Follando Con La Profesora de Gimnasia

Follando Con La Profesora De Gimnasia

por Fati el 13-05-2009

Mi nombre es Freddy, tengo 24 años y desde hace aproximadamente un año comencé a tomar clases de gimnasio con una profesora particular, Su nombre es Isabel, tiene 26 años, rubia, su cabello es largo hasta la cintura, mide aprox. 1,65, un rostro muy bello y unos labios muy sensuales y si bien es exuberante tiene unas hermosas tetas que cualquiera quisiera besar y sobar durante buen tiempo, un lindo culito paradito y una piernas bien torneadas, producto de la gimnasia, en una palabra muy buena. En aquel momento éramos un grupo de alrededor de 6 personas, por lo que las clases eran eso; clase de gimnasia, divertidas pero solo eso. Con el correr de los meses por un motivo u otro, uno a uno se fueron dejando de concurrir a las clases, a tal punto que solo quede yo como único alumno. Yo no pensaba dejar por ningún motivo mi gimnasia ya que mi tendencia a engordar necesita algún esfuerzo extra para conservarme medianamente en forma. Siempre tuvimos muchas confianza con Isabel, lo cual permite que toquemos jocosamente cualquier tema, eso no quita que la presencia de una mujer atractiva no despierte en mi fantasías que en mas de una oportunidad ella debe haber notado, pues entre abdominales y lagartijas siempre aparecía alguna erección mía, producto del roce de nuestro cuerpos, de la transpiración de los mismo, además verla con la ropa pegada a sus pechos debido a la transpiración realmente me pone muy caliente, pero ella siempre lo tomaba muy bien, incluso reíamos sobre el tema. Pero todo cambio una noche que, debido a la lluvia propuso realizar la clase en la cochera de su edificio, a lo cual acepte sin problemas. Esa noche yo venia muy fogoso de mi trabajo quien sabe porque, y verla con esa camiseta de algodón y esa mallas de licra todo bien pegado a su cuerpo me excito al instante y el músculo de mi entrepierna trabajo toda a la clase a la par de mis abdominales y brazos. El calor allí reinante, en parte por el clima húmedo, en parte por el calor de nuestros cuerpos me puso cada minuto mas y mas caliente, y por lo que podía ver a ella también ya que estaba un tanto tensa y nerviosa, entonces pensé; hoy creo que la clase se va a prolongar un poco mas de lo habitual. Una vez que terminamos, obviamente ambos empapados de sudor, me invito a tomar algo fresco a su apartamento y yo acepte con mucho agrado. Nos pusimos a conversar y a beber algo en su cocina y mientras lo hacíamos me resultaba imposible sacar los ojos de su tetas, ve esos pezones duros me tenían loco y ella se percato por lo que empezó a provocarme un poco con sus movimientos, la conversación derivo en lo sola que se sentía ya que su marido compartía muy poco tiempo con ella, a lo que le respondí que como podía sentirse sola siendo tan bonita y sensual. Isabel sonrió y contesto; se que eso que dices es sincero ya que te vi como me mirabas las tetas. Es que son irresistible Isabel - le dije. Es mas te las besaría tanto y tan bien que olvidarías por un buen rato que estas casada. tras lo cual nos fundimos en un apasionado beso, nuestras lenguas se enredaron por varios minutos, mientras mi manos comenzaron a acariciar eso bellos pechos necesitados de pasión, pellizcaba sus pezones, cosa que le enloquecía. Luego le saque la camisa y empecé a besar las tetas primero con mucha dulzura y luego cada vez con mayor fuerza, mordisqueándole los pezones, cosa que la ponía muy caliente, ya que gemía cada vez con mas intensidad. Para ese entonces mi pene estaba a punto de reventar mi pantaloncito de gimnasio, cosa que Isabel noto, empezó a acariciarme primero por encima del pantalón, luego me lo desabrocho, lo bajo, me pidió que me sentara en una silla, se arrodillo y me hizo una mamada impresionante, acariciando mi pene alternadamente con su lengua y arañándome con sus dientes mi pene, exploto y me corrí en su boca y Isabel se bebió toda mi leche sin derramar una gota. Después le saque las bragas y tras colocar un trapo la senté sobre la mesa de la cocina y empecé a comerme su clítoris, mientras recorría con mi lengua su clítoris introduje un dedo dentro de su deliciosa vagina tras lo cual, entre gemidos y gritos de placer se corrió inundando mi boca con el dulce sabor de sus fluidos vaginales, sin detenerme seguí con mi tarea bucal y caricias, tras lo cual comencé a meter un segundo dedo, luego otro y en eso sonó su celular.

. entonces le pregunte. hasta que nuestro cuerpos empezaron a levantar temperatura nuevamente. pero la próxima vez no lo vamos a desaprovechar. quiero toda tu leche en mi culito. pero no veo la hora de que lo hagas. De ahí nos fuimos a su dormitorio. mientras mi dedos se perdían dentro de su vagina de mi ardiente profesora. su bañera tiene hidromasaje. me detuve unos segundos para que su culo se adaptara al tamaño de mi miembro y después empecé a meterlo y sacarlo.. tras lo que Isabel se introdujo mi pene de nuevo en su boca y como una experta me hizo otra mamada infernal.. me encanta sentir tu leche dentro de mi culo. Todo esto me puso loquísimo. En eso corto abruptamente su celular y se corrió salvajemente gimiendo y gritando volviendo a inundar mi boca con sus flujos y apretando con sus piernas mi cabeza. primeramente la cabeza y luego la totalidad. a lo que me dijo.. no enjabonamos uno a otro y dejamos llenas la bañera.. me encanta como me coges.. cuando pensé que estaba a punto apoye la cabeza de mi pene y empecé a introducirlo.. nos besamos y acariciamos y le dije. por que cortaste? Ya me corría y no quería que Fabián se diera cuenta de que mi agitación no era justamente por trotar. cuando estaba por correrme una vez mas. quiero que me encules ya.. Mientras yo ya tenia introducidos todos mis dedos dentro de su vagina y haciendo un entra y sale hacia chocar mis nudillos contra sus labios vaginales. me dijo que no. le pedí que se colocara a cuatro patas y mientras acariciaba su clítoris con un dedo y su culo con otro. ahí fue cuando sentí como mi leche inundaba todo el interior y sus gritos me dijeron que ella también se estaba corriendo.. luego nos metimos en ella y encendimos la bañera. . Esa contestación me puso a mil y sin hacerme esperar con mi lengua empecé a besar ese culo mientras con mi dedos lo penetraba lentamente dilatándolo para poder recibir mi pene. Isabel se coloco en cuatro patas y la penetre vaginalmente mientras acariciaba sus tetas y miraba toda la escena por un espejo que tiene contra la pared lo cual me calentaba aun mas. mezcla de placer y dolor no se hicieron esperar. no entiendo porque espere tanto para traerte a mi cama. todo muy despacio. por otro. y me corrí en su culo. Nos fuimos a duchar y oh! sorpresa.Era su marido que llamaba desde su oficina diciendo que tenia para un par de horas mas a lo que Isabel le respondió con la respiración totalmente agitada que ella aun estaba dándome las clase de gimnasia. tengo muchas ganas de hacértelo aquí en la bañera pero hoy ya no me queda mas fuerzas. Totalmente exhaustos por toda la gimnasia nos recostamos en la cama y nuestras lenguas volvieron a enroscarse por varios minutos con besos muy dulces y apasionados. asiii. le pregunte si alguna vez había sido penetrada por su culo. los gritos de Isabel.

