P. 1
¿Y POR QUÉ UN EDIFICIO INTELIGENTE? El enlace entre la tecnologia y el beneficio

¿Y POR QUÉ UN EDIFICIO INTELIGENTE? El enlace entre la tecnologia y el beneficio

|Views: 19|Likes:
Publicado porBubokSpain
http://www.bubok.es/libros/7836/Y-POR-QUE-UN-EDIFICIO-INTELIGENTE-El-enlace-entre-la-tecnologia-y-el-beneficio En esta obra se describen los conceptos básicos de la tecnología y su vinculación con el beneficio económico. Como si de una novela se tratara el protagonista, Alex, irá descubriendo las características de lo que llaman "Edificios Inteligentes" y el consecuente resultado económico final, dotando al libro de una lectura ágil y amena en la que se busca incitar al lector a una reflexión sobre el tema.
http://www.bubok.es/libros/7836/Y-POR-QUE-UN-EDIFICIO-INTELIGENTE-El-enlace-entre-la-tecnologia-y-el-beneficio En esta obra se describen los conceptos básicos de la tecnología y su vinculación con el beneficio económico. Como si de una novela se tratara el protagonista, Alex, irá descubriendo las características de lo que llaman "Edificios Inteligentes" y el consecuente resultado económico final, dotando al libro de una lectura ágil y amena en la que se busca incitar al lector a una reflexión sobre el tema.

More info:

Published by: BubokSpain on Feb 04, 2013
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/03/2015

pdf

text

original

1

2
3

Julian Moliner Almela Julian Moliner Almela Julian Moliner Almela Julian Moliner Almela

¿Y por qué
un edificio
inteligente?


El enlace entre la tecnología y el beneficio empresarial


Valencia 2009
4














Primera Edición: Diciembre 2009
Editado por Bubok
©Julian Moliner Almela
Asiento Registral 09/2009/860

5














A toda la gente que me rodea en la vida

6

7





Pensar anticipado: Hoy para mañana, y aún para muchos
días. La mayor providencia es tener horas de ella, para
prevenidos no hay acasos, ni para apercibidos aprietos. No
se ha de aguardar el discurrir para el ahogo, y ha de ir de
antemano; prevenga con la madurez del reconsejo el punto
más crudo. Es la almohada Sibila muda, y el dormir sobre
los puntos vale más que el desvelarse debajo de ellos.
Algunos obran y después piensan, aquello más es buscar
excusas que consecuencias. Otros, ni antes ni después. Toda
la vida ha de ser pensar para acertar el rumbo: reconsejo y
providencia dan árbitro de vivir anticipado.

Aforismo 151
Oráculo manual y arte de la prudencia
Baltasar Gracián (1647)
8
9


Í ÍÍ ÍNDIC NDIC NDIC NDICE EE E









ÍNDICE........................................................................................................ 9
¿Y por qué este libro?......................................................................... 11
INICIO....................................................................................................... 13
IMPORTANCIA....................................................................................... 21
HISTORIA................................................................................................. 27
DEFINICIÓN........................................................................................... 43
CONTEXTUALIZACIÓN TÉCNICA................................................. 53
CONSIDERACIONES........................................................................... 61
LA VISITA AL EDIFICIO SINGULAR. ............................................... 67
INTRODUCCIÓN DE NEGOCIACIÓN...................................... 115
ALGUNOS PUNTOS FINANCIEROS ........................................... 129
DESPUÉS DE LA REUNIÓN............................................................. 137
EPÍLOGO............................................................................................... 141
BIBLIOGRAFÍA...................................................................................... 143



10
11
¿Y por qué este libro? ¿Y por qué este libro? ¿Y por qué este libro? ¿Y por qué este libro?


Este libro puede resultar muy interesante para los ingenieros
de proyectos, tanto para su conocimiento y posible disfrute,
como para disponer de una herramienta con la que
comunicar a los propietarios de los edificios los motivos
para acometer este tipo de inversión, aumentando el valor y
el nivel de desarrollo tecnológico de sus proyectos, así como
la satisfacción final de sus clientes. Por otra parte, es
responsabilidad de la propiedad final exigir las prestaciones
y calidades requeridas en una inversión tan importante
como es un edificio, y más concretamente, la inversión en su
“inteligencia”, si finalmente se considera que así debe
hacerse. En este libro se intentan dar motivos para afianzar
esa consideración.

