P. 1
Tratado de Sociedades Mercantiles - Tomo i - Joaquin Rodriguez Rodriguez

Tratado de Sociedades Mercantiles - Tomo i - Joaquin Rodriguez Rodriguez

|Views: 3.360|Likes:
Publicado porAngy Lopez

More info:

Published by: Angy Lopez on Feb 06, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/24/2015

pdf

text

original

JOAQUIN

RODRIGUEZ

RODRIGUEZ

CATEDRÁTICO DE DERECHO MERCANTIL DE LAS UNIVERSIDADES DE L\ LAGUNA Y V!l.LENOA, DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO Y DE ESTUDIOS SUPERIORES DE MONTERREY. DIREcrOR DEL SEMINARIO DE DERECHO MERCANTIL Y BANCARIO DE LA UNIVERSIDAD NACONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

TRATADO
DE

SOCIEDADES MERCANTILES
TOMO 1
CUARTA EDlCION

Revisada y actualizad. por
RAFAEL DE PINA VARA

EDITORIAL PORRÚA, S. A.
'AV. REPUBLICA ARGENTINA, MEXICO, 1971
\j

Primera edición: Editorial Porma, S. A., 1947

Derechos reservados por
JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGURZ

Nicolás San Juan, 1717 México 12, D. F. Copyright

©

1971

Esta edición y sus características son propiedad de la

EDITORIAL PORROA, S. A.
Av. República Argentina, 15, México 1, D. F.
Queda hecho el depósito que marca la ley.

IMPRESO EN MÉXICO PRINTED IN MEXICO

RUFINO GONZALEZ VILLAGOMEZ

L E Y E S
UNIVERSIDAD DE MONTERREY
tG.u....,

ADVERTENCIA A LA PRIMERA EDICIdN
Este libro es resultado de la ordenacián de las notas que me sirvieron para hacer los CU1'JOS sobre sociedades, explicados en la Universidad Nacional Autónoma de México, desde 1940 a 1943, en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Montlmey, desde 1943 hasta la fecha. Lo he redactado siguiendo el derecho mexicano; las rejerencias continuas a las legislaciones extranieras, no se hacen POI' afán inútil de compat'ación, sino cama elementos indispensables para la interpretecion de aquél, pal'a lo que tiene oalor especial la exégesis histól'icocompal'ada. En efecto, el sistema de las sociedades eII el derecho mexicano del'iva, en su mayoría, de la legislación italiana (Código de Comercio y proyectos de rejorma}; también se encuentran disposiciones de orígenes francés y alemán; la aportación norteamericana es mucho más intensa de lo que pudiera parecer; todo ello sobre un fondo netamente hispánico. La obra contiene numeroslsimas citas de doctrina nacional y extranjera. Tres razones imperiosas me han inducido a hacerlas. La primera es que no considero honrado utilizát' lecturas ajellas, sin dar al lector propio ltl [uente de información tenida, POI' asimilad« que haya sido, y sin rendir ese tributo a los que nos ilustraron con el fruto de largas horas de vigilia. Es la segunda, la necesidad de corroborar las propias opiniones con decires más autorizados. Fina/mente, las citas responden a la conveniencia de proporcionar un material bibliográfico selecto ti los que deseen ampliar el estudio de algtín punto. Tengo plena conciencia de los méltiples defectos de este libro: falta de proporción en el desarrollo de diferentes mtltel'ias;·.ínfot'1nación escasa en muchos capítulos; ausencia de datos sobre el derecho tlnglosajón, sin contar los errores en que !}fIeda haber incurrido al construir las dijerentes instituciones. De estos errores, unos me Son personalmente imputables; otros son debidos ti las raquíticas condiciones eII que tenemos que hacer, hoy por ha)', las labores de este tipo. No obstante, me decido por la !Jtlblictlción de estas págintls, pot'que, ti peStel' de todo, creo que han de ser útiles. No se ganó Roma eII una

VI

ADVERTENCIA

hora, ni la ciencia jurídica de un país alcanza los más altos niveles, si no se tiene una base firme y amplia. Ha de formarse esta base con la aportacián jmMica extranjera y con los ensayos nacionales. El progreso jurídico no es uniforme; siempre hay países que toman la delantera a los demás, portando la antorcha del triunfo. Roma, España, Francia, Alemenia, Italia, Se han revelado en el puesto de honor y de gloria, y al correr de los años se han venido produciendo obras inmortales de legislación, trabajos pe,:enlles de doctrina, que son del acervo cultural de todos los pueblos. Su conocimiento y utilización son indispensables, de estricta necesidad, porque si no lo hiciéramos así, tendríamos que abrir torpe y penosamente una senda, que sólo sería burda imitación del camino que hicieron incontables legiones de juristas en siglos de tt'abajo constructivo. La incorporación a la conciencia jurídica nacional de las obras jurídicas extranjeras es tare¡t auténticamente patriótica. Hay que gritarlo así, a los que bajo la capa brillante de un mentido nacionalismo sólo ocultan su pereza mental, a los que creen encontrar en el adjetivo exótico, el supremo argumento contra todo concepto que se salga de los límites de su conocimiento. Pero esto no basta. Junto a esa labor de aportación debe estar la de elaboración. Cada sistema legislativo nacional, por grandes que sean en él las influencias extrañas, tiene su fisonomía peculiar, que responde a las características del genio nacional, a las circunstancias de tiempo y de lugar', a la particularidad de las relaciones sociales y económicas. La formación de la doctrina jurídica nacional en función de estos factores es una tarea inaplazable, un deber imperativo, que en la inexcusabilidad de S1t cumplimiento lleva las excusas par'a los resultados. Este ensayo modesto, pobre, pero entusiasta, sólo aspira a ser un peldaño en la escalera del progreso jurídico mexicano. Expreso mi más profundo y sincero ag"adecimiento a mi Maestro, el señor licenciado Alberto Vázquez del Mercado. No es la primera vez que debo hacerlo. Desde la publicacióll de mi primer folleto, hace casi un decenio, hasta hoy, ha sido continua la ayuda que he recibido de S1t felicísimo talento y de su excepcional sabiduría jurídica. COIl una sólida formación literaria llegó al campo jurídico en el que se 1Jinculó a la escuela italiana. Su capacidad de lectura, fina penetración y espíritu crítico, le han permitido conocer y asimilar la producción jurídica moderna en casi todas sus ramas, y muy en particular en las del derecho civil, mercantil y procesal privado. Ha sido incansable en la propagación de la cultura jurídica. Su labor como magistrado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación siempre será recordada como ejemplar, e11 su aspecto

ADVERTENCIA

vn

técnico y en el humano. Su conseio y su opinión magistrales nunca han sido negados a los estudiosos que se le acercaron en demanda de arientaciones, T an excelente Meestro y amigo me ha animado a lo largo de los años que dediqué a la redaccián de este libro, leyendo sus capítulos, haciéndome observaciones, facilitándome material de estudio, formulando observaciones y objeciones siempre útiles. Por eso, le rindo gustoso público testimonio de gratitud y hago patente esta filiación intelectual. También qsiero expresar mi gratitud a mis compañeroslos licenciados Jorge Barrera Graf y Julián Bernal Malina, projesores adjuntos al Seminario de Derecho Mercantil y Bancario, que me han prestado eficacisima ayuda m la correccion de este libro y en la redacción de sus índices. México, D. F., 29 de mayo de 1947.

J. R. R.

ABREVIATURAS MAS USADAS
A. D. C.
arto
arts. .

.
.

C. Ca. a. . C. Ca. e C. Ca. fr. . C. Ca. it. C. Ca. M. '" Cód. Civ. D. F.
cit. . .... , .... C. Pro Civ. D. F.....

.
. . .

Annales de Droit Commercial artículo artículos Código de Comercio alemán Código de Comercio español Código de Comercio francés
Código de Comercio italiano Código de Comercio mexicano Código Civil para el Distrito l' Territorios Fede-

rales. citado Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios Federales.
Decreto

D. D. O. fr. frs. ".

.

.

.
.

. W... L. A. S. A L. Br. S. A L. C. S L. de Q L. G. S. C. L. G. S. M L. Inst. Cr.

J.

. . .
. ..

.
..

.
. . .
.

D.O. fracción fracciones Juristische Wochenschrift Ley alemana de sociedades anónimas Ley brasileña de sociedades anónimas Ley sobre el contrato de seguro Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos Ley General de Sociedades Cooperativas Ley General de Sociedades Mercantiles Ley General de Instituciones de Crédito y Organizaciones Auxiliares

L. Inst. F. . L. Inst. S. . . L. P.r. L. Tít. l' Op. Cr. .

.
. .. . . . . . .
.

N. E ob. cit. . pág R. D. C. Rto S. C. S. J. F
V

vid Z. H. R

. .

Ley Federal de Instituciones de Fianzas Ley General de Instituciones de Seguros Ley de la Propiedad Industrial Ley General de Títulos l' Operaciones de Crédito Notas del editor a esta 4a. edición obra citada página Rivista di Diritto cornmerciale Reglamento Suprema Corte de Justicia de la Nación Semanario Judicial de la Federación véase véase Zeitschrift für das Gesarnte Handelsrecht

INDICE GENERAL DE MATERIAS DEL TOMO PRIMERO
TITULO PRIMERO
PARTE GENERAL
CAPÍTULO 1

INTRODUCCION
PdiJ.

1) ll) IlI)

.IV) V) VI)

Creciente importancia de la empresa colectiva ., .... Breve esquema histórico _. . . . . . . . . . . . . . . . Formas clásicas de las sociedades mercantiles y esbozo de las nuevas tendencias en esta materia , .. , . Sociedades civiles y mercantiles . Sociedades civiles con forma mercantil . Diversos aspectos que ofrece el estudio de las sociedades mercantiles

1
2

3

6
-9 10

CApfTULO 11

LA SOCIEDAD COMO CONTRATO
SEco6N PRIMERA:

1) JI)

III)
I)

El COIlJ,-aJO social, su naturaleza Concepto. Contratos y estatutos Naturaleza jurídica . A) Teoría del acto constitutivo B) Teoría del acto complejo e) El contrato de sociedad como contrato Elementos del contrato de sociedad

)' elementos .
. ., . de organización .

13 13 15 15
17 18

24. 24 24
31

SECCIÓN SEGUNDA;

11) 1) I1)

Consentimiento . Capacidad en general. Comerciantes y no comerciantes. Menores incapaces. Emancipados. Mujer casada. Prohibiciones. Sociedades Vicios del consentimiento . , .

SECCiÓN TERCERA:

un

Objeto del conteao social . Concepto. Esencialidad de la aportación Principios generales en materia de aportación Qué se puede aportar ... A) Consideraciones generales . B) Examen de los diversos bienes aportables

.

32 32 34 35 35
.
36

XII

ÍNDICE GENERAL DE MATERIAS DEL TOMO PRIMERO
Págs.

IV) V)
l}

Aportación de numerario Aportación de especie .. e) Aportación de trabajo Efectos de la aportación .... Riesgo de las cosas aportadas .....

A') B')

,6
,8

40
4[
43
45 45

SECCiÓN CuARTA:

Cansa . Breve exposición de las principales teorías 11) Aplicación al contrato de sociedad lIT) La cláusula leonina .... IV) Cláusula de exclusión en las pérdidas V) Forma de distribución. Distribución legal. Distribución según los estatutos forma y Jos elementos del contrato de sociedad. Razones de JlI exigencia. Diversos aspectos del requisita de forma . 1) La escritura pública. Otorgamiento notarial. Requisitos que debe contener. Escritura incompleta _. . . . . . I1) Registro de la. sociedad. Calificación judicial e inscripción. Antecedentes
1)

47 50 51
53 55

SEccrÓN QUINTA: La

SECCiÓN SEXTA:

Bieaos del contrato de sociedad .. . . Efectos internos del contrato. Valor normativo del mismo. El contrato y los socios (Status de socio, clasificación de los derechos de los socios). Modifica. ción de los estatutos. Lineamientos generales de los principales derechos de los socios. Obligaciones de los socios . . 11) Efectos externos del contrato de sociedad. Representación. Responsabilidad. Personalidad jurídica . .

73

73

99

CApíTULO 111

LA PERSONALIDAD DE LAS SOCIEDADES MERCANTILES
1)
La personalidad jurídica de la sociedad. Persona y contrato. Su lugar en la sistemática . Concepto . . Historia . . Derecho comparado . Antecedentes. Estado actual del problema en México Doctrinas acerca de la personalidad jurídica Efectos de la personalidad jurídica .

Il) 1lI) IV) V) • VI) • VII)

10, 104 105 105 [09 109 1I6

CAPÍTULO IV

INCUMPLIMIENTO Y FALTA DE REQUISITOS. SOCIEDADES INEXISTENTES, NULAS E IRREGULARES 1) TI) Requisitos del contrato. Faltas y vicios de Jos mismos Sociedades nulas e inexistentes .. , 1') Sistema del Cód. Civ. D. F. ..
123 124 124

ÍNDICE GENERAL DE MATERIAS DEL TOMO PRIMERO

XIII
pócs.

JII)

Falta de consentimiento y de objeto. Inexistencia III' ) Nulidades . A) Ilicitud de aportaciones .. B) Ilicitud de la causa C) Ilicitud de cláusulas aisladas IV') Nulidades relativas ..... , ... V') Modificaciones de la teoría de las ineficacias en materia de sociedades Forma: sociedades irregulares . I') Su existencia en el derecho mexicano. Exposici6n de motivos de la L. G. S. M. y otros textos. Situación real. La severidad legal y la irregularidad. Auténtico alcance de la Exposición de Motivos . 11') Conceptos y terminología. Sociedades de hecho en sentido amplio )' restringido ,..... . . I1I' ) Supuestos de la sociedad irregular .... IV') Régimen jurídico de las sociedades irregulares

11' )

124 126 126 127 128

129 129 133

134
136 137 142

TITULO SEGUNDO
CAPíTUJ.O UNICO

SOCIEDAD COLJ:CTIVA
]) I1) JlI) IV) Conceptos generales . . Historia ... Constitución legal . Dinámica social . 1') Derechos y obligaciones de los socios JI') Administración y representación sociales Hl'} Junta de socios IV') Organo de vigilancia .
193 202

204
205 205 211 218

219

TITULO TERCERO
CAPÍTULO UNICO

SOCIEDAD EN COMANDITA 1)
11) I1I)

IV)
V)

Origen y significado de la sociedad en comandita Concepto, análisis de sus elementos . . Constitución . Derechos y obligaciones de los comanditados y de los comanditarios Administración, representación y vigilancia

221 223 225 225 226

XN

ÍNDICE GENERAL DE MATERIAS DEL TOMO PRIMERO

TITULO CUARTO
SOCIEDAD ANONIMA
CAPÍTULO 1

DEFlNICION
Págs.

1)
I1)

Definición. Dificultades que presenta su obtención. Definiciones doctrinales y legales . . .. . Concepto cn la ley mexicana. Sus elementos ..... .. . . . .. . . . . . .. A) Sociedad. Pluralidª-d. Mínimo legal. Sociedad en un solo socio. Remisión B) Mercantil. Valor de la forma. Inexistencia de sociedades anónimas civiles C) Denominación. Razón y denominación. Estructura de ésta; libertad de formación; elementos límites D) Capital fundacional. Impersonalidad de la anónima y el inmitus personae; sus consecuencias y aspectos. El capital base E) División en acciones ............. F) Responsabilidad limitada de los socios G) Responsabilidad social limitada ,. H) Estructura colectivo-capitalista

231 232 232 233 234 237 239 239 240 240

CAPÍTULO

11

CONCEPTOS FUNDAMENTALES DE LA SOCIEDAD ANONIMA: CAFITAL SOCIAL
1)

Il) lll)

,

Concepto del capital social. Significación como valor abstracto. Su fijación y carácter del mismo. Integración y aportaciones en dinero y en especie ... Capital y patrimonio. Su relación inicial y en el curso de la vida social .. Misión del capital social ,., , , .. _ " . I'} Significación frente a. los accionistas y a los acreedores de la sociedad 11') Lo público y lo privado " l° Principio de la garantía del capital ." . Primero: Subprincipic de la unidad del capital: departamentos autónomos . . Segundo: Subprincipio de la determinación del capital. Situaciones de éste . . Tercero; Subprincipio de la estabilidad: excepciones ." Cuarto: Subprincipio del capital mínimo. Sociedades especiales 2° Principio de la realidad del capital social. Suscripción y desembolso 3° Principio de la restricción de los derechos de los fundadores ..... A) Fijación del concepto. Fundadores suscriptores y no suscriptores B) Limitación de las operaciones que pueden realizar. Interpretación del artículo 102 (operación, necesidad, sanción, efectos, aprobación) _ . e) Limitación de la reserva de derechos: prohibición general de! artículo 104 y su casuística (artículo 107) " .

241 243

245 245
246

247
248

248 250
251

253 255
256

257

258

. . liberadas y pagadoras. número de bonos y titulares. 296 . facultades.. 267 Acción y cuota.. . Acciones con valor nominal y sin valor nominal. Forma. . . Naturaleza jurídica. D) E) 258 259 262 262 CAPÍTULO III CONCEPTOS FUNDAMENTALES DE LA SOOEDAD ANONIMA: LA ACCION SECCIÓN PRIMERA: ]) I1) 1) Antecedentes ... Igualdad de valor y desigualdad de derechos SECOÓN ¡I¡RCER : I) 11) IJI) IV) V) VI) VII) VIII) La accián como títnlovelor . Régimen general . Emisión. Derecho del accionista a la emisión de los títulos. Acciones de numerario y de aportación. requisitos. Derecho francés . . La acción como valor fraccionario en concreto . Inalienabilidad. representante común.. Naturaleza y . G.. . .. S. . Emisión... M.íNDICE GENERAL DE MATERIAS 'DEL TOMO PRIMERO xv l'álS. ... 271 L. Forma de los títulos . 266 ... 266 La acción como parte del capital social: su valor fraccionario en abstracto... Naturaleza jurídica . Valor igual.. ¿Cuáles son esenciales? . a la _par y con prima. Cuotas y acciones sin valor nominal Indivisibilidad de la acción. Concepto. .. Naturaleza jurídica.. Divisibilidad. interpretación del artículo 122. Origen histórico . 268 responsabilidad de los condueños. 'Finalidad. .. Límites a qua y ad quemo Etapas de la emisión de acciones en el caso de fundación simultánea... valor. Características de las acciones como títulosvalores Ejercicio de derechos y tenencia del documento. La acción como ritulcvalor. . contenido. bonos de fundador... Interpretación del artículo 122. .. La Exposición de Motivos. G. 4 9 Principio de la intervención privada . : SECCIÓN QUINTA: SECCIÓN SEXTA: 1) 1I) ClaJijicaúól1 de las acciones: Diversos criterios 284 Acciones de capital y acciones de no capital... .. . M. acciones y obligaciones . Valor.. Derechos que conceden. Concepto y rerminologia. . . emisión. M. recibos. L.. L. 265 265 266 SECCIÓN SEGUNDA: 1I) 111) IV) La acción romo parle del capital . 272 272 272 274 274 277 280 281 281 282 283 SECCiÓN CUART . . constancia en la escritura. (Relación de copropiedad. Titulares. S. Cupones.. Remisión 284 Acciones de trabajo: 'artículo 114. G.. Civil) Cuantía mínima de la acción. Títulos únicos y múltiples La acción y la calidad de socio Resumen: Caraaerísiicas esenciales de la acción . . Etapas en el caso de fundación sucesiva Requisitos de las acciones y de los certificados. normas generales del C. Aspectos de su estudio . 59 Principio de la intervención pública . su fundamento.. Responsabilidad por la emisión .. . S.. certificados y acciones. limitación de la participación en las utilidades Los bonos de fundador.

. . Valor al respecto de los estatutos B) Diferente modo de hacer constar su existencia. Legitimación por la simple tradición de las acciones al portador. no previstas por la Ley . RESPONSABILIDAD LIMITADA 1) Aportación limitada . Reivindicación de unas y otras . SÉPTIMA: Ley de circulación de lar acciones ')' las acciones I1J 300 3D8 310 310 311 312 312 334 Snccróx alteración.. . Naturaleza jurídica de la amortización. . Conversión de .. . . G. .. 4. _... REGIMEN DE RESPONSABlUDAD. .. Consecuencias.. interpretación del artículo no.. 'Principio de la libre circulación de las acciones: restricciones • impuestas por la Ley. CAPÍTULO IV CONCEPTOS FUNDAMENTALES DE LA SOCIEDAD ANONIMA. Amortización con capital Acciones nominativas y acciones al portador. .. L. 1') Origen histórico I1') Derecho comparado III') Derecho mexicano . 3. Concepto.. . . I') Evolución histórica y derecho comparado 11') Criterios de distinción A) Distinta designación del titular.. e) Diferente modo de transmisión L Evolución de su técnica en el derecho comparado.. 6. Cléusulas restrictivas. Valor de esta última.. D) Varia rcsponsabiildad que determinan las acciones nominativas y al portador: acciones de numerario y de aportación .. 5. . . Procedimiento para la amortización de acciones.. Amcrtianción de acciones y de obligaciones. S. ..XVI íNDICE GENERAL DE MATERIAS DEL TOMO PRIMERO 111 ) IV) Acciones de goce. . Consecuencias.. restricciones convencionales permitidas • por la Ley.. . . Sus diferencias.. Responsabilidad i limitada de la sociedad 337 337 338 338 11) 341 CAPÍTULO V CONSTITUCION DE LA SOCIEDAD ANONIMA SECCiÓN PRIMnRA: SECCiÓN SEGUNDA: Constitución legal y existencia.. . El endoso y la inscripción de transmisión de las acciones nominativas. 2. Estadios del proceso conssimtioo 343 344 344 1) Con/rato social )' estatutos Naturaleza de! aeta creador . . Teorías del dividendo y del reembolso.. 334 SECCIÓN OCTAVA: SECCIÓN NOVENA: Transmisión no cambiaria 336 ClaJÍ!icación de las acciones. calidad de socio . . .. M.. . consideradas como expresión de la .

.... Supleroriedad legal . . . la concesi6n. Contenido del contrato y de los estatutos A) Condiciones jurídicas de existencia . 363 363 SECCIÓN TERCERA: Fundación )' aportación del capital . Derecho extranjero. " ' ' ' ' ' ' ' . . Naturaleza jurídica...ÍNDICE GENERAL DE MATERIAS DEL TOMO PRIMERO XVI! PóiS. ll) 111) IV) Contratos y estatutos . 11'j Diversos supuestos . ... ". A) Conceptos generales 394 394 394 394 .. D') Asamblea constitutiva 11 1') Fundadores . V) Fundación cualificada I) 11) 364 366 366 367 369 369 369 369 369 371 372 375 385 386 387 391 392 SECCIÓN CUARTA: SECCIÓN QUINTA: Registro de la sociedad... . .. Naturaleza de los estatutos .. " .. Estudio especial de los mismos 345 346 347 347 348 349 350 350 355'.. Significación del momento fundacional. . las disposiciones normativas . . ." .... Clasificación de los derechos de los accionistas 393 393 393 SECCIÓN SEGUNDA: Derechos patrimouiales . e) Contenido legal.. . 111') Fundadores . A') Autorizaci6n para obtener las suscripciones . E) Requisitos especiales: autorización administrativa.. ." 1') Derechos al dividendo . . vas tendencias . . A) Redacción del programa. 1') Concepto . ' . . Ca/ificad6n . modificable por el acuerdo de las partes. 1') Concepto 11') Momentos de su proceso .. D) Contenido legal mínimo . .. .. Evolución histórica en México. Aportación del capital y formalización Clases de fundación. 111) Fundación simultánea . . D) Cláusulas especiales .. . . . Depósito del mismo B) Suscripción .... 1) Principales .. ' ' . sistemas legales de relación del Estado con la sociedad anónima: el octroi. El status de socio: la calidad de socio como presupuesto del complejo de derechos y obligaciones sociales " ..' . V) Clasificaci6n de Jos requisitos por su contenido. IV) Fundación sucesiva .. Nue. B') Naturaleza jurídica de la suscripción y problemas anexos e) Aportación '. ..udicial e inscripción Requisitos administrativos para la constitución de la sociedad CAPÍTULO VI 392 DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS SOCIOS SECCiÓN PRIMERA: 1) 11) Conceptos generales .

F) .. .. _. . H) Plazo para el cobro . Ley General Sociedades Mercantiles. . . Las acciones de voto privilegiado .. . 424 g) Acciones de voto limitado.. . 413 HI') Derecho de voto ". . Titular del derecho. sentido racional de su posición. . Sus notas. Derechos patrimoniales accesorios ... . Realidad de los dividendos.. . . JI' ) Derechos a la cuota de liquidación . . . Representan. . . . _. 412 Derechos de administración .. Ejercicio. ... . . . . B) e) Carácter y naturaleza.XVIlI íNDICE GENERAL DE MATERIAS DEL TOMO PRIMERO pógs. ' .' ... poner o para administrar. .ru) _.. . . . 4.. . Tiempo. " 420 d) Motivaciones económicas . redacción del orden del día y representa. Su Exposición de Motivos. Su fundamento práctico jurídico.. ción. . depósito irregular. " _. .. . 428 C) Representación. fideicomiso. ' _. 419 a) Doble aspecto de su estudio.. . Esencialidad del dividendo.. embargo.. Poder para dls. . 413 B) Ejercicio del derecho de voto 416 A') El principio de igualdad.ren.. 416 B') Extensión del derecho de voto. ... rechos a las ganancias y derechos al dividendo . limitaciones. . fIl') Acciones con dividendo preferente A) Concepto. 413 A) Conceptos generales.. . .. . ... .... . De. . C) Otros casos _ _. Responsabilidad por el pago de dividendos ficticios 395 396 402 403 403 405 406 D) 11) I) E) . 421 e) Aspectos críticos . . tes legales "".. .. . . . . Forma. Significación y naturaleza . . Carácter.. prenda. . . . .. . .. . limitaciones. usufructo .. . 412 1') Derechos de convocatoria.' . 447 . Determinación de las ganancias. El prestanombre: casos de validez e invalidez de su intervención . 422 f) Las acciones de voto plural en el derecho mexicano . Contenido de la representación."'" . . 424 e) Casos especiales de titularidad 427 a) Socios y tenedores de los ñtulosacclones 427 b) Análisis de Jos diversos casos: Reporto. _.. Pago del dividendo Dividendos y valor de la acción Dividendos constructivos y garantizados . Problema general y crítica del texto legal.. Caracteres y diversos casos y categorías de las mismas B) Acciones preferentes de voto ordinario .. . . _.. El principio de igualdad y la protección de la empresa . Interpretación del texto legal ".19 b) Origen y desarrollo históricos 420 e) Concepto y variedades . . . Remisión . G) Titularidad . . . . . depósito regular. . . . .. . . 406 407 407 411 411 411 SECCIÓN TERCERA: Derechos de conserucién: sur clases . . 413 Il") Derecho de participación (¡¡ric/u . . Representación directa e indirecta. . . . . Capacidad para ser representante.

H) Venta forzosa y reducción del capital por anulación de las acciones morosas . 1II) Otras obligaciones Su estudio Límites a la volsanad de la mayoría. .. I') Concepto y clases. IIl') La aportación en especie .ÍNDICE GENERAL DE MATERIAS DEL TOMO PRIMERO XIX PtÍiS.. . F) Cuantía de lo debido en caso de mora G) Quién puede exigir el pago: Casos de sociedades i'l bonis... a') Antecedentes . Construcción en el derecho mexicano Pactos con ocasión del ejercicio del derecho de voto . rente e'} Sistema de la responsabilidad solidaria atenuada b) Derecho mexicano . . . a') Sistema de la responsabilidad solidaria . Forma. . Remisión a otros lugares Cesión legitimadora. 479 483 486 486 489 491 491 SECCIÓN QUINTA: 496 .. b") Sistema de la responsabilidad exclusiva del adqui. en quiebra y en liquidación . . Gal'011líos pasivas J' activas. Sistema seguido. Concepto }' naturaleza. A) Cumplimiento. G) Abstención en el ejercicio del voto H ) Derecho de voto y estatutos 1) Responsabilidad por el voto . 451 455 459 459 463 466 470 470 470 470 471 471 472 472 473 473 474 474 475 475 475 476 476 478 478 SECCiÓN CUARTA: Obligaciones de Jos socios 1) Pluralidad de obligaciones I1) Obligación de aportación ... Casos especiales. Remisión Derecho de control... IV') Otros derechos de administración. E) Tiempo del pago .. . Importancia práctica. D) I1) E) F) Unidad del voto . .. . Significación I1') Aportación en numerario .. . -. Sujetos obligados.. Formalización B) Obligados . e) Carácter de la obligación D) Garantías legales de cumplimiento A') Nominalidad de la acción no liberada B') Sistemas de responsabilidad de los tenedores sucesivos a) Derecho extranjero . Derecho extranjero. carácter solidario de ésta y sus peculiaridades .. .. . Limitación temporal de la responsabilidad. b') Legislación vigente. .

1936. Cuando hablamos de la empresa colectiva. 2 BaUNElTI. Appunti di diritto commerciale. en el sentido de la sustitución de los empresarios individuales por los empresarios colectivos en todos los campos de la economia.. pág. 300: "Le societá commerciali essercitano oggidl le funzioni piü complesse e piu audaci del credito e dell'Industria e tendono con rapidc e intenso movimiento a prenderé il poste delle impresse Individuale.' Por eso. Lezioni selle societñ commercieli. 18. 39. que en aquellos que se estructuran en franca oposición a los principios capitalistas.ed. Atraen Jos capitales y fomentan el aborro. 5' ed .TITULO PRIMERO PARTE GENERAL CAPITULO 1 INTRODUCCION 1. Creciente importancia de la empresa colectiva. que en los de régimen económico con tendencia más o menos marcada a una intervención del Estado.• 11." En el mismo sentido. de aquella cuyo titular es una sociedad mercantil. "canalizando las fuerzas latentes y ocultas por los caminos atrevidos y aun temerarios de la iniciativa y de la 1 VIVANTE. tal concepto debe entenderse en el sentido de la empresa con titular social. Puede apreciarse una dara tendencia de signo creciente y de firme carácter. El papel desempeñado por las empresas mercantiles COn titular social es cada vez más importante. Tratatto di diritto commerciale. jamás podrá competir con los inmensos conjuntos económicos implieados por las exigencias de la vida económica moderna. 1936. Socicta e associazioni commercisli. La gran industria de nuestros días requiere una enorme y vasta concentración de capital y de energía de trabajo. en todos los Estados contemporáneos. aun ruando esté apoyada por capitales de consideración. núm. la existencia de las sociedades mercantiles es un hecho esencial para la marcha económica de la colectividad. 10 mismo en los capitalistas liberales. Cedam.' La empresa con titular individual. pág. ASCARELLI. las sociedades mercantiles constituyen en el mundo capitalista elementos esenciales de su economía. Pádua. . esto es. 1.

106. por otro. una sociedad de nombre colectivo modificada. pág. pero. en la tendencia a la limitación de la responsabilidad. Sin ellos no podría vivir un Estado moderno. contrato cuya esencia consiste en el encargo dado por el commendator al tractator para que éste opere con el dinero o las mercancías que aquél le proporciona. Handelsrecbt. por el contrario. organizado' racionalrnente. han tenido reciproca y diversa influencia. Diritto commerciale. Milán. así. Berlín. :. y. 1913. pág. la commenda bajo la Influencia de la colectiva plenamente desarrollada. Breoe esquema histórico. y la sociedad por acciones no es una sociedad en comandita modificada.s Los motivos de este fenómeno se encuentran. la economía doméstica en sociedad ha tomado carácter mercantil bajo la influencia de la commenda. 163. y. históricamente (o dogmáticamente). JULIUS VaN GlERKE. Se constituyen para la realización de un fin concreto y determinado.' La segunda etapa se distingue por la aparición de las sociedades de tipo 3 MOSSA. . 3:) ed. "Cada una de estas formas principales ha nacido independientemente de las otras. Tiene dos formas típicas: la accomendatio y la collegantia o societas. 1. 201. las sociedades mercantiles se caracterizan por su caráeter ocasional. En una primero. no tratamos ahora de hacer un estudio de la evolución de las diversas formas de sociedades mercantiles que hoy son conocidas. caracterizada esta última porque frente a terceros s610 actúa el tractator.arrancan del tipo latino de la commenda. Todas las sociedades ocasionales -nos referimos naturalmente a las civilizaciones del mundo europeo-. etapa. 1937. n. una vez nacidas. transitorio. Turín. se ha aproximado a ésta y se encuentran en los tiempos más recientes formas mixtas y formas intermedias." -1 Podernos trazar esquemáticamente el cuadro de evolución histórica de las empresas mercantiles del modo siguiente. no es. la sociedad en comandita. por un lado. Desde el punto de vista histórico. pág. dedicamos una mayor extensión a las cuestiones de su evolución histórica. 1929.¡ Sroria unioersale del diritro commerciale. Estas formas latinas tienen una estrechísima correspondencia con las germánicas denominadas Sendeoe y Wedderleggil1ge.2 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ personalidad". que debe realizarse en un plazo breve. 4 GoLDSCHMIDT.. Las diversas formas de empresas mercantiles sociales han tenido distintas raí- ces. en la concentración industrial y comercial características de la economía de nuestra época. Al estudiar cada una de las formas de sociedad. Sólo interesa exponer dos puntos concretas: la afirmación del origen históricamente independiente de las diversas formas de sociedades mercantiles y la indicación de las formas fundamentales consagradas en la legislación mercantil.

Los diversos tipos de sociedad mercantil que encuentran su consagración en el Código de Napoleón. Por último. tres distintos orígenes. ya en el curso del siglo xx. se deriva a la sociedad en comandita típica y a la asociación en participación. que persisten hasta nuestros días: la sociedad colectiva y la sociedad en comandita. y las grandes concentraciones industriales (Trusts. Estas tres formas tienen. en tanto que otros limitan su responsabilidad al importe de las aportaciones que deben efectuar. que se estructuran en dos formas. las formas económicas y jurídicas. De la antigua commenda. por el contrario. de las empresas mercantiles sufren grandes alteraciones en su concepción tradicional. se reducen a tres. son ilimitadamente responsables de las resultas de la gestión social.). La sociedad colectiva y la sociedad en comandita SOn las más antiguas. como acabamos de ver. como formas de la actuación del Estado en el campo de las actividades mercantiles. son acogidas en el Código de Comercio español de 1829 y en el Código de Comercio mexicano de 1854. como consecuencia de un doble fenómeno: la aparición de las sociedades de economía mixta. las mismas que.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 3 permanente. divididos en dos categorías. Es una sociedad de origen familiar. III. de los cuales unos responden ilimitadamente por las deudas sociales (socios colectivos. poco después. Formas clásicas de las sociedades mercantiles J' esbozo de las nuevas tendencias en esta materia. Se trata de las sociedades colectivas. en comandita y anónima. Kartels. mientras que en la sociedad en comandita son rigurosamente excluidos de estas funciones los socios comanditarios. En el transcurso de los siglos XVII a XIX aparecen y se perfeccionan las sociedades de capital. sin conexión entre sí. llamados también comanditados y gestores). como expusimos en el esquema histórico precedente. La sociedad colectiva nos muestra una estructura en la que todos los socios. etc. ya que en la sociedad colectiva todos los socios concurren normalmente a la administraci6n y representación de la sociedad. La sociedad colectiva ya se encuentra desarrollada. La sociedad en comandita. Konzern. con principios semejantes a los actuales alrededor del siglo XIII. advertimos una diferencia básica respecto al sistema de administración. Como consecuencia de esta desigual estructura en cuanto a la responsabilidad. ya que nacen en distintos lugares y etapas históricas. presenta como nota básica y esencial la dispar posición jurídica de sus socios. Esta tercera etapa es trascendental en la madurez y plenitud de las sociedades mercantiles. sin distinción. resultado de la transformación de las empresas artesanales individuales en sociedades basadas en el trabajo de los hijos de los artesanos o la cooperación de los antiguos oficiales ascendidos a maestros. .

desconectado de la influencia de los socios. como simples estructuras de limitación de responsabilidad y no como formas de organización colectiva . Por un lado. fracción IV. con acierto a nuestro juicio. es a restringir la competencia de la asamblea general. se ha tratado de corregir los defectos que la experiencia había demostrado en el funcionamiento de las sociedades anónimas. debe apuntarse la aparición de formas asociativas que rompen con los moldes clásicos y que se sitúan por encima de los límites tradicionales . Así. limitándola sólo a ciertos asuntos legalmente fijados. a 10 más que se ha llegado. falangismo) ha predicado la introducción del principio de la jefatura en la sociedad anónima.).4 jOAQulN RODRiGUEZ RODRiGUEZ porque a menor responsabilidad se concede menor participación en la gestación y exteriorización de las decisiones colectivas. la sociedad anónima ha sufrido una profunda crisis en cuanto forma de decisiones mayoritarias y de supremacía de su asamblea general. ha sido posible llevar a la práctica estas directrices que son la negación de la propia sociedad an6nima y. el ins- trumento más ajustado a las necesidades del capitalismo en su origen y en su apogeo. en particular la de responsabilidad limitada y la anónima. supresión del libertinaje contractual. La filosofía del nacional-socialismo y de sus variantes italiana y española (fas- cismo. Finalmente. L. ambas productos de la reflexión legislativa y no formas espontáneas de organización. por el articulo 229. para atender únicamente el desarrollo de la em- presa al servicio de la colectividad. esto es. encontramos la tendencia a utilizar las formas de sociedad mercantil. M. Estas formas clásicas de sociedad mercantil han llegado a ser insuficientes para atender todas las necesidades de la economía contemporánea. reglamentación imperativa por la ley. como tendremos ocasión de demostrar en los capítulos que a la misma dedicamos. dividendos preferentes. etc. vemos nacer la sociedad en comandita por acciones y la sociedad de responsabilidad limitada. Por otro lado. surgen nuevas formas sociales en las que se trata de combinar la estructura personal de la sociedad colectiva con los principios capitalistas de la anónima. Sin llegar a estas conclusiones. En otro aspecto. es decir. junto con aquellos que la dirección de la sociedad estime oportuno someter a su consideración. mantenimiento de los derechos económicos de los accionistas. G. de sociedades que no son sociedades. problema resueIto negativamente. ya que la sociedad anónima describe una órbita coincidente en absoluto con la del desarrollo y evolución del moderno capitalismo. Ni aun en la época de más empuje de este ideario político. vigi- lancia estatal. racionalizando las funciones de sus órganos (acciones de voto limitado. S. la forma capitalista por excelencia. se propugna la admisión de sociedades de un solo socio. haciendo prevalecer la voluntad de un jefe. La sociedad anónima es.

México. que habían de pagarse en géneros y frutos. estando obligados los herederos a seguir en ella. a pesar de la muerte de un socio. con solo derecho en el compañero de ser preferido por el tanto"). Faltan por completo datos para determinar la fecha de la aparición de las primeras sociedades anónimas en México.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 5 del derecho mercantil. ." Estos datos demuestran que ya antes de 1779 era práctica general la existencia de sociedades por acciones en la forma primitiva de las Barras. La libertad de cesión en el artículo 10 ("cada uno de los dos ha de quedar en libertad de venderla a cualquiera tercero. que sin duda han de demostrar que ya en el último tercio del siglo XVlll numerosas sociedades por acciones se hallaban operando en el territorio de la Nueva España. Korzern. sin que haya embarazo ni impedimento alguno". Hacia la misma época. de [echa JI' de abril de 1783. Es seguro que el estudio de los archivos españoles y mexicanos ha de proporcionar una serie de datos interesantísimos so- bre el particular. En las Ordenanzas de minas el título XI está dedicado a las minas de compañia. cuya ordenación jurídica se enmadra en el llamado derecho económico. F. '1' Un ejemplar de los estatutos de esta sociedad. Trusts. Edición de París." Los mismos han sido publicados en el folleto El origen colonial mexicano de la sociedad de responsabilidad limitada. como son las grandes combinaciones económicas.) 1946. Cada Barra daba derecho a un voto (art. pero si "uno solo fuere dueño de dos o más Barras. 11). su voto valdrá siempre por uno menos que la mitad" en 1 10 que encontramos un anticipo de las acciones de voto limitado. 1858. se proyectó en Alicante una sociedad anónima para operar en Nueva España. La sociedad continuaba. Se trata del "Plan formado por la Real Diputación Consular y Matrícula de Comercian/es españoles de la plaza de Alicante para una Compañía de accionistas a fin de que tenga efecto el Registro para Veracruz. etc. subdividiendo también cada una de ellas en las partes menores convenientes. con un capital dividido en 400 acciones de trescientos pesos de ciento veintiocho cuartos cada una. D.. que llaman Barras. Kartells. Estas acciones eran papeles comerciales y "tendrían facultad sus propietarios para negociarlas y transportarlas a favor de los mismos naturales de estos reinos en el modo y forma que más le convenga. 10 posee el señor licenciado MANUEL CERVANTES. pero con el libre ar- bitrio de vender su parte (art. En el artículo 3 de dicho capítulo se dice que "el estilo acostumbrado en Nueva España de entender imaginariamente dividida una mina en veinticua- tro partes iguales. 6). quien tuve la bondad de comunicamos los datos de referencia. se ha de continuar y observar sin novedad como hasta aquí"." Las Ordenanzas de Bilbao no conocían más formas de sociedad que la 00- 6 Ordenanzas de minería y colección de las órdenes y decretos de es/a materia.

En e! Código de Comercio de 1889. la sociedad en comandita por acciones y la so- ciedad cooperativa. en cambio. cit. Co. 1929. Madrid. en tanto que se suprimen las sociedades de capital variable. M. S. la sociedad en coman- dita. ... pero. semejantes a las prioate compal1J de! derecho inglés. las mismas tres formas de sociedad encontramos en el Código de Comercio mexicano de 1883. de manera que cualquier sociedad mercantil tiene que adoptar necesariamente una de esas formas. 355 y 356). ya se reconocían "tres especies de como pañías de comercio. a saber: 1(1. además. Las sociedades de capital variable son una simple modalidad de la anónima y de la en comandita compuesta. 593 a 619 C. la sociedad anónima. Debe advertirse que estas seis formas son limitativas. en la Ley General de Sociedades Mercantiles. (arts. 507 Y sigs. 1883). 231). Finalmente. La sociedad limitada del Código anterior se transforma en la sociedad anónima de fundación sucesiva.). 589 a 592 C. Sólo con notorio error puede decirse que la distinción entre sociedades civiles y mercantiles "carece de interés científico" por "faltar verdad a la distinción de los actos de la contratación civil de los que lo sean de la contratación comercial". además. de 1934." La distinción de sociedades civiles y mercantiles ofrece todo el interés científico y práctico que presenta una separación entre las sociedades mercantiles con 8 <:ASTAN. y. se reconocen esas mismas cinco formas. al tiempo que la sociedad en comandita se desglosa en la forma simple y en la forma como puesta o por acciones (arts.). y en él se esbozan rudimentariamente las dos formas tradicionales de sociedad mercantil.6 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ lectiva y en comandita. según declara la Exposici6n de Motivos de la propia ley. con las mismas características que las sociedades de capital variable en la 1. encontramos reconocidas cinco formas de sociedad mercantil: la sociedad de nombre colectivo. no son más que sociedades anónimas de fundación sucesiva. 493 y sigs. la sociedad colectiva. M. 3'. la sociedad en comandita simple. Sociedades civiles y mercantiles. en e! que. las sociedades de responsabilidad limitada (arts. la sociedad anónima" (art. hallamos las llamadas compañías de capital variable y las de responsabilidad limitada (arts. En el Código de Comercio de 1854. Co.. G. al mismo tiempo que es necesario respetar las líneas directrices e imperativas con las que el legislador ha dibujado estos modelos de organizaci6n jurídico-mercantil. 2tJ. la sociedad de responsabilidad limitada moderna. Su capitulo X se dedica a la compañía de comercio y a las calidades y circunstancias con que deberán hacerse. IV. Alrededor de la dislinció'J en/re las sociedades civiles y las comerciales..

la doctrina y la jurisprudencia atendiendo a criterios objetivos de calificación individual han reaccionado en análogo sentido tratándose de so- ciedades. 10 . y el civil que. Sociétés civiles el Droit commercial.w Los criterios de distinción pueden reducirse a cuatro: l' 2' 3' 4. 1925. criterio tan subjetivo que naturalmente no puede encontrar sanción en ningún C6digo. en cuanto a la ley mercantil y mixto." "Individualmente hablando. como OCUrre en el C6digo nicaragüense de 1869. El 2688 de! Código Civil de! D. J. se limita a tradiciones rnedievales. D. pág. e! de la empresa mercantil con una legislación especial. Tres artículos hay que tener en cuenta para mantener esta afir- mación. Pero. esta definición de la sociedad mercantil descansa en el criterio de la profesionalidad mercantil de los socios.TRATADO DE SOOEDADES MERCANTILES 7 formas adecuadas al moderno tráfico de las empresas y las sociedades civiles arrinconadas en la vida actual: "Sería imposible hoy tender puente entre esta tierra incandescente y los pequeños islotes del derecho común. 1. como ocurre con el italiano. Como se ve.. como dice MOSSA. de la finalidad de la sociedad.. Afirmación que sería inexacta COn referencia a la sociedad civil tal como la regula el C. de la intenci6n de las mismas. se definía la compañía mercantil como el contrato escriturario por el que dos o más comerciantes se asocian a fin de hacer algún lucro en negocios mercantiles. que define e! contrato de sociedad civil y elimina de! mismo a aquellas sociedades cuyo objeto sea una especulación o DESIRY. de la forma de constituci6n. 1929.. El El El El basado en la profesionalidad de las partes. la sociedad mercantil se ha liberado perfectamente de toda conexión con la tradición común y romanista. F. Tratasto del!e societá commerciali. no encontramos ninguna otra semejante. 11 SOPRANO. 136. París. el sistema mexicano actual es un sistema formal sin excepciones ni atenuaciones. En derecho comparado. En algún viejo ordenamiento. ninguna legislaci6n ha seguido e! sistema de la intención de los socios. desde 1834. Civ. fuera de la citada disposición legal.. Des sociétés commerciales. París. o idealmente encaminadas hacia fines superiores de la economía." Por último. con e! japonés. o puramente inmobiliarias. PIe. Diss. la ley belga de 1873 y otros más. pág. F. El criterio objetivo ha sido seguido por gran parte de los códigos. 77. P. En Francia." o La trascendencia práctica de la distinción descansa en la existencia de dos ordenamientos jurídicos totalmente diferentes. en lo que se refiere al derecho civil. 29 ed. en los que se recoge la sociedad civil reservada a relaciones de simple uso.

que las sociedades mercantiles por su objeto no pueden adoptar sino formas mercantiles. pero esta prohibición no tiene sanción alguna y. se justifica independientemente de cualquiera razón de índole directa. por consiguiente. La misma Exposición de Motivos de la ley citada dice que "la enumeración de la ley no tiene el carácter de enunciativa. A. que establece que las sociedades civiles con forma mercantil se regirán por las disposiciones de las sociedades mercantiles. nunca ha respondido a una verdadera necesidad". 13 Véase PIe. ob. Se trata de un C3:'10 de comerciante de hecho. S. ¿Qué consecuencias pueden sacarse de las afirmaciones anteriores? En primer lugar. G. podemos establecer que las sociedades civiles pueden constituirse en forma mero cantil y que se regirán por las disposiciones de la ley mercantil (criterio formal puro). L. según los párrafos 210 y 320 del C. A. Este criterio formal. 111. 1755. puesto que el Código Civil prohibe que se constituyan como sociedades civiles aquellas que tengan un objeto mercantil. en vigor desde el 1° de abril de 1967. por la consideración particular de que en México. M" que dispone que "se reputarán mercantiles todas las sociedades que se constituyan en algunas de las formas reconocidas en el artículo l' de esta Ley".8 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ mercantil (criterio objetivo negativo). ca.13 (1) 12 La sociedad sin Forma mercantil que realice profesionalmente actos de comercio debería ser considerada como comerciante a los efectos de su capacidad para quebrar. actualidad por la nueva ley No. Son sistemas objetivos mixtos. (I) Debe tomarse en consideración que las sociedades comerciales francesas se rigen en la. según el artículo 68 de la Ley de 24 de julio de 1867. El francés. independientemente de su finalidad. A. que declaran que "cualquiera que sea su objeto. En segundo lugar. 66-537 de 24 de julio de 1966. sino precisamente de limitativa y para dseglirar la -vigencia del sistema... No está limitada ésta. Alemana de Sociedades Anónimas (L. puede constituirse en forma mercantil. su eficacia es dudosa 12 (criterio objetivo). núm. S. Y añade: "Son comerciales . relativos respectivamente a las sociedades anónimas y a las comanditarias por acciones. puede decirse que toda sociedad. el 2695. los siguientes: El alemán. Co. En tercer lugar. las sociedades en comandita o anónimas que se constituyan bajo las formas del Código de Comercio o de la presente ley. serán mercantiles y estarán sometidas a las leyes y usos de comercio". la existencia de sociedades civiles de forma mercantil. objetivos y formales. modificado por la de l' de agosto de 1893. el proyecto adopta 1111 criterio rigurosamente formal en lo que toca a la determinación del carácter mercantil de las sociedades. que ya fue consagrado por el Código Civil de 1928.). criterio que persiste en la L. y el artículo 4. El artículo 1° de esta ley establece que el carácter comercial de una sociedad puede determinarse por su forma o por su objeto. en razón del tipo de actividad que haya de desarrollarse (criterio formal puro).

376. C." ¿Qué efectos importantes puede tener esta distinción entre sociedades civiles }' mercantiles. E.. puesto que las sociedades mencantiles han de constituirse precisamente en una de las formas establecidas por e! artículo l' Ley Genera! de Sociedades Mercantiles (arts. L.adas del carácter de comerciantes de las sociedades mercantiles. formas de responsabilidad limitada. F. 19 En cuanto a la personaHdad. No es así en Méel C. Señalérnoslos. F. Civ. 3' En cuanto a la /.ublicidad. M. F. . 111. 25 fr. COl1 Sociedades civiles forma mercantil. En suma. S. en la limitación de responsabilidad que les es propia y en el reconocimiento incondicional de personalidad jurídica.). las sociedades en comandita simple. ya que las sociedades mercantiles están sometidas a una especial publicidad derivada de su inscripción en e! Registro Público de Comercio. razones todas que afectan a! crédito de las sociedades así constituidas. F. las sociedades de responsabilidad limitada y las sociedades por acciones" (N. poder calificador de ciertos actos y obligaciones específicas de los comerciantes. l' Y 4' Ley citada y Exposición de Motivos de la misma). En el derecho mexicano no puede presentarse el problema. C. ya que las disposiciones civiles de momento. Tratado de Derecho comercial argentino. que adoptan formas que según la tey corresponden taxativamente a sociedades de tipo distinto." L~s razones de aparición de es- tas sociedades. 1I. D. someramente. Efecto inexistente en el derecho español y mexicano. pues ya se ha dicho que el artículo 2695 del Código Civil del D. quiebra. 2' En cuanto a la forma. 1938. Las leyes 11388 y 11645 han dispuesto lo mismo para las cooperativas y sociedades de responsabilidad limitada. Civ. según e! artículo 282 de! Código de Comercio que declara que las sociedades anónimas son mercantiles. D. G.). admite la responsabilidad limitada de los socios administradores (art. y se niega a las sociedades civiles. las sociedades en nombre colectivo. cuanto a la forma de responsabilidad. Civ. que es reconocida en algunas legislaciones a las sociedades mercantiles o a algunas de ellas.... asi como de la publicidad que debe hacerse de ciertos actos sociales. donde que no sean V. 14 RIVAROLA. que reconocen la personalidad jurídica a ambas clases de sociedades (arts. aunque no tengan por objeto actos de comercio. 49 Todas las demás deriv.). pág. deben buscarse en la mayor confianza que estas últimas inspiran. xico. Y 2. en materia de contabilidad y conservación de correspondencia.'cualquiera que sea su objeto. lo resuelve automáticaen raz6n de su forma. '" En no admiten.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 9 El argentino. D. 2704. Buenos Aires.

El que queda sin solución es el problema de las sociedades no constituidas con forma mercantil.). C. con la diferencia de que la responsabilidad subsidiaria por las obligaciones civiles queda limitada en ésta. No cabe duda del carácter formal civil de esta sociedad: pero tampoco cabe duda de que es una sociedad que está habitualmente realizando actos de comercio por cuenta propia. 2694 del mismo Código). que adopten forma mercantil. En otras legislaciones. hay un sistema complicado de regulación de las mismas. que debe llevar la indicación de ser sociedad civil (art. considero que aplicando estrictamente el Código de Comercio puede encontrarse una solución a este problema. que se dedican a realizar habitualmente actos de comercio. salvo pacto que la amplíe. pero que cumplidos estos requisitos abre uno o varios expendios para la venta de los productos cosechados y que posteriormente se dedica a vender en ellos no s610 los propios productos. y aunque no los realicen son también comerciantes las sociedades constituidas con forma mercantil. El criterio formal tiene un defecto indiscutible. queda resuelto con la adopción del criterio formal. Ahora bien. agregando que se presume que todas las sociedades con forma mercantil se dedican al ejercicio del comercio y son por tanto consideradas como comerciantes. Civ. D. sociedades civiles. En efecto. Civ. . 2699. este precepto puede interpretarse así: las personas físicas o jurídicas que se dedican a realizar actos de comercio son comerciantes.10 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ mente estableciendo la vigencia de las normas mercantiles para las sociedades así constituidas. Lógicamente la ley mexicana debía haber dicho que todas las sociedades que realicen actos de comercio deberán adoptar la forma mercantil. F. sino también los que compra para la reventa. F. ya que presume que todas las sociedades con forma mercantil son mercantiles pero no resuelve en qué casos una sociedad debe adoptar la forma mercantil. Las formas de sociedad anónima. Eso significa que las sociedades con forma civil que realizan habitualmente actos de comercio tendrían la consideración legal de comerciantes y habrían de regirse por las disposiciones propias de las sociedades colectivas. El problema de las sociedades civiles por su objeto. Supongamos una sociedad civil que dedicada a la agrio cultura tiene razón social (art. C. 2693. pero no hemos de ocuparnos en ello. centrándose los problemas concernientes a esta cuestión en la averiguación de hasta qué punto son compatibles con las disposiciones mercantiles. de responsabilidad limitada. D. pero las sociedades colectivas tienen una estructura prácticamente igual a la de las. el artículo 3' del mismo dice que se presumen en derecho comerciantes a las personas que se dedican habitualmente al ejercicio del comercio y las sociedades constituidas Con arreglo a las leyes mercantiles.) e inscribirse en el Registro de Sociedades Civiles (art. sino civil. Sin embargo. a los administradores sociales. de en comandita simple y por acciones y cooperativas son típicamente mercantiles.

es decir. nacen relaciones jurídicas cuyo destino normal es extinguirse por el cumplimiento. En primer lugar. 1927. . será examinada al tratar de los efectos del contrato social. Aluden a este triple aspecto diversos autores. con ocasión del análisis particular de cada forma social. examinaremos la sociedad COmo contrato. como persona jurídica y como conjunto de relaciones. y especialmente después.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 11' VI.P que se refieren a la diferencia que comúnmente se establece entre la constitución de sociedades y la conclusión de los negocios jurídicos ordinarios. El estudio de las sociedades puede hacerse desde' un triple punto de vista: como contrato. derivadas de ambos aspectos. pues como complejo de relaciones jurídicas entre los socios. 15 AULEITA. Estudiaremos en esta parte general la sociedad como contrato y como persona. en éstos. lJ contrasto di sacie/a commerciale. propias del contrato de sociedad. mientras que el acto social constitutivo crea una personalidad y relaciones jurídicas de naturaleza continuada. como manifestación de voluntad a la que la ley atribuye especiales efectos jurídicos. que existen entre los componentes de la sociedad. Diversos aspectos qlle ofrece el estudio de las sociedades mercantiles. Milán.

XII. plantea esta distinción al hablar de la diferencia entre acto constitutivo y nima . cit. de estatutos. o negocio jurídico originario: a su lado estarían los estatutos. El primero sería el acto constitutivo. La Ley General de Sociedades Mercantiles habla del contrato social en sus artículos 7.. Podría distinguirse entre contrato social y estatutos. "Atto fondamentale per la nascita della societá anoe quello costitutivo o statuto. En la doctrina italiana S~ ha insistido en esta distinción por diferentes autores. Lo statuto pub anche formarsl come atto separata ma sempre parte de queIlo constitutivo. 72. "El acto constitutivo tiene por objeto más propiamente la formación de la sociedad y determina su estructura originaria. El análisis de esta definición se hará al estudiar los elementos del contrato.182. 193 L. se define el contrato de sociedad en su artículo 2688." Véase también MOSSA. que tiene equivalentes en los ordenamientos civiles vigentes de los diverso. D. S. ob. 70. 101. 195. 1 SALhNDRA. 186. XI. Co. ob. loe.113.124. 84." . Civ. El estatuto establece el modo de funcionamiento interno de la organización social. 46. M. Mere'l pág. cir. 32. MoSSA. de carácter preponderantemente económico. se encuentra una definición del contrato de sociedad. 103 (contrato constitutivo social) 112. Es necesario acudir a los ordenamientos civiles para hallarla.. G. 83. 71. derogados por ésta. 185. Ni en la Ley General de Sociedades Mercantiles ni en los artículos. pero que no constituya una especulación comercial". 50. entre otros. 82. 123. 1. 100.130. 85. hablan los artículos indicados. Contrato y estatutos.CAPITULO 11 LA SOCIEDAD COMO CONTRATO Sección primera: El contrajo social. los artículos 92. pág. 26. F. En el Cód. estados de la Federación. M. VIII. Soe.114. 78.. conjunto de normas referentes al funcionamiento de la sociedad. cir. Puede existir proyectado antes de que se haya formado el acto constitutivo. Sil naturaleza y elementos 1) C0I1CeptO. del C. 190. en el sentido de manifestación de voluntad. De contrato. El citado precepto dice que "por el contrato de sociedad. 93. los socios se obligan mutuamente a combinar sus recursos o sus esfuerzos para la realización de UD fin común. 34..

por el contrario. por último. minuta notarial) y escritura. en el contrato de sociedad es normal la inclusión de nuevos socios o la sustitución de los existentes. al final. También es sumamente útil la obra de Rat-zo RAVÁ. Roma. Aunque matizando. Indicando algunas características del contrato de sociedad. la inclusión de un nuevo contratante supone una modificación fundamental. en cuando que la ley llama estatutos al conjunto de reglas sobre organización y funcionamiento de la sociedad (art. La Ley General de Sociedades Mercantiles emplea la expresión escritura constitutiva. 69 . por regla general.). A veces. como sinónirna de contrato social y ambas son equivalentes a estatutos. debemos llamar la atención sobre estos datos: determina el nacimiento de una persona jurídica. quien en parte impugna las tesis de SC'1RZA. a tipo associasioo. como lo es la infracción de las disposiciones legales. supone una serie de vínculos jurídicos permanentes. 1936. 1934. S. L1 obra más precisa sobre el tema es la de BERNARDINO SCoRZA. cir. en los demás contratos. con la doctrina dominante. están coordinados para el cumplimiento de un fin común. L.· riguardo ag/i sacie/a di commerrio. en las escrituras constitutivas se hace la afirmación de que se celebra un contrato de sociedad de acuerdo con las bases que se establecen. sin que pueda decirse que la suerte lo acompañó en su intento. los estatutos de Jos entes públicos y privados son de la misma naturaleza entre sí y representan manifestaciones de derecho objetivo. 33). escrito privado. en consecuencia deben interpretarse según las reglas de interpretación legal. pudiéramos distinguir entre contrato social (verbal. G/i SJatui deg/i enti pubblici.. se inclina. las partes representan intereses contrapuestos. . en los contratos de sociedad sus intereses. la que quedará sometida a los estatutos que se insertan a continuación. por el reconocimiento de la naturaleza contractual de los estatutos de los entes privados y concretamente de los de las sociedades mercantiles. contrapuestos o no. Gli Statui deg/i e11/. Milán. que no se extinguen por el cumplimiento. pág. que contradice el carácter contractual de la sociedad. impuesto por la seguridad jurídica. con parJico/ar.14 )OAQuiN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Esta distinción doctrinal entre el contrato social y los estatutos no tiene trascedencia legal en México. es el de la permanencia de las cláusulas estipuladas y sólo can carácter excepcional se reconoce el principio conocido con el nombre de la clausula rebus estatutos. G. mientras que en los demás contratos. de la especialidad del mismo. mientras que en otros contratos el principio fundamental. esta distinción tal como se hace en la práctica mexicana resulta totalmente irrelevante. Para éste. éste es condición previa para el funcionamiento del contrato como tal. M. y. que sería el contrato otorgado ante notario. no según las de la interprtación contractual e incluso llega a decir que la violación de los estatutos es motivo de casación. RAvA (ob. Al tratar de investigar la naturaleza jurídica de este contrato conviene sentar previamente la afirmación. sino que. Hemos visto que la ley cuando se refiere a las sociedades habla expresa· mente del contrato de sociedad. Pero.

en que los contratos sólo Crean relaciones jurídicas entre las partes. crea la norma jurídica objetiva que constituye la ley de la corpo. debida a GIERKE. cap. Por todas estas razones. pág. en el llamado "contrato" de sociedad. 13. 4 FElNE. 84: "La fijación en escritura pública de los Estatutos de una limitada no puede encerrarse dentro del estrecho marco de un contrato de sociedad. La impotencia del contrato para implicar el surgimientot de una sociedad se hace consistir. 1.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 15 sic stantibns. Die Geuossenschaftheorie un die deuncbe Recbtsprecbung. es un acto complejo. 1895. El acto creador de una sociedad. Madrid. IV. 1930. A) Teoría del acto constitutivo. 1887. Para GIERKE la teoría del contrato ha cumplido su misión y se encuentra totalmente superada en lo que se refiere a la explicación del origen del Estado y de las corporaciones públicas y privadas COn personalidad jurídica. ración.' Esta teoría descansa en una crítica de la fuerza creadora de la voluntad contractual. cap. Las sociedades de responsabilidad limitada. se crea Un complejo de derechos y deberes de los socios entre sí. de naturaleza esencialmente distinta al contrato. pero. II. El contrato. 124. Las personas morales son realidades orgánicas que no pueden surgir de un contrato. 24.urídica. A) No es un contrato. además. en el que la voluntad de los partícipes se proyecta unilateralmente. en el contrato de sociedad es normal la posibilidad de modificación de todas sus cláusulas por decisión de la mayoría. ha tenido débil eco. aunque recientemente ha sido seguida por MOSSA. ROCES. 1 § 63. 2 Y § 33 nota 3. no es un contrato." :! Detascbes Prioatrecbt. según GIERKE. como simple acuerdo de dos voluntades para regular situaciones jurídicas objetivas. Berlín. se explica que parte de la doctrina se haya inclinado por la opinión negativa respecto de la naturaleza contractual del llamado contrato de sociedad. Leipzig.2 que encontró secuaces entre los autores alemanes. Las principales opiniones contrarias al carácter contractual de la sociedad pueden reducirse a las siguientes. Trad. sobre todo. Naturaleza . es un acto social constitutivo. En Italia. a Diritto commerciale. y de éstos para COn la sociedad y. es un acto social constitutivo unilateral en el sentido de que la sociedad desde que se inicia hasta que se perfecciona supone un solo acto jurídico. B) No es un contrato. pues no engendra meras relaciones . pág. Examinemos estas diversas teorías' para poder definir en definitiva nuestra posición al respecto. no es capaz de Crear una personalidad jurídica. La primera teoría que niega la naturaleza contractual al acto constitutivo es la llamada del acto social constitutivo. un sujeto de derechos.

92 a 101 de laley citada) en los que existen derechos de la sociedad a cargo de personas que contraen las obligaciones relativas con anterioridad a la existencia de aquélla. dado su carácter de norma jurídica. pág. y también en el caso de constitución sucesiva de una sociedad anónima (arts. 5 Sin embargo. Eintrin und Austrin oon Mitg/iedcrtl. lo que reconocen. en el deber de aportación genéricamente establecido en el artículo 6. insisiendo. W. incluso. 2221. GIERKE trataba de resolver estas objeciones alegando que la sociedad adquida tales derechos. Dir. sino una trama de derechos y deberes dc éstos para con la sociedad. puesto que ofrece a la naciente corpo. en virtud de la mecánica de los contratos a favor de tercero. sino también el establecimiento de una serie de derechos y obligaciones a cargo de los socios y de la sociedad. de todos modos. 186. H. como son las que se formulan al poner de relieve que el efecto del acto constitutivo no es la creación de una personalidad." "El acto en que se promulgan no tiene. S. e MOSSA. . pero. se expresa MOSSA. ni de mero acuerdo. En efecto. I. (1 RUTH. Por esto." En este punto. R. con especial referencia a la sociedad anónima. M. más que en la creación de la personalidad jurídica. siendo ajena la sociedad al acto constitutivo. ¿Y cómo podrán deducirse estos derechos y obligaciones de un acto unilateral? Piénsese... de la L.. J. ni de acto colectivo. los partidarios del contrato. siempre quedaría inexplicada la obligación de la sociedad de asumir las obligaciones establecidas previamente a su existencia." . por eso. estableciendo les normas por las que ha de regirse la corporación. Al acto de constitución de la sociedad mercantil se le agrega la calidad de contrato. fracción VI. G. en el derecho mexicano. un simple contrato de sociedad. pero admitiendo la afirmación para las demás sociedades mercantiles. capacidad la voluntad y Ja responsabilidad:' Idem.. Comm. 480~ J. sino que es ya un acto constitutivo de derecho social. especialmente en el caso de fundación sucesiva por suscripción de acciones. pág. cuando las partes son más de dos . contrato plurilateral. en el fenómeno de la unificación de una serie de manifestaciones de voluntad: cada una de las cuales no tiene por sí existencia ni valor jurídico autónomos. "El acto de constitución no es. que califican el acuerdo de acto complejo o acto creador que na puede regularse netamente por las reglas del contrato. jurídicas entre los socios.3. Z.de una persona jurídica. algunas objeciones saltan a la vista. sin que ello implique olvido de la Íntima conexión que hay entre la existencia de una voluntad única y Ia .• 1926. ración su constitución o ley fundamental. G trató de modificar la teoría del acto social constitutivo con la del acto colectivo. pero domina en él la creación de la personalidad jurídica y de la empresa. 1934. establece MOSSA la imposibilidad de limitar el acto constitutivo en la esfera económica de los contratos. Así en cuanto a la. 2106. 193. RUTH. otro autor alemán.16 ]OAQuiN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ En el mismo sentido de predominio del aspecto creador en el acto social constitutivo. se encuentra no obstante regida por los términos preestablecidos para la suscripción de las acciones. pág. sobre el tipo de sociedad civil. que no puede atribuirse a un simple contrato. pues. concepto de contrato. pág 111: "La naturaleza del acto constitutivo de la sociedad civil es la de un contrate.

que el legislador tiene que reconocer independientemente de su voluntad. No puede. 77: FERRARA. 1936.. tampoco puede estimarse como un acto de voluntad unitario. 318. 196j Rocco. 1923. Esta -según su doctrina. RoDR. Debe incluirse en este grupo a LEON Ducurr. MESSINEO. D." En opinión de KUNTZE el acto complejo es una actuación conjunta o simul1 KUNTZE. Además. tomo 1. Igualmente inadmisible es la tesis de SOPRANO. Madrid.. y desde luego nosotros la rechazamos. México. Traducido al español por J. págs.ÍGUEZ.102. núms. 22. 2110 ed. pero. y de SALANDRA. Una crítica definitiva y breve puede verse en ASCARELLI. Principios de derecho mercantil. núms. La justicia. distinguiéndolo del contrato y del acto-unión. ha tenido esta otro teoría. que ha construido la teoría del negocio jurídico mercantil. pero especialmente en su Traité de droit constitutionnel. 101. J. con Rocco. núm. porque éste en la doctrina y en la práctica es apto para crear todo género de relaciones." LSHMANN. teniendo en cuenta que no podría explicarse el surgimiento de una personalidad jurídica como un acto de su propia voluntad. núm. pág. se cornprenderá la razón que existe para no admitir la doctrina fundada en ella. pág. 97 B Y 98. El ilustre decano de Burdeos habla de acto colectivo. Tratatto teorice prattico delle societé connnerdali. tal como es entendido por GIERKE. F" 1944 Y JUAN TORO BACSA. La doctrina surgió con KUNTZE que la aplicó sólo a las sociedades anónimas. Hendeísrecbs. págs. México.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 17 Tampoco puede aceptarse esta teoría. que consideran que existe un contrato en las relaciones internas y un acto complejo cn las externas. 1945. 275 y sigs. propugnada inicialmente por un grupo de autores alernanes. pero. 785: "Da accogliersi e la dottrina che nell'año di costituaione vede un atto collerrivo. se ha ampliado. si se considera que esta posición es sumamente discutible.. como avviene. B) Teoría del acto complejo. Apu1l1i di diriuo commerciaíe. Con razón se ha dicho que si el acto unitario no puede considerarse como un acto de voluntad de la persona jurídica que va a surgir. 1935. Societñ e associoxioni commerciali. aceptarse que el contrato sólo sea apto para crear relaciones jurídicas subjetivas. F. 2 . 27 }' sigs. neJJo schema contrattuale. puede citarse el caso de los contratos reales que producen efectos distintos de los puramnte obligatorios. Teoría del/e persone giuridicbe. En 9 1945 y jus. 1892. por ejemplo. ll negocio gisridico plurilaerale. pág. ya que ello implica una limitación arbitraria del concepto de contrato.tiene una realidad extra jurídica. Roma. en efecto. D. La societá irregolore. Ver gesaTlJtakt ein neuor Rl!Chtbel'gríff¡ en Festgebe für MÜLLER.. 3' ed. NaturalE-Zd del acto constitutivo de sociedad civil.. e non giá incrociantesi fra di loro in un punto de coincidenza. habremos de partir del concepto de contrato. para referirse a la sociedad. 2' ed. v. Si queremos centrar debidamente las críticas que pueden hacerse a la teoría del acto social constitutivo. pág. Toda la concepción de GIERKE descansa en su concepción de la personalidad. 1923. que han encontrado eco en Italia y en Francia. posteriormente. En el derecho mexicano pueden verse sobre este tema SALVADOR RutZ DE CHÁvEZ¡ El contrato de sociedad civil. Más amplia difusión que la anterior. en varias de sus obras. cioe un accordo di piu dichiamzione para quelle rivolte allo stesso fine. Esta autocreación sería totalmente ilógica.

la realidad muestra que los socios tienen intereses contrapuestos.s C) El contrato de sociedad como contrato de organización. MESSINEO. en una sola voluntad. en la sociedad coincidencia de intereses. sí. sin embargo. pero sin que aquellas voluntades diversas se unifiquen jurídicamente. una comunidad de fin. Dicho con otras palabras. sometida a un cierto análisis. en tanto que el acto complejo puede influir también en la esfera jurídica de terceros. opuestos son los intereses de los socios en el momento de liquidación de la sociedad.radica en que éste sólo produce efectos entre los contratantes. las rnanifestaciones de voluntad con las que un incapaz o su tutor realizan un nego~ cio jurídico por cuenta de aquél. Los partidarios de esta teoría hacen también hincapié en el carácter rigurosamente bilateral de los contratos. 8 La sociedad. La nota esencial del contrato de sociedad no es tanto la coincidencia de intereses. aun en detrimento de los demás. en cuanto cada uno pretenderá obtener el reconocimiento de una cuota de liquidación máxima. las manifestaciones de voluntad son opuestas y opuestos los intereses de las partes.18 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRíGUEZ tánea de varios para la consecucián de un eiecto jurídico ImitarÑJ en relación con terceros. se trata de un conjunto de declaraciones paralelas de voluntad de idéntico contenido. la comunidad de fin no implica comunidad de intereses. y. es. como la existencia de una comunidad de fin. para crear ttn negocio jlJrídico frente a éstos o con éstos. Pero esta teoría. hay. en tanto que en el acto complejo. o puede ser. Opuestos son los intereses de los socios en el momento de contraer la sociedad. o puede ser. Como ejemplos de actos complejos cita KUNTZE: la constitución de las personas jurídicas. El análisis hecha de las teorías del acto social constitutivo y del acto complejo nos muestra. puesto que cada uno pretende aportar lo menos posible y obtener en cambio el máximum de derechos. manifestaciones de voluntad mediante las cuales varias personas asumen la posición de una parte en un negocio unilateral o bilateral. en tanto que la sociedad es. No hay. que no existe. eh). . no resiste tampoco las objeciones que pueden formulársele. pero esa comunidad de fin sólo es un medio para la satisfacción de los intereses contrapuestos de las partes. pues. Se dice que en la sociedad hay una coincidencia de intereses. opuestos son los intereses de los sodas durante el funcionamiento de la sociedad. que persiguen el mismo fin. negocio 8.ue sólo puede llegar a existir por la cooperación de aquéllos. plurilateral (v. no sólo en lo que se refiere a la voluntad de dominio dentro de la misma sino incluso a los intereses económicos en cuanto al reparto de beneficios. plurilateral. en el contrato. ob. Pero. Su diferencia fundamental con el contrato -se dice. las manifestaciones de voluntad son paralelas y coincidentes los intereses de los participantes.

1935. las prestaciones son atípicas. de arrendamiento o de depósito basta enunciar el nombre del contrato para poder determinar jurídicamente el contenido normal de las prestaciones. La teoría del contrato de organización y sus aplicaciones al derecho de sociedad se debe especialmente a ASCARELLI. 2r¡. sino frente a todos y cada uno de los demás socios. especialmente págs. págs. por otro. la imposibilidad de aceptarlas. págs. por el contrario. en el contrato de cambio solamente son concebibles dos partes. 178 a 181. al contrato de sociedad como contrato de organización..)." Para ASCARELL. se han hecho notables esfuerzos para dar una estructura. la modificabilidad del contrato. En el contrato de cambio tienen un contenido determinado. aunque cada una de ellas agrupe a varios sujetos jurídicos (compradores conjuntos. Es un contrato plurilateral. son suficientes para que tengamos que admitir la necesidad de configurar el contrato de sociedad como una categoría distinta de los contratos ordinarios de cambio. o AsCARELLI. En un contrato de compraventa. la posición de los socios. la prestación de cada uno de los socios puede ser totalmente distinta entre sí y variable en su contenido tanto cama le permita la gama infinita de los bienes jurídicos. pero. otro su personal actividad. existe una categoría de contratos que deben contraponerse a la clásica de los contratos de cambio. entre otros motivos.. En la doctrina italiana. cada una de ellas no tiene contraparte. Le unioni di c. El Código Civil italiano de 1942 se ha adscrito a la tesis contractualista cuando en su artículo 1420 habla de "contratos con más de dos partes. D. arrendadores conjuntos. J. en el sentido de que. nos indica claramente que el llamado contrato de sociedad no es un contrato ordinario. En el contrato de organización. En el contrato de sociedad cada socio se sitúa jurídicamente no frente a otro socio. otro una patente de invención y así podríamos multiplicar los ejemplos. etc. en los que las prestaciones de cada uno están encaminadas al logro de un fin común". 7 y sigs. ma deba considerarse esencial según las circunstancias. en lo que se refiere a la estructura de la sociedad en el derecho mexicano. 152 y sigs. y concretamente en el de sociedad. siendo o pudiendo ser más de dos las partes contratantes. ímprese. El contrato de organización o contrato asociativo se caracteriza por las tres notas siguientes: 1r¡. En el contrato de organización. otro puede aportar bienes inmuebles. en R. Un socio puede aportar capital.. en cuyo caso la nulidad que afecte el vínculo de cada una de las partes no implica lanulidad del contrato. AppIlJ1li di diritto commerciale. sino una serie de contrapartes. la posibilidad de adhesión de nuevos socios y de sustitución de los actuales. el mismo. . categoría que se contrapone a la clásica de los contratos de cambio.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 19 por un lado. salvo que la participación de la mis.

págs. es necesario el desenvolvimiento de la sociedad que es justamente el fin común que unifica aquellos intereses contrapuestos. VIVANTE.O el consentimiento obtenido con dolo no puede ser motivo de anulación del contrato. Pudiera decirse que difícilmente se concibe esta comunidad de fin. puesto que en la esencia del contrato no figura la bilateralidad. sería inexplicable la entrada de nuevos participantes en el mismo. 423. 12 AUUlTA. En el propio Cód. ob. cis. Ioc. cu. pero no tiene derecho a ello. cuando la realidad nos muestra efectivamente 105 intereses contrapuestos de las partes.). cit. puesto que ésta es el requisito indispensable para la realización del fin común. con el contrato de organización sólo la ganancia derivada del cumplimiento del fin común es capaz de atender simultáneamente a los intereses contrapuestos de los socios.'? Sería totalmente arbitrario admitir esta limitación. 13 Vid. 37. 11 AULElTA. ob. D. ro MESSINEO.» ya en el sentido de que pueden admitir nuevos contratantes a través de una nueva manifestación de voluntad. La objeción se contesta teniendo en menta que los intereses de las partes son contrapuestos en verdad. incluso en el contrato de sociedad. cit. cit. ob. lo que ocurre en los casos de fundación sucesiva de una sociedad y en las adhesiones a las de capital variable. Precisamente porque el contrato de cambio es bilateral.20 ]OAQuiN RODRiGUEZ RODRiGUEZ 3' En el contrato de cambio. En un contrato de cambio salta a la vista que la satisfacción de los intereses contrapuestos de las partes se obtiene por cosas distintas. como contrato de organización. pág. sino cuando el dolo provenga de todos los demás socios (interpretación analógica del art. los nuevos socios llegan a serlo por una adhesión directa. D. . en el articulo 1792. nos abre amplias perspectivas para la interpretación del mismo. cada parte está obligada a realizar su prestación. al afirmar que estos sólo se conciben entre dos partes. F. se encuentra la base para la construcción de los contratos plurilaterales. Civ.. Pero los contratos plurilaterales. ob. Otra objeción se ha hecho. II. mientras que en los contratos de organización las partes tienen derecho a realizar la propia prestación. pero para conseguir la finalidad determinante del contrato.. 1816 C. de modo que los nuevos participes lo son de la antigua relación. núm." Estas nuevas adhesiones se hacen al antiguo contrato.. F. o propuesta de los contratantes originarios. una vez perfecto aquél. pág. La afirmación anterior tiene trascendencia en cuanto que de acuerdo con la doctrina italiana y alemana. la ganancia. 157... Civ. es decir. ya en un sentido más restringido y propio. en relación con el carácter bilateral de los contratos. son contratos abíerros. 37 y 38. cuando en virtud de una declaración inicial en el contrato. El carácter plurilateral del contrato de sociedad.

APPUl1li. 23. pnes mientras unos creen que es obligación sinalagmática aquella en que existe una prestación y una contraprestación que se entrecruzan. dará lugar a la rescisión del contrato en lo que afecta a dicho socio. la prestación es e! equivalente económico de lo que se da y e! derecho a hacerla propia está en función de la realización de la prestación ajena. el socio tiene derecho a hacer la prestación. En los contratos de organización las prestaciones pueden coincidir por su contenido con las prestaciones características de un determinado contrato de cambio. Civ.grupo de autores ha venido sosteniendo que existe sinalagma ruando U MOSSA. ds.> En el contrato de cambio. Ante todo es necesario decir qué entendemos por obligación sinalagmática.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 21 El carácter plurilateral del contrato de organización nos explica. 44. G. ob.w Esta irrelevancia del contenido de la prestación de los socios permite establecer algunas consecuencias importantes en orden de la imposibilidad de hacer la prestación prometida.). la obligación se transforma en la de indemnización de los daños y perjuicios y en la rescisión.. pág. 26. La doctrina discrepa en la propia definición del concepto. S. a no ser que el acreedor prefiera recibir la cosa en el estado en que se encuentre. HOENIGER. L. En otro tipo de contratos. pág. pág. pág. ob. quedando éste obligado por las operaciones pendientes y al resarcimiento de daños y perjuicios (arts. Puesto que la aportación no sólo se hace para la satisfacción de los intereses de los otros contratantes. en los contratos de organización pueden no ser así) siendo muy distintos los contenidos de las mismas. En el contrato de sociedad e! incumplimiento de la aportación material imputable al socio) por imposibilidad jurídica. Otro . sino como medio para la satisfacción de los propios intereses mediante la consecución del fin común. otros dicen que son sinalagmáticas aquellas obligaciones en las que existe un equivalente entre la prestación y la contraprestación. AsCARELLI. las prestaciones son valores económicos equivalentes. C. 15. M. D. Como SOn el derecho a realizar la propia prestación. 125. 15 AULETrA. Llegando ya al final de las características de! contrato de sociedad como contrato de organización) debemos plantearnos el problema de si las prestaciones implican un vínculo sinalagmático. y 2017.. 35. ante la imposibilidad de prestar. 50. . puesto que los socios que hacen una prestación no obtienen un equivalente ni una contraprestación de los demás. otras peculiaridades suyas. puesto que sólo así puede cumplirse el contrato. 14. AsCARELLl. más la indemnización de daños y perjuicios. imputable al deudor. la irrelevancia del contenido y la equivalencia de las prestaciones. pág. mientras que en los contratos de cambio. 45. Desde este punto de vista es evidente que las prestaciones sociales no pueden considerarse como sinalagmáticas. especialmente cuando ésta deriva de la pérdida o deterioro de la cosa. Por otro lado. además. Appumi. F. cit.

sino en la de éstas con la participación en los beneficios. L' exceptio n011 adimplesi (onlractlts nel diriito cioile italiano. ob. S. 1937. 1934. es decir. En cambio. Milán. un socio. pág. pero. S. 1 rapporti guiridici intemi nel/a societc'i commerciali. G.. por la falta de adhesión de. en el derecho mexicano no sería posible encontrar rastro alguno de la dependencia genética de las prestaciones de los socios entre sí. y DALMARTELLO. es decir. y suprimir en consecuencia la sociedad.22 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ hay una recíproca dependencia genética y funcional entre las prestaciones. 47. 16 Ver SCADUro. Además. a no ser que se quiera hacer de la ciencia jurídica una construcción sin contacto con la realidad económica viva". se dice con razón "que anular todo el contrato. no obstante. ni la equivalencia económica de ésta con aquélla. si consideramos las diversas disposiciones de la 1. 17 AULETrA." Son muchos los preceptos que no obstante la inexistencia de una prestación. y. veremos que la prestación de cada socio implica una relación sinalagmática con la participación en los beneficios.!" Con ASCARELLI y su escuela admitimos el punto de vista y negamos la afirmación. M. no en la relación de las aportaciones de los socios. sobre participación en los beneficios. 118 y 119). que frecuentemente participa con una cuota irrisoria. Si en todos estos casos desaparece una prestación. por no realizarse o por no ser posible. admitimos que el sinaIagma no implica la existencia de una prestación y de una contraprestación. sino en una dependencia genética y funcional de la prestación con determinadas circunstancias que ya indicaremos. afirman la posibilidad de que la sociedad continué. es una condusión tan grave que debería hacer dudar de la justicia de la premisa. No queremos decir con ello que neguemos el carácter sinalagmático del contrato de sociedad. cit. . Padua. G. En resumen. sino únicamente que no reconocemos tal carácter al vínculo que une la prestación de los socios entre sí. Del riscbio e perico nelle obbligaxioni. es que no existe un vínculo funcional entre las prestaciones de los socios. no de las prestaciones de los socios entre sí. Obras fundamentales para el estudio del concepto de sinalagma son las de GoRLA. En efecto. y en otros muchos pueden citarse con referencia especial a la sociedad anónima (arts. como ocurre en algunos casos del artículo 50 de la L. que es centro de relevantes intereses económicos. continúa la sociedad. M. las diferencias entre los contratos de cambio y los de organización pueden exponerse esquemáticamente en el siguiente cuadro. que el sinalagma existe en el contrato de sociedad.

sociales. 18 2{l. 4' Sólo puede haber dos partes. 18 AULE'ITA. § 596. AscARELLJ. cada una opuesta a cada una de las demás.w 3> Es inadmisible la aplicación de la exceptío htadimp/eti contractas ya que ningún socio podrá prevalerse. 3<:' Los intereses de los contratantes son opuestos y su satisfacción contradictoria.lo El vínculo social no se extingue por la nulidad ni anulación de una adhesión aislada. 55. 54. siempre que la falta de la aportación de la misma no haga imposible la consecución del fin común. Corso di . 258. Durante la vida de la sociedad. ob. cit. 59 Son contratos cerrados. 1'9 GoRLA. justifica la obligación de los socios de colaborar activamente en la consecución del fin común y que en esta característica del contrato de sociedad. ':96. AULETrA. 9 Los intereses de los contratantes son 3 opuestos pero su satisfacción es ordinaria. para no hacer su aportación. pág. 59 Son contratos abiertos. S. M. 418. pág. Consecuencias de estas afirmaciones son las siguientes: ¡. si una prestación se hiciere imposible se extinguen los derechos y las obligaciones del socio que debía hacerla quedando vigentes los vínculos existentes entre los socíos. como contrato de organización. con diversa intensidad según los tipos.'? Para acabar. § 396. Appunti¡ JI. 62. G. ENNECERUS. del incumplimiento de esta obligación por parte de otro socio. encontramos la razón última de aquellas prohibiciones de concurrencia que se formulan en la L. 29 Las prestaciones constituyen un fondo común. concluye el contrato. diritto commerriale. llamamos la atención sobre el hecho de que la comunidad de fin.. DE GREGORIO. SCADUTO. 69 La relación sinalagmática se establece de parte en parte. 49 Puede haber varias partes. 20 ENNECCERUS. § 192.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 23 Contrato de cambio 19 La realización de las prestaciones Contrato de Organización 1Q La realización de las prestaciones crea la sociedad. 29 Las prestaciones se intercambian. pág. 69 La relación sinalagmática se establece entre cada parte y el nuevo sujeto jurídico. pág. pág.

aunque tengan distinta repercusión en la eficacia de aquél.24 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Ilf) Elementos del contrato de sociedad. que da importancia especial al requisito de forma. en México. 646 C. Los elementos del contrato de sociedad en el derecho mexicano son) en nuestra opinión. E.) . D. F. C. cuatro: consentimiento. sólo las personas indicadas en los artículos 23 (menores de edad y otros incapaces) y 450. núm. en la misma postura que los derechos francés. se mantiene. así como con las bases generales establecidas para la constitución y funcionamiento de la sociedad. según la terminología que se use. que se requiere para la válida existencia de un contrato. 130. 108. El Cód. del D. objeto. D. F. los sordomudos que no sepan leer ni escribir. Des sociéttés. pág. D. Civ. los privados de inteligencia por locura. 102. los ebrios consuetudinarios 21 AscARELLJ. J. en general. ob.¡ pág. 37. consentimiento. F. aunque sean menores de veintiún años. F. Emancipación. y el artículo 1795 fr. cree necesaria la expresa autorización para el menor comerciante. la forma. AULEl"rA. ob. Menores e in- capaces. además. comienza a los dieciocho años cumplidos (art. S (!cción segunda: Consentimiento El consentimiento supone la conformidad de cada socio para poner en común los bienes o actividades convenidos. cit. objeto y causa. doctrina.. realmente el C. (N. (II) Actualmente la mayoría de edad. italiano y español. respecto de los elementos generales del contrato. dice que para la existencia del contrato se requiere consentimiento y objeto que pueda ser materia del contrato. Civ. que no esté afectado por vicios. es decir. Sociedades. Comerciantes y no comerciantes. (menores de edad. Mujer casada.» (II) Para los na comerciantes debe partirse del principio general establecido en el artículo 1798. C. la posesión de esa calidad jurídica les concede capacidad para intervenir en la realización del contrato de sociedad. En Francia. ROUSSIiAU. Si se trata de comerciantes. como el artículo 1831 exige para la validez del mismo que el motivo o fin sea lícito. teniendo en cuenta lo dispuesto en la Ley General de Sociedades Mercantiles. Por consiguiente. ya que ésta es el motivo o fin del contrato. Apptmt. núm. Prohibiciones. en su artículo 1794. VIVANTE. aunque ya veremos el auténtico alcance de la misma.. Para su existencia se requiere que sea dado por persona capaz y. In. F.. 1) Capacidad en general. la. cit. Civ. causa y forma. Civ.. Aun puede agregarse como elemento. señala la posibilidad de invalidar un contrato por ilicitud de un motivo o fin. Pero. según el cual son hábiles para contratar todas las personas no exceptuadas por la ley. Civil D. idiotismo o imbecilidad.).

les falta una condición primaria: la capacidad. pág. el contenido en el C. C. debemos exponer la situación de estos en lo que se refiere a su capacidad para el ejercicio del comercio.. dada la existencia de personas que aunque son capaces sólo tienen una capacidad limitada (emancipados) precisa resolver un problema previo: el de saber si la realización de un contrato de sociedad debe estimarse como acto de administración ordinaria o extraordinaria. cir. Civ. por lo tanto. por definición. sino que además es necesario que el acto por sí mismo. núm. otros autores han observado que no basta para considerar un acto como de administración ordinaria. equivalente por consiguiente a un acto de enajenación. ~2 28 AULETI'A.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 25 y los que habitualmente hacen uso inmoderado de drogas enervan tes) 1 tienen incapacidad para contratar (ver también arts. ob. Para determinar la capacidad contractual en este campo. D. págs. pág. esté encaminado al mantenimiento. 20. en cambio. Turfn. Delle sociotá e delle associazioni commerciali. Co. Milán. Appu11ti. Para acabar de resolver el problema de si los menores y demás incapaces pueden ser socios de las sociedades mercantiles. está de acuerdo en admitir que la participación en una sociedad de responsabilidad ilimitada es evidentemente acto de administración extraordinaria "porque expone ilimitadamente el propio patrimonio a las contingencias y riesgos del ejercicio mercantil" .ee por lo que no faltan quienes consideren que el contrato de sociedad es un acto de administración extraordinaria. según el derecho común. NAVIUlRlNJ. 15 y 39. núms. F. Trattaso delle societñ cotnmerriali. 102. 1924. Para ser comerciante se requiere tener capacidad y dedicarse de un modo efectivo a la realización de actos de comercio. cit.w La doctrina.). Delle societá e delle assaciazioni commerciali. núm. ob. en general. 123 Y sigs. _24 MANARA. puesto que. 1934.. sino con sujeción a las normas establecidas para éstos y. 20 AULEITA. 24 y 646. M. (arts. productividad O mejoramiento del activo patrimonial. puede considerarse como un acto de administración extraordinaria. 1902. los menores e incapaces no pueden ser comerciantes. Se conviene en que si la aportación se hace con el capital. SoPRANO. Cit. 25 DE GREGORIO..23 Pero. loe.w que no podrá ser realizado. Seguimos a AULETTA. Tiene capacidad el que. 106. 24. El derecho COmún es. át. el hecho de que por pagar~e la aportaci6n con las rentas del capital. 2 y 5. no hay acuerdo en lo que se refiere a participación en una sociedad de responsabilidad limitada. C. se entiende que si la aportación se hace con las rentas del capital podría considerarse como un acto de administraci6n ordinaria.). 101. . Corso. Turln. ASCARELLI. pág. ob." Sin embargo.. a nuestro juicio. puede contraer obligaciones. no afecte a la cuantía del patrimonio. cit.

resulta evidente el paralelismo de las dos situaciones que contemplamos. Se prohibe que el menor adquiera la calidad de comerciante por el riesgo que ello supone. 449. corre el mismo riesgo. C. núm. 534. La prohibición se establece en beneficio del menor. (Studi di diritto cornm. 27 pero a pesar de esto.). 556. puesto que la empresa en funcionamiento ha vencido las resistencias iniciales y con su propio próspero devenir demuestra su viabilidad económica. 101. ni en el ordenamiento civil disposición alguna que se refiera a la adquisición por un menor de la calidad de socio de una sociedad mercantil. 35. No hay en el Código de Comercio. el ingreso en una sociedad mercantil tiene las mismas características. venga a ser comerciante. F. D. para permitir al menor que adquiera la calidad de titular de la misma. J. 564. 10 que no pasa de ser un factor incógnito en caso de inicio de la actividad comercial. un negocio en marcha implica siempre un riesgo menor que el de iniciación de una empresa. Civ. Además. Esta prohibición debe tener la misma excepción que se hacía en cuanto a la posibilidad de adquirir la calidad de comerciante. sin que puedan realizar prácticamente por su sola iniciativa. el juez examina la situación de la empresa. Roma. núm. y que.557. aunque no sea comerciante.). por ende.. BONELLI. D. De todos modos. pág. 1933. C. ÚJ qualila di commercianse nei soci a respomabilita ilimitala. porque se supone que en determinadas circunstancias la liquidación de un negocio mercantil supone un quebranto económico extraordinario. La autorización depende del arbitrio judicial. porque se trata de actos de administración extraordinaria. Salvo este caso especial. los tutores deben invertir el dinero de sus pupilos en segura hipoteca. más que actos de administración ordinaria (arts. si la manifestaron (art. VrvANTE. 27 Rocco. ob. debe llegarse a la conclusión de que los menores no pueden ingresar corno socios en las sociedades mercantiles. Civ. para evitar a éste los graves riesgos patrimoniales que se derivan de la actividad mercantil. . Corso. se establecen en función de la utilidad que las mismas reportan al menor. pues quien adquiere la calidad de comerciante es la sociedad y no sus socios.535. cis. 565 Y 566. oído el informe de dos peritos y teniendo en cuenta la voluntad de los padres del menor. Es más. siendo socio de una sociedad mercantil. ingresar a una sociedad no es ejercer el comercio. La excepción también descansa en el beneficio del menor.26 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ No obstante) los menores que heredaren de sus padres una negooacion mercantil pueden adquirir la calidad de comerciantes) si el juez autoriza a los tutores para que al frente de ella ejerzan el comercio en nombre de sus pupilos. Se prohibe al tutor que realice actos de comercio por cuenta del menor. DE GREGORIO. § 104. Tanto la prohibición como la excepción. F. 153). Por lo tanto. Pallimento.

Cód. siendo mayor de dieciocho años. heredan la calidad de comerciantes. (N. M. o autorización {art. podrán continuar siéndolo.) puede ser socio de cualquier sociedad mercantil. Luego es evidente que la ley prevé la posibilidad de que los menores sean socios de sociedades por acciones. La L. 6. pero. también tiene aplicación a las sociedades de responsabilidad limitada. los valores comerciales. G. Si los incapaces. sus representantes legales pueden ser autorizados para continuar ejerciendo el comercio. el problema ha recibido diversas soluciones en cada país.. Actualmente. quedaron derogados por Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 27 de enero de 1970.). F. prevé la continuación de una sociedad mercantil con el socio incapacitado (arts. Civ. V. con las excepciones que a continuación expresamos. 646 C. G. Co. sino incluso celebrarla con su propio marido sin necesidad de autorización judicial. vale especialmente para las sociedades de responsabilidad ilimitada. L. Por lo que atañe a la capacidad de la mujer casada. Derecho Mercantil Mexicano. o si ellos mismos eran comerciantes antes de Su incapacidad. sin limitaciones de ningún género (art. o ya lo eran antes de la incapacitación. M. en las que el riesgo es clarísimo. S. si heredan la calidad de socio. Centrándolo dentro del derecho mexicano. S. 50. Com.) no distingue entre herederos menores o mayores de edad.).. E. que no lo sean por razón de edad. C. del D. Cív. 28 TENA. 1938. y 230). industriales y acciones pertenecientes al incapacitado. por menor valor del que se cotice en la plaza el día de la venta. aunque no habrá inconveniente en que se adquieran cédulas y bonos hipotecarios y obligaciones hipotecarias en general. por emancipación. F. El menor de veintiún años que adquiere la calidad de comerciante. C6d. fr. F. habilitación de edad.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 27 Cuando un menor herede la calidad de socio ¿podrá adquirirla. M. D. El artículo 563. La respuesta debe ser negativa. M. Lo que no está claro es la posibilidad de que se inviertan en acciones los di· neros del menor. Co. en México. previa autorizaci6n judicial? El pacto de continuación de una sociedad con los herederos del socio fallecido (arts. C. Civ. D.(llI) ¿Cuál es la situación de los demás incapaces? El Código Civil calla al respecto. prohibe al tutor enajenar. M. 7.). del D. / . pero nosotros estimamos que deben serles aplicables los razonamientos que se acaban de exponer. 203. 2' ed. por lo que supone que aquellos también pueden ser socios. la autoriza (IJI) Los artículos 6(1 y 7(1 del C. de acuerdo con una interpretación extensa del artículo 557. la mayoría de edad comienza a los dieciocho años cumplidos (arr. F... Todo lo dicho. Del mismo modo. 67 Y 230. Felipe de J. ya que el artículo 178 del Cód. Civ. 32. TENA 28 ha estimado que la mujer casada podría no sólo ser socio de cualquier sociedad. pág.

La Ley es decisiva en este particular y no cabe. sería motivo para denegar la aprobación la falta de autorización. por consiguiente. en lo que se refiere a contraer sociedad mercantil con su marido.28 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ para celebrar el contrato de sociedad conyugal. No es posible admitir. F. Esta restricción no puede considerarse como una incapacidad. de una situación en la que reconociéndose plena capacidad a un sujeto. se le impide realizar tina determinada operaci6n por diferentes consideraciones. Así. exige que salvo para el caso de sociedad conyugal y para el mandato. D. 289. el artículo 174 del C6d. Estimamos que la mujer casada tiene indudablemente plena capacidad para ejercer el comercio y para realizar actos aislados de comercio. C. al establecer la necesidad de la autorización judicial para que aquélla contrate con su marido. . ya que el juego de los artículos 174 y 176. pero. cualquier otro tipo de contratos entre marido y mujer requieren aquella autorización. Civ.w la autorización judicial para que la mujer pueda contratar sociedad mercantil con el marido es indispensable. En Alemania. Civ. 115. núm. con excepción del contrato de mandato. la doctrina tiende a admitir cada vez de un modo más amplio. no podrá hacerlo sin autorización judicial. se estima sin restricciones que la mujer puede contraer sociedad con el marido. No obstante ello. F. Precisamente. puede entrar en cualquier tipo de sociedad sin necesidad del consentimiento marital. Civ. por ejemplo. 1946. F. que puede tener efectos más extensos que los de una sociedad mercantil. en tanto que la aprobación judicial es posterior. lo que estaría en abierta contradicción Con diferentes declaraciones legales. como aprobación judicial. en Francia. una interpretación amplia. coarta la capacidad plena de la mujer. ob. lo mismo opina. Cód. D. esto es. la mayor parte de la doctrina. D. 2280. pág. sino que es un problema de legitimación.» bis porque la autorización ha de ser previa y condición de validez del consentimiento. En Italia.. el derecho de la mujer de poder contratar sociedad mercantil con su marido... Debe llamarse la atención sobre la circunstancia de que la mujer tiene una plena capacidad según el C6ligo Civil y según la Constitución Federal. a pesar de las absurdas consecuencias que implica en la práctica esta proposición. Por consiguiente. 28 /lh Opinión de MANTILLA MOLINA. la sentencia dictada en el trámite de calificación de la escritura. en los casos en que se prohibe comprar bienes determinados a personas que tienen una absoluta y normal capacidad (art. aunque en la jurisprudencia no ha encontrado eco esa afirmación. ec AULETTA. Derecho Mercttmil. México. cir. En el derecho extranjero este problema ha recibido muy diferentes soluciones.

Civ. típico de los contratos de organización. En códigos modernísimos. pero. nuestro punto de vista. es un contrato. si la mujer quiere ingresar en una sociedad de responsabilidad limitada. en la mayor parte de los casos. Este es. en la que su marido es socio. no deja de encontrarse sometida al mismo. Hablamos entonces de una falta de legitimación. en los que se reconoce expresamente la categoría de los contratos de organización. Ahora bien. etc. pues se desprende de la misma lectura del artículo citado. por lo que la consecuencia no es dudosa: la mujer casada debe obtener autorización judicial para contratar sociedad mercantil con su marido. véase también el 1476). no es dudoso. salvo en el punto que se refiere a nulidad de los mismos por defecto de una de las partes contratantes (art. 11'. de derecho obligatorio. El carácter abierto.). aunque sea de organización. Cód. Esta situación de hecho es la que tiene en cuenta el precepto examinado. D. Conviene aclarar que la autorización es necesaria lo mismo en el caso de que la mujer al contratar con el marido constituyan la sociedad. es de carácter imperativo y establece el régimen general de capacidad de la mujer para el caso de contratar con el marido. también se necesita autorización judicial. las consecuencias a que se llega son realmente contradictorias con las exigencias mínimas de la práctica. esta legitimación tiene por base una norma imperativa protectora de la mujer. los contratos de organización están sometidos a las normas generales de los demás contratos. que si tiene la misma capacidad que el hombre. es cierto que el contrato de sociedad puede ser considerado como un contrato de organización. El carácter imperativo. cuando contrae matrimonio.. En el caso concreto. F. del mismo. permite esta incorporación de nuevos contratantes en momento posterior al establecimiento del contrato. o la prohibición de que el comisionista o mandatario compren para sí los objetos que se les ha encargado vender. y se hable de convenio. 1420. e incluso si la mujer desea comprar acciones que le hagan adquirir la calidad de socio en una socic- . . Si la mujer y el marido quieren establecer un contrato de sociedad colectiva se necesita autorización judicial. como el Civil italiano de 1942. legalmente es indiscutible que en la mente del legislador estuvo presente la sociedad al enunciarse la prohibición contenida en el artículo 174. Por otra parte. Aunque doctrinalmente se niegue el carácter de contrato al de sociedad. y que el artículo 174. De lo dicho se deduce que el contrato de sociedad. que si la mujer trata de ingresar en una sociedad ya creada por el marido. Código citado.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 29 D. se les somete a las disposiciones generales de los demás contratos.. por lo menos.

aun faltando dicha autorización. no entre la mujer y el marido. Para unos. Por nuestra parte pensamos. Civ. tiene un alcance mucho más amplio del que se apuntaba en la opinión anterior. cuando el juez advierta que los bienes aportados en especie han sido valorados excesivamente o cuando tenga dudas acerca de la realidad de las aportaciones que se declaren hechas. S. Por ejemplo. pero. M. F. por consiguiente. puede afirmarse que el examen judicial de la escritura y. no puede limitarse el Agente del Ministerio Público a un examen superficial de la escritura sometida a calificación. de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 2230. tampoco es válido para los casos en los que uno de los cónyuges trata de ingresar en la sociedad en la que el otro ya era socio. supone el censentimiento de cada socio. El contrato de sociedad. ya que tanto el Ministerio Público como el juez sólo deben tener en cuenta en ese proceso de calificación si "se han satisfecho las disposiciones legales taxativas". Cód. en cuanto contrato plurilateral. como se indicará después. A continuación debemos analizar los efectos que produciría la falta de tal autorización. desde el punto de vista de la procedencia de la inscripción. que viene a oponerse al consentimiento de todos y cada uno de los demás socios. Por otro lado. G. igualmente necesitará la autorización judicial. incluso dentro del marco de la L. O. los presupuestos de los que depende en el sistema normativo la conformación legal de la sociedad sin tener un poder discrecional. la falta de autorización no debe estimarse como una nulidad relativa que sólo podría ser invocada por la persona afectada. sino en su fondo. el juez debería decretar la inscripción de la correspondiente escritura. que la misión del juez es la de examinar si la escritura constitutiva reúne no sólo aparentemente. Por lo tanto. sea de ingreso posterior. es decir por la mujer. Puede discutirse. sino que deben fijarse en las declaraciones de fondo. no deben limitarse al análisis formal de la escritura. la intervención del agente del Ministerio Público. si la actuación del juez y la del Agente del Ministerio Público en el trámite de la calificación de la escritura. Pudiera sostenerse que el juez y el Agente del Ministerio Público. sea fundador. Por supuesto que este argumento no tiene validez alguna cuando marido y mujer fundan la sociedad. Pueden sustentarse dos criterios. para que en caso de encontrar circunstancias sospechosas. No cabe decir que el contrato se establece entre la mujer y la sociedad. ha de limitarse al estudio de la forma de la misma o bien puede entrar al análisis del fondo de las declaraciones que en ella se hacen.30 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ dad ancnrma en la que su marido también es accionista. sino que ha de considerar . puedan oponerse a la inscripción de la sociedad.

La voluntad de los socios debe manifestarse libre y espontáneamente. (art. 11) Vicios del consentimiento. de cualquier clase. por lo que sería de desear una nueva redacción del Código Civil en esta materia. deberán indicarse los nombres. M. pero ello puede ser motivo de graves complicaciones. En este caso se encuentran. F. concierne a un problema de orden público y produce una nulidad absoluta. basta con invocar el artículo 6.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 31 todos los puntos de la misma. Civ..w Para concluir. . ob. los corredores. S.. además de que el artículo 174. ctt. S. ya que la prohibición s610 concierne al ejercicio de comercio en nombre e interés propios. es evidentemente una disposición legal taxativa. De aquí se deduce que el Agente del Ministerio Público debería oponerse a la aprobaci6n de una escritura en la que faltase tal requisito. Además de múltiples preceptos concretos que pudieran citarse. ya que nadie se ha preocupado de esta prohibición.). exenta de vicios. Finalmente. El artículo 1795. D. estas prohibiciones tienen un alcance mayor. 1. L. 11:5. ha sido de hecho. M. M. los quebrados no rehabilitados y los condenados por ciertos delitos (art. porque la Ley se los prohibe.). M. sino también el que se tenga intervención de ninguna clase en las sociedades mercantiles. sino la inexistencia de las legitimaciones. pág. nacionalidad y domicilio de las personas físicas o morales que constituyan la sociedad. En lo que atañe a los efectos de la inscripción" de una escritura en la que se hubiese omitido dicha autorización. Co. hasta ahora. G.. en el derecho mexicano. venga a ser socio de otra sociedad mercantil. D. La solución. 30 AULETTIi. 12. debe advertirse que no hay en el derecho mexicano la menor dificultad en que una sociedad. C. Cód. Cód. qu. F. Co. creo que la sociedad una vez inscrita no podría ser anulada con efecto retroactivo.e indica que. La falta de autorización como no determina un defecto de capacidad. La actual redacción del C. como primer dato de la escritura constitutiva de una sociedad. 12) nos evita este problema. más acorde con la realidad. para que quede demostrada la inexistencia de restricciones en este punto. G. conviene indicar que ciertas personas aunque tengan capacidad para el ejercido del comercio no pueden dedicarse al mismo. En otros sistemas legislativos. sino que la declaración de nulidad sólo obligaría a la sociedad a disolverse de acuerdo con las disposiciones gene~ rales sobre disolución y liquidación de sociedades mercantiles (interpretaci6n del arto 2. Civ. puesto que no s610 impiden el ejercicio del comercio en nombre propio. fracción 1. y el juez dictar sentencia en este sentido.

es decir. es decir por la existencia de dolo. como se puede ver en la redacción de los artículos 3. "En tal sentido se identifica con el concepto clásico de causa como contraprestación que induce al contratante a la prestación. "objeto" indica las prestaciones recíprocamente prometídas por los socios contratantes en el contrato sinalagmático. pág. VIVAN'Ó~. Sección tercera: Objeto del contrato social 1) Concepto. M. a las aportaciones. ob.32 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ manifiesta que todo contrato puede ser invalidado por vicios del consentimiento. D. 1812 y 1819). F. tomado en este sentido técnico. fracción IV y 229... G. 1. pág. en su artículo 1824 define como objeto de los contratos:" 1. El artículo 6. y objeto en su acepción vulgar. 83 Sin embargo. F. 2692 Y. 109.. en lo que equivale al tipo de actividades qne la sociedad debe realizar. de donde se infiere la necesidad de que cada uno aporte algo. S. Hay una cierta vacilación en la doctrina y en la legislación sobre el significado de la palabra objeto de la sociedad. cit. conceptos definidos por la ley civil (arts. Así. 182. 2693. ciones de los socios consiste en las aportaciones que los mismos han de realizar. para VIVANTE 31 el objeto de la sociedad. tratándose del contrato de sociedad y relacionado lo dicho con la definición del mismo. por lo qne. se habla de objeto del contrato de sociedad para referirlo al objeto de las obligaciones de sus socios. 81. 111. Tras esta exposición. el "objeto" es la finalidad de la sociedad. cit. 1. Civ. Otro tanto cabe decir del Código de Comercio español. está constituido por las operaciones mercantiles que se propone realizar. el mismo !e. VI. fr. Il. en sus artículos 26. especialmente.. según el lenguaje del Código. . a su vez el objeto de las obliga. la cosa que el obligado debe dar. 32 SOPRfu~O. 6. podemos decir que el objeto del contrato de sociedad son las obligaciones qne están a cargo de los socios. (0111· En resumen. Esencialidad de la "por/ación. violencia o error. habla de objeto en sentido de finalidad. núm. SIIS recursos o mr esfuerzos. el hecho que el obligado debe hacer o no hacer. Debe distinguirse rigurosamente entre objeto. D. Civ." 32 El Cód. fracción Il. por extensión. Para otros autores. De modo parejo podremos decir que según la Ley General de Sociedades Mercantiles. podemos preguntar si es esencial que todos y cada uno de los socios realicen una aportación. la aportación de los socios titllye el objeto del contrato. La respuesta resulta del artículo 2688. mutuamente a combinar 31. la trascendencia de estos vicios la analizaremos en el capítulo que dedi- camos a los efectos del incumplimiento de los requisitos del contrato de sociedad. Por consiguiente.. fracción Il. nos ob. fracción III. 1.

de capital. en cambio. el asumir simple. pág. pero. podremos decir que en la sociedad anónima y en la sociedad de responsabilidad limitada. Depende de la clase de sociedad de que se trate la posibilidad de que en ella se aporten recursos o esfuerzos.cuantto dispone que es un requisito esencial de la escritura constitutiva la expresión de lo que cada socio aporte. respecto de sus socios comanditarios. sin excepción. puesto que el contrato de sociedad supone el mutuo compromiso de combinar recursos o. e 3 . Las sociedades civiles pueden constituirse sin aportaciones materiales. socios puede consistir en una cantidad de dinero u otros bienes 34. no cabe más que aportación de recursos. Lo que la ley exige es que el socio aporte bienes o trabajo. así como en la en comandita. Si por recursos entendemos valores con existencia objetiva y económica.o fin del contrato. que para las de responsabilidad ilimitada. sin perjuicio --en este último caso. y por esfuerzos... mente una responsabilidad. di fronti a terai che troyano garanaia solo nel patrimonio socíale. 125. La cuestión que surge ahora es la de determinar cuándo pueden aportarse recursos y ruándo esfuerzo. ob. Y esto lo decimos lo mismo para las sociedades de responsabilidad limitada. en cuanto que. pero. inseparabIes de la persona física. nos permitirá establecer ciertas conclusiones. dice: "Non si pub concepire un socio limitatamente responsabile senaa apporto. pero." S5 Véase AULETrA. ob. í'esistenza del conferimento essenciale e nei rapporri intemi per l'onerositá del negozio. actividades personales. AULE17fA. 125. 2689) que la aportación de los. esfuerzos. Debe admitirse. a través de ella. en la sociedad colectiva y en la sociedad en comandita simple y por acciones." Los socios ilimitadamente y limitadamente responsables tienen una doble obligación: la de aportar y la de responder. cit. en cambio. sólo . el que sea indispensable en todo caso efectuar una aportación es dudoso para algunos escritores modemos. porque con ambos se compone el capital social. en .TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 33 lleva a la misma conclusión.. así como también la de si debe considerarse como aportación la asunción de responsabilidad por parte de un socio. Nos parece que la aportación del socio no puede en ningún caso limitarse a asumir responsabilidad.r" En el derecho mexicano.de la suscripción de sus acciones. cit. es perfectamente posible una aportación de esfuerzos. no nos parece que la cuestión resulte discutible. por lo que se refiere a sus socios comanditarios. pues claramente' dice el Código Civil (art. Una atenta consideración de la legislación civil y de la mercantil. e nei rapporti estemi. que marcan desde luego dos regímenes distintos para las sociedades sometidas a uno o J. la esencialidad de la participación de los socios en la responsabilidad. pág.con la aportación del esfuerzo personal de sus socios. otro. puede verse un aspecto del motivo. no cabe dentro del concepto de aportación. no basta el compromiso de responder.

S. puede haber socios cuya aportación consista en industria. G. instrumento al servicio de la finalidad que se persigue y masa de responsabilidad para sus acreedores. La responsabilidad es una consecuencia de la calidad de socio y su alcance puede ser totalmente distinto del de la aportación. porque el capital no es en las sociedades civiles un instrumento esencial. como sí lo es la aportación. es decir. 212) Y aun en aquéllas. Puede haber socios industriales en la sociedad colectiva y en la sociedad en comandita. La sociedad mercantil tiene una estructura totalmente distinta. 1194 Y el Informe de 1933. Se restringe así el contenido de lo que cada socio puede aportar. C. en la esfera de ID civil (arts. frs. causa ésta de disolución. F. pero no presupuesto de ella. Las sociedades civiles no se disuelven por la pérdida del capital. Finalmente. J.). la mención del capital social y la de lo que cada socio aporte en dinero o en otros bienes. no cabe que en una sociedad mercantil todos los socios sean industriales.). podemos exponerlos sintéticamente como sigue: . que se aplica a toda clase de sociedacles mercantiles y que prueba la estricta necesidad de que exista un patrimonio para que pueda haber sociedad mercantil. L. D. Sin duda que las aportaciones de industria son valorables en dinero. C. Las sociedades mercantiles se disuelven por la pérdida de las dos terceras partes del capital. Por consiguiente. M" determina como requisitos esenciales de la escritura constitutiva de toda sociedad mercantil. F. asumir el compromiso de responder no es aportar nin- guna de las cosas a las que la ley limita objetivamente el contenido de la obligación de aportación. entre las establecidas legalmente (art. pero necesariamente tiene que haber otros que aporten dinero o bienes que sean valorables en él. la simple asunción de responsabilidad no puede concebirse como aportación en las sociedades mercantiles. deben existir socios capitalistas para que sobre la base de sus aportaciones se establezca el capital social. t.. pero. Civ. al menos no figura esta causa de disolución. V y VI. XXXVIII.34 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ o en su il1dflJ/ria. porque no contribuyen a ioimar una suma efectiva de responsabilidad y las sociedades mercantiles suponen fundamentalmente la existencia de un patrimonio. La obligación principal es la de aportar. no son aportaciones de dinero ni de otros bienes. El artículo 6. pág. Es indispensable la existencia de un capital formado por aportaciones de cosas susceptibles de una evaluación económica. S. La responsabilidad es una consecuencia accesoria de la calidad de socio. D. I1) Principios generales en materia de aportación. 2720. pero. Civ. 2688 y 25. F. ya que pueden existir sociedades sin patrimonio. pág. Los pnnClplOs fundamentales en esta materia. pero no en la sociedad de responsabilidad limitada ni en la anónima (V.

