P. 1
APARTES DISEÑO CURRICULAR LIC. DEPORTE 2005 I - 2013

APARTES DISEÑO CURRICULAR LIC. DEPORTE 2005 I - 2013

|Views: 35|Likes:
Publicado porPedagogiaDeportiva

More info:

Published by: PedagogiaDeportiva on Feb 08, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/12/2013

pdf

text

original

Universidad Pedagógica Nacional Facultad de Educación Física Licenciatura en Deporte Seminario: Pedagogía del Deporte VI Sem.

– Primer Periodo 2013 Profesor: Mgr. Henry David Caro Romero APARTES DEL PROGRAMA CURRICULAR ORIGINAL DE LA LICENCIATURA EN DEPORTE 2. JUSTIFICACIÓN En la actualidad se manifiesta una complejización y diferenciación del deporte (García: 1998) como fenómeno social y cultural de gran magnitud, tanto en sus prácticas, como en sus campos de conocimiento. Su radio de acción, concebido inicialmente para disciplinar la juventud, se extendió hacia nuevos grupos de edad y poblaciones, comprometiendo los múltiples aspectos de la vida social: lo económico, lo productivo, lo laboral, lo administrativo, político y lo cultural. La importancia social y política del deporte, en la primera mitad del siglo XX, fue ordenando una estructura organizacional y del conocimiento que derivó en la conformación de las llamadas ciencias aplicadas del deporte o ciencias del deporte. (Hoy ciencias de la actividad física y del deporte) No obstante, el carácter y desarrollo de tales ciencias, para el ámbito latinoamericano transcurrió en un ejercicio reproductivo de técnicas y procedimientos, muchas veces carentes de fundamento, y alejado de los debates e intereses teóricos, preocupaciones que fueron ya manifiestas en la década de los 80 del siglo pasado por (Sonnenschein: 1980). El deporte en la educación escolar, en el siglo XX, surge ligado a la promoción de valores asociados a la conducta del juego: espíritu de grupo, formación del carácter, virilidad, competencia, juego limpio, entre los más nombrados. Luego, a los procesos de fortalecimiento que la educación tuvo a partir de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que consagró el derecho de la educación para todos, como a las posteriores declaraciones de la importancia del deporte en el desarrollo humano y social.1 A pesar de la relevancia educativa expresada (en teoría), su curso escolar estuvo más centrado en prácticas de aprendizaje que enfatizaron más la competición, que en una práctica habitual de ejercicio. Tal situación se describe, como: los dos caminos del deporte (Cagigal: 1975). En Colombia, los desarrollos del deporte en la enseñanza, tienen su configuración como campo incipiente de saber institucional, apoyado en la ley 80 de 1925, que estableció un cuerpo directivo para el deporte moderno. Posteriormente, en 1936, surgió el interés de formación académico y científico para docentes, entrenadores, instructores y masajistas, bajo la dirección del Instituto Nacional de Educación Física. Este primer momento fue incentivado, por el desarrollo del deporte como hecho público de interés nacional y popular. En las décadas de los 50 y 60, con las reformas curriculares de las Escuelas Normales, se fortalece la inclusión de las disciplinas deportivas en los
1

Carta internacional de la Educación física y el deporte, UNESCO, 1978; Conferencias internacionales de Ministros y Altos funcionarios responsables de la Educación Física y el Deporte: Moscú, 1988; Punta del Este, 1999; Congreso Mundial de Educación Olímpica y para el Deporte, 1997;Declaración Mundial de deporte para todos. Quebec, 2001.