Sin duda lo que sigue no intenta ser un gran libro de
conocimientos sobre la técnica, aunque tampoco es una
novela. He pretendido dar una visión de la tecnología y sus
ventajas de una manera no excesivamente profunda con el
fin de generar una reflexión sobre el tema, no se intenta
enseñar técnicamente la tecnología sino explicar lo que se
puede hacer con ella, de cara al diseño conceptual de las
12
instalaciones del edificio, aportando a la vez conocimiento y
entretenimiento.

Aquí reside el fruto de una constante y dura búsqueda y
adecuación de información. Y si consigo aclarar alguna
idea o provocar una curiosidad que incite un deseo de
mayor información, sin duda creeré que ha merecido la
pena.

Dicen que la manera más sencilla de entender y aprender
sobre un asunto es mediante un cuento o una fábula,
mucho mejor que con lecciones magistrales o discursos
teóricos. Este libro, finalmente y como resumen, relata el
descubrimiento por parte de un usuario total desconocedor
de esta tecnología, tanto de las características como de los
beneficios económicos que genera, todo ello de una
manera que intenta ser muy entendible, práctica y amena a
los ojos de un lector no iniciado en los temas que se tratan.


Julián Moliner
Valencia, diciembre de 2009
13

INICIO INICIO INICIO INICIO


Ilusión y responsabilidad, o responsabilidad e ilusión,
probablemente son dos términos que suelen ir ligados,
suele haber ilusión cuando existe también una gran
responsabilidad, ilusión por ganar, responsabilidad por
perder. Esto era lo que sentía Alex mientras volvía a casa
del trabajo, estaba motivado, le habían comunicado que
la empresa iba a acometer la inversión de una nueva
sede y él tenía la misión de gestionar técnico-
económicamente la construcción, el único problema era
que tan sólo llevaba unos meses trabajando en la
empresa, había entrado directamente como Responsable
de Infraestructuras. En ese momento dado el carácter
optimista de Alex, tanto la ilusión por el nuevo proyecto y
su repercusión en la empresa, como la responsabilidad,
porque iba a ser donde los altos cargos de la compañía
iban a tener su despacho, se encontraban en cotas muy
altas.

Y no era una misión fácil, existían multitud de conceptos
que era necesario conocer bien y conjugar, edificio
funcional, edificio confortable, edificio seguro, edificio
14
eficiente, edificio ecológico, edificio bonito, instalaciones
fiables, instalaciones con prestaciones, instalaciones
flexibles, instalaciones eficientes, funcionalidad,
confortabilidad, seguridad, eficiencia, ecología,
fiabilidad, prestaciones, flexibilidad. Por un lado debía
dotar al edificio de los más altos niveles de servicio, por
otro debía optimizar y justificar cada coste de la obra ya
que iba a tener al Director Financiero acechándole
mucho más de lo habitual, que no era poco. Además de
eso, normalmente no debería tratar mucho con el
Director General, aunque fuera quien le había fichado,
ya que éste se ocupaba principalmente de la operativa
propia de la empresa, sin embargo ahora le informaría
con mucha más frecuencia, puesto que quería disponer
de las nuevas instalaciones cuanto antes. Benjamín
Palacios, así se llamaba, consideraba que era vital para
la empresa presentar tanto a los clientes como a los
accionistas el nuevo edificio lo más pronto posible y tenía
que ser “el mejor edificio posible”. Benjamín, era una
persona con una voraz orientación a resultados, muy
activo, con un carácter algo cambiante y, según decían,
un mal genio muy precoz, lo cual se complementaba
perfectamente con su baja estatura, gran corpulencia,
piel blanca y su pelo muy rubio y ojos muy azules que le
15
conferían un aspecto afilado y que irradiaba una gran
confianza. Por lo que era capaz de trasmitir a la vez
temor y seguridad a sus empleados, a sus clientes y a los
accionistas. No obstante no era una persona muy
controladora, a veces parecía que, o trabajaba en la
sombra, o bien no se enteraba o no se quería enterar
mucho de las cosas, aunque al final exigiera el máximo
resultado. Aplicaba la máxima del filosofo William
James, gran pragmático, que decía que “ser sabio es el
arte de saber qué pasar por alto”. Sin embargo, y a
pesar de todo este conjunto de características todo el
mundo sabía que Benjamín Palacios no daría un paso sin
el beneplácito de la parte financiera, mientras le exigiría
a Alex un alto rendimiento.

