
resultados altos, y 2 (9.09%) en cada uno de los rubros intermedio y bajo. La media en los
resultados fue de 2.9 de 4 puntos que señala una autoestima alta en esta subescala. En el
grupo de personas sin discapacidad hubo 5 sujetos (22.72%) con resultados altos e
intermedios respectivamente, e igualmente 6 (27.27%) con resultados bajos y muy bajos.
La media en este caso fue de 5.27 de 10 puntos, que indica una autoestima baja en esta
subescala para este grupo.

S. Académica Con disc. Sin disc.
Muy alta 3 (13.63%) 0
Alta 15 (68.18%) 5 (22.72%)
Intermedia 2 (9.09%) 5 (22.72%)
Baja 2 (9.09%) 6 (27.27%)
Muy baja 0 6 (27.27%)
Promedio 2.9 5.27


Cuadro 5.4: Frecuencia, porcentaje y promedio de acuerdo al puntaje obtenido dentro de
la subescala académica en el instrumento de autoestima Culture Free-Sei (Battle, 1981)
por grupo.


Gráfica 6.6: Frecuencia del puntaje en la subescala académica del instrumento de
Autoestima de Culture Free –SEI (Battle, 1981) en ambos grupos.

Dentro de la subescala de padres y hermanos se observa que dentro del grupo de
personas con discapacidad hay 16 sujetos (72.72%) con puntaje muy alto, 4 (18.18%) con
puntaje alto, 2 (9.09%) con puntaje intermedio. El promedio es de 3.63 sobre 4 puntos lo
que indica un puntaje alto. En el grupo de personas sin discapacidad hay 4 (18.18%) con
0
2
4
6
8
10
12
14
16
MB B I A MA
Frecuencia
Puntajes
Con disc
Sin disc
0
2
4
6
8
10
12
14
16
MB B I A MA
Frecuencia
Puntajes
Con disc
Sin disc
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 160
resultados muy altos, 13 (59.09%) altos, 2 (9.09%) intermedios y 3 (13.63%) muy bajos.
La media en este grupo es de 7.72 sobre 10 puntos que indica una autoestima intermedia
en esta subescala.

S. Padres y hnos. Con disc. Sin disc.
Muy alta 16 (72.72%) 4 (18.18%)
Alta 4 (18.18%) 13 (59.09%)
Intermedia 2 (9.09%) 2 (9.09%)
Baja 0 0
Muy baja 0 3 (13.63%)
Promedio 3.63 7.72


Cuadro 5.5: Frecuencia, porcentaje y promedio de acuerdo al puntaje obtenido dentro de
la subescala de padres y hermanos en el instrumento de autoestima Culture Free-Sei
(Battle, 1981) por grupo.


Gráfica 6.7: Frecuencia del puntaje en la subescala de padres y hermanos del instrumento
de Autoestima de Culture Free –SEI (Battle, 1981) en ambos grupos.

Dentro de la subescala social se observa que hay 16 personas (72.72%) dentro del grupo
de personas con discapacidad con puntaje muy alto, 4 (18.18%) altos, 2 (9.09%)
intermedios, y la media dentro de este grupo fue de 2.18 sobre 4 puntos que indica una
autoestima intermedia en la subescala social. En el grupo de personas sin discapacidad hay
1 (4.54%) sujeto con puntaje muy alto, 9 (40.90%) altos y lo mismo para el puntaje
intermedio, 2 (9.09%) sujetos bajos y 1 (4.54%) muy bajo. La media es de 7.13 sobre 10
puntos que señala una autoestima intermedia en esta subescala para este grupo.


S. Social Con disc. Sin disc.
Muy alta 16 (72.72%) 1 (4.54%)
Alta 4 (18.18%) 9 (40.90%)
Intermedia 2 (9.09%) 9 (40.90%)
Baja 0 2 (9.09%)
Muy baja 0 1 (4.54%)
Promedio 2.18 7.13


Cuadro 5.6: Frecuencia, porcentaje y promedio de acuerdo al puntaje obtenido dentro de
la subescala social en el instrumento de autoestima Culture Free-Sei (Battle, 1981) por
grupo.

0
2
4
6
8
10
12
14
16
18
MB B I A MA
Frecuencia
Puntajes
Con disc
Sin disc
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 161

Gráfica 6.8: Frecuencia del puntaje en la subescala social del instrumento de Autoestima
de Culture Free –SEI (Battle, 1981) en ambos grupos.

Dentro de la subescala de confiabilidad, que es la que indica el nivel de confiabilidad del
instrumento, se observa que en el grupo de personas sin discapacidad hubo 1 (4.54%)
sujeto con puntaje alto, 8 (36.36%) intermedios, 11 (50%) bajos y 2 (9.09%) muy bajos.
Siendo la media de 2.31de 5 puntos que señala un puntaje bajo. En el grupo de personas
sin discapacidad hubo 3 (13.63%) muy altos, 10 (45.45%) altos, 5 (22.72%) intermedios y
4 (18.18%) bajos. Con una media de 7.54 de 10 puntos que significa un puntaje
intermedio.


S. Confiabilidad Con disc. Sin disc.
Muy alta 0 3 (13.63%)
Alta 1 (4.54%) 10 (45.45%)
Intermedia 8 (36.36%) 5 (22.72%)
Baja 11 (50%) 4 (18.18%)
Muy baja 2 (9.09)% 0
Promedio 2.31 7.54


Cuadro 5.7: Frecuencia, porcentaje y promedio de acuerdo al puntaje obtenido dentro de
la subescala de confiabilidad en el instrumento de autoestima Culture Free-Sei (Battle,
1981) por grupo.


Gráfica 6.9: Frecuencia del puntaje en la subescala de confiabilidad del instrumento de
Autoestima de Culture Free –SEI (Battle, 1981) en ambos grupos.

0
2
4
6
8
10
12
14
16
18
MB B I A MA
Frecuencia
Puntajes
Con disc
Sin disc
0
2
4
6
8
10
12
MB B I A MA
Frecuencia
Puntajes
Con disc
Sin disc
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 162
Al observar las medias(x) y las desviaciones standard (DS) podemos observar una
tendencia a la depresión de los puntajes, esto se puede explicar por el número de la
muestra tan reducido.
Con discapacidad Sin discapacidad
Auto estima x DS x DS
Total 17.40 2.32 41.81 6.24
Subescala General 6.36 1.66 14.09 3.21
Subescala Académica 2.90 .7925 5.27 2.68
Subescala padres/hnos. 3.63 .6428 7.27 2.48
Subescala social 2.18 .5749 7.13 1.73
Subescala de confiabilidad 2.31 .8194 7.54 1.77

Cuadro 5.8: Medias (x) y desviaciones estándards (DS) del puntaje total y de cada
subescala obtenido en el instrumento de autoestima Culture Free-Sei (Battle, 1981) por
grupo.

Después de aplicar la prueba t, los resultados fueron los siguientes:
To = 13.93 t = 2.020 p≤.05 gl = 42
t = 2.704 p≥.01 gl = 42
La t obtenida es de 13.93 con 42 grados de libertad y la t de tablas es de 2.02 a 0.05 y
2.704 a 0.01, por lo que se rechaza la hipótesis nula. Con base en el análisis estadístico de
los resultados, se puede concluir que sí hay diferencias estadísticamente significativas
entre personas con discapacidad y personas sin discapacidad en cuanto a la
autoestima que asisten a la misma escuela.

Discusión
Una vez obtenidos los resultados se observa (ver cuadro 5.9) que la mayoría de los
puntajes para el grupo de personas con discapacidad son altos, con dos intermedios que se
presentan en el puntaje total y en el social, uno bajo en confiabilidad. Para las personas sin
discapacidad los puntajes son intermedios en la mayoría de las subescalas y sólo uno bajo,
en el aspecto académico.

Autoestima con disc. sin disc.
Total intermedio intermedio
General alto intermedio
Académica alto bajo
Padres/hnos alto intermedio
Social intermedio intermedio
Mentiras bajo intermedio


Cuadro 5.9: Interpretación del nivel del puntaje total de autoestima y de cada subescala
de acuerdo a los resultados obtenidos en el instrumento de autoestima Culture Free-Sei
(Battle, 1981) y el grupo al que pertenecen.

Al aceptar la hipótesis planteada en la metodología acerca de que sí hay diferencias
estadísticamente significativas en el nivel de autoestima entre un grupo de adolescentes
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 163
con discapacidad intelectual y un grupo de adolescentes sin discapacidad de la misma
escuela integrada, se pueden citar algunos autores que apoyan esto en cada uno de los
aspectos de las subescalas del instrumento.

Es importante señalar que dentro de los puntajes totales de autoestima la mayoría de las
personas sin discapacidad estuvo en un puntaje intermedio a excepción de dos sujetos que
estuvieron en el rango bajo. Esto no se aplica a las personas sin discapacidad, quienes
mostraron una mayor variación en las respuestas y por consiguiente abarcaron todos los
niveles teniendo más en el alto.

Este estudio se relaciona con lo planteado por Ehrlich (2002) quien dice que la autoestima
es una actitud personal, es un proceso con el fin del autodescubrimiento; pero este proceso
es doloroso, más aún cuando hay una limitación en nosotros, sobretodo de tipo físico. Sin
embargo, es necesario que las personas con algún tipo de discapacidad reconozcan sus
alcances y no sus limitaciones. Es a través de estas experiencias en la escuela y dentro de
la familia, y donde se le de un trato como a cualquier otra persona y de acuerdo a su edad,
con críticas de los seres queridos que se puede salir adelante. El mismo autor añade que
para poder “ser” plenamente, es necesario aceptar las cualidades favorables y no
favorables de nuestra personalidad. Lograr lo mencionado no es un proceso fácil ni lineal,
no obstante, una vez que nos acerquemos a esta meta, nuestra autoestima será cada vez
más fuerte y estará mejor cimentada,así comenzaremos a sentirnos mejor con nosotros
mismos.

Por otro lado, dentro de la subescala general las personas con discapacidad tuvieron un
nivel alto, y se puede explicar por lo mencionado por Dudevany, Ben-Zur y Ambar (2002)
quienes en su estudio de autodeterminación y satisfacción del estilo de vida mostraron que
aquellos que vivían en casas grupales tenían una baja auto determinación pero una alta
satisfacción en el estilo de vida. La satisfacción del estilo de vida se puede aplicar en este
caso, ya que este grupo de personas en el Colegio México puede encontrarse satisfecho en
cuanto a los logros obtenidos individualmente y lo esperado en ellos, ya que es un sistema
individualizado.

Respecto a la subescala académica, el grupo de personas con discapacidad obtuvo un
puntaje alto y el otro grupo uno bajo. Esto se explica con los fundamentos de Gijón (1998)
ya que no es tarea fácil evaluar la integración escolar, pero que los resultados que se han
obtenido alientan a seguirla llevando a cabo. La integración escolar de las personas con
discapacidad intelectual se realiza plenamente en los primeros años y va decreciendo en el
transcurso de las etapas educativas, esto se puede deber a que los padres tienen una
importancia decisiva en la enseñanza de sus hijos y, de hecho, en el aprendizaje de la
lectura. A medida que van creciendo los hijos o que adquieren la lectoescritura, el apoyo
de los padres se retira, siendo esto perjudicial ya que siempre debe de haber un
reforzamiento de las habilidades y capacidades de las personas con discapacidad. De igual
manera los alumnos del grupo técnico del Colegio México pudieron haber obtenido el
puntaje alto en esta subescala ya que, según resultados de Rynders y Low (2001), la
integración escolar sería mucho más productiva para los estudiantes con síndrome de
Down y sus compañeros de clase si los maestros aprendieran a aplicar de manera eficaz
unas interacciones de comunicación que estuvieran bien estructuradas entre estudiante y
estudiante

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 164
La integración escolar es una tarea común, pero la pregunta es ¿cómo se puede avanzar en
ese sentido?, muchas veces no se encuentra respuesta y entonces aparece el desánimo, que
puede incluso llegar a la inhibición (Boada, 1996). Por otro lado, las exigencias de la
práctica cotidiana no han hecho posible una evaluación rigurosa de la experiencia, no
obstante, el análisis y la reflexión sobre el trabajo realizado hasta ahora permiten elaborar
una serie de conclusiones y valoraciones finales. Uno de los aspectos más importantes es
evidenciar que con los apoyos y ayudas necesarios algunos de los alumnos de los centros
de educación especial pueden integrarse en el marco del aula ordinaria. También se ha
observado un cambio progresivo de actitud en los centros que acogen los alumnos
integrados.

Se pueden explicar estos resultados como parte de la estimulación que tienen las personas
con discapacidad dentro del sistema individualizado al que están sujetos. El sistema
trabaja las áreas débiles de las personas para poderlas reforzar, pero siempre en un
ambiente de conciencia de limitaciones y áreas fuertes, es importante que las personas con
discapacidad sepan que pueden y no pueden hacer.

Aunado a lo anterior, la Dirección General de Educación Especial dice que actualmente se
sigue el modelo educativo (cognitivo), es decir, este modelo asume que se trata de un
sujeto con necesidades educativas especiales. Rechaza los términos como “minusválido”
por ser discriminatorios. La estrategia básica de educación es la integración y la
normalización, con el propósito de lograr el desarrollo y la mayor autonomía posible del
sujeto como individuo y como persona que conviva plenamente en comunidad. La
estrategia educativa es integrar al sujeto, con el apoyo educativo necesario, para que pueda
interactuar con éxito en los ambientes socioeducativos y sociolaborales posteriormente.
Esta concepción se nutre del principio ético del derecho equitativo, no excluyente.
También del desarrollo moderno de la psicopedagogía y del desarrollo del currículo
escolar. (DGEE, 1993)

Es importante conceptualizar a la persona con discapacidad intelectual dentro del marco
de la nueva definición de: “…la discapacidad intelectual se define dentro del contexto del
medio ambiente donde la persona vive, aprende, trabaja y juega. Existe cuando las
limitaciones intelectuales y adaptativas afectan la capacidad intelectual para hacer frente a
los cambios en la vida cotidiana en la comunidad. Las limitaciones son significativas solo
en función del medio ambiente del individuo…” (A.A.M.R., 1992).

Dentro de la subescala de padres y hermanos, que habla de la relación que la persona
hace de sus padres y resto de la familia, se observa que el grupo de personas con
discapacidad tiene un puntaje alto. Esto se puede explicar en cuanto al apoyo que existe o
puede existir para los hijos con discapacidad, claro que se puede encontrar desde la
aceptación completa hasta la negación de la persona con necesidades especiales.

Sobre esto, se puede mencionar que cuando no se tiene el conocimiento de que la persona
tiene necesidades especiales y además se le da un trato menor a su edad, la autoestima y
autoconcepto variarán, si la comunidad ha aceptado a la persona como es y le ha brindado
ese apoyo social y laboral esperado, esto repercutirá en una autoestima adecuada, que la
hace verse a si misma como una persona con potencial y con afecto. Con los resultados
obtenidos en esta subescala se observa que la autoestima es una parte importante para
poder apoyar a los demás y que no aparece por magia, sino que uno la desarrolla a través
de sus fuerzas y procesos tales como (Piefro, 2001):
- la educación para saber que es posible
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 165
- el lenguaje para usar las palabras que demuestren las habilidades antes que las no
habilidades (personas primero)
- la comunicación para expresar a otros lo que uno busca
- la experiencia para tomar en cuenta las cosas que a uno le interesan
En este estudio se hace patente que la autoestima en personas con necesidades especiales
se enfrenta a situaciones de sentimientos de vergüenza, culpabilidad y rechazo, se hace
retador participar en actividades recreativas, escolares y familiares. Se debe destacar el
afecto, la integración y el control. La persona con necesidades especiales debe sentirse
querida e incluida en los diversos entornos sociales en que participa, debe experimentar un
sentimiento de pertenencia y de conexión con sus amigos y seres queridos. Debe
experimentar cierto sentido de control en su relación con sus padres y maestros, gozando
de la oportunidad de participar en el establecimiento de metas y expectativas.

En cuanto a la subescala social, se observó que el grupo de personas con discapacidad
obtuvo un puntaje intermedio, siendo lo mismo para el otro grupo. La inclusión en la
educación tiene beneficios en todos los ámbitos. Hay que evaluar los procesos y compartir
las buenas experiencias que se van teniendo en este campo (Buckley, Bird, Sacks y
Archer, 2002).

Con este estudio y los resultados de esta subescala, se demuestra que los padres y familias
pueden trabajar juntos para mejorar la integración e inclusión social. Mucho del éxito
obtenido está en las condiciones generales de la persona con discapacidad, en la red social
del individuo. En los alumnos integrados, hay avance en el lenguaje, se crean situaciones
nuevas donde se usan las herramientas aprendidas y se resuelven problemas en la vida
práctica, la mayoría de las habilidades se incrementan, se concientiza a la población en
general y los compañeros de clase, se reducen conductas no deseadas, se estimula la
autoconfianza y la autoimagen positiva, etc. La inclusión no tiene que ser perfecta, ya que
muchos padres y maestros dicen que ellos, a veces, se sienten insatisfechos con la
inclusión del alumno con sus esfuerzos, pero muchos de ellos son los mismos que se
ponen obstáculos para no lograr los objetivos planteados. Sabugal (2000) y Graff (2002)
recalcan mucho la importancia de la identificación y estimulación de habilidades de niños
con necesidades especiales, y recalcan sobre la importancia del apoyo de la escuela regular
y de un ambiente óptimo para el buen desarrollo de este tipo de personas.

En la subescala de confiabilidad los resultados indican que las personas sin discapacidad,
tal vez, por el sistema que se lleva en el Colegio México Bachillerato y CAPyS, A.C.
tienden a ser más honestas y por eso obtuvieron un puntaje bajo en esta escala. Esto
confirma lo planteado por Alcántara (2002), es decir, la autoestima y la confianza en uno
mismo aumentan cuando la persona con discapacidad trabaja y se le da la oportunidad de
ingresar a la comunidad sin tratos especiales. Esto habla de honestidad y reconocer lo que
uno en realidad quiere y desea, además de sus limitaciones y áreas fuertes.

4. Conclusión
Con los resultados observados en el presente estudio, se confirma lo expuesto por Klinger
y Vadillo (1999) acerca de los aportes de la educación especial a la educación regular. La
educación especial primera ha aportado una serie de estrategias, prácticas y principios a la
educación regular, al experimentar activamente con mejores procedimientos
instruccionales, materiales específicos y sobretodo, al desarrollar estos procedimientos
alternativos con base en el análisis del procesamiento de información de los estudiantes
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 166
con necesidades especiales. Algunas de las aportaciones más importantes de acuerdo a
estas autoras son:
- la importancia del desarrollo de una educación individualizada en donde se
detecten y aprovechen los talentos y fortalezas de cada estudiante
- el desarrollo de una actitud de respeto hacia las diferencias individuales
- la promoción del trabajo en equipo (tanto en estudiantes como en el equipo
docente)

El alumnado con necesidades educativas especiales debe educarse en el colegio de su
entorno natural en la medida que sus características lo permitan y el centro escolar
disponga de los medios humanos y materiales necesarios. En determinados casos existen
centros especializados que prestan una mejor atención ya que disponen de mejores medios,
instalaciones y especialistas.

Estas afirmaciones y resultados obtenidos llevan a pensar en la influencia sociocultural y
constructivista, donde se reafirman los principios de la metacognición y del aprendizaje
cooperativo. Las personas con discapacidad intelectual necesitan de la comunidad para
salir adelante y ser ellos y ellas mismas. Hegel, Marx y Engels lo dijeron en su momento:
“lo que nos hace humanos es lo social”.

Finalmente al igual que Carrión (2001) este estudio recalca que la corriente inclusivista
debe abrirse camino porque está en armonía con la filosofía de un sistema social y cultural
pluralista que valora la diversidad y que pretende sustentarse en principios como el de
solidaridad y la igualdad de oportunidades. La inclusión debe estar en lo más profundo de
la sociedad si de verdad apuesta por tales señas de identidad. No hay duda de que una
población escolar de niños y jóvenes no segregada y diversa producirá escuelas que sean
más sensibles y más humanas, así como generaciones más tolerantes y que acepten mejor
las diferencias. La escuela inclusiva sería así, nada más un instrumento de una sociedad
más justa y solidaria, de una sociedad de todos en igualdad y equidad. La educación
inclusiva tiene el potencial de reducir el temor a lo desconocido y de promover la amistad,
el respeto, la iluminación y la cooperación.

Al terminar la presente investigación, El País Semanal publicó un artículo sobre el
Maestro Pineda, quien es un joven de 29 años de edad y es universitario, el mérito de él es
ser el primer europeo con síndrome de Down en llegar tan lejos. Está diplomado en
magisterio y próximamente será Licenciado en Psicopedagogía (Alameda, 2003). El
maestro Pineda dice “No ser normal te marca, la sociedad siempre te pide algo por ello. A
mí me ha pasado”. Lo importante de esto no es el grado de estudios, sino que este joven ha
logrado ser feliz, ha logrado sus metas y a la vez su familia logró lo que se propuso, que su
hijo se desarrollara plenamente en el campo que deseara. Eso es lo importante ser lo que
uno quiere ser y que las limitaciones solo san un impulso para trabajar las no-
limitaciones.
Referencias y Notas
A.A.M.R. (1992). 116° Encuentro Anual de Discapacidad Mental: la nueva definición.
New Orleans, LA: AAMR.
A.A.M.R. (1994). Retardación mental: definición, clasificación y sistemas de apoyo.
Manual práctico. Washington, D.C.: AAMR.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 167
A.A.M.R. (2002). Mental Retardation: Definition, Classification and Systems of Supports:
Book and Workbook. Washington, D.C.: AAMR.
A.M.S.D. (2002). Asociación Mexicana de Síndrome de Down, A. C. Boletín En
Contacto.
5(2).14.
Alameda, S. (2003). El maestro Pineda. El País Semanal. 1420. Edición del domingo 14
de diciembre. España.
Alcántara, L. (2002). La discapacidad no es una carga social: Brenda. Periódico El
Universal. Edición del 17 de octubre. México
Amato, R.P. (2000). Family Processes and the Competence of Adolescents and Primary
School Children. Journal of Youth and adolescence. 18(19). 39-53.
Anderson, J. (2002). Learning Together: Lessons in Inclusive Education in New York
City. Down Syndrome News. 25(5). 52-54.
Argudin, C. (2001). Tenemos derecho: igualdad de oportunidades para nuestros hijos.
Ararú: revista para padres con necesidades especiales. 32. 20-22.
Argudin, C. (2002). Proyecto Roma. Ararú: revista para padres con necesidades
especiales. 39. 9-11.
Arias D. y Vargas, A. (2002). La integración educativa, una alternativa para las personas
con discapacidad intelectual. Tesis de Licenciatura. México: Universidad Pedagógica
Nacional
Ashley, B.; E. Huebner y R. Nagle. (2002). Multidimensional Life Satisfaction Reports of
Adolescents with Mild Mental Disabilities. Mental Retardation. 40(4). 321-329.
Atwell, J.; F. Conners y E. Merrill. (2003). Implicit and Explicit Learning in Young
Adults with Mental Retardation. American Journal on Mental Retardation. 108(1). 56-58.
Barrera, O. y Luna, A. (2000). Una conquista a paso lento. Periódico Reforma. México.
Universitarios: Suplemento mensual. Abril.
Battle, J. (1981). Culture-free SEI Self-esteem Inventories for Children and Adults.
Seattle, WA: Special Child Publications.
Bednar, L.R.; G.M. Wells y S.R. Peterson. (1991). Self-Esteem: Paradoxis and
Innovations in Clinical Theory and Practice. Washington, DC: APA
Blaine, B. y Crocker, J.(1993). Self-Esteem and Self-Serving Biases in Reactions to
Positive and Negative Events. Self-Esteem: the Puzzle of Low Self Regard. New York,
NY: Plenum Press.
Blos, P. (1992). Psicología de la adolescencia. México: Joaquín Mortiz Editores.
Boada, R. (2000). Integración escolar: una tarea común. Revista Síndrome de
Down.13(1).5-9.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 168
Bonilla, E. (2003). El autoconcepto: el encuentro con uno mismo. Padhia: desarrollo
humano.
9 (105). p. 34-35.
Bribiesca, J. y Sierra, J. (1995). Diferencia del electroencefalograma cuantitativo de niños
en relación con su estado emocional y coeficiente intelectual. Tesis de Licenciatura.
Facultad de Psicología. México: Universidad Intercontinental.
Brodice, A.D.; K. Bagley y P. D. Slade. (1994). Body-Image Perception in Pre and Post
Adolescent Females. Perceptual and motor skills. 78. 147-154.
Buckley, S. (2002). Inclusion in Education-What Are the Benefits and How Do We Make
it Successful? Down Syndrome news and update. 2(2). 45.
Buckley, S.;G. Bird; B. Sacks y A. Tamsin. (2002). A Comparison of Mainstream and
Special Education for Teenagers with Down Syndrome: Implications for Parents and
Teachers. Down Syndrome news and update. 2(2). 46-54.
Cairns, B.R. (1979). Social Development: The Origin and Plasticy of Interchanges. San
Francisco, CA: Freeman.
C.A.P. y S., A.C. (1999). Tríptico informativo del Centro de Adiestramiento Personal y
Social, A.C. Apoyado por Fernández Editores.
Carrión, J. (2001). Integración Escolar ¿Plataforma para la escuela inclusiva? Madrid:
Aljibe.
CERMI.ES. (2002). Periódico de la Discapacidad. Comité Español de Representantes de
Minusválidos. 4(5)12-13.
Cervantes, E. (2002). Las personas sin acta. Habilitas: periódico de la discapacidad.
México. 2(14). 8.
Cohen, S.J. y Westher, A. (2000). A Comparison of Self-Esteem, School Achievement and
Friends Between Intercountry Adoptees and Their Sibling. Early Child Development and
care. 106. 205-224.
Comisión de los Derechos Humanos del Distrito Federal (2000). Derechos de las personas
con discapacidad. México: CDHDF.
Comisión Nacional de los Derechos Humanos (2001). Leyes de Integración Social para
Personas con Discapacidad en las Entidades Federativas. México: CNDH.
CONFE Confederación Mexicana de Asociaciones en favor de la Persona con Deficiencia
Mental, A. C. (2000). Directrices del año 2000. México: CONFE.
Consejo Nacional Consultivo para la Integración de las Personas con Discapacidad (2002).
Boletín ORPISPCD informa. Marzo. 12. 2-5.
Cooney, B. (2002). Exploring Perspectives on Transition of Youth with Disabilities:
Voices of Young Adults Parents and Professionals. Mental Retardation. American
Association on Mental Retardation. 40(6). 425-435.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 169
Coopersmith, S. (1981). Self-Esteem Inventories. San Jose, CA: Consulting Psychologists
Press.
Copeland, S.; M. Agran; M. Wehmeyer y S. Fowler. (2002). An Intervention to Support
High School Students with Mental Retardation in General Education Classrooms.
American Journal on Mental Retardation. 107(1). 32-45.
Copleston, F. (1969). Historia de la Filosofía. México: Ariel.
Correa, C. y Reyes, Y. (2003). Autoconcepto y autoestima en el proceso de aprender. En
G. Vadillo (Ed.). El aprendizaje: aspectos cognitivos, emocionales, neuropsicológicos, de
lenguaje y casos especiales. México: INCH / UDLA / COMETECH / COLMETCH.
Crocker, A. (2000). Intelligence in all our lives. American Journal on Mental Retardation.
105 (5). 319-325.
Cruz, A. (2001). Facilitan la incorporación social a discapacitados. Periódico Reforma.
México. Sección Con-tacto. Edición del lunes 19 de marzo. 4-5.
Cuskelly, M. y Gunn, P. (2003). Sibling Relationships of Children with Down Syndrome:
Perspectives of Mothers, Fathers and Siblings. American Journal on Mental Retardation.
108(4). 234-244.
Davies, D.; E. Stock.; M. Wehmeyer. (2002). Enhacing Independent Time Management
Skills of Individuals with Mental Retardation Using a Palmtop Personal Computer. Mental
Retardation. 40(5). 358-365.
De la Peña, A. (2001). Planear para integrar con calidad. Ararú: revista para padres con
necesidades especiales 35. 12-14.
De la Peza, J. (2002a) ¿Inteligencia? ¿qué es eso? Padhia: desarrollo humano.
9(102) p.12-15.
De la Peza, J. (2002b) Éxito en la vida. Padhia: desarrollo humano. 9 (103) p. 21-23.
De la Peza, J. (2003). Autoestima. Padhia: desarrollo humano. 9 (106) p. 13-14.
De Vellis, F.R. (2000). Scale development. San Francisco, CA: SAGE Publications.
Detraux, J. (2000). Integrating Children with Disabilities into Regular Schools with The
Help of an University-Based Support System. The European Electronic Journal on
Inclusive Education in Europe, 1. Disponible en http://www.eejiee.com
DGEE-SEP. (1981). Bases para una política de Educación Especial. México: FONAPAS.
DGEE-SEP. (1985). La Educación Especial en México. México: FONAPAS.
DGEE-SEP. (1993). Proyecto general para la Educación Especial en México. Cuadernos
de integración educativa No. 1. México: Secretaría de Educación Pública.
Díaz, R. (2002a). Creatividad, chispa divina. Padhia: desarrollo humano. 7(95) p. 14-16.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 170
Díaz, T. (2002b). Educar los sentimientos: inteligencia emocional. Padhia: desarrollo
humano. 9 (103) p. 23-25.
Dottori, M. (1999). La incidencia de la informática en el desarrollo del pensamiento.
Fundación Universidad Pascal. Disponible en:
http://www.ubp.edu.ar/investigacion/revista3/art5.html
DiCaprio, A. (1976). Teoría de la personalidad. México: Interamericana.
Domínguez, M. (2002). Utilización y capacitación en la computadora para el desarrollo de
habilidades y destrezas académicas en el adolescente con discapacidad intelectual. Tesis
de Licenciatura. Facultad de Psicología. México: UNAM.
Dudevany, I.; H. Ben-Zur y A. Ambar. (2002). Self-Determination and Mental
Retardation: Is There an Association with Living Arrangement and Lifestyle Satisfaction?
Mental Retardation 40(5). 379-389.
Durán, L. (2002). El arte, un medio ideal para desarrollar las inteligencias. Padhia:
desarrollo humano. 7(95). P. 35-36.
Edeh, O. y Hickson, L. (2002). Cross-Cultural Comparison of Interpersonal Problem-
Solving in Students with Mental Retardation. American Journal on Mental Retardation.
107(1).6-15.
Ehrlich, M. (2002a). Discapacidad: enfrentar juntos el reto. México. Trillas.
Ehrlich, M. (2002b). Independencia. Ararú: revista para padres con necesidades
especiales. 38. 18-19.
Ehrlich, M. (2002c). Conocernos. Ararú: revista para padres con necesidades especiales.
38. 15-17.
Erickson, E. (1959/1993). Identity and the life cycle. New York, NY: International
University Press.
Erickson, E. (1967/1987). Infancia y sociedad. Buenos Aires: Hormé.
Espin Y. (2001). Apoyos: los necesarios. Ararú: revista para padres con necesidades
especiales. 33. 11-13.
Espin Y. (2000). El valor de la autoestima. Ararú: revista para padres con necesidades
especiales. 28. 20-22.
Ezcurra, M. (2002). ABCD Enseñar: sin temor al cambio. Ararú: Revista para padres con
necesidades especiales. 40. 14-15.
Fernández, C. (2003). Yo soy…yo. Padhia: desarrollo humano. 9. (105). p. 9-10.
Fleming, S.J. y Courtney, E.B. (1984). The Dimensionality of Self-Esteem: 11.
Hierarchical Facet Model for Revised Measurement Scales. Journal of personality and
social psychology. 46(2). 404-421.
Flores, V. (2001). Aspectos conceptuales para la atención a las personas con discapacidad.
México: ORPISPCD.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 171
Flores, V. (2002). Programa Nacional de fortalecimiento de la Educación Especial y de la
Integración Educativa. México: ORPISPCD.
Flores, M. (2003a). Autoconcepto y problemas de aprendizaje. Padhia: desarrollo humano.
9 (105) p. 32.
Flores, M. (2003b). Autoestima y problemas de aprendizaje. Padhia: desarrollo humano.
9 (106) p. 43-44.
Font, J., Castells, M. y Carbonés, J. (2000). El apoyo a la integración escolar desde un
centro de educación especial: análisis de una experiencia. Revista Síndrome de Down.
13(1). 10-13.
Franco, A. (2001). Emociones. Ararú: revista para padres con necesidades especiales. 34.
6-8.
Freud, A. (1941/1974). El yo y los mecanismos de defensa. Buenos Aires: Paidós.
Freud, S. (1936/1992). El yo y el ello. México: Alianza Editorial.
Freud, S. (1925/1993). Tres ensayos sobre teoría sexual. México: Alianza Editorial.
Fuentes, R. (2003). Cercanía afectiva en la educación. Padhia: desarrollo humano.
9.(105) p. 11.
Gamio, A. (2001). Legislación en materia de personas con discapacidad. México:
CDHDF.
Gamio, A. (2000). Derechos de las personas con discapacidad. México: CDHDF.
García, I. y Escalante, I. (2000a) Educación y discapacidad. Revista Síndrome de Down.
14 (2).16-19.
García, I. y Escalante, I. (2000b) Escuela para todos. Ararú: revista para padres con
necesidades especiales. 35. 30-31.
García, M. (2002a). CERMI.ES Periódico de la Discapacidad. Comité Español de
Representantes de Minusválidos. 5(7).14-18.
García, M. (2002b). La sociedad se rebela contra la lacra de la exclusión. CERMI.ES
Periódico de la Discapacidad. Comité Español de Representantes de Minusválidos.
7(11).12.
Gijón, A. (1998). Evaluación de la integración en España. Down. Federación Española de
Instituciones para el síndrome de Down. (8)23. p. 45-47.
Gobierno del Distrito Federal (2000a). Directorio de Servicios Turísticos para Personas
con Discapacidad. México: GDF.
Gobierno del Distrito Federal (2000b). Ley para personas con discapacidad. México:
GDF.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 172
Gobierno del Distrito Federal (2000c). Manual de Capacitación de las personas con
discapacidad para una vida más independiente. México: GDF.
Gobierno del Distrito Federal (2000d). Elementos para un diagnóstico de la integración
educativa de las niñas y los niños con discapacidad y necesidades educativas especiales,
en las escuelas regulares del Distrito Federal. México: GDF.
Gobierno del Distrito Federal (2000e). Normas uniformes sobre la igualdad de
oportunidades para las personas con discapacidad. México: GDF.
Goleman, D. (1995). La inteligencia emocional. México: Javier Vergara Editor.
Goleman, D. (2002). Inteligencia emocional: un compendio. Padhia: desarrollo humano.
9(103).14-15.
Gómez, G. (2002a). ¿Hasta qué punto somos inteligentes? Padhia: desarrollo humano.
9(102).25-26.
Gómez, R. (2002b). Empatía vs. Disciplina. Padhia: desarrollo humano. 9(102) 8.
Gómez, R. (2003). Autoconcepto. Padhia: desarrollo humano. 9(106)43-44.
Graff, G. (2001). Students with Down Syndrome in Dutch Regular Education: Parents’
Ideas and Approaches. Down Syndrome News and Update. 6.(3). 50.
Graff, G. (2002). Supporting the Social Inclusion of Students with Down Syndrome in
Mainstream Education. Down Syndrome News and Update. 2.(2).55-62.
Guillén, G. (2002). Combate Flores el “no se puede”. Periódico El Universal. México.
Sección A. Edición del martes 3 de septiembre. 6.
Gutiérrez, R. (2000). Metafísica. Madrid: Espasa-Calpe.
Gutiérrez, V. (2002). EL docente y la creatividad. Padhia: desarrollo humano. 8(96)12-13.
Harter, S. (1983). Child Psychology. New York, NY: John Wiley and sons.
Harter, S. (1993). Developmental perspectives on the Self-system. New York, NY: John
Wiley and sons.
Harter, S. (1996). A Model of the Effects of Perceived Parent and Peer Support on
Adolescent False Self. Child Development. 67.360-374.
Harter, S. y Monsur, A. (1992). Developmental Analysis of Conflict Caused by Opposing
Attributes in the Adolescent Self-Portrait. Developmental Psychology. 28(2).251-260.
Hastings, R. y Taunt, H. (2002). Positive Perceptions on Families of Children with
Developmental Disabilities. American Journal on Mental Retardation. 107(2).116-127.
Heller, I. (1989). Effects of the Society on the Disability People. American Journal on
Mental Retardation. 56(3).41-43.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 173
Helm, D. (2000). The Measurement of Happiness From Persons with Down Syndrome:
Feeling the Sense of Joy and Contentment. American Journal on Mental Retardation.
105(5).326-335.
Henry, L. y MacLean, M. (2002). Working Memory Performance in Children with and
without Intellectual Disabilities. American Journal on Mental Retardation. 107(6)421-432.
Hernández, R. (2002). Personas con discapacidad: Integración que enriquece. Mundo
Uniko. Unika: comunicación en discapacidad. 1(2).20-21.
Higareda, M. L. y Silva, L. I. (1994). Un estudio bibliográfico sobre la integración de las
personas con discapacidad mental a la escuela regular. Tesis de Licenciatura. México:
UNAM. Facultad de Psicología.
Holden; B. y Stewart, P. (2002). The Inclusion of Students with Down Syndrome in New
Zeland Schools. Down Syndrome News and Update. 2(1).24-28.
Hoyt, M. F. (2000). The Handbook of Constructive Therapies. San Francisco, CA: Jossey-
Bass.
Hyytiäinen, M. (2002). Our Paths Crossed in the School. Honkalampi Joint municipal
Authority. Honkalampi-center School. 3(2).15-19.
IMSERSO: Instituto de Migraciones y Servicios Sociales (2001). MinusVal. Observatorio
de la Discapacidad. 130. 37.
INEGI (2000). Tabulados del cuestionario ampliado del XII Censo General de Población
y Vivienda 2000. México: INEGI.
Ingalls, R. (1992). Retardo mental: la nueva perspectiva. México: Ed. Manual Moderno.
Kaplan, J. y Dranville, B. (2000). Beyond Behavior Modification: A Cognitive Behavorial
Approach to Behavior Management in the School. Austin, TX: Proed.
Karoly, P. (1993). Mechanism of Self-Regulation: Systems View. Annual of Review of
Psychology. 44. 23-52.
Kasari, C., Freeman, S. y Hughes, M. (2001). Emotion Recognition by Children with
Down Syndrome. American Journal on Mental Retardation. 106(1).29-72.
Kholer, E. (2002). El taller de la educación creadora. Padhia: desarrollo humano.
9. (102). p. 1-3
Klingler, C. y Vadillo, G. (1997). Psicología cognitiva en el aula. México: Universidad de
las Américas, A.C.
Kohlberg, L. (1987). The Development of Moral Judgment and Moral Action: A
Cognitive-development review. NY, NY: Longman.
Kraemer, B., Lee, L. y Blacher, J. (2001). Transition for Young Adults with Severe
Mental Retardation: School Preparation, Parent Expectations and Family Involvement.
Mental Retardation. 39(6). 423-435.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 174
Kraemer, B.; L. Lee y J. Blacher. (2003). Quality of Life for Young Adults with Mental
Retardation During Transition. Mental Retardation. 41(4).250-262.
Krajewski, J. y Flaherty, T. (2000). Attitudes of High School Students Toward Individuals
with Mental Retardation. Mental Retardation. 38(2).154-162.
Lecavalier, L. y Tassé, M. (2002). Sensitivity Theory of Motivation and
Psychopathology : An Exploratory Study. American Journal on Mental Retardation.
107(2).105-115.
Levin, J. (1990). Fundamentos de estadística en la investigación social. México: Harla.
León, P. (2002). Inteligencia. Ararú: revista para padres con necesidades especiales.37.20-
22.
Logan, K.; R. Bakeman, y E. Keefe. (2000). Effects of Instructional Variables on Engaged
Behavior of Students with Disabilities in General Education Classrooms. Exceptional
Children. 63(4).481.
López, C. (2002). Especiales desde antes de nacer. Enlace Down. (19).12-13.
Lyon, J. y McDonald, S. (1990). A Method for Determining Types of Self-Esteem. Journal
of Abnormal and Social Psychology. 29(1). 87-95.
Mactavish, J.; M. Mahon y Z. Lutfiyya. (2000). “I Can Speak For My Self”: Involving
Individuals with Intellectual Disabilities as Research Participants. Mental Retardation.
38(3).216-227.
Marchesi, A. y Martín, E. (1990). Del lenguaje del trastorno a las necesidades educativas
especiales. Madrid: Alianza Psicología.
Mazarrasa, M. (2002). Nace el Programa Nacional de Fortalecimiento de la Educación
Especial e Integración Educativa de las Personas con Discapacidad. Habilitas.
3(20). 14-15.
McClimens, A. (2003). The Organization of Difference: People with Intellectual
Disabilities and Social Model of Disability. Mental Retardation. 41(1).35-46.
McCombs, L. B. y Marzano, R. (1990). Putting the Self-Regulated Learning as Agent in
the Integration Will and Skill. Educational Psychologist. 25(1).51-64.
McCombs, L. B. (1989). Self-Regulated Learning and Academic Achievement:
Phenomenonmenical Review. NY, NY: Springer.
McGill, T. y Vogtle, L. (2001). Driver’s Education for Students with Physical Disabilities.
Exceptional Children. 67(4). 455.
Medellín, J. (2002). Educación especial. Periódico El Universal. Sección Nacional.
Edición del lunes 23 de septiembre. 6-9.
Medrano, S. (1986). La educación especial integrada en la escuela ordinaria. Enciclopedia
temática de Educación Especial. Tomo I. Madrid: Espasa-Calpe.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 175
Metallidou, Y. y Efklides, A. (1995). Cognition, Metacognition and Affect: Their
Interaction Along with Development. Mental Retardation. 43(3).35-40.
Miles, C. (1990). Educación especial para alumnos con deficiencia mental. México:
Editorial Pax.
Molina, A. (2000a). Documento especial ARARÚ: Revista para padres con Necesidades
Educativas Especiales. 29.
Molina, A. (2000b). Manual de integración educativa. Ararú: revista para padres con
necesidades especiales. 30.
Molina, A. (2001). ¿Escuela para todos?: Una mirada a los procesos de integración
educativa. Ararú: revista para padres con necesidades especiales. 35.10-11.
Molina, A. (2002). Suplemento especial. Ararú: Revista para padres con necesidades
especiales. 28. 17-19.
Molina, A. y Ezcurra, M. (2000). Integración educativa. Ararú: revista para padres con
necesidades especiales. 30. 23-27.
Moncada, J. (2002). Lucha contra la discriminación. Hacia la plena integración de los
discapacitados. Revista Vértigo. 3(5). 22-24.
Morales, N. (2001a). Felices hacia el futuro, guardería pionera de la integración. Ararú:
revista para padres con necesidades especiales. 32. 16-17.
Morales, N. (2001b). Convivir: la riqueza de la diferencia. Ararú: revista para padres con
necesidades especiales. 33. 28-29.
Morales, S. (1999). Análisis de reactivos del Inventario de autoestima para niños de Battle
(Self-Esteem Inventory, SEI) Tesis de Licenciatura. México: UNAM.
Moreno, D. (2003). Autoestima. Padhia: desarrollo humano. 9 (107) p. 17.
Nickerson, M. (2001). Desarrollando la autoestima en los muchachos. Enlace Down.
IV(17) p. 9-10.
O’Kane, M. y Borkowski, J. (2002). Self-Efficacy in Adolescents Who Have Siblings with
or without Disabilities. American Journal on Mental Retardation. 107(2).79-90.
Olvera, Y. (2002) ¿Qué sabemos realmente sobre la inteligencia emocional? Padhia:
desarrollo humano. 9 (103) p. 3-4.
Olvera, R. (2003). El autoestima en el aula. Padhia: desarrollo humano. 9 (106) p. 15.
Oswald, D.; M. Coutinho; Al. Best y N. Ngugen. (2001). Impact of Sociodemographic
Characteristics on The Identification Rates of Minority Students as Having Mental
Retardation. Mental Retardation. 39(5).351-367.
Palos, N. (2002). Personas con inteligencia límite: un colectivo en tierra de nadie.
Minusval. IMSERSO. 132. Enero-febrero. 11-13.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 176
Pérez de Plá, E. y Carrizosa, S. (2000). Sujeto, inclusión y diferencia: investigación y
psicosocial sobre el Síndrome de Down y otros problemas del desarrollo. México:
Universidad Autónoma Metropolitana.
Perry, J. y Felce, D. (2002). Subjective and Objective Quality of Life Assessment:
Responsiveness, Response Bias and Resident: Proxy Concordance. Mental Retardation.
American Association on Mental Retardation. 40(6).445-456.
Petit, I. (2002). Entre el etiquetaje y el reconocimiento. Minusval. IMSERSO. 132 Enero-
febrero. 28-29.
Piaget, J. (1956/2000). Los estadíos del desarrollo intelectual del infante y del adolescente.
New York, NY: United Press.
Piaget, J. (1960/2000). Psicología y Pedagogía. México: Nueva Visión.
Pick, S. (1990). Como investigar en ciencias sociales. México: Trillas.
Piefro, C. (2001). Self-Esteem: Leads to Stronger Self-Advocacy. Opening Doors. Down
Syndrome Society of South Australia Inc. Spring 2001. 4(2).45-46.
Piercy, M.; W. Keri y M. Townsend. (2002). Promoting the Social Acceptance of Young
Children with Moderate-Severe Intellectual Disabilities Using Cooperative-Learning
Techniques. American Journal on Mental Retardation 107(5). 352-360.
Piercy, M.; K. Wilton y M. Townsend. (2002). Social acceptance of young children with
moderate-severe. American Journal on Mental Retardation. 110(8) 35-40.
Prieto, J. (2002). Identidad. Ararú: revista para padres con necesidades especiales. 38. 20-
22.
Prieto, J. (2001). ¿Cuántos somos? Ararú: revista para padres con necesidades especiales.
34. 14-15.
Reyes, C. (2002). Lanzan programa para fortalecer atención a discapacitados. Sección
Nacional. Periódico Reforma. México. Edición del martes 24 de septiembre. p.17.
Reyes, E. (2001). Ética Nicomaquea. México: Porrúa.
Rivas, J. (2002). Especial apoyo a la escolarización de alumnos con necesidades
específicas. Down. Revista de la Federación Española del síndrome de Down. FEISD. 19
(enero-mayo).12-14.
Robinson, R. (2000). Learning About Happiness From Persons with Down Syndrome:
Feeling The Sense of Joy and Contentment. American Journal on Mental Retardation.
105(5). 372-276.
Rynders, J. y Low, M. (2001). ¿Se va a la deriva la integración educativa? La necesidad de
estructurar las interacciones de comunicación entre estudiantes con síndrome de Down y
sus compañeros. Revista Síndrome de Down. 18(3). 70. 89-101.
Saad, E. (1997). Prácticas integrales de educación especial: Necesidades Educativas
Especiales. México: UNAM.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 177
Sabugal, P. (2000). Métodos de lectura y escritura serán renovados: Facilitan aprendizaje a
niños Down. Periódico Reforma. Sección Ciencia. México. Edición del jueves 28 de
septiembre. p.16.
Salazar, A. (2003). La autoestima en la mirada de Jorge Bucal. Padhia: desarrollo humano.
10(110). 18-19.
Sánchez, J. (2003). Autoestima. Padhia: desarrollo humano. 9(106)p. 23-25.
Sandler, A. (2001). Short-Changed in The Name of Socialization? Acquisition of
Functional Skills by Students with Severe Disabilities. Mental Retardation. 37(29).148-
150.
Santamaría, A. y Saad, E. (1992). Alternativas para la elección de opciones educativas.
Mecanograma de la Conferencia presentada en el Sexto Encuentro Nacional de Padres y
Asociaciones. México: CONFE.
Sanz del Río, S. (1988). Integración escolar de los deficientes. Panorama internacional.
Madrid: Real Patronato de Prevención y de Atención a Personas con Minusvalía.
Sattler, J. (2002). Assesment of Children: Behavioral and Clinical Applications. 4
th

edition.. San Diego, CA: Jones Publishers.
Schalock, R; R. Lukkasson; D. Coulter; E. Polloway; S. Reiss; M. Snell; D. Spitalink y J.
Stark. (1994). Retardación mental: definición, clasificación y sistemas de apoyo. Manual
práctico. Washington. DC: American Association on Mental Retardation.
Schalock, R. (2001a). Hacia una nueva concepción de la discapacidad. Siglo Cero.
30(1).5-20.
Schalock, R. (2001b). Conducta adaptativa, competencia personal y calidad de vida. Siglo
Cero. 32 (2). 17-27.
Schalock, R; I. Brown; R. Brown; R. Cummins; D. Felce; L. Martikka; K. Keith, K y P.
Trevor. (2002). Conceptualization, measurement and application of quality of life for
persons with intellectual disabilities: report of an international panel of experts. Mental
Retardation. American Association on Mental Retardation. 40(6).457-470.
Schalock, R; R. Lukkasson; D. Coulter; M. Snell; D. Spitalink; W. Buntinx; E. Craig; A.
Reeve; S. Spread; M. Tassé y S. Borthwick-Duffys. (2002). Mental Retardation:
definition, classification and systems of supports. Workbook. 10
th
edition. Washington,
DC: American Association on Mental Retardation.
Seller, A. (1989). Teoría de los sentimientos. México: Fontamar
Secretaría de Educación Pública (1993). Ley General de Educación. México: SEP.
Secretaría de Educación Pública (1999). Cuadernos para transformar nuestra escuela.
¿Cómo conocer mejor nuestra escuela? Elementos para el diagnóstico. México: SEP.
Secretaría de Educación Pública (1999). Cuadernos para transformar nuestra escuela. El
proyecto escolar: una estrategia para transformar nuestra escuela. México: SEP.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 178
Secretaría de Educación Pública (2001). Lineamientos para la organización y
funcionamiento de las escuelas de educación primaria 2001-2002. México: SEP.
Secretaría de Educación Pública (2002a). Normas de inscripción, reinscripción,
acreditación y certificación para escuelas primarias oficiales y particulares incorporadas al
sistema educativo nacional 2002-2003. México: DGE-SEP.
Secretaría de Educación Pública (2002b). Normas de inscripción, reinscripción,
acreditación y certificación para escuelas secundarias oficiales y particulares incorporadas
al sistema educativo nacional 2002-2003. México: DGE-SEP.
Secretaría de Educación Pública (2002c). Programa Nacional de Fortalecimiento de la
Educación Especial y de la Integración Educativa. México: ORPISPD-SEP.
Shapiro, M. (1997). La inteligencia emocional en los niños. México: Javier Vergara
Editor.
Shea, T. y Bauer, AM. (2000). Educación Especial: un enfoque ecológico. México:
McGraw-Hill.
Shin, J. (2002). Social Support for Families of Children with Mental Retardation:
Comparison Between Korea and the United States. Mental Retardation. 40(2).103-118.
Shrieves, L. (2002). Andy: A World of One. Periódico Orlando Sentinel. Sección Life &
Times. Orlando, FL. Edición del jueves 30 de mayo.
Song, I. y Hattie, J. (1984). Home Environment, Self-Concept and Academic
Achievement: A Causal Modeling Approach. Journal of Educational Psychology.
76(6).1269-1281.
Stancliffe, R., Hayden, M., Larson, S., Lakin, K. (2002). Longitudinal Study on the
Adaptative and Challenging Behaviors of Deinstitutionalized Adults with Mental
Retardation. American Journal on Mental Retardation. 107(4).302-320.
Steenland, D. (1991). La integración de niños discapacitados a la educación común.
Santiago de Chile: UNESCO-OREALC.
Tarragona, M. (2003). Las relaciones sociales del aprendiz: una perspectiva posmoderna.
En G. Vadillo (Ed.). El aprendizaje: aspectos cognitivos, emocionales, neuropsicológicos,
de lenguaje y casos especiales. México: INCH / UDLA / COMETECH / COLMETCH.
Tassé, M. y Lecavalier, L. (2000). Comparing Parent and Teacher Ratings of Social
Competence and Problem Behaviors. American Journal on Mental Retardation.
105(4). 252-259.
Tena, E. (1991). El entorno sociofamiliar del niño deficiente mental. Manual teórico
práctico. Madrid: Aljibe.
Tennen, A. y Afflech, B. (1999). Autoestima: un relación de factores. Buenos Aires:
ASDRA.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 179
Turnbull, A; M. Blue-Banning y L. Pereira. (2000). Successful Friendships of Hispanic
Children and Youth with Disabilities: An Exploratory Study. Mental Retardation.
38(2).138-153.
Tymchuk, A. (2002). Moving Towards Integration of Services for Parents with Intellectual
Disabilities. Journal of Intellectual & Developmental Disability. 24(1). 59-74.
Valcarce, A. (2002). Síndrome de Down: educar es integrar. Revista de la Federación
Española del Síndrome de Down. FEISD. 19 (Enero-mayo) 23.
Valdez-Medina, J. (1996). El autoconcepto en chiapanecos. La Psicología Social en
México. VI, 64-71.
Vinter, A. y Detable, Ch. (2003). Implicit Learning in Children and Adolescents with
Mental Retardation. American Journal on Mental Retardation. 108(2).94-107.
Vygotski, (1978). Pensamiento y lenguaje. México: Ediciones Quinto Sol.
Watson, S. y Keith, K. (2002). Comparing the Quality of Life of School-Age Children
with and without Disabilities. Mental Retardation. 40(4).304-312.
Weimer, R. (1996). Estadística. México: CECSA.
Wolf-Branigin, M; B. LeRoy y J. Miller. (2001). Measuring Physical Inclusion of People
with Developmental Disabilities: Evaluation of the Macomb-Oakland Regional Center.
American Journal on Mental Retardation. 106(4).368-375.
Wolpert, G. (2001). El éxito de las prácticas educativas diarias de los maestros de niños
con síndrome de Down, en régimen de integración. Revista de Síndrome de Down.
18(4).71.110-114.
Yamaki, K. y Fujiura, G. (2002). Employment and Income Status of Adults with
Developmental Disabilities Living in the Community. Mental Retardation. 40(2).132-141.
Zacarías, J. (1983). Educación para la vida: un modelo de rehabilitación integral para
deficientes mentales mexicanos. Tesis de Doctorado en Psicología. México: Universidad
Iberoamericana.
Zigler, E. y Bennet-Gates, D. (2002). Personality Development in Individuals with Mental
Retardation. Cambridge, MA: Cambridge University Press.







