P. 1
FALS BORDA Orlando. Campesinos de Los Andes

FALS BORDA Orlando. Campesinos de Los Andes

|Views: 1.546|Likes:
Publicado porVladimir Montana

More info:

Published by: Vladimir Montana on Feb 11, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/16/2014

pdf

text

original

ORI

,

\NI)O II.{t,S I}ORI)\

CAMPtrSINOS
ln lot

ANDES
Lt¡til¡0 S0c¡olósho
dN

S,t|.io

No. 7
ilONOCRrUrl.\S SoCIOLCXiI(--.\S I AC(-t,1"\l) I)i.l s(x)(»,oGI§
llotr)tir, l r6l

oIII,ANDO FALS BORDA COLOMBIA
0rvrsrori PoLlftc^ En ¡aÁt

CAMPESINOS
tn lot
I

ANDES
Estadio Sociológico de Sdntlo
,

'!,-

:i .

t, ^.

r'.:

laA

No. 7
MONOGRAFIAS SOOOLOGICAS FACULTAD DII SOCIOLOGIA
I,NfVFISIDAD NACION¡I

Bogotá,

1

1

DL,

lr.:.

Priftr.
PEASAN.r' SOCIETY

cdició!

c.

ingt&:

IN THE COLOMBIAN ANDT§:

A SOCIOLOG]CAL STUDY OF SAUCIO
P¡¡blic.d. po¡

colTEillDO

U"hdt;tr of Ftdidt tue't,

cdinetürr¿, t95t

¿. l. .d¡cnin ingl6.

l^-.TRODUcCION

V€aió. cNtelh¡a

dc

ALt^io HEnMN ltlEr"..¡,
¡evis.dl por cl ¡utort

lr.,$(io d€ l¡ sñ2, pánd.ro "l¡ dc c¡c.cn ¡os vu6" ,,

fe¡¡ovi¿rio

3

11

y co¡ p.¡m;o d. Udv.rthr ol nondr P,.tt
DÉ¡echo! reseñrdos

LA ORGANIZACION SOCIAL
\1,,r.'lúgi¡ d. un lerndúio
1..'

4t

I I ls{t.Lre y l1 ticrr . .... ... ,,luci¿n dcl pol,hni.ñtü .......... ... Ir (.¡, rc¡,súc¡s dc l¡ ágriculttD ire|Div¡ ....... ¡..',,,inc.h det c.rbin, 12 f¡Dr¡c.ció¡ dc ¡¿üiltos

t

ráción

.... ... ....-.

(i. de .sr I ilcl de vid¡ ¡{ y por¡.ió \o(¡:'l "ficrión l'\rtru.ion¿\ si¡lA I É' ir{irucionc\ difho_..n.lr"liJ¡\
I

y I..onsl¡úc_
t62

... ....

10,

,,to

¡9'
202

21i

Di§.6¿do

.

impEso

6
¡
rr

CULTURA Y PIRSONALIDAD

f¡m¡¡.{L IqJE¡Ma

c.llc 24 Nr 2l-r,
Eogmá

- Colo,Dbi¡

'. ll cthos de s¡ucio ...... I -dh d. SrLcio

'

I J f,,mación del can,Pcn ,, ljun.iiln de h r.liSii!ñ en l¡ \id¡ .¡ñPC¡ir.

211 266

2t5

tvr
I I {

l\,lAPAS
APENDICES

Y

FIGURAS

A - El ñatodo y .¡ rpb.io dc emoó B - Hireri. n¡rurat . . . . . . . . . , . . . . . : . . . .
Eibliogmfí.

t l.

lrlrúrón po¡ític¡
.onNnid¡d dc ctroco¡tí
.

....... ....

iv
.

ó
72

xn, rrú cd¡d y sexo de lá pobl¡ción d. S¿ucfo

...............

_..

CUADRO§ ILUS't itrtCiONLS
ESCENAS Dtr SAUC]O

I Alhl,,r,¡(n{r. por s.x6 ............... I llrt,(¡,nr dc jefcs de f.niliá I l¡!t'¡r,nA dr múi.rar digónr.s
a

6' 6'
74 ?6
78

I
a.

(¡ contiúuci& d. ¡. p+io¡ ror)
Vqtido .ipico dd c.n¡D..ib
Venido lémeniao

t

I
a

L

ll
t,

!l

.ub¡ y ur .ú"csi¡o

Tipic¡

H,cicnd.

ce @DD€s¡d. Ls Juiiá!

t{nh^ Unido6 ll l.^¡i \ n.trro de h¡biBcion*
ta

tI',¡tr,n rc{ de i uon.r emjgnntes llrr'nn'n'n dc lo! mi8mnr.' por *16 lrnl,, ,túc ld icfs d. f¡mili¡ h¡n livido c¡ 3us ti ,¡k¡ ,1. r¡mili¡ qún h tcnmci¡ I n¡r, tlc ls firrcd dG reriddrc§ .. ... .... i l',,rtr( rál.J¡J¡ y uso de h derr¡, pór Én€nci¡ ........,... lJ'riN¡¡x^ y equipc ,grlco¡6 . . . . . . . . . . . . . . . . l¡ru,!úcció¡. supeúi.ie cuttivad., rcndimienrG y proporcio&a dc .u knro .ú cin@ cülrivc prircipd* ll.n¡l¡,,ie¡tos agricol¡! cómpar¡dos .on los dc Coloñbir y 106

8t
rl8 91

tt,
160
170

tl

t7t

t7!
179

,,d, I I

I¡rqior dc l¡ crcüel¡ Lá p¡l¡E bádit.
Cónst¡u..ión dc

242

I

$$

Hor¡iná
Cámpo dc t€jo

y

ricnd¡

Tmnslort desd. .l merc¡do

vII¡

]

lD(

PBOLoGo

A LA Eot0tot{

CA§TELLAt{A

f Íü¡n) sobre ¡a "verade" da S¿uclo.
, IlÍ!

lal¡L¡,

O¡rlm ¡l

irle hoy

combimdo csfu.rzo dc ge¡cmsos .migos y altruístas a k luz pública l¿ vcrsión crstcllána dc mi pri'

Olnto rñoc han pasedo dasde h publicación dcl übro cn inglés dcde cuaado tute el privil.gio de cntrar cD contácto directo It h compcsinos colombiaoos por prirhar¡ vcz. En aqücllos .ños, Ga h¡ry rccuerdo con muchr clsción, solo on ¡fáo rDa llcv¡b¡ d frh¡t - a terreno: el descubrir ál c-¡mpesino, el pe¡per sus pro' llmt y ncceridedes, o como lo expresé en e¡ prefacio del libro. al .fi¡di,rrlo "sin parcialidad ni prciuicio tal como cs reelmcnte". O|¡rh constatar ú lo que sc decí¡ d€l hor¡brc rü¡al colombiano rt clcrto, si metecí¡ su sue¡te como desprociable siefvo dc I¡ flal'., ri su esNpidéz ápárentc o "melsncoll¡ indig.ná" cra arÁvic¡. ¡ .t¡ dcrtino como cntc sub_hum¡no cr, inevrrebla.
l,ll r.rfuc¡zo bien válió l¡ pená. El descubrlñiento dc la reelided úal c¡nrpesino me llcnó dc entusiasmo y eslenn?z, cre¡ndo ¿ctitu_ dar c¡rn que desde en@nccs he t¡et1do de cont¡gi¡r, dcnt¡o dc mi¡ loíos rc€u¡so§, a mis coleges y miembros de Ia éüte, Mucho mc ¡rroocupó consuufr puentas culturalas e[tre cl cernpesino y cl gru_ «hrcado quc por sll mirn, ilustaaciórl. sc h¡ dist¡nciado dc lo

,|

I

¡r

lrtico y run rhond¡do.l ¡bismo qüe coo el ¿griculto¡ lo scperu.

Itorquc la realidad, como la descdbi en este libro, €ra muy distints r ft)s preiüicios que sotre el "indio" m€ hábfen sido incuh¡dor f,r l¡ roci.d¡d á qüc pcn.n.zco. Un nuevo hombrc ,ldeáno amcr

[ló ¡nt€ mi visr¡ d prim.r éc¡rbe

inv€stigetivo. Su p¡incipa!

txt

r"

Ill I l:^l\tl'l \lNi,t l)¡
na{01¡'

l.()S

r\lil)lls
pero cllo

tin)).oco -\ LA

EDIC¡ON C\Sl'liLl,ANA

I XII

(.r¡cr(rfrrx,r (¡rt, cc5 .rá la p¡sividad, cs cieno; lx\ potcncialidades y los tálentos quq como ¡gurnlxl,.r'r Jrgún e(tímulo para.alir a relucir.
Hoy,

,

¡l

crbo de todos €stos iños (h constánte observáción

áIglm¡ expermenraciónt es posible sústcner que tás prcmis¡s sobrc capecidad y Ias posibilidades de supereción del hombre no han sido desviÍu¿das. Prueb¡ de ello es la Morogmflá Na sobre "ácción conrunal" que potrlicó el año prsado lr Facultad Sociologia de l, Univesidxd Nacional, y rod, h lirerr¡¡ft s. el misnD tcnm quc se ha cscr;to e¡ h» ú{tirnos rncses. l]s i dudi. ble quc Srucio ya no cs cl nrisno quc descr.ibí cn las páginas do €ste libro. Un c¡tnrl)io importintc h¡ rcnido allí lugar en m§chor áspecos iostitucioDrlcs 1-cstr'uc«rralcs. Si conriníü c¡'n el impulso inicial, l.r corruridrd logrrrñ rnr transfornración ñ)tund¡ e inrpre. sionaflic, Srircias cr) grrn prrrc al csrimulo de sus posibilidader

.

Sjr cnrbargo, un nuevo planreamiento sobrc el misrno asun@ enlergc ¡horá, a saber: ¿Cól»o se van a ori€ntar lás energías del campcsi[ado en ñ innrinente dcsp€rt ? acómo sc conducen rrkjs energias prra quc entre todos se modele un p¡ís mcjor? Por todo ello el problema investigatjro de Saucío, al con')plcr¡Ise la prjnrera etapr de sordeo sobre la r€iliüd del campesino, h¡ pas¿rdo a un¿ segundi qu€ conreutpla con nrás det€nirniento los aspecros bcales de la dinámica socid. Asi mc h€ propueslo s€guir l¡bomndo en el futuro, rlcntro de un m¡¡co de refcrcncia inicial que publiqué en l9J9 (¡,Iooografi¡ Na 2 dc h Faculrad ántes mencion¡da), Es posible que en eI curso de los años pr¡edá ofreceI ¡ nlis colegas del paG y del o\'t¡anie.o, las cooclusioncs a que logft llegar en cu¿nto e los p¡iDcipios c¡usales de los cambios socio_culturales en nuer
tro
medio,

nt",,,1, rl i uri' Je los próxirnos ¡con¡ecimientos. Y.en Ia Primcr¡ , ¡,, .,,, ,t, *¡e hl,n' .c les h¡c¡á uo directo tmPl¡zemiento, con, r,,1,, , rr r(llDinos dc rcalismo y urge¡cia Recordé qu€ los circur ,1, l,r (:litc o of¡eci¿n refugio contra Io§ movimientos socirles ,r,,, , ,, ('r(rizin a ruestro s;glo. "Porque el ,islamie¡to no Podrá en defensá co»¡ra las emociones y ,sPiraciones ,t. rrrr ¡lrclrto que, luego de h¡bcr conido del árbol del conoci ,,,,,,r,,..1,*r'ubr, que está d.'nr¡du y p,rlrrc. Pcdia unr transfor,,,,,,,,r,lu tus urmiioios de esa élite en busc¡ de una auto-renove' ,,.,,,¡,', r, p.i',,iti.ia hacer frenre á k» retos de la socied,d. L .t,,t.;,- Jc un ¡trrui(rno rctir,r v de una ácrirud que l¡ hicier¡ . ,r,,, ,ic e"nrtrender con na\ oI .in,pátir lo' Problcnrrs d( I r'ánrPo lr,tr.,,l.§ !c(c.. en dilerso' e"criru" ) confcrencia!. traté de dar ,,,i,'".r h rcsponshilid^d que en Prrses flolitica y económicarnenlc ,,1,,k*.¡rolladós como €l nuesüo, comPetc ¡ las cl¡ses dirigent€s dignificrr y no t,, .' 'tuc. por una ve¿ uriü?arcn su ascendiente Prr¡ destruir¡ Páre ilun,inar l¡ t,,, ' ,',,,rtirnrirr pxra construrr )' no Prra ','*1.' r n,' prra oscurccerla. Otrás Person¡s v enddád€s, Preocu ¡,r,hs trmbión por ette fundamentrl Problena! exPresaroo Ptmtos ,1" ristr simil¡res.

, ,,,lr",' inrclcctunles y {ísicos, hab¡á que seguirsele concedien' r .r|,nr I'ri¡,ridád. ln llli surge un leces¿rio comPlemenlo: (Qué h¡cer con t¡§ r., .t'i.¡,"rlci de Colombia¡ Pontue tlc ellrs. indudablemente,

rr. ,,,,ru¡lhdcs" por prrtc de las entidrdcs ofici.les y Particu,, lr¡ trr. rl rcnrr de qué haccr con el hombre del campo' con

. ¡rlc alisled¡mmte ectos extraordin¡rios Por la visión y el espiritu ,1, .(,\icio de quicnct ln. eiccur;rñn. n" pucdo mcnos grtc .rprt ,.,r ¡r'i rnsiedri por Ia coldr.rctn 1 acLicudes de bucna Prrre JÁ

l)6griciadament€, aunque

historia dcl País en los últimos áños

Habrá que seguir investigando muchas otr¡s regioÍes dcl p¿ís, mas no solo describiendo estructuras, sino simultáneamente ñimrrdo la ¡ealidad d€ las tmnsform¿ciones sociales. EI co¡ocin ento asi rdquirido, indudablemente, será básico pere tornz¡ de.i- : sion€s intcligentes en cuento a lá plárcación social y €cofómic¿ 1 En cl á¡r)bito nacionel yr ha habido r¡o mc¡ito¡io ¿varicc c! tales ssp.ctos xplicados -qEe soo de lá provi¡rci¡ de l¡ sociologlá-, gr¡cias, €nrrc otros. al creciente estimulo al movimicnto de "desarrollo

r¡¡''¡ras clases orienradoras. Algunos sinromas son omino§osi Pefrr ,!, rluiero pens¿r qüc scú definitiros. Iln cste litro el l€ctor cui,l,r,l¡iso encóntr¡¡á suficiente evidencia para demo§tmr! entre otros! .l Drincioio de l¿ imiración Ln Dolirica (como cfl,r se hr rrrrlenten ,t,,i,,.nrle nosnrrn.¡, v h influ'encia canccros¡ que el cruel ábuso tr,,isr¡ I ¡utocrático de ell, ha tcniJo en los cámPesino'. Solo m._ ¡,rc'c ábte I¡ forma cQmo '6 ¡¡igin,, y de.¡-roll,i h 'i"lcncia' rn Colombia. Quizás no se¡ mucbo P€dir nucvrñente que los líd.rcs nxcionales ¡bando¡cn su Eágica función como aPrcndices de bruios

XI\¡ ]

C'ANIPII,§INOS DE LOS ANDES

-ig¡or¡stes de las fuerzas sociales con que juegan, incrprces detenerlrs , y <¡uc recapaciten en su estrátegiá )' en su filosofíá la acción prra que, aI conduci¡, confolmen un p¡ís en cl quc dJn 'r\ir n,is rm'ble¡enrc rue'Lror hji¡)5. Tál es, pues, el tema de este libro y los problemas guc plantea¡ cuando fue cscrito, y c1ue, según parecc, l1o hrn
actu,rlid.rd. Como .u,i,,luBir. (, un csr!dio dr ul rllidad. en su fund:rmcnto podrá h¡llrrse un sincero dcsco de encontrlr lucio.:e, p,rr gr,r\,us ¡r.'t,,mr r.rci,,rrle...r'',u¡, ,ic lu. curlol

PBE§ENTACIOII OE

LA

EOICIOT{ I]{GLESA

cómu ru..l, 1.. rttorrrr., .,gr.rri.r \ l, rcú,,.r,,,( rn o( I¡ vi{ rural. va hrn si(10 rn\ri¡nrcnre discntidos. Lr rcción ilustmd¡ I: L nuerl cun::gná.
Qüiero igr¡dccer el auspicio dc l¡ Asociación Colombian¿ ú Unive¡si¡l¡des prm la publicrción de este übro -especi¡lnrente i¡ cu¡nn, rl ,rreglo (lue fue necesario efectuar con la Univcrsid¡d de Flo¡id¡. edicota dcl te\to original en inglés-, asi como el de l¡ Universidád N¡cio¡¿l de Colombia, en uná de cuy,rs series de pu' blicicioDes quedi incluido. Asi¡rismo, debo consignar con aprecio cl apoyo fin¡nciero dt l,r Co¡¡isión para c1 Intcrcambio Cicntífico y dc la Intcr¡ation.l Coopcration Adnri,l;stmtioD dc la Enrb¡j¿dá de los Est¡dos Unidol de Anrér'ic¡ en Bogotá, quc fuc definirivo paLr esta edición. Tan. bién Lieseo expres.¡r rli ¡econocir¡ientc¡ a I¡ UN0§CO, r Ia Socicd lialiana di Sociologir Rurale y r los editorcs de Soziol,og¡s¿he Tertl de llcrlii, por hs trxdrcciones rl francés, portugués, itáliano y al.. mád quc hao hecho dc partes de cste libro, especi¿lmen.e los capl, tul¡,s sob¡e 1¡ fo¡mrción dcl cxnrpesino, la religión y oírs institu.

,

r ¡, rr ite sus trcnrendos lv¡nce;
t,

socicda.l con,mbi.rm. v p.tm podcr entender esta so,,,r¡r,, un todo. sc h¡ce ncccs¿rh conocer l¡s c¿ractcrlsticrs ,, , rli(,rción dc sus par¡es. al libro dcl cloctor F¡ls Bord¿ cs ' ', ,,rril¡Lrción pioncm que lLeva ¿ ul conocimien¡o- I-§ trñ ánár ,,ri,Lrloso l cmdito de h socied,rd crmpesina de la comuniI ,,,1,,, de S¡ucío. Pero es ¡írn más. El au¡or se h¡ enraizedo r, ,',,lrucltc en el sneir) de su pais. comPrendiendo el c¡rácter .r. ' It(rtcs y sinp¿tizando con sus Prol,lemxs Para medir ¡, .,,, ,, lrs rcl¡ciones entre ei homb¡€ y l.I derra, la estratific¿ción ," , h\ tefld€nci¡s rlemográfic.rs r. los niveles de vidr (solo para

', , ., , l,

lucia la indust¡irlización, , r,,Ll¡vir es u¡r páis predonrimnlcñente rural. La mayo,. rtcotcs vilcn de h ¿griculturu y no se han radicxdo efl ,,1,. eiud¡dcs coün) Iledellín v Bogotá sino en comunid¿des Lr r\ comuni(txdes consdruycn ei funrtrInento sob¡e el cu¿l

,, i

,tr,ir algunos de los t<ipicos .ratrdos). cmPlea las técnicas

so-

,, 1,11 , r' rnás adecuadrs. Y los facrores ¡redidos emergen no como ,," ' (st,rdisticas, sino como persoms re es .
I I Lloctor F¿ls Borda c¿r¿cteriza ¡ Ia socied¿d de Saucío como ¡,,,,,, rcsiqnada v resistcntc ál cámbio. No obstante, él 1¡l señal¿,

Y ¿l tesonero traducn)r \' Arlcdin¡, mi pcrenne gr¡rirud.

fiel rmigo, el doctor Alvaro Herá0
ORra\Do FALS
BoRDA.

,t,

!iene. EI meioranriento de unr c¿rreter¡ y la const¡Lrc_ (lc u¡x rcpres¡ cercán¿ ¡ l¿ comunidrd hrn llev¿do ¿ esta a ,,,,,, ¡,,1. c¡\ contacto con nuev¡s idcxs y ruevff récn;cas. [l c¡mpe,,,, r¡l,icz¿ 11 dudar sobte si s¡¡ nundo es. al fin y al cabo, eI mer,,, (l( k)s posibles. En fin. ha sido i¡rr¡oducido ¡I concepto dcl
1,,,1,x,

t x\'

x\1 I

CA¡,IpISINOS DE ]-O5 ANr)IS

progr€so. Sáucio Do es un cáso a¡ládo de ral metamorfosis. Io exprcs.r el Llñ(rñr lrl. ftord¡. c' r¡rl,ellinn de h rerolución cjal, que promere ser la caracteristica d;tintiva de nuestro si €stá arrastrando a l¿ poblrci.in c.r'rpesirra dc Colombiá". Su mnza €s que estos hechos se rcconozc¡rl y qre Colombia p trabajar h:cia Ia "incorporaciírn ¡ctilx y ordcr¡d¡ de las gLrnd( masas de su poblrción ru¡ál ¡l tor¡cnte rvas¡ll¡dor de l¡ vida n¡ cional". Parec€ in¡€cosario ¡ñad¡- qr¡e en sr libro, cl auror haü res¡ltar el p¡oblemá básico que confrontan hoy la me1.oría de Io¡
pueblos del mundo.

PBEFACIO

LYIE N. i\tcAr-rsrEx

Proftlot de I'lisfarid Ltttino
U n¡¿ er sidad d e

No pierl.tes m ta nh d que escdpaús $ el P acio del tc!.. Polque si tb,alütMre 'e call¡res en ?ve tiem' Po, tespito I libcrt¡tción sltrgirán de otft PMte...
ericdnd

¿Qüiéñ sLbe

i

pdrd esta haru te hdn hécho llegnr?

F loridd.

-M^RDoocDo a E$ER,

loRllnl¡,tNo dc l¡ revolución soci¿I, que p(omete se¡ la camc¡erÍstica distintiva de nucstro siglo, cstá arrasr, ¡,!1,, r h población campesin¿ de Colombh. Podria haberse espe,,,1,, ,luc cuatrocientos ¿ños de rutinarii f¡ena h¡rbicr¿n enrum€' r,1,, lr sc¡sibilidad de Ias gente5 háciá el progresoi o qu€ h¡rbiemn , ,,,,\ clJido ¡ los camp$inos en individuos resignádos y dócil€s. Pero 1,,,rÍrcnte r estos se les está revelando el hecho de que han sido, en
,, rrl.¡rl. e¡plotados

r

y

nenospreci¡dos.

ninguna crisis definida há surgido en l¡s zonas rurales ,n (i)lombia como rcsr iádo de esta transición histórica; pero hay ,,r.rlcstar. No es aquel mismo matestar po)ítico que atraio la xtención fur,rrrlial h¡cia Color¡bi¡ en los írltimos años. B más bien un sentido
,rrr ¡rr:cedentes de insatisfacción, que vá penetrando en las ñásas de ,ltricültores y labr¿dores de Colombia; es un despertar d€bido á una

lidavi¡

,rrcicnte conciencia de clase, o quizás a un proceso so'cial, difícil ,1, (lcrcner. llamedo "¡acionaüsmo". Esta transición, que II€va de 1., r(signación a i. insarisfacción, puede suscitar fácilmente en Co l,Úrl);. cualquiera de dos acontecimientos inportantes: una lucha .rnr como resultado de los extfemismos, Por un lado, o la in-

I X\11

)rVIlI I CAMPESINOS

D[

LO§ ANDI]S

PREFACIO

I XIX

corporación actir.¿ y orden¿da de Iás grándes mrsas de su po ción ¡ural al toffente ,vasallador de la vida nacion¿I.

En té¡minos gen€ralcs, estc es cl "problenu campesino" de lombia: el átraso aciual I n,uy reál en que se encueniran l¿s zo rurales (aspecto pa-sivo) más una creciente corciencia de ese por p¡rte de ]os campesinos, que esrá crusardo un¿ tr¡nsiciírl ( pecto dinámico). EI probleme campcsino asi dcfinido sirvc telón de fondo ¿ obscrvrciones ¡c¡liz¡das desde 19+9 hast¡ l9t en un vecind¡rnr andino ltam¿do thucío. S.ructu co¡rienz¿ r tr¡ñi fornarse seri¿menre. Aunquc cl vecindirio nc, ha perdido aún c¿r¡c.eísticas tr¡dicion¡lcs prsivns, sc cstá nrodilicrndo.
Sobra d€cir que co,rx, un prlmcr pxso Plri h¡ccr frcnte a I dificultadcs dc su tr¡nsici(ir, l.r situ¡cirin IcaJ, enpíric¡ de los pcsinos colonrbirnos dcbc conocc¡sc.r Utta denrocracia loven l¡ dc Colonrbi¡ pucdc peligrar por falta de preocupación por Ir descos r]lodcstos, ruDque equit¿tir.os, de 1a m.ryoría de su población, l\{ic¡t¡¡s uoa naciór no madure (y h conciencir cle trles pu€de scr una señ¡l de mrdurez), l¿ snisf¡cción de Ias necesida dcl sector ruml vicne x ser üni obtigrción de 1¡ cI¡sc gobemantc, La hisrorj¡r ha dcmostr¿do que cu¡Ddo se circcc de mcdios p

,lt ,r,r ¡litc cn todas las democmcias, debe emprende$e , ' ',, ,r,sform¿ción de los principios de esa élite. Si hay ,rt,,,,,,,,', Ll .n l¡ concepción de P¡rcto sobrc h decadenci¿ cven,,,ir ,t, r h\(5 (lo¡riü¡rr€s, trmbiér debc l,usc¡rse et idexl dc Ir ,,,,,,, ,,,, ,, ,i,r (lc hs rinoríás gobernrnres, cono resulrado de su 1,.r.'1' l! I l,irx l¡rcer irente, con inre)igelcia e integrid¿d, x los ¡,,!cn dcutro dc su propi¿ soci€dád.
1,,',,,,,
r,,,,r,,¡ poscr sólidos conocimientos acerc¿ il. los problcm* de l¿ r'ida ru¡rl de Colombia. Lste cor, ,,,, ,rto crrpirico es ncces¿úo a fin de llegar a una legnhciór r !'r rrL ,", \'prr¿ plin€ar c¡nlPiñ¡s y foünul¡r orien.aciones i¡ ,,r, ,,,, I | .liron,irri.. prcciso .i e! orelinrinrr lógico e indiy | ! r ¡ dllrgnostlco Prcc'so es el preli imr ló"ico iñ,lirrgnGtico Drccis., e! ,1, ,lc cuxlquie¡ pmnóst;co posible. No pueden espenrse re. , r,,,1, ,,lLr(l¡l)lcs cuando ni la cnfcrmcd¿d ni las n¡cdicinrs cstán 1,,

r, lr' \

c\ importantc

s¿tisfacer t,les nccesidrdcs. "respiro y libcrtrción surgirán .lc otl prrte", quizás de u¡a mxnem turbulcrta o por procedimientos t tuosos. "EI pxl¡cio del rc),", cs deci¡, los círculos de la étite, no olreccLá refugio, porque el ¡isl¡nienro no podrá constituírsc nu en defensa contn lxs cr ociones y aspit,rciones dc un pueblo cluo

I' r:cntc csflrdio, que sc cfcctui sin xpovo institucion.l, es , , .,ri!r, (lc s,.isiaccr en parte h neccsichd dc rur cxamcn obie. ', ' ,,,, ,1, l,\ proble rs rurales de C¡¡lonrhir. l,n lirer¿tur¡ colo¡rbian,r , , , r .,¡ descripciones elocuentes del c¡mpcsho, su minera ¡lc , ,, ,. .,,s costurrbres y creerciis. Pero c¿si tod¿s esas descripciones

ll

L

r rcdcado dc

lüego dc háber comido dcl árbol del conocimiento, descubrc quc está ¿lesnüdo y pobre. Si se llccpta cl postülado de lx nccesid¿d in-

peftcncciendo ¡ uD strxr¡ i.icrntr dc h pir:in,idc yrclaL, c$á b"r2nre despro. !¡¡a dc cduc¿cnnr, ri.xe no rcducido drel do viü. cmph¿ süteñs anricuado! ,gricolas. jndust¡ü].s, üab¿já un, pcqueñi exte¡sióD de tiürx, tá adqriidq

' P 'r l¡s

fnulnlades

d.

c-fa

.lr.i. ¡n .¡npcci,b s

Ia

!.rso¡r rúal qr.,

,,,. ,,,rd,cioocs- ctuc x veces ¡ esult¿r di{ícil determinrr dó,rde ter' , , l¡rt.sír y cornic.n -¡ ti re.r1;drd. Adcmás, er esas descri¡ ''' ,,,,,r\ rrms rcces hxy siste ¿ en 1¿ prese¡1t¿ción de los datos y en ,ll'. n.cncu€ntran pocas refercncias r autoridades o fuentcs y es. r,', r¡cdios parx comprobü l¡s aserciones. Nituralmcnte, des. ,,Ltr i,,lrcs dc csta hdolc pucden scr una fi¡¡mula para señalar d¡ ,, , .,\ t,rol)l.m¡s a la atcrrción públic¡, y cn ral s€ntido cie¡cen una I',,r'i,;r. Pero como en ell¡s el scntiniento I h elrroción doscm1, ,rrrr ¡rpel fundamentrl, ¡esult¡n estériles curndo se aplican sohs t,,, , ,r ,,lver los pruhlern^\ socirles.
I
Ios

trn c-rcesivo rommticismo -cie¡ramente con buc-

ruq.' lr-\...p(,'ñ ) .ü1.,....i p._icu.... \ 1r, ru.i.'l u c'.tulre,r tc. o {ls,l. ¡mbos punros de üst., os u mcstizo. Al$úos irdigeñ¡s acultur¡. .la\."c,'.' i¡.1 ',. en r.,¡ \.r,S."a.r. .n'o lo. r,g.o'qu" v^'.. en..,n,unidrl.s xgricol¡s. A mcDos qtrc sc i¡di.iue ot!. cos¡, l¿ palabra "cún!esi. no" § rrti..c rl dpo centml colombi¡no. hxLit¡ñte dc 16 mont¡ñ¡s, y coúcrct¡¡cnlc il suci¡¡ o embro dd vcnrda¡io nrstizo dc Sálcio.

Tl crrfuque.,,ciu¡óqi.o m,,d,rn".

prcilicción, cs ind¡pensrble pira l¡ dcterminación de muchos de Ios pr)l,lcnras dc Colombia. Con los conocimientos xsi .dqüiridos, sc todrirD rcxlizar esfuerzos rcertxdos par¿ concrar¡esr.]r l¡s difi' rulr¡dcs dcl prcscnte. E1 estudio de S¿ucio, por lo nismo, podrla

con :u. x,rilisi...ü.JUdio ¡r!cc«», su interpret¿ciór de lrs estxdisricrs y süs intentos

Jc
de

XX ] CA]IIPESINOS DE LOS ANDES
considerrr.e como un páso en c.la nueva dirección h¡cia u»¡ in lesrjgación sociológica obicr i\r cn Cñlombj¿.

PREFACIO
A
,1,

I XXI

yidecimiento!

crcr.§ lré¡se

Saucío fue rsiudixdo sin án:mo de poncr

el {péndicc A). Fn el p¡nóI,mr culrurrt .lr
y
se

I

prueba reorrr. con
esr

l(r¡ r8r¡decimientos, ante todo, a los
r

habit¿ntes d€ Saucío,

iomalon nor¡s sobrc ¿iver) sos c¿mpos de ¡ctilid¡d. Ilsro f¿ciliki l¡ observición de divers3! variables inrportanres. lli eufoquc fue sociológico en cl sentirto conrtiano, cs decir, quc comprcndi¿] la invesrigacir'xr de una ¡mpli¡ g¡ma de sspectos socirles, desde h nrcdicinr y la horriculturr heste Ia,-1,'1., v l,r li rgri'.ricJ. AJcnrá.. s.,r(',, ri, ¡r,,drr r"rn¡rc rricr.e pleaa,,,, n ( lin,i'arJ,,.e I u'ili/,r ,, , erf,rl,,c d. t¡ e ,:,.r.,.,,¡t, SrL,i,,j,r ml,ch ¡ |,gun.¡.,tu(,,,, ¡""!rI tir. -.", r,c,,o .1,,.,,rnbiór se empleam un enforluc dc s.cuencir c¡(,rológicx. t oi euo ta inv.stigflci(in ncccsarir re(lnirni oo 5r'to y.rlcrse de formutNrio, entiir 1.,,,1,..rv.i(xn.pñr I,,,1i.rt.(.,,n \ .e.,riz:rr,,rr¡: clase. dc ¡r.r. l,1to. n,brc cl rerrcr)o. \nu mn,Lic pe'lcrr.rr cn tñ\ rccinro, de tos rrcl,iro, r. ¡cudir I l.§ pri,-crrs cr,lnic¡s r I to. J-,.toriádures dc
c¿da peri0do.

vecindario s€ tuvo eD cuenta todo.

¡, rrrrr entusiasrrnrcnte en la invcstigación. No podria ex, ,,¡ | l,ililrras los vínculos que me unen a su v¿l1e encant¡dor, , l, ,,,r¿ dc aigunos d€ los ¡romentos ¡rás felices dc mi vidr ,,1,. llricirs a su gcnerosid¡d y hospiralictad, tuve una oportu. , L,, ¡ (lc cr¿ninar l¿s condiciones sociales de los campesinos. L, Ll (lcbo cTrcsar mi ¡gradccimienro pata con 1os amigos , ,,, ,rcrx prciente me llevaron de crsa en crsa, presentándo¡re , , ,!'! \' a süs prrienres, su¡\.iz¡ndo Im perplejidades de las ,,,r irti¡r¡x, crc¿ndo u¡¿ at 1»ferx falomble i mi tribrjo, ' r, ,.,',',, L. l, d, f(nd,..tJ,, rl ¡ro¡ecro ru.t tn \i,ürt ion* ' l)cbo ¿grxdecer r todos e1los sLrs extraordinnrios aunque , r,l, lcrvicios, h confi rza, el rcspeto I, en fi¡r, tod¡s v Ead¡ , I Lr5 cosas que hicierun dc mi p-emnnencii en Siucío u¡.r ,,, i,( ix sunn ente prorcchosr y rgrádrble.
,

pcrspectivn histríica. Las {lue prrecen ser l¡s rnás prorrrinentcs mr, nifestrciones sociales y culturalcs d€ esrc h¿n sido selec'ecindari; cion¡d:rs ¡ fi¡r de losrxr cl rcsultrdo apetccido. Fn cuan«, poriblg., se prcsent¿ cl crnrpesino de S..ructu sin prrcirtidad ni pre;,,i.io, r¡o-

La aparente fnlta de especialización de esta obrr se debc c¡si completamente o 1¿ insuficieocia de investigacione,; fundamentales dc sociologí, en Colon:bia. Se ha prescindido de conclusiones y gencraliz¡ciones ,prcsuradrs, porque en ct esrado ¡cturl de 1¡ investignción r¿les ase¡ciones seri¡o b&stante infund¿drs v quizás €n$ñ¡x¡s. Est, obr¡, 1á prinera de ¡lguna mrgnitud de ",.' -rc"ii" sociologír rurd eleborada €rl Colombi¡, es prinordialmente un esfucrzo por d€sc¡ibir la situación acrual del vecinda o de Sáucío, runquc tambióu se hx otorgrdo la debi& consideráción a tos procesos sociales y sienpre que ha sido posible se h¡ surrinist¡ado uo¡

com,, e\ r.iln,e,rc. iun,u (,,n.ú. ¡o'..:"'r"'. n.,p,.,,1',., ,. ..,0,.. tr(inres y ,,prr.iLi,,ne.. Pcro lr li.i,id,,l ...prei-., de cnr ..,,r.,d,, cs, cn fnr, h de fxcilit¡r una fururá r¡rei de codificación. dc rnálid.!y rlr sínrcsis dc l¡s re¡1id¡cres rumles de Colol¡t,i¡. xvud¡ndo en l,i l',,,",, ,,",.. i i,, ,,. ,,,, .1( ,.,, t ,n p.,rlr ,ñm,r 1 Sr'r(:ó v ., on ()n,fril,h. cn li\ rerdaderás co¡ru¡nládcs ".," proelesistis cn qlie fr(.(k n c(,r!(rti¡\e.

\l lt!\.crendo Prdre Jlnnc Dclg.rdo, Prcsbítero, párroco de .,,,,r,1. sc dirige espccirh¡entc ,ni grxtitud por su x áble conL ,in dcl provecto.f por su ¿yudx cf;crz. No es en¡gerado decir , ,I l¡¡dre Delgádo s vó el prol ecto en ¡¡ás dc u¡¡ ocrsión. r 1,1., )lcolcDte, su ilustr.rd¡ di¡ección rcsultará 1nrry benéfica para ¡,,,,]rrso cspilitual dc sus fcligreses. I (innFairía Winsron Brothers, coostrlrctores e ing€nieros de ¡!'L,LripoLis, Xlinncsota, guicnes h¿¡ tmb.rjado en Colombia desde '' , \ frcsiado uua contuibución impo¡t¡nte ¡l desárrollo mrte, , ,L(lp¡ís, me hizo posible Ia recolección de datos en Saucío y , l¡r¡\ la prescntación dcl ¡raterixl en la Unilersid¡d de Minnesot¡. l|,1),' .src generoso arreglo a los señores Richud King y Fran)r ,), $cn, (tuicnes me proporcionaÍon empleo er I¿ obrá de 1¡ re1,,, ,r, Si.g,. d, üchr Conr¡rñir. en Col^mbia. ) rl presidc,rre 'l t. .,',¡re",. "eñor Will:ám l. Rol'an. quien mc rra\lidó ¡ r,t\ { Io' seiurc\ Ro')Jn. King y 1,,.,,.,. priDcif,l,. de , ." I lo',lerni, ^linneapoli.. y co,npanerñ. de rr,báio dc Ia l'unrion¿rios ,¡1" " l,',,,t,..i'¡r. doy mi. sincero\ agrcdecünienros tór su comPrcnsoo , |,,,,,* I ti,,r,ñ
Fellou de la Fundrci,il John simon Cuggenhejm. tude '.,,r,, rr l:r tot¡lidrd de mi tiempo v de mis erergias a estudiG de

)OüI ] CAMPI§INOS DE LOS ANDES
§ociologla autropología. UDo dc los proyectos fue t¡ ¡evisión dcl cstudio sob¡e S¡¡rcío. Po¡ eso debo a la Fundación Guggenheim no solo el honor de una distinción que aPrccio altañente, si¡o tim' bién l¿ cul¡ninación de este trabájo

PREÍ'ACIO I XXM

y

,

,,,

,l¡ ,.,r.r ol)ra cn inglés como un desaire a Colombiá o á l',,,, s( (lcbcrá entender quc cualesquier¿ effo¡es o de.r, ,,.,,(,,i,lo o de lorm¡..on de mi c\ct §iva respon-

que unr mención especial merecelr los ptofcsores Lowry ^{ás Nelson, de 1¡ Universidad de l\linnesot4 y T. Lynn Smith, de la Unive¡§dad de Florida, quiene' desde un prirrcipi,' .c in,.resron personalmente cn el estudio y la iÍterp¡cración dc los datos quc ¡euni €n Saucío. Su coxejo y su erperiencir hrn sido indispeusab)es pm Ia presentación dc cste cstudio. 'rarnbién debo ¡ri agr¿dccir¡riento al profesor Wilsor D. W¡llis, dc Ia Udve$idad de Minrcsot4 cuyás sugesrioDcs fucror cscrr,ciáles €n materi¡ rk a¡tropologia, a los profesores S. L \vcidborg, de l¡ Unive¡sid¡d dc Roosevelc, y R. lr. G. Spicr, de la Universidad de Missouri, quienes €nc¿minxron mi irtcrós hacir €rudios dc cultura v personxlidadi y a los doctorcs Fred A. Krantz y Fred Gos'en, ho¡ticultor€s dc l¡ Univcrsjdad dc iuinnesota; a Ios profesorcs W. lV. Ehm¡Dn c Irving L. Webber, dc ]a Universid¿d de Flo¡id¡, al rlocto¡ S¿m Schulmrn y a los señores John \'. Saunders, Joseph Sardo y Wal' ter A. P¿yne, dc Gainesvillc. Florida, quierres leyeror prrtes dc esta obrn y formularon sugerencins vdiosas. Trmb;én cstoy agradccido P|rra con lx señorr C¡ier F. \vhentoir. de Mürncapolis, por su ayuda fin¿ncie¡¿, y con cl doctor Jorgc V cl¡, del Cent¡o loterameri c¡no dc Vivierde de ln U¡ión Pxnrmeric¿nx er Bogotá, quien tra" dujo ¡i castell"no r¡i tcsis sobrc Saucio para el s]Ixdo de Mnster y quien ha sido un en siistr promotor del nucvo tipo dc sociologie quc Coloñbin neccsitr. Doy cryecial ¡econocim;ento al señor Robert Leren, dc Minnea" y a lá señorx Margot Preece de la C¡:uz, dc Gáines!'iue, quienes se eocargaron de lx jngrrtá tarca de prli¡ el texto en inglós. Mi intención originada e¡a h dc escdbir este üb¡o en c¡stell¿oo, q¡re cs nri lengua natira; pero mis profesores de la Unive¡sidad de A{innesota y los direcrores de ln imp¡ent¡ dc la Unive¡sidad me estimularon ¿ hacerlo en inglés. -4. pesar dcl cxcele¡te trabajo realizado por el scñor Leren y lá señora De l3 Cruz, todávía pudo baber quedxdo algr¡r¡ fraseologí¿ que indicám mi origen liDgülstico. Confio en que el lcctor se¡ tole¡ante en cu¡nto a t.les lapsus involurr tários. Tanrbién confio en que mis comp¿triot¡s no interpretarán lá
polis,

,r,,, ,r, ,i(sco hace¡ reI€renci¿. don José María Maldonado ir .,,lr ini Ilr notable aÍrropóloga doña Alicir Dussán Mal" ll, ,(.|tr 1, .mbos de Bogorá, quienes ¡mablemcnte me ent,',, li0(s de la investigación sobre Saucío, los vatiosos r'.,,,',,,1. su fmilia. Don José tLaría es nieto del dirigente ' . ., ¡,r , ,luc cn el decenio sigliente ¿ 1850 fo¡mó el núcleo de ,' r., , ,,,1, l¡r,'cipal en Saucío. &criturrs preciosas y oúos docu. t¡,l,rc,fcs fueron pucstos a mi disposición, en gesto quc r ., ,1, ,,,.r¡cr,r elocuente l¡ gcnerosid¡d v el amo¡ a l¿ cienci¡ ,,,.rtcrístic¡s dc la familia Maldonado.

L

ORL{N"Do Fars-BoRDA.
'

,

,,,',,ill!,

Itlarida.

All,tn

Pn¿t"

IttTB0DUCGl0t{

hrrr,ll'rn de su histoda

{ror

/DA

pR-!!E\rE sEccro\ dene por objero sumjoisuá-r ¡I lec-

una üsión generat del vecindario de Saucío e¡

y

de su habit¿t.

DE CASERIO DE LA SUIIA

A
URANTE EL cuRso

PAEADERO TEBiOVIABIO

del me§ de diciembre de 1948, gran_ des p¡lrs, úáctor€s, trafllas y cemiones comenz¿ron . ",lrr ,! Illgotá, ciudnd capital de Colombia, hacie un lugar poco ,,,,,,"r,n¡, Ihmado Tilatá, situado r noveota kilómetros hecia el - ,r, ¡lsc ¿xodo mecánico tenía po! objero construtu ura ¡-ePrcse ,,,,1 ,.,rrin del ¡ío Sisga, caprichosa co¡riente de ágná a la cual sc ¡,'rl'r¡l,r grxn parte de los periuicios c¡usádos por las inundaciones ,,,,, ¡1, ! ur la sábaná de Bogotá. Mientras los vagones de plataforma . ,1, " rrgrban a crmpo raso en Tilatá, cerca de h cáret€ra a I¿ tl,, rrxli¡ Sisge, Ios campesinos acudían a admirer los gig¿ntes de

,,,r,, llri
.'

, ,rrrro lracia el futuro cámPamento,

re¡lmente impresionante obse¡var cómo el equipo iba rorrndo por Iás colinás, esc bardo y confonn¿ndo su P¡oPio

N,, rnuy distantq el pueblo de Cfiocortá se alistab¿ para recibir , 1,", rcción ll€gados -ingenieros, jefes de oficina, suPerinteodente§, ,,tr i¡rist¡s, opera os de equipo, técnicos-, algunos de ellos extrant, r,Á, ruienúas s€ levántaban las consÍuccioíes del camP¡mc¡to. Lás ¡,r¡lls del me¡cado sabatioo aumentáron consider¡blemeote, cu¡n_ ,1,, l,)s trabaj¡do¡es de la represa cornenzaron a confluir desde to_ ,lir l¡irtes de Colombia. Los viveres exPedment¿ron una especic
,1,

itrilrción áftificial. A medida que av¿irzeben las oPer¡ciones de corr.§ffucción, fue r..$rrio contlatal ob¡eros ordinarios en Ia rePlesá. ProPorcionán_ {l,rl(s tr¡¡rsporte en camión, los constructores Iogmron obteoer b¡e_ i.s cn la región ci¡cundá¡te, desde VillaPinzón, t.aíquil¡ aldea i

t,

4

]

CAMPES]NOS DE LO§ ANDES

DE CA§I¡IO A PAX,ADERO I

v.intnueve krlómetros hácia el no¡te, hasta Sesquilé, población aÁtigüedad colonial, a cuarcnta y ocho kilómetros haci¡ el Los €ámiones de la Compáñía viajaban diariamente por Ia constmída Caftetera Central, Ilev¿ndo x Ios úabajadores desde hogares hasta el campamento erl la Dañána, y devolviéndolos ¡
Pero un¿ p¡oporción considerable de los cont¡at¿dos en no procedÍan de los ce¡t¡os seDilubaoizados dc Chocontá, pinzón y Sesquilé. Eral agricdtores quc rivían en chozas con cho de paja disemi¡edas por el cr¡rpo entre los pucblos muy o a 1o l¡¡eo de I¿ via. Ilr¡n campesinos m vestidos, ¿nalfá fuerres trabajadores, que ¿prolcchárdo la c¿r¡ctera encontr¿b¡n cil ¿bordrr el carro victoli,¡so dc h prospeddad, rePresenr¿do el djncrú coni|nrc dc h rcprerlr. Por cso l(x crmiones d€ Ia sa, conxr buscs u¡banos, tcni¿n que detenerse con much¡

d

'

,,,,,,i,rr,, (lcl vecindário. Un cáñino habfá cruzrdo si€mp¡c cl .rl' l¡,r l,) rDcnos alli estaba ya cuendo los españoles llegaror ! , ' , t ,s nños antes. P¡obablemente a causa de es¿ arteri¿ de ' ,,,,,,,r, ,, ¡in, S¡ucío se había adaptado a los cembios con mayor ,t r,r., ,lr¡r. rcgiones ce¡canas aisladas, tales como La Guajira y. El r' ,t,',,,'ll, r'l)ultidas cn la comarc¡ del páramo.l Pero lis fuc¡res ,,r,, ,t,,,. (,,ltuÍrles de la obrr de Ia represa del Sisga, exp¡ndién, ,,,i,r ,l(.1o. codicioso< por b crrrerera enisrente. rpresurrron r. , r! ,,,,rillc cl proceso de tnnsición que hubierá podido existir. | , , ,,r,, rix¡do, Ia actitud de resignación y pasividad que se cree l, l! rírcii inmutable de las gentes rurales, sufrió uná mircade ,,, t,1,, ,(ri¡r. Lrs gentes de Saucío parecie¡on vislumbrar nuevos ,,,,, r,\ 0s ho¡izontes.
,

,

,

,

|

I r

,

cia €n l¡ c¿rrcrcra prri trenspot a esos agricultores que habí sustituld., cl xr¿do por el martillo, Ia hoz por la antorchá d€ leno, o la rnsu¡ por h rueda, al menos provisionalmente. Atrapado cn me.lio dc la agitación, el pequeño vecind¿¡io Saucio. si¡r¡do sobre l¿ Calretera Central entre Chocontá y cámpánrento de I¿ enpresa en Sisg¡. p¡onto com€ozó i tar algur1ás modific¡ciones. l,as gcdt€s de Saucio reáccionaron ma¡erx positiva. PoI esta¡ más ccrcanas al lugar de los tmb¿i dc la represx y por posee¡ esos fáciles medios de comunicaci ur)r! tñ(r\ c.Fas de L, /unr fueron ro,n¡d¡s en arrend.rmiento emplcrdos dc Sisga. Dos pequeñas tiendas situ¡dás en el fr€nte ¿ I¿ carreter¡ reacondicionaron rápidamente sus instalaci pará vender rnás crcreza. ¡ Jo' trabaladores de l¡ rePresá c zaron a dejar sLrs pesos allí los sábados y los domingos. En su yori¡. lo5 homLre\ de la locrlidad cu\á. edades fluctuabrn los dieciocho y los veinticinco años soLicitaron enPleos un¡ u vez durantc los tres áños en que se reaüzó l¡ const¡ucción. labore' de labr¿nzr qu.drron confiadas ¡ la. a¡nas de c¿sa. a niiros pequeños y ¡ los ancianos, mi€ntras los jefes de familiá j a rrabaicr prra ganar drnero en la represa. La prosperidad micntras el activo veciÍrd¿rio se esforzabe por adapt¿$e e Ia

EL período indígena

\,trrnh ente, como las gentes de todas panes, Ias del grupo de ,,,,.., LIr cnádo erperimentando moditicrcjoncs cons,anremenre. | |',,'Lntrocieutos años vivian de tr:bajos agrícolas en grrnjas dist,r, r, l¡)¡ las planicies. En esr época se conocía¡ con el nomb¡e ,1, t l\\'ontíes, y llevlban sobrc sus cuerpos la a]€gre pintura con r ' , orl,lcnras de un caudillo ohibch¡. Este cnudillo, Iamado tamr,,,t 'rzxque", tenía una fó¡t¿leza sobre las colinás de Pueblo'r,¡,, rruadas a kilómetro y medio hacia el noroeste de Saucío, con,l ,r!.rgo de defende¡ los dominios de su señor, el "zipa", rey ,1, ¡l (rlüctá, conÍa las iflcursiones del "záque", rey de Hunza.2
I I I'i.¡mo es una rcgió¡ mortáños¿ elevada, f¡i¡ y húme&, usu¡lmeff. ,r {r,,vista do tuboles y no clltivada, que . la eltitud de S¿úcfo prese¡t. una ,1,,,.' lcge¡ación de ¡rbüstc, o si¡nrles fraiLejon¡ls.

'

gucío habi¡ sido un¡ zona rel¡dv¡mente prog¡.sist¿, en el rido de qu€, aunque ]ento, su cambio sociál hablx impedido el

11¡l'o de Agudo, R¿capilación hi¡torial (Bogotá: lBibüoteca dc llistori¡ ',.n L»,il Impr.nra Nacional, 190ó), pp. 1,14_14ói Jua¡ de Cdrcllaúos. ¡lt rriia t,t N toa Re¡no de Gtdnrn¡ (lladrid: A. Pérez Dubrull, 188ó), !bl. I. p. 143. 1r, tucL:i er2 utu cálit¡l indigerá siruada donde 6tá áctualmcntc d tucblo ,r I un¿r, a veintictraüo kilóú*ros iI ecidenrc dc Bogo!á. Honz¡ erá el ' 'l'r iddige¡á de la actu¡l Tu¡já, capit¿l del Delarañenro de lioyicá. Los ,,',. (l( Mueqtreti y Uunza ¡iralizabin por ta suprcm¿clá sobre el impélio

ó

]

CAMPES'I}¡OS DD LOS ANDES

DE CA.SERIO
1

A

PARADERO

I

7

MAPA NE

It,,.¡ (i,ir.¿ l+70) ¡cerca de est¿ región h¿bl¡ del Zip¡ |'l¡'.,,', .,. .,r, .r r :¡ando por es¡, r r con \u ejérciro. curndñ rnar rl¡,, 1,,, , rl rullc l:tu h,cLr irenre ,., .¡¡¡rrgo. el Zrque \4jch 3 rl! llu,,zr.L\lichu¡ va lubía at¡cado ]a fo¡talez¡ de Puebloviejo, tr mr ,, ituc los chocon¡áes sc habí¿n retir¡do apresuradamente a hr ll¡,¡rns circundantes. L'¡r buen di¡ Nrlichux vio dcsde su ventaI'r,r ,1, t¡h,r¡riento a los prinreros hombres de Sryráru¡achica que » rr,,\ iur por lx suna del sur, y m€diante las dianas ¡onc¡s de sus rl\r'r,rL (rrrcolas reunió ¡ los gueueros pa¡¡ I¿ luch¿. I rr ¡nrlü dcl te¡rcno y dc los ¡estos de la suna que todavía
i1ú

rcgirin .lc irnpo¡tmcia tan critica entrc dos reinos, los necesidad de consrruir Il ',Írllr). Unr "sun¡" de piedr¡s, suficieotemcnte xncha cn cier hr lúrr, r .¡)nx) p¿r¡ perniti¡ el paso de procesiones 6r tiempo de l|lr, lr, .(,]stNíd¿ enrre Ia forraleza de Puebloviejo y 19,{4pita1 fr llrr,¡r.tÍ; prsrba r través dcl valle de Saucio.3 La infó¡¡r¡ción

dtllt llr, r¡rrrcntcmente comprendicror¡ la

¡r Íll

Illi

en !a región señ¡lan los válles de Ve¡ác¡uz y Saucío rrrÚ h3rr l<1gjco en que sc lib¡ó esra b¿t¡11¡.6 Fue un choque sanfr¡rr,,. r\,nbos reves cr)'eror mienrras las piedMs de h sun¿ que,hl,rr l,rñld¿s en la sangr€ de Ios engüirnaldados guerreros. Que¡¡r¡,1,, indccisa ls victori¿, Io' dos eiércitos se retiraron ¡ sepüttar ¡ r¡, rrrcltos y a cntregaÉe a las bo¡r¿cheras ce¡eooniales. En l¡r¡/r, Quemencharocha suc€dió a l{ichu¡ en el rrono. Y en Mue,t,r.rÍ, Ncnequene p2só a ocupar la pos.ición de su extinto tío, se¡rrr lo ordenaba la ley chibcha.o
r

' Atfxlo, p. 207i cf. Ezequiel Uiicoecho¡, laisüedade! neos¡crddinñ (Bo" ¡ii ¡i¡iroiüI l\,Iine¡vq 19ró), p. 186. ' r.k is ¡crúáldez de Piednhir^, Hittoria Gdenl il. bs conqtiÍ't ¡tet N@a
ti ¡\) l¿ ornndd (Bogotá: tBibüorecá Populr dc Cultús Colonbir¡¿l Ed¡ ,,i.,r 1942), rol. t, P. 61. ^BC, ' ¡ .r,, pucdc i¡fc¡hse de la lec ra de l¿ dBcrip.ión hcchá por pied¡¡hit4. rr.!k.h coliu de Pueblovieio cs posible vú los caminos y se¡deros h¡cia rlihdi y Sesquilé, ]a ma¡stlcr ontaña del Ctoque hacia el o¡ieote, el , ll. ,tul rio hsrá Aposeffd¡ l¡ plúicie de S¡ucio, y la dcpresiótr del ¡io ', |,, cú una supeificie roral de serdt. kilóneEos cuadrados. álroximadátrr i, .. N¡ú¡álmeúte, Piedrahira ha podido csru nd ñform¡do; pero su rchro , . ,I n,Ís dctállado dc auc se disponc en ¡elación con c*a ¡isroria. ' r'ñrllúos, vol. I, pp. 69-72; PiedrihiB, vol. I, p.62; Pedrc Simón, Nariri¡r t 't nüh! de las .oryuirdt .le Tina [iw ú la! hnidr Occideü"les \RoCoj07, ¡,il)liorec¡ ', I, 214. de AuroB Colombiúosl Edirori¡l Kclly, 19tt), yol. I, p. ^¡. P.

El uz¡que de Chocontá ('\cmentera del buen ¿]i¿do" en chibchr) tambi¿n gobernebx a Ios agricultores establecidos

en

Illrnür¡s ccrcxn¿s llamadas ahor¡ Tablón, Centro t, Veracruz, como cn orros valles ro bieo determi¡ados en la actualidad, (Vé el Mápa Ne 1).

8

]

CAMPESINOS DE LOS ANDE,S

DE CASERIO A PARI.I'ERO I

9

Sin embargo, le suna ateri¿l hab¡ía de llev¡r una vcz má5 v¿lle de Saucío las falangcs de la dest¡ucción' DesPués que Ner qucnc acumuló considerable poder y pre'rigio conquir¡ndo Su'r. l'b¡ré ) aI81 ¡irovincias de Curtatira. L baque. Slniiácr. se consideró en condicioncs de nt.^" torno a sus dominios. "n za¡se haci¿ el nor!e.? Quemenchatocha se clispuso a defender dñm:njo., y Io' eiército' chot¡ron rle nucvo en un Punto ll¡ 3 Las \ uel¡,i.. ¡ n r' de fles kilómerros al rrordc*e de S"ucro

r(lrt{i,,rc. AsÍ 1¿ suna del valle de Saucio_e¡a como un c!¡_ |l,I11ir,,rn:. Un¡ o dos veces Por año los chocontáes presenflrlri á.|',rx,ll'.N(, de peregdnos prccedentes de ]os Puntos más seP}lr¡ll¡,,,r¡[r ilcl nnperio chibchr que má¡chab¡n a ¡.¡hservar ¡ El Inrr,r,l,, r'¡rrr'¡s esre xdomb¡, en PomPosa ceremonia, x h d,€id¡d

l$r["

fllt,lrrlurulrrr»tes. Guáteütá, coúo Sua$oz haci¿ el norte. c¡'a ll lrl.'rl ,k l nr)perio donde todos Ios chibchas se unlan en url solo

La sue¡te del imperio chibcht se decidia cn est¡ segurda tálla. L¿ victori¡ de NemequeDe hubicra significacto la consoli ción de todos los pueblos de l¡s mont¿ñas cr un solo su cetro. Pero el ctestino le fue ¡dverso ál ambicioso ¡ev. €ra tansport¡do en su cmplumada litc¡a de un l,do -a olro.de batrlla arengando a sus tropas, Nernequene ( Hleso de. O§o") mofl,lmenri hcid,, por una flech¡ Ló. 'oldado' .e
cuando vieron que su

activo Quemcncharocha persigrrió a de rcsrc.ó r del ZiPa te, hasta que los soldados deJ Zipa se ref enemico. impl enemigos imol¡cablemenre. haslr qu€ Pucblovleio.o Quemenclutocha conri giáron'en l|, formle/a dc ieinando en Hunza mienüas Tisquesuza sucedía a su tío en M

á i\luequetá. tl

r.y

era retimdo áPresur¿d¡me¡te Por la

.r¡r¡ll 1 '1. ur¡ cacicx infiei.1o . l¡1o r|rrruc, ct c.r¡¡ino e¡a 1a módula espiflat de ceremoni¡s ¡eli' l¡,,¡r,, ¡,r',,,,.! e,r'os rrllc. Je la loc."id.,d. Sus predras puüdas i,,',,t,,,,."' ,1, .1. el c.rc¡d" del uz-r1uc, deco:rdo de e.Ler¡. ) liarr,, li r.r uin colina estretégicamente situadq t¿l coño la de Arm) ,,. ,,, s.u(ro. doldc se habran c¡.crr¡do en la coca clL,rres para l,'. ,,,'r , , .. Lx. ¿po(r. de "i." br¡ ) d. co.cch., crrn ñc,5iones , 1,,,¡.\ioncs r¡ festividades imponentes prcsididrs por sacer1,,', , ll.Irirdos ';.eques". Los prisione¡os de guerra emn entoÍ.ed ',r,

Una trcgua de quince años Perrnitió que ta §un¡ Perdiera brillo mititar y que recobrara otras funciones que hablan de'Dtaz¿dr. en Íaror de hs b¿lic¿s EI c¡mino nn conducia a a l¡' bat,llas. "ino quc rambién (rnaliz¡b¡ ¡ chiichas "olamcnre masrs indrsen¡, haci¿ cl laso saerado \ la ciudad de Cu¡ravi(4. de los rraíici,,n¡le' cnrmilos oiridabirn su' querella' y comp,
de su

'

'

s

CNrellanos, vol,

I, pp.

27_19.

¡,¡,, ,rrerios establecidos, €ra conducido entre las brumás crepusculr¡,. h,rsrr li cim¡ de 1¡ colin¡ sagrada par:r ser iflmolado ¡l sol. lr ..rngre de este chibcha Teine Tar et^ rociada sobre las rocas, ,lirl,lr hs Íryos del sol hab¡ian de caer primero a la mañan¡ si lI,',,,,r.'r Real cnre. l¡ run¿ Icnia un signilicrdo mDy vgr.rdo para 1,, ,,,r(pA,dos de los MUciras. I'.r) ca&¿ cuaúo dias l¡ suná de S¿ucío se converti4 también ,,r r¡ conducto comercial, cuya extremid¡d estaba aproximadal,,,

l'r,, Lri(,s cn jaulas c izados i un nástil, mientras Ios chocontáes nrltrrirn cr hedrlos en los ojos y €n el cor¡zón. Atletas locales r,,rrtrI lrrr la slrlre cn pos de premios t.les como mantas de algorl,i,r, Lrierltrll§ las gentes bcblan y b¡il¡ban al son dc flat1t,s, pjtos. ro¡rr,l,,res (Ilautas dcl d;os Pa¡), maracas, tambores y otros instrü,h,,r,,. (lc pcrcrtsi¿m. Cada quincc años "moj¡" o joven p¡opi 'rn par¿ sacrificios, comp¡ado por el uz¿que a los "cucas" o 'r,í,,ri,,

U¡ agncultor dc Sa¡.ió €¡co¡Úó úm "h ie.as e" "l nimo p!¡to. (Nnba i¡disenr. obieros o rsros de lá éPoca indiseful c9 !s Ylrettd. d,rr"i"n .l; b quebrad¡ del fet¡r dcarro del lugd de l¿ bátalh. * r,,in¡ rod .i¡ lr ilar *r;. nombre que le dicron lo' e(p¡ñols Por lG
(Bogo!i, 1e24),
CarelláDos,
Páginas ¡o nune!áds. rol. l, tp. ó2'61.

¡rrd., rol. I, pp. tó-57. Lne .áDPo de bát.U¡ c$á shu'do ccrcá de l¡ gua sua cnre Chocontá y Máchetá. Lr qüebrailá de SNcío tne ss

Lumlúos e¡conÚ¿dos ali, prubrblenenÉ de ]a b¡raUa entre Neñeque.c Qúcnrc¡ch¡toclrr. Vésc Robeno Goizález Cárdúas, Hitlotid d¿

\. .rcc que l¡ ceremoniá .n cl l¿go dc Guátivná es h bse or:ginaiiá de la de El Do¡ádo. ['ll oc,sio¡cs solcmúes, cl caudillo de Guátávita dbrí. . , . 'üi kryo unsido con oio etr plro y se bañaba en las ¿gus dcl lrgo. L6 . rrltrh¡s creiaD que el espi¡itu de l, espos¿ i¡riel de ¡n jefe s alojaba cn src I f,, .r lo¡i¡e de serpie¡te. H¡bía dádo nNene i su hijo y sc habíá sDicidado .,,,rr hgo después de quc cl cicique habia cnpalldo ¡ su.mlntc (Simón,
,,,1 ll, l)p. 1úl-U0), r¿,,/., pp. 249rr0; Piedrahit¿. rol. I, p!. 40'4t.

"

^NDLS nrcnrc r(.udrcntr y oclx' kilún)ctros al norte, en Turmequé, en to' rrinri(, urcDrigo.'r t,¡s iirunzas, como la religió¡, estaban por en. ciln (lc lrrs discrrsnrncs politicrs. Según Juan de Castcllános, el chibch.¡ so .,rtrcg¿ba a las actividades comerciales con gran gustor cn rc¿lirl¡tl, los indígc0as de la Iocalidad pa¡e,cieron al be¡eficiado dc Tunjr "nenos guerreros que contratxntes, pues su mayor feli cidad eslriba €¡ fcriis y me¡cdos quc celebran en P¿ries señr'

r0 t(iAMP¡,:s^lN()S

l)l) l,()s

DE CASER]O A PAR,{DERO

[

1I

| ¡r ,,,rr llsr(i , S¡ucio tuvo el privilegio de ser un puesto de Itür.¡,li rli.l zr¡x, un célebre campo de batalh, una et¡pa p¡ra cor['hl rr¡1\ ltrrcllinos. Como h¡bitantes cn el propio cor¡zón dcl lrrl'll,¡ ,l¡rltr lr:r. los antepasados de los saucitas p¡fticip¡ron de la ¡r.Í|,¡,1, \r!ir tudíge¡a e¡ todo su csplendor. La suna dio a csta lrr¡'ir r,' n,1,, idcntidad ecológica, sino t¿mbién impor.tanci¿ üib¡I

¡ illl,r ¡11,'rrrrrr histoir. T¿mbién la sün¿ fue la que dcscub¡ió los ll¡r,,, ¡ rlvós de los cu es surgió lo in€spcrádo en 1517, "
El período colanid

pro!i.lo. de.u. aruculo' rgncoh' o.le uno'pncos ol'iet,,r de ru, indu+ri¡, m¡nu:le'. de m¿rl prrd llctrr h' ruent¿' m Irr tuans¿cciones! quizás de uüa cucrdr para nlcdtu Ia circunfer€nci^
Asr. de las monedas de oro, así como socorridos por las e{igies de dor dioses, varón y hcmbra, amur.¡d¡s a sus antebr¡zos! ios chocontácc
se dirigíau

por Ia suna hxci¡ su Placentero comcrcio.li Los más ambiciosos ibrn ¡rás ailá de Tümequé y se encamina' ban entoüces hrci¡ el norte, en dirección a Sorocotá, dondc cadr ocho di¡s habi¿ un mercado inte¡trib¡1.16 Iistos veildedores ámbü'
iantes rransportaban los articulos exclusivos del comcrcio chibcha: s¡l, esme¡atdas, mant¡s teiidas. Y ¿l ¡egreso por el camino desdo Sorocotá traíafl los productos foráneos quc los chocortáes no Po' díán idquirir en sus al¡ededo¡es: elgodón en ramn para las mantx'

,lri,,,,',,{r co,r rapidez nuyor que la de los mejores atletas de la r," ¡li'lrli r¡lcs seres h¡blab¿n idiom¡s desconocidos, tenían ba¡bas

I ,,, I'rirrcr-os rumores se ¡efcrían a unos seres exrraños quc po-

t¡,,,,,). (irrodo los su:gagua llegáror x h aldea de Suesca, a unos ,,'¡,rr¡ r' (los kilómetros aI sur dc Sauclo, deleg¿ciones indigen¡s ,1, l¡ /,nr. circundánte les llevaron r.¡riados t¡iburos.lr
1,,,,, .sr¡ admir¡ción inicirl por los cspañolcs duró poco. A me l, ,¡,(. Jimén€z de Quesada se aproximaba a Muequetá, ól y s,1s , ,rl,rs rlicron amplirs p¡uebas de sus cualidades terrenales. Pronro
r,

, 1,,'rl,l.,'r,.'. v h¡brrn acepraJo rributos de rod¡. clr.cj excepro '.1- 1,,,,,., :r,. S-r obr¡s ¡.nmbroscs jusrif;c¡b¡n h creencir de ,fr I'r. ,(cias llcgados e¡an n¡da menos que "hijos del Sol,' (rz¡r-

loros p¡ra sácdficios ordinirios, oro Para obscluios caracoles madnos prm idorno dc l¡ cas¡ v ¡rúsic¡.'6

y

adomos y

u

Zrnor,, Hittoid de l¿ ptuoi,,cid de Stu Antoniia deL Nüeoo R¿ino ¿e Gtñ¿dd (Bogotá: IBiblioteca popul¡r de Cultuá Colombülal lidi tori,l ABC, 1e4r), vol. Il, p.27. [n este pseje Zlmor¡ siguió el maúüscdto
Alonso de

qu. Tui,nequé cstaba pbládr lor 'ñiloret' de i¡díge¡as qúe solo .i¡b¡n N¡ cserálds es evidentemúte tr"a exageqciór. Pe.o el he.ho que .l coúqris!ádor esprñoi tomar! nor¡ de Tumeguó como lúga( dc c¡do pLede jndicir $ rdaúvr impormnci¡ en l¡ org,n'zlción.ü.i¡l
Cascll"nos, vol. I, p. 42.

pc¡dido dc Jihéncz de Qrcsad.^ (.Memó/td'). L¿ áfir¡ución dc Qucsada

de

" Agu¡do, yaldós,

p. :ó6; Simón, vol. lI, p. 27r; Go.alo Fcmández de Oviedo y Hittotid seoeñt r Ntúdl de lñdid¡, cd- pot Josó Amador dc los Rios (Mad. : Rc¡l Academia de l¡ H¡roriá, 18t2), vol. lI, p.40s.

r,,, ,rl!r(lx(lo eI dí¿ cuando los conquistadores ]legando a cuacherá ,, r,,,,n r¡¡ablemente a un viejo indigena. Juao Gordo, uno de ]os r,rr!,nilcs" suag¿guas, habi¿ sido apale¿do en Srresla y, pxr¡ sor1,,, r lrflrcr¡I, mu¡ió su muelte. Yr Tisquesuza ll.rbia log¡ado reunir , .,,.,,úlxlitos después del primer üomento de esrupor y los hábía t",.!r(l(io de que resistieran. Dos batallas se libraron, una en los r'¡i,,,|.r ilmrc€nes de Cajicá y ia ot¡á en Ia propi¡ Muequctá. EI t,,l.rn del rey fue ircendiado y templos e idolos fue(on d€rri r',1 .. lr lug¿r de e..¡o.. los invc.ores colocaron cn Iugrr promi." ,r,',i,* p.lus cruzados. como lo' que uLiliz.rhrn los clübch¡( t,,,., i(lentifica¡ las tu bas de quienes habían muerto mordidos po¡

- Sinró¡, vol. II, p. 27r. Jorqrin '(Bosotá, Acosta, D.tcubrituitua !
1942), f¡J.277_231,

colakiúcióa de ld Núrd Grdrddr lBibliotec¡ Populli de Cultúia Colombiánal Biblioteca Nrcioná|.

"

r, rin, vol. I,

!!.

28lr82i Piedrahir, eol. I, pp.
óó.

241142.

'

ñdl¡¡os, yol. I. p.

12

I

CAI!¡IPESINOS DE LOS ANDE§

DE CASERIO A PAX,ADE-RO

I I'

Diedras D¡eciosas. el ZiDa Tisqucsuza hábilrnentc informó a Quesrd, á. f, eristencia'de u¡'a mina de csmerald¿s cn Somondoco,

Obs¿rvárdo le codiciá dc los conquistádorcs Por cl oro

y

lc¡

lr..*"

'

situada á unos sesent¡ kilómetros ¡l oriente de Sarcio. "Seguid h suna hasta Chocontá", dijo el ziP¿, "y fni uzrque os conduci¡á hastr el tus¿r". Sobr¡ deci( que los españoles se ,rpresularon a rr'erehar hacia-el noñ'e. llegandJa Ja región del Presenre estudio cn el dr¡ de Penrecostés, a conienzos de junio de 1537."

La sun¡ finalmente habi¿ tráido a los señi¿lioses españo1es; pero lo\ hunrbre' y crtrll.' de QuesJJr Ir h,rbian'ido de'Poi,dos dc su dirini,!¡d.'Lo' choco,tr,i.' quc no ,,dur¡birr rnát a cvo' l,arbu' dos, fueroo bástunte válientes como P¡ra Protngonizar uno de los episodios rnás inusitrilos de li conquisra. Aconteció que una nochc lis mujcLes que cstáb¡n at scrricio de 19s esPañoles mezcl¿ro¡ cn los alimenios dc-estos el zumo dc una hoj¿ llam¿da entonces "tectec" y ectualmentc "borrachero" Por los s¿ücitas. Los €fectos de esti Pócima. entonces como ahora, eran slrm¡mcntc Perturb¿dores L¡ PIi. mera victima fue un sold¡do llanndo Cristóbál Rüiz, quien cnloqueció durrore. un drar despué.. orros cuarenta e"P¡riole§ t¡nrbién inferm,'o¡. Lls muiere' hulcrun I de'Pue' de que lo' efecro' del "tectec" fueron neut¡alizados, los enfurecidos conqüstádores bus' carofl Ia \.e¡gxnza rrrel)átaodo ¡ lns g€ntes de l¿ localidad sus Perte' nencias.'o L; suerte favoreció a los conquistadores pues una dosis excesiva dc "boüach€ro" Pucdc mat'¡r a rtr hombre. E¡ esa, como en muchas otrrs ocasiones, los cspañoles escaparon de 1, guad¿ñá que blande la muefte.
Sobre!'inie¡on rápidas transformaciones y los chocontáes, ¡ Pe'i s¿r de su apa¡ente tenacid¡d cultu¡¡I, sinrieron el imPülso de ad', mir¿r lo nuevo. ¿Cómo htbian logrado excavar los csP¡ñoles t¡nt¡§ ' esmcr:ld¡s en ,rn poco rienrtñ: Lo' indigcnr. ob'crvJlnn cnn cu', ;^.i¡",t t^. .7'dñ;.. .,,. lñs l,orrhres ¡te Ouc'ad, utilizaban oár¡l no.i(lrLl tos l7,rdonc. quc los horrbres de Quc'ad, uriliTaban Pár¡' q're españoles obte.lc'nr.rüer h dur¿ calcita. Tom¡r"¡ nor¡ rlc q Io' c.p¡ñoles obte-/ dcsprcrrder li dura

,,r.,, rrr.rgnílicos rcsultados aunque no llovie¡e.21 Los chocont¿cs .,1,,1,r,,,¡rr cntonces con arsiedad he¡¡¡mientas útilcs t¿les como la . ,l' ,1. l)icrro, cultivos como el del a)o y técnicas t¿les como la ,, ,, Pero la süna no se conviftió €n ur verdxdero camino ',,1'¡r.r1 ,,,r .,1 (stilo europeo, sino h¡sta cuando el primer vehícdo de , .,1, llrositó por ella. Este acontecimiento trascendcntrt habría r' ,i rrrr pronro.,3 Junto con la ru€¿r ]legó el a¡ado! y con €sre , r',, r, , I o¡ras cabezas de ganado. orejas ) cerdos.' | ,.r'irlrro rcal tlrrnbién trajo un nuevo sistema políticorocirl. I r , , ccidos los zipas ). zaques, Ios choconráes cayeror bajo ta ',,, , ,l r«ira dc su uzaque, para enton€es llamado por los espa. r, ,,,n Ix pal¡brá h¡itiam ,,cacique,,, cluien a su vez ¡endia hoire, , , l{)s micmb¡os de Ia raza conquistrdora. Tan pronto conm el ,, ,,,1l,,l,icrno se for¡ró e¡ los aüriguos jardines del zipa cn Tcu,t,,' 1,, (lugar que h¡bia sido b¿utiz¿do con el nonbre de S¿ntr Fe r, ll,,r(tá, e1 8 de agosto de 1518), el p¡ifner eflconendero,{ \'iaió 1",, , . c¡nrino hasta ias planicies de Saucio y Chocontá. Su nom-

,I
,,,

Los ¡boligc.s uriliz¡bán ¡tc¡§tios de Dradcn plr¿ tBy 6pcr¡Lra¡ ¿ que la cst¡ción dc tluvi¡s ¿btád. r,,, '1" ,cúctro, p¡r¿ crt¡¡e¡ ]¡s liedras. Aparc¡tcmente, estos ,nismos irrs1.1ó.
,

\rrr.do, p.

l¿s rndas de csmcraldN

I
r r' tr

',,^

de madera

y picdr¡ se uriliab3¡ c¡ l¡ agriculm.

).t NKra Retto
,

! '

/¿id.. \ol. r. t. 14r: Agxrdn. PP. r+{_l'ü. I ¿_ Pl b¡uriznlñ curio'd Vrllc del EsPirlro Srrto"

"ri' d'

'lo.oñ

á fuúon

Pic.lrihitx. !ol.

ll.

r.

26_27.

po¡ Balras¡r M¡ldonado (Ag!ado, p. 217). '' Al encomend€ro se confi¡ba el cuid¡do de los indigenas. Púá comp¡endcr ,r lic¡ra de lás.ncomie¡das vé6c Sillio A. 7,¡valá. Encotuial¡ld indidn (^l.d¡jd: Junts pú¿ Ampürción de Esrúdios é Invesrigacions Cier!ffic¡§ retr), o Leslie Byld Siñpso¡, Tbe Ekcabri¿ndd i" Ne.l, Sl6h 'Ihe BeCht¡r¡1r ol §púish Mexico \Rerk ley. U,nve¡sjty of C¡liloroi¡ P.s, 19j0).
rc¿1izad¡

r, .llis dc ¡rontar, die¡on f¡n¡ al pueblo. Véase To¡rás Rueda Vá!gs, L, .r, a tu Bagoti (Bogotá, IBiblioteca Popul de Cuhura Colombianál Ed¡ , LL ¡tlc, 1946), pp. 25, tl. ' I os priñeros rcl¡ic¡Ios de ruedas fueron coDsrruidos poi Her¡a¡do de \lttror ) Alo¡so de Ohyá en S¡nta Fe de Bogor,i. háci¡ lJtO. VéNe José \!r,i.' Ile¡ao y cerardo A¡rubla, Hittotid de Calolnbid (Bogotá: LibEiíá \,,1,n,xd, 19it), pp. 179 180. Pe.o Los ew¿ñoles consÚuye¡on cúerd púa r,,.'l'¡&lca vd6 duránte la conquistr. A8!ádo mer.iona nn c.¡ro f¡bricado 1,, lrtco §ánchcz Rcy erca de C,¡tágo, du¡!.te lá expedicióo de p,len,t'!,

de Gtdrx¡!é (Rogoti: IBibliotec, de H¡ro¡i¡ Nacio.¡lt, /,o), t)p. ,0, 97. Hsra étoca recierc los ¡rriculos de oeo, es!€ciálme¡r.

Li() de Chdontá se .onsiderlb¡, dun er lá época ¿e B¡§tio Vicqre do tr',, como el mejo¡ del Nüero Reiqo. Vése sü obra Ct tli.l¿d.a y riqüe3

14

]

CAMPESINOS DE LOS ANDES

DE CASERO A PARADIiRO

]

IJ

b¡e era C¡istóbrl Ruiz, el mismo soldado quc había sido mcrn y más gravemente ¡fectada víctima dcl "t€ctec".2ó

h

pri

,x,

,or ¡rrr tl crtrildo de indienas, así comr.¡ con su plaza, estebe ,l' lrrl, ¡ scr uni "¡educción de indios", cs dccir, un pueblo que
nil,,r' rli. {¡

,1,,,r1,

irin

sc encuentra.2i Chocontá con

§r nuevá iglesi¡,

un¿

Sin emba¡go, don Cristóbal ¡o tuÍo ue¡rpo de e¡ercer nüev. veng?nz, contra sus enconrendrdos, es decir. cont¡a los indigenar que hablar sido puestos bájo su cuidido. Alo¡so de l-ugo, gobcr nador del Nucvo Remo de Granrda (tcrritorio ccntral de 1¡ actuel Co¡ombia), quien rcemplazara ¡ Gonzalo Suárez Rcndón en 1542, detcíninó eoviar a C,ristóbál Ruiz ¡ l¡ costa parr llevnr los fondrx
reele§.

A su regreso ¡ Sántr Fc, tres ¡ños más t.rdc, Ruiz encont¡ó quc uno de s-us compañcros dc armas. don,{ndr¿s \¡ásqlez de iuolinr, habi¿ recibido cn c¡ml)io la encor)ri€ndr de Chocontá. N,toliná yn hahir viajado por el c )ino ¡eal hasta esc lugar, quizás para dcmostrar, de confonnidrd con ¡a lcy, los ciuco rños dc residencia quc le servirían par:r adquirir la propicdad de h tiern. qoe en esc plazo le fu€ concedida. Adenás, Moli¡¡ se h¿bia escogido p¡ra él un! co.1cubiDa indigcnr.la pues lis n'uiercs nari'r. !i no inrrgDnizaban .on los esprñoles, como las que ¡ntes h¿bí¡n senido cl "!eciec" en Pucblovicjo. E1 matrimonio y el cotcul)inito interráci¡]es habi¡n l]€g¡do n constituirse cn elenrcrtos inryortrntes dc L corDunidád irdígen¡, convertid, ¡hora en aldca coloni¡I. Un nuevo centto poblado, qtrc tomó cl nombrc de "Chocontá" cn honor del jefc tr¡dictunal, fuc fundado en el lado oricntrl del

l-r r, ,,,,, ,^ rrredios pera eludü la le1. G,rnú ,\,f,,li,rx. l,r enc,¡ ,'r,nn r,,,,l¡¡( )c sucedicron aparentemente rindieron hr»Dcnaic for,r,l .' 1,.,!,r'¡n§, pero las violaron siemprc que les result(i convc,,¡',,r, l\\(lc G¡briel de Limpias Feijóo en 158120 hastr don Luis 1,rr1,,,,, rr 1776,ú0 los encorneDde¡os de Chocontá pmsidieron y t,., rr ,t,.r,,n dc una dinánica o¿zcla ¡acial entre blár¡cos c indigcnas. N,, ,l)\rxntcl prx€ce quc los encomenderos rratáron dc cumpür ¡, 'r 1,, rrrrros con sus obligaciones respecto al bicncstar espirituál de 1,, ¡,rs. \'ásquez dc A,Io1ina, cll efecto, auspició la llegadr de ',rl,rr ', t,,,,r!ur,s soccrdotes para los choconáes: l.'ray ,A.ntonio de Mi ,,, l, \ l,'rx! Pedro .iel Olmo, anrbos dominic,rnos.r' Y c¡mbión tluc FI¿y Pedro de Ag¡ra(b, el pdincr cronistx dcl Nuevo ¡ '1tr luc doctrinero dc los indigen¿s de l\4olina du$nte álgún ,,, ,,,,,,¡,, cn los nños qre sigüeron r lt60.r' rueron los tlomnricanos
Ia conquist.. Ij, !n m¡pa le{¡ftado por oldqr de ¡ ¡ P¡ier) L rt,,rln,i, nryeto¡ e,l que visitó él Núcvo Rcino dc lt80 ¡ 1t8r, Cho' ctr su cmphzrnüe¡to ,ctuál y no en cl lugar dc Pueblor¡cio ,. ',.It,.'rccc i /,rrr Cárdcn$, p6titt). Lt fcch^ del tmsLado se ¿iscutei rnás párecé 1* rL c iDres dc ¡tto (v¿¡sc eI capítúlo ó).

ocupado exclusivamente por los chocoñtács de l¡ ú¡rhnrc.2s Era prohibido a los encor)lcnd€ros ,- ¡ los es(,, itn(r,rl !ivir con Ios indigenas crr l,r fund.r'i,,rr,:runquc 1,.,,r,1,,

,,r¡

, r¡r

rrt,'¡trlo.lc

', ,rc que h foÍález¡ dc Puebloricjo se j,cetrdi¿ poco tictrrt!, después

t

¡.to¡túe' d¿ Bosorí (Bogo¡i: IBibliotec¡ ro¡ia Nrciof,¡ll Imprentá Nacional, 1923), p. 29t. Raiñündo Rivs, Lor
ilegitimos náciero¡ dc

¡t

d. Hir

' lr \:

dc Ovicdo, pp. t0. ,7lr \ rs, pp, 11119¡.

1' /rd., p. 199. Dos lijos
@ntia

t§6 nr$ies no fue¡on rc.oúocidG y po¡ cs no pudiúon úpit¡¡ cncomic¡d¡ de su p¡d¡e. \o oh6t1ntc, Molir. los cncargó d€ l¡ irñ.ns hici6da dc Aposcntos quc habi¡ re.ibi¿o de lis auioridádes .núe 15,l{¡ y llto (vésc cl capitulo ó), Finalmc¡tc, Molin¡ sc est¡bleció cn Sant¡ Fe ¿b B(,Forí seg¡n lás reghs de la e¡con,iendi y conr¡io ñ¡trinonio cm un¿ d. hs p.imcms dr¡¡s 6prñol6 quc llcg¡ro¡ a l. nucq c¡pi(al. Se convinió .n rl homhrc más rico del Nu.r'o Rcinoi fue Al.ilde de Bogorá dc 1tó0. I5r4, y n,ic ,hk¡ vitalicio dcl coú.eio d. ]a cild¡d, Yórse Gonzalo limé¡.z d. Qúcsn)\ Ncu¡otid de lo, d$aútitlotet q e eútúo, cor iso, er Al.ñn¡E R. Con4lert o¡ NN Gtñad¡ (Londresi Smith.ñd Eldér,
Ii

uóión de Moüna an Cho'

,,,,Irllción dc hs Nuey6 I-eIs €n tJ4r. fúe nbolirl. ofici,lmc¡te po. FeI ¡ \' cl 2l dc ¡ovie¡rbrc dc 1718. No obst¡nre, cn 1807, cu¡nd{, el virrcy \"1'r r Borbón o¡denó quc se ¡ealihr¡ cl úi¡imo censo, tod¡vh * encon.u3tro emomñderos d eI Nueeo Reino dc Grmda. " ',,r, ' / ú¡o.,, vot. lI, p. 6ó. Z.mom c\plic¡ qm o¡n n(esrios p¡re Chocoñtí ,l'! srccrdot€s, porqne era ún g¡andc cono Torm¿qué (ibid., !ol.ll, p.11).

' (i,Lillcrmo FlcÍández Rodrigüez. De lo! Chibcha¡ d ld ¿olank r d Ld t¿' r"/r, ' rBogoti: U¡iveEnhd N¿cion¿I, 194e), p- 212- L¿ nrsthucnh dc li , !.tr,'iu!itr, quc hibí¡ c,i.lo en cl dcsfálo¡ re¡l á p,.ti¡ de h époc! d€ h

'

{

r

^{.rthr¡,'lhe ¡912), p. ¡0ó.

,,r,,,,l)i¡ and vc¡ezuel¡". Tre Anetict! (Lñ¡jctr rlr(,nr), W.stringtor, )ol. XI, ábril de l9tt.

)r

úlo

Iüls'Bordx, ¡'Friy Pcdró de A$ado, thc Forgotten Chroniclcr of
Acádemy of Fráncisc¡n

1ó 1 CAMPISINOS

DE LOS ANDES

DE CAStrRIO A PARADI¡RO

I ¡I

nueva alde¡ como un¿ d€ §us mi'ioncs ofici¡' cn Le¡r;t..i, chil,chá, (iendo los veedore' esPirirualcs de Cho' ll, contá hastn dempos muy recientes. Hicieron cuanto.les fue posi' l,lc oñr aolrcar lrs muchrs insrruccione. rerlc' quc errgr,:n la con'
ouienes recil,icroo

ll'. r \ L,,r,,'.rrlrcnro
,

*"i,.i¿i,
qiosas

y

r;empo, ,¡edi¿r,c

l¡ urilj¿¡ción dc método'.le Persuliun P--r curr' a lo' cltoconric' Jc que cL.nJolirrn el crtnp" ¡ lu tan a \encer
P€ro

¿" 'o. Jhorís€ncs en reduccioncs prrc tinrÜd:rde' rcli' fr.calc... Ap¡renterrrcnrc Choconl; t reció con el p. " Ll':l

r DeiJr de lr> rcr¡ai,r'rnrcs ;,rJene' dc I¡. ruroridJdc' rl,' g;oo'I.,iit...pr-('1 !tLe Iro rñdo' Iu. cFocoirr i( 'c rr'rl.rd¿r' r ;,i'iiá l, redicr:-,r. \lrr, h"s .rbnrigunc pcrrrrrno,irr"n Jlenti

nad,^ por la ri,r-r quc rr,,,li(ioIr',r,c-rc l,aL an cult:r:.Jo. run9tt.. l3 r'ueva.rldeJ f.rr recr dcstlc iu,1,,. fi,cuc,'r., c,,r. bir la inüryorsrblc insrrucción rcligios¡. A estz resistenci¿ sc dcUó uue,,,,r'erz'run r lorrrrrcc en L /oñr de C""cñnrá crc.lJ' ,s*d".,,n* con ún,le'. rl rceirrd'rio de siucro. PUr ciemPlo. Parice h¡bene formr.lo ¡ r,lgunos de xqu,ll^' choconri¡' que trt negdro¡l r r¿dic¿rse en h nuev¿ ddea, y que lograron P€rmmecer en-las pl¡nicie.. Trl ve¿ fue Jurflnte c.te Periodu (olonirl cuJndo e'as plrnicie. fuero.1 bru,i7áds con rl nombre dt "S':ucro por los penirrstlares.sr
Sin cmbargo, curndo llegaron los csPxñoles fue neccsario para las príe.;nrerc'rd.rs. n.i con,¡ur:r.rdore. con¡, indrgerr'. ('rar Provi.ras d. rrulos hgrlL'.obre Is ricrr;' quc ocupaLrtr. I"s euaJes títulos p¡cnrntxmenrc ern¿n¡b¡o del rer 1 e11 írltimr instrnch del pap¿. (Se dcbc recordxr que Solórzano álegaba que Ias ticrrás áme;ic;nas lr:rhhn pasádo a tn coroná de Casdlh Por sinple "acccsión"). En consecucncii, es probrtrle que los indigcn¡s que disfrutaban de las pLnicies denominrdc. Saucio ' "bruti. mn recorocirnicnro Prra su ócuprci"r dc r¿r¡¿ r reeibi. , ,n. (,, ,icre.n,i' ,d I ,lpocr d' I 'i

por el cuat se lc\ designrra colectivamente 1,,,,' I(gile§. Poiblemente rste srreglo se cfecruó cn ¡*,,,, t,,,,, l l t! , ,, r, n, , I visirador N{igu€l Díez de Am¡endáriz cstd¡leció un ' r'.r¡,,,i,r , ' , ,, I\,cl)loviejo y Tiblón (vé¿s€ NI¿p¿ Na 1).3a Infortrr,r,r,,,, ' r! llxn.r rhora no se h¡ e¡cont¡ado ninguna infomrr.reercr del origen leg¡l dcl rcsguardo, o ticrra dc r,,l'r,,,, !l¡ S.,,,cio. Pero cxiste evidcncir de que est, ticrr¡ ¡o (lc los cspáñoles €n el siglo X\¡III: cr €fecro, se ¡n. .r ,,,, ,1,.,, cD 17i8, un vccino d€ Saucio hicia el sur, el espa Í I I \,,r ,,,,, (lc tbáñcz, propiet¿¡io de Ia Hacicnd¿ Tilárá, úat(i ,1, I , ,L crr ¡,rxccho suyo álgDnos lindcros dcl ¡esguardo. Los , lLr(i(,'rcaccionamn enórgicrmente püa defender sut ,r,, , 1,, r,,,¡\i{uieron con h ayuda del oidor Joaquín Aróstegui ¡ I .! , ,1,,.n ¡cudió ¿ ¿uxilirrlos desde S¿nta Fe,36

', ,!, l,',i,rndo ult c¡serío ¿l lado de l, 1-ia dent¡o del ¡esr",, ,1, s.,Lrcio. Hly docrün€ntos dcl siglo XVUI que se rclieren
,,, r l,r
\ ,,,
,,

r,,,,,1!,,, r,rc cntrc los indígenas.3ú Este case¡io e¡¡ aparentemcn'. ,l r,,, rluc aún permxnece en medio dcl vrllc, donde se en¡rnrcipales c¿Írinos de heffadür¡

"püeblo" explicando qu€ ¿lli se rec¿udaban diczNos

y

ia Ca¡¡ete¡r Cen-

r

¡¡L

,\ l)¡iv&los ¡c h iiinih lualdonado dc Bogo¡á, DocurDe¡ro A-1, , ,"'Iru73no y l,anz al Correg or del Pürüo de Guarárirá, Cho, . 1lc 17e7, fol. 4 v. Il¡ idd¡¡te s nrrcionánitr esos documcnros , l)¡I (Docuñc tos d¿ ltl¡ldomdo), seguidd por las cifr6 de '¡§
, , , .orrcspondic¡res. Estos docúme¡tos han sido clsificrdos cro-

D Al I[recer, cl

tro¡rbre "9¡ucío" es !¡1 corNPción de ia PáI¡b¡e cdte' llan.'suced¡I", que sig¡úca ']ugár donde cre.en los sauces". No se h¡ @conrbdo ningú¡ ¡ombre chibch¿ lara esta loc¡lid¡d, con ercePción dc h prhln, ch,{,,;r:. }r mer(ionJdr. urilizxd¡ p¿m re.erir* á l, comúniJld indig.n.r r,,.,. , rr.n ,. ll.¡ i,,\e{ig.ciur fo{(rror ¡JicJ luc l' lllror I pu'J: sc¡ i¡díscf¡ y (lne sc dcbe esÍibir con J: "üusio': p.ro áún no s.,,bc qué sig¡ili.a or l¡ lcngu¡ clibchal.

,, i,.. scgúú ]as loc,I.l¡des N qlc prinor¿i.lne¡re sc rdi.ren: A, . , , i\psertosi C, P3¡r Cruces; y S, plrá Sau.io. ' , , (rir,l.nás. ,¿§,r,. Ll oidor Arórcgxi vii¡t á Choco.tá ¡ó soio ,,1\,' rl litignr cnlr. los indig.nls de S¿lcio y don Antorio ¿e Ibá, u¡¡ rcrisión de los '¡"'Liú pir¡ cfec¡rxr (Poksió¡ y deslüdc titulos sobrc l,s rie¡¡a! región. por el !i¿ dc los Apo,,, I l¡(lo de los rcsgu¡rdos! Ato liero ). dcmás, Choconrá, t de ene¡o r,,1. 20 !.r P.scsi¿n v dslnrle ed los pírariros dc C]]il.bá, Cho', ,!, r cro de 1797, iol. 24i Medida dcl hsiento Gic) del pueblo y su
, r,.n el l¿do d. Chil¡bá, Choconrá, i'.¡,o
27 dc .¡ero de 1797, fols. 24

, , \r,r, .iJ., J(

r_ñcñr,r:. L,g.ru l-8:, uit:8!1cir§

l-ópcz y los diezmos dcl pueblo de Sansio Gic), año de t78t,

) ruro.o¡cer

¡8 ] CÁJUP¡:SINOS DE LOS ANDES

DE CAS]]]RIO A PARADERO

t

19

tral,

y

dorde €stáD ubicadrs ¿ctual entc las dos tiendas

yh

o

cucla. Pr¡ece, pucs, que los indigcnas de Saucío esttrvieron en ¡,, scsnjn de Ias tieras de esrs planicies durante todr la época col,, niá]. Estos i ige¡us formaron un gruPo ecol(igico bien defini,|r, con un c¡sc¡io en el centro, cn cluc los vinculos dc la ProPic,h con¡unnl fue¡on sumamente iinport¡ntes. Este Proceso de ideDtiir cación socirl ocur¡ió sin ronrper los estrechos lazos esPiritu¿les, cri, nómicos y politicos quc hs gentes de S'rucio habían tcnicto sien¡rrr cor el grupo original o cornunidad e)'or de chocontáes, Iazos ,¡rtt logriron m¡Dten.r priÍIcrc nredlarte 1¡ suna. deiPüés Por condu(r¡ del camiuo rerl, r, efecnrxn.tro por lo ¡rcnos un vi.rle semalal hr,tt

I

¡licntrtrs ll,s elcnrcntos llrnr,rlos sc . daPt¡b¿n ¿r las nlrevás c.rr' dici(¡lcs, cl c¡¡nnú rcil s. convirtió en fuerte irstrünento de ¡,, nr¡rxcnin esprixnrr. Lr stllr¡ ),rr no era lrás aquelh ruti miürer! r,, ligbsr y comerci quc c¿si moldcó r Ins indigenrs en una s,lt naci(in. Es cicrro quc cl carnino f¿cilitabi los cont¡cbs a b$c ,h los cu¿lcs las dos culruns, europc¡ e jndiSem, creci,u juntas y
ednpr,r

I

1..,ariju,,' ! ru,r. el c,n'i r', ..:'l u1r drástic¿menrc 1os cont¡ctos que los chocontács h:tbian ñ,nteni(Iu irl ¿¡¿crrr. No sc lcs pernriti.r r-a ¡rás desPhz¡rsc .r volu¡t¡d a lt' gas distancirs, co¡rr¡ lr¡ h,rbí¡n Ncosturrl,r3do crr hs éPoc¿s tlc pdl
de

r: ,i. Ir ri¿r. 'rr url ,.¡r . fun,,, i e .ol,rePc-o.,J,,r1,,:..erur¡ ro' r.drr,0 -pu"..o it,r

h

preconquisr.r.

los que prefirieron pe¡manecer efr l¡s ]rdc¡1s, mientras , ,,,^ ¡rás ¡esueltos e inconJormes se Janzaban al precipi' L ,,,,nrxñ:] del Choque., FDeron elos tos choconties que t(cic de dcte¡nioir¡o psicológicq se afcrraron ¿l i¿t., lñ ,tuc e.te rcprrscnrabr: cl pr.ado gtorio,o. rt pre. | ,, ,1. '.p,,anzas .\ cl fLturo enig-nádco. t ¡r,r qué los indigenas habrian de tencr desco dc . eiarsc I , (lf S¡ucio, si ninguná at¡accjón eiercían sobre eJkx, como ,.,,rr,rs regionesi En Sorocotá y Turrrrequó yr no habia , , rlos rribales; Ios ptnreones de Suimoz y cu¡r¿vit¡ , ,,n, inccndiádosi hunzas y muequetáes habian co¡frrter, !, 1,.,¡o la fé¡üla del Pad¡c Blanco. Solo hasta después de ,lcsrrrollo del culto a Nuestr¡ Señora dc Ctriqujnqui,,,,¡/(l ll roi¡per las bar¡cr.a- loc¡les y x at,:aer .r tus pe,,,, l(,s ¡isnús qüe l]nres acosruDrbrabin ir lr Guxt¡vitt ,,, rrtcs dc todos los lugxres del nnperio chibchá.33 Los cho. , (l"c pcüunocieron cn lff plxnicics de Saucio no tcní¡n , ,rtun,r orm.alternátiv ,hc¡rojados a l¡s L (lc tierr¡ que les fueron rcconocidrs conxr de su propied.d , \,, i(rdáriz. Alej.¡¡se ctc su ticr¡a o prrcela c¡si cquivatía a ., ,,rtcncir de mücrte. lln esr¡ formr, los indigenas que iñreri. , I l( ür§e del canrino y de todo 1o que él rep(esentaba, v que r, ¡nrc huyeron dc Saucb, o los infortunidos fueroo desQue r, t, ' 'us b1,,ncu.. ourd,run conrcr¡ido. en p,rri¡. y ruvi.ron
, ,1,.,,

ll.l c¡mino co¡rluci¡ ,r Ios indigerrs dc Saucio soio h¡¡ta ¡l me¡c¡do dc C\ocon¡i,,lonrlc rá¡ichmcnrc xPrcndieron el c¿stc' ll.lno; los conducía hrcit 1¡s hrcicndrx ccr.crnas, clonde se 1* en' señrban ruel-os métodos dc cultilo y tr.brj¿b¡n p¿rá Pag,r s

,

.r

rl)lcccrsc en a;sledxs tierras múginales.

.

deud$; el canrino llcvrb¡ x k)s indícc,r.rs, a son dc crmprna. lt hs ig)esirs de la rcducción, dondc xdoPirl)rn el crisriañislno; cI cr' nrino lcs mostr¿ba el ru¡,lro h¿ci¡ l¡ scdc dc los corregidores ¡ lns cajrs, dondc habíx de d.posiur sLrs rlibutos. Til car¡ino real. fin, tcni, obie¡ivos mü}- concrcros, todos ellos rclacionrC¡¡s col clicstiones localcs c in edi:rt¿s. I-a conrunicL.l no Podir seruhrn! don¡dr, cxcepto en casos dc crpedicioücs rilitares, de mitas o L( seNicio pcrsonal de un viajero cspañol. l-os choco¡táes q¡,c qued¡ror fucron los v»¡etidos por le fuerza al nuevo vugo, los q nn ¡rr,licrrr 1,,,,-,lc I^ c'pi,1ñlh l-r,i. Ia. pá,:,rr^ sepr"nrriorrl

Lr.rs derms gencr:lnrenae estab¿n a nayo¡ ¿ltur:, dondn cl suelo , ¡ rlco o donde el cliña no e(¡ ptopicio para el crccimiento I t)l.Dt¿s. surgió una dualidad que habría dc nllpregnar L, r,'ri¡ dc las ¡cl¡cioncs entre el honbrc y el medio en csta y ^si
,

r,

, Lr(hrrs

otris regiones: e) binornio, "indio+tierr¡". li-identecl loc¿lismo prcdoniró en S¡ucío como cn l¡ Dxyorí¡ de

I srucio exise l¡ dadició¡ dc ¡tue Duchos itrdigcnas dc l¡ localidád sc "rLn 01 cl Choglc ¿ l¡ llcgidá de los csf¡¡rolcs. [.] Choqúc (]1ao¡do ! r ¡trluih en h épocr coidrjit) $ cl pi.o mís elcle]o de las rno.txñú | ,
I

r.¡ U.nuel croor, Hittarid edesiisicr
¡1.

Ili!¡s&

Clá., 1889),

! cirit de Ntueú Gtunndn (Rorol. I, pp. 19j-197i Acosla, p.270.

:O

]

E{MPT§NOS DE LOA ANDES

DE CASERIO A PARA.DERO
El, petíodo

I

lás ¡egiones coloniáles. El carÑno, silencioso y §eguro como l¡ bóved; de u¡ banco,ao perdió la m¿yor P¡.te de sus Potenci.lidl des para inducir h liberación mental, y eI1 vez se collvirtió en i r t¡umento de cambio cultuml dirigido. Pero esa arma ¡l fin no f r tan po¿iercsa, si se r€cuerda la intensidad de la resistencia que ll oponer. Hasrc aquellos 9ue Permanecicron oi indigen rs "upieron 1a tielra de ius .lntepasados, áunque esclavizados fhicamente, Prm' cián arrogaot€s espiritualmente. Por eiemPlo, no füe fácil suPri' mir los dioses pagalos. uchos valores religiosos fueron transferid,l del c¡ho de B"chic¡,'c,''ti'nirn". Los niño'mo)r'\J no cní llev3do' por la sun¡ (o.r.,, pre rntc' ofreeidos c) .o'r pero "tatt',t' rico'' \ olros ñbieLo' irerJJui cr¡ llc\rJo" corr igurl iruicion I la imrgen de Sao Isidro.

rep bticd¡o

L, ,,,¡.' ¡nos ¡rás tard€, las bar€ras det camino fu€ron de¡ribadas . .1,.1. Ii rcvoluciún. La ancigua suna recobró su impoñ¿¡r iúrci¡os como de langosrrs, que vivian de las parcitas ,,|,i¡tr cngrosabm sus filas con tos hombres que'encon, 1,.,!,. I-os dirigentes de tos ejércitos co¡teodicirtes no se , t¡,,,i¡ por pr€gunrar a tos campesinos acerca de sus prefei,lrriclr\. l,os r.€cluraban mientr¡s nurchab¿n haci¿ Bo! rl. clla; tanto Antonio N¿riño en iunio d€ 1812, conro su , ,,, A,uonio Brr¿r¡, cl gen€ral del Coflgreso,d M¡nuet Ser , ii,,o de 111ó y srx perseguidor.cs, el l,acjficador p¿bto ..l,.hrii1 Crt,/idrr"1 el cñr,, el { r,los Tolú. auicn eiet.,r i,,rr., rn ta plr/r o,incipat de Ctrocontj er rir-, y su , ,l i ..,1.able tuerrrtt,,ñ Ncira. rrruro coinan. . ,,,l r,rr dc Choconrá (1819) Jurn lo,c Buen¡visrá (j840).a3 v hérce de , ,x, llcvó entonces il caos, asi idcológico coDo económjco. r

L,,,
,

En 178i cl lolcán cobró vidr y Ios campcsinos cruPtaron álgc de la hva de dcscontcoto y nosrJgia quc habían estado reprinricn' do. Llcgaro x Saucn) noticias ¡elati¡as a un tal Ambrosio Piscq desce¡dientc del zipe, que e¡ El Socorro habi¡ unido süs fuerz l hs de unos rebeldcs, llamrdos Comunc¡os, que Protesr¿ban contrl

. |

Re\ de Bñqorá. i{e rno\imicnro nativis¡ r er.rrdeciú 1lo\ chocon' ráei 1 u,r [,up" de (onrh.,dLnr€. fuc recluüdu. Pról,.hlernente úl m¿Jo. trra.lue nr.r(h3r,r co'1 Pr.co hrcia l¿ crpirrl de su prc'unto reino. Lo' irdrB,nr' Llc Cl,oconrá. '.rrogl,rc\ ) perrdenciero' ,

algunos impuestos.

Piro habí¡

sido proclamado Señor de Chía

y

r'

grandcs bcbedorcJ',ar sc encrninaron a Zipaquirá para unine a ltt fueü* pri¡ciptlcs. Un mcs nrás tardc regresrron con h Promesa cJ crirr dL que su probrem.r rprirciprlrncnLc cl Je lo. imPuesrñ') ser¡ aügerr.l,,. Pero l:r ¡'omev Íuc incLr Pbdá l o' cl,ocontác' \"lvit ro¡ al üabáio de sus tie¡ras en el resguardo, a alquilárse ¡ los P¡o pi€taios de h localid,d: y a Pag¿! como de costumbre.los Pesadc iributos. Los indígenas de S¡ucío, como todos los denás, torn a se¡ uni vez nás los engañados sieryos del camino ¡exl.

.i ,l I , xr, ino reLl no "electo. pcrn,irido lu( cq, herei,a. ,e prohab,rn ' , l...rr , Sauciñ. Lo( crnpc.rno\ ign,,r,rbrrr comptcrcnrerri los ,1 ,lr lx revolución. No obstante, brjo t¿ direcciór .tc tos al,, ,k. Chocontá, José Mar.ir t\,faldonado y Luis lorcro, qüe 't ,,1 r¡r,yrdo Ios ¿ctos del Consejo Supremo desde el conienzo
, | , l.tri¡
Caballc¡o, "E¡ l, Indcpenderci¡,', e¡ Eduudo poed¡, ed.. t "').1 ttoba (Bogotá: IBibXolecá de Historiá Naciorau rmplentá N¿epó,

,,! '.,r( Jo\ d((e1io, hrb;J crrdo gc.ranJo.e un tcrnenro po1". crrcuto" de Sc-nr¡ rc,tc B%^trr pcfo'tas

e¡ 1797, i,rformab¿ Po! gcrito que p,l^ /on^ ru,¿lt': "lr $,c ¡i,'o { tüi¿ ton dialrlc rgt¡ ¡d", e"cla¡rabx entnsiasmado el fuúcion.rió. V¿áse Jo.¿ Ezpeleta, "Rolación de man¿o", trdúá¡dó P6,dt y Ped¡o M Ibáñcz, , R;h,''n.' J. ru'da .Rotot;: 'B,bli..tra de Hbrori, N¡cion¡I'

' El rircy

mer,e.,o l-,n,a ,"t,u.

José de Ezpcleh,

N¿cion¡I,

lrto), p. l2r.

.

, 1ll§.uizon: José Jacqrin, 1818), !ol. I, p.4or. ,., r?.i¡cz Cárdenas. türJt,i HeDáo y !. 4rrr Adolfo r..d Gó" . t t trit no de 1810 (Bog!tá: [Bibliotec, dc Elisrorii NrcioDal ]nprerr¡ ^Íublá, ' , ,Ll, lrl0), ff. lóJ lóó, Ncir¡ lirnt cú Choconr,i dc l8r9 a jSiO. Se ' ,,,." .r.f. ." drt gnh.^..o dc J^.i tbñ.,! , J, rri ,,r......,n.t., ¡t so_ ,"¡,' \l'ñ..-Con/i',/. de S"rDrder.,c ab..¿ r., r._0. \,rr¡ drrr:tó 'r,ú'/il(z úr Buor¿rir,. hr.icnd, sn¡,,1, ". r"jos dc Bogorái p.¡o plAó ..'

| , \rfruel R6t

Hiltorio de td reútación de td Repiblicd de co-

,

B. V. de Ovicdo, p.97.

li,li

el pÉcio de la victori¿.

;2 ] CA¡IPFSINOS DE LOS ANDES
revuclta cl 20 de julio de 1810,{r Ios chocontáes tendieron I sllnr¿rse a los patriot¡s.{6 Gncuenta jinetes fueron reclut¿dos en h de

D¡] CASER]O A PAR-{DERo

I

2:I

en\irdosr Bog"rá poc"' dras de'pués del golPe {c G ,¡r recompen\r. el o de rgo.ro Je lSlo el Conscjo Suprenro declar,, r Chocontá vil]a.a? Con todo, hay motivos para crcer que muclu saucitas prcfirieron luchar en favor del rey o abstenerse de touLrt pánido por ¡ingún bxodo. Pateciercn sátisfechos cuando Morillo restauró el poder de liprñ¡ duranLe rres añosa3 No ob'lanle. cr l, región de Saucio n" se p-crenró re'isrencia acóv¡ contrr los ¡r' triotas, como la que surgió en la región de Pasto, al sur de Colu¡t bia. lln realidad, después de que Bolivar triunfó en Boyacá el 7 ,la
IócJliJád

I

, l, it(lública, ¡reritorios chocontaros sc hicieron lcrccdo ,,,,l(r's¡. Lt gobierno de Dogotá paüocinó cic¡ta redisrr , I r ¡, r¡s con este objcto, y Nei¡q efltre ot¡os, se coDvirtió t, r.,,r() (lc una bucna h¿cierda e¡l esta región.ro pcro uu¿ ,, r(lolución ocur¡ió cn t8l9 cuando laa derr$ del ¡esI rr( ,,n dividldas €núe los campesinos.sr El camino, que para
result¿ron. Los sauciras perdieron entonces su ,,,r1rnll a la tiefia; cada individuo se hizo rcsponsable dc su , ,, rrriscula parcela, de ta cud debÍs dcrivar iu subsistencir ,1, ,, lrürilir. Rot¡s l¿s b¿¡¡e¡¿s cspiritu,les y económicas, cl ,, ,tLr( cn la colonia habia sido insrrumento de c¿mbio cul , l, 11,,1,r, se co[vi¡¡ió c¡ et perjodo republicáno co simboto r",.,lijxo ¡lel ,rTlrez frirr. pe¡o h tragedia de es¡a transfo$nr_ , ,¡nirsrto cn que cr un¡ zonl no madur¿ inrelectu¡lmente. , ., (lc Siucío, l, libert¡d con frecucncia significó übertinaie.
,

. .,, ,r,,I,o de rf.¡merbores quiene.. :rrmrJu, de cabuyJ, y .,t ,,.,,,.,,-edisr ,,u).ro" e'i.e tas diversr, támiU¡, t¿s p;-

\ , l,.rl)i¡ sido ¡ebautizado ,,c¡mino nacional de Tuoja,,, con

agosto de 1819, los chocontanos, ba]o

nist¡aron al ejército libert dot

trni

dirección de Neira, sun l cootinun cadena de sold¡dos'

h

Vjajando hrstr tietr¡s tan distantes como el Perú y Bolivt humildcs cx8rpesinos prcstaron su contribución al holoc¿usto dc gLreffa de la ¡rdepcnden€ia.a'g Como ocu¡¡ió con vetermos de otl{

r¡ d

Edn¡¡do

lloed¡,lil

2o de

Iúpienla Nxcio¡al, 1el4). p. l4r.

inia

Úogorát lBibliotecá de llistona Nscion{

Aunque los c¡mpesi¡os de 6t¿ rcgiór co¡rinuaro. lhmá¡dos. indios la última pdre dcl siglo XIX (stos iodígc¡$ han sido idertific¡dos ¡quí .hoconráes), I' alaüádá me&lá culNral y ¡rcial qüe se h¡bia alcaDzado

cia 18lo no p.¡ccc ju$ificar el .¡rPleo de la !¡L¿br¡ "iúdio" en el sel originrrio. Al hiccr rcl.re.ci| ¡ 1l conMr trd mcs¡ia más ¡¡rPlia de üu;io frmr rrtc, cn cse libro sc cmPh! el ¡djetilo s.nérico "cho, no". Y cn vez ile "hdigcnd", lts p ¡bras 'taoltsnro" o t,uóitx" ya

r,' cn inst¡umento de desorginizrción soci¿I. Incapacirados .rr.Lzrr prorecho.arnenrc s,¡ co o aprendi,rie.on,, ¡ropi.o .¡ .,¡t tos. tos (auc as. .si como muchos orror clrocontenos. ',, ,,,',, iotes a hrccndados dc l¡ toc.rlidad y a diversos cspecu, .. ¡r,r un vdor inferior al delavrtúo oficiat. I_á miseri¿ ¡;fixjó
,,,
, ,lÚs caÍrpesinos, ienlras
1¿

,, ,r.,.rcntc est¡ distribucióo de ricrrás fue un¡ medida demo , ,. ¡rcrc r'esLrlró ser ijcna a l¡ re¿tid¡d. Et ca ino nacionat se

ruta comenzó a quedar bordeada

'

n,

C¡ballero, p. llo. vilh eri un üngo de disti¡ció! otorgido nir.l c.i inmedi¿Enr¿ntc i¡icrio¡ al de cnrdá¿.

l

Po

bat¿Uó¡ dc cab.Icri¡ de Cloco.tá quc hse 1816 h¡bi¿ luchado hdo de los pátriotxs, se subleyó en Ub*¿ y rc$es. Esto ocu¡rió en al accrcirsc cl ejérciro ¿spañol d. ¡Iorillo. (Restrcp, vol. I. P. 4oi). " C..los Coltés Y^rg^s, Pútiói\rciáh de Cólombid fl l¿ libeftdt del (Bogotá: Tallers dcl Estado [1¡Ior G.ne¡al, 1924), $ol. I]I. !. 1ró. vrsB inlomá sobre ur sold¡do de Te@ Gotoú.6 báio t¡ iulir

,rill' hon,Lrres c¿ su rer¡itorio ¡nisio¡al. Lu.hó { cámeza, pa),a, Roúza, '.,,,',,,lc \¡¡rg¡s y Boyrcá. Cundo se logró l¡ i¡depetrdencia, se ásig{ó n:li,¡ !r 5ogrn'o ó De.pr6 reB¡*Á, r m,.¡,ri¡o
dcspués en Nemocón. Cundinú¡xrca, doúde r\'úise Gu$avo Oretu M\ioz, ALbrn de prócer¿r d¿ t4 irlre?enrlen, ', ln,rr{í, ljxn.o dc ll Repúblic¡. lnrlr:i lli¡.¡ .1. h Rc¡,thli", 19I1, pághas no.!ñcnd¡s). Un ,,,|,fu re¡lisra, José Torres y pen¡, acusó ¡ Mdiño dc algunos de los ' ,"s sigui¡ ios perpeÚados du¡,¡rc I¿ gue¡ra (José Torres y peña, ',, .trurili", cn ndu¡nlo Pos¿da, ed., La paftíd Bobd)_

'" Un

I ( , curtcquc t¡iDcro y

o. Ll,u , ,J, qLc l,'c lr¡:d..r1 Av)cuchu. nc P-o. J L,e omrñ roh un ec,rdore de Ch6on'á lhm¡do l8¡rcio V¡riño /J-_t-|8:tl q.e ¡e. !¡rtió m r¡bioso dirise¡É aútiespáñol. l\{adño había ldo Páiroco ed Lhnos d6d. 1799. Cuando esr¡lló l¡ 8uerr4 org¡nizó Periillas P¿t¡iotú,

ti. 26t y prttitu. r¡,'findc¿ Rodiigucz, p. 2cl: Det Esc¡jbrno ¡f$ni.ip,l rl Cánronal ,, ,, Chocontá. ¡bril I de 1840, fols, 177-177 y, DocuüeniosJuez Cho.oatí de
t

1

'r,r

it?.,

lL l)Luntrcc¡ ¿el auto¡1.

24

]

CA]IIPESINOS Dtr LOS ANDES

DE CASERIO A PAN\DERO

t 2'

dc mendigos. El nuevo cámino no logró ü¡er

;;;';i J;;.. ;:;'.';i;;i;;;',';"i.e :;;;;'j;,;;

los lrandes tcrrarenientes v los minirü for i,1..".; Ü,1'"*.i¡" ¿" lnchi dc c!r*s comenzó a tomnrtres iiruirn"",", rn ái, a.,lovicñbrc de ls53 ¡P-roximad¡mentc

nilÍ :: Pj,::f'ill p¡reció ¡rnpliar li hrcch¡ entre las clases. *p

, r'. ¡r.rrcis revoluc;on¡ as trajeron al segDndo vi¡epresidente r ' , llrrrcrr, quien se proclamó presidcnte de la repirblica en L",tr
|k's conflictos civiles ¡rruioaron ias cnlprcsxs rur¿les. dc Saucio aún rccue¡dan los dentpos curtndo bs cjór,t , l)r\ll),r¡ confiscrbrn sus ganados. Poo estc c¡os tcnninó , , ,r.Irrlo los trc¡igcri¡tes tibcr:¡les v conscr!.id('rcs fin rroD, ¡¡r,tr p¡cros, una tregua a l)ordo dcl bárco dc guerm "Wis, ,1. l(,s list,rdos Unidos. [)uo ces hs gentcs de Srucn, pul..l r ( ,r (,rlr(rJ, c.n.rnrc¡ir¡s. I r. ¡'oDnrnirrt.oncs ¡u, , ',. l,\ nucvos contictos I l¡ prz dicr» rl rccindrdo un¡ , r \.r (lilcrcnre v trn cspiritu optiorisrr.

enrur ,ubre!:,,óñ cn IÉ carrcs de crró'oná que i3 í"'""pr,"i ¿ la Prolinciá.dc cundin'marc' i: dcn\á' hü l"^-l:*il ",, i",n¡o v t.' 'rucittr' 'lrsi conn' lo' rrin dc iriñ .,",- i""i".,,"',"r¡.1.'h¡íirn ¡cu'l'd" Prrehl" , i"''i'*..i,""" ."¿¡.ion,rcs. un -gmpo 1: 'lT: ;;;;I'; I;-,,, ,n!ur'¡"\ c,,ntrr tr r;mirii \raldo rdo Ncirr' d"'n nante posecdorá dc tictms. Pronto los.q* P"1, "" -'..::l:..: .1,. * h¡bir conrctidu nristicir cotr sino con h in '"*i"'i iiir.*r,. lo putlo scr.apacigurdo "1':.,:::-tlll"i::: "i.1.". cnin personnl d. )os pnrircs dominicant»ia ^i,1- -".".nr1 de los onrircs dominicanosia citile' cl Irur,rntc cl pr,,hng,rdo peri"rlo de hs grrerrr< a-i"no¡, que un p.r'ccho par:t 'i'r' u'i deten»inaba d: -1Y1,::::'TP":::'i §" p"'rar. estratégica

^4il;T;;;.r

'l

:il,

:ll"l::

."i";;l i,"

p*í ¿"-i"' i"r". cántcndientes "1 ."'b", dlf:"'^1Y:-I:"".':? dc le.i
io" tie-pos de l¡ guerra

, ,

'l ruir.ir Nrtur¡hi.¡te, csto fuc nrorivc .,,,,,¡ politic|r. corriii.rs dc tr¡r'os, biil.! \'oiac;ones. t€ro 10 I /" rl(,hlcDrco¡e inicrcrrn.c ln visiti fr.\idenci¡t fuc cl hccho ,ti¡ .l scncml tteyes il)a r cnrprcnder cl |itrjc cn rut(,rnó\il. Un ,l,,rr. "i\lcrccdel' ¡il,íx :,i.1{) cnrreg¡d,, .n ll,)sot.í r. cl pre.,,r, t.¡ri¡¡r ::nsir':,i¡ por cns:n:rllo cn l,s "c¡rxtcras" colom, , ,¡ L,n r

,

. l,,, ri;,, un ¡ro¡rcnm culnrir¡n¡c cr:rnd{} en 1905 lkr{rron , Llr que el pre.s;dcrrtc Rafrcl l{eycs proycctabrr pasrr por
iric oficirl
,r

-

ili" .i ¿o'to¡¡r' un'!lersid'd de i;i",*¡ ái'""*¡¿"cono Lt bldb:e r *: 'Ero illil'j'"i"ri"i"r'il'd"i.,¡."'.r'rp.
r.g,";r

rrÉ minifurdi¡. Dequcñ¡i proPiedádrs

n",**n tvt'n *a ri:.":::tl:

l8oriá'

vɧe E¡l'_Bo¡d' ''A

áli,i"^,,,", i'iü. pp. ,r,-,ao.

;::l:;;i,',;';;ii;,;;i,;;itÁ ii",,f.-,,s,*¡

pui¡r,c¡d¡

!ó ic,i-:.e-i (Boso¡i: Edi'oria,

;-c-","a. 1.. rcciorc( ¡dminrMdv* dc colorbi¡ .r ."':s"ll'¡:11 ,"i,-?i.**i * ..nri.tió en ca¡it'r 9: Ia. Pre:l¡cl1 9: -c,{l :H;#;li"";. *-i*,, á."i".r'.^u¡":, e; :|:j:::: p¿"¡"i H I ;::;Hl"t;; k";"r;-i'^^;" P'r¿Án (Gonz c¡denÁ

:.g:il

,,,nlirrmidad con lo solicirxdo por los risit.rd¡)r€s c ing.nie.irlcrcixles, los unicmn sus h¡cExs x f;n de reprrrr t,, ,,, ,rru'¡ narion¡l y"xncitits cD ciertos lugrcs. Con un¡ comxnrpli¿¡l¿ ' r,,,,,,,i,¡ (tüe se crcTó irlusitrd¡ en rquclkrs crmpcsinos, l.rs gc[tes l, \rr(i{) trab¡)xron en esc provecto conrunal a sus propias ex_ i,,,. , I'¡rccí,n comprencler que con el prso del automi,vil y )a , Logrid¡ l, p¡2, t, ,.,(l(ln de l¡ crrrctc¡.r sc inici¡ba u , \ | pcns,r en pro\cc«rs difercnrcs de hs de huir de fosible
,

l'

'

I tlLt'ii.i?lf;".

pd$nr; .r. Aribar cnrndo , Melkóti* Hi*ódct'

S"tiiü*"
lil"

or*n, rir¡qe,,,'cido.or.cr rcss¡rl*,1",^Y::':"::.: ,,r,,Tg"'i;",ü'. i;*i-i""i'"'en rsal r,aio § :"t:1':^-t',]':"Í.:,li#':: óip'i"". á" MGqñs en ra qnP'ñ¿"de Ai:r$ñ.:;";i;'
fcbr$o

ilH":i ;;.;i j,"¿ \i;.i. t»,"'a.. r,q"i *s'l---T"T"-:"s,'"1",: rue ñtr-údid¡ i;;.;:.'i;.r;;',;; IcAgü'', r ,rquc h;ise Tjl': T,.T:.::"11r! ¿ siñon u¡!:no ch ''onri
,r.1.'i,,"''-r,'"1;",. t1c lHi:. fds. l¡ r', D /5'7)'

lrr'r,, v Arrtrhl¡. t).68:l- I'o¡rás Ilc ln *]n, {lc Bogorí d.\puas d. quc . , ,,,' trl j,sé nl.!i¿ nlcl,¡ dcfui xl Prcsidcnt. l,is¿ l,h íx OL,Ndo.l 17 | il tlc r8r4. llcre¡¡ rct,i como ptsidenic (onritu.n ¡l (lur¡tc dos .. 'l l'.{r 9¡c cl fr¡¡¿r rjccprcsj(ldnc J6é dc ()hddi3 fno ft.onocido o I , I .' ,li.r¡¡urr dcl (o(¡kl nlck' .,olo dui" ,rLo rrs§, ' I' r!, ,xción tchonal sunritris¡ idr l).r don J!i,, Po,h, n,nd¡l(,¡ d¿ l. rr! ,,r1.¡ Lis Jrli.s o' 9ru(n, ! r.sti,ro (1. h '.¡\,'ri.¡ (ll l(x ñ»\c(imic.tG , l¡ n(.lnhd dun¡tc los úhnnos 56cnti iños. i^,.io, \.pricmb¡e dc ¡9t2. '

26

]

CAMP]jSINOS Dtr LOS ANDIiS

DE CASI|ltrO A
.,

I'ARAt)tI«) |

27

luchar contrx hermanos. Asi en .ierro dia de lqlt cl automóyil prqsidencial penerró a S¿ucío haciendo retumbar su motor. Las ovejas que past¡i,an al l¡do de lx carretem se retiraro,l apresuradamente h¡ciá l3s zanj$. Los agricultores se l¡nz,ron fucfr de sus choz¿s para ver eI vchículo, micntras cl conductor unifor los cjércitos

y

, l,fl, r¡Lre en ,{r¡áyanes que crusó ta mue¡te de va¡ioi trar , lll feffocaffil pas¿ba crsi prral€lo a la carretem. Cu¿ndo
' '.,,

r,, h ciccución de

esta obra con éxiro complero, a excepción

m¿do h¿cíá sonar orgullosamcDte Ia bocinr. Hubo un mumullo dr admiración cuaDdo e] auromóvil vádeó glodosanente I¡ quebr¡dr de srucio y rcenrl:o por lx colina Je Hrrutici,, si,r morr.rr ningrln

,,,,,,,,s fucron inrugurados en agosto de 1929, ta aldea de ,., .,. rr¡rvir¡ió en uno dc los paraderos regulares de los treL,( \ur\icio rcgular se,uprimiú poco de.pués dc t9¡0. peru
. 1' xur' ferros hrn cunrinuado dclcniéndore ocasionalm;nte , ,.rn) cüando se les hacen Iás señales coÍespondientes. Esta . , ,r luc unr vcntaia ¡e\.o1ucjoná¡ia, un claro desafío al exclu,,,, .,,ci¡l del vecindário.

presiJcnre ágirú lx,runo micnrrr.¡o' y observab,n boquiabiertos pocos niños que portab¿n bánder¿s tricolores colombianas, emoción del momento, l1s tira¡on y corricron a refugiarse

sin,omr de frrig¡.

fl

re'Pc

tuosos campesinos sc d€scubri¡n

Unot

en h

de.us p:dr. . {r,ir,nren'tnrc. 'o1,, rl quL crr.l c'r¡L¿",' .ad" pod.,a com¡rr.,'.e r.,,, r'rn,cndo imPJ('o culru al.
Cuando el

detrái de Quc la carrc'

p,.:J.nre 18,..ó dr TuniJ cur¡, ur hiroc.

n,á\ cl crmino nrcion,1. Se habir convcrcido en l¡ C-a¡rcterlr Central dr] Nortc. El hecho dc qüe 1os a¡rtomotorcs tro' pez¡ban con graves dificultades en ciertas Prrtcs dd vieio camnro obligó a 1os ingenieros del gobierno a modificar en cicrto modo sr¡ curso. Esta modificació¡r du¡ó u¡os treinta .lño\ de 1910 ¿ 1940. Lr¡ nucvo tra)'ccto dc l¡ c¡¡¡ctcr¡ fuc cc,nstruido y pnvimentado e¡ S¡ucio, desde el punto en que cstá sii,¡1, la escuela hásr, l,I entradr de l¡ llicic¡d¡ Tilxtá. r mirs clc ltilór¡etro y mcdio hacix el sur, y sobre el rio Bogotí sc construy(') u¡ nucvo Pucrltc ccrci de l¡ is r¿ cntr¡.h. lll ccrro dc los Arr¡r-rres, que probablcmentc hal)ír sido unll "colini sxqrrtd¡" dc los chocontics de Ia lt,calidad, rcsültó posecr un cxcclc¡tc n,ftcrial dc rellcno ¡ recebo Cuando pü¡ el má¡tcni¡¡ie¡to dc l, c.r¡ereri se emplearon tr¿b¡jadofts .r .tu'rir nn(' loc.,lcs quc ,,ri.i,,ron ,1, , ¡ ,n.,.i,i,1. v¡s y nrás dinámicrs modific¡ciones culrurales. I-,os s¡ucitas Pronto se fimili¡¡iz¿ron co¡ los carnioos, hs aplanedoras, las mczcladoras de ¡sfalro. los detonxdorcs, l(x insrrumcnms dc nedición, los trán'
sitos

\ir¡cs y las comunicaciones r Bogotá se facilitaron. Antes ,,,,,s¡ucción de la carrereri y cl ferroc¿¡dl, los que viajaban , ,11,, ,r cn coche te¡i¡n que pemocra¡ en Nemocón o i¡ t¡,¡,, con unn estaciór ferrovi¡ria en sus patios, Bogotá Cajicá. qúedó , r (s hor¡s de djstanci¡ de los srucitas. H¿cia 1931, cu¡ndo el , ,|il y h carretcra, empeñrdos en una satudabte competent,,,,l,,ron e1 s€rvicio dc sur¡i¡istra¡ etemenro humano a t¿ c¡1 r sus nucv¿rs indusrrirc (p¿rcce c¡re la industriatización de , , , r,lo fue posible después de quc carretcras y ferocarriles , ,r,"rc¡tc conscruidos como esros, transportaron la mano de , ,,,, $xrü), Saucío comenzó ¿ scnrir la át¡acción cenüiper¿ de ' ,, ,1.,,1 cn crecimienro. AparenreDel]re, al principio Ias muieres .,,,¡ ,,,Ís scnsibles a las posibilidrdes de trabajar en t.r capnat, , ,.,lrrcntc como domésticas en l¡s residencias particuJares. bes. ,a l!)mbres comeüarou a enrigrir, principalmente como obre,

,

r,

y las básculas.
1924 v
€1l1-

La construcción del Ferrocrrril del Nordeste entre

',',.,1í|o, que d€s¡ii, lo t¡.rdicional, come¡zó a pcneirar cn €I ,,rhrio. Algunos arriguos v*)¡es, como los de ti agdcuttura, l, t,!,,r de se¡ predo¡¡inanres; cl vcstido, Ia música y las creenci¡s ,, ,. ,r, ¡lgo cun el conrr!r^ d(l murJ,, r cr¡or: t,,s ferióJrcos

, ,i, (ulrural cn dirección opucsta. EI moderno proceso dcl ra-

l',

r)

l¿ cárretem

y

eI ferrocar¡il támbién encauz¡ron una co-

I

ll,,F,,rá com€nzáron

1929,5r proporcion,i un imPulso ¡dicion¡l. Una cmPresa belSa

, , t¡ L, ).x no erin dcl vecind¡rn, ni de I¡ co¡ruoidrd mryor: mu, !,,.|c'cllos se habian caprcitado en las escucla.s rt€ la ápit¡I. El

¡

vendcrse en la tocatidad¡ ]os m¡escros de

r

Alfrciro ortegá, rdrrrnile' .olatubinor (Bogotá: lBiblioe¿ de Elisto' ria Nacionall Iúpretrt. Nqció¡d, 1912), PP. 194-196.

-

/r/i/-, 1,, 188,

2S

]

C¿\MPESINOS DE LOS ANDES

DE CASIRIO A PARADERO

t

2,

propierário de Ia Haciend¿ Las Juüas' Ia principal de Srucio, pron' io prescin,lió de sus rcxis tirados por caballot y comPró ¿uromó' ril: su niero, que entonces adminisu.rba la hacienda. fue el Prim(ro o, Ilevar r ell¿ un trrcror agricolr. ¡ comienzo' de l0'lo Un e¡ct cito nacionál, bien organizado dcsde la éPoc, de Re1'es, reclutó r los callados saucitás. los entrenó en cu¿rteles militlrles de otr¡s pnr tes. y los de\.olvió actil'os, pero desadaPtndos a las condiciones d' la loc¡lidad cn que l,rbrrn crecrdo. D'rgente. nrcio 'lc' izquict d¡ras. r¡les comá Jorgc rl,cccr Gririn. que Predi.lL'rrr '' rcdcl' 1l^s ll ,cJo. oiSxrc,.. c,r ción dct prolcra.¡do \

.

\

,,.,r¡, ¡icmpo. el rrrbaio en la repre.a hizo ¡ los csmpesioos .,,,. rlr hs nueras y avanzadrs leyes sociates de Cojombi¡ ..,.,.,,r sido p¡,mulgada, enrre loló ) l9+j. fn poco rjempo

, , . , r,rmpe"inos quedáron bien ramjtirrr,d,,a cort las ae1.,\ \,lc¿ciones, los seguros, las bonific¡ciones otras prer

, ' ,
,,

pur e,a, Ie\c.. y:p-"..ctirnr nc e .rs ,,, ¡,ur prin,erlr ,c,, to. rr¡cir¡. ruv,eron c^r,,t rrll,rrro de ,'(ir de ffibun¡lcs det t¡ábejo donde podían prescnt¡r d€ , r¡ndo c¡eian qüe sc hxbía cometidó una iirjusticir con ,,)udros jóvencs agdcultoreq 1¿ represa dei Sisgr signi-

.. i,1., i\Jblecidr"

y

de 5rt¡cro. lu ,gri.ul'" '1.' fueb'^ Gritin en 1¡s cleccir¡re¡. enttc res acuüeron en mása ¿ votrr por cllJs h pr,.:dc1(icr dc 1o,14. (u,r,,i,, crfrn,o.,, Polrrico f,rc,rn,li d., n. Fl .tesr'onrelr,, ¡ 'r purl,' 'l.r,ie' dc ,r:,r 'id¡ nu,t' . diiu rcnre. constiruvcron ¡lgunós ae 1()' Prnrc;l,iles legados cül¡¡r¡lc§ llcv.dos x Siücio poÍ h Carrereri C.ñtr¡l v cl ferrocllril'

r"nr,.," , r',,-,. l, r.r,:,'n

"en."!brr

Prob.lblcmcnte 1lr quc más contribuvó cn óPoca recicnre ¡ des¡' fi¡r Ls tradicionrle\ cxracte¡ísricas rlemobtschlltl¡chel1 ¿c S¡nciol fuc l¡ eran obt¡ dc h .-cpresr dcl rio Sisga. Desde quc ingenieros colo¡rbi¿nos inrenta¡on por

lez ln co¡srrucción de esti ¡c' rr'l'rlar r.t,eri,'rm.nre er¡n 'rrcñncebit," '. Der 1,,,.,..i., I,r'^, . u,rrrilu rr \\ rrr r,,rr'8r,,r1,."' Co tr1\. 'o(redr,l rn"nirrrl dc cl Cñbierlo dc ,,, ,. (,,,tR,,.liu rtr . ,"rrd lr rcPrcs¡ co tr+s. los últimos tiPos de ma^l:,,r, Co1(,,¡,1)i¡ l¡s ,n,ris dc h qrrir,, r,r v r,¡r.i¡,, ¡' '.r,, ¡'rIr ',,'¡r'',ct'ór Ieg.ron xl "'n'ci .1. l ,' ,. ,,1r !,'!,s. c' ,, i:' I l. rornodid rd que rer , fretian .i ,, ",,, 1,,,,,,,,,,ne, Jc l.i o,'¡'rr.r .1,h .e d(Lrnr¡n en l.r cárrer.rr Prr¿ n,.o"crlos. 1," s,rrir.,. < ,,.rrrc'irr.,¡,n e,,rr ., l. . nuL\ r'.1,r.r.. su' c¡r,1 "-r. rg,r(olr. sc resrnrrt,orr. ): 'lue .l los ¡¡)icr¡bros dc h gc¡cnóión ütcrior v a hs mulcres quc pennr necicron en l(,s c.rmp,,s, lcs era dificil reemphzrr todos los i¡ azos Nus.ntcs. Ertrctrllto, los jh,encs obrcros de l1l rcPres¡ se cnorgu'' llecíin cnornrcrllerrte Ce scr ivrdxntcs.le los conductores dc trac_ tor (r.xn de ell<¡s sr conl'itió cn bucn trxctorisra), o engr¡s¡dore§ ,) iyudrntcs dc los nrccinicos Algu¡os se clnplerr{)n cn trxl,¡ios dc tílllcl. ot|os cn hbores cl¿ctdclls. (, colno sold,dorcri, cr¡r¡o rlobl¡dorcs (lc vi.ill¡. ¡¡ezcladores de concrcto -r Plorrieros. \o llocos .,frc1.lr(n,n.,,nnJ,¡,ir c¿fIrune , o,r . f.r"* it.

D'. r en loló, n'1. rñ. ó!eac'

¡rhcrr

.rgri' rrlro e' sc drJic¡rorr .r

,

rctsión. t n un c¡-,. permirieron r un xhormr dine¡o suficientc pa¡¿ conrp¡ar rier¡as y consrruír J( reia": Iñgró .'.. ,,c.,,,o rep,nrinl, dede su ,r:.r «rndición hasra el r¿¿¿ur de propietuio en el ptazo increi cñr o Jc ,rn fi],, ) Lrdio. Or"ñ. ,aucir:s compruron mue 1,. . li, icle,r,. rcl,,ie, J. me.r ) dc put.era rque rodiuI .on una ¡1e rdq,r..crñn(5 rLcre.1Les). y ropc. Sir emb.rrgo. lr , ,,i¡ se dedicó con ptacer a los acostumbra¡los despüegu'* de . ,rlk, que obligan a beber v r concur¡i¡ r las tien&ai.oo -

¡ ¡r ',,.. u¡.'u lug,r dr I. . ,,

. BñBorá ) c orri, Iucatid.,dc,. donde hrr pro.pc,cdo. prácticamente todos tos campcsinos gue trabajaron en et r ¡,cmranecicron en Saucio, rnostr.aron súrtomas dc p¡ospe¡rucsro que los -srlarios en la repr.esa eran mayorcs que er
.,,,,
r ,,,.

,rliós ¿ l¡ vjda rural. Alguos srucitas que tr¿b¿ja;n e; h .rl .rprerrJer nuer u, uiiriu.. 1 rrlquirir nú. r:" h¿hitid rJe., sc

I

inus un injcrés nnJcrrdo ¡unque rerl rá ro en el ¡diona ''.1 ...,'mo en lo\ a.uarñ, e\rr"rnieró.. ll conilicro de Curea. por ,, ,l)k,, fue scguido relativa¡rentc de cerc¿ por tos saucita¡, ¿un '1, ,l( rnres de que trcpas colombianas (entre ¿llas un s¡ucita) fue,,',,nvi¿d¡s alli. T¡nbién el hecho de que hubiera en el Sisga

."

ronra€ro inmedi¡ro con pcrsonal no¡reame cano cruej, en los

' Lnrdr
.. ,. , ,
,

cs un e§"blecim:en,o con er.i¿t

Tiene l. miod¿ ' frlicti€a de un depone al ai¡e libre, ltordo Lr cfi¡.re.isricás de !¡ ,,club .¡mpcsre', en quc los cmpes]rcs ponvet. ",,' r |rs¡n gratr lefte de su deDpo (vé6e €l cápltuto 11). r,,'
,1,

i8.Íillos, ¿l:menro: y r¡icllos vário,. Gmúrl ,rn,e dme un '. f¿do .r.io". lx

(n.luc lG ¿gricutror.c cóhp6

]O

] CAMPESINOS DE LOS ANDES

emplrrdos procedenres prácticámenle de to,.los los deP¿rrament,tr delc naciói. desde la Cosra \llántica hásra Náriño. lrmilianzó nr. io¡ a lo. s¡uciras con lo' diferenrcs elcmenro. que corFriru)cn lr nacionalid¿d colombi¡nr. lndudlhlemenrc, e'te colocirnienro (l( gentcs de oü¡s tlerras produjo una i'r'pres:ón viüda y pcrdural,lt en l, menlrlidad de los campe'inos del lugar. De este modo, Saucío ha tenido todas Iá5 bendiciones y todor Ios ázotes de uná ¡eg:rón cruz¿da Por un camino imPortánte y qno ha disfrut¿do de fáciles medios de comunicación D€sde lá era indl qen¡ hastr la actu¡Üdad, las gentcs d€ csre veciodario hrn e(t¡tl'r íorretirlas a un proceso de crmbi" cuhurá|. rn¡§ noiable quc en lrt ¡e81ones cercanas donde el ¡islaniento h¿ determinado uu cstancr' rDiento virtual. Etr sus cc,mienzos, este Proccso fue PinciP¡lment! militar, ¡eligioso y económico, y estuvo concenúado en la sunr, Despué' se convirtió en un proceso de mutación culrurul drrigido, cuanJo el c¡¡r;no real de lo, esf!ñóre' sirvió '"lo prra frnrlíd,rdo de provincis. Finrlmente. dcsPué' de un período de ldst"z lairc y de iaos que uhliTó el camino nlcionrl corno crnrl Par¡ su exPan' sión, el vecind¡¡io ¿le Saucio ha entrado en el mundo moderno por medio de la Cal.reterá Ccntral y de las fuerzas raciooaüstas quo ella representa.

"DoI{DE CBECEI{

tos

sAUcES"

'. .,,. '.,llc\ e.¡¡,r sobre Ios Andes r rirúa.ufic;en¡e "o-o r ¡,r,,¡rrlcionar a 1os habit¡ntes uo ctimá frjo v saludable. Un ., i.,.,tuebradr, en que hr) rruch.,s cruzan it r¡ e en ¡odas ,,',,rsj cll tanro que unas veinris¿is fuentes v ocho pozos con'
.

espáñole.. una region que iusrifi| , ,1,:t¡I,¡,ar de clln a Jos aborigenes. Et be)lo paisaje de Saucio, r r, ,, ! (lrrdc $ecen los sauces',, es cvid€ntemcnte uno de los . ..,,, ..rr.,criv.ñ del \ccindxrio. Rñde.Joi por coti,r¡s ,iempre

{/

D^'\^.t,os crtBcHts. lcnder,ci

Scucio

pari lus

eü un lugar digno dc de.

rr,,nente situndos alivian en par.te ct problcma ¡tet rbasteci,, ,k isu,r. El suelo sicmpre ha ofrecido coscchas en c¿,rtidad , ¡,,r. p.'r, asegurar h supervivencii .te Ios ig¡icultorcsi adeL r(loprado co¡r facilidrd planras, árboles y fbres de orras ,,1{,¡cixs. L¿ p¡ecjpitrción pluvi¡l cs ideat parr mLrchos culti-

,

,,', .,li cnrá.li,, con fa.(ñ. nlri\o.

l)rci, ¡rcrre el de las p¿pes. Y los animates domésdcos prose impofl.,do\, crigiendb de t,,'t'rrtJflos mu\ p,,uos cuidsdus.

,

EI afirbíetlte físico ',,,(í(, coDrprende dos vrlles: uno cruzado por l, quebrad¡ de ,,¡,,, (tne coüe en di¡ección o.ciden.¡t, y et otro por el río lr r,¡ i i. (tuc cr rcalidxd a csr attitud es un nor{esto rroyo que
rlc norrc ¿ sur haci¡ la Sabána de Bogorá. Estas dos éorriénel ceserit¡.1 Ci¡cunündo los dos vrlles csrár los ce-

''' .

\,1, dc h de S¡uci¡. hry ot¡ds rñs qncbn.ts: Ul Muchilc¡o. que .orc "'is ¡, ,).ciJc¡tc bNre d(únbocr¡ en el Boeotti; L1 F¡igüa, que cor¡e de sur ., "f,t y il Ci¡greio, tri'ruüri¡ (lel rio Siss¡ dl sur del c'scrío (vé,* el

L'\

;¿

I C¡III'I

SINO| DL I,O9 \NDES

IDONDE CRECEN I-OS SAUCES"
2

I

1]

MAPA NS

,,' .rv¡
,,
I

,/ -.. '.,.¡ l
,,,,.,,,.,/{.,n
*

fl,^ {lcscicnden suavem€nte, , Ll. cst¡s \.egas y coliüas está consdtuido

p¡rte superior ha sido dcsgastada por la ero-

.

principall,)totub. c.ryo espeso¡ cs aprcximxd¡ñcntc de s€seuta I ¡r! i gunos srielos ,uie¡énbaden, €specirlmente en v pueden encontrarse suelos pad:áliros oscuros cn

, ¡ (n(ircntr¡
,,1

, ,l ,,c\tc: ell¡s sirven como b¿rrer¡s ¡ los \iientos occir,, )lisios del ¡o¡dcstc tienen támbién pocá inflücncia.
un vierto dcl surcste, cuÍa flrerza alrñentá durante

cr ücdio de uDa isli climátic¿ derc¡ninrd¡ , , r lJor cl cerro dc 1os Árrayancs y l;rs montairas que

, t rción scce. de diciemltre x fcbrero. [.stos vientos del ,rrr¡¡ r Sal'cio princip¡hente por entre ln depresión ,,,\ clrrsadr por la quebr¡di de S¡ucío.3

,,,,

h iyor parte rle la lluvia cre dc nnrbus ,rlen de los páramos, especialoente del Choquc al rorte I Le Cuaiir¡ al su¡. Estos flimbus descicnden con f¡e,.,ntc¡iendo hitrnedos los vxlles, por ticnrpo consider¿ble. ,) lL,lÚ 172 dí$ dc lluvia con una prccipitación de +2 pulr r)i+ rnilimet.os). La precipitrción más elevada ocurd(i en
,t,,. cn Saucio

,

(6.1 pulgedar, le menor en feb¡ero (1.3 pule.idar.r ., c\.acj(ir dc l¡s lluvi¿s püedc prcdecirse con hastante , , i,i,r que un dia clue se inicia solerdo y claro será lluvioso
,

( ilmr, "rhe Physicil Gcogr¿pht of the Dep¡ltDent of Curd¡ (inon¡bi¡". tesls pah ¡I¡srcr, Unirc4idad dc Cdifor.i¡, Be¡kelcv. , ¡lc lrtor ¡ánrbló¡ D.) .¡t.cv¡r¿ pcBon¡l co¡ cl señor Eidt y utr ,1,, iúrc el Úreno e,1str co¡rpáñiá, en sepiimbrc dc 1912.
§ tugions dcl Depirbñe¡ro dc
,

Cn¡di¡am¡rca prcdonimtr los

pdncipalmenre dc lá cor¿ dcl Pací. , hú¡Édos y crusn nuchá lluvi!, le¡o a¡tes de Ieg¡r a S¡ücio son o, p,rtc por cl ccrlo de los A¡Eyancs y lor lN mo¡tdnd ci¡cur_ ".