En las sociedades de personas basta con que la cuantía de la aportación sea determinable. Como la prestación puede tener por contenido cualquiera de las prestaciones propias de los contratos de cambio -dar. y precisamente en la forma convenida y no en otra distinta. derechos de propiedad industrial. El socio debe aportar algo. S. C. pero sólo lo prometido y nada más que lo prometido. no frente a sus socios.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 35 Es irrelevante el contenido de la aportación. pero. que es el titular jurídico de esta prestación. dt. El Código Civil establece los conceptos de la posibilidad natural o jurídica y el de lo ilícito. pág. lo que prometa. M. La aportación como obligación es básica. en cuanto constituye el objeto mismo del contrato. C. Anteriormente hemos hecho una breve interpretación del artículo 2688. préstamo. Combinando dicho artículo Con diversos preceptos de la 1.86 mientras que en las sociedades de capital domina el principio de la exacta deterrninación del mismo (arts. esto es.. los créditos ordinarios o especiales y los incorporados en títulosvalores. fr. en los que el contenido de la prestación está legalmente determinado. La aportación es una obligación de contenido determinado o determinable. D. al tenor del cual pueden aportarse recursos o esfuerzos. la cosa objeto de la aportación debe existir. los administradores de la sociedad y sus representantes especiales en caso de liquidación y quiebra son los que pueden exigir el cumplimiento de esta obligación. .). Civ. 10 que supone que toda aportación es ilimitada. Las aportaciones han de reunir las características establecidas en los artículos 1825. 1827 Y 1828. aro 3B AULE'ITA. Las aportaciones en especie. III) Qué se puede aportar A) Consideraciones genera/es. pueden ser sustituidas por su equivalente en dinero. F. Debe efectuarse frente a la sociedad. el hecho debe ser posible y lícito. Civ... 64. Si se trata de prestaciones de hacer o de no hacer. ser determinada o determinable en especie y estar en el comercio. (véanse especialmente los arts. es decir. compraventa. M. el socio debe aportar a la sociedad lo prometido. este algo puede referirse a cualquiera de las prestaciones que la ley admite como posible contenido de las obligaciones. a diferencia de otros contratos.. a no ser que resulte del contrato que su contenido es esencial. D. ob. S. la aportación se realiza una vez. hacer. 91 Y otros más. arrendamiento. sólo una vez. 1. F. intelectual. incluso sería válida la determinación por acto de tercero. G. 89. G. 11 y 12) puede decirse qne en el concepto de recursos caben los bienes muebles e inmuebles. IV. no hacer-. se deduce de ello la aplicación analógica de los principios correspondientes. 133. etc.

y. . la aportación parcial deberá entregarse al transcurso del mismo. cabe que exista una fijación precisa del momento en que la aportación faltante debe ser abonada. las aptitudes especiales. ya sea dinero (aportación de numerario} ya de otra naturaleza (aportación de especie). M. Civ. en defecto de este señalamiento. Se aportan recursos cuando se aportan bienes. todo lo que forme el aspecto intelectual o espiritual de la persona humana. y la orientación general de la L. la experiencia. no presenta grandes complicaciones. serán exigibles a los diez días después de contraídas. cosa perfectamente fungible. en general. Por lo tanto. y al día inmediato si llevaren aparejada ejecución. etc. en la medida en que puedan ser Por esfuerzos ya se advirtió que debían entenderse aquellas calidades ínse- parables de la persona física de la que emanan como actividades de ella. JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ tistica. La aportación también puede cumplirse parcialmente si así se previno en el contrato. muestra la posibilidad de aportar recursos o esfuerzos. G. puesto que le son aplicables las reglas generales que señala la ley en materia de obligaciones de dar y de pago en dinero. En este concepto caben los conocimientos intelectuales. son los estatutos los que pueden decidir si será competencia de la administración o de la asamblea o junta de socios y con qué modalidades. Si existe plazo. La enumeracion que hemos hecho. la sociedad decidirá su exigencia cuando lo estime conveniente a sus intereses. -Dada la índole del contrato de sociedad. M.. el problema es igual al que acabamos de resolver. o Jos estatutos pueden ser omisos sobre ello. E! pagn de la aportación deberá hacerse en el momento que se fije en el contrato. Co. es decir. C. es una cuestión que no ha sido reglamentada en la ley. como aportación de trabajo o indmtria es el ter- cer supuesto que se desprende del artículo 2688. en el sentido de que las obligacions que no tuvieren término prefijado por las partes o por las disposiciones de este Código. debe tenerse en cuenta lo dispuesto en el artículo 83. que se cumple por el pago de cantidad prometida. si no lo hay. La aportación de numerario es una obligación de dar dinero. debe entenderse que la aportación debe ser satisfecha inmediatamente que el contrato se celebra. La determinación del órgano al que corresponde la exigencia de pago de las aportaciones parciales pendientes de realizarse.36 transferidas. a) Aportacián de numerario. B) Examen de lo! diversos bienes aportables. S. F. Por la parte aún no entregada. así como las concesiones del Estado.. D. es decir. C. las dotes de orga· nización. si sólo produjeren acción ordinaria. Como 'obligación de dar dinero. salvo que exista un pacto expreso de aplazamiento. La aportación de esfuerzos.

es decir. es decir. El retraso en el cumplimiento de la obligación de aportar.. estimarnos que debe ser la administración a quien corresponda esa competencia. que reconoce a la sociedad anónima el derecho de aplicar el. desde el momento en que se le reclame el abono ya sea judicial o extrajudicial. en la sociedad de responsabilidad limitada la cuantía mínima de la aportación inicial asciende al 50% del total. fr. por exclusión del socio incumplido. y que dependen de que la fundación sea simultánea o sucesiva. dejando sólo el remanente para el accionista moroso" Para el socio excluido por incumplimiento de la obligación de aportación valen las disposiciones de los articulas 14 y 15. G. en este caso ante notario o testigos (art. En la sociedad anónima existen reglas especiales que examinaremos en momento oportuno. 1. .). en cuya virtud quedará sujeto a las responsabilidades que puedan surgir por los negocios jurídicos realizados durante la época en que tuvo la calidad de socio. acciones de los socios morosos a cubrir lo debido. y en las sociedades cooperativas se fija en el 100/0.. los gastos de procedimiento.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 37 Si los estatutos callan al respecto. c. 1. La ley alude a ello expresamente en el arto 120. G. Il. los gastos de venta y los intereses legales. C. M. mente. debiendo hacerse hasta entonces la liquidación del haber social que le corresponda. fr. L. M. Ca.. en las sociedades anónimas los artículos 117 y 121 inclusive regulan el mismo problema. 84. provoca la mora del socio infractor. el socio estará en mora por el simple transcurso del día en que se hubiera fijado para realizar la aportación y si éste no se hubiere determinado y dependiese de la exigencia de la sociedad. M. otra. G.). tiene límites en las sociedades capitalistas. Ca. se requiere un previo desembolso para la constitución de las mismas. los daños que se deriven del incumplimiento reclamado. el pago de los intereses moratorios. producto de la venta de las. el artículo 50. S. Ante la actitud del socio que no cumple con su obligación de aportación pueden darse dos soluciones: una. S. M. En la sociedad anónima debe desembolsarse el 200/0 del valor de las acciones pagadoras en dinero y la totalidad de aquellas que en todo o en parte hayan de ser satisfechas en bienes distintos de él. la de obtener el cumplimiento forzoso de la obligación asumida. M. 85. S. Como en los contratos mercantiles no pueden reconocerse términos de gracia o cortesía (art. n. En las sociedades de personas. la exclusión por incumplimiento da derecho a la sociedad a exigir daños y perjuicios. Desde luego. porque en ellas el capital es fundacional. la de ir a la rescisión del contrato. La libertad de establecer el abono total o parcial de la aportación. nos da la base para establecer la exclusión del socio incumplido. al mismo tiempo que la sociedad puede retener su participación social hasta que concluyan las operaciones pendientes.

L. En efecto. Pueden aportarse a la sociedad títulosvalores de cualquiera naturaleza. lo que es de especial interés para las sociedades Holding. y aun para los propios socios. Civ. M. El uso o habitación. cabe en este concepto. Este ambiente de desconfianza cristaliza en la sociedad anónima (art. con mucho. ya de los rcpresentativos de mercancías. deben tratarse con desconfianza las aportaciones en especie. Civ. puesto que esta circunstancia es indispensable para la válida constitución de la sociedad mercantil. 2. 141. Tltulosoalores de otra clase. no es transferible. Civ.) deben destacarse: Acciones. Aportacián de inmuebles. en la que las acciones pagadas en todo o en parte mediante aporta- ciones en especie deben quedar depositadas en la sociedad durante dos años. Deberá efectuarse de acuerdo con las exigencias de la ley civil. D.). C. caben Jos siguientes supuestos. C. Civ.). Propiedad intelectual (art. el caso más numeroso. la constancia de la misma en escritura pública tiene un especial valor. los derechos sobre marcas. 758. que con mucha frecuencia suponen quebrantos y graves perjuicios para los terceros que contratan con la sociedad. También pueden aportarse la posesión y los derechos hipotecarios. C. por ser personalísimo. salvo que se trate de trabajo o actividad que es el contenido propio de las aportaciones de trabajo o industria. b) Aportaciones de especie. que establecemos por vía ejemplificativa. 755. P. D. P. D. 1. Merece especial mención la aportación de derechos reales sobre inmuebles. como son los de servidumbres y derechos de usufructo. patentes.). lo que constituye en la práctica. para responder de las diferencias de valor. que conceden a la sociedad los mismos derechos que a un particular a quien se le hace titular de una de esas relaciones jurídicas. G. ya de los de participación. aunque en todo caso ha de constar en escritura pública. P. 753 y siguientes C. una supervaloración de los bienes aportados puede significar un gran beneficio para el que 10 hace y un perjuicio decisivo para la sociedad que lo sufre.38 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Si ha de llegarse al cumplimiento coactivo de la obligación de aportación. No hay ninguna dificultad en la consideración de las acciones como bienes muebles (art. Son bienes inmuebles los comprendidos en la lista del artículo 750. avisos y nombres co- . En general. Aportación de muebles. P. Los derechos de autor -propiedad intelectual-c-. ya se trate de los de contenido crediticio. Ya se trate de muebles por naturaleza ya por disposición de la ley (arts. Dentro de la aportación de especie. Todo 10 que no es dinero. S. D. en la forma y en los casos que consideramos después.

pero aleatoria) y la de cosa que normalmente ha de existir (aportación condicional) es posible. y en el segundo. 38 Sobre cesión de concesiones. oh. 1937. Apor/aci611 del nombre.. ya de patrimonios en copropiedad. Delle sodeta a delle associazioni commerciali. al suscribir las acciones... aguas. pág.. debe imaginarse la posible aportación de conjuntos patrimoniales. 21.). LA rosa in senso giul·¡dico. pág. ob cit. pág. porque la aportación ha de ser totalmente realizada a la constitución de la sociedad o. MAlORCA. en el primer caso. FRAGA.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 39 merciales -propiedad industrial-. es decir. en efecto. no es motivo de rescisión del contrato. Padue. Cuando éstas sean transmisibles podrán ser aportadas observándose los requisitos que para la transmisión establecen las leyes respectivas. núm. págs. LA compraoendita di cosa futura. sean sociedades en liquidación o no. cit. s610 lo es. porque la prestación consistía en la alea. págs. mientras no se haya causado. Derecho Administrativo. Además de la aportación de bienes aislados. 1930.v Concesiones administrativas. M. y SALIS L. L. incluso. P. S. dice AULElTA. Sobre este punto pueden verse. . 1826.'I"'l"A.. pero. en el caso de aumento. L. ya se trate de patrimonios individuales. precisa y determinada y de una aportación cuyo importe esté sujeto a variaciones e. 30 de la Ley de marcas y nombres comerciales y 62 Y siguientes de su Reglamento." lIh Las aportaciones de especie en las sociedades anónimas no admiten esas combinaciones. que sustituye a las anteriores. Aportacián de COsa [utura. 21. la de cosa para el caso que exista (aportación pura. 1924. en cuanto pueden ser objeto de contrato (art.). Turín. y equivalentes en la L. :1O AutI!. y el accionista responde de las diferencias de valor (arl. 39 bi. págs.0 Ob cis. Padua. 1935. 246 a 268 y DEGNt. 134. 1. 4. euyo estudio se hace en el capítulo de causas de disolución. 14 y sigs. "La acción. F. pueda reducirse a cero. ya de patrimonios sociales. 134. 141." 37 Yéanse NAVARRlNNt. PIe. CARLO. cuando la sociedad no haya asumido el riesgo de la inexistencia de la cosa aportada. G. Las cosas futuras pueden ser aportadas a la sociedad. v. especialmente págs. La compl'avcl1dita. Hipótesis especial es la de fusión. Civ. Milán. C... PIe. D. ctt. 1. La posibilidad de que un socio se limite a aportar su propio nombre ha sido objeto de amplia controversia. ya de sucesiones. 63 a 69. transportes y otras similares.w La aportación de esperanza (speí) como la de cosa futura (reí speratae]. 241 y sigs. Nunca puede ser objeto de aportación la herencia. ob. la existencia de la cosa." Patrimonios. Ley de patentes y 81 de su Reglamento.40 está concebida como un título dado a cambio de una aportación real. están sujetos a un procedimiento propio para la transmisión (arts. 61. Pueden ser objeto de aportación las concesiones sobre minas. P.

Sin embargo. intelectuales o materiales. asumiesen la obligación de aportar esfuerzos... cit. sobre compraventa de cosa ajena..o o de esfuerzos. F. . C.. Esto es P> 41 Entre otros muchos. F. págs. por aplicación analógica de lo dispuesto en los artículos 2270 y 2271. El incumplimiento de la obligación de aportación en especie. D. de manera que no siendo objeto de una aportación social deberían serlo de un contrato de prestación de servicios o de trabajo. La aportación de trabajo no cabe en las sociedades capitalistas. que tendremos ocasión de estudiar posteriormente (art. insistimos. como tendremos ocasión de estudiar cuando tratemos de la participación en los. En las sociedades de responsabilidad limitada. G. .de la cosa ajena aportada. 155 y sigs. beneficios. L. SOPRANO ob. págs.40 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Aportación de cosa ajena y aportación condicional. el aportante adquiera la propiedad .. Ya hemos visto que en la sociedad anónima debe realizarse íntegramente al momento de su constitución y que en la sociedad de responsabilidad limitada debe entregarse el 50% de toda clase de aportaciones. Civ. o alguno de ellos. También' sería lícita la aportación de cosa ajena. este tipo de aportaciones no cabe cuando se trata de sociedades de capital. . . Civ. . cuando sea posible. ob. véanse CoPPER-RoYE~. salvo en el caso de fundación sucesiva de la sociedad anónima. las que deberían tener una compensación especial.. El socio que hace una aportación de industria es llamado socio industrial. pero sí sería" posible que los socios. de modo que. y puede motivar la exclusión del infractor o el cumplimiento coactivo. tampoco es posible una aportación de trabajo o de industria. depende del contrato. Como se ha dicho. La aportación de cosa cuya propiedad está sometida a condición suspensiva o resolutoria es posible y tiene el mismo trato que la aportación de cosa futura. 279 Y sigs. C. como dice el artículo 2688. según los casos. antes de la celebración de la asamblea constitutiva.. J..J. ) . será incumplimiento de una obligación de dar cosa cierta o incierta. En los demás casos. 114. ésta es la llamada tamo bién aportacián de industria. por lo que 'se refiere al cumplimiento de la obligación común de aportación.. M . . en concepto de prestaciones accesorias. S. El régimen jurídico del socio industrial ha merecido en el derecho mexicano una consideración favorable. Consiste en la prestación de las energías personales. D. En la anónima. cit. el esfuerzo de su personal puede ser retribuido con las mal llamadas accione¡ de trabajo. La realización de la aportación en especie depende de la escritura y de la clase de sociedad. e) Aportación de trabajo.

se trata de una aportación en propiedad. la ley ha establecido que la aportación de los bienes se efectúe pasando el dominio de los mismos a la sociedad y que sólo excepcionalmente puede pactarse la simple aportación de uso. la sociedad un usufructo del cual es titular el aportante. para una hipótesis completamente diferente. F. Si el socio aporta a la sociedad un derecho de usufructo ya sea que 10 cree. F. desde luego. El nombramiento de administrador hecho en la escritura constitutiva tendrá a veces significación especial. Igual solución se establece en el artículo 2689. al establecer que las aportaciones se entenderán traslativas de dominio.). constituirá una obligación para el socio. mientras que lo que caracteriza la vez.que hace esta aportación. el asociado transfiere a la sociedad la integridad de sus derechos sobre la cosa. G. En las sociedades colectivas y en comandita. 1. M. ·de ese derechoreal yen· COncepto de dueño puede.cosas aportadas cuya titularidad jurídica continúa vin~lad~ . M. S. "Esta combinación ha sido calificada alguna con error a nuestro juicio. . Debe distinguirse la aportación de una cosa en uso o goce de la aportación de un usufructo.que la sociedad adquiere la titularidad jurídica. D. de manera . En cambio. De dicho precepto se deduce que. Civ. Puede paetarse la aportación de trabajo. Esta última aportación debería ser asimilada.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 41 sible. resuelve el problema. el título de constitución del usuf meto. en cuanto el socio asuma la adrninistración y representación de la sociedad. IV) Efectos de la aportación. ya que transmita el constituido a su favor. D. Si ello se conviene expresamente en los estatutos. reservándose el socio la propiedad de las cosas que. a una aportación en propiedad. y particularmente para ellas se han establecido las disposiciones generales de los artículos 16 y concordantes. sí es normal la aportación de energías en todas sus formas. que tiene carácter general.e n-el socio. puesto que tanto en el uno como en el otro caso. ·porque la participación en los beneficios puede no ser estrictamente proporcional a la cuantía de la participación en el capital.disponer de él sin más limitaciones que las que .. de aportación de IIIttfrttcto.sólorecibe la posibilidad de utilizar las. El artículo 11." "Tal expresión es equivoca y debe reservarse.integran su aportación. como regla general. S. C. L.hayan señalado la ley o. C. a saber: para el Caso en el que se aportase a. el infractor quedará sujeto al pago de los daños y perjuicios (art. salvo pacto en contrario. en la sociedad de responsabilidad limitada. Civ. en la aportación de goce la sociedad . mntatis mutandis. COmo tendremos ocasión de estudiar en la sociedad colectiva. en nuestra opinión. G.. 2104. como ya antes se dijo. por lo que. El incumplimiento de la aportación de trabajo es sencillamente incumplimiento de una obligación de hacer.

cis. 44 PIe. 1.42 JOAQuíN RODRíGUEZ RODRÍGUEZ aportación de goce propiamente dicha. 143. a hacer gozar a la sociedad de la cosa durante un tiempo determinado. núm. el derecho de percepción previa del socio con ocasión de la disolución. J. cit... es que el apartador conserva la propiedad de la cosa y él se obliga simplemente. Una variedad de esta forma de aportación es aquella en la que la sociedad puede disponer de la cosa. THALLER. ob. "El socio debe dejar que la sociedad disponga de la cosa y realizar los contratos concluidos por ella dando su consentimiento a las enajenaciones realizadas o como ocurre más frecuentemente. J. cit. J. pág. tomo XII.. Es constitutiva cuando el socio crea sobre un derecho suyo uno menor de la sociedad. es susceptible de aportación constitutiva.. 234. núm. que la aportación del usufructo de una finca hace inembargable la nuda propiedad. F. pág. el aportan te es dueño de la cosa y puede disponer de ella aun en contradicción con las disposiciones contractuales. frente a terceros." 43 En las relaciones externas. Así." H El derecho de uso. página 865). ob. WmLAND. 541. dando a los órganos de la sociedad una procura para contratar. cit. ob. 42 PIC. AULElTA. 142. pero no traslativa. "A una tal estimación equivaldría al fin y en consecuencia. quien considera que tal poder sería irrevocable. 43 AULElTA." 42 En este Caso especial. sino sobre el importe de la estimación. cit. La adquisición es traslativa cuando el derecho que tenía el socio es transob. La aportación del socio supone siempre una adquisición derivada para la sociedad. núm. 36. Las relaciones "internas" se regulan como si el objeto perteneciera a la sociedad. oh. técnicamente hablando. La Suprema Corte de Justicia mexicana ha dicho (S. ob. J. aunque se encontrase en especie en el activo social. 36.. cil. por ejemplo. todos los derechos reales constituidos a favor de la sosiedad sobre bienes de la propiedad del socio aportante: servidumbres. uso. ob. usufructo. debe reintegrar su valor a la conclusión de la sociedad. por deudas sociales.. por ejemplo). que se ejercería no sobre el objeto. núm. pero. pág. . 101. cit. ya sea como cosas materiales o inmateriales (usufructo de derechos. HOUPIN. como arrendador.. los frutos de la cosa y el aumento del valor van en su beneficio así como el riesgo por los aumentos o disminuciones de valor va a su cargo. conviene distinguir 105 efectos que tal aportación produce en lo que se refiere a las relaciones de los socios con la sociedad. pero esta adquisición puede ser constitutiva o traslativa. de acuerdo con la posición de von THUR Die ullwiderruf/iche Vol/machi. y en 10 que atañe a las de la sociedad con terceros.

. D. Cív. Pisa. F. además de algunas normas particulares que se encuentran en e! Código Civil (art. Así. según que se transmita a la sociedad la titularidad plena sobre el derecho aportado. . dice al final que "el riesgo de las cosas no será a cargo de la sociedad. como ocurre en el derecho francés e italiano. lo que siguificará que e! contrato podrá ser rescindido en su contra. de! que la sociedad puede disponer a su arbitrio. Cód. Civ. e! problema queda planteado en términos de derecho civil para fijar cuándo existe esa entrega y cómo debe soportarse e! riesgo antes y después de la misma. En efecto. art. no hace falta recurrir a las normas dictadas para el contrato de compraventa.. rr. De este modo. en el ordenamiento mexicano. fr.. reduciendo el valor de la aportación al efectivo que tengan cuando se le entregau. páginas 32 y sigs. o sólo se aporte el goce del derecho (prácticamente hablando.. S. Si las cosas simplemente se han deteriorado por culpa del socio. F.. c.~t. el segundo atañe a la hipótesis de aportación de cosas indeterminadas. M. Véase sobre este punto FERRARA.1. con exigencia en ambos casos de daños y perjuicios (art. Para hallar una solución a este problema. Il") Riesgo de las cosas aporladas. F. b-i4 Estas últimas aportaciones pueden se! de dos clases. c.). 1') Indicaciones generales. y por lo tanto las cosas perecen para él. 2017. G. o bien por la rescisión del contrato. F. la sociedad podrá optar porque se le entreguen en el actual estado. Corso di Diritto Cioile. D. y 2119 Y sigs. fr. sino hasta que se le haga la entrega respectiva". debiendo abonar los daños y perjuicios que hubiere ocasionado (art. por culpa de la sociedad o por caso fortuito. 12). es indispensable distinguir dos casos: el primero concierne al supuesto de que se haya convenido la aportación de cosas determinadas. V) Riesgo de las cosas oporladas.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 43 mitido a la sociedad. r. Si el perecimiento ocurre por culpa del socio debe soportar e! riesgo. Para la resolución de este problema en e! derecho mexicano. Civ.)... el socio aporta a la sociedad la servidumbre de que él era titular o el usufructo establecido en su favor. El articulo 11. Cuando se trate de aportación de cosas determinadas puede suceder que el perecimiento o deterioro de las mismas ocurra por culpa del socio. 2017. D. 2017 y sigs.). hay disposiciones generales sobre el riesgo y la evicción de las obligaciones de dar y hacer (arts. 1933. ~. de la cosa objeto del derecho). 2702 y en la Ley General de Sociedades Mercantiles.

si las cosas perecen o se deterioran por caso fortuito. D. frs. 2017. por lo tanto.. el enajénante miento por los defectos ocultos de la cosa enajenada. fr. 2284. F. pero. lo mismo que si las cosas sólo sufrieron averías (art_ 2017. "en los contratos en que la prestación de la cosa no importe la traslación de la propiedad. III') Evicciáll. Cód. Y concordantes). sino cuando la cosa es individualizada. a cuyo tenor. F. además. y. Civ. F. De. Civ. D. Civ. D. D. el riesgo lo soporta normalmente el socio. si el perecimiento es por culpa de la sociedad. Cód. en estos supuestos. F. V. Cód. Civ. Si se trata de aportación de Cosa indeterminada debe partirse del principio general de que los géneros no perecen (genere non peretll1!) y. en cuyo caso esta aportación de género se considera como aportación de cosa determinada. según cuyo tenor literal: "cada socio estará obligado al saneamiento p~ra el caso de evicción de las cosas que aporte a la sociedad como corresponde a todo enajenante y a indemnizar por los defectos de esas cosas como lo está el vendedor respecto del comprador. D. el riesgo será siempre de cuenta del acreedor. C.. F. La entrega de la cosa puede ser real o virtual. por otra parte. Todo el que enajena está obligado ción. a no ser que se trate de la aportación del conjunto de un género. Cuando la aportación es simplemente de aprovechamiento se aplica lo dispuesto en el artículo 2024. . de acuerdo. esta misma obligación se establece con referencia especifica al socio por el artículo 2702. D. aunque nada se haya expresado en el contrato (art. el perjuicio lo sufre la sociedad (art. 2142.44 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Por el contrario.·D. estas disposiciones resulta claro que el socio responde del goce pacífico de la cosa que aportó en propiedad a la sociedad o simplemente en goce. Cód. III y IV.). es decir. mas si lo que prometió fue el aprovechamiento de bienes determinados. Finalmente. C.) está obligado al sanea- que Ia hagan impropia para los usos a la que se la destina o que disminuyan de tal modo este uso que de haberlo conocido el adquirente no hubiere hecho la adquisición o habría dado menos precio por la cosa (art. 10 que quiere decir que. se deduce claramente la obligación del socio de responder por el saneamiento por evicción y por vicios de las cosas aportadas. Civ. F. Civ.). la aportación está válidamente realizada a todos los efectos legales. con lo establecido en el artículo 2702 en su parte final. Civ. todo el género existente en un lugar fijo. Cód. F. responderá por ellos según los principios que rijan las obligaciones entre el arrendador y el arren- datario" .' a la sociedad. los riesgos no pueden pasaJ.). en los contratos conmutativos. a responder de la evic2120. a menos que intervenga culpa o negligencia de la otra parte" r. De Jos dos preceptos antes citados. del mismo modo que en el contrato de compraventa (art.

esto es. Parte esta doctrina de un texto de DOMAT. Un caso especial es e! contemplado en e! artícnlo 12. Llámasele motivo.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 45 siendo aplicable a esta obligación el régimen general de los artículos 2119 y sigs. y de que. así como de la solvencia de! deudor. G." En la sociedad. según el cual: "A pesar de cualquier pacto en contrario. D. sea con brevedad extrema. Civ. responderá de la existencia y legitimidad de ellos. producirá efectos ex I1Imc y no ex tune. M. Cód. ¡ 1') Teoría clJsica. El artículo 1824 lleva como epígrafe "de! objeto y de! motivo O fin de los contratos" y el artículo 1831 dice que el fin o motivo determinante de la voluntad de los que contratan. no debe ser contrario a las leyes de orden público ni a las buenas costumbres. L. . y falta de forma. pese a la aparente desaparición del concepto en los textos legales. F. section J. causa .. hallamos un tercer elemento del contrato. consideramos tres posiciones fundamentales de las varias que se han exteriorizado sobre el problema de la causa. los efectos de la disolución empezarán .. para poder precisar la significación de dicho concepto en el campo de las sociedades. si se tratare de títulos de crédito. luego incumplida por los motivos indicados. Es necesario examinar el problema de la causa. Así que.4" Lois civiles. junto al consentimiento y al objeto. Civ. e! socio que aportare a la sociedad uno o más créditos. según el cual la obligación de una de las partes es la causa de la otra (''l'engagment de l'un est le fondement de celui de l'autre"). Esquemáticamente. Ya apuntamos que la noción de causa no es ajena a la legislación mexi- cana..a producirse a partir de! momento en que se efectuó la aportación." La disolución que se provoque por estos motivos. vicios del consentimiento. y 2412 Y sigs. éstos no han sido objeto de la publicación que previene la ley para los casos de pérdida de valores de tal especie. D. El artículo 1795 del Cód. en la época de la aportación. livre J. 2184 y sigs. Sección cuarta: Cansa 1) Breve exposicián de las Pdllcipales teorias. al especificar las causas de invalidez del contrato. ya que lo importante es e! contenido que se le dé a esos vocablos.. de su motivo O fin. fin o causa. establece cuatro: falta de capacidad. titre J. causa de la obligación del socio sería la aportación de otro socio. F. En las donaciones. siquiera. esto es indiferente. ilicitud del objeto. S.

que es completamente diferente del que se le quiere dar. 159. París. es falso e inútil. pág. cienes derivan del mismo contrato y nacen al mismo tiempo. también su Cours de Droit Civil Positij Fratlfais. esta conexidad que vincula las prestaciones en una relación de dependencia mutua. de manera que ninguna de las partes se obligaría si no es porque va a percibir un beneficio que la otra debe proporcionarle.47 que ha sido el principal expositor de esta doctrina. o por falsedad de la misma. Esta teoría niega la existencia de la causa. 232. PLANIOL. aun en el marco de la doctrina clásica hace aparecer un nuevo concepto. oportunidad de ganancia y riesgo de pér- dida. es la que determina esencialmente a la parte a obligarse y es el fin directo e inmediato que esta parte se propone alcanzar al obligarse.. pero. sin tener que acudir al complejo mecanismo de la causa . núm. la entrega de la cosa. Por otro lado. 48 JOSSERAND. ya que esto es una imposibilidad lógica: puesto que las dos obliga. puede decirse que el concepto de causa es falso. En cuanto a las obligaciones con causa ilícita o inmoral. decir que la prestación que recibe el prestatario. tal como ha sido elaborado por la doctrina francesa. en los contratos reales. casos en los que a juicio del referido autor puede llegarse a la misma conclusión prescindiendo por completo del concepto de causa y teniendo en cuenta la simple naturaleza bilateral del contrato que supone prestaciones recíprocas. es ajena por completo a toda idea de causalidad. V.46 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ es la voluntad de donar. o por su ilicitud. el depositario o el acreedor prendario es la causa de la obligación no es más que confundir el hecho generador de la obligación Con la palabra causa. . 8 ~ 46 DEMOLOMBE." Por análogas consideraciones se demuestra la falsedad del concepto en las donaciones.<6 11') Teoria anticausalista. ob cit." 41 PLANIOL. núm.. porque en las obligaciones bilaterales. no puede decirse que la obligación de una sea la causa de la otra. pág. entiende PLANIOL que basta considerar la ilicitud del objeto para establecer la nulidad de la obligación. en cuyo caso se la toma en el sentido de fuente productora de obligaciones. Les mooites. "Decir que la prestación recibida es la causa de la obligación. 1. es juzgar con el doble sentido de la palabra causa. Del mismo modo. cuando habla del hUI (fin): "la causa --dice. En los contratos aleatorios causa es el alea. Il.de la que el Código de Napoleón se ocupa en los artículos 1108 y 1131. 1930. 345. 1037j BORJA. y en los contratos reales. Siguiendo a PLANIOL. tomo XXIV. pone de relieve la inutilidad de esta noción que sólo se aplica en los casos de nulidad por falta de causa. y considera que este concepto.

es el fin concreto que los autores del acto jurldico se esfuerzan por alcanzar. D. sus Elementos de Derecho Civil. F.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 47 111') Teoría psicolágica de la causa. Merece una consideración más detenida. con los cuales las lineas de separación aparecen con frecuencia poco marcadas. se recoge. cit. . tenemos ahora que preguntarnos q1lé se entiende por causa del contrato de sociedad. 247. F. La teoría clásica resulta aquí inadmisible. F. a cada uno según sus intenciones y según el fin que persigue. sino también los móviles concretos individuales y variables que en un caso determinado y concreto inducen a las partes a contratar.. D.. El artículo 2668 del Cód. Puebla.49 11) Aplícaclól1 al contrato de sociedad. D. nos dice que por el contrato de sociedad. Véase bíbliogmfía en BoR). En el Cód.. 1945. Entiende que la noción de causa no es más que la del motivo de la tesis clásica y opina que la voluntad es inseparable de los móviles de toda especie a los que obedece. . esta última opinión en cuanto que en él se habla del motivo o fin de los contratos. Civ. pág. no hay relación de causa a efecto entre las prestaciones de los socios. ya que debe tenerse en cuenta no solamente los propósitos abstractos y permanentes que se integran en el contrato. los socios se obligan mutuamente a combinar sus recursos o esfuerzos. El móvil o fin influye sobre él y fija su valor jurídico con la moralidad. ni el incumplimiento de uno es causa para 48 &h 49 V. es de importancia absoluta para distinguirlo de contratos afines.. J. Expuestas las diversas teorías sobre el concepto de causa. e bh Para JOSSERAND debe distinguirse entre móvil abstracto y móvil concreto de una obligación. el derecho contractual no puede ponerse al servicio de la inmoralidad. es el móvil determinante.. como ya hemos dicho. un papel efectivo.. si bien la terminología que se emplea tiene un tanto de DUGUIT. que tenía que desem- peñar. es un objetivo concreto de la misma categoría.. por lo que pueden considerarse como determinantes. en particu- lar este último cuya doctrina ha sido codificada en el derecho mexicano. para la realización de un fin común de carácter preponderantemente económico. en la concepción de los redactores del Código. La cansa como móvil. El elemento causal en el contrato de sociedad." BONNECASSE considera que la palabra causa ha sido utilizada en el Código Civil como representativa de un elemento del contrato. Civ. En esta tercera posición deja de usarse la palabra causa para acudir a los conceptos de motivo o fin.. de modo que la causa es un aspecto de la voluntad dotado de un efecto propio. porque es la que ha informado el Cód. Civ.. "El acto se aprecia en función de los móviles que lo han inspirado y del fin al cual tiende. Sus principales expositores han sido JOSSERAND y BONNECASSE. ob.

e incluso ocultar. en vista de la realización ·de un beneficio por dividir. porque estas declaraciones pueden no existir. 27.48 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ el incumplimiento del otro. según las antiguas denominaciones. El objeto de la sociedad es lo que cada socio aporta o. Algún autor ha dicho que por 4feclio societasis debe entenderse la colaboración activa. además. porque pueden no revelar. o la causa. sino antes bien ocultar. Así considerada. porque bien pueden no revelar. aunque podrá serlo la exclusión de los socios incumplidores. Pero. 238. . 627 Y slgs. Esa participación es. alude a la combinación de reeur~os o esfuerzos para la _consecución de una finalidad común de In50 RIPER. Appunti. pero. y. Estas someras indicaciones muestran claramente la inaplicabilidad de la teoría tradicional de la causa.T. pero los demás quedan vinculados. ante todo. en consecuencia. Es más. D. como dice el Cód. PIe. 53: "No se puede fiar para la investigación de esta intención. F. el artículo 2668 antes transcrito. D. consciente e Igualitaria de todos los contratantes con vistas a la realización del beneficio de dividir. la falta de cumplimiento de uno o de varios socios no es motivo de disolución de la sociedad. Fin común de carácter preponderantemente económico supone que la actividad social tendrá un fin lucrativo o que la actividad social está ordenada a la obtención de beneficios. Traité dei sociérés. en la terminología del Código Civil. el de la voluntad activa de colaboración. págs. El criterio de distinción hemos de buscarlo en la cooperación económica o en la voluntad activa de colaboración.ARRA. junto a esta obligación. es decir. la 4fe(/io societatis es el elemento subjetivo de la causa. habla de ·la realización de un fin común de carácter económico) lo que implica una actividad dada de la que han de deducirse los beneficios repartibles. La misma definición del Código Civil en su artículo 2668. pág. sólo en las declaraciones de las pactes. y además. me indino a ver en la affe~/io societiuis un puro aspecto del cansen. Pret auec participati011 aux beneiices el sociétés de participatio11. H. considera que la affectio societais es una colaboración activa. no se puede fiar para la investigación de esta intención en las solas declaraciones de las partes. De donde se deduce que el motivo o fin del contrato de sociedad no es otro que la participaciól1 en los beneficios y en las pérdidaJ. Un amplio estudio sobre esta noción puede verse en Esi::. C¿ 1905. de acuerdo con AsCARELLl. el motivo o fin de la sociedad. Es cierto que para que haya sociedad se necesita la intención de ello. Pero tampoco podemos admitir la teoría anticausalista. consciente e igualitaria de todos los contratantes. las verdaderas intenciones de los interesados. en la realización de un fin común de carácter lucrativo. dicho con más precisión. 51 Personalmente. ante todo porque pueden no existir. Es frecuente que se hable de la alfee/io societatis como causa de la sociedad. con razón se ha dicho uo que. en A. las verdaderas intenciones de los interesados:' El criterio de distinción es paca RJ'PERT el de la cooperación económica y para THALLER.» que estimamos esencial y que se encuentra en la comunidad de fin. el objeto de la sociedad es obligar a cada uno de los socios a efectuar su obligación de aportación. pág. Civ. timiento en el contrato de sociedad. Traité/ núm.

. Así. deducción hecha de las deudas exigibles. L1. . De este precepto se deduce principio de conservación e integridad .. y el 17 de la misma Ley: no producirán ningún efecto legal. las estipulaciones contrarias a la participación de un socio en los beneficios. cuya omisi6n no ínvnIJda el contrato. L. El artículo 20 de la citada ley dice que "de las utilidades netas de toda sociedad deberá sera:ars~ anualmente el 5% como mínimo para formar el fondo .'. saber si una sociedad ha realizado beneficios o si ha tenido pérdidas no podría averiguarse hasta la disolución. importantes excepciones. la comunidad dc fin. dando así la base para la deducción del . . formulación de esta rcgLt tlt:rlC. Son estas. es superior al capital empleado en la empresa. por eso. Civ. G.~ :: I '. y. i I .-~ .\ j'" ':. Admitido lo dicho. con arreglo a la Ley General de Sociedades Mercantiles.·c1 artículo 18 de la misma Ley dice que si hubiere pérdida del capital I social éste deberá ser reintegrado antcs de hacerse repartición o asignación de I utilidades. normas l6gicas que establecen la nulidad de aquella sociedad que infrinja la esencia misma del contrato al convenirse la exclusión de todos los socios de los beneficios o al pactarse la c1uásula que impida participar en ellos .' to legal y tanto la sociedad como sus acreedores podrán repetir por lo? anticipos o reparticiones de utilidades hechas en contravención de este artículo. F. D. Evi. pues estos supuestos hacen desaparecer la causa de la sociedad. es tradicional la liquidación anual de los beneficios que se hayan obtenido. C6d. con el capital social para responder a dicha pregunta. precepto al que corresponde el artículo 2696. S. principio que establecen los artículos 16 de la Ley General de Sociedades Mcrcantiles. deduciéndole el pasivo.::jnbargo. Il ' ". bastaría comparar el valor real del fondo social. . 1 l' I! I I 11. habrá pérdida en el caso contrario. ' . "La repartición de utilidades s6lo podrá hacerse después del balance que efectivamente las arroje. :l uno o más socios. dole predominantemente económica. I Teóricamente. 19. y en términos absolutos. dentemente que si las cosas fueran así. debe considerarse . I'¡ ¡: I • . quc no puede ser tocado para una distribución de beneficios.~ - TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES I I I · l . contra las personas.ccmo beneficio todo excedente del activo sobre el pasivo y como p~rdicla~~:J. La sociedad habrá realizado beneficios si el valor de lo inventariado. serían pocos los contratos de sociedad que se firmaran. en el concepto de que las que se repartan nunca podrán exceder del monto de las que realmente se hubieren obtenido. equivalente a un régimen legal sobre un punto esencial. precisamente por la existencia de ese articulo. (lue las hayan recibido o exigir su reembolso a los administradores que las hayan pagado. M. después de la liquidación definitiva de las operaciones sociales. Cualquiera estipulación en contrario no producirá ".).rio." (art. es decir.. del capital. t. siendo unos r otro! mancomunada y solidariamente responsables de dichos anticipos y repar· ticiones.

Garanzie di mili e retribiaione di apporti nel contrasto di sodela. véanse AULETIA. de la Ley 'General de Sociedades Mercantiles previene la disolución en el caso de pérdida de las dos terceras partes del capital social. Lo es la que atribuya un interés fijo para repartir entre los demás socios sólo el resto de los beneficios. pág. los estatutos pueden permitir normas especiales sobre cI particular. 143. 62. E insiste la ley. (il. 956. incluso contra los intereses de los propios socios. R. después de deducir el importe de aquel interés.e'(dtcho romano y a partir de él. 1915.w Las consecuencias de este artículo podemos formularlas así. fracción V. al declarar que "no producirán ningún efecto legal las estipula. SRAFFA. C. 1. siguiendo a Pie: 19 Es nula la convención que priva de beneficios a uno o a varios socios. D. en la doctrina fl!l¡'¡. esto es. pág.. 42. G. Este caso tiene algunas excepciones en materia de sociedad anónima . 1. ob.. 171. Ya en. núms. al declarar que "son nulos de pleno derecho los acuerdos de los administradores o de las juntas de socios y asambleas que sean contrarias a lo anteriormente dispuesto.y de responsabilidad limitada (intereses constructivos y dividendos preferentes) . El fondo de reserva deberá ser reconstituido de la misma manera cuando disminuya por cual- quier concepto". mientras que el capital pueda hacer frente a las obligaciones sociales.. D.50 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ de reserva. 1915. cít. 21. hasta que importe la quinta parte del capital social. en' caso de pérdidas no se produce movimiento alguno de caja. pág. no obstante esta prohibición. El artículo 229. 291. CAPITANT. GRECO. ob. El artículo 17. Si en cuanto hay beneficio debe producirse un reparto. 1932. apareciere que no se han hecho las separaciones de las utilidades para formar o reconstruir el fondo de reserva. PIe.. G.. n.). Quedan a salvo los derechos de los administradores para repetir contra los socios por el valor de lo que entreguen cuando el fondo de reserva se haya repartido" (art. 1. Se establece así un precepto favorable a la conservación de la empresa. los administradores responsables quedarán ilimitada y solidariamente obligados a entregar a la sociedad una cantidad igual a la que hubiere debido separarse. e. de un modo constante. 52 Sobre este pacto leonino y su significación como negación de la causa del contrato. ciones que excluyan a uno o más socios de la participación en las ganancias't. De la ctUlJe des obligaJions. formula en su derecho vigente este principio general. S. ob. 1. M. 44 y 4'. . pág. M. Patio leonino e nu/Jila del contrato sodale.'<'~risprudencia de todos los países. pág. R. En cualquier tiempo en que. 2. se estimaba ilícito el pacto que privab~algún socio de su participación en los beneficios. cit. S. pág. Sin embargo. WIBLAND. III) La cláusula leonina.

no se opone a la esencia de la sociedad el pacto que establezca la participación eventual en los beneficios así: easí. pero. ni tampoco el Cód. oh. Un socio que no tenga participación en las pérdidas. derecho a elegir entre una suma anual o cuota en los beneficios. en~'¡". oh. esto no es más que la expresión del "Ubi est emolumentum ibi onus". ob. 27. 45. JI. IV) Cláusula de exclusión e71 las pérdidas. pág. En el derecho romano era Iícita. núm. es decir.. cuando los haya. Es el reverso de la anterior e implica que uno o varios socios no tendrán participación alguna en las pérdidas que experimente la socied~cl~ La L. estimamos que debe merecer igual trato que la cláusula leonina. 40. siempre que no sirva para encubrir una cláusula y) S) Cláusula de beneficios para el superviviente. a) Participación dependiente de un hecho ajeno o de la voluntad de varios un beneficio mínimo). pudiera traducirse por el "estar a las duras y a las maduras". S. NAVARRINf. 141. . por eso. 29. cit. cit. . núm. En contra. 64. riJ. no se considera admisible en el derecho francés. F.. Jamás ha considerado el legislador mexicano la posibilidad de que uno o varios socios dejen de participar en los resultados comunes de la empresa.s- En el derecho mexicano. Civ. obtención de 13) leortina. 1. ru Fr. núm.... LYON CAEN y RENAULT. ea PIe.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 51 39 También carece de efectos la declaración que prive de participación en los beneficios y pérdidas. cit. 2.1..(. ob. Al fin y al cabo. oh. Cláusula de atribución a uno o algunos de un interés fijo o dividendo preferente. D. núm. Commento. oh. que dicho en castizo castellano. oh. AULETTA.. pág. peco.blece legalmente para la distribución de los beneficios y para la participación en las pérdidas en el caso de silencio de los estatutos sobre el particular. D. considera que todos los socios participarán en las pérdidas en la misma proporción en que podrán hacerlo en los beneficios. HEMARD. 236. M. sean venturosos o adversos. núm.. 172 Y THALLER. ni en el italiano. no dice ~da sobre ella de un modo expreso. núm. G. fil..!l?~imfra' puede verse una condenación implícita de la misma en el régimen quh~. cts. 17. 121." 49 En cambio. IIf número 45. 2. que es la base esencial de la sociedad. LYONCAEN y R. Cláusula de opción. cuando trata de establecer un régimen legal para su distribución.. MANARA. Véase PIe. cir. y aún hoy puede pactarse en el derecho alemán. es un socio que deja de estar interesado en el fin común.

. J. Por eso. tiene expresa prohibidón en la legislación mexicana. " No puede invocarse en contra de lo dicho el artículo 16. 1. o si con independencia de los resultados que arroje al balance se garantiza una cierta retribución. Otro tanto puede decirse respecto de la sociedad en comandita (art. puesto que no ha sido retribuido ¿qué mayor participación para él. 26. El tipo legal de la sociedad de responsabilidad limitada y de la anónima supone que los socios tienen que . pág. que la pérdida íntegra de su aportación y la no percepción de beneficio alguno? Lo que sucede es que Como él no ha contribuido a la formación del capital.. Desviar estas sociedades de su estructura legal. dice la ley que no cabe reparto alguno de utilidades. fr. G. si un socio recibe de los demás la promesa de que le resarcirán las pérdidas que pueda experimentar como resultado de su posición como tal. S.). L. M.I . Todo pacto de atribuir beneficios con independencia del resultado del balance tropezará con este artículo y con la exigencia de reembolso que pesa solidnriamente sobre los socios. o socio. M. en caso de desventura económica. siquiera sea por pacto extrasocial. En la sociedad colectiva puede pactarse. El socio que sólo aportó su trabajo sí participa en las pérdidas. M. que percibieron esos beneficios inexistentes y sobre los administradores que hicieron o consintieron su pago.a cuota de pérdida en el capital. . Así. S.JOAQuíN RODRfGUEZ RODRIGUEZ I . . IIl. ticipación en las pérdidas es un dato esencial:Cñ'el contrato de sociedad (S. aunque la sociedad haya experimentado pérdidas. es un acto ilícito. queda excluido de contribuir a las deudas o pérdidas sociales por un régimen de responsabilidad legal limitada. S. CIl . por ejemplo. cláusula que indirectamente produzca los efectos de ésta. cuanto excluye de las pérdidas a los socios industriales. por)Q'O'que"qf los mismos preceptos pudiéramos inducir la existencia de la norma prohibitiva general. 1. como la que está establecida a favor de otros socios de capital en las formas sociales de responsabilidad limitada. mediante aportes materiales. Y LV. 57. La misma consideración debe merecer cualquier. L'l jurisprudencia mexicana ha e~~ablec~d~ en varias ocas~ones que la par. pág. que la responsabilidad de uno de ellos se limite a una porción o OJota determinada. hasta el importe de sus aportaciones. 532. con efectos entre los socios. tomos XXVIII. y por cualquier valor que exceda de lo que su aportación en trabajo podía suponer. Cada uno de los casos anteriores. no sufre pérdidas en cuanto a los mismos. F. aunque no se le impute un. el socio industrial aportó su tmbajo y éste se ha perdido.perdcr. la pnrtiripación en las utilidades está condicionada a la circunstancia de su existencia real. G. sino después de la aprobación del balance que realmente las arroje. En efecto. sólo.. O si se pacta Ia res titución de las aportaciones en todo caso y circunstancia. 2682). G. pero no se considera la hipótesis de que pudiera excluírsele totalmente de responsabilidad (art.).

previa liquidación en la que un elemento que debe ser considerado en prime.. dos ~u¡p:r(!$~.). no tiene valor ni eficacia algunos. E! efecto de la inclusión de una de las cláusulas que estamos estudiando no puede ser otro que el de la ineficacia de la misma. M. frente a las arbitrariedades que pueden deducirse de la voluntad de las partes.:. Esta distribución puede fijarse en los estatutos con la más absoluta libertad. l ' Las partes han cumplido lo '. qua puedan rcsultar como consecuencia de las opcr~eiofies l'trtdlc~dfiS durante el tiempo en que tuvo cs. M.~' D[( . Caben. . G. que en sus tres fracciones resuelve diversos problemas. 1. calidad (arr. rísima fila es la participación del socio en la. 1. V) Forma de distribncián. sin que ello sea obstáculo a la permanencia y validez del vínculo social. Veamos ambos casos. y han' señalado en la escritura constitutiva "la manera de hacer la distribución de utilidades y pérdidas entre los miembros de la sociedad". pero. Como cláusula contraria al interés. la restitución de las aportaciones está siempre subordinada a un".Como acabamos de decir. En las sociedades anónimas la participación ha de ser directamente proporcional al valor de las accioll~s. . pérdida. G.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 53 Finalmente. empezando por el que enunciábamos en segundo Ju- gar. El pacto leonino es el UOlCO que en sus diversas combinaciones queda prohibido por la ley. Las únicas excepciones a Jos principios antes indicados las encontraremos en el campo de las sociedades anónimas y en materia de sociedades de capital variable. no interviene ésta. La fracción 1 de dicho artículo establece que la distribución de las ganancias }' de las pérdidas entre los socios capitalistas se hará proporcionalmente a sus aportaciones. ya que la ley formula normas de equidad. que de todas estas maneras podía ser considerada. S. 2' No se ha hecho tal designación. Podrá pactarse una distribución proporcional a las aportaciones. salvo para establecer un criterio supletorio de la voluntad de las partes cuando éstas no la han exteriorizado. G. L. pero. fracción X. 15. Entonces el artículo 8 remite al 16 que preceptúa una distribución legal.. M. o bien participación que no tenga en menta esas aportaciones. o a las leyes prohibitivas. las estudiaremos al tratar del dividendo en las primeras y de la estructura jurídica de las segundas. las reglas lesales para la distribución de los beneficios y de las pérdidas están señaladas en el artículo 16. a) Dlstribucián légdl. S. por consiguiente. al orden público. en materia de distribución de los beneficios y de las pérdidas.¡isp~~ en el artículo 6. S.

1):' Una regla semejante se ha establecido en casi todos los Códigos modernos como ocurre. tl la sociedad. puesto que sólo éste puede servir de denominador común para efectuar estos repartos. . deberá ser tomada en cuenta para medir la cuantía deW:(j. en el caso de que las aportaciones no se hagan en numerario. y en partes iguales entre los que existan. Tit. en el español y en el suizo.54 JOAQuíN ROOIÚGUBZ ROOIÚGUBZ Se sigue. así. lo que interpretado literalmente puede conducir a errores. por consiguiente. siempre que sea tal y no un {r'é~oiP. 111. 1. porque de la ley no se deduce su aplicación. la tradición establecida por el Code Civil en oposición a la doctrina romana: "Si nihil de partibus Iucrí et damni nominatus convenerit. En el Código civil alemán se establece la igualdad de participaciones. si sólo fuere uno.:Gt~pación de Jos socios en los beneficios. La fracción 11 del artículo 16 considera la participación del socio industrial. la auténtica significación de este precepto. se pacte la participación en los beneficios en proporción al tiempo en. la que se adjudicará al socio industrial. n. positivo..aportacions han podido ser utilizadas por la sociedad. la fracción III del artículo que examinamos establece la regla de que el socio o socios industriales no participarán en las pérdidas.que dichas . Anteriormente hemos expresado lo que constituye a nuestro juicio. ni ningún principia director de la ley a que en el caso de aportaciones que se efectúen en el curso de un ejercicio social. En la práctica esta regla ha sido ampliamente recogida en los estatutos sociales. se valúen en dinero.s" El problema que puede surgir ahora es el de determinar si las aportaciones posteriores pueden influir en la cuota de reparto. 56. núm. la estricta necesidad de que las aportaciones. toda aportación. ~ No se opone ningún precepto legal. ya que su alcance debe limitarse a la afirss Víase PIe. aequales scilet partes et in lucho et in darnno spectantur (Inst. XXV. ob.. además de en el francés. Todas estas reglas demuestran. La participación en los beneficios es la misma. Digamos. que se fija en la mitad de las ganancias. cit.o. pero a otros cien pesos aportados al comenzar el séptimo mes del ejercicio social s610 le corresponderán cinco pesos. pero. puesto que. cualquiera que sea su naturaleza. en el italiano. de societate. Finalmente. si son varios. una vez más. que a cien pesos de aportación ya realizada al comenzar el ejercicio social pueden corresponderle diez de beneficio. La respuesta debe darse en sen'i~. L. en el Código de Comercio se distribuye el 4% en proporción al valor de las aportaciones y el resto en partes iguales.

ob. D. Y otro tanto ocurre en las socie. Desde luego. el socio comanditario. por disposición legal. . . 66. Por ejemplo. . \ ' iI 3. _ " . G. dades de responsabilidad limitada. cualquier otro. Sustituir el principio de proporcionalidad en la participación por. _ Sobre distribución fijada por tercero. Derecho _ _. G.consentímiento. F. Civ. S.'. (jI. no participan en más pérdidas. PIe. El artículo 16. pese a las diferentes aportaciones. Si la sociedad es anónima esta limitación de la participación en las pérdidas al importe de la aportación es un dato esencial que ni siquiera podría ser modificado por el acuerdo en contra.OO Seccián quinta: La forma y los elementos del contrato de sociedad. " pág. b) Distribucián segrín los estatutos. siempre que al mismo se le fijen bases generales para que no resulte la distribución un acto absolutamente arbitrario.. L.). en la terminología del Cód." ~N> ' . ¿Tiene valor este pacto dentro del derecho mexicano? Depende la respuesta de la clase de sociedad de que se trate. Limitar la participación en las pérdidas al valor de la aportación. las partes tienen libertad absoluta para determinar la pro.responsabílidad al importe de su aportación. Ya se razonó que los elementos del contrato de sociedad son: . Cose.~ TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES ~:ción de que los socios industriales pierden su trabajo y pierden pero. M. limita igualmente su . teniendo en cuenta 10 dispuesto en la L. el tercero no podría en ningún caso incumplir las reglas sobre prohibición de pactos leoninos. "aunq_ _ la . establece el auténtico alcance de esta cláusula al disponer que "Las cláusulas del contrato de sociedad que supriman la responsabilidad ilimitada y solidaria de los socios no producirán efecto alguno". v. Pactar una proporción diferente en la percepción de los beneficios y en la contribución para las pérdidas. S. Pacida agregarse como elemento la forma. eJ artículo 26 de la Ley General de Sociedades Mercantiles. Razones de Sil exigencia. En cuanto a la colectiva. m. objeto y Causa (motivo o fin. porción en que han de participar en los beneficios. ' No hay inconveniente en que la distribución de los beneficios sea hecha por un tercero. noga~ Jii. que parece conceder -ya veremos cuál es su auténtico alcanceimportancia esencial a este requisito. Así. y 2. Diversos aspectos del requisito de forma. es de puro carácter interpretativo. pueden: 1. pág. M. En la sociedad comanditaria. el de igualdad en los beneficios.

Tratuao di Dir. núm.. -------~ ---------~-- . ob. y art~~ L. "El legislador contemporáneo ha" -requcrido establecer un estrecho vínculo de' conexión entre estos términos: escrito. 228. porque ello facilita el crédito y la administración haciendo conocer (k una vez para siempre. . Cód. l.¡ ¿Por qué esta severidad en cuanto a la forma de este contrato. al referirse a la severidad de la ley en punto a la forma de las sociedades mero cantiles dice que ello se debe. en e! Registro Público de Comercio. M. 58 L1.1 los acreedores sociales y a los acreedores particulares . coincide con VrvAN'rE cuando señala como Interesados en 1<1 pubiicncién a Jos socios. en interés de los acreedores particulares de los socios. núm. Aquí. G. ce. previo el trámite ~e calificación judicial de la ~sc~itura. y escritura pública si hubiere transferencia de bienes inmuebles. en principio. a quien trate con ella. ( ! JOAQuíN RODRfGUEZ RODRíGUEZ ~ittd iar ~l ahora vamon·~ el requinto de forma. núm.J\. y cuáles son sus garantías. Comm. 1) La escritura plíblica. perlO11alidaJ. a la nnturalcm del contrato de sociedad que por su complejidad requiere un documento escrito "drcssé spcclalmenr en vuc de la preuve".. . . 327. PJe. exige para la constitución de las soc~ mercantiles la redacción de escritura pública y el articulo 2690 del Cód. porque así quedarán advertidos de la disminución de su patrimonio: en interés de los acreedores oficiales para que puedan graduar su confianza según el importe de! capital y según el objeto social. preceptúa la forma escrita para que una sociedad pueda constituirse. Precisa la inscripción de la sociedad en el Registro Público de Comercio (art. inscripción de aquella-. r . 19. Des JQ('ÍétéJ commerciales. Prc. X.).I . M. 747.' los socios. calificación judicial.~' otorgamiento de escritura pública.a los otros elementos del contrato de sociedad. por la 'necesidad de disponer de un texto escrito como base de 111 publicidad. n. sino durante el ejercieio".f El artículo S de la L. . examinaremos el contenido de estos requisitos y en capítulo dedicado al incumplimiento de los mismos. . como veremos más adelante.¡'~lrl'reinos ocasión de analizar los efectos de su falta y los de los vicios que los afecten. que podamos decir que el rcqursito de forma supone los SIguientes traml. que. 3). dt. S. M.. Ir. . cómo está organizada la administración. P. ~. por un lado. S. el contrato de sociedad se con~iderab.y. pllbUcidad. 'ei otorgamiento de escritura' pública Como requisito esencial". reconoce la legislación mercantil? Se ha dicho que el complicado sistema formal ha sido aconsejado 1.S Ordenanzas de Bilbao {Cap. en interés del fisco que podrá exigir los impuestos no sólo en el acto de la constitución.\8 "en el interés de la misma sociedad. los C6diBOS de Comercio modernos exigen en él. y por otro. 50 VrvANTE. Tratados . J. O.lIo No basta el otorgamiento notarial de la escritura. I . D~ a ul. G.l como consensual y la escritura pública o privada se tenía como simple prueba y no como requisito esencial de su existencia. en contradicción con la amplia libertad de contratación. ción de POTHIER y la teoría del Derecho Romano. Civ.

nación..'x.~~. El nombre comercial puede ser de carácter personal o impersonal y objetivo. L. se trata de los requisitos generales. reales y funcionales.'1.. La razón social es el nombre comercial (lue debe formarse necesariamente con Jos nombres personajes.. Estos funcionarios son los mercantiles.1>1 ~ . de nombre que deberá formarse con referencia objetiva a la actividad principal de la empresa y en la (IHC no deben figurnr nombres' de personas) como razonaremos ampliamente al tratar de la denominación de la sociedad .. para la sociedad en comandita. socios o del ente que por el contrato se crea. ° A) Requisitos personales relativos a la sociedad. forzDsarncn.. El artículo 6. de todos. M. rienda. en el segundo.~') . de los que responden ilimitadamente. de R.1') Requisitos qlfe debe contener la escritura.. esto es.. -gil Otorgamiento En el . '1) Denominación o razán' socia/o En breves palabras. La sociedad anónima y la 'sociedad coopcrativa ' son sociedades de denomi. hablamos de razón social. ~JOlal'ial... o de un socio cualquiera en la sociedad de' responsabilidad limitada. en C. Desde luego. . para la sociedad de responsabilidad limitada.jurídicos básicos necesarios para el adecuado cumplimiento de esta función. la denominación específica con la que será conocida en el mundo de Jos negocios.f. es decir. en las sociedades colectivas y en comandita.. en C.. como signo aparente de la existencia de su personalidad._ UmCOS fedatarios 1'(.: la escntura ~onstltutIva de .) por $U TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 57 ~..' . de denominación social. están muy lejos de poseer los conocimientos .. enumera los requisitos que debe contener la escritura constitutiva de cualquier sociedad.tc debe ~s~r.'. S.. a los elementos objetivos del contrato y de la sociedad. 1.~. de expresiones que especifiquen la clase de sociedad de (lue se trata: S.?~. V'~p. S..:J. por la continuidad de su misión y por 5"-". preparación especial. actu~ ante Notarla... Los requisitos que se establecen en el artículo 6 podemos distinguirlos en personales. para In sociedad en comandita por acciones y S. W . pueden intervenir en la redacción de las escrituras de las socicda e . a la estructura orgánica y a los 'derechos y obligaciones de los socios. No parece prudente abrir esta posibilidad a otros fcdcratarios mercantiles. según que atañan a la persona de los.·.stado de la legislación m. por A.~.. La razón social debe ir seguida.la s~Cledad anonJ~a. que cualquiera C1ue sea su preparación. . ---- . En el 'primer caso. G. ya que las diversas formas de sociedades mercantiles pueden exigir ciertas y peculiares circunstancias que iremos indicando al estudiar cada una de aquéllas... de algunos o algún socio. en la escritura debe indicarse el nombre comercial que la sociedad vaya a utilizar. L.

tanto el Agente del Ministerio Público. La S. Tal postura nos parece ilógica e ineficaz. Además. según disposición expresa del artículo 8. con la trascendencia de que transcurrido dicho plazo la sociedad incurre en una Causa de disolución que opera ipso jure. que son S. L. respectrvamente.. . de J.> de abril de 1943. sin duda alguna. 11.. a la cláusula de que se constituye por tiempo indeterminado. si se dice que la sociedad tendrá una duración de diez años. " ~ a. pues. o bien las Slg as nombres. como si-se manifiesta que su duración será indefinida. para que se tuviese que estimar como indicado un tiempo determinado. por 10 mismo. C. sólo es para el caso de que las partes quieran vincularse por un tiempo concreto. si el texto legal exige que se indique la duración de la sociedad.'.. estimamos perfectamente lícito que en una escritura de sociedad se indique que se constituye por tiempo ilimitado.w Las instituciones de crédito. "r=n.. no hay precepto positivo que la limite ni en su mínimo ni en su máximo. La denominación· social debe ir seguida de las menciones de ser so " . S. y han declarado que en la escritura social debe indicarse un tiempo preciso y determinado como el de duración de la sociedad. y en particular. en tanto que la sociedad de responsabilidad limitada y la sociedad en comandita por acciones pueden usar. IV: "Su duración") bastaría con indicar que la sociedad se constituye por mil o diez mil años. y es que se olvida que si debe indicarse un tiempo de duración determinado. La falta de mención de la clase de sociedad de que se trate equivale a la declaración de existencia de una sociedad colectiva. . C. C. dremos al estudiar las diversas clases de sociedades. ésta es una esfera abandonada a la autonomía de las partes y es perfectamente lícita la cláusula de constitución de la sociedad por tiempo indeterminado. No obstante. Vemos. 'nima. A.58 JOAQuiN ROORÍGUEZROORÍGUEZ _ '. equivaliendo tal plazo. en ejecutoria de 1<. Como consecuencia. o sociedad cooperativa limitada o suplementada. ' ~ •• . fr. sustentó tesis contraria a la del texto. S. 2) Duración. 60 Los antecedentes legales del precepto hablan. En cuanto a la duración. que las sociedades colectivas y en comandita son sociedades de razón social. por la interpretación literal. una razón social o una denominación social. 6. las sociedades anónimas y las cooperativas lo son de denomina- ción social. en el capítulo correspondiente a la colectiva y a la anónima. y S. fr. según previsión de sus estatutos. en la práctica se ha dado con cierta frecuencia el caso de que cn el trámite judicial de calificación de la escritura. en cambio. tan indicada queda ésta. pero. ya que para burlar una interpretación tan literal del texto legal (art.. Los detalles y reglas sobre la formación del nombre mercantil los expon. como la propia autoridad judicial. hayan considerado inadmisibles cláusulas de tal tenor.

que se determina en todo caso por los estatutos. Civ. núm. Por domicilio se entiende el lugar geográfico en que se supone que una persona reside. 3) Domicilio. las sociedades civiles pueden constituirse por tiempo indefinido. 860. la duración indefinida es posible.. por las razones que ya hemos expresado y porque los preceptos especiales que acabamos de citar tienen su explicación como prevención contra la indicada ~1~ interpretación de la disposición general. no supone la disolución de la sociedad. pero. fr. como en el de pr6rroga tácita de la duraci6n de la sociedad (art. E. pero ya no se exige ninguna duración mínima. ya que la duración no es un requisito de la escritura de constitución (art. La determinación del concepto de domicilio cae fuera de los límites de este estudio. Civ. Civ. que además tienen señalada una duraci6n mínima legal: la de treinta años.. Y el transcurso del plazo de duración. de 29 de diciembre de 1950). lo mismo si se trata de personas físicas que de personas morales.. PIe. sino que si ésta continúa funcionando. 2721).. D. Según el C. 111). Inst. Seg.) 61 V. de acuerdo con la Ley Federal de Instituciones de Fianzas de 26 de diciembre de 1950 (D. 29 y 33). se considera prorrogada su duración por tiempo indefinido. cis. E. D. lo estudiaremos después. F. la duración de las instituciones de fianzas. 17. El autor tomó en consideración las disposiciones de la derogada Ley de Instituciones de Fianzas de 31 de diciembre de 1942.' fr. En el C6d. 66-537 de 24 de julio de 1966. F. núm. no podrá exceder de 9() años. la duración.) . será indefinida {art. (N. domicilio es un lllgar de residencia. ley citada). en vigor desde el 19 de abril de 1967. 1046. ob. F. En España (art. D. en Francia la duración indefinida es posíble. para todos los efectos legales. IIJ. 89) la duración de la sociedad debe ser definida.' 1 TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 5~ de la ley relativa pueden tener una duraci6n indefinida. Por lo mismo.. O. La base de la división territorial mexicana es el Estado.). en Bélgica (art. L.w (V) El derecho de separación de los socios en las sociedades constituidas por tiempo indefinido. Ley de 1873) la duración máxima es de treinta años. 2693. HOUFIN y BoSVIEUX. según el C. ob. 151) yen Italia (art.h ~ . 31'. aunque en este último caso la residencia se refiere a la administraci6n (arts. lo mismo en el caso de no fijaci6n de un tiempo determinado. D. V. C. si se pact6. A efectos de la indicación del domicilio de una sociedad entendemos indis(IV) Actualmente. (N. Otro tanto cabe decir las instituciones de seguros (art. fr. 71. (IV) Pero. 3. F. cit. para los efectos de la fijaci6n de domicilio no bastaría la simple indicación del Estado en que aquél se encuentra. Civ.) y de fianzas (art. (V) En les términos del artículo 21' de la nueva Ley francesa (No. de esta expresa autorización no puede deducirse a contrario sensn la necesidad de que las demás sociedades mercantiles tengan una duración definida.

o en Acapu!co (Guerrero). provenientes de la sociedad. y Para el derecho común aplicable como supletorio. o en Coyoacán. F. en las que priva el principio de la libertad de domicilio con indcpendcn.{nico (Código Civil alemán.italiana domina." que 02 Oc este modo.. El domicilio.. Y tener . etc. Códig-o Civil SlJitn. En la doctrina y jurisprudencia Francesa ~ . S..todas sus instalaciones fuera del mismo. hablamos. La serie de actos de funcionamiento de la sociedad que deben celebrarse en el domicilio social. puede decirse que la cuestión de domicilio en las sociedades mercantiles tienen eficacia: r I a) Como lugar de inscripción en el Registro Público de Comercio. esto es. G.' estimamos que para las sociedades mercantiles priva el principio de la libre elección de domicilio. d) e) Para el aspecto fiscal. el domicilio señala en rnuchos casos la legislación aplicable a los contratos que la sociedad realice y la subsidiaricdad de un determinado sistema de derecho común. D. el Derecho mexicano se al. ya que determina la competencia de los tribunales y vincula la sociedad a unas normas fiscales pe- culiarcs. F. con domicilio en México.así podrá decirse. aquel que estimen conveniente. por el ceotreno.. no tiene que ver nada con 105 conceptos de residencia.en se encuentran las instalaciones principales. F. etc. La fijación del domicilio tiene gran trascendencia. F. sino el restringido. el correspondiente a aquel en que efectivamente se llevan Jos negocios o dónde 5C encuentran las fábricas o establecimientos de la sociedad. o en Tacubaya. con independencia de que sea éste el que corresponda al lugar . tanto de la escritura constitutiva como de. M. las sociedades pueden establecer en su escritura como domicilio social.----. D.. b) Para la publicación y convocatoria de asambleas y para la celebración de éstas. Una sociedad puede dorniciliarse en México. de establecimiento o de instalaciones comerciales e industriales. Chilpaucingo (Guerrero). los demás documentos sujetos a inscripción. e) Para el emplazamiento en juicio y paca la determinación de la compe· tcncia jurisdiccional. suponen no el concepto amplio de que. Dada la naturaleza federal del Estado mexicano. ~':¡tldo ~G)..flll. j¡1 d domicilio legal y el lugar G --~--------.60 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ ~ pensable la referencia al mUOlclplO en el que el lugar de residencia se halla.--~ . D. en el sentido a que se refiere 1" fracción VII del artículo 6 L.rn"irM ~ l. D. ia de que el fijado SC':!.¡-: lcgislncioucs del tipo ge. En el derecho mexicano.. el principio de que debe CQ!¡'. § 24.. En resumen..

34. y 2. párrafo 3. Véase así. Y 16. pág. L.'--· TRATADO DE SOCIEDADES MHRCANTILES ~~3~d:~ ~:~:. como se ha sostenido. La so(ieta commercialc .. pág. D. Los domicilios convencionales tienen por objeto.. siempre que esta sede no SC:l ficticia.iOd:~:OI:~~::~:: f%~~ci:s~0/i~:r~~~st7rOe~~~r. ob.LAND. '78. ob. los mismos autores admiten que el domicilio ficticio puede tener valor ínter par/u. "el domicilio de . Civ. ob. el principal establecimiento de una sociedad se confunde. 81. JI. no debe confundirse con la cuestión de las agencias y sucursales. 33.r. 19. cito En la opini6n dominante. y que allí se encuentren agrupados Jos órganos esenciales.l4 F¡SCHER. cit. típico de las legislaciones latinas. Una sociedad mercantil con domicilio social en México. no deberá.YON CAEN. fr. cit. D. 23. núrnero R20 "". cis. 18.~c~:~J:~ i~d~~~ cada ofidnas ni instalaciones de la sociedad.~.rbncute establecido . 03 l.).. 104:5:. D. . 1069.. que efectivamente debe considerarse como centro vital de los negocios de la sociedad (V. WIE. n. ha sido abordado y resuelto en la Ley de Quiebras y de Suspensión de Pagos (art. 21. S. facilitar las transacciones o los efectos de las relaciones contractuales y en modo alguno atacan al principio de la unidad de domicilio que antes queda consignado (art. núm. 509 y 76'.0 mismo dice WJEL. HOUl'IN y BOS\:~llVX. ob. C6d..ND."' El principio de la unidad de domicilio. ce. cit. 11. F. I. correspondería a los tribunales determinar el lugar del verdadero. Cód. El problema que había sido olvidado en la legislación mexicana. G. por el artículo 102 L. ob. 26. pues. pág. domicilio de la sociedad"). ni con el de los domicilios convencionales. pero en ésta han de encontrarse. 260 Y 264.'1 rappono al giedizio civilc.. M. vrv . Civ. no con' su sede de explotación... Del domicilio. C'StfL en. 1936. THAI. si fuese de otro modo. Las instalaciones industriales o comerciales pueden no estar en dicha Iocalidad. y de Rocco. núm. .). Padua.. 13..o{f. sino con In sede social..R. Civ.). 1167. por lo menos. el domicilio de la sociedad s610 puede ser uno (artículos 29 y 33. 1.LP. dice que los estatutos de la so' dooad "sólo pueden indicar un lugar como centro de sus relaciones jurídicas". Sobre los problemas relativos al domicilio deben consultarse los clásicos trabajos de TEDESCHI. 186. especialmente en los casos de quiebra. F. 1105.:"r. tir.una sociedad. párrafo 2). erm. . J:. indicada cn los estatutos. ob. La sede indicada en los estatutos. 1074 Y 1396 del C. M. Cód. 203. sin embargo... D. las oficinas y la organización social adrninistrativa. Es muy importante el fenómeno de discrepancia entre el domicilio declarado y el domicilio real."\ 61 . es decir. puede establecer agencias y sucursales en diversos lugares de la República y estas agencias y sucursales pueden tener un domicilio y una cierta' autonomía patrimonial (arl. Sin embargo.. que la vida jurídica de la sociedad se concentre en ella. núms.t" A todos los efectos indicados. 120 de la edición españole. ser tomada en consideración y no será constitutiva del domicilio social más que si responde !l la realidad de los hechos y no es puramente nominal. el Jugar de su establecimiento principal conforme al principie gcn . F. cit. No dice nada la ley acerca de la cuestión que suscitará el hecho de que una sociedad mercantil que hubiese fijado en territorio nacional su domicilio de- \'?.

F'<VI) Las sociedades concesionarias de vías generales de comunicación han de te- ner su domicilio en el territorio de la República (art. VI de su artículo S. No existe un precepto paralelo en la L.) 65 Sobre el libre ejercicio del comercio y su reglamentación. Ley cit.con arreglo a las leyes que establecen la situación jurídica de los extranjeros. Parte de la doctrina entiende que tal acuerdo supone la alteración de todas las bases contractuales y sería motivo de disolución de la compañía. G. nacionalidad y domicilio de las personas físicas o morales que constituyan la sociedad.por una mayoría nunca inferior a dos tercios del capital. un derecho de separación (art. El requisito relativo a la nacionalidad de los socios. lo mismo dice la fr. G. no podían comparecer ante notario para otorgar una escritura constitutiva de sociedad. S. que no sean sucursales de empresas extranjeras que están sujetas a normas especiales. cidiese transladarlo al extranjero. véanse los artículos 4 de la Constitución y 32. muchas categorías de ellos no pueden dedicarse al ejercicio del comercio." De aquí han deducido algunos funcionarios. aun a los de la anónima. 60 Y sigs. ni atribuye la calidad de comerciante.). Com. (VI) De acuerdo con el articulo 3' de la L. vigente la autorización para operar s610 podrá. L. que el notario deberá exigir forzosamente. otorgarse a sociedades anónimas de nacionalidad mexicana. 98. lo que en todo caso pudiera constituir un acto aislado de comercio. L. el cambio de nacionalidad que puede resultar de un cambio de domicilio s610 concede a los socios. que aquellos extranjeros que no estaban expresamente autorizados en sus documentos de identidad para ejercer el comercio. Tal conclusión no tiene base legal en el derecho mexicano y. E. deberán tener su domicilio en el territorio de la República. Debe observarse que la Ley General de Instituciones de Crédito. 99. La fracción I del artículo 6 indica que los estatutos deberán mencionar los nombres. El dato de la nacionalidad tiene más importancia si se le considera en relación con las disposiciones reglamentarias del artículo 27 constitucional. aunque la inmodificabilidad de los estatutos de la colectiva. y han de notificar a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes cualquier cambio del mismo (art. Ins. no es ejercicio del comercio. F. El error es evidente. Inst. Son requisitos normales de identidad. de la Ley de Población. si no es con el consentimiento unánime de los socios. tiene. tan celosos como ignorantes. (N. en la fr. ·M. B) Requisitos personales relativos a los socios. o al menos -si así se pactó-. además. L. que hubieren votado en contra. Inst. S. De esto deriva que deben tener su domicilio precisamente en la República mexicana. es una 'garantía para los socios de estas sociedades. interés en cuanto que . pero que en sí. por el contrario. 206. exige que las instituciones de crédito autorizadas.).). ya que una cosa es ejercer el comercio y otra es llegar a ser miembro de una sociedad mercantil. ]OAQufN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ ¡. IV del artículo 17. .Zz' . V.

Para las primeras. solamente pueden constituirse reuniendo unos mínimos de capital que la ley fija y que cambian de caso en caso según la eJase de actividades de la sociedad en cuestión y segón que operen en el Distrito Federal o en otras entidades federativas. además de la trascendencia que tiene para los socios y para los terceros en general. Además. • . 6.-. D) Requisitos reales. a los que nos _.: . M. 1) Capital social. La fracción V del artículo 6. el acuerdo que señala las reglas a que se sujetarán los notarios que intervengan en operaciones reguladas en la ley anterior (8. se introdujo una serie importantísima de restric- ~ . G.#'. la ley de emergencia sobre sociedades civiles y mercantiles de 29 de julio de 1944. pueden ser socios de otras sociedades. las personas morales. . . G. cied~~ merece consideración especial y se hace en otros lugares. M. L. ' .'. ciertas sociedades anónimas especiales como las de crédito) seguros y fianzas. tiene especial importancia desde el punto de vista fiscal. -. I del artículo 6. L. exige que en la escritura se fije el importe del capital social. G. En cuanto concierne a los administradores. 44). S.\1. '.. Entre las disposiciones que fijaron esas restricciones deben citarse: Ley relativa a propiedades y negocios del enemigo (11 de junio de 1942 y 29 de marzo de 1944). M. para la anónima y para la sociedad en comandita por acciones. Es interesante llamar la atención sobre el hecho de que de acuerdo con los términos precisos de la fr. S. Por razón de nacionalidad.remitimos. .. S. C) Req/lÍJitos personales relativos a ciertos órganos sociales. . La determinación del capital social. toda clase de sociedades o asociaciones. es decir. TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES .. . la fracción IX del artículo 6.• . su reglamento. . L. El estudio de las cuestiones relativas a administración y vigilancia de la 50- ~ ~. 3 ciones con motivo de la pasada guerra mundial. para la segunda ytercera de veinticinco mil pesos. La ley señala un capital mínimo para las sociedades de responsabilidad limitada. pero del texto de la Ley Monetaria parece deducirse que las sociedades que se constituyan en México forzosamente deberán hacer constar el capital social en moneda de curso legal en el país. . . de la misma fecha. No contiene este precepto mención alguna acerca de si es posible que el capital se señale en moneda extranjera. dispone que en la escritura figure el nombramiento de los administradores y la designación de los que han de llevar la firma social. la cantidad mínima de capital es de cinco mil pesos.

u. también. del fondo de reserva. o mejor dicho de la finalidad social. de reservas voluntarias o la detracción de u~~ tanto por ciento maY"r que el fijado por la ley. no sólo la cuantía total del las proporciones exhibidas del mismo. Por supuesto. Por ejemplo: puede constituirse una sociedad p:lra la re. española: "el legislador entiende por objeto de lit empresa el medio empleado para la consecución del lucro por parte de la sociedad". como quedó ampliamente expuesto.--- . siendo por otro lado evidente que el numerario deberá forzosamente expresarse en moneda nacional. La expresión del objeto. Requisito real. además de aquellas actividades' que constituyen el objeto o finalidad de la sociedad. es decir. la sus~ ca~ tilno la situación además. son las obligaciones de los socios. . además de que ya hemos anticipado algo al hablar del objeto del contrato de sociedad. en lo que se refiere a aportaciones en bienes distintos del numerario surgen problemas de Jos que estudiaremos la solución al tratar de las diferentes formas sociales. menos de la quinta parte del capital social.corno exige. del mismo. indica como requisito la expresión del importe. la cantidad total autorizada. "es por tanto sinónimo de objeto de las oper~ciones comerciales". ~~eberá. de la rama de actividad comercial o industrial a que la sociedad se .oil Para evitar dificultades. Respecto de las aportaciones en numerario. 3) Reservas. 2) Aportaciones. La fracción II del artículo 6 exige que en ~~ escritura constitutiva se indique el objeto de la sociedad. cit. ya que objeto del contrato. que tal importe no podrá ser. es frecuente que en las escrituras se haga constar que.~~. en ningún caso. ésta podrá. realizar toda cI~se' de operaciones mercantiles. elaborar productos quimicos o para fabricar carbonato de sosa. pág. es el mencionado en la fracción VI del artículo 6. este precepto no ofrece problema alguno. financieras '60 FISCHfiR. --. para. La fracción XI del artículo tantas veces citado. al valor atribuido a éstos y al criterio seguido para su valoración. o en un sentido un poco amplio.. '(lllC la indir. el artículo 20 de la Ley. JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ k. En cambio.dedicará. que se refiere a la expresión de lo que cada socio aporte en dinero o en otros bienes. Por objeto entend~mW' aquí el tipo de actividad que va a realizar la empresa. Se trata de una acepción incorrecta del término. ob.ión del objeto social se cumplc con la indicación en términos amplios o en términos restringidos y concretos. puede hacerse muy concretamente o de modo vago y general. 122. "rama comercial". el contenido de éstas. 4) Objeto de la sociedad. edic.rhzar-ióu de una obra pública determinada o bien simplemente para realizar obras públicas. pero en los estatutos podrá preverse la formación de reservas superiores. constar en la escritura. objeto de la empresa. e indirectamente. es decir.

Ahora bien. También debe consignarse en la escritura constitutiva la manera de hacer la distribución de las utilidades y pérdidas entre los miembros de la sociedad. Este requisito es tanto más importante cuanto que. Civ. Esto es. 2) Utilidades y pérdidas. la ley establece un régimen supletorio para el reparto de beneficios y de pérdidas. es precisamente la causa.. Pensamos que una sociedad anónima habitualmente sólo podrá realizar operaciones propias del objeto que persigue. F.punto nos omparemos al tratar de la materia correspondiente en cada sociedad mercantil. como medio para la consecucián del objeto pet'seg"ido O con carácter ocasional y en la medida en que ello no signifique un cambio de finalidad. como ya queda consignado. Es evidente que en defecto de indi- s . hemos desarrollado esta cuestión que aquí sólo mencionamos. en los términos permitidos por el artículo 1798 del Cód. Mencionemos ante todo el dato concerniente "a la manera conforme a la cual haya de administrarse la sociedad y las facultades de los administradores". que no la tendrían para realizar operaciones que no puedan considerarse comprendidas dentro del mismo. en defecto de pacto expreso.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 65 o industriales que se refieren directa o indirectamente a la conservación del ob- jeto 'social. Cód. esta interpretación resulta excesivamente restringida o incompatible con las necesidades del comercio. o de ciertas concesiones. Requisitos [untíonales. la participación en las utilidades y en las pérdidas. F. Tal sería la aplicación estricta del principio que se conoce con el nombre de especialidad del objeto. ¿Qué alcance puede tener la limitación de objeto que se deriva de la enunciación del mismo en la escritura constitutiva? Pudiera decirse si se quisiera aplicar el artículo 26. La fracción XII del arto 6 se refiere a los Casos en que la sociedad haya de disolverse anticipadamente. que las personas morales tienen capacidad sólo para la realización de su objeto. Como esta cuestión afecta más que a ninguna otra a la sociedad anónima. pero incidentalmente. D. tienen plena libertad de acción. 3) Disolucián. 1) "Forma de administración. Dentro de estos requisitos hemos agrupado todos los que se refieren a la estructura orgánica de la sociedad y al funcionamiento E) de la misma en el cumplimiento de sus actividades y de sus obligaciones legales. al tratar de la finalidad de éstas. El artículo 27 constitucional establece una serie de limitaciones en cuanto a la posibilidad de que las sociedades mercantiles tengan por finalidad la adquisición de bienes inmuebles en territorio mexicano. Ya dejamos expresado que. Civ. De este. la expresión del sistema de administración. D. de tal modo. motivo o fin del contrato de sociedad.

lo impone el artículo 19. El artículo 8. finalidad de la sociedad (fr. 'aportación de los socios (fr. L. que pre· ceptúa que en el caso de que no se presente la escritura constitutiva para su inscripción en el Registro Público de Comercio. Ca. según el artículo 260. la . mente reguladas por la ley a la que se remite. Antecedentes. S. Calificaci6n judicial e inscripción. ya que son numerosos los artículos dedicados a la liquidación. V). La escritura. IV). y la de sus reformas. pero es perfectamente posible que los socios convengan la conclusión anticipada en el caso de acaecer determinados supuestos. la inscripción en el Registro Público de Comercio de la escritura constitutiva de una sociedad mercantil. de donde resulta que la inscripción en el Registro Público de Comercio se descompone en dos momentos: . cualquier socio tendrá derecho a exigir que ello se haga y.. La inscripción de la sociedad en el Registro Público de Comercio es la tercera etapa que debe recorrer la sociedad en el camino de su progresiva constitución. Ahora bien. y el domicilio social (fr. S.66 JOAQUÍN RODIÚGUEZ RODIÚGUEZ cación de estas causas sólo serán aplicables las consignadas en el artículo 229 de la L G. Así 10 dispone el artículo 7. 111') Escritura incompleta. es obligatoria. III). La inscripción. duración (fr. hace referencia a las bases para practicar la liquidación y al modo de proceder a la elección de los liquidadores cuando no hayan sido designados anticipadamente. más terminantemente aún. ya que sus facultades y atribuciones están amplia. M.. se aplicarán las disposiciones relativas de esta Ley. G.. ya que para el resto de los requisitos la ley establece un régimen supletorio que cubre las omisiones de la voluntad de los socios. VI). II) Registro de la sociedad. II). en el plazo de los quince días siguientes a la fecha de la misma. M. G.. en todo caso. M. Lo cual quiere decir que. S. L G. mente de base a la constitución legal de una sociedad. párrafo segundo. dice que en caso de que se omitan los que señalan las fracciones VIII a XIII inclusive del artículo 6. La fracción XIII del artículo que analizarnos. 4) Liquidación. de acuerdo con las prescripciones de la ley. No todos esos requisitos son igualmente necesarios. capital social (fr. servirá perfecta. deben constar las circunstancias sobre la personalidad de los socios (fr. 1). incompleta. Sobre este punto la ley es explícita. que afirma que la inscripción de las sociedades en el Registro Público de Comercio. M. VII). 1. S. que tenga todas estas menciones.razón social o denominación (fr. M. C. en el Registro Público de Comercio es un requisito que deben cumplir todas las sociedades mercantiles. Habitualmente las escrituras de sociales se limitan a designar a los liquidadores. se hará mediante orden judicial.

de los estatutos y reglamentos de la sociedad (art.). y otro. E. establecida por los articulas 22. cit. el juez.. Al estudiar los requisitos de la sociedad anónima plantearemos el problema de las relaciones de ésta con el Estado. C. Al hablar del sistema de la concesión. introdujo el sistema de la calificación judicial. es decir los estatutos y reglamentos de la sociedad. C. Esta diferencia consiste en que el Tribunal de Comercio. Puede ser que el legislador de 1934 se haya inspirado en el sistema inglés. posterior. 29). previa la calificación del registrador. el de la concesión y el normativo. de 1829. De todas maneras. 293. M. Veremos entonces los tres sistemas que han existido al respecto: el del octroí. puesto que la escrituca constitutiva. con la particularidad que la exposición de motivos dice que para ello se ha adoptado un sistema similar al inglés. S. y que más de un siglo antes de su establecimiento en la Ley General de Sociedades Mercantiles de 1934.. o de acuerdo con los usos y prácticas mercantiles. previo. G. español). ya se encontraba en el C. el que debía conceder la autorización. 253. En otros países esta calificación judicial está sustituida por el informe de peritos especiales que dictaminan acerca de la constitución regular de la socie- . según la ley de 1934. exigía el mismo doble requisito para la constituci6n de una sociedad anónima: la aprobación judicial. tiene como punto de referencia un completo y extenso sistema normativo cuyo cumplimiento debe vigilar. lo que sí es evidente es que el sistema de la calificación judicial es de raigam- bre española. propiamente dichos. Ca. sin perjuicio de la obligación de inscripción en el Registro Público de Comercio. tal como queda regulada en los articulas 260 y siguientes de la L. de calificación judicial para obtener la orden de inscripción. por el contrario. ya que en el Código no existía un sistema normativo acerca de la escritura que debía adoptar la sociedad anónima. observaremos que en el Código de Comercio español de 1829 era el Tribunal de Comercio. de registro e inscripción. Por influencia directa del Código español. según el Código de 1854 y la calificación judicial según la ley de 1934. S. el Código de Comercio mexicano de 1854. y después el Tribunal de Primera Instancia. previa a la inscripción. Ca. 26 Y 289 del mismo Código. que era donde se llevaba el Registro Público de Comercio (art. y la inscripción de la escritura en la Secretaría del Tribunal de Comercio. Ca. La L. debe apuntarse una diferencia de matiz en la aproba- ción judicial. debía juzgar con arreglo a su leal saber y entender. G. por el Tribunal de Comercio. y sólo persistió el requisito de la inscripción de la sociedad en el Registro Público de Comercio. para dar su aprobación a la escritura de la sociedad.TRATADO DE SODEDADES MERCANTILES 67 uno. M. Los Códigos de Comercio mexicanos de 1884 y 1889 suprimieron el trámite de la calificación judicial. estaban sometidos a la aprobación judicial de la autoridad indicada (art.

del modo debido. acerca de si existen los documentos y declara. ob. Es decir. no deben limitarse al análisis formal de la escritura. cuando el juez advierta que los bienes aportados en especie han sido valorados excesivamente o cuando tenga dudas acerca de la realidad de las aportaciones que se declaren hechas." Por nuestra parte pensamos. 67 . ob. los presupuestos de los que depende en el sistema normativo oo bi. en lo que concierne al caso de fundación sucesiva. la opinión de GIERKE. acerca de que la escritura constitutiva de una sociedad es normalmente regular. como ocurre en Alemania. se trata de que la autoridad judicial. realiza un amplio examen que puede llegar al fondo de la escritura. En Alemania. que la misión del juez es la de examinar si la escritura constitutiva reúne no sólo aparentemente. G.. con aportaciones en bienes distintos del dinero.. ha de limitarse al estudio de la forma de la misma o bien puede entrar al análisis del fondo de las declaraciones que en ella se hacen. en mi opinión. entonces. pudieran oponerse a la inscripción de la sociedad. clones necesarias. opina igual. como ya se ha indicado. y que lo que se aparta de los mismos. para que en caso de encontrar circunstancias sospechosas. Puede discutirse. rilo. sino que deben fijarse en las declaraciones de fondo. "El examen es generalmente sólo formal. 10 es de acuerdo con las orientaciones y dentro de los límites que la propia ley previene. podemos decir que es la declaración hecha por la autoridad judicial competente. sino en su fondo. loe. junto al dictamen de los peritos. cuando existan motivos serios y no inscribir sociedades ilegales o supuestas".S. cit. Véase en este sentido. la autorización para la venta al público de las acciones requiere que la valoración de dichos bienes sea hecha por un funcionario del gobierno. 139. pág. Suiza y en la U. B) Finalidad..S. con competencia para hacerlo. FISCHER. pues. cit. M. declara que la escritura constitutiva que ha sido sometida a su examen cumple con los requisitos normativos que la ley señala. que es el Juez. el Registrador. 1') Caliticaci6n jlldicial. incluso dentro del marco de la L. Sin embargo. puede y debe el juez entrar en un examen material. si la actuación del juez y la del Agente del Ministerio Público en el trámite de la calificación de la escritura. S. 279. Como acaba de indicarse. A) Concepto. pág. Por ejemplo. al proceder a la inscripción. naturalmente referida al derecho alemán.R. Algo semejante ocurre en México.68 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ dad bajo su responsabilidad.G~ bh sin perjuicio de la calificación que hace el funcionario encargado del Registro. GIERKE. Pudiera sostenerse que el juez y el Agente del Ministerio Público.

"ante el Juez de Distrito o ante el Juez de Primera Instancia". L. Sexto: Condi~iones de capacidad de las personas que intervienen como socios. que ha de calificar la escritura. pues no hay contienda. están de acuerdo con las disposiciones de la Ley¡ Quinto: si en los casos en que por la índole de la sociedad han de reunir determinadas autorizaciones administrativas. como dice el articulo 262. A continuación. a la comprobación de los siguientes puntos: Primero: si de la escritura resulta la existencia y cumplimiento de las condiciones jurldicas para la válida constitución de la sociedad. La competencia del juez. De todas maneras. aunque no se hubiese dicho. por el sistema normativo. Segundo: si se han hecho figurar en la misma todos los datos indispensables de acuerdo con lo previsto en los artículos 6 y demás aplicables. S. M.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 69 la conformación legal de la sociedad sin tener un poder discrecional. por consiguiente. C) Competencia. y en la práctica se renuncia siempre. a condicién de que el Ministerio Público se muestre de acuerdo con la inscripción. según la clase de sociedad. G. se nos manifiesta como un caso típico de competencia concurrente. al tenor de lo declarado en el artículo 261. El trámite para obtener el mandamiento judicial de inscripción. éstas se han incluido en la escritura. En la audiencia pueden presentarse pruebas en caso necesario. . L. pero generalmente no se suscitan más que cuestiones de derecho. Evacuada esta vista. son consideradas siempre como de jurisdicción concurrente. Deben acompañar a la solicitud la escritura constitutiva y en la fundación sucesiva de sociedades anónimas el acta de la asamblea general con los Estatutos aprobados. No se trata de la presentación de una demanda. S. fracción 1. empieza con la presentación de la solicitud. porque esta materia es de las que con arreglo al artículo 104 constitucional. el juez dispondrá que se dé vista al Ministerio Público por tres dias. G. que debe ir acompañada de los documentos necesarios. M. El exatmen debe extenderse. D) Procedimiento. Tercero: si las cláusulas en las que las partes han establecido declaraciones en el terreno abandonado a su voluntad. A esta audiencia puede renunciarse. sería posible acudir ante el juez de Distrito y ante el juez de Primera Instancia del domicilio correspondiente a la sociedad. Cuarto: si las cláusulas sobre pactos que sólo pueden convenirse en escritura constitutiva. están de acuerdo con las directrices y con las autorizaciones de la propia ley. que se celebrará dentro del tercer día para dictar resolución. el juez debe citar a una audiencia.

137. De todas maneras. Como queda dicho. Fed. Evidentemente que este procedimiento es típicamente un acto de jurisdicción voluntaria. C. cuyo efecto es el de sanar los defectos formales de la escritura. Proc. Brevemente podríamos decir que se sanan los defectos formales. en cuanto que no hay contienda. sobre este punto PLAZA. Co. F. Si bien se afirma que los actos de jurisdicción voluntaria no causan estado. O. 1.. en su caso. al objeto o al fin de la sociedad. de ninguna manera) que la sentencia pueda ser constituida) ya que la sociedad queda constituida por la voluntad de las partes y tiene eficacia frente a terceros por la publicidad que de hecho o de derecho se realiza. o el artículo 533. Por eso pensamos que esta sentencia. según prescribe el artículo 896. Derecho Procesal Civil español.pdg. En cuanto se dicta en un procedimiento de jurisdicción voluntaria. su contenido material es el propio de estos actos judiciales. Cabe la conversión de este procedimiento en contencioso) tan pronto como un tercero comparece a oponerse. en éste sí se causa. No 'consideramos. F) Efectos de la calificaci6n ¡"dicial. como consecuencia de ello. desde luego. es de naturaleza declarativa. respecto de los cuales no tienen autoridad de Cosa juzgada ni aun para los socios. Proe. bien pudiera decirse. la escritura constituida queda sanada de ciertos defectos que pudieran impurérselc. según dice el artículo 263.70 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Si el acuerdo judicial fuese desfavorable a la inscripción. y por tales deben entenderse los socios y demás personas que intervinieron en el otorgamiento de la escritura. en materia de apelaciones. y en defecto de lo establecido en el mismo deberá acudirse al C." E)· Natnralez« de la resolucián La resolución judicial. sobre calificación de la escritura. . pero no los que conciernen al consentimiento. es de carácter administrativo. pero que causa estado en lo que concierne a las partes que intervienen en el contrato de sociedad. M. 08 V. en concepto de partes otorgantes.'. C. o tan pronto como cause ejecutotria la resolución del Tribunal Superior ante quien se vio la apelación. ya que en virtud de la declaración judicial. El mandamiento de inscripción se da por el juez después de oír al Ministerio Público y de celebrar la audiencia. El trámite que debe darse al recurso de apelación está indicado en el propio articulo 263. es una sentencia. el principal es el saneamiento de los defectos formales de que adolezca la escritura e inmediatamente y. Pueden hacerlo los interesados. Civ. Civ. que lo que no hace la calificación judicial) es alterar los derechos que pudieran correspon· der a terceros. la orden al registrador competente para que proceda-a 'la inscripción de la escritura. puede interponerse el recurso de apelación. Reúne las características formales de éstas y.

El . pero se llega a la misma conclusión que en los casos. y hechas que sean les modio ficaciones. La misma ordenará al Registro Público de la Propiedad y de Comercio de la ciudad de México yal del domicilio-social. XI.) (VlII) La ley citada por el autor ha sufrido reformas posteriores a la primera edición de esta obra. anteriores. pues el articulo 4 de su ley prescribe que: "De esta aprobación se remitirá copia al Registro Público de Comercio para su inscripción. la escritura o sus reformas podrán ser inscritas en el Registro Público de Comercio. serán sometidos a la aprobaci6n de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público." Segnnda: las instituciones de fianzas.detalle del trámite y de los efectos de la inscripción de la escritura constitutiva de la sociedad anónima en el Registro Público de Comercio. y sólo para el ejecto de qtle la escritura y los estatutos qtledel1 ajtlslados a las disposiciones de la Ley General de Sociedades Mereallliles". no surtirá efecto . por la simple lectura del artículo 19. en igual plazo. Basta con indicar que la inscripción se realiza. la fracción Hl del artículo 12 de la Ley' Generalde Ipstitucionés de Seguros. dispone que de la escritura constitutiva se exhibirá-testimonio para"-que . Existen algnnas sociedades que no tienen que someterse al trámite de la calificación judicial de sus escrituras constitutivas. La norma vigente es el artículo 49 de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas de 26 de diciembre de 1950. otorgue la aprobación o haga las observaciones pertinentes cuando no se ajuste al proyecto aprobado. Inst. que establece: "La escritura y sus modificaciones deberán ser aprobadas por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público.(VllI) II') Inscripcián en el Registro Público de Comercio.Iegal'(N: E. (N. correspondiente al domicilio de la sociedad. mediante extracto de las escritura y archivo de una copia de las mismas en el Registro Público de Comercio. De ésta se remitirá copia al Registro Público de Comercio para su inscripción. ya que el arto 8. Actualmente. 'en el término de 15 días' hábiles. E:) . sin que se requiera mandamiento judicial. El efecto principal de la inscripción es la regnlarización de la misma y la (VII) El autor se refiere a una disposición actualmente derogada. que haga la inscripción correspondiente sin necesidad de mandamiento [udicial. S. La inscripción que se haga en contravención a lo dispuesto por este artículo. sin que sea preciso mandamiento judicial. Estas son las siguientes: Primera: Las instituciones de crédito. "la' escritura y los estatutos de las sociedades que se organicen para operar como instituciones de seguros. L. se exhibirá nuevo testimonio para su aprobación.<Yn) y Tercera: Las instituciones de seguros. por 10 que no sería pertinente hacer un resumen en este lugar.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 71 G) Excepciones a la obUgaciólI de calificar jtldicialmellle las escrituras. antes de que la sociedad dé principio a sus operaciones. con arreglo al cual. cuando se ajusten a la ley. que se' otorgará.le Secretaría de Hacienda. sin que sea preciso mandamiento judicial"... corresponden a la teoría de esta última institución. Respecto de éstas no existe un pre· cepto expreso. fr. de la ley respectiva dice que: "Dictada dicha aprobación por la Secretada de Hacienda.

fr. así como cualquier alteración en estos datos. Il. diversas leyes especiales imponen el eumplimiento de los siguientes requisitos: Primero: Anuncio y publicidad de la apertura de las oficinas y establecimientos. Que el testimonio de su escritura constitutiva quedó debidamente inscrito en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio . 'será causa de revocación de la autorizaci6n para operar". Existen casos de efectos especiales.) y la concesión está subordinada a la condición suspensiva de la inscripción en el Registro de Comercio (art.) (X) Véase el artículo 93 del Código Fiscal de la Federación vigente: (N. la firma social. de 31 de diciembre de 1942. Cuando se trate de sociedades.. debe darse a conocer al público en forma de anuncios y circulares. 5 de la Ley de Cámaras de Comercio e Industria. la clase de sociedad. de 26 de diciembre de 1950. La norma actualmente en vigor es el artículo 13 de la Ley Federal de Instituciones dé" Fianzas. que en 10 conducente establece: "La institución de fianzas. 4. Tercero: Alta en la Oficina Federal de Hacienda. del comienzo de operaciones dentro del plazo de los diez días siguientes al inicio de las mismas. L. Ca.(X) y Cuarto: Altas en las oficinas locales de Hacienda que son la Tesorería del Departamento en el Distrito Federal y las oficinas estatales y municipales de Hacienda de las demás entidades federativas. La infracción de cualquiera de las disposiciones de este precepto. la denominación. las sucursales.) . de acuerdo con lo preceptuado en el artículo 17. F. de 2 de mayo de 1941. Fianzas). (N. los gerentes. dentro de los ciento ochenta días siguientes a la publicación de su torizaci6n en el Diario Oficial de la Federación. Junto con los anteriores trámites que acabamos de estudiar. C. El incumplimiento de estos requisitos sólo está castigado con sanciones de carácter fiscal y administrativo. a la que debe comunicarse el aviso de apertura. que exige que todos los comerciantes se inscriban en la Cámara de Comercio e Industria correspondiente a su especialidad.72 ]OAQuiN RODIÚGUEZ RODIÚGUEZ publicidad que resulta de lo dispuesto en los preceptos sobre el Registro Público de Comercio. Inst. según disposición de la Ley de Hacienda del Distrito Federal y de las leyes de Hacienda Locales. en las que la inscripción es la condición para que se devuelva a la compañia el depósito que hizo para obtener la concesión (art. M. 1. deberá comprobar ante la Secretaría de Hacienda y crédito Público: l. "(IX) El autor se refiere a la abrogada Ley de Instituciones de Fianzas. imputable a la institución de fianzas. E. Inst. según dispone la Ley del Irnpuesto sobre la Renta. es decir. Satisfechos estos requisitos.) -'IX) JII') Requisitos administrativos para la constitución de la sociedad. 4. la misma' Secretaría otorgará permiso para que la institución de fianzas inicie operaciones con el público.. como ocurre con las instituciones de fianzas. E. fr. L. Segundo: Inscripción en las cámaras de comercio e industria (arr.

México.. No podemos determinar a priori. consagra la li· bertad de contratación y los efectos vinculatorios de todo convenio mercantil. hallamos numerosas disposiciones de carácter imperativo. al decir en su artículo 28 que las personas morales se regirán por las leyes correspondientes. haciendo uso de esta autonomía legislativa. sobre el que jos socios puedan determinar por su propia voluntad. en la medida en que se obligan. En consecuencia. esas normas. en la medida en que dichos pactos sean simple aplicación de disposiciones imperativas de la Ley. D. Por de pronto. la validez de ese derecho se ce KELSEN. 1943. en la L. reconoce el valor normativo de los estatutos. nuevas relaciones jurídicas y nuevos tipos en la esfera dejada a la voluntad de los contratantes por disposición expresa de la ley o de acuerdo con el espíritu de la misma. El sistema de las relaciones mutuas entre ambos ordenamientos depende del carácter de las disposiciones legales. a nuestro juicio. tienen dicho carácter. a lo largo de nuestra exposición y al tratar de cada forma social en concreto. en la proporción en que la voluntad de los socios se aparte lícitamente de las disposiciones legales y cree nuevos supuestos. Civ. pero. limitan su propia libertad de acción y quedan subordinados a las normas que se fijan en el contrato. y como creador de normas jurídicas. se convierten en la ley de los contratantes. C. En la exposición de los mismos deben distinguirse los que se producen entre los socios {inter partes) y aquellos otros que relacionan a la sociedad con terceros.w La voluntad de los socios en el contrato tiene valor de ley en un doble aspecto. M. De aquí que los contratantes. podemos afirmar el predominio de las normas imperativas sobre las voluntarias. por su escritura constitutiva y por sus estatutos. El contrato j' el tratado. siempre que entre ambos haya contradicción. en este lugar. El C. En general.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILlíS 73 Sección sexta Efectos del contrato de sociedad. 1) Efectos internos del contrato. 1') VaJor normativo del mismo. . El artículo 78. F. S. es decir del derecho de sociedades mercantiles que dicta la ley imperativa. iremos exponiendo las disposiciones que. La ley }' los estatutos contienen un mismo campo de actuación al normar el régimen de las sociedades mercantiles. G. Este señala las obligaciones entre los socios y la sociedad. en virtud del poder normativo del mismo. ce. M. como aplicación de derecho objetivo. con lo que las normas que los socios establecen. que rigen la organización y funcionamiento de las sociedades mercantiles por encima de la voluntad de los socios.

cit. etc. Milán. sino más bien. veto. Tampoco es un derecho de crédito. Estos derechos y estas obligaciones derivan de la calidad de socio. pág. "lo que puede decirse definitivamente· es esto: que la calidad de miembro de una corporación constituye una situación jurídica. La personaJita giuridi(a del/e societá di commercío. aunque con dudas.. ARrruRO..! DALMAllTBLLO. C" 1910.74 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ pacta s6lo cuando no es contrario a la ley y llena una laguna. 17771 Ob. 112 Y sigs. I. 'sino porque su violación no es un simple cumplimiento contractual. En cuanto se trata de derechos y obligaciones frente a la corporación de la que se es miembro. en el ámbito reducido de la sociedad mercantil. la que no es.. APPUl1Ji. ni siquiera una relación jurídica. de las funciones y de los poderes que el socio tiene frente a un centro idealmente subjetivizado. descansa el poder disciplinario de la sociedad para con sus socios. El contrato de sociedad establece diversos derechos a favor del socio. sino un ataque a la posición jurídica del socio. dli~ pág.. págs. a lo que el sta/lIS de ciudadano. el socio tiene obligaciones que satisfacer. esto es. 116. A) El status de socio. 217..) que no pueden considerarse como derechos de crédito. r. En ese poder organizador de los estatutos y en esa fuerza vinculatoria del contrato. 7:! Oh. pues. 1. 129. aunque no tan explícitamente por FERRARA y ENNECCERUS '70 73 y por MESSINEO. 494. en el fondo. en la gran corporaci6n política que es el Estado. 1937.74 AscARELLI. semejante. páginas 94 y sigrs. . Este concepto ha sido expuesto por ASCARELLI n y ha sido aceptado por BRUNBlTI " y también. pues aunque respecto al dividendo y a la cuota de liquidación podría considerarse como un acreedor de segundo grado {dedncto aere alieno)._ es el conjunto de los deberes y de los derechos. que éste ejerce frente a la sociedad. D. ENNECCERUS. dice que la posición del socio no es de condominio "porque los miembros no tienen derecho alguno inmediato sobre el patrimonio que corresponde a la sociedad como tal". una posición de sujeto productora de derechos y obligaciones". vigilancia.. no sólo porque tienen como contenido una prestación económicamente variable. pág. Al mismo tiempo. R. en cuanto esa calidad es presupuesto de derechos y obligaciones y en cuanto se trata de una posición jurídica en el seno de una corporación. parte de la doctrina sintetiza la naturaleza jurídica de la calidad de socio diciendo que es un status. 73 FERRARA. Sacie/a."? El estado de socio -dice DALMARTELLO ro bi." Ob cit. 70 bi. o surge para aquellas hipótesis en las que la ley de un modo expreso abandona la regulación de ciertos puntos a la voluntad contractual. "un presupuesto de relaciones jurídicas". cit. oh. 1 rapporti giuridid interni "el/e sodeJa commercia/i. un derecho. pág. hay otros derechos (voto. 11') El contrato y los socios.

el campo en que germinan las relaciones particulares.) 76 CCU. Aluienseselíscbaiten. Derecho Civil. WIELAND. Com. sino síntesis ideal de particulares estructuras. posteriormente. pág. respecto a la corporación. "Es un concepto comprendido entre los más vagos de la elaboración científica de los conceptos jurídicos.'/'5 La elaboraci6n de este concepto se debe fundamentalmente a los romanistas. 81 ENNECCERUS. que en sí es sumamente vago. 494 § 105. jurídicamente relevantes. pág. ob. 1931. en virtud de determinados presupuestos de hecho. 115.. JELLlNEK/'T REDENTI 18 Y CICu. o sea una relación jurídica de derecho personal. cit. cit. entre Un sujeto }' todos los demás. As]. Das Recht de.. pág." pero. sigue a JELLINEK al decir que el "status" es una condición o posición que tiene el individuo en la colectividad o de competencias fijadas por el poder organizador. ha sido reelaborado por publicistas y privatistas. ob. creemos que conviene precisar el concepto de status. por ejemplo.. 1938. no es más que la posición jurídica personal dentro de la asociación. que importa derechos y obligaciones recíprocas. cit.. Pluralitñ di parti en Archivio giuridico. 42 Y ÚH. R. Creo. LXXIX. 1931. págs. págs. 65. considera que el status no es una relación jurídica. Riv. Nápoles. 413 y 863. pero. Dir. no vemos razón ninguna para no ampliar el concepto.. pág. U. Véanse sobre este mismo tema FERRARA.. y que constituye. a los socios frente a la so- . ob. 8 2 111 Crctr ANTONIO. pág. 80 FERR. Le persone giuridicbe. ya con referencia al derecho moderno. obligaciones. con AsCARELLI y BRUNETI'I. 1.. Turín. 1. BJGIAVI. H. Riv. derechos. 19 pág. Sistema dei diritti pubb/ici subjelivi. así por ejemplo. 82 Los autores citados consideran que sólo puede hablarse de "status" con referencia a la colectividad política.TRATADO DE SOCIEDADES MERCAN11LES 75 Nos adherimos a esta posición pero. '18 REDENTI. "la cuestión ha sido predominantemente tratada por los romanistas". por su parte. en Z. Ccni. podemos advertir que el socio tiene una calidad jurídica y no un simple derecho frente a la sociedad so y que esta calidad le concede derechos varios y le impone diversas obligaciones 81 por lo que podemos decir que la calidad de socio significa un auténtico stattcs jurídico.. por decirlo así. Dir. LEHMANN. Pero de ella brotan numerosos derechos singulares y obligaciones . WOLIIF. "La calidad de miembro es W1a posición jurídica del particular." . 61.derechos subjetivos. págs. susceptibles de ser perseguidos mediante acción en caso de ser violados. 170. 64. 1 9 Con independencia de la colectividad a que el concepto se refiera. Si referimos estas dos notas a la situación del socio frente a la sociedad." (Hay traducción española de BARRERA GRAF. "La condición de miembro es una relación jurídica de la cual derivan . 92. atributiva de derechos y obligaciones variadas. cit. 11 concetto di "status" en Jos Studi giuridícci in onore di VINCENzo SIMONCELLJ. 1'9 Ctcu. pág. pág. pág.ARA F.. 207. que tal vez asuman categorías enteras de relaciones sociales. 1. el de status supone los siguientes elementos: tratarse de una calidad jurídica frente a la colectividad.. MATSUDA. 11 JELLINEK. 11." "La condición de miembro en sí misma considerada. KIP.. T. 92j estima el "status" como condición jurídicamente relevante en que se encuentra el individuo en sus relaciones con el Estado. ob. 1910. 1917. 50 y sigs.

estos últimos pueden haberse establecido en los estatutos o por un acuerdo de asamblea. por ello. los que el socio ejerce frente a la sociedad derivan de la voluntad de la asamblea. cit. pág. mientras que los poderes son derechos subjetivos derivados de la ley . podemos distinguir: derechos socia/es legales y derechos sociales convencionales. ob. 218. y a los que se originen por acuerdos sociales. A su vez. según que sean materia estatutaria o no lo sean. por 10 que se distinguen de aquella serie de derechos que el accionista puede hacer valer contra la sociedad.... Recogiendo los que creemos fundamentales. . ASCARELLl ha hablado de poderes y derechos. pág. 83 Ob. a obtener una parte del patrimonio en el caso de liquidación. los denominaremos derechos constitutivos o simplemente derechos. b) Por razón de Sil contenido. sin contar en una cláusula estatutaria. Las bases para la clasificación de los derechos de los socios pueden establecerse de acuerdo con muy diversos criterios. entre otros. tipos de derechos convencionales simples son los de obtener las prestaciones convenidas en la asamblea. son derechos societarios y tienen su raíz en el acto constitutivo. según que se trate de derechos concedidos en beneficio económico excluciedad.76 B) JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Clasi/icdciól1 de los derechos de los socios. recordando al efecto la naturaleza imperativa de los estatutos. J. podemos llamar a los derechos de los socios que se deriven de la ley derechos poderes. atribuye al socio una serie de poderes íntimamente ligados a su título de pertenencia a la sociedad. Según que los derechos de los socios se deriven de preceptos legales o de acuerdos sociales. podemos hacer las siguientes distinciones: a) Por razán de SIl origel1. Entendámonos bien: todos.. cis. Estos poderes corresponden a otros tantos derechos constitutivos.. BRUNETTl ha dicho: 83 "El contrato . según que la base jurídica del derecho del socio se encuentre en la ley o en los estatutos. Ejemplos de derechos legales son los que tiene cada socio a percibir una parte de las ganancias.. Podemos clasificar los derechos de los socios. También MESSINEO considera como dudosa la aplicabilidad del concepto por el carácter voluntario de la sociedad francamente contrapuesto a la esencia de las colectividades necesarias. nota 2." Dado el carácter imperativo de las normas legales sobre sociedades mercantiles. A este respecto. expresada en el acto constitutivo o en sucesivas deliberaciones. el de devengar dividendos constructivos. 29. Derechos convencionales estatutarios son los de percibir dividendos preferentes. podemos subdividirlos en derechos convencionales estatutarios y en derechos convencionales simples. . Finalmente. generalmente considerados. En el mismo sentido. pero.

TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES

77

sivo de los socios (derechos indiuiduales patrimoIJiales),S4 que éstos ejercen contra la sociedad (derechos patrimoniales) o bien de derechos que, aunque dados en beneficio de los socios, s610 lo significan en cuanto su ejercido es una garantía de aquéllos. A éstos, podemos denominarlos derechos de consecucián. Se ejer-

cen dentro de la sociedad, bien en la forma de actividades de cooperación, en la formación y expresión de la voluntad social (derechos de consecucián administrativos), bien en la forma de actividades de vigilancia sobre la sociedad y sobre sus órganos (derechos de consecucián de oigilancia], Derechos patrimoniales son los que se tienen sobre el dividendo de la cuota
de liquidación. Derechos de consecución administrativos son el de voto, el de convocatoria, etc. y de consecución de vigilancia pueden considerarse los de apro-

bación de la gestión de los administradores, de! balance, etc.
Por S1I titularidad, Los derechos sociales o corresponden a todos y cada uno de los accionistas y los denominamos derechos comunes 11 ordinarios, o corresponden a alguno o algunos socios solamente y, entonces, los denominamos derechos particlIlares o privilegiados. Derechos particulares son, por ejemplo, los

c)

que se establecen en los estatutos señalando el derecho de un socio para adquirir de los demás determinado número de acciones (acompañado de la declaración de intransmisibilidad de las mismas) o una cierta porción de sus participaciones sociales, dentro del plazo señalado para el ejercicio de tal derecho; e! derecho de voto preferente, etc.
A su vez, la. ley señala unos derechos especiales en favor de determinados grupos de capital, como ocurre en la anónima respecto del nombramiento de

administradores y comisarios y para el ejercicio de los derechos de oposición y
revocación. Se habla entonces de derechos minoritarios, que son sencillamente

derechos parüC1Ilares concedidos a Il11d minoría de capital.
Observamos que estos derechos minoritarios no implican la existencia de varias personas, sino la de una minoría determinada de capital.

d) Bn razón de S/I carácter. Esta división se refiere a uno de los puntos neurálgicos del stat«: de socio y concierne a qué derechos de los socios pueden ser modificados o suprimidos por acuerdo de la asamblea general 8 5 o junta de socios. .