Proceedings Book ECITE 2012


Página | 180




CONSIDERACIONES CUALITATIVAS EN LOS PROCESOS DE PRODUCCIÓN
Y COMUNICACIÓN CIENTÍFICA EN LAS IES: PERSPECTIVA
BIBLIOMÉTRICA
Marcos López-Carrasco
1
– Javier Tarango Ortiz
2

1
Centro de Información; Centro de Investigación en Materiales Avanzados; Miguel de
Cervantes 120, Chihuahua, Chih., C.P. 31109, México
E-Mail: marcos.lopez@cimav.edu.mx

2
Facultad de Filosofía y Letras; Universidad Autónoma de Chihuahua
E-Mails: jtarango@uach.mx

* Autor a quien debe dirigirse la correspondencia; marcos.lopez@cimav.edu.mx


RESUMEN
La producción y comunicación científica (en adelante PyCC), desarrollada en las
instituciones de educación superior por los docentes e investigadores que las conforman,
es evaluada por organismos como el Sistema Nacional de Investigadores, Programa de
Mejoramiento del Profesorado y los Programas de Estímulos al Desempeño del Personal
Académico Docente, con una tendencia en los últimos años a privilegiar aspectos de
carácter cualitativo sobre la producción masiva de bajo impacto. Ante esto, la
problemática que se presenta gira en torno a dos aspectos fundamentales: en primer lugar,
una clara mayoría de los docentes e investigadores no reciben adiestramiento de su
institución sobre aspectos de producción y comunicación científica, y por ende,
desconocen como elevar los índices de impacto de esta, dando como resultado, una
producción de bajo impacto. En el trabajo que se desarrolla, se expone la correlación
existente entre los modelos bibliométricos con los índices de impacto de la producción y la
contribución de tales modelos en el incremento de carácter cualitativo de los productos
desarrollados por el docente-investigador, así mismo, expone los principales modelos
matemáticos de carácter bibliométrico con el propósito de introducir al lector en la
materia.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 181
PALABRAS CLAVE
1. Producción y comunicación científica 2. Modelos bibliométricos 3. Docencia –
investigación.
INTRODUCCIÓN.
Es ampliamente conocido el modelo que rige las actividades de las instituciones de
educación superior (en adelante IES), con el que las universidades concretan su encargo
social y que tiene como pilares los procesos de enseñanza, la extensión y la investigación;
existiendo controversia entre los teóricos de las IES sobre el orden de importancia que
debe darse a cada uno, centrándose la discusión entre el primero y el último.
El trabajo que se presenta tiene como objeto fundamental de estudio a los procesos
de investigación que se desarrollan en torno a las instituciones educativas, así como los
elementos que intervienen en la comunicación científica para determinar un alto nivel de
impacto en los productos presentados, lo anterior fundamentado en la tendencia de los
organismos evaluadores de la producción y comunicación científica como el Sistema
Nacional de Investigadores (SNI), Programa de Mejoramiento del Profesorado (PromeP) y
Programas de Estímulos al Desempeño del Personal Académico Docente a privilegiar una
moderada producción de alto impacto, sobre grandes volúmenes de producción de escaso
interés para la comunidad científica. Por lo tanto, y dada esta tendencia, las IES se han
enfrentado con bajos índices de impacto y altos índices de obsolescencia de los productos
generados por sus académicos-investigadores, dando como resultado que, como indica
Gorbea
[1]
la participación de revistas científicas latinoamericanas en las bases de datos del
ISI (SCI, SSCI, A&HCI), sea todavía escasa teniendo como resultado la ausencia de
estudios sobre el comportamiento de la PyCC en la región.
Ante esto, la disciplina bibliotecológica a través de los modelos bibliométricos
aplicables a la comunicación científica, han permitido un importante avance en esta
materia, sin embargo, estos últimos son todavía poco conocidos, y por tanto poco
aprovechados en las universidades, así como las ventajas que poseen, para incrementar los
indicadores, a esta situación se suma que el docente universitario no recibe capacitación
entorno a los procesos de producción académica y científica así como la comunicación
científica, situación que trae como consecuencia que la curva de aprendizaje del docente
en esta materia, requiera mas tiempo que el promedio en las instituciones de los países en
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 182
los que hay una clara política pública que pretende estimular el desarrollo científico y
tecnológico. Los resultados de estas políticas son muy claros, por ejemplo, González
[2]

encontró que en una investigación de carácter bibliométrico en el ISI Web of Science, de
9709 artículos, tan solo 19 pertenecían a alguna revista mexicana, lo que da cuenta del
bajo nivel de impacto de los productos científicos mexicanos en los índices
internacionales, ante esto, queda claro que hacen falta tres cuestiones fundamentales: una
política pública decidida a estimular el desarrollo científico, procesos de capacitación y
adiestramiento de los docentes para familiarizarlos con los procesos de producción, así
como el conocimiento y aplicación de los modelos bibliométricos para el desarrollo de las
políticas de desarrollo científico de las instituciones.

LA CIENCIA, ASPECTOS TERMINOLÓGICOS Y SU EVALUACIÓN
La ciencia es una actividad cuyo propósito es el aporte de nuevos conocimientos a
la comunidad científica internacional, y pueden distinguirse dos entidades principales
responsables de su desarrollo; el sector privado subvenciona investigaciones cuyos
resultados serán explotados de manera comercial, y por otra parte, los procesos de
investigación que son auspiciados por el estado a través de centros de investigación, que
casi siempre, funcionan a partir de una institución educativa, incluso Connell
[3]
menciona
que para las universidades, la enseñanza e investigación son los factores clave sobre las
que deben centrarse las actividades pero que ante los cambios radicales que se han
presentado en los modelos educativos y de investigación, los docentes-investigadores
requieren orientar sus esfuerzos sobre alguna de estas dos actividades debido a que la
doble actividad genera a la larga, desatención sobre alguna de ellas. Lo dicho por la autora
no es privativo de la región europea, también en Latinoamérica los docentes-
investigadores pugnan por centrar su actividad en alguna de las dos funciones
universitarias, esto ha tenido como repercusión principal que los docentes deban de
cumplir con altas cargas académicas y dedicar el tiempo restante a los procesos de
investigación, razón por la cual, no ha logrado alcanzarse la relación de
producción/impacto que los organismos evaluadores desean.
Otra de las razones que se atribuyen al poco éxito obtenido de los sistemas merit
pay en México a pesar de haberse establecido hace mas de dos décadas, es la gran
diversidad de conceptos existente en torno a la actividad propiamente dicha, Townsend y
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 183
Rosser
[4]
indican que definir con claridad cuáles son, cómo se llevan a cabo y como se
evalúan los procesos de investigación en las universidades es una tarea complicada incluso
para los teóricos y estudiosos de las instituciones de educación superior. Esto se debe a la
gran diversidad de productos resultado de la investigación, las distintas áreas temáticas
sobre las que se desarrollan y el amplio número de organismos evaluadores.
A partir de la revisión de la literatura, han podido identificarse cuatro términos
relacionados con los procesos de investigación en las universidades, cabe mencionar que
existen varias tendencias entre los teóricos, mientras que algunos de ellos encuentran
diferencias considerables, otros llegan incluso a utilizarlos como sinónimo, y cabe
mencionar también que el término producción académico-científica no se encontró
registrado en la literatura revisada y es resultado de la abstracción conceptual elaborada
para este documento. Entonces pues, los conceptos que se encontraron para definir la
actividad docente son:
1. Producción académica
2. Producción científica
3. Producción académico-científica
4. Comunicación científica
Cada uno de ellos corresponde a una actividad específica dentro de las universidades,
el primero puede definirse como aquello que el docente-investigador realiza con el
propósito de enriquecer los procesos de enseñanza y cuyo radio de impacto está
circunscrito a la universidad en que se desarrolla; el segundo se refiere a aquello que el
docente-investigador realiza con la intención de publicar y divulgar los avances científicos
y tecnológicos encontrados, pero cuyo estatus puede definirse como en prensa, en proceso
de arbitraje, en proceso de revisión, etc., es decir, aun no puede encontrarse en los círculos
de difusión científica; el tercero se refiere a aquella producción que surge con la intención
de ser utilizada en medios de carácter académico, pero que su aporte es tan significativo
que termina siendo editada con el propósito de colocarla en los medios de difusión
científica; finalmente el cuarto concepto se refiere a aquella producción científica o
académico-científica que se encuentra ya disponible en los medios de difusión científica y
que ha pasado por un proceso de revisión y filtro de calidad que aseguran que el aporte
presentado es significativo para la comunidad científica a la que atiende y se presenta a
manera de libro, artículo científico, patente, ponencia, etc.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 184
Ahora bien, la producción que se desarrolla, independientemente de la categoría a la
que pueda adherirse, es sujeta a procesos de evaluación por parte de diversos organismos,
tales como el Sistema Nacional de Investigadores, Programa de Mejoramiento del
Profesorado y Programas de Estímulos al Desempeño del Personal Académico Docente.
Estos procesos de evaluación tienen como propósito asignar estímulos a los docentes y su
producción, estos estímulos son calculados a partir del instrumento de medición que cada
programa ha desarrollado, pero pueden distinguirse dos grandes categorías:
1. Evaluación desde la perspectiva cuantitativa, con una marcada tendencia a la baja en
los instrumentos desarrollados por los organismos evaluadores, debido a que
privilegia los altos volúmenes de producción sin importar la trascendencia obtenida
entre la comunidad científica.
2. Evaluación desde la perspectiva cualitativa, que mide altos niveles de alcance en las
comunidades científicas a través de factores como citas obtenidas, análisis de
obsolescencia, entre otros que serán analizados a detalle más adelante.
Existe, como se ha dicho, una clara tendencia entre los órganos evaluadores para
privilegiar aspectos de carácter cualitativo en la producción, que está relacionada con
procesos de innovación científica y tecnológica a través de la generación de productos
como tesis, artículos científicos, patentes, libros, capítulos de libro, citas obtenidas, entre
otras. En este sentido, los docentes-investigadores han encontrado cierta complicación
debido a que no existen, en la mayoría de los casos, programas de capacitación de las
universidades hacia los nuevos integrantes de la planta de investigadores de la institución,
y el desconocimiento de aspectos de carácter biblio-informétrico y sus aportes hacia el
incremento en los niveles de impacto.

CONSIDERACIONES SOBRE LOS FACTORES QUE INFLUYEN PARA LA
PRODUCCIÓN ACADÉMICA Y GENERACIÓN DE CONOCIMIENTO.
Como menciona Rodríguez
[5]
, tanto la organización social de la Sociología (la estructura
universitaria) como su producto cultural (la investigación) pueden ser sujetos a un análisis
de datos sistemático. La parte social y la parte cultural son dos partes complementarias de
un mismo proceso institucional y pueden estar estructuradas de forma sistemática en
ciertos momentos y de forma incoherente razón por la cual se hace necesario analizar los
factores que influyen en los individuos para aumentar o disminuir su producción
académica y su involucramiento en el desarrollo de proyectos de investigación.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 185
La probabilidad de que se genere investigación depende de la varios factores
relacionados justamente con el investigador, su contexto socio-cultural y el ambiente en
que se desarrolla, Simonton
[6]
, por otro lado, Porter y Umbach
[7]
proponen una división
en dos ámbitos y que influyen en la investigación y producción académica.
Factores individuales, como características demográficas en la institución, la
trayectoria académica e investigación, capital humano, estatus profesional, clima
organizacional y a la propia motivación del individuo.
Factores demográficos, las variables demográficas más comunes, son género,
etnia y número de hijos, factor que en el caso de las mujeres es definitorio para determinar
la influencia con respecto de la producción académica de las docentes
En este mismo sentido, autores como Antony y Raveling,
[8]
y Bellas y Toutkoushian
[9]

coinciden al mencionar que los factores que inciden para la generación de investigación
pueden dividirse de una manera similar a la propuesta por Simonton y Porter y Umbach,
estos autores atribuyen los factores que inciden en la producción académica primeramente
a lo que ellos mismos denominan como factores institucionales, en los que puede estar
incluido por ejemplo los apoyos para la generación de investigación, la categoría docente
con que se cuenta, la cultura investigativa de la institución y los estímulos a la
investigación; por otro lado, estos mismos autores definen también a los factores
individuales como determinantes para la generación de investigación, entre los cuales
mencionan por ejemplo la edad del individuo, genero, las características seculares del
individuo, el estatus, nivel académico, expectativas y la propia determinación y
motivación del individuo, retomando lo dicho por Porter y Umbach
[7]
en este mismo
sentido, estos autores mencionan que han encontrado una correlación entre una positiva
relación entre el investigador con su institución, que incluye orientación y estímulos para
la generación de investigación y altos niveles de producción académica, esto fue inferido
por los autores a través de los resultados de su estudio.
Desde una perspectiva de género, autores como Rusell
[10]
, Long y Fox
[11]
Davenport y
Snyder
[12]
Prpic
[13]
mencionan que las mujeres demuestran niveles de producción más bajos que
sus contrapartes masculinas que varios autores atribuyen a la situación desfavorable de las
mujeres en la carrera científica. La ciencia como institución sufre grandes desigualdades
en cuanto a los logros de sus actores. Las mujeres y gran parte de las minorías, como
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 186
grupos, muestran niveles bajos de participación, puestos, productividad y reconocimiento
originando que las mujeres se encuentren excluidas de la corriente principal de la
investigación científica. Esto se debe a dos factores principales: su poca representación
como recurso humano para la ciencia y la discrepancia entre el número de egresadas de las
carreras científicas de las Instituciones de Educación Superior y el número de mujeres
científicas activas en la investigación.
LOS MODELOS BIBLIOMÉTRICOS EN LOS ÍNDICES DE IMPACTO
La disciplina bibliotecológica ha dado aportes al mundo científico que van más allá
del procesamiento bibliográfico de los centros de información tradicionales, ha adaptado
algunos modelos matemáticos para permitir, a partir de su aplicación, elaborar mediciones
cualitativas a la producción y comunicación científica, lo que ha significado un gran
avance en materia científica, aunque en muchos casos, es poco valorada e incluso
desconocida esta actividad para las universidades.
En este sentido Lozano
[14]
sitúa los primeros registros de la bibliometría en los años
sesenta cuando se desarrolló el concepto de ''Ciencia de la Ciencia", cuyo núcleo central
consistió en aplicar los recursos de la Ciencia al estudio de la ciencia misma; sin embargo,
el autor también menciona los antecedentes al desarrollo de esta doctrina: en Polonia se
usa el término Nauko nawstwo a finales del siglo XIX, y más recientemente, el libro The
Social Function of Science, publicado en los años treinta en Inglaterra por J. D. Bernal.
Todavía Lozano
[14]
señala que La Bibliometría surge de la convergencia de tres
disciplinas de variada tradición académica: la documentación científica, la historia social
de la ciencia y la sociología de la ciencia. Es en esto que radica la importancia de la
ciencia bibliométrica para el desarrollo científico, además de permitir la elaboración de
análisis detallados a partir de la aplicación de los distintos indicadores bibliométricos. En
este mismo sentido Sancho
[15]
, menciona que algunos resultados que pueden obtenerse a
partir de la aplicación de los modelos bibliométricos son:
1. “El crecimiento de cualquier campo de la ciencia según la variación cronológica del
número de trabajos publicados en el
2. El envejecimiento de los campos científicos, según la vida media de las referencias de
sus publicaciones
3. La productividad de los autores o instituciones, a partir del número de trabajos
elaborados
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 187
4. La colaboración entre los científicos o instituciones, medida por el número de autores
o por trabajo o centros de investigación que colaboran
5. El impacto o visibilidad de las publicaciones dentro de la comunidad científica
internacional, medido por el número de citas que reciben éstas por parte de trabajos
posteriores”
Adicionales a los anteriores aspectos de carácter cualitativo relacionados con la
producción y comunicación científica, autores como Cortes
[16]
menciona que los métodos
biblimétricos se fundan en la premisa de que el número de publicaciones muestra la
productividad científica de un individuo o un grupo de investigación en un plano local,
regional o internacional; lo dicho por el autor cobra relevancia si se considera que la
llegada de los avances en materia de comunicación y difusión del conocimiento han
permitido el establecimiento de redes de investigación de carácter interinstitucional e
internacional
Ante esto, el paso siguiente que ha de darse en materia de avance y desarrollo
científico y tecnológico es el control y medición de la productividad de determinado autor
o institución, así como el impacto generado en la comunidad científica, por ello, el reto
que se plantea ahora en esta materia tiene que ver con el incremento en la productividad,
pero fundamentalmente, el establecimiento de mecanismos para su medición.
El reto que se plantea no es menor, y es su cumplimiento podría decirse incluso que
sería el gran aporte científico del siglo actual por que permitiría clarificar y dar orden al
desarrollo científico que ha perdido su estructura tradicional a partir de la llegada de las
nuevas formas de comunicación. Ante esto, los actores clave en la consecución de estos
objetivos se presentan a manera de modelos matemáticos cuya aplicación permite dar
cuenta de algunos de los elementos encontrados por Sancho, y que constituyen buena parte
de la base actual de la medición de los niveles de impacto de la producción y
comunicación científica.
Por otra parte, Lara
[17]
menciona algunos de los indicadores para la medición de los
factores de impacto.
1. “Indicador TIF (Factor de Impacto Tipificado) que se calcula a través de la siguiente
formula.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 188
Siendo if el factor de impacto de una revista j, en una categoría c, del Journal Citation
Reports (en adelante JCR) y tif el factor de impacto normalizado de una revista j en
una categoría c del JCR. Los valores resultantes de esta función pueden ser positivos o
negativos, así que se suma una constante k para marcar un punto de referencia.
2. Indicador FIN (Factor de Impacto Normalizado), mientras que el TIF realiza
comparaciones entre distintas categorías, el FIN, utiliza de forma aditiva una calidad
negativa, calculado a través de la formula

De modo que m y k son dos constantes que se escogen de manera apropiada para los
objetivos del trabajo.
3. Indicador FINP (Factor de Impacto Normalizado Ponderado): Al comparar los
impactos conseguidos por un determinado colectivo con respecto a otro mayor, en una
clase temática que incluya varias categorías del JCR diferentes, se pueden producir
ciertos desajustes como consecuencia de los distintos pesos que cada categoría tiene
en la producción de cada colectivo y de los distintos hábitos de citación en cada
categoría (Moya, et al.
[18]
). Con el fin de solucionar este problema se utiliza este
indicador que se calcula de la siguiente forma:

El FINP mide la citación media ponderada esperada para un conjunto de publicaciones
pertenecientes a una comunidad o nivel temático de agregación e indica de forma
indirecta la posibilidad de una mayor audiencia por parte de la comunidad científica.
4. Indicador PI (Potencial Investigador): es un indicador que matiza la información
cualitativa con la cantidad de trabajos que se publican en una determinada revista
(Moya,
[19]
). Trata de relativizar el binomio calidad-cantidad, de manera que a partir del
factor de impacto normalizado se ponderan el número de trabajos mediante la función

En realidad se trata de un indicador que representa la capacidad demostrada por un
agregado, durante un período de tiempo, para hacer visibles internacionalmente los
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 189
resultados de su investigación. Como vemos se calcula a partir de la acumulación de los
valores ponderados de los trabajos publicados, teniendo en cuenta el FINP.
Los presentados son apenas algunos de los modelos matemáticos aplicables a la
producción y comunicación científica desarrollada en torno a las universidades, con el
propósito de identificar los niveles de avance y rezago en determinadas materias, así como
la identificación de los núcleos de producción, revistas con mayores índices de impacto y
autores con los más altos índices en la relación productividad/impacto. Se trata por tanto
de una serie de disciplinas, la bibliométrica, informétrica, cienciométrica y más
recientemente la cibermétrica, que no obstante su surgimiento hace ya varias décadas, su
uso y aplicación en los centros de investigación e instituciones educativas es todavía
mínimo.

CONCLUSIONES.

A partir de lo expuesto a lo largo de este documento, es posible presentar una serie
de reflexiones finales cuyo propósito es estimular la discusión en esta temática, debido a
que partiendo del establecimiento de convenciones en lenguaje, desarrollo y medición de
los aportes científicos y tecnológicos, podrá darse un avance sustancial en esta materia, así
mismo, a partir de la sensibilización por parte de las IES ante la problemática que sus
docentes-investigadores presentan para el desarrollo de su investigación, y las propuestas
para la solución de estas problemáticas, los países en vías de desarrollo, tradicionalmente
con grandes rezagos en estas cuestiones, estarán en posibilidad de tomar mayor presencia
en los índices de citación.
Entonces pues, se presenta a manera de conclusiones breves, aspectos a considerar
en la materia.
1. Es necesario el establecimiento de una convención en el uso de términos relacionados
con los procesos de investigación y generación de conocimiento en las IES
2. Existe en las IES un importante potencial de investigación no explotado debido a que
no existen programas que familiaricen a los nuevos docentes-investigadores con los
procesos de investigación y los organismos evaluadores
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 190
3. Se sugiere que las IES establezcan medidas que permitan controlar los índices de
producción y comunicación científica a través de la aplicación de los modelos
matemáticos biblioinformetrico con lo que será posible identificar las áreas que
requieren mayor atención en materia de investigación

REFERENCIAS

[1] Gorbea Portal, S. (2004). Producción y comunicación científica latinoamericana en
ciencias bibliotecológica y de la información (Tesis de Doctorado de
Documentación, Universidad Carlos III de Madrid)
[2] González Nando, E.M. (2007). La investigación científica en la Universidad Nacional
Autónoma de México: Un perfil bibliométrico (Tesis de Doctorado en
Documentación, Universidad de Murcia)
[3] Connell, Helen, ed. (2004). University research management: meeting the institutional
challenge. Francia: Organisation for Economic Co-operation and Development
[4] Townsend, B. K., Rosser, V. J. (2007). Initial measures of faculty productivity as
evidenced in NSOPF data. Ponencia presentada en el encuentro anual de la
Asociación Americana de Investigaciones Académicas, Chicago Illinois, 2006
[5] Rodríguez, Joseph A. (2007) La sociología académica. Barcelona, España:
Universidad de Barcelona
[6] Simonton, D. K. (2004). Creativity in science: Chance, logic, genius and zeitgeist.
Cambridge, Estados Unidos: Cambridge University Press
[7] Porter, S., R., Umbach, P.D. (2001). Analyzing faculty workload data using multilevel
modeling. Research in Higher Education, 42, 171-196
[8] Antony, J.S., Raveling, J.S. (1998). A comparative analysis of tenure and faculty
productivity: Moving beyond traditional approaches. Ponencia presentada en el
encuentro de la Asociación de Estudios de Educación Superior, Florida, Estados
Unidos, 1998.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 191
[9] Bellas, M.L., & Toutkoushian, R.K. (1999). Faculty time allocation and research
productivity: Gender, race, and family effects. The Review of Higher Education,
22, 367-390
[10] Russell, Jane M. (2003). Los indicadores de producción científica por género: un caso
especial. Ponencia presentada en el Tercer Taller de Obtención de indicadores
Bibliométricos, Madrid, España. 3 al 5 de marzo de 2007
[11] Long, J. S., y Fox, M. F. (1995). Scientific careers: universalism and particularism.
Annual Review of Sociology: 21: 45-71
[12] Davenport, E., y Snyder, H. (1995) Who cites women? Whom do women cide? An
exploration of gender and scholarly citation in sociology. Journal of
Documentation. 51 (4): 404-410
[13] Prpic, K. (2002). Gender and productivity differentials in science. Scientometrics: 55
(1): 27-58
[14] Lozano Guadalajara, J.V. (1997). Análisis bibliométrico de la producción científica
en la revista “Rehabilitación” (1967-1995) (Tesis de doctorado en Medicina y
Cirugía, Universidad de Murcia)
[15] Sancho, Rosa. (1990). Indicadores bibliométricos utilizados en la evaluación de la
ciencia y la tecnología: revisión bibliográfica. En: Revista española de
documentación científica. Vol. 13, No. 3.
[16] Cortés Vargas, Daniel. (2007). Medir la producción científica de los investigadores
universitarios: la bibliometría y sus límites. En: Revista de la Educación Superior.
Vol. XXXVI, No. 142
[17] Lara Navarra, Pablo. (2008). Estudio de la producción científica en Cataluña:
metodología de análisis y resultados de 15 años de ciencia catalana (Tesis de
doctorado de Documentación, Universitat Pompeu Fabra)
[18] Moya Anegón, F. de… [Et al]. (2005). Análisis de dominio institucional, la
producción científica de la Universidad de Granada (1990-1999). Revista Española
de Documentación Científica, Vol. 28, No. 1

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 192




ELECTROMECHANICAL RESPONSE OF CONDUCTIVE COMPOSITES
SEBS/CB/GRAPHITE IN BENDING
OSCAR ELI RODRÍGUEZ-PÉREZ, IVAN ALZIRI ESTRADA-MORENO*, MÓNICA
MENDOZA-DUARTE, ALFREDO MÁRQUEZ.LUCERO, RIGOBERTO IBARRA-
GÓMEZ
CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN MATERIALES AVANZADOS S.C.
MIGUEL DE CERVANTES 120, COMPLEJO INDUSTRIAL CHIHUAHUA 31109,
CHIHUAHUA, CHIH. MÉXICO
ABSTRACT
Viscoelastic and electrical properties of carbon filled polymeric composites have strong
dependence on factors such as filler concentration, morphology, dispersion degree and
distribution (i.e. Payne effect). These common denominators make interesting the study of
the interrelation between those properties in this kind of materials. The present work
pursuits such goal trough the evaluation of the electrical behavior of conductive
composites SEBS/carbon black/graphite during the application of a mechanical
deformation process. Specifically, two types of deformation tests were performed at the
time the electrical resistance was measured in situ: 1) stress – strain and, 2) creep –
recovery, both carried out in flexural mode. In the first case, the electrical resistance of the
composites showed an almost linear increment as stress and strain are increased, even
when stages of mechanical behavior like yield and plastic regions were reached. In the
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 193
second case, creep-recovery experiment, the electrical resistance presents little dependence
on time when a constant load inside the linear viscoelastic region is employed; on the
contrary, using a constant load beyond such region, resistance behaves in an analogous
way to that of the mechanical response, it means, an instantaneous and a transient response
as well as a recovery stage is exhibited.
Keywords: Composite, resistivity, creep, bending, electromechanical.
* Corresponding author Ph: 52 (614) 4-39-48-31; Fax: 52 (614) 4-39-11-30; email:
iva.estrada@cimav.edu.mx
INTRODUCTION
Conductive polymer composites have been well studied in relation to their
electrical behavior since they are considered an effective cost-performance option for
applications like chemical, pressure or contact sensors. Regardless the specific duty as a
sensor, piezoresistive characteristics of this type of materials plays a main role about its
performance. Different works [1-4, 6] get into this theme trying to find simpler strain-
conductivity relationships in order to enhance the potential of usefulness of these
composites. However, it is not an easy task since electrical and mechanical properties are
based on common and crucial aspects related to microstructure like filler concentration
and type, degree of dispersion, filler-polymer and filler-filler interaction whose
modification implicitly affects the electromechanical balance. As an example, polymeric
composites at high contents of conducing particles exhibits a reasonable high conductivity
which redounds in good sensitivity when small changes in such property are to be
measured, but careful is needed respect to the change in mechanical properties, which
must maintain themselves in an adequate range for reasons of applicability and
performance.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 194
Related to works on conductive composites, it could be seen that elastomeric
composites requires at least 15 % (w/w) of carbon black to play a significant role as
conductive element, i.e. a sensor. From this level of black concentration, processes of
deformation, magnitude and type, generates a series of singular responses associated to
viscoelasticity changes that implicitly impact the electrical behavior. Among some works
that cover the effect of deformation in the conductivity of composites are those of Ryvkina
et al [3] and Knite et al [4]. In the first one, a theoretical model of the conductivity as a
function of compressive deformation is proposed. This model is based on the effective
medium theory (EMT) and points out a strong conductivity dependence on the
deformation at concentrations above the percolation threshold. In the other hand, Knite et
al [4] recognize the relevance of the understanding of conductivity in deformation
processes for composites designed to work as strain and pressure sensors. According to
that work, an interesting result obtained in tensile measurements describes two regions of
the curve for the electrical resistance as a function of displacement. A first segment of low
resistance change fits a model based on tunneling effect and a second one of large
resistance change follows the destruction of the conducting network. In the present work,
highly filled composites are evaluated with respect to its electromechanical response in
flexion mode, which represents a more realistic way of deformation in many applications.
EXPERIMENTAL
MATERIALS
Copolymer Styrene-Ethylene-Butylene-Styrene (SEBS) Kraton with MFI of 1.6
from Shell was used as matrix. As conductive phase was used Carbon Black Vulcan XC
72 from Cabot with a surface area of 254 m
2
/g, average size primary particle, 30 nm,
structure 174 cm
3
/100g, 98 % pure and Graphite “O” type standard from Grafitos
Nacionales with a purity of 96.5 %.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 195


COMPOSITE ELABORATION
Conductive composites consisted of 40, 25 and 35 % (w/w) of SEBS, carbon black and
graphite respectively and they were prepared as follows: first, SEBS was dissolved in
commercial unleaded gasoline Magna Sin from PEMEX using a proportion of 4:1 in
volume basis. After stirring by 15 minutes, carbon black was added and allowed to
integrate during 15 more minutes. Finally, graphite was introduced and incorporated
during 10 minutes. The carbon black was added before the graphite in order to distribute it
and to preserve its structural integrity in virtue of the low viscosity of the initial solution.
The resultant batch was dried for 12 h at 90 º C in a Conair circulating air oven.
Afterwards, the blend was extruded in a single screw extruder without compression zone
and using a die for producing ribbons.
ELECTROMECHANICAL TESTS
Samples for conductivity measurements and mechanical testing were cut from
extruded ribbons to a rectangular shape of 50 x 12 x 3 mm. The samples were first covered
at the extremes with silver paint, and then clamped with metallic hooks welded to a pair of
wires each. Next, they were mounted in an isolated fixture for three point flexion mode in
a Dynamical Mechanical Analyzer RSA III from TA Instruments for the realization of
stress-strain and creep-recovery tests. The schematic assembly is shown in Fig. 1. Distance
between supports was 40 mm. A multimeter from Hewlett Packard of six digits sensitivity
was used for the electrical measurements. Software of National Instruments was used for
data acquisition of electrical resistance during the deformation process. Stress-strain tests
were carried out at a deformation speed of 0.6 mm/min at a temperature of 50º C. In the
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 196
other hand, prior to running of creep tests, stabilization curves of temperature as a
function of time and establishment of the linear viscoelastic region were done because of
the importance of the former in the sensitivity at the time of data acquisition and of the
latter related to the level of load to employ in the creep-recovery tests. The linear
viscoelastic limit was taken as the load in which the strain loses the proportionality with
the former after a series of increasing load intervals of 250 up to 1500 g. For creep test
inside the LVR, a load of 320 g was used; in the case of the test outside LVR, 2000 g of
constant force was selected. In both cases, at t = 900 s, the load was removed and a total
time of 3000 s reached. The temperature of the tests was 50º C. It is important to point out
that in the creep test, the removing of the load is not total since the RSA III is a strain
controlled system and some minimal force has to remain in order to register the recovery
step.
Additionally, heating and cooling cycles in the range of 25-55ºC with temperature
ramp of 0.5 ºC/min were done in order to determine the temperature dependence of the
resistivity.
RESULTS AND DISCUSSION
Fig.2 presents the curve for the stabilization of temperature as a function of time, as
needed for minimizing effects due to temperature changes in the electromechanical
response. Variations of Log(T
t
/T
0
) at short times, where T
t
and T
0
is the actual and
commanded temperature, respectively, are found in a narrow range of ± 0.5º C. It can be
seen that at least 600 s are required for achieving a reasonable stability and having a more
confident electromechanical test.
Fig. 3 presents the temperature behavior of the resistivity. In the ascending ramp of
temperature, an important linear increment of the resistivity is observed (positive
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 197
temperature coefficient) having a slope of about 1.8 mO-cm/ºC. In the other hand, as the
temperature decreases, resistivity lowers due to the matrix contraction having an initial
slope of 2.5 and a final slope of 1.17 mO-cm/ºC. The positive thermal coefficient (PTC) is
produced by an increase in the interparticle gap average that may be based mainly on the
difference between thermal expansion coefficients of constituents (SEBS: 14.4 x 10
-5
/ºC;
Carbon: 2.55 x 10
-6
/ºC). It is important to note that the large carbon content influences
directly the magnitude of resistivity changes, which are in the order of mO. Thinking
about these small responses, the results in Fig.3 are critical to establish the temperature
contribution by itself to the whole response during a mechanical deformation process.
In Fig. 4, results of the stress-strain test and the simultaneous behavior of the
resistivity -cm showing a reasonably
linear trend in the whole test even that the global behavior of stress is non-linear.
Explanation of this behavior may be focused in the interrelation of two main aspects: 1)
the dual phenomenon, compression and tension, within a beam during bending and, 2) the
high concentration of filler. In pure bending, it is assumed that shear stresses are absent, or
if present, their effects are small [5]. An assumption that could be made in these
circumstances is that originally plane cross sections of the beam remain plane during the
bending even for plastic deformation [5]. According to this, the strain follows a linear
distribution independent of the stress distribution. The linear trend observed for the
increment in resistivity in Fig. 4 fits well in this picture, suggesting that conductive
particles can be thought of being part of the planes which are linearly displaced, during the
bending, with respect to the deflection in the layers section subjected to tensile stress. In
the other hand, as the studied composites have high filler concentration, beyond the
percolation threshold, even before the deformation the interparticle gap is very small and
the correspondent polymer film between particles is too thin and dense because of the high
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 198
packing. Based on this condition, when the bending is applied, in the compressive region
of the beam there is no further significant reduction of the interparticle gaps. Thus,
improvement of the particle-particle contacts is not significant and resistivity is considered
to remain unchanged in this band of the beam. Then, it is suggested that the global
response of the resistivity, the linear increase, is only due to the increase of the
interparticle gap in the tensile band of the beam that follows the linear distribution of
strain, as described above. It is so relevant that the linear response observed for the
resistivity is generated even tough the stress-strain curve is clearly nonlinear. In this sense,
some works are related to nonlinear resistivity responses to deformation; authors like
Flandin et al [6] have found that in stress-strain tests, performed on tensile mode,
resistivity of CB composites at a concentration just surpassing the percolation threshold
presents different regions, i.e. a short initial region of increase, a second one of decay, a
third one of a gradual increment and, finally, an increase with high slope. From the kind of
work just described and from the results of the present work, it is evident that, filler
concentration influences directly the kind and the magnitude of the resistivity response
during any stress-strain test. However, in the specific case of bending as deformation
mode, still a more careful analysis is required because of the inhomogeneous strain and
stress in the material being tested. This is maybe the reason why resistivity correlations
with deformation are predominantly performed in tensile and compression mode in the
literature, even though bending phenomenon is very common to occur in many
applications.
For creep-recovery measurements it was necessary, first, to establish the limit of the
linear viscoelastic region. According to that, Fig. 5 shows that in the fourth loading step
the strain increment is completely out of proportion with respect to the previous steps,
indicating that the material has surpassed the limit of linear viscoelastic region. Once the
loads to employ, inside and outside LVR, were selected, creep-recovery tests were carried
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 199
out. The Fig. 6 presents the creep response of the resistivity employing a load inside de
LVR. For this experiment a load of 320 g was applied and the temperature variation was
of +/- 0.22 º C. Resistivity shows a general decrement during the time of the event and
also an instantaneous but small decay at the time of loading and unloading. The change in
resistivity is just about 2 mO-cm and only small inflections are observed when a load
inside the LVR is applied and removed. It could be said then that piezoresistive response
is not significant. It seems that the low applied force in this experiment is not able to
perturb the initial equilibrium position of the particles, even in the tension band;
suggesting that the high concentration of filler promotes zones of high polymer density
between particles and great quantity of polymer-particle attachments that makes the
system difficult to deform at such low forces. In fact, as the response is too small,
influence of temperature instabilities is more pronounced in such a way that these could be
partially determining the resistivity response. In this sense it has to be remembered from
Fig. 3 that resistivity variation is at most 2.5 mO-cm/ºC. Nevertheless, despite the little
change in resistivity, attention has to be paid to the fact that even though strain is
increasing in the sample, resistivity does not rise but instead decrease, which points out to
a correlation resistivity-strain as a function of time very different from that found in the
case of stress-strain test. It might be necessary also to apply larger forces, near the limit of
the LVR in order to look for an amplified electrical response. As it can be noticed, even
though the force applied is in the LVR, a total recovery is not observed because in the
recovery step a minimal force, not zero, had to be set in the RSA III because this is not a
controlled stress system but a strain controlled one.
In Fig. 7, it can be observed a very different picture respect to Fig. 6. In this case, a
load outside the LVR of 2000 g was applied and the temperature variation recorded during
the experiment was +/- 0.05 º C. When the load is rapidly applied an instantaneous
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 200
electrical response, as increase of the resistivity, also takes place. In the transient region,
the resistivity seems to decrease a little bit and when the load is removed resistivity shows
again an analogous rapid decrease just like the strain and, afterwards, also an exponential
relaxation. The initial resistivity response, simultaneous to the strain, is in agreement with
results on Fig.4 since the first step of creep is indeed equivalent to a stress-strain
experiment at very high deformation rate. Continuing with the Fig. 7 discussion, it can be
followed that, in the region of the viscoelastic creep response, unexpectedly, the resistivity
does not show an increment despite the transient increase of strain, instead, it tends to
decrease. Since test is carried out with a load outside the LVR, resistivity changes are
much larger than in Fig. 6, thus, the influence of small temperature variations is thought to
be negligible. The transient regime in the creep step seems to generate a very different
phenomenology from that of the stress-strain. Certainly, unlike to stress-strain case, the
strain follows an exponential behavior, which must influence the resistivity response
differently. Nevertheless, the analogy between resistivity and strain comes again when the
response enters the recovery step. Furthermore, after the transient creep resistivity do
follows the recovery strain in an analog way, it means, the relaxation region also presents
simultaneously a resistivity recovery associated to matrix elasticity.
CONCLUSIONS
High concentration of conductive filler (far beyond the percolation threshold) strongly
influences the electrical response of the composites in a stress-strain test. Particles
rearrangement during the deformation process is restricted by the highly packed particles
phase dislike the case of composites with concentrations at the immediacies of the
percolation threshold, where particles reorganization occurs at a great extent. Therefore,
in the present case, it is suggested that disaggregation of conductive particles is
predominant giving place to a consistent increment of the resistivity. In the other hand,
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 201
under transient application of stress, the electrical response seems to be dependent on the
viscoelastic regime. During creep-recovery within the linear viscoelastic regime resistivity
shows a very small response, while this response is significant when stress outside the
LVR is applied. In the present paper, a first approximation to bending, as a mode of
deformation for the study of the in situ electrical response, is done. Mechanism of the
transient electrical response is unclear at the present, representing a challenge in virtue of
the complexity type of deformation imposed. A lot of work has to be done in order to
clarify this mechanism and to modeling it.

REFERENCES
1.
M. Taya, W.J. Kim, K. Ono, Mechanics of Materials, 28, 53-59 (1998).
2.
G. Ausiano, A.C. Barone, C. Campana, V. Iannotti, C. Luponio, G.P. Pepe, L.
Lanotte, Sensors and Actuators, 127, 56-62 (2006).
3.
N. Ryvkina, I. Tchmutin, J. Vilcáková, M. Pelísková, P. Sahá, Synthetic Metals,
148, 141-146 (2005)
4.
M. Knite, V. Teteris, A. Kiploka, J. Kaupuzs, Sensors and Actuators, 110, 142-149
(2004).
5.
“Mechanical Behavior of Materials“, Norman E. Dowling, Second Edition,
Prentice Hall, New Jersey, 1999.
6.
L. Flandin, A. Hiltner, E. Baer, Poymer, 42, 827-838 (2001).





Proceedings Book ECITE 2012


Página | 202


Figures Caption

Fig. 1. Schematic fitting for the electromechanical test

Fig. 2. Curve for temperature stabilization as a function of time.

Fig. 3. Resistivity as a function of temperature in a heating-cooling cycle.

Fig. 4. Stress-strain test and Resistivity response

Fig. 5. Multi-step creep for the determination of the LVR.

Fig 6. Creep response of the resistivity in the linear viscoelastic regime.

Fig. 7. Creep response of the resistivity outside the linear viscoelastic regime.











Proceedings Book ECITE 2012


Página | 203



MANEJO DE LA CUBIERTA VEGETAL EN NOGALERAS CON FERTIRRIEGO


1
Socorro Héctor Tarango Rivero,
2
Alberto Duarte Möller y
2
Erasmo Orrantia Borunda
1
Campo Experimental Delicias-INIFAP
2
Centro de Investigación en Materiales Avanzados


1. Introducción
El nogal pecanero Carya illinoinensis (Wangeh.) K. Koch es un frutal en proceso de
domesticación y los componentes de su manejo rentable y sostenible continúan generándose con la
investigación (Wood 1991, 2006). En cuanto al manejo del suelo, el conjunto de plantas arvenses
que crecen en él tradicionalmente se tratan bajo el concepto de ‘maleza’, según el cual hay que
eliminarlas mediante el laboreo y/o la aplicación de herbicidas. No obstante, la cubierta de plantas
nativas puede integrarse como un componente de manejo de las nogaleras, mediante el conocimiento
específico de sus beneficios y desventajas.

En nogaleras de regiones semiáridas el manejo del agua y los nutrimentos es clave para la
productividad, dado que son recursos escasos. El tratamiento que se dé a la cubierta vegetal tiene un
efecto directo en la conservación o pérdida de la humedad y de la fertilidad. En México prevalece la
práctica del laboreo intensivo en las nogaleras, lo cual aumenta los costos de cultivo y causa un
deterioro progresivo del suelo (González 2007). Una cubierta de plantas nativas no tiene un costo de
establecimiento y por su rusticidad algunas especies requieren agua, nutrimentos y manejo mínimos.
En este trabajo se presenta el efecto de cuatro esquemas de manejo de la cubierta vegetal en el suelo y
en los nogales, en condiciones de fertirrigación.


2. Cubierta vegetal del suelo
Las coberturas en una nogalera tienen efectos múltiples, con ventajas y desventajas. Por ello, para que
una especie vegetal sea seleccionada para su aprovechamiento en las huertas debe tener características
muy definidas: a) adaptarse al manejo de las huertas (Bugg 1991); b) no competir con los nogales o
hacerlo mínimamente (Apel y Hinrichs 1977); c) formar un cultivo denso, suprimir la maleza y resistir
las heladas (Ree 1991); d) mejorar la fertilidad del suelo (Skerman 1977); e) establecerse rápidamente
y autorresembrarse de manera consistente (Apel y Hinrichs 1977); f) fijar grandes cantidades de
nitrógeno, en el caso de las leguminosas (Wesley 1975); g) las de invierno fomentar la presencia
abundante de insectos benéficos cuando crece la población de áfidos en la primavera (Tedders 1983);
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 204
y h) si es permanente, tener mínima necesidad de segado (Elmore 1989) y permitir la cosecha
mecánica (Apel y Hinrichs 1977).


2.1. Ventajas
El objetivo de establecer una cobertura es el primer indicador para su selección: leguminosas para el
aporte de nitrógeno, gramíneas y crucíferas para reducir pérdidas de nitratos, las especies que atraigan
insectos benéficos para el fomento del control biológico, etcétera (Shennan 1992). Por su parte, una
cubierta de plantas arvenses bien manejada aporta cantidades importantes de materia orgánica, de
ninguno o muy bajo costo (Alben 1953). Alrededor de este componente gira toda la actividad
biológica del suelo y por ende su fertilidad (Alexander 1980). El aporte de materia orgánica se hace al
incorporar las coberturas y cuando son ricos en ella los suelos mejoran sus características físicas y
químicas: retienen más humedad, tienen menor problema de compactación y aprovechan mejor los
fertilizantes (Buckman y Brady 1977). Por su parte, los suelos de las regiones semiáridas son muy
pobres en materia orgánica, situación que se acentúa por el bajo aporte de ésta a las huertas y el
carácter intensivo del cultivo de nogales (González 2007).

Las leguminosas son muy importantes en la economía del nitrógeno del suelo, cuyos tejidos al
descomponerse le aportan este nutrimento. En las huertas el efecto benéfico en este sentido es a largo
plazo, siempre y cuando las coberturas produzcan altos rendimientos de materia seca (Wesley 1975).
Por el contrario, una cobertura de gramíneas reduce el nitrógeno disponible para los árboles. En
manzanos, Atkinson (1983) encontró que una cubierta de pasto y el riego favorecen la emisión de
raíces laterales y su micorrización. Si este comportamiento ocurre en nogales, las coberturas que
incluyan pastos podrían ser un componente de manejo en las nogaleras, considerando que la raíz del
nogal carece de pelos absorbentes y que una parte importante de la absorción de nutrimentos la
realizan raíces micorrizadas (Brison 1976, Hanna 1987).

El cultivo e incorporación de coberturas protege al suelo, disminuye la erosión y la pérdida de
nutrimentos por lixiviación, como calcio, magnesio (Skroch y Shribbs 1986) y nitratos (Shennan
1992). Por el contrario, el laboreo intensivo del suelo reduce significativamente sus reservas de
materia orgánica (Hernández et al. 1992, González 2007). El reciclaje intensivo de la materia orgánica
en la capa superficial del suelo hace al zinc más disponible, lo cual junto con la proliferación de
raicillas alimentadoras en dicho estrato gracias al no laboreo, minimizan la deficiencia de este
nutrimento en los nogales; ambos efectos son favorecidos por las coberturas (Sparks 1989).

Las coberturas también mejoran la porosidad y contribuyen a disminuir la compactación del
suelo, al reducir la necesidad de laboreo y proveer un efecto de amortiguamiento al tráfico de
maquinaria (Apel y Hinrichs 1977, Wood et al. 1983, González 2007). Cabe señalar que la
compactación del suelo disminuye la infiltración del agua, la aireación y el crecimiento y adecuado
funcionamiento de las raíces del nogal; y aunque el rastreo descompacta el suelo superficial, a largo
plazo ocasiona la formación de "piso de arado" (Miyamoto 1993, Chapman et al. 1993). Los nogales
cuyas raíces crecen en un suelo compacto y mal aireado son de menor tamaño, su follaje presenta
clorosis, sufren mayor deficiencia de zinc y caída de frutos (Drew y McEachern 1990).


2.2. Desventajas
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 205
Los cultivos intercalados o la vegetación nativa compiten con los árboles por nutrimentos del suelo,
siendo este efecto más marcado con los pastos (Skroch y Shribbs 1986, Goff et al. 1991). En un
periodo de tres años, Foshee et al. (1995) encontraron que el tronco de árboles jóvenes cuya zona
radical se mantuvo libre de plantas creció un 47% más que el de aquellos con cubierta vegetal. Kilby
(1979) observó que al sembrar avena en invierno y mantenerla segada en primavera, el crecimiento de
nogales Western se reduce un 18% y el rendimiento un 64% el mismo año; al incorporar la avena al
inicio de primavera el crecimiento no se afecta, pero la producción de nueces disminuye en 36%.
Estos investigadores señalan que para eliminar dicho efecto de competencia las coberturas sólo deben
sembrarse en las calles de la huerta, separadas un metro de la línea de goteo de los árboles.

También ocurre una competencia por la humedad del suelo entre la cubierta vegetal y los
árboles (Ree 1994), por lo que se recomienda que en las regiones donde el agua es limitante, la parte
del suelo donde se encuentra la mayor cantidad de raíces absorbentes del nogal permanezca sin
vegetación y en las calles de la huerta ésta sea continuamente segada (Elmore 1996). Así por ejemplo,
una cubierta de vegetación nativa consume un 35% y una de trébol fresa un 23% más agua que el
suelo limpio con herbicidas, sin laborar (Prichard et al. 1989). Sin embargo, de acuerdo con Blackmon
(1948) e Ingels et al. (1994), las coberturas de invierno compiten poco con los árboles por la humedad,
además de que a largo plazo el aporte de materia orgánica mejora la capacidad de retención de agua de
los suelos. Además, un suelo pierde más humedad cuando es sujeto a laboreo continuo que cuando
está cubierto con pastos o leguminosas (Skroch y Shribbs 1986).

Worley y Carter (1973) aclaran que dichas desventajas se eliminan si la nutrición y el riego de las
coberturas se manejan complementariamente, o se minimizan segando con frecuencia la cubierta
vegetal (Skroch y Shribbs 1986). Wood et al. (1983) mencionan que si una cubierta vegetal madura
temprano en el ciclo, no competirá con los nogales en la época de crecimiento de éstos. Por su parte,
el laboreo superficial en los meses de abril y mayo favorece el aprovechamiento de los fertilizantes y
previene deficiencias de agua por competencia de la vegetación del piso de la huerta (McEachern
1982).

Un caso aparte lo constituyen las plantas silvestres (arvenses). En las nogaleras regionales son muy
comunes las infestaciones de varias especies arvenses de hoja ancha y distintos zacates, plantas que se
caracterizan por tener una tasa diaria de crecimiento y una capacidad reproductiva y de diseminación
altas (Anderson 1983); esto significa que son fuertes competidoras para los árboles. Específicamente,
del zacate gramma Cynodon dactylon hay investigadores que opinan que no debe dejarse como
cobertura en las huertas, pues dados sus hábitos de crecimiento compite mucho por la humedad
(Hinrich 1976) y por nutrimentos a los nogales, particularmente por el nitrógeno (McEachern 1982).


3. Metodología
El estudio se realizó en Delicias, Chihuahua, durante los años 2007, 2008 y 2009.

3.1. Sitio experimental
El trabajo se estableció en la huerta ‘Rancho Trincheras’. El material vegetal fueron nogales de la
variedad Western, en producción, de 12 años de edad al inicio del estudio. Los árboles están
plantados a 12x12 m y cada uno cuenta con un aspersor de 250 LPH para su riego. El suelo es de
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 206
textura arena migajonosa, muy pobre en materia orgánica, pH moderadamente alcalino (8.4) y baja
salinidad (CE= 0.87 dS m
-1
).

El manejo de los nogales incluyó una poda de aclareo y despunte en febrero. Se aplicó la
fórmula de fertilización 100-10-20, usando como fuentes urea, ácido fosfórico y nitrato de potasio.
Dicha dosis se fraccionó en siete aplicaciones, las cuales se hicieron según la fenología del nogal
(Tarango 2006). Del 15 de marzo al 25 de septiembre de cada año se irrigaron cada ocho días. A
todos los árboles del experimento se les asperjó una solución de 200 mL de nitrato de zinc (17%)
en 100 L de agua, dos veces en abril, dos en mayo y una en junio. Los insectos se trataron con el
criterio de manejo integrado de plagas, con énfasis en el control biológico.

3.2. Diseño experimental
Se utilizó un diseño completamente aleatorizado y seis repeticiones por tratamiento. Cada nogal
fue una repetición; los árboles se asignaron a los distintos tratamientos por similitud de diámetro
de tronco. Se evaluaron los siguientes tratamientos:

1. Segado total y continuo de la cubierta vegetal en la zona de goteo de los nogales. La
especie predominante en este tratamiento fue el zacate gramma C. dactylon. Se hicieron
ocho cortes por ciclo.

2. Cubierta vegetal semipermanente en la zona de goteo de los árboles. La hierba se segaba
cuando cada generación de plantas maduraba. Se hicieron cuatro cortes por ciclo.

3. Aplicación de herbicida en la zona de goteo de los nogales a cada generación de hierba.
Se hicieron tres aplicaciones por ciclo de glifosato (Durango, 100 mL/10 L de agua).

4. Rastreo periódico de la cubierta vegetal en la zona de goteo de los árboles. Se hicieron
siete rastreos por ciclo.


3.3. Variables

Crecimiento, rendimiento y estado nutrimental. Cada año se evaluó el crecimiento de los árboles,
midiendo en junio la longitud del brote fructífero (un brote por cada cuadrante del nogal, a 1.5 m
de altura). En octubre se determinó el rendimiento (kg de nuez/árbol) y la calidad de la nuez
(g/nuez y porcentaje de almendra). La primera semana de agosto de cada año se recolectaron 20
foliolos por árbol (dos por brote fructífero) para su análisis nutrimental, el cual se hizó en el
Laboratorio UNIFRUT, en Cd. Cuauhtémoc, Chihuahua, asociado al Programa de Calidad e
Intercomparación de Análisis de Suelo y Planta, del Colegio de Postgraduados y la Sociedad
Mexicana de la Ciencia del Suelo.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 207

Materia orgánica del suelo. Cada año y al final del ciclo vegetativo se analizó el suelo para
determinar su contenido de materia orgánica. Se tomó una muestra por árbol de 5-30 cm de
profundidad (en el centro de la zona de goteo); el análisis se hizo en el Laboratorio UNIFRUT.

Contenido de humedad del suelo. Durante primavera y verano, una vez por semana se midió el
contenido de humedad del suelo a 25 cm de profundidad, en el centro de la zona de goteo de los
árboles, en el cuadrante oeste. Se utilizó un medidor dieléctrico con sondas fijas marca ECH
2
O
Check
®
.

Aporte de materia seca. En la nogalera Granja Pita, con un esquema de fertirriego y segado de la
hierba, se midió la cantidad de materia seca aportada por cada corte de la cubierta natural, por
hectárea. Una muestra de 1 m
2
se colocó en bolsas de papel y se secó hasta peso constante en un
secador solar. Se identificaron las principales especies de arvenses en cada corte.

Análisis estadístico. Los datos se sometieron a un análisis de varianza según un diseño
completamente aleatorizado; la separación de medias se hizo con la Prueba de Tukey. Se utilizó el
paquete estadístico SAS 8.2 (SAS Institute 2001).


4. Resultados

4.1. Crecimiento
En nogales pecaneros adultos el vigor del brote determina la productividad del árbol, pues a mayor
longitud más hojas y frutos son formados y las almendras mejor llenadas (Sparks y Heath 1972).
Dado que la fase de crecimiento del brote es muy corta en nogales adultos, la provisión adecuada
de agua y nutrimentos tiene un efecto determinante en su vigor (Marquard 1990). En el cuadro 1 se
muestra que la longitud del brote fructífero fue menor en los árboles que tuvieron cubierta vegetal
sin cortar; no obstante, el efecto acumulado en tres años es apenas 6.5% menor que donde se segó
o aplicó herbicida, y sin diferencia estadística. En los tratamientos de segado periódico y
aplicación de herbicida el crecimiento fue igual, y cuando el suelo se rastreó el brote creció un
7.5% más, en promedio. La planta dominante de la cobertura fue el zacate gramma, cuyo efecto de
competencia resultó minimizado tanto por el segado como por la provisión continua de agua y
nutrimentos (fertirriego).



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 208


Cuadro 1. Longitud del brote fructífero (LBF) de nogales con fertirriego y diferente manejo de la
cubierta vegetal, en tres años. Delicias, Chihuahua.

Tratamiento
LBF (cm)
2007 2008 2009 Promedio
1

Segado 9.4 16.3 20.1 ab
2
15.3
Enhierbado 10.1 15.7 16.8 b 14.3
Herbicida 10.3 17.5 17.9 ab 15.4
Rastreo 11.2 17.3 21.2 a 16.6
Pr>F 0.358 0.427 0.031 0.123
1
De todas las observaciones de los tres años.
2
Medias con distinta letra son diferentes al 0.05 (Tukey).

4.2. Rendimiento
La productividad de un nogal depende de la integración de buenas prácticas de manejo, como
poda, riego, fertilización y control de plagas (Sparks 1991). En el primer año del estudio la
producción de nueces por árbol fue igual entre tratamientos; en el segundo ciclo el rendimiento fue
mayor en los nogales con cubierta vegetal segada o tratada con herbicida, aunque sin diferencia
estadística. Al tercer año ya es consistente y estadísticamente diferente la reducción del
rendimiento según el manejo del suelo; cuando se deja crecer la hierba el nogal produce 4.3 kg
menos de nuez en comparación a cuando se siega, y cuando se rastrea 3.9 kg menos que al aplicar
herbicida (cuadro 2). En promedio de los tres años, la producción disminuyó 16% cuando la hierba
creció libremente y 18.5% cuando se controló mediante el rastreo.

Es evidente al segundo año y muy claro al tercer ciclo, que la competencia por agua y
nutrimentos de las hierbas a libre crecimiento afecta la producción de nueces (cuadro 2,
McEachern 1982). Lo mismo causa el rastreo, debido principalmente a la destrucción de raicillas
alimentadoras y micorrizas superficiales y a la pérdida de humedad del suelo (Skroch y Shribbs
1986, Sparks 1989, Storey 1990). Conviene resaltar que el tratamiento enhierbado produce igual
que cuando las arvenses se controlan con rastreo, lo cual puede significar que en condiciones de
fertirriego la competencia por agua y nutrimentos entre los nogales y las hierbas se modifica y/o se
disminuye.


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 209
Cuadro 2. Rendimiento de nuez de nogales con fertirriego y diferente manejo de la cubierta
vegetal, en tres años. Delicias, Chihuahua.

Tratamiento
kg/árbol
1

2007 2008 2009 Promedio
2

Segado 8.9 22.1 18.2 a
3
16.4
Enhierbado 9.0 18.3 13.9 b 13.7
Herbicida 9.8 21.2 17.6 a 16.2
Rastreo 9.0 17.2 13.7 b 13.3
Pr>F 0.951 0.240 0.045 0.234
1
De 12 a 14 años de edad.
2
De todas las observaciones de los tres años.
3
Medias con distinta letra son diferentes al 0.05 (Tukey).


En promedio de los tres años de estudio, los nogales produjeron lo mismo tanto con hierba
segada como controlada con herbicida. Esto sugiere que dichas herramientas se pueden combinar
para hacer un manejo integrado de la cubierta vegetal en huertas con fertirriego, y reducir así las
desventajas de emplear sólo una de ellas.


4.3. Calidad de nuez
Las variables básicas de calidad de una nuez pecanera son tamaño y porcentaje de almendra. Una
almendra bien llena depende de la provisión de agua y nutrimentos durante su formación,
particularmente de N, P y K (Sparks 1989) y de un adecuado control de áfidos (Wood 1991). El
tamaño de la nuez no resultó significativamente afectado por ninguno de los tratamientos de
manejo de la cubierta del suelo (cuadro 3). El año de baja (2007) y el de mediana (2009) cosecha
la nuez fue de mayor tamaño que el valor estándar de referencia de 6.5 g (Sparks 1992), y el año
de alta producción (2008) dicha variable fue igual en todos los tratamientos que el estándar.