(1 Ncidenrc.

Isos p¡ocedd

rros dc los A(ravanes al occideote, con un¡ elevxción de 2.781 me-

t, rrlonia Cólonbiitb
, ,,,, ¡c lcñs V¡ eio
,,

\

Lrsc ](obc¡t C. l,lidr.

"La cliñúologir de Cundin¡m¡rc¡", nrrirrd de Ciei.iot, Bosorá, rol. VIII, Nl r2 (i9t2),

tros;
tlos.

lll

metrosi

L,

v cl hist¿)rico

H¡to, éoo 2 763 maros; Tibirá, h¡ci¡ el sut, con 2'727 L¿s Vrelt¡s, nl oriente, con unos 2 700 mxlticud de llls vegas es dc 2.621 metros Con exccpcióu de

,

r

ri!r,!ir ¡l

xuto¡, Bogoti. m"rzo ó de

Berú¡I, Jefc de ta Sección ile Meteoiologia ilel

lril.

I
]4 ] CAMPESINOE DE LOS ANDES
€n tx rarde, ¿ cáusa de las peculiares formacion€s de nub€s 1 rl neblinas de ¡¿di¡ción. Si Ia niebla du¡¡ todo el día, puede dct, h lluvia hasta el anochecer. Pero con f¡ecuercia los nimbus c,rr pegados r la tier¡a enlolviendo ¿ Ios saucitas en frio ¡ hurtl .'DONDE CRECEN LOS SAUCrrs,,

I

tj

Los meteorólogos hao oilservado un ritmo esticionál cn ¡egión, foünndo por dos pcríodos de luvias máximas cad, ¿ñ,,, J ternados con dos estrciones de sequía relativa. Uno de estos ln'rl| do, dc lluviá c,,mienu r cuando el .ol sc dc.Ph/á hrc;3 el n,.,,,
el

t,,,, ¡in y vientos üoctumos. En la máñrnr sigüente .le lr r' ¡rl)critura s€ ven charcos congelados ¡5í coño esr,', l¡ lfri¡s y las flores (según su intensidr4 1(,s campe,,,, Lelxd¡s" o "nevidas" a estos f€nómenos que, d€sde , ,,rJ)- drñiros para los cultivos). Finalmentc, ¿ cr¡usá de
de Iás fuer¿rs r€guladoras tle los dos ocó¡nos y occidcüt€, t¡s , ,,,,. {xr isorónnic¿s. Las gentes de Saucio viveq por de¡I l¡.rcDne pIlmzverá.

L,l

s¡ucío

y

,,nlcs Colornbia tiene costas al norte

,,ro cucndo.e

de\p'¿7a hac'a el

'ur. Uro Je h'

dos en.ro,o

Ld Flora

,

, r.rrr ampliamenre espaciados; solo una vegctación achapaL ,, ,/, cl paisaje. Pc¡o ¿un en lá ¿poca de I¡ conquista cspe,. ll.,,',i y munt/ñas. ¡unluc !(rde,. p¡recieron )ermas

, l, l,'\ \,illes tropicales de los ¡íos Caucr y Magdalen¡.
'c ,,¡,rrrrcs de Ques¡da, Antonio de Lcb¡ija ,,,.rndo las atr¿ves¡ron ell 15]7:

r,,

rrci¡'rn de esras llanums no es profusa si se la compara

Los

, , t

y

Juan de San
en

',,

, ¡rclada en l¡s lom¿si cu los llanos hay pocr leñá sino ire\ de lás sierms ¡ tod$ parteJ'.3

' r rrrrbrrgo, Iá l'eg€tacióü de Saucio es impoft¿nre. Un hcr' ,, t,.,\(,) cspeso, Ilamádo cajicá, cubre la rcgión; también se eny V¿ld¿s, Historid, !ol. t\, p.166. r,r,. "l'¡c Physical...", pdsu. Un nilel | ,rtr xttroximado de h vcgehción úopi.ál
,n nl,,

de 2.150 meEos s eI límit en Cu¡dináfurc¡.

,ó ] CA]\'IPES]NOS DE LOS ANDLS
cucDtr¡n el p¡sto azul, el c¿r¡etón,1o eI bmma, el p¡sto poa, el ra g¡ás, el totame, D rodela, Ios ¿lpistes, la meona y el kikuyo.11 tod0 útiles pan l"' agricultore. y lo. rnimale.. en uná y ,'tx 'umrmenre regelacrón dc arbu.ro' que crece en gucío. pucü ide'r,ificlrse plarta. nrLiras e i¡nport¡,.1J'.'' I-os frutos aborigcn¡ co- prendcn lr nor¡, un¡ e.p\cie de cereTa. la curuba de Ja crrrj se lnee unr delicio.¡ hcbiJx. ) lr uch,r'r. Se hán i,npoflrdñ árl,,li1 producto¡es de ciruelas, du¡¡znos, ¡ránzan¿s y per¿s. Gren númc de pl¿ntas of¡eccn slrs hojas, florcs, fruros y raíccs para aliüar h enlemred¿des dc los c¿nrpesino§. I-r hcrbologia se h¡ desar¡olh r en est¡ región quizás siguicn.lo l¡ tr¡dición de Ios xequ€s chibcl{r Eü todas las époces sc cncucntren flores porque, parafmsea lr ai obispo Pic¡l¡ahitx, cn cst¡ ticrrx de vcrdor perenne cI tiempo (l'

"DONDE CRECEN LOS SAUCf,S"

I

37

r

,',r,, l:sros magníficos mr¡.sgos, así como las flores, son ápre' ,,rro ado¡nos ¡eligiosos en todas 1¡S épocas, especinlm€nte .,,r, ls rc,nporadas de Pascua y Navidad.
ül)rñoles enconüaron quc los chibchns
,,,r, rlc donde son originirriás I¿s prpas en el

fnuc L

i

h¿bi¿n domesa

mundo.'i Adcmás rprs, orros tubérculos ¡nálogos crecen tod¿ví¡ en Snucío: ' ,,, , \ ,,b,^ ,rul,i'-,.ro Orro. producto. irnport.rn'c. que . r,iii¡ s(,r cl meí,, las hrbichuel¡s v Ia xÍacáclu. Le quinu¡. , iln)rigcn, xp¡lcDtementc fue desplazada por cl ttigo llc , li,rop¿. Los ery!ñ.,lc! ta tri¿n introdujeron hort iz¿s. ' , ch¡d¿, ,rella 1- rjo. to.los los curlcs sc adrptrlon pelfec, lis condiciorres climáticrs rle S¡ucio.1?

,,nr ,, rubirculo.. St cree que (stai rronr¡riJ. Pcfl( rc.LI

h' f*i,' '', cmb.,ri,,, cl .le l¡' llor.".' Ll.di,los. rosr'. c,r'tichn¡ y \. ",rirs. grn,lc. ¡ Jc \rriidos colores, '"n mu) comune',il
S¿ucío, donde

I i , ,,rnro i

|

los á¡boles dc la locak'ird, además de los sauccs, se ,n los ¡rbolocos, ¡rr,)'xncs, cn.enillos, cedros, ¿ljsos, robles

fom¿n un rirrc/rn piltoresco en cadr casa campesiru P.que,L. orqu,dcai rnrrr ,, il.-c. cn c1 lñ" bo'quc.y run cn cr$ ros prrio.. fn m.r\o rprrcccn l¡s czuccrr. ro.¡d¿s. que cdornrn ,rL grerncrte l.r. colin,.,. 1r'r hie,1 abundrr loq mu'Bos rrulricolores .' todas partes del r.alle, donde h humedad del climr favorece su clr l
fuc imfon¡.lo por pri¡rerr rez por Anto¡io Núiño en l7l0 colombint Vérsc Luis L{ipcz nc \lts¡. De úrro !¿ hd fannddo ld (Bogorá: Lilrr€ií¡ ColoDñiú¡, l9r4), p.92. Dor José "rción iUáldo¡r¡ü lladr Neir¡, dc Orocontá, lo planri có su cr.nci¡ dc Sáucío er rcüúbrc ü 1852 (Relaclótr dc lo quc hAti dicho ns edgo invertido e¡ l¡ coúpm ) dc 18t6, fol. 1. DM/S{). meiorá dcl cxprc$do r EI kikuyo fue [evádo dc Kcnya c¡ 1928i h, c¡usado cicrra ¡l¡rma dc¡j¡10 ¡ su rc¡acidad y ,I ágoE¡ricnto de lG suclos (¿l 'ticnqo, Bógotá,1 th

,,,.,s

,,,s. csros

co¡íferrs (Podaco1ar. sp). Con ercepción de los tr€s á$ol.s son difíciles de hllhr rhom cr las legás j_)2.

'' ,t.

A\.'r D. r/r'r.' r

P.:(r.

' El cúctóo

., ',..1 iu' Juro" ln. r.I,r.u' . tu pri"n,' \,7,on' | . fuc segnLl C4kil2nos les p ccieron dúii.iosos (C¡ielhnos. ¡rú 1,,1. i, I,p. $'8r). (Pero fue tj¡rbié. en Sotucorí donde los conq¡rtsta' \r)§n¡c.¡amn por pri¡rrá lcz lt infección de l¡s nigurs). Ct. Jran ' '.rt. FÉsle, Ca qñtr i A$dúliniento del Nú"¡o Rei a de Grerdr l,iza¡o i Pérea 18t9), f. 51, cu cu¡¡to a los nonlru de los cul_

'

, { ebc coo clarid,d qui¿n llev¿ po¡ p.imcr¡ rcz el trigo, pero ¿ jlzgf ,.rrru.ión de Snmn, dc qur J.rónnno de Agúalo. gui.n llegó des,1.

,

r trn el Apéndice B se e¡.uentran los ,ombres
csts pldtN, ási .omo dc otms

l¡tioos de

Ii

nayoría

Jr

i¡dic¡ciolB sobre su urilización cr l¡ localidxd. " lB dificil dete¡nrinr cuáles dé ls plántas ne¡6 comües sn ¿borigtr¡ y cuáies no lo son, p€ro háy ciefto acuer¿o en cúanro ¡ qúe pefteilecd I h prnner¡ c¿úgoriá las siguienres: bo.ráche¡o, .hiLo, tirto, almmisr, Ie¡gii!, vr.¿ y rudá de tie¡ra. Lás hois de tods est$ plútás se utiiizan en dive^r foúhs co¡$ ¡cmedios doñ¿stics. t¡ Picdrihna, Hrrrrid g¿rd7rl, yol. I, p. ¡5.

qDe se mencio¡¿. ukc¡iomente,

junto

coi

i¡, L.bró¡ lo licvó .¡ lt10 (Sim{n¡, N,¿itnr ¡bf¿rükJ, vol. Ill, r lr.d.o Briccño nre el primcro cn.osituír aLLi trn ¡'ol¡1o, y l¡ pi¡ dá notich dd i¡igo ,'Licr qtrc hizo pa¡ fu. ¡lllt¡ Ctrtió cz. , tfin,.m !c7¡,. !.!¡b do o, I¡,.t]t»i¡.f ri+9 (Asr o, Rc.,rril¿' ^gurlo itn ¡¡tt. p. 17i)- Segu Rodrigu.? Frsic, I-cbiin tambi¡u ftrodújó r/.r\. friiol.. y cclr¡da lR.{lríSncz t..esl., t. t2). I'd gol)Úñelor , l L \,lc !,Lrito l[r,],jos ¡r ljlr, i.:¡útr Io i1n,i¡ri (}srcll¡nos lr.l,, l'¡rcce luc cn s mrlori, $os cultllos fucn» ifi.i.¡los prcdoxrnnn ,, .n L .cqió¡ de S'1¡t.,,,d.. y h)tr.,i, dc rlondc vr disÍnu¡on hastl i,x ,lc Bogoti. Co¡ro SN.ír sti c¡ cl c li¡o c¡rrc rn¡ta v S¡rt¡ Fc,
,1

cl pri¡rerc en sc¡rb¡árlo.ercr de'luni¿, prcce que cl gobcr¡ador

. ,i co¡

est.,s

scnilli! iú¡|mxtnt¡rc.

JS

t C^¡IPI§INOS DE LOS

ANDES
p,o L

Y |

"DoNDti cR¡lcllN i'os s:Aucl§"

I

le

"ono{ , ,,,'.us hogarcr tos cngordan e. ,, ,-^,..- ^,_11 ':,b,i. *g.t t ¡¡{ u1¡oa¡te'.fsPeciilm*l r.¡.!1,,,en. tn Ias monrañas ¿ u á,,¡i"','iÍll|',': 4 Io5 saucitas en bu.ca de le¡'¡. / --6'1 uo¡lde con trecuencir nl
sc cncuenrrán fácilmc¡ra

iilt'r:'::1.'f:"'i,:l'j;il,Hilff'.r,::

. ,,,,,,.\inos de saucio. }ruchos ¡sr¡currorc. manüenen es¡os y-los vcn¿lm en el mercado

nq";i'ffi
campesinos, como o)edicinarc.)

plTtr[tfr ¡:,"-fi,fi ill,ftttfr-r*,i$*e:*rffi
.;;;p*,i.l.j.'i,,.:,;h::;: .l
,,
,,;.

L .,!.cs aboríseDes rnerecieron grandes elo8;os de Piedrahira. , t' t*l I t^ que son "tuenre de placer óético para"los campcsinos, el
un r"*;,*io" 1s rbrer(. anrc to nue',,
dencn

r,*iHüll#T:.:xiti,"iiJTl""lililj,:j:itu,t:I:::.: i:,:i{:1",:,#:,i'::;iffi,'::::i::1ffi*T*_:j:litJliül ;llltT:,'r",1,i:f":i[Tii:::,:i*;:: ;Y"";:fl1,'i"; r;,':':::;'Il'"fi-",,;;:i:';ii;}..',11il;"¡::;':t';5,;
",,":^,,: ;;:;r

,.r ,,'.he. iero de ptumalc ¡náos ¡riu.irc. a!,,aá f".Ji,, ,..,1iil""i"'1,*- P"' l:' :'"'lt ... ,,¡. rlcl Jotibrí d; tá tocal;dá.t- ouc to. e,ori,orcs 1.rn,",,,. ta aomtracron boqul ','nttn ,., ,*^..---:l Í"

*l
I

y tn r.,,lc luego, rodavía Iñ. cielos de S¡ucio son cruz¡do* por un:r llrt 1,.',,1c c.ur.do. uná {'^cquius re ür terhn,^'.rgrcg,; ,, pájaros no mencionrdos por los cronistai. Fntre r' "ip;;^;;,1":t""1:#s.como aves (Prto'. prt,r ] ., t,^ c,mpesiioi de ta t,,caüdad simpaiizan c"n c¡ coperón de nrrsy rur¡,nJ,)-r, l¡¡,,- *,,,.1"i,"1]...,-' *":.'rprto:'. pxlo .,.'.,¡ie¿aiac ,ury rürr.L,¡-.i tbd,,\.*,,1^.ñne(iros la t,'caüdad simparizan con "^r.--¡-- -..j rod¡vra en Sauch '', ., , .-""i"r'"¿,. que ayuda a ro" ugii.utr".o ¿euora,ido mo. 1:,,,i:" rJt l* prl',mar y hl ,, ,unu,ir(.,raD (¡r,,griJo h:r(i, ¡*"'nm, con ta'n¡irii. negra y d'e un,,ño regular, de cu).o u, d( l':' Gurii,x y si'$ ,, con t,,r¡c,¡uci,r;,;;i^;;;l;":'::":'j:r uurrtrx ) sissr | ,,'lli,,ir,iuo t" crce que es u", it mad, aJ asu.r-y quc atrae Ia "¿¿*i",'l agu.r y que.es un¡.itamad¡ it,nro.con r¡,j ,cuucn,^ ñ... ru¡tro ',ris¡inrivo se llos¡ Io" .cnad-o, c*án ..,.; .,,;"1* i:i'I].-9"ntgos v I,* ,rrmadl.| ,,,,, I,erdices. ch.i¡eros. chisg¿s. chorlos y paicas qi,. *, *** u,.,"" ro,¿v¿).1 . único anima, .r.;4il;;,;'j,;':; v arroyos. donde-los ccmpesiioi van r crzárros. Há\,a ",,r¡nos todiv¡r , cs ''-*''" pop.lnr , '1,,,.,r", )i lo" úrit."" son bienveridos, porque elinrinan rcses
curies quc cran presenrados uu¡,es qüc crrn presenrado.

fj;.; ñuevo Reino. Escr¡bir; sobre los /es oer i*:ti":,"1,i!{l'}"i*t*;;rtrTi,*JT",#f Iu\ conclo§ ft-r' concjos
, ,... ..^^.^,^^1'L1 r 1,^1-"i^,1]""""'
we

',:i;:l'H'J,l",l#;ilii.:[ i"";'::ll':f;:"rr""

,., --"* *".¡,".'i,,1":l::,:"'*

"n.l

;,.pp#,ffi"i+{#,:+ff{;g.#ü#;*¿r*r
'

p. ar6, p*i,n. ] lfj:: r ,:' 3.t? ü p"'in; ct. Eeü.hirq voL r, p. rr. | tn,,Bhi,¡, ro!. r,.tp. ,4. ^Eúrao, LÍ,,i:)#::;,*"!.1;,^:^".: ;';'ii'i"i',i'ii|t¡fii ": ry:y;."n.ui^ iJin"u o_*. E¡ | ,,,.p ,,. Yí'¿i,:'i:;,":";'i!: ' ñ""i',"** | '

rdl

ii.lfu:*idx*#".:ir,$'h:}.:i"T;{*ii"#r,';*

40

I

CAMP¡iSINOS DE LOS ANDES
n

"DONDE CRECtrN LOS SAUCEY'
' ,,1," ¡r;rr¡ los clubchas,

f

4I

vuclo, tratando de ar¡ebatar su presa a estas áves ma):ores y
lenras.

l,os ríos y quebradas lambi¿n bdndán beneficios p.rrr] cl nr cita. Se disp.rne de dos clascs dc peces, cuyo origer puede r¡stnx' hastx la ¿pocr Lte los indígenas. Uno es la guapuch¿ o sardin¿ ((,,r. llulus bosat. sii), ali¡rcnto tladicio¡¿l de los xeques chibchis,,l

rtopt)t', ,i:it.'z" lc\.,,irg,, Jr,'r.l orr. e .' c.rp;:,i- tHi; rtopb)t , ,n ,^:i\.' lc\.Iirgu r Jr,'r. .'c;p;:,ic.l,ccic,.e c,,n u,,c f,r,u.r,cme1e cn Sau.o. P,jcÉ, ,i-c,r, ,.,,r.1 v pre,,c,,p.' pñr pr\(J-.J. errcpr,, err ép,,r:r dc irurd..iórr. crl,rtl ¡i.l,,rdol.,. tn o. r '¡rc,' ,r:.L,orl.,do. ..u pe.(¡ c. f"c". P. r ,'r' p,r, . i pc,.,.lc rl,,l,, .c ,,,, 1,,,.o d, nñdJ:,,r filan.,1.' hl rrnl ¡,,.¡ cl ¡ñ \.s. .l(,1,,)lc l'.rr d.,rr'h,)o.iBUrL¡d,, r ,l I nientc hrst. cl rio lJogorá. I Cnr 1.,.L _,.,',', .. I'i(.,..,, ,, .c.r rdicr,,t..,l ,le'., l,r,ú.1 l. , r,r r'.:1,,. l.F r .,. ,,,,p, r . ,r-c l,,c.o,t 1,. de':r,rro, '.,,,'l o,io. 1",r irro. egu ,',,. . ,, ,r\ ,.,,r1.:'' T.r'S.ll n.'nre¡, r ,,J¡ I ( . ,, ,, \..1 o.o n,,¡, brr"crrlo ¡,or lo. rborrs.re. .i )J ,, l.N i' rr n. (,, .,, p,rJo |o. uen". prob.rhlerncl,c ,l("

fuerofl adoptados fácilmente despues de ,,,, lrrlD más empleo pa¡¡ los camiceros cani$os enuenedos r' r , , I' I'rr fri.!3 Pero ]os gatos no son comunes €n Saucío. No gozan ! ,,,i1,.,rírs, pues se les considera más como "lujo de ciud¿d" que ',, rrrrrrrrlcs úriles; y hásta sorl acusados de p¡cta¡ con los mto, ,1, \cr crlrsanles de cjertas enfermedades, tales como el asma.

'"

f. l+t. C.n afccn, rl crpi,ín, PicdriLnr dció Ix ' d.scripcló¡: 'Djrididos los hu$os o cspins de la cdrezá, rcpre{r $iente cÍL nno ¿. Io. sl unr dc ljs ¡sigiiis de l¡ p¡sniD dc Ciso nuestro $ tu
simir, rol. ¡r,

J(.1 r.,1u.','n

l.'

1,,/,.

l-',',,.'"'

(1"\u..

)',.'

ru' J'n'is".,Pi(.|¡'i

'' l! s.,,,¡,, lr.uno ) (1ur,1' !ú .v.iis n,cr,,r nnpo(rdos por |rjrk r.z l),,r rl gol)c¡r or r\luN, I¡'is ¡. I qt, c¡ li4l (CAtcllanos, vol. I p. ¡rli rixi, ¡(lo ¡c o.r {lirc.ci,l¡, li nL (1. \lxrgrrni y 1os lanos, Ira¡ ¡ Ah¡¡ez dc Acevcdo rdn¡ió¡ inro,lujo gxnxdo !i.u¡o en cl dece¡io siguior ? lt+0 (Sir¡(',n, vol, Ill. f. 1l+). I,ln !si7 sc inició 1¿ nnport3.-iór de g ¡i vacuno cúropeo mís fino, cua do dos ¡r«)s ll.rcl¡rd fncron dcspsch¡dor J I¡gl¡rcm , Sn¡ijaca, Cu¡dii ndc¡, cicn,dxrcs dc l¡s rizas Durham, lt, Poll. Nolñ .l¡, Ctarol¡is, Jcrsey I rr(,lstcnr siguicror cn núDeio creciuú cD p:rticnlar hxci¡ ia el,¡n¡ (l! ü,g.rÍ (li'¡ris«r I tcrrcrx, cú¡ a ¡ir Ti¿r,i,

,L Rodrigucz Frcsle, !.44). Los i¡dios mlzos,2l norostc de S cio, | , . cLrc, ioid gallinás des¿e dntes de se. doDinados por los esp.6o, ¿l conen¡ienb de 1á elistenci¿ de csmeráldas en $ regltr 'ci¡lidad, ,r.L\,' cnxndo cn el buhe dc hs g,llin6 k e¡coturúon esras piedrás ¡,,.Á,s. Cuando los sp3ñoles de Avellaneda ?encü¡¡on e¡ los ll¿noJ, , L,l),i,r qur los indígcns )*2 rcnir¡ galli¡s, ¡ü¡quc '¡de l¡s de Ey r,!¡" (A8nado. p.47r). Cienos,ndi$nás del Tolimá (Láeñbiteme. ,i¡¿r

,

. l, |.,llina
r

11 42J42).
I,

',1) d6cxbm g¡Inus blácas y ¡.chazaban 16 negis o dc colot \tbid., Véáse §auer (fp.5710) cor !6pecto a lá iófomaci@ ehriv¿
precoloDbina.

Bogorá, lo dc sep¡ienrLrr .]c l9to). l-os.cr(los constitulcro¡ cl alm¡.ár f .1,$l1l¡ ¡¡,1.u!$r. d.5{lnrjin dc t!cl,ü.ti7r¡ (Agtr¡do, f. 187: Oúc.1, i l¡¡Hés, rol. II, I. ló6). A p¡Íir dc Qu6rdi, muclos dc 1os co¡luist¡do' I ' t.: , ) " u.: ,',. ¡'r,1." ,, ' 1.,... 1.r r \,,'r'¡'.i ..o,,1( t,,': ' .'..'i,.1.

ill t,¡L'i l n \. cio- ¡rnnr'Dnr dc la c\pelici¿¡ dc Fctlc.ma.n , r\ r. l(\,; r,. .. ) , .,!,1s rl. \'c,,:ztrh v dc 1.5 ll¡ros l(--¡rclLrnos, ro1. I

I

\Lido Agudo se dcne l. imfresión de que Ios chibchas ¡o .ono.iár ^ t-rm (Aguádo, p. 124 ¿, p4rrrr. Y hrsra esre .¡onism tuanc¡cino m€n'.," ' l¡edermann co,!o al co¡qu¡r¡dor qle por primcfu \,.2 16 iút¡odujo r, /. r. lró). Esos han lJodido ser los pcüos ¿e pr€sa irúodúcidos t@biétr r, rtdrlcáz.f <Ria,E. Lot fMdddarc!. p. 119). Crn todo, párece dudos¡ 1. dc las obse¡!ácio¡es de Aguado. si ñ considd¿ que en su n¿yoría ¡,'!¡,is i¡digenás coDochn vded¡des cdinú hlcs cotr,o los gozq¡es y
r..

,,rrL* ((xicdo y

Yald¿s.

rol. r, p.

r90, \,o1. rl, p. r82; Acost¡, p. 3ó2).

I

|

¡ü¡la

Faúe

tA

0BGAtitzAclot{

toclAl

CN Lsr{ sr.ccloN 'e describen cienos elemenros socio(z cuttu¡¿les que son imporlanrcs en el vecindario de
,,rrtrrrí luego una seri€ de
!{(rir), En primer lugar, se examina este en sus carácterlsticas ge(r,rl(§ y eÍ sus relacioÍes con lá comunided de Chocontá. Se enexposiciones d€scriptivas acerca d€ l¡ las ¡elacio¡es ent¡e el hombre y Ia tiera, las i¡dustli¡s, t"¡,lL'ciór, ,l Nlcl de vi&, la estratificación soci¡I y las instituciooes socieles.

.rtlúo

3

i,IORFOLOGIA

DE UI{ VECIIIOABIO

aucro Es rrN co¡-cr-oMEB-ADo humano cuyos individuos presentan impo¡tantes elementos comünes y h¿n des.,,,]h(lo r¡n¡ "concienci¿ de grupo", una identidad de propósitos.

L,
,

,1,lglomerado puede califica$e corno un "grupo social v€r ,i' c¡r el sentido empleado por So¡okin.l 1.,,! relultados del estudio indica¡ que Saucío es ur v€cindaio I ,rizrdo y que, a pesar de sus recientes nodificaciones culturár,,Llrvi¿ conse¡va los cáracteres de Gem.einschdft, es decir, del r',,],,rii1io de rinculos comun€s primarios entre personas impul,1,\ por una voluntad "nltuml" (Wesemú e)., El pa¡tido polf, , , libcral, L, religión católico-romána, el idio a castellaüo, la raza

l,

, r /i, €I parenresco,
y

las ifft¡lrciones cscola¡es, las actividades

los hábitos en máteria de recreación, se cuentán !o,r,". cnrre los vínculos que unen al vecindario. EI animismo y lo I'r(nxtural impregnan todavia la cultu¡a de la localidad. L¿ fr" r ha conse¡vado grán pffte de su importanci¡ origimria. Las , rros tie¡lcn "un sentimiento de pertenencia recíproca, y desaÍo|
r

,,,n(;¡icas

r .r(tividades edcami¡adás ¿ setrsfacer sus iotereses comunes".3

r

l'
I

\. Sorokir C. C. Zmmeman, y C. J. C¿tfi1. I Srrtoadtk Soúc{booh tntr¡l Soóioloc! (Miúneafolis: Imprenta de la U¡ive6id¡d de Mú¡esota, r di¡ánd Tómis, ?¡¿ ¡rr?dMerúrl Concept! oÍ Sociolaqr (Get ehteh"f, ti$elbchdfr), traducciór sl i¡gl¿s de Charles P. Loomis (Nuevá Yo¡k:

-,t

'

\ Nricrn Book Co., 1940). l.owry Nelson, Rúal §a¿r¿log (Nuo% Yo¡k: Americao Book Co., 19,1{¡), rr. Cf. Charles P, Loomis y J. All.n Beeglé, R /ai Socíó¿ St"¿r,r (Nurv¡ l,il¡, Prentice H¡ll, Iíc,, 1910), pp. 17tr0li Rob.lt M. M,clve¡ y Cltarler tt t'xse. Sacht!: An ln todttcnrr An¿|!¡it (Ló¡drest M¿cmill¡ü Cr" 1952).

t1t

]

CAMPES]NOS DE LOS -{NDES

]\,fORFOLOGIA DE

I'N

VECINDARIO [

47

Hay muchos casos de mutuálidad y de iDter¿cción social. En su mayoria, tas f¿milias form¿n especies de gmndes pa¡enteks en qua : pueden descubrir'e ci¡culos más reducidos. con su corñgüenll importancia €ñotiva y económicai Ia costuñbre del comp¡dr¿zgo fomenta Ia solid¿rid¿dr los grupos de amigos rienen reuniones s!' mánales eÍ las tiendas del caserio; gran número de personas formen coDrpañjas para los cuJtivos y Ia cria de animales; dioero y herr¡. mientas soD prestados ¡ oÍas pe$onas dent¡o del v€cindá¡io, espa. cialmente en Ios círculos de amist¿d inmediatos. La solid¿rid¿d d0 l¿s gentes de Saucio pued€ considera¡se mecánica en el sentido €m' pleado po¡ Durkheirir: aunque hey alguna especialización, "1¡ pcr. sonalidad individual es absorbida por la personiüd¿d colectiv¿".¡ No obst¡nte, la de Sauclo no es una sociedad folk, tal como lá ha, definido Robet Redfield.ó Las ba¡¡e¡rs del aislamiento están rlú'i ¡¡ibad¡s, no tray jefe om¡ipotente, Ío h¿y trádición oral exclusiv., Y el proceso disociador er zrr,r d€I racion¿üsmo está en su et¿pa inicial. En estos valles no se encuentrán agruPaciones ¿l€ intereses esPr' ci¿les (característica común en Ia sociedad "modema"): ro hry clubes, sociedades o activid¿des orgánizadás fomalmente o cot¡ politica selectiva. Las pÉncipales actividades en común mencio¡¡' das constituyen un¿ compact¿ red ente 1as u¡idadeE en tal forma que, si existe algo que pued, Ilamá$e un vecin¡lár;o "2cumulztivo" 9ucfo se aproxima mucho a este concepto. L¿s únicas mino¡ías dcl valle en la época cuando se efectuó este estudio era¡ ciertos gru' pos transitorios ocupaciond€s (los mire¡os de cárbón y los obreroa de la represa del Sisg¿) y Ia célula politica conservadora. Asl' Seuclo rcpresmta definidamente lo que William Graham Sumnc! hubier¿ denominado un "iütra€ruPo".o Siguiendo la conocida termi¡ologia de Ch¿rles H. Cooley,7 Sáu. cio tiene cierto número de grupos primá¡ios, enúe los q¡ales Prc'

'|,(illí,r,r I¿ familia, el grupo recreativo de adultos y las cuadrillas I' ¡,rlrjlrdores adultos. No han surgido asociaciones s€cu¡de¡ias (i,rrur unid¿d cultural, S¡ucío pue¿k comprend€rse denEo de rlrr¡ra de verriente" de López de Mesa.B euizá podrá lograrse ,,rr,r ¡recisión si se ¡firmase que Saucio pertenecé a l, culrura r,r\l,nrx,-clibcha (mestiza), ya que este vecindario es principal,,"uc.l rcsultado de Ia mezcla del español con el indigena de la

rl

l,, rlirl,rd.o

Saucío como úreda

un¡ prlrbrr castellana que ná sloo utiüzada en Crlombia ca*elrana há sido utrlzaoá uolomDra (lcromin a grupos de vecindad rurales como el d€ Saucío. lirn l,tr pilabra es "veredá".ro pire.e .er .mñle,d, pñ lnc ¡éñ"rr"¡rlab¡¡ "v€reda",ro Parece ser cmpleada eÍ los deparr¿rrltr¡s del ccntro y su¡ de Colombia. esí como en otros Dafses )s ccnt¡o v sur Colornbia, oúos pafses
,1,

ll,r)

lllrérica Lati¡a, tales como Venezuela, Ecurdor, Perú y Nféprrece rambicn que l¡ palabrr '\eredá no vln" a genera. l,¡¡ rc en Colombia sino h¿st¿ le última parre del siglo XlX, pues

..,, \

un,i,risúo geog¡áfico, €srebr pe¡sándo ñás €tr Anrioqui¡ qtre en Cu¡di¡!si,(i ctr,ndo defi¡ió sÉ ¡émiño.

' l,¡{z ¿e \Iee, D¿ .ó1ko re ha forhada..., pp. 29. 95-96. Pelo se deb. 'la'r¡r qne ste e¡riúente inrelcctuil colombiáDo, rn poco iaclinádo át de.

' ll¡y mlchos únculos que ünen .]d gent6 de g¡¡cio, y cotr rodo h¡y ,r, ,ión ¡üsociá de proyectós cotuurB o de ¡crilid.des cmurales. No hoy
,,l,rrativs org¡dizads. No
rncs
se celeLran

'

i¡glés d. G. Sitttp' Emite Dü¡kheim, Tla Drlhion ol Ldbol, rfadn@ián ^l su. ,Glercoe F¡ee P¡t6, lg47), p. lll. I Roben Redfield, The Fotk Cutrrse o'f vuatáD <Cht r\rq.ne A ^got l¿ Urir€§id¡d d. Chic¡go, r94l)i "I-á sociedad folk", Reúrt Mericü\, d. S,.i,/¿gi¿ (M¿nñ, D. E.), vol. IV, Nr {, 19t2. ' Williám GEh¡m Súm€r, rol¡oals (B6toD, Giún & Co., 1907). ' Cterlcs H. Coolcy, s¿"i.d (rst¡dut¡on <Nn $ Yo¡k: Charls Sc.ibn.r'i

o irte¡cmbh¡ ideás. Inriruciooes táles como el ,ñ$iúa d.l Btlsi,l , h Djngá de Náriño (¿yuda mutu¡ y tnbaio .ómuráI, respectivaheft€) ,, \u h¡n ds.rrolládo o há¡ deepaiecido en 6rá ¡egión. Pero estás c¡r.n, tr |iiece! debeae más á lá álsencia de djdgenres que á .rácterlsiic6 anor. "'1.' del propio \eci¡dario. (»iginariamente, "!eteda" significó !¡¿ se¡da o un camino sr.sho (de l' trhbn lati¡a !,e/¿drrj cabalo p¡!. disüibución del co¡¡eo). ,'Vered¡" tami,, signilicábá l¡ Nta de los predicadorcs ánbulánrer E¡ Espeñ¡ é¡istír l. ,,'.ronbre de llud 'neredC' ¿ .úálqúier e¡ta, o¡den o com nicación dey túfhrd! ¿ cielto ¡rj4elo de loc¡lid¿des situádes sobre u¡r qmirc o ce¡cáns

rudoúes pán discuri¡ p¡oblemd co-

Som, 1910), pp.

2rrl.

I8 ]

CA]\'IPESINOS

DI] LOS ANDES

MORFOLOGIA DE UN VT.]CINDARIO

[

49

po¡ regld general los vecindarios h¡bíán sido denominados "prF tidos", "comuni&¡d€s" o "sitios", hásta entonces.ll
IiJ profesor Cuillerrrro Hernández Rodriguez, comperente crtu. . dro6o de los problcmas agrarros de Colomhir, opina que 'lo qurf lo' cólo rbiúo, distingümos con el nombrc de \ercdás denuo (l/ los nrudcjp;os "on en realidad rndglás capillnjrs indigLnrs asur. t¿d¡s sob¡e un reffitorio del cual desap¡reci¿) cl indio pcro deiaÍdo sobre l¡ tjerr¡ un nombre como un eco de su raza y como u t

I ,

' ' ¡,r,lr¡s donrinicanos
¡",,1.r,1c.

.r.r,,,r,'r(

[,sto parece vcrded€ro en muchos c¡sos, espccjaünente en ]or lugáres donde se form¡ron rcsgtrardos nrdigenas. Hcrnández Ro. ddguez mcncion¡ xl respecto |ls nueve "capitaniás o vere¿las" quo fueron identificidrs en la ópoca dc la p¡rtición de lfls tie¡ras dcl resguardo de Chia, pueblo situ¿do no Iejos de Bogotá. También esto p¡r€cc ci€rto cn el c¡so dc Saucío, que después dc habe¡ sido un rcsguir¡lo i¡dígen¡, se convirtió en una vereda a mcdiados drl
siglo XtX.

hrhia jndrgenas que raba,al,án y viuían, algunis pro. de §¡ucio. no foimaron capiranias"'En 'rl,.i r.,lc\ peones dc hacienda eran marginrles. En su mayoria ',,,.,t''.Jd.ires sin.ierra procedenres de reducciones que prcfi r1 I'crnr¿Dccer como sirvientcs! cortando así sur.ónc*iun". ,, ,.¡nizrción indrgcna.ri I itná fuc de los iesuiras v des,1, l.,kos españolcs.,d Con to,to. csrs haciendas cotoniíles cn .r,1,.1,.1 ., €onv:rri.ron en tercd.rs. y como rslcs son idcnr;fir¡ ,' rr mcnte en lá regi,in de Choconrá.
procedenr€s

después de 17l0;'r Ovejcrás y Hato d. ,,, t-rrrlren prrtenecieron a la lglesiairi aunque en eix gronde,

M¡s no es posible que todas las ve¡ed¿s estuvieran arraigadas cn antiguas o¡gfiiz¿ciones indigcnas. Muchas de ellás originari¡menta no eran capitar¡ias o ¡€sgu¡rdos, s¡no seocillamente inmensas h¡. ciendas poseídas por españoles, TaI es €I caso de l¿s veredás Apo, sentos, Guangüira, Ove¡eras, Heto de Ro,es y Tilatá, por ejenr. plo, todrs €n Ia rcgión de Choconta. Aposentos fuc um parte dcl latifDndio recibido cn cl deceriio siguicnte ¡ l5t0 por €l conqu¡s. tador Andrés Vásqucz dc Afolinr a cxmbio d€ h tier¡a que cedió para el rc.guardo.lr l¡ lnc,rli.Ldr Cuangúirr se fnrnr6 poco ricnrlD despué\. hrbiendo si,lo inicirIuc»tc dc prL,piedrd dc Alotin¡, dc cuyis minos pasó a oEas divcrsas hastá gu. un¡ rnonja li vend¡ó
Lá prl¡lr¡ "vereda" ápárecc muchas vcces cn los Documeftos de §l¡l doüdo, eñ lcr ¡eferenr..r aI périodo compréddido otr. I8t0 y l87O o, @n

I . i

1,, .",r\ccucnc¡r. una vcreda pudo h¡ber tenido origen en un gr rn lrrcienda. o scncilláncnre en un Eruo(, de ll ,,,,lue,lueJrron por fuerr de p.rá ln crue , , ',riJrd r un grupo como es(u\ Douna rertucción, losnatlvor fue ranro el que ,¡ r.rr prra ellos misrnos o pár¿ ierrrtcnictrres indiscna\ o eso¡ I r,, el ,lue I¡s gentes en-redid¡d esrrblecieran íi""¡*;"i,^ . ,1.,.. ¡siconro cun la tic¡rn cn que vivir.r. por cso. Dará ciDrjr ., t,lurirud et signific;do dcl concepto Jc uerc¿a. Jt c,tu¡ios, ..1, ,,,rrrrir.á h propia orgrnización sociát ---¡ los factores lue ,1, r(r',,in¡¡do que la. genie. de unr vereda rormcn un srl,;o ,l ,lrfrr'do . sin L.:er cn la rcnr¿ci¿n de simplificar exc-esiJ.r. ,,. cl corc€pto. El anáüsh de ta ve¡eda de S¿ülo puerle corr;_

r clnrificar

esta cxpresión.

\rrc todo está la b¡sc i,sica irclusivr dc la vereila cle Saucío, ,,,iir-rdr en gren párre por cl rám.rño de ta\ propiedades y ru ,l' .,Lion, ari conro por h nJrLrrale¿a del rerrino, Como éxár: ' ,,r'.¡ rode¡dcs Por monuñrsr las gentcs de Saucío tienden a ¡ ,, . .lJe por senda\ que han form¡do .t pie de los cerros. Atlc-

,

"

lue se ñ.ñcio¡ un vccindario $ .mpleú 16 t¿F ñiros "p.rtido" o '¡Bgüa¡do d. indigend". [n .sÉ sñtido "palrido" si8. ¡ific,b, el rcr¡ito¡io de n¡r ¿dministúcitu sub{ltcma, pucs tádos "pa¡ti dos" formabr una provií.ia. Eo los Deume¡¡rcs de Chocotrtá (1ét4_,81ó) ¡p¡.c.ctr con rrccuenci! l¡s p¡l¡brs "comonid.d de indíg!nú", "sirio" y -rods .ll.§ p6¡1Ú d¿rigrü gtupo. ecol,ógicos hüm.tr6. '!§t nci¡'.

Dá fÉuerci4

siemp¡e

u

,

r' .l Jc ) p¡.6iin' |or et t¡rn. r prEno dc Gurngüir¡, Chmnri. 2] dc ,..,1, t7or. fol. l2t LsriNr¡ d.t csrib¿no púI,üco ¡d nümcrc. Ct,(onrá, , ' lio dr 1i33, fol. 17, DM/A-¡. //,i/., fol. 16 !. Dt\l/A-1i F.ry Custodio Cl¡rillo al Juez p¡iú¿ro Crn_ al.1)l¡úo¡ti, t0 dc eDe¡o de ¡8t9, fols. 18,-189, DocD;»tos d€ Ctoconú. ( inilo P¿¡do U¡n¿ñ¡, ..C¡c.c¡ón dc ¡u6rr.s lr4 fiú.t,, U Tieñpo, Bo.
'
L.

Il(rnindcz Roüigne¿, De lot Chib.hÉ, p.68.

¡

r8 d. seplieñbre de r9ror conzátez Cá!d!ns, Hiao¡i¿ ¿e {os concepros se ámplh¡ en cl capirulo ó.

Choiáú.

t'

',

50

]

C{]\IP¡:SINOS DE LOS ANDES

¡,IORFOLOGIA DE UN VECÍNDARIO

f

5I

más, a causá de sus propiedades, que comprenden Ias planicir,r o como Ias colinas del ¡.tiguo rcsguardo in¿igcn¡, la máyor l,¡¡, dc los sáucitas han podido coostuir sus hog?r:cs cn ter¡enos ¡h nos. Con cxcepción de trcs gr¡ndes haciendas (dos de ellss p.rrr necientes ¿ propietarios auscotistas), todas las tier¡es de la l¡rl dad etin conrprcndidas en Ir5 dos depresiones formadas prr t, quebrada dc Srucío y el río Bogotí. Las gentes de Srucio hxn tÍ mado asi un grupo ecológico en que Ios contactos y las r€lacior. en el espacio y en el tiempo hin sido cn $an paftc deteÍDi r¡lÍ por los obstáculos de las colinas circundantes y por h pcqu(fu de |as parc€las comprendicles entre eses cotinas. l\rás cste fenórrr Puec€ ser más la supcrvivencia natural de Iru cualidades de l,'tr meteo enc¿denado estiinuladrs en el vecinda¡io por cl locáIis¡xr ,l

. .,,,r,^. cs fácil derérminar quiénes perteneccn ál vccio(h.io .,.r,, \' quiéncs son for¿st€ros La ¡sisrcncia aceptcda
socirl que proporcion¿ r Saucio uni idenridrd cspxci¡l. ¡, ,1, (r'rn;cnzos det siglo hr €stado funcionan¡to cn Saucio ',! lr sosrenida por el gobicüro. Aparre de lás institucioncs r , .\rsrer.es en Choconrá, la cscuel¿ de Saucío es la únice ,,,,rr. Lns hrbirantes de las rcgas. que cienen fácil lrcce,o á ..' rxr.' insrrlucion. Ja lwr aprovechado. Siruad¿ jdeaLnenlc ' ,1,,, ,lcl v¿lle, csta escuela ha rccibido, en unx u otr¡ épocá, ,, -rrrlrlrx de la mayoria de las faúities residentes. La pn'mera l, ,luc. ádoprl}n los campesinos de Saucío con respecto ¡ la , ,,rr dc sus bijos consiste en envi¡rlos a la escucli del casel!, .rl,í que ell¡_haya sido du¡ánrc muchos años ün punto focat ,l ,( ¡ drrio (dcbe observarsc que no hav capila'que preste
r,,rr

,,,

'

L ., cr,:rs tieod¡s

está definidamente dent¡o

aci sisteÁa

y

casi

de

la

época colonial, que una imposición jnñodificáble d€l pr'l'r¡

Como corol¡¡io de1 f¡ctor precedente, Ios desplazmientos ¡,rr, la realización de l¿s ta¡e¡s agrícolas y domésticas se cfectúan ¡ll &»nimntelrcntc dentro dcl molde topográIico. Corno en su ¡r¡ yoria las parcelas están rodeadas por lrs colir¡s ya mclcion:rrh los canrpesinos no se r,eir obli$dos a aleiarse oucho para scmtrrl coscchar o cuidr¡ del g¡nado; una ubicuidrd dc fuefltes pemrirc I las rrujeres olrtcncr rgur potable y tnmbiéo l¡ necesaria pam lr v¡r, en lugarcs no lejanos de sus hogares. L¡s principeles ncs a €sta rct¡l¡ cstán constitríilas por los mineros de carbón r trnb¡irr en ,\'l.¡orcá (proficd¡d de Lxs J¡rlias) y en San Viccnrr por los tr¡b¡i¡dorcs dc h rcpresa, y por las pocas person¡s (lr ven a tráb¡jar cn h¡ciendas vc'cinrs situ|dás al sur: Tilatá, Chinrt

'1,,1, Sxucio. Quizás colro rcsulr¡do de un ñecánismo dc de_ . , .,,1(1iv¡ que data de tr época de l¡, guerrrr civiles, h abru_ ' r ' , r y,rrir dc lor hab,r rrtes ¡err.n.ci " un solo prrrido po. ' ,rr realidad. la fidel:rhd rt'parrido es treredirrr'ir en cld¡ r,'. l:{o p,rcce obedecer al desco de proveer r l¡ deferlsá ,,,, (n.¿poc¡ d€ ara_que de c\trriios,,? El hicho de que los agii ¡',,.\ (le esra ver€da hayan hecho caus¡ cor¡ú¡ con üie_ ." r ro con los conser\.ádo¡es, como hubiera podido serlos caso, el ..', ,rn¡ontarce ¡ la inftuencia penonat de Matdonado Arizona y otra recientemcnrc organizada por un individuo de -, r sus,herederos. diri$nres d€¡ pan¡do Josaiurri¡ v López de S,nrrndcr gen curopeo. ,,r.i1'nra. que con)prcron rrn¡ rran crfltid.d de ricrras cn sau,I.los años qüe siguieron a 1850. Esta famitia, muy respetarla Dos tiendas con ¡tlactivos curpos dc tejo ha» sido abiert¡s el case¡io, donde Iá "¡¿stm" o cámino principal hacia La Gurj ', r|ocr. trrnsmirió sus rierrás junro con )a ¡radici,ín überal ¡l dcscmboca en Ia Crffetere Ccntr¡I. Frtrs ticndas auaen casi di¡rl ,.,,1 riudacla¡ro dirigenre de S¡ucío. don Juan porras. propieta,1, lis Jutiás. quien d:recra o indiredámenrc jnfluvc nrcnlc un¡ olá de hrbitxnt€s de Ia localidsd que aumenta consirf c'n l¡ ooi¡rl)lcmcnte los sábados y domingos. Aunque p€rsonas proc ", l,'litica del sectü norre dc la veredá. por to meri,^. 1f .a zo'na - j,.,rcce ser.más solid¡¡ia con Ios propietarios de lJs tiend¿s. quc dc otrr vcredas se detienen allí a descánsar y a beber sc cncaminr¡ a sus hog¡rcs viaiando á pie o ¡ c¡ballo, üchrs tict ",1,,ór son liber¡les). S€gún s€ mencionó ya, ha¡, una minorfa
dás ticnen

,'rn','1. doncle.us rixentrÍor.e han rcunjdo con frecuencja , r$pccto r la cual se m¡ntienen intcr.csados. I , ¡!'lílic:r lrrccc scr fundamcnt¡l cn h co¡Jiguració¡ dc la

agricult,rrcs ,lc

finálid¡d principal de proporcionár faciüdad€s á l¡ vered¡. Obserrrndo l¿ concurrenci¿ en esos

I

{r\

¡ocio¡es se t!átaú

Í!ís

d.r¿ltrdainctrE cn to,

.rpírut6 1, y rr.

)

(:^^I'¡.StN(,§ t)l

I

r)\

\NDt15 MORFOLOGIA DE UN VECINDARIO

coossráJorr. en Saucio, pero ee ignorada mienr¡as sus fnie¡ t,rtr no.atecren el brenesr¿r de la mayori¿ liberal. Ambos grupos t,. vriroo en paz y ha habrdo maúimooios enrre miembro: d¿ u,h I otro. l,ero los liberrle. de ta locrlidad hrn formado u¡a cáüdr,¡r' reáh¡g 9::1,1e au, dtrrrnre 8'"j9. en ra curr hrn p.,-,^".ü" i;,,,; mo\rDres. la di¡cil epoca comprendid: lv\i. 5¡ucio c" d.tinidrmenre un recindáfl; l:berd.isenlre lg.Jir, llío.,d€, parenrescu er¡remadamrnre imponrnre.. t, ^_::s \r es ios lrzos de co "on aJnDoc "anguiniJ¡d ) ,gnrción lon múlti¡lq

[

"

,,"

de un toponimico es otro frctor importante en la .,,,n,r,{r ,h I¡ yeftda de Saucío. Las genies ¿h L toc¡lidad sd ,,,,,¡ i sf rrismas como "de Sauclo", y así responden cuando
r

lt,ll'l!l(o

,

Lo, ,iucir¡. ,e han c,lr¡,r ta. gellre5 en zu mcr.ofla c,rdn muruanrrr¡ uncuL,dJ. por trmrlir. De.de luego. ct mririmonio e, un fer¿,,,.,,. estr( h¿menre relrüion,d,, con tr crrc¡¡í¡ o proprncuidrd. l,rn. en 5rú.¡o h er)dogr-ri, e\rá fun generrtiz,rda. gui un inrenr¡, *

reduc:da" en número.

"r, "o""r" en arto ii¡¿do al r...h. d" q." ";;;,;; ;; *i,:1."1i. I,1: :: 9.*han e*adá vivicndo milia de h tocatidJd ,:;"1;-"o¡ tres generJciñne,.¡ y h¡y una fuerte tendenci¡ que , tli",.i nogar se e5rabtezccn en S¿ucro con su. rrrniliás poi(oda I; rid,,.,,

que sea, en

::Tll1l enomre rcurnul,tciún de tine,c 1i Sin duda, lás gentes de Saucio han forma¿lo su vercd¡ de nxxl,
cieto se.tido, como

,-.

rrncuros.en.

ur .ociosrrmá \o por re.trrr,rdo ru.
f^r"ili,

;

.,

;;;;

i*

H. ;

]
r

¡ Lc

rercd} .oloñbhrs pue¡tú ctsilicáñe r$ir l¿,ts i romí¡ poli'icJ. ¡.s dirnit cn,onrmr \ccird;ios con un de liüpirlq y conrN.dorc.. Cu¿ndo h. ramj.;as *,r^ nrtr*o"eqül,tr,i *,tg_" ii""á,.", y:"1.,11ji *"l,, de L nior firieciÁr poliüc¡. dorde .,; ,"- ."r",, i d¡s, y ddite p¡eda¡ "."r* "", r, ."¡a."iali-ie todo er sropo e¡ cen, ¡ Ú I n t¡ obr¡ de.T¿lsBo,d ¿Saucia. 4 Sa.iatat¿,t Sildy of d Rúal Cor ,,r1a¡tt iñ Cotohbid, tAis LJe gtudo p"* lr""i Uni,"Cl.a a" V,_",,,, M:nmrpolr". iuib.dc rov. e.;,1 ,ncjuida.o(iog,,TA que de{ribeñ el .i :i:T. y *-, crúeato, ,ocirrcs impona"te, noaonlao, .; ;r-;_;.,.1;
D@umenrG Je \,trldoD¿do menciono tor no¡nbrs de ,ad:",* d" ¡úL'o: por eiempro. r", goT.t_s. _B::ál¡des

ú tn {

I

ñáyúír.

¡ombre t¡¿ns¡ritido en una loc¡lidad de geÍer¡ción ,,,rrrcirin- ayuda mucho de este modo a la deterni¡ación ¡..,,,!- rc rlmenre perrcnecen a Ia vcrcdr, l',, r|inro, aunque en Srucío iDici¿lmente se formó un centfo ' , ,,r cn h mejor posición ecológica, donde acrualmente están ,1,, x cscucla y Ias dendis, el vecind¡¡io h! dependido y si , ,1,l,crrliendo dc Chocontá especialmentc para lo relativo al ,", ¡, (lc ,rtícúlos y a las actiüdades religios¿s. Todos Ios s¡uci' , , xr(ilicos roñ¡nos, áunque no tiene iglesia la vereda; tam, , ' r,.tú¡n trans¿cciones públicas en e] case¡ío. Estas carenci¿s ,,r (1,)s importañes tiajes que usualmente se realizan ¡ pie o ,r,,11,, luerr del molde topográiico: uno al mercado los sábado§ ,,, r lx iglesia los domingos po¡ la mañ¡na.2e kta dependenci, ,¡,,,.t,ccto a Chocontá señaln el hecho histórico de que Srucío ,,1,,. hr sido ¡rna pequeña cslgl¿-dÉltlo. d€ urá.o¡Bunirl¿d r¡aI'rrnrcro la Chocontá chibch¿, después h reducción de Cho,,, \ ictualmef,t€ el municipio dcl mismo ¡oúbrc.
\'.r.

, ,l',r¡r)

1,,,.,,,i.,rtc sabrinn que A es lil,eral €¡ politicr, (tuc vive á r, l rl(nirctro y medio ¡i sur de Orocontá, que frecuentx cicl't¡s t, 1 r¡urónes son sus amigos. Análogamente, cuándo un ape, , ¡r rinculado coo el nombre dc l¿ veroda, la identificación ,,,, L,11. I'or e)cmplo, los "Tor¡es de S¡ucío" pueden diferen, r",l,,,cntc de los "Toffes de Pueblor.iejo". El empleo de un

ll,r .ionplo, al oir

, ,l¡r'irlrnente pnra los qüe pertenecen a exrra-glupos ce¡-

que

A

cs de

üucio, otros chocontaüx

.n conclusión, la

ve¡ed¿ o vecinda¡io de SaucÍo puede de-

,n función de cinco
r,,,,.¡rndo

factores €cológicos:

(1) la ve¡eda es

l::,Ii,r"'
!

L,,d;.,;'_;;;:;;;,;
están leic de Chocontá, los úu.it¡s tieñdcn a identificuse ,l,iüri¡r de la co¡runidad mayor {Cloconrá) y ¡o co¡ el ¿e l¡ ve¡ed¡. r,. .,{tractos c¡t¡e los $ucit6 y lás áutolid¡des civiles de Choco¡tá no

or.Dedor

¡

J:jfs.,:¡Tum,o1

de 2r ¡ños (v¿se c¡

y orú (1i", d" ¡", Pe;;...:cr-; de t8t7. DM/Sró) El riempo p¡omedio qDe lot ¡Briohdes hán vivido .D str3 párcta, . -

.ápj;b a).

. ,,¡ r' cl otorg.¡miento de escritu¡as o el p.go de impuero, . ' s. en el dia de nercado qle rcservan pu es fin. 'rit¡s

¡ , L,,u1tú, y h6tá son evitados. Todo ¡súnto que h¿y¡ d€ r¡¡miraFe @n
es rcsuelro

JI I CA]\IPI)S¡NOS Dtr LO9 ANDI,S
un, grupo. social. edrocént¡ico, autónomo v J,l rntmo rier¡fo: depende de h sed'e

]\'IORI|OLOGIA DI! UN VDCINDARIO

I

''

(j)

rni:lr9 c9i ula

]:rnlj:.no rclenElrca por un ropooimico func;onat.,+

regrón rur¿t ropo8ráticamenre deLi;itud¿r (4) combrnrción de hombre y ambrent€ es de probrble oosen Droh rpuede no \er ere rt caso en or;¿s y is¡ .

f¿ccióo Je necesjdades ieligiosas, ecunómicas lrcciun de necesid¿des retjgiosas. económicas reugrosas. ecunomrcas adm;ni ad',r,;r¡5¡.r,,ra esro ulcjrno levemenre: {J) tiene intercambio eco'lógico de de so$torl

políticame¡te cohcr¡l* inudcipal para ta vr

y

,!Ill,' r

rlrr vilcn cn cl caserio o cerca de éI. Sugió una dualidad los agricultor* que viven cn el lado occidenral del ll,,l(,ri y en las verti€ntes de los Arrayanes, quienes t¿mbién
l,q

x

**a*ri

,rlri (ii del caserío, de sus tiendas y de su escuela, las gentes Lr((s" har venido a fo¡m¡¡ un vínculo con las de Saucío
, ¡,l ,rilicxn como "de I-a Fragua" y "del

r,,urlicrn como "de Cruces". Pe¡o p¡obablenente a crusa de ,,r., t,irte, las f¡milias establecidas más hacia el sur y el orienBoquerón", respeces más arnplia que

Los límies de ld zona de inteTdccla

L /,mi de parentesco,r
,r

y

definir el universo. En este esrudio se utilizaron f...dfi^a, ; reai de.lJ regiú'r y mapas de b.,,e que señjt¡ban la lJcaüz¡odr €xact¿ dc tas ca515. la escuela, Ia, tiendas. el ferrocarril, Ia crrn lerr. los camjnos y sendá\, jos ríos y arroyos, asi como las llm. de nrvel en cuanto r lr ropogrrfia.rr
mercado y tr i,l:. *,9:"1" l¡ detlimires p¡recenigtesia de Chocontá.re lvlrr ,uepr.\u,l).,Los comprender

Una vez¡ue ta: car¡c¡cn..ricas más prominenres de Saucio frr ron ob\en.rd¿' sobre el rerreno. fue conrerrienre detinear los Ií»n,,

,

t( rción, y comprendc, €ntre otras, las familias con ,,, Lr Fragua y EJ Boquerón.

el núcleo de autosedes le'

rr hs sábrdos y domingos. Pero las tiend¿s de Chocontá €stán ' ,,,,rliciones dc inferioridad por la ausencia de cenrpos de tejo.

.,,

I ,1,,or de influencia de las dendas del c¿se¡io es bien defini. L ( lidcnte que esas riendas están en comp€tenci¿ con los alúá" ,lc Chocontá que también prospemn con Ios negocios quc
del case¡io tieren €stos c¡mpos

En primer.Iugar, se ¡ealizó un intenro de ubicar la comunirl,

. r¡rrhs
,,

et va e det í, :, Bogorá. borde,ndo los municipio. de sue'scr, \ rlaDjn¿ótr v M¡ chcri. Los hJbiLanres de ¡oda esra región,on satiaaÁenre caiAIi,* erros. van a cr,oconrá ro_ sábado, cr mer;,,

I^"ljl:: I -* l¡ ro\ oor')rngos a

rg¡es¡a.

¡

Entorccs se dciineó cl árca con b¡se en el nomb¡e .. o identificr ción propia de la región. Se cornprobó quc los saucitas verdadcro

r. No obstante. los mi€mb¡os de várias familias al norre de l¡ ' .!Lr d€I Mtrchilero, más ce¡c¡ de Chocontá, con mayor fre",tr ¡i vm ál preblo en sus ho¡as de ocio: sus principal€s $upos ,,rrvcnación no son los de las tiendas del cas€río. Esta líne¡ ,.,,rix dc lealtades es uno de Ios Iímit€s septent¡ional€s de lá , ,ir interacción.28

, .,rinlül¡n 1á bebida y Ia sociabllidd en que pueden participar | ',^ J-rbir¡nre, del !ecindario ,hombres, mujerer ) a veccs

y

bien mantenidos; ade-

'

a

;edise cn,urc:ór "" d.-r;, "';;";;-;"' il.",;"o(urrurt§. v.(úorrs PU'rr¡ : .::q:".".,* ro, nrpr. oris n¡re". en ,!ro¡. cn l,rr\-Bo"d,, sa,.¡,

Es neceslio efet¡ú *tudios eú otrs ¡coio¡€ a purro e. ,!..!abre *r,"ll¡¡. 1., .',-i,L

P ¡,d'¡emin,r h.m iu

c¿mpesinos rarás veces se despl¡za¡ hacia el sü más ¿llá 1,.,t¡,cbradas de La F¡agua y Et Cangreio, ni del cami¡o hacia , , ,I,,iir¿ en €I odente, y cl ganado se m¡ntiene ¿l nlcance inme ,,, ,lc sus c¡sas. La qu€brad¡ del Cangre)o, el punto ñás Dreri' ,,1 irecuentádo por: los saucitas, es otro ]imite "verdadero" del

l,\

po r-ó. La, aeroiñtogrdfib fjerun ubie ida. en et
]lliliiar y Carásral, det Gobierno

de Cotohbi¡, en Bosorá.

¡nrLrurc Geosrjf§.

i

" f.r( inrnú.e elm¡u"..b,, t, bsc de ob.en.,.,or6 Dc^on,tE\ v ,to h r, ¡ n !n!. Jei rlerd- r ) Je otro, di.genre. dc l, ,oqii¿"¿. r__ ¡ ,,. jurrrc u,' e,udb deirih.tn Je -od" h reg.on. d,sde t-esn,u¡ ,ñ. Ini $ rI'rrc"do. p,r¡ L .uñunidrd de mcrcrdo e i8i6i,. orov si,,, r.r

rnu fLr dctemnr3d¡ mediá¡rc oürcvistas. No solo se reco.ocie¡on «,x¡¡guirec (prdres, hermrnos, primos y ofor, si¡o ambién lo§ .,.. t..9,1 , "gnadoj.. . tnrscinüó de tá máyoria de estas fámili¡s perifé¡ic¡s c¡ 1. nrvestigá,trisivr porqúe, además, ¡o cr¡b,n tnEuhd¡s ¡ S¡ucio por autoide¡.», ¡i lo¡ !oliti.¿. sino soLo dóbilmentc po. paJe¡tero.

' ,1,^

]

CAMPESINOS DE LOS ANDES

MORFOLOGIA DE UN VECINDARIO I

57

vecindarioi más allá de esta qüeb¡ada solo quedan los rnontes dr I porción deshnbitnd¿ de I¿ Hacie¡da Ar¿oná, y Ios corlsewádorl Análogamente, la cima de los Arrayanes está fijadr como front occid€ntal, porque los campesinos raras veces la cruzan; pa¡ecc W esta cim¡ era uno de los límites del anriguo resguardo. Se delinearon dos zon¡s secunda¡i¡s de trsbájo, una ert tori al campamento del Sisga, donde estaba siendo construida la repror y orr¡ en rorno r l¡ mina de ca Lán .lc \4an¡cá. LI crrculo de Sit er¿ de.dc luego uná Tona de trubrjo cread¡ proti"ionrl y attll cialmente que desápareció tan pronto como l¡ repr€sa quedó xt minada. (Los ingcnicros residortes y los Eabaiadorcs, €n númai reducido, eran ajenos a esta región). Los üabrjidores de la repr,¡ del Sisga procedent€s de Saucío, por haber estado empleados ra[ temporalñente, no perdieron sus afiliaciones en el intra-grupo¡ * reaüdad, estos hombres empleaban la mayor parte de su tiern¡ ocioso en ]¡s tiendas dcl case¡io o trabá]mdo en sus propiás l,|l
celas.

'. .,

1rc hln manrenido un¡ conciencia de grupn cnrre l¡s g(nrcs 'rrn ri'. Tales Iimites parecen comprerder los elcrnenros c.cDcia.,1,1\(cindario, rales como lue¡on ob\ervados enrre t94g v tg5t.
estas

litodifique la crructura social de l3 vercda y que medios de .""¡,»'tc más r¿prqos rnxmen cn er porv€nlf t¿s -dlstancus ¡ rápidos eliminen el ir l¿s "distancirs ¡ , I)cn) disponer de esros lfmites ddinidos conro punro ¡na, ' ,tr,, ,lc pirtidá, pucde resultar venrajoso para obse¡r,,ri cómo un¡ .",lrl tan intimamente entrelázáda, pedestre \- homogéne¡, pro,,, rlrrcir una form geselbchoftlich$ más conpleia,
fronteras sociológicas .,realed, no siguen los ,,ve¡eáa,,_ '',,,,r, tij¡dos por el dist¡ito legal de -rs$bién ltamado ',!rk,i t¿les como aparecen en los mapas oficiales del Instituto ',,1,m deci¡ que
Jas

r.,,

toJIgg&i!]pl!4$!_o

qenr¡áerán.a'¡nsd;d¡

,,

La zona escola¡ se ertendía sobre territo¡io adyacente, pues {m pocos niños de Tilatá y Manacá asistian diari¡meote a las cl¡lr Cinco familias de Saücio €nviaban r sus hijos a la €scuela s.c{i daria de Chocontá; pe¡o cuando se ¡ealizó el estudio, la m¡yorl de los ¡esidert€s Ios habían enviado o Ios est¿bári enviando entor ces a la institución del c¿serlo.

d€ dos ..vered¡s leg,rles vecinÁ )tamar,, \,crrcruz y Cruces. Esta zona de inte¡acción tiene una exten.( (lc 12., kilóm€tros cuadrados (3.100 acres). Hay 77 familiás
.,",1,i¡.,r a'gunas porciones

' ,' r ,, lo quc Park hubiera dclominado ..ta zona simbióric¿. de .- r,,. comprende no solo su conrrapañe de Ia -vcredr tegal.. sino
I
en este zoía.so

r¡,.rfito de Colombrr.,, Debe obrerva$e que lá zo.]a de jnLer-

ln t's¡s

La estructura politica tiene una forma bien definida. Hay d¡ núcleos: uno en la crs¡ pdncip^l de L¡s Julias y otro en eI cú. rlo. Los trabajadores que residen en L¿s Julias €stán n-aturalmcnl ünculados con el p¡opietario de Ia h¿ciendr, lsi como con los rC dentes de la zooa cercaná de la q¡rebrada del Muchilero. Los cort pesinos del resto dc las vegas (con excepción de seis familias cu s€rvadoras) son informrlme¡te soüdados con los d[eños de las t¡al dás. El hecho de que Saucío €sté rodea¿lo de conservadores ¡r todos lados, determina fácilme¡te ciertas frontems. Los límites ü I¿s propiedádes p¡ivxdas de Ios libe¡ales sirvie¡on pará delinea¡ rll¡ melor )a frontera del vecinda¡io en l¿ zona de I¡ quebmda del Mn chilcro. Los ¡csultados de este ensayo pueden verse en el Map4 Ne ¡ Los líu¡itcs nlli señalados representan el ajuste final, L suma tor ¿lc las tcn(lc,rci.s y los vínculos descdtos antes, terdeücias y vln$r

' l{riruro ceognáficó. ¡{ilirái y CarastBl, Minisrerio de Háciend. y É ', l,,il)lico, Bogorá, Plaúchá 209-IV-A, *priembre de t945. Esñ f¡ontde. , r,l,\ c$án i¡dicád6 e¡ el l,Iapá Nq 1. L6 veredás lesáls coño subdivi, § (lc un ñunicipio e¡ reálidád ri¿reñ pocá iñporr¡nci¿ d.sde et p$ro . {, admini,'Brivo. So ñ coando uná vered¡ F ñficrcñGnenr€ smdr y ,r, un,llá un cca',ü ru.le.'do dc más de ril h,b uDt6 1.".d" s;. ¿.e;, rr , toregimie¡ro". [n cstá ütiD. coDdici¿¡ €stdá solo a un gado L r¡.ftgo¡ia de nunicipio. Pc¡o 6tos sc.Ns no erá. regl¡menrado; mc,,i" prccediDieltos legales defirjdos. Pa¡ece que l¡ oigúiz¡ció¡ de co,.. .iri.ós
¿s

el priner

paso para tales ,ke¡sos. También €s neces¡rir 1¡

.

!

!)truvieron d¿ros completos de 70 uni¿ades

y

d¿tos p.rchlcs relarivos

'r,,tr]n1 A los motitus

,l.B l¡s 77. Los cuadros ban sido eleboñdos dé confo¡middd. VéáDse

d. cs! digeparciá.

.l

t4ll o 4

LA POBLACIOil

pobhción de Saucio en cuánto ¡l número y dis,, lr(rrin de los habitaDrcs, su composició¡ por sexo y eda4 su . ,r,1,, civil y condición educativa y ocupacional, su composicióD ',,r1. fcrr,lidad, mortalidad y migráción. En lás notas de pie de rlt, I,r y como medio para ayudnr a ev¡lua¡ los f¡ctores demográ, ,.. (lc Srucio en comparación con lá tot¡lidad de Colombi¡, se ( ht (D los datos respectivos coffespondientes ¡ Ia Dáción.

G,l,

Cs

posrBL¡

pu.rrr,rn info¡m¡ción

basica

ac(rc¡

de

Nbiero y distriblcrin
i5ó pe$onas dist¡ibuídas en I¡s 77 familias dc h vered¿ de es de 12.5 kilónrerros cu¡dra' l.¡ dcnsidad de pob)aciriD es de 2tj.5 habitántes po¡ kilómetro ,,i|,.(lo (71 por milla cuadráda)., No obstánte, los poblarlores
,,,

llr\

¡,.' C-mo l¡ superficie de eit¡

L' t,ibbrá "ver.dr" o lá fHse "lercdá de Sauclo" sig¡ifica €l grupo eco,.,,.onterido en la zoú3 irtehctiv¡ defi¡id¡ ñ eI spítulo pr€c.dc¡¡e. ,, r ul scntido, l.s pal¡br.s "vcrcd¡" y "vt id¡!ió" pu.dcn utilizts.

,,, ln¡pref,t¿ N¡cionáI, lr42), \ol. I, p. r. r]t cálculo corrBpondienre . I s de 10.2 h¡bir¡rtes por kilómÚro cú¿dr¡¿o. V¿e Dirción N2cio_
,r ,r{ Brádlstica, Bal¿rí,

¡,lrr'li.r

,,' r ros (qm co¡tid€n el % por ci.trto dc l. tot¿lid¡il de l. pobl¡ció¡) ',,[ 18.2 habirantcs po¡ klióñetro clrdftdo etr 19]8, fecha del último . ¡¡ ..n resp.cto al cu¡l se dispone de ¡súltadB dcfinidosi l. ddsid¿d en 6 dc 7.ó h¡biunte po¡ tilóme@ cu¡d¡¡do. Vé¡e ',i'lid.d d.l pais
d€ Crlombie,

I (lc6idad de pobl.ción d.

ld

r.gioncs

d. Colonbi¿ org¡niadG .d

de-

Cfl¡o Edelal

d¿

poblc.iór\

t

de fulio de 19\8 (Bo-

,ner dl de enidtnic¿ (B%otá), Nq

26,

,b.il

It9

óO

]

CAMPES¡NOS DE LOS ANDES

LA POBLAC¡ON I
FiB.

6T

en su rr¡:ryoria viven en las vegas del rio Bogotá. donde háy coltl dispe¡sas a ambos lados de L cárreterr. Hay dos núcleos d,e poblr' cióin, Uno de ellos está en h panc norre. en Ia zona de l¿ qu.' brade del Muchilero. v la ot¡¿ ¿I sur e¡ el c¡serlo. La Haciendt Las Julias. que en gruí patt c,rá comPuesra de potreros desocupl dos, 5e encuentr¡ entre ]as do' conceotracione\.
Cotflpasición por serot

I

Ha] 184 v¿rooes y 172 mujeres. lo qLe imPlicr una ProPorción por se\os d€ l0T Este predominio de los rarones P¿rece ser c¡l ;arle un reiulrante de Ja emigr:ción que e' ferrrenina c'rsi en sur ios te..io., y cn p¡rte uno de lo' eféctos de ¿rr¿cción temPorrl que han ejeriido lis obrrs ¿c la Repre'a del Si'ga..que han anclado

, k"

hombres en

L¡calid¡d

i

C omP

o ! ic

ión P or

ed.ad,t

Como resqltado del número considerable de menores de si.la v d€l número rel¡tivamente ¡educido de ancianos, lá edad ¡nc diána'de la población ioül €s de l8 año§ con un Promedio de 2{' FI número de njños menores dc , años es elevado y con>rioye ol t9 por ciento de l¿ poblrción. ProPorcióD que djsminuye h¿ste !l Il por ciemo pam lós niño. de edadcs comprendidas entre los l0 y lás 14 años. i¡ tol¡lid¡d de los menores de l4 eño§ comPreDdc Gl 40 por cienro de l, Pobláción.
años

Los varon€s estár iísuficientemente rePr€sentádos en las edadal mÁ producrivas, enrre los l§ ) lo( l+ rños (Figura l). Ouizás lr rnayá¡ resularidad en el lado'femenino de la pirámide se debe r um ¿i'¡¡ibución mir equilibr¡dr de las emigraotes a través de lor grupos de edades.

lá única causa de que el 5 por ciento de la y más; no he habido uná coIIiente im¡ror ,rrrc de inmigración de pe$onás ¿ncianás a Sáucío. Lrs muje¡es ú,, ¡¡recen vivir más que los hombres si¡o que, por €1 contrado, ¡rrccen disfrutar de un¿ lo¡gitud de vidá bastant€ análoga. Por .[rnplo, hay cinco hombres y cuatro muieres de 70 y más años
es

L¡ longeddad

li,l,hción tenga 65 áños

,[

«lad.

Esudo ci¡¡il

'

Bogotj pro.edenre de zons r:mhs r' ec¿ de lá b¡lt L¿ i,'miqrJo.1 o¡,pu¡iuJemre rxo' er l¡.ápir¿l de I¡ RepÚblic¡ que tr, de 80 ó en l9l¡ tCáo- - ae 19r8. rot. Vll. pp. )rr7,. Fn Cúlombia ei¡ proPorión ú de 98.3; ¿n l¡s ciud¡des es de 81.5 y en las @nás N¡ales de 10t.t (,¿id, vol. XVt, pp. 104. 120).

r

No parece prevalecer er Saucío lá costurilbre campesin¿ de nratrimo¡ os tempranos. El 9, por ciento de las muchachas de ,rhrlcs comprendidas entre los 15 y los 19 años son solteras y txm1,,,

lr(1r lo son rodos los muohachos. La ed¿d propicia ¿ eI matri¡noN,r parece estár entr€ los 20 y los 24 años, ya que el 77 por ciento de

p

62

]

CAMPE§NOS DE LOS ANDE§

LA POBLACTON I 6' crgArrRo I

2, y los 29 años soÁ cásadot El m¡uimonio I Sauclo sigrific. solámcr¡te la ccrcmoni¡ ¡cligio§.i estc vf¡¡r¡L nunc:r .s roto oñci¡üneotc, ya quc el divorcio no es p€rmitido po,
il¡des Éntre los

los varonca

y

¿l

9l po! cicnto dc las mu)crcs de cd¡dcs coripr*

AúsE'¡rz^c,o}r
t¡¡ Satdo, ñn troq

E

l0

r9ro

^*or

Y

M-r!

l¡s autoridrd.É.
Gncücntá y cinco parias, qu€ comprcndeo dos emancct¡dq o personas p¿rticipantes cn uniones libres, forman el ,7 por ciarn de la pobhción dc 15 eños y más, en tanto que los solte¡os cot¡. prcnde¡ el 29 por cidno y los viudos y scparados cl 14 por cicnto, Hay más viudas que viudosr 10 y 7, resp€ctivament., Hay un pt queño número de varones y muicrcs gue viven sus üdas sin m¡r¡|. monioi cl v¡¡ón soltero más vieio d€ne 57 años dc edad; Ia cd, terá más viei¿, 42. Dos prrejas están semhepar¿dás: Ias esposas viven sol¡s en h gares apa¡tq o con sus pmpirs famiüas. Y hay dos sepáraciont
compl€tás.i

Pd c¡.,to d. d¡rb¿tiaciah
Eda.l

ól
87

6l 6'

62

,l

Condición ed cariot

l,r c,tudio del municipio dc Tabio. situado a unos ó0 kiló,,,. 'u Saucío, los profesirres Smiú, Diaz Rodríguez y Garcia (l( ,r,rr en duda h eficacia de los xrvicios educativos locales, 1¡¡ ,

Los efectos de l¡ educación se miden estadísiicrm€nte en .l Cuadro l. La cáracterística más sorp¡endenrc que en él se revch es la de que las niñas super¡n ligeramente a los niños en matcri¡ de ¡lf¡betizeción. El 9l por ciento de Ias niñrs coñpreñdidas entn l¿c edrdes de I0 a 19 años saben leer y escribir, en compaMciót
con el 87 por ciento de los muchachos de lás mismas
edádes.6

l,.rl,ix un menor porcentale dc ¡lf¿betizición cn los niños de ,,1,. ,,rrrprcndidas inrre los l0 y los 14 año' qu€ cnLre los edul,r, 15 .ri9 ¡ños.o Pero en Sauóío h tendcncia de la educeción' '..¡, rn 'c Ios vafones co11ro enffe lrs mujerc'. Parece scr Progre'

I

' Colno el ¿ivo¡cio no es pc.ñirido er Colombi¿. 6rá' peMrás .n ur censo ofici¿l quederiá¡ chsificrd,s como csádás, lo.qr¡e corstituye un¡ ir telrreració¿ miroea de su cstado pe¡a fi&üdáde, de eÍ¡dísric.. Y, po! ortr p¡r!e, to6 qúé vivcn ¡rD,!'c€b.dc *ri¿n hcloídc útr. los solt rc. T¡l rtu el.so d el c.f,so de 1918 (C¿7rr¿... d¿ 1918, vol. XV! p. 123). El .mrl de letl pres.ntó un nrejor¿mieúto de cstas clásificaciofts pues se roNó o[ de l¡s uniones üb.a, y de las separrcion.s. '
[5to seialá h t.¡denciá conts.ia obstrada por §nirh, Diáz Rodrigu.¡ y G¡rcl¡ cD lá cornuf,id¡d de T.bio, en 1q5. Lás mri€re§ .Ér¡bú m!.lró ¡ür .!¡ad¡s c¡ mrtc;¡ de ¡lfrb€ü¡ción y esuel. qle los,¡¡ones de t¡bio, .r ¡o¡ts l.s crtcSo¡i.s dc édadcr lTdbio, p. tsr.

¡1.,\' difercncias en nr¿leri¿ de alf,beti¿ación entre Iás mule_ .1, I i, por ciento de la\ de edcdes de 40 áños y más h¿ste el ¡,,' c', rrlo de las de cdrdes comPrerdidas entre los 20 y los 19 . ' r l,c'r¡ ol Por cieoto en Ia infrncia y l¡ rdolcscencia, enrre ,. ,.|.¡lc\ de l0i l9 añosi los varones quc s¡bcn ¡ccr y escribir ,',r,'. el rj por cienro de los de ed¡dc' de «) año\ y má5, ',lcn ,,,i,',,,',. "l 87 oor cicnto de los niño. ya e.tán alfabetiz¡dos, I ,, r.',]"¡ci"rs indican oue ¡ pesár de sus áefi.iencias, la escuel¡ ..,,. (.r.i ohreniendo r".i,¡"¿oi I¡ regi,irr inmcdi¡ramcntc cir", ' ,,, l,Irr. Ln, trmbiéfl porecc consriruír lrn LierrrPlo de llt función .. ,lr'(¡ripeñi cl e'pacio en h üda canrpcsinl unr \iJ¡ 'luc Pa. ,1,'.rrioltarsc en rehción dircctá con l.r' dlrrn'i:rs r pic

,

ó4

]

CAMPISINOS D!: LOS ANDES CUADRO
O.lp,,tcroNEs Dr ¡-os Je..s DE
2

LA POBLACION I ó'

a la asistenci¿ a la escuela, las muchachas se cont¡r ran muy bien con los ióiene,s. Lo realid¡d las muieres asisten P'r un pe.l.do *"yo., aunquc l¡ mediana de á,ios de escu€la ternlirt. dos'es de ).4 para todo''. üertos padres están enüando a sur hr¡r á la escuel¡ secunda¡ia de Clhocortá, ventaja que no disfruran lrr muchachos a caus¡ de su p¡ematura utilización en el rabaio th las parcelas agricotas. Finalm€ffe, el 55 Por ciento de la Pobl¡crriir de 40 años de edad y más, nuoc¿ hÁ ido a la escuela; esta pro¡[t ción d;.minuye ,r,srr el ]l por cien¡o en el gruPo de edides cr,'r' prendidas entre Ios 2tr y los la áros, y há'rá el 8 Poc cienio cnrtt ios jóvcnes cuyas edrdes estín comPrendidas entre Ios 10 y lin 19 ,ños. Obse¡vando este fenór¡neo desde uo Punlo de vista suPl€nrcx taio, el l4 por cienro de los habirante. de edades de l0 años o rrdl ¡o saben teir. La propurción nacional de an¡lf¡berismo, calcutr,h p¡ra 1948, es del 4+ por ciento.T En consecuenci¡, S¡ucío está on condiciones ¡elativamente favorables en cuanto a I¿ €duc¡ción, Sitxtscitfu ocu?dc
¡o t

Er cuarto

.

M¡Lr^ EN S¡uqo. l9to

Nútiera

Pot óieno

.r"

1,,. ,1,,{cs

L'l,,rcs empres¡rios en ocu!ácioúes remporáies . .,, 1,.¡ne de su rienpo

77 l0 26

t(ñ.00
18.9

tl.a

(2)

^ll'rñiles ¡ .'l)i¡dors e¡ Rep¡es del Sisga (8)
l,,c¡os ¡gricol.s (9)

,.i,.t'L[ús ¡o lgricol6
rl

Los jefes de f¡milia en su mayoria están viÍcul¿¿los ¡ activi(h' des agrícolas. Setenta y dos, o se¿ eI 9l Por ciento, son agricufo res. (Cuadro 2). Los otros cinco iefes de fámili¿ están dedica,ill x las siguientes ocupacioncs: trabajos mecánieos en la Represa dd Sisga, conducción de caDiones para Ia Represa del Sisga, mincrh en San Vic€ntc, €laboráción de ladrillos en Las Julias y vigilrrt ciá de las Iíneas telegráficas,

, -\

inico, cordüc¡o! de cámióq minero, .lr,',üo de ¡ádillos y gulrdia)
dc haciend¡ (conce¡trdot

lll

6.t
20.8

Entr€ los que se dedican completamente a l¡ ¿gncultura o ,t Iá ganad€dá, hay 30 iefes de familia que segtn las rormas c€nsrhr de los Estados Unidos pueden clasificáne como empresarios ag ' colas. Administran sus parcelas propias o tomadas en affendamienl0 pág¿ndo en diñero y d€dic¿n buen¿ parte d€ su tiempo ¿ los Pr¡l cipa)es cultivos y a la cria de ganado rrcuno y ovi-no.

'

lnrcrr¿tion¡l Bánk for Reconstruction ánd D€velopment. The Bdti' o¡ , Ddctot tN Pros¡ñt fot cototubi R¿pott of a Mi"ion Headed b! Ldt.h ¡, Cúlid (wNhiógton: IBRD, puuic¡ciór especi¡I, 19t0), p. 2'11.

lrgricultores de Saucio, como en todas partes, son expertos ,rl,ilidades mánuales, y por ftgla g€n€ral actúan como alb¿. " r, ,, carpinteros, ya que siempre estár ef€ctuándo las repáracior obras de esta indole iüdispens¡bles para Ia administración ,1, t rdr de l¿ finca. Pero hay un campesino especializado er há, , rlhs y otros muebles que vende e Ios d€más. Dos agdcultores ,, I rünrdos, con frecuencia mediarire co¡ü¿to de traba)o, a que ,rúcn const¡ucciones de paredes. (Véase el capitulo 8). tos , rrrcjor rprovechan la ubicáción cent¡al del c¿serío soo los pro".Lrios d{ las tiendast p€ro entre s€m¿n¿ esios dos comerciantes . ,(upan activ¿ñente de sus propias parcelas quc cultivan pár¿ ., Lrl)sistencia ásí como pa¡¿ lograr cosechas desrinadas á lá veotá. r¡ ,( los cuatro mineros que trsb¡i¿n en pá¡re de su tierDpo, h¡y , (lLrc ictirán como peones en Lás Juüas y que también figurar
¡ ,,s

,, srl¡¡ios Dominales en las minrs de Manrcá; estos peones hau

]

CAMPESINOS DE LO6 ANDES

LA POBLACXON I

ó7

conc€rtado acue¡do con don Juán Porras, quicn les ha oorg un¡ cása y una parcela de tierra ¿ c¡mbio de une Párte de su tla balo. ft ouo minero que dedicá pane de su tiempo a esu activl,hl viaia hest¡ San Vicente, barante más al sur. Todos ellos pur rxplotar plenamente lás párcelas dc que dispooen.

,.

r

Más de los dos tercios de los agricultores de tiempo parcial lu recur¡ido ¿ medios directos de obtener dinero en efectiYo, sin t(I|¡ que confiar evclusivamenre en Ia§ cosech¡s de'rño grande" y rl 'ir¡vesí¡'. Ocho iefe. de frmitir. enlre ellos un anriguo Pc¿rr i la hacienda, ¿proveche¡on de la construcciófl de Ii ReP¡csi rl'¡ han úansformado de empre'arios agrfcoL Sisga.3 O$os nue'e "e qu. trabrian dondc sean lhmados por u¡ ¡ornal de I ll e,r-peone. pesós aproxim¡damenre (US$ o 60). incluvendo alimenráción I' ios n,eic agricul,orcs son proPictarios de pequeñrs Parcela\ dc tr, rrrl Dero rulque las culúvan, Ie' re.ulra en cierro modo más v!r, ralo'L alquil,rric como pcone\. En años recienrer. a cru$ dcl cr, ciente,rgotan'iento de obrerot en l¡ locrlidad, los emPrc'¡rjos r8l cola. en su nrryor': sc han \i.to obligado a prexrltts sent,, a otros como trabajadores, uidizando P¿ra ello Pár'te de su tierrlti, Aunquc rcciban remuncrrció¡ en efecriro, c.re rrrbrio lo efecri'+

po¡ tiempo completo ¡rl({r\ ¡rgricohs en h época de la investigación: nes de ello§ L, uno fab¡icabe la¡l¡illo y otro ü¡baj¿ba en l¡ repre','rr¡fl'r)s, ,,,r'rfrns sus esposas e hijos "cumplian la obligáción" con el tc,, {1,lrc por vivr¡ en rericho de este y cultivar tierras del mismo. ", hr haciendas estaban dedicádas a la g¿naderla, Ios concerte¡ . ,, ¡ mayorí¿ t¡abaj¡b¡n en labores de lecheria, aunque tám-

l,' rn l,

., l¡1.§ dc familia concertados, quizi6
"escale ág¡ícola", no t¡ebaiában

esfor¿áodose

po¡

ás.

,,

' ¡,,

t,,¡rricip¿brn en actividádes de los hácendados relativxs ál cullns tier¡as,

Coñposicítin r&ial

i ' lx,Llrción de Saucio peftenece a una raz¿ miscegénicá. Ufl ,,ltr{,ccso de amdgama entre blancos e irdios (no se enconÍá- lrrllis visibles de mza negrá en esta comunidad) ha producido
,,t,, físico denominado mestizo.
,

rr rrn cstudio

principrlncnre con el dcceo de obrenre reciprocirhd: cuandn * empre,ário !c a rrabrj.rr en Ia prrcela de orro. e'Per. que c rc ,,l¡ mo de\uelvfl cn igurl Íorma Io' .ervicins q"e lc há Pre'rado lr' esta manera se hr rcsuelto en partc cl problema de la escásez ,L
Entre los obrcrcs egricolas, llx "conce¡t¿doJ' sot importrrrto Pueden defini¡se como trabaiadorcs sin tierra quierres medirnt, acue¡do con un terr¿tenicnre (generalmentc el ProPierário de rrll haciendá) obtiene uu lote de cultivo p¡ra la subsistcncix ¡ c¿¡rltl, de su trabajo. Los conccrlados constihyen el esttato inferior rl' la población ágrícola.0 Ha) 21 de t¿les obrcros, Pero solo 16 |nr den cl¿sificarse como pcones de tiempo comPleto en la hacientlt

', xc de esta mezcln racial y sus característicá§.lo Pe¡o cs evi, ,¡rrc ia apariencia moogoloide de ciertas personas de Saucío . ,,,1,Ízá, ojos ligerunente sesgados, póm¡r1os sálientes, leiotrii.,)
1,.(lr¡icéfalas- p¡oviene de ]os chibchas, en tenro que ios ojos c6taños, las n¡rices pulti¡gud¡s, la batba espesa, los labios ¡1,,! y la piel blanca son contribuciones del tipo meditenáneo.

aatropológico es difícil determinar con execri¡¡d

racirl arbirrário indio + indio' , /,' J mestizo + mestizo-bl¡nco _) blanco puede estal)lecerse , '[,rnte disc¡imin¡ción de los 77 jefes de famili¡ en S¡ucio:
,J",r,rntc, utilizando un cootinuo

\,'logrme¡tc, es dificil dctenDintu con rerpecro , Colombie el álcance .r ,,,/(h rr.Dl..,u_que r,,ecc cl,ro qüe lo, {uri,a !c(.r,cen a u

¡

lás obrN de la reprc$

EI rúncro tot¿l de tsb3jádores de Saucío quc párticiPb¡n on lenr ¡ dá de 20, eulrc ellos ü.s mnlcrcs coDúarads .otr y siñ-ient¡s. .oci¡cras " Ii, l(rs cil,i los, y ó * .lplict más coupletáocntc eI concepto de dn

. .

Ll cc¡so dc t¡ pobh.ión. EnÍe los cilcu' Ll¡rs aI .€specto (por A¡gcl Rosenl,lá¡. Páblo Vil¡ y locos ñás), ¿l rr, dc'f. Lynn Smith. püede ¡ce¡c¡.k ¡ L rcáüd¡d: bhncG,25 por
de los coloúbiaDs.

,,,.ül quc comprende a l¡ ma)'oríá i, xveriguó l¡s c¡r¿ct€risticás r3ciales

dc

dige¡ls,7 por.ieútoi ¡egros, l0 po! cientoi me$i@s, 3r por cicni'hos, 25 por ciento (i¡fo¡maciór no publicada, sst¡inirráda pe¡so,,rc ¡l auror en septiembie de 19rl).

68

]

CA¡I,IPESINOS DE LOS ANDES

LA POBLACION t
4
43
¡

(,

Indio-mestizo Mestizo Mestizo-blánco

,0

la obse¡váción & § blán€a o a la Lraza indigena. No lL fisonomía que tienda a In ¡azá pe$onás que pued¡n clásificarse como blmcos o indios Puror

La

base de est¿ clasific¡-ción es solamente

Pe¡o predomina¡ crracte¡istic¡s reciales caucrsoides. Un r*. pesino tlpico de Saucío puede descdbtuse asf: cabellos lisos r¡ h¡

mente ondul¿do, de color cast¡ño oscruo y sin mucho velh r¡ por¿l o faci¿l; ojos casraños oscuro§, €n ¿lg1lnos rclativamenlt' I
queños

y sesgados, pero sia el plicgue mongólico; nariz relr l', m€nte anch¿ auuque bien proPorcionrd¿, frente de anchuri n' diana; dolicocéfálo; o¡ejás pequeias, I¡bios delgdos, mán(lllr cuedrada (rcdond, en Ias mujeres), pómulos salientes y Pi€l blú¡ tostada poc el sul. comPlerrn l¡ ima8en. L¡ áPa-riencia del cxrnf sino es ¡r¡acriv¡. Fn generrl. Io' individuos deren meiillas s,nr sedás, büenos dientes, pies grándes y m¡flos pequeñas. Tant0 I hombres como las mujeres tienden á ser de rcducidá estaturá, l,l ¡o párecen desviarse ánormalrnente de lo que Podrí¿ considcrri cl",mo el "genotipo" colombi¿no.ll
í ) ¡ fi¡ de .omprobrr ro.iolcs poPüláres ¡l h l¿,{r'u'r \ el pso ¡c lor lrrone" y nuicn, S¿uc o ,n l!r0. P¿rti..¡rr"n cn eqe e\t,crimt_'u.,l$nA co¡ dud^ 'r gioe\ tubre,i con'ni¡ o nó .r .ñmc,id^ ¡ la m,diciuñ .le 'u pee ¡,h ,c (orfi¿ror en el auror y sc eI c¡pi¡no 14...28- pehorA qu" fi,u'me "* deron ¡ l¿ proebá co¡ resig.aciór fasl¡ra. Ei Promcdio de est¡tuE i I , (r F vüones dúkos (dc 21 añ6 de edad I ñá, resultó se¡ de 1.64 meros ,t pulsrd¡si. y c' de l¡ n,u,prF Jd .'r..1( I i¡ múros ,5 piesi. L pru¡ta di peso dcl varon dul.o lue de o0 k,lo: I l': lib6'. y el de Ia muier ¡ht de 56li]or (121 libus). A (3us dc la úuesÍá reducidá y de l. con¡ do' ciótr del estldio, la ¡á¡iálrilidad es .onsiderablet pero este Peqúeño qI.
Por siñple ctrriosidad
pecrc. el áu,or mi,Ji¿

r ,tr.\rizo de Saucío tiene también algllnas carácterísricas es,1,, r! un hombre de las ¿ltums, Como vive en una aúnósfere .,l,l,r (cuya presión parcial de oxígeno es solo d€ 120 mili , ,rr comPamción con 153 milímetros al nivel del m¡r), está 'L '1,. u¡l1l notáble capacidad pulmonar. Los homl¡res son de , l!, bros a¡chos, d€nen una resistencia físic¿ €xtraordina" .,¡r crcelentes coredores para largás distáncias. El ritrno , ,,,, ricnde, ser Iento (bradicardia) en tal forma que €l sauc'ta ,,¡l(his de lás camcterist;cas de 1os adetas.1, Con todo, "el , f¡, fisico tdel canpesinol, som€tido ¿ millares d,e días de . r,r.,lcs,rudcz y f,rlta absolut¡ de higiene",l$ no h¿ podido . ,r el des¡r¡ollo que podria esperarse, teniendo en cuenta las ,¡r¡¡rcias f¡vo¡ables del ambiente. F¿rtiliddtl

rr ü,licc dc fertilidad (núme¡o de niños meno¡es de cinco años ,i,l.r nril muieres comprendidas entr€ los 1, los 44 rños) es I ,,1,, 971. Las f¡milias son numerosas, pues el lrúmero medio de

neúto útropoméíico ctr Saucio puede suñinistrar cierta base pr¡¿ li» en dud¡ la idea antliañcnt difundid¡ dc qut ios cámPesi¡G de ld Diú, ñ¡s colombiánás (a quienB los colombiárcs qüe h,bitatr en las ciú,|* tl3m¿n _indioi, .on ánormrlmenre pequrño'. Lro ro p,rece sr (ierx,. me¡os en csnro se ¡efiere á los cámPe§in6 de s¡Úio. Con ¡especto a i! 6tátur¡ y l¡s carácterhticB soñátic¡§ dt l¡ rá2,,lt ch¿ o.igin¡ria, gue taobié¡ foimán pirte de la úisña c¡ee¡ci., Ezo,l» Uftoch€. pár€cc hsber sido el primer rutor quc áfirÍ¡ó que los .borlsd'

a las elerads alrirud€s c¡i congérira. Buscó lá rcspucsr¡ somíticas de lor chibchásr pero infonu¡¡dánre¡te se des' . ',]ftrhticis dc disquisiciones i¡útiles: !r...1á menor potü,cii de l. (1, ncdio ,, r,'di,m P3ra conducir la sang.e por lárgos .análes. . . nnporc el etr-,ño de irs pie¡nrs y dc los bnzos, con lo que rcsult¿ loa figur¡ , kr, y saporr¡', etc. Vésc su obt! Ld.¡üili.d.ió Chlb.hd (Bogótil htr.u Popuiai de Ctrlturá Colombi¡¡il, Edito¡jal ABC, letl), p. t1.
,

r+(nos (Antisíiedadq ieogtd,bdin$ p. l7), No obstanre, los cro. ,. rú,cn af€rer.ia a indigenrs ge¡dcs o rltos. Véáse Aguado, Re¿¿rilr , t,rú1, p. Ttti Lgtrdo, Ptiq,d parte de ld te¿ópitd¿nta bittatidl reto' , h S@ctd Mcrtd ! Nu a Reiio de GtMde (Madrid; Es!.s,-Calpe, hr. I, pp. 282181, 4lli Castellaes, Hiltaid, !ol. I, pp. tlr-117i S¡ Nnticidt hktoríclet vol. II, p. tB ., p8lim. P^tece que los rborigeúes . dU)lc¡do ciert¡ clas€ de p!áctic¿ €rg€¡ósic¿ que e,imnuba a los mai / ,'Ld)s: vé*e &nesto Re epo Tit.do, lbotls¿n¿t de Colombid @o, li Luz, 1892), p.98. La sigdente obser¡ció! de Ol,iedo y V¡ldé§ | .ri dc Queúdr) vále la pena dc s€r setuhd¡; "Iis habit¡Dtes de Ir ., ,hil¡chal sor de 6táturá medi¡¡ar so¡ más áltos gue las gentes qu¿ ,,,, la zo¡a de la costa c¡ la p¡ne cn que d ¡ío tMagdilenrl desem. ,, l. ml' (E¡rolid, aol. II, p. 188). ' r\ligud Tn,ná iftentó demostra¡ que est¡ rclimrtació¡ satisfactoli¡

'- ,,nrtBi¡os

,i /,

1¡.

t0.

70 1 CAMPIS]NOS DE LOS ANDF.§

LA POBLACION t

71

¡or cada m¡dre es de 6.5. Muchas mujeres que emigtt dejan a sr:s hijos al cuidado de padentes. Btos dos fáctores dsn minan una elevad¡ proporción cnüe cl núüelo de niños pequ«l* y el de ¡ruieres en edades de materniddd.ra No obstante, lhrul justifica la expectativa de u¡¿ elevada tasa rle reproducción ¡x, un veciodario_ru¡al.
rucidos

t,

rl,ilid.rd€s de sobrevivir que tienen los cá¡np.sinos

indiri-

Mort

i¿.-

Siendo conveniente medir Ia mortaüdad en Soucío, oo hay rúr maner¿ ¿le h¡cerlo que la de preguntar ¡ las gentes ace¡c¡ tlc l¡ f¡llecimientos ocuffidos dentrc de cieno núme¡o ¡le ¿ños ánt.rl, rcs. Pe¡o este proc€dimielro no es fidedigno, pu€s a Ios campcri{,. les es difícil rccordar talcs ¿contecimientos pasedos.¡5 Juzgan(lr base de observaciones personales, parece que Saucío es un Iugrr r ludable: hübo solo ocho defunciones durante los dos ¿ños dc l, inv€¡tjpción. Pero es posiblo que en otras épocas €sta r¿ta de llúr tálidad aparentemente baja se haya elevado a causa de cpidenrirr

n¡uch¿s maneras dife¡ent€s ¿l€ combati¡ las cnfcrmed¿des, r los extraños pu€der resulrrr pitrtorescas. Pcro las cnfer l,r l,,l¡, so¡r dolorosamente re¡les. S€gírn el doctor C¡r'los He¡r,, li¡ú¡ez, médico cncargado del Centro de Salud dc Cho.' .¡r 19i0, Ias enfemedadcs más comunes entre los canTcsi.,f¡ el tifo y h ficbr€ tifoide¿, las derñ¿tos¡, I¿ tube¡culosis , .lilis; y enrre los niños, l¡ bronconcumonia, 1¡ bronquitis, la r,,,n,r y cl srrámpiófl.1'Los niños de Saucío que misten r la . , (lcl c¡serio f,reror ex¡millados por el doctor Jiménez cn r ,lc 19J1, en busc¿ de pa¡ásitos int€stinalcs. Rcsultó que trecc r,. lciotc ¡iños examinados (el 65 por ciento) tením ascáridcs. ,' rrírn tricocéfalos, y dos tenían colis y teúi¡. Pero, en compr¡r e¡¡n 1os rcsultados obtenidos efl ot¡as vered¡s por el doctor ,,r2, los niños de la escuel¡ de Saucío parecían estm en con-

ll'\

,trs bxstante más fávorables.

dc la f¡lta de asist€nci¡ édica

adecuada.

lfrl
, ,,

Hay motivos pá¡¿ creer que el pronredio de vida es bajo. l, nacimientos están en ma os de comadronas o prteras que son.1, c¡ces en Partos nomales; pero que no saben qué hacer cuan(l' " presenraü problcmas durante eI ¡lumb¡amicnto. Análogamentc. L madres no h¡n s;do capacit¿das pua cuidar ¿decuadimente c r, pequeños. CicrtaDcntc, Ios p¡dres no estimul¡n cl aseo en süs hrt, y esta indif€renci¡ arltc Ios hábitos dc higiene lersonal sc m¿nll en toda la vida adultr y en h vejcz. l,r virienda y Ia nutrición u deficientes, y hay ignomncia en cu¡nto al ürtamiento ncionll ,l
enffrmedrder. Nrtur¡lnrenrc. tod¡s erto. fucrore, conspi-rn c,,,r,

rnto ¡ cásos de creciniento anormal, hay tres cn Saucii), to. ,rr rnujeres, y un caso teratológico. También luy dos débiles ,r rl.s, llimados "rte¡rbados" pot las g€ntes. L¡s causas de estas

una €niermedád importante, que los campesinos dcnorr¡ 'rcr¡a", causad¿ ¡p¡rentemente por el cxcesivo consrmo de r,,l¡¡ de malz, y otra dc los teglmentos, llamada "pclxikra".s

, "

ú, dc moitrlid¡d or (loloml)ir en 1e46 fuc dc rt.6. Y¿r\. e1 Anusia Li¡ica dc ld! Nd¿io"et U idqs, 19+8 (Ntrcr¿ Yo¡k: Oficina de Estr , ,lc l.s Nacio¡$ Unid$. 1949), Curd¡o 20, p. ltz. Fue de 14.4 en 1911, r)irccció¡ Nacion¡l de E\udisiica, A ales de ¿coñañío r enddísrica

,i), N'

74, ab¡il_junió de 19t2, p. 87.

l,úreñtá pe¡sonrl,

'a El i¡dicc de fd¡ilidad pal¡ Colombi¿ er

1918

Deñost,ificó lle lnj Na¿ioner Uñjddt. 1949-19t0 (Nrela Yo!k: Oficin¡,r li.adistic¿ de las Naciones Unids, 19t1), Cuadró 10, m que sc üilizó r¡ escllá de e¿ades de nNie¡es comp¡endidd entre los lt y los 49.ños.

s

de ó28, segin cl

,.lrúl

, ,

|

Sxucjo, ¿L,ril de l9il. I ds o.fcnnedades ¡njs coEutrc, .d¡s por cl do.tor kahs R.món Cá¡!¡jel. médi.o de las obras de la .L ¡cl Sisga. son de cáricrq g,istrico y pulmo¡u. Vé¡¡se s\s Akotdcio,:,litnt deL pertondl ei 16 obrdt de 1¿ ¡.epretr del ri¿ SiJg, (Bo8o!.i: lü Kelly, l95l), pp. 21J9.

ú $tcDu frmiliás e¡rr€vkrd8 inform¡roú sobre t¡ muene de 74 niñor r «hdcs compre¡dids y 14 años, i¡chsive, y de 2t aduhú¡ | c¿,llcs (omtrcndidd e¡tre los lt y los 7t años, Io que uroia uo rord ¡,
99 d.funcioncs cn 1t años. o unu 7 ¡nu¡16,

.

. cstas dos cnferñedadcs l,\Na Rai¿nno, Ld d¿notd tle ,a, ticia (Bogotá: Editorl¡l Iqueima, 1950), t pd'!iú. P^tece gue la "rema" s unr efección inteioa er t.nto quc l(ldcrá" €s una €nfemedád del tipo d. lá pelag¡a.
r'r1lcü halláBe explic.cio¡es médics rchüvN

72

]

CAMPFSINOS DE LOS ANDES

LA POBLACION I 7'

anormal¡dad€s se árribuyen a

un¡ ¡mPlia variedad de morivot rll .omDrenden desde l¿ deficiencia de los cuid¿dos m¿ternos h{k Ia dlgeneracióo de l¡ ¡aza debida x excesivo con(umo de bchl,h
embriagantes.

I

Puede ve$e,sí que I¿ población de Sa¡.rcio suf¡e fuerten¡rf, de dolencias t¡ansmisibles y controlables, en táüto que Ias orl¡ medad€s degenerativas no alc¡nzan una proporción elevada

La migr,r' tt
Desde 1918, año del írltimo censo, la población ¡eta de Siütl ha disminuído. En ese tiempo hsbí¡ 397 hábita tes que ocu¡»hn 81 casas. Esta disminución no puede atribuírse ¿ ninguna rn(,(llll cación dc 1a ferrilidad, ni a ningún rumenro inusitado de la nx¡ taüdad; su causá principal se encuentra Probabl€mente en el nn' ümiento Drigratorio.ro

Hasta 1950 hrbifln salido 87 emigrantes de tr€inta y un¡ frn'r lias (el 44 por cierto). to que da un promedio de 1.2 emigrnttt' por familia en todo el vecind¡rio.'o Dos de cad¡ tles much¡(l, que hao salido de la cas¡ paterna hao enjgrado de la regiórt,
otras partes de Colombia.¿r Parece que hay dos motivos económicos muy fundados Ir, esta t€ndencia a alejarse del camPo." El primero es la baja ptr, ductividad de las operaciones ag colas, Los agricultorcs no ohrl.

l¡ ¿grjculru¡á, íntim¡mente vinculado con el primero, ,h,, costo de ia viday de la producción agrícola en retrción ,. l, ,rJucido\ jnB,e.os que \c log,ln con tJ rg cutrum: c . t,.,hl'r¿.. rn desequilibrio en la corrienrc moDerrfla. Despu¿s , ,lr, h cosecha obtenidr a gran costo se vende a precios relati,,,r otc rcducidos, li pequeña suma restinte no perm,re al campe., ,rrrryrar muchos árrícülos n€ces¡rios. Además, Ios precios de ,, irrícrlos han cxperiment¡do ¡um€ntos in{lacionarioi. El agri "1i,, rx) puede fácilmente obtene¡ los bienes que necesita, cuaido r-,,1,, costo de algunos de eUos pueder consuñir una consideráble r,,,lr,r( ión de los irgresos ánu¡les. Pot eso el cánrpesino comienzá , ,,,r r hrcia l¿ ciudad y ¡ prestar rt€nción ¿ las informaciones que ,r,rn poientes qüe hen emi$ado antes. La medida que adopta ,t¡,.s la de hacq un primer viaje a Bogotá para apróciar la-si, ,r rrin. personalmente; y antes de que tmnscurra mucho tiempo ,,, i {lispuesto a dár el salto.
',,,,1,r,rr

,, ltrr.n¡s coseches y €stán bajo la ámen¿za const¡nre de átaques ltlit,rs y enfermedádes d€ las planras. Un segundo motivo par¿

.l

lr l],,gord ha habido un¿ demanda consrante de müieres Der¿ ', ",r(.io domesrico. En re¿tidad. es posibte que ellas comenzáran ! ',rrgrr¡ aütes gue ]os homb¡es. A medida que uogotá crecía, ,.,rnntrbm las ¡osibilidades de empleo para muchachas, hasta el ¡rrtr dc que la emigración femenina de Saucío no parece haber
l.l l,ccho de que tas obras de L Repreu del Sisga auaiera a rr,¡r¡s de la localidad, dcterminó que permanecreran en S¡ucio ,,r l¡ localidad. determinó perm¡necier¡n rocanuaq! oerermrno §¡ucio

i

Etr el ñolde iútc¡a.ciod¡l de Salcio e i¡cluye pam 19t0 f¡Ehs d. Vrt cruz y C¡uces, unidldes politic¿s veciúas. E¡ co¡sccuencia, I¡ disminurh Der¡ d€ l¡ población €s reálmenle d€ más de +l Pe¡$!as.

En Tábio, I1 propó!.ión d€ fañili¡s que eEvhr.ñigr¿¡tes em ¿cl r0r por ciento, y .l pronedio de eñigr¡ntes por familia dt del 0.7 (Smitt,l)h
Rodriguez

üúh,s,virones quej en otras condicion€s, hubieran emigrado a r,,,,1. Lr- obr¡s deJ Sisga deruvieron en pane tr corrienae cons'. , ,ic cmigraci¿n ñasculina. Ia cuat. au;que en número mmor

¡

y

Garclá, p. 1e).

'

dt fámiüas con cñigraDres demuesra qúe Sáucío ¿s $ zo¡. de tm¡sición. Sela ertr@ádMente revelador un úuevo sond.o rl¡ tño á est. trásiciór, en cuan¡o a los t88 dios que tod¡vi¡ esmb1n . l* hog¡a dc sus pldres cn 19t0, despn& de un deteminado feriodo dc rr
Este srán número

c¡mlesi,¿s. [¡ su oryoliá, los campesidos desátojádos.cu' r l,s g¡m¿es ciudads en buscá d€ sfDgio y anoniñid¡d, .omo ocúió l,^ riñ. .orprerdido, enrc to4o y r95¡. \o obstr e, Sru.fo no h. c\Dc' r.'.lu Fa de'ors¡niz¡ciün. Solrnúre un .¡ñpcsino sc v¡o obtiq,d; ¡ 'i, ,lr Saucio en ta épocá de esb investigación, a.áuse de coDrplicacio.
L

I,, ,unidd6

-

L¿ cr¡igracióú fo4ld¡ a ca¡sá dc PersecLicioncs Politicas es i¡dud, ü nc¡rc otro fictor impoitánte. La insepdd¿d er I¡s régio¡Es tuJáles dd'lü x lx gucrm cnúc los pálti¿ós ha estimtládo Periódicanetrte el despobláDriú,

l,'llri.rs

eD Chocóniá,

74

]

CAiITPESINOS

DE LOS ANDES

LA

POBLACION

I 7'

que Ie femenin¡, p¿rece h¿be¡ csr¿do dquiriendo impulso cn h últimos decenios. Sin emba¡go, después d€ que la represa qucrlt terminado, Ia emigr¡ción masculina se reanudó, y probablenrcur con m¿yor intensid¡d.

|
,

,,{rún q}e
,

,

Pero, ihabíán logrado los emigrantes asc€nder de rango, Irx gles¡r en cu¡Dto a posición social, o meiorar su co¡üción €cotrar mical ¿Cuál es el papel que descmpeña la ciudad y qué cl¡sc,l "atracción" estí ejerciendo sobre el cámpo? isobre c1uó partcs rl la población NraI es más eficiz esta atracción¡ Los Cuadror , y r son un intento de responder ¿ cst¡s preguntas. Los dos rercios (t!t de todos los emigrantes dc Sa¡¡cío e¡an mujeres. De estos dos t¡r cios, €142 por cieoto prcstab¿ servicio doméstico en 1950, Ls pr¡rt ble que ser cocine¡a no se ajuste , Ios sueiros de grandeza dc ll muieres citádinasi m¡s pera ¡rna much¡cha c¿mpesina €llo signilirt mucho: por print.ra vez en su vjda tienc ingresus propio" prrr ¡.r

. ,,¡ (,,n átb¡ñites, agricultores y labradore¡ y por rcr¡li se.c{, t,¡rnbres gue rambién son em¡gránrcs d; ionas -ruriies.,. ' I ,,tcnones de los espo.os de mujeres emigrantes de Sáucro r,1 ,tc záprt€rq sasire, rendedor al por menor, minero. nepo, r crrDon. ) conducror de .,zorres,, (car¡os de trsccíón -Ár. ..,,1,,, de crbalto. para el rrensporre ae esi, ".ticutos¡. ,a,,r,.rrones indican que las muchachas ingresan j nivel social ',,,ür¡co de Ia ctase obrera u¡banr, o p-roler¡riado. Sin em{ lli cón]e¡.rrJr et Sue erto represenre un meiorámiento reál '{rlrrrscron con su vid¿ án¡edor en el cá.mpor.unque Dosible_ .,, l,\ rrabáiadores urbanoj rengan ingr€so,;ás esJbt€s.i;;_ ,l,,rfldrd quc los agriculto¡es.
\1,',,rr¡s las.muieres ¡parenEemrnte traraD de meiorar r,¡,r ernrgrac'ón. y el matrimonio con personas su suere ,', u ,lJ tos hombres de Saucío, dcspul.i de salir de la cl¿rc »ná. de sus '' n.dectrcán a nuevos oficios que rernb;én los vinculen ho-

las muicres que enu'gran contraigan mau.imonio r'r(hcl. Es¡os marrimonios parecen e\rar rs;ciados con un ,n l¡ cscala econóruca y soci¡]. Lrs muchachas campesinas

te¡los como quiera. Estos ingresos generelmente son pequeños, l.¡, satilacen las motivacion€s y los d€seos de una joven compesrrr especi¿lmente cuando acrba de emigrar y se ha alejado recicrrrr ñ€¡te de un¿ clase de vi¿r¡ que hi perdido muchos de sus atrr(r¡ yos. Ent¡e lás demás ocupacio¡es i que s€ dedican las mu¡eres ql¡

han emi$rdo de Srucío se encueotráfl las de modistería, lavrrr dería y ventás en eI mercado.
CUADRO
1

OcuprooNB

DE

m

MuJnEs

qle

DE

§s¡.,o,

1950

obrcr; dc const¡ucción ,,l,r(iosi nueve se hrn convenido .n ryua-... a" "r.iOi,lJ"n,' (n. alm¿c¿n y obreros de fábrical u¡o es álfüero de fa. de ladrillosi los demás son un electr;cisr., un ¡sentc "nrr & *ilT., un..men"aiero y.un crd"n.ro a" i,,i"J".i" l": ll1 rr'r,rrrrer_se tun dedic¡do a l¡

¡ l¡ .'r,,r.r, urbana. y que.lm convicrten ip¡o lactu erl paúe bÉemismo proletariodo_ por eiemplo, dos ex-g¡¡nr'.§ir., ' r', , i .¡,,, 't(.1 l¡cqueñes rjendas en el sector su¡ de Bogotái cuatro h¡n
r, ¡l{, ál rr¿b.io de albañile¡ia como
se

tt
C¡.i¡€r8 y
0ese¡as Fofesiotules

,-, II

'.'yordomos

y con

suetdos rncior€s

agricultura en ot¡es D¡rtes. Dero

(Cuaüo a)..

2t

v€ntás por neÁo¡ (ñercrdo ,, dnscr¡6)

la
2 2
2

l¿ tendencia de ta emigración masculiná de y ofrcce oportunidaües a" _.¡"r-i""i" , Alg-u.nos hombres togran árender un peldañJ o dos en ll.lr. .-Jlr socral, €scapanü mediante Ia emigraciEn dc las fn¡srrá.

conse€uenciá,

',',,,.,.más

va¡iada.

Esrudi$t€! (dc La Juli¡s) OÍrs (una ña.stia )¡ una ñenor de l0 áño,

2

4

de los campo, h¡ci¿ Bogotí * da¿cú .l ú¡bliñ -,(rr ' ¿úteeoi.. y se shbtÉen en los búrio. del er dé t" ciud.d,;;d; p1¡r. coDsid.¡¡bre dc ls ct¿*! úá¡i.dor¡i (váse 'r. F¡k Bord. ,-", ,,,. P' 8ó.

I 5lnúrbres slen

d

LA POBLACION I

77

] CAMPrIINO§ DE LO§

ANDES

ciones que h¿bríafl experimentado sr hubieran P€rmenecido an

a

hogaEs p¿teños.
CUADRO 4
ocup.roNDs

r)l,rrs de Ia Represa del Sisga suscit¿ron una pequeña iomif'or¿n fl Sauclo. Dos de lás f¿milias que s€ encontl¿b¡n álll en ,.'r h(llan llegádo menos de un año a¡rtes. Eran f¡miü¡s uán-orr"r, procedentes del vecino depart¡me[to de Boyacá, que se

l¡i

DE

oE

S^!qo, l9t0

Tot¡l

12

ó

+
3

|ir1)n tán pronto como sus conúátos o.T,iraron. De resto, l¡ '.,,¡lr,rtión a l¡ ve¡ed¡ ha sido casi nula. Ciflcuente y cu¿t¡o de .. 't lrlcs de familia respecto a los cuales se recogió inform¡ción ,n¡¡ .rtc punto (el 74 por ciento) ¡2cieron en Saucio, en Chon'r¡ | €n r.eredás ¿dyecentes. Aunque €sta no es uria mener¿ ,r",,lur¡ de averigu¡r el luga¡ de nacimiento de los hijos y esposás, ,¡'r¡l¡r cn cuenta l¡ ruturaleza endógama de est¿ vered¿ se pude ,rillr con ce¡tez¿ qu€ no menos del 80 por ciento ha nacido en ,, |,"il ¡d. Solo 17 iefes de familia son de diferentes lgafts de r ellos nació en Bogoní. "tr,lnlmrrcr, distintos de Chocontái uno de
CUA.DRO
I)EsrrNÁcroñ

Empleado d€ álmacé¡

I ,
7
8

V.nüs por meúr (mercado y alr¡ácenes) OÉos (f.bric¡.ión de l¡d¡ino, elect¡icir¡, agente de Polici¡, ,iÍero, metuáje¡o, sldado, cádoero y un úero¡)

»

'

m §{ucú, mR suos, r9t0

,
Hombre' t"lujd¿s Núneto Pd cienb

Uno de los h€chos más curiosos coÍce¡nie¡tes el desti¡o dc lñ emigrántes de Sáucio es el de que lrs muieres se hen áleiádo *

,2
r,r0rir ,, ,,.
19

t5
42

a7

l@.1) 70,2 14.9

que los hombres (Cuadro 51. Un¡ de las emiSrantes. que sc n Cuentra en Barranquilla, el pdncip¿l puerto colombiaro en l¡ Cr r Adántica, es la esposa de un comerc¡inte. Las que están en Bu(t ramanga y CaJi fue¡or Ilevadis alli por las familias qtre las cn pleáron como sirvient¿s. La que está en Leticia- el Punto mas Íll ¡idionál de Colombie, es u¡a maesü. nombredá Por el gobicmr, Bogotá, donde residen los emigrantes €n un 70 Por ciento, cr, imán principal del rnovimi€nto emigrátorio de S¿uclo. Tarnblh debe obse¡va¡se que ¿k est€ peqgeño vecindádo hán salido rlo hoúb¡es á t¡abaiff y vivir en el depart¡mento del Tolimá, ü¡c d, las regiones de Colombia que se des¡rrollrn rápidamonte.'{

ól

",u¡icipios

de Cundi¡áñalca
2

¡l

2

2,4
1,1 1.1 1,1

¡,,,, ittri1lx, Atládtico
,,,.r,,inga, Sanrá¡de¡

I
1

I
1 1
1

t.t
8,1

I
1

t

7

I D.
p.2I).

Tabio ha salido

ú

colonizrciór eú el Tolim¿

y

buen núnelo de valon s haci¡ ¡uevrs rcnx L en C¡ldas (Smith, Diaz RodriEu¿ y G¡io¡t

lh habido ciertas corrientes de intercambio migmtorio entIe ,,rri,, y otras veredas de Chocontá dentro de urr plazo más o me_ ." hrgo: una especie de desplrzámionto de una finca á otr& Pero n lri sido ]a excepción y no l4 ¡eglá en un año det€¡minado: en I'i ro, lá tendencia de los jefes de f¿miüa es le de permanecer en

I

78

]

CAMPESINOS DE LOS ANDFS

la tiera que trabaiar, Así, en Saucío el tiempo prornedio !n l|f los agricdtores han vivido en sus ieIIas (como propietarios, rtm d¿taios o en situación de conce¡rados) es de 23 años; l¡r lllrt modal es & 17 xños. (Cuadro ó).

I ¡t*lo

5

A causa de la dificultad €n las comunicaciones, S¡ucio ¡¡ h auto¿bást€cido en gran manem. La construcción de la Grranr Central en 19'06 blifldó lá pdñer¿ oportunidad de ün movimicrh migratorio real, mas parece que este solo se acéntuó a pá$h ü 1910, cuando Bogotá comenzó a industrializa¡se plemmentc, At parecer, desde €ntonces l¿ tcnd€ncia nigÍitoris del campo r h ciudad ha aum€ntádo lenta pero progresivamente.
CUADRO
ó

EL HOMBBE Y LA IIEEBA

T¡E¡e o.E

Los

J¡B

DE

¡ÁMrLra

sús rERMs, 19tO

,,,,rrur su tenacidad, y en p¡rte t¡mbiér su jndolencia, Püeden ' ll¡t cn {unción de la €)'t€nsióo de tierra que Pos€e, del carácter , ,r \istcmás agrícolas, y de la posición ecológicr y de propieta.,ttl( ocüpa en la ve(eda. Por eso eI Preserte caPítulo y los dos ,,.rrrcs se dedican a este especto de Srucío que es de l¡ ñ¡yor

l /aDA pr-NrrRA MAs pRor'u:\DA\4FNrr elr el coraTón de -/Y l, **.i¿" humara de e.re veci,,dario como el esru,[. l,rs relaciones enú€ €l habita[te de Saucío y sú tie¡m. L¿ ¡. r,l.rd Jer camPc.ino. l, eleteción de su rr¡¡r,/s, su Pre(Egro

Tor¡l

70
2

100,0

Tenencia de la tienn

t7

10a19

2lt
20.4

2t

20

20.¿9
30a39 t

ó
1?

,0¿rq

6

8.a 17.¡ 8.a

I

l

t,1
+.1

l)r' l¡s 1.255 hectáreas de la vereda, aProim¡dÁmente 176 (o el ..n¡r üc.1ro) esan divididas enLrc 42 ProPietarios. siete agricul., ,t,.c combinan lc c¿lid¡d de propietario con I¡ de arrendata.,, \ rrcs concerados que tienen también ün trozo de tierm de su , trr.l,rd. Ertas r,¿ famiüá.. que üven en 'u" fincas. consriruyen ,. .tc l"s ¿o' t(rcio\ de todas l¡s unjd,dcs lamiLirres El rerto ' r, lr ricrla de Saucío, 879 hectfueas, es de proPi€dad de terrate!rn(s ausentes que han dejdo h ádministración directa de sus
,

,'.rs

r

conce¡tail"cs ¡esidentes en 1¡ ve¡eda.

¡

I r clevada proporción de propietados j¡dividuales cs cn P¡rte rrsultado de un prolongado proceso de subdivi§iór de lá P¡or- l,,l r¡iz que ha estado ocurriendo en Saucío desde qtrc cl re'' .. , .I, Je in¡igenás fue parcelado. Como ha habido muchos com-

,

119

80

I

CAlltPESlNoS Dtr LOS Ar\DIS

EL HOMBRE Y LA TIERRA [ 8I
ha si<lo

pradores

y

her€deros

y l¡ cantid¡d de tierra di^sponible

dt

cu¡sc¡ita en la práctica por las h¡ciendas vecinas, eI result¡do h sido una elcrada incidencra de parcel.r' de pequeño. propietarior

El c¿rácter d€l derecho de propiedad en la región de

Sau.h

es absoluto; es decir, que con exccpción del doninio eminentc rl¡l Estado, el propietario puede h¡cer con sus tie¡r6 lo qu€ dese€: nll

lizarlas por si nlislno, a¡rcndarlas, venderlas o transmitirlas a otÍrr Aunque los propierario' ro están lcgalmente olJliSado, r dei¡r r" propiedades !:us hijor. por co\rumbre inmemorial dehen lc¡rrr selas por partes iguales. Lá aner¿ de h¡cerlo se especifica usurl m€nt€ en el testamento del proPieta¡io. En virtud de est¡ tr¡D§h rcnciq los herederos s€ convierten tambiéo en ProPietidos totrlr' y únicos de sus r€spectivxs po¡cioncs.

r,,"¡ (l0r pemriten al a¡¡endat¡¡io, t¡l como la cria de ganado r ¡rfr, o cultiros de una clase d€termin¿da. Se pueden cele.,u".r,,s de :rrrendamienlo simulráne¡menre con varias per , ,¡u lnt'an formado una asociación o "compañí¡" y por rde ,i Ñros contratos son para dos años, ¡ fin de que durante estc ,rrrlcurr':r un ciclo completo de siemb¡as. Este plazo de dos . ¡rlrrogable.
CUADRO
7

,

'

\!tru

rN S¡lcro,

(uúr E

a L{ Er\'ENú

rE¡tu,

19t0

Lar parcelcs hered;dar no son sulicienrer Pára Proporcron¿r nD dios de vid¡. De los 24 agicultor€s que inform¡ron h¡ber hcr! dedo sus propiedádes (42.t hectáreas en totál), más d. la mitül se vieron obligados á efectuar comp¡as adicioÍáles de tieüa pxt¡ cultivos, por ufl total de 87.4 hectfueas, excluyendo 1¡ H¿cietrh Lás Julias, que es I¿ principal de la vered¡. Además, 22 ProPid¡ dos (42 por cieño) adquid€ron sus tieúas Por comPra. Este prr dominio de las tierras compradas sob¡e las heredadas P¡rece icl üna indicación cl¡r¿ de la t€ndenci¿ hacia propiedades más pegur ñas a c¿us¿ de h Iimicrción dcl espacio, de los escasos m€dios f¡»ll cieros de los habitantes de la loc¿lidad y del número crecienle rlc
herederos.l 1950 hübo sc;s srrcndaririos de tiempo completo y mrcr, ar¡endat¡rios parcial€s. Doce de ellos pa8¿ron en dinero efecti\r

N1ímero

Pot ¿i¿tuo

i00.0

54.t
7

6
3 2

1.4

).9
2.6
20.8

I

l.l

En

I
'

la utilii¿¡ción de Ia tieffa )' tres 1¡ págaron en tr¡bajo- MediÍllr
está compensación, los arendátarios adquieret Plellá Poscsión. ,urr

que con cietas obligacionas estipuladas en el rcspectivo contrir (que con frecuencia es verbal), tales como h reprración de cercr y edificios, la preseñación de los árholes frutales y Ia timpiez¡ ,lr crusos de xgu¡. A veces los dueños especificrn el carácter dc li

l,rccio del ¡r¡endamiento ru¡al en Saucío es muy ¡educido. ,r, l)rucelas de ¡renos de una hectárca se a¡riendad ¡ un pre,1,,r ,)scili entre diez y treinta pesos anu¡les (4 ¿ 12 dólafts al ,, cx¡1bio de 2.5o pesos por dólar), P€ro estos precios ¡€du.,,1o se cmplean entre los propios canpesinos: los forástercs ¡-x,nas de ma¡or categorír p:gan pr€cios bast¡nte más elc-

L

t \'óse tr¡ .{rnr.n debllado de cr! tc¡dcncü h¡.iá la pulvcdzáció. ,li ls p,opicdxdes dc ¡áls Boda. "A Saciol.!,¡.rL Shld! ol tl)e Rcld¡iar5ll\n Bctu.tr \t t dnJ n-E Lñt,l i, rbe Depaú"¡eü ol Botrcá, Cato»rbia". \t cir«l(,. (iL lr¡ls lt,n\t¡. EI horlbre J h fi¿t¡ e, Bordci, c p¡\lo 8.

vc¡rtiún concertados, t¡ccc de los cuales t¡¡baian cn L¡s la Haciendi Til¡tá al sur de Ia ve¡eda y otros seis t,l,pietarios ¿uscntes, fomran el 27 por ciento de l¡s unidades t, ,inrs del valle. Cáda concertado ñn celebr¿do u¡ 4cuerdo por I rl propietario de la tie¡m suministm ap¡oxirnadamente una I ,i.r (0.ó5 hectáreas) qr:e el conrertado puede explotar pl€na,l(,s en

8,2

]

CATIPESINOS DE LOS \NDES

[L
, ,,,1',,,rre. hay

IIOI{BRII, Y I-A TIERRA

I

8]

mente en su propio prolecho. Sin crnbargo, sc estipula qr! rr habrá cultivos permanentes en los lotes concedidos, estipuhr ll5 quc nnpide ¡l concertado fo¡mula¡ cualquier reclamición legrl I plopjedad sobre la parcela que se le otorga.2 También se conr,rdr ¿l concetado h,bitación pára quc vive corr su familia, usuahr u una choza dcntro de 1¡ finca. A canrbio de esto, trabaja cierto lr, mero de días por sen¿na para eI propietario de la tierre á un i,,rn¡ nominál quc fluctua cnt¡c cincuenta centavos y un pcso co¡r,tr cucnta (trS$ 0.20 ¡ LiS$ {).ó0) por dia. F-sio se ll¡m¡ "pagfl l, obli$ción". Los hijos y h esposa del concert¡do ta bién pr,(|, tmbajar para el propicta¡io si 1o deseao, y con tal ob)eto se (l', tuan acucrdos rdicionales. Además, se reconocen a l¿ f¡milii ,1, conc€rt¡do cic¡tas pre¡¡ogativas, t¿les como Ias dc apacentir \ pocas ebezrs de ganrdo en l¿ tierra del propicrario y utilizxr r, b¡emente las c¡rrct¿s I' hs he¡¡an¡ient¡s varixs del propiehri,! lr rennin,c;án del cñn,rrro de un concerrrd^ ocurre c,.i .ic1,t,,, peticniD de ¿l; en muy rár¡s ocaiones un háccndádo erigc l ú trabrjdores quc salgan dc l¿ fincá. Co o no hrv cr)ntr¿tos r!,. ro.. un¡ no,ific¡c:ón o rl dada .ón r¡rir':fJLiá,r .uficrenrc v , , sid€rada basta p¿m exringnir la ¡elación.3
Scgrir h I-cI 100 de i0 dc di.i.mbr. legislá.ión cncañnudr a hacer frente 3t

,,, ,l, sus fincas. En €ste cáso, princip¿lment€ a caus¿ de l¡ , , r l,r cdad de la mu)er, est¡ no tjen€ obligrción alguna finan, l.rln[. con respecto ¿l prcpietário. Se Ie concode libert¿d
r,L/.r una
casa

una anciana a quien el propier¡rio permire

vivir

y ei lote

que Ir rodea; pero pucdc ser lanzádi

Otrdi for».tdt de tefiencid

L

\r¡cío hey acueldos que se nparten de los sistemas regular, t,.r|,, de ilquiler con una parte alícuota de los frutos gue se r,,,, ür los llstados Unidos de Am¿dca. Estos acuerdos son ¡,rlrrrcntc asociaciones llamadas "compañías" que representa¡ "¡, rlc esfue¡zos y recursos de agricultores de I¿ loc¡lidad. ,'l , ur ¿gdcultor üo puede sufragrr todos los gastos neccsa¡ic¡s
.,,cil1¿rrcnte participrndo en los gest<x. Son posibles mu,,,rl,il1áciones, según hs necesidadcs persoDxles y según (lue ., , se posex en propiedxd o cn lirrendrñmtoi pero los cua, 1,,, \iguientes son conunes en Saucio:
1,1,,

I l,Í)ducció¡r dc cosech¿s, busci un socio que ostó dispuesto ¡,0r cn la emprcsa, suministrando scm;lla, rrabrjo o abo-

"

ilc 1116, cns)ó rNlriucion¡ri,, I prcblo¡i ¡g¡arnr cn Colo¡rl,L
pl,7-o

í,nico iirulo rálido sobrc l¿ tierrá es su utiliT¡ción cconómica. Por $,, r. h mrncH en qM sus conce.rrl,{ Iropi.ia.n)s dc ti.rrxs

I^srr nrs ¡rcndrxrn,s trtilizr¡

ci{ dc dicz

los hiccndádos v ágriculÚes pará deúost¡ar qnc,,, mcnr triiliaban sus tiertus c¡ sstrido eo¡(tnico. Cu ldo en le4i ll+,, ñome¡to de exd¡iórr nue\'¡mcntc l¡ situ¡ción. ¿l gobicrtro decidni posl . Ia vige¡ch de es.¡ leg¡l¡.n',n po¡ ot¡os cincó ¡ños. D.spüés, cor el ¿¡!," ni€nto dc lx época de violcnci¿ desde 1948. l¡ ¡plicacmn dc csa lcy ¡r rL,r impedid¡ Eradualmerte. Lcycs succsiv6 ¿chflron lo rclÚentc á sis¡e¡ ¡ I ár¡endániento, colonizición y p¡lelacim dc ricúN. pcro el efecro gd¡¡ de esta legisbcnir h. sido prácticmeúte Eúgrorio. li ¡ülidád, los rtrl de 1á l.y l1átr permitido a los p¡opietários 3lmc¡tar sus propiedades oc r. eras tey6 pde.en hábo.onsolidádo el do¡r¡nio act!¡I, lo que ¡o I,¡,i constit!ír su i¡tcn.ión orighxria (Antonio I. Posrh F., Ecoñon¡c' al t " lmbibl Asri.ultute, disertació¡ dcto¡al, Unirersidrd dc !¡¡isconsi,r. tn
rños
dison, 1152,

¡

h tici¡a. list¡ tcv.ontedió u¡

' riccturbr est¡ iflvcstigaci(')n, scis agriculcores tenian ., ,l, cst, clase, especialmente par* cultivo de papa.

\. Un agricultor suminist¡¿ l¿ tierln y las semillas, cl otro L t,, y los abonos y p¡rticip¿n igu¡lmente en la cosech¿. Cu:rnuna com-

d¡ r,,

1,t", R. Un rrgricultor suministrs l¿ mitad de l¿ senill¿ y la , \ cl otro ¡porta la mirad de h semilla y todo el tr¡biloj se ,,,|{ricn po¡ partes iguales los g¡stos e ¡bonos y se divid.r t,, rcs ;gu¿]cs la cosech¡. Seis ,gdcultores uliliz¡ban estx for'

I tÚ C. Un ¿gric¡rltor suministri lá semilh y la mitad del tra' ¡ I iüo aportá l¡ tierra y la orr¿ nit¡d d€l tr¡ba,o. Esre ,Ire, .,¡rpleá par¡ cultivos de papas y de trigo o ccb¡da stlcesiv¡,i,. ,, solo pam trigo. Si se requicren ¿bonos. los gxstos corrcs, I ¡rtcs se dividen cntre los asociados. La cosech¡ se divide
¡,rtcs igualcs. l,tn D. Bte tipo de asociación parece constituít un modelo . .,lizrdo, xplicable a Ia m¿yoríi de las situaciones agrícolas. "

¡

sc cn.uc"r.a ¡n cx¡mc¡ rcl¡tilo ¡ odos úelr¿i¡dots agtícoid en rl ,,

fp.

7ó_88)-

84

I

CAiIPI-SINOS

Dl, LOS ANDIIS

trL HO¡'IBRE Y LA TIERRA [ 3'

Un agdcultor suministr¿ la tiera y el tmbajo, el segundo h r mila y los ,bonos y aúrbos cornparten l¡ cosecha en igual lrofi ción. Cinco ag¡icultores est¿ban emplean¿b este tipo de árr.ll¡
También se formán conpáñí¡s para la cría de ganado, quo * i tonc€s se llanran "al aumento". La necesidad de coparticipaciól r l¡ industria ganad€ra se deriva del tamaño ¡educido de lás pinrl. Cuándo €l que explot¡ una finc¡ pequeña o cuándo un concrrrr.l adquiere un te¡D€ro o un buey y cátece de espacio para rl) r tarlo, celebra un acuerdo cor €l propietá¡io de un potrero, ¡or , cual el ¡nimal es alimentndo v cuidado por €l propi€tário d€ dh h, tierras. A veces se esriprl:t que el dueño del animal suminisrtr " mánálm€rre l¡ sal necesária. Cuando te¡mina el crecimiennr ,l ánimat (si ci un Icrneror o lrr cngord¡do suficicnlemente I,. ofrccerlo en la plazuela del mercádo (si es uo buey) puedc w, de¡se con buena utilidad, la cu¡l sc dividen por partes iguales ort, el propiet¿¡io det ánimal y el de Ia tier¡a en que se ha alimenrr,t Trece campesinos de S¿ücío formaban compañía de este cl¡sr Este tipo de arreglo se utilizá hast¿ en le áviculturrr curtro ( ll] pesinos (y muchos oúos en Lrna época u otre) pos€lan galli0¡r, en compañia con offos en 1950. Erl el mom€nto de vendcr I áves, el propieta¡io dc ellas recibe la mitad de la ganancia y I, que las han crjado lá otrá mitad. Pero el ¡endimiento pdncip.l lrr, viene de l¡ incubrción de huevos y la cría de pollos y galünas.¡

, ,

r. 1,.. pmpied¡des así como le determinación ak sus llmitej ,,¡r,rrrrs.o Sin embargo, muy rarámente ocu¡Ien en Siucío r,' rrl:¡tivos a las lioexs divisoriás entr€ predios. Los agricul,,,,¡,lrLr un sistema de maros y Iímit€s para s€ñalar los d€ l!... sisrenu que segurámente es defectuoso pero funciond_ ,r.lxctorio. Las marcas son simples piedras, llamrdas "lin'
,,,,,\, p¡redes dc barro,
,, /.rfli¡s especialmcnte excavrd¿s, sendas, iarilloncs, lomos
,,

,, r

t

cxcivan zanjás,

,¡rrc

lo

haga

riachuelos. Si se colocxn podrá cambiarlos presencia de la autodd¡d municiPel.
pantauos
se presume que nadie

y

,,rlcros s€ coloc¡D con el $entimiento de los propiet.rio§ ' ,1,\ predios vecinos, quienes presencian el acto. Esto se , ,,rr rvuda de una cuerd¡ o c¿buya, c¡si del mismo modo , ,,¡l'lc¡ba cD ticmpos de la coloniá.'- Si los linderos se cubre4 ,,,,,,,, lls partes irteres¡das rienen el cuidado de limpiá¡los. , ¡r¡,s después sürgen mondculos y plantas en torno á los ¡,,,,. rlte práctrcemcnte se conr¡ierten en parte del pais¡ie. , .r'.r(nra de dema¡cacióD d€ limi(es es el de rnantener sifl cul1,", l¡,rdes del pr€dio, de modo que ertre l¿s dos propiedades ,,,,,1i un estrecho jarillón o senda. Hay todavia un terc€r méI, consiste en ex€avir esmer¡d¡mente zani¡s, llam.dás "me' '|,tr. . ', (' "val!ados", de ul1 m€tm de anohura y unos noveota c€nr,,,, ¡ t*rtinent€§ de ¡dá muesüá de escriüra: "lln el Múnicipio dé Cho' l,rpa¡tamento de Cúndinána¡c,, República de Colombiá, el 6 d. . ,, ¡r ¡950, áDte mi..- Notário Público del Cir.uito y $te lc testigos... r,,'('i{',.1 Sr. N. C., myor de edád... quien d*l¡ró qu€ vcúdc y ñá' . 1t(rfúuidad a favor d€l S!. F. T., t,úbién ñayor de €dád. ü¡ lbtc gáucio, ¿dquirido por compq ".1,, l.r Bpe¡a¡z¿, sitlado o¡ lá vereda de ' rn r r¡ Sm. E. Q. el 2ó de má¿o de 1911, po. esqnura púbüe nrjúero... t,' i,.s del lote son los siguientes: Por cl pie ündá¡do co¡ tieüa de J. P.i ,,, lxdo con rier¡á pereúeciedte ¡l nisúo señor tJ. P.li ál fre¡te con ,,, rr¡ cenrr"l dcl noftei y al otro lado los lDres del Sr- A. C. c@ z,¡,e

Detemillación de los líúires entre

l6s propiedd¡h

¡

T¿l como ocurrc con excesiv¡ frecuer¡ci¿ en Améric¿
se h¿n conferido títulos vagos sobre las tierras d€ Saucío,

I-rrirr.

y

la

t

En Tabio se rcgisró un til$ de comp¡ñla pará el cültivo del m!íz (Suú Di¿ Rod.igucz y G¡¡cÍ3. l'4¡i,, fp. 2e_r0). Pero no sc bá ¡egisthdo nn ü' glo dc 6h cl¡se cn $ucio. Lá coúpañi¡ se emplea pára l¡ p¡ódu@ión ¡, cosechs dsdnádás ,l nercedo, y e¡ Sáucio .l naíz se cúltiva pnncip¡lÍ¡¡n. p¡r¿ cl co¡su¡ro dotuórico. " La c¡í¡ de pollos y gallnus l,r sido dc l¡s ocrpacion$ más co¡ru¡s on I

'

eonomiá de los campe.i¡os e i¡dlgenas. S6enra

$ucio, o sea e] 87 poi .iento, dene¡ pequeños g¡lliñerG, üsualmenrc ¡ un6 ocho arcs de co¡ral. Segú¡ cl cc¡s agricola efectu¡do lor el áut{r' ,. l9<n. I'rl'i¡ 5l- r.r,.luc hrrL.'n d¡,ribuid^ de tureru ñuy prrci¡ F

y

siere de las unidádo

,r,

, ", ¡rdio. Iil p¡ecio de estr vcnt, es de ... pe$s rccibidos por cl vc¡_ r, ., {, $re¡a stisfacción. tl lore 6tá er podü del .ompmdor. por há' ,,, üEcg¡do debidámenr€ el ,cnd¿dor..." tsigüe el r€gistro dcl pá8o , n'tn,6tos por las dos ptnes interc$ds, y las fir¡Ds dc los fu¡cion¿rios ," nrurinieronl. (Tomádo d. docume¡tos privádos dc do¡ Fmncisco To_ " sNcio. ,g6to de 1954). \¡se la orrra de Pe¡cgri¡o Os¡ v' Me.lrJns dEturidt bisttat lB%oril \ r, Nrcio¡¡1, l9l9).

]

CA]\IPISINOS DE LOS ANDES

EL HO]\'IBRD Y LA TIERRA

L 87

tímeEos de profundidad, de)¡ndo comp¡¡rimientos especi.hu de,cinadoJ ¡ impedir qu( cl ganado Ia, cruce. fsras zanj¡! Iir. conrun(s rambicn se conrie en en p¡rre del pr;srje y sol nl{|
durables,

' , ,, (¡uc cstx fragmentación es resulcado de un proceso proL ,li. vcnris a pequeña escala, causadas principalmente por lrl', pcrsonales. Cuando los ag¡icultores aprovcchan ventas , , r ,r t.!1er en cucrlta su localiz¿ción, el resulBdo es etnr,
Lr dispersión de sus empresas agicol¿s.'

Es¡¿ mane¡¿ casi descuid¡d¡ de "hace¡" Iímites es uno d6 lú motiros por los cuales las escrirufls solo mencion n a los prol{r tarios y á la situación general de los predios y no a ]ocálizoclx¡ concretss o meüdrs ¿srronómicás. Une in"pecrión deJ rerreno, r¡u es pane del proccdiñiento p¿rll la venra o cesión rk tierras, r.rr¡

Ttmaiío de la ptopiedat
,

.

i¡mediatemente los límites. En vifiud del código de hono¡ tlo l¡ camp€sinos, es casi un sxcrilegio alre¡ar los rnojofles. En cuanl0 r rcfiere a lo{ campcsino. de srucio, €§ros l,mires fnál definidos y ¡r t¿' Irontcrrs precrrias no coosliruyen prollemas de imporr0rr¡ Sin embargo, fácilmeüte surgen complicaciones cuando emlr.r de mayor nragniod intervienen en la cornpm o la utüzación dr tie¡r¡s. De ahÍ quc este sistema conside¡ablemente indefinido o I estable sea campo fé¡til de disputas y a vec€s de trágicas conr

l" r,, «¡lo de un¡ tcrcera pirte de l¡ d€rra disponible. Tam, ,l,l)c es¡o al desárrollo histórico dc las ¡elaciones entre el ,, \ l,r tier¡, y cspecialnente de l, reneDci¿ de las tierr¡s -,, |lti,in (v¿ase el c¡pitulo 6). Una consecuencia ha sido el
,,r,ll,, o predomioio de predios patológicamente pequ€ños.