Sobre este problema haremos un estudio detenido; pero, por el momento, podemos anticipar lo siguiente: los derechos de los socios, que pueden ser afectados por las decisiones mayoritarias son derechos comunes
ti

ordinarios. Los

derechos concedidos a determinados individuos o grupos por los estatutos o por la ley, que no pueden ser modificados ni suprimidos por la voluntad mayoritaob. cit., pág. 2.18. GARJUGUES. oh. cit., 1, pág. 280, habla, por esto, de clasificación de por razón de su revocabilidad.
64 BRUNE1TI,
8~

105

derechos,

78

]OAQuiN RODRiGUEZ RODRiGUEZ

ria, son los derechos que llamamos especiales. Cuáles sean unos y otros, se determinará con posterioridad.

e) Resumen. Para el estudio sistemático de los derechos de los socios en la legislación mexicana, vamos a combinar algunos de los criterios anteriores. Empezaremos por aceptar, como clasificación de base, la de derechos patrimoniales y derechos de C011JUllei611. Por derechos pntrimoniales entendemos los de contenido económico en interés particular y exclusivo del socio, que se ejercen .frente a la sociedad. Por esto, son también los fundamentales, en cuanto que la causa del contrato de sociedad (elemento esencial, en definitiva), es la participación en los resultados patrimoniales que se obtengan. Según que la participación económica sea directa o accesoria, distinguiremos los derechos patrimoniales en principales y accesorios. Los derechos de consecución los dividiremos, a efecto de nuestro estudio, del mismo modo que ya quedó apuntado, esto es, en derechos de consecución administrativos y derechos de consecución de vigilancia. Con la primera expresión designamos todos aquellos derechos mediante cuyo ejercicio el socio ínterviene directa o indirectamente en la resolución de las actividades administrativas. Entre los segundos, comprendemos aquellos por los cuales los socios pueden informarse y denunciar las actividades sociales, bien sea en relación directa con la sociedad o bien a través de órganos específicos de vigilancia. De acuerdo con lo dicho, podríamos establecer el cuadro de clasificaciones de los principales derechos de los socios, en la forma que sigue:
Principales {particiPación en los beneficios Cuota de liquidación {TransmiSión de la calidad de socio Obtención de documentos que acrediten la calidad de socio Aportación limitada

Patrimoniales Accesorios

Administración

Participación en las asambleas Nombramiento de administradores { y representantes
.Información

Consecución

Vigilancia

Denuncia Nombramiento de órganos de vigilancia Aprobación del balance Gestión de administradores y comisacios

TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES

79

III') Modificación de los estatutos. Acabamos de subrayar el valor de los estatutos como norma suprema de la sociedad, s6lo subordinada a las disposiciones imperativas de la ley. Resulta evidente que a veces será necesario introducir ciertos cambios en ellos, para adecuarse a nuevas exigencias de la práctica, o a nuevas situaciones de hecho. En un contrato bilateral bastará que las dos partes se pongan de acuerdo, para introducir las modificaciones oportunas en el convenio que las liga; pero, la estructura plurilateral del contrato de sociedad plantea problemas más complejos, cuando de su modificación se trata. Siendo varias las partes, en efecto, puede pensarse que la modificaci6n del contrato requiere la unanimidad de los socios, o bien que basta la mayoría pero, antes de ver por cuál de estos dos sistemas se decide la ley mexicana, es indispensable contestar a esta otra pregunta: ¿son modificables los estatutos? El artículo 5, 1. G. S. M., dice que las sociedades se constituirán ante notario y en la misma forma se harál1 constar sus modificaciones. El artículo 260 de la misma ley dispone que la inscripci6n en el Registro Público de Comercio de la escritura constitutiva de una sociedad mercantil y la de sus reformas, se hará mediante orden judicial. Finalmente, el artículo 21, fracci6n V, C. Co. M., dispone que en la hoja de inscripción de· cada sociedad se anotarán las escrituras de inscripción. así'como las de modificación. De los artículos transcritos, se deduce con toda claridad el principio de la modificabilidad de los estatutos, hasta este momento sin más restricciones que las derivadas de la forma, ya que la modificación de la escritura. constitutiva requiere, como en el proceso de constitución, redacción de escritura pública, calificaci6n judicial e inscripción en el registro público correspondiente. Cuando se trata de sociedades mercantiles cuyas escrituras deben ser aprobadas por el Ejecutivo federal, del mismo modo que no es precisa la calificaci6n judicial de las mismas, tampoco lo es la de sus modificaciones, que sólo están sometidas al control administrativo. Si examinamos las diversas formas de sociedad mercantil que regula la 1. G. S. M., hallaremos que respecto de cada una de ellas se afirma expresamente la posibilidad de la modificación de sus estatutos. Para la sociedad colectiva, el artículo 34, 1. G. S. M., declara la modificabilidad del contrato social por el consentimiento unánime de los socios, a .menos que en el mismo se haya establecido que tal acuerdo podrá tomarse por mayoría. La sociedad en comandita simple se .rige por el mismo principio (art. 57 que remite al 34, 1. G. S. M.). La asamblea general de la sociedad de responsabilidad limitada tiene entre sus facultades la de modificar el contrato social (art. 78, fr. VIII, 1. G. S. M.).

80

JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRíGUEZ

En la sociedad anónima, la asamblea general extraordinaria es la que puede decidir sobre la modificación de su escritura constitutiva (art. 182, fr. XI, 1. G. S. M.) .. Este precepto se aplica a la sociedad en comandita por acciones (art. 208, 1. G. S. M.). Finalmente, en las sociedades cooperativas, es también su asamblea general

la que puede tomac el acuerdo de modificar sus bases constitutivas (art. 23, frs. II y IV, 1. G. S. M.). La hipótesis de aumento y disminución de capital ha merecido una particular consideración, ya que a la misma se dedica no sólo la regla general del artículo 9, 1. G. S. M., sino también diversos preceptos en las diferentes clases
de sociedades, los que examinaremos después.

De la lectura de los artículos citados resulta la competencia de las juntas o asambleas de socios para decidir la modificación de los estatutos. En las sociedades colectivas y en comandita precisa. el consentimiento unánime de los socios,

o de la mayoría de éstos que se haya fijado en los estatutos (arts. 34 y 57, 1. G. S. M.); en las sociedades de responsabilidad limitada debe obtenerse el consentimiento de socios que representan, por lo menos, tres cuartos del capital social o la unanimidad en ciertos casos especiales (art. 83, 1. G. S. M.); en la sociedad anónima y en la sociedad en comandita por acciones, la modificación de
los estatutos está subordinada al consentimiento de las mayorías que establecen los

artículos 190 y 191, 1. G. S. M., cuyo detalle analizamos en el capítulo correspondiente a la sociedad anónima.

Podría hablarse de un derecho de veto de los comanditados en la S. en C. por A. De ella trataremos en el título dedicado a esa forma social.
En general, estos preceptos permiten establecer estas dos conclusiones: Primera: La unanimidad es requerida:
19 En la sociedad colectiva y en la sociedad en "comandita, si no hay pacto expreso en contra que establezca la suficiencia de un acuerdo mayoritario.

2' En la sociedad de responsabilidad limitada para modificar el objeto social (finalidad social) o para aumentar las obligaciones de los socios; y
39 En las demás sociedades, en aquellos casos en los que expresamente convenga la necesidad del consentimiento unánime para la aprobación de ciertas modificaciones estatutarias, y ello. no contradiga preceptos legales imperativos que establezcan una aprobación mayoritaria. La unanimidad requiere el consentimiento de todos y cada uno de los socios que componen la sociedad. Si no se obtiene este consentimiento, no hay modificación válida. No sólo han de consentir los socios que acudan a las asambleas o juntas adecuadamente convocadas, sino todos los socios, de manera que la ausencia se interpreta como disconformidad y todo socio, en esta hipótesis, está
Se

protegido contra una modificación de los estatutos por su simple pasividad.

TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES

81

Segunda: En los demás casos, basta la mayoría para la válida adopción de acuerdos modificativos de los estatutos. Sin embargo, este derecho de la mayoría tiene las siguientes atenuaciones: 1'10 En las sociedades colectivas y en comandita, la minoría disconforme tiene un derecho de separación. 2:¡. En las sociedades anónimas y en comandita, existe ese mismo derecho de separación a favor de los socios que votaron en contra del acuerdo de modificar la finalidad de la sociedad, su nacionalidad o su transformación en otra forma social (art. 206, L. G. S. M.). Las particularidades de este derecho de separación serán estudiadas en el capítulo que dedicamos a la disolución parcial de las sociedades. 31). El derecho de modificar los estatutos tiene límites, como tiene límites la voluntad de la asamblea; es decir, todo lo que no pueda hacer uoa asamblea general supone un límite a su capacidad de decidir modificaciones estatutarias. Los derechos de los terceros; los derechos de los socios, que descansen en normas imperativas de la ley; los derechos especiales de grupo que surjan de la ley o de los estatutos y los derechos que se reconozcan individualmente a cierto, o a ciertos socios, no pueden ser suprimidos o alterados sin el consentimiento de los interesados. Este punto lo tratamos con más amplitud en materia de sociedades anónimas; pero, las conclusiones que allí se asientan, pueden extenderse con carácter general a las demás sociedades mercantiles. Para el derecho de los terceros, nos remitimos a lo que decimos después sobre aumento y disminución del capital y en el capítulo sobre disolución. Con estas restricciones, todos los puntos de la escritura constitutiva pueden ser modificados. No hay en el derecho mexicano limitación alguna al respecto, a diferencia de lo que ocurría en el derecho francés, en el que se distinguían los puntos modificables y las bases mínímas inalterables de la sociedad. Haciendo un breve análisis del contenido de los estatutos, según el artículo 6, L. G. S. M., veremos las particularidades que ofrecen para su modificación las diversas declaraciones estatutarias.
Socios. El cambio de socios no requiere modificación estatutaria. Los que figuran en la escritura constitutiva son los que inicialmente merecen esa calificación; es decir, los que originariamente tienen la condición de socio, lo que a veces tiene especial importancia, como ocurre en la sociedad anónima en relación con el concepto de fundador; pero dichos socios pueden perder esa calidad y hacerla adquirir a otros mediante la oportuna cesión. Es ésta una peculiaridad del contrato de sociedad que depende de su carácter abierto, en cuanto es contrato de organización.
6

82

JOAQUÍN RODRÍGUEZ ROORÍGUEZ

La cesión de la calidad de socios es un derecho de los miembros de todas las sociedades mercantiles, alYo alcance general vamos a estudiar después entre el grupo de los derechos de los socios, y cuyas modalidades serán analizadas en cada forma de sociedad.
Pínaiidad, La libre modificación de la finalidad de la sociedad, no tiene más Iimites que los que resultan de los derechos de separación que antes hemos enunciado, salvo el caso de la sociedad de responsabilidad limitada, en la que es un acuerdo que requiere el consentimiento unánime de los socios.
Raz6n social o denominación, Todo cambio en ella es una modificación de estatutos, aun en los casos de sucesión en el nombre, previsto por los artículos 29, 30, 57, 86 Y 211, 1. G. S. M.

Duración, La prórroga o el acortamiento del plazo previsto como duración de la sociedad es también una modificación a los estatutos, que estudiamos con detalle al tratar de la disolución de las sociedades mercantiles por transcurso del término.

Capital social. El aumento y la disminución del capital social son, como ya advertimos, hipótesis que merecen consideración especial en la L. G. S. M. El aumento de capital altera la influencia del socio en la sociedad, siempre que ésta se mida en función de la cuantía de la aportación. Esto ocurre siempre en las sociedades capitalistas (sociedad anónima, sociedad en comandita por acciones, y en cierto modo en la sociedad de responsabilidad limitada) y excepcionalmente en las sociedades personalistas (sociedad colectiva y en comandita a no ser que el voto se haya establecido no por cabeza, sino por capital) . La disminución de capital afecta especialmente a los acreedores, puesto que el mismo representa la masa de responsabilidad con la que aquéllos cuentan para hacer efectivos los créditos que tengan contra la sociedad. Por estas razones, el aumento de capital, que desde luego es modificación de los estatutos, debe ser aprobado por las mayorías especiales que la ley prevé. Los disconformes tienen el derecho de oponer su voto al de los que propugnan por la modificación, y el derecho de separación en las sociedades personalistas (art. 34, 1. G. S. M.). Además. se reconoce a los socios de las sociedades de responsabilidad limitada, anónimas y en comandita por acciones, un derecho de preferencia para la adquisición de las nuevas participaciones sociales (arts. 72, 132 Y 208, 1. G. S. M.), que estudiaremos después. La disminución del capital importa. por lo dicho, a los acreedores. que como terceros no tendrían por qué soportar una reducción del capital que se

TRATADO DE SOOEDADES MERCANTILES

83

hiciere a sus espaldas, por esto la ley dispone lo siguiente: la reducción del capital
social, efectuada mediante reembolso a los socios o liberación concedida a estos de exhibiciones no realizadas, se publicará por tres veces en el periódico oficial de la entidad federativa en la que tenga su domicilio la sociedad, con inter-

valos de diez días.
Los acreedores de la sociedad, separada o conjuntamente, podrán oponerse

ante la autoridad judicial a dicha reducción, desde el día en que se haya tomado
, la decisión por la sociedad, hasta cinco después de la última publicación. La oposición se tramitará en la vía sumaria, suspendiéndose la reducción entre tanto la sociedad no pague los créditos de los opositores, o no los garan· tice a satisfacción del juez que conozca del asunto, o hasta que cause ejecutoria la sentencia que declare que la oposición era infundada (art. 9, L. G. S. M.).

Se deduce de este precepto que, los acreedores a los que tal derecho de
oposición se reconoce, son los que tienen dicha calidad en el momento en que el acuerdo se toma, aunque su derecho de crédito esté sometido a condición o modalidad que enerve su eficacia. Una reducción de capital que se haga con infracción de estas disposiciones podrá ser impugnada, en 'general y desde luego, en los casos que cupiesen en la hipótesis de actos realizados en fraude de acreedores. Los aumentos de capital pueden realizarse mediante el aumento del valor de las aportaciones o del número de éstas. En el primer caso, los mismos socios tienen que aumentar su aportación, con lo que crece también el capital, como suma de aportaciones; en el segundo, las aportaciones de nueva creación pueden suponer la existencia de nuevos socios, o bien dejar el mismo número de los antiguos. En la sociedad colectiva, en la sociedad en comandita y en la sociedad de responsabilidad limitada no cabe aumento del número de aportaciones, si no se aumenta también el número de socios, ya que cada socio sólo puede tener una participación, y si efectúa una nueva, su importe acrecerá el de la antigua, pero no le atribuye un nuevo puesto de socio. En cambio, en las sociedades anónimas y en las sociedades en comandita por acciones, las nuevas aportaciones pueden ser suscritas por los mismos socios O por otros, porque cada una de ellas supone un puesto de socio, con independencia de la persona de su titular. La reducción de capital tiene dos variantes, según que se haga o por disminución del valor nominal de las participaciones de cada socio o por amortiza-

ción de algunas de ellas. Casos particulares de reducción de capital son las hipótesis de exclusión o
separación de un socio, euyo estudio corresponde al capítulo de disolución parcial de la sociedad.

Cuando hay pérdida del capital social, éste deberá ser reintegrado o reducido antes de hacerse repartición o asignación de utilidades. El reintegro sólo es

84

JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ

posible por consentimiento unánime de los socios, ya que supone el pago de una nueva aportación a la que nadie puede obligarse. La redncción a que este caso se contrae. tiene la particularidad de que no supone una efectiva reducci6n de capitál, sino un ajuste entre el valor real del patrimonio y el valor nominal del capital, por lo qne no debe someterse al procedimiento de publicidad que enuncia el artículo 9, L. G. S. M. La pérdida de capital social, más allá de cierto límite, es motivo de disolución de la sociedad (art, 229, fr. IV, L. G. S. M.). Estas rígidas normas sobre aumento y disminución de capital tienen ciertas excepciones en las llamadas sociedades de capital variable, en las que el capital puede aumentarse o disminuirse con un mínimo de formulismos, que la ley señala, que estudiaremos en el capítulo especial que dedicamos a esta clase de sociedades. Las aportaciones suplementarias y accesorias en las sociedades de responsabilidad limitada no suponen un aumento de capital.
Aportación. Toda modificación de la aportación de un socio es modificación también del capital y, por lo tanto, supone una doble modificación de los estatutos. Ninguna modificación podrá adaptarse, cuando implique infracción del principio de igualdad entre los socios. La aportación de los socios figura en la escritura cuando se trata de los que adquirieron originalmente esta calidad; pero. no si se trata de socios que llegan a serlo por cesión de tal calidad por parte de quien la adquirió originariamente en los acuerdos de consentimiento de la misma. cuando se trata de sociedades colectivas, en comandita y de responsabilidad limitada. Para estas últimas y para las anónimas, por lo que respecta a las acciones nominativas, la constancia queda no sólo por el acuerdo cesión, que puede existir en las anónimas (art, 130, L. G. S. M.), sino por la anotación en el libro de socios y accionistas (arts. 73, 128 Y 129, L. G. S, M.). Domicilio. Los cambios de domicilio pueden efectuarse sin restricciones, salvo los derechos que corresponden a los socios de la colectiva y de la en comandita ante toda modificación estatutaria. En la sociedad de responsabilidad limitada un cambio de domicilio, en ciertos casos, podría 'implicar un aumento de las obligaciones de los socios que requeriría el consentimiento unánime de los mismos (art. 83, L. G. S. M.). Los cambios de domicilio que impliquen su traslado al extranjero pueden dar derecho de separación a los socios de la anónima (art. 206, L. G. S. M.). Ciertas sociedades que explotan concesiones federales no pueden modificar su domicilio sin consentimiento de las dependencias del ejecutivo que le han otorgado la respectiva concesión.

TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES

85

Administradores y sistema de administración. El cambio de administradores no requiere modificación de los estatutos. El único caso en el que tiene trascendencia la constancia del nombramiento del administrador en la escritura constitutiva es en la sociedad colectiva ruando además va acompañada de la declaración de inamovilidad, caso que estudiaremos al tratar de esta sociedad. Utilidades. Todo cambio en el sistema previsto para la distribución de las utilidades que implique disminución de las que corresponden a un socio, o a terceros con participación en los beneficios, no podrían hacerse sin el consentimiento de los interesados. Reservas, disminución y liquidación. Las modificaciones que afecten a estos puntos, de momento no merecen ninguna indicación especial. .

IV')

Lineamientos generales de los principales derechos de los socios.

A) Participación m los beneíiríos. Del grupo de los derechos patrimoniales, el de participar en los beneficios es el fundamental. Ya hemos estudiado la mayor parte de los problemas que se relacionan con esta materia, al analizar el motivo o fin del contrato de sociedad, que no es otro que la participación en los beneficios y en las pérdidas. La libertad de pacto domina esta cuestión, en las sociedades personalistas; pero, no en las sociedades de capital, en las que la participación debe ser proporcional a la participaci6n de cada socio en el capital social. En las sociedades colectivas y en comandita, como en las de responsabilidad limitada, se puede pactar la distribuci6n de los beneficios en la forma que se estime conveniente; pero, no en la sociedad anónima, ni en la sociedad en comandita por acciones en las que los beneficios tienen que ser iguales por acción. En las sociedades cooperativas, como falta la idea de lucro, en el sentido de obtención de beneficios, los excedentes cobrados por la sociedad, se distribuyen entre sus socios en proporción a la cuantía de los servicios prestados o del consumo hecho, independientemente de su participación en la sociedad. El problema de las preferencias tiene que ser analizado en relación con el paeto leonino, que constituye su límite máximo. En síntesis, puede decirse que las preferencias en cantidad y calidad son lícitas, siempre que no oculten un pacto leonino y que no se trate de sociedades de capital, en este caso, con las excepciones que la propia ley determina (preferencias permitidas en las sociedades anónimas y en las de responsabilidad limitada: dividendos preferentes). B) Cuota de liquidación. Por ser el contrato de sociedad, un contrato de organización, cuya consecuencia es la creación de un nuevo ente dotado de un patrimonio propio, la aportación de los socios tiene que permanecer formando

86

JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ

parte del mismo, en tanto que la sociedad dure. Esto es una consecuencia elemental del valor vinculatorio del contrato por todo el tiempo previsto para su duración normal. Transcurrido este plazo, y antes en los casos de disolución parcial o total anticipada, el socio recobra su aportación en su cuantía primitiva, más los beneficios acumulados y las reservas, o en una cuantía menor si la vida de la sociedad no ha sido próspera y venturosa. La parte del patrimonio, que corresponde al socio al disolverse la sociedad, y en los casos mencionados, es el que se llama cuota de liquidación. La determinación de su cuantía hemos de hacerla al estudiar las normas sobre liquidación. Como casos especiales de esta regla general deben de mencionarse los de las sociedades de capital variable y los de las sociedades cooperativas. En ambos, los socios tienen un derecho de separación, que en las primeras no tiene más límite que la disminución del capital por debajo del mínimo declarado (aunque hay sociedades de capital variable en las que el derecho de separación sólo se reconoce a determinados socios), sin que en las segundas exista más límite que el de provocarse la disolución de la sociedad cuando el número de socios separados es tal que ya no hay el mínimo que la ley requiere como condición de existencia de las cooperativas. Cuando la cuota de liquidación se obtiene como resultado de la disolución total de la sociedad, deben invocarse las reglas generales sobre la materia, consignadas en el capítulo sobre la liquidación de las sociedades de la L. G. S. M. Cuando la obtención de la cuota de liquidación es resultado de una separación o exclusión individual (disolución parcial) deben tenerse en cuenta los preceptos de los artículos 14 y 15, L. G. S. M., que estudiamos con detalle en el capítulo que dedicamos a disolución parcial de la sociedad. La aportación no puede recuperarse, sino por el procedimiento de liquidación indicado, general o particular, hasta el punto de que ni siquiera los acreedores del socio tienen derecho a obtener la restitución de la cuota mediante un procedimiento de enajenación forzosa, a menos que se trate de sociedades por acciones. En las demás sociedades mercantiles, la aportación, una vez hecha, supone una inmovilización patrimonial que sólo concluye por la disolución de la sociedad (véase el arto 24, L. G. S. M. y el comentario que de él hacemos. después) . C) Transmisión de la calidad de socio. La inmovilización patrimonial de la aportación, a la que hacemos referencia en el apartado anterior, puede ser vencida indirectamente, cuando se permite que el socio ceda su calidad de tal, para recibir como contraprestación por ello una compensación patrimonial adecuada. Por eso, consideramos la transmisión de la calidad de socio como un derecho patrimonial.

Así ocurre con las acciones de las sociedades anónimas y de las sociedades en comandita por acciones y aunque es dudoso. pero. o s6lo se practica COn amplias limitaciones. En los demás casos. y aun la desconoce por la propia estructura de las sociedades personalistas.). indicaremos que en las sociedades colectivas y en comandita la cesión es contraria al intuitas pers011ae. G. por lo pronto.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 87 La mecánica para esta transmisión es distinta en las sociedades de personas y en las de capital. Es cierto que la libertad de creación de títulosvalores no abstractos. al contrario. también con los certificados de aportación de las sociedades cooperativas. porque 10 que importa es la aportación de cada socio y no las calidades personales del que la hace. tiene diferente alcance en las diversas dases de sociedades mercantiles. El derecho a obtener documentos que acrediten al socio como tal. G. sino de la muerte del mismo. que hemos de estudiar al analizar las causas de disolución. D) Documentación de la calidad de socio. Hay algunas de éstas. en el sentido de que no la autoriza. por lo que la cesión no se hace. se incorpora a un títulovalor. 66. mediante la adquisición en las participaciones. Sobre ello insistiremos particularmente al estudiar cada una de las formas de sociedad mercantil que existen en la ley mexicana. en las que la calidad de socio. por el precio que el extraño fuere a pagar por ellas (derecho del tanto. predomina el principio de libertad de cesión. La transmisión mortis causa de la calidad de socio da lugar a soluciones especiales. en lo que se refiere a la estructura del derecho de cesión. 130. pero sí una transmisibilidad restringida (art. M. la transmisión de la calidad de socio está sometida a normas restrictivas que asimilan este supuesto a la hipótesis de intransmisibilidad de las sociedades de personas (sociedades colectiva y en comandita simple). M. sin embargo. G. En este sentido. L. como status. lndoso en las sociedades en comandita por acciones. podría invocarse para hacer posible la emisión de títulosvalores representativos de la calidad de socio en las demás sociedades mercantiles. Una variedad de la transmisión de la calidad de socio es la que resulta no de la voluntad del que lo es. hallamos un tipo intermedio. L. la ley no ha considerado la posibilidad de tal incorporación. En las sociedades de responsabilidad limitada. Así se dice expresamente en el artículo 111. En efecto. S. 1. S. art. S. es indiscutible que la incorporación a un títulovalor de la calidad de socio en las sociedades colectivas y en . que no implican una intransmisibilidad total. en las que los socios comanditados son también accionistas. M. En las sociedades de capital. aunque se autorice la cesión a favor de extraños. con todos los derechos derivados. la aplicación de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito a las sociedades s610 es factible en los casos en que no se oponga a los principios propios de la misma. se han admitido ciertas limitaciones contractuales. los socios tienen la posibilidad de impedir un ataque al intuitus personae básico.).

La aportación es limitada puesto que. ni cosa distinta a la pactada.88 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ comandita simple. en la cantidad y calidad establecidas. tiene que ser cierta y determinada. En la sociedad en comandita. es decir. todos y cada uno de ellos responden ilimitadamente. pero. todo ello. simultáneamente queda responsable frente a terceros. como apuntábamos.). la suma de aportación y la suma de responsabilidad son absolutamente desiguales para todos los socios. 1. puesto que cualquiera que sea la aportación prometida. este problema no debe confundirse con el de la responsabilidad.a resultas de la gestión social e incluso de los abusos que se cometen en nombre de la sociedad. los socios de sociedades anónimas y de responsabilidad limitada y de cooperativas. no puede exigírsele más. 58. dentro de los límites de certidumbre y determinación que la ley exige para el objeto de toda obligación. es conveniente distinguir entre ssma de aportación y suma de responsabitidad. los socios comanditarios. puesto que constituye el objeto de la obligación que contrae al formar parte de la misma. la suma de apor- . ya que el primero es una :obligación del socio para con la sociedad. G. A') Aportación. no se entrega a la sociedad más que lo que se convino. M. Pero. limitada o ilimitadamente. por lo que concierne a. es totalmente incompatible con el carácter personalísirno de la misma. como el objeto de todo contrato. toda aportación es limitada. Una vez hecha la aportación. la imposibilidad de esa incorporación está declarada en el artículo que formula la de- finición de dicho tipo social (art. E) Aportación limitada. S. mas. S1IS problemas. las sociedades de responsabilidad limitada. con las modalidades pactadas. Se entiende por suma de aportación lo que el socio debe poner para la formación del patrimonio social. En este sentido. cumplida la obligación de dar o hacer que asumió el socio. La aportación del socio a la sociedad es esencial. Aportación y responsabilidad suponen conceptos distintos.indirectamente --estos problemas los hemos de elucidar después. B') Aportación y responsabilidad. se llama suma de responsabilidad. en tanto que la segunda es una situación jurídica del socio frente a los acreedores de la sociedad. es decir. sea simple o por acciones. directa O . el límite por el cual el socio puede ser constreñido a pagar a resultas de las deudas sociales. La aportación es siempre limitada por las razones que antes hemos expuesto: la responsabilidad es ilimitada en la sociedad colectiva para todos los socios y en la sociedad en comandita para los comanditados. con los efectos que ya veremos frente a terceros. En la sociedad colectiva. La obligación de aportación la asume el socio cuando adquiere esta calidad. en tanto que responden limitadamente. S1Ima de aportacián y suma de responsabilidad.

w e) Origen de la obligación de aportación y de la responsabilidad. El rumplimiento de la aportación es. No es que la responsabilidad sea una promesa del socio a favor de terceros hecha en el contrato. la respon- sabilidad. de la ley. Por esto. como en el caso anterior. La aportación es una obligación contractual. mejor dicho. que les facilite su actuación. pero coinciden respecto de los socios comanditarios ruyo límite de responsabilidad por las deudas sociales está fijado por la cuantía de su aportación. la responsabilidad surge a resultas de la gestión social. estas dos últimas formas de aportación no determinan la cuantía de la suma de responsabilidad. lo mismo si la gestión se hace usando las facultades correspondientes que abusando de ellas. puesto que la falta de integración del capital se traduce en una falta de garantías para los mismos. y también lo es para los terceros. de manera que ésta venga a ser una. aportación y responsabilidad son conceptos cuantitativamente coincidentes. La aportación deriva del contrato. La responsabilidad de los socios es por las deudas sociales. entendemos que se trata de dos situaciones jurídicas que tienen orígenes completamente distintos. en las sociedades cooperativas. no puede olvidar que detrás de la misma sólo hay sujetos individuales que deben responS6 En la Ley de Crédito Popular y en la de Instituciones de Crédito pueden hallarse otros ejemplos de responsabilidad suplementada. En las sociedades anónimas y en las sociedades de responsabilidad limitada vuelven a coincidir las cuantías de las sumas de aportación y de reponsabilidad. desde luego. dos o tres veces mayor que aquélla. puesto que de este modo se constituye el capital social. que es el instrumento necesario para la consecución de las finalidades sociales. es una obligación social. si bien con la particularidad de que en las sociedades de responsabilidad limitada la aportación del socio puede ser la ordinaria o la que realice en forma de prestaciones accesorias y complementarias.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 89 tación y la suma de responsabilidad son desiguales. si bien puede pactarse una responsabilidad suplementada que establezca una proporción dada entre la suma de aportación y la suma 'de responsabilidad. la responsabilidad no es consecuencia de tal declaración. de interés para la sociedad y para los socios. La aportación es una obligación inexcusable del socio que debe cumplir en los límites de certeza y determinación pactados. para los socios comandirados. que está fijada exclusivamente por el valor de la aportación propiamente dicha. Finalmente. lo que quiere decir que se responde por las obligaciones de un sujeto distinto. sino una imposición de la ley que si está dispuesta a reconocer a los socios la posibilidad de crear una unión jurídica. . de cuyo cumplimiento responde el socio con todos sus bienes presentes y futu- ros.

M. S. ya que alude al diferente alcance de la responsabilidad de los socios por las deudas sociales.. según la clase de sociedad de que se trate. por consiguiente. L. "Cuando la obligación de los socios se limite al pago de sus aportaciones. formas de la aportación. pág. con más o menas extensión. siquiera sea un interés indirecto. damos por supuestos todos los datos relativos a la esencialidad de la aportación. núm. que no es propio de este lugar. El estudio de este tema cae de lleno en el capítulo correspondiente a los elementos del contrato de sociedad. cosas que pueden aportarse.. que dice: "La sentencia que se pronuncie contra la sociedad. En este caso la sentencia se ejecutará primero en los bienes de la sociedad y. G. 44. sólo a falta o insuficiencia de éstos. a) Base legal. N . Del/a socios. tendrá fuerza de cosa juzgada contra los socios. ob. VARRINf. Natura e carattere delle relponlabililJ dei soci nelle sociesá commerciali. cuando éstos hayan sido demandados conjuntamente con la sociedad. de la lectura de los artículos 13 y 14. S." D') Cumplimiento de la obligaci61l de aportación. La división de las sociedades mercantiles en sociedades de responsabilidad ilimitada y de responsabilidad limitada descansa sobre este concepto. b) Antecedentes y derecho extranjero. . .. además. SoTGIA. 46. la ejecución de la sentencia se reducirá al monto insoluto exigible. pero. E') Responsabilidad de los socios por las oblígariones sociales. todas las definiciones de las diferentes formas de sociedades mercantiles llevan implícito o explícito el concepto de responsabilidad de los socios por las obligaciones sociales. separado de Gisrisprudenza italiana. G. La existencia de una responsabilidad de los socios por las obligaciones sociales se deduce." Este artículo se refiere más a la ejecución forzosa que a la responsabilidad. pero al fin y al cabo aquélla deriva de ésta. M. efectos del cumplimiento y del incumplimiento. Por otro lado. en los bienes de los socios demandados. pues ambos hablan de la responsabilidad del socio separado o del nuevo socio por las obligaciones de la sociedad. . sí los hay en los Códigos de Comercio de 1883 y 1889. No hay dato alguno en el Código de 1854. -87 MANARA.90 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ der en Jos límites propios de cada caso de las obligaciones contraídas por alguno en interés de los demás. condicionalidad de la aportación. condenándola al cumplimiento de obligaciones respecto de tercero. cit. La hallamos en el artículo 24 de la L. Los antecedentes de este precepto en el derecho mexicano son claros. etc. 1899.

Sin embargo. y en tanto que unos opinan que los acree- . la más autorizada doctrina se divide al considerar este problema. dispone que: "Las sentencias ejecutoriadas contra la sociedad establecen la autoridad de la cosa juzgada contra los socios. d) La aportación como relación extraña a los acreedores de la sociedad. Conviene no olvidar que este articulo tiene íntima conexión con los efectos de la personalidad jurídica de las sociedades mercantiles. L. En el derecho italiano. y el de la exigencia al socio del cumplimiento sobre su patrimonio de obligaciones asumidas por la sociedad. los socios de todas las clases de sociedades mercantiles. manifiesta que: "Cuando los acreedores de la Compañía dirigen su acción contra el liquidador o liquidadores. e) Responsabilidad y personalidad [uridica. Esto no es problema. Con estos antecedentes podemos ver que el artículo 24. con más o menos amplitud. S. el artículo 24 trata como central el de la responsabilidad.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 91 El artículo 124 del último de estos Códigos. responden subsidiariamente. ya que el que concierne a la aportación sólo se trata de modo indirecto. 564) sólo permite la acción contra los socios previa la disolución o ejecución en vano de la sociedad. La única duda es la de si los terceros acreedores de la sociedad tendrán derecho o no lo tendrán para exigir que los socios incumplidos efectúen la aportación pendiente. por las razones que después hemos de exponer. mencionados con anterioridad: el de la aportación y el de la responsabilidad. que es igual al 448 del Código de Comercio de 1883. la deducirán por este mismo saldo contra el socio o socios que tengan a bien." En el derecho extranjero el artículo 122 del Código belga preceptúa que no cabe condena de un socio hasta que se haga la de la sociedad. que tomamos de referencia por el influjo que ha ejercido en la Ley General de Sociedades Mercantiles.ue las deudas de la sociedad y las obligaciones de los socios deben ser atendidas respectivamente con el patrimonio de lo sociedad y con el patrimonio de los socios. éstos sólo estarán obligados a cubrir sus créditos con los fondos de la sociedad. y por razones que antes se expresan. . De ambos problemas." y el artículo 151 del mismo Código. es decir. ya que el reconocimiento de la misma implica el de su autonomía patrimonial. lo que significa <J. de las obligaciones de las mismas. el C6d. Ya hemos expuesto que la obligación de aportación es limitada. sino que tales compromisos patrimoniales sean comunicables. M" se refiere a dos problemas distintos. y si por no alcanzar éstos resultare algún saldo a su favor. equivalente al 483 del de 1883.igo suizo (art. el del cumplimiento de la obligación social de dar o hacer lo prometido. después de que éstas no pueden hacerlo. G. según la clase de socios de que se trate. porque se cumple en los términos precisos del contrato.

Para ello. Lo que la sociedad debía pagar al socio. Así. ante esta exigencia de responsabilidad sólo tienen una excepción que oponer: la del cumplimiento de su aportación. si los socios son de responsabilidad limitada. Hay autores que admiten la existencia de la doble acción. porque carecerían de interés jurídico para ello. aunque sea por compensación. núm." porque por ley el importe de su aportación es el límite máximo de su responsabilidad. la acción oblicua o indi- 88 recta y la acción directa. porque en todo caso responden ilimitadamente de las obligaciones sociales. 89 NAVARRINI. ob. o hecha exclusión del patrimonio de ésta. ob. los acreedores pueden ejercer la acción subrogatoria que les concede el artículo 24 del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios Federales. pág. la cuestión de si han efectuado o no han efectuado la aportación... es' decir. se comprende que los acreedores tengan interés de exigir que se aporte al patrimonio social lo que cada socio se comprometió a entregar. Por el contrario. otros consideran que la acción de los acreedores es indirecta. serán las que se funden sobre la demostración del cumplimiento de la aportación. no tiene relevancia jurídica alguna. y aquellos acreedores verán satisfechos sus justos créditos. Si la sociedad es insolvente. los acreedores carecen del derecho de exigir que los socios realicen su aportación. lo que es presupuesto de toda actividad procesal.88 Si la sociedad es solvente. los acreedores también pueden dirigirse directamente contra los socios. se verán obligados a responder de las exigencias de los acreedores. porque en la medida en que esto se haga se llenará el vacío patrimonial. Del cumplimiento de la aportación. cit. ob. o se sustituirá la iliquidea del patrimonio. hasta la concurrencia del valor de su aportación. cualquiera que sea la clase de socios que consideremos. Esto es lo que dice el segundo párrafo del artículo 24 que comentamos. Ante ella. 475 y VJVAN"rE. ejerciendo la acción de responsabilidad. pues ha de limitarse a usar la que la sociedad tiene contra sus miembros [utendo [uris soeietatis). Pero.92 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRíGUEZ dores tienen una acción directa frente a los socios para exigir que realicen las aportaciones prometidas. de un modo directo exigiéndoles el pago de las obligaciones sociales. De modo que si los socios de responsabilidad limitada no pueden oponer la excepción de pago de la aportación. el socio puede considerar legítimamente como aportación social el valor del crédito mismo. a título de aportación. En este mismo sentido véanse LYON CAEN y RENAULT. demandándolos conjuntamente con la sociedad.. NAVARRlNI y MANARA. Compensando su deuda con un crédito que tenga contra la sociedad. por ejemplo. cit~J número 407_ . cir. 83: "Las únicas excepciones que pueden oponerse .. los acreedores de la sociedad no tienen por qué quejarse. queda en la caja social. si los socios demandados son de responsabilidad ilimitada. II.

lo mismo son las que resulten de una gestión lícita hecha por los representantes legales de la sociedad. F. aunque sea resultado de una demanda instaurada conjuntamente contra aquélla y contra los socios. Bastaba la condena de la sociedad en sentencia firme. no basta la existencia de una obligación para que pueda traerse a colación la responsabilidad limitada o ilimitada de los socios. se suscitaron dudas acerca de la legalidad de los artículos citados. hemos visto que los Códigos de Comercio anteriores eran menos rigurosos al respecto. pág. 1344. Si no hay demanda conjunta. bien puede absolver a éstos. suma de responsabilidad) . párrafo 2' constitucional. XXXVI. XV. en este caso. tomo XXVI. en la parte en que el patrimonio social no hubiere bastado.. tomos VII. F. La sentencia que condene a la sociedad. para que ésta se considerara como ejecutoria contra los socios. para poder ejecutar. (Así.. 1398. cuando según el derecho común deben imputarse sus efectos a la sociedad.) La insolvencia de la sociedad no es condición para la demanda conjunta de ésta con sus socios. precisaba hacer excusión en los bienes de la sociedad y seguir un nuevo juicio contra el socio. 1946.. la posibilidad de cumplir una obligación líquida y exigible y que por obligaciones sociales se entienden lo mismo las que nacen de aetos lícitos que de actos ilícitos. e) Constitucián de la ob/igaáÓ1l soda/o Acabamos de indicar que las obligaciones sociales por las que responden los socios. la sentencia dictada contra la sociedad por deudas sociales. S. porque una y otros responden directamente de las obligaciones sociales. tuvieron más escrúpulos constitucionales y establecieron la necesidad de la demanda conjunta de la sociedad y de los socios. J. sobre el patrimonio del socio.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 93 Conviene aclarar que por solvencia entendemos. Así una ejecutoria (S. como demandados. requería que antes de trabar ejecución en los bienes de un socio. que a su vez puede ser paralizada por los socios de responsabilidad limitada. M. que las que se derivan de actos ilegales de los mismos. pág. pero.'? la sentencia dictada contra la sociedad no 00 En verdad. en cuyos patrimonios subsidiariamente se quisiere cumplir la sentencia dictada contra aquélla. Estos sólo pueden ser constreñidos al pago de esas obligaciones cuando la existencia de las mismas quede reconocida en sentencia en las que ellos hayan figurado. el texto legal contiene una repetición completamente innecesaria y al mismo tiempo una inexactitud. con la excepción de cumplimiento total de la aportación (también. Los redactores de la L. En los antecedentes. no vernos la necesidad de que los socios sean demandados con- . 1774) estimó que e! respeto al artículo 13. J. pág. Además. Bajo la vigencia de! C. G. Sin embargo. la insuficiencia del patrimonio social sí es condición previa para la ejecutabilidad de la sentencia sobre el patrimonio de los socios. pág. Co. de 1889. Otras ejecutorias subrayan el carácter subsidiario de la responsabilidad y exigen la demanda conjunta o separada. S. M.

87 Y 207.). los acreedores tienen una acción directa. Por la ley. Los socios de responsabilidad limitada.las obligaciones sociales contraídas antes de su admisión (art. como tal aportación. De lo expuesto se deduce que la responsabilidad de todos los socios de toda clase de sociedades es directa.) f) . art. Por los estatutos. G. juntamente con la sociedad. en cuanto en éstos pueden establecerse responsabilidades accesorias y suplementarias (véase. S. cualquiera que sea la cuantía de su aportación o los pactos que haya establecido con los demás socios. los acreedores de la sociedad no tienen acción directa para exigir la responsabilidad subsidiaria que todos los socios tienen en relación con el cumplimiento de las obligaciones sociales. en cuanto los acreedores invocan un derecho propio y no utilizan la acción que la sociedad tuviera contra ellos. según la clase de socios de que se trate. La salida de uno de los socios de la sociedad no altera estas reglas. y es siempre subsidiaria como resultado de la personalidad jurídica de la sociedad. G. M. en particular.). 70.. la responsabilidad de los socios está dada por la ley y por los estatutos. en función del tipo social {arts. si el problema se plantea adecuadamente. M. Su patrimonio responderá ilimitadamente de las deudas sociales. S. 14. conviene que examinemos la relación que guarda el ejercicio de la acción indirecta con el de la acción de responsabilidad. 24. S. La entrada de un nuevo socio aumenta el círculo de los responsables. Para acabar. este pago no puede ser suprimido o alterado por pactos privados. puesto que responde de todas . según el artículo 14. Quien por la leyes considerado como socio de responsabilidad ilimitada no puede alegar nada en contra. No hay cuestión de aceren directa o de acción indirecta. S. 55. porque ello supone una limitación absurda de la responsabilidad de los socios y un respeto casi supersticioso a las garantías constitucionales. Para que la aportación se haga. 13. 1. porque.). 58. 25. M. G. 1. por la determinación de la clase de sociedad y por la fijación de los socios de responsabilidad limitada. y sólo en su defecto se ejecuta sobre el patrimonio de los socios.94 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ podrá ser ejecutada en el patrimonio del socio. 13. G. Ahora bien. es limitada o ilimitada. sino que constituirá la base de la demanda ejecutiva que contra él pueda instaurarse. (Mito constitudonaI. 1. en cuanto las obligaciones son de ésta y Se cumplen con su patrimonio. limitan su responsabilidad al pago de su aportación. 1. Forma de exigencia de responsabilidad. pero. M. queda responsable para con los terceros de todas las operaciones pendientes en el momento de la separación o exclusión.

sus tareas se limitan a veces al simple cumplimiento de las decisiones colectivas de carácter administrativo. En este sentido. mientras que otras veces deben formular su propia voluntad para la realización de los actos convenientes y adecuados. sino por efectiva dedicación del patrimonio al cumplimiento de las tareas propuestas. por las aportaciones no hechas ¿es necesario que los acreedores ejerzan primero la acción indirecta para que después puedan invocar la acción directa de responsabilidad? La respuesta es negativa. En ambos casos. plantea más bien que un problema de responsabilidad. es el que tiene cada socio de participar en la adopción de los acuerdos requeridos para el cumplímiento de las finalidades sociales. Esto no se consigue por la simple constitución del capital. la administración supone todas las facultades requeridas para el cumplimiento de las finalidades sociales. de' disposición: ambos competen a los administradores. el problema surge cuando se trata de saber si para que la acción directa pueda ejercerse es condición previa el haber ejercido la acción indirecta. NAVARRINI. 84. La acción subrogatoria puede ejercerse en todo momento siempre que se den los requisitos del artículo 24 del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios Federales. F) Derecho de administración. 91 'En este sentido. Los actos conducentes a esto son los de administración de la sociedad. Dicho de otro modo: al proceder contra los deudores y contra sus socios. Basta.. la administración de la sociedad no es un~ simple tarea de conservación. . ob. pág. pero. uno de ejecución forzosa de las sentencias. por consiguiente. G. El patrimonio social debe ser empleado para el cumplimiento de las mismas. como expresamente dice el artículo 10.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 95 Desde luego. En líneas generales. G.. aunque no vaya acompañada de la declaración de quiebra o de suspensión de pagos. cit. se les somete a un procedimiento lleno de dificultades. en la medida que es necesario para el logro de las finalidades sociales. puesto que las sociedades mercantiles tratan de conseguir finalidades preponderantemente económicas. al mismo tiempo que sirve de aviso para que los socios de mala fe oculten hasta el último centavo de su patrimonio. L. ello supone el aumento del capital para la obtención de beneficios. M. en el que llevan todas las de perder. S. S. no créditos. V. L.vDe todo lo dicho se desprende que el artículo 24. sin que sea aplicable a las sociedades mercantiles la distinción entre actos administrativos y. Si se fuerza a los acreedores a ejercer primero la acción oblicua. M. con que las acreedores no encuentren en el pa· trimonio social valores patrimoniales directos. para que sin más puedan invocar o en su caso ejercer la acción directa de responsabilidad. para su conservación y aumento.. Atribuida esta administración a órganos especializados. que es supuesto para ambas la insolvencia de la sociedad. sino que como se ha dicho.

que equivale al de asistir personalmente o por' persona que en su nombre 10 haga.ELLI. puesto que su existencia es necesaria. en la sociedad colectiva. es decir. ya que toda esta materia está regida por el principio de que a mayor responsabilidad. según la ciase de sociedad de que se trate y de acuerdo con sus normas estatutarias. el de contribuir a la formación de la voluntad colectiva mediante la manifestación de la propia. es decir. con argumentos que son aplicables aquí. 150. Este derecho se desintegra en otros dos: el de participación en las asambleas y el de nombramiento de los administradores.92 El derecho de los socios a intervenir en la administración tiene más o menos amplitud. En este sentido. Más. Este tema lo examinaremos más extensamente al hablar de la posición de los administradores en la sociedad anónima. salvo pacto que limite estas tareas a alguno o algunos. órganos necesarios para que éstos puedan formar y manifestar su voluntad" . Todos estos derechos irán siendo analizados a medida que estudiemos las diversas formas sociales. por eso. la asamblea es un órgano discontinuo que sólo excepcionalmente puede reunirse.. que hemos de analizar al estudiar cada una de las formas sociales correspondientes.96 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRíGUEZ Entendemos que los administradores no son mandatarios. B') Derecho de nombramiento. pág. el derecho de redacción del orden del día. Entre uno y otro extremo se sitúan las demás sociedades mercantiles. El derecho de participación en las asambleas se descompone en una serie de derechos secundarios. en grados diversos. en tanto que en la sociedad anónima sólo algunos pueden ser administradores. todos los socios son administradores. y el de voto. como son: el derecho de convocatoria. en general. no puede hablarse de mandato. el de fijar ciertos puntos que han de ser objeto de debate en la junta o asamblea que se celebre. En aquélla la administración normalmente recae sobre socios. Por eso. es indispensable la asistencia de órganos a los que de un modo permanente se les confíe velar por la consecución de finali!)2 AscAR. mayor participación en la vida de la sociedad. Toda sociedad mercantil requiere una actividad continua. el derecho de representación. A') Derecho de participaci6n en las asambleas. Implica el derecho de asistir a las reuniones de los socios para la adopción de acuerdos en la esfera de su competencia. debe distinguirse la diferencia entre las sociedades de responsabilidad ilimitada y las de responsabilidad limitada. Appunti. entendido en un doble sentido. no depende de la voluntad de la sociedad. y el de proceder a convocar la asamblea o junta en determinados casos y circunstancias. . el de que la convocatoria se haga en forma que garantice su efectivo conocimiento por los socios. olvidando "la peculiaridad de la situación de los administradores de las personas jurídicas. en ésta sobre extraños.

en tanto que en la anónima. un derecho de denuncia. cuando existen órganos especiales de vigilancia. El staas de socio supone tanto derechos como obligaciones. según lo que dispongan los estatutos. que son obligatorios en la sociedad anónima y en la sociedad cooperativa. corresponde a todos los socios. ruando se trata de sociedades colectivas." Propiamente el derecho de nombramiento de administradores es un derecho activo. S. en los casos y formas que la ley y los estatutos determinan.. a la consecución de finalidades sociales. o a la propia asamblea sus observaciones sobre la marcha de la sociedad (art. S. pues como varias veces se ha apuntado. G. M.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 97 dades sociales. Estas derivan de la ley o del contrato social. les corresponde informar sobre el balance. quienes podrán realizar todas las operaciones inherentes al objeto de la sociedad. el de llamar a deliberación a la junta o asamblea de socios. esto es. A ciertas minorías se les reconoce el derecho de convocatoria y el de nombramiento de un miembro del consejo de administración o del órgano de vigilancia. L. y el derecho de convocatoria. esto es la regla general y ordinaria. un amplio derecho de vigilancia sobre la contabilidad de la sociedad y las más amplias facultades para examinar la actuación de los administradores. G) Derecho de vigilancia. es decir el de comunicar a órganos especializados. A los socios les corresponde un derecho de información con carácter ilimitado en las sociedades colectiva y en comandita. pero sólo tienen una estructura estatutaria en las demás formas sociales. y voluntarios o potestativos en las demás. dice que: "La representación de toda sociedad mercantil corresponderá a su administrador o administradores. salvo siempre los derechos especiales que la ley reconoce a los socios (derecho de separación). 47. L. es decir. El artículo 10. supone el derecho de elegir y no el de ser elegido. Esta última facultad depende de la escritura de la sociedad. los extraños no participan en la administración social. a algunas minorías. G. 7 . M. en la de responsabilidad limitada y en la cooperativa. el bramiento de un miembro del consejo de administración o del órgano de vigitión de éstos y de los administradores. Los derechos minoritarios están perfectamente configurados en la sociedad anónima. y limitado en la an6nima. este derecho tendrá uno u otro alcance. La tarea de vigilar la actuación social de los administradores y en general de los órganos de la sociedad de manera que se observe el cumplimiento de sus tareas de un modo adecuado. salvo lo que expresamente establezcan la Ley y el contrato social. a la asamblea y a algunos órganos especiales. Finalmente.). Sin embargo. A la asamblea O junta de socios corresponde la aprobación del balance. V') Obligaciones de los socios.

en atención al interés común. lo mismo se dice respecto de la sociedad en comandita (art. En la sociedad colectiva. S. M. Esta descansa en la mutua confianza de los socios. N). al estudiar el objeto del contrato. S. En todos estos preceptos vemos formulaciones diversas del principio general de la obligación de lealtad. L. G. 196. . Las particularidades de! cumplimiento de la obligación de aportación en las diferentes sociedades mercantiles.. Esta norma general se revela positivamente en el art. La comunidad de fin es la base de la sociedad. B) Obligación de lealtad. 57). desde el punto de vista de sus elementos. 50. En esto consiste la obligación de lealtad: en ejercer esos derechos y poderes con la vista puesta en el interés colectivo. ni a lo que posteriormente se dijo. sean ejercidos ante todo en interés de la colectividad. en las sociedades personalístas la comisión de actos fraudulentos o dolosos contra la compañía es motivo de exclusión del socio eulpable (art. No tenemos nada que agregar a lo que hemos dicho sobre este punto. A) Aportación. Para todas las colectividades es una norma básica la de que la mayoría pueda decidir e! destino de la colectividad.98 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ El socio tiene tres obligaciones legales que cumplir: la de realizar la aportación prometida. análogo principio vale para la sociedad de responsabilidad limitada. 1. por consiguiente. serán tenidas en cuenta al estudiar éstas. con arreglo a la cual el accionista que tenga un interés contrario al social debe abstenerse de votar en las cuestiones que se refieren a ello. Esta situación se traduce en la supremacía del interés colectivo sobre el interés de cada socio y. Finalmente.). en la necesidad de que los derechos y poderes que el socio tiene en su calidad de tal. Cada socio es depositario de una porción de poder que debe ser usado lealmente. al considerar la limitación de la aportación como un derecho del socio. si bien admite diversas variantes en su estructura. la de comportarse con lealtad y la de someterse a los acuerdos que adopte la mayoría. C) Subordinacián a la mayoría. Este principio democrático es esencial para el funcionamiento de las sociedades mercantiles. dentro de ciertos límites. se prohibe a los socios ejecutar actos que repre- senten una competencia con la actividad social (art. en cuanto cada uno representa un interés que sólo encuentra satisfacción en la medida en que son satisfechos los intereses semejantes de los demás socios. M. G. 35. fr. en virtud de la subordinación de los menos a los más.

La mayoría es relativa cuando representa el mayor número de adhesiones para una proposición. la mitad más uno del capital o de las personas. Otro tanto cabe decir respecto a aquellos derechos legales mínimos que la ley concede con carácter imperativo. Así. La mayoría de personas puede combinarse con la mayoría de capitales y viceversa. debe tenerse presente que la mayoría no tiene facultades ornnímodas. requiere que alguien declare frente a terceros la voluntad del ente colectivo. Se habla de mayorías absolutas cuando deben representar. Las decisiones mayoritarias tomadas de acuerdo con las disposiciones de la ley y de los estatutos obligan a los socios conformes y a los disconformes. así. La estructura de la sociedad como suma de personas que con un capital persiguen un fin común de carácter económico. a los presentes y a los ausentes. siempre que la misma represente un cierto capital. cuando la ley no lo permite expresamente. etc. Los estatutos no pueden. por el contrario. y relativas. F. de cuatro quintos. 1') Representación. I1) Efectos externos del contrato de sociedad. por lo menos. sino que los derechos de los terceros y los derechos especiales de los socios no pueden ser modificados por un simple acuerdo de la mayoría. Cód. declara que las personas morales obran y se obligan por medio de los órganos que las representan. según que se cuente por socios. sólo se tenga en cuenta la cuantía de su participación en el capital. sea por disposición de la ley o conforme a las disposiciones relativas de sus escrituras constitutivas y de sus estatutos. sin alcanzar la mitad más uno. Civ. Tres aspectos deben mencionarse: 1 Q El modo mismo de relacionarse la sociedad con dichos terceros.. la ley o los estatutos exigen" mayorías calificadas de dos tercios. y al representado por un número mínimo de socios. Llamamos así a aquellos efectos que resultan del contrato y que atañen a las relaciones de la sociedad con los terceros.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 99 La mayoría puede ser de personas o de capitales. el artículo 27. en cuanto a la responsabilidad de la sociedad y de los socios frente a terceros. y 3' La personalidad jurídica de la sociedad. al exigirse que ciertos acuerdos sean tomados por una mayoría de personas determinadas. 2Q Los efectos de esa relación. . establecer mayorías calificadas o establecer mayores requisitos para las calificadas. D. independientemente del capital que representen. ya que sin este precepto la sociedad se desintegraría. un treinta por ciento del capital o un treinta por ciento de los socios. En ocasiones. por ejemplo. Las mayorías pueden ser absolutas. En todo caso. representan la mayoría relativa respecto del veinticinco o del veinte por ciento del capital o de los socios. o que.

G. en principio.. 1. 1. G.). pero las personas físicas incapaces y las personas morales tienen que utilizarlo. M. El proceso de formación de la voluntad es interna. S. Las personas designadas para declarar la voluntad colectiva usan. la representación externa. en aquélla. Es decir. pueden realizar todos los actos propios de la finalidad social.) y todos son representantes (art. 1. con las limitaciones que establezcan la ley y el contrato. M. M. sin que la omisión de este requisito' sea sustituido por una declaración de administración por todos los socios. G.). Las personas morales. En la sociedad en comandita. M. 74. que constituyan un órgano especial. S. eligen sus representantes. pueden intervenir todos los socios. es necesario el nombramiento de administradores. El artículo 10. así como entre la actividad administrativa y la representativa. que los representantes. 1. M. rigen los mismos principios con la peculiaridad de que los comanditarios están excluidos de toda actividad administrativa y representativa. en particular las de derecho privado. determina el alcance general de la competencia de los administradores y de los representantes. 1. S. si bien cabe su limitación a algunos. 40 1. Así se distingue la administración de la representación.. S. fr. las cuales no intervienen en tal designación. modifican y extinguen relaciones jurídicas --euyos efectos recaen sobre la sociedad: con sus representantes. ya que el derecho al uso de la firma social. G. lo que equivale a decir que pueden realizar todo . párrafo segundo. Entre esta actividad de representaci6n y la interna de formación de la llamada voluntad colectiva. no es más que el de actuar en nombre y por cuenta de ésta. sólo los designados especialmente para ello.. S. 91 y 100. salvo las restricciones legales y convencionales. todos los socios son administradores (art. Otro tanto ocurre con relación a las facultades representativas. M. M. Sigue siendo posible la administración por todos los socios.). 1. en la sociedad de responsabilidad limitada (art. El arto 6. en ésta. G. G. hay una gran diferencia. IV. La ley ha previsto diversos sistemas para la designación de los represen- tantes de las personas físicas incapaces. S. Lo mismo cabe decir respecto de los representantes (arts. IX. pueden realizar todos los actos inherentes al objeto de la sociedad.100 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ La persona física con capacidad puede utilizar el instituto de la representación. En la sociedad colectiva. al disponer que. exige que en la escritura constitutiva de toda sociedad mercantil se haga el nombramiento de los administradores y la designación de los que han de llevar la firma social. si 10 desea. frac. 44. 36 y 44. G.). En la sociedad anónima. aunque cabe la limitación de la administración y de la representación de algunos de ellos (arts. S.

El otorgamiento de poderes. Los casos de limitación legal son largos de enumerar y hemos de estudiarlos al iniciar cada una de las formas de sociedad mercantil. a las facultades que en la escritura . Esto supone nna importante diferencia con la representación voluntaria de las personas físicas. que s6lo tienen los poderes que expresamente se les atribuyen.). 26. G. Ca. VIII y 26. sin limitación de ninguna clase. Tít. demostrando la del poder de los otorgantes y la celebración de la asamblea general de donde deriva todo poder representativo. D. D. El artículo 91 de la Ley de Instituciones de Crédito simplifica el otorgamiento de poderes para esta clase de instituciones al disponer que: Los poderes que otorguen las instituciones de crédito u organizaciones auxiliares no requerirán otras inserciones que las relativas al acuerdo del Consejo que haya autorizado el otorgamiento de! poder. M. debidamente inscrita en el Registro Público de Comercio (arts. Cód. en cuanto que no basta la simple comparecencia de los que se ostentan como representantes de la compañía. de la 1. Este problema puede tener una doble sanción: civil. C. S. que nunca tuvieron en cuenta. cuando aquéllos normalmente proceden como si efectivamente tuviesen las amplias facultades que se desprenden del artículo lO. Las limitaciones deben consignarse en escritura pública e inscribirse en el Registro Público de Comercio. G. El artículo 85. 1. M.. resultante de la práctica. 21. los representantes de las sociedades mercantiles pueden hacer todos los actos necesarios para la consecución de la finalidad social salvo las excepciones que fija la ley o que establecen los estatutos. P. el uso de la firma social para la suscripción de títulos de créditos. Cr. pero. por e! simple hecho de serlo.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 101 lo que la capacidad de la sociedad permite. F. Cód. Esta amplitud normal de los poderes de los representantes de las sociedades crea un problema de buena fe. párrafo 11. tanto a.. atribuye a los gerentes y representantes de sociedades.. Civ. sino que precisa acreditar la legitimidad del poder. puesto que las personas morales sólo tienen capacidad para realizar los actos necesarios para el cumplimiento de su finalidad (art. Las limitaciones estatutarias pueden ser tantas como el arbitrio humano invente. fr. S. los representantes legales como a los representantes especiales de sociedades mercantiles. en tanto que según e! arto 10. en un caso de conveniencia tratan de excusar el cumplimiento de una obligación alegando limitaciones en su poder. de acuerdo Con lo dispuesto en el articulo 1802. En todo caso. M. con excepción de aquellas representaciones otorgadas en la propia escritura constitutiva y de las representaciones derivadas de la ley. por la posibilidad de que se haya cometido un fraude. ha sido objeto de copiosa jurisprudencia. nunca podría llegarse a afirmar el predominio de la apariencia. pero para que surtan efectos frente a terceros precisa que consten en escritura pública. 1. penal. Civ. en contra de la verdad registra!.). Y Op.

Civ. porque mengua la garantía real de los acreedores. la subjetivización de la sociedad tiene aspectos tan importantes que bien merece que le dediquemos un capítulo especial. a consecuencia de la actividad social. a resultas de la actividad social. De aquí. Por eso.102 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ o en los estatutos concedan al mismo Consejo sobre el particular y a la comprobación del nombramiento de los consejeros. U') Responsabilidad. y cuando esto no ocurra. . F. toda alteración de capital afecta a unos o a otros. Disposiciones similares se encuentran en la Ley de Instituciones de Seguro y en la de Fianzas.de las sociedades personalistas. Pero. Los poderes otorgados de conformidad con el artículo 2554 del C. dedicado a la sociedad como persona jurídica. que tanto el aumento como la disminución de capital hayan recibido una cuidadosa reglamentación en general y en las diversas clases de sociedades mercantiles. se entenderá que comprenden la facultad de otorgar y emitir títulos de crédito. aun cuando no se mencione expresamente dicha facultad. base . El nacimiento de la personalidad jurídica de las sociedades mercantiles es una consecuencia del contrato de sociedad. D. en cuanto que el deudor responde del cumplimiento de sus obligaciones con todos sus bienes. porque el aumento de capital puede suponer una entrada de nuevos socios 10 que implica un ataque al intnitus personae. Todas las sociedades mercantiles son de responsabilidad ilimitada. al menos en aquellos casos en los que la influencia del socio está en función de su participación en el capital. a lo que decimos en el capítulo 111. porque alteran la influencia del socio en la sociedad. y precisamente el más importante de los efectos de la sociedad frente a terceros. Ya dijimos que el segundo aspecto de los efectos externos del contrato de sociedad es el que concierne a la responsabilidad de la sociedad y de los socios frente a terceros. Los aumentos. La disminución. al considerar los efectos de la personalidad jurídica. nos remitimos a 10 que hemos dicho al hablar de aportación y responsabilidad y a lo que indicaremos en el capítulo 1I1. I1I') Personalidad [uridica. La sociedad está dotada de un patrimonio que tiene una doble misión: la de servir como instrumento para el logro de las finalidades sociales y la de formar una suma de garantía para los terceros que contraten con la sociedad. Por 10 que se refiere a la responsabilidad de los socios frente a terceros. por consiguiente. Nos remitimos.

La separación de ambos es una exigencia de exposición. del registro de comercio. la sociedad mercantil era considerada como un simple . casi un siglo posterior al napoleónico. la personalidad y el contrato social son inseparables. uno (1) está dedicado a los comerciantes. mente conocido. de los factores y dependientes. El Código de Comercio italiano de 1882. Las sociedades mercantiles todavía no se consideran como un simple aspecto de la persona comerciante. El Código de Comercio francés y antes las viejas Ordenanzas y. las de Bilbao. La sociedad mercantil como personalidad jurídica es el segundo aspecto que apreciamos en su teoría. desde un punto de vista real. Personas y contrato. En efecto. pero ya no están reguladas entre los contratos mercantiles. el Libro Primero se divide en varios títulos. se desplaza la colocación de las sociedades hacia el capítulo de las personas. pues en unos y en otros ha dejado de hacerse su estudio y regulación en el capítulo de los contratos para pasarlos al de las personas comerciantes. Sobre estos dos puntos hemos de volver después COn insistencia. al tratar las doctrinas jurídicas acerca de la personalidad. entre otros varios contratos. El reconocimiento de la personalidad jurídica de las sociedades mercantiles ha tenido gran influencia en la colocación de esta materia en los tratados doctrinales y en los códigos. ya que aquélla es un efecto de la existencia de un auténtico contrato de sociedad. finalmente. sigue todavía la sistemática francesa. del nombre de los libros comerciales.contrato y colocada entre los demás negocios jurídicos mercantiles. otro (JI) a los libros de comercio. otro a las sociedades (III) y otros a la prenda y comisión (Vl). el Libro Segundo. entre ellas. Su lllgar en la sistemática. En el Código de Comercio alemán de 1900. de los agentes y corredores. a las letras de cambio (VIII). una simple subdivisión de la sección que se dedica a las personas comerciantes. aparece una innovación radical. comprendiendo el titulo IX de su Libro Primero la reglamentación de la sociedad y de las sociedades mercantiles.' 1 En las primeras ordenanzas mercantiles. cuando el concepto de persona moral puede decirse que no existía y cuando las formas sociales conocidas eran las más simples.CAPITUW III LA PERSONALIDAD DE LAS SOCIEDADES MERCANTILES 1) La personalidad ¡urídica de la sociedad. para llegar a ser. A medida que la personalidad moral va siendo un fenómeno más amplia. de los cuales. representan la primera época. En el Código francés. siendo el primero relativo a la sociedad como contrato. pero. a la compra-venta (VII). está . el Libro Primero trata del estado de comerciante.

104 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ I1) Concepto. debería considerarse como sujeto jurídico. a PUGUATII. y el hombre sólo como criatura natural. se reconozca esa capacidad. La personalidad jurídica es la capacidad para ser sujeto de derechos y obligaciones. almacenaje. ob. el elemento formal consiste en el reconocimiento de la personalidad o cualidad del sujeto jurídico creación del derecho objetivo. se regulan los títulos de crédito. cis. El elemento material está constituido por un conjunto de condiciones y presupuestos. los contratos mercantiles. puede decirse que está superada la tendencia jusnaturalista. En el proyecto de Código de Comercio mexicano de 1929. ahí tendremos una persona. En realidad. como personas comerciantes. pág. junto a los comerciantes individuales. el primero se titula: "de los comerciantes en general". considerados por la misma norma como condiciones necesarias para su revocación. de los cuales. 109. y en el tercero. misma trayectoria. basta pensar que al lado de las personas físicas existen las llamadas personas jurídicas. 110. de bienes o de ambas cosas a la vez. transporte) están regulados en el Libro Tercero. pág. 2 PUGUAtlTr. México. ya sea un individuo." 2 "Las dos especies fundamentales en las que escarna el concepto de sujeto jurídico son: la persona física y la persona jurídica. Los proyectos de reforma italianos. En efecto. Allí donde encontremos un ente al que. y considera a las sociedades mercantiles. según la cual el hombre en cuanto tal. Introdeccián al derecho civil. el segundo: "de los comerciantes individuales". . completan la evolución que antes anunciamos. en el Libro Segundo." a dedicado exclusivamente a las sociedades mercantiles. que constituye el substrato. expedición. la segunda. COA misión. ya en el segundo decenio del siglo en curso. se divide en cuatro títulos. Los negados mercantiles (venta. sino que también en relación a las primeras la adquisición de la calidad de sujeto jurídico está subordinada por la ley a la existencia de determinadas condiciones O presupuestos de hecho. El Libro Primero de ambos proyectos se denomina "De las personas" y se divide en dos partes: la primera. a las sociedades. en tanto que. ya un conjunto de personas. el concepto de persona u objeto jurídico es un concepto formal. y otro formal que refleja el sello característico del ordenamiento jurídico. 1943". no s6lo esto. entre los cuales debe enumerarse también la existencia de la criatura humana. que deriva de una calificación que la norma jurídica otorga con fundamento en determinados presupuestos materiales.. actualmente. el Libro Primero colocado bajo el epígrafe "De las personas". es decir. "La personalidad es el resultado de la síntesis de dos elementos: uno material. según el ordenamiento jurídico. el tercero: "de los comerciantes colectivos" y el cuarto: "de los agentes auxiliares de comercio". "No basta uno solo de estos dos elementos para constituir el concepto de persona o sujeto jurídico. El anteproyecto de Código de Comercio mexicano de 1943 se mantiene en esta. dedicada a los comerciantes.

es obra de la antigua Roma. en los tiempos modernos. de 1900). 1933.' A continuación. hasta 1882. 4' Personalidad jurídica para las sociedades civiles y mercantiles (Código Civil español. pág. Código de Comercio español. más O menos discutido. su hostilidad hacia las corporaciones y asociaciones profesionales. 2~ Reconocimiento de la personalidad jurídica de las sociedades mercantiles. en no menor • CERVANTES. la Igle- sia Cristiana de la época imperial y la Edad Media construyó la teoría del patrimonio autónomo afectado a la realización de un fin ideal o sea la personalidad jurídica de la fundación. de la Iglesia Cristiana y del derecho germánico antiguo y moderno. 227. podemos decir que "el concepto de personalídad moral. . En síntesis. MANUEL. Las influencias individualistas de ésta. México. Trazar la línea del origen y evolución del concepto de personalidad jurídica. es una tarea que excede de los límites de este tratado. 39 Reconocimiento de la personalidad jurídica a algunas formas de sociedad mercantil (anónimas) y desconocimiento. Historia )' naturaleza de la personalidad jurídica. personalidad de las sociedades civiles (Código Civil alemán). vamos a indicar algunos detalles de la evolución de esta institución. para las demás (Código de Comercio alemán. cuyos rasgos fundamentales han sido los siguientes: 19 Desconocimiento de la personalidad jurídica de las sociedades civiles y mercantiles (Códigos Napoleónicos). y la Alemania moderna ha hecho los más finos análisis de la idea romana y de la idea cristiana y ha entresacado del seno de los textos del Cuerpo del Derecho Civil. Códigos Civiles y Mercantiles mexicanos) . desconocimiento de la misma a las civiles (Códigos italianos. y posteriormente.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 105 111) Historia. El derecho romano clásico elaboró la noci6n de la UNIVERSITAS. IV) Derecho comparado. las teorías actuales acerca de la personalidad moral". La doctrina francesa ha estado vinculada durante mucho tiempo a las influencias filosóficas y políticas que fueron las directrices de la Revolución francesa. desde sus primeros y rudimentarios esbozos en el derecho romano hasta su pleno reconocimiento en los modernos códigos. de las doctrinas jurídicas eclesiásticas y de la rontextura de las primitivas asociaciones germánicas. doctrina francesa en parte). tal rual lo habemos en la artualidad. A') Doctrina francesa.

ll JOSSERAND. ob. concepción tan falsa como inútil.. 10 Ob. THALLER. 8 PIC. 11. como verdaderas personas: son las personas ficticias.. cit. en Revue générale du drois.. 167. cit. 8.12 HAURIOU. e incluso algunas veces se les llama.. núm.. cit. núm. Traité de Droit Commercial. 11 Ob. la que por algún tiempo fue negada. Todas las propiedades colectivas se atribuyen a personas ficticias de las que cada una es considerada propietaria única de una masa de bienes. la repulsa de los escritores franceses hacia el concepto de la personalidad jurídica. pág. 177 Y sigs. 1. En posición semejante. 3012." Sin embargo. los atributos de la personalidad. citaremos a LYON CAEN y RENAULT)~o PIC. núm. I. . 7 Véase LYON CAEN y RENUALT. acreedores o deudores que hacen contratos y mantienen litigios. núm.106 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ medida." Un grupo de viejos autores franceses ha compartido esta posición. explican la actitud negativa y el desconocimiento rotundo de la personalidad moral. a 10 menos en cierta medida. a los cuales se les da. la de un campo o la de una casa que pertenece a un particular". "La persistencia hasta nuestros días de la propiedad colectiva puede decirse que ha sido ocultada a nuestros ojos por la existencia de seres ficticios. 6 Especialmente. loe. 9 La doctrina más reciente. Véase. los que son estimados propietarios. 18 La Tbéorie de la personalité morale el son applkalion en droit franraise. personas jurídicas. 106 y sigs. págs. 181. DE V AREILLES-SoMMIERES. " "Las personas ficticias son también denominadas usualmente. enerofebrero. Traité elementaire de droit civil. núms. 1903. y aun parte de la antigua. cit. ob. Les personnes morales.:ló quien al examinar el fenómeno de la propiedad colectiva se pregunta cómo es posible que "este fenómeno tan antiguo y tan general pase. núms. inadvertido y que leyendo los tratados de derecho no se encuentre en ellos más que la exposición y el estudio de una sola especie de propiedad. 15 Contribetion a I'étude de la personnalité mora/e. imitando a los alemanes. se ha venido reconociendo la personalidad jurídica de las sociedades mercantiles y aun de las civiles. 182. la que todo el mundo conoce. PIe. de las cuales hemos citado las más importantes en otro lugar. así la propiedad colectiva aparece siendo una propiedad individual. 1-3 En todas sus obras.13 MICHOUD. recoge esta nueva posición. cit. poco a poco. 283.. también. . cit. Entre los nombres más destacados. aunque no absolutamente igual. cit. personas civiles o personas morales. núm. y más por exigencias de la práctica que por razones de orden doctrinal. por así decirlo. obra especialmente de los juristas y de los filósofos alemanes.. 1. 360. 3007 (11 edición). Sumamente representativo al respecto es PLANIOL. o Véase PLANIOL. Traité de sociétés. ob. 90 y 127. 1. 7. ARTHUIS. 1902.H y VALERYIY¡ 15 PLANIOL. 12 Ob.

núm. que las sociedades serán entes distintos de sus socios frente a terceros. aumentados con los beneficios realizados mediante la actividad social. Por ejemplo para VIVANTE. cit. i "6 (X bis) B') Italia. 305. 331. establece que gozan de personalidad moral a partir de su inscripción en el 10 (XbiB) Registro de Comercio (N. el segundo. núm. cis. Torino.." Desvanecida la discusión por el triunfo definitivo de la doctrina que admite la personalidad jurídica. cit. núm. 11. por ejemplo. civ. 1. 1. es decir. son partidarios de admitirla de Jege jerellda. apenas si pueden citarse dos nombres de prestigio entre los opositores a la misma: MANARA ae Y NAVARRINI. nota 2. Para otros autores.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 107 Incluso algunos autores. cit. del concepto mismo del contrato de sociedad (art. 11 Véase sobre este punto VIVANTE. 18 Tratato delle societñ commerriali. Le sociesá commerciali in rapporto al giudizio civile. por lo que concierne a la posibilidad de que la personalidad jurídica sólo existe en las relaciones externas. y sólo hay divergencias en razón de las diferentes interpretaciones que se dan a este concepto. ob. 87." Finalmente. 60 }' sigs. 182. 1934. 20 Ob. . más influido por la doctrina alemana. establece en su artículo 77.'· El primero. para otros autores lo importante es que no se pierda de vista la integración de los sujetos individuales en el nuevo juicio jurídico que es la sociedad mercantil. El resto de la doctrina admite sin vacilación la personalidad jurídica de las sociedades mercantiles. se define éste diciendo que es "la unidad subjetiva compleja resultante de los sujetos particulares compenetrados en una formación unitaria a través de un proceso especial constitutivo". nÚInS. págs.2o las sociedades mercantiles son sujeos de derecho provistos de un patrimonio propio. en cuanto sujeto social.). 22 SoPRANO. constituido por los bienes y derechos aportados por aquéllos. El arto 59 de la nueva ley francesa sobre sociedades mercantiles (de 24 de julio de 1966). condominios. ob. C. que han negado la existencia de la personalidad moral en el derecho francés. El Código de comercio italiano de 1882. 1. sin perjuicio del mantenimiento de la personalidad jurídica frente a terceros. se comprende que el texto citado fuese motivo de múltiplesdiscusiones . Trattato teorico-prauico delle soeieta commerciali. . En una época en que la doctrina de la personalidad no estaba cornpletamente definida. mantiene que las sociedades mercantiles son simples comunidades. número 17. SALEILLES. it) se deduce la puesta en común de las aportaciones y la copropiedad de los socios sobre el patrimonio.. predica la existencia de una comunidad de mano común germánica. núm. E.. 19 Commentario. por 10 que.en particular. 1. citado por PIe. distinto del patrimonio de los socios.» Así.. al tiempo que afirma la inexistencia de la personalidad jurídica. 21 Rocco. 1697. 302 y 304.

como en el Código Civil. pág. aun antes del Código de Comercio de 1900. D') España. 231. 1921. pág. pero en el último tercio del siglo XX se planteó el problema COn toda intensidad. as Die offene Handelsgerellscboit als jtlristiJche Persons. Apptmti cis. entre otros). hoy puede decirse que la doctrina y la jurisprudencia dominante en Italia reconocen la personalidad jurídica de las sociedades mercantiles. 13).. En Alemania. 26 Las sociedades civiles fueron reconocidas como personas juríd icas por el Código Civil alemán de 1900. siendo discutido si también las sociedades en comandita por acciones tienen esta misma consideración (STAUB). LEHMAN 24 propugnó por el reconocimiento de la las sociedades colectivas y en comandita.y más recientemente AsCARELLI. se reconoció la personalidad jurídica a las sociedades de responsabilidad limitada (Ley de 20 de abril de 1892) y a las sociedades coloniales (Ley de 2 de julio de 1899). pág. cit. ha encontrado su más brillante y profundo expositor en WIELAND.w e incluso es general la tendencia a reconocer también la personalidad jurídica de las sociedades civiles. C') Alemania. 58. al menos. el Código de Comercio Civil español de 1889.. fueron de los primeros en dedicar un capítulo especial a las personas jurídicas.25 que mantuvo la tesis de que. podía defender la personalidad jurídica de personalidad jurídica para fuerte oposición en KOH~ situación de la legislación todas las sociedades mer- cantiles. En el Código de Comercio se hace expreso reconocimiento de personalidad jurídica a favor de la sociedad anónima. 24 Lebbrecb. nota 5. y tanto en el Código de Comercio.108 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ En resumen. 425. . para las sociedades anónimas (COSAK. 191>. se hizo expreso reconocimiento de la per23 Véase amplia bibliografía y citas de sentencias en VIVAN. R.. después. El proyecto de Código Civil de García Goyena de 1868 y. 300. se desconoció la personalidad jurídica de las sociedades mercantiles. por consiguiente. El Código Civil de 1942 reconoce personalidad jurídica a las sociedades civiles y mercantiles (art. encontrando LER. ob.'TE. y mientras THOEL y otros viejos mercantilistas negaban la personalidad jurídica de las sociedades mercantiles. 2'6 Handelsrecbt. aun en la actual alemana. durante mucho tiempo. Desde el punto de vista legislativo. Esta afirmación de la unidad de estructura y naturaleza de todas las sociedades mercantiles y. J. la afirmación de que todas ellas son personas jurídicas. publicado en la Z. I. y tal vez por influencia del derecho francés. H. otros tratadistas la admitían. núm.

Por lo que respecta a los Códigos de Comercio. 25. D. D. trasplantando al derecho español una tesis ya desechada. al Cód. Civ. resulta evidente la afirmación de que el reconocimiento de la personalidad jurídica. de 1934 declara. G. (N. S. en el primer párrafo de su artículo 29 que "las sociedades mercantiles inscritas en el Registro Público de Comercio tienen personalidad jurídica distinta de la de los socios". El Código Civil vigente mantiene iguales afirmaciones. Estado actnal del problema en México. Civ. que se empeña en desconocer la personalidad jurídica de las compañías colectivas y en comandita. sin fecha. pág. sólo modificadas por razones de política social. además. F. teniendo en cuenta el principio general establecido en el artículo 25.. en su artículo 358. 90). un breve cuadro del es21. Cód. de" 1870 así lo reconoció (arts. D. E..TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 109 sonalidad jurídica de las sociedades civiles y mercantiles. fr. pero. como realidad o como instrumento técnico.JOSÉ DE BENITO. tienen derechos y obligaciones propios e independientes de las acciones y obligaciones de los individuos que las componen" . (XI) A este respecto es conveniente hacer referencia a las leyes españolas de 17 de julio de 1951 (sobre régimen jurídico de las sociedades anónimas) y de 17 de julio de 1953 (sobre régimen jurídico de las sociedades de responsabilidad limitad) que respectivamente en sus artículos 69 y 59 establecen que dichos tipos sociales se constituirán mediante escritura pública. Co.) . 43 a 47).. los mismos principios pasaron. Civ. es un hecho indiscutible en todos los países que acabamos de citar. con levísimas modificaciones. declaró que "las compañías mercantiles. y que desde ese momento tendrán personalidad jurídica. Esta declaración la estimamos ociosa. De esta breve consideración acerca de la situación legislativa en los países más importantes del grupo europeo. VI) Doctrinas acerca de la personalidad jurídica. La personalidad [uridica de las compañías y sociedades mercantiles. III) las sociedades civiles y mercantiles. Con más precisión el Código de 1889 dice que: "Toda sociedad comercial constituye una personalidad jurídica distinta de la de los socios" (art. M. como antecedente necesario. entre las que enumera (arr. que deberá ser inscrita en el Registro Mercantil. posición compartida por la doctrina. y en los demás que se mueven en la órbita legislativa de los mismos. de 1854 guardaba silencio sobre este problema.27 (XI) E') Resumen. F. La tradición jurídica mexicana puede decirse que es unánimemente favorable al reconocimiento de la personalidad jurídica de las sociedades civiles y mercantiles. el C. M. La L. La complejidad de este tema nos obliga a exponer. El Cód. Madrid. segunda edición. el de 1884. 126. de 1884. F. V) Antecedentes. tal vez con la sola excepción de BENITO. al dedicar el título 11 del Libro Primero a "Las personas morales". que en este aspecto es una norma federal. es opinión general entre los autores españoles.

Los sujetos jurídicos así creados tienen capacidad jurídica. pero limitada a las relaciones patrimoniales. pág. 10. J. § 226 Y sigs. que restringe la capacidad a las relaciones patrimoniales. Il. "El mérito de esta teoría está en su simplicidad y vigor lógico y no solamente en la observación exacta de que la persona jurídica es un sujeto ideal creado por la ley. ed in cui hanno participato giuristi di ogni scuola e di ogni campo. BRINz. puede decirse que la persona jurídica es un sujeto artificialmente creado por la ley para tener un patrimonio. Le persone giuridiche. XXVI. en el Trattato di diritto cioile de F. F. cit. núm. menos reciente.w podemos distinguir los siguientes grupos de teorías: A) Teoría de la [iccián. Ueberscbea. Esta es la más antigua y deriva de la doctrina canoruca del corpus mystlmm. 1889 y Di una nouoa teoría deJla persOTlaJila giuridica. pág. 1399. mexicana hablan de ficción para explicar la personalidad jurídica. [ahrb. 113-158. e sempre nuovo per le sue multifonni.11 liquidazioni giudizia/i. Turín. Ueber iingierte PersonaJichkeil. págs. AUBRY y RAu. 18. 31 WINDSCHEID. IV. vol. pág. C. págs. en consecuencia. Y XXVIII. 15 Y sigs.110 )OAQufN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ tado actual de la doctrina en torno al viejo y siempre renovado problema" de la naturaleza de las llamadas personas morales o jurídicas. su Teoría delle persone giuridicbe. como por la imperfección técnica de considerar como ficción lo que es una consideración técnica del fenómeno.. 24 OO. pág. . pero más minuciosa. por eso. las lIarnadas personas jurídicas sólo son creaciones artificiales de la ley. En Italia. La llamada persona jurídica no es más que un patrimonio sin sujeto destinado al cumplimiento de un fin. SAVIGNr. effascinante. 1. El hombre y sólo el hombre particular es capaz de derecho so y. pág. LAURENT. y en otro lugar dice (pág. Pf/Rdeklm. DEMELIUS. nota 1. ha sido seguida por BoNELLI. lbering. 226). Siguiendo la más reciente exposición sobre la materia. B) Teoría del patrimonio de afectación. 1. Die ruhende Erbscha/I Krit. che da piu di un secolo si debattino. vol." 29 FERRARA. Pero la concepción es defectuosa tanto por la estrechez de la fórmula. 15): '11 conceno di persona giuridica e stato il campo aperto per sottili discussioni ed ardenti polemiche. 1923 (traducida al castellano). ob.. svariati e modeme applicazioni". ficciones. 286. tomos XXV." Algunas ejecutorias de la S.. pero con poca técnica y mucha confusión (S.sDifícilmente puede admitirse la existencia de patrimonios que carezcan permanentemente de sujetos. ob cit. pero que tiene realidad jurídica como cualquier otra figura del mundo jurídico. VASSALLI.. P. 1935. especialmente véanse: LA personalisñ giuridica dei beni . pág. 1890. 1933. todos citados por FERRARA. "La figura deIle persone giuridicbe constituisce un tema tormentoso. LYON CAEN y RENAULT. vol. que el hombre por su instinto antropomórfico considera como persona humana.. 30 Véanse. tampoco es admisible que la esencia de la personalidad 28 FERRARA. Torino.

aunque distinto de las particulares. 19 ) La supuesta unidad orgamca no pasa de ser un conpnrto de hombres. cis. -3S ZITELMANN. 29 ) No hay II1la voluntad colectiva. Esa unidad no es más que un procedimiento intelectual de síntesis. en Francia por Italia por GIORGI.· Estos grupos colectivos son realidades orgánicas. 20. 1951. FADD""" y BENSA. En efecto. Donde hay una voluntad hay un sujeto de derecho. La personalité giuridica della associazioni projessionali. citado por FERRARA. CHIERELLI. 21. CHIARELLI. y además la pura consideración patrimonial olvida el aspecto funcional de las llamadas personas jurídicas.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 111 sea patrimonio. C) Teoría orgánica o realista. Son así personas o sujetos de derechos el hombre y ciertas colectividades. nacidas de un proceso histórico O de una agrupación voluntaria. puesto que estas colectividades no tienen ni cuerpo ni espíritu. independientemente de que exista o no el substrato de una personalidad física. de la inteligencia. ob. Pero ¿cómo puede hablarse en este sentido de la voluntad del ente colectivo. as FERJlARA. ob. "atribuir una voluntad en sentido psicológico a un ente colectivo es una idea mística. de la memoria. con vida orgánica y voluntad propia. no es voluntad de un ser único. pág. ob.A. -32 GIERKB Iniciada por SALEILLES y VALERY." "La voluntad es siempre de hombres y s6lo es concebible en los hombres. RUGGIERO. Padua. . que es el resultado final de otros y más complejos procesos espirituales. y el conjunto de voluntades individuales. porque s610 los hombres tienen voluntad. cit. También lo son otras colectividades humanas. sin navegar a velas desplegadas en el mar de la ficción?" Variantes de la teoría orgánica son: 1-) La personalidad como función de la voluntad. una pluralidad de individuos. 20.M De la simple voluntad se pasa al poder de voluntad encaminada a un iny seguida en Alemania por numerosos autores.. 8 2 No es el hombre el único sujeto de derecho. pág.v Los errores más llamativos de esta doctrina se señalan en las siguientes observaciones. Leipaig. y depende de los instintos. Begriff und lP'elen des sogennanten iuristiscben Personen. ÚiIRONI. el efecto de una confusión entre problemas filosóficos y jurídicos". cit. 34 BERNATzIK. 1893. una brillante metáfora. Unidades de vida corporales espirituales. en Véase FERRAR... la voluntad es un fenómeno psíquico. El reconocimiento del Estado no hace más que declarar esta unidad colectiva social de esta nueva personalidad. pág. de la reflexión.

como en L:ínstitution. "incluso la personalidad del hombre deriva del derecho de! Estado. I..e" 2Q. cis. que ocultan los verdaderos sujetos. vale tanto como sujeto de derecho. Arranca de IHERING y de su conocida posición acerca del derecho como interés protegido y del sujeto como titular de goce del derecho. En gran parte.39 D) Teoría del reconocimiento. estas nuevas grandezas del mundo j1lrídico. Seguimos a FERRARA. en sentido jurídico.ARA. pág. pero. con aquellas modificaciones que oportunamente expresaremos. un status. París. LARENZ. nos adherimos a ella. RUIZ ]rMÉNEZ.. 39 Véanse las diversas obras de HAURlOU. Tras.. quien ha formulado esta doctrina con más precisión. ob. pero sí recibe un tratamiento de sujeto de derecho. Persona. tanto en La tbéorie de I'instimtion. 1944." "Naturalmente es la [uerza normativa del Estado la que puede crear estas nuevas nnidades jltrídicas. que siempre son hombrcs. en lenguaje vulgar. 1936. No se trata de un ente orgánico con voluntad unitaria. MANUEL CERVANTES. paso a paso en esta exposición. fIJndamenl d'une rénooasion de I'ordre social. es la de ]. La personalidad es una categoría jurídica. Berlin. y aunque después se ha llegado a llamar persona. es decir un statns o calidad. y la historia 36 En este orden de ideas son muy interesantes las posiciones de PERTICONE. París.) Teoría de la institución. de Der. Civil. Pbílosopbie des Recbn. 1923. puede incluirse en este grupo. Appunli suíle persone giuridicbe. Paris. que por sí no implica condición alguna de corporalidad o espiritualidad del investido: es una situación jurídica. otras personas no hombres.:17 Entre otros menos conocidos mantienen esta posición ]ELLLNEK." Por eso.SG de modo que tienen personalidad jurídica los entes portadores de intereses colectivos y permanentes que tienen una organización capaz de desarrollar una voluntad propia. Roma. y MJCHOUD. Una exageración de la doctrina en RENARD. París. La sbeorie de la personaliré morale. 1930. las personas jurídicas son. "Persona es quien está investido de derechos y obligaciones. 1933. ob. Sintéticamente. § 96.w 3Q. Teoría individualista. sIIjetos aparentes.112 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ terés. . GoRERTSOFF. as Véase bibliografía y crítica citada en FERR. no al estado sino al portador de la misma. La concepción imtimcional del derecho. 1932. Hay otros sujetos jurídicos. . Madrid. pues. System des subjetioen alfen/lichen Recbte. BINDER. 27. puede enunciarse diciendo que la persona jurídica no es más que una organización al servicio de an fin. equivale a hombre. 1928'. quien es punto de referencia de derechos y deberes por el ordenamiento jurídico. En Alemania ENNECCERUS. Hegels Dialektik des Jl7i//ens end des Problem der iurissicbe Personalicbeeit. Ha sido FERRARA. Etudes de principiologie du droit. jeme ed. Una amplia y documentada exposición de la doctrina de HAURrou y de su escuela. cit. na autoriza ello para asimilar la persona con el sujeto jurídico por antonomasia: el hombre.

esta capacidad puede ser más o menos amplia. Por otro lado. no hay ningún obstáculo para que no pueda atribuir la subjetividad jurídica.(¡() u Ob. y en especial la de FERRARA. Personas según el CM. Cio. suprimida o muti- lada la personalidad. Agudos juristas han puesto de relieve que el Estado podría elevar a sujeto de derecho una cifra.. un procedimiento de unificación.u E) Crítica de las mismas a la luz del ordenamiento jllrídko mexicano. pág. dioses". un proceso artificial. 3:5." no: el legislador ha encontrado estas formas rudimentarias en la vida y no ha hecho más que seguir las normas de la concepción social. sistema del derecho mexicano. sino que es una forma jurídica. "En esto yo me diferencio de toda doctrina. Realidad jurldica ideal. capacidad. La personalidad es un modo en regulación. Jamás los hombres. una construcción especulativa. D. a figuras del intelecto. ejercicio de derechos. no una ficción.. animales. deduce FERRARA dos corolarios: 1') "La personalidad es un producto de ordenamiento jurídico y concesión exclusiva del Estado. incluso a entes no humanos. Pero. 33.. 8 FERRARA. no corporal sensible. realidades." "Las personas jurídicas son. pues. la configuraci6n legal qfJe ciertos fenómenos de asociacián o de organizacián reciben del derecho objetiuo:" Insiste FERRARA en aclarar que esta unificación no es un resultado arbi- trario del legislador.. sistemas de reconocimiento." De aquí. eis. . una fecha. "Pero la personalidad no es una ficción. La teoría de la ficci6n resulta inadmisible por las razones generales ya expuestas. ideal. . nes de voluntad." "Las personas jurídicas son. entes ideales que sirven como formas [uridtras de unificación y concentración de derechos. una máscara. realidad no es la de los sujetos que se ven o que se tocan. obligaciones y potestades. con sus contratos y con sus organizado.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 113 enseña que frecuentemente a los hombres les ha sido negada.. sino que es puramente abstracta. entendamos. plantas. a la luz de los preceptos del ordenamiento mexicano. Llega así el momento de estudiar las diversas teorías. a entidades ideales. P. El reconocimiento es el factor constitutivo de la personalidad jurldica.".. pág." 2') "Puesto que la atribución de la personalidad no es más que la concesión de capacidad jurídica. El reconocimiento de las personas jurídicas es la traducción jurídica de un [enámeno empírico. . pues. si el Estado eleva a sujetos de derecho a los hombres. podrán hacer nacer una persona jurídica. cir. ob. para la persecución potenciada de intereses humanos.

estimamos igualmente cierta primera parte de su corolario primero: la personalidad jurídica es producto del ordenamiento jurídico. Cód. pero el reconocimiento no tiene que ser a posteriori. cit. En orden al ejercicio de derechos hay una importante nota que realzar. Mesina-Milán. pues mientras que la persona física tiene capacidad jurídica para ser titular de toda clase de derechos. a las normas del ordenamiento mexicano. si bien con diferencia. Civ." Bien. pero no revela su esencia. por lo menos sin ciertas aclaraciones. la que se ajusta. las personas morales obran y se obligan siempre "por medio de los órganos que las representan" (art. Las diversas variantes de la teoría orgánica. 26. F. 26. D. La teoría de la institución. se denomina UDe las personas" y dedica su título 1 a las personas físicas y el II a las personal morales. Istituzioni di Diritto Prioaro. D. F. F. y en el ordenamiento mexicano lo es. 1937. Civ. F. F.114 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ La del patrimonio fin. porque se basan en metáforas y ficciones metajurídicas. Por eso. D. porque la simple lectura del artículo 25 del Cód. a determinadas entidades de derecho público y a ciertas situaciones convencionales. D. Cód.). con variantes. el Libro Primero del Cód. Nos parece indiscutible el corolario aquel de FERRARA de que las personas morales tienen una capacidad más o menos amplia (art. Las personas físicas ejercen por sí sus derechos.. o contraen obligaciones. Civ. cit. D. nos muestra la imposibilidad de que existan personas. las personas morales la tienen en función de la realización de los objetos para las que se crearon (art. En éste. Civ. de donde se deduce la inexistencia de una voluntad orgánica en el sentido de las teorías orgánicas.). pero. porque en definitiva se refiere a situaciones sociales ajenas al problema de la personalidad jurídica. la personalidad es un status jurídico que corresponde al hombre. . salvo en aquellos estados de restricciones a la capacidad en los que han de hacerlo por medio de sus representantes (art. "El reconocimiento --dice.es el factor constitutivo de la personalidad jurídica.2 RUGGIERO. jurídicas sin patrimonio.. Se pone así de relieve que las personas físicas y morales son sujetos de derecho. de acuerdo.? 4. Descubre el substratum de ésta. 23. sino que puede ser. La única teoría admisible nos parece la de FERRARA.) j en cambio. a priori. y desde luego. Cód. negamos las deducciones que quiere establecer del mismo. Civ. Queda así patente que el legislador mexicano considera al hombre y a ciertas entidades colectivas como personas. pág. El reconocimiento puede ser caso por caso (sistema de la concesión) o en términos generales (sistema normativo) por la aprobación de los actos ceaIizados.). 27 C.v ¿A quién reconoce personalidad el Cód. 169.

o de cualquier otro objeto lícito. Civ. es que las sociedades civiles y las asociaciones en general carecen de ese impulso generador. las situaciones convencionales enumeradas por la ley tienen que ser 110 desconocidas (final. 25) atribuye personalidad moral a determinados entes colectivos. VI). JII. pág. F. frcs. pero no en el derecho mexicano en el que se reconoce personalidad jurídica a las sociedades civiles y a todas las asociaciones 110 desconocidas por la ley. a las sociedades cooperativas y mutualistas (fr. Este puede ser un argumento en el derecho francés o italiano. en resumen. Civ. D. IV).). D. sino s610 los enumerados por la ley! tienen esa fuerza creadora.). 25. a los sindicatos y asociaciones profesionales y a los demás a que se refiere la fracción XVI del arto 123 de la Constitución Federal (frac. en virtud del cual se niega a ciertos contratos su fuerza creadora de personalidad jurídica. es decir.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 115 Por un lado. . Seguimos conformes con FERRARA en que es la fuerza normativa del Estado la que crea los 'nuevos entes.). sino porque se trata de contratos cllalificados legalmente.. Cód. artísticos. siempre que no [ueran desconocidas por la ley (fr. por otro. las asociaciones en general. en otros ordenamientos tiene muy difícil contestación aquella pregunta -4)bjeción de FERRARA sa con referencia a la afirmación vivantiana de que el contrato crea la personalidad-: "¿Por qué entonces no tiene esa virtud un contrato de sociedad civil?" En el ordenamiento del Cód.. 25. Civ. 26. el contrato de sociedad civil. que en el derecho mexicano la personalidad moral es un status de capacidad [uridica sttb¡etiva especial (art. F. VI. no ya por virtud del contrato por sí solo. nota 1. qlle la ley concede a ciertas corporaciones de derecho público! (011 S1t 4S FERRARII.. científicos. Esto significa que estuvo en el poder del legislador ampliar o restringir la enumeración dada. a ciertas entidades de derecho público "reconocidas por la lej' (art. art.). políticas. Civ. así como a las demás asociaciones distintas de las enumeradas que se propongan fines políticos. 46. a las sociedades civiles y mercantiles (frac. tienen fuerza creadora de personalidad jurídica. V). que "es la fuerza normativa del Estado la que puede crear esas nuevas entidades jurídicas". de recreo o cualesquiera otro fin lícito. D. arto 25 cit. Pudo no comprender las sociedades civiles o las asociaciones obreras o las asociaciones artísticas. ob. fr. cit. porque no cualquier contrato. Por eso. F. cit. El argumento central. La ley (Cód. Puede y lo hizo! aunque pudo no hacerlo. art. Cód. Las entidades de derecho público deben ser reconocidas por tener personalidad jurídica. podemos decir. I y JI. D. F. recreativas. Cód. Por eso.

. en cuanto personas morales. en su ar. con los efectos que señalamos al estudiar el contrato de sociedad. supone estas afirmaciones: 19 La sociedad tiene un nombre con el cual actúa en el mundo de los negocios. en el sentido de que en su nombre pueden establecerse toda clase de contratos y realizarse toda otra clase de declaraciones jurídicas. 3' La sociedad tiene capacidad de goce. que contribuyen a aclarar su alcance. que por virtud legal tienen fuerza para crear un« personalidad jurídica arto (25. indicar que las sociedades mercantiles. C/V. Y no solamente puede asumir las obligaciones que de ellos resulten. pero. ya se forme como razón social. D. S. ya que el Cód. CM. 27. F. M. significa que son sujetos de derecho. Civ.. declara que las personas morales pueden ejercer todos los derechos que sean necesarios para realizar el objeto de su institución. La capacidad de goce y de ejercicio va acompañada de la capacidad procesal. Que las sociedades son personas jurídicas. nombre colectivo que es expresión de su personalidad. VII) Efectos de la personalidad jurídica. la sociedad asume la calidad de comerciante y adquiere todos los derechos y obligaciones propios de ese . todas las facultades necesarias para la consecución de la finalidad social (art.. D. en cuanto que las sociedades mercantiles pueden ser sujetos de toda relación procesal. como efec- tos principales de la personalidad: el poder ser sujetos de derecho y la existencia de un patrimonio autónomo. La capacidad de goce no implica capacidad de ejercicio. L. los que tienen. 4 9 Como consecuencia de la personalidad jurídica. Civ. sino adquirir los derechos correspondientes. es la base física de su residencia. Cód. esa afirmación general puede irse desdoblando en una serie de principios accesorios. está en función de la finalidad para la que se constituyeron. 29 La sociedad tiene un domicilio.). D. ya como denominación. en principio. como la de las demás personas morales en el de- recho mexicano.116 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ reconocimiento ya ciertas y determinadas si/Ilaciones convencionales. podemos distinguir dos aspectos. A) La persona como Jujeto de derechos. Conviene. que como en el individuo. sin embargo.tículo 26. FI).). Ya queda dicho que la esencia de la personalidad jurídica consiste en la capacidad de ser sujeto de derechos y obligaciones. Las personas morales actúan siempre por conducto de sus representantes (art. 10. G.y esto a su vez. na tienen una capacidad jurídica ilimitada. Por comodidad de exposición. de manera que la capacidad de las sociedades mercantiles. F.

«. este epígrafe significa que las deudas de la sociedad y las deudas de los socios son incomunicables. A") lncomunicabilidad de las deudas de los socios a la sociedad. El socio.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 117 estado. hacer efectivos sus derechos sino sobre las utilidades que corresponden al socio. no el patrimonio de los socios. F. M. La propiedad es de la sociedad. disuelva la sociedad. sobre la porción que le corresponda en la liquidación. . señala una de las dos facetas de esta fórmula. pueden deducirse algunas consecuencias: l. El artículo 23. el embargo producirá el efecto de que llegado el momento en que deban devolverse las acciones.caucionando las gestiones de los administradores o comisarios. los socios. se pongan éstas a disposición de la autoridad que practicó el embargo. es el patrimonio de la sociedad. al cumplir su aportación. G. pág. embargar esta porción. 159).legal. en las sociedades por acciones. definitivamente afectadas por el cumplimiento del fin social. El 'patrimonio constituido por las aportaciones de los socios. 2. "Podrán. En esencia. En cierto modo. podemos resumirlos en los apartados siguientes: A') Separación de patrimonios y responsabilidades. B) Patrimonio propio. cuando se. según el balance social. J. entre los que debemos destacar el derecho a la participación en las utilidades y el derecho de obtener una cuota de liquidación. L. la relativa a la imposibilidad de que la sociedad y su patrimonio sean afectados por las deudas particulares de.. sólo adquiere un complejo de derechos.patrimonio ?e las sociedades mercantiles. y. S.de un socio no podrán mientras dure la sociedad. por esto. Estos no son dueños de los bienes y derechos que integran el patrimonio social. en los casos en que este requisito deba cumplirse. los libros de contabilidad sociales son de la sociedad y prueban contra ésta y no contra sus socios (S.registrará. . la posibilidad de que las sociedades tengan un patrimonio propio no es sino un simple aspecto de la capacidad jurídica: capacidad para ser titular de derechos reales. tomo XLIV. y a nombre de ~l1a se . "Cuando las acciones estuvieren . así como los dividendos causados desde la fecha de la diligencia". Las aportaciones de los socios pierden individualidad y quedan integradas en el patrimonio colectivo. sin embargo. Los diversos aspectos que ofrece el.Este precepto es una traducción literal del articulo 85 del Código de Comercio italiano. y.'" De este texto .embargar y hacer vender las acciones del deudor. al decir que: "Los acreedores particulares. ni individual ni colectivamente.

G. al ser posible la susCommemario." 4~ Si los acreedores particulares de los socios pudiesen obtener la separación de los bienes correspondientes a sus deudores. R. 247. 41 Véase una amplia documentación sobre este punto en NAVARRINI. esto es. L. 1. vemos. tal disposición pasa a las ordenanzas comerciales y de ellas a los diferentes códigos mercantiles en los que puede decirse que constituye una norma general.vulnerado. En el derecho romano la societas.. en comandita y de responsabilidad limitada. +3 NAVARRlNI. pág. no tiene un patrimonio social. 73. R. S. Este principio jurídico no se ha alcanzado sino al cabo de una larga evolución. M. el principio personal. "El patrimonio social forma una esfera jurídica cerrada para los acreedores particulares de cada uno de los socios. S. Das Vermogen der Handelsgersetcbaiten. M. 116. sobre el cual los acreedores sociales tienen un verdadero privilegio.. el patrimonio de las sociedades mercantiles se considera como un patrimonio autónomo. ob. resulta del reconocimiento del patrimonio como unidad económica de destino. ThOPLONG. de manera que permanciendo el valor patrimonial en la sociedad. cit. Por lo que se refiere al alcance del artículo 23. sin distinción de fechas. si no es en las sociedades por acciones. al mismo tiempo que un acreedor vendría a impedir el cumplimiento del contrato supuesto por la sociedad. y otros citados por NAVARRINI. que los acreedores no pueden hacer enajenar la participación del socio. hay una simple sustitución de titulares. porque si tales participaciones fueran libremente enajenables. núms. publicado en la Z. por su simple lectura.). cit. Los socios respondían frente a los terceros y la sociedad no tiene trascendencia externa como tal. Esta subordinación de los acreedores particulares de los socios a los acreedores de la sociedad.. 46 . Sociétés." Posteriormente. están subordinados a los acreedores sociales independientemente de la posible acción revocatoria en fraude de acreedores. pág. IV. Sobre este punto. ya que aquéllos sólo pueden embargar las utilidades que correspondan a los socios. que no es admitido unánimemente. L. quedaría absolutamente. ibídem. G.118 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ 3?. que es básico en las sociedades colectivas. tal vez con la excepción de las que se realizaban con un carácter de derecho público. en tanto que el capital representado por la aportación sólo puede ser embargado por los acreedores del socio después de la liquidación de la sociedad. véanse ROESELER. 242.Los acreedores de 105 socios. lo que implica el previo pago de los acreedores sociales (art.46 Ya en la Edad Media. Se comprende que sea así. sean anteriores o posteriores a la realización de la aportación. 63 y sigs. núm. el patrimonio social se disgregaría y quedaría imposibilitado de servir para el cumplimiento de la finalidad social.

oh. 118. no Sobre este punto. 4. ésta no podrá oponer la compensación resultante de un crédito de un socio. •8 41) Oh . ob. S. e) d} Si un socio ejerce contra tercero un crédito particular. éste no podrá operar en compensación un crédito de otro socio. M.. El acuerdo de prorrogar el contrato social podría ser impugnado mediante la acción en fraude de acreedores (civil o mercantil. En virtud de la separación de patrimonios.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 119 titución de un socio deudor por el que adquiriese la participación del mismo en el remate correspondiente. de aplicación a las sociedades rnercantiles. 11. Sobre esta disposición del artículo 23. 149. un tercero exige un crédito contra un socio. D.. véase SoPRANO.. con la excepción que estudiamos después (8'). G. lo que es posible en los casos que ya tenemos estudiados. los acreedores podrán ejercer el derecho que su deudor tiene para obtener su separación de la sociedad. el tercero no podrá oponerle un crédito que tenga contra la sociedad. Civ. 1. núm. F. según el Cód. cit. retrasaría el momento en que sus acreedores particulares pudiesen hacer efectivos sus derechos sobre la participación de aquéllos en el patrimonio social. siempre que se diesen los presupuestos de la misma. conviene hacer dos consideraciones. 306.. Cód. salvo que ésta sea insolvente y el tercero la hubiese demandado inútilmente para cobrar su crédito.. lo que en el caso que estudiamos. 1. 61) Mientras la liquidación no se efectúe.Ócit. D. núm. éste no puede opa· ner la compensación del crédito que tenga contra su socio. b) Si un tercero invoca un crédito contra la sociedad. VI. Si.. según 10 dispuesto en el articulo 2720. según balance. pág. F. fr. VIVANT~·8 señala los siguientes casos: a) Si la sociedad ejerce un crédito contra un tercero. nota 1. cit. Sobre este problema puede verse NAVARRINI.w También debe preverse la situación que surge del acuerdo tomado por los socios de prorrogar la duración de la sociedad. de Q. los acreedores han de limitarse a embargar la participación y a percibir los beneficios que correspondan al socio embargado en las utilidades. .'. o la 1.. los créditos y deudas de la sociedad y de los socios con terceros no son compensables entre sl. siempre que el socio sea responsable por las obligaciones sociales. según los casos). Civ. SI} En las sociedades mercantiles con duración indefinida.

sino que haga adjudicar la participación del capital incorporado en acciones... 52 VIVANTE. debemos plantearnos el problema de los medios de que dispondrá el acreedor para asegurarse de la existencia de los beneficios que quiere embargar. son auténticas transmisiones de dominio entre los sujetos socios y sociedad. pág. por lo tanto. en forma limitada o ilimitada.120 JOAQufN ROORfGUEZ ROORfGUEZ En primer término." La Suprema Corte de Justicia de México ha declarado (S. sometidas a las formalidades y disposiciones fiscales correpondientes. 306. de los aumentos de capital. además de la del balance y la de todos los justificantes.» en negar que el acreedor tenga los mismos derechos que el socio para obtener la comunicación de los libros. tomo XXIV. NAVARRlNI. Ahora bien. núm. 172) que independientemente de la calificación de bienes muebles que corresponde a las acciones. Estas son títulos negociables. En segundo lugar. 7' El acreedor particular del socio puede embargar la participación de éste en el capital social. en general. ya que en ningún case puede llegar al remate del bien embargado. 11. ob. según la clase de sociedad de que se trate.T. si todas se concentran en una sola mano. 81) Las restricciones anteriores dejan de aplicarse cuando la participación del socio está representada por acciones. . que con el mismo se relacionen y le sirvan de base. la sociedad se ~1 LYON CAEN y RENAUl. el derecho de crédito de los socios por las utilidades sólo surge después de dicho acuerdo.. no cabe la enajenación de las mismas. o de la disolución total O parcial de la sociedad. cit. ob. 75. 11. se sobreentiende que el acreedor. este embargo tiene una significación puramente asegurativa y precautoria. núm. que en nuestra opinión.'S. no obstante. pero. citi.· La ley no lo dice. La doctrina coincide. Esta excepción tiene otra excepción: si las acciones embargadas servían de garantía por la gestión de administradores o comisarios. cit. ob. 91) La transmisión de bienes entre la sociedad y los socios como resultado de la constitución. no hay inconveniente alguno en que el acreedor no solamente embargue. el acreedor puede hacerse entregar la participación que corresponda en las utilidades al socio embargado. F. núm. y. . para adjudicarse los beneficios puede proceder directamente o bien rematarlos a tercero. J. aunque la junta de socios o la asamblea no haya decretado la distribución de los mismos entre ellos. pero) en nuestra opinión podría pedir la exhibición de los mismos. aunque los bienes secuestrados queden a disposición de la autoridad correspondiente. sin perjuicio de la adjudicación de los beneficios que se causen desde la fecha de la diligencia.

sin per- juicio de su intervención como testigo. 11. F. al ser declaradas en quiebra. pueden determinar también la de ciertos socios ilimitadamente responsables. pág. que está previsto en el artículo 24. Responsabilidad de éstos. J. loe.. Esta regla general tiene dos excepciones: por un lado. aunque éstos no tengan la consideración de comerciantes¡ 55 por otro. tomo XXVI. Dada la autonomía de los patrimonios de la sociedad y de los socios se comprende que la quiebra de la sociedad no produzca efectos sobre el patrimonio de los socios y viceversa. y 12Q.. 17.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 121 disuelve y se opera una translación de dominio de los bienes inmuebles.é.: RODRÍGUEZ.. L. cit. 1202.» Una sociedad tiene plena capacidad para ser socio de otras socíe- dades. M" nos remitimos a lo dicho anteriormente sobre aportación y responsabilidad.. Para el desarrollo de este punto. pág. de Q. de Q. . L. Comentarios a la Ley de Quiebras. so lSS VIVhNTE. a la que serán aplicables las respectivas reglas sobre transmisión de inmuebles. núm. cit. 306 inciso ej. cit. 19. no puede confesar por ésta. G.) B') Incomunicabilidad de las deudas de la sociedad a los socios. B") Quiebra de la sociedad y quiebra de los SOCIOS. párrafo 3".: RODRÍGUEZ. pág. las sociedades irregulares. ob. (S. 55 Artículo 4. la quiebra de una sociedad provoca la de sus socios ilimitadamente responsables. inciso [). 66 Artículo 4.Bien entendido que si una persona ya no es el representante de una sociedad. J. 5' VIVANTE. ob. lO\' 110 Entre los socios cabe la constitución de diversas socíedades. S. L. Las sociedades defieren su confesión y declaran como testigos por conducto de sus órganos representativos.

a los mayores de edad privados de inteligencia por locura. es decir la obligación de los socios de aportar. Fallas y V1Cl0S de Jos mismos. su interpretación debe ser hecha con cuidado. Por lo que atañe al segundo elemento esencial del contrato. e indirectamente el contenido de la aportación de cada socio. Civ.. párrafo segundo. de sus ascendientes. SOCIEDADES INEXISTENTES. del dolo. pero. la salud. pueden darse diversos supuestos que impliquen su inexistencia o su invalidez. El consentimiento. idiotismo o imbecilidad.). porque puede conducirnos a extraviadas aplicaciones. La violencia absoluta equivale a falta de consentimiento. empleo de fuerza física o amenazas que importen peligro de perder la vida. Desde luego. 1814). queda negado por la falta de capacidad del que formula la declaración de voluntad o por los vicios de ésta. Y de la violencia. de sus descendientes o de sus parientes colaterales dentro del segundo grado (arts. la honra. de la Ley General de Sociedades Mercantiles. D. Entre éstos.CAPITULO IV INCUMPUMIENTO y FALTA DE REQUISITOS. El artículo 1795 declara que el contrato podrá ser invalidado por vicios del consentimiento.. o una parte considerable de los bienes del contratante. F. es básico. 1815 y 1816). al menor de edad. pudiera ocurrir que la aportación prometida . porque el régimen jurídico de uno y de otro caso es distinto (art. D. o la disimulación del error de uno de los contratantes una vez conocido (arts. 1813. al objeto. Dados los elementos del contrato de sociedad. a los sordomudos que no saben leer y escribir. según los artículos 23 y 450 del C. la libertad. la ley trata del error de derecho o de hecho (arts. y a los que habitualmente hacen uso inmoderado de drogas enervantes. Civ. 2228. a los ebrios consuetudinarios. de su cónyuge. vamos a tratar de analizar los efectos que producen su falta o sus vicios. como requisito esencial del contrato. En efecto. 1818 y 1819). Debe distinguirse la falta absoluta de consentimiento del consentimiento dado por incapaces. el artículo 2Q. Falta la capacidad. C. NULAS E IRREGULARES 1) Requisitos del contrato. F. sugestión o artificio que se emplee para inducir a error o mantener en él a algunos de los contratantes.

IlI). . F. La inexistencia se produce por la falta de consentimiento o de objeto. El acto inexistente no produce efecto legal alguno y no es susceptible de valer por confirmación) ni por prescripción y su inexistencia puede invocarse por todo interesado (art. Civ. A la misma categoría pertenece el pacto que priva a uno o varios socios de su participación en los beneficios (pacto leonino) y el que los excluya de contribuir a soportar las pérdidas que se hubieren experimentado. Una vez que hemos señalado los principales requisitos del contrato social y los motivos de inexistencia o incumplimiento de los mismos) precisa ver los efectos que éstos producen. o que no se haya determinado (arts. Civ. Inexistencia.que el llamado motivo o fin del contrato. Este motivo o fin puede ser ilícito (arts. D.se caracteriza por distinguir dos grandes grupos de ineficacia de los actos jurídicos: el de las inexistencias y el de las nulidades) y éste. 1831. S. I1') Falta de consentimiento y de objeto. D. Cód. 2224)" Cód. 1829. la que es una simple variante de la denominada teoria clásica. El Cód. o que la aportación prometida sea ilícita. F. L. Es sabido que este Código Civil ha seguido en esta materia la doctrina de BONNECASE.124 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ no existiera al tiempo en que se hizo. motivo o fin ilícitos. fr. M" que se extiende no s610 a los contratos de sociedad con causa. consentimiento y objeto que pueda ser materia del mismo. F. realizan habitualmente actos ilícitos.). Esta cuestión se relaciona con la teoría de la ineficacia de los actos jurídicos) que por lo menos esquemáticamente) hemos de exponer como antecedente necesario de las soluciones por las cuales propugnamos. 1828. I1) Sociedades nulas e inexistentes. que requiere para la existencia del contrato. supuesto que recibe un tratamiento especial en el art. se subdivide en el de las nulidades absolutas y en el de las relativas (anulabilidades). F.). declaración ésta que se relaciona con el contenido del articulo 1794. 2225 Y 1795. a su vez. Civ. el incumplimiento del requisito de forma da origen al problema de la llamada sociedad irregular. que analizaremos muy en particular. con lo que subraya su vinculación estrecha con la posición del autor mencionado. sino también a aquellos que. Ya quedó aclarado que la causa del contrato no es otra cosa -en la técnica del código-. aunque tengan un motivo lícito. 39. La posición de BONNECASE --que es el más conocido expositor de la teoría tripartita de la nulidad. Civ. 1831 y 2225. 1830. Finalmente. D. de la primera parte del Libro Cuarto). denomina al titulo que dedica a esta materia "de la inexistencia y de la nulidad" (Titulo VI. G. o que dejara de existir después del contrato de sociedad. D. 1827. 1') Sistema del C6d.