ella de 40 y yo de 48. Hablamos del problema y yo le propuse de hacer cosas nuevas o intentar realizar alguna de las fantasías nuestras para incentivarnos. Ella apoyó su cara en la almohada. pero que ella. Se lo comió todo. Llevamos casados 20 años y como todos. hemos tenido una vida sexual más o menos normal. mostrando su chochete rasurado. El caso es que decidí tirar la casa por la ventana y le propuse irnos los dos solos. en su intimidad se lo había imaginado más o menos así. puesto que paré en una gasolinera para repostar y mi mujer se marchó al WC. Mi primera sorpresa me la llevé a 80 km de Madrid. y me decía “mira hacia delante no sea que tengamos un accidente”. que paradigma. creo yo. Le dije que estaba muy contento con el cambio y que me gustaba su forma de comportarse. Nos besamos y tras fumarse ella un cigarro. Entonces reservé un Hotel en la capital de España para pasar una semana. Somos un matrimonio ya madurito. Estaba salido perdido. Le eché varios chorros en su boca pero también le eché en la cara y en el pelo. Miré y me quedé de piedra. Me la chupó como una posesa hasta que me corrí en su boca. Llevaba una super minifalda negra muy ajustada que casi dejaba ver el inicio de sus nalgas. Unas sandalias de tiras negras con unos taconazos de vértigo y una chaleco vaquero y cortito y escotado que hacia que sus tetas se fuesen a salir en cualquier momento. casi me pierde por no hacerlo. la empuje a la cama.De Ama De Casa A Puton Verbenero por Krista el 23-01-2012 Quisiera contar lo que me está sucediendo desde hace unos meses y que ha cambiado totalmente nuestras vidas. Vamos. el estrés. de tal forma que follábamos una vez al mes o cada dos meses. bueno todo nos hizo llegar a una crisis que incluso pensamos en separarnos. vaya pedazo de hembra…ufffffffff que polvazo tiene”. Cuando llegamos al hotel estaba yo con un calentón del 20. hasta hace un par de años en que la cosa fue decayendo. sin tabúes pero en pareja. sin niños. Cuando se hubo corrido al menos 3 veces se dio la vuelta y se metió mi polla en la boca. Nada más entrar en la habitación. Mientras nos registrábamos en recepción ella se sentó en un sofá del hall y mientras leía una revista desinteresadamente movía sus piernas de tal manera que todos lo que allí estábamos nos pusimos cachondos. ¡Que espectáculo! Allí estaba mi mujer dejando que todo el mundo viese que no llevaba bragas. el trabajo. La rutina. pero que la vergüenza en unos casos y el que dirán en otros no se había atrevido ni siquiera a mencionármelo. la puse a cuatro patas y me la follé de una forma salvaje. puesto que se había sacado la tanga. a una ciudad lejos de la nuestra y pegarnos una semana loca de sexo desenfrenado. ¿verdad? . parecía un putón verbenero de aúpa. Menudo polvazo y menuda mamada. No quería perderme por sus perversiones sexuales y se abstenía de mostrarse así ante mi y cualquiera que pudiese decir algo de ella. me preguntó si me había gustado. A los dos o tres días me contestó que SI. Me quedé con cara de imbécil mirándole mientras ella se ponía la mini en la cintura y con las piernas apoyadas en el salpicadero iba enseñando su potorro a todos los camioneros y conductores. Y ahora. era mi mujer. Entonces me confesó que algunas veces que habíamos follado o que ella se había masturbado había tenido la fantasía de exhibirse en público como una puta cualquiera. rotundo. Estaba pagando en el mostrador y oigo decir a un o de los que esperaban para pagar “hostia. Pagué y entré en el coche y le pregunté a que se debía el cambio y me dijo que durante estos días pensaba exhibirse por todo Madrid y ser la tía más puta de la ciudad. y mientras yo le hacía el mete y saca a una velocidad de vértigo ella no hacía más que gritar de gusto. hacer lo que nos diese la gana. El caso es que ella no estaba muy convencida y aunque ponía más interés no mejorábamos.