,1,¡ lcrcems p¡rtes de los agdcuho¡es residentes son propie-

.
Fn grxentacitjn de h erplott¡ ltt

EI problema de lx cxistenci¿ de varias parcelas sepá¡ádas r¡l¡ forman un¿ misrna explotáción no es agudo. La tercera p¡rtc rL todas las propicdades tienen de dos a cinco lotes. Dieciseis ágrioi tores explotan dos parcelas separadas, cinco tienen úes ]otcr, I en Las Juüas h¡y unx gran zona y cuáúo lotes pequeños Do cr,lr tigl¡os. La distrnci¡ desdc los pÍ€dios pdncipales hasta los di¡pt sos lotes vária; pero €ste problema es de menor importanciá lut que Ias parcelas se encuentran en su totalidad dentio de los lln tl topog¡áficos de Saucío.

r.,l,rfflrdo las 2J2 hectáreas de Las Julias coÍrenidas en l¿ zona ., , , ¡ ción social de S¿ucio, el tañaño prom€dio de las fincas ,,,,1utrrios de la iocaüd¡d es de algo más de siete hectáreas. ,,rrru[r de los cálculos la supeficie de est¿ gran hacienda, ir 1l propier¡dos con lio hecúreas; así eI támaño p¡omedio ', ltx( ¡ 2.5 hectáftaq con una mayor frecuencia o tamaño r,l rlr l.ó heciireas (Cmdro 8). Inclulendo la rier¡a tom¿da ,,,,rrlrruicnto y la pequeña pá¡cela concedid¿ a t¿ pe¡mirida,

,

,,,,rrro promedio de todos los prcdios el?lotados en el valle es hcctáreas; pero nun con estas cifras h mayor frecuencia o r.,.,,)l(, se ele!'a á I-8 hectáreás.lo

,

\,1,

,lin, Iray oúos f¡cto¡es humanm que hrn fomentado le ato" ur rle los predios. Uro de ellos es l. herencia partible, o la ,(rl,rc de distribulr uná propiedad por pr¡tes iguales entre los
,,spccto de 16 ¡.lacioner eoüe €1 hombre y l¡ tierr. es su¡mcnre rc en Boyacá. Se encu.¡E! ur cxrmn complero de esrc tema, qu. ' ',r,' d¡Nidc¡áblmentc descuidádo pór los sociólogos, en 12 obia de rah
,

r¡is de los motivos hisróricos de la e¡isrencia de estos mini-

'

tri p¡ofeso! Sniü (T. Lynn Smirh, 'Colónizatio¡r and Settlement in C1núr bii-. Rúot Sa.iatolr. tol. XIf, \, 2, iunio de t9+','toñuló unr protútu pára cl est¡blccimleoto de sn nüevo sistema ¿e detuceióú de ri€Í,s bú¡t cÁ el :národo JeffeBoniáno d. recrángulG. Su proyecto tue p¡escát.do ¡ ConSrcso Nácio¡ál en 19,t4, patreitudo lor el Dcp.rrañcdto de Tierru rlt Ministe¡io de Economíá Nácio¡al, y fue aplob¡do po¡ la cámá¡¡" P.n' I'
incsribilidad de

'

r.

siruaciótr poliric¡ subsiguienre

iopidió s! ¿dopció,

d,

. , ttt bamlie ! b nh. en Borccá, c piúlo 7. r r.úuño más fre$fte de lor predios o¡ales d T¡bio cs dc 4.t hec.{ (smi!h, Di¡u Rodriguez y G¡¡cí,, p. ,1). ü ninitundio se defif,e , i psesión de meD6 de , faneg¡d6 o , hectáre§. Vá* F.ls Bord.,
,,
rtó, ¡t2-ló1.

r"88

]

CAMPISINOS DE LOS ANDtrS

EL HOMBRE Y LA TIERRA

t

89

, pa.tir de la d;srribución del resguárdo indigen¡ en t8J9. lás hereocir¡ rlr proporcronrn fincr§ de regulrr Lamaño sino pequeños lore3i r r} las parc€l¡s her€dadas son ran pequeñás que es difícil amrtn ¡ un¿ yunt¿ de bueyes sin penetrar denEo de la tierr¡ d.l vrb Oú¡ causa d€ los minifundios es 1a utilización de l¡ ticrre colrxr ¡ clrso en tiempos de crisis. Por ejenplo, cor fr€cuencie los (rri sinos se ven obligados á vender pcqueñas parcelás a fin dr ¡q cueotas de atencion€s m¿dicas.
herederos. Con el trarisculso del tiempo,

y

. f,¡n n\ cxtr¡ñas por precios más elev¡dos), habiendo podido ,I,,n.r\rr Ix i¡rca origin,rl de sus antepasados. El aspecto deplo,r, ,l' rrrn cxtmordinadas hazañas es que, ál morir, estos ¡gridividirán sus posesiones eDtre sus hiios. Subsiste ,,, l¡, ,l( que n¡) se enti€nde 1¿ ñecesidad de poseer u¡idades fla. ,,rr¡¡ ¡redio parr mcjotar el mancjo de las fincas. Raras ver,! ltr.Llnrnos cooperan uniendo las tie¡r¡s de que disponen.

,,(ccsidad de tener unid¡d€s

de

ayor tamaño fu€ más evi-

CUADRO

8

T^M¡ñc

DE

r¡s dN{ús DE

N do

ú§o

D ñ§ r

r¡c^LN

Dr

ür

M¡i,os. 19t0

,,, l,.rr cl propiet¡úo dc Las Julias, qüien pudo estrblecer un¡ ,,rlr rtin¡dcrlr eficicñte. Sin embargo, s¡rs 252 hectáreas, que ,,,r1 l,,s dos t€rcios de la tier¡r de propiedad de p€rsonás resi, .,,, r I¡ localidád, también serár divididas entre sus herederos. , , l,¡icnd^ es grande, áunque no puede ¡ompar.Ise con las in,, ln,scsn,nes de otms regiones de Coloinhia; téc¡ic.mente no ". , {,rlrcr como lati{undio, ¡unque en regiones vccinas se puede ,,,ir rlguno. Pero mientras Las Julias proporcion¿ tr¡bajo a i , rraidcnres de la localidad, l¡s haciendas adyacentes no tienen ,1,,r'rricnre otro efecto que el de asfixiar a los minifundistás en
,,¡r .,¡rrgesrion¡do 1¡ parcelxdo \,.alle.

h¿ctlrec¡ td ru
t2 Mcnos dc 0.,10 hectá!€rs (1 e¡.) De 0.40 á l.l9 (l r 2.9 rcres) D. 1.20 ¿ 2.00 (, ¡,1.9 ,crs) De 2.01 . 2.81 (5 , ó.9 ¡c¡e, De 2.Al t.62 (7 á 8.9 acrcs) 4

Utílizaciím rl¿ ld üena
l8¡,41 1.t6


1?

Ú.l8
27.92 12.24

5
1

De l,ó, ^ 8,0, (9 ¿ 19.9 ¡..6) á De 8.06 I 40{ó (20 ¿ 9.9 ac!.s) D€ {0.47 y nás (10o ades y ñáO

i,06
1t.12
.10.15

6
2

¡

,t2.40

I ,úr() si estos minifundios no fu€ran süficientes pam producir cconómicos adve¡sos en la orgrnización sociál de Saucio, , t,,,,I)i¡ .iem no está siendo util¿ad, de la maner¡ más coove.¡ll l,¿ necesidad d€ sumeflta¡ la ptoducción ¿grícole, si et , ,rl¡rio d€se¡ elevar su Divel de vida, exige u¡a modificación de , ,rrúrodos de explotación. Ciertamente ]os p¡oblemás de Saucío . U chosi p€ro la Drala urilíación habitua.l de Ios ricos teÍenos L .,rhiv,' (, evidenremer)rc uno de los más impurtanres.

,,,,¡

N¡turalment€, algunos campesinos de I¿ loc¿tidad han r ¡ prado tierras en e a, pero el tam¡ño de sus predios no ha auÍu tádo como ¡esultado de esas compras. En re¿]id¡d, de los c¡rlll, hercderos que ¡an h€cho adquisiciones adicionáles, pocos han I drdo adquirir tierr¡, adyacenrcs para incorporarlas a sus po,(,r,;,. (,rigin¡riá,. Solo dor agriculor€5 han logrado comprar rie,r^ . sus cohcrcderos (esros tienen fue¡re tendenci¿ a vende¡ sug.l,,r,

1., eria dc grrrado ha sdo siempre lJ i'rersir,.r ", ,,i(nte productiv¡, v las mejores tieras sc dedican a ell¡. Grc¡ rer) por ciento dc Ia superficie dc Saucio se utilizr en pastorco l,rrrrdo o se deje en potreros sin usrr (Cuxdro 9). Aun ]os pe, ,,r\ propieta¡ios ¡esid€ntcs en el v¡lle dedican mryor extensión , rrrr al forráje y a la ganadería qu€ á los cultivos. Solarnente .rltricultores rrreDdatarios emplean un sistem¡ de explotación

90

]

CA]\IPESINOS DE LOS ANDES

EL HOMBRD Y LA TIORIIA I 9I

más equilibr¡do, sencillamente Porque Parcce que necesitan irÍr, sos más regul¿res y slimentos P¿¡a su consumo du¡ante el añr¡, h que Ia cría de gamdo por si misma oo Ies Puede ProPorciomr'

,r,,rir cstán dedic¡d$ a ganadería
,,
r,Á:rs.

Los concertados, raturalme¡rtc, ctlltiv¿n In treffa con inlrlrr drd; pero eo las hac;endas ocurre Io (ónrrario. Sohmenre urr J¡ cimo'de L 'uperficie de La' Juliar esra cuhirado; el resro J( 'lr'
está compu€sto de pastizales rotatorios destinados ¿ Ia álimentr(,in

r", nn utiiiz.¡r. Por

eso la disr¡ibución .lc ld propiedád es un ,l(iinitivo vinculado ¡l problcma de l¿ delicicnre utilizi.r, 1., rirr¿ culri!áblr. Y n" podría \er d'e urra mrn(r,,. si sc ,,t,r.¡ (lue con frecuencia li tie¡ra se compr¡ con l¡ fin¡lidad

y pástos, o sinplemente de lás tierrrs per[e¡ecicnies ¿ residentes en Sascio, , ,,,s fo¡m¿n Las Juliás, hacienda g¡udcr¿ que dene algunos

t

de garudo vacuno y crb¿ll¡r. Los propietari"s abente§ Prefr h' tenel unas pocet caLcza" dc gán¿do en sur rierras y no corr(t l'' riesgos de Iós cu[ivo'. Por regla general Io' terratenientes pcr"" necan en sus hogares del puello o la ciud¡d, ácomP¿ñados Por ¡l cómodo conocimiento de que sus tem€ros s€rán casúados y tllr pués vendidos corno poderosos buc) es. o que sus n¡)\ ill¡s algún ,l¡r ieran llevadas a b ferir y que c:da una de e.¿s venta. les Produ,:¡¡t clnco vec€s el costo origin¿l. Este Proce§o Iucrrtivo no exigc o fuerzos físicos agocadores por p¡Íe del ganade¡o; en ¡ealidad, tt¡ siqüera necesjr¡ planrrr alfrJfa o cualquier ouo forraie par't * ga;ado, que üvc y crece aceprablemenrc a ba,e de pasro narrr. Carece dé imponancia et hecho de que el menor espacio necesrrr,' púa le cría de un¡ cábezr de g"¡ádo de €st¿ máner¡, se calculu or, i.z a t.o hectá¡eas. ya que hay abundancia de rierrr. Si un ¡r. pietario es lo suficientemente aforrunádo como P¡ra encontrar rn¡ Luen¿ familia de concenados, tsndrá lucro.(guro crda año. nr siqüera tener que esclaviTár.c PersonalmenLe con las trre3s dc L agiicutrura. Lo" cultivo' agric,,las requeriricn su ¡tención const¡r ti, repetJdos viaic. a la hacicn,tr. furnigación de phnras y emplu dÉ ú;lrai,dores. Por eso rodos los que tienen tjcrm sobranr€ l¡ utilizan predominantemenrc pam gn.r.leria y Pascos y no Pár¡ cul tivar trigo, papas, cebada o aios. Influye en e.te problen,á ta iniu.rr distribuc,ón dc lrs tien.r' porque no solo ta girudería cs un negocio bueno y fácil. sino,¡u i"m6i¿n lo .on Ic' inversiones en finca rriz. fn realidad hubo u,u época, duranre et .iSIo XlX, curndo no e\hri.n bancoc durantc I' cual el capital sulo podta ahorr:rse intirr¡éndolo en Lierras: errr eran dine¡o en efectivo, seguridad y "cofte de Midas'eo que v acumulab¡ la vrlo¡ización mecánica que no pmduce el trabaio ^l rcspecro se debe rener en cuenta quc 52 agriculrores solo Poseen. própicdad 182 hcctárea( en Saucio, en tcnto qu€ un Puñado,1. ier¡atenicntcs ausentistas son propietarios de 872 h€ctáreas, que cn

.,t,,1 dc especulsr. CUADRO 9
rn

pm¡¡de

q{4ur.DA

D¿

¡,¡5 ¡E¡¡¡s É¡r S^üc¡o

IEENd¡,

N

¡9'O

Superficie

.n brüártat

1.1t9,1ó

I ,,,¡nN dc Ls
.,,r.¡Jos de
Juli¿s

220.tó
81,14

I1

tl
8

,-l. i¡ils y ¡rE¡da_

lc

78r.08

¡us.nrir*

11t.19 20,1t 12.1t 48.57. 20.2' 8,09 2t.ú o.3l

t.2tlt.5'
240.19
12.15 129.9L

80t. ¡t 8.09

1t

,2.78

t¡.at
o.8l

t
,

,

,lfende las tie¡¡s dc piopic&d de los .onc€rtzil6.

.,.

desperdicio continuo, asociado a l¡ destinación d€ las tieIr l)ucn¿s c¿si €xclusivamente al pastoreo, o simplsm€nt€ ,,rrzación por el tr¡rscurco del tiempo, es causa de que muchos

l'lc

¡

,".rrxdos y p€qneños agricültofts no solo cultiv€o tierrxs en cl ¡lr. si,ro también €n el terreno más difícil de las ladcras. Además, , r nnyoría los agricultores aran venic.lm€nte sob¡e dichas l¡r',., práctic¡ que con frecuencia suscita la erosión. L, técnicá ¡, roÚnar tcrr¡zas, rparentemenre empleada po los chibch¡§, h¡ .1,, ,,lvjd¡d¡ por sus descendientes en esta localidad.

I

t

li

r92

]

CAMPESINOS

D[

LOS ANDES

EL HOMBRE Y LA TIERRA

I q'

Tat ioversión en los métodos de utilización de lás tier¡a3 n¡r I peculiar de Saucio. P¡rece con.tiruír un aspecto agrícola prcrl,,tr nánte en Colombiá.rt Desde luego. su solución será muy corrll,bi J penosa. Pero debe entenderse que en Srucío hay rn nodb t ?er?di que remporálmcnte es \Jri'factorio. pues la .ociedad rprnr tem€nt€ no há sufrido peiuicios en la manutención Esta arlrr¡nr ción a l¡ situacióo ambiental y al equilibrio entre la Producci¿rr r la supeNivencia se ha soste¡ido, aunque Prccariar¡ente, Por lh sistemas de cultivo que empleán lot ágdcultores. En seguidr . otorgi ¡t€nción a alglnos de esos elementos y medios emplgr,l' por los saucitas p¡r" l¿ explotación de sus tierrrs y l¿ Preserv r,n de s.¡ oxc,ilus oivendi, es d,eci, sus her¡¡mient¡s y utensilios. I u, sisternas agricolas se examin¡n detalladamente en el capítulo 7 Ute siliot agtíLnh' La introducción de heramientás de hierro en el siglo XVI fr indudabiemente muy ventajosa par¿ los indios chocontáes. l'¡x desde cnto¡ces el progreso tecnológico ha sido lento: Saucfr¡ ¡ halla aún en l¡s etapas del comPieio del ¿zadón J¡ del arado rrdl nentado.l2 Esto puede verse fácilm€¡te rl estudiar el Cuadxr lr! El azadón es l¿ herr¡mient¡ agrícola más común: el 9ó Por cicnh de las unid¡des poseen por lo menos uno. F^st, h€ütmieirt¡ cs I

r,,,,
,

. "r, l',Ix cxcavü zánias. El segundo utensilio en importár€i¿ ,
r

r cosccba más importa¡te, la de papas, y prestá servicio rr,rl)les ráreas, empleándosele como mazo, para coft¡r m¡-

r,,/ ((luc se cncuentra en 89 por ciento de lx unidades), emr, I' .(1, n¡inantemente prra cosechar úigo y cebad¡ y per¿
r, r ,n¡s de maiz. Vienen á continuación el hachá, el a¡ádo . ' .\l,u,/o y la palc. H rrado e' del ripo más primitivo ,'rrrrn¡r. ¿ún empleádo €n Galicia y Po¡tugal:1s en efecto, ,,rf,r cn ángulo provista de una rejá de hierro amir¡ád¡ d ,1, I¡,rdcrx y crr€üte de vertedera o de rueda reguladora.
CUADRO
10

¡aMú¡as o@

B

u.rlrz.{N

N

S^údo, ¡950

tot
4@
190

Los

ciento de f Mili"6 poteeh \Na 70¡


?0
72 a7

»
8a

8t 8t
71 72

7'
47

5t

r

,Se$ir €l info¡me de 1á misión del Banco Inremrcldnál ¿té R¿.onsrucd¡L y Fohento, dnigid¿ por Láuc¡niÁ Cúrrié, "hay do6 ApÉtos de est€ I'r. bt rD , r^ tribzrcüi ñjor y más e.o¡ómic¿ de l¿ ti.rr., P¡rtiolarne¡t . .l ¡ico v¡llc y en lás derEs de la sabán4 y h oponu¡id¡d de qúe la pr¿r* dad ¡üat s.^ ¡c.esible . quieres úab.iá¡ I¿ tie¡B.-. Coloñbi. no pu¡¿ da¡sc eI lujo de !¡r utiliación deficiente ile srs limitadás reseds de ri.r¡ cultivable...

tl

54

29

,2
2L

t7

It
7 5
3 2

18

el ¡be de lc ¡eom en cu.lqui€! secto¡ de {ná colecrividrd i¡fluyé ¡dve§8ente e! €I bi.n.i. ¿e toda la col@tieidad. En consecumciá, $n uge e¡¡dtc necszriG ¡lrr ¡os ñedios de induci¡ ¡ los propietríos de ti.us clttiv¡bl.s 3 gue lás urlll .en de la múelr ñás fávor¿ble pára la eco¡omia o ¿ $e l.s cedan . nÍr que e$é¡ dis?u€stás a ha.e o'. (Iñtdnátioml R^nk, De,elo@¿,tt Ptoetá far Catotkbi,l, p. 184). CT. Fals Borda, pp. l4l-1,r4.

L.

ineficiociá, Ia desorg&izrción

y

t
I
2

8
7 7 5 2
1 1 1

I

r'

Vóa* d sig¡ific¡do de csta Er¡rinologi. er T. L)tn Snirh, T¡e S¿di,l loe! of R rdl ¿ife, l+ ed. (Nu€va York: Htper & Brothe§, 19tl), l't,
l14-144.

r,irz Krúger, "El léricó ¡s¡.1 del nooesr. ibérico", Rer,l¡a de ,,'dr,/¡ (Midrid), Arejo XXXVI, 1947.

Filolosla

94

]

CAMPESINOS DE LOS ANDES

EL HO]\,IBRE Y LA TIERRA ¡

95

En los finales ftnglones del Gr¿dro l0 pueden verse lai l¡l mas innovaciones: un tractor en Las Julias, cquipo de disco¡r, rfi bomba de ¡gn¡ pa(a hort¡lizas que pr€tenece a un ¿gricultor nt prendedor, dos ámdos de acero (uno tomado en pr¿strmo), y (hr'. fumigado¡ás o asperjadoras mccánicás para combitir ]a invr¡lü
de las plagas.

lr, nle lucgo, hay una amplia variedad de utensiüos en Sauclo, ,,,,, I \u nrrloría estas heffamient¿s no solo están en mal¡s con, ,rl \no que tanbiér solr deficientes. ExcePtu¿¡do el azrdon, ,,.r l¡llli¡rcnsable para el cultivo adecuado de Ia papa, las demás ,,r,rnrrs podrian sustituírse por otras mocánicrs, sin excesiva .,, r ,¡l v con ¡esultados sumamente favo¡¿bles.

E-xceptua¡do los medios mayores de transporte, In intlll b más notoria de la rueda tiene la fo¡ma de diecisiete carrctillú! ,l madem deterioradas. Muchos agricultores cmplean t¡mbión rmrc de.nad€m tir¿das por bueyes, muy sinnlares a las n¡¡riás de A(r riás, pam el ü¿nsporte de dir.e¡sos elementos dentro de sus prc,lt" (prodLrctos, adobes, etc.). Prácricamente todo este pesado trrr¡ poúe intrap¡€dial sc re¡liz¡ mediante bucyes con yugos coloco,lr sobrc los cucrnos (cornál), como se hace en el notte de Bpurt¡"

Medios de Nto sporte

,,,,
,! ,,,

i,

,,,,,

trDtre los demás utensiüos emple¡dos, Ios rastrillos de nü¡l!r' son de especi¡l intc¡és. Son pesadas viguctas unidas por clavos r" fo¡ma de cuadro. cada una de las cuxlcs Ilcva dientes de hiet.ro J. unas sicte pulgadas de longitud. Sol¿ment€ los bucyes pueden rrrr tlar estos rxstrillos, quc se utiliz¡n princiP¡lment€ para slranclr ¡ pasto y par¡ nivclar proruberancias del terreno. La meno¡ inrlxD tanci¿ que se concede a los máchetes, debido principalmentc ¡ I r eza de las ocxsioncs en <1ue se realizan desmontes, también (lils se¡ señ¡l¿da. Fi¡alm€ntc, s€is igdcultor€s poseen balanzas romrÍl} que, á pesár de su inexadjtud, son útilcs pára pesar los produ(ro ¡grícolas antes de llevirlos al mercado.li

ü

,,,, , ,l¿i Iibr.l'). Pero de Ia§ 7l f¡mili's que 'unini'tr on inr',r[.i(ir, veinticurtIo, o sea e1 ]4 por ciento, declaráron que ,,'t,L(.r1,rn sus espaldas y c¿bez,s con e{clusi('}n d€ cu quier otlo ,,,l|,. Así, ¿proxjmadam€nte, uná de c¿da tres famili¿s no utiliza
I

agricolás hásta el mercado y desde él se las cabezas de las gent€s. Treinta y dos , , ,1, r' nrencjon¡¡or sus cspaldas como uno de los nredios de tmnr , , ,lc productos ¿gricolás. V€intiuna manifcstaron que utilizá' ,, l,rLr\.es. Diecisiete utiliz¿ban camiones cuando estrban dispo" ,,t,,.. lcon frecucncia habia posibilidades de emplear crmiones de ll.t'rcsa del Sisga). Y t¡ece se valían de lás tres caffetillas o ,,,1ri' existentes en el valle, cuando 1á carga erá mayor de cinco

\,., crpidieron leyes €st¡ictas cont¡a l¿ utilización de los in', , f¡t'a rransport¡r cnrg¿ ()¡ protestas enfáticas anátogas sc r,,,r,,r en los pdme¡os d€mpos del período republicano), la ',,,r,,n he permanccido jgü¿I. En S¿ucio, l¿ ñáyor Párrc del

'll,r no perdieron su condición ¡ristoc¡ática cuañdo lucron rlÍr(bs al Nuevo Mu¡Ido. Auoque los reyes, Pftsidentes y

,,rn)ducción de los caballos no a.livió €l papel de los indírorro bestirs de carga, porque aqDellos ¿ni ales sc utitizlrr crclusir.¡menre como monturas P¿fa las Pe¡so¡as dc¡s. Los

, 1,,1c de produ€los , . !n e las csp¡ldas

y

Este romm¡ s¿ bN eú el principio ¿e l. bal¡nz¡. Crnsisre en ma va rll. de mcral de unos ót .entlmet;s d. to¡gitud, on una pi» rmovibte or extremo, un sancho p.rl el eco o p¿qEté que ha ¿e se¡ ?csado €! el "r' y !tr putrto de ,poyo e¡ medio, colocado b6rá¡te cero I l, e*¡ernidad ,ls, sosdene el objcto que h¡ de ser lesxilo. La pesa reñovible puede ser coi,nn est¿ v3rilla ddi hst3 que 1¡ varila qúede p¡r.lelt at suclo. Las marc§ ¡únáo el les cn libr6 o eñ a.¡obas. La disposición d€ los Puqtos de ál¡\, para los div€¡sos gánchos puede se¡ vá¡iád¿, de mdo qle eú ura posi¡n, t¡dto que invinimdo la vrrill¡, ¡dúite pesc hatá de siere arrot s, cámbir¡do los ganchos e, posible pesar obietos más livianos, desde siet€

*

,,,r,l)rDpletámente la cxcelente carreter¡ lrast¿ Chocontá p¡ra elu_ 1,, pcsrda táreá que les ha sido impuestr dcsde Ia época de la

'

&

d

lilr.

\. cmplean zoras p¿ra el transpolte dc mate¡ia'les pes¡do¡ pero , , .r rnx)'oría de los cásos los prcpios honlbres, ,,¡¡rlis, lás arastran. El propietádo de una zo¡¡a cobra cincrenta ,,r.\,^ , L ss 0.20) pur carga ) emplel riempo y energr¡ con' ,k,rl,les luchxndo con lá prolongad¡ pendie¡te desde S¿ucío hast¡ I l!,con.á. No parece tener ningún interés eo comP¡ff un caballo

% I CAMPI,:SINoS D!] ¡,OS ANDIS
con €l cual podria utilizár nrcior su zorr¡ y ciertanrcnte grn¡l nü

EL HOMBRE Y LA TIERRA (
",r,1ü1.\ iirnili?res. ,rr ",rl .llnDcnto '.

97

Gran númcro d€ esos ¿nim¡les son obieto

dinero. Pero aun suponiendo que el cab¡llo no fuerá un ánhrl¡ aristocráiico, €ste ¡gricultor teodría bástantes impedimentos lill falta del equip<r ¿d€cuado pára enganchar eI €quipo e la cárrctllL o run a los arados.

FIay res grandes carretas de dos ruedas, pertenecientes o ll¡ ciend¡s; se €Í¡plean principálmentc párr reuoir y transpoft¡r I estié¡col quc se us, como ábono. Est¡ls cerreiás son descendicnr¡, dc los "caros chillones" de la colonia, pero difieron de estos ¡¡ qu€ las ruedás están cubiert¡s con vieies llintas y giran sobrc urr eje independientei las carretas ya no son "chillonss", ,unque nxh via producen gran parte del ruido a qtre origin¡ria,¡ent€ debicrúr Los jóvcnes se intercsan en adquidr biciclerás como medio r¡ pido de transporte a Choconrá y des¿le esta población, pe¡o ctlnn do se reáli?ó l¡ investig¡ción solo ües famiüás poseíán vehícrl,¡ de esta cl¡sc. Y, natu¡aln€nte, el tinico autoñóvil de tod¿ l¡ rc ¡ed¡ pertencce e Las Julias. Po¡ lo demás, el 90 por ciento dc l[ t¡idades c¡r€cer por complero de medios mecárúcos d€ transporlr
Ganddc

r ¡ ¡ 'r Dxrte. I¡\ ovcies son un recur"o democrático En l9'0 ..,,, . ,i,",*'in,". o .í lq por ciento carccian de ell'§' mientr¡s ,,. ,1,,,"t,",t r(bañás de I a 18 animales Con rcdo' los ,',,.r,,'¡,,. -- §olo d€ l+, 15 y t8 ovel¡s Ptrtenccientes ¡ ninguno de Ios háccnda_ '',,,,',,,,'*- ,. lo que es nororio' aló número formaban el Por cjento dcl ' ri ,,,.,,^,,.i r.tr,io' .on tos cuatro-haros mayorcs Dl nú_ ,, ,,',,,,,'. .; .onrt"r,. ,,,,",,.*,;;,. de cabez¡s ile un rebeño es de dos' seguido

,.'r'' Jc cu.tro. Pero ninguna categorlt determinad' se las oveiar a ü[erencia del gen¡do ' ...r,I' r',,,..|io: en rcál¡dadpáreiamenle entre lar fanüüás' tan, , l,' ¿i..i¡r;¡". muv Las o'ieii' no requieren grandes pastizalesr . , ,,,,,,,, en
r

",,u*t. , ',,.'rtt(n¿rsc en los pequeños predios rurale+ 'limentárte no ' ,,...,,'ürlicic' de p¡'ro, a uecet en la zona lihre y l' aPro_ y l¿s cercas carretcre ' i, ,¡,'.'_ ." .n-"n,J, entre la ¡ r' r,.nc(to xl q"n¡do de olras e\Pecics' rara§ veces st crian , ,',, ir;o *¡."t. encontr¿ron sicic Los comprrn pequcños' .,, r*. riempo v tos 'icnden en Chocontái oca§io-

.

dis.t¡ibución del ganado vrcuno cm mu)' diferente de li del ganal,' ovino. EI ganado vacuno es Ia cucnt¡ bancári¿ xmbulaot€ de l,tr ricos, €n tanto que I¡s ovejás son las ,lca[cí¡s del aglicultor c0

El ganado vacuno y cl ovino son los principales en S¡ucio. Con trndo los ¡nimales penenecicntcs a ierrátenientes ru\enhst¿s. (n l9t0 hrbi, Jlg c¡rbczas del lrimcro y 284 del segundo. Pero l,r

't;"t .,n ''".rii;.rao' p"., il 'on'urno imál No son comuncs de I¡s ,.,,1,. a" rr,',,,r, dJ tiro o de crlgr: 84 Por ciento cpreciado en Iá meyor¡e de , , rcri¡n tle e\re recur\o nruy ,, . ,Lrr.rler. Hrbir en I¡ vereds 28 crbállos y 19 yeguas en su a Lr' Julias: cn e'ia h¡ciendá §c emPle'n ,, ',.rrcnecienrc. q,ncdo i¡cuno en los corrales y para üaies 1,,, .;,;'. el ,, i¡'oeccioncien potrerus leiános Lo' asnos rampoco "on , " .ol,r'h¡bir crnco in to(o; 'e utiliz'n PrinciPalmente Par¡ .. ,,,rr'.s \, ocasion.rlmenlc Pxrr tr¡nsPortc Dc h' diez mu' ,

Las Julias y un teff¡teniente auscntc, co,r más dc cien c¡bcz¡ de ganrdo vacuno crda cual, y dos resid€nt€s del valle, eran prrr piet Iios de 385 cabez¿s, o s€á el 71 por ciento dcl total. l,a »ayr, ria de lor agricultores (i8 por cicnto) tenían hxm\.u.o nr,*in, fluctuaba entre una y diez cíbezas solamente, en t¡nro que orro\ 26 c npcs;nos. o sc. cl ló por cicnto, no poseían ganado. El ní. mero n¡ís frccucnte d€ rnimáles poseidos por un¡ familii es d€ dos.

lo que en prnc sc explica por

,, L r fuouá llev¡d§ rnr los csPáñoles l'§ uv'i6 hán cor§!¡tuído la ccono. , :.,* ;; Ios indisln* v crápesinos Aprrenrtn'nc ed(ñ¡ Por esrs rimrcs' Po¡, ,.:;. l;;'". ,r*',-a" ¿. --"' . ,,",icr¡¡n ¿t¡mnraci"n o clididos ePaci¡lrs v s cÚrJo $m'nA*rrt' ¿" ¡*- c"rid¡á tcr' c"o'e" Kubrer' ',*;;;,-;.;.r,.\vo.t,!". Hdndboot' ol s@th AnÚi' Indk'¡'! , ., ,', ,i. i;'1..¡, r+'' Depán¡menro de Emolosí¡ Americana Bol'tin. ' , ,..,' i"'.l,",i.i.dcl ii¡üietño de los titdG Unidos' ler6l' rol rr' ',-' , h p¡n¡¡

las

yunr¡s dc buel cs de propiedad rlr

r98

]

CAMPES1NOS DD LOS ANDES

EL HOMBRE Y LA TIERRA I

99

tas sobre las cuales se tuvieron informes, nuevo Perteriecen ll !, agricultorcs, y solo una a Las Jüliás; cst¡s mulas se emplcm rr cxclusivemente para tabores de trilJa, objeto con el cual sc rrl¡ en dreodamiento á ot¡os xgricultores.

, [r1 lrrldios en la zona d€ Chocontá; pero €s concebible i,,1,,tri,;,r de Ias rierras de Sau..io par: permirir cierro ',
.,,.¡t,' rcsonero, espiritu de empresa

El problenn agrffio 1

eL

nioel de

'L:¡d Una eptuh*

r, r (ú\olid¿ción. Las Julias ha sido fo¡mada como ¡esult¿do y energía de su propie,,, , !lucrzos pe$onálcs y realizacjoncs bien logrdas en tod¡ l,,lrl)crr rcnerse €n cuenta. Pero ¿ menos qüc Ias cier¡rs de

Ls evidonte que los predios rurales en Saucio, con excePcirir' ¡ Las Julias y Ios de propicdrd dc personas auscrlt€s, son cx(tn, rncnte poqueños para pernritn mótodos agricohs n¡ás modc¡tr, eficiertes. No puedc logr¿rsc ur ¿umenro dc h producción c,rrt cial dc co.echa., prri pcrmirir mlyores ganr¡riF. r mcn,^ 'f. aumentc la superficie de c¡da propiedád y que haya mclortnttu en hcr-,nicnra' y .i:r.rrra, :g, rcohs. Muchr. perso ,¡. 'o'ricIU, r le solución de €stc problema es l¡ mecan;zación. lndud¿ble cnr, ' necanizici{i1 ¡umcnt¡ l¿ prodücción pct ctPitd; Peñ e\igt n\ hversnh inicial prohibitivr y una lábor co¡1st,nre de conservrL¡,, Además, p¡r¿ utilizar tdccuadámente 1a mquin.rria rgricol,r . agricultor necesita más que li capícitación rudnnenr"ri¿ que.r(rr', rnentc puede obtene¡ en l¡ cscuele ¡ural. Suponiendo que la ru,, nizaciór fuem l¡ solución del problem¿ de Ia produccióü ag|i,,,t en la vercda, y que se estrblecietr un proglana de caprcitaciórr ¡. famili¡rizar ¡l ¿qicultor con el ernPlco dc los tráctores, ¿qu¿ $ lidid rendria csto €n predios t¿n r€ducidos? Ciertámente, l, ui,r zación complcta dc h nnquturria seria imposible. En consecrr(x' tr probabtcmentc ,ntes del proyecto dc Drecáñizációñ hahrir rk rt prenderse ün progr¡m¡ dc consol;dáción o corcerrtr¿ciór Parccl¡,!
Pero un progr¿ma de csta i¡dole t,mbién debe comPren.lo ',, recursos humanos. Si. por ejcmplo, los pladficadores dccidcn ,t! en 9¿ucio el P¡cdio A debe u¡jr5c con cl Predio B parr formrr rrt' unidid más eficicme, una de las dos familias sería desplazada. It,' de luego, cl despláz¿:r¡iento por nrigración r.olunt.riá es un P ceso constante. La indstrialización dc Bogotá ha utilizado y {,r tinúá utilizando ñano de obra procedente de S¡ucío y de otros 1' cindirios, y el aspecto voluntuio de- esra tende¡cia 1¡ hace snrrr mente aceptable, y hasta convcniente. Pero c¡rando, siguiend,' , programa de reforma agraria, faÍrilias enteras son tránsPlanrx'| a prcdios srtuados en otras pártes, aun con c1iÍr¡' suelo y topr41r, fí.r simihr, cs posible tIopezar con una oPosición co Prens;l)|,

,,1,!rrrir)s ¿usentcs se incluyan eo un p¡ogram¡ de ese ca,l rinrxiro de los predios no a¡rmentará en grádo suf;ciente 1,1,., ,tL,c sc püeda considera¡ que se hayr progresado. ¡,,rrrtntlo que algunas familias de Saucio accedie¡an ¿ ¡b¡n.I',(,lrs acrurle, r c¡mbio de orro lug;r en que rutieran L r \ciute veces más tierm -lo quc represenr¡ria nrás cspa, r,, l)lnlt los que se m.rch¡ren como para los que permanecie,,r|r¡ utilizarían es¡s familias et aumento de la superficie de , ir (lisposición? Dür¡r1te toda su \ida los ¿griculto¡es han ' , ,,rt¡lcrndo cl lrado de nad€ra, el rzadór y Ia hoz. En ¡e¿, ,, ,, (h L¿s vcntáias de I¿ ecuación local hombre"tierra es que ,, ,n. obra se halla bien equilibr¿da cr rclacií)n coD el rünaño ,,,ul.r: culriváda. L, rierri .c urili,., rar(n.iÚrrc,,re Ln Inu" ,,x rs. l-as operáciones agricolas absolben totalmente la ,criL ,1, l,¡s personis que emplean tnles hermmientas 1, mérodos . ,,,r,rios. Se podria cultivar más tie¡ra en Saucio, pero los de sernillás o dinero suficiente p¡ra atender ,,,lrivos adicionales, o de tienpo y mmo de obra suplemenl)('l)c subral¡rse esro último, porque un hombre con aza,,1,, puede realizar dia¡i¡mente un¿ limit¿&¡ cantid¡d de tmI r..5icmbr¿s y lls cosechas s€ rcalian en l¡s rcspecti!¿s épot,. r rrc'rs agricolas soo efcctuád¡s por un número deterrninado ,., ,,nrs sobrc determináda supcrficie de tiera )' con utcnsilios .,! rs primitivas. Pcro 1¿ mano de obra y la tier$ están bálanI . o¡ Slrucío, por inestable quc pueda sct su eqr:ilibrio. r,, r,rrecuencia, si además de la lrigración voluntaria una parte , r',.rr,, de obra agricora fuerr remorida p:ra su re¡.ent¡micnro, ' "rriendo que no mejor¿ran los métodos agricolxs, esre cquilirLr cbnal podria quedrr amenazado y el r€sultado serí¿ negs\, ¡ur¡nente, las parcelas tendriao mayor superficie; pero los 1,, t.rrios no podtían explotar esta mryor extensión tan inteasa,r, .olno sus p€queñas parcel¿s origi¡ales, y pfobablement€ ¡e,, rir¡r a l¡ c¡ia de ganado si dispusieran del capitál nccesario.

7rM ] Cá.MPESINOS DE LOS ANDES
Parece indispenub)e evit¡r qr¡e esto ocurrá, porque la fualidll sÉr utilizár Ia tier¡¿ plen¿m€nte, con iíteliger¡ciá y tariendo u

EL HOMBRE Y LA TTEF.RA I

TOT

I ¡

c¿sar, seríe meior

p¡r¡ le

economía

& l¡ ¡egión

cl equilibrio actuel, pe¡mitiendo que

quc se ñantlrt¡ Ies gentes utilizaran iü.r$,

mente la pequ€ñ¿ centid¡d de rierra de que disponen. Segur|n[* seria m᧠sano conservar los pcqueños ht€s cultivadoA por flrr* nrdimenrarios como actr¡al¡rcntel que formar párc€les nláyorr. ¡ las cuales los agrjcultorcs no pudierán €xt¡rer unr p¡oducciri {d

su nivel *u p"der ,,,,1,',,,," .tc'uanalte. ¡unto con su ProducriviJad y ,,,,, .,trriri Drobrblemcnt( (n los con\umidor(\ url'xnos un ,., ,1, l.¡'dcmlnda de pr,,ductos ag(icol¡s' Paralcl' x h que ¡¡'r,r rx'r p¡rrc de loi lgricullores en cuánto ' mcrcsnrl¡s ',',,,,'l'.",i.1,*^. Fste irrtcrcarnbio prohrblementehcrusrría eYPan,,,,'r,, r't el nivcl de vide dc la Pobl¡ción rurál v mercsdo para üs indusuirs dc l¡s ciudades' r ,,,r lnr\;¿lerable
r-1ue
,

r, ,\ r ouc. D¡rtiendo de su actual nivel de subsistencia' gra_ ',,,. ,i,'i,'""i' le retribución mádm' Por su csfutrzo Así
. ."r,,','ir "m¡vo¡ Doder adqui§irivo. A meiida

úña, sir mencionár el dete¡ioro económico que r€sulterín r[
gmnias deficientemenre explorádrs.

]

Pa¡te de la respuesta a este problemá puede há.ll¡rsc crr rt nuevá capacitrc;ón pár¡ el ágriculior. que le indicaria lc rrrrM, dc hác€r frente con efic¡cia al aumento de l¡ sup€rf¡cie & \'n tr rras. Porque suministrar a un sáucita un¿ gran superficie dc rrrl vo, posiblemente coD maquinnri¡ para su uso privado, no h rvertiria eutomáticenr€nte en un buen ágricultor. Cuándo un¡ f c€lá agrícol, crece. el propict¡rio mmbién debc crece¡. Dclx ¡ ,Denter s!¡s habilid¡¿les y agüdizar Ia m€nte, porgue entonces tflrtl, qu€ coÍvertirse en un administrador más responsable de u ¡r r, prese capitalistá, süperando lá condición de simplc labr¡dor. quizás la crccientc escasez de brezos eú Saucío se¡ un sírr,* cáludeble, Hast¡ 19J0, o poco ántes, l¿ economía rural de esc ral habia girado en rorño i un¡ gran abunthncia de peones ¡gr¡¡,,r' El t¡abejo humrno cm brrato y se ¡ecmplazeba con facilid¡d l" sal¡ os no estaban vinculados a la utilid¡d de h obra ¡e.liz0tlr al re¡dimiento individual. Un buen trtbajador frecuentemcntr ¡, naba el mismo sabrio que un trabaiador deficiente, con cl rr,r. tádo de que todos los b¡azos se nivel¿ban en el que Ios econo,rrr. denorDioán "punto del menor esfuerzo". P€ro cuándo la clrcrlsr/ ,r brezos resultó más notoria, los eúpresarios localcs de explot:rcr*. egrícolas se prcocüparon g¡ádu¡lment€ po¡ 1¡ habilidad indili,hr y se astán viendo obligados e elevar los jomales, También pirr,,. que el rendimiento per c'pitd hr aumentádo iguehnente.

,

fondo $(c punto. de nuevo Ia educ:rciln o ',,.,,- n¡tividual aDarece c;o ir:'or the qua na ¿e todz ,,,.,,,r. Re'utta .";at"" qut mucho\ Ngriculrores gracia§ ,,." ¡,,rler adqui,irivo y a una ma¡or cantidrd de riempo de ,,,, ,r,i;".;" es'e tiempá li¡re ni esos mávor€s ingresos pcnonal v social' , , nrolecho\a deidc el punto de vist¡ ¿ui,.rc r" conq'i,cc;¿n ¿á r^ n': : '.§ r,l :\,\L.ir. cuan¿lo circulaba más dincro L¿ educaci'in con' ha, ,. ..',i"r¡rrr el ocio v las porcncialid¡dcs dcl c'nPcsino un Profundo ',',t',lcr consrrucrival e irispi*r a I'§ gentes ,r,. .',,rrrrrs. de lo. hál.¡iros que moral spiritual v fisica_ ," li.rn m¿ntendio en situación de Pobreza duranic t¡ntos

, r,"l,rr ruis

¡

:1i"5,,';;'.;i;;,;

,

,,,utlros f¡ctorqs qoe i,lfluyen cn la tida rural de S¡uclo ,,, simultitea " cántecurivamente Pero la tran'i_ ","i,,.rrse con una arnrcní' v coordinación teles' 9ue §c r' r,. (ircruarse
.,'1'*rio¿ot "onua"n,es ,,,.r (omo par¡ l¡ rurai De lo contrariÓ l¡ merarrrortos§ ,',';,;i,;ia;;-""'" ,.á "mariPo'"' belta pero de cortn vidal, ,,.¡;n esrrml inleliqente que Úabeie a base de oricnlrcro'

,,

v

perdurabtes txñto Páre !a socie_

,,',',,,"t, *n plena-compicn'ián del ácrual Problcml. Iu' ,,,',,'.;.." sei más hunrano quc simplemcnre econñm'co)' la üd¡ rural' ', i,,'.,r'"."¡" *,, eoolución muy necisaria cn ,,,, , *'riá m€ior ser Dráctico dentro de c'trs linelt Ecnerales'

tifico" dclrc

L: trrnsición entre cl l¡bredo¡ tredicionál y cl ¡gícultor
realizarse

"! ¡x müy cuidadosamente. Se debe a\,'udar r l,

En(onces la ',.,',,'".1,. q". t¡l cvolicrón c' d;ficil' c'si u«iPica .',¡",unr'podrie cncoñlrlrsc en trn 'i:rema cooperativo Pero ,,,,,1,,,';"'."r mn inditidu¡li'r¡' quc. unr vez ¡ná"in educ¡-

,'..(,,

F"
IO2

] CAMPESINOS DE LOS ANDES
se¡íR ,casi imposible

ción adecuada

lo$ar la formación d!

ltl

No obstantq la situación esrá clamando por alguna clü r reforma. E.l málestar de las zonas rurrles está ancl¿do en csü *¡ ción paradójicá. Una pa¡te importante del probl€me rüml ¡r ¡ cuentra en el sistema agrario, en l¡ dist¡ibución deseqütibmú r lá propiednd y en el abuso y la exploración defi€i€nttde !r rt,l El nivel de vida de los campesinos no puede el€v.rse mienm probleD¡s no se¡n ¡€sueltos cür habilidad e inregridad. El in '¡. 'i radica en cómo reaüzár esra. opgraciones en el organismo ü¡v §n causar un aumcnro indebido en lx ¡flicción que sutre.
,,r

LA EVOTUCIOI{ DEL

POELAMIEI{TO

CL (, .l

'. ',,,,,11,, simullire; de las formas de Poblamiento y de sistemas ,,rr n, asi como los efectos de unas y otros sobre el ttrn¿ño ',,,,,,,rrJ¡d v la utilizrción de l¡ tierra. S€ ex¿mina I¡ evolu.',, ,',,,,,. a prnlr de la ópoca de los indr'genas hasta "i,.;¿ r., n¡\ diferentes elenientos llegaron e combinarse en el Paoo_ , ,,,,I¿rgico desc¡ito en el caPítulo Precedente.
El loblokiento cb¡bcha ert Sdrcío

procc'o de cambio que h3n exPerirnentádo las rele' cl hombre y Ii tierra en Ia región de Saucio. Se exPorc

pús'.\l1 c"{prrutó dene Por finalid¿d reconsttuír

,

,

;Ú icerc3 de l¿ rel¡ción entre eI horíbre y la tie¡¡¿ en l¡ ,",',i'rn: Ia arqLreologia. quc podrla suministrar una cláve P¡ra .,r, r Je este problema, está solo dando sus Primero§ Pásos , ,l'rccción. Lá vaguedad de 16 descriPc¡ones al resPedo en ,', ',r\ es e\traña. porque los cronjstrs detallaron claramenre ' ,t,h ¡icnto de otroi grupos indígenas.1 Si se realiza üna lec, ^!.lc lee¡. Do! crcmplo, ¡ GonT¡lo Femándcz de Ov¡edo, V'td& ' , o'Pc,lrc óca de Leo. ¡o qued¿ dud¡ Prá.tic¡mnte de ^cmdo r,..ri.,enian ¡lJeas nucleáds, y de que los iadios 7¡núes. t'ircrÚ'

cn cuanto ',ór,rriadores espáñoles no fueron muy concretos ,".' Je poblamiinro de los chibchas. EsE¿ es una desventaia ,,',r J. lá cual se lomó en Poco menoc que cónietural rode

".údo 1,,i,,. no fu.¡on

''"¿i,n+ , meño! alrora c{ab¡r or8áni7¿dos dc ñ¡ntH ¡rilog¡' ' ",rin;*¡¡ ,leralles muy concreu ¡cercá dcl Poblámicnro pánch'' 16 .¡oni$¡s t ú¡lon de dsribir b siluación de lo, chibchat

t¡¡

precisG.

I l0l

,rw
IO+

] C\MPES]NOS DE LO6 A\D¡IS
..

LA EVOLUCION DEL POBLAMIENTO ¡

105

türa cuidádosa de e,as primeras fue¡res, p¿recr probabtc ,|* chibchr tenú una combin¡ción de dos rip.x clis:cos rlc rr,¡ chrLrchr teniá com¡;n¡ci¿n (hÉ Épcx m,cnro: llldcr nuclc¿da r Ia, granir, Jiiprr"a.. D prirrn1,. á.eo h, Tonas peri(iricas det im¡rrr,, mnro que.n el inrerior las ca"á. de tar g..r., .omure. ,,u, i "rugur;o. por Ca:rcllrnos) eyat,an c,panidas Dor cl crrr,rh, , rece t,re dc c-ro se deriva tr incerridumbre ai r" prin"i,.,
cdpciones.,

r

r¡ lr¡r (,tro pozo o pantano y que actuálmerlte está cultiv¡do. t h¡n cnconftado en Saucio tuDbas indígenás! art€factos r, ¡,rrrrrrr¡rista y ot¡os articulos. Esta abündrncia de restos (sin residüos árqueológicos) es un signo de Pobla,,, ¡rrr hs chibchm, porque estos tenian lá costulnbre de se, , 1,,\ fcrmnas coñunes de¡tro de las zon¡s h¡1¡it¡das.6
,J,r¡r

al prreccr cva lócálid.d eru predominanremente agrícota" rr t.,'¡ molngrc de .u noml're con,tinyc atguña indicrcion.a Ado¡¡, bren prrcce haber exi.rido un pozo del cuJ se errrara aglr ¡,"" en la rcrtienrr .ur de Ia colina en que se haltaba Ia fonifii , en lx vereda de Puehlovicjo et te-¡eño no es t¿voráble r u,r, . ccrrtrrción de cr\s como pam iormar una ¡lde¿ nucteáda. Atr,* campe.inos hrn en.onrr,áo |"r*r,n. hum¡nos, mues.rr. d|lr. ria. rb.lorjos y tunjor de oro eñ l, Iocatidád de pueblovici,, * la rnayori¿ de lo, rcsr,,r h¡n sido descubjenos en 1". 11,.,,.1..j, das nrás abaio, especialmcnt€ cerca de una depresión que rn 1

. l.\:.re h puibilidad de quc et pñl,ta,nienro de Choconrr. flor a tr (.nqusl¿ tucr¡ muy rnálogo ¡l de Curchcrá, l,r"t,r srruadir a unos r5 kitómcrros ¡l norre dc S1ucio. que afr,rr,n, ¡renre fue bier descrito por Aguado.3 Guachctá teíía parccl,li , ti!áJás y crs,s di.pehr, en et va e. un pucbto donde ió.it,h,,., vivian el uzaque. su familia y ,us .ervido¡e,. y ,r, fo'n"t"rl , rlid, \obre uoa ¡r'a. Chocónri reni" t¿mbie'n unr fortrtcz.r,

t'."ir, irliiirs€ que los chocontáes estaban en un¡ zolra de con_ ',,,,, ,l /ip, y cl zaquc ¡ que. en con"e|ue,cia. como m.I r,rBivr, s€ h¿bri¡n ¡grupádo en urla aldei rode¿dá por üná
guerá civil, de cort¿ , ,,ú,, hrl)ierá modificado la antiguá costumbre efl m¡teria de i ",|nrro, cspeciálmente si se ¡ecue¡da que el ziPá er¡ un¡ fuer.,i, \ , ,lcrrro dr1 iinp€rioj en efecto, s€ cree que el zeque €r¿ r,¡,x,rl,ncnte el señor de todos los chibchas, hasta la rebelión , ,,1,rnnnmchica.6 Por eso Io más probable es que Saucío estr¡, ,rrrpado por chibchás que edifica¡on sus casas en parcelai , ,,, ,, rn l¡ rcgión. t',, ,,rr:i parte, es casi imposible det€l.rninár si estos chocontáes , ,,i 1,, disfrutabán de la propiedad privada de sus casas y lotes

,

| ,r,, ,,1r. Pero sería casi inlposible que est¿

i,,,'!l!'. t). 1tt. Tal es el cáso de Hunzar los uzáqúes y los Eyes erln "1,". dr sitios sec¡é¡os, cles coxro creus, ñonrañ.s y cas.adas.

t ,tt.t\ia, Hiftorid seú¿rnl, rol. I, pp. tó,92-9Ji Rcstrepo Tir¡do, lrar¡ t' tblonbid, p.70. Li pGibjlidad de h¡bir¡ciores tuhles predomi¡,n" .., ,l¡rsN en la Choco¡rá precoloDbiará hi sido confi¡mad¡ por los
,,, ,l.rinibl6 e¡ l¡s rcrs chibch¡s que hd invesdgádo. Han lleg¡dó. .,|'rión de quc ¿l ¡ñeI sup€rficiál de los ieros s debe, enrre oü.s . ¡ "1a dispe¡si¿d de ld viriendás de lá pobláción ¡uráI, y á tá posi,l ¡r frccuentes cambios de las c¡ss". Ipalñe¡tc, ¡o se hán €¡co¡indicior en los sitios donde estab¡n lás
,,,|,rt,¡-, que no hár en.o¡trádo b.súr* esterificádas profu¡des o cla-

' Váse cl dqárrollo d€ €sr. tená eú d úiicülo de F¿t, Bor<tá, .,L.i , r¡ cha.y la €n el supleme¡to tit t^io de Et Tie,kpo,lt¡r _colo-nizdón,' edi"iÁn dd ó dc sp,kmbre de lorr. \u.lrt pru.bs. má. ch.¡s, b¡6¡,t; regn,rc de ánfnos. ¡e¡c, dc que et pucblo chibch, Rní¡ un si\rn" Nbl¿mi€n,ñ dispe^o hrn (ido prernEda. eD t¡ oble de rrts Aürd¡ r , "4 So.iologicrl Srud) of rhe Rehrio6hjps berw€en Mú úd rh. tr.. pD. ,r.-e. ya cir,d, ,c{_ El hahbre ! to rida d Bota¡d, op. ¿i¡.). ' Agú^.1o, Recopítdciák hi¡raridl, p. 110. t,,Ato,a,.DÍ ubtituldt?. p jo2. Tri¿n.. La cixiliúi¿o cbibthr, t t unr pr.rb.' ,di, ¡-¡l de tue tr rcgion e+¡ta ucup,d¿ por tos inij,X,:,". cl r'.(l'u rt uu, .t enrom,ndero 1t"ti., ru,. q;" ,:ei"r,r p"n.'.r. pam formr d reseIárdo local (véañ más adel;t€)..,Cl,ocoitá,,,,¡,r,
'lcú,cnrcr¡ del buon
aliado,,.

, .

, ,1,. Qu6¡da. Ni siqüierá ios l¡glres e¡ que edstíán mercádos .,, (nción especi.l, e¡ cúanto al Íúme¡o de hábitánie¡,

"ciüdadeC'chibch¡§ 'nrhos Haury y I i1 \Y. Julio Cés Cubillos, Ituenig4ciúet úqúeológi¿ú " ,';tu'"d de Boeotá (Tucsón: U¡iresid¿d de Arizo¡,, Boleti¡ dc Ge¡. Nl ,2, ábril d€ l9tr). Sin embargo, s¡¡ atrsñci¿ dc ciudá¿es ",,,i,les ,nlnnmdi por los crorjstás. Ni¡gin historiailor ha habhdo dc granIl,,,,chciones hmanás entre los chibch¡s, con excepció¡ de Lu.as F€r | ¡c Piedráhit¿ y Alonso dc Zamorá, quieóes .opi¡ron hs !uto,lá_
m€re.

106

]

CAMPESINOS DE LO6 ANDE§

LA EYOLUCION DEL FBLAMIENTO I II» ,-n,,nido la Dornp¡ v riqrc7á del encomendero Vá'quez tá' sertjcios de los dos sacerdorcs '',,',,1.'. , l,usi.., iu+iii.aao P ,rlr r'.ri,ri¡b¡n Dor deurpo cornpl€ro , r,.trsiJxd d'e lc pobj¡ción era rerlmcnte de ln hal'rÚntes 'en e.to huhiera rePre'cntxdo c¡"i ,,1,, '^,- "u¡.lr"do S¡ucir, Der'úná. incluyendo terrenos )errno\' Pánt'rno§ rin imr,,r'.eo. hay nr"'i"o' P'ra creer que h' planicic' ,,,, . .',,,rlnrenlc di'frurrn o\ campc'i'ros r)o errn rrru) \ec'\ en l.os geóiogo' y lor P-inrero' hi'ruri:r . '- ,r',1, ,J Preconquisrr. en que gmn Part€ de las meset¡s cencsrrri de acuerdo o ',, r.rl¡. por l¡' chihch.'' crr una zonr prrr:rr^rcreefucil quc '. ' ',, ,hhlc, i.1trlc.urJJ PJr.r .l culriro: r lt''t' 'e cl c'non ,.,,., ,,) dt Choconra fue un Len que d$aguJb' Por ,1. r,,-tr." A. 5,'.'.¿ ' ¡1¡¡6niem.nte. la zr,nr sin-rad:r inmt

de terreno, o si poseian tas tienas en común, a la manera ú b querhuas, por ej€mplo. Segnn los hisro¡i¿do¡es, los chibchá! .{r ctun los principios de la propiedrd y dc la herencia? y €ran lt* vidmli,rr" y ha\rá a\Jros,. Srn emL.:rgo. según Agl:aab. qurcrr t wo cn Chocon¡á. lo. in,Jigenr, ibxn iunro§, .rrbajar en lár rrrrt del uzaque en cie¡tas épocris del año.o TeDiendo eá cuent¿ cl trr. con que los e.prñule, áplicJru.r el .isren,r de re.gurrdos. quc 4 rent€menre no crus,i njn8un clroquc cutrurrl. p,.ece quc i* ,L c. :9n,áes lb¡n ,co.rurbrud,a ,l rnt,,io en . or.r:n v c. m,) tble que hubieran cultivxdo sus tic¡tás de csra m¿nera.
consjder¿cióD. Es mzonabte sut;,,,. que Chocontá, que los cronistas describían coNt¡nrcmente t,,ú. d€ las localidadcs nrís irrporranres dcl jmpcrio chttlcha, teni, r¡f población b"stanrc densa. Natur¡lmente, cualquier investigador . rio prescindirá de exageraciones tan noto¡ias cono h da h rn, teflcii de cuatro millor1es de indigenas cn l¡ zona contigr¡x ,r, Turmcque.,' Pcro hay pñ.ibild."ie\ dc quc rr dei\idrd datr ,, blación en r.r¡ regi,;n rlr, -r ..1 ,,,ea,. dé 20 h.,bi,,rr e. p,,- t., metro. cu¡d¡¿do (unos 50 po( milla cuadradx) en la épócr rtl r. cooqüsta.11 Además, solo una población l¡astante densa-de sicrr,

',

qué forma .. En que racrece ]os indios utilizah¿Il la tieÍa en Saucio, cs l,¡, blema cuidadosa

.

I' Dobl¡ción tñdistna er lr'l cr¿ de ú1os 18 hábila¡B Por kiló' hrocher ' ,.i,i" - 1.. t:.¡ioo' pr«olo¡bnno L¡ c:r qJc r'nse véaie l:um(r' ''Ú¡dtuJn , r',"r, .. ae +<r ¡'ti'"nre' PUrat South 4rÉicaa lad¡ú '.,,.1, l.. .r,cr. "lh- cl,ocl\'.", H"tdba;t , ,,,,. r.*"*¡". De¡r'r" ncrrD dc r ' rñ'ñ8ra nñlcrin l4r' 1\$h_ r, ^. .lel CoLii nñ ¡1, l ' l r"Jñ' Unrdo'' roa^ \ol II
.r.
,

' Cásteuúos. HiÍrra, hl.I, pf. r8.47t 190. S€ c¡cne¡rran no!ás al rst,,,, m lá obr¡ de Libo¡io Z.nl¡, Et Dando lltogori: LBiblioreca poroltr,r '
Cúhura C¡lo¡rbi¡¡¡], trdnorial Cáhur, 1948), fp. 142-14-1. Véá¡se, por ejemplo, hs dcsoipciones de tás ¡rrxicciones or et
presentadds 271175).

vol II, pp

ño, por CNrcllá¡os (vol. I, p. 42), y Sn¡ón tNori¿id! hitutrtl

b Zlmor¡- Hi.'aid t' la Ptotir,:a.,ol tf. p. l-. I lrx .il'r rclrur. I' Je..i..r ,je lr pnb'".i,- iue ño(...d" ,nrl/r., ^ los re{lr,Llo, dr ',.' lcuenr. d, i,dige,, (r ,r. pruLin,i^ Jp t',,.r. , sogámuo. . d*p,r¿. de '¿ cúñq-.r- HroÚ .nr,,... r¡cn¡rcnü y ' mil indios c¿sados, un sin conbr tos rioios. tos jóveies \ r", niños Denores de qutuce añot (Agtrrdo. p. 271). En oi¡as p,t¡br¡s, h,1r. ¿1.000 \J on,. obl'iJdo ) t{f ¡ I t,u , rrnph"rJ" .r propor..:o nñ.t, . d. 'J.\ JeG|dnnr. pur,rdr \.ron. t, f;ht&"n ir,dr.1¿ ro,t .t. , rtIr{' i,udu h,.bcr.ido Je uno. t2r.0'0 h"birrnr". La rcs.ón d, ,. l. vi,,ci:,s dc Iü¡i¡ y Sosrñoso (lr mese¡a centr,t y los v.ll;s de Boy¡r.i ,F.xi,nklrnd)r. do ó.721 lil(i¡rcro' oadrados. fT conÉ.lenciá, li ¡,

,¡r, .,¡fcnroria,,, en Canqúe of Neü Grd¿d¡ (Londr6: Smidr á¡¿ ,'. -. C1 "."',' q ir,|ln,-. p ¿u'. Ptro etis-L la'c)end" Je ,,, ,l'l¡,, ,*-..1" "', ,,.-" "i,r-"Jo 'Rodri8úe¿ IrJe C¿'' ,, r9_'lo). Cf, Zamor¡, \ol. U, PL06' ,.,'.,..-. ,_-. De.dc ü!mPo' dc co-qunrr ha hsbiJ' un "'ro Pro_ ' .', ¡--!"":¿" * (l \állc del 'io B.sot¿.A, "omo en '¿ /ons lrcr{És . ,,,,,.,,"'r' i... l-" Sxban, de Bogot-á e¡¡ Pánt¡ms cuando lles'ron los ,,,, . t;,.a. * rernio ¡ Fon.itá, . que .'' -JTcnr" :i" cr' Srmon' tol' ll P r¡r" I o' ,,,, ,,.,i. n,n¡no v l'qo" "" ¿, t"'..r'l"a 'p.p''' e" 'lto' ¡odr"n oPorÉr '-^ncror ,',' i,,"'^ '" '"'"¡" .,. ..,,-, r" "i"n"-,¿"'"' tux¡Á' rJs como Buvr' tula suhl ' . ..1' .¿ln en,e *l'"', r"",o, ¿"' "'' 'ot! nrrrr¿ro' '. .1..'¡.., Lnl. l. pp l'1. 180'. lrirnr úmbic''nr'n'¡' rlrr'r dc l'r lcnl .il, ¡.r r"-"+ _I'ott' fenóneno quc rccic¡tenrcfltc h' adquindo ' Ir' s' ¡''l¡' tt s"'i .,, .,.;.;Js. ve-. -l,i,r I n''. " "'' x\ t. \ár" r.n.Jitr ll.\rnr P''rtu 'Io' P 1_ ^''i"' ,, r'", ,,ti. dc 1vJ4. r. .i lil.,*,..,'l¡,t \\l'd.lli \ñ'' L_ru 'g 'uaelr:'nL're' loli' h ,.t , , ].-",i" i i¡rlio C r¡" "' D''e''''ion dcl !alle de r'r'r hgJr¡ de k r,.hrt'o t'a. r'' \o" ¿1 'r2- ' P r -u' rub'€' .' ,,, . A1;;;

|

'

ti

l¡. 17].i9l.

IO8

]

CAMPFJINOS DE LO§ ANDES

LA
tocal, ¡ll cxi¡di'i -,"r,a"..aii"iri

EVOLUCXON DEL POBLAII1IENTO

f

IO9

diatem€nte ¿l norce dc Sauclo cd la vcrcda de Vcrrcr¡rz guámenre un pe¡t no, y según una t¡ádiciún

fu.

.¡t

á" pAa@, ros ro¡e! dcl re§$rudo destioedos a l¿ escuela v con'l¡ cuáres evenruatnrente s. formó l. Haciend, de Las Julix, tcnb y]ta vasra ,on-a pen(ano* y fueron desccados y ..ir*a". deceruo.de loio.,{ La zooa sur & Seucío. por á*¿. l, enrra ál vrlle. es todavia un secror pantano,¡ "ir.ii.,i que los resid. r no nán podido. utilizár. Genas secciánes a. Vá"*r, *i-..,r,J ra esqurna sur de seucio. son fácitmcnrc inundádas por el rftr llt golj cai.a Probcblenrcnre por e\rc moñvo el anri(uo canurx -iño. y .y." tu9 conirru¡do. en erta esquina. sobre las virrientc¡ ,t |as colnas. .te,¡do del ra e ¡nundable lvease el tlapa No )), h cerrerera pavimeoráda. que en esr, sección ,. ,igrió,1" ,u"r.;i,;: qte se con,rruyó rnás cerca det rro Bogotá. se .íU...r1r".,,." c¡a ourrnre ta €$rclón de lluvias con las rgllas d. €ste rio. ('no de lor etementor de la tevenrh .rc Bochicá indica quc,,. chibchrs vj\ian en la. colin¡s haira quc er dror romDió uná n¡¡ rn.rt reguendrma con su va, d. la llanura comeozaron a salir.,^ este v;siái reñ¡tar unr posibitidrd de uritiT,ción o. ,1. T.[1""rs.",',,:ti:,T;'l srdo poco e\prorada. s saber: ra de c,l,i,os ,:1,. i*

yL:;r.q::,,^:,-p,".",y:1."i ¿. ¡¡,r¿",¿.

iii

.. , r¡ l¡r hderrs.lo Re¡lmente cn los Arrayanes y €n unx u ott ,,,¡ ,l( Saucio hay muchas señrles de tier¡ dcsplazada anifi,,*,,r" p"r, formar pequeñes terrazas de unos dos metros y m€' .¡, ,,¡il,rr'¡ r: dc sci. a dieciocho ,1e longirud. la" cualer podían ',,,,',t r lis corrietttes descenden¡es de á81la§ lluvia§ AlSuna§ ',,,,¡¡rrurda' cn do. o tres nivetes dif€r€nre§, formrndo es_

l',,,,.,

en consecuencia, qüe los chocontá€s no solo cultivaron

;., i;;;g,;'q;""ff;;

!,:,"

:i::" lT-1",10"",:*:,y. de pohtrción. retativcirenre tr::]as p'rDa:..rr densidrJ
panranos

"n pa¡¡ uriüzar prcnamenrc rÍ
ctcvl'rtr

un¡oa a ras

no crrn ¡nun¿¡¡les. s;no tami,¡i rquellx cotinrs. cuv"i tra.os fuer¿n attap¡abte: 'f, , ,grf;ri,,,,,' Una combinación ¡decuada de insolación i prccipiráción pcn,f pr,"m, r"bé,.,r;. ',.
Esra hjpóresji rccibió fuerte áDóvó ", r," ir u *.j, y i.-ü? ; ¿;;;;",1 cn t9to y obseúaron Io que tcs pareció se¡

lll,:,0: 1á:'.*" un:r. prcsión en er se¡ri<rio no *¡o ¿. ,,¡iJ, ¡as parres de ¡erreno plrno que

prmr v.s técnic.s de cultivo, pudieron laber

a"r.,

,.,,r, ¡rcro autosuficiente y sedentaria. L ¡tdcultu¡a de los choconláes tenfa ¿lgunás c¡recterlstic¡s ,,l,,ic\. Crmo sus dominios estaban situ¡dos arriba de lá líne¡ l\.,. rropicales. los chrbches no (cnirn el problema de la vegt,,, ,..urienr.. r que teníán que hecer frente Ios Panches. Por . ,,1'1,,. Por €so Do era necesado el empleo del fuego en gran 'r,.,{no medidr prep¡rárcria prra el culrivo. Aún ¡ctualmente ,,rcrr.,' con frecuencia considerrn má' convenieole cortar',4 ',, \ ,rrrr. que incendiadr después de la e'tici¡in §ec¡. Se Prac' - 1, ,¡uemai. pero en grado ábsoluiamenie minjmo y P¡inci,r,, ,,re cn Ia vcteda adyacente de La Guajira, donde todavía sc , ,,,.rr (lcnsos matorrales y v€getación bája Posiblemente el a§_ , ¡,, {lc Lr Guaiir¡ sea el que tenfan las srb¿nas entes de que lo§ "l,s desaffol¡¡rio s,¡ ágricultu¡á sedentári¡. Como todos los . r,t . t,riñirivos. tos chibch¡s consideraban quc el fuego .r, el I r;,is convenielte para limpiar las tierr¡s¡ pero Ia ¿ltura de ',,i';I no er¡ favomble pera que la vegetación se tecobr¡ra tan
rr,,'1. Cubillos, !.81. Tambié¡ se obse(aron y cxcáv¿lon tcr.az,s ,,.,,1.,s cn lacstativá, Toc¡ncip¡ y Tulir. I I , {udio de lllu¡y y G¡bill@ démosBó qle a v..es los chibchs ocu" .,. -.§ re@¡s, donde ¿ei.mn uná ¿cr,¡nul.ción d. b6uhi A¿cmás' lo. ,,,t,tr,logos,vánzúon la t€olá de quc lás terázás fuerd contúridd

',,,.^ t,lrnr. dc Saucío. sino que también fueron obliS"dos Po. ,u'.lcr,,rrc' [¡icas a cuhivsr l¡s laderas de cienos cerro., en ' r.rl,r tlcsde tiempos inmenrori¡les se habi¡n construido terra_ l,!n,\ cstos irdicios señalán üna agricultur¡ en escala me-

";l;;;;#;;;üi:il

l,

r

ti,;,'# ;*"r* ;:H:,:lll:
¡e".í a" *.razi"-.1,i \.t,,

I

CeDi,o M¡.iño AJros ¡ Jose 1.r¿rí. Matdo¡.do Urroconrá, ¡J dG enero de ¡8rr. folios 8 y 8 v, D¡I^iJ. r Simón, vot. Ir, p. 244.

I

t¡oirxr¡.púbticr.

-, r !,cnl .iercido por diri$nrc§
,,,' n fcrcñis ch¡,s ¡

,,ii'i,'d;

de f¿mili¡s extemas

y no

en vi¡tud de un Éisrcm! de rigido fuen s (irrd) PP. 8i8ó'. Sin emb.rgo

t.r¡¿us ¿gricol§ cnúe

lq

chibcbd cn lE sÓ'

110

] CAMPE§INOS DE LOS ANDI.S

LA EVOLUCION DEL

POBLAT\IIENTO

I

lll

d¡amáticamente como en las selvas tropicales. Un¿ vez d€sbrüa das, las llánu¡e' y colinas parecían quodar colocadas permen.Na mente en condiciorcs favorables parr la explotación humana, 1'1 vez esta ausencia de retaliación por parte de su h¿bitat estimuló r¡ Ios chibchas la tendencia a permanec€r eIr l¡s he¡mos¡s sabant¡ capitanes Lebdja y Sán MartíI! observlrut y d€scdbie¡on para el rey de España dcbió ser, en cons€cuc rlr el resultádo de un pmc€so xgrícol¿ aüterior en que se habían u[ Iizado las quemas. Pero el fuego como f¿ctor sin¿ qud no ¡tl sistema agricola páre€íá se¡ una cuestió¡ del pasado.ls Los chilx{rrr ya habían avanzado, cu¿ndo llegaron los espáñoles, hasta la cr(¡r del complejo dc la azadr o del "gancho" de m¡dera.

.,

,rrrbargo, ¿úfl no es Posibl€ comPrender qómo doñestic¡_

La intrusión dé los es|dñolet
,,,u,¡rk¡ Iiménez de Quesad¿, Iet¡ádo que estab¡ bien familia,,,, t.o l.r.' relrtiras al trabaio de los iedigenrs no perdió , , ,,, ¡lisLri6uirlo, (en "repuuÍriento ) enrre sus comPrñeros ,.,',sr.r "hasta oue el re; decidirr¡ lo mis conveniente parr ,¡ l, '';.i,-.'' Peio el tiruio a una encoñiendá otorgJdo a AnI *,,ucz de -\lolina Doco riempo de'pues no 'ignifrc¿bá que , ,¡.1,'..¡n oq.s,¡"irne de tiirrr alguna. \l efec(o. Volioe .lrtulo'de merced ex" ,, ,r,, ,n¡ruminr", especi¡le, Ilamrdo' r.,. , Dc'icrón pnr funcionrrios reales I 'or¿menrc ' qüeoes .,,,1, . ¡"¡e. se¡rido ¡l rev. Adenrá', lo' crndid¿to' renían .,,,1,,r aue hábian ocupaJo la rierra que Pedirn ¡l menos en i' ,,,'' ,in., ¡nos'z: Y con rodo. prrece que tlolina nuien ,,,,,,ic, er¡ un señ,'r solár;eqr'- en str crlid¡d dc encomen,i , ,,1. ;-ou o triburos ¿ lo' choconrá'' ''nu quc rxmbi¿n , ,l,rrtl sus tie¡ras. !-n ¡ealidrd, Parccc quc l{olin¡ er¡ el único ,,rr(nte, ttesde et punto de viitr lega], en todi li rcgión de Está situa, r i rlc Ios v¿lcs áel norte a I¿s l]¡nüras d€ Saucio . ¡ r,rolonsó hast¿ li+8 o lJ4g cuando Por Prinre'a vez:e ''. i,," ¡i'.' ¡ Ins indig<ns de la loc¡lidad Prr' \rt' res'
,

El páis¡je que los

Con todo, el es di¿nte se h¿lla una vcz más anre la desvc¡llrlt de la carencia de descripciones acerc¡ de I¿s herrxmientas dc $ periodo. "Labr:ban la tierra con palos de madera, usaban dc rI chillos de pieüa", .§ toda la inform¡ción qüe sobre los utensilx. indigenas suministra Simón.le No se s¿be si tales "patos de mrdcr. se ascnrcirban en su furmr a lá {r/o¿¿ quechu¡. una azada provrrrr de e,rriho en que el trub¡irdor ," p"'" hincarla cn r. tie¡ra. Pero e. ra?onable suponer que"poyrU, Iá. mas rudime, . aun con rias est¡cás para semb¡a¡, los chibchas pudic¡on desa¡rollar rru agdcultu¡a aütosuficiente. Ouizás ento¡ces plantaban tubérculor maiz y frijoles eI promiscuidad, tal como tod¡vía se hace en $r¡

ú

Sin embalgo, Agu¡do declá¡¿ que uná de las bueras señáles olxenmn¡ por los conquisradores cú¡ndo w apróximb,n ¡ Chibch¡lr¡dia en L¡ (;,tu fue €l huúo gue surgia de los .rmpos (Ptiñeb ptte...,rol.I,t. r4t tlt bro ¡, cáp. Ill)- Conside¡ándo qüc h alrúú de em locátidad es ap¡oxn¡!,|" m€nte de l.tm meros (4.922 pies), sc debe hace¡ uná disrincitu e¡rrc r,. regió¡ periféricá del impdio, qúc r¡ gran pa¡re 6tába sitr¿da dent.o (lr l. ¿oro de e\t6os bu.ques rvé4e el c¿pi,ulo 2) y l¡s mqftes y moriris,r,
que fto¡eció oejo¡ la.ulrura chibchá. Párece 9ue los centros Úáles cipáles d€ pobláción stab¡n situ¡dos a ur¿ altúr¡ de 2.600 ¿ 2.700 ú(r,"

d

ll ,,,r,1c,, Je hs propied¡des que inicialmente reciL'ier¡ Molinr , .'r,'.',lo cuatro'miihs al norrc ,le $ucio en Tona que aP'refl,rt, er¡ "vaca". es decir, no hrbitada por indig€nas Moüff' r,,,,rin.i "Aoosentos". No se ha eDcontrado l¡ escritur¡ ori_ .r ,,'lIirJ r e.La pr.,Pidead. Pero debe habe ido er¡edidr . r.+r \ l<+0. p.i*'i q,'. .,i l5<O \Po'crrto' ya se identiti
ú t. .4,¿ri\hutdl OtiÉit\

In'

se ¿pü!ábaÍ más de 100 újc¡" pieo ¿n rel.ción con esra ,Lüra. Scgúr Kloeber,.,ls unlizacjó¡ l(hit' chál del teEe¡o erá perif¿ric,, arípica y Ducá de import¿¡ci, polític^ I',, 8.800
(300

(uos 8.500

.

pier, y !o. rdezá

(,,.(r. v

Dordial" ¡¡ús ailá
SiDón,

del

vel de los l.8m meúos (6.000 ¡ies) (Kro.l,r
cÍ. A.gn do, Re"opih¿ión bittotidl, p. 14t.

,.'

l¡aldés.

l.;brii¡ y

ffid Dis¡el¡dh, lP' 'Ñ-52' 62'1¡ Hieoúa, \oL [. P. ]óó. list€ fÚe el tesdmo¡io de

los

Sáú ¡rániú.

pp.888492).

"

!ol. ll, p.

27a1

l. \r, r O^ clqtqú. EL t¿sinen de l¡ idn at ' "' L-tillu' Ldror¡ U"nr¿rto lo'ó' PP 4r_4(

ta A?t;titd e'Pañoln

r

11¿

] CAMPESINO6

D[

LOS -{NDES

f-A EVOLUCION DEL POBLAMIENTO t

11'

c¡b¡ como Ia principal hacienda dc Molina.,3 Támbién, ol l^ I iul¡o de 1147, este conquistador ¡€cibió por merccd r€al uru r

tan€ia de grnado m¿yorr{ en Guangiiira, dirccramente al norr¡ I Aposentos, auflrentando ásí el tam¡ño d€ sus p¡opie&dcs 0n' I, menos en un I00 por ciento.rs También i\,loli¡a sc conü irt I propietario legltino de l¡ zona de hs ahora verodas de l\rl,t, viejo y Tablón, don& se sebe que estaba construída Ia fonrlcr¡ r

ett¡biccido un buen núrnero dc chDconráes. Esto €ra notoriamente conrr¡¡rio á la let.lo Y, lo que cs l'¡( Parece quc l\,lolin¿ sabía exactáncritc lo que €sr¡ba haci€Ddo. I " dicjoso dc la bucna tierra de las vegn de Püebtoviejo y ady¡ccnr', esic encomendero se propuso des¡loirr a los pobladores, .,vacanrt| ¡sl de indigenas esas ticrras y h¡ciéndolas susceptibles de rpr(t,rr .ión por esp¡ñolcs (por él nrismo). Probablemcntc en csrr t¡r,.

r

José M.ria C.dpusano y LáM ál Corre8ido! de cúarNirá, cho(,ú', ró de c¡cro dé 1197, fol. 4 y., DM/A-I. L¡s *¡iruru y rítD]os o!igi,¡'! pc¡renecientes á vásquez dc Mo:ií¡ fuerotr prsenredos ¿ hs áuio¡idrl, " 1797 por C¡ñpus.lo y Lanz, qú. enronces erá propietriio de ApNlm. ¡ fin de d.r.mina. lq timitcs dc ta hdenda. Ls ¡urcridá¡les toÍr¡ro rd dc tales titulos y los incorporalon 0! el documcnro rqui cirado. lls¡a era uo, uriüd dc arye¡ficic de ó.000 prsos (ó0 c,buIN o únc a r,r mctroo dc cád.lado, equilale¡ic ¡ tr¡as I.4t4 hefiáreas. t,¡ defccruoí ,t,. cripción .onteñidr d hs csc¡ituris dererninó ¡mpli¡s váriáciona ctr d ,. maño d. c\ta €§¡nc¡¡si rósc Luñ D. Pácz CoúNcl, Hi'toth de lar 1,n,[t, igrrtirs drtiguat (Bogorá: I-ibrcría VolDDt¡d, ,940), p_ to. n Dcsliúdc y poscsión por.l llr o y p 1t!,o dc Güúgüúi derle 0¡\,. toque áb¿,o, Cr¡ocoltá,21 de enc¡o de 1797, folios l2'r¿ v, D¡,1/A-1. Sc expidie¡on ,nncha .¿dllas for los lcyes ¡e lhp¡ña pú¡ convo¡a, , ¡os conquist¡dores y p¡imros coloniz«lors de A¡r¿ri.á ¿c 12 nccsi.ht ,r. dei,¡ a los indigcn¡s en llosesió¡ dc !,s ricrrás guc dup¡b¡n. ,{ p.rn ,r, I52ó se nEluydo¡ estipuhcionB ¡l cfcco eo rod¿s l¡s capiruhcio ^, acü.rdos cnt¡e el rcy y loi cxpedi.n,¡ários. L. pn rerá .ri*¡lizacntu dc , ,. Domú se clcuenir¿ en l.s Ordcn¡lzas dc felipc II dicr¡ds en lt4] ] t, , (O¡s Cápdequj, pp. 14_9). En cl N-uero Rci.o de cranáda estes iN,r iioncr e""onnuo" órIá m¿nilesticiótr cd las ordenanzas del presidcnrc .\ , toñi,, Gonzálcz ¡dopr¡das cn rt9, .'p¡q gobic¡,o y regh dc 16 corref,¡"

¡

,«hccióD" de Chocontá Pronto coñ¿nzó a tomár forma2t ..,,,rn DJrece. los choconLáes no esttbrn nruy inclinidos '. demosrraron rerquedid contr.l tás ' ",1"' los chibchas de sus di'per'rs chozx' Al Per' ',,..,,,.,,,ii',,aa' a des¡loi¡rlos ., ,l.,rrro .lt sus Dosc\iones, los chocootáes de'rliaron ' los *',.rnoles. Fnto'nces e§tos, empeñados en su finalidad ¡lc , , i , ool,ircidn locel -uno dc lós dirigcntes con el dc"eo de , ,',.,,',i...r, v tos ouo6 con el propáito láudrble dc \¡lv¿r .,',.,,.n'.nr"it." adopr¡ron medida* e\trcm¿\' [] frrcgo e¡a ,, .i. comoul"ión' ficil de utilizar. usado frecucnrcmentc 'ir,, , r'.'n,,'es co'nrra tos indígenrs quc no csrábln di'pLrc*tos r ordenr-br.'z8 Por eso no c' sñrPrc Llent§ ,',1 .,.,'ao '. tesfonaleza de Pueblovie¡o y (luc un n¡¡c\o ,,, ,',,,I¡ ¡rdió ta !, R.lu.cit)n de ir,¡lior dc Choc,,nrá. fuc con\rruido frenL trr¡rcra! en eI lado orientat del rio'10

,. ,lhlrrt(l dc le avud¡ dr Ios p¿dres dcl Olnrh y Minnd¡ ¡,l,,rcs ttede hacá pocos añoiaunque sc Puedc aducir quc difererrtes Pero al ",,,a (i( csus moni;s domin¡canos eran más que dc\co)os lo' misioneros esr¿ben , ,l r¡rt,¡rcnde¡o i . ", l.s ir¡r¡uccioíis pertinentes del r€y \egün lá\ coáles . ,,,,, ,,',r,,' , l,' indilenas en aldea'! CuJndo It» dirig(nre§ ,,,,,, ,lc acuerdo acerca de la a.ción qr¡e había de €nlPren-

, ..

'

reibicrcn ro!¡tc impuro en cr Nuqo Rei¡o co¡ el l' P ,, l¡rl¡¿s DLz vetrero ite Leirá e, lt6l (Groot' vol 1isu dc l¡i ':10) ,.,,,,. r',ir,;'," con lu¡ron dbpeFos rn el 'amPo En á vivir en ld áldcá\ lo" rvs de . ,." ",," i3' ¡a¡"-- * ¿ll¡Mú (ilid \ol l PP (2J_'26)' , .,,.,i,- - ,",i v l7r! nucas ó¡der*

,

,l1trciones, iniciá¿¡s €n

;,,

;.;,;";';,

16 Priñeros tiemPo§ de

h

cotrqui§b cn orr¡§

p!. 6,120). (Innlt ñ.ntc cl Nu.ro R€ino fue gobelnado por um Audienci¡ h6¡: comicn¡. rlcl siglo Xvlll, ctrando s. coñiÍi,i pcrotancrtem.nre cD vi.r.i,¡ro; cl f," sidc¡te dc I¡ Rc¡l Audienck oa desig.¡do po¡ ct rc). de ti!áúr).
fcs dc ninmleJ' (croor, H¡:fiotrü e.lefiú$iad. $1. I,

y c'ia{n - c,ñ.t-i.udore§ Po¡ eicrPlo ArPld:¡sab¿n¿l¿rúr r dctl:'rron á rue ñ"r'crdr 'r .."; r;. ..*i'i"-.". L, alde; .r' . , ,r.i'¡"r" xrill, ¡*p,¿' ¿e que 'h' cns {te los lindiscnNl dc+ ' ,'* i,.",¿',¿.., i lo'cln¡rur¡lc' lue'or' 'orrJucrdu' ¡ lF 'DF ''$\ i,,.,',".ii" -*""t¿"'Pueblo (Anronio de Bcrk(csui I dc r75 ¡' n P@d' ocol¡n ,. r' rii""-§o*¡- ¿" Esl¿v¡"' i¡no Fc' '
,
e

''., ,to:. C.ro"tv ¡'"itf¡ e^ l^ ¡Ju"ci¿n lr^ ¡. E/ 20 de,¡/,o, P. r09)'

de los iñdrgcn1" 'rr

^lt;¿iatkt ,,r." C;,¿"*', Hinai| ¡¿ cbocantá, pÚri'¡ Lá Íducción de cho. ", ".t'o c¡I,úv^. !o \¡rú I i6 cu,rÉ Pd ed¿ Ldo' medid" ', -,tu,r, dcl;rio de la iglsi' (\'lcdid¡ dd h6i'nlo d'l PEbro'

,.

d¿ m*Nlo, P.26).

|,

t r A¡tl'l §lNl)s

In. l,()s

ANDIjS

I IIt LA EVOLUCION DEL POBLAMIENTO

cabá como Ia principal hacienrla de Moliua.'?r Tambiéo, cl .'^ ¡ iulio de 1547, este conquistrdor recibió por merced real rurrr ¡¡ncia de grnado nráyor'l eo Guangiiira, directamente al nollr ¡ Aposeutos, aumentando así el ramaño de sus propieddcs [,r L msnos en un 100 por cicnto.2r Tanrbién ¡,lolioe sc conlirrhi ¡. propietario IegÍtino de la zona de las ahora veredas de l\x,l,lviejo y Tablón, dondc se sabe que cstába construídá Ia fortxl,,¡ | cstrblecido un buen nurncro de (hoconrá€\.

"
,,

E$o cra notori¡mente conrr¡¡io a la ley.:6 Y, lo que es l¡,, Pcrece quc i\loli¡ra sabí¡ exactm)ente lo que estaba h¡cienrl¡,. I " dicioso dc la buena tierm de las vegrs de Pueblovicio I rdy¡((¡r,,
es¡e €ncomeDdcro se proPuso des:ahjrr a los pobladores,

;l:l;ll',ffi i,"i po'o"09{*'ci:"'"oi:::;,.'l§;"01: ':i:'ll ' ',,,,.,*;és \cgrrn I3s cualcs l, ', ';;;;;;;-i.' peronenres del rey eo ar¿reas currdo to' dirigentet 'll;,,.1;';l;";¡rd"nas la acciófl q're h3l'rr d( cnrPrcnde .,,,,,,i" :;; acerla "'*'4" ch""ntá pronto com'cnz'i r t'lmir tormx r , ,: .;::. :'ó" , . rnr Drrccr, lrt\ chocontses n" e'ráb'n ¡I,ul Ltrnr' ¡a' l¡]il:]:dr:: .,, ,,'..,,'l* lo\ chibühás de¡rostraro' tcrqueo¡u i',,,l,iii¡", ¿."i'i"''' l"'::^i:li;:: ;§,*l'"'il,
" ,,.,^ .lL' csos moflles dominrcanos er dcccosos misioneros esráb'n más quc

,.,¡',,¡,¡rr,i dc

h

syude de los padres dcl

ohn" y iuir¡nd'

"r¡cxn,l, asl de indigcnrs esas tierrfls y haciéndohs susccpdbles de rpn!", ció¡ por español€s (por él rismo). Probablemente en csti rir.

ll,lll;;iJ'd;i"i.;";*'''"mp"a"ao'

r'.r-'

de <us Dosesiones' los cñol

en su rimridad

&

''1,'',i:r;;::i::;:ii::".:i:.*:",:t.::r,1ff
,:i ll;;:;:i;-;dü;"¡on

r

Josó M.¡ia Campusero y Lanz al Co¡regidor de Gú¡tN'ita, Cho,"r, d. Énee de t791, fol. 4 v., D]U/A_¡. Las esqiru¡s y rítulos origi,u,r pene¡ehnres ¡ vásquez dc Molina fEron prcs¿núdos á lrs áutoiidel',, 1797 po¡ Cimpusáno y L¡nz, qu. enrc¡ces tl. p¡opierrrio de Apús"úr fin de deteñiÁ¡r los lin¡itcs de l¿ h'cierda. Lrs rurorid¿dB ton:a ,,i, d. t¡¡es título. y los iñcorponron m el docuoento rqui ciBdo. " Est¡ er¡ u¡¡ tr¡id¡d dc strpe¡ficie dc ú.000 p,sos (60 c¡UuyN o udos 4 l,r mctms) dc sd¿ trdo, eqúirrlc¡te i úúas I 4t4ledire6. Lr dcfcctuosi ,1.. cripció¡ contcnida cn l¡s 6c¡iiu¡rs detcmiró áDplias rári¡ciones c, rl ,. ñiño (lc .{rs csr¡nciasi ró¡s Lnis [.. Pác¿ O)urvet, Hito¡it de ld! ^'tttl ¿stcr¡¿' útistB (Bogorá: I-ibreri. Volüntid, le{o), p. ,0. ¡ Dsli¡de y posión por cl ll¡no y pr¡¡xn" dc Gü@güi derle Cuu, toquc ¡brjo, Ch@ortá,2] de cncro ¿c ,797, foli6 l2r2 v, D¡i/Ar. r Se erpidierod nn¡chas cé(iu)i§ por los rcyes de lisp^ñr p¡r¡ coúv{xr, .
16

'

,

era meaida' exrrcm,' Er ruego f recuentemcnre ll,]l'ai .,fn""ot¿"' r¡cil de utihzar' u'¡do qrre no cstab:rn Lli'pttcsm:t 1,,;',;".;;il los indígenr' p" ¡o c' *'rprendcnte I l ,,ii'l'" r'.'"'o"""\¡" '" l"-ro"'1"" d' Puchl"vicio v que rrn nuelo : i.;;;;; consr¡rído r'en' I i.i',i.iii""¿' i'á'"s de chocurrr¿ ruc cl lado uricotal del rlo'lc ,,,;,;;".

{ii:

*

'"'

""

. ,..in,.'.
"

¡'ic'áü¿§ e¡ rG

r. r. ¡{o,, \ndrós Dü7 \trero d' r" ' -. n'digcnA cmriru¿rcn tf,iv"l'l"'^''iffi c'.'"i, a" re o. disPar$s..en.

redhicruñ Íuene

P''"':::,'::|: .1ii',:ilHil.1"1':i rmPurs.c¡.';,.;'.,.r.
ts
álJus. lo, reye

"1fi,j-\,:l)*iii*,*:;'*'¡illÍ;:l ,rl,;ll:l:"'i'""'f,
¡
lsul. CÚ16 tv r. E/ 2o .l¿ ial'¿,
insisd¿ cr F 109)'

ll

rcouc'ru

y p¡inrercs coloni¿¡do¡es de Anóricd de ¡á ne.esnh(l ,1, de¡r¡ ¡ ¡os indigcn,s cn l$csnir de lxs ticrris quc ocuprtán. A plnn ¡. U2¿ sc nrcluyqon B¡ipúhcio¡rs al efcc¡) .n todas lrs capituhci,,n§ . ecu.rdos cntre cl rey y 16 c$edicio¡¡¡ns. l,¡ pBmcq disblizxción ic c', cn lás Ordeninz.s dc l;clip. II diüadas c¡ 1t4l I ¡' , (Ots Crpdequí, pp. 14'9). Iin el Nuevo Rcino dc cnnada st¡s isttu, óiones erco¡t¡áron ót¡, ñinif6Úción €n iis Ordcnrnzrs d.l pr.sidcnte ^ tonio Go!2ilez adoprads en 1r9l "páh gobi.ho y r.gh d. los.orreg¡I,, r€s dc nrnulel' (Gtoot. Hirtat¡¡ ecLdá$icd. yoL I, pp. 5ló-t20). (l¡i(nl m€nt. cl Nuevo Reino fuc gobcrtrádo po¡ u¡! A{dielcil hÉrr coúic ¡" dcl siglo Xvlll, cu¡,do s conviftñ pe¡má¡e.rcn¡ente en virrci,1.¡tor rl 1". lidcnlc de h Rca! AudiÉnc'a c¡á desig¡¡do po¡ ct !e), de Lstrñr).
h6 .onqui$adoe

I \ ;;;;;.,lr

;

'

J(r ssro xv-rrr' dÑPuós ¿"

."flii-,,T:..*fi r+ q'":'*.:":i',.u

duc¡r"' ¿

*Iiililir |j'..^I

,rll{."*'*lj¡i'lt,:l,l"uii."''.tr'x;i:il::tx:

,ifi:.t;kí'',' t":*t'*t.i*'tJ;t

¡14

]

=.-\
CAMPESINO§ DE LOS ANDES

L^ rvoLUC¡ON Dtit- I)()BI.AMI[NrO I

_

ryr**'mtH*ffi

e[**ilgi*ffi
*3ift**m
r

l¡,r (sra fccha, sc puede llegár e Ia corrclusión dc quc ,rrt,lrs lcs fueron "devueltaj' sus tier¡as en. 1t48 o 1t49. , ,r,r, rcgún la ley que Armendáriz estaba aplicando con .r'lnnrfi rlue los chocontáes conse¡varían las tierras que ,.r,,1,, ocupando. Los indígen¡s t€níen derecho a sus pro.,,.,a (! rrrreri¡ de "aguas. rierrás y bosques, caminos. en{,r'¡l,ms y ¡ uo ejido dc una legua de longitud, donde ', u g,rmrlo aparte del de los espáñoles".§r Además, 106 ,. Iil,íflr de r€cibir tierra adicional para cukivos en co,,,,,, (o,r,uncs), pára distribüción a dctermioadas familirs y para el pago de tributos (oblig¡cioncs).3,

'

,,

r1,,

l**fr ,$i*:{li*[[*,

,¡rrt las tierras originarias indígenas de Puebloviejo y se s¡be fueron usu¡padas por i\{olioa, se conür ,,,,l 'cgún Y se cr€e que el valle de Saucío fue uná dc ciido.rr .¡, ,' runes o (ierr¡s a censo már pcqucñas. que quizás . , it! r,n disrribuid¡s en el sigb XVL l-as r.eredas de Cruceq

,,,

',n'!,¡)
,¡,r.

,

:".l'ürii.::iiü:;ü!i,[ir,.'r;,rrr'-f ,;,.H*'

.r fxrruo
1,.

Blanco, Comte dío le hi¡ori| dc Antórí.a t.B^rcetor¿. rerr), vol. lI, p. zt7; Groot, vol. l. pp. t2t-126.
102.

, ,ttrl(tuí, pp. ¡01,

i;¡1:,ffi

i,,;;;;*ii

ft-h{ii.ffi ;:

********ffi
;"Tfr §-ffi-,,;qi.fu

.*i;?[ru,].s.",,;*,i;,

" ¡urint. lá visitá d. Jo¡qüin de Aróst gui y Esoto, c¡ l7e7 por ¿l ,8x1,tr A¡torio A¡ao§, y en l8r9 curndo l. tic.re fuc disüibuida fir¡l' ,, otrrc $s usu¡rios ildigtss pü las .úrorid.dcr de lz RePúblice

,r,,,,,xción se basa e¡ el hecho de quc la tic¡!á ftdida por el visillr,rrl de lbá¡rs cn lr9l o t594, p¡ra los irdios de h región de Pueblor ,l,l, , tení¿ uúa lorgiBd de 4l ..buyas, o l.or2 met¡o6 (lfedid¡ l.l ,.,1,.1 l,uel,lo..., Chocortá. i7 d. eñro de ¡797, folic 24 v - ¡, v, \ r' ¡1e cm el tafllño usuel de l¿ 'ic8u¡ de los indiot', l¡ cul €r. .". rL lr hg!¡ dc G5rü¿. dc 60 l/o cabuys. o a.180 meirús {vése l; )-t lt copiloctófl, L.y V, Libm IX, Tirulo IXi Páez Cot¡ñ-ct, p. ltl). .1, (,1 ¡le h l€gIr en cuá¡to ¡ 106 ciidos ,ndigÉú.s d.p.ndi. dcl "dú,l. n,dios y dc l¡ bond.d o lo e$éril de lás ri.hs' (Archivo N¡cion, ,,'l'ü, Bogorá, Dduñento 6ltq S¡nt¡ ¡'e m.rzo 28, 1761, citado por unliddt Astúitt Antiqudt, W. 17'z0l). Por e$e motivo \'t.rq otorgó .r \.'\ ! los chocontá6, en B o quc cn cl mismo año solo concedió *1N r los ñ¡chctács, a más de onc. kilómcms dc di$incia h,ci¿ cl ,, ,l),ligcncir d€ ñedida, M¿chetá, oct{b¡c lr, 1644, foli6 , r _ a, l)od. ¡c Clú6!ti). Las..büyas uriliz¡ds por Yb¿rr¡ r.n;n 76 r¡r¡s dc sú pulg¡dd", y cád¡ cábúyt er¡ igu.l á 100 psos sugú¡ 'J, "cor , r,, dc S.ntr Fc libi.l-, fol. r). El rcsgúá.do dc Choco¡tá luc ñcdido .r,, Dtili?¡rdo las misñás medidN (csipuládás 6 los documcntc) .¡

,

rIó ] CAMPESINOS DE LOS ANDES

I,A FVOLUCION DEL POBLAMIENTO f

117

_+í"-o]iy 1 §rdo concerone!

Reriro de Indioi, que quedán ccrcá, parcc(n
similares.sr

. De (odos los documentos eraminados en Choconrá v oIt tar lugares. njnguno condene m.r) or indicación de q"t§í"f";; vez hul,era por el cónuario, *¡ri .penenecido a un e,p¿ñol. demuesrran las pruebas h;\róricr,. ios indrgenrs de Saucío ri¡r¡náoer permanecrdo rranquilos en sus rierras, y hav¡ haber ti,r. un..pucblo o crseno r,éase et c,pituto r.¡. ienicndo en cucrr, áprrcac¡on ng1]ro\a de t¡ te) por Diez de Armendariz v r,,, vrsr¡tuor Mrg!el de tbarrr, quien demarcó las oroni"á"J.. 159.)J5 puede infericre que :aücro. sieudo rierr¿ ,i*i"a". , clr. no vacr. fue pre.ervrda ipso la.to p r^ los indisenas ur" " cuhvrbJn. f,ró sigrificd que .l¡ rirrra áonJe .r.".n" r"u".1. , poserdr en coml¡n. ) que el rirulo a e a fue erpedido baio rl r. Dre de un capirán o gobernrdorxG quien a,umü Ia respánsnt,rlr¡ con re\pecro 3l grupo \ gobernó con ¡vuda r.le u¡ cr¡]ldo e.re , Los. unicos llnire\ de .on l...grrráo a" Sáucio, descut,l¡, nasta itrorá,con los que lo ,eparaban de Ia húr,¡ ^e.rrcrirud. de rrtrri. al .ur.\: y l, hrc.e.d¿ dc Chinatáil occ.den¡e.m li¡1, do en cucnt¡ l¿s caracterisricas del poblamienro ¡estante y h t,tr,
i¡d,8cns ean ¿dy¿.cnRs :i(,,.3s q* :fi r'aci.dA de ros e"p,r¡ore, ,Ápcenr6..ri |q, ).s i*, 1.1"":"-;". Gi:'lc-'... ,1lllll. (veÁc cl 9.."tr¡§ ) o¡rd, erár,s ü^"",. ,,;j,,r,. d"r ,... ¡ndrgc¡¡. M,D¡ N" r).

'

".['r rlc

,

los lot€s de Los Aüáyanes, ¿si coíro lá localizeción . rx't¡,'r(\. lo más prob¡ble es que la frontera occidental del ,.,1,' tu(rr Iá cimr de lr "colina sagrada. Asi. cn resumen,

" .,,rr rirulo como prúpietario.
r'¡i¡nr sostenidos por

,¡r

I,,s indigenas de

$ucio

se ma¡nrvieron en sus lierras comunales. y que su\ derclas autoddrdes y respetados por los

utilizabrn su (orno la maner¡ en que adninistraban su Potenci¡l hu_ ,,t rchción con esa tiem. A1 resPecto, los indfgenas de S¡ucío ,u' rrLrcho vjctimas de leyes y disPosiciones que les llegab¡n ,' ,l,r. su ,ucne pued,e iuzg"rse por la situación gener¿l del ', r,,1,Écna quc se pr(\enró en la mayoria de las Proünci¡§ ,, r,, tleino de Gr¿nadn. r ' t llrcr lugar. I¿ cierr¡ de S¡ucro rro solo lue dnuibuld¡ .,. trflriliis de Ia Ioc¡lid¡d, sino rambién srrendádá a extr¿N,, pocos indigenas edificaron sos casás en tie$as del les_ r. " y cxistió I¿ tendenci¡ á establece¡se en el centro de l¿
,1,1,. considerar ¿hor¿ cómo estos indigenas

,

I

""tj -o::: i1:1,:, .1.*",.

.

r,., sio fecha. fol. I, DU/S_1r). Uno de tales locs, dt P¡oPiedád de \ 'l,n7ucl.. e¡a coiindante con Ia hde¡dá de Chinará (Esditurd pú_ ll(ir Paulá Vllenzutla a José Máría Máldotádo Nei!', Chocof,tá, ,r l,re de 18ót, fol. 1, DM/C_4). Las tierns que bdeábá ál t6_

por ¡¿ó ,r, _ due,io Je Tit¿.i. don Anlun.o de tbáñea e; t-r8. Sbt,,, ,. Unq lrúrcria,se rcnstruyü Ma cerca de piedm y b¡Eo. que tod ,.,,. ¡ñrte e¡re trt,r¡ J, Dn¡ fiea de S¡uc,o, ' L¡.im¿ de I o' AÍiayane5 "e de{j,be como f¡oúer¡ occidenhl d.,,r d! lG,lors comprados e¡_tos años siglienres ¡ rsjo por M¡tdoñádo N,,,, ros inLrigcn^ dc Saució {Rclá.ión de v¿riás ¡diudjca;ones de derr.! I
co¡rr,c-o con

'

' L¡ pqesioñ rdDat ¡e ¡J, aa ,.,s...ao solo s <etebró .r r,. 'i"-^ o:n.'\:: (u¿n,r.:.e rct,(,ron Doiüñ6 ) tos liñ:re, prjn(ip,r6,trr,r,, rii¡dó. y de{,i.or !D fu¿ l, ,;e¡ d" Ir,, cI. Hc¡ná1de/ Rodlguc/. Dp ta, .tib.t-ot, D.8.. '. ¡Fk el SoU,,tudor et i,fr de u,,.t,1 *iU.-,Oo uú. to.¡tittaD ¡¡ nindo/ xudflg-e¿ h¡ prern,rdo t|dea d, que mcoñiendrJ ". v rcsrú,, * oiurgábd $Lk tá l,a)e J" tá ojg,i¿"ciol ocirl chibch¡, p;incir;t,. en (-ñ,rerr,w1 r los g,Lpo, de ct,,,es: eyo, üi,mú se iden(jiic;tu,. I !n nombre (i¿i.l.J pp. 182-:00).
Govále/ cjrden_^.

¡csclibieron en ess docume¡tos como "tier¡3s de bl¡¡cos". , " Agúiár Juez primero de P¡imcrá i¿rá¡cia, Cllt@ontá, m,¿o ,rlo

. ,"(dririos del ¡sgü,rdo fuerá lanz¿do de la ticr¡a Por no haber , ,l r,rccio del arr€ndúidto. , r tr is dc l¡ propied¡d de Aps.íú E¡¿gue, qücn había ftcido €ú üü r,h dentro del lesguardo de Saucio, cn oúos lot6 comPrados por il,' Neirá se hábirn edific¡do css. Sin eñbá¡go, algúnas de ellas '
. ,"1,

'l rrro, fol. t74 Do.umeftos de Choconrá. Se

slicitó e!$nces que lno

c

p.,I?.¡, p-¡t"

En l¿ zort ' {r co¡stsidas deQu¿s dc que se ¿islvió el rsgürdo. ' rl,,vLrlo l¡rbo un tipo tnílogo de poblúie¡to disPeño En 1797 surgió ,rl(,o qúe puso de relieve el h@bo de $e scis f¡müas i¡dí8c¡§ ht_

r,

.,

y dadióde cn los pár¡'nos de .,. {l[,)co¡iá, enero 2ó de 17t7, folios 2] v ' 24, DM/A-l). Ig¡rlnente' ..^,r¡peD¡. en l¡ resión inñedinr. lhn¡J¡ GPllhrk dc'o' Cnn_ r.r,,,ri t¿vor del c¿pida tor'h B3ius. Choconri. rrPo lr 'le l_06'
,
.,

''

li"1 HaÁndá

en derms que cllo\ crcúnl pcr 'i.,'id" por r¡cl,o' decerio. de utu ñedición resulh¡nr Pc' que d,lPu¿s rc.guud_o.
Pero de Aposntos (Pdcsió¡

t)t\,t/A-l).

118

I (lA.

P¡]SINOS DE LOS ANDES

I-A Ii\'OI-UCION DEL PODLA\1I¡]N'I'O

t

I 19

zon¡, donde su¡gió €I caserio y¿ mencionado. Esta especic rh ¡,1 vidualidad dent¡o del co¡nunalismo no pareció oponeIse n llr rp sabe er¿ l, equivalenrc cultu¡al €ntre los chibchas. Sin orrric¡ no todos los indigenas q¡le en la época de l¡ conquista v¡vt.l Satrcío pudieron pcrmaneccr allí. Descontando los que huy * la región, Ia poblacióñ n¡tira fue diezmada por expedici(nro , tares, por cl cn1pleo de hombres de la localidad como n)itrrlvladquitq Nluzo y orras nrinas distántcs, por epid€mias (l( \r, y tifoidea en 1558, 1J87 )¡ lóll, y €¡1 flruchos ¿ños subsigur,, y por los indigen,¡s que se doblegaron y al fin se trasladflr|rr,
reducción.

! :

Hubo otro factor que ayudó a mantener mermid¿ h (lfllr h población. [stc fáctor fue 1¡ necesidád que tenian l(A r,. tenientes españoles de brazos pue el rr¿blljo eD sus hacicnrtr. ideó uu sisrcur¡ por et cual el gobernador del rcsgu,rdo t)r ü sEministrarles l¡ cuarrá pafte de sus indigenas aptos, disrirlr| dolos ent¡e l¡s hacicndas españohs de los contornos. C¡d¡ r,r, bia dc rerliz¿¡se una rcdistribucián de este personal, segrur $
de mcro y las necesidadcs dc las tierr¿s locales. Tales indigen:rr " ronrinabán "conccrr¡dos", o 'hicryos agricolas".{1 Tenirñ ¡h, a un salario y ¡ h lplicación de cicrt¿s reglas exlraordi¡¡rir'. , como l¡ de un¿ j,Jrnadá de trabajo de ocho horas.a, Per,' ,. pal.tir del 7 de aeosto dc 1657 el sisrenri dc conccftados fuc r, mc,ltsdo det¡llxdamenre por el p¡esidente Dionisio PércZ t,

r

los indios ,irilcs dc

I
1

t

"[Conccrtrdos s)f) los] que cornponen la cuarta partc dÚ piqx dc de ¡or¿. . ¡emunerándolos (i,h eses, ), prsxndo r c¡d¿ uno cr¡¡¡ce paticones por año, ocl negm de nniz cn tür^... cxdr quincc dias, ! seis pxrcs dc ,rL

D¿'ro... Diclro§ concLrladus h¡n de a'i'tir ', I "1. l¡. 'nic de l.r mañdnx h¡na Pue'to cl sol' deian',,,,., ,,uiciente DaIa que (omrn J rnedio di' lDichos ,r ] I ." L.n dc n'panrr'en U' csr¿ncia' v haru' dr l¡ ,uri\,r il ¡'rebl,,, prifrr:erdu to r"i' cerc¡no r lo or'o y lu . ,, , L '. ¡,i""... ) Párr qrre '( Lrr" Jc ¡1:rr *r'ir'i'r ,1. ,c,rr oor ," ,r,enós ¿"'cienras rc'c' \a(unxs ' y lJ' . .,.'.'r ¡ruárc;r ma' de ,rurnce fanesas dc rrigo o cel'3Jr' .", ,.i,"o., ¡^o'¡ ile in¡iz " crnc" fcncgr' dc turmr" ' en cl tiempo dc lrs arad^'on ñen*rcr ,, r' ",;L;,. mer€' \e lei hc¡ dc dar dos grñartcs prtr ,.. ':^ ', '*' 43 I . .ic p1gárrdolei jorn¡l Por d;'r' 'crnb,¡dul rt.i cna dcsc,,c.r', le'rJm.nre. J medidr quc 'e c''t , , ... :,r+iruerón i.;,ori,l c ,lue L'rrdu'ia Hubo iTJrSetrrs , ,,.,.. Jc 'er úe'rinrdo' r unlr lucicndJ Pcnnaneci(ron €n ,-,, oo uLdelini.lo Til.ri, \po (nro' Cnrnará rodx' cll'F ., , ,'.iu...l. ¡ 1,,. tml,JiJdore' derrtlo de 'u' Irmir's \o . .,', 1 ,,b ino r¿mhicn frmili,¡ enrcras (omen/á on l i-gre,, 'nJe\ D,+..iutre', n'Jfl;. rrrrenle 'orrro 'iertos Se r"'tri . ,,'.1,, ,,¡"1¡,. aunr,,ri cl iTdrr.nr 'c 'erLi: obligrJo r 'u, ,,.l,riolr c¡n,l'o de la rierra quc rrrilizlbr rPrg'r Lr "1'li ., | .:;ui(ión ir /orrn Je c'ro" Poblr'lurc' induiÓ rl g" I I .náir ¡ recónocer 'u condicür' \ el '- ¿c iurrio de , , .,',"¡iJ, cn Pon.r\ an Unr p'r'rinenre l'Et cr¡oh ltff rl . t:),,o dc ta, pi"it,t tle t ias. D(ci' a'i cn Prfle: .1,^ inJio, n,' ouiJeren pcmranccer en lr' §h rcra' \ e'rrn . ..'r docriJ,^ eo¡ 'iále,c;r 1 pred-rr ir* 'r 'u' rerlu¡ ,.r.,.i cn r.r'jln,, Je do, riu, no lo hicieran. 'eng¡n Pur
,,,

{ Hemáñdez Rod¡iguez, p. 264. ,frnr..,"ro, ¡,p.i.'e' ¿ no
,,.e.
los .onccryádos rabli¿bJn ,

S€ dcbe obsrva! que los csprno

cill¡meDtc propierarios que eiercír¡ la ertloració¡ de troñb¡$

t
t

I

pu.esñr,. p;\ rdr. d . ,os tudgu Se habia cnsido cl lIgo de iorn¡les por cl Ú¡bajo. cuándo los ¡ir, " fuc.oú declárádG súbdiros de h Coro¡¿. desde rt+2. Se dicbron rrl

r

crronpnd-e, !r, v rii.,,

l, ¡-.;..¡,,ln"rie huLi.r'e¡,'r,rido.. ) a'i redu'id'» , rin r:ierr$ suficie tes para se¡rl¡¡¿r" ' con los in§tru¡te'l ,..Lrios. rlc los curles el indio no L' de tencr ¿onrinio ri Po,, .olo el Ce,rch" quc dr cr I le\ J ( rcrlr' c"1 '' '
l,,rr'¡.n.1 rndio (+r oL,tiqación de r'i'rir"'r' S,tc,o,un'i.i'tro mir¡\o rirurcñr'\
,{¡(rLr¿lon

I

los señorcs esP¡ñoles cuyas Pn'Picdxdcs rodcr

Pcrr^rr''

h.io¡cs de ste sistem¡ etr 1591 por FcliF II, e¡ 1t98 por la Rcrl t dc Sinr, F.. y dc núcro cn 1601,.o¡ !üeglo ¿ uná Rc¿l Cédul¡ i( ^
vol.

I, pp.

2m, lol-102. t24i Hcñández Rod¡íqlez, pp. 247, rró).

,,-. Hor.indc/- Rodr;súrz (n. :¿§). i io .,'., lo* rl.,i, \,b;redi il"r{r'. er '! ot\" rl Io4_166 ' ri" Je fduc¡cio I \-cio r"l lo43" lP lli.\or,i \Iinj{,

'd

q

i

I2O

]

CAMPESINOS DE LOS ANDES

EVOLUCION DEL POBLAMIE§ÑÍO

t

!2r

riódica de elcmentos humanos del ¡e$uárdo, áparentemcn$ k , lación demográfic¿ cnüe población y tierres disminuyó o |l.r¡ ncció estnciocade. Además, este fe¡ómeno ocur¡ió cu¡ndo r ¡ trodui€ron nuev¿s t¿cnicás agrícolas. EI r€sukádo fue el ah¡I,l" definitivo de Ia agricultura de rerr¡za y el cultivo único y *, ciente de la tierra plana de ]as legas, ¡uñentando cl ren(lhr' de esta con nucvas técricas, herramient¡s y cultivos. F,n r'l ¡ rlo¿Io de un(x pocos decenios a pertir de 1517, los choco l.. . Saucío pasaron dc l¡ etaptr del palo cultivador a la del cotrll del árado rudim€ntzrioIndud¡btemente esta tr¿nsición fue sumamente trc¡éfic¡r l¡ , mentación y Ia productividad fueron favo¡ablemente influ ,r' si bien se permitió a Ios nativos que poseyeran gamdo y lo nlr" vicran en s,us tierr¡s, h egriculture continuó siendo consi(l(r.l¡ m€nte intensiva en Saucio. Además, dentro de las circunr¡ ,! lá poblaci(in ¡Ie h loc¡lidad logró un gan éxito: absorbe¡ lo nu sin perder lrs car:cte¡isticas básicás de le r€l¡ción tx¿dicioll ,. tr€ el hombre y le ti€Irá de lá preconquista, ni sü cohesión ntr¡ económice. Al respccto los chocontáes de gucío fueron un ¡r1

srstem¡ de los conce¡tados h¡b!i, fuer¿ de tas fronteras del mi$no resgna¡do h¿sta que lá3 l,att¡. jurídicas fueron rotas en el srglo XIX). A causa de esta sdlrh ¡

bán el r€sgra¡do.

(El

dc |¡)

nrtr,

xi

de los Estados Unidos

' ieáad sohre los res'f,, ' .r li,s irrdi8ena' Pleno derecho '1t P,t:! ET:,]:)i.f1:..11f: ,,,.'' ," f'",t.il,r"á. los tribujos *"1:' pero en.ra reario-"11,,",:::':"',u: ,i ;l ii I'pii",;;;'111¡.o r" del. nuevo gobierno La ,, , ili"i, -",¿ inest¡bilidad ¿nur¡ción d( rr rLv der ","'"1"-ra produio r¡ :;; ;,;,'r"-i; ' '.1,',.r,úr" asi como el m¡nirio de su autor' ' s€
r',,,,.1..rrués dc que tinrlnenre se obtuvo l¿ indcFrrdcrlcia'

por la cuál

sc

conrertir rn un inJitiduade.,,','.,",,¿-i".t" ,í.r.o.tiro dócit y protegido otorgá¡dnlc d'uurtento ' ,,,i,,l..' ¡t a. los'otro< ciudqdanó' El princi¡:lel Congreso .l ll de o(rubre de l82l Por ,.,1,' " "\D.¿la" resguardos' ., ¡ ,."^li. * Cúcut¡. erringuió el sistema dc loc

,,.,,;;,1;;"; l"i"'

cncaminadas á

, l,

\

(lic€ en Párte:

indígem privitegiado.

los r (;,ncr6o Cenerál dc Colombiá, cun"'encido de qoe. de lu*ricia e\jgen ;,,,. ni;';r; de csi politice, de razón v derecn tud!' ',i".,',"n.. ou" Io' indiqena'' recuPer(nvcni'lo cn'us decreur ,:'.;ii;¿oJ-; i.s dem"¿" ciudad¡noa, ha r.,,, rr. lo siguiente: lo. ressu¿rdos de tierras ásign'dos r !o' indigenas por las ,';',;,'i;;:; *. haste ahor¡ ian poseido en c.mún' o m

I '

Ld ertinclón del re¡gua¡do de $h,

La cohesión dcl ¡esgüirdo, como grupo soci¿l y tár¡bién rnr sistema tenencial, parec€ que comenzó á ser socavádá cuaÍdo .\rrr,
la guerla d€ la ¡ndcpndencia. Entre los primeros en orient¡rr. l, cia esa dirccción, estuvo don Mi$rel d€ Pombo, gmn petri,,r. hombre de estudio, qui€¡ se pr€sentó como carnpeón de los rrü genas. Fue el dirigente que salvó al movimiento revolucionxrn, r. 20 d€ julio, flmndo en urr momento de flaqueza general arlrrrr, "¿Qué hay que tem€r¡ ilos tiranos mueren, más los puebl,A . etemos!".r6 Imbuído de las ileas ávanzadas que habín leído,"

,,r, dominio Y s' ¡sig' A c¡d¡ famili¡ ¡le in¿ligcnet, ha§ta ehor¿ tributario6' segun h exp"i' qo' t" correspon're , i,;";á;;;;'-; lamur¡' .,,," ,fc cstoi y nümero de que s€ comPonga l¿ L, donde hava terrcno§ sobranrcs' o que no rea nccesano r¡ .., .l :,,1,i''. ¡le lai familas, dcberá arrendar'c Pflrá satr\rocer
¡,

,,'"'. '* rí-h"' ';i'

para su ProPiedad ' '

cultiio

les ieran rePartidas

x

Pombo p€fte¡¿ciá ¿

dc los eb¡6) que f'reron

ú

Rcino. Adnri$do¡,lc los Est.dos U¡idos, Pombo t¡"¡dljo

g¡upo scle.to de cjenrificos y üErátos (Co¡'t-n l¡ v.ngu.rdi. de L intcl@tu.lidad eó rl \,.

. ,,h y l¡ Pblicó en B%oiá, c" lsll (H'n'o y Arulrl4 H¡r'¡ia -/,,, l)p. ltl_rt4). t' .rtt. tal 2n da itdio, Pp 2t1.2l'' ltl'lt6'

'l'

l. coñ,,,'

¡22

]

CAMPISI¡iOS DE LOS ANDIS

EVOLUCIO¡i DEL MBLAII'¡ENTO

I I¡'

d¡rtrción- dc la escuel¡ de primerJs terras

y

estipendio de

l,¡,r

l$ brses de er¡ ,k tribución de tierr¡s hábrirn de ser cl núc]eo f¿rriri¡r v tos rrt,r, duos que pagaban triburos. Además, aunquc la ley'hablaL,r ,[ "pleno dominio y p¡opiedád", se prohibía-a los bJneficiari,¡ ¡, Ias tie¡r¡s vender sris t¿rcs eD los diez años siguientes a la aLl¡rtr cación de los ¡esgua¡dos. trn cumptimiento de csra lcy. en et ,ño de r8ro se cl¡bor,l ,r^ Iista de Ia' fámilias quc hrbian esudo pagand,, triburo en S.rm (-Libro de f,unilias ). " Lcs an,,r,rciones di eve til,rr.¡ cr¡nror,¡¡. trombre del jefe de familia, su cdád, los nonbres de su es¡rv, hijos ¡ el número rñrJI de depeudi(nres. tambiin sc rcgi.rrllos hombres y ¡rs muiercs sotrér¡,r si se sosrenian por sí misnn" así como las viudas y los viudos y sus hijos.
Sucesiva5 regl¡¡te¡rácionrs áclcr¡ron que

hectáreas) para cada miembro de familia de los quc ,,r,r ¡ ricrr! dc ,0 pesos, y el doble de esa c¡otid¡d Prrá los que ,,r,r,,r rcrra de 2J pesos. Fiü¡Lnente s€ PrePeró un nuevo libro I r,,,' ,lt xdjudic¡ción del resguardo"). en quc s.e cnunler.n to'. lr, lrrilias con la extensión y descriPción de la ticrm qr-¡e ha|

,d, o 8l

fueron nrcdi¡l.h ituación. Habia do\ (h.. de, thrras por adjudharsc: lr. que vatian 50 peso, por frneg.lt¡" y u.s que valrán ¿) Pesos.
¡v¡luádas s€Bún Iá c.olüad dcl suelo

Al

misnro rienrpo. r.rs

rierr\ del resguardo
y
su

l¡ rierra sc desconoce) fue dividido e¡ t¡ ¡*. porción de una frnegadr más 2.Boo varr, curJrrd* (rprorinri,J. ' cir,dr por Hemandc/
djgcn¿s, se dcbc

escuda en cl lado iemióD execta de

Después d,e quc.dos lotes panrrnosus fueron rcscrv¡do. p.rü

nolc Jel

r,

r¿,gu¿rdo,"ü el resro de Srucio '11.r,,

L.(,rfusa escritura del "indio" FeliPe Valenzuela suministtr , ¡r,lic,rcnin ¡dccuada ace¡ca de la máner¡ como el r€sguardo . ,,. r,' fue percelado. Cas¿do y con siete hilos, Valenzuela rcci l, \(i re fr,legadrs.v 4.800 v¡rás luna5 ti lr hectáreas) a ¡,,¡i,r (lcrecho. Pero l.§ recibió en dos lot€6 seP¡rados, uno sobre r,l,,i dc los Arrxyancs y eI otro en el l¡do oricntal d€l río, en ¡,, ,luc l¡s tierrAs intermedias fue¡on adiudicrdas a otras frmiItr ¡nuc¡ros casos l¡ ¡diudicacióD de 25 p€sos €stab¡ dista¡te ' t,,rr dc J0 pesos. Pedro Lsdino, por cjemplq recibió u¡a f¡üe,1, r ¡redi¿ de una cláse! y €uatro faneg¿da§ y 6 800 várás de . .¡, situadas a una media milla de distancia; Roque Eraquc re', c§ concesiones sepáradas! una dc dos flnegad¿s de,O Pcsos, ,,1. currro fanegadas en tierrá de 2, p€sos y ot¡as cuatro fán€_ rn oúa pirtci a Agustina Lot¡ se l€ ádrudicaron dos f¡neg¡'. ,1. Ilr )eior derr¡ v un lote distinto €n ot¡o luga.r.6g l,as nMyo' ¡lir,dicáciones de qüe hxy consta¡cia en los m¡teri¡les de que ,l,,pone son lás de Valenzuel¡, )a mencion¡do, y l¿ de Aleio , l, 11, quicn recibió pam él y su farnilia lJ fanegadas y l.ó0o v¡I lisuicnlc es un eiemdo de anotlción relrriva á uM fiñiliá de Saucío, .lr.spondientc ad¡'dic¡ción dt deú., "FeliPe Vdenzuel,. Cr§¡do. .r' .r rñ6. Esp.,s., TomD¡ Tor.§. t«in.. Hiios: qmbMio, M¡nu.l , lr ñ,.rdr, Prot.. Arrtúci¿ y C¡livo. Toul. 8''. (Liqá de í¡mili¡\ ¡n , l,'1. l, DU/S'24). "A F€lipe ValerzuelA y su famili¿ l€ fucron ádiud¡ .,.1n¡ f¡¡cg¡d¿s y 4.800 v¡rs de tiem dc 25, conr.didd cn ún r.ctán.,,ú los siguientes liúit*: ¿t ¡orre, conlliera dcl Pcdr' L¡dhoi il i,..on una ¿.r.. de hóyos; al o.cideútc, con tictu de bhncos- Sc Ic , ,tmc f¡neg¡s... A fclipe V¿lcnzuela. Su ¡d¡údicrn;n sc .on¡llqó ,. , LI'cc:o dc tier¿ dc )5 quc lin,r¿ )l 3ur ton cl lorc d.*i¡id,, , I3 ' , ¡l occilentc (", lh riet dr \cr' rciu Civr¡ 'Lil,r. Jc.Jju , f*U, fo). I, DIU/S-24).
I

Rudrigur/ (p.2so'. Au,.q-e h I"y hrbl¿ it, .. en(r ¡1rernr( luc h{i, ¡s2r ct !r..e$ dr m.:dai,n, la r.giór de Cbo@nti hrb¡. ,v¡edo .oNklcr¡btcmcnk. €¡ l, Dr.r ,

a

eryosición sc prefe¡jiín hs páhbias ,..emp*ino', o .táuciB,,.

cl l-le¡¡ánd€z Rodrigucz, p. 291. ' L¿ f¿n.B¡d¡ lk dcfin¡d, m 18 (o to un esr,¡co
Hs cu¡dmds, o ó. ¡00

Prólidencil del Juez prinoro cáf,tonrl, Choconrí, I dc ¡b¡il de trr, fol. 177, Ddñeftc de Otconrái Cc¡rifimdo del ¡orÚio suplcnrc d.t ,, cuiro pua PNI¡ Ro$ Lorr, ChoconrÍ,24 dc jul¡o de ls , toi, t, o;r,l¡,r,

curdÍJdns ,0.a4 l,ecrircd,. t tos ri.n1de 1¿ coloni, !n¿ fánegad¡ €¡¡ igu.l ¡ 24 est¡drl.s tor t¡do, o ó.r02 ,!L;" cu¡di¡dos (Pjez Counc¡, p- ¡14).

Tlros

de rieF, dc ro.ür, n

-

I:-s.dt¡ra ública, Rxinurdo .6 ,:i, I oc nFyo de I8+_, f,i,.

Bda dcs i Crnrilo Miriño Arros. ct,, l-,, Dll/S.],

", 'i, r,l,.ióú dc varias adjúdic¡cioncs dc ticios cn los r6gtardo§, sh f{I!, I r r, DI,I/S4].

¡24

]

CAMPESINOS DE LOS AND¿S

r¡s. Esras ásignaciones fueron ¡ealmente Pero ob\'rrh que ros agrrmensores di$ribuidores ,,-!lq'"¿" tarrr0¡'n err¿ben romcnrr¡r. rr fragmeitación + r,ii"*1i.*,. "

trVOLUCION

DfI

POBLAMII|NTO

f

12,

:l$il:T'i.:':[Ji;,,]*rk"n:.*:::,_i ;. ;,;il.;,, i': cuenra propi, cu,rrdo'., ; ; ; il ;:;:ilH.,l"5Jlilj:: t, rcoero o propieLJro ru,o et derech; á d. ¡.*....á. Éi,","^i;;; :,ff:::,,,ÍT:;;$,::.1,:"l,ll:
:

l": ¡o demá.. "et "dir,di*ci;;;;;,ru:.:Jr1l1i H ll,i:: ror iefe de tr tumitia podir ¿;,:iril- .r t,. ¿. *i1,,,,,1 gu¿Ic' eo,re sur herederu, irmeü;ramenre,,r ,,, f^r]1 .,.n:, c¿nr|c.iru5 l;;;;,1; di\irr.ru r, ,r*, :J''..i" ",,* *; i;;;

. [su )ey ,plenrcnrenre qenerosa. ruc apiicaáa d! .",",, .;y";";;;;:, De ,,,,1j :i:1"9..:l^,* muier no indrgena. ,i"iui¿,,"r. - :. c\pjico :,..."*en eJ phzo de ¿ Jos crm-pe,inos qus * p"a*i ,1,,,.r., l, r¡erras dlez ur.,. r.".,,"l n'orir.podián d.r" r, uerrr.r ru\ hrios como herencia; e,ros. lr:l

;:i"";il,::rl,,ffli;*
."1ü,i

reconoc;mienro derechos indivjdur,ea..o y ¿ veces los hiio. pidieron - jlx,,rld¡des que sus.propias parcelas fueran a"*í"ná". y ,,!rr.8inn par¡ su utilización perconal.r¡ ""

.. ,l' .,r.

r",,1,rrticipe, de un, ádiudicación. pero con

1",,1 que enronces muchos

r",t,,u,h p,ircetr-..agregando asi

campesinos edjticrron ca,cs en

,rra

granirs dirpenas a h"

d..Ín9

r,

,L¡.r'.n regrcvrrn a ta,nusuá /,,nr det r.,e,rardo.Dc e.ro que Sruc¡o r\perimenró .r,"r..: ,," cumento de , ,,,'. t srr d(nsidad ret¿nr¡menre ete\ad, no habru de ,er ,r,1, sino hasta el periodo de la guerra civil y la desorganiza-

', ,,f,rilre

U$ano Urbánol hm r',, por conse¡tiñie¡lo de ¡odos ¿¡rctrdar... y Ciriacode la eráncia su pártc rJrud;crd¿_a t)ionn,o Urbano lp¿dre de ell;,t y,u fanili...... , ' ',. trnrc por R¿ñn1 I oe ) otros ¡ Jose Man¡ V;ldonrdo NeE,, ..,, . dc no\icrLre üe ,8sr. fut. I, DM/sr,. iR¡ñón Lo¡a em et
Rafá¿lá Urba¡o, Nieres

lr,,,1n Lota,

,, L r(¡¡rctr Urbrno)

* ra cicrm y de r, uürizx.,,rk ",.^-.. J ü,,á","¿:l ;;:l#;::1TrIV"ffi .;,i:: i; oe ¡os c¡mpesino!
,"(],i;J;,..:^1,.:::1.",1-,0_rl"l:,1,,
que djeidjeron

5; r;er

l

¡, ¡erc dc una .J1;:ry **f..'n,;":,ai_ii*fu ,:l y ;¡¡¡1[r fimilir. Ia rierra r.m6ién f, iar.i y crprnró,; ;;;;,; ;,;.i;;i"l'J.i.'.i,llf. i:ll,,,i;,l.,lii' ji
"ij"}":: *::l?,:i3fr,|..,f B 'Dicho ¡dipe Válen¿ueh eñtrcso ¿ ca¡jtr

I ,

\ ,, p,.liÉ \ i.e,,re Chic-súque ,o Chi.usucat te fuc ,dJudicádo un , .. ruLrd rr r¿n ,tn. pr¡o coúo hNr ct presnm no Le ñi ,,Tcckñ,r p,d', rr tuezt q.e orde e,E m:d¡ dichrFci;ido pahD¡r r,err, rj ,,"":*..1" rJ,n que n,e co"re,punJe. eñúe$,,durne ,dicha ricff¿t, ¡.. '¡J.nto dhpoaor d, cth'. .B.rnotoré Crcusuque ¿t jue/ .egundo _ _ .r ., ro, Ch@onrá, 8 de ele¡o d. 1s64, fol. 1, Di!t/A-r).

*#:ffi

¡'Ie¡ia MaldoDsdo NeiI,,
nn

()l'

:"^t;.l;,1"{{[,.;;ji:ixiilili:iril:.I]i,,tth;::,ri

' ..,Jo C¡icLr.rqk ,rs."r,u.a Dúbücl. r,iJ,o Cot"r"fon ¡ Jod vJ¡i¡ ,.ln Ne:ra. Chocunir. rr dc abr:t de l8{2, fo¡. L. Drt¡Al¡.; ¡" c*¡ ', .l' l,n, r-ri,nromo to,¡ c,. S¡uc'o. 9u" mrdvó .Lrntto su ricfl2 ,,,..r,d, for lr tl. \!-iin I rrq-,,Grrirurr puLl..r. Auurrn trr.ue . .\t'rir,!. (i.o!orr-. ,: de feLk-o de l¡.¿. rol ¡. o\lTs-_,, l, . .'.!up ru1 rc.l'o oe prir ocuD"dr pur Rrnón Ln., er tr' ,,err"1., de . I rh¡no E§.ri.utu pul,:cr. Cirir.o U,b¿¡o r JGe ItÚ¿ ¡raldo,.¡do
(lLro.on¡á,2r de márzo de 1818, iot.2, DM/s 14)r dos c6as de báh.,lcúro d! la pi¡cela dc l¡¡lenzuela ([sqitu¡á púbtica, Tomdr Torrt§ José ]\f,¡h "," rD\f/S-r¿,: l¿ ¡Ialdondo Neira, Choco¡rá, 18 de m¿zo dc 18ó2, L. tusr se "n qu. pemili¿, quc pcmhneci,run tF l,eF ¡¡.gn¿.,l,rritúr publca. Jcer¿ y Oi"ni,,r terga,, I Jü<Á M¡rí, L,.,lo Nela. Chocon r, r- d. dicieñbre de l8óó. r"'i L.brt¡S-ts,; ...h brháftque ).o¿tr de ita¡¡ Ar(cnsiór Bmá\ides ( L¡crnrm mrj
Choconrá.

."

l)ocunrenrcs de Mátdonrdo señálár variás csás consüuidN e¡ tos i.-.".,.. de:dgen-. po, (:mpto. l¡ (a.¿ c¡ gJe \ivir l¡ f¿m¡

i:1irtfltili *;ir:ff:l

i:dj:.ii;x

Lrfff;iri
'

;";:"ll[:i i:i:t","#'1¡i;¡-fi P':¡!: ,.¡,r, G"n*rz. cr.-,,r1 ¡

:rri"tr: ;i : ¡'" .,,; ::':;i,:'i:,:i. i;;ss;,u; , ir,

R",'f¡cio Co.iés a Jocé Ma,i¡ Nei,. ',1{( dc l8ó8! fol. 1, DM/S-¿1)i y otros. ^t¡tdonádo

tg

de

F*',

126

| C^llPtrsrNos DE LOS ANDIS

trvoLUcIoN DEL POBLAMIEI\¡IO t ocufiió el)

127

cióD. social denúo d€ 1¡ vereda, fenó¡¡mo que gurlda mi¡ad del siglo XIX.
er, sistema

¡

,lril(»

r

,¡rrc para limpiarlas €s menester mucho dinero, quizás más

el pre,ente e,re ,irema h"" *s,td, yuci13, ro,rari¿ ráo r rrjb¿jJr ¡ t, r, -t,,rm-a crenor\ rnr¡(dir¡as. \ :ci de el,o" hrn dos permanecido corru t,,r, ¡auos en l ar¡: esros dos vrren e'l lJ es.tuin, dc la h¡cien.t,,.. se encuerrrir en el vaue de Sar.cro. tn orras ,"gi.,." i;,at;,;:. drj.r,co der prorec(;oni.mo coruniat r liberatn,,x,,, ::l::lfnbi" ,nrc"so m.,re.r¡r. rnucrros n,rriro. sc opusrcn.r il.l:11i" ¡ curJquier ¡ ,¿ ruer/r moJjii(rci.j,r Je e.., rnJ,,te.-.peh ,,,,: quc en S.rucio et pruc..ñ de rne.rrlrción t. .

dct concertaje empezó ¡ sur¡, , ..^,111:.:.:_,1*" cur¿p\u p.,,ciár cuanLro er rrrBo d; _;;;;,;;i;;",;:il]] ;

P¡,,11. en

,*,:

de 1a tierd'.6? Una parte dc Ia tierra r.ccibidi por Ral(,tr1ríguez fue descrita como "muy esróril", lDotjvo por el 1, l,,c dificil enconüar una persona que l¡ «rma¡r cn ¡r¡en-

!utunrrri,

;,;..JLi:: :'

*"-

¡

.l

B(na,tor rr rrerri con,u¡at. fn erec,ó. t,^ gubcrn¿dore: dct ,, gu¿rdo )¿ LáLrrn e.rado I rend:inJo rierrr. , irmitiá, indivr.tü Írente, ), todos p¿recían €sr¡r srtisfcchos con t¿les au€glos.
nucvr

*,,ia,a ¡,'*'r,,'u,,

;i lli,ilü;:lil,jl'líi'L

l,1lli',,1,

( i:1" 1'"ll'n, socird¡d dc lllu(rros de rñ. S¡ucro'nJ¡vjJurtj\rJ uni xdccurdr,,,,,,,.;"" ..",,,,,i.,";":J,'[i]: il:"']f l pur \rrio\ mo,i\os. c||rrc elto\ la pobrezr det ,ueto de un,,,.,,.

-

.:"

prrece.que

-pioneroi.,r,

r!,*1. parecer que cstos saucitas, como muchos otros incluídos r, l){)cumentos de l{aldonado, se hubieran visto obligrdos ¡ ,l,r \us tierras como de mal¡ calidad, a fin dc jusrific su , ., k)s p¡ecios bajos p¿gados por 1os conpradores. t\{as no , ,t,,c txl sc¿ el cmo. José lfariá lrf¡tdonado NeiÍr, qui€n ,, rnrc compró a tos sáucitas una prrte considcrable del sictor ,lel ¡¡tiguo resguaido (véáse más ¡det:inrc) y qlri€n cra un llor cuidadoso, deió enrrc sus nuDuscr;ros Lr¡lr clrc.t¿ ¿leta,l, l dincro que gastó en acondiciorr tierra rccién adqui" ,,, Srucio, del número y los nonrhres d. quienes tmbaiaion (rl con mles iinil;d¿des, y h¡sta del Di,mero dc días en qse ,ill crdn csración se tr.abajó en libofts de desÍx,nre v di€\drr¡.., do\ co,,,rJlñ, de ¡rre.,drmie,rrñ ,.Dc(ificrb:r ct,Jr l* colldiciñne.. Trc \l...t,,irrJ,, \eira ha. 'i i,piar l.r, ri. rr.,. ) hacer en cllrs orrx. niclñr¡ 3i por eso r, .i ,,cg¡r q,,e n,uch,- can,pcsinn. dci.rrrrr .u. rrrr,s inrpro-

una zoná dc p,n.,no,. , u !_,_.-111.,,* exrrano porque su. lüio, -necc,irab¡n... de vrr do".6u Hermcneg;ldo L,,ro'n" cuftiv,i *., a" ,", i,,'.g,,';, " zrnla\ y mflorr¡les' c¡ t8§2.6r r}(cbrn r*^, v.,,¿. _1,'1, rui. oecraro que su lanegrdJ y 2.S00 varar erán..rb.o,uramcnrr "¡n ¡

llI.,.i-*

I:'c,i.

poJ eiempto docc ano, despu¿s se f",::l*J::^: rc hrbíx áJiudic,du

tá imp,^ibi¡idrd de financiar cor.c¡".

a" u ¡;,i,,u,.;i i"i,,,, r¡ iJc¡ de currir¡r.u ¡ierr.,, -

v l,

1,,¡

¡,',rtrm Dúbliü, E*eba¡ Lotá r José Il{íá l{aldon«to ll de encro dr 18j2. fol. 2, D¡{/S-J.
, rr, d.
1s47,

N-dl1a Cho19

\,'rndamie¡to por Rafác¡ Rodii$ez á M¡¡uel Co¡zálcz, Choco¡iá,

.,ü;;':#:":"ffJ'li:[i:T:i;: flI;

fol. ¡, DII/S-l8.

Io\ ], li1"*. n",..'.-pt.. ¡ieftdrc,¡,o. que pre"enr¡ JJ¿n r.iede en su,,r., t".*, pat 1¿ ,Bosotá. Iin$itu,o t.diseri.b i',.Yr [§piat Colombi¡_ r94ar de cot;,tr; ltilrcrñnes7

r

I

dL Lll"lo: t. Dt\t/S-) i8rl, fol.

t.,^la-

Lur¡

r

\8srin

Bem¿r.

c\oco1r;,

]

dc dich,,,r"

:, (1'orú

l]cnrur¡.púbIi,.,. c¡ñ.nesiido Lorá ¡ José ,,. t? Jc rr,cru de t8j¿. ,ot. ¡ r. DI/S-4. ^t¿,j¿ uatdurado N,,.

dc los leoncs que come¡zárán a ttub¡iai deúat¡ndo en Srucio ¡ ,i,t. dürios dcsde el ñrrtes 1r de los co.¡ientes, Chocortá, li dc cnero Ñi, DM/S_lri Lira de los peoncs qle e§ la presente selran¡ l,¡n tr¡b,,lú,¡atárdo e¡ SaDcío, Chocodtá, ¡7 de enero dc 1817, D¡I/92ó. \"c¡dañic¡to lor Ric,rdo cóD.z .oño ruro. de Tomás Rod.ígúez a . lrrir l,l"ldo¡ado Nei¡¡, Ch@onrá,4 de ñarzo dc tBó4. fol. !. DiU/S-l?i ,'¡¡¡icnto po¡ Ramón Lot, y oros a José Mari¡ \,laldo¡rto Ncn , ,, rá. 8 dc agosro de 18t3, fol. 2, DII/Sr. S. debe obscrvár knrbién que l,i.s dc l, csctrcla coñprádos por i,laldo.ado e¡ 18, fucro¡ des.rit6 ,,,'l,Édio c¡L,ictos pór pantános, con gr¡ndes zán¡m, hov,6 y mrtor¡atLr.ron "desmo¡tados. secedG y ¡iv€lados lpor ¡Ialdonrtu . ^-eimt ,,x¡) de:70 pcso§ (¡iciitu¡á públi.á, Camilo M¡rnio Ar¡os a José M¡\l.,ldonrdo iicira. Choco¡tá. It de encro de 18t2, fols.8"8 v. D]\,1/SJ).

lfr¡

I28

]

CAMP¡]SINOS D¿ LOS ANDES

EVOLUCION DEL POBLAMIENTO

I

129

drsponrrr t.rnatnr€nre ruvo que enrrcgcr h propiedrd (.;ro et r,,,,i,,, ,r,sico,á,,n rue er c¿.ó de RJraer Ródni,,tr/ , riunon Lo,a. llas porque ,u§ lore§ _quc ¡pjreñreñenrc .r,, ,;,, ,,. cáPrrar- en rcxlrdad crJn de mrla calir'r,l \i siqrricrr podrrn .rrr,, dar,rus rierrr<. No c. de ,orprerder. en conscc Jenc 'qr ir, re t,. ,, ,, de Lora csruviera¡r en lr jndigencia.