planes de estudio, dentro de un marco de aprendizajes técnicos y reglamentarios, que finalmente se derivaron en una enseñanza superior fincada en la fundamentación deportiva. En las décadas del 70 y 80, la creación de programas universitarios de la Licenciatura en Educación Física, el auge de institución deportiva y la oferta de empleo, dieron origen a una tensión en la formación en los sentidos y contenidos programáticos entre una enseñanza subordinada a la escolaridad y una enseñanza subordinada al deporte de competición, tensión que ha estado resolviéndose más por una lógica dicotómica, oscilante, entre posiciones favorables (buen deporte) y desfavorables al deporte (deporte pervertido y deshumanizado). Tales formas de encarar este fenómeno social y cultural, y la visión reduccionista del mismo, han impedido profundizar acerca de las relaciones del deporte con el conocimiento, la formación cultural y la sociedad y a su vez, relegaron la posibilidad de pensar la construcción de un proyecto cultural deportivo. El rápido recorrido descrito nos permite ver que el tratamiento del deporte educativo fue en sus inicios más obra de técnicos que de profesionales de la enseñanza y, que las bondades formativas, argüidas, han sido las menos defendidas. Por otra parte, las instituciones universitarias han hecho del fenómeno deportivo objeto de práctica técnica, más que campo de saber; a su vez, las instituciones formadoras de docentes, lo han hecho objeto de enseñanza difusiva, y menos, una práctica reflexiva o de ejercicio teórico. Estas preocupaciones han sido, desde la década del 90, tema de discusión en la UPN, a través de las experiencias de implementación de la reforma curricular de la Licenciatura en Educación Física, como de las prácticas pedagógicas. Esta discusión, urgió la necesidad de re-pensar el deporte en su condición de saber pedagógico, más allá de la racionalidad técnica con que el deporte ha sido tratado. Al respecto, en el medio académico nacional (Vargas: 1994), (Calderón: 1989), (Martínez: 1998) y (Morales y Peña: 2002) han planteado la necesidad de un tratamiento integrativo, crítico y científico del deporte, o más bien la necesidad de hacer el tránsito hacia las ciencias del deporte, dados los múltiples intereses sociales, políticos, económicos, científicos y los desarrollos metodológicos crítico-sociales. El interés de establecer una nueva relación del deporte con el conocimiento y la vida social no es exclusivo de los ambientes académicos o universitarios. El Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes: 1995) haciendo alusión al deporte, reconoce la ausencia de políticas deportivas que equilibren la oferta de programas a los distintos grupos y sectores sociales; alude la presencia y oferta de programas que privilegian los aspectos instruccionales y fisiológicos del deporte, en detrimento de aquellos enmarcados dentro de las ciencias humanas y sociales. El mencionado organismo2, dada la importancia social y económica del sector, considera conveniente desarrollar formaciones pregraduales y postgraduales en los distintos planos del ejercicio profesional y científico del deporte. Es de resaltar, que el deporte comporta valoraciones y posibilidades pedagógicas que le han permitido tener un espacio en la escuela y la sociedad, y que igualmente, no se le han auscultado todas sus ventajas o posibilidades; entre ellas la significación de la regla, que forma parte de la dinámica deportiva, pues son ellas las que nos permiten convivir y nos instauran en el mundo de la
2

Documento de trabajo dic. 29 de 2000,

cultura. Se tiene así la regla, percibida no como ley sino como principio consensuado, como un acuerdo entre seres racionales y razonables. Otro aspecto poco tratado, corresponde con el marco de las emociones, denominador común a los deportes, cuyos interrogantes bordean la configuración de comunidades emocionales ¿Qué significado estético se construye o recrea con el deporte? ¿Qué subjetividad abona sus ritos? ¿Cuál la significación social del enfrentamiento deportivo? Estos son algunos interrogantes que irrumpen la forma convencional de ver la práctica deportiva como solo destreza física, y a su vez, invitan a recorrer los horizontes del significado de lo deportivo. Por otra parte, el deporte, también comporta valoraciones y posibilidades pedagógicas fuera del mundo de la escuela. Su intervención e impacto se hace extensivo a la vida pública, a la mirada del público. Ahí reside su gran debilidad, en cuanto consumo, espectáculo y sujeción; pero igualmente reside su fortaleza, su posibilidad modélica, convocante e interlocutora. Los desarrollos contemporáneos del deporte, han reconocido en él, su capacidad de influencia en el entramado social, algunas veces, sirviendo a la exaltación de la identidad nacional, transformando el imaginario externo de país; y otras veces, contribuyendo al ciclo económico a través de la generación de bienes y servicios, alternativas de empleo informal o promocionando valores de vida activa. Al deporte se le han reconocido sus contribuciones al desarrollo de programas para la niñez, juventud, los adultos, las poblaciones vulnerables y la ocupación del tiempo libre. Hoy, es un gran vehículo de integración y control social (y objeto de manipulación ideológica). Podemos decir, que dicho fenómeno entraña una particular importancia social, bien sea, por las adjudicaciones educativas que la escuela promulga, las solicitaciones que el Estado acoge y ejerce, los gustos infantiles y juveniles con que se practica, las rentabilidades económicas obtenidas ó las modificaciones urbanas instauradas. Paradójicamente, a pesar de su gran impacto económico, político y social, tal fenómeno ha sido en el plano nacional, apreciación que podría extenderse a otros países de Centro y Suramérica, escurridizo a su estudio y tematización, más atendido por sus desviaciones (violencia, narcotráfico, doping, resultado deportivo adverso, y otros) que por sus implicaciones culturales y sociales. Ante este panorama, la Licenciatura en Deporte, pretende la formación de licenciados que puedan desempeñarse como pedagogos y profesionales competentes frente a los retos de una práctica deportiva contemporánea, inscrita dentro del nuevo ethos de la modernidad: el reconocimiento de la diversidad y la heterogeneidad, la valoración del otro como un ser distinto, la producción de conocimiento y el desarrollo de un pensamiento científico. Ejercicio pedagógico a ejercer desde distintos lugares: como maestro de escuela; como director de una institución escolar o deportiva, como enseñante en una institución especializada del deporte o como investigador del deporte. A diferencia de otros programas relacionados, se enfatizan la producción de conocimiento y su profundización en los órdenes sociales y culturales del deporte, en la enseñanza y la educación. Es conveniente aclarar que el programa corresponde al campo teórico sobre el hecho y práctica denominado deporte, y que ha sido error común designar acciones de enseñanza como pedagógicas, lo que en sentido estricto han sido acciones metodológicas. Por consiguiente, corresponde a la pedagogía del deporte ocuparse de las construcciones teóricas sobre el deporte, y a la didáctica, las construcciones teóricas sobre la enseñanza.