Después de cenar Alex solía relajarse en el despacho que
tenía habilitado en su casa, había tenido suerte con
aquel piso, pese a no estar en el centro estaba bien
situado, y después de la reforma que le hicieron
consiguieron disponer de un cuarto para el ordenador y
los libros tanto de Alex como de su mujer María. El otro
cuarto por ahora lo ocupaba su única hija Laura, y
aunque María estaba embarazada de poco tiempo,
todavía no conocían el sexo de lo que vendría. Estaba
16
leyendo cuando ella entró, con dos tazas de infusión de
manzanilla en una bandeja.

- Últimamente estás muy nervioso.
- Sí.
- ¿Y por qué?
- Es que tengo claro casi toda la parte de instalaciones,
de cara a la reunión interna que vamos a tener para
definir nuestros requerimientos y trasmitirlos después a
la Oficina Técnica que hemos contratado, pero estoy
atrancado con un tema.
- ¿Cuál?

Alex levanto la vista del ordenador, se giró y se quedó
mirando a María, tenía un aspecto cansado, cuando se
ubicó de nuevo se puso a hablar.

- Tengo entendido que los “Edificios Inteligentes” son
capaces de hacer cosas muy interesantes para el
edificio, y si así fuera todo el mundo estaría muy
satisfecho con el edificio, pero David...
- ¿El director financiero?
- Sí, no me dejará incrementar el coste de la obra en
nada que no le convenza en términos de rentabilidades
17
y amortizaciones, y la verdad no sé cómo
argumentarlo, parece que siempre está buscando
cualquier pega. ¿Por qué es tan....?
- Él no actúa mal Alex, al final lo que la empresa busca
es valor para los accionistas y a estos les da igual lo
bonitas que sean las instalaciones del edificio
corporativo, lo que quieren es hacer una buena
inversión económica.

Para desdicha de Alex, María trabajaba como asesora
financiera para empresas, por lo que tenía al enemigo en
casa, bromeaba a veces, aunque a ella no le hiciera
mucha gracia. De hecho María había colaborado con la
empresa de Alex en alguna ocasión por lo que a la
misma persona él le llamaba David mientras María se
refería como Sr. Carrillo.

- El Sr. Carrillo es una persona que, por decirlo de una
manera suave, sus formas no son las más apropiadas,
es una persona que no se maneja bien en las
relaciones sociales. No obstante, no es tonto y sabe
muy bien que quiere y por lo que le conozco suele
querer lo mejor para su empresa. …Aunque creo tú le
caes especialmente mal, ¿no?
18
- Ya lo sé, ya lo sé. – contestó pensativo.

María cambio de tema para intentar ayudarle.

- ¿Y no puedes estudiar algo sobre el asunto? – Siempre
había sido una persona muy práctica y resolutiva.
- La verdad es que no sé ni donde buscar. Hay mucha
información pero creo que cuanto más miro más liado
estoy, además no tengo tiempo para leérmelo todo
entenderlo y ser capaz de trasmitirlo con seguridad, la
reunión es en dos semanas. He estado pensando y
creo que podría llamar a Carlos.
- ¿El amigo de tu padre?
- El mismo, es un hombre que siempre ha sido muy
amable conmigo y hace un tiempo publicó un artículo
para una revista americana que se titulaba “Nuevos
horizontes en la tecnología de los Edificios
Inteligentes”, del que no entendí nada cuando me lo
enseño mi madre.
- Pues creo que no deberías perder más tiempo y
llamarle ya.

19
Ilusión y responsabilidad, pensó Alex y buscó su teléfono.
En ese momento no era consciente de todo lo que iba a
aprender en las siguientes semanas.

20

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->