Pero. ¿que más poJir esperarse si ta tey conremolaba el rrr nrrlru de j, lierm. conro ¡i esta por sr .ol.r'fue.,e ,""'ojnr.",,",, curü todos los rnale_ de la economr¡: ¿Dónde c*rl,ai los nrrilr,. necesrno\ pafn urrli¿rr plenamence es¡ tierrál ¿Dondc esrit,, r ornero prra cñmprár :e'nil)a v pr3at lo, rc-rbaiadore,; .G,¡n0 r,,, ora.cr campornu dr.lrur¡r dc su prop edad. .i bot,itio, cy¡i", vacroi ) hs hcu¿mienras e-rn corro.r,)cü por"u. eso nu es ron,r,¡ dcnre que [\rebrn Lori \ojruviera que cra mc¡or ,_ra.ri, l, ,, que rrrD,itarrr: (n elecro, el co,rc iurcial de e\plur¡ciun dc \r¡ t, , era superior al r¡tor re¿l de h propie<tar{. f" ,,ig.ai., a".u.. ,,,,, meno cor:rrlu en que ta derm de Lou era Lodo eJ caoiral Ltr ,*,

¡
,

r¡, (cdicran a sus máridos e hiios. Los rcgisÚos indican, en
li,l, irrc i¿s mujeres enffega¡on I¿ tieffá ¿ párientes suyos o lás lr' r,¡r I cxtr¡ños. Y¿ se há expuesto el caso de Mári¡ Barbón. . ,, L , rr e, uljxm Quinchua declaró que deseaba vender su rierrr, J ,1r,l,r "cübierra de maleza".6? Una muie¡ y su única hija, ,¡,rcntes a la familir Eraque, incapaces'de'cuidar sus lotis, ,r,nr cr 1852 vender un¿ porcióu de ellos no utilizada.o3 Joa-

,,

(

.,

l

xscá

,l .iril,r

elh y compró a su padre una rerce¡a; cua¡do contraio ,r,rrio y decidió vender, se descubrió que "lá mit¿d ldc su
rlc

recibió una adjudicación en 1819, heredó otrá d€ la
cubiertá de malez¡".o,

:::-o:T'l::

. . ¿Y cómo se porrarun hs campe,lrrar como emprc\¡lo\ r¡r,.,¡ coniiderabte $) Yn Nerr¡ fue.o¡ rnuieres,dc quicnes vendieron cjcrra, ¡.u.,1 (¡on¿do -l\,Jner9
falra dc dincro ciccriro, to

Scgún et si.rcm.r indi\iduali.tr. r, nran que conrrrrár rrahairdorcs pa-r laLrar ,uc parc(rx,. o ¡cn,que reálr,/ar ellas m;snrr\ e"c traba¡o. Lo orime;o erj dití.it ,,.,
¡econocrclo a t¡" m"icres en ta sociedad campes.nc. fn p*,i"i,r, que las mujeres teDdrírn que descuidar sus propiedrdcs,.a

,.g,"á" ,,'"d;ó". ; .;,," ;"i

;,1,.

parece que lás gentes de Saucío, aunque entude e¡s¿yar el nuevo sisteñ¡ ¿le teneflci¿ ¿gcrria, ,'n sevcrxmente debido a las dificulrad€s suscitadas por el .,, rister¡¡. Aun en el caso de que se hubier¿n d¡do á los cam. ,. (rédito, hcrramicnr¡s y buen¿ tierm en cánridád sufici€nte t,,. cr¡ mate¡ialorente imposible en esa épocr), subsistían los , ,,los invencibles de la pequeñez de Ios lores y ]a fr¡gnen,r rlc la explotación dete¡minadas por Ia ley. Scguín además ,,,,rizxcióir de dividi¡ esas minúscul¡s pnlcelrs entre los her€" ,,.. pcmiso que con frccuenciá tenía efectos económicos adI.ll tipo mod¡l de fnmilia que regist(abx la m¿yor f¡ecu€n,,1 cl número dc miembros (utilizanclo Ia proporción acturl

., \

L, .(nlclusión,
(leseosas

ncrr,"

L

con ktror ) mrrh .h"chi. o njarii o, Ce picJtu. prftce .\¿rr tos fun,,.t¡ que cxmL.*¡,. ,-n,Ei, :.'l:..," 1,, pú ,. \rscherá.rs J! § r.opied,J n¡,.,,,.,-,,.1 r.,.. ,1( ( orrc._ r{ .te o.iubr; de roar. iul. ro, Do.,,T;'i" ':üblo \t"Idon,do \da hubú de sun i¡lr¿r h,rrañ.er,, ¿ .,! le.Clocolrlil: r r.e,.,r,. ,'r.n r c. iJ, tu,., oe 1. _ re,,.,,, oo .,...ú,. rD:r:dñre. ¡ror D¡rr. pat,s, p,rc, y Jad^ ,Heramirjr. que h. d. r+" c1 sr, L'.q.. hm,rh\"d". t8 dm¿yu de rsj-. tot. r. D\t.sr¿,. l_1r Ju,n f,i...r,

L. l,l.].* "" _,,: h.,rri,nr¡ ,,r, (ri p¡lliedrd <\,r.i,r d" ru, r,-. ro. y.,mpsir. cron ru.e,d^ cn coñ,rl L\",.. :^1I.;,I l* p. rú.i. irdD,e¡ccn(ión con dc tns hñr¿urj..

, cu,ndo habi¿ dinero, o esperü li herencia del padre o de ,',icntc para incorpoHrl¡ a lá propi€dad. Realmente los sau" rrrn propietarios. Pero esraban ma¡iatádos en su trab¿jo agrí-

¡rcrsonas), rccibió unes sicte fanegadas (4.45 hectáreas) de 50 pesos, que subdir'idida entIe los hetedetos, se r€duci¿ , ,' dos fancgadas p¡m cáda uno. Casi no habi¿ espacio pare \l,rlrsión o pam eludir tierrás p¿ntrnosas o estériles, a mcnos , ¡ndicra comprar Iotes igüalmente reducidos €n lugares difeLic

,,uri
.
.

r! de enero de

pública, Juliáná Quincha a José 18t2, fol. 2. DNf/S-6. tr!áque

\l¿ri. Nl.l¿on.do Neir¡.

Cho'
Cho-

tG

,n¡erá\. púque s(¿s 'ni],so,A

,¡ retián

rm,o.;_, ," ."báln o utr,.", du q.tmrsxer \e qucr¿-on e,. ."p.,,.,, ;";;, ;.";,1,:,.i L p-h firJ det sigto X\ ¡tf ,f.iede. pp. ,o-ó0,.

¡

det Cauca cru veccs co{¡bán

difi.it que Io"

ind.os

¡u,ich1 hc,,,

I ,,irum públic,, Mdrcelira

r

l,

¿e ¡ovieDbre

dc

1852,

¡ José Med¡ l,laldon¡do Neia, fol. I v, DN{/98.

ritu¡x públic,, Jo¡qui¡á Guascá ¿ Jos¿ Marl¿ M¡ldonado Nei¡á, Chor dc dicicmbtc de 18it, fol.2. DNI/S_11.

I]O

]

CAÑIPISINOS DE LOS ANDI]S

F,\¡OLUCION DDL POBLAMIENIO

t

1]I

cola, (n h uulización de la rierrá, cn lá producc¡ón. en su n * vid.r. fur ralcs ruirrfunJioi. No podi.rrr yr lracer rerivjr el sr ,". dc Ia erupres r cumunal que cn l. époc.r colonial aplrecla con¡, f vcrdrderá renrri¡. , ciusa del inreliccnrc uso quc permitir t,r,,
conclusión, L subdivisión". tá rie¡ra dcl resguárdo fue ün de [,i sublime de aránz¡do libcr¿lismoi pero un rreDendo crror dr![ ] punro de vista soci¿l y ecoDónlico. Como ¡esultado de est¡ irt.

¡.,,',

(ic ro"rcru,

.os

i,,,,,",".,

rerrc,ón"con.lc.p.cioii,ponil,t,

I

tolonial. El Dresidente LóDez efrontó sucesivámente los ,,.l,tr¡I.N nacionales áe l¡ educación, la lglesia, l¡ tierra y lá er r'r'rtrI. ¡,ll l5 de mayo de l85q LóPez democr¡tiz5 la educ¡ción ,lrulnalo escuelas sosteridas Por el Estadoi el 24 clel ¡rismo ..,r¡ulsti a tos jesuitas; un nres rnás t¡rde áuto¡izó l¡ lib¡e utin¡, vcnt¡ de todas lás tierr¡s; y un ¡ño más edelantc libertó

)

dad ocial insriruirla por Iá Rcpübli|.¿. l¡r cci,nom'r \ufri(; ,l¡, rioro y sc acercrron épocr5 dificiles.

[nt¡cranto, I¡¡s ]ucicndas vccirrs de Tilará.v Chinatá, asi ,,n lás aristocráticas de Aposentos, Ovejerrs y otras, pcrman«r,, intocadas y Dirnndar coruo adolescenres so'ürcalir¡e¡rridos. S . ltr pictarios Ülancos sinrpleme¡rc rrriraron ct espcctáculo dc r.rit. po¡ sobrc nred;^nirs ) lindcros, lnienrras el arrri3uo rcsgu¡r,t,), n:enz-ri n:rdquirir Ia aprr.iencir dc una r¡tonc¡.l, co¡ ccntc¡r¡rr\ scrcs l¡borr¡rdo los bohilkrs liliputienscs de úerr:¡ :td\ ,rcentcs .r , , hrcjendas. Pero Porrbo v slrs colcgas nu[c.r hrbím pcnsado cn,, pártir la tier¡a de los blalcos que, en todo caso, no podian hlrt, contra sus propios intercses. §sí, las irmensas posesiones quc \ ¡ quez de trloJina y Ia fglesia habían cstablecido en lá regi(il|I Chocontá continua¡on intactas como en Ia época de h iol,rtr mientras que, de nr¡ncD parxdójica, los li€nros quenrantes ,t, I Revoluci(in Fr¡ncesa, cuidadosanrentc desviados hacia los pnrr. indigen:rs, krs arr¡srron Jn nri$ricordi¡. De csta mancr¡ cl t¡, fundio v cl minifundio rjnicron hrsrr hoy a coeristir.cn la rc¡r,r
r

11,,, frrc lá lcy del 22 d¿ iunio de lSro l¡ que con má\ drxmá-, ,ir,' r'esultaáos opue\tos a sus buenrs intenciones Según c'ta ',. r'irn¡ras de provincir fueron autorizrdas "p:ra rrrcglar la 1"1,. rcp^r¡imien;o, rdiudicrción ,,,.t,^ rná,genas, pudiendo dicha"

,,,,,... ¡ar; disp;[er de .,.,',,s tiruloi que to''u' demás granadinos".?' L¡ Cámrr¡ de la ,. , rr,.r.le Chocon¡á rccu,i en consccucncia. y áProximadrrDelte
por la Ordenanz¡ I'¡e 141 sc concedió comPlet¡ r,,l]{l e los propiet¡r¡os de tierrás de resglardos para ejcrcer
,n,, rrrás tarde,

y tibre eneienación de resrán'rra'r aurorizar a los in' propiedrd* det mísmo modo v por

.,,rri

. ¡',.hi.rn vendcr.ur rierr¡:. \i ¿si lo dc'caran. Y mu(Los dc ,. t,, cfectuaron. La producr¡ridád habí¡ disminuido tan ¡bruphaio el nuelo aitrcma de tenencie. que el único bien que
crmpesinos

l.r,' .iq'rilic¡b¡,

§encillamente, que de'de ese momento lr)< §¡u-

r'.rdccíá necesidades. en Prrticuler los que r€nián que hecer . ,¡..r crisis t¡les como enfermcdade§ o la muert€ de un miembro L l, frrniliá, se presentaban ¿ los ProPietarios ricos con olertá1 dc

'

..¡lit¡d producíá dinero er¡ la ticrra misma. Los

'

La crclrcíúr de Lús lrl'¡

*|,'rtes sus tierras.rs E*e proceso pudo también funcionar m

rnrr cl reDtr tlc qrrc los carnpesinos esnrrrr,. o veDdiendo süs rierr¡s a prccios ínfimos, ct ,. dc jurlio de l84l füe prontulsrd¡ r.rna nucva let que prorrogó l¡, otros diez áños l¡ prohibición de vender..r,, Pero siis anós ir¡ tirde. uno de I,^ presidcnrc, de persarr icnro r¡r ,¡Jicat qrrr. . má" h¿r'.r cenido Colñmbi,r. Jn\i H h,i(, I ópcz .,.,r,ó p,re.i,nr.r. su cnrgo y el pais cntooces pireció znf :c risorosxmente rh ,
Probablrmenrc
siendo engrñados

tl

il ., p. 147.

'" llci,rár(lrz

R.drígLrz, p.

186.

r.,r:,um públic¿, Hcr creg:klo Lor. ¿ Jo'c M¡ri¡ \lálloardo Ncn'. . rrá. 12 dG .r.rc de 18t2, fol. l. DM/S_{I y orrc. I ¡l luc cl cso dc Feüp. Vrl.dud. quictr. est.ndo enfemD. vendi'i f¡rtÉ . " ,icrre á Florntino-Corr¿s (Escritura públic¡, Tomsá Torres v "Eoj l,"i i!t.ri. Maldoo¿do N.ir., Chocontá, 20 de octubre de 18ó1. fol' 1, ,\l¡i'r). Y ú el ce dc l¡ fr¡nili¡ Srrmimto: "Cu¡ndo l¡ mádrc Fu¡ió' r,'r.ió co¡ di.ha Bonif¿cie y lu,n r§idro Sarúiento que tMaria NoNen¡ ,-"1ró, hcrm,na dc ellosl hibrie d. h¡.er los g¡sros Pd¡ d ern'rrc' ' -rú' iic rccibir l. porciór dc ti.rn d. h m'drc". rE$rituh Públic'' It'-

EVOLUCION

DEI

POBLAMIEN'TO L

I,,

I'2 ]

CA}IPESI\O§ DE LO6 ANDES

sentido inverso, es dccir. que ci€r(os hacendrdos hubieran pJt ¿provechar las condiciones adversrs de Ias f¡milias de SaucÍr pr ofrecedes precios bajos por sus der¡ás. l\{es pa.€ce que l. lllt de r.entrs suscitad¡ pior la ley del 22 de junio de l85O tuvll lla las caracteristicas usu¡les de oferta y demanda que las dc rrlr erplotrción por pcnc de lo.. ricos, No oLsranr€. cs innegabh rp quiencs vendieron sus rierra. quedaron a la Iargr en peor sirurrL

,¡.i cmD¡rentádá con los circulos sociáles más elev:rdos dc .,,,., t-* l* lores reserv¡dos P¡ra el funcionemiento de l¡ ,.r l¡ sección norte de S,ucio fue¡on el núcleo desde el
\t

La persona que esr¿ba en las flejores condiciones de aprc!r.[. esta siturci(in erx don Jos¿ ¡l¡rí¡ U¡ldon¡do Ncira, propicr.', d€ la Haciend¡ de Aposentos,r' cacique politico de Chotorrr
pr€sid€nte de la Cám¡ra P¡ovinci¡l,i5

, r,.,,"",1¡. ft icfe polirico de Chocontá había remarado esos .L,lc taro dc lSi+ a fin de obtenc¡ el dinero Decc:rrio pár¡ ,,,,',',icntá ¿c la escuel¿ dc l¡ localidrd?o lUaldonado N€ir¡ r ,,'rtr orooiemrio dc las rierrrs re'err'¡das inicialmcn¡e Par¡ ?? '.1'. l'.rii¿;,lola" comprado el l5 de agocto d€ lsll ,r.,,,n., rle

rlJ.nr'lo Ne¡r¡ sc cxtendió harre que pudq formar un¡

y

mrcmbro de una

frrrrth,

¡j. Nqrdta

Sarmhrto ¡ José ,Uá!ía M¿ldonldo Neila, Chocontá, 17 .lc sr derrbre dc l8ó1, fol. ¡, D¡,/S'lt). El sigüe¡¡m ¡ecibo t!ágico es i.¿1.r. le s.d d€ dine¡o.n efecriro suscir¡da por.l nr¡€vo sist€ma agr.¡io, t¡, i miDjfundio, y por sDs .ónsecuer.iás dc úiseria: "Chdontú, 1t de cnrrn ¡ r8ót. Yo, Brüno Rico D., lecibí hq, dc don J6é M. M¡ldonado N. l¡ ls de úcs pesos fm ntdicnr¿s y ropa dc Tom,is Roddg{ei tesms rres t¡,r. sotr paE dgar.l v¡lor de l¡ tic¡.a Jdc Rodrigucrl. En fe de ¡o cu¡l t'¡,¡ á Eulogio González que firme por úi" (DM/S-27,. "Tenndo en ¡úr que v¡¡i6 mi.ñbros de núest¡á famili. han ¡nuertó y qur Dccesitünos ¡ ,tr, p.ia prga¡ algunas deudás, n6oü6 fkid.o ColoEdo y M,¡ia DEulir rl, cúasuquel hc¡¡os dccidido dar en 1'eru a don JGé ¡'larie Maldon.do N¡,. oth porción ¿e l. ti€ ¡ quc ¡os fuc adiüdi.¡da, sin i.cluir el lote quc ). r, vendjnbs cl lr de cnero del prcscntc'. (Esoirú¡¡ pública. Isid¡o Col,r"r ¡ .16ó Máriá iu¡ldonado Nen¡, Cheoútá. 1t dc abril de 18t2, f,,l r

,.,i',r-. llita.',rao Neim. €l Iombre del drnero c"menzó ,,,,,.r. las rierras adyácentes o cercán¡s á los lole' de l¡ es. ' r I uimer clienri fue t tcban Lota. €l cañPe\ino ca§edo ,,,, ,,',ii.. no indigen, y quien h'bi' recibido §ol'menrc una

oLre los s.ucirás fueron autorizádos Pare vender su§

'

r, ,.iónl Su f¡negada v'2.r0o varJ\ eran de rierra dc 50 Pe,,,,, h vendió oár ]0 pc<os Porque e)h e\t¡ba en mal¡5 con',,,' siouró de;ués .u vccino y Primo Hermenegildo Lot¡, ,,,.¿ii su taniqeda por ¡, peso\ v Juliana Quincha. cuyás ¡ lns lure' dc lá escueh fueron vendi r,¡«'.,,les 'iruad¡i iunó re¡lec Un mes más larde. ll'rldonádo iu p"*" y custro
,..,,

DM/A-r). 'a vásque de Moh,¡ y sus liios disfrutrron de est¡ hacicúdá ¡próxirn , mertc hd¡¡ ló80. cuando los hocde.os la rcndieñn at c.pnán Tomás ltrlde Sotomávor. El c¡pit,if [s],s i¿ lcndió on 1713 il C¡tr\ento de Prrh. esturic.on c¡ poscsión de Apo*¡tos h¡r dors dc Bosotá. la C¡mpuh¡o y Ldu lá co rp¡ó. Despu& los Cxúlú 178t, ctrándo Jdé M¡¡í¡'no¡ics suos l¡ ,Ícñdaro, a .José r{¡ri¡ lldon,do (!üicn cn álcalde dc i r¡ cotrtá) er 180ó y l¡¡álmetrte s€ lá reüdicon hacia l8l, (José il'laria iurll" D¡,I/A-r;

, ,fu úübticá, R¡ ¡und,, Bena\ide( ¿ C¿ñilo l\!¡riño Ar¡ñ'. Chc_ '' I Je;Eyo dc 18a7. fol. ¿. DM/S-]' , ' ,ur¡ oüblica, Crmilo \4áriño A!¿o§ ¡ Jo5i luarh V'ldÚna'lo Neir'' ,..,,-'r- !t dc crerc d. 1812. fol T r' DM/S'' InfoT '¡d¡menrc' lor ," "o cpecificr" lá luPerficic ocuPld¡ Por lo3 lores' r,,, I. d.lecruos¡ d«Fp(ión dc ls srnu¡d' § ñuv difnil lii'¡ l'.

nado al Alcálde 6!ñicipel prilne¡o. Chocontá. 17 de .¡.ro de 1812, fols. I ,tr .t Goñzález Cárden¿s, prtrin). J6é M¡rí. M¡ldonedo l.{,, r, haciónd¡ de Aposcnros r su hijo, José [fa!í. Mddonado Nena, quicn , vez ¡¿ rraffm¡tió ¡ su hiio. JoE S¡rtos ltf¡IdoMdo. José S.ntos h !cnd¡,,,"

.1,,,.1u ¿*actá de c¿d; uño de los lo!1" comPrádos por Maldon¡'lo ,, Un cicmDlo de dcadiPción _E¡ 'drcno yritne los limiÉt rgxicntes ,,..i""* ri'.i, coñ la ricrr¡ de uarc'liúá Bcn¿n(i' fmqÚc Pútier' eI l¡do lonq siguiendo en linea rccr¡ h*ti !i ¡ioión ,, ,,. '»,¿. * **-"" en ún ochinl por et sur' dcsdc cl n'oi¡in v2 .,,;,.," '" ....,.4.".i^" o- úD¡ cerct hd¡ un¡ mcdirni¡ Por Jundc c"rrc cl ¡g!¡ j" s¡u(io dur¡nrc cl irvicmo ' c'c"' (conrrno J( Per , ',,. ',,',,#, fr.,, Il¡lJonrd'' N(ira v Btmxr(1" (:'nr" Chn(r ri t7 . i".¡

do l,.o,rárdo lzquierdo. " corzálc, Cárder.s, ,aniu.

rúárc a Julio Ro¡n

suyos suc6ores

k rendiclod.l

áctuál propicr,,

',,..",,,ia" lA*. h1r ,," j*-¡,i'"

rol 4 DM/S_20'

Se dcbc ol'\crtr que Nr chse de emPlcánd6c hli¿ cl Prc§en'e rvds coñti"u¡do

r'-

1'4

]

CAMP]¡SINOS DE LOS ANDES

trvoLUcIoN DIL POBI,A§'llllN',l() c*a, ¡ltü

| lli

compró

sargento Eraque sus ocho f¡negades y una d¿s iunto e lrs ti€üas ¿le los Lotás, por 2o8 pesos.z0

¡l

ll,,'¡rrr

Haci¿ 18ó8 y después de unás dieciséis col¡prás prácticattfi¡ a miemb¡os de l¡s ñismas farnilias, los lotes de lá €scucl¡ , I parcelas originarias dc Ia estancia de los Lotas h¡bian sido ultltb Todos los lotes intermedios habiin sido compr¿dos ¡sí coflr L tieffls vecin¿s. Infortun¿damente no todas las escrituras ildht las ca¡tid¡des dc tier¡a comp¡ádas, y por este motivo es difldl ¡ ber con ccrtidumbre cuánta Eerrx pudo fin¿lfierte reunir M.l¡l nedo Neira. Sin embargo, sumendo le,s cif¡ás de que se di¡l¡nr había ó9 fanegadas (44.51 hectáreas). Agreg¡ndo las sup€r,lü no especificadas, es probable que Ia nuev¿ hacienda de Sát¡clo I tuvier¿ compuesto por lo m€no6 de l0O frnegadás (C+.74 hI{{ rc¿r.&, Y I" sum¿ total de dine¡o fr¡e de 1.989 pesos. Nntnd ¡tente, cste no er¡ un latifundio. Pcro Maldonado Neir¡ iü, hecho un buen negocio. Habíe pagado unos veinte pesos po¡ (¡ü fanegada de tierra que, según los avalu¡dores oficiáles, v¡ll. I 2t a ro p€sos. Va¡ios individuos l€ habfán vendido tieEaq algr»" por r¡7ones iustific¡das. otros urgidos de dinero y muchos p,'¡lF no podían o no querian limpiar y explotar sus p¡rcelas. Así. M¡l¡L n¡do Neira pudo forfiar una est¡ncia en S¡ucío que era cinco r ces m¡yor que Ia rdjudicada orig¡na¡iamente a Felipe Valenrrrr| y prob.rblcm€nte cuatro veces máyor que el núcleo de los lorr¡ la escuel¡.

, r

' . , ¡rrc¡ndo trabtió cu¡t¡o dirs, iunto con un much¡cho..."ü , ,r(ri¡ente, cl propierario de la estanci¡ de Saucio utilizaba

sido inrperdonable que Maldonado Neira, al adquirir ,,r.r. co¡ro los canrpcsinos no h$biera hecho nada con ell¿, ,, (onstrrcias indican que este gamon¡l €r¡ homb¡e enér' ¡,r' renia el dinero, Ias he¡r¡mientm y el incefltivo neces¿rio lrrrcrtirsc en un bucn hac€ndado. Algunas de sus anor¡cio_ ,,i¡ "Durnte cl liño de 1851 gásté 27o Pesos en limPim y , rl lore de Saucí¡r... Eo 185, gásté 18 Pesos ¡rrencando ¡' ltlyperitü , sp.l del lotc... Gasté 20 Pesos sembr¡ndo ,,,r t¡ novicml¡rc de 18t2... Jueve\ 3l de c¡ero de 18571 ,1 ,, ¡cones lirrrpioron la tierra de mi hj¡o durante siete horas; ,,.,,.'¡.,ao.es ¡r¡ron por tres dja'. MaIzo 2 de 1857: ulr

,1, ri(rra. Lá siembra dc carretón parece indic¡r que mantenís ,lllirr g¡nado; y tAmbién €st¡ba cultivando-

'

' Es.itus

públ¡ca,

.ontá, lz de €ncro de l8tz, fol. ¿, DM/S{ (el pft.io de lá tietr d.50l'e fuc deducido dc la p,¡re adyeceDte dc Mariá B.rbón, coD ¡Bpecto ¡ h 'e sc disponiá de i¡tfom.ción .ompl.ta); Escitls púlrlic., Hemt¡egildo l!. r José María Máldomdo Nci!¡, C1ro@nrí, 12 de eÉro de 18t2, f, ' D¡Vvl; E$riru.¡ púbüca Juli¡n¡ Qui@h¿ ¡ J63¿ Ma¡í¿ Maldon.do Ni,, Chocoúrá, 1l dc derc de 1852. DM/S_6i E.ritnE públic., Agustin li.¡p

lileb¿.

Lot . Jc¿ jUaí.

M¡ldon¡do Ncni, ($

cste hacendádo no instituyera totalmente eI sistemá de ,,,ndos dentro de tos límites del ¿ntigüo r€sgue¡do. Pero h¡y . rrr,s de que se desárrolló un¡ esp€cie de peonaie por derda' , l)ocum¿ntos d€ lr{¡ldonado indrcán que v¡rios trabaiadore§ ".¡rr lc csrabrn debiendo al hacendado: entre ellos los Eraques.
,

, l)0 nlaIzo de 1857 á mayo de 18t8 tlabaiaron esPorádicai, uno§ c¡rorce obr€¡o§ €n Promedio.* De l¡ learura d€ l᧠', \( inf;ere ct amente que muchos de esos Eabriadores Pcr' - 'rr r familia, quc habían tenido que vender sus tierras. Maldo' ' ' Neira no los llamab¡ colcert dos si¡lo "Peo¡es". Considerando , , rD más de seis cásrs fueron iocluid¡s en l3s cofiPr¿s de tie_ . y (lu€ l¡ tic¡¡, cultivable iniciáIment€ er¡ ürütad¡, es Prob¡,

\tiklonado Neüa dio empleo ¿ obre¡os de le localidad. Además r,, r¡uc¡s agrícolas ordhárias, h¡bí¿ un üábajo PrinciPal enton' lr construcció¡ de una pared de piedra y b¿rro que tod¡ví¡

. ,l c

l'

.rs

y

los Barbones. Los pagos se hacícn semanalmcntc: pero

Siñó! I,lariño, Choco¡tá. 12 de fcb¡ero de 1852, DM/S'7 (otto ágrnr[ compú .sh tiÚñ co¡ di¡c@ d€ ,ifildonádo Neir¡i ¡p¡F¡cñeúte, lirr no dcsérb¡ venderl¡ al p¡opietúio de Aposeffos por atgun ñorivo,lq'
á

dc lo lue h¡{¡ ltncru dc l8lól (ngo i,,vcniJ,' cx ¡¡ comPm } .,., Jsl er?rc.¡do rcrreno füc S¿uciDl, eúro dc t8§ó, fol l DM/S_l: -, los peo¡s..., lol I v, DM/Sr6.

r ,"xin
'lc

" Sesún irformáción sumiDist¡ada por don Júm Poüás, fuo¿ador ,lL l, ,uli,s, urs .ic¡ fanc8¿d8 fnc l¡ eñensiór de tieÚl que cómpró r Josó sr(

(,'r¡ .,,r,

de úied!¡
r8r8:

ú el
r_o,

ful'.

trl\I/Sr2. fl h¿c,nd.do

ÉEeno d¿ }¿ucio,

l0.lc iEno de l8r7 á i d.
'unüninN todh
lás hc¡E_

t

1]ó

]

CAMPESINOS DE LO6 ANDES

LA EVOLUCION DEL POBLAMIEi\TO I lr7

eros

sus deudás.33

rrabaiadores al p¿recer nunc¡ Iograron ..pooers€ al

dh,,,.

r€rr¡ colonrrl de irrb,io oUjg¿ro.io hahr; sido ;,¿nrcnido tü de Sauc,or pcro el cunrinuo dereriuro de Iá siruáci¿n e(,,n,r,,r, ¡ompió las b¡reras d€ la resisrencia. Et hecho de que atgunor r r pesinos vendierrn sus tie¡ras v ¡etuvie¡an las cajas ealficn,l,, ellas pucde considerarse como'un comienzo.s{

, P.rrece que c mtdido que rr¡nscurri¿ el tjempo los sauc .¡ l numero crecj(nre tueron perdiendo o vendiendó su, Lierrír, tú prrandoJe Ar et e.cenrrio prra quc el sisrema deJ concenajc lrr,i. su rparicion de,,rro de los trmiic. det anúguo resgrardo. I\h r

i

Porras.36 Negociando inteligentemente en .1,, (lon Ju¡n reunió um fortuna consider¡ble. Comenzó por -t,nr (icrr¿ en to¡no al nrlcleo de Máldonado, aprovechando la ,urrlrc dc la he¡€nci¡ pa¡tible que tenían y tienen los agricul. t¡l como 1o h¡bí¡ hecho llaldonado Ncirr. El ansi¡ de dinero ',\,, ¡or parte de los campesinos no habi¡ decün¡do. Por cl ., rrro, las gueras cir-iles habian aümcnt¡do 1¡ miseria. Don Jua¡ . r Ní .provecha$e de estn necesid¡d de sobrevivir que tenían tl,m(lores d€ la localidad.

, ,,¡rrr¡ro, don Juan

Sin embargn. pr-ece que h ins¡irución de lo, concer¡ftt,¡ ,ró impulsu deotro de cobró impulso dentro de Saucio.ino h,{, ñ,,",,".,,--^ -......" sjno hásra que un nsevo prl{, tario tomó posesión de I¡s 10o faneg¡dff p"it"n".i.nt", a Mrl,t negadas pertenecienres ilJ,r. nado Neitu y tr. c,,.lvi(ió." ñ*h".i, re.oeubte. ft" o.¡n. "* Srnros Maldon:rdo. tujo de t\faldooado Xiir¡, vend¿ ".,r ¡ José rcncia el 5 de agosto de 189ó, por 1j.000 pesoss; a otlo n r
p&res de Saucio, r ile abril a io ite Eáyo.le 1sr7, f,t I DII/Sr2. ü. "H,y m condiciun e,p«ial: que ta (asá corrts,d¿ en csre to(c,,.,
& P¡est¡do a los

*,:,*j" 9: propi.d¿d de las Be¡s¿Bs, qui€nes pueden viúir en elh ,,& ourfl, { ¡,, lo qurEn. sla cond:ri¿n c, pe¡son¡t eth,, y ,,,, htu l,!e.dcrechol I oús personát (t scriN¡¿ ¿püblicá, ro pod, r)i,., Joffa i le.rs{r, ¡ J:,é ¡tari¡ ¡t¿tdonádo \eira, Choconrá, 17 de d;iembÉ Jr r¡ ,o¡..1 r DV/S.ro.r -lt vendedur infom¿ que Rrmón toh rie¡, ,¡u,i
de b¡t,areque y

de 18.8, fol, 2, DM/S:¡a). que Ln cuarcn,¡ ,ños t¡ nertu que M,ldonád,, \. h¡Du comphdo por uno,2.000 psos había áumen¡ad; de \rtor 5i.r{ \¡, ilTil,o pudo h,ber.ido c"uvdo etr p¿ar por inft¿ción. pero,turr ,trte ros muchos cdflicro..iv,te, e.,r trop.edr¿ de Srucio demsrró ráci¡ú." qw_eh u¡ bnú ¡efugio pá¡¡ cl cepir,t de M¡tdonado, y definirivmerr( b §óLdr inlehjq. U rajor de c¡dr fáneg"d, eumenró jc io pe,o. en rr ,r ce¡io cenr4 de 1850 rJe 2o . l0 pesos no ofici¡ITenre, a 80 pesos cn l8r0 (de 20 ¿ 10 pe,o. ro ) 1877 I tro pe,os.en cl J.cenio Jc tSoo ,f.crj,utu púbticJ. loo indigens dr rr, co¡rá , Jo.é it¿ldonrdo \eiru. Ch;on,i. 12 ¿e oci¡rc ¿c r,. fol. 4, DM/A-22). Acru¡lGnre eú S¡ucio uDa fñgldá sir"ad, ^l¿rh ñ;«, , I

a,ConvÉre

nesocr,,.. ci' 'rso,ruÍ, púbiicr. :l:,:r ¡: d-".:\re Chocontá. l.i de m¡rzo cid,co ü.r."" , j... u". M,ldonadó Neirá,

p,i¡ en ,l lo¡e que ahoh r.nde; ct comD.¡do.

l ,cñor Po¡ras concenüó sus conrpr¿s de tierrá en i¡ p¡rte s¡ ,,rl orientc de la ca¡retera y en I¡ vereda de Cruces. C-ompró rl( consider¿ble cxtensión s Joa{uiD Robayo, Jusro Ald¿n¡, ' ,,,1,' Cómez, I¡ familia l{a¡in y muchos orros. Los lotes e(sn , ,,rs que los comprados por N{¿ldon¡do Neim, cor un pro' r,, ilc unas nueve fanegadas (ó.0? hectáreas) por lote. Haci¡ t l¡,rlí¡ cfectuado ya l1 compras, 187 hectáreas ,, ,¡uc tenia el ter¡eDo en 1896. En 1925 don Ju .onstruyí) l(rnos¿ mansión en lx finca, se tr¡sladó a cll¿ co,r su familia, , l,iutizó "Las Juliás", en hcno¡ de su csposa y su hijá. (Su . . ¡oña Jülia R¿mos de Porras, habir rporrado i 1¡ familia la ', l,iciend¡ de Mxnicá t¡a Chin*á originalil, rdyacente 3 lLrlills, qu€ hab{a heredádo de sus padres). Pár¿ entonces l¡ ,rLl,r había ce¡cenado completlrnente ln zon¡ norre del r€s1,, del caserio en el sur. Se debe ol¡se¡v¡¡ que mientras Las ]lrmentó de txD¿ño s€is !'eces eotre 1851 y 1950, lás fincas ,,. ile h Ioc¡tid¡d di.rrinur.,"n cn nJpnI;d d..de un pro,, ¡c 4.8ó hectáre¡s cn lÉ19 ha.st¿ uno de:.41 hectáreas
l

obrñú

I',,r|üente, corr la ampliación dc llt principál hicienda local, el rr del concertrje se intensificó en Saucío. Los nueros con,rllr Iueron los peones de \'f¡ldo¡udo Neir¿: Iiraques, Lotas, . ,,ncs, Valenzuehs; todos rcgresáron a (o perm¡¡ecieron en) lá , , ,lc sus abuelos, donde han segrido hasta el prescnte.3l De €sta

I úrcvjsh pqson¿l co¡ don Jus Poms, Sauclo, septiembie de 19t2. I iútitnción de los 'tolon6" no h¡ tc¡ido aprición cn Sáucío, iúdu'
del elevado número de pequeños plopietarios que ácoí.n

c¿fuúc¡¡

!¡]c u¡os

800 pesos (19t0).

118

I

CAMPLSTNOS D¡r r.OS ANDiS

LA DVOLUCION DEL POBLAMIENTO [ 1'9

mJDrIa. cl Loncenrjc p¿rl.ce rer un lcnónreno rel¿úrrmenrc nn, dcrr¡ro ce lo, Ln,ne.,re l¡ tered¡. si se e\(\pruan Ir, dos tr¡r,,¡, dc concertados de lx zona sur que perten€cen a filará; csr¡ rU ma d€ Íabajxdores ¡esidentes puede rasüearse desdc fines drl ql pasado. tn númer.o vari¡b]e, tos concelrados de Las Julias rilrrl han cons¡ituido l, pa¡re p¡incipal de ]a marro dc obra l(,(,*t , debc ol¡serv¡I ouc dcnuo de l. nuevá h,dcn,]r ñó <',rúil' nl'l quc h nuerr h¿cjcnd¡ no surgi/, "tr-, ca'crio Je r,ri1dores. purque h< viritndas dc es¡os v¡ .,,,1,, ,¡oue lr, ririunda,

r, ^,J, co¡struídis dcncro del pretlio por iut propie$rios ",r", indigennr ,,¡ narios o por sus herederos. Don Juan se hmitó a perrrritir r¡¡,.
comcrt¿dos vivier¿n en esas chozis, conccdiéndoles al nlisrrú rr, po el uso de l¡ tierr¿ situád¿ cn torno ¡ es¡s cai¡s, en tader rt¡ donadas o terrirorio marginal.

¡

una invc¡sió¡r parcial de las pautas agrícolar. DejaDdo tas lr,l,, pa¡i cultir.os, como aparcntenrenrc se h¿cia cn t.¡ época prc(,,t," br¿nr. dun JJ,n ) su. col.g.F La,,rJer,b nprcc, ,rrñn ,u. :,,,,,,. cn h rierra J. L:. r,g,rs. Po c,r ,,ori\o Lá\ Julir, y la r.,. de los propiet¿rios ausentes conr¡astan hoy fucrrenrenre corr terreno; pcilucños, .lc ¡rq,icdad priv.rdr, iirurrtos al nortc ,,, zonr dcl ,Uuchilcro y ¡i sur er cl caserío. llr estos últirr,, pmctic¿ lll agricukurn intensivr, principrhnenrc en rierrns llt.,, y en pxrte s(n,re I¿s l¡dcr¡s, ¡unque ¡odar.i¿ con Irs récDi(h ,r co'nplejo dd xzad(h r dcl ¡rado rudi¡rcntario quc ttevrror l,
r

que rump,Jru,r ¡icrru\ e,r (t ^ rqu,eI... ,r' J.' t,'r¡,,. r,u cá - ll.rlJJJ,oIr plrr vi\,r r,,. cio), don Julrr fuc y contjruó sicndo ut ganadcro. La rrrLr1,, de l¡s tier¡as que compró, aunclue h¿bian sido cuttiv¿drs ir¡r,¡ \rn,enrc. 'erolIJr',) r ll (, rd.ciú Jc p,,ll1ro,. | , m¡ru.,ii I Jurn; ,I lu. proFie,rriu, a,..e ,cr dc tr reríJ Jrt .urcic,,"n,.
€ rc

T¡l coru.vo" ¡gricu,,,re,

,"nrrjlklo en 1839; pero solo hast¡ cornienzos del presente siglo , ,lr l|n i¿s aguás dc l¿ ¡cforma de Pombo aportar todos los ingre. ¡r§,lue e¡ la ¿c¡uaüdad fomun el pais¿,e ecológico de esta ,,,,fl(hd. Parcce más cla¡o aho¡¡ po¡ qué Saucío, uD micro,,r" con Ias propiedades de un m¿crocosmos, conti€ne hacien. r ¡,,sesiones patológica¡nente p€que6ás; se ha explicado el pro, ti,r el cual los agricultores de Ia Iocalid¡d se han convenido ,,,itrcsarios residentes, que viven en gflnlas dispersas y q¡re se r ,.n r un¡ agdcültur¿ irrtensiva auntluc atrasada, y también a ,¡lrt ulmra exrersiva; y se h¿ expuesto la historiá de un sistema ¡ .il,rjo que parece como un ¡ezago edioevil de l¿ organiza, ..ñorial español¡. Todos estos factores se han combin¡do ,¡, rcsultado natural de un proceso po¡ el cual l¡ tierm se h¡ .,,,1¡) plirlcip¿lmentc como instrumeDto de dominio individu¡l t,, (i(in social, y no como elemento que debe tener funciones l*rclicio colectivo. Btc proceso ha traído el triunfo del ego

,.

k) socirl. de I¿ ambición sobre

r lrcia gobctnrnte

r

l¡ nccesid¡d hum¡n¡s. de una crpensrs de una clase desamparadr y

,

l1i(lentcmentc, y¡ ño h¡y contrNtes con cl erterior. Conrplc,,rc nnpregnxd¡ por el todo nrcioml, Sr¡rcío sc hr cod\.ertido ,, rcstimonio, en un¿ prucbl1 vivicute dcl denrrollo histó¡ico .,,, rchciones entre el hombre f l¡ tier que hr sumido hoy a ,,l,iá cn 'i p.eocupación 1 la :ngu*ia.

€sp¿ñoles.

En csta fortru el mundo exterior fiürlme¡re irrumpni or antiguo ¡esgn¿rdo de Sáucío. Lás repr€s¡s defen\ivas se habí¡I r,
.n Ii locaüdád, del rúaño relrrira,Énre pcqueño dc las hacie¡das sirin.L dlí comfa¡adrs cotr possionB tatrs.omo la f¡nosá concesiód A¡,¡. ef, Ca1d6, y le fácilidád de c@utric¡cioús y vigilNia. Cf. Otto M,,,¡, B.nírez, Tesriñoñio .le M pueblo (Bogorá: Edirori¡l Antá¡es, t9 )i J¡r, l. PaÉo¡s, Antioq@ño Cob,nation hr we,tem Coto,¿bi¿ lRcñetcy. ¡, p.6& de l. Univesidad de Cslifo¡qiá, 1e4e).

IIARACTERISTICAS DE LA AGRICULTURA INTENSiVA

t ¡{I

Capítulo

/

rI

1" r,l suolo queda bien pulverizado.

¡or

bueyes por sob¡e el crmpo en direcciones opuestss hastt

cÁ[tcTEit§TtcAs DE

u

r. ,i,lcri¡ con $r ¡€r¿ de hierro ?ar¡ desrnenuzar el suelo. C,omo, f,[ \c diio antes, csta p¡osaicr herramienta carece dc vertedera, , r! rr¡r un campo en una dirección, reaüzando luego Ia m.isma ,,,¡ fl *ntido tr¡nsvcrsal Los l¡bradores guian ¡ sus bueyes co¡ ,, l¡rgx vcrá, ll¡n¡rda "cásquilleio"; pero aun así, alguien gner,,"ntc una mujer o un niño- se coloca lranre a los animales para ¡h( irlos. Desps¿s de qüe I¿ tierrx queda volte¡¿lá, se Ie ¿püce t ,,1,, ,'rgánico o dc €stiércol. Un l¿br¡dor mont¡do sobre un¡ .,,r.r llcn¡ de este nbono lo rrro]a con una pala sobre el casrpo ftr,lirir que el vehículo, tirndo por bucyes, se dcs?l¿z¡ l€nt¿-

\r(l

c¡nrpo h¡ §ido cultivádo recientefi€nte, s€ emplea el arado

AGB¡CUITUBA II{TEI{SIVI

llj:"j.,s",-."-"!*, i,s iiumb.a"; támUén "'"pñi"-,;"il:.iill: ac ereauar se inro¡rna acerca ¿. r,l lll]!ra.
rindimieot,,s que

3?,:l*:"t3::- inter§iv¡. F,sra.úrtima," .""r;," ", f",,,i., ljllTjl.yl",".p"su€ñas, cuarquiem ñ;-;;"il""i|';; ::T:,.:;:" :,""i:::,_.:,^'";"": ",r,i"á, p.i.",ip,r".,"i rilt i,L¡il y ejo. En er p,",¿;;;
comp*-n a ,gooa.. .+r"..o
Jgrícorr quc rr,.

* i:üai: .:,*r.":"""kÍ:,,i ilTi:"ñ,f ,:,il]: .;-¿;1,";"#':i:i,ll: :::^'1,!.
tos campesinos,",id",,;

¡r¡iQlE f,L 90.por ciento dc lá superficic de S rr,

\r, lluclc mucho en e[eror mes que se encuentra en medio dc , t,,rr¡cra €stación scca. Los lrbmdo¡es plantan las papas en días r, r(los, pari no tener que trobajar en stlclo hú¡nedo y gredoso. ,i,'n el número de cargasl quc han de ser senrbradas, se reúnc en , ,rrpo un número considerable de trab¡i¡dor€s, usu¡lmente tres ,,l,rcs por cada cárg¡ di¡rieme0te,
¡',)r Io mcnos se lequierefl cinco hombres para le oper¡ciól de ,,,,Itr¡. El primero está encrrgado de la yunta de bueyes. Tr.zs -,,,A co tod¡ l¡ lorigitud del campo con el arado dc madera. Dc' ¡, Jc este hombr€ y del arado sigue ouo que arroia le semilla on ,¡rrco, dej¿ndo de treint¡ a cincuenta centlmetros (doce t veinte ',\trl§) entre un¿ semiltá y l¡ sigui€rite. Lleve etedo . sr¡ cintu¡o r un homb¡o un saco lleno, d€l cuál extr¡e las srmill¡s con l¡ ,,¡'. Por regla gen.r¡l e$e trebaiador árrore dos ttrbérculos iuo' , orro t¡¿bajador lleva un s.co Ileno de ¿bono d€ ostiércol, to' il,r de un montón que g€¡er¡lmente sc encuentr¿ cerca d€ I¡ , ,. y árroia con l¿ mano u¡e pequeña cántidad sobr€ las s€m¡ll¡i
su oombrc lo irdka, mr "c!rga" $ l¡.útid¡d qu¿ t¡aúsport¡ ün (b¡¡lun s¡@ de pro¿ucb en od¡ l.do. Co¡no un , tx,r rcSl¡ gs¡Ér¡l p.s¡ 12, übff, üü ca.g¡ Gs igü¿l ¡ 2t0 l¡btu; pcrc r!¡r,l,Ác de p¡p6, uí bulto p€6. ll0libras y ün. c.rgs 2ó0liblar. Otr! medid. -, y .omún ¡ l. que sc h¡rá ref€rcncia en €lte crplrulo ca h r¡¡úobC', dc

l'ú1"'

-_^t-lrt¡hrrr,,tc.tr c,,n cl del rrigo. .rcncro,r pur,luc. iu,l,, constiru:_" cn.quc.rcpo§.r ta cconor¡ria der crrnpl'ino.

l:rpi

Irerece un exrmen dercnido

sndo rastrillo de máder¿ co-n dientes dc hierro.

\ida 1 un rneyor biencsur cn s¡uc,o. ,^-?l'lr" p,pas son por to regutar Ia primera siembra det :rn" ius. s¡nrjos se, rran v.hborh cn enero y Fehrcro. Si h derri ¡ ,,P",t hauer.rrdo urili,,ada cmno pñrrero o haber oenrrrr (ruo en Daroec¡)o (t.s quemas p.ra -iT.,, elimin¡r malezas no se..,u,, -vegetal c¡n en Saucío). la crpa es abier,, ,.d;;;;."; Í;';;
cle

::l-_:l_:rrículo .át;menrn.io nrás irnponante. r"d"d,bt.m;;;,,,,, (urriv,, de ri prpa signiiicrrr; .r ln.j"I-l];,;;.

¡ *íefó, i,.,.,,, r.* ;,r"*,É *" i,,,

v cuid,ri,*

Tl::T:ll-:.Í, u( ras conotcrone,

(iDo

-(tr.'¡ dc c¡¡g¡

so

8,.

tr{ot

"..rii;r.r;;,,;,

;r

142

]

CAMPES]NOS DE LOS ANDIS

I \IIA(;fI,]R]STICAS DE LA

AGR]C:IJL

IURA ]NIENSIVA I ]4]

Lo sigue ot¡o trabajador con el nbono químico conprado .n (rI contá, quien corons cuidrdoi¿menrc con ün puúrdo de elm fltr ducro las semill¿., Finrlmente orro lal:r¡do¡ cub¡e con el ¡ri¡l¡ las semillas y el abono, volteando sob¡e ellos la tiera quc h.lú sido deqplazrdr por el a¡ado. Sin embargo, en parcelrs más píIt ñas, toda la siembra, desde el principio hasta el fin, se ¡eeliz¡ r* mente con el ázadó¡.

.

,

.r{

r¡ris ,dhcrencis a las plantas, se emPlean melazas de cañn,

t., y órirlo de calcio.

Hacirel ñe. Jc mar/o lis plan-á. com:cn/,n a reroñary r reali/¡ la primerr dcshierha. Usu¿lmenre * asignan a esra rücr Íx homb¡es dia¡iamente po¡ crrg¿. Este úab¿jo es b¡stante r¡ltliÍ los hombrer ¡ecorren los surcos! con una mano y mediante cl t,r dón aflojan eJ suelo y con la ot¡¿ a¡rancan Ias m¡lezas v las col¡nrl
¿pafie.

rr r,rlr) resul!á bien, Ias plantas cst¿rán list¿s pam Ia cosecha ¡ tlrilcs de iulio. Unos trcinta días antes de Iá cosecha todas ,,¡r, y los váscagos sobrantes sofl cortsdos de las plántas, de_ r, !,1,' los tallos principales y los tubérculos. Los agricultores , ,lr¡c dc estr manem sení mayor el tanraño de hs Pa-Pas, que ,,,,,|ri,r malores probábilidrd€s de alca¡za¡ su Pleno des¿ ollo | ,r, (lcscomponcrs€ bajo la tieffa. En ¡ealidad esta mutilación r,, r rl ü¡haio del rrado que se emplea p¡ra cosech¿r si el cam¡1mnde, o el del ¿zadón, si se tratx de ui1 lote Pequeño.

En ¡b¡il se efcctú¡ 1¡ aporca de las hileras de plantas. De nrrlr" el labmdor, reco¡riendo cada surco r utilizando solameíte cl rr. dón, nfloja e] suelo €ntre las plantx y 1o amontona junto 01,¡ tallos, teniendo el cuidado de no sepultar las hoj¿s, pues dc lo (,,r' trario podrian dañ¿rs€. P¿ra estonces l, estación de las ll¡vin¡ ¡' ha iniciado con intensidad, y esta aporc¿ cuidedosa, así co¡rr I dirección de los surcos que siguen el declive, evit¡ que las r¡1.¡ de Ias plantas queden cubiertrs de ag!a, que las puddría. A n¡t por entre los sur€os el agua sale con mpidez, Ias plantás ext$r humedad suficientc pa.a sus necesidades. Támbién en abril, ¡ llrl. del mes, flor€ce la papa de la váriedad "tocana". Poco tiempo rlt pués brot¡ la sclnill¡ contenidá en "mamones", que los agdcultor.¡ ¡o utiliza¡.
Según los ca,¡pesinos, en tiempos p¿sados no em necesa¡io

¡I

t

fungicidas a las pl¿nt¡s de pap, pam obtener buo,'ros rcn¡lr fr,ientos. Pe¡o en la actualidad una grave amenazá de gora, ási coll, otras enf€rmedades o insectos, obligan a los ¿g¡iculto¡es a funri[., por lo menos t¡es veces en la tempor¡da de crecirniento. Algullrr ,gricultores fumigan hast, ocho veces. Los materiales y el cqur¡r de aspenión se cornpran en Chocon¡.í. En su mayoria, los ag¡irrl tores no poseen ningún aparato fumig¿do¡ (solo habí¡ cinco ¡rr la vereda e¡ la época de la investigsción), sino que los tomal r ¿lquiler o prestados. Entre los productos para aspersión se utilirl cl c0ldo bordel¿s, Lacco Copro, Criá Agre¡ia 205 y DDT nrr cládo con vclde de Paris. Como €lernento de la mezcla, pam ,1rl

crr

, ur. lsta clasificacií¡n es irlportrnte Po¡que el Precio de venta ' ",¡l( del tamaño. Los ag¡icultores ven&n los mejores tubérc¡ril( p¡imerr" v guardan los meno¡es o de malá calid¿d como (ll.r pim €1 ¿ño sigliente. Ltr'rna, tuquerreña y cdolla son las tres principales variedades ,- ... cuhir'án en Saucio. Las dos primeras tienen P€ríodos de . ,, (lc cinco a seis meses antes de poderlas sembrar de fluevo, ,., rl pcriodo de roPoso de l¡ oiolla es solo dc un mes. Por eso r, ,,§cclr1 es d€ tocan, o tuque¡rcñ¿, los agicultores con mucha ,r¡rcia venden h mayoría de la producci6n, comPrlndo nuev¡ ,11., .ñ el ñomenro de las siembras. en el mes de enero del ,rtniente. Pero casi siempre se áhora P¡rte de Iá coscch" de Jl, l,.rra.embrar unr vez que ha rranscurrido el mcs deJ pl,:zo ,.¡',so. Si no !e dispone de un dePósiro. ta scnrilla se glarda cn . ,hr o ¿lcobas de la casa dulante ese mes de esPer¡. \l$nos lg(icultores siembra¡ las tres vári€dades en )uliq Por.
1,tr

lr.rx ¡€mofcr la tierra i un lado, la segunda Pars volte¿rla en r,, \ l¿ tercera Par¿ ¡rar 1()s ProPios surcos en cuyo centro ,, l,'\ llantis, desarraigando los tubérculos y deiándolos visibles ,,1Lrr los trabajadores los recolin mano. Son las mu)eres y " ,,r¡s (luiencs por iegla generál siguen ¿l á¡ado en este último ,,¡,i,) ,ccogiendo lás papás en can¡stas. (AProxim¡damente tres ,1, r \ po¡ dia y por carga rcáli?án cste úrbajo). Sc cfectua der .' ,la.ifjc¡ciórr de lo. ru1,érculo' Por lanrrños. con mcnor

\l ll.g¡r t¿ cosecha, el arado y los bueyes trabaja¡ en una y .,|r(cción ¿ lo lárgo de los surcos, Pásando tres veces: l¡ Pr¡

rrodalidades de ta producción permiten disponer de semilla

144

]

CA¡,IPLSINOS

DI

LOS ANDES

I AI{AIJ I I"RISTICAS DE

LA AGRICULTURA TNTENSIVA [

14'

,^o",1;.,u"..". r, .:"."; ; j, ; n€r¡ que sunrinistlao nuevai se¡niltas cada seis meses_ Lá p¡pa se]¡b¡ádr en ene¡o se llama ,.de año gr¡ñde,,, c¡ iÍ,¡ c,, i,,rio \e deno,ninr .a" ,.,,;,,"_. 1.," ,,iil, :1. l, I:,.b],i, e,,ni5mo c¿rnpo en en ou( re acabr de coscrlr,,, de .ñu grrnde. ¡n *z ae euo. fu.1,. .,.,
"

reroñád:i l)t (on,ien,,o de crda un¡ de las dos ¿pocás de ¡,fhit¡r Y ,unque tas prinrer¡s dos \arjedades ¡ie

:;::;;':,U,t:ii:lnX.r::lilj

{ 'irlx. (tc "lroz¡dor", roe Ios tubérculos y los taUos.a Y si bien ¡,,,. 1,, t,lrs¡ principal. Ios destroTos que cau'a se zument¡n Por r r '¡r'^ Irnurncmbler gu.anos de dirersas caractcrlsticas. todos ¡ *,1¡\ una época muy propiciá en 1950. Una tercen

.,.,ii, siclrpre pres€nte. es 1¡ de l¡s heladas, pues hay noches t, h r,1r,l\r.,rura de'ciende ha\tr cl punro de congeláción. cau/,
f,rve\ drños a las
pJrnras.

rüvieron

tr'

rurJLron a cofto plrzo.

::ll*: : :rt:.; tú;.,;.l;:[:ilPJJ":[ili:,ff
0.,,"

Iii:: ,

l,r, (k

Ln conocer Ia crusa de la gota o tizón tardío, los campesi l, 1r l,)c¡lidad atdbüyen €st¿ enfermed¿d ¿ las nevadás. Sin em,tr iiropatólogos saben que elIa es causrda por diversas va-

r., flr";,,, ,,,, rondcs no .e.pre5enraron en r9i0. C*ra" mrl.."i. ,. iri.,,,,. pr:mera e.ración de ltuvias a medi¡dos .te .";;. ;;l;;;.,.,: hábian-perecjdo en sll mayorj¡. Adcmá,. l¿s planus que sobrrvr," en cuarqx,cr ¿ño sufron Je un, muhitud á. ."i.Á.Ar¿."-r'¡ at lues de inr.cros que se mulriplican en condiciones a" ¡".j,r,u e. er guvno ..muc¡ue.criz.r.. r rr, :::"1,:{,,1-,':i::1,|.T:nre-dañina
r" ategrem.nre. dír y noche. Cun ¡¡*.,"1i¿,, ."s",¿, v il,;. un,color grisoso. Evidcn¡cmcnre. ,"rnUi¿, ."rn;.rr, ", ,"kirr',,,' mrda más sadrfac(oriJ. pue5 pronro dc.ciende

,. I]":-.111':l: !ip, "l roio rue ,o (rrgrs pñr rj.rctsad¡ /+t bushets por mu) l'educidu, n,r,, r rcr,.,.; (Cn .Ij.,,,!,q*,: ruc.de 2+ crrg;.'por,,*ed, Cñlunrt,,, ,, l-"",j; rór ;"_i;;.i,,,, Lsruou. urlrdo\. cn Ir(r) de .¿15 bu"hel. u,,r rl,, jlr-:l:F^ 4, tu regrda r ¡., Esra cqcch¡ il,, :; uc,,,u(nos racrores r15r('os v biotóoicñ\ ¿dver"ur. tn prinrcr r. rru,as reguráre no""p,..".n usu¡rmen¡e anr., ,r, *':-:,,1!1,. ]ll x'¿,/u, ros JgncuJrore\ cucnran con u\ir. espor¡dicr. favon,,,t,. a L srembrá de papr eieeruada en enero o rebrÉro.

;*,;";;;

,¡, l¡s reconocen como tales.6 Y t¿nrb;én, además de un¿ er«s¡rna",r se obs€flan -,1r1 con asPecto de escamas tlam¡d¡ ri,, nrotivo de los reducidos rc¡dimientos en Ias cosechas de '.. c¡cuent(a en el ProPio sist€.má d€ siombra. Algunos á$i , {, . cn años a¡teriores acostumbraben semb¡ar un solo tubércu1,", cunpesinos ióvenes recuerdan qu€ §us Padres e vec€s sem-

,. ',,r gráve amcn¡2a." I nicrredade' de Ls plantas causa,,i \; ,. r¡mbrén son cridenLe. en Sauclo. aunqr.te 1o' agricul'

un hongo lllmtdo PhltoPhrhoft infestdns, qne ftal-

,,

ff iii;: üi: i; i:i ;:i:;; E rr i.. it if Tr;:i,li,e;,i :*il
al

,*U a"rj".

1,,,,

vo at mirodó de.,tcútú det rc¡diric¡rñ ñre,c¿pnul¡¡.! prcf:.,c et u.o de c¡,sA , t"^",a* ¡_ *. f",-.;. t., en cr ásro cñromr{,, .. n"_,,,a.." q*"_i r,*¡il, ".,,,,,,, o .+ i*,i,,," s L¡l'rin, H. \\ ytie. "4,,r,,r" " 4sn. ttup 4 Cotd,¿¡ ,$á.hjrgron: Dcpr¡,,,,u{r. I nido\. ¡or2,i as,¡"i,*t s,*ii;,,',:,: :,"...i9*'r-' Je ros r-iido, {gri.uhurá warh,ng'on: I).p"ñ"menro dc dc to\ L!Jdo, u^j"' i;i,,.

'_-v¡se,, . ¡Jet[r. t, ¡et,

,, cntomólogos denomiñ¿¡ Pñrll¿r¡¡sa, sP. , r dicz Bzs de Phtto\hthatu dessbienas Por William Black ed . , ., y T¡¡g¡¡yil¡. se hi¡ cncontEdo en Coioñbiá d6: ls nzas A , \.s. Nelso¡ Lstrada Rámos, I'dr¿, d el praBtu 4 de meiolMi¿ito 19t2). Acturl' bid (Bogotá: Mnlistcrio de ', t'.4\1 en Cola1¿ obEnciótr de variedáds deAgricuhura, $¡b3i, en PáPls r6istentes ¿ ta got' . I" '."'i-n l.\pc,in.cntal \sríL{l¿ dcl Gobierno en U'me Curdirmárc¡ , tibln¡i¿,. b¿,o l¿ :lireccion de I G HawLes' Nelsn Estrad¡, lr,'i¡s Petu y Vi;ente Albr , ':.,riedád de t(ana uevádá do Stucio á los l-§t¡dos U¡idc po¡ cI r,r.xaúináda con respecto a los vi.us cn h Uúive$idád de Mimeot r
,

,

,rLi,lltrl cl ñugue y el uozádor son dos 8usánc dif.r¿nr.s. Los tgt¡ o*ieuen que son uoo nismoi pero el auto! c¡tc aúe el üozado¡ e,

,rrró lirus X, mosico l¡te¡te.
polvorie¡t1". es csfeiñed¡d c¡us¡da Pór la Spokso'poto

y Eotetr rakut ottos, Macto¡ipb@ *phorbire, ¡ly ^ Pcrticde \'é¡sc J. G. Hawk?s. ¡rfañne tobre la camiión d lúElcter¡a <Bogotá: ',,, ,, de Agriculúra y G,n¿deri!, ab¡ilnayo, 19t0), pp ¡l'14. r,

14ó

] CAUP¡§INO5 DE

LOS ANDES

. ,rr \r i I IIRISTICAS Dtr LA AGRICULTURA INTINSIVA

[

147

Lr.rlrJn p/prs Je rcSutrr r¿r,¿ño. une .r ,,r-. ,sncu'ror e,r,ri¿ empre¡ndo esrr ,¿"^i, , '.(n 5¿ucro.en.ia étt",. I 'il, l"li..lll 1.", Ja i¡re.risrcion. r,"i

.

,

",,r,¡

r,,

u",',iü

¡,, p-¡,uil¡"i,, a..;,,,,,,,,',' luenr c,becl_a. .cn,brJ,,Jo d,. ,,,;, i,u¿^,i.. .,, .)i.,,.ili ],,, uno coto. porque. .,e¡n )o erprrc¡,n,r, :em:rJnlo ,,1,, ¡, unr pt¡nr¡ perece, or,o rubeiur,,,, pLnr, rrl;.,,,,, r, ¡od.rrr podriJ cre(er. I,i sc pr.gr^,, "n "l ,1. 1r,.,c, r.r.U,i¡r,,,, g,s de prprs pueacn .en,urrr.. .n " r, u",
consrder¿run que h.rbi,r n_¡,l,res

rca

", en

".a;ri.,.li"'.. *,a" p..; ;;;il1.',,.,;

t, region. ¡o. .rgncut¡n.(. ";::?:,Í;:Tl,li ]:. c¡n ,u .¡bidrr|r¡
;

'.,r,.,,,,r,o la 'emilla phntada. La f,lu d. c.prcio prra crc, ,.{, con pl"nrcs r rstolone. tccino. p^rcccn c'ror
I'üe-ci¿
r'
,

rlc unas 62 cargas por frnegada ( 160 bushels por acre). ti,,,iucro que se cosecha es p¡edominintem€nte Pequeño y

;

. ,,

ll-.,., ," f"|. hovo. r r, .,¡rir,.rroiq,,. ,,t,,* ,, .;.,,." ,1, , mrncrr semh.rrj un,. r cJ,Fd. por tunler,tr lr b,,.het, n,,r..,,,. proporcron cor¡rn en )o, l.r¿do, U"¡;. p"r".",,,¡. ,i" ,,,,. , crnrpór nu5 petueiru-.,1,nro,"rr_ _Il]¿"nr.",.,,",,,',,,, dos o rrc-fl.bLr(uh en ciJa ",". ho\o \¡ruratnren e.",, rr tr c,n-id.rJ de rnri .r emplearJr. i,r ",r; ; , rJ ct pUn,o ,le que ¡:r, ,,,, c'one\ rerte. eteciuid¿. c,r roj,, re\ehr¡n,ta.h;;;-il,. i: carga por f,nc8,J¿ i¿l bucheh p,,...(rc,. r.,. r* *p..ii,,..r,.. úes c¿us¿dos por tx e"t¡ párece; haber ;; á rcduc,r ros curnros de prDas d.,_"r"]d::19_'." l.'*,,p,.,, en'ones ¡ pc:r ," rotes. y a bu<car ,,, .;;;á:,;;"';;i.'_el ..ndo u1a cEndd¡d n,r" ¡ror ctc \cm, x§
, Ior orr.a f¿rlc erre aun,.nro de tr canridrd de semi .r !,. Drád¿..que indjcd rcnrt:nrcnro. caria rez má. **e*¿"., ,"j,, ,.. ber^(ido mori\"do ,rmt,i(.n por e. c,rácte. ncgariio a.l .,i,",r,,,.r'
cmprerdo

; ;: i, crir¿..i(, i",j:,:'l::'1"1"§Lil: ":': ' ililii ;'1.¡ d- r.¡\* ; i ;;: r,ri:.ro.i,rem1 d" iuJrrr,,..t, 1.,..,'"., -*

I rollo normll de ios tubérculos. Sin embargo, rend;micn,l,lrJos como el dc 62 cargas o ló0 bushels están sieüdo , ¡,is Inrosl en 1950, año verd¡deramente malo, el ¡endir,,, (lc ró cargas por fanegrda (11 bushels por ácre) y l¿ '' ,,, (lc rumento fue solo de dos pol un<) ("un dos"). Cuan',,,,li icnni es ¡educido, los a[iricultorcs cesi no PuedeÍ rc, I c¡nridad de senilh plantada. Y habiendo sembrado por ' ' . ,l(,s veces flás de Io que se acostumbr¡ en camPos ¡r¡yo' , .r cspcrrnza de ol¡tcner ¡si una Produ..i¿n relarivrme.te .,rrrirr.,- 1a pérdida de esos agricuhores es dos vcces la que
ri
cs que las tres v¡riedades dc papá m€ncionadas predeo á rá7ón d€ un tü_ ¡rl,rnras normales cuúrdo sc sicmbr.n 1r,r'm&: hovo; pero Ia mayorla ¿e los tgdcult
L

l¡,

r
,,,

'

.u

comcrci3lmente conr,enie¡te.

No

obstantc, erá

y

ñr(cron
y

manuestó ánre.. no c.co3cn D,¡ ..nl,t,, 1", quc, por el conürrjo, l¿ que se ahc,¡r¡ ¡rr¡

pur to- ,grjcutro,e..

f,rJ, ,:t.i_,,. ..,",,, _ ..,"... ,"b;;*i; .,,,

[, ",1;ala trgar.s;.1, duptic¿ciún de t¡ ¡iD,id,d ¡i( era ctr.c de \cnrit¡,,, realidad duptica ta.cosecha. .O se habrán preucupádo r1nr,, r. de r¡ soru que ,."rlrr.nt. !,r,,;n,a..p.,.a;,:,,,,r

a.,p,,i.*i .;::,;J;;:;l

llil:.;*:1::,:i'il

dos técnicas, un ',irlo deseable p¡ober comParr las lr,,f, contrariindo los cons€jos dc sus tmigos, estuvo dispuesto . rn\c a cstt prucba. El primer cxperimento se nició en julio , "' |l,n noviembre al llegar la epoca de cosecha, oohenta planrn surco de una semilla por ho¡"o produjeron 2ó libras, en ,,¡rrc un número igual de pl¿nt¿s del surco dc dos seÍ)ill᧠Por ,hroñ n¡ ,endimiento de 38 libras. Hubo u a diferencia de r ,,rnro ¡.le 12 übras, demostrativo de quc los agricultores evicon Ia siembrá de "r¡ntc est¡ban obreniendo más producción libras no .c,¡,illas. Pero e) rendimie¡to ext¡¡ de 12 pareció ,.r h c¡r¡tidad doble de semill¡ emple¿d¡. Estos resultados

I

y

con-

r

,

,f,iicror a atguos de los agricultores de il. lgJl se programó oüo ery€rimento.
,,nl)nron dos hilems, sepuadas u¡á
boyos qoe.oftcnian

Saücio,

v

Par¡ fe-

;-:.:llijj'***
t,,á"

,

__^l-l::., l"'campesino" obrienen lo que conjider¡n una Proporcron de .ur¡enro: ocho unidr,J^'". ';.i;;

;;:i.'I; ",il: H:T;: ;:;*:Í; i"";,"',:l l

1n,,,.,
ll,

semillá y h oÚa cor hoyo, que ,,'r dos. [.] i¡teF,alo ertle los hoyos ¿c la hilerá de ¡nt semil. $ , , It cenrímeúos, o diez pulg.dr5, en ta¡to que ef, l¡ oúá hilc¡á §e ,, h d¡tanciá ácosdñbrada entre planta y Plántc (4o.€¡íméüot o

, ,,r¡.o¡

u¡,

dt olt¿ Por I¡

distá¡cia de úr

!4E

]

CAMPESINO§ DE LOS ANDES

'

4II A( ] I I.]RISTICAS

DE I.A AGRICULTURA I.'TENSIVA

[ ¡i,

ll*sg**.qt.1'ru'$rrm

Arl.nris, se podria áplica¡ este oúo s¡sterna con un mínir¡o 'nnrncir y urilizando la misma semilla que ¡ctr¡almcnte eñ. a, , l,^ ¡gricülto¡es, por mrh que se, su c¿üdad.

,6

I

Siembru

»r¡iltipl| ruíz

!

otros prodac¡os

,

**s*.m,s*rffi
t*l[i*,,'*,*,,**t*I.:*ffi,
**ru:i.,¡$gp$r*ü,::,,",,; :[r*l**"pil"i¡i¡,6]i:[;lín**irir:

, t

.|tr il,i¿s, rubas y ar¡ác¿chás. I , liurbr¡ múltiplc se efecRía en enero o febrero de c¿de lr rlrrlrndo con azadón, el labrador abre hoyos a una distaflciá ,, | (i ccntímeúos (un pie y seis prJgadas a un pie y nueve
,

" lrr(irxs de¿Iican una parte rclativamente grande dc sus lotes u¡,," l,rm subsistenci4 a fin de ¡ecog€¡ cosech¡s destinadas ,,|r,¡¡r¡catc a su comumo domestico AI efecto loa agriculto_ ,,,f,r r siinultáneafiente señillas dc diferentes p¡oductos. Lrs .. ,l¡ p¡pas sembradas en surcos a mayor üstanciá unos de ,lr¡ (lc cor[mbre, permiten otros cultivos en esos i¡ttcrvalos, l, r¡rDicr¡ usuál es destimr un trozo de tierra cerc¡no s I¿ f ,,, (l cukivo sinulráneo dc maiz, habas, arvejas, fríjoleq hr

uno dc oüo, en fills separadas una dc otm por una dis_ ,li Ni ce,rtimetros ¿ un metro (dos pics, nucvc pulgadas ¿ trcs ,,,. I'ul!.¡d¡r. Es seguido por otro trabni:rdor que colocr en ,li'r(¡ cirrco o seis granos dc m¿í2, dos dc fríiol y dos de rr l,r otro hoyo, inmediam ¡l primero, sc plant:rn juntrs hs r,L.rs y las hxbis. Por reglc generrl, ullcrionncnte v al pie r¡llos dcl n¡iz o r un lado de )os surcos, so plantan ibiás,
,

lr,)

ll¡"1[i"j.,il1F**

**,*fi***..r+f,,ll+u':*fn r*;."á;; ;","'AT,:':l:
er esruerzo ni

*"¿o.Í."n¿r,,*ü-¿;,;'.H.Xilf
su¡.o de u¡ r,étD Xfr.,.:.'liT"Í[

;T.P,il¿:::fll"il:.

r,,,.r\ productos plrntados ¡l pic d€:rquel sc coscrhx¡ rno trns , ¡r.rnir de mryo aproximadnmentc. scgún hs neccsidádes fá, (r n¡atcrix de alime¡trci(in. I-as primeras cn nradur¡r son , jis. sequidas por hs habas en julio v por las habichuelm en ,, l.r\ ibins 1-- rubss esrán listrs despu¿s de unos tlcs mcscs. l\f¡s ,1, u,sechi de:rr¡ac¡cha los agricultores hrn dc espcrrr casi r ¡A conlpletos; l¡ semilla dc Ia plant¡cjón sigrjcntc cs ün trozo ,r rizomr, que se coloca cuidadosanrcntc on un hovo. dci¡n& r rizom¡. oue hoyo, dcjando cui ,1,, haci;l lA pa¡te superior.l! Los fríjoles sc coscchan en no-

\l!,¡rÍts el máiz tarda

dicz

cses coDlpletos

en

trdur-ar, todos

;*,fl]il,:l;*..",',:f;,ji I*r..1":1". ,uhé¡cü,o§. uno po, D. ,,],i,,":, " ñTi.: li',it,,J'Í: i;".;utÍ:.:,:$tiiüfl fyrli" .r.,, y n .",.i.ii.rJffi,:LilTH:,..:.1,:
t¿s

rr'r

$É.b..

,,r( ,lc color lcrdc pálido. Le ar..crch¡ dc ho¡s lo¡s ptuduce !n izom. "'x,,. que 6l¿ prne dñcrit q h de lojr ec¡d6 p¡odüe un r¿om.

¡os cl¡s€s de.sra

CúiM o

arm.ach¡: uná de

hois roj.r y otr¡

I'O

t

CAJ\IPLSNOS DI: LOS A\DES

IN-I-IJ-NSI\:A I \II \CTTRIST¡CTS DC L-{ ¡GRICULTURA

I I']

viembre rl nisnro tienrpo que el ñ¡iz. Bta Plr¡rreor¿r es una §, dadcrr que se enl¡za cn las cañas del máiz y los agric¡.rltord l. r, tan iunto con est¡s medixnte una hoz. [l maíz es des¡mer¡rl¡r r" pocos dias más rnrde,'! .,- extendido en €l suelo p i quc $ o,l al sol. Lr¡os quince di¡s después cs desgranado y guirdá&' ¡Í cos, quedando listo para e] consurro en los nrcses siguient¡r l cosecha cs ¡bund¡nte, s€ vcnde ün¡ p¡rte. s€milla de maiz utilizrda en Saucio no cs de bucn¡ (¡r,l por lo cu:¡l las m¡zorc¡s rcsukántcl son pequeñ¡s y los grnrt'¡ ', vez se encucntmr on hilcrirs rectff y l1cnas.13 Pero sc consi(lcr¡,1 el m¡íz es una cosecha en que se puede confiar. El rend¡ntisnr,,

,.

y coÍro conel aqrieulrur pzre ücrlii¡r tr Jes\(rl'r ru'rnx rrcrro ue urEU .r.r .,i(, Lle i¿,crnrll¡. D'l {'ll)tu Je 'u r",,,"¡' cun t¡ r'¡r¡u"' rutrricnd'l¡ l'll '.-,;;. ',";;;;;;;" ;,,-;i;..,,r. un¡ di es'¡ di\r'runc"rJr tt¿ r'r.ntid¿d , ,r l'ur

,I

*'',1)i'11:J: l,,':p,r" rpL"smcurr '.;;;;;"p;; Unidus esr' iI I'il:[:] Llir 1,,s !srrJ(§

'

,ln,

t,u crt, li0

lil'rrs P"r irn'8adr)'

Lr

,r..,"..1c

.

: ,:'.;;t; :,;;;ri; i." g-.,' r-'ig"

1¡nz¡cL

lr *r'¡ll'" 'e enrPlcJ eL rráJu Prr'' rorar um v'(z n'|ás
s€ Pása

fue dc 5i c¡l.gas por f¡ncg¡da (1J.5 bushels por flclr) I proporción dc runrentr) Iue de 22 por l. Sin embargo, pn ,. fanegndr sc pl¡nt,rron r,2.5 libr¿s (cn los Dstados Unidos s(,ll ¡1, ximad¡¡nrcnte dos décnno-. dc bushcl por ácre o 18 libras por r. gad¿). Unr vez rrris plece que esra elev¿da proPorción dc { r s€ dcbe . precaución. Scgún se expuso xntes. los camPesirltr ú braD clc cinco r seis qr¡nos cn cada hoyo, con l¡ espcrnrr,r que por lo n¡enos brorcn dos.

lrio

ror,,i",¿" !" r7¡dón ic c{ccruan :,';lj;;;";.;;:;i;". x , ,,**-,¿i.i.]",'* Je hnrpnzr ¡ hln'¿do Je esu' surcus' q ,, r,l|x¡ u.ltr zrnlr 'cgurr ) rrnPrrnrrrrentc

se tr¿l'rn o(s .f,, o.rr¿ nivcr'rr cl 'ucl" Finrln'etttc .ll' 'rfrtórr Í;,á;.-" ;,;e,rrros de uno' tres mcrros' "isu;ondo

I'
El trigo sc sienrbrr enrre m¡)o y jullo, o Poco desPu¿s,r, prinrer: c,rtch.r rl, p,rp,r,. l.r rierrr en I'arbccho. o lr ricr,, I iuq . h¡ .lesrin,Jo r las prp¡.. se v"ltea scncrlhmenr. ,,arrdo. Dcspuós dc t.ts dos opemcn,nes de audo, rccta y crrt,, tierrn s€ nivcl.r con un pcsrdo tabl(5n dc nrader¡ aff¡stmdo Pn l" yes. Despuós sc ül¡zx melg¡s con el arxdo a tres metros (1, I t¡nci'r u¡as de otrü (9.ó pics). Iistas divisiones cflda ücs ¡r¡,,
13 Por ¡egl¡ gcncql, las cntus dcl ,n.iz son 1n¡o¡ton¡dás

c: pc-rn'lx es 're apr' I ,'i,l;';; I ntr Phn¡r nrr' ,.1,,"," * r''..""'r;'rl' en ina irt'cnr/ r' ro,r,rrra no hcn +,i..¡,,.'"" *e l::.:";i,;:",il; ,-r,,.treLuici¿a'"''l;".,:"tl d: ., , il ,"u'uu ¡' to' :.::: . , "',i" ,',-,,,,"-l*. rctir',rn l''rlie rren'cntc ' 'r' l'icrl)¡' 1 n\¡no' i :i" li": ;"i,:'' ;;'",1'" r' *' ""'g "'"r' rlI,[:i]lj i:r
1.,.,,

lar rgrrcuLoter r,., r{',nt', c,,nrr el trigo corrrrorrze a. rr¡cer'Lix' rrr: rr' 'lrue Pued'(n : ,l"''";-,;.^;;.. ;,, g',r"'d;': '"rrr. -o l'lntrc t¡lcs

.

;;""" ohru

r.,1,,¿" ."t"ürr q* 'csrln r'lr

su crer:irrricn¡'

\cPa ¡tuchós drns p»rB enconrlos' I rnx 'lc\\erbx pnnr'iprl se cfcctux Por lo do! meses' ..,,'.i,"''"i.,. a.r^'¡" peru'jo' inrern''Ji''' Lle urro§ trrr hcÍnoso color , ".'."i',m.:' ''ig' "*l'-" x ¿dqu;ri' '"r,t.',b* "i e*i ':r''drrrrndo Fn novicm' : il l:l'::::;';": ;;i;i que .r grrn' ,

',

y d€stintdr\

.

,

\ .,r^ rqri.ul'oK'

menbr cl g¡nadoi cl rasüolo qucd¡ cn el c¡mpo. iunto cotr los rcr,olrts pl¡Dtrs de coschas ¡ntc¡io¡cs. Tod¡ esB vcget¡ció¡ ctr dsco¡rlHñ. es *pulbda cotr €l amdo coúo xbono p¡r¿ el .Áo sigúientc.

''l

han coñc)rud'

¡ L'¿r"ur'

liauido lhm¿Jo Mrá_

;J"1:'i',::ii;;ii.i:i..,"i,

I Háy muclDs clescs difcreftes de smiU¿ dc máí2, zlgúr¿s de dl^s i,1., fi.d.s por $s colo¡4 -bl,tro, amrillo. bio púrpu.a GBro y '1,t,,. (iáspeado)*r Es¡s ve¡iedrdes se clasifican co,no m¡íz dulo y bl¡nd" I
lgricultorB pueden idertific¡( €tt6 dos cla*s dé m¡iz po¡ lo3 d¡f.,-.
tono' dc ve¡dc de
sus hoj¿'.

.",i:'.;,.;," ,

.:' ;fi " ",, s,,:".* 'Tfl:"":i::.i::"1Í",',*i;;.i",".,,'¿ 0., '.. +'¡" cor É7ón de qúc-r¡ iNf, I l,ij,:'i!:ii'l;;.; **.*de""rs oP'ru'ions de clkivo der t'iso'

1,,'"1;;;,;il;1'"' r. .";

.tl,il,;:

".i: ü",1i,:'J;,fi:",'ü;":: oÍ;i.'Lill iÍ #i: """1

i;;.""';" ':';.i"Ji";.""'

"r b!'@s exü6 p¡r¡ "m¿!amre?¿ o de cortrá(e

co,'te

ll,

rr

^r\ll¡l

rl\r

)s l)1. l.()s ANI)I§
sE ccrcioran de quc

' \II \(iII]RISI'ICAS
rl ¡rr
r
,

DE LA AGRICUI-'I'URA IN'I].]NS¡\'A

I I'I

l,rc, dspu¿s dc quc los agricuitores e$c obieto.

¿sti¡ (lu¡'o, maduro y listo páre trillarlo, comienzl l¡ éorc,,t,¡ rios labradores, hombres y muieres, jrivenes y viejos, se rcirxrt

',,, llj.ill el cen¡ro, hast¡ quc sc forma un pequcño montón, ,,i,,,lur cl trmo se b¡r¡e cn direcci¿)n optesta. |ncir el borde

un acontecimieflto lleno de colorido cl ¡h t¡ ciación de cste rrábájo por los canpesinos, que van crnmnrl,, n murando y relatárdo chistes. A dife¡encia dc la cosech,r ,t, * relatárdo cosechl rl, ¡., que exige m¡vor atenciún, la de uigo se realiza de mantr.,

B

,,,r cstri nrezcl¡da coo el gr¡oo, eon el curl sc llen¡n los , ,1, ligue. (El precio de vcnt¡ dcl oit¡o dnnit]u¡c segúm la
,l ,le prrtículns extrañrs que conteng.r).

, ,,i,,. se rtiliz.¡

después

un amero pxr:¡ rerrorcr p¡rtc de

Ia

, . ..
,,

,,,n(lus

pcqucñas o sobr:rnt€s qüc no iusrif;crn cl cnrplco ,r,,., (lc a¡limilcs sc rrill¡n golpeánd(res con csr c¡s o pil¡)r

El corre se efcctíra con hoces dentadrs, que son bhnrlirl,r, . la mxno derecha, La mano izquierda reúne tos taltos y l(,r n,.,, micntras l¡ hoz corr,. deirndo cl uigo €n el suelo. L:rs r,", s¡gxcn e los segadorcs. .trndo cl rrigo en gaütt¡si uritizrtr . cuerdc un ni.mo trllo de trigo. cuya espiga emplcan c,,,rr,,,, par.r el nrrdu. De.puér ]os niños rornan hs g¡vjllr, v hs . rnn,, en pequeñas cantid¡des. fornMndo un circuto (piches). Iirr ,,,, queda ¡l ane librc durinte un mes ¡proxim¿dá¡nenre, prrx ln,, ti¡ el endurecinjcDro completo del grauo. De,pués cs ;morr,(,., en pichcs mayores y lrás aftos o eo crnal'cs ¡largados, gcncrrrhr»,
cer€a del te.reno dc

.,1 ,.,.

l'rra rmro!cr el tamo. Io, Jgriculorc. n'rrl.rr Ir:rfl,,i(,{

',,.ucl¡ v lrx
1.,

clev¿n hasrr l¿ ¿lnr¡¡ dc sus crbcz',rs. dci¡nd,l ,¡rrr cI contcnido c¿ig¿ l€ntamentc a fin d€ quc cl yicnto

tillá

o sobre

¿l

p.j¡.lr I r-r: se erplca una t¡ill¡do¡a movid¡ con motor de g$o' I n rráquin¡ viaja desde lcjruos municipios, tir:rda por buc, ¡"',r por Saucío dos veccs c¡da.ño. A cáusr dc las dificuf ,,n,nn;cas y de la pequcña magnitud dc Iás cos6chás, nc ,,,,¡h,s los ¡gricuhores quc rprovechtn esta trill.dom, Sir ,',,, c,,¡ frecLrcnci¡ rrri,,s «r,rrpe.ino' J,rnr,¡1 .,, rriL,o c.1 un¡ ,,,,, i'ucione ¡lli en un¡ par¡d¡r cadn rgricul«,r paga segnn ,, , r, dc cargas suyas que srlrn t¡illrrhs. El c¡so de Ia trilla,, ,,.rl,rre e..l rin'co.luc hrq,'¡ icch,l .e regi.trr en máte'

I ,, llcnieúteDente situad¡

cerca á ln crrrerct.l, pam que lá

est¡ l¡l)or, mientras otros trrbrirdores b:rrrcn cuirl¡dosi¡¡trr, suclo (lc l.r crj. con c\.ol¡¡\ hcch:r, de..eup.ror;a" o,.mo6lr^i I ,'nr',,1',. \c(o. { c,frrce.l hrc!,, .Il el .,,c',,. t,u.rln,cnre c. nc(§rrio r,,,r,rr,,r ..t,trritc. .:r e nrutrs,, ..,t,,,r ¡ata trilhr rre. (rr!.iN e,r urr rli:r. Ilr¡o,.rni,r,¡1. son rrrdos t.,,r,. Ldo h$tx cubrir u" mdio dcl rcneno- Tror¡ndo como ,ct(n(r. circo cuidrdosamenrc c¡rtrcnrdor, t<¡s r¡nr:¡les de esrc equilr, . dan dnndo meltrs continuaIrrcn¡c pi$ndo ct rrjgo v mon¡¡ri¡1,, I $anos. Un ILomLrc controh r los xnimilcs con ün látigo; rrrrrt^, sostienc en Ia mano u'r exrremo dc la cuerdx con quc están r,,J su:cro\ (c,,brrr. l,,Srrrldo ,.i quc ,e ol,c(lc7crn. Vicntras Lr, r" la- rrñtrn e., crrculo. to' rrrtr,rjrdore, cnrpuj,n trs gávifla\ ,,,t cándolas al paso de los animales. Cuando las mulas se clnsán, los hombrcs echan al vienrr¡ , grrno con palas y horquetas dc made¡¡. El viento se lleva h pr. y Ia broza o hunche, y el grano libre ca€. Este greoo generatr¡.r¡,

Para t¡illa¡. Ios l¡br¿dor€s esperan un dír soteado y dc rro ^ Cuanito llega tal dh, usualmcntc cr dicienrbrc o €ncro, sc (i(\,1!, gmn rctivid¡d. Sc rlhtan mul s r.' crbnllos tom¿dos en nlquitri ¡"

, nrl)leo de nr¡quinarin con óxito v qse ha srsciudo alguna ,l( cooperac¡{in o de empresa colectivr cntre los agricultores, ' I rn(liflrierto dcl tdgo por f¡negrda cn 19J0 fuc dc I cargas l,r¡nrck por acre), superior cn casi media carga (rlos bushcls) . del rcndimiento n¡cional en 1918. (El rcndimicnto I ",,(dn, Unidos fue de !ó bushcls por acre o casi ó carges l:\r¡dos r,rr.grdr en 1950). Los agricultorcs dc Saucio prrccen ester t,,ll)s con su trigo, en párticulir por su proporci(in de lui,, Ilsrc áüncnto fue de cu¡tro po¡ unoi pero nruchos indi

r

rr

,rrl sc d@mpong.n durúrc .l8trnc ncscs, formndo ur ¡bo@ muy ,,i,. Sc us¡ el t¡mo de úigo n¡rbié! p¿'¡ ¡cPÚ'r los relos de l,s cs.§

,.inx¡ y li ¡rozá ro f dspe¡dician. Acuóul¡dos ñis trtde sob¡. 6l ,,,1. ¡rilla, pn mezcL¡dos con .sti&col dc ovci¿s y d.¡ddos cn cl lugt

l5,t I CA]\,IPESINOS DE LOS ANDES viduos informaron que en l95o

I AIIA(;TER]STICAS DE LA AGRICTIJLTURA INTENSIVA

I

I''

rior€s habían obtenido aumentos de siete por uno y do Íron Por uno. Los principales obsráculos pam el cultivo son ta tluvi¿ c¡¡ r¡,, que provoc¿ eI "levantarse l¡ raí2", la m¡Ieza y el .,p(tlvlll,, rcya. Puede arribui¡se a cste último l, escascz de t, co$cr tta . 19J0. Los agriculcores creen que esrc polrillo negro es Isrrr,r de cond;c;one. climírica' rrle' como l¡ heladc,.ro

y

en Ios áños inmedialamc¡Ío r¡,r

r

En cuanto á1 contenido de ha¡ina. los moünos de (1h,,,inlormrn que su promedio es de urr 7o pur cienro apr,,\r',,.t menrc. con menor g.rdo de humedad que el rrigo
Para la producción comcrci¡l dc harina. Ios moünos prefterrn clar úigo inrpotado de otras n¡cion€s con el que se culrili ,, localidad. Pe¡o, cn gcne¡al, este ú1timo cs altamen¡e satisfrcrr,,r.

, i , .

r,

un €xtrerno largo y en purta; la segunda es de color -,rurr, y su hunche es fino. Sembred¡s de manera análoga *¡,lfirh con eI trigo, estas dos váriedades de cebada se plan' r ¡rrco más densamente, a ¡aán de unás 23o libms por fane' li ¿t)€x de siembra es el mes de iulio; l¡ cebadr comienz¡ 1,4r cn sePtrembre y a m¡dura¡ efl mtubre; la co§ech¡ se ¡ rrr cl mes de noviembre. La trilla usu¡lmente se sincroniz¿ ,, ,1,.1 trigo, y se ¡ealiza de la misna maoera. La cebrda es r, I',,r el hoogo Usilago hord.ei, caus¿nte de un¡ enfe¡medad ( r,rpesinos t¡mbién lllrrnan polvillo o "ca¡bón", ¿ ceüsá t,r ncgro de ]as semillas infestadas. Si¡ embargo, l¡s cose' r, l9t0 fueron buenas, de 6 c¿rgas por faneg¡d¡ (19.7 bu,,, icre), y I¿ proPorción de áumento fue de nueve por uno. ,,.¡lrido se compara favoBblemente cor los rendimientos en ,,]tr¡ y los Estados Unidos en 1918 y 1950, r€spectivámente.

,,rr

Ajo
Cuando la bebida t¡adicional hecha de ú z (ch;chi) fr. I, hibida ¡or -tr ley en 1948, los cam,pesinos comenz¡ron a c,,,,,,, ccrueza en grandes ca¡tidadcs. Las ce¡vece¡ias de Bogorá (\t, men.aron uná expansión prodigiosa ¡ fin de s¡risfxce¡ csrl rr, 6ed. Pronto se abrieron rgcncirs Iocales en puetrlos conur t contá, a fin de estnrrulm el cultivo dc ccbada en 1¡ localithrl r compr¡r la cosech¿ resulrante. Por eso el culrivo de I¡ ccbrr,lr §aucío hr rccibido cicrto iopulso ¡ecicntemcnte.

\

",,, rs un¡ de L' regiones de Colombi: c.1 quc el culrivo i ,{JLlecido por los esp^no'c. inmedi.,rmcnr( dcs¡ué' dc J ,t,,, .,. hJ alcr'rTcdo algunJ impon,1nci,,. Y,r dcsdc el si i

lll

csr¿ ¡egión

cll

, ristituye p¡ra los saucitrs

conocida por su producción de ajo. Tour!á cosech¿ en que Pueden con_

dos principales vriedxdes de ccbadr: la "ráspudx" "perlada". El guno de h princra es gmnde y su hünchc ,, ',
I¡n ¡eálidid si¡ cnfemed&l $ causad2 por nn ho¡go, UstiLdso oi|, Fmdáción Roctcfcllcr, c¡ .oopcmción con cl Uini$erio dc -\gri.nl,,", dprendido con bue¡q ¡esuh¡dos ur progr¡m¿ de reducció¡ dd L¡ri,rr Cu¡din¡ña¡ca- ¡leiores scmilltrs, t¡les coü,o la r3¡iedrd .mclterned', l, tr pucst¿s a d¡posicid de xlgúms ¡gricuhor*, áu¡que cn.rntid¡des !f', qncñds lli¿.¡rd §¿,¿rrd [Dogotá], vol. IlV. N! rr1,21 de febrc¡o (lt

H¡y

t

hs c¡ntidrdes cultiv¿d¡s en Srucío. solo es neces¡rio un ,1,)r (lue se ocupe de todas las tarcas correspondientes. En{rDilla muv juntá, en slrrcos de un netro de archura apro_ ,, .¡tc! colocando un dienre dc iio cuididosanente en e¡dl I |r i.ez por mes las pl¿ntas soñ libradrs de l¡ m¡leza, y rernpo la ticrra situxdá en torno ¿ cxdá txllo es rfloiad¿ .stxci o g¿ncho de mirderx, Pequeño y culvo, Porquc Io§ rr,, se esponian cumdo la ticrr¡ cstá ctur¡.

,

" Hi], por lo nr¡os cu¡rro cl¿ses de scniX,s de üigo cn Saucío: .1,,,, .obr ¡", "¿¡rocero", "b¡rccro" y "bolt'. Se reco¡ocen po¡ cl 1,,r,, for¡ra d.l gr¡no. Según los $¡lcukor.s, el tipo ,,bolx,, es e1 mejor r,|,
un gr¡no grr¡dc

,,,, cpo(¡\ d l trnrc' p.,rr plrrt tt r:n. rrnr cn ,,,árzo ,,) y otrx en iun;o (sanjuürcro con coscchm conespon' rn septicmbrc y noviembre. Nr¡ hay difcrencir visiblc entre
,,1, pero sincrcnizad,s
,¡r.r cl¡se de alo: ambas tienm pe¡íodos dc reposo de igurl ¡ inte¡valos dife¡cntes. Los agricül-

y

redondo, aunquc su cspjg¿ es rehtivame¡te pequr,,,

156

]

CAMPESINOS DD LOS ANDES

tores explican que los ajos marceros necesit¿n mayo¡ g¡ldo medad y por eso tienen que ser sembmdos er I¿ áecién d¡

'

\II \( :I'I,RI3TIC-4.S DE LA AGR1CULTURA INTENSIVA

I

1'7

*k ll¡¡r

por lrnegada fjS §acos por rcre). (Currenu y tfi¡ ¡ por acre o )8 c gas por fanegrda iue eJ promedio en I» l.¡r Unidos en 1949),
c¿rgas

Los rcndimicntor so1 bueno§. Gerto§ ,griculrores h¡n ¡ ,rF, aumcntos de diez pnr uno. Sn enrbargo, li proporción rn r,,r, comunidrd en LgtO lue de .uarro pJr ,-o, y se coscclrr,r,

:

,,

,, rflur.r3 Por otm parte, los agdcultorcs Plantan cebolleta ,rr rima) en Pequ€ñ¡s cintidades, y recog€n cosech¿ de

\r.cs Pof ¿no. 1,,\ llos grandes cultivos de árt¡oles f¡ut¡les, uno en L¡s ,,r,, cn el case¡ío. Dichos árboles son de Per¡rs, mánzan¡s, \ ciruel¡s.1o Las f¡utas de los á¡boles de Las Juliás son ,r\,' pcqueño; pero su producción es buená y de excelente Radimientos de los lrodactas aglíca¡d¡ en \950

derable de 1a cosechá i causa de esta enfermedad. Loi bultr" , ¡ec€n ser atac¡dos por eI chuyo con menor intcnsidad si trx ,,¡

Lás plrntas y los bulbos no prrecen e\lar rmneridos rl d¡, de in.ecro, o enfemredades en el periodo dc crecimi.nr¡, l pocas sem¿nas despué. de tr co\echa. los dientes de ajo a rr,r mlenzan a encogers€ y ponerse fofos, fenómeno que lor r¡r, to¡es denominan "chuyos,,. Los agricultores no conocen l,¡,", pero_ la ¡tribuycn a un iirsectoi a veces se pierd€ un¿ p¡fl. ,r.

ccn en ura p¡rte ventilada de la casa, usu¡lmcnte eI ¿l€r(, tr_. El ajo no plede se¡ amontonado, segúfl lo explican, ni cn,F,,. en costales, hasta el propio día de su venta; y cu¿nto más s¡r,,, ., los bulbos. malq es,u precio de venra. El'precio det rio r¡,r. elev¡do por unidad. enrre lod¡s l¡, cosechas, Otras pti,l¡
.

,r"csnio emplcar métodos indirectos pare obtener las cr ¡irclucción agrícr.rla y su rendimiento, Porque corno los ,, (\ del muüdo entero! los saucitas o reciben biefl ¿ quien , ro¡r¿¡ medid¿s de sus tierms o x Preguntirles acerca de , ¡'is. Con todo, ¡aturalmente, es indispensablc disPoner de ,,.§ fidedionas. ü forlllulario relstlvo ¿ c¿d¿ farnili¡ con]: ,, ,,u,, p."gí.r., acerc¡ ¿le la superficie total cultir¡rda; ])e,ro . ¡,udo co,r,prend"r que esrx Pregunrr crx cá5i inúril Lx , ,(,1 Jc,nedidá. la lanegJda. re,ulró 'er una norn'¡ muy ,rrrr¡cntc definida, cuyo taureño variaba con eI c¡itc¡io Per .t, c,rdr individuo. Se supone que li faneg¡da rePresent¿ l3 .",, ,lc l¡ pldra princiP¡l de Choconra: Pero cl c.ilculo del

)os forrajes.

Ivan una \ariedad s¿ri,f¡cLori¡ & producro.r pcro e5 n,,r,,, Poco rnrercs que uenen por h, horrrlizJ§, Io) árbote§ fn .,t,.

No son muchos tñ, demá\ prñducros rgricolas cutrir.r,t.Sauciñ. Sin emLirgo. como cn'ro¡las trs pircetas rurates. " ., pler¡ lJs e"quinx. ocin,as siernpre que es posiUte. Lo, ,aucir*
r

rece. en que h plazr principal de Chocon(á c¡bríá eo ,l.r rgricola. á cu"nir' erta úldm¿ c¡l,rra en la Prr '.c.s rgricultores tienen o utilizm ., cfcctua me¡talmente. Pocos irr()ri o contás de medi¡. En consecuencia, lx respuestx y cultivadás senci I rrtis rel*ivas al tam¿ño de las suPe¡ficies

,.l.

'
,

exactas. Además, müchas Parcel¡s solr tall Pe,tuc los cálculos acerca ¿l€ su suPerficie no son Prácticos.

r ,rr

e\nayendo co-r bomb¡ et ¡gua nicesaria ¡tet ,L eogotl ni..r,.. un moror de gasolina. Las horr¿liz$ que culriva són renr,t¡¡ zanahodr. lechugá. rábanas. cotiflo¡. r'epotto y ahuyamr r,.,,. elllrs con uru producción cuanrios¡ y aperirosa-'que ávia r ,¡...

Solamente un agdcultor se dedica al cultil,o corne¡ci¡l rlf t, t¡lizas. Con esre objeto ricne irrigrda una fanegad¡ de su r,,,,,

u¡rdamente, eI €mpleo de l¿s artobas de 25 übras es cor,d¡s las parcelas, y los agricultores siembrán cantid.des

.'(ricultor emple¡bá coDo sbo¡o un¡ mezl¿ .6e¡¡ dc cenia' e$ ,1, (iM¿o y oGias, óxido de cálciq súr¿to de cobre y taño de tligo .rr lo á,bole' dei cattio fueton semb¡ádos h¡ce ñuchos !ño! no irt,, r Droduci! muchs früt6: sro Puede debeN a la nec6id¡d d. \Se remeütíá Ésa siruáción PlsnBndo mas de u¡ ',u

",i,,,4,.

r,8 ] C{MPISINOS DE LOS ANDES
bartante uniformes de semilla en ¿letermined¿s extensioncr rl¡ r r¡4. &t¡ proporción entre caltid¡d de semilla y exteflsi¿ri rl¡ rt, ha sido determin¡da por una larga expeliencia con las conrlhr, ambientales de los cultivos en la localidad¡ es el resultedo '[ . lección de agricultu¡a práctica aprendida a través de muc.lur, ¡, ¡¿ciones. En consecuencia, se llegó a la conclusión de qur ,, las posibilidades de que se disponía, el cálculo más fidc(llllr l¡ supeÍicie total cultiváda podría efectuáse enconrrandr) .ú I porciones constantes de sernilla y tierra. Ln multiplicacilnr ,1, constaotes por el núme¡o de ¡r¡obas semb¡adas en cr(li r,'r, -cifm sDministr¡da con mryor facilidrd por los ag¡icultorr\ I po¡cionó un cálculo bástante cxicto acerc¿ de Ia extcnsr'fl r de la tierra dedicada ¡ los cultivos. Dcspués de un plazo de preplración cuid¡dosa,

, ^IIA(;I'I,IRISTICAS

DE LA AGRICULTURA INTENSIVA

t

1tf

,,,r,r. Asi, la extensión @tal de tie¡¡a dedicad¿ ¿ cultivos in1950 se calculó en 211 fanegadas o l3t }rccttueás. (Véáse ,,1,r 9). Se debe obseñar que entle los cinco cultivos priacipa,l riSo cub¡i¿ Ia mayor Foporción d€ la superficie cultivada, , "'1,, por las papas y el malz, Pero la producción más elcvadx r' (k. h pap¿.

,¡,,r rn

| ,.,.,,tridrdes

sembradas

por acre fueron siempre mrJores quc

algunrs tieIras. Hubo cierra variabilidad; pero Lr 1 cultores en su mryoría empleaban básicimentc la misnn ¡,,¡ ción para las sjemb¡as. Todo ligcro aumento o disminucirir , cartidades de semilh plantrdr se debie ¡ condicio¡es peculi.,,,. ter¡eno o a ¿justes del presupuesto o a f¿]ta de abono. D.§lrr. tom¡r medidas repetidamente, se establecieron p¡ovision¡lr'¡ ,ú, sigrientes const¡ntes:
Papas: seis bultos (78o lbs.) sembmdos en 2.160
d¡edos.

fin medir

fuc l,^f,r

se empleó m¿yor pptlc b¡azos en el trab¡jo agricola, siendo con todo deficient" r.ndimientos en corBpá¡ación con Ios nolm¿l€s cn los l1§lrn os. Solo la cebada y el ajo no salieron m¡l librados de , ,,,,r¡rración, Io qüe scñal, Ia posibilidid de otorgar mayor "i{1 i estos cultivos segurcs, como medios para ¿umentáx el ' ,, v elev¡r el nivel de vid¡ de la población local.

,, ¡

",¡r

¡nb¡adas

er los Est¡dos Ui¡idos, y

CUADRO

11

lRrñolalB rN SArcúUniddd Cfitirldd Total de swbtddd sen'

19J0

Tat^l Supetficie
cose-

pqo

pót

btddo

chtrlo en

dttivcdd mienta ciin

Rmdt Ptonot
de

bor
tanesdda

@tmmto

fncrr¡

fMesrd$

Maíz: dos ¡robas (Jo lbs.) en 5.r74 meúos curdr¡dor. Trigor cinco a¡¡ob¡s (12, lbs.) en 1.8r1 metros cuadí¡rl,r Cebadi: un bulto y dos árrobas (180 lbs.) €n 6.47t r,",

(C¡¡gá) 8 (C¡rga) 'l (cár8!) ,/ (Ca¡ga) )4 (C¡¡ga) tt
L ,,Lión con\.iene

17t.0 4.8
69.0 5.1
19,1

,10 2r.9 16.0 t07 19.1 5.5 281 8?.1 1.0 45 7.2 ó.0 84 3.t 24.0

Lt2
\t2Z

t.4
1:9 1:+

Aio:

dos ar¡obas

(i0 lbs.)

en 227 rnctlos cu¡drados.
, ,

Los ¡esultados de esta investigació,r\ comparado5 con l', dimientos de Colombia y de los Est¡dos Unidos, pueden !,¡ los Cuadros 11 y 12.

,,,i u¡

La superficie semb¡áda €n los cinco cuLtivos principalcs, r,! 139 faneg¿dás en 1950. A este tot¿l se ágregüon las supclr,,, grientes: un cálcülo de 18 fanegadas par¡ otros cultivos, .)l r. gadas pertenecienres a s;ere familis. que no suminisuar(,fl ,.' mación, y un cálculo de ll fanegrdas cultivadas para pr(,l¡,r,

observar que los rendinicntos eo S¡ucjo, rño tán m¡lo como cl de 1950, fucron mciorcs que los ,!,li,,s dc Colombi¿ en 1938. l',,, (luizás el dcscubrifliento de m¿yor iDportanci, es el d€ r ¡roducción agríco]a en esta comunidád es pcligrosamente ' sin cmbargo, no puede espe(arse otra cosa! tcnic,rdo en cuen,l, iiciente c¡lidad de l¡ scnilla d€ q¡re sc disponc, los métodos ,rrti,s que se emplean y h incficrcia de las her¡¿mientas de

¡60

I C^¡lPr§lNOs^ DL

LOS ANDES

I {IIA(:¡.I:,RI$TICAS DE LA AGRICULTURA INTf,I\§IVA I

T6T

los ag¡iculrores, hercd¡d¡s dc civiliz¡ciorcs esranc¿das rl¡¡¡h I punto dc visru ágflcolá. Lbnverridcs a pesos y cenbvos. trr ha ohas dc l0i0 c.,.i no a'c¿nz¡ron a ,umlni.uar á los c¡nrrxtt¡ direrú suficienrc p¡rc conrpcn\rr tos giros o l¡s much:s h¡l,¡ I rrdu¡ lJtor )' mcscs de prcucupac¡;n que se cnrplearon cr rt ¡. baio agric,,lr. Lr cosecna no pudo pcrriririr t, ajqu;sici,;,r ,t, ,*, guna dc hs comodid¿des quc tuccn ágrad,ble lc üd¡. L¡ rgricultur¡ cn Sauci<r parccc cstar delcriorándosc t,h, mente, llcgxlldo (fti rl punro tlcl rendirDicnro decrcciente. t..],,1.. lib.io cnrrc h al,undrniir 1 )á n(ccsid¿d e. ran iuc+able. ju, ,,1. qliicr JJvcr.idJJ -crl coriro unr,equir de corrr dur¡ci,,n,,.. periodo d( llur;r crccsiv.r. un arague de tos rroadore ,,t,. goü, h n¡rpos¡biiiJrd de conrb¡rir tr rrr.rleza quc crszc¡ (,t Uxrr d€I trieo o la de vigilrr la pudricnin cn el aj; cosechado, v t,,.,, una enlcnred,d dc 1,, ¡nes del rgriculror que puedr dis,r.iirrr, acn\rdJd rgricoh-. pucdc hacer desaprrecer la sensación,1. vf. ridad y rcrbar con lo. ahorros penó,rmenrc ácumutrdD\ r,{, , paso dc Ir» años, lrnzando así a los hbriegos a I¡ ¡nise¡i:r or ¡. rbdr y ccüar de ojos. Coino r€sultado, rarás veccs tos agriculr,r,. gozan del optimismo de mirar confiadamentc hacia eipon,r, En est¡ fo¡m¡ casi negariva. la agriculrura satur¡ sus vid;s.
CUADRO REND¡I.Nk» :cRrsr-^s Fñ
¿N
T2

¡

cl prograo y Ia ildigencia. Pero en el caso de S¡ucío 'ure , r, r. h pobreza párccen tener mtyores posibilidrdcs tle " \,,1,' d€spu¿s de que se hagá un grán esfuer¿o con xlguna ,"" L,rci¡ li dirección opuesu. seÉ Posible que los múltiples ', ' 1,,, il( l¡ miscrie suelten sus ventosas del suelo cn que ¡¡hom
,

.-"' l'. d iuegó ácosrurnbrado del vaivén cntrc l,
,,

¡¡trnrdrrcnre, el problema de la producción

rgricol¡

es agrdo

vidr y

la

,,, r

¡crpetur.

$(ro E\ l9to, orpe6 mN rs lols Y Ds m Ls¡ams u ¡Ds !N lcro
End.lot
UDido!

DE

cor!{r

Sdc¡o (:o¡qnbio

(:¡tx¿! pot lñaqr.ld

Soacio Colom\d, EtÁr,
61,0

Bllhch por A¿rc

Tngo

16.0 5.' 1.0 6.0 24.0

24.0 t.2 2.1

8l_0 1?.0

It.5
8.ó
19,7

t4.0
11

ó.0 ?.ó
28.0

,7.8

dc Agriculturr de los Br¡dos Unjdos,

'

dc lus ¡rhtlos Unidos. lqtr),

lqr). t. A¡Íi.u|t1ídl \/,,'j,i.r, t,ro rwi,hingonr
Ios I';stldos

K¡thryn, tr.IVJlic, lrTr¿¡rn¡rc of Cotd\bi¿ (rváshiñgror: Dep¡n{n,r.
l).Dar¡Jmentó de A8hc,.tr,.,.

,. Axti.tltril
d.

L'¡idd. tgrol

St¿,i'r¡t, t9/re (Washingo¡: Departmento de Agíq,trr,.

INDUSTRIAS LOCAIES

I

16'
sos"

Capitulo

I

ti,r rl; cstas "pal¿nc¿s"
t

se apoyan en las "ba,ncadas" para

LA I.IINEBIA DEL CIi¡OI

tA
Y

FABBICACIOT{ ItE

tAD¡tuu

, l¡,,rl.lda (lr "cod'de Ia mina), se iniciü los ttabaios en j ,, ll, trcralm€nte con obreros cxtr¡s, coftratndos. Tmbrjando . Lr{l hr/ de l¿s lámp¡rás de ccrburo. un minero e\cxv¡ con ¡r r rrricntras su compañ€ro recoge el crbón con la P¿l¿ I lo , , dr uná carretilla para llevarlo fue¡a. Como cl grádo de ' .," lr,l rornr el piso traicionemfiente ¡€sbaloso, estc se cubre
rl,liic
sobre el cu¿l

rrrl¡

Ia po¡ción de la veta que está en el socávófl

o entr¡da

[A

C0l{sTñucct0t{ DE Ct¡

I¡ crrretilla

Pueda

rodir

fácilmente.

_/i1.",", Dr sA, .ro ,rmbicn 5c ocupán en nr,t*,. é\.drierenre\ de t¿ ,gricut¡um. cntr" la. cLmhr . ,,. ,mporr¡ncja hs dc lr rnineflr det cárbón. 13 t,br;c¡ciún ,ti r,., ,rus y ra con5rflrccron de cre,. Si bien lo,.ruci¡as c,¡,i r.,,. rzaoo5, con lJ carpinrerra. h erptoricrón de bo.ques, Ios r(lr,t... a-rr.üeflr. i¿ cun,c*bre y l, frbric.c;ón de c,.Li¡ 169"¡,¡. ,. \e ded,cán r c¡r\ ocuprcione§. r,ros son r,ricjolcr,,,,. I'e::i.
Peculrares

¡

orrrs

\cre¿lás

La mineúa dcl ,,úl
Cinco hombres qüe dedic,n la ¡or¡lid¡cl parre o de su r,",. \rrirn á Ios vecinos Ju8ares dc M¡n'aca o San \ r, , oonde .e exptorJn \er:rj dc cffhóo. f_t úr.
.

oe csrbrrlo-

o¡ -;ne-

i. ;,; ;;r.;,;;;;:

;,'#:JllT ff

il;:;

{r , rllc de montacarg¿s. Lstos reciPientes son levántados y d€s_ ,u1,1()s lentamente, por medio de unx Yunta dc bueyes unidos rrr rugo comal, que se mueven hacia adelante v hacia etrás Ll rratrajo es l€nto y tedioso. En plena producción, tres buenos .',^ nulden ertrrer curlro t^)el,dá. de cJrh;n e1 una semx_ ' r,. Lrr.riraore' genemlmenr( .on cnrPleado: Por contr¡to. y . ¡.rqr en propoición al trabrio rtalizrdn por rodos duranre

\r(cs los rnineros encuenüan una coffiente subteránea, de hay bombás o mangueras Para es",,, rr coniderrl¡le. Corno no ,,rrrrucncias, una milra inundada generalmcntc ha de ser abrn' ,,,1r l,ll gas que se encuentrr en todas las minas dc cárMn es , , ,¡uc una eventualidad. Por peligroso que se¿, nlgltnos buenos ,," pueden Eab¿j¿r dentro de él Períodos consid,erables. llx de las técDicas de minerir cs la ürilización dc pozos para r,, lrsta los filon€s. Los obreros descicoden Por esos Pozos, des'r,l.n cl c¡rbó¡ con la pic'r y llenrn con é1 reciPientes ¿tados

\

Los mineros no hacen ningún corte en el cosrado de uni ,,,1, 1.T*"j q,: rcrn'ci.co'o porvo de cJrbón cn tr superfir h ., suelo. Llando ecro ocürre. ¡brr¡uc¡ dc uímc ,,,.

'
,

"1,

, 'iiemá ¡ntcu¡do. petigro.o y de Poco renJimienro Prrr la ,,,ri,r dcl carbón, cs él mismo que se ütiliz¿ en la rnayoria de
rruioncs productoras de ca¡bór de los deP t.mentos de Ctrn-

scüana. Sobra dccir que los ingresos no ¡lcánzan x comPensxr r \.los ! el duro Irabcio corre.pondi€nres. DeLe ob'ervJAe que

gu: rvanzrn los trabaios,.e tienden soportcs o,.,t,,,,. + das'de eucrtipro5 y se colocan..patancas..pareleias
[1ó2]

"e fl"::.y: -,ti h aberturr del ninel usuarm€¡te riene una .eicion t¡rn",,,.r. r-nePda

ochenra de_ahuIr. aproximadrmenre. y de uno con c,ncuon, no emprea di-rrri,a en esr,s pequcñrs ,Ir,.

,,, rrr..rrcr

y

Boyacá.

La ¡ibictlt¡ón de ldtillot
es de colct toio gri§ácco, y de veta en Las Julim. La famiiia de un concertado I hxy una buená r,i cricargadr ¿lel ho¡no o "chi¡cal" dc la hlciendá- I-os miembros

a las p,rr,,.

l.r nejor arcilla par" ladrillos

INDUSTR]AS LOCALES

[

1ó'

r4t ] CAMPESINOS DE LOS AN'DES dc cst¡ famili¡, como muchos ot¡os alfa¡cros de l¡drillos, .¡.rt en la vcr, y extr¡en la ¡rcilla prrll tr¡nsportarh en carrctilla lr de la excavació¡ hasta una cavidad pánd4 sitüada ccrca d. ld ,.. y dcl horno. Curndo en la cavidrd hay arcilla suficientc, r. J't, enrrarugu, por un canxl cunsrruido rl efecto 1el rgur provrcrr ,\ un¡ fuente situada a una distancia aproximada de 450 merr(,r), I n arcilla es nlezclad¡ con cl agu¡ hást¿ logr¡¡ l0 propo¡ción n(l« r$h
Se lleva e¡tonces a la crvid¿d una yunta, de bueyes. ¡rur ,¡" estos caminen sobre la mezcla dando vuelt¿s, desmeouzándol¡ I. t¿ que no queden trozos. Cuando no h:ry bueyes, Ios conc.ú r,l tiencn que elecutrr por si nismos es-te apisonamiento, Entrc I rrl dos trabriadorcs pr€par¡n cl paú, donde hrn de for$¡rsc l'tr t.

;" .:1. i,";;,,;"J;"
;,:. ,i,;.;""I*

ll r,Aru

proce¿limiento se cmPler
"óncavá

arciri¡ es aPrso'nada denrro de saberas Pr'na§ españora se rrbricr-con un morde

P"n hrcer lejas

us¡ndo

.,lrrl,ltn,,minrdo'igaláPrgo"' p"a''' con\rituir unr irrdur ' i, '-.;:i,:,;;;"i;;.,.ñ" á.-t'a'itto' ¿e ',,,,;."il pucrc :rtmvc'ár a lucmriv¡ tla vers 'rcillaI.s cu'rc\ rünci^ni !r¡"e i ,:ii';-;;;"i" Ji"i. r". "'*gr"' ¡no so",dc entcr'rmcntc \rrirrac.' ,':;";-;'," h¡v en el v¡lle ¡' rexlidid' la f|rrnili:¡ dc conccr-

diillos- Ifoldes dc m¡der¡ con cuatro divisiones, llamadrx "¡rl , ms", son alistados paru recibi¡ en ellos l¡ ¡rcills h(rmed¡. L:¡s ¡.1" rás son recubiert intcriormcfltc con a¡ena ¡ fin de evitar rlt' n ¿rcilla se peguc a ellás. Después dc que la mczcla es r¡eftidn m l! divisiones, un trat»jrdor la apriet¡ co¡ los puños y la nivch ,,. una palete de madera. Cuando siente quc la arcillá está lirr" ¡cti¡, la gaberá con un ágil moviñienm haci¿ arriba. Trábrlülr, ¡ápidárnente, dos trálrájádorcs pueden moldear siete mil lidflll,, eD una soman!. Los l¡&illos son api)ados. medid¡ que se s(¡¡n

,",,,1'rtl¡ oara satisfscer más co(nPlcemeI dc ¿. l" localid'd ra industria de rabricación ,.]] ll iiÍ*i^,] bcneficio imPorr¡nre .,,r,,,',roiif" .."-."1'* algrin dia en un buenxs Poren' , ,'i ,..l.ir¡. ¿. Saucio] Evidentcmcntc' tiele

oí"*** ": . ,'.,,o;r,i,,rü,4riilo h, comen¿ado r desirrtegrxr.c' vr , ,,,.1 ;.,[;." "l 'que . i i, iii"" mrr'hó a Bogorá a contiluar ¡lli est'thnrt'tn¿ " csti obrcniendo Pleno protecho dc min¡ ,,. ,',,,' i ".'lrll"' '-i, ;*l'nt'ción t"ei"''ii:l';"'*il:':''.:1: ;,1 lii.' o',#;"''

I'd constnrcciófi dc

cdtos

pemiti¡ qu€ el árre los endurrr,. más. Cada nivel de ladrillos es colocado en di¡ección difcr.¡r' del que está inmcdiat¡mcntc debero, técnic¡ que se llama ".rrr.
dejando entre ellos esprcio pam

i;';;t;il :: ,;.; i"d'..s"";- J.""¡*rucci'xr 111i.:l:T]:: l: il;,'ffi,#.';iffi , ;;';'ir',,*'" "^T: {."".T,:: f: l,ll:' J:"[.;oi,;;.i-i,. t"'q11:"1i'i1 1,::i:t"':,l3 "rfiil;.;"*p"ñ"t" i..""'i"t"'1,.l: li,: I
dacrito,.se produjo-un1.1'::]¡1:: ''!c

r,n cl comienzo de I¿ fabricación

de ladrillos

v

':i"::1.1':-

un nles €n qu€ el lad¡illo ha estado r crrbó¡ para el hornor ocho tooeládes de c¡rl¡ú' y diez cá¡gas de mrdera son nec€s¡rirs para cl homo dÉ Las JüIe qu€ tiene une capacidad de sietc a ocho mil táddllos. EntoÍccs r( t¡ábajador coloca ]as piezas secas denúo del horro, dejando nrn v¿mente un pequeño espacio para que circr-tle el aire entre los l¡ drillos; con palas se coloca cI cerbón defltro, de m¿n€¡a que cnl r cáde capa de ladrillos para logmr un {uego bicn distriblído. Firt,'l mente, se prende frego en ona pegueñ¿ ábertúr¡ sitüad, en lr enrr¡d¡ inferior del horno. Después dc doce a quince días cocirirr dose, Ios ladrilkrs rcn extraidos y ¡pihdos p¡ra despach¡rlos. ¡'r¡,, ningrrn srucita cornpm l¡driLlos de esrost casi invariablenrentc v comPr¡do§ Por ce¡tes de otras Panes.
Después de tránscurrir
eándose, se lleva el

.r' lrhcñquc.-en quc 'c

:-':3i'.:"1"i.11'":; (' '-"" enrplea't ¡unrr\ rrs caru§ v

ón dc Ol'v' cñ ltrs' r ^'dic¡ ¡lc $i<on¿- ti(rr¡ lJe i¡ici¡dr J'or A '.,,ii li"al'n.!"'n i.:1.' t. r¡ 7+)' L' f¡brie(rm de ElÚ .1.11',;iTi';i'Íll ' r,,,¡¿. r"l. (or rod' ;,..,.. iuño ('n ra conr'c'i('r rc rdnr(' ,:.i.1 * .r,,l,ilrdd. ";;'il. 16 ch'bchs u(,r ri'n l, i,l'li"lr*a' v o,ros cNrrno\ Ir¡n strnido ,úc hr

id""'.':'''"'l

er ¿ú¡o' no imcr r* pr".e dc sls coñruccior§hs rúcnrs err Pú' dc .l,,,,i,i.'h".,i; il, ^ins''dr pruer" cran mcrill:l'""i',i;lfi:i 'rro Anadu 'oto c^,:rhnoi r, , ,, . cucrds siendo rrm¡d6 ro' r'rfs'¡oc.(u" tiLi)ile¡i,i.,"»¡"""t, "1,. corl€tidos en cstc¡Lll's (Agul l02-r0r)' reo, o{.11¡n6 \or' I PP .

llltJ;;;;¿

Ill;;;;,,i;;

",i,"iüiri.

¡óó

I CA,UPI,st\ios

DE LOS ANDES
seo

INDUSTRIAS LOCALES f

Tó7

Las corsrrucciones en Siucio hafl c¡sas cu,dráda\

ilr,.,";ff.fl:,:1.:J" ;:T,ll,: :,: ra ue¡ra lmpia de malez¡s y desecho, que queda ai descubier;.-* í,,É, J,Í.Xri:".":::,,1, Tllr tres upos dc parcdes prLa edificrciÁn.

se emplcan espeiiatisras iales cor Después de háberse

c§tnrcturrs.5on crigidu princip¡lmente medianrc un rr,r,a *¿as rrao¡ro manuat. det pro¡ierario.v de.los miembros d;;.i;;; aunque

",1;ri".J"",..fl,..X,flr.di",,j".riq"

e"r,, r

,r trrn c[ ccrcado d,e grandes haciendas; y par¿ imp€dir que i, ,l ,g,r\trdss po¡ 1¡ erosiún de las lluvias, se les colocan teias

,¡r

r¡,rrc¡das las imprcsiones de las tablas. Las tapias se pre-

d""ú;

;

r,,r

rl}

(umornárse-

náda

y

de bah¡reque. Dcsde lueqo,

esros rres - .oort-'ooo.. mérodor ¡rr.r,

dc-ricrr

{r,

oenomrnl) .,crucc¡.o dc rrcs qá,o\,,.

:i.r.,[l;,, ::: ;#i,T::X. i:,ji[!.{ iT: f.reci.s (s con.rrrid., ,"_¡", cúmp,,cnd,rcs
r)isid,-,,.,r,,esrr,. n ,-:,...'"r, .rpi*¡rnnd,, ricrra

.:'i::l "J".,.,i" r,".r,,, ." j:c"td, iá"irii ;il#ilff";lti:",J)[ ,., ., surránlc. ltrr,cdx ,doble "::: m.reor¡.., ., br.,r;,. grr";;,; í;";;l v_ecec. curndo sc co1\rruyen p"*,J.. d. h"h;;,r'r;;;É #;l
.

pared dc rdobe. Ja tlerrr negra cxrrarda _-P¿¡a,una dcl tn,.,, Prso de Ia cása es mezcled¡ con aorh v ion r<,-s pies o *",;p;;d, .;;,1*,:cl"P.'ü ::. i :, mryorcs.qle tff uriü,rdi p_, lra¡u*'¿. I,olco ¡aDncrr,io, rdobes; esr<,s mn cnca¡rados y I.,","ii¡i.,".i1,', d.¡r,";;;,,,,váflos diás..Cuindo se construye "e una pr..á _n ,rfo ,na ¡,ii.,.,' , ,dobes. se lir denomi"" ^.-,r i- ,,^,_l " orr¡ t¿cnica i,,,¡,r,,, , á. ,,, 'ilr'J,.':l::,fi

3::ffi il:

.onsüucción de bahareque es o€ces¡ri¡ unr €structurá lln Saucio s,c obtie¡en v¿ras de la planta del chusquo , il r\ (lc guadu¡ comprádls en el mercedo. Los vástagos y las ,¡r sc colocan en posiciófl vertical son atados firmementc ¡ t- { colocan horizortalmente. Luego se flete eI b¡rro con ,,¡,,,' con llan¿s dentro de €st¡ cstructul¡ reúculada de caña. r." ,rinrillos son column:s hechss dc üoncos completos de .t,1r,,, v son indispens¡bles en todos 1o5 tres tipos de contruc_ l',¡ regla gcner¿l un estantillo es erigido sobre una piedrr r,,nrcrrada cn el suelo. Además dc quc sirve dc apoyo, es-ta r', l'()tcge la base d0l estantiuo coirtri h pu¿lrición por tá ,,lil. P¿r¡ conecs¡ el cstantillo con la base, se cincel¿ cn I¡ ', rrrr oriñcio; Iá pine inf€riü de la columna es cortadá dc , rrrrr rlue que&a con unr punta que sc ajüsta dent¡o de ese ,, I:sras columnás de madera sosticnen la totalidrd dc Ie es,,r r supeúor y el techo.
,,¡rlLr.

li

:1" .",, ,jlilll,, ,'
:

*[i

l,T"p^:l]ll.ll"

enpter rn rr corsrn¡., Jürrrn dc un rnord( formJr!, ,r¡ ,
r(rilad,,. .,r,1r,,-¡,,.,,:..

l, cas¿ qucdan te¡minad¡s. se lcvrntan techo. Est¡ tarea se e]ecut|}, m.no: los tmbiia_ rrr efecro, se coloc¡n sobre plrtáformas ádxptrbles a difc_ . .rlrris. Dcsde estas, los trabajadores lev!fltan l¡s vigrs pul ¡rulgrda, atándolas y desatándolas muchas veces en el ¡eco' . Irsta llcvarlas a soportes proi'isionales. Cuando todas l¡s ' ,\ v cortes quedán n¡Nt¡dos, se hxce un lmarre final x fin
,,,i(1,, l¿s puedes de

,,. pua cl

,

..pr,,\i,n,dó dc +( c.ntimer.ñs. lr.rl*r: "n s.:nr,¡rc i" ;;.li;;.:]. nadi. üc!f'r,. Jc ct rrro,t" tr., .iJo

i,. rcrchf,s del techo y

r,¡mr las vigas a lm columnas penniñcrtes. Despuós se colose coloca l¡ cumbrera o viga de co-

I

"l'

j:.*. *

!i::1-'"."i^'.,.'r.rh r!{i,,n de u'oz¡s (dond¡s cn

llrl,l

' i'. Ñ.;;il'"::;#if ii;,#;l"I: Choco ü;'*;:':5 _ ,r ;;:il,':. ?Jí;. i; I ix.i::i I ;rril«Ti
r.

h, ca." ¡".,r",,, Lür¿ d, ft <ró1o. ifu(¿ 1¡i rodá\ IIA .*¡r .

i

cuidhd¡. rri,,r,.r,

r,,,l,rcntc, cl tccho cs cübierro de pxj1l o rcir. El enpric s€ .,rr "palnrctrs" o prlctrs tle nr:ilcrr. c¡,n l¡s ct¡,'lcs sc c('I,¡crn r,^,lc t¿nro o pai¡ que se v¡n ¡¡rando a ln cstnrc¡rr¡ dc n¡a\ul,siquie.tcs caprs dc t.rnm vrn colocrdrs cr»r las ¡rlrrctas lN prjmeras. ;r fin dc jogr'¡I suíicicntc cspcsor pir¡ irlpcdrr
,, (lc Ia lluvia. L ers¡s cle S¡ucío son sorprcrrlcntc cnte rcsistcntes. Flrly cl' ' r\¡ructuns habitrdas quc, segíur los cañpes¡ros, tienen de

168

I

CAMPESINOS DE LOS ANDES

:oll,:,oi cemeÍro ¡IH,'e er
rru-nJdo

."**,¿, ., l,¡6',1.;:;ffi, .il',J1J::il,tl,l*ll lil? * t7J0. S€ trao inrroducido
y
las reia"i pero esres ¡nnouacione" nu

li.h*], , .i* ,rios de exisrencia. pero les r¿cnicas d. r,,rür clon de casrs se han cri$alizado hasrá r,t
nuevos mrreriales.

h¡llulo 9

vccindrrio.ha jr¡putsado J"jo. crmp€sino. , uritizar ladn ,tr,, consrnrcclon cle sus casás. ,unque parece que esro se (l(l c¡pr¡menre a con{deraciones de indote econ;mic¡_

-mod,ticacrones de con.uucción trrdrcronátes de L comrrca lors:suros r\r srqurera et hccho de disponer de un .\ircal denúo

en ld arquj¡ecrurá:

**;*

,i

$ ,o¡ ti¡" ¡,1 i,fr,*,,,, dc,rr

dc ¡l| t,,,1

Et

NIVEL DE

VIDA

t

I
:

t,t, , unr campañ, visorosa inr.rrr,_ .soro ,Íjlll.l^-.,lli1T'i*: conrencer ,l cmDesino podr¡a de necec,r, de- meior¡s. pero es evidenre q* ",* ^- .. lL *"¿¡.¡.i., ,i, ,, no ron del iodo saludables en Saucio.'como sc demuesrr. ,,, caPrúIo slgrLcnre,

es.án ,--Los pill e. funoionar .sárisiechos con su aloj¿mienr(,. \, en er llilll"j el di4.nbias.en la noche. senddo de que ras c¡sar !n, r. uúr¡re y proporciónao considcr

campe.jnos

(

I
¡

uclro s¡ r¡¡. nscnrro m C,oloñbia a€erc¿ det baio nivel de vida dc l¡ población rural. No obstante, con ex. rr (lc uros pocos estudios bien intencionados, h lite¡urura ¡rt rc dispone al respecto ha sido consider:rblemente emotiv¿. url)io, el presente capitulo contiene algunos hechos relativos ' ,r¡lir iones de üda de los agriculrores. Sc eramina su viüen, r.,rno los elementos n€cesa¡ios pam los oficios domésticos y '., .lcl hogari se presenra el resukado de uná encuest¡ ,cerca ,, írilización que daÍ los crmpesinos a su dinero; y se descri1, ,licta y los medios pará curar enfe¡medsdes. Todos esto§ ,r, son de conside¡a¡ en cualquier discusión sob¡e el nivel ¡,1,r dc Ios campesinos de Saucio.
Cdracter{sticis de ]a vh)iendc

I

ll

,rúlnero modal d€ habitaciones po¡ vivienda es tres. Solo hay ,.*rrs cn Saucio coü unr habitación, once con dos, F cuát¡o ,,,rrro (Cuádro l3). Una construcción con doce habit3ciorrayor de1 vecindario, perten€ce á L¡s Julias. La medición ' t.rs casas, excluyendo l¿ de Las Julias, prcsenta 1llr tam¡ño ,riir¡ de 57 met¡os cuadrádos (ló pies por 3ó pies). En rela, r¡rr los cálculos nacionales,l lns casas de Smcío son cómodas. lL, cd.uhdo ap¡oximddeo.fte €¡ 20 meúos cuádrrdos (10 pies por .) cl tamai¡o proñedio de ta viviúde y en ó.4 el número d. "acional, , , r¡ntes (cinco €n Saúcio). (Iftesation,l B,nk, A De'¿elott"ew r¡o. , lt)t Colaúbid, pp. 2tz,214).

t169]

UO

]

CA.MPESINOS DE LOS ANDES

EL NTVEL DE VIDA

I

171

Pero del,e observüse rlue l, consrrucción y I¡ rjpologir,lc t{,.," várian cuniiJerablemenre de una región á ot , .n i,.rt,r,,1,," , atotafixenros de rierra calim(e son usualmeñre más p«¡rnrr,. . les casas de adobe det alriplano.

t,,, rl dcscubierto; otras casas tienen pisos de ¡dobe (6 Por ,,,t, rb made¡a (3 por ciento), de I¡drillo "tolete"'?y de com' , rrr varias (véase el Cuad¡o 15).
CUADRO I4
¡E r-\s

. Segin Ias normas del Censo de los Esrados Unidos, hrr¡ ," hacinamienro en Saucío: el numero mcdio de De¡:onrs !n, tación er de t.i4. Las famiürs, e" * +j po. ci;r., ;i;"i, ,.. . ,nlTl:l:,.,,,"**" conse§donrdos, con más de dos pcn,,r,,
I ,

c¡ss

DE

Saldo, t9t0

CUADRO
C¡sas DE SrucD

I]
1

100,0 L,2

12

4t,6
t8.2 14.' 1t,6

14

Niherc de hrbid.tok!

11

Nrihero
70

I'o¡,t.
,¡i.iór
obtcnida de todas l¿s f@ilias

12

1

I
2

d. la ve¡ed¡.

3

l
5

1l
26 20 4

0

t,

11

1

1

\lár de.'¿ rLir.rd de t¡s cJns ,ct ú- por chnro, son dc e,¡, , . , c,o¡ .lc ¡J,,be,,,tc una c, ,Lin,r.i,,r rn que se crnptcr.¡.1,,,, incider.iJ ieu:,nr. _(tó-por cicnrur cnrr. ¡o,,1., f..i .o,,,,,,,,. or rrpr.r.pr.:J1: y tinatrnenre e.u ct r,:t,Tequ, ,r.r p,,r,,, , .rirgunr c.r.r editic¡dr ,,,r.rt,,... er Cu,J.,, r4r. No t 1v:.'.: ) de lJClfl'o. cunquc lr.l h:rbiJo,rn.r re.rdcn.ir recierLe ¡ r,¡r con ellos, esp€cialr¡enre er vivieDd¿s cercanrs ¡ tas carret(,r .. ., c,l1 c i.rdi,l rn(.. tu, ,,ripc.i,ro. pr!t.eren consrur c,,r ..r , p,,rrl,r( p',r'len t,bricrrto e,os i.,nu. en ct e -ptJzr ,c,,,. .r, constnr¡ción. Ln el g1) por ciento dc l¡s casas, I'os pisos dt r,,,

po¡ cierlto de las casas ticncn ciclos rasos dc caii¿ de cor rcvoque de cemento o b¡rro, con un toque . ,L( c¡]. Aproximadn¡ente cl i5 por ciento de las construc. prcsentan "zarzoJ' que se hac€n sencillamente colocando , \ cú¡s unas junto a otr:rs sin rcvoquc; ticncn la vcntaja dc ,.,rr nnar espacio conside¡able pnm almaóenamielto, y cuando ,lcrn p¿ra cubrir el pórtico, 1os za¿os prestan trmbién seF , l)cturno como gxllineros. un camPcsino cmPlca srcos de ,,1,, vacíos y otro cosrllcs de fique, conrc cielo rrso. Pcro a
5l)
¡rrc rccubierta

rl

veint & casN, o c.rsi Ia terccr¿ I)llrte, c¡rcccn por cielo raso. Iin el 7l por ciento dc hs rivicndrs los t,rr,).le ,, vn dc paja; en el 2+ p(,r cicnto hry tcchos dc tejx. §,lo \x ticne tccho de zinc, y en rrcs h¡1' rrni co¡n)hicnir dc \ pila.
,l(. cuo,
',!,1úc" es tn l¡drillo delgr<lo y cuadr¡do, n¡ilizrdo cspccjalrne¡te part \ qr construcciótr dc paredes conLbinado con de.r. Erisondá. Su ánti_ (l ])ucdc .ástrea4c hzst¿ la é|Joca coloni¡l, nuchos coñentos e igle_
ü

|

,,n coDrtuíd6 cof, tolete.

r

EL NIVEI- DE VIDA I
172

17'

] CAMPE§INOS DE LOS

AN'DES

En su mayorla, los campesinos no tienen ventanas c¡¡ tt¡a 0I) Algunos hrn erylicado esta ausencia diciendo que deseñ qrr ¡ casas sean ribias de noche, libre. de Ias cor¡ientes del áir..¡t.rt,. Un cempesi¡1o, €n v€z de ¡epar una ventana dañada, la rornrt por cornpleto y llenó ]a cavidád cofl adobes. No obstantq hü] rr. t¡rias de mede¡a en eI 41 por ciento de las viviendas; en su rru¡" ria, esta ventanás so¡ muy pequeñas, pues no rienen m¿¡ rL a cmtlmetros de ¿nchura por otro tánto de alrura. Estas vontill¡ no prestan niagún se¡vicio especi¡l: se mantienen ce¡rad¡¡ lr ¡¡ yor parte del tiompo y están colocad¿s a altu¡as fue¡¡ del ¡rhr¡,, de niios y adultos. Dos unid¡des de \.ivienda tienen solamcnr¡ hr* cos o "átisbaderoj'. Solo 1¿ mansión de Las Julias posee vcoüm de viddo. Pero más de 1¿ mitad de las casas, el 54 por ci.nt¡ ,. recen Por comPleto de vent¡nas.
CUADRO
M^ER¡ai¡s
15

i.. rl suelo, es decir. et sisiem¡ más sencillo y primitiro de co' ,. Ninaune farniliá dene ettufá con chimenea. con planchas y
,

,4rr. I rcinir crsls (el 4J por ciento) solamente tienen fogones

r,,¡lrn Lar tarea' de cocjna se realiTan en medi" 'lc la gran -,1,,1 rle huno qLre no puede Pasar Por los Pequeño' orifrcios .,,rl,.,rlcre del recio. o p;- la porción de e\te guc se lerr.trr con

c¡usá dc que au'enci! "lr'.¡icy hier¡o. Esta rodai la' dc chimenea es laesrin cutriertas cocinJ" de S¡ucio techo de

r",c(lc.

el

llrinla y tres f¡miüas (el 47 por cier¡to) destin¡n un¡ habira_ ,, ,1. la iasa Dara áknacenxr exclusivamenle coic(\ás t herrá' ','". S,,lo .,eie tienen e.tablo, o corrále' 'eParadñ' P'r' rrri ,r, , listos corrales, €xcePto en Las Julias, son muy Pequeños , , ,r'lcrn princip:rlmenre par¡ oteiá' E trs úlrimae y el ganado . ,'1, p",rrl.n..Jn ¡l cne'Ubre, en cambio. por regla gene-¿l l¡' ,1, iorr¿l tienen un pequeno gallinerñ cubierro a unos Pocos
rnr[¡e¡rte. como se c¿rece de toda cl,se de g€neradores' ninapa , r'osona del Y¿lle emplea electricid.rd Las Julia' denerienen ,'.irrL, bano 1' poz" séprico, las re§idencia§ resianres no .,,,,.' ¿e e'x conrodid¡Áe' Pará obrener água las muieres y los ,, ll(van canraros o 'rchororcr" a la' quebradas ) Pozos ccr 'u5 tava una vez ca' '',. l.J ropr se Por semxn¡ en Io§ maoanri¡le§ o en arroyoay estanques. El báño, en las rarás 1,,, rlc El &rezo r¡ re\ en cue se cree neca\arjó, se tom¡ en fl C¡rezo o en l¡s ,r'.rJ¡.. Pelo por reglá general las genres .inPlemente se lavafl . t |rc s1]per¡or del cu;rPá y Ios Pies en lá cocina de la casa. uti,,ri,to nl efecto platon€s y chorotes.
I

¡Mlr]r¡G

c{$s

DE

S^ú(ro, t9t0

Tot.l

70
56
3 2

ll tt t.t

CombiDáciones diversas

I

t

Ninguná de l¿s habitacion€s de Saucio tiene t¡ cocina olr,, pequeña choza sepa¡áda de la consüucción principrl. EJ s,rrr coloca l¿ cocina en uná de las húitacio¡es de la misma casa crr,¡,, duerme y guarda sus pertenenciasj a veces la cocina está lr1,,.r alero de lá casa. E1 tipo más comírn de estufa. que se e¡conlr, ,, el J7 por ciento de ]¡s viviend¡s, es Ia ,,hornili¿,,, platafollr,l, adobe o de ti€rra apisonada construída e¡ una de lis esqLrir,r, ,t, Ie habitación que sirve de cocina; sobte está pl¿raforma sc cr,l,tr r, trcs piedras, llamadas "fogones", como sopofes par¿ l¿s oll.r,,|
r

Maebles, enteres

!

uten$ilios

El taburete, que se encuentr¿ eÍr r r^,r cieoro de la. habitaciones, es el arrículo mas común en ., riir de mobiliarjo, v desempeña ta' funciones dc Iá sitlc. más ',,^.r, Jc que üJrutr'el 48 pór cienro de l¡s f¡milios En l¡ s¿l¡ -,,rili7an üáüles, no.olo como recjP;entes P,jrá guardár Perte-,.,r¡, sino mnrbién como asientos. Solo el ó7 Por cienlo de las
l,rs
casas carecen de muebles.

r7,t

]

CAMPESTNOS DE LO§ ANDLS

EL M!'EL DE VIDA I ¡7'

fa¡niti§ rienen mesaq
todos ros muebrcs

fffi.'I'#ii,t,Tt flflT #ryT; r"s," ;;;;i; ." s",iJ"llii.lT",ill;'.t
¿J;;;:,..?,f,1 iill?.,.l,:
;;;" ;i#;:"8r";ü;'".::1.:':".i.:i:ii

y

hay ausenci¿ completa de c¡mr¡rri

ia

. En Ja mayorfa de las cocinas hav cu¡ ,r, c,cnror, o[as de barro y chorores -de" i,r, "l1l*_9...r:0.* '' tu¿ndo ra ausenc¡, ii. :l en ta gran mayoría de los hosare, se eD cubierüs y orías dc ;l,.rfl p:gy.ñi máquinas de moter. que at párccer c.ran d{\Dl,,,i., d. r,.oter o meth¡t an,.. l_f_11.0.a \e ;,';,:. ,' u,sucu\ que "rá;g.n., encuenrran en h mávorir dc los hogar.\ ,,,.,, esren la uLil ancsa (pal¿Dgana rlc nraácra ernplcada f ,,, , . (os,y cubierros). hu<o5 ¡j"nrr¡.. p". f.*..,t;** ni, ,,,,, i,,.' , ¡ipf carbon. \.Ecra¡. Dos famil¡rs rienin máquinas ¿. ¿*,.,: ..,

flñ:lili:.,.

lT

, nr¡yoríá de los hogares se encuent¡an toall¡s y manteles, pe¡o ,rr¡rcsinos ¡¡r¡s veces los useo. En el 20 por cimro de le§ . " ürcontraron maleias, Unas pocas pe¡sonas dcnen escopetás . ¡n r§. I-os propiet¿rios de L¿s Jüli¡s, netualrn€nte, di$frutan ¡ hrs comodidade¡ quc no están al slcance de los campesinos. r rnr familia de S¿uclo es de poce impoft¿nci¿ disponer dc ¡,rrt,, rnccánico pa¡á medi¡ €l tiempo: menos de l¡ mitad dc ,,ulirs (eI 44 por ciento) tienen rclojes. EI tiempo se midc ,t,.¡Irrcot€ por el paso de los trencs, la loDgirud de las somr h posicióu dcl sol.

An:lcxtlot caitardles

!

tecredtioos

,i,

¡ay

:1.,t,,b".d9 "-. aunque en-ca,; I¡ mi,¡d dc :as,

P.1i:

¡rñ-a.mecha por.en.re la tapa de una borella ltenr de ke.o.efl,. r,. ¡amllÍs Ecneo linrernas eléctricari solamenre en L¡s Ju¡irs \( ,,.. láfiParás de grsoüna.

lár¡Perrs dc pc1Íi¡eoi esr,s rilr¡m¿s."

sc cmprean vctas o espermas cn rcd t¿s unidadis

a.,i.i."al ,,,, ,, f"¡rl.- ¡r,i"¿,,,,,,,

\

r,

uná fám¡rá que carecíe ¿" .,r,,.,.,,, sus miembros uritizaban ruan¡s " ir,* chos coros) y sacos de fique para 'l cubrine de n*h.

duér reras. \,cnos ¿.'r, ,,i,üTlTi^pll ,:, oenen- colchoncs ordinrdosi pero frn¿i, 1"n", i,,,"' paja- .Ln cuanro á cobcnores. i¿si "orl rodas las fr.ili".,¡"n*..,,i,,.,

juncos.se considcr¡n conlo ,el co¡chón de¡ pobrc,.¡ ,Los todxs l,§ frm¡ljcs (el gj por cienro)

-

r..

,i,,¿'i. i^

ll',,l,ii;l j.

|rsr(umenros musicales más comun€s son el tiple, que sa r ,, cn doce casas, y el requinto, que s€ h¡lló on siete.. Todaerrrplean dos instrunrentos de los indios clúbchas: el cape. , ,i rillo de una escal¡ que se encont¡ó en cuatro casas, y Ios i¡'!,, mxracasr dc pmpiedad dc üúa faiDilir. Las dulzeinas, d€ ,fición rcciente, se encontr¡ron en poder de seis familias. E¡ "',1rr sc disfruta de un vicio fonógr¡fo mccánico, complemenl r ilgunos discos dc unos tre;nta años de rntigüedad. Iin ,, i(hd de vivienda hay una pequeña fl¿ura de mer¡j, de t¡es ' ,,s. Con csta vnriedad de instrümcntos tos saucitrs pued€o ,,rzrr buenos conjuntos cn época de fiestá, Lá úDica inrrusión ,¡.r cs un r¡dio de batería que pertenece a Las Julias.

r

,

l',,r r¡z¿}n de la escuelá, los üb¡os sc es¡án coÍviÍiendo er ün ,,,1(, cxd¡ vez nás común en Saucío. De todas las famiüas, el

f:"1Ti".:,:-^T-,-.*:"(ró ¡¡É\\rrc ra jnvesngacron. y

,,,?i",ffi :'::,';:lT"#.;T? j,",:,::"*HH"P:lii:

¡,,r cicnto tienen dc uno a cinco übros, el 14 por ciento de (licz, y el l1 por ciento más de diez. Pero aproximadrmente ' rrt,r paft€ ¿lc los hoga¡es carccen completamonte de materia. I ,,rrprtsos Desde luego, ñuchos libros solo son guárdados y , lcidosi enüe otros, un¿ Bibli¡, una gramática frinccsq Loi outros de Germá¡ Arciniegrs y ün cátálogo dc discos RCA
rr !l c ei ü¡¡ 6?€ci. d. güir,ra @¡ cu.r irdcncs dc ñohs dc trrs ,rs dc metál c¡d¡ un,. El ¡equinB, qle trúLlió¡ cs dc l¡ fú,ilia dc lá | ,,',¡. no e toca fomudo ¡.ordes co, t¡ p¡lm¡ dc la D.no y 16 dcdo§. d dple, §¡o cotr uM "plum¡" o ptecrro par. p¡oduci!

t+¡¡**run{Éfi'l#if

.;

176

]

CAMPESINOS DE LOS ANDES

EL

NIV'I

DE VIDA

t

177

^r,:l:l ll-.,:l

:,rcon:fJgos.