Pero aquello que me decía era otra cosa. Si porque al entrar llevaba puesto un mini pantalón. mientras deshacíamos las maletas. lo sabe y ahora lo resalta bien. ligarse a algún tío. me la chupo en los WC de cualquier bar o discoteca. de compras o a comer. Bueno eso se lo dije muchas veces. por saber donde andaba. La verdad es que su comportamiento había sido hasta ese momento el de una puta. para poner caliente a todos los hombres. No quiero perderme en descripciones físicas de mi esposa. Me la tiré en un parqué como a una guarra y nos lo hicimos en el ascensor del hotel. a 1000. estuvimos hablando de sexo guarro y desenfrenado. comerle la polla en el WC y luego llevárselo al hotel para que entre los dos la diésemos caña a tope por sus agujeros. que más bien parecía una braguita. No quiero extenderme mucho. pero os contaré que ningún o de los días usó ropa interior. con los pintalabios y un piercing que se ha puesto en el labio inferior. ya que a mi me excitaba mucho que otros la viesen y sobre todo la idea de que mi mujer fuese un putón me ponía caliente. No se puso otra cosa que micro faldas que no le llegaban a tapar ni siquiera las nalgas. Y así fue. . pensé en ducharme pero decidí llamarle al móvil. además de tener una mirada de viciosilla mala Dios le ha dado unos labios que cualquier hombre que la ve no piensa en otra cosa que como hará las mamadas esta tía. puesto que todo lo hizo conmigo. Medio dormido le sonreí y me metí a la ducha y mientras me lavaba comencé a darle vueltas al coco. tomar algo o de fiesta. Estábamos todo el día follando como los monos. sin mi. pero pensé que aquello lo había dicho porque estaba muy caliente en ese momento y por complacerme. y que a partir de esos días sabe sacarle provecho. solo diré que no aparenta los 40 años que tiene. Pero ese último día no paraba de tener orgasmos y cuando nos quedamos rendidos encima de la cama me dijo que a la noche quería desmadrarse en la discoteca. tanto que por detrás se le metía entre las nalgas y por delante le marcaba totalmente sus labios vaginales. durante estos días vas a tener a la más guarra de todas contigo…. Ella tiene un don de la naturaleza. En las tetas llevaba la parte superior de un bikini. llegando a correrse hasta más de 10 o 12 veces en alguna ocasión. me dijo que se había despertado dos horas antes y que había salido a comprar unos trapitos para ponerse a la noche. Se dejaba meter mano en cualquier sitio y cuando estábamos en algún bar. restaurante o incluso en las discotecas se sentaba de tal forma que se le viese bien que debajo de la minifalda no había más que unas hermosas nalgas y un coño bien mojadito. y se ponía como una perra de calienta. Si. Pero lo mejor de todo fue el penúltimo día. Nos quedamos durmiendo echando la siesta y cuando me desperté me di cuenta que estaba solo en la habitación. Durante un buen rato. que su cuerpo es el de una mujer que va al gimnasio cuatro veces por semana y que es muy femenina. Jo…y como se ha atrevido a salir sola. y al final me dijo ” ya veras lo puta que es tu mujer… Si tanto te excita.jejeje”. que estando follando en la habitación yo la llamaba puta y zorra y la decía muchas guarradas a la vez que le decía que todos se la querían tirar y follar porque era una guarra exhibicionista que ponía calentorros a todos los tíos y ellos no pensaban más que en follársela. que todos los días se exhibía en público. muy fino y ajustado. Durante todos los días salíamos a pasear. Serían las 20:00 horas. No me lo podía creer. tiene cara de puta mamona. de color blanco. y vestida como una guarra. también blanco. Ella vestida como una Puta sin bragas ni sujetador. Iba hasta a desayunar con taconazos y no se limpió el chocho ninguno de los días. Si. si es verdad.Yo me la comí a besos y le dije que compartía su fantasía. cuando en ese instante entró por la puerta. que justo le tapaba los pezones. Nos lo hicimos en los callejones. Traías unas bolsas y dándome un beso apasionado en la boca. A mi me excitaba que se comportase como una guarra. pero una puta para mi. Que se habrá comprado? Por qué no me habrá llamado? Igual quiere sorprenderme con algo especial. que mi santa mujer me estuviese diciendo aquello. pero la gran mayoría solo veían a una tía que vestía como un putón y algunos tuvieron la suerte de verle el chichi o el culo.

Vamos un chuleta de playa. Ella les sonrió y les envió unos besos cariñosos mientras ellos se metían los dedos en la boca. Yo le pregunté que qué iba a hacer ella mientras y me contestó que era una sorpresa. Como me machaco en el gimnasio tengo buenos músculos para lucir. que como había cambiado nuestra vida en tan poco tiempo. Lo que si era evidente es que estaba muy cachonda. haciendo el gesto de la mamada. yo me encuentro una tía así . y por dentro una tanguita de cuero negra. Sin darnos cuenta estábamos en la terraza. Que si yo la quería. yo desnudo. pero ella me paró y me dijo que no fuese impaciente. mostrándome sus nalgas y aquellas piernas que parecían interminables al mirarlas. Ellos se hacían una paja y la miraban incrédulos del espectáculo de semejante hembra caliente.aunque era igual porque de lo duros que los tenía se le quedaban tan marcados que parecían que iban a perforar la tela. con su culo en pompa. me tocó el paquete con su mano derecha y me susurró al oído “te voy a chupar hoy hasta la última gota de leche ¡cacho cabrón!”. Con la otra manos e frotaba el clítoris y no hacia más que jadear de gusto. Se metía los dedos mientras les miraba y se pasaba la lengua por los labios. Así vestido tenía un aíre a macarra que no me lo quitaba nadie. que me puso el rabo tieso de verla como estaba vestida. Vamos. sola por la calle y pienso que va buscando guerra y con lo caliente que estaba ella esos días me entró la duda de si no habría estado follando con alguno o le había hecho alguna mamada a alguien. pero tampoco. jajaja” E inmediatamente se quitó el mini pantalón y allí mismo. Estuve casi una hora escondido cerca de la salida del hotel. con alzas. y en los pies se puso unos zuecos. de las cosas que me decía y de pensar en el pedazo de putón que tenía por mujer y lo que me gustaba el cambio que había dado. Me había comprado esa misma tarde ella una camiseta negra de manga corta. y corrió a besarme. eran 4. que me fuese de una vez que se le hacia tarde. Yo estaba otra vez empalmado y quise follármela poniéndola otra vez a cuatro patas. Me decía que estaba loca de contenta. No tardé ni 2 minutos en tirarle varios chorros a la cara y boca y mientras ella se relamía y se los metía en la boca con los dedos me di cuenta que varias habitaciones más allá de la nuestra y en su terraza había unos jóvenes extranjeros que aplaudían la faena de mi esposa mientras le mostraban sus vergas tiesas en su mano. mirando al cielo y ella en cuclillas haciéndome una mamada como nunca. Y también unas botas camperas muy extravagantes. pidiéndole a mi mujer que fuese a la habitación. primero porque me invadieron los celos y segundo porque me excitaba tanto la idea de que fuese verdad que no quería estropearlo con una pregunta indiscreta. en el que habíamos cenado hace tres días. Era una visión lasciva verla de espaldas. No me atreví a preguntar nada. ella temblaba de lo caliente que estaba y me decía si le había gustado el espectáculo. Estaba mosca y quería saber a donde iba. con claro gesto de pajearse. Pensé también que había aprovechado para ir a la habitación de los chavales de antes y pegarse el lote con ellos. Tuve que agarrarla porque las piernas le flojearon del gusto que le vino. que teníamos toda la noche para divertirnos y que quería tenerme en plena forma. que la pasión la desbordaba. Pero no salió. Cuando salí de la ducha ella estaba fumándose un cigarrillo apoyada en la barandilla de la terraza de la habitación. Nos metimos en la nuestra. que si la deseaba…en fin. Me besó metiéndome la lengua hasta la campanilla. de pie y con la polla firme. pero no perdió detalle de las pollas que los chicos masajeaban y pronto le obsequiaron con unos chorros que salían disparados de sus pollas hacia la calle. Y así vestido me hizo salir del la habitación y me dijo que le esperase en un restaurante que estaba cerca del hotel. Me hizo vestirme con un pantalón vaquero ajustado. me miró y me dijo: “has visto lo cachondos que los he puesto…pues ahora verás. de pie. pues a los pocos minutos de haber salido yo. Se giró al oírme. comenzó a masturbarse delante de ellos. Ella se quedó mirándolos. de lycra que se me pegaba al cuerpo. puesto que sus jugos la delataban al tener la parte del pantalón que estaba en contacto con su potorro totalmente mojado. No tardó nada en correrse. y no tendría más de 20 ó 25 años. de color blanco que tiene un taconazo de 18 cm. que estaba caliente como una perra de lo golfa en que se estaba convirtiendo. ellos .

