Está en la página 1de 31

N -Ll

I
I

f.r

I s 4 s c) Gl !r .

R

d s

Fr.

(\

s- c) s- R

rY)

9 O 7 f 4 a rD

.

D

Cat

S

o

(i¡

C) S. &-. S.

ü t

\ o{ t* s tr- tr S (\¡ { tr s .

<.t.

<{.

tr t I ¡

S

(\

V)

o

A

b-

r

/s

'o

{ \A

0

\-'-' .t 0"

.s'

\-^,

0

ñ ÑR sD

!n f.Ññ

V- ON

lÁF

ñY

q!A

0 oñ L4

R

í¿o

Á;

l./)

!

-Q

:of

3 f ; !

e)

\)

:

t/>

tr

a

\. O

--,¡

-E

,

.gz.

¡{OBEEBT Et¡AS

servael significado il^obl¿como ocpresiónquc designaun alto

n¡ngo social,a la

vezqueunaposturahumanaaltaÁentevalo-,

rada como cr¡ando sehablad. "on

derivado de la mismamanera deun t¿r*ir,o que serefiercaun grupo socialdebqjorangoy,enconsecuenciardebajoralor hu_

mano'

es.d_ecir,como e¡rpresión que

)' conserva todavfa susignificado en esteúltimo sentido,

gestonoblero;\illanor

es

Jesignaunapersonadebqiamo-

ral.No serfadificil encontrar otrosejemplos.

Lo

queaqufsepresenta esla autoimagennormaldegrupos

depoderesindudablemente superiora

la de ouos

cuyacuota

gruPos interdependientes- las correspondientes formaciones

socialespuedenvariar mucho. puede tratarsede cuadrossocia-

Iescomo por ejcmplo los señores feudalesen relaciónconlos siervos(viüains eninglés),,.blancos' enrelacióncon *negros,,,

no judfos en relación conjudíosr protestantesen reracióncon 'pasado), catóücosy üceversa, hombres en relacióncon mujeres(enel Estados nacionales grandesy poderoso, ,n relación

con otros pequeños y quc comoenelcasodeWinston

hacetiempoenrelación conun nuevoasentamientodeobreros

en su vecindad. En todosesoscasos

veasfmismocomo gente,,mejor',

de carismadegrupo,como poseedor de

tentodossusmiembros mientras otroscarecendeé1.Esnrás,en

todos.esos casosla

menospoderosa sesientacomo

comosi fuesehumanamente inferior.

denenrelativamentepoco poder,o,

parva, un gn¡poobreroestablecido

grrpo máspoderosose

"l

"oroo dot"do deunaespecie

un rralorque .o*p.r_

gente osuperiorr puedelograr quela gente

silelaltaser,,"lor.rr., i*"ir,

¿Cómo ocu¡re esto?

¿Cómo puedenlos miembrosde un

dequeno sólosonsimplemen-

mcjoresq,r.lo, mierr-

gruPosostenerentre elloslaidea

te máspoderosos sinoqueron p"rro*s

'$-

EnsaToh^ricosobrcrasrct¿cionaantrcatabhciüs 2 marginados

bros de o*o gnrpo? ¿Qé medios emplean para imporrer la

supcrioridad humanafrente a lo, qrr" ".r-

tentanun poder inferiorP

crecnciaen zu propia

il

El estudio de wrnston Parvaseocupi dc algunos asDecros deestosproblemasy c'cstionesrelacionad"s. futos,on dl"uti- dosaqulcon baseenlasrelacioncsentredosgrupos a¡entados en dosba¡riosdistintosde una mismacomunidad inglesa.En cualquierconversaciónconla gentede eselugarsepJüa esta-

blccerel hechode quelosresidenteíde unazonadondevivían .

las "familiasüejas"seconsideraban a sí

ncs vivfan en la zonavecinamrisjoven, tnejoresr, es

humanamentesupcriores.con aquéllosevitaban cualquier con- tactosocial,apartedelqueerainevitable por ¡azones laborales,

y lostildaban a todosindistintamenre de

dos.Enunapalabra,ellostratabanatodosro, nu."o* comoqen-

tequeno pertcnecíaasugrupo,esdecir,comomarginados.-Los

nueyospor su p*l

contrnaespeciede desconcertadaresignación, supertener,"i".

un grupo de menorralor y respetabilid"4lo cual,enrelación con!u conductareal,serevelócomojustiñcado apenas parauna pequeña minorfa.fuí, seencontróenestapequeña comunidad algoquepareceserunaregularidaduniversaldetodafiguración

del tipo establecidos-marginados: el

rpo asu¡miembroscaracterfsticas humanassuperiores; orcluíaa to-

doslos miembrosdel

mismos,frente a quie-

decir,

burdos )¡ pocoeduca-

atcabode alguntiempoparecían aceptar,

establccidJatribuía

oto $upo derrato sociarconsupropio

cfrcr¡lo fucradcl rabqio; cttabúsobretalescontactos era*"rr,.-

nido üvo a travésde mediosde control socialcomo el chismc

.84.

NONBERT ELTAS

que elogiaba aquienes observabancrtabúy la amenaza derchis- meinjwioso contraofensoresrosp"choros.

Quien esn¡dia aspectos de figuraciones universales en el

marco de una comunidad de pocosmilcs de habitantes tiene

que contar de entada con algunaslimitaciones obvias parasu

investigación. pero la limitación

zaci'n de unaunidad socialpequeñacomo fo"o

unagran

ción sobre problemas que se pueden encontrar en

variedad de

sibüta la ocploración de

talle,esdecir,crmo bajoel microscopio. se

modeloexplicativo apequeñaescaradelafigura"ion qu.

siderauniversal; unmodeloquepuedc r.rp".brdo,.r¡i.ao

de ser

nesrelacionadas, a

tienetambién ".nt4.r. t¿ utili-

i.

investiga-

unidades socialesmayores y másdiferenci¡das, po-

esrosprobremas con consid.ár.

puede *n*i,

r.

d

un

"on-

¡

necesarioo revisadoa travésd".rtudios sobreng,r*"io-

ma)¡orescala.En este sentido,el modeio de

marginados queresurta

deres-

parva puede

' una figuración dc estabrecidosy

tudio de unapequeña comunid¿d como winston

servir como

como un medidor a

unaespecie'de *paradigna empÍricor. Al apricarro

otrasfiguraciones máscomprejas i"

ert.

cuares, bqiocondiciones

*o¿or.

a"

tipo, sepueden entender mejorlasca¡acterfsticas estrucfurales

que tienenencomúny rasrazonespor h

diversas,ellasfuncionan y sedesarroüan dedif.rJnt.,

un

visitanüe casual,alandarporlascalles deambas f.rr

P,arva, quizásse hubiera

winston

que los habitanrcs de unaparteten͡nde sf

serdecididamente superioresalosde.raotra.En **m.i"

dad de

eüdentes. Aun

cerca' en un inicio resultó

uno de los grupos sinticran la necesidad y estuvieran ,n ".pr"i

sorprendido al enterarse de

mismo,

t i¿o

¿"

".ti- o"

lascasas rasüferenciasentrerasdos partes,".'"n

cr¡ando lascosasseobscrr¿ban un poco másde

soqprendente que

los miembros de

'85.