Lo anterior indica que en esta variable el manejo del agua y la nutrición con el esquema de
fertirriego implementado es eficaz aun con la cubierta vegetal sin segar, donde el efecto de
competencia aparente es mayor. Se encontró que el nogal es ligeramente sensible a la competencia
de la hierba durante la fase de llenado de almendra. Únicamente el primer año hubo diferencia
estadística en esta variable, a favor de los tratamientos con segado y herbicida (cuadro 4). El año
de baja (2007) y el de mediana (2009) cosecha el porcentaje de almendra fue mayor que el valor
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 210
estándar de referencia de 57.5% para la variedad Western (Herrera 2008), y el año de alta
producción (2008) dicha variable fue menor en todos los tratamientos que el estándar.

Cuadro 3. Tamaño de nuez de nogales con fertirriego y diferente manejo de la cubierta vegetal, en
tres años. Delicias, Chihuahua.

Tratamiento
g/nuez
2007 2008 2009 Promedio
1

Segado 7.6 6.3 8.0 7.3
Enhierbado 7.4 6.5 7.8 7.2
Herbicida 7.6 6.5 8.3 7.4
Rastreo 7.3 6.5 7.9 7.2
Pr>F 0.438 0.649 0.148 0.764
1
De todas las observaciones de los tres años.

En los tres años y en el promedio de todas las observaciones no hubo diferencia estadística
entre los árboles con hierba segada o tratada con herbicida, aunque se nota una ligera tendencia a
que el llenado de la nuez mejore cuando suelo de la zona de goteo está limpio y sin laborar. Con
dos variables tan sensibles al aporte de agua y nutrimentos, como son el tamaño y el llenado del
fruto, y con sistemas de manejo de la cubierta vegetal tan diferentes, se infiere que la provisión de
agua y nutrimentos con programas de fertirriego basados en la fenología del nogal pecanero
permiten una alta eficacia en dichas prácticas culturales (Tarango 2006).

Cuadro 4. Porcentaje de almendra de la nuez de nogales con fertirriego y diferente manejo de la
cubierta vegetal, en tres años. Delicias, Chihuahua.

Tratamiento
Almendra (%)
2007 2008 2009 Promedio
1

Segado 59.8 ab
2
55.3 59.5 58.2
Enhierbado 59.3 b 55.8 59.2 58.1
Herbicida 60.9 a 56.0 59.8 58.9
Rastreo 59.0 b 56.1 59.7 58.2
Pr>F 0.009 0.665 0.661 0.679
1
De todas las observaciones de los tres años.
2
Medias con distinta letra son diferentes al 0.05 (Tukey).
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 211

4.4. Estado nutrimental del árbol
El rendimiento de un nogal pecanero se relaciona directamente con su estado nutrimental, según
Sparks (1989) y Smith (1991), quienes han sumarizado la concentración foliar suficiente (CFS) de
los distintos nutrimentos para que un nogal sea productivo. Para el nitrógeno (N) la CFS es de 2.5
a 2.8%, y en el primer año los tratamientos enhierbado, con herbicida y con rastreo estuvieron en
dicho rango; la cobertura segada fue la que tuvo menos N foliar (cuadro 5). El segundo y tercer
años la concentración del nutrimento alcanza un nivel óptimo en todos los tratamientos. De todas
las observaciones en los tres años de estudio, el promedio de N foliar fue: segado 2.64%,
enhierbado 2.68%, herbicida 2.68% y rastreo 2.73%; no hubo diferencia estadística (Pr>F= 0.647).

Cuadro 5. Concentración foliar (%) de macronutrimentos de nogales con fertirriego y diferente
manejo de la cubierta vegetal, en tres años. Delicias, Chihuahua.
Tratamiento N P K Ca Mg
2007
Segado 2.42 0.20 ab 0.69 1.58 0.32
Enhierbado 2.55 0.18 b 0.85 1.43 0.31
Herbicida 2.49 0.22 a 0.70 1.79 0.29
Rastreo 2.64 0.18 b 0.75 1.52 0.31
Pr>F 0.099 0.005 0.063 0.171 0.737
2008
Segado 2.83 0.19 a 0.65 2.11 0.39
Enhierbado 2.77 0.17 ab 0.77 2.09 0.38
Herbicida 2.80 0.19 a 0.80 2.42 0.39
Rastreo 2.74 0.15 b 0.78 2.06 0.34
Pr>F 0.515 0.002 0.099 0.343 0.607
2009
Segado 2.72 0.14 0.65 2.00 0.36
Enhierbado 2.79 0.14 0.76 1.88 0.40
Herbicida 2.83 0.13 0.71 2.20 0.38
Rastreo 2.91 0.15 0.83 2.13 0.40
Pr>F 0.408 0.183 0.384 0.703 0.943
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 212
*Medias con distinta letra son diferentes al 0.05 (Tukey).

Dado que el N es un nutrimento clave para mantener una buena producción y una baja
alternancia en este frutal (Wood 1991, 2002), es relevante que con un programa de fertirriego que
fraccione el nitrógeno en siete aplicaciones (en fases fenológicas críticas del nogal), el efecto de
competencia de la cubierta de plantas nativas sea mínimo. El contenido de N foliar ligeramente
menor en el tratamiento de hierba segada se debe a su mayor crecimiento y producción (cuadros 1
y 2). También resulta notable que con un buen manejo del agua, fertilizantes y suelo (no laboreo
para cuidar raicillas alimentadoras y micorrizas de los árboles) la hierba a libre crecimiento,
particularmente el zacate gramma, no compita significativamente por el N.

La CFS para el fósforo (P) es de 0.18 a 0.22% y en los árboles de todos los tratamientos la
concentración se encuentra en dicho rango en los primeros dos años (cuadro 5). No se encontró
una tendencia clara entre formas de manejo del suelo para este elemento. La CFS para el potasio
(K) es de 1.0 a 1.3%, y en todos los tratamientos estuvo deficiente, lo cual se relaciona con la
naturaleza arenosa del suelo de la huerta (Brison 1976). Si bien no hay diferencia estadística, se
observa que la cubierta permanente y segada le compita más a los árboles por el K, como ha sido
reportado que ocurre con los pastos en otros frutales (Skroch y Shribbs 1986). La CFS para el
calcio (Ca) es de 1.2 a 1.5% y la del magnesio (Mg) es de 0.32 a 0.5%; en todos los tratamientos
dichos elementos se encuentran en el rango normal y no se encontró ninguna tendencia según el
manejo del suelo.
La CFS para el zinc (Zn) es de 50 a 100 mg/kg; en el primer año los cuatro tratamientos
exhibieron una deficiencia moderada, en el segundo y tercero todos muestran una concentración
normal (cuadro 6). El Zn es aportado básicamente con aspersiones foliares, aunque una fracción es
absorbida por las raíces. Hay una mayor provisión edáfica del nutrimento en el tratamiento
enhierbado, lo cual puede estar relacionado con una mayor actividad microbiana y reciclaje de la
materia orgánica y a la micorrización superficial (Atkinson 1983, Sparks 1989). Por el contrario, se
detecta que el uso continuo de herbicidas favorece la deficiencia de Zn en los nogales, tal como ha
sido observado en huertas de Estados Unidos (Goff et al. 1991), efecto que en parte puede
atribuirse a la disminución de la actividad biológica en el suelo superficial (Alexander 1980,
Campbell 1987).

La CFS para el fierro (Fe) es de 50 a 100 mg/kg; en el primer año todos los árboles
estuvieron deficientes, con excepción del tratamiento enhierbado; para el segundo y tercer ciclos el
elemento apareció en una concentración normal, sin diferencia estadística (cuadro 6).
Aparentemente, la presencia de arvenses también favorece la disponibilidad y absorción de Fe en
suelo no disturbado. La CFS para el cobre (Cu) es de 10 a 15 mg/kg y en los tres años los nogales
de todos los tratamientos estuvieron deficientes; no se observó ninguna tendencia. La CFS para el
manganeso (Mn) es de 100 a 300 mg/kg; todos los árboles se encuentran en el rango normal, con
una tendencia a tener menos Mn los nogales con cubierta vegetal a libre crecimiento (cuadro 6). La
CFS para el boro (B) es de 50 a 150 mg/kg; en los tres años y en todos los tratamientos se encontró
en el rango de suficiencia y no se detecta algún efecto debido a tratamientos.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 213
Cuadro 6. Concentración foliar (mg/kg) de micronutrimentos de nogales con fertirriego y diferente
manejo de la cubierta vegetal, en tres años. Delicias, Chihuahua.
Tratamiento Zn Fe Cu Mn B
2007
Segado 36 48 6.8 ab 141 a 74 b
Enhierbado 41 52 7.0 ab 72 b 122 a
Herbicida 31 46 5.7 b 166 a 130 a
Rastreo 35 46 7.7 a 154 a 122 a
Pr>F 0.082 0.306 0.012 0.002 0.019
2008
Segado 87 78 b 8.2 222 a 118 a
Enhierbado 110 97 a 7.9 105 b 81 b
Herbicida 85 75 b 7.0 220 a 89 ab
Rastreo 79 81 b 7.0 206 a 84 b
Pr>F 0.140 0.003 0.208 0.006 0.021
2009
Segado 77 61 7.1 125 129
Enhierbado 88 66 7.3 88 116
Herbicida 61 60 7.1 117 136
Rastreo 84 64 6.5 146 136
Pr>F 0.119 0.893 0.850 0.313 0.814
*Medias con distinta letra son diferentes al 0.05 (Tukey).

4.5. Aporte de materia seca
La cubierta vegetal de plantas nativas es una fuente valiosa de materia orgánica para el suelo
(Buckman y Brady 1977, Alexander 1980). En los cuadros 7 y 8 se presenta la cantidad de materia
seca que aporta una cobertura natural durante la primavera y verano en una nogalera con
fertirriego y árboles de dos tamaños. En la huerta con nogales adultos la producción de materia
seca por las arvenses fue mayor, esto debido al mayor aporte de agua y fertilizantes. También, el
ciclo 2008 produjo una cobertura más abundante debido a la presencia de un buen temporal
lluvioso.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 214
Cuadro 7. Cantidad de materia seca aportada por las plantas de la cubierta natural en una huerta
con nogales adultos, fertirriego y segado continuo, en tres años. Meoqui, Chihuahua.
Fecha de
segado
t/ha Especie de
arvense*
2007 2008 2009
16 may 3.32 3.40 2.06 B, G, M, D
5 jun 1.64 2.20 1.90 B, G, D, A
9 jul 1.55 1.90 3.10 G, P,D, L
28 jul 1.00 3.50 2.05 G, P
18 ago 2.80 2.80 1.75 G, P
4 sep 0.81 3.60 1.90 G, P, M
1 oct 0.87 2.70 2.90 G
15 oct 0.40 1.20 1.80 G
Total/año 12.39 21.30 17.46
*Especies predominantes.
A= acederilla, B= zacate bromo, D= diente de león,
G= zacate gramma, L= lentejilla, M= malva, P= zacate pegarropa.

Se estimó que en una huerta con nogales adultos la materia seca que aportan el tallo, hojas
y flores de la cubierta natural varía de 12 a 21 t/ha/ciclo, con un promedio de 17 t; en una con
árboles jóvenes (12-14 años de edad) de 11 a 14 t/ha/ciclo. A dichas cantidades puede sumarse
alrededor de un 50% que aporta el sistema radical de las plantas herbáceas (Buckman y Brady
1977). Esto significa que las arvenses que crecen en las huertas son una fuente sustancial de
materia orgánica, de bajo costo. Y como se observa en los cuadros 1, 2, 3, 4, 5 y 6, en condiciones
de fertirriego y segado continuo la cubierta vegetal natural no ejerce una competencia detectable
para los nogales en producción.

La especie dominante de arvense a través del ciclo de cultivo fue el zacate gramma C.
dactylon. La literartura reporta que este pasto le compite fuertemente a los nogales (Hinrich 1976,
McEachern 1982), sin embargo, con un programa adecuado de fertirriego y el segado continuo no
se observó ningún efecto negativo de dicha especie. Por el contrario, una cubierta permanente y
segada de gramma protege al suelo de la erosión, mantiene más baja la temperatura, conserva
mejor la humedad y facilita la cosecha mecánica de las nueces.

Adicionalmente, una cubierta vegetal permanente y con manejo funciona como un
recolector de carbono, y su incorporación al suelo como un almacén temporal de dicho elemento;
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 215
esto resulta más valioso con plantas C4 (de alto consumo de CO
2
), como el zacate C. dactylon
(Bidwell 1990). Este pasto puede crecer en suelos alcalinos y salinos, tolera la sequía y el pisoteo y
su contenido de proteína varía de 8 a 15% (Bogdan 1977). En condiciones de temporal se
considera una especie de crecimiento lento (Patterson y Goff 1995).

Cuadro 8. Cantidad de materia seca aportada por las plantas de la cubierta natural en una huerta
con nogales jóvenes, fertirriego y segado continuo, en tres años. Meoqui, Chihuahua.
Fecha de
segado
t/ha Especie de
arvense*
2007 2008 2009
16 may 1.95 2.10 1.25 D, B, G, M
5 jun 1.10 1.90 1.32 D, A, G, B
9 jul 1.19 1.60 1.85 D, G, A, P
28 jul 1.30 1.60 1.87 G, P, D
18 ago 3.10 1.75 1.68 G, P
4 sep 0.88 1.25 1.80 G, P, M
1 oct 0.89 3.10 2.10 G
15 oct 0.92 1.20 2.50 G
Total/año 11.33 14.50 14.37
*Especies predominantes.
A= acederilla, B= zacate bromo, D= diente de león,
G= zacate gramma, L= lentejilla, M= malva, P= zacate pegarropa.

4.6. Materia orgánica en el suelo
El contenido de materia orgánica (MO) de un suelo determina en buena medida su productividad
(Labrador 2001), pero los suelos de regiones semiáridas, particularmente los de textura arenosa,
son muy pobres en MO (Buckman y Brady 1977). En el caso de las huertas esta variable edáfica
resulta aún más importante, dado que los nogales permanecen muchos años en el mismo suelo y su
sistema radical es micorriza-dependiente. Aunque tres años de tratamiento son muy pocos para un
cambio en el contenido de MO, ya se percibe una tendencia a que la variable aumente con la
cubierta vegetal segada y disminuya con el laboreo periódico (cuadro 9), tal como ocurre en otros
agroecosistemas (Hernández et al. 1992).

Cuadro 9. Contenido de materia orgánica en la capa de 5-30 cm de profundidad del suelo de
nogales con fertirriego y diferente manejo de la cubierta vegetal, en tres años. Delicias, Chihuahua.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 216

Tratamiento
%
2007 2008 2009 Promedio
1

Segado 0.25 0.74 0.54 0.51
Enhierbado 0.29 0.60 0.56 0.48
Herbicida 0.26 0.65 0.57 0.49
Rastreo 0.24 0.59 0.50 0.45
Pr>F 0.536 0.241 0.899 0.827
1
De todas las observaciones de los tres años.

La fuerte similitud en el contenido de materia orgánica entre tratamientos, indica que la
acumulación de este componente en suelos arenosos sería un proceso lento con el puro aporte de la
cubierta de plantas nativas. Sugiere también que en huertas de regiones semiáridas deberían
hacerse aplicaciones anuales de otras fuentes de MO, como estiércol vacuno bajo en sales en dosis
de ≥10 t/ha (Sweeten et al. 1982) y la molienda (astillas) de las ramas podadas a los nogales
(Lindemann y Taboub 2004).

4.7. Contenido de humedad en el suelo
Está bien determinado que las plantas herbáceas que crecen en las huertas le compiten a los
nogales por la humedad del suelo, aumentando en promedio un 27% el consumo de agua (Prichard
et al. 1989, Ree 1994). No obstante, en un suelo de textura ligera de una región semiárida y en
condiciones de riego frecuente (por aspersión, cada siete días), el efecto de la cubierta en el contenido
de humedad del suelo difiere de los resultados clásicos. En el cuadro 10 se observa que en primavera,
durante el crecimiento del brote fructífero, el contenido de humedad del suelo es prácticamente igual
donde se siega la hierba, se aplica herbicida y se rastrea superficialmente; cuando se deja la hierba a
libre crecimiento la humedad se abate un 29% y el crecimiento del brote se reduce un 9%, con
respecto a los anteriores tratamientos.

En el verano, los tratamientos segado y con herbicida apenas difieren en 0.5% de humedad
edáfica, siendo estadísticamente iguales. Como es una época de más calor, donde se rastrea la
pérdida de humedad es de 13.5% y donde se deja la hierba de 31%, comparados con los
tratamientos de segado y herbicida (cuadro 10). El tamaño del fruto y el llenado de la almendra no
resultaron afectados por dicha competencia (cuadros 3 y 4). La competencia por agua entre el
nogal y las hierbas que crecen libremente en el área de goteo es sustancial; tal efecto y con riego
frecuente disminuye la producción de nueces en 16% en un plazo de tres años (cuadro 2), no
obstante y de manera notable la calidad no resulta afectada.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 217
Cuadro 10. Contenido
1
de humedad a 25 cm de profundidad del suelo de nogales con fertirriego y
diferente manejo de la cubierta vegetal, en dos fases fenológicas en el año 2009. Delicias,
Chihuahua.

Tratamiento
Crecimiento del
brote (%)
Crecimiento del
fruto (%)
Segado 23.4 a
2
25.7 a
Enhierbado 17.0 b 17.8 b
Herbicida 24.9 a 26.2 a
Rastreo 23.6 a 22.4 a
Pr>F 0.010 0.049

1
Promedio de mediciones semanales durante toda la fase fenológica.

2
Medias con distinta letra son diferentes al 0.05 (Tukey).

La dinámica del contenido de humedad en la época de mayor evapotranspiración es
prácticamente igual con segado y con herbicida, de hecho en agosto se traslapan las curvas de ambos
tratamientos (figura 1, líneas azul y café); sólo a mediados de julio hubo una diferencia de dos puntos
porcentuales previo al corte de la hierba. Se encontró que el rastreo disminuye el contenido de
humedad de manera consistente, en comparación con la hierba segada o tratada con herbicida. El
suelo del tratamiento enhierbado siempre tuvo el menor contenido de humedad, lo cual ocurre porque
las raíces de las hierbas están principalmente en la capa arable del suelo, donde se midió esta variable.

Por otro lado, en huertas de frutales la infiltración del agua de riego también resulta
afectada por el manejo del suelo. Cuando éste se mantiene sin hierba la infiltración disminuye 40%
en comparación a cuando tiene una cubierta de hierba nativa; esto ocurre porque las raíces de las
plantas forman grandes poros en el suelo, favorecen su floculación y reducen su compactación
(Prichard et al. 1989, González 2007).
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 218




Figura 1. Dinámica del contenido de humedad del suelo a 25 cm de profundidad en cuatro
tratamientos de manejo de la cubierta vegetal. Delicias, Chihuahua. 2009

5. Conclusiones
De tres años de estudio (corto plazo) y con un programa de fertirriego basado en la fenología de la
variedad Western, se plantean las siguientes conclusiones:

a) El crecimiento del brote fructífero es mínimamente afectado cuando el suelo del área de
goteo de los nogales tiene cubierta vegetal.
b) El rendimiento de nueces por nogal es mayor cuando el suelo tiene una cubierta vegetal
segada y/o limpia con herbicida.
c) La calidad de la nuez resultó igual con los distintos esquemas de manejo del suelo.
d) La concentración foliar de nutrimentos mayores no resulta afectada por el tipo de manejo
de la cubierta vegetal. La provisión de fierro y zinc tiende a mejorar con la presencia de
plantas arvenses.
e) La cobertura de plantas nativas aporta cantidades sustanciales de materia seca al suelo.
La especie arvense que tiende a predominar es el zacate gramma Cynodon dactylon.
f) La cobertura segada y la aplicación de herbicida conservan mejor la humedad del suelo.
g) La cubierta de plantas nativas es un componente del manejo sostenible del suelo.
h) La cobertura segada y la aplicación localizada de herbicida son una buena combinación
para el manejo de la cubierta del suelo en nogaleras de regiones semiáridas.


0.0
5.0
10.0
15.0
20.0
25.0
30.0
35.0
9
-
J
u
l
1
6
-
J
u
l
2
3
-
J
u
l
3
0
-
J
u
l
6
-
A
u
g
1
3
-
A
u
g
2
0
-
A
u
g
2
7
-
A
u
g
H
u
m
e
d
a
d

(
%
)
Segado
Enhierbado
Herbicida
Rastreo
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 219
AGRADECIMIENTOS
A Delmar del Norte por permitir la realización del trabajo experimental en su nogalera. A
CONACYT-SAGARPA por apoyar el proyecto de investigación.

6. Literatura citada

Alben, A.O. 1953. A practical program for maintaining soil fertility in pecan orchards. Proc. Ann.
Meet. Oklahoma Pecan Grow. Ass. P.40-45.
Alexander, M. 1980. Microbiología del suelo. AGT Editor. México. 491 p.
Anderson, W.P. 1983. Weed science: Principles. 2d. ed. West Publishing Co. P.540.
Apel, G.W. and H.A. Hinrichs. 1977. Progress report on orchard floor management studies. Pecan
South 4(6):250-251.
Atkinson, D. 1983. The growth, activity and distribution of the fruit tree root system. Plant and Soil
71:23-35.
Bidwell, R.G.S. 1990. Fisiología vegetal. 1ª. reimp. AGT Editor. México. 784 p.
Blackmon, G.H. 1948. A cover crop program for pecan orchards. 41st Ann. Conv. Southeast. Grow.
Ass. Proc. 41:43-50.
Bogdan, A.V. 1977. Tropical pasture and fodder plants (grasses and legumes). Longman Press. P.92-
98.
Brison, F.R. 1976. Cultivo del nogal pecanero (tr. Federico Garza F.). México. Conafrut. 349 p.
Buckman, H.O. y N.C. Brady. 1977. Naturaleza y propiedades de los suelos (tr. R. Salord Barceló).
2a. reimp. España. Montaner y Simón. P.162-168.
Bugg, R.L. 1991. Cover crops and control of arthropod pest of agriculture. In: Cover crops for
clean water. Soil and Water Conserv. Soc. P.157-163.
Campbell, R. 1987. Ecología microbiana. 1a. ed. Limusa. México. 268 p.
Chapman, D.; J.B. Storey and L. Sistrunk. 1993. Aireación del suelo y labores de labranza mínima en
huertas nogaleras. En: XII Conferencias internacionales sobre el cultivo del nogal. Sonora,
México. sp.
Drew, M. and G.R. Mceachern. 1990. Soil drainage, aeration and root activities. In: Texas pecan
profitability handbook. TAES-The Texas A&M University System. P.II,3-4.
Elmore, C.L. 1989. Vegetation management systems in almond orchards. California Agriculture
43(4):16-26.
Elmore, C.L. 1996. Weed competition in pecans. 30th Western Pecan Conf. Proc. WPGA-CES-New
Mexico State University. P.36-40.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 220
Foshee, W.G.; W.D. Goff; M.G. Patterson and D.M. Ball. 1995. Orchard floor crops reduce growth of
young pecan trees. HortScience 30(5):979-980.
Goff, W.D.; M.G. Patterson and M.S. West. 1991. Orchard floor management practices influence
elemental concentrations in young pecans trees. HortScience 26(11):1379-1381.
González C., G. 2007. Manejo de suelos en huertas de nogal: la labranza mínima como alternativa.
En: Seminario de nogal pecanero 2007. México. CECH-INIFAP. P.18-27.
Hanna, J.D. 1987. Pecan rootstock. In: Rootstocks for fruit crops. John Wiley & Sons. P.401-410.
Hernández R., A.; J. Etchevers; A. Galvis S.; K. Oleschko y V. Volke H. 1992. Efecto de la labranza
sobre las reservas de N orgánico del suelo. En: XXV Congreso nacional de la ciencia del
suelo. Sociedad Mexicana de la Ciencia del Suelo. P.443.
Herrera A., E. 2008. Manejo de huertas de nogal. México. Universidad Autónoma de Chihuahua.
310 p.
Hinrichs, H.A. 1976. Preliminary report on pecan orchard floor management. Proc. Oklahoma
Pecan Grow. Ass. P.16-17.
Ingels, CH.; M. Van Horn; R.L. Bugg and P.R. Miller. 1994. Selecting the right cover crop gives
multiple benefits. California Agriculture (september-october). P.43-48.
Kilby, M.W. 1979. Orchard floor management for young pecan trees in the El Paso Valley. Pecan
South 6(1):26-29.
Labrador M., J. 2001. La materia orgánica en los agroecosistemas. Ed. Mundi-Prensa. España. 293
p.
Lindemann, W.C. and M.B. Taboub. 2004. Descomposition of pecan wood chips. 38 Western
Pecan Grow. Ass. Proc. P.108-116.
Marquard, R. 1990. Pecan biology. In: Second pecan orchard management shortcourse. CES-New
Mexico State University.
Mceachern, G.R. 1982. Control de malezas en nogal. En: Manejo de huertas de nogal. Esc. Sup.
Fruticultura-UACH. P.133-137.
Miyamoto, S. 1993. Causas y soluciones de la infiltración lenta en los suelos de las huertas. En: XII
Conferencias internacionales sobre el cultivo del nogal. Sonora, México. sp.
Patterson, M.G. and W.D. Goff. 1995. Benefits of good orchard floor management on the growth and
production of young pecan trees in the southeast. In: Sustaining pecan productivity into 21
st

century. Second Nat. Pecan Work. Proc. USDA-ARS. P.139-143.
Prichard, T.L.; W.M. Sills; W.K. Asai; L.C. Hendricks and C.L. Elmore. 1989. Orchard water use and
soil characteristics. California Agriculture 43(4):23-25.
Ree, B. 1991. Winter legumes in the Texas pecan IPM program. In: Pecan husbandry: Challenges
and opportunities. First Nat. Pecan Work. Proc. USDA-ARS. P.63-68.
Ree, B. 1994. Insecticides not successful in control of yellow aphids. Pecan South 27(5):28.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 221
SAS Institute. 2001. SAS/STAT user's guide. Release 8.2 ed. SAS Institute, Cary, N.C. USA.
Shennan, C. 1992. Cover crops, nitrogen cycling, and soil properties in semi-irrigated vegetable
production systems. In: Sustainable vegetable production. HortScience 27(7):749-754.
Skerman, P.J. 1977. The role of legumes in agriculture. In: Tropical forage legumes. Roma, FAO.
P.2-3.
Skroch, W.A. and J.M. Shribbs. 1986. Orchard floor management: An overview. HortScience
21(3):390-394.
Smith, M.W. 1991. Pecan nutrition. In: Pecan husbandry: Challenges and opportunities. First Nat.
Pecan Work. Proc. ARS-USDA. P.152-157.
Sparks, D. 1989. Pecan nutrition. Twenty-third West. Pecan Conf. CES-New Mexico State
University. P.55-96.
Sparks, D. 1991. Cultural practices. In: Challenges and opportunities. First Nat. Pecan Work. Proc.
ARS-USDA. P.22-33.
Sparks, D. 1992. Pecan cultivars. The orchard's foundation. Pecan Production Innovations. 443 p.
Sparks, D. and J.L. Heath. 1972. Pistillate flower and fruit drop of pecan as a function of time and
shoot length. HortScience 7(4):402-404.
Storey, J.B. 1990. Fertilization. In: Texas pecan profitability handbook. TAES-The Texas A&M
University System. P.VI1-2.
Sweeten, J.M.; A.C. Mathers and R.G. McEachern. 1982. Improving soils with manure
application. In: Sixteenth West. Pecan Conf. proc. CES-New Mexico State University.
P.45-74.
Tarango R., S.H. 2006. Manejo del nogal pecanero con base en su fenología. Folleto técnico No.
24. 2ª. edición. México. CEDEL-INIFAP. 39 p.
Tedders, W.L. 1983. Insect management in deciduous orchard ecosystems: Habitat manipulation.
Environ. Management 7(1):29-34.
Wesley, W.K. 1975. Legumes in pecan orchards. Pecan South (september). P.192-193.
Wood, B.; W. White and W.L. Tedders. 1983. Use of legumes in pecan orchards. Proc. Oklahoma
Pecan Grow. Ass. P.30-35.
Wood, B.W. 1991. Alternate bearing of pecan. In: Pecan husbandry: Challenges and opportunities.
First Nat. Pecan Work. Proc. ARS-USDA. P.180-190.
Wood, B.W. 2002. Late nitrogen fertilization in pecan orchards: a review. In: Thirty-sixth West.
Pecan Conf. Proc. NMSU-WPGA. P.47-59.
Wood, B.W. 2006. Nutrition management of pecan. En: 3er. Ciclo de conferencias internacionales
de nogalero a nogalero del estado de Coahuila. México.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 222
Worley, R.E. and R.L. Carter. 1973. Effect of four management system on parameters associated with
growth and yield of pecan. J. Amer. Soc. Hort. Sci. 98(6):541-546.


























Proceedings Book ECITE 2012


Página | 223




“REMOCIÓN DE SUSTANCIAS TÓXICAS POR EL MÉTODO DE
BIOADSORCIÓN MEDIANTE EL USO DE MATERIA ORGÁNICA.”
Dr. Sergio Arturo Payán Gómez

RESUMEN

En la actualidad a los problemas y retos que enfrenta la sociedad en la contaminación del
agua, se les debe añadir la contaminación geologica. Ante la cual se deben plantear nuevas
alternativas y métodos de tratamiento.

La materia orgánica, cuenta con las acciones de: precipitación química, oxidación,
reducción, adsorción, absorción, intercambio iónico, trasnferencia de gases, presiones
osmóticas; entre otras, que están presentes en la descomposición de la materia orgánica y
pueden ser utilizadas para la eliminación de iones y elementos no deseables. Para ello se
pueden estudiar y diseñar sistemas filtrantes, en el cual el medio activo que realiza esta
función sea un material orgánico. Así mismo se debe diseñar y construir el soporte para su
operación.

El sistema debe probar su viabilidad a través de la experiencia. Se debe plantear un
sistema para mejorar la calidad del agua, que se extrae de fuentes subterráneas con
contenidos de materia disuelta que afectan la potabilidad del agua, reduciendo el efecto
secundario en el costo de postratamiento y disposición de los residuos que a su vez
contribuye paulatinamente y de manera importante para regenerar los otros dos medios en
riesgo (aire y suelo).

En la materia orgánica se identifica y estudia las moléculas, que poseen la capacidad de
capturar los iones metálicos. Con la posibilidad de realizar la separación a un menor costo.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 224
Palabras clave; Materia orgánica, polifenoles, desprotonación, contaminación,
arsenico, metales

MARCO DE REFERENCIA

El uso de moleculas de alta capacidad de oxidación se ha centrado principalmente en
tratamientos médicos para capturar radicales libres, que afectan el proceso de deterioro
celular. Sin embargo, su uso como descontaminante del agua poco ha sido utilizado para
mejorar la calidad del agua como aquí se plantea. Estudios han demostrado un gran
desempeño en la eliminación de metaloides como; arsénico, y metales como: el zinc,
cobre, plomo y cromo.

Así como su aplicación en la industria para la captura de elementos de alto valor como:
Paladio, Platino, Plata y Oro

Para los calculos e investigación se puede emplear la herramienta que provee la química
computacional, se contrasta con los resultados arrojados en las pruebas de laboratorio. Por
lo que ofrece un instrumento para realizar pruebas para la captura de otros.

En el campo de la investigación se han presentado avances y descubrimientos importantes
en todas las áreas, especialmente en el desarrollo de materiales que han llevado el
desempeño de la ciencia al campo de las nanopartículas, que promete un sinfín de
aplicaciones, así como el uso de la química computacional. Específicamente el uso del
laboratorio virtual, se ha tornado una herramienta de gran utilidad, para realizar las
pruebas de diseño, aplicación, caracterización y selección de nuevos materiales, en este
estudio se centra en la reducción de contaminantes en el agua motivo de este trabajo.

La contaminación del agua en ríos, lagos, océanos, etc., es ya una perturbación presente a
la sociedad actual, problema grave se esta presentando en agua subterránea la cual arroja
concentraciones preocupantes de flúor y arsénico por solo mencionar algunos. Dicho
problema reclama una solución urgente por parte de las autoridades, sociedad y en
especial una propuesta de institutos de enseñanza superior, como los centros de
investigación y universidades.

Para desarrollar una estrategia factible es importante conocer el medio en que nos
desenvolvemos y la manera en que nos afecta.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 225

Una ventaja para la solución de estos problemas surgidos por la modernidad, es que
siempre van a la par con los desarrollos tecnológicos. Investigaciónes realizadas has
demostrado una aportación original para la reducción de sustancias tales como As, Pb, Cr,
Cu, F, y Zn. Se estima su efectividad en otras como Pt, Pd, a través de la química
computacional. Al detectar materiales naturales, por la capacidad que tienen de realizar
acciones de oxidación, reducción, precipitación química e intercambio iónico [1], entre
otras para la captura y cambio de estado de elementos disueltos en el agua, permitiendo su
separación, razón de interés para modelar su comportamiento.

La determinación del comportamiento de las propiedades del material, a nivel molecular
ayuda en gran medida, a confirmar o rechazar su aplicación en la hipótesis planteada. El
material a utilizar puede sintetizarse en un filtro para uso doméstico o industrial por medio
de un reactor.

Es pertinente señalar que; los tratamientos de agua presentan comúnmente el
inconveniente respecto a la disposición de la parte residual del proceso, lo cual aumenta la
importancia de investigar métodos más prácticos para la reutilización.

El trabajo de investigación para ser práctico se debe proponer, la remoción de sustancias
indeseables del agua a través de un biofiltro empacado con materia orgánica.

FILTROS
La primera noticia de un filtro, se conoce alrededor del año dos mil antes de Cristo, que
señala cómo purificar el agua hirviéndola y filtrándola. A mediados del siglo XIX se
encuentra la relación directa entre la contaminación del agua y las enfermedades. Y es
hasta fines del mismo siglo que el alemán Roberto Koch prueba la teoría de los gérmenes
en las enfermedades, estableciendo las bases científicas para los métodos de tratamiento y
saneamiento del agua para beber incluyendo la filtración en arena y el uso de cloro para
desinfección [2]. Hoy en día el uso de filtros, para el consumo del vital líquido es cada vez
más común. El desarrollo de investigaciones más profundas en la aplicación de filtros ha
sido en el diseño de membranas artificiales, para uso médico como lo es la diálisis [3].

La filtración es un proceso físico destinado a clarificar un líquido que contenga materia
sólida en suspensión, haciéndolo pasar por un medio poroso. La filtración generalmente
sigue a los procesos de coagulación, floculación y decantación, permitiendo una buena
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 226
eliminación de bacterias, color, turbiedad, e indirectamente, ciertos problemas de olor y
sabor en el agua.

Desde el punto de vista de la fuerza que provoca el flujo a través del medio filtrante, se
pueden clasificar como: por gravedad, cuando el flujo es producido por la fuerza de
gravedad, o a presión cuando el flujo es provocado por una diferencia de presiones antes y
después del filtro, pudiendo ser causada por un equipo de bombeo o una diferencia de
niveles por ejemplo.

Según la velocidad de filtración (tasa de filtración), pueden ser lentos o biológicos, con
tasas de filtración entre 0.08 y 0.6 m
3
/m
2
/h, o rápidos con tasas de aplicación de 2 a 15
m
3
/m
2
/h. A los primeros se les llama biológicos, puesto que fundamentan su operación en
la actividad biológica que tiene lugar en la superficie del lecho filtrante.

Desde el punto de vista del sentido del flujo, los filtros pueden ser ascendentes,
descendentes, biflujo u horizontales. Los filtros biflujo combinan un flujo ascendente y
descendente en un mismo lecho.

Respecto a la manera en que operan (control de flujo), pueden ser de caudal constante
cuando éste no varía durante la carrera de filtración, o de caudal variable.

De acuerdo a los materiales filtrantes, pueden ser homogéneos o simples cuando sólo están
compuestos por un material filtrante; duales cuando hay dos materiales filtrantes
(regularmente arena y antracita) o múltiples cuando cuentan con más de dos tipos de
materiales filtrantes.

De acuerdo a la manera en que se retienen los sólidos en el medio filtrante, se pueden
clasificar como de filtración superficial y de filtración profunda. La filtración de superficie
se lleva a cabo sobre un soporte delgado (una membrana por ejemplo), con la consecuente
formación de una capa de espesor creciente (torta) sobre el soporte. En la filtración
profunda, la retención de los sólidos se realiza en todo el espesor del medio filtrante,
regularmente compuesto de material granular. En el primer caso, la acción física de
tamizado es el mecanismo dominante, mientras que para la filtración de acción en
profundidad son otros los mecanismos responsables de la remoción de las partículas.


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 227
Tipos de Filtros Según el Medio Filtrante

Filtros de Arena
El tipo más común de filtro es el filtro sencillo de arena con un tamaño efectivo de
diámetro de partícula de 1 a 3 mm. El tamaño mayor y la naturaleza tridimensional de la
cama de arena proveen más área de filtrado y tienen una mayor capacidad de retención que
muchos otros tipos de filtros. La arena silica que se utiliza para los filtros de arena procede
de las costas marinas. Este tipo de filtros tienen la capacidad de eliminar la turbidez, color,
sólidos suspendidos, compuestos orgánicos e inorgánicos y bacterias.

Filtros Mixtos
Los filtros mixtos usan arena y antracita para presentar un filtro de intersticios medio de
dos niveles. El propósito de los filtros duales es obtener carreras filtrantes más largas entre
cada lavado. Los filtros tienden a saturarse primero en su superficie. Los filtros mixtos
brindan dos superficies: las partículas grandes son filtradas en el carbón y las de menor
tamaño son filtradas en la arena.

Filtros Multifunción
Los filtros multifunción usan arena oscura, arena de cuarzo y carbón para triplicar la
acción de un filtro simple.

Filtros de Carbono Granular Activados (GAC)
Estos filtros son de doble propósito: en primer lugar para remover los componentes
orgánicos, similares a los de carbono activado, y en segundo lugar para remover partículas
similares a los filtros mencionados anteriormente. El filtro medio GAC puede ser incluido
en el filtro medio dual con arena de cuarzo u otra capa dedicada a remover partículas. El
GAC está colocado en la parte alta de la filtración media. Con uso continuo, el GAC
pierde por desgaste su capacidad de remover componentes orgánicos. Generalmente,
debido a consideraciones de costo, el GAC desgastado es removido y regenerado.

Tipos de materiales de empaque que se utiliza en los filtros:
1.-Alumina activada; mezcla de óxido de aluminio para eliminar aniones
2.-BIRM medio cubierto de dióxido de Mn oxidante y catalítico
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 228
3.-Carbón activado; de minas de antracita, huesos, madera y cáscara de coco para eliminar
color, olor y algunos iones.
4.-Corasex óxido de Mg, neutraliza CO
2

5.-Calcita de mármoles blancos machacados para neutralizar aguas ácidas
6.-Filter AG Dióxido de silicio no acuoso para eliminar sedimentos suspendidos
7.-Granate para retención de partículas
8.-KDF (Kinetic degradatión flux) gránulos de Cu y Zn para eliminar metales pesados
9.-Gravas para eliminar la presencia de sólidos
10.-Resinas de intercambio iónico para eliminar aniones y cationes

Mecanismos para eliminación de partículas, iones y materia orgánica que se llevan a cabo
en los filtros:
1.- Retención
a) Mecánica
b) Contacto aleatorio
2.- Sedimentación
3.- Impacto
4.- Intercepción
5.- Adhesión
6.- Adsorción Química
a) Enlace
b) Interacción química
7.- Adsorción Física
a) Fuerzas electrostáticas
b) Fuerzas electrocinéticas
c) Fuerzas de Van der Waals
8.- Floculación
9.- Crecimiento Biológico

Para un trabajo actualizado de investigación propuesto se señala los mecanismos de los
puntos seis y siete que corresponden al apartado de Adsorción, se ajustan al tipo de
material filtrante que se usó para realizar las pruebas realizadas.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 229

La eficiencia de un filtro depende de las características y propiedades de interacción de
este y la sustancia o elemento a retener por su capacidad de desarrollar diferentes procesos
en su interior como intercambio iónico, conversión y descomposición biológica,
absorción, adsorción, precipitación, oxidación y reducción química entre otros.

A la fecha se han realizado múltiples investigaciones del efecto que tiene el tamaño de las
partículas y el fenómeno de absorción, en compostas que se utilizan como filtros
biológicos, para eliminar el olor presente en agua para consumo humano [4,5]. Así mismo
se encontró un estudio comparativo, de la acción de la cascarilla de trigo, para la retención
de metales pesados [6]. Y estudios para la retención de metales pesados mediante sustrato
a base de celulosa, tales como Pd, Cd y Ni [7,8] y también Zn y Cu utilizando la cáscara
de naranja modificada [9,10].

El biofiltro que se debe proponer se ha de diseñar para operar de manera doméstica o en la
industria.

Se siguen estudiando más de 8,000 estructuras fenólicas de materia orgánica que se
encuentran dentro de, plantas y árboles; desarrollando las rutas metabólicas de formación
de los factores que afectan a su producción y de la función de los diferentes tipos
(estilbenos, flavonoides, antocianidinas, isoflavonoides etc.) [11].

LOS ESTILBENOS

Nombre Origen R
3

R
4

R
5
R’
3
R’
4

R’
5

Cadena
carbonada
Pinosilvina Pinus strobus H H H OH H
O
H

Piceatanol Picea abies OH H OH OH OH H
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 230
Trans-
resveratrol
Uva, cacahue
te,
Polygonum,
Picea
OH H OH H OH H
Trans-
pterostilbeno
Pterocarpus,
uva
OC
H
3

H
OC
H
3

H OH H
Rapontienina Vitis OH H OH H
OC
H
3

O
H
Isorapontienin
a
Vitis OH H OH
OC
H
3

OH H
Rapontina,
Ponticina
Ruibarbo,
Picea abies
Glu
c
H OH OH
OC
H
3

H
Trans-piceida
Uva,
ruibarbo,
Picea,
Polygonum
Glu
c
H OH H OH H
Astringina Picea abies
Glu
c
H OH OH OH H
Fig. 1 Cuadro de Estilbenos.


Un ejemplo de polifenoles que pueden, en cantidad, ser tóxicos se tienen en el Estilbeno
que por su acumulación en ciertos lugares de las plantas o arboles dan lugar a sabores
desagradables que protegen de los depredadores y resultan tóxicos para organismos
invasores. Además de ser un disruptor endocrino, que se debe manejar con cuidado, dado
que se encuentran hasta en las uvas y llega hasta el vino como resveratrol [11, 12,
13,14,15].
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 231

Obviamente los polifenoles que se se deben usar en un estudio, deben ser benignos. A
continuación se muestran otros que son benéficos para su utilización.








Antocianidina R
1
R
2
R
3
R
4
R
5
R
6
R
7

Aurantinidina -H
-
OH
-H
-
OH
-OH
-
OH
-OH
Capensinidina
-
OCH
3

-
OH
-
OCH
3

-
OH
-
OCH
3

-H -OH
Cianidina -OH
-
OH
-H
-
OH
-OH -H -OH
Delfinidina -OH
-
OH
-OH
-
OH
-OH -H -OH
Europinidina
-
OCH
3

-
OH
-OH
-
OH
-
OCH
3

-H -OH
Luteolinidina -OH
-
OH
-H -H -OH -H -OH
Pelargonidina -H
-
OH
-H
-
OH
-OH -H -OH
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 232
Malvidina
-
OCH
3

-
OH
-
OCH
3

-
OH
-OH -H -OH
Peonidina
-
OCH
3

-
OH
-H
-
OH
-OH -H -OH
Petunidina -OH
-
OH
-
OCH
3

-
OH
-OH -H -OH
Rosinidina
-
OCH
3

-
OH
-H
-
OH
-OH -H
-
OCH
3

Fig. 2 Cuadro de antocianidinas.

Las Antocianidinas que son pigmentos hidrosolubles, que otorgan color rojo a las frutas
como fresas, frambuesas, uvas etc.; su función es proteger a la planta de radiaciones y
atraer organismos polinizadores, tienen un amplio campo de acción farmacológico con
beneficios terapéuticos, antitumorales, antiinflamatorios, antidiabéticos y pueden ayudar al
sistema inmunológico [16].

En casos de extremo peligro al ser atacada consistentemente la planta puede producir
inclusive fotoalexinas compuestos de mayor toxicidad para autodefensa del vegetal en
situaciones de extremo estrés [17].

Los Isoflavonoides principalmente encontrados en las leguminosas y sólo en pocas no
leguminosas que funcionan como mecanismo de defensa ante el herviborismo, tienen
efectos antiestrogénicos a tal grado de que su exceso en algunos cultivos puede producir
infertilidad en ovejas si estas llegaran a consumirlos. [18].

Mientras los flavonoides objeto de este estudio, que fueron descubiertos por Robert Boyle
en 1664 al describir los efectos de los pigmentos de las flores en medio ácido y básico. El
primer flavonoide fue identificado en 1930 por el premio Nobel de fisiología y medicina
Szent-Gyorgyi quién aisló de la cáscara de limón una sustancia, la cetrina que probó
regular la permeabilidad de los capilares en el fruto y en el cuerpo de la planta.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 233
En un principio se denominó vitamina P por permeabilidad y también vitamina C2 por
propiedades similares, más no se comprobó, se abandonó en 1950 [19, 20,21]. También
se realizaron estudios de los flavonoides contenidos en las uvas por su alta capacidad
antioxidante [22].

1.2.1 Funciones Biológicas de ciertos Polifenoles:
1.- Actúan como filtros solares ya que protegen los tejidos vegetales de las radiaciones
solares y participan en la fotosíntesis.
2.- Pueden producir fitoalexinas (El primer reporte de estos metabolitos fue por Müller y
Borg (Kuc 1995) [22] producidos por radiaciones ultravioleta, en cantidades
detectables antes de la infección y fácil de sintetizar (Taiz y Zieger 1991) [22], se han
identificado más de doscientos compuestos que por prevención de microorganismos y
condiciones de estrés producen fitolalexinas [23].
3.- Regulan el crecimiento vegetal ya pueden inhibir ciertas hormonas vegetales
4.- Favorecen la polinización ya que pueden atraen insectos polinizadores.

1.2.2 Importancia Económica:
1.- Son colorantes artificiales, las antocianidinas en los alimentos.
2.- Son antioxidantes que ayudan a la conservación de alimentos.
3.- Tiene poder antioxidante ya que pueden secuestrar radicales, tiene la capacidad de
atrapar metales en su estructura.



Fig. 3 Estructura básica del anillo del flavonoide.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 234
1.2.3 Actividad Antioxidante
Los flavonoides operan con un mecanismo de desprotonación, basado en la facilidad para
donar átomos de hidrógeno de los enlaces O-H y C-H, dado que los átomos que primero se
desprotonan; son los que primero reaccionarán frente a los electrófilos y radicales libres,
para lo cual se requiere conocer lo más a fondo posible las propiedades intrínsecas de la
estructura molecular de los compuestos formados en el proceso.

Los principales factores que intervienen para determinar la facilidad para que un átomo de
hidrógeno pueda ser liberado de la estructura química son los siguientes [24].

1.- Termoquímicos
a) Energía necesaria para la ruptura homolítica (transferencia directa) del átomo de
hidrógeno de un enlace O-H ó C-H denominada energía de entalpía o de disociación de
enlace.
b) Energía para la ruptura heterolítica del enlace (transferencia indirecta) medida como
potencial de ionización.
2.- Cinéticos
a) Velocidad de reacción controlada por efectos polares, tipo, número y posición de
sustituyentes, los cuales afectan la energía requerida (de activación) para liberar el
hidrógeno.
b) Concentración de reactivos y productos de la reacción.

Por los factores anteriores, el conocimiento de las propiedades moleculares ayudan a
esclarecer la secuencia de la desprotonación y el mecanismo antioxidante de los
flavonoides, siendo estas: las termoquímicas para describir el proceso energético,
eléctricas, magnéticas y de reactividad que revelan los efectos polares, que pueden ser
reveladas por medio de la química computacional.

Para describir los efectos polares de los sustituyentes en las disociaciones de enlaces, la
técnica cinética más recomendada es la fotoacústica [24], contándose también la técnica de
espectroscopia de RMN, como la única técnica experimental capaz de determinar al
mismo tiempo los efectos polares y los pK micróscopicos de los compuestos fenólicos,
contribuyendo de una manera más confiable en el conocimiento de los flavonoides.
De los métodos y técnicas que se emplean para estos análisis, los experimentales tiene un
costo que dependiendo de los equipos y la capacidad humana varía, lo cual tratándose de
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 235
los métodos virtuales se tiene un ahorro significativo, hablando de métodos alternativos
que brindan esta posibilidad.
Pero las técnicas computacionales, presentan algunas limitantes como los factores de la
concentración, pero por otro lado permite simular técnicas sofisticadas y caras por medio
de la simulación.

Para el efecto de desprotonación es importante tener un material que estabilice una base
negativa. La carga negativa se estabiliza al ser distribuida en una superficie grande o
cadena larga, teniéndose para este efecto que uno de los mecanismos que contribuye a
distribuir la carga negativa en una cadena larga o anillo es la resonancia, característica de
los anillos aromáticos de los flavonoides.

La acción antioxidante se logra al romper la cadena o anillo, y mediante la donación de
hidrógeno y la quelación de iones metálicos, lo cual depende enormemente de su
estructura química [22].
Tabla 1 Métodos de Bioadsorción Existentes
MATERIAORGÁNICA MODIFICACIÓN DESVENTAJAS VENTAJAS
DESECHOS
AGRICOLAS
EN GENERAL
Ácido clorhídrico
Hidroxido de sodio
Temperatura
Agitación
Ciclos de lavado
Centrifugación
Etapas de tiempo
Hidroxido de calcio
Carbonato de sodio
Acido orgánico
Acido mineral
Acido hidroclórico
Acido nítrico
Acido sulfurico
Acido tartárico
Acido cítrico
Tioglicol etilendiamino
Formaldehidos
Metanol
Etanol, peroxido de
hidrógeno
Control de altos rangos
de ph
1.-tiempos de
preparación altos
2.-uso de
laboratorio
3.-baja cantidad de
material
4.-en algunos tiene
tiempos de
precontacto; en
uso de acido
sulfúrico los ciclos
de lavado se
incrementan y la
muestra tarda es
estar lista más de
seis dias
5.-para arsénico la
muestra tarda más
de 8 días
6.-los tiempos de
agitado son
variables
7.-el costo por
gramo es alto
8.-manejo del
control de ph
9.-no eliminan
flúor ninguno de
1.-se pueden
definir los
contaminantes a
eliminar de
acuerdo a los
grupos
funcionales que
se apliquen
2.-de los
materiales
empleados la
mayoria por ser
de desecho
presentan alta
disponibilidad
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 236
ellos
10.-no mencionan
la disposisión de
desechos
postratamiento
BACTERIAS Química:
Acidos, alcalis, etanol,
acetona,
Hidroxido de sodio
Acido nítrico
Carbonato de sodio
Cloruro de calcio
Carbonato de sodio
Cloruro de sodio
Genetica:
Por medio de la
fermentación se
modifican por
aplicación de acidos
nucleicos, aminoacidos
directamente
relacionados con el
elemento a capturar
generando materia
llamada quelatina y
peptida
Por inmovilización
Usando técnicas de
separación sólido
líquido, captura, por
medio de
entrecruzamiento con
matrices de polímeros
como el poliuretano
1.- alto costo de
modificación
2.-manejo de
laboratorio, con
medidas sanitarias
y de control
3.-la medida mas
recomendada es
manejar un solo
elemento para
remoción lo que a
su vez aumenta su
costo
4.-lleva técnicas de
agitación
permanente
5.- alto nivel de
tiempos de:
preparación
generación de
biomasa
Residencia
Agitación
6.-flujos de 7.2ml/h
en algunos casos
7.- control de la
energía iónica
8.-control de
crecimiento
bacterial
9.-manejo de las
dosis y el tamaño
10.-la bacteria mas
insigne para
investigar es la
escherichia coli
(de alto riesgo)
11.- no se tiene
registro de
eliminación de
fluor
12.-no se
mencionan la
disposisión de
desechos

1.- se pueden
definir los
contaminantes a
eliminar y
diseñar el
reactor
2.-si el
crecimiento
bacterial es
positivo
despues de la
modificación se
puede contar
con una fuente
abundante de
materia
3.-se recomienda
para cantidades
grandes de
contaminantes
en reactores
especiales con
tiempo de
contacto altos
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 237
HONGOS Fermentación
principalmente de la
industria de la cerveza
y el pan
1.-su uso requiere
de un sistema de
disposición al
final del proceso,
regulado
oficialmente
2.-algunos metales
afectan su
capacidad de
fermentación
3.- se pueden alterar
geneticamente
generando
aspectos negativos
4.-uso de
laboratorio de alto
nivel y control
5.-funcionan como
patógenos en
descomponer
materia orgánica
6.-no se tiene
registro de
eliminación de
fluor
7.-no se mencionan
la disposisión de
desechos
1.-son faciles de
crecer
2.-bioabsorben
un amplio
espectro de
metales
incluidos
elementos
como uranio y
torio
3.-crecen por
métodos no
sofisticados
4.-producen por
fermentación
acidos y una
gran variedad
de enzimas
5.-recuperan oro
y plata
ALGAS Se emplean algunos de
los agentes
modificantes de la
materia orgánica
1.-uso de
laboratorio
equipado
2.-tienen baja
retención sin
modificar
3.- al modificarse
adsorben
generalmente solo
un metal
4.- se debe cotrolar
su bioacumulación
en estado vivo y
ya en forma de
desecho
5.-no se consiguen
en zonas lejanas al
mar lo que limita
su uso
6-no se tiene
registro de
eliminación de
fluor
1.-son de facil
obtención y a
bajo costo
2.-su
modificación
amplia el
espectro de
captura en los
metales
3.-es posible la
recuperación de
metales de alto
valor
4.-cuentan con
generación
natural de
polímeros
haciendo una
reserva de ellos
lo cual es
posible de
aumentar por
intervención
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 238
7.-no se mencionan
la disposisión de
desechos
externa

FLAVONOIDES Estabilización a bajo
costo
1.-tienen baja
retención de partes
por millón
2.-se requiere
rediseñar reactores
para mayores
retenciones
1.-detienen una
amplia gama
de metales
2.- un metaloide
arsénico
3.-fluor en
forma iónica
4.-facil de
disponer
5.-alta
disponibilidad
del material
6.-flujo de lts
por hora
7.-uso tipo
batch
Referencias [33,36,40,41]

BIBLIOGRAFÍA.
1. Metcalf & Eddy (1996) Ingeniería de las aguas residuales, México: Mc Graw Hill.
2. Encyclopedia Britannica Ver. Digital, 2005
3. Porter M.C. (1990) Handbook of Industrial Membrane Technology, William
Andrew Publishing.
4. Delhoménie, M.C.; Bibeau, L. and Heitz M. (2002) A study of the impact of
particle size and absorption phenomena in a compost-based biological filter, J.
Chemical Engineering Science, 57: 4999-5010
5. Terauchi, N.; Ohtani, T.; Yamanaka, K.; Tsuji, T.; Sudou, T.; Ito, K. (1995)
Studies on a biological filter for musty odor removal in drinking water treatment
processes. J. Water Sci. Technol., 31: 229-235.
6. Water Treatment Solutions (2010) http://www.lenntech.es/plomo-y-agua.htm
7. L. DuPont, J. Bouanda, J. Dumonceau (2003) Metal ion binding onto a
lignocellulosic substrate extracted from wheat bran. Journal of Colloid and
Interface Science, 263: 35-41
8. Feng, N.; Guo, X.; Liang, S.; Zhu, Y. and Liu, J. (2011) Biosorption of heavy
metals from aqueous solutions by chemically modified orange peel Journal of
Hazardous Materials, 185: 49-54.
9. Feng, N.; Guo, X. and Liang, S. (2009) Adsorption study of copper (II) by
chemically modified orange peel, Journal of Hazardous Materials, 164: 1286-1292.
10. Liang, S.; Guo, X.; Feng, N. and Tian, Q. (2010) Effective removal of heavy
metals from aqueous solutions by orange peel xanthate, J. Transactions of
Nonferrous Metals Society of China, 20: 187-191
11. Harborne, J.B. (1994) The flavonoids: advances in research since 1986, Chapman
& Hall CRC
12. Winkel-Shirley, B. (2001) Flavonoid biosynthesis. A colorful model for genetics,
biochemistry, cell biology, and biotechnology, J. Plant Physiology. 126: 485-493.
13. Pezet, R.; Gindro, K.; Viret, O. and Spring, J.L. (2004). Glycosylation and
oxidative dimerization of resveratrol are respectively associated to sensitivity and
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 239
resistance of grapevine cultivars to downy mildew, J. Physiological and Molecular
Plant Pathology, 65: 297-303
14. Aggarwal, B.B. and Shishodia, S. (Ed.) (2005). Resveratrol in health and disease,
CRC Press.
15. Li, S.H.; Niu, X.M.; Zahn, S.; Gershenzon, J.; Weston, J. and Schneider, B. (2008).
Diastereomeric stilbene glucoside dimers from the bark of Norway spruce (Picea
abies), J. Phytochemistry, 69: 772-782.
16. Garzon, G. (2008) Las antocianinas como colorantes naturales y compuestos
bioactivos: revisión. Acta Biol. Colomb. 13: 27-36.
17. Kemp, MS and Burden, RS (1986). Phytoalexins and stress metabolites in the
sapwood of trees, J. Phytochemistry, 25: 1261-1269
18. McNaught, A.D. and Wilkinson, A. (1997) IUPAC compendium of chemical
terminology, Blackwell Scientific Publications
19. Hutcings J.B. (1999) Food Color and Appearance. 2nd ed., Gaithersburg, Md.,
Aspen Publishers, Inc.
20. Timberlake C.F. (1980) Anthocyanins-occurrence, extraction and chemistry, J.
Food Chem. 5: 69-80.
21. Makris, D.P. and Kallithraka, S. and Kefalas, P. (2006) Flavonols in grapes, grape
products and wines: Burden, profile and influential parameters, Journal of Food
Composition and Analysis, 19: 396-404.
22. Downey, M.O.; Dokoozlian, N.K. and Krstic, M.P. (2006) Cultural practice and
enviromental impacts on the flavonoid composition of grapes and wine: A review,
American Society for Enology and Viniculture. 57: 257-268.
23. Singleton VL: (1981) Flavonoids. En: Childester CO, Mrak EM, Ste-wart Gf
(eds.): Advances in Food Research. New York: Aca-demic Press, 149-242.
24. Suryan, M.M.; Kafafi, S.A. and Stein, S.E., (1989) Dissociation of substituted
anisoles: substituent effects on bond strengths, J. Amer. Chem. Soc.,111: 4594-
4600.