Ei

r€gu,aDdad .e e.rjn cornprando periódico§ (fl TÉrnpo ttcltha). g\re 5e publjcrn en Bogorá. Lr etección ¿" v | | t.. lí ,*r., crones pcriodicr. hcch, por los campe.ino. indica cJrrurr,,,, prererencll poJirica y,u fideüdad r Ia lglesi.r.

rclrgrosJ§.J.Se debe obsenar que

su.Táyorí,. ro. ribros son ,frrr¡ir

cor.r..r,ri

,r,,,(, ernpres¡rios. El período seleccionado para el registto entre el J0 de mayo y ct 9 de ' ¡.''r," fLi: el "o.pr"ádido ,t, !950.

,

El traje: ¿ ,,t .,
de l¡ n rr¡d lel rl . ¡fiis de.jr m;c¿d (et jt por cienro) dc la poblrción (t. ,... ^.¡¿r de cinco rño. de cdrd rn;j. carece dc zrpáro\.c En \(/ ) ,t, , la mayoria de Ir poblacir',,r usa sandatias htancas de fion. Ih,,,
':ilp.arg1tas".

Pe¡i aun

estas se usan

por

9: :l:r,"n,j", de fiesta.

*::':...:,:"1p"'1,": prefieren ejeci,tar d.,",t ". ;;;-s;,,, eicalz¿do se usa c¡s'i soiamente
1;

**,,

fiqlc llLr,,, r, ¿,.".'1"-n 1",.

fuc de I50 60 Por dicha lár¡'ilir en ese Periorlo l:r'$ ó0.20), de los cuales el 42 Pór cicnlo Prra comPr, , ,. rr',rn. nrrel de cañ¿. chocotare. pmela. arroz nranteca de tlu pol ci,nto p¡m bcbida. ) tab¡co. el q Por ciento '', ' ' 'lp,:reat,', .u.Lr'. tup, inrcrior). el 5 por cienLo para ..',,,. .i-.,L],- rn,¿no de Lbrr o rlqüler dé buc)e') v cl . ,rrro-prrr ncce.idcdet domi'¡ic¡. (iabón velas. cerillas. ,r,.). Pucie obsetvmse quer en su m¡yor Parte! eI PresuPúesto -adquirirulin
,,, ,.,

ir'rJd,

', ¡r r
,
,

,, t., 'ihJ 'e de.tin,i

1

rentui

y

bebid¡- en lás

L;iü;;

,';,,

r,..

r^nto oue .e de'curd¡ron orros renglones en Paniculrr rnrr:rcií¡n áe h fnrca. La compm de semillas, abonos, fungi

irticulos similares conslrlre una Porción considerable d¿ rnuales de este femilir; pero los gastos co$esPondien_ '.ros o febrero, al comienzo del año agricola'
i(ctÍran cn encro

Empleo dcl ttú, import¿nte tanro del nivel como del statut0r,l I m¿nera.en.que las genres gasran sus ingres¡,i tr,, ::da: gracndrmente, e, dificit obreflcr csta itase de infoñr¡cr¡irr , exactiiud y fidetidad..En el c¿so de Srucio. p¡reció ser c! n¡_. de los mrle, ¡educü las observaciones corr*pondientes a rrr .. m,cro. limitado ). co'rrrolrble de f¡mili¡s culas respuerns rrFr. rrdedrgnr\. Sc -,ticiró intorm.rciór, a lo; miemUro, áe uno t¡¡,¡,, cierro con,ror en et regLrro de tos g,,,o.. Árn r.,,, tt::1...1ó m;embrus. dos de los lra reni¡ c¡nco curres ganabir dinero, r¡¡r,,.r, ellos en la Represa det Sisga; la famitia per.tenecí¿ a la cl¡,r ,t,

l

..Un índice es I.¡

.",,. P¿rcció trn iu¡ntiosa, que resultó necesa¡io efectuár otra ,,,,.riiú1. L, nuelr arcrieu¡ción se reJI:7ó. en cor5ecuencia! ,., rua. rarde, de'pucs de'hrberse rdquirido m'r¡or famiÜari ' I l.r' senres det vecindcrio y 'u manera de vivir. El período . fue del lo dc malzo al la de ábril dc I9(1. inclu"1,, ^ri.ez . t,, lxs celeb¡¿ciones de Semalxr Santa. Bt¡s últimás constituyen , ',i(ro' ,conrecimienros importrnres del ,ño. y¡ que los cam.... comielTan á anriciPJr tále' fie$as inmediatamenre des' ,lrl rño nucvo. Se renít el ProPósito de coÍIParar Ia§ ProPor-

,. ¡.ul,rdu. dc esta prueha no iueron sorprenderre'.7 ex' ¡ r(u1nro ¡ la propoicrón dc ingre§oq desrin¡dos a ccrveza

"

,lc los gastos durante el péríodo norm¿l ánterior a las fiestas

l_llloYl ::",.:,: ro 6 un ribro. er Armán,que mercar {mrrr ¿t ram¿tt Ath@d. de Jos

Bris,or.

pubricÍi,ri

.

E,;dos Unidos: debc n,* q," rr nuyo¡h de rG hos,,es c¡ñpcsinu. I., llll:..1" ( ,rpre,,r e,pr.Jñm,€ en er rierpo y cn tb Í¿ss ¡i, I asñ(u,Tre! ¡uni. Bles conro ñ iñdic¡n en 6re.lm¡n¡!ue,

: !n lr

de,..rim,.ron de h e{rr¡ de po§i.io¡es $c,oeco1ómics ,h r,r s.ucio, lo. z¡p¡ro, ¡uric¡on e¡ mryor v¡tor .te di,,n,.Er rsr¿d,-,cú. dFfu.. J. h apti.¡ción de h prucbr ti. ,re".e er .apiJr,, ru

r,¡i

.,f6or Piui Hermberq, en un e'{d'o efeciu¿do en l0l8 sobre 2:' '.,,r,.".-. ', que rproximrd,men(c cl óó por 'ienro ". S"oot.,li.cu¡,io cr Jrmcrución. v,,r Jorge Bci¡rrno ''Iim4_ ..hn"'.e erpli¿b¿r -Bocotá. l'dirori¿l lquc:mJ' Iot0). P. lÚó' . \ tu t¡.i¿n fl Calnatbia , r!':, ¡le L|cel...cc¡in el .uál el meior irrdicc del njrel de vid4 ,,'l i.,n^ oool"a.ni' lá proporción üe insr6o5 emple¡d' eñ ali,. ".,"". ¿"".-.,, c.nr¡'i rl., ,"u. l¿s clá'e( @baj¡dor§ de
y'en tos camFesi¡os'de
S¡ucío.

I

[ry'

¡7C

]

C¿}IPES¡NOS DE LOS ANDES

EL NIVIL DE VIDA [

179

con I¡s de Irc \€n-¡nr, d( (etLbr¿ción prop rmenre Ji, t,, oo n,,n dc cu.r'qurer \ rr;¡c',,r ,lc imp,,f¡rn(i.r. ae hrber esrablecido muchos conraüos ¡c, ,, I¡¡itias, c¡da un¿ de .U¡s rep,:.! ,, ,, unr Jc ,-" cl¡yr ocup,ci,,,,rtc. rgrc"rr. J. r¡uc,o: h . ,, L, ,:","- "--t--!¡,aqrr aülrcu¡rs oc s:utJ: r0r, t, .,pi*,,1, rñ.,.,,c,¡rrore.,"n ocup,eiL,ne, rer.¡,,,,r, 1'l cuncenxdos. Sc dcr.rn,,n,t que c,,1. frniiti...",",;,' trI'.o for 1,,. p¡dr(. (orn,, prr .u o..c.ridcI('iJ y qur r., . ¡á,nrnu pro: cJo o (r (Jr,u ,t pl, n"dio rje t. f.l]L i.,.,r. e{ d( r. de iqlhru. t¡rnbrcr .. r,,rr,i,t,r.. niente que cn cad¿ fanili¡ hubic¡a un nurc¡o igual (t. . Jinrr, ,- ¡¡.;¿,o,¡ue r-,,,.n rto. dc cr.,.. l, rr,r ..,r--o. l!..s r'!5 tIr¡ra\ Irrt, n dc {, , txmen¡e 'socilbitizad¡s1 es dcc;r, qro sus pruras ac c,,rr,t,
dccidió ts¡udi¡¡ rres

. fllnuts

, . (lom¿stic¡s y los ¡englones v¿rios Prestñrán,n cl nrisnr¡ ,,11,( h¡bíl apllrecido en la investigtción ¿ntcllr,ri c(trrro dc los ñrayor'€s gastos :rgt icol:ts se hrbian producido :tl ,,1c1 ¡ño. parr

,,1,1 Viernes S¿nto se del¡e usar unr picza nuev¡ de ves,, x1,,bror Jc lrs irc\ f,n';lias cumprxro,, cami!rs. sorn' ,,.r ¡ un vcstido. La proporción dcstinada ¿ roPa se elevó u por ciento. De todos modos, los dos nr;ryorcs porcen,,,1,,¡,on siendo los destinados ¿ alin1cntos (18 por cicn,l,L(l¡s ¿lcoh¿llicas (21 por ciento), (tue scrí¡n ¡cotdcs con ,,ncs obtenidns cn i950. Las opeflciones ,grícol|s, lxs

h coqrrli

de scmiuirs, abonos, fuñi{icida§

ctrADRo
i a

.y !:,i1' "'..u, ue raucro. L\tl 1tÍr¡, tnndici,,n lue .t¡¡im¡renre' de sruLio. rrlt¡ rlhi¡ll.r condición iue ,rel¿rir.anrenre fác ,t, fácit ,i, pllr,.yn qrc en sn nra).oria r¡! fanr ias <tc Saucir¡ ,ri,;,, I l, , r.¡! r¡ tú! !,r ru rrrlorra rar rarrmus ctc balrcio asisrsn , iglc.ia. r',r a.'r.,i,i ;, ri,ndr.. er€cr,,, r:ri..
,,

,:

se¡er:,rmenrc

..p",b:d-

,,1"g,r,r,"

i,. ii

i

,,'",
v

¡r r,\úRo

DD

¡¡R!.

DE

rrir
¿lt,c,jona

::* i-:].:l!ll:t l,-".b]¡n Tr$,,r cr.asJeesriro\ (.r,rucc:on.n¡,oi,h.,,ncnun-,,ni',.,,
) hefr.rnc rr. o c.,rc(.r ,lc cllr. 1nu r¡ ¿g ¡..¡,.¡,.,. la¡es cnt¡c..madre c hijo v rlc ináloraos f';ctores de for¡r.r,, la person,rlidad, crc. Fn orr¿s pxhb;as, rs,rs tres fünjtiN I cuitudosemenle scleccirn¿das co'rr}o rcprescntar;r* del vr, r,,,r. de S¿rncio, rxr cstrict¡mcnre como fui posible clcnú.o dc t,
oroec
.

ri

chse

i-rit.,h, d; curú,os, ,,,

.¡?e,jotodn 'i-:.';:,';'
t,\.j drd.t

c.\t!. 1..\aspn

' 't'."í
-tjdd.l.,

pot¿ie,ro
roo

tar

ci¿nto

cunsr¡nci¡s.

i i
i

r r.r,xco

,.

-

o j8.r

ro0.o 47.0

.)1.1

4r.1

ufl-;,1:-l::nlrc,nr,es irc.ca¡]" ramili¡ ruc ercárg¿do ,r, ¡¡ ruf ea(¡rprdo ,t, trar. djsriaurcnte los s¡nos dc di¡cro cn que ,. t;:;;;".., i , :";.*j:*:-rl:,:i I,e o,rodc c,,mpr.obrci<in crsi ,ri".i,;;;;;. ., ".,:? _* ,,.;u , r,, frn ilir\ h,bidn g*.ado l-o - -pe.o" A,,r",- . .' , ' ¡* '"

l"_:::l'illl

;;,,r. ,,,,,.r,.ii,-¿.1r,"'i,, I
I
I

, ,; I

,, ,

,lll:;::"iiJ.'""""' il.Í ...,! j:,,*4.,, ¿.8
rcurr.

',i
o.ó oe

,::1.r

se gastó esc

- t-.." '""" '"'t" :i';1"Lp::'.*l:l 260 70). LD "i ¿";;.; ,; ;;il 'l;'J,ll l, | dinero.

-.. - " -'"'" "' :l-. ri,"ü;'j;i íi:ilil" :.':.[J;:U:] I¡ remri" r. lñ,1u. , r,.nllu un r,,r
S.,nr

i |
i
i
I

|

_

,

4

Aun en r¡s dos semanxs definid¡s co¡,r¡ no¡n,are\. \c orÁc,,,,,, liger,, .rum,nro e1 tr pr,.por,jón rlr tos c, 'tó.. I\ro orurri,, ¡,,. . .i^,r,_.,.,^ porque, de-conrormid¡d cipalmcnrc .,,,, ü .",.,,,r.. a" q," 1,,j.

I

i:1li::*.*:::::: I ;)¡n gástos myores eD lit tor.ilid¡d .lcl mcs de ohscrlr(i,in, ::t:.:::::.i:*:'il:,:::,:lX:'.,ii,,*",:",,i:::11* 1,, re!,lr:rJo, fueron r,á. rll¡ de l, :r¡r¡irr,l,'. N.t rr',,rn ,,,ü; s;;"; ;.,J1. -".*" ¡g..? i."., ¿.r .i"a ¿" ,r,,".". .unque lo. 6Jo ¡c-* g.rs.rdo' por l,i\ 'en l).ho,ras .,i,r,,.'¿i"",f.,;;;ñ,ú.;;.,';.;;; á.i;"i,i;. ip",",,t,:..1,i:,:,..-.:,"j:.":,1:"::.1.::j::,i: ,, .,¡rdco fuc el hc,ho ,le ,1ue pr-r h Sc¡rr:nr Strrr'r cstos

-

180

]

CAMPE§INOS DE LOS ANDES

EL ÑÑTEL DE VIDA t $T

te¡nente, esta crntidad había sido aho¡r¿d¿ duránte li tfatl|ldt entre el últirno año agrícola y el siguiente, y a partir dcl ntorur, en gue habia ocurrido el úldmo holgorio de gr¡ndes g$tor fn náles, Ia vlsp€ra d€l ¿ño nuevo. En todo caso, el registlo rrlfn al período de festividades demostró que los campesioo¡ [.lr bebido mtu, pero t¿mbién habían comido más. No obst00l.. 'h observarse que el consumo de cerveze aumentó en un ci¡nlr f ciento en ftláción con las seman$ no¡males, en tanto quc lm r'r pras de alimentos áumentaron en un 23 por ciento, y qu. lx , ¡opa, ásí como Ios gastos destinádos a srtidácer necesid¡dcn rl,¡¡t ticas, renglones varios e intersiones en agricultura, experirurfit"

(rclltc evidentes en la au§enciá de unx etenci.5,n p€rson¡l y ,¡¡ir(i ¡decuada entre los camp€sinos.
I

n¡t¡lralmentc drástic¡-s ¡educciones. Parece que estos campesinos habínn ahorrado dinero ¡rri t versas finalidades, especialmente para la compra de ropa, ¡nlt , mer mejor (pescado, vino, dulces y árticulos similares), r ti estar en coudicioncs de invita¡ ¡ ¡migos y conocidos ¿ hclsr , l¡s tie¡das. Todo esto es natural en un oe¡íodo de fertivl,hr Sin embargo. lá desd¡ación al consumo áe cervez¡ de uru,. tidad tan el€vádá del dinero acumulado, aroja algun¿ luz tolú' función psicológica del ahorro €ntre los c¡mpesinos; estos, I'rr visto, ¿horran pdncipdmente pará sostener su posición y rrr ¡,, tigio, los cu¡Ies se ñid€n €n función de I¿ cor¡espondonci[ r r,' táciones a beber. No par€ce que los campesinos ahorr€n |r¡ri, dialmente por consider¿ciones de producción o de economfr .t, cola. Náturalmente, beber en l¿s festivid¡des es ocurrencrr tr vers¿I, y en eI caso de Ios campesinos de Saucío est¡ dr,ll' fo¡m¡ parte d€ su mecanismo de prcstigio. Con todo, parc( 1 hay un lírnite más altá del cu¡l esta cl¡se de sociabiiidad c(,rxr"¡ tener efeotos adversos. Si en realidad aproximadamente cl ¡r p ciento de los ingresos se gist n cn beber cerveza en épocn r,,., -como prrecen indicarlo el sondeo rel¡tivo al periodo anl.r¡,, las festividades )' el ensayo de 19i0-, lás consccuenci¡s ,lt costunbre, disdntas de las de compensación psicológicr, "," patológicas.8 L¡s consecuencias de este deseqriübrio quedrrr ¡,

csa propo¡ciófl tán elevada de gastos en bebidas alcohó. hr ido en aumento desde 1¿ époc¡ en que la chicha fue deilcgal e. 1948 (véase más adelante). la "l .,., preparadr iin ning)¡.Qe precaución, Con frecuencia en ,, y su supr€sión ,l,lccimienros comercia(s fir bien fLxrdada de.de el punto ,.r ¡nédico. Cnn todo. como susti¡uro. et gobierno y las ecr.., l)roporcionaron cerveza higiénica bie¡ embotelleda, pero o fr(io cinco vec€s máyor que eI de Ia bebida de m¡í2. L¡ ,n,rcücir obligáda de los hábitos de bebide de l¿ chicha a la '/¡, cncontró a los cámpesinos no solo imprep¿r¡dos desde el r,, rll: vista educ¡tivo. sino también €conómicaDente indefenI r su mayoria, los campesinos más b€b€dores dicen que coal ,, rlos pesos de chicha tenían 1o suficiente pam saci¡r el estómago ,,nlrcer la sociabilid¿d du¡¡nte toda una nochei pero uno o dos ¡l( cenez¡ no alcanzan para una hora, y solo logran "arañár ,l{¡ficie". En consecuencia, pam obtener el fiisño monto de t rtir'rn h¡bitual que extr¿íán de bebe¡ chich¡, los camp€sinos r, i(io que g¿st¿r más dine¡o. Las conclusiones presentes páre¡ú,licü que está cieg¿ t¡¿nsferencix de hábitos en materi¿ de lr puede esta¡ afectendo adversarnente €l plesupuesto de lás

,,Ír

I Nfccto info¡tun¡do de €ste fenómeno es el de que aparen-

¡ri\

crmpesiná§

\lortrss las gentes conserven Ia pautr que en mátede de gastos rrlicrda por dichrs tres f¡m;lias representativas! lá tarea de ,.r l¿s condiciones de vida en S¿ucío será difícil. Evidente' ,,. cl problema no solo es médico y económico, sino €n grán
Dietd

I

dlimentos

I l¡n

ñrchas partcs dc C¡].'!bia es u¡ fe¡ómeno coñ,i¡ cl eñplco l, proto¡ción elemda de los hsrena e¡ bebidás álcohólics (ci BeiM¡i, mend¡tdn.-., ¡drrn,). Cálculos rchúos a lá locálid¡d. hechos por ,'l|l, ' clmpcsi¡ós de S¡ucio sobre lo qúe g6tar en cefvezá! oscilú entr" .l ¡, .l 20 por cienio de los ingrsc.

I ir¡ dc las p¡radojas de l¿ vida en Srrcío es l¡ ncnguada dieta t,(lx ent(e los müchos articulos aliirsnticios que se culdvan. .,l,l,lcmente, los alim€ntos i¡dígenás son los que se consum€r rrnyor frecuencia; la pasteleria, eI pan, los huevos, la Ieche y ,|rc no han llegado ¿ fo¡ma¡ p¡rte ordi¡ada de la dietá. Hay ,rl,rlcia de f¡utas nátivas, tales como morast cu¡ubas, cerez¿s

182

]

CAMIESINOS DE LOS ANDES

EL NI\'EL DE 'ITIDA [

18'

papay^ de clim¡ frío, y ¿ ellás s€ han ag¡egado las cirúlhr n pe¡as, lás m¡nzanas y los du¡azÍos. Con todo, Ios h¡biuúi I S¡ucio no corxumen frutas en cantid¿d considerable; soh,rr nalmente pueden \erse niño5 que comcn narsnias o ban¡nr¡ 1,,, denres d€ lierr¡- mrs baja", de las que se venden los sÁbrJ,"

y

los me¡cados, !

tuando el rimo señ:do en razJs pequena, (y c.ro casi \,,1.r,", en los rc.r¿ura¡re. de rhoconrj,l pero su,riru)e ¡t chocolirr,,bebidr para personas enfermas. Se debe obser¡r rrmbión,f,, m¡¡tequilla no se cmplea como alimento, si¡o p¡incip¡lmenk ,,,

La changu¡ .e hace c¡lenrando una olJa de a,lr., ¡ gando un poco de leche.i se dispone de eUa. cebotta. sat I ,,r, t¡o. Pa¡a hac€r chocol¡te d€ harina €1 ama de casa nucl¡, ,, , piedra un poco de maiz, habas y arveias; también dcrlrro * panel¿o eD una olla, después mezcl¿ los granos molidos r,ú, panela y rgregr algunas eryocias (clavo y canela) y finrtrn,, una o dos pastillas de chocolate sin dulce. Esta mezcta cs nr¡ ,, Para conve¡tilla en bolas q¡¡e se rLr¡c€¡an para sü consllll¡ I t'rro. El s(gando \ úlrimo plaro del de,ryuno conci5re cn trrt esas bolas hervidr. en rgu¡. di.-idnenre. No se bebe cif¿,,.,,,
neciUos.

el desayuno hay dos platos indispensables, h r(¡rr r 'thanpa- y el cho(olrre de hárina, que puiaen servrrsc ,,,,,
_
_

Para

rr¡l)órculos constituyen el plnto ?rinciPát de l, c€¡a, que * , .ntre lrs cuatro y Ias cinco de l¡ t¡¡de- PaPas, ibias y rubás li, (muy raras veces f¡itas) s€ consumen en grandes cantid.' \ .r¡indo se dispone de eilos, m¿iz, arvejá§, hat ¿s y habichue, ,ervidos en el rnismo plato cor ]os tubérculos. Como Post¡t, ,,rrpsinos pueden consumir un¿ taza de bebid¡ de niel, IIa, lrurrapo", quizás un bocadillo de guayaba, o un trozo d€ t, veces, rntes de ácostarse, beben una taza de ¡gu¿ de

r,{
,

¡

^

t", , ocasiones especiales se prcPara c¡me de res, de cordero o - f ,lhn. Estos ma¡jares se ácomPrñan con un Plato de ajos cor_ . I r rrolos |eLlueños y rreTcl¡do' con pinrrenr,t. y cd¡ bo' .r .um€rge en era.al,á. tl mai¿ L.rmbien se prepara de ma, , crcnte en las ocasiones festivas; lx preparacion€s de esta l, r)n las a¡epas, Ios onvueltos, los tameles v eI "mute", que
,

linimcnro pár, drr ma,aies

y

reducir infl¡m¡iiones.
I

madas "cuchuco" ). "rj;¡co" y que se sirven uú d€spuós ,tr ,,, en efecto, para un crmpesino, cs incomplcta una comida cn ,¡,,, hJ\o por ln r¡cn,,. un pl¡r" rlc.opa. lrt cuohucu c, urr r,.

El ¡lmuero hal,itral sc compone dc dos sopas diferc,'r,.

L r crmpesinos ütilizan dos clases de agua, según su estado de ' una pam coc;nar y otrr Pr.¿ l¡vrir y Prr, .ervicio§ vários. m¡nantiales son clasificados con sreglo ¡l rgu¿ que "ruchos ,,trrr.o: clÁr¿ o turhia). Muchos nunc¡ b€ben agua, Pues creer ,' cnferma¡á: cuando el c¡úrPesino tiene scd ingiere 8n¡raPq , , r o chicha. Quizás cl notivo de esto €s llr presunción de que L r .te pozos y n¡nantial€s está cotltánin^¿a. L .hicha, ]a famosr bcbid¡ indígcm hecha de maÍz que sus, ,l r$¡, tu sido declár¡da ilegal ll L¿ Pobl¿ción de S¿ucío

',

cspecialmente en Semao¿ Santa.1o

de marz. celnJ¡. ,.g" ,,,"tr,t",. que,c hienc,r e1 iq,,., r., lon-.r u,'.r 5,,fa e.yc..r. :r L curl co,rro cundimenro ,¡ .1 .., ciertas hierb$ (paico, guascrs, cil¿ntro). El ájiaco se b¡( ,1, I pa. cortrdr. c1 r,i.,d,. mu_! delr,Já, ) de un¡ mezcta dc.,... árra!rc¡3s, )ucá 1. hrl,rs.

]rTs sc hacen útzcl¡ndo hárin¡ ile triSo y de m.íz con hueros y ,',i¡da y t6t¡údo l¡ ¡,a$ Esúi!trte. Los e¡rucltos ñ ha.en cotr , ,. nniz, Ieche cu¿iád¡. huevos y Panel¡i PinEro se cocin¡n y der . ,, -, I fueSu l( ro. I o.,,nrh. rc,t,;re,' n'i. P'ePrm(i:''. ror.lnc 'n { üe2clan zán¿hon¡s. añ'e¡s, droz, ¿io, troz6 de cordero, de pollo , nto con los o¡ros i¡qrdic¡rcs. Pard lt frcpt'¡ción del mute. .l m¡E , rn l.lix dc ¡súa co¡ ccniz!, l¡ cual r.!trreve lds cáscimsi dcsPu¿s
,1,, complet2mc¡E, ct mríz cs cocmo de ¡!cra, lr¡st¡ quc los gránot
1¡ Ley

'

t¡ die!¡ det .Lt. !o solo co¡tienc niDerales tales como catcio y t" , sin.,,,,. , ,I,j- ,.ri¡i,j. ts !1tufls qre lG,grhul,or.. 1,c,.,,;.. I su I"l,' u Ji. r uchü, .,mp.\r"s thLrn rro&. de !r1et¡ ñ s,. ,,..r. . ',u.
Est¿ mas¡ de ¡zúcár

L¿ p¡.el¡ cs nno de los ¿rtiNlos ¡nás úiilcs er

,

irigiénicas p6dn¿s 'rdus chichx pú¿ stisfácerpor requisitos $innnos. \o ob*¡úE, I¿ 1os dc '16 de estc licor ha prosegüdo subrepticüúcnte en vereds aidad¡s, ,i,nr
1148

l4 de

i'nPosibiliti.oñ

¿

L2 p¡ncl¿ tdnbién

cs

lrlios¿ para cl desúrcllo de los niños crhpesi,i"

, vigih¡cia lolicir¡

€s escNá.

Aun cn Bogotá púede compruse chicla

18,t

]

CAMPESINOS DE LOS ANDES

EL NIVI,L DE VIDA

I

18'

co¡sumió abieftamente esta bebida hastá el ll {. I ciembre de 1948, último dia de su venta legal. Desde esc.[ríh¡a memo¡a.ble, cu¡ndo los campesinos bebieron hást¡ el rolu, f ágdculto¡es de Srucio se han dedicedo a la c€rveza. Hú¡u rlr'i.l pudo investigá$€, nadie f¡b¡icaba chich¿ en 1950.

fabricó

y

\r,,,r',,. rgr'culrores rodavia recDer¡lan la époc.r cn r¡r-L rr : , ,k chicha e¡a indispensable para trabajar. "Me senrir más ,, rr¡rrdc¡ bebí¿ ohickr", es una erplicación conún. Pero las '" rlr S¡ucío haD desrersdo t¡l bebid¡, al rncnos tcmporat ,, sin c'mbargo, si I¡ Ley l4 de 1948 no se impusicsc, hs

l,

(,nDenzarian de nuevo a vender chicha

Los ca¡rpesinos de S¡ucío intervogados acercá de ln |f rh ción de la chicha estovicron en favor de est¿ medida. Al lrtll¡ pio sc opusiercn, pe¡o p¡ácticamente todos han llegado n ll¡'h cer lns buen¡s intercjones de esa lcy. Hasta los propietarntr ,li h tiendás decl¡raron que obselvaron uná disñinución en ln¡ rtl' trs y pendencirs: que h cmbriaBuez de ceneza parece scr rrm.. perjudici¡, que la inru\'crción con chich¡. Los c¡mpesin,,\.ri,r¡ satisfechos mienüas se les permita hrcer guarapo en sus ('r¡ l caus¡ de la constrnte ¡enovación de los "cunchoJ'o rcsirhrr lr rnent¡ntes, esti bebid¡ no pucde adquirü Ia clevada conccrlr.¡ll álcohólica de la época anterior a lá prohibición. Además, cl ¡* ¡apo no es una bebid¡ social del mismo nir.el que Ia cerv(r , I chiohaj es más un re{resco, un recurso pasajero! ün liq[i{l,,1, se sirve como gesto de hospitálid¿d, qüe no conll€va 1tr§ lrnn, implicacioncs sociales del beber cdveza o chicha. Los cnDrlrni economiz¿n din€ro hrciendo el gu¡rapo en sus casas, Arrrh n 1949, los agriculto¡es solo podí¿n compmr esta bebida y h , l,t, t en tabe¡n¡s y tiendas a[torizados. Muchás v€ces un obrcr( ,.r citabi a su patrón que Ie dedujera del sal¡rio el costo dc fltr¡ ,' ción diiria de chioha y guarapo; pero esta práctica qu€dó l,fr,l, Aho¡a el ob¡e¡o recibe la total;dad de su paga, y el p¡úó¡ n¡', sus trabajadores guxmpo hec'ho en casn! corl g¡stos ittfcitn.\

r,r Lli\puestcs s comprarla como ültes. ll1\ (lifcrcutes ¡¡aneras de fabricar esta bebida,

y

los c.rnrpesinos

según hs prcp:nonales o hs prácticxs de fermentación. Desde luc,to, el ',,, ,,L¡);cnro qu€ sc adopte tiene por objeto lermentar el nrlríz, t ,, r,, bs c¿mpesinos e¡nplean melaz¿s de cañr.l, Pero hay sos'

, ,"Eh ge¡elal, el proccdimie¡to, tát co¡ro fue eúcoDt¡do .n Sáuciq . , siquie¡tes car¡cterisdcN: se noliá m¿iz trlendo en uú¿ pied¡¡, y l¡ , rLstrhante er¡ huñedecidá coD melaza dc c,ñ. diluída o ¡gurnieli §t¡ h¡¡in¿ em colocadá cn u¡ b¡üil de ¡'adera par¡ "jechár', ¿u,,ir!.e dis, y sc lc ¡gregrba¡ cunchos. DurrDrc 66 quin.e dias cl r,l) cra rnúsferido de un búril a ot¡o pa.¡ lograr un¡ búe¡r ¿ireanrnr.nrx.iÁn txlx¡.e1¿2 ,' ,i,r re$lhnre eh deposit.d¿ luego en nn3 ñochilx y he¡lida lent¡,l'trrE dos dí¡s y dos noc¡cs. A medid¡ que el agua se e1'apoiab!, se i\ cx cl ¡ccipicnre. ¡:l resulbdo er¡ !¡ ñmiliquido ll.m¡do "masrro'' '
.

de h .hiclu y 1. raEra de l¡bric¿da sc há¡ ñodificado ¡ ",iúcr l(,s siglos. Oiigl¡ariámente solo se l¡cir de maiz, fe¡me¡r¿do he, ,i troceso de cocnni€nto. tosádo y áiráció.i el p¡in.ipio azucár¡<lo ,l,Ld,,mte se obreni¡ de Ia caóa del miL A dife¡orciá de la prádic, eú los .hibchs ¡o údticabrn eI maiz, snro que a¡rpleaban el ",1ñs, r [rx noler cl gEno. Los €spánoles inroduicron el eñpleo de neli, . ili jntentardo ñejonr e] rino ¡átilo lTtrdr. p. 17 ) .
,1,.

¡

en cic¡tos e*ablcci,¡icntos clldado$mcne ocultos. H¡ sido .atrcn rl,-, difícil rc.lu.i..l corsúmo dr ctá b.bida. especialmcnE en Curdi,r,¡". Bo]acá y Nárii1o, don(lc cstrbá lrás a¡ráigáda. Por lo úenG en trc* ,,i,a¡terio¡B no f¡. posiLle co¡úolar y prohibir su consumo, prnne¡, irL r, desp¿s cñ l¿ei v fnul¡otc or 1848 (Groot, ,'r'it rri, eóletláinq \"t I pp- 3+2'443). \' Lr chich. r sosovo ¡ pcsu de l¡ t np!á¡¡ inrrodu( r,,, ¡'

¡gu¡rdiente por los csl»¡o]€s (llenlo

p.2tl),.si cooo
p.
1.17.

y Lrnbh, Hiltor/d de C¡t,ú¡'

ncntc po¡ !n inglés á comieDzos dd siglo XIX. Vé*e Ránó¡ Gúerh r,!'. "() cÉs dc Cibaliol', ¿i¿tu de Sonrafé (Bogotá: Edicioncs CrloDbil,^,,,

de I¿ cqvez, o "cspumita" que fuc fabricáda t),tr-,

'1, el ¡g¡C'). S. per¡iti¡ que la fcr,¡ent¡ci& prosiguiera de lo. . r¡is. duranrc los cu¡les hrbia dc ser vigilad. cuidádoemc¡re p¡r¡ I 1l!€ l¡ chich¿ se coNinie¡¿ cn lir¡gre. ! nusato se obteni¿ u licor llrm3do 'thicla flor" Gc prir,cra chse), ixs !.ces se bcbi¡. Lá chiche de sgundá clise. ll¡mdx (lc'l¡itacá", i L ,nez-cl¡ dc chich! flor cotr clichas de mcDor poren ii. Un¡ bcbidá de r c]¡sc. llaDade "!uDche¡x", e¡e básicamcnte solo agua, hcliz. y cunl'i¡¡ dar u¡ poco rás de sabo¡ a li bebidá sc lc agregáb¡n hojas dc

únsxdc co¡ 1$ naros en ún¡ árt$a y eiloelio 01¡oj$ de alpáya.l r,,l¡ ¡treñr¿br el !¡óc$o de fenne¡táción r suhi¡¡tmb¡ tani¡o, se$]tr ., Z¡rdá). T¿n troñto como cl masato ouc¿¡ba desbrozado, cra depo, (n brr¡iles de ñaderá y se lc agreg¡ban mís ¡guá, guár,po y ¡üel

18ó

] CAMPE§INOS DE LOS ANDIS

EL NIVEL DE VIDA

t

187

pecbas de que a l¡ m€zcla se le agregan muchos elemenlor ,tat, ños- Algrrnos investigadores del gobiemo han alegado qu. l|lt s€ intodrlcen cn la m€zcla cunchos, anicillo y rlpayacá, dmr biár lxr€sos hur¡ános, ¡at¡s, pimienta, cál y piel;'de g¡nri¡ r, cr¡no.¡3 A veces los cunchos son tan púrridos que en rc0llrlarl

.t t*
,

. ,r¡rícol¡s. Además, es posible que est¡ diet¿ Pobre no les Pm,,,r,¡rrr elementos nutritivos en cantid¡des suficientemente am_ , ,. (onr) par¡ xyudárles a v€ncer cienas dificultades del medio,

r,

nerán promrinas.r{ El deruido en su preparación permitr r¡r chiahá forme alcohole' dc mayor g¡¡do y iurfurul (ue, cu,rrr,t,, ecumula.en los ócganos digcstivos. puede sobrep¿sár-los nivrt¡,
reir-.tencra a los róxrcos.L§

,

.lrrcxtación p¡oporciona a Ios saucitas elementos sufioentes , iltrcvivir; pero no en€rgía bastáÍte para permitirles progresar rllr su propio mejo¡ámiento.

.\pccjalrrente los ñiños sean p€rjudicados Por esas c¡rencias, ,r rlcs¡rroll¡: Iísico y quizá ment¡I. Eo resurneí, Par€ce que

se puede negar que beber ohicha puede ser peügrru, , pecjdmente elr ios casos en que su elaboración queáa cn rrll" de especuladorcs inesc¡upulosos. C.on todo, es bumo repcrlr .I la obse¡vación honesta que el doctor José F. tVle¡izalde imlur¡ .

No

Enfermedd y cnrdción
rmramiento de las enfe¡medades €stá en Saucio todavía en r , I'xúe en la Étapa de h cultura "folk", y como tá.] debe con' ',r{ dentro d€ los {actores importantes del nivel de vida. Ya r,r sciral¡do que, si bien S¡ucio parece ser ün lug s¿lud¿ble

ll

5u lexto de hiqj€ne. En tos años sigricrnes a 1850 escribf ll chi(ü¡l e.; Ia cerveza del pais, y mry s¡na cuándo csrá h(,r I

En coDclusión, puede ver:se que la dieta de los saucitar,. " toriámente descquilibrada. Se consumen en €xc€so alime,Í,D ,l contienen ,hnjdones y azücares, en tanto que hay un subc¡nr¡n, de p¡oteinas y de grasm. Debe lament¡rse profundamenrc rt ,, nosprecio de los campesinos plr¿ con 1¡s frutas, la lccfrr. 1 horrali/ás. En rea'iJ:J c' errrao-din¡rio que con rul lipú rir,¡,, de brlr. crlorra.. 1.., cámp(sinos puedan'eiecurar

r

'*'p*."rr,,

, vvir, hay morivos p¿ra creff que eI promedio de duraciórl lx sea reducjdo" especirlmento con respecto a la infancia. , r,,s de Ios principales motivos de este fenó¡neno sorl li} iSno,r de los c¡orPesinos acercÉ del tr¡tarni€nto racion¡l de 1¡§ , ,,cdades, su desconfianza de los ¡nédicos y su imposibilidad , ,i¡ra p¿m comprar ¡redicinas de Patent€. Por consiguicnte, ,,r,ción depende en gmn Pllte de la efic,cix de l¡ medicina ¡.Llrr y de Ia herbologi¿, así como de I¡ habil;dad de curánd€\ com¿dronas. Much¿s en{en¡edad€s y ach¡qucs sofl af¡on_ eon éxito; ciertos trrtárnientos son sumamente racionales.
, L,tros revelan crcenciás )¡ suPersticiones peculiares, algunas de nÁceptibles dc rast¡e,Ne quizás hasta Ia éPoca de los chibchas.

56-t7. @-61).

t,iborjo Zcida cfcctuó en 1889 ur esudio clásico sobre Ia chi|L l EveIó caracr(isticás ióüc¡s cn h bebid¡. Sus comprobicjoncs indicr,.r s$ncü ntíci ¡ftrogcnáda gue sce¡dia hasá á1 0.1ó por ci.nro ¡t.", hucstras quc án,lizli Zcrd¡,firmó 9úe la calid¡d venc.G¡ de l¡ LtÍr. debia ¡ nüliricúiorcs s¡lrid¿s pq lx xlbúniu dcl maiz duruñte ct 1,,, de fer¡renhcióni er¿ albúmin1 gcftr¿b¡ uo¡ ptoraína cuarrto sc ,,, ¡i qñ el sluen sc dcscor¡pusicr¡ (ci¡ado por Bcj¡r!úo cn Ld detd; I

' q

Bc\^t ro. Ld déttut4...,,asrh.

L, ide¡ quc

más predorlina acercá de l2s enferrne¡üdes es la

,¡rrc son causadas por mrlos aires. Por c)enPlo, cu¡ndo una , ,,rrr sale de um casa, con frecuoncia se prccave cort¡a el viento

',,

'" crC:r los a..-.'¡lo. d< un¿ in\,.rig"-ion rerli/,Ja por et L¡,i,tr,.. . cjonal d. H;t'ro.ror!nLir (..rdosp 1,.b,.1trro d, chi.t,,.{r.r r ,(N Je r,.,0." o.J:r g,rjc5 fo, roo !enrñe.,o.. tr,,.. ::i\lcr..:,1 dc 0 00. por '00 (,rrimeÚos .ubir.o\ ilrid,. pp. -t ,r, r' Citado por cioot (vol. I, p. a4s).

I

c(»rc füeri y mucher sc cubren h n¿rjz con ün pañuclo. ,ilo cl sol está bdll¡nte y tibio, l¡ Person¡ se des¡cil(,ri ¡ntcs para cvit¿r un rePcntino cxrnbio dc tcrrPcr.r' , t¡xy cnfermedadcs fri¿s v c¡lientcs, scgún li nxtur¡lez.r del ,¡uc las causa. Es dificil cl$ificar lxs enfclmcd:tdcs ct,n arreglo rüicotomia, pcro en gencral las conrusioncs, l¿s hcriüs, Ios L,ú(r de cabeza y de estómrgo, li tos, cl rcunrtisno y las do, L, simila¡es enáD relacionadas con a;rcs frios. La lePra, en,(lrd rari ell l¿ l(,cdidad, es rambi¿D uni de esas enfermedl-

'

I88

]

CAMPESINOS DE LO§ ANDFS

EL NIVEL DE VIDA L

189

des f¡ías porque puede o¡igina$e e.n toma¡ baño mientrc, ¡a

sud¡ndo,

o en humedece¡se con la lluvia. Por otra paftc, lll lh bres son siempre señ¿les de enfe¡med¡des calientes, o de l¡ rat ción de uná enfermedad fri¿ n otra caliente.

ttl

ll

La herbologia está íntinameüte rinculada con estas cr(¡rrrrl Hay hierbas u hojas frí¡s y caüences, que se utilizan según rr, r. ces¿¡io, las f¡ias para las enfermedades cálientes, y vicevcrsr.rt l.r p¡epamciones de hie¡bas ftí¡s no se siffen en ¡gu¡ fria. I'(n 'rt" general todas lás lierbas, asi frias como c¿lientes, se prcpfl,n," agua hirviente, pues su eficacia reside en cierta virtüd nr(rll,r,d intrinseca que no se afecta por Iá ma¡re¡n en que sean prclxr.,l.,
Aunque a una persona que tiene fiebre se 1€ administrcn Ir¡' bas f¡í¿s, tambióI sc le frott 1¡ cabeza y h partc supcri¡¡r 'l¡ cuerpo con cohol; bajo los fnzadrs, a los pies, se colocx'r hn, llas llenas dc agua calierte a fin dc lograr el "estiañiento" ,1, l. fiebre, que es impo¡rante pará ahuyont¡rl¿. Por otm pLrflr l, contusiones y heridm, que sofl dolencias fdas, eligen lá rpli, r," " extem¡ dc hierbas calienres €n las pa¡tes áfectadas.
Desde lucgo, cxisten causas dc enfer edad distintas de hs u,. por elemplo, se atribuye ál pelo dc los gatos. (l .I, sible qüc los cámpesinos en este caso se refier¿n a alguna i[,t,r, que no couocen plcnrmente). Sentarse en una piedra quc rsrr ,.
ros. EI asm¡,

órgano del cuerpo rcquiere un tratr rr, rlcterminado. Las enfi¡med¿des Pulmon¡res, Por ejemPlo' con ventosas calient€s Y cristales de sábila; Ias dcl corazón' ',,.,n , sulfurosas; las del hígado y los riñones con uo Producto 'rLrs ,' eirl ll¡mado "Píldoris de fida".

csr¿biecirniento de un enfermo llo dePende cxclusivamente ,,,r'1r,, edecu¡du de rá' hitrb¡s Para obten€r buenos re'ulL¡dos r,ri L'umbincr'c rli,ers.r' practicas y medicin'r'' Segun e! unico
r

,h,," de Saucío, catla

)iente por los r.lvos del sol caus¡ forúnculos. Lr suspensnirr Ú , m¡l dc la menstnración efl un¿ müjer puede convertirla en I¡,,, El r.rricocclc cs crusádo por un $ano atrscado cn u¡, ,1, r,. venas del escroto. Hay conociüientos ¡cerca de enfern(1,,1,, causadas por conmgio (grippe, srramp;ón, gonorrea). Pero s,1,,,' cientemente los campes¡ros han lleg¿do a conocer l¡ c¡usa rl" , ,. dolo¡es morrales que llamán "cólicos misereres": son caus¡rl¡, l" un apéndice que rcquicre oper¿cjón. Según los campesinos, (,,, I . una person¡ tiene tal cólico es hútil ens¡y remedios y cl ,,,,, camino que rest¿ es rezar de ¿hí sü nombre.
Son cjcmplos dc hierbis u hoias

..ll,,.lc rtn Drcienrc de paperat e colocc lrnx dc un'r oveir negr¡ ,r, o'u.i, ula¡ca seiá inericczl. Par.r el dolor de garganra "n.'ñánteouillx me¿cl¡da con a7ücxr' { h mujer grávida ,'. i.rc .. ,rici¡ el or.t,-, 'e le da \ollln merclado con un huevo tibio: , urovocr'rómiro, lo cual 'e coruidera úril en cierros casos , , l-*"" A. un¡ infección inrerna llrmaJr 'rema lo( camPcrA colnen ca¡ne de buit¡e (guál¡) heNida en agua, o beben lá ,,;. de es ¡ve. La. frrouias de brazos'\ piernas se rcducen l,,nre .!oloro5os m.r'áie' \ hnjrenro': en lr fracruras graves r¡,lican ventosas calientes'para r€colocáÍ el hreso cn su lugar

Li rno, hx\ un coniunro ilpñnenre de otro' mérodo\ cu,,. sc emolein ¡elar¡,1¡ v barro parr ciccrriT¡r l\eriJrs y cor ,. 1., p"n.i, se rplica con'éxiro.n '1t""' y U'gás ábic-rás' Ce ' ' "'i* .. *r"i," en ulce' ' ,bte«as c¡u'rda'r por venl vrri1.,' pres.rfermo' de herPe' r'curetrrrlla surr colocrJos .,, , , hJrillo c,l'errte nu¡rcJeciJo con orinr: orr,l Lurrción p.rr': lrnrcs cs uü ladrillo caliente humedecido co¡ la infusión de una L, lLrnaJ¿ \erba de srllin,i . Ca'olina ) rrernentina sc ¡PIi. . r l. llaga" rbierri' a" lo' t'p'o'^ LT r-enrenrin¡ me/cladá ,, rlc¡rfo¡ á vertida e¡ los oicloi como remedio contra el dolor' ,,j,,,1r.1 á¡u. c'eo.orxdr p:rr al tiar el Jolnr Jc mucra lpero rlitia e'ri ¿olor sinñ que r¿mbién dercriora el '. i,*" ,i" 'a. ¿'i lc per¡li¡la e\enturl ¡el dienLe' fn tÓrno rl ,,lr(. (ru.ándo

\

bil,uc¡a, el hinojo y los totes; eicmplos de hidb6 u hóias c¡üents: l¡ 1,,,. d!, l¡ irrill,, ci ,rboloco, la bellado,a, lá chico¡iá y el o¡égáf,o. (\¡éxr" ., cl Apóndicc B los nombres botánicos de algu¡as de ell¡s).

'

f¡ís: lá pditdie, h

mrnzanilh, lx

,

,

* qcnres del vecindário 'on realrDentc ingenios¡' cn I¡ lucha hercnciá hcrhológic¡ Pero'olo '.,,' ',ir h suoc-vivcncia demosLndo lx ricavxlor r.xr' Curndo se rncr hr l,^',.nzes cli¡chc' ohm' de '.rrró ci,r.r inre'Ú¡ación., crusr d'e l' influencir de l'¡§
I
, rr.nre\¡ del Sissi en Ia' cuares habia un médico residente e*e ,,',i' , .,alcionat-"lo lk de cur¡ció¡ de enfermedadec esr¡ba sien-

190

] CAMPESINOS DE

I¡S

ANDES

do

ob¡e¡o de fuerte úansjción, Los trebajádores proc.dfi¡a a sáuclo gue consultáb.n en €t Sisgá al nr"¿íco ¡c"i¿Ltc s¡-tü a los rcmedios iatentados y s rr¡tlmion¡trr

,fltth

lO

exiio sus cólico. Diserercs. De csta mene¡Ír se abrió en Sau{k[I Pá., que.l¿s g€nrcs vator¡r¡¡ tas filncion€s dcl Dédl«, *l :1.Tlll * re¡lidad muchss pcrsonás comcnzaron a acudtr . k lli-"-l?-. t gr¿¡r,r¡ en €t Hospirál de Groconrá. p,,r.so, a .r, ,::Tllta, n,vel de v¡da mrioró alpo. mienff¡s la Represa dcl tt,f. Pectq cl
estuvo en consrrucción_

ffi':,"":#;;:ilifl-;."f

:::,:TT^b-'Td"

i*

,"¿:?',i::ÉtrI.j,.:;JTJ:,f

n
ESTnATIFICAC|0 Y

postcto[

SoC|AL

6ESDE LA Epocrr ooLo,\t L lá formación de una estrucé¿,rrura de clases en gucfo he escado muy vinculad¿ ¿ r',,licdad de Ia tjerra y ál proceso g€¡re¡al de estntificación so, n 0,lornbia. Si bieo le clrse r¡edia há estádo ¡ument¡ndo en
,, ro. cspecialmente en las zonas urbanas, existe una ampliá bxe_ ,,urc los niveles sociales superior e inferior. De un ]¿do está . ,.r.rl,r reprcsentado

,r¡rr selecto, educado, rico y áctivo en política, que eo S¿ucío pimÉr¡mente por los corregidorcs y otros cspañoles, luego por los Maldon¡dos y úhim¡mcnte ",ri:rri¡x lrfrmili! Porras. Y d.I otro lado se oncucntran las másns de 'lrrinos analfabetas, pobres y politicamcnte cxplotados, ási co¡¡r hermanos. Ios miembms de l¡ clasc obrcr¡ de les ciud¡des.

\onque la sociedad colombiane actual afirma que carece de .,,,,rinación rácial, $s ántecedcnt€s denot.n u¡a profunda pre_ t,(i¿)n en tomo a Ia mezcl¡ de razas, La sociedad colo al dit ¡tr,ril,. conrra las razas ll¡m¡d¡ " el¡s"r sin embargo, ro c¡ao 1 (lcsaprobadas lás uniones de españoles con concubinas ind¡ ,,. lil propio Vásquez de Nlolim d€ió en Chocontá dos hijos

,,/,'\ ll¡mádos Diego y Marcos,, lo que no fue obstáculo par¡

',,, . cl t.im..¿tu roto.io dc disrimi¡¡ción oculió e¡ lt8ó. cu¡¡do ,'l r)rd.c Zorro, hijo d.l conguisodor 7-or¡o y dc una i¡dígc,a, s. le ,l inqrcr) ¡l Crpírülo \{c!¡opolit¡¡o dc l¡ Dió.csis dc S¡nr¡ lie de ,,, r .¡k de s Da. til thd¡c Zo(o hubo dc ¡p.l¡r rl rcv ], ¡l p¡p¡ ,r, ,¡uc r c obsí.ulo fucm aenci¿o lctoo\ Hntotia ecte'iáttica, eol.l"
r,r. lri(¡s, Lrr rukdddañ, p. 15r).

flerl

I92

]

C\]\{PESINOS DE LOS ANDES

trSTRATIFICACION

Y PO$CION

SOCIAL

f

1'1

su mat¡imonjo con doñ¡ Caralina d€ Quint¿nilt¡.3 Con f¡olr¡lto lo' de,cc.rdi(nr.. reconocido, leqztnenrc; porr ¡ regh generrl .L lc. r.l.srhr ¿ u.n condi:ór infc-ior.a '

Ilientms los bl¡ncos dc 1¿ élite se volvían endógarrr» r r. o, de u-a l.,mili,. e,prrinra qucd:brn rinculaLt,* ¡r6angre ¡ ua, ianlli¿ e,p¡riolJ Jc condici,ln r.r 'loga. 1,,. l;,,,, se convirtieron en l.s xrresuos, los obr.eros, Ios cañpcsin,, una prlcbr,r. er lo" cle, L,r-o. producrorr" .le t.r .ocied.i.l (.,,r,Los cl'oconr,es r¡rre r .'bri,brri en lo" c,n,po. et.r rysu t,. , , condición inferio¡. No obsr¿¡re, lo que hábí¡ comenz¡rlr, ,,* un pueblo indio se f¡:c tr.¡nsform¡ndo lenramente en üflI l\r, sa comunidad mestjz¡, en la cual los indígcnas vivíán jn¡l,, tod¿ clrse de cspañoies. lln ]a épocx de Basilio \.icenrc dc (),,,,
miemb
r

cu¿lrocientos españoles.6 EI ¡mguo pueblo había convertido en un centro importante y €n sede ¡nr se ,r eorregidores pmvinciales. Ya no e¡a más una Ioc¿lidad con " 1,, (.rr.,ró inJrg(na e1 que los únicos rrngo\ .uperiores pcr. ,rl,ks cmn los del cacique, el gobcmador y cabildanres.

r cn C,hocontá

., licror cn burócratm,

^ t)rodujo entonccs la supe+osición de un nuevo nivel sot¡¡e ,,r,,ren¡es. Los esp¿ñoles de 1¡ mino¡í¿ blanca de Chocontá se
desplazaron

Doñ¡ C¡t¿l¡u de QunnNill¡. nuier úotable, fue uü de Iás cinco ttrnr frn¡c¡o ,sccndieron hsra Súra tsc dc Bogotá con Jr,, Lebrón e¡ 1540. Cb¡t ¿jo !r prnler nrrimo¡jo con d cóDqlist¡do, r, .irco Gómer- del cual ru!¡ ci¡co hijosi despué, de 1á múerb dc t,,"., vivió co¡ llol¡re (con qui.tr conr¡aio ñrt¡imonio ñás tárde) y rr',, l hijos. Anüés y Marcos, quc. por ser ilesidmos, no pudie¡on pafti.ltri ,, hcre¡cia de la e¡conienda de su p!&e. Fi¡rlñentc, dslués del filh r',, de Molin¡ y dc que ella mism po¡ brele periodo se coñi¡rieh.n ,," ñendcr¡ dc a1'oc.,ri. doñ1 crrlir¡ co¡.Lio mirrimónio Ior 1tn,,. con dor Báltdü dc Vilhrroel y Coruñ¡ \ibid., p.2oo).
árriesgad¡s qL,c

'

(lhocortá el asentista de las ¿lcabalás en el decenio siguien1,70,0 en mnto que el hijodalgo esFañol doctor Miguel Rosillo ,l iucz, don Agustíñ de Torres el ¡]c¿lde y don Jos¿ Tomás , (;ucffero el not¿rio púhlico.? El co ercio, profesiones talcs , l,r cdicinx y el dcrecho, cl sacerdocio y los cargos milita, n rctividades exclusnas de la c)esc superior, quedando todas rrs v oficios manuales como inferiotcs a h dign;dad dc los , rtiios. "Los espáñoles considersb¡n eI trrbajo como indigno , rr ¡ersonr noble: el noble se degt:rdaba úxbrjmdo; el t¡tbrjo , ¡ropio del plebeyo".3 Esta élite produjo escritorest poetas, ,r,s, saccrdotes y gener¡les sobr.sálicntes hasta el siglo XX. ,r,ruyeron un g¡upo bdllante que formó su proPio Par¡¿so.

',rN y ocuparon las posicioncs dirigentes. Por eicmplo, don |riá Campuzano y Lanz, maestre de campo, caballero de ,,,,1.n de Clllos Ill v capitán dc los ejércitos de Carlos IV,

dc su mando ¿ Io$ iefcs

,,

) q.e ¿Jen'. f..ron ,.sir.¿dús cñ lunj¡. b¿nta re. \',:tt, r,. ploú y otrc lngrrs úo tejanG de Saució (José Rafael Arbolcdr, S. J r, Eth¡ohistory of rhe Colombhú Negroes", tes;s de $ado peh cl rhnt, Mastc¡ en la Unile¡sidád de Nor.hwester¡, Chicago, i950, pp. 2j.r1, I conqüistadores lleva¡m negre cor dlosi véaF ¡t ¡especro el ttú Aglado ,cqcá de 1á expedició¡ de ArcUÚedá . los llinos (R¿nr,/,, ' hirraidl, pp. 410'4t0 et ?d'rim). Jo¡se Jurn y An$nio dc UIoa s |,i, .,. de . nA o. ho reahs poibte.. rods de in,ln , , . so.ial en l¡ crñ.a colJ_'r'. rnue bhto1 mg'ro, e indio'. a sL.r',," rhBtizo. Ererol, cu¡rrerun. quinrerón.7¡mbo. É.tre en ct rre ) ...{, ,. V¿Ne su ob!! I l/oldse to Sa rb Ame cd, D5ctibins 4r Ldry; n!. :t ". Citie!, Tauh, rtuaiwe!, et¿. (Lo¡dres: L. Davis & C. Rej¡crr. ., vol. I, pp. l¡-r2.
aDd,nr.
¡

El comphjo ra&]ñ conTlicó aún nis con la inÍodacción de tos,.r, AnDqne eros úlúnos rpirenÉmc¡re nó dei'ron hlelas en ta sei(l¡,t , Saucío, se srbc que hlbo neq¡os llñ¡dos desde las costd hásta tú ¡,t",,

'

,LL

ltl vifty l1¡mel Guirior escribia en 1776: "L¡ m¡yor pate de las ' ,k h clNe ñcdi¡ virctr dispersas en los cañpos, en hs cercuirs y

\. dc Oriedo. Cutti,l¡tr¿! riqwzrs) pp. 9ó-c7. Ni siquicr. los ree ,,. fLrron rcspct¡dos por l, ¡váldchá de colo¡izidors esp¿ño16. Algu_ ,1,. csros erán ágricultores y áparentcm.nte Is fúe muy difícil glnrse

!

los rcsguardos de 6tos y ",rj,' de los pucblos dc i¡dios. disfot¡¡do de r,)fto pedab de d.f1 que les sufngá p,i, vivir miseráblementé, si¡ .,r(lm obrrrase Iás leys que prescribcn su sepuáción' (Posadá e llclacjon¿r de
-

mr do, lip, t49"rl0) ,', Iosé de Ezfleti, Virrcy, Gobeñador y Catitán Gcncrol dcl Nu.vo ,, dc Gmnada al corregido¡ dcl p¡ftido de Gúálayit¡, Santa Fe, ¡o_ I', l1de 17ró, fols, zJ, D\,f/A-1. ,. ,,/,ihz Ciirdous. Hiltoria d¿ C¡locorüú. p$tíh.
rr
'1.x,

y

A

ublá,

H¡r,rd

de Colambi|,

p.l6t.

¡94
:l

]

CAMPESINOS DE LO§ ANDIS

ESTRATIFICAdON Y POSICION SOCIAL

I

19'

f I
I

¡

i t I i

f.¡e diJícil en¡ar a formar p¿fle de esra élire. ¿un per. lrr i pañuler qu€ renun de Euroira dur¿n¡e tos .iglos siguicnnr r rr conquistr. No se h¡cian numbrxmienr". para iargos glt,rrr,.r,", tale. a rn€no-..!ue lor cJndid¡ro, pudier'an dcmótrai quc r.,,sangre "limpia . medianre Iá !crifi(ac;ó¡\ de u¡ númcró d¡rr,,r. nado de sus artepas¡dos1 a veces hastá quince de elos.o La discrimi[rcion racial I Ia conciencir dc cl¡se rambié[ r ,t. plegrbcn en mared¡, eJucirivrs.," t.¡ étire no soto se r(¡,.r los cargos di¡ecrivos, sino que sus nriembros eran rámbi¿n lrr r, neficiarios erclusiros de Dna educ¿ción liberal. Los s¿ucjtis r,, r" recian ni ¡ecibian tJl in",rucciu , porque perrc.rrcian c rrr.r. r,,r. üore\ y porquc crerJ que c,recrJn d( nre. r,, .ut;cienrc,. \ ,," 'e dc todos modos er.rn incáprce, de rprendcr y mejor.rr. I-r. cui, esrrLrn cerrrdr, p3ü.,o, campesinos. cor crcepci¿n dc t¡h,.,. blecrmrenro, p.rrroq'r:rrc. corn,rae, ) d( ¡lgu-a. cre¡dr: t¡,r I
crbildo,. Aun Ju-rnre cl periodo repuL,tic¡no. no hav inrtir,,- r que se hubierrn ,,rgani.,ado escucta, en Sauc,o, cua'ndo r,¡ r." del resguardo indigena fueron vendidos en subast¿ con n¡l tr,,,
üdad.

lr¡ ópoca colonial no había muchas industrias. Aparente",, ro se organizó ninguna en Saucio, aunque l¡ curtiembre 'rrh se desarrollaron en otras paltes de Chocontá. En ¡e¿liI |ln)ierno de Españá intencionadamerit€ aleió d€ la industri¡ '. 1úl)ditos americaro§, temien¿lo L1 competencia que de ello r rcsultar para Ia metrópoli, o el derumblmicnto del sist€m. úrilisrl. Por eso las clases infe¡iores c¡¡ecían de pos;bilid¡, t, ¡3nar dinero y de obtener en es¿ form¡ el poder rdquisr r (sltio par¿ acciv¿r Ia vida económica de su socjcdid. Al I ricmpo, en relación con su ¡ú¡ne¡o, los mienrbros de la , t¡rcrior poseian la m¿yor parte de las tierras r, lxs mciores . l,os teratenientes bl¿ncos lograron mint€ner al ¡.esro de . l,lxción en condiciones d€ esclavirnd y de explotación eco-

r{

I

En las escuelas de Choconrá, sin embargo, solo se enscrñl¡, r, doct¡io¡ eclesiástica oralmente y se suminiitraba alguna cn¡r,rr. ción en añe. m¿nuate,. Pero e.rr crpaciración contribuí¡.en nada : que los c¡mpc.inos subieran ""r".1,,,",;, t,, dc posiciól el conrrario. precisamenre por et carácrer de ella. tal-cap,rrrrr,,. tos ¡c¡cn,:r cn h crnr \oci;riri'en.r,i
Él ttibúro dc 13i0, pp. 206-roe. prequlbs q!. se fo¡¡rltab .los t€sisos que ¡poyátÚ, I ]as \oücirud d!.,n,,rn,'tu Jr un., ter..r q. /*c"n ns;c.r ¿,1É;;r,t, ,, p@are\ucr.§ /o.,ru,nkds pu, L Isles:r.,. Srn,¡ lc dr Aogori h¡,i, errban lr. .8u c-r,: _Si co;occ at pericioña,io. e su, P3d,s y a 5u\ ,r -. prernos y ñre¡¡oi y si sabc si sn ¡obles. b;n nacidos v reco¡óci{I,N,,i,, r¡les... Si úLe o tlr.ido J&ir q e ¡tS.', pr:r,e Jp di;ho pericior,.,,",, €jercimdo o ¡a eiercido algún oricjo ril o me.á¡ico... Si-$be qfu ,h,, pariente dc ¿icho peticjo¡ario e*á manch¡do conD ril o inf¡mc.; si ,til pa¡ie¡te peftenec. o ¡o x u¡a ¡ra1a rdzá. coño h i¡dia, la mo¡i$& li ,,tr,r,, o h mr{,/i. \'i".c Crrlo, CJeno t[ár}ue". yjrld del dad@ Jak t\r". d. \lt/qu.¿ , Bogn\¿- 'Bib,r r,ü, de tti.,o.', 1,"¡o,'r¡ lmplcñrr \, .

.,l,crn¡ment¡les; los c¡iollos "decían q-ue eren blancos". Este hccho histórico y social importante, pues significó quc, en rcnto de la independencia, Ia ¡ninorír cdolla supl¡nt¡ra ¡ lá 1r r,id' o élite española, sin afectar p¡ofundamente lx estru, r'¡rr social de la náción. f$tos blancos c¡iollos seguien las cos"' de los nacidos en €l extr¿njero y, desde luego, lograron ,l(r1rñ con los españoles. ts

.rrn Juan y Ulloa, los criollos o blancos n¡cidos co Améric¡ 1',r' de identificane con los esp¡iioleE a fin de obtener c¿r

{r

'

GóDcz,

ro..Eotr:

, siturció¡ etr su totalid¡d fue ¡esultado de lá politice ofidál del go,¡c¿ñinada clarame.tc a perpetúá! al grupó privilegiado. Aú en recientc, e¡ 1807, cúándo C¡rlos IV dio tusttu ciores á \''.hilameñto y Bo¡b¿n (e) úhimo lnrcy de¡ Nucvo Rci¡o) * ds_ ,'¡io Ama¡

dfte el16 l¡

siguient€:

, fn sño os e¡cárgo repáftiis lá prolkión de los oficios, s¡l¡rios y otro6

húnie¡tos dc lá ticÍ{, prefiriendo a los desubddores y sus descc¡y d los poblado¡es más bene óritos y qu. mejor hubieler rpido de , tt c rodos rensan utisfacció¡ y ro hryr dero¡reDro en l, ü.r!.". . t, EL 20 de ¡ulio, p. 100).

{

bl¿ncos,

sc¡¡ criollc o ch¡pemn6, ¿esdeñ¡n lás o.upacion.s vil6,

"

V¿rsc J. M.

Rc"reF, Enro,a d¿ td re@túrión, rot. r, p. §viii.

dc nádr tuferiór 3l coñercio; hs dc,nás cásrás son los ¡ne't,indos€ ,1, la .iud¡d tde Ceitagenrl" (Juán y UIlo, !. rl). Aur en 182t, . k,davía observrb, el oigrllo ia.ial dc Iá nuevá élite gobem¡¡te y ' . rific¡ción con tos spáñoles, a quimes habia d6rror'ádo. Tueo b hF

19ó

] CAMPESINOS DE LOS ANDES

E,STRATTICACXON

Y

POSICXON SOCIAL

I

19'

Si se considero esta actitud de tos criollos, no es sorlllrfit, enconüar que en 1810 fueran ellos quiercs comandal¡n I l.l ¡nl mestizas que consdtuia¡ lá náyorín de la población, cn It tlh. coDtra los espáñoles. iUientras los dirigctrtes d€t gotpc rtr,l ,, . julio cn Bogotá y¡ eran empleados del gobie¡no civil, rrt¡¡, ¡eligioso de la ciudad,11 en Chocontá los ¡lcaldes Josó M t. donádo y Luis l'orero rprovecharon Ie ocasión para pcrtrro, e¡r sus pt¡estos.ls Por cso, el moümiento de l81O no frlr fl¡ r alguno una revolución, elr cuanto se refiere a l¡ socicdxrl ,[ r, contá y Saucio, Lrs cosas quedaro[ exactamente lo lllllh antes de h rebclión. Los ucvos dirigcnres predicaron l¡r tx', ideas de democracia y libcrrad que lubí¡n esi¡do dc rr,,r, Europn; pero no hs trany¡itieron a las clases jnferiorcs. ln ,. dad, bs cxudillos no pxrcciarr dispuestos a llersr .r la prÍ(1, ', ideas, y la nueva maquimrir politica cousiguió exagclrr lr , ración entre l¡ ólite v las ql¿ses campesina§, ¿ mcdidá gllc t, ria causada por l,rs guerras contenzó ¡ ¡gra*ü. )a aDénricr 1,,,. d€ ]os s¡r1citas. Así, aun antcs de quc li revolución loliriü r, . ra úiunfxdo, Ia ólitc propietalia de las ti€rr¿s, aristoc¡átirLr r c¡d¡. no afecrrdn por cl ci\ma que esrrba perperurnd¡r, t" neciri en hs ¡nres¡la. dc tos prlacios. conrinuó formntl, eleved, cultum y logrri uu nivel de viü supe¡ior.:o

r [ . .

,,

prcsnnr dc que '1ü1. ¡ri.o¡i, llos blan ós cliollosl L1ábia sustih¡ n 6pai¡olcs etr cl gobicuo; ... los oiollos preteuden dcscende¡,1. r(, veridas de h p.riBuh cn úpe¡s fos¡€rio¡€s ¡ l¡ co¡9uht¡" (l!r pp. {, I4l).

tlirna politico v social de esta indole, no Podía desarro' ., l-, rtoión de Chtcontá, er eJ siglo XIX' un¡ clrsc medie .. ,.,, i.,"trno.. comcrcianres al detal' rdministrrd'rrcs y ,,,,i''. e", uná Partc, los miembros de lá crPa suPer¡or sc ,liriginres iD¡clefiüaies (poeta§. titcr¡ros srcer,r",É.r,1.^r. ¡ro'iricos o nritirarc,. Todr\ü «'rNidcnbrn^de.,, .',.,r"*".'o.ni."ón aue los hicicrl descendrr de su Prrrr,,',.-'r". l]otr", Eraqics. Ladinos y Bárbones l¡brabxn sus dedicáb¡n a ocuPar "., 1, .' en Saucro. Ios_tcrrarcDientet se y cr''iilros trles privilerirLlo. Hu[,o dirigente' . , .u munJo ', r,',,,, i,, \!1riñ¿. oue'luchó al hdo dc Santrnder: Juan Joré . 1,.. al sodiemo corstirucinn:rt en l84lr lrribil G3"rrvó ,,i',.r csc¡ibió"¿cr rcr de ¡lsun¡s de sus cxPerienct's rnien,,',,,,1'e,n¡dor cn Chocontá;lo,é S¡nro§ I\'lrldon'do' hiio de ri.'l.lon"do ¡.-cir¡ de Saucio. quien lue h¡bil'trdo de l¡ ." militár dcl eobierno en Oc;ña ( 1885)' iefe di\':n'luido ",,' ¡Lr;o matrim,,n'io con u¡¡ hii¡ dct prc\idente Aqrrilco Prr, r¡flritia Porra'-!lonteio, fundrdora ) proPicrrriá Je I-a§ por mrtrimonio al prominerte cl¡n 'le c'cri.',r. 'c tinctrló ,,1'i,,a¡.,r. t oáidenres, lrx S.¡rrtus de Bogotá Por "trr par,,,,ric' de lr'Yered3, con menos oFñun;' Llcs de Ílr¡rririr .1.. tr'i,in. cor ú'cnñs riquc/a \ Inerlo' ticr_r' tcnr¡D qrrc cfcc_ ,l ,,.,l,rio ncces:rrio prri l¡ ,uhti*cnci¡ nr'rlcrial de {' ProPL .1. .rsi como h de ir crpa rupcrior' Las clcscs inferi.rcs ad' ,,rr co¡siderable h¡bi[dád manu¡l { :rdministrativ'i Pero sr ¡, r¡¿" ¡s podia.'ccndcr. i crus:r de Ia e'crsez de r^clrrsos' , rnerr. l'n pol.rr'd.rct socill dc los ':glos anreriore' 'c mrn" ninglna rnodificación de nnportancm

"',

I

Posada,

¿l

20 dc iulio, pp. 40,87.

d€ .sté grupo q.epciond demo6tñd. ,tr elotubi.rG, er su ñ,yori¡, p.oviened de et¿ éük, !," pEidcn(cs prob,ucs ercefcbncs de Josú U.ri, Ob rlo, un ho,nüle que s. l¡',,

" Un stuüo @iol,ágico
misno, Marco

del slo rec"1"ci'i cllrr¿m(trrc c§t¡ lu'r.r iJcrrtificó lo" cxrremñ' 'lc cll' .u,¡aciórr sor:a, r cl¡'e,, ,,ri'*ri<lo. Hab'a i.r ¡rlos "los de ru¡m" es d"ir' la de ca§nc¡", o sc¡, h dc l¡x que r,rnc\ us¡bán ruánrs, y
, ,",l,rr¡r rle
nredi.rdos

'

F

el Suárez, dc o¡igetr humilde, Rafael Reyes
Suá¡cz se elcvó suficierlcNcnte

ñái. No obMnre, M¡lco Fidel

múi¡x,nio detrúo dcl .ir.ulo scl.tu: caeó con @ hij¡ de Márh ^Bordr, pr¡má del prc§d€nte Miguel Aüodo C¡ro. vé¡sc jU¡.gá¡;r¡ lr t y Cúo, La' Cúo¡ e,t Cototnbia lRogotí: IDsiú¡o Cálo y Cucr!.'. ,., pp.:rl, 14. Li cmá¡illa HeÍír-§loquera es u ble¡ eiemplo dc lú,¡i vid¡d ¿c cstr ¿lire: Ped¡o Al.írlara HeirÍr fue fi.sidenr. de Col.tr,,r¡.

y utrtr | p,i¡ ,,, ,.

r'ric' Z'dü¿ lue ombi¿o ,,. '**, *".¡,*'* r. .ñ 1s82. t:;e.liq-c unbiÉ_ \Jmh'iíru dq ¡nÓbiPos de Bogotá' , ,,, i¡* .," *"¿i .",r,r-!e hrr srnir;lr¡do dirigcñ''t del gobi'm^ r, (xlina i l¿ HolSúi¡.
Hc¡r.in, Fr¡n(t*o

(l

qen(r.l

't, r',

Cilri¡tru dc \l'^¡luch fuc Pr§-

198

] CAMPESINOS DE LOS ANDES

ESTRATIFICAC]ON

Y

POSICION SOCIAL

I

I9O

rnonte. prrece que los \esridos hrc\n al c¡mpesino. $h,. dos vienen de denrro: son indice de su cultura y'p\icolrryr{ .,. economía y, náturalmente, de su posición social. ^

soc;al. no hubo reitiTa(iones prácricas. pero .l ; srderárse. ¡un acrualmenrc. como sigoo seguro "."d¡;;;;,il de la d»rrr* . cr¿l.en srucio. en Bogorá y prácricámenre-en rodas pirt¡,t, r lombra. Un campesjno no solo puede idenrificar,e poi cl lr,r, r quc i,isfá ruána. sino tambiin por L maner.r er que cofl. I f su cabello llo hrce), y por sus amolio¡ ¡.,¡" nes.de esrjlo mrrineror una mucrracrra c.imisi.ra pu"dl. r",.,1, .. racrhenre por el :ombrero de hombre que D\¿, por rlr¡,,¡ a5, como por su pariolón y hrgá tatd¿. {\í como'..ct,,t¡,r, ,

vesrian ch¡quel¡s.r? fuer¿ de e,ra esrricta iden¡ificec¡óñ

rrt*.

qrln hrblando con el peculiar

el átuendo campesino de ruanas y al¡argaras, acento ¡u¡al, a veces pe¡máne,',.'ll.,l(r.F. crr€cen de buen¡s maneras e ignoran renrcjas y l¡lirlcs tales como un¡ casa bien const¡uida, buenos muebles ,.r rr vchictlo para trrnsport¡r ]os productos agrícolas. Como ,,,1,,, rodai.ír falta una clase media mr¡l pr.,pixñonte dich¿. . '¡r.r .e norá en Srucio. dond€ los do. erurcrnos siguen ri'i.rt'r,,ficr.rio de L¡' Julias frenLe a los otros setenra y \crs
r,n, .(trscrvado

,t

rr l,r(guntr final
.,

r

,No.ob\rrnre. .cru,tmenre et .rugc de ta indu.rria, tn xr ,, culrurrl de los E-rJdos Lnidos r.l de.arrollo rtc t:s ciurh,t,,. 1 derna\ con .u economía comerciat. hrn conrribuido (.\r i r,,t. crerimjenro de L,na ct¡se medir de enpre.rrios quc c^d ,t,- .. mren,hro" proccdenre\ dc ta, ctrses irrferior y ,uperior. t,, , románricos de la élire intetectr¡.J. pro!i..rr d; fóirun.s t,,,, , su¡rcren(e( pam renerta en ta ocio.idad, pa ecen esrr¡ oi\ir,!. lo,runas han .ido d:"ip¡d.s o ,c t-an aiiriULriao tan ,rrrr¡,t,,,, enrre los heredcros. que esros.otú han dispuecro de nint. ¡, con !ué ri\ ir. por eso af fi¡ I,a s:do neces¡iio p,r, to"' ,t." , ,, tes dc los ricos gr.1rr.e'a \idá rr et mundo cornperiuvo.
r

.En consccucnci¡r, 1¡ ¿risrocr¿cix de abotengo está sicnrt( .,, tuídr pur unx ari rncp¡¡, ¿.¡ Jirrero. Lo, nucru, r:(1^ ,.r,,,, nerrá,,do.n el de tJ ¿tiLe. v h fr,rr de.duc.l(i,,,, curr. pá do. )¡ "rnru¡rio oL\rácutñ, p,.rr entrrr.rl rorLc'till,,,t. ñ roI \rJ:r .ocEr .(l(rr¡. \o ñ1"¡anrc. rtguno, camperinos dc Sr, r, , \un flco§ v pn,pie.Jrio" dc rmpti¡s es ancia., n,, han hech,, . zo ,13uno |or unirsc,r t,c,lrse de tos rerrrcnienre.. pñr (t ,,,.

que ha de formulane es la siglieote: ¡Hay ., cn l¡ cla¡e campesina de Saucioi Los sociólogos aceptan ,l,rnro de un¿ cláse det€rminad:r h¡v un¡ gr¡d¡ción inftlirr .|\kluos en función de su J¿.r¿zr social".13 Los agricultores, hrcgo, han sido clasificados como pmpi€tados, aüend¿taios ' rrrados; pero al parecer no se h¡ desarrollado ninguoa con',1tlc clase basadá en estos subgrupos. No obstante, se cree r,,r rliferencias de nivel social que pueden rcconoce$e. Prr¡ ,,rÚrrr empíricamentc si tales grrdrciones exister cn h reali' r r ¡ueden definirse en Saucío, se ideó unr esc¿la con arreglo ,l,¿n)dos de F. Stuart Cha,pin, William S. Ser-ell 1.Lours ',n.rr Fst¿ €scalá fuc form¡da con base en las posesiones fll$ y culturales de los campesinos. Cunndo los 69 iefes de L (cxcluyendo xl hacendldo que foImn pártc dc 1¡ clase te,, r rrtc) que suministraron info¡mación completa fucron clas¡ r,, scqun su puntaie, fue visible l¡ existenci¿ de cuatro nivcles (lmóIllicos entrc los campesinos de Saucío con dife¡enci¡s

t

¡1,

llúdl Sacialolll,

p- 204-

tr :.,1 inrru -i.]:.ü1,.rú. 1, .rúnrio,,,t -,or ¡. ,,v.t!.y et arado.a,ir.h r,.,. .",,, : Lnrp,aeo,tprnjdu1be¡¿t (los Dr.";,,, :, ""' I .r".c,i dc ro, r,b,,,rs sue cnron.§ surn,,,.r,. :1,:i:.\1' rlin¿o t Arrúblr. pp. @7. Gurg¡frr. ;:,,,,
68rr,

, l ,,,l,':_"".1",,rs p,i,,c:p¿.e, nie,nro, dc primer srup4 ¡1 .,,,'- pD1 -lridriusr', I (did¡. i p,rum- (r..,,..

I

' l,rls llord^, 'S)u.io...", pp. ll4-1r1. B¡sa,1¡ or úr dicotoriia ,!(§rios y concerta¿os (.i!clcs sut.rior c iñlcrn» hil](tóricos),.str rilizó articulos gtre ruviqon cl mís chvrd. !¡lor (lc dixqnórico ' ,,r[d].irr los crú¡os, dcspus dc aplic¡¡ un¡ prueb¡ dc s;gnificanci¡ '). D01 gupo orlgi¡,ft¡ de 5l lriculos, los quc t1,ricrc¡ el ¡uyoi , , trlGtico fLú.on los z¡par¡s. el lavado dc lopa prgrdo, mcs¡s de no' lL.¡ csn¡lraü, baúles, sillás, mcss, porcelará, libr6, colchones. ti¡ñ, ¡c pulseh y pisos que no {uem¡ ¿e ticrm.

.,1"'|u¡os ñ^tenráricos

y

l¿

rer,nrc

ormacniu tertinenre pucdcn

'tr
:l

r(]O

] CAIIfl]S]NOS

DE LOS ANDES
,,,

§TRATIFICACION Y POSICION SOCIAL [

2OI

€f¡disticas su ¡mclrte imFort1rntcs. Constituyen ellos l,¡, carrpcsinos SupcLior, I{cdio. lnferior e Indigentc.ro
Segxn csr¿ clasificación,

I

hs i¡r¡ili¡s de Si¡ucio se disrril,,,'

\ir.l Srrp,rior lq t^r ci.ñro. \i. cl .\lcnio r P ,- , i. 1r, . N:.rl lnririnr 42 por cic-ro. \'\.1 LC,ica,c :¿ P' r (icn ,'
La csc¡l¿ de S¡ucío correspo¡dicnte e 1950 intlic.r r1r , un, r.lx(ión P.',ci,],, 'u(i,1.:rrrrcir r o,r¡' I ñ, e'rr ru .. ,lLn r-t frol i.'o,'. n,e re r'i: "Nirel can)pesiuo sLrpciof. Iistá corrPuesto de ProPicr , ,' dirigcn su! crplorrc;mcs .rgricohs y que controlan urrr t,,, ción rclatir'¡¡rcnte grüde d€ h ticfir ocr.rpada Por la tlr rlil
1¿

Lriveles cámpesinos nrcdio € inferior comprendcn eI ma,x1,, Jc.rrrendr(ar:o.. rl3rupo infer ,,r < c:.it.r(-,/,i por,, rnr calzado, silllls, mes¿s ni colchorcsi v err genernl, las '1,, ,¡o prescnt¡n el aspecto satudablc dc los grupos superio¡ !,, I,cro los c¡nrpesinos del nivel inferio¡ tic cn tinxs, Ioz¡

'

. (lc que careccn k,s indigentes.
L Consideración

I r,i! úl¿inros ¡rácticamente no

tienen err sus casas nrcirr guc para d€terminar su ürrr§. En su n¿)oría, ..oncert¿dos gue c¡recen de tierm y que no poseen los ¡r . ilc que disponen los grupos supcrior, ¡¡cdio e infe¡ior, o rrrr sno en muy menor grado. Los indigentes vneu con 1o ,,,,cn¡r escnci¿1. Su, enrrJd¿r de di'lcro s,n ercesi\arnenre ,l.rs y también 1o son sus oportunid¡des para vivir deccnte-

chse c¡rtpesnr.L Lst¡s unidadcs tienen ciertas comodi,li,l lcsco, ,,, ,, -^ 1uc n, r'r 'lc ,i.r.. c,,l(1,ñ-f Jcl¡rt:r. r, nr,cl,e. r.lne. J. p ':ru.r m,L,'c' \'¡ri,..' s. Ir.t.áar., ¡icnci¿ qcne¡¡1, estos indilj.hos está meior rcstidosi hrl a ir escucl.r por más cle r¡es rños 1. puedcn conversar v)!,r, djsrint0s .lc h ¡grlculrurx.

r'

pr|¡trcio¡$ diticd a¡rron lxs sigui.¡&s: cnre el ¡ircl s'L cl Iflfr¡i(¡.. ll.8i ortrc cl suPcrior y ci l¡digcrie, 11.8, e¡rrc cl sr ' .l il.(ii,), $.r, dtrrc cl ñledio ) d lnfedo¡, 10.ó: enÚc cI lfl,. l ,liB ''(. 1 ,. ¡1 ,,. i., ", .l. ,n1tirl'lh I ,nl'g:dñ de l, (ru. r,, l ' ,1, ,. '. l. lr'¡ 'á. (r. ": "¡r.'do , "Lii'' Pl'l ' (;¿,C., 146_r4e).

'"

Lxs

,. r.,'rilir\ con,prendida. cn los grupos cJmpesrno, \uper:or y ','rrn rl parecer en cundicioncs de conrerrirse en unJ ver r rlase media ¡u¡al si se les dan oporrunidades en materia 1,tr ició¡ y capacit¡ción prm ]a vid, agrícola. I¡s cambios en ,,1 dc vidr podrí¡n dete¡nina¡sc obteniondo informacnin y 1,, csc¿las. Estas últirr¡s, n¡tur¿lmentc, h¡bríán dc bas,rsc en . irticulos de significancia est¿dísrica, recnrplazándo ¡si a ,,, de los utilizados €n sondeos prclios. Seria interes¿nte llerc registro rclativo x 1¿ manem como fin¡lmente se form¿ ,'c Dedia de ágdcultores. La cre¡ción de tal clase medix seria I l,lcmente uno dc los aco¡tecimientos más importanres cn l¿ ,,r s¡ci¿l de Coloml¡ia,

rsuh¡dos csrdí\ticrnien¡c in,r)oírntss

lP.

"'

l$ rNili¡s enrc k,s cu¡trD erratus segú¡ 1., ticrr¡.'te llcgi i l¡.onclNi,lr dc.tue, de los ri camPcsin,, r.s, 11 so¡ t)mpiesrios. u*, cs .lrodmrio y otro m¡ccftado. I)i, urios y ¡rrcndúa.ic con$iruyen el grup rncdio. lil nú¡rero dc r, '' ¡icicndc , i e¡ .l qrufo infÚ;or l ¿ 12 cn cl dc los i.dige¡rcs. cn I " los protic rios I arr.nd¡arios disnnn,yen d.22 crcl 8rtrPo i¡l.,i,' el indige.k... Así, el 92 por ciento de los dc catego¡i¡ §rP.rnr '" fi. ¿nas y r',, d" r,in' ,8' DUr .ien o 'on Pr"Piflá,io''. en ,. '. ,,ñ.n'' trr,'n¿do', ,r'id.. pI. l+ ",t."r rienu,. lu i1,lig ',;.",c,',.. o.1... 1".,rr|e.inoi .lcl grupñ .upe-iur \on d"pn\"' c.lis «ntrl o p¿rci¡lñentc, e¡ tánto qtre de lG lt indigcntcs, 10 s,,
Si sc Nbdivmút
de ttr

,/

l¡F

1t0-1t1.

i¡l,ncs (i¿id.) p.

1,{8).

INSÍITUCIONES SOCIALES
204

I

20'

]

CAM?ESINOS DE LOS ANDES

iámiento de la ve¡ed¡, nunca llegó ¿ converti$e €f} partc illt]t,rh, del vecindado de S¡ucio, E¡a ve¡sada en a¡tes liberalcs l¡[r,[& en la Bcuela Normal de Bogorái pero su dirección no rrr tt áceptada curndo se rrrrába de asun¡os |lgricol¿s. Por cirrtrIl. orden¿I sembrar pap*s y habichuclas en un mismo surco, ú., venes estudiantes le observaron que iria a rcsultár diflcil tlfit¡l y cuida¡ lás phnt¿s de papás sin cortar I¡s de habichucl¡¡, ll¡, pxoblema fue resuelto rápid¿ y prácticafiente un dia cn$lllh, ,. de los niños, sin que lo supiera la maestra, trabaió con cl r"r en el su¡co de las papas, ar¡¡nca¡do las plantas de hebichurl, ls con la hierbá. Sob¡a decir que esto caus6 un¿ pequeñ¡ t¡xrltr¡, erl la institución. Evidentemente. Ios niños insistia¡ cn ir¡,r., lcomo lo vei.n hacer a los padre\ en sus finc¡s. No ol¡rr.rr. m.esira enseñrbr bien v pacientenrenre los cur.os elemcnt.l¡, , lectura, escrituia, geografía de Colombia, histo¡ia de Orlr¡t. civica, trabaios ma¡uales (cestería, costurá, cárpinteríá y rll", esi como l¡ eritméticq támbién dirigía a los estudirnt.s.¡r,1, cicios diários de gim¡asiá y en juegos colectivos.

. ,t. r{xto. Dizarr¡s v lápices, xi como calzado. un uni[orme ..¡,l,,rnrnqo'y un pa'r dá o,eroles Para I¿ arisEenciá diaria ¡ la , I,or oir¿-parre. el gobiemo suminjst¡a Parr todos los e'tu,. n'l(nrl curderno§, veinre láPices, veinte-Plumás' unr c¡la .,. t un p¿queLe de dnla en Polvo. todo lo cual se suPon( tltrc , ,hrr,rr un año. Se dispone de iete pupirres corl sus rcsPcctlv'r\ !. oJr¡ un toul de'28 e.tudiántes. Las b¡nc¡s €\rán fijad¡\ los nir:ro§ ' , i r .Ii,t¿ncia de lo' pupirre'. de r¡l rnanera quc inclinarsc obllgadós a permarecer de Pic o á i.*' '. '...i.'rncnte hacia adehnte prra e cribir' Ch¡§ en\ere\ son un maPa dibu',. r¡'rr¡ril. un map¡ comárcial de Colomhir' un , , i',rno ,lcl munlclpio de Choconta, un alrar Prra el Niño . ,nJ oeoueña batrdcr, de Col,'mbia Fn l¡ eloc¿ de la inles,'. l.'n,j*tr" habx comPrado un brlón de tu bol con el rrnos y niñas gczáb¡n int¿nsamente en sus horás de ¡ecrco'
I

La r¡leestrá esteba tambiéD eocargad¿ de una parte im¡r,rrr* de Ia inst¡ucción religiosa que los ¡iños recibiarl' Cada dl¡ r.¡, comenzeba y termin¡ba co¡ oraciones y cantos; l¿ maeír(.¡. ñ¡ba doctdn¡ eclesiástica y catecismo, y Ia pr€par¿ción rc,,[,tr rara la primer:a comunión estaba cási totalmente en sus rútr.
Aunque la escuela es gratujta, por ser admioistrada pol]t, biemo, solo 2l de los 93 niños de edad€s comp¡eodidas c ll¡ r cinco v los catorce ¡ños ásis.ían ¿ ellá ¿n 1910. Los niños rlr,, h escúet¡ ]os lunes, fnié¡coles y viernes; las niñ¿s los nmr,., jueves y medio dia del sábado. Esta separación €s rcsuh l, ,! I politic¿ educativ¡ de la Iglesia Católic¡ Romana qüe, com(, [1,,, oficial, ügila tod$ las €scuelás. Sin embargo, los niños v:rn 1lr a la pdme¡a mhe del domingo en Chocontá, bajo la dirccr.r,'"r r
Ios niños les agrada estar en la escuela. Son vivaces, ,1, , Pecto inteligente y! como en todás partes, dispuestos a rcl,, todo, s€gún las maest¡as ellos no sor ifldisciplinados, y rám\ ,,,, hay que aplicarles castigos fisicos. Sin ernbargo, se les ir¡pon.,t f, nas cuando los estudiantes no aprenden bien o no ejecuilr nl. cuadamonte sus túeas en casa. Se exige a los aluñnos qu€ c('ll,]{,,

de que lr escueh no e\ri haciendo f'erltc ',,utu¡udo ci hecho Srucio, lx 'nstirución armoni¿¿ con lc' ca. i¡.,¡ ,e".ol, de ' o¡e¿riz:cidn 'ocial de lá vered¿ Lo" ¿g-iculLore' ^rir¡' d Jeiean quc'u' hijo' aPrendán a leer v c§c brr ) ..,,,.rorir ,1,,¡ irs rctivid¡des'cducativas en el caserio Sin cmb:rgo hny ,,,,rix al uso del calzado: Ios campcsinos consideran que solo ,,\ disfruten de ingresos nrayores dcbe¡ ¿costumbr¡¡se ¡l uso ., ,l( 7rp.rro.. Mucño' agrirultorc' crplican quc no dl'ein C^u,' r,,,, .,"" oroull."oi.Io qu( ocu'rrr¡¡ s usrran c¿rz2ort hr .,',,.,¿*' a" Iim,l'r ¡,r rhic'i hJn boicoreJdó r¡ co'rPra dc ele.,, ' -.otrr"' ( l;Dices. libró', pizrrr,r. y de unilorme'' \ lo' 1 i ro' 'e ofen,lin po'qu" ",' t.'i¡o' no eván aprendiendo ba,, ,t"t'.;cn.,, de que 'iempre culpan I ]a mre'tr'r'

I.rx f.,lrá de compren,ión P¡r(cc \(r el re'ult'do de lr Poca . .,'.i, ¿..""'".,á' per'on;le§ enrre lñr mrc-rro' ) lÓs l.lrcs
(ie,rA mt'rij' h¡n rle\rdo c'r¿ (\igcnc'¡ cxÚemo6 ' tn8( ,".'"..r1.. * r- escucl¿ Jc Sues ( rD¡ quc hs n:r]a llcve' ñi¿r(olc' v una bhnc' ,., -** "i cl c¡beuo lo' lü rcs un¡ '¿ul los ,r,,"J.s. rambié¡ Por Pane de l.s mestrN se 'ondcMn ¡'remene i" .-,*o ¿" los campeitros, es deci!' ál estilo Mri' ., ,r."". .-"¿* " ,,,, r.' ¡4"** e*udilnts que us¡¡ ropa de esre tiPo sod cálificádos d'

A

, ,.

.r,.hiúes" o "con

eDasuáí"

206

]

CA.MPESINOS DE LOS A\DF.S

IN9T1TUCIONES SOCIALI'S

I

207

de familia. Aunque la escu€la como instirr ::^1i::Xl l, es,rucrura der el sen(ido drngenre.. en de que no alc¡nr¡n . i ttu_rr rn.las decisiones y acrirudes de lo. ,ari,o.. S"fo ¿i iiu.',J ::f:,:11*:,, e imperfecLa los ins¡i¡urores pued,en ejerccr rrr r" clon supenor por conducro de los nirlo.. Es evide¡tc or. " máesr,.¡ de e\cuelr deberia ser dirigente ¡», fru,, iii" )i,'",.. cra para erercer rrt. rcción dirccriva dcpende principllmcnrr ,r, .. prqpr¡ p€rsonalidad.

*** -rr.';:"*::T:: lIj'rJI

I rc(csxrios, y venden las bolsit¡s o 'lnechas" de pólvora.5 r',l,ilt los de la d€nda tieo€n la otligarión de mantener los camI ircgo en buenas condiciones, empareja¡ Ia greda en ambos ,,,r\ y huüedecerl¿ á {in de lograr um consistencia adecurdn.

,!,,t", lhmado tmbiá 'tumequéi', es lüego ú¡icáñenie pda vñn6t ,. , h)s en dos equipo, de uno ¿ se6 miúbros cada nno. Discos d. .r ,l pso ráriáble, ¿ los cuales se h¡ il¡ilo fom¡ cónice ffuncáda ,
trN' n,c"te peqEños

pan

r,l,r,

s la¡z¡¡
(20

de un hdo

l.a¡ t¡ trt

lormr parLe de t; casa en que ü\e h fámitia (tct 1,, Preirflo. Mienrral qLre tos aparramenüs mLeflores son . ,,¡., rndcpendrenres. csr( recinro socirl esrá abiefio roU¡e un ¡0i,, orrecrame')le sobre lr crrrerera. Un gran mo.trador dc irr*.t,. crrenres de Il-,:, 1,:r p¡red derrisla venLera. mionrrx que los erránrc¡,," pao toda lá del mosrrador.

Ias dos ventas del case¡ío sirven como .,clubes campc¡U$ _ locrljdad. ,t, l¿ dunde lo, campc5ino. encuenLran un recint(,,¡. rudo I lr \ en¡a dc bebidas y ahmentos. [¡rc secror. ouc no r¡ ,.,
espacro.o..
,

,.o, ,'. H¡y dos de tales ánillc, cada utu de c]I6 húdido @ uo plano -r1,, LIe greda siruado á.¿d¡ er:tremo del cáopo. Los discos * l¡úzad il,, osná¡ él b$zo de at¡ás hti¿ ádeltnte. ál estilo del bolo. Cuándo ,-,..lus ad*urd¡reñE. los dl.os r clñan gnciG¡mente ) caen ce,c. .r,,r cl aElllo ¿€ hieüo ñ que descáce 16 ñechs de pólvo¡a. lre te' ,, ü)nsiddablc habiüdad y prácticr pdá l¡nzar estos dircos co¡ estil)

t,lrD,s de pápel lenas de !ólvo¡á, gmeralmente cu¿rro, que *¡ín ,"1,,s sobrc cl borde dé un adlo de hieEo de un,s cu¡r(o p¡ns¡d¡s de

.il',tr(l

.(

yaidar. El

se¡ ásidos etrtle los dedos indice y pulgú er¡ oúo del c¿mpo, que tie¡e ¡nos 18 ñe¿rG objetivo.otuiste etr golpeár pcqücñas "mechar"

La. dos frmiti¿, propierarjrs pracrjcan una drvr(ión del r,,t,., Pa.rr ¡a admrnrsrr¡ción.de lus respecrivas tiend*s. El jefe dc h r,

Ía putrtos po¡ cád¡ Dcch¿ qüc haga estállar. Si ¡D, ¡Lrchr €sral1¡, §e otorgá u punto al eqlipo cuyo diM hubiese caldo ,¡c¡ al eoiüo. EI primer equipo 9úe obtiene nueve Puntos gúa uú (. y se inicia otrc inmediatmente. S. h¿cen,puest¡s sobre d Dúm€¡o
,,1.¡ cquipo gáúa
r1.s (tu€ sean

m

ra. es

que no venrero. porque renlero es I¿ ruina; onde,s vcrrr,,l:¡4. ni siguicr'cl diabto arrimí ). Ademá, de ce¡v.,., :1^-S::,I**. , crgarnjros. que,son Ios principrles ¿¡ticutos de comercio, cr, r., nmoas.se wnden pan. penela. dulces. velás o espermcs y ga{.

¡,(nuai r¡s "",:1":,,,j rnuteres aduj¡as de la cása son colocad¡. det¡ás dcl I¡" o** a tos ctientes. .t llr-9.,;,I. un rdigio popular evrn las cuenras y rec,ben ..\ ,r, (H¡y n€ro. que prohibe
rener cántine¡os: n,

et director. el que rfansporra cervezr y alimentos rt,-.r. y e] que se.encargB de que no haya ii;as aentro,t, r,

gar¡dos y no sobre los puntos asmulados indlvidlalñerE.

\'pi,ds regls e,pecrJe' de ere dePorc ofrccel alic:erre' PrB g!nár dd snilló de hFlro qutdrndo fiio " ¡",.. Curnüo un dúo me denro ",., ,.to. re g.,,rn sei. punrc. cüúdo un dis.o no solo.re doro

i,.,
,

si¡o que táñbié¡ produce l¿ eiplosi@ de ú¿ o ¡rás mechs «mD_ grn¿ñ nu!\c puno.. ei decir. todo -n iuegñ. Si e'cÁTDuro P§ d' y el eqúipo que no riene puetos eiúurr un¿ morio11. r .i,.cdeo a ese tr6 iuegos conplercs (viudo). Pero cuendo un jueso

'' ..

niLl{¡

,lctós etr vez de

.anr.n",r. -, :::. 11"el-mosúador dura¡te pre.ante l"r horai. inteñ¡mbi¿ndo inform¡.1,¡, h¡ciondo. chisres y conr.ndo chism€s. Orr¡s v€ces org¿nü¡n tr,.
panidá de reio. pam ¡o cuál las tien¿las sumini$r¡n lj,. ¿lr"r,

.--

rff *19*

rambién suminisrrrn mesas y bancas párá lor l,r,,,, campfsinos en su mlvoria prefieren

¡l equiPo de áqudlos (clliPolo) Ii^{6 Ios iugrdores cn emonte emoción y ¡nsicdad r^ rúveú p¡¡r m¿ntcóer ¡ I cosro de 1á ceñ.zá y de l¡ p¿lvota es distribuído a prormtr scgnn el n() dc iuegos. C.d¡ e$ipo P3ga Po¡ los juegos que picrdc. Por cicm' , ,i el cóñpuio Íinil es d€ ci¡co juegos contra úq, y lo.onsumido vál. los ve¡ccdo¡es Psrn rre§ I'e\c y '., p^.os. c,da iüego covúá ui Pciot .,..cid6 cinco. N¡ruElñerts. .* cos¡o B disEibuido desPu;s elrre lc
,l,,os de c¡da equipo.

'd , , ,s concedido iúmediátañente

t,o¡ ¡úese puntos conÍá cuo, eI equipo vencedo! g¿.á dos iucsos uno (doble). Y cua¡do úes micmb¡os dc ún cquipo sur dis6 nás ce¡ca 3t .lillo qle cuálquiera de sus oPo¡entes' el

208

]

CA.MPESINOS DE LOS ANDE.S

INSfITUCIONES SOCIALES

i

209

Dichos campos están ady4cenres a los esteblecimientor da de cerveze, lo que es importa¡re porque la bebida cs
iuego.o

rtn tsñ. tl

r*fi¡ririn organizada en que pr¡ede pesa¡ un ¡'rato s*broso y dife¡crr". 81 ú¡ico deporte á que se dedica con interés es el Éio; ¡"rtr cstc nuncs se juegr sifr te[er a I0 máno una bot€ll¿ de ce¡vez¿.
I

Los canrpc'ino' aco,tumbran lleg¿r I l.r5 riendas los ¡l||.,l,¡ , dordngo\ lprox;madamente ¿ las do, de ta rarde. D pult,, l¡ minante de I.r ¿crivid.rd ocurrc cuauo horrs mts tarde, ;u rltr I iug"dore. de rejo regresán a las tiendas p¿ra arregtaf sus rrn. Despuós. Lger¿,renre e¡rbri,rgados, inician nuevas- e intcrrl¡rr.r. ¡ondas de cerv€za.

t,

signo de aisl¡miento en relación con l¿ cultur¿ loc¿I. r¡rnrinos generales, la no aceptacián de bebidas alcohólicas sigrir i una de dos cosás: o quc eI abstemio se considera superior

.lrn o

r

cumbio, la abstención de beber se interprcta como u¡a des'

La formalidad exigida en estos turnos de ..tomata" cl t{tr , rricrJ (omo la Je I¿ pre<nración de credcnciate: por un . ¡t,¡l dor. Sigue la p¡ura gener¿l que sc cncuenrra en nruchr. r,¡"del mundo occide[ta]. Cua¡do una persona entl1 a una tiflr,tr es salud¿da, los que ya esrán allí Ie ofrecm un¡ botella dc (.lt,,, De"pué, que et rcclén eg.rdo ingiere su priner¿ bote|a, ,¡ ,. cab¿llero se e,pem que olreceri une vuelta de ccr\ez¡ r r¡nlb ' que están en su grupo de conve¡s¿ción, Si este grupo cr¡i, Puesto de seis person¡s, l¡s ot¡ás cinco se considera¡án desrlc llu,. en la mima obligrción soctuI de corrcsponder, of¡eciend,r llr,,, a todo el gn¡po. Es fácil calcular cl núme¡o de botellm rI , , ve¿r que un¡ per.ona puede ingeric cn una noche. co.lr¡n,|,,.,, Urmentc el nún ero de compañeros de con!(.r\., " Si otros ¡ecién llegados se uncn al grupo, esta prog¡esión gi,r,. uica de cornprrr ) beber ce !ezá Ilegr a ser abruinador,r.':,.r. decir que lo. cflmpcsino, inrxriablemenrc regle5¡n r :rtr , . ebrios y sin que lcs quede mucho dinero. L¡s nuieres ixr¡rti, b€ben, runquc no frecuenren lrs rienJr, con lr a5iduid,,l ,t, i hombrcs. P€ro la bebida no se coNidera coño un vicio. tr r,, Íálvula aceptada de l¿ sociabilidadi se consider¿ no¡¡ul en r,,l los adultos. Segrin lo declrró un c¿mpcsiro. ..nádie pueJc r,.. amlgo< si ro bebe . Para e) rgriculror'es narural ir a lr ri(,r,t, beber. runque solo se¡ por el moú\o de quc ta Lienda es l,r,,,,
r. CMacho
Roldán nencio& $e el lejo se jus¡ba e¡ 1s4e y en ¿n,\ ,tior€s, pe¡o esre júego es nucho nás ¿ntisüo (Sálvádq C;ñacho u,, , r84q', Libro de Sñiafé, p. t2o). Er reio es un depürc ,r,, "Aogotá totro dcl ccntro de Crlombiá.

ir)sulta a sus compañeros (quienes pier»an que lo corocen ), o quizás, Io que es peor, puede sospecharse de él que esé 'onn(lo s¡r dinero para una finalidad distinta de Ia bebida (véase r¡ritulo 9). En el pdme¡ caso, el resultado es el ostlacismo del . rrido. En el segrndo, ¿1 xviro se Ie recucrdr mo¡drzmente { ur decir común: "En asuntos de tomata no se pierde In plata".
,{

.l

l',¡ regli generil ios grtipos de convetsa.ión que

se formán

'I i

y los chi$nes (frecuentcmcñe acerca de las mujeres), orden de importancia, aproximadamentc. P¡rientes recién il,)s dc Bogotá o dó otras p¿rtes que estén allí como visitan, (isiondcs, lasan las pdmeras ho1.3s de Ia noche rcspondiendo ',,,,": .clJlan,u, (\periencir'. mien¡r:r' lo: crmpc{nos clcur con profundo intcrés v, debe ¿grcgarse, con respeto y ad. r¡in. T¡mbién es en l¿s tiend¿s donde los últimos aconteci ,r(,s políricos sc comentrn, t donde las gentes se ponen de . r(b en cuento ¿ su futur2 acción. En estos casos, con frccuen_ r fünción del propietário del estableciñicnto es la de testigo, r, (lue indirectamente le confiete una especie de superiodd¿d , rrtura. Pero esto no significa qu€ los propietados de las ticn(rn gamonáles, es decir, individuos que coáccioncn ¿ los clcc. cn favo¡ de cie¡tos candidatos. I{ás bien p¿rec€n ser sim' r políticos o sacerdotes que ofician en una ceremonia politica
lLirero;

temas principalesr los problemns p€non¡les, incluyendo riy;dades ¡gricolas; el intercambio de úabájo l¡ Ios préstamos

Íes

r

ú

lhcia las ocho de la noctre, muchos parroquirnos ya estarán ,r de control. Hacia las nueve, si por casualidad un cxtreño en' , .,1 cstablecimiento, encontr¡rá un ambiente rlesegradrble, que , rlcrro modo Ie será antagónico; entrár en esas condiciones se, rvidentemente una equivocación infortunada o un ¿cto afIies' ftrl(,, si eI extráño es uD mienbro del pá¡tido eonservsdor, por

2TO

] CATÍIISI\TOS DE

I¡S

ANDES ,\rror¡ue

INSTITUCIONES SOCIALES

[

21I

;,
I
:

e,emplo. Los conflictos gencrahrente se inici¿n a es¿ hon, |.. hay pelea, el ¿nriclimax se pres€ota poco despuós de l¡r útr cuando los ngdcultores tom¡n su últina cerveza, ..1¿ dc I'lllÍn Si uno, potos.dicro\ permrneccn. las lenrr, no cierran si'r t,* tas; sin embargo, es ráro el caso de que esos establecimjentr¡r r{r.

abiertos después de I¡s once de

noche.

la apariencir general del mercado es de desorden y luy procedimientos y costumbres bieri establecidos, enc¿mi 'r,r r facilitü las úansacciones. Las papas, por eieñplo, son uno ¡ l'ú p¡imeros ardculos que se llevan a la plazai a v€ces, si no Itrligro de [uvia, 1oS agricultores depositan sus cargas en el ,"i, xbierto desde lá noche ant€rior, dej¡ndo a un niño pam
ün¡ junto a ellas. También están las papss enúe los articuprimero se venden; los compradores son princip¡lmente in¡r, .,,lirios que se p¿sean por Ia plaz¿ cofl gruesos rollos de bi. , l.rx precios tlue se pagan dependen de l¿ cuiotía de los pro' , , \ (llre estén eÍ l¿ plaza a lás ocho de la mañaná, ¿proximad¿,, tlespuós de esa hom tienen fluctuaciones incoherentes. Ge" ,rf,o,re los procios tienden a d€scerder hacia medio dla, cuando ,ttl]cultores d€se¿n deshacene, prácticamenre a cu¿iqlrier cos1,. los productos que Mn t¡ansportado desde sus casas con las
,llk

Dumnte los dcmás diás de la se¡náni. l¡s tiendas vendcn ¡l¡,r, sos articulos y ¿liñentos á las cisas cerc¡rla5. Están ¿bier¡r¡ ¡Ir, las cuatro y las seis dc 1¡ t¡rde. Pero dificilmente un c llxn,, thga con el propósito de beber, Entre semana hiy cierr(,r lr., tiempos, tales como un juego con moncdas, llamádo ,.pitc",r ; ., partido de naipcs cn quc los lóvenes agricultorcs pueáen rrrrr,r, ne$e.a De resto, pocis otr¡s ,ctividades cn Ias tiendas ¡re¡ccrrr ,¡,, ciona¡se: en efecto. los propietsrios de ellas continúan trxlri n en €l campo, y las nuje¡es se mantienen dedicad¿s a sus r,1,,
domésticas.

.,,, es dificultades.

Eln'¡'tt
La ¡ctivid¡d económic¡ de los saücitas está orientada hnü¡
t,

I r\ toldos pertenecientes ¿ comercirntes y otras personas que n (le Bogotá y de otros nunici?io\ se inst¡lan siempre en Ia ,, sur de la plaza. En ellos se clespliegr una gran variedad de
rLl,,s, tales como joy€ría bar¿ta, ruanas, ropaj zapatos, alpar .. cubiertos y 1oza. La ve¡ta de carnes está siempre en el lado

rirercados que denen su luger en la phzá p¡incip¿t del puct't,, , Chocontá. Hasta hace cua¡ent¡ años. esros mercádos se celcl¡r¡t,, lo¡ domingos; pero cuando cl ñunicipio se convirtió en pan\lltn¡ los padrcs dominic ros úandirieron ista práctica p"', ti"

'i,r,lt,.

'
í
1

E¡ el pite, se hDz¡ un¿ ñoúd¿ contrá u¡¡ páied o .ontra núr ¡rtr.r, oúe¡a gue retorc c¡ye¡do a dete¡minrd¿ d¡tánci¡ de orla tánzrih lun olonente. Esra disrrncia st m,de con la M¡o enerdidá (p3tñ¡), ,, l¡ €xrensión compre¡dida dtre el lulgar y cl í.dice eri¡¿áos (jo¡¡ ;tde

rrnrr el dla de merc¡do. Se paga al municipio un pequeño rcsto por el privilegio de inst¡la¡ dichos toldos y mesas.

Se encuenúan ollas de b¡IIo en el l¡do no¡t€. do[de las rrinas son las vcndedoras exclusivás. Por ot¡¿ pa¡te, Ios hom. dedican a las principales transacciones, tales como la venta j,rt'i, trigo y otros anículos ál por mayor. Cad¡ vendedor lleva , ,,f,ia mesa, su toldo y su bxoquillo, que toma de regreso ¡l

ril.

con

m¡no sin álrrir los dcd6 (m¿no) pueden haceBc ápuests.

r

i
;

i
"

Entre los iucgos de certN que se usq en S¡uc;o, quizís el oás ¡ ,ú el 'teiatiuúo". Es muy !úecido e !ü rersión, con t¡es c,nás dcl ¡r,... iet: los jugadores &tan de log¡r úes carrrs que suBe¡ leinriú¡ l,u,i,pam g.nár. Los ases v,len once punios. y cad¡ figlrá (rey, ¡ej¡i, {¡. vale diez p!trtosi tods las denás c ras ¡ieren el lalo¡ dd ¡úmeio j'i,ttr ,,r
es

"

h¡y desacuerdo €n cuarito al peso de algún Foducto ',rxndo ,,,1a (y $les desacue¡dos son frccuefltes), Ias pártes llamáÍ á ,lrpleado municipal quien llera Ia balanzá roman¿ "oficial". ¡rrr.lmente, se supone que esta balanza es exacta, y sus m€di ,(\ son definitivas. Este servicio cuesta cincuenta c€ntavos por l, cárg1 que sea pes¡da.
I rr cl mercado se despüega muchá ,ctivid¿d. Como este es el , rlc concentració[ de la comunidad mayor, la casa cural, le ¡, rr, el cementerio, la Caja Agraria, las oficinas dcl gobiemo mu. l,il, los ahi!¿cenes y, n¿tur2lm.¡tq le cárcÉl, están abiertos EI

t

combjnáción de u¡ as y u¡¡ figlE s I¡ñá ,teliscnrd, r . N., siSnifican púá ún iugado¡ ües descanes, to quc se denomi¡a .,chir",L, Ctr¡nJo un iug¿dor Écibe c,rtN ¡iue mm doce pu"roa rodos tor r,r, do¡c' pso y s. b¡!áján de nuwo las cúás.

.n ellú. Lá

2I2 I CAMPESINOS DE LOS ANDES

INSTTTUCTONES SOCXALES T 2T'

elcalde aprovech, esos dias pa¡a p(or¡lulgar órderies y dx .t gubemamenrales, .DuDciándol6 por los a.ltoparlantes inrulrrh cl palscio municip,áI. En cienos sáb¡dos le policía ¡odc. l. pe¡s c¡ptur¿¡ ¡ los hombres en .dad militü que no h¡r praat¡

ii

¡

srrvicio en cl eiército. S€ vco los cr¡¡iLos usuales de crnlnl" c.E¡dos con bultos dc productos agrlcolas que se .brcn l¡.lr t t¡e la multitud, de mujeres que anu¡cián en sltá voz sus anh,$lb ile clicntes que paseari celnadamentg de cárros tir¡dos por ln.r, que rcsoplan por ks calles, d€ camiones que imp¿cienEcm.nt, [, cen sonrr sus bocinas, de mendigos que implora¡ limosnr, rL t,

y

drones que eluden a sus perscg¡idores, de perros qüe sc ntúr,|. hombres que riñen.

l)ebe observ¡r§e que grm Perte de Io gue los-exrraños in' .,i,¡,rn como discusión'sobic precios en bo§c¡ de rebaias en este ,,i,*1,, o en.t Drincjpal, en ¡e¡lidad no es má\ qu€ un imPuho no r'¡rh por par¿ dc las vendedoras. Ellas ignoran los costosiguc los gastos cn .'.,, ,, ü. oue pidcn compensan todos "ie.i.r ,,., ,,'.*ri¿, no p"ic". qo. les inte¡ese el que pierdan o ganen .,,,niunto. Por eso. la discusión sobre los Precios Parece reáli -r rxás con €spiritu de socirbilided que dc mala fc Por rcgl¡ Preci' Pero ,.'.'l ls muleris sc resignln y venden a cualquier álgún riemPo de quc ellrs y los clientes discuten ¡Por ''.lc,pués r,. ,1 ,rtícnlo v otras cü6nones.

tt.

Le pláza comieru¿ ¡ desocuparse h¡cia el nredio dia, cuotl,, Íayor pene de Ios meiores articulos han sido ya ve¡didos. ll,,¡ las doce haste Rproxinradamente Ias cr¡at¡o de h ta,rdc, Irr r¡, culrores se dedicrn r los 'rronches , cuyo nirmero depenJc ,l' r ncgocios realizados.e Má\ tárdc, cu¡ndo p,ueden rlciar\t,1, ' mostradores de las tiend¿s y dc sus grupos de conversnciri[ | campesinos regresan r sus hogeres después de un día pletórl,,, , actiüdad finánciera y de inreracción socirl.
Los comerciantes J¡ ve¡rd€dor€s dejon una grán ca¡tidi(l rlr I sura en la pláza. La renociór de está brsüa (en su m¡yor 1", hojes y vegeteción seca que los ogdculrores emplcan parr crrr¡h. sus p¡oductos) es obligación del gobie¡no municipal, Los ¡r,. de l¿ cárc€l local rc¡l;zán dich^ limpiezá de nochc o cn lrn ¡ mer¡s horas de la mrñana, antes de la misa que se ioici¿ r l0r n,, martes en la mañana se efectun u¡r segundo mercr(|,', r, pioporciones menor€s, y pocas personas acuden a é1. Los quc l' n,. algo que vender, en su n¡ayo¡la mujeres que párecen espccinlt/ en pequeñas tr¡nsaccioncs, sencill¡mente colocan los rrtícul'^ ,1. ofr€cet en vetta en el cost¡do occidental de l¡ pláz¡" cerc! r t, calle principal, se sient¡n,u¡to á ellos y esperan e que cl (l,r'

cinco cuadr¡s de l¡ ,,,¡ DrinciDal er un¡ á;e¡ ccrcad¡. llamada "ptazolcta En cste " ." i,^ ..*o."inot v hácendádos hecen gfinde especulación A del dh aumcnt¡¡ las primeras hovas , ,, t". ..t"j "o*ptid". "n ú..io Doca.s hdr¡s después. eoando pr¡cdcn" muchos camPe' " ,,i .,,.p'."n y venden ei ganado el rnisrno die en esrr inusitad¡ .,l\ll de válores". l,a ,nimáles que los cámPesinos han comPrudo sc ltevan Por ,.,1. DriflciDal i la cutr"teia hacia Sáucio lo que sc hJcc rP'o' .,,t.,n1.n,.'rl ierlio dia. de'pués 'le hrbcr dislrutxd^ del üonI

* -"nru".i*.,

cle s¡nado sc c€lebran

¡

.

r

¿licional.

La
1., rDrobxción de la Lev

Caia Agada

El

Por Ia curl se Ci'Puso l¡ Agr¡rio. IndusE¡ia! v ¡finero' ,,,,,"ii¿n d" h Cair de'Crédiro , I *. ¿" l"t m.¿i¿¡s ntá. impoiranres qr¡e se h'vxn rom'do

i7

de

lcll

' ,,,,.e ''.."

"r" ...,**-r;;ur-;inl' ¡Iillilic
"f

llrrt'r un la denoáina generalnrcnte. fuc orgrnizadx Prm lrn'rr cnronce' n" cxistía' que n."*r;" ciéaito
"gt"t;".

Glornbic L'r

Gjr

\graria'

' ¡ll üo¡ch.
.l

es

,hisiad mutlrs d.spuás d. .eüádo un negocioi impüc, ofen.s r..tt!"". de eNez¡ o ücor pas c.lebEr 106.@.¡dos. Sé E¿liz. cú un. ricnd¡.,"
prctocolo acostuñbndo.

un¡ iástitución

estrblecidá

p¡r¡

de¡host¡rr orrinr|,r,,

.

[r C'ri I ha esra,"lo Dor todo el tcrritori,, de Colombix La & Clroc"nti' que r, ,la" * f, DliTr principáI, dcne d's \cccioocs d' 'crvicior r, ( \i,, la de C;¿dito Asriiola v l'r de Proti\iór Asr colc Un¿ ,," 1"..i¿". dcdicad¡ í foment" aerícola (con sc'l en Bor'r¡ocontá riene un¿ dc lar much¡ls oficinas quc

r,)

cstá enc¡rgáda de foflnul3r phnes

y

de Patroci¡ar Progra:

I

2U

]

CA,\{PtrSINOS DE T,o§ ANDEli

iirados Dor 1n.,, que resoptan por las calte.. de camiones que ;mpacientimÍtr, [, ::l **. *: bocinr.. de mendigos qu. impro,; timo3n., ,t, r, dTones,que eluden-, su, perseguidorei. de p<rros que sc ¡nDr,t, y homDres que rjñen.

cergaclos con butros de producror agrícolas que ¡Li r¡€ ta mut Rrd. de muieres que anuncian en ". "brcn ¡'nf*U uor aoa oe cuenres que pasean cahnadamenre, de carros

¡lc¡lde áprovecha esos dras pá¡a promulgar órdenes v d¡* !:1"I1I.o*rT.. *.o,:iándolos por los aliopartantes initrldr i ei patacrc munjcrpat. En cieftos sábádos ta poücia rodor h ff par¡ capturar ¿ los hombres en cd¡d mjlirü que no fun urlr* se¡vicio en e[ e¡erciro. Se ven 1., .rrdro, ,ri,rl;l;;nl'ñ

INSTITUCIONES SOCIALES

I 2I'

l)cbe observafie que gr¿n parre de Io que los extr¡ños in_ t¡rn como discusión sobre precios en busca de rebajas en este r¡rl¡¡ o en el principal, en realidad no es más que un iñpulso

i,,

.

lor prrre de la< vendedor¡.. EIlr. ignoran los cos(osi no los p¡ecios que piden compensan todos los gastos en quc ir¡ l¡rcurridoi no parece que Ies interese eI que pierden o ganen r Po¡ eso, la discusión sobre 1os precios parece re.ali_ 'úriunto. ¡,¡ nrís con espíritu de sociabilidad que de mala fe. Por reglú ¡mll hs mujeres se resigmn y venden a cualquier precio, pero ,i,, ¡ltspu¿s de que ellás y los clientes discuten por algun tiempo ¡1,r. (l a¡ticulo y otras cuestiones.
x'

r ri

Lá pLza comien,,a a desocupJr,e hacia el medio drfl, cr¡¡[r|", rna)'or püte de los mejoreg xrricltñ( h,n ci¡^ .,, ¡or prrte lo. rneiore, los h¡n sido y¡ ve¡didoll, ltr.r
de. la,_d", i,;,'.r,. 5,*:""]t:,:t:,lliq."1*T ri: cuaüo,,,irr,",o Jp*ai ,r,,i á ros.,tmnches,,, :yj::::-*¡eaüzados.o ¡r,i, t,,ae, .ir*,iáJ nesocios 1",*al "oyo ;ü;; ;i#ili,il dc rrs riendr, ) dc ,u. srud; ¿. _rr,l,.,"ii,, l:,',d",* á .us hoglres
;
,.

de gánedo se cel€br¡n á cinco curdras de l. en un¿ área cercada, llamada "pl¿zoleta". En este ,rri l)rincipal ,,ü, l)s cámpesinos y hacerd¿dos hecen graride especulación. A las reses compradas en las primeras homs del dia xument¡n r"¡¡ ¡rccio pocas horas después. Cuando pueden, muchos campeo\ compran y venden el genado el mismo dí¡ er est3 inusitade
l.rrs transacciones

áchrldxd fináncierr

]

Je.puis de ur rlir oletón¡" de j.)rer¡ccióñ s;.i,1

r

en ta mañana se efecrúá un segrodo mercr¡o,,t, y poca. per"ona" ccuden a ¿t. Lor quc rtr r. algo que render. en su n,yorir mujere, que parecen esprcrfltirir" en_ pequerus rranirccionc\. senciltamenre ioloi"n lo, ariicul,",," orreccn en venra en el cosudo occidenral de la plazt cercn.'r, celle principáI, se sientrn junto a ellos y espemn a que et clhr,,

-(* * *::"": TliI "::: .u.nic;p,i. t,l.::l^"1::l -:: orrgación der .gobiemod; ;;;:- ro. 1il'. rc.,rizan dich r.rimpiez r ; ;;'rl; r: 5.r-" ho¡¿s ]:::, me¡as ::, de ta mañanr, antes cle ü -ig q*" "" iU"L ,-f", ,r1,,.
menoreq.

coine¡chntes ), rendedores dejan una grán c¡ntidad rh t,, -__I-os de estí. basura l1l-1111-ti ::rnoción asriculto¡es t,_,, quc 1os emprean ^"r;;,, l::q*Tió^

,,

a¡imales que los campesinos ha¡ comprado se llevan po. y la carretera hacia Saucio, Io gue se hacc apro,i,lxmerte al medio dí,r, después dc habe¡ disf¡utado del t¡on'
rllc principrl
rr.rdicional.

l(r

"

Ld Cdjd Agrdlia

__-"1 T"r,". proporcrone5

h Caja de Crédito Agr¿rio, Industriál y N{inero, , l, 'cr unr de h( n.edrd:s má' importante' que.e havrn tomrdo ,: j,""f".,-G.p'.b-C,ñ-;*il*ti6"l,mbia.Lrca jrigraria.
Iúrización de
,

l,i ¡prob¡ciór

de la Ley 57 de 1911, por la cual se dispuso lá

,rrr s9 la denomina generalmente, fue organizada pnm llcnar un r, cn el necesario crédito aErnrio, quc hasta entonces no existia.

: ! :-**"

e, unr hsd,uciu,, eiabrecidr

er protoco,o acosrumbudo.

d$pués de cer¡rdo u negocio: impücr orefts rc.l,tro¡¡ pú¿ celebBr ros.cuerdos. S" Éiizá * *",¡.^ti.,,-

pr¡

deñonmr

e¡dmr+

,

.i(k¡ por todo el rcIlitorio de Colombii. L¡ de Chocontá, que , siruad¡ en la plaza prlncipal, tiene dos sccciones dc se¡vicios l,r Cnia: h rte Crédito Agrícola y !a de Provisión,{g¡;cola Lh¡ ,'cra sección, dedicada ¡1 fomento ágrícol¿ (con seCe en Bo'ri) esrá €ncargada de fon¡ular planes y de patrocinar progra-

(lhocontá tiene una de las muchas oficinas que la

Crjr ha esta-

214

]

CA¡,IPFSINOS DE LO6 ANDES

mrs encamin¡doi a metorar lJ producción agricolá n¡(hrrl I Repreu del Si,g,r. r ta cual se dibió c¡ qr¡n oafle l0 orrnm,ú,. de S¡ucio en teio. fur ru'picirdr pur cr; útd;á secci¿n, '

,

qttulo

12

L, sección de Provisión Agricola suministra los ¡rth,ltlx cc'¿rios prrr cl fu,rci^n¡mienru de e¡ presas rurale,, in.r,¡,r,,. hefl"nLienr¿s. abono". fung.cidas. in ecticidr,. drogas vctcIrrÍ,., aflículo. similare\. Los rgricuhores dc Saucío rirovecr,urr,r, , senrc,os de (\ic .eccrnn sun.lue rodá\ía se rcercan a $rt ¡,rr, con cierr¿ ümide¿ y rpr.nridn. .onñ si fueran obtigx(t¡r t,, necesid¿d, y conro ulrrm. rccurso. Iñ l" ..,..i;ñ ¡- 4"r,r.,., \e nece.rdJd. v conro o r..rrr.ó E¡ la sccción de C,rftiirrr I col¡ se presta dinero con intercses del 6.j al 7 por cicnr,, n,,,, Estos présmmos geucralmente se ü¡nit¿n ¿ un aiio, pnnr ,,rt,,. de rapido .endimirnto. v de unñ ¡ c,nco rrto, p,rra io,crl,.. demnmCrs. prr.r la cñmp11 dc rcpr,.ducrL,re. \ prrr ( ,r.r, I
n¡do. Taml'ién
propiedJdes medirnre rré.ramor garciriz:do.
¿ños,

TnES INSTITUCI0!{ES
DIFUSO

-

SIMBOLICAS

O c,rn,pe'r.o' dc Srucro .e e\p,(v de mrnerl:

CL co\sr.B\\ll.\'ú profurrd'n.rte rrmigrdu dc lu'
irnPor

'c

(oncedc crédirn p¡r"

L

eómo., a" ,*,,,,,. c..l'hiporcc:,,'.,

Se ha hecho un esfue¡zo por prestar servicio preferenr,rrrl , r pequeños ogdcultorcs! pero cl crédito es todaví¡ píncip¡t¡,r,n conñ.pla7o. v lo, p csramot.e re.rringcn generurmenrc r 1,,, ¡. pierar;o5 de r'er?s. U.urlm.nre Io, bcneriaiarios de ta m.r,¡,,,.,.. agricola son los agriculto¡es acaudahdos, y esta mrquin,rrr, . puede venderse baratr vi qüe es i¡lporr¿di d;l €xtranjer;.

, or tres instituciones sociales que carecen de un núcleo cuku' , \irio conc¡eto. &tas tres iflstituciones "difuso*ir¡b<ilicas" o ,,n,nlizadas (vé¡se el capitulo 11) son cl lengnaje, 1¿ mílsice l).rilc, y l¿s crcenchs popülares. Todas trcs son camcterísticas ,, socie&d semiestrcionaria que se ha modificado poco desde ,lrk)s Xl'Il y XI,'IIL Asi como h cc,nstntccii¡n dc cásrs )' el ,' son en parte un retráso cultuÍll, la maneri dc hiblár de los r:mos, sus bailes y c¿nciones y Ias clascs de supersticiones que , r son ádeúás indic¡dorc! c¡si inf¡libles de su status social y L (lcl estmto qüe ocuprn en li sociedad colombiana.l Estas ins' ,
cl cápitulo 10. Ll r.rido cs un eleme¡to .ühDnl défi¡ ó de lá dc crnpesüro. Adeúi de L¿ n¿¡¡ ñ¡Puch-huillichc que rbtia¡ I sxconas quechu¡s €o 16 siglos XvI y XVII Prc¡dá qu€ do 5e h4 r(¡lo en su uso ¡i en sú fo¡m¡-, hs c¿úpesin¡s de Sancio lun ¿doPrühs qle recuerdm 1.as de las campesirs de Vizc¡yá y ligori¡ cn .l ' \\¡lll. Las álp¡¡g¡Bs lu¡ esádo en cl mercado prá.ticmente sin l(¡ciór desde dmdo fuero¡ fábricail¡s por PrimcH vcz cn 1t17. P,_ ,,..,l,ruendu c¿rpe.in. h¿ (rp.,ir,n,¡lo 'u. ,' rynrcs vr.irciorns eu los páñolo¡s y 16 pa¡taloncsi r¡n 6i, el eriló actú¡l de Ios 'rl)rcro, ,'l.inDs puedc Bsrerse hást, fin6 del siglo XlX. Vé¡sc trn.xañen d. jd ¡ en Orl.ndo Fals Boidá. "No!d sobre l. cvol¡ción del vestido ,r.rino en Ia Colombiá c€ftral", R¿t¡r¿ Cal@b;M de Folklore flnsd.
'!c ,rin

Pero r pesar de todos estos defccros, la Cajr Agmrin v ,conviitiendo c¿d¿ di¡ ¡rás cn un bcneficio reál pam-el ¡grr rt, corriente. al poner:r,u disposición ta m,¡orir ae tos.ilr,,, manuf¡crur¡dos que en er crrirpo .

'o" ".(c,,rio,

c¡ond¡os coñPetenrcs.

,unüni.ua. .eñi. o. b"n,rio. ) de "horó: !o ,n., ,,¿ ni.cion sub\idiarir ILm,da C"¡ Cotoro.,rr de Aho\o.. que n,nc {L., mi.ig ,difi...u en qJe fúc.on¡ L c¡ia Aguriri r o" c.,rr.,, .. :r¿: er c,no u.ili¿n dc S¡ucio sos se¡\i-io.. prol,¿bterunre, as¿ de fü. .;,.,.,. lb \enrrrN !r orr\e1. pDr.u ¿csc"n-¡uza ¡ ,.,1o to q* r..;.,,..,,,... , o fmiliar, y sencil¡menre po¡ l¿ falta d. plopagatrdá p;r p¡¡re dú l,ñ r,,

b. l.ñorr."

I

?15

1

7
216

]

CAMPE§INOS DE LOS ANDIS

TRES ]NSTITUCIONES DIIUSO.SIMBOLICAS

I

2I7

drucione. han producido e.(ereoripos por los cuáles el caItll¡t es facilmenre ideDtiJicado en los cfrculos urbanos, educÍirr rr I oúa manefa gesellschdftlicherl. Pocos f¿ctores, en ¡ealidnrl, rh¡ gu€n al cámpesino más claÉment€ de los extr¿€rupos y dr h,N

EI presente capitulo tiene por finalid¡d rcgistrar talcs llr,flrtr¡ t¿ciones del carácte¡ conse¡vsdor de los eg¡icultores de Sdu(¡'r ll.l sintomas de que estos compleios serán obieto de intens¿ $valrD,r¡r por los campesinos en los próimos años. Por lo miÍno, po(u h
dices más significativos de cambio cultur¡l (además dc lo¡ rmr nisuados por la supe¡vive¡cii del áravlo) podrian lo$'rsc, r|to ¡l s€rvendo cóflo el le¡guaje, h mrlsicr y las creenci¡s fi¡¡hr»rl¡ modulan hacia un mun¿lo nuevo y menos "sagrado", Porqrr hh instituciones simbólic¿s es¡ín cimentadas en le aprrentemcnt. rt tent€ metriz cultural de la sociedad campcsiná. Además, t¡lar r$r bios cambién indicarán tend€nciás er la moülidad ve¡ticd: ón ilh to, los campesinos van descargmdo algunos o una partc d0 .{r, complejos, en sus int€ntos de ascende¡ por lá escálá soci.t.

,oÍr.¡ Esto signific¿ que los chibchas de solo la segund, gene,,,r (lcspués de la conquista ya €staban háblando cl lenguaje del {¡ristidor, á pes¡r de la falta de oportunidadcs oficiales para .,rlcrlo. Parcce que ár respecro e.tos ind'genÁ \e auto-nrotivr' sll rctitud contrasró noto¡iamen e cofl la de otros grupos de r[i.nrs, como los mayas, q¡re d€mosüaron extrenu tenacidád
I I idioma castell¡no aprendido por los chocontáes faciliió oúos , 4.R» d€ ¡culturación, esPecialmente aqueilos €n que los indf

¡un cstaban más egoístament€ interesados. Pero, desde luego, conr,,rÍ)n muchas expresiones de su ProPio idioma. Atnque este ,,qu¡ fue decla¡ado mueno en 179i Por eI Padre José Domingo ¡rtlrcsne, cura de GáchanciPá,a ya habia ProPorcionado naturáI' '',r. palábras de uso corriente que lo\ crn1Pe'inos conrervrroD. , r,,nemas chibcha" §ubsisticron á rravés de los año. y todavía ,,,lcn descub¡irse €n et lengn¿ie de los camPesinos de Sáucío. nil,rrs táles como chizd (d. 1^ plabr¿ chibcha rrzrJ gusano),

úúle (ifutlnsucd, podtise), gwpuchl (gui-P¡luthyzd, \rn Pez , lrcno\ y lemogoes (i./ttgo, pdpi), son ejemplos de ello. En su

El

Lnrt*

lllient¡¡s los misionelos del siglo Xvlprendíán lentr y rl..r perl(hmente el idioma chiboha, a fin de enseñar el ev¡ngclio rr ¡ l€ngu¡ aborigen, los indigems aprendieron muy fácilmentc rl r'r tellano.2 Y lo ¿p¡€¡dieron sin le ¡yudá de escuelas: las pocsr ¡ln habia eran f¡ecuentad¡s solamente por los hijos de ]os cechlll¡ Háciá 1598, los indigenas estábari utiüzando y¿ el nuevo idirnrf r.
Ios mercados. y cuando tos iesuírás iniciaron sus misiones, coflrprtr baron que las gentes los comprendián cuando les hablában c[ r,¡

.,

,,yoria, tas palabras provenieütes del chibch¿ qu€ se hao Pr€ser" ,l , se refieren a elementos o ¿rtefactos cultur¡les ¡o conocido§
l,)s €spañoles,

o son topó¡imos.5

t l.ttt, AotúqwiM, Eth alaEicd did
,

| \l Domi¡go Dquesre, "Dsc;ipciór del caletd¡rio mniscá de los indios \(eya Gh¡ád4 dedicá& cn 179t á don José Oelestino MutiJ', en Willim

Othi

Retednbe!

i

Ne@

Gntu.h,

lrlot,

P¿ru ahd

chili (Londr.s, frübner & Cr.,

18ó0), p.42.

,rrdJe (queb¡arse), ch'cho', ch%1\e, .,¿a (peqúeño), quincbd (colibti),

orEs p¡labr¡s chibchas que se usrn en Saúcio §on: .¡rsra¿, (una hi.rb¡),

ruro Colombiánó dc A¡rlopolosiá1, Bogotá, Seguda &oce, N! 2, ju"h ¡
195r, pp. 139_147.

Recienteme,te se há obser!¿do e1 fi¡ pdcial de los telidos d€ lrn. * co,fftciór domés¡ica prá fiaadás, oanas y pantalo¡B meüúte hu¡q ll'. ndes, y su slsritüción po¡ 1, compla en eI ñerc¿do de ropa hech¡. hd

,ttt, W. 62-6ó4. l\,lucl¡os rios y loolidad6 tienen ¡oDbres chibcha§: i,t"(li. Chócontá, Machetá. N¿mo.óo, Subr, Suescá, Ttrm€qué, Zipaquirá

Eze$1iel U.ico€chee, Grr ocabltldtió, üc-, de 1d lenEu Chibch¿ lP^rist icolcc.ión Lirgüí§_ .. Ameiicmrl Máiso¡neuve, u81), p. 208i Rufino J6é C^eño, Atlbct at¡ cúrid' lobrc el ldsu¿i¿ bosoftaa (Pdís: R. Roger y F. Chemovia

¿& (rcmpd), t@io \chút'o, un idolo). Cf.

r¡n,

Dcntc, odos los sonrbreros que úsa¡ las ge¡les son fablic,dos en ILtn¡¡

I

G¡oot, Hislolia ecletiilttct,

\ol. I, p.

226.

r

218

] CATIPISINOS DE LOS ANDES

TRE§ INSTITUCIONES DITUSO-SIMBOLICAS

I

2I9

Junro cun el cr,rellrno. el idioru quechur fue r¡mbié trül¡i l¡ er.pr formrriv¡ del leng!.ie c¡flpe,ino. AI r.{n|r fueroo portadores o vectores culturales Ios yanaconas dcl ltln r, se¡vicio de los conquisodores, en et pdmcr pcriodo de ln onlu zación.'r Algunas patabras de uso diario procedentes de esc ¡nlru idioma queclrua se enplern todavír en Satcío: chawba (puntl ¿¿rn¿ onuchacha), chato, gu!$ictu (n\.uier), huaci, nart¿, l|, rarazo (maduro, e sazón).r

rrnrc en

,

,,{rltádos fue la degcneración relariv¡mcnte rápida del idiom.

{ ri. Iis eñiaño descubrir cómo palabras cxtr¡njcr¿s tales co' aI voca lo chib' , I,,¡iz" ), "chicha", reemplazaron fácilm€ntei¿mgo. l\'las I¿ iD¡/,¿, y como "papa" casi tomó el IWir de . (ix prcnigiosr de los conquistadores que cmplexban estos tér-

,\

crtuanjeros, fue aparentemente deDrasiado grande para lor rl,)rcs del grupo recepto¿

Los españoles, que emD también exccle¡res vectotes cr¡l [.t, introdujeron nuevos téflninos indoame¡ic¿nos. Fueron l¡s rrrr¡n, palab¡ás que igu¿imente viijaron a l-^spaña y qüe {inxlmcNr t,, sido aprobadas por la Re¿l Acade i¿ de l¿ Ler$ra pára su i'xi',, en el diccionario oficiáI, colno neol6'gismos aceptados Dc ltr | dlgenas de H¿iti, los primeros con quicnes los españoles esruvlr,, en conrr'crñ. llcgarun a Saucíu ¡alaLras Lrn imporr¡nre5 co x. , buti, curi, maíl, s¡tbo]1q tabuo y yr¿4.3 Según Oliedo y V¡t,l. la palabra chicha es origin¡riá de Pánimá.o De los indigcnirr l banos se trasl¿darcn las palab¡ás búatque y balif Gccil¡t i pl¡no)i dc Mé).ico, chocoláteltamaL y tomare; de Venezueh, ¿,,¡, btltacd (haf"qril]o), eare (blanco, de luen aspecto), znirvr
Todas estas pilabras, de uso diario ertre los campesinos dr',', cio, d€muestran la gran influencia de ot¡as culturas que exislri t, calmcnte er l¡ época coloni¡I, y Ia competencia ent¡e ellas. Un,,,tl
Leona¡do Táscón, QLachuivno¡ r.'ddor en Cotombi! (Rosorá.

l

l,(r) estos rúsricos cristaliz¿ron su mezcl¿do castellano cn un r[rie n1uy establei en cfocto, escuchár a los c¿mpesinos dc lhu_ , N como lecr páginas de Ovi€do, C,€§antes o Calde¡ón. Asi ",, cl estilo del vestido femenino entre estos campesinos se dc' ,,,, on el sig)o X\¡III, támbién entonces quedó frerido el Ien
,

,,¡cs
rr

conqüist¡, l€nguaie quc ha conser t(. rprendido. después de t,, li sintaxis y l¿ dicción dc l¡ edád de oro española.11 Los agri.
de Saucio han prcservado estc lenguaje colonial, como lo plifican palabras y frases conrunes, tales como: d pr¡ma nache

(ct entendda (hijo xdoptiro), €rToiddv (in(pl¡l.o), mercor (h^cer transacciones), ofrecer), esatdills^), (mismo), f¡ulo (nndo), romdizo (gtipe), rompido (Tne' ",r7, ¡o o roto), tu,n tu (p p ). vide (yo vi), todas las cualcs son rrllrno clásico. Estos arcaismos, asi como muchos o ¡os que se rchan en Saucio,l'? raras l¡eces o nunca son empleados en los . i,
,rrodrecer), aor¡

'

ttn\-.

r O¡rs palabras comun.s prorenie¡rcs del quechur y que se úsan cn sÑ' §* ¿ha.to lñút.a d. Míz), .oro, c,,i¿hot, fíque, si¡d¿¡a (btuv ,,+ ,¡¿¿ (paro), pacho (pcgncí^ c¡¡ridrd, puñdo). Algunos guehuisn!\ ". ¡nás co¡ocidos geder¡lndret chitinold, hlo, pdico llne$,), lapd \ t'¡tw" I Ctero, p!. ó57-ó19. r bid., pp. óó0-64. Ollas palab¡ás ameri.ánas emplcáds er Saucio y ttr., l3 cuáles Cueño no e¡conr¡ó lugd de origcn concreto son caÍorc¿ tt¡,| de r,mbrcro), .bototc, chtlo lbnijüe), @d (¡Endclte), gedqd, quh1t 1 tt p rg1r^), taúbl. (ágra €sraacada, est.nqúe, pút ñ) y tl'c.

rempFu crisblieión d.l le¡8üajc cu¡ndo ls7¡ 6cribió lrs palabr$ siguieDt s: "Co¡.frc¡t1ndo.. el estedo d.l ( llaúo e¡ los ydios Estados del Núevo Muddo y.o¡ e1 h¿bl¡ Popul¡r ',,,ñoi¡, h. visto tel áutoll que h¿y u caudal común a¡riguo, qle no Puede - ,üo qu¿ .l h3bl¡ corriente dc 16 siglG XV' XVI y XVII, llertd¡ Po¡ , oqnistado¡es y ?o.los colonos que les siguieron, y de quc nos d¡¡ idca libros y manusrftos de ¿guenos tieñpos, etr especisl de 16 cronisr¡§ , ls cos de América y los a@úuldios de I¡s lerg{xs indigcnis. Lsrc .1,' populr h¿ coservado la mayor pú,e ¿e trop,ó.. men' , lue 1¿ lengu. Iir.ra¡ia y ]l cultá que o¡ed4e ! su i¡flujo, v¡n c¡d¡ dia r.iódos de elos por I¿ ¿cció¡ pedantctt ale los lGiniz¡ntcs c imüado!6 I lo exr¡¡¡ieb" <ibid., p. §,1a).
(lLrc§,o t3mbién obseñ'ó.s¿

r.§ sisujentes mmbim son clási€s, dsuit¿t l.spcúr), .hMiú (hoj^s y secas p¿rá quem!¡), ¿,bú ñdos lf^h^t o csrú pctdido), ektiúo ltq (huy¡ Isbjtrf,tivo o iñpeútiaol), fl ñetcet "'o), fu:r¿l (friiot), á41sd r'ust€d") y ásltido \deñryo). (ü. ibd., ce¡etFnioso pár¡ l!(úombre

'

tr s

,r, ló6,

l0l,

4óó, t16, 608).

'

¡,II I

(JAMI'ITI,IINO§

DII LOS

ANDES

r\Dri
.s

T
.,.,,
,.*

I

rN¡S

INSTITUCIONES DIFUSO.SIMBOLIC{S
5u ambiente asi corno de

t

22I

lenguaje campe,ino en mucho, c.sos aproximado al de Io§ maestros clásicos.

circulos elevados, En estos n mas como bar*r.mo". en una conver§acron enrre gen(es educ¡d¿.. Con rodo. ou¡d¡
que

. ,",T*:*: j:':,ji'::::i,T,::iliH

el

r." *¡, J*. ¡ ",,. I l,\ . "" --- r_.' 1

II

,,rrrr*"..,",,

p,r,ido de

'u

cándida

¡gricullores i^mbien tienen una tendencir peculiar a tol.

Aun ros nombres. propios disrinsuen a ros c¿mpesi¡,os y ,l i;j ,jí,Í,llÍ: I, guan la detención culonial de idioma. Quizás al ie.pecto'cl to' ,it.;nior con mucha fiecuencia para ridiculizar o tur'u 1.,,,, bre más norable e' que puede ra'trearue 'retrorp",',, I - $n muy comune' enrre tos campe'inos las patabras compuesmente hartá el siglol:-qlunro, X\4. cu¡ndo Pío V reinaba en el V'orr,.-. | ;oruipittidt, lttd¡atuen4. ehboirdas al esrito de tos atemr\nros no¡nDÍes riprcamenre canrpesino§ son CabDya. Guauqu.. con frecuencia. curndo el srucilá rrrra de im¡r¡r el lenguaje Roso y Sarurnina. tCuando los chitchas rr riud¡d o dc lá ctáse alrá. o de hacer refinamientos pir su hzados. adoPMron nombres españoler: Bmbién rsimilaron dut.¡. -,'r,. cámbi¡ 'j'por la -ti. a vecei correcrámcnte como en el,sisrema parrilineal esPaño|,. \luchos nombres en .r;.,rr', ouis vecc" ircorrectamenre. como en t, prt.rtr. regi.,n.l | ,,,.,t.t o rale< ¡renen,srgni[icado ¡eliSioco. tales.como Cristo. . "r.re ,por "iefe ). EI c¿mpe.ino t:mbién comere su piopia Jesus. Jo§e dei L¡rmeD. \''láfla de los ¡rngeles. Práredes. iiovr". ...,te tJtir;rmo.. como en el empleo de pardcipio. pasaáos'de

:H;:
,

i,ilT:l;'J,":il:.T:,"lll,,lrr,lTliil

:l:'P*":t.

y

T nidád.