Ercay tc'ricosobrehs rchcion¿s cntre¿stabhcühsl marginaüs

daddc cüficar arosdcl o*o como

puntolograranqueéstos se sinücrancomo

te.Entrelos ¡sidentes de amba¡ zonasno habh

nacionalidado procedcncia étrrica, ni de ocororro *razarl Tam-

diferencias de

inferiores, ),que hastacierto

si rofueranrealmen-

pocosedistingufan encuanto a

vclesdeeducación; enunapalahra, *.Lr"

susocr¡pacioncs, ingresos y ni-

social.i f".n¡*

ü[erencia enre

g.n"o.iones, y el otro enrun

de

Ambaszonas erandc claseobrera. [¡ unica

ellaserala yamencionada: un grupo secomponfa de residenres

esablecidosallf

grupode reciénllegados. dQué llcvó entonces a Ia

estosdosgruposapostularse a

son¡u¡superiory

los.habilitaban para.coyolidar ru-r.rpoioridad

malafamadcgentedeclaseinferior alosdelotrogn;pop O*.-

cionesdeestetipo

ciasénricas o nacionales, o

mencionadas' y

guno.:.de

movilizado todo el

lasrelaciones enhedosgrupos q-""r"

por-el tiempo que lleraban residiendo en dicho

hacía.dos o r",

gentequeconstituía erprimero

sÍmismacomo unaclasedeper-'

,

*ro,

i.

poa.,

)r para.i.r,

l.

humanam.ente mejorp ieué

sesuelenencon':¿r enelconterto de diferen-

eneldeotrasd.iferencias grp¿*

y"

.r-

enestoscasosaunof.ícilmente r. b:r;:;*

susrasgos centrales. pero aqufenwinston parva fue

lsenal

de arrogan"i. y d"rpr.cio grupal en

diferenciaban únicamente

rugar.eq"r ,"

p"9t

observarquelasola "antigüedad"deunaforir""iJi.on

degenerarun

gradode cohe-

de nor-

unaspersonas la gratifiante euforia

grupo ruperiór y el

de cuar-

todolo queestoencierrq.,

sióngnrpal,identificación colectiva ""pL i,nun.o*unidad

masoaptosparainducir en

li'.d. conla concicncia d" p".t"rr""er a un

concomitante desprecio paraotrosgrupos. Aguf sepodfan versimurtán."*.nr" Iaslimitaciones

quier teorfa que expüque los diferenciales de poder o"ruriu.-

'86'

NO¡8ERT SLIAS

menteen razón dela posesiénmonopólicadeobjetoono huma- nos como anrurso mediosdc produccién, y que dcsatiende los aspectosfiguracionalcrde dichos difcrenciales,que sedebena

diferenciasen elgradodc organizacióndeloshombresimplica- dos.como poco apocoseibareconociendoen'winston parva, estasúltimag -especialmente lasdiferenciasenelgradodecohe-

sién interna y de control comunal- puedenresultardecisivas

para

la supcrior cuotade

poder de un supo en relación con

otro; estoesalgoquepuedeobservarseefectivamente en mu- choscasos.En estapequeñacomunidadel poder superior del s:Lrpo establecidoeraengranpartededicho tipo. se basabaen

el alto sado de cohesióncntrefamiliasquescconocían desde

hacfudos o trei generaciones. Los que migraronmásreciente-

mente,en cambio,eranextrañosno sóloparalos quellevaban mástiernpoallí comoresidcntes,sino también entreellosmis- mos.Graciasa sumayorpotencialde cohesióny la activación del mismo a travésdel eontrolsocial,los residentes másanti-

guoslograron rcsenrarlos cargosen las instituciones locales, comoel consejozonalrlaiglesiao el club,paragentedesupro- pia cuerdq excluyendode elloseshictamentealaspersonasde

supoo Así,la exclusióny la estigmatizaciónde losmarginadosresulta- nonserannaspoderosas queeranempleadaspor losestableci- dosparaconservarsuidentidadrparareafirmarsusuperioridad, paramantenera losohosfirmementeensusitio. Aq.rf sepodh vej unavcrsiónparticularmente pura de una rafzde los difcrenciales de poder entregruposinterrelaciona- dos,que ftcilmenteescapaa la miradadel obsenr¿dor,aunque

enmuchosotrosconte)úos socialestambiéndesempeña un

pel, encubiertapor otrosrasgosdistintivosde los gruposimpli-

la ofra secciónque,como

carecfandecohesióninterna.

pa-

'87.

Ensa7ah&ricosobrcb rcl¿cioa¿smtrc¿stabhcidos 7 nargindos

cados,comoelcolor o la clasesocial.Al obscrr.¿rmásdetcnida- mcnte sepuedcdcscubrir con frecuenciaque ta¡nbiénen esos

i otros casos,comoenWinston Pananun grupo pre¡¡entaun gra-

¡ ; do másaltodecohesiónqueelotro,y estediferencialdeintegra- ción contribuyesustancialmenteal excedentede poder del primero;sumayorcohesióncapacita.t"l grpo ¡ resenardife- rentcsposicioncssocialescon un alto poiencial de poder para suspropiosmiembros,y estopor suparterefuerzasucohcsión

y la posibiüdaddc exclui¡ de ellasa los miembrosdc oros gm- pos. Exactamenteestoeslo central al hablarde una figunción deestablecidosy margigados.

m

No haydudadequelasrespectivasfucntesde poder,sobre lascualesdescansanlasuperioridadsocialy lossentimienrosde superioridadhurnanadel gnrpo estáblecidoenrelacióncon un grupo marginado,pueden variar ampüarnente;pero estono afectael hechode quefiguracionesde est"hlecidosy margina- doscomotalespresentenen conta(tosdiversoscaracterísticasy regularidadescomunes.En el pequeñoescenariode Winston Parvafue posibledescubrirlas.Una yez cncontradas,en otros contextossocialesadquirieron un perfil másclaro.Por este caminoscvolvióevidentequeel conceptoderelacionesestable- cidos-marginadosllenáun vaclo ennuestroinsb:umentariocon- ceptualque nosprevenlade percibir )r oplicar rantola unidad cstructunl comolasrariacioncsde estetipo derelaciones. Un cjcmplo de talesregularidadesesbx¡ctu¡alesde las rela- cionesentreestablecidosy marginadospucdeayudaral lcctor a descubrir ohos c?sos.De acuerdocon lo qrreindica el esh¡dio

'88'

NOABERTELTAS

de Winston Parr¿" S:upos de establecidostiendena atribuirle al

grupo marginado coneqpondienteen su conjunto

característicasdc la *peort dc suspartes,esdccir,lasde sumi- norfa anómica.Ia autoimagendel grupo establecido,en cam- bio, tiende a modelarsemás bien con base en su sección ejemplar,enla más *nórnica" o normativa,esdecirrserigepor la

minorfa de sus *mejores'miembros.

las .,müs'

Estadistorsíóndel tipo

pars pro totoen direccióninversapermiteal grupo establecido

presentarsusapreciacionesaxiomáticascomojustificadas ante

sf mismoy antelos demás;siemprehayprucbasa

evidencianqueelgrupodeuno es *bueno'y elotro, *rnalo".