Proceedings Book ECITE 2012


Página | 240




Análisis de nuevos Materiales Cerámicos y Poliméricos optimizados para
Uso Médico-Dental. Reseña de un proyecto.

Nevárez-Rascón Alfredo
1
, Nevárez-Rascón Martina M
2
. Donohué-Cornejo Alejandro
1
.
1
Departamento de Estomatología. Instituto de Ciencias Biomédicas.
Universidad Autónoma de Ciudad Juárez UACJ. Anillo envolvente PRONAF s/n Ciudad
Juárez Chihuahua. México
2
Facultad de Odontología de la Universidad Autónoma de Chihuahua. Campus 1. C.
Pascual Orozco y Avenida Universidad Chihuahua. Chihuahua. MéxicoC.P. 31000


Resumen.
Existen materiales para uso biomédico de naturaleza cerámica y polimérica empleados
como implantes, materiales protésicos y materiales rehabilitatorios. Trabajos
experimentales desarrollados han analizado los efectos provocados en las propiedades
mecánicas de diferentes compuestos empleados en el área biomédica. En los Laboratorios
de pruebas mecánicas y en los laboratorios de microscopía del Centro de Investigación en
Materiales Avanzados CIMAV de la ciudad de Chihuahua, se llevaron a cabo la síntesis y
caracterización de materiales cerámicos, para luego ser optimizados, Los análisis
realizados incluyeron, análisis de microestructuras, estimación de la densidad,
determinación de los tamaños promedios de granos por conteo de granos, análisis de la
tenacidad a la fractura, así como de la resistencia a la compresión. Los resultados
obtenidos permitieron proponer nuevos compuestos útiles para su uso en rehabilitación
médico dental; para validar dichos materiales al respecto de su biocompatibilidad, se
habrán de realizar análisis de viabilidad celular in vitro, análisis de bioactividad por
estudios biomiméticos, así como el análisis de biocompatibilidad in vivo. La
caracterización de propiedades físicas y de biocompatibilidad significa una herramienta
útil para la propuesta de nuevos materiales requeridos por la biomedicina actual. que la
investigación en la bioingeniería de estos materiales se ha transformado en un área de
oportunidad con mucho campo aún por explorar.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 241

Introducción.
Existen materiales para uso biomédico de naturaleza cerámica y polimérica empleados
como implantes, materiales protésicos y materiales rehabilitatorios (figura 1), los cuales
manifiestan diferentes puntos débiles en sus microestructuras y por consecuencia en sus
propiedades mecánicas [1]. Algunos de los materiales de uso médico-dental, son
empleados como implantes, materiales protésicos, restauradores y rehabilitatorios.
Trabajos experimentales desarrollados han analizado los efectos provocados en las
propiedades mecánicas de compuestos cerámicos de zirconia-alúmina de diferentes
mezclas de polvos comerciales de alúmina y zirconia estabilizada, derivando compuestos
cerámicos de alúmina reforzada por zirconia y zirconia reforzada por alúmina bajo
condiciones estándares de mezclado, prensado y sinterizado [2-4]. De acuerdo a los
resultados se identificaron las mejores composiciones hasta encontrar los más adecuados
materiales para ser considerados útiles. Los materiales cerámicos de uso biomédico que
pueden ser caracterizados en su biocompatibilidad, son: Hidroxiapatita, Bioglass,
Cerámicos de óxidos, aluminosos y zirconiosos, Vitrocerámicos, así como los materiales
cerámico-poliméricos. Por otro lado, los materiales poliméricos de uso biomédico que han
sido caracterizados en su biocompatibilidad, son: Acrílicos, Acrilatos, Metacrilatos,
Metilmetacrilatos, polimetilmetacrilátos PMMA, Dimetacrilato alifáticos y/o aromáticos:
Bis-GMA, Trietilenglicol dimetacrilato (TEGDMA), Dimetacrilato de uretano (UDMA),
Teflón, Polipropilenos, Siliconas (cohesivas, líquidas o en gel) y los Elastómeros, entre
otros.



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 242
Figura 1 Imagen radiográfica donde se observan materiales metálicos, cerámicos y
poliméricos empleados en boca


Síntesis y caracterización de materiales.

En los Laboratorios de pruebas mecánicas y en los laboratorios de microscopía del Centro
de Investigación en Materiales Avanzados CIMAV de la ciudad de Chihuahua, se llevaron
a cabo la síntesis y caracterización de materiales cerámicos, empleando los siguientes
compuestos:
 Alúmina (Al2O3) de un 99.99% de pureza Baikalox SM8 Baikowski (USA).
 Zirconia estabilizada (ZrO2 + 3mol% Y2O3) 99.999% de pureza (Z-3Y TOSOH
(Japan).
 Bloques de cerámica de Zirconia comercial IPS e.max Zir CAD Ivoclar.
Las composiciones de alúmina-zirconia, posteriormente fueron optimizadas con nano
-6nm, long. 2800 nm) (Sigma- Aldrich. USA).
Los análisis realizados para caracterizar las propiedades mecánicas de los compuestos
obtenidos, incluyeron:
 Análisis de microestructuras al SEM (Microscopio electrónico de Barrido) (figura
2).
 Estimación de la densidad relativa por calculo geométrico (gr./cm3)

 Microdureza por indentación Vicker (GPa)
 Tenacidad a la fractura por estimación de prolongación de fracturas (MPa m½)
 Resistencia a la compresión en máquina Universal Istron (MPa).
Los resultados obtenidos permitieron proponer nuevos compuestos cerámicos útiles para
su uso en rehabilitación médico dental.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 243

Figura 2 microanálisis de un cerámico alúmina-zirconia observado al MEB


Segunda fase del proyecto.

Se tiene proyectado en un segundo periodo, realizar la síntesis y caracterización de
materiales poliméricos, algunos de ellos son los Ionómeros de vidrio, así como
compuestos de Poli-metil-metacrilatos PMMA, caracterizando sus microestructuras y
modificando sus procesos de preparación y cantidades de polvos, hasta encontrar los
compuestos idóneos por sus propiedades.
Vinculando la ciencia de los materiales con las ciencias biomédicas, es posible realizar
análisis de biocompatibilidad a los materiales de potencial uso en el cuerpo humano,
mediante los siguientes análisis:
 Análisis de viabilidad por conteo celular posterior al contacto con materiales
mediante el método MTT el cual consiste en el análisis de viabilidad celular in
vitro empleando células embrionarias de ratón 3T3-L1 (figura 3).
 Análisis de bioactividad por estudios biomiméticos con fluido fisiológico
simulado.
 Análisis de biocompatibilidad in vivo.


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 244

Figura 3 Imagen microscópica de los fibroblastos de ratón 3T3-L1, empleados para el
análisis de viabilidad celular


La caracterización de propiedades físicas y de biocompatibilidad significa una herramienta
útil para la propuesta de nuevos materiales requeridos por la biomedicina actual [5-7]. Los
vitrocerámicos empleados actualmente en la restauración bucal, conforman estructuras
muy sensibles al gravado ácido, siendo los materiales cerámicos sinterizables más frágiles
y menos densos, por lo que requieren de estructuras soportadas en núcleos de cerámicos de
óxidos o metálicos. La evolución de los materiales cerámicos y poliméricos de uso
biomédico, avanza dinámicamente y el futuro de los mismos como materiales va en
dirección de la sustitución de los materiales metálicos y hacia la hibridación de los
mismos, por lo que la investigación en la bioingeniería de estos materiales se ha
transformado en un área de oportunidad con mucho campo aún por explorar.

Bibliografía.

[1] J.K.M.F. Daguano, C. Santos, R.C. Souza.Properties of Zr O2-Al2 O3 composite as a
function of isothermal holding time. International Journal of Refractory materials and hard
materials Vol 25, Issues 56, sep-nov 2007:374-379
[2] Correa de Sá e Benavides de Morales María C, Nelson E Carlos, Duailibi F Jamil,
Gulmaraes de Oliveira Leandra. Mechanical Properties of Alumina-Zirconia Composites
for Ceramic Abutments. Materials Research: 2004: Vol 7, No 4: 643-649
[3] Guazzato Massimiliano, Albakry Mohammad, Ringer Simon P, Swain Michael V.
Strength, fracture toughness and microestructure of a selection of all-ceramic materials.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 245
Part I.Pressable and alumina glass-infiltrated ceramics. Dental Materials: 2004: 20, 441-
448.
[4] A. Nevarez-Rascon, A. Aguilar-Elguezabal, E. Orrantia, M.H. Bocanegra-Bernal
Compressive strength, hardness and fracture toughness of Al2O3 whiskers reinforced ZTA
and ATZ nanocomposites: Weibull analysis International Journal of Refractory Metals
and Hard Materials, Volume 29, Issue 3, May 2011, Pages 333-340
[5] J. Chevalier, C. Olagnon, G. Fantozzi, H. Gros. Ceep Behaviour of Alumina, Ziarconia
and Zirconia- Toughened Alumina . Journal of European Ceramic Society: 1997 ;17 : 859-
864
[6] M. Szutkowska, M. Boniecki. Subcritical crack browth in zirconia-toughened alumina
(ZTA) ceramics. Journal of Materials Processing Technology: 2006; 175:416-420
[7] J.F. Bartolomé, C. Pecharramán, J.S. Moya, A. Martín, J. Y. Pastor, J. Liorca.
Percolative mechanism of sliding wear in alumina/zirconia composites. Journal of
European Ceramic Society :2006; 26:2619-2625
















Proceedings Book ECITE 2012


Página | 246



Aplicación de Algoritmos Genéticos al Diseño de una Rodilla para Prótesis de
Extremidades Inferiores
Luis H Hernández Gómez
1,
*, Esther Lugo González
1
, Juan A. Beltrán-Fernández
1
Guillermo Urriolagoitia Calderón
1
y Guillermo Urriolagoitia Sosa
1
1
Instituto Politécnico Nacional. Sección de Estudios de Posgrado Investigación de la
ESIME Unidad Zacatenco. Edificio 5, 3º Piso. Unidad Profesional Adolfo López
Mateos. Colonia Lindavista. Delegación Gustavo A. Madero. 07738 México, D. F.
México
E-Mail(s): luishector56@hotmail.com; estherlg770520@hotmail.com;
jbeltranf@hotmail.com; urrio332@hotmail.com; guiurri@hotmail.com,
* Autor a quien debe dirigirse la correspondencia


Resumen:
En este trabajo, se presenta la optimización del diseño de un mecanismo de
cuatro barras para una prótesis hiper-estabilizada de miembro inferior. En este
caso, se debe reproducir la trayectoria que sigue el Centro Instantáneo de
Rotación de la rodilla al caminar para lograr un patrón de marcha similar al
normal. Sin embargo, es un problema sobredeterminado y su análisis por
procedimientos analíticos o gráficos es complejo. Por lo tanto, se utilizó a los
Algoritmos Genéticos. Para este efecto, se hace un análisis mecánico para
determinar los requerimientos de estabilidad del paciente con este tipo de
prótesis. A partir de esto, se logra el comportamiento cinemático
requerido. Se obtienen las dimensiones y geometría del mecanismo. En cuanto
a la evaluación numérica, esta se hizo con un reducido nivel de recursos de
cómputo. El procedimiento propuesto toma en cuenta el nivel de actividades del
paciente y sus características antropométricas. Asimismo, las restricciones en
cuanto a los diversos giros que tiene una rodilla normal se integran en la
evaluación y las limitaciones cinemáticas. La minimización de la función
objetivo asegura la convergencia a la solución. Esto es debido a que se reduce el
error entre la trayectoria de la poloide que se genera en la marcha normal y la
trayectoria propuesta que debe seguir el Centro Instantáneo de Rotación. Por lo
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 247
tanto, se obtiene una prótesis personalizada. Con esta experiencia se desarrolló
el prototipo correspondiente.
Keywords: Análisis inverso, poloide, mecanismo de 4 barras, cinemática,
antropometría.


1. Introducción .
El diseño de una prótesis de pierna debe asegurar que el paciente camine de manera
natural. Para este efecto, se debe lograr que la prótesis de la rodilla siga una trayectoria
similar a la de una pierna humana al caminar y a la vez se tenga una buena estabilidad. Sin
embargo, el análisis cinemático inverso requiere de diversos puntos que sigue la
trayectoria del Centro Instantáneo de Rotación (CIR) de la rodilla para determinar las
dimensiones del mecanismo requerido. Este es un problema indeterminado y los análisis
analíticos y gráficos no son adecuados para este efecto. Una alternativa es la utilización de
métodos numéricos que se fundamentan en procesos biológicos observados en la
naturaleza, tal es el caso de los Algoritmos Genéticos. En este caso, se aplican conceptos
sobre la evolución (selección natural, cruzamiento o mutación, entre otros), buscando el
individuo más apto. En otras palabras, permite buscar la solución óptima a partir de un
amplio universo [1].
En el diseño una de prótesis de pierna, se han propuesto diversas soluciones. Estas
pueden ser monocéntricas o policéntricas. Sin embargo, la selección debe estar de acuerdo
al paciente (antropometría y calidad de vida, entre otros). El análisis biomecánico de
Gunston [2] mostró que la rodilla combina la rotación, oscilación y traslación al caminar.
Esto causa que el CIR de la rodilla se desplace en una trayectoria definida. Además, se
debe tener un control adecuado sobre dicha prótesis. Para esto debe identificarse dicha
trayectoria [3].
Una solución de este caso es el mecanismo de cuatro barras. Este se emplea
comúnmente en las prótesis de pierna, de ahí que se hagan esfuerzos para optimizarlos. Un
ejemplo es el hiper-estabilizado [4]. La ventaja de esta propuesta es que se puede controlar
la posición del CIR. Además, se requiere una fuerza mínima para la extensión y flexión de
la pierna y dependiendo de la dimensiones de los eslabones, el paciente la puede controlar.
El propósito de este trabajo es la realización de una optimización con algoritmos
genéticos de un mecanismo de cuatro barras, que se emplea en prótesis de rodilla. La
intensión es generar una prótesis personalizada, de tal forma que sea adecuada para las
actividades que realiza el paciente, tomando en cuenta sus características antropométricas.



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 248
2. Prótesis para miembro inferior.

Durante la marcha, se combinan tres movimientos. (1) Una rotación de 0º a 10º; (2)
Una oscilación de 10º a 20º; y (3) Una translación de 20º a 120º (Fig. 1). Asimismo, se
observa la trayectoria que sigue el CIR, llamada poloide. Como se puede apreciar, este
desplazamiento es de la parte posterior a la anterior del muslo [5]. En este contexto se
logra una buena estabilidad.


Figura 1. Descripción esquemática del movimiento de la rodilla


Otro aspecto que hay que tomar en cuenta es la línea de acción de la carga. Esta es
importante porque determina el ensamble de la prótesis y con en esto se logra un adecuado
soporte en la marcha. Es importante observar que los músculos remantes de la cadera de
un paciente amputado tienen una contribución relevante en la estabilidad de la rodilla,
tanto en la fase de apoyo, como en la de marcha. La figura 2 ilustra las cargas que se
desarrollan en un paciente con una prótesis de monocéntrica.
Derivado de lo anterior, se puede establecer que la estabilidad de la rodilla depende de
los siguientes factores: (1) La longitud y la resistencia de las partes remanente del
miembro amputado; (2) La unión entre el muñón y el socket de la prótesis; (3) La
alineación geométrica entre la cadera, la rodilla y el tobillo; y (4) Las características
funcionales en los mecanismos de la rodilla y el tobillo de la prótesis [6].










Proceedings Book ECITE 2012


Página | 249



Figura 2. Cargas desarrolladas en las distintas fases de la marcha.

.
Este diagrama de cuerpo libre es válido para cualquier tipo de socket que se utilice.
Durante el contacto del talón, la línea de acción de la reacción del piso pasa adelante del
centro de la prótesis de rodilla, lo cual le da estabilidad. El paciente controla la orientación
de la línea de carga, desarrollando un par de equilibrio en la cadera. Una situación alterna
ocurre al estar en contacto la punta del pie. La línea de acción pasa en la parte posterior de
dicho centro y el momento generado tiene una dirección opuesta.
De acuerdo a lo anterior y las dimensiones de los eslabones de un mecanismo de cuatro
barras, tres prótesis distintas de barras se pueden obtener [3]: (1) La que tiene un CIR
elevado; (2) La prótesis con mecanismo hiper-estabilizado; y (3) La prótesis con control
voluntario. Cada una de estas es adecuada para distintos tipos de pacientes.
La primera tiene un eslabón anterior más largo que el posterior. El paciente tiene una
estabilidad considerable al contacto con el talón y se recomienda para pacientes geriátricos
o aquellos que tienen una capacidad limitada para tener un control voluntario mediante la
cadera.
En las prótesis hiper-estabilizadas, el CIR está atrás de la línea de carga. De esta forma,
el momento de equilibrio desarrollado por la cadera es mínimo. Esto asegura que el tobillo
inicie su flexión, mientras que la prótesis esté soportando la carga. Esta prótesis es
recomendable para adultos mayores o pacientes con bajo nivel de actividad, que requiere
que la prótesis sea trabada en la fase de apoyo.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 250
La prótesis de control voluntario con un mecanismo de cuatro barras es por medio de la
voluntad del paciente. No requiere de algún sistema electrónico o de otro tipo. Tiene una
buena estabilidad en las diversas fases de la marcha y se adapta al rango de flexión que
pueda tener el tobillo [6]. En este caso, el paciente debe tener la capacidad para reaccionar
en aquellas situaciones que perturban la capacidad de mantener la carga, para no perder el
equilibrio. Se ha mostrado que después de cierto tiempo de usarla, el paciente controla la
prótesis instintivamente. No es recomendable para adultos mayores o pacientes con
muñones pequeños.
3. Diseño de una prótesis para miembro inferior hiper-estabilizada con un
mecanismo de cuatro barras.
3.1 Descripción del mecanismo.
Se diseñó una prótesis para un paciente de 27 años. El mecanismo de la rodilla se
ilustra de forma esquemática en la figura 3. En este caso r1 es la bancada y está en la parte
superior de la prótesis y su orientación es horizontal en la posición de apoyo total. r2 es la
biela, r3 es el acoplador y r4 es el eslabón conducido. Las condiciones cinemáticas que se
deben satisfacer son las siguientes: (1) La longitud de cada eslabón debe ser mayor de
cero; y (2) La longitud del eslabón más largo, debe ser menor a la suma de los otros tres
eslabones. Asimismo, se satisface la condición de Grasof que establece que la suma de la
longitudes del eslabón más corto y más largo es menor o igual a la suma de los otros dos
[7,8]. Además de estas restricciones que se imponen al proceso de optimización con
algoritmos genéticos, están los ángulos de rotación, oscilación y translación que se deben
satisfacer en proceso de marcha. Estos fueron descritos en el punto 2 de este artículo. En
términos generales, se consideraron las recomendaciones que se dan para este diseño en
[9, 10, 11], además de lo antes dicho.















Proceedings Book ECITE 2012


Página | 251



Figura 3. Mecanismo de cuatro barras en una prótesis hiper estabilizada.



3.2 Aplicación del algoritmo genético a la síntesis del mecanismo policéntrico de 4
barras.

El estudio se centra en el análisis de la trayectoria generada por el mecanismo
propuesto y compararla con la trayectoria del CIR que está definida por las coordenadas
(xd, yd). Esta es seguida por el eslabón acoplador r3, el cual se fija al muñón del paciente.
En el caso reportado fueron nueve puntos, aunque puede incrementarse sin ningún
problema. Esta información se codifica en sistema binario. Además, con el fin de
satisfacer las restricciones cinemáticas, los rangos de las longitudes de los eslabones son
los siguientes: 30<r1<50 mm; 20<r2<40 mm, 20<r3<45 mm y 20<r4<45 mm.

Partiendo de este punto, el objetivo es minimizar el error entre las trayectorias
generadas y deseadas. Este se considera como la suma de los cuadrados de la distancia
euclidiana entre cada
i
d
C y la correspondiente C
i
x
, donde
i
d
C es un grupo de puntos
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 252
específicos definidos por el diseñador y C
i
x
son los puntos generados por el acoplador en
función del ángulo , que está definido por la orientación de cada eslabón.




De acuerdo a lo anterior, la siguiente función objetivo fue planteada.

∑[(

)

(

)

]

Donde N es el número máximo de evaluaciones,

son los puntos de la trayectoria de
CIR especificados por el diseñador y

son los puntos generados por el acoplador. En el
caso del presente trabajo, una vez que se determinaron las longitudes de los eslabones y
los ángulos con el algoritmo genético empleado, se evaluaron con las ecuaciones de
Freudesntein, para obtener la poloide del mecanismo diseñado. En la figura 4 se ilustra la
síntesis realizada junto con el algoritmo genético. Para este efecto, el número máximo de
generaciones evaluadas fue de 1000.
4. Evaluación del desempeño de la prótesis desarrollada.
Las poloides, tanto la requerida, como la obtenida por el mecanismo, se comparan en la
figura 5. En este caso, se está confrontando de manera resumida el comportamiento
cinemática de la rodilla durante todo el ciclo de marcha. En otras palabras, este parámetro
involucra la extensión y contracción de la pierna, así como los contactos del talón y la
punta del pie con el piso. Tómese en cuenta que si los ángulos generados son mayores a
los establecidos por las restricciones, existe el riesgo de que el mecanismo no rote
completamente. Esto es una etapa de evaluación en el algoritmo seguido. En la práctica es
conveniente agregar un tope a la prótesis para evitar esta situación.


,
T
i i i
d Xd Yd
C C C ( =
¸ ¸


( ) ( )
2
2
,
T
i
i i
C Cx Cy u u
(
=
¸ ¸


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 253
5. Prototipo de la rodilla desarrollado.
El procedimiento propuesto condujo, con un reducido número de recursos de cómputo,
a la optimización de las dimensiones de los eslabones y ángulos entre estos elementos.
Dicho procedimiento fue propuesto y evaluado en [12, 13]. Asimismo, un análisis
detallado del alcance de los Algoritmos Genéticos aplicados a mecanismos para prótesis se
da en [14]. La figura 6 ilustra el prototipo desarrollado. Se han integrado componentes
mecánicos ligeros y de alta resistencia.

Figura 4. Diagrama de flujo del análisis realizado.




Proceedings Book ECITE 2012


Página | 254





Figura 5. Comparación de la trayectoria obtenida con la requerida.



Figura 6. Mecanismo diseñado para la rodilla de la prótesis de miembro inferior.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 255


6. Conclusiones.
Se diseñó una prótesis hiperestable con un mecanismo de cuatro barras. El patrón de
marcha se ha podido reproducir sin ningún problema, empleando un número de puntos
adecuados para que se ajuste a la trayectoria de CIR. Esto muestra la ventaja que tienen los
algoritmos genéticos para este tipo de análisis inversos, sobre los procedimientos
analíticos y gráficos.
Con este análisis se realizó la optimización del caso estudiado, teniendo como función
objetivo la minimización del error entre la trayectoria de la poloide en la marcha y la
generada con el mecanismo propuesto. Para este efecto, se fueron ajustando las longitudes
de los eslabones y el rango de variación de los ángulos de los eslabones. Estos parámetros
cumplen con las restricciones impuestas en el proceso de optimización. Además, los
ciclos de regeneración y herencia forzada que se integraron en el algoritmo, tenían como
objetivo disminuir la rapidez de la convergencia, con el fin de explorar una mayor
cantidad de alternativas en el domino de soluciones. Para este efecto, no se requirieron un
número amplio de recursos de cómputo.
Agradecimientos.
Los autores agradecen el apoyo otorgado por el Consejo Nacional de Ciencia y
Tecnología, el Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal, el Instituto
Politécnico Nacional y el Hospital 1º de Octubre del ISSSTE.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 256
Referencias.
1. Holland, J.H. Adaptation in natural and artificial systems: an introductory analysis
with applications to biology, control and artificial intelligence. MIT Press. 1992.
2. Gunston, F.-H. Polycentric knee arthroplashy. Prosthetic simulation of normal
knee movement. J. Bone Joint Surg. 1971, 272 – 277.
3. Radcliffe, C. Four-bar linkage knee mechanism: kinematics, alignment and
prescription criteria. Prosthet Orthot.T Int . 1994, 18, 159-173.
4. Hobson, D.A.; Torfason, L.E. Optimization of a four bar knee mechanisms-a
computarized approach. J. Biomech. 1974, 7, 371-376.
5. Hobson, D.A.; Torfason, L.E., Computer optimization of polycentric prosthetic
knee mechanisms. Bulletin of Prosthetic Research. 1975, 10, 187-201.
6. Radcliffe, C. Biomechanics of Knee Stability Control with Four-Bar Prosthetic
Knees. ISPO Australia Annual Meeting Melbourne, 2003.
7. Kunjur, A.; Krishnamurty S. Genetic algorithms in mechanism synthesis. Journal
of Applied Mechanisms and Robotics. 1997, 4 No. 2, 18-24.
8. Cabrera, J.A.; Simon, A.; Prado, M. Optimal synthesis of mechanisms with genetic
algorithms. Mech. Mach. Theory. 2002, 37 No10, 1165-1177
9. Blumentritt, S.; Werner-Scherer, H. Design principles, biomechanical data and
clinical experience with a polycentric knee offering controlled stance phase knee
flexión. A preliminary report. 9. 1997.
10. Greene, M.P. Four-bar linkage knee analysis. Orthot Prosthet, 1983, 37, 15-24.
11. Dewen, J., et al. Kinematic and dynamic performance of prosthetic knee joint
using six-bar mechanism. Journal of Rehabilitation Research and Development.
2003, 40, No. 1, 39–48.
12. Merchán-Cruz, E.A.; Lugo-González, E.; Ramírez-Gordillo, J.; Rodríguez- Cañizo,
R.G.; Sandoval-Pineda, J.; Hernández-Gómez, L.H. Síntesis genética de
mecanismos para aplicaciones en prótesis de miembro inferior. Rev. Iberoam.
Autom. In. 2011, 8, Núm 2 , 45-51.
13. Lugo-González, E.; Merchán-Cruz E.A.; Hernández-Gómez, L.H. Synthesis
optimization of planar mechanisms. Applied Mechanics and Materials. 2009, 15.
55-60.
14. Lugo-González, E.; Merchán-Cruz E.A.; Hernández-Gómez, L.H.; Ponce-
Reynoso, R.; Torres-San Miguel, C.R.; Ramírez-Gordillo, J. Performance of
Simple Genetic Algorithm Inserting Forced Inheritance Mechanism and
Parameters Relaxation, in Bio-Inspired Computational Algorithms and Their
Applications, S. Gao, Editor. 2012, INTECHTurquia, 43 -64.



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 257












Panel de Expertos














Proceedings Book ECITE 2012


Página | 258


DISEÑO Y CONSTRUCCION DE UN PROTOTIPO DIDÁCTICO PARA
PERSONAS CON DISCAPACIDAD AUDITIVA
M.C. José Martín Berlanga Reyes
1,
*, Gonzalez Mendez, Carlos P.
1,
;Loya Olivas,
Alejandro
1
; Gonzalez Estrada, Jaime M.
2

1
Instituto Tecnológico de Ciudad Cuauhtémoc, México ;
E-Mail(s): elpaul123@hotmail.com; alo_725@hotmail.com, jamigoes@hotmail.com
* Autor a quien debe dirigirse la correspondencia: martin.berlanga@gmail.com


RESUMEN
En México, existen poco mas de 320 000 personas con algún problema
auditivo y/o de lenguaje con la capacidad de aprender o ser enseñados en el
lenguaje de señas o signos.
Tomando en cuenta lo antes mencionado, el equipo de trabajo proporcionará
una opción de apoyo para la personas con dificultades auditivas o de lenguaje,
con un prototipo didáctico en forma de una mano electromecánica, diseñada
para que en base a los movimientos que se originen hasta el lugar en que se
posicione y por medio de sensores y del microcontrolador 18f4550, mostrará
en la computadora las letras del alfabeto con la ayuda del software Processing
y así los niños las puedan aprender jugando y de esta manera ellos lo podrán
emplear para su comunicación con el resto de las personas utilizando el
sistema dactilológico.
El proyecto puede asegurar que la ayuda que brinda a personas que en realidad
necesitan de este lenguaje es inmensa, desde niños que están aprendiendo a
comunicarse hasta familiares deseosos de poder relacionarse con los usuarios
de este dispositivo.

Palabras clave: Discapacidad auditiva y/o de lenguaje, microcontrolador
18f4550, Processing, mano electromecánica, sistema dactilológico.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 259
ABSTRACT
In México, there are just over 320 000 people with a hearing problem and / or
language with the ability to learn or be taught sign language or signs.
Considering the above, the team will provide a support option for the hearing
impaired or speech, with an educational toy as a hand designed for
electromechanical based on the movements that arise to the place in that
position and by means of sensors and the microcontroller 18F4550, the
computer displays the letters of the alphabet with the help of Processing
software and so the kids can learn by playing and so they may use for
communication with the rest of people using the system fingerspelling.

The project can ensure that the assistance it provides to people who really need
this language is immense, from children learning to communicate to family
willing to interact with users of this device.
Keywords: Hearing impairment, microcontroller 18f4550, Processing,
electromechanical hand, dactylology.


1. Introducción
La comunicación es un acto o proceso de paso de información a través de mensajes,
significativos entre fuentes y destinatarios en interacción, que partiendo de un código y
contextos comunes se usan estrategias adecuadas alcanzando el efecto de hacerlos
partícipes de sus respectivas intenciones y/o estado.

En muchos casos una persona con discapacidad auditiva al no escuchar, no puede aprender
el lenguaje oral, pero hay escuelas especializadas en enseñarles a comunicarse de diversas
formas. En base a lo anterior y la necesidad que existe de poder comunicarse, las personas
con este tipo de discapacidad en un entorno cotidiano, y a la falta de escuelas
especializadas en el tema, se pensó en la elaboración de un prototipo el cual cubriera el
problema de la enseñanza/aprendizaje.

El proyecto Gallaudet está compuesto por 6 fases, las primeras 3 fases son diseñadas para
lograr un prototipo de enseñanza/aprendizaje. La etapa 4 y 5, para llevar a Gallaudet a la
primera estación (se explica más delante) para la cual fue pensado, y por último la etapa
numero 6, diseñada para dar una revolución de 180 grados en el mundo de la
comunicación sordomuda y alcanzar su segunda estación.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 260
La 1ª fase basada en esencia, únicamente en llevar a cabo un diseño mecánico del
prototipo dibujado en el software Solid Works 2008, el cual permita un funcionamiento
óptimo y el mayor grado de libertad posible en Gallaudet, la 2ª fase en donde se lleva a
cabo la fabricación de un prototipo en madera por su fácil manejo y su bajo costo, aquí se
disponen de sensores montados en sus respectivas partes móviles, y la 3ª fase consiste en
que el prototipo pueda ser de nylacero y manufacturado en máquinas CNC para obtener un
prototipo con mayor exactitud en sus partes móviles, y darle una mayor estética.
Con este prototipo los maestros que enseñarán a los niños, como los propios niños,
aprenderán el lenguaje dactilológico, ya que al momento de que el niño o la persona que lo
utilice tendrá que interactuar con el y al mismo tiempo se tendrá que llevar acabo el
acomode de la misma de distintas formas para que las falanges de los dedos de esta mano
puedan formar cada una de las letras del alfabeto, la cual será mostrada por medio de la
pantalla de la computadora.

El proyecto puede sonar muy ambicioso, pero se puede asegurar que la ayuda que
brinda a personas que en realidad necesitan de este lenguaje es inmensa, desde niños que
están aprendiendo a comunicarse hasta familiares deseosos de poder relacionarse con los
usuarios de este dispositivo y sobre todo de una forma más divertida, ya que se aprende
jugando.
2. Resultados y Discusión
Como se mencionó anteriormente, este proyecto esta pensado llevarlo hasta su 3ª fase
dado que las etapas posteriores son de un grado de complejidad alto y al momento no se
cuenta con recursos financieros.
La primera fase, el diseño mecánico en SolidWorks toma en cuenta la anatomía de la
mano humana, como se puede observar en la Figura 2.1.

Figura 2.1 Diseño de Gallaudet en SolidWorks.
Al concluir esta fase se prosiguió con la elaboración del prototipo de madera para poder
hacer las pruebas necesarias en el caso de los movimientos de las falanges, y de los
sensores elegidos, como se ve en la figura 2.2.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 261

Figura 2.2 Dedo prototipo de madera.
En la Figura 2.3 se observa el prototipo de madera ya con la palma y 3 dedos, con sus
placas y el cableado listo para ser conectado al circuito electrónico.

Figura 2.3 Prototipo de madera de Gallaudet.
Como se puede observar el prototipo hecho en madera es un poco rústico y con
limitaciones al momento de mover las falanges, y al no tener precisión al momento de
elaborar las falanges, los contactos tienen problemas, pero gracias a este prototipo se tuvo
una base para poder realizar la siguiente fase de Gallaudet.

Dadas las limitaciones de un prototipo de estas dimensiones realizado en un material
como lo es la madera, y sobre todo no siendo fabricado con herramientas y equipo de
precisión, se ha dado el paso para la siguiente fase que es el de manufacturar con otro
material que es nylacero y sobre todo ser realizado por una fresadora CNC, que tiene una
gran precisión que para este prototipo es de gran utilidad, se puede ver en la Figura 2.4.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 262

Figura 2.4 Dedo prototipo de nylacero Gallaudet.
También se dio pie a la elaboración del circuito electrónico tomando para su etapa de
control el microcontrolador 18F4550, como se observa en la Figura 2.5.

Figura 2.5 Circuito electrónico.
3. Sección Experimental
Para la construcción de este prototipo se trabajó en el diseño mecánico con la ayuda del
software SolidWorks dando así un bosquejo de una mano muy similar a la humana, y con
esto dándole presentación para que llame la atención de los niños para poder manipularla y
con la cual se pueden formar diferentes movimientos con los cuales se pueden representar
las distintas letras del alfabeto dactilológico.

Este prototipo incluye un circuito electrónico que hace uso del microcontrolador
18f4550, que tiene conexión usb, dándole una conectividad para la gran mayoría de las
computadoras, y de fácil uso ya que es de plug and play, como se puede observar en la
figura 3.1.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 263

Figura 3.1 Circuito electrónico.

Los sensores se optaron por láminas de metal que hacen contacto entre si, teniendo un
costo bajo comparado con microswitches y además ahorrando espacio.
4. Conclusión
Este prototipo se desarrolla con el objetivo de proporcionar una mejor ayuda para
quienes se encargan de ofrecer el servicio de educación especial para personas que cuenten
con discapacidad auditiva o de lenguaje. Con la utilización de este prototipo la persona
que lo utilice tendrá la oportunidad de poder adquirir un conocimiento básico del alfabeto
dactilológico de una manera más fácil y además de una forma diferente.

Con la creación de este prototipo se cambiará la perspectiva del modelo de enseñanza-
aprendizaje, el cual sigue en gran parte las expectativas didácticas abiertas con el realismo
pedagógico. Una de las pretensiones de este prototipo de enseñanza es, precisamente,
encauzar la enseñanza de los sordomudos partiendo de la propia actividad que es el juego
didáctico, siempre en conexión con las realidades concretas. Así, este prototipo propuesto
servirá para enseñar a hablar a los mudos en la actualidad.












Proceedings Book ECITE 2012


Página | 264
Referencias y Notas
1.- Arenas, M. (s.f.). Motores. Recuperado el 11 de Agosto de 2010, de Motores y
aplicaciones Industriales:
disponible:http://ingmanuelarenas.com/UNIDAD%20III%20MOTORES%20Y%20AP
LICACIONES%20INDUSTRIALES.pdf (consultado el 12 abril 2012).
2.-Boullosa, R. R., & López, A. P. (1990). Acelerómetro piezoeléctrico. Revista Mexicana
de Física, 628.
Coughlin, R. F., & Driscoll, F. F. (1993). Amplificadores Operacionales y Circuitos
Integrados Lineales.Naucalpan, Estado de México: PRENTICE-HALL
HISPANOAMERICA, S.A.
3.- Cruz, A. A. (10 de Julio de 2008). Motor de corriente directa. Recuperado el 2010 de
Agosto de 2010, de Universidad de las Américas Puebla:
http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/lep/altamirano_c_a/capitulo2.pdf
4.- FESTO. Musculo neumatico DMSP/MAS. Recuperado el 11 de Agosto de 2010, de
FESTO: http://www.festo.com/cat/es-mx_mx/data/doc_es/PDF/ES/DMSP-
MAS_ES.PDF
5.- Instituto Tecnológico de Querétaro. (Octubre de 2008). Manual de operacion y
programacion de fresadora CNC. Recuperado el 13 de Agosto de 2010, de Instituto
Tecnológico de Querétaro:
http://www.itq.edu.mx/academicos/licenciatura/carreras/ii/sitio%20industrial/manules
/fresadora%20cnc.pdf
6.- Instituto Tecnológico de Querétaro. (Octubre de 2008). Manual de operación y
programación de torno CNC. Recuperado el 14 de Agosto de 2010, de Instituto
Tecnológico de Querétaro:
http://www.itq.edu.mx/academicos/licenciatura/carreras/ii/sitio%20industrial/manules
/torno_cnc.pdf?#zoom=81&statusbar=0&navpanes=0&messages=0
7.- Rocon, E., Ruíz, A., Belda-Lous, J., Moreno, J., Pons, J., Raya, R., y otros. (2008).
Diseño, desarrollo y validación de dispositivo robótico para la supresión del temblor
patológico. Revista Iberoamericanda de Automática e Informatica Industrial, 80.
8.- Varios. (2007 de Julio de 2007). SolidWorks. Recuperado el 2010 de Agosto de 2010,
de Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/SolidWorks






Proceedings Book ECITE 2012


Página | 265




Prototipo Mecatrónico

R. Leticia Corral-Bustamante
+
, E. Núñez Jáquez, J.M. Berlanga-Reyes,
G. Irigoyen-Chávez, E. Tapia-Piñón

Department of Industrial and Mechatronics Engineering
Technological Institute of Cuauhtémoc City, Tecnológico Ave. S/N, Z.P. 31500,
Cuauhtémoc City, Chihuahua, México

+
Author to whom correspondence should be addressed; E-Mail:
leticia.corral@cimav.edu.mx (R.L.C.B.); Phone and Fax: +52-625-581-1707 Ext. 101

Abstract
In this paper it is presented the design of a biomechatronics device by means of a
prototype that includes mechanical engineering with advanced manufacturing,
biomechanics and computational design with biomedical applications
5
. The robot design
was done in SolidWorks 2009
6
, and consists of a Cartesian robot with 3 degrees of
freedom (RC3GL), whose pieces were fabricated using advanced manufacturing en una
fresadora CNC.
The objective of this design is that the robot can be capable of moving in the x , y , and z
Cartesian axes controlled by a computer, and that its terminals serve to perform functions

5
Jesús Iram Loya Valladares, Obed Guadalupe Ochoa Gonzalez (Scholarship DGEST: 03 2010-070
ID), David Alan Villalba Caraveo (Scholarship DGEST: 03 2010-072 ID), Luis Arturo Rodríguez
Gándara, Alonso Ruiz Mendoza (Scholarship DGEST: 03 2010-071 ID), Luis Erick Torres González,
Diana Jazmín Camacho Medina (Scholarship DGEST: 03 2010-068 ID), Joel Ochoa Morales
(Scholarship DGEST: 03 2010-069 ID), Ángel Efraín Ledezma Lechuga, Walter Ceballos Castillo,
Ignacio Arias Chávez, David Alonso Rodríguez García, Manuel Alberto Torres Navarro


6
Scholarship DGEST 2010: Emmanuel Núñez Jáquez.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 266
to locate a damaged tissue to provide microwave cancer therapy and removal tumors, with
the purpose of contributing in the design of equipment that serves to make the manual
labor that perform the oncologist with patients in Chihuahua, México. In addition to a
practical size for easy transport and handling, this design has a computer that supports
computer-aided design programs, programming languages and design of electronic
circuits. Software Comsol Multiphysics was used for biomodeling, simulation and
analysis of the functions performed by the terminals of the robot. El software para el
control del Robot Cartesiano 3 GL (RC3GL) se elaboró mediante tres lenguajes de
programación de nivel alto e intermedio: Flash CS5, Visual Basic .NET y Action Script
2.0 como medio de comunicación con micro controladores adaptados para realizar las
funciones médicas.
Los resultados obtenidos hasta la fecha en la construcción del robot, constan de dos partes:
a) los diseños: solidworks, mecánico, electrónico y computacional; y b) el modelado y
simulación. Se espera realizar las primeras corridas durante el semestre II/2012 y concluir
el robot a finales del semestre I/2013.

Palabras clave: Robot, Diseño Mecánico, Diseño Electrónico, Programación,
Transferencia de Calor, Software, Manufactura Avanzada, Terapia de Cáncer Mediante
Microondas, Remoción de Tumores

Introducción
Este trabajo es una contribución al estado de arte de la robótica, que es la rama de la
tecnología que se dedica al diseño, construcción, operación, disposición estructural,
manufactura y aplicación de los robots. La robótica combina diversos disciplinas como
son: la mecánica, la electrónica, la informática, la inteligencia artificial y la ingeniería de
control, entre otras [1,2].
El objetivo del presente trabajo es la realización física y experimental de un robot
mecatrónico con funciones termofluidas [3-9] para dar terapia y remover tumores en
beneficio del sector salud.
Previamente, se hizo el diseño Solid Works 2009 [10] de las piezas que integran el
RC3GL [11], las cuales se elaboraron mediante manufactura avanzada en fresadora CNC
(diseño mecánico).
Los resultados obtenidos se centran en la realización de los diseños: documental
solidworks, mecánico, electrónico y computacional para elaborar un robot que consta de
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 267
dos partes: a) robot cartesiano de tres grados de libertad (RC3GL) [11] capaz de moverse
en tres ejes cartesianos y, b) dos terminales adaptadas al RC3GL para dar terapia de cáncer
mediante microondas y remover tumores, especialmente en órganos humanos como el
hígado. En el diseño computacional, se hizo uso de software para el control del RC3GL
en tres lenguajes de programación de nivel alto e intermedio: Flash CS5, Visual Basic
.NET y Action Script 2.0 y se elaboró un circuito de control y potencia para entablar
comunicación y controlar los movimientos del Robot.
Con respecto a las funciones médicas que proveerá el robot, éste debe ejecutar la labor de
radiocirugía, como se denomina el procedimiento médico de radioterapia en que se
administran haces finos de radiación, generados en unidades de megavoltaje, mediante
múltiples campos convergentes y conformados con lo cual se consigue irradiar dosis
elevadas y localizadas con precisión, en una área o estructura anatómica específica,
evitando la administración de dosis tóxicas a los tejidos adyacentes [12-16].
Se espera que las terminales para dar terapia y remover tumores en tejido dañado, realicen
una precisa función en el robot mediante la correcta localización de la zona del tejido
afectado como se hace en radiocirugía. Para ello, se modelaron y simularon tales funciones
en tejido humano con el software comsol multiphysics [17-22], y se espera que las
temperaturas a las que se calienten las terminales y el tejido dañado donde se dará terapia
y/o remoción, alcancen las temperaturas idóneas que esta tarea de beneficio médico para la
sociedad demanda.
Actualmente existen en el mercado variados tipos de robot con muy diversas funciones.
Con todo y la abundante y nueva tecnología en robots, no existe en el mercado un robot
cartesiano que desempeñe la función termofluida [3-9] con aplicaciones en oncología [12-
16], como el que aquí se presenta. Las primeras pruebas se correrán en tejido animal
durante el semestre II/2012, y, las pruebas de precisión y perfeccionamiento de las
funciones para las que el robot fue diseñado, se espera concluyan el semestre I/2013 con la
conclusión de tesis de licenciatura de estudiantes que trabajan en este proyecto.
El diseño Solid Works [10] de las piezas del robot es original, y todas las piezas fueron
maquinadas con nylacero. Este tipo de robots cartesianos abordan una gran cantidad de
tareas de automatización tales como la manipulación y montaje de piezas y la realización
de forma fiable, rápida y económica de diversas funciones. Esto ofrece un potencial
enorme al utilizar el mismo robot para diversas aplicaciones, gracias a los sistemas
robóticos modulares.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 268
El diseño Solid Works 2009 [10] para el robot sin terminales médicas, tiene registro de
derechos de autor Nº 03-2010-012012301500-01 y se intitula: Robot cartesiano de tres
grados de libertad. El diseño Solid Works 2009 para el robot sin terminales médicas [10],
tiene registro de derechos de autor Nº 03-2010-012012301500-01 y se intitula: Robot
cartesiano de tres grados de libertad. Se eligió este software para simular el diseño
mecánico por que el modelo es fácilmente legible, permite la simulación y optimización
de los parámetros usa solo valores estándar, como número de dientes, pasos diametrales,
materiales y otros, presenta resultados en forma gráfica y numérica y sus mejoras son
cuantiosas respecto a versiones anteriores (ver [10]). SolidWorks [10] es un programa de
diseño mecánico en 3D que utiliza un entorno gráfico basado en Microsoft Windows,
intuitivo y fácil de manejar. Las principales características que hacen de SolidWorks una
herramienta versátil y precisa es su capacidad de crear ensamblajes a partir de piezas, el
hecho de que las piezas se puedan modificar fácilmente y que utiliza medidas estándar de
forma bidireccional con todas sus aplicaciones. Además utiliza el gestor de diseño
(FeatureManager) que facilita la modificación rápida de operaciones tridimensionales y
de croquis de operación sin tener que rehacer los diseños ya plasmados en el resto de sus
documentos asociados. Junto con las herramientas de diseño de pieza, ensamblajes y
dibujo, SolidWorks [10] incluye herramientas de productividad, de gestión de proyectos,
de presentación y de análisis y simulación que lo hacen uno de los estándares de
diseño mecánico más competitivo y completos del mercado.


Nomenclature
C
tissue’s specific heat (J kg
-1
K
-1
)
b
C
blood’s specific heat (J kg
-1
K
-1
), 3639 [J kg
-1
K
-1
]
p
C
heat capacity at constant pressure (J kg
-1
K
-1
), 3600[J kg
-1
K
-1
)]
e
J
externally generated current density (A m
-2
)
av
P
time-averaged power flow in the cable
j
Q
current source (A m
-3
)
met
Q
heat source from metabolism (W m
-3
)
ext
Q
external heat source from spatial heating (W m
-3
)
inner
r
dielectric’s inner radii (m)
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 269
outer
r
dielectric’s outer radii (m)
t
temporal coordinate (s)
T temperature (ºC or K)
b
T
arterial blood temperature (°C), 37[ºC]
V
Potential
z cylindrical coordinate centered on the axis of the coaxial cable
Z wave impedance in the dielectric of the cable
Greek letters
ts
o
time-scaling coefficient
c
relative permittivity
k thermal conductivity (W m
-1
K
-1
)
ì
wavelength in the medium (m)
¢
cylindrical coordinate centered on the axis of the coaxial cable
µ
tissue density (kg m
-3
)
b
µ
blood’s density (kg m
-3
), 1000[kg m
-3
]
o electric conductivity (S m
-1
)
e angular frequency
b
e
perfusion rate (1/s), 0.0036 [s
-1
]

Modelado
El modelado de las funciones del robot se realizó mediante el software Comsol
Multiphysics [17-22], el cual hace uso de la transferencia de calor [3-9] para dar terapia y
eliminar células de tejido dañado usando en su geometría un cilindro de tejido humano al
que se le aplica calor por conducción para quemar células cancerígenas. El módulo de
transferencia de calor en tejido biológico usando la interfaz de transferencia de biocalor
que presenta Comsol, juega un papel importante en tecnología con fines médicos.
Comsol hace uso de la aproximación de Penne [4] para representar las fuentes de calor a
partir del metabolismo y perfusión sanguínea. La ecuación para la transferencia de calor
por conducción con esta aproximación es

( ) ( )
met b b b b p
Q T T C T
t
T
C + ÷ = V ÷ · V +
c
c
e µ k µ
(1a)

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 270
Los términos del lado izquierdo de la Ec. (1a) corresponden al modelo del tejido
biológico, mientras que los términos del lado derecho, proporcionan el modelo de biocalor
[4].
La ablación de tumores consiste en hacer pasar cuatro electrodos a una determinada
temperatura por el tejido afectado. El método consiste en insertar una sonda por la que
circula una corriente eléctrica a través de cuatro electrodos que salen de un émbolo, hasta
la parte del tejido canceroso bien localizado. Las radiofrecuencias a que se manejan los
electrodos hacen que éstos se calienten dada la transferencia de calor [3-9] hasta llegar a
una temperatura entre 45ºC y 50º C en el tejido. Este método consigue aumentar la
temperatura de las células por encima de 45-50ºC, provocando una desnaturalización
proteica con coagulación que es la causa final de la muerte celular y de la necrosis tisular.
La ablación tumoral por radiofrecuencia podría ser implementada en pacientes con
tumores en hígado [23,24], riñones, pulmón [25], próstata y de mama, entre otros.
Actualmente, el radioncólogo [12-16,25] realiza esta función en forma manual hasta donde
se tiene información en el Estado de Chihuahua. La sonda es hecha de un trocar (la barra
principal) y cuatro brazos de electrodo como se muestra en la Fig. 1. El trocar
eléctricamente es aislado, excepto cerca de los brazos de electrodo. Una corriente eléctrica
a través de la sonda crea un campo eléctrico en el tejido. El campo es el más fuerte en la
vecindad inmediata de la sonda y genera la calefacción resistente, el cual domina
alrededor de los brazos de electrodo de la sonda debido al fuerte campo eléctrico. Así,
podemos observar en la Fig. 1 la geometría cilíndrica que se escoge para modelar la
remoción del tumor.
Este modelo hace uso de la ecuación de biocalor y el modo de corriente continua para
poner en práctica un análisis transitorio.




(1b)
where,





and,
(2)
( ) ( )
ext met b b b b ts
Q Q T T C T
t
T
C + + ÷ = V ÷ · V +
c
c
e µ k µ o
z
z
t c
c
+
c
c
+
c
c
= V
ˆ
ˆ
ˆ
¢ µ
¢
µ
( ) ( ) 0
0
= V · V ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ = ÷ V · V ÷
= =
V Q V
j
e
Q
j
e
o o
J
J
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 271


De la geometría mostrada en la Fig. 1, se asume que
el tejido de cuerpo es un cilindro y que su temperatura
permanece en 37 °C durante el proceso entero. El
modelo localiza la sonda a lo largo de la línea central
del cilindro tal que sus electrodos atraviesan la región
donde el tumor es localizado. La geometría también
incluye un vaso sanguíneo grande.

La terminal para dar terapia de cáncer mediante
microondas consta de los siguientes elementos (ver
Fig. 2 a)): un instrumento que transforma la energía eléctrica a energía electromagnética
por una antena con forma coaxial que emite las microondas y un tejido humano que es
afectado por células cancerígenas.
El instrumento principal es un aparato en físico que lleva energía eléctrica a una antena
muy pequeña que emite microondas, hacia un pedazo de tejido humano en forma
cilíndrica.
La punta de la antena con una carga de 128 a 1300 mili volts se introduce hasta el centro
del tumor, emitiendo microondas, creando en el tejido la fricción de las moléculas,
generando transferencia de calor (campo electromagnético modelado por la Ec. (1a)) hasta
una temperatura de 50 ºC para eliminar las células cancerígenas.
La innovación que se le pretende brindar consiste en controlar tres aspectos
fundamentales: el voltaje inducido y el tiempo por sesión controlado por
microcontroladores, así como la temperatura, para lograr una buena terapia.

Fig. 1 Geometría cilíndrica que
rodea una sonda con cuatro
electrodos y que tiene al lado un
vaso sanguíneo
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 272


El modelado de Terapia de Cáncer Mediante Microondas se realiza en dos dimensiones
con coordenadas cilíndricas (ver Fig 2 b)). Es un problema de simetría rotacional.
Una onda electromagnética que se propaga en un cable coaxial se caracteriza por los
campos electromagnéticos transversales (TEM). Suponiendo campos de tiempo armónico
con amplitudes complejas que contienen la información de fase, las ecuaciones adecuadas
son:



(3)


(4)


(5)

La constante de propagación k se relaciona con la longitud de onda en el medio ì como
(6)

En el tejido, la componente axial finita del campo eléctrico, y la componente azimutal del
campo magnético permiten modelar la antena para una simetría axial transversal
magnética (TM), y la ecuación de onda se convierte en el escalar H
¢
como en



(7)
ì
t
k
2
=
0
2
0
1
0
= ÷
|
|
.
|

\
|
× V
|
|
.
|

\
|
÷ × V
÷
¢ ¢
k µ
ec
o
c H H
r r
j
( ) z t j
r
e
R
C
k e ÷
= e E
( ) z t j
e
Z
C
k e
¢
÷
= e H
|
|
.
|

\
|
=
|
.
|

\
|
× =
}
erior
exterior
z
r
r
av
r
r
Z
C
rdr
exterior
erior
int
2
*
ln 2
2
1
Re
int
e H E P t
Fig. 2 Geometría de antena para la
terapia de coagulación de
microondas. a) Un cable coaxial con
una forma de anillo corte de ranura en
el conductor externo que produce un
cortocircuito en la punta. b) Un catéter
de plástico rodea la antena.

