Está en la página 1de 1

FOTOS PARA IMITAR POSTURAS traducción simultánea

El teatro sobretitulado, el cine subtitulado, lo lectores, los doblajes... En castellano se usa la palabra “intérprete” en dos casos diferentes: – – para referirnos a un “actor”, o bien para referirnos a un “traductor simultáneo”.

Ante la necesidad de exactitud que suelen reclamar las palabras cuando son traducidas, o mejor dicho ante la imposibilidad de dicha exactitud, planeamos hacer una versión de “Fotos para imitar posturas” en Polonia de otra forma, y hacerla asequible al público no castellano parlante. Nos planteamos trabajar con un “traductor simultáneo” y tratarlo como un actor más en escena, de forma que su carácter de intermediario entre la acción y el público irá transformándose, para integrarse en los juegos entre verdad y mentira que la pieza plantea. A partir de aquí se nos disparan un puñado de preguntas. En la “versión original”, el público es considerado un asistente y el hecho teatral un encuentro entre las actrices y el público, en el que ellas se dirigen directamente al público, salvo en escasos momentos. ¿Qué significará la figura del traductor? ¿Cómo serán las relaciones entre éste y las actrices? ¿Cómo se modificará la relación entre las actrices y el público? ¿Cómo comunicarse con alguien a través de un puente? ¿Cómo se desplegarán las presencias y los cuerpos teniendo en cuenta la diferencias de sus entidades comunicativas?

Para desarrollar la dramaturgia, elaborar la traducción, ensayar con el “traductor simultáneo” y para realizar los encuentros con el público, se realizará una residencia en la fundación “Sopot Centarlny”, afincada en ul. Winieckiego, 53. Este periodo de residencia sería considerado como una primera toma de contacto, el inicio de una investigación sobre la traducción del hecho teatral, cuya hoja de ruta podría irse dibujando gracias a esta primera fase de trabajo.