Lasiondicionesbajolascualesun grupopuededenigrarde otro -es decir,la sociodinámicade la estigmatización- en este contexüoameritanalgunaatención.En Winston Parvauno se

topabacon el problemaal conversarcon gentede

la partemás

üeja. Todos coincidíanen que la gente *de allá", de la pane

nueva,erade clasernásüaja.En el microcosmosde Winston Parr"adondesepresentandosgruposhomogéneos entérminos de nacionüdad y clasesocialsepodfaobserr"armuybiencómo funcionala estigmatizacióndeun grupopor otro,fenómenoque afectaamrlltiplesgruposentodoelmundo.[o queseveíaclara-

menteem que la cápacidadde un gn¡po de colocarlea orro Ia marcade inferioridadhumanay de lograrqueésteno selo pu- diera arnncar, erafuncióndeuna ñguraciónespecfficaquecon- formanlos dos gruposconjuntamentc.En oeaspalabras,para

su estudioserequiereun enfoquefiguracional.En la actualidad

d problemade la estigmatizaciónsocialtiendcadiscutirsecomo sifuerasimplementeasunüodeunasperson:ilrquemuestranuna

enorrneaversióncontra oFas consideradasindividualmente. una maneramuy cornúnde conceptualizartalesobsenaciones

la manoque

L

I

i

'89.

F'nsayt¿'ricosobrcrasrehcíon¿s mtn atabbciüs I mtrgtnaüs

esladeclasificarlas comoprejuicios. pero por estavh

comosucesosindividuales lo quesrílopercibido almismotiem-

Po comosucc'.

frecuencia nosedistingue entre.rtigmatioción

cio individual, ni seestablecen lasrelaciones *uru* .n*

sepercibe

grupalresultacomprensible. Enerprescnte con

g;pal )¡ prejui-

bos' En winston

rypo individualesrsino porquesetratabade miembros deotro rpo

que como tal consideraban diferentee inferior No sepuede hallarla claveparaerproblema qu

sediscutebqioel úrulo de "prejuiciosociai"si selabuscaexcru-

sivamente cn la es*uctura

duos. se la puedeencontrar

de la frsonaridad de unosindivi-,

Parvaocomoengeneral,rosmiembros de "*. un

no denigmban de los de o$o ennión desuscuaridades

al suyopiopio.

o*,inmenre

solamcnteteniendo en cuentala

más)gruposimpücados,

figuración conformada por los dos(o

esdecir,conocicndo el can{cterdesuinterdrp"nd.n.i".

La piezacenhalde estafiguración., *"

balanza de poder

desigualrcon lastensiones quelesoninherentes. Ella., o-bi¿n

la condición

nalporparte deotro establecido. un

definitiva deraestigmaüación de ungn¡po marg-

grupopuede "rtiimatizar a

enposi-

,n".r

efestigrna de la

estigmatización unilateral d. uno, todaposüiüdad de defenderse son

h"ürr".

"intocablesrenralndia,y enras

"Á"*o,

enAmérica. El cstigmadeun "valorhuma-

otro efectivamente sólo mienras estébien Lshbrecidi

cionesdepodcrdelascualeselgrupoestigrmatizado ".

tra excluido. Mientraspercrureest¡condición,

desgnciacolcctivaimpuesto a rosnarginadospuedJpersistir.

El desprecio absolutoy la marginados querecen de

indicios de una balanza de poder

extremadamente desiguar.

Ejemplosdetalescaracterirti@r secocuentran enlas

entre.las castassuperioresy los

relaciones entrelos americanos branos y rosesclavo,

o susdescendicntes,

o)É

o .ts¡ t'.

ttt

f¡¡

.(

z o & EI

Pr¡

i E.EC

*E?É4;EiÉ$gE'¡

'92'

NORBERTELIAS

ensuinterior un modo devida y un canonde normascomuncs. Obserr¿bandeterminadosestándaresy estolosllenabadc orgu- llo. Porlo tantoacperimentaronlamigracióndelos nuevosa su vecindadcomo una amenazaconFa su modo devida habitual,a pesarde quc los migranteserande sumismanacionalidad.Para el grupo principal de la parteantiguade Winston Parr¿la idea de supropio estatussocialy de supertenenciaestabaestrecha- menteligada con su vida comunitaria y con su radición. Con mirasa preservarlo queparaeüosrepresentabaun valoreleva- do,cerraronfilascontralosmigrantes,y asflognron protegersu identidadde grupo y asegurarsu superioridad.Éstaesuna si- tuaciónconocida.Serevelaclaramentecómosccomplementan elrr¿lorhumano superior -es decir,el carismadegmpo--aribui- do por los establecidosaellosmismos,y lascaracterísticas "ma- las" -la deshonragrupal- que lbs establecidosatribuyena los marginados.Dado que los reciénllegadoseranertraños -no sóloparalos establecidossino tambiénunosparaotrosdentro delmismo Brupo delos nüevos-carecíande cohesión.Noesta- banen condicionesde ofrccerresistenciacerr¿ndofilaspor su

Parte. La complementariedaddel carismad. g¡tpo (propio) y la deshonrade (otro) grupo formaparte de los aspectosmásim- portantesde lasrelacionesentreestablecidosy marginadosdel tipo enconhadoen nuesFocaso.Valela penadetencrsesobre estepunto ya que ésteproporciona una clavepara elplicar las barrerasemocionalesqueendicho tipo de figuracionessegene- ran entrelos establecidosconha üodotrato másfamiliarcon los marginados.Sin duda,talesbarrerassonr¡narazfinmuyfuerte, tal vezla másfuerteentretodas,de la frecuentementeocfema rigidez en las poch¡rasde los establecidosfrentea los margina-

EtuaTotc*ricosobrcb¡ nr¿cioncs mbc cstabhcidos 1 marginad,os

dos,de la tabuización duradera

dc

ru

mcrmando.En nuesbopropio tiempo sepueden obse.r¿r nu-

mcrosoE {emplos

girlaciónestatalen l¡ tndia anulela siuación á. p.ri., de los

po. elloel re-

intocablcs de antaño,pcro todavfano dcúpare

detalrigidezemocionar.Así, puedequerare-

)¡ a v€cesprolongada a Io largo

gencracioncs, de todo na,o socialmásestrecho, auncuando

.,cvaya

superioridadsocd cs decir, su orcedenn de podcr,

chazoquesientenlosmiembrosde lascast¡ssuperiores contra

el contactocon aquéllos;ante todo no sucede

agrariasdel inmensopafu.En los Estadosunidos, di"it" "n

gulación federaly dc los Estadosmiembros, se ha

cadavezmásla discrirninaciónjurídica a lacualantaño estuvie-

superado

ra, regiones

r.-

ron expuestos los gruposde esclavos,esdecir,sehainstaurado

su igualdad institucional con'los gnrpos otrora dominanres

comoconciudadanos deuna nacíón pero cl,.prejuicio social',

esdecir,labarreraemocional basada -ante todoentrelosdes-

cendientes de losescl¿vistas- enel

sentimiento delapropiavir-

ooo

tud superior,del carismade grupo por un lacloy.ior.l

entrelosdescendientes delosesclavos queposeensentimientos

de un valorhumanoinfenoqdel

\¡¿na la par con la legislacién. por estola ola d.

matizacióncobranot¡blefuerzaenunaluchapor labaranza de

podercondiferencialcs depoderlenüamente decrecientes.

