Está en la página 1de 1

AMAR Esta es el arma ms poderosa para ganarme a los dems: amarlos. Si no amo ser un simple don nadie.

Pero si amo a los otros, nadie podr defenderse de la enorme influencia de mi presencia. Podrn no aprobar mis recomendaciones, pero si los amo ganar sus corazones y ese es el gran secreto. Amar el sol porque me da calor y a la lluvia porque hace producir frutos a la tierra. Cuando sienta la tentacin de criticar me morder la lengua, y cuando sientas la el deseo de elogiar lo proclamar a los cuatro vientos. Amar a los pobres porque son hijos de nuestro mismo Padre que es Dios. Amar a los duros y agrios porque nadie tiene tanta necesidad de ser amado como el que no es capaz de demostrar cario. De ahora en adelante no tengo tiempo para odiar ni para recordar ofensas. Solo tengo tiempo, para amar y recordar las cualidades de otros. Si amo, influir enormemente en los dems. Si no amo ser solamente como una lata que resuena. Me amar a mi mismo, porque soy mi PRIMER prjimo. Y como me amo mucho, tratar cada da alimentarme con oracin, con lecturas y meditacin, para que mi espritu sea cada vez ms noble y generoso. Y pedir a Dios que aumente mi amor, porque ste es un don del cielo, que solamente se concede a quien lo pida muchas veces.