Desde otra perspectiva, la Facultad de Educación Física busca potenciar a través de sus programas, los fines, principios, políticas y objetivos que conlleven a la formación del nuevo ciudadano, a un modelo de sociedad que consulte nuestras características (idiosincrasia) y nuestra particular organización histórico-social y cultural; la implementación de un proyecto educativo que presente opciones a los procesos de modernización y de marginalidad educativa y cultural, y que brinde respuestas desde las disciplinas y profesionales a las múltiples problemáticas educativas, incluso, más allá de las mismas. Para ello, la Licenciatura en Deporte tiene el propósito de generar cambios culturales y sociales que hagan posible la convivencia dentro de la diferencia cultural, ideológica, política y religiosa; donde se pueda apostarle al compromiso con una educación para el desarrollo y la dignidad humana; la creación y re-creación de cultura entorno al juego deportivo y la formación de una conciencia ambientalista frente al cuerpo y el entorno. Igualmente, pretende develar la masificación, mercantilización e instrumentalización del hombre, por los desarrollos de la bioquímica y la bioingeniería que han reducido el deporte a un problema en sí mismo, dejando de lado, la pregunta ética por lo corporal (y en adelante Bioética). Y, examinar y explorar el deporte, como vía de encuentro y resignificación de la naturaleza humana tan amenazada hoy por los desequilibrios de la vida moderna, las sociedades del espectáculo y la información, (los daños medioambientales), con los aportes de las ciencias pedagógicas, sociales y humanas. La Licenciatura en Deporte, es una oportunidad de cobertura educativa para la población joven, para quienes el deporte constituye un gran atractivo y la escolaridad un medio de socialización en los valores, normas y pautas de conducta, constitutivos de una conciencia de civilidad e identidad; finalmente, una respuesta a la complejización y diferenciación del saber, como al logro de una mejor identidad de los campos de aplicación del deporte. 3. ASPECTOS CURRICULARES El currículo de Licenciatura en Deporte se concibe como un proyecto educativo de los docentes para la institución escolar y deportiva, sus entornos y contextos locales y regionales; proyecto mediado por el saber, las prácticas y valoraciones en torno a la educación, al conocimiento, al hombre y la sociedad. Su formulación ha sido producto de selecciones, concertaciones, construcciones, modos de comprender y hacer de la acción, y su esperado desarrollo, una instancia socializadora donde maestros y estudiantes internalizan dimensiones del mundo intersubjetivo. En él, se concibe la educación y define como un proceso social condicionado y condicionante por individuos e instituciones especializadas y no especializados en contextos históricos y geográficos particulares; proceso instaurador de valoraciones, formas de pensar, de ser y del hacer social. En la institución, la educación está conformada por un sistema estructurado de organizaciones y actores para alcanzar propósitos denominados educativos y de formación particular de un tipo de hombre y sociedad.