Alimentar

Tejido
Hepático

Ranura

Antena
Coaxial

1.79 mm
Conductor
Dieléctrico
Catéter
1 mm
5 mm
a)

b)

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 273


Las condiciones de frontera (boundary conditions) en las superficies metálicas son

(8)


El punto de alimentación se modela con una condición de contorno de puerto con 10 W.
Esta es una condición de frontera de reflejo bajo de primer orden con un campo de entrada
H
φ0


(9)




(10)


para una potencia de entrada de P
av
W, como muestra el flujo de potencia media en el
tiempo. La antena irradia en el tejido donde una onda amortiguada se propaga: i. Una
condición límite de absorción a cierta distancia de la antena, sin excitación, en todas las
fronteras exteriores; y, ii. Una condición de contorno de simetría de las fronteras en r = 0,
a saber

(11)

(12)



El dominio y ecuaciones de frontera de transferencia de calor son satisfechas por la
ecuación de biocalor que describe este fenómeno en estado estacionario como

(13)
0 = ×E n
( ) ( )
ext met b b b b
Q Q T T C T + + ÷ = V ÷ · V e µ k
0 =
met
Q
0
2
¢ ¢
µ µ c H H E n ÷ = ÷ ×
r
r
r
r
Z
erior
exterior
av
|
|
.
|

\
|
=
int
0
ln t
¢
P
H
0 =
r
E
0 =
c
c
r
E
z
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 274

(14)

(15)


El modelo asume que la tasa de perfusión de la sangre es ω
b
= 0.0036 s
-1
, y que la sangre
entra en el hígado a la temperatura corporal T
b
= (37 + 273.15) K y se calienta a una
temperatura T. La capacidad calorífica de la sangre es C
b
= 3639 J/kg K. Estos datos
sirven para modelar la transferencia de calor sólo en el dominio del hígado. Donde este
campo se trunca, se utiliza el aislamiento, esto es:

(16)



Resultados y Discusiones
En esta sección se presentan los resultados obtenidos del diseño solidworks 2009 y el
diseño mecánico mediante manufactura avanzada de las piezas que conforman el Robot
Cartesiano de 3 GL (Fig. 3 a)), así como la terminal para remover tumores que se inserta
en este robot. También se presentan los resultados de los diseños: electrónico y
computacional.
Este robot diseñado en SolidWorks 2009 [10] (Derechos de Autor No. 03-2010-
012012301500-01), es capaz de moverse en los 3 ejes, impulsado por motores de 5 pasos
que son manejados a través del puerto USB de la computadora, con el uso de
microcontroladores (PIC 18f4550 y PIC16f84a), de forma que pueda posicionarse de
manera precisa en un espacio cartesiano. El movimiento en 2 de los ejes es auxiliado por
bandas, en tanto que el otro es manejado con ayuda de tornillos y tuercas (Fig. 3 a)) [11].
En la Fig. 3 b) se muestran las piezas de que consta el prototipo de la Fig. 3 a) elaboradas
mediante manufactura avanzada en fresadora CNC.
Los resultados del diseño electrónico se fundamentaron en un análisis previo que se hizo
sobre la memoria de forma de material para construir los electrodos de la pieza terminal
que se debe adaptar al RC3GL para remover tumores.
( ) | |
*
E E· ÷ = ec o j Q
ext
Re
2
1
0 = V · T n
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 275
Se estudió el comportamiento de la transferencia de calor en materiales con memoria de
forma con la finalidad de saber cómo es la forma en que las ondas de alta frecuencia deben
fluir a través del material. Basados en otro estudio [26] de caracterización termo mecánica
de la aleación Ni-Ti para cambiar la forma que trae de fábrica, aplicando calor a los
electrodos hasta antes de su punto de cedencia (ver Fig. 4 a)), se elaboró un circuito
electrónico para inducir las ondas eléctricas a alta frecuencia en los electrodos, que no
pusiera en riesgo la recuperación del material, y se estudió el proceso de cambio de forma
al Nitinol.
Finalmente se elaboró la terminal para remover tumores con 4 electrodos de Nitinol con la
memoria de forma deseada y se realizó la búsqueda de una forma de introducir los
electrodos en el tejido hepático.
Para evitar que los electrodos pierdan su forma y penetren el tejido hepático removiendo el
tumor se elaboró un circuito para el control de la temperatura, con microcontrolador
16f873A y sensor de temperatura LM35. Se asigna un valor a la temperatura máxima y
mínima y se obtiene el envío de un pulso al circuito principal mostrando temperatura en
LCD (ver Fig. 4 b))

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 276













Proceedings Book ECITE 2012


Página | 277


































Fig. 4 Diseño electrónico y análisis de memoria de forma de material: a)
electrodos retractiles dentro de la aguja, b) circuito controlador de la
temperatura, c) tablilla con circuito impreso, d) perforación de tablillas y
figuras, e) soldado de componentes, f) caja completa (Push botón,
indicadores, LCD, displays, switch y conexión a electrodos), g)
terminales y componentes de la caja (terminal removedora de tumores
hepáticos: menor lapso de tiempo y alta precisión para incrementar la
seguridad del proceso) y h) electrodos insertados en tejido humano.

f)
g)
d)
e)
c)
a)
b)
h)
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 278

El diseño electrónico es controlado por un circuito electrónico que emite y recibe señales
como la radiofrecuencia (RF), mediante botones, displays, LCDs, indicadores, etc. Los
resultados obtenidos se describen a continuación


En la Fig. 5, se muestra el diagrama a bloques del circuito completo para controlar
electrónicamente la función de las terminales del robot, cuyo diseño ha sido finalizado
como se describe: i. Fuente de alimentación: a) Fuente de voltaje de 5V y 30V. b) Fuente
de voltaje física para el tratamiento de la remoción de tumores, la cual se basa en la
emisión de RF a través de unos electrodos de Ni-Ti, los cuales se introducen en el tejido
dañado, la radiofrecuencia hace que el tumor se caliente hasta quedar quemado. ii.
Circuito de control: Recibe señales de la mayoría de los circuitos controla la salida hacia
los electrodos, da paso a la RF hacia los electrodos cuando se oprime el botón de inicio y
no emite esta señal cuando el dispositivo no está operando o cuando termina el proceso.
Esta señal la recibe del circuito de tiempo, recibe señal del circuito de temperatura de los
electrodos manteniéndola a 55 ºC y 65 ºC. Controla la salida y entrada de los electrodos
en la aguja. iii. El bloque de frecuencia-control mostrado en la Fig. 6, tiene un circuito
cuya función es emitir una RF de 8MHz con una amplitud de aproximadamente 7Vpp
tomando como base 12.5V alrededor de este voltaje es la oscilación desde 9.5V hasta
15.5V. Se conecta a los electrodos. Es alimentado por la fuente de 24V a 2A, ya
convertido a corriente directa. La salida va hacia el circuito de potencia. iv. Adaptación del
microcontrolador al prototipo físico. La máquina tiene un sensor de temperatura (LM35)
en los electrodos. Rango: 55 ºC a 65 ºC. El sensor envía su señal al PIC16F873A, este
interpreta la señal y la envía hacia una pantalla LCD la cual muestra el valor de la
temperatura enviando una señal al circuito de control a la IN3. La Fig. 7 contiene: a)
circuito físico de temperatura, b) circuito del control de tiempo (PIC16F873A), c) circuito
de estado del proceso y d) todo el circuito en protoboard (pantallas LCD, displays del
circuito de tiempo, el circuito de frecuencia – control, las fuentes de alimentación, los
indicadores, y todos los circuitos). vi. Circuito para medir la temperatura del electrodo y
fijar el tiempo del proceso (Fig. 8). vii. El circuito para controlar la temperatura de la
terminal para dar terapia al cáncer mediante microondas.


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 279














5V DC
Tiempo
Temperatura
Frecuencia -
Control
30V DC
Potencia Electrodos
5V DC
Estado
Transformado
r
Transformador
12V -1A
Transformado
r
Sensor
Introducir/
Retirar
Electrodos
120V
AC

Fig. 5 Diagrama de bloques del circuito completo para controlar electrónicamente la función
de las terminales del robot.
Fig. 1.6 Block control-frequency a) RF
transmitter circuit. b) Output signal RF circuit
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 280








Fig. 7 a) circuito físico de temperatura, b) circuito del control
de tiempo (PIC16F873A), c) circuito de estado del proceso y
d) todo el circuito en protoboard

c)

b)

d)
a)

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 281





Fig. 8 Circuito para medir la temperatura del electrodo
y fijar el tiempo del proceso
Fig. 9 Circuito físico que permite al usuario tener
comunicación y control de los movimientos que
realiza el Robot. Circuito de control y potencia del
Robot Cartesiano de Tres Grados de Libertad utilizado
para realizar pruebas con dos de los cuatro motores a
pasos

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 282
Con respecto al Diseño Computacional, se realizó la programación del micro controlador
para ejercer su función en el prototipo mecatrónico. El control de los circuitos mediante el
micro controlador (3 piezas) PIC16F873A, en cada uno se cargó un programa distinto
según su función en el circuito:

Programa para Función 1
 Controla el tiempo de duración del proceso
 Manda señales para introducir y retirar electrodos
 Emite señales para arrancar el proceso o detenerlo

Programa para Función 2
PIC que indica el estado del proceso:
 “En espera……”
 “Tratamiento en proceso”
 “Tratamiento finalizado”

Programa para Función 3
PIC para controlar la temperatura
 Una entrada (sensor LM35)
 Una salida

El software de control del RC3GL se elaboró en tres lenguajes de programación de nivel
alto e intermedio: Flash CS5, Action Script 2.0 (Diseño de la apariencia del software en
Flash CS5 utilizando código Action Script 2.0) y Visual Basic .NET. Se realizó prueba de
video en el software de control.
Se realizó la simulación del control de un motor de pasos en Proteus 7.7 SP2 con un
microcontrolador de la serie PIC16 y simulación en Proteus 7.7 SP2 de la interacción entre
el PIC18F4550 y el puerto USB de la computadora y la comunicación con el software de
control mediante un circuito de control y potencia para entablar comunicación y controlar
los movimientos del Robot que permite al usuario tener comunicación y control de los
movimientos que realiza el Robot (ver Fig. 9). En la Fig. 9 se puede apreciar el circuito de
control y potencia del RC3GL utilizado para realizar pruebas con dos de los cuatro
motores a pasos.
En la Tabla 1 se muestra el proceso para el control óptimo del RC3GL
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 283



























Los resultados que se espera obtener durante la puesta en marcha de las funciones que
deberá realizar el robot mecatrónico, han sido modeladas y simuladas mediante el software
Comsol Multiphysics para a) remoción de tumores (Fig10) y, b) terapia de cáncer
mediante microondas (Fig. 11).

En la Fig. 10 a) se muestra el campo de temperatura de los electrodos en un tiempo de 60
segundos, en la cual se puede observar que la parte más caliente radica en sus puntas, que
Software en
Visual Basic
Código en
Action
Script 2.0
Entorno Gráfico
en Flash CS5

Interacción del
usuario con el
software
Puerto USB PIC18F4550
Driver
ULN2803
Motores de
pasos
Movimientos
precisos del
robot
PIC16F877
Sensores de
posición y
final de
carrera
Dispositivos de
video
Tabla 1 Proceso para el óptimo control del RC3GL

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 284
son las que queman las células cancerígenas. En la Fig. 10 b) podemos apreciar la región
donde las células de cáncer mueren, es decir donde la temperatura ha alcanzado al menos
50°C. La Fig. 10 c) muestra la gráfica del comportamiento de la temperatura en una de las
punas de los electrodos. Como se puede observar, esta gráfica presenta un
comportamiento ascendente de la temperatura durante la remoción de las células
cancerígenas, sin embargo, después de los 400 s la temperatura se mantiene constante,
aproximadamente después de los 8 min y hasta los 10 minutos que muestra la gráfica.

La Fig. 11 muestra el resultado de estado estable de distribución de temperatura en el
tejido del hígado para una potencia de microondas de entrada de 10 W. La temperatura es
más alta cerca de la antena. La perfusión de la sangre relativamente fría parece limitar la
extensión de la zona que se calienta.
En la Fig. 11 a) se puede observar la distribución de temperatura de estado estable en el
tejido del hígado para una potencia de microondas de entrada de 10 W. Como se puede
apreciar, la temperatura es más alta cerca de la antena y llega a 310 K cerca de las
fronteras exteriores. La perfusión de sangre relativamente fría parece limitar la extensión
de la zona que se calienta.
La Fig. 11 b) muestra que cerca de la antena la fuente de calor es fuerte, lejos de ella, la
fuente de calor es más débil y la sangre se las arregla para mantener el tejido a la
temperatura normal del cuerpo.
Los cálculos de la densidad de fuente de calor de microondas, debe alcanzar sus más altos
valores cerca de la punta y la ranura; a un escala que se corta en 1e6 W/m
3
(como se
observa en la Fig. 11 b), el campo de dicha densidad oscila entre los valores de 0 a 10e5 W
m
-3
). Durante las pruebas que se realicen los semestres II/2012 y I/2013, los valores de la
absorción específica normalizada (SAR) a lo largo de una línea paralela a la antena,
deberán mostrar el comportamiento de la Fig. 11 c).
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 285

Fig. 10 a) Campo de temperaturas en los electrodos durante un período de sesenta
segundos. b) Región del tejido humano que alcanzó los 50ºC después de 8 minutos y donde
los electrodos barrieron su volumen [23]. c) Temperatura en la punta de uno de los
electrodos

a)
b)

c)

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 286

Fig. 11 a) Temperatura en el tejido hepático. b) La densidad de fuente de calor
de microondas toma sus más altos valores cerca de la punta y la ranura. La
escala se corta en 1e6 W/m
3
. c) Absorción específica normalizada (SAR) a lo
largo de una línea paralela a la antena y de 2.5 mm desde el eje de la antena
[Saito]. La punta de la antena se localiza a 70 mm, y la ranura está a 65 mm

c)

a)

b)

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 287
Conclusiones
El diseño mecánico, electrónico y computacional del robot mecatrónico con aplicación en
termofluidos, que permite suplir la función manual que el radio oncólogo realiza para
remover tumores y dar terapia de cáncer mediante microondas, ha resultado ser factible y
ha sido finalizado con éxito. Solo queda pendiente la puesta en marcha. Las primeras
pruebas se realizarán durante el semestre II/2012, y las pruebas de precisión y
perfeccionamiento deben quedar finiquitadas a finales del semestre I/2013.
Se espera que la punta de la antena genere transferencia de calor hasta una temperatura de
50 ºC para eliminar las células cancerígenas mediante una excelente terapia a través de
microondas. De la misma forma, se espera que las radiofrecuencias aplicadas a los
electrodos hagan que éstos se calienten a una temperatura entre 45ºC y 50ºC en el tejido o
por encima de esta temperatura, para una idónea remoción de tumores en órganos
humanos.

References
1. Fenessy, F.M., Tempany, C.M., McDannold, N.J., et al.: Uterine leiomyomas: MR
imaging-guided focused ultrasound surgery--results of different treatment protocols.
Radiol. 243(3), 885-893. (2007)

2. Sandoval‐Rodriguez, R., Abdallah, Ch., Jerez, H., et al.: Networked Control
Systems: Algorithms and Experiments. In: Chiasson, J., Loiseau, J.J. (eds.) Applications
of Time Delay Systems, pp. 37-56. Springer, Heidelberg (2007)

3. Corral-Bustamante RL (2012) Termofluidos: Fundamentos de Termodinámica y
Análisis de Fluidos. Temple, Cuauhtémoc, Chihuahua, México

4. Bejan, A.: Heat Transfer. Wiley, New York (1993)

5. Cengel, Y.A., Turner, R.H. Fundamentals of Thermal-Fluid Sciences. Mcgraw-
Hill, New York (2007)

6. Horsley, M.: Thermofluids. Taylor & Francis, London (1996).

7. Incropera, F.P., DeWitt, D.P.: Fundamentos de Transferencia de Calor. Prentice
Hall, México (1999)
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 288

8. Kaminski, D.A., Jensen, M.K.: Introduction to Thermal and Fluid Engineering,
Wiley, United States of America (2005)

9. Myers, G.E.: Analytical Methods in Conduction Heat Transfer. AMCHT
Publications, United States of America (1998)

10. Gómez, S.: El gran libro de Solidworks Office Professional. Alfaomega, Bogotá
(2008)

11. Corral Bustamante, R.L., Núñez Jáquez, E.: Robot cartesiano de 3 grados de
libertad. Indautor, México (2010)

12. De las Heras González, M., et al.: Radioterapia. Mini manuales prácticos:
Oncología. Arán Ediciones, Madrid (2008)

13. Halperin, E.C., Perez, C.A., Brady, L.W.: Principles and Practice of Radiation
Oncology. Lippincott Williams & Wilkins, Philadelphia (2008)

14. Khan, F.M.: The Physics of Radiation Therapy. Lippincott Williams & Wilkins,
Philadelphia (2010)

15. Lawrence, T.S., Haken, R.K.T., Giaccia, A.: Principles of Radiation Oncology. In:
DeVita V.T.Jr, Lawrence, T.S., Rosenberg, S.A. (eds.), DeVita, Hellman, and Rosenberg’s
Cancer: Principles and Practice of Oncology, pp. 307−336. Lippincott Williams &
Wilkins, Philadelphia, (2008)

16. Martins, Y., Lederman, R.I., Lowenstein, C.L., et al.: Increasing response rates
from physicians in oncology research: a structured literature review and data from a recent
physician survey. Br. J. of Cancer 106, 1021–1026 (2012)

17. Zimmerman, W.B.J.: Multiphysics Modeling with Finite Element Methods, World
Scientific Publishing, Singapore (2006)

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 289
18. Torres, R., Grau, J.: Introducción a la Mecánica de Fluidos y Transferencia de
calor con COMSOL Multiphysics. Addlink Media, España (2007)

19. Pryor, R.W.: Multiphysics Modeling Using COMSOL® v.4. Mercury Learning
and Information, Canada (2012)

20. Battaglia, J.L.: Heat Transfer in Materials Forming Processes, Wiley-ISTE, USA
(2008)

21. Datta, A., Rakesh, V.: An Introduction to Modeling of Transport Processes:
Applications to Biomedical Systems. Cambridge University Press, New York (2010)

22. Plawsky, J.:Transport Phenomena Fundamentals. Marcel Dekker, New York
(2001)

23. Tungjitkusolmun, S., Staelin, S.T., Haemmerich, D., et al.: Three-Dimensional
Finite Element Analyses for Radio-Frequency Hepatic Tumor Ablation, IEEE Trans. on
Biomed. Eng. 49(1), (2002)

24. Shen, B., Chu, E.S.H., Zhao, G., et al.: PPARgamma inhibits hepatocellular
carcinoma metastasesin vitro and in mice. Br. J. of Cancer 106, 1486–1494 (2012)


25. van der Voort van Zyp, N.C., Prévost, J.B., van der Holt, B.: Quality of life after
stereotactic radiotherapy for stage I non-small-cell lung cancer. Int. J. Radiat. Oncol. Biol.
Phys. 77(1), 31-7 (2010)

26. López-Longás, J., Canut, J., Ríos, R., et al.: Caracterización termo-mecánica de la
aleación Ni-Ti para aplicaciones en medicina. Sociedad Ibérica de Biomecánica y
Biomateriales, 6(11), 73-80, (1998).

27. Saito, K., Taniguchi, T., Yoshimura, H. et al.: Estimation of SAR Distribution of a
Tip-Split Array Applicator for Microwave Coagulation Therapy Using the Finite Element
Method. IEICE Trans. Electronics E84-C(7), 948-954 (2001)

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 290

Lista de Abreviaturas

Abreviatura Descripción
RC3GL Robot Cartesiano de 3 Grados de Libertad
RF Radiofrequencia
LM35 Sensor de temperatura
LCD Pantalla de cristal líquido


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 291


Banco de Ensayos de Pérdida en Tuberías
R. Leticia Corral Bustamante, J. Martín Berlanga Reyes, Aaron Abdon Garcia
Miramontes
+
, Roberto Molinar Merino, Leopoldo Castillo Perez, Jesus Adrian
Bautista Hermosillo, Leonel Ivan Lujan Robles
,
Luis Angel Jaquez Dominguez,
Wilbert Mendoza Castillo
Department of Mechatronics Engineering, Technological Institute of Cuauhtémoc City,
Tecnológico Ave. S/N, Z.P. 31500, Cuauhtémoc City, Chihuahua, México
* Author to whom correspondence should be addressed. E-mail:
aagm_110990@hotmail.com (A.A. García M.); Phone: and Fax: +52 625 5811707 Ext.
101




Resumen

El presente trabajo de investigación se realizó durante la impartición de la materia de
termofluidos de la carrera de ingeniería mecatrónica durante el semestre II/2011. Se
diseñó un equipo para calcular las pérdidas de energía mecánica en accesorios y conductos
en distintos tipos de tubería: recta, ángulo recto, senoidal y una combinación de las tres
anteriores, con el objetivo de constatar resultados teóricos y experimentales en materia de
mecánica de fluidos, una de las materias de los termofluidos. Esto, con la finalidad de
allegar equipo al Laboratorio de Mecatrónica del ITCC para la realización de prácticas de
laboratorio como parte de la formación integral (teórica-práctica) del estudiante de
termofluidos y, se planea posteriormente, dar un servicio al sector industrial.
Para ello, se construyó un equipo que consta de tubería recta, ángulo recto, senoidal y una
combinación de las tres anteriores y se realizaron los cálculos matemáticos mediante
modelo teórico para pérdida de carga en tuberías.
Los resultados obtenidos para la pérdida de carga en tubería recta, ángulo recto, senoidal y
una combinación de las tres anteriores, son respectivamente del orden de (6.00 ft, 28.45 ft,
48.47 ft).
Podemos concluir, en base a los resultados, que los datos obtenidos del modelo teórico se
aproximan a los datos obtenidos de la experimentación realizada, por lo que el objetivo fue
alcanzado.

Keywords: Termofluidos, Mecánica de Fluidos, Pérdida de Carga, Energía Mecánica,
Tuberías, Conductos, Accesorios

Introducción

La pérdida de energía mecánica en tuberías y accesorios en transporte de fluidos, ha
venido a constituir un problema industrial de primera importancia.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 292
Actualmente se mide la pérdida de carga mediante una expresión matemática de mecánica
de fluidos como modelo acorde a los resultados experimentales realizados por diversos
autores [1-22].
Este trabajo es una contribución al estado de arte de la mecánica de fluidos, donde se
diseña equipo original con resultados acordes a los datos experimentales.
El objetivo se centra en determinar la pérdida de carga en tuberías o conductos y
accesorios para lograr el óptimo diseño de equipo para el manejo de fluidos mediante
prototipo que pueda ser implementado en partes importantes de procesos industriales.
Los beneficiarios potenciales de este prototipo son, en primera instancia, los estudiantes de
termofluidos de la carrera de Ingeniería Mecatrónica del Instituto Tecnológico de Ciudad
Cuauhtémoc, y, en segunda instancia, se ofrece como un servicio al Sector Industrial. El
equipo representa una herramienta de estudio de análisis de fluidos para el estudiante de
Ingenierías: Mecatrónica, Electromecánica, Mecánica, Industrias Alimentarias y carreras
afines, ya que en él se pueden realizar prácticas de laboratorio de termofluidos.
El diseño del equipo consiste en un tablero elaborado con distintas tuberías, válvulas de
paso de ¼ de vuelta así como manómetros y una hidrobomba, por medio de la cual se
inducia la presión a las tuberías y así mediante los manómetros poder apreciar los cambios
de flujo de agua en las distintas tuberías, al final del tablero se coloco un circuito el cual se
encarga de medir el gasto mediante un sensor, el cual al detectar la salida de agua activa
un cronometro y al llenarse un deposito en el cual va a parar el agua en el cual esta
colocado otro sensor el cronometro que cuando el agua llega a cierto nivel este sensor lo
detecta y manda una señal la cual se encarga de parar el cronometro y apagar la bomba
para que ya no circule mas agua por el banco. Con todo lo mencionado anteriormente se
obtuvieron resultados muy complacientes los cuales nos facilitan la comprensión de la
teoría de termofluidos y el comportamiento de los fluidos en diferentes tipos de tuberías.


Materiales

La lista de materiales utilizados en el equipo diseñado se describe a continuación:
Tuboplus.
Llave de paso de ¼ de vuelta.
MDF.
Manguera de ½ pulgada.
Hidrobomba.
Manómetros.
Tapones.
Coples de unión.



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 293
Metodología

A continuación se detalla la secuencia de pasos para el uso del equipo por parte de los
usuarios. Esta Metodología corresponde a la experimentación realizada en la puesta en
marcha del equipo, y es la que el usuario potencial deberá seguir para una adecuada
práctica de laboratorio.
El sistema de tuberías de distintas secciones, cuenta con todos los accesorios de
instalación para distribuciones. La medida de las pérdidas de presión se hace a través de
dos manómetros con dos tubos comunicantes. La medida se realiza a través de tomas de
presión de forma toroidal, que se encuentran instaladas en las tuberías y accesorios. Todo
montado en un panel de tablero. Sección Experimental

a. Inicialmente el tanque se llena de agua hasta completar su máxima capacidad.

b. Se abren todas las válvulas del equipo para purgar el sistema a excepción de la
válvula de desagüe.

c. Se enciende la bomba y a través del visor se observa que todo el aire haya salido
a través del orificio del tanque, es decir, que no haya burbujas de aire.

d. Una vez purgado completamente el equipo se cierra la válvula de control de
retorno del fluido para que quede despresurizado el sistema, y con presión
atmosférica.

e. Se indicó que el fluido sería transportado a través de la tubería de ½”, por lo que
se procedió a cerrar el resto de las válvulas.


f. Se toman las presiones en los manómetros.

g. Fueron tomados los datos de la práctica.

h. Una vez finalizado el proceso, se indicó que el fluido sería transportado a través
de la tubería de 1/2 pulgada, por lo cual se abrió la válvula para dicha tubería y
cerraron todas las demás.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 294
i. Una vez tomadas todas las lecturas se procede a apagar la bomba y se cierran
todas las válvulas que se encontraban abiertas.

j. Posterior mente se hacen los cálculos.

En el Apéndice A se incluye el Manual del Usuario para el equipo diseñado.

Modelado

El planteamiento de las ecuaciones necesarias para el cálculo de pérdida de carga se
describe como sigue.

La ecuación general para la caída de presión o fórmula de Darcy es la siguiente:

g 2
v
D
L
f h
2
L
|
.
|

\
|
=
(1)


donde,

L
h Caída de presión (ft de flujo)
f Factor de fricción en función de número de Reynolds
L
Longitud de la tubería (ft)
D
Diámetro interno de la tubería (ft)
v Velocidad media de flujo (ft/s.)
g
Aceleración de la gravedad (32.174 ft/s
2
)
Para determinar el valor de “ f ” se utiliza la siguiente ecuación:

µ
µ
D
Q
R
e
6 . 50 =
(2)

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 295

donde,

Re
Número de Reynolds
Q Gasto (gal/min)
D
Diámetro interno de la tubería (in)
µ
Densidad (libras/ft
3
)
µ Viscosidad (Cp)
Para determinar el valor de “v ” se utiliza la fórmula:

vA Q= (3)


Despejando v , se obtiene


A
Q
v =
(4)

donde,

v Velocidad media del fluido (ft/s)
Q
Gasto (ft
3
/s)
A
Área interna de la tubería (ft
2
)

Resultados

En esta sección se presenta el diseño solid Works del equipo construido para el cálculo de
pérdidas menores en tuberías y accesorios, a través de las Figs. 1-4. La Fig. 1 muestra el
esquema general del tablero que contiene los distintos tipos de tubería diseñados para
probar las pérdidas de energía mecánica, En la Fig. 2 se puede observar el diseño Solid
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 296
Works realizado. La Fig. 3 muestra una llave de paso para el control de flujo del líquido,
en tanto que en la Fig. 4 se observa el tipo de manómetro empleado en el equipo diseñado.






De la misma forma, los resultados se presentan a través de los cálculos realizados en tres
tipos de tuberías: ángulo recto, recta y senoidal, como se describe a continuación. Los
datos del experimento fueron utilizados en el modelo teórico presentado en la sección de
modelación.




Fig. 1 Esquema general de las
distintas tuberías del equipo
diseñado. Las acotaciones están en
mm.
Fig. 2 Equipo obtenido en base al
diseño en Solid Works.
Fig. 3 Llave de paso de ¼ de vuelta
para el control de flujo del liquido por
las distintos tipos de tubería.
Fig. 4 Manómetro el cual mide la
presión a la cual entra y sale el fluido
de cada tipo de tubería.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 297




a) Tubería en Ángulo Recto

3
54.54 14.4090 0.032101
min min
lts gal ft
Q
s
= ÷ ÷
3
16.5
1.5
( ) 20 0.065617
( ) 62.379
( ) 1.2
ent
sal
P psi
P psi
D Diam mm ft
lb
Dens
ft
Visc cp
µ
µ
=
=
= ÷
=
=

3
(14.4095 )(62.379 )
min
Re 50.6
(0.065617 )(1.2 )
Re 577617
gal lb
Q
in
D ft cp
µ
µ
= =
=


Rugosidad de PVC según el manual
7
7
0.00015 4.9212 10
4.9212 10
0.000007
0.065617
mm x ft
x ft
D ft
÷
÷
÷
c
= =


El factor de friccion según diagrama de moody
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 298
0.02
1.425
f
r
D
=
=


Donde “r” esta dada por la siguiente formula
1
1
2
o
o
D
r R
R R Interior
D Diametro Exterior
= +
=
=

28.5
20
1.425
14.1538
r mm
D mm
r
D
L
D
=
=
=
=

Donde L/D esta dado por la figura 10.23 del capítulo 10 de perdida en tuberías del libro de
mecanica de fluidos de Robert L. Mott

* 14.1538*22 311.17
( ) (311.17)(0.065617 ) 20.4312
22
114.8 38.6 40.2 84.7
278.3 9.13058
(8 )(10) (7.5 )(9)
L
N codos
D
L
D ft ft
D
Le Le tubos Ltubrectas Ltubrectas grecass
L tubrect cm cm cm cm
Ltubrect cm ft
Ltub grecas cm cm
Lg
= =
= =
= + +
= + + +
= ÷
= +
80 67.5 147.5 4.8392
20.4312 9.13058 4.8392
34.40101
recas cm cm cm ft
Le ft ft ft
Le ft
= + = ÷
= + +
=

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 299
3
2
2
2
2
2
2
2
2
2
0.032101
9.334839
0.003439
( )( )
2
34.40101*(9.3348)
0.02( )
0.065617*2*32.174
14.1991
14.52 2.1
28.4562
12.4
1785.6
12.4
62.379
L
L
L
p
L
ft
Q ft
s
v
A ft s
L v
h f
D g
h
ft
ft
s
ft
ft
ft
s
h ft
lbf
ft
in
h ft
lbf
in
lbf lb
in ft
µ
= = =
=
=
= ÷
=
÷
A
= = =
÷ = = 28.625


b) Tubería Recta

3
54.54 14.4090 0.032101
min min
lts gal ft
Q
s
= ÷ ÷
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 300
2
2
3
6.6
4.5
( ) 20 0.065617
( ) 62.379
( ) 1.2
ent
sal
lbf
P
in
lbf
P
in
D Diam mm ft
lb
Dens
ft
Visc cp
µ
µ
=
=
= ÷
=
=

3
(14.4095 )(62.379 )
min
Re 50.6
(0.065617 )(1.2 )
Re 577617
gal lb
Q
in
D ft cp
µ
µ
= =
=


Rugosidad de PVC según el manual
7
7
0.00015 4.9212 10
4.9212 10
0.000007
0.065617
mm x ft
x ft
D ft
÷
÷
÷
c
= =



El factor de friccion según diagrama de moody
0.02
1.425
f
r
D
=
=


Donde “r” esta dada por la siguiente formula
1
1
2
o
o
D
r R
R R Interior
D Diametro Exterior
= +
=
=

28.5
20
1.425
14.1538
r mm
D mm
r
D
L
D
=
=
=
=

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 301
( )( ) *2 14.1538 2 28.3077
* 28.3077*0.065617 1.85747
14.8293 1.85747 16.6869
L
D
L
Lesquinas D ft ft
D
Ltuborecta ft ft ft
= =
= = =
= + =


Determinación de la velocidad (v)
( )
2
2
2
3
3
2
0.065617
0.003439
4 4
0.9090 0.032101
0.032101
9.334839
0.003439
Q
v
A
ft
D
A ft
lts ft
Q
s s
ft
ft
s
v
ft s
t t
=
= = =
= ÷
= =


Como la perdida de carga es:
2
2
2
2
3
(9.3348 )
16.6869
0.02 6.88
2 0.065617
2*32.174
374.4
6.00202
62.379
L
L
ft
L v ft
s
h f ft
ft
D g ft
s
lb
p ft
h ft
lb
ft
µ
| |
|
| | | |
| |
= = =
| | | |
\ .
\ . \ .
|
\ .
A
= = =




Proceedings Book ECITE 2012


Página | 302
c) Tubería senoidal

3
54.54 14.4090 0.032101
min min
lts gal ft
Q
s
= ÷ ÷
3
23
0
( ) 20 0.065617
( ) 62.379
( ) 1.2
ent
sal
P psi
P psi
D Diam mm ft
lb
Dens
ft
Visc cp
µ
µ
=
=
= ÷
=
=

3
(14.4095 )(62.379 )
min
Re 50.6
(0.065617 )(1.2 )
Re 577617
gal lb
Q
in
D ft cp
µ
µ
= =
=



Rugosidad de PVC según el manual
7
7
0.00015 4.9212 10
4.9212 10
0.000007
0.065617
mm x ft
x ft
D ft
÷
÷
÷
c
= =

El factor de friccion según diagrama de moody
0.02 f =

Relación del tubo del codo con l/d (longitud equivalente) según la asme
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 303
15.35
L
D
= para un codo de 45º
L= L tubos rectos + L tubos de 45º + L tubos de 90º
( )( ) ( ) 90º 14.1538 4 56.6152 0.065617
44.3177 45º
3.7149 90º
L
L tubos de
D
L ft codos de
L ft codos de
= = =
=
=

Determinación de la velocidad (v)
( )
2
2
2
3
3
2
0.065617
0.003439
4 4
0.9090 0.032101
0.032101
9.334839
0.003439
Q
v
A
ft
D
A ft
lts ft
Q
s s
ft
ft
s
v
ft s
t t
=
= = =
= ÷
= =

Longitu de los tubos
( )
( )
2
2
2
75 39.5 50 52
216.5 7.10302
7.10302 44.3177 3.7149 58.5237
0.02 58.5237 9.3348
24.1557
2
0.065617 2 32.174
e
e
L
L cm cm cm cm
L ft
L ft ft ft ft
ft
ft
s
L v
h f ft
ft D g
ft
s
= + + +
= ÷
= + + =
| |
| |
|
|
|
\ . | |
| |
\ .
= = =
| |
| |
\ .
\ .
|
\ .

2 2
2 2
3 3
21 3024
23 2
48.4779
62.379 62.379
L
lb lb
lb lb
p in ft
in in
h ft
lb lb
ft ft
µ
÷
÷
A
= = = =
g 2
v
D
L
f h
2
L
|
.
|

\
|
=
donde,

L
h Caída de presión (ft de flujo)
f Factor de fricción en función de número de Reynolds

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 304
L
Longitud de la tubería (ft)
D
Diámetro interno de la tubería (ft)
v Velocidad media de flujo (ft/s.)
g
Aceleración de la gravedad (32.174 ft/s
2
)



Los resultados teóricos obtenidos para este equipo, concuerdan con los datos obtenidos en
equipo de mecánica de fluidos usados por otros autores [1-5].



Conclusiones

El diseño del equipo para la determinación de pérdidas de carga en tuberías cumple con
los requerimientos para los que se construyó, con esto, se cumple con el objetivo
planteado para su uso en prácticas de laboratorio de la materia de termofluidos de la
carrera de Ingeniería Mecatrónica del ITCC y su posterior uso al servicio del sector
industrial.

Los resultados experimentales concuerdan con los resultados teóricos a través del modelo
matemático empleado en materia de mecánica de fluidos, esto representa el sustento en
que se apoya este trabajo de investigación el cual se concluye con éxito.

La posterior realización de este proyecto pondrá broche de oro al presente y será un gran
desafío, ya que el pensar de todos los integrantes del proyecto es continuar con el
desarrollo de este para poder obtener un banco el cual este mas automatizado y las
practicas se puedan desarrollar con mayor facilidad. Pero en la práctica es donde surgen
los inconvenientes y problemas, siendo realmente ahí donde se ha puesto a prueba lo
aprendido durante este semestre en la materia de termofluidos que es impartida por la Dra.
Leticia Corral Bustamante en el Instituto Tecnológico de Ciudad Cuauhtémoc. Todos
estos retos han sido sorteados exitosamente y se espera realizar innovaciones en el equipo
realizando los ajustes necesarios y convenientes para su puesta en marcha en semestres
posteriores.

Este proyecto es de beneficio para los alumnos de todos los semestres de la Ingeniería
Mecatronica ya que se podrá comprobar, corroborar, analizar y ahondar en el
conocimiento del comportamiento de los fluidos en los sistemas que recorre, totalmente
aplicables en el sector industrial..

Este equipo representa además un modelo didáctico para la impartición del análisis de
fluidos de la materia de termofluidos en el aula, quedando mucho por aprender y
esperando que con la realización del presente, se facilite de gran manera el proceso de
enseñanza-aprendizaje a través de la construcción del propio conocimiento del individuo.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 305


Agradecimientos

Agradecemos fervientemente a DIOS por prestarnos vida y permitirnos estudiar esta
ingeniería y poder adquirir los conocimientos que sin los cuales hubiera sido imposible la
realización de este proyecto, a nuestros padres que gracias a su apoyo y a su fiel
constancia han forjado 7 jóvenes entusiastas que a pesar de la adversidad luchamos día a
día para cumplir todas nuestras metas, también agradecemos a la catedrática Doctora
Ramona Leticia Corral Bustamante que nos impartió la materia de termofluidos la cual
fue la punta de lanza para este proyecto, los conocimientos , las aptitudes y las actitudes
que nuestra profesora tan amable mente nos brindaba y por ultimo pero no menos
importante a nuestro catedrático M.C. Martin Berlanga Reyes que gracias a sus
enseñanzas y apoyo nos han permitido el desarrollo del presente proyecto.



Referencias

[1] Gerhart, P.M., Gross, R.J., y Hochstein, J.I., 1995, Fundamentos de Mecánica de
Fluidos (2ª ed.), Addison-Wesley Iberoamricana, S.A., Estados Unidos.
[2] White, F.M., 1999, Fluid Mechanics (4
th
ed.), McGraw-Hill Companies, Inc., U.S.A.
[3] Kaminski, D.A., 2005, Introduction to Thermal and Fluid Engineering, John Wiley &
Sons, United States of America.
[4] Cengel, Y.A., and Turner, R.H., 2007, Fundamentals of Thermal-Fluid Sciences,
Mcgraw-Hill College, U.S.A.
[5] Horsley, M., 1996, Thermofluids (1
st
ed.), Taylor & Francis, U.S.A.
[6] Moran, M.J., 1996, Fundamentos de Termodinámica Técnica, (1er Tomo), John
Wiley & Sons, Inc., España.
[7] Smith, J.M., y Van Ness, H.C., 1989, Introducción a la Termodinámica en Ingeniería
Química (4ª ed.), McGraw-Hill/Interamericana de México, S.A. de C.V., México.
[8] Smith, J.M., y Van Ness, H.C., 2005, Introducción a la Termodinámica en Ingeniería
Química (6ª ed.), McGraw-Hill/Interamericana de México, S.A. de C.V., México.
[9] Butler, H. W., 2007, "Tracing the Second Law", Feature Article, Mechanical
Engineering.
[10] Shiferaw, D., Huo, X., Karayiannis, T.G., and Kenning, D.B.R., 2007, “Examination
of heat transfer correlations and a model for flow boiling of R134a in small diameter
tubes,” International Journal of Heat and Mass Transfer, 50(25-26), pp. 5177-5193.
[11] Bassily, H., Sekhon, R., Butts, D. E., and Wagner, J. 2007, “A mechatronics
educational laboratory – Programmable logic controllers and material handling
experiments,” Mechatronics, 17(9), pp. 480-488.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 306
[12] Incropera, F.P., y DeWitt, D.P., 1999, Fundamentos de Transferencia de Calor (4ª
ed.), Prentice Hall Hispanoamericana, S.A., México.
[13] Myers, G.E., 1998, Analytical Methods in Conduction Heat Transfer (2ª ed.),
AMCHT Publications, U.S.A.
[14] Shiferaw, D., Huo, X., Karayiannis, T.G., and Kenning, D.B.R., 2007, “Examination
of heat transfer correlations and a model for flow boiling of R134a in small diameter
tubes,” International Journal of Heat and Mass Transfer, 50(25-26), pp. 5177-5193.
[15] Savija, I., Yovanovich, M.M., Culham, J.R, and Marotta E.E.,, 2003, "Thermal Joint
Resistance Model for Conforming Rough Surfaces With Grease Filled Interstitial Gaps,"
AIAA Journal of Thermophysics and Heat Transfer, 17(2), pp. 278-282.

[16] Smith, R.A., and Culham, J.R, 2005, "In-Situ Thickness Method of Measuring
Thermo-Physical Properties of Polymer-Like Thermal Interface Materials," Twenty First
Annual IEEE Semiconductor Thermal Measurement and Management Symposium (Semi-
Therm), San Jose, CA, March 15-17, pp. 53 - 63.
[17] Karayacoubian, P., Yovanovich, M.M. and Culham, J.R., 2006, "Thermal
Resistance-Based Bounds for the Effective Conductivity of Polymeric Thermal Interface
Materials," Semi-Therm 2005, March 14-16, Dallas, Texas.

[18] Karayacoubian, P., Bahrami, M., and Culham, J.R., 2005, "Asymptotic Solutions of
Effective Thermal Conductivity of Particle-Laden Polymers," ASME IMECE, Orlando,
Florida, November 5-11.
[19] Khan, W.A., Culham, J.R., and Yovanovich, M.M., 2005, "Fluid Flow Around and
Heat Transfer From an Infinite Circular Cylinder," ASME Journal of Heat Transfer,
127(7), pp. 785-790.
[20] Teertstra, P., Yovanovich, M.M., and Culham, J.R., 2004, "Analytical Modeling of
Natural Convection in Concentric Spherical Enclosures," 42nd AIAA Aerospace Sciences
Meeting and Exhibit, January 5-8, Reno, NV.
[21] Sunden, B., 2005, “High Temperature Heat Exchangers (HTHE),” Proc. of Fifth
International Conference on Enhanced, Compact and Ultra-Compact Heat Exchangers:
Science, Engineering and Technology, Eds. Shah, R.K., Ishizuka, M., Rudy, T.M., and
Wadekar, V. V., Engineering Conferences International, Hoboken, NJ, USA, September.
[22] Joshi, Y., and Wei, X., 2005, “Micro and Meso Scale Compact Heat Exchangers in
Electronics Thermal Management-A Review,” Proc. of Fifth International Conference on
Enhanced, Compact and Ultra-Compact Heat Exchangers: Science, Engineering and
Technology, Eds. Shah, R.K., Ishizuka, M., Rudy, T.M., and Wadekar, V. V., Engineering
Conferences International, Hoboken, NJ, USA, September.








Proceedings Book ECITE 2012


Página | 307













APÉNDICE A






MANUAL PRÁCTICO PARA EL USO DE BANCO DE ENSAYOS DE PERDIDA
EN TUBERÍAS

Este banco de ensayos fue elaborado con fines de aprendizaje experimental, para la
materia de Termofluidos, el cual se utilizó con una bomba que tiene ciertas
especificaciones, la cual nos arroja un gasto de 54 l/min y es de ½ hp, en caso de realizar
prácticas con alguna bomba de diferentes especificaciones hay que calcular el gasto en
caso de que esta no lo indique, en nuestro caso la forma de calcular este fue llenando un
recipiente de volumen especificado y contando el tiempo de llenado.
Verifique que esté lleno el tanque de agua a su máxima capacidad, si llega a utilizar otro
liquido verifique si la bomba pues soportar esa densidad o al líquido.
Visualice si haya daños en la máquina para cuando estén realizando la práctica no haya
ningún accidente.

A continuación se describe la secuencia de pasos para operar con éxito el bano de ensayos
de pérdida en distintos tipos de tubería en el equipo diseñado y construido físicamente.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 308







Paso 1
Elegir una sola línea para hacer la prueba y verifique que no esté dañada la tubería en la
que va a realizar la práctica.



Paso 2
Cerrar todas las demás líneas para evitar accidentes y realizar correctamente nuestros
análisis.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 309


Paso 3
Quitar el tapón de seguridad en la línea a utilizar.



Paso 4
Colocar los manómetros en la línea a utilizar. y ajustarlos con una llave.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 310



Paso 5
Conectar la manguera de la salida de la bomba de agua en el banco de ensayo.



Paso 6
Colocar la otra manguera de la bomba de agua en un recipiente con agua.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 311


Nota: Checar siempre las especificaciones de la bomba, en este caso la bomba utilizada
tuvo que ser purgada antes.
Paso 7
Colocar un recipiente vacío en la salida del banco de ensayo.





Proceedings Book ECITE 2012


Página | 312


Paso 8
Conectar la bomba de agua para que comience a funcionar y dar inicio a las pruebas.



Paso 9

Checar los indicadores electrónicos colocados en un extremo del banco de ensayos, el
cual iniciara en un número aleatorio ya que por fallas técnicas nunca iniciara en cero.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 313


Paso10

Checar las presiones que nos indican los manómetros a la hora de estar trabajando la
bomba de agua. Así como checar en que numero se detiene el contador digital de la salida
y al número resultado restar el número inicial, para obtener el gasto de la tubería
experimentada.


Paso 11

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 314
Realizar cálculos tal y como se realizó en clase según el tipo de flujo.


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 315




Maquina de Carnot

R. Leticia Corral Bustamante, H. Burgara Barraza, J. Barragan, A. Heiras, J.
Armendariz, H. Chavez, J. Mares, A. Caraveo, L. Lopez, R. Hernandez, M.
Manriquez, R. Castillo

Department of Mechatronics Engineering, Technological Institute of Cuauhtémoc City,
Tecnológico Ave. S/N, Z.P. 31500, Cuauhtémoc City, Chihuahua, México
* Author to whom correspondence should be addressed. E-mail:
Leticia.corral@cimav.edu.mx (R.L. Corral); Phone: and Fax: +52 625 5811707 Ext. 101;
et_o05@hotmail.com (H. Burgara); Phone: and Fax: +52 625 5811707 Ext. 101


Abstract

This machine was designed with the objective of showing on a clear way how the Carnot’s
Cycle Works. The cycle consists on the heat absorption between a hot source and a colder
source producing work. Carnot’s machine it’s considered a reversible cycle; but it cannot
actually get a totally reversible cycle due to the heat transfer between the pipes and the
outside. The Carnot machine design was originally intended to be an ideal machine that is
making best use temperature differences to produce mechanical work proportional to the
energy supplied to the system. The machine works with refrigerant R-138a or 240a Freon
on a compressor with a power of 1/8 HP. It has two gauges for measuring fluid pressure
on both cold and hot lines. It has a freezer with a thermometer to be registering the internal
temperature. It also has different thermometers though out the copper tubing to observe
the different temperatures during the cycle. The gas enters the compressor at a temperature
of 0 ° C approximately and leaves the compressor at a temperature of approximated 45
o
.
This crosses the red line (high pressure) through a pressure gauge which records a pressure
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 316
close to the 20kg/cm2. The next step is through a filter and then a capillary tube. The filter
lowers the temperature even more. Completion of the capillary tube splits the pipe into the
freezer and into the compressor starting the cycle again.
Keywords: Refrigeración, Temperatura, Calor, Isotérmica, Adiabática.



Introducción
Durante la revolución industrial las maquinas reemplazaban a decenas de trabajadores
humanos, entre estas máquinas se encuentran las máquinas de vapor, un invento que
revoluciono el mundo. Sin embargo desde su invención siempre se ha querido mejorar una
cosa su eficacia. En 1824 Sadi Carnot un físico e ingeniero francés describió que el calor
no puede pasar de un cuerpo frio a uno más caliente y que la eficacia de un motor depende
de la cantidad de calor que puede utilizar; esto se conoce como la base de la segunda ley
de principio de termodinámica, es por eso que a Sadi Carnot se le considera como el padre
de la termodinámica. Después de muchos años de trabajo descubrió que existe una
relación entre las temperaturas de foco caliente y frio, entre la eficiencia de una máquina.
El trabajo de Carnot es más notable porque fue hecho sin la ventaja de la primera ley, que
no fue descubierta hasta 30 años más tarde. En 1824 estudio la eficiencia de las diferentes
maquinas que trabajan transfiriendo calor de una fuente de calor a otra y concluyo que las
más eficaces son las que funcionan de manera reversible. Para ello diseño una maquina
térmica totalmente reversible que funciona entre dos fuentes de calor de temperaturas fijas.
Esta máquina se conoce como máquina de Carnot y su funcionamiento se llama ciclo de
Carnot. Este ciclo se dice que debería ser “perfecto”; es decir que convierte la máxima
energía térmica posible en trabajo mecánico. El principio de Carnot en un una parte
fundamental en el estudio de la termodinámica por lo que es abarcado en varias
publicaciones y libros de diversos autores [1-12].
Mediante este proyecto se ejemplifica el principio de Carnot de una forma sencilla, clara y
precisa, con el objetivo de explicar el funcionamiento y uso de la máquina de Carnot
operada como ciclo de refrigeración [1].
Los beneficiarios potenciales del presente trabajo de investigación son los alumnos de
nuestra institución, ya que gracias a esta máquina podrán entender de una mejor manera el
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 317
ciclo de Carnot así como también podrán llevar a cabo distintas prácticas para su
formación integral (teoría-práctica).


Nomenclatura

w Trabajo del ciclo (kJ, Btu, Calorías)
Q
H
Calor de un deposito caliente, (Energía, kilojulios, Btu, Calorías)
Q
c
Calor de un deposito frio, (Energía, kilojulios, Btu, Calorías)
Q
ciclo
Calor del ciclo Carnot, (Energía, kilojulios, Btu, Calorías)
C
v
Capacidad Calorífica a Volumen Constante, (Joules kg
_1
K
_1
,Joules mol
_1
K
_1
,
Btu mol
_1
R
_1
,Lb
f
ft mol
_1
R
_1
, BtuLb
f
ftºF)
V Volumen, (Longitud al Cubo, m
3
, ft
3
)
R
Constante Universal de los Gases Ideales (J mol
-1
K
-1

)
Letras Griegas
| Coeficiente de operación para un ciclo de refrigeración (a dimensional)
¸
Coeficiente de desempeño para una bomba de calor, (a dimensional)
θ
H
Temperatura absoluta de un deposito caliente, (Grados Kelvin)
θ
c
Temperatura absoluta de un deposito frio, (Grados Kelvin)

ΔU Cambio de Energia Interna, (Joules, Btu, Lb
f
ft)
ΔT Cambio de Temperatura, (Grados Kelvin)
q
Eficiencia térmica (%)

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 318


Equipo, Materiales y métodos.
A continuación se enlista equipo y los materiales utilizados en el proyecto de
investigación.

Compresor de 1/8 hp
Tubería de Cobre
Congelador
Manómetros
Condensador
Indicador de flujo
Filtro
Tubo capilar
Fusible
Interruptor
Foco

Enseguida se detallara la secuencia que se debe llevar a cabo para el uso adecuado del
equipo para obtener resultados adecuados.
1. Conectar el cable de alimentación eléctrica del equipo a la toma de 110 volts.
2. Colocar un poco de aceite en cada uno de los pozos situados estratégicamente a lo
largo de la tubería de cobre, donde se instalaran los termómetros.
3. Instalar los termómetros en los pozos.
4. Tomar las temperaturas antes de encender la maquina.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 319
5. Accionar los interruptores, para posteriormente esperar a que se estabilice el
sistema (de 15 a 20 minutos).
6. Registrar las temperaturas obtenidas una vez que el sistema se encuentra
estabilizado.
Después de haber encendido el switch para que el compresor inicie su funcionamiento,
luego este empieza a comprimir el gas elevando su temperatura (debido a la compresión
de las moléculas). Este fluido pasa primeramente por la tubería roja, la cual posee un
manómetro el cual mide la presión (alta). Después se filtra al intercambiador de calor, lo
cual reduce su temperatura a una temperatura ambiente, disipando el calor hacia los
alrededores, para así pasar al indicador de flujo el cual contiene una mirilla que nos
permite conocer la dirección del flujo. Más tarde pasa por un filtro que se encarga de
limpiar las impurezas del refrigerante, para a continuación pasar a un tubo capilar, el cual
expande el gas para reducir aún más su temperatura. Posteriormente ocurre una
bifurcación, con un camino que llega directamente al compresor pasando por un
manómetro y otro que llega directamente al congelador, que contiene otros ductos internos
por el cual el gas se va expandiendo, enfriando mayormente el compartimiento.

Resultados
Se efectuaron 4 pruebas distintas en la misma máquina de Carnot, de las cuales se
adquirieron los datos experimentales que se encuentran en la Tabla 1.