tableada y rematada con un tul negro de puntilla que le daba un aíre más pícaro. para que resaltara más si cabe su cara de come pollas. bueno vestida por decir algo porque era tan poca la ropa que llevaba que además de mi. No daba crédito. atado por delante y por detrás con cuerdas. En fin que fue una cena muy. su tetas que por momentos parecían quererse salir de aquel apretado corpiño. sin tabúes y sobre todo que coincidíamos en los gustos. Como mi mujer había cambiado en unos días. Los ojos los llevaba muy pintados. En Los pies llevaba unas medias de red blanca solamente hasta los tobillos. Se levanto al WC varias veces y nos deleitó a todos lo comensales con su provocativo meneo de caderas mientras la minifalda volaba de lado a lado de su piernas dejándonos ver sus morbosas nalgas. Me di cuenta por la cara del camarero y de algunos clientes que estaban cerca de mí. Si amigos míos. con exceso de rimel y las pestañas eran postizas y muy largas. Enseguida me di cuenta y me fui cuanto antes al restaurante no sea que me pillase y jodiese la noche. como si me leyese el pensamiento. tipo escocesa de cuadros negros y rojos. si. ingenuamente.. En el cuello llevaba una cinta roja ajustada lo que le daba un aíre de fulana que me ponía caliente. muy puta y muy guarra con un marido chulo. Llevaba una minifalda extra corta. Además la muy puta se me había presentado con dos coletas que ya no había lugar a dudar que mi querida esposa era toda una puta calienta poyas. si me gustaba o no. Me besó como si fuese mi perra viciosa y me espetó delante de todos “¿te gusta tu Putita?”. Después de varias cervezas y de reservar una mesa llegó ella. por lo menos medían de 18 a 22 cm. pensé yo. y aunque no lo hubiese hecho y no hubiese mesa seguro que aquel camarero que la miraba con ojos desorbitados se hubiese buscado la vida para que semejante belleza se quedase en ese restaurante para poder seguir disfrutando de ella. creo que todos los tíos que había en el restaurante estaban con la polla tiesa y deseando de follarse a aquel pedazo de putón. pero ese remate de puntilla disimulaba un poco tanta carne. Los pasos los tenía que dar muy cortitos para no caerse. Me giré y ya tenía su boca en mis labios. Je. allí estaba ella vestida de colegiala. No se me ocurrió pensar que posiblemente se estaba arreglando concienzudamente de una manera sexy y provocativa para mi. incluso me vieron y con el gesto del dedo índice hacia arriba y con un guiño de ojo me dieron el visto bueno a la faena de al terraza. Evidentemente solamente le tapaba la mitad de sus nalgas. estaba completamente de puntillas. de tal forma que le hacia una cintura de avispa. pero ella le daba una gracia al movimiento que parecía una gatita en celo mostrando su cola. Cenamos. al igual que los labios. con la cara de viciosa que tiene yo no sabía si iba aguantar toda la noche sin tirármela allí mismo delante de todos. sus tetas parecían que iban a explotar si respiraba más fuerte de lo normal.lo hicieron detrás de mí. Por mi cabeza pasaron muchas cosas rápidamente pero lo más importante era que estábamos disfrutando los dos del sexo gracias a que habíamos liberado nuestras mentes. La guarra de ella se sonrió y besándome en lo labios me dijo si ya había reservado mesa. Por detrás dejaba al aíre casi toda la espalda y por delante le hacía un escote exageradamente voluptuoso. porque entre lo que se podía ver y lo que se dejaba a la imaginación podía uno pensar que no llevaba nada debajo. Las uñas tanto de los pies como las manos las llevaba pintadas de negro brillante. apenas podía caminar. además. Estaba impresionante. vicioso y putero. enfundadas en unas sandalias de charol negras. En la parte de arriba llevaba un corpiño de charol negro. dejando ver sus lindas piernas. pero que . remarcando el reborde con rojo intenso. Ella. Ella se pasó todo el rato provocando. se dio una vuelta sobre si misma y mirándome a los ojos me volvió a preguntar. Evidentemente al girarse la minifalda cogió vuelo y nos enseño a todos lo bonito que tenía trasero y lo depiladito que llevaba el coño. de tiras finas y con un taconazo de aguja exagerado. Dentro de ella se escondía una mujer exhibicionista. Ella sabía que la mirábamos y se recreaba exhibiéndose. durante 2 horas largas fuimos atendidos por diferentes camareros que se mataban por ver a la guarra de mi mujer. Mientras tomábamos unas cañas la observaba.