3.1. Atributos característicos del currículo Libre pensamiento: entendido como el derecho de exponer y acceder desde el saber y entender fundados en planteamientos, convicciones, tesis y explicaciones que hagan comprensible el conocimiento del fenómeno educativo y deportivo. • Transformador: apunta a que las distintas acciones de aprendizaje desemboquen en un cambio de las estructuras cognitivas y valorativas de los sujetos educativos y de los contextos donde la acción educativa y deportiva se desarrolle. • Contextual: responde a las necesidades, intereses y problemas de los contextos particulares donde se ejercen procesos educativos y deportivos, previo análisis e interpretación de la sociedad y la cultura. • Creativo: lo nuevo no surge de la nada, tiene su tradición en lo conocido, pero a su vez se constituye en negación de tal tradición, por lo tanto, emerge como tarea constituir nuevas realidades en los distintos planos del hombre, especialmente realidades educativas y deportivas que aseguran a éste, su desarrollo cultural. • Prospectivo: que se anticipe a los futuros probables e instituya futuros posibles, además, que sea un constructor de realidad y anticipatorio de un mundo mejor. • Holístico: implica reconocer al sujeto en su actividad de conocimiento, como ser total - siente, piensa y actúa-; al saber y la formación entrecruzados por las ciencias naturales y las ciencias sociales, por el saber de la experiencia y el saber académico, y por la síntesis de teoría-práctica. • Mediador: Los saberes y prácticas a desarrollar por la experiencia educativa, deben tender un puente entre el desarrollo científico y tecnológico, y mediar entre las sociedades del conocimiento y nuestra particular sociedad. • Flexible: que permita la adecuación y pertinencia a los tiempos, a los sujetos, a los saberes y necesidades de la sociedad y desde allí pueda expresar un enfoque personalizado ante el aprender y ante el saber. En consecuencia, el currículo de la Licenciatura en Deporte, opta por una formación que favorezca la identidad personal, el reconocimiento de la diferencia, y el ejercicio del pensar critico, que permita a profesores y estudiantes, comprometerse como sujetos históricos frente a la sociedad, la educación, la cultura, y el conocimiento. 3.2. Pedagogía del Deporte Las primeras reflexiones sobre la relación educación-deporte, correspondieron ante todo, a problemas de tipo técnico e inmediato. Cuando se generaba una preocupación, ésta giraba más en torno a un corpus de conocimiento recomendatorio. Tales aproximaciones se apoyaron, en principio, sobre prescripciones de carácter normativo, producto de las elaboraciones de la pedagogía, en primer lugar, y luego, las desarrolladas por la pedagogía de la Educación Física, en sus intentos de construir conocimiento.

Cabe advertir, que tales intentos contaron con innumerables obstáculos dada la inestabilidad de su campo soporte: la pedagogía, quien se veía sujeta a interrogaciones por: a) el debate epistemológico en torno a la misma pedagogía, b) las aportaciones de los más diversos campos del conocimiento, quienes vieron en la educación un tema importante y pertinente a sus objetivos particulares, c) la naturaleza ontológica en que puede ser interpretada la educación y la educación física en particular, d) el reconocimiento de que la actividad científica no es independiente de otros aspectos de la vida social, ni se produce al margen de los conflictos, presiones e intereses presentes en cualquier tipo de actividad social y e) la emergencia de nuevas expectativas teóricas y prácticas en torno a los múltiples problemas de la sociedad moderna. Las soluciones generaron cambios estructurales en el campo de la pedagogía que se reflejaron en la diversificación de los campos de estudio y aplicación, tradicionalmente considerados frente al fenómeno educativo, y la incursión de nuevas teorías y perspectivas para explicar la educación, entre ellas, la ecológica, la informacional y los enfoques socio crítico. Con tales cambios, se vio afectada igualmente la visión tradicional de la educación física, a los que se sumaron la irrupción de otros paradigmas como la psicocinética y la conducta motriz. A la par, el deporte contemplado inicialmente como contenido de la educación física, fue constituyéndose en centro de análisis, configurándose un corpus de conocimiento propio, denominado ciencias del deporte en Alemania, ciencias aplicadas del deporte en ámbito angloamericano, ciencias de la actividad física y del deporte en España, componente de las ciencias de la acción motriz en Francia y de la cultura física en Cuba. • Antecedentes de la Pedagogía del Deporte