Paraentender mqiorlos mecanismos de la estigmatización, esprecisoaclararquépapeldesempeña raimagenq-ueti"neuna

persona del rangodl su propio grupo enrelaciórrcon otros por esüavhr la que ticnede supropio ri¡ngocomomicmbro de

su Supo. Como ya scha dicho, grupos con un poder

seatribuyen un carismade grupo distintivo, a simismor.orno colectivos, y a susmiembroscomohmiliase individuos. Todos

estigmaquesufreel grupo,no

"oie"-"rtig-

¡

superior

'94'

NORB.ERTELI'AS

los que'"formanparte'participan de é1.Esto tienesuprecio.[a participacióndc la superioridady del extraordinariocarismade grupo es.,enciertomodo, el premiopor la sumisióna los nor' masespecíficasdelgupo. Cadamiembrotienequepagarpor él

sometiendosuconductaadeterminadaspautasdecontrolafcc-

tivo. El oqgullode encarnaren la propia Persona el carismade

grupo y la satisfacciónde pertenecery rcPresentara un SuPo poderosoy aunaformación,de acuerdocon la ecuaciónemo- cional personal,e¡cremadamentevaliosay humanamentesu- perior, estánfuncionalmenteatadosa la disposiciónde sus miembrosparasometersealasobligacionesqueseirnponenpor la pertenenciaaestegrupo.Al igu"l queenotroscasos,lalógica de las emocionesesimponente:poder superioresequiparado conméritohumanoy méritohumanoconla graciaespecialdela naturalczao de unos dioses.'Lagratificaciónque se percibe participandodel carismade grupo es una retribución por el

,

'

sacrificiopenonalque significala sumisióna las normasgru- pales. Por supuestoquelas cosasluegosepresentancomosi los miembrosde gruposmarginadossencillamenteno pudienn cumplir conestasnonnal¡y restricciones.Estaesla imagen Pre- dominanteque sehacenlos establecidosde talesgrupos.En Winston Parr¿los marginadosson percibidos' al igual que en cualquier oEapartc, como anómicostanto colectivacomo in- dividualmente:Por eso,el contactoestrechocon ellos suscita sensacionesdesagradüles.Poneen peligro la dcfensaelevada

denho del grupo establecidocontra infraccionesde normasy tabúescomunes;dc cuyaobsen'¿cióndependela posiciónde cadamiembroentrc suscompañerosde grupo, al igual que su

'95'

Euey húrico sobrclasrcl¿ciot¿scntrc cstabl¿cidas 1ma'rgínados

autoestima, orgullo e idcntidad como miembro del grupo suPe- rior. La ercclusividad de los cstablccidos tienc cicrtamentela función de prescrrar la superioridad de poder dcl grupo. Al mismotiemporsin embargo,cl rechazode todo contactosocial

algof'amiliarcon miembrosdel gruPo marginal Presenta todas lascaracterlsticasemocionalesque en otro contextosuelende- nominarse"miedo alq contarninación".Dadoquclos margina'

dossonvistoscomoanómicos., Para un miembrode un gruPo establecidoel contactoestrechocon ellosencierr¿cl peligrode la "infección anómica":élo ellapuedenresultarsospechososde

infringiraquellasnorrna¡¡simplemenlepor teneralgunarelación con miembros del grupo marginido. En consccuencia,un insidcrque tiene bato con unosmarginadoscorre el peligro de perderestatusensupropio g¡rPo establecido.El o ellapueden pcrderel respetode los demásmiembros,podríandespertarla sospechade que )¡a no participanmágdel valorhumanosuPe- rior queseatribuyesugruPo.

Y

Los conceptosefectivamcnteempleadospor los gruPos maqginadoscomomeüos dc estigmatizaciónpuedenvariarde acuerdocon lascaractcrísticassocialesy lastradicionesde los grupos implicados.En muchoscasosellos carecencasi por complctode sentidofucradel contextoespecfficocn que estiín utilizadosy, no obstante,puedenherir profund¡mentea los marginados,porquel grupo establecidosuelchallar un aliado enunavoz interior de quienesocuPanrangossocialmenteinfe' riores.FrccuentementeenlosmismosnombresdelosgruPosen

Fqsi,e * sFirf

Fgf

.98.

NONBERTELTAS

disciplinay la inmoralidad'

Lo

quc tú considera¡anárquico

'es prccisantcntela basesobrela cualdescansala fuerzadela

gentecomún.'

La simütud dc laspautasconque gruPosimponentemente poderososestigmatizana los rcspectivosgruPosmarginadosen todo el mundo -una similitud Pot encimade todaslasdiferen-

ciasculturales-puede,a primeravista,result¡r un tanto sor- prendente.Perolos sfntomasde inferioridadhumanqque un Fupo poderosode establecidospercibemásdirectamenteen los miembrosdeun grupomarginadomenospoderosoy quea susmiembrosles sirvende justificaciénde su propia elevada posicióny de demosnaciónde supropio valorsuperior,por lo

comúnsegeneranenlos miembrosdel grupoinferior -inferior en c'uantoasu potencialde podcr- por la solacondiciónde su

posiciónmarginaly debidoala denigracióny opresiónconco-

mitantes.Esascondicionessonoenciertamedidarlasmismasen todoelmundo.-Lapobreza,esdccir,un bajoniveldevida,forma partedeellas.Perotanbiénhayotrasqueentérminoshumanos no son menosimportantescomo por ejemplo estarercpuesto

órdeneA

permanentemcntealasarbiraricdadesdedecisionesy

*buenos

{e los.superiores,la iumillación y exclusiónde los cfrculos"y lasactitudesde deferenciainculcad"t .l F.tPo "infe- rior". Donde el diferencialde poder esmuy grandeolos grupos

en posicionesma¡ginadaspor lo demássesuelenmcdir con la

t. Th¿ OId Oligarch:Psa.fu-Xcnophon's n0otutitation of Athens', London, London A¡sociation of Cla¡¡ical Teachers,1969;y enJ.M. Moorc, Arístoth anl, )knafhon on Danocrac7and Oligarcfu, [,ondon, Chatto & Windus,rg75.El tcrúogricgoscenc'¡.rcnhaenXamplwúis Opaa,ed. E.C. Mardrant, vol. 5, Oxford ClassicalT¡xs, Oxford, ClarendonPress,rgoo-ro.