" "\ t,,, l-, fr.irr'r", l| ," D;ogr,," | | ,,rr"
|

h

delgrd: p:rece,1u. r,,y" .ian ..trrad,r..;,rr espnsa'trilh at marido cuand" e.te ná domina el hog;rr y h rrrr .,iación es u; r,;;;;,,. il;-ü'";p."',1#;';'i.,::r,"'i,1il:,

e§ caricatudzado cono. un_ plátano "pJntón,,; tosfracasos ,,r,,

tantedelr,ciud¡ddifrcilrnenre.detini¡hlcpobrezico'mo,'qtcr¡r.;,u.,¡"cronemarc"yunacoitraseñadJlameniaüdadyetestilo solu con el dia y ,r noche r ni crlificaria irnu fr,,¡, po¿ri¿', .,,,,,, . ri,la de to,,aucita',. Su itlioma anricu¡do es el resultadá del ¡rsl¿"desleíd:¡": ni dcscribirí¡ l¡s papas en razán d. ,"; rnr*'.' rr-,,ro culiural v educarivo cn gue hr» sido mánrenido. por tos ¡iern¡.como la rJc ,le,:ir quc e.iln .tn la fina dc grrn rr:. , ú" ¡ri,, , I,os soci¡le, selecros y mejor '.duc"do". qu. en general'"e h"u

Como cualquier idioma, el c$rellano de los sr¡uciras .rnju,,,., i )i y en ciertas_Palab¡as insist€ eo ac€ntua¡ I¿s silabas equivoca_ produjo proünciaüsmos y frases tocales. E; t",;;;;;; ;.;,,;;. t t' cnte káid't' áhi' óido).16 e.os provincirli\mos. porque Ias deriraciones inrernas tambi¿,, t,.,, i contribüdo á. diferenciar pecrlixrmenre el idioi¡¡ ¡u¡al det r¡,r, i poede ¡si obs€ftarse que el leÍguaie de los ágdcultores de SaüIl¡no de las ch'cs srperioies,rr Fn primer Iuga.. lr' frr..r'i,1,."r.. ,, ,r elolucionado en'un mund-o pro¡io. haiiendo record:r ct ,l,h de los españoles de Ia época colonial, y, con todo, conserPor los c,mPetnos son sumamente imaginativas. Son rud¡s y ti¡, tante tosr'si pero mordrces e ingenlosas. Po¡ ejemplo, , rrlo huetlas dil chibcha y atglnm del qúecliua primitivo. Su len. un'[,rh

i.'"g.rtr'". @onido pot .,pttéxo", o'cabriio po'r ,,cubier-

y

,i, i r*preocupaao
,'/, rg¡j\id¿),

por la srierte áe los

cam?esinlos.

,

.1"

lo ha rdoprado considerableñcnte provnriárhúq ¿e s.vio: en,ti.io .^-^o¿t.,t,-¡¡* (p¡¡z!r a u'a peson¡ con obse'acione, --¿*.r, ¿,*r_ rg.,ir,*i deticñle tdissnsra$e), fat.dr'¿ (fatsral). friotoso \ftio),
L,aja dc Bogorá

¡

"", *,",, u,Lrnr.9.c e,) 8,rn pxr. e5 mb.¡.ioj, enisr¿dr,tr ¡, v ¡ur d,!(en\,rr!e.. ,n1rl . n lelgu¿ie rn¿to8o. L, rt_

jübitndo t.toco), ¡uici o lt^dt6¡), u@ (Iúen¡e dc água), q,,rrddo (prometido), p@Md k$rigo), p@or (otor), p;choso' bjos), proñerido). ,d' ¿a r.o*ch¿'.,d,'., (Loca,,,ov (sf¡addd, -Gmbrado

oúc

Íuchd

\Éñ;,

to,".il;:f;#g:L"1'T'#":'#¿11,'i':H'i,§.i11;t':,::;"..T.Hit ycrk v;;;ñqü, R. y T,*yo,
hrl.
,,.

r*-G"i.i

¡,red¡ra José vá,sas c^ra, det de EitucációD, le,lc), vot. I, pp. x¡xl,i. ^tiojsrelio

2¡2

] CAMPT,JINOS DII LOS ANDES
La nrú"tica

TRE§ INSTTTUCXONES DITUSO.SIMBOLTCAS

f

22'

I tl b

como por Ia influencir cont.giosi de los emigranEes cánr¡\Itr,. I $ucio con el nuevo mensáie musiml ,I" oyeron y adopr¡ron en le capirrl. Hásr, lá úaner¡ s.!rrr,l.,t. bailar las parejas h, comcnzedo a corsiderar.e como ¡nlkrrn, No obscante, Ios rgricüho¡es tod¿vla estiñár su t¡adicionál llrirltl , de cuerdas y sus bá¡¡es ¡legres y rápido6. Esros complcios cult$,. les son una herenciá de lá époc¡ colonial de que ¡cruálmeñr. [,'r.n todos tos colombiaflosi pero su preserv¡ción dobe ser átribulil. ¡ lainente a los cempesinos.
bailedores que regresan a

De los tres complejos cultur¡les o instituciones no fontmlt..¡r quc se elaminan. el de la mü<ic¡ y el baile parece ser cl rr.,.,t.r. en su resirteociá ántc cl mundo eyrerior, Lor corridos mcrxút¡Ios porros de G¡tegena hen invadido á Saucio y á Grocont. r mcdio de los eltavoces de l¿ alcaldía en la plaza'de Chocrrnrr ir funcion¿rios municipales rocán discos en ellos eftrc una pt,n¡", gación y otra en IDs mercados de los sáb¡dos y en las fisii¡r ,

fr)os carnPe§inos coÍro c¡eación exclusiva de €llos, Perece melodiosa y ¡oDántica cs esenciálmeote rmá ,1,rririrr de la de España en los siglos XVI y XVll En rcátid¿d' el Damouco' ''r tlue cl bambucó, el torbellino, la guabina y e1 tres han pre'a tsuáun¡á ) ,.1., ; I ritmo origifl.l que prcdominabr en ix melodla dc much¡s , r$ cspañolas, talcs como la f&mo§¡ "Cond€ C1.r,^'.'7 Esra '.,r. q,rc.ra la más popular cñtre lo§ rrñedores de l:rr'rd espa ,..n lirs siglos XV y X\,I (Cervantes citó su Primcr vcrso en tlijote), r&ú^ un! ?ignla melo¡ritmicá, o un¡ melodí¡ sincor, (rluivalente a la del ba¡nbuco:

f

¡{x nrúsic¡ rurál

El b:rmbuco, el torbellino, la glabina y el ües fofih¡n cl rrr,r¡ artisrico musicel de Saucio. Musicaü¡enre. los cu¡tro son d¡fhú, de distinguirl son estilos qu€ puedh considerarse como verir(¡n|.. del mismo tema melorrftmico. Auoquc muchos erudilos hnt! ht vestig¡do el origen de esrá músicá aüibuyéndolo al Afric¡,r. r .
P.¡ccc que el U¡úbuco se o¡iginó en C\ndi¡ámd.¡i pcro ru r{ft ¿dop.ión e¡ el C.ucá y en otrrs lcgions h¡ cotrducido ¡ muchos .!üúl'x a c¡eü que fu. úrfdo del Af¡ic¿ por lG €$l¡vos régG. Un com.ñ¡¡t d.l f$oso n@ciist¿ JorgÉ lsmcs (.uto. d. oti,), h6.do sol.m.ot .|| ¡ *mc¡na de l¡ p¿lrbh 'bañl,o@" con el nombre úib¡l .f¡ic¡no kit ¡ I¡ná a alsunos eroditos á u," bú¡oued. fren&ic¡ e inúrit dct digcñ d.t brñbuco en t. múslc¡ y cn los baile, del CdUo. Utriúdnente est¡ ilor{ h. qu€dldo descrcdjtrda; vé8. lotg. LíL.z, C,,,cion¿r y r..ktdo' tRFl.tl IDp¡.Dt. Ná.imr, l95lr, pp. I9-{.1. P.ro . p€$ d. se! §idcnrmcrt! a.r} ¡H, l. ddiricióo ¡L 16..« úd¿vl. ¡p¡f@ en dudic s¡iG robE tr m¡.a cotombi¡n¡r y e fak¡ d. or¡es inJomacioúes, atgonos ñúicóloBo, tod.la .it¡n u¡ f¡moso poem¡ de Rafá.t Pohbo quicn, en s cntu¡ismo ltrto¡ mcncion¿ ái neg¡o y 5l indio cómo coDüibuy.nr.! dG 6B mú!ic.. Cf. N¡.,

l\rr figur¡ sincoP¡d¡ aParece cn las mclodfas de los bambucos, su gulPe ex(rrño o rnormal utili.r.h 'e disimula h¡bilrnente y dinámicos. El rirmo ácomPañ¡nte. . "i, :rcentos rónicos. agógicos I llot$ baiá\ está compucsto de cinco ¡otas y una rspiración;
,¡is cste ¡itmo de ciuco not¿s sc¡ la PdnciPál contribüción

indf

|

,r tr l:r música imPort¿d¿:

"

iffiTlfI94tr. n. zóti Ar.esio A$EL|. Nocianet clf,¡eudler d¿ tociolo' '.ú¡1. ,, , pitotag'a iB"gorá: Lil,rería C¡lombi'¡. lo4l), p -ror' Es cl'ru quc '.,¡,a", "t'iu"r'" i cl mmb"r rr.i.ano rc sel'n m le conccPci'in r'¡¡ d€rd8 '. l¡a b¿mbucos. quc sot Pan Lrn stuilio i¡tetuiao dc l, nuica PoPular esP¡ñolt cn el siglo XVI P¡o_ , ,"-nerh ñuchá infolma€iótr ncce§ali; en relaciór 'o¡ 'l oriscn d€ l¡ i '¡", colomb¡"". Al .fecto pued.n utiliarse oncione¡os de h éPoc'' Túrd, Tá.,\rúi. oI S¡úilb Hidr,o lóe (Lond¡6: Oíord "^. !. B. pt"o. 192ó). m_ ,',,,..¡.y "Co¡de (:¡16" s l¡ Mueru 2{ del
, 'P¿ndice

lár Slonifsly. M ric o, L,,in,rr.rr¿¿ (Nuoá yo¡t: Thoñ., y. Crcr{ Co., r94r), pp. ¡dó{ó7i Joié lSneio Pc¡itooo EIf,flw, Híttor¡t dc t. t ¡lt, ci Colon bi" <Rogoú. fBibliotec. Popul d. CütroE Colombiln¡l Imprú

224

]

C{MPESI}iOS

D[

LOS ANDES

TRES INSTITUCIONES DIFUSO.SIMBOLICAS I T2I

Además, los insüumcntos de cuerda utiliz¿¿los Por lo3 r'rrr,lc sinos, tales como los tiples, los requintos y las baodolas, son lrr,,,

ci¿ di¡ect¡ de los laúdes y guitarras árabes, de los cuales lrr q" ñoles conserlaron no solo su fo¡ma dc pera, sino también rl ' úrero de slrs cuerdas y la manerá de tocarlos.ls lnfortun¡tl¡rrt¡ ,,¡ no ha sido posible halla¡ comtancia de la primera guitarrA ,, l" primer Lrúd rnrroducidu, al \ut\o Reiro- ) mucho men('\ I 1! iio,,unq,. no cs dificrl imlginar que algún individuo dc irrrr"' ciones mu.iuales (dc lo" curl(r h¡bia mucho. enrre Io' c¡nr,l,,r'' dores) llevare consigo un instrr.rmento de cuerde.1o En totl,r,,' el sencillo v frecu€ntcmente involuntado silbirlo, canto o lÚrn,' de melodi¡i como l¿ de 'lconde Cláros", fue suficieote Parr r r'.' cl t¡aspl¿nte dc In mírsica esPañola a las l¡dias.'zo

¡ahs, se unen a los tiples, las glitxrras, los requintos y l¡s ban' lls })¡ra 1¿ ejecució¡ de bambucos y de sus vaíaciones afincs.s 1,,ú rcontecimientos mu§cáles forman parte de bautizos, confir"" rrrcs, matrimonios y festiüdades religiosasi a vec€s se bail¡ en r trcndas y en 1¡ plaz¿, pe¡o cor mryor frecuenci¿ en las casás

.

.,r ¡rrofusión de onduhciones, posturas, tacoteos, golp€s de dedos, rlr¡,teos y garbosas estimciones hacia at¡ás. EI bambuco de 3¡u' § tranquilo y moderado! austero y! con todo, cálido.23

lll bdmbuco difiere de Ios bailes españoles especialñente en l¿ {.r'r como sc emplean los brazos y los pies. En el baile español

Los campesinos no solo ha¡ logrrdo preservar esta fiúsi, , ' loninl casi sin modific¡ciones,'1 siflo que támbi¿n han agr(t!,1 ciertos instrumentos indigenns al conjunto. Por ejemplo, en Srl. üm flnuti de Pan llamad¡ "capador", y Ios "chuchos" o rlrtt. ásí como las mandibulas dentadas de ¿snos (car¡acas) Px$ I

I I torbcllino, de estilo muy semejante al de la guabina, parece ,, ixn rutóctono de la región de Saucío como el b¡mbuco.z Di,,, rle este último €n el número de bail¿¡i¡es que pueden pa¡t¡ ,,r simultáne¡mente y también en el e¡pfuitu d€ la música. Los

-

Júlián Ribe¡¿, ¡ürr,',a de ln mú'i¿d tucbe edie!4l y tu infhÉ"-tr etpúñold \l{adr\d: [dnoriál Voh¡t¡d, 1927), pp. 107, 2@-2ó4.

r'

'

ú

S€ sabe qne eL Pxdrc José D¿dey (1t74_1ó¿0). jesúita irália¡o' fu. rll' ndo eñ orglni7Ú Na escuel¿ de Nisica páB i¡digen§ en C¡)icá (1 , .tr el camüb dc tsogotá r Saucío), ilonde s enscñ¡bá cl c¡nto grcH,',r", vioiines y fhuus fucron ller¡dos ¿ cllá pár¡ e¡rñ¡¡ á álgunos dc s," r" tr genás a toc¡rl.s. O¡ro sccnlotc. lgtr¿cio Mari¿ Tordsillas (l7ló_¡78u) ¡., úna escuel¡ dc música y cinto pára i igenás cn Gáchetá. El Pi¡úr r,'1,-¡. Giegodo Vásquez de Arce y Ccb¡llos (ló18_1711) dibujó ángeles (lu. ," . ban tiptei csos diblios indjcaD el Lecho de que e¡ su épocá ese nlt,(,»r ya hbia sido ád.ptado dc l¡ guita¡$ (José Ig¡ácio Perdoño Escol,fl. r, bozo listórico sobr. li núsi.a colombi,ú^", Bolerh Lüi oometi¿aro lt tt ri.J .8ogo,i. \Jl. lV. 1o18. p!.41r_4?l). ¡ En rcálidad, si É ¡n¡liz, la Nisicr popul¡¡ de oÚs n¿ciones (.1 ¡,r',' mdicano, el joropo !e¡e-lx¡o, ct úáúc u¡ugu¡yo, h cúe.¡ chil ! meioúm panameñ¡ y o[as), se encuentr¡ ü¡ sorprendente número ¡, r,

, ,lidad parece sd iá mczclá de una esc¿li pentaúnicá p¡ecolonbina coú ', !,\üh diátónic¡ de los co¡¡positores europcos. .
l,,s cimpesinos báj]ú el be¡rbrco e¡ tres for@s: "esp¡t¿eo" (espalde r,ld¿), "homtr¡eao" (hombio ¿ honbro) y "derccho' (,bieno). El hom-

l os iütromentos úo * afin¿n $üomcrnene cotr ¡ffeglo ¡ 16 nor - ,lr ln música eüopea. \o obs,nte, a los .aúp€sio6 parece ig!ádüle! ,,fL¡nto result¡nte. que pÚá oidos 'tducados" *¡i¿ c.cofónico, mDsic.ltrr ¡hon¡nt y bstá¡re p¡init¡.o. Con tó¿o, stá músic¿ riere s enc¡dto.

r h mujer cjecnt.ñ el baile üdeperdieftenente, pero rrcria mutua, se p€rsigucn, iftercambi¡n tinidas mtad6 y so¡¡is¿s, y ,'d sus soñbreros y pañtrelos á gtisa de desafíos. Los p¡ss se e¡ecután r'xcia, slltá¡do liSeramente y al mismo tiempo lanzindo m pie hacil r,ne, y cañbiándolo po¡ el otro pie el sdto siguieúte. EI hoñbrc s. , , hs ñá¡os e¡ lá ci¡turi o deÚás del cucrpo. Ld ñujer se leva¡ta t¡ ' ' I[ra faciüú et morimienro de sus pierns, con lo cual adopb un¿ ,i,ln úuy earboe. Uno dc los baDbucos ¡¡aB conúes es "El Guare',, (le Dmilio i\{urillo. Con freoencir los músicos cártaú l¡ lfi¡a del -l{,co mient4s los b¡ilárines s¿ltrd.
I'utce que Pe¡domo Escob¡¡ estáb¡ cquivócádo cuando diio quc'h prir no¡icia del 3púecimierto de los rncs popularcs colonbiúo, conoci. hoy, solo se encuerr¿ á ¡áiz de lá epopeya de la Indcpendencic' (H,iF ','.., p.2tl). H¡y !ná refe¡eDci¿ á1 torbcllino como úo de los bail6 itrndos por el vi(ey Aftorio Ale y Borbó! p¡r! s baüe de ¡eep' ,,1 ur 1804 (cf. Pos.da, El 20 de iüio, p.74).

logiás técDic¡s, que señ¡l¡¡ su cómú¡ o¡igen 6pañol.

básbuco se convirrió @ l¡ úúsiq nácioful duE¡te lá gue(tr ,[ r, independencia. cu¡rdo l¡s bardás ñlitáres desfiláro¡ con él dBde Vsr,r'r,

' El

22ó

] C{IIPESI.\OS DE LOS

ANDES

L 227 TRES INSTITUCIONES DIFUSO'SIMBOLICAS

brmh[rii l¡¡ den a ser lento, I ¡ri'te.. ü,r torl,elli ro e'pa.dero es brlhl,r ¡ cu¡Lro per\onr.: do, ht¡¡rbre, y dos ,nuier€s: se cjecutnn ln rimos p¿sos que en el bamhco, pcro hay más variedad y rllvrr*.
torbellinos son alegres rápidos, en t¡nto que los Las parejas se ¡eúnen en el centro del reciirto, se engnn(lÍn I los codos, bailan y regrcsan ¿ su lugar. Tanbién hay 0ú¡1,r,, , parejas y dive$as combinaciones de pasos.'ó

y

dieiuo§ pxra c¿nt'rr coPl'\' v alguno' dc cllos "on pa-¿ la impruvk¡ción Lr m'ryor emocron ,,,,n hrbilidrd rnuruamcnte' ,, i,,,'."" ¡ *' v'oir a lo' b;il¡"ine"iudióndo'e y haciendo mil ob'enaciones humori'"i-1,,.i" l"r'*l,j^" i;;.; r;;;l. FIár;lo de c'u" copr'r'-que e"tán conce,bi' cu< ¡nrece\ores e'Prñoles los vrll¿r'crco§ , , Lrlvx\ ,e¿lc\ como
\.,ucit¿'

,,."".".. i"
cn Sauclo:

"l¿"

notablcmente resjstente

á1

uso de los camde

Trcs lt(1), curlquiem que sea su serolra bdlan sueLtás y con Ios mi*x¡r 1,, del bimbuco, como sáltiros de pája¡os. AI bailar tr¿zan l¡ cilr t ', en el suelo. Cu¿ndo uüo de los bxil ines "cofta", es (lr.tr, t,, ent¡e sus dos co,npañcros, ir¿ dc "c tar" una .opla de cu,rtt| ,.

EI úes es quizás el brilo prefelido en

S¿ucio.

,.

rlr iqui algunas de tales coplas recogidás dflráote un baile
f-ttc¿rito de ld P'tb]ls, Decile a ld Palmeiti
Qqe se baie a las oliL'os Que t i amar l4 solicita'

¿-r. Cüa¡do el baila¡ín vuelr.e cn su ¡uta pit¡r r, iel "ocho" siguiente, ya ha terminado de cantar y ]e corÍtr1,*, €l turno I Dno de los otros.
sos rimados a_,

En rcalida.l, l¡ mnvorii dc los campesiros no cantar hr r,,¡,t, Sencill¿mente las pronuncian de un¡ m¡rne¡a mcnódic¿ y r¡,, rÍtmica, empleatdo po¡ ¡¡reza más d,e cuitro uo¡xs difercnt¡r | . entonrción no cstá acorde con los i¡st¡umentos acompiñanr.L ,, chos cxmpesinos cü realidad grit¿n slrs coplas. No obsh¡rtc, l(r,f tienen talento musical genuino pucdcn ¡rmo¡izar el caDto r,r, instrumentos, y viceversa. La m¿ner¿ de carrtar la copla prrcl

Eltnonbre q é Etedar do Y se Pieltst o dar cdst'r' Pues olgo te debe dl dilblo Y thí se lds quedrá Pcgar
I n csmpesino se lamentá a causa de su voz: ¡Ah' mdala trcs c art¡llos! Una girgant¡ de un gallo Pnra dPrefider Yo d ctmtdt A l¡ aoz de un ctwulsno'

una transposición del cánto simple ejecutado al aire librt t¡, ejenplo, cu¡ndo sc e-rá cosechando cl trigo), ¿ las exigcnciir, ,,,, complicadas del brile y del acompañamiento con instrumennr I .. campesinos ag¡eg¿n un sonido "Oh", atónico y descendur, i final de la copla, sonido que da l¿ sensación dc estar la copl ,* sicalment€ incompletá (con f¡ecüe¡cia un ¿cor¿le en séptinü ú, minuído).'

hora o r,,n frecuenciá se bail¿ conrinuamenle por una media de un¡ sorr vez in(onces lo' brir'rrines ..,,;;,';;;;;;t",,.. u.,uaí a dar señalcs de fatiga' Abotu \a na cinta ml|
Porque se 't e fr¡e t4 coPln, Por est|t en|reftnido Con w clm,el et ]a bor,¡res' {hn todo, háy otros que cor la veh€mencia dc lá iuvcntud'

* Si tos núsicos sben la lei¡á de rn to¡belll¡n. ll crot¡¡. Ur,',1, f¡vo.ios es ''Iiplecito de ñi vjdl', de Alejándrc \\¡i]ls. ' Si no hay $ficierte! ñuie¡es ' El
unos con otrós; 1§ muie¡es hácen

1,,

PIesntes

e¡ un baile. los homl,Rs lhl. offo ta¡to si Do háy hoñbres $¡Ii(n

canto de.opla e¡ Srucio s úuy rmeláie al del Valle del cual se ha üarlerito m,úsica. Pa¡ece qüe mbos iug¿res pe(drr,," Disno gropo culrtml. (Medin¡ y TúáIo. !ol. I, p. nxxii).

'idc r,ú.
n

Yo ld no cdltto ?'¡ls Potaue uo me dc la gíntd: Si tie dietan agu$diente Yo cdntdríd hdttt n14í10nd'

228

] CAMPESINOS DE LOS ANDES
Cuando

TRES INSTITUOoi-ES DIFUSO'SIMBOLIo\S
escuchárse

[

22e

murfnura:

la reunjón rerminá, puedr

a olglrlrÍ t

Ahota dormir e el ,udo Cotno cualquiet a imat.

I'a se acabó el arúolito Donde donrua et p@oreat;

r ,[

, raía" Ios saucit¡s perderán también pá¡re de su esPíritu, su temPe¡ámento y de su gusto. Este se¡ia un cambjo im' qtrr.. lunque, fHncame¡te, d€ sentiflo.
Creencios Pop l.qret

p,rid.""'

, Loc ca¡p65not áprenden esras coptas de memoria v .t¡r", u€ un¡ corisdcr¡bje canridád de cltas para udlizarhs í1 ,1,1,. ocasrones. Atgunrs de e_ra, c¡ntinelas ixpre"an mal eu\l,, ,, r. oe¡ re¡rnü»renro. pero en ru Ir)ayoria son d¡venid¿s"v 1,,,¡1.,,, y oasr¿nle agudas en el empleo de ateqorirs y de lenfunic.r,r lico. tsre simbol;smo tiene una fresclm v un vrsor qu( r"'

dt;;;iál;; ü;,},,]r,i;,0",1'

'

I r",, ucerrerc. /por, eie-np o. ct . ripteciro de mi vid:- a. Wirr,¡.". r ros x,egre, rorbc ino, neneñ un airc no+iJgjco que los pc ,r,l, atrvrsras cotofl,birro.. quizas a irlra ae me1ár expr;caci;n. r,,rrr,r. ,.

ñ;:" ;: ",."" ,"i.,i";; ;;;,csre m.oro il"fl:,:,,:Pj,"#::.",:ll;::: rnten\amenre de rodo de ácenros. Sin .¡¡Urrná. ,i,1, servarse álgo mj" \egun ro -"," J",i C,i"J;-R;.:."t;",';;,. e. ,.rrcgrenrenre rrjsre...,q Los crrnpesin¡^ ,.. t .t=,.,".r*,,". alegres
con acompañamien«r

Como la nrúsica e, un, de r.5

Docá

ndolárribu,r

r t,

inüucncia

a" ,* -rn.rr*rfi, i"aii",,.,l

S¡ucin es cl¡ramcnre di5rinrr dc Ja mú{i,.¡ I dc ,r Ló\rr arJ¿inric¿. que lo" crmpesirr," ,, r.. En cnnrp,raciórr :i:T'.ii"-:1,11 Ir mü"ic, de Saucío con aquerrás v.ltr,,. Lr¡ros oe rámuor. es .uLitniente sirrrr¡¡¡, profundrnenre "un,jn,;cr ) mu) metÁdicr. p;;, ;.,ril',1;: l camPerno\ perdan ide Eidád rnu.ic:t tr¡dicionat.'sj Ios y porros.rel mambo"u ábominrdo por tor agricutrores) t.rl,r¡ e\ c,,nrtrr,.. peneü¿ndo en Srucio. Si e"ro ocurie. al e.rüirgtlirse sr..m,i"," ,

_",,fl"ll'll *

dcscripció. cultu¡¡l del campe§no no quedaría completa rt'rcnder 'us \upcrsricione. y creencias, Po¡que lo. c\Piritus . '¡r.ts as son abrolutamenre reale. prra el. Fn Srucro cua|i..,, uuede relatar uno o dos cuentos ¡cerca dt ¿coniecimicntos i,.".1,"*1.. que te hcn ocurrido. y cs¡s narraciones rienen el l , r.'ncio de tábul¡s 'ecul¡res. Aunque todos Ios dia' pueder 1.","r nuevo' espiritus. los quc ertin más arraigados en la mente I t,r campesinos son t¡n viejos como el rio, sin edad como qI i,r,, y la lluvia, inmutables como los rhgos en que moráo, o et€!' : .,,,rno las rocas que encauzan su progreso. Los hechiceros chibI . rro se avergonzarán de sus he¡ede¡os modernosi los teguas, L 1, ¿via pu€den combaúr las brujerias con oüos actos mágicos. i .ilngún nuevo espiritu impotante ha aparecido er épocas rer"., ni se han fo¡mado nuev¿s cree¡ciás que puedan reemplazar . rntiglras. Parece que, en su mayoria, Ios seres mitológicos de . ,i,) se remontán a la época indigena o a la coloniáI. Debe re_ " rur.e que los c'plritu. e'Lin pr:rndu PUr una éPoca djficil. ,, * a causa dc la inrru'i,ln del hombre moderno. de su "eiá. i ,,r,,gi" y "" falta ¿le respeto. De resto, el inPerio físico v man' , , rspiritual de tos se¡es de uk¡atumbr no se há derrumbado

Ir

,

l"r

i | i

Jominjo de lor c,p ritu. ) dc lo sobrenrtural es luerremenrc ,lilrdor. Sirve p.ra mánrerrcr el conrról "ocirl sob-c lo' cám' ,,,^. I'i corno háv duende' '1ngui1ário. prra asu'tar a los nir.rn'hién eri.ren el propio dirhlo ! ur c'píriru llrmádo 'La rrlileji" que si¡ven cono elementos disuasorios Para los d€sca,r rle tos- adultos. La Crfldilcia es eficrz P¡r¡ d¡r tu¡d¡s n los ,)s v para hacer regresnr r los rteos a la iglcsia.3o R¡ras vcces
lrn ci¡rpesino ¡trlbuió á Ld Crúdilcjá su coñe$nir ¡ lá t8lcsi,. Sc dice ¡1. c. era un elcmenú ,ertúrbador, bl,sfeño y ateo, qle golpcab, a §u ar r a sos hiios más de 10 ácostr¡rbúdo y gue ¡nnca ib¡ á mis,. Uú ln, cúándo reglcsb¡ a 11 c¡s¡ t¡n cbrio como siemPre, vio dos oios Pr

ll

:
de

Ld IJ¡b,d dr h primeir errotu de ene ¡tes¡e y r¡pido ,.tipk,i,o d, m, \id¡, ped_o de i,¡,;*il¡*, scntidxs ,u: ,ou. en ne-a e*tm¡i'._

rorbct¡,r,,

{ *.,..,""1
i

iil
2]O ] CAI'IPI]SINOS Dtr LOS ANDIS

TRES INSI'ITUCIONIiS DI]TUSO.SIMBOLICAS

[

2]1

1r,,,r,,, , (ras' ll¿n,rdrJ r,,abdohe. . escaputrrio.. e,r:rnpa" ac '*rrrr," tl¡res,con tr crur" ele¡¡entos .r , tue \egurámenre crpe de hs Tiniebtás. "l,ry.nrrr.,,,

l:u rcl¡ciore. con et Jenronio rermürn bien. neccsario que todos, raoro los niños como lo" áaütor,

squrcr¿.(s l, luerre reprnrinr. ,:no e;Íermeda,ter-y ,1,,,: que se le desrrñlt¡¡ le ¡rmeurc. Hay una tradición de tcsoros enterrados en Saucío n$ o po..espáñule,. L¡, Jtn r. de quiene. escondieronpor lr,t r, cs. .r,,.. aprrecen de vcz en cu¡nJo anre l.L genres del \alle como v,,.t ruce5 \ácrtanrei. con I¿ e,perán7a de r,vetár erJugar det crrr,,. 5e cree.que rrle, e\prrjru" no de,c¡nsrn en prz mienErar rr,,. ros ocr tos. no seán descubienos. i\{uchos iampesinos dcr¡,rrr encuenrro de e.ro, lr.n el or.o n undo. reniendo'en cuenra nr,,. clenrer \enlJias.', runilue remcn sus consecuenci,§. En efc..r,, ,. rece que quienes encu.utrrn enrierros n,ueren con dolore. ,,,1
queño.. rl"rgrdu, m¿¡uú,1. C\,ndo

I riqrezrs de esre mundo. i 1,r,,,, ,., con el didblo. Sataná, tes ense¡i¡ ¡rLe\ rnaütsnas: p,ric .t" .,,', consiste en ¡ez¡¡ al ¡evés el padrenuestro o el Ciedo. Nrrrll¡,, te. lx' relac;únes cñn ct A,)gcr Grdo no sou unirareralc\. Sr t, t]má se arrcpierrre. Ie sob¡eriene ünr e\panru\ r \ensJ,rzi. .,,

a cambio de comodidrdc.

_No obstnotc, a cierros individuos no les impota ¡¡rr li.. vidá ), el futuro de sus almas. Asi, renuncian a ui lugar ,rr , i

{l c,., pe,inñ \icnrprc Ic ha rc'r¡i,Jd,, dirrcil ,ru situicióD o genar dinero. Asi, cuendo algüen n,gr¿ l,) uro ,'trt, ¿qué otra causa puede encontr¡rse que no sc¡ h inrcr, r sobrcn,turrl: Los c¡mpesinos no perecen aceptar el rncjorLo ¡lc ]a siru¡ci1¡n dc los dcÍrás como resulftdo mrlrr¡l dc liqcncir pcI'onal, de 1¿ buen¿ administ¡¡ción o del ahoro. r¡,r definitiva es el diablo o lo:r espilitls. Cu¡ndo alguien sc ri corl z.rp,tos o ropa nuevos, lo primero que muchos ca¡r,, piens¡n cs: "Debc haherse encorrrrado un enrie¡¡o".
\t,,riLu..
L,

.Lrludisimos. Como en la tumb¡ de TuraüLh ¿ruen, sc cre€ Lirc encerrado que escnpá cu¡ndo los cofrcs s(nr desente,¡it¿ 2 los seres humanos ("1o Ilechó la plrta"). No obs ,,i l¡ mente de los campesinos sc ha form¡do u¡¡ vnrcula.Lrsrl crtre c] nncl de vida de sus vecinos y l¡s activid¡des

I',i,1r(n se culpr a lo., e fi"iru. dc ,i,ucl,o' p(qu€ños xconrc. nos, ralcs como los ruidos plañideros en ia noche. En re¿l¡ ,,s cspíritus sc mlnificstxn en l¡s ci¡culst¡nci¡s mas inespe' I'd ejcmplo, en un baile unx viuda se lelmtó un¿ vez par¡ pu en e] trcs, pero rl hrcerlo su falda apagó l¡ vela. Innrese quedó quicta y di)o: "Mi marido no qüso". Sintieüdo 'rrcnre ,,c¡ l¿ prcscnc;a del espíritu de súñrrrido, no bailó más. Iguáli(,los espíritus de los mi€mbros de un grupo de t¡abajadorcs rrrrocaIril quc murieron bajo unr av¡l¡nch¡ de picd¡as en Los rrDes, todavía molestan á los vivos que pas¡n por ese lugar de

) ,cnre ernre. que re le rpruimrban desde dcr¡ó¡ n, r t, "p,ov,,"¡ur. ct p.bri hombre recorcció r t.r r" .n t"r., de nu!, ,ubien",on h rArido tá,go y btanúu r *r.r1 m i¿ aLv¡ lrtlar,r -r tr.,po en torm" de rurberr. At o""i ¿" tul,. ¡ I l. y et ..oiflru
tc trn¿o !1¿ U-vi¡ de gd¡or¡zos. ttr.t,.., úotorj¡ ¿ng^ü¡ por un u(¡npo que ro {po d,cir si r,o¡ú .,

r su.ú¡ e tüzo Dñ, h",..,,. t¡Útom¡r su vidr. ' de :--y: 1"to*,1: expüci que rr nánera\e r.rue pd, dscub¡ir trn D", si: -A e,odo..mndo u1o qLe v:en; un" ru7, no.rlr{ 1., :ñ:qudo mkh4. L,!.pü\ .ro dpLe tregu.(r. ..Atñ¡ ben¡liE, ae p,ne ae o," .. .r, I¡,e dpl drrolo. .qué rce.jk: ,\ ct ep;rjr h¡bhr¡ p,." p"ai. qu.,,,,. *,,T c. r númüu oe :f,:l.j .l: o rrnr¡n.enre. et e.piiiruñj,a. cu)o p¿so r.. frá.pro,..crr",. ,. ti.re qLo ""o-r. * o_,,",, :'l','8"tu' pie/¡ dcr vsido. L¿ ru; urv¿ e,¡"n,"s"! rie; flor.,J.,,",,

r¡rgo o (ono, r. c. qu.do soio. Lueso r-i s¡gr¡d¡ d, ir d nie rod$ los domingos y de

de surnr

,l obieto e¡ dicho punto, desára.ece. , pcso¡a debc inúedilta¡r¡r, f.¡o ¡o debe decir .'h p¡lab.,. Niúgün¿ or¡. peso¡¡ debe dcercá{ele (lror este motivo 6 { .rrar de noche). Si lno hábla, Nnque solo s.á p¡rd mu¡mú¡ir'Qué i', o "AlL", o si oúa !.sotr. sc ácc¡ca, sc producc un ieúibic ruido r,, de h tieü!.rüsado por la huida del dinero, ur.u.vo lug¡r dcr
' |.¡n Ploúto como seú

.Ar¡ el lugá¡ cr¿cto ctr que el diqero esrá e¡te¡rádo.

Y

después de deja¡

,i .l

tesoro, se debe

atojár rgu¡ sob¡e

,mrs se ac¡ba el encafto".

desenrermdos la cxji, el biúl o lxs olhs quc coneuos. ul iárx strlidl cs meior. .spántosó

I

respcto

, ncsro cn H¿toblaaco y . ,,,ili¡ debajo del @mino.

por los espíri$s t,nbiá¡t;e m¡nric¡c medi¡nre u¡

sacerdote sin cabeza que

$rye

de u¡á ar-

I
,32

]

CAT'IPESINOS

DI' LOS ANDES

TRES INSTITUCIONES DIFUSO.SIMBOLICAS

I

2'

Los espiritls desaparecen o regresan a süs caverflosxs
den le\,aln¡.e dcl Icchu

c])n el c¡nto del gallo, al amanecer. Entonces los can¡;csrrr

r,,
¡

c¡sa' ,Jn tcrnor,, ,,¡, ,, P.,o m,r pronro como el .ol se ñc,,lr¡ y.ubre\jene 1.,,:.,,.., cuanto meDos tiempo pasen fuera, mejor será, si desc (\|,, encue¡tro personal y repentino con lo sob¡e¡atu¡al. Acosrrl pr;no es pruJ<nte. D..de lueeu. hir rorn,ar rnejor$ J( i,r,.. penir€1(r¿, Dios. v mánems rrra, rgradrotc. de ácomuJ.,rn ,. mu o, quc la de coquetear.con espíritus i¡esrables y i !,,,
Los principales elementos crltu¡ales del admismo de
Sxur r,.

y .alir dc.us

los "encantoj' o "nrohaneJ'. Pueden considerarse irtrlnsc(úr,, co¡ro cspídtus; pero solo vinculados con ferómenos físicos i , en )a época de los chibchas, )os rios, Ios lagos, las monruir\ r cáñad¡s son lugares que oculta¡ encantos. Esros soo todolltrt, sos. Van xl frentc de las aguas que se desbordan en unn l¡r,,,¡ ción repent"na há.¡x que encn(nrrJn pr,;les rocosos. y rcglu,, \u. palacio. por ví¡. sub¡erranex. Por e.r. moLito tos caru¡r-,," creian <1ue la R€presa del Snga no podrir resistt el podcr',t, I €spi¡itus del rio, ya que los encanros segummenre no atrn!.r¡ir, por el nuevo túnel que se €staba constnlveído, sino por cnrl r, paredes dcl cañón, conro de cosrumbre. (El cañón cstatN ih,,r terr|plemdo pma consrruir Ia represa). l,os €spíritus del r¡o \r.r, h¡hr¡n si.ln \i.r.5 HriJ. vccs pnr dus 3ncir1o. de La (;!,i,,,, que e.o\ errc¡nros acomo orros observaü:r ¡r ., rio Bogotí) r€nírn form¡ de v¿cas, h primera vez, y de ccnltr t, segunda. Cuando se 19s pregtntó mLrcho después po¡ qué h nrltr¡, dcl Sisg¿ lrrin rcsistía h oposici<in dc los enc¡n6s, tos crmptrrxr respondieron que Jos espíritus del,ián hab€$e mudedo. Nfl(tt¡ h, dicó por qué motivo. Pero se srbc muy bieo qüc los e¡plri i¡,hl agua no solo vj¡ian baio tierra, s;ro que también pueden trnntl forma humana v caminrr de un tugar airtro (véase i¡áS adch¡r¡l

convieiten en piedras o serpientes cuando por manos human¿s, Los mohanes parecen ser, erl con_ (nc;a, lás mismas deidades a que los chibch¿s rendlrn culto, |iismas serpientes elr que se convi¡tieron Bachsó y ]¿ cacica r lurravita er lx époc¡ precolombin¿, o aqu€]las picdr¡s sagradas. . rrpresenteb3D al antiglo Hunzxhu4 eI rq7 incestuoso. [j do,,) de la natumleza que tieneir los espíritus parece ser un eco rrntiguo pode¡ de Chibchacum y de Bochica sobrc €l vi€nto, la ' r y las nubes. Debe obse¡va¡se que csta forma de animis¡ro se , nczclado con las enseñamas & la lglesia c¡istiana: hay nisa .Lr,xl" en el pagano Choqn€. Los cam,pesinos también creen que ¡rrcde poner fin a una t€mpestad o hacer cesar el viento fucrte d, rüdo pa¡tes de una palma bendita del Dorringo de Rarnos. (»ro ripo de sob¡enatumüsúo se obseNa en relación con el
, crcantados que se
, rocados

no y el hoüín. Eiste en la locáüdad I¿ creencis de que cuendo pllos oo se crián, sino que mu€ren dentro de la cásca¡a del ,«), son elimin¡dos po¡ el tr¡reno ("tronados"). En la c¡íc de ll,,s h¡y una creencia feticllsta. Tan pronto como los pollos han
,

.:"lo de l¿s cáscaras, estás se fijan un¡ sobre otra con un gr¿n clavo rc los fogonc, para que se cubran de hollin y se sequeo con el n. Los pollos así crecerán, a medida que l¡s cáscams d€ I¡s cual€s

(cdcn se s€queni y les irán saliendo l¡s plumas cm la mism¡ t,ridad y en la misma proporción con que el hollin cubtx las

o mohanes inrpidc r¡$ n,ómdJ'. Se sabe. por eie;pt,,.,i,D lus c.p;ri¡,r- d. lr Úon ri, dcl Ctroque.un l,roce.. En ciciro. rrr¡ g,'rn c, pe,ino se ¿rrerc r e,c¿l¡r e:r cumbre. ni .iguiera en Vrrr ncs Santo, cua¡do sc cLee quc alli, en una áurea iglesia subtcrfatü, sc canr¿ rnis¡. ]'ambién Ios mohanes se definen como p.qu.lh

11uvia y vienro, . l,ftdlánrc \e Jcertre.t r ...los enc¡nros lo, h,,,,,l,res

lrmbién la Iuna tiene fuertes poderes sobre los ser€s humanos, y las plantas. El reumatismo empeora en lun¿ nr¡eva rLr)r brav"") i los bueyes rccientemente cast¡ados son colocados ,¡) tccho de noche, pues de lo contra¡io los myos de.la luna ,,¡í¿n e infccta¡ían las h€rid¡sr sembmr €n lum nucva cs 1() , or para logrú bucn¡s cosoohas, pues la luna en esa fffc hace , rr 1¡ savia. Quizás grá¡ parte de estas crcencias h¡yan sido im' ridas de Europa, como lo fueron las |rves de corral y bs bucycs ,tuc xquellás se reficren. Cienám€nte los chibchas no consiik¡¡rr infecciosa a la lun¿: en realidád cm ün¡ dc sus pr;nciprlcs Lldes. Pero hoy es dificil ¡nalizrr tál sincr€tismo, h.stx poder tTrr la Iínea divisoriá entIe Ies ideas indígenrs y l¡s crecncirs
raimales
,

1¡inalmente españohs.

¡r,t I (i^MPl6lNos Dti Los

ANDF,S

-TT.ES INSTITUCIONES DIFUSO.SIMBOLICAS

I

2]5

Cuando los conquistadores iniciaron su búsqueda dc or,rr ¡ ,, meraldas en 1517, los chibchas se apresoraron a escondcr $r rr, rot en Iugáres se8uros. Muchos los o(ulraron en sitios quc rtrrt",r nadie ha podido de"cubrü. Ouos echaron iui riquezas cn hr I.¡, na'. quizá, como uhimo tribuco de,e"p6¡¿¿o a ias deidadr.¡ r", ticas.Jr se.cree que Ia Lrguna Negrr. tago pequeño
pantanos situada al noroeste de Saucio, conservi algLrnirs rl, ,. tesoros en el lodo de su cuenca. En cierta epocx se orgnllr,i ,! compañiá par¿ drenar ese lago. Pero en Ias primeras ho-ras ri I ,r er que se babía fijado el comienzo de los trabajos, alglnon r *r¡

y r,nh

,,,'(.llrril. Se debe obsefl¡r que en el exti¡to idiorna chibcha, la itlr\ fú4aer@ sigft\fi,c^ "1¿ c¡ma del dios Fu".3a Quizás eI dios Fu .,lr\ír tenga su lecho en la laguná, aunque I¿ tr€Pid¡ción de los .. quc P6an y el soniJo pcreLrrnte de los Pirrzos deben hrcer .,,,Lrcnre muy iDcómoda .u antigra morada.

,

sino. que se dir:gi.n ¿ GrocoDrá enconrraron , u"-r".,.,,,,, .i. llevrba un pe.ado ia.do a Ia erprldr. \ et hombre asi (,,rf,, hrLló: "Digan a c,os pendeios 9uc \;njeron á roLarme m¡s rxt,r,, que me encontrüán en P¿ntánitot' (otm zoná ps¡tanosr n¡, r¡, leio" de Ir l¡3unr ¡-egrr). Lo. campe.i.1os que¡aron pcifli.,,r de espcnro nrienrras el ancirno. que cru el propio eocÍlk,,r! , laguna, se alejó rápidrmente con el resoro t I¿ ery¿tda. NÚ,,,{l mente, 1¿ conp¿ñía f¡ecasó en su intento de enconir¿r mr¡cl¡r ,, en la laguna.

llr ejemplo de anñopomo-rfismo euroPeo es €I relato sobre ," ims Go¡das en Püeblo\.iejo. Estas son tres piedras, um de ellas [rn¿ profunda ranura que colre p¡ralela al suelo, y las otras dos . t,,üm análoga a Ia de los discos de tejo. Se cree que el diablo rl,x üansponando con un "cuáir." o cordel I¿ piedra dc h r¿,, , x Gu¡teque, pará construi¡ ün puente. Por eI camino se puso rrlf al t€jo con tal irterés, qrc Ia ¿urcr¿ 1o soryrendió en Pue',\icio. EI diablo dejó c¡er Iás pied¡ás rnient¡as co¡ria p¡ecipi
.,

hfrente hacia su antro.s5

Lo ocu¡¡ido en Fúquene es más ¡eciente. Los campcsinx.r Saucío dicen que hubo dificulud considerablc para constrrrrr ", plllt€ del fer{oca il de Ziprquirá a Chiquinquirá, o sea h prrrr 1, bordea e1 lago de Fúqucne. Aunque Ios rietes fue¡an tendi¡t * dia, ¡ Ia ¡rdan¡ siguiente se descubria 1a obm destruída. [^rtr " ¡(,. flió v¡rias vecc.: ru\ Lr¿b.ri,dores ,iguieron con.rrxvend,, \, ,,t,.
agotad¡, el encmro del jago apareció ¿nte los hoñbres en 1,r,, humana. "Lrsredes esrán invrdiendo mi p¡lacio", dijo el espiriru r,, voz estentóreai y desaparcció. Los aterroriz¡dos trabajador* r[., iheron prudentemente uasladff a oüa Iocaliz¡ción el teffapl¿[,1,,
Sabedores de sta práctic¡ iÁdige¡! de rendir cutto r los lágos, 1,. ,. pañoles y múchos otros hú r$lado de recob.¡! p¡ne dc los tesoroi rtrtr,,

llon1o ¡esultado de tod¿s estas cleencias, los campesinos respe' lrofundamente los l¿gos, las montañas y las ¡ocis. Nhgún agÉ r,,r habla nunca de nadar cn esos l¡gos, por ejeñPl,), ). ni siquiera lrvar allí sus ropm. Cuando los ctmp*inos pasan cerca de Pie* Cordas y de objetos sobrenatu¡des análogos, siempre se per" 1'r.,n. N{iran h¿cia los ce¡canos cañones de Sisg¿ y Sucsc¿ con ,l,,,iráción crsi religiosa. Y desde luego, segun se dijo, ningún ,,,pcsino escalaria el Choquc. EI hrbitet fhico que lo circunda no

,

i

,

rando Ln cl mi\n,u Iugrr. l-rronce,-un dr,.

mterto; está lleno de vid¡ y goza dc un Poder misterioso I ri¡resente que los.campesinos, y solo ellos, compftnden en todá
rl)¡rente tascrnacton. I'robablemente por 1¿

con.u pachir.,,,

'

H¿ hábido jnte¡tos periódicos de drele¡ los tasos ¿e cu ¡,tr y otbs, qü€ e¡ú si¡ios de fabulos,s ceremonis. Algu6 d¡ In,. i¡t@los h¡n tenido árito eq parre, h¿biéndose dBúbierto ;á¡i,. s,,rtr".. piez6 de merálrrgir hdígee. Vé¡se iofomactón al respecto er .trr¡r. L_d óiriLi,lr.ión Cbibcha, W. 156-t'ti Ze¡d^ (cdición C¿hur. 1948), pf. ll ), Bólhen, p. 1ti Zúor , Hito¡id dé lo p¡ooiatid, yol. II, p. 202.
gidos.

§echa

i portancia qu€ tiene la llu\.i¡ p¿ra sus rrciones agricolas, Ios campesinos t¡mbiéo hacen penetr¡nte./ Itr ,Aoryaciones de otros feriómenos natumles. El c¿nto de l¿ nirla. ¡,r cjemplo, es un pres:gio de lluvi¿ inminente, mientms que eI .Lrto y el vuelo del copetón son signos de quc l¡ lluvir vr tr cesm, ,rxndo las pl¿ntas de papa y de arveja tienden a cefi.rr sus hojm , ¿ señala¡ h¿cia arrib¿, tal fcnórneÍo tanbi¿n se interpret¡ como , I dc qüe la lluvia r.iene. Este ¡nsioso desco de prcdecir el tiem-

Un lel¡rc semej¿¡te fúe regist¡ádo pot Tri¡na c¡ Sutátáusá

(t ¿, p.

200).

2]4

] CA]\{PtrSINOS DE LOS ANDES

TRIS INSIITUCIONES DIIUSO.SNBOLICAS f 2]' ,,,crrril. Se dcbe observar que en el extinto idiom¡ chibcha, le ' lr¡ fúqaer e sig¡,tÍíc^ " la came del dios [u".34 Quizás el dn,s Fu \;x terga su lecho cn la lagüna, aunque Ia tlepidacirin de los
LhneDte

Cuando los conquistadores inicirro¡ su búsqueda de om r . mer¿ldás en 1517, Ios chibchas se ¿p¡csur¡ron n esconder ru, r, ¡os en lug¡res seguros. Xfuchos los ocultaron en sitios quc rll,¡,,. mdie ha podido descubrir. Orros echmon sus dquezas en Ix1 l,r, nas, quizás como último tributo desesperado a l¡s deidád(\ ¡ ,

tic¡..rJ Se crec r¡uc Ia f-rgum Negra. )rgo pequeño y /,¡'. , panrúos situad¿ al norocste de Snucío, conserva algunos,l, tesoros €n el lodo de su cuonc¿. En cierta époc.r se orgenrz,, compañía para drenrr csc lago. Pero er las p¡inlcr¡s horas ,l,t I en que se habia fij.rdo el comicnzo de los úabiljos, al$hos, r,,l sino, ,t,r( .c d. ieicn a Choc,,ntá ll¡jvabr un pes¡do fárdo a l¿ csp:tld¡. Y el hombre así crrl ,, habló: "Digan a csos pcndcjos quc \'irieron á robar e mis Üt,,, quc me cncontrrrárl cn P,nt¿nitoJ' (otra zoni pántanos¡ ¡,, ,,
lcios de h LrgLrna h\egm). Los campesinos lucdaron pchi, , ,,r de esp¡nto miertr¡s el anciáno, quc cra cl propio eocanr(,,1 Iaguna. sc rlej<i úpidrnertc con el tesoro á Iá espá]di. Ni,,,, mente, l¡ comp¿ñh frecasó en su iDrento de cncontralnrcli,, en l¿ laguná.

muy incó¡rodá su antigua mornda.
europeo cs

llrr ejenrplo dc anñopomorfismo
,L,rs Go¡das

el ¡elato

sol¡rc

er Pucblolicjo.

Estas son tres piedrx.s,

urr

'

cl .lirht(l t¡¡Dsport¡rdo con un "cuán" o cordcl 1¡ piedra dc l,r rix Güateque, para construir nn puente. Por cl camino se puso 11rr al tejo con tal interés, que la auorr lo sorprcndió cn l,uc" ,,icjo. El di¡blo deló cre¡ L¿s piedlas mierrtras corría prccipi
Ll)r

rLna profunda rauurrr que corre parelela al sueJo, y I¿s ,,mra rnáloga a la dc los discos dc tejo. Se crcc que

dc €lhs (,rrrs dot

rentc hncia su antro.3' (i)n1o rcsult:rdo ile todas estns creenciás, los campesinos respc , ¡, lfurdenente los lagor, bs nrontañzrs v lns roc.¡s. r'i¡sún .1gri,,r habl¡ nünca dc n¡d¡¡ cn esos hgos, por ejemplo, y ni siqu,er¡ h!¡r ¡llí sus ropas. Cuando los crrlpesilos prsan ccrcr dc PicCordn v de objetos sobrcnrturrles ,nálogos, siemprc se pcI.rn. I,Ilran hacia krs ce¡caDos crñones dc Sisg:r y Sucscx c(rr ,,,,,ición cási rcjign,sr. Y dcsde lucgo, scgún sc dilo, nnrgirn ,lnino escahría el Choque. EI hxbitet físico quc Io circurda no L trrrercoi está lleno de vida y goza de un poder misternxo )' ,ilfresente que los c¿mpesinos, v solo ell(x, comprenden en toda ,t¡rrcnte f ¿sciüácirio.

Lo ocurrido en Firquene es más ¡ecionte. Los campca,i,, , Saucj¡¡ diccn a,ue hubo dificult.rd consider¿ble p¡r¡ constr,,, !, p¿rre del ferroc¡rril dc Zipiquirá ¡ Chiquinquir:i, o sca lap,rrr, . bordea.1 hlto dc l-úqnene. Aunque Ios ricles fueran te¡di,l", ¡lia, ¡ 1¡ mañan¡ siguiente se dcscubrir la obm destmíde. lisr,, ,, rrió v¿rirs vcces: kx tr¡bajrdores sigrieron consrruycndo r ,,1 r¡rdo en cl n,i rx' luFar. frrrolce. un drr. Lon su prcrrrrr agotadq cl cDcinto dcl hgo rprreció rnte bs hombres cn i,,,,
irvi(liendo mi pr acio", dijo cl espí¡,rÍ, ,oz estentóre¡i y de.rprfcció. Los aterroriz¡dos trabajrdorr',1, dieron prxdenrenrc¡tc ü¡shd¡¡ a orr¡ localiz¡ción el terrrflil,,
hunlalr¿. "Usredes están
I

!

s.Lodorp,

J 6rr p c,i.a

p.ñoles

§tcha y otros. que eran sidG de

muchos ot os hm E¿bdo dc rccobr¡r parte de los tesoros n,, gidos. tsI¿ h¡bido iftcntos perlódicos de d¡enár los l¿gos dc (;1'.' ,,
fabulosas ceftmo¡ias. Algunos

y

i,,d,gcrr de r.1,Jir -uro á

lú h!,,..

r,

l)robablcmcnte por h impoftancia que tiore l¿ llu\'ii p¿ra slls . r¡cioncs ágricolas, los crnpesinos t¡mbi¿n h¿ccn pcretrrnte/ rñ'¡ciones de otros fcn,imenos naturales. El canro de lx )i¡.1¡. r cjemplo, cs un presagio de lluvia innrinentc, mientrft luc cl ,,t,, y el vuelo del copetón son signos de que l¡ lluvir vx r ccsir. ,.,odo las plartás dc pipr y de rejx tien{tcn ll ccr.rir sus hoi¡s

.

inlcDros han rcnido éxiro en prfte, h¿bióndosc descubierto rads nr, i" piezas dc mcralu¡Bi¿ indíg€n.. V¿ae i¡fom¡ció¡ 3l respecto. t,,. Ld t¡lilitu ión Cbibcha, pp. 1t6-r67; Zerd^ (edición Cal,ur. 1943), |t I

¡, , ,

,.rl dc que la

..,lilár hlc:¿ :r¡iba. .¡l fcnórcn,, r.,j ,:,'r r i,,r,rlrc,., r,,To lluvjr viene. Lste ansioso dcsco dc prcdecir cl ticm.

Bollfr, p. 1t; Z^úoñ,

Histotid dd ld irooincid,

yol n. p.

202.

lrn lel¡to ñmejlnre fue ¡egistftdo por Triua cn Surit¡usr (t¿r¿, p. 2@),

)

I

21,1

j

CAI\'IPI§INOS DE LOS ANDES

IRLS INSIITUCIONI

s

DIIUSO.SIMBOI-ICAS

2]5

Cuando los conqüstado¡es iniciaron su bfuqueda de olo

¡

,'

meraldas en 1517, Ios chitlchas se aP¡esuraron a esconder slri r, ros en lugá¡es seguros. Muchos los ocuttaron en sitios quc t[ r¡,,r nadie ha podido descubflr. Oúos ech¿ron sus dquezas eo lñ 1,,f" n¿s, q¡rizás como ultimo t¡ibuto descsperado a I¿s deid¡ds r,',

tic¿.." Se cr.e q,rc Ia L.gum Ncgra, hgo Pcqucño y 7, ,., I pan.m"s n.,r".sc de Srucio. conservr algur,t ,1, 'i.urdr alde su cuenca. En ciertr epocr se org¡ni7,, ,," teso¡os en cl lodo

,,,,ca¡ril. Se debe observa¡ que en el entinto idionr¡ cl¡jbchr, lx .t fitr fúWene sig fica "]¿ c¡ma dcl dios Fu,,.31 euiz,is cl tlios r.u ,irvir tenga su lecho er li laguna, aunquc h rrcpidrcni) llc t(,s rir; qüe pas¿n y el sonido peneüante de los pir^ros (lclur t¡iccr ,,[lmcnte müI incómodá su antigua moradr.

conpairia parr drenar ese hgo. Pero en las Primems horas (l,l I en que ,c nel,ia lrirJ., cl cñrnicn¿o d< Io. Ü¡b¡io'. r'gtno. , ',,¡' .inos quc .. J;rj:rn i Chñc,,rrrá a un an(r,rr,¡ r' c'p.ldr. \ tl hombre a.i (',r"' lletaba un ¡,.a,1,, 1.,-do ¡ h habló: "Digán r csos pendejos quc rinieron I robarme mis ri,¡rr " que mc cncontrerán cn Pint¡nitos" (otra zonr Pantanosa ¡r. r, lelos de h I-rgrtn.r §-egr,). Los ca lPesinos quedaron Petril!,'r dc esp¡nto micntr¡s el anc;ano, que era cl ProPio enca¡n',1, lagunr, sc rlejó rápidrmenre co¡ cl tesoro ¿ l¡ e§P.rlda. Nrr,,,,' mente, l¡ co¡ry1ñh f¡¡crsrí cn su intento de encontrar mutl,,, en h hguna.
es más recicntc. l,os campcsi[' t Saucio dicen quc hubo di{icultrd coúsidcr¡bte Pxr¡ const rrr " pa$e del ferrocrr¡il de Ziprquirá a Chiquin(l\rirá, o sc.1 l¡ Pxrl, 'L tordea cl lteo de Fúquene. Aunque los ¡ieles fue¡an tendirl,' " din, ¡ l¿ mrñ¡na siquicnte se dcscubría la obr.¡ dcst¡uid¿. Est,, '' rrió vxri¡s veccs: hs tr.briidores siguieron construvcndo Y r,l rando cn cl islno lug¡r. Ilntonces un dí:r, con su prcicrtrr, ' agotad¡, cl encxnro dcl hgo apareció üte los hombres en 1,,,' human¡. "Ustedes estáo ¡lvxdiendo mi P.ilecio", diio cl esPi' i'n ' voz estcntórcai y des¡P¡rcci1)- I-o§ atcrrorizádos trnbai¡dorcs ,1" ¿i€ron prudcntemente trrslsd'.r¡ ¿ olrá localiz¡ción el rcrtrPl¡,, I

tjr €iemplo de antiopomorfisno europeo cs et r.cla¡, sot¡rc L (lrrs Cord¿s en hebloviejo. Fitas son r¡es pi€dr¡s, uftr (tc clttrs , urn pmfunda ranum que corre pxmlel¿ ¿t suelo, y lrs ot¡.rs dos .,ri,r cnxlog¡, h Je lo, disco. de,(io. Se c,\( q,l( rt ,ti,,t,t,,
,,r
cxareque, para consÚuir rrn puente. por e1 canino sc puso rL,qrr al tejo con til intcrés, que h aurora Io sorprendió cr puc,viejo. lrj di¿t lo dejó caer l¿s piedras micnrras corría prccipi.
11

.i U¡n{porindo con un "cuin o corJct

l.r piLJrJ

dc

t.

r.,.

lrircnte h¿cia su antro.¡r

Lo ocu¡rido en ¡'úqucnc

(inno result¿do de todas esras cleencix, tos campesiürs respet,1 n,ndl enLe lo, l,S.^. lá. n,ñnr ,ir F ) tr, r,cr.. \irr..rr r!r.. rrl,l-¡ Urcrde rrdrr. ,.,,. 1i3o,.t,,, c.nrpt,,.) r,l i,ruirr ,iLlli ,u, rop¡.. Lu¡nJ,, 1,. c, n,p. ,!" p.n,,n ccrr.. ,t,: r,... \ ahrd¡s y de objet<x sobrenrturales xnítogos, sie ¡Frc sc peri¡. ¡.{ir¿n haci¿ los cerca¡os c¡ñoncs dc Sisg.¡ y S*sct i,,,,,..ion c¡.i rct,gi,,r. \ Jrde iu(8,,. \5,,r n dio. ,,,nF,n .,I..' ,, +c,lrflr el Chóqur. lllr.rl,ir , frncu,lu, Io circurd,ino i nrucrtoi está lleno de vida y goza de un poder rnistc.ioso ). ripresente qu€ los.car¡pcsinr», y solo etlos, cómprcnden en todi
rPirente iasclnaclón.

(adu'("ro ¿ - li"'^. " d('u. r.en+ '"" ) sidu,. Hr hab',u i"'cnto. |cr:udi.'ú. de dÉnrr lo\ l.§r' dc rin., " §eclú y otros, que e¡¡¡ sirios dc f¡blloss cereúoniás. Atgunos ,lt ' inEútos h3n E¡ido éxito cn pare, h¡biédoso desobicto tarixs s,d*' pi.zas dc metáiuigi¡ i¡digetu. Védse iofotuñión al respectó cn LL Ld cioilituiórj Cbibchs, W- 756't67i Ze¡dá (cdición Cáhur, 1e48). f,, Bollr.ft, p. lt! Zanot^, Hittoria dd ld prdtinóit' yol II, p. 202.

'

S"bedor.

p¡ñoler

mucl'o" oúo.

J ,'.r

pr'..ic¿ irdi8c,m dc

@Ddo dc Éc.ltrrr PrLe

por h iupor¡ncir quL ,ie1c Ii uril p,r, u. ,,r ,,ne\ .g.rc!hs. lñ. campe.rnu\ r.rrrrtren hJcLn prncrr:rnrq , ..v¡ciones de otros Ienómcnos Datur¡les. El canto dc l¡ nrirh, r cjcmplo, es un_ p¡cságio de lluvia iru nente, micntr¡s (luc cl cope,Lln ", \ el iue'o delde prpa v.on.ig-r,^,t, q,,. Ir u\:.. rj , ,1 rr. r,'o lJ, plr.1rrc dr rr\ei3 Lirn,lc.1 r,r-r:ll ,, ¡ijs , señ¡l,r haci¿ arrib¡, r¿rl fcnómeno tr rbiin sc intcrprctr como ,.rl dc que Ja lluvir viene. llste ansioso desco dc prcdc¡ir el tiemI¡oh.,üiemenre

I

Un rehlo sehci¡ute fúe

reg¡lrdo por Tri¡¡á

e,1Sur¡ransá (i.ri¿, p. zoo).

236

]

CAMPESINOS DE LOS ANDES

TRES L\STITUCIONES DIFUSO-SIMBOLICAS

I

¡]7

po. que los saucitas comParLen con los ágriculrores del mun(lo il rero, támbién se evidenci¿ en Ias ?irtas de cabañuelas': so ('r,q en efec(o, clue los pdmeros doce dias de e¡ero son indic¡c!ñt sobre los dme meses venideros del ario, Arí, sj llueve en el ¡c8on'Lr dia de enero, se espéra que feb¡ero sea ün mes de lluvias, y rtrr sivamente los demás dfas representaráo en o¡den sr¡s resPccllrrr
mese§.

.

r,r culpable. tsro .e re¿liza medi¡nre ceremonias con ¿Eur, c,Deio, ,,,rros el(mentos. Tarr pronlo como los enemigos qria* ai,.ur,rrro". l¿' vicrima, co1 frecuencia.e h:cen iuscicia ir- r, prop,"

Ent¡e los malos preságios, la libéIul¿ o "cabalüto" de feio¡ o. gras es señ¡l de muefl€ si entra a uná c¡sá¡ lrs contracciones mux la¡es irvolunta¡ies, especialmente en Ios bícops y en los párplliq son indic¿ciodes de deg¡¡cia futura; Ia Via Lácte¡ signific. hala das in&seábles. En un partido de tejo un hijo no iueg¿ conú. rlr pad¡e, ni se colocan dos compadres en equipos oponeotes. Los aarrr pesinos toman esos prcsagios más o menos seriemente, en párli(r¡ltr los conc€rni€¡tes a Ia ¡gricultuta. Los saucitas en su mayorla lE rec€r gozí[ con este )uego de profetás infomales. No obttaol., en ür sorPrendente rúmero de ca§os acieftán en sus Pronóslic0.

I I
?
1

Fin¿lment€, Iás geotes de Saucio también creen en los tagxaa que sosti€n€n ser capaces de curar h mayoI P¡rte de l¡s cñlb, medades, especialmente las c¿usadas por bruje¡íes, mediánte cl an pleo de hi€¡bas. Pero los me)or€s de esos tegus no viven cn lt

l

loc¿lidad sino en oüos muticipios, especiálmente en Mimfll, (Boy¡cá). pueblo sirurdo a unos cien kilómetros al oriento th Saucio. Fl único "doctor" que reside en Ia vereda ¡ün no hr ¡l' ce¡zado la posición de teguai es decir, cárece del prestigio sobr} natural necasario, o del onana de que, por eiemplo, disf¡utan llr
b

Como resultado, 1a institución d€ los teguas es muy ¡esperád¿ Srucío. Los campesinos acuden a etlos cuando se siéoten'imporrrcs para luchar contra cieftas enfermedades o achaqr:es. No bur ,,n médicos que cicrtameflte seíar xdecuedos pará curár lesioÚ corporales visibla-, si¡o que prcfieren ¿ Ios tóguas, pues srben ¡ru estos pueden luchar contm 10 inmateda,l, lo sob¡en¡tural, lo hiconocido. De esre nrodo los teguas son, en reaüdad, los ,,psiquia,,, de §rnco. [sro prrece rccrtrdo. porque cn los crmpesino" , r.llermedad c\ a vece! mas cuesrión nenrrl qre "orporui. I-rs brujerirs solo pueden combatirse con bruje ás. Cofl todo, un cá\o en c¡uc cur quier crmpesino puede hrcer frenrc a las I',r ,r4.._,j,r.í lo de.ea. l*e c¡so e\ccpcionat es posible cu¿Ddo ta, fiirs de Satanás toman form¡ de lechrz¡s. Cuándo estas aves se il|roxim¡n a una c¡sa en t¡ oscu¡id¡d lanzando su hoftipil¡nte chi llrl0, el campesino plede \ált llevcndn en l¡s mrno\ un poco de o ..Vení .' .,r o dc atr v un alfirer. fnronces grir.r I hs aves: -Vení por.¡l y ají allirer. r pbr.at ,r,á un alfiler pa que te )o ..'i.r.' po' eI cuto . Esr'a es ura ri,rmula infalible par¡ lib¡arse de tates bmjas, at menos por cs¡
,r

en [¡milh .L e\ra.l¡crcenct¿ donde lor campesinos ) paums Je conducta ,.,,c1
L¡.t.rr

enze

¡lor e s bIásileÁos.

de gencrac;ón en generrción. rmergr

aprenden principalmentc que se preser\¡n \ rrrns.

l,,rtaleza del conse¡vátismo en Saucio. P¡ácticamenr€ solirad¿ en el

r.i ñ

famjtia áomo tc

I

diferenci¿ de los encantos, qü€ pueden conver.i$e en va(alq cerdos o gallinas, parece que la he¡bologí¿ ha m¿ntenido el 61, mento distintivo chibcha de que solo foma l¡gartos y seryi€Dlx Con frccuencia, la adminisüación de hierbás m¡léfic¡s se efccnll en fo¡ma de polvos que sus enemigos riegan al paso de un inrllvl duo. Bos polvos se ab¡en c¿mino denuo del organismo, formnnrlrt üno de los mencionados reptiles en el estómago de la victimr. l'!r0
los teguas pueden ¡esolver estos atiiagonismos sociales, flo solo cort' iurando a los bichos para $re salgrn del estómago mediaote hhr Lras que son "contras", sino támbién d€scubdendo quién es Ia Par'

A

,{ cna¡io culiuml, Ia familia ha encontrado mérodos

(nros prra fii¡r to\ compleio. expuesros. A conri¡iu¡it¿n, sc r,'ir'r.t los procesos gue. como los de L enculruráción y la iculru,Lión. prrecen consrituír h ra¿ó¡ princip¡l de Ia eiicrcia dc Ia r' ilii como gIuPo primáuo.

y

procedi-

Pcúe

CIJLTI'[A Y PESSONALIOAD

. ,.s y

"r'ñino

Esra s¿ccro\ se jntcntá esrudiar de qué uranera le primario, y tas ¡nmrucioncs reli' politices, hán moldeado Já person¡lidad y la conducte dcl de Saucío. así como el alD¿, de su vereda.

CN (; familia. como grupo

,s

tl
e. (z.ino

f0nMAGloN DEL CAiiPESlll0

L\rpoRr\\rE DLccRIBtR la formr de vida del campe_ de S¿r,cio. (omo re relrciona con el ambienri y ir) reacciona ant€ el mismo. Par¿ eI efecto, el método de estudio ',. comúnmente utiliz¡do es el de la obsewació¡ de Ios fenómeictuales denho dc un corte trÁnsr¡eIsal de Ia sociedad, estudian, rirnultáneamente a va¡ios individuos en difereítes etapas de des,llo, y rcuDiendo material biográfico sobre person¡s escogidas. ', ¿rdes€, sh cmbargo, que las ¿firmaciones dc carácter genelal ,.ulrdas aqui no son aplicablcs a rodos Ios campc.ino.. puc.ro , no hay dos individuos iguales. Las i¡fluencias domésticss, los , , orcs genéticos y otros elementos de ordcn cuitur¿l se combjnan . r product Ia pe$onalidad únic¡ dc c¡da individuo. No obstante, .r irccuencia algunos tipos de pe¡son¡lidad result¡n dominantes. , , ün proceso de sociabiliz¡ción (que Ios ,ntropólogos denomi ."irn enculturación), los miemb¡os de un grupo liellden a comrrrse dc ]a misrni m¡nerx y a seguir un¡s fiismas normas tr¡di¡¡les de conduct¡. Ilst¡ tendencia queda basrarte visible cua¡do ¡roblemas y conflictos, Ias adaptaciones y las situaciones ge, rlcs con que se Eopieza son comurres, y cuando tieflen un sig_ ,rr xdo ¿nálogo para todos y cada uno de Ios miernbros del $upo nl desde la infancia hast, Ia muerte. l¡s saucitas ¡eacciona[ antc ciertas situ¿ciones de una maoerá ,.rctcri§d¡ámerlte diferente de l¡ que demuestran los grandes te_ (rnientes, los habitantes de las ciudadés y quizás los ca,rnp€sinos ,,tms regiones de Colombia. La conducta del saucita puede pre' .r.c e+udiando esr.s respue\trr suras. es decir. su. rcrccioncs y
,

r.rciones personales anre dererminadas siruaciones o su mrnera rcsolver conflictos. T¿l cosa ocur¡e porque su penonalidad es

I
i

241

l

242

]

CAMPESINOS Df, LOS ANDES

LA

FORMAC'ION DEL CAMPE§INO

I 2I'

r€l¡ciones iorerperso¡ales.

producto de unr cultura local. que cn esre c¡so es unt rrrt,r,, y su comportamienro Licnde a ser (omp¿rible con l i ¡1,. plos que en mareria de cáprcháciun y de moú,acJones ol,rr,,r, r. su grupo. Indudrblemen(e. et mryor crrnsm¡sor de est¿ (.lrtrnr. , Ia familia. Su trmrño _r comporición se examinan a conirnri!, ¡si cofio h in rirución afir drl conpadrazgo. per¡ remril r r.t, nrendo de manerr un m.]ru derrllad, los diferenres ¿rpecntr,t, r,
mesEza.

\o

i ,,r.on loi ¡úcleos f¿miüa¡es Uno de los hogares tiene seis P¿' r,rr que viven con I¿ familia, otro ti€ne cilrco,. y dos tienen ,,' .'ra, ono; perñ en iL hos¡rcs rel ?1 Por ciento) no hay

obstante, los hogá¡es treneÍ ún número Prom€dio de ci¡co r.,.. fsre lisero aúmento d*l t,rmaño promedio Provrene del '.n, dc pariinter rtils. do'. Prinlo'. sobrinos y demá') quc

l ,

pariente que resida coo la tamilia nuclear. Ademá". el nü,,,1. p.r.ona, no v;ncul¡drs Por Parenresco que riven en los

Tah¿ño

!

can posició¡, de

h lfiNr,

i.,ro
,

de Saucio es insignifjcanre

lis de los dos tercios de las f¿milias de Saucío (48 ünid¡des)
normales, es d€cir, están compuestas de los padres

con srete. cj,ras que compmeb¿n l¡ rradición ru¡al de las f.lrlllr numero(ás. Si en las tabulaciones se ilcluye¡ los njños ouc ¡. h lle.jdo iunro- con tos que \obre!iven. ei numero modát do trr¡r nacidos a crda madre €s de seis.
CUADRO
EL r¡M^ño
DE
17

La elevada trsa de fenitid¡d en S¿ucro pareceria indic.r ,*, hubie¡¡ muchx r¿milia. rumeros¿sr con rodo, I¿ mapnitud r¡ru,i, dia de la iamili¡ es.olo de algo más de + pcr,on.rs", Cur<lio r,r La muerle cofr.r un pe.ado úiburo a h infancia y tas clurh.t atráeo a lor rdukos, Los hjtos que abandonrn et hógar hrn r,'lrr cido ran(o el número de o.iem-bro, de la f¿mitia. q'ue cl rrrrrt, modal de rsr¡.e sirüa erne dos y rres personas. Fuer¡ do r¡,q casos. l¡ familr¿ de rámrño más cánún compone ¿le sci, nf.or ". bros; ¡ero hay dos f¿milias con nue\e hijo.. do. con ocho y rr¡¡

,,.,u.¡ principal de l¡ e\isrencir de familia' incompler* e' 'a ,,'c, e'l¡ tra afecr,do a l4 ulid.rdes '20 Pór ciento), Dos fafli' \0 clásifican como lotas o semiseparadas, aunque lás Pareiás . r^r t€rmin¡do por comPleto §us relacionesi ln esPosa üve con |ijos y eI marido vive solo en otr¿ casá. Hry cuáüo hogar€s ,¡rc el'lefe de la fañilia es soltero. y do' familiás e$án €ncábe\ por uoa espos.r que ha roto comPletamenre (u' relaciones

y

sus hiios'

'

cl marido.l

El tistema ¿lel c ornPad.raxso
l.os vlnculos sociales y senlimenralec entr€ Ias Personi§ se r¡Itr.n medrante un complicado sisteñ¿ dc reláciones llámad') , trrD¡dr¡zpo'. oue ha ie;do por consecuencia Ia in¡ensiJicación ,l ion¿leimie,'ito de Ia orgariización familiar ertensa ile Saucro h cre¿ción de grupos dé amistad. Este Parentesco esPiritual r.ula a lc,s ahii¿dos con süs Pádrinos y madrinas, que Pare Irr lrcs de los primeros son comPad(es y comadres' dos erupos de esros pádrinos P¡ra el Primero que fue ',dúcido p-or ios misioneros cristianos en el siglo XVI. los de' compr'enden el patrocinio Par, el bautisnro. h Presenmción '.. santós v h coniürnación. que cercmonirs ofici¡d¡§ Por t.! "on considerarse como una insEl segundo grupo pue& 'rcerdote. sistem¡ cristi¡no y que ha snbsisución chibch¡ qrie pr..áa;O

u

¡aM¡r.¡^

N §\udo. 19io

N'rn etu de püto1]N par

fffiitic

Gadres e hijos údicametrte)

llrv

Total

70

r00.0
2E,6

1ry12

ly 2 ,y 4 5y 6 7y I 9yl0

io
20
18

28.á

7
3

9.9

"t

4.t
2.9

2

llay info¡m¡ci& comPlemeoBriá e$ el cáPlnno

a'

2,T+

] CA]\{PESINOS DE LOS ANDES
esre.

LA FORMACION DEL CAMPISINO t 2{'

tido á través de los riempos ¿t ]¡do de
que solo

Tal i¡sritu(i,tl|.

El parto
¡

!

el proceto de socidbilización inicial

a los pad¡jnos para ocasiones especiálcs como el corte (lcl

la-perior,rcon de lo. lóbulos de Lrs oreiá.

*

y

,,t,.

eie(.rú¡n cn Ias

et prirrcr,,,,.. casas y cll l,h,,,..¡

El de bautismo es, en mucho, eI p¿ddrc más i¡porrrnt, , grare, obl grciones que r\ume son cumptid.s casi ,ien¡,. ,, un mñrro u orro" lu. padre, 10 e,rán cn condicionc, ,t,. , . , sus hijos, especialmenre po( Iallecimicnto, los pádrinos r(i¡,, ralmente obligados a cuidar de esros. Si un padrino ad,r¡,r, , ahijado, lo rra.a co¡,o si fuem uno de sus propios hijos, y tl,r,, vez accptrn al recién llcgado como si fue¡a un hem;¡r, ,, nnna. Un ahijado tieuc proiurdo respero por su padrin(,. r en 1á m¡),oria de ed¡d:rl e¡conLra¡se con este a veccs sc r¡,.r 1 Ie reu.r un BenJirú. Ljcrn-rlmenr( tr pre.enracron r ,,, 5e elecnra Ln u,r proc\eoD. co, ,, t¿ que - r.rti,,. c,, t,,..,. \ue{rr 5(i.o-¡ Jet CJn,,c1. I n e..r oc:rsl;n cl p.,dr:no , \ ,,,.,, I los ños y mLrjer pera 11§ úñas), llevando unr ¡¡cla enrc,r,l,,r, uD¡ m,no, ,lza ¡l rhij.rdo en el momcnto dc t¡ bendici,j,j I ., menn'. f\.llr lr cuaf.*rció . cer, nn;á qLc \e ctecrur c.,,t, , a,i,a. l,,s prd :no, p,H.1n Io. lo¡,,'r¿rio, ie \rcefd¡,re! .,,,,,.,,.. lo' cirio. \ r!,,dJn: lo ¡udrc. I ttc\rr á, .iñu -o I t,,.,,,, a h ig1c.i,r. L L'crr.rro,r.r t. cdc - r. ..quid,] por riLn.i.r. ¡lñrd. .c e.ec:,1,.' rcusnrmLrrJo inje-can,bio Jt t..r ,
1

t r r¡ujer grávida continúa en sus ocupáciones o¡dinrrias hxstr i, (lc los dolores finales. Enlonces es acostada cn el lecho y se i um Parlera cuyos honomrios son de cinco pesosi cn las ,' ,lcl caso, es ayudada por el marido de la pacient€. L¡ pxrtcil

,, rpute

'r

¡bién

obligición de enter¡a¡ el cordón unbilic¡l co

de 1¡ finca. Poco después del n¿cimiento, los prdrinos ll,rmdos y el niño es bautizado a fin de ásegurax su salvrción ( I cáso de que f¡llezcá, La muefte de los niños no es rnotivo r.,o pesxl, pol la crcencia de que van al cielo y se convierten
cxusa del aire

r, ,lc pies a cab€za, dentro

10 regnl¡I €stá abú y fuera de Iá casa. L, mad¡e siempre ,onrpiña. Inicialmente Io lleva en uo chal o peñolón neg¡o .lto ¿ 1¿ rca y los hombros de ella; cuando el niño ha cre. se le m¡ntiene envuelto en €I chal, pero enionces va átado á

\

frío, el recién n¿cido por.

.l)rlda de la madre, al estiio j¡pon¿s. De esta man€ra l¡ madre h xl hijo, con quien es verd¡¿lerameÍte de¿ltcada y amorosa. l] cierto punto, el padre permanece ¡listantc y no se preocupe ,lhijo, ¿unque se digne ¿caicirrlo y oc¡sionalment€ á).ude ¿ Lrlo. Con frecuenci¡, los he¡manos mryorcs son encargarios de

l\,r reglá gener¿l se da brño al niño c¡da tres o cuatro

días,

orro rn,po dc padrn,,. to, de e\rtu(cióñ .t,,r.., crt,c o d(t .,,, ('padúos dc stlr,rs') p2rccen ser. los ¡rás estin¡ados. pe¡o rl , . d€l cabello solo se efccrírr después de quc c1 Diño s¡be h¡l)tl t,, "e cre! que de lo conrrJr;,, * pe,iuJicrrá su háhitid¡d p¡,, ,t", oer \ p.rrr p.unU,crrr 1.. p,trLrrl,. (u.rido lá. ui¡, dc tx\ ,,,,, estan en condicjone. J",er corrrd15 pu- p-imerr vez. irr,, ,, un.oló prdrinñ. Y I. peromción dc tós tóbulo" de ra. "r.1.,. Ia reaTizen mrdrinN

l:. rr,. p.r,unr. ,tu. f,,r pr;,r,ei,

L c,rn,,,

Por último, hay también padrinos de márrirDonio, escogirt,.. , a igos o parientcs más ccrcanos de la novia y dct r,,,, Dero Dor reqlá gener¡l son solo resrigos. Estos p¿dínos ¡yu,trr, . ios g¿stos de l¡ boda, su¡rinist¡an bebidas y ali;enros par; trr r , ,. y rcálizan Inuchis d€ las tareas necesarirs par.r el éxid dcl r,, ,,!

tre los

es cortado dur¡ote el período preAlgunis madr€s llegan al extremo de no peinar nunca "tlico. ,l¡ello de sus hijos durrntc csc período, por te1¡o¡ dc quc se rü sü capácidád de aprendcr. llsta es u¡¡ acitud quc, por ninrorivo visible a no ser el de l¡ incrci¡ pcrson¡I. sc mlr¡tienc , parte firil de la infa¡cir, en ia a<loleicenci¡ r hasta en la i.ltllta. llniño es alimentado por la madre cuando llor¡ mucho o cuan,(1 inquieto; no hiy sistemr rlguno para sur¡inist¡a¡le el ¡lir,). P€(o tambi¿n se lc hacen ingerir bebidas p¡epá¡adas, ent¡e

i,,s y la rctividad de las glándulas sebáceas. N¿die toc¡ esta , negra. Se cree clue si cs reñoi.ide medi¿nte el brño o masajes rceite, se causará en el niño ur dcsáIlollo ¿normal, y que otro

ndo cuidadosanente lavarl€ l, cibeza. Pronto se prcsenta ü¡e I negra sobrc eila, causadá por h renovación constante de Ios

, ocurrirá si su cabello

li

,l

24ó

]

CAÑ'IPESINOS DE LOS ANDES

LA l¡oR¡lAClON DI1L CAMPI:SINO [
I r,r .le

2'7

gl¡üapo de miel de caña. Por este motivo el dcit¡t, ,, percibido muy severamente por los niños, ya que es ÍI |tr,,, gradu¡l que comprcnde brto el a¡namantuniento coffo lr ¡rr,, t¡ción con tetero, Al$nos njños ile dos años de edad ron r,,n, amamrntados, pero ¡l mismo tiempo se les alirncnta con tltlfr,,,, malz, sopas y tr¡gos de cerveza. Dur¡nrc sus primeros mescs, cl niño duerme junto n h r., De+ués es trasladado a uni pequeña hamaca. Finalmcntr, r u, ye tiene dos o más ¡ños de cdad, es envi¡do a dormir cn h,r,
ellas el

leccione. que el niño aPrende de'Pués Úc ,,,.Iicnza c smirrar v ¡ h¡blar cs h d€ obedecer a su§ Proge' 1,\ y esp€ci¡lmente ál padre. tste ültiflo siemP-re es estricto: ,".J" rcta cuando;c violán lrs regla§. El niño Protrto ¡d""k por ju p¡drc. una actituJ de sumis ón que ' r(rDcrr v tcmor e'Jrd ¡dulL¡. Por otra prre i¿ madre de'' ,.,"cLie ¡uí en la

Ia primcrr"

caÍr:r con sus hermaDos.

Gradudlmcnte se re¡liza cl aplendizrje del ¡rreglo

en este las riñas son más rccatrdrs que los niños. C,omo no

fcrnirr
l¡¡r
,

talacioncs sanitrria\. curlquier lusrr nl aire l¡l)re s. uriIf. I s¡risf,cer l¡s necesidrJe, fisinlógicas. Cuando el niño no ul ,1, cns¿ con este objcto, €s reprendido. Y aunque las ropas est¡n ,,¡ de orinx y defec¡ción, continú¡n siendo üsádrs.

No h¡y ju8uetcs, Los carros de madera y las muñecas, lrrr no durán mucho y no se dispone de susti¡rtos. Pero el irgflrr,, , los niños es i¡agotable y prácticámente pueden dist¡aene cor¡ " quier cos¡. Por cjeorplo, en urr caso ext¡emo, se observr! r¡rr niño pequeño se entreg¡lrA con aoplia satisfacción a )ugrr r,,rr c¡áneo dc un ¡sno, simullndo que era una carreta. A nrcil¡¡h ,l los niños crecer¡ frbricrn sus Fopios iuguetcs, tales conro coü,r. hondas, c¡rros y trompos. Especiál¡n€rte reproduc€n eD l)(,|lr, escal¿ las herramic[tas quc han visto utilizar a sus padrcr rrr I labores agrícol¡s. A h €drd d€ seis años, ün párvrlo dc SÑ, surcitarí¡ la envi¡li¡ dc los iiros de ru¡lquier p¡rte G€ncr0[lÚn, no se ha hñado ni ¡rcirado. vi*c ropa\ (uc'rs. no üene znp,rr,tr invadablemente llcvn sombrero, como I¿s pelsonas mayor(\. t , todo, es saludable a pe$r de hs circunstarci¡s. Estos niir» "" vivaces, curiosos, libres y c¡pdces de cuidárse ¿ si rDismos.
Pero pron,o se

Padre' 'r\.icio de lá Prole, á)-udándole xun (,rr,, ilsDccLo r.le Ia impr.rrrrlrcl,r quc 5e otorga al resPelo de h ,,,r.r,1 a ra suPcrioridad dc «rrig"ria. es d'P'-'."ü'11: d'..11 ,,ción'de ort,nonrbrcs cerc¡noniosos' ules conlo usted" o "su ,.J I v de'dn»inutir ¡rs txrc! como "m¿mácir¡" o '?¡rroncirr'"' ,.,,.,l,í*to de 'ru . f¡'r'trra familiar de'u"ted ' queda conJesicnt r,, como faltr dc corrección Y de resPero. Como ¡esPuestx '¡¡. senor" (en ientido neguivo, "no. §eño/ ) y l' ,,, "-of* oal¡br¡ \eñ,'i e' obi€to de.evcrá rPrcnsión T¡'(1" .n di Ia ,," irnpon'e dc n¡nerr ri¡n elicrz. quc los hi¡os adultos conri dirisiéndose r sus padre'. v r¡n¡r¡iin ¡ ,:::11, {1'^11"-''I]. " superioic' .¡, i'rcg"riJ. dign;'hd " pL.fc'tón - cs '';"".... _su rrrcrccd o- "Px los P3üonos'- con lo' re rminur n§red . '.'. .;ro.,.'Si^ emb¿rsñ, es(c uJro cer€rnonioso, e' decir, el uso lr tercem peNon¡;ngul.r de los verbos, se extiende h-asta á l's trrrs¡ciones con amigor íntimos. la l)e los seis a los nuevc .ños de edad, el niño PerD¡ánece €n sus henn¡no§ ,., y c.rr"te" por ar y ¡ campo ¿bicfo con .se,le e rnco_ ,.. i"n orr¡. leiciones prácücri iobre lo qu' e'correcro .,,,,, rales como h dc'no ¿ndar sobre los retoño" 'lel «igo.y c' ateiándol¡s de t¿s pl'nrás de PrPa Támbién sc ,.,., r"" "¡fin^ r'o,tumb; á tcner ;etPcto Por Ios biencs aieno', Sin cmbergo'

l, n¡ rctitl¡d de pr,,(ccción t'rnto con r€sPecto e la§ nrñ$ ' ,.r los niños. [¡ ran ¡n:ada como re'pftad¡, y los hiios adultos so mantiene ' rlllsiosamült€ su consejo. Tanrbién oPosición ál @talmente en

j

t

El niño cs l¡ últimn persona de la femüa a quicn s I L,^ l'.'¡i,rn'", urb¡r6 v lrs ch"'' cÜnsidchn g§rr'lñcntc 1 'ufrc'iorc5 sirven alimentos, y r¡ms veces se le rcpice. Como lo explicah,r ru. I ..",,;.;:;;' ."., a r,¿iucs m p'tcncir Eto Pucd*r r'rdid r rsmadre, "url ¡iño sc empicari! mal" (quedaria mal acostufil)rr,l, 1," ¿"'¡^""' <t. los qJL cmieon de l¡'3 bnás ruralc..'rr((illnca( der si se le dier¡ s¡tisfacción en todos sus c¡prichos y des€os. Por .. ,. ¡" ,","" * r,.iU-i"i" ..n ;l ambi(ntc urbmo Ea Sau'io lc hu'ros en tl niño nuoca pide su ¿limenración. sino que espera pacicnrcnnr'l .,,,,, , i,' "-* -l,rare Por coe¡vt un¡ 'cPUt ún de honf ".*",, .*'" dcl cunlrul Ésrrictilo d' l¡ inte¡comunica' i .,.r. br;;"' l" r,ic." I que sc lÁ sirvan.
cspera, I

inici¡ l3 prepárrción para la vida durr ,¡r, i,

248

{

]

CAMPESINOS DE LOS ANDES

LA FOR.IIACION DEL CAMPESINO I

2{9

parece adquirir la t€ndencia a aprove€ha$e de las situacioñrr r {, do ent¡a er cont¡cto familiar con un g¡upo extraño, espo(tal¡lr(. en asuntos económicos. E§ta ectitud, desde luego, há p'(lhlí It sulta¡ del convencimiento de que en la ve¡eda no hay nrrrh 1. valga 1, pen¿ de rcbar, excepto el g¿nado y l¡s ovejas (y crú,. difíciles de oculrar), en tánto que en otr¿s partes My rorln,r,

\un cn uoa conve$ació[ corriente, el cnmpesiro rnicntc
,l¡r.^cr

para

de tentaciones.

A los niños tes ¡esult¡ difícil mentir, pero a medida quo lr,, adquieren práctica en evita¡ decir I¿ verdad. Con frecu.lrl. I jóvenes responden a unr pregrnta con ve¡dades o falsorl¡,l, medias, dando la aparieDcia de cenidumb¡e inocente. Tanrlf,r r cen 'ti" cua¡do quieren dar a enteÍder "no" sin r€vel Ílllln, signo aparente de esfue¡zo mental. Los p¿dres enseñao a lfi hrl," a emplear cierlo grado de cautela, especialrnente cuando son .l'h dados por extraños. Los niáos g€neralment€ huyen cua¡do x ,r¡,, can personrs descorocid¿s, y tales acros se justifican tanto por I.Í, de los padres como de su prol€: en efecto, después de torl¡, k, e:rperiencias que muchos campesinos han tenido con personlr ,r trañas no han sido muy felices que dig.mos. Cuando estu ¡rll, ms son de algun nivel social, tales como i¡termediarios ft 1., transicciones de mercado, funcionaúos del censo, vendedorcr, hr
cendádos, inspectores, maestros, médicos, d€nristes y abogado¡, lr{ sáucit¿s considerán que ellas se dedican a explot¡rlos y eng!ñ¡rl|r

rcucrtlo frLcilqr. con el interlocutor cuando no cstá bien frmilixrizrdo con ,rf,r de la conr¡e¡sació¡. Alguna reseNa nental rcfrcnr al cdmr¡, impidiéndole expres¡r sus propios pensamicntos, cvitnndo rsl nr¡,lcstia de una discusión. En ¡ealidad, cu¡ndo r]n cnmpcsiuo ir , r sircerám€nte expres¿¡ la verd¿d, se vale de lo qge denominá 1.r.,r en a¡rnas", 1o cual da a entender que una promesa o dccla,,,.,' ¡ec¡a sln haber inger:do cer'eza ó otr;chi es seria ¡ hun,lr Parte de cste juramento consiste en dibujar un,! cruz mcrÚrc una monedx en Ias tablas d€ una mes¿ o sobre la puelta.
un sincerc deseo de agr¡d¿¡,
Además de la veracidad y larlocu¡cidad, la l.impieza es oúo valor .'rrrfll que poco se acentúá durante la ú1tima pute de lá infa¡ú l,os ¡iños lavan sus rostros y pies en los días de asisteocia a

y

se ponc dc

scuelá. Pe¡o los asuetos significan también vacaciones de baño: i 'u mayorfa los niños aparecen con manos, pies, rostros y ropás i¡, os, No se l¿van antes de comer y se acuestan sin ásea¡se. Los ¡ ¡ienen cepillos de dienres los u;n mn\l dc !c7 en cu¡ndo: en
r

\rcio la mitad de la población de cinco años de edrd y

"

Y en ¡erlid¡d. al estudiar la histori¿ de I¿s relciones entre lot rrlh pesinos y las clases superiorcs, ¡€s,ulta evidente que se justif[,r L cautela con que los campesiflos s€ tcerc¿n a los ext¡añosJ

n,rce de cepillos de dientes. Este uso inftecuenre del agua y del i[ir¡ se mantiene en l¿ madure¿. IIay en Saucio mui€r€s que no , hrn b¡ñado desde que alcanzaron la edad adulta, runque superii, rlmente laven sus rostros cuando enjuagan la ropa €n los pozos. , hombrcs se asem s€manálme¡tp la p¡rte superior del cuerpo y

rnás,

, pies, anres de ir a l¡ igle.ia. Uná \cz por mes. o con un inrer.,,) ¿ún mayor, tm¡an báño cornpleto en lis quebradas o en algúa

.ión romi o de l¡ iútinidad y solid¡ri.led que pdcticme¡r€ coDprcndrx h
rohlidád de la ve¡eda.

t¡s

únicos l,d¡o¡es corócidG en S¡ucío histó¡ico

en

pnf,,rl

ros socirles. Por eso se .ompele á ios liños a eritár esa c14e de eqción

.nl.l

¡ ¡rtc rcond¡cionamic¡¡o

Nliguel T¡ián¿ formuló ]N sigrienEs obseñ¡ciones en 1921: "3¡jo h $r rádá esudriñadofu del psiüUogó, lel c¡tupesinol ofrecé int€lesant$ pü[l'. de estudio. Con l¿ go¡ra desoprd¡ en I¡ t,Úo, en huñilde ¡crirud, no F

s

,

emúina m el crpítu]o 15. Al r.rF.h,

al a¡,í]isis, pues dopto utr semblnte hierárico, tmnqullo

*u¿ño,

una i.cisiva i¡vesdgación, desconfiád¿ y sü?lrrr .l obsen'¡dor s obFto, ¡ su tumo, de obsesación... mieft¡e, el fc.,np sinol se si¡úr t¡ás de párápeto á mjrárlo cor s¡1s ojinos v¿ládos y . .1|l|
Úás el óuál

ddta

t

y pe¡sándo e inrc¡p¡ctando, si n quic,e cada pl¡b¡a y gcst¡. Fs6 dos intcligenchs enJreñtá_ ' ,. io se .ntienden: el tcampesinol picnsa que s )c mg¿ñ¡ y sc a¡ticipá ¡ ,[ú,r... Apar€r& siempre u¡ súáae afecto a sn patió¡... diminüivos ñosos. respeto y hastá oporturos sen'icios. Pe¡o se engáñ¡ dulccñaue tnn cuentá cón l¿ seguri¿rd de esos lmores; pues Jel üúpesinol no úni
,

1, sooryon,me¡tq. a¡alizi¡do
cstúpida

mlIci¡,

t

ú¿:e" (Ld .itilizdrióú chib¿hd, pp. 20-21).

250

] C{MP¡SINOS DE LOS ANDES

LA ]]ORi\'IACION D]IL

C-A.MPESINO

I

2JI

pozo. A m(didr que envejccen van roñándo menos que esros Uegán x olvidrñe por compteto.¡

bdh\ h.,

Lo. ún.co. grupo, infanrltes de iuego que pueden vcr¡c r r formrdos por hennrnos. No hay pand-,llai v it jnre¡caurlrru.,, se n anrieñe oenrru det nucleo de ü frnril;J."Son elcepci¡ntr¡ r r. reglá Iu' grupor eicolrres y los quc sc fonnao en el cinrhÍr t,. la c.crrelr o de.de crrr. ási como Jos que o-rsionlln ente * rrtr, tran en hs ric,)J,. mienrras to.,ru¡ore, ¡ueg.,n at reio y t,ctE,, 6 emnffEo. rales gcupos ron rJcundrrior cn impondncr¿ crrx¡0r. I falta de pandillasrr debe en gran oane al hicho de quc lrr rrrn sun"ocuprdo. er .os nrbrior agrcnlas de ,us re.pecrivm h,,¡.,, r/l 1á ra de conr ,cros con nl¡ios d,e or.á. f. ri,iás es quiz,h rrn" r los factores que fomenran el nrdividu¡lismo, en et seitirio rh r¡ centrismo, rán elidente er e1 adulto.
gulzás er dh lnás importante de Ia úlriú¡ p¿fte de h ilt.n, €l dc la p¡inrera comunión. Ese dia represinta la cul¡)rtll.,r de h pnp: cion religio* que et riñ,, recüe de t,madrc, r.r¡r"¡ e,la le en,€ná r arrodillú.e-ánre los.anro,. ¡ ¡le.cubrinc, ¡ t,., h scñ¿l de Ia tus re,ponsos. t-n efecro, rl$,1r...r
€s
las pria errs

dr\cñ¡n otr.¡s oraciones, la doctrina y eI c¿teclsmo. Cuando cstá listo para Ia ceremonia, ya hábrá adquüido el hábito "rx) ,' ,r lr :gle"i, rudo. lo. domingo' prim(ro con su. comprñero§ , flrcl.! después con sus p¡&es y ftlalmerte solo. Tánbién para ,rrcs ya halrrá adquiddo 1as aditudes fund¡inentales y habrá ,,r rdo la conducta de un buen católico -actitudes y conducta " 1,,,r regl¡ general pcnnane€en irtaclas duraote todá l, vida de 'it, -, talcs como erl respeto p.,r el siccrdote ). 1¿ lglesiá, cl temor r rJolación prra con los santos, una gran confianza en Dios y ,,,. Jesignios respecto I 1os hombres, la guarda fiel de los días ,,", 1¡ asistencia oportuna a Ia nisa, l¿ disposicióD a cuúplir la , r(ncia v l¡ sc¡iedrd en ei cumplimienro de las promesas satrl.Ls.'De €ste modo, parx el gran dir dc la pdmem comonión , flo recompensá bier nrerecid¡, el niño €s obsequj¡do con ropa ,\r, cirios, flores, breviarios y todos los elementos necesádos , i i «remooiá, coovirtiéndose mí por un morlento en'el miem, rrris importante de li f.¡{lia. )cjllc tempraru cdád, el niño rambi¿n recibe Ia csenciil cap¡micntras ¡sisten ¡ la cscucl¡, sc ,,,r de los niños que ayuden en hs trrers rgricolas. Cuando rer,..,,, de las cl¡ses pueden ir eu busc¡ de l¿s ovejrs dom¿sricas y , rr)nduc€fl a Ia e¡a o van por agua a una fue¡tc ccrcana. H¿cen ,|¡los a las tiend¿s para llevar a l¡ c,sa micl, paD y ot¡os ele,,ús necesaios par¡ el hogar. Pero después de ásistir dur¿nte iños ¿ l¿ cscuel¿, a la edrd aproximada de once, los niños en ., ricula.r que&n en coodicioncs de prrticipar plenrmente cn Ias , i\idades agricol¿s y siguen á los mayores en Ias Jabores de desl¡¡ coo el az¡dó¡, en la arádá, la rspcrsión 1'muchas otrrs ta,. Los niños :p¡enden po¡ in¡itrcitin. Nunc¿ discuten lxs técnicas ', rdoptan: para ellos son bucnás y rdecrradas. por cl solo hccho . , uc sus padres las pr¡cticáo. ,{sí, I¡ tr¡dición ¡grícol¡ básica es , ,cn-id¡ y transmitida a la nr:eva gcoeración durnnte el periodo tico de la última p¡rte de lx infancia y de lx pdnrcrr ¡doles' r(i¿. cn 1¿ etapa llamada por algunos de "atlmiración por los ,,¡c{'. En el caso de Saucío, Ios rgricultores mrduros, los pidres,

,iln p;ra ia ígricul¡um. Aun

pá\b-¿, que et niño rprende son ..Ruega p,r ni,.,,r,,,. lasque repite ¡l uni.ono con sus hermrnos mr¡oics. o..Arr rifl' gue ', m¡dre pronu.rcir ,rccuLnremer¡e il hacer l¡s ur,., Fsrr imporunte preprración,e adquiere;rre et ¡tr¡r de l¡ /rurt.. en l¡.¡la o en ta Jlcob¡.,londe L madre reúne a cus hijo6 rn,r.., ácosiar.e'Detndosmodo.,cJx'qüiFrdcfíciencia ciór para la pdmera comunión is corregida en t., e.cuel;,,t:.,,,

'. tste dcscuido { m erir dc No

i,do po- rG !ámpennñs ,n tr ép{a

que los .hibchs er¡¡ muy ¡seados, hnro etr sus pe¡sonrs co¡ro .n r fuúÉs d€ ag!¿ y ¡Íoyos celeb¡¡r¡a¡ ciremonias y.¡¡r t,. _cn cucncia ¡ib1a b!ño colectivo. Probábkme¡te et deo púsoad;qrrr.l dsaprrcce¡ cu¿¡do o 1i74 los españoles hicieron obliglrorio ol u«¡ ,h , ,op,: \tu c (r!ou. Hn.or¡d ?.lei,ir¡.,.\ol. t. pp. rj4. r07Jloi.f. Fih I,r.¡ "N-or¡ .obrc. l¿,,nlución...'. u. l, . Lo, in¡ig,¡"s ¡paronrúcnrr ¡,ú,, núrul eerndu .us c-prpu§. pclo de,cuidaón et i,,"ao a" lo qre consuc\u -1 Í¿c,or dc difu,ión de en eñd¿d"s y ",,.,**,,r.,¡1,¡ epid.m¡or. I mnE- :,ni.mdo . lu, csp¡ño16, parcce que to. fu,se";, ;tvid¡ror , -dcrjblemen¡c h (osrurbrc de limpi,z¡ que er¡ norabio en rus anrc¡u",.r"

peFolxi lúece .er un etemcrn, .,r1" colo. irt. Loj croni.r! 6rán dc {rn.r

hogrs;

I

n eI opitulo 14

s

exmi¡ar l¿ c@ducr¿ y lás

¿ctitudes

ftligioss tms'

7
2']
]CAII'IPESINOS DE LOS ANDES

LA FORMACION DEL

CIAMPESINO

I

¿,"

son los ¡éroes. Se puedc predecir con ceftidumbre quc cnrl,Irr| niño qre, por ull modvo u otro, no obreñg¡ €sa c¡pacir¡cl r tr, sonrl. nunci adquirirá la segunda nrrurclea neceraria parn l.rr,., tirse en un buen ágricultor, co¡ arrcglo r las norDr¿s (lc t,{r,r Los niños se dcsanollan rápidarnente de los trece ¿ los rlt.,r.rr y I¡s í1uch¡chas de los once I los c¡torce. A nrlt,t, que rván,r h .rdole,cencia. l¡, mcdres nrue'rr¡n preocupx.ról I. las hiia. \ las vi8ilrn de cercc en Iás riendas ¡ durante los ilhr i,,'
años de ed¿d

tivos. Los muchachos, por ot¡a prrte, son d€iados en lil¡crrr¡l r adquieren una especie de indepcndenci, limir¡d¡. Su pdnrcr li, cimiento de lo que ocurre e¡1 lls tiendas lo obtienen tcnr¡rrirr mente en sus vid,s, cu¡ndo los padres los llevan corsigo a.l nn.r,.l,, o ¿ 1¡ iglesiá. Las m¿dres tienen I¡ costurnbre de enviar á loi llxt,, Pequeños a sac a sus padres v hermanos cuanilo se tl¡rr¡¡¡ e¡cesiv¿mente en los mostrádores, para llevarlos á l¡ crsa. c,^th, bre que en reál;dad pe¡mite que los niños se familia¡icen ¡ú¡ ,¡¡, con la bebidr y con Ia conducta que se ernple¡ en las tienrlu¡ I ,, joven esquiva el licor mientras no tenga diecisi€te o dieciocho il,. de edad; las madres no aprueban que beban a menor eda(|. ! li. much¿chas lo hacen por rareza. P€ro pronto la madre ya no lr,,,r, contár con su hiio psra que 1e llev€ ¿ Ios mavores desde l.s ri(¡Jpues ¿l mismo pe¡manecerá en ellas. A veces los padres ;nvrr{r . sus hijos r beber; pero estos últimos qeneralmente son inicia(l(tr , ,r l. bebida ¡or algrn ¿dulto amigo de Ia fimili¡. No obsr¿nte. (t.il¡r,, de esta inici¿ción, Ios padres y Ios hijos mayores s€ enúegan i'Ill," á 1¡ "pa¡rnnda" y se a)'udin mutu¡mente pIlIá tomár eI canlin,,,t, ftgreso al hogar. La oidd ad

ltt

el irldiridua

!

tos ditiersos gntpot

pn

hrt,,

-e.occrú. I.s pri.rcri, e\p(,rú,,,. al comicnzo de la ¡dolescencia. N,, t", casos conocidos de inversión sexual €n Sáucio: ti homoscxr¡,rtrta,l €s rechazádi v fuertcmente ridiculiz¡da. Los homb¡es se cl|,¡rl,r llecen dc se¡'lnachol'i y a medida que sc desarrottan a pr ,r ,n I¿ ¿dohscenci¿, ldoptan una especie de "compt€jo de viritiil¡(t ,ttx exige iniciación senal con alguna nr:jer para tener autori(tx,t n, i¡te¡r'€nir €n las convenaciones de los grupos que se fornrÚr ,r

Seg!n

lr. illfoflnicione. ál

heterosexuales se inician

ürgen o aquel de quien " rrcndas. XI "virgo", esto es, el homb¡€ . r,speohll quc lo es, cae baio el escarnio de sus comPañeros. Frc.ú l0mente, los que tienen e Periencia enseñ-an ¡ Io¡ virgos y fo_ .,,rr¡ las pdmeras reliciones sexuales de estos. No existe la pros.n,,n in,ritucion¡li7rda. Lo' hñmbre. ri.nen.us erperrencia' 5e' ,,,1(s cor muchachas de l¡ loc¡üdád o de Choconta. l,l noviazgo cs relativame¡te secreto elr sus PdmeÍas etaPas. Con '' r1,ción de los anigos más íntimos, nadie sabe cofl certidumt r€ t*rn cstá g¡lanteando I quién; l¡s plrrej¡s con frecuencia logran ,| (rr sus relaciones aun á los ñiembros de sus r€sPectivrs famiifltercambiá siUni "(rx unapa¡eja profundamente enamorada casi no una tienda, por pel¡bra €n lugares pírblicos. Si se ven en L r rplo, emple¡n el p¡ocedimiento de saürse disimuladamente y I t scperado para ñunirs€ sin testigos en 1¿ c¿lle o detrás de las ¡,¡lcs del edificio. EI beso ¡o es coffecto y raras veces se Prac-l-an , r. pronto como los padres de un¡ muchacha I¿ consid€rar ¡ir entonces hay menos restricciones, y ella pucde ser visit¿da r sLr c¡sa po¡ el pretendiente. Estas visitás son vigiladas. Sin em' , go, el sistema €s dilerente al del chaperón t¡¿dicional de las §cs superiores; se deja sola a h pareja y los futuros s¡regros v L,fldos no interponen rcst¡icciooes u obsrácu]os extremos. Nlüchas jóvenes se entreg¿n a sus pretendicntes con la esPe_ rze de que estos se casen con ell¡s. [n re¡lid¡d hay un período ,nrarital de aluste sexu¡l llamado "nñancebamiento". Pcro est¡§ ()nes libres (d€ las cuales había dos en Saucío cu¡ndo se efectuó I inverigacióD), son desaprobadas por los restantes micmb¡os de vcredá si se prolongán por más de cierto número de meses. Bto ,orre pdncipalmente pot motivos religiosos: en efecto, eI s¡ce¡' n,rc predic,r contm quienes se h¿ an ünidos de est¿ m¡n€ra, y su ,,llll,r, es muy podcrosa. Pero a ?esar de tales sánciones, lo quc tr $ciólogos laünoamericanos h¡n denominado "coñplcjo de rirr,nitlad", es decir, que las mujeres seá.rr virgelres ál contracr m¡tri_ d(,nio. pa¡ece perder importancia en Sxücío t¡n pro[to como unl orujer pasa cieno rúmero de años soltera. Dcsdc luego, las mrdres (n un poderoso ¡gente de control soci¡l P¡ra l¡s muchechts adohsccntes; pe¡o rquellas desisten de su rigidez cuaodo estás ya hán ,rs¡do de los veinte años. A esa edad dilrutan de mryo¡ Iibe¡t¿d Irr¿ expedmenter el amancebamiento. A vec€s las parejas huyen, .onüám marrimonio e¡ otro lugar y regresán ¿ vivh eI} la Yerc¿l¡.

2'4

]

CA]\'IPESINOS DE I-OS ANDES

LA TOR¡fACION DEL CAMPtrSINO I i5'
( ,r¡do finalmente se resuelve eI mat¡imonio, el Pretendiente , r h cas¡ de Ia muchach¿, solo o acornpañado Por €l Padre. En,,,s se efectuan los ateglos Prri l, boda. Se llev¡ el ¿cuerdo ál , (ir ie¡to del sacerdote, a fin de que el m¿trimonio sea rrun-

lio,nbr€ responsable püede escoger €ntre el maúimonio o prl ,I nero ¿ ell¡ como indemoización. Este último es eI procc(lknl¡rr que se empleá usualmente. Si el hombre no desea aingun¡ r[ rr, ¿los alternativas, abandona precipitadamente a S¡ucío, al msnrr l. el dcrnpo necesario p¡r¿ que pase el p€li$o de verse oblill(| , casa$€ o a pagü. Pero si l¡ muchacha qucda grávida, no tior ¡n, camino qur: el de conrrae¡ m¡tdmonio con ell¡, si est¡ sc ln ¡,r citi. Si áún el hombre esquiva el mátrimonio, los padres y lr¡rrr. nos de Ia muchachx lo büsca¡án para sugerirle que modifir¡rrr . actitud. En un caso, un joven conúájo matrimonio €stan(l¡r r -, lecho de hospital, precisamente despu¿s de uno de esos encr¡r¡r,, Pe¡suasivos con sus futuros agnados. El p,drc de una fluchacha que tuvo un hijo antes dc r,^r,, e)emplifica un enfoque diferente del misrno problema. Estr ¡r,t,, decia: "Nuestra primera reacción fue de cólera y nosotros lrl 1,, dre y san dos hijosl buscamos al hombre para obligarlo a c,l\,r , Pero poco tiempo después decidimos que él no seríá propimrrr,, uná ventaja pá¡a la fámiliá. ¡fi hiia tuvo ,.1 niño y lo deió i ¡" cüdádo y al de mi esposa cüaído viajó á Bogotá a Ínbái0r". lr. esta man€r¿, urie solución para el problema de los hiios h 'l,lr fuera de matdmonio es deia¡los co¡ sus abuelos, quienes tos rlrrrrr a su cüd¡do co¡ gran c¡dño y les dan el apellido. Ninguna muier es efignatizadá por tener un hijo anrc,,t. casá¡se. Aunque no contraiga matrimonio con el padre de esc lrt¡, ella v su familiá continua¡fu Ucvando un¿ vidá ¡oIm¿I. Cuando ilrl. un nuevo preteñdiente, se Ie iDformá completamente sobrc lL¡ rr tu¡ción, y si él amr a la muier, es de esperalse que tome a su (,r¡, también a Ios hijos de ella. Estos hilos señiadoptivos se llür " "€¡t€nados", de los cuales hay un buen núme¡o en Saucío. Nrr r perciben ¡esentimientos ni tension€s en Ias familias en quc L, entenados. Por el contr¿rio, hay mucha solidaidad y ámor l1Úr medios herm¡nos y medias hermanás, y todos otorgár á los lrr(Ir. la conside¡ación y el respeto usuales. L¿ única diferencia s( .r cuentrr en los apellidos de los entenádos, pues usan el de s(,h¡,. de Ia mad¡e. Pero hay elgunos casos en que Ios entenados nnrirr el epellido de su pádrastro.

No obst¿nrc. erpecirlrncnre en époc¡ de fescividadcs, ¡o I'r.'.r c¡n relaciones :er.ualcs sln ningún ánimo de conrraer fn¡i¡l¡¡',Ir, Si una muchrchx prerde su rirginidrd en e5as circunst¡nr t.., ¡,

en ]a iglesia en tres domingos consecutivos. (en que oo es necesario vesti¿o esPecial) hay un llll de ]a boda oilrctc con cáfne de pollo y de carnero, y 8r¡n c¡otiüd de ,i"", g,."."po y chicha, si se disPonc de estas bcbid.s. S€ con' . mu'ic.» prrr e'brile. que dura h¿'r¿ el ¡moneccr. Si rod¡vla " ".t., rl¡ún dinero. Ias dos frmilics emPrcnden un rni. c rlpno 1,,. s,n¡u¡rios rcligio\o,, r¡lcs como el de Nue{r¿ Señor¡ de r,tuinqürá. L,,s hombres c¡sados son monógamos; la institución del concurrlo, que sc encuenlr¡ ea otras Pá$es ¿e colombia, no se.ha . r,,llado cr S¡uc o. AJsmis. h:ry muy Po(o: ca'os dc dererción. I pxrejas de rccién c.,.'rJu. p"r regla Seneril se ev¡l,l.c.n en reci¿n casados Por .egla genenl 'e esrrblcccn_ ¡,'reja, (J.a ieprrrdr dc las de lo. Padre. dc uno v orra. ) en (lla for' .., '., "n'¿,.t e.onomica \ sociil bi(n identiric¡d¡ No ob.r.nte, ' hombres dominan el hogar. Guardan el dinero, hncen l¡s com. \ rumin¡trJn a lá e.Do.a lo\ abJctecimientos a[menlic:'§. Rx_ ', l. "'"o*, reciben dincro crrraordin¡io. Pero esro en , ""-.no es dJro. pue-o que en su m:yoría la' muieres de S'ucio
,1,, públicam€nte

'.hd polvos facialcs ni pinrurr p:rr lo§ lJbio'. y no ánhe¡an m€'¡¿n rs ni sombreros dc fantasí¡. l.os rol€s que desemPeñan los hofnbles y Iás muj€res €stán cl¡,e¡rte definidos. Los primeros son leycs en sus castiüos, coo ,ccho a tod¿s ]as plellogativasi son aI mismo tiemPo los encergá_ r de imponer ta discipliDa y el resPero doméstico I de sostener ..,rullo de la irmili.r. fl hombre adoPtl todás lás decisiones quc .r''n ¡ Trabaiá dur.rr\enre en el crmPo y, 'u ramili¡ c.nyugal a hace$e notsr recomPensai oene derecho Por su cornPona' cn la tienda y a álc¡nzar el Prestigio consjguiente. Por.oÍa "nto rc, hs mujeres eitán principalmente Patn scrvir a sus ma¡idos, ,.i darles hiios, p3r¡ lávar v cocinar, parr colábor¡r en cierta: 1n¡s ágricolis, para acrr¡ear agr:r desde Ias fucntes y P¿ra hilrr ,. La.spo.a idirl debe.er lo 'uficicnrcn'cnre fuene v caprz de ¡l iarón en los ernpeios ri§icos de Ia \ida rurrl. Los §au' ',dar ( ¡s ro se c¡san €specialmente por la belleza o por el dinero, sino , (. lromo ellos dicen:

I
2'ó

]

CAMPESINOS DE LOS ANDIs

LA FORMACION DEL

CAMPBSINO

I

¡"

fn

Ld qk ,e¡gi ,r$crto pl¡tn No me sir,¡)e pdrd td; Yo burco nachdcha gtobe, Pe¡o hozrdd¡t , eto d. realidad. un¡ esposa es obje(o de resenrimimro po¡ ¡ltl

dentes pollticos, cuáddo tiend€ e permrnecer en la casi conl¡ '1nuñec¿" y no ¿)rude a su Í¡arido t¡flto como debiers, con arqh ¿ las normes de Saucío-

m¿trimonial no es en manera alguna paradishcr ¡rr No es inu,ilado saber r¡ue los maridoi golpcrn irr esposas, quienes no ticnen inco¡tve¡rienre cn ex.hibir los oioc an¡{a tádos. Les mucháahás campesinas lo sáben múy bien: las mujeres.

Lc vida

rucncias desgraciadas. Los iuegos colectivos que se aprcnden ctr $cüela se olviden pronto, Raras vlccs la familia se permite una Tosición dt ánimo expansivá o siquier¿ inJormel, por lo cual le nrisfera d€l á¡ cs mel¡ncóüc¡. Los iuegos dc sató¡, populeres otra§ p¡rtes, sc ,uzg¡n "PendEos" en Sdüclo. Rara§ veces se lnr l¡s tiras cómicas de los p€dódicos; l¡ únic¿ que ha conquistádo ,[r¡ )s edmirádolcs es la edapt¡ción cástellaná dc "Mutt rfld Jeff" r'llcnhín y E¡eás"), que se public, en E, Tirrrr¿ de Bogotá. Pero, { sr m¿yoda, los ¡dultos coDsideran qr¡e la lectu¡¡ dc ti¡as cú mrrs es pérdida de tiempo¡ casi nuncr drn I¿s saccioÍes cómicá¡ ¡r li p¡ensa ¿ sus hijos,

h

Niñitt de Id mmtilln Qraetuoasacqdhtttl C arrrp¡ át. ta rnart e Eütla,
Qtle hdtto cuero te

de tlar.r

lira actitud auster¡ es llevada a tal extremo, que los cempesinos orrln h¡st¡ a sus se¡es ¡mádos con cierto despr€ndimiento. Su tem_ ¡flnrcnto no es efusivo. Al encontr¿! ¡ una plrsona amiga, se li' rrnn , cstrecl¡arse las manos, siÍ d¿r ningrma §eñ¡l de entusiaoo, ,,¡r¡,¡ un ¡b¡azo, un apretón o ür beso. i.\¡i siquieq se tomán de L Lrrn) firmementer es simplemenre un roce rígido, frío y brcva,s ,¡r l¡ voz. Tienen sorprendcnte h¡bilidad pa¡a comprendcr mu¡.
Los carnpesinos h¡blan con celma

Ap¿r€ntcm€ntc, es p¡rre dol áIreglo mátrimonial que cl rn¡tl ., debe disf-rutar de ud d^minio efectivo, y él se muestra srcnr¡,r,

y

lentitud,

y

cesi nunce elc-

muy sensible a sus prerrogativas.

aspecto de le vidá de los campesinos que merecc cr ti der¿ción es su áusteridr¿ La chispa humoríscica dc Iás copl¡i ¡"t., brilla en ocasiones especül€s dc ii"s, y on* pocos rcontÍr "n ñientos agricolas. lrles como Ir recól€cción de la cosechá dc rrUn Los juegos de aguinaldos y las candel¿des de t¡ Inm¡culadr (lirrr cepción solo ap¡reccn en épocá de N¡vi&¡Lt Pe¡o l¡s demls f¡¡r d€ la vida rural son por ¡e8lá general somb¡ias y austeres. Lor nu citas no han adquirido un fu€rte s€ntido del humor, y estd rl.fi ciencia ef u¡lo de Ios problem¡s de máyor importanciá para lr¡r ¡r t',ño§. Lá chá¡zá de hecho más inoccnte o l¿ fnás humorhk,. obs€n"eción pueden confürdirse con lme af¡ent peEonel, con (,rl

Otro

¡Irllos, señ¡les y ci€fas mi¡adas enigmáticas con que preteoden l ¡ic¡r algo. Cu¡ndo está presentc algún extraño, la conve$¡ción ,. cfcctu¡ subrcpticiament€, casi sin que el visit¿nte se dc cuent¿ Pe.o esto püede deberse no solo a l¡ cultivadr tscive de i l. ' h "lla. sino támbién á c]eno gr¿do de timidez anre l¡ posibi gentes. ,1.,d de hace¡ algo equivocedo o descortés. Los ágdcultores sufren txmbién de un¡ ag¡esivid¿d quilquilos¡, un¡ sensibilided i¡asciblc. Eo pa¡tc csto obcdccc al agudo scn_ xrlo d€l sarcasmo y de Ia sátira quc ticnen los saucitás, y qu¿ h¿n Jrsrrrollado tanto para expresarlo como .prt¿ sentirlo. Son cxpcr. '.^ cn el empleo de decires cor¡¿nrcs y de doblc senlidoi catos sc ,'rñ cspec;álmnete en las tiendas. donde tal erpecic de irtcracción ,ci¡l puede conducir a corflictos fuertes. Los ágricultorcs son
,lL

I¿ Mfltequil¡ cimpcsioB como ¡liúrúto. rr* 'p¡Ia d{ ¡núái6 yno .É utili".d. por 16(r¿.§c ¡.docir i ú¿ciones él dÉtulo e). " ld.guinddos son ¿pu€stas huÍDllsticásr les caodel¡d¡r lon hog!.h t¡r.
Ee

'

encierd€n

mimzo6

d. diciúb¡.

er los p.rios en l¡ íoche de la l¡n¡c,urad! Concepción, r (v¿áE él c¡pf!úlo 1{).

ir

l:o este dpecio dc l, ,ustc¡¡d.d c dof,¿lc sc ob6.fl¡r más rívidámcnté lrs ,L,frmcias cultu!¡lcr entrc el slsci!, y .l cá¡npesino d. l¡ cosia .tlirtic¡. I I pucblo costcño es efesescdft, habla en voz alt¡, .s .fusiro y d€mosü¡.

,ro .l dotrt!¡! ¿mig6, st

como d€

ís¡

f¿cil

258

]

CAMPESDiOS DE LOS ANDES

I,A FORMACION DEL CAMPE§INO I :'9

servadores álgunos saucir¿s pued;n hatiar con aparentc lnrlllrmr cia d€ l¿ época cu¿ndo las mad¡es de ellos los dc)reraroq p oe e or tos deitetaron,

que r primera vlsta parecen ilocenres que. s;n eflbargo, PrlmeJ:' ! rsta p¿recen iroceDres rl0 pLnzánres. por eiemplo. en preseoci¡ d. ll¡

:l:

)

tt ,l.
fu

,*:ll:19:i c,.
mrnrrdoi o

los con.en.rdo¡er t" ,on.oro mienffa" signii ,r,u cnrpte¿doc por et gobiernu. es a..ir. qr. ürcrar'i
ru

a

i rn frecuencia, Ia muerte o las leslones causadas r un individuo , ,nr{r origin¿n u¡a !-e??dsrt¿ E¡tonces se consideran como Pues,,, rclá ie jücio la r¡¿ón de ser y el Pre,rigio de todo el gruPo ,l'.'.. ,." á. (sper¡$e unr acción dr¿'rrca Pero los c'rrrPe'inor Paciente y raboriosárncnr tra-

* ,,pitr*n ,

ion,rr

'.ng.nru.

'',ndjrecra\ compre,rdcr su sig.rificcdo-ocr¡tLo et y risutmrl,,
turalmenre, e\ unr pelc¡ riolenro.

Posrción social.

\Lngrn campc.irro sufre impr,ibte un insutro. prirncnr í.|. a punetá2os o qu.en lo humrtr. Si la conriendr aum€ntr. rcrurl a orr¡s .trm¡. r¡le. c"mo un¿ bo¡e ¿ de cerveza. una nrv¡ta, r rrrcheLe. un sxrrore o un re,ótver si dt,pone d. .r. tlil i;;ú; P¿recen (ener un á'l\cro de re-tirución dé pre,dgio: con lrr'rmrr cra los carnpe"inos I¡rhan con h inrenci,',u de dimo.r¡ar orr ¡,,¡ machos. ¡ que pucdcn sonener et ,ñror propio d. l, f"-iti;, 1,.;; ros crmpe.rnos es trcLl y hásr¡ Jgrrdrb.e in,ulrrr á ouicn(¡ t,, drs$fan. sin in ponrte. que sean conocido. anriguo. J rccr",rr,. t^§ra ácurud puedc e,r;r virculada a su irdigencia: carecen rir tr quezás y educrción. es cieno. pero .iempre-seña.an a la qtc (tr)fi Publrca que todxvia conserva'r su orgr'Io y ¿mor propio. . Como nadie s¿be e\acrrn'enre lo que há de esperar cur¡t(h ,ri tm a una riendr. muchos campesino" lievan un cuihilto ocul«¡ h¡rr su crnruron. o müe sus pancalones y la ropa interior. Lr ru.rr|,l r rá chrqueir ocutran tas rrmas. y cuando las esgrimen, nu prrrcÚr senrir ninsxnr inhibición o re.err., n,e-,¡r. *ri"gi*l .,".iíi ii", ..miie el aceire,. (rr poco "enümiento de cutp¡hitiJ¡d en cJ qrre falmente. es una comp¡rrc;ón cor Ir medición del nivel dcl (. , en,el moror de un áuromó\.rl) in.roducjendo un cuct-i o cll lt abdomen.del oponenie que. a iuicjo del c¿mpesino. mer€ce crsrrH,, fsro r€suh¡ especi¡lmenre ro¡orio en L: epocas v reEio¡c. en,irrr la policia es incrpaz de adminisrrar iusricji. o cúandá no J¡. h¡cero. Si et cdprbte es pcr.eguido por ra poticr.r."*l crrri¡rr ry:$i.a por a gunor me5e5 v 10 regrerr mrenrra\ la rempcstad no hrvr ;r sado Si l¿ polich,no ohida con rapidez. ,fe Lcutro, ,r., ir,,¡," nunc¿ to enúegarirn. 5u rcro se ju\¡fica como ¡eacción nrrrir¡l ante ün asalro conrrá su seguridád personal. su amor propio ) n,

r.r1n Dzrte de e,r¿ ¡erc'ivid¡d es el re,ulrado dc un¿ combr' ,rr,lci alconoli'rro y-la potrricr. ln los años de IeSo y loSl' , ,, lxs Ddsiones Do lrticr' 'e:raba n de'enr¡den¡das en Colombia' ,,.'u,", ¡lu,ión ¡ 1o' pa¡r:dos podr¡ origin¡r rácilrente gr¡ves ,',,1.* o. .'..n-,oi .ran c,r'i inv¡riabiemcnLe las de.lda' Aun "r. nimio su,cit¿ba uná reácción ráPidx ¡ mecrnica Pot ,lcr.rllc ,nL ,,,olo- un dia un aqriculror ÚberJl dc Srucio llevaba un cravel run¡,',n la solapr. Aurigue esrc clavel habi.r 'i-do 'dquirido ':n benericencia. su Porador ,, ;nLención poliúci en un b¡7rr de , (unpeljdo ¿ uoa lucha co.l un co1'ervüor embri¡gado' Porque ,.," r.,intió pol. el color de la flor: el roio. en electo. es el color ¡.,r,ntiro del iartido tiberalr el color de Io' corservadores es el

l:n isual forma. el "color" del Prrtido Politico qu€ Predomioe ,',rJe áon frecuencia ¡suntos Prirados. t¡les como el vestrdo' Lr , ,,eriodo de Ia hesemonia co;servadora de l9t0 a l9il' las Perou. usrbrn cárbat,r roia' por eiemPlo, qued¡ban en Peligru ".i.,, ,h 5cc'solpeados por la poUcja o Por contervadores armado§; lo corbaiJ -"* i'*'* le, li¡ci¡ a ios "roios" era corrárles larienden xAna' us¿r con)er\ádoras ,!rme;te. la5 muie¡es de l¿s ¡un¡s color para los cabello§. cn t¿nto r,..l".,zules r cinrá. del mismo *,".n la, zoiras liberales, como Saucro. el roio es el color que há i. ,x¿¡'e. 1¡ás recientemeore, los con'ervadores de la localid'd i,,.h¿zaron una marc¡ de cervezá y no lá comPrab¡n ni Ie olrecíán , 'üs amigo.. Porque er¡bi embotellada m envase-ro]oi Prolenan
,

otrr márca que estxba embotellada en cnvsscs .h coloí azul verdoso. Igudlmenr¿. la Puerta PrinciPxt de la Ha' .i,nd¡ Las fuliás. pjnud; de roio sin ningl.rn (entido ulterior' fue ,r"leadr ooi con.ehadore. enjurecido§. H.srr lar bomb¡s inyecto' roio han ¡r' de saiolina. qLre tradicionalmenre se esm¡han de gucio' sido ,"pintr&s de á7;l en cie¡t¿s reglones no lejan¡s de

r'"*" r"¡e¡ei

t¿ de

260

I

CA*1P[§INO6

Dt. LO§

ANDES

LA FORMACION DEL CAMPT§INo I i6I
dc rnonrcñr; crmin§ (n xnrl A ,,rri-¡ rnJrndo Dor "cn_ 'endc,os lrr]a cá¡g¡da con un'r (rn¡irlr(l de ,, rl [úsmo dia'v dc regrcso , I' .r su cucina. suficierrte prra el cñnsumo dc

En ¡ealidad, la politica se h¡ colvcrtido casi en unr lur}. ¡.. l¡ existencia.o Cuando todos esros grendes y pequcño¡ colh,¡.t ¡fcctan a las faÍ¡ilias, cl resultedo es uns concate¡ación dr ¡¡r g¿nzas ejecut¿das por sus diversos miemb\os. L^s eendett.t | ¡r. cxpresiones de acclío colectiva determinan que el s¡uaÍa trr , dent¡o de un pirtido, queütrdo l¿ f¿milia como el mci(,r tr.rhn so¡ d€ la ideologíá política y como el más eficaz prescrv¡ttlr'r r la lealtad prrtidista. Esta últinrá "coff€ por I¿ sárlgrc", y ,|l,, c¡fibia de partido siendo adulto es comiderado como t r,.'.r despreciablc. Casi no podri¡ se¡ de otxa maner¿. Cuendo h0 lil,[ de¡r¡mamiento de \rngre, h memorir de los parientes sr rrrr¡r,¡. del d€seo de venganzá, y la preparacióa pa¡¡ h retaliaciiirr r ,.,, üerte en uñ nactor sine qua rion p¡ra la sr¡pervivenci¿ dc l. t.¡ lia. En coosecuencia, lá cohcsión politice hereditad¡ es inrlrrl,,,, sable, e inevitable aun por encima del podcr de iualquier irxl¡vr,lú
Las gentes de S¡ucío se uncn cont-ra los forasterosi p.rr r{r bién pelean entte ellos, La envidir, Ios celos, Ia codicia y cl rrr, r" püñi€nto en cl p¡go de dcud¡s son motivos de conflicto y r¡,, sión, que t¿mbión susci.an h cohesión de la familia. Im.r,I,,,,, minGculos engendran pendencias graves. Por eiemplo, en rrl, t las tierdas del cNerio estalló uná feroz lucha ¿ macherc, \¡r't'r

lrro Ix autoridád de los ancianos disminuye Coflro l('s vincLllos ,, , robusteci¿los durant€ los Primeros ,ños dc l¿s rehcioncs ,, ,,,rdrc c hiio. ron suficie,rte¡nenre fuertec Prr¡ v'Porinr lxs .. , lo" orol,ie,n¡. á que hxcen frenrc lot ¡nci¡n{'s los hiios Fn reálid'rd, lx or. ,,,,t,,1 .^ 'ri ayuda sicmpre que es neces'rio al cuirl'rJ" dc ¡.,.*,on a" ti fam;tia es ul, quc los vieios q'red¡n

i, r.spectivos hijos. ! , , ,*".,. consñq¡ a rodr l¡ f¿milia en rorno ál 'trüJ Lo§ l. .^ina llevrn i sris muenos por todo cl cámino desde \us ho'. I
,

, tr¡sra Chocontá para enter'rerlos con lá a5i§tencia e'Pirituál ,ur" u rierr¡ 'airadr'ro Se llor"r ) rez¡ mucho. De'Puós dcl "n sacerdo-tc Presid€ la proiesión del ertierro cn Gro' . ,'",t. áia, cl {ri y ¡ esle ceremoni; a§isten amigos Y Pari€ntes Al silir el
,,l,,vci, en ]a habitación principal de

rncrre porque un calr)pcsino corrigió lx pronunci¡ción qu" ,u, daba a la palabra "gafas". La corrección & esta palabra lrrc u, tivo de una discusión que inició u¡r c¡der1! de insultos pcrs¡rhl,. he ahí, uni vcz más, cl dcsafio contra el Aflror propio y el orl,rlt. d€ fámili¡. Estc conflicro finalnr.nte alineír a quienes est::lnrr ,,, la tienda en dos hrn,lo\ formrdos por los respectivos p.¡r.rr', . comP¡dres, que tuvicroD ¡l vecindrrio álborotádo por casi unn h,r,

la casa se erige un alter eri negr.s. Dste altAr se cooserv¿ rrr de tumba, envuelto en tclas , veces Por Ün Plezo mryor' , rrte los Primcros nueve dias y l.,r: viudas v tas hiias quardan luró risuro§o vi(ticndo dc ncEro los h,,rrrbres u'rn un hótiirr cubicrtr' de telr negr¿ ,, " ""belu, ,1.,.r fri" nesra en l¡ soláp:¡ dc la chrquerr' Durantc cicrro nú,,,,,1"'-c¿ se absricne,i de vi.iras i fic'crs Lr longirud dcl ,i,{lo de luto vrría según el grado de prrcntesco con el mucrto; , ¡l¡nente es de uno oios añü por 1,r madre o cl Padr€ r'!o obs,,re. l¡s sir.¡ctas en su m¿yoria iron .np" Por el rcsto dE
vid¿s.

"egt"

I
t I
1

Vejez

y u,,,,.

DI. ito y

la ea.lcTlcid

I

Los anci¿nos Eabaj¿n en los crmpos, llev¿n los product<x r¡rrr colás al mercedo y se embdegán coño dc costumbr€, hasti .l ,lr. en qüe enfenn.n sin espcranza de cuIaci(in. Los vieios son tÍ(ri'. Un¿ mujer que tienc aproximadamente ochenta años de e¿hd \ r,i. con fr€cuenci¿ ¿ parientes que viven á más de siete krlómcu,,,,1,

I)csdc su infancia. cl cimPesirio de Srucío sc c'lcucnt¡n inte ,.r vid¡ difícil, parr l:r cual det,c csta$c PreParrndo' Al niño.sc
,

'rtñe-

',,
t

t;;r'rnu.il.
(,,

orinciülnrente mcdianrc .rmerrrz:rs v crliS'Á 'orPoral€s flcnc At Priny á contenrnr'c con l" ¡"io

'l,c

I

'

Bi¡

lucha es oi

tcn¡ del c¡pinno lr.

'naEri¿ , I r z"ui'p,, JÚn Jc Io' E¿¡:'s 'Cloi Lol I

{r ñ(l'

de enherros

fuc

nrPuesr'

por lrin¡cÓ ue
P' 4oJ)'

'r

ltt6

260

] CAMPE§INOS DL LOS ANDES

1-A FOR]\'fAC]ON DEL CAMPI§INO

I

:6I

En reaüdad. la politica se h¡ coovcrodo cesi cn ur¡a hl¡ll F ls exisfcncia.c Cuendo todos esros g$ndcs y pequcñor outlhr dcctan a l¡s fdniliás eI rcsr¡ltado es ur¡ concetsnác¡óf d. t¡ gaozas ejecutadas por 5us dive¡sos micmb¡os. Lrs ,ü¿ndmta¡ | $t,l a:apresio¡rs de acción coloctive de[ermi¡an que el s¡ucltr ¡¡,,r eDtro de un partido, quedando la f¡milia como el mcior tt.xí, §o¡ de la ideologia política y coúo el rxis eficrz prcs.rr.thn ¡ la lealtad partidista. Esr3 úItima "co¡re por l. sangrct', y ¡l¡r, ca¡nbie de pa¡tido siendo aduho €s coDsiderado como ull llrnt despftciablc. C,a.si oo podria ser de otra rnánem, Cuando hr lut'r,l dcrr¡riamier¡to de sangrq la memori¡ de los parienres sc urr¡r'¡. del d€seo dc veñg,'nza, y la preparación p¿ra lá retaü¡ció[ ¡r, | ", vie¡te cn un fzc¡or shte qud ¡on p¿ra la sup€rvivenci¡ dc l. lr,ú üá, En cootecuencia, le cohesión politicá hereditaria es irrrltr¡or s¡blq e inevit¡ble eun por encim¡ del poder de c'¡¡¡lquier i (tvl,h,
Las gentes de Saucio se unen contra los forasteros; prr.rr ro bién pclean entre ellos, La envidia, los celos, la codicir y cl hr r'¡ plimi€nto en el pago de deud¿s son motivos dc conflicro y r¡I siór,, que támbién sr.rscitan la cohesión de la fa¡rilia. Incll¡,rr, miDúsculos engendran pendencias graves. Por eiemplo, crr llll.¡ .t lás tiendas del caserío estalló una fe¡oz lucha ¿ rnacherc, \Íl|1,r, meDte porque un c¿n¡pesino corrigió l¿ pronuncüción ,¡rrc ,r. daba a h pabLra grffl" . L, corrección de esr¡ p¡l¡bra iu. r" tivo dc un¡ discusi6n que inició un¡ caden¡ de irisultos peniooit,. he ehí, uná v€z nrás, el desafío contrá el amor propio v el or¡rtt,, dc familia. Bte conflicro finalnrente alinerí a quienes estahnn r" l¡ rienda en dos bandos formados por los respecrivos p.r;cllt.r ,
compedres, que

."",., "nd¡ndo Dor send€ros dc monl¡ñ¡i cánrin¡ crr 'n)lnr\ scrr_ , .i ai"'' de regre,o br': cargada con un't ctnri'l'rd dc

"*r" ,l,ir.r su cocin4

sruficiente Para el co¡sr¡úo de unx stnrin¡'
¿lc los áncianos

tuvierol al vccind¡rio alborotado por casi unn h(rr

disminuye C<-rmo los vfnculos ,1t.. robustecidos duraot€ los Pñmeros ¡ño§ de l¡'s rchciones ,. i,'"i.. . r,ii.. son suficreotámentc fue«es para s"Porr¡r Ifls .,. los probLrras á que hacen f'e¡': !':l''-'^1',:-1"',ltl: En reálid¡d' lá or ,,r,,1 siemp're - ",1 l; f¡milia cJ tet,qr¡e e5 nec€sário' que los vielos qucdáo sl cuid¡d" dt ,,,/.1.:i,;n de "vud, (Tcctieo§ hiio§. L, n,uerte coneresa ,o¿" ¡¿ f¡milia en torno ál ataúd Lo§ ' " .¡rsinns lleren a sus mucrtos Por tooo el,r_'¡m¡no desde sus ho_ cnt€r'rrrros con ra ssisrenci¡ esPirin¡ar ::' ;;';; ;;;";;;;;" r,,rrr v en tierr. segradá.'o s..llore y ,.Y Isho: D*P'étj:l in (Xro' ,,,r,.i" álr,'J.""*4"i" Preside la P¡o¿esión del entie¡ro Al,:1: ,,,i y est" ceremoniá asisten.amigo. y ^1 " er -livci, en la hebitaciófl PrinciPal de 1¿ cas¡ se erige ur altsr ¿ltár se conscli'¡ rlrrr de tumb¿. en'r'uelto €n tel¡s n€gr¡s. Étc ¡ .trrrc los primeros nueve díás y á veces pol un Plázo máyor' vistiendo dc ncgro 1..¡s viudá' v lss hiias guárd¡n lut'r riguroso. ur¡n un borón cubierro de tch ncgra , ,*" los t otnÉres ^ "n¡eá, . ],,, frl^ n.rt" en la rolap¡ de la chaquerá Dur¡nte cicrro nú_ .,,;;';;',n*& sc abstienc¡i dc üs¡tas v fiesta-s La longitud del 1.,",.t. a" tr,o varia scqün el grido de prrentesco con el mucrto: I ,.r-*.".. de uno o_dos añó por la mrdre o el p'adrc No obr' r€sto 1.,,. l¡s viudas en su ma\ori¡ ut"n topa n'g'" por el re'ro de mayoria i,*n ,op" n"gto Por I *rc, 1,, "i',a,. l, . ,;¿,".

t1r, l¡ rutorida¿l

¡

f

l"i-':::

Vlez y wrtt,
Lo§ rocieoos trabaján en los crmpos, lleván los productos :ftlr colás 3l mercedo y se embriágan coño de costumbre, hástr cl ,li, en que enfefman sin esperanza de cueción, Los viejos son fucr.rfi Una mujer qr.re tierr ¡proximáalamentc ochcnte ¡ños de edad tnrr. con fftcuencie á padentes que viven e más de sicte kilómetr¡¡s rl.

Lt*itoY

Lt¿I'denc'a El,ttito y l,t ¿lidenci,

l)csd€ su infarciA. el c¡mPcsino de Srucí¡' se cncucntra ¡ntc ,r, vid¡ dificil. parr h cu:rt ic¡c c'¡rr"c prgrrandr' At niño.sc . c'r,eñr. Drincip¡lnrcnre rncdiánlc .nrcnirT¡' y c:r\rrg¡F c¡rrPor¡re§! Al Pnn, n,, pedir'muclio y á contcntar* con lo P"co que nene imPusu Pnr pr:rrc vc/ eñ rErerie dc Nticrros dc tG Batnoc (GftDt tol P 'lor)' a-;l,isp" Ju,"
reelá

I

Esiá luch.