En el compendio de textos sobre Pedagogía del Deporte, en Alemania, (Meinberg: 1986) muestra el recorrido de la pedagogía del deporte, y afirma que después de la segunda guerra mundial se dieron una serie de reformas pedagógicas que afectaron la tradicional teoría pedagógica y problematizaron el deporte, estableciéndose una concepción moderna de la pedagogía del deporte. Así, en la década del 70, la Pedagogía del Deporte se sustrajo a las ciencias madres, incursionando como disciplina de las ciencias sociales. Señala igualmente Meinberg, que en la década de los 80, los nuevos campos de aplicación e investigación sobre el deporte, propusieron nuevos límites a su identidad, generándose propuestas como: La Pedagogía del deporte en tanto acción de la enseñanza (Rieder); educación del movimiento (Röthing); educación en salud (Kapustin); pedagogía social y del tiempo libre (Diecker); teoría del currículo y la enseñanza de los deportes (Haag). Como se puede apreciar, los desarrollos pedagógicos del deporte han estado atravesados por los desarrollos propios de las ciencias, situación comprensible, podríamos decir, dada la condición relativamente joven de las ciencias del deporte (Gracia: 2001). En la actualidad se viene dando un ejercicio de reflexión al interior de lo pedagógico, donde se manifiesta un campo caracterizado por abrigar problemáticas fuertemente inter-estructurantes entre la educación y el deporte, dentro de una concepción más holística, perspectiva que aspira desarrollar esta Licenciatura.

3.3. LA PEDAGOGÍA DEL DEPORTE EN EL PROYECTO CURRICULAR La Licenciatura en deporte tiene como horizonte el propósito de estudiar e investigar la realidad deportiva como hecho y práctica educativa social y cultural; la producción de teorías y prácticas prescriptivas* y factuales;(hechos) el análisis de aspectos de la conducta individual y colectiva, y la identificación las implicaciones psicológicas, históricas, sociológicas, económicas e institucionales relacionadas con el deporte. Partiendo de la consideración de (Rodríguez: 1998) quien señala que las ciencias humanas pueden ser factuales o explicativo-predictivas y normativo-práxicas; como de (Quintana: 1983) para quien las ciencias de la educación se hallan escindidas en dos bloques: Las ciencias factuales, - que se ocupan de hecho educativo en tanto que fenómeno en sus diversas interpretaciones. Y las ciencias actuales o práxicas de la educación, que se ocupan del acto educativo en tanto que intervención humana con miras al desarrollo de los individuos o de la sociedad. Se considera al deporte en esa doble característica: es un hecho, un fenómeno y un proceso, e igualmente una intervención o actuación educativa sobre los comportamientos, actitudes, etc., individuales y colectivas. El deporte se presta así, a ambos tipos de análisis: factual y práxico. Conviene aclarar que el deporte es una realidad que como tal, no es constitutivamente independiente ni del proceso educativo en particular, ni de los procesos humanos en general. Desde la particularidad de los programas de la Licenciatura en Deporte, se persigue generar procesos dentro del sector socio-educativo, que permitan cambios culturales, económicos y tecnológicos; que hagan posible un proyecto pedagógico-cultural del deporte, el fortalecimiento de la formación humanística abriendo la posibilidad a la convivencia pacífica dentro de la diferencia cultural, ideológica, política, religiosa, y al compromiso con una educación para el desarrollo y la dignidad humana. 3.3.1. Campo de conocimiento pedagógico del deporte: El campo de conocimiento pedagógico del deporte está enmarcado en la comprensión de la praxis emergente de la relación Educación-Deporte, en la cual, el deporte, como objeto de conocimiento complejo, requiere ser comprendido en un marco de dimensiones que son, las que en síntesis lo determinan y lo limitan como un campo de conocimiento autónomo e independiente; ellas son: • El sujeto de la educación deportiva Su temática se conforma con aquellos interrogantes esenciales sobre: las dimensiones deseables y posibles de formar; aquellos factores individuales y socio-culturales en los cuales se desenvuelve el ejercicio de la formación, las finalidades del acto educativo, los límites y condiciones de la acción educativa y deportiva, la legitimidad de la acción docente, los roles de los sujetos y las singularidades de los sujetos individuales y colectivos de la acción pedagógica.
*

Derivan en normas en orden a un deber ser, a la formulación de intenciones

La enseñanza deportiva

En este aspecto se incluye el estudio de los métodos de enseñanza, los agentes múltiples del ejercicio de la enseñanza, las características de la organización escolar y deportiva, el estudio de los factores condicionantes de los logros de la enseñanza, las teorías que fundamentan su ejercicio, las condiciones previas a los aprendizajes, los criterios de selección de contenidos y la historicidad de sus desarrollos y los contenidos implícitos y explícitos de la enseñanza • La formación del educador deportivo.