D. En cambio. M. S. párrafo 29 ." Dicho de otro modo. si en la sociedad anónima se aporta trabajo. L. Cód. Civ. en virtud de acuerdo de los demás socios. L. en vez de aportar bienes o dinero. si el consentimiento faltare en todas las declaraciones de voluntad.. Si falta el consentimiento de uno o de varios socios. Para resolver estos problemas conviene distinguir dos cuestiones totalmente diferentes: la de inexistencia de la aportación y la de incumplimiento de la aportación prometida. pero no afecta al vínculo jurídico total. como establece el artículo 2224. Después veremos cómo el artículo 29.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 125 La falta de consentumento puede afectar a la declaración de uno o más socios. F. o cuando la aportación pactada perece para el socio. . de tal modo que cada una de ellas se establece frente a todos y cada uno de los demás socios. M. el contrato de sociedad sería inexistente.. Esto es posible. L. y los orienta por derroteros distintos de los que resultan del artículo 2224. o a la de todos ellos. La inexistencia del objeto equivale a inexistencia de la aportación y es también motivo de inexistencia del acto jurídico. La desaparición de los socios cuyo consentimiento hubiere faltado -apre- ciándose la falta de consentimiento por las reglas generales del Código Civilno deja de tener eficacia sobre la existencia misma de la sociedad. dada la estructura plurilateral del contrato de sociedad y el entrecruzamiento de las declaraciones de voluntad. porque si el número de los socios o el capital que persiste es inferior al mínimo legal requerido para la existencia de la clase de sociedad de que se trate. D. la falta de consentimiento respecto de una o varias declaraciones de los socios produce el efecto de establecer la inexistencia de esas declaraciones. el acto inexistente no es el contrato de sociedad.. La aportación es inexistente ruando sencillamente no se pacta una apoctación. Civ. S. F. G. sino la declaración o las declaraciones de voluntad respecto de las cuales se da la existencia del consentimiento. de acuerdo con la interpretación del artículo 11. como los de los artículos 50 y 206. '1 El que exista una causa de disolución no fuerza a la sociedad a liquidarse. hipótesis prevista por lo demás de un modo expreso en diversos supuestos. Esto hace posible que pueden desaparecer uno O más socios del campo de una sociedad mercantil. M. ya que el motivo de disoluci6n puede hacerse desaparecer. atenúa y matiza los efectos de esta inexistencia. digamos por caso. tantas veces citado. G. S. quedando subsistente el contrato entre los restantes. ello deberá estimarse como causa de disolución de la sociedad. G. Cód. También puede haber aportación inexistente cuando lo prometido no se conforma a las disposiciones imperativas de la ley.

L. El régimen que debe establecerse para el caso de aportaciones ilícitas no se aparta de lo que hemos dicho antes. Cód. han de enrnarcarse en los supuestos de nulidades absolutas o de nulidades relativas. Otro tanto puede decirse respecto de la sociedad de responsabilidad limitada. como ocurre en la sociedad anónima. se aplicará el artículo 2224 que establece la inexistencia de la declaración relativa. los demás motivos que afectan a la eficacia del contrato de sociedad. D. Si la aportación faltante hace imposible la consecución de la finalidad social. sólo en el caso de que respecto de todos los socios pudiera afirmarse la inexistencia de la aportación. Civ. ya que todos tienen que aportar algo. 230. Civ. con independencia de la nulidad que afecte al vínculo de una de las partes. como a la de cualquier otro contrato. pero no afecta a la validez de las obligaciones de los demás socios y del contrato social en su totalidad. podría establecerse la inexistencia del contrato de sociedad por este motivo. es uno de los primeros casos de nulidad absoluta que menciona la ley (art. S.). Cód. D. en tanto que por 10 menos queden dos aportaciones válidas o el número mínimo que se requiera para ciertas clases de sociedades. implica la inexistencia del vínculo que a él concierne. o pueden ser varias. Pero. el contrato de sociedad supone un objeto respecto de cada uno de sus socios. ello será causa de disolución de la sociedad. A) Ilicitlld de aportaciones. o todas. G. M. la validez del contrato puede mantenerse. La ilicitud de las aportaciones. en la que es condición de existencia que todo el capital esté suscrito y hechas las aportaciones mínimas que señala la ley. Si ocurre cualquiera de los dos primeros supuestos. no impide que el acto produzca provisionalmente sus efectos. que equivale a ilicitud del objeto. 2226. III') Nulidades. F. F. los cuales serán destruidos retroaaioamente cuando se pronuncie por el juez la nulidad. La nulidad absoluta. salvo que la participación de la misma deba considerarse esencial según las circunstancias. En el Código Civil italiano de 1942 el artículo 1420 reconoce el mantenimiento de los contratos de sociedad.). Esto nos lleva de la mano a establecer esta conclusión: la inexistencia de la aportación de un socio. Salvo estas dos hipótesis de inexistencia. sin perjuicio de que la exclusión de uno o de varios socios pueda ser considerada como motivo de disolución de la sociedad (art.126 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Cuando la aportación no existe. Esta tesis tiene algunas modalidades. . 2225. declara el Código. De ella puede prevalerse cualquier interesada y no desaparece por la confirmación o la prescripción (art.). La aportación ilícita puede ser una.

El arto 3'. para juzgar de su existencia. Sociétés. faltando una voluntad colectiva. 8 TROPLONG. el aspecto penal no es prejudicial del civil. 273. a la Beneficencia Pública de la localidad en que la sociedad haya tenido su domicilio." "La liquidación se limitará a la realización del activo social. 105. La acción de nulidad en este caso es pública. preceptúa una expropiación para sancionar la ilicitud del objeto n la realización habitual de actos ilícitos. para pagar las deudas de la sociedad. núm. .. cabe la compe tencia concurrente de la jurisdicción civil y de la penal. 39 . M. el legislador mexicano ha resuelto decisivamente un problema que ha tenido muy diferentes soluciones doctrinales. de donde se deducía la responsabilidad de los socios. de la causa. Opinamos que la ilicitud debe ser de índole penal. de modo que sea ella la que llegue a ser beneficiaria del actuar de sus representantes. AULETIA. la sociedad no realizaría actos ilícitos. y en defecto de ésta. M. además del problema supuesto por la ilicitud del mandato. para la determinación de las sanciones. La realización de actos ilícitos implica una actividad' de hecho. pág. Supone actos de los representantes de la sociedad que actúan por cuenta de ésta. L. desde la que establecía la responsabilidad de los administradores y la devoluci6n de las aportaciones. y el remanente se aplicará al pago de la responsabilidad civil. al disponer que: "Las sociedades que tengan un objeto ilícito o ejecuten habitualmente actos ilícitos. ha establecido un régimen especial y severo para este caso.. cualquier interesado o el . sin perjuicio de la responsabilidad penal a que hubiere lugar. La pregunta que debe formularse ahora es la de si esta nulidad deberá hacerse valer ante un juez civil o ante un juez penal. ob. ob. Dicho de otro modo.Ministerio Público pueden ejercerla.. núm.. 4 Sobre este punto cfr. motivo o fin del contrato. G. pero. por haber dado un mandato en relación con un ente sin existencia. a petición que en todo tiempo podrá hacer cualquier persona. S. G. J. L. cit. La ilicitud del objeto equivale a ilicitud de la finalidad. 8 2 HEMARD. Si no fuese así. melior est conditio possidentis". que estableáa la expoliación a favor de los administradores.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 127 B) Ilicitud de la causa. cualquiera que sea la causa o motivo declarado del contrato. es decir. incluso el Ministerio Público." hasta la del mandato de administrar dadn a lns administradores. S. cit. sino que éstos serían imputados personalmente a los socios o administradores que los hubiesen cometido. serán nulas y se procederá a su inmediata liquidación. La ilicitud de la causa o del motivo o fin afecta a la existencia misma del contrato de sociedad. 67." De este modo. previa la apreciación de la figura delictiva que aparezca.' El art. si bien en el primer caso deberá remitirse a la jurisdicción penal." la que consagraba el principio "in paris causa turpitudinis.

cit. núm. pero ésta no resuelve el problema de la influencia de las cláusulas ilícitas sobre el conjunto total del contrato. Cód.128 JOAQUÍN RODIÚGUEZ RODIÚGUEZ Pero ¿qué significa esa inmediata liquidación a que se refiere el primer párrafo del arto 39 ? Porque no basta una denuncia. pág. núm. El remanente.. 6 BoNDI. cit. oh. Esta causa de ineficacia tiene cada vez más importancia. no del motivo O fin del contrato. 1I. cit. dI. pág. 87.. ni siquiera una comprobación en instrucción penal o en juicio civil. Algunos autores se inclinan por la nulidad total del contrato. Aktienrecht. si 10 hubiere.. oh. PIe. WIELAND..09." Finalmente. HOUPIN y BoSVIEUX. salvo la sustitución de la cláusula estatutaria ilegal por la norma legal inderogable correspondiente:' . STAUB. tomo 78. H. R. por el contrario. en todo caso. 8 AULF:ITA. en todo caso. oh. oh. como dice la ley. sino de ciertas cláusulas del mismo. hay quienes estiman que. 775. 254: "Se debe estimar que. § . con vistas a la pro· tección del público.. G. Civ. estima nulo el contrato si no se hubiera efectuado al faltar dichas cláusulas. porque hay privación de propiedad y extinción de una personalidad jurídica. B.. de los terceros o de los mismos socios. ob. núm. afirma la nulidad. C) Ilicitud de clátlStllas aisladas. si las cláusulas en cuestión debían considerarse como esenciales. Por inmediata que sea la liquidación no puede practicarse hasta que exista una sentencia firme. 779. D. 1I. NirhtigkeiJ del' AktiengeJe//schaft¡ Z. La liquidación se hace mediante la realización del activo para su conversión en dinero y para el pago de las deudas. § 309. se aplicará al pago de la responsabilidad civil o a la beneficencia pública de la localidad en que la sociedad haya tenido su domicilio.. debe quedar firme el contrato sustituyéndose las cláusulas ilícitas por la norma legal inderogable afectada por las cláusulas en cuestión. que tiende a aumentar el número de disposiciones normativas de carácter imperativo. cit. 773. que sólo caben por decisión judicial que tenga carácter irrevocable. 7 BRODMANN. El artículo 2225. 100. Berlín. Kommentar zum H. Un problema conexo con el que estamos examinando es el de la ilicitud." 5 LYON. dada la evolución de los sistemas legislativos en materia de sociedades. F. 1928." Algunos mantienen la nulidad de las cláusulas sin que ello afecte al contrato. En la doctrina se han apuntado muy variadas soluciones. CAEN y RENAULT." Otros aplican la teoría de los negocios jurídicos y consideran que el contrato será válido si se hubiese celebrado a pesar de no existir las cláusulas ilícitas y. queda firme el contrato.

. en cuanto proclama que el acto jurídico viciado de nulidad en parte no es totalmente nulo. esto no es suficiente. tal convenio contrariaría la disposición del artículo 113. y el artículo 2225 afirma la nulidad por la ilicitud en el fin o en la condición del acto. es decir. IV') Nulidades relativas. 1819). y no sería válido.. El articulo 2238 nos permite afirmar la subsistencia del contrato. lesión e incapacidad de cualquiera de los contratantes. pero. En resumen. por otro. Civ. debe afirmarse la nulidad de esas cláusulas cuando tropiecen con prohibiciones generales. D. Esta regla general. AULETIA. mas esto no es todo. siempre q/le la cláusul« ilícita contradice una norma imperativa de contenido negativ01 aquélla no vale/ pero. ambos del Cód. G. violencia.' V') Modificaciones de la teoría de las ineficacias en materia de sociedades. las reglas generales que establecen el Código Civil y la Ley de Quiebras. 263 Y la bibliografía allí citada. a menos que se demuestre que al celebrarse el acto se quiso que sólo íntegramente subsistiera. La cuestión de las nulidades relativas está resuelta por los artículos 2227 y 2228. Si aplicásemos sin atenuaciones las disposiciones civiles a las sociedades rner9 Vid. dolo. sin más consecuencias. F. uno y otro motivo s610 son causa de nulidad relativa. al ser aplicada a nuestro caso. M. Se comprende que el acto que se realiza en fraude de acreedores es nulo. Civ. F. El artículo 8' del Cód. ruando sean contrarias a principios de orden público. debe sustituir a aquélla. oh. fuera de estos casos. supongamos que se ha pactado que un socio de una anónima no tendrá derecho a votar. pág. el socio tendrá derecho a un voto. Así. Esto está claro. en materia de sociedades. si la norma imperativa tiene un contenido positivo. si las partes que lo forman pueden legalmente subsistir separadas. S. La nulidad es relativa cuando no reúne todas las características enwneradas para establecer la nulidad absoluta. 1. el problema consiste en fijar la repercusión de la nulidad de esas cláusulas sobre el resto del contrato. si no se trata de actos solemnes y en los de error. Supongamos que ese mismo socio había asumido el compromiso de hacer aportaciones complementarias: la cláusula es ilícita. D. 1813) y la violencia absoluta (art. Desde luego.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 129 En el derecho mexicano creemos que debe afirmarse la nulidad de tales cláusulas. muestra dos facetas distintas: por un lado. que el error puede ser obstativo (art. así como en los casos de falta de forma. pero. No se cambian. ya que si la norma es de tipo imperativo debe subsistir a la cláusula ilícita. 9 . establece la nulidad de los actos contrarios de las leyes prohibitivas o de interés público. cit.

libres. una opinión común en la enunciación de los resultados prácticos. sin que pueda hacerse distribución alguna de pérdidas ni de beneficios. en cierto sentido. esfuerzo difícil si se considera que las consecuencias lógicas del principio de la nulidad son las más contrarias a las necesidades de la seguridad y de la certidumbre del comercio... 268 Y 269. como representantes de un sujeto inexistente. no tienen por qué realizarse las aportaciones pendientes y aun deben restituirse las realizadas.130 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ cantiles. las acciones de resarcimiento contra los administradores. en cambio. no produciría ningún efecto. todo es inexistente y a los perjudicados sólo les queda una acción contra los administradores. y especialmente hoy que las sociedades se han multiplicado y tienen en la mano la mayor parte de los negocios. A los socios se les crea una situación tal. que no tienen noticia. las relaciones establecidas con la sociedad.. ex tune. págs. Todas las consecuencias recaerán sobre terceros. mientras que. que sólo perjudica a los terceros) que no tienen ninguna culpa de los vicios o de la falta de requisitos de las declaraciones contractuales. después de un largo período de tiempo.. Los terceros habrán contratado con un sujeto jurídico inexistente. frecuentemente. pero ésta es una solución catastrófica. se expondría a una serie de acciones de resarcimiento a los administradores. el patrimonio de los cuales no será con frecuencia suficiente para resarcirles los múltiples daños y las consecuencias producidas por la ineficacia de todas las actividades sociales. ob.w "La gravedad y la iniquidad de tales consecuencias no precisan grandes comentarios. núm. sit. son inexistentes las obligaciones de los socios. ob.. ASÍ. después de muchos años. la sociedad desaparecería ah initio." "Esta es la razón profunda de un vasto movimiento doctrina! y jurisprudencia! encaminado a dictar una regulación más conforme a las necesidades de la práctica. cit. la amplia elaboración doctrinal y la jurisprudencia ha valido para alcanzar. En efecto. . lo que explica el multiplicarse de las opiniones y el contraste de las soluciones. 3. las deudas creadas de la sociedad no pertenecen a ésta ni a los socias. Estos verán afectadas por la ineficacia. se destruirían los producidos.. ni culpa alguna de la nulidad de la sociedad. se quitaría toda seguridad al comercio. que frecuentemente ignoran la nulidad del ente que representan y que no son nunca más culpables que los socios. si la sociedad es inexistente. -por otra parte. pero todavía se está lejos de la unanimidad en su justificación teórica:' 11 lO 10 HEMARD. 11 AULEIT. de toda molestia. las consecuencias deberían ser claras: en los casos de inexistencia y en los de nulidad absoluta. y no bastarán para compensarlas. desde el punto inicial. coma si no hubiesen realizado contrato alguno.

la solución se halla en el artículo 2'.(1) Inscrita en el Registro de Comercio la nulidad de una sociedad en virtud de una sentencia judicial definitiva o de una decisión del Juez del Registro de Comercio. F. cuyo texto. 1. G. dice como sigue: . en la medida necesaria para el cumplimiento de las obligaciones contraídas. precep- túa que: "La sociedad entrará en liquidación judicial: IJ a) Cuando por decisión definitiva e irrevocable fuere anulada su cons- titución . entre los socios. en el derecho mexicano. no cabe declaración de nulidad de una sociedad inscrita. tal como están previstos en los artículos 2224 y siguientes. Es indiscutible la posibilidad de impugnar la validez de una sociedad. en el sentido de que los motivos de nulidad o inexistencia sólo producen la declaración de la disolución de la sociedad y la liquidación de su haber social de acuerdo con las disposiciones esta1'2 Según AULETrA el efecto no es puramente sanatorio. por lo tanto. sino más bien exclusivo de la inexistencia." Semejante es la ley brasileña. Cód. aunque esté inscrita. D. . reproducido en el artículo 218 de la nueva ley alemana de sociedades anónimas. pero. S. si se alegan motivos de inexistencia o de nulidad. S.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 131 Un claro antecedente legislativo de esta postura se halla en el artículo 311 del Código de Comercio alemán. sean de las adhesiones particulares. implica dos problemas: el de las relaciones internas. que queda sustituida por una disolución ex mene. párrafo segundo. Cualesquiera que sean los motivos alegados. inciso a). y el de las relaciones externas. sean inexistentes o sean nulas. M. Estaría más allá de toda solución conforme al sentido común. que en su artículo 138. sean del vínculo contractual social. El problema de las sociedades ineficaces. en los dos casos. " (3) Los socios deberán integrar los aportes convenidos. afirmar que la inscripción en el Registro tiene un valor sanatorio absoluto y que. M" pone un. El efecto sanatorio es real" para todos aquellos defectos que no permitan la impugnación por inexistencia o nulidad. Civ. "(2) La nulidad no afecta la validez de los actos jurídicos realizados en nombre de la sociedad.. L. frente a terceros. G. . pero el artículo 29 ...: no podrán ser declaradas nulas las sociedades inscritas en el Registro Público de Comercio. . freno a los efectos normales de la declaración. no podría pedirse la declaración de inexistencia o de nulidad de sociedades en las que todas las declaraciones de voluntad sean inexistentes o nulas. se liquidará la sociedad conforme con las disposiciones sobre la liquidación en caso de disolución.

sino contra la validez del contrato p. oh. A partir de ese momento. Teoría general de las obligaciones. cit. 278. G. Tratado de Derecho Civil § 100. si bien la desaparición de éste puede ser motivo de disolución por cualquiera de las causas legales o contractuales. La sociedad continúa. pág. por lo tanto. de modo que debe mantenerse la posibilidad de que cada una de esas declaraciones. lssimzioni. 1/ riconoscimento dello Staso nel/e pe-rsone giuridicbe. Considerando bien las cosas. ni contra la inscripción.) 13 y. así como los efectos típicos de uno y otro motivo de ineficacia. pág. tiene que prevalecer esa segunda declaración. y la apariencia de la existencia normal de la misma. S. pág. . menos en lo que se refiere al vínculo impugnado.132 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ tutarias y legales aplicables. pág. Las conclusiones más generales sobre esta materia podríamos formularlas resumidas en los siguientes puntos: 1Q La distinción entre inexistencia y nulidad es aplicable al contrato de sociedad. RUGGlERO. del análisis que acabamos de hacer. se deduce una conclusión clara y terminante: la teoría de las nulidades de los negocios jllrídicos sufre importante! modificaciones al ser aplicada a las sociedades mercantiles que han sido objeto de inscripción en el registro público de comercio. de modo que la extinción de la personalidad jurídica ocurra desde la declaración y no antes. en su párrafo segundo. en los SllIdi en honor de SALANDRA. Grenzen der Rechl!kraft. HELLWIG. que se suponga que la impugnación produzca sus efectos desde entonces. § 21. No es que la sociedad surja del acto de calificación judicial (arts. véase AULElTA. ni tampoco es cierto que el acto administrativo de calificación judicial tenga tal eficacia que sólo por su impugnación directa se puedan desconocer los efectos de la inscripción. el mismo. Appunli. por la que se efectuó la publicidad de la sociedad. El no poderse declarar la nulidad significa que la inscripción..> En resumen. VI. B Sobre el valor del acto de calificación judicial. véanse: AscARELLI. 427. 79. 2' En el contrato de sociedad es fundamental la distinción entre las declaraciones de voluntad de cada uno de los socios y el contrato mismo. 29: OERTMANN. 111.ara obtener tina declaración judicial contenciosa de ineficacia. 1. pero cualesquiera que sean los motivos alegados sus efectos están limitados por el referido artículo 2Q . impiden la nulidad retroactiva y la alteración jurídica posterior. advertimos en seguida que la acción de ineficacia no se endereza contra la calificación. De este modo. M. indi13 Sobre las diversas teorías acerca del valor de la aprobación judicial. pero la disolución sólo provoca la liquidación y por lo tanto la entrada de la sociedad en un estadio en el que queden debidamente protegidos los intereses de los socios y de los tcrceros. ENNECCERUS. por los motivos 'lile se puedan haber alegado y probado. los intereses de los socios y de los terceros quedan perfectamente garantizados. 260 y siguientes. 1.

Puede hablarse. sino simplemente anulable. sino que cuando haya un motivo de inexistencia o nulidad de una declaración de voluntad individual que tenga repercusión sobre el contrato. el interesado puede separarse de la sociedad y podrá reclamar los derechos que le correspondan. A su vez. nos permite indicar que si la sociedad habla sido inscrita 15 no será nula. y 69 Cuando haya cláusulas sociales contradictorias con preceptos imperativos expresos de la ley. puedan ser inexistentes o nulas. existen causas de inexistencia o nulidad del contrato social en sí. ° 15 Por lo dicho. de inexistencia o nulidad del contrato social. puede comprenderse que es un dificilísimo problema el de fijar los límites de la eficacia senatoria de la inscripción. que se apartan mucho de la simple inexistencia de la sociedad. El régimen jurídico que la ley mexicana establece para cada uno de estos casos es distinto. Ya hemos visto los requisitos que integran este último elemento del contrato de sociedad: la redacción de escritura pública y la inscripción de la misma en el Registro Público de Comercio. párrafo 2'. Procede ahora que examinemos los efectos del incumplimiento. que no han cumplido requisitos de forma. dichas cláusulas no valdrán y serán sustituidas por las correspondientes declaraciones legales. S9 Si la declaración de voluntad de un socio es ineficaz. S. determinada por la falta o el vicio de uno de tales requisitos. M. en efecto.. Se trata de una nulidad parcial.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 133 vidualmente consideradas. el artículo 29 . de sociedades informales. III) Forma: sociedades irregulares. bien del relativo a la inscripción. base de la ineficacia. Las sociedades que adolecen de estos defectos son las llamadas sociedades irregulares. por el cauce de la liquidación. 4' El contrato de sociedad que ha sido inscrito en el Registro Público de Comercio no puede ser declarado inexistente ni nulo con efectos ex mine. de sociedades en las que el consentimiento de los socios falta está afectado de vicios. la sociedad desaparecerá. según el motivo de nulidad o inexistenci~. de sociedades sin causa o causa ilícita. como medida de respeto a los derechos de los que contrataron con la sociedad y a los mismos socios y administradores. esto es. bien sea del requisito de la redacción en documento notarial. 39 La inexistencia o nulidad del vínculo de uno de los socios puede repercutir sobre la validez del contrato en ciertas y determinadas situaciones. Cuando se trata de sociedades con vicio de consentimiento. de la L. G. . o cuando haya motivos de inexistencia o nulidad de éste. de sociedades que carecen de objeto o en los que éste es ilícito. sin que ello sea motivo por sí solo.

1') Sil existencia en el derecho mexicano. hecho de que dos o más personas convienen en constituir una sociedad. en su artículo 222. incluso de las enumeradas en el artículo 1Q de la L. S. G.. Auténtico alcance de la Exposición de Motivos. de 1884. G. M. También habla de sociedad de hecho en su amplísimo sentido el Cód. Pero ¿realmente podemos plantearnos el problema de la existencia de las sociedades irregulares en el derecho mexicano? La expresión sociedad irregular era desconocida en la legislación mexicana.. S. donde existen preceptos semejantes a los mexicanos. o bien se limitan a un convenio verbal) o a 10 sumo a hacer constar el contrato en documento privado o en minuta notarial. 18 En Italia. empezando. S..134 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Cuando se trata de sociedades con objeto ilícito o inexistente. D. M. el artículo 3' de la misma ley establece el régimen especial a que las mismas se ven sometidas. precepto que es una simple reproducción de la ley de 31 de diciembre de 1943. y otros textos. 1 B 16 "La difícil cuestión de las sociedades que de hecho se han formado e intervenido en el comercio jurídico sin atacar los preceptos del Código .) como consecuencia de la adopción de "un sistema similar al inglés"." El primer problema por resolver es el de si efectivamente las sociedades irregulares no existen en el derecho mexicano. de 1929 llama sociedades de hecho tanto a aquellas en que falta un requisito de forma como a las que tienen un objeto ilícito. S. M. sus operaciones como tal sociedad. la empleaba. cuya expresión se emplea. Tenemos que determinar cuál es el régimen propio de las sociedades con defectos de forma. Civ. es extraordinario el número de sociedades irregulares. ]/ problema . P. G. M. Exposición de Motivos de la L. de 1943 dedica un artículo a las sociedades irregulares. El Anteproyecto del Libro 1 del Cód. G. porque nadie puede impedir que los que quieran estar en sociedad y funcionar como tal. Para ello. La ilicitud en la causa se estima por la ley mexicana como inexistente.. sin más. el Ejecutivo ha creído que ese difícil problema de las sociedades de hecho o irregulares." 11 L1 Ley de Quiebras se refiere expresamente a las sociedades irregulares. S. Sólo la Exposición de Motivos de la L. La severidad legal e irregnlaridad. que no inscriben. redactan la escritura pública. Las sociedades irregulares siguen existiendo. Véanse las estadísticas que da DoMINEOO.re aunque reciéntemente se encuentra en otros textos Iegales. El Proyecto del Código de Ca. G. M. dejen de cumplir los requisitos legales de forma. según dice la Exposición de Motivos de la 1. M. Situatián real. basta con indicar que continuamente se tropieza en la práctica jurídica y comercial con el. puede desaparecer acogiendo un sistema similar al inglés. Ca. que reguló este problema al adicionar el texto del artículo 29 . L. de acuerdo con lo preceptuado en el artículo 17 del ordenamiento que rige en esta materia. M.

Aun pudiera agregarse otro motivo de irregularidad. evita un amplio capítulo de motivos de existencia de sociedades irregulares en su más amplio sentido. 78. Toda sociedad regular puede encontrarse en situación parcial de irregularidad. pág. S M. podrían ser declaradas nulas posteriormente por vicios de consentimiento o por otros motivos. resulta que la sociedad que se encuentre en esta hipótesis se coloca automáticamente en una situación irregular. el no menos amplio capítulo que corresponde a aquellas sociedades que no se inscriben en el Registro. todo el relativo a las sociedades que estando inscritas en el Registro Público. . aun cuando todavía no ha sido inscrita. Como Con arreglo a las vigentes disposiciones de la L.. véase también BRUNETrI. si se considera la siruación de las sociedades inscritas. está prevista la existencia temporal de las sociedades irregulares. al exigir tras el trámite de Ia escritura pública el examen judicial como previo a la inscripción. el problema no ha quedado resuelto.no podrán ser declaradas nulas las sociedades inscritas en el Registro Público de Comercio"). 229. que la sociedad existe. G. legalmente. :19 Véase sobre este punto lo que decimos al hablar de disolución de las sociedades. 232. Sociedades inscritas: transcurso del plazo. Completamente cierto es que el valor de la calificación judicial de la escritura. y art. Sociedades no inscritas { ~~~i:enlO Sin . Es evidente que con la negativa de la Exposición de Motivos. no ha podido ser suprimido por las disposiciones legales. Pero. S. ha hecho que en la práctica el número de sociedades que se encuentren en estas condiciones haya aumentado. cuando el tiempo de duración legal de las mismas ha transcurrido. ya que el artículo 79 de la mencionada ley presupone. Roma. dejen de consignarse e inscribirse en la forma que la ley prescribe. M. en sus párrafos segundo y tercero. alteraciones informales en la situación inscrita. en relación con el estado anterior a la vigente Ley General de Sociedades Mercantiles. G. Incluso. L.). en relación con lo expuesto en el segundo párrafo del artículo 2' de la ley ("Salvo el caso previsto en el artículo siguiente -que se refiere a las sociedades con objeto ilícito-. el transcurso del tiempo previsto contractualmente como de duración de la sociedad provoca ipso ¡ure y ope ¡egis la disolución de la misma 19 (art. 1921. cuando cualquiera de las modificaciones acordadas en sus estatutos. 33. Sociela commerciale. 1. fr.documento escnto { Privado Público Solicitud denegada Solicitud en curso { Solicitud no presentada della ¡oáela irregolare.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 135 La severidad de las disposiciones legales. pág.

v' Sociedad de hecho. ob. como a las sociedades informales. y a las que nosotros llamamos so- ciedades irregulares las denomina. 11. Frecuentemente. 132. dice "se habla también de sociedad de hecho. existente de hecho. JI.. 128. sociedad irregular. S. expresan eficazmente la concepción de la conciencia jurídica volgar. 1908. 136. núms. 330. La expresión sociedad de hecho se deriva de la doctrina francesa que con ella designa tanto a las sociedades nulas. VWANTE. plantean problemas totalmente distintos de los implicados por aquellas sociedades cuyo único defecto. en el objeto o en la causa. no han cumplido los requisitos de forma marcados por la ley. Es preferible la de irregular.136 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Sistematizando lo expuesto. 1934.. sociedad de hecho es una frase de que se debe prescindir porque parece significar que constituye un error. por defecto en el consentimiento. en tanto que haya funcionado o funcione pese a su irregularidad o vicio" .21 2'0 SoPRANO. se advierte en ellas una gama que va desde las sociedades no inscritas sin documento inscrito para hacer Constar su existencia. objeto y consentimiento. pág. 125. que son las que aunque existen. llama a las sociedades con vicios o inexistencia de causa. BRUNETII. comandita o anónima afectada de una irregularidad o de un vicio cualquiera. núm. Il") Conceptos y terminología. núm. ob. es también de aquellas denominaciones que aunque científicamente son imprecisas. SoPRANO. J. ob. TraJtato teorico-pranico de/le Societa Commerciale. como tales. París. 129. y. entre sus elementos contractuales. LeVBBRS. puede afirmarse que las sociedades irregulares Jan sociedades en una [ase de m perfeccionamiento." ai. sociedades de "constitución ilegal en cuanto al contenido". utilizada especialmente en Francia bajo una ley que proclama la nulidad de las sociedades constituidas irregularmente. es aquella "en nombre colectivo. se emplean las expresiones sociedades irregulares y sociedades de hecho coma sinónimas. objeto y causa. Por esto. esto es. Las sociedades irregulares. cit. Brevemente. G. hasta la sociedad que sí ha redactado su escritura pública. cit. pero la expresión es poco significativa. según la doctrina común francesa. . haremos algunas consideraciones a fin de aclarar la terminología usada para designar esa clase de sociedades. Las sociedades con defecto o inexistencia de los elementos de ccnsentimiento./e del sociétés de fmt. núm. M. dice: "La tan censurada denominación de sociedad de hecho. las somete a una disciplina adecuada". cit. y en este defecto incurre la Exposición de Motivos de la 1. podemos resumirlo en el siguiente cuadro: Si tomamos en cuenta sólo las sociedades no inscritas. porque hace comprender que la ley las reconoce como tales. Sociedades de hecho eI1 sentido amplio y restringido. en este sentido. son sociedades informales. de "constimción ilegal en la [orma'. A estas últimas sociedades las llamamos sociedades irregulares. nota 8: "Esta expresión. consiste en el incumplimiento de los requisitos formales exigidos por la ley. es mucho más exacta que aquella otra de sociedad de hecho." En cambio. Essai d'une théorie généra.

que haya contrato de sociedad y. A) Existencia de la sociedad. Para que haya sociedad irregular es indispensable. D. Torino. Véase DELUCENAY. "aunque la sociedad sea nula y se provoque un anulamiento por un vicio sustancial. que exista (requisito positivo) y. pero sin que conste su existencia por escrito. pág. 28 SALANDRA. Dijon. en sentido amplio.. que aún no se hayan cumplido los requisitos formales legales (requisito negativo). !I!') Supuestos de la sociedad irregular. 151. por una parte. sin embargo existe como sociedad de hecho". o sociedad irregular de hecho. 3l. Z4 SALANDRA. esto es. ZoLA. pág. oh.23 Examinemos sucesivamente uno y otro supuesto. pág. ya conste su existencia o no conste.. pág. El requisito de existencia implica.» Relación que no puede ser otra que la implicada por el arto 2688 del Cód. LA publicita di [sao nel/e socierá irregolari. Ahora vamos a analizar la situación y eficacia jurídica de las sociedades irregulares. por otro. cit. porque las de las sociedades de hecho acaba de efectuarse al estudiar el régimen de las sociedades con vicios que afectan a otros requisitos. A') Contrato de sociedad.. 32. F. véase también. En este amplio sentido se usa la expresión sociedad de hecho por SALANDRA. oh. Es indispensable ante todo que las personas que se conceptúan como socios se encuentren en una relación jurídica permanente de carácter socíal. y 'sociedad de hecho. o inexistente. Decir que para que haya una sociedad irregular precisa que la sociedad exista. sociedad de hecho. 1935. pág. por un lado. Civ. 6.as Nosotros llamamos sociedad irregular a la que no se ha inscrito en el Registro Público de Comercio. 33. . De! sociétés de fait en droit franrais. 1929. Aspectos interno y externo. en sentido estricto. ob. cit. ya que hay muchas situaciones en que puede parecer que hay una sociedad sin que tal existencia pueda establecerse jurídicamente. Perugia. a la que se exterioriza o funciona como tal aunque el contrato sea nulo. 22 GASPERONI. Problemas de hecho. cit. 1910. a la que descansa en una situación de sociedad según la voluntad expresa o tácita de los socios.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 137 Sociedad de hecho en un sentido completamente restringido. que la voluntad contractual sea conocida como tal por los terceros. que haya sociedad. no es una perogrullada. por otra parte. es aquella que se refiere a un núcleo de relaciones concretas nacidas de la existencia de un fondo común destinado al ejercicio del comercio. en escritura pública O privada. LA societá di [asto.

cuando se trate de sociedades en comandita por acciones. 183). M. G. pero tal conclusión no nos parece correcta. la resolución judicial es suficiente para establecer los términos del contrato social (interpretación del arto 7.). Las sociedades son instituciones que han de hacerse públicas. cit. además. 236. puede pedirse la inscripción en este registro. Bases de la apariencia ¡1Irídica y JII aplicación a las sociedades irregulares. y casi de imposible prueba.138 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Tanto si existe escritura pública. Cuando se prueba la existencia de los elementos esenciales de un contrato de sociedad. para ciertas menciones. difícilmente permitirán su establecimiento sin una prueba por escrito. Medios. al resolver que para que se pueda exigir la liquidación de una sociedad de hecho. puede pedirse la redacción de la escritura pública correspondiente y su inscripción en el Registro Público. S. S. oh. Para todos. si consta en escritura pública. S. J. 26 Véase VIVANTE. La voluntad de los socios queda suplida. 1. núm. no basta que una sociedad exista en este aspecto interno. tomo XXXV. oh. Así parece entenderlo la Suprema Corte de Justicia de la Nación. de responsabilidad limitada o anónimas. nota 1.. En la doctrina francesa es casi general la tendencia que afirma la nulidad de la sociedad verbal. una y otra son suficientes para probar la existencia de la sociedad como vínculo interno.. 328. precisa que para que se pruebe su existencia mediante la de sus elementos constitutivos (S. Pero.w Sin duda alguna. F. pág.. núm. B') Exteriorización. porque las situaciones complejas que implican estas sociedades de capital. oh. mas difícil cuando se trata de una sociedad en comandita. Parte da la doctrina 2S estima que en estos casos la sociedad está condenada ya irremisiblemente a vivir como sociedad irregular. cit. pero que se derivan de un simple estado de hecho. párrafo l. pues según la forma de que se trate) será precisa la prueba de uno u otro requisito especial. si la existencia consta en documento privado. deberá tenerse presente la estructura de cada sociedad.... Pero. en sus fracciones 1 a VII inclusive (art. 1. La prueba de la existencia de dichos requísitos es la prueba misma de la existencia de la sociedad. tratándose de sociedades colectivas el problema es sencillo. porque la cuestión es simplemente de hecho. 11. 8 Q.. cit. pág. l. como si sólo hay escritura privada. El problema de solución más difícil es el concerniente a aquellas situaciones que deben calificarse de sociedades. M. en defecto de convención expresa de los socios) funcionan como auténticas cláusulas integradoras de la voluntad indívidual. cuya 25 GASPERONI. y si no consta en documento alguno. G. véase Prc. en los términos enunciados por el artículo 69. G. 1. M.). y na permanecer en secreto. S. P1Iblicidad de hecho y de derecho. . por las disposiciones de la ley que.

Ca. Mas. que los terceros no están obligados a conocer y frecuentemente no están en situación de conocer. núm. que constituye así. Para que pueda producirse esta publicidad de hecho "basta con que se actúe de tal modo que se dé a los terceros la impresión de una colaboraci6n orgánica. ob.. en suma. en principio. pág. la sociedad y los terceros tienen que pasar por lo declarado. cuando se declara su existencia frente a los terceros. como no puede fundarse sobre la situación real.. 50. 41: "La situación social es ahora independiente de la situación interna. pero que en todo caso tienen trascendencia jurídica. Es la apariencia misma la que tiene valor constitutivo. 44. s610 se obtiene a través de la declaración de su existencia frente a ellos. 387. tal como resulta de las otras manifestaciones de la sociedad.29 En este sentido. en general.28 tal como los terceros la conocen al través de aquélla. por cualquier situación que exteriorice la existencia de la sociedad. La plenitud de una sociedad como tal. ya por el registro y publicación de un nombre comercial social. de tal modo que se pueda crear en ellos justificadamente la impresión de la existencia de una sociedad. Un contrato de sociedad. se cumplen con la inscripción de la sociedad en el Registro Público de Comercio.2'l' en cumplimiento de los requisitos que sobre publicidad legal etstablece el ordenamiento jurídico y que. tal como resulta del acto constitutivo. normalmente. que se cree frente a terceros la notoriedad o apariencia de una sociedad" . cit. que se cumple a través de la inscripción de ciertos documentos en el Registro Público de Comercio.. redactado o no en escritura pública y mantenido en secreto. pág. sino en cuanto aparece y en condiciones en que aparece existe. pág. Esas pueden corresponder o no al contenido del acto constitutivo. ob. y la. pág.. regulación de las relaciones jurídicas con el mundo externo. con la publicidad de hecho la realidad de las relaciones internas queda sustituida por la apariencia de las mismas. La diferencia está en que mientras que con la publicidad legal. 45. en efecto.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 139 eficacia es normalmente posible. Esta publicidad de hecho puede realizarse ya mediante aquellas circulares y anuncios a que se refiere el arto 17 del C. ob. lo expuesto es un resultado de la 27 Véase HEMARD. hay otros medios de publicidad reconocidos por la ley.5. se funda sobre la situación social aparente. cit. y el análisis de si. bien por el uso efectivo de una razón o denominaci6n social y. "la sociedad tiene efectos jurídicos frente a terceros no porque se presuma que hay un contrato con el cual se haya formado y cuyo contenido se presuma. so SALANDRA. ." 29 SALANDRA. M. Véase especialmente la bibliografía que da acerca de apariencia jurídica y persuación. cit. '28 SALANDRA. no es sociedad frente a terceros. Nos separaría mucho de nuestro tema el estudio del mecanismo de la apariencia jurídica. la verdad legal. o de simple hecho.

la apariencia jurídica. ob. que por las circunstancias que le acompañan. si esta publicidad de hecho no es más que un simple elemento de la apariencia jurídica." Admitiendo este principio. 1934. G.w "lQo Una sociedad irregular debe considerarse existente frente a terceros. como las expone SALANDRA.sLo importante es que admitimos. de tal naturaleza. en virtud de una valoración objetiva con arreglo a los usos del comercio. Por ahora. ruyas bases fundamentales. como nosotros creemos. por el conocimiento objetivo de su no correspondencia con la situación real jurídica (mala fe). la opinión de su probable correspondencia con la realidad." Si las líneas generales anteriormente expuestas. con la doctrina más generalizada.Que la formación de la situación aparente. me limitaré a citar la monografía de SToLFr.. en el caso concreto. Nos referimos a las sociedades secretas. "39. En este caso. 47. pág. podemos establecer tres situaciones que deben distinguirse de la sociedad irreguiar.. esto es. y puede probarse con cualquier medio. en sentido opuesto. se deducen de él las siguientes consecuencias. o bien. en el caso concreto.El juicio sobre la existencia de la apariencia objetiva de una sociedad irregular. se encuentre en una relación de efecto a causa. en lo que afecta a las sociedades irregulares. no quede eliminada. "2' La existencia de la apariencia objetiva de una sociedad irregular debe probarse por quien quiera hacerla valer. . es un juicio de hecho. en cuanto haya una apariencia objetiva de su existencia. Que la apariencia tenga carácter objetivo. Puede probarse. 32 SALANDRA. Me remito a la abundantísima bibliografía a que hace referencia.32 son las siguientes: "p. 48-49. Es sociedad secreta aquella en que existiendo un contrato de sociedad no ha sido exteriorizado frente a terceros. "3lJ. cis. apta para hacer admitir su existencia a una persona normal.. Modena. págs. cit. se aplican a casos concretos. pueda crear en una persona normal. 33 SALANDRA. el conocimiento subjetivo de la inexistencia real de la sociedad. L'appare'lza del diritto. ob. a las sociedades simuladas y a las sociedades aparentes.140 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ apariencia jurídica o de la publicidad de hecho. aunque el contrato tiene plena 31 La bibliografía sobre esta materia es amplísima. respecto de la situación de la persona frente a la cual debe valer corno real. "2~ Que esta apariencia objetiva.

sino cuando el contrato social conste en escritura pública.. S.. G.) y la inscripción en el Registro Público de Comercio (arl. S. sino conexos. ABEILLE. 19. aunque realmente no exista contrato ni voluntad de estar en ella. ob.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 141 eficacia en las relaciones internas entre socios. Su régimen jurídico está determinado por el que corresponde a los contratos simulados en lodos los órdenes legales. Siena.5 GASPERONI. DOMINEOO. predomina la apariencia y puede Crearse una responsabilidad social frente a terceros. pues para que pueda procederse a la inscripción en el Registro Público. pág. en los términos que establece el arto 6Q. 49). 105 y 129. 99. núm. 181. 235.. ob." La falta de inscripción es un hecho.. ya que dados los términos del arto SQ de la citada ley. SOPRANO. La falta de escritura es un requisito de forma que no afecta a su existencia. sin serlo. 5-.ee . 20'3. B') Falta de cumplimiento de los requisitos legales (requisito negativo) ¿Cuáles son los requisitos formales? Según establecen diversos preceptos legales San dos: la escritura pública (art. núm. C. S. G. A la sociedad simualada no se aplican los principios de la apariencia de sociedad.. LYON CAEN y R. 1921. núms. Son sociedades simuladas aquellas en que no hay realmenle la intención de constituir una sociedad y ésta se finge para determinados efectos.). ASCARELLI. en virtud de las formas jurídicas cuya apariencia se adoptó. S. pág. J. Por último. CAsn!LLET. En la escritura basta que consten aquellos requisitos que la ley considera esenciales. Ca. 2'. L. núm. Russo. 8. ob.. cualquiera que sea la clase de sociedad de que se trate. Uinesistenze del contrato di JodeJa senze pluralita di soci per simulazioni [raudolenta en la Societñ per saioni. Le anonime appare11ti. no puede originar un régimen de sociedad en lo que afecle a la responsabilidad de los socios frenle a lerceros y a la responsabilidad social." además de la responsabilidad civil y penal de quien obró como representante. G. y el arl. ctr.. M. 3. L.. No san dos requisitos independientes. cit. ob. es sociedad aparente aquella en que de mutuo acuerdo las partes que intervienen. SG Véanse. cit. pág. 1928. ob. Su//a simulazione del/e societá commerciali. J. IV. Guirisprudenza Italiana. De la simulasion dans les sociétés. M. convienen en aparecer como sociedad. PIe:. En este caso. M. en relación can el 8Q de la L. 1931. precisa que el documento base de la misma sea una escritura pública. cit. . THALLER. pág. M. cit. 235. Para inscribir a una sociedad se pre· Sobre sociedades simuladas véanse entre otros los siguientes autores y trabajos: 11 negozio indiretto e la societñ commerciale (en los estudios en honor de CÉSAR VIVANTE. no puede procederse a la inscripción.

nula como tal. Si se admitiese la nulidad del contrato de sociedad. M. D. sólo cabría considerar dos soluciones: o la sociedad. La inscripción en el registro produce todos los efectos de la publicidad legal. implica que el registrador ha sido privado de aquella facultad de calificación que le concede el Reglamento del Registro Público de Comercio (art.). 1. como en su aspecto negativo. tras el cual el propio juez 4' La orden de inscripción en el Registro Público de Comercio (art. o bien hay un fenómeno de conversión jurídica y la sociedad deberá ser considerada como sociedad civil o como otro negocio jurídico. Civ. A') Condominio. 11). evidentemente. S. B) Posibles efectos de la pretendida nulidad. una vez que judicialmente se ha declarado la regularidad de la constitución y de los acuerdos convenidos. De todos modos. da lugar a una simple situación de condominio. 29 Tramitación para dar motivo a una oposición de los interesados. G. 3' decreta. A) Planteamiento del problema. YJ en otro sentido) implica el análisis de las soluciones a que llevaría la admisión de la nulidad. pero. COO. G. La naturaleza del pacto entre las personas que quieren constituir una sociedad repugna. que debe ser acompañada de los documentos necesarios. a diferencia de otros sistemas legales. tanto en su aspecto positivo. es de indiscutible aplicación el arto 18.142 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ cisa una tramitación previa en los términos marcados por los artículos 260 y si- guientes de la 1. F. Esta tramitación implica: l' Solicitud hecha ante el juez. El hecho de que la inscripción de la sociedad sea ordenada poi el juez. 264. subraya la imposibilidad de acudir a tal expediente. que se le quieran aplicar las normas de la co- propiedad. M.. El primer punto por dilucidar es el de si una sociedad irregular debe con- siderarse nula o no. que establece que la inscripción se tendrá por efectuada desde la fecha de su solicitud. Apelación posible de un plazo de tres días. La simple lectura de los artículos 938 a 979. IV') Régimen de las sociedades irreglllares. El problema está en relación con los efectos de la falta de escritura y de publicidad. S. que la legislación y la doctrina gene· . la inscripción en México na va acompañada de una publicación efectiva en determinados periódicos oficiales o particulares.

SALANDRA. pág. D. F. . pág. nota 1. 2704 (responsabilidad de los socios no administradores. M. PORRÚA. Notas al AscAn. F. 1903. G. De acuerdo con BoNELLI los autores que éste cita en la penúltima de las monografías anteriores. 46.Sulla teorica delle societé irregolari. Delle societá di commercio irregolari e del loro [allimento. a la estructura elegida y utilizada y no a los trámites.w El artículo 2695 del Cód. la legislación civil las rebotaría al campo de la legislación especial mercantil. Véanse también BONELLI. Y 4. pág.. 414 y sigs. Véase MESSINEO. véase SA'ITA. La conversión en otro negocio jurídico ha sido una hipátesis que encontr6 eco entre destacados juristas. La conoersione dei negozi giuridici. 117. ob. La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha hablado alguna vez de COmuneros para referirse a esa situación (S. pág. cit. S. limitada a la aportación). pág. S. lo que se deduce de los arts. J. 88 Para la teoría general de la conversión.w Es decir.s8 No cabe que se quiera considerar a las sociedades irregulares como sociedades civiles. F. 112 Y sigs. D. la limitación 37 RODRÍGUEZ. Civ. en principio. J. consideran como arcaico y definitivamente superado.. al disponer que las sociedades civiles con forma mercantil quedarán sometidas a la legislación mercantil." Una crítica más detallada de esta doctrina se expone después. 89 RODRÍGUEZ. G. en la R. 'o Cuando decimos sociedades civiles con forma mercantil nos referimos a la vestidura jurídica.ÍGUEZ. págs.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 143 tales. Notas al AscARELLJ. Civ. y Le societá irregolari e il progetto di nuevo Codice di Commercio. pág. aunque sean irregulares. L'opera di GUSTAVO BoNELLJ. Le socie/a di commercio irregoíari secondo. 56)_ B') Sociedad civil. en las R.. baste con decir que si hay condominio los acreedores particulares de los dueños concurrirán con los que se creyeron acreedores sociales. D. L. 9. 11 concetto di comunione e persona/ita. si no es por asentimiento de todos los socios). 19. D. en el trabajo. M.. Por ahora. L G. J. 41 RODR. DoMINEDÓ. 735 Y sigs. Milán. D. tomo XX. Civ.I 1906. 1928. nos lleva a la misma conclusión. págs.. págs. en la R. 1899. D. 433 Y sigs. 435. 62. porque si el artículo 49. que son. C' I 1923. que no tendrán garantía especial sobre el patrimonio. pág. F. que aunque se quisiera considerar a las sociedades irregulares como civiles. 2705 (no cesibilidad de las partes sociales. Especialmente. Notas al AsCARBLU. somete a la regulación típica de las sociedades mercantiles a las civiles que adopten forma mercantil.ELLI. GUSTAVO BoNELLI. en Archivio Giuridico (1897). lO. pág. como las de los artículos 2698 (modificación del contrato sólo por asentimiento unánime de los socios). 117. 2695. pág. más lógicamente se aplicará esa regulación a las mercantiles por su finalidad y forma. Das Recht ..sAdemás de que hay disposiciones del Cód.det' Aktiengeseííschalten. Cód. I. totalmente incompatibles con la estructura elemental de las sociedades cuya forma adoptan. LEHMANN. C" 1913.

vol. sólo pueden considerarse como sociedades de hecho. Dir. frente a las limitaciones y formalidades impuestas para el surgir de universidades y fundaciones. en absoluto. C) Validez de las sociedades irregulares.. en un proceso de libre actuación. parafraseando 10 que se afirma en la "Relaaione" del Proyecto definitivo del nuevo C. fueron reconocidas a las sociedades mercantiles como protección de los intereses de los socios. 422. • 8 Véanse. pero. cit. . ni producto del triunfo de una determinada escuela jurídica. 1924. "una exigencia natural de la vida mercantil". L: socierá in acromandna semplice. 111. § 164. Dir. aportaciones. existe como contrato y como persona jurídica. B') Intereses en presencia. mediante la limitación de la responsabilidad. podemos decir que el principio de la personalidad jurídica "ha penetrado profundamente en la conciencia jurídica de todos los países". pág. una sanción de nulidad por aquel defecto de forma. en una ocasión. La autonomía patrimonial y la personalidad jurídica. § 106. 4' Ver ASCARELU. Com. 174. ob.). en la Rio. H Examinemos con cuidado la situación real de los intereses en presencia. FERTILE. pág. A") Principio gelteral "El defecto de las formas legales 110 produce la inexistencia de la sociedad. se verán sorprendidos al sancionarse la irregularidad con una limitaci6n de la responsabilidad de los socios. porque falta en la ley. la Suprema Corte de Justicia de la Naci6n declaró. MClANGELI. citados por DoMINEOO. sometidas a la legislación civil.144 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ de la responsabilidad de los socios no administradores sería un auténtico frallde legal. sujeto de derecho. ob. Véase también BoNELLI. Personalitñ e comtmione." . 330 . Hoy. 2· edlc. Esta tesis de VIVANTE es la que. Storia del diritto italiano. Com. La sociedad... cir.. núm. ya que los terceros. Riv. pág. 17. 753. Es ante todo y sobre todo la consecuencia de una fortísima corriente de intereses. etc. confiados en la apariencia de una sociedad como colectiva o comandita. pág. no es el resultado de una evolución doctrinal.. .o De la autonomía patrimonial a la personalidad jurídica no hay más que un paso. creemos más justa y adaptada de un modo auténtico al juego de los intereses en presencia. Su apreciación. 1913. 1. la separación de las deudas sociales de las personales de los socios y la afirmación de su capacidad contractualprocesal. No obstante. lIJ. que son los culpables de la falta de forma. Ca. tal 42 VIVANTE. cuando ésta deriva de un contrato dotado de todos los requisitos esenciales (consentimiento. núm. cn general. IV. La consideración de la sociedad como conjunto patrimonial autónomo. que las sociedades que no hubiesen tenido existencia legal por no ajustarse a las disposiciones de la ley mercantil. no obstante aquel defecto. vol. propia de la actividad comercial. it. capacidad.

S. tan lejos. porque su voluntad resulta desconocida. Su omisión -en el sistema de la nulidaddetermina el desconocimiento de esos mismos intereses.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 145 reconocimiento era también impulsado por los intereses de los terceros. nos lleva a análoga conclusión. En torno a esa apariencia. esa realidad. No se pueden interpretar unas normas jurídicas por puras consideraciones lógicas. que lleguemos a lesionar precisamente aquellos intereses cuya protección se deseaba? La situación es clara. introdujo y afirmó el sistema formal y de publicidad. nace un complejo de relaciones que no podrían. aniquiladas con una simple declaración de nulidad. El de los socios. -antes de la reforma de 1943. y como base de ella. ¿podría bastar la actitud desdeñosa de la L. apoyándose en una interpretación sutil. en cuanto significaba el establecimiento de un patrimonio directamente responsable. sino el análisis histórico comparado de la nulidad de las sociedades irregulares. se. conceptual. 1Q 29 relaciones jurídicas voluntarias de sociedad. Tanto es verdad esto. como conjunto de garantía. relaciones y posibilidades. desconocida así. Además. llegó a ignorar la nulidad y a consagrar la plena existencia y validez de las sociedades irregulares. Para proteger esos intereses. 10 . el de los terceros. G. la posibilidad de un tratamiento judicial adecuado. Ahora bien. no lo están. En interés de los socios y de terceros se establecen requisitos de forma y de publicidad. No sólo la adecuada comprensión de los intereses en presencia. M.desconociendo el problema? [Realidades de tal naturaleza no pueden desaparecer por esconder la cabeza bajo el ala! y la realidad inconmovible es ésta: -. Ante una realidad de este tipo. y la preferencia de los acreedores sociales sobre los particulares de los socios. en suma. la nulidad que lesiona esos intereses ¿qué interés real favorece? Ninguno. se encuentran con un desconocimiento de esa situación en la que se confió y con la que quisieron obligarse. sin beneficio para nadie. que en aquellos países en que se impuso una solución de nulidad. doblegó poco a poco aquella declaración formal y hubo de constituirse todo un sistema que. de sociedad. de la ley. porque queriendo estar en sociedad. C) La evolución histórica y los principios derivados del derecho comparado. porque creyendo tener frente a ellos un ente con autonomía patrimonial y personalidad jurídica. 39 apariencia. actuación a terceros como sociedad. si los intereses protegidos son ésos ¿vamos a llevar la interpretación formal. aunque queriendo ser. de tal modo que resulten perjudiciales para los intereses que se quiso proteger. como si fuese una persona física.

248 Y sigs. pág. 66-537 de 24 de julio de 1966.) 61 HEMARD. 42. en su defecto. a la llamada teoría del derecho de OPciÓIl (droit d'optíon).. 20 HEMARD. fr. No. 48 Art. ob. Les viejas Ordenanzas. que declaran nulos los actos y contratos realizados entre los asociados o con los acreedores. 165. cis. (XII) Véase la nueva ley francesa de sociedades comerciales.45 hasta el punto que habiendo parecido demasiado rigurosa "en vez de tratar de atenuar sus consecuencias se la eliminó totalmente".. 237. cit. 275.146 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ a) Legislacióll [rancesa. loc.. tan! entre les associés qtlavec Ieurs creanciers on ayants cause". cit. cuya fórmula más clara es la siguiente: "le contrat de société et la personne morale qu'est la société valent entre las parties et méme ti l'égard des tiers. pág. pág.. véase BONELLI.' 4'9 Art. Eoolacián doctrinal y j1lrisprtldOllciaJ. 164. en el estudio que citamos después. mais le défaut d'aucune d'elles ne pourra étrc opposé :\ des tiers par les associés. ob. dice al respecto: "lo tal modo la vecchia e piü rlgorosa teoria delta nulitá si i:: man mano sfaldata. La Ordeanza de 1673 recogió las disposiciones anteriores y agravó las sanciones al disponer que la falta de escritura o de inscripción. 92. en vigor desde el 19 de abril de 1967. núm. Para la doctrina con- temporánea de la publicación del e Co. 58.. cit. habían caído en desuso y habían sido abrogadas por el uso general del comercio". Théorie el praJiqlle des rmlités el des sociésés de fail. cit. 4'1 Véanse las citas hechas por PIe y HEMARD. se castigaría "le 10111 a peine de nnllité des acles el contrats passés. Cosi alía formula della nullitá. núms. ob. si tel est lesr bon plailirH. e inmediatamente anterior. zeme ed. A pesar de tal situación "esta sanción de nulidad no era aplicada" . "Les formalités seront observécs a peine de nulité a.«1 La doctrina de la época reconocía y apoyaba tal situación. ley cito 50 Véanse también el Decreto de 30 de octubre de 1933 y el de 17 de julio de 1936. El Código de Napoleán. de la legislación y de la jurisprudencia francesa. PIe. ca. pág.v Análogo principio pasó a la ley de 1867'" Y a la de 7 de marzo de 1925.~l ¡¡2 45 HEMARD. 216. E. dejaban sin acción entre sí a los socios. ob." . Las Ordenanzas de BLOIS de 1579 habían establecido en Francia el requisito de la inscripción de las sociedades y. son los siguientes: Código de Napoleán (1807): la nulidad queda adicionada con una declaración acerca de la inoponibilidad del contrato frente a terceros. ob. 52 DoMJNEOO. e apparso phi esatro sosntuire quella della inopponibilitá delle societá. (N.. en defecto dc publicación y de registro de las escrituras de las sociedades. 227.. Los parlamentos se negaron a declarar tal nulidad y por el contrario se expresó terminantemente que las "disposiciones dc la ordenanza de 1673. 1926." Hitos fundamentales en la evolución de la doctrina." (XII) Esta inoponibilidad frente a terceros da lugar. en una primera etapa. l'egard des interessés.

El ilustre autor resume así los resultados que obtiene de la doctrina francesa. núm." y en otro lugar. núm. oh. 1.. lH HEMARD. 374. págs. 505: "Par sa nature. 366.a plusieurs tmnchats." Véase tamo bién LYON CAEN y RENAULT.. sino válida de acuerdo con los siguientes principios: 1Q 29 La sociedad vale como contrato. núm. cit. núm. :. Telle est la vraie formule. pág. ce n'est pas une nullité.. Estos pueden. dice: "En resume. el contrato de la persona jurídica. lícito. cit. 387. Il. pág. oh.55 la sociedad vale como tal frente a terceros.s" La última etapa se caracteriza por el reconocimiento de la sociedad irregular como sociedad.. 1937. cít. R. absence de personalité morale. reproducido como arto s6 de la ley de 1867). pág.r. Rousssxu. reconocer la existencia de la sociedad incluso 39 como persona jurídica. 9 Y 112. pues difiere fundamentalmente de la nulidad absoluta y de la nulidad relativa típicas. 1. pero privado del reconocimiento del Estado. oh. aunque sea irregular. de Com. 1906. DoMINEOO." M Sulla teorira a delle societá irrcgolari. Des sociétés commerciales.7 53 TH. París.. Or la société. si quieren. 42. 35 núm.5 HEMARD. 10 que quiere decir que tiene plena eficacia como sociedad en la medida en que no perjudique a terceros. 374 y sigs.sEl contrato es válido. dissolution antiápée. et qu'elle est inoppasable aux ticrs. que tienen un vínculo corporativo en consideración a un fin duradero. D. une voie de droit qui signifie les choses les plus diverses. 209. cit. on le vait dlapres le texte lui méme est variable et d'aspect diferenr suivant les personnes au regard desquelles elle opere. 92 y nota 4. 11. pues la sociedad es por esencia una relación jurídica destinada a producir efectos frente a terceros. 16 a .. C. dans I'acte qui la costitue est irreprochable. Cód.59 (JI sistema della IJulli/a e la socierá irregolare nel dirhto irancese). pág. especialmente el número 283 donde afirma que la nulidad por falta de publicidad es una nulidad sui géneris. RUGGIERO ROBERTO. En realité méme. que no tienen derecho de opci6n para considerarla inexistente. La nullité suppone dans le contrat un vice d'origine. Casi a estas mismas conclusiones llega BONELLI. oh. núm. pág. determinado. núm. 226.ALLER. la socíété est un contrar qui doit produire effet a l'égard des riers. ya no es nula. particularmente págs. elle est rendue caduque par suite d'une omission posterieure a SOl fondation." De este tipo de "enti di fatto" dice que es' de hecho lo que . I1 est plus vraie de dlre que non publiée est sujctte ii dissolution ansicipée dans les raports des associés.. selon les interessés en cause: non opposabilité de la' société. 291. que en un magistral estudio" interpreta el texto francés (art. la sociedad irregular. lstituzioni di Dirino Prioalo. la nullité d'une société faute de publication (ou faute d'écrir} est une arme . "Entes de hecho son asociaciones de personas. no puede separarse.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 147 En esta etapa. Cest une théorie enchevétre qui gegnerait a érre reprise et éclaircie. No puede oponerse frente a terceros. dice: "Cette nullité. 1921. 170. 51 BoNELLI. 49 Puede obtener la disolución anticipada de la sociedad. acerca de la sanción que en la leyes llamada "l1ulidad//.

Tendremos ocasión. por influencia de la vieja doctrina francesa 58 se tiende a declarar la nulidad de las sociedades irregulares. en la interpretación de las disposiciones sobre sociedades irregulares. En la doctrina prevalecen. debiendo considerarse éste como desprovisto de la autonomía propia de los ente! jurídicos. no hablaba de nulidad de las sociedades irregulares colectivas y en comandita. y mucho menos. 3. que tienen total consagración en 1924. en la segunda. M.s corrientes que reconocen de un modo u otro la personalidad jurídica de las sociedades irregulares. Si bien la expresión nulidad no fue jamás tan impropiamente utilizada por la ley. los artículos 97 y 98. G.. Una evolución semejante se advierte en Italia. la doctrina francesa pese a que el sistema francés de la nulidad había sido expresamente repudiado:' . Evolución. y se limitaba (art." Nadie tiene interés legítimo "en declarar n1l10 o en hacer anular el contrato de sociedad y a nadie ha entendido la ley conferir ese derecho. y digá- moslo también. b) Legislación italiana.I" pág. Ya el Código de Comercio de 1842. se afirman las ideas de VIVANTE. al estudiar este problema.. no el de hacerlas declarar nulas. "3 Q Los acreedores individuales tienen el derecho de concurrir parí gradlJ con los acreedores de los socios en la cuota del socio su deudor sobre el fondo social. "Esta constatación de lo que es la realidad fenoménica conduce lógicamente a una sola consecuencia: que hasta donde es posible se deben aplicar a la asociación las normas jurídicas que valen para las corporaciones dotadas de personalidad. C. pueden establecerse tres etapas clarísimas: en la primera (1883-1924).148 19 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ "Los SOCIOS tienen el derecho de resolver (no el de anular el con- trato) . anular e incIuso disolver todo el contrato de sociedad. 13. ." 58 SALANDRA. en efecto. ni más a despropósito que el caso actual". cuando se en derecho es una persona moral. están lejísimos del sistema de la nulidad en opinión de la doctrina y de la jurisprudencia. 48) a prohibir que pudieran oponerse frente a "terceros que hayan contratado de buena fe con una sociedad notoriamente conocida". En cuanto a la jurisprudencia. En el vigente Código de 1883. equivalentes a los párrafos 2 y 3 del art. ob. "29 Los acreedores sociales tienen derecho a ignorar las clállsulas del contrato limitativas de sus derechos frente a la sociedad y los socios. de analizar las diversas posiciones doctrinales sobre el particular. nota 3: "Ha ejercido particular influencia sobre todo en los primeros tiempos de aplicación del Código de Comercio. S. pues. 7 de la 1.

. pese al incumplimiento de formalidades) se deduce no sólo de los términos del art.. puede llevarnos a conclusiones totalmente contrarias a la posición adoptada por el legislador español. muy acertadamente. no sólo al requisito de que sean lícitos y honestos. RAFAELLI. 117) C. que. 118 y 119). que afirman concretamente la validez inter partes de las escrituras de sociedad no registradas.. en una última y reciente etapa. conforme con las exigencias de la vida de los negocios. no obstante los defectos de forma. ob.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 149 reconoce definitivamente la personalidad jurídica de las sociedades irregulares. 60 SALANDRA. c. aunque una 59 SALANDRA. cis. 118 parece subordinar la validez y eficacia de los pactos entre la socidad y cualesquiera personas capaces de obligarse. de que debe tenerse en cuenta el modo de presentarse al público la sociedad" :00 e) Legislacián española. cualquiera que sea la forma con que lo constituyan"). cit.sv Desde 1931. Esta afirmación se apoya) parte en una interpretación directa de los textos) parte en la interpretación jurisprudencial de los mismos. sino además. pág. ob. nota 1. Ca. Una interpretación literal de estos preceptos llevó a consecuencias injustas y perjudiciales para los intereses de terceros. pég.. R. La jttriJpmdmcia y la doctrina. siguió una línea evolutiva semejante en todo a la francesa y. 24 del mismo cuerpo legal. 1937·1938. como consecuencia de la quiebra de ésta. a la italiana. pág. GARRIGUES. cir. nota 1: "El reconoormento de la autonomía o perso- nalidad jurídica de las sociedades irregulares es el corolario de una evolución de la jurisprudencia. <61 Las sentencias de 24 de enero de 1900 y de 2 de diciembre de 1902 son las primeras de una copiosa serie en la que se afirma la validez entre los socios del contrato de sociedad. se perfilan los requisitos de existencia de las sociedades irregulares y hasta se llega a admitir la quiebra de los socios de una sociedad irregular. 540. ÚJ. En España. ASÍ. Rassegna di giurisprudenza onoraria in maeria di societá. PORRÚA. puede decirse que la sociedad irregular tiene existencia y validez. a que la sociedad conste en escritura pública debidamente registrada (arts. la jurisprudencia española. Que el contrato de sociedad es plenamente eficaz entre las partes. ob. sino también de los del art. el Tribunal Supremo declaró.. En términos generales. D. que ha durado 40 años. tanto en las relaciones internas} como en las que se crean frente a terceros. una interpretación superficial o excesivamente conceptual de los preceptos del C. ob. "ha prevalecido el pensamiento. ("El contrato de compañía mercantil celebrado con los requisitos esenciales de derecho) será válido y obligatorio entre los que lo celebran. ya que el art. . Ca. E. Por eso.. 35.sLa eficacia de la sociedad frente a terceros puede parecer un poco confusa. 74. 1. E. 1939. pág. ya en una sentencia de 6 de septiembre de 1887.

para que cumpliese debidamente la prestación voluntaria.150 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ sociedad mercantil no hubiese tenido existencia legal. Véase MORENO CoRA. véase también. como tales. español. 35. Ca. Austria. en favor de los terceros can quienes contrataron.. a veces. 180. pues. pero. Es extraordinariamente curioso que mientras los autores españoles interpretan con error los preceptos citados. PORRÚA. cit. 12. pág. ob. 181.. S. I. puede afirmarse que las sociedades irregulares de personas no quedan afectadas en su validez por las faltas de forma. D. Z. (XIII) Véase nota VI. 50. Jan eficaces contra los mismos. Grecia). En esos msimos términos el artículo 6'1 de la Ley española sobre régimen jurídico de las sociedades de responsabilidad limitada (N. Ca. Además conviene señalar que el artículo 6° de la Ley española citada sobre régimen jurídico de las sociedades anónimas establece que "son nulos los pactos sociales que se mantengan reservados". 64 Sobre este punto concreto véanse BONDI. MORENO CeRA. fcb. aunque esta afirmación ha sufrido numerosas y fuertes atenuacicnes. II" pág. 920. Finalmente. Die Nichtigkeit einer Aktiengesellschaft. en la que expresamente se declara que el requisito de la escritura pública no quita al contrato su carácter consensual. R. H. 02 . pág. en su Derecho Mercamil Mexicano llama la atención sobre la Exposición de Motivos del C. La sentencia de 29 de abril de 1901 marca un jalón fundamental en esta evolución. cit.63 y. quedará subordinada a este requisito y a la aceptación por la sociedad dentro del plazo de tres meses y que. justa en sus conclusiones. en definitiva. 1943. que sólo tienen repercusión sobre las sociedades anónimas. 123 y sigs. No puede admitirse la postura dé GARRIGUES 62 que censura a la jurisprudencia española el haber traído a colación el artículo 24 del C.5. Código de Comercio espaflol comentado. os En el sentido del texto. los actos y contratos realizados por los socios. véase UTANDI IGUALADA. ob. El artículo 7Q de la ley citada dispone que la validez de los contratos concluidos en nombre de la sociedad antes de su inscripción en el Registro Mercantil. E. nota 1. E.. frente a terceros.es biB (XIII) d) Otras legislaciones. del artículo 24 se deduce la existencia de la personalidad jurídica. Suiza. Prio. Nichtigkeit der Aktiengesel/schaft. que sin inscripción no existen como tales.. Curso de Derecho Merrantil.. Y CoHN. en cuanto reconoció que la sociedad irregular podía demandar a un contratante con ella. en cuanto se admite la eficacia de las obligaciones contraídas en nombre de la sociedad irregular. pág. 117.).vGARRIGUES. R. los gestores serán responsables solidariamente frente a las personas con las que hubieren contratado en nombre de la sociedad. 1I. Si de las legislaciones del grupo latino pasamos a las del grupo germano (especialmente Alemania. pág. 63 bh Para la jurisprudencia del T. parece no tener presente que. la jurisprudencia española ha acabado por reconocer la plenitud de eficacia de la sociedad como tal. 1916. pero incorrectamente realizada. pág. Sociedades mercantiles irregulares en el derecho español.. Z. la validez de un contrato es un resultado de la publicidad material del registro. E. a través de una interpretaci6n desafortunada en los argumentos. págs. R. porque. en su defecto. GAY DE MONTELLA..

065 Ord.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 151 Este breve examen de las legislaciones más importantes. consideremos las Ordenanzas de Bilbao y los Códigos de Comercio de 1854. l.. pues. de 1929 y a la Ley de Quiebras de 1942. 252). . esquemáticamente. se inclinan decididamente por el reconocimiento de la validez contractual e institucional de las sociedades irregulares. las sociedades mercantiles se constituían. 3. a "fin de que conste por este medio al público todo lo que sea conveniente para su seguridad" . jurisprudenciales y legales. Des nullités des sociétés en droit a//emand et italien. 59 Las tendencias más modernas doctrinales. se reduce a 10 siguiente: el contrato de sociedad mercantil debe constar en escritura pública y registrarse en la Secretaría del Tribunal de Comercio (art. en su capítulo décimo. de 1854: El sistema de este Código es bien sencillo y. Veamos ahora. sito núms. M. por tantos años vigente en México. pág. Bilbao. por motivos de policía. En cuanto a los efectos El trabajo general de más fácil consulta es el de HEMARD. Handelsrecbs. la nulidad de las sociedades irregulares está totalmente excluida. 253). las sociedades anónimas deben recibir la previa aprobación judicial de sus escrituras y reglamentos (art. 39 Los países que en tales casos admitían expresamente en sus textos legales la nulidad. M. a grandes rasgos. Al efecto. pero falta totalmente la sanción de nulidad. que: 1 Q En su origen. exige un régimen formal en la formación de las compañías mercantiles "para la conservación de la buena fe y seguridad pública del mismo comercio en común". establece como obligatorio que las compañías se formen "por escritura pública ante escribano" y que formadas "serán obligadas a poner en manos del Prior y Cónsules de esta Universidad y Casa de Contratación un testimonio en relación de las escrituras". 2Q La nulidad establecida en derecho francés. Sucesivamente. D. comprobarse el establecimiento de un sistema de publicidad y forma semejantes al de las legislaciones modernas. Co. También debe citarse WIELAND. Por su especial significación. Cap. 4 Y . Co. b) C. encontró desde un principio la más franca repulsa en la experiencia }' en la doctrina. con toda su trascendencia jurídica. D') La euolscián de la legislación mexicana. sin formalidades. § 3'. dedicaremos unas líneas al Proyecto de C. las líneas de la evolución legislativa en México. 1883 Y 1889. desde el punto de vista histórico-comparado. C lJ 1909. 40 En los países de legislación más progresiva. nos permite decir.e~ Puede. 5 Y posteriormente incluido en su conocido Tratado de nulidades. a) Ordenanzas de Bilbao. publicado en Jos A. Esta ordenación. han visto la desaparición de esta rigidez formal y su substitución por una interpretación amplia que admite la existencia de sociedades irregulares.

ni quedará bajo la garantía de este Código.152 JOAQUÍN RODRfGUEZ RODRÍGUEZ del incumplimiento. 375 en el que se preceptúa que "si el contrato de compañía. siempre que así lo exija el demandado". Errores e inmjiciencia de nuestra . M. d) C. 367 declara: "Todo contrato de sociedad se ha de reducir a escritura pública. es causa de nulidad del pacto social". M. a continuación. JosÉ MARÍA legislación mercantil en materia de sociedades.. Las consecuencias de este artículo son claras: las irregularidades no pueden perjudicar a terceros." De donde parece deducirse una ineficacia total y absoluta del contrato. ni oponerse excepción que nazca de él. se tendrá por subsistente para sólo el efecto de obligar a los contratantes a extenderlo en debida forma. Co. O bien cualquiera de los socios por las que haya estipulado para sí. Las disposiciones de este Código. Se llega así. llenando el requisito omitido o subsanando el vicio en que se hubiere incurrido". dice: la contravención de los artículos 252 y 253 proxlffios antecedentes. el art. podemos ver el art. y la acción se basa en algún sentido en un requisito incumplido. se puede oponer la excepción perentoria a que alude el artículo examinado. cit. aún vigente. M. no obstante estar suscrito por los socios. Ca. y. y será del cargo de la sociedad o del socio demandante probar que se coostituyó con las solemnidades debidas. ob. Los lineamientos generales de este Código parecen contradictorios." Es completaroeote exacto que el arto 96 al decir que "la omisión de algunos de los requisitos prescritos en el articulo. y el 93 al preceptuar que no producirá ningún efecto. pero. o por adolecer de algún vicio. El artículo más importante es el 220. pero. de 1889. a la conclusión de que el sistema del C. si se estipula 66 PORRÚA. si son demandadas. han quedado substituidas por las de la L. e) C. S. no pudiendo por lo mismo ejercitarse acción alguna. Ca. no surtirá efecto alguno en perjuicio de tercero. Esto implica que la sociedad irregular produce efectos entre los socios. ruando menos. M. En lo concerniente a la falta de los requisitos de forma. no pueden oponer a terceros la falta de requisitos. las sociedades irregulares pueden demandar y ser demandadas. de 1854 no es de nulidad de la sociedad irregular. pág. G. si demandan. sino de validez. ASÍ. pero este problema de limitación de prueba no afecta a las sociedades no inscritas. 46. SEVILLA. de 1883. y antes bien producirá excepción perentoria contra toda acción que intente la sociedad por sus derechos. que establece el requisito de la constancia por escrito para cualquier obligación mercantil de valor superior a los quinientos pesos. sus disposiciones "se asemejan notablemente al sistema seguido por el legislador fraocés". el que no se estipule bajo esta forma no producirá ningún efecto mercantil. fuere nulo por falta de algún requisito o solemnidad.

Ca. cit. 191 Y 250. que "consagra un absurdo tan grande" . (XIV) Esto es. México. de 1929 (arts.. 068 Véase PORRÚA. su valor interno y la responsabilidad de los culpables.. que tal vez en este punto ofrece el mejor capítulo de su monografía. pág. La doctrina mexicana se ha dejado impresionar demasiado por los términos literales de la ley y por la antigua doctrina francesa. Fr. ob. de 2 de febrero de 1943) modificó la L." loe. 18. En definitiva. al francés. fecha de la primera edición de esta obra. Ca. pág. nos consiente recoger los argumentos de la doctrina francesa más autorizada y negar con ella la existencia de tal nulidad. de Q. 69 PORRúA. 49 y 50 oh. desde 1917 hasta la fecha (XIV) no permite descubrir una linea de evolución semejante a la que hemos 67 AsI PORRÚA. En el sistema del Proyecto de C. especialmente) y en la Ley de Quiebras de 1942 se reconoce la validez de la sociedad irregular y su eficacia externa con arreglo a los principios de la apariencia jurídica. El estudio de la jurisprudencia de la Suprema Corte.. la ley de 31 de diciembre de 1942 (D. O. véase J. Véanse págs... de 1889. (N. págs..w Se advierte que la tendencia general de la legislación mexicana ha sido la de reconocer la eficacia jurídica de la sociedad frente a terceros y en las relaciones internas. MORENO Q)RA. M." No sería procedente discutir todos y cada uno de los problemas que plantea la interpretación de los preceptos indicados. ob. 988 y 989. hasta el año de 1947..TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 153 en otra forma que no sea la de la escritura pública. S.w e) Proyecto del C.. oh. cit. Ley de Quiebras y de Suspensión de Pagos. cit. cit. Sevilla. y que "es un grave error". este acercamiento supone una cierta comunidad de interpretación. acaban por decir que esa nulidad no es tal nalidad. Para nuestros propósitos. M. E. adicionando el texto del artículo 2' con unos párrafos en los que se reconoce la personalidad de la sociedad irregular. aunque dice del sistema del C. Del mismo modo. de 1929 y Ley de Quiebras de 1942. admite sin discusión que el Código mencionado establece un régimen de nulidad para las sociedades irregulares. Sobre el artículo 4. cit. ob. G. cit.. M. a pesar del texto expreso. L. nos basta con señalar que su similitud con los preceptos del C. M. acercan el sistema mexicano del C. Como finalidad de esta evolución y recogiendo solicitudes de orden doctrinal y práctico. PORRÚA acaba por reconocer la eficacia de la sociedad irregular. 43: "interpretando estrictamente las disposiciones citadas tenemos que llegar a la conclusión de que era nula la sociedad a la que le faltaba la forma de escritura pública". págs. Ca. y ya hemos visto cómo la doctrina y la jurisprudencia francesas. ob. 1943.) . f) Reforma de 1942. contradiciendo aquella interpretación estricta inicial. cit. RODRÍGUEZ. cit. loe. Co. 77-78.. Co. Pero. Comentario al artículo 4. g) Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

a veces. de Martínez del Río. 5 enero 1921. que no producen ningún efecto legal (Cía. S. J.. Y la sociedad tiene vida frente a terceros por el hecho del Registro (The Naica Mines of Mexico. pudiendo celebrar . y otras. pág.. XXVIII. tomo XXIX. F. tomo XVI. Esta postura radical. pág. F. por todas. S.. tomo XXXIV. aunque. 51). tomos VIll. 22 de abril 1932. es decir ni frente a terceros ni frente a los socios (Celso García. A. 6 agosto 1929. pág. S. F. LV. J. el italiano y el español. S. pág. en tanto que perjudican a terceros (numerosas ejecutorias.. 778). cuando no se inscribió. Minera Naica. pág. F. pág. pág. J. F. 1933).. F. 927. aunque vacilante. 1921. pág. F. En otras ocasiones. A. tomo VIII. F. pág. 17 marzo 1921. encontramos estas otras: 11. 1752).. García y Cía. Tampoco han trazado las ejecutorias de la Suprema Corte una línea de distinción entre problemas tan disimilares como los de simulación de sociedades. J. Así se dice: la falta de inscripción no invalida los actos y contratos en que la sociedad intervenga. J. 1925. pág. etc. 3067). tomo VIII. o por la no redacción de ésta.. pág. En un saco común y bajo la denominación de sociedades de hecho. 580). señalando un mismo régimen jurídico igual para todas. J. S. Junto a esta situación de irregularidad determinada por la no inscripción pura y simple de la escritura pública. 2662). tomo XLII. pues unas veces la sociedad no tiene personalidad jurídica.. sobre nulidad por constitución viciosa o ilicitud del objeto (S. 266). en general de estas afirmaciones: los actos no-registrados son nulos. podemos resumir la doctrina de la Suprema Corte del modo siguiente: Se parte. 2' El transcurso del plazo de duración de la sociedad (T. 6. Minera Naica. S.. XX. tomo XXVI.. J. 56. pág. Los preceptos sobre forma son de orden público y su cumplimiento determina una nulidad radical (Cía. Bezanilla y Cía. Restringiéndonos en 10 posible a éstas. 51. se deduce que la existencia y validez de la sociedad dependen de la escritura (Eduardo González. 532. S. la afirmación se limita a negar la personalidad frente a terceros (The Naica. J..154 JOAQUÍN RODRiGUEZ RODRÍGUEZ puesto de relieve en sistemas jurisprudenciales más ágiles. F. sociedades nulas por defectos de constitución o ilicitud de objeto y sociedades irregulares. Jo" F... 11 de junio 1930. 13. cuando no se redactó escritura pública. F. pág. S. tomo VIII. X. véase la dictada en el amparo de Vinent Vda. hallamos ejecutorias sobre simulación (S. la personalidad jurídica depende de la inscripción. tomo LXI. S. tomo VIII.\ Reformas no formalizadas.. S. De ellas. 51). 1097). pág. 2. J. pág. sufre algunas atenuaciones. citada en el amparo de Sociedad F. J. como el francés. na de la escritura (S. 1. 2682) Y sobre sociedades irregulares.

pág. F. cuando el demandado admite la existencia. dentro del país y por tanto personalidad jurídica en el amparo. resulta contradictorio con la teoría del reconocimiento. G. tomo XXIX.. 2773). Inc. S.. Smith y Cía. Esta doctrina se encuentra en reiteradas ejecutorias referidas a compañías extranjeras (Cía. que no puede admitirse que una sociedad extranjera tenga existencia frente a terceros. Civ. por otra parte. F. 1933 y 2227. F. tomo XXXI. 226 Y XLIX. S. pág. F. M. pese a su incompatibilidad con e! sistema de! Cód. S. en un caso concreto. aunque no esté inscrita (S. tomo XLIX. Chickring and Sons. págs. 135.. implícita en la . de. 1207. pág. 1651) Y que la existencia de hecho no excusa del cumplimiento de un contrato de trabajo. pág. F. 16. 153).. A. pág. 1562). tomo XXXI. pág. pág. J. 1039 Y LXIII. 273. 1312). tomos XXVI. 21 julio de 1930. en relación con el problema de la personalidad de la irregular. pág. S. tomo XXVI.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 155 contratos relativos a los bienes y negocios sociales los representantes nombrados en el pacto social (Amparo de Miguel Taboada. 2152). J. S. F. pág. J. XXXVII.. tomo XXXIV. tomo XLIV. pág. cuando reclaman su amparo (Hacienda del Sacramento. tomo XLV. 2554). pág. pág. Es casi general la afirmación de que la falta de registro supone falta de personalidad en el amparo. pero. que se les reconoce en razón de la situación en que se encuentra quien engañado por la apariencia de la pretendida sociedad ha celebrado conve- nías con ella. (Igual doctrina en S. XXIX. discrepando de lo anterior. tomo XLIII. J. F. tomos XXII.. sino que el razonamiento se quiebra a la mitad y se refiere a un oscuro derecho de opción (corno parece deducirse de esta ejecutoria). D. pág. esta acertadísima premisa no conduce a la Suprema Corte a las conclusiones ordinarias que la doctrina obtiene de ella... o de comunidad (en la misma ejecutoria se habla de un estado de indivisión. tomo XLV. págs. pág. F. 2 mayo 1930. F. En una ejecutoria antes citada (Eduardo González. 226). J. por lo que deben sobreseerse los juicios de amparo promovidos por sociedades no inscritas (S.. 26 julio 1935. 13 septiembre 1935. F. y así declara que: la doctrina admite que las sociedades de hecho tienen personalidad jurídica. Utah Tropical Fruit Ca. G. F. si bien se ha mantenido excepcionalmente que la nulidad del pacto social no era motivo para rechazar la personalidad de las sociedades mercantiles. Wit Guillermo C. S. J. para referirse a la situación de los bienes de la sociedad irregular). 5125). pág.. F. 1039.... J. menos aún. tomo XXXIX. Acerca de la naturaleza de la sociedad. Rechmond Petroleum Co. pág. J.. pág.. pág. tomo XXXVIII. J. Malina Ca.. se estableció.. 1386 y 2227. J. 10 que. S. XXXVIII. la Suprema Corte se refiere con insistencia a la doc- trina de la ficción. si no está registrada (L. J. F. G. Sin embargo. aunque la acción se dirigiera contra la sociedad y no contra los socios (Amparo Juan García. 2662). S. parece que la Suprema Corte se ha inclinado hacia las teorías más modernas. 1399. Y de los demás Códigos civiles de los Estados (S. tomo XXV. 10 de enero de 1931. J. S.

pág. Co. G.156 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ afirmación de que la personalidad nace del contrato redactado en escritura pública y debidamente registrada. prácticamente consagradas. Respecto de estos preceptos. su infracción no es causa de nulidad y que. en el sentido de considerar que. Cód. creemos poder afirmar que. S. S. 92 y 93 de la ley cit. 55.. M. Sería muy de desear. M. 2. El artículo 5 de la L. así SALANDRA.. que tan alto tribunal recogiese las corrientes doctrinales. Forma ad probationem y ad substaatiam. agregaremos un nuevo argwnento: la L. La aportación de inmuebles. en la mecánica de la 1. S. }. la sociedad no inscrita en el Registro Público de Comercio no es mtla. E') VaJor de la forma en el ordenamiento mexicano. cabe la irregularidad de la sociedad por incumplimiento de los requisitos que marca el artículo 101.. S. Importa "que estudiemos la L.). tomo XXVII). y 19. M. G. M. y la que se deriva de la historia y del derecho comparado sobre el particular. 11 y SRAFFA. y jurisprudenciales. La exigencia de registro es igualmente clara. para que podamos ver el régimen jurídico vigente en cuanto a las sociedades. en el actual ordenamiento jurídico mexicano -aunque no existiesen las adiciones al artículo 29 . en cuanto a la exigencia de forma: las sociedades mercantiles deben constituirse por escritura pública. blaplicabilidad del arto 79. M" una fundación sucesiva sin constancia escrita de las bases constitutivas (véanse los arts. tesis contenida en más de veinte ejecutorias sólo en el año 1929 (S. siempre qlle la sociedad sea tal y se exteriorice frente a terceros. las exigencias del comercio requieren que la situación de apariencia de sociedad sea el eje de la teoría de la sociedad irregular. Falta de una declaración de nulidad. redactadas éstas en forma. por lo tanto... antes bien. es claro. G. El anterior principio lo consideramos de válida aplicación a toda clase de sociedades. G. L. como tampoco es nula la sociedad c"ya existencia no consta en escritura pública o privada.. según el texto de los arts. M. ob. Sólo es inconcebible. G. De la anterior exposición. M. cit. pero. Ahora. .70 La falta de textos que dispongan expresamente la nulidad de la sociedad 70 Especialmente en la doctrina italiana se afirma la nulidad de las sociedades anénimas que no constan por escrito. M. S. 110 establece en ninglÍJl momento ana declaracián de nulidad de las sociedades informales. S. sino válida. F. Desde luego en derecho mexicano es inconcebible un caso de fundación sucesiva sin constancia por escrito de las bases constitutivas. se deduce que las ejecutorias de la Suprema Corte no han llegado a establecer una doctrina precisa sobre la materia que nos ocupa. L. se deduce la afirmación contraria. de diversos preceptos. núm. G. Co. Il fallimen/o delle societñ commerciali. Cód. Ya hemos alegado en favor de esta conclusión la interpretación viva de la ley en vista de los intereses reales en presencia.

Por eso. pero no hace igual que si se hubiesen cumplido las formalidades requeridas. ob. ob. Quiere ello decir que la falta de una declaración expresa de nulidad o de un precepto que afirme la esencialidad de la forma para la eficacia de la sociedad. 174. 26. núms. pág. cit. podría decirse con ROCCO. M" que establece excepciones al principio de libertad de forma que consagra el arto 78 del Cód. pág. la falta de escritura no hace inexistente la sociedad que vendría así a quedar irregularmente constituida" _ AULEITA. M. ob. ca. 8. págs. pág. 7~ AULElTA.7fj 71 GASPERONI.71 Sería falso concluir de lo dicho que la observancia de los requisitos de forma sea totalmente irrelevante. 260. dice: "Conviene anzittuto proporsi iI problema se tale forma e richiesta o meno a pena di nulitá.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 157 irregular no podría suplirse con una remisión al art. 79 del Cód.72 que los requisitos de forma en el contrato de sociedad hacen a éste relativamente formal en el sentido de que mientras que en los negocios absolstsmente formales la falta de forma va acompañada de una declaración de nulidad.. esto es. "que es una subespecie de la forma ad substantiam y se distingue netamente de la forma ad probatiorlem"... ob.. AULElTA. pues el vínculo jurídico nace independientemente de la [orma. 13. ciJ" especialmente nota final. en aquéllos la falta de forma sólo atribuye al negocio una eficacia jurídica menor. ¿Dónde establece la vigente Ley que las formalidades de seierencia son necesarias para la eficacia de la sociedad? De esta ausencia total de preceptos especiales o generales que sancionen la informalidad de las sociedades mercantiles con la nulidad debe deducirse necesariamente que el régimen jurídico de las sociedades irregulares transcurre por cauces distintos de los de la nulidad. b. Ca. sino también por la inestabilidad del vínculo jurídico creado en esas condiciones. cis. .' Véase la nota 1 de la pág. y que la forma se requiere ad probationem y no ad subslantiam. loco cir. cit. Lo único que afirmamos rotundamente es que la sociedad irregular no es nula... Ya veremos cómo la informalidad tiene trascendencia. nos obliga a considerar que tal requisito no es esencial. 180. 181 Y nota 17. ob.. 49. 72 y sigs. no sólo al través de una serie de sanciones que recaen sobre los socios. a Rocco. pág. 72 Principios.. Rooco. cit. Co. DoMINEOO. dice que la escritura "no se requiere ad subsJan/iam sino ad probarionem. pág. de formalidades bajo pena de irreg1llaridad. en mi opinión. ob. No es invocable. cir. 73 V. núm." Con Rocco y otros autores modernos 74 puede decirse que la distinción entre formalidades ad snbstarniam y ad probationem no capta la auténtica naturaleza del requisito de forma en cuanto a las sociedades. En este sentido se habla propiamente. porque dichos preceptos debidamente combinados establecen que la validez de un acto comercial depende de la observancia de formalidades determinadas cuando la ley disponga qlle es/as son necesaria¡ para S1t eficacia. La questione puo considerarse risolta legislativamente nel secondo senso.

en cualquier tiempo. Cód. 1314. Cód. y a falta de convenio. 2.158 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Surge la duda de si lo dicho es aplicable al caso de que la sociedad implique la transmisión de inmuebles. sólo determina C como el 26 del Cád. ésta no será oponible a terceros.. F.. Civ. donde se discute la aplicación 'del artículo 2681. Civ. 3003. Civ. El problema es saber si esas dos normas regulan o no regulan un supuesto distinto y no contradictorio del establecido por el artículo 2691. pues el art. en ninguna disposición de la L. Esta afirmación se halla repetidamente en mi referido trabajo publicado en 1942. el problema ha sido muy discutido. S. Civ. conforme al Capítulo V de esta Sección. 1944. ha aparecido un trabajo de SALVAD(R RUIZ DE CHÁVEZ. Civ. también del Cód. F') Aplicación subsidi". M. la falta de forma. casi coincide con el 3002 del Cód.) la obligatoriedad del registro. 7) y que los que. Ca. Civ. en varios puntos.·ia del Cód. el arto 3002. Pero entre ambos hay una diferencia fundamental: el art. M. M. aunque indirectamente también la forma escrita. M. 1314. 2). D. sólo produce el efecto de que los socios puedan pedir. D. en relación con el art. La L. D. F. sino anulable." bilr 75 bis Después de la publicación de mi estudio Las sociedades irregulares. Teniendo en cuenta lo dispuesto en el art. Entretanto. Civ. consolidando así la aporración. que se utiliza literalmente en el presente estudio. no establece un régimen completo para las sociedades irregulares. Cód. D. Cód. F. G. Este precepto dice que: "La falta de forma prescrita para el contrato de sociedad. en este caso al arto 2691. 1833. exige la forma escrita bajo pena de nulidad. P. pero equivocada. México. Ante esta falta de disposiciones debemos acudir al derecho común (art. RUIZ DE CHÁVEZ ha hecho una monografía meritoria. que se haga la liquidación de la sociedad conforme a lo convenido. Cód. it. D. Aún podemos aportar nuevas razones en pro de la validez del contrato irregular de sociedad. pero mientras que esa liquidación no se pida. Pero esto no es suficiente. quienes podrán utilizarlos en lo que les conviene. Cód. G. titulado La sociedad civil en el derecho mexicano. operen en nombre de la sociedad contraen responsabilidad ilimitada y solidaria. D. F. Civ." Su aplicación subsidiaria no puede ser discutida. Co. S. está prevista directa ni indirectamente la situación que .).. ya que se limita a declarar que las sociedades inscritas tienen personalidad jurídica (art.. G. D. La situación en el derecho italiano es la más próxima a la del mexicano. y que los documentos no inscritos no perjudicarán a terceros. M. S. la aportación de inmuebles no sería nula. F. aunque los demás socios tendrían derecho a exigir la redacción de la escritura en forma. a las sociedades mercantiles. Ciu. it. En derecho alemán e italiano. L. F. Ahora bien. Es cierto que a las sociedades irregulares pueden apllcérseles las normas contenidas en los artículos 2 y 7.. Cód. el contrato produce todos sus efectos entre los socios y éstos no pueden oponer a terceros que hayan contratado con la sociedad. mientras tanto. que el socio de sociedad irregular puede pedir la regularización C art.

como ya hemos dicho. el cual si podrá ap. Ca. S. M. 7. No solamente no lo rompe. M. M. Por otro lado. conforme a la ley común. G.covecharlos en lo que le fueren favorables. de aplicación subsidiaria. tiene importancia en cuanto impide que las socíedades inscritas puedan ser declaradas nulas: pero no suprime el problema de la informalidad de las sociedades 110 inscritas. G. G') Resumen. siempre que hubieren sido registrados. lo que no ocurre en materia de sociedades. 29 La evolución histórica y el derecho comparado habla en contra de la nulidad. establece expresamente la validez del contrato. no es nulo. que el sistema del artículo 2691 rompe el de la L. 2691. M" que declara: "Los documentos que conforme a este Código deban registrarse y no se registren. M. M. 59 El art. pero no podrán producir perjuicio a tercero. puesto que en éste se exige que la ley condicione la eficacia a la forma. decir. Ca. En este mismo sentido puede invocarse el art. la obligatoriedad de la inscripción de las sociedades mercantiles estaba ya consignada en el arto 19 del Cód. S. en cuanto que la limitación de su eficacia. producirán efecto contra tercero los documentos que se refieren . Co. l' Porque la nulidad desconoce la voluntad y los intereses de los contratantes y de los terceros en cuyo beneficio se establece la formalidad. Cód. . La novedad consiste en la introducción de un sistema de calificación i"dicial y en el reconocimiento de una eficacia senatoria de la inscripción. como RUlZ DE CHÁVEZ.. se crea cuando los socios se niegan a regularizar la sociedad no inscrita. 3' En la L. G. en razón de su falta de inscripción. S. no hay ningún precepto que establezca la nulidad.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 159 Finalmente. A éstas debe aplicarse el arto 26. 4' Tampoco podria deducirse ésta del art. Cód. en el Registro de la Propiedad o en el oficio de hipotecas correspondiente. Pero esto. y para ese supuesto especial es para el que resulto¡ aplicable el derecho de disolución. s6lo producirán efecto entre los que los otorguen. que consagra unos derechos que sólo pueden explicarse si se arranca de la obligatoriedad del contrato inter partes." De este texto se deduce que el contrato surte efectos entre los socios. En este sentido no ha innovado nada la 1. es un petitio principii. sino que aplicado supletoriamente lo complementa de un modo lógico y adecuado. El contrato de sociedad no inscrito.a bienes inmuebles y derechos reales. A pesar de la omisión del Registro mercantil. conste o no en escritura pública o privada. 79. s6lo trasciende frente a terceros.

núm. en otros términos la irregularidad cometida. en defecto de pacto escrito. M. Civ. La apreciación de todas estas razones y el hecho de la publicación de la Ley de Quiebras en la que se reconocía la quiebra de las sociedades irregulares. hecho. del 2 de febrero de 1943). 3 A).. La validez del contrato entre los socios ha sido reconocida siempre e incluso se admite por aquellos que niegan sistemáticamente la autonomía patrimonial de las sociedades irregulares. Al efecto. Para una mayor facilidad de exposición. extrínseca al pacto social. ob. Cód. pues. nota I. O.t'' tanto el arto 2691. la liquidación.. G. 237. En todo caso. queda a cada uno de ellos la más amplia libertad de prueba acerca de los límites y términos del contrato. distinguiremos entre las relaciones internas y las externas. directrices las normas establecidas por el contrato. conforme con PIC. cit.Entre los socios y entre éstos y la sociedad son. . admite que entre los socios sólo es un requisito ad probasionem... indujeron al legislador mexicano a adaptar la L. cir. son decisivas las normas generales y las especiales para cada clase de sociedades de la L. son aspectos. a la que ya hemos hecho referencia. D) Consecuencias de la validez de las sociedades irregulares. 90. 288. se dictó la ley de 31 de diciembre de 1942 (D. ob. Co. _. Y del arto 7. Estos deberán pasar por lo que hayan convenido por escrito y. a las realidades y a las conclusiones que se desprenden de los argumentos anteriores. dice que la nulidad en CUanto a los socios. En el . O. '76 L'1 doctrina francesa que afirma la existencia por escrito es requisito ad solem. ya sea en escritura pública o privada o de. los de la validez del contrato y los de personalidad jurídica.. M. respecto de las que afirman el establecimiento de un estado de comunión. será semejante. ob. Pero en cuanto a sus efectos. operar en el pasado como una disolución pura y simple. 11 Ver los diversos trabajo de BoNELLI y MESSINEO. G.160 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ 6' 7' Lo mismo se deduce del arto 26. PIe. ob. como el 26 del Cód. pág. cit. en general a la de una sociedad regular". núm. que en sí mismo es irreprochable (el subrayado es nuestro) vale simplemente como justa causa de disolución. Véase PIe. Co. a) Eficacia del contrato entre los socios. L." . núm. M. no debe tener ningún efecto retroactivo. 288.derecho mexicano parece que no hay duda. Respecto de este punto. cit. aunque. S. M. núm.tila/em. la doctrina casi con unanimidad admite la validez del contrato entre las partes. M. unidos inseparablemente. S.. A') Relaciones internas. Del mismo modo opina THALLER. S. F. Cód. hablan expresamente de la validez del contrato entre los contratantes. y permite a cada uno de los socios demandar frente a los demás la ruptura del vínculo social. en definitiva. G. Es necesario ir fijando el alcance de la validez de ese contrato.

en defecto de normas mercantiles." b) Derechos especiales de los socios en relación con la situacién de irregularidad. por las disposiciones generales y por las especiales de esta ley. establece el derecho de los socios de pedir en cualquier tiempo l. en defecto de la misma. y. S. Cód. y en ella se establece no el derecho de pedir la disolurián sino el de obtener la seporacidn. M. configura un derecho de regularización. esto es.. No creemos aceptable esta opción del socio. Cód. 2691 es subsidiaria. M. 78 BRUNEiTI. liquidación de la sociedad irregular. Esta diferencia podemos formularla diciendo que en las sociedades irregulares los socios tienen el derecho de pedir la regularización de la sociedad y. G... reformado. D.. L G. 38. y el 2691. separación y exclusión de socios. G. administración y representación. S. debe ser el socio el que opte por uno u otro. al referirse a las sociedades irregulares. en su defecto. F. beneficios.78 Esas afirmaciones son la lógica interpretación del párrafo 39 del artículo 29 de la L. el casi »snifica alguna diferencial a la que debemos referirnos. Fórmula general. L. Civ. F. M. pág. Discutamos este enunciado y los problemas que con él se relacionan. el de disolución. la situación de las sociedades irregulares es casi igual a la de las sociedades regulares. 78 b l• 11 . D. cit. a') Jerarquía de normas. puesto que "el contrato desarrolla su propia obligatoriedad normal". con una interpretación sumamente discutible como veremos. En efecto. que se condensa en el principio de que los socios deben pedir en primer lugar y ante todo la regularización. Hemos postulado la aplicación subsidiaria de este precepto con relación a los del ordenamiento mercantil.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 161 En materia de aportación.t" lIlt d) Prelación del derecho de regularización sobre el de liquidación. Vimos que el arto 2691. No hay inconsecuencia. S. porque la aplicación del art. puesto que el arto 7 9 . Pudiera decirse todavía que. una disolución parcial.. según la clase de sociedades de que se trate. el artículo 7Q. Civ. La fracción III del artículo 50 puede ser norma aplicable al caso. e) Subordinación del derecho de disolución. pero en el caso concreto que examinamos sí hay normas mercantiles: las del arto 7'. serán aplicables las normas sobredichas. Y esta es la ob. los socios para pedir y obtener la regularización de la sociedad. que conceden derecho.. no establece sino el derecho de regularización. el de separarse de ellas o pedir su liquidaá6n. que dice así: "Las relaciones internas de las sociedades irregulares se regirán por el contrato social respectivo. No hay inconsecuencia entre esta afirmación y la que exponemos acerca del derecho de los socios frente a la sociedad irregular. Aunque en la esfera interna.

357 y sigs. 81 Del concepto de empresa y de su valor para la estructuración de un nuevo derecho mercantil hemos tratado en Jos siguientes trabajos: Concepto. M. pero que tienen un valor normativo decisivo. creemos en la prioridad del arto 79 sobre el 2691. pág. si acaso éste fuese aplicable. F. Esta preferencia está impuesta. el personal en su más amplio sentido. daremos la prioridad de aplicación al que produzca dicho resultado. Bcbmz uud Ehral/ung Ka¡¡fmanniuher Unternebmungen in deutscber Handelrecbs.. en manto que informan todo un sistema jurídico. 156. El socio debe exigir ante todo la regularización de la sociedad. S. Die Erhallung des Untemebmers. 1941." e) Derecho de regularización.. frac. al final. Ella tiene la preferencia por ser el supuesto explícito. como tutor de los intereses generales. lIl. Madrid. y notas. Zurich. La conservación de la empresa es norma directiva [nndamental en el proyecto. en el Festschrift a CoHN. debe darse preferencia a la que permita la conservación de la empresa. H. G. 61 págs. Civ.. ante la posible concurrencia de dos preceptos. En los ordenamientos modernos la conservación de la empresa tiene la mencionada categoría.162 ]OAQufN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ norma principal.. Apunte. Hay principios jurídicos que no han trascendido en forma de normas escritas. Apunte. en el trance de interpretación. b') El principio de conservación de la empresa. 1940. Cód." De este modo se expresa el valor decisivo que la conservación de la empresa tiene en el citado proyecto. 8 1 Expuesto esto se comprenderá que. además de por la jerarquía de las normas en presencia. 1944. El principio de la conservación de la empresa y la disoiacián de sociedades mercantiles en el derecho español. Madrid. lo que trasciende en gran número de instituciones y en el mecanismo general que se adopta en aquél. En su mantenimiento están interesados el titular de la misma. para la reforma del Código de Comercio mexicano. directo y principal de la ley. PISKO. 79 En la Exposición de Motivos del Anteproyecto de la Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos so se dice al respecto: "La empresa representa un valor objetivo de organización. 1935. 1915. deducidas de 10 que podemos llamar el principio de conservación de la empresa. por nuevas consideraciones. ruyo trabajo incorporado a la empresa la dota de un valor especial. directa. método y [uentes del Derecho Mercantil. 76. y por ello.. 1935. Ysobre el 50. 'En nuestro caso. de EHRBMBERG. D.. Z. en el Handibucb des gesammlen Handeísrecbs. de la L. sobre organizaóón de empresas. Concepto de la empresa mercantil. RUBIO. México. pág. México. LEHMANN. y ]. 82 Ver SALANDRA. como el creador y organizador. Kaufmiinniube Untemebmes.. y el Estado. y sólo en el caso de oposición por parte de alguno o algunos 71) Sobre el principio de conservación de la empresa véanse MÜLLER ERZBACH. R. . 80 Exposición cir.

Sociedades de hecho. da derecho al otorgamiento de escritura y a su inscripción. quedan así sustituidos en esta hipótesis excepcional.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 163 de los demás socios puede alegar la infracción de los requisitos relativos a for- malidades. Prueba de su existencia. NEZ DE ARÉCHEGA. G. que la prueba del contrato será. cit. previa prueba de que la escritura privada reúne los requisitos contenidos en las fracciones 1 a VII del arto 6. cit. pero la prueba de los requisitos a que alude el artículo 7'. que se ordene la inscripción. G." PIe. en lo que afecta a las partes. M. más difícil. afirma incluso la nulidad del pacto que establece una ampliación del plazo legal para hacer las publicaciones. sería un pacto ilícito porque implicaría la obligación de violar la ley relativa al cumplimiento de las formalidades. M. pero frente a terceros tal falta pone a los socios a la absoluta discreción de terceros.s- 3' Si no hay documento escrito o si el que hay es incompleto. . 1377.). ob. núm. 1. Ahora bien. la inscripción. 84 PIe. El derecho de regularización se ejerce en la vía sumaria. o bien ordenará que los condenados procedan a hacerla? ¿La sentencia implica por sí el cumplimiento del trámite de calificación judicial? Creemos que el juez deberá. cis. para defraudar al Fisco o por otras razones. ya hemos dicho.. Véase también el reciente estudio de E. no podría tener efecto. sólo provoca una mayor dificultad en la prueba. S. según señala el artículo 79 al final de su párrafo segundo. piensa que la falta de escrito. Un pacto semejante. Se ejercerá en la forma que resulta del texto civil. M. 1939. ea SALANDRA. Cód. de donde resulta que. lIMÉ. 1. G. 1391 Y 1415. pág. 280. S. Montevideo. Co. 241. aplicable supletoriamente. 29 Si no hubo escritura pública.. en su párrafo 1'. M. ob.. 1. ob. que la sociedad permanecería siempre COmo irregular.. La sentencia ¿condenará sin más la inscripción. la vía sumaria no existe en el procedimiento mercantil (art.ef) Derecho a pedir la disolucián. sino privada. según la propia escritura o según la ley. en el sentido de que no podrá oponerse para impedir el registro o el otorgamiento de escritura. La demanda se dirigirá. examinar la regularidad de la escritura y en la sentencia resolverá. Cada socio puede exigir: 1Q Si se redactó escritura pública.. sobre ella y dispondrá. 1055. para el ejercicio de esta acción mercantil deberá acudiese al procedimiento ordinario mercantil. S. el juez ordenará el otorgamiento de la escritura. Código cit. 153: "No se diga que los socios podrían haber pactado explícitamente. L. núm. contra la propia sociedad y en su nombre contra los encargados de la administración y representaci6n sociales. Los artículos 260 y siguientes. aun cuando se hubiese estipulado realmente. y arts. El pacto de no registro o de ser documento exclusivamente privado no tiene eficacia alguna.

). más allá de su propia voluntad y por motivos contrarios a ésta. cualquier socio administrador puede ejercer tal derecho." i) Titularidad.) Este fundamento no es más que el derecho de obtener la formalización de los contratos informales. como el de obtener la liquidación. 152: "Los socios no pueden ser obligados a permanecer en tal estado de cosas y a enfrentarse con responsabilidades mayores o distintas de las que querían asumir. por vía de hipótesis hay que admitir que si las personas obligadas contractual. Si la ley requiere que la sociedad mercantil cumpla determinados trámites formales. e incluso a liberarse de vínculos que no son los que habían querido.).164 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ g) Derecho de separacián. Tiene derecho a salir de esta situación. que las acciones correspondientes competen a los socios. h) Pnndamento de estos derechos. esa acción tiene la especial justificación que se deriva de la imposibilidad de mantener obligados y sujetos a sanciones a los socios. cit. L. pág. El precepto está redactado para las sociedades colectivas. es uno. tal vez podría invocarse la infracción de disposiciones legales a que alude el arto 50. a ver la sociedad obligada por personas a las que no había otorgado poder para administrarla o más allá de los poderes otorgados. Y 517. UI. Pro Cív. El fundamento jurídico del derecho de los socios a pedir la regularización y a obtener en su defecto la separación. cuando se trata de socios a los que por ley o por pacto les corresponde el cumplimiento de los trámites requeridos para la regularización social. BnUNEITI. y a las de responsabilidad limitada (art. aun en aquellos casos en que se requiera un acuerdo mayoritario. En las sociedades mercantiles. del Cód. la sociedad es uno de aquellos contratos cuya plenitud de eficacia jurídica se produce cuando se exterioriza frente a terceros. los que contratan el estar en sociedad quedan obligados legalmente a cumplir aquellos requisitos. Máxime cuando. Pero ¿podrán pedir la 85 SALANDRA. cuya titularidad corresponde a los que figuran en él como partes (art. Ya hemos declarado. Su expresión procesal la encontramos en los artículos ya citados (27. M. cit. como la irregularidad es fuente de sanciones. pero es aplicable a las sociedades en comandita (art.. .. como hemos dicho. Son derechos derivados del contrato y. Aunque ya hemos dicho que estimamos inaplicable este precepto. a las en comandita por acciones (art. ley cit. F. no lo hacen o se oponen a ello. UI. M. 211.). fr. 86. y los textos legales son precisos al respecto. G. ob. El pedir el otorgamiento de escritura y su inscripción corresponde a cualquiera de ellos. además. G. S. por consiguiente. En el mismo sentido. ob. pág. L. 43. S. 38. legalmente o por decisión judicial a proceder al otorgamiento de escritura o a la inscripción. ley cit. ley. 57. cit. D. El problema no es tan sencillo.). a obtener que la sociedad viva del modo que quisieran. 7'.

H.. Aún queda la cuestión de si. Cód. 142. pero el arto 29.ee Los acreedores de los socios ¿podrán ejercer tales derechos? Hay situaciones en las que sería fácil comprobar el interés de los acreedores en ello. ni pueden someterse a arbitraje. Tanto al socio administrador. M. Estas acciones "no pueden perderse por efecto de ejecución voluntaria. puede pretenderse desde el momento mismo siguiente al de perfeccionamiento de la situación contractual. en cuyo caso el ejercicio por los acreedores caería bajo la prohibición absoluta del párrafo segundo del precitado artículo 29. en las sociedades personalistas. como a cualquiera otro que pida su separación en las circunstancias indicadas. con la excepción de que el crédito conste en titulo ejecutivo. cis.. prohibe estrictamente el ejercicio de acciones por los acreedores. 81 Sulla teorice. si la regularización tiende al otorgamiento de la escritura pública. Milano. Ob. G. núm. 8S 89 00 91 Delle socie/a e delle associazioni commerciali. núm. cis. Ob. 120. 39.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 165 separación o liquidación? Creemos que sí. La demanda para obtener la regularización social puede plantearse mientras no se haya rumplido el requisito formal de que se trate. pág. loe. . está condicionado al transcurso de un plazo 91 de quince días... Y esto. en determinados casos: cuando al pedir el cumplimiento de los requisitos de forma los demás socios o administradores se opongan a ello.DO j) Plazos de ejercicio. 156. Será precisa esta circunstancia y que se cubra.. cit. 1924. núm. pág. En el s~ntido del ejercicio por subrogación se expresan NAVARRINI. aunque considera que esta acción subrogatoria es inútil para el acreedor. D. no por las ° 86 BRUNETrI. aro VIVANTE. 333. cuando se trata de obtener la inscripción. estas acciones deben considerarse como personales.). si no se da cumplimiento a la anterior. le corresponde. 333. 237. y la sentencia que se dicte en el juicio correspondiente marca con su firmeza el momento inicial de la época en que puede exigirse la separación liquidación. cit. con arreglo a la teoría general de las obligaciones. 7'. y nota 1 del mismo. El ejercicio del derecho de regularización. S. cit. ob. ob. Pro Civ. pero. pág. pág. F. una acción para el resarcimiento de daños y perjuicios.88 SALANDRA 89 Y VIVANTE. Para BONELLI 81 los acuerdos de los socios pueden promediarse de estos derechos. L. que tiene acción directa contra el socio de una sociedad irregular. II.. el trámite de que excitado el deudor para deducir las acciones descuide o rehuse hacerlo. además. de renuncia o de transacción. a contar del otorgamiento de la escritura pública (art.