.r ei t.D¡ d.l opfrulo

r.,r
15.

t"

f-'

r..,

"l

l

1556

262 1 CA.\,IPtr5INOS

DE LOS ANDE,S

LA IrOR\fAClO¡_ D&

CA§IPI:SINO 1

1ót

clpio, como cudquier otro niño, c6 nvaz, curioso, sonria¡l t l} prendedori como no dene iugr.retes, los fabrica con süs prctL rlr no.. Pero a medid¡ que crece. se le va desa¡imando dc drtrllrr, iniciáriva, y comicnza a adoptar las actitudes solemnes y l.¡ ¡rrr, de conducte dc sus padrcs y hermanos ma)rores, ¡ctinld.l y I.{r' que opacan la vivcza y €1 áfliño ¿legre de los primeros 0f,o¡, lr bién aPIende el coñportamrento rel¡gioso y las técnicái.rl',r ¡ tempran¿ edad, y las absorbe sin discatirlas.

explÚtrci'nr r..1.¡.. .up(riur v Lr, p(rio- rs cJucadr'r 'lglos de LI tcmoru egurvocarse ro . ,t,,..rnl¡do es1; welld6¡h'tt$ug. ,. rrrli.lo ¡.rra ,cruxr v lcDto.en *'"1,i""'l:.1:'^^"].j:T:'.:: su vo,r;,.',',' ,'"" 'upcrior.s ln obligr r uriÜ7ar' run conÚa hiPüclt¡§'
. nl, ,htlrinütivo\

y

frases

rr ,,,.h\i.llro
;

se

riu,t¿ bicn

il,. i-'i.,-".'niri" ";,

niño no püticipa cn ¡rrt de juegos con sus vecinos. Du vez de jugar en pardille, hrcc r,,t. Hey un inrerso cgocentrisnro,
sus co¡¡etss o jueg¿ solitario con sus tronrpos en el patio do

tl

A

escuela y cs ollt¡.¡ a trabajar como peón agricola. Siendo ya para entonces un horrrl,r, cito, comienza a cüdar de si ¡rismo. EI secreto y I¿ res€ryr rri[,

los diez

u once ¡ños de edad ¡b¡ndon¿

l,

[,¡'

l¿ m¿yor p¿rre de sus actos desde que comienz¡ la edolcÑrr,r,
Las muchachás son educadas con Ia únic¿ finaiidad dc r¡n convie¡tan en amas de cas!, Pasan toda su üda dedicadrs ol h,,¡r, ¿ unás cuafltes tareás rgricoias y ¿ criar los hjjos. Tln p¡onro r ür' u¡a muchacha contr¿e matrirnonio, queda sometida a l¡ ¡utr'rt,l. I de su marido, porque la fámilia es pat¡iárcal. Lr esposa no lrr,l .¿lmidstrr,¡ su propio hogar; de elll sc €sperá principá¡Jncrti ¡lsea üne bucne tráb¡jador¿ y un¡ comp¡ñere fiel,

En m¡tcria de conflictos, el €ampesino par€ce heber ril,I, rido un orgullo puntil,oso I un sentido de culp¿bilid¡d xh,,, nico, Hiere o Datr sin nin8ún aparente remordirniento. Sr tr¡L
tido dcl honor
tónic¿ elevad¡, y puede tomü como ¿ enazas ¿conteciúicntrr '1. menor impo¡tanciá o simples palabms o bromás. Fr pacientc r r.l mado; p€ro cu¡ndo tales ámen¡zas, p€queñas o gmndes, Io l ¡r.., á la acción, se vuelve ciego, fanático y con frecuenciá crucl. \,, embargc la lealtad a rm parddo politico que se herodr en h l¡ mili¡, Ie gs$ntiz¡ el rcsp¡ldo ¿le €sta. c¡mpesrno se coloce a la defemiv¡ cuendo er¡tra cn r.,¡r tácto con un €xtráño. como si Pred€fa uná amenaze, Ileg¡ [ mular ¿ Ia ost¡a: perrnanece, €n efecto, cerádo e inmóvil¡ ¡rr, por dentro es toAo acrivid¡d y d¡ceñimi€dto. L¿ cxperiencir ,1, sus antepas¡dos le ha enseñado á ser c¡uteloso con los nrienll,r,"

a no q"l:l,::camp..ino de Srucío h¡ ¿Preodido oea.iunr]cs ',o Io convier' ,., a..iru.i"n.i l'rs relacionts primarias un ""ii¿i.. .r Psic(iricoJ( 'csurid¡d dcniro dr 1r ,,i.n"' ",' : '""ii locrr-y cl encuc¡rro norm¡l de ..';z.rción Prác| .:i:lí ;dm.,r,n o,",';'. L." suicidios son ^'.:: ;á.má,. -n ,*o.r.' ) .diricire' dr,(xPri ,l:1";;';;-il;;;;, rei¡tivamcnte c¡rmrdr' ', "ra" "g'''r.' ou'rera perrurl'rda sohmcnte p.r cvcn" ' 'ri*-"-i,..iri",.s. :":i.;;"d* .;; i; religión v IJ politica \o Prrece di'Puesto -es quiTás uno de los motivos cn ta viir, v esre , '";;-;,ch. .,i'],'ii,l.'l"g* poco ias prácricas relig'g"' T":á-:"' ., l,credado de ius padre'. lo hrcen pas'vo un¡ rut¡na iin fii foe'se tt c"pi,,,t,irn¿lmente condicionado

"mr¡* conro ', i,. .r "".¡r¿rí""t É,munid¡J como-buen agricultor' a. tejo qriizás, o como gran bebedor' ,'
¡,1"á..

'*lccro iJ';r,. ;',t in;in¡mcnr. T'l"l: -::"..i:, *:t::..lfll P,ede 'rdquirir prestigio qrup,^ ¿e l'::" .;.,1;i;;

r h conform¡(ión de 'Lr propia so' ¡ los demás Adquiere ,n sendtlo

[,i:i,. ;.n : .l l:l;l ;; i;;;.

ri,,,u,

"t ,":ll,;";;;

t ;:ili;;;.'.; 'i'l';i'tffifi;'iil";-"'
",

* lY:,It:ry

Jl:

,Lli¡ siguiente),

'

¡

su orgullo personal párecen estir siempre (rr ünt

.,,ii-,i" i*,, '.

Ll üllimo

ceso

Ir¡zó rr páso de u 1:;:::;-::;",, " i'ru';onrt poito <'n1"':nu'rui(r'c' rr¡r''run ,','Hii;,;fi ;.i:";,;.'tl ';,H;ñ,i;,;;";,*orm¡ rricrr'ar' sc,ú¡ i¡'t'"¡
'('cñ's

d.sui'iJo que lo' irJorrks ,* * Iqr. La \ui'id' 'm ur'

PJdittua rcÑrd
mucr''n

r lúbi¿ '¡"r*(n'(nie rr'n' r'"1r ¿cto suvo

EI

'¡ .,,::i; ffi;;"i'i;1.'"-,.i'*"'i¿i"'' h.r/r \(ir' "in a Pesr del r, l:1,'ilri;;i: ;,,:" ; ñes¡ac,;n rosmd¡ po, cr Ademár P¡¡ele quc ra resigr{ión rcm¡r¿ ..i''ilil";" ,u" mi*brcs qben in'P;sit'rcr dc rarizr' L¿s got's rurc¡a ,i'i.,,)"ffi;';;:i'. ,p""¡'a" I;o erPur mucl' de l¡ !idr' ,,
r

'r" '!onMrr" L 'l_( $ubr . ,.","*lnns. sra mtr.h.chx 'nJi" 'rl4r x' a" rcbe n'nr' .l;lli i;;1"-ü .o,r., ."rig-'" 'ruc' ur crn'rn" eic nor so(i¡r J'

"-r'"'

264

]

CAMPESÍNOS DE LO6 ANDES

LA FORMACION DTL

CNMPESINO

t

:65

Cuando levanta un¿ famiür, el saucira pretende qüe conoat la d¡s lás ¡espuestis. Esp€ra que los hiios le obedezcan cieg:nrrnr I r educación de su prole dende por eso a ser ün¿ reperició¡ th r p¡opia c¡pacit¿ción para I¿ .!.id¡. Eütrcga á sus hijos antc¡ vlnlr. e iatcligenres, Ia mismá personalidad orientadá hrciá h r¡l'll... int¡overtida ), egocéntrica que él adquiri6 de sus mayores. fflr x, tivos & necesidad mutua, de segu¡ided y de dqrcndcnclr, ltr vinculos de fárnilia se conselván fuert€s. Cuendo llega !¡r lnn'lt, la tristeza de la vide se p¡olonga por los sobrevivientes. Y lltr x).

r,lo\ oor Éstá. Entrc esos facrorcs que conducen r la pesividad, rlc ávo¡ imoonancia p¡rec€n ser las exP€ricnciás religiosas le' llicar J hs ad'versidades cáusadas por los sistem¡s Políric¡'s En ¡ ,lr,s Japltutos sisuientes sc estudian esas experiencias y alvcrsil'lc'. SnLe tanto.-y en cuanto se refiere ¡ los-sauciiás, es Pcni_ Ittc insistir 6D qu; h ,nelancollá etávist¡ d€ los camPesinos cs
r¡rito.

€l ciclo se inicir un¿ vcz I¡ás.
campesina, Ia llamad¿ "mclancolÍa indígen." y ¿un Io quc l.r clases áltas que c¡recen de información se consid€ra como "li ,.

Así la distimia áparentemente fatalist¡ e inexor¿ble dc h rú.

![

tupid€z del indio", se deben á cstá capacitación y edúc¡ciól lü. Ia vida y no ¡ inevitebles tranmisiones de oagre y he.encia¡ ata vicas.1, EI campesino esencialmcnte no es "esoúpido" ni 'lrrrlÍr cólico". Ha sido obligado a conv€rtirse en un se! casi intlú.tl eust€ro y pásivo, por 1¿ conc¿t€nación y scurnulación d€ f¡.t"ri. cülturál€s negetivos prescrvadoo en la famiüa, y €n gre¡ pártc tt.rx

ú

Triár. (pp. 26-10), Juan C. Heñá¡de d *' Pr.Utloü r. lotubidnr lBogúá: ljditoliel Minerve, l9ró), pp..59'60, 9!101, A¡c$lo Ar. gón er sus N¿¿úrcr ¿Ienemdlet, pp. lo'.¡ll, Am¡ndo Solaro .n '1. melar.olh d¿ Iá r¡za indigcn¡", obn r.p¡oducid¿ cn €l Supl€ñenro Ln.,.¡k de U n¿ntio (Bogotá), ¡ov¡mbr. It de l9Jri y otrc. Es¿s id.ú nd fio difúndida medi¡rrc áfrículos dc púiódi@, cuy6 ¡o@.es h.n lt.lrtr rcf*Dcias pás¿jerás a l¿ "málicia iñdjgcn¡'' o a l¿ "mcl¡ncollá i¡dígcnr", n^ explicd cl <á!ácú dc es malicia o cs¡ melancoll¡. "El m¡l Ide l¿ p lvr,l.l hoy..ens€l .stá e¡ l¡ rngrq en €l anc.srrc úi¿o ,I p,isaier solo ir¡"¡r, dole tejidos vir6 podrá slv¡N Boy.cá pd¡ la pat¡i¡", se decl.ró .¡ ¡-, de hfcs..ricolc e. EI T¡e po,el 14 dc febieh d. l9tl.
24-27, Migu.I

Es!ó h¡ sido sosrcDjdo po! álgunos soci6logos colombiúG, qúicr¡ l,r, .AoF¿do l.s posicior$ cxüeús de Lrpóugr, [.nrico re¡ri. G,ltoú y l,¡n brco, ent¡c cIG Lüis Lópe de Mc§¡ ú s lítoduccióa tn d'to/|., n

Hdnóndez of¡eció es$ cxpli.trcnin párcial de
'1-á tlist¿z. del itrdio

l. f.k, de origero, uDid¡ á l. Ele álimcDt.cnin. l{ todos lG c¡r¡dd6 fsicopáti@s dc uü. tliste¡ psiv¡: ¡, pmión, c¿nencio. des¡li.nto monl, r.sigráció4 ¿buli.". V,a* Ju¡n C. ll,r nándcz, R6ra r pntia (Bogorit Edirorial DDliñ!, 1931), pp. 65-óó.
gic¡ prd.niené dÉ

dd altiph¡o (lórs c¡mpsinol

",nelatr@llá indlg.r" s uná üisrczr l,¡r'rl'\

üi.tea t¡.ne

Ie)

FUN.-_CION

DE LA RÉIIGION EN LA VIDA CAMPTSINA

[

267

Capítulo 14

,parla¡tes pára üev¡¡ su voz hasta la plaza, y hacierdo otras lrmembles meiorás. La iglesia es ciertamente átr.ctiva c impre-

:

par¡ la comu¡idad tiene un v¡lor ¡rquitectónico apre'

FUNGIOI{ DE LA EEI"IOIOiI

El{ LA VIDA

CAMPEIITI

A ¡ol-rcrof,.. l. LA lcrEsra ocupan una posición rlr r { nánre en la culrura det grupo de Saucio. parn riu prcíder a los campesinos, es nccesario comprendcr tambión lr tiln ción que en su vid¡ dcscinpeñ¡n Ias instituciones religiosas.

El wdrco insthtu h.-'
Las gentes de S¿ucío no ticnen uni capilt¿ ñi un sac€rd0lr l, sidente dedicados cxclusivarr)ente al bienest¿r espiritu¡l del !,,r,, dario. fod"s los.aucflr, \rr ál e,pli,,dido editaio de h i!trlj.r.

Choconrj. cuv, (o,,.rrucció1 Iuc ini(i,rda .r et Jecclio ;8,n,,,. ¡ lF80 por ,I p:dre do I irricrno Fráy C,t ,rú \ el\er. ) ,luc *r Íue r(lr.i¡,rili cn roJ+ pur ct p¡df.:J.:n,e D,tgrd.. i,,,i,,,,.,. ¡ual.1 D l,¡dre Delgido terminó l¿ esr¡uctu¡n ter.ant¿ndo ¡r¡ r, rres, dcco¡¿nil¡, cl inrcrior, cnlbellcc;cn(lo hs nnágenes, colr¡li,.,,rt

l,os saucitas invadablemente asisten a Ia misá del domingo. allí las ádmoniciones acostumbradás y reciben irstruccion€s ¡c,cÁ de ]os acontecimientos religiosos venideros, Par¿ la organi' ft(ión de l¡s fiestas, el sacerdote designá, púa Sauclo asi como ¡ru cada una de las demás vered¿s de Chocontá, un comité presi ,ltrlo por ua feligrés responsable, üamado "alfé¡e2". Este dirigente ¡ encargado de rec¿udar en cada un¡ de las cas¡s de l¿ ve¡, I¿s ümosnas que se gastan e¡ l¿s festividades. EI dincro obteiL) de est¡ mánerá se destin¿ €n gran parte aI ado¡no de la iglesia | ¡c los áltares exteriores, aI pago de músicos y r h compra de úlvora: €n efecto, ningDra celebr¡ción es completa sir desplie. lán7,n en ¡re, pintnre.cos y ruido,o. de iuego§.rilici¡le, que 'e , ¡'hzr inmediatamenrc de,puós de Ia mi\a ) rl inochecer. Il.an.o p¿rrono de Choco:rui ei Nuesrrr Seriom dc l, Srlud. l,.tJ. fes,ivid¡de, de ,'crubrc son Ia, nra' degres. tLa fic,r: oura ¡ ,,ro diri y c eUas.¡cudcn \i'ir¿nrc. de mu(l,us lugáres d;i.rent,,, que llegan en romeriá, o peregrnujc religi,,so, dcsde com¡¡cas n lejrnas coflro Boyacá y et su¡ de Cundinrnarca. L\os pcregrr ,r v jar con cl objeto de cunplir promesas sagradas, rendir ho i trdflie rever€nte a l¿ im¡geo y divertirsc.
tlrganizadas conjuntane¡te po¡ cl sacerdote y el aicrlde, las de octubre p¡oporcionan buenos ingresos fin¿icicros tanto :L Lr iglesil¡ como al nunicipio. I-¿ plaza prhcipal se llena liteml.,'.¡re de tiendas I mesas en que se venden bebid¿s I rlimenros y "» las cuales se pagan impucsros, en ta¡to que todas lzrs cesns y r,rblecimientos situados en to¡¡o y en 1m crlles ,d)'accDtcs sc .lc(lic¡¡ ¡ vende¡ cerveza exclusivame¡te. Aunque I¿s procesioner ,li!¡iosas se efectúan diárirmcnte, los báiles, los cmtos, Ios iucgos \ ltrs pele¡s tierer lugar en todas prrtes dur¡Dtc hs cuitrr) dias k festividades. Quizás co cieno modo h culninación cs la co,ri(la de toros, que se llevr a c¡bo en un corral construído especirlrLcnte para la ocrsión. (Una nueva plM¡ se €st¡bleció €n 1954 con lincs comerciales). Toros brávos dc une h¡cienda de Tila!á, ll,r,Ll(lá "Las Fuentes", son lidiados por matrdores que generrlmolte

r\t$

' 1,,r..\,J" ¡.u. , .or Ju,, J.u,r po¡m..,,..¡, 1.L,e dc tor2. (;, ,,,t, Ci'de I .c.l'r' lur lo' ladi.. doniru!rrv, a.i!.o,, .1 üulL(ri, (n I r" contá desdc h época dc l, conquist¡ l,¡sr¡ igio alroim¿.tame¡rc, (nr,,r tl pucblo fú. onre.rido cn p¿rroquia bajo 1¿ iorisdicció¡ dcr Arzohi\I,,, ,r Bognr;. Rcc:r,p re1,! r...ar1reriJo r " .,rr..d.c.ión,it Obi,p,, rrr. /.t,. qurá. f,.) \'rl'cr J. .oli;,1 .rrigxo e,lifi,,o \ue hrbjr,ido.;n.rr,.,.j,,. (l dece,'io siglier ( " Itoo ) deJruido p,;" p., ,,, n)o u,, rr^, r. ", .^¿ c.,"1. tue út,ía .ido conia'd¿ 'un,u r l¿ igte.ia. ,e in.endi,, d , ,, lá mi$r ?roFr.d \ 'o\ !rl,u.q rrchivo, q'n c;'enír ,e perdkron. td. c§¿ §e rrceldrñ J. nue\o cn 1840. xio en qúe * inició h con.-ru(¡ , n. h c\nrc'.tu r,rurl. d rdooe y É:r. ,HLrcnd rte Cbóroüd, potsn).
l2ó6)

r

2ó8

]

CAMPESTNOS

DE LOS ANDES
¡,\rns

IiUNCION DE LA RELIGION EN LA VIDA CAMPISINA

f

2ó9

llegan desde Bogotá., Muy pocos campesinos desafi¡n ¿ I» r¡,r¡ con excepción de los eb¡ios usuálDenre cómicos que caen nl r$¡lr
celebra en jul¡o. dedic;dr a \uescrJ Sei,ora del-Grmen. Urrl r,r" ce'ión lleva la ;magen dc la Virgen dcsde ta igtesi, a rrrvti ,tJ t.. calles de Chocontá, alfomb¡ad¿s de flo¡es. Lós niños ofr!(lr u

Otra f+¡iviJ¿d impoñánre de carácrer religiuso es ln rtro

'

r

"páso", en el cual personifican a la Virgen entrega¡do sn rü.¡,x lrrio. S€ lleran niñor peqneños I obieros varros en (,ra pn¡r¡r¡,, para Ievanrarlns en el insra.1re de la bendicitin pública. Los campesinos v¡n a Chocontá rodas las tardes duránrr .l tll., de mayo, pam .sisti a los Rosarios de Ia Virgen l\,la¡la. p¡¡rl,tr cicmbre e5 u,1 mc, d< e\periencias retigio$s n,á\ veriad¡s y h. , divertida<. Fn primer lugar errá t, nóche de la lnmaculaLír¡ (,* cep_ción. celebrrd¿ en cad¡ hog¡r campesino con ,c¡ndelad¡,i, ,t,ú ,oslorescen en monrrrt., y r.illcs (omo ho¡das de luciérnogr. I, gantesc¿s. Los campesinos se divie¡ten mucho entonces con I¡n L,iy r¡ices inc€odiadas de Ia plarra d€l frrilcjón, salt¡ndo sobrr ¡lir. o iugando al roro. Las gentes también hacen entre ellas d.$íI,tr n ,puesrás humorísricár en que el vercido prg¡ pcn?s de dif(¡r,r,|.

noche. cuando nace el Niño . y van a asisrir a la 'Misa de r,,rll(t'. Los niños formán pequeños coros que cantan alegres vi rlrncicos de Návidad, tocando maracas, pitos y pánderehs eD las ,rllcs de Chocontá; t¿mbién cnnta¡ en I¡ iglesia durnntc la l¡¡s¡. {lllrnos campesinos so colocan nráscams y (é .livi.rt.ñ mn.ho hr_ rcndo b¡omas a sus páricntes y ¡migos i¡tinros. En gran número Ir crsm hay pesebres ingeniosamente construidos que represcntan ,l trxcimiento det S¡lv¡do¡ en Belén; también los hay en cicrt¿s ,$ritüciofles del pueblo.
h,r

fa

iliares

y los campesinos

pe¡manecen leventados has¡a mo-

) que con núyor frecuenci, c"isi,re; en drr rcg t,, ''rguin"ldor', h personá que logra hacer r la orra violar'in 1r,, ñesa o las cnndicioncs del juego.s Fn t¡ Nochebr¡cn¡ sc t.et¡i,rr,,
chses.

,

I Prec qñ Til¡tá s há d.dicddo tGdicionalúe¡te á la díá dc fift¡, b ro. Sc slr q-c tn ¡, Époc¿ ..nlonirl su. propiet¡-rú je{its di,l{;,-d0 lidi¡ en 'u h¡cicnd¡ de r,lrá; P,rdo U;¡ñ;, -C¡eáció1 de .udh ,.,.. " t¡r, l.§ ápl6rs y
\igx,en(6: Priir, en boc¿' evge que ls do, pe,son¡: eeeñ p.m ú , menrc Lr¡ p"ir e ¡e lo\ labio,. y si uro de to, que rpu*tan sie rg,urr,r,, es \¡rñ l,oi (1o,,^ sjr dichJ pr:á. et primoro pie;d" t; ,p,e,t" t -,r ,1, ñaldo dc "r y no". l¡s pc6on^,e con'p.om,-"n ¡.on,,.hr a todA ht . r g!r¡s_hqri¿bleñci rr con un \i'' n un,¡o'. y cl que dei, de alx{"r,. segú¡ lo evipul¡do. pierde Ia ¡pu*.¿. "D,r ) nú recibü.exige que i., sr¿ no (epÉ "ad, de s ad\c1,rio.guien. por ¡egt, gerúI.;t,¡., ¡,-, ,migo (omún pá.¿.lusñr g¡ú. -Pisú et rluic¡o €rid que t¡ pch,{,i } aoreagr de psü er m"rco rtero¡ de ¡á\ pucn¿r por u ñúmero Lto.,n nrdo de di,s. Ll peñon¿ que p'dcc¡ det rsujnJ;o de -nu conrc\r,, x hdo'debe igror¡¡ crilquier cl¡se de sálud6. Hay Duchos otios d. .íú desafios hrno¡isticc.
coñiliciores de ¡suinrtdos, meLcm mercion¡h, h,

Este feliz aunque co$o iflt€rvdo se olvid,r pronto, a mcdida que ,Lticnpo ¡vanzá hacia l¿ Sen¡na Santa, Entonces el coütrasre lieg¿ ¡ \0. sorprendcnte: lostros somb¡ios, colore§ oscuros, campan¡s muJr todo se cor¡bina pitm crea¡ ufla atmósfe¡¡ de rrágedia. Esta ,\ l¡ culn r¿ción del año r€ligioso, pá¡a li cual los crmpesinos se | ,|rrxr medirnte h confesión v lx comuni(in. El \{iórc(,lcs S¡nto r agricultoles ces¡n totalmcrrte de trabairr y no r€anud¡n sus taris sino hastá que l¡s cáñ)panss de Ii iglesia suenan de ñuer.o cn .r mañan¡ dcl sábado. [I Viemcs San«r, despuós dcl trrdicional rtm,ín de las Siete Palábr¿s, hay ura nutrida procesión que repre4rta el dr¡m¿ de la muefte de Cristo. L¡ im€en de lesús es der rclrdid¡ ¡ie¡¡an¡entc dc l¡ cruz situ¡.:|, sobre el altar y depositadx ,r el San.o Sepulcro €ntre cirios encendidos v las oráciones y láLlrLrns de los creycntes. Aleunas imáge¡es de santos, la Santa Cruz \ !,\.¿tix, Mdter Doloro¡d, compler¡n la procesión. Flautas y violinrs aco¡rpañ,n ¿l Sepulcro mi€ntras el coro principal c¡nta los rs¡onsos. EJ srcerdote, vestido con todos sus omamentos fúnebres, .!ue ál Sepulcro ¡ez¿ndo. Los niños ll€ván consigo matracas de ,,üera y lás h¡cen sonar en señal de duelo por l¡ ¡nue¡tc de Cristo. I i i'nrgcn de Jesús cs d€positad¿ lüego en una crpill. p€queñll . Llrnrct¡ "hr¡milladc¡o", donde durante el resto del ¡ño se gn¡rdnn pr» un dín Ios cadáveres de los muettos, rnies dr entcrrirl()s. Final' nrcnrc. en las pd eras hor¡s del Domingo de Pascua, .lesús es lle. v o de ¡uevo ¡ l¡ iglesia para ser cl¡v¡do un¡ vez más en la c¡uz ,tuc lo €sperá vicia en el s¡ntüario.

,lÍes son llevados por sus propietarios. al atrio de la iglesia, para j.cibir h bcndición del cura. Entonces Ios tern€ros v los lochones,

EI sábado ocurre una páusa ¡g¡¿dable, cueüdo ¡nimales de tod¡§

270

]

CAMPESINOS DE LOS ANDFI

IIUNCION DE LA RELIGION EN LA VIDA CAMPISINA

I

27¡

Ias gdlinás

un

conjunto_ ruidoso

)'

las palomas, los perros

y

y

les ovejas, todos

pintoresco, reciben la bendición

unlli fr
,r

pocas gotas de agua bendita.a

$

,

ceremonlr t.[ r¡l¡rlrr¡ a su crrgo. oficjáodo en brurisrn.,. confirmacioncs, marn[ÍI r extremauncioncs, entieros y demis. L¡ oficina det sáccrdotÚirt en h casa cural o casa parroquid, situada junto a lá iglü|. rh cobmn honorados por cada una dc esas acrividádes, destiorrl,,r ¡l sostenimiento dcl culto y dcl srcc¡dore. Estos honora¡ios §. ¡¡l¡r Ian por ia categoría dc los ritos que se celebren. Por ejenr¡h, lrr¡ enrierros de primcra. c€gundr y rercera cla,e.,eglll que h |,rn,, sron en,?be/rdr pñr €l cura de una ruclra ¡ la ph/¡| ¡r , cipal ",nebre \ cñnrinue h¡cia cl remenerio.,, gue.implemcnic sc ih,¡. al campoin,o: o que el Jcrrd,.rc cnrre ¿l cemenrerio o se (lcrror. en la pueft¡. Du¡ánte 1¡ Semana S¡nta v las festividades de ¡rrr¡trr, a caus¡ dc l¡ magnitud consjderable del trabajo que ha dc r¡r,r ta$e, el cura obtiene la aluda de otros sace¡dotcs que lc rrrllr nist¡a la diócesis.
Además de presidir tod¿s esras festividades
gios¿s, el s¿cerdote cumple con ]as obligaciones o¡dina¡ias

y

¡¡¡lrr¡ en ador¡¡¡ con flor€s, es la Cruz de Mayo, €rigidr cn lor rrrr¡rrs cl prnner dia de mayo en honor de Ia Virgcn. l*te slmr,l, Ir) €s re ovido hast¿ Ia fiesta de Sán Pedro y Sro Pablo, n ¡tr\ (10 iu¡io. Los campos tambión se colocan baio los áu§Picios lr\xr)s, plantando en medio de ellos un¡ Palrná bendita. Esta palrnr «.,pra en Chocontá antes de habe¡ sido bendecida Por el " r,.r¡lotc el Domingo de R¿mos.
l'cro es en los propios hoga¡es de los cámPesinos donde l¿ rel¡ trL[ se preserva, se recue¡d¿ y se afi¡rn¿ con mayor fuerza. Prác' k ¡ur[te los úDícos ádornos y cuad¡os que se encuentran e¡r csos r¡rrcs son imágenes de santos, tarietas sagrad¡s y calendados rer,¡r.sos comprados en Ias festividades. Estos objetos cub¡cn Pared€s , ¡irrs de lss habiitciones interiores. Si flo fuerá Porque I¡s roPás * cLrclgan cerca de esos cuadrcs, y po¡que los azadones y lás hoce§ ! rccargan contra las paredes, l¿ aPáüenci¿ gencral de las sálás y ,],,'l)as seri¿ semeilnte a-uo nicho de ico¡os rusos. Llrs iúágenes ,,,rimdas son Ios primeros objetos que los car¡rPcsi¡1os m;ran al der !¡ientras l,rr1lr en la mañán¡ y los últimos que ven Por 1¡ noche, ,¡,rn antes de acosto¡se. Los agricultoles vircn rodeados de santos, urcrgidos en un mundo s¡grrdo ProPio de ellos, cn u¡a atmósfer:r l, picdad que es alt¡mcnte emotivá. Los c¿r Pesinos airn llevan san, ! consigo misnros, eD form¡ d€ escapu]arios, cruces dc bolsillo y .r , ,den¡ y pequeñfls rarlerr. ¡,ra lx c.rt(rr. lnJud¡hleffenre. ellól " ,ren l¡ necc.idad dc un podLr suPerior que lu' cñndu/c¡ á trales l, este "valle de lágdfnas"; lo reconocen vigoror¡, aPasionadá, ciet,ú¡cnte; üatan de adhcdrsc a su Presencia miteriali se esfuerzan ,¡ h¡cer de EI su apo)'o y ¿yrda Pemanentc. Es co¡solador pára
Á canpesinos saber que
,rrrque esté en

No tenicndo una capilla de vecind¡rio para sí mismos, !n rrr citás disfrutan de ta religión loc¿lmen¡e como si fuera un sirr. . de sentimientos, es decir, con bnse en la r€lación recip¡oca dc {tll tudo 1 r:rlure. dc inJi\rJLro, guc esrán unido, por l, tcalrad,r rurr, nllsn'a, crcL.rcias. I)i!.r.u, ,,biero, det culro, tale, conro bill,tr,.. m¡dánas, cruces e imágcnes, integrm los valores simbólicos r¡r fo¡nan este sistemr rr:lJgioso en Saucio. Las banderas son colgrritr. sob¡c l¡s entrxdru de l¡s casas o en rstas erigidas en los crrir¡,r son azules y blrncas y llcv¡n l¡s jniciates ..V. M.,'. qüe signitirrrr "Viv¿ trlaria", o "V. J. X{. J.", que quieren decir,iVivan ir.",, y José . I,rrs b.n(lera. ,o1,,,e dcspliegan en ocanonc! t¡. ti\lrs. ^lrrh Pero en diver.or lugáres denrro de ta vercd¡:e encucr)l ,r cruces permanentes; algurs de estas se hallan ¡ los tados rkt ,.¡ mino, para indicár el lugar donde ü¡a pe(sona ha perecido en rrr accidente. La cruz más hermosa, que los campesinoi s€ co¡rpl,x.,r

el cielo,

por lo menos hxr un ¿rnigo verdadero, v ¡ El se dirigen con satisfaccjón Y r€sig'

'

Esta párece se¡ un¿

o p¡go de diezDos a I¡ igl€sia

spesiadcia det Iito coto¡i¡l ltamado,,yemos,.., ú foim ¿e producto. y peu¿!ñ.
'gricot¡s

Est¡ función psicológica de h rcligión dctc exrmin¡rse cuide..,".m"nre. p".qui qmn p.,nc Jel t:cnc'r1r dc 1'A cánrPcsirros dc,,,,de dc lr''ari;frc, i,;,r LIcl in,p,,ko rcliriñ{' fl .'(.rlP.lo xnrlrtico ld)c descubrit dlí no solo aqücllos rspcctos de la religión que sor¡ t,,.riro, ) compen\adorL\ . ¡r¡'rrunádamente PucJe ¡frrrrrrsc qu. :,. -u.tor-. sino rarnbién. no ob.trnle (l doli,f r.,ulran(e, lo5 ,¡uc hrn afeciado regxtivarnentc el espiritu dc emPrcsa Y de Proltr(so entre los mkños camp€sinos.

272

]

C,\T,IPESINOS

DE LOS ANDES
Reoew$ch

¡.UNCION DE LA RELIGION [.N LA Vlt)A CAMPI§INA

I

¡''

! ,lr;,,

Para el crmpLsirro de Saucío, el esp)éndido edificio dc h l¡brr de Chucontá cs verd¡deramente imponcnre. Los agricultorq in r mryoria viren en choza( donde dificilmenre se encuenrr¡ ,l¡o tp. pudier¿ consid(rrrse como una comodidad: asi, el con¡r¿stc tttir¡ sus hogarcs y la iglesia exalta sus espiritus. EI hombte .ural ¡a ¡r breco8e en un profundo .ilencio ,l enürr ¿t srnrurrio. Nlh¡0n rasgo erpresivo ilumira su rr¡stro. Devoramenre se arrodillc, ¡ iltr cir luego su rczo. persignándo'e periódicrmentc. En et monultr dc h eleración no se arreve á mirar h hosria €ucarisricr. Lt.0.[r panas que doblan €n €se momento indican a los que esrá lr.t. de la iglesia, eo el pueblo y er los campos, que deben susporÍ|,l lo que e.tén hrciendo. descubrir :us czbezas y orar. hasta i¡ut lr, c¿mpanas rañen nue!ámenre. Algtnos agricukores se arrodillrn rn el lugar en que se encueotran y se sAntigu¿n.

este ¡espeto los hombres §on t¡n dcvotor y nd¡cror l¡s muieres. Todos los domingos, los l¡nrcon dol ir¡ruario situados al lado que corresponde ¿ los hombrcs cs¡ln tnn , los de las mujeres; Ia úoicá diferencie sc obscrv. 'rrurridos conro rr h hora de llegada a l¡ iglesix y en el ti€mpo que los f¡elcs pcr¡¡tccen en el smtuárior en efecto, lás mujeres llegan prinrcro y f orar€cen or¡ndo po¡ un tiemPo más prolongado.

¡rc remor

y

¡ ln igl€si¡ como

Lis inágenes de la iglesir, ricamente adornadas, tañbién imporn gran devocióa, que ¿ veces lleg¡ h¡sta el extre o de besar los
¡rlcstales de Iás estatuas
1I Lc

.,,1,rc de -lrmbeladril'o' que
cs e{cesrramenle relgros¡.

y

hast¡ los lád(illos del suelo,

drr

y de ahi el los camp*iros a la persona

Mu¡ raramenre o cr,i nunca el campesirro trabala en dorrrrn¡rr o en día de fie"ra religiu.a. Lor crabriadores d€ ta Represa dct SlrI. contratados en Srucío no uabajaban en eso. días. h ofreciera sal¿rio doble. \ád¡ es más imporranre para"unqre "o et iamplnr que Ja mi,a ¡ sus obligaciones retigios".leaemá', .n *,r, los días feriados élvicos, los días s rtos si€mpre se ",n.rrrio lr[ obse[vr». su mayoria. lo\ sauci¡.s no conocen Ia imporrrncia ni et signifi(.ó,t,r de fechas his,óric¿s rrles como et 20 de lulio rdn de I: indc¡rl dencia) o el - de agosro (¡nirer,rio de Ja Barall.r de Bo\,acói. tl estas conmemoracion€s n¡cionales ocurre[ entrc semana. los (||t pesinos continúan úabaiando como de costumbre, lo que scr¡¡l ht concebible \i .e tr¡rrra dc un dia sanro.
El sacerdote, como rcptesentánte de la lglesia, es t¡mbién ¡Iry respetado. En ¡ealidad es el alter Cb istos. Los caDpesinos lo lro
can

liste rcspcto por las imágenes srgrádas se demuestra en la so_ r.rrid.rd de l.r. proc(.roles. L,^ canrPe.inos concurrcn e c\!:rr v , n c,rrgando las imágene; con l¿ c¡bezá descubierta y cn silencio ,lñnuto. Qüizás nada pueda dar una mejor idea del ¡espeto que los rrl,imntcs tienen por l¡s esrrtuas sagrrdas, que los ejcmplos de ,ocilidad que se encuentran cn lá histori, del pueblo. Asi, durinre h rebelió¡ de 1851 contrá la f¡mili¡ M¡tdonado Neira en Cho,, tá, los c¡mpesinos qued¡ron pcligros¿ ente fuera del conúol ,lr l¿s autoridad'es, hasta que 1os padres dominicanos, comprcncndo el peligro, en medio de Ia luch¡ sácaron de Ia iglcsi¿ l¿ [¡gen de -\.-üestra Señora del Campo. Los rebeldes rrrojaron sus úrnas, se reunieron detrás de esta imagsn coo gran respeto, y la r\npañaron de rcgrcso a l¿ iglesi¿. Llonde l¡s pasio¡es finalmente
reverencia nezclada con el temor parece llega¡ a su clim¡\ r l¡ Semrua San.a. Pero en esr época no es 1¿ ¡esurrecci(h de l$ücristo lo qlie interesa ¡l cámpcsino: es Su muerte. La ¡ruerte J0 Jesús y el descenso de la cruz, rcpresentadr vividimenre cn el
,

-

prrr consulr¡rle

la ercomunión. con la curr el .accrdore eie¡ct Lrn conrrol efitr, Ning{rn campesino puede ir,¿giñar siquiera ser dejado tuera c,, !l limbo de los corderos descarri¿dos. y riembla anre cl simpte
srmiento de quedar huérfano de Ia lglesia. Además de Ia influcir¡,¡r coerciriv¿ de espíritus como ..La Candileja', probablemenrc

atención a Io que¡e. dice. Sus sancione. son remidrs. especialmr[t.

I

.ñlicirrrle su (onseio.

) p.iran

cüi(to(t,rr

¡rl

' Con¿ález Cárdenas. zaJrü . Un incide¡le anÍlog. ocuúió cn Simacot. ,, m,rzo de u8l, al comena! la revolución de los Coolner6. E¡tolces 1. !,ircer de Ciiquingürá sirvió púá.rlmar l, irá del pueblo. Vé!É Angel M. rirlár, 'José Antonio Galátr', e¡ ¿o, Co"lunetót <Bogori: Impreft¡ Na,ún¡l, 190t), p.
222.

Frr

274

]

CAr\,IPESINO§ DE

Los ANDfs

FUNCION DE I.A RE-IGION EN LA VIDA CAMPESINA

I ¡'I

eltar mayor dÉ ,a iglesia, $sc¡re l,I!á reacción sumámentc c[x{h. Lle\,Irndo rop:§ oscur¿s, con ro$¡os compungjdos y porrond,, tr., oes crnoq tos campesrnos siguen el cuerpo de cris¡o páf. rh¡$rr, congrega¡se en ro¡no ál Sepulcro y a h Ma¡er Doio¡o¡a ¡'r ,t humilladero. Personas enlotid:¡s or;n állí rode Ia nochc ¡nr¡ l, estrtua recünada de Jesús, actuando como si ¡eal¡)ente El fuor. tr, mueÍo d€ Iá famili¡. Nadie rie ni cuent¡ chistes el Vicmc! thn, ni ¡igui€ra dcnrro de l¡ inrimidad del hogar, por considcr.(l¿r .r sufrimiento dÉ DiosReligión e

(ioso c¡eado po¡ el PIimer imp.cto dcl clistiánismo esp¡ñol y los cristi¿nos7 en las ceremorii¡s indlgenas, ha sido y scguir¿
n,kr

difícil dc cotegir.

l,r totuma "tináná",

ll

lr

r€cipiente de cáhbaz¡ cn quc se sirve l¡ 'há, puede ser indicación de cómo los indios intentaron def€n-

cl sentido religioso de 6u bebida. Esta iotumá, qüe to¿hvía se liz¡ en Saucio, tiene un¿ imagen de Cristo o del S¡gmdo Corepintada en el fondo, Cuendo un cempesino llcva a los lábios i rotunu llcna de chichá, brind¿ diciendo: "Hasta vertc, mi bu€n is". Y ]ucgo ingiere el contenido con la presteza
l,:ñ

i

tempürtutt

y

el placer

' lc caus¡n tanto su intempe¡ancia coño su religión.

Aunque los saucita, prefiercn ir a misr a grnar dinero ediitnr.r por rr¿baiar en díá sxnto, se cscapan asmismó hrci, hs acrivrr[,|]. ñundanrs, después de h¡ber a,i5rido a Jos oficios diünos. A ú.lt¡¡ miÍnos hombrcs de\ oros_y ordcnados que cargaron hr imágcirr ,1, los $nros eí.una pr¡rcesión, irán inmediaramenre rlespués a inr rrar da. iniciarán una reunión para beber. prontó se podrh ¡ _donde ct¡char eürc-tragos de cerveza griros de ..iviva I¡ Virg€; d.l (¡l menl" o "iviva Crisrot, A medida que avanza h nocie, l¡ ¡¡rrirrr podra degenerar en una ¡iñá; p€ro con mryor frccuenci¡ rcrmht.ta p¡cilrcrmenre. aunquc después de algunrs horo, casi desenfranad l
I

el festival de Nuestr¿ lieñor¡ de la Salud, en octubrc, l$ icis religiosas se mezclan con el deseo de escápár. .\'lucho§

lts s€ enbriagan el primer día dcl festi\-a\ generalmente un r.ier\, y no cesen de beber has¡a que !a fiesta ha terminado, el lunes riente. Muy pocos duermen en fuucio o van a sus casas a des' {§¿r. Ln vez de ello. parei¿s ocasionalcs.e cirrn en la\ c,rllcs por

rrche,

f

,. L¡ herm¡nd¡d aún conremporánea de Ia religión con el ilcohrl l¡5nro entre ¡,'s cro)pesinos, parece provenir de un esfuerzo dc ¡¡ chrbchas por conservar la chicha coflo hebida ceremonial. pu¡h ¡eco¡dare quc esta betJide h¡ sido declrrad¿ ilegrl muchu vr'r{ pero sin resulr,rdos po\itivor. prrcce que tos ind,,g.nr. qrda vez mas su tendenciJ a l¡ embri¡gu€-a "ccntuiit a mc¿ida que sc all,
tuaba
dlngEDtes que

'.vidades secul¡res, La Iglesia, al organizár y patrocin¿r este perrnánecc en segundo plano, permitiendo que las prsiones lulla¡¡s se desenfrenen sin control,

l la oración, s€ celebrán bacan¡les. Dur¡ntc esta! n¡s lás gentes asisten a Ias misas y procesiones, prgan la6 con' y cunrplen todas l¡s promesas. Pero st demuestr¿ quc 'uciones irrerés pdncipal ro es religioso. L¡ máyor pÉ¡te del tiempo durc esos di¡s ggr¡dos, 106 ca¡¡pesinos pcrmanecen dcdlc¡dos á
campanas de Ia iglesiá tañcn llanando ¿ los fieles

y

los hombres de¡mbulair dc un¡ tienda e

otri. ilienüas

l¡ máyori¡ de I¡s tiendas

lo

aculnrrac¡ó0 de .u ret;gión. Indudrbtenxme, tod¡tr fir hrÍa t9+8 hrn prohibido el conslmo de ta c{rtnl¡ han hecho con buena\;nrenciones; pero cl descquilibrio vnfi

ir

rcunio¿G de .1omeu'. siguienres a úa pr.ceron o mir ro de que há5r¿ tó00 los ¡Ddígens rmbiér¡ rc .ñbl¡ gáo.n dc§?o6 de ta prcc6ion$ d€ S.mm¡ S,rh, y qu€ ro h.ci¡n ..ll l1-,: dr pone' fir á * c€rebncj@ee fl ebispo F¡;ci§co cos;o y óñ f"s.,] de hs p¡tcnc. tc¡@t, Hirroti, .ekrünke, t¡zró \ot. t,'p.

"

&bs

lt

aalt

ñinslm otiá fr¿s. d*¡ibe mior cl cri'ti.nis¡"o drl prim.¡ pcriodo d. ()nqDisa.]ue la fámosd obscNácjón ¿el Pádrc José Cassani d. qu. "lo! ¡rrñol.s ed Améicá vi!í.n cono criiti,ros sir .risi¡niso" (cit¡dá po! Iird, vol. I, p.2r). I e, peidnenr€.itár cl sigtrieóte exürcto dcl "Coñ' infomativo: "EJ dl¿ d¿ L rfil¡o hkroí¡|" dé Qu*dá, quc l\{nci¿n de Nuest¡a Señola ¡o €ra r.zón.!mi¡¿rlo; lo quc se hih m.l rirct.nto fuc que cl Gcne¡d tQlles.dal y oüd perso¡es p¡i¡cip.les sc ,dlr6aen y .oDulg¡utr por i! co¡ ñás dsGión ¡ robar .l caci$. dc lm¡, c i! m¡s conüitos ¡ lemciq¡te ¡cto, poniéndo* con Dios dc ¡qscl¡ itrncn, p¡r' qle ¡o se les fud. cl htto de l,s m¡nc..." (ibd., pp. tt''ir.

[

r

27ó

]

CA¡,ÍPISINOS

Dl

LOS ANDES

IUNCION DE LA RELIGION EN I-A VIDA CAMPISINA

[

277

en er juelo de ta c:15¿. frcnre a Ir imagen ae un vn¡ó 1.,",,, aprgrdos. .iro que arden ñr,t" gr.,c consulnrr ,nuncá*\on t,.

ar sanlo tas pehciones que se le hon ele\ado. Con frecuunLr,r , oo un ser ámado esrá au,e[re. se enciende ura \.el¿ jc r,. v r,,¡,

pflrfundo ,isnficalu ....j",,1. ::,:,1': q're mrenrrr\ cre ci¡.io.e co¡r.ume q,. e, ti;;,,,r,,,,, er oc lr*. frenie a unn,,,."., 'e ura pinrura o un curdro:agralo. .,,; ,"".".d;"il.;,ri,;,,';;,.1"

4]-:r-*,:1 rienc comprera ic en Dio.. en r¡ vrrgen M¡r¡¡,r r , ,^" y hs urucj,,ne' ::-111.", encender cirio\.quc a c os tes dirige aáquicrcn h:,,. matenat al Encendcr un crflu o una yctú r.,,

l.¡

misreriosos designios de la Providenci¿. La co[ducta consecuen' rs (lc un nesativismo terco, con l¡ ausencia del deseo de meionegarivismo I ¡ rl! condición, especialm€nte si el €sfuerzo corespondiente soIl¡,rsa los limites más próxinos de h crp¡cidd fisica, ¡nent¡l y ¡,¡rimjc¡. Po¡ el conüado, los campesinos se content¡¡ con dciar lrA cucstioncs a la potencia sobrenatural de Dios, y encuentran

i¡\ fácil ¿bstenerse de hacer f.ente á probl€mas coocretos. Por ¡ iiplo, los saucitas creea que las epidemias son €oviádás por Dios,
, por ese motivo no tratán dc hácer algo Para contfafrest¡r los rrrgos que aquetlas causár. Bta actitud fue la que prevaleció fl( e] brote de fiebre rftos, del ganado en l9t0. El gobierno n¡'t,rrnl ordenó que todo el gan¡do fuera vacun¿do; pero los cemperrrrs de Saucío no se prcocüparon po¡ h¿cer inmunizar ¡l suyo. \'Bún lo €xplicab¡n los agricultores, "Esta enfermedad puede ser , lolun¡ád de Dios". Por eso se abstuvieron ¿le la vacun¿ción. D€s¡rls de todo, ¿no est¡ba el p¡oblemá en lás manos de Dios? Las epi' amenaza,. \ino simplemente cue(üones que se henen r,tr desco¡tadas; son casi sagradas.

. Lr" crisi. per.on-ite\.o,r crmpo propio de d;\er"os sanr,^ ti. nto.. Curndo probler¡r, rrte\ con,ó lo. ¿e d rero, ,, "alu,¡ {1r... c Io\ srntor. tu. c,mpesino. experimenran atiu,, :o-:,-sor"eridós I §enlen mas \eguros. fl quc,rá iormuta enronces una
h^ji'áCc,): :rel¿: Lr)rqurnqurri. ria¡e rl ranruario a. lro,*r.,te,i,r. i,,.. .un o ,r oe o el pago dt c;e o nun.ero de mj,,n tr. tj::l*_."111* l,*" con rise,eza: deben cumprine s; h (r,,¡..,

or¡,¡r(\n

-

PI(lo una prome\r. 1,,. pa|icrrc, Io hacen cn

de rr gcn,es..\o.. ur,.cr\ó:r n:ngun ,rucira r2,,r.,,,,r, lr,en.r: lü a r:ls rmrgene\ o coluc:indot:s rrrrenida, o bjjJta orir. cu,r,ht,, r, sanro\ n,, ¡(ccdr.r¡ I t.r. trri(ione\. Nu jc ,icn( animosi¡ir,t ,,, , que lr llirnr Jü ta dev,,ción se ili¡nerrrr cn mucFas fo¡mr..

:ue

,9r

9es:nc¡xo¡

nonrbre. Nu,r,,, "u ,,(asiñnatc, pruporc:o,::rdo. por to, ,anr,,l ,r, r ,

de llio. gueJ, $ide¡Le cn una trase común rrh ., pronuncra \rcmpre .¡ue r ronnr,la un de,eo: .Si Dio, ¡1s .¡,,,,,,, salud y Jiccncia . No e\ pos¡ble enconLrár un! eyDreslón otr. ,t. sü xosolLrra dcpcndenci^ dct

& wr9¡,1 que to" {nrús pucden trrhr ¡ teccsr pero t(,. ,,,, -^ Pevnos nben !ue Di,^ nunca ta a. toLe conrencimicnro ,t,. r,
i¡,,.

no.e n,erór tr (rmpter, fe que Io, canrpesinos ¡iüen en

I

odop"dcro,o.

,

Resigtación

tno de lo, re,ul'¿do5 de L cum¡lera te d,el sauciu en l)ir^,, ::a ácr,¡u9 dc rLrign:cirin etrrcma. ..Dios lo dio, Dius Io ru¡r,, uná cosecha bLena
esre

!

,fatí gthit¡,t t,t

rño, rrnr mala el próümo. Lodo,e ¡rl,¡.,

,

y los saucitás dic€n con que la cáusa es el carisancjo de las tie¡ras. II¡s pocos de "rerto ,,s hacen algo al respecto: €s Ia voluntad dc Dios que Ios suclos " rgoten. A pes¿r de intensas camprñas gube¡n¡mentales, los abo,* rluimicos todavia no se utilizan con x,nplitud, en pirte a cáusa ¡ su elevado costo, segluamente; Pero las creenciás religiosas tam,(h tienen mucho q§e ve! con h negati\,x inici¡l del caúpesino 1 rilizarlos. Los cámpesinos acogen complacidos ¿l pái¡ro llam¡do , opetón" porqu€ devora a los gusanos y en Paticul¿r al 'huque" irc destroza las plantás dc pap¿. Pero los saucitas se f¡uncen cuan' l,i ün simple humano intent¿ intervenü en t¡les procesos dirigidos r,)r Dios. Uo labrador que habia trabaiádo dürante muchos díis ,r;r¿ndo cunntos gtsanos podia de las hojx de süs plmtrs ataca - rs, los ¡cunió en una bols¿, los qucmó y después lmzó l.rs cenizas ,1 río, solo pars cncontrar ¡l dia siguiente que habír todarir rnás ,;usrnos. Según süs vccinos! esto consriruvó Lrn irsto cnstigo de l¡os, que crá de esperarse. cn cstc c$o l¡ iqnomn_ ii fue su prcpio castigo. ^_¡turalmentc, T¡l actitud mcntrl perece haberse des¡¡rollado mediante una , olució¡1 cultural inusitad¡. Por rcgla genersl, los pnebl<x primi ros cncuentrln refugio en 1¡ magia y el shama ismo cuando su¡Igu¡lment€, Ias cosechás son pobres,

278

] CArIIPESINOS DE LOS ANDES

rU¡*CION DE LA RELIGION EN LA VIDA C"\MPISINA
lrsta corducta pasiv¿ está vinculada á Io gue Lí,pcz

l

¡7c

gen p¡oble¡ras de esta clase. Aún acrualmente, los mayes da lll'. t¡n celebran una anrigu¡ ceremorua. llxmada loá. que ahon r¡ltx,, a I¿s enfermedades del gan¡do. Los maya. modernos son {l;[,r, romanosj pero la aculturáción de su religión no ha elimin¡rh n¡ consol¿dora ceremonia heredada de sus antepas¿dos. Los mnyrr ni, demos no permanecen ociosos cuando so6reviene uriá ci)kl+¡,t, Algunos recurren a rnoile¡nos mérodos veterinarios, otro¡ ¡lll1., a h ceremoni1 del lah. y lo\ m;' uril¿¡n .rrnbo, mc(l¡rx. t,,, ^!n :urdido, de que lo. rituales o I¿, mcdicinr, sal,arán at gnnr,t,,' Pero ent¡e los desceudientes de los chibch¡s en S¡ucio c¡¡,. ráctcristic¿ de l¡ Eligión abodg€r -el sham¡nismo anre Ia l|nx,rrt no ha .obre\ i\ ido. Cjená,nelre. no ,e cplrca at g¡rdo, L,n ur1" "inos de l,i loc,lrdrd nu encurnrrán refugio en ni,1gun. ccllrn,",,. rI loh psra proteger 3 sus mimales conff¿ ta prcscllr tr ¡ ^n^loga la mucne. L, lSlc.i. rprrerremenLe togró supdmrr i,rr ctu, ,, srrmanr.,nu: fcro en :,, crl,, pJrc(e ao l,rb(r tlenado con u,,., ,r

rh Mcs¡

hn

tern¡tir¡ esplritml

cse vacío que c¡eó €n

h cultur¡

aborig

campesino rural, resignido e impot€nte ante 1a muerte, sc irI ,,,, l.ertido en un scr frt¿list¡. Desde €ste punto de vista, en cl 0r,n,

r

I

espiritü¡l pucdc scr rrás pobre airn quc el chibche de

1J17.

En rcalidad, 1o único tlue finalmente obligó a los agricrrr,,r, a v¿cunxr srl ganado contra i¿ fieb¡e :rftosa, fue el hecho ilnl,,,, tantc dc que no podízn vender los r n¡ates y cr¡prender t., , pecuhcioncs ¡costun¡lrradas sin un certificado de r¡cumri,i,, I rmcn:lzx dc uftr pórdida fnrrncicr:r motivó en este ción que sustjtuyri lx prin)er¡ irctirud condicionada por la rcli¡r,,,

minado "fatigrbilidad", o cansa¡cio prem¿turor crccpto (Irc! ro sc explicó antes, no pa¡ece se¡ el resu,ltado de una pcrczr ¡ltl' ricr, como é1 a¡guye,1o sino mas bien el producto final rlc fncro' cultu¡ales. Y la inquiet¡ntc pregunt, que se fo¡mul¡ en h vci no pa¡ece ser, "¿Qué voy a hácer¡", como lo sugicrc l,ólcz lllcsa, porque csta pregunt¡ implic¿ un iñp¡. so inici¡I, un os' lo que no es propi,, rlc la üo,ubjeri\o hacia ur¿ l "rie'r¡cion. It,,rilrl,ilidal re'ignada y errrca Jel '¡ucitr. Más bien utm I'rcl r. -¿P¿rr que: . (\p'(s¡ (un mayor e\¡corud el reorenri psil.,l,,gico real de l,,s campe.ino\ de S,rucio. Sin cmb go. es (icrto iu cl crmpesino está Pltsl]ndo graduatmente de esa etapa de resigU ión ¿ 1¡ et¿p¡ r¡ucho más ¡elleliv¿ de h iasatisfacción. La prc' irotr "¿Para quéi" está siendo süstituiíd¿ de manera lent¡ pero ir¡ura por la más dinámicr "¿Qué voy a hacer¡". C-on todo, esta rr,lución todavia está ñuy lejos de iñpregnú Ia totalidad dc I! rtricdxd local. Adeñás, el temor ¿l infierno y xl purg¡torio tañr,rtr influye muoho en csa p¿sivid¡d rcsigflada. L¿ Iglesia, desdc rr8o, ha fii¡do unx rutiná p.u¡ los s¡ucitxs. Ul campesi¡o s€ co'r' ¡.rcc cn ella, porquc sc Ic ha cnscñ¿do quc ascgur¡ la sálvaci¿rr: r,ltr desvi¿ción con rcspecto a csá lutina se considcra no solo como ,nrsr de coIrderaci¿)n, sino t¿¡rbién como tIrrc¡ olrcrosr. No hry .i duda de que gran parte de la rparcntc fatigrbilidrd de Jos , rciras está arraigeda en sus scntimicDtos religiosos que delcs¡n ,i l¡ Iglesia y en los s¡cerdores I¿s rcsponsibilidades de la vid¡

3

Debe obscN¡r* quc los cÚ,pestuos de otrás ¡egions de Colomb¡r t,,. ticm cstá clas de slDmú,is,¡o. fn h Costá At1á¡rica, etr el Sinú y rnr , lG cdúñ. llJaos. los t"slA.e !,pec:rLi/rn en mr¡r 16 eruemc;lrt,t,r goadoi sosi.nen qle clr¡tr mcdia¡E oracioncs *c¡eras mlchxs ,,jtr,,, nes causadas

l, misma manera, Ie confesión no párecc tener consecuen espirituales düra¿ieras. [str catarsis prolrablemente sea com,c' ¡L ntc; sin emb¡rgo, con €xcesiv¿ frecuencia pirece ser simplementc ,, mccanismo de I¡ vida religiosr. Se espera que ]os saucit¡s v¡rr aI confesionirio con el deseo ¿lc reParar ante Dios I¿s tmns_
I)e
,,

\

,csiones mo¡ales cometid¿s Por ellos hastl cntonces (esPeci¡]_ tnte cuando se celebr¡D confesiones cn masa dos veccs por rño),

!o¡ gos¿nos. ' lñpe¿ dr \l(v cultr " l¿ .eügrÁn ue un u.opi-o m¡l,a¡o ) J( ,1r,, \i.mo: 'tirr ro,ouó5. l¡ relig'-- fue.ep¡i.dr'del reino p,,,iter.,, , ,. dento¡ de que sozó el prjmirivo cr¡tianiso a¡glos¡jó¡, P3!¡ legir r ,, pelig¡$o merosp¡ccio de ]a vida huñdá, mad¡e e lij¡ dei pecrdri. r,r, , un cristü¡ismo ¡u¡rj¿o !o\ el Eclen$ú\ por lá ámen¿¿ det iófien,o v t".

', \ '

hceránte a*etisno dcl cuerpo, $piri¡u¡lmcnrc donroso, a lo Pedro de ii¡tara. El noñbre dc l¡ religió¡ se.ducá al niño dcnúo dc conc¿ptos ,,rc el dcl "v¿lle de lísrinas"... Desde t¡t punto de vis¡a, tcl ¡iñol .s un ! frimido..." (López de Mesr, D. cóñó le hr fatnado.-. pP. t4'15). t¿¡i|., P. 12.

r

280

]

CAiIIPE.§INOS DE LOS ANDtrS

IUNCIOi- DE LA RILIGION EN LA VIDA CAiIPISINA

i

28t

pltr.¡ evit:rr su continn¿d¡ ac'rnrulación. Si Laccn 1o qu( ¡l .n. dote les djce que h¿gan, e,rronces L Iglesia ¿sulne tr oútig r[ ,r vigilar que Dios cunlpla su p¡rcc en el convenio, protq{hr,n,,, cre\enre cor¡r. l.r (.nJeñxcio.r. ". sulo na,urát bu,crr l; I,u,t,, esprulLr. Peró cuándo u,r e,;r,pL. ro rconina de conrc:,.rrsc: rrr ., t¿mente solo sc comp]ace coD su propia situación dc virtnrl ., po¡ la situacj¿rr dc los demás: su pv r,fi,L

y

manera algo ¡epcnrina

tual no se perturba con pcnsamienros o acros de altn¡¡slxr,i ¡ No tjene luego el menor (lrn!,,t converrine en tln miemljro más ,cti\,o y úril d€ su socicdürl I ¡ealided. cua¡do el icr\or dc e\e dilr hr-pr.rdo. regrcsa n {r {¡n gxo yo y . ¿ rur¡r¡ de nr \idr d;rriá. tonrinú¡ iomcricn,t,, ¡ pecrdo: de quc sc hr (unfe.rdu.,r po.iLlemente o,ros. sifl,n,¡y remórdnrienro aprrLnre. FI remordimienro ) el al,repc l rú,,,, solo parecen vjsitar á las.gc¡tes dos veces por año, y esfu rlr u,,
servr€1o para con sus semcjarres.

l¡A üotivos pdn€jp¡les de la asistencia regrl¡r de los c¡mpesino§ r li iglcsi¡ par€cen ser los siguienesr ¡egociar los favorcs d€ los r¡,r(os, evitar l¿ acumulación de penitencias cuando llcgn el momcn(lc la confesión, y el t€mo¡ de incurrh en el dcsrgrldo dc Dios ',, , rr ¡l infiemo. Todos estos motivos €srin ¿cordes con el scntiu ouo de resignación y fatigabilidad. Desde luego, también sc r¡ent¡¿n los aspectos positivos de Ia elación espiritual: Ios br¡c¡$\ sermones de los srcerdotes, la eficaz mirsica del coro, el ejc¡n'Ie¡kr de ind;viduos v€rdaderarDenre devoros que, como Santa x\i, "mueren porque no mueren". Y, sin embar.go, I¡ asisrenci¡ r8rla¡ ¿ l¿ iglesi¿ p¿rece tener pocos efectos positivos en Ia vida rria, los hábitos y la situación gen€ral de los cámpesiros. Aunque Ios seucitrs son carólicos ¡omanos, pocos comprenden ideológicas de l¡ Iglesia. No muohos conciben pláamente .l frpel redentor de Gisto, quiea les ha sido descrito p¡incipaf ornte como el suf¡ido Hijo de Dios, co¡onado de espinas, clavxdo r unr c¡uz y resignado a rnorirr el ejemplo de llr imporenciá.u ll significado de lá comu¡ión no l€s ¡esulta muy cláro, Dl cate,trDo es solameflte una colección de pal¡brás, de las cu]les ellos t¡¡ran derivar lrs más exúañas intcrp¡etacio¡es. Por eiemplo, el ¡lgumento de un €¡mpesino pam demostrar quc Cristo perr€nece ,l partido liberal es una parte de Iá doctdna que d;cer 'Cristo es Lu liberal dador". Muchas personas de Saucío creen honradamenre
l,s bases

y

rraDsitoriá.

Como ¡esultado de est¡ combin¡ción de la..amenaz¡ rtrl r,, fierno" con Ia guia práciicá terren¡l de la lglesia, los saucrúr , han converrido en un grupo dócil dc creyentes. qt enuegir r¡ ¡,. pon.abiüdrd ). l, ¡njciarira , lr lBlesir. los.aucira, dan li r¡,.,rr,.. cir dc \er pere/o.os \' f:rigrble". QuiTá\ esro\ campe.rno, ¡,, sonr\ al^rrunrda\. pnrque .aben cómo esar "cnrr t,,., I t., ünri¡ celcrri¡l del orro munJo. ) p,rque (icnen ta ceitidurlllr, ,r. quL en ello <erá,r ,rr udados p,,r h lgle,ia ¡ por,us minisff¡¡ t , renrin,rorro dc :c¡irid,d d;heriá .-,lo",.ioJ.nr.. tas genrs ,,,r. feljces del nrundo. probrblemcnre al mismo ¡ivel de loa d[,(n ," Pero 1a scnd¡ LIc salv,ción qüe les es presentada es rrdua y tor.rrlH pesada como Ia cruz de _fcsucristo. El hecho sorprendente dr u, dc'rrrollo c,p; ru,l c,,nsi.rc.', que los campesino, ha¡rn acc¡r.rJ, ca<i rlcqnncn-e su cridcnrc,uirimienru ¡crrcnat. La e. suirw del negocio de Ja vidá. EI sufrir es vivir, y la vida c§ (, :s part€ frimiento. Y asi 1os cañpesjnos, añestesi¡dos po. la rclignill, " content¡n con su miseria y su penurja.

''

,r.'en

Se debc

Ld

bdse

wecániü de la religón cot1r.nht

_lln consecuencia, para los saucitas la religión significa prirrrr pa'ntcnrc cunrplir Ir. condicione, qLre impone tr lglesia y ohc,tc,, r ia. ordrn(s del sacerdote: es rener devoción hacla la tglesir,,rrr" institución, en vez de fid€lidrd al cdstianismo cor¡o fo¡ma de rr,t¡

,i¡ de qistál. L6 .reye¡res áfluyen ¡ .st¿ iglesi¡ todos los dhs prra cumt,lr promesas sagrads, y regiesrn a sus hogafts.on u¡á pi¡ru¡á d€ h in¡f,r y o$os objeros egrádos quc se rend.n en ¡lñac6cs siruados ¡ Irns 'úrDs del $noário. rUlchos salcitas vinrán sr¿ iglesi¿ uná acz por ,60. lcgún ¡{ách¿y, este es el C¡isto €sp¡ñol de Tánger, t¡rído ¡ Améric¡, ¿ tuicn U¡¡muno st lefirió dicicndo: "Este Cristo de ñi tirri cs tien¡", nr coDÚ¡posición con el Cr¡ro ¡esurr€cto y vicro¡io$ de Raimundo Lúlió ! dc los úisticos españoles. Vése Jóln A. Mackay. 1be Other Spqñisb t)t.'titt: A St d! in the Siit¡tutl Hittotr of Sidi úd South Arr icd (Nú\a York. The M¡cmillan Co., 19ll).
,

,r Mo¡ser¡¡te, e¡ Bogotá, gurrdá p¿r¿ lá roer¡ción de los tieles uná ho,i¡nda y Eágicá imagen del Clisto caido y sá¡gre¡tc, en.erhd,.n un, gi¡¡

¡ecord¡¡ al r.specto el imponmte papel del "C¡isro de Monsela religión cá pesina. Uú sánrüado edificado en la.ima d.l cer¡o

]IIO

i

CAMPESINOS DE I,O§ ANDES

IIUNCION DIl, LA RELIGION DN

LA VII)A IIA]\,IIIIIiINA I

'¡I

)- Pxr¿ evitxr sü con¡inu¿di acu,ruh.ión. Si hacen lo (1"(. I I dotc les dice que haganl enronces Ja Iglesia asume ta oirtig,r, r,., . vig;Jar que Dio, cun,pla \u pJnc rn ct con!(nio. pnr(pr,,.,. crevente co¡rra I¡ corderació¡. lis solo natu¡¡l busc¡r tt 1,,, espíritu. Pero cualdo un ca»rpesiro termina dc confcsrr.rr.,, talrente solo sc comp]ace con su propir situ¡cjón dc virtr,t parece preocupa¡se por Ja simrción de los demás: su prrr , ¡,. tual no se pcrturba con pcnsamienros o actos dc ¡ltruis¡rr ,, r servicio p¡ra con sus semej,ntcs. No tienc luego eJ nrcnor,[", , conv€rtils€ en tl¡ ¡riembro Ír,is áctilo y irril de su soci.(l,r,t I ¡e¡lidad, curndo et fenor dc ese dia ha'pasado, ¡egres^ n ir ,,,, gno yo v ¡ la ruth¿ de su vi¡ir diaria. Continúa comcricr,l,, pecrdo: dc quc se ha {untr{do. o poiblemenre orros. si,r rr,,,l remordirniento aparcntc. F.l remordi ento y el arr(pcnr,r-,,, solo p¿recen visitar a las gentes dos veces por año, y esro ,tr ,, maaera algo repcnrinx y trmsitoria. Como resultádo de es¡á combinación de Ia.,neflaz. rl,tr,. fierno" con Ia guía prácticr t€renal de Ie Iglesia, los saur'rh^ hán convertido e¡ u¡ grupo dócil de creycnt€s. Al enüegar li ,,, ponsrbilidrd y la iniciativa a Ia Iglesia, Ios saucitas dan la r¡r,rrr,,, c;r de ser perezoro< r frrigrblc.. Qrriz;s e.r,,s campesinos scrn 1,. sonas afornrnadas, porque saben exactamente córno llegar n lrr ¡,, vincrx cele.tial del orro mundo. I porque de'ren Ia cerridu tr, .r. que cn cllo.erin :r\uJrdo\ pñr Ia lglesi¡ y por sus minisrr,^ t", senli,ricDto de scguridad debería colocarlos eritre Iás genta\ Íü. felices del mundo, pmbablcmente al misrDo niv€t de Ioa tibcr,r!, Pcrñ 1.r.(idr ,lc.rl(icion.l',e lc\ c, pre\enrads e\ Jrdu¡ y nfl,r". pesda conro r,cruz d" Jc.ucri,¡o. rl hect,o s.rprendenre d.,{. desaIlollo espnituxl consisre cn que los canrp€sinos h¡yan ac(l'td,t,, casi ¡l€g¡emcnre su evidcnre sufrimiento terrenal. Es¡ es §r (rn, parre del ncgocio d€ l¡ vida. El suf¡ir cs vivir, y la vida tr, nr 9s
¡ r

r¡rotivos prin€ip,les de la ásisterrciá regular dc l(^ (rnrtrpc rrrr ¡ l,¡ iglesia parecen ser los siguientcs: negocjnr los fflvo¡cr (h Ih ¡ ll\, cvitar l¿ acumulación de penitencias cuando llcgn el mo,nc ,, ,|C lá confesión, y el t€§nor de incurrir en el desagrado dc Dkrs , ,r rt infie¡no. Todos estos motivos están acordes con el s€nti_

l,r

y fatigabilidad. Des¿re luego, t¡mbién sc ¡r ucn¡¡¡n los aspectos positivos de la olación espiritual: Ios bue_ \crmon€s d€ los sacerdotes, Ia eficaz rDusicr del coro, el ejefl' ^, ¡,' {le individuos verdaderrm€nte devotos que, corno Sartá Te_ ¡\i, "mueren porque no muerenl'. Y, sin embargo, la asistenci¡ ¡1lulrr a la iglesia perece tenel pocos efectos positivos en la vida
.rrrro de resignaciór
,l¡ilin, los hábitos

y

la sitüáción general de los cámpesinos.

Aunque los sáucitás son cátólicos romanost pocos compreriden
bases ideológicas de Ia Iglesia. No muohos conciber pl€nam€nte ,l prPel redentor de C¡isto, quien Ies ha sido desc¡ito principalmtc como €l sufrido Hijo de Dios, coronádo de espinas, clavado ¡ rr¡ crlrz y resignado ¡ morir: el Eeñplo de Ia imporenciá,rl lL significado de la comunión ¡o les ¡esulta muy claro. El cate6!no es solámen& une colección de palabras, de las cuales ellos lllran deriv$ Ias más extrrñás ifiterprctáciones. Por ejemplo, el de un camPesino Pa¡á demosüáI que Cristo Pe$enece 'rllumedto ,l partido liberal es una párte de la doct¡io¡ qu€ dicer 'Cfisto es rr liber¿l dador". Muchas personas de Saucío creen hon¡ádamente

r

Y asi los campesinos, a¡estesiados content¿n con su miseria y su penu.i¡.
frimiento. I-a
bdse

por la religi/

,.

nccdnica de

lt

rekgón cturlr¡t

,t

_fn consecuencia, p¿m l(x seuciras la re)igión significa prirrrr pálm€ntc cunlplü lrs condiciones que impone h Igleiia y obiLl«,r,r l¡s órdenes del sacerdotej es tener devoción hacia la Iglesia corrro institución, en vez de ficlelidad al c¡istianismo como forma dc rll¡

Se debe recoidar al respecto cl impon¿¡te PaPel del "Crnro de l{o¡se' ,,.tre'en la &ligió¡ campesina. Ur sánru¡¡io edificado en la cim, del ce.ro It ['lo¡serrttc, e¡ Bogotti. gúárda pá¡¡ la rare¡r"i'in ¿' l'§ fiéle§ nnr h'' ,,-dr ) ,rici"á iñ¡gc. drl C,hro !¡:do y 'rngr,nrc. en.e!¡¿da tr un, gnn ,,r" de crisrr. to\ creyenr$ xflJym , sh igl6u tudo. lñ. dí¿§ lrm cum_ ¡', p,um6Á v8rad*. y iegr6rl a \u\ ho8¿res .on u1¿ P'nruB d( l2 iña_ r.' ], orros obletu' .agr¿do..luc .e tend¡n cD almi.fl'ñ situ¡do\ r p()c ídos del santu¡rio. Mnchos saucitás vistá¡ 6t¡ iglesia unx vez f» iño. §rgún l\'l¡cLáy, ese es el Criro español dc T,nger, tmido . Améric0, ¡ ,túier Ur¡nuno se ¡efi¡ió diciendo: "¡sc Cristo d. nri tiefi ts tierá", nr cont¡aposiciótr con cl Ciisto resuliecto y victorioso dc Ráimuodo Lulio ! dc los mhticos €sp¡ñols. Véasc John A. ]\'lekry, 1'h. Othet Spdri¡b t:htist: A Study in tbe Spititúl Hiltot! of SP4ii Md Sa t A l¿ti^ (Nnñ^ Yorl¿: The Mácmillan Co.. 1931).

Ir)

282

]

CAMPESINOS DE LOS ANDES

t l,NClOñ-

Dtl I-A REt,lGiO\ EN L§ VIDA CA\IPF]'SINA f 28'

quc hay una bal¡nza físic¡ en quc se pesa¡ los pocal. l¡s buen¿s ácciones; las gertes vao al cielo o ¿l l¿do á que s€ ircIine Iá balaoza. Cuándo en l9r0 sG it. t€nto de logr¡, datos aaropométricog esta creench b cipal razón de que muchos cal¡¡pesilros se negárin ¡ pe lo diio uno de elloa: "Si me peso en esta tierre. no Ía en cl cielo". Evideflt€menre, esiás actitudes son el result¡dc religión que por muchos siglos he sido puramente mcclnli¡ clararnente meditáda, reús vcces bien explic¿da.

.*, l¡'\ Drimeros misoncros tropezeron con dificultrdcr p,lrr r¡ .i,n, t*'.on."p.* cristirnos dr;tro del moldc. ohibcht Hay tr'rruición del L,,*i, a" .ri¡'* crsos que demuesuan que Ia

f.:: r, .,r r del pag"nismo al cristi¡nismo en grañ Parre ]lT y transrnitc den_ ', ,r.'"...;l*.',t.i" f,ctu¡¡lmente el sar¡cirr tiene clasifi(rrsc como ,fl' .u f¡milia cieras creencie" que pueden ,,,;'. . .".. si bien están amronizadás sincréticámcntc coñ cl .l' ,",, i"io,'pu"a"n rástrerrs€ hrsr¿ le óPoc¡ de los chibch'srr

":

La relación dc los campesiros con los ritos de l¡ lglüh ¡ I hábiro. Ademis d€l renror al inf;ermr y a l¡ c{comunióri, L tal rosá influencÉ quc Ia lglesid eiercc sobre ¡¡s gentes dc llurlt a debe en ¡ko grado a que estás reaccionan hacra cl riod y I I turgia con rcflejos condicionados, proceso que se hs v¡tr t¡ r¡ulado acriv¡mente desde que se inició la conquiste a¡ptirL {
Pero los riros crisrirnr,s no ercanzaron ¿ rener su recto y conllt{. significád,Jt dc.dc l¡ époc¡ colonial I.r rruevr capacitación rrll¡Irr con frecuencia no h¡ sido nrá, que una rcpetición mcc{¡lea L la d(rct¡ina. Según lo erprcsado por Juar y Ulloa, "tod¡ l¡ üa ñ¡nzá se reduce más al aire de h tonada.lue al senrido ¡Jc lr¡ F labr¡i'.'' Exe :enrido de la¡ p,labr¿¡ es inr¡onrnte. y ln ol

meior l l (¡,ncepto cristiano del 'álma' Puede ser comPrendido époci dc los mi§ioneros colo¡irles .' irrÉit q* durante h ; ,;.;- r*.¿. que Ia primei¡ aculrur¡ción religiosá fuc i¡n ro'mec¿nic¡ v cunio''',,.d"ra dj,-l"-!.::,1"^:: de lo c¡u( , ,,,1¡" , li. campesiros una comprersión consci(ntc F§to se del'e etr grán Pir(e á ,r.rlidrd sEnificá el crisciánismo'

,.,t;.'p",

\,ni¡r s..r¿r¡r .le Añéric6 \i.'/rt¿ta' F-ditori¡l Añérics' l9l8)' vol lL xrviii'§ix' r' ;"i;,?'1.'-i; ü,'.p", Hivo'¡i, de td rdotuciñ, \ot PP '(rindo Fray Be¡n.rdo dc LuSo cunPiló €t. Plimcr dido¡ário-dc-l' , ,*"J'Jijr," i" iii'' ;¡sñ-ó d;Ii"üttd; 'T't""¡'- *-l'"g11l ,":-T":: . l";:.;.J" ;i;;.; dt,iss rund¡ñtnhr* i' i"¡'¡."q:ll3,1"-? L. . ¡'r p¡lábF chibcha nis r,,l,Jh1: tal tuc'el l:e .on la P¡l¿brá "¡lM'" c" o 'ig.tfi$,j" rB l,¡,:ú,. que Jg¡ifio ",liero'. .',,^,""¡.',';.r"," rr,nl,úr" er¡ .búl¡¡ñbqut$u rr'¿trcllr ¡l chibch¡' Pero 6'¡ Pd¡or' ,*,'i""i" -¡, flb¡icu iu¡ios ite oro" (uricoech¿a' Gnn*¡c¿" ' pP
'l{
l). creencE v lr¡bt¡ v¡.r €r .aDj lo l:. Lu! chiLchs rue¡or Prohibidd ls roót' ;" ers h6t, d ,, ," ;.;J*;;ü",' 'rúdo ,.i,;',,a.*- o! S" Juan ,Grur' vol l D 427) H¡v ngÚn'n cau ¡r¡c ¡uoo rcügioidad chibcha dsPú6 de l¡ doquis¿' o dcr ;;;;;.." cr dciquc dc cosx¡ quc mur;

cristiúiso ¿ lor íh'l cn.oñ'abú los riiq conpli.¡doi y v¡st$. Zanor¡ @ribl,t. "t .n l¡s lnrci{,úesl d¿ los iñdi6 obr¡ ñ{§ que en todú el búea ciemph,, t'ú sr muy inclin¡dG r cc¡cmodiaJ'. (Hiroris de It Proumcit' vol. I, Ii. llr, En 8rán p¡ftc 6to * debiá ál .¡ru.¡l iúterós que scDiian lo3 irdig{irü pn t¡s fomas cncmás del cri$iañisúo, r€ligión coln.da del Plqtigio d.l .ú quist¿dor que precipi¡i d uz¡que de Sub¡ á pedir él b1útisnn poc'r 'l¡. despúés d. la llegada d€ Qusadl (Agr do, Recopitaeró, b,r¡oti4t, p. t\^l
genes se

'

E¡nrc los medios ¡ús eficaces de prcscntu el

" 'A.i como rodr l¡ enseñ¿na * rcduce mis ¡l ¿ire dc 12 !,inád. ,lur rr *nrid! dc h, pál¿l)rs, el¡men( c¡nEndo ebcn por si \olos reprii¡ .'¡' r.26 algutus .os, pcro .u¡ o e les p.e8unt¡ sbt. ¡lgún puÍto no ¡.tr' t.¡ ¿ có¡cc¡re¡ palabra, t ¡ictrdo de lo p@o quc sib.n t.n .sc¡sá conpnr sió¡ y ti.méz¿ d. $ sntido qu., cu¡ndo se les plegunta quió! q l. S.flt siD¡ Tli¡id¡d, üúás ve.es respdder qu! er P¡d¡e y otr q!. I¿ Vi.r{ Maríai p€¡o si se les recorvi.r€ con algor¡ fomralidrd p¡B ford.{ ir¡ dcánc6, udm de dict¡eú, inclinárdose si.tnprc ¿ ¡quelo que se lcs dh¡. ¡ürqu. seán los m.yo.es désproFíritos"; Jorg. Jub y A¡tonio dc Ulltr

::::..]ilil;;;il,;ati'to¡ia,lu*i JLtrtro dd ra,l luc 4c'nrrr'r' hu¿co
.'*',¿" o
i. ,.',"""'i"
su"r

m¿nd cd'P' i*r'." (simor. N'uridi bbtotio¡?" \'Út' ll nn25J'i l¡ os eo r' PP dcr "ir¡(r" cn rt75 'PicJi¡hn¡ ,".;:;';¡;",- bl¡ñco vol. r. PP' tr-t! 18ó) r' ¡dom'rin dc un idoro ;;i;;;;;,*., rset (Groor' lol l' .,ii"-,l..¿1.- e¡ neminq.i r(el di6 súár I cnz')t ra ¡dom'ión de ;n úo+ iba P r- "p-a,i"c' ,;¡oq;, i,;#;" irT) er 15vol' l¡ r.. nrldás de T.bio

un crucifiiu

;:,

i;;,;;;"";

P er lóto ' \crrt. p' :-)r Croor' .. Isu¡qut ' r sr, Lc titit.'¡c¡o¡ 'h¡b'hn' P ttot'

xfl
]84

]

CAMPESINOS

DI' LOS ANDES

fatta de educación general y probablemente a I¡ carcnrl¡ ,1, cont¡cto con l¡s Escrinrras v las obr¡s de los s¡ntos.16 L. l¡rnrlk no pued€ llegar a tr¡nsr¡ittu lo que prrece haberle faltado dcrrlr r¡t el cristianisno fue inúoducido €n el sjglo XVI.
e¡rseñanz¿ p¡ogr€sistá po¡ páÍe de lá Iglesia podrf rr l, considereblemente l¿ situació¡ sociál y Drent¡l de las ¡4,r,',, de Saucío. La Igl€si¿ ti€ne todo el poder y los medios ncccurt,. para producir un cambio tán saludable. EI ¡esuit¡do de es¡rr nr,,. €nseñanzá podria ser fácilment€ uná clase ca¡rp€sin¿ más nrrr,, más ¡¡sios¿ po¡ lograr un¡ vida mejor y por converti$e €n cl(ri,, to de positivo bcn€ficio p¡ra tod¡ l¿ nación.

r'upítulo 15

r

Un¡

EL EIHOS OE SAUCIO

r sE ¡DRMULARA Unr preguDt¿ acerca de cuál€s son l¡s carácterísrcas disrintivas del vecind¡rio de S¡ucto tl Web¡ol§ch*rung, o concepción de la vida y del mundo, de sus ' icmbros, l¿ rcspuesta seríá su porfiada prsividad y su resigTra,,¡. Iite v€ciodario andino hubiera detemrinádo en el ¿ham¡ ,t rclro I¡ adopción de un ñodo eustero, de uD er¡ros dórico.1 Si c,r S¿ucío ha sido sacudido por ün¡ fuerte conmoción cultural k\Jc Iel0. y .,unque la anllgur .una. el c¡nüno colunial y h ,,lenra carretrr¿ h¡n sido rod,^ conductos de traniformrción, ,rcce qu€ esta se ha efect¡.rádo vflre una tránr. de coDseñrtismo 1 rustrid¡d aparürremeot€ inconmoviblc. Evidentementc, la t€c,,k)gía ha hecho el más vigoroso dcsafío quc hrsr¡ xhorr h¡Ya ocu-

rli) contrá las tr¿dicioncs de S¡ucio,
,)+8

des¿fnr quc culminó entre

§ c¡racterísticas dominántes de la cultrra mestiza de Srucio con,núan siendo Ia adhesnin a los vielos sistemas, y la dcsconfianzr ¡¡rc los nuevos ¿ü¡que rc¡t¿dores calniBos.

).

1952 cu¿ndo l¿ Represa del Shga fne construidá. Con todo,

iQué cl$e dc tmnsición €s esta, quc Puede sentirse en todas Frres. p€ro que no es lo suficientemente fuerte como P¿r¡ s¡tuñr ,l coDjunto? Párecc ser uná transic;ón selecriri v en pirc ¡u«)
L¿ palabr¡ r¡¡rJ se uiiliz¡ e¡ el scnrido dc ".ir,iclr¡ quc (,!,cr¡ cn , m los griegos, cs de.ir, .l toñ diri¡tivo o d cfuctu t\Presvo d! ú ',,Ltr, ¡co¡tccn!'icrto o c*¡do dc íninx, colc.tno, ni 8'nú el ID(l$ mor¡l ¡r los mDd6 eú el drar,¿ clásico. |sre térmioo ¡o sc c rlncd ú' cl scnrido ,lc "cxrácter de grupo" co¡ sbsi8uientes -ren,N', "vi,úuhcioncs tclcoló_ n.d' v "paut,s iftel¡ct¡,,s" (doñi¡io_sumisió¡, erhibicioDnmo ¡c¡itud de (pectador. lgr€si,in'psividad, ctc.). No obst¡.'c, rlgu¡N du er¡s Palts
ie¡ácEras

L¿ Bibli¿ es un libro p¡ohibido Un ágriotto¡ de Sárcio pld de ellá, pcro lo o.ulra en u¡ b¡úl y ru¡c¡ lo le..

"

ti.¡e uo .¡h

s

estudiáron en los dos (lPitulos Preccdenrcs.

[285]

28ó ¡ C.AMPE§?ñOS

DE L()s

llir[s

los eñbiciosor. Dcro do.

I¡L ETIIOS DE SAUCIO J 28'

anulrnre que

c¡pt¡

desplazá de Saucío rro pronro como e¡án cn condiciáncr Jr rrir dia¡ las nuera* ide¡.. u¡nsición piriica se lteve del vcchrl.rt"

¿ los ióv€íes

[{
La Dinrur¡ dc est€ l¡cnzo s€ comPleu ehora ál rom¡r nou dc .' f,r',ción que ciertos ácontecirúcnros e institucion€s Politicas hán .h*rupeñadir en la vida de Seucro S€ verá que cuando rales acon' r,tilli<.lrtos han sido tráumádco§, es d€qr, ldversos y socnlment' ,k''lrqanizanres, Ios srucira' han qued,ado ceda v.z más encadene' ,1," iuna concepción pasiva de la vida. El Üi'te ásPecro de e*c .nl,ndicionrmiento hktó¡ico conrstc cn quc,as msutucrones Pol¡' ,¡.r*. más dur¡nte el periodo rcpublicano. parecen hil'c¡sc esPe' ,'rlizdo en cáusar pr;cis¡ñente tales experitncias u¡umáricrs €n ,'lr/o\ rclariv¡mente cortosi en ¡antn que lás insritucione' rel;giosás i,,1,, h,n arirm¡do l,^ scnrimienros dá des¡lienro y de frtsrüciÚ¡r rlrc surg€n corno efecto.

f*tr

rec¡e1 dcscubterroi. en ranro gue quienc{ perm.necen cn S¡rt,, son pflncrPalmemc los meno6 dispuesfos r cambia.f, Ins má\ ri l ned¡s victimas del ethos rrldicional.

hacia lá. ciudrdes á un¡ gr¡n par¡e áe los iórenes aji conrr. ü¡ n[eva§ con«pcion€s. desplazando a e5to\ que orean honr¡rrtr,

Segun sc ha indicado, la fánrili, €s una.fotál¿z. ¿1. cortr.ri. rismo. Pero el €rho, de Sru(ro y el Wúantchautfig de s\t\ |,t,t trntcs parec€n s€r princip¡lmente el resulrádo d€ l¡ acción (,,r¡t, nadc de I.l5 in\rirucjones religiLrsas y p,,lirrcas en todo cl pr¡,I¡, gado trry€rto dc currro \iglor: es¿s in\riruciones. cn efeci¡r, trrr t€ndido ) aúñ uenden á ser acap¡radorr. y monopolisra! c,trr ,i, peqo a los ¡sunros cultur¡leE Ño obs¡anrc, t¿les insrirucir¡rrr. ¡., han dejrdo dc hdu ¡ l¡ f¡mili¡. En rc¡lidrd. han actuado u¡¡ r¡r dio de clla como grupo primario. Se erplicó ya qu. el ¡c;n{tr, t,, nánienro á lo\ riro, re)igiosos. l¿.¡rif¡ición con'l¡ siruáci¿rr rr¡ nanle. el resp€ro a l¡ autoridad (dominio.sunrisión). h idc,,lryrr Pol,tica. las rcrirudes de venganza y agresión. así como otras pn,ri.r de conducta, son t¡añsrniride\ en ju má! eficáz forma. de p:r.h". r hijos. Por lo misño, Sáucío ha estado condcnado e co¡va;tir\c .n un, sociedad c¡si esrancada y pa\iva. como resuká¿lo de I¡ ¡cti¿{ combinádá de: (l) la fámilir, grupo conscrvador p.r ,.; it t. influencia. pencrrrnre dc las insriucioncs religiosas quc tambióo vrr con§ervadoms y que dcsern activrmente riantenei el rrar 4nr, y (l) las sirueciones vitales adversas produtidas por l¡s instin¡ r,

El conflito dc

Lit

cuttuttt

L¡s r¡ices del erhos dórico de S¡ucio sc siembr'n Profunde' ,,rnie .n €l Dás¡do colonial. Cüxndo lo( codic;ósG conquistádñrcs rrr¡¡r,n de inie¡t¡r lá ormni¿3ción socirl Je Iú' cl'ibchts' de'Plá' /.rron el zipa. al z¡quc, al irrca, ,l tund,ma y i otros dirigentcs ,lc eler¿do r¡nso. l\iedi¡nte c*,r decapitación dc I¡'ociedád chib' ch¡- los esD¡rio_les fomentlron ) ,celeraron \u desorganización. y
cohesiórr y resistencia. DesaParecüos los grendes ,lirigcntes sin)bólicos. los ¿hibchas s€ encontnron socialmenre huér

Jctilitaron'

.r

tr{as cnto,lccs, derrot¡dos en los camPos de bat^l1á' los chihch¡s huscáron mGdios sutilcs dc resist€nci¡. l\'tuchos de cllos sc su;cidá_

Desde.luego, ser conseryado¡¡s y cautelosas ante el cambi() ,rr ce$cteristicas de las iDstituciones. §n embargO en las socie.l,r,tr, progrerisras se.obsena que tas infiruciones ionccden un mrl¡,, para nrodificacioncsr su inelá\tico domi¡rio ¿costunrbrado sc arrriu,r Ei c¡so de S¡ucio hühicr¡ sido total¡r¡cnt€ diferente. si l¡s insrrr" cion€s políticas y religiosas de la locrlidad, al uni¡ sus fucr.¿¡r. hubieran dejado algrrn rnargen prra esiimulár ol progreso y .t (¡r, bio. Pero el ripo soci¡l & €ste v€cind¡rio. .o.i ci¿. ta Cl,;u. r el del Japón antes de Mutsl rito, se he madumdo y endurecirftr rrr

.rn

ron o se emDeñaron en combrte:r imPo\ibtcs'i Otro\ cncontraron crmino áif"t.n,. prm selir dcl icrrihlc Jilcnr¡ Fuc 'encill¡de rrrenre el de átciár\e dc'l hombrc Llnnco. rcchrirse cn unr esp'ecic en todn I" r""il¡lc I.s rchcioncs v'cixlc\ con los ,idr inicrior. evirar

" '

Coolcy, So.¡rl Olscnizaio\'

P izg.

Frpc.i¿lDotc cn 16 Pt ciPici6 de S¡t', ¡l¡rdlr, vol. lL pp, 105'11ó).

T¿u' y SimiFs (C¡stdl¡'o§'

288

I

CA.üPESIñ..(» DE LOS ANDf,I¡

EL STHOS DE SAUOO I

¡09

padre Agu¡do, tesrigo de los efÉctos dcl c.r.dlH culturál de los choconties, ya qu€ vivió €nt¡e ellos, obscrró ¡I fcnómeno cuando escribiú las palrbres siguhnt€s:
€spañoles.

El

"Los caciquci se comeozaron a elzar con sus sujetoE no r¡rr mrna)en Ia) rrma! conro teni¡n pensado conrrr 1s español.tt ¡fÍr solamente no servirles, ni verlos, ni visita¡los, como mtes solla¡" 1

Bt¿ es una ol¡seruación impomante. Dcmuestrá que los i ¡ll. nas hab¡an sido uriginari¡menre uo grupo frJnco. amistoso, l,l'tr ¿daptádoi pero que ¿ cáusa del trástorno político, comenz.rl t. oprimir sus personiliddcs indiüduales, asi como las osr¡es ci.rtrfl su concha. Er¡ esta una actitud muy diferente de l¿ quÉ conll. dámente habi¡ desplcgado el ertusiastr guerrero chiboha quc llt¡,' a prueba su habilidad conlo coüedor contr¿ el caballo dc l,Árlrr Fonteis o d€l co¡nporraÍri€nto del uz¡qu€ de Suba que agnsrld r los españoles con poitivo egr¡do, y que fue suficientementc virÍ coÍno pari absorber de ¡r¿n€ra ;nmcdi¡ta alguDos de los elcrrcrrt," cültu$les que los conquist¡dores trajeroniB está actirud rescrvdrlr €stá en contrásle aún nrás patótico con cl acto dc abierto (lc lr,, y dc profund¡ confianzá cn sus deidadcs, rcpresert¡das por l¡§

los chocontáes un mcdio de defcnsa y de resistenci' colccti_ siPara sobrevivir, los rborígenes tenían que 6ikPta$e á su ¡¡ión de conquistadoE y el rcmor a equrvoc¡r§e,y -¡ sü ca5ü¡J,,s awdó ¡ fommt¡r enrre eüos une f¡lsa ¡ct¡lud dc suD$rorL hácian [,,,-i.í .fto**a.. ¿l Párec€r lo (lo cuálcon dcseo intimoyde a de sir cuttura i,,u*., "to.",o. Pudieron logr!r)' i,u.¡ de l¡'necesid¡d vital de evitar el disfl$o del gruPo domi'

'l

los lram esta finalidad de dominio, les insütuciooes Políticás de rcligiosa' ¡,,,ir,Ie. encontr¿ron extreñ¡dámenEc útiles bs dc indolc ii ,***" ¿. ¡cultu¡ación fuocionab¡ meior coando nbás cooPcr,t"'r. .lri,,nienttr. que el der€chu esPañol esláblecia Ia institución & l(^ corrcsidore' ác indios v cl¡sificabJ I los indígenas como ¡.in..r, los"sacerdore" sc ocuiabrn de ellos como si fu'ran hiios la mano- políticr imponía castigoq la manc

úi¡s d€ los

¡ntepasados, cu¡ndo Tisquesuze

l¡s llevó en b 'rr, ¡lh

con(a Queseda.r '
Parecc que los choconráes adoptaron consci€ntcmente estc n(tr

tud dc disinulo, csforzándose por mánteirer una reserya menht I §oci¡l. En pr¡mcr lug¡r, hubo resi$encia contr. cl t¡esl¿do n h
¡educción reciente,nentc consrruídar aunque después se €ncorltrLti, nn ,nodus úL'etlrli. Fue este una ¿specie de resigóación hipócrir v una repres¡ón de actividád que llegó a su culmin¡ción eD la f¡nxlx bürl¡ de Saquesázipa.3 Fn realid¡d, dcsdc luegq esto consiirít,i

& Srr:rnás. .srritu¡l acáriciiba r relicv¡b¡ i¿ humitd¡d )'Iá Peniteocia Dc esta ^.fientras cr¡. con l¡ plena'rprol.¡¡ciún del Est¡do los "indios inf¡ntcs en nt:rnos L fc lueron .ó,nc.ido't a un aconJicion¡miento en mas'lr i que en l¡ práctica fue poco mís que una arma dc con_ ,l.l (lero. or¡llrica. Este proce'o áY¡nzó h'st¡ t¡l Punto que' P¡r¡ ",'iencir ¡.lorazo del clero, Ios'.rbongenc' Pronrñ ¡dcntific¡ron ¡l rcy.de 1.,\ná con Diosr" fl conrr¡rie rntie Ir deid¡tl gloriosrmente de,,l,,l.iu-. mon¡rce v Ia nrelancrilica re¡üdad de sus ministros i,i"¡i*. qu. ,ún "'n tslo 'lgono§ indigenr lloraron cu¡ndo ",,," t lcs diiolue yo no habia már reYrl

' " ' '

Lgn do. Re.otik.ió¡t bittol¡¡l, p.207. Gsrell¡trG. \ol. I, pp.
Casrelhnos,
111_115. 116.

Irid., !ol. l, p. 107;,{guado, p.

r.l. l. pp. e8-rr.

' S¿qúBrzipa esp¡ñolcs un¡
do¡mí,r

po¡ divcrsos nredios ástutos (iriJ., vol. I, pp. 210-217).

(o Sacrcer¡go, como CqsEll¡úds lo ,l¡rú) p.omernt r l,ñ c lrid¡d de orc suficienté lt¿r¡ ll€Mr l¡ hóir8ión ctr .tu,. pqo .l z¡» duranrc uu mes eúgdíó rcFridrnlc¡tc a los csPdñ,,|§

r,'úleo Ju cr{rsñ' cnrDu le' I'ur lu' "¡rnÚlc' ro P' c(i" ¡nt{¡^r ,,. ,,'i,',,".1, . .""t ¡. 1", "lll'1," Lr r'úd¿ dcl c'rhcr" ' lur cicn'Plo' ,* od" cl nrdie. 'r tr¡ sianú Jr d§g cL cn l¿ iN'i ds l' I'rcc"l''n" .',,, ,;t¡,,¿. ¡'ii*¡-¡.¡; .'r" ..'; (ontdtü' hst¡ cl PUn'o 'rc 1ü' i"l¡''nrc ocrdiri rodo sisnrfi(atlo Ú'nx' $n¡l dc rclrul'rci'nr' t)r'lr r(ot_ ., ,r "'i'*", q . -,i¡. úl .irlru 0r¡ cuÍrrJ" i'tr ('''il"'s'h''|ü 'guc,,,¡,. uo ." trur.L: J, -n c¡r'SU 't'id" \"1' l' r' l' ' ' ¡ Il RcstrcDo. tliltoth L h ¡e'¿'t!;''t \dl' I l' {\r' ' I Ju'n t ,u'i,, Ñ",¡"^'.1. tol l, rrrr. l8r. JJ4-r¡ói Co'rgc Kubler"rl'( QÚehu¡ \ol' tt' P 4t)\' ,, ,h: col(,ni.l world", Hd,;tboob ot SuÚb 41 'drrn lÚdi"at'

' ll

Grcor, Hi¡totid e¿Ie§iátticd'

\ol.l'

PP. l1óJ19'

r

290

] CAMPESINOS DE LOS ANDES

EL E]HOS DU SAUC'IO [

291

Esta angssria so¡da de la vi(k dia¡ia habís de tcn.r un aaa t Siendo impmiblc obtener ¿livio complero cn este mundo, l¡ t|t¡ coDtáes sübfimarofi su , dadit¡t t i]iae en ñóon s del otro ¡nunlt I f distincióo que hictron e¡tre el rey y los encomeüderos no ür t[,, un ,sp€cto de la u¡gencia que sertí¡n de desátarse cl p$. o h{, de sus vidas. Náturalmente. Ios misioneros esrimuláron cña N[tr m¿ciór\ que a¡,udeba a la coloniz¿ción política del país. Orlro » suttádo, los chocontáes I $rs desc€ndientes campesinos tlc¡rlur . no desear n¡dr ntás que lo poco que l€s ouedabo. Su scn¡llfltl.¡ con respecto ¡ Io nuevo se €rnbotó. Su cüiosid¡d natur¿l r. ahrl, en la ¡utina de h miscrie diaria. I-á ignorancia era su sino, y lr.lru, mánt€nidos €n I¡ ignor.nci¡. La visién del ofto niundo lr¡ t,r{, vi¡tió así cn un g¡upo f¡rálista y crsi indol€nte, f¡lto de inrlallr,

I r.' rigid¡ estratiiicación socio-politica paralizó la aspiracirin :r u,.¡,rarl le ignorancia fue el pegaote uti¡izádo Por los elcaldcs. lor trrrcs, lo§ ¡eceudadores de impucsos, P¡rá m¡ntener á l(x cho_ ,¡nríes fiIm€m.nÉ adhc¡idos aI fondo de l¿ csc.lá sociáI.

y

poco confiado en si mismo.
C,on todos estos cleme¡ros act¡¡.ndo como trame y urdlmir, h prurr fund.r'rcDrrl de h rcserva mentat y soiirl qrr t,,

sobre

propios choconúes habian adopudo, coño consccuelci¡ ¡h rx conflj( to con la culrure occidenral. cl producto final fuc un nrrrrr, de pasividad. Los rcsukádos dc es¡e ácondicion micñro inicirl .tr, tuedo por lrs instituciones politicas eo ali.na con tá3 rcligloi. p¿recen encontr¡rse rL'rn en la rriz proir:nda dcl erhos dórico f. los acaurls crmpesinos de Saucio. '

Itor tál motivo, l¿ idea de subl€vtción .n est¡ Arc¡diá er¿ difi,,! (lc c¡przr. Sc pensaba que 106 chocontáes nunca Podrian rcbei,r.(: eí cfecto, estaben suficienl€Dente inhibidos y conclicionados. ú,rns¡ncnte ác;mo¿lados, totalrnent. bájo el contról de Io Polltico. lin todo, cüándo en un día de ma¡zo de l78l lleg¡rotr noticies dG 1.« un noble chibchá. desccndiente del zipa. hrbía sido Pr¡rcla,,.rlo prlncipc ,le Bogorá, los chocontáes Pudieton enco¡t¡ar fá_ adecuado para §us ácumulados l§entimicnto§ 'r[n€¡i€ un escape r rcpresiones. R€§ulró que la ,nánsedumbre y l¿ Pá''ividad cr¡D §olo Lo quc s. habi, iniciado en EI Socorro como nroiio 'p'dórmic¡s. rll, comuneros contlá los ¡ltos impuestos, se convirtió ,áPid¡me¡ta .r¡ un ¡¡ovimicnto nativi¡ta. Cu¿ndo las fuerzas del prlncipe Anto_ u,, Pisco y dcl icfe dc los Comuneros. Juen Francisco Bcrbeñ. llc[iror á Zipaqui;á en rnr\^o. los choconúes tes errvjáron ur) continlmte báio el mándo de Jü¡o Eugcnio Mclo-rt Pcro unir fuerz¡s con los C-omuncros fuc unx gran cquivoc.in det principe Pisco. de Melo. dc los chocontács y dc los dcmár rguidorcs indigenas. Si hubier¡n ]ibmdo francám€nte una guerr¿ rñ;vistá, ¡l .stilo d. ii d€ Tupac Atnár(t, 5i se hubieran divorcia-

La ¡húetis

¿le

hs c ltúa,

Finalmente, con cl poso d€ jos años, se fue lográodo hrsr¡ (,.|l,, punto un cqu'lihrio vit.rl. Fn sr¡ mayoria, los miembro6 dc lI n, ci€d¡d colorirl rcclnocieron sus propios srr(us y se rcom(¡lir,r, e[ sus respectjvos nivc]cs. Pc¡o las perspectivas dc i¡ vid¡r ¡¡lrr lás clases inferiores siguieror siendo alrsolüt¡mentc deprimcntcs. I n institucioncr políric¡". que .e convirrir¡,n cn sirnplesirnnlcs ,t, ,,, butación y recaudeción de iñpucros. no promovieron l. crei(.ró¡ dr industrias imporanrcs en Choconrá. L; di¿ria rurina dr l¡r r¡¡ seria llevó , Iá irdo'encia, con)o Io are.rieu¿n nruchos ;nfo¡mc ,r -visitiqres viados a kn reyes de Fs¡rña v por virrc\..'. ¡or oiii, res

quietr.s ¿l E ?.cro Guirioi r,,lsutrrón tas observ¡cione\ rn& 6láti.rs. y .l ú7.ñi.pq\irrey C,ball.ro . r Cóñgoñ (1789) deribió .tte f6óméno .n fu¡ci¿» de ur tcondicion.' nicnto .u¡rúnl: ¡'fA los.,mPdincl lc, b¿§á múy Poco tñb¡io P¡r. s.t; r,cer süs cort¡s nccesidáder. Sus hijos, criádo§ cr c$ c*ueh, lan iñir¡ndo rclmrnle ¡ srs Fdm. e v¡n prcp,g.ndo 'itmpE únos mismc nef,em¡Gór,r y €l hiúo pone y ssticidad... y r l¡rgo§ Prsc e v.n Pr.ciÉt¡trdo 6 h úisñ¡ barbalie de sus pliñeros hábit,rt.s". (PosádÁ e lbi'í,e¿, Relccione'

\1060 y E*áDdó¡ y M¡ñel

" A p6.¡ de I. opi¡ión disiddre d. Pcdro M.ndinn.m (r797-lm!). t,. füncionarios coloniáles eruvirro¡ dc ácu€rdo 6 cuánto r h pl§ivid&t y h
indole¡ci! eátrc lo§ .úpcsinos. Añúúio

¡{6 y v.ldde, r¡mcisco Anr;nh

'

Cúte úio de lot Co»utberat (Bogotá:

Silve§tre

y

Cíá.,

l88l), P.

16.

292

]

CAMPESINOS DE LOS ANDES

DL trTHOS DE SAUCIO

I

¡9t

do de los inkrc"c' miop€s de Berbeo y de los criollos,r' !¡ F ¡h que hubieran podido infundir mayor impulso a su acción, T.l.ut¡ ocürieron I¡s cos¡sr cuándo Berbeo aceptó les Capitulrclom. * zipaqujrá. Pisco se enconúó iolo e impotentei cuando.qu.l ll" orden de desbsndárse ) regresar a los hogares, el rein¡do do It¡" sucumbió. Mas el didgente indigena había cometido yá un rhlfr
de lesá ñ¿jestad.

r,.rcer reDresalias. adoDtó medid᧠retaliarorias de cáracrer aLrInionunrd"tnenie. Calán no logró el aPoyo de los cho",nrrc. ronacs v de Im ot¡os oue antes se habfan rublevedo. AI fin fuc ,q,turadá por las auroridades. y descuanizado para escarmjento d.l r.rto de los rebel¿les.
P¿recf extraño que solo Pocoi meses después de la sublev¡,r,n inicial. los choóonúes hubier¡n rttornsdo a su pasividad y I {r indolench t¡adicionales. Si continuáron ácáriciando sueños de l rntiE'u¿ srandeTa, cuidado..mente los reprimieron un¡ lez m{s' ur," rializa-r un¡ fácil vuelra al pa\ado conocido. Pero Ia r{Plic¡puede enconu¿rse en dos fáctore§: la llegada a Sanr¿ Fe de 'ún *,"u"i rrop"t ltevrdas de Crnágen¡ P¡ra eiecut r el Progr¡m¡ de rrpresalias, y la campaña de paz emPrendid, co l¡s regiones ruráles ¡,r el arzo'bispo Antonio Csballero v Góngora. el Padre Joaquin

Aunque frác¿só, este moi'iñiento nativista fue ciert¡m.nt¡ nr table. Los chocoñtáes se habian reunido en tomo a un jefe indlgrtr hablán besado los esrribos de su caballo, le habian seguido cn lrrrrr r

de un mismo fin, espoleados por amenazas de peügros c()trrurr¡¡ Si Iogró algo, est¿ rebelión morncntáneamente devolvió á lt,ñ lll.ll genas la conciencia dc grupo que hablal perdido desde h l¡rtr
de

h

conqujsta.

ft

Finestmd

y oüos

misioneros.

Pero solo hasia después que 1¡ ¡evol¡rción de Ios C(,or(llr'r," hubo termin¡do, otras actitudes profündamente arraigadas rlt lr chocontáes se manifestaron con mryor claridad. Aparenrcrrfltr. cst¿ úaumática erperi€ncia de 1781 dejó tranquilos a los lrlxxl genes.15 De rodos los iefes de los Comuneros, solamenre José AIr,, nio Galán, un ctiollo d€ Ch¡ralá, tuvo el valor de int€nt dcfcn,l.r los derechos del pueblo. Esros hibian sido neg¿dos cuando las (:¡l!¡ tulacioncs no {ueron aptobadas por el virey, y cuando I¡ ll.,rl Audienci¡ de Senta Fe. despu¿s de hrber jurado solemrementc rni

1'

raror que

d¡pucstos a alr.¡do¡¡riá. I¡ürbién se dilo quc.sos.rpita¡es nábí¡! fnnr¡h u¡ documefto en quc dcclár¡ba¡ quc ¡o cran responsaues de sus actos. 1, . h¡bi¡n acepmdo $§ ptrcsos de coú,tlo "solo baio l.s ¿lne¡¡zrs dcl lr'tr lacho rcbeldc" (Galán. "losé A¡bnio G¡lán'. !p.24ó, ll0). Segu, se.or, probó, Berbco áctulb¡ cú bnsca del cárgo de corregidor y iuc, e¡ El g,c,r,,,

Scgún n¡s fn)püs dcchr¡.nnres. los dirige¡tes dc lG Comuneros conn,r. su isi,n, cm "vergonzos¿". y c¿si dcsdc cl comienzo cstuvlr'r¡

presenci¡ de un bet¡llón aócienal cn I¡ susci¡ar rina actitud coflPrendidJ en h frasc gue ',rpiral.'p¡r'cció ,,,ill" imp'.gn" y prrece carrcrerizar le vida de Saucro: ¿Par¡ ,rué?'. Cujndo los campesinos ruvieron tiempo de meditar en su cuando el fervor de Io' primero' días h,rbra desaprrccido "";¿n. uno de los rebeldes había rcgrcsado a su hoga¡, cuand¡r¡ v cad¡ .,,mprendieron cuán inútiles crán sus cuchillo' ) garrote' conrrr ,¡ oesado. mo.queres dc los "old¡do', llegarofl ¡ le conclu'ion de hubo 1ue' sencillamcn ri era inuril un nuevo inrenro. De5de luego. ComLrneros. v esla íle'orient' ,ii.purr. enrr. los dirigentes de los i,n ,vudó . fru.trar un¡ 'equnda 'trb'c\ r(ión. Pero t'mhión ru' ,ic-on prirnor<lial importáncia el'en'im:errro fat¡li§r¡ sul'\¡cenre ,lc los campesinor y su Pasividad.

El Drimer f¡ctor. la

r La ú.ic¡ e\.efcnn,

pudo lÚber sido lá de los indigc¡N m eG ¡. ¡l etr Nemocó¡, q(icúes, con ¡útoriz¿ció¡ dc Pisco, incodiaion la casa ,1. l¡ admirist.ación dc las mirú y se declanror ú¡icc poseedores de estas, t¡! de¡echo de sus antcpNádos chibch6. lisos i¡digc¡ás de Nc,¡ocó. (l(,(, ¡ drd sitlrda a ü¡os 12 kilí'meiros al suroeste de Saucío) se áleúmú fcro/ ne¡te a sr "propicdad" y solo fLrron l,nz¡dos de dlá después d€ €.c¡r'r zad6 lucMs con las trops llegrdas dc Cárragé¡á. Vé,se Luis Oriuel¡, ¡r,,¡/, I hiróli.¡ zit q ieñd (Bagotá: La Lú2, 1909), pp. 29rJ42.

Cu¡lesquiera ¡ctitudes de resistencia que hubicran podido que,hr entre ios choco¡rráes, fueron climinadas con é¡ito medi¡nre unt ru:d.ld{xr c¡mDJña diricrdr por l. Iqle ia v encrnrinrd¡ :r rcducir ;". ,i 'n'ig"á,r'', 4'"r0 lin rcáIJ'rd l" r l* qerrc. ";" ".,dc lá lgle"ir en c\rr^ inciJcnrcs fue Lletr'i!J' rcti\¡ turticiprción

t, P. 28: Cálán. P ToJr loa'lutrr de ftne$tad "El to' Cmrc*¡ '8ñ8ori: lBibliore'¡ de Hi§ori' Nr .¡ '"*Uo 'rorruí¿o:,Nxcioüal. 190t). ,i,,r¡ll lñpre¡tx
Ren,eDo, vol.

' I M.

29,1

I

CAIUPDSI¡_OS

DE LOS ANDES

l{, II.tl()s l)l) sAucl() | ¡el
rl,prados a la üda dcniro del Pararso

Le lgl€sii fuc l¡ solv¡dora d€l Estado, al lo$ar el arzobispo (:'l¡. llero detene¡ el ¡vance d€ Ios Comuneros en Zipaquirá, plrr trr ment€ curnda est¡b¡n r punto de ll€gar a lá capital. Los cnrrr¡rht nos respetaban h mrjesrad de la lglesie. Como Tupac Añ¡rl, ¡t"' d€safió todás las instiruciones españolas con excepción dc In l¡[

y sus seguidores también proclamaron que'te dctrc r¡¡1,. respeto al clcro, págando inmediát¿mente diezmos y p ¡¡¡icl.¡ i Dios".1'iEs fácil ver asi cuán ságaz fue In medidá adoptadr lrr Ias amenxzadas instituciones políticas, al designer al jefc (1. l. Iglesia pa¡a negociar con los Comuneros: el prestigio de Cnbrllr
sia, Pisco

r.,.,' Lu'ccron un¡ sol.rción p¡ra sñ ProDlenr,\ en la ¡cbeli,ln dr [^ C,,nrun".*. üar¡ron de recobrar la vida dt que hab,an djslrun,tr) hasra do6 siglos antes. Pero €n 1810, cua¡do los dirig€ntes de n eh.e, zuperiores les h¿blaron Je u1 mundo nuc\o y de un Por ,,,,:r :Jeal,'ló\ ca.npesino§ ¡o deseJron m¡s que aterrar'e a su r,r¡,¡Jado pre.ente. I r iJe¡ misma de 13 dernocracia re§ulró e"rJr

colo "l. Cuan.lo los ¡¡r,li

ro, su sola prescDci¡, lograron cl result.do apetecido.
Una vez más la ali¡nza de lo politico con lo religioso dcnrr"rr. ser un eqüpo invenciblc para Iogmr finalidades tempomles, y prrr preservar los medios de domnración ya bien estiblecidos. Asl, l,¡ chocoDtáes volvie¡on ¿ asunrir su actiü¡d dócil y resignáde. l),tr cientos ailos de paz, de sudor y de ignor¡ncia bajo el dominnr r,r pañol los habí¡n condicionado con éxito á un¡ vid¡ p¿siva c llll ptoductivr, y a la voluntad de los amos politicos y de los snr'I dores. Lsrá expcfl.ncjr rbortita de l78l -el primer inlento cun cerr.rdo de ópusici,ln Je,de l§40- p:r..ió confirmrr al iarrhmr,, como el más fácil recurso para pr.,der escrpar de Ios problemnr rl¡ la vida.

,let ricance de iu menr¡lidad. asi como ¡¡ del criitirni.mo L, [¡bia estado PaÉ sus ¡ntePasados i¡digena¡. Pero el holocáusto de la gran guerra no ferdo¡ó ¡ hs gentes ,[ Saucio. Por et contrario, Ios c rPesiüos fueron sometidos ¿ Iá ,,,;1, l:dád dc un dob', reclur,nrienro: lu(ror obliSadus a luchár i.,.,'.'no .ono" hcrmlno trs f¡mrli¡s re ,le,igáni¿!run aunque ,,. , ,l"r¿s pod 1.r segurr J 'u' ñr rlido' a donoequiera que los eiér .,," los lleraran. v c'¡o' vitie' aq"l{ rJore\ \ electu¡bán con ló§ ,iiix y con los ariiculos rle ProPiedad Persohl.rs
,.,r,lxDráción de oerson$ no educrd¡i. que .ivrrn en unJ demo' ,r,cir'cu1a. m,clia. r.rir,(.,c:une' e§ca'¡rnene comPrendiaD Bri r.r ra rpariciór del caudilli.nro cumo in riru(ón. DirgcD(cs de lJ I"rld¡d, ¿¡bniu-^ cn .u' mirs' Per§oa'lc5 fon,enrrbrn gucrra' rililes intermitent€mertc o las librat¡¡n en dRfensa ¡le ptinciPios l¿ ruta d¿ €sos caudillos: los , )nstitucionáles, Saucío estuvo en fotiin Sotu. (r.o,ic' \ rrgás 5r't05. ¡.rrerrle, Próspero Pin/ón. ir.,fael Uribe t .iber eir relirJrJ. uro de Io. r,1nre. rue el propio
,

*.

Co,ncr)7aba tdmbi¿r el Prir-er acrñ

J.

unr'raSedia

Lrvd¡ en lJ

El

desajuste denocrático

t h

dcsorga

izitión ¡o il

i:

Ltcgó e1 nrorDeuro cuxndo los dirigentes cdollos d€ Ia capa sr perior se sinticron suficic¡tcmcnte clispucstos )' p¡ep¡rados I)r¡. dcchrar h independcrcir de Lsp¡ñ,¡; pcro entonccs las gcntcs r,r munes de Choco¡tá no se atrevicron ¿ ¡ctua¡ sino bajo el estinÍ|,' de sus "patrones", es decir, dc los ainos, corregido¡es, alcal(l¡r, )ueces, s¿cerdotes. Los srucitas er¡n entonces tan dóciles e igm r¡nces, que p¡r¡ elkx hrbi¡ poc¡ dife¡encia cntre luch¡r cn fa\4r ¡r en conlra d€ algún partido. Re¡lmcñte, para los campesinos crtr guc(r¡ de l¡ i¡depen¡tenci¿ no tení¡ mucho significado. ¿Para qrrrt trát¿r de modifica¡ la situación soci¿l¡ Todos ellos est¡ban bic

: Saücr,,. lndud¡ble.r¡r iJer¡tá\i pero sus aclo§ n,u.l,o\ de e."' d:ri3enre' rJ nodran rnrnus que Producir J"lur^ o rru na' en l¡ so(ic.'. ' ..Lmoesina. F,¡e enronce' cu¡ndo tumilit' ü S¡u(ro, como t. J( r,. i',qu.', \ntreg¡run 'u'hiro' r.l'\ eiirrro' (o1rbrticn'e\. \ I' nr
lu
.enre,

n lo,e \eir¿. d. lo. m¡n'o'

Lhocon.¿

(,,rno Agu\un [raque. qtrren ¡ic'ndro

rrgertn. Iruchu\ rc' con rrmr' e'g[n'rd¡c po (Lr¡rP nurr\' sre\aron'rurilados F,rr rraeedr¡ en,rirrcciu x lo h;rorird"r's colomti.n.,s de h tpo.¡, muc-hos de e'lo"c', tr. en lo' ¿corrr¡inriLrrrns qrk ,licron r,,rrna r Io republicr. mrs Je,rri.ñrJo' x']reloi Í(.urrrd"\ dL \LIs

1'

custavo Or.ro Mnñoz, Hanbre¡ eció¡, 1948), p. ó74.

y ciudrrle¡ \Bogotit Miniserio

de Edü,

¡

," \aro. - l9?9). ,oú,.

Jo¡quin Po.1da

C.rirflc/. l',PJ¡r' t't"tia'lt.'i.ú

'BoCot.i, lmPren'

lnt I

CA¡.IPI5-INOS DE LOS ANDES

EL TTHOS DE SAUCIO

I

¡,'

L, reelidrd de su incipiente democr¡ciá lor dClu.ia. €n su Juvenrud cieriefiente hábíá, soñado con p€§pacdvr, *lt rentes pará srl emáda paniá- Bpeciálmenre C.oót v prdr ii¡ uerrez ¡mpregnaron sus escriros de nostalgia, y desplc¡¡ro¡¡ xr. palpable áñoranz-á por los dí¿s dct p¿sado cáto,rí¡ á. Í. rá iii?rznn. y no porque ¿nh€tarán la dominación españála: cn ndlrlr " .Ios mrsnos o st¡s p,a¡ieñrcs habí¡n luch¿do v;kro6¡mm¡ ,i I Suerra. LD su ñ.moriá esteb¡n frescos arln et heroico ¡o¡tllr{r dc Anrmio Ricaurre en S¡n M¡reo. el resoncnte grito da Jra e,) Ayacucho. Ysr¡ Girdob,le cor¡srr¡cia et páso de tos A,ü,-"i;;; no de- ¡8tó, y de Anronio Nariño, y conrid.r.lx. que ta¡es h¿zañ.s cra¡ digrias de la plume de ,, pir,"."o-, P¿r¿Drcs sorammic a las no supcrio¡es gefae da tos héro.: da ¡ "* enügu€dad_ porque, en realided, los dirigenEs que pütic¡Daroñ .r h revoluctón der¡rosrEron ser tan grendcs como'los oL¡tkr¡lr que vcnc¡efon.
esfuerzos,

,,í¡r

¡ú¡ ¡o

se

h¡bá modificado.4 Y cuendo el scn¡dor Hirtm

nngham. de los Btados Unjdos. pasó por Chocontá cn t9Oó, ro¡vl¡ "e¡ c¡mino p¡rec í¡ bordeádo de | flendigos I . . . Sus súpticrs rl.trrrrlcras nos seguian por millai.l'Tal fue la suerre de ¡i porr(¡in df Saucío en cl primer §glo de vidr indcpcndieme de eo. ,rlri¡. Lo\ hábiros. l¡s co,rurnbrcs. h capxcitcci(il o h aurncia dc .lh cn los siglos ánteriórcs. á)ridáron a impedir que ¡os cempesrA alcánzár¡o una adaptación adecuadá a la vida de ocráric¡i por ,l cont.ario, los conviftieron en victimas dc unr sociedad que se r.rri de ser ilnstreda y prog¡eshte.

, l".o 91o9. y.Posada Gutiérrez pa¡eclan esc bir con eño!.nl| de la soo€dad c_olodál, con las ficiles 5oluciooes y l¿ áparcnta ar
t,ntonces. ¡os crmpsi[os er¡n menos hosrig¿dos, a"nqi.re sc li nr gara la plena dignidad de los sercs humands. r_a tnneiiHe rc¡lkilt o€,ta ¡usénc|a- de mad¡¡rcz democrática, habi¡ desEoz¡do loc ¡r¡oll¡

scnci¡ de conflictos ¡bi€rtos gue carac¡e¡iza¡oí ,qulm

¿

Un individualisrno de esm clase, fomentado por las guerr¡s, iml,trc\to al sáucira por los c¡udiilos políticos, o medi¡nr€ la legisl¡. rnln qse estos aprobaban en el congr€so, no fue un paso ¿d€lante. ld individu¡lismo obügó a que .l camp€sino se refugia& €n un l,ulueño nicho, ¡ fin de sol¡revivir. Con I¡ rton)izacióí d. su so,l(dad comunal, p¡¡¡ cl saucita cl iñdividúdinlo significó el dcsLrbrimiento de los fl¡ncos d€sglernecidos d€ su mcnte, el dramárco reconocimiento de sr impotenci, y de su c¡renci¡ d€ hebilid¡d 0r¡ ejercer l¡ Iuoha civil, Los campesinos conrinuaron siendo fá,rl presa pore explotaciones de toda clase, &sde l¡¡ económim has¡¡ L de fndole polltica. Las §íucitdr

utop¡(¡,s de h iuventud revolucionaria de Colombi¡. . Los c¡udillos con frÉ-cuenci¡ fracasabán, aun en sus buaiaa intenciones. Pur.cjemplo, era ideali.ra converrir en un ciud¡d¡¡rr contP,ct(' a¡ s?uc¡rr proregido, Darcelando su resgu¡rdo y haciénrlür proprcrxr¡o, Pero.¡ obligar at .aucira a convárri¡se dn un inrtru dualrsra de esla rnrncr.. sin olrccerlc auxilio complementzrio ñ materia de.cducacióa y economia, et nivet de vide it"r""n¿iJ üii un punto sin precede¡tes. . tn ere siglo XlX, ezorádo por tas guerr¿E muchos lucron li, ronunactinnenre lo( \igno§ dc desaiufe v rhal€star socirl. Much0 seücrtas rambjen perdieron sus tierras La pobrez¡ fue e¡ rcsuln&t oe €src rndr!'rduatrsmo desorientado e imporente en una sociadad despedrzada. Crando _\,lo[ien pasó por CXrocontá en leZ¡, obsc;i ct tenómeno abrumado¡ de la mendicidád.,, En t86q esrá sioa,

!

los gnrtidos político,

ostitución, el gámonálisrro. Los gemonalcs eran jefecillos políticos ,uva posición on la sociedad local les pcrmití¡ el€rccr influ€ncia los yot¡ntes ¡ural€s. Eritre ellos sc cont¡ban funcionarn,s pitbti n§, propietarios y mayordomos de haciendns y nlg¡rnos siccrdores. li miquinári¡ organizada por esos d¡rigentcs sc cnc.minxbx ¡ per¡ctuarsr a sf mismos y a los caudillos de mrvor rrngo, en cl podcr.

En su desorientación, el c^mpesino viró ento¡ces hacia la polrica.ctivá como único carnino para sdir de su láberinro dc deses[ración. Este cárrbio se efcctuó con e] parrocinio direcro de ot¡¡

" '

ú

Hilim Binghar\ Tbe lótutndl of a Etpeditian A(ros Vencbuld l:oloñUt (New H¡vd: Y,le P¡t i$¡rg 4s6., !904), p. t2r.
o1)

P6¿dr Gutiémr- Yol. I, p. %.

an.t

Motticn, Yidk..,,

p.7s.

208

I CAMP!§INO8 DE LOS ANDES
rús p€¡tcnecían

¡t, ItII(XJ

¡)¡,t

lt^U(:t(l I

¡r¡,

Procurabao que sus ámigos, empleados y copartid¿rios ác[(li$rú'r . lás uüras y votáretr "coffectamente", p¿gában como reconrlrrr. |t Jicor que los electores consumieran, y actuaban como p«rtr, t,r,

d parrido conservádor. La gue¡ra dcclor¡di dotar. uinó que Se ¡obustecierá en cada grupo local su viDculo lx)llrico ntemo como medio pa¡¡ sobrevivi¡ er los conflictos soci¡lcs. Dc
',ntc conro Ia propir vida. puesro que \e;denliiicó con su lucha
La docilidad fomentada en la épocr colonial ha sido facto¡ coad\,ul!¡te l¡m hacer posibles las muchñ guerras civiles, porqüe los (xmpesinos ricnden a seguir a sus ámos y patrones. trrlas es el €sp¡ rLtu ferático dc vengrnza personal cultir.rdo por lás genres, et que hr hecho que tales conflicros sean tán sangrientos y cmc)es. La ¡olitica cs el trlón de Aquilcs de llr socied.rd campesina. Cuando se tr,rtr de politica, los srucjtrs se tornan al fin cn persones dispuef¡s v capaces de activarse. Pero el rol dc los p¿trones se ha modific¡do considcrablemerte últi os cincuonta años, y csta modificación ha permirido obscrvar un intores¡nte proceso urdiano: Ia imitrción. Lograda rl fin la paz irrrernJ (n ,o02. lo, ..r-J; ',. !, .ra ru\i..,,,r q,re rrrrchar ál frente de sus tropas caDpcsinrs pxra ¡lcinzar sus me-

Cu¡¡do los dos partidos politicos modernos, el conscrvn,i,r I el liberal, comenzarofl a ásu¡ir su fonna plena hacia 18ó0, cl !lÍ¡ n lo überal se convirtió en una de Iás camcteísticás soci¿lcs (l( t{[ clo. Los campe§nos seguian entonces ias órdenes de los ginrrr,,l,' que aParentemeÍte eran nayordomos de los teratenicntcs r| l, loc¡lidad, tsles coño los Neir¡s, Ios M¡ldonados, Ios Conr"r I otros.gs Pero el resultado de cste experimento fue socirlrr¡r, adve$o. Ias guerras civiles prosegulan, comenzó n ¡rrr sentafi€ uná dife¡enciació¡ entr€ las gentcs de Saucío y lun r¡,, ^{ientras se habian estáblecido más ál nortc, cerca a los lirnites con I}oy,x ¡ Los pobladores d€ Boyacá tendieron a apo¡,ar lm fue¡z¡s cr¡r.ur vado¡as. También ocur¡ió una diferenciáción con r€specto ¡ l. cercan¡ veredá de L¿ Gua¡ira, donde los pdncipales terátcrlflr

cll los

á

Tria¡a tie¡e uná interesúté teoríá á.erc¡ del o¡igen y la ryáriciór ü lt C¿mur¡le. m Culorbir: 'Cüando por uba de ls circuBtmias tel crntl¡ ,ino \e h¿cc ¡cú. ¡Jquiere alguru irorrucción o [eg¡ a ¡l8un¡ poil,¡ál, eclcsiástica, so.iel o politica... s hacc orgtllco y gstá humos dc úl¡!,, cEta. .. Un párroco, un géñeral, ur gBn p¡opierário tde o¡igetr caoFiht,l
eiercen su

fueiótr s@ial .on alBúería y ponpa y s h¡ccn obed@cr y lr. perar autocráricañe¡te. El gmo.¡l 6 de g@esis indlgéra: 6 el cáciqu. ¡r crust¡do cn el ¡¿gi¡re¡ ¿e un¿ República ir¡¡ocrátic¡''. (L¿ aiuilir..tt

'"

Ncir¡, lhm¡do Jo¿quir, g.¡r¡lxr¡t ¡ su iefc io u¡ trozo de pápel dirigido ^,lildondo siguic¡te: .Ld el@ioa€s v.n lrlú en todás t!r!es..." Jo,quín a José María lluáldoúdo NeiÉ1, S¡ucío, ll d. agosro de 1860 (¿), DM/Sr8. L. frmilia M3ldo¡rdo inte¡veri¿ áctivúñ.d. en h polirica. M¡ldo¡ado Nena eli micñblo de la Cámárt provi¡ci.l dl Chocontá en el dc.enio si8liente a 18t0. y prrece que .ieitos funciddü del sobiefto enn de h ñistu fámili" (Salomór Nlaldonádo, notario Ftbllr. eú 1361, y Mig{el Mald@ado, notdio púbüco cn 1878). L1 autoid.d a. M,ldon¡do Neirá erá visible etr la fom¡ bstante áltiv¡ con qu€ ¡cott!¡rr braba düigiBe á los fu¡cidariG públicós de Cho.o¿tá (José Mari. Mrl¿o. n¿do Neii! aI Jucz pá¡¡oquhl piimero, Crtrccontá, 31 dc enelo d€ ll0, DIÍ/A-21). lst¡ f¡müa Íábaió etivamente c¡ f¿vor de h e]ccción ¿. Aquileo P¿n¿ .omo pr€sidcnte de Colomt ia sn 1876i Pa!¡á erá. por n¡d'
Uno de los gúon.les de
eu

monio. miembro de

l.

faniüa Maldod¡do.

nales de los c¡udillos, y por individuos rcclurados sobre la marcha). Los dirigentcs hubieron de correnra¡se con tib¡a¡ bat¡ll¿s cr el congreso, dejando a los grrnomles de cad¿ localidad las trreás de acrión politica de menor importancia. Muchas batdl¡s denrccráricas se ganlron ). pcrdieron de esra maler:; pero Sauclo finalnre0te pudo disfrutrr de una era de prz y de progreso lograda pocas veces en niüg1¡na páne dc América Latina. Los dirigentes oiviles protágonizaron actos democráricos tsn impoft¡nres como Ias transfe¡encias del poder dc un pirtido ¡ oúo en 1910 y en 194ó, que no c¡usaron en Saucío ningún desordcr político indcbido, ni tampoco en el resto del pnis. Por el contr¡rio, en es¡ cr¡ l¡ ve¡eda cxperimentó uno de sus periodos más productivos, cuando €l fe, rrocaril ), la c¿rretcm fueron terrninidoq cu¡ndo sc ¡brieron nueros horizontes en mate¡ia de ocu,paciones, v cuando se inició I¿ const¡ucción de la Represa del Sisga. Este iÍrerludio de 46 años cntre 1902 y 1948 es un p€ríodo que los saucitrs, asi como l¡ mryorir de los colombianos, r€cue¡dar cor orgullo y nostalgia. La

rrs. (Lsos cjércitos h¡bían est¿cl¡ compuc\tos p ¡ur los ¡ropio' concerraJ,,\. .rrrenJ,r,rió,. p.ricnre,.

ncip¿lnrcnte

¿mrgo\ p.r.

}OO

]

CAMPESINO§ DE LOS ANDf,S}

EL ETHO|I Dt¡, SAUCT('

|
'01

imitación y l¡ do€ilidad funcionaron entorrces por canalcs porldvl, Ios campesinos demostreron que e¡¡n cepaces de imitar la cori¡ Iidad F eI patriotismo de la élite gobernante.

Un deteriorc en Ias actitud€s dÉ los di¡igentes, d¡¡¡entc l¡ ¡¡lL de 1948 a 19J3, ¿kte¡min6 á su vez uná modificación cn !l §rtf ponamiento polltico de los campesinos, Tan pronto como lor lal dillos emitieron nuevas consi8nás d€ lucha. rrle, como "á ¡.n8n t Juego . ', la carga , 'acción jntrépida y "¿ las armás". lot {ral tas y sus vecjnos conse¡vádores coñenzaron a sentir l¡ ebulllalái de la sangre, Cuendo lás pátabras s€ conviÍieron en hechor y d derramamiento de sangre se inició una vez más, Ios ántiguos ¡¡r't nisrnos de defensá de Ia época de las guerras civiles fu€ro¡ pücil¡ r pmeb¡ nuevámente. Una casá de §¿ucio fue at¿cade €n l9J1 por algunos conser!'ador€s de L¿ Gu¿jira, que lograron maltrátú t la dueñ¡ de casa y r su hi]o. Como estc átaque fue lanz¡do de no(ha y de la m¿n€r¿ más in€sper¡da, Ios cempesinos del vecind¡rio ñn pudieron reunirse pa¡a def€nder a la f¡milia atacada. En hs rll¡¡ sigui€ntes hubo una especie de "estado de sitio" en la vereda, sint¡' ciór qre er¡ casi explosiva. Poco tiempo después, el hijo nrryot d€ 1á fimilia átacada, con la coope¡ación d€ dos de sus ámigo¡ da Srucio, se v€ngó golpeando a los conservadores cülpables cunodo se dirigían un dla h¿cia La Guajira. Esto fue arriesgado, porqu, los conse¡v¡dores estaban extr¿oficirlme¡te protegidos por el go bielno dc la locrlid¿d. Asi surgió un segundo período de "csorrir de sitio", durante el cual los saucitas €n su nhyorí¿ €sperabán ,rl. didas de reprcsalia, no solo de Lá Gurjira, sino tambié; de l¡ ¡oll' ci¿ del gobierno. Afortünadañente, habiéndose producido el (l.r quite, no surgieron más complicaciones.
llfient¡as est¿ situacióú se multiplicaba tanto en incjdencia conro en c¡ueld¿d sob¡e r.astas ¡egiones de Colombia. la docilidad c¡r*" te¡ístic¡ fue d€ nuclo €xplotad¿ poi los ciudillos qüe r€sidia¡ .n l"s ciüdades y que no salieron de €llas. Estos jefes púdieron min¡' pular hs sitüacion€s por medios sr¡tiles, tales como erticulos cn los periódicos, una camp¿ñ¡ de carteles, un discurso oportuno o un acre gdto de colrbate. Frs ¿ún cierto que, cuando los inrer.sc¡ de los grupos dominantes chocan o son presto.li cr peligro, l(x cañlpesinos se convierten solxnre,rte en pco¡es del grrn jueso de ¡ic' drez por el poder que sobreviene. Los g¡monales su¡gen de nu€vr

.n pdme¡ pla¡o, mienftes los dirigent€s tláfiátr la acción y docldon ¡r)bre la €st¡átegia nacional. Protegidos oficial o €xtr¡ofici¡lmcntal k¡s gamonales pueden entonces emprender l¡ acción noccs¡.ria p¡1. r¡ue los caudillos perm¿n€zcan en las posiciones que han conqui!. trdo, de¡tro o fuerá d€l gobierno. Una frrse común resume l¡ actitud de los eg¡icultores, ?speciál cua[do se comete u¡ delito por c¡usas políticas: "Que el Cristo se vuelvr de espaldas". Esto significa que tar pronto como hiya u¡ cambio de gobierno, los que entran arreglarán cuent¡s colr los que salen. Es una ley de acción y reacción. Cuarto más antagónicos y sangrientos sean Ios medios empleados para perm¡necer m el poder, tanto úás fuefte en antagrnismo y en derramamiento de sangre es la reacción de los perseguidos, especialmente si "cl Cristo se vuelve de espaldas". Btas venganzas se hao sucedido ums ,r ot¡as inrerminablemente en S¡ucío y e¡ muchas orras regiones. Una clase difer€nte dc acción y filosofía politice podría d€telmin¡! cl término de estos con{lictos: quizás cuando los dirigentes hayan iprendido a buscar el poder fiás como u¡ serwicio ¿ la sociedad que como un fin en si.
rnente

Por eso puede llegrrsc a la conclusión de que las circunstancias rdve¡sas causadas po¡ l:s instituciones politicas locales y nacion¡lcs, h¿n determin¡do que el s¿ucita mida su segurid¿d en funció¡ dc l¡ políticá del poder. Prim€ro el saucita fue obligado a convertir' rc cn uo individualist¡, espccial$ente cuando el resguardo fue parcelado, ), po¡ la violeüta presión de su lucha por I¿ existencia. Ab¿n<lonado en u¡ mundo desconocido que sus contemporáneos hán llamado "democ¡ático", el saucita ha seguido identificá¡tdo su supeffiv€nci¿ con la suene de los p¿ftidos políticos. Con todo, al observa¡ el funcionamiento de está fórrnula, los caudillos y gamo" nales $lo han logrado succiona¡ como sanguiiuelas la srngre del campesino, sin ofr€cerle prácticameDt€ n¿d¿ en canbtu. DI ¡esultado ha sido ufla belicosidad dirigida. Atr¿pado ba;o .t no ha tenido otro c¿. D no que coDtinu identificáodose cor un determinado partido, y luchar po( él para favorecer su propia vid¿. [.s este un callejón sin salida a que el c¿mpesino ha de resignarse¡ eu re¡lid¡d, el siucir¡ ha ¡esultado ser políticame¡te dócil. Pero quizás estaría más ce¡ca de la ve¡dad el declarar que el saucita se ha corveftido en
peso de actos políticos ¿nteriores, €I s¡ucita

toz

I

Cq.MPESINOS DE l-OS ANDIIS

nL IlTr I(rJ Dtr i^Ul:to I r0l

nadic lr¡l'a culpa¡s€ de este fenómeno, iino a los cludilLos que cox frc(n. {. han fomentado, Iinairci,rdo y ejecrrado irresPonsábles mánilrn( ci¡¡nes de autoc¡aci¡.

un escl¿vo de Ias luchas

PÁrtid,istas

del Pxsado.

A

I,¡rr lo mismo, v¿naciones positivas en algunas dc aifi ,,furrrat rrrernas" que influyen en el veci¡¿¡rio, originarlan conrhiru rllu, Llirbles. La falta de uo estímulo culrurál positivo, y no la fnltn tlo crpacidad, ha sido lá caus¿ del aüaso de Sauclo. i\'fuchos sintom¡s ihmuestran que, a pes¿¡ de está pasivid¡d, han estado pasando por una transición. Con mdo, .s notable que l¿s áctitudes r€ligiosas y que el comportamiento poliiico cisi no hayan sido afcctrdos por es¡ tr¡¡sición: tales insrituciooes h¿n perdido muy pcco de su control neg¿tivo sob¡e la so' ciedad rural; eü ¡ealidad, püede decirse que son las cádenás que irnpiden su marcha. La mayo á de los demás complejos coltur¡l€s han sido directanente dcsafiádos €n una u otra forma y con mayor ', rnenor;nre¡sidrd. La emigraciún. desde luego. cubre roda la gama Je ]rs:n'arisfacc;ones. y su incideDCia cs -um.rmenre.ierilicaivd. l'cro hay otras señales de est¡ tr¡nsición que han comenzado ¡ sacudir la org¿nización oadícional de Saucío:la mejor utilización tle las facilid¡des escolares, l, carera en buscá de nuevas ocupa' c;ones y dc dine¡o en I¡ Repr€sá del Sisga, la int¡oducción de m¿qui¡áda agrícola y otros cquiposi l¿ comprá de periódicos de la dudad, lns ¡eclamrciones por pre.staciones sociales hechas por tra' br;ádores de haciend¡s, la influc¡cia urbúizante de los que han sido reclutádos por el ejército y qse rcgr€$n r h vereda, y el fuete at¡¡ctivo que uvieron las doctrin¿s de Jorge Eliécer Gaitán. Estos campesinos. mediante el dcscubriñiento d€ su propir situación oplimidá, esrán ádqüriendo lentam€Dte ün sentido ádecuádo de la injustici¿ social. Btán com€nzrndo e que¡er la emáncipación. Iin otras nrciones, espccj¡lm€nte en México, Boli\'ia, A¡g€¡tina, Guátem¡la, las Filipinas, China e India, esta concienciá há cáusado Iuchrs de clase.. QriTá' lo\ colñmbi.no. pre*n, irrnn un a"t,cipo de esta lucha en la camprñr y el tÍemendo final, en 19+8, del movimiento organizado por Gaitán. Po¡ eso ¡esult¡ evidente que deben adoptarse mcdid¡s positivas antes de que sea demasiado tarde, .1 fin de corregir iniustici¡s talcs como l¡s qre €vid.enienrente se encr¡cnúm €n Saucío, asi como cn muchas otrás rcgiones rurales.
l(,s saucitas

ün

ethos ele pa!\'t'l¡'l

En resumen, Pues, el ethos dórico de Srrcio Pa'ece se¡, crl úh'r sr¡do, el resu,,Jdo d. (rPerienc¡a\ rraumaricr' 'ufridr p"t ,r' iomurrid¿d dulrn¡e lo. periodus h:.rriric,^ dc la cortqust.t. l.t "' lonia y l, repúbltcr. t¡s i.nórneros eulUrrrlc'. cau'ados fri¡rt p:l.reir. por'la ¿li,c. h.,n p.'Por(ion,d.' un irnpul'o neg¡nvr' '{l iluc I¡ .ituaci¿n sociJI ] menrál de los 'rucirr§ .c lu empobrc.tl" Fn rérminu qctrc.rlc', cl rLn.,'r rl otro mundo. lJ re-er\,r y I' hipocre.r¡ lucn," gr.ndcmcnre acen¡uados. el Prime'o Por Ih s p,¡.le' l' lo. o,'o; do. Por los ProP;ó' indrgenas. durante cl ¡rc iioJ" i',mcdic,amc.¡. p,",erior a ra conq',]ista. La re'igna(r¿rl, I docilidad v el f¿t¡lismó fueron el ¡esr tado natu¡al de 1as inlkrt bles co¡dicio¡cs c¡eadas en Ia éPoca colodrl. Finalrrente, cn rl neriodo reoubl;crro,e e\rimrrlÁ el indiridual¡n'o rnediantc cl ('útr '" l" q*.L ci!il. á\r coa.o el fcnrri§mo Polirico Por tr cxl)l' iación-más corn¡lera dc l. dñcilidad. Ll wcht¡ tthnúuq de c\tttt campesinos parece ser el resuliado de una acumul¿ción lent¿ y crxl tinu;da de ¿sas ocho pautas y actitudes. En una palabra, el grrt¡l sauciti ha Je\rrrollado un e¡h,x de Pa'ir;dod: rquell^ cualid'd rL mórer* §,hmc¡tc cu¡ndo es obieio de unc fuerza e)fterna,. rlr 'e rccibir y soportar con Poca o mngun¡ reaccron.

y politicrs, que han absorbidt o sttrfa¡iliar, o que h¿n dectádo ¿dversamente a l¡ tituido al siste á
Las infitucioncs rcligiosas
sociedad por medio de su influcncia negativ¿ s<¡l¡re l¡ famili¡ co¡¡r¡ grupo primario, parecen scr las c¡üs¡ntes PrinciP¡les de la fo_nrrn

ethos. Desde l¡rego, este es sencillamente ün fe rr pueüj 'er ol'jero de motlific¡ción. fn re,lidad. \' e\r; modificrndo le.1r.Tenre , c¡r¡a drl racion¡'i'mo en Pnrgrs'r que llcgr a h cumunidad Por medio de l¿ c¡rrerer¡ \demás. Pr' iece qui erre etL,"'e pre'irva v n'rnriene t'n ta cflPirirrcjón n'r matvi d, ', rd,'le'c,ñci¡ Lu es la ípoca en quc los indi!idu¡'¡ \iv¡ce' c inrelisen,c\ de Sruc o amorriguan sut luce' v son cmptt¡' dos for¿adameñte dcnrro del motde cuLurrl de Io" ádrrltos PJsivo\'

ii¿o ai

"tt. meno culrural )

No obst¡nte, cst¡ modulrción cüdadosamente planc¡d,. desde h pasividrd oscu¡antista hást¿ ]a progresiv¿ satisf¿cción de las jüstls necesidades, requiere seI condicionada ¡ que l¡s buen¡s cuali'
dadcs que adom¡n a

proccso: l¿ hospitalid¿d

sociedad campesina no desaparczcan en el y el carácter agradable de los crmPesinos,

]O1

] C^IIPI.sINOS

DE LOS ANDES

su constaücie rcnaz! sr¡s f¡culrades de recios trabajadorcs, ru rfr¡, tir.idad en cu¡uto ¡ los l}spectos prácticos de I¡ vida, el sr¡rli',1, seguridad y rrmonia que han aprendido a encontrar en su |r'Ir¡,
vecir¡da¡io. su fe en Dios.