Lo conforman aquellos interrogantes de las condiciones previas e iníciales de la formación, y sus procesos, las condiciones de autonomía del ejercicio y la fundamentación ética (y en adelante Bioética) y los contextos regulativos. • La evaluación de las prácticas deportivas.

En esta se incluyen los estudios de los sistemas de valoración, las incidencias en los ámbitos institucionales, locales, regionales y nacionales, los presupuestos de la evaluación y los sujetos y finalidades evaluativas. • El pensamiento y el conocimiento deportivo.

Corresponde a aquellos problemas relacionados con las concepciones, ideas y paradigmas que han orientado las reflexiones y desarrollos del pensamiento y del conocimiento en la educación y el deporte; las lógicas de construcción y sistemas de validación. • La socialización y producción cultural en el deporte y por el deporte

Corresponde los análisis de la función de los agentes educativo-deportivos y del proceso de formación, la introducción en el mundo crítico de la cultura, la innovación de prácticas productoras de cultura, el examen de las nuevas instituciones culturales y la resignificación cultural. • La realidad contextual del hecho y práctica de la educación y del deporte Corresponden al conjunto de problemas inter-estructurantes de los hechos, procesos y prácticas educativas y deportivas. Se persigue identificar a las continuidades, rupturas, acontecimientos, históricos, económicos y sociales en la Educación y el Deporte. Este problema incluye los condicionantes de los procesos formativos, es decir, las circunstancias que influyen en los fines, métodos y medios de la acción educativa y, además, en la acción conjunta de los actores de dicho proceso. 3.3.2 Pertinencia del conocimiento para una pedagogía del deporte Se han ido consolidando problemáticas teóricas y prácticas, derivadas de los objetos de aplicación profesional (aplicación de conocimientos científico-técnicos) y del desarrollo disciplinar (producción de conocimientos del deporte) que aún no son constituyentes de un campo que los

recoja y les brinde un estatus que los legitime en su validez y verificabilidad. Consideramos que ello es posible a partir de su campo de aplicación, es decir, desde los espacios en los que se vivencia, se desarrolla y experimenta lo deportivo; ellos son: • Deporte y Escuela

Corresponden a dicho campo identificar los límites, finalidades y sentidos del deporte en la escuela, definir el papel de la técnica y establecer las apropiaciones que como hecho histórico, social y cultural el deporte denota. • Deporte y trabajo profesional

El deporte como práctica laboral, está sujeto a principios de racionalidad, economía y efectividad pero igualmente demanda estar inscrita en el marco de la seguridad social, de los límites de lo funcional y a principios de ética, (y en delante de la Bioética) que pueden proceder de convicciones ideológicas, de creencias culturales y de juicios de razón. Aquí, cobran importancia preguntas tales como: ¿cuáles son los límites a la característica particular del trabajo deportivo?, ¿qué ethos delimita el progreso?, ¿qué papel juega la enseñanza?, ¿Cómo ejercer una práctica humanizante?. • Deporte y desarrollo social

Frente al deporte se han desarrollado creencias, imaginarios, prácticas de intervención social en los ámbitos de la educación en salud, las relaciones de convivencia, la identidad, inclusión, la integración social y otras; intentos de solución que han generado conocimientos de diverso orden: técnicos, normativos y teóricos que requieren ser convalidados, sistematizados, difundidos y continuar auscultando. Dichos campos se constituyen así para la pedagogía del deporte, en el ámbito de teorización, reflexión- acción de los hechos, fenómenos y procesos deportivos “conforme con su tarea de investigar sobre el fenómeno de la educación y formación dentro del ámbito real del deporte (Brezinka: 1971). 3.3.3. Campo teórico-pedagógico del deporte Lo conforma el conjunto de teorías o conocimientos disponibles sobre los problemas teóricos y prácticos a resolver por la pedagogía del deporte, y de soluciones a los problemas del saber formativo y educativo del deporte, o intentos de solución frente a modelos, teorías o prácticas anteriores percibidas como inadecuadas o limitadas. Su emergencia ha sido, principalmente, producto de la decantación de teorías sociales, políticas, psicológicas, antropológicas y de la pedagogía general, en su problematización de la realidad educativa. Unas de ellas, tienen el carácter de teorías globales, en tanto procuran extender sus resultados a la globalidad del proceso educativo o pedagógico; otras parciales en cuanto tocan particularidades de la pedagogía. Como recurso teórico y práctico y más desarrolladas encontramos: teorías de la formación, teorías de clase, teoría institucional, teorías de la representación, teorías económicas, teorías