Mi mujer fue al que más calentó en toda la noche. Mi mujer estaba muy caliente. fóllame aquí. Le eché mano al coño y estaba encharcado. Que él iba casi siempre al cierre y que si íbamos nos acompañaba para enseñárnoslo. mezclado con sus jugos. métemela ya. Así lo hice. Podéis imaginaros como iba con todo lo que llevábamos de marcha. yo hubiese hecho los mismo.métemela dentro. Serían ya más de las 2 de la madrugada y nada más entrar mi mujer fue agasajada por uno chicos. La verdad. El caso es que después de tomarnos un cubata en ese local nos metimos en una discoteca. como a una guarra. ella me metió en uno de los que tienen puerta y allí si mediar palabra me cogió la mano y me la llevó a su encharcado chochete. En cuanto entré ella me empujó hacia adentro y aunque había dos chicos orinando en los de de pie. ummmmmmm. le resbala por los muslos.muy caliente. No tardó nada en correrse. Estaba muy caliente y tuvo que meterse el dorso de la mano en la boca para apagar sus aullidos de placer. Era un lago. Imagino que algunos de los que salieron del WC comentaron lo que pasaba dentro y el tío con el que entró se asqueó de esperar o se pensó que otro se le había adelantado. quiero correrme como una perra. la perra de ella echaba jugos que daba gusto.vámonos para el hotel que quiero que tú y los vecinos me folleis hasta que me salga leche . Pasar un día así es una pasada. -Fóllame…. Yo tenía la polla que me dolía de lo que me apretaba el pantalón y ella estaba muy pero que muy caliente. Con una sonrisa en los labios le contestó que tal vez iríamos y meneando su trasero salimos de allí mientras todos nos la follábamos con los ojos. que fuera había un tío que la estaba esperando y que se lo iba a traer al servicio para que le comiera el coño y se lo dejase súper limpio. ummmmmmmm. so Cabrón. apoyaba sus manos en la pared mientras ponía el culo en pompa que con los taconazos que llevaba se lo dejaba más alto que mi polla. Nada más verme ir hacia los servicios ella le dijo al otro que enseguida volvía que tenía que orinar. Ella me daba la espalda. estoy muy caliente. es increíble como tienes las pelotas de lo cachondo que vas y más ella que enseguida me dijo al oído ” cariño. pero no hubo suerte. Se la metí sin contemplaciones. nada más apoyar mis dedos estos se hundieron dentro. aunque si había alguien fuera podía saber perfectamente que la muy puta estaba corriéndose de gusto. Yo tampoco aguanté más y le llené todo el chocho de mi leche caliente. ummmmmmmmmmm”. Ella a cambio le haría una buena mamada. los vecinitos de la tarde que se habían pajeado mientras ella se exhibió y corrió delante de ellos. Nos invitaron a varios chupitos y ya no sabían que hacer para retenernos más. Cuando salimos de allí eran casi la una de la madrugada. Dando un paseo nos dirigimos hacia la zona de los Pub y discotecas cuando en una de estas me dijo “entra en ese local y cuando me veas entrar te vas al WC”. menuda cerda. todo abierto rezumando un líquido blanquecino. Lo tenía loco y el chaval no sabía como hacer para tirársela. resbalaron en su interior sacándole un gemido mientras me mordía la oreja y me suplicaba como una perra en celo. Yo también estaba que iba a explotar. ahhhhhhhhhhhhhh. por lo que yo agarrándola de las caderas podía follármela a placer. Le echó huevos pero mi mujer tenía otros planes. a los 10 minutos de entrar yo lo hacía ella acompañada de alguno que la había visto en la calle y quería ligársela. En cuanto la sintió. Cada vez que se levantó al WC dejaba el asiento mojado y si te fijabas en la parte interna de sus muslos se le notaba el brillo de los líquidos que resbalaban entre ellos. Desde mi posición podía verle el coño. Uno de los camareros se atrevió a decirnos que había un Pub cercano en el que se podía tomar una copita a gusto. menudo pedazo de putón que tenía por mujer. como así fue luego al salir. ella misma se sacó mi polla y agachándose delante de mí me limpió la polla con su boca como si en ello le fuese la vida. necesito pollas…. Joder. Realmente estaba salida. Enseguida me quitó la mano y me dijo que no le limpiase. metiéndome la lengua por todos mis recovecos de la boca mientras se mezclaban nuestras salivas y los restos de mi corrida. Se levantó y me besó guarramente. apenas un minuto o dos. yo quería ver si aquello era verdad. Que guarra estaba. siiiiiiii…dame tu polla hijoputa.