-t
,¡rrt,rr
r,,

I{as para logrur con eficacia est€ €sencial p¡ogreso, y I ttl 't' apreciar pl€namcnre ei fenóm€no de ransición que todnvh ¡rr en marcha, patece neceseri¡ la siguiente condición: que ¡lt¡olr{r los canpesinos ¡dopt€n un nuevo erhos dc actividad, se¡ conitlrr tivo o no, los micmbros de I¡ ¿lite modulcn aún con mayor ru¡r,|". §u p(opio ethos, ¡rediante l¡ adopción de nn dltruí$r7o dt:ti.t\, \ de un¿ ¡ctitud que Ja haga caprz de comprender con mnyor rr, pati:r los p¡obl€nus del campo. Si para los saucitas parccc l|,rl,lr Ilegado el dia de "respiro y libertación", igualm€nte parll I('\ lt trones y dirigentes el mom€nto del €xámen y de l¡ ¡evalu,rr ¡,,¡
debe apresurarse. ¿Será necesario que un nuevo Nf¿rdoqucr) hr¡{
s.u_

del rey" no

ap¡rición, pari. recordár a los dirig€ntes que "cn cl hiy salv¡ción¡

fL!t¡da

tipit 0

,ltl

tr1l¡Pc!¡ro

ll)trtot ! |u]

c,n Pcsilto

t i¡tt t trt,r t ttt¡.', ,t

H

\ t.,,,tt I .t\ lrii¡

,(

,\ la ,,

T¡ l¡r
i\:"

lr
F"

I

F

.?
-1.¡l

':
§t.'::.:

,l:

.l

i

il

yr'

§-

Cua¡ta Fatte

s'

ii il
l,:

APEXr[CES

A) Bi C)

EL ltlEroDo y
GrosaRro

rtl -fr,\raJo

DE CANlpo

H1STORIA NATURAL

t,11t ! l0ttc Llctttc tL,tt¡.?¿r ., \ib¿da

-l'

:.i-:'

t:
t

t,
:,

t,

:

:

Jpénlbe

-l
EL
METODO

Y EL ÍRABAJO DE

CAMPO

E tas notú p sanatet dcetcn de to fomd .,ino et @1ar eírbLció aoL' t¿cro .ok el oecitutñio de Seclo ¡aü de inretA. etleci,i ente Pqa la¡ ¡a¿iólogü que hM de eñcorñúte ek itudcian t c?üi1oq6 en ld América I-otird. Esrñ nat§ tdú1bién ilwtvbt lc mcrÚd coma lw eje¿ü¿ada Lc in' Dqtiedci,in sobte \tu.ía. Ambú po.etot -el de canslraíl puer¡te! ifecti' oot ! to¿idle\ a¡tre el ilrve¡1is¿dot ! ]d camhidd.l, ! el de ¿pLicú un wétodo adectudo de qr@sfigdc¡óL lert¡newet eu @lc tióD cos el Netto que dnftce.le.

cfcct¡áa,

co. tuyor fre'

.uenciá, seleccioná¡do pímerc una región que salisfaSr deterñiDados requisitos, y despn& eiecutá¡do utr ü¡b¡io ile c,mpo eDc¡ñinádo g@eratnc¡te r Po¡e pEeb¡ !18!¡s hipótesis Dño¡cebrd§. 1'.mbién ordinarirñer,e los Prü)ectos dc ei¿ ínüole so,

i¡nocud"' pu¡ ors¿ntñiors rihnrropi.4 itunrucion6 uentilic6 o

go-

Liemos. De nrnsxn de s,¿s \rn,¿i¡\ corDcnrcr .c Lmcfició el rrrb¡io relliz¡do cod miras 3l prsc.tc libro. Esto es coúPrensiblc. si sc r€cuerda lá sirus.ión rc$ál 1195,1 dc lá sociologi¿ en Colombia. Hasr! thor¿ la socto_ logla ¡o l¡a sálido ed escál¿ ápr€ciábte fueB dc hs aul¿s unilersitan$, oi s€ da di¡igido h,ci¡ l¿ observrción y lá ñedición diretá de los feúmenos
sociales sobre

loso) colombi,¡os he sdo .obre$hentes úlo e1 el cámpo rÁ¡icn. I'l Púhlico c señeral. y el gobierno solo ha{a mty l*ietemenre h,n 3dquirido .olci,ncir de l¡ recsid¿d dc (fec!úú á¡;IisL oblerivor de 16 hechG y ¡robleñs socirle' colombi¡nu'. A'i. miivP¡tur¡ ea S¡úc,o no ruvo aPoyo fin¡nciero direcro. \;ilu¡m la ascog"n.D de sB regi¿n pon t¡2br¡r 6ruvo iotalnenre en ñ;s mdnos. La i¡restigációt sociol¿gicá reál¿rdá €n la locáli d¡d de 1949 a l9t1 fue principalrEnte eI resultádo de ¡Plovech¡¡ algunas opoftunidades que cooo al úa! se fue¡on prescnrudo.
Cundinañárcá, €n 1949, me dirigi ¡ oEos ¡l¡g$imos colómbi¡nos qle püdie¡¡n eopleá¡ socióIogo§. Desde luego, s ¡úmero qá ábsolüa,r€¡te ümnado y ¡o ttátucúr¡ió ñucho demPo sin quc

cl E¡t¡o. Htsra el pes€nrc, las cónt¡ibuciones de los

soció_

l$

Despü6 de un Fríodo de empleo muy breie

N¿cioús Unid*

ñ Vi¡¡í,

er el lroyecto Piloto

d€

I

107 I

,08

]

C-{MPT§INOS DE LOS ANDES Diento

lil-

¡,IETODO Y EL TRABAJO DIi CAI\41,(,

I

ll,9

Sisgr.. oMF e, con*ru(ciún po¡ lá win{on Brorheh Comp¡ry | . h Cáj¿ de C¡édito Agrario, Indu$ri,] y ¡liacro, entidad gubcrnamcnt¡¡ lll

se agotá¡an hs posibllid¡des de rerlizár @ lábor sociolágiq dc .urlptl Iúdole en rl¡ción üon :niirucione, est,blccidrc. rin¡lmcnR, ruve qur.r.t ú ul empleo como.¡)ud¿nrc del gerere de ls' obr¡s de la R.pr.i. ¡.r

t¡slidé al camp,menrc dc t¿ Winsmn en iúnio de 1e49. Pdistiendo áúú en et propósno ¿. le.lizar algü tmbáio socblótr" s¡mj¡é las árc¡s ce¡can¡s a h scde d€i cámP3menro d€ tá Witrsto l ," €üficios d€ r$e can¡pá¡ento esBb.n e¡\r¡ados ,¡dbá del úñó¡ d¡l rn, Sisga, en medio de un¡ bellá ¡egióD ¡unl, ¿ un6 seis k¡ómercs y nr(ln, d sr de Chocoatá, y áfroximádañeúte a ¡oventa tilóúeuos ¡l trofl! il. Bogoti. El .,ñpúe¡to es¡b¡ rodeado po! Úes \_alles cu}'3 pobl¡cióu 4. asricola. La Guajira, lá ñás aislada de sas tocálidades, solo p¡eseótáb¡ gr r ¡s dispersa y g¡.ndes hacie¡d¡s; est¿b¡ h¿bi¡d¡ p¡iúcipalmc¡te por (ú cen¡dos cuyo número no era i¡rPorunte. Tilará, sitüda al suroe$o 'l¡ campaúenroi sc extcndia en dos vaUes Fopiedád de Ea f¡mili4, un¡lian cotr poc. poblaciód ] está dcdicada cNi tot¡lúcqte á lá criá de gúmrh S¿ucio estábá en l¡ cár¡etda del camp¡mento hacia Choco¡tá. e¡ dirc..li,r ¡oner c¡¡ idrcresaúre anto por su loc¡liz¡ción como por sú coú¡plciirli'l
Asi, en redid¡d, no me quedó mucho c¡npo p¡r¡ Nogcr! si e¡á quc lirr d6eabá rc¡liz¡r .buna invesdgación soaiológica ¿ p6ar de mi €npleo. 1,.íl despu¿s de obseña¡ á Sáucio algo más de cercá, de$ubd que este ac(nr da¡io otueci¿ posibilid¿dcs como t€m¿ de utr tHbajo sociológio m€.ito.r'r y fetiblc. L¡s 9..t6 dc Salcio p¡recían cst¡r orga¡izadas y cohesioo(|.¡ ¡ b$e dc acú.idades nrfortul$r hábi¿ alli ciens cdácterGdcN acuñuhrr. vs; en 1¿ región erán ¡eco¡ocibles po¡ lo menDs dos irstiftcio¡es nrclor
comPuattuos: t¡s actividádqs econóúicas emn mdads y seguian p¡utas l,i¡n erablecidrs, cdno cn el caso de la agriculsrá, lá rinel¿ y 1¡ fabric¡cióú d€ lad¡illo. Posiblenrc¡re por s¡s mcdios de comunicición rlátivúc,rt{ bucnos, Saucio pa¡ecia ser um rcgiú¡ $ tr¡sicióli podi¿ ser inte¡6dn. coñp¡obár eI alcáflce de es úa6ición. L, cmigració¡ y Ia noyilid¡d vcr ticál pá¡e.ieú expisá¡ te enchs defüid6. Y, lo que es más inpon¡rt!. el ámbito del pcible vcci¡dádo y el núEero de sus hábitádtes púecr¡í sc¡ conuolrbles y bior adáptados ¡ lá urea dc un solo in¡esig¿dor. Porqu. yo sabi¿ qle a mí erclusivamenE úe incuñbirh cfectu,r las crcúestas I l,s obFn'ácion6 y tod¡s las deúás ta¡cas coE$lo!¿ienies, un¿ inverr g¡ción $ciológic. sob(€ el tcreno, t csto solo e¡ cl ticmpo que me dejar¡r libre m¡ oblisacion$ .oúientei .¡ las obras dc la Repres. del Sisga.

incendao p¡rá emp!ñder I1 üa€§igáci/Ni. Yo p¡im¿r lugar, r ¡ir de mder, obictiv. x¡da l¡ i¡fo!ñ¡ción quc f¡era posible ace¡c, de este veirdá¡ioi en sgur,lo hgár, úáliza! los resnltádos y formd .or eilos !n esEdio qle pemjricrá c,ptar los prcblcmas de ¡o$ canp€sinos coúo utr conjeio inegEdo. Pero aun en el .so de que hubiera f¡acásatlo en ambos irtentos, pe¡sé que Ll csfuere váliá l^ pcná h,cerlo.
rcní¿ dos propósitos principales: en

ñe propo¡cionó ur

El tnétudo .le

bñesrisacíón

CoNisth €l prjm.i problúa p¡ácti.o cn dctelminár los hedios y elep.r¿ los¡ar lós obietivos. Lr infomáción diréctá y el co¡tacto perse comideraro¡ indisp.nsables. Asi, como ¡úcleo metodológicot * uti'oral {omulários, di,rios de cáñpo y obsesáción po¡ p.¡iicipá.ió¡. Tuv. liz¡ro¡ h esperanz de úádádámE á Saucío, dondc pudieB livir cor n¡a dc tas hñü6 de la locálid.d, y despnés de @átró ñeses de contactos v visitas, Nde hr.erlo. De es! Drúera ture un¡ bue¡a oprtu¡idád de estudiar y 0bse¡..r l¡ lid¡ entrc los cámlesiúos, p!ácricám@tc etr todos sls dive¡sos
m¿ntos

pü Súith, Díáz Rod!í$ez y G¡rch em h habia! cñple¡do fo¡nrulúios sdiológi.os €r Coloñbia, me párcció lógico utiliz¡r l.s dc dicl¡o t.rl,a¡o par¡ las prcgnnhs lue hábián de fomuhk er Sa¡ci,,. Analoghs c¡liumlcs ¿nÚc l¡bio y s2n.ñ lrmbes soñ comunidrdcs indinas c.n los nrismos áDtcedcntcs hn_ lE¡o{hibchN) hrchn parccer príc¡ica h rt¡p .i,n, dc lN frcguntN. .on
Coño
e1 estDdio

de Tabia

únici irvcstigici¿r en !tre

s

dasi h¡bi¡ propicdádB rumles pequeiG

y

grindes que permitim ánllhh

{no hs modifica.iones r¡uc frcsen rcccmrirs l)¡rt stisfa.e! las nctcs ades loc¡lcs. Los formúkrios emfle&los fnr¡l¡¡utc cn S,ú.io crüáí,n infoñr ció¡ gcneful acerci de l¿ f¡tuilü, d hogsr y las tieÍrs. co¡ detalles rel.rivos á ed¡d. sexo, ocup¡ciotrs. endrciá dc tjcúas, ¿lfábctizlción, cipáci hción $cohr, desúip.iones coi¡tit¿rilas dc l¡ cae, l, famüá y los bicnes [rsonálcs. ¡si cono descrip.ions .trantitri'as de hs emp!€s¿s agriolás. l-r se.ción agricoia fuc co¡rpkñenhd¿ 1]or n recuoño demll¡do del ¡ú' ncro de p¡rcel¡s rtlradas derúo de l¡ grá¡j^ y dc $s t.,uños, dc 1¿ m¡.ere cn quc h ticrtu hábí¡ sido dqniidx (courpu o herencia), d. los ncdios dc ri ¡porc de produc¡os ¿i nlc.crdo, de l¡s herrNicnt¡s, lchicE_ lG v tictrlos análogos. Los o¡ltivos fuoon registr¡dos c¡ .uanro t lás canridadcs semb¡dd¡s cñ lijo. U.a rgü {h ¿\'c¡igucnSn fue cfec¡¡ada d6pu¿s (]cl año ¡grí.oh. a fin de c.lc¡lu hs c.scchás y los rcndn¡ie¡tos. A c¿u¡ dcl lEqucño hm¡ño dc hs p¿.cclas v dd (aráctcr inscguro de la u¡idad l.cal de medidd, ¡o sc fregu¡¡i ,.crcá dc h superficie seút¡iád¿ de cádi cukiro. Poro l¿ superficic culdrad¡ fuc calcúladx ultedormente soLre h
base de

P¡onto resulró $ide¡te que, como vecind¿.io rur¡I. Siucio era tipico de ls ¡egio¡es a¡di¡as de Cú¡diñánurc. y Boyacá, ha6r¡ cl pu¡to de quo teidencias y hec¡os comprobados en Seucio podhn s íúdices del moldo sociológico dc m¡.has orrñ regio¡G y dc sus hlbirr¡tes. EsE desub¡¡

lN

prá.ticxs agricol¡s de

h

loc¡lidad

Como se con,rob{t q{e l¡s r€sfucs.N ¡o cr r fidcdignd, se frc$i¡dió dc fornn,lai prcglntas sobrc l¡s con¡prb efcctutr(hs dunnte n! dcte¡m¡

-.!
108

I cAt\'lPlsINOS DE LOS

-{ND[^S

EL ¡IE_IODO Y [t.',r'R^ll^.¡) l)l (

^]lll'¡r¡

| Í¡'

se .gotarln l¡s posibilid¡des de rerlizá¡ uúa labor sociólógic¿ dc otrl,t¡ r, indole er ¡elación con insritúciones establecidas. Fiu¡lúonte, tuvo t r 11, tar !n eñ¡leo como -ayüdante del Berenre de ls olrr¡s de la tlcprN¡ .l¡l Sisgá, e.tonces eo co¡st&.ió¡ por iá lviisro¡ B¡orheb Coñprny t'¡,¡ ri

C¡iá de Credito Agirrio, Industri¡l
tEsladá ál cmpánE¡to de la

y

Mincro, enúd¡d glbem nonnl
19,19.

Wiúror

en junio de

^1,

Dicnrc tue propo¡cionó nn i¡ceDtivo p¡rá emptñdff l¿ ir!cs¡8(¡,n, Yr' rcní1 dos propósitós prj¡cip¿lcs: en p¡im.r luga¡, ¡cuir dc mrncr¡ ,'l'¡,r¡v. r'da l¡ inforDrción que fuci. posible accrcá de ste veind,rioi cn scgur_ ,lo hg.r, E¡liar los ¡csuhados y formar con clos utr estt¡dio q¡e permi_ ricre c,ptar los prubleD6 de los c¡¡lPsinos coño úú conjrto inbgEdo. Pcrc aun er el caso de que h¡biei¡ frác,sa¿o en obos intctrtos, P€Dsó que d erfo€rzo valia la pe¡¿ h¡ceilo.

Pcsisticndo

I¿s áreas cercanr a i¿ sede del cámpañenro do l^ Winsritrr L, edificios de este c.mpdnc¡to cstlbu cmpl.zádos áüibá del cáñón ¡l,l ¡r,, Sisga, cn medio de !¡a belh región rural. ¿ unos se¡ kilómlEos y n¡rr,,' rl sur de Choco¡tá, y aproxir¡adáñentE ¿ ¡ovent! kilóúetrcs al oorr,L Bogotá. El cámprme.to est¡ba údeado por trer v¿Ues cuy¡ pobl.ci¿r ,'¡ agricol.. L¿ GuájirA, la más áislad¡ de es¡s locáliddes, soló presenal,¡ Í,¡r i.s dispeis6 y smndes hacie¡das; stabá hbit,di principalmeote po ,r' cen¿dos cuyo núnero no erá nnportadte. Tilitá, situada a] su.o6r. 'l.l campd¡ento. se exlendia eú dos váll.s p¡opiedád de ües fañiliN, rin frx cm pocá lobl¡ción y esra dcdicada c¡si tot¡lmcute á h cría de g ún,, S¡ucío csBb¿ en l¡ cxr.etcra del .xnpúento haci¡ Chocontí, e¡ di.r((t,

&{úi.é

iún .n el

p¡opósito do reslize¡

.lg,j¡

trabáio soci,f,,¡i,

Él hétodo de iwetásdción
Co¡sisth el prnne¡ problen¡ práctico td detemind los mcdios y eleL¡ iúlorm¿cióú dirc.t. y el co¡tá.to Pe¡$nal se consideráro, i¡dispens¡bls. Asi, .omo ¡úcleo m¿¡odológico, * uriliz¡ron fomdarios. diarios dc crt¡po y obses'¡ción Por PaniciPáción. Tuve h esperanh de t.áslad¡rñe a S¡ucia, dorde pudie¡á vi!ü coD !¡¿ dc la§ hmilias d. h loc¡lid¡di y deTu¿s dé @át¡o ¡reses de cont¡ctos )¡ Íisitas, ¡úde hñ!rñ. Dc $ra m¿1,m turc ür¿ Lurn¡ oP-Mid¡d dc ei J:¡! y ;b.eñar h e¡trc los c¿ñpe.inos. tmLu.¡netr,e er toJo. nh rl rBos
meftós pa¡r lograr los obietivc.

'iJá

¡ortei era i¡te.esrDte t¡¡to por su loc¡liz¡ción .omo por sü coDplcii,lúl

Asi, or rcalid¿d, ro mc quedó múciro cimpo pira cscogcr! si erá quc ,inr lealizar alguna i¡vesigació¡ so¿iológic¡ ¿ psar de Di empleo. l,ór, de obs¡va¡ á Saucio ¿lgo fris de cerc¡, dcsut¡Ii qúe e$e vr,r¡ d¿rio ofreci! posibilidades .omo ren¡ dc un tmbaio sociológio tr.itoi,¡ y frctible. Las Bc¡tes de Salcio p¡recian estár orgadizadas y cohcsimúh¡ ¡ b^e de actividads nrformal$! b¿bia alli ciens cdácteristic6 acumul¡rr yNi m li ¡cgió¡ €r¡ñ fconocibles po¡ lo menos dos i¡stiúóio¡es o$l{ das: habi¡ !tupicdads rúrales pequeñs y grá¡dcs que pemltián a¡Ílixh conpdarisos; l¿s a.tivi.l&les ecD¡ónricas emn v iadd y seguiatr p¡urs lii¡ Btáblccj¿¡s, conto c. cl cNo dc lá agriculür¡, la ürioería y l¡ fab¡ici.ión de ládrillo. Posiblcmcntc tor sDs mcdjos de comuniceión rehriváñcnrr buenos, S¿ucio palecia scr uná rcgión c¡ rrá$ició¡i podia ser inreressnr. coDp¡obar el álcürce de es¡ úansiciór La cmigr¿ción y l¿ noviljd¡d vcr tical parccian cxprcsar tendocias dcfinid6. Y, lo que es ñás inpo¡t.úió¡ el ámbiro del posiblc recind¡ilo y el núúero de sus h¿bitántes p¡reclrr
deseaba despu¿s

Coúo el estudio d. Tabio pa¡ S,¡ith, Dhz Rodrigoez y G¡rcii er¡ la únic¡ inv6tig".ión .n qle se hahian cúPlc.do fomNl¡rios sociolótri.os e¡ Colombiá, Dc pr¡cci¿ lógico utiüz¡r los dc dicho r¡b¿io 1r¡rx l¡s f.cgunes que habiá¡ de {ormul¡rsc en Sd¡ci,). Afubgí¡s .ukuBlcs cnúc l¡bio , Srn.ñ l¡mhis son co nh i{l.s ¡¡dinrs cú lrs nris.bs ,rtcccdcnfus In_ rrr._(l';l\h, h¡(r.r p''cccr ¡r'. ila lr d" , r'lrr 'l I'' l"r"n-tr. ,un

:.,1, hs roJ'fi..,',,n,. ,tu 1'n.!,' ,c.,.' i'. ,'''., 1r tn.,.i.l'des ".,i'l¡.1 loolcs. Los for¡ruhrios cmPlctulos tu,rh¡ote en Sáucio ertrxí,n ¡üoma_ di¡ gcnerel accr.tr dc lá f¿milii, d l,ogx. -v l¡s 1iÚ s, con ddall.s rel¿_
rn'os a edád,

se! co4t¡olables y L¡ie¡ xdaptádos a ]a tar$ dc un solo irvsrigrdor. Porqu. yo s¿bi¡ que a ,ni exclu§vámente ¡re iúcunbiia efectuá. l¡s enoBtas )¿ las obseñ'acions y todas 1as dcnás trrcls correspo¡dictrt6 üna invesr' ' gación sociológic¡ sobre el reroo, y ero solo c! cl riemlo que ¡¡e dejár¡n

hcnin c..ohr, des.ripcioDcs cn¿rtitatn'¡s dc h casá. lá fúriliá y los bicnes tcison¡lcs, ¡sí como dcscLitc,on.§ cuantitadrs de l¡s cñPÉsas 3g¡icol¡s. i-r seccnin agrícola fue co¡rtlcñc¡¡id¡ tor ún m '¿f.o ,l.rall^rld del nír mcro de ¡arceh *t¡r¿ds dcndo c. la gr¡njr y de sus t3¡uilos, dc h rdnori en que h d.rrx lrbjr s o ¡dquüida (.o¡rPr¡ o hcrm.ü), d. los i¡cdi6 de rhnspoÍte de ]rro¡u.ros ¡l nrcr.ldo, dc hs her¡á¡rie¡tas. !.hicu_ t h§ ca¡lós y ¡ri.ülos tnálogos. l.(,s cnlriros fu.ún rcg¡nr.lo\.ñ .
ridxdes sennradñ

*xo, ocuf,cn,rs! erorcia de tiurás,

alfal'etizáción. c¿!¿.¡

libre ñis obligacio s.or¡ie¡És en hs obias dc lá Rep¡csa dcl Sisg¡. Pronto resultó evldente que, coño ve.indario sr.l, Saució er¿ tipico dc las regions ,ndiñ¡s de Cundinrmarca y Boyacá, hsr! cl puto de qu. tende¡ciN y he..hos comEob¡dos en §aucío podí1n se¡ inüces del moldc sociológico de muchás oúás regiotus y de sus h¡biraút6. Este descubri-

^ntó c¡ l1ri0. Unr rgun,L i'ciig!¡.nin f,r¿ efcctu¡d¡ dcsPuós ¡cl ,ño r¡ricolx. ¡ fir dc c¡lcuh¡ ltrs coscch¡s v l$ rcüimienrcs. A c¡us¡ J,l t-.1.(1, ' r"'1, dc l' f ..'l- ' J I .,r".rcr in.P''-o 'l' lJ -r':,I¡d 1,,"1 dr , ed'd.. ',¡ .r rtr'! rr' n,''., dc lr .JDelf'c'c ,r¡hBd3 d' 'ala o ¡iro. Púo li srfrficie .ultiwla fuc clLul¡dt .herior¡e¡G «nre h

bse de hs |rácticis ¡gricol¡s.lc la loc¡lid&1. Conb r c.mpot¡ó {lue hs reslúcsi¡§ ¡o er¡n f cdig¡as, * Prcscindió dc formuhr p¡egu¡t¿s sobre hs co¡,Pr1s efcdu¡d¡s duhrte un dctcrmi

,IO

]

CA}IPESINOS DE LOS ANDE§

EL METODO Y EL TRABAJO DII CAMPO I

'II

nedo F¡iodo de riempo. No obst¿¡E, a fir de obtcner .ls!r. ld. .* l. mú.r¿ .n que Gl dire¡o * gishbá, se E¿liat uD¿ ¡y.ri8u¿ció¡ ¿.raf les?€cto ¡ cuaüo f¡mili¡s ripids .uy¡§ ftspüc§rs eran digo¡s d6 ooñll

U fomulúio r.lxri{o ¿ I. fmü. @nt.ni¡ ¿lgünN pÉgunú r ! clu,d4 g,¡e!¡lmdt. cn c*udios ¡nilogos. Po! ele plo, pá!e.ió iun¡lh* pÉso^trr ác.e¡ d€ ls <"¡E del f¿lleim¡Gtrro d€ p¿d¡.s é hjior , ¡ ed¡d que estu. al ño,ir. Lá r¡lh y el pe,o fu.¡on lesistÉd6 ri f¡¡áIid.d6 '.nf¿n útrupon¿rr¡ca comp¡¡úv¡s. (A !d efcc& ¡e emplcó ur¡ ba¡¡ poftá¡il). L. d(sipción cu.nrirárira d. la c.s. compcdíá renglonó n¡¡ tivos ¡ nftñsilios de cocnh, Dueblcs, obicros de Bo personil y .ntor¡t h.ios, iúfomDció¡ guc, si l,ic¡ ¡p!.nrcmerrc inútil en el moúeüo ü ¡
éc¡r¡
bi¿f, tue mcdida lx supe.ficic ocupad¡ po¡
invesrigación, demost!ó ñr de inoalcuhhle valo¡ pa!á h consrru.ció¡ d. de st¡t6 socio'eonónxco dspues de eietü¿d$ ls t¡bul.cion r. 'l'.ai.

Nbr¡E lisico dc S¡'lclo, Con la ¡yud¡ d. ur médi@ dc Chcontá .c in' vsi!ó el pDs¡úm mtre 16 niñoc FiÉlo.ntc' 3. Pr.¡!ó ..'r.ión ' lot ,1"",-m.,.i ¿. lz toc,l,d¡d qu. pudicr¡n álroi¡r l.uz $br. la o¡g¿ni'¡cióú Mi¡l de S.ucto: .*¡itú¡1s d. veút. o É¡§Paso' r.$úert6, r€cibos' coE'
mros, Múchos ca¡np6i¡ot e. Pcmitietd coPü! de s P¡¡Pio6 d@uménos. Pero los a¡chivos municiPalas y ¡ot¡dale§ de Chocontl stáb.n hn dB'

.@riádo5. qüe

¡t.

cn 1770 ) rn l8'rc' y ro t',t¡.. ¿*,,",¡"§ del Perio¡lo i,ic,¡l d. l¡ rolonu En ta últin¡ rú. de le in\sor¡¡cion sc uütn¡rcn .umbogrdi¿t y catr6 driras Por , ,,, L,us ;ocu, c. o' frn ruñ de incáldl¡ble mérito P'n ñáluar á "6inor.dct inditidoo ¡¡s'rrullo ) P¡.4 6t'¡di¡¡ l¡s rél¿ciorc ef,tre l¡ 6Lür' I

,,i. .-* i,. ,tu¡"

¿J

t"r ¡,ühivo. h¡bí¡ ,do

lc

rcsuludo lucrun

d«omerr¡i4

¡ntor¡ú¡dtÍ¡cntt.

inc.rrdiad¡

ls

visicnd8.

uEñlios don¡$d$,r. l..cono,nn dom6!ic¿. Propiedad, Ocupacjon.! h{. (ñ¿r lndu$rir. Asriruho,r, Helrmicnres Cda dc á"imrl€s, Med'd¡ J, pso y disrúc-i¡. C¿racrclisdces so áricas. At¡viot galud y enfern d¡¡l.l| AiioEnrrióo, Educ¿.ión, Reügión y c@rdú popula¡§, Mltuic¡ y b.l¡.| Depoltcs y lccreición, y Psicologiá soci¡l y cos n1b.6.
Ootr cl gobiü¡o de Cbtoú¡lria fue¡on obtooidG u¡ m¡p¡ bi.o .l¡bor¡d. y un. foiogrúfi¿ a¿rea ¡luc contcúiaú dehues dc lá Egió4 de S¿ucio. Dlch. tup¡ fuc cohpleñc¡ado y colrcgido sobrc el teEeno y pu6to ¡l dl¡, l. tomá¡on ap¡oriñr¿úente qúiderts fotogBfi.s d.l vele y dé los h.b¡r.¡. ¡es, á fin de ilust¡ar cádá uno de 16 clpttulos iúc]¡ídos en ls nor$ de c.mF¡,

L3 ¡or.s de .¡!,po fue.on clasifiqda b¿jo 16 sigui.úca @.ü.{ ñ,en¡ur Cliñ1. _lir-'t.o e. lcologír. Fl"rr y f¡una. \'ivEld¡, Mú.bl..

El t cbcio de

cñnPo

,

Yá h¿.i¿ octübre de 1949 habi¡ decidido eiectuar eI etrodio ¿e S¡ucio P.ro ¡¡tes de come@¡lo, conside¡é qoe $§ ciñicfltos dcbi¡n colúá¡8c nuy cuid¿dosáne¡re. Como io¡$teto, Plim;rc m. er¡ ncceerio 6tábl.cér "rf"' con la gentes y se¡ accptdo Ñ. cll¡s. Asl cor¡ro Páso inicül ¡dqui¡i álqP(tic dc c¿becÍ¡ de Pue¡tt. gonos uiigu quc pudicon pojible u r esP¡ósió¡. desde la cu3l fuei!

Hubo orros !€cursor sociológicc y actividade, .oúpl.mcft.ri.s quo n' s¡rláro¡l úri¡cs. U¿o de ellos fuc ¡. co¡¡pjl¡ción de b diccion¡rio de f¡r.r

y

tipic*, plovjnci¿l¡ync y crp¡sioncs utiliz¡dos por 16 camp€sinG, y ¿. d€fj¡iciones iocales de ¿lrí.ulos y objcros coí los o¡1s el invesrig¡do! ñ¡ est b¡ f@iü¿riado. Tr¡té de .prodc¡ 6ras Nevd p,l¿Ur4 y conc.F,'§

de h¡blar con los c-np€sinos eml,lcando rs propios réminos. T¡nbió¡r hice un¿ .olec.¡& de hoid y A016 de ls pL¡rs más útiles- L{ los .¡r. tons edo! ál cfccto s aúotó l" ñ.rcE de uliliz¿r c¿dá pl¡¡ta (hc{¡r logi¡) y su noobre cicDtifico. (Dse !¡¡bájo fue icvisado dspués por l,o. r,áúicos de h Univ.sid¡d dc C.litomi.). A vec6 efu! cn co¡dicioncs d, copür la músic¡ catrtada o rd¡dr por lor c.ñpesi¡os. y rambión de r.g¡. tE. l. lct. de lú @pl¡s qúé .¿nbban. St efetuaroE ¡epetjd¡s medicidr6 .¡ los .úpos . fin de c.l@l.r les poporciorés de 16 3i€mb.¿s y 1or ¡.ndi¡rientG d. lá .gliculflr¡a. Sc recoloctároú c)eñpt6¡es dc páp1, rrigo, ceb¡. d., m.iz y ¡io,fcct¡dos por cnfemd¡dd, con fnes de.,ílisis. (tse ¡nt. lisis lue ejccut¡do por tuopatólogos de 1a Ud!€rsidad de Mihncsot¿). U ¡ qp.dició. ¿I carÍpo con un g.ógr¿fo rrt¿ó ¡ &1..d h¿re¡i,s ¡€l¡drs rl

M¡ c¡nocinrierto ptrso ¡l cotr .lgünG ob¡.rot dc 12 W'Non quc tr.b¡i¡bu m l¿ Repre; del $ss¿ y qu( viri¡n cr S¡urio nt P¡'P"¡oor'j h erimd¡ oue .nd;b. bur¡rdo. Um dc stc ú.b¡¡do6 € [u' P¿r' ricul¡¡mñ!.' üiit D6Put' Jc h¿b€r .üun'ul¡üo ánimo y corfi¡nz¡, ' 'om¡enz6 d. @vitmbrc cxpüqu¿ (hr¿ r"rc mis intetrio¡c' a cstc crtgncul_ to¡. Pd. ¡teúu¡¡ el iñpacto cultuBl, i."Üi,án lc f| ¡ifetté qÚé d6ab' 3D¡cnder Je él v de 'u i¡mil¡¡ l¡ anerá dc sembrn v de cuidd lot cut' tive. Ofrei ni'ayuda p'h l¿ e,&u.ión fisic, dc '6 t¡f6 ¡8rrc1¡§ v tu m.nil6r¿ dispu.lr; ¡ h¡ier todo lo que ñe rEr. Posible 6l¡ co"'ch¡ vc' udm, csto,'*gún iGist', i ¡b Scnt6 ,tc l2 lootd¿d mc eñn¡bo sus Cmtn lo que yo ¿+cr¿b., es sáucio st t¡EGó 6 'l Proyc'b v ,n;i,ó á riiit¡r su cdsz Allí. v€srido cou ú¡1 ru¡¡t¡ tíPicá' boú v D¡¡n¡oNs de ¡¡h¡!i, tuv. oc.!ió! de c6cer ¡ 5! f¡mili¡ Auqu' ¿Lnior¡u mi, intcncion.s hono¡.bles hie imeút6 de rf.b6iú coD ur¿ ","" o* * mo¡t¡,¡¡ cetc¡, dur \e mi Pntura risita los cetrrPeci'oi no i'q ñc' -c oi,.ruu*n .ikot¿r tri¡8ú' hbaio .n 5¡ P¿rccL No ob't¡¡t''r ¡exP¡i dide'ouc las vigii¡s continuib¡¡, el lele de e$¡ f¡ñiüa @mená (¡¡fu lo qe crob, h¡ci@do, y ¿ eñk-n¡rma el {'Pleo adedldo dd ¿'d¿D

¡úrblercff.

."."

umbi¿n'Ii s¡ru¿c¡' fue crog. si ni¡ur""d",

*-,. ErideñRmmte *

di'icil Fs un ofio' rienc en cucnra gue con¿ co¡

--q
312

]

CAMPESINO§ DE LOS ANDES

[L

METODO Y

TI

'TRABAJO DE CAMPO

f ]I}

de tlbér@los. Pero los ámig6 .amp.ii¡or rrl Parecieioo prcocuPa§e mucho Po! esoEr ere¡o de l95o coE.Dcé a r.alira! !isn6 s€náneles ¿ 16 cd.s d. .¡. y oÚos recinos ¡ lor cDales pro¡to ¡ui Pte*nt¡do. Comñcé enion.x ,

el ¡4&jtr

ú bue¡ ¡¡iDeio

actiyidades agricolas ñie¡ft§ .strs s r.. üzában. Al comie¡,o ¡o erclibía not6 en presenc¡á de los cámpBim¡i tt.ñr después dé unos !o.os m*s de h¿be¡¡os co¡ocido, ñadie ¡ribuia nnF?'

fomulá! p¡e$ntás ¡c€rca dc lás

vcz dcl d¿ 'doctor", .omo me lo sugiriesn algunos dnigos mát inforñ,doi Un Ecipiocidád, lG crmpesinos apredi€roo a tole¡ de 1a D¡nerá nriis coodlse¡dienrc las qcuñiones del "fotóg¡fo'. HDbo $lo u coúmdempo decisivo d l¿ et¿pa ini.hl de h ejecución de mi proyecro. Lás p!€gunt6 ¡elarivas ál BD¡ño de 1as ?¡rcelás pr€@up¡-

¡$icultoies, las ge,tes .lne nastá entorces habi¿ .otrocido se rob¡ron .ln Dás añ¡tos¡s. Sobra dc.ir gue nedia¡te los to¡tlo§os ¡u¡que rápidos 'n dio. de ñmdicaci¿¡ n¡al, pronro nuchas p€6onás suPieloú de lá exi$r¡' ciá del "fotóg¡,fo" y solcnaron que a ello ambién ls flera¡ $m¡d¡s f o" gráfiáe L¡ cámáE forográfjca roDpió €l hie,o. En mDo de l9J0 pud. rrr' ladarft á rivir en la csa d€ Dh p.inetut ¡migos Esra cñá stabá 6itud. cstrátégicaDente sobre l¡ cártte¡a ¿n el lado ¡orle de l¡ v€rcda, ]' Po, .r. modvo p¡de maDre"eoe i oúado de 1a mayotí, ilE IG aco¡tEmucnnn ocu.¡,alos ed lá coDunidád.
Desd. luego, lá i.lciació¡ úé pareció más .rdDa e mi quc ¡ las g!ñr.. de Siúcio. Yo ,ldrba , derús y en muchas ocasiones no sabi¿ qúé hrc.r o qué csperár. Est,b¡ enr¿rrdo de lá negra rcpltación adjudicáda ¡ los cl¡r )r§r.os e¡ Colombiá, coDo i¡diüdnos suspjcaces, hjpócrit¿s y sucios, ,trr menospreciu friámc¡te lá vid¡ lümar¡. La situaciótr hubi€ra podido er fácilnente ¡¡á de conlli(o y ¡o ¿e coopemcnSn. No obslafto, fue s¡tisf¿(' rorio comprobar qtre, cuan¿o * lcs ¡út¡ corr€ctamcnre, lo, c¡mPesinos ro .o¡fnnán l¿ "leyendá ¡egú" .ccrca dc cllos. La dtlonaci,, el tacto y h ,n.bilidad ,y¡daron ¡ sDáviz,r los p¡oblcms con que sc iba t¡opezardo y ¡ coñruíi p¡oltes .ulturáles e¡tre los c,mpesinG y yo.
Ftrc .sc trn p¡,coo de rdapladó¡ ñutuá. IIe proPuse dc ¡p,Écer €xccsi!¡mcnte difcre¡E o srperiori ál h¡ccrlo, *tab. iútent,ndó llcn¿r .l ábisño .¡kural quc criste c¡úe l¿ ¿lit¿ coloñbiana ilú$ád¡ y l, Dña de ]c ca¡rp.sinos, ¡tisno guc, sbrs dc.irlo, es ¡¡o de los motivot dc su inconpr.nsió¡ ) int.gonisno nntuos. \¡estido con uná rú.n¿ y oF tenáldo ñi vieio embtro, o 1a pe¡urlrr¡ ¿e I¡s tiendas no se me podl. dhtinsuir de entre mis c!,np¿neros c,¡rfesiros. Olrserlindo l. f.lt¡ de asicn'

r¡rcia ¿Isurá a que yo roñ¿r¿ ñolas f¡a,c¡ñcrtt. DerP¡és de qtre co¡¡rp¡ trtu náquiu de forosráía, romé rctratos J 4Úegué copiás de estor . ¡¡

qlii r il<ir qu! )n c¡á un ,gLnrr tuevos medios p¡r¡ inponer triburoJ ,obre lá tierm. Au¡que yo hubie.l podido ¿nricip¿r ,fectó p¡ofutrdañente, poique tuvc 1á impresiór d€ gue. d.spúés de todo, no h¿bi, cóloddo los ciúrie¡tos con el cuidado rcquerido. D$ari¡rado, diir ¡ los rmigos canpqinos que ¡o pros.guiría l¡ in¡estigación. P"r¡ mi sor p,6a y p¡ofund. s¡til¿ccióú, 6ros agriculmrcs e¡p¡csaroñ en t¿rr¡i¡os r oqüvocos sü desp¡ecio por Iás observecioDes dcl ái¡ctrdatárjo. De.lá¡r.o¡ qué deseában ¡)rd.¡ñe en mis Gtudios. y ñe oflccicron s! coñp¡irí¡ y !r l¡ospjtdid¡d pr¡a cualqlier r¡it, JúluE €¡ el !álle. No huuer¡ podldo re' .ibn nejor estimülo palr cortinuar. El rumor se qti¡guió casi ¡l ú¿e¡. porque los canptsinos i q¡ic¡es p¡imdo habia .onocido lo disohieror cotr á¡iro colnpl€to. L,s primeras sospechás prono fre¡on susii¡idás poi 1."
,un ¿ uno de lG ¡rcnJ,srio.. q',ira
dcl gobicr¡o que e¡rplcabá con

s¡ri.

Dás ág!¡dables relaciones.

Yo no re¡ia ú¿nera de co¡oce¡ la siftá.ió¡ q¡c en ir¡t€¡iá de prestigio dnigos, y en .llo ,Nm' un .i.sgo. ¡:s nla técnicá bie¡ conocida la d. inúoduci( proyec¡os cot,!¡¡l* por .ord¡cb dc dirige¡ts

ruljem 8is IriDcrG
n¿tur¡l€s

I ámrtiguá el impáclo i¡ici¡I. Pero yo ¡o sbí¡ quión.s cr". los dirigcnks nárnrales (solo dcspDés dc qnc lx i.vcrigdcnin hibí¡ rvi¡z,do .pude dif,

o insituciómles de la

respectivá

laalidid: csto acclc¡á el

proceso

16 en l¿ ñayoría de las till€¡dN, ¡dolté h polític¡ de se¡t¡¡mc or {l suelo ta¡ pronto .omo e¡tráb¡ a oralqúie¡ .Nr, cvita¡do ¡sí situáciorq ircómodas par. la f¡¡rilia y lo$¡ndo un. acogid¡ fa§orá¡le. A leces I ¡liñe¡td e¡dn escasosi cspe.ial¡t.te e¡ los periodos inñedi¡tanotu xntc¡iores á l¡s coscchs, y lor 6tc moLo hmbié¡ adopté lt politjca de no aceptar comida, elcepto en casos sersibles dá.do est¡ba comPromerida lá
hospitálidad. Contrx

ti¡guir ¿ estc dirigcDtes). Yo no rc¡ix.rís.ú¡i¡o qur cstrt ccú cotrhctos .on quie¡es sc nanife$¡rrn mis!¡o:, s)n pos;ci¿n soci¿l o situaciór cn ñatcria de trc$igi,). Dc todos modos, no nÉ di.igi cú pri" der Iugar 3 los h¡ce¡d.dor ri x los luncbnirios públi.os. Las relacio¡es se fueron ¡ñpliá¡do veÍicá],¡e¡rc. desdc cl fondo hast¡ cl álice de 1a c*al¡ soci¡I, y lrncio¡¿ron bicn. Por fort¡ni, o.uirió lue m¡ primelos áñigos cámpe§.os emn cnrpr.sxrios igricoles qoe tc¡í.n ¡na sit¡xción so_ cirl acept¡ble or L reftdi. Por 60 no tNc neccsidrd .dc .nnncios ofici¡lct ¡i ¿. renniones púL'li.N pxr¡ ¡crc.1iúr el proiecto. Ni la niaerrá locrl, ni el comis,.io. ni cl alcaldc de Choco¡t1i, ni d eccdotc astrúiero¡ fn¡cioóe\ actiras en la jnrestlgació¡! xunquc .on el paso del tiempo todos ellos supieron lo qle yo crabi haciendo y ..ofr¡ror có¡mi8o ctrando ñccsn¿ su ayddá. El úlico didgenre i¡*it¡cionxl ¡ qntn inforúé sobie el proyc.td fue el Padre Delg¡do, y cio sc hizo en ¡gosto de 1950. No n(esiÉ el ¡poyo dc dirigenres i¡stitücion¡les, co¡ excepción del
P&lre Dclsado. porque los própios canrpcsnDs

rñrc. :iempre

crvr¡o

costunbre genehl de lás gentes de ls clases altn, me dcscut rl¿ a¡te los canpesinos que se quitdban cl soñbrero pár¡ s¡lurlrrme. Y nu¡c, pro¡.st¿ porqüc se me diera eI úatamie¡to de "don' cn

h

ss sericios pára pBentar¡rc ,
(22)

compañia me rcsaltrt $námc¡tc

oc ayud"ron. Los ¡grio1_ :¡ io.o to' ¡omP3iame m mis \i"i,¡. ) su
les

ú¡il. Estos ámjgos no solo De pNstdon flsilias y pára ¡Poy,rmc mortlñdtt,

I
114

---!
I
CAMPESIiIOS Dtr LOS ANDES

IiL MITODO Y EL _IRAB.\J() Dri CAMPO I llr
orE, sido
más bien en una especic de codv€sació¡ que dur¡ba dos horur.

sino que Bml,iér rne aFd,ron a ánohr resPuest6 e{ectás. Con fr..u.¡i r. cu¡ndo se mc daba una sPuest¡ incóhere¡te. mi coEPáñcro iD¡,cdiúrm,¡r rc i¡ co¡regia en p¡esmci. dcl ertrevistado o más tárde me su,1ir¡ií,¡1tr info¡mrción a.l atoria. Coño en olros recinda¡ios, las cámcte¡isti.ú ú,r muhtivs de s¡¡cio pe¡mitcn a uo ¡,ie"rbro dci g¡uPo eber lo (lu ,r'! sieúbro posce, su historh personai y I¿ de su familia.

Se evitó tod¡ áobigücdad. Suigiercn ciertás siruaciones inusitadN: po¡

plo, los inte¡tos de peer a los hábjrántes, ples con ello .¡ Ealided yo 6rab¡ co¡tedmdo, inádve¡tidámente. mores profu¡damcdte dáig¡das. Pcro cón ]e ayuda de nis amigos, todos los Ploblems tuem! Esueltos felizmcDte. terminldi, ncss á¡tes de que lá Repres del Sisg¿ quedara Winstm BrotheB Cq¡p¡ny qe traladó ¿ sus ofici¡ás prin.ip¡les or Minneapotjs, Min¡6ota. Para enroncs yá hábia ¡eúnido la myo¡ pirte de 1, információn bá§c¡ sobrc Srucio y estrbá p¡ácticánre¡É en .o¡diciones dc .omplerú el ¡tráIsn y efecrú¡r cl t¡áb¡io dc l¡boBto¡io.
agosto de 19tl! 116

cjcr¡

po¡ Iá posibilid¿d de emP,c¡¡ los fo¡mularios n¡'l l'lr, como ¡pmdlces e¡ el estudio dc Tttbio, inicié l¡ lcctura de otros t,lllh .d ologicD. pr..cti(o.. rJc\ 'on! Pi h'li1.8¡- \ 5,,', ¡ ¡ t. dc O'en I (,, ,r,1. m.1os, 'ri§ tu, obtu.cpñ.,ñrduc,odehlTh'.J dr lus tarádu\ I a,1," c¡ Bogotá. (Teúi¡ h lorráji de co¡ocq el idiom¡ inslós. pues h.hii ,,'r
Imprcsionado

bido el srudo ¡Je Bd.helor

t€ma y pó. lá ausencü dc inrecdentcs dc obr¡s dc esu cl¡se en col,n,'ln' esú lectu¡ás me arud¡¡on mucho en l¡ forñul¡ció¡ de u¡ e¡foque obi,r,,,, dc

Iow¡, en 1947). Aú¡quc pcriudicrdo Por la sc6ez de lireráturá «1,1

at,4tr

en Ia Unive6idad de Dubuquc, I)uhu(trtr,
r'l

abatrdoné cl vaile, me cncorÚé visdendo cl tipico t¡aie campe.oi €1 peuliar ace¡ro rusd.o y empleándo ,lgunas de lás fm*s y de los aúderimientor cxclustuos ilc los ca¡rpesinos. H,¡íá Ú¡tado de cultirár e¡ ni, en curnto fuc posible, c$a eÍjpatia. H¡biá seg¡do trigo y

Cui¡do

sino, hablando

sociedrd dc Saú.io.

sac¡do

Etr febrc¡o d. 19io conrcncú r nodifi.ar lm ¡úül¡rios de Id¿¿ l,r , ldxptárlos ¡ lás ¡eccsld&l.s dcl vecind¡¡io. segúñ s. indi«j añes. rh i,rr,, fue ¡rimecgtufi¡do .1 forñul¡r¡o fiD¡I, quc se cr.Ió .¡rer¡nEnte p.rftc(i,' ¡¡do. Pero lá l rn¡era prucba, r.alizada d el ni§¡o mcs, demo$ó qnc ls

:ir,irictr tkgu ,'. !iri ',.. D(.P"i' de h.h.r 8re8ádo o'm.lo. Ju\ l{' mer". f.rmJLrio, !u'd,-"n re,úir¿du. Pl o r, iuliu. (l u.'iao Iue lhnnl' el t de octubre de leio. qúedando así tucluldás, e úes neses, 70 dc lú
77 unidádcs faúlliares del rallc.

|dp4 de la tirÍa con los cúTesinosi h¿bi¿ freúenrado las dendas ju8¡do al rejo; habi¿ c¡nt.do cophs y b¡il¡do c¡ ]b fiestd de lá locf, lidádr habia dlstido a ,¡isá con las gcnks; m habi¡ cn onlr¡do svueito €n sus qlercllas y disputas .o¡ for¡rerosi y los habia ¿compiñado sí cd ,u, pcnas coño en sus alegrirs. Nlchos de esí» agriculiorcs lBbían addido ¿ ¡ri pah erpon.rm. sls problemxs y l)árd l,¡bl¡rm. rcerca de su! dóeos y áspir¡ciotres. trros y oúos muchos eien¡plos dcn'ucsü¡¡ qúe ft,ilme.te pudc 8¡¡amc h confi¡nza de t¡s gentes cúnpsi¡$. r'ai úiunfo dc'

y

De l.s sictc fáú,ilias omitids, cut.o lo fucror rrquc el iefe dcl hogxr siemprc crábá dÉ€nte cu rdo se le lisitab¿ p¡r¡ uDa cnúevirá. L6 oúrr er¡b¿ acomprir¡do r)o¡ la folici¡i oúo, poritue nro 6hb. disPu6ro ¿ dx, ¡csl¡rcstd a fü¡.ion,rn» dd ceN, del goLriün. rrilcirnalr el terceto no c¡prcsó úrFin motiroi snnplc¡rcntc él y s h¡ili¡ cn¡'i¡ro¡ el ocnsrie,l. ¡¡echaii3n'r los pd¡os y ne apedrea¡íxo que si ,É aproxim¡ba a su cdsii n,c Aunqúe csás ú.s famili¡s n,ís brde s. «únrt,¡ rns¡.s¡s, decidi abstenernr

pnnera ñá¡o. Pcro un hccho püede deDo$m¡ (lne, r fcsr dc nis edncr zoq ¡o ¡ne conv.ni cor,pl.hnr¡tc cn nn üicml¡¡o ¡-tci inúa_gruPl): no liegué a s¿r comp¡dre de nnBu¡o. li'i inlitado ¡ bruti?c. a pri¡rrN co_ muiones, á bod6i ni ñoobrú iuc d¡do ! ¡1gunq rcci¿n nrcidos en el vaile (pero ¡seguro quc en c$o solo inrcñino el respe.o o el ¡preió de los p¡¿rcs), y sin éñbárgo úunct se me Fopuso que fnerá pádrif,o de algrún huésped de confiánzá. Dii¡o o mrrimo¡io. Conti¡ué siendo
Me¿iantc un genei@ p.rmno de la @ñpiñiá WiEto¡ y u¡ cuidadoso máneio de mi tiempo libic, se .ealiz¡ro¡ dspus en la U¡iÍeisid¡d de Min¡esot¿ lás mbul¿cions, ios $álisis est¡disricos y el tufome preliñinar encámj¡ado a cumplir un rc{nisito pircial pu. cl Br.do de Md'ter of At| Pero, ¡át!¡alDe¡E, dos dños dc obsenación dirdt! no erán süficicntes pú¡ agorar cl tcm¡ de cre vecindário. Qued¿ba po¡ hrcer nucho , fin de .om_ plehenrr ios n rctj¡les: hMctulm qr etrúe- t-rí, fne¡oó efcct¡¿das otres ,rcs \br¿. á S4ucio. u,'¡ c,, rpü.n'L,e de lo'.2. o,r¡, en 186'0 y \'pricm' b¡e de l9tr, y en eó€¡o y felJrero de 19td á fin ile rerificár los rer¡lt¡dos

¡bsúó ser

súmame¡t€

lcnd¡a, Iú, Íiliz'¿*üdi¡x y

obscrv¿cioñcs dc

dc llen¡r formularios en rel¡.¡ó¡ co¡ c1ls, pre! periódo dcl úabájo de ca¡rpo orisinal.

!x hrbi¡ ú,nscurido

cl

En ¡r.rzo dc 19tl se efectuó una segu¡dá serie de visits,l fiú de árot¡r coFchá del iño ¡n¡erio¡. Pua eñton..s yt hxbi¡ ¡¡d. yo a lG c¡mp.' sinos sufici€¡tes pruebs de quc & cra u¡ delúor l)or cuen¡a del gobieú.. ni un ar¡iuador pará efectos de i¡rpu.stos. No se trotczó cor ning!tri

b

Sc trcseútaro¡, desde lucgo, algunos dc los prol,lc¡,N do menor impor_ en ü$ajG de e* itrdols. Ls P.egun' t¿ncb que ¡su{lment€ ras conrenid§ en et formlla.io, que ge.cr¡lmeDt. sor.flEnte de dificúItádc\, nreron redxchdas .le h m rela r,ás scncillá. No se foroul¿b¡n uná tr$

y dc lenar lagu¡A en lá i¡fo¡n.ció¡ y¡ obtenida. Dspués fuero¡ lcidos a al$n6 de lG cdnpcsiños uos pocos crpltutos del prcste lib¡o, pucs yo des€ibá conocer hs rcacciófts y opinionB de águeUos. Sus sgesrions iuelo¡ ci.tuñ€nte ese¡cüles pa.a for¡n¿rme un juicio equit¡tivo y ho¡rádo rerc¡ de b comunidád, t¡¡tó dumte I¡ inverig¿ció¡ como dcspués dc

3]ó

]

CAMPESINOS DTJ LOA ANDTS

HISTORIA NATURAL

[ ]I7

ella. No p,reió qu. 16 geffes de Srucio túviero inco¡vcde e er ¡.r lñ de éstudiq o ¿l ñenos del pr€se¡te. llspeciálndte, el .¡ltlno d l¡do aa foúrciór del campesino" fue sñplián6te exámin.do .ú los ¡gricub es, quie¡es en g.nerat estuvi€rcn d. acue¡do ,cercá de l¡ ei..titrd d. L

Anicilo

E

f€rñeildé del si6ñigoi

pM

dár s.bo! a t¡

PollsoM hldroqipaoider r
Birábi!l
lrlr.teae swphdtita! Dcn ¡¿ ñbare6

(¡)

chich¡ Hiüba icrio!óxic¿ AgenE súdo.ífico

Hebía¡ de €feciuáhe más nodificado,.s, ediciores y colreccionc.! l. investig¡.iór páreci¿ iqtemin¡bl.. Pe¡o el liñite terie que t¡dár* t¡rdo o
t.np¡ano,

Btimulánte

y

ven€no

(?)

y

después

dcl

,B

ina€stigació¡ descr+tila sobre

d€ agosto de 1954 no * reáÍzó ningünr orrr h cual hayá dc infomarsc po¡ ahor¡.

En{erñed¡ds det 6iómgoi et pbdncro <aeneb» sc emplea pa!¡ dár saboi

rl

ág@ de panel¡

Atche itta <alf. tphdtoid.t).fo6 C¡ilco
Ch¡ecá

.úpé^dice E
IIIOIORIA ¡IAIURAt
En cl piese¡te apé¡dice se enúmeran ¿tr cl idiom erp¡ñol vrr¡áculo
la n,yoria de
su .o.rspotrdicntc denomirációr botánicá. Está nrfo¡ración 6 de i¡ie.¿¡ lira el scntlogo (y párx ouos cientifi€6), porque smirist¡á un cuadro dc co¡sultá c¡ materiá dc berbologíai támbión en dlá É especificán algunos d. ls p!ódrctos oltivados, ftuts, flor6, árbols y p¡stos obsdv.dos e¡ Sau' .ío y qúe tincn impoúaDci, en l¡ ,jdá rur¡I. i¡fo!úacjó¡ qne prcde rcsuh,r
las pl¡¡tas nencionadas en el texto, señálándo

Eac¿húit polrMtbd * Spilañbes Mqi.a,,r

Adorno; fiebrs

E¡femedádes del hígrdoi aliñctrto prh BEnado

y

hemo-

(,lutro Cola 'e ebdlo
Espiguilt¿

Cati$drrrntsd¡itÍbn.
Eqaitetú1 bogoftnte

(l)

Pü¡ coudineo;ii sopas A{erte di¡foréricor p¡h lEce¡ essb§ @ando 6tá
Dolorcs abdohin.ls

$

útilizációt y

o)

Agcnte dirforédcoi pd¡ hace. e*ob* cu¡ndo 6rá
Apiuln

(¡)
Hig!e¡ill¡

ltptophrtlún'
P¡r¡ co¡dnnc.sr sop,si aImento pára ganado

útil pari futuros

estudios.

aserisco dcspés de ur¿ ide¡riIic¡.ió¡ botánicá indi.á rúe e1h o dñ¿únináda po¡ cl Hcrb,rio de lá Unirebid¡d dc Califor¡iá, cuyo dircctor es el profcsor H€rber L. I{ason. EI Herb¡rio verificó o deemiú las plantas sbre l¡ base de eienrpl¡res recolectador en Saü.io y llevld6 ¡ tos Esbdos Unidos e¡ 19t1. Oüas d*crminacio_ nes botánicás esr.in h^sa¿§ er Pldntdt útilet de Calombia' de E¡lique Pérez A¡beláez (Bogotá: Coúdrloriá General de lá Rcpribli.a, 1941).

Par¡ fi.xlidrdcs medicin¡l.t y ¡nu¡les (ilúnisación dc

há sido verificada

Hi'ojo
Jarill¿

(¡)
Dolors de cábez. y de
(?)

*-

Aplicáció¡ externa a nr:ar

(¡)
POPULAR NOMBRE

ll¡dur$ o contusione

\.I )IIBRF,

ROTANICO

E\IPLEO
Caphed

tefilwalir

'

Aplic¡ción eterna á m¡gú_

Atmnr dbsirthiw '

¿r.d;¡M tuarh"nofl *

l'crmen¡rción dc chicha l-¡fernÉdrdes dei &ómago HeDos¡,iticoi ágente sudo_

Paico

Oreja '€

¡ató¡ St

llddMs o
e s¿||ia "

hinchazó¡es

Chdolod¡M aübratioide,

E¡ferned¡des de la picl Medici¡a gene¡ált p¡rá con.

-__T
3I8

I CAMPESINOS Dtr LOS ANDES
Rcsñ¡d6, srip., fiárc Effcmedades del s¡ómr
go; ¡boltivoi ágent (?)

H]STORIA NATURAI-

I]I9

Poieo

Stn ei, btoun¿i Rüd¡ de C¡¡tillr RLta s@ealew'
(?)

llor

rxir

blenc., pqtuciú, em_ plead{ p¡m ¡doE¡! los somlrreros o, ¿poc¡ de ro'

Tlllos $¡!es, gnc s em' plc¡n secos pah colchoMedicina ge¡cBli

To.oniil

0) DXbñeñ.

c;licta

'

M.dicin¿ g.nc¿li

p.ro cfnod,,

Flor roed', florccc

er

Vale¡i¡re On¿sraaa§e t Y.rbabuen¡ Mdrh, sp. Ycrb¡ '.1 d.do Gddirdn, \?. ' Yelbamo¡! Saltuw nis110n '

Par. iedu.i¡ iú¡m¡c,onol
p1r, úlce¡rs

y

erisiP.lN

e) PlsM t ¡oiúJt§:

Ambft¡id dtúi'dcf oli'
Ana.dc¡d ,úthatntitu

C"ii.á

Ibi.
7

,ó?¿e1M tube¡a@

Pelrif rM . lrrll.rii|, I
(?)

Ch
Rub.

opotlitht ¡|tuinw

Raignis

(r)

d)

PJ-aNI¡s otñ.{MEN¡^Es Y or¡rs:

P alr ¡

hrir

P!

l

dri.! alit

Znt ¿.lc t. hia tetbioPic.' Flo¡ 8rá¡d., bhrca, .n for
Cónsttueió¡ d€
Ezpe¡dio hdñrreeitn¿

C€dro

'

Adorno de

cByhoiúqsucm¡ds coño p.ite
de

@ccr hr mi'
la fiov
_

.ss

tv. i ¡ Mnúd

1:.

rto I'h! lia Su co c/i sc r ,lnc¡ p¡r

tá de lá I¡l¡¡cul¡d, Co

]20

]

CIAMPDSINOS DIJ LOS ANDES

GLOSARIO

ItII

Jpénlice

C
GLo§An¡0

c\laflpo. Rebid^ hechá de mÉlázr d€ c¡ñ¿ nezcládl coo rg{á. ¡rrec¿ n*¡os que se ef,cüenrsn e¡t€.sdos, gene!¿lmente ollás v

obictos

¡lde

Awnento ldt aú,enro). Siste¡na de coñpáñia quc se emPlea

p,o h (rl¡

tá venb de aniúráles. B8ñbuco. Rrj], y músicr tipicos de Cuúinámdct y Boyácá. BddaL4 lrrrú¡no mu.i(al de L Íjrili¿ de l, g!h, ,. Brlt¿. Medida dc pao igurl ! 12, libras, r¡riá se8ún el Prodtcto ag.lc0l.

y

do" proPied¡dei desrüáds . inPtdir Medianic. Z¿ñ1Á ""*'"il* -n. cruce. que el g"nádo la. ,f,r;. S¡t;á colorial dc t¡ábáio foms' Senerál¡É¡te en mirería' ¡{,rd},. T$b¡iado¡ engúchldo eo "mits". ü¿¡d¡. Pe6o¡ific,ción enca¡tá& de uóá fueE¡ nat{ral. N¿ddd. R@io que se co¡gela t v€ces en l§ hol's de l¿5 Plá¡tú.

Euente de asuá,

p@.

PMld. §zic t morena PrePár,d' en form¿ de bloque. Iátdro, Pic cho y"-"r ,* -**" sin álbolet ó coo

vegetációt

s$¡en'

Ca¿rrd. cueld¿r nedida de longitud i8u¡l i 70 5 meÚos Cd¡gd. Dos bul¡os o aploxnn'dinen¡e 2io librasi un¡ cárgá comPlc¡¡ P.tr Chrpeún.
la cu.l sc utilizan los dos lados de un anim¡i de .3rg¡. bp úd:, térñino empleado esPeciálm.ltc dü¡ años de le domiráción español¡ €ú Colo¡¡bia.

ne los últirr¡¡

Po¿. r'í,s"" .¡qraJa o .,rro¿á itue r llet¡ ea úá Prccqior' P t"p. A-not piD el um¡.'ino. ru¡lquicr Peñ¡á de rango $Perio!' R4írd. Se¡ila, ge¡e¡alneúte de ¡nchúra bas¡anre P!!a Pemirir el p¡§o ¡n caüo tiirdo Por buoYes.
Repáúiñieüa. Disúibuciófl de
iúdí8cnas.

de

CN.hd. B.b¡d^ de naiz fetm¡tádo.
Chitcdt. rlotso p,r¡ coce¡ l¡drilios.

C¡rlde. \'ásii, de b¡Ío. Ch ra. \r^cio, dañádo; esl{cialDente
Ca¿l6

"á¡os chuyol', bulbos de áio dNil.'

F4nipo de cábrtlos y mul¡s á los cuáies se obligr

¡ úohr

sobrc rriSo

o cebad¡ e¡ el úillidero o er¿. Camú@ro D¿ los comu¡cs o de comúidádi peson¡ quc frtenecii d grupo que n subleró cortr¿ el gobier¡o spañol cn et Nuelo Rcl.o (1. Cancettqdo. Lrbhdot sin tier!¿ 1ir@lado a w¡ h¡cicnd.Coúesidot. Dig¡,rtrio colonial cnc¡rg¿do de un SruPo de indíSemsr cn t¿ni¡os gcne¡elcs, vigil¡ba lá aplicaclón dc lN leyes ¡ohü'¡s a los irr Cafup¿;takn,a. Di\niol puli,i,¿ d,1t,o dÉ u" n .'r:. Pi". C?d.7r6. Raiduos de fernú¡tación diPlcado§ esfccidm€rtc P,r¡ la .hich.

Grúada en

1781

a

causa de

los altos impue*os.

Btlc crñpe.ino tra cu)¿ eic ".iÁr'e JUi'"_ rre' PeFol'' Repr6cnación ñágica dc una fúer7¡ trfuml. E r¿onendero. Pcrso¡a que disfflt¿ba de un fideicosiso de indigcms, otor gado por d rey de EsP¿ñ,. Enrieúo. L'esoro; di¡ero entenádo. ¡@sd.ld. ¡ledma de supeificie teÚsúe equÑ¡lcúte ¿ 1.6 acres ¿froxi,n:r El t(.

¡rrd,r¿.

R.a¿irl,. |ro,_lmerro de cJerd¿. Je L frmiliá dc h gxirdra. qw se rÚcá cun uo !le((o. , m¿aer, de u¿ñolo parl formü ,nelodü! Rerq¿/r¡i,. rjcÍ¡rs prn l¡ Ésry¡ indfgena. A.&. Porcho c"ró, rdopud" PUr lo\ (,mPe\:ros del 'tntro d¡ C"lurn_ bh de los qucchu^ _ m¡¡uch$ - huill¡che'. SMa. Crmi¡o co.§truldo Por lc indígena .h;bch4 Tesr¿ Herbólo8o y hechiceb de un¡ locáüd¡d. Teir. DeDorte ,i ,ire libre ñcd:úrc (l uso de d¡cos v Pólvoh ui¿a". i,",¿ !n qJc los Prin roJh' .u'ícur^ de (omercio "or ce¡\cz¡ I¡strumc¡¡o de cuerdN dc l, fámiliá de t¿ Strit¡rs' que se tocr ed "iple. ,corde' r¿a snn.Pa''a¡,l c¿nro y or-o" ¡nrtume¡ros 't arbelbsa. Blile y mü':ta del üc.ro de Colombia Torda. Recipic¡re hecho de uná cal¡bazá see. r,on,hc. 5.i;t de h,bidr prru .elebrr- u\ ¡egocio. TMio. Obieto de oro Lecho por los iúdigens chibch¡s' Uú4,¿. Jefe chibchr. /er¿,/¡. üccin¡luio iáI, ial como se defi¡e en el plsertc übloi u¡idad
wn;ddú. ln rp¡r,,mnte del ry de trPrná. X¿a¿e. Sáccrdote o mago chibchá. Zú11ue. 'lltolo del ¡ey ;hibcha de la Porciór nofte del imPeriq cuv¡
piBI eD Turje.
Foltr,cJ JenÚo de un niurriciPio.

cá-

económico $!re sus sbordin¡dos. cota. 'üzbn trJdio, e¡fe¡med¡d ¿e l¿ P¡Pa l?bttolhthord infelrah¡) Gadbkú Büla y ñósic comün6 á los dePxltemenros centreles de Colombit.

Gúo,at.

dáñerte ló.400 met¡os cu¡drádod. C^pÑ^zi dirigente locrl q!. Pnede eiercer co.üol Politjco y

z'b;. ftdl" de, re! chiDc\á de h por.ioñ su¡ del iñP(rio. que comtrcn di¡ l¿ nb¿n, dc Bosr a y lo§ reiritoriot cirrudo'es. cuy¿ c¿t rl
Zono. C*ri[l c¡rro rirido por
c¡be[os.

BrBi.locrlA!,lA |

1¡ r

BIBTIOG[AFII
FUENTES PRI]!{ARIA'

Archita Ndntalbl de Coloübia, Bogotii, Litjgio de Fnúciso dc Esthdá
fols. tll-61r.

SoLd CoLarid,

R*sudtdas, {ol.

tl

do¡ Dicgo... por tieú.s e¡ el Boqüe¡¿¡ de lllachctá. año de l¿íli
Nótdía ¡tu*i¿itrl de Cltatúí, Lcsdia 1185 Diligc¡ciás y alto conc¿mie.res a P.d¡o López v los dl.:1no, d.l de Sausi. Gtc), :ño dc 178t, foli6 ro ¡umer¿dos. DoóMe to!

y

too ,ndiAen¡ de Churnnr; ¡ Jn.c \hri¿ \l¡ldonadú Ncin. ;l re'ru,,do. Chocor,¡. 12 de mdb,c de ,877 14_2:l i1,l3ci"n d, l" quc h,v¿ di(nu nes rengo n\crlido m la.omPL ) n't_ iora del crprcs¡¡o rre,,o ,Je Srlcio. e¡,ro dc ró(ü. ;s_l Arúdamimto de un1 p3rte del te¡rero ¿e los nenores hilos de Dio' nisio U¡bano y quc iiere R¡nó¡ Lotá, stüado en Srucio, Choconti, I de ¡orieúbre de 18t1 a 8 de agosto de 18tl- lsr2l Documtutos rehtiros a los teÜe¡os sobre qlc reconoz.o plin iPál dr 92u t\.o. *iaill.. r un c nñ Pút (iP'r^ ca bercli.'o d, l¡ enel¿ de

ts-riru

r,

d€l cacique dotr Ju,¡, biio del ca.ntu!

"guno dc l8rl. lS',. Heñtrnegildo Lotá ¡ Josó u.ria N{¿ldon¡do Ncir¡, Por un liscriNr¡. termo quc le coüsponde eu cl resgú.¡do dc Sáucio' Chmntá, 12

C,¡;"r,,. Ct ."n i. l5 d(
de encro de 18t2. [S_4]

puebl,¡

e

la bibliote¿d ¡let @tot

Escritulr. I¡tebin Lot¡ a José Maria ¡Ialdo.tdo Neira' Por u¡ teÚ€no €n el r".sr"rdo. Chocol'á. l2 d. cn.'. Je lb'r. Ic_(l fsc¡rtum, Juli¿,ú Qui.(r-., r Josd \l'1i \laldunrdo \nu Do'un ,€_ Íc¡o er el ¡esEuáldo, Clroco¡tá, lr de eñero de 18t2. [5-6] l-¡crituo. Agu$in E.¡que ¡ Sinóñ lláriño, por un ierteno en el r.6-

Expediore que se §gne sobr¡ poscsió¡ ¿e los rereros de ¡.sguardo dc &lachetá. Bucnárcntu¿ Tulá, Frrmin C¡oconrá y Fr¡nciffo Mulaii c*yd Jacob. Ihfttucz y s.cios. 1l de octubrc de ró44 á ,1 d€ iulio dL 18t6 fols, r1t9. Fe¡nándo de Aguiar, lesoncro .ánronal. al júez p¡imcro de plime¡i

gu.Riq C-ho@¡tá, 12 de fcbrero dc 1852. lS-71 Ekriruld. ¡.Íárcclina Eraque á José Ma¡ir i\'Iáldonado Nejrá. por nn teirc¡o en el ¡esgua¡do, Chocontá, l9 dc novie¡rbre (le 18t2. [S_3 L{ritu!¿, Ricárdo Gómez a José Nl¡ria llaklonado Ncir¡' Por un t€_

insiÉia

sobrc

lso

de_

csr¡nciás en los resguardos

ce!4 de Man,cá

por

lll3reo Umb¡.ila, Luis Sut¡chá¡. kidro Ribera, Jua¡ [usebio Fernánde y Luis Jeródmo Sá¡chez. 2l de mÚzo ile 18,1.0, fóls. 174-190. RcccviñieDtos de aLálds pedáneós dcl panido de Chocontá cl eño dc 179r. con lás respecrivas $.iprras d. iuicio dc rcsidercia. Chocotrtí.

Íeno eú cl resg!¡rdo, Cho.ontá, 17 d. fcbrero dc 18t1. [S'9i Are¡dañietrto dc uúá f¡.te del türc¡o dc loseh y Mirnu Bcrsxm

situado etr Saucio, Chocontá, ó dc ¡goro dc l8tl tS-101 llscriturá, l\,liguel Chávcz y JoaqDin¡ Gus.. d 16é M¡ría M¡ldonedo Neis, por uú tcÚcno €ú lá lcrcd¡ dc S.ucio dc indios. Chocont¡, 7 de

2l de f€b¡ero r 4 dó marzo de

1791,

lols,

200-227,

Docúr.ntu! .pirddot de dan la!é it4úía tttdldóndda ?úrd, Basotá Piorooiizaciótr dc las diligenciás dc psesjón de Ia Hacic¡d¡ Aposentos { Chocontá dúráffe el año de 1ir7, á pedinerto de do¡ .l.sé M.ri,

Máldoúado, lpodclrdo <le la señorá llaria Ana C!¡p¡sáno, Choconú, 17 de enero de 1812 a t de ¿lciemLre de 1811- [A-1] Compulsa de la lism de fañilia y dcl redeno que se le adjúdic(l ¡ Bce" di.to C¡mbahche e¡ los ErMos de tudigenas. Panh Rm Loe á iúez del circuno, ChocoDrá, 2+ de jLrlio de 18t5. lA-21 BeIiolo¡ré Chicud¡que pidc se le mida d icEeno que le cotespond. del ¡cparro, Choco.rá, I de e¡e.o de 18ó4. I\-il Esditua, Isidro Color¡do r rl3ria Bránlia Chi.uastrquc a José i\tiri. ¡Iatdo¡ádo Neirá, por ae¡r¡ de !n úrrcno en el resguárdo dc s¡a riil,, Chocontá. It dc áblil de 18t2. lA-il de José Nla¡ia r,laldo..do Ncira al juez parroqtri,i primu1,, ^l.nodal Choco¡tá.31 de e¡ero de l8ó0. IA_21'1

diciembre de 18t5. JS_111 Neira' Por u! Esc¡ituri, Máriá Nicles U¡b¡no ¡ José lu.ria de e¡e¡o e¡ lá \'e!ed, de Sáncío, Chocontá, 2 ^'laldor¡dod€ l8tó. [912] teft¡o E*ritura, Mari! Jcefa y Máni¡á B.igará a José maria Malddádo Neirá, por nn teÍef,o cn lá vercda dc Saucio. a:l¡..offi. 27 de 6do de 18t7. [S'1]l EscdtlE, Ciriaco Urbá¡o á José Made MaLdotudo Neirq Por ü ier¡o1o cn la ver.da de Sáu.ío, Chocostá,21 de -úarzo de 1858 [S-l{1

trsditu¡a. Mr¡ia No¡vqu S¡mrie¡to á Jos¿ luari¡ Maldoú¿do Neiñ, por u¡os terle¡G en las vered6 dc Saucio y Guces, Ch@o¡tá' 17 dé septieñirre de I%1. [S_1t]

¡ José lt¡!ía Máldonado Neir¡, lor Samio. Cho.o¡¡á. 18 de m¡rzo de 1862 15_161 A¡rend¡,¡ienro de un terr.úo de Tomás Roddgue,, situado en Saucio' Cliñoor,i, 4 de ,,¡¿o de 18ó4. [S-17]
Escritura, Jüin lsidio Sármiento

Es.iturá, Tom6 Rod¡ignez a

Jos¿

¡¡€no en §¡ucío, Chocon¡i,8 de enero de 18óÚ

Múia Mdilo¡¡do Neirá Por un ic' ls18j

BtBI-rOGllÁlüÁ L t¿,

BIBLIOGBAFII
FUENTES PRIMARIAIT

Lscdtura, 190 i¡dígens de Cho.onrá a Jos¿ ¡4ari. Maldondo Nci¡' e rc<sürrJo. Choconri. i2 de o.rubre de 1877. [{'¡,1 ieLtiar de o quc hli¿ dicho me1 iergo nrLefl:Llo s l¿ 'omPra y n'c_ r8t¿ ls_l] lo.á dcl exP¡csado terieno tde s¿u'iol' cncro de Arlend!ñie¡ro de trrl parte del ter¡e¡o de los merores hiios de \Dio' ¡isio Urbdno y que ii..e R3món Lot!, siN,do cñ S,ücio, Choconii, I de novlembre de 18t1 ¿ 8 de agGto de 185r. I92l
Documctrtos relitivos a los terre¡os soblc aúe reconozo Priúcipil de

A¡cbioo Nd.tord de Colotubia. Basati, Sald Colohia, Rq:¿Mtd.oi, eol. II Litigio de Franciscó dc ¡¡úda y dcl caciq!€ do¡ Ju,¡t hijo dcl c.cel( do! Dicgo... por de(* en el Boqüeró¡ de ¡,lachetí aúo dc ló1r¡, Notntid M@i.ipdl de Cho.a,a1, Lec¿ja tig, Diligcn.ias y auro co¡cü¡ienÉs a P.d¡o Lóp.z y los dic,rnos dcl pu.t,l' de Sansio (sir), ¿ño dc 178t. folios.o nrmendos.

oln B-u. s,,c,llos á

C¡..:"ni, ch",or ¡. l< Jc ¡8oio de ¡8{1. lS_11 Escftüra, H.¡mcuegildo l-ota a José llaria .u¡ldo@do Neüa, po! t¡! rcreno que )c coúcsfo¡de etr et ¡s8úrdo de Siúcio, Ch@ntá' 12
de e¡ero de I8t2.

ú¡.,r'ú p.r.En'u tn bcr'cnr:o üt lr (<elr

de

Dacwdro, ú1 ]a bibliate¿a del etar
E¡p€die¡te quc se siguc sobrc pos.snln de los rd¡€nos de Ésguaido rtc n{ácherá, Buc¡¡lentura ruh, FerDi¡ Choco¡tá y f¡ucjsco Mularl oarzr' Jácobo Uarli¡cz y socios, rl dc o.tubre de tó44 a ll de lrtio d¡
Fe¡nándo de Aguür, peso¡ero ca.to,al, al juez primero de p¡inch in$ucia sobrc lso de. estdciás en los ¡esgu¡rdos celcs de Má¡ácá po!

Lot¡ a Jcé Mária i\{aldo¡ado Nei!¡, Po! u! terrc¡o rS j en el re.gu¡¡do, C'ro(onri. l¿ dc en,r. dc '8'? hr ¡ Jo.é \lrri, lt.'ldñnrdo \ará. por un r' Escrituru; ,ulián¿ Qu" rreúo en el Ésguardo, Choco¡tá, 1l de eñero dc 18t2. t$6l EscdNra, Agusttu Ehque ¡ Siñó¡ niariiro, por rñ te¡icnó en el rer guardo, Choconrár 12 de fetrrero dc 18r¿ [S_7] Esrn¡ra, ¡I¡rcelin¡ Eráqle á Jos¿ Mária ¡'lá1do¡ádo Neira' lor uñ tc¡¡eúo en el resg!.rdo, ChocoDtá, 29 de úovi.Nbrc dc 1852. IS_81 E*riúrá, Ricardo Gón¡ez á Jo* Maria M¡ldonido Nen.' Po¡ un t€úeno en el resgBrdo, Chócontá, 17 de febrcro de 1851. lSrrl Ar¡endmienro de uná parte dcl teücno de Jo*f¡ y Manira Bcrpm'
Bc¡itur2.
Ésteban

tS_41

Mateo Umb¡ril¡, Luis Sutáchán, hidro Riber¡. Juán Eu*bio Femá¡d., y Lub Jerónimo Sá¡chez. 2l de ma¡zo de 1840, fols. 174-180. Rcccviúientos de aLáldes pedáncos del pánido d€ Chocontá el eño dc 179r. con las respecdv¿s $criprú,s C. iui.io de residúcia. Choconú, 2l de f€b¡ero ! 4 dc Da¡zo de 1791. fols. 200_227.

situado en §¡ucío, Choco¡tá, ó dc ¡gosto dc

Dsliturá, Mi$et Ctá,ez

Neira, por

ur

Joaqui¡a Gu§c! I José M¡ria Maldó¡¡do reÚeno e¡ la ve¡ed¡ de Slucio dc iñdios, Chocorú, 7 dc

r8tl.

[S_10]

y

dicienbre d€ 18tt. fS-1ll

Doclhb to! ptioddo¡ d¿ dan laté Múis dldonddo Pütn, Bosoti Piotoelizació¡ dc hs d,ligociás de posesión dc li Háclenda {posentos ú Chocortá dura¡te el lno de 1797. a pedim.nto de d@ José M¡li¡
Máldoúado, lpoder¡do de l¡ señora nlar¡ Aná Campnsaro, (tlocoúrá, 17 de erero dc I8]2 a i de ¡icier¡re de l8ll. l-A.-11 Compule de l¿ lisra de f,miliá y dcl re¡rero qtre sc l€ adiudic¿, I Beúe-

dicto C¿¡rbil¡che e¡ los e.¡e¡os dc nrdigcns, P¿ul¡ Rc, I-úa á iuez del circuito, Croco¡rá, 24 de lúlio de 18t5. lA-21 Barrolomé Chicuesúque lidc sc le midá el teúe¡o guc le .or¡c ondc del ¡epuro, Choco¡tri, 8 de e¡e¡c dc t8ó4. IAJI Escdtur¡, lsidro Colorádo y ¡fi¡i¡ Blaulia Chicusuque á José il,l.rii &Iáldod¿do Neiiá, por ve¡ü dc ¡n rcrre¡o en .t ñsguardo dc er¿ !iilá. Choco¡tá, 1t de rb¡il de 1812. IA_tl Menori¡l de Jósé Mrriá \laldokdo Neir¡ al juez p¡rroqui¿l priñero. Choco¡rá, 11 de eñero d. 1860. t§{il

Esritur¡. Maríá Nievcs U.bano. José tr!¡¡íx I'laldon¡do Nená, Por u¡ ffieno e¡ l¡ vereda de SáEio, Choconiá, I de cndo de 1856. ls_l2l trsriNr4 Mariá Josefa y M¡Íin¡ Bergára ! José M.rjá Mrld@ado Neira, lor u¡ Erreno en lá vereda ¿e S¡ucio, Choco¡tá, 27 de ere¡o de 1857. IS'1tl Escriturá, Cilirco Urbeo ¡ José M¡ri¡ \'I¿ldolado Neira' po¡ ¡n te_ rrcno eú la aeredá de S"!cio, Choco¡tá,21 de -marzo de 1858 [Slt] Escriturá, M3ría Non'ert¿ Saúiento a José \'1¿¡í¡ M.ldo¡ado Neirá' po. unos t€rrcnos ú las veredas dc Sáucio y Cruces, Ch(fontá, 17 da rPtienbrc de 18ó1. Isrtl Esciitura, lu¡r Isid¡o S¡rñinto á José Máríá M¡ldo¡adó Neirá, Po¡
Sáücn,. Choco¡tá. 18 de merzo de 18ó2. [5-16]

AÍeuil"mie¡to de u¡ teÍe¡o de Tomás RodriSuez' situado etr S¡úcio' Cli@onrá, a de nt¡¿o de 18ó4. [S_17] E$ridú, Tomás RodriSuez a José Mada Maldonádo Neira por un te-

퀡o

.D Sáuc{o, Choconiá,8 d€ ene¡o de 18ó6 ls18l

----Ft
]24

]

CAMPESINOS DE LOS ANDES

DIU|,t0(.RAt¡lA

I Il

Es.ritu.¿. J":et¡

y

Permula ds Errenos cn S¿úcio énlrc Florenti¡o Conái y Jora M.li M¡Llon¿do Neirá, Chocortá, 17 de diciemble dc 18ó6. [5-201 Esclnuri, Ascc¡sión Be¡arides r José ¡lui. lu.ldo¡ado N.ir., tr'l r( pedácillo dc derr¿ dr lx rercd¡ de Sáúcio, Cjlrccontá, 19 de ocrüLr. .h
18¿8. IS-;11

cieobre de 186ó. IS'l9l

Dionisi¿ Ber8¿m. José x¡ria Máldon¡do N.¡n, |sr tereda de S¿xio de ind,gei,¿s, Cheo¡RL l? il. .[

¡Ueru€I. Pdesrindcinn ü Alqha. Bogo,]á| tBibliotcc¡ Pdpul.r ¿. ^ncizar, C¡ntura Crloñbiantl Editori¡l ABC, 194¡

c¡b¡lle¡o, José Ma!iá. 'En

ria

boba.
1902.

l. indePe¡denci¡", Edu,rdo Posádá, ed.. ¿, ,úBogot lBibliot4¿ de Historia Nácior.ll lúPrcnt, Nacio'

¡á1.

Rclación e¡ ftfercnci. ¡ la c.rcr de picdr¡, vá11s, herámient¡s, dores y breás en el rcúeüó dc Saucio, I0 de úuzo d¿ l8t7

tr.lr.l¡

mayo de 18i8.

R.lició¡ dc v¡rias idiudic¡ciones de ti.¡r¡s en los res$árdm, r{ntr

t{i2ll

¡ r í¡ .

C.bálle¡o, Jósé Marie. P¿rticutnridades de s¿r1tdlé. Bogotá: LBibliotéc¡ Popu' ld de Cultura Coiohbiárál Bjblioeca N¿cionr¡, ¡946. (:rñ¡cho Roldáa, Sálvádor. Nótd! de oiaie. P^\ist G¡$ier Hños., ¡897. Casteuúos, Juan de. Histatid del N e o Re¡tu de Glcnada. Mrdrld. A, Péicz DUL¡r'¡ll, 1886. Cieza de Leó!, Pédro. Pinda púte d? li ¿úrrica del Peñr. luádrid: C¿lpe.
1922.

mdr

del libro de djudica.iones, sin fecl¡á. fS-211 Relación de l, f¿r¡ilia de Felipe Válúzuela

y

dc su ádiudic¡.ión, k'

Listá de los peoúes que com€úa!án , úáb,jar desm¡rá¡do en !irt.lr, á siere rerl6 dir¡ios dcsde el martes 1l ¿e los coriienres, Cho.onrÁ. tt
Lism de los peones que e¡ lá piese¡te smána han Ú,b,jado dcsoratuBln cñ Salcío. Utoconrá, r7 d¿ cncro de 18t7. is_2ól Recibo de deüdr, Btuno Ri.o á José ñ1ari3 Maldo¡ádo N.i¡á, por cr.nr¡ de tonás Rodriguez, Cho.o¡tá, tt de enero de 186t. [S-27]

de los ¡esp€divos libios, sü fecha. fS'241

Cdt¿ de lorqní¡ ¡ losé M¡¡ia lNlaldo¡ado Neirá1, Chocodrá, ¡r l. agoro de 18ó0 (?). lS_281 [sditum, Brü¡o Duráñ i Ri.o a José Nfa¡ia ]Uaidonado \cir¡, por un ped¡ciUo de t,e¡r¿ s,txido cn el ¡csgu¿rdo de indige¡rs dcl parrido d. Cnrccs, Chocon!í, l0 dc ¡bril dc 18t9. lc-tl Escrit¡r¡, Jur¡ Isidh Sio¡iento y Berndrda Yalerzu€I, a José Mú|. ¡taldonado Ncüá, por un errcno c¡ c] partido de Cruces. Clmco .,
2+ dc scpti.nn»e de 18ór. [C_21 Lsc¡itu.i, T.mñ Toú.s r otros

et lens,aie boEotdo. P^L. Cú€so, Rufi¡o Jué. lrMtd¡tones crhi¿¿' 'ob¡¿ R. Roger y F, Che¡roviz, 1914. Du.oud¡áy-Holsrei¡, H. L. Y. Mmobe of Sinm Botixú @d bis Pin.ioat G.n4dü. Bosto¡: S. G. Goodrich & Co,182c. DDquesnc, Jcé Doni¡go. "Accóunt of the Muirc! Cálenda¡ of the I'diá¡! of Ncw G¡enáde, Dedicated in 179J, to don José Celesuno Mutis", Wil_ liam Bollaen. Antiquúi , ntbkalosic|! md Oúer R*eúch* in Neú clrhddd. Ea d,lo¡, Pqu añd Cbili. Londres: Trübne! & Co., 1860. Duqu6¡e, José Domhgo. "Diseii¡cio¡es sobre el .ale.dario de los Muiscdi y oúos temisi', Liborio Zc¡dr, El Dotdda. Bogori', lBihliotco Poptrl¡r

de C!ku.á Cbloúbi¡¡¡l lidiroiial C¡ltur, lEr.

¡'incstrad, Joáqtrín dc.

"El rd¡llo in{tuido", lilu¡ o Pos¡¡r, cd., I-dr Co_ drwrcr. Rogorá: IBibliote$ dc Hisffii N¡.b¡,ll l¡'Prenh N¡cio'

cl piúido dc

José i\'l¡ria lrlaldonádo Nená, por Cruces. Choco¡tá, 20 de octub¡e dc l8ó1.

¡

A¡ib,l. Mo,arii! hitóri¿os. B.g.t^. 11)c¡ ftoot. losé ¡lanucl. H¡rtari¡ c.te¡iá§i.1 ! ddl de Nwd Gr¡iútd. Bogoti,l Nl Riv6 & Cia.. 1889. Gucira Az¡ola, Rámó.. '.cá.rc¡s de .¡b¡lls", Li¿l¿ de S@xafé. Rogori:
G¿lindo.

IC.]]

l..riturr. \lrrr

Esc¡iR¡¡¡, lu¡¡ Ncpomxceno Ládiúo I Jos¿ \llariá i\'laldo¡¡do N€ire, por un Édo¡o en la vereda de Cruces, Chocoftá,9 de octubie de 1877. C-tl

un ped'/o dc 'i,*" de 186r. tc-41

P.'ul, \'rlcn/',clr a J.sé l\tarja ll"ld.nado

cr d tr':do

dc Cru-cs. Clocor

\crai rrdr r. :t dc óctxbr.

Hemrr. A¡to¡io de. Hi¡rot¡¡ s¿ne l d. h! b.lkt occidetuales ¿n ocho di ./dA. Amlrcrs: Juan Bxntirá V.dL¡sscn, 1728. Holguír y Cáro. l\'l¡rg¡rit¡. t,r (htos .n Cata»lbit. Bogoiá: :n*ituto C¡ro r C¡erlo. 19rl Jinénez, Crrlos Hernul,,.,rlc,§,i 1úeú¿oid cn el ltd¡antt 4.otÍ del \tu itipio du Cha.ontá. Bogor,i, I (]noi¡l Kcll)', 19t1. Jtran, Jorge y A¡to¡nJ de U\toa. A Yor¡\¿ ra Saúh Aneicd, Da¿tibiis ¡t Lñs¿ thc Sp,¡th Citks, Taans, I'tu.awe!, et.. l-ondi.s, I-. Davis & Júá\ lo¡ge

Frli.ioncs Colombi¿.

lr:r.

Aguado. Pcdro de. RecopiL,rióñ hittótioL- llasoti: tRibliorecr dc Hisr r N¡cion¡ll Imprcdta Na.bn,l, 190ó. Agu¿do, Pedro dc. t'ri4etu Ldnc de td reóaptldció" l.)i!turidL re'ahhoir la Shttc Mqrd y Nue"ro Retno de Grar6dd. i\\^üidt Eq¿sa-Calpe, l9¡0.

tlt1. y Anto¡io de Uuo¡. Nrt,.i¿J vdü$ luá¡, Jorg.
and Brervster.

C. I{clúeros, 1i58. ! Anro¡io de Ulloa. .§1.8, Erp¿diúón to leru. Roston: (,ioclc.
de

Atuéi.¡. Il¡.lrid:

Edi_

l.ihro de Sdnufé. Bosorá: Ediciones Colombir, lr2r.

iorixl Amé¡ic¿.

1918.

I

]26

]

C'AiIPESINOS DE LOS ANDES

,,rt-uru,ao,rn

,

,r'

y José Vársas ftm¡yo. Cúud, det Ntte d¿ Ta a,lle gotá: Midirerio de Educáció¡. 1c49. Mollier. G6p¡rd, conte d.. Vidie po¡ Ld Rep¡iblicd d. Coto,abi¿ .i tlrt Bogorá: tBiblioreca Polular de C'¡¡ltúr¡ Coloúbianal I¡¡p¡enro N.
Medina, Joaquin R.

in É Repabtic o'f Colmb¡d i,t th Londres: G. Knight, 1824. Ocáriz, Juán Flóftz de. G¿n¿dtosid' deL Nu@o Reiho .te cro,oda. Ror¡tt. Blbliotcc¡ Nacionál. 1941Oriuela, Luis. NínMd hitúrióa ipdqúteñd- Rosorá: L¡ Luz, 1909. Or¡esa. ,tlfredo. lteno\ it6 ¿olombifiar. Bogotá: [Bibüor€c¡ de Hisn¡rt.
Iollien, G¡sp¡rd, Conte de. a/aetu

yedn

7a1¿

ffid

1821.

Várgas lurado, J. -\. 'ri.n,iDs colonialet', Edu¡r,iú PDsrd^, cd., La p¿tttt boba. ftogor!,: IBibliotcc¡ de Hstori¡ Nacionail Inrpreúrá Náciord, 1902. Z,lamea Bordi, trduardo, cd. ¿,¿¡¿ de dcktdas Nblicot y prllcdot de l, RedL Au.tkrcir .1. S¿,r¡Iá. Bogotá: 'fipog¡afi¡ Coló¡, 1918. Z¡mor¡, Aloúso dc- ¡iiri,rr¿ rle ]a p@incid de Sñ Anronixa dcl Nr@oo Reino .l¿ G4nt,li- Balará, lBibliorc.¡ Polul¡¡ de Culturá Cotoñbi¡nal Ddi^ torial ABC. 19.1t.

TUENTDS SECTI]NDARIAS
'f
Esrs

N¿.jonall Inprc.t¡ Nr.idral, l9rl.

Y a)rs¡R¡a.ruNEs

Ofteg¡ Ric¿une, Enriqnc, cd. ¿rát¿ de A.üetdot de Id Audiertcid Re¿l ,l.l

N",r, iier,, dc (¡lrn¡tu) liit-rttó- Bogotá: Edito¡iil Anten¡, 1947. Oviedo, Bdilio Vi.cntc dc. C alidddes r riqueüt .lel Natuo Reitu d¿ (h¿ ndd|. Bogotá. lBjbliotec? de Histoú Nacionall ImFrcnt¡ NacionáI, lelrl Oviedo y Váldós, Gonz.lo Fer¡á¡dez de. Ihtuid soÉtdl r tutu'l da ld, ld¿ú, José A@dor de 16 Ríos, ed. Maddd: Real Acádeñü dc l¡

P¿rez A.beláez, E[figte. Plantut úület de Colambid. Bogotá: Conrr¡lq¡. G€norál de la Rcpúblic,, 1e41. Pied¡¡hita, Lucas Femández de. Hi$orid gehetul de lñ .onqtuitt# del Nt6út Reit t de Gfttúda. Aogorá: IBibtiotecá Popuh de Cohu$ Colombirtr¡l

Arboled!, S. J., José R.ríael. 7/x e¡h"a|tittóry of tlle Cblañbi@ Negoet, Tesis pár¿ llaste¡, U¡ire^idad Nott,\rcre¡t. Evdñsto¡, Il!¡ois, 19t0. Lidt, Robcr¡ C. Ih. t'br;¡. Graltdph! ol the Depdrrnmt af Cu din¡' Uni'ereid¡d de Minn6oE, Miúer udrcd, Cabntbrt, t.sis p¡r¿ ^lxsr$, d. 19j1. tolis, iuDjo !_3ls Bord¿, Orlándo. l.lrcialo&al StuLlr af tb¿ Reldnanshiq! Beire Moa ald lbe L¡nd ia the Depaftúút af llordóá, Cotañbid, Dieft^ció¡ docroral, Unive6idad de ILor¡da. G¡inesville, 1er5. Posad! F.. -{ntonio I. E¿o alkits ol Colaubi t Asriclntúe, DjslMiótr docroral. ú¡ile¡sidad de $'isco¡sin. rlladiso¡. 19t2.

lnitorial ABC, 194n, Posdr, Edu¡¡do y Ped¡o nIá¡h lbáíez, cds. Rel@iowt de úh1do. Bogotl IBjblioreca de Histo¡ja N¡cio¡ill Iop¡e¡t¿ Na.ionáI, 1810. Pos¡dá Gtrriárez, lorgtín.,\tchatidt hittórióo-poLíücb. Bogotá: Iop¡cn$
Ramón Cárr¡lál, ls ias.

Acosra. Joaguin. D$cxhti,ri¿"ta y nlaliüci¡)n .te l4 Nudd Gt@tda- no' 8otí: [Bibliotccá Popul¿r dc Cultúr¿ Colo¡¡bi¡n¡] Biblioteca Na.ioui,
1942.

Repr5a ¡td

lia Sasr.

A

atd¿iahes tu¿di.dt del pet¡ondl en

Bogotá: Edirori¡I KeIy,
1942,

Repúblie de Colombid. CeNa gotá: Imprcúa N¡cional,
Re$repo, Josó Man¡el.

tttl. sewrdl de pablaci(m, t de iulia de t9)8.lln.
d¿ ld r9otaaión d¿ ld Repúblicd de Colorr

lB abE ¡lc l.

,\c6ra Onesór. Joa,tuin. Et idiox¡t clib.hr a dbotistu de

Ct

tdinar*at.

Hiturb

José Jacquu 18t8. Rodriguez lrcsle, Juan. Conqllistd i d5cabtiñkñt'o del NaNa Reino de Afi »dtl¿. Bogotá: Piz no y Pérc¿. 1859. SnvesEe, F¡anciro. De!¿ripcíón d¿l rcrno de Saítd Fe de Bogotá. Bogn¡lt

,i4. BcsEon;

de lüucación,

1950.

Bosotá: Imp¡orta doi DepaÚan,e¡to, 1918. Alihan, Milla Lisst. Social Ecatog!. Nueri Yorl, lmpr rá de l¡ Unirisidx,i .le CoLumbia. 1918. And!ádc Crispino. A.mo"i,a. !,t rdaltu;ón pat el ñtsrio o1 Cotambid. Ro' gorá: Edrtorial lqueiú,x. 1947. [iez, lotsc. Cnciorc! ! r]t!¿rdas- Bo""ntá: Iuprent3 N¡.iotrl, 19t1. Ar2gó., -{¡cesio. No¿ion¿t ci!1n.nn1!¿t .L laciatosid :/ ?ticdosíd. Bogat¡: Lib¡erh Colombiá¡3, 1e41. Arboledi Llore¡E, Jos¿ \r¿rí¡. ¡;l indio en lá calo id. Bogotá: Ministe.io

^{in¡rerio Sinii., Pedro. Noticids liratiakt de ld¡ conquitta. de Ti.frd Fime en lat hldids Occittdt"let- Bogo¡á; IBiblioreca de Auto.es Coloñbi¡q6l lidl. torial ltelly, 1911. Torrcs r Pcñ¡. José. "Sá¡táfé eur¡'a", Edua¡do Poed¿, ed., Ld pani¿ bohú Bogotá: tBibliotec¡ de Histo¡i¡ Nácionall I'np¡e¡b Nacio¡al, 1902. U¡iccchea, Ezequiel. Gro óticd, "¿ocdbuli,to, ¿rc-, de la leñs@ Chib.hr P¡¡is: fcolección Lingüística Americáúal Máiso¡Deure, 1871.

\rciia Rolrlcdo, Glcgo¡ic. ¿rr tu.¡aret ltu¡Eit¿úat n Calombd.

de Educáción Nacio¡al,

19{8.

l\ogot:\:

ImpreDt! Nicio¡al, 1951. Arcnriegás, Germá¡- E! ¿dbdu.ro .1¿l Dardda. Bnen s Aires, F.¡nodrl
Belarano, Jo¡ge. Alina»tdcinn

L¡'

r u¡nión e

CoLañbid. Bogotá:

tünorúl

}28

I CA¡'IPISINOS DE I.OS ANDIS
Gutiér€z, Boigro A. De to.lo

llllrl.l(x iRAIrlA

I

r¡0

Bei¿r.io, lorqe. Lo d,úah de bú rnia. B otá: Ldirori¡l lqú.iñ& 19t0, B.r.éF wen.rerr t: At.b^olartol Rezon: al Col@bia. New Ha!.¡1 lttt Binei¡m. Hir¡n. 'l'he

¿l !

aiL l{edelli¡:

I¡rfú,¡

l)(l)irtinúr...r,

D¡or¡ de l¡ U¡ilesded dc Yale. loa4. tow! ol tt kpedition At¡a$ vekaEld Mlt (ir l¿u¿id. Ncw H¿ven: Yale Publkhi¡g Asoc., 1909. Bolbe.r. Willhñ. Aniq&id\ Ülrrlolosi.dl, dnl Othet R*eaftbet ¡, Nrtu Gtakld, Etlruidal, Peru ñrn Ch i. Londres: Triib¡er ánd Cd' ¡8ó1) B¡iceño. .ua¡uel. La! can¡uturat. Bogotá; Sin'estrc y Ci,.' 1880. C¿b.uero Cllderór, Edn tdo. Di\/io de 'fipdcaq e. Bogoií: Edirorial AIf .
c¡brL,ero Caldc.ó¡. l:düárdo. E, Cl/,Jl, d¿ crpdldd. Ble¡os
Car¡erás y Cándi, F., cd. ¡otklate

Guriérftz. Bc¡igno A,. De todo el údiÉ: Supleúertu.
Guti,órrc,, Josó rulgencio. Ga¿.í,

il«lcllí¡: Iiliioriil
lmprcn,¡

los Camtrero!.

Búr*¡¡:.gx:

Ai!s: ldi«trhl
Alb.r'

! cot

mbres de E IJ¿rd. Br¡celona:

Gido¡ y

to M,itín.
Herná¡do.

Frauu, J\li,o. vaédb,n|io nedierd .dsNettMo Madlid: lditolirt
192r-

1941.

H¿ndbaok of Salnb íñeticú htlion¡. Smirhsniá¡ lnstiturlon Btrllerin 141. Wáshi¡groa: lnprmrt d¿l Cobieúo dc los l..sr¡dos U¡idi», le,ló. Hauy, Eñil 1V. y Julio Cés,r CnbijJos. InúaúEdciones mnkat¡isiclt e, b tdbnd de ljasotti. TucsoD: U¡ircsidrd de Arian., i,cirl S.ieú.e BüI' lerin No 22. 19t3. Há*leq J. G. l foma sobla ld ¿o»titió d hgldl¿rrr. Bogotí: ¡,ltuhrüio de Agriculium y G,Dddiá, rblil_mayo de rrto. I.re¡ao, Jos¿ llari¡ y Gerardo A[ub]a. Ili aid d¿ Colaiibid. Bogorá: Lir b.cria \¡ol¡ntrd. l9t2 Ilernández, ¡rx¡ C. Prchistori" coto»lbidw. Bogori: IBibliotccá Ald€¡¡¡ de

del Dep^lt¿melto.

1149.

Chlpin, Ir. SNut. Cart¿npotdrr Aqeúrn l $i

C.rteñio

de lot Co tusE or. Bogotá; Silv€súe

y Cí¿"

1881.

Colorbiál Edno¡iil llinena.

1916.

rians. Nnev.

Yo.k: Hárltr¡

2nd BrothcB. 191t. Comisión de Cultüra Alde^nr. El dcpfutmerlto d¿l

¡LiId

Bogotá: IñPrcñr¡

Cooley, Ch¡lles

H.

Socal Orymildiok.

Nuclx Y.rk: Chades S.ribnoi

Coi4 V¡reA. C Iú. Pdrtuipat:¿r d. Calonbid Pn ]d tibettdd IId Peai.ll'r sur; lalIre. J"l I r.tlo A!)y'r G'nPrJ rv'a' cn.; Rrrn,o¡J | 1,:. Cd .d Vttlc\,calo,abi: t ¡nd't'P4ürc úl Ld U!-.
B?lriñorc: rv¡verley Pre$, 1952. Cue¡!. l{i¡quez. Cr:l.s. vidd ¡Iel dadat losé ]$dcio de Márqte, Bog'rt: llli¡ltucca dc Histo.ia N3cioná11 InPre¡ta Nacion¿I, 1917. Durkhenn. Ii¡ilo. 7'1x ])irisia" ol Labor, rr. de G. SimPso¡. Glen.oc' llli' Fstrrd, R¡¡n$. Nclr¡r. .'fdfl,¿¿r c, cl fÍostMd de tuejoñricnto de ]a Pdll ck Calo»bia. Bogorl: iuinjstcio dc Agridltüm, 1912. ['rá¡co. Rañón. A ta\ok¿atldlla cotamt)i¡ n. \\^niTr] s: Iñp¡ertá del I)c_

Hefnándea Jum C. Rczr ! pdtri¿. Bogou,i: Edito¡ial Duljfl¡, 1911. lrcrn:indez ltodrignez, Gtriller¡o. Dc Las chibdr"t t k cotanir ! d lt rcpúblcd. B.sotá: Uuivc¡sid¡d ¡iacio¡¡I, 1949. He¡skovirs, juelülle J. .lr.ub trdtia\ The Stadr ,f C'rl"r/. Carl¡./. Ntrcu Yodr: J. J. Augusir, 1938. Inenadon¡l Bánk for Reconsrnction ¡¡d DevclolrD.nr. t h. Dd¡n af n D$eLa!,E,t I'tos@tr for Crtarrbk: Rq|./t úf ¡ ¡Ii¡¡i¿i lltddc¡l by Ltucbtin Ctttl¿- 1v$lürgnnr: Publicácntr 6t)ecir1 d.l Erco lft.rnr
L€onárd, Oleo E. §¿rr¡d C,@: A Socíoecanomi¿ S¡ rl! af j ,4trd ¡,1 Botioid. Warhn€ron: Dcprrunrcnto dc ¡\gri.nhur¡ dc los lim(los U¡mos, Fo¡eigtr

c¡.rl

dc Recon*¡¡cci(h

y

ln,ncnn,, l!to.

¡ois: Irr.c

Prcss. r947.

friede, Iur. f :a¡l:n d lh.t.'d bot t'| t; na. BúEot; . fndturn tld'ger'tro dc Colombirl I'ldiciones lsPir¡l Colonbir, 1e44. Gálá¡, Angcr \1. "Jos¿ -\¡to¡io Gilá¡'. Llu^rito Posada. e¿., Lat Co» n. rol. ll;Sotá: iBibliotcca de }l¡torix N¡cionál] ImPrcnt¡ Nacional' leol' c¡rcjr S¡iudio. Nl.olás. C'rnr,¿d de don Gon\ o S1tír¿, Redób- Bagotil lBibliotq de Histo¡ü Nrcion,ll I Protá Nacion¡l' 1,1e. Góúez. Adolfo L¡ón- El tribwa ¡,e i810. Bogotá: lBibliorec¡ de Hntorii Nacionáll lnpre¡t¡ Nácionr. 1910
González Cárde¡as. Robcito. Hira¿lid de Chocantá. Rogüá, 1924

.¡:rú

ru- l9+l

Agricuh¡rc R.p,rt N'r rl. o.nnúc de 19.18. Leo¡árd, Oleú E-. Pictfiliúsúe. A Stud! af RúdL l-ife h¡ Canld ncandor. lvdhi¡gton: Deprrtúerro dc AgDcuhurá de los Esr¡dos Unidós, Fo¡eig¡ Agdculture Repon N0 17. marzo de 1947. Loomis, Charles P. y J. Alián Bc€gle. R¡ra¡ So.idt 5!st¿r6. Nucve York: Prcnti.c Hall I¡c., 1950. López, Alej¿¡dro. Prabküdt coLaubirno!. Paris: Editorial ParG-A,¡érica,
1927,

LóFz de
^{esá. Bogorá, 1910.

LnÉ. Ihfodu.¿lón d l¿ hitturia de ls

¿llr¡a e,

Colahbid.

fandda ld nccili ¿oldkbidxn. Rogotá: Librúi¡ Coloñbia¡á, 1914. MejBy,lohr L. Tbe o¡hei sn@i'h cbtistt A Strdy i the Spi¡il dt tli'rory ol Srdin and Sa i:,{zr¿ri¡¿. Nrev¡ York: The Mácoillár Co., 191r. Maclve¡, Robert I{. y Chárl€s H. P^gc. So¿iet!. Ah lúttuductar! Arulltir. Londres: 'Ihe luacmillán Cb., 1952.
López de Msá, Lujs. D¿ cóma te h¿

G¡üam, R. B. Cuúinghámc. 'fhe Cúquest Willim Hcitumnn. 1922.

af Neü

Ghnand' Lolldre§l

ol)

--E
Iilt
lro I C^¡lPl.tslNos DE Los ANDES
Markhá4 Clemeáte R. Thé Canqr¿tt of

al ,l(x¡ltAtrtA | íl
Ntu Grñúdd
Londrcs: S¡ñhh. a S€r¡roo Blmco, Mmu.l. Conrpendio de hhrodo de

Elü eútt of Saciolasr. NúY. Y§11' ¡lartindrlc, Do¡ y Elio D. ^'lonach€si. Hdper and Broüels, 1951. Mefton. Robeft K. Sacidl Theot! Md Soci¿l tuacdte. Glencoe, llll¡xü, Free Pres. 194q, Michels, Robe¡to. Púlincd Pdtiet. Glen oe, Ilüojs: Iree Pr§, 194e. Moiálcs Benítez. Or¡o. T atiñado de uk pueblo. Bogotá: Editori¡l A ¡.!,
19i

Lldcr.

191¿.

Aurrrra B.rc.|dl. ,$rx Gü, 192r. Sjmpm, Lesüe Byrd. The Encmiend¿ in Ntu Sp,i,¿t Th6 E.rlE,,tta ol Sptii'h Meiico. Be¡keley: Imprent. de ta Uniye¡sid¡d d. C.lifom¡r
19t0.

Slo¡imky, Nkolás. ¡L!§ic af Lein

vell co., 1945. Snhh, T, Lym. Th¿ Sociotos! of rurdl Life, Nueya Yo¡ki Hár¡.r
Snith, T. Stud/
Smid!

A

eúd. Nueyá York: Thomas Y. Croand

Nelsod, LorEy. Rzrrl S¿ri¿lrg:y. Nuevá Yorkl Americe¡ Book

l.

Nelso¡, Lorery.

Rrdl

Co,

194¡

Cr¿¿. Mi¡neaPolis: ImPrcnta de ia U¡iversidkl ,h

Ly!¡,

O$á V., Pereg¡ino. túedid.6 dsrúiat Mtisadt Bogotá: Voto Nacionrl, ¡el( Orero luuñoz, Gnsrño. Hombres ! chelade!. Bo9orá. Minjsterio do lilÍ' Orero t\ruñoz. Gnsra\o. /UIM de ptócercs de la iklapend cid. Bo9trlt Ba¡co de h Rctúblicá, 1e51. 9¡ Crl,lcqui, ¡¡c ii3rh. tl ti,¿jman de b tie d efl ld Añ¿icd Espafloh. Ciudad TruiiLlo; Editora I'iontalvo, 1e4ó. Páez Courel, Luis E. Hiltar¡a de lN ñEdid§ dErdtidt dn iglds. Bogótá: l.l'

ftmd, 1viüú Gr,tua. Falkud!¡. Eoso¡:
Teór!
Tr\, *1,
r¿I4
1914.

Luis \ob.no Gücil Tdbio: É*udio d¿ ld argari.acnn locidl tüt¿l. Bogorát EdirdáI Mi¡ervá, 1944, Sootiú, Pitidñ 4., Ca¡I. c. ZiEmcrmá¡ y Chrles J. c¿lpifl. A Slttorrati¿ Suh¿ebooh i" Rtttdl Soc¡olos!. Miíneapol¡: Implenr¡ de l¡ Uniy€rsidrd dé Miúesota, 1t10.

tun de los Frtádos Unidos, 1945. T. Lyon, JBlo Diaz Ro.hi$ez y

h Rqdt Ots@izirioi.

Jus¡o Diáz Rodrigucz

y Lu¡ Roberto cat<iL Tcüo: A wstnagton: Dep¡rrame¡to de Aglidt-

cinn ¡rd Co., 1907. L€o¡ardo. Qüechuííúot utddot ek Colotubid. Bogotí: Edirorial San-

!.¿rír Volunt¿d. , r40. Pá$off, Jdn6 l. A naqueño Cataniarion in welnn CaLotubid. Be¡l(.tcy Imprc.ri dc ]a Univesid¡d de Califo¡¡iá, le49 PaMs, James J. Ld colaúrdció" t tioqúeñd ú el o.cidente coLoñbiñh', ú. de E. Robledo. ¡Ied.llin: lnrylentá DcPaftamenial, 19t0 Perdomo Ilscob,r. lost lsna.io Hittuli4 d. l" miicd eh Colotubid. Bag.ti
§'ürdns, I¡cc¿dilly,
1819.

ed. Accultuftnan in the Añeúa!. Chicego: ImlE¡ra dc la Universidad dé Chic.go, 19t2. Tá¡, Sol, ed. Tbe C@titurians a¡ A .i¡nt Andicn. Chicago: Impre¡ra dc lá UniveBid.d de C'hic,gó, 1151.

lBibliorecá Populár de Cultur¡ Coloúbiá¡ál lmPrent. Nacionr], re4t. Pldrch¿, Jimcs IJ.obi¡san. A Cyclo,edia ¿f C¿sr@"¿. Lond¡6: ctum inLl

Tón¡i6. Feidi¡¡nd. The rsüúa.ntul Cabcapt aÍ Socialos! (Gmeiúschdft úrd Gesell¡ób¿ft), tr. dc Chádcs P Loomis. Nucva Yo¡l¡¡ Añeric¡tr
Book Co.,
1E10.

El 20 de ¡elio. BogDtá: IDibliotc¡ de Historb Nioon¡ll Imprent¡ N¿.io¡xl, 1914. Posáda, Edurdo. nl t)órdda. Bnrorá: liditorial l\lin€n'a. 1e36. Oui!¡, l¡mes A. Hüñ@ F.colo!!. Nucvi Yorl.: Pre¡tice Ha[ 1qt0. Redfield. Róbert. The Folh C ltutc of vur¡úk- C\\c go: lmPrcnh dc h
Posxda, Ld¡¿rdo.

Tre¡d, l. B. Táe Mútió of Spa"iih Hittor! to túoo. Lo¡drcs: Impr€nra iIG la Univ€sidad de Oxfo¡d. 1926. Td¡n¡, Mjguel. Ld .iailirdción Chíb¿hd. Bognrá: tBibliotec¿ Popular d.
Culturá Colombiaúl Editorial

AIC.

19t1.

Urico.ch.¡, Ezeguiel. Arti!,ncdidet neo{úú,lia¿! Bogorá: Edirori¡I MiVila, Ped¡o. Nrar¿ seostqla d¿ Calmbid. Bogotá: Libreú Colombis¡,
Wállis, Wilsnn D. l,úro¡lurion ta Akhropolasy. N!.v¿ Yoik: Hi¡pe¡ ánd

Universidád dc Chic¡go, le'11. Restrelo Tlrado, Ltn$ro. AlJotisenes de Coloftbia. Rog.,tá: l,a bL t892 ínflue ¿id Id Ribe¡a, Juliáú. Histotid de ld húicd &dbe mediddL ! ¿rr¡rñrld. l{ad¡id: Editorial Volú¡t¡¿, 1e27. Riaás. Rainundo. Lo! lundddúü de Bogorá. Bosotá: IBitrliotcc, dc H¡torit

Wyüe, Il¡thryn H. lsri¿z)ñse of Cotñbid. w6hi¡gto¡: D.p¡rrámeñb dc

Nácio¡¡ll Imfren* Necio¡¡I,

1921.

Rúedá várgas, :fomás. L@ sdbnd de Bosotá. Rogotá: tBibliotccá Popúl,r dc

Cultura Colomtrián l Ddito¡ial ABC, 19'ló. S¡¡dcrson, D§,ight. ¡ü,/al Sacioloe! @d Rutdl Socidl Orsd!.r,,¿r. Nucv¡
Sáuer, CarI

York: Iohn Wiley and So$, 1942. O. Agti.tubanl Otisi»t dü Disfüsdh Nueva York: Amcrien ceogr¡phical So(icry LBo\'ú,r llcmo¡iil l,ectur.sl, 1ett.

Agri.rltula de 16 ["sr¡d6 U¡id6, 1942. Z¿vrlá, Silyio H. Enóomi¿rdó l»diúd. M^drid: Joúra par¡ Ampü¡ción dc trstudios é Invqtigicio¡s Cieútificas, 1915. Z.rdá, Liborio. El Do¡ddo: Esttudio Asórico, etnagático r úqa¿ótósico dc los Chitcbú. Bogotit Silvcsrre y Cía., 1881. Zerda, Libo¡io. El Dorddo. Rogótá, lBibüorecl Po¡uh¡ de Cultun Colon¡ bianal [diro¡hl Ghr¡. 1948-

312

r cA\rPr.s]\.'os DE l-os AND¡is

RlBt,l(xll{AüA
Repúblic¡ de Coimbi¿, Direcció. Nacio!¿l de Estadisti.,,

lrl
l;.¡ar

Aaaicülwnl Sr&iract,

Ag¡i.d ral S¡e.ñict,

Ic

19,t9. Washington: Depá¡t@ento de

Agridliur¡ d.

iotuid

EetadG

U¡id6. lcto.

¡950. Washington; D€patuñe¡to de Aglicultum d.
1951.

Retiit' Nr
Smith.

S

r

E

rc¡littict, Bogorá, N0 74 ábril-iunio de

Ar|ts tu
lgiri

19t2.

arú, Bogoti, rol.

XIv, N, rll, 2l

de febrero de

vol. XVII,

402,

iulio

12

de l9t.l.

los Es$dos UDidos,

C¡rdoe, lo¡qui¡ trmiiio. "D6ecáción dél valle d€ la Laguna de rúqu.ño" Andle¡ .le lrrerictin, Bogotá, No§ 42ó_427, sePti€ñb.e-oclub¡e let{,
pp. 271'19t,
Demogrdpbic

fradhtis de les \rüione5 Unid,§, lola Dmosdphb ve boop ol the Unired Ndrionr,1949r9t0.
de

Ieübaok of th¿ United Nttioü,

194a.

Núela York, Oficin.

Nueva York: Ofl' ci¡á de Est.dística de las Nacioles Uridás, 19t1 Eidt, Robcn C. "La .limrologia de Cundins¡rárcf', Relrird dc ld Acrderni. Colfubind le Ci.rria!, Bogotá, vó¡. Vm. N' 12, 19t2, pP. 489'501. El Ti%po. BogúiL.lo de s€Ptieúife ile l95oi 14 de febEro de ¡9ttt 7 d.

T. Lynn. "Coldizúion ¡hd ScrdeEeñt iú Cdoñbia", Rrral S¿cio. ,rsy, vol. XII, N, 2, i0nio de 1947. _ILldn, "fhe Cultutul Setting of Agdculturil E¡teúsioo $.ork in Sbirh, Colonbia", nú¿l So¿iotas!, \ol- X, Nq I, s.pdembrc de r94j. Smiú. T. Ly¡r. "L¡¡d rc¡ure ¡nd S.il E.osion i Caloñttir". hüerA»t .¡ Ca4ercrca o, tbe Cortr¿r¡ian of Reñeüibl¿ N¿no¡t ResatÍcet, Extlrcto de las Act,s. Dcnvcr Colorado,7 a ?0 de sepricmbrc.tc 1e48. Snrirh. f. Ly¡ú. "Sone Obs.rvitbñs on Lánd farure itr ColomDi¡", r¿lc,sr, A(rixLam, ro]l, I\¡I. Ne 6. runio dc l9iz. solxno, \¡¡F¡do. 'L¡ nÉlúcolíá .lc u za indigena". Stpteht¿rta ürerúio t)t El lienpó, Bogotá. It de novicmLrre de l9ír.

Fals Bo¡d¡. Orhndo. 'r^ñot¡s sobie la evoltrciór det verido cam?e§ino .n lá Cbroñbia ce¡ual". R@i$n Calmbima d¿ r,lll¿re llnsdtuto Colom' bj¡no de {óttopologial, Bogotá, Seguúda EPoc¡, N! f. iunio de retJ,
Fáls B"!,1¡.

tP.

r,a-r47.

de At Timpa, P,0g0rá,6 de *pijembrc de 19J1. F¡ls Borda, o¡lárdo. 'F¡áy Pedro de Agmdq the Forgotte¡ C'hro¡ichr of (¡lombi¿ dd Venezuelá", I¡€ Añaicú | núet;@n Acadeúv of Frár_

orl¡¡do l os Chibchs \ l.

coloniacior", S'tptehú¡o

Ln1ño

chcro Hhhryl, Wñhingto¡, vol. Xl. iblil de le5t. Hemándcz de Atb¡, Gtcgorio 'De lá nrúsica i¡digeú¡ e! Colonbi,", Bal¿,// Leiroalw¡icdio d¿ ülidcd, Bógotá, yol. lV. 1918, PP. 721_711. Krüg€r. l:rii¿. "ri léico nú¡l del doroeste lbé¡ico", Rer'$r de Filolasid Espdíiald, M^drid, A¡eio XxxV¡, 1947. P.rdr Ur':,r. Crfir, "Crc,.ni^ dc n¡erns razas fi.rs". Él TímPq Bo' eotá, :3 de rpri€mbre de ¡oto P.e, Hdo¡. "Lo. prnr¡nos de Ftiqu,nc". ,1p... \ledellin. \os. c_r0.
ágostofeptiembre de 191t, pp. lót-,7o

Pddmo E;ob,¡.

\itr;'.

Bolctin Lati,lodrlleri.dno de Mlirica, Bogorá, vol.

José

Is¡acio "Esbozo histórico sob!€ la músicá colom'

IV,

¡9r8, lP.

Redfield, Roben. 'Lá sciedád folt", R,ittd eicMd de Sociologia, M¿xico, D. F., rol. IV, Nc 4, 1942. Redfield, Robelt. Ratph Linton y Mdlille J. He§Lovits "Memo¡andum ior the Study of Acculturador", Awri¿|ñ AntlÍopalosist, vol. XXXW,I' 1916, pp. 149_1t2. Rcpública de Coloñbia, Direccióñ Na.iorat dc EstadisAc¡, Baletin DE tudt d. E radís7i , Bogotá, N! 2ó, ab¡i! ile l9tr.

141-t70,

INDICE

ANALITICO

iAcultúreió¡, 77-J0 Pútún,
16tnr,
278, 282-84, 289

Acomodáció¡,

18_10, 288_91

Cúanero

y

Gó¡gorá, -\ntonio, 291-

97n1ó, 185¡12, 218, 221'2L 250n4, 250¡4

Ag!á. lso del, 18r, 249,

Cai¡ Ag¡r;, 21r-14 Cimbio: en curacio¡eq 189-90; en et \'esddo, ll5 y n; cn la músici, 2:2,
228. Yéa¡e

Aio, l5t't6t iDtrodú..ió4 1], rhu
Alcohol¡ño: g6tos
ciációnr 252;

tfibiéh

¡¡l;

Catubio cuhu-

R¡cioúálismó

8r ,aJiri irorche,

6

Yé6e tMbién C.,li,.bat 'f ienda

I h

212 y n; iD¡ ieÜgión, 274-7t.

bebida,

177-

Cambio cülturil: y d lo.¿lisño, 1s, ^ltca¡izáci¿nt 20: y la lost-.onquistá, 287-88 c¡mpus¡no y L¿nz, Jos¿ ¡lar,a. p,o prctano d< aPosentos, lt¡n2r, t12

Aliñenros

¡/édr¿ Nuúición

Cr¡rbó¡ mincrá]. 162-61 Caudillis¡ro, ;9i-9ói te¡denciás,
102. Véate

297-

Arrálgár& racial. Yétte Mes¡;,zo Aoúcebdienio, ó2.2t1

Anúopoñolfismo,2l4-li Ap rcefi^. YéN¿ Cbñpáñi¡; ConAi¡do $dimc¡hrio: complejo .ultu-

tqrrbi,n LnÉ Ccbd¡: i¡rrod!.cióD, :r7rt7; culti
Ce.dos, ,7! in¡r)d¡ccün, 40n2¿ ClNes r)cixhs: y tcnorci¡ dc úc.ra§,

1\)1't9

lr05l A¡De¡daris, l,Iigucl Di.z dc.
¡a]. 9l-94! 12q
114-16

77.

Aróstegui

lIt¡1,

y [scon,, Joáq!í].

r7.

.irs, 193,2lói y cl te¡guaic.220i rccdos .nac l¿s .lascs, 248t 262-ól Ctiñá: \icnrós, lli llwjas, ]]: e$ciones, ll-r4r rcñpcratlia, l4rj
Coñcrclo.

el

.inrl,csin¡do, l99-201i tcnden"

td\i,i y .¡zis, trt-96:

Asimilúión. l2_ll, 1r-20,

118-20. 231,

y¡dr
^I€r.adD

741'44, i74'90 Pdsjm AuÉútisno en las propicd¡dcs. 90-91

A,¡dón: co¡rplejo crlntr¿I,
t20, l+0-42

9l-r5,

Cbñp¡Jhzgo, 4¡, 241-44 CoDP¡ñh: ), arr.¡dmienios,81; riComposició¡ dc

B¡ile. rétur
Bancos.

pobl¡ció¡.

Iz¿aJ¿

Músicá Banbuco: origen, 722-21- lr ile, 225

Coinu¡cros, 20,

I.ldJ, Caia Agrari. Bochi.¡: lcycnd¡, 108i peñiverci¡.
281¡1t

27tit,29t-9+

:9¡94i ). la

Iglesi,,

Comunidad: religiosl v coñerci¡t. J],
t 4, 202-Or. 214-14, 2óó-,1 0 Conccrr¡do: defini¿o, ó6-67

B.uieri¡.2r0.21óJ7

i

conrb-

tllJl

--Er
116

I

cAr'rPE-s¡No§ DE l,OS ANDI§

ÍNDI(-J: ANAI-Il ICO
rrágúentáción de a1. \21-24

I llt

to,81_82r o¡igcn. ll8-20i comicu o en Sáucio, 116-l7i st¡tus, 200-01

Di'isión de ticrras. s4-86 Doninicanos, ir-1ó, 2+, 1¡!, 2iB
n,273

explotáción, 8ó'

Co.flicto: !o¡ ric¡r6 , 8t uó: €¡
dend2s, 20910i ire¡perso al, 2t7_ ¿lli y l, pollticá, ¿tr_ó0. 100_02, Y¿rt¿ ¡Rtbi;, Co¡flido cúltu¡il

,

liranciscanos: Agu¡dd

Chocoñtá,

ludciones, 266_71i y los Cor¡u¡o. ¡ós, 271¡5, 291-9+j razod6 p¡.¡ ¿.¡r" ti¡ 1 misa. 28r. Véase tÚbién f\.. Il.gitimidad, 2J4 Indi!idualis,no, 118t 250, 262;

1t.

288

l-coronria, cú¡16 de denaldr, loll cire¡ci¡ de ¿inero elcctivo, ¡27'h,

y reli'
100

Co¡flicto Liihurul: chibchi_espáñol, 11-20 Pdrffz, lll-1+, 287-89 Codstrucción de .3$s. 16t_63 Co¡ücro cultur¿I, 1r_20i f¡.¡or cn la le§vided,290_91. Yédf túrbién Acultu¡icii¡: Asi¡rilrn',n
Cooperació¡: faká, 4¿-47! úcccsid¡d.
10r-02

l9t ?"ri,7i
¡ am b

sistema mercrntilhfi 19tr ¡horro, 180, 214n10. Ya.t.

Cfirán, Jorg. Eliéccr, 28. 301 calán. JGé Antonio, 291_91 Gsnotuliú¡o.
51, ¿¡D.

gió., 280t impu.sro, 29tr02 p4rnt,
Jo¡¡,lcs, ú6, 82, 9t; y

iéD lorr^les i T t^b^)o Lüuc¡ció¡: y el problcm¡ de

(j¡lli¡asr introdu.ción. 4¡.i7; c¡
297')til b¡$rn

desB.za,

h fli'

¡rá.

Coplás. I/J¡e, llúsici Cuhlia: "de vcrtienre", 47i ñesriza, 41, 126,24t,2At Cúltur¡ y person,lidad. 24r2ót

Llirc: ss reslon*bilidad. xiii_ív, xviii, rl}ll su c.crción v lcrpcruf,
ción. ¡9r_98.

100_0lr libros, 17i_7ó, ?84olAr r¿r," dcficicncias, 194, 281'fr4áiá, Alf¿b*i$o: Escuel¡

/;,¡.

C,n¡do,

9ó_98: i¡troducción, 40n26; ¡1 dnmc¡ro, 84i transaccioncs, 21lr

L¿drillos. r¡ádre Chirc¡l I-,gos: sagados, 8-9 y n10, ?r4 LN vueLtú, b¡t¡Ua dé, 8

Gcñicino loc¿l. 5ln2l, 201, 211,

2ll

rl¡¿

también C¡udl'

cradjas dispers¡s. I/¿dr Poblamiento Gtu|Ós: rle f.re¡tesco, .16, t2. 196f,1ói dc iftereses 6peci¡les, 46r prima-

Lárifuddio. Y¿,re H¡ciodás Legisláción agrári¡: Ley 200 de 1916, 82n2i en 1á coloniá. 112n26, 114i te¡miundo rcsgü¡rd.6, 121, tlo'tl
I"egumbrcs, 17¡17, 116

Cur¡lderos. Iz;,re Icgús

Enpreserios ¡gricolas, 64_6ó, 7r-rill 89-92, 100-01, l1617

ctupor

ecológicos.

riri¿

Leugu¡je: su erolución,21ó'18i
mos, 2l0r ap¡e¡djzaie,
247

Comuru-

cristalizacnin, 219-20i provinci¡üs

Chib.h.s: gobiertro, t-r, 28i; guer¡ú, 7_8r rcligjón, a'9, 23r-)t Pdtsitu; 278, 28ln1ti coDc.cio, ,_10i heih_ mietrt¡s, 1rn21, r10; sicidio, 19,
287r Én¿cidad, 19, 111_14i álime¡_ tG, ,7_+1i rizá, ¿8n11; fom, de

E&om¡ndr; srable.id¡, ll¡fem€dad: ü¿tañienro
147-90, 2)ó-11

¡r{tr cr y
caus¡t,

Guer.a de

la

Independenci¡, ;l-22,

I-óFz,

Jos¿ Hihrio, rr0_ll

clusión de las tierms, 111, lr4_¡rl

Hábá: inaodúc.ión, 17¡l7i cultjvo, llá.iend3 Aposcntos, l4ú2ú, 48, lll_
12, 132n74 Hacie¡da Lás Juliast 28. 50Jó p¿rr¡r¡,

ñlií7: .uhi!o. l,l9-t0
n'l¡ldonado, José I'lariá Glcáld.). 21-

pobl¡ñie¡rc,

101-05

10t_06i ryriculüe, 10ó'11: dcnsi.lad, l07i viviendá, lót; idioña, 216_17, 282-8]t Dkiq, 22r:ti herbólogia. 216_17: iitos de ini

de la tieü¡,

y ,ói túa1cir

E*el¿ de status s@ial. 199_201 licueh: coño vtuculo social, 51i y

2t, t)7n74, 196 iv¡lünudo Ncirá. José l\,lrrí¡, 24, rro, tl. l;7'17 Pó§i1n,29an1t
tr{iriño, lgnacio, 22r,t9,
edad, ó0-61;
197

J6

hs clas6
201-ú

soci¡les, 194; fudcióú,

90-98

Espíritus, 229_12, 2r7 trrhos, defn,ido, 285

9t, 2l9i .re.ció¡.

ptsiw) 1t7-ó5 p8n ,197119'13 aeredas, 48_49;

y ni cár*teris167

H¡cierds: y

c¡ mer

ciacióñ. tB_44i

ftla¡colia, 2A;

moviñi€nros n¡rivist¡s, 287, 291rli Chicha: ileg¡I, 18r, 185: pre!¿ración, 185n12i tórico, 186; y l¡ ¡eliBiór,
274-75

Eúc¡lipto, 38i iñúodúcción, r8nldi
ed

ced. 111_12r y los tráb¡j¿dors, 118_ 19i intocád¡s poi la lcgidació¡, 110.

l¡ coarucción.

Yédle tnübiéu l láci.nda Apose¡_

t6r Hacie r
1órt,

Las Júüar
12_ l

,2, I92r ¡ {u¡ció! y ¡ols, 215-56 Mecánizáción' impr$o, l-4, 28_10, ó6 y primer áüomóü¡, 2r'2ói p¡¡ ^8i ñe¡ trrctor, 28i en lás grá¡irs, er' 94r ¡cceud,d, 98i pdmem trilhdo'
l\,IáÚimonio: endogámi.,

lllmiliá, 46,

i:i y la

eiv¡nda,

Hqbologia,

187_88, 2ló_17

¡4 rtl;

cómpras eD

Cáia Agr¡-

17r-75i gastGr 176-81i ¡ám¡ño y compGición,242_4ri y l, sociabi lización, 2+t-t2: f¡Miones! 25t-6li
2l_22,

Her¡ámienhs: i¡troducció¡,

l:

cn

lás erylor¡.iones, e2_eti chibch6,
1l0r en el siglo diecinuete, Herre¡¡, Toñás, 2t Élo¡r¡lizrs, r7n17, 1tó
128

Dem@r¡.ia y el camlesinado,
194'97

áusteridad, 256_57i

Yédle
72d:2,

p¡triúcál, tmbi.n M,rriñúo

2ó¿.

i\{didN d€ pee: a¡robi, ?ónlr, lt7_ ,8i carga y bulto, l,llnl, 1t8 de tie¡rs: .rbúyá y vir¡, ^{edidd 8t, l1l¡2q está¡ciá, ll2¡24: lcgu,.

D6orgúiación social, 2r'2t,
295'97

Fértilidad, ó9-70
17ó_81

lbd¡a, Migúel de,

l1ttrrl,

11ó

ll5nll; fa¡€gada, 81, li2D4r, 1t7J8 Melrrcolíá indisena, xi, 264
Melo, luan trugenio, 2el

Dinelo, €mpleo del.

Iglsi¡: p¡irftrcs

sacerdotes, 15, 113i

]]8 I

CA]!'IPESINOS DE LOS ANDES

I\DICE ANALITICO I ]]9

210'1, Mercedes de rieü¡s. Yéate H^cierdas

Me¡cado,

tt,

,5,

OYcja, 9ó-97i intrcdu.ció¡, 40n2ó

M€§rizo: odgen, 1+-2¿ pú!im; des" dipció., ó7-61 ahura y peso, ó8 tr1li y 1ú cl6es so.iales, 191-92
&ngrácroo: r.nos.»s¡ cidetuiá! 72; calsd, 72-71i scleüir

P¡pas: e¡t¡e los chibchs, r08.t¡

lol; y la úi$¡ción 72n2lt natur¿l€z¿ dt l¿ úr$;cióD' 28t87'
l0r'04

cultiro,
+9

1.10'44;

elperimc¡tos, lar.

R¡zñ: comP6;cion.
clases soci¡les,

67_óoi

discrini

ltt-tó Sero y vid¡ sesal: iricitción, tt2_ t'; correjo, 2tl5ti man ebámien'
to, ó2, 25li l¡ijos PEmáriBles, 2t4 Sociábiüzaciór: defi¡idr 241i cuidá'
do del niño, 24r_4ói cftr.námi€lto del riño, 24ó_roi dol€scencia, 251,2i átroa¡id¡d, 2ó0_ó1r Y ¡tavismo, 2ó4-6t. Y¿ate taÚbién Indi\idnr"

7t'74r divisióf, del t¡ablio, lt2'

206'

ñ¡Ljon, rql-o2t ó€groa lo2n4i Y las

l'asivided: cdádciisticá del .úo.l
Yéúé tffibieh Ch¡reto rali Politicá; Religión
302.
r1otn¿.

r9.. .

Yéite ftm'

R¿crercióÁ: oite. 2lOfl 7;

\idád por se¡o,71; Nupación

d€

enigrdt€q 74-76; destino,
Mi¡eria drl .ar¡ó¡,
Minjfo¡dio,
162-ó,

P6tos: i,trcdudión det cdftró¡, ,ú
nl0t inuoJuc.rnn del tj[ayo. /.;r Romers P¿rez Manrjqre, Dio¡isio, trs

76-77;

desplazmientus localcs, 77-7s;

y

el

PekqrinrrN.

!ór¡l

210¡3i jnf;nriles de iuego. 25ot tesmpos rü( v fidÁ anuálet 2Ó7, 275; águF

.a16,

2li

Periódicos, 17ó, 2t7, 100,

lol

caues, 87-89; orig."

raldás. 2tó, 268i candet¿d§! 256, -t.\oi -Íi,end. 2ós. Yédre tfubién Réducción dc iúdros, lt, rll_¡4 Refomá áEdie: LeY 200 de 193ó'
82n21

SBtusro]cs: socioeonóricos,
201. Védse

199_

LCt\cÜJút^', C.16esi tjscu€lai F3miliá; Recrea'

|Mbi¿ñ

ncs, 122-2t, 129-10 Iliráyos. r'ádr. Co¡certádo

Pclrosi enr.e los i¡dl.s. 4112¡

corsid¿r*iones, 9€-10!

ciónr Rcligión; S€loi Tjendri Tra'

luohdes. I/¿de E¡cdrG Moline, Andiés Vtuquez de, 14,

P.ñon,lidd, formaciór de la 2{l-ót
15,

Reügión: sincretismo, 231,28ri

e¡ cl
270_

48, 107, 111-1r, rJ2t14, 191-92 Mo¡tañás, ll"rrr ság¡ads, 19 y trr7, Movilidad social: l\ótizont^|. 27, 7?78i factores, 72-7ói venical, 7l-74. r75; limitádá por la tencncia y h
€ducación, 191.98 pas,a

Pi*o. Ahbroio, 20; 29¡-92 Pobh.ión: de¡si¿¡d, tr: sexos, 6q edades. 6F6l; .srado civil, ó1-6ii
cducació¡, ó2-64j ocup¿ciones, 6{PolrlaDie¡ro: c6e.io, 17i dispe@ dt¡e los chibchN, loi-ot; disp.Éo c¡ el siglo diecin¡¿re, 12t Poiitic¿, .omo riDcul,o social, 5r-J2,
2o8-aet y l¿ miC¡ación, 72n22i y .onfli(os, rto.óo, y l¡ p¡6ivid¿4
28ó_87,

hocar. 2ro_t1, 27I; simbol6,

?r: mriúdes.
úno^,
81, 290, 294,

27?_84i

274-751

.istiúiso.
'.f9rx,

lol; i¡troducció¡
280_84i

Y l.

e intmpe27ó_

Snicidio:

c.re

los chitch6, 19i cn-

Pasiuilad,

dol

2s1'94. Yéd!.

tmbiéñ lgle'
TaDáño dc lá p¡opiedd, Y¿dt¿ fnn.lio
17_89;

Y

Polltica.

tre los .a¡rP.si¡os, 2ó1n11 Supe6ticio¡6. Ylan A8üerosr Ar_ úopomorf isúoi Boi€ríai E¡cantos;

Ro¡¡timielb de indios, 111 Reiq,udo dc indiSenú: qbbl<i' dos. U-r8. 114-1?i ¡ePaltido§ 2l'
120'21; demarc¿dos, 116i irvadi' Ret¡aso cultual; en h diü§i6r de tieú6. 8t_8ó: en agdcüItui!, 9l' 94, 1t0.53; €á t¡a¡sPon6, 95'9Ú;

€vo'

luciór, 97i19; te¡denci¡s, 116i7.

Movimi€¡tós ¡arivisra, 287,

Muerr

:

291-92

rwbié

Háciendási

Mni'

causrs, 10-72;

y l?

f^mili^,

t60-ór

l02i

parddos, 297-r02i

.

Mujers, coño

eñp¡esarios egiicolás,
.i24.25t

Músicá: itutNment6, lrt, i¡iluenciá de Iá mejic¡ná

r28'29i rcl€, 25t_tó

.ñqicú..

i4i [Eil6,

áfro224 228i o¡igenes. 222-

y

Po!nb.. Migúel dc, 120-it, 130 PoÚas, Juen. ,1, úó, ¡r7J8 P.opicdrd, 202ñr. YóNe rwbiéi

nc¡.ir dc h ri.rr

T.

ú

lá vivie¡dl

161 211

'f .cñlogí^. v ¿nse Agricultúrái Albátulcíá; C]ji¡c¡l; Mecúiacióni Mi8eií¡ del c,.bób Tegúas,2lóJ7,;78¡8
Tejo,
206_071

Rey€s, Refael, 2t_26

oiiSeDs,

208nó

R6ñána .(balanz¿). +lnlr,
19

T€¡.ncia de la rietá. 7*8+i evolu12. Yédt¿ t@ bién

2¡t_26i

.opl,!,

227-28t

Nei.á, Juan Jos¿, 21,23, 7E7, 29t
Nenequene, zip!, 7'8

Qucchr¡s: inflúeñcia cn el v6tido. 21rnli infltenci! e¡ el lengurie.2tr Q¡cme¡.húoch3, z¡q!c, 7-8 Quesada, Go¡klo Jiménez de, lonr¿
11.

Róme¡ia§ 2ó?, 275, 281r11i oígen€s'

ció¡, lOt-M, M_l0i coLctiv., 114_17i orige¡ de h absolutá, ¡10'
..r¡dot
5O_t1;

Ruiz. Cdttób,I, 12,

14

ltl,

ConPtí,i.i Can' Pümitida Tieñda, 29¡ó0i .oDo vínculo soci.l,

275¡7

NivéI de vida, 169_1901 y €l probleña de lá tielra, 98'102 Nuevas L.yes dc 1542, 1tnr0, 11,1r¿

Quin¡á¡jllá, Cir¡lin. de, 192 y

r,

S¡ruarm¡.hjc5, z;Pr. 7. 10,

Nut.iciór: alimeatos nativo§, ,?,
g6tos, t79i ñnsumo,
18¡_81

40,

Racionelisño: su ¿vá..€, Íiii +r! 4ó, 30ri orígeles, 27-28i deecsb¡ihienr, dc las lcy6 social6, 2r,

s¡iud. I/¿se E¡Jemedadi Moft,li¿¡di Nutnció¡ Sdqü6¿dP¡, ziP¡. 288 Y ¡8 Sex;: compGi.iór de l¡ Població,'
¿or selcc'tiridrd

y h conducta,.l?9_81, 208' lq fúcio¡6, 20ó_08i rcI. dcl Prc_

Tierá,

Ia tetr ¡.iá. 9t92t enric lot .hib_
chis, loó_l1i

w

de

l¡, i¡vcltido' 90r2i

Y

er l.

tnignciótr.

n

los Estuár¿o6, 117'

-lr

,40

]

CAMPESINOS DE LOS ANDES

20; d.térioro. r26J0; en

.l p..a1

Utcnsili6 ¡gri@l8. Y¿ar. }lctn,

Tirquesuz¿, zipq 8, 1l_l¿,2E8 Tirulei,ód de d.i¡¡§' 8r¡6, l¿rE

Vei¡drio. Yá@
ra1

Veredá

Torbellino

(b.il.), 22t-2ó Ttub¡ido§ .g¡ícolrr 6t-67; Fe
ra\e, 1J5-)6. Yédre

Vcnéro de Leiva, Andrés

Die, ll,

rdwti¿¡ Con-

Vercdr: orig.n6, ló-17. 47-4ri vinc!. lG intcnos, 4i47, 49J4i y lá po. llti.á, 51-t2. 298-9t y l¿ c!úu.I.

Tnbrio; 6cúez d. Dátro d¿ obr¡, 6ó, t00i y ti€!¡¡,99t rcgl.menta_ .io¡c! 117'19i er 13 há.ietrd.§
1,7'2q división por se&s, lt2,
206

¿.d,
gE],

\¡.stido: st¿tú v el c¡lz¡do,

Jli límit6, t4-t7i üni.Ld 1.. t7,:ori y el st¡tus wiodo. rómico, lqi y l. klcsi¿, 2ó7
176, 20r¡

T¡aÍspo¡tes: p.imeros ydLulos. 1l

y

chse social, ¡97'e8i

y

coEsc¡v¡.

¡21: oosttt@ión de
u6-2ir m.dios,

l¡ o.rer.r.,
fcúoclr.il.

25-2ó, coñsttu@ió. del

Viviend¡: y cl f,ivcl dé eidá, ló'7or
h¡ciúani€ñto. r70; mared.les, 170. 72t conrclienciás, 111-75. vé¿t.

Dstd ?rimerd

eücién cattclla,ta de

9tr6

C^,u?EsrNos Dl:

l¡s

ANDES

Trigo,

ltoJtr i¡trodución, ,tnr7

ttubién Lllrrñile¡ir

fue d¡señadd e i,,,Presr en los talleret ¡le la
EDII'ORT^L lQUIJ¡M,^

ilurú\te lot tre§ lrrimercs netcs
¡lel

úo 1 l

]\4ONOGRAFIAS SOqOLOGICAS De la F¿cultad de Sociología de la
Lr¡ivcrsidad Nacit¡nal dc Colonbi¡

BOGOTT\ §,')

1 z 1 4 t 6 7

N¡!

La tltcltt¿lilnd rcl¡g¡oid y s el)olrtci.in en lds eiaelddet, por el P¡drc ImD§ois Houtrrt (Junio, 1959). Ld teoúd r li tc¡tlitld¡l d.l cttttb¡o socioüú ni m Colorrrüia, por Orlando F¡ls Bordx ( fa¡rbi¿n cn inglés). (J'rlio,
1959).

Ne
Ne

Soc¡alagít

T. L,vnr Snith (Scptiembrc, 1959).

t|fttlt Ln co]natidnd ! ld rcfot"lru aparil,

por

Np
N,)

Acción co?rutnal e u )a .¿creda colotuhi¿|\d, por Orlando F¡¡s llord¡ con h colaborrcióo dc Ni¡¡:¡ Chrves c ls¡rael ñlárquez (tlxlzo, l9ó0). Lo¡ Sinnen$ ¡lc Lt trr'i .ir.i.\;,: 'ltttrticttl¡¡ cn el si'<]o XVI' por Juin ¡ricdc (Juln,. lr.)60).

Na

El;mp&to dc h úncreíd cn cl l oLTj r. El clsa de ¡,1 L¡' ,dra, por Roberto Pineda Gir¿ldo (Oct¡rbre, 1960), Campethbs de Io¡ Andes: Etttldio ¡ociológico de súttío, por Orhndo Fals llord¡ (Ntarzo, l9ól).

You're Reading a Free Preview

Descarga