políticas; teorías civilizatorias o de la violencia, teorías del poder, teorías de la motricidad, teorías del género, teorías de la comunicación, teorías de la cultura, teorías del sujeto, teorías socio-educativas, teorías históricas, teorías de la enseñanza, teorías del desarrollo, teorías del conocimiento, teorías del juego. Tales teorías, a nuestro juicio, se constituyen en puntos de partida y profundización a tratar en el proyecto curricular de deporte. 3.4. Estructura Al proyecto curricular de Licenciatura en Deporte, lo conforma una estructura cuyos componentes se interrelacionan, a lo largo del curso de formación, con distintos niveles de interacción; ellos son: el programa académico, el programa de investigación y el programa de proyección social. La intensidad de cada uno de ellos, así como los tipos de relación que establezcan entre sí, serán flexibles de acuerdo a las necesidades planteadas por los contenidos curriculares; cuyas orientaciones están enmarcadas en tres conceptos básicos: formación integral, formación en disciplinas y formación en profesiones. Formación integral. Se concibe, al ser humano, como un ser de sentimientos, de razón y de acción; ser entrecruzado por la historia de su formación. Para la reflexión de su historicidad, el diseño curricular ha formulado (3) relaciones a considerar, ellas son: - La relación consigo mismo: es la primera relación a desarrollar; implica la auto-reflexividad, el reconocimiento por parte del sujeto, de su cuerpo/razón/emoción, su posibilidad productiva y expresiva. Dicha relación implican la reflexión de la historia personal frente a los condicionamientos socio-culturales y a las llamadas técnicas corporales; la re-elaboración y re-significación de conocimientos, del pensamiento, las creencias y formas de hacer. - La comprensión de la proximidad del otro, constituye la segunda relación a formar. Se postula en ella, el reconocimiento del otro y de los otros, como distintos, irreductibles, únicos e irrepetibles. El otro, no aparece así como fenómeno, sino como manifestación, como ser que nace de otro humano y se alimenta de lo humano. - La tercera relación, favorece la hetero-reflexividad plena; vincula a los sujetos de formación con la sociedad y cultura, lo cual potencia estilos de vida, prácticas transformativas y de producción de objetos materiales y simbólicos, en función de la vida y la convivencia; implica reconocer a la escuela y las instituciones deportivas como contextos socioculturales en donde se re-construye el conocimiento, se comparten diálogos de saber y se crea y recrea la cultura. Formación en disciplinas. En este aspecto se recoge la investigación en torno al deporte y la pedagogía que ha dado como resultado, marcos de percepción del fenómeno educativo y deportivo, donde se utilizan, para ello, lenguajes y métodos específicos. Se supone el estudio y aplicación de enfoques y teorías de disciplinas convergentes, con el objeto de conocimiento educativo o de enseñanza, ello implica:

- El dominio de las teorías, modelos de la educación; de la didáctica y la pedagogía en su carácter de disciplinas; sus implicaciones para la formación, el conocimiento y la práctica educativa, los enfoques sobre la ciencia y el conocimiento en que se fundamentan. - El dominio de las teorías, modelos, enfoques de la pedagogía y didáctica del deporte, su concepción de enseñanza; sus características multidisciplinarias e implicaciones para la formación y la práctica educativa, así como los fundamentos filosóficos y científicos que los sustentan. Formación en profesiones. Es la profesión, un vínculo directo con la posibilidad transformativa del mundo y modo de estar en él; supone la preparación para la solución de problemas educativos, sociales y culturales. Comprende: - El dominio del ethos de la profesión entendida como la dimensión histórica, ética y normativa que organiza y regula el ejercicio profesional y disciplinar. - El dominio de los principios técnico-científicos de la profesión. - El ejercicio de la práctica pedagógica, didáctica y deportiva con responsabilidad social. - La identificación de problemas socio-educativos relevantes. - Formulación, ejecución y evaluación de innovaciones educativas y culturales. 4. PROGRAMA ACADÉMICO 4.1. Áreas de Formación: El programa académico de la licenciatura en deporte contempla cuatro áreas de formación que son concebidas como componentes dentro de un todo articulado, que aseguran una formación fundada en principios y conocimientos éticos, sociales, humanísticos, disciplinares, pedagógicos y comunicativos, ellas son: -Formación disciplinar e investigativa: Comprende el estudio del conjunto de temas y núcleos problemas propios de los saberes multidisciplinarios del deporte, el ejercicio de formación actitudinal, metodológica e investiga de la disciplina; el estudio del desarrollo histórico y epistemológico del deporte y sus vinculaciones con los ámbitos económicos, políticos, sociales, culturales y, en particular, con el educativo. -Formación pedagógico-didáctica: Constituida por el estudio de los desarrollos investigativos en torno a la Pedagogía y sus modelos, su racionalidad, y enseñabilidad; las relaciones con las denominadas Ciencias de la Educación y el curso histórico y determinaciones, en tanto práctica institucional, sociales y las particulares vinculaciones y relaciones con el deporte. -Formación lingüística y comunicativa: Permite la construcción de competencias lingüísticas y comunicativas, el ejercicio expresivo del pensamiento, la incursión en los medios interactivos y la adquisición de competencia lectora en una segunda lengua. -Formación humanística y deontológica: Establece una visión envolvente de los hechos educativos y deportivos, de sus relaciones con la historicidad del hombre, la sociedad y la cultura y del contexto particular contemporáneo. También, se contribuye en la formación ética del educador y reflexiona acerca de las convicciones del ejercicio profesional.