que se la iban a tirar con mi consentimiento. no sabrían que íbamos a hacer. no me dio tiempo a moverme.quiero mamarlas y que me folleis como a una puta”. Chupaba con tantas ganas que los muchachos no le aguantaron nada y enseguida comenzaron a echar chorros de leche en su cara y boca. Ella seguía mamándoles hasta no dejar ni una sola gota en sus pollas. Justo antes de llegar al hotel conseguimos hacerles entender que entraran ellos primero y que luego lo haríamos nosotros. que le diésemos polla.. Muy altos. Pensé que algún cliente del hotel se había quejado de la escandalera de mi mujer y que alguno de recepción venía a llamarnos la atención. enseguida se acerco a uno de los chicos le dio un morreo que le limpió todos los dientes mientras con su mano derecha le sobaba el paquete. Todo ocurrió muy rápido y ya estaba ella abrazada a la cintura por dos de ellos.Bueno que se pusieron cachondos y se apuntaron a la fiesta. Les hicimos entender que les esperábamos en nuestra habitación. La escena era de lo más morbosa. Darme pollas…soy vuestra puta…follarmeeeeeeeee. que le habían metido mano. evidentemente estos dos últimos eran origen árabe y se les veía dos chavales curtidos. . No quiero extenderme. Mi mujer estaba en la cama de rodillas. No aguanté y me corrí en su coño dejándola toda pringada. cayendo un hilillo blanco de esperma a la moqueta. que si era una calentorra…. se frotaban el paquete. nos los meneábamos mientras mirábamos a la puta de mi mujer como nos insultaba y nos pedía que la follásemos. ella los tomó con la mano y se los llevó a la boca chupándolos como ella solo sabe hacer. los otros dos que estaban con Eric y Jon. estaban tan salidos que daban unas voces de escándalo.etc…. Además los chavales. ofrecido hacia nosotros tres. que con esas coletas y el maquillaje que llevaba le daban un toque guarro y vicioso. Se llamaban Jony. Abdul y Karim. y eso que solamente eran dos. Su culo en pompa. 1. Ella se dejaba y se notaba que estaba muy caliente. que se iba a dejar follar por toldos sus agujeros hasta no aguantar más. Así lo hicimos y no acabábamos de entrar cuando tocaron a la puerta. Nosotros tres estábamos desnudos de cintura para abajo y teníamos nuestros rabos en la mano.90 o más musculosos y con una pollas impresionantes. No me dio tiempo ni de acercarme a la puerta. De esta forma por lo menos. Así estábamos cuando tocaron nuevamente a la puerta. Se conoce que al llegar al hotel y cuando nos separamos para entrar. y tres más que por lo que luego supe conocieron en la discoteca y que eran del mismo lugar que ellos. abrió de par en par y allí había cinco chavales más. Eric. Eran Eric y Jon. las piernas muy abiertas y chorreándole semen por el coño. solamente os diré que la juerga duró hasta casi la hora de cenar del día . mamándolas como una perra en celo. En el camino al hotel la estuvimos metiendo mano por todos lados. Eric les avisó por el móvil diciéndoles que estaban con la guarra de mi mujer. con la cara llena de semen apoyada en el suelo. Ellos no entendían nada de lo que decíamos pero solo de verla y oírle decir puta. se agachó delante de ellos y sacándoles sus pollas se las metió alternativamente en la boca. Cuando otro de lo chavales quiso morrearla. que si estaba salida perdida. los dos chicos anteriores.por la orejas…”. mientras con la lengua haciendo bulto en su boca y con el puño cerrado como si tuviese algo dentro les hacia el gesto de mamar vergas y les decía a ellos y a mi ” quiero vuestras pollas…. ni siquiera para no dejar ver lo que había dentro o de taparme la polla. hizo un gesto de sorpresa y los sacó pringados de un líquido pegajoso. Nada más entrar mi esposa los recibió con un buen morreo a los dos.Quiero más…cabrones…follarme más. ella se abrazó a su cuello y mientras le hablaba al oído él no dejaba de masajearla las tetas por encima del corpiño mientras que el que acababa de besar le sobaba las nalgas por debajo de la mini y le metía los dedos en el coño. guarra y otras obscenidades.. Me miraba y se relamía de gusto mientras me decía que iba a saber lo puta y guarra que era. que se llamaban Saul y Jonatan. en recepción.Le guiñé un ojo y le dije que lo estaba deseando.

y a mi también. solos mi mujer y yo pedimos algo para cenar y mientras nos besábamos y nos acariciábamos románticamente. Al día siguiente nos marchamos del hotel y comenzó una nueva vida para nosotros. uno tras otro y sobre todo como la fueron llenando de leche. Yo no pude tantos. nada. le eche cuatro y luego estuve pajéandome mientras miraba el espectáculo. caer en la rutina y acabar mal. lo que no sabía yo era el vicio de mi señora puta. Ya a la hora de cenar nos despedimos de ellos.siguiente. a ella le gustaría saber que opináis. Mientras a los otros dos se las pajeaba con sendas manos. Espero vuestros comentarios. Espero que os haya gustado. jejejeje. os podéis imaginar que no me aburro. se ha vuelto muy guarra y se pasa el día caliente pensando en que historia montar para disfrutar a tope los dos. ella se sentó en su polla metiéndosela por el culo dándole la espalda. Durante todo ese tiempo solamente paramos para comer algo. No se cuantas veces se corrió pero si se que cada uno le echó por lo menos siete u ocho polvos. Eric se tumbó en el suelo boca arriba. nada. nada. que previamente habíamos encargado en el mismo hotel y vitaminarnos con alguna bebida. Aquellos chavales tenían una potencia increíble. Ella es una grandísima puta. yo estoy en la gloria con una mujer así. diciéndonos que nos queríamos. Karim y Jon se la metieron a la vez en el coño y Abdul y Jony se la metieron en su boca. El resto del tiempo estuvimos follándonos a mi mujer por todos sus agujeros. que nos gustaba nuestra nueva vida y que aquello debía de continuar así para que no nos pasase lo de antes. Esa escena la tengo grabada en vídeo porque era alucinante ver como la follaban y ella no paraba de tener orgasmos. Nos la follamos de uno en uno. de tres en tres y hasta consiguieron en una ocasión follársela los siete chavales a la vez mientras yo me pajeaba. Esto ocurrió hace unos tres meses y vivimos las fantasías sexuales a flor de piel. .