166 JOAQulN RODRIGUEZ RODRlGUEZ razones de orden público que se aducen habitualmente por la jurisprudencia. En general. pág. oh. recaerá esta obligación sobre el gerente o sobre el consejo de gerentes. a ellos corresponderá tal obligación. puesto que esos derechos se conceden. como se ha dicho. cit. En las sociedades en comandita. 16~_ ob... B') Relaciones externas. y no se ha convenido expresamente nada sobre representación y administración sociales. ¿A quién corresponde la obligación de hacer cumplir los requisitos de forma? La respuesta está condicionada por dos supuestos: naturaleza de la sociedad y contenido del pacto. H9. En las sociedades anónimas. PIe. Pudiera parecer una auténtica herejía el afirmar que la sociedad irregular tiene personalidad jurídica.. y R" núms. En las sociedades de responsabilidad limitada. es claro que los socios comanditados (colectivos) son los llamados a atender estas obligaciones en la misma forma que en la sociedad colectiva.. con su trascendencia frente a terceros. el compromiso. en cuanto liberan a los socios de los efectos que su participación en la sociedad produce frente a terceros". subsisten las razones legales que son el fundamento de aquéllas. en el interés particular de los socios. porque mientras persiste la situación de irregularidad.. es una heob. Si se trata de una sociedad colectiva. núm. . pueden tener efecto sólo entre las partes. 785. en atención al carácter de las mismas en aquél (supuesta nulidad). la renuncia.vEntendemos que también son imprescriptibles en el derecho mexicano. 92 SALANDRA. puede decirse que la obligación de proceder al cumplimiento de los requisitos de forma recae sobre los encargados de usar la firma social por pacto o por ley. cit. En todo caso. &4 VIVAN"tE. a no ser que expresamente haya sido designada otra persona. 306. Es natural que así sea.. cit. el otorgamiento de escritura e inscripción de la sociedad competerá a cualquiera de los socios. a) Personalidad jllrídica. núm.93 La doctrina y la jurisprudencia italianas opinan en general del mismo modo. LVON CAEN. a las personas que integran el consejo de administración o al administrador único. Para que puedan ejercitarse las acciones precisa que el contrato no se haya extinguido. la transacción. 2278. ob.92 En el derecho francés estas acciones son imprescriptibles. pág. Si la escritura atribuye aquella calidad a alguno o algunos determinados. U3 HEMARD. cit. Hay una razón más potente que la ejecución voluntaria. 675. 783. núm. mientras que las demás de disolución y de separación son facultades concedidas erga omnes.

cit. 35. 1943) esta personalidad de la sociedad irregular ha sido expresamente reconocida. Societá. Rocco. Pero.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 167 rejía por la que propugnan algunos de los más destacados mercantilistas. BOLAFFIO. BRUNETII.). y la de BONELLI. y aún habrá que añadir la suya propia. etc. MESSINOO. BOLAFTeoría del derecho de opción (NAVARRINI). Ca. como modalidad de la cual la estudiaremos. (VWANTE. SOPRASO. VWARI). Veamos las opiniones doctrinales en lo que concretamente afectan a la personalidad de las sociedades irregulares. O. distingue cuatro grandes grupos de epi- nionesi'" l' 2' 3' Teoría de la comunidad contractual (BONELU. NELUTTI. Bien consideradas las cosas sólo pueden distinguirse tres grupos fundamentales: l' El de la personalidad (VIVANTE y sus seguidores) con su variante de la personalidad disminuida. Rooco. 49 Teoría de la persona jurídica comerciante reciente en Italia). al estudiar este punto. 5. dice: "El contrato de sociedad debe hacerse por escrito. ASCARELLI. En efecto: El arto 87. FINZI SALANDRA. pág. ya hecha por los demás: los preceptos del ordenamiento italiano corresponden con los del ordenamiento mexicano. SRAFFA. C. FIO. . de 2 febrero.. pero agrega la del ente colectivo de MANARA. 29 El de la comuni6n contractual (BONELLI. CARY la jurisprudencia más DOMINEOO &6 distingue los mismos grupos. a') Diversas opiniones acerca de la personalidad de la sociedad irregular. Prescindamos de alegar razones de orden doctrinal para basarnos exclusivamente en esta afirmación. Después de la ley de 31 de diciembre de 1942 (D. It.. VIGHI. Las sociedades en comandita por acciones y las sociedades anónimas deben {)5 BRUNE'ITI. DE GREGORIO. antes de hacerlo. pág. debemos justificar el por qué utilizamos exclusivamente las fuentes italianas. que se mueven en el ambiente de ordenamientos jurídicos inspirados del actualmente vigente en México. que DOMINEOO llama de la nulidad externa. nota 1. Teoría de la personalidad aminorada (DOMINEDÓ). 96 Ob. En ese orden expondremos los diversos puntos de vista y haremos después su crítica.. y 3' El derecho de opción. La posición de MANARA es intermedia entre la de VIVANTE.

que no las pusieron en regla.. G. en las sociedades por acciones los administradores no pueden retirar los tres décimos depositados para la constitución de la sociedad. 2.. existe como contrato y como persona jurídica. S. S... no obstante aquel defecto (de formas legales). en las sociedades en comandita los comanditarios responden ilimitadamente. 5. núms. M. "3 9 El legislador ha castigado a los administradores. están afectadas de sanciones especiales. las ha excluido de los beneficios del convenio preventivo y de las pequeñas quiebras. prohibe que sus títulos sean cotizados en Bolsa. 1. que es prácticamente lo que dispone el art. El arto 97. S. 330. los socios. lo que corresponde a los dos primeros párrafos del art. Dice sobre 97 Ob. 7'. M. o hacer condenar a los administradores de la sociedad a que lo hagan". Con estos antecedentes podemos ya empezar el análisis de las diversas doctrinas. G. párrafo final. de la 1. en definitiva. con sanciones penales. cit. Co. los administradores y todos los que operen en su nombre contraerán responsabilidad ilimitada y solidaria por todas las obligaciones asumidas". 1. . "2Q El legislador las ha reconocido como sociedades tanto en las relaciones internas. como en las externas. y está prohibida la venta o la cesión de las acciones. It. la sociedad no está legalmente constituida". precepto paralelo al del art. las sociedades irregulares.." Adviértase la similitud de texto con el art. 7'. en su párrafo l. b") Teoría de la p. Concluye dicho art. M." Estas cuatro conclusiones se fundan. 1. Cód. ca. 9 1 Sus tesis fundamentales son las siguientes: "1' La sociedad. 511s diversas variantes. .ersonalidad jurídica. en la opinión de VI~ VANTE acerca de la naturaleza creadora de la voluntad contractual. "4Q Además de estas sanciones generales. Por último. G. a los que operan en su nombre con sanciones civiles de responsabilidad ilimitada y directa.. Su más destacado defensor es VIVANTE. C. M. preceptúa: "Es facultad de cada socio hacer cumplir a expensas de la sociedad las formalidades prescritas. señala que: "Hasta que no se hayan cumplido las formalidades ordenadas . el arto 98. G. S.. los promotores. 98: "Hasta la legal constitución de la sociedad. a los socios con la amenaza siempre inminente de una disolución imprevista total o parcial del vínculo social. 331 y 331 bis.168 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ constituirse en documento público.

aun las irregulares. formiti pero solamente di una propria o determínate personalitá che per il momento diró minarata" (pág. b) Al funcionamiento. puesto que el derecho de disolución "viene a alterar constantemente la personalidad". esto es. cit." "Se tiene . vol. 1. 1.oS La esencia de posici6n puede expresarse diciendo que las sanciones que recaen sobre las sociedades irregulares afectan a la estructura jurídica de la sociedad. En otro lugar dice: "le societá commerciali irregolarmente constituite rappresentano anch'csse dei soggetti di dirirto. Variantes de la teoría de la personalidad son las siguientes. Por ello opina DOMINEOO lOO que del sistema legal se deduce "una figura propia y una disciplina autónoma de las sociedades irregulares". delle societá e assoriazioni commerdali. Su propugnador es MANARA.'. ya que en determinadas hipótesis los sodas con responsabilidad limitada pierden el beneficio de la limitación precisamente como efecto de la irregularidad. 21 y sigs. si bien no pueden estimarse como personas juridicas. de las personas de los socios. algo que venga de fuera y que se agrega o sobreponga al contrato. Estas anomalías afectan: a) A la constitucián social.' Su modo de concebir la personalidad discrepa radicalmente del de VWANTE.99 e) A la responsabilidad. es una calificación que tiene su razón de ser en el contrato de sociedad mercantil válidamente estipulado. [Personalitá minorata.un contrato válido de sociedad mercantil en el que se encuentran reunidos todos los requisitos esenciales de este contrato.. os Ob.ersona jurídica se derivan de la voluntad de los contratantes simultáneamente y sufren las mismas vicisitudes". especialmente núm. págs.tw '98 Ob. como efecto del contrato se tendrá un acto colectivo distinto. 7). supone una cierta "incapacidad natural de obrar". 25.} La re- presenta DOMINEDÓ. págs.00 Ob. pág. respecto a terceros de las personas de los socios. por esto mismo.02 Así dice: "Yo no vacilo en declarar que la calificación de entes colectivos distintos. pero en cambie reconoce expresamente que las sociedades mercantiles. 11. 23. e") Teoría de la personalidad disminuida. cis." "Pues.01 Tras. 1. d') Teoría del ente colectivo. y no es el efecto de la observación de formas determinadas. tienen existencia autónoma como entes colectivos distintos de las personas de los socios. 5 B). pues la responsabilidad ilimitada que contraen los que operan en su nombre. de un ente dotado de una personalidad propia" It contrato y p. entonces.. pág. 497 Y sigs." . respecto a terceros. cit. de tal modo "que se puede llegar a atribuir un nuevo carácter a la personalidad de las sociedades irregulares".TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 169 ello: "En mi opinión la voluntad de los socios está encaminada desde un principio a la creación de una sociedad mercantil..

la posición es idéntica a la de la sociedad regular. puesto que ningún articulo del código implica esta distinción. Societá commerciali..' 10~ De la página anterior MoSSA.." 104 AsCARELLI. pág. pág. sino por la necesidad de personificar la empresa. lidades. Si la ley por un lado. ob. las normas fundamentales en materia de sociedades irregulares. bastaría la activa voluntad de los socios para despojar a los acreedores de la garantía. cit. 97. págs. no tienen acción directa contra los socios que no han operado." "El cumplimiento de las formalidades impuestas por el Código en Jos artículos 87 y sigs. que la una nace válidamente del otro. los más de los mercantilistas modernos." 10r Véanse las más importantes decisiones en SALANDRA. dice: "La personalidad jurídica de las sociedades irregulares está reconocida por la teoría y por la práctica. 98. Ni el uno ni el otro de estos propósitos implican. se expresa así: "El Código determina a este propósito en los arts. reconoce la validez de éste no obstante la irregularidad. en . cit." "Ni es posible distinguir contrato y personalidad jurídica social cuando no se ha cumplido COn las forma. atribuyendo más bien efectos más gravosos a las obligaciones de los contratantes. por otro fin de publicidad. Para los socios que no han actuado. por conducto de los socios o representantes.170 ]OAQufN RODRfGUEZ RODRfGUEZ Con VrvANTE coinciden BRuNErrr/0 3 ASCARELU. La personalidad no surge. cit. Ca. distinte da¡ soci che le compongono. no obstante la irregularidad. II. Lo subsidiario de la responsabilidad no tiene razón de desaparecer por la irregularidad de la sociedad. la de la personalidad. persone giuridiche soggete alle stesse norme dettate per le societá regolari di tipo corrisponclente. por lo que si los terceros han adquirido derechos contra la sociedad. 1931. 98 Y 99. en efecto. Pero la personalidad de la sociedad redunda en beneficio de los socios. y ofrecer garantías a los acreedores sociales. implícitamente admite que ésta existe. del Código de Comercio. no se considera como necesario para el surgir de la sociedad." 106 De la página enteñce SALANDRA. salva naturalmente l'applicazione delle specifiche snnzione ora menzionate. que dice: "y esta última teoría. salvo las sanciones dispuestas por su irregularidad:' "En realidad. tienen de un lado un fin de control en la constitución de la sociedad. y la publicación de la sociedad. hace derivar la personalidad del contrato. loe. sino en tanto que se agota la responsabilidad de la sociedad. al establecer que los socios no pueden prevalerse de la falta de publicidad. 1937.105 SALANDRA. I. ob.t°4 MOSSA. sin embargo.1°a y. 74: "Después de un período de incertidumbre la cuestión de la autonomía o personalidad jurídica puede decirse ahora indiscutide en la jurisprudencia. control que es natural y particularmente acentuado en la constitución de las sociedades por acciones.. el Código." "En el arto 99. pág. y por otro. 36. por tanto. debe ser preferida. que aportan a la sociedad una responsabilidad simplemente subsidiaria. 236. en efecto. Appunli di Diritto Commerciale.. las normas dictadas por el Código en sus artículos 87 y sigs.. la inexistencia de la sociedad cuando las formalidades no sean observadas. por la observancia de las normas formales. ob. admitiendo.t'" 103 BRUNETIl. Sería absurdo que la garantía de la empresa y el patrimonio social debiese faltar a los acreedores. y con ellos una firme y copiosa jurisprudencia. en tanto que todos consideran conjuntamente persona jurídica y contrato." Y concluye así: "Dottrina e giurisprudenza convengcno ormai nel riconoscere che le societá irregolari sano persone giuridiche. Dirino Commerciale. sino como un elemento cuya falta induce a la aplicación de especiales sanciones en materia de sociedades irregulares.general. 97 y sigs. es ciertamente la misma ley la que viene de tal modo a reconocer la personalidad. por el continuo pronunciamiento en sentido afirmativo de la Corte de Casación del Reino. cito .

administradores y actuantes en nombre de la sociedad. pero de las citas que hace (págs. pueden expresarse así: la personalidad jurídica. "29 "3' La responsabilidad por las obligaciones a que dan vida las mismas recae ilimitadamente por todas las obligaciones sociales sobre todos los socios (incluso sobre los comandatarios) y sobre los que contratan en nombre de la sociedad con limitación a las obligaciones asumidas por ellos. 1. lB También propugna por la comunidad C. como promotores. GaNES DE OUVEIRA.. Los principios que según SOPRANO informan el sistema legal italiano son éstos: no si "19 Las sociedades no constituidas legalmente no son entes colectivos distintos de las personas de los socios." Ul 108 Véanse las obras de este autor citadas anteriormente. 56 Y sgts. 1924. Sociedades irregulares. e da ritenersi che la publicítá sia piiI che mai essenziale a tal fine"). la autonomía patrimonial. pág. no tendría. 1906. MESSINEO.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 171 e') Teoría de la comunidad contractual.. cit.. 126 a 165. poíche qui soggettivitá sociale di fronte ai terzi. 9 y 112. y muy especialmente el artículo publicado en la R.) se deduce que la doctrina brasileña está muy dividida sobre el particular. D. Las sociedades en nombre colectivo y en comandita simple tienen una existencia de hecho sobre la base del contrato y del funcionamiento de la comunidad social. 146. cir. en caso contrario. c. 1. Las líneas generales del pensamiento de BONELLI. No hay nulidad ("ha fatto bene il legislatore a non parlar di nulitá") y el contrato tiene trascendencia jurídica entre los socios y frente a terceros ("Che iI contratto crei una situazione giuridica anche di frente ai terzi non e dubbio"}. 138 bis. nace no del contrato. 110 Ob. cit.t'" SOPRANO 1"09 niega la existencia de personalidad jurídica en cuanto ésta se crea no por el contrato ("la loro volanta e impotente all'attuazione dell loro protrata di fisare la pasito") sino por la publicidad ("Che anzi. "j' La responsabilidad personal e ilimitada por las obligaciones que derivan de ellas recaen sobre las que se anunciaron como exponentes. "49 Las sociedades anónimas y en comandita por acciones no son reconocidas ni siquiera como organismos sociales. San Paulo.09 Ob. ob. núm. págs. En el mismo sentido que BoNELLI. pág. sino del reconocimiento legal que se obtiene con el cumplimiento de los requisitos de forma que la ley determina. trascendencia alguna. . 1. cuyo incumplimiento.

159 a 254. TraJJ. 118 Trat. 2' Nace. 692. 161. los acreedores (terceros) "no están obligados a considerar como inexistente la sociedad: los socios.'116 . elem. núms . núm. por disposición legal. sino que existen personas particulares responsables.5 "Según convenga a su interés. 1924. T. como regular". l. lo que viene a traducirse en una negación de la existencia de un patrimonio auténtico. 139. núm. éstos podrán considerarla. no podrán oponer a terceros la excepción relativa. "En las sociedades irregulares no existe un ente responsable.172 f") JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Teoría del derecho de opción o de nulidad externa. En las relaciones internas los socios quedan obligados en los términos convenidos. no obstante. etc. a") Contra la teoría de la comunidad contractual. ¿qué consecuencias debemos sacar de ellos en cuanto a su aplicación a los preceptos mexicanos? Procedamos por eliminación. los cuales podrían tener interés en tal declaración de inexistencia. y que su cumplimiento fuese indiferente en cuanto al régimen jurídico social. 1'12 NAV¡\RR1NI. I. 1932... La teoría de la comunidad contractual descansa en resumidas cuentas en estos tres argumentos: l' La personalidad no nace del contrato. 77. pág. éstos consideran a la sociedad como regular o como irregular" .attato elemenssle di diritto cammerciele. "el efecto general de las irregularidades de la sociedad en las relaciones con terceros es éste: que el contrato social no rodeado de las formalidades prescritas. 116 Delle societñ. Turin. Delle societá e delle associazioni commerciali. especialmente. Milán. su postura puede expresarse como a continuación indicamos. "dan vida a un vínculo social eficaz" ya que "las formalidades no son requeridas bajo pena de nulidad". loe. .1J.'" En las relaciones externas.. del cumplimiento de los requisitos que la ley señala. 691. 1104. 3Q No se comprenderá que la ley exigiese requisitos especiales de forma. U6 TrdJJ. págs. NAVARRlNI ha ex- puesto sus ideas en diversos trabajos. elem.ll2 En síntesis. núm. etem.. no ha dado vida al ente sociedad". la responsabilidad de estos últimos sustituye a la primera. Estos son los argumentos. cir.. núm. y en la RivisJa Diristo Commerciale.g') Estudio critico de las anteriores teorías. 690 y sigs.'>' Pero. pág. si se trata de sociedades colectivas y en comandita simple. 693. Vallardi. ya que las responsabilidades son de los socios individuales. 1905. 199 bis y 146.. núms.

De la vigencia del arto 26. C. 269. ob. En el ordenamiento mercantil. porque aquél es la piedra angular de todo el sistema registral. Notas al AsOARELLJ. S. porque aquél no se opone a ningún precepto de ésta. 117 Y R. si no es explícitamente. ese incumplimiento tiene efectos legales perfectamente definidos y determinados. porque . 92.. L. cit. G. Il. loco cit.. Es cierto que parte de la doctrina insiste en que la adquisición de perso- nalidad está subordinada al cumplimiento de los requisitos que la ley impone para cada una de las categorías sociales. un precepto general del C. ara V. Rurz DE CHÁVEZ. pero examinando las disposiciones del Cód. S.no y las demás disposiciones contrarias. pág. M. M. 2691). S... M. págs. J. pág. En el Cód. derogó todo el título segundo del libro segundo del Código de Comercio y "todas las disposiciones legales que se opongan a la presente ley".. PoRRÚA. deducimos las mismas consecuencias que la doctrina y la jurisprudencia italianas derivan del párrafo tercero del art. Ahora bien. M. especialmente en BoNELLI. que no SOn los implicados por la carencia de personalidad. 1. y en MESSINEO. pág. Ce. loe.. Co. M. no puede admitirse que dicho artículo haya sido derogado por la L. Civ. su exposición. F... S. Ante todo porque la L. dice que "el arto 26 del Código de Comercio no ha sido derogado por la Ley General de Sociedades Mercantiles". Co. pág. D. 99 (t'Ia falta de las formalidades antedichas no puede ser opuesta por los J. N. M. Y de la L. ¿qué disposiciones hemos de traer a colación? Ya las hemos mencionado varias veces. G. cit.. Por otro lado. Teorice. pero las conclusiones a que llega contradicen esta afirmación. págs. ob.. pág.. S. S. T cartea. ob.. fórmula de comodidad de muy dudoso valor. Civ. M. utiliza el cómodo argumento de decir que el artículo 4 transitorio de la L. cit.'11 Véase su formulaci6n en BONELLI.. que el principio de la publicidad positiva y negativa del registro de comercio no podía ser derogado por la Ley de Sociedades. MESSINEO.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 173 Al primer punto n7 ya hemos replicado con extensión: la personalidad jurídica nace del contrato de sociedad.. no encontramos por ningún lado una declaración que vincule la personalidad jurídica de tales requisitos. 29 y 79 . G. y 24. olvidó dos cosas este joven autor: 1'.1-0 RODRÍGUEZ. loco cit. M. Co. F. los arts. D. 138 Y en La sociezá irregolare e il progetro. son múltiples en la L. y el 26. la falta de inscripción s610 implica que los convenios sociales y los documentos relativos no podrán perjudicar a terceros (art. no puede derogar. 3003). El segundo argumento 118 merece ahora una detenida consideración. E. cir. y además porque las aplicaciones del arto 26. cit. la falta de la forma prescrita sólo produce el efecto de la falta de estabilidad jurídica de la misma (art. C. etc. M. M. Es básico el arto 26. G. G. M. 88 y 103. C. antes bien. 424. G. Co. 63.. ob. J. además de las concordantes que invocaremos oportunamente. y porque el arto 4 transitorio de la referida Ley sólo deroga el titulo II del C. Su vigencia nos parece indudable. pág. cit. 159 y 160..

39 49 Se obtiene la disolución de lo que existe. cis. D. que se haga la liquidación de la sociedad conforme a lo convenido".. El contrato social es plenamente eficaz. ya que de su tenor se deduce la existencia de la personalidad social. S. porque de lo contrario se perjudicaría a terceros. Las obligaciones son de la sociedad. págs. de liquidadores. 27 y sigs. Civ. en cuanto a la estabilidad jurídica de la misma. En contra. pág. desconocer las obligaciones regularmente contraídas en su nombre. En otras palabras: los contratos y obligaciones asumidas por la sociedad no sufren en su eficacia. pues. 26 es ésta: si los documentos no inscritos no pueden perjudicar a tercero. Co. loe. mucho más clara que la que permite el texto italiano. E. M. y ello es una de las características de la personalidad: la capacidad contractual. véase la aguda y seria respuesta de Do. puesto que son los socios individualmente considerados. It. eu cuanto el mismo establece que la falta de forma "sólo produce el efecto de que los socios pueden pedir en cualquier tiempo. de disoluci6n. F. Esta interpretación del artículo 26 es clara. 1 2 1 Esta es. La societá irregolare ed il Progeuo. Cód. etc. ob. 428.. en cuanto que las obligaciones contraídas por la sociedad valen frente a ésta. 121 Para este problema véase BoNELLl. MINEDÓ. de Iiquidadén. los que quedan obligados. 26.:l 20 La consecuencia que se deriva del art. 2' Sólo trasciende la falta de forma. MESSINEO. del nombramiento de representantes y administradores. Esto es: l' No se afirma la falta de personalidad. 5' la L. La misma conclusión favorable a la existencia de la personalidad se obtiene de la aplicación subsidiaria del arto 2691. 120 Véanse artículos 24. C. pero es que al inscribirse un documento. lo que se inscribe es una situación contractual o una declaración de voluntad o un hecho jurídico.}.. que por referirse a los socios ha dado lugar a que se afirme que dicho artículo es una prueba de la falta de personalidad. y la bibliografía que cita. 106.. ob. pág. Ca. cit.) J del que no es más que una formulación general. la trascendencia de la aplicación del art. de comisarios. presupone continuamente la subsistencia de ese principio {inscripción de la escritura. 25. El documento no es más que el instrumento material en que se condensa el hecho inscrito. . 26 Y 119. Cód. No se diga que el arto 26 se refiere a "los documentos uo inscritos": ello es cierto. G.. etc.174 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ socios a terceros". significa ello que la sociedad no inscrita no puede. cit. ya que son ellos los que no pueden oponer frente a terceros la falta de forma.

que por otra parte no es propia de México. S. En efecto. no habrá ya lugar a juicios de nulidad de sociedades.aw 122 Exposición de Motivos de la L.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 175 Nos queda aún por examinar el alcance del artículo 29. este requisito tiende más a crear una seguridad jurídica contra la declaración de nulidad. ~a confusión entre el problema de las . para que una sociedad mercantil pueda constituirse. la facultad de comprobar el cumplimiento de todos esos requisitos. La inscripción ordenada por el juez sólo puede tener eficacia y virtualidad para las sociedades que la solicitan. M. Este artículo declara que tienen personalidad jurídica las sociedades inscritas. después de leer la E..: "Es conservado el prmcrpro de que todas las sociedades gozan de personalidad jurídi-ca distinta de la de los sujetos físicos que las integran. en nuestra opinión. podrá extinguirse la personalidad de las mismas sociedades. L. logrado el registre. M. La Exposición de Motivos confunde dos problemas: el de las sociedades irregulares y el de las sociedades nulas por vicios de consentimiento. invalidan totalmente lo que se dice en la Exposición de Motivos y nos permiten una interpretación más flexible del artículo mencionado. G. Hay otros muchos que. El Ejecutivo ha creído que ese difícil problema de las sociedades de hecho o irregulares puede desaparecer acogiendo un sistema similar al inglés. si bien se modifica substancialmente el sistema del Código en vigor para el otorgamiento de dicha personalidad. G. se suscita la difícil cuestión. ni el más importante. según el cual la personalidad jurídica deriva del cumplimiento de los requisitos que el propio Código fija para la constitución de las sociedades." 123 Es tan patente. Es decir. no es el único. M. Consecuencia natural de que en 10 sucesivo el nacimiento de las sociedades estará precedido de la como probación ante los órganos del Poder Público de la legalidad de su constitución. en este punto no deja lugar a dudas acerca de la voluntad que presidió la redacción del mismo. es decir. s610 mediante la disoluci6n y la liquidación. el Código de Comercio acoge a este respecto un sistema normativo. es la de que no serán atacables las inscripciones del Registro ni por los socios ni por terceros por lo que salvo el caso de excepción que en seguida se indica. sino que. y aunque el precepto no es por sí mismo terminante.1 2 2 La Exposición de Motivos es sólo un elemento de interpretación. que es una censagración de la personalidad. M. pero como no se encomienda a nadie. el conocer de acciones de nulidad. G. sino que su única función consistirá en comprobar que se han satisfecho las disposiciones legales taxativas. S. la ley encomienda a las autoridades judiciales. Con esto no se abandona el réglmen normativo en cuanto que los órganos del Poder Público no van a otorgar en cada caso una autorización discrecional. llevadas a cabo en los términos y en las condiciones que sobre el particular se fijan. capacidad y análogos. la Exposición de Motivos de la L. Atendiendo previamente a esta circunstancia. sino de todos aquellos países que han establecido un sistema similar de las sociedades que de hecho se han formado e intervenido en el comercio jurídico sin acatar los preceptos del Código. como condición previa a la iniciaci6n de la vida jurídica de la sociedad. S. sino eventualmente a los tribunales. haciendo derivar el nacimiento de la personalidad jurídica de un acto de voluntad del Estado cuya emisión esté condicionada al cumplimiento de las disposiciones de orden público de la ley relativas a la constitución de las sociedades. la Facultad de ordenar el registro de las sociedades y regula un procedimiento para llevar a cabo la comprobación de los requisitos de que viene hablando.

En cuanto a la última objeción. y es éste: las sociedades inscritas tienen personalidad jurídica (autonomía patrimonial. el arto 2Q. Es más. pág..176 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Esta observación es por sí sola suficiente para privar de eficacia interpretativa. aunque lo hubiese. 124 BoNELLl. M. La ley mexicana reconoce personalidad jurídica a las sociedades civiles y mercantiles. pero en otras. 92. sólo podría ser considerada como un elemento de interpretación. sino por el de las sanciones. S. pero no tiene trascendencia p'ara resolver el de las sociedades irregulares. M. a la referida Exposición de Motivos.. Teorice. Estas sanciones en el ordenamiento mexicano son: ° no lito Para los que operan en nombre de la sociedad. una responsabilidad ilimitada y solidaria por las obligaciones contraídas (arl. 1. lo que era una consecuencia lógica. que toda invocación a este documento carecerá de autoridad. la ley de 31 de diciembre de 1942 (D. los fines de cuya exigencia son bien distintos de los que supone la existencia de una personalidad. sociedades irregulares y el de las sociedades de hecho. S. no' por su realización. Ya hemos citado palabras de mercantilistas destacados que gradúan con precisión el verdadero valor de los requisitos de forma. annque con posterioridad se declare Sft nulidad por vicios de consentimiento. y en ella incurre también RUIZ DE CHÁVEZ. MESSINEO. Por lodo ello. La personalidad la reconoce la ley a determinadas situaciones contractuales. no se anulase por sus contradicciones e inexactitudes. sino que se limitó a expresar con claridad. G. cit. 1. . si se admitiese que las sociedades irregulares tuviesen personalidad jurídica. capacidad contractual y procesal). párrafo 3'. objeto o cansa o por ilicitud de su objeto. loe. la redacción del art. a saber: las sociedades irregulares tienen personalidad jurídica. pág. La confusión debe agradecérsele a HEMARD. G. sino por su manifestación. rit. Es decir. y esta manifestación normalmente se realiza en formal legal.) tiene en nuestra opmlOn. no hay ningún precepto que niegue la personalidad a las sociedades irregulares y. Pero. sean administradores 10 sean. M. queda contestada así: nosotros no hemos mantenido que el régimen jurídico de las sociedades irregulares sea el mismo que el de las sociedades regulares. la realidad impondría limitaciones a una declaración tan reñida con las exigencias de los intereses en presencia. ocurre de hecho. Lo que sí afirmamos es que la falta de formalidades no discurre por el cauce de la nulidad de la sociedad ni por el de la inexistencia.).ws que sostiene que el establecimiento de unos complicados requisitos formales quedaría como una formulación legal' intrascendente. 7'. del sistema legal mexicano. O. 29. y a otras que no lo son. 2 de febrero de 1943) no innovó nada. es la clave jurídica para la resolución del problema de las sociedades nulas. aunque la E. pero complicada. 122. y en estos casos no puede desconocerse tal exteriorización. un significado totalmente distinto del que comúnmente se le atribuye. ob.

3lJ. como socios limitadamente responsables. puede dar motivo a responsabilidades. 97 y 98. hecho.). 7' La sociedad irregular quedará obligada sin límites por los actos de sus representantes.. 11. con la sociedad irregular (art. Los socios limitadamente responsables coh arreglo a esos pactos deberán probar -c-si quieren hacer valer la limitación de su responsabilidad frente a terceros-. La sociedad irregular. 12 . M. C. La sociedad irregular supone un vínculo jurídico inestable (derechos de regularización. ya obtengan su separación. La emisión de acciones o certificados provisionales. 10. 396. III. siéndolo. VI. cada vez que quiera actuar en juicio. L. 9s6. de no ser fraudulenta (art. y no se ostentaron como simples socios. el artículo 36 prevé que las autoridades federales que inspeccionen los impuestos de la renta y del timbre deberán exigir los comprobantes de la inscripción de los titulares. 4. de manera que la falta de inscripción podrá ser sancionada con multa hasta por el décuplo de los derecbos de registro. frs. 111. en el sentido de que aquéllos se ostentaron. tendrá que probar su propia existencia y su situación como un problema de. pues las limitaciones en los apoderamientos SOn inoponibles frente a terceros de buena fe. 1. del arto 12S. en tanto que la sociedad regular se limitará a presentar la copia certificada de su escritura constitutiva con la anotación de registro correspondiente. 4lJ. ya sigan éstos como socios. G. en relación con el 21. al final. 12' En el Anteproyecto del Libro Segundo del Código de Comercio Mexicano (Registro Público de Comercio). 61). págs. 1. sin aclarar su situación. Ca. de Q.25 Véase SALANDRA. V y VII.25 S' La quiebra de la sociedad irregular es siempre culpable. fr. 9~ Los socios ilimitadamente responsables y los que sin fundamento objetivo se tenían por limitadamente responsables son declarados en quiebra. Ca.1. de Q. La sociedad irregular no puede acogerse al beneficio de la suspen- si6n de pagos (art.).). S. que esa era su situación y que era conocida de esos terceros.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 177 2' No pueden perjudicar a terceros los pactos no inscritos (art. 111). 1. 1.). fr. M. 26 C. ya que no podrían hacerse constar en ellas los datos que exige la fr. y por consiguiente de las 'Sociedades. de Q. S' Los socios culpables de la irregularidad responden de los daños y pero juicios que ocasionen a los demás. M. separación y liquidación). arto 94.

precisa que la falta de escritura y publicidad legal haya sido reemplazada por una actuación frente a terceros. Veamos si tiene en él algún fundamento la llamada teoría de la nulidad externa o del derecho de opción. considerar la sociedad como existente o inexistente. Ca. ob. pág. págs. Finalmente. parece implicar que está en la potestad de éstos el elegir entre el régimen de la nuÜdad y el de la validez. en nuestra opinión. 330. De todos modos. 11. nota 10... SALANDRA. ob. queremos hacer constar que. véase VIVANTH. ser frente a uno y no ser frente a otros. 26. "extrañas consecuencias jurídicas" . tiene un alcance distinto. en." Posibilidades éstas que son "resultados absurdos". más numerosos y nada compensatorios de los escasos beneficios que podrían deducir del incumplimiento de aquellos requisitos. núm. base de la apariencia que es el punto central de nuestra construcción. a efectos pe~ nales. núm..121 29 El que los terceros puedan optar entre actuar contra la sociedad o sus representantes -lo que no ocurre en derecho mexicano-. cuya vigencia invocamos. cit. sobre esto ya hemos dicho bastante y a ello nos remitimos. para que la irregularidad de las sociedades tenga la trascendencia que venimos señalando. Pero. '3. . cit. la teoría del derecho de opción se basa en la situación creada en el derecho francés por el postulado legal de la nulidad de la sociedad. pues el art. "Como si un sujeto autónomo de derechos pudiese al mismo tiempo ser o no ser. De modo que la omisión de los requisitos formales no crea una situación cómoda para los socios. Por ello precisa prescindir de ese "infecundo y peligroso instituto que es el derecho de opd6n". M.no supone que en un caso la sociedad sea regular y en el otro irregular. 331 bis. cit. Ante todo. ob.tw b") Contra la teoría del derecho de opción. por el contrario son muchos los inconvenientes a que se exponen. oh.. a su voluntad. 26. anotarnos los siguientes argumentos que prueban sobradamente la inadmisibiIidad de la tesis que examinamos: 1 Q Los terceros podrían. que al no poder ser opuesta a terceros. se comprende que la teoría de la comunidad sea inaplicable al derecho mexicano.178 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Por otro lado.. por una publicidad de hecho. la actuación de los que inducen a terceros a contratar con la sociedad cuando ésta no está regularmente constituida. pág. pues en ambos casos la razón de la obligación es única: la existencia de la sociedad irregular. Por estas razones. C.4 Y '5. tal vez pudiera configurarse como fraudulenta. Tal afirmación falta en el derecho mexicano. 128 DoMINEOO. .128 126 Sobre sanciones véanse VrvANTH. lln Para una crítica breve y certera de esta teoría. que ya hemos precisado.

porque. la personalidad jurídica es un concepto absoluto. Sus diversas afirmaciones podemos concretarlas en los puntos siguientes: 1Q Si unos acreedores optan por la nulidad y otros por la validez se crea una situación jurídicamente insoluble. 3' El legislador habría regulado -de existir. en definitiva. que son el basamento de las de DOMINEDO. hacer fracasar o simplemente diferir. etc. 2' Si efectivamente hubiese nulidad. y socios a sus sociOS. cit. la voluntad de los terceros no podría darle vida. pág.ese derecho de opción. 283 Y sigs. No podemos admitir la de la personalidad disminuida. Los casos de limitación que la ley examina 129 BoNELLI. 180 HEMARD. las consecuencias de las operaciones realizadas por la so- ciedad". HEMARD. pues. y ja- más dependería su existencia de la voluntad de un particular.. que llama sociedades a las sociedades irregulares. porque 3Q lo contrario equivaldría a dotar a éstos "de una verdadera farultad taumatúrgica: dar vida. esto quiere decir simplemente que los asociados no pueden prevalerse de esta irregularidad para evitar. nota 27. 337. . concluye diciendo: "La nulidad -decimos irregularidad. si la sociedad fuese nula. Para todo el mundo. ha sido la hecha por HEMARD. y más adelante añade: "Pero esta inoponibilidad de la irregularidad frente a los terceros por los asociados no se traduce en absoluto en el derecho de los terceros a considerar la sociedad como regular. s6lo la ley podría regularla. cis. el supuesto derecho de opción descansa en el absurdo lógico de querer deducir de la inexistencia del ente. pero no se tiene a medias. IJ. núm. Además. núms. loe. 222 y sigs. porque sería desconocer la voluntad legal. ob. 49 Tal vez la crítica más cerrada contra el derecho de OPciÓ11. s610 la teoría de la personalidad. Teorice. la inexistencia de todo el contrato. 131 VIVANTE. a un cadáver para poderlo tratar como vivo". ob.. cir. cuando la falta de publicidad se ha invocado en justicia y se ha declarado la irregularidad. asociado o tercero. se tiene o no se tiene.de la sociedad no puede oponerse a terceros.. o una ficción de vida.. En efecto.1S1 e") Consecuencias de la teoría de la personalidad. cuya creación depende de la publicidad. la sociedad es irregular:' reo 59 Los terceros no pueden desconocer a la sociedad irregular. pero no hay ninguna referencia legal al respecto.. págs. no aclara nada las ideas fundamentales que expone VIVANTE. Nos queda. 131.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 179 Para BONELLI 120 y su escuela.

133 En un breve estudio que publiqué en la R. L.180 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ con referencia a las personas individuales. BIGIAVI. ob. del mismo. M. y. TRI. No trata de una capacidad jurídica inferior. lO!. que al hacerlo en nombre de las mismas establecen para éstos y con éstas los vínculos jurídicos procedentes. 1924. c. Y SALANDRA. L. lOO. Representación de la sociedad. los patrimonios de los socios y de la sociedad quedan separados. 2fJ. De la existencia de personalidad jurídica 153 se deducen las siguientes afirmaciones: se y 1{lo La sociedad irregular tiene un patrimonio autónomo y es titular de derechos y obligaciones." "Esta frase no contiene una afirmación mía. Quiebra de la Braman Es/ates Compeny. I.. atribuye la representación social al administrador o a los administradores nombrados.. J. 31Jo Tienen capacidad procesal activa y pasiva. En virtud de las normas sobre mandato y representación los administradores y los representantes mientras se mantengan en los límites de su mandato o del poder no se obligan personalmente. v.. G. Cada uno de estos puntos tiene múltiples aplicaciones. 11. véase A. son eso: limitaciones. pero sí la sociedad como contrato especial. En consecuencia. 134 Sobre personalidad de la sociedad irregular en el derecho venezolano. Las sociedades actúan siempre por medio de sus representantes o mandatarios generales o especiales. que por lo mismo presuponen en substancia la existencia de la capacidad. 1918. 132 En COntra de DoMINEOO. 270) expusimos nuestra opinión favorable al reconocimiento de la personalidad jurídica de las sociedades irregulares: esta explicación atañe también a 10 que se dice al comienzo del referido trabajo (pág.v» Tampoco es admisible la posición de MANARA. 265) respecto del alcance del artículo 2. esa diversidad es la que está determinada por aquel cúmulo de sanciones que dejamos apuntadas. Ecos de un proceso. D. en defecto de pacto expreso. cit." En el mismo estudio (pág. R. se encuentra una frase que pudiera inducir a confusión: "La sociedad como persona jurídica no existe. 266. el arto 10. pág. pág. II. Caracas. 1931. pág. o que Jo sean por disposición legal. M. Caracas.. aa) Normas generales. S. S. N.os En materia de representación social es decisivo el contrato constitutivo. PIE. sino distinta. E. . sino que la obligación se crea entre la sociedad y el otro contratante. sino que se refiere al establecimiento de una conclusión que pudiera deducirse de una primera lectura de los textos legales. G.

Para BONELLI 136 el precepto crea un sustitutivo de la responsabilidad social que no existe. S. considera que la responsabilidad de los que operan surge como sustituta de la responsabilidad social. pág. 160. cir. L. M. Por otra parte. 1. Il." 1. 137. responsabilidad ilimitada y solidaria por dichas operaciones" Y~5 . la obligación de los que operan en nombre de la sociedad sustituye la obligación del patrimonio social inexistente. ob. G. loe. pág.1sS cree que esta responsabilidad se añade a la contractual de los socios y a la de la misma sociedad. que desaparece cuando se opta por considerar inexistente la sodedad. párrafo tercero. Para la doctrina de la comunidad. firme con su criterio del derecho de opción. It.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 181 bb) Contenido excepcional del párrafo tercero del art. añade: "Esta responsabilidad se da agregada no en compensación... presume la falta de personalidad. S. Así que los acreedores pueden obrar simultáneamente contra la sociedad irregular y contra los que contrataron con ella y. S. L.ce) Precepto italiano concordante: 11/ interpretación. M" según el cual "las personas que celebren operaciones a nombre de la sociedad antes del registro de la escritura constitutiva contraerán frente a terceros. 7'.88 Ob. tenga aplicación en la interpretación del precepto mexicano. C. no hay contradicción alguna en ello. 136 Teorice. porque la 135 Los datos que siguen a la invocación de los nombres ilustres que en ellos figuran son la mejor refutación a la afirmación de RUIZ DE CHÁVEZ. En materia de sociedades irregulares nos encontramos con un extraño principio.87 Ob. núm. De ahí. G.. según VIVANTE. G. un sustitutivo (surrogato) de la "responsabilidad normal" y más adelante (pág. lUumulada. núms. Estas razones presuponen tácitamente y casi inconscientemente en la responsabilidad del arto 98. en torno de ese artículo. con lo cual optan automáticamente por la sustitución de la vinculación jurídica con aquél. por 10 tanto. cis. la obligación de los que act6an como representantes de la sociedad entra en funciones cuando los terceros optaron por la inexistencia del ente social. Es el que formula el art. 7Q . . 134)... Para los partidarios del derecho de opción. 1. individualmente consideradas. 335 y 336. las doctrinas expresadas en cuanto a la personalidad juridica tienen su reflejo en este punto. quien acusa que el articulo 7. cit. no hay autonomía patrimonial y. págs. VIVANTE. 132 Y sigs. M. y no altemasiumente C011 la 110r1Jlal. 98. que todo el movimiento doctrinal italiano. cis. Esta responsabilidad se agrega a la que tienen los socios como mandatarios.v" En cambio. NAVARRINI. Ca. El precepto en cuestión se relaciona directamente con el art. por la que establecen con estas personas. 224.

cit. pero no afecta al mandatario o representante de éste. acreedores sociales. La redacción del texto mexicano nos lleva a ciertas conclusiones interpretativas. pág. 98. SALANDRA 1010 dd) Interpretación del texto mexicano.. pero sustituye a la de los socios resultante del contrato. si obran de buena fe. previa prueba de su irregularidad (art. Esta conclusión se deduce del texto legal: "las personas .). C. E.182 JOAQuíN RODRfGUEZ RODRfGUEZ acción contra los que contrataron no se basa en la inexistencia de la sociedad sino en las ambigüedades que surgen de su situación en perjuicio de los acreedores. en cuanto según aquél las personalidades que operan por una sociedad irregular asumen una responsabilidad personal solidaria y directa por la confianza que crearon en los terceros con su actuación. modifica un tanto las conclusiones a que llega VIVANTE. que a nombre de la sociedad". 140 Ob. El celebrar operaciones se refiere a la realización de negocios jurídicos. Esta situación s6lo afecta a los que por sí o por otros comparecen y se ostentan como representantes o mandatarios directos de la sociedad. 120. sociedad. en su más amplio sentido. DOMINEoO 139 considera que los terceros. sino a todos los que celebren operaciones a nombre de l. y el otro en garantía. responsabilidad personal ilimitada solidaria con la anterior) . 53. Es evidente que esta responsabilidad afecta no sólo a los administradores (art. y 207. o bien primero contra el uno y después contra el otro. tienen una acción mediata contra los socios aunque no hayan actuado en nombre de la sociedad. de modo que aquellos que no actuaron quedan excluidos de los límites de esta norma especial. cit. 99). Ca. 76). tienen las siguientes acciones inmediatas: a) Contra la sociedad como responsable social principal (art. tal responsabilidad se agrega a la de la sociedad. una vez agotados los bienes sociales (conforme al art. El celebrar operaciones implica el figurar como representante o como mandatario sociales. La expre139 Ob. 128 y sigts.. es decir los que operaron como representantes o administradores. . e) Contra ambos sujetos... págs. apartado e). contra el uno en vía principal. b) Contra los que operaron en nombre de la sociedad. Supone una actuación jurídica frente a terceros. Además.

el que no ha sido parte o no ha sido representado en el contrato. las sociedades tan pronto como se otorga la es- critura. una vez que la inscripción se practica. frente a los que se han producido las manifestaciones externas base de la apariencia. cit. Hay un instante de valor decisivo: aquel en que se practica el asiento de pre· sentación. No hay un concepto jurídico unitario del tercero.. a efectos del precepto co- mentado y de toda la materia de sociedades irregulares. obligan a sus representantes a realizar diversas opera· dones. en el sentido de no implicar la respon· sabilidad de los que las hicieron. esto es. En la práctica mercantil. se acude al expediente de que inmediatamente de la inscripción los organismos autorizados ratifiquen tales operaciones. Sí quedan convalidadas. 242. debemos considerar como terceros. un tercero procesal. cuando el juez ha ordenado la inscripción. Hay un tercero hipotecario. de terceros frente a los cuales se den todas las condiciones de la apariencia jurídica (objetividad. L. cuando el operar mencionado es anterior ill registro de la escritura constitutiva.. . es decir que la responsabilidad surge como consecuencia de aparecer como representantes o mandatarios de una sociedad. S. quedan convalidadas. ob. en otras palabras. ni como causahabiente universal de uno de los socios". las operado. de terceros que desconozcan la situación irregular de la sociedad. mientras que las operaciones jurídicas anteriores al asiento de presentación determina la responsabilidad especial que analizamos. Lo decisivo es que haya sido o no inscrita. 1. de Co. La inscripción es un hecho jurídico concreto. un tercero contractual. para todos los efectos que ésta deba producir. la del asiento de presentación. o aun después de ésta. núm. y a veces antes. Hl PIe. que aún no ha sido inscrita. determina que se considerará como fecha de la inscripción. Nos parece muy dudoso que en términos de estricto derecho tal ratificación excluya la responsabilidad de los que actuaron en nombre de la sociedad. en virtud de que el arto 18 del Rto. Por esto. los que actúan en nombre de la sociedad se obligan en 10$ términos del párrafo 39 del arto 79 . Es indiferente que esta escritura exista o no. aquellos. Es decir. creemos que terceros son los no socios que contrataron con la sociedad. Púb. sin esta especial responsabilidad. Mientras la escritura está pendiente de calificación judicial.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 183 S10n legal se refiere lo mismo a un actuar contractual que a declaraciones unilaterales y convencionales de voluntad: cualquier hacer con consecuencias jurídicas. etc. El operar debe ser frente a terceros. el que no se presenta COmo socio por cualquier título. en definitiva. las posteriores a dicho asiento. que. Para evitar los efectos del precepto comentado. mientras no se practica materialmente. G. causalidad). no socios. A estos efectos. M. buena fe. La misma finalidad del texto legal nos induce a decir que debe tratarse de terceros de buena fe. del Rgto.t-> El precepto legal entra en funciones. representa la opinión amplia sobre el concepto de tercero cuando dice: "es un tercero .

porque puede faltar el eoentm damni. en nombre de un órgano colegiado. Responsabilidad de todos los que intervienen en cada operación. que a su vez descansa en la sanción legal que se impone a los que al actuar como representantes y mandatarios de la sociedad contribuyeron con sus aetos a crear la situación de apariencia. etc. Junta de socios administradores. porque ésta. Tampoco puede considerarse como una responsabilidad contractual. situación que no encontramos en el caso examinado. Il. pág. ni responsabilidad objetiva. . situando en el plano de las obligaciones solidarias a todos los que actuaron en nombre de la sociedad. con independencia del tipo de sociedad. además de que es propio de la negotiorum gestio que el domines desconozca la actuación del gestor. llimitada como responsabilidad personal. en la que se individualiza la responsabilidad de los que actuaron. lo que no sucede aquí. Un punto importante en las relaciones de la sociedad con terceros es el relativo a la posibilidad de que las sociedades irregulares puedan ser declaradas en quiebra. no es un agere contra jlls el actuar en nombre de una sociedad irregular. con la que creemos estructura íntima del precepto comentado. Además. recae directamente sobre la sociedad. H2 Ob. si es socio. Con DOMINEOO nos inclinamos por la responsabilidad ex lege. de todos los integrantes del órgano en cuestión (Consejo de Administración.184 ]OAQufN RODRfGUEZ RODRfGUEZ nes realizadas dentro del plazo de quince días que la ley considera normal para la práctica de la inscripción.. en euyo caso. porque como dice DOMINEOO. sin relación a los compromisos del que actúa. tampoco debe verse en ella un caso de responsabilidad aqlliliana. sin consideración a que posean o no la calidad de socios. La responsabilidad no es simple. ya que en esta figura jurídica las obligaciones asumidas por el gestor recaen sobre el dominns. con su sociedad. puesto que tal responsabilidad recae sobre los que operan. por· que si la responsabilidad surge P?C el operar. 51.142 a quien seguimos casi literalmente en este punto. cada operación supone una situación jurídica.). tampoco es posible comprenderla en el esquema de la neootiornm gestio. El fundamento de la responsabilidad de los que operan en nombre de una sociedad irregular no puede hallarse en el contrato social. ¿Solidaridad de lodos por todas las operaciones o de todos los que actuaron en una operación por ésta? Pensamos que esta última es la solución más acorde. es solidaria. cit. es ilimitada y solidaria. Quiebra de las sociedades irregulares. Claro que es posible un actuar. de acuerdo con la posición que mantenemos. la responsabilidad será colectiva. Consejo de Gerentes.

pág. núm. La contestación a la cuestión que nos ocupa depende en gran parte de la postura que se adopte acerca de la naturaleza de la sociedad irregular.w NAVARRINI. 180). Il. cit. pág. y HEMARD. el más destacado sostenedor de la misma la considera como poco satisfactoria y razonable. núrns. u otro. assunsero di frente al pubblico la veste di dispositori del patrimonio commerciale ed impregnarono insieme la propia responsabilitá ilimitata". en todos los sistemas de quiebras paralelas.4 . 232. PERCEROU. Por lo demás.tw En otro orden de ideas. prendendo Iniziativi. 139. se supone que esté en su mano el que pueda llegarse o no a la declaración de quiebra. 1946.. no la sociedad. y otros. queremos expresar que no se forma una masa activa separada de los socios gestores sino que los acreedores particulares de éstos concurren en la quiebra con los titulados acreedores sociales. si no se procediese a la declaración de quiebra.. y en general todos los partidarios de la teoría de la personalidad (dominante) y de la comunidad patrimonial. en general. 2446 y 2447. J. R. 1623. ya que al reconocer a los acreedores el derecho de admitir O negar la existencia de la sociedad. Dentro de las tres corrientes fundamentales. podrán solicitar tal declaración. 494 y sigs. pág." En los mismos errores incurre URJA. CUrIO de Derecho Mercalltil. 1940. ob. VIII. la doctrina y la jurisprudencia en Francia e Italia. al menos cuando no hay socios ilimitadamente responsables. Entre los franceses citaremos a LYON CAUN y RENAULT. quienes s610 tienen acción contra los encargados de la gestión social (v. cuando decimos que no es susceptible de quiebra. bb) Relación de esta cuestión con la naturaleza jurídica de la sociedad irregular. pues dadas las condiciones generales que la ley fija. J. y otros citados en el texto. podrán oponerse a ello.. 537. operando in Dome dela societá. Lxcoua y BOUTERON. núm. 150: "si deve piuttosto considerare il fallimento di una societá irregolare como fallimento di una pluralitá di soggetti. 1141. núm. dice: "No son susceptibles de quiebra . núm. La cuestión tiene menor importancia en los derechos mexicano y español y.. Así entre los más antiguos VIDARI. podría producirse la apertura del correspondiente con- curso. civil o concurso y quiebra propiamente dicha. Mere. se comprenderá el enorme contrasentido que en sí implica tal solución. o un acreedor. Salvo estas opiniones. administrando. Problemas y cuestiones sobre quiebra de las sociedades. admiten la quiebra de la sociedad irregular. Madrid. como ente distinto (v. tomo J. serán los socios quienes quiebren. núms. núm. núm. Traaato.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 185 aa) Significación del problema en el derecho mexicano. Corso. sentencia del 1'" de junio de 1932)" y añade: "En cuanto a la sociedad irregular. 11. los que niegan la validez del contrato niegan también la quiebra. sólo la de la nulidad externa o del derecho de opción llega a proclamar una solución seminegativa acerca de la posibilidad de su quiebra. porque no tienen personalidad jurídica ni pueden contratar válidamente con terceros. y nos remitimos a la bibliografía y jurisprudencia que citan. PIPIA Y SRAFFA. Der. Entre los italianos BoNELLI. En el mismo sentido GARRIGUES. Rev. 8646 y entre los más recientes SOPRANO. 143 14. 4. che col loro ccntegno.. las sociedades irregulares. Si se piensa que con arreglo a ese criterio unos. acerca de la naturaleza de la sociedad irregular.

De todos modos.. núm. 1937. Ca.186 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Creemos haber probado la inadmisibilidad de las dos pos1ClOnes anteriores. R. 1. son aplicables los preceptos generales en materia de quiebra y de los especiales. cit. loe.).. nota 220). . 21. se refiere a "las escrituras de constitución de sociedad mercantil". sino que la califica de fraudulenta. y de rechazo. La posibilidad de que la sociedad irregular quiebre. cit. sino de patrimonio. El derecho mexicano está lleno de casos en los que se declara la quiebra de un patrimonio. En el derecho mexicano. cc) La Ley de Qlliebras y Suspensián de Pagos. ser declaradas en quiebra" (ob. pág. Tanto la teoría de la comunidad patrimonial v" como la de la personalidad. Buenos Aires. es porque hay quiebra. Cód. en cuanto a iniciación. dice: "Las sociedades irregulares o de hecho pueden." 145 BONELLI. como defensores de la personalidad. ya que la quiebra no es un procedimiento de liquidación de personalidad. M. nos permite prescindir de la debatidísima cuestión relativa a si la quiebra de una sociedad irregular es sólo un sistema unitario procesal concursal i v (quiebra formal o procesal) o bien la liquidación de un patrimonio autónomo. 58. La invocación del arto 956. tramitación y efectos. fr. el que prácticamente constituye una amplia expliEntre los autores iberoamericanos citemos especialmente a FERNÁNDEZ 1. en relación con el contenido del art. creemos que puede invocarse un argumento de primer orden para probar que las sociedades irregulares quiebran: el arto 956. la de su aplicación concreta al caso de quiebra. además de otros muchos. 21 (ambos del Cód. en su fracción V. en principio. 14'7 BoNELLI. Teorica. se hace con toda su trascendencia jurídica. en cuanto a quiebra de socidades. pág. e. 11. núm. y la conclusión es clara: la omisión de inscripción no impide la quiebra. dice: "Cualquiera que sea el sistema que se adopte. etc. RAIMUNDO.'''' admiten la declaración de quiebra de las sociedades irregulares. con referencia a la discusión doctrinal en Argentina acerca de si la sociedad irregular es o no nula. la procedencia de la quiebra es indudable. y hoy en vigor. posteriormente convertido en ley. 988. la posibilidad de la quiebra no puede vincularse al reconocimiento de personalidad jurídica. Pailimento. cit. fr.. 11. 122. cuando ejercen aetas de comercio y llegan al estado de cesación de pagos. que en su Tratado teárico-práaico de la qtliebra. 136. Sulla Teorica. U6 Véanse los diversos autores citados. Y el art. que establece que será fraudulenta la quiebra si se "hubiese omitido la inscripción de los documentos que consigna el art. 1906. Y en otro lugar. luego si la califica. sin consideración a la personalidad jurídica. pág... Ca. recoge todas las afirmaciones que hemos hecho en el presente capítulo. 68. 21". Es decir. D. La Exposición de Motivos del Anteproyecto de Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos.

Pero es que no había ningún interés en crear una situación de irregularidad insubsanable. fr..). 118.) y.). incompatible con las conveniencias del comercio y con el espíritu del legislador (art. G. 1. de la Ley. que hoyes artículo 4'. además de que la obligación de declararse en quiebra dentro de los tres días siguientes al de la cesación de pagos (art. 4Q. 1. M. del arto 94. 120 Y 121. son garantías más que suficientes contra cualquier abuso en este sentido. 8. es el mismo que el de las sociedades regulares. en el plano normativo. sexto y séptimo del artículo 4' del Anteproyecto.. de Q. e incluso tratar de obtenerla en el caso de solicitud de declaración por parte de terceros. 1. de Q. cit. que como la ley se ha contentado con exigir que se presente el certificado de inscripción. 19 y 42. La afirmación legal tiene un alcance menor que el de la Exposición de Motivos. Las excepciones a que la Ley alude son éstas: l ' La quiebra de una sociedad irregular deberá ser calificada de culo pable si. de Q. párrafo final. y el amplio arbitrio que se señala al juez para que fije la fecha de cesación de pagos (arts. al tratar de los párrafos quinto.). J. por otras razones) no le correspondiera la de fraudulenta: ya que la sociedad irregular no podrá presentar el certificado de inscripción en el Registro Público de Comercio (art. . son aplicables a las sociedades irregulares. todos los preceptos concernientes a la quiebra de las sociedades. págs. siempre será posible a los interesados intentar la regularización antes de proceder a su demanda de quiebra. el párrafo séptimo del art. Comentarios. ya que aquélla se concreta al terreno de la quiebra.).). 1. L. de Q. La quiebra de la sociedad irregular provocará la de los socios ilimitadamente responsables y la de aquellos contra los que se pruebe que sin fundamento objetivo se tenían por limitadamente responsables (art. fr. VI." A esta declaración corresponde. se incurre en el supuesto de la fr.'" Claro. 4Q.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 187 cación de las razones que tuvo en cuenta la Comisión redactora de dicho Anteproyecto. 3' No pueden acogerse al beneficio de la suspensión de pagos (art. de Q. del proyecto que declara: "Salvo las excepciones expresamente indicadas en esta Ley. 11. con la salvedad de aquellas situaciones y sanciones que la propia ley establece. 111. 94. de Q. 2~ La rehabilitación de los quebrados culpables requiere condiciones especiales. HS RODRíGUEZ. Afirma la Exposición de Motivos citada que: "El régimen jurídico de las sociedades irregulares.). 382. 1. 397. 7Q . de Q.). 1. 1. S. 4Q . en consecuencia. loe. cuyo incumplimiento se sanciona con la declaración de culpabilidad. más gravosas que las del quebrado fortuito (art.

que según la clase de sociedad. se propuso la fórmula antes indicada que. En las sociedades regulares este es un dato que 149 Anteproyecto de Ley de Quiebras y de Suspensión de Pagos. es decir. hay aquí un elemento que requiere prueba. que probasen su buena fe. perderían los beneficios de la limitación de responsabilidad. L. era de aplicación el arto 7'. cualquiera que fuese la clase de sociedad. que la quiebra de todos los socios. 15 de la Exposición.. que descansaba en dos elementos: uno. y lo que debe probarse es precisamente eso: que aparecen como socios ilimitadamente responsables. pues en caso de conocimiento o de obligación de conocimiento. otro. algunos miembros de la Comisión expresaron sus dudas acerca de la procedencia del sistema de prueba instaurado en el proyecto. No hace falta requerimiento especial. F. . En consecuencia. Para los que habían operado en nombre de la sociedad irregular. fue admitida por unanimidad. 14 9 La Comisión redactora tenía aún el impulso inicial orientado en el sentido de castigar a los socios de cualquiera sociedad irregular. particularmente en las sociedades de responsabilidad limitada (por acciones o no). sin embargo. Por eso. que estaba prevista en un principio. y por ello eran éstos los que habían de probar su situación de responsabilidad limitada. 1940. Se convino. que no hubiesen conocido. el fundamento objetivo. salvo lo dispuesto en el arto 7' de la Ley General de Sociedades Mercantiles. Dichos preceptos tienen a mi juicio el siguiente alcance: La quiebra de la sociedad irregular provocará la de los socios ilimitadamente responsables.. S. cuando se trate de obtener la quiebra de los que aparecen como socios ilimitadamente responsables. resultaba excesiva sanción en las circunstancias normales que habían de darse. México. ni tenido obligación de conocer el estado de irregularidad. D. y fue admitida casi sin discusión por la Comisión." Esta redacción se conservó en las diversas redaciones que tuvo la ponencia. que al preceptuar su responsabilidad ilimitada. como fórmula de transacción entre la anterior redacción y el deseo de algunos comisiouados que pretendían la suspensión de las sanciones a los socios de las sociedades irregulares. encontró acogida desde la primera redacción del Anteproyecto de Ley. se tratase de socios que en condiciones de regularidad hubiesen sido siempre limitadamente responsables. De todos modos. Al discutirse la redacción definitiva del Anteproyecto.188 JOAQuiN RODRÍGUEZ RODRiGUEZ El principio de que la sociedad irregular quiebra. se añadió al texto inicial la fórmula siguiente: "Que no prueben que sin mala fe y con fundamento objetivo se tenían por limitadamente responsables. La situación jurídica de éstos se crea por la simple producción de la quiebra de aquéllos. en definitiva. pág. M. esto es. G. permitía llegar a la quiebra de los mismos.

todos los socios pueden y deber ser declarados en quiebra. Dos posiciones centrales pueden perfilarse: la de los que afirman la aplicación del régimen propio de las sociedades regulares. no puede haber duda alguna acerca de la situación del socio comanditado. G. pág. la limitación de responsabilidad de los comanditarios. en aplicación del precepto que establece la responsabilidad ilimitada para los que incluyen su nombre en aquélla. 1914. por lo que. su más ilustre defensor y las decisiones jurisprudenciales rnás ' modernas.. en las sociedades irregulares. no hay base legal alguna para que pueda considerarse excluido de la misma el socio comanditario. Cuando la sociedad es en comandita simple. su posición.1. La primera de las tesis mencionadas ha tenido el asentimiento general de la doctrina 1110 y de la jurisprudencia italianas. DoMINEOO. su crédito y luego defraudar a los terceros al paralizar cualquier actuación de éstos con la pretendida limitación de responsabilidad del mismo. nota 3. recientemente. sin complicaciones de la escritura social registrada.. c. que dice que VIVltNTE rectificó en sus explicaciones de cátedra la doctrina expuesta en su tratado. limpio. Estas razones fundamentalmente son dos: jurídica. La primera consiste en afirmar que como la sociedad comanditaria debe operar bajo una razón socia! en la que se comprenden todos los socios. 150 En contra MANARA. como consecuencia de la declaración de quiebra de la sociedad. la otra. Commentario. se han inclinado por la posición contraria. y por consiguiente. 29. menos los comanditarios.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 189 surge neto. deberá considerársele como socio responsable sin limitación de responsabilidad. nota 1. . NAVltRRINJ. El problema se plantea preñado de dificultades en lo que concierne a la responsabilidad del socio comanditario.P! VIVANTE dice 152 que. aunque fueren regulares. la una. Sin embargo. cit. 152 Trauato. D. 337. M). S. cuando no hay publicación de la razón social. 11. aunque legítimamente pudiera pensarse que el socio comanditario que no haya administrado los negocios sociales. ob. y la que se inclina por la desaparición de la responsabilidad limitada de éstos. 51. y 58. de orden práctico. núm. 749. Si se trata de sociedades colectivas. 11. nota 3. R. núm. debe probarse la apariencia de un socio como ilimitadamente responsable. 151 Vid. 269. págs. hay razones que nos llevan a una solución distinta. La razón de orden práctico y general se encuentra en que peligraría el erédito público y la buena fe. puesto que su responsabilidad ilimitada se desprende de la propia naturaleza de esta sociedad (art. Pero. responderá en los límites de su aportación. si se permitiera a los socios comanditarios utilizar el nombre del comanditado.

La situación de los mismos puede ser compleja. Debe tratarse de socios que sin fundamento objetivo se tengan por limitadamente responsables. lo mismo si la sociedad es regular que irregular. pero no por eso operar en nombre de la sociedad. en una confusión de las situaciones que deben distinguirse radicalmente. puesto que nadie podría afirmar que contó con . Estos pueden quebrar. el socio comanditario de sociedad irregular. el que se refiere a los socios comanditarios que siempre se han presentado como tales y que han mantenido su situación en los límites que la ley les marcó. ya hemos indicado que los que operan en nombre de la sociedad tienen una responsabilidad que. b} Si.él. que infringen o consienten que se infrinja el precepto legal que prohibe a los comanditarios operar en nombre de la sociedad y hacer figurar su nombre en la razón social. En efecto. un problema es el que se refiere a los comanditarios. por su condición de socios. puede ser la de los que operaron en nombre de la sociedad. podremos exponer estas dos afirmaciones: a) Si el socio comanditario actuó en nombre de la sociedad o permitió la inclusión de su nombre en la rezón social. al establecer sus relaciones con la sociedad. La carga de la prueba recae sobre los que pretendan la declaración de quiebra. Esto supone que si el socio comanditario no se dio a conocer frente a terceros como socio. Este fundamento objetivo puede descansar en el convenio entre los socios. y si su existencia quedó en la intimidad de la sociedad. responderá limitadamente. creemos. o de cualquier otro modo apareció frente a terceros como socio y no sólo como socio comanditario. además. . a no ser que al dirigirse contra éstos se provoque su quiebra. Por consiguiente. debe responder sin limitación de responsabilidad. se aplicarán a· éste los principios generales de la sociedad comanditaria y responderá limitadamente. el simple hecho de haber operado en nombre de una sociedad irregular no provoca la quiebra de los que así procedieron. ruando se dan las circunstancias que ya hemos examinado. puede determinar la de los socios comanditarios. esta simple cualidad les hace incurrir en quiebra. y otro. por el contrario. pero. El fundamento objetivo alude a una situación que se base en algo más que en una pura creencia subjetiva. Si a estos dos problemas aplicamos los principios generales de la apariencia jurídica. resulta ser subsidiaria. La quiebra de la sociedad colectiva o en comandita provoca la de sus socios colectivos y comanditados.190 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Ninguno de los argwnentos es concluyente y descansan. se comportó siempre como debe comportarse el socio comanditario de una sociedad regular y se manifestó como tal. En efecto. aunque limitada. Si se refiere a socios ilimitadamente responsables. haya escritura pública o no la haya. Otra categoría de personas que pueden ser llevadas a la quiebra por la de la sociedad irregular.

Ellos conocían la situación de irregularidad y debieron proveer a su eliminación. o si infringieron el deber concreto de proceder a su regularizaci6n. Pueden y deben ser declarados en quiebra Con ocasión de la de su sociedad. Socios de sociedades de responsabilidad limitada o anónima. o si se les prueba que conocían la si· tuación de irregularidad y la consintieron. cualquiera que sea el tipo de sociedad. Refiriéndonos a los tipos sociales concretos y como resumen de lo dicho. La disolución y liquidación de las sociedades irregulares se ajustan a las mismas reglas que las de sociedades regulares. según la estructura social. Tienen la misma situación que los anteriores. se prueba que conocían la irregularidad. deja de ser invocable por ellos la situación objetiva. por su posición con arreglo al convenio social o por disposición de la ley. desaparece la situación de objetividad. por lo tanto. IlI. Si contra las personas que invocan su responsabilidad limitada. Al no hacerlo. . formas y términos que la ley señala. y que no hicieron nada por corregirla en los límites. que además requiere un elemento de buena fe. Los socios que. nunca podrán alegar la existencia de una limitación objetiva de responsabilidad. Pueden ser declarados en quiebra. Socios comanditados. Socios comanditarios. las soluciones apuntadas nos llevan a estos resultados. si provocaron una apariencia de ser socios comanditados. Su posición jurídica es igual a la de los anteriores. Socios colectivos.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 191 siempre que no se produzca alguna de las circunstancias siguientes que 10 invalidarían a estos efectos. podrán ser declarados en quiebra. Disolución y liquidación. estaban en la obligación de proceder a hacer cumplir los requisitos de forma.

finalmente. que no quieren dejar en. que la forma de administración de la sociedad colectiva o recae en todos los socios. ~ Delle Jode/a. se hace lenta y poco flexible. Por su estructura. pero dadas las enormes atribuciones de los socios no administradores.caci61l. la responsabilidad ilimitada de todos sus socios ahuyenta de ella a los que no quieren comprometer en una empresa todos sus bienes. La repercusión de las vicisitudes personales de los socios en la vida de la sociedad.. al mismo tiempo que por la forma de su funcionamiento es posible la utilización de cada socio en la actividad más conveniente para la sociedad.gll. cito 13 . Véase sobre estos problemas NAVARRINI. y entonces la administraci6n puede ser dividida e incoherente. ob.manos de los demás esta actividad por la enorme responsabilidad que para ellos implica. cit. o bien se confía a alguno de los socios. en la práctica. sólo es susceptible de integrar un pequeño capital. si ciertas son estas ventajas. pág. La sociedad colectiva es la forma más espontánea de organización mercantil.s Por eso.' Mas. y las 1 NAVARRINI. ya que surge de un modo natural del hecho de que los miembros de una familia trabajan en común o cuando varios amigos explotan conjuntamente un negocio.!. 281. sólo es posible con un pequeño número de socios y. la actuación de los que lo son. ya que todos los socios están en una situación de igualdad. No debe olvidarse. Ofrece varias ventajas. loe. no lo son menos los numerosos inconvenientes que esta forma social ofrece.rmuo SEGUNDO SOCIEDAD COLECTIVA CAPITULO UNlCO 1) Conceptos generales. cada uno aporta su esfuerzo y el riesgo se distribuye entre todos los patrimonios. especialmente las sociedades de responsabilidad limitada. 1') S. la sociedad colectiva tiende a ser sustituida por otras formas sociales. por lo tanto. es un obstáculo gravísimo para la permanencia y continuidad de la misma y.

El concepto de sociedad evoca el de pluralidad de partes. de las obligaciones sociales. Esta definición legal coincide con la que hallamos en los Códigos de Comercio de España. Co. Francia. en los términos que ya fueron expuestos en la parte general. de modo subsidiario. a medida que se va difundiendo el ámbito 'favorable a la institución de la responsabilidad limitada. 19~8: "Entre las formas admitidas en la ley es la menos frecuente en la práctica . 1.. Co... L. define a la sociedad en nombre colectivo como: . arto 76: "La sociedad en nombre colectivo. la aportación de los socios. G. M. cit.. M. debe darse la siguiente de la sociedad colectiva: es tina sociedad mercantil pero sonalista. En una institución de derecho positivo hay que partir del concepto legal. 11. Céd.194 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ ya existentes. Decimos que es sociedad para invocar el concepto general de este contrato de organización." . bien en sociedades de responsabilidad limitada. Alemania) etc. El artículo 25. S. de las obligaciones sociales". Turin. Brevemente. Este concepto reproduce el que se daba en el artículo 100 del C.' La definición legal nos parece insuficiente. a nuestro juicio... 10 hemos de precisar después. por lo que. así como el significado de la segunda modificación. ilimitada y solidariamente.. pero sobre todo. DE GREGORIO. ilimitada y solidariamente. Italia. por las de "obligaciones sociales". Del/e societñ e deJle associcsioni commerciali. arto 122: "Regular colectiva en la que todos los socios en nombre coleetivo y bajo una raz6n social se comprometen a participar en la proporción que establezca de los mismos derechos y obligaciones". en el que sólo se han introducido dos modificaciones: agregar la frase "de modo subsidiario" y sustituir las palabras "operaciones celebradas por la sociedad bajo dicha razón social". en la que las obligaciones sociales están garantizadas por la responsabilidad ilimitada y solidaria de todos los socios. ob. que amplía el campo de la responsabilidad de los socios. de 1889.. aquella que existe bajo una razón social y en la que todos los socios responden." -1 Cód. que establece la responsabilidad personal y solidaria de los socios. son obligadas a menudo. El alcance del concepto de 10 subsidiario. E. por la natural insuficiencia de los medios de los socios a actuar en una estrecha esfera de acción o a transformarse en comanditarias o anónimas para un más amplio y seguro desenvolvímiento de su actividad". q"e existe bajo "na razón social." 11') Definición y caracteres. vamos a hacer un análisis de las notas que componen esta definición. el de consentimiento y la participación de todos ellos en los beneficios 3 VNANTE. incluso por los actos ilícitos cometidos por los administradores sociales. 356: "Por estas razones. Ca.. lo que se completa en el artículo 127. se transforman bien en sociedades anónimas. el campo de aplicación de las sociedades en nombre colectivo se va restringiendo cada vez más. en un momento determinado de su desarrollo. núm. en la que los socios responden de modo subsidiario.

G. G. somete al Código de Comercio. G. 34. garantía y confianza frente al público. 1. Ley referida). cit. Civ. M. puesto que el nombramiento de un extraño para desempeñar la dirección y representación de la sociedad. Ley General de Sociedades Mercantiles. M. pág. El artículo 4 Q. ° 6 SOTGL\. Al decir que se trata de una sociedad personalista. aunque sus participaciones sean totalmente distintas (art. Cód. 50. en este caso. en defecto de la oportuna manifestación de voluntad. 1.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 195 y en las pérdidas. la consideración a la calidad individual de las personas que la componen. simplemente en razón de su forma. en principio. En. inmodificables si no es con el consentimiento de todos los socios (art.) y. de modo que. Por ser sociedad mercantil recae sobre ella la calificación jurídica de comerciante.. . G.. ("Esta Ley reconoce las siguientes especies de sociedades mercantiles: l. en la forma contractual prefijada o en la que establece la ley.). . 46. la doctrina. 38. los estatutos son. S. 1. a las sociedades de naturaleza civil que tengan forma mercantil. S. "). en la que las personas participan en la organización misma y asumen una . finalmente. por su capacidad personal. G.. porque está comprendida en la relación de las calificadas como tales por el artículo 1'. cada socio vale como cualquier otro. M" reputa como mercantiles a todas las sociedades que se constituyan en alguna de las formas reconocidas en el artículo 1Q' de la propia Ley y. ob.). no por capital. la quiebra la incapacidad de uno de los socios puede ser causa de disolución de la sociedad (art. Ya se explicó en la parte general la diferencia entre razón social.). D. de substrato eminentemente personalista. M. F." En efecto. 32 y 230. con los derechos y obligaciones peculiares que el Código de Comercio establece (Registro. S. S. La administración debe recaer en socios. M. quiebra y suspensión de pagos. El voto es por persona. 1. S. con independencia de las actividades a las que realmente se dedique y de la efectiva realización de actos de comercio. M.). Es sociedad mercantil. 1. queremos subrayar el papel especialmente importante que desempeña el lnltlittts personae. fr. 22. S. el artículo 2695. finalmente. anuncio de la calidad de comerciante. calificación mercantil de ciertos contratos. en principio. 1. La sociedad colectiva debe actuar en el mundo de los negocios bajo una razón social. etc. se ha llamado la atención sobre su carácter de empresa comercial compleja.posición de primer plano y de especialísima consideración. La calificación de comerciante supone su sometimiento al status especial de los mismos.. la muerte de un socio es motivo de disolución de la misma (arts. contabilidad. G. . V. da derecho a los disconformes a separarse de ésta (art. es decir. más que por su aportación patrimonial para la formación del capital de la empresa. Sociedad en nombre colectivo.

" lo que era explicable en cuanto el nombre daba a conocer a la mayor parte de los socios. cit. es decir. dice: "Así se presume Compañía si el libro de cuentas es intitulado en nombre común de algunos". núm. La formación de la razón social está sujeta a ciertas reglas. son la base del crédito social. oh. sin perjuicio de la acción de éste contra los que venían a ser sus asociados o mandatarios. qllo reprasentatur corpus JO/tU societatis? La existencia de la razón social es esencial para que puedan establecerse frente a terceros las relaciones propias de una sociedad. La razón social es el signo exterior de la existencia de una personalidad jurídica." La razón social es el nombre que indica que la sociedad ejerce el comercio en interés de todos los socios: est signmn societatis. citado por NAV... pág. o el de uno solo de ellos. nota 169. lo que equivale a decir: cuenta de la sociedad. cit. no sería lícito emplear los nombres de uno o de varios socios sin adicionarles las palabras indicadas ni poner éstas {J Rationis socierais. JI. En estos dos últimos casos. sin que en ella figuren nombres de personas. pág. G. 8 GoLDSCHMI[)T. por lo tanto. ob. HEVIA BoLAÑOS. "omnes credirores rasionis seu societasis". 382. núm. se dice lo siguiente: "Socii sioe paf'Jicipes socierais ses raionis". cree falso que en principio figurasen los nombres de todos los socios de la razón social y que sólo en una etapa posterior se llegase a introducir la práctica de emplear los nombres de algunos. 29 y sigs. M.. Los principios básicos de la 1. pág. RRINI. y NAV. págs. RRINI. y NAVAMINI. S. 268. por lo que la falta de razón social sólo puede obligar al socio que contrató. 165. cit. 27 y 28). VNANTE. 284. 53.. ob. en la afirmación de que la razón social debe estar formada por nombres de socios y sólo por ellos. Piensan como GoLDSCHMIIJT. 272. ver también F'REMERY. Eludes de droit commercial. agregando las palabras "y compañía".. y la denominación. ... 283.. . cit. ya que las cuentas estaban a nombre de los socios. núm. nombre objetivo que hace referencia a la actividad principal de la empresa. pág. en este punto son: I 1Q La razón social debe contener el nombre de socios y sólo de socios (arts. en su Curia Filípica. pero.. 1 En el Estamta de Génova. ob." El hecho de que unas cuentas se llevasen a nombre de algunas personas vino a ser expresión de vínculo social. ob. 9 BRUNElTl. los nomo bres de algunos. Pueden indicarse los nombres de todos los socios. ya que mediante la misma se anuncia al público la personalidad de todos los que responden ilimitadamente y que. . deben agregarse las palabras "y compañía". La expresión razón social se deriva probablemente de los libros de contabilidad llevados por la sociedad. cit.196 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ nombre comercial formado con el de los socios. que podrán sintetizarse en el principio de la veracidad de la razón social.

si agrega la palabra "sucesores". El nombre de una persona que no sea socio no puede Figurar en la razón social. por lo tanto. por lo que la Ley permite. ésta podrá seguir usándolo. Se le crea una situación como si fuera socio. núm. fraude). pues. la utilización de una razón social que no responde a la realidad (verdad) de la composición social. es decir. tomo XXXI.w 39 Como excepciones al principio de la veracidad.. sanciona al tercero y le impone una responsabilidad igual a la de los socios efectivos (art. y con ellas su razón social. La razón social supone. se le oculta. En este sentido ha dicho la Corte que la responsabilidad solidaria del extraño es sin perjuicio de la penal. una mención de valor económico de la empresa en marcha. ello podría dar lugar a un problema penal (uso indebido del nombre. la sociedad adquirente podrá seguir usando la razón social de la otra con la condición de agregar a la misma la palabra "sucesores". con . Estas excepciones se basan en lo que podríamos llamar objetivización de la razón social. Si se incluye sin su consentimiento.la consiguiente responsabilidad civil. F. 06.. cit. sin que proceda a impedirla. cuyos nombres figuran en la razón social. para evitar cualquier posible engaño. 88. 49. pág.adquiriendo prestigio. sin perjuicio de la responsabilidad de los socios. pero ninguno de los derechos u obligaciones propios de éstos. O si llegó a noticia de éste dicha irregularidad. más que una alusión a las personas físicas que la componen. 2Q Los cambios por entrada y salida de socios. la Ley. adquiere la responsabilidad de un socio. pero sin serlo. han de reflejarse en ésta (art. en cuanto hace referencia a una empresa en marcha. si a ello hubiese lugar (S. obtiene un valor económico. . se admiten las siguientes: 1~ Cuando un socio cuyo nombre figura en la razón social sale de la sociedad. subsidiaria e ilimitada. No sería justo obligar a destruir ese valor. J. tal vez. porque en ambos casos se engañaría al público induciéndolo a pensar en la existencia de otras personas responsables. Pero. La responsabilidad del extraño cuyo nombre ha sido incluido en la razón social s6lo se extiende a aquellas operaciones practicadas con posterioridad a dicho hecho ilícito. solidaria. en los casos mencionados. ruando por el contrario. 2J. pág. Si la inclusión indebida se hizo con conocimiento del no socio. con clientela y funcionando con éxito económico. 2554).TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 197 cuando ya en la razón social figuran los nombres de todos. se emplea la palabra 10 NAVARRlNI.\ Cuando una empresa transfiere a otra sus derechos y obligaciones. 29). 28). a medida que se utiliza una razón social determinada y ésta va . y.

1234). C. había llamado la atención sobre este carácter de la responsabilidad de los socios. 2' Sociedades de responsabilidad limitada en la que todos los socios sólo responden de las deudas sociales cualquiera que sea su cuantía. al establecer que la responsabilidad tiene el carácter de solidaria entre los socios. Ca. y 3'1 Sociedades mixtas en las que unos socios responden como en el primer caso y otros como en el segundo. tomo XXXIII. de la razón social (S. con lo que se advierte al público que si la empresa sigue siendo la misma. "y socios". pág. No se comprendería bien el valor de la responsabilidad de los socios colectivos. si no se completara su análisis con el de otras de las notas que la ley menciona. "y hermanos". tomo XXVI. La responsabilidad de los socios en la sociedad colectiva es ilimitada. 2428). El ejemplo típico de la primera clase es la colectiva. Las palabras "y compañía" pueden substituirse por otras de valor semejante. si bien es cierto que ya la jurisprudencia de la S. al mismo tiempo es una responsabilidad solidaria y subsidiaria. lo que como acabamos de ver significa que responden con todo SIl patrimonio por cualqmer cuantia de las obligaciones sociales. en las que todos los socios responden ilimitadamente de las obligaciones sociales. propiamente hablando. pero. J. El nombre del establecimiento mercantil no forma parte. en el sentido de que· su patrimonio íntegro está afecto al cumplimiento de las cbligaciones que en nombre de aquéllos se hubieren contraído. al considerar que viola las garantías individuales. En este aspecto. G. Todas las sociedades mercantiles son de responsabilidad ilimitada.198 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ "sucesores". C. Pero. El que sea solidaria puede significar dos cosas: una. podemos distinguir tres grupos de sociedades: l' Sociedades de responsabilidad ilimitada. y. De la segunda.. ha variado en lo que se refiere a su composición personal. hasta por el i~porte de las aportaciones prometidas. F. Y XXIX. 'lile todos ellos responden solidariamente con la sociedad. el em- . M. la sociedad en comandita simple y por acciones. pág. F. porque la solidaridad existe entre los socios. pág.. esta responsabilidad ilimitada y solidaria es snbsidiaria. M. y de la tercera. la anónima y la llamada sociedad de responsabilidad limitada. que ctralquiera de los socios responda del importe total de las obligaciones sociales. S. 1774. J. modificando la redacción del antiguo artículo 100. y el de subsidiaria para con la sociedad (S.. otra. p'or ejemplo. "y asociados".. concepto éste que fue introducido por la L.

). J. desde "el punto de vista de la eiecucián de la misma. es de una claridad meridiana cuando dispone que "la sentencia que se pronuncie contra la sociedad. la sentencia se ejecutará primero en los bienes de la sociedad. M. Quinta: Pueden dictarse medidas preparatorias y precautorias en contra del patrimonio de los socios. F. s6lo a falta o insuficiencia de éstos. sin previa excusión en los de la sociedad (S. en raz6n de la demanda que se vaya a instaurar contra la sociedad. sin perjuicio del derecho del que pagó. De lo dicho. en los bienes de los socios demandados". G. 594. si no es a virtud de un nuevo juicio. hace inejecutable respecto de éste la sentencia dictada contra la sociedad. L. Es lícito que ínter partes. 991). Subsidiario. puedan estipular que la responsabilidad de alguno o algunos de ellos se limite a una cantidad determinada (art. XXXVI. en los términos de la ley O de los pactos especiales estipulados entre ellos. Tercera: La solidaridad es principal en ambos aspectos (substantivo y procesal) en lo que atañe a los socios entre sí. en nuestro caso. el artículo 24. Segunda: La responsabilidad es auténticamente subsidiaria. VI. S. el benejicia de excusión. 843. 1. para repetir contra los demás. pág. no 10 . Precisa determinar el alcance exacto de este concepto. en tanto que todo el patrimonio de la sociedad no haya sido dedicado íntegramente a dicho menester. Sexta: Los pactos q¡Ie impliquen modificación de estas características. en cuanto el socio puede exigir la excusión de los bienes sociales. G. tomos XXXVI. fuerza de cosa juzgada 'contra los socios cuando éstos hayan sido demandados conjuntamente con la sociedad. tendrá. significa que todo socio podría excepcionar. pág. no tienen efecto algnno contra terceros. S. ningún socio puede ser obligado al pago de deudas sociales. condenándola al cumplimiento de obligaciones respecto de tercero. Cuarta: La falta de demanda simultánea contra la sociedad y contra un socio. pero. sin efecto frente a terceros. aunque los socios. En este caso. y. frente a tina exigencia de pago por Itria deuda social. M. y sólo por 10 que respecta a sus mutuas relaciones. 26. pág. se deducen estas consecuencias: Primera: La responsabilidad de los socios es principal procesalmente hablando y no subsidiaria. esto es. En este aspecto. los socios limiten y aun esta.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 199 bargo sobre bienes de un socio. antes de que se proceda sobre los suyos. en cuanto cabe que la sociedad y los socios pueden ser demandados conjuntamente.blezcan una cierta graduación en el soporte de las deudas sociales..

su soberanía sobre ésta y la atribución de obligaciones y de responsabilidad. El momento de la adquisición coincide con el de la formación del acto. se realza como factor jurídico predominante la . un ordenamiento. De aquí. Pro Civ. Para ello arranca de la subjetivización de la empresa y de la declaración de voluntad supuesta por su constitución.). . que es persona jurídica? Para contestar a esta pregunta. Pisa. el derecho de soberanía resulta ser una función de la personalidad social. complejo de sujetos juridices que bajo un principio organizador único persigue en la esfera del ordenamiento jurídico un fin propio.u En resumen. la sociedad y los terceros. lo que se concreta en la indicación del tipo social. las obligaciones de éste se comprenden como correspondientes. en cuanto substancialmente constituye una institución. La responsabilita personaje nella socierá in nome colletsioo. el derecho de soberanía está más acentuado y casi se funde con el derecho de soberanía del comerciante individual sobre su propia empresa. SoTGlA se esfuerza por distinguir obligación y responsabilidad en las relaciones del socio. justifica el derecho de aquéllos a la dirección de la empresa. no admite pacto válido en su contra. La responsabilidad ilimitada de los socios frente a terceros es un principio imperativo que atañe a la estructura legal de esta figura jurídica y que. hay que comprender las relaciones de la sociedad y de la empresa. arto 29. en relación con terceros. ¿ cómo se explica el derecho de soberanía del socio frente a la sociedad. que surge de los sujetos que forman la colectividad. Ahora bien. sino como un poder subjetivo del socio para concurrir con la propia actividad volitiva a la consecución del fin práctico. identificada con la formación de una empresa personal. dotada de autonomía de querer y obrar. sino que debe considerarse como una forma jurídica influenciada por sus elementos humanos. está la voluntad de adquirir una soberanía personal sobre la empresa social. 10 subjetivo y la soberanía deben considerarse en funciones reciprocas. y Séptima: Los socios responden directamente de modo que los acreedores no actúan en su contra ntendo ísris societatís (fórmula general. Así. El derecho de soberanía sobre la empresa no puede configurarse como propiedad sobre la persona jurídica. y no una pura y simple suma de varias voluntades subjetivas y de diversas capacidades. y la declaración sirve de referencia para la determinación de la soberanía misma. Hay que abandonar las exageraciones sobre el concepto de personalidad jurídica de la sociedad mercantil. La base de la soberanía del socio sobre la empresa encuentra sus justas bases dogmáticas si se considera la sociedad mercantil como corporación privada. por lo tanto. C. En la sociedad de substrato personalisra. El factor confianza. puesto que al tercero que demande a la sociedad no pueden oponérsele las excepciones que el socio tuviera contra ésta. 1931. La sociedad no puede pensarse como un ente ficticio. Los socios se hallan en uoa doble situación: la de miembros de ella y la de destinatarios de su fin. Si se considera la soberanía sobre la empresa como resultado de un derecho connatural a la calidad misma de socio. sobre el problema de la solidaridad de los socios con la socie11 Sobre este problema véase lo dicho sobre aportación y responsabilidad (Capítulo II) Y la bibliografía que citamos y en particular la obra de SoTGIA. en tanto que en las sociedades capitalistas tal soberanía se atenúa.200 .JOAQuíN RODRíGUEZ RODRÍGUEZ sería el pacto que eliminase a un socio de su contribución a las pérdidas comunes. En la declaración que tiene por objeto la formación de la relación compleja. que es el motivo de origen de la empresa.

es decir. que los socios son deudores mancomunados con la sociedad y que la sentencia pronunciada en contra de esta última a ellos 10i perjudica. por la responsabilidad ante las deudas sociales. podría decirse que todos los socios gozan del beneficio de orden y excusión. México. pero real y efectiva. surge una posición de contraste entre éstos y la empresa. pues si caben la demanda y el juicio simultáneos no cabe la ejecución de la sentencia condenatoria sino en orden sucesivo. 10 que supone un complejo de mutuos derechos y obligaciones. debe advertirse una doble esfera de coordinación. 1933. se coordinan las personas mediante su organización interna en él. mantiene con referencia a Jos articulas 100 y concordantes del Código de Comercio mexicano. en contra del decir expreso de PALLARES ("los socios deben ser demandados en juicio diverso del que se sigue en contra de la sociedad"). sin que nada impida que ésta sea conjunta a la que se haga contra la sociedad. por otro lado. "ni nuestro Código ni Código alguno del mundo culto ha establecido que los socios son solidarios en la sociedad. Segundo: Los socios son solidariamente responsables entre sí. pero con solidaridad imperfecta. puesto que cualquiera de ellos puede ser demandado por el importe total de las deudas sociales. El fundamento de la responsabilidad del socio en la colectiva se halla en la estructura de la misma como empresa subjetivada que emerge del conjunto organizativo de diversas declaraciones jurídicamente relevantes. por un lado. sino dos aspectos de una misma relación. los derechos patrimoniales. procediendo primero contra el patrimonio social y después contra el de cualquiera de los socios. En estas relaciones. . que Jos socios no son deudores mancomunados con la sociedad. A los derechos patrimoniales corresponden especiales obligaciones. En este sentido. 11 bis ]AC1h'TO PALL/l. El propio EDUARDO PALLARES. el segundo. de los socios. el segundo a la regulación de las pretensiones de la sociedad Y." Este último autor interpreta erróneamente la ejecutoria de la Corte. que sí cabe la demanda contra los socios. Sociedades en Nombre Colectivo. Al derecho de soberanía corresponde una obligación de garantía en las relaciones externas e internas.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 201 dad o de aquéllos entre sí. págs. el primero tiende a la organización de la empresa frente al público. El primer aspecto funda el derecho de soberanía. adquiere relieve predominante la relación que une a la sociedad con sus miembros. Estos dos aspectos de la conexión de los socios y de la sociedad no son diversos supuestos de relaciones. lo que implícitamente viene a reconocer. de 29 de octubre de 1930 (Amparo Mier Rubín Hnos. los partícipes en ella adquieren derechos de soberanía y patrimoniales y con ellos ciertos cargos y deberes. existe como persona autónoma capaz de derechos y obligaciones. 13 y sigs. en cuanto que ésta s610 establece que no cabe ejecución contra los socios cuando no han sido demandados.}. con el afecto y respeto propios de un hijo rectifica esta construcción cuando dice que: "En realidad. con la persona moral de la sociedad".. en un interesante dictamen parcialmente reproducido en la obra de EDUARDO PALLARES. el articulo 123 establece de una manera indirecta. podemos decir: Primero: Los socios son responsables solidariamente COn la sociedad por las deudas sociales. La sociedad surge como consecuencia de las declaraciones de voluntad de los socios.vbis valoración recíproca de la posición del ente y de sus cambios frente al público.RES.

que primero fue expreso y después llegó o ser sobreentendido. S. l. sólo se refiere a las relaciones de los socios entre sí y de los socios con la sociedad. no se opone a ninguna norma de la misma. En el Código de Comercio mexicano. Para unos.! tomo XXIV. S. el contrato de sociedad. 13 LASTlG. con base en 10 dispuesto en el arto 125. 25. que limita la responsabilidad solidaria de los sucesivos tenedores de una acción no liberada a un plazo de cinco años). M" se refiere a las disposiciones que sean contrarias a las de esa ley. 11) Historia. págs. sin base sistemática en el Cócl.. establecía que la responsabilidad solidaria de los socios duraría cinco años.. que puede darse la anomalía de que un socio sea demandado para el pago de obligaciones de la sociedad al sexto año de la liquidación de la misma.ve se desconoce como principio general y fundamental la derivación de la sociedad colectiva del vínculo familiar. para las obligaciones mercantiles que no tuviesen uno menor. L. R. Co.202 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ La responsabilidad a que nos referimos es por las obligaciones sociales (art.. M. en contra de esto.). aunque admiten que si de hecho esto ocurrió en Italia. Co. . M. fr. 1. 27l. 1. Cód. S. se perfilan tres grupos de teorías. Cód. a partir de la fecha de la publicación de la liquidación de la sociedad. 12 GoLOSCHMIDT. el general de diez años. y que el artículo 153. y 245. GOLDSCHMIDT encuentra el fundamento de la responsabilidad solidaria e ilimitada de los socios en un mandato recíproco semejante a la praepositio institoria. G. estimamos que esta responsabilidad está sujeta a la prescripción general de diez años. y que la prescripción de los cinco años del art. S." basan exclusivamente el origen de la sociedad en la organización y el vínculo de la familia germánica. G. El plazo de cinco años que establece el artículo 1045. señalada por el artículo 1047.. y aún pudiera invocarse la analogía. tantas veces citado. Es dudoso que pueda considerarse vigente el artículo 153. M. fr. es una copia del Código de Comercio francés. Ca. 153. En la consideración del origen histórico de la sociedad colectiva. sin que tuviera acción para recuperar de sus consocios la parte correspondiente a éstos (por la prescripción de cinco años que fija el arto 1045. pág. G. M. Constituía este precepto la excepción a la norma general del articulo 1047 que establecía como plazo de prescripción. H. Otros autores. sobre el vínculo familiar privaba siempre. L.). Unioersolgescbicbte des Handelsrecbss.M. Por todo ello. jurídicamente. Pero. Ca. 1047. M. el artículo 153. Cód. no puede olvidarse que la responsabilidad de la sociedad frcnte a sus acreedores es por diez años (art. 387 y sigs. G. concepto que cubre las de origen convencional y extraconvencional. Aunque pudiera alegarse que la fórmula derogativa del artículo 49 transitorio. M. 1. en la Z.

28l. pág. en la que no será necesario comprender todos los bienes. después por obligaciones-. SAVARy/6 la denomina 14 15 10 Ob. aparece ya completamente organizada en el siglo xm. Dificultades de diverso orden obligaron a los miembros de una familia a vivir en una misma casa. núm. cit. . cuando era necesario. Las Ordenanzas de Bilbao las reglamentan en su capítulo X. van surgiendo sucesivamente. De ahí a la idea de aportación no hay más que un paso. 278. cit. donde no existían los conceptos de parte o cuenta individual y en la que los gastos e ingresos eran comunes. POTHIER la llama sociedad en nombre colectivo. con un ligero esfuerzo se pasará de la comunidad familiar a la contractual. por el carácter. Ciertos ingresos ya no correspondían a todos ni ciertas cargas recaían sólo sobre algunos. Por la misma época que en Italia. es también conocida en España. también recibe los nombres de société ordinaire y de société libre. En Italia. por lo que se hizo necesaria la rendición de cuentas. 162. empezó a desarrollarse el concepto de la cuota (parte).v . Simultáneamente. pero. "La unidad de residencia y la comunidad de vida desarrollaba una communio característica. basada en la voluntad libre y vinculando el capital aportado. bajo el nombre de Compañías generales. al estar rr ad tmum panem el oinum". De la mezcla de todos estos principios y tendencias. por una comunidad de producción. Esta comunidad venía reforzada. NAVARRINI. ob. Recogida en los estatutos mercantiles. la responsabilidad colectiva -primero por delito. De este modo. pág. era el elemento esencial y característico. poco a poco. a fines estrictamente sociales. más orgáníco que adquiere en las relaciones internas y extemas. en los siglos XIV y xv. bien porque el origen familiar acentúa 'la confianza mutua. Así. En Alemania. el concepto de familia se fue ampliando y comprendía no s6lo a los que estaban ligados por vínculos de sangre. pasa a la Ordenanza General francesa con el nombre de société général y de aquí a los demás países. surgió una sociedad completamente distinta a la romana. En Francia.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 203 Opinión intermedia es la de NAVARRINJ.14 para quien el origen de la sociedad colectiva debe buscarse en el vínculo familiar tal como se había formado y manifestado en la Edad Media." Entonces. sea por último. La representación reciproca. Díaionnaire universal de commerce. bien porque la individualidad de los socios fue constreñida en interés del incremento de los fines sociales. más que por una simple comunidad de consumo. cuando se continuaba el comercio de los padres. se empezó también a vincular a personas extrañas a la familia. sino también a otras personas.. después por injurias.

111) Constitución legal. Debe distinguirse entre escritura y contrato. que ya requieren escritura pública ante escribano y un testimonio con firma para el archivo en el Consulado. 10 que es la solución dominante en el derecho extranjero. y sobre aquellos que sean peculiares de ciertas formas de sociedad. S. La constitución en una escritura pública ha venido constituyendo la regla de los derechos español y mexicano. N. Tít. en vigor desde ello de abril de 1967. ya se ocupan "de cómo debe ser fecha la carta de la compañía que algunos quieren facer". ]ACQUES SAVARY. siguiendo naturalmente cada vez que un número restrictivo de personas se reúnen para el ejercicio de la empresa.204 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ société généraJ el collectiue 011 ordinaire. Civ. y HEVIA BOLAÑOS 19 dice que: "la compañía se contrae expresamente por palabras o tácita o calladamente sin ellas.. 1.." Un mayor formulismo se establece en las Ordenanzas de Bilbao. Respecto de este documento. y art. 1') Escritura pública. Derecho Mercantil. F. y el cumplimiento de ciertos trámites administrativos. Ley 78. a partir del Código de 17 Le parfah négotiant. como podría originarla un claro contrato de sociedad". cit. 18 MOSSA. también basta la escritura privada. el registro de la misma. sin que sea absolutamente esencial. Cód. pág. Según vimos en la parte general. el arto 87 exige que conste por escrito.l1 hablaba de sociedades bajo los nombres de varias personas. 272.). hacen indispensable la existencia de la sociedad. como vimos al estudiar las sociedades irregulares. pég. En Francia. constitución legal equivale a conformación de la sociedad de acuerdo con las disposiciones de la ley e implica el otorgamiento del contrato en escritura pública. 197. En resumen.(XV) En Italia. la indispensable autoridad para cumplir fines. E. históricamente ligada a la vida familiar y a la continuidad del nombre ancestral. en tanto que en Alemania. G. en tanto que la escritura es el documento en el que la declaración de voluntad puede exteriorizarse. XVIII. vale lo que ya tenemes dicho. podemos decir 18 que la sociedad en nombre colectivo es "una germinación espontánea de la empresa. 18. L. y aun no es precisa la escritura cuando las aportaciones no excedan de 150 francos {art. Co. Cód. 1804.) 19 Ob. M. (XV) . La existencia de ésta. la voluntad común organizada por ella. pero ya su padre. F. por hacer acto que la induzca. Por lo que atañe al derecho hispánico. las Partidas. puesto que el contrato de sociedad supone el consentimiento de los socios sobre los puntos esenciales del artículo 6. basta la escritura privada. Véase la nueva Ley francesa sobre sociedades comerciales de 24 de julio de 1966. Partida 3.

no deja de ser acertado el procedimiento por las garantías de seguridad que ofrece. o a los terceros que se conecten con . ya era socio. 1') Derechos y obligaciones de los socios. Fuera de estos casos. de acuerdo con las prescripciones que ya hemos citado. por lo que no es procedente volver a tratar este problema. pueden ser socios si adquieren esta calidad por herencia o donación.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 205 Comercio español de 1829. L. Pueden ser socios toda clase de sociedades y personas. La exteriorización del contrato social se efectúa mediante su inscripción en el Registro Público de Comercio} previo el trámite de la calificación judicial} Con fundamento en los artículos y para los efectos mencionados en la parte general. que el conjunto de los mismos constituye un status. 11. Oficina Federal de Hacienda. IV) Dinámica social. G. tiene el contenido que ya hemos estudiado. como documentación notarial de contrato. Los menores e incapaces. en dominio o en goce (art. así como las concesiones administrativas. no nos parece posible que los menores o incapaces puedan ingresar en una sociedad colectiva. antes de ser declarado su estado de interdicción.. o cuando el incapaz. y aunque este requisito formal parece coartar la libertad de contratación. ni tampoco el relativo a la clasificación de los derechos y obligaciones. Tesorería del Estado o de la entidad federativa correspondiente. Para su mejor exposición. industrial. S. como ya se vio. S. podemos distinguir entre relaciones internas y externas. Pueden aportarse toda clase de bienes y derechos de crédito.). Ya quedó explicado en la parte general. y en general. Ill') Trámites administrativos. como se indica en la propia Exposición de Motivos de la L. todo lo que tenga un valor económicamente apreciable. en su caso). Con estas palabras hacemos referencia a los problemas que plantea el funcionamiento de la sociedad. M. La escritura. La aportación puede hacerse. G. . la propiedad intelectual. artística. Sólo expondremos sus peculiaridades más importantes. Obligaci6n de aportación. Es sabido que aportación es lo q1le el socio entrega para la [ormación del capital social y para hacer posible el cumplimiento y la consecución de las finalidades sociales. etc. estimamos. M.la sociedad. Son los de inscripción en la Cámara de Comercio (o en la de Industria. según que atañan s610 a los socios. 11') Registro. A) . cuyas características generales hemos anticipado.

w La obligación de aportación debe considerarse como una carga. Ca. de acuerdo con las disposiciones del Cód. G. la aportación representa estrictamente una snma de aportación.) al decir que: los socios.. el límite de contribución del' socio al fondo social (capital social). Apreciar qué negocios SOn del mismo género que los que realiza la sociedad. 1295) completadas con las de los Códigos de Procedimientos locales. C) Prohibición de concurrencia.' esto es. ni por cuenta propia ni por ajena. los socios de la colectiva responden con carácter Ilimitado. 1. haciendo así una competencia desleal a la sociedad. IV. 21 SOTCIA.. oh. cis. 317. pueden verse los autores siguientes: LYON CAEN y RENAULT. con la categoría de los llamados socios industriales y respecto a la aportación de mera responsabilidad. véase lo que hemos dicho en la parte general.). conocimiento que podría utilizar en beneficio propio. S. S.M.21 • 2 2 B) Derechos de informaci6n. prohibición que descansa en la posibilidad de que el socio esté perfectamente enterado de los negocios sociales. ca. que es el medio para el logro de los fines comunes. 1578.. En el caso de que se les pusiesen dificultades en el ejercicio de este derecho. núm. G. 35. que se enuncia por la ley (art.por cuenta ajena. ello supone que no podrán actuar como comisionistas. 42. M. ob. ob. 14. M. 1151. clt.~2 Sobre modalidades de la aportación.. 32. estrictamente ligada al poder de soberanía sobre la empresa social.206 ]OAQufN RODRfGUEZ RODRfGUEZ Respecto a la aportación de trabajo. ni formar parte de sociedades que los realicen (art. porque como repetidamente se ha afirmado. núm. 122 y 123. S. podría cumplirse coactivamente. pág. agen· 20 Véanse sobre estos temas MANARA. M. THALLER. Y. 323. 47. sobre comunicación de libros (arts. Puesto que no pueden dedicarse a esas actividades ni por su propia cuenta ni . cir. que no creemos legal. VIVANTE. págs. además. 11. ob. En la sociedad colectiva. 1. nos remitimos a lo dicho en la parte general. también puede exigirse por el socio Sil cumplimiento. pero 110 es mma de responsabilidad. Este derecho de información tiene como efecto directo la prohibición de concurrencia. Y NAVARRINf. G. en cuanto que si debe realizarse para la integración del capital social. IV. 35. cit. es una cuestión de hecho. fr. La aportación es un derecho y una obligación. ob... . L. 1203. Los 'socios no administradores tienen derecho de examinar el estado de la administración y la contabilidad y papeles de la compañía (art. Trattaso. podrán dedicarse a negocios del mismo género de los qlle constituyen el objeto de la sociedad.). típicamente posible en esta sociedad. pág. 11. 1.

Treuaso. pág. Conocimiento por la sociedad. D.» Respecto del fundamento de la prohibición de concurrencia. 205. en la Rivista Italiana per la scienxa giuridicbe. párrafo 29. el mismo. para ASCARELLI. Si éstos son socios caen bajo la prohibición general del artículo 35.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 207 tes o corredores. es renunciable. a pesar de que uno de los aspectos que basan tal prohibición es la necesidad de impedir que se utilicen los conocimientos adquiridos a través del manejo de la sociedad. como cualquiera otra. y que realice una como petencia desleal con la sociedad. G. 1930. pues no tiene sentido. núm. si la sociedad fue perjudicada. as R. 93.. e. caduca la posibilidad de ejercerlos en lo sucesivo. para mí. núm. IJ divieso di concorrenza pei soci iílimitiuamente responsabili. Commento.). G. La sociedad colectiva. ni ser socios de sociedades que tengan actividades del mismo género de las que constituyen la finalidad de la sociedad. resulta del derecho de información ilimitada que permitiría hacer una competencia ilícita con la sociedad. El socio que infrinja la prohibición de concurrencia. de su fin originario. Trasao elementare. por lo mismo. 11. físicas que han de ejercer las actividades de administración y representación sociales. S." Esta probibicián es de derecho privado: sólo protege los intereses de los socios. D) Derechos de nombramiento y revocación. M. requiere el nombramiento de personas. el precepto no les sería aplicable. una vez transcurrido el plazo de tres meses. 1. 23 La prohibición de concurrencia deja de funcionar en el caso de liquidación de la sociedad. . NAVARRINI. el mismo. pero si no 10 fueran. 161. tendrá derecho al resarcimiento de los daños y perjuicios. 24 Sobre la prohibición de concurrencia pueden consultarse NAVARRINI. si bien la ley ha establecido normas para suplir la omisión de la escritura constitutiva sobre estos puntos. lo mismo si su actuaci6n ha supuesto efectivos y reales daños. IV. M. núm. ya sea con carácter general. 1902. que si éstos no han llegado a producirse (art. 462. como ya quedó dicho. 35.2fi debe buscarse en la obligación de no hacer derivada de la obligación de aportar. lo que puede constar en la escritura o en documento separado. ya para casos concretos y determinados. 11. significa conocimiento por sus adminisrradores. Sin duda la ley ha incurrido en una omisión al no extender la prohibición de concurrencia a los administradores. SoTGIA cree que se deriva directamente de la no distrabilidad de la soberanía sobre la empresa. salvo que la liquidación se practique de tal modo que la concurrencia del socio le perjudique. pero. Si la sociedad tiene noticia de la infracción y no ejerce su derecho de exclusión o el de exigencia de reparación de los daños y perjuicios. 1. puede ser excluido de la misma y privado de los beneficios que le correspondieren.. S. en negocios particulares.

34). 4' El acuerdo de enajenar o gravar bienes inmuebles de propiedad social (art. La ley no lo dice. 42).). M. . corresponde a los socios el derecho de hacer dichos nombramientos. G. esto es frecuente. 31). es evidente que los socios podrían llevar el asunto ante los Tribunales para que éstos decidan el punto jurídico discutido. a no ser que se haya establecido alguna en los estatutos que permita la resolución del empate de algún otro modo. Cuando en la escritura constitutiva se limite el número de administradores y representantes a los que sean nombrados. es decir. y. En la práctica. a algunos de ellos.w oh En el caso de que un socio represente un mayor interés. expone ese mismo punto de vista. En el caso de empate. en la escritura constitutiva deben figurar el nombramiento de los administradores y la designación de los que han de usar la firma social (art. 6Q La autorización para que los administradores deleguen sus funciones (art. Entre ellas deben mencionarse: l Q La modificación de los estatutos. 5' El consentimiento para la cesión de la calidad de socio. fr. es decir. caben combinaciones especiales. Si esta designación específica existe. empero. 6. L. que tiene que ser acordada por unanimidad o por mayoría. IX. M. exigir para la adopción de ciertos acuerdos. pág. es decir.. S. G. puede paetarse el voto eI1 proporción a la participación de capital. pero no prohibiéndolo y no siendo contrario a los principios que orientan esta materia. Cuando el empate ocurra sobre un problema de derecho. señala muchas materias que están reservadas exclusivamente a la decisián de los socios. según los estatutos (art. ob. por designio expreso de los socios. S. por ejemplo. se necesitará que con él vote otro socio 2" bi. 43).208 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Normalmente. 41). corresponde un voto a cada socio. abstracción hecha de la cuantía de su aportación social. Pero de este tema volveremos a hablar con más extensión. 39 La resolución de los empates entre los administradores (art. mayorías de personas y de capital. 2' El nombramiento y revocación de los administradores (art. el empate equivale a una votación negativa. cit. 45). La representaci6n también puede ser limitada. la resolución discutida no es adoptada. si él solo representa más de la mitad del capital. según se hubiese fijado en los estatutos (art. E) Derecho de decisión. la administración corresponderá pte· cisamente a los socios designados al efecto. que exige la unanimidad o la mayoría. las correspondientes revocaciones. PALLARES. y 8' La aprobación de cuentas (art. 37). La L. 35). 70. El voto es por cabeza. en su caso. 7' El permiso para que los socios puedan dedicarse a actividades semejantes a las de la sociedad (art.

Sin embargo. 1. G. para que vigile los actos de los que sí lo sean (art. párrafo 1'. después de la aprobación de! balance que demuestre su existencia (art. supone la rigidez de la escritura constituya y la inmodificabilidad de la misma. que es aquí de aplicación. puede establecerse en el mismo que sea modificable por acuerdo de las mayorías que se determinen en el. 47. otra. al final. G) Derecho de estabilidad. Este principio sólo tiene aplicación en el caso de que se haya pactado el voto por cantidad. la minoría disconforme queda protegida contra los acuerdos mayo- ritarios de modificación. si no hubiere pacto que fijare un plazo distinto. Estos pueden encontrarse en dos situaciones: una.). correspondiéndoles un voto igual al que tenga el socio capitalista de mayor participación (art. 46. El de denuncia o reclamacián (art. 20 Y 21). al final). S. al principio). 49 Aprobación de las cuentas que tienen que rendir los administradores semestralmente. La confianza propia de estas sociedades personalistas. El de nombramiento de U11 interventor por los socios no administrado- res.). al que ya hemos hecho referencia (art. sin tener que verse obligado a esperar que concluya e! ejercicio social. Merece que se considera especialmente la situación del socio industrial. La vigilancia en la sociedad colectiva se realiza a través del ejercido de los siguientes derechos: l' 2' 39 El de información.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 209 para la adopción de acuerdos (art.Por esto. 43). F) Derechos de control.1. en la que s610 participe en los beneficios. El primer caso sólo es posible si se pacta expresamente que los socios industriales no percibirán anticipo alguno. 19. párrafo 2'. S. en relación con los arts. y. les corresponderá únicamente un voto. Este se dará en el sentido que la mayoría de los socios industriales acuerde. en este caso. Es un derecho esencial. 47). de acuerdo con lo que se ha manifestado en la parte general. Respecto de los socios industriales. 49. por e! derecho de separación que la ley le concede (art. 47. al final). decidiéndose esta mayoría por personas. Entre ellos mencionaremos: A') Participación en las utilidades. en la que tenga derecho a anticipos para poder atender a su subsistencia. puede decirse lo siguiente: Tanto si son varios. M. 46. sino por el consentimiento unánime de todos los coios. 34. porque la ley señala como régimen 14 . G. el contrato social no pltede modificarse. H) Derechos patrimoniales. M. como si sólo es uno.. o cuando lo acuerda la mayoría de los socios (art.

Siendo la sociedad colectiva personalista por excelencia. Aun concedida la autorización para la transmisión parcial o total ínter vivos de la calidad de socio. daño o perjuicio que realicen o sufran en el cumplimiento de cargos sociales. J) Derecho de cesián. pues entonces las cantidades así pagadas deben computarse en gastos generales y tienen que ser consideradas como sueldos a todos los efectos.erjuicios. sin que tenga obligación de reintegrarlos en ningún momento (art. concede a 105 socios el derecho . daños y p. 31). Tan estricto es este principio. Los anticipos percibidos a cuenta de beneficios tendrán un tratamiento distinto. 1) Resarcimiento de gastos. como indica su nombre. La voluntad de los socios. o de pacto efectuado con la sociedad. salvo pacto en contrario. Si hay utilidades) los anticipos recibidos por el socio industrial se consideran. la calidad de los socios importa tanto que no cabe cesián total o parcial de la participaci6n. Esto es un elemento propio de la estructura personalista de la sociedad colectiva. a no ser que se hubiese pactado expresamente en el contrato social. Caso totalmente distinto es el de que el socio industrial deba percibir un sueldo. la continuación de la sociedad con los herederos del socio que falleciere (art. por unanimidad o por mayoría. si así lo acuerda la mayoría (art. lo mismo sucede si se repartieran en cantidad menor de la anticipada al socio. el intuitus personae tiene tanta fuerza. que se les reconoce el derecho a percibir anticipos. El texto del articulo 31 no permite la expresión anticipada del consentimiento para autorizar la cesión de las partes sociales. a no ser que en la escritura constitutiva se hubiera fijado una cierta mayoría para la adopción de este acuerdo (art. es decir. los anticipos hechos al socio se cargarán a gastos generales. Los socios capitalistas que desempeñan actividades en la sociedad podrán recibir un sueldo con cargo a gastos generales. para impedir la entrada de extraños el?. y. en mi opinión. 49. 49). párrafo 29 ) . en virtud de declaración estatutaria. si en ello no consienten todos los socios.210 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ general el contrario. 32). Los socios deberán ser indemnizados por la sociedad de todo gasto. hechos a cuenta de los beneficios que le correspondan. según que el balance se cierre con utilidades o sin ellas. En estos tres casos. pero la mayoría de los socios acuerda su no distribución.la sociedad. tomado en junta de socios. si el balance arroja utilidades. que la ley. incluso los fiscales. por lo que no cabe renuncia ni modificación de las disposiciones legales. requiere un acuerdo caso por caso. sino en los términos de la propia ley. que ni siquiera cabe la transmisión mortis causa de la calidad de socio.

lo mismo que los terceros que pudieran resultar perjudicados por ella (por ejemplo. dirigida a terceros. Ya hemos trazado los rasgos generales de las diferencias que existen entre la actividad administrativa. Esta labor tiene que ser forzosamente cum- plida por medio de las personas físicas que componen los órganos de la sociedad. El artículo 6. externa. Ca. pero los derechos de cooperación (derecho de voto. es un claro indicio de la nueva postura del socio industrial y de la posibilidad consecuente de ceder sus derechos. que se refiere exclusivamente a los representantes de la colectiva. M. según que se requiera uno u otro. S.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 211 de comprar para sí la parte social que se trata de ceder . La sociedad puede desconocer la cesión.. art. Administración y representacián. y el art. fr. M. consistente en el uso de la firma social. de información. no pueden ser cedidos. 33). pero entre el cedente y como válida. El derecho de tanto queda establecido por una norma de carácter imperativo que responde a la estructura personalista de la sociedad colectiva. La inexistencia de esta prohi- bición en la 1. la parte social se les atribuirá en proporción al valor de sus aportaciones. de asistencia. etcétera). distingue administración y representación de las sociedades mercantiles y esta distinción se precisa aún más en los artículos 36 y 40. es completamente ineficaz frente a la sociedad y frente a terceros. el cesionario se debe considerar 11') Administración y representación sociales. Los derechos que la calidad de socio atribuye pueden cederse sin que pierda dicha calidad. 44 de la misma ley. por el importe que éste fuere a pagar por ella (derecho de tanto. como medio para la satisfacción de los intereses de los socios. 1. acreedores embargantes). S. y por lo tanto 10 consideramos como irrenunciable e inmodificable. a) Su necesidad. El socio industrial puede ceder su puesto en las mismas condiciones. mando son de índole económica (derechos patrimoniales). M. G. a las que se atribuyen facultades de administración y representación. IX. que señalan las normas para la administración de la sociedad. A) Administración social. como cualquier otro socio. el artículo 106 prohibía expresamente que el socio industrial pudiera ceder sus derechos en ningún caso. de carácter interno. G. En el Cód. . En la parte general hemos visto cómo el patrimonio de las sociedades mercantiles necesita ser empleado en el cumplimiento de las finalidades sociales. La cesión realizada por un socio sin el consentimiento unánime o mayoritario. aunque sí cabe su ejercicio por representante. Si varios socios concurrieren a ejercer este derecho..a un extraño. y la actividad representativa.