Proceedings Book ECITE 2012


Página | 320



Tabla 1 Pruebas de laboratorio realizadas en la máquina de carnot diseñada. Datos
experimentales obtenidos.
Variable Experimento 1 Experimento 2 Experimento 3 Experimento 4
T
C
274.15 °K 275.15 °K 275.15 °K 274.25 °K
T
H
309.15 °K 308.15 °K 309.15 °K 313.15 °K
W 93.112 Watts 93.112 Watts 93.212 Watts 93.212 Watts
q
11.32 % 10.70 % 10.99 % 12.42 %
P
1
1.5 Kg/Cm
2
1.4 Kg/Cm
2
1.6 Kg/Cm
2
1.5 Kg/Cm
2

P
2
20 Kg/Cm
2
20 Kg/Cm
2
19 Kg/Cm
2
20 Kg/Cm
2

P
3
18.25 Kg/Cm
2
18.14 Kg/Cm
2
17.295 Kg/Cm
2
16.59 Kg/Cm
2

P
4
1.36875
Kg/Cm
2

1.27 Kg/Cm
2
1.456 Kg/Cm
2
1.3823 Kg/Cm
2

Q
c
730.492 Watts 777.4 Watts 755.09 Watts 657.08 Watts
Q
H
823.75 Watts 870.6 Watts 848.4 Watts 750.28 Watts

Modelado
A continuación se presenta el modelo teórico empleado para el cálculo del trabajo,
eficiencia y cambios de entropía de acuerdo a la Tabla 2.

isotermico Proceso
presiones de Calculo

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 321
3
2
P
P
Ln T R Q
c
=
(1)


(2)

1132 .
15 . 309
15 . 274
1
0
0
= ÷ =
K
K
q
11.32% 100 .1132 = ×

H
Q
W
= q
(3)
q
W
Q
H
=
Watts
Watts hp
Q
H
75 . 823
1132 . 1
212 . 93
1132 .
125 .
= = =
H
C
H C
T
T
Q Q =
(4)
Watts 492 . 730
° 15 . 274
° 15 . 274
75 . 823 = =
K
K
Watts Q
C


presiones las calcular procedemos datos dichos obtenidos vez Una
: Datos
K ° Mol
Joules
8.3144 R =
H
C
T
T
÷ =1 q
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 322
°K 15 . 309 T
H
=
°K 15 . 274 T
C
=
2 20 P
2 cm
kg
=
2 5 . 1 P
1 cm
kg
=
Watts 75 . 823 =
H
Q
Watts 49 . 730 =
c
Q

(Despejar) 1 Paso
isotermico Ciclo ln
3
2
P
P
c
T R Q =
(5)
ln
T R
Q
3
2
H
H
P
P
=

Ln) (Eliminar 2 Paso
3
2 H
T R
H
Q
e
P
P
=

real) molar masa la de funcion en R (Calcular 3 Paso
: Datos
al) experiment (Dato gr 360 gas del Masa =
134a) - R gas para conocido ( 102.3 gas del molar Peso
mol
gr
Dato =

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 323
mol 52 . 3
102.3
gr 360
Moles
mol
gr
= =
K
mol
° mol
Joules
3144 . 8 1 =
K ° mol
Joules
29.1 mol 52 . 3 =

datos) de on (Sustituci 4 Paso
H
T
2
3
P
R
H
Q
e
P
=
(309.15°k)
°k
291
Watts 75 . 823
2
cm
kg
3
20
P
mol
Joules
e
=
2
Cm
Kg
3
25 . 18 P =
(274.15°K)
°K *
291
Watts 45 . 730
2
Cm
Kg
4
5 . 1
P
mol
joules
e
=
2
cm
kg
4
36875 . 1 = P


max
y de | | Calculo
C H
H
T T
T
÷
=
max
|
(6)
8328 . 7
°K 15 . 274 °K 15 . 309
°K 274.15
max
=
÷
= |
C H
C
Q Q
Q
÷
= |
(7)
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 324
8392 . 7
Watts 492 . 730 Watts 75 . 823
Watts 492 . 730
=
÷
= |



El trabajo realizado enlos procesos viene dado por

q
H
Q
=
3 - 2
W
(8)
S
KJ
2769611 . 7
1132 .
Watts 823752 .
W
3 - 2
= =


q
C
Q
=
1 - 4
W
(9)
S
KJ
453105 . 6
1132 .
Watts 730492 .
W
1 - 4
= =

calor. de erencias hay transf no que a debido trabajo existe no y W W
2 - 1 4 - 3
En


H
T
W
W =
min

(10)
°K min
3015 .
°K 15 . 309
Watts 212 . 93
Watts
W = =

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 325
producido trabajo entre fuente la absorbe que calor de e Coeficient


8389 . 8
1132 .
1 1
= =
q



hora por producidos hielo de ogramos Kil


Datos
kg
kJ
335 h
agua
=
h m Q
C
.
=
(11)
s
kg
kg
kJ
m 002181 .
335
KW 730492 .
.
= =
C
T Sc Q
C
A =
(12)
kg
kJ C
Q
Sc 002665 .
°K 15 . 274
KW 7304 .
T
C
= = = A
min s
002665 . 159874 . 002665 .
K
kJ
K
kJ
=

cion) (Interpola te refrigeran del n congelacio de ntalpia E
kg
kJ
kg
kJ
55.35 °C 4
X °C 1
50.02 °C 0
=
=
=

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 326

kg
kJ
h x 5325 . 51
°C 1
= =

134a te refrigeran del C de
V
Calculo
U - T -Cv Q A = A × =
(13)

Datos

Kg
KJ
229.27 U= A
277.15°K 4°C T = = A
T
U
Cv
A
A
=
(14)
8272 .
277.15°K
229.27
Cv
Kg
KJ
= =
°K Kg
KJ
.8272 Cv =

s adiabatico procesos de ecuacion las de Cv despejar poder para tablas de obtuvo se U de valor A El


°K 300.15 ambiente ra temperatu a T y Q T y Q de calor de
C C H H
= Cantidades
q
compresor
W =
perdido
W
(15)
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 327
) 1 ( W
perdido
h
amb
H
T
T
Q ÷ =
(16)
q
c
Q =
perdido
W
(17)
q
H
Q =
perdido
W
(18)

calidad su según trabajos los de e decrecient Orden

KW 01055 . 0 KW)(.1132) 0932 (. W
perdido
= =
KW 02398 . 0 )
15 . 309
15 . 300
1 ( KW 82375 (. W
perdido
= ÷ =
KW 0.0826 KW)(.1132) 7304 (. W
perdido
= =
KW 0.09324 KW)(.1132) 8237 (. W
perdido
= =









Proceedings Book ECITE 2012


Página | 328



Tabla 2 Resultados de los cálculos hechos con el modelo teórico de termodinámica.
Variable Experiment
o 1
Experiment
o 2
Experiment
o 3
Experimento 4
máx
|
7.8232 8.33 8.092 7.03
| 7.839 8.34 9.09 7.05
1 4÷
W
6.453 KJ/s 7.265 KJ/s 6.895 KJ/s 5.2905 KJ/s
min
W
0.3015
Watts/°K
0.302
Watts/°K
0 .3015
Watts/°K

0.2976Watts/°
K
q
1

8.8339 9.3457 9.0926 8.0515
hr producidos hielo de kg

0.732 Kg/Hr 0.711 Kg/Hr 0.756 Kg/Hr 0.657 Kg/Hr
C H
S S A = A
0.1598
KJ/°K min
0.1694
KJ/°K min
0.1646
KJ /°K min
0.1437
KJ /°K min
compressor perdido
W W =
0.01055 Kw 0.0101 Kw .01024 Kw 0.011 Kw
) / 1 (
H amb H perdido
T T Q W ÷ =
0.02398 Kw 0.0279 Kw 0.0246 Kw 0.035 Kw
q
C perdido
Q W =
0.0826 Kw 0.0831 Kw 0.0829 Kw 0.081 Kw
q
H perdido
Q W =
0.09324 Kw 0.0931 Kw 0.09323 Kw 0.093 Kw


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 329
Discusión de los Resultados
Como se puede observar en la Tabla 2, los resultados para el coeficiente de operación, el
trabajo realizado en un ciclo de refrigeración, el trabajo mínimo, los kilogramos de hielo
producidos por hora, los cambios de entropía en los depósitos caliente y frío y el trabajo
perdido en la máquina de Carnot diseñada por estudiantes del ITCC en 2004; arrojan
resultados similares para los experimentos 1-4. Esto se debe a que se operó el equipo en
estado estable, lo que nos permite verificar la congruencia de los resultados obtenidos con
respecto a los resultados esperados.
La eficiencia que se genera en la máquina de Carnot es baja en todos los casos, debido a
que el congelador no se encuentra sellado completamente, lo que origina a su vez que se
produzcan perdidas en su eficiencia.
Observando la conexión de tuberías donde desemboca el tubo capilar y que comprende
dos ramificaciones, una que va al compresor para volver a ejecutar otro ciclo de potencia,
y otra que va al congelador; podemos sugerir, con respecto a la función que desarrolla el
fluido que va al congelador y que una vez que absorbe calor del congelador se devuelve
por donde llego para regresar al compresor e iniciar un ciclo, con la finalidad de contribuir
en una mayor eficiencia de la maquina.
Como podemos observar, el calor en el depósito frio (congelador) y el calor en el depósito
caliente (compresor) arrojan pequeñas diferencias, como consecuencias de las pérdidas
generadas en el depósito frio.
Como era de esperarse, en todos los casos, mientras sea menor la diferencia que exista de
temperaturas entre T
C
y T
H
mayores serán los valores numéricos que arroja el coeficiente
de operación β.

Conclusiones
De los resultados obtenidos mediante los cálculos para la determinación de las variables de
la Tabla 2 para un ciclo de refrigeración en una máquina de Carnot, se puede concluir que,
existe alta confiabilidad en las pruebas realizadas a través de los experimentos 1-4, ya que,
como se puede verificar, los resultados presentan variaciones mínimas, lo que nos permite
corroborar que el equipo diseñado para el estudio de este sistema termodinámico mediante
máquina de Carnot operada como ciclo de refrigeración, es bastante adecuado para la
obtención de datos experimentales que se incluyen en los cálculos de variables
termodinámicas similares a los obtenidos en la industria.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 330
Referencias
1. Corral-Bustamante, R.L., Termofluidos: Fundamentos de Termodinámica y
Análisis de Fluidos, Vol. 1, Temple: Cuauhtémoc, Chihuahua, México, 2012; pp.
1-263.
2. Antonio Barrero Ripoll, M. P. Fundamentos y aplicaciones de la mécanica de
fluidos. Mc Graw Hill.
3. Arango, D. L. Termodinámica (Tercera Edición ed.). Colombia: Escuela
Colombiana de ingenieria.
4. Dra. Ligia Gargallo G., D. D. Termodinámica Química (Segunda Edición ed.).
Chile: Universidad Católica de Chile.
5. F. W. Sears, G. L. Termodinámica, teoría cinética y termodinámica estadística
(Segunda Edición ed.). Reverté, S. A.
6. Goñi, J. C. (2004). Máquinas hidráulicas y térmicas. Lima: Univesidad de Lima
Fondo Editorial.
7. Joh R. Howell, R. O. Principios de Termodinámica paraingenieros. Mc Graw Hill.
8. Mark W. Zemansky, R. H. Calor y termodinámica (Sexta Edición ed.). Mc Graw
Hill.
9. Mataix, C. (2000). Turbo máquinas térmicas (Tercera edición ed.). CiE.
10. Smith, V. N. Introducción a la termodinámica en ingeniería química (Quinta
Edición ed.). Mc Graw Hill.
11. Sonntag, B. Introducción a la termodinámica para ingeniería. Limusa Wiley.
12. William F. Smith, J. H. Fundamentos de la ciencia e ingeniería de materiales
(Cuarta Edición ed.). Mc Graw Hill.



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 331



Ciclo de Carnot
Dra. R. Leticia Corral-Bustamante
1
, S. R. Muñoz
1
, A. Balderrama
2
J. K. Simental
3
,
E. Barredo
4
,

S. E. Loya
5
, N. M. Ponce
6
, L. I. Navarrete
7
, A. K. Ruiz
8
, J. Caraveo
9
, G.
A. Venzor
10
.

Department of Mechatronics Engineering, Technological Institute of Cuauhtémoc City,
Tecnológico Ave. S/N, Z.P. 31500, Cuauhtémoc City, Chihuahua, México
* Author to whom correspondence should be addressed. E-mail:
ale_16_m.8@hotmail.com (A. Balderrama); Phone: +526591025372 o
+526251254193 and Fax: +52 625 5811707 Ext. 101

Received: June 6th, 2012


Resumen

El presente trabajo de investigación se realizó durante la impartición de la materia de
termodinámica, la cual fue impartida por la Dra. R. Leticia Corral Bustamante, de la carrera de
ingeniería mecatrónica durante el semestre I/2012 en el Instituto Tecnológico de Ciudad
Cuauhtémoc. Se diseñó un equipo para demostrar la segunda ley de la termodinámica de una
manera tanto teórica como práctica, basándose en el funcionamiento de una maquina térmica la
cual trabaja con un ciclo reversible, con el objetivo de constatar resultados teóricos y
experimentales en materia de Termodinámica.
El prototipo diseñado se basa en el dispositivo que en 1824 construyó el Ingeniero Sadi Carnot
cuyo propósito es obtener un ciclo para producir trabajo, utilizando un fluido que pueda ser
comprimido y expandido cuantas veces sea necesario, el cual se lleva acabo para crear un
ambiente frio y un ambiente caliente que es utilizado específicamente como un medio de
refrigeración o calefacción según sea el ciclo directo o inverso.
Los resultados de la puesta en funcionamiento o pruebas realizadas, de las cuales presentamos
una de ellas, fueron muy favorables, debido a que se logró elaborar una bomba de calor (ciclo
de Carnot inverso) con una eficiencia y un coeficiente de operación adecuados ( % 28 = q ,
5538 . 3 = ¸ ).

Keywords: Carnot, Maquina térmica, Reversible, Ciclo de Carnot, Termodinámica, 2da Ley
termodinámica, Refrigeración, Bomba de calor.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 332



Introducción

La termodinámica se define como el estudio de la energía, sus formas y transformaciones [1].
La segunda ley de la termodinámica indica que todo proceso es degenerativo, si el resultado
del proceso es una disminución de la energía en cuanto a su capacidad de hacer trabajo el
proceso ocurrirá. El trabajo puede convertirse fácilmente en calor pero este no puede
convertirse continuamente en trabajo. Esto quiere decir que el trabajo es más valioso que el
calor. La primera ley establece la conservación de la energía en todos los procesos, la primera
ley es también incapaz de predecir la dirección o extensión de un proceso dado. Es
precisamente la segunda ley la que puede resolver estas incógnitas.
Toda máquina que opere de forma cíclica y que produzca trabajo no solo debe tomar calor de
una región de alta temperatura, sino que también debe disipar una fracción de él hacia una
región de menor temperatura.
El ciclo de Carnot es un proceso parcialmente reversible ya que el fluido regresa a su estado
original, pero como todo proceso no es completamente reversible ya que existen perdidas de
fluido a lo largo del proceso. Es importante mencionar que los procesos completamente
reversibles no existen ya que existe un número de pérdidas.
Tanto el ciclo de una bomba de calor como el ciclo de un sistema de refrigeración son
totalmente similares, donde, se emplean dos procesos isotérmicos y dos procesos adiabáticos.
[1-3]
Nuestro principal objetivo es realizar un modelo de una maquina térmica la cual demuestra un
proceso reversible, comprobando el ciclo de Carnot de manera inversa. Nuestra investigación
pretende conocer cada etapa del ciclo y lograr un proceso con la menor cantidad de pérdidas
para acercarlo lo más posible a un proceso reversible. Al igual que se desea hacer más
didáctico el uso de este modelo para un mejor entendimiento de este ciclo.
Con este proyecto esperamos un gran aporte al Instituto Tecnológico de Cd Cuauhtémoc
facilitando el aprendizaje de los alumnos en la materia de Termodinámica haciendo así más
fácil la unidad 3 donde se explica la 2da ley de termodinámica y el ciclo de Carnot.
El diseño de nuestras maquinas consisten en una tabla la cual contiene un compresor, un
condensador, un tubo capilar, un evaporador y 2 manómetros estando unidos todos estos
componentes por una serie de conexiones de cobre cerrando totalmente el ciclo.





Proceedings Book ECITE 2012


Página | 333
Materiales y Equipo

En esta sección se presenta la lista de materiales y equipo usados durante las pruebas de Ciclo
Carnot, a saber:
Compresor
Condensador
Tuvo capilar
Evaporador
Manómetros
Líneas de cobre
Soldadura de estaño
Refrigerante 134a

Metodología.

A continuación se explican los pasos a seguir para el uso adecuado del equipo aportados por
los autores.
Para obtener resultados aceptables a la hora de realizar la práctica es necesario seguir dichos
pasos, tomando datos como son las temperaturas y las presiones, para posteriormente calcular
el calor de entrada y de salida, así como el trabajo producido en dicho ciclo.

i. Conectar el cable de alimentacion a la corriente 110V
ii. Introducir aceite de cualquier tipo en los depositos destinados para ellos (pocitos)
iii. Colocar un termometro en cada uno de los pocitos.
iv. Presionar el boton “Compresor” el cual iniciara el trabajo.
v. Esperar aproximadamente 20 minutos como minimo (esperando que se estabilice el
sistema)
vi. Tomar las temperaturas señaladas en los termometros
vii. Checar las presiones de los 2 manometros
viii. Apagar los interruptores
ix. Realizer los calculus correspondientes (experimentacion)
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 334
Haciendo uso de este proceso se obtendrán valores como son temperaturas y presiones
calculanto tanto el trabajo como el calor de entrada y de salida, para poder así calcular
posteriormente la eficiencia de la máquina y su coeficiente de operación.
En el Apéndice A se incluye el Manual del Usuario para el equipo diseñado.



Nomenclatura

Símbolos Concepto Unidades SI e Inglesas
Q q, Calor transferido o absorbido
ft Lb Cal Btu KJ energia
f
, , , ,
C
Q
Calor de un deposito frio o sumidero
ft Lb Cal Btu KJ energia
f
, , , ,
H
Q
Calor de un deposito caliente o fuente
ft Lb Cal Btu KJ energia
f
, , , ,
T Temperatura absoluta R K,
W
Trabajo Realizado
ft Lb Btu J
f
, ,
ciclo
W
Trabajo del ciclo

ft Lb Btu J
f
, ,
¸
Coeficiente de operación para una bomba de calor Adimensional

p P, Presión, presión real de un fluido o presión estática
2 2
, ,
/
÷ ÷
= kgm psia in Lb Pa
area fuerza
f

q
Eficiencia
%

Modelación

Las expresiones matemáticas que representan al fenómeno físico estudiado son descritas a
continuación.

El coeficiente de operación de la máquina térmica viene dado por
C H
H
ciclo
H
T T
T
W
Q
÷
= = ¸
(1)


La eficiencia térmica del sistema termodinámico se calcula con

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 335
H
c
T
T
÷ =1 q
(2)


El trabajo del ciclo se expresa como los calores en la fuente y en el sumidero

C H
Q Q W ÷ =
(3)



Para evaluar los resultados de una maquina térmica, la cual brinde una eficiencia adecuada,
es necesario que no se efectúen tantas perdidas de calor, aprovechando el calor absorbido y
transformándolo en trabajo.

Para considerar si una máquina de Carnot es eficiente o deficiente es necesario realizar una
serie de cálculos los cuales nos determinaran el calor absorbido o desechado, conociendo así
cual es la eficiencia de la máquina, hay que considerar que para una máquina de una
eficiencia del 100% es necesario que dicho sistema no presente perdidas de calor,
aprovechando así todo el calor subministrado.


Práctica de Laboratorio

Siguiendo los pasos del Apéndice A, se obtuvieron los siguientes datos experimentales.


Datos recabados durante la realización de la práctica de laboratorio

Variable Temperatura, °C Temperatura, K
Temperatura de entrada al condensador 100 373.15
Temperatura de salida del condensador 65 340.15
Temperatura de entrada al evaporador -5 268.15
Temperatura de entrada al compresor 6 279.15

Variable Presión, psi
Presión Alta 425
Presión Baja 20








Proceedings Book ECITE 2012


Página | 336
Cálculos

En esta práctica, se determinó la eficiencia de la máquina, considerando la temperatura del
depósito frio y la temperatura del depósito caliente, mediante los cálculos que se muestran.

La expresión matemática para la eficiencia térmica usada, Ec. (2), viene dada por

H
c
T
T
÷ =1 q

Sustituyendo los valores numéricos se encuentra que

K
K
15 . 373
15 . 268
1÷ = q


% 28 = q


La potencia de la bomba es

hp W
8
1
=


Mientras que el trabajo realizado en watts viene dado por

|
|
.
|

\
|
=
hp
kW
hp W
3405 . 1
1
8
1


W W
Ciclo
2487 . 93 =


Sustituyendo valores numéricos, podemos obtener el coeficiente de operación de la bomba de
calor, Ec. (1)

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 337
C H
H
ciclo
H
T T
T
W
Q
÷
= = ¸


K K
K
15 . 268 15 . 373
15 . 373
÷
= ¸

5538 . 3 = ¸


El calor del depósito caliente para las temperaturas obtenidas de la experimentación, se calcula
a partir del coeficiente de operación, Ec. (1) como

ciclo
H
W
Q
= ¸


¸
ciclo H
W Q =


) 2487 . 93 )( 5538 . 3 ( W Q
H
=


W Q
H
38 . 331 =


Finalmente, el calor en el depósito frío, se calcula con la relación de calor entre los depósitos
frío y caliente y el trabajo realizado en el ciclo.

C H
Q Q W ÷ =


) (
H C
Q W Q ÷ ÷ =

) 38 . 331 2489 . 93 ( W W Q
C
÷ ÷ =

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 338

W Q
C
43 . 237 =


Conclusión
Las bombas de calor son una tecnología que permite obtener ahorros energéticos que impactan
en el sector económico. Todo esto debido a que trabajan por medio se ciclos reversible pueden
recuperase energías residuales, pudiendo ser usadas luego donde sea requerido. Esta ventaja
permite reducir el consumo de energéticos en los procesos en los cuales se aplique esta
tecnología.
Esta máquina particularmente servirá en prácticas que se realicen en las materias relacionadas
con la termodinámica, en especial, en la materia de Fundamentos de Termodinámica de la
carrera de Ingeniería Mecatrónica. La práctica realizada en el equipo diseñado sirvió para
calcular teóricamente la eficiencia del ciclo, el trabajo del ciclo y el coeficiente de operación a
partir de datos experimentales. Esperamos que se puedan hacer las mejoras pertinentes para el
manejo de ciclos de refrigeración y calefacción en este diseño de máquina de Carnot, además,
se espera mejorar la eficiencia del ciclo y el coeficiente de operación en ambos procesos.
Los estudios realizados muestran que existe una importante aplicabilidad de estas
Tecnologías. El diseño del prototipo realizado para el estudio del sistema termodinámico para
una bomba de calor, permitió obtener resultados de cálculos de variables termodinámicas a
partir de datos experimentales muy similares a las proporcionadas por la industria.

Agradecimientos
Agradecemos a todos aquellos que nos facilitaron su ayuda para la realización de este
proyecto. A Dios por permitirnos tener vida y salud para entrar al Tecnológico, y estudiar esta
carrera en la que hemos adquirido los conocimientos necesarios. Dra. Leticia Corral
Bustamante, apoyándonos como catedrático de la materia de Termodinámica. Sr. Fernando
Simental ayudándonos en el diseño mecánico ya que sus amplios conocimientos nos ayudaron
a hacer más fácil el proceso. Sr. Marcelo Navarrete el cual nos orientó en el área teórica que
por su carrera técnica nos ayudó a aplicar los conocimientos de forma que la maquina tuviera
un mejor desempeño.A nuestros padres económicamente y también por apoyarnos siempre a
seguir nuestros sueños y metas logrando que siempre tengamos ganas de hacer más y más
proyectos.
Compañía Embotelladora del Fuerte, S. de RL de C.V. (Coca Cola) facilitándonos la compra
de un refrigerador semi-nuevo para la obtención del compresor.

Referencias
[1] Corral-Bustamante, R.L., Termofluidos: Fundamentos de Termodinámica y Análisis de
Fluidos, Vol. 1, Temple: Cuauhtémoc, Chihuahua, México, 2012; pp. 125-192.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 339
[2] Moran, M.J., y Shapiro, H.N., 1996, Fundamentos de Termodinámica Técnica, (1er Tomo),
John Wiley & Sons, Inc., España; pp. 191-220.
[3] Yunus A. C., y Michael A.B, 2009, Termodinámica, (4° edición), miembro de la cámara
Nacional de la Industria editorial Mexicana; pp. 282-316.

Apéndice A

Este Apéndice muestra los pasos para operar el equipo de bomba de calor diseñado para
obtener datos de variables termodinámicas que se usan en los cálculos para determinar el
coeficiente de operación, la eficiencia del ciclo de Carnot y el trabajo realizado durante el ciclo
de operación.

Paso 1
Se carga el compresor con el gas refrigerante 134ª, para esto es necesario utilizar unos
manómetros especiales, conectando la línea amarilla al refrigerante y la línea azul al
compresor.











Proceedings Book ECITE 2012


Página | 340

Paso 2
Se adiciona aceite en los pocitos y luego se enciende la máquina.


Paso 3

Se coloca un termómetro en cada uno de los pocitos.
















Proceedings Book ECITE 2012


Página | 341

Paso 4
Presionar el botón “Compresor” el cual iniciara el trabajo.




Paso 5
Esperar aproximadamente 20 minutos como mínimo (para que se estabilice el sistema)









Proceedings Book ECITE 2012


Página | 342

Paso 6
Tomar las temperaturas señaladas en los termómetros



Paso 7
Checar las presiones de los 2 manómetros



Paso 8
Apagar los interruptores
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 343


Paso 9
Realizar los cálculos correspondientes (con los datos recabados durante la experimentación)

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 344


Efecto De Las Ondas Sonoras Aplicadas A Las Plantas Durante Su Etapa De
Desarrollo
R. Leticia Corral-Bustamante

, Alberto Heiras

, H. M. Burgara

J. A. Barragan, S. S.
Castillo
,
A. Balderrama, H. Chávez, J. Caraveo

Department of Mechatronics Engineering, Technological Institute of Cuauhtémoc City,
Tecnológico Ave. S/N, Z.P. 31500, Cuauhtémoc City, Chihuahua, México


Authors to whom correspondence should be addressed. Email:
leticia.corral@cimav.edu.mx (R.L. Corral); abeto92@hotmail.com (A. Heiras);
Phone and Fax: +52 625 5811707 Ext 101

Received: June 6th, 2012

ABSTRACT
Over the years there have been many theories that wonder about what happens to plants
when you put them under the effects of different kinds of music. In 1973, a woman named
Dorothy Retallack published a book called The Sound of Music and Plants. Her book
detailed experiments that she had been conducting at the Colorado Woman’s College
using chambers and speakers through which she played sounds and particular styles of
music. She watched the plants and recorded their progress daily. Her results where
amassing.
All around the world experiments have been conducted to see how music affects plant
growth. However, the scientific validity and subsequent analysis of the results of these
experiments is debatable. This may be due to the fact that some scientists maintain that
plants have no ears to hear and no brain to process or develop musical taste or music
appreciation, while other scientists argue that plants are living things and certainly react to
their surrounding environment including sounds and music.
This question has still remained a mystery throughout the scientific community.
In 2012 students of the Intituto Tecnológico de Ciudad Cuauhtémoc have decided to
conduct a new scientific experiment. They placed different kinds of plants inside a
hydroponic greenhouse and transmitted the music’s sound waves trough speakers placed
all around the greenhouse. The only difference between the greenhouses is the type of
music this means that all of them are kept in the same environment with the same
conditions such as light, water and cares.
Keywords: Frecuencias, Ondas, Plantas, Desarrollo, Sonido, Introducción

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 345


1. Introducción

Las frecuencias que se producen con el sonido es un fenómeno físico que causa un tipo de
onda que necesita un medio material o incluso el vacío. Este fenómeno estudiado por
famosos fiscos en muchos experimentos explican los efectos de dichas ondas en diversos
objetos y sujetos. En este proyecto de investigación la temática a tratar es precisamente el
efecto de las ondas sonoras, específicamente en las plantas
Los objetivos se enfocan a mejorar el crecimiento de las plantas mediante las frecuencias
musicales, como medio de experimentación, y comprobar su eficiencia en seres vivos. Se
sabe que la música contiene gran variedad de frecuencias las cuales crean diferentes
estímulos en el ser humano. El objetivo de este estudio es determinar cuáles de los sonidos
producen estímulos positivos hacia las plantas mejorando así su desarrollo.
Se toma de base investigaciones sobre este mismo tema, como el realizado en 1973 por
una botánica estadounidense que realizo un estudio científico para determinar los
efectos que tenía la música sobre las plantas, tan exitoso fue este estudio que ese mismo
año público su libro llamado “the sound of miusic and plant” considerando uno de los
estudios más aceptados ante la comunidad científica
i
, otro estudios sobre la absorción de
sonido por parte de la vegetación en condiciones de laboratorio como el realizado por
Burns (1979), quien hizo medidas a las ramas y las acículas de pino en una cámara
reverberante, y encontró que el factor de mayor contribución en la atenuación del ruido
es
la absorción termo viscosa de las ramas
ii
, mientras que Martens y Michelsen (1981)
determinaron la atenuación debida a las hojas usando un vibrómetro en laboratorio, con
cuatro especies de plantas, y encontraron que, aunque la cantidad de energía sonora
absorbida por una sola hoja es muy pequeña, este mecanismo puede contribuir de todos
modos a la atenuación del sonido por las plantas y las comunidades vegetales, ya que el
número de hojas de un árbol adulto puede estar alrededor de 2 × 10^5
iii

En la parte experimental se utilizaran diferentes frecuencias obtenidas de la música así
como la utilización de distintos tipos de plantas (ornamentales y hortalizas), En el
experimento previo se utilizarán parámetros con los cuales se determinaran las diferencias
entre los distintos tipos de frecuencias que se verán reflejados en aspectos como el color
de la planta, grosor del tallo, resistencia de la raíz, pigmentación de las hojas, olor, sabor
entre otros.
Los beneficiarios de este estudio serán aquellas personas que se dedican al cultivo de
plantas de ornamentos, hortalizas y huertos y sus consumidores donde según las hipótesis
planteadas en este proyecto a través de uso de frecuencias de sonido se logrará un mejor
desarrollo orgánico de las plantas así como la eliminación de fertilizantes dañinos al
medio ambiente y a los consumidores de vegetales.
Esta investigación es un estudio para encontrar las frecuencias del sonido que son
positivas en vegetales y posteriormente se aplicará en animales y/o personas con parálisis
cerebral principalmente.


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 346



2. La Problematica
a. Planteamiento del Problema
Durante muchos siglos el estudio de las ondas del sonido ha sido estudiado por
muchos físicos, pero se considera que aun existen muchos misterios sobre el
tema. El sonido y sus frecuencias tienen campos inexplorados por los científicos
así como su uso en el bien de la ciencia, es por eso que existen muchas preguntas
acerca del tema y una de ellas es planteada en este proyecto:
¿Cuál es el efecto de las ondas del sonido musical en las plantas?
b. Hipótesis
Al plantearse una posible respuesta al problema de investigación surgen muchas
afirmaciones entre las cuales el proyecto se enfoca en la siguiente:
El efecto de las ondas del sonido, específicamente las de la música, beneficia el
crecimiento y estimula a la planta.
¿Por qué no ha de ser así? si cualquier humano o ser vivo es estimulado por ondas
musicales en cualesquiera de sus géneros, estas afirmaciones hechas por muchos
estudiosos del tema.

3. Teoría que sustenta la investigación
a. El sonido
Llamamos sonido a las variaciones de presión que se producen en un medio
natural (generalmente, el aire) causadas por la vibración de un cuerpo
iv

b. Decibeles
Es una unidad de medida del sonido la cual mide la presión que este mismo ejerce
el cual se representa en milibares o N/m
2
la forma de representarlo es dB
v

c. La frecuencia
Es el número de veces que se repite, por segundo un ciclo completo, los ciclos
por segundo se miden en hertzios (Hz)
vi

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 347
d. Reflexión y refracción de ondas
Cuando una onda alcanza la superficie de separación de dos medios de distinta
naturaleza se producen, en general, dos nuevas ondas, una que retrocede hacia el
medio de partida y otra que atraviesa la superficie límite y se propaga en el
segundo medio. El primer fenómeno se denomina reflexión y el segundo recibe el
nombre de refracción
vii

e. Motor de pasos
Es un dispositivo electrónico capaz de convertir una serie de impulsos eléctricos
en desplazamientos angulares directos. Esto significa que , a diferencia de un
motor convencional ( que gira de forma continua), es capaz de avanzar una serie
de grados (o pasos) a la vez, dependiendo del estado de sus entradas de control
f. Sonómetro o medidor de sonidos
El sonómetro o decibelímetro es un instrumento que permite medir el nivel de
presión acústica (expresado en dB). Está diseñado para responder al sonido casi
de la misma forma que el oído humano y proporcionar mediciones objetivas y
reproducibles del nivel de presión acústica
viii


4. Materiales.
Para la realización de experimento se requieren los materiales que se muestran a
través de las Figs. 1-4.
a. Tres invernaderos de torre. (Diseño de García 2012).
En la Fig.1 se muestra la base del invernadero.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 348

Los invernaderos de torre en forma de prisma rectangular hecho de barrotes de
madera con una altura aproximada de 1.50 m.












Fig.1 Base del invernadero
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 349
b. Dieciocho botellas de PET de 3 lts.



Fig.2 aquí se pondrán las plantas y es donde la raíz quedara a flote









Fig. 2. Botes que servirán para poner las plantas
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 350
c. Seis kg. De piedra de río



d. Tres plantas de tomate


En la Fig.4 se muestra como esta terminado el invernadero en el cual ser realizara
los experimentos

Fig. 4. Invernadero terminado Fig. 4. Invernadero terminado
Fig.3 armado del invernadero
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 351
e. Tres plantas de ornamento
f. Tres reproductores de música

5. Sección Experimental
Metodología
En este trabajo de investigación se realizara una experimentación mediante un proceso
llamado “Raíz Flotante”, en el cual la raíz estará suspendida en el agua por medio de un
contenedor. Posteriormente, se pondrá un motor de paso que producirá una series de
frecuencias que van vinculadas con la música y que va directamente aplicada a la raíz,
ejerciendo así un estímulo en la planta, también se le aplicará música al exterior de la
planta para obtener un resultado experimental un poco más preciso. Esto con la finalidad
de estudiar las repercusiones que la música desarrolla en las plantas de raíz flotante
(ornamentales y hortalizas).
Pasos del proceso de experimentación
a) Preparar tres invernaderos en condiciones físicas similares (mismos tipos de
plantas de ornamento y hortalizas; composta, ambientación física _luz, oxígeno
y temperatura)
b) Colocar música clásica en invernadero No. 1, música Rock en el segundo y sin
música en el invernadero No. 3
c) Revisión diaria realizando registros, fotografías y videos para observar los
efectos de crecimiento, color y tamaño de los tres invernaderos a la misma hora
de cada día durante un mes
d) En el segundo mes de experimentación cambiar el tipo de frecuencias
utilizando un sonómetro
e) Registro de la observación del crecimiento, y color de las plantas, en el
segundo mes, tomando fotografía y video
f) .- Comparación de los dos meses de observación para tomar nuevas decisiones
y registras resultados



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 352
6. Modelación o Justificación Científica
En el transcurso de la experimentación se determinaran el tipo de frecuencia y el grado
de decibles dependiendo de la música a utilizar y esto se obtendrá gracias a un analizador
de espectros que convertirá la onda utilizadas en frecuencia, con el fin de buscar
la ecuación de la onda que beneficie o perjudique a las plantas
7. Conclusión
Las conclusiones de este trabajo de investigación se basarán en los resultados obtenidos de
la experimentación.
Se espera exponer a distintas especies de plantas a diferentes tipos de frecuencias
musicales dependiendo del tipo de música. Es deseable exponer a las plantas a períodos de
tiempo de 3 horas diarias, tomando notas de los parámetros establecidos para compararlos
entre sí y con el invernadero de control.

Referencias
1
D. Retallack, D. ( 1973) The sound of miusic and plant. Publisher: Devorss & Co (Txp) (June 1973)
Amazon Best Sellers Rank ISBN-10: 0875161707 ISBN-13: 978-0875161709 publicado en
http://www.amazon.com/Sound-Music-Plants-Dorothy-Retallack/dp/0875161707 consultado el 5 de Junio
del 2012
1
Burns, S. H. (1979). “The absorption of sound by pinetrees”. The Journal of the Acoustical Society of
America,
vol. 65, No. 3, pp. 658-661

1
Martens, M. J. M. and Michelsen, A. (1981). “Absorption
of acoustic energy by plant leaves”. The Journal of the
Acoustical Society of America, vol. 69, No. 1 (January1981), pp. 303-306.


1
Publicado en http://www.appuifle.net/cantero_fonetica_y_didactica_pronunciacion.pdf consultado el 15
de junio del 2012

1
Titulo: Algunas Consideraciones Sobre El Ruido
Industrial Como Una Forma De Contaminación
Ambiental
Auto(es): Yolanda Llosas Albuern, Jorge Pardo Gómez, Mónica Mulet Hing,
Jorge Silva Cutiño publicado en http://ojs.uo.edu.cu/index.php/tq/article/view/2601/2135 consultado el 16
de junio del 2012

1
Titulo: El ruido
Autor: Alan Bell
Publicado en http://libdoc.who.int/php/WHO_PHP_30_(part1)_spa.pdf consultado el 16 de junio del 2012


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 353
1
Título: Globered
Descripción: La red social de páginas personales
dirección URL: http://www.globered.com publicado en http://fenomenos-ondulatorios.globered.com/
consultado el 15 de junio del 2012

1
Titulo: Diseño e implementación de un sonómetro con adquisición de datos hacia el PC y Estudio de
contaminación acústica del Servicio Aeropolicial de la Policía Nacional.
Autor: Galarza Eddie,Burbano Chavez, Carlos Ivan,Flores Maigua, Rodrigo Fernando Publicado en
http://repositorio.espe.edu.ec/bitstream/21000/4265/1/T-ESPEL-0683.pdf consultado el 16 de junio del
2012





Proceedings Book ECITE 2012


Página | 354

Calorímetro de flujo
Dra. R. Leticia Corral Bustamante, Lucio Alejandro González Enríquez
+
, Marco
Antonio Flores Trevizo, Alberto Heiras Trevizo, Luis Sujo Rodrí guez, Noemí
Garcí a Lozano, Juan Carlos Núñez Escudero, Luis Alberto Legarda Rodríguez,
Carlos Legarda.

Department of Mechatronics Engineering, Technological Institute of Cuauhtémoc City,
Tecnológico Ave. S/N, Z.P. 31500, Cuauhtémoc City, Chihuahua, México
* Author to whom correspondence should be addressed. E-mail: lucio_ge@hotmail.com (L.A.
GonzálezE.); Phone: +52 625 589 3535 and Fax: +52 625 5811707 Ext. 101

Received: June 14th, 2012

Resumen:
En este documente se realizó una investigación para la construcción de un calorímetro de
flujo adiabático de dos secciones para la obtención de entalpias, con el fin de aportar
equipo al laboratorio de mecatrónica del ITCC y a su vez innovarlo para su introducción
en el sector industrial. También se presenta un panorama general de las principales
técnicas calorimétricas para la determinación de diferentes propiedades termodinámicas,
una breve descripción de alguna de estas, y una pequeña descripción de la selección del
método más adecuado para la determinación de la capacidad calorífica. En el resultado de
la selección se enuncia el fundamento de la calorimetría adiabática, se describen las partes
principales del calorímetro adiabático, los métodos bajo los cuales opera así como la
aplicación en diferentes disciplinas.
Mediante la construcción de este equipo, y debido a la investigación realizada se espera
obtener datos experimentales cercanos a los ya obtenidos por otro calorímetro de su tipo.

Keywords: Calorímetro de Flujo, Entalpia, Calorimetría, Adiabático,
Isotérmico, Temperatura.


1. Introducción
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 355
La experiencia es directamente proporcional a la cantidad de material destruido durante la
realización de experimentos.
La calorimetría estudia el intercambio de calor, en diferentes procesos, mediante un
instrumento denominado calorímetro, que mide el cambio de energía en un sistema al
operar un proceso; que puede ser físico, químico o biológico.
El primer calorímetro, fue desarrollado en 1783 por Lavoisier y Laplace, midieron el
cambio en el calor de un cuerpo caliente, para fundir una cantidad de hielo; se esperaba
hasta que el cuerpo caliente estuviera a la temperatura del hielo y después se determinaba
la masa del hielo derretido.
La construcción de calorímetros ayuda a entender la ciencia de la energía y sus
transformaciones, con un experimento simple se puede deducir el cambio de calor, pero
implica el conocimiento básico de conceptos como: capacidad calorífica, entalpia, poder
calorífico, potencia térmica, etc.
Los calorímetros se diseñan para determinar propiedades termodinámicas específicas; por
ejemplo, existe calorímetros de: flujo, adiabático y algunos indirectos como el método de
laser flash o el calorímetro foto acústico [1-6].

La técnica diseñada y que será construida para el presente proyecto es un calorímetro de
flujo adiabático a presión constante, en que las sustancias fluyen de modo continuo hacia
la celda de mediada, y en el que se controla el flujo de calor del calorímetro al entorno
manteniendo su temperatura constante. Las principales ventajas de la calorimetría de flujo
consisten en que permiten sustancias tanto en fase liquida como gaseosa; permiten
medidas en un muy amplio rango de temperaturas y presiones; presentan ausencia de la
fase vapor en el caso de líquidos; y son calorímetros de fácil manejo y rápidos en la
medida. Sus inconvenientes consisten en que necesitan bombas de inyección muy precisas
así como que requieren un fino control electrónico.

El propósito de este proyecto es elaborar un calorímetro de flujo adiabático para fines
experimentales. Los principales beneficiarios serán los alumnos del ITCC de la carrera en
ingeniería mecatrónica, ya que será de gran ayuda para la realización de prácticas de
laboratorio para la formación integral teoría-práctica de la unidad 2 de la materia de
Fundamentos de Termodinámica [1] que se cursa en dicha carrera. Posteriormente se
mejorara al equipo para introducirlo al sector industrial.


2. Resultados y Discusión
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 356
Mediante el uso del prototipo de calorímetro de flujo adiabático de dos secciones, cuyo
esquema se presenta en la Figura 1, se espera llegar a valores aproximados a los ya
mostrados por otro equipo calorimétrico.
Los datos esperados se muestran en el siguiente recuadro (Tabla1).
Tabla 1.Tabla con los datos obtenidos por otro calorímetro.


Figura 1Calorímetro de flujo adiabático










Temp. Presión
Liquido Vapor Liquido Vapor Liquido Vapori- Vapor
°C bar
sat. sat. sat. sat. sat zacion sat.
vf x10
3
vs uf us hf hfs hs
25 0.03169 1.0029 43.36 104.88 2409.8 104.89 2442.3 2547.2
26 0.03363 1.0032 40.994 109.06 2411.1 109.07 2439.9 2549
27 0.03567 1.0035 38.774 113.25 2412.5 113.25 2437.6 2550.8
28 0.03782 1.0037 36.69 117.42 2413.9 117.43 2435.2 2552.6
29 0.04008 1.004 34.733 121.6 2415.2 121.61 2432.8 2554.5
30 0.04246 1.0043 32.894 125.78 2416.6 125.79 2430.5 2556.3
31 0.04496 1.0046 31.165 129.96 2418 129.97 2428.1 2558.1
32 0.04759 1.005 29.54 134.14 2419.3 134.15 2425.7 2559.9
33 0.05034 1.0053 28.011 138.32 2420.7 138.33 2423.4 2561.7
34 0.05324 1.0056 26.571 142.5 2422 142.5 2421 2563.5
35 0.05628 1.006 25.216 146.67 2423.4 146.68 2418.6 2565.3
Suministro
Bomba
Baño a
temperatur
a constante
Fem aplicada
Sección 2
Descarga
Sección 1
Calentador
T2
P2
T
1 P1
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 357
3. Sección Experimental
La técnica experimental utilizada para la determinación de la entalpía de un líquido es un
calorímetro de flujo adiabático de dos secciones [7].
Una bomba impulsa el líquido a través de tubos de cobre que lo conducirán hasta el
condensador, el cual, estará sumergido en un baño maría que lo mantendrá a presión y
temperatura constante. Al salir del condensador se hará la primera medición de
temperatura y presión, para después continuar hacia el calentador. Este utiliza una
resistencia eléctrica de 1200 W de potencia para calentar el fluido. Al final pasa a un
recipiente adiabático en el cual se toma la medición final de presión y temperatura.


4. Modelación

El planteamiento de las ecuaciones necesarias para el cálculo de entalpias de un fluido
cuando un calorímetro de flujo cuenta con dos secciones a la misma altura, con velocidad
de entrada y salida muy pequeñas, no hay trabajo de eje entre las dos secciones y las
energías cinética y potencial se consideran despreciables, se expresa de la siguiente
manera:

(1)


Donde:
Cambio de entalpias
H
2
Segunda entalpia
H
1
Primer entalpia
Q Calor transferido o absorbido

Para determinar el valor de H
2
y H
1
se utiliza la siguiente fórmula
H = U + pV
(2)


Donde:
U Energía interna
p Presión
V Volumen

Para determinar U se utilizara la formula siguiente:

(3)


Donde:
Ce Calor especifico
m Masa
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 358
Cambio de temperatura

5. Conclusión
Del estudio documental y teórico realizado durante la impartición de la materia de
Fundamentos de Termodinámica el Semestre I/20125, se espera elaborar físicamente un
calorímetro de flujo adiabático funcional de dos secciones, para medir las entalpías y
energía interna de un calorímetro de flujo como equipo de un sistema termodinámico
cerrado en estado estable, para realizar prácticas de laboratorio en el Laboratorio de
Ingeniería Mecatrónica del Instituto Tecnológico de Ciudad Cuauhtémoc y,
posteriormente, brindar servicio con dicho equipo al sector industrial.

Así, este prototipo no solo tendrá propósitos didácticos para la formación integral del
estudiante de ingeniería mecatrónica, si no que posteriormente se buscara innovarlo para
que sea funcional en el ámbito industrial, perfeccionándolo durante las pruebas.

Agradecimientos
Primeramente queremos agradecerle a Dios por habernos otorgado el don de la vida, a
nuestros padres que sin importar las circunstancias nos han apoyado y no nos han dejado
desistir. A nuestros profesores, por habernos otorgado los conocimientos necesarios para
la realización de este proyecto, en especial a la Dra. R. Leticia Corral Bustamante por
incitarnos y darnos la sabiduría para lograr con éxito nuestro cometido.

Referencias
1. Corral-Bustamante, R.L., Termofluidos: Fundamentos de Termodinámica y
Análisis de Fluidos, Vol. 1, Temple: Cuauhtémoc, Chihuahua, México, 2012; pp.
1-263.
2. Cengel, Y.A., and Turner, R.H., 2007, Fundamentals of Thermal-Fluid Sciences,
Mcgraw-Hill College, U.S.A.
3. Horsley, M., 1996, Thermofluids (1
st
ed.), Taylor & Francis, U.S.A.
4. Moran, M.J., 1996, Fundamentos de Termodinámica Técnica, (1er Tomo), John
Wiley & Sons, Inc., España.
5. Smith, J.M., y Van Ness, H.C., 1989, Introducción a la Termodinámica en
Ingeniería Química (4ª ed.), McGraw-Hill/Interamericana de México, S.A. de
C.V., México.
6. Smith, J.M., y Van Ness, H.C., 2005, Introducción a la Termodinámica en
Ingeniería Química (6ª ed.), McGraw-Hill/Interamericana de México, S.A. de
C.V., México.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 359
7. Eduardo, M.G.(2011);Determinación experimental de la entalpía. Tesis Doctoral.
pp. 225-246

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 360


Pies Ligeros
M.C. José Martín Berlanga Reyes
1,
*, Diana Yareli Estrada Trejo
1
, José Alejandro
Rodríguez Núñez
2,
*

y Miguel Ángel Zamarrón Portillo
2

1
Av. Tecnológico s/n
E-Mail(s): martin.berlanga@gmail.com; yareli_wizard@hotmail.com
2
Av. Tecnológico s/n
E-Mail(s): jarn2490@gmail.com; maz_411@hotmail.com
* Autor a quien debe dirigirse la correspondencia


Resumen
Cuando una persona pierde la capacidad de movimiento en sus extremidades
inferiores su estilo de vida se ve afectado en gran medida no solo en su salud física,
sino también en la parte emocional, profesional y de pareja, por lo que se han
desarrollado diversos tipos de tratamientos para los diferentes tipos de
discapacidades. Existen una gran cantidad de personas con discapacidades motoras,
causadas principalmente por lesiones en la médula espinal, mal formaciones
genéticas, entre otras. Un dato relevante es el número de personas que tienen alguna
discapacidad motriz, específicamente el caminar, ya que del total de la población que
muestra alguna discapacidad, el 58.3% presenta éste problema lo que quiere decir
que 3, 345, 994 personas no pueden realizar ningún tipo de desplazamiento. Al dar
movimiento a los miembros inferiores del paciente por medio del prototipo diseñado
y utilizando la técnica del Biofeedback, se reducen los efectos secundarios
ocasionados por la falta de movimiento, brindándole al paciente una mayor calidad
de vida. El movimiento de la órtesis acompañada de los servomotores y el control
electrónico se hace mediante los pulsos eléctricos provenientes de la persona.
Keywords: Órtesis, biofeedback, discapacidad, lesiones, desplazamiento,
miembros, movilidad, servomotores, control, pulsos, automatizado.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 361
1. Introducción
En su libro Biomecánica de la marcha humana normal y patológica, el Dr. Pedro Vera
Luna del instituto de Biomecánica de Valencia describe la locomoción humana normal
como “una serie de movimientos alternantes, rítmicos, de las extremidades y del tronco
que determinan un desplazamiento hacia delante del centro de gravedad”.
El conocimiento de la locomoción humana normal es la base del tratamiento
sistemático y del manejo de la marcha patológica, especialmente cuando se usan prótesis y
órtesis.
El biofeedback se define según el diccionario de psicología (4) como: “Las técnicas de
biofeedback permiten que un sujeto, mediante instrumentos electrónicos que generan
señales auditivas o visuales, tenga consciencia de cambios fisiológicos y biológicos que
normalmente no son conscientes (ritmo cardíaco, presión arterial, conductancia de la piel,
velocidad del pulso ...)”
Con estas técnicas el paciente puede modificar sus propios estados orgánicos y
provocar su normal funcionamiento (5). El objetivo del Biofeedback es conseguir en el
sujeto un control voluntario, sin el uso de instrumentos, de sus propios estados
biológicos(6)
Se sostiene además como hipótesis, que una rehabilitación que utilice tecnología
robótica basada en el concepto de exoesqueletos y el uso del biofeedback, para
complementar la labor del fisioterapeuta, aumentaría el efecto terapéutico ya que podrían
realizarse sesiones de entrenamiento más prolongadas, debido a la reducción en el
esfuerzo muscular del profesional. Además la adquisición de datos representativos de la
evolución del paciente proporcionaría información de ajuste para generar un patrón de
marcha más cercano al normal y adaptándose a la evolución del paciente, haciendo más
rápida su recuperación.
El objetivo principal del presente proyecto es dar a las personas con discapacidad
motora una mayor calidad de vida, devolviendo parcialmente el movimiento en sus
piernas, lo que forma parte de una terapia continua en la que los músculos ya no se verán
atrofiados al permanecer por largos periodos en una sola posición logrando con ello que
las personas sean rehabilitadas en un menor tiempo, además de ganar una enorme
confianza y aumentar el autoestima, que son factores importantes en cualquier ser
humano.
Estas personas suelen estar bajo dependencia de otras para su movilidad, incluso para
su vida social. Pies ligeros tiene la finalidad de motivar a las personas con capacidades
diferentes a tener una mejor autoestima y una mayor independencia.
Según información obtenida del Instituto Nacional de Estadística y Geografía durante
el censo de población y vivienda 2010, México cuenta con una población de 5, 739, 270
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 362
que presentan alguna discapacidad de los cuales el 48.9% son hombres y el 51.1% son
mujeres [3].
Existen diferentes indicadores que nos muestran el origen de este problema que cabe
mencionar se duplicado en los últimos 5 años el número de personas que tienen alguna
discapacidad motriz, en la Figura 1.1, se muestran las discapacidades existentes en
México, específicamente, la motriz presenta un 58.3%, lo que quiere decir que 3, 345, 994
personas no pueden realizar ningún tipo de desplazamiento [3].

Figura 1.1.- Distribución porcentual de la población con discapacidad por tipo de
limitación
Existen ya sofisticados e innovadores sistemas para regresar el desplazamiento de la
marcha a éste sector, mas sin embargo todos y cada uno de ellos presentan un valor en el
mercado demasiado elevado, los diferentes parámetros que se contemplen, como la
firmeza, la resistencia, el aplastamiento, la flexibilidad, la difusión de las presiones, la
restitución rápida o lenta de energía, la elección del material depende de los datos clínicos.
2. Resultados y Discusión
En su libro Biomecánica de la marcha humana normal y patológica, el Dr. Pedro Vera
Luna del instituto de Biomecánica de Valencia describe la locomoción humana normal
como “una serie de movimientos alternantes, rítmicos, de las extremidades y del tronco
que determinan un desplazamiento hacia delante del centro de gravedad” [1].


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 363
El ciclo de la marcha comienza cuando el pie contacta con el suelo y termina con el
siguiente contacto con el suelo del mismo pie. Los dos mayores componentes del ciclo de
la marcha son: la fase de apoyo y la fase de balanceo como se muestra en laFigura 2.1.
Una pierna está en fase de apoyo cuando está en contacto con el suelo y está en fase de
balanceo cuando no contacta con el suelo.

Figura 2.1.- Componentes del ciclo de la marcha
Se pretende que el prototipo de órtesis de la pierna humana sea capaz de recrear todos
los movimientos generados en la marcha humana normal [2]. Para esto es necesario
conocer a fondo qué es lo que pasa con cada uno de los segmentos de la pierna al caminar.
En la Figura 2.2, se muestra el diseño del prototipo hecho con el software SolidWorks
Premium 2012, se ven los elementos necesarios para permitir la movilidad independiente
de cada segmento y logre cumplir con todos los movimientos conjuntos de la marcha
humana de cada una de las articulaciones de las extremidades inferiores, los cuales
cuentan con la característica de ser ajustables entre ellos para adaptarse a los diferentes
usuarios.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 364

Figura 2.2.- Órtesis diseñada en solid works
Ya con el modelo listo, se lleva a cabo la fundición de éstos elementos en aluminio con
cajas de arena sílica a molde abierto, fabricadas especialmente para cada pieza (Figura
2.3), obteniendo así el material necesario para llevar a cabo la fabricación de la órtesis.

Figura 2.3.- Pieza fundida a molde abierto en arena sílica
A la fecha, se trabaja en la fabricación de estos elementos de la ortesis, es decir, se
están maquinando mediante el uso de fresadora convencional las piezas previamente
diseñadas para su posterior ensamble y pruebas.



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 365


Figura 2.4.- Maquinado de un elemento de la órtesis en fresadora

3. Sección Experimental
El proyecto se divide en 3 etapas, la primera, es la electrónica, es decir, la detección de
los pulsos eléctricos del cuerpo humano, esto ya se logró, únicamente prender y apagar un
LED, mediante los músculos del antebrazo, con esto se esta buscando que la persona
intente activar o desactivar el Led, pero al nivel de la lesión medular. Es aquí donde la
técnica del Biofeedback refuerce o enseñe al paciente a ir recuperando el tono muscular en
sus extremidades inferiores ó en el mejor de los casos, que se vaya disminuyendo el efecto
colateral de la falta de control de la vejiga e intestinos, la segunda etapa es la fabricación
de la órtesis, a la fecha ya se tienen todas las piezas maquinadas, pero no se termina su
ensamble. En la última etapa, se unirán las etapas anteriores, logrando un exoesqueleto
que se active con la voluntad de quien lo este usando.

4. Conclusión
Lograr que los pacientes lleven simultáneamente la terapia de movimiento, con la
utilización de la órtesis mediante control eléctrónico y la terapia de biofeedback, el
paciente lograra una recuperación más rápida con menos esfuerzo y mejores resultados, e

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 366
incluso la movilidad total de su cuerpo ya sea voltariamente o por medio de la misma
órtesis.
De la misma manera se concluye que al crear un aparato fácil de manejar, liviano, que
tenga acceso a un gran número de espacios y lugares, con un costo accesible para la
mayoría de la población con discapacidad motriz, será el reto a vencer.
La finalidad de la utilización del BioFeedback es el aprendizaje del control de las
emociones, percibiendo el pensamiento nocivo rápidamente para comenzar a
boicotearlo con técnicas de focalización de la atención, las cuales se aprenden durante el
tratamiento. De este modo es uno mismo quien comienza a gobernar a sus emociones y no
el torbellino de emociones el que nos gobierna, logrando de esta manera el control total de
la emociones y la influencia de las mismas sobre el cuerpo, disminuyendo el stress y
aumentando el autoestima y la confianza para continuar del mejor modo posible con el
camino de la recuperación.

Agradecimientos
El principal agradecimiento es para Dios por poner en nuestro camino este proyecto
con el cual esperamos poder ayudar a muchas personas con discapacidad, al M.C. José
Martín Berlanga Reyes por brindarnos la oportunidad de participar en este gran proyecto y
otorgarnos su apoyo incondicional en cada momento.

Al Instituto Tecnológico de Cd. Cuauhtémoc por facilitarnos las herramientas
requeridas para lograr llevar a cabo el proyecto, de igual manera agradecemos a los
docentes que nos han dado su apoyo y colaboración.

Al grupo de 4to. semestre de la carrera de ingeniería Mecatrónica quienes colaboraron
en la elaboración de ciertas piezas que complementan la órtesis.

Referencias y Notas
1. Dr. Vera Luna, Pedro: Biomecánica de la marcha humana normal y patológica,
Valencia, editorial IBV, 1999.
2. UNAB - Ingeniería Mecatrónica. J. Grosso y D. Tibaduiza. Exoesqueleto de piernas
para rehabilitación.
3. http://www.censo2010.org.mx/
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 367
4. Diccionario de psicología científica y filosófica, consultado el 2 de Junio en
http://www.e-torredebabel.com/Psicologia/Vocabulario/Biofeedback.htm
5. http://www.neurobitsystems.com/es/, (consultado el 2 junio)
6. Getting Started with Neurofeedback, John N. Demos, Norton and Company Inc, 2005
7. © 2012 por los autores; ISBN: , Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua, México.






































Proceedings Book ECITE 2012


Página | 368






Foro










Proceedings Book ECITE 2012


Página | 369



Comunidad Menonita y su Desarrollo

María Elena Trujillo Salas
1
* Mirta Griselda Loya Martínez
2
, Salvador Genaro
Vázquez Floriano
3
, Angélica Chacón Licón
4
, Carmen Ramírez Campos
5
, Olga Ruíz
Quiñones
6

1
Calle 7ª. No. 464, Col. Centro, Cd. Cuauhtémoc, Chih., México.
trujillosalasmaria@hotmail.com
2
Calle CNOP 1098, Fraccionamiento Fernando Baeza, Cd. Cuauhtémoc, Chih., México.
m5lm@hotmail.com
3
Calle 7ª. No. 464, Col. Centro, Cd. Cuauhtémoc, Chih., México.
svfloriano@yahoo.com.mx
4
Av. Venustiano Carranza No. 601. Col. Centro, Chihuahua, Chih., México.
angelica.chavez@chihuahua.gob.mx

5
Km 1 Carretera Cuauhtémoc – Álvaro Obregón, Cd. Cuauhtémoc, Chih., México.
chihuahuaviveconlosmenonitas@hotmail.com
6
Av. Venustiano Carranza No. 601. Col. Centro, Chihuahua, Chih., México
or.quinones7@gmail.com

:

Resumen
El Gobierno del Estado de Chihuahua implementa el Programa Sectorial de Chihuahua Vive con
los Menonitas, con el objetivo de promover el desarrollo integral de la comunidad Menonita y su
participación plena en la vida económica, social, política y cultural del Estado.
Los menonitas que radican en la región de Cuauhtémoc, Chih., pertenecen a un éxodo procedente
de Canadá que se apego a la ley de colonización imperante en México en el año de 1921. La
inclinación fuerte a principios religiosos y vida comunitaria, les caracteriza y los ha fortalecido
para convertirse en un detonador económico importante en la región.
El Gobierno del Estado está interesado en fortalecer los esquemas de coordinación con la
comunidad menonita en el Municipio de Cuauhtémoc; por lo que se ha creado una vinculación a
través de la Coordinación del Programa Sectorial Chihuahua Vive con los Menonitas y el Instituto
Tecnológico de Cd. Cuauhtémoc, con el propósito de: 1) Concretar la realización del Censo
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 370
Económico , 2) Fortalecer la actividad turística , 3)Fortalecer a los empresarios 4)Promover y
respaldar la ejecución de proyectos productivos, agropecuarios, desarrollo agroindustrial y
manufactura.

Keywords: Menonita, Desarrollo, Cultura, Etnia.


1. Introducción
El ser humano pasa de ser objeto de desarrollo a ser sujeto de desarrollo. El Gobierno del
Estado de Chihuahua implementa el Programa Sectorial de Chihuahua Vive con los
Menonitas, con el objetivo de promover el desarrollo integral de la comunidad Menonita y su
participación plena en la vida económica, social, política y cultural del Estado. Es un programa
de promueve acciones a favor de la Comunidad menonita, acorde a sus necesidades, a través
de una atención integral por medio de gestiones y canalización con las diferentes dependencias
que conforman el gobierno del Estado. Pretende diseñar, formular y desarrollar programas que
cumplan con las necesidades y expectativas de la comunidad Menonita para proporcionar
mejores oportunidades de desarrollo económico, comercial y social [1].

Para comprender la realidad de la etnia Menonita en el estado de Chihuahua, es necesario
conocer los antecedentes a su arribo; los gobiernos que sucedieron a partir de la consumación
de la independencia, pensaron que el país población Europea que levantase el nivel cultural de
los indígenas, las leyes de colonización fue el procedimiento más indicado para tales fines, una
de las cuales cobijo a los menonitas que radicaban en Canadá y cuyos decretos otorgados
desde su éxodo de los Países Bajos se habían anulado [2].

EL gobierno del General Álvaro Obregón, firmo la concesión otorgada a la Colonia Menonita:
1) No estar obligados al servicio militar, 2) En ningún caso se les obligará a prestar juramento,
3) Tendrán el derecho más amplio de ejercitar sus principios religiosos y practicar las reglas de
la Iglesia, sin que se les moleste o restrinja en forma alguna, 4) Quedan plenamente
autorizados para fundar sus propias escuelas, con sus propios maestros, sin que el gobierno los
obstruccione en forma alguna, 5) Podrán disponer de sus bienes en la forma que lo estimen
conveniente y este gobierno no presentara objeción alguna a que los miembros de su secta
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 371
establezcan entre ellos mismos el régimen económico que voluntariamente se propongan
adoptar [3].

Actualmente la comunidad menonita en el estado de Chihuahua es reconocida principalmente
por su vocación a las labores agrícolas, en los últimos años, ha incorporado procesos con
maquinaria moderna en la producción de lácteos y sus derivados. La industria metal mecánica
ha ido evolucionando, poseen fundiciones y talleres en los que producen implementos
agrícolas, formas metálicas para construcción, piezas para maquinaria, estufas, calentones,
entre otros.

Aun y que el desarrollo de la comunidad menonita en el Estado de Chihuahua es obvio, el
Gobierno del Estado está interesado en fortalecer los esquemas de coordinación con la
comunidad menonita en el Municipio de Cuauhtémoc; por lo que se ha creado una
vinculación a través de la Coordinación del Programa Sectorial Chihuahua Vive con los
Menonitas y el Instituto Tecnológico de Cd. Cuauhtémoc, con el propósito de: 1) Concretar la
realización del Censo Económico , 2) Fortalecer la actividad turística , 3)Fortalecer a los
empresarios 4)Promover y respaldar la ejecución de proyectos productivos, agropecuarios,
desarrollo agroindustrial y manufactura [4].

2. Resultados esperados
En relación al Censo Económico se han diseñado tres instrumentos de recolección de datos,
abalados por los jefes de colonia y de campos menonitas, se pretende iniciar la aplicación en el
mes de septiembre.

En relación a Fortalecer la actividad turística, los avances son significativos, se han
identificado gran parte de los espacios que se consideran valiosos y dignos de ser visitados; se
contempla como resultado esperado en inicios del año 2013, el diseño de la propuesta de guías
turísticas y capacitación para el personal de contacto turístico así como guías de turistas.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 372
Para fortalecer a los empresarios se está trabajando en la organización de la Expo Menonita,
foro que permitirá tener agrupados a la mayoría de los empresarios menonitas para iniciar con
la recopilación de información para la integración del catálogo de productos menonitas.

Con el propósito de promover y respaldar la ejecución de proyectos productivos,
agropecuarios, desarrollo agroindustrial y manufactura, se ha firmado un convenio de
colaboración entre la Secretaría de Desarrollo Social y el Instituto Tecnológico de Cd.
Cuauhtémoc, que les faculta para realizar consultoría y servicios profesionales, residencias
estudiantiles, proyectos de investigación y tesis de maestría.
3. Sección Experimental
El presente proyecto se apoya inicialmente en un proceso de investigación
exploratoria, ya que se requiere un conocimiento de la estructura social y religiosa de
los Menonitas, aun así, por su finalidad será descriptiva, pues busca definir con
claridad las características de las familias, empresas Menonitas, sector agropecuario y
sector turístico; se aplicará el modelo de dos etapas aplicando el enfoque tanto
cualitativo como cuantitativo de forma independiente.

4. Conclusión
El presente proyecto es un esfuerzo conjunto entre el Gobierno del Estado de Chihuahua a
través del Programa Sectorial de Chihuahua Vive con los Menonitas y el Instituto
Tecnológico de Cd. Cuauhtémoc, para desarrollar programas que cumplan con
necesidades y expectativas de la comunidad menonita para proporcionar mejores
oportunidades de desarrollo económico, comercial y social.
Agradecimientos
Se agradece la colaboración de la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno del Estado
de Chihuahua.

Referencias y Notas
1. Programa Sectorial Chihuahua Vive con los Menonitas. 2012.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 373
2. Trujillo, M. E.; Los Menonitas en Chihuahua, su Arquitectura. Tesis. 1991.
3. Jordan, F. Crónicas de un País Bárbaro. México. 1978.
4. Plan Estatal de Desarrollo del Estado de Chihuahua 2010-2012.











Proceedings Book ECITE 2012


Página | 374






Ponencias


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 375



Colector Solar

R. Leticia Corral Bustamante, J. Martín Berlanga Reyes, Adame Castillo Aarón

,
Holguín Moctezuma Luis Ernesto

Department of Mechatronics Engineering, Technological Institute of Cuauhtémoc City,
Tecnológico Ave. S/N, Z.P. 31500, Cuauhtémoc City, Chihuahua, México

Author to whom correspondence should be addressed. E-mail:
aaron.adame.4im@gmail.com (A.A.C.); Phone: and Fax: +52 625 5811707 Ext. 101


Resumen

Este trabajo tiene como objetivo aprovechar la energía solar de una manera eficiente,
económica y al alcance de la población en general, con motivo de beneficiar la situación
ambiental de la región, aprovechando las condiciones climáticas de nuestro estado
mediante el desarrollo de un prototipo tecnológico.
La metodología consiste en concentrar la energía solar en forma de radiación mediante una
antena parabólica de re uso. Dicha parabólica, gracias a sus características, refleja los
rayos solares hacia su foco, que es un principio básico, el cual ya ha sido utilizado
anteriormente, sin embargo el lugar del foco tiene un colector a base de metales, que según
sus características harán una transferencia de calor con el agua/aire, a su vez el proyecto
cuenta con un sistema de realimentación electrónica por un micro controlador
(PIC16f877a) para su auto posicionamiento, mismo que garantizara la máxima captación
de los rayos solares.
Se espera obtener como resultado un eficiente sistema que permitirá ahorrar energía,
uniendo electrónica programable, y los conocimientos que se irán adquiriendo en el aula y
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 376
el estudio de este trabajo de investigación así como el deseo de un mejor planeta, se
obtuvo en primer termino una eficiencia térmica del 2.67% con agua, muy baja para lo
deseada, sin embargo la capacidad de calentar esta en función del tamaño de la parábola,
por tanto optamos cambiar el fluido de agua a aire, para de ese modo obtener una mejor
eficiencia, sin embargo se logro elevar la temperatura del agua hasta los 26°C a partir de la
temperatura ambiental de 18°C.

Keywords: Transferencia de Calor, Energía Solar, Energías Renovables, Colección Solar,
Ahorro de Energía, Automatización por Electrónica Programable, Ecología, Medio
Ambiente, Materiales de Re-Uso

1. Introducción
"Hablamos sobre los recursos naturales como si todo tuviera una etiqueta con el precio.
Pero no podemos comprar los valores espirituales en una tienda.
Las cosas que estimulan nuestro espíritu son intangibles: los viejos bosques, un río claro,
el vuelo de un águila, el aullido de un lobo, el espacio y el silencio sin ruido de motores.
Esos son los valores que las personas olvidan pero que todos necesitan."
George B. Schaller
Diferentes personajes han destinado su tiempo y sus estudios a mejorar los sistemas de
calefacción y refrigeración enfocándose en la eficiencia y más actualmente en el desecho
de la necesidad de combustibles que dañan nuestra naturaleza [1-7].
Últimamente, el hombre admite una verdad innegable, que destruimos el planeta mucho
mas rápido de lo que el mismo se puede regenerar, es por eso que en la actualidad se
buscan y promueven los proyectos amigables con el ambiente, ideas como la nuestra son
comunes en investigadores y emprendedores, sin embargo nuestro enfoque busca
eficientar los sistemas de calefacción de forma diferente a la hasta ahora lograda, con un
sistema completamente ecológico, que no consume energía eléctrica para mantenerse ni
controlarse, además de esto solo ocupa una cantidad mínima de agua sin contaminarla
para, de ser necesario, ocuparla en las labores del hogar como la limpieza[1,6]. Lo cual lo
vuelve un sistema casi ideal.
Con el desarrollo del proyecto se espera disminuir significativamente, primero a nivel
local y regional, el consumo de combustibles fósiles, tales como el gas lp y otros derivados
del petróleo, así como la contaminación que se genera con la utilización de la madera para
el control de la temperatura durante temporadas de frio. En vez de la utilización de dichos
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 377
combustibles, se aprovechara la máxima cantidad posible de energía aportada por la fuente
de calor más grande e importante con la que cuenta el planeta Tierra, el Sol.
El constante mejoramiento del prototipo permitirá expandir los beneficios que el mismo
ofrece y eficientar su funcionamiento. Nuestro sueño es poder hacer llegar estos beneficios
a cada lugar en el que hoy en día se esté haciendo uso de cualquier combustible que afecte
el equilibrio de la naturaleza.
Existen diferentes métodos en los que actualmente se están aprovechando las llamadas
energías verdes. Hablando del Sol, las formas en que se aprovecha su energía se
diferencian al Colector Solar en la manera como se captan los rayos solares[4].
Distintos trabajos aplican un principio similar al que se está utilizando en el proyecto del
colector solar. La principal diferencia radica en la forma de captar los rayos del Sol.
Mientas otros solo aprovechan los rayos que llegan directamente sobre superficies planas
con colores obscuros - El cuerpo negro (en nuestro caso el PVC negro) se calienta y cede
el calor al agua y además debido al policarbonato las radiaciones quedan atrapadas dentro
del colector produciendo un calentamiento por efecto invernadero.

2. Modelado

Imagen 1 cálculos de temperatura en prototipo
T
H
=26ºC
aprox.

T
C
=18ºC
De estas se derivan:
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 378


h
H
= 109.07 – 0(2549-109.07) h
H
=109.07 KJ/Kg
h
C
=75.58KJ/Kg

FLUJO MASICO
Para el presente modelado se utilizo un recipiente de 400ml y el tiempo que duro en
llenarse, usando nuestra bomba para llenar dicho recipiente.
Con dicho experimento se pudo deducir el flujo volumétrico, y debido a que 1lt. de agua
es 1kg., es el mismo que el flujo másico.

Volumen= 400ml

Tiempo de llenado=14s
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 379

(

)

( )

[


]



3. Experimento
En las primeras pruebas realizadas, en las cuales se calentó agua en un depósito durante un
día parcialmente nublado en temporada de invierno se logró elevar su temperatura desde
los 18°C hasta los 26°C y después de hacerla pasar por el serpentín se obtuvo una
eficiencia final de apenas el 2.67%.
En una segunda prueba, misma en la que no se utilizó agua y mientras el ambiente estaba
totalmente despejado se logro elevar la temperatura de una lámina de hierro vaciado de
1/8” de grosor hasta los 280°C, siendo que la misma se encontraba a tan solo 20°C antes
de someterla a la acción de los rayos del sol. Las Figuras 2 y 3 muestran lo anteriormente
expuesto.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 380

Figura 2 Muestreo de temperatura

Figura 3 Resultados de la prueba de temperatura en lámina

Los resultados obtenidos de la segunda prueba nos hace pensar que la eficiencia podría
elevarse si al depósito en el que se encuentra el agua que se calienta se le agregan una
serie de elementos de material metálico.

4. Resultados y Discusión
Los resultados experimentales obtenidos en el prototipo diseñado corresponden a una
eficiencia térmica del 2.67% con agua, la cual en realidad es baja para lo deseada, sin
embargo la capacidad de calentar está en función del tamaño de la parábola, por tanto
optamos por cambiar el fluido de agua a aire, para de ese modo obtener una mejor
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 381
eficiencia, sin embargo se logro elevar la temperatura del agua hasta los 26°C a partir de la
temperatura ambiental de 18°C.
Como se mencionó, no se logró la eficiencia que se esperaba pero han surgido distintas
ideas que próximamente se pondrán a prueba y con las que se pretende elevar
sustancialmente la eficiencia del sistema.
Se tienen, de manera más amplia, dos ideas. La primera habla de en lugar de calentar agua,
calentar aire directamente con la ayuda de elementos metálicos; la segunda trata de, al
igual que la idea original, calentar agua pero con una diferencia a lo que se tenía, la
diferencia trata del material con el que se fabricará el depósito además de que se incluirán
líneas de hierro en forma de serpentín para aprovechar y mantener más el calor generado
por los rayos del Sol.


Figura 4 Diseño 3d del prototipo hecho en SolidWorks.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 382

Figura 5 Colector Solar en su primera etapa.

5. Conclusión
Se ha construido un sistema de captación de energía térmica proveniente del Sol por
medio de la reflexión que se produce en una parábola y se proyecta en un depósito
colocado en el foco del mismo. Este es un sistema generador de energía de manera verde,
no contamina la atmósfera y debido a que solo necesita del Sol, funciona durante todo el
año.
Cuando se tuvo construido dicho sistema, se realizaron una serie de cálculos para
determinar la eficiencia. El primer prototipo presento una eficiencia del 2.67%, algo
inferior a lo que se esperaba. El resultado tan bajo se atribuye a que el depósito no estaba
protegido al 100% contra la intemperie, además que el calor del agua se extrajo por medio
de un serpentín de refrigerador, lo que hace que el agua tenga que recorrer un largo
camino antes de regresar al depósito para ser recalentada.

Se desea que la eficiencia sea incrementada en, por lo menos, un 8% para lograr tener una
eficiencia final superior al 10% en la parte final del proceso. Para lograr esto, como se ha
comentado anteriormente, cubrir el depósito con un material nuevo, además de modificar
el modo de transportar el agua.

El modelo teórico simula adecuadamente los datos experimentales obtenidos.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 383
Agradecimientos
Principalmente agradecer a Dios, sin Él no estaríamos hoy en este mundo y gracias a Él
tenemos las oportunidades de que hoy disfrutamos. Se agradece también a la Dra. R.
Leticia Corral Bustamante por la invitación a participar en tan importante evento y por la
motivación con que siempre impregna a todos sus estudiantes. Una mención especial a
quienes de alguna u otra manera formaron parte del desarrollo de esta idea, a nuestras
familias y seres queridos que siempre nos han brindado su apoyo y han ayudado a que
salgamos adelante y siempre busquemos hacer algo para mejorar nuestro entorno.

Referencias y Notas
[1]Taller Ecologista Rosario, Argentina: Manual de construcción de Colectores Solares
http://www.tallerecologista.org.ar/rosariosolar/manuales/ManualdeConstrucciondeColecto
resSolaresTermicos-TE.pdf (2012). Accesed 08 June 2012.

[2] Gerhart, P.M., Gross, R.J., y Hochstein, J.I., 1995, Fundamentos de Mecánica de
Fluidos (2ª ed.), Addison-Wesley Iberoamricana, S.A., Estados Unidos.

[3] White, F.M., 1999, Fluid Mechanics (4th ed.), McGraw-Hill Companies, Inc., U.S.A.

[4] Adfer, Dazne.: Solar energy with vacuum tube. Renewable energy, Sustainability
http://blog.is-arquitectura.es/2007/05/07/energia-solar-con-tubos-de-vacio/ (2007)
Accessed 08 June 2012.

[5] Horsley, M., 1996, Thermofluids (1st ed.), Taylor & Francis, U.S.A.

[6] B02 Instalaciones de Equipos Solares Domésticos.
Prosol. Norma Española. Junio 1999.

[7] T. Cabirol, A. Pelissou y D. Roux. El Calentador
Solar de Agua. Manuel Company Editores.
Barcelona. 1984.



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 384

Apéndice A
Manual Práctico de Uso Colector Solar

1.-Instalar los reflectores en un punto con Sol, techo o lugar alto de preferencia.



2.-Verificar que los reflectores apunten al mismo punto dentro del recipiente externo que
contiene el fluido, en caso contrario se deberán ajustar soltando unas tuercas que tienen los
reflectores por atrás, y moviéndolo para que apunten ambos al mismo punto.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 385
3.-Una vez verificada la posición de los reflectores, esperamos un rato para que se caliente
el depósito en el que se encontrará el fluido a calentar.

4.-Cuando se caliente, encendemos la electroválvula para que empiece a circular el fluido
por medio la tubería, de esta forma se empezara a calentar la habitación donde se tenga
funcionando el ventilador.


Figura que representa una vista del posible deposito.

5.-Si alguno de los reflectores se ensucia o daña, limpiarse con cualquier liquido para
limpiar vidrios y en caso que sufra algún daño se deberá sustituir para mantener la
eficiencia del sistema.

6.-Los reflectores funcionaran mejor en un ambiente sin viento y/o sin nubes

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 386


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 387




Factores que han modificado los hábitos de consumo en
la alimentación de las familias menonitas en la región de
Cuauhtémoc, Chih.

Luis Fernando Cruz Escárcega
1
, María Elena Trujillo Salas
2,
*
1
Calle 8ª. No. 628, Col. Centro, Cd. Cuauhtémoc, Chih., México.
luistyper@hotmail.com
2
Calle 7ª. No. 464, Col. Centro, Cd. Cuauhtémoc, Chih., México.
trujillosalasmaria@hotmail.com



Resumen
Los hábitos de consumo de los Menonitas que viven la región en Cuauhtémoc, Chihuahua
se han visto afectados por una gran variedad de factores, para describir los factores que
han modificado los hábitos de consumo en la alimentación de las familias menonitas en la
región de Cuauhtémoc, Chih., se realizaron entrevistas para generar la historia de vida a
personas que son parte de la comunidad Menonita de Cuauhtémoc. El uso de medios de
transporte y el autoservicio fueron los factores con mayor relevancia, en segundo término
se encuentran los productos nuevos que elaboran los menonitas, y, en tercer término
destacan las tiendas de servicio más cercanas, más productos en venta, publicidad en
tiendas, relación con menonitas de EEUU, productos en envases pequeños y empresas
transnacionales.
Keywords: Menonita, hábito, consumo.



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 388


1. Introducción
Las creencias y hábitos alimenticios de una cultura, se van transmitiendo de una
generación a otra por instituciones como la familia, escuela e iglesia [1], ya que la
tradición es uno de los factores culturales que más orientan las creencias y hábitos
alimenticios [2].

Los orígenes de la comunidad menonita de la región de Cuauhtémoc, Chih., se remota a la
época de la Reforma Religiosa en los países bajos, le deben su nombre al líder Anabaptista
Menno Simons, por lo que fueron llamados primeramente menistas y posteriormente
menonitas (Hans, 2005). Se han caracterizado principalmente por su austeridad y
sencillez, por procrear familias numerosas que, por tradición, se reúnen en la cocina de su
vivienda a ingerir alimentos ricos en carbohidratos y grasas [3-4].

A través de los años de estadía en la región de Cuauhtémoc, los menonitas, se han
conformado de manera heterogénea; existen cuatro grupos que son el resultado de diversas
evoluciones relacionadas con sus preceptos religiosos: 1) tradicionalistas, son aquellos
apegados a costumbres de mayor tradición, 2) moderadamente tradicionalistas, aquellos
que han adoptado costumbres limitadas ajenas a su comunidad, 3) muy religiosos, al grupo
que ha adoptado costumbres ajenas a su comunidad pero con apego a sus creencias
religiosas, 4) liberales, miembros de los grupos que, además de adoptar costumbres ajenas
cuentan con libertad de salir de la comunidad menonita para estudiar en otros lugares del
mundo [5]. (Henrichs, 2009).

La heterogeneidad de la comunidad menonita, ha permitido que sus miembros adquieran
diferentes hábitos de consumo y que además, éstos hayan sido modificados de generación
en generación, según el apego guardado a sus preceptos religiosos; por lo que el objetivo
del presente estudio va dirigido a describir los factores que han modificado los hábitos de
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 389
consumo en la alimentación básica de las familias menonitas que habitan en el municipio
de Cuauhtémoc.

Existe bibliografía y estudios relacionados con la cultura menonita, con sus orígenes y
costumbres, su actividad agropecuaria e industrial; sin embargo la información relacionada
con sus hábitos alimenticios es escasa. Conocer los Factores que han modificado los
hábitos de consumo en la alimentación de las familias menonitas en la región de
Cuauhtémoc, Chih., tiene un impacto que va desde el aspecto cultural hasta el económico,
ya que puede incidir en la toma de decisiones relacionada con la posibilidad de nuevos
mercados de consumo.
2. Resultados y Discusión
El análisis general de los factores arrojo lo siguiente: La tabla 1 presenta los sesenta y tres
factores que afectan los hábitos alimenticios de las familias menonitas del municipio de
Cuauhtémoc, de los cuales los más representativos fueron veintitrés, éstos se muestran en
la tabla 2.
Los resultados por generación fueron: Generación 1930-1944 : construcción de la
carretera, uso del neumático, uso del automóvil, cambio en el rol de la mujer, más tiendas
de autoservicio, tiendas de autoservicio más cercanas, más productos de venta, variedad de
productos de consumo, ven la religión como un todo, aprendizaje del idioma español, la
radio, mejores ingresos, estructura socioeconómica, productos en envases grandes, el
autoservicio, compras por mayoreo, compras de otros artículos, productos elaborados
propiamente, crecimiento de la agricultura, crecimiento de la ganadería, compras a largo
plazo, el uso de la electricidad, la comunicación familiar, el uso del autobús, crecimiento
de las queserías, mayores empleos para mayores familias, crecimiento del corredor
comercial, regionalización de las tiendas menonitas, empresas trasnacionales y la
elaboración de nuevos productos por parte de la comunidad .
Generación 1945-1959: la elaboración de la carretera, el uso del neumático, el uso del
automóvil, cambios en el rol de la mujer, más tiendas de servicio, tiendas de servicio más
cercanas, más productos de venta, variedad de productos de consumo, más oportunidades
de empleo, ven la religión como un todo, aprendizaje del idioma español, relación con los
menonitas de EEUU, la radio, mejores ingresos, formas de pago (trueque), productos en
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 390
envases grandes, productos en envases pequeños, el autoservicio, compras en mayoreo,
compras de otros artículos, productos elaborados propiamente, crecimiento de la
agricultura, crecimiento de la ganadería, compras a largo plazo, el uso de la electricidad, la
comunicación familiar, el uso del autobús, crecimiento de las queserías, mayores empleos
para las familias, crecimiento del corredor comercial, empresas trasnacionales y los
menonitas hacen nuevos productos.
Generación 1960-1974: el uso del automóvil, cambio en el rol de la mujer, más tiendas de
servicio, tiendas más cercanas, más productos de venta, variedad de productos de
consumo, más oportunidades de empleo, ven la religión con moderación, la educación
escolarizada, la economía, la radio, utilización del crédito, productos en envases grandes,
el autoservicio, compra de otros artículos, entrega a domicilio de productos, productos
elaborados propiamente, crecimiento de la agricultura, crecimiento de la ganadería,
compras a corto plazo, venta de productos chatarra el uso de la electricidad, la
comunicación familiar, crecimiento de las queserías, el uso de la tarjeta de crédito,
tienditas de la esquina en los campos, regionalización de las tiendas menonitas, empresas
trasnacionales y la fabricación de nuevos productos por parte de la comunidad menonita.
Tabla 1. Factores que afectan los hábitos alimenticios de las familias menonitas del
municipio de Cuauhtémoc
No. Factor Porcentaje
sujetos que
consideraron
el factor como
influyente
No. Factor Porcentaje
sujetos que
consideraron
el factor
como
influyente
1 Elaboración de la carretera 53.33 33 El autoservicio 93.33
2 El uso del neumático 46.67 34 Compras en mayoreo 60.00
3 El uso del automóvil 93.33 35 Compras de otros artículos 73.33
4 Cambio en el rol de la mujer 73.33 36 Los restaurantes 53.33
5 Mas tiernas de servicio 73.33 37 Entrega a domicilio de productos 53.33
6 Tiendas de servicios más cercanas 80.00 38 Interacción con otra cultura 73.33
7 Más productos de venta 80.00 39 Interacción con otras costumbres 73.33
8 Variedad de productos de consumo 73.33 40 Productos elaborados propiamente 66.67
9 Más oportunidades de empleo 66.67 41 Crecimiento de la agricultura 73.33
10 Ven la religión con moderación 40.00 42 Crecimiento de la ganadería 73.33
11 Ven la religión como un todo 66.67 43 Compras a largo plazo 60.00
12 Ven la religión como complemento 26.67 44 Compras en corto plazo 73.33
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 391
Tabla 2. Factores más representativos que afectan los hábitos alimenticios de las familias
menonitas del municipio de Cuauhtémoc.












13 Menos hijos en las familias
menonita
46.67 45 Venta de productos chatarra 73.33
14 Publicidad en las tiendas 80.00 46 El uso de electricidad 66.67
15 Aprendizaje del idioma español 66.67 47 La comunicación familiar 66.67
16 Relación con menonitas en EEUU 80.00 48 El uso de autobús 46.67
17 Relación con menonitas en Canadá 73.33 49 Crecimiento de las queserías 73.33
18 La educación escolarizada 73.33 50 El uso de la tarjeta de crédito 73.33
19 Educación nutrimental 40.00 51 Productos de importación 66.67
20 La computación 26.67 52 Mayores empleos para las familias 60.00
21 El uso del internet 33.33 53 Tiendas de la esquina en los campos 66.67
22 La economía 46.67 54 Productos enlatados 66.67
23 La radio 73.33 55 Pastas elaboradas 53.33
24 El uso del celular en la actualidad 73.33 56 Crecimiento del corredor industrial 53.33
25 Mejores ingresos 60.00 57 Comprar galletas en vez de hacerlas 53.33
26 Utilización del crédito 60.00 58 Comprar embutidos en vez de
hacerlos
60.00
27 Formas de pago (trueque) 53.33 59 Consumo de vinos y licores 53.33
28 Calidad en servicios 73.33 60 Regionalización de tiendas menonitas 66.67
29 Calidad en productos 66.67 61 Empresas transnacionales 80.00
30 Estructura socioeconómica 53.33 62 Los menonitas hacen nuevos
productos
86.67
31 Productos en envases grandes 66.67 63 Compran repostería ya elaborada 53.33
32 Productos en envases pequeños 80.00 64
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 392









Generación 1975-1989: tiendas de servicio más cercanas, más productos de venta, ven la
religión con moderación, menos hijos en las familias menonitas, publicidad de las tiendas,
relación con menonitas en EEUU, relación con menonitas en Canadá, la educación
escolarizada, educación nutrimental, la economía, el uso del celular en la actualidad,
utilización del crédito, calidad en productos, el autoservicio, los restaurantes, interacción
con otra cultura, interacción con otras costumbres, venta de productos chatarra, el uso de
la tarjeta de crédito, productos de importación, tienditas de la esquina en los campos,
No. Factor Porcentaje sujetos que
consideraron
el factor como
influyente
1 Más tiendas de servicio 73.33
2 Uso del automóvil 93.33
3 Cambio en el rol de la mujer 73.33
4 Más productos de venta 80.00
5 Variedad de productos de consumo 73.33
6 Relación con menonitas en EEUU 80.00
7 Relación con menonitas en Canadá 73.33
8 Educación escolarizada 73.33
9 La radio 73.33
10 Uso del celular en la actualidad 73.33
11 Calidad en servicios 73.33
12 Productos en envases pequeños 80.00
13 Compra de otros artículos 73.33
14 Interacción con otra cultura 73.33
15 Interacción con otras costumbres 73.33
16 Crecimiento de la agricultura 73.33
17 Crecimiento de la ganadería 73.33
18 Compras en corto plazo 73.33
19 Venta de productos chatarra 73.33
20 Crecimiento de las queserías 73.33
21 El uso de la tarjeta de crédito 73.33
22 Empresas transnacionales 80.00
23 Los menonitas hacen nuevos productos 86.67
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 393
productos enlatados, pastas elaboradas, compran galletas en vez de hacerlas, compran
embutidos en vez de hacerlos, consumo de vinos y licores, empresas trasnacionales, los
menonitas hacen nuevos productos y compran repostería ya elaborada.
Generación 1990-2008: el uso del automóvil, publicidad en las tiendas, relación con
menonitas en EEUU, relación con menonitas en Canadá, la educación escolarizada,
educación nutrimental, la computación, el uso del internet, el uso del celular en la
actualidad, calidad en servicios, calidad en productos, productos en envases pequeños, los
restaurantes, entrega a domicilio de productos, interacción con otra cultura, interacción
con otras costumbres, compras a corto plazo, venta de productos chatarra, el uso de la
tarjeta de crédito, productos de importación, tienditas de la esquina en los campos,
productos enlatados, pastas elaboradas, compran galletas en vez de hacerlas, compran
embutidos en vez de hacerlos, consumo de vinos y licores y compran repostaría ya
elaborada.
Los factores más mencionados en las cinco generaciones fueron: el establecimiento de
tiendas de autoservicio más cercanas, el uso del automóvil, el autoservicio y más
productos de venta.
Los factores con mayor representatividad para el 88% de los sujetos entrevistados
femeninos fueron: Tiendas de autoservicio más cercanas, más productos de venta, menos
hijos en las familias menonitas, publicidad en las tiendas, relación con los menonitas de
Canadá, la economía, utilización del crédito, calidad en los servicios, productos en envases
pequeños, los restaurantes, entrega a domicilio de productos, compras a corto plazo, pastas
elaboradas, comprar galletas en vez de hacerlas, comprar embutidos en vez de hacerlos,
empresas trasnacionales, el uso del automóvil, relación con menonitas de EEUU, el uso
del celular en la actualidad, tienditas en los campos, productos enlatados, consumo de
vinos y licores, la elaboración de nuevos productos.
Los factores con mayor representatividad para el 12% restante de los sujetos entrevistados
femeninos fueron: el uso de la tarjeta de crédito, la venta de productos chatarra y
productos de importación.
Los factores con mayor representatividad para el 86% de los sujetos entrevistados
masculinos fueron: el uso del neumático, más oportunidades de empleo, relación con
menonitas de EEUU, relación con menonitas de Canadá, formas de pago (trueque), calidad
en servicios, calidad de productos, estructura socioeconómica, compras a corto plazo, el
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 394
uso del autobús , el crecimiento del corredor comercial, elaboración de la carretera,
cambio del rol de la mujer, más tiendas de autoservicio, tiendas de autoservicio más
cercanas, más productos de venta, variedad de productos de consumo, ver la religión como
un todo, publicidad en las tiendas, aprendizaje del idioma español, la radio, mejores
ingresos, productos en envases grandes, productos en envases pequeños, el autoservicio,
compras de mayoreo, compras de otros artículos, interacción con otra cultura, interacción
con otras costumbres, productos elaborados propiamente, crecimiento de la agricultura,
crecimiento de la ganadería, compras a largo plazo, el uso de la electricidad, la
comunicación familiar, crecimiento de las queserías, mayores empleos para las familias,
regionalización de las tiendas menonitas, empresas trasnacionales y la producción de
nuevos productos por parte de los menonitas. Solo un factor se menciono por todas las
personas entrevistadas masculinas: utilización del automóvil.
3. Sección Experimental
La presente investigación se llevo a cabo en el año 2009, sobre una muestra determinada
por conveniencia de 15 sujetos pertenecientes a la comunidad menonita de la región de
Cuauhtémoc, Chih., con fecha de nacimiento de acuerdo a la clasificación por
generaciones: entre 1930 y 1944, entre 1945 y 1959, entre 1960 y 1974, entre 1975 y
1989, y de 1990 al 2009; a los cuales se les aplicó la técnica de entrevista individual a
profundidad.
El proceso y análisis de los datos se llevó a cabo de la siguiente manera: 1) se seleccionó
la muestra con los menonitas que, aparte de pertenecer a la generación seleccionada,
tuvieran fluidez en el idioma español y accesibilidad a ser entrevistados; 2) se
estructuraron grupos de tres personas por generación; 3) se realizo el análisis de los datos
basados en la información obtenida de las historias de vida; 4) posteriormente se realizó
un análisis de los factores con mayor frecuencia; 5) se realizó el análisis de factores
representativos por generación, y 6) se realizó el análisis de factores representativos por
género.






Proceedings Book ECITE 2012


Página | 395
4. Conclusión
Una vez analizados los datos obtenidos se concluye:
En las primeras tres generaciones 1930-1944, 1945-1959 y 1960-1974 se considera como
factores más representativos que afectan los hábitos alimenticios de las familias
menonitas: 1) las formas de pago, 2) la venta de nuevos productos, 3) la industria, 4) el
autoservicio y 5) el rol de la mujer.
La generación 1975-1989 le da más importancia a: 1) la tecnología, 2) la educación, 3) la
compra de productos ya preparados, 4) la economía, 5) la planeación familiar y 6) a la
gran variedad de tiendas de autoservicio.
En la última generación (1990-2008) los cambios en sus hábitos alimenticios no han sido
tan notorios, sin embargo, para esta generación es considerado como un factor importante:
1) la tecnología, 2) el uso del celular, 3) la televisión, 4) la computación, 5) el uso de la
tarjeta de crédito, 6) compra de alimentos ya preparados, 7) educación escolarizada y 8)
educación nutrimental.
Las últimas dos generaciones coinciden en los factores influyentes: 1) la tecnología, 2) la
educación y 3) la compra de productos ya preparados.
Las mujeres le dan importancia a la planificación familiar, la tecnología, a los productos
alimenticios ya elaborados, la producción de nuevos artículos, los transportes, la
transculturalizacion, el crédito y el autoservicio.
Los hombres consideran el cambio del rol de la mujer en la sociedad menonita como
factor importante, las mujeres consideran que su acción productiva fuera de casa ayuda a
la situación socioeconómica de la familia generando un cambio muy notable en los hábitos
de consumo en la alimentación básica.
En general, el uso de medios de transporte y el autoservicio fueron los factores con mayor
relevancia, en segundo término se encuentran los productos nuevos que elaboran los
menonitas, y, en tercer término destacan las tiendas de servicio más cercanas, más
productos en venta, publicidad en tiendas, relación con menonitas de EEUU, productos en
envases pequeños y empresas transnacionales.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 396
Agradecimientos
Se agradece profundamente el apoyo de la Coordinación de Encuentro con los Menonitas
de Cd. Cuauhtémoc, Chih.

Referencias y Notas
1. Burgess, A. Dean, R.F. La malnutrición y los hábitos alimentarios: USA, 1963.
2. Behar, M. e Icaza S. J. Nutrición, Editorial Interamericana: México, 1972.
3. Enns R. Isaac. Las actividades laborales de los Menonitas, Entrevista personal, ITCC:
México, 2009.
4. Wolf L. Una alimentación básica Menonita, Entrevista personal, ITCC: México, 2009.
5. Heinrichs Cornelio. Circunstancias actuales de la Religión Menonita, Entrevista
personal, ITCC: México. 2009.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 397



LIDERAZGO EMPRESARIAL EN LA REGIÓN DE
CUAUHTÉMOC, CHIHUAHUA

M.C. Ema Cristina Gutiérrez Enríquez
Instituto Tecnológico de Cd. Cuauhtémoc, Coordinación de la Maestría en Administración, Av.
Tecnológico s/n, Cuauhtémoc, Chih., C.P. 31500


Autora responsable M.C. Ema Cristina Gutiérrez Enríquez
cristigutie@gmail.com


Abstract
Objective: Describing the entrepreneurs’ psychosocial features of leadership in the region
of Cuauhtémoc, Chih.
Material and methods: The information was obtained by using personal interviews, about
their business history of twenty one entrepreneurs of the region of Cuauhtémoc, Chih.
The psychosocial features of business success were also obtained.
Results and conclusions: Twenty two psychological features presents in most of the
entrepreneurs and twelve social features were obtained.
Conclusion: Concludes that the region entrepreneurs have psychosocial features to get
them to business success.
Key words: psychosocial features, entrepreneurs leadership, successful entrepreneurs.

Resumen
Objetivo: Describir las características psicosociales de liderazgo de los empresarios de
éxito, de las organizaciones de la Región de Cuauhtémoc, Chih.
Materiales y métodos: Mediante entrevistas basadas en la historia de vida empresarial, de
veintiún empresarios de la región de Cuauhtémoc, se determinaron las características
psicosociales de éxito empresarial.
Resultados y conclusiones: Se encontró que son veintidós las características psicológicas,
que se presentan con mayor frecuencia entre los entrevistados y doce las características
sociales.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 398
Conclusión: Se concluye que los empresarios de la región de Cuauhtémoc, cuentan con
características psicológicas y sociales que les han permitido alcanzar el éxito empresarial.
Palabras clave: características psicosociales, liderazgo empresarial, empresarios de éxito.

I INTRODUCCIÓN
Las condiciones socioeconómicas del país, obligan a los empresarios a salvaguardar retos
políticos, sociales y económicos mediante una efectiva toma de decisión, que será
resultado del conjunto de varios factores, como son su experiencia, capacidad y sus
características personales psicosociales. Esto conlleva a los empresarios a desarrollar una
serie de estrategias, que les permitan hacer crecer el negocio y fomentar habilidades de
liderazgo que los conduzcan al éxito.
Este panorama se agudiza cuando en una región las organizaciones y sus integrantes,
pertenecen a distintas culturas e idiosincrasias, tal como se vive en la región de
Cuauhtémoc, Chih., México., dado que la composición cultural de las empresas
principales y emergentes, es de empresarios y trabajadores tanto menonitas como
mestizos provenientes de las comunidades urbanas y rurales de la zona.
Dada esta estructura multicultural, el liderazgo empresarial, la estructura de grupo, la
capacidad innovativa y la resistencia al cambio por parte de las organizaciones y sus
empresarios, están en función de las diferencias individuales que presentan cada uno de
los empresarios de los grupos étnicos que interactúan entre sí, lo cual genera diferencia en
la visión de los objetivos y métodos para llegar a ellos, teniendo divergencias en cuanto a
los logro de los resultados y provocando un deficiente desarrollo organizacional.
De este modo la función de ser empresario, implica una serie de estrategias
administrativas que permitan en el negocio y a sus integrantes, enfrentar los retos con
disposición de cambio, con la finalidad de alcanzar satisfactoriamente las metas
organizacionales, departamentales y personales. Así mismo la efectividad de la función
directiva, requiere de conocer cuáles son los elementos psicosociales que caracterizan a la
organización, sus dirigentes y su personal.
Por la condición empresarial que prevalece en la región, se torna importante el determinar
que características tanto psicológicas como sociales, han ayudado a los empresarios de la
región, a lograr consolidarse como líderes empresariales de éxito, ya que las empresas que
participaron en el estudio cuentan con más de 15 años de antigüedad.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 399
Desde sus inicios los primeros pobladores de la región de Cuauhtémoc, tanto menonitas,
como los mestizos, mostraron tener una gran calidad humana, inteligencia, capacidad de
trabajar, entusiasmo, ganas de salir adelante, ya que la necesidad de sacar adelante a sus
familias, los llevó a desarrollar una forma empresarial, puesto que empezaron a trabajar la
tierra y a comercializar sus productos, lo cual dio origen al surgimiento de empresas de
comercialización y posteriormente de industrialización, de los productos del campo cómo
semillas, fruta y derivados de la leche.
Los hechos históricos dan una idea de lo que la población de Cuauhtémoc ha desarrollado
en los ámbitos social y económico de tal forma que el crecimiento poblacional, muestra un
cuantioso aumento en número de pobladores y de empresas, actualmente el Municipio, a
través de Fomento Económico (2008), tiene un registro mayor a 3950 empresas, algunas
de ellas con una larga trayectoria empresarial; lo que da pie a considerar que en la Región
de Cuauhtémoc, existen empresas y empresarios exitosos que mediante su forma, técnica y
estrategias utilizadas para dirigir les ha permitido mantenerse al frente de la organización
y han sobrevivido en el mercado.

II MARCO TEÓRICO CONCEPTUAL
El comportamiento organizacional se define según Gutiérrez¨[1], como el estudio y
análisis de la conducta que el factor humano desarrolla dentro de la organización,
provocada por sus relaciones interpersonales, en un ambiente tanto físico como
psicológico, que se ve afectado por el entorno social, económico y laboral que prevalece al
momento de presentarse dicha conducta.
El comportamiento organizacional permite el cambio de enfoque social que se ha
manejado durante muchos años, trazando en los empleados una mentalidad de superación,
de calidad total, también busca el cambio de ideas respecto al comportamiento ético que el
trabajador tiene, puesto que la ética es una forma de calidad en el trabajo y como
individuo; el crecimiento de las organizaciones también ha generado cambio en la forma
de percibir a los diferentes trabajadores de forma individual, considerando que cada uno
de ellos tiene ideas y necesidades diferentes, así mismo el comportamiento organizacional,
busca que la organización convenza al trabajador para que se comprometa con los
objetivos de ésta.
Durante años expone la autora, que los teóricos han tratado de dar explicación al origen de
la conducta de los individuos, en este tiempo se han desarrollado infinidad de teorías que
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 400
de una manera o de otra intentaron sin éxito establecer este origen, finalmente se llega a la
conclusión de que es la interacción de tres factores, el biológico, el psicológico y el social,
los que determinan el comportamiento de un sujeto y su individualidad
La evolución de la psicología diferencial dicen Alcover y Cols.¨[2], que ha permitido el
establecimiento de la medición de las diferencias individuales para su aplicación en el
ámbito laboral. A este respecto, Hellriegel y Cols.¨[3], señalan que es de suma
importancia entender el comportamiento individual de las personas en ambientes
complejos como la organización, ya que el entorno y la influencia de las relaciones
personales generan comportamientos específicos. Menciona Robbins¨[4], que desde el
punto de vista de la administración, lo importante no es establecer las diferencias
individuales, sino saber que hace que la gente tenga éxito como empleado o como alguien
que está al frente del grupo o empresa.
Los diferentes teóricos del comportamiento organizacional coinciden, en que son varios
los factores que establecen las diferencias individuales, que permiten al individuo destacar
en diferentes ámbitos sociales y laborales, estos factores oscilan desde los aspectos más
complejos como la inteligencia, la personalidad, la cuestión de genética, hasta los aspectos
menos complicados como la edad, estado civil y la escolaridad. Sin embargo el hecho de
que estos factores se conjuguen, da lugar a las características individuales que hacen a
cada persona diferente lo que le permite considerarse como alguien exitoso o no.
El empresario nace con algunas de las características que lo pueden hacer alcanzar el
éxito, pero puede desarrollar otras características que también le serán de utilidad, según
lo señala Guerrero [5], y argumenta que estas son las características que diferencian, a los
empresarios de éxito de los demás empresarios: fijación continua de objetivos,
perseverancia, conocimiento del negocio, tolerancia al fracaso, autonomía, iniciativa,
tomar riesgos, son persistentes en la solución de problemas, empuje, conciencia de
capacidades y límites, salud física y mental, manejar la incertidumbre, autocompetencia,
responsabilidad, confianza en sí mismo, versatilidad, ser realista, positivo, flexibilidad,
innovador, creativo, tiene trabajadores a largo plazo, planea a largo plazo, constante,
capacidad de relacionarse, de vender la idea, apoyo de la familia, educación y tener la
edad entre treinta y treinta y cinco o entre cincuenta y cincuenta y cinco años.
El concepto de empresa que expone Thompson¨[6], dice que “la empresa es una
organización social que realiza un conjunto de actividades y utiliza una gran variedad de
recursos (financieros, materiales, tecnológicos y humanos) para lograr determinados
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 401
objetivos, como la satisfacción de una necesidad o deseo de su mercado meta, con la
finalidad de lucrar o no y que es construida a partir de conversaciones específicas basadas
en compromisos mutuos entre las personas que la conforman”, así mismo divulga varios
conceptos de empresa según expertos en la materia, entre ellos menciona a varios autores
como Chiavenato¨[6], quién expone que la empresa "es una organización social que utiliza
una gran variedad de recursos para alcanzar determinados objetivos", de igual forma el
autor señala que para Zoilo Pallares, Diego Romero y Manuel Herrera¨[6], autores del
libro Hacer Empresa: Un Reto, la empresa se puede considerar como "un sistema dentro
del cual una persona o grupo de personas desarrollan un conjunto de actividades,
encaminadas a la producción y/o distribución de bienes y/o servicios, enmarcados en un
objeto social determinado".
Emprender se define como “el hecho de empezar una obra, negocio o algo, especialmente
si entraña alguna dificultad o peligro”, según el Diccionario de la Lengua Española¨[7], así
mismo el Diccionario Manual de la Lengua Española¨[8], y el Diario el País, S.L.¨[9],
señalan que emprender es “empezar a hacer alguna cosa, especialmente cuando exige
esfuerzo y trabajo” y el Kernerman Spanish Learners Dictionary¨[10], define emprender
como “comenzar un asunto de importancia o dificultad”.
Empresario es definido por el Diccionario de la Lengua Española¨[7],,como “la persona
que posee o dirige una industria, negocio o empresa”, mientras que la Organización de las
Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)¨[11],, define empresario
como “la persona o empresa que desea emprender una actividad mercantil, reuniendo los
recursos necesarios y arriesgándose al éxito o fracaso”, así mismo el Departamento de
Estado de Estados Unidos, a través de la Oficina de Programas de Información
Internacional¨[12], define como empresario a “la persona que organiza y dirige una
empresa y asume el riesgo correspondiente”.
El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, a través de su portal
empresarial¨[13], definen al empresario como “un emprendedor que asume el reto de crear
una empresa, el empresario es un protagonista de la vida económica que con su esfuerzo,
disciplina y dedicación logra mantener vigente su empresa, de hacerla competitiva, de
vencer adversidades, de aprender y desaprender día a día”
El fundador de una compañía prestigiosa en Estados Unidos, Yum, Yum, Donut Shop Inc.,
[14],, describe las características que debe tener un empresario para considerarse de éxito,
el autor argumenta que deben considerarse los siguientes aspectos como ser autosuficiente,
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 402
tener ganas y disfrutar de la operación de una empresa, ser el mejor en el producto que
fabrica o servicio que se brinda, de tal forma que se convierta en especialista de su ramo,
concentrarse en la satisfacción del cliente, tener la experiencia directa y personal de estar
al frente del negocio y por último tener conocimientos básicos de contabilidad y de flujo
de fondos.
Así mismo el autor recomienda a los empresarios para que tengan éxito, que estén al tanto
del mercado, que hagan un plan de negocios basado en el cumplimiento de las leyes,
busquen asociarse con otros inversionistas y hacer promoción de la empresa. A este
respecto Curtain¨[15],, argumenta que las empresas de alto rendimiento y su empresarios,
deben cumplir con las características que se enlistan a continuación, organización y
cambio tecnológico, mantener muy buena relación entre con los trabajadores, condiciones
flexibles de trabajo con indicadores del rendimiento laboral, reducir costos, ir a la
vanguardia, mantener altos índices de calidad en el servicio o producto y buscar la
competitividad a través de la inversión en el capital humano.
El Departamento de Estado de Estados Unidos, a través de la Oficina de programas de
información internacional USINFO:STATE.GOV¨[12],, señala que no existe un perfil
estricto para ser empresario de éxito, sin embargo existen algunas características que han
llevado a algunos empresarios a alcanzar niveles de éxito empresarial sorprendente, las
características son las siguientes: creatividad, dedicación, determinación, flexibilidad,
liderazgo, pasión, confianza en sí mismos e inteligencia práctica. De igual forma
recomienda a los empresarios, que traten de aprender o adquirir esas características y en
caso de ser extremadamente difícil, contraten a alguien que posea la característica y que
los apoye, pero lo más importante es estar consciente de sus capacidades y límites.
Las cualidades personales para liderar una organización con éxito según Daft¨[16],,
pueden ser natas o desarrolladas con el tiempo y el autor distingue cuatro de ellas
específicamente, la primera tener una visión personal de largo alcance que reconozca y
apoye una comunidad organizacional diversa, la segunda tener un amplio conocimiento de
las dimensiones de la diversidad y una conciencia de las cuestiones multiculturales, la
tercera tener disposición para cambiar ellos mismos y por último guiar a los empleados y
enseñarles a tomar decisiones, delegando autoridad y responsabilidad.
En su documento Giraldo¨[17], cita a varios autores como Carrión¨[17], quién define el
liderazgo empresarial como la función ejercida por dirigentes empresariales, que tienen
interés de influir no solo en su empresa, sino también en el ámbito social, político y
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 403
económico, a través de agrupaciones empresariales y gubernamentales, así mismo el autor
cita a Gupta y MacMillan¨[17], sugieren que los líderes empresariales se enfrentan a dos
desafíos, el primero enfocado a la creación de condiciones adecuadas para desarrollar una
empresa, con los recursos disponibles y el segundo se refiere a la necesidad de convencer
a la gente de coordinar esfuerzos, para aprovechar los recursos y alcanzar los objetivos.
Los autores señalan que el líder empresarial desempeña cinco acciones principalmente:
Planear y generar el cambio, minimizar la incertidumbre y la resistencia al cambio,
generar compromisos y por último especificar los límites.
Los autores Landy y Conte¨[18], argumentan que para analizar las diferencias entre el
liderazgo masculino y femenino en un escenario organizacional, se deberá considerar que
la industria particular está dominada por hombres o mujeres; por lo que citan el estudio
hecho por Gardiner y Tiggeman¨[18],, quienes analizaron entre sesenta hombres y sesenta
mujeres gerentes de industrias de dominio masculino, como son industrias,
organizaciones de automotores, tecnología de la información y de transformación de
madera entre otras, y también organizaciones de dominio femenino, como serían
educación infantil, estéticas y enfermería, entre otras. Encontraron que los escenarios de
dominio masculino, no favorecen el estilo de liderazgo femenino orientado a las relaciones
interpersonales y sí las gerentes se esforzaban por mantener una orientación hacia la
relación, su salud mental se mermaba, contrario a los gerentes hombres que adoptaban un
estilo orientado a la relación, en este mismo escenario, los cuales mejoraron su salud
mental. Por lo que se concluyó que las mujeres al tratar de mantener su forma esperada de
actuación, encontraron resistencia, lo cual no sucedió con los hombres al actuar en forma
no esperada.
La autora Stelter¨[16], citada por Daft¨[16], señala que en las investigaciones hechas para
identificar la forma de actuar de los líderes hombres y mujeres, se ha encontrado que los
hombres actúan en forma agresiva y seguros de sí mismo, mientras que las líderes
mujeres, se identifican por su interés en las relaciones, en la inclusión de la gente en el
grupo, en la participación y el cuidado de otros. Una líder como Deborah Kent, quién fue
la primera mujer en dirigir una planta de montaje de vehículos, para Ford Motor Co., se
caracterizó por estar dispuesta a compartir el poder y la información, a estimular el
desarrollo de los trabajadores y a luchar por mantener el valor personal de los demás.
Los autores Landy y Conte¨[18], argumentan que los teóricos varían en sus afirmaciones
sobre las diferencias del liderazgo debido al género y citan el estudio realizado por (Eagly
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 404
y Johnson, 1990) ¨[1],, en el cual a través de un meta-análisis analizaron el estilo y el
género del líder, y se encontró que las lideres mujeres, hacen mayor hincapié en las
relaciones personales, mientras que los hombres hacen énfasis en la tarea.
El grupo Kaizen S. A.¨[19], argumenta que “una empresa alineada y con la visión
compartida del empresario que se rige por valores, hace del cliente su razón de ser y
entiende que la única forma de hacer que su estrategia sea llevada a cabo es por medio de
su recurso humano”. Por lo que el grupo entiende que “dentro de las organizaciones de
alto desempeño se puede considerar aquellas cuyas características sobresalientes las
convierten en modelo a seguir
Haciendo un recuento de la información teórica propuesta por los diferentes autores, se
observan diferentes posturas sobre los elementos personales y sociales que pueden
contribuir a alcanzar los objetivos y metas estando al frente de una organización, por tanto
se concluye que existe suficiente sustento para considerar analizar las diferencias
individuales en los empresarios y poder determinar sus características psicológicas y
sociales que hasta el momento les han permitido llegar a una dirección organizacional
exitosa.

III METODOLOGÍA
La presente investigación es de tipo cualitativa, en la cual se analizó, la información
proporcionada por los empresarios con el fin de determinar las características
psicosociales, que los han llevado a tener éxito en su ramo empresarial. El proyecto se
realizó en la región de Cd. Cuauhtémoc, Chih., México, considerando veinte empresas que
cumplen con la característica de empresa exitosa, se contempla como empresa exitosa a
aquella que tengan más de 15 años de existencia y hayan sido dirigidas todo este tiempo,
por empresarios mestizos y/o menonitas.
Para llevar a cabo la recolección de datos se consideró una muestra de veintiún
empresarios, que están al frente de empresas pertenecientes todos a dos grupos étnicos,
mestizos y menonitas de la región; la muestra fue no probabilística determinada por
conveniencia, la selección de las empresas, se hizo mediante la utilización de las bases de
datos de las empresas de la región, proporcionadas por las instituciones Coparmex,
Canacintra y Fomento Económico del Municipio de Cuauhtémoc, teniendo como únicos
requisitos para considerarse como empresa para el análisis, que la empresa tuviera más de
15 años en el mercado y que el empresario accediera a la entrevista.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 405
Los veintiún empresarios entrevistados todos ellos pertenecientes a los dos grupos étnicos
dominantes en la región, se distribuyen de la siguiente forma, siete de ellos fueron
empresarios hombres mestizos, ocho empresarias mujeres mestizas, cinco empresarios
hombres menonitas y una empresaria mujer menonita; el tiempo que tienen como
empresarios fluctúa entre diez y cuarenta y seis años, con un promedio de veintiún años.
El Instrumento de recopilación de la información que se utilizó, es la Entrevista con cada
uno de los empresarios, se procedió a visitar personalmente a cada uno de ellos y se
solicito su anuencia para realizar la entrevista y grabar la conversación. Las entrevistas
tuvieron un promedio de duración de cuarenta minutos de conversación grabada. Cabe
mencionar que algunos de los empresarios seleccionados originalmente, ya no están al
frente de la organización o se negaron a realizar la entrevista, por lo que se fue
modificando la lista original de empresarios.
El tipo de entrevista fue a profundidad con preguntas abiertas en torno a la vida
empresarial de cada uno de ellos, en base a los siguientes aspectos: Historia personal,
Historia de la empresa, Visión que cada uno tiene de su empresa, Expectativa al iniciar el
negocio, Estrategias utilizadas para dirigir, Etapas más significativas en su trayectoria,
Etapa actual como empresario, Aspectos personales, Participación de la familia en la
empresa y Expectativas a futuro.
Se hizo el análisis general de los datos, donde se vio características como el tiempo de ser
empresarios, la edad de estos, su lugar de procedencia, entre otras. Basado en la
información de cada entrevista, se determinó que características psicológicas y sociales se
presentaban en cada uno de los empresarios, se procedió a agrupar estas características
encontrando que son noventa y tres características psicológicas y ochenta sociales.
Posteriormente se analizó que características eran las que se encontraban con mayor
incidencia en el total de los empresarios.