'99'

EwaTo tcfiricosobrclasrcla.cioncsaún atabl¿ciüs 7 margindüs

medida desu¡opreso¡es.Constatanqueno nrmplen lasnormas de aquéllosy tc sicntenellos mismos inferiores. De la misma maneñr en que los dtablecidos interpretan su mayor poder comosignode suvalorhumanosuperior,losmarginadostam-

biénocpcrimentansulimi tadopodcr emocionalmentecomosig- no de Euescasoaalorrtntetodo cuandolasdiferenciasdepoder sonmuygrandesy la subordinaciónresultaineludible. fuí, una miradasobrelos casosmáse.$remosde desigualdad de poder enfiguracioncsdeest¡blecidosy marginados,dondeel impacto sobrelaestructuradclapersonüdad delosmarginadossereve- la con todaclaridadrpuedeafinarlaperceptibilidadparaexpe- rienciasy característicasde personalidadanálogas tambiénen

car¡osenquela desigualdadde poder esmenos grandey la pq b,¡gea,-ladeferenciay el sentidode inferioridadestánmásate- nuados.Laogloración dc diversosasPectosdelasexpericncias ligadasalasfiguracionesde establecidosy marginadospermite elaccesoaunosplanosde la e:gerienciahumanaenlos quclas diferenciasentrelastradicionesculturalespierdenimportancia. Gruposestablecidosque disponende un gran margende podertiendena sentira susrespectivosgruPos marginadosno solamentecomoinfractoresindómitos de lasleyesy normas(de los establecidos)sinotambiéncomono muylimpios.EnWins- ton Parvael oprobiodela suciedadrelacionado conlos maryi- nadoserarelativamentemoderado (y justificado si acasocon respectoala "minoría de los peores').No obstanterlos miem- brosdelas cf;¡milias viejas'abrigabanla sospechadequeenlas casas *de por allá', cspecialmenteen las cocinas, no reinabala debidapulcritud. Casisiemprelos micmb,rosdegruposestable- cidos -y aunmásencl casodelos degruposenascensoqueas- piran a convertirucn establecidos- son orgullorcs de sermá.e

.100.

. NORBERT ELIAS

limpios que los marginados, tanto en sentido liteml corno en

sentido figurativo; I en vista de lascondicionesmáspobresde muchos grupos marginadoo,esprobable que tenganrazónfre- cuentemente. La sensaciónbastantegeneralizadaentregrupos establecidos enel sentidode quc el contactocon miembrosde

un grupo marginalconüamina,serefieresimultánearnente a la

infección conlaanomiay conla suciedad.shakcspearchablóde un"l¿anu unwash'd artifccr" (un *demacrado artesanosin ba- ñarse").Desdecercader83oel términoTTuGrcat unwaslud,(la

masade los no'bañados) scvolvióunadenominacióncorriente

parareferirse alasclasesbqiasdela Inglaterraenprocesode in-

dustrialización' y el oxford En{.ish Dictionat!

una ilusEación donde alguien dice: o'Donde quiera que rne refieroa.,.laclasetrab4jadora" lo hagoenel sentidode,masano-

bañada'.tt

ofreceen rg6g

, En el casode diferencialesdc poder muy grandesy de la

conespondientemente fuerteopresión;grupos marginalesson

vistoscon

un ejemplo,la

estigma *Eta'que

significaliteralmente ,.lleno de mugrc'n

seusasinoensecreüo),un viejogrupomarginaldelJapon:

frecuencia conio sucios ), apenash,rmanos.He aquí

descripcióndelos Buralrumin(suviejonombre-

no

Esa genteviveen peoresviviendas,tieneun nivelde

educación inferior,seocupacn empleosmásáspérosy peor

rerRunerados y se yuelven criminalesmásfrcilmentequclos

' ' japonescs comunes.Pocosjaponeses cornunescultir¡arána

sabiendas cl tratosocialconellos.Aún menospermitiránque suhiioohiiasecaseconunaf"miliaproscrita.

¿. Allf también la refcrencia dc Shakespeare.

'701'

huclo tc,ñ.co sob¡elzs rcltciott¿s mttc establ,cciüs l marginailos

Y lo cxtrañocn todo esoesqueno hayningunadiferen-

cia fisicaevidcntcentrclos descendicntcsdc los proscritosy

los dernásjaPones$ Siglotdedi¡criminación,de tratocomo *subhumanoso'

y dc una indoctrinación que les ha hechocrecr que no sonlo

nrficientecomoparaparticipar delavidajaponesanormal,han marq¿doel pcnsamiento y los sentimientosde los Bumhu-

min,

Burakuminrealizadahace unos años:El hombrefueinterro- g3dosobresi sesentíaigual a los japonesescorrientes. *No-"

Lo quc siguees un apartadode unaentrevistacon un

respondié, 6nosotros matamosanimales'Nosotrossomossu- ciosy haygentequecreeque nó somoshumanos"'Pregunta:,

"¿Cree queustedessonhombres?"Respuesta(despuésdelar-

gapausa):"No sé

somosmalot,y

somossuciqe'"3

Dale a un gruPo un nombre malo, y vivirá según él' En

winston Parv.¿aunla sección más despreciadadel rupo

margi-

nal estabaen condiciones de devolver unos golpes,aunquefue-

ra por detnís. De la situación global dependchastaqué punto la

vergüenzade unos marginadoso nacidade la ineludible estigma- tización por parte de un gruPo establecido,seconvierte en apa-

tíaparalizantey en qué medida setraduceennorrnasagresivasy en anarquía.Aquf esti{lo que se encontrabaen winston Parva:{

Los niñosy adolescentes dela despreciadaminoríadel

asentamientoeranevadidos, rechazadosy excluidospor sus

g. MarlrFranlland,"Japan's AngryUntouchablcs", Obswa t{agazinc',

z Novembcrrg75'págp.4Ors.

a.

Norb"JEiiai y

John Scotson,Tlu Establitu¿Ianil tlu Oús;d,crt,

london,SagePublications'1994'pá9.129'

. ro2.

NORBERT ELTAS

respcables contemporáncoe del

fuucblo'aun

c\rnm¡'ror de_

.cición y brutalidad que srü¡padresopues su omal" ejemplo

amenazaba lasdefensasdc losjóvenes vecinosparamanifestar suspropiosinstintos;y en razóndel rechazoquesentlanlos

más'impulsivosjóvenes dclaminorfa,éstostntaban dedesqui-

tarsemmportándosemal a propósito.lá conciencia de

que

'podran molcstara laspersonas,cuyo rechazoy desprccio sen-

dan,oonun comportarniento bulricioeo,destnrctory ofcnsivo,

actuócomoun

tante.para Bcomportarse mal'. Con gustohacíanjusamente aquellascosasqueselesimputaba,paradesquitarsc de quie_

nesselasimputaban.

incentivoaücional,talvezcomoelmásimpor-

Y aquf el resultado de un estudio sobre los Burakumin:

Tblesautoimágenes de minoríaspuedenconducir a la retracción en enclavesde tipo glutto o, en casode queunos contactos conlamayorhseannecesarioso útiles.aqueseasu_ man rolessocialesdesviados frenteal grupo mayoriario. Los rolesdcsviadosfrecuentemente contienenun alto gndo de

enemisadencubierta contratodaformadc autoridad ejercida

por los miembrós dc la mayorfa.Sentimientosde esctipo son

unaconsecuencia dc la ogloación

por gsneración

sonmá¡p¡opensos ala agresiüdady en cierta medidaactian,

si sequiere,realmente deacuerdoconel estereotipo quescles atribuye.r

experimentada generación

Sepuedeverquelos niñosdc losproscritos

Outcasrs:The

Fourthwmta

problcm otA. nuJÑ{

^_'1

?:l.U?ú*r,Japan'r rtu

:i-1.:l}Tl-f*.1,

I'ondon,sidgewick&Jacksoqrg7z,prg.9r6.d;

tictimsof Gnupofpnsion,

p"ffi"

áiíí¡,ü*,o"

'103'

Ensay hhrico sobrclasrchciona mtrc atabhcidos 1 marginaihs

YI

Sehariueltocorrienteecplicarrelacionesgnrpalescomotas que scacabande describir comoresultadode diferenciasracia- les,étnicaso a vecesreligiosas.Ninguna de esasecplicaciones

encajaaquí.Desdeel punto de vista étrnico,la minoría de los Bumkunin tienela mismaprocedenciaque la mayorladelosja- poneses.Sqgunparece,sondescendientesde gruposprofesio- nalesde poco prestigio socialcomo los relacionadoscon la muerte,el nacimiento!con el sacrificiode animalesy con los productosderivados(*ttitpieles por ejemplo)deéstos.Conla

crecientesensibilidaddelosatabl;íshmezfsdominantesdegue-

rrerosy sacerdotesqueseclioen elJápón al igualque enotras partescomoun aspcctodel procesocivilizatorio )¡ que alláse

manifestóeneldesanollodeladoctrinashintoistal budüta,es- tosgruposbajosresultaronproscritos;probablementesevieron gomctidos aunaespeciedesegregaciónhereditariaquefueapü- cadarigurosamentedesdeiniciosdel sigloxvu.6El contactocon elloserasentidocomoalgoqueensucia.Algunosdeellostenían queportar un pedazode cuerosobrela mangade su kimono. Los matrimonioscon la mayoríajaponesaeran estrictamente prohibidos A pesarde quelasdiferenciasentrelos proscritosy el resto de los japonesesesel resultadode una progresivarelaciónde establecidosy marginadosconorígenespuramentesociales,de acuerdoconestudiosrecienteslosmarginados Pr$entan nume-

grZt "Hay que subraf¿r quc comportamientos

en Winston Parra ítü.

dcsviadosrc prelcntan sólo cn¡c unaminorfa dc los proocritosraunquesc

tratedcum porciónsigniñcativamcntcaltacncompanción conla mayor Partc dela poblaciónf 6. IDid.,pág.9ro.

Ég.

ó-o

.rc9.

'109'

Euqo t¿6ricosob¡cI¿srchcionamtre cstúhciús 1 nargínados

NORBERT

¡LIAS

sidadesanimaleso materialesmáselcmentalesrjr.rntoconel ob- jetivo de h defensaconfa el aniquilamientoffsico a mano de cncmigoshumanos,es dccir, la supervivenciafisica,sicmpre quc $u rcalización es incierta. Hasta nucstrosdlas éstesigue siendo el objetivo primario de grandcs sectoresde [a huma- nidad,enparteporqucotrasde susseccionesmáspoderosas -no obstenteel crecimientodela poblaciónhumanaglobaldes- proporcionado en relación con la producción de alimenton- corurumcndemasiado )¡ porquela humanidadestádemasiado fragmentadacomo paraconcertarmedidasconjuntascon8ael sufrimien¡ode grupos de maqginadosmenospoderosos,y en parteporquela crecienteinterdependenciadc todaslassocie-, dadcsdcl mundo ha intensificadolas brutalesluchasde su- pcrvivenciaentretodasellasy porque no hasidoaprendidaaún la lccciónde que en una humanidadcadavezmásinterde- pendienrceldominiodeunasecciónsobreoras generaineludi- blementeun efectobumerán. Mamdescubrióunaimportanteverdadcuandoseñalóla dis- tribucióndcsigualde los mediosde producción ¡ conellaode los mediosnecesariosparala satisfaccióndc las necesidades matcrialcsdeloshombres.Pcroeraunavcrdadamedias.Iil pte- sentóla lucha por objetivos *económicoE', como e[ asegura- mientodela comidaparala subsistencia,comofuenteúltimade los conflictosde interesesentregruposmá¡poderososy grupos menospoderosos.Y hast¡el dfade hoyla persecuciónde inte- reseseconómicos -por elásticoy ambiguoqueseaelusodel tér-

ap¡¡recepara mucha gcntecomo objetivo *verdadero',

como mca fundamentalde los grupos humanos.En compara- ción con éstcoralquier oüo objetivo aPí¡¡ccecomomenosreal, no importalo queesopuedasignificar.

apartede la proporción entre salariosy ganancias'3epresentan otrospuntosde disputa.De hecho,lasupremacíade los aspcc- tos económicosde conflictosentreestablecidosy marginados resultamáspronunciadamienras másdesigualesla balanzade

poderentreloscontendientes.MienFasmássereducenlosdifc-

rencialesdepoder,másclaramerttesalenalaluz losaspectosno' económicosdelastensionesy conflictos.Dondelosmarginados tienenquevivir albordedelmlnimodesubsistencia,lacuestión desu sustentoy asfdesusingresosresultacentraly seantepone atodaslasdemásnecesidades.Cuantomásseelevanpor encima

del nivel de subsistcncia,tanto másemplcansus ingresososus recursoseconómicosrpanlasatisfacciónambién deotrasnece-

sidadeshurnanasquevanmásalládesusurgenciasmáselemen-

talesnaturaleso "materialestt; entoncestambiénsientenmás agudamentela espinade su inferioridadsocial,esdecir,su po- 'der

inferior,subqioestatus, )t ocurreprecisamenteen esascir- cunstanciasquelaluchaefltreestablecidosy rnarginadosdesde la perspectivade éstosdejade enfocarseprioritariamentesobre el hambre,sobrelos mediosde supervivenciaftsica;esalucha entoncessetornaunaluchapor la satisfacciónde otrasnecesi- dadeshumanas,

Graciasalassec'uelasdelgrandescubrimientodeManty ala tendenciadeverenésteel fin de losesfucrzospor comprender

las sociedadeshumanas,en ciertamedida"la naturalezade di- chasnecesidadcspennanecehastael pre$cnteen la oscuridad.

Posiblementeserí¡mejorentenderaManccomounamanifesh- mine

ción (entreohas)deun comienzo. Entre los propósitosquechocanenlasrelacionesde estable-

cidosv marginados,paralos maqginadosadquierenprioridad

lossimplesobjetivosdecalmarelhambre,desatisF¿ccrlasnece-

'.uo'

NOREERTEL¡AS

$in duda,loa grupos humanoecn el casooctremode inani- ción prolongda pucdcn antcponercl anhclo de comid¡ o, más generalméntgla supervivenciafisicaacualquier otranecesidad. Los hombrespuedenhumillarsea sf mismos,puedenmatarse unos a otros y cornersemutuamentcretornando a un nivel casi animat.Hcmosvistoejcmplos.No haydudade queloealimen- tos,la satisfacciónde nccesidadesmateriales,esfundamental. Perocuandolabúsquedadesatisfaccióndc esetipo deobjetivos humanospredominasobretodo 1odemás,cuandono importa nadamásrlos hombresfácilmentepicrdenalgunascaracterísti- casespecíñcasque los distinguende otros animales.Pueden perder la capacidadde perseguirotros objetivos específica-

mentehumanosqueenlasluchasdepoderentregruposhuma-

nos t¡¡nbién puedenestaren disputa.Existe la difrcultadde hallar los conceptosadecuadosparahablarde ellos,porquelos Que enla ac¡¡alidadestánalalcancetienenun saboridealizador; suenancomosisehablarade .lgo no del todo real,no tanrealy tangiblecomoelobjetivodecalmarelhambre.Perosi sequiere orplicar la dinámicadelasrelacionesentreestablecidosy margi- nadosdel tipo ilusrado en el estudiosobreWinston Parva,es precisoseñal¡rsin rodeosqueesasotrasnecesidadesdesempe- ñanun papelmuyrealenlos conflictosentrelos objetivosdelos gruposhumanosligadosunosaoros enesetipo defigunción. Aquí de nuevola afirmacióndel miembrode los Bunkumin antescitado puederesult¡r instructirr¿.Scpuedepresumirque enelJapón,cpmoencualquierotreparterla condiciónpariade

dicho grupo ibadela manoconun:$formasde explotacióneco- nómica.No obstanterlos Burakuminhan ocupadoun lugartra- dicional y un¿ función consolidadaen la sociedad japonesa. Hoy cn dla algunosde ellosparecenserpobres,aunqueno lo

.ul'

Ensa7oteóricosobrchsrchcion¿scntn cstabl¿cilIos l morgina.d,os

scanrealmcntemásdc lo que lo sonlospobresde la mayorhj.-

poncsqy algunosdc cllos son máso m€nosprósperos.Peroel estigmano desaparecc.La principal priración que sufre estc gn¡pomarginadono esla prinación de alimentos. ¿Cómo lla-

marlo?: ¿privación der¿lor?o ¿de sentido?, ¿de amorpropio y autoestimaP

wu

la estigmatizacióncomoaspectodeunarelaciónen[e esta- blccidosy marginadoscon frecuenciáseencuentrarelacionada conun tipo especÍficode fantasíascblectivas,clesarrolladaspor, gruposdeestablecidos.Al tiempoesunajustificacióndelaaver- sión,del *prejuicio" que sientdnsu¡rmiembrosfrentea los del grupo marginado.fuf, los Buralumin, segrinla aadición del chismede losjaponeses mayoritarios,tienenuna marcaffsica hcreditariaquelosdistinguecomomiembrosdel grupomars- nado:un lunar azulosodebajode cadabrazo.eEstoilustracon

. 9. Whitalcr, Japan's Ourcasu', WS. ggl.Man¡ol¡aThdao,un poeta

huaku, escribióun pocmacitado en estcardcr¡loquc screficreala creencia

lcfulada. Aquf dor vcrsosdcl poema:

Ofa un rrusur¡o Gomounabrisaflorandodc boca cn boca

Q¡re dc\io

Con cl üamañodc unamano

dc cadaaxilayo ertarh m¡¡cado

¿Q¡rién ha marcadomislado¡?

¿Por quécstctizóndcsconocidorobre rni.yoy mi alma?

Aún hoy mis pcruamicntosdi¡minuido¡ .

Tin pálidocy frfoc,transparcne! comovidrio

¿Por

quérazóndcsconocida?

'

Mc matiencndcspicrto

'

.18¿.

NORBERT SLIAS

gran plasticidad cl mecanismo y la función de fanashs dc los

¿stabtühm^enálfrente a sus mafginados: el cstigmasocial que alrojan sobrelosotrosseconvierte,ensuimaginación,enun es- tigm" material:es cosificado.Aparececomo algo "objetivo", clgmosi la nahrralezao los diosesselo hubieranimplantadoa

los marginados.fuf, el grupoestigmatizadorresultaabsueltode

toda culpa: no firimos rwso|'nos -asf rezala fantash- quiencsim-

primimos un estigmaen esagente,sino quefuerzassuperiores,,

los seadoresdel mundorhanmarcadoa esoshombresparaha-

cerlos reconociblescomogenteinferior o "mala'. [.a referencia a un color depiel diferente,comoa otrasparticularidadesinna- tasobiológiqr d" gruposquesontratadoscomoinferiorespor grupo establecido,tienecn Fl relaciónla mismafunción

"lg,lt objetivizanteque tuvo el lunar azul imaginadode los Buraku-

min: el signoftsico sirve de sfnibolo tangiblede la presumida

anomiadel oro grupo, esdecir,de su valorhumanomásbqjo, en fin, de suprofunda *maldad'. Al igualquela fantasíadel lu- nar azuloso,el señalamientode otros signos "objetivos"tiene también la función de defenderla distribución vigentede las oportunidadesde poder y tambiénla de una absoluciónde la culpa. La referencia.atalessignos "objetivos'forma parte del mismo sistemade argumentosra la vezdefensivosy agresivos, que tomala partepor el todo,comola estigmatizacióndt g*- pos marginados;la imagende conjunto serigc Por su minorfa anómica.Otro ejemplo,quenosesmáscercano,csla represen- tación dela claseobreradel sigloro<como TIu Gnot Unwash.el'. Un enfoquequeconsidcraalasfiguracionesdecstablecidos

y marginadoscomo un tipo derelación estacionaria,no puede, sin embargo,sermásqueun pasoprepantorio.Ios problemas que aquf seleplanteanal investigadorcobransuderechosólosi

'u3'

Ensa7otc&ricosob¡cb¡rchcioncscntrcestabbciüs l margínadns

scconsideraala balanzade poder entretalesgrupos comoalgo cambiantcy si se u.bqi. en dirección hacia un modelo que muestra,al menosenlfneasgeneralesrlosproblemashumanos -irrcluidos los cconómicos-inherentesatalcscambios.En la ac. tuüdad,la complcjapolifonhde los movimientosdegruposen ascensoy declivealo largodel tiempo -es decir,de gruposesta- blccidos que sern¡ehenmarginadoso que,iomo grupos,dcsa- parecendel todo,y degnrposmarginadoscuyosreprescntantes llegancomo nuevo¿stablishmcnta posicioncsque les fueron dcnegadasantcriormcnteo que,segrinelcaso,resultanparaliza- doscomoconsecuenciade algunaopresión-todavfasesusEae ampüamenteanuestrapercepción.Ylomismoocunecon.ladi. recciónque el desarrollode esoscambiospresentaen el largo plazo.Esel casodela lfneaquellera delimitadasluchaslocales en torno a la balanzade podcr,übradasentreunamultitud de unidadessócialesrelatir¡amentepequeñas,a luchasde poder entreun númerocadavezmáslimitado de unidadescadavez másgrandes.En un perlodo en que gruposantesmarginados asciendencadavezmásfrecuentementeaposicionesdc podery enqueenel planoglobalel ejecentraldc lastensionesalmismo ticmposeubicaentreunidadesestatalesmayoresenunamedida sinprecedentesrlaausenciadeunatcoríageneraldeloscambios enlos diferencialesdepoder y de los problemashumanoscon- comitantesresultaun t¡nto sorprendente. Perola conccntraciónenproblemasdecortoplazoy unaten- denciaa concebir cl dcsanollo de socicdadesen el largoplazo como un preludio histórico no-estn¡cturadodel prcscnte,blo- qucantodavh la comprensiónde sccucnciarlarpE en el desa- rrollo.social al igual que de su carácterdireccional.Forman partede estosprocesosel movimientodegruposascendentesy