La 1. 420. teniendo en cuenta. en su Lebrbucb des Bürgerlicben Recbs. e) Nombramiento. M. a diferencia de 10 que ocurre con los administradores de la sociedad anónima. debemos hacer una sumaria consideración en torno a la posición jurídica que corresponde a los administradores y representantes de la misma. I. 11. . En resumen. según una tradición histérica constante. 2$ Por ejemplo. núm. S. en tanto que la sociedad utiliza administradores y representantes en virtud de una necesidad insuperable. como en su lugar veremos) la califíeación de mandatarios (art. pero fijación de un sistema para su nombramiento. que determina que la administración de la sociedad estará a cargo de uno o varios administradores. 1. 29 ASCARELLl. a los que aplica (indebidamente. 295. coinciden en apreciar la existencia de un mandato en las relaciones que ligan a los administradores de la colectiva con ésta j 21 pero. especialmente. no dice nada sobre el carácter de los administcadores de la colectiva. que el mandato supone una relación de índole fundamentalmente voluntaria. Combinando esta disposición con la posibilidad de que en los estatutos se haga el nombramiento de los administradores. Antes de entrar a analizar los problemas que la administración de la sociedad colectiva ofrece. M. pág. ENDEMANN. 142). 392. tendremos las siguientes hipótesis: 1Q Silencio de los estatutos respecto de los nombres. pág. y 2G Commenterio. En general. este calificativo puede mantenerse también hoy. por ejemplo. Trastato elememale. los autores franceses e italianos. quienes podrán ser socios o personas extrañas. S. El precepto general lo hallamos en el arto 36. 251. G. núm.. NAVARRINI:l6 dice que. 21 THALLER. podemos decir que ni los administradores ni los representantes de la colectiva son mandatarios. y no de un mero mandato. G. aunque las reglas del rnandato pueden aplicarse supletoriamente para cubrir las omisiones de la ley. en su opinión. LYON CAEN y RENAULT. 3Q Fijación en los estatutos del sistema de administración y nombramiento e indicación del nombre de los administradores. Sobre este tema insistimos tanto en la parte general como en el capítulo de sociedades anónimas.212 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ b) Posición jurídica de los administradores. desde hace tiempo UI y en la doctrina italiana más moderna 29 se considera que no puede hablarse de una verdadera relación de mandato. en la doctrina alemana. se les considera como mandatarios y que. ya habla de un Venlrauenakl. de los administradores y del sistema de administración. Diversas bipótesis. 2Q Silencio de los estatutos en cuanto a los nombres de los administradores.

se procederá al nombramiento de los mismos. la decisión se reserva a los socios (art. el sistema adoptado es el contrario. de acuerdo con el sistema estatutariamente fijado. en el caso que comentamos. si los estatutos callan respecto del sistema de administración y de los nombres de los administradores. procediéndose por mayoría de votos. 40. G. 45). G. que cita erróneamente al derecho español en este grupo. M. se estará a 10 convenido. de manera que cada socio tiene facultades administrativas que ejercer por sí solo. so VIVANTE. debiéndose poner de acuerdo con los demás para la adopción de las decisiones correspondientes. véase GARRlGUES. pero..TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 213 49 Indicación en los estatutos del nombre de los administradores. no debe olvidarse que este sistema solamente tiene aplicación en defecto de convenio estatutario. en el que todos los socios son administradores. 200. Los estatutos podrán fijar si ha de haber uno o varios administradores (art. 1. En caso de empate entre los administradores. núm. Para el derecho español. es decir. en las que podrá pactarse el voto por capitales (art. al tenor del cual: "Las decisiones de los administradores se tomarán por voto de la mayoría de ellos. lo que establece una diferencia importante con el posible régimen de las decisiones en las asambleas. y en caso de empate decidirán los socios.30 No se nos ocultan las dificultades que pueden surgir de un régimen administrativo. Si los estatutos dan los nombres de los administradores y fijan el sistema de nombramiento. se deduce terminantemente del artículo 45. S. dado el sistema colegial de la administración. En el derecho italiano y en el español. 46). cuando hubieren votado en contra del nombramiento del extraño. JI.. en virtud del cual se establece un sistema colectivo legal de administración ya que. pero fijan un sistema para su designación. Que los socios concurran a la administración. G. aunque en este último caso los socios disconformes tendrán derecho a separarse de la sociedad. cit. en esta hipótesis. S. pág. M. 37). 36). ob." En otros sistemas jurídicos. salvo los pactos especiales que se hubieran podido establecer (art..). existe un derecho de veto que no es compatible con el derecho mexicano. S. 1. 45. todos los socios concurrirán a la administración. significa que cada uno tiene facultades administrativas. sin que se exprese el sistema de reposición y substitución. primer párrafo). Si los estatutos callan los nombres de los administradores. pues partimos del supuesto que todos los socios son administradores. Las decisiones se adoptan por mayoría de personas (art. lo que no tiene sentido. 1. 1. Que la concurrencia de los administradores implica decisión mayoritaria. puesto que sólo cuando no se hace designación de los administradores es cuando todos los socios concurrirán en la administración (art. sin que cada uno pueda resolver por si lo que estime conveniente. En el caso primero. . 367. los que podrán ser socios o personas extrañas. tendrá aplicación el articulo 40. 1. M.

214 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Finalmente. pero. . el nombramiento de un extraño concede a los socios disconformes. en que han de investigarse el dolo. sin embargo. en el contrato social podrán paetarse normas especiales tales como que el voto será por capital o que la designación de los administradores. El derecho de separación para el caso de nombramiento de administradores extraños es irrenunciable. Un caso especial. como ya se advirtió. además de la calidad de socio. El pacto de inamovilidad es una garantía personal de los administradores y crea un derecho individual en favor de los mismos. 38). o que sólo sean designables personas que reúnan. Desde luego. cuando hayan de ser designados por los socios. puesto que cabe la remoción judicial. pues éste es el sistema general de votación en esta clase de sociedades (art. lo mismo puede establecerse a favor de uno que de varios administradores. El nombramiento sólo corresponde a los socios. 46). culpa o inhabilidad. sólo podrá ser removido judicialmente por dolo. 37). absoluta. porque en este caso la disconformidad se traduciría en la no entrada del disconforme en la sociedad. el nombramiento por un extraño. que votaron en contra. que merece consideración es el nombramiento de adminis- tradores inamovibles. podrá fijarse en la escritura constitutiva que ningún extraño pueda ser designado administrador. Por pacto expreso. pero no el sistema para su reposición y sustitución y. El artículo 39 dispone a este respecto que: "Cuando el administrador sea socio y en el contrato social se pactare su inamovilidad. porque constituye una garantía. Este derecho supone que el nombramiento de los administradores extraños no se haga en la escritura constitutiva. La inamovilidad na es. puede ocurrir que los estatutos indiquen el nombre de los primeros administradores. los nombramientos nuevos se harán por mayoría de votos de los socios (art. de naturaleza declarativa. la culpa o la inhabilidad para el desempeño del cargo. Ello supone un proceso contradictorio. en este caso. Los administradores deberán reunir las calidades que fijen los estatutos. El nombramiento y revocación de los administradores. por ejemplo. se haga por mayorías determinadas de capital o de personas o de ambos elementos a la vez. sin que sea lícito. pueden ser socios o extraños. siempre que se dé el doble requisito de su calidad de socios y del pacto expreso de inamovilidad en la escritura constitutiva. será por mayoría de personas. Es dudosa la licitud de la intervención de un arbitrador. otras ciertas características. pero. que no puede ser modificado por una decisión mayoritaria. el derecho de separarse de la sociedad (art. dada la estructura de esta sociedad. d) Calidades para el desempeño del COI'gO. legal que protege la esencia de la sociedad colectiva." Se comprende fácilmente que el pacto de inamovilidad.

S. La administración conjunta o colectiva es el supuesto legal. La decisión que toma la mayoría de los administradores con la oposición de la minoría. cualquiera de ellos podrá decidir en ausencia de los otros. que no permite a los administradores enajenar bienes inmuebles. Civ. para administración y para realizar actos de dominio. 45. En primer término. El concepto de acto urgente no lo da la ley.. M. sí lo son en lo que se refiere a inmuebles de la sociedad. L. 184. según la estructura y necesidades de la sociedad. en términos de derecho común. De aquí se deduce que las limitacio- nes del artículo 2712. que los otros se hallen ausentes y en la imposibilidad. pero deja subsistente una acción de responsabilidad de la sociedad contra los adrni- nistradores por los daños y perjuicios que hubieren ocasionado por dolo o culpa. los límites que resulten de la Ley y de los estatutos. aunque sea momentánea. con los casos de excepción que el precepto señala. deberán además tomar los acuerdos por mayoría (art. Esta opinión ha sido sancionada por varias ejecutorias de la Corte. s610 tendrá en el desempeño de sus atribuciones. si son varios. de resolver sobre el acto de que se trate. f) Duracián del cargo. 31 NAVARRJNI. si no es con el consentimiento de los demás socios. Los administradores de la sociedad colectiva pueden ser nombrados por tiempo definido o indefinido. D. daño que sólo podría alejarse mediante una acción rápida del socio. debe considerarse como voluntad de la administración social. F. inaplicables en los demás casos. Cuando se establece el sistema de la pluralidad de administradores. "La esperanza de ganancia.. y con razón.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 215 e) Facultades. Si ocurre 10 primero. párrafo 1). pero." 91 No basta la urgencia del acto para autorizar al administrador a actuar por su cuenta. . cit. G. En el caso de silencio de la escritura o del acta de nombramiento sobre este punto. legitimar la actuación de un socio hasta el punto de hacer obligatoria para la sociedad los efectos de aquélla. Cód. o que se podría razonablemente aeer que afectarían a la sociedad. en la sociedad colectiva. pero lo establece la doctrina cuando habla de daños irreparables que habrían afectado. debe distinguirse según que exista un administrador único O varios. precisa. núm. además. pero nada se opone a que en la escritura se establezca un sistema de administración por separado. viene a configurar a favor de los represen- tantes de la sociedad un poder amplísimo que comprende las facultades necesarias. se entiende que desernpeñarán su cargo hasta nueva decisión de la sociedad. para pleitos y cobranzas. por consiguiente. El artículo 10. no obstante. no podría.. resultan del artículo 41. Las limitaciones legales. oh. siempre que se trate de actos urgentes. que estén en la imposibilidad momentánea de resolver sobre los actos de administración.

29 Que su nombramiento conste en la escritura constitutiva. o por el otro socio si sólo fueren dos. Tampoco puede alegarse el art.S2 En el caso de que los administradores hubieren sido designados por un tiempo fijo y determinado. O. Cód. a las que corresponde la facultad de vincular a la sociedad produciendo declaraciones jurídicas en nombre y por cuenta de ésta. 49. si no hay pacto sobre ello. Por supuesto. Civ. No podría invocarse a favor de la retribución forzosa de los administra- dores el artículo 2549. Die zweig/ieárige offene Handelsgesellscbaít. 1929. B) Representación. que la sentencia se dictará en el oportuno procedimiento. porque los administradores de la sociedad no son mandatarios y porque la norma especial. F. salvo revocación anticipada. pero. la del art. pero. En el caso de que los administradores sean extraños a la sociedad. g) Retribución. . a) Concepto. que tendrá que iniciarse con demanda formulada por la mayoría de los socios. ya sea inicialmente. desempeñaráo el cargo por todo el periodo que se indique. 5' constitucional. esto es. no cabe duda de su derecho a una retribución. puesto que la prestación de trabajo que los socios realizan al desempeñar el cargo de administradores es el resultado de su carácter de socios. Sobre este tema véase la tesis de WERNER VON BORRlES. 49. la irrevo- cabilidad no es absoluta.. Esta regla general s610 tiene una excepción: podrá ser irrevocable el nombramiento de administrador cuando se den las siguientes circunstancias: 1Q Que sea socio. asumido voluntariamente. prevalece sobre la norma general. que deberá basarse en el dolo. El administrador inamovible podrá ser revocado cuando se dicte sentencia judicial en ese sentido. 39). Los administradores podráo percibir retribución por sus actividades (véase art. Es sabido que son representantes de la sociedad las personas autorizadas a usar de la razón social. culpa o inhabilidad demostrados en el desempeño del cargo. párrafos l' y 2'). B2 Con relación a los problemas que plantea la sociedad de dos socios. nos remitimos a lo que decimos al hablar de causas de disoluci6n.216 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Los administradores de la sociedad colectiva pueden ser revocados por las mismas mayorías que son necesarias para su nombramiento. no es un cargo que tenga que ser retribuido. ni aun así. ya por modificación posterior (art.

tendrán aplicación las siguientes normas: 1'1 Si no hay designación expresa de administradores. vinculan a aquélla. La firma social sólo obliga si ha sido usada por quien estaba autorizado para ello. todos los socios lo son y también son representantes (arts. utilizando la firma social por persona autorizada para ello. G. pero sí algunas referencias al mismo.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 217 b) Nombramiento. . Trataremos de marcar las líneas generales para Su solución. lo Uso y abuso de la firma social. que dispone lo que sigue: "El administrador podrá. 127) se dice que para que la sociedad quede obligada. Ante todo. 6. dar poderes para la gestión de ciertos y determinados negocios sociales. pero para delegar su cargo necesitará el acuerdo de la mayoría de los socios. la escritura podrá establecer normas. Todo nombramiento de representantes debe de inscribirse en el Registro PÚblico de Comercio. que para la sociedad quede obligada. M. can las excepciones que veremos después. si no se hiciere. Las personas a quienes se autoriza para el uso de la firma de la sociedad. Las limitaciones deben constar en la escritura pública y estar inscritas en el Registro Público de Comercio. IX). d) e) Delegación de poderes.. e) Atribuciones. precisa que las operaciones se hagan en nombre y por cuenta de la sociedad. ¿Cuándo puede emplearse la firma so- mismo que se dijo de los administradores en párrafos anteriores. Tienen todas las necesarias para la ejecución de los acuer- dos adoptados por los administradores. todos los socios administradores podrán usar de la razón social. Cabe decir respecto de los representantes. deberán designarse en la escritura constitutiva (art. Esta cuestión se relaciona directamente con el texto del artículo 42. L. En la Ley General de Sociedades Mercantiles no encontramos una regulación completa del problema. precisa que se contrate en su nombre y por su cuenta. bien permitiendo el uso de la firma social a cada uno de ellos. S. pero. cial y cuándo la autorización de la misma obliga a la sociedad? En el Código de Comercio español (art. por aplicación de los principios sobre gestión de negocios y sobre la acción de in rem verso. y no se limita el uso de la firma social a uno de ellos. bajn su respon- sabilidad. 2" Si hay designación expresa de administradores. aunque también puede ocurrir que obligaciones contraídas sin hacer uso de la firma social. 40 y 44). fr. Toda obligación contraída así obliga a la sociedad. 34 Cuando los representantes sean varios. bien exigiendo una firma conjunta de todos o algunos de los mismos.

obligan a ésta. IU).. al que ya se ha aludido. aunque excepcionalmente se hable de convocar a los socios a una . con las limitaciones que la ley o los estatutos señalen. la razón no ha de emplearse de modo contrario a las normas sobre administración fijadas en los estatutos o dadas por la ley. pues si se hubiese usado para realizar actos extraños a la misma o actos prohibidos a sus representantes. que atribuye a los representantes de la sociedad las facultades necesarias para el cumplimiento de las finalidades sociales. salvo mala fe del tercero con quien se hubiese contraído la obligación. El C. del que formaran parte -en ." De este precepto se deduce que la delegación de funciones no exime de responsabilidad al delegante. Ca. si no es con el previo consentimiento unánime o mayoritario de los socios. Por eso. S. 246. 10 que equivale a una sustitución en el desempeño de un cometido de carácter personalísimo. 1. si los acuerdos han de tomarse por determinado número. la sociedad quedará obligada. fr. el incumplimiento de estos requisitos significa que la sociedad no será obligada. M.tlnta. aunque el representante de la sociedad utilizase la firma social en beneficio propio. Esto se desprende del arto 10. al tratar de la liquidación de la sociedad (art. Precisa también que la firma social se emplee para la realización de actividades propias de la sociedad. la expresión junta o asamblea de socios referida a la sociedad colectiva. De donde se deduce que el representante no obliga a la sociedad cuando realice actos extraños a la finalidad de ésta o actos que le fueren expresamente prohibidos.218 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ teniendo los de la minada el derecho de retirarse cuando la delegación recayere en persona extraña a la sociedad. Si la representación social ha de ser ejercida por dos personas conjuntamente. Es difícil imaginar cómo ha podido permitir la ley la delegación de las funciones de los administradores. Sin embargo. Finalmente. M. IU') [unta de socios. etc. S. no obligaría a aquélla. G. M. Razones prácticas y de seguridad jurídica hacen aconsejable esta solución que no está en contradicción con lo que se acaba de decir respecto de que los negocios sean propios de la sociedad. la estructura colectiva de la sociedad nos recuerda que buen número de resoluciones no pueden ser adoptadas. sin perjuicio de aquélla en que incurra el delegado. cuando usan la firma colectiva. G. pero esa presunción deja de existir porque sea notoria la verdad de la afirmación contraria o por el conocimiento de la situación real por parte de aquellos que contrataron con los representantes sociales. hay que suponer el funcionamiento de un órgano colectivo. No encontramos en la 1. Dicho de otro modo se presume que los representantes de la sociedad actúan realizando operaciones propias de la sociedad. pues ello plantea un problema de buena fe. establecía el mismo concepto que también se encuentra en el Código de 1884. y que. por lo tanto. Además..

Sin examinar el posible grupo de decisiones de esta clase que puedan establecer los estatutos. debemos recordar la existencia de diferentes acuerdos que la ley reserva exclusivamente a los socios. IV') Organo de vigilancia. para que un socio se dedique a actividades del mismo género que la sociedad y otros más que pudieran citarse. no se hace sensible la necesidad de un órgano especializado de vigilancia.todos los socios. De éstos. en la medida en que no sean incompatibles con la estructura personalista de aquélla. a lo que ya hemos aludido. para enajenar inmuebles. Dadas las amplias facultades de información de los socios no administradores. la ley prevé su creación. reunión y acuerdos de la junta de socios de la colectiva. En efecto de disposiciones legales y estatutarias. la autorización para la cesi6n de las partes sociales. las modificaciones estatutarias. No obstante. mencionaremos: el nombramiento y la revocación de administradores. se aplicarán a la convocate da. las normas propias de la sociedad de responsabilidad limitada y aun de la anónima. mediante el nombramiento de un interventor.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 219 potencia. . que se reunirá previa convocatoria para atender a aquellas cuestiones que requieran la expresa manifestación de la voluntad de los socios.

además. Commenterio. D. 217 y sigs. o por simples motivos de capacidad. ARCANGEU. el sistema de los peculios lo hacía completamente innecesario. Este es el origen de la sociedad en comandita. y en ocasiones a la comisión y a la praepositio institoria» El contrato de commenda surge inicialmente en el comercio marítimo. mediante él. 2 Véase NAVARRINI. 269 Y sigs.. la commenda deja de referirse a los efectos de un solo viaje. que unas veces se asimila a la locatioconductio. La sociedad en comandita deriva del contrato de commenda» Este contrato. 1907. ob. en la Rivista italiana per le scienze giuridicbe. en A. no aparecian en las operaciones y quedaban ocultas tras la pantalla jurídica que constituía el tractator. Para unos. cit.. La commenda a Venezia. Il. núms. para hacerlo a una operación o a una serie de operaciones mercantiles realizadas por el tractator. quien contrata en nombre propio y dispone de las cosas como si fuesen suyas (tractator). cit. cit. en el que. la exigencia de publicidad del contrato fue una necesidad para proteger a los acreedores de los abusos de los socios de las condescendencias 1 GoLDSCHMIDT. ob. el contrato de commenda se presenta con una estructura jurídica discutida. una persona (commendator) se interesa en las resultas de un viaje que un comerciante va a emprender. entregándole dinero o mercancías que pasan a la propiedad de aquél. C" 1897. otras veces al mandato. Para llegar a tal resultado se marcan dos caminos que realmente no son incompatibles. Cuando del comercio marítimo pasa al comercio terrestre.. cit. dada en Florencia. VIVANTE. ob. en las que se interesan diferentes personas que.: SALEILLES. exigió que estos contratos se registrasen para que se conociese claramente la posición y aportaciones de los comanditarios y de los comanditados. NAVARRINI.. era desconocido en el derecho romano. 390. Originariamente. loe. núm. por razones de rango social y de la poca consideración que merecía el comercio.TITULO TERCERO SOCIEDAD EN COMANDITA CAPITULO UN/Ca 1) Origen y significado de la sociedad en comandita. La ley de 1408. págs. . pese a su nombre. Etude sur l'bistoire des sociétés en commandite.

sin uso de razón social. haciendo desaparecer el inconveniente del riesgo ilimitado propio de las colectivas. por la circunstancia de ser ésta un pacto que se mantiene en privado.Ócit. la publicidad a que nos referimos nació de la necesidad de presentar el contrato de tommenda como un auténtico contrato de sociedad y no como un préstamo mutuo.ÓciI. . núm. o VNANTE. Y del mismo. Esta forma de sociedad ofrece la ventaja de permitir la combinación del trabajo con el capital. no responde ya a las exigencias de nuestra época. cit. Il. nota 3. 367. por ser una sociedad personalista no tiene la estabilidad necesaria para basar sobre ella las grandes empresas. en tanto que en la sociedad en comandita es básica la inscripción pública y el empleo de un nombre colectivo. Desde la ley florentina de 1408.90. ya que el derecho canónico prohibía el pago de intereses. Los Códigos de Comercio mexicanos han reglamentado esta sociedad. de manera muy semejante a la que hoy nos ofrece la Ley General de Sociedades Mercantiles.222 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ en caso de insolvencia. y. por 10 tanto." Por ambos motivos. -t . de todos modos. 3917 NAVARRINI.? Por otro lado. la prohibición de que los socios comanditarios intervengan en los negocios sociales. citado por NAVARRlNI. donde puede decirse que es una forma social casi desconocida. en cuanto que los socios capitalistas pueden intervenir limitando su responsabilidad. para lo que era imperioso conocer claramente la calidad de los socios y las cuotas que cada uno se había comprometido a aportar. se ha advertido que la sociedad en comandita surge de la sociedad colectiva en decadencia. ca.. núm. y muy particular en México. ob. 1903. Véase Bosco.. pues su papel está atendido. n. pero. 391. 5 ARCANGELI.. la sociedad en comandita apareció en los estatutos de diversas ciudades italianas. por las sociedades de responsabilidad limitada. y de ahí a los diferentes Códigos de Comercio. pág.." tesis ésta que no ha sido suficientemente demostrada. La societá in commandira semplice. ob. que sólo son posibles en condiciones de permanencia y duración prácticas ilímitadas. en la que se introduce el principio de la limitación de responsabilidad de algunos socios. núm. ésta viene a diferenciarse de la sociedad en participación. en los que ha sido reglamentada en diferentes fechas. ob. cit.e Para otros. 3 VNANTE. por las razones que después hemos de apuntar. Debe advertirse que en el proceso de formación de la sociedad en comandita.. de donde pasó a la ordenanza general francesa de 1673.' Apartándose de esta concepción. la sociedad en comandita apenas si tiene importancia en la práctica. con grandes ventajas. ob. a las ordenanzas de Bilbao. ob.

' El análisis de esta definición nos muestra que se compone de los siguientes elementos: Es una sociedad. G.. fr. un contrato. qtle existe bajo una razón social y se compone de 11110 o varios socios comanditados que responden de manera subsidiaria} ilimitada y solidariamente de las obligaciones sociales y de ano o varios comanditarios. Ademés de la sociedad en comandita por acciones. El Código de Comercio italiano. arto 145. S. 57. Análisis de sus elementos. art. 76 y el C. son semejantes. regulada en los artículos 51 a 57. al texto mexicano. y la denominada sociedad en comandita por acciones. D Contrasta la definición legal mexicana con la francesa. Co. En el derecho mexicano no cabe actualmente esta estructura social. Y también son e VrvANTE. por cabeza. español. aunque no realice actos de comercio. núm. 57. L.. Esta última forma sólo puede ser estudiada después de que se conozca el funcionamiento de la sociedad anónima con la que guarda 'una estrechísima relación. existe en el derecho italiano una sociedad en comandita por cuo~as que se considera como sociedad en comandita simple. ob. podrán nombrarse administradores extraños. quiebra o incapacidad de un socio es causa de disolución de aquélla (art. En la L. el voto es. G. . por ejemplo. es decir. en la que los socios comanditarios son llamados "simples arrendadores de fondos" (simples bailleurs de: fonds). 57. Se trata de una sociedad mercantil. Respecto de los menores e incapaces tiene aplicación lo que hemos dejado indicado en la sociedad colectiva. personalista. podemos decir que sociedad en comandita simple es una sociedad mercantil. quien por cierto declara que no hay un signo constante para distinguir la acci6n de la cuota. S. En la sociedad en comandita simple. que remite al 46).TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 223 I1) Concepto. 396. como en la colectiva. por lo que ahora' s6lo expondremos la primera. que como ya se indicó al estudiar la sociedad colectiva. ds. 49 . en principio. Pueden ser socios personas o sociedades. la muerte.)." Completando la definición que focmula el artículo 51. S. que únicamente están obligados al pago de sus aportaciones. Como sociedad mercantil debe incluirse en la categoría de las llamadas personalistas. aunque ello permita separarse de la sociedad a los socios que votaron en contra (art. M. entre dos partes. a la que se refieren los artículos 207 a 211. V). por lo menos._implican un predominio del aprecio de las cualidades personales de los socios sobre el de la cuantía de su aportación. al que son aplicables las indicaciones repetidamente hechas en la parte general. M. M. que tiene la consideración de comerciante simplemente por la forma (art. que remite al 50. L. 11. aunque puede convenirse el voto por capital (art. G. encontramos dos clases de sociedades en comandita: la llamada sociedad en comandita simple. que envía al 38).

pueden figurar en la razón social. es decir. 57. solidaria y subaidiatia de los mismos. 3l). 2\' Los socios de responsabilidad limitada.a la cuantía convenida de sus aportaciones. que cita el 34) Y sobre la no cesibilidad de la participación social sin consentimiento de los demás socios (art. los comanditarios cuyo nombre Jea incluido con su consentimiento o con su tolerancia en la razón social. La veracidad de la razón social puede ser infringida en los casos de salida <le un socio o de venta de la empresa en su conjunto. "La coexistencia de estas dos especies de socios es imprescindible para constituir una en comandita. se agre. junto a los nombres del comanditado o los comanditados -que integren la razón social. Para acabar.224 JOAQufN ROOIUGUEZ ROOIUGUEZ aplicables las disposiciones sobre inmodificabilidad de los estatutos (art. 29 y 30). el extraño cuyo nombre se induya en la razón social. seguidos de las palabras "y Compañía" u otras equivalentes. es decir.garán siempre las palabras "sociedad en comandita" o sus abreviaturas "S. los de responsabilidad ilimitada. cuya omisión determinaría que la sociedad fuese considerada como colectiva (arto 52). responderá ilimitadamente. Lo mismo que en la sociedad colectiva." . la en comandita simple existe bajo una razón social. Al igual que la sociedad colectiva. de manera que damos por reproducidas aquí las manifestaciones que hicimos para aclarar el concepto de responsabilidad ilimitada. que remite al 31). 57. responderán ilimüadamenle de las deudas sociales."." Los socios que responden ilimitadamente son los llamados comanditados o colectivos y su posición es exactamente igual a la de los socios en la sociedad colectiva. cuando en ella no figuren los nombres de todos los socios. 57. ob. en la misma forma que se indicó para la sociedad colectiva (art. cit. Los socios que responden limitadamente s610 con el importe de su aportación son los llamados comanditarios.. ya que por lo menos debe haber un socio que responda ilimitadamente y otro que limite su responsabilidad . 393. que remite a los arts. Como si fueran socios (0manditados. en e. con las siguientes variadones: 1¡ So/amente los socios comanditados. la nota típica y distintiva de la sociedad en comandita simple consiste en la desigualdad jurídica de Sil! socios. 4" Finalmente. núm. Valen respecto de la razón social de la en comandita los mismos principios que se señalaron en la sociedad colectiva. 10 VrvANTE.

57. parece evidente que esta prohibición 110 es aplicable a los socios comanditarios} no sólo porque no participan en la administración y porque su derecho de información puede ser limitado. Para el resto del proceso de constitución. En defecto de pacto sobre distribución de beneficios y pérdidas se estará a lo dispuesto en el artículo 16. como repetidamente hemos dicho. aunque la ley no distingue. responde ilimitadamente. aunque aporte lo prometido. que invoca a los artículos 31. Los socios comanditados y los comanditarios deben cumplir la obligación de aportar a la sociedad las sumas o los bienes convenidos. M. que en la escritura constitutiva deben constar de un modo preciso quiénes son los socios comanditados y cuáles los comanditarios. a las épocas y formas fijadas en los estatutos. limitan su participación en las pérdidas al importe de sus respectivas aportaciones. Unicarnente debe subrayarse que el socio comanditado. sino también por analogía. l. a los comanditados. IV) Derechos y obligadoneJ de los comandítados y comanditarios. si bien éstos. en tanto que para el socio comanditario la JUma de JU aportación marca el límite de la suma de su responsabilidad. 15 . los comanditarios. Los socios comanditados tienen los mismos derechos que los de la sociedad colectiva en esta materia. No hay ninguna diferencia con lo que se dijo al hablar de la sociedad colectiva. por expresa disposición de la ley. No hay limitación alguna para los socios comanditarios. L. C) Derecho a los beneficios. A) Aportación. Los socios comanditados pueden ser socios industriales. se regirá por lo dispuesto para ·la sociedad colectiva (art. y. ya que en la sociedad en comandita por acciones la prohibición de concurrencia sólo afecta. son socios capitalistas. Únicamente. S. 32 Y 33. Otro tanto ocurre respecto de los socios comanditarios. No hay que hacer ninguna excepción a lo que se dijo respecto a la aportación en general. 211. aunque en nuestra opinión podría' restring~rse !ti derecho de información en lo que atañe a los libros y documentos de la sociedad. nos remitimos a lo dicho en la parte general y a lo manifestado respecto de la sociedad colectiva.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 225 III) Constitucián. G. pero no a los comanditarios (art.). se comprende. B) Derecho de informaci6n. La participación en los beneficios y las pérdidas se regirá para los socios comanditados por las disposiciones que hemos indicado al hablar de la sociedad colectiva.os socios comanditados están sometidos a la prohibición de concurrencia que establece el articulo 35. O) Derecho a la cesión de la participación social. por definición. párrafo 2'). ya de socios comanditarios la cesión de todo o parte de su participación social. Ya se trate de socios cornanditados.

por un lado. e incluso que sean regularmente oídos en las juntas que celebren los comanditados siempre que ni directa ni indirectamente su actuación pase de manifestar su VOZ. cit.. No se consideran como actos de administración. representacián y vigilanáa. en los términos del contrato social (art. al final). el comanditario. H. 390 ob. 399. ob. 13 VWANTE. corresponde exclusivamente a los comanditados tomar todas las decisiones en el ámbito administrativo y el llevarlas a cabo. mediante los actos representativos necesarios. G. aun en las operaciones en que no hayan tomado parte.. M. 54. 1. pero el derecho de asistir pasivamente a la actuación del gerente. las autorizaciones y la vigilancia dadas o ejercitadas por los comanditarios. Las razones de esta prohibición deben buscarse.. 54 y 55. núm. si ha administrado habitualmente los negocios de la sociedad (arts.No hay ningún inconveniente en que los comanditarios externen su opinión. nÚID. 10 que sería un error en nuestro caso. 397: "La ley quiere que los comanditados sean los dueños de la administración ordinaria de la sociedad. 11. . ob. Esta prohibición que atañe a los socios comanditarios "es un requisito introducido en su regulación en tiempo más reciente. cit. 11. Es verdad que siempre se le reconoció el derecho de abstenerse de la administración. S. Además.).v En consecuencia. Los comanditarios pueden dar opiniones. consejos.226 V) JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Administración. la libertad de realizar 11 12 VWANTE. en la circunstancia de que quien negocia con un socio cuenta con la responsabilidad ilimitada del mismo. que debe ser evitado. A) Administración y representación en general.» Antecedentes de esta prohibición pueden encontrarse en algunos estatutos italianos. los culpables responden para con los terceros por todas las obligaciones de la sociedad surgidas de los actos en los que hayan participado indebidamente (véanse arts. no órdenes. sino con el Código de Comercio francés". También será solidariamente responsable para con los terceros. . l 3 VIVANTE. No pueden ser administradores ni representantes y cuando infringen esta prohibición. quiere que sean los dueños efectivos tanto en lo interno como en lo externo: que resuelvan sobre los negocios y que los efectúen. no se transformó en el deber de pasar por ello. núm. Las excepciones se relacionan con la prohibición que afecta a los socios comanditarios de inmiscuirse en la administración social. hay que tener en cuenta que quien realiza personalmente un negocio responde del mismo con todos sus bienes presentes y futuros. cit. La sociedad en comandita se rige en materia de administración y representación por las mismas disposiciones que existen para la sociedad colectiva. 54 y 55). en su caso.

corresponde también a los socios comanditarios. 4' Enajenación de bienes inmuebles de la sociedad. con independencia de su categoría. los negocios debe estar en las manos de los comanditados que pagan sus despropósitos. explícitas. implícitas. están comprendidos en el supuesto anterior: 19 Cesión de partes sociales. en los términos del contrato social. los comanditarios no pueden tener facultades para decidir ea han de realizarse determinados negocios. podemos citar los siguientes casos. en principio. actuar como me-diador. que la interpretación de este precepto está en función de lo que digan los estatutos. entendemos que estas autorizaciones se refieren a las necesarias para realizar actos que excedan de la administración ordinaria de la sociedad y que por disposición de la ley o por prescripción de los estatutos están reservados al conjunto de los socios. no se reputarán actos de administración. que debe entenderse en el sentido de consentimiento concurrente. o como prestación de servicios. ni su consentimiento ni opinión serán indispensables para concluir ningún contrato. Tampoco se reputa administración la vigilancia realizada por estos socios. médico. El propio artículo 54 considera que las autorizaciones dadas por los comanditarios. a nuestro juicio. que establece a la sociedad en comandita. Naturalmente. Ahora bien. y esto no puede ser contradicho por disposiciones estatutarias directas o indirectas." . etc. A modo de ejemplo.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 227 Por 10 tanto. El artículo 47. estas prohibiciones generales tienen una serie de excepciones. 29 39 Autorización para el ejercicio por un socio de negocios del mismo género de aquellos a los que se dedica la sociedad. ya se trate de un apoderamiento general o parcial (art. El socio comanditario puede ser contador. que. en materia administrativa. Tampoco pueden los socios comanditarios actuar con el carácter de apoderados de los administradores. En todos estos supuestos la oportuna autorización. Modificación de contrato social. no se reputa como intervención en la administración. pero. porque mediante este rodeo llegarían a controlar de un modo efectivo la administración de la sociedad. porque lo invoca el 57. ingeniero de la sociedad. ni podrán tener voto. otras. 54) ni desempeñar ningún cargo representativo de la sociedad. unas veces. Tampoco es posible que los socios comanditarios tengan el derecho de revocar a los administradores. No hace falta insistir mucho para reconocer que la actividad prestada en concepto de trabajo. con toda su fortuna moral y patrimonial. de acuerdo con las leyes laborales.

tampoco hay el peligro de que los terceros puedan creerlos socios de responsabilidad ilimitada. lo mismo si su nombramiento se hace directamente en la escritura. al disolverse ésta. porque los liquidadores deben publicar su nombramicnto. Del mismo modo. que en nuestro caso son. La razón es esta: de los dos motivos que fundan la prohibición. las siguientes: l' Falta de pacto sobre la sustitución del administrador. ninguno puede invocarse respecto de una sociedad en liquidación: "No existe el peligro de que la ambición de ganancias inmediatas faltando el freno de la responsabilidad ilimitada. cuando ésta se reserve a alguno o al- gunos socios determinados. cit. pueden nombrar un interventor que vigile los actos de los administradores. Por un lado. que si por designación de los socios al decidirse la liquidación. ob. a cuyo tenor: "Si para los casos de muerte o incapacidad del socio administrador. a falta de comanditados. 2~ Continuación de la sociedad. y 49. podrá interinamente un socio comanditario. no se hubiere determinado en la escritura social la manera de sustituirlo y la sociedad hubiere de continuar. materialmente no puedan encargarse de la administración. impulse a los comanditados a empresas temerarias.v w Otro caso excepcional. contando desde el día en que la muerte o incapacidad se hubiere efectuado. En estos casos el socio comanditario no es responsable más que de la ejecución de su mandato:' De la lectura del artículo anterior se deduce que son condiciones indispensables para que la excepción funcione. se reconoce en favor de dichos socios un derecho de infor- mación directa y personal sobre el estado de la administración y de la contabilidad y papeles de la compañía. los comanditarios.228 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ prevé una doble intervención de los socios no administradores. por otro lado. En el ejercicio de una u otra actividad no han de verse actos administrativos. desempeñar los actos urgentes o de mera administración durante el término de un mes. desde luego. además. si los hay. que no haya más socios que el comanditario o que los socios comanditados. núm. en el que los socios comanditarios pueden encargarse de la administración social es el que resulta del artículo 56. no hay inconveniente alguno en que los socios comandi- tarios puedan hacerse cargo de la liquidación de la sociedad. porque como liquidadores no pueden emprender ninguna nueva operación de comercio. desde el momento de la muerte o incapacidad que la determine. es decir. 14- VIVANTE. . y.\ Que no haya socios comanditados. aquellos comanditados que hayan sido excluidos de la administración.. 3'. 402.Que en ningún caso esta actividad administrativa exceda de un mes.

tienen derecho al examen personal de los libros sociales. en el segundo caso. sin considerar la clase de socios de que se trate (art. También corresponden a los socios de estas sociedades los derechos de vigilancia que los estatutos puedan haberles reconocido. sean comanditarios o comanditados. debe tenerse en cuenta 10 que antes dejamos dicho acerca de! derecho de información. a resultas de la operación realizada. de manera que el tercero tiene dos sujetos pasivos de su derecho de crédito a los que exigir indistintamente el importe de la obligación. pero e! origen del precepto y su fundamento hablan por la segunda solución. los resultados de la operación. 598) y en el portugués (art. a los efectos indicados. que ha desaparecido o ha sufrido fuertes restricciones en el Código de Comercio alemán (art. al final). Puede ocurrir que el comanditario realice un acto concreto administrativo. o bien si 10 que sucede es que el socio comanditario será considerado como comanditado. C) [unta de socios. Independientemente de todo reconocimiento estatutario. 203). la responsabilidad solidaria es general. si hubo consentimiento expreso o tácito de los cornanditados. B) Vigilancia. En el primer caso. le permite repetir de los socios cornanditados cualquier cantidad que haya tenido que pagar más allá de! importe de su aportación. El primero es si se trata de una simple solidaridad. lo cual plantea dos problemas. En el derecho extranjero se apunta una fuerte corriente legislativa en contra del mantenimiento de esta prohibición. en definitiva. en el suizo (art. pero. Finalmente. son distintos según la extensión de la infracción. La reunión de la junta de socios tiene en esta sociedad menos importancia que en la colectiva. 170). La ley no aclara este punto. solidariamente. La base de estos preceptos es que el comanditario no oculte su condición de tal. por las numerosas restricciones que pesan . tienen derecho a nombrar un interventor en la misma forma que en la sociedad colectiva (art. o que habitualmente desempeñe la administración de la sociedad. del balance y del inventario. que cita el 47). . así como e! de exigir que estos documentos se redacten con la periodicidad requerida legal o estatutariamente. El otro problema concierne a si la responsabilidad del comanditario frente a terceros. 54. él sólo debe soportar las consecuencias de sus actos. Los socios no administradores.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 229 Los efectos que resulten del incumplimiento de la prohibición que comentarnos. con responsabilidad subsidiaria. Si el socio comanditario actúa por su iniciativa. éstos soportarán. 50. Debe observarse que la ley habla de responsabilidad solidaria para con terceros. La respuesta es doble. el infractor responde para con terceros.

Esos casos no son los únicos. deberá recabarse el consentimiento de todos los socios. ya hemos citado algunos casos en los que la adopción de ciertos acuerdos requiere la unanimidad de voluntades. pues estimamos que cuando se hayan de conceder a los socios administradores facultades que excedan de las que estatutariamente les corresponden. puesto que ello equivale a una modificación estatutaria.230 JOAQU1N RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ sobre una de las clases de socios: la de los comanditarios. incluso la de los socios que no deben intervenir en la administración de la sociedad. . De todos modos.

App1l111. 3: "La sociedad anónima es una sociedad pura de capital con responsabilidad limitada. Soc. vol. GARRlGUES. exclusivamente de estructura colectiva capitalista". En la doctrina. J." 1. 11. dice: "La sociedad anónima es una sociedad con personalidad [urldica propia. de 1937. Santiago. al pago de un importe superior al fijado en aquel acto". que actúa bajo un nombre propio. pág. Tranato di Diritto Commerciale.' y en los diversos ordenamientos jurídicos varían aún más los elementos que la integran. 1941. Roma. GIERKE.. 487. I1. 2 El § i de la ley alemana sobre sociedades por acciones y sociedades en comandita por acciones.. de 1940. dividido en acciones y no responden personalmente por las obligaciones sociales. por las obligaciones de la sociedad. pág. critica la definición del Cód. 1931. en la cual los socios participan con aportes al capital social. 263. DifiCIIltades qlle presenta SfI obtenci6n. Lezioni su/le societñ commerciale. AsCARELLI. en la que la participación de Jos socios está determinada en relación a una parte del total de las aportaciones individuales indicado en el acto constitutivo. di Dirino Commerciale. págs.. París. PALMA ROGERS. 184. pág. 321. vol. concepto éste que olvida el principio de la responsabilidad social limitada. 230 Y 232. "asociación de personas reconocida por la ley como persona jurídica. Derecho Comercial. BRUNETI'I. la define así: "La sociedad anónima o compañía. deber de aportación limitado. 1873. 3) Y dice que es "la sociedad capitalista dedicada con capital propio dividido en acciones y con una denominación objetiva y bajo el principio de la responsabilidad limitada de los socios frente a la sociedad. Co. MARTÍ DE EIXALÁ. G. 237. 11. pág.. T. E.eta e Associaxioni commerciali. pág.. 1931. tendrá . THALLER" Traité elementaire de Droit Commercisl. (nrt. núm. núm. Handelsercbt. R. 123. 220 y sigs. Curso de Derecho Mercantil. 43. núm. Véase VIVANTE. págs. ]." La ley brasileña de sociedades por acciones.l de España.TITULO CUARTO SOCIEDAD ANONIMA SU DEFINICION CAPITULO 1 1) Definici6n. 1. Es sumamente difícil dar una definición de la sociedad anónima que recoja todos sus matices. Instituciones del Derecho Mercam. Padua. a la explotación de una industria mercantil". en la que los participantes no pueden estar obligados. Handelsrecht. 412. son múltiples y muy diferentes sus definiciones. Madrid. 1929. 1936. WIELAND. Deiiniciones doctrinales y legales. 1936. núm.

así como el capital social dividido en acciones. Con arreglo al derecho mexicano. de estructnra colectiva capitalista. anticiparemos una serie de problemas que le conciernen. Co. y 31. Ca. M. El Cód. en vigor desde el 19 de abril de 1967. 424) la define como "persona jurídica formada por la reunión de un fondo común suministrado por accionistas responsables sólo hasta el monto de sus respectivos aportes administrados por mandatarios amovibles y conocida por la designación del objeto de la empresa". Analizaremos. El proyecto de 1929 (art.) . una pluralidad de las mismas. chileno {arr. administradores amovibles. Las cuotas de participación de los socios están representadas por acciones (art.(XVI) Estas definiciones son incompletas. y que han de ser examinados con mayor detenimiento. mexicano de 1854 la define con cierta corrección en sus arts. El Cód. Pluralidad. expuesta por el Código de Comercio francés. italiano de 1942 define la sociedad anónima como aquella en que el patrimonio social es el único que responde de las obligaciones sociales. si bien agregaba la nota de la división del capital social en acciones. sobre esta definición M. pág. 242. colombiano. 3). Co. Ca. Mínimo legal. 243. G." V. para encontrar su justificación en el derecho positivo. A) Sociedad. 30. Civ. que daban las notas siguientes: denominación social. B. responsabilidad limitada de los socios. c1IYos socios tienen su responsabilidad limitada al importe de S/IS aportaciones. S. y la responsabilidad de los socios o accionistas estará limitada al valor de las acciones suscritas y adquiridas. derivan de la . queremos indicar que implica. de capüal fundacional. 11. Análogos conceptos encontramos en el arto 527 del Cód. en su artículo 87 da una incompleta definición de la sociedad anónima. 121) y español (art. M. responsabilidad social limitada. (N.. al mismo tiempo. podemos decir que la sociedad anónima es una sociedad mercantil. 189) daba un concepto análogo al de la vigente ley. La ley de 24 de noviembre de 1909 sobre sociedades comerciales reproduce (art: 24) en Costa Rica la definición de la ley chilena. 244 Y 245.232 II) JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Concepto en la ley mexicana. 2325). E." En cuanto a las definiciones de los Códigos italiano [art. (XVI) Véase la nueva Ley francesa de sociedades mercantiles de 24 de julio de 1966. por esencia un conjunto de personas. con denominación. Aires. pues centran sus caracterización solo en la presencia de mandatarios amovibles El Cód. los elementos de la anterior definición. La L. 1938. Sociedad de fin solo socio. al decir que es "la que existe bajo una denominación y se cornpone exclusivamente de socios cuya obligación se limita al pago de sus acciones". Pero. Sólo dos elementos se destacan en ella: denominación y responsabilidad limitada de los socios. Tratado de Derecho Comercial Argentino. 550 del Cód. Tal vez la más defectuosa de las definiciones conocidas es la del arto 313 del Código de Ca. dividido en acciones. del mismo valor nominal. de 1883. uno por uno. argentino. en sus artículos 29. Ce. y. este último modificado por el arto 21 de la ley de 24 de julio de 1867. 378. Al decir que la sociedad anónima es una sociedad. guatemalteco y del art. que dice: "Sociedad an6nima es la simple asociaci6n de capitales para una empresa o trabajo cualquiera. RIvAROLA. Otro tanto cabe decir del arto 384 del vigente Cód.

la S. que el número de socios sea inferior al mínimo que la ley determina (art. parágrafo único: "Cualquiera que sea el objeto de la sociedad anónima o compañía se regirá por las leyes y usos del comercio:' En' los sistemas no formalistas cabe el problema de la existencia de sociedades civiles por acciones. etc. propias de las sociedades mercantiles y recibe la calificación jurídica de comerciante. 1'1) es de siete.). Br. esta indiferencia por el objeto. en torno a los cuales se han hecho tan sutiles disquisiciones. considera como motivo de disolución la reducción del número de accionistas a menos de siete.' Debe advertirse que. por el simple hecho de la adopcián de esta forma. 11 La Ley francesa de 1867. queda comprendida en el marco de las disposiciones especiales. A. 38. los difíciles problemas relativos a la sociedad de un solo socio. Por consiguiente. 229. porque ello sería contradictorio con la propia definición legal de sociedad. A. § 3: "La sociedad anónima se considera comercial. Ello hace especialmente apta a la sociedad anónima para servir de forma a las empresas que organiza el Estado dentro del campo de la economía privada. !l Sobre este problema.. G. 1. En el Derecho mexicano a no es posible que una sociedad anónima tenga un número de socios inferior a cinco en el momento de iniciación de las operaciones sociales y de fundación de la sociedad (arts. son aquí totalmente improcedentes. 1).. 1 y 4. es la única clase de sociedad mercantil por la forma. instituciones de crédito o de seguros. volveremos al estudiar la disolución de la sociedad anónima. 2688. G. Que la sociedad anónima es una sociedad mercantil.TRATADO DE SQOEDADES MERCANTILES 233 para los demás tipos de sociedad. Inst. 87. VaJor de la forma. no alcanza a permitir sociedades sin fin lucrativo. arto 2. inciso d ).. F. 5 L. M.). 87 y 89. quiere decir que. fr.. 11. 1. cuando menos. Br. de cinco socios (arts. ni durante el funcionamiento de la misma. 1). La 1. al exigir que se componga. A. sin consideración a la naturaleza de los actos que realmente constituyen la finalidad de sus operaciones (arts. Cr. aun cuando la empresa no tenga por objeto el ejercicio de una actividad mercantil. A. véase lo dicho en el capítulo II del Tít. fr. por imitara la ley inglesa entonces en vigor. exige para las Uniones de Crédito un mínimo de diez socios (art. S. IV). Sobre condiciones de capacidad. fr. S. 2695. D. fue la primera legislación continental que exigió un mínimo de siete fundadores. 89 Y 229. M. este mínimo (art. La L." Ley Br. S. pero en ambos casos se trata de fundadores. una sociedad civil. Civ.s Cualquier clase de sociedad puede ser socio de la anónima: una asociación. 87. S. B) Mercantil. S. Cód. fr. aquí la ley fija un mínimo legal superior. requiere (§ 4) cinco personas como número mínimo de fundadores. A. S. . una sociedad mercantil. A. IV. Inexistencia de sociedades anánimas civiles. En algunas legislaciones. "En la L. en su arto 137. A. ya que dispone la ley que será motivo de disolución de la sociedad anónima. La L. el número mínimo de socios es dos.

186. A. ob. La doctrina italiana entiende que puede usarse el nombre de una persona. carecía de nombre o razón social. cuando menos. en Río. 3. la sociedad anónima a la sociedad colectiva y a la sociedad en comandita simple que forzosamente deben tener una razón social. cit. esp. pág. cit. S. siempre que la actividad de la sociedad se exprese claramente. esto es. ob. a diferencia de lo que ocurre en el derecho francés (art. Br.. S. 339. (art. M. (§ 4. cit. loe. S.. respondería ilimitadamente de las obligaciones sociales (THALLER. A. Esta prohibición es considerada como excesiva por la doctrina francesa (THALLER. La Ley mexicana afirma (art. 87 y 88). loco cit. A. 1920.. VIVANTE. S. La ley brasileña (art.. pg. 1912. Así también en la L. Se contrapone así. En el C. la sociedad que consideramos.234 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ C) Denomincion. (N. A. 3) yen el Cód. Razón y denominación. 77) y arto 8 del reglamento chileno sobre sociedades anónimas nacionales y extranjeras de 1938. Co. una prohibición expresa de que figuren nombres de personas en la denominación de la sociedad anónima. que se afirma que el accionista o el tercero que hiciese figurar su nombre en la denominación social. inciso 1). de un accionista. cit. con el nombre de uno de sus socios.). (XVIII) En el C. 88. (N. libertad de formación. 152.) .) 1 Y en los que en él se inspiran. referido esto a la presencia de nombres de socios en su denominación. pág. AsCARELLI. § 4. elementos. No hay. M. Véanse SCLUO]A. 29. C. por ejemplo. cit. 163) que la sociedad anónima carece de razón social y se designa por la denominación particular del objeto de su empresa. permite indirectamente la presencia de nombres de personas en la denominación.. (arr. E. La L. Comm. pág. es decir. J. de 1889 se precisaba (art. Ca. G. que la denominación se '6 Li prohibición es tan absoluta en el derecho francés. (XVII) Véase la nueva ley francesa sobre sociedades comerciales de 24 de julio de 1966. ob. ver PALMA ROGERS. A. estructura de ésta. cuando se trate del de una empresa adquirida por la anónima. fr. sin nombre. o de cualquier otra persona que haya contribuido al éxito de la empresa.)? (XVII) ni tampoco establece la ley la exigencia de que la denominación sea adecuada al objeto que la misma realiza. pág. conociéndosele por el objeto de su institución. en el mismo sentido. en Rio. si se decía que la S. L. el autor de un producto. II. cit. cosa que en cambio es preceptiva en el derecho español (art. CIVETIA. 1. M. 11. -Co. límites. § 1). ob. Dir. el titular de una clientela. núm. en vigor desde el 19 de abril de 1967. operar y girar.. cit. E. de 1884.). Co. El que la sociedad anónima gire y opere con una denominación. 1. oh. Comm. inciso 2. 323). (XVIII) La vigente Ley española sobre régimen jurídico de las sociedades anónimas (de 17 de julio de 1951) establece en su articulo 29 que en la denominación de la compañía debe figurar necesariamente la indicación "Sociedad Anónima" y que no se podrá adoptar una denominación idéntica a la de otra sociedad preexistente. A.) 7 GARRIGUES. 221. Por eso. 53. lo consiente cuando es el nombre de un fundador. en el derecho mexicano. en la L. Dir. Co. es un dato que figura en la propia definición legal (arts. se llama anónima.. 413. ob. C..

5). M. la inclusión de un nombre personal en su denominación. el nombre de uno de sus socios debe figurar forzosamente en su razón social (arts.). 7). y justamente. sino que es el re- sultado de haber sido aquél un fundador destacado o de haberse transformado en sociedad anónima otra clase de sociedad. La inclusión de un nombre de persona en la denominación de una anónima. y similares a las instituciones que tengan concesión para operar como de crédito. Normalmente. y. En la sociedad colectiva y en la comandita. en la misma Ley se reserva el empleo de las palabras banco. En la Ley de Instituciones de Crédito es positiva la exigencia de que en la denominación de las sociedades anónimas que sean instituciones de crédito figuren menciones que hagan referencia a la actividad principal de la empresa (art. etc. párrafo final).) . perfectamente definidos. necesitan aclarar que se trata de instituciones privadas (art. Ley) y las de crédito que emplean esta palabra sin serlo. las sociedades anónimas. o bien. al contrario de lo que sucede con la razón (XIX) El autor se refiere a una disposición derogada. No es raro encontrar sociedades anónimas en cuya denominación figura un nombre de persona. En cambio. pero esto tiene un alcance totalmente distinto al que supone su presencia en la razón social de otros tipos de compañía. o bien. a no ser que se trate de asociaciones de éstas o de organizaciones auxiliares y no realicen operaciones de banca o crédito (art. 5). Además. "garantía" u otras que expresen ideas semejantes. ello implica la responsabilidad ilimitada del mismo. derechos o sistemas generalmente conocidos con aquel nombre y así se dice: Compañía Telefónica Ericsson o Edison Company. cuando se trata de sociedades anónimas. S. ya sea en español o en cualquier otro idioma. llevan en su denominación una refe- rencia al objeto social principal. en la de Fianzas [art. el uso en su denominación o en la de sus establecimientos. etc. 5. no hace referencia a un problema de responsabilidad. Así es un elemento de crédito comercial. no establece la responsabilidad ilimitada de la misma. de las palabras "fianza". 27 y 52.. (art. en cuanto se ofrece a los terceros el nombre de la persona de mayor significación en la empretsa.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 235 formará libremente. (N. Disposiciones similares hallamos en la Ley Inst. peco esta amplia libertad se traduce en la práctica en una serie de supuestos. 1. se dice "Sociedad Fundidora" o "Compañía Impresora y Papelera" o "Sociedad Azucarera".(XIX) La palabra "nacional" no puede emplearse sino en las denominaciones de instituciones nacionales de seguros (art. que ésta explote patentes. "caudón". G. E. La vigente Ley Federal de Instituciones de Fianzas dispone en su artículo 11 que se reserva a las instituciones de fianzas. banquero. 2. S. porque el nombre de que se trata significa una garantía de aviamiento para la empresa. 3) .

L. 30. En el C. además. sin nombre.". Por eso se regula minuciosamente cómo ha de integrarse la razón social con los nombres de alguno o algunos de los socios y se prevén con detalle los casos en que puede faltarse al principio de la veracidad. primero en regular la sociedad anónima. a se- mejanza de lo dispuesto en el artículo 164. 29. que no ha querido permitir la presencia de nombres personales en las denominaciones sociales. nadie podría impedir el empleo de los nombres de personas solventes en la denominación de sociedades formadas por audaces. . en vez de figurar la denominación social completa. "Compañía Iinpresora y Papelera.. aún se conservaba la exigencia de que la denominación social hiciese referencia a la actividad principal de la empresa. Esta práctica de incluir nombres de personas en la denominación de las sociedades mercantiles debe considerarse en México ilegal y peligrosa. Co. la denominación de la sociedad anónima va frecuentemente acompañada de una indicación de fantasía. que puede ser cedido sin necesidad de que figure la mención sucesores. S. en cambio. M. en comandita o de responsabilidad limitada (arts.. Tradicionalmente. que comentaban el Código de Napoleón. lo que. S. Por esto. de Cerillos". Ilegal. Cía.). es indispensable cuando se trata de sociedades colectivas. 31) Establecer sanciones para los que infrinjan esta prohibición. M. que representan a todos los efectos legales dicha . 57 Y86. S. Ca. de lege [erenda es indispensable: '1' Prohibir el empleo de nombres dé pecsonas en' la formación de denominaciones sociales. el nombre personal funciona como parte integrante del nombre comercial. G. la que constituye parte integrante del nombre comercial. de 1889. que quisieran aprovechar el nombre de aquéllos para sorprender incautos. Así se dice: "La Helvetia". debe interpretarse que la presencia de nombres personales en las denominaciones no ha sido regulada por considerarse prohibida. porque resulta claramente del mecanismo de la L.236 JOAQulN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ social. C. la posibilidad de usar nombres de personas en la denominación de las sociedades anónimas es. Además. M. sin relación alguna con el objeto social. A. "La Imperial. es decir. Por último. Desapareció este precepto en el anteproyecto de Código de Comercio de 1929 para volver a reaparecer en el anteproyecto de 1943. A contrario sen Sil. peligrosa. Es muy frecuente ql:le. M. denominación social ha implicado el nombre objetivo. porque faltando en México en absoluto una regulación acerca del uso del nombre y de los derechos sobre el mismo. G. Así se entendía por los autores franceses más antiguos. de 1889. se usen abreviaturas o siglas. 29 Sancionar con responsabilidad ilimitada al socio que 10 consienta.

11. de igual fecha). independientemente de las normas propias del registro de nombres comerciales. M.ectos. sustituidos por los arts. En las segundas. zme. si ya existe algu- na denominaci6n igual. Impersonalidad de la anónima y el intuitus personae. 1925.. sino la cuantía de su aportación. L. cit. SIIS COfUCCIIcnciaI y asp. 143.. L.' El resto de los problemas relativos a la denominación pueden verse en el capítulo sobre contenido de la escritura constitutiva. pág. PIe. es cierta. JI. D.105.RELU. Cualquier denominación contraria a la moral o a las buenas costumbres excederá de la libertad que permite la ley. (il.). 215. núm. solicitar la cancelación del nombre de otra sociedad inscrita con posterioridad con la misma denominación social. A. cit. que así se encuentra abandonada íntegramente a una elaboración doc- trinal y jurisprudencial. S. pensamos que dada la redacción del artículo 88. S.existente (principio de la novedad del nombre. se contrapone la sociedad anónima a la colectiva como expresión ésta de las sociedades personalistas... S. S. como firma comercial. debe entenderse esta afirmación de dos maneras. el juez y el Ministerio Público deberán considerar. 696. La carencia de un registro central de denominaciones y la falta total de disposiciones en materia de competencia ilícita. así se dice F. y ello independientemente del procedimiento especial que prevé la ley sobre nombres comerciales para los casos de invasión de esta materia (arts. M. al calificar una escritura. 413. De todos modos. no importa la calidad personal de sus socios. D) Capital [undacional. en vez de Fi- nanciera Industrial Agrícola. 216 Y siguientes. exige que ésta sea distinta de la de cualquiera otra sociedad ya . O. A. estas cualidades se elevan a la categoría de nota esencial en la celebración del contrato y en la' persistencia del mismo. Esta calificación aplicada a la sociedad anónima. una amplia trascendencia en cuanto que. será siempre posible a una sociedad que obtuvo su registro. sociedades de capital. (art.s Lo que es esencial es que la denominación vaya siempre seguida de las palabras sociedad anónima o de sus abreviaturas. La afirmación legal tiene. Ley de marcas y de avisos y nombres comerciales. ob.). ob. En las primeras. ob.. núm. D VIVANTE. núm. arto 88. 1()4. 45 y sígs. la Ley. dificultan el desarrollo de esta materia. AscA. Cuando decimos que la sociedad anónima es de capital. Sociétés commerciales. cit. especialmente 226 de la Ley de Propiedad Industrial.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 237 denominación. A. G. peto debe ser e Sobre esto véanse VNANTE. .. 221. S. de 31 de diciembre de 1942. aunque permite que se forme libremente la denominación social. págs. G. a nuestro juicio.. cit. l. La omisión de las mismas podría crear un grave problema de responsabilidad. En un sentido. París. ed. y BRUNETIl. 88. A. ob.

F. S. 10 Para un estudio minucioso del concepto de inmims personae. U y IU. véase A. el pacto de no transmisión de las acciones sin consentimiento del cansepo de administración. . En cambio. D.238 JOAQulN ROOIÚGUEZ ROOIÚGUEZ tomada con precaución. en cuanto que la existencia del mismo es indispensable para la de la sociedad (arts. Con estas aclaraciones. así como sobre el papel que desempeña en las diversas clases de sociedades. a las demás que reglamenta la ley. S.. En otro sentido. que resulta totalmente irrelevante en las sociedades de capital y que. 1939. 1. Estos autores niegan rotundamente la existencia del intuitus personee en las sociedades de capital. se presenta como una cifra inmodificable si no es a través del complicado sistema que estudiaremos en su momento oportuno. salvo la excepción especialísima a que antes hacemos referencia. en cambio. frs.). véase CoPPER ROYER. no debe olvidarse que también el intuitus personae puede desempeñar un papel importante en las anónimas. México. M" nos indica la existencia de un cierto intuitas personas. en las anónimas. 11 Sobre este tema en el derecho mexicano. 91. de cuantía mínima legalmente fijada. Traité des sociésés. en las sociedades colectivas. U. autorizado por el artículo 130. G. En cambio. fr. ÚIJ causas de disolución de. para poderse constituir legalmente. se advierte en el hecho de que la calidad de socio se transmite con la cesión de los títulosacciones. 1.1. puede decirse que la sociedad anónima es una sociedad capitalista. además.'? la intrascendencia de lo personal en las sociedades anónimas. Por 10 que respecta al derecho mexicano. da derecho a los disconformes a separarse de la sociedad. porque si bien es verdad que las calidades personales son de importancia decisiva en la constitución de las sociedades colectivas. precisan la previa integración de un determinado capital.. Otro tanto puede decirse de los efectos de la muerte o incapacitación de un socio. salvo que en los estatutos se haya pactado que el consentimiento puede ser dado por la mayoría de los mismos. es motivo de disolución en las personalistas. y porque. 647 y sigs.o La administración debe recaer en socios porque el nombramiento de un extraño como administrador. fr. G. como sociedades de capital. M. 93. desembolsado en una cierta pro· porción. 1943. con eficacia en las sociedades anónimas. en comandita y de responsabilidad limitada. VALADÉS. en comandita y de responsabilidad limitada. vol. París. se oponen las sociedades anónimas. págs. en cuanto que las primeras. la! sociedades mercantiles. de capital fundacional. los administradores pueden ser socios o extraños según dispone la Ley. Capital que debe permanecer inalterable a lo largo de la vida de la sociedad. a no ser que su cuantía se modifique con observancia de un procedimiento formal. la cesión de la calidad de socio requiere el consentimiento unánime de los demás. sin que precise para nada el consentimiento de los demás socios. 89. 11. 100.

directo o indirecto. que era permitir una desigual participación de los socios. dice que la división en cuotas no ha entrado en la práctica mercantil. la sociedad anónima es capitalista. G. mediante la suscripción de un diverso número de ellas. págs. ob. Las sociedades anónimas por cuotas. 91. 12 WIELANI>. la ley bancaria de 1933 exigió que los accionistas de bancos se comprometiesen a responder por otro tanto del importe de sus acciones. S. en comandita y de responsabilidad limitada.. La división de todo capital social en acciones es esencial. 97 Y 111. frente a la sociedad ni frente a terceros.w Además. se consigue fácilmente con las acciones. M.w ob. L. II. 1 Y sigs. VIVANTE. UU. obligaciones accesorias de prestación. distinguen a la sociedad anónima de la sociedad en comandita por acciones. núm. porque COn alguna ligerísima excepción. cis. 414. que no son expresiones equivalentes. En los EE." Más adelante insistiremos acerca de las diferencias entre acciones y cuotas y acciones sin valor nominal. cit. Esta disposición ha desaparecido en la actual legislación.. Se habla de responsabilidad limitada para expresar que los socios no tienen. E) División de acciones. porque su finalidad. más que la obligación de aportar el importe de la acción O las acciones que hayan suscrito. 13 . El artículo 87. u Notable diferencia con las sociedades colectivas. establece legalmente esta modalidad al disponer que los socios se comprometen exclusivamente por el importe de sus acciones. pero no es típicamente exclusiva de las sociedades anónimas. podría obligarse a los socios a realizar prestaciones nuevas ni distintas de las prometidas. en las que las cuotas se denominaban barras. en cuanto a los socios. de tal manera que de ningún modo. tienen una firme tradición en México. y de la sociedad de responsabilidad limitada en la que los socios pueden tener la obligación de realizar aportaciones accesorias y suplernentarias. No caben.. ya que en ésta el socio colectivo puede verse obligado a realizar aportaciones complementarias.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 239 Esta ·permanencia y fijeza del capital constitutivo. no se toma en cuenta para nada la condición personal de cada accionista. pero hoy han desaparecido de nuestro panorama comercial. ni prestaciones en cuantía. En otros derechos. en las sociedades mineras. por las razones que después expresaremos. existe la posibilidad de que el mismo esté dividido en cuotas. 92. o en calidad diversa a las pactadas. como se desprende de los artículos 87. fr. F) Rerponsabílidad limitada de los socios. ya que también la sociedad en comandita por acciones presenta parte de su capital dividido de este modo. juntamente con la división de capital en acciones.

establezcan la responsabilidad subsidiaria de los socios. en la proporción de la cuantía de su aportación. Por último. en cuanto que los acuerdos y decisiones deben tomarse por mayoría de votos y los derechos de los socios se ejercen en el seno de sus asambleas (arts. y también de la ausencia de disposiciones que. 100. lo que implica la posibilidad de un cambio continuo en los cargos de administración y representación. de la limitación de aportación y responsabilidad de todos los socios.240 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Los casos excepcionales de responsabilidad ilimitada de algunos accionistas serán estudiados más adelante. Sobre el problema de la responsabilidad limitada hemos de insistir después. 154). 142. queremos decir. la sociedad anónima está organizada sobre el principio del valor de cada socio en función de la cuantía de su aportación. que la sociedad anónima es de organización democrática. Por ser una organización colectiva está sometida a las normas propias de los organismos sociales plurales. constriñe su responsabilidad frente a terceros al importe de su patrimonio social. exige que el cargo sea temporal además de revocable. pero es esencial lo que dejamos dicho respecto de aportación y responsabilidad. La limitación real de la responsabilidad social se deriva en el derecho mexicano de la estructura de la sociedad. Con ello. H) Estructura colectiva capitalista. a su organización colectivo capitalista. sigs. Esto es. sino que precisa indispensablemente que haya una expresa indicación de quiénes han de ser los administradores y representantes de la sociedad (arts: 91. . La sociedad anornma. responde ilimitadamente de sus obligaciones. la anónima descansa en la afirmación de que cada accionista decide en el seno de la sociedad en proporción al número de acciones que posee. alude expresamente a un plazo para el desempeño del cargo). Los socios por el hecho de serlo. como las del artículo 25. IV. 178. en las que cada socio vale un voto. G) Responsabilidad social limitada. y concordantes). Esta designación tiene que hacerse periódicamente (el arto 142. IV. fr.. A diferencia de otras sociedades. También el arto 100. En otro aspecto. aunque con ese límite real. debemos referirnos como nota característica de la sociedad anónima. esto puede impedirse en las demás sociedades mercantiles en las que es legalmente posible una designación de administradores vitalicios y por todo el tiempo que dure la sociedad. no están autorizados a actuar en nombre de la sociedad. como la sociedad de responsabilidad limitada.t- 1~ Véanse en el Capitulo XI las indicaciones sobre el derecho de voto. en el Capítulo II. fr.

pág. pág. a nuestro juicio. que caracterizan a la sociedad anónima frente a los demás tipos sociales regulados en la Ley mexicana. En el caso de fundación simultánea el artículo 91. valor numérico. pág. cit. un capital con categoría de persona jurídica. concepto aritmético equivalente a la suma del valor nominal de las acciones en que está dividido. ob. al cual el ordenamiento jurídico imprime una disciplina particular. iI). inexacta. se deduce que los tres conceptos básicos." Metáfora ésta tan gráfica como. cit. 89. A. que deberá contener el importe del capital social (art. V). AscARELLI.. que no puede existir sin la integración del mismo.CAPITULO SEGUNDO CONCEPTOS FUNDAMENTALES DE LA SOCIEDAD ANONIMA CAPITAL SOCIAL De la exposlClon anterior. 105. frs. consisten en que es una sociedad de capital dividido en acciones y de responsabilidad limitada. ob.' que expresa el importe que debe tener el patrimonio neto de la sociedad 8 (art. II Y III. pág. 240.' El capital social como tal cifra. JI. 3 Ob. que refiriéndose a la S. pág. 'WIELANDj BRUNEITI.. 106. pág. ob. 1) Concepto del capüal social. 252. En la fundación sucesiva el arto 92. dice que es "un patrimonio destinado a un fin. 1. cit. Hemos indicado que la sociedad anónima es una sociedad de capital fundacional. S1I fija- CM'I y carácter del mismo. fr.IGUES se encuentra BRUN~TI1. ob. 103. 2 GIIlRKE.. y exhibido en la proporción que la Ley señala (art. ob. 111). que culmina en su personificación". 117. cit. frs. 16 . Appuflti. 17. III y IV). Concepto análogo al de GARR. puede decirse. y estará íntegramente suscrito al constituirse la sociedad (art. pág.' Entendemos por capital o fondo capital una cantidad matemática. cir. requiere la indicación del capital. cir. Integración y aportación en dinero y en especie.. Sigllijicación como valor abstracto. BRUNETII. 6. que no podrá ser menor de veinticinco mil pesos. fr. Examinaremos cada uno de estos elementos. cit~ pág.. 89. ob. 4 RODRIGUEZ. ·de tal modo.. debe fijarse forzosamente en la escritura constitutiva. 232: "La sociedad anónima es. se remite al 1 GARRIGUES.

L." La Ley General de Sociedades Mercantiles permite. etc. T BRUNETIr. cit. ob. ob. o bienes de otra naturaleza (arl. M. las aportaciones de bienes se considerarán traslativas de dominio (art. para toda clase de sociedades. salvo pacto en contrario. por ejemplo.. frs. se omitirá la expresión del mismo y la del importe del capital social. qtlo ad dominiurn (art. ti WIELAND. art. pág. cuando se trata de aportaciones en especie no hay dificultad teórica para que las mismas no se hagan en cuanto al dominio sino en cualquiera de las formas de goce que permite el ordenamiento jurídico. Asi. 93. 89. 11. que hace posible la aportación de bienes a título de disfrute.. . 18. 3'. 11. pág. De este modo podría suceder. fr. Appenti. frs. Las acciones de aportación representarán en dinero el valor de dicho goce y uso. por lo que es evidente el expreso requerimiento del dato que estu- diarnos.). pero con valor que se expresará forzosamente en dinero. en cuyo caso. G. que a la sociedad anónima X. fr. 17. también. Como el precepto es general y entre las disposiciones concernientes a la sociedad anónima no hay ninguna en la que se establezca una excepción a lo dicho. S. 104. La indicación del capital social en los estatutos y su inscripción en el Registro Público de Comercio. las aportaciones para su constitución deben integrarlo.· la formación del capital social implica la aportación de sumas de dinero [art. pág. el socio Z pudo aportar unos terrenos para que sobre ellos se hiciesen las instalaciones industriales o unos locales para que se utilizasen corno almacenes de mercancías. Ir y IV). admite en la sociedad anónima la posibilidad de aportaciones en uso o en usufructo. Sin embargo. 1 y Ir. en razón de la utilidad que reportará a la sociedad. parece que deberá tener aplicación el principio general indicado. 6 WIELAND. en términos generales. la hipótesis de aportaciones que se hagan en con- cepto distinto del de dominio. IIr) en efectivo. pág. Ley citada). Il. La fracción IV del artículo 125.. valorándose esta aportación no en dominio. 91.242 JOAQuíN RODRíGUEZ RODRíGUEZ anterior. 89. AsCARELLI. si bien establece el principio de que.' Como el capital es propiedad de la sociedad. cit. Nadie podría interpretar ese preceptn comn una indicación de que es posible la omisión en la escritura de la cifra que representa el capital social. IV). Lo que se omite en este caso. lo que es lógico cuando ésta no tiene un valor nominal y representa una cuota del capital de la sociedad. es la indicación del capital social en la acción. autoriza las llamadas acciones sin valor nominal. 11. por eso sólo se conciben en calidad de aportaciones en propiedad. se refiere al compromiso de constituir la sociedad y de aportar y mantener dicho capital (art.

El capital social debe distinguirse netamente del patrimonio social. la sociedad perdería su naturaleza. debe situarse el -patrimonio social como suma de valores.. pág. 252. si se hicieran por terceros. 9 ob.S que el capital social debe estar representado por objetos o derechos valuables en dinero. no son susceptibles de aportación (S. C. cit. cit. 212). ob.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 243 Las aportaciones no en dominio pueden crear difíciles problemas en los casos de ejecución sobre los bienes de la sociedad o sobre el patrimonio del dueño de los bienes no aportados en dominio. Por eso. 3" las prestaciones de trabajo. 11 GIERKE.. j. El capital social es aportado por los socios. 'WIELAND. Sil relación inicial y en el curso de la vida social. Capital y patrimonio. de tal modo que si pueden ser objeto de aportación toda clase de derechos transmisibles.. como tales. es la cifra normalmente constitutiva con que la sociedad nace. no pueden serlo los simples derechos de goce. 10 BRUNETII. por el contrario. no obstante. pág. como conjunto de todas las relaciones jurídicas de la que es titular 8 Ob.." 11 Frente al capital social como cifra aritmética. pág.. de acuerdo con WIELAND. de modo que se integra exclusivamente por las aportaciones de aquéllos. pero. 11. cit. 104. regula minuciosamente su repercusión jurídica (arts. El capital social. pese a todas las variaciones y modificaciones de su contenido. 21 y 22. estableciendo normas que analizaremos con detalle al señalar los principios que rigen el capital social de las anónimas. cit. del exclusivo dominio de la sociedad. y que le acompaña durante toda su vida. 2" Las aportaciones distintas al dinero s6lo son admisibles en la medida en que sean en dominio. en su carácter de tales. ob. a no ser que se trate de derechos enajenables. Sólo de este modo puede representar una masa efectiva de responsabilidad y cumplir con las siguientes condiciones que estimamos básicas: l' El patrimonio debe responder al valor del capital. El patrimonio social está expuesto a continuas oscilaciones.w 11. La leyes impotente para impedir estos fenómenos. pág. "Este último es la totalidad de los valores patrimoniales reales de la sociedad en un momento dado. entiendo. ob. pueden producirse pérdidas patrimoniales. cit. que debe mantenerse durante toda la vida de la sociedad.v Es indiscutible que por malos negocios o por cualesquiera de los acontecimientos implicados por el riesgo propio de toda empresa.. págs. 1933. El capital social representa la cifra teórica límite mínimo del patrimonio neto. loco cit. . 20. BRUNETrI. lnf. 18 a 22)..

. ob. mientras que la situación contraria sólo puede tener un carácter transitorio que debe corregirse con una reducción del capital (arts. 20) hace que normalmente el capital social sea menor que el patrimonio social. de garantía. El capital social puede ser menor que el patrimonio. 1.. Para concluir.. que en la práctica supongan un valor patrimonial muy superior al que la empresa contabiliza como capital social. de la prosperidad de la empresa.'. Co. 115). hayan aumentado sus reservas. 457. pero. durante el funcionamiento de la sociedad.. pág. Berlín.244 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ la sociedad. con 10 que resulta que el patrimonio social será inicialmente inferior al capital social declarado. el capital social puede ser mayor que el patrimonio social. Handelsgesdesetzbucb. cit. relaciones de propiedad..¡. que se trata de una cifra ficticia (Fiktivzah/). ob. 18 y 19). cit. cit. nota 12. 15 Ob.15 que afirma que el capital social (capital nominal o abstracto) es como la vasija 1 12 Ahora bien. 14 BRUNE1'TI. cuando la emisión de las acciones se haga sobre la par. cit. 20. ob. no autoriza a que se hable del mismo como de una cantidad ficticia. cuando a consecuencia de la buena marcha económica. WIELAND. de goce. en cambio. como consecuencia del lanzamiento de sus acciones al mercado. 457. En el derecho mexicano la existencia de reservas legales (art. el valor de sus instalaciones o bien cuando haya adquirido patentes. 1932. que el capital social pueda no coincidir con el patrimonio y que indique un deber jurídico. Por eso se ha dicho que el capital fundacional representa el patrimonio neto de la sociedad en el momento de su constítución. En este sentido v.: A.' 2 Inicialmente.. dice en su comentarlo del arto 173 del Cód.w La divergencia entre patrimonio social y capital social puede surgir desde el nacimiento mismo de la sociedad o durante la vida de la misma. como resultado de las pérdidas experimentadas por ésta. . es normal y lícito que en la constitución de determinadas empresas intervengan instituciones de crédito que cobran una comisión sobre el importe de las acciones que se suscriben por su mediación. Il. Al nacimiento de la sociedad. El capital social puede llegar a ser mayor que el patrimonio social.1 VIVANTE. 106. núm. el capital nominal debe de presentar aritméticamente el importe de la suma de valores que constituye el patrimonio social. por un precio inferior a su valor nominal (bajo la par) cosa que prohibe expresamente el derecho mexicano (art.. 11. sobre bienes corporales e incorporales. BAUMBACH. y el capital social podrá ser menor que el patrimonio social. núm. pág. conviene referirse a la imagen que emplea VIVANTE. etc. como consecuencia de su funcionamiento. como resultado del prestigio de la institución que nace o de sus buenas perspectivas económicas.

es garantía en favor de los acreedores sociales y de los propios accionistas. Pero. Para los accionistas presentes. resulta claro. como consecuencia de las siguientes consideraciones. en cambio. el capital social garantiza también a los accionistas presentes y futuros. en el sentido de que siendo la sociedad anónima una pieza fundamental en la moderna organización económica y estando basada ésta en el crédito. que sólo está garantizada por la realidad y cuantía de su patrimonio. capital real). Pero no sólo frente a los acreedores actuales. los terceros que llegan a concluir operaciones con la sociedad se fundan para ello en la garantía que ofrecía el capital social. ante todo. De aquí su interés en que el capital se conserve como valor patrimonial. de tal modo que unas veces éste rebasa los límites de la misma y otras. no alcanza a su nivel máximo. Los accionistas futuros de la sociedad llegan normalmente a serlo como re- sultado de los datos manifestados por la compañía acerca del monto de su . sino que también es 'garantía para los acreedores futuros. además de esta misión. cumple la misión de expresar la suma total de las aportaciones de los socios. En otro aspecto. que podemos llamar de publicidad o apariencia. tenga una máxima trascendencia en el campo de las sociedades anónimas en el que este patrimonio está limitado desde un principio. Podemos decir que. deben indicarse otras varias que se condensan en la afirmación de que el capital --como patrimonio---. 9') y otros actos que les perjudiquen {art. 224). el fondo capital o capital social como cifra aritmética. I1I) Misión del capital social. Que el capital-patrimonio sea la garantía de los acreedores. De aquí que aquel principio general del derecho común en cuya virtud los deudores responden de sus deudas con todos sus bienes presentes y futuros. se comprende que toda disminución del mismo debe realizarse cumpliendo una serie de requisitos especiales. Y se concede acción a los mismos para oponerse a las reducciones que no dejan a salvo sus legítimos intereses (art. Los accionistas son copropietarios del patrimonio que resulta libre en el caso de efectuarse la liquidación de la sociedad. 1') Significación frente a los accionistas y frente a los acreedores de la sociedad. La sociedad anónima ofrece una responsabilidad limitada en cuanto a las aportaciones de los socios y en cuanto a la responsabilidad total frente a los acreedores.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 245 que sirve para medir el grano (patrimonio. la única garantía de la efectividad de su participación en los beneficios. radica en la consistencia del capital social y de su dedicación venturosa a los fines para los que se constituyó la sociedad. Como el capital patrimonio es la garantía de los acreedores.

condujo a una serie de abusos sin cuento. Así se comprende el interés del Estado en proteger a estos futuros accionistas contra cualquier maniobra especulativa que descanse en la falta de realidad del capital. descansa en la posibilidad de coordinación de capitales de múltiple preveniencia. Podemos decir. y como patrimonio es la garantía que la sociedad ofrece a sus acreedores y a sus accionistas. en el sentido de la más amplia participación del grande y del pequeño ahorro en las mismas. las masas de capitales reque· ridas para la creación de estas empresas. es un fenó- . se hizo sentir con intensidad creciente. con arreglo a la cual toda persona es libre de hacer de su capa un sayo. que así pueden ser utilizados para la realización de obras de ingente importancia y de máxima trascendencia. la constitución de este tipo de sociedades no es asunto que afecte y concierna exclusivamente a sus socios. con frecuencia) acreditan positivo talento y conocimiento nada vulgares en sus autores. para defraudarlo. Después de una larga evolución. Esta concepción liberal tuvo su trascendencia legislativa en la mayor parte de las codificaciones mercantiles del siglo XIX. predominó la concepción de que la organización y funcionamiento de la sociedad anónima era una actividad exclusivamente de carácter privado en la que el Estado no tenía por qué intervenir. particularmente en forma de sociedades anónimas. La estructura de la sociedad anónima se prestaba especialmente para este tipo de actividades y la vida económica de los países modernos está llena de ejemplos recientes de gigantescas estafas realizadas al amparo de la constitución y funcionamiento de empresas mercantiles. sino que simplemente las ha transformado. el papel decisivo que en la vida económica de nuestros días desempeñan ciertas formas de empresas y concretamente las sociedades por acciones.246 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ capital y de los dividendos que reparta. En efecto. que el capital social como valor nominal es la cifra límite de aportación y de responsabilidad de los socios frente a terceros. Para ello. U') Lo público y lo privado. y de dar a su dinero el destino que le plazca. Es la colectividad la que resulta interesada desde diversos puntos de vista. El progreso económico y cultural no ha hecho desaparecer las viejas formas delictivas. requieren la concurrencia de múltiples interesados. De las formas brutales y violentas de ataques a la propiedad privada se ha pasado a formas más refinadas. de tal modo que la necesidad de proteger al público en general contra las maniobras de los que utilizaban la fundación de sociedades y empresas mercantiles. mediante procedimientos ingeniosísimos que. Precisamente. se apela al público en general y merced al sistema de división del capital en acciones. durante muchos años. en resumen. que al fin y al cabo-son función también del capital social. como se diría en castizo castellano. Por otro lado. Esta tendencia liberal.

con la ayuda eficaz de una propaganda adecuada. El problema trasciende de los simples intereses privados para afectar al interés público. atañe directamente al crédito público en cuanto que el descubrimiento de empresas defraudadoras provoca un retraimiento de capital: una disminución de las inversiones y a veces grandes colapsos en las delicadas operaciones crediticias que pueden llegar a revestir la forma de pánicos financieros. Estas normas de protección podemos agruparlas en cinco grandes grupos. La complejidad de la vida económica moderna es tan grande. S. que quedaban con una amplísima libertad de acción. significa un sistema superior del viejo criterio liberal representado por el Código de Comercio de 1889. Frente a la escasísima regulación contenida en los Códigos indicados. la Ley General de Sociedades Mercantiles. G. y quinto: normas que se refieren a la intervención directa del Estado en función de vigilancia sobre las actuaciones de las sociedades anónimas. Examinaremos por separado cada uno de estos principios: l' Principio de la garantía del capital. la Ley General de Sociedades Mercantiles representa un criterio moderno. en consideración al pequeño ahorro que peligra y a la sustraeci6n de capitales a las empresas auténticas. afecte a millones de seres e implique un riesgo para millones de capital. ha sido general la tendencia a considerar que el ejercicio del comercio en general. en cuanto protege y asegura los intereses privados que existen en las sociedades anónimas. y a los accionistas. que a su vez lo había heredado del Código español de 1885. cuarto: normas que establecen una eficaz vigilancia privada en la marcha de la sociedad. Precisa una intervención decisiva de éste para proteger a los acreedores. restrictivo. y en particular el que se realiza a través de la organización de grandes empresas mercantiles. M. que encuentran una regulación explícita en la L. que se enfrentan con entidades cuya única responsabilidad consiste en su capital. que no resulta difícil montar un aparato técnico que. La necesidad de que se asegure la existencia permanente de un capital mínimo y determinado se traduce en los cuatro subprincipios siguientes. tercero: normas que restringen los beneficios y la participación de los socios fundadores. que acuden como partícipes atraídos por una buena publicidad.: . segundo: normas que aseguran la constitución efectiva del capital. protector de los intereses colectivos. el fraude que pueda cometerse con los socios y acreedores. de tal modo que el Estado no' puede ver con indiferencia estos problemas. Además.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 247 meno que no puede dejar indiferente al moderno Estado. En México. ofrece aspectos de gestión pública. respecto de las sociedades anónimas. Primero: normas que tienden a asegurar el papel que desempeña el capital COmo cifra de garantía. Por estas circunstancias.

'< Departamentos astánomos. Cada sociedad debe tener un capital y sólo uno. pueda hacer frente a todas las obligaciones del mismo. el sujeto y titular de! departamento. págs. ob. pág. esto es. 99. en definitiva. . del artículo 9. 11. ob. (?OC) Debe consultarse a este respecto el artículo 3'" de la vigente Ley Federal de Instituciones de Fianzas. 248 JOAQuíN RODRiGUEZ RODRiGUEZ Primero: Subprincipio de Id uniddd del cdpitdl. (arts. sino que también sea determinado. Situaciones de éste. si todo él ha sido exhibido o si s610 lo fue parcialmente. 17 y sigs.) yen la L. 457. Cr. (N... en la L. un solo inventario. permiten que pueda declararse la quiebra o la suspensión de pagos de un departamento bancario) sin que ello afecte a la institución en su conjunto. y de los artículos 89.31. que se refiere al capital de cada sociedad. (arts. Disposiciones de tipo semejante se encuentran en la L. núm.. Los artículos 430 y 440 de la Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos. que constituye una unidad económica y jurídica. La existencia de un capital que tiene su proyección económica en la existencia de un solo patrimonio. debe manifestar la cuantía exacta de su capital y su situación. En el caso en que esto no sea así. 16 GIERKE. V. 457. cis. 19. fr. que funcionan en el seno de las instituciones de crédito cuando estén autorizadas para realizar diversas clases de operaciones. II. 3'. Ley de Quiebras) . cualquiera que sea el número de sus agencias y sucursales. Fianzas (arts. VNANTE. ob. ob. núm. es que todo el capital constituye una masa de responsabilidad por cualquier obligación social. art. 18 VIVANTE. 70 Y otros) (XX) sin que sea una excepción la situación especial que crea el reconoci- miento de los departamentos autónomos. S.. Segundo: La ley no se preceptúa que toda sociedad Subprincipío de la determinación del capital. Ahora bien. GARRIGUES. ello es posible en tanto que con e! capital afectado al departamento de que se trata. preciso.. fr. G. cit. 2.. Con arreglo a tal exigencia. Inst. no debe olvidarse que la quiebra como fenómeno económico jurídico es la declaración oficial de que un comerciante no tiene activo líquido suficiente para atender las obligaciones exigidas en un momento dado (v. M. E. todo el capital social responderá del pago de las obligaciones del departamento de referencia y se provocará la quiebra o la suspensión de págos de la sociedad H que es. Inst. es decir. Así se deduce del articulo 6. 8. II. etc. S. explica que cada sociedad tenga un solo balance. que requiere que en la escritura cons- titutiva se indique e! importe del capital social. cit. 91. 172 Y otros varios más de la L. 11.. 233 Y 235. contenta con exigir que el capital sea único. que hablan del capital social como de un dato único para cada sociedad. Inst.) 11 Para comprender bien lo dicho. cit.)." Otra consecuencia igualmente importante. fr. 254. J.

pueden tener un capital autorizado máximo. JI. Inst. fr.. 1. Fianzas) . del mismo. 3' y 70. razón por la que nos permitimos transcribirlas en su redacción vigente: Art. fr. en el momento de la constitución (art. como requisito de la acción. formado por las acciones suscritas. E. 8.Cr. III. han de tener el capital mínimo íntegramente pagado (art. (XX. V. Fianzas). el principio de la determinación tiene también aplicación. Inst. (XXIII) Las disposiciones citadas por el autor han sufrido posteriormente a la primera edición de esta obra. representado por la parte del capital suscrito exhibido. la indicación de "las exhibiciones que sobre el valor de la acción haya pagado el accionista o la indicación de ser liberada".TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 249 En los artículos citados en el apartado anterior. 3'. 17. S.! Las instituciones de fianzas. arts. que están en caja y pueden ser vendidas por su precio nominal más las primas que la sociedad exija (art. pueden tener 1111 capital X. al constituirse. o el importe pagado sobre las acciones sin derecho a retiro en las sociedades de capital variable. fr. algunas modificaciones en su redacción.. El capital autorizado ha de ser igual al capital suscrito más las acciones llamadas de tesorería. Inst. (N. Igual requisito se establece respecto de las instituciones de seguro. 1.. Cuando el capital social exceda del mínimo. Cr. Respecto de las sociedades anónimas de capital variable. S. y un capital desembolsado. deberá estar pagado cuando menos el 50% del capital suscrito. II. Las sociedades anónimas ordinarias. suma de los compromisos de aportación. se consigna. deberá ser. 8. Inst. S. hace referencia "a la forma y términos en que deba pagarse la parte insoluta de las acciones".: "Al constituirse deberá estar totalmente suscrito y pagado el capital mínimo prescrito pOI esta ley para cada clase de operaciones a que hayan de dedicarse. M. de la ley respectiva.: "El capital exhibido en las sociedades de capital fijo. La L.) . en el art. Las instituciones de crédito.(XXII) El capital de las instituciones de crédito ha de estar desembolsado por lo menos en un 50%. E. 217. ley citada). un capital suscrito. Art. Ley cit. igual por lo menos al del capital mínimo. se establece la exigencia genérica de que se precise la cuantía del capital social. desde el momento de la constitución de la sociedad. (N. L. fr. G. En el arto 125. en lo que atañe al capital mínimo (legal o convencional) representado por acciones sin derecho a retiro (art. L. 17. por lo menos. El capital autorizado en ningún caso será mayor el duplo del capital suscrito". del que no pueden exceder sin una modificación de los estatutos. 1. Inst. en su articule 91. L. de acuerdo con la autorización". y un capital desembolsado. 17.) (XXII) Idem. las de seguro y las sociedades de capital variable. fr.). L. Inst. L. que.(XX:III) (XXI) Debe consultarse a este respecto el artículo 39 de la vigente Ley Federal de Instituciones de Fianzas. 89 . por lo menos. ha de ser del 20 por ciento del anterior. fr. 1. establece además como requisito de la escritura que se indique "la parte exhibida del capital social" y en la fr. art. que es la.

S. a no ser que fuese alterada a través del cumplimiento de una serie de requisitos que la ley establece. 182. la disminución del capital significa una disminución de las garantías que deben ofrecerse a acreedores y accionistas. fr. 17.250 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ La ley requiere que ·las sociedades de capital variable no anuncien el capital autorizado. en cuanto que su influencia en la sociedad se encontrará disminuida en la misma proporción. L. reguladas en la L. fr. Anteriormente hemos .) . 8. G. Una excepción importante al principio de la estabilidad es la que resulta de la existencia de sociedades de capital variable. 132. En otro sentido. Por esto. si no mencionan también el mínimo (art. en los casos de aumento y reducción del capital. haciendo caso omiso de toda publicidad especial. Queda así protegido el statn qllo de accionistas y acreedores. en sus artículos 9. G. que acompañaba a la sociedad desde su cuna hasta el sepulcro. en que por la ampliación de la sociedad aparezcan nuevos socios. M.indicado que el capital de la sociedad anónima representaba una cifra de valor constante. Exige que esta medida sea tomada siempre en asamblea general extraordinaria de accionistas y la considera como una modificación de los estatutos que debe ser aprobada por unas mayorías especiales e inscrita en el Registro Público de Comercio. la ley. en la de las Instituciones de Crédito {art. de modo que no sólo en la escritura.). Sería de desear una mayor precisión en la ley. sino en la publicidad del capital. (XXIV) La posibilidad de que la sociedad de capital variable aumente o disminuya su capital por simple acuerdo de la asamblea de accionistas. es una notable altera(XXIV) La vigente Ley Federal de Instituciones de Fianzas no exige que este tipo de entidades se organicen como sociedades an6nimas de capital fijo. (N. siguiendo trámite análogo al que está establecido para la inscripción de la escritura constitutiva. M. 1). 213 a 221). E. IV) y en la de Instituciones de Seguro (art. 111. 260 al 264. S. Tercero: Subprindpío de la estabilidad: excepciones. fuere exigida la enunciación de cada una de las circunstancias anteriores. Además. la disminución puede ser impedida por los acreedores. La severidad de la ley a este respecto se explica teniendo en cuenta que el aumento del capital puede alterar el statn quo del socio. (arts. las que serán entregadas a los suscriptores contra el pago total de su valor nominal y de las primas que en su caso fije Ja sociedad. establece una serie de normas precisas para regular el aumento o la disminución de capital. 135. 217. fr. el aumento del capital hace funcionar el derecho preferente a la adquisición de las nuevas acciones. Las instituciones de fianzas han de ser de capital fijo. En el último párrafo de la Ley citada se dispone que las instituciones de fianzas podrán emitir acciones no suscritas que se conservarán en la caja de la sociedad. segundo párrafo.

TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 251 ción del principio de estabilidad. el arto 11. J. S.00. Esta cifra mínima vale para las sociedades mercantiles en general. 41. podían ser de doscientos marcos. pág. Si se trata de instituciones de crédito que van a operar como bancos de depósito. La ley vigente preceptúa en su § 7. J. exige un capital mínimo de un millón de pesos o de $250. La progresión de la ley alemana ha sido multiplicar por diez cada vea la cifra mínima de capital. ob. fr. M. si se trata de depósitos de ahorro los mínimos legales en ambos casos son de cien mil pesos y de $50. Sociedades especiales. VI. 256. G. fr. sino también en la progresiva elevación de ésta. para las de seguro y para las de fianzas." Cuarto: Subprincipio del capital mlnimo. págs.20 En el derecho mexicano las sociedades an6nimas deben constituirse con un capital mínimo de veinticinco mil pesos. el capital mínimo deberá ser de $500. cit. Inst. THALLER. 528 Y sigs. V. Así lo exige el arto 89. G. cualquiera que sea su naturaleza. aunque sí indirectamente. 1. fr.. 245 y 254. no puede disminuir el capital por debajo de las cantidades mínimas que la ley señala (mínimo legal) o de las que se fijó en sus propios estatutos (mínimo convencional).00. y de $250.. según que se vaya a operar en el Distrito Federal o en cualquier otro lugar de la República. GIERKE. según se tratase de sociedades antiguas o de nueva fundación. 1. con el propósito de facilitar la constitución de cooperativas. .). resulta que el principio de estabilidad tiene aplicación a las sociedades de capital variable en lo que afecta al capital mínimo legal o convencional que ha de estar representado por acciones sin derecho a retiro. 36. de la vigente ley sobre la materia. fr. De todos modos. al mínimo que la ley fija para cada clase de sociedades (arts. y arto 8. el Código de Comercio no exigía un capital mínimo de un modo directo. según el arto 19. 19. como la sociedad de capital variable. si se trata de sociedades financieras o de crédito hipotecario o de capitalización. ser superior. fr.000. 217 y 221. bien entendido. las IV Las sociedades de capital variable se introdujeron en Francia por la ley de 24 de julio de 1867. págs.000. pero la ley establece mínimos especiales para las instituciones de crédito. II de la 1. aunque en casos especialísimos. S.. 1.00. M. fr. Cr. ya que señalaba un número mínimo de socios (cinco) y fijaba en mil marcos la cuantía mínima de las acciones. inciso 1. ob. si se han de emitir bonos o estampillas de ahorro. La tendencia legislativa de nuestros días a convertir la sociedad anónima en la forma social de las grandes empresas. de dicha ley. fr. así como las de ahorro y préstamo para la vivienda familiar (art. pero nunca inferior. de acuerdo con lo que establecen los artículos 31. se refleja no s610 en la indicación de una cuantía mínirna del capital. 20 En Alemania. 1. 1). que el mínimo convencional puede . de la ley citada. Véase GIERKE. I.000.00.000. que "el importe nominal mínimo del capital es de quinientos mil marcos". 1. fr. El decreto sobre balances en oro y sus disposiciones complementarias. fijaron en cinco mil y cincuenta mil marcos la cuantía mínima del capital.. cit.

L. c.000.). Icst. 6) Instituciones fiduciarias: Según las circunstancias de cada caso.000.). Inst. 53.000.000.000.000.000.00. L.000. .000. Ce.).000.00. e) Cuando además se propongan emitir bonos y estampillas de ahorro. 1. (XXV) Las instituciones de seguros deberán constituirse con capitales mínimos de $300. Cr. 1.000. L.00 Y 10.252 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ instituciones fiduciarias deberán constituirse con un capital mínimo de $200. 46·a. según las ramas del seguro que vayan a practicar y (XXV) De acuerdo con las disposiciones vigentes de la L.] . pero no inferior a $ 500.00 y $500.000.00.00. entre $ 100.$ 5oo. I. 41. 19. 69.00 a $500. 7) Instituciones de ahorro y préstamo para la vivienda familiar: Cualquiera que sea la localidad donde operen el capital mínimo será de .000. H.000.000.000. Cr. cualquiera que sea la localidad donde se propongan operar.00. 2) Instituciones de depósito de ahorro: a) Cuando se organicen para operar en la capital de la República.000.00. L. según exige el arto 45.000.000.000. frs.000. fr. 3) Sociedades financieras: a) Cuando se organicen para operar en la capital de la República. Cr.5) Sociedades de capitalización:. Inst. entre $ 3.00. entre $ 500. Inst.000.'00. fr. d) Los bancos del interior del país que establezcan sucursales o agencias en el Distrito Federal. las Uniones de Crédito lo tendrán de $25.000.000. fr.000.). en la forma siguiente: A) Instituciones de crédito: 1) Bancos de depósito: a) Cuando se organicen para operar en la capital de la República.000. Cr. fr.000. b) Cuando vayan a establecerse en otras localidades del país. Cr.00.). Cr. entre $ 6.OOO!00 y 3.00 {art.00 Y 7.OOO:OO y 5.000. entre $ 200.000. entre $ 3. entre $ 1. Inst. Cr.500.000. L. Según las circunstancias de cada caso.). fr. I. b) Cuando hayan de operar en otras localidades del país. b) Cuando operen en otras localidades del país.00'. e) Las sociedades¡ financieras del interior del país que establezcan agencias o sucursales en el Distrito Federal. deberán contar cuando menos con el capital mínimo fijado dentro de los límites señalados en el inciso a) (art. I a IV).500.000. fr.00 y 7.000. entre $ ljOOO. entre $ 250. cualquiera que sea la localidad donde vayan a operar.00 y 300. fr. fr.00. Inst. 1.00 Y 1. que carezcan dc servicios bancarios. deberán contar cuando menos con un capital mínimo fijado dentro de los limites señalados en el inciso a) (arr. y los almacenes generales de depósito con una cantidad que oscila entre $100. el capital mínimo podrá ser menor que el que se señala en los incisos anteriores. 1.00 Y 10.00 (urt. lnst. e) Cuando se establezcan en lugares de escaso desarrollo económico.00 (art.000. 36. VI y 87. 27. las' instituciones de crédito y las organizaciones auxiliares de crédito deberán contar con un capital mínimo. 4) Sociedades de crédito bipotecario.000.$ 3. entre . cualquiera que sea la localidad donde se propongan operar.00. L.00 Y 1. Según las circunstancias de cada caso.}.. L.00 (nrt.00 {art. sin derecho a retiro (arts. Las bolsas de Valores tendrán el capital mínimo fijado por la Secretaría de Hacienda.000. Insr.00 Y 750. cualquiera que sea la localidad donde se propongan operar. según la clase de operaciones que vayan a realizar (art. 45. de la 1. 11. . Insr.000.

L.000. b) Entre $ 150. y 8.DO. 52. para estas instituciones peculiares. $ 250. d) Entre $ 500.000.000. de $ 500.000. para los que se destinan exclusivamente a graneros o depósitos especiales para semillas y demás frutos o productos agrícolas.).000. IV. por los que se hayan pagado ya los derechos correspondientes.000. L. 87.00. S.. Inst.00. (N.000.00. ya hemos indicado la existencia de un capital mínimo que deberá estar representado por acciones sin derecho a retiro. L. 2) Bolsas de valores. (XXVII) 2' Principio de la realidad del capital social.000. Cr. 17. 21.OOO.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 253 según que se trate de instituciones nacionales o extranjeras autorizadas para operar en el territorio de la República (arts.000. Suscripcián y desembolso.000.000. fr. 3. Inst. 3) Uniones de crédito.00 a 6. fr.. Cr. de los artículos 217 y 221 de la L. las instituciones de seguros organizadas como sociedades anónimas deberán contratar con un capital mínimo que será determinado discrecionalmente por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público alotargar la autorización.000. 69.000.. L.000. de .) (XXVI) De acuerdo con el vigente artículo 20 de la L.000.ooo.000. lI. como se deduce para las sociedades mercantiles en general.). según que se dediquen a uno o dos ramos o actúen en los tres permitidos (art. Inst.00 Y no. c) Para operaciones de daños.500.00 y 500.$ 2. b) Para operaciones de accidentes y enfermedades. de $ 2. Inst. 1. Puede sintetizarse en la afirmación de que la ley requiere la constitución real del capital social por la aporlación efectiva de tilla parle del suscrito y por el B) Organizaciones auxiliares de crédito: 1) Almacenes generales de depósito: a) Entre $100.500.000.00 Y 500.00 a $1. 1.00 a 2. a almacenar mercancías o efectos nacionales o extranjeros de cualquier clase. de $ 1. según las circunstancias de cada caso (arr. Inst..) (XXVII) De acuerdo con el artículo 39 de la ley Federal de Instituciones de Fianzas vigente. cuando opere dos de dichos' ramos. para los que estén autorizados para recibir productos..OO. E.000.).00.. dentro de los siguientes límites: a) Para operaciones de vida.000. E. E. además de Jos propósitos señalados en el inciso anterior. Inst.000. Créd. Inst.00 a 4.00 a 1.}. L. (N.000. para los que se destinen a recibir toda clase de mercancías o efectos a que se refieren los incisos anteriores (art. cuando la empresa practique solamente uno de los ramos a que se refiere el inciso e) del artículo 11 de la L.000. Las instituciones de fianzas tendrán un capital mínimo íntegramente pagado de $1. para los que se destinen. fr.00. el capital social mínimo de dichas instituciones será de $ 1. Inst.00. VI. (XXVI) Respecto a las sociedades de capital variable.500.000. bienes o mercancías por las que no se hayan satisfecho los derechos de importación que graven las mercancías importadas.000.00 Y 3.0-00. fr.$ 250.000.00 Y 1.000. c) Entre. Cr.000.00.000.00.). S. F. Inst. M. L.00 a 6. de acuerdo con las necesidades de cada plaza (art. G. S. El que fije la Secretaría de Hacienda y Crédito Público teniendo en consideración la necesidad de que sea suficiente para asegurar los servicios de la bolsa.00 cuando opere tres o más.000. y de los arts.00. N. Será fijado por la Comisión Nacional Bancaria entre .000. S. '! de $ 3. S. 20.000.) .

) . M. S. (XXVIII) las instituciones de fianzas han de tener desembolsado el 100% de su capital mínimo (art. I. S. 97 Y 98 de la L. llamadas también. Inst. si no están suscritas acciones por un valor igual al capital mínimo legal o convencional. fr. la ley exige que al constituirse la sociedad esté abonado cuando menos el 20% de su valor nominal (arts. L. F. G. excepcionalmente. las acciones que representen el capital mínimo de las sociedades de capital variable. 8.). Inst. igual por lo menos al del capital mínimo. que cada acción tenga su titular.). 8. en la práctica comercial. además de una cifra. deben estar todas suscritas. G. fr. 89. Inst. M. Así se establece en los arts. 100.254 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ SIl establecimiento de la posibilidad jurídica de a/in 110 cobro en aquella parte en que haya sido desembolsado.). exigen que esté desembolsado el 50% del capital social mínimo. las leyes respectivas. Con la salvedad de estas acciones. a las instituciones de crédito (ar!.). dispone que el capital exhibido en las sociedades de capital fijo. debe estar íntegramente cubierto y aportado su valor (arts. r. Además. G. Ante todo. requiere la ley unos desembolsos efectivos a cuenta del valor total de las acciones. fr. a las de seguro (art. fr. F. fr. G. Cuando se trate de acciones de numerario. N. Del mismo modo. Cr. y 100. la emisión de acciones no suscritas. La ley quiere y exige que el capital. 17. Las disposiciones de las leyes de instituciones de crédito y de seguros son de redacción confusa. fr. Son varias las disposiciones que cooperan a la consecución de tales finalidades. que asuma la obligación de hacer las apor.integra de todas las acciones. o el importe pagado sobre las acciones sin derecho a retiro en las sociedades de capital variable. S. fr.ital mínimo debe estar íntegramente suscrito.. I. L. L. S.) y aunque no lo sean. Se permite. 3'. deberá ser. sea un valor patrimonial real y tangible. I. y que pueda serlo en cuanto al que aún no lo está. S. Inst. S. Si se trata de instituciones de crédito O de instituciones de seguro. 94. 3. desde el momento de la constitución d la sociedad. n. 89. L. Inst. determinación. fr. 91. acciones de tesorería. 89. M. el ctt/J. IV. 216. 99. la ley requiere la suscripción . y cuando son acciones de aportación. en cuanto al ya desembolsado. pero la excepción sólo alcanza a las sociedades de capital variable en general (art. es decir. II. estabilidad y el mínimum del capital social sólo tuviesen trascendencia sobre el papel. de acuerdo con la autorización.}. fr. Il. raciones y los desemblosos debidos. en sus arts. M. no puede constituirse una sociedad anónima de capital variable. y a las de fianzas (art. L. L.). ya que suscitan la duda de si su contenido normativo queda (XXVIII) El texto vigente de la fracción II del artículo 17 de la L. es decir. lII. y 17. De nada servirían las normas anteriores si la unidad. E. L.

S. Las acciones sin valor nominal no pueden ser una patente de corso para arrasar todo el sistema normativo de la ley (véanse después acciones de prima y acciones sin valor nominal). G. L. si se quiere impedir la irrealidad del capital declarado como inicial. S. la prohibición de emitir nuevas series de acciones mientras no estén totalmente desembolsadas las anteriormente emitidas (arlo 133.. Esta última solución no parece la más lógica. L. explícitamente consignado en la escritura constitutiva. S. realizan la función en tales condiciones. las actividades realizadas por aquellas personas que toman en sus manos el trabajo de organizar y poner en marcha la empresa.w 21 "Los fundadores son COn frecuencia los destructores de la sociedad.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 255 cumplido cuando el total del capital social mínimo ha sido desembolsado en un 50%. El precepto es aplicable por idéntica razón a las acciones sin valor nominal.). pero una cosa es la retribución de ese trabajo y otra el abuso a cuenta del mismo. II. En la práctica. Los esfuerzos de promoción. G. consignadas en los artículos 92 a 101 de la L. 3° Principio de la restricción de los derechos de los fundadores. fr. S. que nunca podrán emitirse por debajo del valor de emisión resultante. lo que es lógico. hasta que no estén íntegramente liberadas (art. . Especial mención merecen aquellas disposiciones que requieren que las acciones sean forzosamente nominativas. 1. o bien si es preciso que ese 50% se compute no respecto del valor total del capital. M. L." RODRÍGUEZ.. M. la forma más frecuentemente utilizada para defraudar los legítimos intereses de los accionistas y de los acreedores. S'. M..) y la responsa- bilidad solidaria de los administradores por la realidad de las aportaciones (arlo 158.. así como la obligación de depositar en la caja social las acciones de aportación por un plazo de dos años para que respondan de las alteraciones de valor de las aportaciones hechas en especie (arlo 141. Al mismo grupo de preceptos se refiere el articulo 115. G. que prohibe la emisión de acciones por una suma menor de su valor nominal. da expresamente solución distinta al permitir que las acciones estén desembolsadas en un 20%. pues la suma de las aportaciones quedaría por debajo de aquél. sin perjuicio de la exigencia de que esté exhibido el 50% del capital. Al mismo tipo de disposiciones hay que referir las normas preventivas de la ley en cuanto a las fundaciones sucesivas. consistía en la reserva abusiva de derechos ~n favor de aquel grupo de promotores. ]. sucedi6 que estos fundadores eran ordinariamente los destructores de la sociedad. 1). G. fr. 117) y las que señalan el procedimiento para el cobro judicial de las exhi- biciones aún pendientes (erts. 118 y 119). M. ya que por no vincularse económicamente con la suerte de la entidad creada. Inst. sino del valor nominal de cada acción. 17. si se tiene en cuenta que el art. De este modo. que el porvenir económico de la sociedad queda hipotecado. deben ser recompensados.

provocó abusos perjudiciales para las economías sociales. fr. 1. 170. A) Fijación del concepto. En todo caso. 23 VIVANTE. pero la falta de toda regulación de las mismas. 417. S. S. el legislador mexicano introdujo una serie de normas restrictivas de las posibles reservas de derechos en favor de los fundadores.256 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ las llamadas accione! de indllSlria. núm. VNANTE. GARRIGUES. 132. 347. En definitiva. véase ASCARELLI. Yo mismo he utilizado la expresión para referirme a estas acciones. entre promotores y fundadores. adviértase que los únicos que pueden reservarse derechos son los fundadores promotores (suscriptores de la escritura constitutiva) o los fundadores. 35 y 242. los segundos participan o no participan en ellas.5 de enero de 1929 (véase THA. 103. pero en la fundación sucesiva. euyos fundamentos generales expusimos antes. 22 La terminología es muy variada. pág. núm. acciones de trabajo {actions de JratJful) que corresponden a "una aportación de servicios 1muros por el conjunto del personal.22 partes beneficiarias o de fundador. Para ello. Fundadores suscriptores y no suscriptores. LLER. . núm. pone en guardia contra la confusión de acciones de industria y de bonos de fundador. En general.). o a los firmantes del programa en el de fundación sucesiva" (art. la ley establece tres tipos de limitación a las actividades de los fundadores. 11. 70S) Y las partes de fundador O partes beneficiarias (parts de iondaseur o parts benejiciaires] atribuidas a los fundadores. sino títulos de participación por trabaios prestado! o por trabajos que se deben prestar. Appanti. empezaremos por determinar de un modo seguro quiénes merecen tal consideración jurídica. 1911. núm. JUS. no son acciones. y bibliografía que cita). 70. Las primeras fueron reguladas por la ley de 26 de abril de 1927 (véase sobre ella la 'amplísima bibliografía que cita THALLER. 531. ser atribuidas individualmente a los asalariados de la sociedad" (THALLER. que na pueden. núm. Notas al AscARELLI. c. D. que puede atribuirse a los firmantes de la escritura constitutiva. I1).. en sentido propio. En Francia. pero figuran como accionistas originarios. bonos de fundador y acciones de trabajo. pág.. pág. Entre la no citada deben mencionarse los estudios de SRAFFA. nota 1. fr.5): las segundas por la ley de 2. M. P. en la R. respondían al propósito de atribuir una recompensa a los fundadores de la sociedad. Fijado el concepto. 638. G. se habla de acciones de industria para referirse a las emitidas para remitir una prestación de trabajo. distingue. 1939. 247. 930 y 103. MESSINEO. D. Mé· xico. ciedad. págs. 11. promotores y fundadores coinciden en el caso de fundación simultánea. pág. los primeros participan en las actividades necesarias para la constitución de la so. 429. Y el de WHAL. L. con razón. 1. 103. es normal la distinción entre. 11. La nueva ley sobre venta de acciones y la protección de los socios y de terceros. En la L. G. en ningún caso. en los Studi en honor de VIVANTE. I). los fundadores (promotores para VIVANTE) pueden no ser accionistas (arts. Así. suscriptores del programa fundacional. en la que los fundadores promotores figuran necesariamente como accionistas originarios (art. en el caso de fundación simultánea. Impulsado por la corriente intervencionista. M.. 1.

S. que a la creación de situaciones convencionales. A . 1. según los límites y competencia a que corresponda la operación que debe ser aprobada. Interpretacián del artículo 102 (operación. 134). 17 . !C6d. definición incorrecta a todas luces. núm. 419. redacción de la escritura o del programa. Limitación que se consigna en el artículo 102 de la L. sino de una nulidad relativa. lo que quiere decir que no se trata de una nulidad absoluta. a los que la hicieron. En primer lugar ¿qué se entiende por operación? Creemos que esta palabra se refiere a toda clase de actos con trascendencia jurídica. y en este sentido es perfectamente válida y eficaz. no da una definición de aquéllos. Lo que sucede es que tal operación no obliga a la sociedad. S. que a declaraciones unilaterales de voluntad. aunque regula minuciosamente las actividades de los fundadores y las partes beneficiarias. que encontramos en diversos artículos de la ley. de cualquier 2~ El Cód. 1. si no fuere aprobada por la asamblea general". Es decir. Esta aprobación vincula a la sociedad con carácter retroactivo y simultáneamente libera. 531 y sigs. 129. A. de una simple inoponibilidad. La operación de que se trata obliga a los que la realizaron. aprobación). 11. S. y que lo mismo podemos referir a contratos. M. en el que no se hace referencia a la fundación sucesiva. La L. será nula con respecto a la misma. a no ser que fuere aprobada por la asamblea general. 132. La interpretación de este precepto plantea varios problemas. LYON CAEN y RENAULT. La sanción de aquellas operaciones que no se apeguen a estos límites es la nulidad con respecto a la sociedad. semejante al § 187. 11.. La L. VIVANTE.• en su § 21. 139. núm. 0>. A. convocatorias de asambleas constitutivas y actos estrictamente relacionados con los que acabamos de mencionar 24 (véase el capítulo sobre fundación simultánea y sucesiva y las atribuciones de los fundadores). Br. en cuanto dispone que "toda operación hecha por los fundadores de una sociedad anónima. efectos. ya que se trata de una expresión vaga. inscripción en el registro público.. HOUPIN y Bosvraux. sanción. G. Entendemos que puede ser una asamblea general ordinaria O extraordinaria. define a los fundadores como "los accionistas que convinieron los estatutos". págs. A. sino que debe estar enmarcada dentro de aquellas actividades que la ley tequiere se vayan realizando para llegar a la constitución de la sociedad. En Francia se ha estimado su definición como cuestión de hecho. No dice la ley de qué asamblea general se trata. necesidad. En primer lugar.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 257 B) Limitación de las operaciones que pueden realizar. no define los fundamentos pero describe sus funciones {arts.. También debe preguntarse qué se entiende por operación necesaria para constituirla. se les prohibe estrictamente realizar operaciones que no estén directamente encaminadas a la constitución de la empresa. con excepción de las necesarias para constituirla. 739. 0>. En caso de fundación sucesiva se considerarán en igual forma a "los que hicieron aportes en especie sin haber tomado parte en el convenio". Esta necesidad no puede depender del arbitrio de los fundadores.