Joaquín hace lo propio.. Lo acaricio suavemente. Noto su cuerpo pegado al mío. sin esperarlo. sobre las manos de Joaquín. con ambas manos. mi espalda. Paso mis manos por detrás. escucho su respiración entrecortarse de placer. no sé que me espera.. Delante nuestro. del placer que Joaquín me proporciona con sus manos. con una prometedora erección restregándose por mis nalgas. dejando al aire todo su ariete. hasta apresar mis pechos. sin un gramo de grasa en el cuerpo. escucho a Joaquín llamar a la puerta. La promesa de hacer realidad una de mis fantasías sexuales me ha dejado en ascuas. . se acerca hasta pegarse a mi cuerpo. se introducen bajo mi tanga y juegan por mi ingle. subiendo y bajando. llevo todo el día excitada. Samu se llama y hace año y medio que vino desde Camerún.. y Joaquín sigue acariciándome. el negro empieza a desnudarse. pero no imaginaba tenerlo ahora delante. Creo que ninguna se ha dado cuenta que me he quedado la última queriendo. Sus manos recorren mi vientre. Sus pantalones caen al suelo. abrazándolo y acariciando su duro trasero. y ante mi gesto afirmativo. rodeando mis labios. todavía no erecto. Me quedo de pie esperándolo. No estamos solos. agachándose a medida que lo hace. mi cintura. con excepción del tanga y todo mi cuerpo está todavía sudado del partido. mis nalgas. dejando que mis senos queden a la vista de su amigo. Su lengua empieza a jugar por mi nuca. Mis manos suben hasta mis pechos. ese Dios de ébano sigue desnudándose. como sus manos rodean mi cintura. Estoy terminando de desnudarme cuando. Estoy a mil. alto. Se acerca a mí. Aparto mis manos de las de Joaquín y las dejo caer en acto de sumisión. según lo acordado en la oficina. acariciándome las nalgas con una mano y los pechos con otra. Me lo presenta. De unos 35 años. Se abre la puerta y escucho como entra.Sexo En La Ducha por Fati el 07-07-2008 Al final me quedo sola en el vestuario. dejándole tan solo con un slip que no puede ocultar toda su hombría. bajan raudas a acariciar el miembro que se apoya sobre mi vientre. con sus dedos. Lo había visto rondar alrededor de la cancha de juego. Joaquín se aparta de detrás de mí. pellizcándome con deleite mis duros pezones mientras nos vamos dando la vuelta. aprovecho para apartarme de Samu y dirigirme a las duchas. Noto como se acerca. He disimulado ante mis compañeras hablando sin parar del partido de basket que acabamos de jugar los de la oficina. acercándose a mí. Mis manos. tratando de ocultar mi desnudez en un acto reflejo. Quito el pestillo de la puerta y me vuelvo hacia dentro. explorándome. El viene junto a mí. Sus labios recorren mi espalda y no puedo contener un gemido placentero a la vez que el vello del cuerpo se me eriza.. Sus manos rápidamente acarician mis pechos. mientras nos besamos con pasión. su lengua entra impulsiva entre mis labios. sus manos me acarician. abrazado a mi cintura. Lo contemplo con los ojos medio cerrados de placer. Es un hombre de color. Se la perspectiva que tiene de mí. noto su excitación bajo sus pantalones. Estoy muy excitada. Me gusta. sé que le gusta. musculoso. Un negro descomunal. Me pregunta si me gusta su regalo. Nos besamos con pasión. Me acaricia. Quedo de frente a la puerta y abro los ojos. Contemplo extasiada como también el slip cae entre sus piernas. Delante de mí. Se quita la camiseta y contemplo extasiada su torso potente y atlético. deleitándose. me lo ha demostrado tantas veces. subiendo. Voy desnuda. contemplando la escena con una sonrisa lujuriosa y unos ojos llenos de deseo veo la sorpresa que me tenía reservada Joaquín. Empieza a bajarme el tanga.

Ahora mientras lo recuerdo para escribirlo. Solo recuerdo la caja de preservativos acabó vacía en la basura mientras me vestía. Nos besamos con pasión mientras su pene busca mi entrada. mi cuello.. creciendo mientras el agua tibia recorre nuestros cuerpos. solo un placer que me envolvía por completo. mis nalgas. no sé si para el segundo o para el tercer asalto o para el que fuese. mi vientre. sus penes entre mis manos. deshaciendo con su lengua el camino que antes había bajado. en la cena de empresa que esa misma noche se celebraba para recibir las vacaciones. Sus besos en mi nuca. Buscando el camino mientras Samu me está volviendo loca de placer. Nos metemos bajo el agua y nos abrazamos. dejando que el agua caiga sobre mis pechos y baje hasta Samu. Me abandono al placer que me proporcionan. Noto como entra. Joaquín está de pie. masturbándose mientras me sonríe.. besándome de nuevo. su respiración en mi cuello. para recorrerme de arriba abajo. Noto ahora como su pene se apoya en mi entrada. Mis gemidos aumentan de intensidad.. se recrean con mis senos. succionando mis pezones mientras sus manos aprisionan apasionadamente mis pechos.. estoy muy excitada y el primer orgasmo no tarda en llegar. todavía recuerdo su lengua. el pene tremendo de Samu y los sabios dedos de Joaquín en mi ano. mis labios y mi boca saboreando sus sexos. se acerca. temblorosas. sus palabras obscenas pero encantadoras.. Miro a la puerta de las duchas. Espero que os haya gustado tanto como a mí me gustó .. reanimándolos. solo puedo rememorar momentos aislados de placer. Ahh. Y me abandono al placer que ambos me proporcionan. me vuelve loca. tres cuerpos frotándose. Y también recuerdo como se me torcían las piernas. Sus labios abandonan los míos. en una sobredosis de lujuria como nunca había conocido. Joaquín se iba de vacaciones y no volví a verlo en casi un mes. Me agarro a su espalda. Sus manos recorren mi espalda. Me derrito de placer.buscando mi lengua. penetrándome... larga y puntiaguda. empieza a mover sus caderas y vuelvo a notar a Joaquín detrás de mí. mientras las mías hacen lo mismo por su espalda y sus nalgas. excitándome de nuevo. apretando mi vientre. Prácticamente no recuerdo aquel momento. contemplándome excitado. lubricándome. apoyo mi espalda contra la pared. Total. Es fantástico. mi ombligo. Cuando lo tengo de pie. Rodea y juega con mi sexo antes de introducirse en mi intimidad. nuevamente preparados.. Sus labios recorren mi cara. Y bueno. Su miembro se frota contra mi vientre. acariciándome las nalgas. como se abre camino. noto su verga en todo su poder. esta fue mi gran experiencia del verano. acariciando la entrada de mi ano.. apretándome contra él a medida que su sexo entra poco a poco en mi vagina. Mi semental negro vuelve a levantarse. Sigue bajando. Mmm... Pero me dejó esta gran experiencia como recuerdo.