IV RESULTADOS
El objetivo de la investigación fue determinar las características psicológicas y sociales de
los empresarios exitosos de la región de Cd. Cuauhtémoc, para ello se realizaron los
análisis correspondientes y se encontró lo que a continuación se expone.
4.1 Análisis General de los Datos
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 406
El análisis general de la información muestra que de los veintiún empresarios
entrevistados, la edad fluctúa entre treinta y dos y sesenta y nueve años, con un promedio
general de cincuenta y dos punto nueve años (52.9), en los empresarios hombres mestizos,
se observó que tienen edades entre cincuenta y sesenta y nueve años con un promedio de
cincuenta y siete punto ocho (57.8), mientras que las empresarias mujeres mestizas, tiene
edades entre cuarenta y siete y sesenta y tres años con un promedio de cincuenta y cuatro
(54), años y los empresarios menonitas tiene edades entre treinta y dos y sesenta años con
un promedio de cuarenta y ocho (48). El promedio de edad es menor en los empresarios
menonitas, debido a que uno de los entrevistados solo cuenta con treinta y dos años, pero
no es el empresario fundador de la empresa, es el hijo de este y se le entrevisto a él debido
a que el padre ya casi no participa en la organización.
Los lugares de origen de los empresarios son varios, nueve de ellos son originarios de Cd.
Cuauhtémoc, cinco de Chihuahua, dos de Cusihuiriachi, dos de Belisario Domínguez y los
tres restantes, uno es de Aldama, otro de Rubio y el último del Distrito Federal. El
número de hijo que son en su familia, varía desde el primogénito hasta el menor,
distribuyéndose de la siguiente manera, tres de los empresarios son el primer hijo, tres son
el segundo, tres el tercero, cuatro son el cuarto hijo, uno es el quinto, uno el sexto y uno
de ellos es el menor. De los empresarios entrevistados, catorce de ellos son los fundadores
de la organización, seis son hijos del fundador y uno de ellos no es fundador ni su familiar.
En cuanto a la ocupación que ejerce o ejercía el padre de los empresarios, se encontró lo
siguiente: siete de los padres son empresarios, ocho de ellos son agricultores, cinco son
comerciantes y uno de ellos es técnico.
El grado académico encontrado, fue el siguiente, seis de los empresarios cuentan con
grado de profesionista, uno de ellos es Técnico profesional y los catorce restantes no
cuentan con estudios profesionales. Las profesiones que ejercen los empresarios son muy
variadas, de los empresarios hombres, uno es Contador Público, otro es Cirujano Dentista,
otro de ellos es Licenciado en Derecho con Maestría en Administración y el cuarto es Ing.
Eléctrico, de las empresarias mujeres, una es Licenciado en Educación y otra es Técnica
en Análisis Computacional, y la empresaria menonita es Licenciado en Finanzas.
De los años que tienen los entrevistados como empresarios, se observó lo siguiente: de los
empresarios hombres tienen, uno de ellos veintitrés años, otro veinticuatro, otro
veintiocho, dos tienen veintinueve, uno treinta y siete y uno cuarenta y seis. De las
empresarias mujeres, sus años de experiencia como empresarias son los siguientes, una
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 407
tiene veintiún años, dos tienen veintidós, dos veintitrés, dos treinta y cuatro y una treinta y
seis. De los empresarios menonitas se encontró, que uno tiene trece años, uno tiene veinte,
otro treinta, otro treinta y dos y el último treinta y tres. La empresaria menonita tiene diez
años de empresaria. La antigüedad de las empresas oscila entre quince y setenta y cinco
años, una de ellas tiene quince, tres tienen diez y ocho, una veinte, dos veintiuno, una
veinticuatro, una veintinueve, una treinta y uno, otra treinta y dos, otra treinta y tres, otra
cuenta con cuarenta y dos años, dos de ellas tienen cuarenta y seis, una más tiene cuarenta
y siete, otra cincuenta y siete y la última tiene setenta y cinco años
Dos de los empresarios creen que deben su éxito a la unión familiar, seis creen que se debe
a la dedicación y constancia, dos creen que es debido a Dios, uno a la familia, otra lo
atribuye a que es positiva, otro a que tiene gente capaz que lo rodea y el último cree que se
debe a la calidad del producto. En cuanto a la expectativa del futuro de la empresa, diez y
siete de los empresarios desea que haya un crecimiento de la empresa, tres desean obtener
una franquicia de su negocio, uno desea tener local propio y el último espera mantenerse
en el mercado.

4.2 Características Psicológicas y Sociales de los Empresarios de la Región de Cd.
Cuauhtémoc, Chih.
Se encontraron noventa y tres aspectos psicológicos que caracterizan a los veintiún
empresarios, estos aspectos se presentan en los empresarios en forma variada, de tal forma
que se puede encontrar la característica, tanto en un empresario como en los veintiuno de
ellos. Así mismo fueron ochenta las características sociales encontradas, que de igual
forma, varía la incidencia de presentación de la característica, encontrándose tanto en uno
de los empresarios, como en quince de ellos. Para determinar cuáles son las características
psicológicas y sociales que se presentan con mayor incidencia en los empresarios, se
considero aquellas características que estuvieran presentes al menos en diez de los
entrevistados, variando la incidencia hasta encontrarse en los veintiuno de ellos.






Proceedings Book ECITE 2012


Página | 408



Tabla No. 1 CARACTERÍSTICAS PSICOLÓGICAS QUE SE PRESENTAN
CON MAYOR INCIDENCIA ENTRE LOS EMPRESARIOS
CARACTERÍSTICA PSICOLÓGICA TOTAL DE
EMPRESARIOS
PORCENTAJE
Respetuoso 21 100
Perseverante, luchista 20 95
Inició por necesidad económica 17 80
Persigue su objetivo 17 80
Amor por su empresa, profesión o trabajo 15 71
Trabajador 14 66
Positivo/a 12 57
Busca diferentes formas de alcanzar el objetivo 12 57
Organizado/a, ordenado/a 11 52
Esta consciente de sus capacidades y límites 11 52
Planea 11 52
Cauteloso/a, precavido/a 10 48
Fomenta relaciones armoniosas 10 48
Innovador 10 48
Se esfuerza 10 48
Arriesgado/a, Tenaz 10 48

Del total de características psicológicas y sociales que se encontraron entre los veintiún
empresarios, y la incidencia en cuanto al número de empresarios que tiene la
característica, así como el porcentaje que representa del total del grupo entrevistado. Se
observó que son veintidós las características psicológicas que se encuentran con mayor
frecuencia y doce las características sociales.
De las características psicológicas que se presentan con mayor incidencia entre los
empresarios, se observó que el cien por ciento de los empresarios es respetuoso, el noventa
y cinco por ciento de ellos es perseverante y luchista, el ochenta por ciento de ellos inició
por necesidad económica e implementa cambios paulatinos, el setenta y uno por ciento,
tiene amor por su empresa, profesión o trabajo y el sesenta y seis por ciento, es muy
trabajador. Así mismo, se observa que entre el cincuenta y sesenta por ciento de los
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 409
empresarios, hace planes, es positivo, organizado y ordenado, está consciente de sus
capacidades y límites y busca alcanzar su objetivo de diferentes formas. Ver Tabla No. 1
Por lo que se refiere a las características sociales que se encontraron con mayor incidencia
entre los empresarios, están las siguientes, el setenta y uno por ciento de los empresarios
reinvierte, el sesenta y seis por ciento de ellos da buen servicio al cliente, y el sesenta y
dos por ciento, trabaja con la familia y se mantiene al tanto del mercado, así mismo, se
observa que el cincuenta y siete por ciento de los entrevistados, reduce gastos y optimiza
los recursos y entre el cuarenta y cincuenta y cinco por ciento de los empresarios, tenían
conocimiento previo al iniciar con el negocio, trabaja en equipo, se preocupa por la
calidad del producto y/o servicio y trata bien a sus empleados, observar el total de
características sociales en las tablas No. 2.

Tabla No. 2 CARACTERÍSTICAS SOCIALES QUE SE PRESENTARON
CON MAYOR INCIDENCIA ENTRE LOS EMPRESARIOS
CARACTERÍSTICA SOCIAL TOTAL DE
EMPRESARIOS
PORCENTAJE
Reinvertir 15 71
Da buen servicio al cliente 14 66
Trabaja con la familia 13 62
Analiza el mercado 13 62
Reduce gastos, optimiza los recursos 12 57
Tenía conocimiento del negocio al iniciarlo 11 52
Trabaja en equipo 11 52
Calidad en el producto y/o servicio 10 48

4.3 Diferencias de incidencia por grupo empresarial.
Las diferencias de resultado por grupo de referencia, en los siete Empresarios hombres
mestizos, en las ocho Empresarias mujeres mestizas y los cinco Empresarios hombres
menonitas, se presento de la siguiente manera:
Las características psicológicas que se presentaron en un mayor número de empresarios
hombres, son diez y ocho, considerando que estuvieran presentes en cuatro o más de los
siete empresarios entrevistados, entre estas están: ser respetuoso y perseguir su objetivo
que están presentes en siete de ellos, ser organizado, ordenado y estar conscientes de sus
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 410
capacidades y límites, se encuentran en seis de los empresarios y en cinco de ellos, se
encuentran como característica, el ser trabajador, perseverante, luchista, responsable y
fomentan las relaciones armoniosas.
Entre las empresarias mujeres, las características que se presentaron con mayor frecuencia,
son diez, y las que se encuentran en cinco o más de las ocho empresarias entrevistadas,
son las siguientes: en ocho o más, se observa que iniciaron por necesidad económica, son
respetuosas, perseverantes y luchistas, seis de ellas tienen la visión de una empresa propia
y amor por su empresa, profesión o trabajo. Ver tabla No. 5
El grupo de empresarios menonitas tiene diez y siete características comunes entre ellos,
entre las características que se presentan en tres o más de los cinco empresarios
entrevistados, son las siguientes: cinco de ellos se caracterizan por haber iniciado por
necesidad económica, por perseguir su objetivo, por ser trabajadores, perseverantes,
luchistas, respetuoso, por buscar diferentes formas de alcanzar el objetivo y por que se
arriesgan, las características presentes en cuatro de los empresarios son, ser positivo,
creativo, innovador, entusiasta, empeñoso y activo. Tres de los empresarios presentan las
siguientes características, Tener visión de empresa propia, confianza y seguridad en sí
mismo, están conscientes de sus capacidades y límites, son persistentes y hacen planes.

V CONCLUSIONES
Cuando se inició con la investigación se planteó como objetivo, determinar las
características psicosociales de los empresarios exitosos de la región de Cuauhtémoc
Chih., en un principio, fue difícil establecer el plan de acción que llevará a lograr el
objetivo, se pensó en realizar ciertas acciones que luego se fueron modificando. Sin
embargo hoy se considera que no solo se alcanzó el objetivo, sino que se supero puesto
que el estar en contacto con los empresarios tan importantes de esta región, el compartir
sus historias de vida no solo empresarial sino también personal, el hecho de que ellos tan
amable y abiertamente permitieran compartir toda esa información, sus emociones,
experiencias y conocimientos es algo que deja huella y llena de orgullo al saber que
Cuauhtémoc cuenta con tanto empresario exitoso.
Al comenzar con el estudio se tenía contemplado visitar veinte empresarios, de los que se
consideró que eran pioneros en su ramo en la localidad y que aun se creía que estaban al
frente de su negocio, tristemente se encontró que algunos de ellos ya no se encuentran
dirigiendo su empresa, por cuestiones de salud y actualmente se encuentran al frente de
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 411
éstas sus hijos; algunos otros empresarios alrededor de doce lamentablemente se negaron a
ser entrevistados, lo cual es una lástima puesto que son empresarios pioneros en su ramo y
que aun están frente a sus organizaciones, pero ni hablar, la lucha se hizo y
desgraciadamente su experiencia e información no se podrá utilizar para efectos de este
análisis. Por estas razones se tuvo que modificar la lista original de empresarios, de tal
forma que al final se pudieron obtener en total veintiuna entrevistas.
5.1 Conclusiones del Análisis General de los Datos
De los empresarios entrevistados, se observó un promedio de edad de cincuenta y dos
punto nueve años, lo que refuerza lo expuesto por Guerrero¨[5], quién argumenta que la
edad más común de los empresarios de éxito, es entre treinta y treinta y cinco o entre
cincuenta y cincuenta y cinco años; diez y nueve de los empresarios tienen mucha
experiencia, debido a que tienen más de veinte años de dirigir sus empresas, mientras que
dos de ellos son aún muy jóvenes, pero se esfuerzan por seguir los pasos del padre. Solo
el cuarenta y tres por ciento de los empresarios son originarios de Cuauhtémoc, el resto
son personas que por azares del destino llegaron a esta localidad y vieron la oportunidad
de hacer un buen negocio en ella. Únicamente el veintitrés por ciento de los entrevistados
cuenta con estudios profesionales, lo que demuestra que sí se tiene el coraje, las ganas y la
pasión por algo, se puede lograr.
Se visitaron empresas que cuentan desde quince años de fundadas, hasta setenta y cinco
años, con un promedio de vida de treinta y cuatro años, por cierto esta empresa de de
setenta y cinco años, es una de las primeras empresas de mercancía variada que se
fundaron en la comunidad y aún se encuentra en su ubicación y local original; por tanto
todo esto demuestra que el cincuenta por ciento de estas empresas, tiene en el mercado
más de treinta años y siguen estando vigentes y creciendo, además que diez y ocho de ellas
son pioneras en su ramo.
La mayoría de las empresas dirigidas por los empresarios hombres, son empresas
medianas, las establecidas por las empresarias mujeres, son micro empresas y las empresas
menonitas son en su mayoría empresas de industria metalmecánica y de tamaño mediano.
Sin embargo dos de las empresas están contemplando la posibilidad de convertirse en
franquicia, una de ellas dirigida por un hombre y la otra por mujeres y la mayoría piensan
en hacer crecer su negocio.
En cuanto a las características de las empresas de la región, se observó que diez y ocho de
ellas, son pioneras en su ramo y que teniendo un promedio de vida de mayor a los treinta
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 412
años, se pueden considerar empresas de éxito y por tanto, sus dirigentes empresarios de
éxito, de igual forma algunas de estas empresas cuentan con sucursales en la localidad o
en la región, algunas otras están contemplando crear sucursales, lo cual conlleva a pensar
que la forma exitosa en que se dirigen, les permite tener un crecimiento sobre todo en los
momentos difíciles económicamente como el actual. Ocho por lo menos de las empresas,
cuentan con reconocimiento local, estatal, nacional o internacional por la calidad de sus
productos, lo cual permite pensar que estas son características de empresas exitosas.
Curiosamente se encontró una empresa menonita dirigida por una empresaria menonita,
quien cuenta con un grado académico profesional, pero además la empresa está reconocida
a nivel nacional como una de las mejores Uniones de Crédito en México, la cual cuenta
con la única mujer que es miembro del consejo administrativo, entre todas las Uniones de
Crédito del país. Esta empresa es vista como una empresa vanguardista y con ideas muy
modernas, puesto que promueve el trabajo en equipo y el empowerment.
5.2 Conclusiones del Análisis de las Características Psicológicas
Del total de las características encontradas, la mayoría de ellas solo se presenta en uno o
dos empresarios, por lo que no se consideran representativas del grupo, sin embargo hubo
una característica psicológica que está en el cien por ciento de ellos, es el respeto valor
social básico para el desarrollo armonioso de una comunidad y en este caso de una
empresa, característica mencionada por Guerrero [5]. Son veintidós las características
psicológicas que se presentan en más de ocho empresarios.
Afín a lo que señala Gutiérrez, [1], que existen diferencias individuales, que caracterizan
a cada persona se encontraron noventa y cinco características psicológicas diferentes y
ochenta sociales. Así mismo Alcover y Cols.¨[2], dice que la evolución de la psicología
diferencial, ha permitido el establecimiento de la medición de las diferencias individuales
para su aplicación en el ámbito laboral. A este respecto Hellriegel y Cols.¨[3], señalan que
es de suma importancia entender el comportamiento individual de las personas, en
ambientes complejos como la organización, ya que el entorno y la influencia de las
relaciones personales, generan comportamientos específicos. Robbins¨[4], menciona que
desde el punto de vista de la administración, lo importante no es establecer las diferencias
individuales, sino saber qué hace que la gente tenga éxito como empleado o como alguien
que está al frente del grupo o empresa. Por tanto los resultados encontrados, están acordes
a lo señalado anteriormente por los teóricos.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 413
Algunas de las características psicológicas más comunes entre los empresarios son
similares a las señaladas por Guerrero¨[5], entre ellas está el ser perseverante y luchista,
hacer planes, ser positivo, estar consciente de sus capacidades y límites y buscar diferentes
formas de alcanzar el objetivo, mientras que Holland¨[14], menciona el tener ganas y
disfrutar de la operación de la empresa como características de éxito, las cuales están
presentes en más del sesenta y cinco por ciento de los empresarios, así mismo
Curtain¨[15], argumenta que las empresas de alto rendimiento y su empresarios, deben
cumplir con las características de ser organizados lo cual caracteriza a más del sesenta por
ciento de los empresarios y promover cambios tecnológicos que se presenta en más del
setenta por ciento de ellos. Lo anterior indica que las características encontradas en los
empresarios entrevistados, son consideradas por los teóricos como características de éxito
en los empresarios.
Son solo cuatro las características psicológicas que se encuentran en la mayoría de los
empresarios de los tres grupos del estudio, todas ellas contempladas por Guerrero¨[5], el
ser respetuoso, perseguir el objetivo, ser perseverante y luchista y tener amor por la
empresa, sin embargo estas cuatro características psicológicas en común más las que
caracterizan a cada grupo en particular, les ha permitido mantenerse en el mercado por
varios años, tener reconocimientos por su calidad y tener éxito. El hecho de que no sean
más de cuatro las características comunes entre los tres grupos de empresarios, refuerza lo
expuesto por Hellriegel y cols.¨[3], Gutiérrez¨[1] y Alcover y Cols.¨[2], quiénes
argumentan que es indispensable entender las diferencias individuales, para conocer las
formas de actuación dentro y fuera de la organización y sobre todo lo que expone
Robbins¨[4], que es importante no solo entender las diferencias individuales, sino
determinar qué es lo que conduce a las personas al éxito.
5.3 Conclusiones del Análisis de las Características Sociales
Son doce las características sociales que de igual forma se presentan en más de ocho
empresarios de los veintiuno entrevistados, de las características sociales más comunes
encontradas entre los empresarios, están el dar buen servicio el cliente que se encuentra en
el sesenta y seis por ciento de ellos, respecto a lo cual Mora¨[4], Kaizen S.A.¨[19], y
Holland¨[14], argumentan que los empresarios para tener éxito, deberán concentrarse en la
satisfacción del cliente, así mismo Curtain¨[15], señala que es importante para tener una
empresa de alto rendimiento, el reducir costos lo cual está presente en el cincuenta y siete
por ciento de los empresarios y así mismo deberán mantener altos índices de calidad en el
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 414
servicio y/o producto , lo cual hacen el cincuenta y cinco por ciento de los entrevistados,
esta última característica también es considerada por Grupo Kaizen S.A.¨[19].
De igual forma Guerrero¨[5], menciona que es muy importante para el éxito empresarial,
el tener conocimiento del negocio, lo que se observa en un cincuenta y cinco por
ciento de los empresarios, quiénes tenían conocimiento previo al iniciar, el autor
Holland¨[14], recomienda para el éxito de un empresario, que se mantenga al tanto de las
condiciones del mercado, cosa que hacen el sesenta y seis por ciento de ellos. Así mismo
Curtain¨[15], recomienda mantener una buena relación con los trabajadores, lo que se
observa entre el cuarenta y cincuenta y cinco por ciento de los empresarios.
En cuanto a las diferencias de género en el liderazgo empresarial masculino y femenino, se
puede concluir que ninguno de los grupos presenta una tendencia a las relaciones o a la
tarea, como lo señalan los diferentes autores, a este respecto Landy y Conte¨[18], citan a
Eagly y Johnson, quienes a través de un meta-análisis, analizaron el estilo y el género del
líder y encontraron que las lideres mujeres, hacen mayor hincapié en las relaciones
personales, mientras que los hombres hacen énfasis en la tarea.
El análisis de resultados lleva a concluir que es coincidente lo planteado por los autores,
con lo encontrado en el estudio pues se observo que la mayoría de las características
psicológicas o sociales mencionadas por algún autor, se ven reflejadas en las
características de los diferentes empresarios entrevistados; por tanto se puede afirmar que
en la región de Cuauhtémoc Chih., existen empresas y empresarios de éxito.
5.4 Conclusiones en la diferencia de incidencia por grupo
Las diferencias por grupo son pocas, los tres grupos presentan una alta incidencia en ser
respetuosos, perseverantes y luchistas, lo cual les ha llevado a tener éxito empresarial, los
dos grupos de hombre coinciden en que conocen sus capacidades y límites, y siguen el
objetivo. El grupo de empresarias y el de menonitas coincide en que tienen visión de la
empresa.
Por tanto se concluye que el ser empresario es una labor de todos los días, de esfuerzo y
ganas de salir adelante, como lo hacen los empresarios de la región de Cuauhtémoc.

VI REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Gutiérrez E., 2005, Formación de la Conducta Organizacional, Instituto Tecnológico de
Cd. Cuauhtémoc, México
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 415
2. Alcover de la Hera C., Martínes D., Rodríguez F., y Domínguez R., 2004, Introducción
a la Psicología del Trabajo, Editorial McGrawHill, España.
3. Hellriegel D., Slocum J., Woodman R., 1999, Comportamiento Organizacional,
Thompson Editores, México.
4. Robbins, S., 1995, 1999, 2004 Comportamiento Organizacional, Editorial Prentice
Hall, México
5. Guerrero, 2005, Principales Características de los Empresarios de Éxito, Universidad
Tecnológica Intercontinental, Chile.

www.utic.edu.py/bdigital/biblio/index.php?dir=EMPRESARIALES/EMPRENDE
DOR/&file...doc
6. Thompson I., 2006, Definición de Empresa, Promonegocios.net, portal de
mercadotecnia, México, www.promonegocios.net
7. Diccionario de la Lengua Española, 2005, Espasa-Calpe S.A., Madrid
8. Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.
9. Diario El País, S.L., 2008, España, www.elpais.com
10. Kernerman Spanish Learners Dictionary © 2008 K Dictionaries Ltd All rights reserved
11. Food and Agriculture Organization of the United Nations, 2008, www.FAO.org
12. Departamento de Estado de Estados Unidos, Oficina de Programas de Información
Internacional, 2008, USINFO.STATE.GOV, Estados Unidos, www.America.gov
13. Mipymes Portal Empresarial Colombiano, 2006, Ministerio de Comercio, Industria y
Turismo, Colombia, www.mipymes.gov.co
14. Holland, P., 2008, De modo que usted quiere tener su propia pequeña empresa,
Departamento de Estado de Estados Unidos, Oficina de Programas de Información
Internacional, Estados Unidos.
15. Curtain R., 2008, La Empresa del futuro: sus implicaciones para la formación
profesional, Formación Profesional No. 19, Revista Europea.
16. Daft R., (2006), La Experiencia del Liderazgo, tercera edición, Thomson Editorial,
México.
17. Giraldo T., 2008, Responsabilidad Social, Sustentabilidad y Liderazgo Empresarial en
Colombia: un Análisis Intersectorial, Colegio de Estudios Superiores de
Administración-CESA, Colombia.
18. Landy F., y Conte J., (2005), Psicología Industrial, Editorial McGrawHill, México.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 416
19. Grupo Kaizen S.A., 2005, Organizaciones de alto desempeño, Grupo Kaizen S. A.,
San José de Costa Rica.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 417

Análisis y Determinación de la Procedencia y Variedad
de la Manzana que Comercializan las Empresas
Minoristas Afiliadas a la Cámara Nacional de Comercio
de Cd. Cuauhtémoc, Chih.

Liliana Saénz Flores
1
, María Elena Trujillo Salas
2,
*
1
Belisario Chávez y Río Florido No. 500, Col. Dublán, Cd. Cuauhtémoc, Chih., México.
lilianasa@hotmail.com
2
Calle 7ª. No. 464, Col. Centro, Cd. Cuauhtémoc, Chih., México.
trujillosalasmaria@hotmail.com



Resumen

Aun siendo Ciudad Cuauhtémoc Chihuahua de las regiones manzaneras más importante
del país, las tiendas de autoservicio y conveniencia expenden manzana que no son
nacionales, en ocasiones la manzana que adquiere el consumidor final es producida en el
extranjero. Se realizó el análisis de la procedencia y variedad de la manzana que
comercializan las empresas minoristas afiliadas a la Cámara Nacional de Comercio de Cd.
Cuauhtémoc, Chih., con el propósito de generar información útil para que la Unión
Regional de Fruticultores del Estado de Chihuahua tome decisiones encaminadas a apoyar
la actividad frutícola de la región. Las variedades Red Delicious y la Golden Delicious son
las de mayor producción regional, son también las que se comercializan mayormente de
manera minorista en ciudad de Cuauhtémoc, Chih. Los minoristas se proveen
principalmente por intermediarios regionales, en los meses de cosecha, tales como julio y
agosto; en los meses de noviembre y diciembre adquieren manzana extranjera proveniente
en un 21% de Estados Unidos de Norteamérica. La calidad, el precio y la disponibilidad
del producto son los principales factores que influyen al minorista en la compra de la
manzana.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 418
Keywords: Manzana, minorista, afiliadas.
1. Introducción
Hace cincuenta años, las únicas manzanas en el estado de Chihuahua se encontraban en
jardines de las viviendas o en las riveras de los ríos, provenían de los manzanos traídos por
los misioneros españoles en la Época de la Colonia. La manzana como cultivo, en forma
de huerta, se estableció en 1878 en Ciudad Guerrero; en la entidad existen 2 mil 500
productores de manzana, que generan 8 mil empleos permanentes y 19 mil eventuales
durante el tiempo de cosecha [1].

Chihuahua es el estado con mayor producción de manzana en el país, y es donde se
produce el 70 % del fruto empacado, para el proceso de venta y comercialización, se
cuenta con infraestructura de enfriamiento con capacidad de 225 mil toneladas, el 83% de
esta capacidad instalada corresponde a la refrigeración convencional y el resto cuenta con
avanzados equipos de atmosfera controlada [2].
En la actualidad en la Ciudad de Cuauhtémoc, existen 28 frigoríficos (ver anexo 1) y 42
comercializadoras minoristas (ver anexo 2), CANACO (2009) 42 asociados en la Cámara
Nacional de Comercio local, la capacidad promedio para el almacenamiento de la fruta es
54,732 toneladas en atmosfera convencional y 87,040 en atmosfera controlada, las
principales variedades producidas en el estado de Chihuahua son: Rome Beauty, Golden
Delicius, Red Delicious y Starkrimson .
3,500 productores de manzana chihuahuenses podrían ir a la quiebra si el precio del
producto baja en el mercado nacional, ya que la Secretaria de Economía elimino la cuota
compensatoria que pagaban los extranjeros por ingresar manzana a mercado mexicano,
debido a que los productores no lograron comprobar de manera fehaciente el
desplazamiento del mercado por parte de los productores de manzana estadounidenses.
México importó en el año 2010, 200,000 toneladas de manzana y consumió 600,000.
Washington produce manzanas anatómicamente perfectas y crujientes, y las venden casi al
mismo precio que las mexicanas; lograron con tecnología una fruta llamativa y que no es
arenosa, tienen años trabajando al consumidor con slogans como manzanas que hacen
crac. El fruto estadounidense tiene subsidio y los grandes exportadores están amparados y
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 419
evitan la cuota compensatoria de 47% que les fijo el Gobiernos de México hace 13 años.
Tienen 15% del mercado nacional del fruto y competir es posible [3]. Piñón (2010),
Aun siendo Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua de las regiones manzaneras más importante
del país, las tiendas de autoservicio y conveniencia, expenden manzana que no son
nacionales, en ocasiones la manzana que adquiere el consumidor final en ciudad
Cuauhtémoc es producida en el extranjero.
Por lo antes descrito se visualizó la necesidad de analizar la procedencia y variedad de la
manzana que comercializan las empresas minoristas afiliadas a la Cámara Nacional de
Comercio de Cd. Cuauhtémoc, Chih., con el propósito de generar información útil para
que la Unión Regional de Fruticultores del Estado de Chihuahua tome decisiones
encaminadas a apoyar la actividad frutícola de la región.
2. Resultados y Discusión
La figura 1, muestra las variedades de manzana que se expenden en las empresas
minoristas son: con mayor frecuencia la variedad Golden Delicius, siguiéndole la
variedad Red Delicius y con porcentajes mucho más bajos, las variedades: Starking, Gala
y Red Shief.
En la figura 2 se puede observar que los principales proveedores son regionales, abarcando
el 63% de del mercado minorista, sin embargo, la presencia de proveedores extranjeros no
es despreciable ya que satisface al 21% y el 87% de ellos son de Estados Unidos de
Norteamérica, los proveedores del resto del estado le surten el producto al 13% y apenas
dotan al 3% de ellos los proveedores nacionales.

Figura 1. Variedades de manzana que se expenden en empresas minoristas.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 420



Figura 2. Principales proveedores de manzana.


El 45% de los minoristas adquiere el producto directamente del productor, mientras que el
55% restante utiliza algún intermediario. La figura 3 expresa que en el mes de agosto los
minoristas adquieren la mayor cantidad de producto, los demás meses se mantienen
estables.

Figura 3. Meses del año en que los minoristas adquieren la mayor cantidad de manzana
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 421









Según se observa en la figura 4, los meses de Julio, Agosto, Septiembre y Diciembre son
los meses en que los minoristas adquieren mayormente la manzana regional, en la figura 5
se muestra que en diciembre adquieren la mayor cantidad de manzana extranjera.
Figura 4. Meses del año en que los minoristas compran mayor cantidad de manzana
regional.

Figura 5. Meses del año que los minoristas compran mayor cantidad de manzana
extranjera.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 422


La figura 6 muestra que los principales factores que influyen al minorista en la compra de
manzana son: primer lugar la calidad, seguido del precio y por último la disponibilidad del
producto.

Figura 6. Factores que influyen a los minoristas en la compra de manzana.

3. Sección Experimental
El diseño de la investigación fue de transeccional descriptivo con enfoque mixto, se utilizo
un instrumento de recolección de datos tipo encuesta con preguntas dicotómicas, de
opción múltiple y abiertas, la cual se aplico al total de la población; para procesar los datos
se utilizo el software Excel versión 2007.

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 423
Se aplicó el método test-reset para obtener confiabilidad del instrumento de medición y se
aplicó el coeficiente de correlación de Pearson. Para el análisis de los datos se codificaron
las opciones de respuesta a los ítems de recolección de datos, posteriormente se capturaron
utilizando el programa de Microsoft Excel 2007, y se obtuvieron las frecuencias de cada
respuesta y finalmente se graficara para obtener y presentar los resultados utilizando
estadística descriptiva.
4. Conclusión
Las variedades Red Delicious y la Golden Delicious son las de mayor producción
regional, son también las que se comercializan mayormente de manera minorista en ciudad
de Cuauhtémoc, Chih.

Los minoristas se proveen principalmente por intermediarios regionales, en los meses de
cosecha, tales como julio y agosto; en los meses de noviembre y diciembre adquieren
manzana extranjera proveniente en un 21% de Estados Unidos de Norteamérica.

La calidad, el precio y la disponibilidad del producto son los principales factores que
influyen al minorista en la compra de la manzana.

Agradecimientos
Se agradece profundamente el apoyo de la Unión Agrícola Regional de Fruticultores del
Estado de Chihuahua, A.C. (UNIFRUT).

Referencias y Notas
1. Licona I; La ruta de la manzana y el queso, 2007, disponible en:
http://www.imagenagropecuaria.com/articulos.php?id_sec=154

2. Blanco A.C. Chihuahua, primer productor nacional de manzana. CIAD. Cuauhtémoc,
Chih. México. 2009

3. Piñón O. Pelea Chihuahua mercado de la manzana con Washington, disponible en:
http://www.oem.com.mx/oem/notas/n1454620.htm
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 424



Proceedings Book ECITE 2012


Página | 425


ANÁLISIS DEL BINOMIO MERCADO - INDUSTRIA
PARA DIAGNOSTICAR LA COMPETITIVIDAD EN
EL SECTOR QUESERO DE CUAUHTÉMOC,
CHIHUAHUA
AUTOR: M.C. LAURA ELIZABETH CAVAZOS GONZÁLEZ
Posgrado, Instituto Tecnológico de Cd. Cuauhtémoc, Cuauhtémoc, Chihuahua
CORREO: lecg2003@hotmail.com
RESUMEN
La globalización, conlleva a que las empresas regionales alcancen niveles de desarrollo
acordes en la estructura administrativa, tecnológica y de comunicación con sus públicos.
La mayoría de las queserías menonitas de Cd. Cuauhtémoc, Chihuahua registran procesos
productivos artesanales y prácticas tradicionales de comercialización. Impera una
transformación para lograr un desarrollo en la región al momento en que los queseros
atiendan este dinamismo mediante el análisis del mercado y un diagnóstico de la industria
para diseñar una estrategia de comunicación que coadyuve a incrementar su
competitividad.
PALABRAS CLAVES: Comunicación, Estrategia, Competitividad

1. INTRODUCCIÓN
La inclinación hacia la globalización que muestran los mercados internacionales, donde
las barreras son mínimas al intercambiar productos o servicios, conlleva a que las
empresas alcancen niveles de desarrollo acordes a dicho crecimiento mercadológico [1],
tanto en la estructura administrativa como en la tecnológica y de servicio postventa. La
dinámica de los mercados actuales ha llevado a las empresas a buscar estrategias
innovadoras de comerciar sus productos interrelacionando costos con calidad y
satisfacción total al cliente. De todos los sectores que forman este comercio mundial, el de
productos lácteos puede sin duda considerarse uno de los más afectados, porque no se ha
transformado en la misma medida que las demandas de su plaza [ 2]. El sector de quesos
es un ejemplo representativo de lo que sucede en esta área.
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 426
A lo largo de la historia de la producción de queso, se pueden apreciar diversos cambios,
no solo en su forma de elaboración y en el papel que ha jugado en la alimentación de las
personas sino también en su comercialización. Al mismo tiempo, los consumidores al
contar con otras alternativas extranjeras para sus compras, modifican sus gustos,
preferencias y actitudes traduciéndose en un gran impacto en las ventas y participación de
mercado de las empresas.

Para que una empresa logre posicionarse en el mercado meta, es imperante que primero
diagnostique como la perciben sus públicos y diagnosticar su grado de competitividad en
cuanto a tecnología, estrategias de mercado y sistemas administrativos con el fin de
diseñar acertadas estrategias de comunicación mercadológica, sobretodo en esta era
llamada de la información.

El impacto de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC*S), empezó a ser
estudiado en el sistema económico, cuando fueron de dominio masivo. Nace entonces, el
término de “economía de la información”. El incremento en la participación económica
del sector informativo, bajo el esquema de los oligopolios, estructuran el flujo de
información conforme a intereses financieros y no sociales. Los medios de comunicación,
controlados por los anunciantes dirigen sus guiones, tiempos de antena, secciones,
contenidos e incluso los valores a promocionar de acuerdo a las indicaciones de éstos [3].
Además, señalan estos autores que los medios globales a través de la información o de la
programación de entretenimiento coadyuvan al establecimiento de un ambiente ideológico
para la existencia de un orden social orientado a la obtención de beneficios [3].

Con la adecuada amalgama de un diseño de productos acordes a los requerimientos de los
consumidores (que cada vez son más exigentes), de implementar procesos y tecnologías
innovadoras y estableciendo un mensaje mercadológico oportuno respetando el contexto
cultural, económico y ambiental, los queseros menonitas de Cuauhtémoc, Chihuahua
incrementarían su competitividad. Se requiere esfuerzo a largo plazo y el camino aun no
inicia….

III PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA
El municipio de Cuauhtémoc, Chihuahua es una zona eminentemente frutícola y además
productora de queso
7
. Éste último factor endógeno es el que le ha llevado a ser
denominada la región quesera menonita más importante del estado.
Pese a la envergadura del sector, las prácticas productivas son en su gran mayoría de tipo
artesanal, repercutiendo en niveles bajos de venta y de empleos; los productores
desconocen programas de apoyo financiero o de mercado. Queda manifiesto el descuido

7
El queso que se produce es conocido en el estado como Menonita y en el resto del país como Chihuahua o Cheddar
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 427
de potenciar en mayores escalas esta capacidad, que de aplicarlo impactaría en la
obtención de un desarrollo integral, sustentable y sostenible tanto de la comunidad como
personal, en aspectos culturales, sociales, políticos, ambientales y tecnológicos colocando
su producto en otras latitudes. La opción para lograrlo es mediante el diseño de estrategias
de comunicación participativa.

2.1 Objetivo General
Diagnosticar la competitividad en el sector quesero menonita de Cuauhtémoc, Chihuahua
basándose en el análisis de la industria y del mercado.
2.2 Objetivos Específicos:
1. Determinar el posicionamiento actual del queso menonita en la región de
Cuauhtémoc, Chihuahua.
2. Analizar la industria del sector quesero regional de acuerdo a los principios de
Michael Porter.
2.3 Hipótesis

El sector quesero de Cuauhtémoc, Chihuahua muestra un bajo índice de competitividad
ante la falta de estrategias de mercadeo para enfrentar las marcas extranjeras, por no
estudiar el mercado y no modernizar sus procesos productivos.

III METODOLOGÍA
Se ha diseñado una metodología encaminada a resolver la hipótesis.
3.1 Tipo de Investigación
La investigación presentada es de tipo cuantitativo (encuesta aplicada a los queseros y
consumidores) y descriptivo. Se recurrió a la observación directa, entrevistas. En la
encuesta se aplicó la escala Likert. Para interpretar los datos, se utilizó como herramienta
básica el SPSS 19.0 para Windows, complementando con Excel de Windows Millenium.
El tamaño de muestra para los queseros fue de 26 empresas. El de los consumidores de
100. Nivel de confianza: 95% y margen de error: 3%

IV ANALISIS DE DATOS
El 21% de los consumidores de queso menonita no recuerdan la marca o les da lo mismo
cual sea ésta. El 20% prefiere marcas como la Santa Clara, Sierra Verde, etc. Las demás
marcas tienen muy cerrada la preferencia en un rango de 9 a 12%, por lo que lo
recomendable es que buscaran una diferenciación para despuntar ese posicionamiento.
(Ver Figura.1)
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 428

Figura.1 Marcas de Mayor Preferencia

En la Figura 2 la percepción en cuanto a la presentación, el 26% no está n en acuerdo ni
está en desacuerdo, es decir, ese factor no incide para que prefieran la marca elegida. El
40% está muy de acuerdo en la buena aceptación en lo referente a textura y en calidad otro
40% está de acuerdo.


Figura 2 Análisis de Distintos Aspectos del Queso Menonita

En la Figura 3 se aprecia que en cuanto al precio, el 36% lo considera aceptable y para el
22% no es un factor decisivo. El precio en promedio es de 80.00. El 8% lo considera
barato y el 4% opina que tiene un precio muy alto para estar en una zona naturalmente
productora de productos lácteos. El 34% de los que consumen queso menonita, lo
catalogan como “sabroso” y un 22% de “muy sabroso”. El 24% de “aceptable” y un 2%
opinan que se ha vuelto insípido en los últimos tiempos. En términos generales, podemos
decir que sigue siendo del agrado del público. (Ver Figura 4).
Trebol
11%
Selecto
9%
Pampas
12%
Sello de Oro
9%
Clavel
12%
Laurel
5%
Otras
21%
No se acuerda , no
sabe, cualquiera es
igual.
21%
0
5
10
15
20
25
30
35
40
Ni en
acuerdo ni en
desacuerdo
Muy de
acuerdo
0
14
26
28
16
2
0
16
30
40
0
2
14
40
30
Presenta
c
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 429


Figura 3 Apreciaciones Sobre el Precio del Queso Menonita


Figura 4 Apreciaciones Sobre el Sabor del Queso Menonita
En relación a la importancia de la publicidad para darlo a conocer en la ciudad, un 26%
opina que le es indistinto y otro 26% afirma que es decisivo para aumentar ventas. Un
18% está en desacuerdo. Se concluye que para una gran mayoría el publicitarse no incide
en la elección de la marca. (Ver Figura .5)


22.0%
34.0%
24.0%
4.0%
2.0%
14.0%
Muy sabroso
Sabroso
Aceptable
Ni sabroso ni insípi
Más o menos insípido
Missing
8.0%
36.0%
22.0%
8.0%
8.0%
4.0%
14.0%
Barato
Aceptable
Ni barato ni caro
Más o menos caro
Caro
Muy caro
Missing
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 430

Figura 5 Importancia de la Publicidad

En relación a la Competitividad, desde la perspectiva de Michael Porter [4], se destacan
tres ventajas competitivas importantes en la Tabla 1, que permitirán trabajar en ello para
que el sector de quesos en la región de Cuauhtémoc, Chih. aumente su productividad y por
ende su competitividad tanto nacional como internacional cuándo esté en mejores
condiciones de exportar. A partir de la apertura de los mercados, a causa del TLC, el
sector de quesos en la región noroeste del estado de Chihuahua, ha sido afectado de
manera significativa en la participación de mercado ya que se han incrementado el número
de competidores no solo extranjeros sino nacionales. Como es en el mercado de libre
competencia, la rivalidad entre los competidores a nivel nacional y estatal es alta pues
cada negocio defiende, aún con estrategias improvisadas, su participación de mercado.

En relación a los competidores locales, es mínima, pues cada quesería tiene muy definida
sus plazas y su mercado meta. Existe además, un alto grado de solidaridad y protección,
por lo que se le puede considerar un clúster. El poder negociador de los proveedores
lecheros es determinante, sobre todo en empresas que no cuentan con su propio hato
ganadero. Un factor que disminuye el riesgo en la presente cuestión es que la formación
cultural de los menonitas es de trabajar en equipo y no la de estropear los objetivos
grupales. Se pueden presentar mayores problemas con los proveedores de maquinaria u
otros insumos, pero a la fecha han sido mínimos. Ante ello, la principal ventaja es el sabor
y la tradición que imperan en el sector (corroborado por el mercado), solo que carece de
herramientas mercadológicas (adecuada distribución, promoción intensa, producto más
diferenciado, entre otros) para lograr un alto grado de diferenciación o concentrarse, por
medio de productos adecuados, en un nicho de mercado con necesidades específicas, por
ejemplo, las personas alérgicas a la lactosa.
18
6
26 26
10
0
5
10
15
20
25
30
Muy en
desacuerdo
En desacuerdo Ni en acuerdo ni
en desacuerdo
De acuerdo Muy de acuerdo
Muy en desacuerdo
En desacuerdo
Ni en acuerdo ni en desacuerdo
De acuerdo
Muy de acuerdo
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 431
Tabla 1 Enumeración de las Ventajas Comparativas y Competitivas
VENTAJAS COMPARATIVAS
VENTAJAS COMPETITIVAS
a) La cercanía geográfica para
exportar a EUA
b) Conocimiento del producto
c) Amplia experiencia
d) Facilidad para contar con los
insumos
e) Preferencia por el producto por
parte del consumidor.
f) Es la cuenca lechera más
importante en el estado de
Chihuahua
a) Mantener el sabor del queso
aunque el proceso se tecnifique o
se pasteurice la leche.
b) Se cuenta con una eficiencia
óptima en recursos humanos y
energía
c) Facilidad para trabajar en equipo.
Investigación de Campo (2011)

El tipo de queso que se produce en las queserías es Chester
8
en un 82% y el resto cheddar
9
.
En cuanto a la profundidad de línea hay una extensa variedad del queso: Desde el
tradicional en ruedas de 9.5 kgs aproximadamente o barras de 2kg. en promedio (pueden
ser con o sin cera), hasta el enchilado en una presentación de cajitas de madera con 1 kg
aproximadamente. En cuanto a la profundidad de la oferta total, el 25% incluye: crema,
yogurt, mantequilla, salchicha, crema de cacahuate, miel, mermelada de chabacano, por
mencionar algunos. En cuanto a la facilidad para recolectar la leche, el 54% lo realiza a
través de los miembros de la cooperativa. En el 2010 la plaza más popular es la Cd. de
Chihuahua pero con un 8% menos. Mérida aumentó su importancia en un 7% en
referencia a 1995. Los Mochis registró una baja del 25% de la presencia de queserías,
dejando de ser una plaza atractiva. La Cd. de México es otra plaza que presenta
disminución de un 8%

Las queserías, que en su mayoría cuentan con más de 30 años, utilizan procesos muy
tradicionales y empíricos catalogándose un 64% como artesanales. Solo el 18% está un
poco tecnificada (por ejemplo, en lugar de revolver la leche o la cuajada a mano, lo hacen
con una mano metálica) y otro 18% está tecnificada porque utilizan toda la maquinaria
posible para contar con procesos más eficientes, combinando esto con el sabor (para no
perder el aspecto tradicional) y la presentación. La Secretaría de Salud y Asistencia
(SSA), exige el análisis bacteriológico. El 46% lo practica. El 9% no considera el
aspecto. El resto, realizan el control, auxiliándose de la experiencia del quesero de la
empresa o sondeando la opinión de su clientela. En cuanto a los programas de apoyo en

8
El queso Chihuahua es elaborado con leche cruda. El Cheddar con leche pasteurizada y empleando fermentos
lácticos, mientras que el tipo Chester (con el mismo proceso),tiene menos colorante que el anterior (5].
9
Sus características físico- químicas son : Humedad en un rango de 35 a 43%, proteína con un mínimo de 24% y 57%
mínimo de residuos totales [6]
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 432
el renglón de capacitación y financiamiento, que el gobierno estatal y federal otorgan a la
industria quesera solo el 18% los conocen y solo en el área de control de calidad y
capacitación. El restante 72% no tienen idea de que programas o proyectos puedan gozar
pero al 100% le gustaría que les informaran de manera personal. Por el desconocimiento
de esos programas, el 100% solo recibe capacitación de los mismos compañeros o del
dueño. En relación al financiamiento, recurren a sus uniones de crédito o ahorros.

De los tres principales problemas que las queserías enfrentan, la comercialización tiene el
primer lugar con un 64%, con un 19% se sitúa en segundo lugar el problema de la
cobranza seguido de calidad. En tercer término se encuentra con un 18% el aspecto técnico
y el de crédito. El 64% mostró interés por exportar queso, siendo la plaza unánime
Estados Unidos, argumentando razones como la cercanía geográfica y la cada vez más
creciente población latina (con un importante porcentaje mexicano). De ese 64%, el 28%
solo le gustaría en verano que es cuando hay mayor producción y la demanda baja, es
decir solo les gustaría exportar el excedente de producción. Solo el 14% no quieren
modificar su producto en ningún aspecto porque es caro y no cuentan con dinero.

El 36% que no contempla comercializar su producto, explica que las causas principales
son la falta de cumplimiento en normas de calidad e incapacidad para cubrir la demanda.
Del 36% que no desea exportar, la mitad desea realizar cambios en sus productos para ser
más competitivos en el mercado nacional. De las empresas que sí desean modificar el
producto, independientemente si exportan o no, el 57% expresó quererlo en la
presentación del producto, el 28% en la mezcla de mercadotecnia y el 14% en el control
de calidad. De las empresas que quieren modernizarse, el 64% si han pensado en elaborar
queso con leche pasteurizada aunque el 100% de ellos comentan que los pasteurizadores
son caros y que el precio del queso se elevaría en $6.00 o $7.00 además de que altera el
sabor y el consumidor ya está acostumbrado al tradicional (ya se adicionan cultivos
lácteos para combatir esta situación). Cabe aclarar que la tendencia es que todos los
productores pasteuricen la leche con la que producen el queso (Galicia, 2005) [5] El 36%
que no ha pensado en la pasterización, aclara que la practicaría si el consumidor lo
demandara de forma prioritaria.

Los menonitas, en su gran mayoría producen y comercializan el queso de acuerdo a su
perspectiva. El que decide, es el consumidor y es quien marca las características del
producto y actualmente, la compañía que no escucha a su mercado, cuenta con pocas si no
es que nulas posibilidades de sobrevivir en el ámbito de la preferencia de su mercado
meta y en el de la competencia.


Proceedings Book ECITE 2012


Página | 433
V. CONCLUSIONES
Los programas que ofrece gobierno no tienen fines lucrativos sino el aumentar la
productividad y convertir una ventaja comparativa en una competitiva. Existen además
organismos como Bancomext que tiene facilidades o precios especiales para participar en
ferias internacionales, etc.
La técnicas de producción aún son muy rudimentarias por ejemplo, para cortar la leche
utilizan hilos que ellos mismos elaboran sin tener ninguna medición y entre más grandes
sean los cuadros, mayor retención de agua provocan, por lo que requieren de cambios
estratégicos si de verdad quieren incursionar en otros mercados. El ciclo de vida de los
lácteos en los últimos años ha sido fugaz por la misma apertura de los mercados,
manteniéndose en la etapa de madurez, tan poco tiempo, que no se alcanzan a definir
estrategias de mercadeo.
Se deduce que si las empresas cambian su enfoque administrativo, tal vez puedan
incrementar su productividad, traduciéndose en una competitividad que permitan marcar
las pautas de desarrollo en sus operaciones de mercado. Aunado a todo esto, deben, como
el resto de las MiPymes, enfrentarse a los conglomerados que controlan los medios de
comunicación y que por ende repercutirá en la forma en que diseñen sus estrategias.
La colaboración de las instituciones educativas superiores y el gobierno pueden lograr que
las micro sean más productivas y aumentar la participación de la generación de empleos,
porque los países que han alcanzado un avance económico lo hicieron desarrollando o
innovando procesos productivos.


Por ello se concluye que: la hipótesis de este estudio es aceptada ya que el bajo índice
de competitividad se relaciona de forma directa con la baja tecnificación en sus procesos y
bajo diseño de estrategias de mercado

VI. RECOMENDACIONES
1. Reestructurar el sistema, laborando en coordinación con los proveedores y clientes
y hasta con los competidores directos para fortalecer la cadena, logrando, tal vez,
una contracción general de costos. Al trabajar todos los involucrados en equipo,
empieza un cambio y por ende un desarrollo regional.
2. Continuar con la disposición al cambio. El implementar la pasteurización y los
cultivos Lácticos se traduce en estandarizar sabores, aromas, texturas y otros
aspectos que registra el consumidor final.
3. Conseguir la denominación de origen
4. Capacitar a su personal.
5. Modernización de los sistemas productivos y administrativos
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 434
6. Necesidad de cumplir con los parámetros que definen el “Estándar de identidad”
(NORMA) para evitar confusión en el consumidor y competencia desleal.
7. Informarse sobre programas de capacitación que ofrece por ejemplo el Servicio
Estatal del Empleo o de financiamiento a través de Nacional Financiera (Nafinsa),
del Banco de Comercio Exterior (Bancomext) o con recursos del Banco
Interamericano de Desarrollo (BID)
8. Pertenecer a las cámaras como CANACAINTRA o CANACO.
9. Establecer un plan estratégico de mercadotecnia y establecer una cultura de cambio
en las formas de comunicarse con su mercado meta.

VII REFERENCIAS
1. Kotler, Philip, Dirección de Mercadotecnia, Edición del Milenio, Editorial
Prentice Hall, Méx. D.F. , 2000
2. Amiot, Jean, Ciencia y Tecnología de la Leche, de la edición en lengua
española, Editorial Acribia, España, 1991.
3. Herman Edward S,. McChesney Robert Resumen Los medios globales los
nuevos misioneros del capitalismo corporativo Tales, Manuel, (tr.) Ediciones
Cátedra, S.A. 1ª ed., 328 páginas Idiomas: Español ISBN: 8437617464
ISBN-13: 9788437617466 1999,pp 3,4,6
4. Porter Michael, La Ventaja Competitiva de las Naciones,. Edit. Vergara,
Buenos Aires, 1991
5. Galicia Garnica, Juan Carlos Tesis ATRIBUTOS SENSORIALES DE
ALGUNOS QUESOS MENONITA PRODUCIDOS EN LA ZONA
NOROESTE DEL ESTADO DE CHIHUAHUA Universidad Autónoma de
Chihuahua Facultad de Zootecnia Secretaría de Investigación y Posgrado
Chihuahua, Chih., México 2005, pp 1, 8
6. Cenzano, I, Trattato de tecnología casearia; OttavioS. del Prato;, Diapositiva 8
Ediciones 2000 Normas Mexicanas: NMX NMX-F-093-1985 (Cheddar);
NMX-F-209-1985 Chihuahua, México, 1998

Proceedings Book ECITE 2012


Página | 435


A partir de aquí, se vacían los documentos enviados por los participantes respetando el
siguiente orden:

1. Conferencias Plenarias
2. Conferencias
3. Paneles de Expertos
4. Ponencia en Mesa Redonda
5. Foros
6. Ponencias



Nota Importante: Aquí se publicarán los artículos enviados por los participantes, habrá
participantes que no enviaron nada y por supuesto, no aparecerán ni en el índic.

Darle un diseño similar al mostrado en este escrito o este mismo. Darle el formato o
ponerle el diseño a las tablas del Índice.

Diseñar las memorias con el gusto de la Máster Alma Reyna Rodríguez Gutiérrez.

del 212
ii
Burns, S. H. (1979). “The absorption of sound by pinetrees”. The Journal of the Acoustical Society of
America,
vol. 65, No. 3, pp. 658-661

iii
Martens, M. J. M. and Michelsen, A. (1981). “Absorption
of acoustic energy by plant leaves”. The Journal of the
Acoustical Society of America, vol. 69, No. 1 (January1981), pp. 303-306.


iv
Publicado en http://www.appuifle.net/cantero_fonetica_y_didactica_pronunciacion.pdf consultado el 15
de junio del 2012

v
Titulo: Algunas Consideraciones Sobre El Ruido
Industrial Como Una Forma De Contaminación
Ambiental
Auto(es): Yolanda Llosas Albuern, Jorge Pardo Gómez, Mónica Mulet Hing,
Jorge Silva Cutiño publicado en http://ojs.uo.edu.cu/index.php/tq/article/view/2601/2135 consultado el 16
de junio del 2012

vi
Titulo: El ruido
Autor: Alan Bell
Publicado en http://libdoc.who.int/php/WHO_PHP_30_(part1)_spa.pdf consultado el 16 de junio del 2012

vii
Título: Globered
Descripción: La red social de páginas personales
dirección URL: http://www.globered.com publicado en http://fenomenos-ondulatorios.globered.com/
consultado el 15 de junio del 2012
Proceedings Book ECITE 2012


Página | 436


viii
Titulo: Diseño e implementación de un sonómetro con adquisición de datos hacia el PC y Estudio de
contaminación acústica del Servicio Aeropolicial de la Policía Nacional.
Autor: Galarza Eddie,Burbano Chavez, Carlos Ivan,Flores Maigua, Rodrigo Fernando Publicado en
http://repositorio.espe.edu.ec/bitstream/21000/4265/1/T-ESPEL-0683.pdf consultado el 16 de junio del
2012


























Proceedings Book ECITE 2012


Página | 437























© Proceedings Book: ECITE 2012.
La edición consta de 100 ejemplares. Instituto
ENLAC, Instituto Tecnológico de Ciudad
Cuahutémoc, Centro de Investigación en
Materiales Avanzados. Fue editado para su
distribución en formato electrónico. Se terminó
de editar en el mes de julio de 2012.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->