Br. aunque no con unanimidad.s" O) Limitaci6n de la participación en las utilidades. A. admite la licitud de la conversión. ROBERTO. S. pero. con las utilidades atribuidas a aquéllas. 1941. Si el bono de fundador no representa una aportación de capital en el sentido material y restringido con que este concepto es usado en materia de sociedades anónimas. Cuando se trate de fundación sucesiva. cualquier duda se disipa a la luz del artículo 107.. na existen. que limita la participación en las utilidades al 10%. México. La L. D. la de la conversión de los bonos de fundador en acciones. por definición.. que es complemento interpretativo del artículo 104. Pero no hace falta insistir para notar la diferencia absoluta y las consecuencias totalmente distintas entre ambas situaciones. sería si la sociedad permitiese la suscripción de acciones y su pago. 115. en la forma y límite que la ley señala. amortización. F. aunque por sí solo se presta a una fácil y amplia iuterpretación. autoriza expresamente el rescate de las partes beneiiciarias y su transformación de acciones y les reconoce en derecho de cuota de liquidación (§ 34). por compensación. G. La segunda limitación establece (art. con amplia documentación y razonado criterio. por un período máximo de 10 años. GUAJARDO. Este precepto no altera el alcance general del arto 2 de la ley.) . Todo pacto en contrario es nulo". figura. 107). pues no es de conversión. Caso distinto. Este precepto señala en términos generales la prohibición de reserva de derechos en favor de los fundadores. 104j y su casuística (art. Entre las prohibiciones implícitas en la limitación indicada. voto. La tercera limitación es la que formula positivamente el artículo 105. S. cuya trascendencia fue examinada con anterioridad (sociedades irregulares). si no es con excepción de la participación en los beneficios. pero todo ello no obsta para que se niegue a sus titulares los derechos positivos de Jos accionistas (§ 36). C) Limitacián de la reserva de derechos. etc. impugnación. § 33.. No podrán reservarse los fundadores ninguna clase de derechos patrimoniales o administrativos (cuota de liquidación. M. control. a nuestro juicio. Aumento de capital en las sociedades anónimas¡ ¡US.258 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ obligación o responsabilidad por la misma. el de oposición a los acuerdos que los perjudique (§ 37) Y el de organización colectiva (§ 37). pág. Probibicián general (art. La razón es obvia. la conversión en acciones equivaldría a atribuirles un derecho sobre el capital y una aportación a éste que. . 1. En Franela la doctrina. 104) que "los fundadores no pueden estipular a su favor ningún beneficio que menoscabe el capital social ni en el acto de la constitución ni para lo porvenir. el artículo 102 debe interpretarse en el sentido de que la asamblea en él mencionada es la asamblea general constitutiva. y siempre que estas par25 En el sentido del texto.

G. párrafo 19. se expedirán títulos especiales denominados bonos de fundador sujetos a las disposiciones de los artículos siguientes". Menciona la ley (art. Los requisitos personales los subdividimos según que se refieran a la socíedad (denominación. sino también a la renuncia del mismo. acciones} obligaciones. los bonos de fundador sólo podrán emitirse después de constituida la sociedad y deberán serlo. M" que se remite a las disposiciones del artículo 111. y después de pagar a todos los demás accionistas el dividendo mínimo que la ley determina. que considera a las acciones como títulosvalores. 108). E) Los bonos de flludador. fr. Naturaleza jurídica. en todo caso. A 10 que pudiera añadirse que si hubiese acciones de voto limitado. bonos. emisián. precisamente el artículo 105. cuando la fundación haya sido simultánea. Por consiguiente. Se desprende esto de su propio carácter y de lo que se consigna en el artículo 110. la ley prevé (arr. requisitos. como hemos visto. paci6n de los fundadores en los beneficios sociales. al titular (expresión de ser nominativas o al portador). Nrímero de bonos y titulares. Como documentación de los derechos que pueden. 106). M. Tales bonos pueden definirse como títulosvalores que acreditan la partid. estos requisitos no solamente se refieren a la mención de la nacionalidad del titular. Clasificándolos} podemos distinguir entre requisitos personales. o de que transcurran dos meses a partir de la fecha de la asamblea constitutiva que debe aprobar el contrato social. y las indicaciones que conforme a las leyes deben contener las acciones por lo que hace referencia a la nacionalidad de cualquier adquirente del bono (art. V). fr. S. Y. reales y funcionales. los fundadores no participarán en los beneficios. que preceptúa que "para acreditar la participación a que se refiere el artículo anterior. 108. Que se trata de títulosvalores. Cupones.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 259 ticipaciones se paguen después de haber abonado a los accionistas un dividendo del 5% sobre el valor exhibido de sus acciones. sino cuando se hubiese pagado a estos accionistas el dividendo preferente que la ley les concede. I1). a la protección de potencias extranjeras . antes de que transcurra un año de la fecha del contrato. Concepto} contenido. esta- blecerse en favor de los fundadores. es el que. limita los derechos de los fundadores a una participación en los beneficios. El contenido de los bonos de fundador se desprende del artículo 106. Divisibilidad. art. se deduce de lo que afirma el artículo 110 de la L G. S. los requisitos que deben contener los bonos de fundador. 108. duración y fecha de constitución. domicilio. en el caso de fundación sucesiva. la emisión de unos títulos a los que denomina //bonos de fundador". Los bonos de fundador no pueden emitirse sino una vez que la sociedad esté constituida. que remite al 124 de la 1.

de acuerdo con lo que establece el artículo 127. pero. es requisito esencial que en los mismos figure el número total de los emitidos. COn caracteres visibles (art. por esto. que se emita un bono por fundador o una serie de bonos atribuyendo varios a cada uno de los fundadores. es decir. Por último. para efectuar éste. Desde luego. la indicación de un valor específico en cada bono permitirá una más fácil circulación de los mismos y. desde luego. en cualquier caso. Entre los requisitos reales debemos mencionar los relativos al título mismo. sino que en contra del principio general de indivisibilidad de acciones que establece imperativamente la ley. fr. Incluso esta pluralidad de bonos emitidos a cada uno de los fundadores facilita a éstos la realización de operaciones sobre alguno o algunos de ellos. como se deduce de la remisión que el articulo 110 hace al 126 de la ley. una adecuada retribución a los fundadores en razón a la calidad y cantidad de su trabajo específico. De otro modo. fr. cit. En este punto. siempre que la participación total de los nuevos bonos sea idéntica a la de los canjeados" (art. ya que en él debe constar la expresión bono de fundador. cit. habrá que determinar la cuantía total de la misma con arreglo al tanto por ciento que se haya fijado. la ley permite no sólo el fraccionamiento del título en tantos bonos como hubiese incorporados.. IV del artículo 108 y se refieren a la participación que corresponde al bono en las utilidades y el tiempo durante el cual debe ser pagado. . 1) y los concernientes a la sociedad (expresión del capital de la misma). y distribuirla luego entre el número total de bonos. los requisitos funcionales son los que menciona la fr.260 \ JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ y a los representantes de la sociedad cuyas firmas autógrafas deben figurar en el documento (art. al que remite el 110 de la ley. Es posible que los bonos de fundador vayan provistos de cupones normnativos o al portador. sin necesidad de acudir a una emisión plural de bonos. se concede derecho al tenedor de un bono de fundador para que se le canjee por títulos que "representen distintas participaciones. exclusivamente a efecto de fijar la cuantía de la participación de su titular en el reparto de utilidades. En todo caso. que permite que los títulos puedan amparar una o varias acciones. 109). es posible que en un solo certificado conste la existencia de varios bonos. es posible también el fraccionamiento de un solo bono de fundador en partes alícuotas. Otra cuestión es la relativa a si puede emitirse un bono por fundador o pueden entregarse a cada uno de éstos varios documentos. VI). ¿Deben expresar los bonos de fundador un valor nominal? A nuestro juicio. no hay ningún inconveniente en que cada bono de fundador exprese un valor determinado.. No hay inconveniente legal alguno en que se acuda a uno u otro procedimiento.

que son las características básicas de las acciones. transcurrido el cual se extingue todo derecho. habían sido consideradas como acciones. por naturaleza. es de la esencia de las mismas que sean amortizadas dentro de ciertos plazos. Traité de Droit Commercial. 11. . y que. según THALLER. a quien se le hubiese entregado un título negociable. 21 Esta es. ni la calidad de asociado. Sin embargo) en el derecho mexicano creemos que puede llegarse a una solución con relativa facilidad. es la naturaleza jurídica que puede señalarse a estos bonos de fundador. sin conferirle derecho alguno sobre el capital social. bien en el momento de la liquidación." porque éstas suponen un crédito colectivo concedido a la sociedad.no forma parte de los asociados. además. por la sencilla razón de que por principio éstas representan una frdcci6n del capital social y los bonos de fundador. no un cupón de interés fijo. pronúnciase expresamente por la consideración de los bonos de fundador como acciones: a) Porque aunque no representan una aportación en dinero. París. Además.. y. Es asimilable a un obligacionista. la opinión dominante en la jurisprudencia y la que parece consagrada en la ley de 23 de abril de 1929 [art. ~) Porque participan en los dividendos y son transmisibles. 639. Los bonos de fundador sólo conceden una participación en las utilidades por un tiempo determinado.w Sin embargo. 1900. son participaciones que constan en certificados negociables. nominativos o al portador. Es comparable a un empleado con participación en los beneficios. y las dos son negadas a los bonos de fundador (art. sino un cupón variable. Tampoco podemos considerar a los bonos de fundador como obligaciones. Son éstas. que queda como parte del pasivo. núm. núm." El portador --dice THALLER. siendo nulo cualquier pacto que les conceda una participación en el capital para el presente o para el futuro. además. sí significan una aportación de actividades que procuran a la sociedad una ventaja pecuniaria. esencialmente. no podría pretender el desembolso del principal. que tendría. no es posible considerar los bonos de fundador como acciones. es decir. las razones que impiden conceptuar el bono de fundador como acción. en los casos de amortización. 107). bien antes. las acciones entrañan el derecho de que se devuelva a sus titulares su importe. 1): "las partes de fundador o partes beneficiarias. no puede desvincularse ésta de otras dos notas típicas: la participación en el capital y la participación en la liquidación. THALLER critica esta concepción con razones poco convincentes. porque ello queda estricta y terminantemente prohibido por la ley. 560 bis. En la más vieja doctrina las partes de fundador. y muy discutible. sólo atribuyen una participación en los beneficios. y que dan derecho al portador a una participación en los beneficios. b) Porque aunque no participan en la liquidación este no es un derecho esencial del accionista. equivalentes en derecho comparado a los bonos de fundador mexicano. porque aunque los derechos de administración no quieran considerarse como esenciales de la acción. sin que haya devolución del capital. o en aquellos en los que es posible el retiro. una inversión de dinero que no se incorpora al capital sino. Los bonos de fundador no representan una aportación de 26 LYON CAEN y RENAULT.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 261 Muy discutida.

tuvo por finalidad establecer una organización colectiva de los renedores de partes de fundador. 49 Principio de la intervención privada. estos derechos tienen una impronta imperativa. Pero en este terreno. Llegamos a! último grupo de normas. No son acciones ni son obligaciones.}.que atribuyen una porción de los beneficios sociales dentro de ciertos máximos que la ley señala imperativamente. de ciertas minorías.262 JOAQuiN RODRiGUEZ RODRÍGUEZ capital 01 tienen que ser amortizados. Op. De esos derechos. sino. Para el estudio detallado de los diversos derechos que en su conjunto estructuran y dan forma al principio de la intervención privada. admitiendo. Por eso ha consagrado una serie de derechos que corresponden a los socios. títulos de contenido crediticio -muy semejantes a las acciones de trabajo o industria. . Esta organización es semejante a la que la L. con dicha finalidad. que modificó la de 301 de marzo de 1927. con vistas a proteger los intereses de los accionistas y de los terceros en general. la L. T. 59 Principio de la intervención pública. Por ello. esto es. sencillamente. los socios intervienen en la vida de la sociedad adoptando todas las decisiones que conciernen a la vida de la sociedad. unos son de los socios. por lo que en presencia de las disposiciones legales mexicanas debe negarse su asimilación a obligaciones. S. integrado por aquellas que aseguran un cierto control del Estado en la vida de la sociedad. en el que la ley de 1929. Mediante el ejercicio de estos derechos. Y Op. No ha querido el legislador que los derechos de los socios quedasen confiados a! arbitrio de los fundadores o a las decisiones de la asamblea general. Cr.w Por todo lo expuesto. G. de la aplicaci6n del capita! a las finalidades para las que fue constituida la sociedad. individualmente considerados. 212 y sigs. representa una fuerte reacción en contra del principio Iiberal. cooperando de diversas maneras a la recta administraci6n social y vigilando el estricto cumplimiento de las obligaciones señaladas por la ley y de los acuerdos adoptados por las asambleas. M. señala a los obligacionistas. nos remitimos al capítulo que dedicamos a los derechos y obligaciones de los socios. repetimos. en tanto que los bonos de fundador carecen rotundamente de ella. Cr. sin olvidar que los obligacionistas tienen una cierta intervención en la vida social (arts. no podemos considerar a los bonos de fundador como titulas de participaci6n. El legislador ha erigido todo el sistema de la sociedad anónima. como principio general. otros. L. 28 No ocurre así en el derecho francés. ni pueden serlo. Tit. el de que nadie más autorizado que los propios socios para cuidar de la recta administraci6n de la sociedad.

TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 263 Tratándose de sociedades mercantiles ordinarias no hay normas especiales al respecto. en materia de instituciones de crédito. Nos llevaría demasiado lejos en este punto la especificación de las facultades que corresponden al Estado en este orden de ideas. fuera de las ya citadas. de instituciones de seguro y de instituciones de fianza. . la intervención del Estado a través de la Secretaría de Hacienda y de organismos especiales es completa. En cambio.

ob. y por la expedí. 11. ci6n de un nuevo documento que sustituía al antiguo. su origen. etbimología. pág. cit. FISCHER. en un principio. págs. Y GoLDSCH· MIDT. REHME. se llamó título o acción al recibo que se expedía. Historia Universal del Derecho Mercantil.. 64 Y sigs. 227 Y sigs. pág. Sección primera: antecedentes 1) Origen histérico.. Como producto de una larga evolución fue haciéndose costumbre que las transmisiones de estos títulos. Madrid. págs. págs. de la "acción" en el campo de las sociedades anónimas. su juego y su enredo. con el título pintoresco de Cotl/IISió'l de Confusiones. pues. 1913. Véase LEHMANN. suprimiéndose la sustitución del título viejo por el título ·nuevo. en relación con el libro en que se consignaba la cuantía de la aportación y el nombre de la persona que se comprometía a realizarla. . publicado en 1688 en Amsterdam. 71.. cit. l. Storia Universale del Diritto Commerciale. era. 2 Según WIELAND. describiendo el negocio de las acciones. Muy brevemente hemos de hacer algunas consideraciones acerca del origen l. un documento que acreditaba estos datos. con carácter exclusivamente probatorio. Puro recibo. 83. además de anotarse en el libro. Turln. "la difusión de la sociedad y la necesidad de una negociebilidad máxima y de una máxima adecuación al tráfico bursátil. impulsó a la acción a convertirse en portadora de la calidad de socio y en tltulcvelor". 37. En un principio. IU realidad. se hiciesen constar en el propio documento.CAPITULO Tf!RCf!RO CONCEPTOS FUNDAMENTALES DE LA SOCIEDAD ANONIMA: LA ACCION Vamos a estudiar ahora el segundo de los elementos esenciales que figuran en la definición de la sociedad anónima: la acción. 178 Y 179. ob. y el libro espléndido y modernísimo del español JosÉ DE LA VEGA. las inscripciones de transmisión en el título fueron decisivas 2 y se acabó por prescindir del nombre del titular para abrir una amplia vía a los 1. sin trascendencia a efectos de la transmisión de los derechos sociales que se hacían siempre mediante registro en el libro mencionado. 1931. Diálogos curiosos entre un pbilosopbo agudo. Por último. un mercader discreto ¡ un accionista erudito.

167. Del mismo modo GIERKE. 1. pág. 243.. 11. así. Este triple aspecto de la acción se encuentra hoy generalmente afirmado en la doctrina y tiene expresión en los textos legales y vigentes. ÚI.. El capital social está dividido en acciones (arts. II) Aspectos de su estudio. . para los ordenamientos suizo y alemán. 91. 109. como títulovalor. 11. 36. BRUNETIl.. pág. pág... 1. GARRIGUES. VIVANTE. nota 1. M. De aquí que los títulos representativos de las acciones (art.). '6 Casi literalmente.. fr. BRUNETIl. S. fISCHER.) deben expresar el valor nominal de las mismas o la porción (cuota) de capital que representan. 71. ° 3 Dice FISCHER. 258." Estas tres facetas de la acción pueden exponerse conjuntamente diciendo que la acción es el titulovalor en que se incorporan el complejo de relaciones juridicas derivadas de la asunción de parte del capital fundacional y de la obligación de aportación del accionista. L. -WIELAND. 11. cis. G. 110. véase VIVANTE. 33. pág. fr. constancia en la escritura. Como el capital social es la expresión numérica del patrimonio neto líquido. ÚI. oh. S. L. cit.. 125. núm. como expresión de la calidad de socio. ob. M. pág. pág. Ca. II. oh. que en el derecho inglés las acciones siguen siendo títulos probatorios. L. oh. Desde RENAUD' se viene afirmando que la acción puede considerarse desde un triple punto de vista: como parte del capital social. pág. Su valor fraccionario en abstracto. II. ÚI. oh. GARRIGUES. La acción como valor fraccionario en concreto. RODRÍGUEZ. se comprende que la acción venga a ser una parte fraccionaria de esa suma. éstos deben ser tasados y por ellos se emiten acciones que expresan su valor en numerado." El mecanismo del endoso en blanco fue decisivo en esta evolución. ob. pág. 89. JI. 36. para el derecho español. 458. pág. lo que significa que la acción es tara parte fraccionaria del capital social. En el derecho mexicano) la acción representa siempre una parte fraccionaria del capital social como expresión de dinero. notas 3 y 6. cir.266 JOAQulN RODRIGUEZ RODIÚGUEZ docwnentos al portador. 70.. núm. y 111. pág. oh. G. nota 3. 548. pág. 243. 93.' Sección segunda: la acción como parte del capital 1) Acción como parte del capital social. 'WIELAND. cis. 1. pág. 4 RENAUD. 6 Para una indicación de las diferentes acepciones de la palabra acción en el Cód." o bien que la acción es aquella "parte social representada por un título transmisible y negociable en el cual se materializa el derecho del asociado". 7 PIe. oh. cit. Por eso) también) cuando un socio aporta bienes.

es naturalmente bien distinto del valor efectivo. y no sólo con frecuencia al momento de la liquidación (cuota de liquidación).. Como el capital social no es igual al patrimonio social. pág. distingue: 1°. 3°. pág. así como el capital de la sociedad es distinto del patrimonio efectivo de la misma. real. pero eso debe expresarse en dinero. por ser lo más aparente (GIERKE. valor contable. que debe depender del dividendo.. sino como derecho a una parte del valor del patrimonio en cada momento determinado. I1). valor real. Decimos se refleja. la que expresa una simple parte del capital social en forma decimal: una décima. es la que expresa un valor nominal. aquélla. por ejemplo. la proximidad o lejanía de la fecha en que se pagan. fr. Ley Belga. pág. 257).. valor de bolsa. Desde otro punto de vista. pág. pero que sufre oscilaciones por diversas influencias económicas.w Como cuota de aportación. la acción representa el importe de la prestación que el socio ha hecho o debe hacer. 10 GIERKE. ." 11 El inconveniente que esto representa. Cuotas y acciones sin valor nominal. 12 Cód. valor nominal y naturaleza de las acciones en que se divide el capital social". consiste en que el público se fija más en el valor nominal. fraccionario del capital. que se obtiene por la división del patrimonio entre el número de acciones en el momento de la liquidación. I1). JI. como en la fundación sucesiva (art. arto 76. 110. un quinto. . AsCARELLI. 463. la acción como parte del capital social manífiesta la suma de aportación del socio. y esto tanto en la fundación simultánea {art. 71. BRUNETIl. 256. una sociedad anónima de capital 8 GIERKE. 91. que es el expresado en el títuloacción. Así. L. aunque se trate de aportación de bienes. o fraccionaria. porque es factor determinante. sin indicar su valor. la regularidad y cuantía de los dividendos. FJSCHER.ANTE. 93.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 267 En la escritura constitutiva debe constar "el número. el reverso lo constituye su valor económico. pág. etc. juntos con elementos psicológicos determinan oscilaciones. VJV.' Este valor inherente a la acción y distinto del valor nominal. 2'6. 2°. que se calcula en cualquier momento de la vida de la sociedad. además de expresar una fracción de aquél. se refleja en su cotización bursátil '10 o comercial. es también la expresión fraccionaria del patrimonio.. la oferta y demanda. dos centésimas. 242: "El valor nominal así indicado en la acción. en funci6n de la cuantía del patrimonio. Ca. fr. el anuncio de los mismos. etc. pág.e Quiere ello decir que el valor nominal de una acción o cuota es sólo el anverso de la misma. y ésta. valor nominal. y este importe es todo lo que el socio debe aportar a la sociedad. núm. la acción. pero no exclusivo. dividiendo el capital más las reservas y beneficios no distribuidos por el número de acciones. y 4°. I1) Acci6n y cuota. arto 41. En algunas legislaciones 12 se distingue entre acción y cuota para referirse a las partes en que se divide el capital social.

normas generales del Código Civil. 134. De acuerdo con la explicación que se hace en su Exposición de Motívos. GIERKE. No se creyó indispensable reglamentar esa categoría de acciones. pero no se menciona en la acción sin valor nominal. del capital social). citado por MESSINEO. vigésimo.!J fur au. La mota supone la expresión de un valor nominal de la acción en forma fraccionaria (un décimo. págs. responsabilidad de los daños. L.r und intemasionales Prioasrecbt. sin valor nominal.> la 1. La única diferencia qué podría apuntarse entre acción y cuota es la igualdad fraccionaria de las primeras y la desigualdad posible de las segundas.000.r es evidente. porque ello implicaría una modificación del contrato de voluntad unilateral y una infracción del principio que encuentra su expresión general en el 13 "Lo mejor es evitar la expresión acción de cuota. (Relación de copropiedad. debemos insistir en la diferencia radical que hay entre ellas y las cuotas. representante común. o bien estar divido en cuotas centesimales. El valor de éste se expresa en la mota. o una décima parte. S.) Como la división en acciones se hace en el contrato social. !II) Indivisibilidad de la acción. como es natural. porque su existencia no obligará a las sociedades sino a omitir en los títulos representativos de acciones la indicación de 10 que inicialmente hayan aportado los socios y. éstas no son susceptibles de división jurídica. famltades. u "La ley autoriza la emisión de acciones que no expresen valor nominal. una vigésima parte. interpretación del aro titulo 122. pág. M. 257. . y GIERKE. G. ha introducido las acciones sin valor nominal. si bien las cuotas pueden ser de desigual valor. Por último. toda acción expresa una cuota del capital social.268 ]OAQufN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ social igual a $ 100. En los Estados Unidos de Norteamérica se han difundido las llamadas non par va1ue sbares. por lo que la doctrina más reciente se inclina por evitar la expresi6n cuota aa y se limita a contraponer las acciones con valor nominal de aquellas que no lo expresan. Esta institución ha tenido poco eco en la práctica. su fundamento.00 de valor nominal cada una. porque en verdad la acción de suma es también acción de cuota. por lo pronto.r/iindiche. en la Zeituh".rhare. el monto total de las aportaciones iniciales. 7." El parentesco teórico con las non par va/lle . Hemos de estudiar éstas. G. La acción sin valor nominal no lleva mención alguna de esta circunstancia y se limita a expresar que es una acción de las que integran el capital social. en cambio. al analizar las diversas clases de acciones. S. En definitiva.000. M. Véase sobre ella FLECHTHEIM. 1. Más correcto es contraponer las acciones con valor nominal a las acciones sin valor nominal". las cuotas pueden ser de valor desigual. ha suprimido toda referencia a las cuotas y. en tanto que las acciones sin valor nominal se rigen por el principio general de la igualdad de valor de todas las acciones de la misma sociedad. basadas en el principio de que la sociedad responde con su' patrimonio y no con su capital. 1929. pág. 2:55-258 Y la exposición que hacemos al estudiar las diversas clases de acciones.00 puede tener 100 acciones de $ 1.

y si no se pusieren de acuerdo. núm. El representante común no podrá. núm. comodidad de la sociedad y de los socios. según principio general en materia de sociedades y según las normas que rigen la copropiedad. núm. BRUNET'fI. 466. El motivo de esta multiplicidad de dueños. enajenar o gravar la acción. no es arbitrario suponer que el albacea ejercerá de representante común.45. puede ser vario y derivarse de situaciones contractuales (por ejemplo: suscripción. máxime cuando éste no se encuentra regulado en el Código de Comercio y 'será necesario acudir al Código de Procedimientos Civiles. 243. ya que no hay ninguna referencia expresa en la vigente ley. que la competencia del Juez se determine con arreglo a la materia (mercantil) y a la cuantía." El análisis de este artículo nos plantea una serie de problemas que forzosamente han de ser resueltos. ya que basta la mayoría. párrafo primero. En caso de sucesi6n en todos los bienes o a título universal.1 1:i Esta indivisibilidad está consagrada en el artículo 122 de la Ley General de Sociedades Mercantiles. en Francia LYON CAEN y RENAULT. pág.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 269 artículo 112. No menciona la ley el procedimiento a que habrá de acudir para la designación mencionada. Y la expresa referencia de la fracción XIV del mismo artículo al caso que nos ocupa. que dice que "cada acción es indivisible y en consecuencia. págs. 11. del artículo 430. sólo nos queda la posibilidad de acudir a la vía ordinaria. compra o donación). por designación de los herederos o por decisión judicial. Es lógico. el nombramiento será hecho por la autoridad judicial. a pesar de la amplia redacción de la fracción XVII. pág. . que nos autorice a ocurrir al procedimiento sumario. Admitido el que el procedimiento sea mercantil. el artículo se refiere a la existencia de varios propietarios. En cualquier caso. 11. Para Italia. que afirma que todas las acciones han de ser de igual valor. y que su resoluci6n podrá ser recurrida en los términos y formas que la ley establece. no se requiere la unanimidad de opiniones para la designación de un representante común. 466. de todos modos. al nombramiento del representante común. F. 11. la indivisibilidad de las acciones descansa en razones de orden práctico. cuando haya varios propietarios de una misma acción. sin perjuicio de que en el transcurso del procedimiento sucesorio se proceda. 11. 10 Así también en Alemania y Suiza. sino de acuerdo con las disposiciones del derecho común en materia de copropiedad" . véase WIELAND. AsCARELLI. En primer lugar. nombrarán un representante común. sería muy discutible que se pudiese intentar la acción correspondiente en la vía sumaria. v. VrvANTE. para 1 Ui Para V¡VAN'tE. 115. O bien no contractuales (sucesión). 596. que resultará supletorio. del Código de Procedimientos Civiles del D. 44.

1946. caso de que las acciones de que· se trate no sean adjudicadas definitivamente a un solo titular. la fiduciaria emisora de dichos certificados la representación común de los copropietarios. F. ya que la tenencia de uno de estos documentos no confiere derecho alguno a su titular para intervenir en la vida de la sociedad emisora de los títulos que se hallan en condominio. 940. 973 Y 974). el día 21 de noviembre de 1963). (N. Civ. y 946-948. D. 1. 1945. págs. para el ejercicio de todos los derechos derivados de los títulos que forman el fondo común. G. en la propiedad de las acciones u otros títulosvalores. 4' Cada condueño tieue el derecho de tanto (arts. Cód. México. entre otras muchas que pudieran citarse: A. 39 Cada condueño dispone de su parte alícuota. RINCÓN GALLARDO. S. Ensayo sobre la naturaleza . E.270 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ cuando se concluya la partición. 490 y sigs.) . Por consiguiente. Sobre estos títulos véase J. ya que aunque en el Código de Comercio se encuentra regulada alguna situación de copropiedad (la de buques) (XXIX) el carácter peculiarísimo de la misma nos hace pensar que no es aplicable al caso que comentamos. F. que acreditan que el titular de los mismos participa en una porción determinada. Estos certificados de participación no implican modificación alguna al principio de unidad de titular de cada acción. podemos indicar las siguientes conclusiones: l' No puede ser dividida. Y las páginas que dedico a esta materia en mi' Cursa de Derecho Mercttntil.). 950. que se expresa. Cód. Civ. reservándose siempre. 1947. serán aplicables en el Distrito y Territorios Federales las normas del capítulo VI del Título Cuarto del Libro Segundo del Código Civil D. que derogó en lo conducente las disposiciones del Código de Comercio. de 10 de enero de 1963 (publicada en el Diario Oficial de la Federación. F. Derecho Bancario.). Obras más recientes sobre los certificados de participación son. (Puede consultarse la 3~ edición revisada y actualizada del año 1968). pero sí puede ser requerida su venta (art. 1947. que forman la cobertura de los certificados.urídica de los certificados de participación. En este sentido. F. decide la mayoría (arts. RODRiGUEZ. M. (XXIX) La materia relativa a copropiedad de los buques se encuentra actualmente regulada en los artículos del 112 al 11~ de la Ley de Navegación y Comercio Marítimos. D. A.. L. de hacer un estudio sobre la copropiedad de títulosacciones. Cód. México. 29 En materia de administración. N. Civ. ni mucho menos. que son títulos de copropiedad. Los certificados de participación. Monterrey.). SALINAS MARTÍNEZ. derecho común debe ser interpretado como derecho civil. la situación de los condueños de una acción crea un caso curioso de copropiedad indivisible (arlo 939." Las facultades que corresponden a este representante común son amplísimas y como dispone la ley sólo están limitadas para realizar enajenaciones o gravámenes. Sin tratar. en cuyo caso se estará a las normas del derecho común sobre copropiedad. con las limitaciones derivadas de la no disponibilidad material del títulovalor. D. 11 Las instituciones fiduciarias mexicanas han empezado a colocar en el mercado certificados de participación. 122. in fine.

frente a textos menos claros que el mexicano. según admite el párrafo segundo del artículo citado. puede hacerse con diferentes valores. Una pequeña tragicomedia que pudiera titularse El Estado contra el derecho o cómo reírse de la ley. . en el contrato social podrá estipularse que el capital se divida en varias clases de acciones con derechos especiales para cada clase. A. Co. 594 y sigs. 96. Co. sobre igualdad de valor de las acciones. pero sí debe ser cumplida por las acciones sin valor nominal. como ya se ha dicho. la emisi6n de varias series de acciones sin valor nominal.1 8 Un precepto debe ser mencionado a este respecto. Nos referimos al artículo 112. 21 VIVANTE.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 271 Cuantia mínima de la acción. H. 20 THALLER. Civ. Sería conveniente. puede haberse 112. A. THALLER.) ac Y en el derecho italiano (art.. A. núms. G.. Valor igual. se consigna que las partes sociales han de ser múltiplos de ciento. pueden cotizarse de modo distinto por el público.>' bit La igualdad de valor. Il. S. lB Preceptos de tipo semejante los encontramos en el derecho francés (art. M. el poder económico. ]9 Así opina VIVANTE. núm. la igualdad de su valor nominal es considerada por el Código como una regla absoluta. participación en los dividendos en proporción al valor de las acciones. No puede inducir a confusi6n la continuación del texto que hemos citado. núm. no al valor de las acciones. 459.." o U 2l La influencia polínca. V. G. Cód. también RIVAROLA. Se han violado así normas imperativas de la L. juntamente con la ignorancia y la debilidad de los órganos de control han permitido en México a una sociedad emitir acciones de cinco y de quinientos pesos C011 los mismos derechos. L. restricción. Respecto de éstas. pues en el lapso de tiempo corrido entre cada "emisión. It. 1 IV) ra Existe Indicación de cuantía mínima legal en la L. Interpretación del artículo G. porque como consecuencia de la diversidad de derechos que pueden incorporar.. en cambio. con expresión inequívoca en el arto 2348. que en el párrafo segundo dice que: "Sin embargo. que establece que "las acciones serán de igual valor". S. S. Ca. 593. núm. Igualdad de valor y desigualdad de derechos. it. prohibición de voto múltiple. pero. con referencia al artículo 326 del C. 11.. en Francia y Noruega. M. 459. "La igualdad no es requerida para las cuotas. lo interpreta como igualdad de valor nominal e igualdad proporcional de participación. F." Este texto se refiere expresamente a los derechos. establecer un límite mínimo en el valor de las acciones. Faltan totalmente en la ley mexicana disposiciones sobre cuantía mínima del valor de las acciones. 34. L. a la reserva de derechos de los fundadores. Cód. S. como cuestión de Iege ferenda. Cód." La igualdad teórica del valor nominal es totalmente compatible con un diverso valor efectivo. no reza con las cuotas. la igualdad de valor se interpreta en el sentido de que ya emitidas. El precepto tiene un carácter imperativo que no puede desconocerse. 164. cada una representa una parte igual del patrimonio social. de igual redacción que el 112. M. Y la omisión es tanto más extraña cuanto que en los preceptos sobre sociedades de responsabilidad limitada. Sociedades anónimas. de 1942). núm.

272

JOAquíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ

alterado la esencia del patrimonio social. Prácticamente, lo mismo ocurre en el caso de las acciones con valor nominal, pues las diversas series pueden emitirse con diferentes primas, siempre que sean sobre la par. Ese sobreprecio representa el incremento del valor concreto de la acción sobre su valor nominal. Corresponderla aquí hacer el estudio de algunos. títulos que, con las denominaciones de acciones de goce, acciones de trabajo, etc., existen en la práctica y en el derecho mexicanos, pero preferimos reservarlo para la sección que dedicaremos a la clasificación de las acciones.

Sección tercera: la acción como tí/tilo valor

1) La acción como titalovalor. Concepto y terminología. Naturaleza jurídica. "Las acciones en que se divide el capital social de una sociedad anónima,

estarán representadas por títulos que servirán para acreditar y transmitir la calidad y los derechos de socio y se regirán por las disposiciones relativas a valores literales, en lo que sea compatible con su naturaleza y no esté modificado por la presente ley" (arlo 111, ley citada). La acción es un títulovalorw que "certifica el derecho de participación societaria del poseedor". 23 La ley emplea diversas expresiones para connotar esta acepción. Así habla de títulos representativos de acciones y de títulos en su artículo 124; en el 125 de titalos de las acciones, así como en los artículos 126 y 127. Nosotros, cuando queramos subrayar la referencia a la acción como títulovalor, hablaremos de títuloacción. Considerada la acción como títulovalor, no representa un títulovalor obligacional, ni un títulovalor real, más bien tiene un carácter complejo en cuanto en él se incorporan en cierto modo derechos de crédito y derechos especiales de tipo asociativo, lo que justifica que haya sido considerada como una categoría especial de títulosvalores, bajo la denominación de títulos de participación 24 o de títulos corporativos
11) Características de las acciones como tltnlosoalores. Si queremos caracterizar los títulosacciones, podemos señalarles las siguientes notas:
22 BRUNETTl. pág. 111: "Las acciones han sido reguladas por la ley como títulos de crédito"; GIERKE, pág. 262'. "las acciones son siempre títulosvalores"; WmLAND, 11, pág. 37. 23 BRUNElTI, pág. 111; /WIELAND. pág. '57. 1I, dice que "la acción en el sentido de títuloacci6n contiene la certificación dada por la sociedad de la calidad de socio". GIERKE. pág. 261. 2.1 MESSINEO, 1 titoli di crédito, Pádua, 1933. 1, pág. 128. La expresión títulos de participación procede de CMNELUITI, Teoría giuridíca del/a circulazione, núm. 73, pág. 216.

TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES

273

1'" En consideración a la persona del emiten/e, son títulos privado!, ya que las sociedades anónimas, y en su caso, las sociedades en comandita por acciones,

son entidades privadas. Puede haber sociedades de carácter público (instituciones nacionales de crédito, Nacional Distribuidora y Reguladora, S. A. de C. V., etc.), pero ello no modifica el carácter de títulos privados de las acciones.
2' En atenci6n a su individualidad, son titulas de serie I1amados también seriales.ss colectivos O de masa. porque cada uno forma parte de una serie de titulas iguales, nacidos de una sola declaraci6n de voluntad, diferenciados s6lo
por el nombre del titular. si son nominativos, o por el número, si son al portador.

Las acciones al portador pueden ser fungibles o infungibles, según que al ser objeto de una operaci6n jurídica hayan sido individualizados o no lo hayan sido
con una referencia al número o con cualquiera otra inconfundíble.w Las acciones nominativas son infungibles, pero cabía considerar como fungibles las emitidas en favor de una persona."

3' Si se atiende a la posibilidad de que se emiten duplicados, las acciones no permiten su multiplicaci6n (duplicados, copias), y por lo tanto son titulas únicos.
40- Cada accion es un título unitario. Los certificados de acción pueden ser tltulos múltiples (art. 126, L. G. S. M.). 5q. Son título! principales; los cupones son títulos accesorios.

69- Pueden ser nominativos O hemos de insistir.

al portador; clasificación ésta sobre la que

7'

Son titulos nominados, puesto que están previstos y regulados por la

ley." 8' Por último, desde el punto de vista de la oponibilidad a los accionistas de las excepciones derivadas del contrato de sociedad, entendiendo que las
acciones son siempre titulas causales, ya que las modalidades e incluso la determinación de los derechos que conceden, están dados en el contrato social.w
23 MESSINEO, l. pág. '8, que cita a GIERKE,

O.

20 MESSINEO, loe. cit.
et Tal vez resulte demasiado rotunda la afirmación de MESSINEO, l'ág. 59. acerca de la infungibilidad de todos los títulos nominativos. 28 Véase MESSINEO, pág. 77. 29 Así opina VIVANTE, Il, núm. 954, y CAltNELUTIl. Teoría giuridic4 della circulazione. MESSINEO, págs. 196-198, entiende que son títulos abstractos las acciones liberadas, y que son causales las que aún tienen desembolsos pendientes.

18

274
III)

JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ

Ejercicio de derecho! y tenencia del documento. Régimen general.

En, el derecho mexicano, los derechos propios y peculiares de los socios requieren para su ejercicio la tenencia del títuloacción.w así se deduce del texto del arto 111 L. G. S. M., que hemos citado al principio, en relación con el arto 5 de la L. Tít. Y Op. Cr. El primero insiste en que los títulosacciones servirán para acreditar y transmitir la calidad de socio; por eso, el tituloacción resulta esencial en cuanto a la calidad de socio; el segundo define los títulos de crédito, como documentos necesarios para el ejercicio del derecho literal que en ellos se can" signa. A estos títulosacciones, por expresa indicación de la ley, son aplicables las disposiciones de la 1. Tlt. Y Op Cr. con dos excepciones: primera, que no estén en contradicción con la naturaleza propia de las acciones; segunda, que no haya preceptos expresos en contra, en el texto especial que regula las acciones (art. 111, L. G. S. M. y arto 22, L. ru. Y Op. Cr.). La acción en cuanto títulovalor incorpora un derecho; mejor dicho incorpara todo el complejo de relaciones jurídicas que se derivan del status de socio. Por eso, puede decirse sintéticamente que la acción incorpora el derecho de participación social del titular. Derecho de participación no es una expresión que tenga un contenido técnico preciso, sino que se. emplea como síntesis de los demás derechos, que le corresponden y que sí tienen un significado concreto: derecho al dividendo, derecho de voto, derecho de asistencia, etc. En virtud de la incorporación, la tenencia de la acción es indispensable para el ejercicio de los derechos incorporados; al mismo tiempo que la tenencia legitina y acredita la calidad de socio. Además, la transmisión de la calidad de socio . requiere que se haga con la del título en que se incorpora: la acción. La transmisión total no crea problemas, que deban ser estudiados aquí (véase el estudio que hacemos de las acciones por su modo de transmisión). Otro tanto debe decirse de la transmisión de algrmos derechos derivados de la acción o de la constitución de derechos sobre la acción, pero sí :debemos indicar que como la acción incorpora no un derecho, sino nn compleja de derechos, precisa organizar un sistema de tenencia snstttnta que permita el ejercicio simultáneo de derechos en di-: versos locales y lugares, 'rompiendo la regla de posible ubicuidad del título. IV) Emisión. limites a qua y ad quen. Etapa! de la emisián de acciones en el caso de frmdaci6n simultánea; recibos, certificados y acciones. Naturaleza y valor. -ElapM en' el caso de fundación sucesioa. La L. G. S. M. (art, 124) exige
El título 'de acción si es esencial al derecho de acción, en contra de 10 que afirma '1, pág. 250, traduciendo mal ·a GIERKE, pág. 261, 3, aJ. Las. consecuencias que señala son simples efectos del carácter causal de las acciones.
30

GARRIGUES,

TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTII.ES

275

que los títulos representativos de las acciones estén expedidos dentro de un plazo que no exceda del año, contado a partir de la fecha del contrato social. o de la modificación de éste, en que se formalice el aumento de capital 81 y que, "los duplicados del programa en "que se hayan verificado las suscripciones se canjearán por títulos .definirivos o certificados provisionales, dentro de un plazo que no excederá de dos meses, contado a partir de la fecha del contrato social". Estas normas suponen que los títulosacciones no pueden emitirse en ningún caso antes de la constitución definitiva de la sociedad. En el derecho italiano, el articulo 137 del Código de Comercio, es terminantemente expresivo al res1'&10. Por eso, la doctrina italiana señala al referirse a la nulidad de las acciones emitidas antes de la constitución legal de la sociedad,' "que la nulidad existirá aun cuando la venta se haga con la cláusula" "para cuando la sociedad esté legalmente constituida" u otra equivalente.w A estos efectos, el término a ql10 para la emisión de acciones y certificados es la fecha de la escritura, si la 'constitución es simultánea, y" la .Fecha :de la ' asamblea constitutiva, si la fundación es sucesiva. La emisión de las acciones se desenvuelve en tres etapas, en los casos de fundación simultánea: Primera. Al constituirse la sociedad ante notario, se entregan a los socios fundadores recibos provisionales del pago efectuado. Estos documentos no están regulados por la Ley, aunque su existencia está sancionada por la costumbre mercantil. No pueden considerarse como títulósacciones, sino que se trata de simples docwnentos probatorios. En una cláusula de estilo en las escrituras 'constitutivas de sociedades anónimas, se afirma que estos recibos producen frente a la sociedad todos los efectos de los certificados provisionales o de los títulos definitivos que
31 Adviértase la incorrección del texto legal que; aunque fija plazo para la emisión inicial de las acciones y para la que resulte obligada por un aumento de capital, no contempla hipótesis de la emisión de acciones por modificación de la escritura, aun en puntos que no sean relativos al capital social, a pesar' de que toda modificación de la escritura constitutiva con trascendencia en' las acciones, obliga a la emisión de nuevos títulos, de acuerdo con lo dispuesto en el arto 140, L. G. S. M. (XXX) 8~ BRUNElTI, pág. 111;· GIERKE, 'pág. 262. Pa~a cl vderechc alftnán y suizo,·-véasc WIELAND, pág. 37, y notas' 7 y 8. de -ln misma. Para la posible transmisión de, los derechos del suscriptor de un boletín, véase el capítulo sobre fundación sucesiva. (XXX) De acuerdo con la reforma sufrida por el artículo 140 de la L. G. S. M., según Decreto de 26 de diciembre de 1956, publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 31 del mismo mes y año, ya no es necesario que en todo caso se emitan nuevos títulos. En efecto, establece el artículo 140 citado, de acuerdo con su texto vigente, que cuando por cualquier causa se modifiquen las indicaciones contenidas en los títulos de las acciones, éstas deberán cancelarse y anularse-Jos títulos primitivos, o bien, b4Jtará' "que se haga conslar e11 estos últimos prevra certificaci611 notada!- o de corredor público titulado, dicha modi~ fica<i6". (N. B.l

276

JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ

en su día se emitan; pero esta cláusula no podrá ser interpretada con más alcance que el que permite el auténtico carácter de tales documentos.

Segunda. Certificados provisionales cuya emisión está prevista como posible en la ley, que dispone que "mientras se entregan los títulos podrán expedirse certificados provisionales que serán siempre nominativos y que deberán canjearse por los títulos en su oportunidad" (art. 124, párrafo segundo, L. G. S. M.). Estos certificados provisionales de la ley mexicana, son los cer#ficati provisor?' del derecho italiano y las "Interimsscbeine' del derecho alemán. Jurídicamente, tienen la significación de verdaderos títulosvalores y acreditan provisionalmente la adquisición de la calidad de socio, antes de la emisión de las acciones. ss No pueden emitirse válidamente, sino después de la constitución definitiva de la sociedad. Son títulosvalores 3' y no puros documentos probatorios, como erróneamente ha sostenido parte de la doctrina. ss Los certificados provisionales deben distinguirse de una porción de documentos probatorios que acrediten simplemente el derecho a adquirir las acciones y que pueden clasificarse en tres grupos: primero, promesa de venta de acciones de sociedades aún no fundadas o representativas de emisiones de capital aún no hechas; segundo, certificados del derecho a adquirir acciones aún no emitidas; y tercero, simples recibos de dinero.P? El certificado es siempre nominativo 87 y producirá en todos los órdenes los efectos de títulosacciones. En e! actual estado de! derecho mexicano, no se comprende la razón que impone que los certificados provisionales sean siempre nominativos. En tanto que las acciones que hayan de emitirse sean nominativas, o no liberadas, o no transmisibles libremente, el motivo es obvio; pero, si las futuras acciones han de ser al portador, ¿por qué no podrán serlo los certificados? La interroga. ción no tiene más respuesta lógica, que admitir lo irrazonable de la limitación legal. Los certificados provisionales serán canjeados por los títulosacciones en el plazo máximo que la ley autoriza o en e! menor que los estatutos hayan determinado. En caso de fundación sucesiva, las etapas que se siguen hasta la emisión de los títulosacciones son distintas. En primer lugar, se procede a la suscripH

s.

88 GIERKE, pág. 263. WIELAND, 11, pág. 41; GIERKE, pág. 263. as Por ejemplo, BRUNElTI, pág. 111. Be. so WIELAND, 11, pág. 41, nota 25.

87 Así también en Alemania. Véase GIERKE, pág. 263. La ejecutoria de la S. C. de Justicia, de 10 de enero de 1946. admite la licitud de certificados provisionales al portador, con evidente olvido del texto legal.

TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES

277

ción del programa a que se refieren los artículos 92 y 93 de la 1. G. S. M. A continuación precisa hacer el depósito de las cantidades en la forma que se haya convenido (art. 94) y contra este depósito se entregan unos recibos que simplemente pueden considerarse como identificadores y no, en modo alguno, como títulosvalores. Estos recibos, con el duplicado del boletín de suscripción, pueden canjearse por los certificados provisionales o por las acciones, debiendo en todo caso

emitirse unos u otros, dentro de los plazos que marca el párrafo tercero del articulo 124 de la 1. G. S. M. en relación con los artículos 100 y 101 de la misma; es decir, dentro de los dos meses siguientes a la fecha de la asamblea general constitutiva. Los duplicados del programa no pueden considerarse como títulosvalores, sino que son títulos identificadores. Los duplicados del programa pueden ser canjeados por certificados provisio. nales y éstos, a su vez, por acciones, en los plazos máximos antes indicados; aunque no hay ningún inconveniente en que tales duplicados sean canjeados directamente por los títulosacciones.

El plazo para fijar el canje de los certificados provisionales o de los duplicados del programa por acciones es el de un año contado desde la fecha de la asamblea constitutiva. Toda modificación de la escritura constitutiva que implique la de alguno
de los datos contenidos en las acciones, obliga a una emisión de nuevos títulos,

que deberá hacerse en el plazo de un año contado desde la fecha de la modificación del contrato social (art. 124, 1. G. S. M.).(XXXI) En las sociedades de capital variable, las modificaciones de capital no obligan a la emisión de nuevos títulosacciones. Lo mismo ocurre con las instituciones de crédito y de seguros cuando au-

mentan su capital -<!entro del limite autorizado- mediante la entrega de acciones de tesorería.
V) Requisitos de las acciones y de los certificados provisionales. Cuáles son esenciales. El articulo 125 de la L. G. S. M. enumera los requisitos que deberán expresarse en los títulos de las acciones y en los certificados provisionales. Haciendo una clasificación para exponer con cierto sistema dichos requisitos, podemos distinguirlos del modo siguiente: requisitos personales, reales y funcionales. Entre los personales, mencionaremos los relativos a la sociedad, que son: denominación, domicilio y duración de la misma (fr. 11) y la fecha de su constitución y de su inscripción en el Registro Público de Comercio (fr. 111); a sus representantes, como son la firma autógrafa de los administradores que conforme al contrato social deban suscribir el documento (fr. VIII) y al titular, en el

(X=>

Véase nota XXX (N. E.).

278

JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ

caso de que se trate de acciones nominativas, pues entonces deberá figurar el nombre, nacionalidad y domicilio -del accionista (fr. 1). Poco ha" de ocuparnos, ahora, el análisis de estas menciones. La denominación personaliza-e identifica a la sociedad emisora;. para· todos los. efectos legales; su omisión implicaría la nulidad radical del título emitido. El domicilio incorpora en el documento el dato esencial de la residencia, decisivo desde el punto de vista de competencia legislativa y judicial; fundamental, para apreciar la validez de ciertos actos; necesario, para simplificar la tarea de la vigilancia efectiva de la publicidad social. La duración establecida en la acción consagra para el tenedor la perspectiva temporal de sus derechos. Los datos de constitución y de inscripción, "así como los de modificación de la escritura, suponen el conocimiento del notario otorgante, la fecha, su residencia, la sección, el volumen y las fojas en las que se practicó la inscripción fundamental o las modificativas. Son todos datos que garantizan los derechos del socio al hacerle posible la más eficaz comprobación de los datos generales de la sociedad de que es miembro. La firma autógrafa de los' que han ' de suscribir el documento, según los estatutos, es un doble requisito: de suscripción por quienes deben de hacerlo y de autografía de éstos. La determinación de aquéllos; es asunto de competencia estatutaria; en defecto de prescripción 'sobre ella, suscribirán las acciones los que tengan el uso de la firma social, salvo acuerdo específico de la asamblea general. La autografía es firma de puño y letra de los interesados. Una sociedad con miles de títulosaccioncs supondría, desde este punto de vista, una gravísirna tarea. En la práctica se utilizan firmas mecánicas que reproducen la autografía de los autorizados. (XXXlI) La Suprema Corte ha establecido, en algún caso concreto, la procedencia de esta práctica. .Los -datos de identidad de los accionistas nominativos (nombre, nacionalidad y domicilio) son simples medidas policiacas :del Estado, para la consecución de determinados efectos de política exterior e interior (participación de empresas prohibidas a los extranjeros y a los miembros del clero y órdenes religiosas).
(XXXII)

L. G. S. M~ (adicionada por Decreto de 26 ,de-diciembre .de 1956,·publkado en el Diado

De acuerdo con el· texto vigente de la fracción VIII del artículo 125 de la

Ofidal de la Federación el" 31 del mismo mes y año)" los. títulos de las acciones- y los certificados provisionales deberán expresar la firma autógrafa de los administradores que conforme a la escritura constitutiva deban suscribir el documento, o bien la firma impresa en facsímil de' dichos administradores, a condición, en este último caso, de que se deposite el original de las firmas respectivas en el Registro Público de Comercio en que se haya inscrito la sociedad. (N. E.)

TRATADO DE SOCJEDADES MERCANTILES

279

Entre-los requisitos reales, distinguiremos los referentes al título mismo, como son: el número total y el' valor nominal de. Ias acciones (fr. lV), las exhibiciones que sobre el valor de la acción haya pagado el- accionista o la indicación de se! liberada (fr. V) y la serie y número de ·las acciones o del certificado provisional, con indicación del" número total de las acciones que correspondan a ·la serie (fr. Vl), asi como los concernientes-a la sociedad, indicación del importe del capital social (fr. lV. (lOC01) El número total y el valor de cada acción para hacer formalmente patente ante cada accionista la cuantía de su aportación, la suma' de su responsabilidad y el índice de su participación patrimonial. El valor nominal puede omitirse en las 110 p4r ualue sbares, que estudiaremos después. Las exhibiciones pendientes, o Ia porción liberada sirven para que todo adquirente quede oficialmente notificado de la cuantía de sus dividendos pasivos de los que se ha dado finiquito, si figura la mención "liberada" -, El dato de la serie sirve para llamar la atención" sobre la existencia de diversas categorías de acciones. No debe omitirse, manera que si sólo hay una serie, se hará constar que es serie única, primera serie, o serie A; es decir, un dato que individualice la serie- frente. a.Ias que después puedan emitirse. . El capital social (fr. lV) debe entenderse como capital suscrito, aunque no esté exhibido. Deben recordarse las disposiciones de la Ley sobre publicidad del capital autorizado: En las sociedades de capital-variable, y en las instituciones de crédito' y seguros debe indicarse el capital mínimo. Por último, entre los requisitos funcionales mencionaremos el contenido de la fracción vn que establece que deberán consignarse en el título "los derechos 'concedidos y las obligaciones impuestas al tenedor' de la acción, y en su "cas~, las limitaciones del derecho de voto". . . Es· también un requisito funcional.vel que se indica en el arto 4 del. Reglamento de la Ley Orgánica de la fracción I del artículo 27 constitucional, cuando se trata de sociedades que van a adquirir bienes inmuebles. Sobre este punto, nos remitimos .a .-10. :qU;e decirnos .al. hablar de restricciones a la libre circulación .de las accionesy al objeto de la sociedad.. Todos 'estos requisitos ¿deben" con~iderarse como ese'~ciales? ~~. General de Títulos y Operaciones, de Crédito, respecto de ciertos documentos.. como la 'letra de cambio, el cheque y el pagaré, da una serie dé normas supletorias para

de

La

_ (XXXIII) Por Decreto de de' diciembre de f956. pub1i~ado' en él Diario 'Ofirial de la Federación H 31 del mismo mes y año, se adicionó a"'Úl fracción IV del a¡'tícul~ 125 'de la í, G.. '5. M., el- siguiente párrafo: - "Si el capital'se "integra mediante diversas o' sucesivas series de acciones, las menciones del importe del capital social y del- número de acciones se concretarán en cada emisión a los totales que alcancen' 'cada una· de dichas series. (N. E.)

26

280

JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ

prever la posibilidad de que se hayan omitido en la redacción del documento algunos requisitos o menciones de las que la ley exige. En el presente caso, no hay indicación alguna al respecto, aunque tal vez sería excesivo afirmar (invocando al arto 14 de la L. Tít. Y Op. Cr.), que la falta de cualquiera de las menciones o requisitos que la Ley establece en el artículo 125, L. G. S. M., pudiese determinar la nulidad del título. Tal vez podría establecerse una distinción entre requisitos esenciales y no esenciales, pero realmente este problema debe abandonarse
a la decisión de la jurisprudencia, según los casos que se vayan suscitando. Las leyes fiscales imponen varios requisitos, que vamos a resumir en unas

cuantas afirmaciones.
Los certificados provisionales, que amparen una o varias acciones, deben ser adecuadamente timbrados (art. 7, Ley del Timbre).
19

2' El timbre de los certificados provisionales es sólo válido por seis meses. Si no se han canjeado aquellos títulos por los definitivos de las acciones, dentro de dicho período, hay que revalidar los documentos con nuevo timbrado (art. 22, Ley del Timbre).

39 Toda emisión de títulosaccioncs, ya sean nuevos o simple canje de titulos antiguos, obliga al timbrado de los mismos (art, 8, Ley del Timbre).
4' El timbrado se hace con estampillas talonarias comunes. (Resolución de la Secretaría de Hacienda.)
50 los timbres han de colocarse sin dividir, esto es, matriz y talón, sobre

el texto del títuloacción que se entrega al accionista. (Resolución Secretaría. )

de la misma

6' Los títulos múltiples se timbran, según la cuantía total de los títulos que representan. (XXXIV) VI) Forma de los tltulos. En la práctica la forma de los títulos de las acciones es muy variada) pero se ajusta en líneas generales a las siguientes características: Si se emiten títulos representativos de varias acciones o acciones simples, es frecuente en la práctica que unos y otras se desprendan de talonarios en los que se firma el recibo de los mismos. En estos talonarios) constan algunos datos de la sociedad, como el nombre, domicilio) duración y capital, y, las menciones siguientes: Título núm.... valor $ ... tantas acciones (con la especificación
(XXXIV) Actualmente ni los títulos de las acciones ni los certificados provisionales causan el impuesto del timbre (N. E.).

TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES

281

de ser nominales, al portador, etc., y en el primer caso, de ser pagadoras o no) y la fecha y el lugar de recibo del documento.
Las acciones simples, se hacen generalmente impresas con las menciones de

ley, en un papel rectangular, cuyo lado izquierdo constituye la matriz del documento, la parte central, el texto de la acción propiamente dicho y el lado derecho
va ocupado por los cupones numerados, correspondientes a la acción. Al dorso, se imprimen en la parte central, esto es, en la que corresponde al texto de la acción propiamente dicha, las principales clánsulas estatutarias. En el caso de emitirse un título que ampare varias acciones, según per-

mite el artículo 126 de la L. G. S. M., nos parece indiscutible que todo accionista tiene derecho a pedir la divisi6n del mismo en tantas acciones como de las

que sea titular.:l 8

VII) RespollSabilidad por la emisián, La responsabilidad por los daños y perJUIcIoS que sufra el tenedor de una acción a consecuencia de la redacción defectuosa de la misma, ¿por quién deberá ser soportada? Puesto que los administradores que los emiten son representantes de la sociedad, parece que es ésta

la que debe soportar tal daño; pero, en definitiva, ello sería echar la responsabilidad sobre los propios perjudicados, ya que, en su calidad de socios, ellos son los que vendrían a sufrir el resultado de la actuación negligente de los encargados de la emisión. Por eso, debería preceptuarse la responsabilidad de los mismos. El anteproyecto de Reforma ha atendido a esta necesidad en su artículo 135, párrafo final. VIII) Derecho del accionista a la emmon de los titulos. Para la obtenci6n de las acciones, los socios tienen un derecho que no puede ser alterado ni modificado.'" Debe efectuarse la emisión precisamente en el plazo que la ley señala, o en el menor que establezcan los estatutos. El cumplimiento de esta obligación puede exigirse por la vía judicial. Como la ley no precisa aquella circunstancia, debería tenerse en cuenta en la futura reforma legislativa (véase arto 139. Anteproyecto de Reforma).

88 AsCARELLI, APPUllIi, 11, pág. 243, se indina por la divisibilidad de estos títulos. VlVANTE, 11, núm. 462, se pronuncia por la indivisibilidad de estos títulos. La opinión que damos favorable a la divisibilidad de los mismos, la fundamos, entre otras muchas razones, en la aplicaci6n analógica de lo dispuesto para los bonos de fundador. 89 BRUNETrI, pág. 115. lo califica de derecho subjetivo, para la emisión de la 4uiól1 j VNhNTE, 11, núm. 461, y la bibliografía que cita.

Dir. no vamos a hacerlo en este lugar. pág. sino que lo examinaremos con todo detalle al estudiar la posición jurídica del socio. Esta postura de considerar a la situación de socio como un auténtico status.:" Los derechos del accionista que sean divisibles o mensurables. núm. Der.del importe nominal y del número de las acciones. .42. ei tótal de los derechos relacionados con la calidad de socio y que se adquieren por la participación en el capital social y se transmiten a través del propio documento.· pág . La calidad de socio representa una cualidad' jurídica o status de 'la que: derivan los derechos y 'obligaciones inherentes al mismo. es la expresión por la misma de la calidad del socio... el derecho de voto se determinan fundamentalmente en. 42 WIBLAND. . y. JI. la expresión del conjunto de los derechos y obligaciones sociales que dependen de la participación en el capital.w La. ob. FBRRARA. de socio.. pág. ENNECCERUS. por 10 que así viene a ser la unidad de valor en el ejercicio de tales derechos. Cuando se trata de derechos que sólo pueden ejercer determinadas minorías :(acción de impugnación.8 Vid. 92 y eigs. derecho a una cuota de liquidación. cit.." : El estudio del complejo de derechos y obligaciones de muy diversa naturaleza que están' implicados en -la calidad. la cuota de liquidación y. pág. § 105. es« Dir. BIGtAvI.• -jI. etc. : <10 GIERKE. 46 y tWIELAND. convocatoria de asambleas en ciertos casos) cada acción atribuye un 'puesto en la formación de la minoría que la ley señala. Civil. Com. puede decirse que la acción es la unidad de medida de los derechos y obligaciones del socio. lIT. Una acción representa la unidad de influencia. especialmente AsCARELLr.sumamente 'discutida. 11. pág. A este lugar nos remitimos. la participación en las ganancias. ha sido. 1931. BRuNErn.la medida. La acción significa así. cit. pág. de tal modo que en este sentido la acción es el derecho de participación del socio en la sociedad. El tercer aspecto que debemos examinar en la acción. de manera que cada acción atribuye derecho a un voto} derecho a una porci6n del dividendo. ob..<Ir WIELAND. 1910. pero podemos considerarla como opinión prevaleciente. loco cito -4. acción como títulovalor incorpora todos los derechos que forman el status de socio.282 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Sección cuarta: La acción y la calidad de socio . . corresponden al mismo en la medida de la aportación '1ue ha hecho. 1. 259. 114.. de la misma manera. Trat. 42. en definitiva.. Com. 115. ApptmJi di diritto comsnerciaie. Rio. págs.s> Por eso. 413.

donistas. es esencialísimo e insuprimible y que entre '105 derechos de. y~ hemos dicho que nos remitimos para su estudio a la sección que dedicamos á los derechos de los aC. lo que nos permite distinguidas de todos los documentos que acreditan participación en las demás sociedades reguladas por la ley general correspondiente. libremente transmisible. Características esenciales de laaecion Si quisiéramos resumir -todo lo dicho para las características -eseneiales -de la acción en el derecho mexicano.lo que concierne. el de par~ici­ pación en los dividendos.de decisiones.qúe. basta: con indicar . 2) Representan una parte del capital social.portador. hay u~ grupo . a la' tercera nota. accionistas.: libremente transmisible.a:· adopción requiere siempre la. . arreglo a la ley. :en algunos casos. cuY.' que. . en. desde luego. intervención de los._ . cuando se permita el reembolso anticipado o en. En atención .1" ahora. principal. con las demás características que ya hemos indicado. de '~~dos estos derechos. PO. ~J más típico es el 'de voto. nominativa o al. podríamos hacerlo del modo siguiente:· 1) Las acciones son títulosvalores. bien' anticipadamente.c~s~s de reducción de capital social que no sea puramente contable. de un modo indirecto o de un modo directo al permitir que §e estipulen en }os estatutos. Este dato diferencia a la acción de otros títulos de participación en las sociedades anónimas) como son los bonos de fundador. las acciones de trabajo y las acciones de goce. portador.3 la primera nota. la acción es un títulóvalor privado. parte que equivale a la aportación de socio y a la suma por la cual responde el mismo. el qué s~ incorporan los diversos derechos que concede la calidad de socio y entre ellos.·a su reembolso.'. causal. De este modo. . acciones deben representar partes iguales de capital. . . nominativo o al . 3) . participación en el dividendo y en la administración social. al concluirse la sociedad. Por último. .puede 'ser "limitado. En lo que atañe a la segunda nota. podemos definir' la acción como el títulovalor privado serial. que acredita la participación de un socio en el capital social J e~.. con la salvedad de aquellas limitaciones expresamente permitidas por la ley. los de reembolso. Que incorpora el complejo de derechos propio del status de socio. cooperación.:utible. aun cuando con. unitario.. y tienen un derecho indis. las.. bien en la forma de cuota de liquidación. . los .TRATADO PE SOCIEDADES· MERCANTILES 283 Sección'qllinta: Resumen.

ante todo. Las acciones de numerario pueden estar íntegramente pagadas. fr. de las que no lo son. IV. distinguiremos las mismas en títulosacciones nominativos y al portador. caso en el que hablamos de acciones liberadas. liberadas y pagadoras. a la par y ron prima. del cual partiremos para hacer nuestra exposición: .284 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Sección sexta: Clasificación de las acciones. S. Las acciones propias pueden tener un valor nominal o carecer de él (no par val"e sbares). aunque en un sentido impropio. si se considera la acción en cuanto expresa la calidad de socio. M. término aplicable también a las acciones de aportación o especie. Remisión. porque no representan una parte del capital social. dividiremos las acciones en ordinarias y preferentes y éstas en diversas categorías. Si se considera la calidad de la aportación. distinguiremos aquellas acciones que son parte del capital social.). algunos títulos de participación social que llevan la denominación de acciones. las acciones de capital pueden ser o acciones emitidas a la par o acciones con prima. 1. Aunque la acción es parte del capital social. Las acciones no liberadas (acciones pagador<11). Por último. Lo expuesto puede resumirse en el siguiente cuadro. 1) Acciones de capital y acciones de no cttpital. debemos hacerla en función de los tres distintos aspectos que pueden ponerse de relieve en las mismas. por último. Considerada la acción como parte del capital social. las acciones consideradas desde el punto de vista de su calidad de partes del capital. sólo que en el derecho mexicano las acciones de aportación forzosamente han de ser acciones liberadas (art. existen en la práctica y se encuentran regulados en la Ley General de Sociedades Mercantiles. pueden dividirse. pueden serlo en su totalidad (acciones de tesorería o acciones no suscritas} o en parte. lo que por definición es consubstancial con aquéllas. 89. Por esto. Acciones con valor nominal y sin valor nominal/ acciones de numerario y de aportación. G. las acciones propias pueden dividirse en acciones de numerario y en acciones de aportación." diversos criterios La clasificación de las acciones de las sociedades anónimas. según el tipo de preferencia de que se trate. desde el punto de vista de la acción como títulovalor. en acciones propi<11 e impropias.

ya que hasta hace pocos años todas las acciones debían tener constancia de su valor nominal. Estas acciones son de dos clases: las verdaderas acciones sin valor nominal. L. también lo es en los Estados Unidos de Norteamérica. fr. G..TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 285 con valor nominal { sin valor nominal pagadoras { liberadas de tesorería { no exhibidas Acciones como parte del capital Propias numerario { aportación a la par { con prima Impropias de trabajo { de goce 1') Acciones sin valor nominal. que tampoco existe en la patente de la corporación." En verdad. en donde ha surgido. pero. M. la Ley no quiso erigir en obligatorio para todas las sociedades el emitir tales acciones. se introdujo la costumbre de que la patente de la corporación permita la emisión de acciones sin valor nominal (no par ualue shares). sin que previamente la experiencia indique los efectos que produzca la adopción de esa especie de títulos. pero sin que fuera de esa omisión se provoque ninguna otra modificación en cuanto a la organización O funcionamiento de la. que en México se trata de una institución nueva. el monto total de las aportaciones iniciales. G. en cuyo texto no figura tal mención. al decir que "cuando así lo prevenga el contrato social. falta absoluta de tradición y antecedentes en México e incluso contraria a la estructura que aquí tiene la sociedad anónima. California y otros. No se creyó indispensable reglamentar esa categoría de acciones. El artículo 125. Por tratarse de una institución nueva. sociedad. M. podrá omitirse el valor nominal de las acciones. dice lo siguiente: "La ley autoriza la emisión de acciones que no expresan valor nominal. porque su existencia no obligará a las sociedades. IV. S. en cuyo caso se omitirá también el importe del capital social". está tratando de conceder una carta de naturalización en México a una institución de raíz extranjera. . y las acciones sin valor nominal impropias en las que la expresión nominal del valor sí figura en la indicada patente. y sólo poco a poco en los Estados de Nueva York. sino a omitir en los títulos representativos de las acciones la indicación de lo que inicialmente hayan aportado los socios y. S.. La Exposición de Motivos de la L. como es natural. Maryland.

que es especialmente útil para 'aquellas . de las acciones cotizadas en bolsa. que no representan una mayoría de aportación.ocurrir en los Estados Unidos. uno de los Holding más importante. Agréguese a esto que la colocación de acciones _ diferentes precios puede a permitir que los socios no tengan una igual. son las únicas que han seguido su ejemplo.ser colocadas en el mercado por la sociedad emisora a cualquier precio. permite -eludir el principio restrictivo de que no deben venderse acciones por debajo de su valor nominal. Además.con un fuerte castigo. está constituido en forma de sociedad anónima con acciones sin valor nominal. con lo que se ha dado motivo a no pocas estafas. Empresas más o menos conectadas con las anteriores. 10. pues si se exceptúa Monterrey. A esto puede replicarse que es cierto que el valor facial tal vez contribuyá al engaño de un ingenuo. podemos decir que sus ventajas. el público que compra acciones no es tan incauto. Como segunda ventaja se aduce que las acciones sin valor nominal podrán. en Nueva York. sino por agentes más o menos honrados. Las ventajas e inconvenientes de estas acciones son múltiples y pueden Considerarse desde muy diversos puntos de vista. 21). pues las gentes confiadas o poco enteradas pueden estimar como valor positivo -el valor facial de-la acción. En México han tenido escaso arraigo. pues han sido admitidas en todos los Estados de la Unión. incluso en toda la República. consisten en éstas: l ' Evitan el engaño del valor nominal. En la plaza mencionada. al ser éstas vendidas no sólo por la propia sociedad. que por 'lo mismo están dispuestas a vender las· acciones . según sus partidarios. ni siquiera.286 JOAQUÍN RODItiGUEZ RODRÍGUEZ Con tales acciones. ap. no puede olvidarse que el valor nominal puede perderse a consecuencia de malas operaciones.sociedades urgentemente necesitadas de capital.10 fuera con mucho mayor motivo podría ser sorprendido 'con las acciones sin valor nominal. Esta ventaja. para 'conseguir su' rápida colocación entre el público. Han tenido una enorme difusión en los Estados Unidos. aproximada participación pese a una igualdad de sacrificio y que ello 'puede ser instrumento para la creación de mayorías. se trata de evitar que el título exprese un valor nominal que no represente exactamente su valor real. Las empresas controladas por el mismo tienen un cierto aspecto familiar. pero en general. menos en el Distrito de Columbia y en Dakota del Norte. Nebraska y Oklahoma. un amplio tanto por ciento corresponde a las acciones sin valor nominal. se dice.enas si puede decirse que sean conocidas en el resto del país. a causa de la severidad de los preceptos mexicanos en materia de determinación y realidad del capital social. ' . Limitándonos al de derecho rnercantil. en la ciudad de México. -y Si . pero no inicialmente. como sí puede .

y por 10 que respecta. mediante estas acciones es posible: l' social." Ante esta situación. a México.19 En el futuro deben suprimirse las acciones sin valor nominal. pero esto es contrario a diversos preceptos expresos e imperativos de la ley mexicana. 29 Una valoración mínima del capital ocultando el real del patrimonio La ocultación total de las aportaciones en especie. pero sin "" Vé<lSe después la opinión de AsCARELLI y la bibliografía de la nota 46.estructura de la sociedad anónima.la concibe el derecho continental europeo. 6' Reparto de dividendos pese a las pérdidas experimentadas por la sociedad. G.directamente el mexicano. La desaparición de los tantos por cientos mínimos de reserva.). 5' Ocultación del valor de las reservas. las mayores ventajas de las acciones sin valor nominal. por estimarse que sólo han servido para defraudar los intereses delpúblico y del fisco. M. realizar ciertas operaciones con vistas a defraudar al Fisco y en la de prescindir de ciertas normas imperativas en materia de determinación y realidad del capital social.Unidos de Nortearriérica. Cada una de estas posibilidades supone la infracción de· diversas normas imperativas y todas juntas implican la ruina de la . En verdad. En los Estados _. del que 'deriva. L. ASÍ. . En México. Una ventaja que en los Estados Unidos ha sido decisiva en la difusión de estas acciones ha sido la de evitar la tasa mínima "de cien dólares por acción. 3. . dictados justamente para evitar esa maniobra que permitiría la constitución de capitales sobre el papel (art. patria. de -estas acciones. 41) Otra ventaja es la posibilidad de hacer aportaciones en especie no su- jetas a estrecha valoración. S. consisten en la posibilidad de. porque no existe un valor mínimo legal para las acciones. 115. parece que deben admitirse estas conclusiones: .TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 287 Precisamente esta ventaja de las acciones sin valor nominal está en abierta contradicción con preceptos expresos de la legislación mexicana. . esta ventaja no tiene razón de ser. se ha' iñidado una fortísima corriente doctrinal en contra de las mismas. tal como. 39 4' Hacer ineficaces las medidas dictadas para garantizar la realidad de las aportaciones en especie.

. "La mayor frecuencia con que en las sociedades anónimas norteamericanas los suscriptores y accionistas son atraídos por ilusorios espejismos. 29 En el caso de que persistan estas acciones en la legislación mexicana. ya que el simple reconocimiento de su licitud es insuficiente y las acciones sin valor nominal chocan continuamente can multitud de preceptos de la L. se van multiplicando las sanciones penales contra la inobservancia de esas normas y de las que establecen la publicidad social. sería indispensable introducir una regulación más amplia en las mismas. construidos sobre la base general de que la acción tiene siempre un valor nominal. al menor desenvolvimiento de estas normas y en el permiso allí concedido para-la emisión de acciones sin valor nominal. por todas partes. ya que ello ocasionaría grave quebranto a un núcleo importante de empresas. 17. G. se debe. Al contrario. . vamos a reproducir palabras de un gran mercantilista contemporáneo.288 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ dar carácter retroactivo a la reforma. en parte. "Admitiendo las acciones sin valor nominal se hace imposible el concepto de capital social (como contrapuesto al de patrimonio)."5 que las condena categóricamente. al mismo tiempo que. al decir: "Para la tutela de terceros. pág. AscARELLI. h) En relación Con la difusión de estas acciones. Valoración de aportaciones en especie. Río de janelro. que se refiere a la participación de los accionistas en los intereses constructivos en proporci6n a su valor nominal. salvo los casos en que de la Ley o de la naturaleza de las acciones deba deducirse otra cosa. en las legislaciones de la Europa con45 Usos e abusos das sociedades anónimas. d] Distribución indebida de dividendos. Desembolso mínimo inicial. y se hacen imposibles muchas de las normas que vienen a garantizar la necesaria correspondencia entre patrimonio y capital social. S. e) f) g) Cuantía mínima inicial del capital social. M. Derecho preferente para la adquisición de nuevas acciones. 1941. encontramos normas que tratan de proteger la integridad del capital social. tal vez. e} Disposiciones sobre reservas. Por ejemplo. podríamos referirnos a los casos siguientes: a) Artículo 123. b) Expresa reafirrnación del principio de que los derechos de los accionistas les corresponden en proporción al número de «dones que poseen.

G. pág. etc. "Esta orientación de las legislaciones europeas y latinoamericanas es la que explica la razón de que en estas legislaciones. citada por DONALDSON: BERLE. M. 1928. Columbia Lew Reoiew. 449. El modo de cumplir la obligación de aportación es un problema que será examinado al estudiar las obligaciones de los socios. Así la Ley habla de acciones pagaderas Q/1 numerario (art. PO! cantidades enteras o por expresiones decimales o fraccionarias.. una cantidad de moneda nacional. A. es aportar ntonerario. Cyclopedia 01 the Law 01 Prioae Corporasions. C. 89. 1928. ELENA. reo.'0 11') Acciones con valor nominal. No es en ese sentido en el que se emplea la expresión acción de numerario. BONGItAIGHT." 4.TRATADO DE SOOEDADES MERCANTILES 289 tinental y de América Latina la tutela de los acreedores sociales está apoyada justamente en estas normas. R. fr. dada la estructura y funcionamiento de la sociedad anónima mexicana (véanse los arts. 95. en cuanto que ha de expresar un valor. fr.. ROBBINS. 1929. Callagahan and Co. 1924. 100. D. G. ]. 43. 5259·5260. Chicago. W. ya que en principio el modo normal de integrar un capital en el sentido más propio de esta palabra en el derecho de sociedades. c. 113. 134. 7. I. Columbia lAw Review. es decir. El valor nominal se expresa en moneda nacional. S. Este otro término de la bipartición que estamos estudiando representa el supuesto nominal y corriente en la emisión de acciones. en 10 que al momento fundacional se refiere. MESSINEO. 96. I. 25. Problems 01 Non-par Stork. 91. sino en el de accián etl)'o importe se satisfizo a la sociedad e11 numerario. Toda acción con valor nominal es una acción de numerario. FRE. pág. con las salvedades que resultan de lo expuesto sobre acciones sin valor nominal. GUASTI. Ronald Press Company. 98. The Dangers of Sbares wilhout Par Value. y referencias a ello se encuentran en otros muchos preceptos (art. 89. como se desprende de la lectura de los artículos acabados de citar. C" 1927. pág.J¡¡ Sobre esas acciones véense FLECHTHBlM. Vol. 1927. 19 . pág. Le azione senza tia/ore nominaie nelle societá americane.. Le azioni senza valore nominale nelle societa americane. R.• Vol Il. New York. No-par Stork. pág.. Vol. 1932. entre otros muchos). pág. en la Zeitsschrijt I¡ir aJ/¡liindiche¡ und intemasionales Privasrecbt. fr.. FLETCHER. 94. L. Privilegi azionari e voto plurimo. desde el punto de vista de su incompatibilidad con las normas del derecho continental. M. A. 140. I1I. I1I). 99. e. 115. .. les son aplicables cuantas indicaciones se han hecho y las que haremos. 1925. I1I. 111') Acciones de numerario. 352. las acciones de numerario son el supuesto normal para la 1. S. el capital suscrito debe mencionarse en todos los actos y en todos los documentos de una sociedad anónima. 24. M. 184 Y 102. Dado su carácter de acciones normales. and permanent ed. D. Este último trabajo es la mejor crítica que se ha hecho a las acciones sin valor nominal. 566.. I.). Secs. B. 91. 93. Entre la bibliografía americana seleccionamos la siguiente.

pueden -ser al portador si están representadas en una serie especial.'6 bh Las acciones de las instituciones de. Análogas disposiciones existen para las acciones de las instituciones de seguros (arts. N. que valdrían algo más. y con éstas se ha de formar un fondo especial de reserva (art. es decir. fr. Br. Cr. 1) yen la L. L. y arto . de la Ley especial relativa.0 bh que prohibe a las sociedades emitir acciones por una suma menor que su valor nominal.). IV') Acciones a la par y acciones de prima. capital y patrimonio deben coinsidir. Inst. Estos principios son: 19 Las acciones de numerario han de estar desembolsadas en una proporción que la Ley señala. principio de la realidad del capital social). fr. porque contra cada cien pesos pagados por un accionista nuevo se le entregarían documentos. En tales hipótesis.. por principio. Resultado directo de estos principios. constituir un patrimonio inicialmente inferior a su capita1. resulta normal que una sociedad acreditada y con un patrimonio social mayor que su capital no emita sus acciones a la par. Pero las acciones de instituciones de crédito. A. 14. que resulta de la consideración de las mismas. IV. S. son liberadas. S. 4. Es más. A. y que ya ha sido estudiada (véase. frs. 8. indicar los principios que sirven de base a la estructura de las mismas en el derecho mexicano. 59 5610 las acciones de numerario pueden ser acciones pagadoras (arts. como determina el artículo 8. Inst. (art. Ya expusimos que la Ley se esfuerza por conseguir la realidad del capital y la permanencia y estabilidad del mismo. las sociedades lanzan al mercado las nuevas emisiones de acciones o las acciones de tesorería pidiendo un plus sobre el valor nominal de cada acción. 141). 116). Son una subdivisión de las acciones de capital. III y IV). el capital mínimo (art: 8. fr. Pueden ser acciones con prima.290 ]OAQufN ROnlÚGUEZ ROnlÚGUEZ 5610 nos cumple. crédito pueden ser acciones no suscritas. párrafo 1). III. . 17 y 22 de la Ley respectiva). VIII). Las acciones de aportación. 49 Se consideran acciones de numerario s610 aquellas cuyo importe deba pagarse integramente en efectivo (89. Las acciones de las instituciones de crédito y de seguros han de ser sin derecho a tetiro y por consiguiente nominativas cuando representan. 46 "r Igual en la 1. 117. Por eso. A. 117). (párrafo 9. a nadie perjudica. 3' Sólo las acciones liberadas pueden ser el portador (art.46 bit La norma contraria. 1. aun en ese caso. 29 Las acciones de numerario totalmente pagadas son acciones liberadas (art. al menos. en este punto. párrafo 3' y 89.17. este plus se llama prima. fr. en el momento inicial de la sociedad. desde el punto de vista del valor de emisión. es el contenido del artículo 115. S.

el caso de primas obtenidas en las nuevas emisiones de acciones. sino aportaciones.. acciones liberadas que se entregan a los fundadores o a otras personas por su ayuda y colaboración con la sociedad. 1903. que deben integrar un fondo especial de reserva. puesto que en su reparto como dividendo sería ilícito. Salvo el caso de emisi6n de acciones de tesorería. G. se encuentra en la fracción VIn del artículo 29. La misma Ley de Inst. -H quater VIVANTE. totalmente prohibidas en el derecho mexicano.. 83." bis en Francia 47 ter y en Italia. con las accioues de prima gratuitas. Inst. pág. Berlín. 485. al organizarse una de estas instituciones. 1937. ya en una etapa posterior.. 11.. 1). L. Die Bilenzen der AktiellgeJellsrha/t~l. La cuestión debe ser planteada preguntándonos si esas primas suponen la realización de un beneficio o el cumplimiento de un deber de aportación. S.TRATADO DE SOClEDÁDES MERCANTILES 291 No deben confundirse las acciones de prima} en este sentido. pág. 350 y . que.. Die Bikmzen der Aetiengesellscbaiten und der K.. Sobre las acciones con prima véase THALLER'. núm. Aktiel1. Cr. Le bilan dan¡ le! sociétés aI1011)"mC!. esto es. si bien con más correcta y amplia redacción. en su caso. en R. 47 ter FOLLIET. Cr. Análoga disposición. Inst. Así se opina en Alemania. además del valor nominal de las acciones. 11. fr. de manera incomprensible. 1881. C. 182. en la de capital o en una de reserva. 3'). lo que contablemente equivale a determinar si el importe de las mismas debe asentarse en la cuenta de beneficios y pérdidas.. ya se trate del momento de constitución de la sociedad emisora. La generalidad de la doctrina extranjera considera que estas primas no son beneficios. Estas últimas. 592. pág.. CoPPER-RoYER. 568. 199. las primas así recogidas han de integrar un fondo especial de reserva. 17. Iguales preceptos hallamos en la Ley de Instituciones de Fianzas (art.sigs. . Des nouvelles pratiques fil1al1cicrer suioies en mariére des sociétés. que además prevé el cómputo de fondo de reserva resultante para determinar la existencia del capital mínimo. VEIT-SIMON. Munich. págs. ob. por lo. Vid. auf. previsto en particular (art. considera también la posibilidad de que las acciones de tesorería sean lanzadas al mercado contra el pago total de su valor "nominal y de las primas que. no podría considerárselas como capital. PIe. A.¡. fije la sociedad. Faltan disposiciones generales para resolver el problema del destino que deba darse al importe de las primas cobradas con motivo de la emisión de acciones. J. desconsiderando.v En la L. en su articulo 8'\ fr. el artículo 22 prevé especialmente el pago de primas. 47 bis REHM. por otro lado.e" quater . pág. 11. 1899. París. SaALOJA." D. núm. ya. cit. han motivado acerbas polémicas en otros patses. Hl. que entiende que las primas han de constituir un fondo especial de reserva.

es decir. S. tanto la doctrina como la legislación extranjera descansan sobre la afirmación de que la prima de las acciones no es resultado de la actividad social. en cuanto no se las utilice para amortizaciones o para fines de beneficencia.8 llia DE GREGORIO. 1 bilanzi. A. 53). . que la prima Uno es un beneficio producido por el patrimonio social. cit. 53) y el Código Japonés (art. 85. . 1. núm. bien sea resolviendo su contabilización en la cuenta de beneficios y pérdidas y.292 JOAQulN RODIÚGUEZ RODIÚGUEZ La legislación extranjera que ha regulado esta cuestión. Así sucede en el C. pág. sea en la primera. 145. 1 bilonzi. cuyo importe se satisfizo con bienes distintos del dinero . núm. Una variante importante hallamos en el Código Suizo de las Obligaciones.8 DE GREGaRIO. en el de considerar estas primas como aportaciones de patrimonio. la ley sueca de 12 de agosto de 1912 sobre sociedades (art. 410. A.-l-S es decir. 2. como ocurre con todos los valores aportados por los accionistas. no puede conceptuársele como beneficios. PO[ lo que su importe debe ir a formar parte de las reservas sociales. que en su artículo 262. Ca. pág. op. Por eso. sea en las sucesivas emisiones de acciones" :18 bi3 Las disposiciones especiales que existen en las leyes de instituciones de erédito. deducidas de los gastos de emisión de las acciones. por consiguiente. procediendo a su distribución entre los accionistas que se determine.H. 408. que en su artículo 624 preceptúa que las primas (agio). reproducido en el 130. y AMIAUD. puesto que puede existir en el momento de la constitución inicial de una sociedad. <1. 409 Así opinan DE GREGORIO. preceptúa que se inscriba en la reserva legal la diferencia entre el precio de emisión de las acciones y el valor nominal de las mismas más los gastos de emisión. a falta de disposiciones expresas entendemos que en el derecho mexicano y para las sociedades anónimas en general. pág. 409. especialmente pág. el importe de las primas que se paguen por la emisión de acciones. de la 1. lo hace en el sentido de la doctrina que acabamos de expresar. en cuanto éstos son "riqueza nueva producida por las actividades patrimoniales en el ejercicio de la empresa" . La Ordenanza austríaca (art. sino que forma parte inmediata de éste. En definitiva. de seguros y de fianzas. núm. pasen a formar parte de la reserva legal.. Des compres des reseroes. bien ordenando su capitalización en Un fondo de reservar" V') Acciones de aportación o de especie. 194) disponen lo mismo. de 1937. Por esto.. no son susceptibles de interpretación extensiva. por su mismo carácter.. Son las que se emiten para representar una parte del capital. A. constituye un fondo del que la asamblea general puede disponer a su arbitrio.

En la vigente L.) . 45.M. el panorama legislativo moderno que ofrecen dichas acciones es prácticamente el mismo. en razón de los muchos abusos a que han dado lugar. 38. en vigor desde el l' de abril de 1967. con la ayuda de asambleas formadas por hombres de paja o por socios auténticos.. la Ley de Sociedades Anónimas restringe las aportaciones en especie (párrafo 20). no cabe la emisión de acciones pagadas en especie si no han sido íntegramente liberadas (art. con grave perjuicio para los demás accionistas e incluso con quebranto decisivo para el porvenir de la sociedad. En Alemania. 40. S'). efectos. bienes muebles o inrnue- bles.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 293 Las acciones de aportación ha merecido en casi todas las legislaciones un trato de desconfianza. Por eso. Co. G. éstas serán íntegramente representadas por acciones liberadas". y para evitar aportaciones en especie simuladas (compras. puede denegarla precisamente. Para concluír. E. En la 1. En la Legislación francesa las limitaciones establecidas para las aportaciones en especie consisten (ley de 1893 que reformó diversos precepto de la de 1867) en: a) Prohibición de desprender las acciones respectivas de su libro talonario. la aportación de bienes está sujeta a una evaluación hecha Con solemnidades y especiales responsabilidades (art. de 'aportación han de ser íntegramente liberadas. aparecen en el C. se las llama acciones de fundación. somete a los fundadores a la obligación de hacer un informe minucioso sobre ellas (párrafo 24) y obliga a los revisores de la fundación a que informen sobre estos puntos (párrafos 25 y 26). que en su artículo 170 establecía que "si todo o parte del capital consiste en aportaciones de títulos. de 1889. permitían a aquéllos. Br. párrafo 4'). y lanzarlas inmediatamente al mercado para deshacerse de ellas. generalmente suscritas por los fundadores por lo que con terminología indudablemente confusa. párrafo 2') y sujetas a diversas otras disposiciones de desconfianza (art. antes de que transcurran dos años desde la constitución definitiva 'de la sociedad. por cuestiones relacionadas con las aportaciones en especie y hace responsables a los fundadores y a los revisores de la exactitud de sus ínformes y valoracciones (§§ 39 y 42). el Tribunal que ha de calificar la inscripción. S. (=XV) En la legislación mexicana las primeras restricciones al respecto. Las acciones de aportación. párrafo 2'. encontramos dos series de preceptos que tienden a establecer la imposibilidad de los abusos que antes hemos indicado: la primera (XXXV) Véase la nueva Ley francesa sobre sociedades comerciales de 24 de julio de 1966. (N. S. que ocultan apoites) se señalan ciertas prohibiciones y limitaciones en las adquisiciones de inmuebles o bienes de cierto valor que hayan de efectuarse antes de los dos años siguientes a la fundación (párrafo 45). M. 23. Por si fuera poco. hacer estimar sus aportaciones muy por encima de su valor real. pero poco expertos. h)' Las accione. entre otros motivos. IV b). A.

trata: de conseguir el pago íntegro de las acciones de aportación antes de su emisián. del valor de las cosas aportadas o cualquiera otra medida de garantía que estime adecuada" (Exposición de Motivos). la determinación de los bienes distintos del numerario {art. G.). M. y el Ejecutivo piensa que negando temporalmente la negociabilidad de los títulos que amparen dichas apor· taciones e imponiendo el deber de pagar la diferencia de valor que. d) La. 12. M. 1889) . e) La responsabilidad de los aportadores de créditos por el cobro de éstos (art. cuando esta diferencia lógicamente debe estimarse que va más allá de los naturales errores de valuación. S. puede acordar la estimación por peritos.). se limita en mucho el peligro apuntado. n. G. Como requisito general para toda clase de sociedades art. que. el a) La obligación.). aparezca. M. 1. responsabilidad de los aportadores por las diferencias en menos del valor de los bienes. G.. 100.). -para tener siempre un responsable a quien exigir los pagos' procedentes y para tener constituida una garantía objetiva. trata de garantizar la inmovilización de -las acciones de aportacíórr. fr. en el programa de fundación. C.1. 1. resultase excesiva. encontramos además: y para cualquier sistema de fundación.. IV. con bienes distintos del numerario" (art.). Estas diferencias no han de resultar del uso y natural desmerecimiento de la cosa. G. sino de obtener garantías para el caso de que la evaIuación. 1. que se realiza bajo la responsabilidad de los que declaran haberlo recibido. de que se contenga. la segunda.294 JOAQuíN RODRÍGUEZ . 170. S. hecha en el momento de la aportación. lo que supone que ésta "como órgano supremo de la misma (de la sociedad). 141. 93. 95. G. La Exposición de Motivos de la lo. S. en todo o en parte. Este pago íntegro.se trata de prevenir las bajas que pueda experimentar el valor de los bienes'aportados. S. 89. . fr. ni de causas ajenas al socio. .. G. dice que "nadie desconoce que dichas aportaciones son en la actualidad uno de los más fáciles expedientes a que acuden Jos fundadores para defraudar al público. sino de errores de evaluación superiores a los lógicamente admisibles. S. Veamos ambas clases de disposiciones: Desembolso íntegro. 1. M. exige como condición previa para la constitución de la sociedad anónima que "se exhiba íntegramente el valor de cada acción que haya de pagarse. e) La competencia de la asamblea para deliberar sobre el valor de tilles aportaciones (art. b) La obligación de protocolizar' las aportaciones distintas de numerario en el acta de la asamblea constitutiva (art.1. no es suficiente.RODRÍGUEZ serie. Por eso. M. M. en su fr. M. S. que no . sean superiores al 25% de lo fijado (art. M. IV. G. Es decir. Co. S.

reglamentación de la Comisión Nacional de 'valores.. puesto que han de esta! depositadas en la sociedad." Inmovilización de las acciones de aportacién. aunque no se ofrezcan al público. Ley de venta al público de acciones). es decir.5'. Para que exista una garantía objetiva en relación con estas acciones. las atribuciones que al respecto correspondían a la Secretaría de Economía 'son ahora de" dicha Comisión. (V. la ley impone que las acciones de aportación queden depositadas en la sociedad durante dos años. .ii:adici6n de las mismas. o de emisión de nuevas acciones pagaderas no en dinero o de pago de acciones de tesorería no en dinero. fr. 11 Y 12 'del Reglamento General del D.. 2. que sean superiores al 25% de aquel en que se estimaron los bienes.aportadores. (N. compareciendo ante la sociedad. lO. No se trata de un depósito. para responder con su importe de las diferencias de valor. Il. los arts.. 6' y 7' del Reglamento de la Ley citada).TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 295 Todas estas 'medidas tienden a . de '11 de febrero de 1946. en los casos de fundación sucesiva. En tales casos. 3lJ. El dep6sito se hará en el lugar que la direcci6n de la sociedad indique. La Comisión competente tiene las más amplias facultades de investigaci6n y de apreciaci6n de las pruebas (arts . Ya vimos que la Exposición de Motivos considera esto como una no negociabilidad temporal. . señalan un plazo de responsabilidad de los. aunque ello lleve a modificar la escritura constitutiva. para' que se autorice el ofrecimiento al público. para impedir transmisiones fraudulentas. Este "depósito" tiene las siguientes consecuencias: l' No permite la simple . E. sino de una prenda. seria. 400 Cabe su transmisión por endoso. i) Caso especialísimo es el de las aportaciones en especie. acciones de aportación.Motivos. 7'. y caso de que haya habido dolo o culpa en la apreciaci6n de su valor.H del mismo mes y año. 50 Desde la creación y. precisa que la sociedad consienta en que las aportaciones no en dinero sean valoradas por el Estado. publicada en el Diario Oficial de la Federación el . por el órgano de la Secretaría de la Economía Nacional encargado de esta tarea (art. cuando en estos dos últimos casos haya ofrecimiento al público de acciones.conseguir que las aportaciones en especie sean reales. La Ley no permite la interpretación cerrada que enuncia la Exposición de . o cuando ofreciéndose al público acciones de numerario haya por otro lado.) (Actualmente la Comisión Nacional de Valores se rige por la ley de 30 de diciembre de 1953.) .

Los problemas restantes de las acciones de aportación. pág. GARRIGUES. 6l) En caso de quiebra del accionista. pág. serán estudiados en los puntos concernientes a constitución de la sociedad y obligaciones de los socios. S." 51 THALLER. cabe una declaración de transmisión. contradicen la esencia de la acción como parte del capital. entre otras razones. SI. L. Valor. estima que "las acciones industriales representativas de trabajo . IV y 137. 705.' Pueden ser objeto de derechos de garantía. pero no para la formación del capital". sin que 50 bh "El art. Derecho francés... Naturaleza jllrídica. arls.llo bh y la doctrina 51 coincide. se refieren a dos categorías de acciones. las de trabajo. Inalienabilidad. que preceptúa que "cuando así lo prevenga el contrato social podrán emitirse en favor de las personas que prestan sus servicios a la sociedad. 242. que no son representativas de porciones de capital social. 575. G.296 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ pues. rigurosamente. núm. Derechos q//e conceden. de Q. eventualmente prometidos para quien ha conferido la propia actividad. pág. G. 111 se contrae a los que integran el capital social y los artículos 114. en general. en considerar que las acciones de trabajo no son propiamente acciones. inalienabilidad y demás condiciones particulares que les correspondan". M. AppunJi. VIVANTE. dice que estas acciones podrán tenerse en cuenta para la distribución de los beneficios. a favor de persona determinada. la sociedad no tiene un derecho de retención. La Exposición de Motivos. un caso de restricción a la libertad de ·circulación y no de prohibición de la misma. opina que estas acciones (que él llama industriales) podrán ser títulos de crédito para participar en los beneficios de la sociedad. están consideradas en el arlo 114. 247. En la Exposición de Motivos se aclara reiteradamente que esas acciones especiales son las llamadas acciones de trabajo. M. afirma que no pueden considerarse como representativas de capital. valor. dice que en realidad "no son verdaderas acciones" concepto que repite en el núm.). 429. 1. porque no reprsentan una parte del capital social.. . 371. para que ésta obtenga su devolución cuando sean al portador. y las de goce. al referirse a las mismas. 136. I1) Acciones de trabajo: articulo 114. pero no incorporan el estado de socio ni representan una parte del capital social.. S. Del mismo modo. Desde el punto de vista legislativo. Es acreedora con privilegio especial (ver L. no pueden formar parte del capital social". 262 y sigs. L. Titulares. acciones especiales en las que figuren las normas respecto a la forma.. núm. Finalidad. Emisión. AsCARELLI. 11. con las restricciones resultantes de su no posesión y de la preferencia de la sociedad sobre cualquier acreedor.. fr. Entre las acciones que no son de capital) debemos mencionar ante todo las llamadas acciones de trabajo. La Exposición de Motivos. Forma.

IV) y pueden ser objeto de valoración (arl. de no estar prevista esta hipótesis en los Estatutos. en cuanto han de estar íntegramente aportados (89. 141). pero jamás podría obligar a una sociedad anónima a emitir acciones de trabajo. puede decirse que las mal llamadas acciones de trabajo. Se trata. Il). la prestación se agota año por año y no es capital. 93). Es decir. sus aportaciones han de protocolizarse (art. fr. IlI) o en bienes distintos del dinero (art. sería un caso de declaración unilateral de voluntad. pero que no pueden considerarse como acciones. 114). en definitiva. podríamos reswnir así los argumentos más importantes: 1Q Las acciones son. pero corporales. se violada el principio de la íntegra y previa aportación de las aportaciones no en numerario. estatutos sociales de una cláusula que la permita. La falta de participación en éste quita aquel carácter. Cada accionista participa en la sociedad en la medida de su participación en el capital. -de documen- tos que literalizan los derechos del personal de una sociedad anónima a participar en los beneficios de la misma. 89.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 297 sea posible 'admitir e! argumento de que el trabajo es un bien con estimación económica. partes del capital social (véanse lo artículos citados antes).sentido real del concepto de aportación de la sociedad anónima. y no puede ser aportado a la sociedad como capital. 95). IV). pero desconoce el. fr. pues. Sucintamente. si lo segundo. lo que no es discutible. fr. son títulosvalores que acreditan participación de sus titulares en los beneficios de la sociedad. Las acciones de trabajo. el trabajo. h mayoría de ellas parece inclinarse por reconocer el derecho de los trabajadores a que la empresa les conceda una participación en las utilidades. han de determinarse en el programa (art. 100. Si ocurre 2' lo primero. aspecto éste de un problema que ha sido objeto de amplias discusío- . 89. pueden emitirse cuando el contrato social hubiese previsto su emisión (art. De ocurrir esto. Su finalidad es la de retribuir a los empleados de la sociedad anónima e interesados en la marcha de la sociedad. no son transmisibles. y no tienen derecho a reembolso alguno en el caso de liquidación de la sociedad. lo que subordina su existencia a la previa _cons· tanda en los. ya que no representan una parte del capital. Las "acciones de trabajo" son retribuidas o por el trabajo que se realiza de período a período o lo son por la promesa de trabajos futuros. sufren oscilaciones de valor (art. tangibles. no reúne ninguna de esas características. El capital social se integra por aportaciones en dinero (art. fr. Por esto. a través de una participación en los beneficios. aunque las decisio-· nes de los tribunales de trabajo son contradictorias. por definición. 3.

. es decir. por ese motivo. S. etc. de la consideración de que acreditan y retribuyen trabajo prestado. ScHLoss-RIST. París. VANLAER. son passé." Sobre el problema de la participación obrera en los beneficios de las empresas. a las Juntas Centrales de Conciliación y Arbitraje. personal de confianza. en sus aspectos político y económico véanse E. asociación profesional) de los trabajadores. "el GObierno no ha. El carácter social de estas acciones de trabajo. pero a esta conclusión se llega por la lectura del artículo 114.52 Del texto legal se desprende que estas acciones sólo pueden emitirse en favor del personal de la empresa en su concepto más amplio.. . A semejanza del derecho francés. y a quienes en última instancia les es debida la obediencia y subordinación. Guide pratique por la parlicipaJion aux bétléfices. supuesto que implica una restricción al principio de que tOda acción debe ser representación de una parte del capital. 1892. que sí habla de inalienabilidad. Por consiguiente. La Ley se ha limitado. siempre "que presten trabajo o servidos a la compañía en el curso de su existencia jurídica. 1. queda . con exclusión de los que pueden considerarse comprendidos dentro del concepto de principal en sentido concreto. 193'. ~ parthipa/ion 4UX bénéfkes. fabril. los Gerentes. 1916·17. BREMAUNZ. fijar dicha participación. Julio. Les modes dtl rémuneration du travaiJ. a ofrccer esquemáticamente laposibilidad que era preciso consignar. la Ley no dice nada y como en todos los demás detalles.298 ]OAQufN RODRÍGUEZ RODRfGUEZ nes económicas. querido prejuzgar si esas acciones de trabajo ofrecen el mejor procedimiento para cumplimentar los incisos 6 y 9 del arto 123 constitucional. ya que en el derecho francés. S. en su defecto. A. lo que es una calidad inseparable de la persona que lo hace. son ~venir (en RéjQfme Sociale. G.estatutos para la determinación de su régimen jurídico. M. comercial. 281. 1902. o minera. y es la que ha de tratarse de acciones nominativas en atención a que la ley dice que son inalienables. por la interpretación comparada. Es cierto que en la Ley no se dice abiertamente que sean inalienables.y jurídicas. En el derecho mexicano véanse Diario de Jos Debates del Congreso Constituyente. quedarán comprendidos dentro de aquél. 1A parlicipadón en las stilidades y el salario en México. París. alto personal técnico.pág. Giard. En cuanto a la forma de estos documentos. Por prevención expresa de la~nstitución toca a las comisiones especiales que se formaren en cada Municipio y. de donde derivan. en cuanto establecen que en toda empresa agrícola. se remite a la libre determinación de la empresa. según expresa manifestación de la Exposición de Motivos. G. no sólo en favor de los trabajadores en sentido restringido. Guilleurmin. 1921). es decir. de aquellos que de hecho ejercen el poder del mando y dirección. cooperativa. sino a nombre de la colectividad (sindicato. . Les formes d'enlrepriscs. sino de todos los que colaboran en la empresa. Existe una sola limitación. TROMBERT. de que actúan como socios personas que no hayan hecho aportación inicial de cosas.. los trabajadores tendrán derecho a una participación en las utilidades. JAMES. los títulos similares son inalie15Z "Al aceptar las acciones de trabajo dejando plena autonomía a los . M. claramente subrayado en la Exposición de Motivos de la L. la emisión de las "acciones de trabajo" podría hacerse a favor no sólo de personas determinadas.

De todos modos. si bien no podrá ser objeto de remate ni de adjudicación. La acción de trabajo puede darse en prenda. a pesar de lo que dice la Exposición de Motivos. parece que estas acciones. ni por cualquier otro concepto. pero ello se realiza a través de una simple declaración estatutaria y de una liquidación que se practica en el momento correspondiente. Por lo mismo. aunque también sería posible que fuesen del mismo valor y hasta distinta retribución. No hay ningún inconveniente. ya que según reiterada jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. en principio. no se trata de acciones transo misíbles ni en la forma mercantil. sin que se lleguen a literalizar estos derechos con la emisión de acciones de trabajo. y en su caso. la falta ·de reglamentación que es un obstáculo muy serio para la emisión de estos títulos. a dos motivos. podrán embargarse los beneficios. un derecho de dividendo. si se hiciere mediante una entrega de un diverso número de acciones. Ahora bien. donación. aunque en otro sentido. y su valor pignoraticio dependerá de los beneficios que se vayan atribuyendo al título de que se trata. que darían una ingerencia en la administración de la sociedad a su per~ sonal.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 299 nables. y por el contrario. la Ley permite la más amplia libertad. Entiendo que la solución correcta debe darse a base de la distinción entre el título y las utilidades atribuidas al mismo. En' primer lugar. de enajenación judicial. ni por herencia. ni siquiera en la forma civil y dentro de ésta. es decir. en que sean de valor desigual para atender así a una distinta retribución fijada por múltiples consideraciones.que puedan atribuir el derecho de voto y los demás que la Ley señala para los accionistas propiamente dichos. . y. si bien el salario es inembargable. a nuestro juicio. Algunos problemas podrán plantearse en torno a la inalienabilidad de las acciones de trabajo y entre ellos los relativos a la constitución de prenda sobre las mismas y a la posibilidad de hacerlas objeto de embargo. sólo pueden atribuir el derecho a participar en los beneficios. esto será lo lógico. Debe indicarse que esta institución. porque ninguna empresa ha sentido el menor deseo de crear estas acciones. por consiguiente. . En cuanto a los derechos que estas acciones pueden atribuir. la ley no es nada explícita y prácticamente permite la más amplia libertad sobre el particular. y en segundo. siendo muy dudoso. Respecto del valor de las acciones de trabajo. no lo es la participación en las utilidades que pueda atribuirse al personal de una empresa. y ello se debe. el concepto de inalienabilidad nos lleva a la conclusión de que estas acciones sólo atribuyen derechos por el tiempo que el titular presta sus servicios en la empresa. no ha tenido ningún arraigo 'en México. No son raras las sociedades anónimas que atribuyen una participación en los beneficios a sus empleados. la fijación de la cuantía del salario se considere como parte de éste.

que: "La amortización deberá ser decretada por la asamblea general de accionistas". TH. cooperativa de mano de obra. sino de títulos de participación. con evidenate impropiedad. Sus diferencia!.' hasta el punto de que diez años después de la publicación de aquélla. y ensu frac53 Véase PIe. 461.. 1923. han ' recibido esas acciones una amplia regulación.. derecho éste que se ejerce a través de los delegados de la cooperativa en el Consejo de Administración y por la intervención de las acciones de trabajo en las asambleas generales de la sociedad. ti" Véase TH . que nosotros sepamos. Procedimiento para la amortizacián. precisa que en su denominación se indique que se trata de una sociedad con participación obrera. La 1. Naturaleza jf/rídica de la amortización. M. 3. 466) nota 1. También la Exposición de Motivos manifiesta que no pueden estimarse como representativas de una parte de capital social. La segunda categoría de títulos denominados acciones.LLER. toda la vida de la sociedad y llevan un membrete que indica este carácter. pág. Atribuyen un derecho a participar en los beneficios. 105. sino que se. . que más bien deben llamarse bonos o certificados de trabajo. La doctrina francesa ha criticado severamente los numerosos errores e imprecisiones de esta ley y ha puesto de relieve la escasísima trascendencia' práctica de las acciones de trabajo. Sociétél anonvmes ti participfltion ollvriere. 4:. S. cuyas características principales son las siguientes: 1~ Para que una sociedad anónima pueda emitir acciones de trabajo. pág. sólo en Francia..LLER.. 25 Y sigts.) Las acciones son propiedad colectiva de la denominada. La Ley de 26 de abril de 1917. a cuyo efecto tienen derecho a nombrar un número de mandatarios que esté en proporción con el número de acciones de trabajo y capital que existan. Annales de Droit Commerciale. 5i). Teorías del dividendo y del reembolso. G. Amortizacián con capital. que no representan una parte del capital social. Son nominativas e inscritas a nombre de la sociedad cooperativa mencionada) inalienables durante.trata de títulos creado! como consecuencia de la amortización de acciones. Estas acciones de trabajo corresponden a una aportación de servicios futuros por el conjunto de personal.. núm. establece en la fracción 1 del artículo 136. MOURET. insistiremos en nuestra creencia de' que no se trata de acciones propiamente dichas. para evitar confusiones innecesarias. si bien su estructura es muy distinta de la prevista en el ordenamiento mexicano. págs.. 2(1. Consecuencias. que' funcionasen efectivamente. Amortización de acciones y de o~ligá­ áones.e": JII) Acciones de goce.300 }OAQufN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Como resumen. no existían en toda Francia más que seis sociedades de participación obrera. está constituida por las llamadas acciones de goce.... Concepto. En el derecho extranjero. y además) el de participar en la gestión de la sociedad." agregó a la de 24 de julio de 1867 algunos artículos para regular las llamadas sociétés ttl1011ymes el participation ouuriére.

G. S. En primer lugar.una clase en sustitución de las amortizadas. M. 852 }' 853. siempre que el contrato social lo haya autorizado previamente y se realice con las utilidades repartibles (art. 210. solamente es' posible con el importe de las utilidades repartibles. dice: "Los títulos de las acciones amortizadas quedarán anulados y en su lugar podrán emitirse acciones de goce. 1). y de concurrir en la liquidaci6n del patrimonio social. L. enumera minuciosamente el procedimiento que puede seguirse para la· amortizaci6n de acciones. Y Op. la amortización de obligaciones es el supuesto normal y necesario. M. sin previo acuerdo se THALLER. núm. . párrafo 1). la emisión de acciones de goce. Si el contrato no lo estipula. no pueden emitirse títulos de ning. 11. se lHALLER. La amortización de acciones es una hipótesis excepcional y sólo puede renIizarse ruando expresamente se conviene en el contrato social. si se prevé en la escritura social. aunque después de las acciones no amortizadas. Con motivo de la amortización de obligaciones. sino que por el contrario. se deduce que las acciones de goce son aquellos títulos de participación emitidos a favor de los titulares de acciones que han sido amortizados mediante el reintegro de su valor. 211 Y 213. ruando así lo prevenga expresamente el contrato social. 136. G. 586. V." Por lo menos. 157 THALLER. deberá decretarse por la asamblea general de accionistas (art. lo que no es preciso tra- tándose de obligaciones.). deberán ser pagados forzosamente (art. G. lo que sí puede ocurrir con la amortización de acciones. L.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 301 ción IV. la Ley establece la posibilidad de conceder derecho a las acciones amortizadas de participar en las utilidades líquidas e incluso a intervenir en las votaciones. fr. 136. M. la amortización de las acciones. L. Por último." La 1.). En cambio. Esto implica tres requisitos: 19 Que el contrato social prevea la amortización de acciones y la emisión de las de goce. núm. exclusivamente con las utilidades repartibles (art. no podrán emitirse estas acciones ni arnortizarse las ordinarias. S.)." De lo expuesto. 137." Además. a no ser que en el contrato social se haya establecido un criterio diverso para el reparto del excedente (art. . deja viva una serie de relaciones entre ellos. la amortización de acciones no desvincula necesariamente de la sociedad a los titulares de las mismas. S. fr. Debe distinguirse radicalmente la amortización de acciones de la de obligaciones. Tít. 585. 136. párrafo primero. ya que los acreedores de la sociedad que documenten su derecho con un título especial. er. núms. fr.

Entre éstos deben contarse las amortizaciones correspondientes a las instalaciones y bienes en ge~ neral de la sociedad. s610 la suerte puede resultar equitativa. En este caso deberán sortearse las acciones ante notario o corredor público titulado. fr. Si después de estas deducciones queda una utilidad legalmente susceptible de ser repartida entre los socios. sin haberla satisfecho. Para que pueda hablarse de utilidades repartibles. se hará en bolsa.. 136. pág. IX. y 3' La amortización sólo puede hacerse con utilidades repartibles. S. Es muy discutible la auténtica naturaleza jurídica de la amortización. 27. Este último concepto. que sufren una depreciación por el transcurso de los años y por su uso. con ella podrá hacerse la amortización a que nos referimcs. G. sólo que. 1918. La amortización lo mismo puede afectar a acciones de numerario que a las acciones de aportación. 136. . Si la amortización se ha de hacer por el precio corriente de la bolsa. aunque aparente 10 contrario. El modo de fijación de las acciones que han de ser amoetizadas es doble. Dos concepciones contrapuestas se reparten al respecto el campo de la doctrina y así. IlI). si la asamblea o los propios Estatutos determinan un valor de amortización. Ilamortisement du capital es des actions de ionlisumce au point de une juridique el comptttble¡ París. una vez que esta modificación haya sido realizada. 2' Acuerdo de la asamblea general. pero si el contrato social o el acuerdo de la asamblea general fijaren un precio determinado. tanto si los tipos de amortización son favorables como si son adversos. precisa <¡ue la sociedad haya hecho en las utilidades brutas las deducciones correspondientes al fondo legal de reserva. entonces bastará acudir a ésta para adquirir los . M. El resultado del sorteo deberá publicarse por una sola vez en el periódico oficial de la entidad federativa del domi- cilio de la sociedad (art. Esta exigencia se comprende igualmente. y en su caso. no podría en- tregarse el importe a su titular hasta después del plazo que prescribe el arto 141. bien se establezca un sistema de fijación. que precisamente ha de ser de carácter extraordinario. así como el importe correspondiente a impuestos y a gastos generales del negocio. las estatutariamente pactadas. I1). fr. ea Véase BATARDON. 182. la adquisición de las acciones que deban ser amortizadas.t" En segundo lugar) sólo pueden amortizarse acciones íntegramente pagadas (arr. es de muy dudosa interpretación. RODRlGUEZ de la sociedad que modifique los estatutos. las acciones amortizadas se designarán por sorteo ante notario o corredor público titulado. si éstas fuesen las amortizadas.títulos amortizables. en virtud de lo dispuesto en el art. Por último.302 JOAQufNRODRlGUEZ. por lo que vamos a tratar de fijar su auténtico alcance y contenido. L.. de la L. como un motivo para impulsar a los morosos al pago de lo debido y como un modo de impedir el injusto enriquecimiento que obtendría el que pudiese recibir el valor de su acción. bien sea fijo. fr.

otros se inclinan por considerar que se trata de un auténtico reembolso del capital representado por las mismas. no obligaría a los titulares de acciones de goce a devolver todo ni parte de lo recibido.. 805 y sigs. Elude sur les ections de iouissasce. mientras que el resto se aplica al pago de los dividendos ordinarios. sino el equivalente de la misma. LLER. no su aportación.w Teoría del dividendo extraordinario. 1905. especialmente págs." Para las conclusiones de este autor. ob. pero. se amortiza con los beneficios.. son las siguientes: a) La insolvencia de la sociedad producida con posterioridad a la amortización. Pero. como no se trata de reducción. 16 a 41. Sería contradictorio pretender que el importe de la acción ha sido devuelto al accionista y que sin embargo continúe estando integrado en el capital". 376. la amortización no es un reembolso de la acción. además. sino que constituye un dividendo extraordinario del cual se beneficia el accionista designado por la suerte. 37 y sigs.. MOREI. págs. quien argumenta de la manera.vLa ventaja para el accionista del título amortizado consiste en que se le devuelve. resulta que no puede hablarse propiamente de reembolso. ob. 375. BATARDDN. pese a las expresiones empleadas. PIe. pág. 1903. 585 a 592. DeI actions de jouisstUJce. 11. II. véase la obra citada. cit. e) La amortización no precisa publicidad. Reoue GénéraJe de Droit como merciale. no obliga al accionista a devolver a los acreedores la suma que una falsa terminología declare que le fue reembolsada. THALLER piensa que cuando se realiza la amortización de una acción. 472. núm. VALERY. cuando la sociedad entre en la etapa de liquidación. '62 A análogas conclusiones llega MARIA. págs. el capital de éste queda a salvo. . 59 THALLER. núms. 22 Y 41. pág. puesto que.. El fondo de la acción queda en la sociedad. ec LYON CAEN y RENAULT. conserva la posibilidad y la esperanza de recuperar su aportación en una segunda oportunidad. la supresión de una de ellas indica una disminución de dicho capital. 16.• TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES '\03 mientras que unos 59 han considerado que la amortización de acciones implicaba el abono de un dividendo extraordinario. MARIA. dice lo siguiente: "estimamos que al menos respecto de la sociedad. no se hace más que atribuir una parte de los beneficios a reembolso... á/. pág. núm. G2 d) Las acciones amortizadas siguen siendo consideradas como las demás para todos los efectos legales. 1907. siguiente: "Si la acción es una fracción del capital social. Las consecuencias que para THALLER se deducen de su punto de vista. b) Incluso la insuficiencia de medios para amortizar las acciones no sorteadas en el momento de la liquidación. 560. '61 TH.