4. 2 Ciclos de formación. El proyecto curricular de Licenciatura en deporte contempla en el proceso de formación dos grandes ciclos, entendidos como momentos del proceso. Estos son: -Ciclo de Fundamentación: Está conformado, en primera instancia, por el conjunto de conocimientos de orden preliminar y esencial que permite la inmersión del estudiante en la problemática general del aprendizaje, el conocimiento, la educación, la sociedad, la cultura; el estudio del hombre en su proceso de formación y desarrollo y de sus condicionamientos de orden biológico, psicosocial, cultural y educativo. La adquisición de competencias básicas a la cultura académica -estudio permanente, la investigación, el debate argumentado y la escritura- y el desarrollo de las estructuras del pensamiento. En segunda instancia, caracterizado por el conjunto de conocimientos referidos al objeto de conocimiento deportivo y a las especificidades y relaciones con el saber pedagógico. Se estudia el Deporte y la Pedagogía en sus relaciones con el hombre, la enseñanza, las instituciones y la sociedad de su tiempo, en sus condicionamientos y determinantes histórico-sociales, económicopolíticos y culturales. Se tiene como finalidad, trascender las visiones reduccionistas de la pedagogía y de la pedagogía del deporte, acentuadas mediante el uso de esquemas instrumentales y poco comprensivos del carácter científico y sociocultural de tales disciplinas. Este ciclo, no obvia la introducción al estudio de situaciones particulares de la enseñanza y ofrece, igualmente, experiencias cinético- corporales fundamentales: técnicas, intrapersonales e interpersonales. Ciclo de Profundización: Se ubica a partir del séptimo semestre, y está conformado por los núcleos de saber que se relacionan con los avances particulares del conocimiento y el desempeño profesional, el conjunto de áreas prioritarias de actuación o de labor y el desarrollo de modelos y propuestas alternativas que tengan que ver con la didáctica, los distintos niveles educativos, y las diferentes poblaciones sujeto de la educación cuando el estudiante elige un campo de actuación o problema. De esta forma, el conocimiento, en sus distintos niveles, es puesto en ejercicio para incidir eficazmente en la resolución de problemas específicos y puede vincularse, tanto al desarrollo de los campos disciplinares, como al ejercicio de las profesiones - prácticas científicas-. Este ciclo se orienta hacia la investigación y aplicabilidad social del conocimiento, generándose así, una formación profesional y disciplinar diferenciada. En él, se pretende cubrir la ausencia de comunidades académicas que den razones de los avances y dificultades nacionales e internacionales, en sus intentos de forjar una pedagogía del deporte, y auspiciar, los debates sobre los enfoques y modelos del deporte en general, y de la formación de educadores, en particular.
Material académico tomado del programa original de la Licenciatura en Deporte Primer coordinador: profesor magister Efraín Serna Profesores responsables: Oscar Bernal, Alfonso Martín, y Efraín Serna Profesores colaboradores: Alvaro Gracia, Raúl Bernal, Nelly Martínez, Daniel Oliveros, Jairo Fernández. María Teresa García, Clara Peña, Rafael Morales José Forero, Claudia Prieto, Jesús Álvarez, y Martin Henao. Bogotá, marzo 2005 – Revisión actual Profesor Henry Caro Febrero 2013

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->