.u4'

NORBEBT ELIAS

descendenteso l¡ dialéctica dc oprcsión y conüeopresión' la

desyaloración deidcasde grandeza dc grupos establecidos por

lasde gruPosqueenel

pasadoestwicron marginadosy quwrn

y lograninstalarasusrePresentantes en[aposición

"r""nJi.rrdo

deun

e¡tablishmmúde un nuevo nivel'

[¿ herenciade la vieja Ilustración tambiéndesempeñaun

papel en el bloqueoseñalado. No obstantetodaslas evidcncias lapercepcién de lagrelaciones entregruPossedifi-

culta por la fuerza

"orr*ti"tr

qu.lo, humanosactúan,no "on sólocomoindiüduos sinotambién

como grupos,normalmente de modo racional. El ideal de una

qrr" pervive la creenciaconsoladorade

aracionel"

de los asuntoshumanostodavfaobsfuyc

t"g¡rt "ió"

*edida elaccesoala estn¡ctura y alasdinámicasdelas

establecidos y marginados,lo mismoque a las

grupalesglorificadoras'que ellasengendran. Taleshn-

"nL"rr. figtrracionesde

fJot"ri",

tasías,on d"to, socialcswi

gm'críst no son racionalesni

irracionales.En el presentéeüasescapantodavfaa nuestrared

conceptgal;aParentanscf fantasmashistóricos proteicosqué vany vienenarbirariamcnte. Yasesabeque las experienciasy fanAsíasafectivasno tienenun caráctercompletamentearbitra- rio, Tienen susestruch¡rasy dinámicaspropias. se ha aprendi- do aver quelasfantaslasy etgeriencias ¡fectivasde las Personas en un estadioprematurode la vida pueden afectarprofunda- mentelaspautasde los afectosy de la conducta en f,asesposte- riores. Perohacehlta elaborarun marc! teórico susceptiblede ser puestoa prueba,para ordenarlas obserr'¿ciones sobrelas

ñntasfasgnrpalesen relacióncon el desarrollo de los diversos grupos.Pucdeque estoresultesorprendente Pues en la cons' tn¡cción dc fantasfascolectirr¿sque elogiany blasfeman'dichas

'u5.

Etua|ot¿6¡icosobelasrclacíoncsmtn atabhciüs 1 marginados

fanta¡fasdescmpeñanun papclobvioy vital entodos losplanos dc lasrelacionescomprendidasenlasbalanzasde poder; y el ca- rácterdiac'rónico,esdecir,el hccho del dcsarrollode esasfanh- sfasno esmcnosevidente.En el planoglobalseencuentran el sueñoamericanoy el sueñon¡¡¡o,por ejemplo.En el pasado hubo la crcenciaenla misióncivilizadoradepuebloseuropeos y cnAlemaniael sueñodelrercer Reichcomosucesordelprimer

y segundoimperios.Y tenemosla contraestigmatización de los

marginadosdeantaño,ensociedadesafricanaspor ejemplo, que

estánenbuscade sunegrifun"ey de susueñopropio.

IX,

Enotro planoseencuentralafantasiadelosviejosresidenres de Winston Parva,que en nombrede su propio valor humano superiorrechazanel nato socialcon los neucotncrsy los estig- matizan,demodomástemperadoperodecididoocomo gentede valorinferior. ¿Por qué?

I I

I

I

t

Asuntosmuy diversospuedenhacerbrotarlas tensiones y conflictosentreestahlecidosy marginados.De hecho,sin em- ba¡go,siempresehatadeluchasentornoala balanzadepoder.

Puedcnpresentarseen formasdiversas,desdctirones silen- ciososdebqiode la superficicde la cooperaciónrutinariaen el

contc¡co de una dcsigualdadinstitucionüzada hasraluchas

abiertaspor el cambiodel marcoinstitucionalqueenc¡una a es- tos diferencialesde poder y las dcsigualdadesq¡rele son inhe- renter. Pero grupos marginadossiempre (mienras no Eon total¡ncnteintimidados)empujan,bienseaaFavésde unasilen- ciosapresióno bienmcdiantela acciónabierta,haciala reduc-

, tt6'

NORBENT ELIAS

ción de los difcrcncialesde poder, mientraslos establecidoslo hacenen direccióninversa P¡rnt conscrvaro aumentarlas dife- renciasde poder y supropia superioridad. una vczidentificadoel problemadela diseibucióndc opor- tr¡nidadesde poderoquesehallaen el centrode lastensionesy conflictosenhe establecidos y marginados'se torna másfácil descubrirdebajodeésteotro problemafrecuentementepasado

por alto.Gruposügadosunoscon otrosen formade figuracio- nesde establecidosy rnarginadossonconformados Por indivi- duos.El problemaescómoy por quéunoshombresseperciben comopartesdelmismogfupo y seincluyenunosaotrosdentro

de loslímitesgrupalesqueellosmismosestablecenal hablarde *noso6ogtt, mientrasOcCluyena otxoscomo Pertenecientes a otro grupo, .l W" se refierencolectivamente en términosde

ttellost.

' Como veremos,los primerosn€wcomÍrs en Winston Parva no percibíana losresidenfesantiguoscomodiferentesdc ellos mismos.Buscabanmásbien establecercontactoscon algunos de ellos,comofrccuentementesehacecuandosemudaaotro lug*. Perofueronrechazados.Por esavía les fue comunicado quelos o'antiguost habitantesseveíanasímismoscomoungru-

po cerr¿doal qucsereferlanen términosde "nosotros",

traslosmigrantcsnuevos,dequieneshablabancomode y a quienesmantcníana distanciaconscientemente,eranvistos comoun gruPodeinrr¡sos.Cuando uno intentadescubrirpor quéhicicron esto,seencuentracon la importanciade la dimen- sión tempool o, en otraspalabras,con el papel decisivoque como determinantcde la estructura y de los r¡rsgosespecffrcos

deun grupodcscmpeñaelprocesodezudesa¡rollo.El gruPode las o'viejas familias"deWinstonPana(partedecuyosmicrnbros

mien-

*cllos"

. u7.

Eud7o tc&ricosobrcl¿snl¿cionacntr¿¿stabbcidos 1

marginados

por supuestoque erabastrnte joven) tenía un pasadocomún; los reciénllcgadosno lo tcnhn. Esta diferencia fue muy signifi- cathra"tanto para la constitución de cada</