Si la sociedad atribuye los dividendos sin hacer deducción alguna. no tendría justificación el derecho reconocido a las acciones no amortizadas de percibir su cuota de liquidación antes que las acciones que lo han sido. L. en la participación en los beneficios y en la cuota de liquidación.?" G2 bis La opinión de que la amortización es un reembolso. porque en virtud de este dividendo se privaría al socio de todos sus derechos. sino potestativa para la sociedad (art. de esta clase. 806-807. véase PIe. si no se reconoce que la Ley configuró así esta situación. indican que se trata sencillamente de un problema de reembolso.). de tal modo que es posible que aquéllas se queden sin reintegro alguno. Para ello nOS basamos en estas razones: a) El texto de la Exposición de Motivos niega a las acciones de goce el carácter de verdaderas acciones partes de capital. En cambio. lo que sería ilógico si se tratase de un dividendo extraordinario. y no en modo alguno de un simple reparto de beneficios extraordinarios. b) La emisi6n de las acciones de goce no es forzosa. que la amortización de. La sociedad deduce de los. sin duda. La sociedad hace. queden pospuestos los titulares de acciones de goce a los demás accionistas. '68 Respecto a las objeciones que puedan suscitarse a esta concepción. beneficios una suma necesaria para. 136. M. ha sido sustentada. lo que los accionistas abandonados a sí mismos podrían hacer. tampoco se explicaría que. que lo conciben más bien COmo un reparto de patrimonio en vez de un reparto de capital. una suma igual al importe de éstas. c) Si se tratase del dividendo extraordinario. S. BATARDON entiende por consideraciones jurídico-contables. por LYON CAEN y RENAULT. 79. capital representa el reembolso de la aportación del accionista y la reconstitución del capital social por una aportación equivalente que procede de la reserva de amortización. . fr. pensamos que la amortización de acciones implica un reembolso del importe de la acción. G. más bien que de un reembolso de capital. porque. náms. Para VALERY y AMIAUD. entendió que la acción quedaba reembolsada en SIl capital.s" bit Dentro del sistema de la Ley mexicana.• 304 JOAQuiN ROOIÚGUEZ ROOIÚGUEZ Teoría del reembolso. IV. como ya dijimos. todo accionista podría apartar a cada año una porción de dividendo recibido para reconstituir su aportación al cabo de un cierto número de años. lo que se realiza en la forma de un pago extraordinario imputado al capital. es decir.' remitir a los accionistas cuyas acciones Son designadas por la suerte. cuando la amortización funciona. por VALERY y BATARDON. II. porque. . . pág. Des comptes de réseroes dans les sociétés por actions. si no. tampoco sería concebible que pudiese privarse al accionista del derecho de voto. Los primeros entienden que se trata de un reembolso del capital propiamente dicho. se trata de un reparto anticipado del líquido que resultare disponible en el momento de disolución de la sociedad. la jurisprudencia de diversos países y gran parte de la doctrina.

previa su admisión en los Estatutos. En primer lugar. por una asamblea general extraordinaria. por lo mismo. El capital nominal. no son acciones propiamente dichas. suponiendo una de- volución del importe de la acción hecha sobre el capital y un reintegro de la misma. oh. La amortización de acciones para la emisión de las de goce tiene un límite en el capital mínimo legal. las acciones de goce que las sustituyen carecen de ese derecho. tales acciones no podrán ser computadas como importe del capital social ni ser tenidas en cuenta para apreciar aquellas mayorías. oh. el capital y patrimonio social quedan reducidos. existen algunas diferencias.. como desde el de la cuantía del capital. que la Ley exige sean de capital. tanto desde el punto de vista del número de socios. cit. sin someterse a la con- dición del previo reintegro alas otras que establece el arto 137. 568. 51). dI. VIVANTE. im- plica la modificación de los estatutos. son las siguientes: 11} Las acciones de goce no son partes del capital y. 4Q. § 2. por consiguiente. En la del arto 136. Entre la amortización que establece el artículo 135 de la Ley General de Sociedades Mercantiles y la amortización para la emisión de las acciones de goce regulada en el artículo 136 de la misma Ley. 21). núms. págs. no así el patrimonio. sólo podría ser acordada. pues si lo tuvieran podrían obtener dos veces el importe de la aportación. 3lJo La amortización de acciones para la emisión de acciones de goce. 417 Y 418. reducción del arto 135 puede na tener repercusión sobre la 'es lIia Véase DI! GREGORIO. II. 136 se hace con las utilidades y al emitirse acciones de goce. l. ni computadas en los grupos minoritarios que la Ley requiere representen un tanto por ciento determinado de capital. ni precisa complicar la contabilidad de la misma. el capital sí sufre una reducción. que veremos a continuación. no obstante. supone el mantenimiento de unos ciertos vínculos sociales entre la sociedad y los titulares de las acciones amortizadas. la amortización del artículo 135 puede hacerse con parte del capital e implica la eliminación definitiva del ámbito de la sociedad de las acciones amortizadas. no se reduce en la cuantía de la amortización. En consecuencia.. De este modo. La amortización del art. En la hipótesis del artículo 135.. tomado del capítulo de utilidades por repartir. 20 .TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 305 Las consecuencias que se derivan de considerar las acciones de goce como acciones reembolsadas.. Cuando se amorticen acciones de capital variable con derecho a retiro. 595..ea .

G. . del artículo 136. además. sino que. no por raro. hecho según 10 dispone la fr. En cuanto a la cuota de liquidación. es necesario que se estipule el tanto por ciento que deberían percibir las acciones ordinarias. deberán ser recogidos por los titulares de las acciones que fueron amortizadas dentro del plazo de un año contado a partir de la fecha de la publicación del acuerdo. creo que valdrá el siguiente principio: las acciones de goce pueden participar en cuantas votaciones se celebren. la ley exige (art. L. dice el artículo 137. en tanto que normalmente la amortización del art. las acciones de goce. De ésta depende qué derecho han de tener las acciones de goce y en qué medida. Los Estatutos podrán configurar el derecho de votos de estas "acciones" tan especiales. párrafo 2') que las acciones ordinarias sean reembolsadas con prioridad a las de goce.306 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ cotización de las acciones no amortizadas. a cuyo tenor la sociedad pondrá a disposición de los titulares de las acciones sorteadas el precio de las mismas y. Satisfecho a éstas el dividendo y abonado después a aquéllos un tanto igual.ara integrar mayorías de capital. 137. y por último. siempre que no se comp. puede corresponderles una cuota en el caso de liquidación de la sociedad. que no basta que conste en el contrato que pudieran emitirse acciones de goce. En cuanto a los derechos que las acciones de goce atribuyen. concurriendo proporcionalmente con las acciones ordinarias. Los efectos de la amortización están indicados en la fracción V del arto 136. que todos los derechos y aun la propia existencia de las acciones de goce. es decir. a las que puede corresponder el derecho de obtener una cuota en el reparto sobrante. en el sentido de que no sería posible la emisión válida de las mismas. Dicho precio y las acciones de goce. 136 al mantener un patrimonio dado para un número menor de acciones. E! derecho al dividendo parece el más natural de los que se atribuyen a los accionistas de goce. debe hacerse constar ante todo. si no consta previamente la cláusula respectiva en la escritura social. debe influir en una mejor cotización bursátil de las acciones sin amortizar. El derecho a la percepción de un dividendo está subordinado a que se haya pagado a los demás accionistas el dividendo señalado en el contrato social. dependen de la voluntad de la sociedad.uten p. M. en caso de silencio de los mismos. 111.. Sería licito que las acciones de goce sólo participasen en los beneficios en un tanto por ciento determinado. en su caso. imposible. S. La Ley permite que puedan también tener derecho al voto. el resto de los beneficios se repartirá en partes iguales. El derecho de voto puede corresponderles. puesto que deja a los Estatutos la determinación de un régimen distinto para el reparto del excedente. aunque la norma no es imperativa.

en lo que se refiere al plazo de un año para. G. y mediante una previa división de las acciones en dos categorías. las acciones amortizadas se encuentran desligadas de la sociedad. estos problemas Conviene tener presente. muy especialmente en las de muy larga duración o de duración indefinida y en aqueIlos concesionarios de servicios públicos. La amortización de acciones es un supuesto frecuente en la práctica. pero estimamos ilegal cualquier reducción del mismo. Debe tenerse en cuenta que el precepto. 89. A continuación. Es decir. aplicando a esta finalidad los beneficios por ellas producidas. S. puede suceder y ha sucedido. ya que. muy inferiores al interés legal del dinero. el precio quedará a beneficio de la sociedad y las acciones de goce serán anuladas. como se comprende. sin lugar a . cuando se trata de acciones adquiridas en bolsa. es totalmente distinta. imponga a la minoría una política de no reparto de dividendos o de distribución de éstos en una cuantía mínima. dentro de ciertos plazos (v. a pesar de haber corrido todos los riesgos de la inversión. M. los gravísimos peligros que resultan del actual conjunto normativo. o la formación de una masa de capital bajo el concepto de utilidades por repartir. para una futura regulación de estas acciones.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 307 Transcurrido dicho plazo. La amortización de acciones puede crear problemas en relación con el número de socios. conviene establecer algunas de las siguientes limitaciones: . art. No hay ningún inconveniente para que dicho plazo pueda ampliarse por acuerdo de la asamblea o de los estatutos. que entran decididamente en el campo del derecho penal. las amortizables y las no amortizables. por su valor nominal. Ley de Vías Generales de Comunicación). especialmente en épocas de grandes beneficios. Aunque la aplicación estricta del artículo 89.. será de aplicación el precepto sobre cancelación de las acciones de goce no recogidas dentro del plazo que la ley determina.dudas. resolver o Ia aplicación de todas las utilidades a fondos de reserva. recoger el importe de las acciones sorteadas. mediante el simple reintegro de su valor nominal obtenido de sus propias utilidades y sin haber percibido más que dividendos bajísimos. y de la cuantía en que ello debe hacerse. no estaría de más un precepto que aclarase. se les puede tratar como a obligacionistas sin tener un interés fijo asegurado y corriendo todos los peligros de un accionista. Como la expedición de certificados de participación no es obligatoria. En todo caso. nos marca un límite a tales amortizaciones. s610 es aplicable a las acciones amortizadas por sorteo. la situación. que han de revertir al Estado. puede llegarse a la amortización de aquéllas. Como la asamblea general ordinaria tiene absoluta libertad para acordar la distribución de los beneficios en forma de dividendos. Para evitar estas prácticas. 1. que una mayoría de accionistas.

nominativos. Al efecto. 38.. Esp. A. en el sentido de permitir las transferencias de las acciones por anotaciones al dorso de las mismas) anotaciones que la costumbre mercantil llegó a dotar de autonomía. la gran clasificación que puede hacerse de las mismas. pág. permitiendo la traslación de dichos documentos con independencia de todo registro. arto 23. en una evolución favorecida por la aparición de otros títulos al portador derivados de! derecho franco. arto 35. Br. al concluirse la sociedad. párrafo 2. por consiguiente. IV') Acciones nominativas y acciones al portador. 2" Todas las series de acciones deberían entrar en sorteos para la amortización. expedidos a la vista del registro de accionistas) y cómo la transmisión de las mismas se hacía siempre por una declaración ante la saciedad que levantaba constancia ante los interesados.s" (. II. C. se derivaron sin gran esfuerzo constructivo) las acciones al portador. C. arto 164. S.. Consideradas las acciones como tltulosvalores. aunque la primera de las medidas propuestas hace que no sea absolutamente necesaria esta última medida.5 Véase WIELAND. Co. nota 10 y GIERKE. después que las que no lo fueron han percibido su cuota de liquidación. para fijar el valor real de las acciones. S. Fr. que tiende a hacer participar en el capital y en las reservas a las acciones amortizadas. L. Ya hemos apuntado cómo las acciones nacieron en forma de simples documentos identificadores y. en el libro de registro indicado. Vamos a estudiar con e! detalle posible esta división. De las transferencias firmadas en blanco. . inciso 1.. It. También hemos expuesto cómo los intereses del comercio impusieron una paulatina evolución. 1') Evolución histórica y derecho comparado.4 C.. arto 161. de manera que la acción amortizada perciba no sólo su valor nominal. debería imponerse que la amortización se haga previa redacci6n de un balance. para impedir que la serie o series no amortizables queden con el beneficio exclusivo del capital social. 10. (. S.308 ]OAQufN RODRiGUEZ RODRfGUEZ l' Que la amortización de acciones se haga por el valor real de las mismas. es la que las distingue en acciones nominativas y acciones al portador.. 262. sino la parte proporcional que le corresponde en las reservas y en las utilidades por repartir. Co. L. pág. En la actualidad casi todos los sistemas legislativos fl" admiten las acciones nominativas y al portador) con grandes limitaciones en algunos países escandinavos. A. Ca. 3' Tal vez pudiera hacerse obligatoria la emisión de los certificados de goce. A.

mientras que no esté desembolsado cuando menos el cincuenta por ciento de su valor norninal. G. 1899 y así tamo '66 {i7 bién en Bélgica. si son por acciones. S. L.. A. M. arto 23. Pero otras leyes. como en México. 1 ag. aunque debe contraponerse su extraordinaria difusión en los Es- tados Unidos a su escasísimo empleo en Inglaterra. S. existe una cierta tendencia a restringir su emisión e incluso hasta prohibirla..) . y que si se tratare de sociedades por acciones. 117). art. 1. 164. A. ya que difícilmente hallaban a quién reclamar el pago de los dividendos pasivos pendientes. fr. 29 Las sociedades concesionarias para la explotación de radiodifusoras comerciales. pueden ser nominativas o al portador. No obstante la generalización de las acciones al portador. más del cincuenta por ciento de las mismas (art. del art. 1. El artículo 14 de esta última Ley establece que las concesiones para usar comercialmente canales de radio y televisión se otorgarán únicamente a ciudadanos mexicanos o a sociedades mexicanas. Br. Igual en Suiza y Liechtenstein." Tanto las acciones de numerario como las acciones de aportación. Ley de Vías Generales de Comunicación. L. las propias sociedades sufrían perjuicios cuando emitían acciones al portador sin estar íntegramente suscritas. de 30 de diciembre de 1939). se requiera que para que las acciones sean al portador estén totalmente desembolsadas (art. que la ya mencionada (art. 7. Ley fr. Reglamento de la Ley Orgánica de la fr. que se encontraban ser titulares de acciones sin valor real y sin tener persona a quién reclamar por ello. S. Por estas consideraciones.(XXXVI) C. (XXXV1) El artículo 403 de la Ley de Vías Generales de Comunicación citado por el autor. inciso 1. deberán tener sus acciones como nominativas sin que sean eficaces las transmisiones que pongan en manos de extranjeros. (N.y año. éstas tendrán precisamente el carácter de 110minasioas. publicada en el Diario Ofkia/ de la Federación el 19 del mismo mes . fue derogado por la Ley Federal de Radio y Televisión. Il. exigen que las acciones de cierta clase de sociedades sean siempre nominativas. han de emitir éstas como nominativas (art. S. Así: 1Q Las sociedades constituidas para la adquisición de fincas rústicas. Las razones de esta tendencia deben buscarse en los numerosos abusos cometidos contra adquirentes de buena fe. A. § lO.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 309 En los países anglosajones. párrafo final. Esp. 1.w y que en otros. no es extraño que en algunos países se prohiba la emisión de acciones al portador. Noruega y Dinamarca. 117. están también admitidas las acciones nominativas y al portador. E. de 8 de enero de 1960. por consideraciones de orden público. Por otro lado. Co.). 27 constitucional. 403. La Ley General de Sociedades Mercantiles no establece más restricción para la emisión de acciones al portador. de 22 de marzo de 1926).

.1. fr. para precisar si una acción es propiamente nominativa o al portador. M. Son acciones al portador. 117. I. aquéllas en que no consta su emisión en favor de persona determinada. de 27 de noviembre de 1958. 27 constitucional en el ramo del petróleo. (N. serán nominativas si es que no se emiten como serie especial. 1. dictado con el carácter de legislación de emergencia. Y Op. 69. Inst. Y Op. su diferente modo de transmisión. IV. Cuatro son los puntos de vista que nos permitirán llegar a esos resultados: la distinta designación del titular. (art.(XXXVIl) 49 Las sociedades anónimas de capital variable tendrán siempre sus acciones nominativas {art. y lo convenido en los estatutos. (art. aunque no contengan expresamente la. Tít. ya que la simple presencia de un nombre en la acción (XXXVII) La Ley de 2 de mayo de 1941 citada por el autor. Tít.310 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ 39 Las compañías que operen con actividades petroleras.). Cr. fr. representativas del capital mínimo. S. Tít. 5' Las acciones de instituciones de crédito. hace a la 1. Valor al respecto de los Estatutos. y la varia responsabilidad que incumbe a los titulares de una y otra clase de acciones.) -68 El Decreto de 25 de abril de 1944. 1.) aquéllas en que consta expresamente el nombre del titular (art. M. S. 1. '68 bis Véase MESSINEO y la bibliografía que cita al respecto.). estableció una serie de medidas para que se determinase el titular de las acciones al portador. Ley Reglamentaria del art. M. Cr. publicado en el Diario Oiicial de la Federación el día 25 de agosto de 1959. G. 8'. Son acciones nominativas (art. 23. Véase el artículo 30 del Reglamento de esta última Ley. de 2 de mayo de 1941). lO. 128 Y 129). 218. fr.""· Sin embargo. A) Distinta desigllación del titular. según Ja cual Jos títulos de crédito podrán ser nominativos o al portador. cláusula al por· tador (art. S. pues éstas conservan su carácter y sólo por razones de orden público se fijó su titular en un supuesto "determinado.). el diverso modo de hacer constar la existencia del titulo.). habrá que tener en menta el texto mismo de la acción.. fue derogada por la Ley Reglamentaria del artículo 27 Constitucional en el ramo del Petróleo. como por la expresa indicación de la primera (arts. G. Tanto por la remisión que la 1. pág. Cr. No se trató de una conversión en acciones nominativas de las acciones al portador. Cr. tendrán sus acciones nominativas (art. E. 125. 1. 62. G. IV. las acciones pueden ser nominativas o al portador. publícada en el Diario Ofi(ia/ de la Federación el día 29 del mismo mes y año. 21 de ésta y 111 de aquélla). caso en el que podrán ser al portador. Vamos a establecer los criterios más importantes para hacer la distinción y poner de relieve las diferencias de régimen jurídico entre las acciones nominativas y las acciones al portador." JI') Criterios de distinción. Y Op. 1.

La no reivindicabilidad depende del carácter constitutivo de la inscripción en el Registro de accionistas. cuando el adquirente lo fue de persona que no figuraba como titular en el libro de registro de socios de la sociedad emisora. salvo que se utilice para la estampación de las firmas de recibo de los títulos. el titular de un documento extraviado o robado puede reivindicarlo. 43. Sin entrar a analizar el procedimiento especial que en cada caso establece la Ley. es decir.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 311 emitida. a no ser que se pruebe contra el mismo la culpa grave o la mala fe (art. según se trate de una u otra clase de acciones. núm. 1. Tit. prevé la posibilidad de la expedición de duplicados que permitan al titular de la acción extraviada o destruida. y en su caso. y el talonario del que pueden desprenderse no tiene trascendencia jurídica. 148. que tengan el documento por ser directamente los autores del robo o del hallazgo. no le dará a ésta el carácter de nominativa. nacionalidad y domicilio del accionista. Ley citada). la conversión de las acciones nominativas en acciones al portador (art. Cuando se trate de acciones nominativas. Y Op. 321. nos limitaremos a señalar las diferencias más importantes. Las acciones al portador sólo constan por la existencia del título.). al que nos referimos seguidamente. sino cuando estatutariamente se haya convenido este carácter y se requiera su inscripción en el libro de registro de socios. y se presume la culpa grave.). La máxima importancia de este diverso modo de hacer constar su existencia. B) Diverso modo de hacer constar su existencia. el artículo 65. 128. Reivindicación de rmas y otras.w Cuando se trate de acciones al portador. las transmisiones de titularidad. pág. ejercer los G9 MESSINEO. pero sólo de los tenedores primeros adquirentes. las exhibiciones realizadas a cuenta del importe total de las mismas. Si se trata de acciones nominativas. Ley cit. en caso de extravío o robo. No hay aquí la presunción de culpa grave que se establece en el supuesto de las acciones nominativas. La 1.. o contra aquellos de quienes se pruebe la adquisición de mala fe (art. Las acciones nominativas deberán estar inscritas en el libro de registro de socios que llevará la sociedad y en el que se anotarán el nombre. Ley cit. . o. reglamenta cuidadosamente los derechos que corresponden al titular de una de estas acciones en tales supuestos. 73. el titular no puede pedir la reivindicación del documento de cualquier adquirente. También hay una diferencia muy importante en cuanto a la posibilidad de reponer los documentos extraviados o destruidos. caracteres de las acciones suscritas por cada socio. en relación con los anteriores de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito. se advierte en los casos de robo o extravío de acciones nominativas o de acciones al portador.

il Núm. procediendo entonces. 465. (XXXVIII) Véase la nueva ley francesa sobre sociedades comerciales de 24 de julio de 1966. Euolucián de III técnica en el derecho comparado. E. representa un considerable avance. (N.. pág. que se inscribe en los registros de la propiedad y que debe ser firmada por quien la hace o por su apo- derado. cis.471. Tít. respecto de las acciones emitidas a la orden. 73 VrVANTE. 103. 1. 36. La técnica de la transmisión de las acciones en el derecho mexicano.). Y Op. ob. . en vigor desde el 19 de abril de 1961. sí es posible. 70 la transmisión de la acción nominativa supone una orden del transmitente a la sociedad para que ésta haga la transferencia. La reposición. 10 que significa que el titular de la acción al portador quedará impedido de ejercitar sus derechos como socio. Cuando existe títulovalor. orden que la sociedad cumple al hacer la transcripción en el libro de socios. que las devuelven a la sociedad una vez firmadas debidamente. el endoso de las acciones nominativas es desconocido legislativamente y la transmisión de la propiedad de las acciones.). 1. H. Co. la sociedad. 28-1. en tanto que si se trata de acciones al portador. BnUNETn. La transmisión por endoso. Véase 72 Prc.t> que desfiguraban el carácter simple del endoso. en los casos de destrucción o mutilación parcial. 753 y la bibliografía y jurisprudencia que cita. era también desconocido el endoso de acciones hasta que la Ley de 1923 la permitió. Cr. 604. C. aunque en la práctica esta forma de transmisión está bastante generalizada. nÚID. 11. comparada con la de las legislaciones de tipo latino.rEn Italia. núm. como el mismo autor reconoce 71 es la hipótesis menos corriente. se realiza mediante una declaración de transmisión. 601.) 70 Ob. lo que. C) Diferente modo de transmisión.312 JOAQUÍN RODIÚGUEZ RODIÚGUEZ derechos derivados de su calidad de socio. 385. 74 y 75. pág. la sociedad realiza la transmisión mediante la remisión de unas hojas al transmítente y al adquirente. núms. aunque se han cometido errores que expondremos después. L. a hacer las anotaciones en el registro correspondiente. aun tratándose de títulos al portador. Mnssrxao. conforme al procedimiento previsto para los titulos nominativns (arts. la reposición no es posible en el caso de pérdida o robo hasta después de prescritas las acciones que nazcan del título. (XXXVIII) Para THALLER. sólo es posible en el derecho francés. ~iJ'J pág. En Francia (art. si bien con notables restricciones. Así se reduce la transmisión a un supuesto de delegación. si bien es verdad que esto se refiere al caso de que no existe títulovalor.

>f~..p¡¡s. debe advertirse que la acción en cuanto cosa corporal mueble está sujeta a las reglas de adquisici6n de estos bienes.de. debemos establecer que no toda tradición.. la especial ley de circulación que es propia de esa clase de títulosvalores.!2!Lde I01_roilluJls. la permuta. afirma. Y 01'. de .. Cualquiera que sea e! valor que los sodas fundadores hayan dado a la personalidad individual de cada uno de ellos. basta para adquirir la propiedad sobre los títulos al portador. por endoso. se ha experimentado una evolución gradual que ha convertido todas las acciones nominativas en acciones a la orden. ¿Puede aplicarse esto de los títulosvalores en general. en tanto que la legitimación ~propJ. declara que las cosas corporales muebles se adquieren por el simple consentimiento.portador. el dep6sito irregular. Con más precisi6n . 11. . 10 cierto es que al admitir ah initio la emisión de acciones al portador. l.títulos. y e! tenedorportador queda legitimado por la simple tenencia para ejercer todos los derechos derivados del status de socio. que se admitieron a partir del vigente C6digo de Comercio. la calidad de socio se transmitirá." 2.tenencia. a las acciones de sociedades en particular? Una respuesta negativa se impone.sirnple. sin necesidad de tradición alguna. este artículo debe ser rectamente interpretado. porque el artículo 70.clos. Civ. negocios traslativos de dominio. el fideicomiso. La propiedad da e! derecho . Esto supuesto. es decir.. Legitimación por la simple tradicián de las acciones al portador.ctador ~. ¡v¡ Al hablar de propiedad de las acciones debe distinguirse entre lo que se ha llamado p'ropiedad material y_propiedad (ormal.kJegitimaci6!!~en> ~L segundo. Ahora bien. aunque a las .puede hablarse de propiedad. con valor objetivo por su inclusión en la escritura constitutiva. ni aun jurídica o virtual. pág.id6n. de modo que ya en el antiguo Código de Comercio alemán.edad¿p.titulos... al mismo tiempo que la simple exhibición 10 acredita como socio. en la compraventa..t. Cr.. cuando tienen por objeto cosas muebles. L.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 313 En Alemania. La propiedad de la acción se transmite por tradici6n. la prenda irregular.acciones así endosadas no eran aplicables los principios sobre legitimación formal.la .a. derivada. Tít. F. En primer término.aLpo.jl.Ml!. ClJ!!"do•. la donaci6n.(~ll.s¡uieren por la tradi<. basta e! simple consentimiento para la adquisici6n de los derechos relativos. al.expresamente queJos.-q~ulta. D.sgn. ni sobre adquisición de buena fe. 39.del.3/ e!. mismos.d. y por el sirn- pie hecho de ser tradici6n. han consentido.de uso y_dis.títt!IQ YJiLFropkdad.en eLprim= sentido y. La tradici6n de un título al portador en concepto de depósito regu· H WJELAND. la'_l'!'9pjedad sobre. Dicho de otro modo.título. El artículo 2014 de! C6d.

Por consiguiente. Aplicando lo dicho a los títulos al por· tador. Así. por consiguiente. si el adquirente de acciones al portador en virtud de un contrato de compraventa consiente en recibirlas a través de la posesión de las mismas ejercitada por un tercero. Y Op. en la terminología del Cód. Esto significa que si en las relaciones 'entre adquirente y acreedor prendario aquél podrá comportarse como dueño.tt!:. y la L.f!2/l. la L. L. esto es. esta propiedad material no basta para ejercer los derechos incorporados en un títulovalor. de prenda regular.. Tít.~ 6J-tíhtlo. pero la posesión derivada y. 25. El comprador de los títulos tendrá la propiedad material y la posesión directa.. 5 y 17. Y Op.k. El endoso y la inscripción de la transmisión de recho mexicano.. si físicamente no presenta los títulos correspondientes. sin embargo.~mite ¡¡j adquirente ejercer uQ. Hace falta la tradición y algo más. Cr. F. Civ.314 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ lar.. M. acreedor prendario de su vendedor.. D. La tradición. Cr. de préstamo. por ejemplo.lIede ter vjrtl/al en lJu¡uuue:Jie..rial CQb. si bien con las limitaciones resultantes del derecho de -prenda. Es de la esencia de éstos (arts. El acreedor prendario será un poseedor derivado y el dueño un poseedor originario.J:IW. Ahora bien. 3.m. G. S. la tradición se ha efectuado virtualmente y el comprador podrá comportarse coma dueño frente al acreedor prendario de su vendedor. la tradición y el consentimiento de transmitir la propiedad.!>echlW. han los títulosacciones a dos categorías: acciones nominativas si bien. resulta que si el adquirente ya las tenía en su poder [traditio brevi manu} o si el adquirente consiente en que queden en poder del vendedor [constitutum possessioram) ha habido indudablemente tradición. 791). Ahora bien. f!.dad.p. la tenencia física se hallan en el acreedor prendario.!k.2!<!S)a. Cr.. a la orden (art. la tradición a que se refiere el articulo 70 de la l. En el dereducido aparentemente y acciones al portador. Tíl. si las acciones vendidas están en poder de un tercero.re a la ad(j"isicióll de la /l. ¿podemos decir que ha habido tradición virtual? la respuesta positiva nos parece indiscutible. en cuanto entr~a material de la cosa! es el acto ~-R. . Tít. en las relaciones frente a la sociedad tal dueño no puede invocar esa calidad para el ejercicio de los derechos propios de la calidad de socio.o¡iet. (art. pronto se produce una evolución hacia formas más espirituales de la tradición y ya en el derecho romano encontrarnos formas no reales de tradición como son la traditio brevi manu y la traditlo per constitutum possessorium. que la tenencia material del título sea indispensable para el ejercicio de Jos derechos que incorpora.). como todo título nominativo se sobreentiende las acciones. Y Op. etc. la tradición en los derechos primitivos es puramente material y equivalente a la aprehensión manual de la cosa. que el tercero tiene sobre la cosa vendida. evidentemente no es traslativa de dominio.

y 128 Y 129. no sólo por su propia existencia. Y Op. no tienen por qué llevarla. que son auténticos títulos nominativos o al portador. Y Op. Y Op. G. 1. Tít.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 315 L. Según la L. 278. pero frente a la sociedad.. L. . Lo cual quiere decir que las acciones son títulos nominativos auténticos y no . que en las acciones nominativas son mínimas. Cr.). porque la característica de éste es la perfección de la transmisión por la simple fórmula que se pone en el documento. De lo expuesto. G. Cr.). lleven esa cláusula o no la lleven. y esto es lo determinante para el ejercicio de toda clase de derechos. se deduce que las acciones nominativas no se transmiten como los títulos nominativo! a la orden/6 sino que requieren: 75 MESSINEO. M. WJELAND. no surten efecto frente a la sociedad. y estas transmisiones. y semejantes. por 10 que la transmisión de una acción nominativa requiere para su perfección una doble anotación: en el documento y en el registro (arts.). parecería que las acciones en la Ley mexicana son a la orden o al portador. es aquel que admite que cuando la ley que rige a un título de crédito disponga la inscripción del mismo en un registro del emisor. el cheque y el pagaré son títulos a la orden natos. lo que evidentemente no ocurre en las acciones (art. 17 y 28. Tít. M. Cr. Tít. sino a quien figure como tal en el título y en el registro. 10 decisivo es la inscripción en el registro de acciones (arts. 39. ya que la consecuencia normal de la cláusula a la orden es la transmisión por endoso (art. pág. 128).). 24. como lo es la adquisición resultante de sucesión o de cualquier modo de adquisición (arts. Cr. L. Esta bipartición puede tener aplicaci6n en cierta clase de títulos que. títulos a la orden. que además. Sin duda. las acciones nominativas no se transmiten por entrega y endoso. a las transmisiones de créditos.) y ésta es inaplicable a las acciones. BRUNETl'J. 128 y 129. S. 343. pero no iguales. se GIERKE. 1. M.). Cr. pág. Y Op . mencionados y arto 24. sino por la del artículo 24. que reconocerá como titular al accionista inscrito en su registro (art. S. Y Op. en el que se inscribirán las transmisiones que se efectúen. JI. G. Existe una gradación que va de los titulos al portador (y acciones al por· tador) a los títulos a la orden (categoría inexistente en las acciones) y de ellos a los títulos nominativos propios (acciones nominativas). Tít. como la letra de cambio." En efecto. 112. pero. pág. YOp. (art. L. L. 26. Precepto específico aplicable.Cr. Tít. caracterizada por una disminución de las facilidades para la circulación. sin que los primeron sean reducibles a titulas a la orden. éste no estará obligado a reconocer como tenedor legítimo. Tít. la sociedad tiene que llevar un registro de acciones nominativas. L. que la transmisión acompañada de endoso es eficaz inter partes. mientras no se inscriban. S. 129). es inaplicable a las acciones de sociedades. pág.

1. 740. M. 386. 4. 346. 603. n. 279. so PIe. Consecuencias. G. aunque éste las haya transmitido sin hacer constar esta transmisión en el libro registro. con independencia de que éste haya transmitido sus acciones sin conocimiento de la sociedad. 601. pág. En el caso de conflicto entre varios adquirentes la sociedad reconocerá corno titular legítimo al último inscrito. S. M.s4' Sólo puede haber un titular legítimo para cada accián No cabe la emisión de dobles acciones. Este es el sentido que hay que dar a las frases "la sociedad considerará como dueño de las acciones nominativas a quien aparezca inscritot como tal en el registro" (art. THALLER. pág. núm. G. PIe. pág. de acuerdo con las normas sobre transmisión de títulosvalorcs. Il. La inscripción en el registro de accionistas. THALLER.). 346. L. o por requerimiento del adquirente. podrán ejercer sus derechos contra las acciones que con arreglo al registro pertenezcan a su deudor. la ley indica que la sociedad reconocerá como legítimo titular al que aparecía inscrito en aquél. La inscripción procede o por declaración unilateral del titular legítimo. b) c) La entrega del título. núm. hecba frente a la sociedad. La sociedad podrá ejercer sus derechos contra el socio que aparezca inscrito. L. De aquí se derivan las siguientes consecuencias: 1'). está subordinada a la inscripción en el libro registro y mientras no se haga. 603. '71 1S . núm. S."? 3lJ.s2 Cualquier tenedor de una acción en la que conste la cláusula de endoso en su favor (arl. THALLER. 129. 740. 740. 82 En contra. La transmisión puede ser perfecta entre endosante y endosatario. núm. Esta inscripción es constitutiva en el sentido de que "no podría ser sustituida por equivalentes". núm.w 2~ Los acreedores del titular inscrito. pero la autonomía del derecho de éste. núm.QUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ a) Comprobación de una causa de transmisión para pedir la anotación de aquélla en el texto del documento o bien la mera anotaci6n de endoso. una vez que compruebe la regularidad formal del endoso 78 o la eficacia del medio traslativo que invoque. en caso de transmisión indebida. 129. pág. 1~. 19 GIERKE.) o que alegue cualquier otro motivo de transmiMESSLNEO. GIERKE. 5. Valor de la inscripción. sin perjuicio de que en el procedimiento judicial se declare definitivamente quién es el titular auténtico." pero una vez realizada tiene plena eficacia jurídica frente a la sociedad y frente a los titulares anteriores. 81 PIC.316 J0A. 11.

38. S. de acuerdo con BRETONNEAU. admite la licitud de las cláusulas restrictivas. "La libre circulación de las propiedades y derechos es un principio elemental de nuestra organización económica}' jurídica. Principio de la libre circulación de las acciones." El mismo autor. dada su naturaleza de tltulovalor. pág. restrrcctones al mismo. M. ob. Así pues. núms. en consideración a que el ¡u¡ abulend. S.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 317 sión (art. "a falta de disposiciones en 13 escritura cons- . al que después nos referiremos. constituye uno de los pilares de la estructura económica y jurídica de los pueblos modernos. es decir. y viene a ser una nota del derecho de propiedad. París. como bien y como forma de propiedad. cit. como las relativas a constitución de derechos sobre las acciones o a transmisión de alguno de los derechos que incorporan.v La lucha contra la vinculación de la propiedad constituye un capítulo importante en la historia del derecho de todos los pueblos civilizados. en cuanto que la nota de cir- culabilidad es característíca de la acción.). YOp. veremos que la libre circulación de las mismas está impuesta por dos consideraciones.}. El principio de la libre circulación de los bienes. 85 AsCARELU. de extensión bastante restringida. Traité des obíigasions en gél1éra/. es nulo en principio todo contrato por el cual se limite esta circulación. la otra. pág. 28. Las acciones al portador son transmisibles por la tradición del documento (art. Tít. a no ser que haya opción de tercero o que se dé la hipótesis excepcional de infracción del artículo 130 de la L. 24. M. Sin embargo. que basta dichca tradición para legitimar formalmente al tenedor con vistas al ejercicio de todos los derechos que la Ley atribuye. tiene derecho a que se haga constar la transcripción en el título y a exigir que la sociedad haga el registro de la transmisión. 828 bis y 827 ter. 703. Estamos en presencia de uno de esos principios de naturaleza mixta. Cr. L. Si consideramos las acciones como títulosvalores. G. en cuanto la acción. 1923.• pág. al referirse a acciones nominativas y al portador. especialmente. como los de UJU¡ y ¡ruel//S en todo caso por su "nulidad social". pág. 699. 11.8 1S es WJELAND. Appunli. sin que pueda negarse a hacerlo. Es tan importante la distinción que acabamos de hacer. Se trata de una regla que permite restrícdones siempre que sean limitadas.). 827. que ninguna transmisión 110 enaienatiua. 84 DEMOGUE. no es esencial en la propiedad. párrafo 2. La 1. 11. La una. deja organizado el sistema de trans- misión de los rítulosvalores y consagra indirectamente el principio de su libre circulación. tiene eficacia sin la doble constancia en el título y en el registro de acciones (art. y al remitirse a las disposiciones sobre valores literales. esto no es una verdad absoluta. G. aunque modernamente está sujeto a excepciones cada vez más numerosas y amplias."' 6. Cr. L. Tít. en su concepción clásica o romana. 70. se rige por el principio de propiedad que acabamos de formular. Y Op. L. Cr. YOp.. 245. ]J. Tlt.

no son simplemente transmisibles por endoso. restricciones expresamente permitidas por la ley y restricciones no previstas por la ley. D. pág. C. Ya se trate de acciones nominativas en el caso de robo.. par ejemplo. si tenemos en cuenta su posición frente a la ley.318 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Lo dicho. ". Acciones no liberadas. sino que.. ya que también caben excepciones a la libre circulación de las acciones.. la ley articula un procedimiento especial para la reivindicación de ellas. Los títulosvalores nominativos. (Vinkulierte o gebundene Namensaktien). sin embargo. 333 a 3:58 y 425 a 470. la cesibilidad de las acciones es la regla general.. y para la expedición de titutíva y en los estatutos. incluso por la vía de la modificación estatutaria de la transmisión.. Estudiaremos el alcance y valor de cada una de las excepciones que pueden comprenderse en los grupos anteriores. La Ley lo dice implícitamente al reconocer los modos de transmisión". DEMOGUE. según las reglas generales de los títulos de crédito. ob. cit. 364. pág. cit. hurtadas. el consentimiento de la sociedad e incluso excluirla completamente." Estas excepciones podemos clasificarlas. "en las sociedades por acciones. por lo que nos limitaremos a señalar que la misma supone una importante restricción formal al principio de libre circulación. "La calidad de socios es transmisible. caen de lleno en la restricción anteriormente indicada.3 inestabilidad de los bienes es un inconveniente. reconocen la posibilidad de limitar estatutariamente la circulación de las acciones".. los estatutos pueden hacer depender la transmisión de determinados presupuestos. Especialmente en la forma de consentimiento de la sociedad.I. como en el caso de los bienes. ESCARRA. Restricciones impnestas por la Ley. ÚI. 698J "para las acciones de sociedades se admiten en una amplia medida las restricciones a su circulación". ob. GIERKE." 'WIELAND. ya de hurto o extravío de' las mismas. Les restrictions conoentionnelles de la transmisibilité des eaions. 86 AsCARELLJ. loco cit. ob. y heredable.. Acciones robadas. las acciones son libremente transmisibles. pág. en restricciones impuestas por la ley. ob. Ya hemos estudiado el valor y alcance de esta inscripción. "considera que las cláusulas inalienables implican una restricción al principio de circulación." . no es más que la regla general. como ya hemos indicado. 43. DHMOGUn... 11. pero de hecho no la contradicen si se admiten cláusulas de alcance limitado". Sin embargo. 1911. o extraviadas. desde luego. págs. cit. "Doctrina y jurisprudencia. 702. 4: "Es lícita la limitación estatutaria de la transmisión de acciones. Entre éstas podemos mencionar las implicadas en los casos siguientes: Acciones nominativas. Los titulosvalores que tengan aún pendientes exhibiciones) deben ser forzosamente nominativos) y) por consiguiente. su cesión requiere la inscripción de la misma en el libro registro de accionistas. pág. La Suprema Corte italiana admite tal limitación. A.

En estos casos. sino por titulares de las acciones (art. de tal modo que. invitando a la suscripción de los títulos o se efectúen transmisiones radiotelefónicas o exhibiciones cinematográficas o se fijen avisos en lugares públicos. no quede protegida por la Ley (arts. Está prohibido si no se obtiene la autorización de la Comisión Nacional de Valores. nos hemos referido al derecho de preferencia que la ley concede a los accionistas para la adquisición de las nuevas series de acciones emitidas por la sociedad. o se nombren agentes al efecto (art.). el cumpllmiento de los requisitos que la ley Impone será efectuado por representantes de la sociedad interesada. IJ y J1J. Este derecho de preferencia supone una restricción más a la libre circulación de los títulos emitidos. de 16 de julio de 1940 y por las diferentes disposiciones relativas a la Comisión Nacional de Valores. o se hagan circular ejemplares impresos de programas 1 o se dirijan comunicaciones a personas con las que el remitente no tenga relaciones anteriores de negocios. obligaciones y compro· . aunque se comprende difícilmente cómo va una sociedad anónima a comprometerse a las restricciones. 39 . el supuesto básico de estas disposiciones es la constitucíán de sociedades por fundación sucesiva. Esta materia ha sido regulada. párrafo 39 y 45. una vez hecha la adquisición de los mismos. O acciones ya emitidas cuando se trate de acciones de tesorería. pero también es aplicable a la emisión de acciones por una sociedad ya constituida o el ofrecimiento al público hecho no por la sociedad. la ley prevé la publicación de la situación especial de los títulos. fr. frs. el Reglamento citado exige idéntico requisito. Han de estar "depositadas" durante dos años para responder de las diferencias de valor de los bienes aportados. Realmente. cuyo alcance ha sido ya analizado. o se establezcan oficinas. Anteriormente. surge. Ojrecimiento al público de acciones. una situación restrictiva de la transmisibilidad de aquellos tí tules. V. Se entiende que hay ofrecimiento al público. 2 del Reglamento citado). con el mismo objeto. de hecho. Tít. Cuando se trate de ofrecer al público acciones ya suscritas. la que ofrece al público acciones por emitir. y op. como por su Reglamento. Cuando es la sociedad que se va a fundar o la ya fundada.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 319 duplicados. tanto por la ley que establece requisitos para la venta al público de acciones (30 de diciembre de 1939). Debido a este "depósito". L. Cr. 43. cuando: se hagan publicaciones en periódicos. de la Ley citada). Acciones de aportacián. al fundarse la sociedad o al lanzarse el aumento de capital. J. Derecho de preferencia para la adquisición de nuevas acciones.

que en su artículo 13. personas físicas o morales. fr.320 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ misos que resulten de la Ley o de su Reglamento. AdqllisiciÓll p. ruando éstos representen más del 50% del capital social (art. y en la práctica esta última variante es de mayor significación. enajenarlas de cualquier modo a gobiernos extranjeros. nos remitimos al capítulo de constitución de la sociedad anónima para el estudio de los requisitos. 29. Entre estas disposiciones deben mencionarse: l' Ley General de Instituciones de Seguro. que castiga con prisión de tres meses a seis años a los que hagan tales ofertas sin autorización. no pueden tener accionistas extranjeros. 7. es de orden puramente penal. Il. V). lo que además es motivo de rescisión de la concesión (art. XII. fr.or Gobiernos extranjeros. fr. cuando se hagan con infracción de tal disposición. que cuando se trata de sociedades por fundar. lo que se ratifica en el arto 19. que preceptúa que las acciones de empresas concesionarias de servicios en vías generales de comunicación. prevé que es un motivo de revocación de la "autorización" el hecho de que la mayoría de las acciones de la empresa pasen a un gobierno extranjero. según el artículo 11 de la Ley citada. pero la emisión en sí no queda afectada de ninguna irregularidad. como causa de revocación de la autorización para operar una compañía de fianzas. Il. quedarán sin ningún valor para el tenedor. Así: a) Las sociedades constituidas para la explotación de fincas rústicas. Como los requisitos y trámites son idénticos para el caso de ofrecimiento al público de acciones de sociedades ya fundadas. 3' Ley General de Vías de Comunicación. 2' Que también se encuentra en el artículo 104. porque uno de sus socios desee ofrecer al público las acciones de que es titular. Otras veces las prohibiciones afectan a los extranjeros. al ser transmitidas a Gobiernos Estados extranjeros. Inst. 27 de la Constitución) de tal modo que las transmisiones de acciones no producirán efecto alguno. de la 1. del Reglamento de 22 de marzo de 1926 de la ley Orgánica de la fracción 1 delart. Diversas leyes prohiben a ciertas clases de sociedades anónimas o a los titulares de sus acciones. que en su artículo 18 prohibe que los Gobiernos o Estados extranjeros sean admitidos como socios de las em- presas concesionarias y decreta la nulidad de pleno derecho de cualquier operación contraria a tal prohibición. ° Adquisición por extranjeros. Fianzas. . necesarios para obtener la autorización indispensable para el ofrecimiento al público de acciones. La sanción al incumplimiento de estas disposiciones. documentos y trámites en general. fr.

ni aun con renuncia de sociedades que adquieran inmuebles para fines rústicos. el capital social deberá estar constituido por dos series de acciones: una exclusiva para accionistas mexicanos. fertilizantes. de la fr. en la zona prohibida. sin la previa renuncia a su consideración como extranjeras y a la protecci6n de su gobierno (arts. E. 3 Y4 de la Ley Orgánica.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 321 b) Las sociedades concesionarias de petróleo y similares tienen que estar Integramente constituidas por socios mexicanos (Ley ya citada de 2 de mayo de 1941. b] Para los efectos de la disposición anterior. 403 de la Ley de Vías Generales de Comunicaci6n). dictada con ocasi6n de la guerra (Ley relativa a las propiedades y negocios del enemigo y su reglamento. celulosa y aluminio. de 29 de junio de 1944) se encuentran diversas restricciones para la cesión de acciones a extranjeros. (N. deberá cuidar que se cumplan los requisitos siguientes: a) Que en el capital social exista una proporción mínima de 51% con derecho a voto en todo caso. cuando se trate de sociedades anónimas. ningún extranjero puede ser accionista de sociedades que tengan o adquieran el dominio de tierras. vidrio.) (XLI) El Decreto de 30 de junio de 1970.<xL) d) En general.<X=IX) e) Idéntica restricción se encuentra en cuanto a sociedades anónimas concesionarias de servicios de radiodifusi6n (art. con destino a finalidades no agrícolas. fr. ya derogadas. en aquella porci6n que exceda del 50% del capital social. de sociedades propietarias de inmuebles. 2.<~LJ) (XXXIX) (XL) Véase nota XXXVlI. cemento. establece que la Secretaría de Relaciones Exteriores para conceder licencias o autorizaciones relativas a la constitución o modificación del acta constitutiva o estatutos de sociedades cuyo objeto sea el de establecer o desarrollar las siguientes industrias: siderúrgica. suscrita por mexicanos o sociedades mexicanas que tengan cláusula de exclusión de extranjeros. e) La escritura social establecerá que la mayoría de los admi21 . ni aun con renuncia en ninguna proporción. 27 de la Constitución). Pero el carácter temporal de esas disposiciones. debiendo constar en los títulos respectivos que no pueden ser transmitidos a extraejeras o sociedades mexicanas que no reúnan los requisitos indicados en el inciso a). y para otorgar permiso a dichas sociedades con el objeto de que adquieran negociaciones o instaladones relativas a las expresadas industrias. y otra serie de libre circulación. aguas o combustibles minerales en el territorio de la República. E. y ley de emergencia de sociedades civiles y mercantiles. (N. II). 1. En la práctica estas prohibiciones y restricciones a la circulación se concretan en dos tipos de cláusulas estatutarias: la cláusula de renuncia y la cJáJJsula de exclusián cuyo contenido analizaremos al estudiar la constitución de la sociedad. y en ningún caso. publicado en el Diario Oficial de la Fede- ración el día 2 de julio del mismo año. arto 10. del art. o el porcentaje mayor que conforme a la escritura social se requiera para cualquier resolución relacionada con la operación de la sociedad.) Véase nota XXXVI. quitan interés al estudio de las mismas. Diario Oficial de 29 de marzo de 1944. de 31 de diciembre de 1925. En la legislaci6n de necesidad. es decir.

se trata de sociedades familiares. puede ocurrir que una sociedad anónima quiera dificultar la entrada en su seno de gentes que. defendiéndose contra la posible participación de socios no gratos". 337. 487. 1931. por ejemplo. Interpretación del artitulo 130..) 87 . ss Contra esta posibilidad." Dicha tendencia es resultado de una reacción contra la libre transmisión de las acciones. iimiti statutari alla circolazione delle azioni e sui dirini individuali degli aaionisti. "la práctica estatutaria de la Europa Conrinental va. ob. págs. Esta tendencia ha surgido de necesidades reales. M. por lo que quieren evitar la posibilidad de que gentes ajenas al círculo familiar inicial lleguen a ser sus socios. Otras veces. multiplicando. respecto a las acciones nominativas. cada vez más. ton estas cláusulas. podemos resumirlas del siguiente modo. la sociedad se encontrará imposibilitada para impedir la adquisición de las acciones nominativas por gentes cuya presencia pudiese perturbar la estructura de la sociedad. . por 10 que cumplido dicho requisito. ob. insertas. pág. por regla general.322 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Restricciones convencionales permitidas por la Ley. R. G."? Unas veces se trata de una sociedad anónima que se deriva de la transformación de una empresa individual en la que se marca indeleblemente el genio perso· nal de su creador. cit. 487. cuyos socios se encuentran emparentados. no basta la simple determinación de que las acciones de la sociedad serán nominativas. E. esto es..RRA. puedan introducirse" en ésta y desvirtuar aquéllos. se trata de impedir la presencia de extraños con nistradores será designada por los socios o accionistas mexicanos de la sociedad y que estas designaciones deberán recaer en personas de nacionalidad mexicana. 11. 33~ y 336. "la sociedad trata. En la práctica de las sociedades anónimas.. (N. las empresas vinculadas a los nombres de Ford. desprovistas de una vinculación permanente con la empresa.. que se desea hacer persistir. sulas restrictivas a que nos referimos. cir. pág. L. Marconi o Edison. Finalmente. Sil. 8S . cualquiera que sea la forma de transferencia para su negociación. las cláusulas que limitan la circulabilidad de las acciones".w Insistiendo sobre las motivaciones que impusieron en la práctica las cláu-. C. ob. ha vivido sancionada por los usos y costumbres mercantiles y por las decisiones de los Tribunales de diversos países y en México ha encontrado consagración legislativa en el artículo 130 de la Ley General de Sociedades Mercantiles. se transmite libremente". de conservar su propia peculiaridad originaria. en los Estatutos constitutivos. 90 EscIt. en este caso. pág. ya que éstas son transmisibles con la sola limitación que antes hemos consignado. S.ELLI. puedan utilizar su posición de socios con fines de especulación e incluso para perjudicar el propio desenvolvimiento de la empresa. existe una tendencia a introducir diversas cláusulas restrictivas de la libre circulación de las acciones. cit.AscAR. 89 EsCARRA. Citemos. D.AscARELLI. con su secuela de la posibilidad de que gentes extrañas a los intereses y preocupaciones que dieron el impulso inicial en la formación de la sociedad.

. S. no es propia solamente de las pequeñas anónimas. 1. etc. pág.). etc. G.. nombre genérico dado a las sociedades por acciones.. aunque con finalidades distintas.TRATADO DE SOOEDADES MERCANTILES 323 finalidades netamente económicas (exclusión de competencia ilícita. 1. podemos referir el deseo de ciertas sociedades. desde luego. opina que las cláusulas restrictivas convierten a la sociedad anónima en sociedad de personas y pone de relieve la falta de solidez de la distinción entre sociedades de capital y sociedades de personas. ob. G. " ea EsGARRA. Desde luego. aunque sí revelan que el elemento personal no es siempre intrascendente en tales sociedades. 1. es inadmisible en el derecho mexicano. ESCARRA dice que "tras la sociedad de capitales. S. pues el artículo 130. 488: "Pero la limitación estatutaria de la circulación .). aunque es evidente el valor del intaitus personae en el supuesto que analizamos. que tiende a no abrir sus filas más que a individualidades determinadas". cit. Al mismo tipo de motivaciones.. M. en las sociedades de responsabilidad limitada (art. en el lugar citado.de las acciones. como se diría en la terminología hoy tan en boga. sólo permite una fonna restringidísima de limitación en la libre circulación de las acciones. 91 AsCARELLI. creando en las mismas un cierto intuitus personaje. no creemos que tales cláusulas puedan permitir la afirmación de que transforman la sociedad anónima en sociedad de personas. En todo caso.. como empresas periodísticas. posible en las sociedades de personas {arts. 1. M. S.. coexistiendo con las restricciones convencionales que permite el artículo 130. M. que comentamos. en el que está regulada la sociedad de responsabilidad limitada. es Véanse AsCARELLI y ESGARRA en los trabajos citados. S. G. cit. instituciones docentes. y por nuestra parte. núm. no puede insistiese demasiado sobre él.. eliminación del agio. ya advertida por VIVANTE. a lo menos en el derecho mexicano. y. que contrasta con la prohibición absoluta. Estas restricciones no s610 se encuentran en el campo de las pequeñas empresas. 65. acerca del hecho de que las cláusulas restrictivas tienden a realzar el valor del elemento personal en las sociedades anónimas. que quieren impedir la incorporación de gentes que pudiesen ser un obstáculo al cumplimiento de los deseos que se persiguieron en la fundación de la sociedad. M. Sin embargo. ob.w Esta referencia a lo personal ha llegado hasta el punto de que en Italia y en Francia 113 se haya dicho que las cláusulas que estudiamos convierten a la sociedad anónima en una sociedad de responsabilidad limitada. que tratan de excluir por este medio la presencia en su seno de socios que pudieran hacer un trabajo de quinta columna. pág. 27. la encontramos en un ambiente econ6mico casi opuesto .). 426.. ya hemos hecho algunas referencias sobre este aspecto del problema. 31 y 57. G. esta afirmación que sería muy discutible. sino que actualmente son más frecuentes en empresas poderosísimas. respecto de estos países. Véase también AsCARELLI.o 1 Se ha llamado la atención. se descubre 'una sociedad de personas.

si además presentan tales caracteres específicos. . M.324 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Igualmente consideramos que la cláusula permitida en el citado artículo 130 no transforma la sociedad anónima por acciones en sociedad anónima por cuotas. núms.. por lo menos ésta es nuestra opinión. sino por varias. . 90 Ob. El artículo 130 no establece una prohibición de transmisión. págs... núm.. b) Por la mayoría de ellos. G. 2Q Cláusulas que subordinan la transmisión al consentimiento dado por los socios o uno de los órganos anteriores. como la igualdad de las participaciones o la entrega de títulosacciones". desígnando un comprador de las acciones al precio corriente en el mercado. si bien pensamos. 490 Y 491. 431. L. sino que se trata únicamente de una restricción a la misma. ya que debe darse en función del tipo de restricción a que se refiera. 44-:.2. pero las demás fórmulas deben ser examinadas caso por caso. págs. Las cláusulas restrictivas afectan a la cesibilidad pero dejan vivos otros caracteres como el de igualdad y tltulosvalores". S. cir. PIe. cit. continúan siendo títulosvalores con todas las características de éstOS. G. EsCARRA. aun sometidas a la restricción del artículo 130. ciJ. 95 Siguiendo a ESCARRA 06 y refiriéndonos sólo a las restricciones relacionadas en el artículo 130. "La acción no se define por una sola nota. pero combinado con un derecho de tanto. ni la acción en cuota." Si relacionamos este precepto con los grupos anteriores vernos que el mismo queda comprendido en el grupo primero. al referirse a negociabilidad: "es de la naturaleza de la acción peco no esencial. n::. ob. M. 94 AsCARELU. 11. estima que en el caso de prohibición absoluta de circulación. que el artículo 130 no configura un derecho de tanto. pág. las restricciones impuestas al derecho de libre circulación (como por ejemplo la obtención de la aprobación de la asamblea o el consentimiento del Consejo de Administración para la venta a extraños) no bastará a privarles de su carácter de acciones. S.9 . El Consejo podrá negar la autorización. la restricción que consagra el artículo 130. la respuesta no puede ser una. la sociedad se transforma en sociedad por cuotas. dice: "En el contrato social podrá pactarse que la transmisión de las acciones nominativas sólo se haga con la autorización del Consejo de Administración. El artículo 130. ob. 726.. o e) Por el Consejo de Administración o por un órgano delegado del mismo. apartado e). es lícita en cuanto está permitida por la propia ley. 340 y sigs.l Las acciones. Respecto de la licitud de estas cláusulas. Desde luego. podemos decir que estos tipos de cláusulas restrictivas se reducen a dos grupos: 1Q Cláusulas que subordinan la transmisión al consentimiento puro y simpie dado: a] Por todos los socios.. L.

S . la compañía. que es la que señala al comprador. La compañía debe consentir. cit.?" Por estas consideraciones. y este consentimiento debe constar expresamente. Ni la sociedad. no podrá decirse que e! artículo 130 configura un derecho de tanto en favor de los accionistas de la cornpañia. que el socio ni tiene obligación de poner en conocimiento de la sociedad el nombre de su comprador. D. ciertamente. EschRRA. De! derecho de tanto la separan. que lo ejerce por sí y para sí. El derecho de tanto se establece en favor del vendedor o del copropietario de una cosa para adquirir en e! caso de que e! comprador o condueño desee venderla.. porque sería ilícito. además. G. Pero. El artículo 130. pero para evitar que el silencio de la compañía determinase un impasse. s6lo puede sustituirlo. Condiciones de ejercicio y de alcance. 303. y en este último caso. para que la negación sea eficaz.. por otro lado. pero el artículo 130 citado lo único que permite es que la compañía dé o niegue su consentimiento. cit. S. cuando la compañía no conteste dentro del plazo previsto o del legal a que después nos referimos. deberá presumirse que renuncia a ejercer el derecho que el título de referencia le concede. ni los terceros son vendedores ni copropietarios de las acciones. con117 La doctrina francesa. Como. ob.TRATADO !lE SOOEDADES MERCANTILES 325 Naturaleza jurídica de /a autorización. Véase por ejemplo. tampoco es preceptivo que e! comprador sea precisamente miembro de la sociedad. debe ir acompañada de la designación de un comprador. entendemos que el artículo 130 establece sencilla- mente la necesidad de una declaraci6n de voluntad conjunta para la perfección de un negocio jurídico. s610 habla de derecho de tanto. y que su voluntad se manifiesta en sentido positivo para la enajenación. para el establecimiento de esta cláusula restrictiva. ya que la Ley prohibe expresamente que las sociedades anónimas compren sus propias acciones (artículo 134. 74: "la socie- . C" 1903. ni los socios. 11. notables diferencias.M. pág. no para hacerlo a determinada y concreta persona. y porque e! texto de! artículo no permite tal afirmación. pág. Y PI(. que no podrá estructurarse como un derecho de consentimiento del comprador. L. ¿Cuál es la naturaleza jurídica de esta autorización? Desde luego.).. El derecho de tanto supone la existencia de una persona determinada. ruando su negativa no vaya acompañada de la designación de un comprador. ob. M. El Consejo de Administración no puede vetar al comprador. conjuntamente con el titular. Su autorización se da para. pues. " El primer requisito. dice: "En el contrato social podrá pactarse. vender. de tal modo. la venta de las acciones. L. G. no podrá ser considerada como titular de un derecho de tanto. en A.. en general..

núm. G. ninguna violación de derechos de los socios. " 98 THALLER. pero no en ningún órgano distinto. según el cual la cláusula de restricción no podrá acordarse por la asamblea extraordinaria por la vía de la modificación de los Estatutos. queda justificada la licitud de la cláusula. según el sistema de administración adoptado por la sociedad. no originariamente. En mi opinión . debe incluirse en el programa de fundación. ob. "Nó hay. cit.' 1. Hemos visto que en la práctica europea esta facultad se atribuía a los socios . la manifestación de consentimiento para la transmisión compete al Consejo de Administración.1. Si se tratase de una delegación en extraños. al adrninistrador único. la licitud de esta modificación determina.. porque se atribuirían poderes de administración a terceros extra- . S. Si se trata de fundaci6n simultánea debe insertarse en los estatutos. la de la cláusula que analizamos. a su vez.00 dad que se reserva el derecho de tanto. cualquiera que sea la forma de fundaci6n. si de fundación sucesiva.. evidentemente.! pég. cita un Aét francés de 2 de enero de 1924. 1. en caso de negociación de acciones lo ejerce en su beneficio o en el de terceros que tienen su simpatía ." [Desde este punto de vista. 489. lo que no tiene duda en el derecho mexicano. al adherirse al acto constitutivo han aceptado todos la Iimitación de las acciones. ello iría en contra del texto expreso del artículo 130. pág. por este hecho están aceptando los estatutos y la posibilidad de que los mismos sean modificados en la forma que la ley señala.. porque éstos. la introducción en los estatutos de límites a la circulabilidnd de las acciones. cis. según se trate de fundación simultánea o sucesiva. implica el reconocimiento contractual de aquélla y en el caso que se pacte por modificaci6n de los estatutos. M. Creemos que es una facultad delegable en el gerente y en el consejero delegado. no encontraría ningún obstáculo en los derechos individuales de los accionistas. y. cit. se atribuirían facultades de administración a gentes ajenas a la sociedad y si se delegase en otros órganos.. por la absoluta modificabilidad de los mismos. no sería lícito el consentimiento de extraños O de órganos distintos. pero dicho autor opina que "tal doctrina es por lo demás. Esta afirmación es aplicable.. Desde luego.326 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ siste en que la misma figure en el pacto social. ob.o al Consejo de Administración. ya que pactada en el contrato original la suscripción del mismo o la adhesión a él. por la vía de la modificación de sus estatutos. los socios que llegan a serlo. muy discutible". 99 AsCARELLI. no admitiendo las demás.. 492. 99 Con arreglo al texto mexicano. 603. lo cual quiere decir que el precepto mexicano se inclinó a esta última solución. en efecto. nada impide que una sociedad que no pact6 originariamente esta cláusula pueda convenir1a con posterioridad. sino por adquisición de acciones.00 Según AsCARELLI1 ob.

29 ) ¿ Cómo concebir unos estatutos que dijesen por ejemplo: "Las acciones (enteramente liberadas) serán al portador.asa por 10 que para la eficacia de la misma se requiere que se trate de acciones no al portador. cit. 101 EsCARRA. la restricción. empero. considera posible el establecimiento de restricciones por medios indirectos: el sindicato de accionistas y la sociedad civil.. 30.104 El mismo ESCARRA.. pág.. la que sólo puede conseguirse o por la vía del pacto entre socios de la no transmisión. los estatutos serán decisivos para la solución ·de este ños a la sociedad o al de órganos especiales. núm. no convertibles al portador O no liberadas en su totalidad. no pueden cederse más que con el consentimiento del Consejo de Administración?" . núm." 105 ESCARRA. En cuanto a la eJase de transmisión a que la ley se refiere. en la forma de un sindicato de accionistas o de sociedad civil de los mismos. 342. Para DEMOGUE.. sólo sería aplicable a éstas. las acciones al portador no son susceptibles más que de un bloqueo realizado fuera de los estatutos.loa de tal modo que. JI. núm.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 327 La ley se refiere sólo a la "transmisión de acciones nominativas". cit. quien dice que "la realidad de los hechos obliga a hacer inalienables ciertos títulos al portador". El título al portador se transfiere. ob. Com. arto 35. 817 bis. pero cabe la pregunta de si. núm. 29.. la respuesta es positiva. en efecto. A falta de indicación en el texto comentado. cit. en contra de lHERING. se impone la interpretación restrictiva. núm. 351. PIe. 103 EsGARRA.1o S Por nuestra parte. 102 Ob. con objeto de que permanezcan siempre como acciones nominativas. 748. ob. las acciones al portador no se prestan de un modo directo para que respecto de ellas se pacte la restricción de referencia. dice: "La práctica no nos ofrece más que ejemplos de estatutos que restringen la libertad de transmisión de las acciones nominativas. o por el establecimiento de una cláusula penal a cargo del socio que viole la restricción pactada. que "En caso de duda sobre el alcance de una cláusula limitativa de la facultad de negociación. la restricción será aplicable a las acciones al portador. 352.." (c. aunque no esté referida expresamente a las acciones nominativas. ob. pág. distintos de los previstos en el Código para la administración de sociedades". dice: "El bloqueo no podría organizarse directamente en los Estatutos de una sociedad y esto por una razón material evidente. pág.. . ob. en algún modo. en general entiende. de mano a mano. cit. 14. sin especificar si ha de entenderse s6lo la transmisión ínter vivos o también la mortis causa. debe tenerse presente que sólo dice: "la transmisión". considera que la limitación no es incompatible con la cláusula al portador". 3:5:. 101 Ob. En este sentido el texto es claro. pág.. por simple tradición. La doctrina ha dado contestaciones distintas.w' Para ESCARRA es negativa. si una misma sociedad tuviese acciones nominativas y al portador. cit. cit. estimamos que el artículo 130 sólo es aplicable a las acciones nominativas y que. por entender que la estructura de acciones al portador y el mecanismo de su transmisión es incompatible con la restricción estudiada. II. refiriéndose al bloqueo de acciones al portador.

493. . pdg. 101 GIERKE. L. y de las aportaciones de la doctrina. no es causa de disolución a pesar de que en principio son partes intransmisibles..).328 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ problema. M. si sólo se trata de restricción basada en la necesidad de obtener el consentimiento del Consejo de Administración. pág. por estas razones: l' En las sociedades colectivas y en comandita (arts. M. Entendemos que en caso de silencio de los estatutos. 14. 10 que sería perfectamente lícito. A pesar de la amplitud de redacción del artículo 130. 31 y 57.). No existiendo estas cláusulas. que la simple inserción de la fórmula del artículo 130. ]US. L. la muerte de un socio y la consiguiente transmisión de su parte social a los herederos. debe tenerse en cuenta. la prohibición no abarca a toda clase de transmisiones. entiende que si la limitación está establecida en consideración a las características personales del adquirente debe entenderse operante "en línea general y presuntiva" tanto para las transmisiones inter vivos como para las mortis causa. G. S. salvo pacto de continuación con los herederos. Pero conviene agregar inmediatamente que tales derogaciones derivan únicamente del entrecruzamiento de la disciplina 106 AsCARE~Lf. 347.106 es decir. G. en atención al cual se admiten las restricciones. S. creemos que no puede referirse a uno y otro caso. pero. ya se trate de una transmisión inter vivos ya de una transmisión mortis cansa. la transmisión mortis cama es motivo de disolución de la sociedad.108 Además. 108 Rectifico la posición que defendí en mi estudio Principio de la libre (ir(uI4(ión de 14! acciones 1 . cit. pég. en la sociedad anónima la situación es la misma. de la funci6n de la limitación y de la aplicaci6n analógica del artículo 64. sólo tendrá aplicación a la tramitación imer oivos. no permite al Consejo de Administración ejercer el derecho especial a que el mismo se refiere. pues se excluyen las mortis causa. ob.. la transmisi6n libre resulta de la propia naturaleza de la sucesión. L. puede acudir a dos expedientes: la expresa declaraci6n estatutaria o el establecimiento de la muerte de un socio como causa de disolución.1. M. Ahora bien. dice que parte de la doctrina alemana considera como ilícita la restricción a la transmisión mortis causa. ob. S. Pero.07. pero en los Estatutos puede prevenirse lo contrario (art. Si la sociedad quiere excluir la transmisión mortis causa libre. Sobre este punto son ilustrativas las siguientes pala. bras de MESSINEO: "en cuanto a los títulos que incorporan derechos de participación (acciones de sociedades) el principio de la libertad de circulación puede estar sujeto a derogaciones o limitaciones.fUS restricciones. cit. 67. en cambio¡ 2' En la sociedad de responsabilidad limitada cuya estructura es similar a la de la sociedad anónima. G. que las acciones como tltulosvalorcs son naturalmente títulos aptos para la libre circulación y que ésta no debe ser obstaculizada más que en la medida estricta que resulte del contrato social. 1942.

Tal vez fuese invocable lo dispuesto en el artículo 1079. cit.H o Entendemos que puesto que la ley señala como primer criterio el de la cotización bursátil de las acciones. G. no más amplias. M. el problema surge con toda su gravedad. con pago de la acción en proporción al . S. Naturalmente. deberá aeudirse a un peritaje para la determinación del precio de mercado. El precio de mercado supone su cotización bursátil y en el caso en que las acciones no hayan conseguido ser introducidas en bolsa. S. esta última por sí no toleraría las limitaciones". G. y el artículo 1079 se refiere a términos para la práctica de actos judiciales o para el ejercicio de dereOb. solicitase del Consejo de Administración la autorización para enajenar sus acciones. de! articulo 130. M.. ello es una grave laguna.. En Francia. "Du droit de preemtion que se réserve une sociéré poue écarter les acheteurs de ses actions. La Ley se limita a consignar que e! Consejo deberá indicar un comprador que pague el precio corriente de las acciones en el mercado. S. en defecto de la misma debería acudir al dietamen pericial con base en el sistema marcado en el artículo 206. No se indica en qué tiempo deberá hacer uso la compañía de este derecho. de lo ordenado en el artículo 130.. fracción JI. pág. uno de los problemas más difíciles y en los que más ha insistido la doctrina al construir las limitaciones a la libre circulación de las acciones.' 109 HO . que si los estatutos prevén un plazo determinado a él babrá que atenerse. con la relativa a los títulos de crédito. J. Precio y plazo. 1903. en cumplimiento. para e! derecho de separación de los accionistas. 1. no determina si la fijación de precio debe hacerse con preferencia pericialmente o bien si será aplicable el artículo 206 de la propia ley. y sigs. a efectos de su cotización. porque en la práctica una compañía podría demorar indefinidamente la contestación al socio que. véase Anales de Droit Commercial.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 329 jurídica relativa a las sociedades. G. fue justamente el concerniente al precio.l09 Bien entendido. o que s6lo tendrá valor en la cesión a personas que no reúnan determinadas cualidades. La 1. M. 282. Es cierto que. que caben redacciones más restringidas.activo social. del Código de Comercio que señala el plazo de nueve días para hacer uso del derecho de tanto. y especialmente 306. como ya hemos dicho. ruando los esta- tutos han callado sobre e! particular. o que no se aplicará en los casos de transmisión mortis causa o que sí se aplicará dentro de ciertos límites o sin ellos. el artículo 130 no configura un derecho de tanto. pero. y que sería lícito pactar que la restricción sólo funcionará en los casos de transmisión a personas no parientes en cierto grado del transmitente. 1. Sobre ello.

Hemos visto que la limitación supuesta del artículo 130. No dispone nada la ley sobre el modo de hacer las comunicaciones concernientes a la limitación que estamos estudiando. ante el silencio de los estatutos.330 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ chos. en el caso de transmisiones hechas sin atender al trámite que dicho precepto establece. anteriores o posteriores al pacto de limitación. y más aún si se tiene en cuenta que el artículo 130 no establece. pero. por la sencilla razón de que la inscripción de la escrcitura en el Registro Público de 111 Así opina FERRARA. 1. no vemos inconveniente en admitir la validez de Ia cláusula frente a terceros. este problema se traduce en una cuestión de orden práctico. la interpretación analógica cobra. una prohibición de circulación. cit pág. Por ello. . cualquier sistema de comunicación será admisible. cuando en los estatutos se hizo constar la cláusula prevista en el artículo 130. pactada de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 130.t-Tratemos ahora de ver qué eficacia tiene la restricción. Pero. que considera inadmisible la objeción de Traano. ¿qué alcence deberá darse a la misma? Desde luego. 57 Y 66. ¿qué situación jurídica se creará cuando un socio haya transmitido sus acciones sin solicitar la autorización del Consejo de Administración o haciendo caso omiso de la designación de comprador hecha por el mismo? Desde luego.. en el silencio de la ley. que ningún adquirente podrá ser considerado de buena fe. 497. AsCARELLI. en el caso de transmisión de una participación social a un extraño) . aunque para evitar inútiles discusiones.. M. sino que el plazo sería el de quince días. sin causar una perturbación hondamente incompatible con la actual estructura del régimen jurídico de la propiedad. Comunicacián. es recomendable que se hagan en forma de notificación notarial. susceptible de acreditar suficientemente que las notificaciones han quedado hechas. de que esto supone el establecimiento de un vínculo real. En efecto. S. 364. ob. por aplicación analógica. S. esto es. puesto que los derechos de los mismos quedan garantizados y no se podría coartar la libre disposición de una persona sobre su patrimonio. creernos que no es aplicable el artículo mencionado. G. la ley no lo prevé. establezcan para casos similares (ejercicio del derecho de tanto. que los artículos 33. G. I. por la vía de jurisprudencia voluntaria o de cualquier otro modo. en los que es frecuente que se establezca que las citadas comunicaciones deban hacerse de una manera fehaciente. en este caso. todo su valor. sin obtener el consentimiento del Consejo de Administración de la sociedad. precisamente. ya se trate de acreedores del socio. 1. y en definitiva. pág. M. es perfectamente eficaz frente y en relación con los socios ¿pero también tendrá validez frente a terceros? Y en caso de tenerla.

cit. que la cláusula tiene eficacia crga omnes. Dicho con palabras de ASCARELL1: "El consentimiento de la sociedad es el presupuesto para la eficacia real de la transmisión.. ob. Cuando un tenedor de acciones se presente ante la sociedad para pedir la inscripción de la transmisión. por lo que ante la dificultad de fijarlos. ya que no hay registro de socios. 11. la compañía. podrá pedir judicialmente que se condene a dicho titular a endosar las acciones a la persona que la compañía designe. desde el punto de vista de la validez de las obligaciones contraídas entre ellos. cit. en virtud de lo dispuesto en el artículo 129. con fundamento en los motivos indicados en los estatutos.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 331 Comercio establece una presunción de conocimiento que nadie puede ignorar (arlo 29. por consiguiente. la eficacia de esta.v» Pero. se trata de un negocio realmente ínexistente.. Sólo cabría que entre los socios fundadores de la sociedad se estableciese esta cláusula en favor de los mismos socios o señalando el derecho de los mismos para designar un comprador. diríamos que se trata de un acto jurídico nulo. no autorizando la inscripción de la transmisión irreguIar y haciendo uso del derecho que la ley le concede para señalar un comprador de las acciones al precio corriente en el mercado.).' Lo que quiere decir que si entre el endosante y el endosatario. cuando se trate de acciones al portador. debe buscarse en que el consentimiento de la sociedad es un elemento esencial para la perfección de la declaraci6n de voluntad. y no haya obtenido la autorización del Consejo de Administración. el negocio jurídico es perfecto. este sistema no es invocable. Co.la sociedad puede desconocer. en efecto. pág. Además. lirnitaci6n depende del establecimiento de una cláusula penal. pero la infracción de esta obligación sólo podrá traducirse en una obligación del resarcimiento de daños y perjuicios. es decir." GIERKE.. nota 18: "La sociedad puede negar la inscripción. 846. pág.uAsCARELLI. ob." 114 WIELAND. Es interesante también transcribir -la siguiente cita de este mismo autor: "La transmisi6n es. fr. pág. cit. verdaderamente inexislente en sus efectos reales y no simplemente impugnable. frente a la sociedad. podrá negarse a practicarla. pág. y. que . M. 498. considera que la transmisión sin conocimiento es nula. 40. En este sentido AsCt\RELLI. "1"12 113 .us Si quisiéramos clasificar la situación jurídica de la transmisión efectuada sin consentimiento del Consejo de Administración. APPu1Jti. es casi seguro que en el texto de las acciones figure la cláusula en cuestión. C.. ob. El fundamento jurídico de la conclusión que hemos establecido respecto de la transmisión indebida de las acciones nominativas. reconociendo como único titular al que aún figuraba como inscrito. 246. e invocando el articulo 130.. falta todo punto de referencia para negarse el reconocimiento de titularidad a la persona que se presente como tenedor de las acciones.

creemos que el juez antes de proceder a la subasta de una acción dada en prenda. Notas al AsCARELLl. En el caso de que el juez ignorase esta situación.11 6 esta solución está en la ley de circulación de las acciones el carácter constitutivo de la inscripción en el registro de accionistas. De acuerdo con el artículo 24. Y 2080. la sociedad sólo reconoce como titular al inscreito como tal en el registro de accionistas. J.. 2882. Civ. Tít.. 11'0 RODRfGUEZ. 443 Y 445. en cuyo caso éste quedaría obligado por las resultas de su autorización. ninguna constitución de derechos sobre títulos será eficaz frente al emisor. ¿qué limitación supone tal acto en el caso de que el titular de las acciones quiera darlas en prenda? El problema se plantea porque. Cr. si no es con el consentimiento del Consejo de Administración. G. y las acciones fuesen adjudicadas a un tercero. ni aun así se vería la sociedad obligada a registrar la transmisión hecha de espaldas a lo previsto en el artículo mo sucedería en el La base para nominativas y en 130. el acreedor prendario puede proceder a la enajenación de las acciones dadas en prenda e incluso puede edjudicirseles. . 341 Y 344. En consecuencia: l' No cabe la constitución de derechos que puedan invocarse frente a la sociedad y que puedan provocar una transmisión indirecta de las acciones sujetas 1. Tít. pág. L. o. por ejemplo. S. En el caso de que no se haya resuelto esta situación de un modo convencional. sino cuando haya sido objeto de una doble inscripción: en e! título mismo y en el registro de! emisor. como. por lo menos tratándose de acciones nominativas.'15 Arts.332 ]OAQuIN RODIÚGUEZ RODIÚGUEZ Transmisiones indirectas. 'C.. Puesto que puede convenirse que las acciones no sean transmisibles.r" resultaría una transmisión sin consentimiento del Consejo de Administración. 2887. Otro tanto cabe decir del caso de constitución de un fideicomiso o de una operación de reporto o de un depósito irregular de títulos. como en determinadas circunstancias. Varias soluciones pueden proponerse a esta cuestión. 445. Y Op. Puede solicitarse la autorización del Consejo de Administración para dar las acciones en prenda. M. Y Op. comprometiéndose el acreedor prendario a recurrir al mismo para que en el caso de enajenación pueda éste ejercer el derecho que le concede el artículo 130. Según los artículos 128 y 129. L. F. L. debería dar conocimiento de ello a la sociedad emisora. Lo miscaso de enajenación directa por el acreedor. ya que el artículo 130 es un precepto de tipo imperativo. véanse al respecto mis notas al ASCARELLl. D. puede el titular introducir una cláusula en el contrato de prenda con arreglo a la cual se dejen a salvo Jos derechos del Consejo de Administración. págs. 3-36..

S. es inadmisible. sino que su eficacia se limita a la de una simple promesa de venta. socios o extraños. Civ.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 333 a la limitación de circulación que establece el arto 130. 119 Ob. sería nula como contraria al orden público. pero no puede tener efectos reales.} págs. Esta cláusula es posible y lícita. en los estatutos de la sociedad.} pág: 493. hecha por los socios en cuestión. con el alcance que determina al respecto el Cód. 111 118 . Ob.. Véase el capítulo 11 anterior. nota 14: "No se encuentra en ningún sitio. CJáuslIlas restrictivas en la ley. Brevemente. ob. entendemos que el establecimiento de esta cláusula sólo implicaría la nulidad de la misma. La admite ASCARELLI 117 aunque entiende que el accionista perjudicado pacida impugnar la decisión por exceso de poder del órgano que la adoptase. cil. vamos a referirnos a tres de las posibilidades que estimamos más importantes entre los diversos supuestos de cláusulas restrictivas. ca. Ji no es con conocimiento de la sociedad. (arts. F. G. prometen vender a ciertas personas. En todo caso. dentro de cierto plazo y condiciones. no por las sociedades. 430. analizaremos la cláusula de no transmisión de las acciones. La doctrina está dividida. tal cláusula sería incompatible con los principios reconocidos sobre la libre circulación de las acciones y con todas las normas que estructura el derecho de propiedad privada.uv En el derecho mexicano. 2243 y sigs. análoga a la que recae sobre los bienes dotales de la mujer casada . sin consentimiento del Consejo de Administración. un número determinado de las acciones que ellos suscriben. pero no la de la escritura constitutiva. en la escritura constitutiva. materialmente imposible. renuncia al derecho del articulo 130 39 Las inscripciones de derechos en sí mismos no traslativos de dominio.Es cierto que tal cláusula. cláusulas que afecten a los títulos de una inalienabilidad absoluta y total.20 En este mismo sentido AscMELU. M. no previstas en la Ley. respecto de la validez de esa cláusula. pero sin subordinar la validez de la negativa a la obligación de indicar un comprador de las acciones.). D. 11.t! ESCARRA entiende que sería ilícita y que por lo tanto. L. 29 La sociedad que autoriza la inscripci6n que traslada la propiedad.." .. cit. 342. ál. pág. Ob. En primer lugar. 490-491. nota 42. dejan a salvo el derecho de la sociedad para cuando dicha transmisión se opere.tw Otra cláusula que sí tiene existencia en la práctica mexicana de las sociedades anónimas. es aquella por la que los socios. 1. pág.

como nominativas. M. S. Diferentes sistemas se han estructurado en el derecho comparado para garantizar a la sociedad el desembolso íntegro del importe de las acciones. en lo concerniente a transmisión de acciones. G. Ley de circulacián y Sil alteracián. es decir. es decir. la acción deberá depositarse durante dos años para responder de las diferencias de valor.334 JOAQuíN RODRíGUEZ RODRÍGUEZ Siempre sería posible combinar esta promesa COn las normas del artículo 130. las cláusulas que establezcan restricciones a la transmisión de las acciones. Las acciones al portador. Por último. se encuentran en la misma situación jurídica que las acciones al portador. lo haremos al considerar el deber de aportación. establece que cuando e! importe de la acción se cubra en todo o en parte con bienes distintos del numerario. no implican responsabilidad alguna de su titular. G. D) Varia responsabilidad qlle determinan las acciones nominativas y JM acciones al portador: acciones de numerario y acciones de oporteción. en cuanto incompa- tible con las disposiciones de la Ley General de Sociedades Mercantiles y con las de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito. por lo que tanto el primer titular. pero como la Ley (art. pero si no lo son. pero tanto su estudio como e! del preferido por el legislador mexicano. no determinan responsabilidad para sus titulares. sus titulares están obligados a hacer los desembolsos pendientes en la forma que establece el artículo 177. 1. salvo que se trate de acciones de aportación en el caso que hemos examinado. S. el accionista estará obligado a cubrir la diferencia a la sociedad. al imponer formas especiales para verificarla. 1. S. M. s610 CUando estén íntegramente liberadas (arts. La cláusula "no endosable" debe considerarse comprendida entre las cláusulas que prohiben la circulación y a lo dicho respecto de ésta nos remitimos. 141. que forzosamente han de ser acciones Integramente liberadas. 1. como cualquiera de los sucesivos» puede verse compelido a realizar un desembolso complementario. M. de tal modo que si en este plazo aparece que e! valor de los bienes es menor que un 25 % de! valor por e! cual fueren aportados. 116 y 117. si aún quedan exhibiciones por realizar a menta de su valor nominal. Conversión de JaJ acciones La sociedad puede emitir sus acciones. en euyo caso sí tendría eficacia en la forma que antes mencionamos o bien completarla con cláusulas penales a cargo de los socios o de la sociedad misma. Sección séptima. y al portador. Las acciones nominativas. deben considerarse como ineficaces.). cuando quiera. G. si son liberadas.) (libertad de . de acuerdo con lo convenido en los estatutos constitutivos.

pero cuando se trata de acciones nominativas. es decir. por endoso. 122 Además la L. Seccián octava: Transmisión no cambiaria Además de por los modos indicados. aunque ello perjudique a los socios.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 335 fijación de la ley de circulación).. 117. 261. por ejemplo en los casos 121 MENISSEO. Y Op. si los Estatutos no prevén nada en contra. cit. los estatutos prevean que serán siempre nominativas. Por esto. máxime cuando ello consta en los Estatutos y no sería posible su modificación sin modificar éstoS. Cr. las acciones al portador podrán ser convertidas forzosamente en acciones nominativas. G. como hemos dicho. M. en razón de la mayor circulabilidad de estos títulos. Entendemos que este derecho a exigir la conversión de acciones nominativas en acciones al portador. tendrán derecho a canjear las nominativas por títulos al portador. cuando las acciones sean nominativas a pesar de estar originalmente liberadas o cuando no estándolo. y la transmisión no ha sido cambiaría. pág. en su párrafo final. una vez que los socios hayan hecho el desembolso íntegro de su valor.. Lo que sí puede afirmarse es que los socios no pueden cambiar por su simple voluntad la ley de circulación indicada en las acciones de acuerdo con lo fijado en los estatutos. ob.). fr. como valores patrimoniales. ya que el artículo 117. G. . 1. dice que las acciones nominativas podrán canjearse por acciones al portador. De modo que si en los estatutos no se ha previsto expresamente que las acciones serán siempre nominativas. No consigna la ley de un modo explícito preferencia alguna en favor de una u otra forma de acciones. pueden transmitirse por todos los medios que reconoce el derecho como aptos para producir una transmisión de dominio sobre cosas muebles. IV. s610 existe cuando aquéllas tuvieran tal carácter. pero parece inclinarse en favor de las acciones al portador. Las acciones emitidas como nominativas podrán convertirse en acciones al portador (arts. Tít. la simple tenencia de los documentos legitima para -el ejercicio de los derechos que confieren. Todo ello es una consecuencia de la inderogabilidad de la ley de circulación establecida por la sociedad emisora. pero no por el socio por sí. L. S. lo dispone así en su artículo 21. M. las acciones.. en su prrafo final y 128. J. S. no hay dificultad ninguna ya que. Si las acciones son al portador. La conversión de las acciones es siempre un acto que puede realizarse previo acuerdo de la asamblea. no funciona el derecho de conversión. únicamente por tratarse de acciones 110 liberadas.

G. Seccián novena: Clasificación de las acciones. C. párrafo 3.. Esta transmisión produce los efectos de un endoso. La firma del juez deberá legalizarse (art. deberá anotarse en el título de acción". Tít. previa justificación de la transmisión que en el acto de jurisdicción voluntaria hará constar la transmisión en el documento o en hoja adherida a él. que dispone que "la transmisión de una acción nominativa que se efectúe por medio diverso del endoso. en atención a los derechos que confieren. o preferentes cuando concedan derechos especiales en relación con algugnos de los indicados derechos: preferencia en el voto. o preferencia en la percepción del dividendo.). 38.. etc. S. consideradas como expresián de la calidad de socio Llegamos al último criterio de clasificación de las acciones. o en la de cuota de liquidación. L. será indispensable que en el documento se haga constar la transmisión. Esta anotación la practicará el juez. Y Op. de adjudicación judicial.336 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ de herencia. 28.). M. El estudio de estas acciones lo haremos al examinar la posición jurídica del socio en la sociedad.. dividendo y participación en la cuota de liquidación. L. en lo que concierne a la transmisión y a la legitimación (arts. Ley cit. . As! lo prescribe el artículo 131. Ya dijimos que en este precetpto las acciones podían ser ordinarias cuando atribuyan de un modo normal e igual los derechos de voto.

cit. 1 :! WIELAND. sólo responde del importe de su aportación al capital social' y sólo tiene que efectuar el pago de la misma. 99.. el accionista. Examinaremos sucesivamente ambos aspectos del problema. pues. es el de ser una sociedad de responsabilidad limitada. La limitación del deber de aportación surgió como resultado de una evolución histórica en la que desempeñaron papeles determinantes diversos motivos.CAPITULO CUARTO CONCEPTOS FUNDAMENTALES DE LA SOCIEDAD ANONIMA Régimen de responsabilidad: Responsabilidad limitada. 1) 1') AportacíÓl1 limitada.s La responsabilidad limitada. 45. 46. La responsabilidad en la sociedad anónima no sólo está limitada hacia afuera. Origen histórico. " . frente a la sociedad. requiere la limitación de sus responsabilidades. sino también interiormente. pág. H. va imponiéndose como consecuencia de una práctica consuetudinaria en los estatutos de las compañían francesas. El último elemento central de los que integran el concepto de sociedad anónima. y de allí pasó a todas las legislaciones del mundo civilizado. pág. ob.. Un doble aspecto debemos advertir al analizar su contenido: el deber de aportación limitada de los socios¡ y la responsabilidad de los mismos frente a los terceros. en atención a su calidad de socio. cit. La limitación de aportación es la exigencia esencial para conseguir una fácil transmisibilidad de las acciones' en cuanto se precisa y concreta el alcance máximo de las obligaciones que contraen los sucesivos adquirentes. ob. pág. al importe del patrimonio social. FISCHER.. Por otro lado. WIELAND. Se facilita así la circulación y el ingreso de nuevos socios. n. hasta que finalmente quedó reconocida en el Código de Comercio francés. ob. cir. durante los siglos XVII y XVIII. la vinculación permanente del socio por todo el tiempo de duración de la sociedad.

cit. 220. ob.. G. ya que la estructura de éstas era incompatible con la existencia de un régimen de responsabilidad ilimitada. 2Q Esta aportación se realizará precisamente en los bienes. loco cit. G. 147.. aportaciones de especie convenidos. De acuerdo con el primer aspecto que acabamos de subrayar. El principio que formula el artículo 87 de la L. sino también a las prestaciones distintas. ni por acuerdo de los socios en acto posterior a la constitución. Los accionistas no pueden ser obligados en contra de su voluntad a hacer prestaciones mayores de las previstas. M. es general la tendencia legislativa que restringe la obligación de los socios exclusivamente al importe de su aportación. IlI') Derecho mexicano. S. ob. sino que en la evolución a que nos referimos pueden advertirse dudas y vacilaciones. AsCARELLI. M.. no debe creerse que tal principio haya sido reconocido de una vez. . porque es incompatible con la limitación. A) Bstrnctura del articulo 87 de la L. en el contrato social. y no en otros de naturaleza distinta. no sólo el concierto de prestaciones complementarias o accesorias. Es una excepción el derecho italiano. Y esto.. dI. ni por acto expreso." en el que se prevé que los socios deben realizar prestaciones complementarias en los casos de elevación del capital o de reintegro de éste para compensar pérdidas anteriores.. pág. ob. en ge· 3 FISCHER. sino." • FISCHER. 98: "Este principio de la responsabilidad limitada no se implantó en el régimen de las compañías sin antes pasar por un período de dudas y vacilaciones." Il') Derecho comparado. (it. El importe convenido se abonará una sola vez en la cuantía previamente determinada. o de tipo continental.338 JOAQuíN RODRfGUEZ RODRÍGUEZ Sin embargo. el derecho de separarse de la sociedad. S." El factor determinante para la admisión de la responsabilidad limitada del accionista antecedente de la responsabilidad limitada de la sociedad. tiene dos sentidos: 1Q La aportación del socio es limitada. lS VIVANTE. el Código de Comercio italiano concede a los accionistas que no quieren consentir una prestación complementaria. ob. la Ley mexicana prohibe el establecimiento de prestaciones accesorias o complementarias. cit. dineros. En el derecho continental. debe verse en la aparición y difusión de las acciones al portador. avances y retrocesos. pág. En ningún caso podría estipularse válidamente el abono de prestaciones complementarias. La prohibición no sólo concierne a las prestaciones complementarias. pág. De todas maneras.

cualquier deber de prestación. por lo que se ha dicho. ob. la de entregar determinados productos a la sociedad o la de cubrir los socios determinadas necesidades por adquisición directa a la sociedad de los productos adecuados. 2. 2Q Responsabilidad ilimitada del accionista fundador en relación con los actos en que se haya extralimitado de las facultades que la Ley le confiere (art. No obstante el principio general que acabamos de formular. se deriva del hecho de que los accionistas se han comprometido exclusivamente a que el capital social alcance la suma prevista. por lo que no puede ser alterado por pactos de ninguna clase. G. No puede renunciarse expresa o tácitamente. y que puede llegar a ser una carga insoportable como resultado de la modificación de las condiciones económicas o de las relaciones entre los socios. 264. S.). pág. directa o indirectamente. 7 GIBRKE.. porque el accionista responde con todo su patrimonio del importe de la acción. cuya trascendencia no haya sido prevista anticipadamente. se habla de que la responsabilidad de los accionistas es objetiva. y con razón. G. precisamente por su consideración como tal. pág." B) Carácter. 102. n BRUNETrI. Existe un deber de aportación limitada." C) Contenido. la de compensar pérdidas. por cuyo importe se responde ilimitadamente. ob. no podría pactarse la obligación de desempeñar cargos sociales. . Los casos de excepción son los siguientes: Iv Responsabilidad ilimitada del accionista que controla de hecho el funcionamiento de la sociedad. por esto. No implica una excepción el principio de derecho común que afirma la res- ponsabilidad con todo el patrimonio por las obligaciones de cualquier deudor. M. Remisión. El accionista responde frente a la sociedad del importe de su aportación con todo el patrimonio. 3' Responsabilidad ilimitada de los socios gestores de sociedades irregulares {art. que la expresión responsabilidad limitada del accionista es equívoca. en ciertos casos especiales el accionista responde ilimitadamente. segón dispone el artículo 13 de la Ley de venta al público de acciones. ca.). cit. Ya hemos dicho que este precepto es de carácter imperativo [ius cogeus}. Así. 105. D) Excepciones. 7'. La prohibición de exigir prestaciones de tipo distinto al de las pactadas. S. El mecanismo de la obligación de aportación lo estudiaremos al considerar la posición jurídica del socio frente a la sociedad. 1. M.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 339 neral. 1.

para comprender aquellas situaciones en que la ley ha asociado a un hecho una indemnización pecuniaria. G. es subsidiaria. toca a quien opera con la empresa valorar las garantías generales que ella puede ofrecerle atentas las aportaciones de los socios. si tiene el control de hecho de la sociedad. ya sea que posean o no la mayoría de las acciones.). S. "las personas que controlen de hecho el funcionamiento de la sociedad anónima. Se ha preferido hablar de la responsabilidad extracontractual.. tendrán obligación subsidiaria ilimitada frente a terceros.. el proyecto sólo deroga el principio de la limitación de la responsabilidad cuando ésta sea extracontractua1. S. de Q. 1. La responsabilidad que aquí se prevé. por los actos ilícitos imputables a la Compañía". M.340 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ 4' Responsabilidad ilimitada de los socios en Jos casos de quiebra de la anónima irregular (art.. en suma. ya de un simple ilícito civil. pero." La responsabilidad puede recaer sobre un accionista.). . sino del socio frente a tercero. No depende de su consideración de accionista mayoritario. 1. . M. no del socio frente a la sociedad. párrafo 2. Ello es cierto: piénsese en las situaciones de las TRUST y HOLDING COMPANIES. a consecuencia de opera- ciones sociales. G. 4'. l' Con arreglo al artículo 13 de la Ley de Venta al Público de acciones. "dada la variedad de las situaciones que podrán presentarse". las reservas que haya creado y. pero es ilimitada. Fuera de estos casos. adicional a la de la sociedad. La Exposición de Motivos de la Ley mencionada es muy clara al respecto. pero compacta.. para el caso de insuficiencia del patrimonio social. 5' Responsabilidad ilimitada deJ accionista por cobro indebido de dividendos (art. Estas operaciones sociales no son las propias de la sociedad. etc. porque ello hubiera sido un formulismo ajeno a la realidad de la práctica de Jas sociedades anónimas. 19.. no obstante que no puede hablarse propiamente de actos ilícitos. párrafo 2. de un depositario de acciones ajenas pero con derecho a votar. ya se trate de un ilícito penal. 1. y dice: "Se trata aquí de una responsabilidad a consecuencia de actos ilícitos o dolosos" . 21. "Siguiendo estas ideas. de la simple tenencia de una mayoría relativa. Lo que no dice la leyes lo que se entiende por "controlar el funcionamiento de una sociedad". La Exposición de Motivos advierte que "es mejor dejar esa definición a la autoridad judicial". sino actividades sociales ilícitas.). y 6' Responsabilidad ilimitada del accionista por percepclon de un reparto indebido de reservas (art. el activo con que cuente. frente a un desmenuzamiento amorfo de las tenencias de las demás acciones. . Se trata de un caso de responsabilidad extracontractual.

29 Para el análisis de esta situación. 39 Aunque en la práctica es sumamente improbable que llegue a funcionar una sociedad anónima irregular. ha señalado en su artículo 49 que en el caso de quiebra de una sociedad irregular podrán ser declarados en quiebra los socios que no resulten ser limitadamente responsables con fundamento objetivo. del Título Primero. G. M. de acuerdo con las disposiciones del artículo 7. G. El artículo 24. Si ello sucediera. II) Responsab. L. se establece una serie de normas que garantizan la existencia permanente del mismo. si fueren demandados conjuntamente. responden los accionistas. existe subsidiariamente la responsabilidad ilimitada de alguno o algunos socios. en cuanto la sentencia dictada contra la sociedad es firme contra los socios. junto a la responsabilidad patrimonial social. este precepto viene a ser como un caso especial del artículo 13 de la Ley de Venta al público de acciones.. L. 49 La Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos.. Responden de todas sus deudas COn el importe de todo su patrimonio. Lo que ocurre es que en las sociedades colectivas o en comandita. Precisamente por esto. La sociedad responde frente a sus acreedores exclusivamente con el importe de su patrimonio.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 341 Por terceros se comprenden los contratantes con la sociedad. ¿Qué quiere decir esto? A mi juicio el fundamento objetivo lo da la forma de sociedad en que se participa. establece el único caso en el que junto a la sociedad. véase 10 que dijimos al estudiar el principio de restricción de derechos a los fundadores. . incluso la anónima. S./idad ilimitada de la sociedad. tienen una responsabilidad ilimitada. los socios que realicen actos de gestión a nombre de una sociedad irregular responderán frente a terceros solidaria e ilimitadamente. a no ser que se deba responder ilimitadamente por serle imputable la situación de irregularidad. pero éstos sólo responden de las exhibiciones pendientes. puesto que es legalmente obligatoria. y de acuerdo con lo dicho sobre la misión del capital. como la no inscripción es un acto ilícito. En definitiva. al final. 8 Véase capítulo IV. todas las sociedades mercantiles. no es imposible. S.' Los demás casos serán estudiados en las páginas que dedicamos a dividendos y reservas. M. en tanto que en las sociedades anónimas esta responsabilidad subsidiaria falta en absoluto y el único patrimonio afectado al pago es el de la sociedad. Realmente.

su actuación sea susceptible de determinar sanciones para la sociedad y para los que actúan en nombre de la misma. y. Ya expusimos la teoría general de las sociedades irregulares. etc. que no creemos necesario repetir. así como el correspondiente a capitales en giro. Véase también la Ley de 31 de diciembre de 1942. México. 1941.1 Pero una sociedad anónima puede existir aun sin cumplir todos estos requisitos. aunque. G. inscrita la sociedad en el Registro Público de Comercio. F. J. cuando su contrato conste en escritura pública y ésta haya sido judicialmente calificada.4s sociedades irregulares. en definitiva. 1. según la expresión empleada en diversas legislaciones. en cuanto se refiere a la sociedad anónima. pues. 72 y sigs. S. debidamente inscrita. Y la Empresa Mercanlil. 2 Véanse RODRíGUEZ. pero tal problema es distinto del relativo al nacimiento de la personalidad. su capacidad incompleta. D. Podemos." 1 Así. debe legalizar sus libros. que modificó el artículo 7 de la L. no deben confundirse con el problema de la existencia de la sociedad.• 1942. en la Oficina Federal de Hacienda para el pago del Impuesto sobre la Renta. D. págs.CAPITULO QUINTO CONSTlTUCION DE LA SOCIEDAD ANONIMA Sección primera: Constitucián legal y existencia. que a nuestro juicio. aunque su existencia sea limitada. M. y ruando se hayan cumplido una serie de trámites accesorios que establecen las leyes fiscales y otras complementarias de la legislación mercantil. mantener que el proceso de constitución de la sociedad se refiere a su íntegra conformación de acuerdo C011 la ley. en el Departamento del Distrito Federal. Una sociedad anónima quedará legalmente constituida. Bstudio del proceso constitutivo Para que la sociedad anónima se constituya legalmente. por ejemplo.. debe darse de alta en la Cámara de Comercio o de Industria. Las consecuencias del cumplimiento de todos y cada uno de los trámites que la ley señala. precisa que siga un largo proceso de gestación. .. para el pago del impuesto de apertura. México. surge desde el momento en que se dan las condiciones que ya expusimos al hablar de las sociedades irregulares. F.

en el segundo. 1941. se forman el contrato y Jos estatutos. y aun la ley exige que la sociedad se inscriba en el Registro Público de Comercio. Recorridos estos tres estadios. ob. y la bibliografía que cita. México. 137. ya que a él se debe la primera exposición de esta teoría." Desde luego. Desde el punto de vista del derecho mexicano. que consta de diversas partes y que sólo se encuentra en algunos aspectos en la forma tradicional del contrato de sociedad.. 270. que ha desenvuelto magníficamente la idea de AsCARELLJ. sino también la efectiva apor· tación de una parte del capital (20% de $ 25.e Nos Iimita3 GIERKE.. se inscribe la sociedad en el Registro Público de Comercio. 254. En el primero.. De aquí podrá deducirse que son tres las etapn. No tratamos de repetir las consideracionesque ya hemos expuesto al tratar de la naturaleza del acto social. aportación del capital fundacional. distingue entre 10 que él llama período de fundación de la sociedad y redacción de los estatutos. la concerniente a la integración del capital social y la que atañe a la formalización de la sociedad. pág. GARRIGUES. distingue cuatro etapas en el nacimiento de la sociedad: fijación de los estatutos. . pág. la sociedad anónima requiere no sólo el concurso de varias personas (mínimo legal establecido por la Ley). especialmente la obra de AsCARELLI. 64 y sigs. APPU1Ui di diritto commerciale. siguiendo diferentes criterios legales y doctrinales. cis. aportación del capital social. 17 y sigs. D. podemos distinguir tres momentos básicos en el proceso constitucional de la sociedad anónima.344 JOAQuíN ROORÍGUEZ ROORÍGUEZ El proceso constitutivo de la sociedad anónima ha sido presentado desde diversos puntos de vista. dice: "Lo que la Ley considera como acto de constitución de la anónima es un negocio jurídico complejo.000 como mínimo). que serán estudiados en su oportunidad. aún debe la sociedad cumplir diversos requisitos de carácter fiscal y administrativo." 4 Véase RODRÍGUEZ. ob.. y la AULETIA. ctt. ob. F. págs. e inscripción en el Registro. pág. 1937. El contrato y los estatutos son la línea o plan de la sociedad. cit. La empresa mercantil. 1) Naturaleza del acto creador. BRUNE1trJ. en el tercero. tramitación posterior hasta la inscripción e inscripción en el Registro Público de Comercio. la inscripción consagra entre los socios y frente a terceros las características legales y convencionales de la sociedad anónima de que se trate.s que integran la constitución de la sociedad: la relativa a los socios.. se formaliza el compromiso de los socios y se aporta el capital social. I/ contrasto di societá commerciale. ]oAQufN. Seccián segunda: Contrato social y estatutos La redacción del contrato social y de los estatutos es la fase constitutiva en sentido estricto o interno. 1931. 1. págs. la fundación dota de realidad y trascendencia jurídicas a tal idea.

fr. cada socio se sitúa jurídicamente no frente a otro socio. 113. En el contrato de cambio tienen un contenido determinado. fr. 123. En el contrato de sociedad. 93. por el contrario. en su párrafo final. S. sino frente a todos y cada uno de los demás socios. si bien se trata de un contrato de organización con las características especiales que lo distinguen' de la categoría más común y más conocida de los contratos de cambio. 103. cada una de ellas no tiene una contraparte. Los estatutos. la prestación de cada uno de los socios puede ser totalmente distinta entre sí y variable en su contenido tanto como le permita la gama infinita de los bienes jurídicos. En el contrato de organización. otro su patente de invención y así podríamos multiplicar los ejemplos. 11. 3' El contrato de organización es un contrato abierto. según el artículo 6Q . 130. 21). Ahora nos vamos a limitar a resumir aquellas afirmaciones generales y a referirlas al marco especial de la sociedad anónima. 92. y entre ellas por las siguientes: 1" Es un contrato plurilateral en el sentido de que. siendo o pudiendo ser más de dos las partes contratantes. VII. aunque cada una de ellas agrupe a varios sujetos jurídicos (compradores conjuntos. 108. 100. como se dice en el artículo 103. En el contrato de organización. son los requisitos a que se refiere dicho artículo y demás reglas que se establezcan en la escritura sobre organización y funcionamiento de la sociedad. de arrendamiento o de depósito basta enunciar el nombre del contrato para poder determinar jurídicamente el contenido normal de las prestaciones. Un socio puede aportar capital. 182. otro puede aportar bienes inmuebles. 186 Y 193). párrafo final. G.). fr. n. La Ley General de Sociedades Mercantiles emplea las expresiones contrato social (arts. 114. M. VI. 101. en el sentido de que la admisión o salida de socios se hace sin alterar el propio contrato. otro su personal actividad. .TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 345 remos a reafirmar que las manifestaciones de voluntad que integran una sociedad anónima son declaraciones de voluntad contractuales. las prestaciones son atípicas. En un contrato de compraventa. 124. Las líneas generales acerca de las relaciones y diferencias que existen entre contrato social y estatutos han sido ya indicadas. en los contratos de cambio la sustitución de uno de los contratantes es un motivo de novación. 112. y concretamente en el de sociedad. sino una serie de contrapartes. etc.. sin que sea posible la incorporación de nuevos sujetos. podría estimarse como el conjunto de declaraciones de voluntad que recaen sobre los puntos esenciales que indica el artículo 6Q. en el contrato de cambio solamente son concebibles dos partes. fr. 190 Y 195) Y estatutos (artículos 6. arrendadores conjuntos. El contrato social o contrato constitutivo social. porque ello está impedido por la estructura de aquéllos. en relación con los artículos 91 y 92 de la 1. JI) Contrato y estatutos.

estatutos no son leyes para la generalidad porque la corporación -no surge por voluntad de la Ley. ca. Es cierto que en algunas escrituras de sociedades anónimas se encuentra la afirmación de que los contratantes convieneñ en realizar un contrato de sociedad anónima de acuerdo sobre ciertas bases generales. de las personas vinculadas por la relación social. conjunto de declaraciones de voluntad que recaen sobre los puntos mínimos que la Ley indica. aunque constituye un ordenamiento jurídico particular. Pero la circunstancia de que el contrato social y los estatutos. Por esto. en realidad. el artículo 92 considera los estatutos como contrato y en el 93. así como de aquellas cuestiones no previstas en los puntos sociales que marca la Ley. tal poder normativo." 1> Vid. pues el artículo 69 nos obliga a considerar el contrato como una parte de los estatutos o más bien a éstos como una parte de aquéllos. una distinción clara entre uno y otros. en cuanto se refiere a relaciones entre los socios los estatutos vinculan obligatoriamente a los accionistas en los términos de su redacción. contrato y estatutos se confunden y mezclan. Frente a terceros. Teóricamente." "Los. cuya sociedad se va a regir por los estatutos que se insertan a continuación. sino en la medida en que por disposición de la Ley sean los que deben determinar el funcionamiento de determinados órganos y el alcance de ciertas situaciones.. Desde el momento que asimilamos contrato y estatutos. sólo porque su eficacia se proyecte en el tiempo por toda la duración de la sociedad. se redacten conjuntamente en la misma escritura constitutiva. puede hacerse la distinción entre contrato. y de todas aquellas cuestiones respecto de las que la Ley permite que la voluntad de los socios sea normativa. sino de los particulares. fr. aunque sea muy amplio. III) Naturaleza de los estatutos. los estatutos no tienen fuerza coactiva. y el hecho de que la modificación de contratos y estatutos está considerada unitariamente y sometida a las mismas reglas.de que los estatutos participan de la naturaleza contractual del acto social constitutivo. los estatutos son normas contractuales y no derecho objetivo. no forma parte . se confunden evidentemente estatutos y contrato. en el actual ordenamiento mexicano. VII.346 JOAQuíN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ De las afirmaciones anteriores se deduce que. BRUNEITr. ya se trate de fundación simultánea o de fundación sucesiva. la necesidad de que los socios den su conformidad al proyecto de estatutos. no permite. 148 y 149. En la práctica. pero que sólo pueden establecerse en los estatutos. ob. No pierde su naturaleza contractual. En el aspecto interno. 'carece de relevancia jurídica. "El estatuto es un reglamento interno normativo en el límite. en cuanto nacen de la voluntad particular y su valor entre los socios y entre terceros no es una norma objetiva. se llega a la conclusión . nos llevan a la conclusión de que esta distinción. regulación de detalle de aquellos puntos mínimos. aunque la Ley habla de contrato y estatutos como de cosas distintas. y estatutos. págs.

A) Condiciones jurídicas de existencia." "Los terceros contratantes con la sociedad no están sujetos al ordenamiento de la corporación sino en cuanto el Estatuto disponga. sin que se haya exhibido. (N. por lo menos (87. sino el que indican los artículos 11 y siguientes de la Ley de Inst. aquellas que señalen los límites a los poderes propios de cada órgano. esté íntegramente suscrito. ni con .). sin que el capital social. Estas condiciones son indispensables para el surgir de la sociedad anónima. a). G. L. M. No puede haber sociedad anónima sin que por lo menos haya cinco socios. E. pero si se trata de una Unión de crédito ha de ser de diez. precisa que existan aquellos supuestos. que no puede ser . G. en absoluto del ordenamiento estatal.con las normas legales vigentes. fr. lII). en efectivo. 1. 1. ír. y su existencia debe hacerse constar debidamente en los estatutos. I. Inst. o que aquélla no puede obligarse. 8'. sino con la firma conjunta de algunos de sus representantes. priva el de la posible emisión de acciones de tesorería (no suscritas) (art. que en las relaciones con la sociedad deben observarse determinadas normas." (XLII) Véase nota XXV. S. cada uno de los cuales deberá suscribir una acción por lo menos. (v. para esto es necesario que sus disposiciones no estén en contraste.TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 347 IV) Contenido del contrato JI de los estatutos. Respecto de las instituciones de crédito deben indicarse las siguientes características que representen desviaciones a los principios enunciados en el arto 89. S. b) El capital mínimo no es el de 25. (XLlJ) e) En vez de la condición de la total suscripción delcapital. Cr. que de una fundación sucesiva. Cr.000 pesos. 8. también arto 8. I. El estudio de estas condiciones de existencia. M. fr. en censonancia con las leyes generales. quedó hecho cuando analizábamos los principias sobre el capital en el derecho mexicano. que podemos considerar como condiciones jurí- dicas. d) El mínimo del capital desembolsado es del cincuenta por ciento. cuando menos el 20% del valor de cada acción pagadera en numerario e íntegramente el valor de las que hayan de pagarse en todo o en parte con bienes distintos del dinero. fr. lo que se entiende del valor de cada acción suscrita (art. puede también desplegar una eficacia mediata sobre las relaciones de la sociedad con terceros. que señala la Ley en su artículo 89.000. menor de $ 25. El número mínimo de socios ha de ser cinco. I). si el Estatuto regula con eficacia inmediata el comportamiento jurídico de los órganos sociales. Para que una sociedad anónima pueda constituirse y para que sus estatutos tengan trascendencia jurídica.) . por ejemplo." Por esto. lo mismo si se trata de una fundación simultánea. in [ine].

2' ·3' Objeto de la sociedad (art. fr. ob. fr. Inst. (N. la confusión existente entre contrato y estatutos.). e) El capital mínimo ha de estar íntegramente desembolsado y.) (XLV) Véase nota XXVII. en cuanto a las condiciones jurídicas de existencia: a) El capital mínimo ha de ser de 250. por supuesto por encima del mínimo. las instituciones de fianzas ofrecen las siguientes caracterfsticas. G." como se deduce del artículo 6IJ. De la combinación de estos artículos resulta que la escritura constitutiva. representado por acciones de tesorería (art. e) El mínimo desembolsado del capital sin derecho a retiro es del cincuenta por ciento (art.(XLIIl) b) Pueden tener sin suscribir parte del capital. Inst. en relación con los artículos 91. . Inst. fr.).'nacionalidad y domicilio de los socios que componen la sociedad (69. E. por lo menos ha de contener prescripciones relativas a los siguientes puntos: }9 Nombre. J. 3'. S. (N. una vez más. 17. L. 3'. M. IV). señala un contenido mínimo a los Estatutos.) Véase nota XXVIII. a) El capital mínimo es el que se indica en el arto 20. la mayor parte de las faltas pueden ser sanadas por un acuerdo social posterior" . Inst. 92 Y 101. B.(xLrV) Por último. B) Contenido legal mínimo. por lo tanto las acciones pagadas en su totalidad (art. Véase nota XXVI. L. fr. S. F. 6'. s. fr. fr. La 1.. 6'. (XLUI) (XLIV) . la falta de uno de estos requisitos determina un motivo de nulidad para la sociedad nnénima. 11. pág. 91. 1) 'f si se les ha reservado alguna participación en los beneficios (art. cit. cualquiera que sea la forma de constitución. La lectura de los mismos nos manifiesta. 270 "los estatutos deben tener un contenido rrummo determinado. S. III). E. L.) 11 GIERKE.). Su denominación (art. F. F. L.348 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Las instituciones de seguros presentan las siguientes peculiaridades.00 pesos por cada ramo de fianzas que operen (art. 3'. Inst.). (N. (XLV) b) Pueden emitir acciones de tesorería (excepción al principio de la suscripción total del capital) (art.). . con arreglo a la distinción que teóricamente puede hacerse. Inst. L. 17. 1I). Sin embargo. L. ya citados.

Los mismos requisitos han de constar en el caso de fundación sucesiva (arts. en principio. pág. fr. la sociedad anónima es dueña de ordenar sus propios asuntos. así por ejemplo. 9' Facultades y funcionamiento de la asamblea general (art. fr.' Además. 91. 69 Lo que cada socio aporte (art. aunque dentro de límites restringidos. 100 Y 101). 11) y la forma y términos en que deba pagarse la parte insoluta (art. modificable por el acuerdo de socios. 5' El importe del capital social (art. 1). 6'. 91. ob. fr. 115. Sin embargo. cuando se exige cierto quórum como protección a los socios o a los grupos minoritarios no habrá inconveniente en que los estatutos prevean un qu6rwn de tipo más elevado. 11) y las características de éstas (art. Sflpletoriedad De lo dicho se deduce que no todos los requisitos enumerados en el artículo 6' son esenciales. VII). 7' 89 El domicilio social (art. la Ley establece unas normas que los estatutos pueden modificar libremente salvo en la esfera del derecho imperativo. Que la ley confiere a los estatutos. en ciertos casos. del espíritu de la norma se deduce la posibilidad de que los estatutos prevean cosa distinta. fr. t FISCHER. pero en el derecho mexicano las normas en materia de sociedades anónimas son todas de carácter imperativo. 92. esta facultad es cosa que hasta hoy se venía reconociendo con carácter general. I11).. V). fr. 6'. fr. V) expresando la parte exhibida (art. 91." . C) legal. cit. Contenido legal. fr. Las normas incompatibles con la ley no pueden adquirir tampoco validez por la vía de los contratos accesorios. 6 9. aunque no haya esta autorización. 91. menos cuando expresamente se autoriza su modificación por los estatutos con toda libertad o dentro de los límites que la Ley permite. De este modo. fr. El nombramiento de uno o más comisarios (art. 91. siempre que se mantengan dentro de la orientación que marca la ley. edición española: "Dentro de estas fronteras (normas imperativas) impera el régimen legal: las normas estatutarias coincidentes con la ley rigen en virtud de ésta y por su imperio. fr. 6'. siendo nulas las cláusulas de los Estatutos que se opongan a ella. 91. ya que el artículo 8' establece que en defecto de indicación de los requisitos consignados en las fracciones VIII a XIII se aplicarán las disposiciones relativas de la ley. sobre administración y representación. IV). la división en acciones (arr. nombramiento de administradores y representantes. VI) con referencia a las acciones que haya suscrito. VI).TRATADO DE SOCIEDADES MERCANTILES 349 4' La duración (art. fr.

tales como el de declarar la guerra. El octroi como constitntio personalis representa una Lex speciaJis. En 10 que concierne al derecho público. 242. pág. el pago de dividendos constructivos. 29. todos los cuales resuelven de diverso modo el tema común de las relaciones del Estado con la sociedad anónima. dice FISCHER. la concesión. D) e/átlSltlaS especiales. por el octroi quedaba autorizada la sociedad para el ejercicio de la actividad especial a que fuera a dedicarse.350 JOAQUÍN RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ Así pues. La evolución legislativa en este aspecto se caracteriza por la existencia de tres sistemas perfectamente diferenciados. GARRIGUES. ROCES. LEHMANN ya mostró cómo la estructura política del Estado que daba el octroi. 1. del siguiente modo: La sociedad anónima nace en virtud de un acto especial de creación por parte del Estado: el octroi. Finalmente. pág. siguiendo a FISCHER. BERG. e Véanse F'SCHER. establecer tribunales. dt. en el sentido de que sólo pueden regular válidamente