llego hasta tu ombligo y allí disfruto de tu piel. apenas te toco y sientes cómo estoy de duro sobre tu pubis. firmes. con un tamaño que enloquece y mi falo está grande. despacio. adentro y . con unos pezones duros y deseosos de mis labios. veo también tu culito y allí apoyo mi lengua primero. primero te levanto el top que llevas puesto y ante mí se descubren los imponentes pechos que tienes mirando el sol.. deseoso. Comienzo a ocuparme de tu cuerpo. dormida plácidamente.Atada De Manos por Fati el 07-07-2008 Allí estabas. mis manos en tus ingles los separan y ante mi aparece en todo su esplendor una hermosa vagina. sólo gozarás. Te estoy haciendo el amor con mi lengua y estás a punto de correrte. tendida sobre tu cama boca arriba. lo que demostraba que soñabas algo placentero. que se eriza cada vez más. te lo abro y mientras mi lengua te penetra de a poco mis dedos se hacen de tu clítoris.. Allí estoy un largo rato hasta que mi lengua se coloca entre tus dos tetas y comienza el recorrido hacia abajo. que chorrea. Aún un poco dormida me tiendes tus brazos y me abrazas en un largo y profundo beso. sientes cómo pasa despacio primero doy unas vueltas en torno a tus pechos y sientes la humedad en ellos. Mi lengua recorre tus labios y tiro un poco de ellos con los míos... sientes cómo mi lengua te lo rodea y lo humedece. empujo un poquito y luego subo. y eso te gusta. yo siento cómo se pone aún más duro. arriba y abajo. Y tus tetas son un placer. que está duro. me acerco y mis labios pellizcan uno de tus pezones.. pero antes te doy en pequeño beso en el monte y ahí siento tu calor. pero el primero no lo abandono.. Suavemente me pongo en cuclillas sobre ti. quién sabe por dónde andaría tu imaginación en ese momento. con una sonrisa en los labios. Ahora separo tus piernas y te ato por los tobillos a las patas de la cama. sobre tu vientre... mientras mis dedos lo hacen en tus labios. muy despacio. Muy despacio me acerco hasta tu boca y apoyo levemente mis labios lo que te provoca tu leve cosquilleo y abres los ojos.. justo ahí sientes un pañuelo de seda sobre tus muñecas y te das cuenta de mi intención. un olor que excita. te gusta estar a punto y detenerte. Hasta que llego a tu agujerito y mi lengua juega allí. voy a hacerte mía sin que puedas moverte.. puedes sentirlo sobre tu panza. siento que te gusta. mientras te beso apasionadamente. y vuelvo al medio y bajo. mi lengua en tu boca buscándote con intensidad. lo tengo en mi mano. pero sin quitarte movilidad en las piernas. mi otra mano se entretiene en tu boca mientras juegas con mis dedos. Te tomo de las manos las llevo por encima de tu cabeza. un olor a mujer que penetra los sentidos y tu gimes. lo tironeo lo masajeo con mi lengua y tu respiración aumenta de ritmo... tu pecho se infla cada vez más y unos pequeños gemidos escapan de tu boca. jugueteo con él. casi acabas y al momento saco mi lengua. bajo hasta tus primeros pelos y ya siento tu olor.. con lo que aún puedes moverlas y flexionarlas a tu gusto. grande. Comienzo otra vez. Ahora es el turno del otro.. todo tu pecho en una mano y el otro en mi boca. sintiendo tu calor y tu líquido que ha ido bajando y sabe muy rico. Luego de atarte las manos recorro con mis dedos los costados de tu cuerpo hasta llegar a la pequeña tanga que llevas puesta y muy suavemente te la quito.

. Exhaustos los dos nos dormitamos llenos de placer . hasta el mando. La saco y la apoyo sobre tu culito y allí tu placer es inmenso.. Desenfrenadamente cabalgamos y a cada embestida sientes cómo se hincha dentro tuyo. grande... ves mi mirada perdida de lujuria y mi deseo. movimientos lentos que nos permiten sentir cada milímetro de nuestros sexos y mirarnos a los ojos. sientes cómo estoy en la puerta y de golpe. dura. fuera de ti... con deseo.. sientes como voy a descargar todo dentro tuyo y sientes el orgasmo que viene otra vez desde bien adentro tuyo y justo en ese momento sientes el chorro de leche caliente que te inunda y no aguantas ya y te corres tu también. ahora te mueves siguiendo a mi lengua y a mis dedos. más.. gimes y gritas de placer. mientras mis huevos te tocan. Y vuelvo a tu chichi. de una sola estocada sientes cómo entré. la dejo dentro unos instantes. con pasión. Adentro.. yo la penetro primero sólo la cabeza. tu clítoris está a mil. Ahora has flexionado tus rodillas y me das toda tu conchita para que la haga mía.. la sientes bien adentro. tanto placer nos damos que parece que no pudiese estar ocurriendo... estás a punto y sientes cómo el orgasmo sale de adentro y me llenas de tu miel.. ya has tenido tres orgasmos y no lo puedes creer. saco mi lengua y tu nuevo orgasmo no lo puedes controlar acabas en mis manos. pero como eres virgen sólo hago un poco de fuerza para que disfrutes de la sensación. Sientes cómo entro y salgo y mis movimientos están acompañados por los tuyos. Seguimos cabalgando un rato más. ahora quieto cabalgarte y lo hago despacio. cada vez más rápido. bien adentro la sientes y la saco toda hasta que mi cabeza queda en tu entrada y nuevamente de una estocada salvaje y gemimos juntos de placer.afuera con mi lengua y mis dedos en tu chochito. la sientes. estás extasiada. la siento en mi lengua. más. ves también como hay gotitas sobre mi pene deseoso de penetrarte y a eso voy.. disfrutando de los estertores de nuestros orgasmos y me tiendo sobre ti. Pero sigo y tú no te detienes. y ahí te corres. Poco a poco vamos aumentando nuestro ritmo. en mis labios.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful